Page 1

El Levante Unión Deportiva (en adelante UD) es para muchos valencianos algo más que un club de fútbol. No es una utopía ni un populismo afirmar eso, cuando en una industria/sector como es la del fútbol donde lo único que cuenta es lo que se puede medir y donde lo único que importa es ganar, emergen realidades ilusionantes cuyos valores y objetivos caen fuera de esa lógica mercantilista. Para comprender mejor la singularidad de este club es imprescindible iniciar este libro destacando que su origen y evolución y, en general, la del fútbol valenciano, está muy ligada a la historia, el comercio y la cultura de un pueblo: el valenciano. Los primeros equipos de la provincia de València empezaron a surgir y aglutinarse en torno a los poblados marítimos y a la zona portuaria de la capital (especialmente en los barrios del Cabañal, Grao de València y la Malvarrosa). El puerto de València ha sido testigo de infinitos intercambios comerciales LEVANTE UD UNA SAD RESPONSABLE Y COMPETITIVA 17


a lo largo de la historia, y uno de los más importantes fue el que hizo desembarcar en tierras valencianas el deporte del balompié. La práctica de este juego se popularizó gracias a los importadores de naranjas ingleses que anclaban en la zona portuaria, y que empezaron a jugar partidillos a pie de playa en su tiempo libre. A partir de 1902,surgieron en València los primeros equipos, como el Universitario FC, el Gimnástico o el Club Marítimo, antecesores del Levante UD. Puerto, naranjas y playa. Entre estos elementos tan característicos de la economía y cultura valenciana nació en 1909 el Levante UD bajo el nombre de Levante Fútbol Club. Hoy es el club más antiguo de la Comunidad Valenciana. Con el paso de los años, el Levante fue, poco a poco, consolidándose en la máxima competición hasta que, ya entrado el siglo XXI, logró afianzarse en la élite de la Primera División. Sin embargo, y a pesar de su popularización, el club siempre se ha mantenido fiel a sus orígenes de equipo de barrio marítimo, cercano y aguerrido. Estos valores no solo siguen muy presentes, sino que, actualmente, se están intentando potenciar para que el club sea una entidad representativa de la cultura valenciana. Desde el punto de vista empresarial, el capítulo más importante, y que determinó la historia del Levante UD, fue el vivido a partir de 2007 cuando, ahogado por un endeudamiento desmesurado, el club se vio obligado a declarar una suspensión de pagos y entró en concurso de acreedores. Por aquel entonces, la situación era agónica y la supervivencia de la entidad, que justo ese año celebraba su centenario, pendía de un hilo. Diez años después, podemos considerar el caso del Levante como un éxito empresarial, ya que, gracias a la dedicación, la determinación y el buen hacer del nuevo equipo directivo, y una afición que siempre fue fiel, no solo 18 INTRODUCCIÓN


se logró asegurar la supervivencia del club, sino que, a día de hoy, es uno de los pocos clubs de élite financieramente saneados. Para entender las causas de la crisis y -la estrategia de reflotamiento, cuyas medidas hicieron posible que hoy estemos ante todo un ejemplo de gestión empresarial, es necesario analizar previamente algunos factores y peculiaridades que hacen de la industria del fútbol de élite un mercado singular. LAS SOCIEDADES ANÓNIMAS DEPORTIVAS Y LA GESTIÓN EMPRESARIAL

El entorno del Levante UD y, en general, el del sector del fútbol profesional cambió radicalmente a partir del 15 de octubre de 1990. En esa fecha se creó una nueva figura jurídica, a raíz del Real Decreto 1251/1999, que cambiaría las reglas del mercado, la sociedad anónima deportiva (SAD): . (…) La Ley propone un nuevo modelo de asociacionismo deportivo que persigue, por un lado el favorecer el asociacionismo deportivo de base, y por otro, establecer un modelo de responsabilidad jurídica y económica para los clubs que desarrollan actividades de carácter profesional (…) El nuevo marco jurídico obligó a todos los clubs cuyo saldo patrimonial no fuera positivo desde la temporada 1985/1986 a convertirse en SAD, mientras que aquellos que tuviesen sus cuentas saneadas (Real Madrid, Barcelona, Osasuna y Athletic de Bilbao) podrían mantener la forma jurídica asociativa de Club Deportivo. Básicamente, el propósito principal de esta Ley era dotar de un mayor control y transparencia a las estructuras del fútbol profesional, estableciendo una LEVANTE UD UNA SAD RESPONSABLE Y COMPETITIVA 19


especie de castigo o sanción a los clubs endeudados. Esto les obligaba a adoptar la forma jurídica de SAD que, teóricamente, garantizaría un mejor y más claro funcionamiento futuro, mientras que permitía que las entidades saneadas pudieran seguir compitiendo bajo la forma jurídica con la se habían asociado hasta el momento(Boscá et al., 2008). Por tanto, esta nueva normativa convierte a la mayoría de Clubs Deportivos en sociedades anónimas, cuya gestión ya no se limitará simplemente a lo deportivo, sino que la gestión responsable de los recursos financieros y de las obligaciones tributarias adquirirá una importancia capital, tal y como sucede en las sociedades anónimas de cualquier otro sector (Delgado, 2014). La primera de las consecuencias a nivel tributario de este nuevo escenario fue que las nuevas SAD pasaron a tributar en el Impuesto de Sociedades (30 %), mientras que los clubs no transformados se ciñeron al régimen tributario general de las asociaciones (25 %). Por otra parte, al convertirse en sociedades anónimas, cualquier persona física o jurídica puede adquirir parte del capital social del club y convertirse en accionista (tal y como estuvo a punto de sucederle al Levante UD en verano de 2015 a través del inversor Robert Sarver). Esto permite a las SAD acudir a unos sistemas de financiación y obtención de recursos (multinacionales o fondos de inversión que participan en el capital) a los que los clubs con formas de asociación no pueden acceder (Rico y Puig, 2015). Por último, el artículo 3 del Real Decreto 1251/1999 regula el capital mínimo que deben tener las SAD y establece un baremo entre los gastos de todos los equipos de la misma competición. De este modo, los clubs que compitan en cierta categoría profesional deben tener un capital social mínimo regulado y, en caso contrario, se verán obligados a hacer una ampliación de capi20 INTRODUCCIÓN


tal, bajo la amenaza de ser descalificados de la categoría. En consonancia con el objetivo de esta norma, la UEFA inició en 2011 un sistema de control económico de los clubs conocido como Fair Play Financiero (FPF), que establece límites en las pérdidas que estos pueden tener y les obliga a no tener deudas pendientes con otros clubs, con jugadores o con las autoridades tributarias. De este modo, los clubs tienen que cumplir con los requisitos de equilibrio, es decir, no gastar más de lo que ingresan si quieren optar a participar en las competiciones de la UEFA. Las sanciones pueden variar desde advertencias y multas, hasta la descalificación de las competiciones en curso y/o futuras o la retirada de títulos o premios (Beech et al., 2010). Este nuevo marco normativo español y europeo transforma por completo el sector del deporte profesional, en este caso el fútbol, virando la gestión de los clubs hacia unas prácticas mucho más empresariales (Söderman, 2013). Por lo tanto, en este contexto ya no solo vale una buena gestión de la situación deportiva, sino que es esencial la estricta y rigurosa gestión de los recursos económicos (ingresos y los gastos) y una gestión estratégica y empresarial renovada para la supervivencia de los clubs. En otras palabras, las SAD deben ser responsables y competitivas. Pero ¿cómo ser financieramente responsable? Lo primero que una SAD debería tener en cuenta es el conocimiento claro del origen de los ingresos y los gastos. Para la mayoría de clubs, como es el caso del Levante, los ingresos proceden básicamente de cinco fuentes principales (tabla 1): • los traspasos de derechos federativos de futbolistas a otros clubs. • la publicidad y sponsors de los clubs. • Derechos de comercialización a la Liga de Fútbol LEVANTE UD UNA SAD RESPONSABLE Y COMPETITIVA 21


Profesional (LFP): ingresos por la cesión de los derechos de imagen de los clubs a la liga de fútbol profesional para la comercialización de productos como cromos, videojuegos, etc. • Match Day: los ingresos por taquillas (venta de entradas) y abonos de temporada. • retransmisión: Ingresos procedentes de la comercialización de los derechos televisivos de los clubs. •otros ingresos. TABLA 1: REPARTO DE LOS INGRESOS DE LOS CLUBS ESPAÑOLES. EN MILLONES DE €

PRIMERA DIVISIÓN

SEGUNDA DIVISIÓN

Traspasos

337,4

11,4

Publicidad

72,3

11,2

Derechos de comercialización LFP

492,8

13,5

Match Day

587,3

38,4

Retransmisión

785,9

68,6

Otros Ingresos

141,5

55,1

2417,2

198,4

Total

Fuente: Informe económico del fútbol profesional (2015).

En las figuras 1 y 2 se muestran de forma porcentual la desigual distribución porcentual de las partidas de ingresos según la categoría de la competición (Primera o Segunda División) donde destaca un mayor control y menor incertidumbre de estos por parte de los primeros (la partida “otros ingresos” es del 6% en Primera y del 28% en Segunda) 22 INTRODUCCIÓN


FIGURA 1: DISTRIBUCIÓN DE LOS INGRESOS 1ª DIVISIÓN

Otros Ingresos

6%

14% 3%

Retransmisión

Publicidad

33% 20% Derechos de comercialización LFP

24%

Match Day

FIGURA 2: DISTRIBUCIÓN DE LOS INGRESOS 2ª DIVISIÓN

Publicidad

6% Otros Ingresos

28%

6% 7%

Derechos de comercialización LFP

19%

34%

Match Day

Retransmisión

Fuente: Informe económico del fútbol profesional (2015).

LEVANTE UD UNA SAD RESPONSABLE Y COMPETITIVA 23

Profile for Vincle Editorial

Levante UD. Una SAD responsable y competitiva  

En el futbol, igual que ocorre en tots els sectors empresarials, s’assumeix l’estratègia com un instrument indispensable per a competir. A t...

Levante UD. Una SAD responsable y competitiva  

En el futbol, igual que ocorre en tots els sectors empresarials, s’assumeix l’estratègia com un instrument indispensable per a competir. A t...

Advertisement