Page 1

1


by

Hyenuk Chu Publisher

Hyenukchu.com

María Fernanda Obando

Directora de Servicio al Cliente

Viviana Sánchez Periodismo

Giancarlo Rodríguez Diseño Editorial

Francisco Trejo

Content Manager

2

Para obtener más información sobre cómo poner publicidad de tu empresa o producto en esta publicación, escríbenos al correo: soporte@Hyenukchu.com


EDITORIAL

¡UN AÑO Y SEGUIMOS CONTANDO!

Hace varios años, mientras me encontraba en la ruina y viviendo con mis hijos en un parqueadero, recordé una frase de mi madre sobre la pobreza y la riqueza. Ella decía que ese estado de riqueza, que los seres humanos luchamos tanto por alcanzar, depende de nuestra mentalidad. Porque si nos sentimos bien, alegres y abundantes, podemos generar más bienestar. En cambio, si nos sentimos mal, tristes y necesitados, eso es lo que, a la larga, vamos a terminar multiplicando. Entonces yo, después de recordar esas palabras, tomé una de las decisiones más importantes de mi vida: apostarle a mi libertad financiera. Pero antes debía cumplir otra meta: liberarme de las deudas. Sabía que no iba a ser fácil porque, básicamente, debía conseguir un trabajo que me permitiera obtener unos ingresos. Por decirlo de alguna manera, estaba apenas en el primer escalón hacia la riqueza porque creía que el trabajo era el único medio para obtener dinero. 3


Y, de hecho, en ese momento ese trabajo fue una bendición indescriptible porque sí me permitió ganar un salario y, con él, salir adelante en mis necesidades básicas y cumplir las obligaciones atrasadas con los bancos. Pero las palabras de mi madre seguían dándome vueltas en mi cabeza. Yo sabía que trabajar no era la única forma de conseguir legalmente el dinero. Entonces, empecé a sumergirme cada vez con más entusiasmo y pasión en el mundo de las inversiones en la Bolsa de Valores de Nueva York. Pero muy pronto me di cuenta de que ese mundo tampoco era perfecto porque lo que invertía, lo perdía. Lo que ganaba, lo perdía. Y, al principio, no sabía qué era lo que estaba haciendo mal. Sin embargo, algo me decía que desistir no era una opción. Ya había pasado por muchas cosas en la vida y sentía que estaba llegando mi turno de no volverme a preocupar nunca más por el dinero. Si tenía que fracasar, lo haría una y mil veces, pero nunca más me rendiría de nuevo. Tras esa etapa inicial de decepción y de preocupación, llegué a entender qué era lo que no estaba funcionando en mis inversiones. Y a practicar al lado de personas que estaban pasando por lo mismo. Fue así como me hice un experto en las inversiones en la Bolsa. Entonces, había estado en la ruina, había trabajado, había pagado deudas, había fracasado y había logrado empezar a construir una riqueza. La pregunta que me surgió en ese momento fue: ¿y ahora qué? Ahí fue cuando me propuse uno de los retos más ambiciosos que me he puesto en toda mi vida. 4

Incluso, más ambiciosos que los que tenía cuando era el presidente de una multinacional del sector automotriz y debía cumplir con exigentes indicadores. Me prometí a mí mismo que ayudaría a un millón de personas a alcanzar su libertad financiera, así como yo ya había logrado hacerlo. ¿Pero cómo? Decía mi mente, o por lo menos el lado más oscuro y pesimista de ella. Esa pregunta me persiguió, hasta que un día se alinearon mi actitud, mis conocimientos y una necesidad que veía en la gente en general, y decidí crear una comunidad a través de la cual pudiera decirles a las personas que ser rico sí es posible. Di los primeros pasos en este anhelo con muchas ganas, tuve tropiezos, tuve días buenos, realmente las personas que yo creía que podía ayudar a través de esta comunidad resulta que eran muchísimas más de las que alcancé a imaginarme. Sin embargo, eso no me hizo desistir, sino replantearme las cosas. Sabía que no renunciaría a mi idea, era consciente de que debía prepararme mejor para poder brindar ese servicio a la comunidad que deseaba dar y para lograr que, en realidad, hubiera más personas alcanzando su libertad financiera. Fue así como un tiempo después de ese “receso” tomé fuerza de nuevo y creé la comunidad a la que todos pertenecemos hoy, y todo lo que está asociado a ella, como los videos cortos que has visto en Youtube, el webinario Reto21, el Blog de un inversionista, todo el conocimiento al que tienen acceso los miembros del Club de Inversionistas –CDI-.


Y esta revista que estás leyendo en este momento, Zen Trading, que empezó a publicarse cuando nuestra comunidad estaba retomando el vuelo dispuesta a volar hasta donde nos llevaran nuestros sueños. Por eso, celebramos con mucha alegría el primer año de Zen Trading, sus primeros 12 meses acompañándote. La celebración incluye torta, confetis y globos. ¿Cómo más podríamos celebrar? Pero tampoco podemos dejar de lado lo que nos une. Por eso, en esta edición le dedicamos una entrevista al señor Bull Market, quien nos hablará sobre cómo ve la economía hoy y sobre el impacto que eso tiene en nuestras inversiones. Además, destinamos unas páginas a analizar el más reciente y renombrado escándalo de Facebook, a retomar las enseñanzas de uno de los más grandes economistas de la historia y a hablar del volumen, desde la perspectiva técnica de las inversiones, y su importancia para todos los que negociamos en la Bolsa. Pero como ni al éxito ni al primer año de vida, de un emprendimiento o de una revista, se llega sin haber fracasado, también hablamos un poco de este tema con un único fin. Darnos cuenta de que tanto el fracaso, como la capacidad de salir de él o superarlo, es inherente a la vida humana. En mayo no solo celebramos los 12 meses de Zen Trading, sino también el Día de la Madre en varios países hispanos. Por eso, también podrás encontrar aquí unas páginas sobre mi madre y sus enseñanzas, a quienes les debo el haber salido de ese parqueadero del que te hablé al principio. Un feliz mes para todas las madres. Hyenuk Chu

5


PORTADA

ÂżCĂłmo aprovechar el mal momento de en la Bolsa?

6


Aunque Facebook siempre es noticia, en las últimas semanas lo ha sido aún más por cuenta de un escándalo que no solo traspasó todas las fronteras, sino que ha ido escalando poco a poco y dejando tras de sí una estela de dudas sobre cómo la famosa red social manipula la información de sus usuarios o permite que otros lo hagan.

Lo que la gente no sabía es que, al usar esta app, los desarrolladores estaban capturando datos de interés, como los “Me gusta” que había dado cada persona a las publicaciones en la red social. Tampoco sabía que la obtención de esa información por parte de los desarrolladores tenía un fin específico: que Trump llegara a la presidencia.

Esta historia se originó muchos años atrás, pero se reveló el pasado marzo, cuando empezó a hacerse viral el hashtag #DeleteFacebook. Todos nos preguntábamos si se trataba de una nueva campaña publicitaria o de una estrategia de los competidores de Mark Zuckerberg, pero estábamos equivocados.

Porque lo que hicieron los desarrolladores con esa información fue crear campañas segmentadas con el fin de aumentar la popularidad del entonces candidato a la Casa Blanca. Y multiplicar el efecto por 50 millones, el número total de personas afectadas con esta filtración de datos.

Lo que ocurrió en ese momento, realmente, fue que se conoció una noticia que ha sido devastadora para la compañía: la de la filtración de los datos de más de 50 millones de usuarios de la red social que esta, aparentemente, conoció y permitió, cuando de puertas para afuera siempre había asegurado que los datos de todos sus usuarios estaban seguros.

Aunque quien orquestó toda esta estrategia no fue directamente Facebook, sino Cambridge Analytica, a la red social le cayó toda el “agua sucia” porque, de hecho, desde hace varios años conocía que este tipo de filtraciones se estaban produciendo y no tomó las medidas necesarias para proteger a sus usuarios.

Fue uno de los más importantes periódicos de Estados Unidos el que publicó una extensa nota sobre cómo Cambridge Analytica, una firma especializada en el análisis de datos, había obtenido la información de millones de usuarios de Facebook, sin su autorización, con el fin de usarla a favor de la campaña política de Donald Trump. Lo hizo a través de una aplicación creada por un experto profesor de la Universidad de Harvard y que cualquier persona podía usar, siempre y cuando ingresara a su perfil de Facebook. Era una app sencilla, aparentemente se trataba de un test de personalidad, y atractiva porque, además, permitía a quien la usara ganar una pequeña suma de dinero.

De hecho, sí advirtió a Cambridge Analytica sobre la importancia de que borrara los datos que había obtenido, pero no se aseguró de que lo hiciera ni hizo público un tema que, por su alcance, ya era de interés general. Y tenía sus motivos: Facebook no podía reconocer públicamente que su plataforma no está preparada para evitar “robos” de datos.

Facebook encara las consecuencias de sus actos

Al conocerse la noticia, a Mark Zuckerberg no le quedó más opción que reconocer lo que dijo el famoso periódico en su nota. Pero eso no fue suficiente porque no solo muchos usuarios borraron sus cuentas de Facebook,

7


o por lo menos lo pensaron, sino que se generó miedo con respecto a la empresa en la Bolsa de Valores de Nueva York. Entre el 16 de marzo y el 27 de marzo, el precio de la acción de esta empresa registró su caída más dramática de los últimos años. La acción pasó de costar US$183.86 a costar US$152.22, aunque después empezó a mostrar una recuperación que, a pesar de las variaciones, se ha mantenido hasta la fecha. Superada esa etapa, vino la segunda. La de una sesión extraordinaria en el Senado de Estados Unidos en la que Zuckerberg tuvo que responder inquietudes a 56 senadores especialistas en el área de Comercio, Ciencia y Transporte, que lo increparon con respecto a los verdaderos alcances de su red social. Muchas de las preguntas que le hicieron parecían obvias, e incluso inspiraron memes que circularon por las redes sociales. Los senadores, además, lo increparon con respecto a las condiciones de seguridad de Facebook, a la elección que cada usuario debería poder hacer sobre los datos que comparte, entre otros temas. Los senadores le recordaron al fundador de Facebook que incluso él había reconocido que tenía problemas de seguridad, pero que los usuarios no deben pagar los platos rotos. Y que, si Facebook no garantiza la privacidad de las personas, entonces es el gobierno de Estados Unidos el que lo hará. Mientras esta conversación tenía lugar, algo más pasaba en la Bolsa. Las acciones de Facebook registraron un incremento, lo que comprobó, una vez más, que la Bolsa es un espejo de lo que ocurre en la realidad y que nosotros, como inversionistas, podemos sacar mucho provecho y obtener ganancias en esos momentos. Los SHORT y los PUT son operaciones que nos permiten ganar cuando el precio está a la baja, así que el hecho de que una acción como la de Facebook caiga no representa solo malas noticias. Por el contrario, representa una oportunidad para nosotros, los inversionistas, si estamos atentos, enfocados y sabemos cómo operar.

8


Entre el 16 de marzo y el 27 de marzo, el precio de la acción de esta empresa registró su caída más dramática de los últimos años. La acción pasó de costar US$183.86 a costar US$152.22

Mientras tanto, Facebook y Zuckerberg seguirán estando en el ojo del huracán. Porque el Senado de Estados Unidos podría cumplir con su promesa de regular esta y otras redes sociales. Aunque muchos aseguran que Facebook ganará la batalla y que, realmente, esa crisis no le pasará factura. ¿Qué piensas tú?

9


ENTREVISTA

“Yo no podría existir en una economía debilitada” Los animales tienen diferentes formas y actitudes cuando atacan a sus oponentes. El toro (Bull) alza sus cachos para demostrar su poder y, en los casos más extremos, los inserta en el cuerpo de su víctima. El oso (Bear), en cambio, se inclina hacia abajo para poder tomar impulso y acercarse hacia su presa. En el siglo XIX, en California, no faltó quien quisiera aprovecharse de esta condición. Por eso, en ese momento de la historia eran populares las sangrientas peleas entre Bulls y Bears, que eran parte de las rutinas domingueras de las personas, quienes asistían a los valles para presenciar este espectáculo. Desde hace muchos años, el Bull y el Bear hacen parte de la jerga de los inversionistas en la Bolsa de Valores de Nueva York porque son una metáfora de los comportamientos que tiene el mercado: si los precios suben, se dice que el mercado es o está “Bull”, pero si bajan, el mercado es o está “Bear”. En 2017, el mercado estuvo Bull durante casi todo el tiempo, a pesar de los altibajos normales que se presentaron. Lo anterior hizo suponer que 2018 sería el año de la corrección, que dio algunas señas durante los primeros meses. Pero ya llegamos al quinto mes del año y, en realidad, hay más dudas que certezas sobre lo que puede pasar.

10


Por eso, en esta edición de Zen Trading entrevistamos a Bull, el mercado boyante, para que nos diga qué es lo que está pasando con él y nos aclare los rumores que se han suscitado en los últimos días con respecto a que el segundo trimestre del año no será, precisamente, el mejor para los inversionistas.

Señor Bull, ¿cómo se define a usted mismo?

A grandes rasgos, diría que soy un mercado en el que prevalecen los precios alcistas,

pero hay algo más allá y es que, como también ocurre en el mercado Bear, mi existencia depende de las emociones de las inversionistas que son quienes, finalmente, regulan los precios del mercado. Por eso, te diría que en 2017 me porté tan bien. En 2018 estoy un poco más bajo de ánimo porque los inversionistas anhelan una corrección en la Bolsa, lo que es saludable, sin duda, y porque muchas cosas están pasando, como el escándalo de Facebook, que ha motivado a muchos a vender sus acciones.

Pero usted también tiene mucho que ver con la economía en general…

Claro que sí. Yo no podría existir en una economía debilitada. Aparezco en escena cuando la economía está fortalecida, cuando el producto interno bruto de Estados Unidos es fuerte, cuando baja el desempleo y aumentan las ganancias de las empresas. Y ¿sabes por qué? Porque en una economía así aumenta la confianza de los inversionistas, y también su dinero. Y con esto, sus ganas de invertir en el mercado, lo que me alimenta y hace que crezca más y que sea cada vez más apetitoso para los inversionistas. Una economía fortalecida genera un círculo virtuoso en el que tanto tú como yo somos ganadores.

Desde su perspectiva, ¿cómo ve la economía hoy?

Esas es una pregunta difícil porque tengo que ser realista, pero no quiero ser pesimista, entonces iré a los hechos. Hace poco el Fondo Monetario Internacional advirtió que existen riesgos de que haya una nueva crisis económica en el corto y mediano plazo, motivada por la elevada deuda global y la alta inflación en Estados Unidos.

11


Esto se debe a que, a finales de 2017, el gobierno de Estados Unidos aprobó un plan de recorte de impuestos para empresas y, al mismo tiempo, elevó los fondos para cosas como la defensa, lo que aumentaría el gasto público.

Explíquenos un poco mejor, por favor.

Lo anterior significa que la inflación en Estados Unidos podría no solo subir, sino hacerlo más rápido. Recordemos que la inflación causa un alza en los precios de los productos y servicios y una pérdida del valor del dinero para adquirirlos. En pocas palabras, se desestimula el consumo. Esto no solo endurecería las condiciones de los bancos para operar, sino que afectaría a las grandes empresas, muchas de las cuales cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York. En ese caso, tendrían que despedirme y darle la bienvenida a mi amigo, el Bear.

¿Qué tiene que ver la deuda global con todo esto?

La deuda global es la cantidad de dinero que los gobiernos, las empresas y la población en general les deben a las entidades que prestan dinero. Según el Fondo Monetario Internacional, la deuda mundial alcanza los US$164 billones, es decir el 225% del Producto Interno Bruto global. Lo peor de esta situación es que las economías endeudadas son las que registran un menor crecimiento. Pero hay algo aún más grave y es que hoy la deuda supera a la que existía cuando se produjo la última crisis financiera. ¿Y por qué se dio esto? Porque se bajaron las tasas de interés, y entonces la gente se endeudó más.

12

¿Y el desempleo?

El desempleo hace parte de esa reacción en cadena. Para explicarlo mejor, te daré algunas cifras. Actualmente, la tasa de desempleo en Estados Unidos es de 4.1%, la más baja desde el año 2000. Se ha dicho que, incluso, podría llegar a bajar a 3.5%, pero el caso es que no se tienen certezas y, por lo tanto, sigue vigente el temor por el alza de la inflación.

¿Cómo nos golpea esto a los inversionistas en la Bolsa de Valores de Nueva York?

De alguna manera, las consecuencias de esa situación ya han empezado a ser evidentes. Como decía antes, el 2017 fue un año en el que estuve muy presente, fue un año de varios altos históricos en los precios de muchas acciones, y eso empezó a ser demasiado para los inversionistas, que hasta reclaman la presencia de mi amigo el Bear. Pero, además, hay otras cosas que han incidido en una caída normal de los precios, como la Trade War o guerra comercial que se teme que se produzca entre Estados Unidos y China, o los vaivenes normales que se producen en el mercado de las acciones.

¿Podría ser más claro?

Un ejemplo. Hacia mediados de abril la acción de Apple, una de las más codiciadas en la Bolsa, cayó. Y esto se debe a que los inversionistas creen que esa será la dirección que tomen las principales acciones ahora, entonces están vendiendo para tomar ganancias ahora que el precio no está tan bajo. De hecho, de acuerdo con E-Trade Financial, solo el 40% de inversionistas que invierten US$1 millón en la Bolsa


cree que las acciones subirán. La gran mayoría se muestran escépticos. Y por eso se prevé que este segundo trimestre del año no será el que dejé muchas ganancias.

¿Le molestaría darnos otro ejemplo?

Para nada. Recuerde también lo que está pasando con Facebook. La publicación de la información sobre la filtración de datos ocurrida con esta red social mandó a sus acciones para el piso. Y no se ha recuperado por completo, pero tampoco significa que sea la debacle para esta compañía. Seguramente, en algún momento, se recuperará. Y eso pasará porque, finalmente, estará sujeta al ánimo de los inversionistas quienes, cuando se les olvide el escándalo, volverán a invertir en ella. Así es este mercado: impredecible y muy, pero muy volátil.

Ahora que habla de volatilidad, ¿qué pronostica frente a ella?

La gente suele creer que el mercado es estable y que esa estabilidad se rompe cuando llega la volatilidad, pero en realidad lo que pasa es todo lo contrario. El mercado de las acciones siempre es volátil, solo que tiene ciertos momentos de estabilidad. Por ejemplo, la gente cree que los altos históricos de 2017 son lo normal en la Bolsa de Valores, pero están equivocados. Esos altos históricos fueron, por llamarlos de alguna manera, anormales. La volatilidad que se avecina, por todo lo que he mencionado, sí será normal, ¿comprendes? Lo que deben hacer los inversionistas es estar preparados para invertir en esas condiciones.

¿Cómo podemos ganarle el pulso a la volatilidad?

Me gusta mucho tu pregunta porque me da la oportunidad de recordarte algo. Muchos inversionistas creen que yo, Bull, soy la única oportunidad que tienen para ganar, pero eso no es del todo cierto. Recuerda que el Bear, por quien siento mucho aprecio, también les brinda oportunidades de ganar cuando el precio de las acciones está cayendo, mediante la realización de operaciones PUT o SHORT. Esa es una forma de ganarle el pulso a la volatilidad y de aprovechar todas las oportunidades que da la Bolsa para invertir y obtener dinero.

Señor Bull, ¿cree que usted ya ganó la batalla contra Bear?

Mientras muchos creen que estoy entrando en un periodo de recesión, por decirlo de alguna manera. Otros confían en que siga estando en pie. Mi recomendación para nuestros seguidores es que se preparen, porque cualquier cosa puede pasar, y que estén atentos a nuestros cambios. Básicamente, les diría que cualquier cosa que pase en la Bolsa, por devastadora que parezca, es una oportunidad para ganar, pero solo quienes nos han estudiado bien podrán ver y aprovechar esas oportunidades.

13


ACTUALIDAD

El FC Barcelona: lecciones de fracaso El Barcelona y la Roma se dieron cita en el Estadio Olímpico de Roma un día de abril. Los dos equipos llegaron con el mismo propósito: clasificar a las semifinales de la Champions League, pero estaba claro que, al final del partido, solo uno lo lograría. La afición culé, seguidora del Barcelona, estaba convencida de que su equipo sería el vencedor. Pero, al final del partido, los que celebraron fueron los otros, que ganaron 3 contra 0 y aseguraron su lugar en la etapa decisiva del torneo de clubes más importante del mundo. Frente a una de las peores actuaciones del Barcelona en los últimos tiempos, la afición se pregunta ¿qué le pasó a mi equipo? Si nos remontamos a la historia encontraremos que es normal que nuestro equipo favorito no gane y que el equipo favorito de todos, ese que parece indestructible, sea superado por otro. Y ¿sabes por qué? Porque el fracaso no es propio únicamente de los que siempre han tenido mala suerte.

14

De hecho, se tiene que haber estado en la cima o haber conseguido algún logro para haber fracasado. Porque solo los que intentan crear algo nuevo, o modificar una situación a la que todos estamos acostumbrados, pueden fracasar. Por eso decimos ahora que el Barcelona fracasó, porque antes estaba en esa cima. Y es precisamente por eso que ese partido, que muchos aficionados aún están lamentando, nos sirve como pretexto para abordar cinco aspectos fundamentales que inciden en el fracaso y que nosotros, sin importar a qué nos dediquemos, podemos tener en cuenta para evitar las caídas propias o, por lo menos, lograr que sean menos dolorosas y aburridas.


¿Cómo estamos jugando?

Dicen los que saben, porque no soy comentarista deportivo, que el juego de Barcelona fue más defensivo que ofensivo. Es decir que se dedicó a defender su cancha, pero no buscó oportunidades de juego que le permitieran abrir el marcador y superar no solo sus propias expectativas, sino las de la afición. A nosotros, como seres humanos, a veces nos pasa lo del Barcelona. Nos conformamos con nuestra zona de confort porque pensamos “bueno, aquí no gano mucho, pero tampoco pierdo”. Y es por eso que fracasamos, porque nos quedamos esperando que alguien nos diga qué hacer o cómo hacerlo, que alguien nos dé. Sin embargo, lo que nos enseña la historia del Barcelona es que, si no buscamos lo que queremos, cuando menos pensemos, vamos a estar cada vez más lejos de nuestra meta. Así que, a partir de hoy, tienes una tarea: ser más ofensivo, en el buen sentido de la palabra y meter tus propios goles.

¿Quién te acompaña en tu juego?

Muchos podrán no estar de acuerdo, pero

también se rumora, y se nota, que Lionel Messi no jugó su mejor partido, así como tampoco lo hicieron otros jugadores del equipo. De hecho, existen datos concretos con respecto a su rendimiento que comprueban esta teoría. El punto es que esto también contribuyó al mal partido que jugó el Barcelona. Como emprendedores, empresarios, empleados o inversionistas muchas veces nos pasa lo mismo. Y es que nos rodeamos de la gente equivocada porque no tiene la misma meta que nosotros o no está convencida de que podemos lograrla. Rodearte de la gente correcta es fundamental para evitar y superar tus fracasos.

¿Estamos explotando nuestro talento?

Aunque el técnico del Barcelona, Ernesto Valverde, desmintió que hubiera tenido una discusión con Messi en el camerino por el resultado del partido, es un secreto a voces que varios jugadores están en desacuerdo con Valverde por la forma como manejó la situación y como puso a los jugadores en la cancha. A las personas también nos pasa que desaprovechamos nuestros talentos o que permitimos que otros lo hagan. Eso nos lleva al fracaso porque, de alguna manera, así vamos contra nuestra propia naturaleza y sueños. Por eso debemos agradecer por nuestras fortalezas y hacer que trabajen y ganen para nosotros. 15


¿Creemos en las apuestas?

El Barcelona no fue el único que perdió en este partido. También lo hicieron quienes apostaron dinero a que el Barcelona clasificaría, a pesar de saber que en el fútbol es imposible prever el resultado de un partido. En España un hombre llegó a apostar 2.500 euros a que el Barcelona lograría la victoria y, obviamente, los perdió. Ahora, déjame preguntarte algo. ¿Cuántas veces has apostado tu dinero en la lotería o en la Bolsa, sin tener el más mínimo conocimiento sobre el tema? ¿Cuántas veces has ganado o perdido? Lo que quiero hacerte ver es que apostar nos lleva al fracaso, porque en términos empresariales y financieros el conocimiento y la planeación son vitales para alcanzar el éxito.

¿Hacemos balances?

En el fútbol es sencillo determinar el rendimiento de un jugador en un partido porque se pueden contabilizar los goles y, de ahí para abajo, los “pasegoles”, pases positivos, pérdidas de balón, faltas, entre otros indicadores. Tener los más bajos es indicativo de fracaso. Y eso les está pasando a varios jugadores del Barcelona. Pero no son los únicos porque en la vida diaria a muchas personas les da pereza o 16

miedo hacer balances. No saben en qué se gastan su dinero y se les acaba antes de que termine el mes. O lo gastan y luego se resisten a asumir que lo gastaron mal. Lo mismo pasa cuando terminan una relación, dejan un trabajo o no tienen buenos resultados con su empresa. Pero, ¿sabes algo? Asumir el fracaso, y hacerlo con una actitud positiva, te da un superpoder: el de volver a empezar y poder seguir adelante. O, acaso, ¿cuántos partidos no ha perdido Messi? ¿Cuántos campeonatos no se le han escapado al Barcelona y a todos y cada uno de los equipos de fútbol del planeta? ¿Y dónde están muchos de esos jugadores? Entrenando, compitiendo, ganando con los mismos o con otros equipos. Porque tomaron el fracaso como trampolín para seguir conquistando metas. Sé tú también como ellos y nunca olvides que siempre hay un nuevo campeonato que ganar.

Lo que nos enseña la historia del Barcelona es que, si no buscamos lo que queremos, cuando menos pensemos, vamos a estar cada vez más lejos de nuestra meta.



MENTALIDAD

En la lista de economistas notables hay un nombre que no se puede pasar por alto: el de John Maynard Keynes, un británico que ayudó a moldear la economía del siglo XX y que es considerado como uno de los fundadores de la macroeconomía moderna. Gracias a él, aprendimos a conocer mejor lo que significan el empleo, la oferta y la demanda. Él no habría podido dedicarse a otro tema. Su padre también fue un economista destacado de la Universidad de Cambridge. John también se formó ahí para luego ocupar importantes cargos desde los cuales hizo aportes a la economía en campos como la teoría de la probabilidad, la reforma monetaria y los intereses. Como inversionista no fue menos brillante. Administró el fondo del King´s College de Cambridge, que registró un crecimiento anual promedio superior al 13%, cuando el promedio de otros fondos similares estaba muy por debajo, y se convirtió en un referente en la materia.

18


Por eso lo destacamos en esta edición de Zen Trading, así como lo seguiremos haciendo con otros inversionistas, economistas y expertos que han “sembrado” el conocimiento para que hoy nosotros, a partir de él, podamos tomar mejores decisiones con respecto a nuestro dinero.

Inversiones

● Invertir es intolerablemente aburrido y demasiado exigente para cualquiera que esté exento del instinto apostador; mientras que quien lo tiene debe pagar a esta propensión el precio adecuado. ● Compañías industriales bien manejadas, como regla, no distribuyen el total de sus beneficios a sus accionistas. En los buenos años, si no en todos los años, retienen parte de sus beneficios y los reinvierten en sus negocios. Por ende, hay un elemento de interés compuesto operando en favor de una inversión industrial razonable. ● El mercado puede permanecer irracional más tiempo del que usted puede permanecer solvente. ● Al mismo tiempo que mejora la organización de los mercados de inversión, aumentan, sin embargo, los riesgos del predominio de la especulación. ● Los especuladores podrían no resultar perjudiciales si fueran como burbujas dentro de una corriente empresarial estable; lo grave se produce cuando es la empresa la que se convierte en una burbuja en medio del desorden especulativo.

Mentalidad

● Tras cualquier acción de un político se puede encontrar algo dicho por un intelectual quince años atrás. ● Cuándo los hechos cambian, cambio de opinión. ¿Qué hace usted, señor?

● Evitar los impuestos es el único esfuerzo intelectual que tiene recompensa. ● Cuando el desarrollo del capital de un país se convierte en un subproducto de las actividades de un casino, es probable que el trabajo se haya hecho mal. ● Sé lo que hace a un hombre más conservador... No saber nada del presente o nada del pasado. ● Los periodos largos son una guía engañosa para los temas de actualidad. A largo plazo estamos todos muertos. ● La mayoría de los hombres adoran el dinero y la seguridad más y la creación y la construcción menos a medida que envejecen. ● Las ideas forman el curso de la historia. ● Educación es la inculcación de lo incomprensible al indiferente por el incompetente. ● No está lejos el día en que el problema económico estará en el asiento de atrás donde debe ir, y el corazón y la cabeza serán ocupados o reocupados por nuestros problemas verdaderos, los problemas de la vida y de las relaciones humanas, de la creación, el comportamiento y la religión.

Riqueza

● Cuando la acumulación de riqueza no tenga importancia para tener un alto nivel social, habrá un gran cambio en los códigos morales. ● Pienso que, modificando el capitalismo, sabiamente, puede volverse probablemente más eficiente para alcanzar los fines económicos que todos los sistemas alternativos hasta el momento, pero este sistema es, en muchos aspectos, extremadamente criticable. ● No hay razones intrínsecas para la escasez de capital. ● El flujo de dinero es un lazo entre el presente y el futuro.

19


TEMA TÉCNICO

é u q a r a ¿P e v r i s s no N E M U L O V EL ? r i t r e v n i al Al invertir en la Bolsa de Valores de Nueva York hay algo que siempre debemos tener en cuenta. Me refiero al precio de las acciones, que son como el vehículo de inversión primario del cual dependen las opciones, los Exchange Traded Fund (ETF) y otros instrumentos con los cuales podemos negociar.

Ese precio lo regula el propio mercado gracias a la oferta y la demanda de acciones. Así, si la demanda por las acciones sube, es decir que hay más personas comprando, también suben los precios. Por el contrario, cuando hay más personas vendiendo, los precios, necesariamente, tienen que bajar. La oferta y la demanda la regula el propio mercado, es decir que no existe una entidad que nos diga cuánto debe costar una acción, o cuánto debe subir o bajar su precio. Lo que sí hay, básicamente, son dos tipos de inversionistas. Por un lado, están los market makers, y por el otro, los demás inversionistas. Los market makers son los inversionistas que tienen grandes capitales y que, por lo tanto, tienen una alta incidencia en la Bolsa, porque en cada una de sus operaciones movilizan una gran cantidad de dinero y de acciones. Sus movimientos tienen la capacidad de hacer subir o bajar los precios. 20


Los inversionistas individuales, por otro lado, somos tú y yo, es decir, las personas que invertimos por nuestra cuenta y que, aunque tengamos mucho dinero, no es tanto como el de los market makers. Habiendo aclarado esto, quisiera decirte algo para luego sí entrar a hablar acerca del volumen y su importancia al invertir. Cuando entramos al mundo de la Bolsa de Valores de Nueva York no podemos perder de vista que el precio de las acciones es “el rey” y que, junto a él, existen las resistencias, los soportes y las velas japonesas, que debemos podemos tener en cuenta para fijar los momentos de entrada. Sin embargo, podemos apoyarnos en otras herramientas para hacer más preciso nuestro análisis y realizar operaciones más certeras. La elección depende de cada uno de nosotros y de cómo queremos construir nuestra propia estrategia de inversión con base en nuestra práctica, conocimientos y perfil de riesgo. Dos de estos indicadores son el volumen y el RSI.

Volumen paso a paso

El volumen es el número de títulos negociados en la Bolsa de Valores, a cada momento, con respecto a una acción determinada. Por esto no es positivo ni negativo, porque independientemente de que el precio de las acciones suba o baje, siempre hay personas invirtiendo. En nuestra plataforma de bróker podemos seleccionar fácilmente este indicador, que aparece en la parte inferior de la pantalla como una serie de barras verticales, para poder ver cómo se comporta y determinar qué tantas operaciones se están realizando y qué tantos títulos se están negociando con las acciones de una empresa en un punto específico del tiempo. Teniendo en cuenta lo anterior, es posible rastrear el volumen hacia atrás. Podemos analizar cómo fue, por ejemplo, en los últimos seis meses e ir más allá para saber cómo fue en relación con las velas diarias. Pero para analizar la incidencia del volumen debemos tener en cuenta algo que ya te mencioné: el precio, los soportes y las resistencias. Generalmente, hay un volumen superior cuando hay más gente interesada en realizar operaciones con una acción. 21


La oferta y la demanda la regula el propio mercado, es decir que no existe una entidad que nos diga cuánto debe costar una acción, o cuánto debe subir o bajar su precio. Por el contrario, cuando se registra lateralidad, o poco movimiento en una acción específica, el volumen se mantiene constante. Y esto indica que, aunque siempre hay inversionistas operando, no están transando tanto en la Bolsa.

un patrón que se repite, como las tendencias en el comportamiento de una acción, y en esa medida sí puede serte más útil analizar su comportamiento pasado. Que el volumen crezca es indicativo de que la tendencia va en la misma dirección.

En este último caso, es mejor no colocar ninguna posición, porque no sabemos cómo reaccionará el mercado cuando pase el periodo de lateralidad y, si no tenemos la suficiente experiencia, podemos caer en pérdidas. Lo mismo puede ocurrir si invertimos basado en el volumen, pero no tenemos en cuenta otros indicadores.

¿Recuerdas que te hablé de los market makers? Bueno, también debes estar atento porque cuando se producen niveles muy bajos o muy altos en los precios de las acciones es porque ellos están actuando, ya sea comprando o vendiendo. Y el volumen nos da una idea de lo que están haciendo para que nosotros podamos sumarnos a esa ola, porque ellos sí que saben cómo hacer dinero.

Lo que te quiero decir es que cuando analizamos el volumen hacia atrás es sencillo ver si aumentó o disminuyó y cuándo lo hizo en relación con los movimientos en los precios de las acciones. Pero analizarlo en el momento de invertir requiere de práctica para que podamos detectar estos patrones y reconocer las buenas señales para entrar a operar. Otro aspecto que deberías tener en cuenta al invertir con base en el volumen es que, si bien no es ciento por ciento exacto, sí es 22

Finalmente, quisiera contarte otras dos claves sobre el volumen. La primera es que no solo es clave para entrar o colocar una posición, sino que también te puede ayudar a saber cuándo salir. Y la segunda es que, en ocasiones, se presentan divergencias, entonces el precio sube, pero el volumen baja. Esto puede llegar a indicar, por decirte algo, que el precio seguirá subiendo, pero solo la práctica te enseñará a leer esas señales.


23


TEMA TÉCNICO

en nuestras inversiones Había una vez una gran cantidad de oro en el mundo. Era tanta, que se creó un sistema monetario respaldado en ese metal precioso llamado patrón oro. Es decir que los emisores de las divisas (bancos) podían garantizar a sus poseedores (personas) que estaban en capacidad de darles la cantidad de oro consignada en esas divisas o billetes. Era tan atractivo este sistema, que durante el siglo XIX en torno a él giraba el sistema financiero internacional. Sin embargo, en esa época, su eficacia estaba por ser comprobada, lo que sucedió finalmente durante las primeras décadas del siglo XX, especialmente con la Primera Guerra Mundial. En ese momento, cuando los gobiernos tuvieron que imprimir más billetes para poder enfrentar los gastos de la guerra, se dieron cuenta de que no tenían suficiente oro para respaldar los billetes que imprimían. Había que crear un nuevo sistema que fuera más acorde con las circunstancias actuales. Fue así como se adoptó al dólar estadounidense como divisa internacional, siempre y cuan24

do respondiera al patrón oro. Pero llegó un momento en el que este sistema se hizo insostenible. Primero fue en 1931 y luego en 1971 cuando el dólar estadounidense se convirtió en la moda de referencia a nivel mundial. Pero algo más pasó entonces y fue que al dólar le quitaron su respaldo en oro. Esto ocurrió durante el gobierno del presidente Nixon. A partir de ahí su valor empezó a depender del que le dieran las personas. Como pasa con las acciones en la Bolsa: entre más personas compren, el precio sube; entre más personas vendan, el precio baja. De eso han pasado varias décadas, pero a algunos aún les ronda en la cabeza la idea de que el patrón oro sería hoy una buena idea. Uno de esos personajes es el congresista de Estados Unidos Alex Mooney, quien recientemente publicó una noticia en el New York Times sobre el tema.


Dice Mooney que las medidas proteccionistas de Donald Trump para industrias como la del acero y el aluminio solo buscan subsanar en parte los efectos de la normatividad promovida por sus antecesores, que les facilitó las cosas a países como China y afectó la generación de empleo y la economía de los hogares estadounidenses. Pero también recalca que esa situación no solo se debió a las medidas adoptadas por los presidentes, sino a la política monetaria de la Reserva Federal (FED), que ha ocasionado un aumento de la inflación y, con él, daños irreparables a las industrias que no han podido mantener el alza de sus precios y se han visto afectadas por su competencia más barata. Para Mooney, la solución es volver al patrón oro, lo que significa tener un control más estricto sobre el dinero que actualmente maneja la FED, algo que le haría contrapeso a la tendencia que se observa hoy. Según esta, las personas valoran tan poco al dólar que por eso prefieren apostarles a las criptomonedas.

Golden Cross

Pero, mientras esa decisión se toma, hay más temas relacionados con el oro que nos interesan. Por eso hoy te hablaré de la Golden Cross o Cruz Dorada, que se llama así, aunque no tiene nada que ver con el codiciado metal. Es un patrón que indica, ante todo, la ruptura de una tendencia y esto, a su vez, un comportamiento alcista en la Bolsa de Valores. La Golden Cross está formada por dos líneas que representan el promedio móvil de una acción en el corto y en el largo plazo. En ambos casos, se puede analizar el periodo de tiempo o promedio móvil que el inversionista desee, pero lo más común es tomar un periodo de 50 días como el más corto y uno de 200 como el más largo.

25


Lo anterior aplica muy bien cuando haces operaciones swing, o de mediano plazo. pero las cosas cambian si operas intradía. Usualmente, este tipo de inversionistas acuden a promedios móviles menores para poder determinar con mayor precisión cuando se producirá la ruptura o confirmación de la tendencia que esperan.

cuenta si decides acudir a la Golden Cross para definir cuándo colocar una operación en la Bolsa es la acción que quieres analizar mediante este indicador. Hay un consenso entre los expertos con respecto a que buscar una Golden Cross en el S&P 500 puede darte señales sobre cuándo un mercado estará alcista o no.

Para que la Golden Cross se convierta en un indicador eficiente para ti al invertir en la Bolsa de Valores de Nueva York, es necesario que tengas en cuenta que, al leerse conjuntamente con otros indicadores, puede mostrar resultados más fidedignos. Sin embargo, esto solo debe depender de tu estrategia.

Por otro lado, puedes considerar otro factor para invertir con base en la Golden Cross que es la longitud de los periodos de tiempo que analizas. Entre más amplios sean, puedes obtener señales más fuertes con respecto a la ruptura de tendencias, lo que, a la larga, significa que puedes tener más argumentos para invertir acertadamente.

Por ejemplo, si en ella tienes en cuenta el volumen, del que también te hablo en esta edición, debes saber que a mayor volumen y la presencia de una Golden Cross, más alcista será la tendencia. Por esto es importante que, para elegir los indicadores que vas a tener en cuenta al invertir, escojas los que te proporcionan información complementaria. Otra clave que también puedes tener en

26

Como te dije antes, lo importante es que cada vez que leas o escuches sobre una técnica que puedes usar al invertir, la conozcas y la estudies para saber si le aporta algo a tu estrategia de inversiones. En caso de que la respuesta sea positiva, úsala. Si prefieres apostarle a lo simple, hazlo. Recuerda que sólo tú eres el dueño de tu propia estrategia.


27


LECCIONES

no hay sino una Mayo es el mes en el que se celebra el día de la madre en varios países, especialmente latinoamericanos. Por eso decidí que la protagonista de este artículo, en el que siempre destacamos a una persona especial, aunque no tenga que ver con el mundo de las inversiones, sería mi madre. Ella era una mujer coreana que se casó con mi padre, un emprendedor y empresario del mismo país. Podría decir que tuvieron una vida común y corriente durante varios años hasta que mi padre cayó en la quiebra, algo que no es muy bien recibido ni por la sociedad coreana, ni mucho menos por sus bancos. Con la vergüenza por no haber manejado bien el negocio y los acreedores al acecho, mi padre decidió viajar a donde nadie pudiera encontrarlo. Por eso, tomó el poco dinero que tenía y compró unos tiquetes aéreos con destino a Bogotá, Colombia, para él y nosotros, su familia. Así que de un país asiático en el que la gente se caracteriza por ser tranquila y diplomática, llegamos a vivir, de la noche a la mañana, en medio de las montañas, en pleno trópico, sin saber cómo nos íbamos a mantener porque 28

ni siquiera sabíamos hablar español. Es decir, estábamos completamente a la deriva. Fue entonces cuando mis padres decidieron emprender y con el poco dinero que tenían compraron una pequeña carga de ropa. Mi madre, cada día, preparaba en una bolsa las prendas que saldría a vender de casa en casa y dos elementos más que nunca podían faltar en su cartera. Por un lado, llevaba un cuaderno en el que escribía en coreano la pronunciación de palabras básicas en español como “Hola”, “Buenos días” o “Buenas tardes”. Y, por el otro, una calculadora en la que anotaba el valor de las prendas al momento de venderlas y en la que sus clientes le anotaban el valor que estaban dispuestos a pagar por ellas. Y salía a la calle a vender la ropa de casa en casa, usando siempre el mismo mecanismo del cuaderno para comunicar palabras y de la calculadora para “hablar” sobre números. Ella decía que en Colombia se usan muchas expresiones para saludar a alguien, cuando en Corea solo se emplea una, pero se esforzó en aprenderlas.


Han pasado más de 30 años, pero todavía recuerdo cuando mi madre volvía a la casa cada día, después de estar trabajando afuera, porque siempre regresaba sin ninguna prenda y con dinero en el bolsillo. Para, al otro día, repetir siempre la misma operación del cuaderno y la calculadora en su cartera y una bolsa llena de ropa para ser vendida. El tiempo pasó y la situación mejoró para nosotros. Yo fui al colegio y también aprendí español, aunque al principio me costó acostumbrarme no solo al nuevo idioma, sino a mis compañeros que me hacían bullying, solo por ser un coreano. Mi madre, por su parte, siguió invirtiendo tiempo y dinero en su negocio, hasta creó varias tiendas de venta de ropa al detal y empresas de la cadena de suministros, como las que le suministraban tela, las especializadas en confección y las que se encargaban de la distribución mayorista. Todo gracias a que persistía cada día con más ganas y trabajaba día y noche para que el negocio funcionara. Cuando yo tenía 16 años, ella se devolvió a Corea y, dos años después, murió. Pero me dejó invaluables lecciones que me han ayudado a salir de mis peores momentos y que aún hoy recuerdo. Varias veces he contado que en algún momento de mi vida tuve que vivir en un parqueadero, con mis dos hijos pequeños, porque estaba en la ruina y no tenía dinero. En un momento, como si mi madre me hablara desde otra dimensión, recordé que siempre me decía “Hyenuk, no eres millonario por el dinero que tienes, sino por tu forma de pensar”. Créeme que esa simple frase fue como si alguien me hubiera echado un balde de agua

fría porque entendí que si yo estaba en ese parqueadero era porque pensaba como pobre. Entonces, tomé la decisión de no serlo más e, inmediatamente, algo en mí cambió, mi actitud cambió, mi estado mental cambió y mis acciones cambiaron. Aunque no tenía nada, era millonario porque había cambiado mi forma de pensar. Eso me llevó a hacer cosas como buscar un ingreso para salir de deudas y empezar a construir la vida que quería para mí y mi familia. Pero eso no hubiera sido posible si mi madre no me hubiera dejado otra gran lección: la de la persistencia, la paciencia y la disciplina. Para el cerebro humano es más fácil creer y repetir las palabras o los hábitos negativos, que los positivos. Pero gracias a mi madre aprendí que primero debía trabajar en mí mismo, para luego sí poder tener lo que quería tener. Y ese es un trabajo que no logré de la noche a la mañana. Lo hice porque mi madre me enseñó que la paciencia paga. Muchas veces, especialmente cuando trabajaba para salir de deudas, me pregunté si eso era lo que quería, si recibía el salario que merecía después de haber llegado a dirigir una multinacional automotriz y si sería capaz de persistir hasta salir de mis deudas para buscar mi libertad financiera. En esos momentos recordaba otra de las frases célebres de mi madre. Ella siempre me decía “hoy haces cosas por las que nadie te pagaría, pero mañana te pagarán por las cosas que no harás”. Por eso me esforcé, trabajé, pagué deudas, me convertí en un emprendedor en internet, aprendí a invertir y creé esta comunidad. Persistí y aquí estoy. Todo gracias a ti, madre.

29


Yo, Hyenuk, te respondo Recuerda darte una vuelta por mi blog: http://www.hyenukchu.com/blog y aceptar las Notificaciones para estar actualizado. Te invito a que conozcas mi blog porque en él escribo sobre temas relacionados con inversiones en la Bolsa de Valores de Nueva York, mentalidad, finanzas personales y empresas que te pueden servir como inspiración para mejorar tu situación financiera y lograr la vida que deseas. Ahí recibo cientos de comentarios de lectores y he decidido elegir algunos para responderles en esta revista que estás leyendo. Los consejos que doy aquí espero puedan servirte: En el Club de Inversionistas nos preguntan ¿para empezar a analizar solo considero SPY o puedo ver otra acción? Sugerimos que, cuando se está empezando a invertir en la Bolsa de Valores de Nueva York, solo se analice y opere el ETF llamado SPY ya que sus movimientos son más lentos en comparación con los de las acciones. Esto significa que representan una mayor oportunidad de aprendizaje y también se evitan grandes pérdidas si se está operando en real. Con el tiempo, a medida que se adquieren conocimientos y se practica, los inversionistas po30

demos analizar otras acciones. En el Club de Inversionistas nos preguntan ¿cómo pedir tiempo real en la cuenta demo? Para lograr tiempo real en la cuenta demo de TD Ameritrade se debe llamar y hacer la solicitud. En ocasiones hay que insistir porque no siempre lo hacen, pero no es imposible. Ellos tienen la opción de servicio al cliente en español, lo que facilita este tipo de consultas. Sin embargo, otra opción es que puedas abrir una cuenta real sin fondear y utilizar la cuenta demo que viene por defecto para que así puedas practicar en tiempo real, como quieres hacerlo. En el Club de Inversionistas nos preguntan ¿por qué si en una operación se alcanza el target o el stop en el gráfico la operación no se cierra, es decir, no se vende? Recuerda que el target y el stop son herramientas que traen ciertas plataformas y hay que tomarlas como tal, aunque no hay que olvidar que son de gran relevancia. Cuando colocamos un target y un stop le estamos diciendo al broker que nos venda a un determinado precio. Sin embargo, existen leyes


como la oferta y la demanda que pueden jugar en nuestra contra o a nuestro favor. Por lo tanto, puede que en ocasiones el bróker no tome el precio exacto de venta que colocamos. En el Club de Inversionistas nos preguntan ¿en cuánto tiempo puedo abrir la cuenta real? Esto dependerá de algunos factores como la experiencia y la práctica suficiente que hayamos adquirido. Aunque también juega un papel muy importante la psicología del trader, que determinará qué tan preparados estamos emocionalmente para afrontar nuestras pérdidas y ganancias en la cuenta real. Hay personas que logran todo esto en seis meses o un año y otras que lo consiguen luego de tres o cuatro años. Adicionalmente, también lo determinará la disciplina y la constancia que tengamos al realizar nuestra operativa. Marcus dice que el problema del teletrabajo es conseguir mínimo el mismo ingreso y con la misma regularidad que en un trabajo convencional. Eso es cierto, Marcus, y lo que frena a algunas personas de buscar o aceptar trabajos desde casa. Pero piensa en algo, si estás ahorrando tiempo en recorridos de un lugar a otro, tienes un poco más de tiempo para, tal vez, tener varios trabajos y así garantizar el dinero que mencionas. También puedes trabajar como empleado de una empresa, pero desde casa. Muchas empresas ya lo hacen, así que si eres empleado y te gusta la idea del teletrabajo, puedes proponerlo como una opción en tu

compañía o darles esa opción a tus empleados. Lila Isabel afirma: “Me siento fuerte para empezar a invertir en real, pero débil en el manejo de la plataforma”. Lila: primero que todo, te felicito por haber dado este gran paso y por haberte preparado para invertir en la Bolsa de Valores de Nueva York. Con respecto al manejo de la plataforma, te aconsejo ver o repasar los videos del Reto21 donde encuentras algunas claves y practicar mucho en Demo, porque solo así puedes adquirir la destreza que te permitirá manejar la plataforma en real. Si estás interesada en ampliar esta información, comunícate con el Club de Inversionistas a soporte@elclubdeinversionistas.com Arahi dice: “En mi caso siento que se me va el dinero muy rápido. ¿Qué puedo hacer para que me dure un poco más? He recortado mis gastos y aun así no me rinde”. Arahi: tu comentario es muy interesante porque nos pasa a todos. Creo que lo importante no es la velocidad como se va el dinero, porque si se va a dónde tú quieres, está bien. La pregunta sería ¿a dónde se está yendo tu dinero o para qué no te alcanza tu dinero? ¿No te alcanza para los gastos básicos o no te alcanza para la diversión? Priorizar los gastos es clave para que podamos tener un estilo de vida acorde con nuestros ingresos. También puedes evaluar la posibilidad de conseguir ingresos extra. Si ya lo has analizado bien, quizá eso sea en lo que te quieras enfocar de manera decidida.

31


32



34


35


36