Boletín ACSRR nº 70 Año 2021

Page 1


Boletín Acsrr nº 70 Año 2021 Editorial

3

Latidos de un pueblo

4

Resumen Asamblea 2021

5

Conozcamos nuestra habla

6

Un poco de historia

8

Rincosalud

10

Curiosidades del teatro

11

Opinión

12

Rincopedagogía

15

Rincón infantil

16

El Dardo

18

Whatsapp de la ACSRR Si quieres recibir información de la ACSRR, guarda en tus contactos nuestro número de móvil 0034 699 69 36 40 y envíanos un mensaje para comunicarnos que quieres formar parte de la lista de difusión de la ACSRR. Como no es un grupo, ninguna persona podrá visualizar tu móvil.

La ACSRR no se hace responsable de las opiniones aquí expresadas por las personas colaboradoras. Es nuestro deber procurar la igualdad y la libertad de expresión, así como la información y la independencia, siempre y cuando no se falte el respeto a las personas. Dirección y Diseño: Rubén Poza Mari Luci Tortajada Redacción: Sahylí Antón Tamara Domínguez Rosa Giner José Lázaro Adolfo Pastor Alicia Pérez Rubén Poza Mari Luci Tortajada


Por Rubén Poza ¡Buenas, familia rinconera! Por fin volvemos a reunirnos todos juntos en papel, ahora que parece que la pandemia ya nos va dejando algo de libertad y las vacunas parecen lograr su efecto. Poco a poco vamos volviendo a la normalidad que tanto anhelábamos. Independientemente de las fechas a las que nos acercamos, que de por sí invitan a la reunión, personalmente deseo y pido que pronto, muy pronto, podamos volver a disfrutar del interior de nuestro local. Quién no recuerda y a la vez, desearía volver a estar cerca de esa estufa que, desde hace tantísimos años, invierno tras invierno, sale de su escondite para calentarnos y darnos cobijo en el frío invierno. Quién me iba a decir a mí y supongo que a muchos de vosotros, que llegaríamos a echar de menos a ese hierro echa humos…, quién me iba a decir que echaría tanto de menos volver a pasar frío mientras por las calles y pidiendo los aguinaldos, quien me iba a mí a decir que echaría de menos hasta las broncas que al final tanto nos unen. Esta maldita pandemia nos ha dejado muchas cosas y prácticamente ninguna buena, pero la que más me vale es hacerme entender lo mucho que os echo de menos a TODOS y a TODAS. Lo pongo en mayúsculas porque dentro de este TODAS y TODOS estás tú, y tú y también tú, aunque no te lo creas. Y si se me permite, para este año que viene voy a pedir que nuestra pista vuelva a engalanarse de alegrías, de bailes, de guiñote y de birlos, de susurros y de nuevos amores, que vuelva a ser la cuna de nuestras fiestas y que podamos irnos a dormir arropados por nuestros fantásticos actores y actrices, pequeños y grandes, grandes y pequeños… Éste y estar de nuevo con TOD@S es mi gran deseo para este 2022. Gracias a TOD@S por seguir ahí.

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021

3


Por Mari Luci Tortajada Después de un año de pandemia, seguimos en este momento tan peculiar, por llamarlo de alguna forma. Como siempre, este apartado trae alegrías y penas, es agridulce, pero es ley de vida, y hay que seguir adelante.

Nacimientos Empezamos el 22 de enero con Yeray, hijo de Iván y Mónica, nieto de Carol, bisnieto de María José Sánchez. En marzo nació Víctor, hijo de Dani y Claudia el día 15 de marzo, nieto de Luci y Baltasar. A finales de mayo llegaba al mundo Manuela, hija de Lucía y Marc, nieto de Isabel y Toni, concretamente el día 28. El mes de julio vino con fuerza: tres bebés nacieron este mes: el día 11 David, hijo de Raúl y Sonia ; el día 22 Flavia, hija de Nicola y Giulia; y el día 31 Iris, hija de Marta y Miguel. Ya en noviembre, el día 19 nacía Mía, hija de Bea y Carlos, nieta de Margarita y Abilio. Enhorabuena a estas nuevas familias, que demuestran que hay que seguir adelante, a pesar de las complicaciones que surgen en la vida, y que aseguran nuevos retoños para ver por nuestras Rinconadas.

4

Para mantener esta sección al día, necesitamos tu colaboración. Si tienes noticia de algún nacimiento, boda o defunción, puedes enviarla por whatsapp al teléfono de la ACSRR: 699693640 y así podremos incorporarlo en su apartado. ¡Muchas gracias por tu colaboración!

Defunciones Por falta de conocimiento, no pudimos mencionar a Merceditas, hija de Mercedes y Porfirio, hermana de José Antonio y Emiliano, que falleció el 22 de septiembre de 2020. Nada más comenzar el año nuevo, nos dejaba Rosa Moya, la del tío Ángel, el día 10 de enero. Seguidamente, fallecía Carmen, mujer de Manolo y nuera de la tía Teodosia, el día 13 de enero. En febrero, también muy seguidos, nos dejaban Elías Moya, marido de la tía Josefa, el día 24, y Manolo Domínguez, marido de María Rosa de Cambrils, el día 28. Ya en mayo, el día 8, nos dejaba Margarita, mujer de Samuel. Y a finales de julio, fallecía Maribel Domínguez, hermana de Gerardo, Manolo y Nicolás. Nuestro más sincero pésame a las familias, amistades y personas allegadas.

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021

Descansen en paz


En Las Rinconadas, a 15 de agosto de 2021, a las 11:00 horas se convoca la Asamblea General Ordinaria de la Asociación Cultural Social Recreativa Rinconadas (A.C.S.R.R.), pero al no haber quórum se espera la segunda convocatoria a las 11:30 horas. Se inicia la Asamblea con la presencia de 29 personas asociadas y el siguiente Orden del Día: 1) Lectura y aprobación del acta de la Asamblea del año 2019, que queda aprobada por unanimidad. 2) Lectura y aprobación de las cuentas del ejercicio 2019, que quedan aprobadas por unanimidad. 3) Lectura y aprobación de las cuentas del ejercicio 2020, que se aprueban por unanimidad. 4) Lectura y aprobación del acta electoral y la nueva Junta Directiva Tras los resultados obtenidos en las elecciones del 2021, la Junta Directiva queda compuesta por: Presidencia: Rubén Poza Antón Vicepresidencia: Abigail García Pérez Secretaría: Mari Luci Tortajada Pastor Vicesecretaría: Sahylí Antón Sánchez Tesorería: Luis Tortajada Pastor Vicetesorería: Anabel Martínez Pérez A continuación, el presidente explica que en la nueva junta se han mantenido los mismos miembros que había hace dos años, ya que algunas personas no han podido estrenarse por motivo de la pandemia. Se aprueba por unanimidad la nueva Junta Directiva. 5) Semana Cultural 2022: si la pandemia lo permite, la Junta Directiva propone del sábado 6 al domingo 14 de agosto, que se aprueba por unanimidad con la siguiente distribución: sábado 6, verbena; orquesta más buena entre semana; viernes 12, teatro infantil y juvenil y playbacks; sábado 13, misa y procesión, teatro y disco-móvil por la noche. 6) Propuestas de la junta: se propone una revisión y actualización de los Estatutos, para que se recoja la manera de actuar en situaciones como la pandemia, por ejemplo, así como la redacción de una normativa sobre elecciones en las que queden recogidos los siguientes puntos: - Que las personas mayores de 65 años puedan quedar exentas de estar en la mesa electoral, si así lo deciden. - Que las personas que ya han participado en la mesa electoral de la convocatoria inmediatamente anterior estén exentas. - Que las personas pueden ejercer su derecho al voto ese mismo año, siempre que se hayan hecho socias antes de la Semana Cultural de ese año. 7) Revisión de Comisiones Se procede a la revisión de comisiones, pero debido a la no actividad de éstas en los últimos años, no hay ningún alta ni baja. 8) Ruegos y preguntas Una socia propone poner uno o varios ventiladores en la pista del local para poderlos usar durante las actividades que se realicen en los días de mucho calor. Otro socio comenta que se podría añadir el voto telemático en las futuras convocatorias de elecciones. Se explica que no se puede llevar a cabo, dado que no hay manera de poder comprobar que la persona que esté ejerciendo el voto sea la persona con ese derecho y no otra en su nombre. El presidente propone mirar nuevas tarifas telefónicas para abaratar gastos en la factura, ya que actualmente se paga una tarifa muy elevada todos los meses y no da el servicio necesario para usar el wifi. Finalmente, otro socio comenta que se podría alargar el techado de la pista hasta el final, para aprovecharla mejor, se estudiará la propuesta. Se levanta la sesión a las 12:18 horas de la mañana.

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021

5


Por Adolfo Pastor Yute.- Yo creo que usábamos munchos sacos de yute, los que servían pa el trigo, un saco nueces, almendras, bajocas… pero yo no he sentío que le dijiéramos así. Saco y vale. La planta de ande salía el hilo del yute no la he visto nunca y creo que aquí no la sembrábamos, era parecía a la del cáñamo. Aquí había dos plantas, el cáñamo que se sembraba y el esparto que se cogía sin sembrar en el monte. Con el cáñamo se fabricaban alpargatas, el tío Jacinto; con el esparto, to lo que se nesecitaba, cuerdas, sogas, ramales, linios, acarriaeras, capazos, serones, sarrias… Pero los sacos de yute y las talegas de cáñamo no se fabricaban aquí sino en lugares ande había fábricas de tejer. En tiempos, seguramente sí, los antepasaos de los Martinillos eran tejedores, pero, poco a poco, desparecieron. Yo creo que ande las hicieron hasta no hace muncho, sobre to las talegas y también mantas de cáñamo, agora tampoco, fue en Arcos de las Salinas, ande íbamos a por sal y a comprar o cambiar las mantas, las talegas y otras telas.

6

Pos ya hemos llegao a la última letra del alfabeto o abecedario. La del zoquete y la zoqueta que no es lo mismo, la del zorro, la zorra y la zorreta, la de la zagala y el zagal y el zagalillo y la zagalilla… Zafrán.- En Las Rinconás, le quitamos la a y nos quedamos tan anchos porque estamos acostumbraos. Zafrán ya se cultiva mu poco – como de to, porque no hay quien lo haga, tos nos hemos ido – pero, cuando éramos pequeños, creo que había en casi toas las casas. Era un medio de recoger algún dinero, aunque pesa mu poco y pa tener unas onzas nesecitabas munchos kilos de rosa. Lo pior era ir a recoger la flor, la rosa del azafrán. Se tenía que hacer por las mañanas, antes de que saliera el sol. El relente mañanero del otoño te helaba las puntas de los deos y to el cuerpo. Las florecillas violáceas se extendían formando surcos sobre la tierra junto a las hojas verdes del espartillo que iban apareciendo hasta formar en franjas un manto verde, según pasaban los días. El güeco de la palma de la mano acariciaba los pétalos a la vez que con la punta de los dedos juntos hacia abajo apretabas la base, la cortabas y la echabas al cesto.

Vueltos a casa, toa la familia, amigas y vecinas, agüelos y muchachos – tamién había algún hombre, pero normalmente ellos marchaban a sus otras duras faenas – se dedicaban a sacar los estigmas, hilillos de color de fuego. La técnica era depurá. Con la izquierda, sujetabas la flor por su base, la girabas con el pulgar y el índice apretaos, a la vez que soplabas instintivamente los pétalos que se abrían, con la punta de los dedos de la mano derecha – es sabío que en aquella época los zurdos no abundaban, casi eran perseguíos también. En caso de haber una zurda supongo que lo haría al revés – sacabas los hilos y los echabas al tazón o cuenco preparao mientras arrojabas los pétalos al suelo. Después irán a la basura. Una flor y otra y otra hasta que no quedaba ni una sobre la mesa.

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021


Zagal, a.- Modo afectuoso de nombrar a un muchacho o una muchacha. Se le solía dicir zagal al muchacho que hacía los recaos a los que estaban trabajando en el campo, traer agua, llevar el hato a la sombra…y sobre to al aprendiz de pastor.

Cuando tenías suficientes, venía la faena de tostarlo. Se extendía un puñao de hilillos sobre la tela de un ziacillo boca abajo, que se colocaba sobre un montoncillo de ascuas, removiéndolos de vez en cuando y vigilando que no se pasara de tueste.

Zaica.- Surco artificial por ande corre la agua, generalmente pa trasportarla y llevarla ande se nesecita, pongamos pa regar o al molino pa mover la rueda y moler, o al batán o al salto pa hacer la luz o a la carpintería. Si la zaica era más grande se llamaba zaicón, por ejemplo pa llevar el agua al molino y si era más pequeña se llamaba calipuente, pa llevar la agua de la zaica principal al piazo que has de regar.

Acabaos tos estos pasos, se guardaba como oro en paño, esperando la visita de algún comprador, dejando, en un bote, el necesario pa la casa, pa la paella u otros guisos que lo requerían. Zafranar.- Era el campo del zafrán. Se iban hiciendo surcos, se sembraba la cebolla y se iban tapando como se hace cuando se siembra de esta manera cualquier semilla. No se notaba que allí hubiera na, como pasa con el trigo y tos los cereales, pero cuando empezaba a espuntar la rosa, tomaba un hermoso color morao. Pasaos los días, to el campo era verde por el espartillo.

Zaicón.- Zaica grande por ande va muncha agua porque se nesecita muncha, el zaicón del Molino, de tos los molinos, el zaicón de las Cuevas del Batán, que llevaba la agua a la turbina del tío Pepe.

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021

7


Algunas curiosidades históricas Por José Lázaro

8

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021


Boletín Acsrr nº 70 Año 2021

9


Mindfulness: adoptando la postura más cómoda Por Alicia Pérez

10

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021


Por Rosa Giner Se cree que los griegos fueron los primeros en representar teatro. Entre los siglos V-VI antes de Cristo y durante las fiestas dedicadas a Dionisio, dios del vino, los hombres cantaban, bailaban y se disfrazaban representando diversas historias. En este antiguo teatro, solo los hombres podían participar en las obras, los papeles femeninos eran interpretados por los hombres más jóvenes, debido a sus rasgos juveniles. En tiempos de Shakespeare (siglos XVI-XVII), las mujeres tenían prohibido actuar en el teatro. Así, en el teatro Isabelino, eran hombres jóvenes, aprendices que todavía no habían cambiado la voz, los que interpretaban los papeles femeninos. La presencia de las mujeres estaba prohibida y eran consideradas prostitutas. Con el paso del tiempo, las cosas fueron cambiando, aunque muy lentamente, pudiendo actuar las mujeres. En algunas partes, los hombres podían pagar un suplemento y se les concedía ver cómo se vestían las artistas. Al contrario que en Inglaterra, en España, Italia y Francia, en 1587, sí se les concedía acceder a actuar en los teatros, pero con estrictas condiciones: deberían estar casadas, ir acompañadas de sus maridos y vestir decorosamente.

“MUCHA MIERDA” antes de empezar una Obra de Teatro Aunque parezca una expresión vulgar, decir esta frase con alegría y firmeza, es desear a los actores: ¡Mucha suerte!, ¡Mucho éxito!, etc. El origen de esta conocida frase se debe buscar cuando, hace muchos años, la gente acudía al teatro en sus carruajes, tirados por caballos. Si la representación resultaba un éxito, las calles de los alrededores del teatro se llenaban de moñigos que iban dejando los caballos mientras sus dueños se entretenían comentando y disfrutando de la obra que habían presenciado. UNA “SUPERSTICIÓN” Se considera que trae mala suerte para la obra, si un actor va vestido de amarillo. El motivo de esta superstición es que el famoso dramaturgo Molière, que en una obra iba vestido de amarillo mientras estaba actuando, cayó repentinamente, desplomado, al suelo y murió sin que se pudiera hacer nada para reanimarlo. Aquello creó esta superstición. EL TEATRO ES UN ARTE Un arte que nos hace llorar, reír, cantar, bailar... Un arte que nos transporta, que nos conmueve, apoderándose de nuestros sentimientos, que es capaz de hacernos vivir muchas experiencias y que nos traslada, sin que podamos evitarlo, de un estado de sentimientos a otro, dejándonos entusiasmados, pero también indefensos como si fuésemos unas indefensas marionetas, bailando a la música que suena.

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021

11


Recuerdos y añoranzas Por Rosa Giner A veces, mi mente vuela por entre las nubes de mis vivencias y recuerdos... Llegué un verano llena de ilusión, deseosa de conocer aquellos maravillosos parajes de los que me hablaban... Pero, de pronto, me sentí transportada a otro inexplicable mundo... Pregunté por el baño y sí que lo había..."abajo, en la cuadra". ¿Cómo? ¿Han instalado un baño en la cuadra? ¡Sorpresa! No habían instalado ningún baño en la cuadra. Sí, sí que había una cuadra, y los machos, ¡pero no había baño alguno! Tampoco había agua. Bueno sí, agua había, pero teníamos que ir a buscarla a la fuente...y a fregar los platos a la acequia... (¡Cuántos virus tendría!) y a lavar la ropa, desplazándome hasta el río...y ducharse... también al río... Las calles eran de tierra y barrizal si llovía...la más llana de todas era un mar en las tormentas, la calle de las barcas... Médicos y farmacias...allá lejos... ¿Teléfono? Uno...y tenían que avisarte con mucha antelación... Luz... un candil y los hilillos de azafrán de una bombilla colgada en el techo. Las calles no muy limpias...no había vertedero... Han pasado muchos años...no puedo decir que todo sea una maravilla, aún faltan cosas y quizá sobran otras, pero ¿sabéis una cosa? Hemos aprendido a amar este trozo de tierra, este rincón de las hadas, este paisaje único e irremplazable que todos añoramos cuando de él nos alejamos...

12

Sus calles, antaño tan abandonadas, ahora están cuidadas, no se tiran papeles, se adornan con flores, incluso hay quien las adorna con auténticas virguerías con un trozo de madera y mucho arte... Queremos mejorar, luchar por unas Rinconadas mejor, pero siempre, siempre, recordar nuestro pasado. Las Rinconadas agradece especialmente a las personas que dedican generosamente su tiempo a embellecer nuestras calles...Sería maravilloso que todos hiciéramos lo mismo. Gracias, muchas gracias...

¿Hablamos de...? Está en todas partes, ahora aquí, ahora allí. Mira el cielo y sabe leerlo y adivinar si lloverá o si nevará... Subido a su bicicleta, con toda facilidad, se desplaza ágilmente y está al corriente de todo. Vigila el depósito del agua constantemente y avisa con su móvil cuando algo va mal... Este año, cuando la gran nevada, se dio cuenta que, en una casa, donde normalmente no habitan, había un escape y nadie tenía llave...avisó, pidió permiso y se decidió a entrar. Solucionó el problema y los dueños se lo agradecieron de corazón. Conoce a todos y no pasa desapercibido a nadie... Habla o se está en silencio, pero sus ojos expresan una persona con una inteligencia especial... Es respetado por toda la aldea y, con su pícara sonrisa, saluda a todos, sin necesidad de pronunciar palabras que seguramente muchos tendríamos que aprender a economizar como hace él. Gracias, majo.

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021


La unión de todos Por Adolfo Pastor Ya han pasado muchos años, fue en aquel ochenta y cuatro cuando empezamos a andar poco más de cuatro gatos.

Y, desde el primer momento, mes a mes y año tras año, nos pusimos en harina, sin parar y sin descanso.

Podríamos repasar muchísimas cosas buenas, cosas también regulares y cantidad de problemas.

Cartas a Cuenca, Toledo, Santa Cruz y Talayuelas, Diputación, Delegados, Gobernador y Asistenta.

Cuando empezamos las fiestas, no había el agua en las casas, la luz no tenía fuerza y las calles pena daban.

Visitas a todas partes, en invierno y en verano. Como no había Internet, telefoneadas a saco.

La fuente, cola diaria, la carretera era polvo, un teléfono en la aldea y no había consultorio.

Y aquel que lo quiera ver y compare cómo estamos, podrá ver con claridad, las mejoras que se han dado.

Es verdad que las verbenas eran goce y diversión, los concursos de poemas, el baile y la procesión.

La verdad es que ahora el baile y cualquier cosa que hagamos nos causa más diversión porque hemos mejorado.

Teatro, fútbol y birlos. guiñote, ajedrez y tracas, las despertás, la comida, los bolos y la petanca.

Y no pararemos nunca, pues todavía pensamos que podemos mejorar y seguiremos luchando.

Todo esto estaba muy bien, pero el goce pleno no era si tan llena de problemas continuaba la aldea.

Y lo tenemos muy claro: lo que conseguido hayamos no es fruto de una persona, es la unión quien nos lo ha dado. Aprendiz

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021

13


Aprendiz de Poeta ORCHOVA: LOS CHICO Sol de Agosto en lo más alto: los chiquillos chapotean en las aguas transparentes y cogen puros de aneas. Cortan los pequeños ríos y echan los peces al bote, cazan candiles, chicharras, culebras y saltamontes. Con las sargas hacen cestos, cruces hacen con las cañas, con los juncos molinetes, con hojas de caña, barcas. Cargados con su botín raudos vuelven a las casas, silencio canicular, los padres, frescos, descansan. Los muchachos no se cansan: cogen un piazo de pan, hacia el cerrito se marchan y otra vez vuelta a empezar. Ondulantes carreteras, puentes hechos de palotes transitan una y mil veces con botes hechos camiones. Cuando el sol ya va bajando, muy cerca de los corrales, construyen casas de cantos para guardar arraclanes. Y cuando llega la noche, nadie se aloja en las casas porque un tricornio en Teruel prohibió que se quedaran. En un pajar se acurrucan, cada cual con una manta, allá el cárabo en la umbría, acompaña los fantasmas.

14

CAMINO DE ORCHOVA

Renteros madrugadores, en su procesión diaria, con carros, machos y cabras, hacia Orchova van y tornan.

Los niños en los cujones o encima del carro duermen, las mujeres y los hombres sobre el macho se sostienen.

Al regresar van cansados, repletos carros y machos, arrastran con las albarcas sus pies de burras cargados.

Y cuando llegan a casa, aunque ni con su alma pueden, con el candil en la mano, han de aviar a las reses.

Un niño que hace de hombre, cabalga sobre su macho, sendos cestos de tomates del serón a cada lado.

Pasado el barranco Cañas, baja rodando una piedra del cerro ladera abajo, y el macho se espanta de ella.

El tordillo se encabrita, con los pelos erizados, el chiquillo y los tomates por el suelo van rodando.

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021


Por Tamara Domínguez Llegados a este mes, cerramos un año particularmente complejo. Un año volátil y variopinto donde el equilibrio de la vida, ese “todo te lo da, todo te lo quita” ha quedado clarividente al reflejo de mi retina. Un año en que mientras una persona daba a luz, otra se agarraba a la vida colgada de su quinto gotero de abraxane (quimioterapia); mientras otra, veía caer los cimientos de su economía hasta llegar a la bancarrota, otra salía de una depresión profunda donde no había visto ninguna luz en dos años; otra, lloraba a tres hijos que nunca llegaron a nacer a la par que, otra de más allí, partía al viaje más maravilloso de su vida. Creo que con todo este panorama, esta Navidad podemos regalarnos algo nuevo. Me gustaría que todos tomáramos consciencia de que los momentos malos son una realidad en todos nosotros y por ello, deberíamos tener presente una serie de ideas o pensamientos clave para desvanecer esa angustia que nos provoca pasar por un momento duro. Esta propuesta, sin ánimo de ser palabras o frases mágicas, solo pretende ayudar a tomar perspectiva. Mi propuestaregalo no es más que ofrecer una herramienta útil para Navidad, para este año y para todos los que les suceden. En primer lugar es importante saber que a veces creemos que cuando una cortina gris cuelga en nuestra ventana, los demás viven en una felicidad eterna en la que tú no sabes engancharte. La realidad es bien distinta, la felicidad no es una línea continua, son momentos intermitentes reales y latentes en la vida de todos y cada uno de nosotros, porque si fuera eterna, perdería todo su valor.

Debemos tener claro que los fallos y los errores son momentos transitorios que nos aportan lecciones duraderas para toda la vida y que siempre, aunque nos parezca que no avanzamos, sí lo estamos haciendo. Ese es uno de los fallos que tenemos los perfeccionistas, que si no dominamos algo al 100%, tendemos a castigarnos pensando que no lo hemos hecho como deberíamos hacer. Debemos centrarnos más en los progresos que no en las limitaciones o carencias. Seguidamente, compartiré el pensamiento que he empezado a entender y darle forma en mi pequeña cabeza, los sentimientos que nos invaden en los momentos de enfado o tristeza no son reales, no son fieles a la verdad o la realidad. Imagino que de aquí se inventó un sabio aquello de: “No tomes decisiones en caliente”, aunque seamos justos con uno mismo, todos lo hemos hecho más veces de las que nos gusta reconocer. Por último, el último pensamiento que quiero trasladar al respecto no es más que “no puedes cambiar aquello a lo que evitas enfrentarte”, es decir, podemos aprender barbaridades de nuestros errores, siempre y cuando no pretendas justificarlos. Pensad que se requiere mucho valor para admitir un fallo y mucha responsabilidad para saber aceptarlo, y aunque nos gusta a todos dar consejos y orientaciones, esta es la parte que más requiere de nuestra propia introspección y de más esfuerzo. Yo propongo el propio análisis, la reflexión y autoconstrucción, no para ser buenos en Navidad, sino para ser nuestra mejor versión de nosotros mismos todos los días del año. FELIZ NAVIDAD

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021

15


Rincón Infantil Por Sahylí Antón Sudoku Navideño

Recuerda: no deben coincidir dos dibujos iguales, ni en la misma fila, ni en la misma columna, ni en el mismo bloque.

¿Seguro que puedes encajar cada muñeco de nieve con su sombra?

16

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021


Boletín Acsrr nº 70 Año 2021

17


Por Mari Luci Tortajada Quedan unas horas para comenzar el mes de diciembre de 2021... Estoy maquetando la revista como tantas otras veces lo he hecho, pero esta vez no es igual, hay un abismo entre esta revista y el resto. En este boletín, faltan esos trofeos, esas redacciones, esos dibujos, esas experiencias que hemos pasado durante el verano, faltan muchas cosas... ¿a esto nos ha llevado la pandemia? Llevamos año y medio de pandemia, pero traducido en fiestas, ha supuesto dos veranos sin fiestas... Se intenta implantar una normalidad que no es normal, no lo normal que nosotros entendemos... Parece fácil tirar hacia adelante, pero cada día cuesta más... Y en este momento es cuando me paro a pensar cómo y cuándo volveremos a vivir como antes. ¿Será posible? El camino puede ser largo, pero seguro que sí volveremos a lo de antes. Afortunadamente hemos tenido y tenemos todavía personas muy constantes en la lucha hacia adelante, así lo veo yo, no les para nada ni nadie, y son un ejemplo a seguir... Me viene a la cabeza las veces que he visto a mi tío Demetrio paseando con tanto ahínco y tesón, haciendo caminatas diariamente, y pienso "qué grande es", grande por su esfuerzo continuo en todo lo que se ha propuesto en la vida. Y valoro todo ese esfuerzo de toda esa Junta que empezó hace ya 37 años, que se empeñó y consiguió todo lo que tenemos actualmente, porque lo difícil y complicado lo hicieron ellos, y aquí son ellos, porque en los orígenes de la Asociación no había mujeres en la Junta, estaban en la retaguardia, trabajando también, sin ninguna duda. Y eso hay que AGRADECERLO a todas las personas que formaron parte de este equipo infinito, en el que la causa fue la aldea. De este bache saldremos, lo tengo claro, más tarde o más temprano, pero lo que sí que deseo es que salgamos renovados, con más fuerza y energía, con alegría, con amor por la vida y por los que nos rodean, para seguir cada día disfrutando de lo que nuestras Rinconadas nos aportan, nos trasmiten, nos REGALAN. Es una fortuna poder disponer de este paraíso, en el que vivieron nuestros antepasados, nuestras raíces, y al que seguimos conectados por ese hilo invisible que conecta el mundo, y que nos marca cada verano una cita en nuestra agenda. ¡¡Nos vemos en Las Rinco a sacarle el jugo a la vida!!

18

Boletín Acsrr nº 70 Año 2021


Que esta Navidad convierta cada deseo en flor, cada dolor en estrella, cada lágrima en sonrisa, cada corazón en dulce morada.

s F e i e c s t i a l s ! e ¡F