Page 1

¡Proletarios/as de todos los países, Uníos!

Miembro de:

9

1

ni 85-20 ve 15 rsar io

a

Juventud Comunista

Órgano del Comité Central del Partido Comunista de los Pueblos de España · PCPE

¡Unidad y Lucha!

www.pcpe.es www.unidadylucha.es

Mov. Obrero

pág. 6

A colación del III AENC y los procesos de negociación colectiva

Mensual Precio 1€ Septiembre 2015 nº 332 M-2588-2013 unidadylucha@pcpe.es

Entrevista UyL Entrevista a Carmelo Suárez

págs. 8 y 9

(Secretario General del PCPE)

Editorial pág.3

Imperialismo y lucha de clases, aquí y ahora

Actualidad

Federación Sindical Mundial 70 años.

Combativa. Internacionalista. Pág. 5

LA CLASE OBRERA CONTRA LA GUERRA IMPERIALISTA

pág.13

Movilizaciones contra las maniobras de la OTAN Entre octubre y noviembre próximos tendrán lugar en suelo español, italiano y portugués las maniobras de la OTAN más importantes de los últimos años, bajo la denominación “Trident Juncture 2015”.

Internacional Morir, para sobrevivir; la crisis humanitaria de la inmigración pág.8


2|Unidad y Lucha

Septiembre 2015

Actualidad

A

Los PGE-2016, más allá de los titulares

M

CORRIENTE

Julio Díaz

ás allá del ruido mediático y de las intenciones electoralistas que marcan las diversas interpretaciones hechas de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016, cualquier análisis mínimamente riguroso de los mismos debiera reconocer que, con mínimos detalles, son los únicos presupuestos posibles conforme al Programa de Estabilidad y Convergencia y al Plan Nacional de Reformas. Guías orientadas al cumplimiento riguroso del objetivo de déficit, que se constituye en la obligación inherente a la condición de España como miembro de la UE. Por tanto, con el marco definido por las Instituciones europeas y el Fondo Monetario Internacional (FMI), y con traducción en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, el Gobierno español se limita a ajustar las cifras anuales a un marco que viene impuesto, y a darle la correspondiente lectura política dependiendo del Partido al que le toque estar en el gobierno. Sin duda, este año los PGE se presentan como los presupuestos de la recuperación económica y, al margen de la realidad aplastante de paro y pobreza para millones de trabajadores y trabajadoras, serán utilizados por el gobierno del PP para tratar de desarrollar y hacer hegemónica la idea de la superación definitiva de la crisis. Consecuentemente, no seremos los y las comunistas quienes pensemos que sea posible hacer algo diferente con un simple cambio de gobierno, si este no rechaza de plano la pertenencia de España a la UE y deja de asumir como normal que 9,52 euros, de cada 100 que gasta el Estado, estén destinados al pago de la deuda. Ahí está el núcleo de unos PGE que, condicionados por el límite de déficit (2,2%), el pago de la deuda (9,52%) y una falta progresiva de recaudación, motivada por una muy débil actividad económi-

UyL

CONTRA-

ca, las bonificaciones empresariales y las reducciones en el IRPF y en las cuotas de la Seguridad Social de los autónomos, consigue buena parte de su equilibrio contable con la recaudación indirecta mediante el IVA al último consumidor y la reducción de un 21% en las prestaciones por desempleo. Presupuestos que mantienen inalterable el compromiso con la represión y dedican 13.642 millones de euros (3,88%) a defensa, policía y cárceles; pero que, a pesar de establecer una previsión de inflación del 1%, sólo suben las pensiones un 0,25% y, conforme al Acuerdo Marco firmado hace unos pocos meses por la Patronal, CCOO y UGT, incrementa sólo en un 1% los ingresos del funcionariado, tras un lustro de congelación y pérdida permanente de poder adquisitivo de este colectivo de trabajadores y trabajadoras. De los presupuestos en Educación, Sanidad, Justicia y Cultura también es posible afirmar que permanecerán “recortados” al mantenerse, casi inalterable, la transferencia a otras administraciones y, consecuentemente, nos espera una año más de pérdida de prestaciones sociales y el progresivo avance la economía privada en estos sectores. Por último hay un dato que, aunque es posible sacarlo de las cifras de los PGE, nadie menta, y es lo que pagamos y recibimos de la UE. Un dato muy interesante si valoramos que en el ideario colectivo persiste la idea que todos los años nos llega un maná desde Bruselas, pero las cifras demuestran que no es así, pues 740 millones de euros es el saldo final a favor del Estado español. Magro balance de menos del 0,20% del PGE que, dedicado casi en un 50% a la PAC (Política Agrícola Común), condiciona todas las finanzas públicas y determina, entre otras muchas cosas, la progresiva muerte del sector minero con una nueva reducción del 3,7% de las ayudas al carbón.

Edita: Partido Comunista de los Pueblos de España. Distribución y suscripciones: P.C.P.E. Redacción y administración: C/ Miguel de San Narciso nº6 Bajo Vallecas 28.018 Madrid Web: www.pcpe.es www.unidadylucha.es Directora: Emma Esplà. Impresión: Zeroa multimedia S.A.

José L. Quirante/

EL CAPITALISMO

ES ASÍ

“Pero la magia es para el circo, y la cruda realidad exige otro análisis: que se asuma que no hay salvadores ni mesías, y que la clase trabajadora y otras capas populares han de salvarse por sus luchas.”

Q

ué creían estos indignados griegos de pacotilla que era el capitalismo? ¿Una asociación caritativa para niños y ancianos en dificultad? ¿Una institución solidaria con los más necesitados? ¿O quizás pensaban que la plutocracia europea (cuya cabeza visible es su servil “Troika”) era las “Hermanitas de los Pobres”? Qué desfachatez tan grande, qué jetas las de estos Tsipras, Varufakis y compañía defendiendo como obsesos ayer “el capitalismo con rostro humano”, como remedio a todo mal; e imponiendo hoy a la clase trabajadora helena (como no habían osado hacer en anteriores gobiernos los socialdemócratas del PASOK o los conservadores de Nueva Democracia) todas las exigencias de la Unión Europea: aumento del IVA, no a la restructuración de la deuda, prolongación de la edad de jubilación y reducción de las pensiones, privatizaciones, reforma laboral, etc. Y todo a cambio de poder recibir préstamos que servirán, principalmente, para pagar intereses de préstamos anteriores. Como se dice coloquialmente: “para mear y no echar gota”. Pero quizás lo más grotesco se halle en alguna que otra declaración del ex ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, al mensual Le Monde diplomatique del mes de agosto, ase-

gurando —después de reconocer la humillación sufrida y la capitulación en toda regla del gobierno griego ante la UE—, que con ello “desaparece la Europa que yo siempre había considerado, desde mi adolescencia, como mi punto de referencia, como mi brújula: la Europa de Konrad Adenauer, Charles de Gaulle, Willy Brandt, Valéry Giscard d’Estaing, Helmut Schmit, Helmut Kohl y François Mitterand”. Una declaración en defensa de la Europa capitalista que echa por tierra, estrepitosamente, las ilusiones de quienes creyeron en las promesas de “cambio radical” y de justicia social hechas por estos “rebeldes”, más que nunca sin causa.

Salvarnos con nuestras luchas Hoy, una vez consumada la felonía del gobierno Tsipras, y probado empíricamente que su propuesta política en defensa de los intereses de “los de abajo” era pura falacia, las aguas vuelven a su cauce: el capitalismo se afianza en Grecia demostrando de ese modo que no se le doblega así como así, y la opción comunista del KKE (Partido Comunista de Grecia) aparece con más brío que nunca. Es decir, dispuesta a organizar a la clase trabajadora griega para, según palabras del eurodiputado comunista Kostas Papadakis,

“desafiar todo el poder de la oligarquía”, verdadera causa de todas las injusticias sociales que sufren las y los currantes. Lo demás, Syriza y otros inventos, son milongas para adormecer a incautos e incautas, para tratar de impedir la alternativa revolucionaria y perpetuar el poder de la burguesía. Ahora, con las próximas elecciones legislativas en España, se abre un nuevo capítulo del folletín “que todo cambie para que todo siga igual”, cuyo prólogo han sido las elecciones del 24M y sus consabidas transformaciones radicales. En esta ocasión, de la mano, entre otros cantamañanas, del inefable Podemos. Una mano temblorosa y dubitativa después de la claudicación vergonzosa de sus mentores griegos, pero que goza de cierto apoyo en sectores populares de la sociedad española. Esperanzados todavía en que el prestidigitador saque de la chistera el “conejo indignado” que lo solucione todo. Pero la magia es para el circo, y la cruda realidad exige otro análisis: que se asuma que no hay salvadores ni mesías, y que la clase trabajadora y otras capas populares han de salvarse por sus luchas, sus decisiones, y por enfrentarse a la UE, la OTAN y los monopolios que las explotan en su beneficio. La elección es simple: barbarie capitalista o socialismo. La tercera vía no existe.

Consejo de redacción: Carmelo Suárez, Raúl Martínez, Julio Mínguez. Colaboradores/as: Julio Díaz, J.L. Quirante, Ástor García, Álvaro Luque, Marina Quintillán, Miguel Ángel Rojas, Ignacio Pastor, Ana Ezcurra, Sonia Iruela, Lola Jiménez. Diseño y maquetación: Comisión agiprop del CC del PCPE. Correctores: Luisa de La Torre e Ignacio Pastor. Distribución y suscripciones: Melquíades Jiménez Vicente, yCarlos Arribas.


Septiembre 2015

Unidad y Lucha

3

Editorial

IMPERIALISMO Y LUCHA DE CLASES, AQUÍ Y AHORA

L

a situación de la clase obrera en nuestro país es la consecuencia práctica de la aplicación de las políticas generales del imperialismo en las condiciones concretas de la lucha de clases en España. Que esa clase obrera comprenda las razones últimas de su situación, y que se organice activamente para cambiar esa situación, es una tarea central del Partido Comunista para avanzar en su proyecto emancipador aquí y ahora.

Las clases dominantes intervienen de una forma permanente para mantener a la clase obrera en la más absoluta alienación (embrutecimiento, Marx), anulando, así, su capacidad para identificar las razones reales de su situación, y su misma capacidad para reaccionar y emanciparse. Por un lado llevan a la clase obrera a creer que su situación es lo natural, como clase obrera que es, y por otro, le hacenn creer en la permanente ilusión de que dentro del sistema pueden mejorar sus condiciones de vida. Cuando las estrategias de alienación no son suficientes para garantizar la paz social las democráticas clases dominantes tienen en la reserva una variedad de instrumentos de violencia directa, con sus cuerpos represivos y con sus leyes dictatoriales. La situación actual del capitalismo internacional (imperialismo, capitalismo parasitario y en descomposición) condensa todas las contradicciones propias de un sistema sociohistórico en su fase agónica. Todas sus deformidades sistémicas (contradicciones internas) se agrandan y se rigidizan. Las sucesivas crisis de sobreacumulación del último siglo y medio (desde 1873) se han saldado con reiterados impulsos crecientes al proceso de concentración y centralización del capital, de tal forma que la formación de grandes corporaciones transnacionales ha liquidado el viejo capitalismo de libre competencia, y aumenta las contradicciones entre esos reducidos grupos monopolistas y las masas obreras y populares. A su vez, este proceso de concentración y centralización, se ha materializado en la existencia de grandes potencias imperialistas que se disputan ferozmente los recursos y los mercados entre ellas. El armamentismo y la guerra forman parte sustancial del actual capitalismo, sin poder prescindir de ellos por el equilibrio mortal que esta lógica impone. Cae tendencialmente la tasa de ganancia (Marx) y por ello el capital necesita incrementar de forma permanente la tasa de explotación. La reducción del precio de la fuerza de trabajo es constante, con el desarrollo del capitalismo aumenta la explotación. El capitalismo actual, y futuro, no mejora las condiciones de vida del proletariado, sino que lo empobrece.

Los intentos de la clase obrera por emanciparse son violentamente reprimidos por la burguesía. El carácter falsamente democrático del capitalismo queda en evidencia, la dictadura del capital se desnuda. La dictadura explícita, el fascismo, el racismo, la xenofobia, son cartuchos siempre en la reserva de la dominación capitalista.

El auge de las fuerzas oportunistas de refresco es producto de una cuidada planificación para desactivar el proceso de acumulación de fuerzas de la clase obrera que reacciona ante las más duras consecuencias de la crisis económica. Podemos-IU-Ciudadanos constituyen la tríada necesaria para distraer a la clase obrera de su propio camino.

El capitalismo español es perfectamente consciente de estas determinaciones históricas. Y actúa de forma consecuente, para defender sus antisociales intereses.

El gobierno Rajoy presume de determinados resultados de la economía española. Todos ellos conseguidos sobre el sufrimiento extremo del proletariado de este país, cuya situación no cambiará aunque mejore la economía.

Las condiciones en que se convocan estas elecciones ponen de manifiesto las contradicciones entre una parte de la burguesía catalana y las fuerzas del bloque oligárquico español. Son expresión de un conflicto interno (crisis en la cúspide) de las fuerzas parasitarias que forman el bloque histórico de dominación en el Estado Español.

No hay futuro para el proletariado dentro del sistema capitalista, sino dictadura férrea y sobreexplotación. No hay terrenos intermedios donde sea posible alcanzar consensos sociales de mejora para el conjunto de la clase obrera en el capitalismo.

Como en otras ocasiones, quienes impulsan este proyecto tienen el objetivo de colocar detrás de sí a la clase obrera de Catalunya, apropiándose de sus legítimas aspiraciones nacionales, y tratando de conjurar las contradicciones de clase que les enfrentan.

La tarea del Partido Comunista es liderar el proceso de lucha de masas que ha de acabar con esta situación, destruyendo hasta sus mismos cimientos el capitalismo español, sus bases materiales (propiedad privada) y su superestructura (el Estado burgués y la monarquía parlamentaria). El Frente Obrero y Popular por el Socialismo es la propuesta de política de organización de las alianzas -de la clase obrera con otros sectores populares-, que llevará al pueblo a la victoria.

El pueblo de Catalunya tiene derecho al libre ejercicio del derecho de autodeterminación, su clase obrera debe hacer de este derecho parte irrenunciable de su proyecto de emancipación hacia el socialismo. Los enemigos del pueblo no le pueden robar ese derecho con el engaño. El objetivo de estas elecciones autonómicas es instrumentalizar esa conciencia de nación de la clase obrera para asentar una nueva forma de su dominio, y dar renovada continuidad a su sistema basado en la explotación.

Los sucesivos gobiernos españoles de los últimos años (Zapatero, Rajoy, y también los autonómicos) han seguido una línea política de actuación consecuente con el marco capitalista arriba descrito. Privatizaciones, contrarreformas laborales, fiscalidad regresiva, Ley Mordaza, congelación y reducción de salarios, precariedad, militarización, etc. Todas ellas son políticas coherentes con las necesidades del capitalismo español, de sus clases dominantes, del bloque oligárquico-burgués. La clase obrera queda sometida a una penosas condiciones de vida en el capitalismo actual. Pero las clases dominantes no solo han tomado iniciativas de gobierno para mantener sus privilegios, sino que sus centros intelectuales han desarrollado una intensa tarea de diversionismo ideológico para mantener la alienación del proletariado de este país.

CATALUNYA 27S El 27S no hay en Catalunya ningún proceso de autodeterminación, pese a la retórica nacionalista de quienes quieren hacer de esa convocatoria electoral un plebiscito de sus particulares proyectos políticos.

El proletariado de Catalunya debe seguir su propio camino.


Semptiembre 2015

4 |Unidad y Lucha

Actualidad

“LIBERALIZACIÓN” DE SERVICIOS

EN LA UE: ¿ÉXITO O FRACASO?

TODO DEPENDE DE LA CLASE SOCIAL CON QUE SE MIRA José Barril/

L

os recientes conflictos obreros en las subcontratas de una empresa privatizada, como Telefónica; o de otra todavía pública, pero en franco proceso de desmantelamiento, como Correos (ambas pertenecientes a sectores estratégicos), no son sino parte de las nefastas consecuencias para el pueblo trabajador de la “liberalización” del comercio de servicios, que condujo a la privatización de servicios públicos esenciales en toda Europa desde mediados los años 80 del siglo XX. Durante la huelga estatal de Correos de mayo pasado, coincidiendo con la campaña para las elecciones municipales y autonómicas, pudimos ver a la rapiña oportunista (en Alacant era IU) lanzando engañosos mensajes de denuncia exclusivamente contra las políticas del PP, en el solo intento de arañar votos para sus candidaturas “de confluencia”, y a sabiendas de que los procesos privatizadores son impulsados por ambas mandíbulas, derecha e izquierda, del capital y respondiendo a regulaciones emanadas de la misma UE con la que jamás romperán. Más allá de una cuestión de honestidad política con nuestra clase, las y los comunistas nos debemos al rigor en los análisis teóricos y en nuestra práctica política que nos impone el socialismo científico. Curiosamente, en el caso de los Servicios Públicos, el análisis de las consecuencias derivadas de su privatización nos llega desde las propias entrañas del sistema: se trata del Informe Final de un estudio coordinado por el “Centro de Investigación de la Vida Laboral” de Viena y financiado por el VI Programa Marco de la mismísima Comisión Europea, el denominado Proyecto PIQUE (Privatización de los Servicios Públicos e Impacto sobre la Calidad, el Empleo y la Productividad. Christoph Hermann y Jörg Flecker, 2009)1, realizado sobre cuatro sectores del Servicio Público (electricidad, servicios postales, transporte público local y servicios de salud) y en seis países diferentes (Alemania, Austria, Bélgica, Polonia,

1. 1Christoph Hermann and Jörg

Flecker (2009). Privatisation of Public Services and the Impact on Quality, Employment and Productivity (PIQUE) Final Report. http://cordis.europa.eu/documents/ documentlibrary/122489371EN6. pdf

Reino Unido y Suecia). Las conclusiones del PIQUE no pueden ser más devastadoras en cuanto a la rentabilidad social de la “liberalización” del comercio de servicios; destacamos algunas de ellas:

tica ausencia de las organizaciones sindicales en las compañías que accedían a la gestión de los servicios públicos privatizados, la negociación colectiva, a menudo, ha perdido su capacidad para

“…, el sector privado sólo puede crecer parasitando las partes rentables del público. ¿Lo del giro social de la UE? Cuestión de fe: de mala fe oportunista.” - Con la liberalización, el objetivo de las regulaciones legales dejó de ser garantizar la provisión del servicio y supervisar el valor aportado por el mismo, en todas sus etapas, para centrarse en asegurar la competencia entre los proveedores. Y sin embargo, el resultado global de los procesos de liberalización y privatización ha sido pobre, incluso en términos de configuración de estructuras de mercado altamente competitivas en el sector servicios. - En ausencia de una regulación estricta y de mercados realmente competitivos, las grandes empresas gozan de total discrecionalidad para fijar precios y determinar la calidad del servicio prestado. La supuesta liberalización ha tenido realmente mucho más éxito modificando las estructuras de propiedad, en el sentido de expandir la participación de la propiedad privada en la prestación de servicios públicos. - La estrategia competitiva de los nuevos (privados) proveedores y su pretendida reducción de costes en la prestación de servicios se ha basado, principalmente, en la drástica reducción de salarios y la precarización de las condiciones de empleo y de trabajo, lo que en muchas ocasiones se traduce en la degradación de la calidad del servicio. Globalmente, se puede afirmar que los procesos de privatización han contribuido, claramente, al crecimiento de las desigualdades sociales, con la discriminación entre consumidores (rentables y no rentables) y laborales, con un incremento de la brecha salarial entre trabajadores y trabajadoras que realizan exactamente las mismas tareas, con la consiguiente fragmentación del mercado de trabajo. - Debido, en parte, a la prác-

sacar salarios y condiciones laborales fuera del marco de la competición empresarial. En algunos sectores y países, como los servicios postales en Austria y Alemania, la liberalización y privatización amenazan incluso con transformar un servicio público en un sector de salarios basura. - Los nuevos competidores que emergieron tras la liberalización, por tanto, suelen ofrecer condiciones laborales muy inferiores a las de las compañías públicas que todavía sobreviven al proceso privatizador. Sin embargo, bajo la presión competitiva, el propio proveedor público comienza a modificar sus condiciones de trabajo, por ejemplo estableciendo estructuras salariales duales y diferencias crecientes entre una fuerza de trabajo de plantilla y otra periférica o externalizada. Se socavan sistemáticamente las bases de la solidaridad entre las y los trabajadores, generando una amenaza permanente, incluso para la relativamente estable plantilla principal, con consecuencias claramente negativas para la motivación y productividad de sus trabajadoras y trabajadores. - El empleo en los servicios privatizados ha derivado progresivamente hacia el tiempo parcial, recurriendo a trabajadores eventuales y autónomos más frecuentemente que cuando eran servicios prestados desde el sector público. - No se ha encontrado evidencia alguna que sugiera que el mercado per se haya conducido a una significativa elevación, a largo plazo, en el valor añadido de los sectores en estudio: sólo se ha podido apreciar alguna mejora en la calidad de aquellos sectores en los que era posible invertir en nuevas tecnologías que, a menudo, reducían la carga de trabajo necesaria. Sin

embargo, cuando el servicio requiere un aporte sustancial de fuerza de trabajo no sustituible por la tecnología como, por ejemplo, el cuidado de pacientes o la conducción de un autobús, su calidad se ha resentido como resultado de la liberalización y privatización. Hasta aquí la utilidad del Informe PIQUE para la organización revolucionaria. No cuestiona las privatizaciones, sólo sus excesos, y considera negativas, pero corregibles, sus consecuencias sociales y laborales sin ponerlas en conexión con los intereses monopolísticos a los que responden. Las propuestas que realiza se enmarcan dentro de la gestión del capitalismo y, obviamente, sin romper con la institución que financia el estudio, a la vez que ofrece un recetario de “buenas prácticas” para privatizar con anestesia: salarios mínimos garantizados en cada sector, regulaciones que refuercen la negociación colectiva y la posición de las y los consumidores frente a los monopolios, etc. El capitalismo no volverá jamás a caminar por esa senda. No le queda margen de maniobra más allá del incremento de la miseria, la represión y la guerra imperialista. Según reconocen los mismos autores, algunas decisiones de la Corte Europea de Justicia han dictado que ciertas regulaciones nacionales sobre protección de las y los trabajadores violan el principio de libertad económica, tal y como se establece en los Tratados de la UE. Y por si quedara algún resquicio, la UE firmará el TTIP para taparlo. ¿Servicios Públicos de calidad en la UE? ¿Coexistencia pacífica entre provisión pública y privada de servicios? No es posible. Son tan irreconciliables como los intereses de los trabajadores con los de los accionistas del monopolio que les explota. Tan inmiscibles como el agua y el aceite. Y ello por una cuestión de principio, el sector privado sólo puede crecer parasitando las partes rentables del público. ¿Lo del giro social de la UE? Cuestión de fe: de mala fe oportunista. Sin embargo, no nos engañemos, los grandes monopolios nunca se harán cargo de pacientes o estudiantes “no rentables”, ni del reparto postal en zonas remotas; siempre necesitarán de un sector público subsidiario y marginal, en otras palabras, una especie

de actualización de la beneficencia franquista: ¡Tan modernos, dinámicos, competitivos ellos y, sin embargo, tan casposos! Y si el servicio es potencialmente rentable pero requiere una inversión inicial costosa, ¡que se haga cargo el pueblo trabajador que ya lo privatizaremos! Las diferentes variantes de la socialdemocracia y del oportunismo político y sindical echan permanentemente arena a los ojos de la clase obrera, para que no vea al sistema de explotación capitalista como la causa última de sus graves problemas. En el desarrollo de la actual crisis estructural, eso puede no ser suficiente. Ahora más que nunca hacen denodados esfuerzos para colocar delante de esos ojos unos cristales intencionadamente graduados para desenfocar su propia realidad cotidiana: una lente para que veamos simples “desviaciones neoliberales” y, por tanto, corregibles, donde sólo deberíamos ver un sistema cuyos mecanismos intrínsecos de funcionamiento están basados en la explotación de las y los trabajadores y la enajenación de los recursos naturales; otra para que, en lugar de la herramienta más depurada del capital monopolista, veamos en la UE a una entidad benefactora a la que décadas de hegemonía conservadora le han hecho apartarse de un pretendido “modelo social europeo” basado en la protección social y del medio ambiente. Lente a lente, estas fuerzas “progresistas” o, seamos modernos, “ciudadanas”, cumplen el detestable papel de último recurso en la legitimación de un capitalismo que agoniza. La misión inicial del Partido Comunista es quitarle esas lentes a la clase obrera para que vea con sus propios ojos. No es tarea fácil. Llevamos más de un siglo recibiendo el impacto de la arena en nuestras conjuntivas, mirando a través de las lentes de otros y viendo con las retinas del enemigo de clase. Aprender a mirar, a nosotras y nosotros mismos y a lo que nos rodea, desde la perspectiva de quien todo lo produce, requiere honestidad y formación. Es el único camino para abandonar la senda de explotación, miseria y guerra imperialista que la UE ofrece a las trabajadoras y trabajadores. Los que nos ciegan saben que nuestro único camino es la construcción del Socialismo.


Unidad y Lucha | 5

Septiembre 2015

Actualidad

FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL

OTRA ESTRATAGEMA DE LA BURGUESÍA EN EL PODER

1945-2015: 70 años. Combativa. Internacionalista

E

l 3 de octubre de 2015, la Federación Sindical Mundial celebra sus 70 años de lucha militante e internacionalista. Con esta ocasión, el Consejo Presidencial de la FSM ha decidido llamar a todos los afiliados, amigas y amigos de la FSM, a conmemorar en cada país este gran aniversario. Con actos, debates, charlas y actividades, la FSM llama a los obreros y obreras conscientes, a rendir homenaje a las luchas de la clase obrera y del movimiento sindical clasista en todos los países. En cada centro de trabajo, empresa o sector, en cada barrio obrero, en cada comarca desindustrializada y desertizada por el capitalismo y sus crisis, en cada país, es necesario dar a conocer a las nuevas generaciones los logros, las dificultades y la importancia de la lucha de clases, y el importantísimo papel de la FSM en la lucha contra el fascismo, el imperialismo, el colonialismo, el apartheid y la explotación capitalista; la importancia de la dimensión internacional de la lucha de clases, para preparar la respuesta obrera a la ofensiva generalizada del capital contra el trabajo. El desempleo, el azote del paro forzoso crónico (que reduce a la miseria a millones de trabajadores y trabajadoras con sus familias y priva a la juventud obrera de todo futuro dentro del capitalismo), así como el ataque al sistema público de pensiones dignas, son las expresiones más sangrantes de esa ofensiva. Sobre estos escombros se construye la recuperación de las ganancias privadas de los grandes monopolios capitalistas. El 3 de Octubre tiene que ser, pues, una Jornada mundial de lucha contra el paro y el trabajo precario, con sus terribles secuelas de miseria, siniestralidad laboral, abusos y terror patronal; y también una Jornada en la que tenemos que dirigirnos a cada colectivo y a cada organización obrera, a cada trabajador desempleado, precario o simplemente explotado, con la propuesta de incorporarse a las filas de la lucha sindical, de convertir su particular situación de opresión y miseria en digni-

dad clasista, organización y lucha, y Unidad Obrera, y de sumar sus fuerzas al desarrollo de la organización mundial de la clase obrera. El PCPE y los CJC provechamos esta convocatoria para contribuir a la difusión del importante papel jugado, históricamente y en la actualidad, por la Federación Sindical Mundial, en favor de los derechos de las y los trabajadores y por el avance de las posiciones de la clase obrera en el escenario mundial de la lucha de clases. Los logros del sindicalismo en las décadas centrales del siglo XX, y su extensión a muchos países, sólo pueden entenderse a la luz de la grandiosa tarea de la FSM, la primera (en la Historia) confederación mundial de sindicatos de trabajadores. La FSM nació en París el 3 de Octubre de 1945, pocos meses después del fin de la II Guerra Mundial y de la victoria de la clase obrera y los pueblos contra el nazi-fascismo. Agrupó a las principales organizaciones de clase de la época bajo la consigna de la lucha contra la explotación capitalista, del internacionalismo proletario; con un carácter reivindicativo y asambleario y con la voluntad de movilizar a los trabajadores y trabajadoras, país a país, para conquistar mejores condiciones de trabajo y de vida para la inmensa mayoría de habitantes del planeta. Contó con el decisivo apoyo de los sindicatos de los países socialistas, e impulsó el sindicalismo de clase en los cinco continentes. La Patronal organizada internacionalmente y los reformistas y socialdemócratas partidarios del pacto social con el enemigo de clase, promovieron su división y la de la clase obrera mundial, fundando la CIOSL y la CMT, fusionadas más tarde en la CSI (Confederación Sindical Internacional) en un intento de dificultar la reactivación de la FSM a partir de su XV Congreso, celebrado en La Habana en 2005. Pese a los ataques del enemigo de clase y de sus colaboradores, continúa el avance del sindicalismo de clase agrupado en torno a la FSM. Diecinueve organizaciones obreras se sumaron recientemente a la Federación

Ignacio Pastor/

E Sindical Mundial, que hoy en día agrupa a 320 sindicatos de más de 130 países, sumando a cerca de 100 millones de trabajadoras y trabajadores afiliados. La lucha por la supervivencia del capitalismo, sacudido por crisis cada vez más profundas, generalizadas, sincronizadas e irresolubles, emanadas de la propia contradicción entre el carácter social del trabajo y la propiedad privada del capital, pasa por abaratar la fuerza de trabajo, profundizando en la destrucción de fuerzas productivas, en el desempleo masivo crónico , la barbarie y la violencia del sistema, la sobreexplotación de la clase obrera y la guerra imperialista. El carácter global del ataque contra la clase trabajadora hace más necesaria hoy que nunca la herramienta organizativa internacional para la resistencia y el contraataque. Este 3 de Octubre con ocasión del LXX Aniversario de la Federación Sindical Mundial, llamamos a celebrar actos, reuniones con colectivos obreros y organizaciones sindicales, charlas y debates para dar dimensión mundial a la lucha contra el paro y el sistema de explotación que lo hace posible; para dar a conocer la FSM a más trabajadores y trabajadoras e invitarles a incorporarse a la lucha sindical. Fortalezcamos la organización internacional de los trabajadores y las trabajadoras de los cinco continentes, promovamos nuevas incorporaciones de nuevas organizaciones obreras en nuestro país. Fortalezcamos la herramienta de la clase obrera mundial para preparar los cambios revolucionarios, que la humanidad necesita para acabar con la barbarie y la explotación. VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA VIVA LA FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL

l Parlamento español ha decidido, por mayoría absoluta, aprobar la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, para garantizar la seguridad ciudadana, amparándose en lo que denomina una de las prioridades de la acción de los poderes públicos, el modelo de Estado de Derecho instaurado por la Constitución de 1978. El PCPE insiste, constantemente, en destacar que el Estado responde a los intereses de una clase, que no existe el Estado neutral y que, por lo tanto, las instituciones españolas están manteniendo los intereses de la burguesía y de los monopolios. La burguesía controla el poder en el estado capitalista y, con tal de proteger sus intereses, llega a justificar que cualquier limitación en el ejercicio de las libertades por razones de seguridad, se ampara en el principio de legalidad en una triple dimensión: por la idoneidad de la limitación, por su necesidad y por su proporcionalidad. Sin embargo, la ley que han aprobado, con una redacción que se caracteriza por ser represora de los derechos de la clase obrera y de los sectores populares, estableciendo innumerables trabas para la defensa de nuestros intereses, sólo sirve para calificar como peligroso aquello que no encaja en sus reglas, en su legalidad burguesa, para conseguir que sigamos viviendo dentro de las reglas impuestas por el sistema capitalista, en el que se explota a los trabajadores y a las trabajadoras, que no podemos protestar, porque si no se impone una multa o, incluso, la condena a ingresar en la cárcel. De hecho, se puede limitar la circulación o la permanencia en las vías o lugares públicos, cuando consideren (¿quiénes?) que se trata de un supuesto de alteración de la seguridad ciudadana o de la pacífica convivencia, o cuando existan indicios racionales de que pueda producirse dicha alteración. Y las reuniones y las manifestaciones no pueden perturbar la seguridad ciudadana (¿según quién?), calificando como infracciones muy graves aquellas no comunicadas en infraestructuras o instalaciones en las que se prestan servicios básicos para la comunidad o en sus inmediaciones, así como la intrusión en los recintos de éstas, incluido su sobrevuelo, cuando, en cualquiera de estos supuestos, se

haya generado un riesgo para la vida o la integridad física de las personas, que se sancionan con multa de 30.001 a 600.000 euros para los organizadores o promotores, que serán las personas físicas o jurídicas que hayan suscrito la preceptiva comunicación y también quienes de hecho las presidan, dirijan o ejerzan actos semejantes, o quienes por publicaciones o declaraciones de convocatoria de las mismas, por las manifestaciones orales o escritas que en ellas se difundan, por los lemas, banderas u otros signos que ostenten o por cualesquiera otros hechos, pueda determinarse razonablemente que son directores de aquellas. Las infracciones graves se sancionarán con multa de 601 a 30.000 euros; y las leves, con multa de 100 a 600 euros. Las denuncias, atestados o actas formulados por los agentes de la autoridad que, en el ejercicio de sus funciones, hubiesen presenciado los hechos, previa ratificación (en el caso de haber sido negados por los denunciados), constituirán base suficiente para adoptar la resolución que proceda, salvo prueba en contrario, y sin perjuicio de que aquéllos deban aportar al expediente todos los elementos probatorios disponibles. ¿Hasta cuándo vamos a permitir que esto sea así? ¿Tenemos que hacer como estos nuevos partidos políticos que, ante el sometimiento del pueblo griego, se limitan a decir que les gustaría que las cosas fueran distintas pero que no se puede hacer nada? ¿Podemos o no podemos? O lo que es peor, ¿no queremos? No nos van a confundir. La clase obrera no entiende lo mismo que la burguesía cuando se habla de alteraciones del orden público, de faltas de respeto a la autoridad, de deslucimiento de determinados bienes en la vía pública o del pacífico disfrute de las vías y espacios públicos. Claro que se puede vivir de otra manera, en una sociedad socialista, sin leyes mordaza para la clase obrera ni para los sectores populares Por eso, el PCPE lucha por la conquista del poder obrero y por el fin de la explotación de los trabajadores y de las trabajadoras. ¡Todo para la clase obrera ya!


6|Unidad y Lucha

Septiembre 2015

Movimiento Obrero

A colación del III AENC y los procesos de negociación colectiva /SEVERINO MENÉNDEZ

E

l pasado 8 de junio fue firmado el III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) con vigencia entre 2015 y 2017. Los firmantes del acuerdo fueron las patronales CEOE y CEPYME y las Confederaciones Sindicales de CCOO y UGT.

Este ha sido un pésimo acuerdo para los intereses de los trabajadores y trabajadoras, que lastra, en gran medida, los próximos procesos de negociación colectiva. Pero antes de entrar en tres de los aspectos que podemos considerar más lesivos, veamos que es el AENC, qué es un Convenio Colectivo y como proponemos afrontarlo los y las comunistas.

¿Qué es el AENC? Es un marco de negociación del que surge un acuerdo, que en esta ocasión presenta un carácter obligacional, de cara a orientar la negociación de los convenios colectivos durante la vigencia del mismo, estableciéndose criterios y recomendaciones para acometer los procesos de negociación colectiva. Es por lo tanto un primer campo de batalla donde se empieza a perfilar a cuánto vamos a vender la clase obrera nuestra fuerza de trabajo, a la vez que se definen elementos de protección e incorporación al trabajo de aquel sector excluido de la producción por parte de la burguesía.

¿Qué necesita la clase obrera? Necesita un AENC donde quienes dicen representarla retomen con urgencia la senda del sindicalismo de clase, o sean sustituidos por quienes sí quieran y puedan hacerlo. Un AENC puede ser un instrumento válido que permita que la lucha de los sectores históricamente más combativos y con mejores condiciones de fuerza para enfrentar la lucha, ayude a definir mínimos de avance a aquellos otros sectores con más dificultades, consiguiendo que en todos los sectores se den avances gracias a la lucha general de la clase obrera, y no solamente en función de la fuerza de cada sector.

¿Qué es un Convenio Colectivo? Es un compromiso entre los intereses de la clase obrera y la clase burguesa en función de sus fuerzas respectivas. Donde las posiciones de equilibrio de fuerzas producen

una negociación, y donde la falta de equilibrio en las fuerzas produce la sumisión de una parte a la otra. Es, de esta ley básica de la lucha de clases, de dónde se desprende la necesidad de partir siempre, en cada negociación, desde una posición de fuerza que, en el caso de la clase obrera, es la premovilización, que permita llegar con agilidad al conflicto abierto con la intensidad requerida (incluida la huelga) para obtener conquistas en la negociación. Otro elemento a tener en cuenta es que, una vez firmado el convenio, se estabilizan las tensiones, pero ello no debe suponer la desarticulación de los elementos de presión. Las tensiones aflojan dentro de un equilibrio precario, que es el propio acuerdo del convenio, pero desde ese momento cada fuerza va a intentar ir situándose en mejores condiciones para la batalla siguiente, produciéndose un desfasamiento del acuerdo a medida que la dinámica de fuerzas va cambiando, iniciándose nuevas presiones para conseguir, en el nuevo periodo, las conquistas que no se pudieron obtener en el anterior. Ahora bien, no todas las corrientes del movimiento obrero y sindical compartimos la misma visión sobre cómo abordar los convenios colectivos. Existen por una parte quienes niegan cualquier posibilidad de acuerdo, justificándolo en que reduce la combatividad de los trabajadores y trabajadoras. Estos izquierdistas olvidan que los convenios colectivos son una conquista de la clase obrera1 , en la que nuestro enemigo de clase, por el hecho de sentarse a negociar, reconoce la propia existencia de la lucha de clases; pero además ignoran que los mayores procesos de movilización suelen

producirse en torno a la negociación de los mismos, permitiendo procesos de acumulación de fuerzas en la medida que se pueden empezar las nuevas luchas desde posiciones adquiridas. Por otro lado, también están aquellos que lo fían todo al proceso negociador, y que confían en que con la simple negociación se pueden llegar a resolver todos los conflictos de clase. Estos olvidan que en el sistema capitalista ninguna conquista es permanente para la clase obrera y que, incluso en los periodos de más avance, no cambia nuestra condición de clase explotada. Y es que, a ambas posturas, debemos recordarles que los convenios colectivos determinan los salarios y las condiciones de la venta de nuestra fuerza de trabajo, pero que los salarios no son justos, sino un compromiso entre la plusvalía alcanzada por el capital con la explotación de la clase obrera y lo que esta, como clase, ha conseguido arrancar con sus luchas. Por lo tanto, la negociación de los convenios ni puede asegurar la Paz Social, ni puede construir una nueva sociedad sin explotación. Por todo lo dicho anteriormente, la postura histórica de los y las comunistas siempre ha sido (y debemos mantenerla) la de ligar la lucha por la mejora de las condiciones de vida y de trabajo inmediatas, con la perspectiva de clase en la lucha por el Socialismo y el Comunismo.

Hace tiempo que la patronal ha impuesto su lenguaje ideológico en todos los acuerdos que firma. Los elogios a los conceptos de paz social, competitividad, productividad, etc., preñan los documentos que, a lo largo de las últimas décadas, han sido firmados entre los llamados agentes sociales y también los gobiernos autonómicos y el estatal en aquellos procesos de negociación a todos los niveles. Desde el punto de vista organizativo. Todo el proceso se ha dado a espaldas de los trabajadores y las trabajadoras, sin una tensión movilizadora que permitiera hacer nada más que asumir las propuestas de la gran patronal, a cambio de algunas recomendaciones bienintencionadas y de una propuesta de subida salarial que para nada es acorde a las necesidades del mantenimiento del poder adquisitivo de la clase obrera. Desde el punto de vista económico. El dejar abierta la posibilidad de referenciar la subida salarial a la productividad, y no al IPC como hasta ahora, abre el camino “legal”, y con compromiso de paz social, a pagar la fuerza de trabajo por debajo del coste de reproducción de la misma. O dicho de otra manera, la clase obrera deberá asumir sobre sus espaldas la responsabilidad del incremento de la tasa de ganancia, algo que pasa ineludiblemente por una mayor pauperización de la misma.

Algunos de los aspectos más negati- Propuestas para la vos del III AENC acción Desde el punto de vista ideológico.

Está claro que las direcciones confederales de CCOO y UGT han vuelto a no representar los intere-

Los convenios colectivos son una conquista de la clase obrera, en la que nuestro enemigo de clase, por el hecho de sentarse a negociar, reconoce la propia existencia de la lucha de clases. ses de la clase obrera en la mesa de negociación. La falta de voluntad de elevar los grados de organización y movilización, la aceptación de los contenidos ideológicos y programáticos de nuestro enemigo de clase y, en ocasiones, también la corrupción de cuadros destacados de las cúpulas confederales, territoriales y federales hacen más necesario que nunca que la clase obrera dé respuesta organizada al margen de los compromisos adquiridos en su nombre. La clase obrera debe invalidar estos acuerdos desde la máxima unidad y por la vía de los hechos. Existe la necesidad urgente de levantar un muro de contención en los próximos procesos de negociación colectiva, donde seamos capaces de movilizar al conjunto de la clase obrera, y de entre ella a las bases de todos los sindicatos, en torno a una plataforma reivindicativa unitaria que desautorice este acuerdo. Para ello los Comités para la Unidad Obrera (CUO) deben comenzar a multiplicar su intervención e influencia, y esto sólo se conseguirá en la medida que las y los comunistas vayamos convirtiendo en práctica diaria y colectiva el resultado de nuestros acuerdos orgánicos sobre unidad de la clase obrera y el papel de los CUO.

En 1958, tan sólo 19 años después de la Guerra Civil, el régimen franquista se ve obligado a aprobar la primera ley de convenios producto de la organización clandestina de los trabajadores y trabajadoras que ya se organizaban en comisiones obreras por empresas para negociar sus convenios.

1


Unidad y Lucha | 7

Septiembre 2015

Movimiento Obrero Luchas

OBRERAS

Esta sección queda abierta a nuestros lectores y nuestras lectoras, para que nos remitan cualquier noticia al respecto que quieran ver recogida en esta sección. La extensión no deberá superar las 200 palabras, y deberán remitirla a la dirección: unidadylucha@pcpe.es

TUMBADO EL ERE EN MADRID RIO

H

ace pocos días asistimos a una gran noticia para todos las y los trabajadores, de esas que nos dan nuevas fuerzas para resistir las agresiones de la patronal en cada empresa. Asistimos a un bálsamo de aceite para numerosas familias obreras en las cuáles se iba a acabar el paro, tras varios meses con su derecho a trabajar negado por la empresa Raga-Nitlux. En definitiva, asistimos a la noticia de que los tribunales tumbaban el ERE en Madrid Río, que había mandado a casi 100 trabajadores al paro y había forzado a una veintena a cambiar sus contratos a peor. Los 26 días de huelga indefinida fueron decisivos por varios motivos. Por un lado, se presionó para que el Comité de Empresa no aceptase ni un solo despido. Por otro lado, la presión de los piquetes de trabajadores forzó a la empresa a incurrir en numerosos errores, que han servido para demostrar “la mala fe” en las negociaciones que demanda la justicia burguesa para dar la razón a los trabajadores. Incumplir los servicios mínimos, mandar a los trabajadores sin el correcto equipo al tajo o contratar a empresas externas para hacer el servicio, han sido suficientes motivos para que la plantilla haya conseguido este ERE nulo. Estos días la empresa anda amenazando a las y los trabajadores de los otros parques con la suspensión de pagos, tratando de enfrentar a los trabajadores

ante el miedo de no cobrar. Por otro lado, han tenido la poca vergüenza de ofrecer 7.000 míseros euros, poco más que los salarios que corresponden a los trabajadores por los meses en que no han podido trabajar, para quitárselos del medio. Raga, ¡nuestras manos son para trabajar, no para recoger migajas! Esta victoria de los trabajadores debe servir para demostrar que, luchando, sí se puede. Debe ser un soplo de aire nuevo para, con las pilas cargadas, mantenernos firmes hasta volver a nuestros puestos de trabajo. Si la empresa decide quitarse de en medio tras abonar lo que debe, nos queda mirar al Ayuntamiento de frente y exigirle que haga realidad sus promesas electorales, que asuma la municipalización del servicio. Estos días toca celebrar, con la vista puesta en los nuevos retos a afrontar. Enhorabuena, compañeros y compañeras, nos vemos en Madrid Río.

BOICOT COCA-COLA. INCORPORACIÓN TRABAJADORES

E

n 2014, Coca-Cola, con mas de 920 millones de euros en beneficios, trata de despedir a 1240 familias. Dieciocho meses de lucha después y con 2 sentencias favorables a las y los trabajadores (una de la Audiencia Nacional y otra del Tribunal Supremo) aún no han sido readmitidos, sino que se les envía dispersos a realizar unos cursos. En octubre del año pasado desmantelaron parte de la embotelladora de Fuenlabrada (Madrid) para alegar que no era funcional y, así, crear un centro logístico y de investigación. Por esto mismo y porque hoy son ellos y mañana podemos ser cualquiera de nosotros, no consumas, ni distribuyas, ni vendas los productos de Coca-Cola: Fanta, Nestea, Aquarius, Aquabona, Powerade, Sprite, Minute Maid, Limon&Nada, Nordic, Bitter Rosso, Schuss, Tab…

¡BOICOT A COCA-COLA, INCORPORACIÓN TRABAJADORES Y TRABAJADORAS! Caja de resistencia: ES29 0075 0446 4606 0021 3279.

EL DESPIDO DE JAVIER DELGADO, LA INDEFENSA CLASE OBRERA Y LA PROPUESTA COMUNISTA

E

l pasado mes de noviembre, Javier Delgado fue despedido de su empleo como veterinario en el Colegio Oficial de Veterinaria de Las Palmas. Un profesional y trabajador ejemplar en su centro de trabajo, decidió presentarse a las elecciones sindicales y así poder aportar su granito de arena. Nada hacía presagiar que pudieran despedirlo dos días después, pues el empleado nunca tuvo problemas de ningún tipo con la ejecutiva del Colegio, salvo su carácter reivindicativo, que por supuesto, en nada afectaba a la labor que realizaba como veterinario. Esto, lejos de ser una casualidad, viene a sumarse a la ya larga lista de sindicalistas represaliados a lo largo y ancho del Estado, donde “más de 300 compañeros y compañeras están sometidos a procedimientos penales y administrativos por la defensa de los trabajadores y trabajadoras”, el caso de más actualidad es el encarcelamiento de Alfon por su participación en la pasada Huelga General

del 14N. Y es que, en esta coyuntura de crisis general del capitalismo, el Estado —como aparato de represión de una clase sobre otra— pone en marcha toda su maquinaria y desliza sus tentáculos sobre la clase sometida, la clase trabajadora. De este modo, no siendo suficiente la represión directa a las y los trabajadores que destacan por su lucha en su centro de trabajo, también ha sido necesaria la deslegitimación de las estructuras sindicales a partir del “destape” de los casos de corrupción de las cúpulas de los sindicatos, en un momento estratégico de la lucha de clases en España, y la legislación de nuevas medidas represivas como la denominada “ley mordaza”, que viene a socavar las libertades y derechos de la lucha obrera y popular. Ante este paradigma se encuentran los trabajadores del país, frente a una gran división del movimiento obrero, con más un centenar de sindicatos, la clase obrera se encuentra indefensa ante los ataques de la patronal, en una situación de der-

rota continuada, año tras año. Así aparecen de manera oportunista las “nuevas” propuestas sindicales como “SOMOS”, la propuesta de Podemos, que lejos de presentar novedad alguna, retoma tintes muy antiguos del sindicato vertical del franquismo, integrando en sus filas a trabajadores y empresarios por igual; negando la ideología dentro del sindicato y las ayudas del Estado; negando, en última instancia, al sindicato como herramienta del trabajador para su lucha económica más inmediata en el centro de trabajo, como herramienta de lucha del trabajador frente a la tendencia creciente del empresario a aumentar la explotación del trabajador, de manera que le permita mantener su tasa de beneficio. Es decir, el sindicato, lejos de ser una organización amorfa, ciudadanista o “aristocrática”, es una herramienta de la clase obrera para defenderse de los envites de la patronal. Es por ello, por lo que el Partido Comunista, el PCPE, frente a los ataques y la represión del Estado, la corrupción de la aristocracia obre-

ra y las cúpulas sindicales, frente a la división sindical y de las propuestas antisindicales de oportunistas como Podemos, se propone de forma clara, sin retórica ni demagogia, los Comités para la Unidad Obrera. Los Comités para la Unidad Obrera (CUO) son la organización de los trabajadores de cada centro de trabajo, sector o territorio, en asambleas, uniendo de este modo al conjunto de las y los trabajadores independientemente de su afiliación sindical —o no afiliación—, donde cada trabajador y trabajadora dispone de los mismos derechos y deberes que su compañero y las decisiones se adoptan democráticamente. Como mencionábamos al principio, el compañero Javier Delgado, fue despedido por su candidatura a las elecciones de su centro de trabajo, como afiliado a CCOO y miembro de los CUO de Gran Canaria, con la intención de aportar su granito de arena, con la intención de forjar la unidad obrera.

ALUMALSA: UNIDAD OBRERA POR ENCIMA DEL SINDICALISMO COLABORACIONISTA

L

a consigna en la huelga de los obreros de Alumalsa era clara: que la empresa aceptara la tabla reivindicativa inicial y negociara con el comité de huelga, no con el comité de empresa. Pocos años atrás había conseguido engañar a la plantilla mediante la traición de la sección sindical de CCOO principalmente, y los obreros no estaban dispuestos a que se repitiera la jugada. Por ello tenían muy claro lo que había que hacer: poder de decisión a la asamblea, representación del comité de huelga y negociación sobre términos propios. No obstante, y en contrapartida a esta unidad desde la base, las secciones sindicales de CCOO y UGT intentaron parar la huelga desde el primer momento, hasta el punto de negociar en estructuras paralelas. Es anecdótico cómo el delegado de CCOO y “destacado” dirigente del PCE en Aragón se posicionaba en la misma línea

que la patronal y cómo los propios obreros desoían sus intervenciones. La unidad era fuerte pero los sucesivos ataques contra la huelga empezaron a hacer mella. Tras descolgarse totalmente CCOO, UGT y SITA, la CNT se quedaba en solitario pero con el apoyo de la plantilla. Después de varias asambleas la plantilla finalmente decidió aceptar las últimas condiciones pactadas, que no era la tabla reivindicativa inicial al completo, pero se conseguía mejorar el convenio anterior y que fuera mucho mejor que otros convenios del sector.

LUCHA EN LAS CHURRERÍAS DE LA FAMILIA MONTELONGO

L

a familia gran canaria de los Montelongo ha despedido a cuatro trabajadores/as, los/ as cuales, a pesar de las cuatro sentencias en firme de los juzgados, siguen sin cobrar sus indemnizaciones después de hasta cuatro años desde el despido, con el pretexto de ser insolventes, mientras abren una nueva churrería (son cuatro churrerías hasta el momento). Después de años de explotación típicos como tener contratos de auxiliar de camareros pero hacer funciones de cocineros y churreros, trabajar 60 horas semanales con horarios siempre distintos y con sueldos de miseria por debajo de la legalidad según el convenio de hostelería; llegando incluso a robarles del bote de propinas con la excusa de reparar los desperfectos ocasionados en el normal desarrollo de la actividad de las churrerías; esta familia, que a pequeña escala, no hace sino reproducir lo que se está dando a nivel generalizado en la fase de acumulación capitalista en la que estamos: sobre-explotar más y más a sus plantillas para ampliar su negocio. El PCPC y los CJC, junto con los CUO, apoyamos a los/as trabajadores/as de estas churrerías con

su lucha en las concentraciones, reparto de octavillas y demás; a pesar de las amenazas, más o menos veladas, aprovechando la entrada en vigor de la” ley mordaza”, de los cuerpos de represión del estado y las agresiones sufridas provenientes de el fascista dueño del edificio donde se encuentra una de las churrerías. Ni los/as trabajadores/as, ni los colectivos que los apoyamos, hemos cedido, ni lo haremos, en esta lucha que sólo se resolverá con el pago de las indemnizaciones íntegras. ¡A ESTOS EXPLOTADORES LOS VAMOS A TUMBAR!


9|Unidad y Lucha

Septiembre 2015

Entrevista UyL

Entrevista a Secretario General del Partido

“Pero el curso político estará determinado, en lo fundamental, por la continuidad de la crisis capitalista, por las enormes dificultades que está teniendo el capital para recomponer su tasa de ganancia”. UyL: Hola, Carmelo. Comienza un nuevo curso político marcado por la cercanía de las elecciones catalanas y de las Generales, ¿cómo contempla el PCPE lo que puede deparar este escenario político? En este nuevo curso político esas dos convocatorias van a expresar los intereses en juego de ciertos grupos, y la correlación de fuerzas entre ellos, en su disputa por tratar de asignarse un espacio en la gestión del sistema capitalista. En cierta medida pondrán de manifiesto el grado de estabilidad del sistema, y sus mayores o menores necesidades de renovación dentro de los límites de la dominación capitalista, así como la entidad de los sujetos que se prestan a ello. En este escenario, el Partido Comunista se desmarca de ese juego y presentará una propuesta política propia que hace un llamamiento nítido a la organización y a la lucha de la clase obrera, sin prestarse a ese juego democráticoburgués. Pero el curso político estará determinado, en lo fundamental, por la continuidad de la crisis capitalista, por las enormes dificultades que está teniendo el capital para recomponer su tasa de ganancia. Y,

lógicamente, por las consecuencias que ello tiene para las condiciones de vida de la clase obrera y de amplios sectores populares. El escenario internacional es de paralización de la actividad económica. Se reduce el precio de las materias primas, caen los intercambios comerciales, el FMI y el BM están teniendo que corregir a la baja ciertas previsiones económicas que habían publicado en estos últimos meses. Les afectó un cierto optimismo por algunos datos que interpretaron de forma subjetiva. No aprecian de forma correcta la lógica de esta crisis capitalista. En 2008 dijeron que les había sorprendido la rapidez del contagio de la crisis a nivel mundial, pero parece que se siguen sorprendiendo, porque no son capaces de entender la dimensión del necesario proceso de destrucción de capital sobreacumulado, y de la misma dimensión del salto en el proceso de concentración del capital, que el capitalismo necesita para remontar esta crisis.

UyL: ¿Cuáles van a ser las propuestas y la forma de participar del partido en estos comicios electorales? El PCPE sigue enfrentando las citas electorales con una estrategia centrada en aprovechar esas ocasiones para difundir nuestra pro-

puesta para la clase obrera. En el caso de las elecciones catalanas, el PCPC ha optado por no concurrir a la convocatoria del 27S. Ahí se hará un trabajo de explicación de nuestra propuesta, de nuestra concepción del derecho de autodeterminación, de algo que hemos dicho en nuestras tesis congresuales y que no ha cambiado: “no habrá autodeterminación de los pueblos en el marco de la monarquía parlamentaria española”. Llamamos a la clase obrera catalana a seguir su propio camino. El PCPE tiene un gran respeto con respecto a los sentimientos nacionales de una parte importante de la clase obrera catalana, y no damos ninguna credibilidad a las coordenadas políticas de esas elecciones, donde una parte de la burguesía catalana trata, una vez más, de poner detrás de sí a los trabajadores y trabajadoras de Catalunya, con la voluntad de obviar posicionamientos clasistas. Después del 27S en Catalunya hay un largo recorrido para nuestras propuestas políticas. En las Elecciones Generales presentaremos nuestra propuesta en todo el Estado, haremos un gran esfuerzo por presentarnos en el máximo de circunscripciones. Son unas elecciones favorables para el PCPE, para explicar nuestras propuestas para la clase obrera, combatir los engaños sobre el desarrollo de la crisis y sobre la

capacidad del sistema capitalista para salir de ella. Es una ocasión de valor especial para confrontar con las fuerzas reformistas que acuden, una vez más, al socorro de las clases dominantes y de su sistema parasitario, engañando a la clase obrera con sus mensajes edulcorados que ocultan el carácter de clase del Estado.

UyL: El Gobierno se parapeta en datos macroeconómicos burdamente tramposos y los partidos de la nueva socialdemocracia, como Podemos y sus plataformas afines, no parecen saber o querer desenmascarar el discurso oficial. ¿Cómo interpretas esta casi unificación del discurso entre todas las fuerzas con opciones de conseguir representación parlamentaria, reducidas a una mera competición de marketing por presentarse como los representantes “más honestos”? Los datos macroeconómicos del Gobierno son pura ingeniería estadística, ingeniería que busca ocultar la realidad y disfrazarla. Decir que una trabajadora, con un

contrato de dos horas a la semana, no es una trabajadora en paro es una burda mentira. Es cierto que se le saca de las estadísticas de la población activa sin trabajo, es cierto que contabiliza como un incremento de cotizantes a la Seguridad Social, pero también es cierto que es una persona que no tiene un trabajo que le permita vivir cubriendo sus necesidades más básicas, y que pasa el 95% de su tiempo en paro. Las sucesivas contrarreformas laborales han sido terribles para la clase obrera. Las condiciones del empleo han sufrido un altísimo deterioro en España. Se ha producido un alto incremento de la productividad en el trabajo, al tiempo que se ha producido una bajada brutal del precio de la fuerza de trabajo, especialmente de aquella que cobra salarios más reducidos. Y eso va a seguir así hasta que la clase obrera se organice para revertir la situación. La evolución del precio del petróleo es otro factor que permite un resultado más favorable de la balanza comercial, pero eso no tiene nada que ver con las políticas del Gobierno. Es algo que no está bajo el control del Gobierno, que tenga algo que ver con su gestión. Sí ha habido una evolución favorable de las exportaciones —en parte por la reducción de los salarios— pero parece que eso no se

“Syriza ha demostrado, con su práctica política, que es una fuerza homologada del sistema de dominación capitalista. No es una fuerza antisistema, como pretendieron presentarla algunos”.


Septiembre 2015

Unidad y Lucha | 9

Entrevista UyL

Carmelo Suárez

Comunista de los Pueblos de España

“Las fuerzas reformistas que acuden, una vez más, al socorro de las clases dominantes y de su sistema parasitario, engañando a la clase obrera con sus mensajes edulcorados que ocultan el carácter de clase del Estado”. va a mantener, que se está agotando como consecuencia de la misma situación mundial. El problema más grave, en toda esta situación, es la falta de respuesta de la clase obrera de una forma generalizada. Existe una cantidad de luchas concretas muy importantes, que están significando un inmenso aporte en esta situación. Pero las cosas están muy mal para la clase obrera y los sectores populares y no se da una respuesta al contraataque como sería necesario. El movimiento sindical está siendo absolutamente incapaz de dar la respuesta necesaria, cuando no adopta una posición de simple colaboración de clases, que viene muy bien al capital y muy mal a los trabajadores y trabajadoras.

UyL: ¿Qué nos enseña la actual situación de Grecia y la definitiva caída del disfraz progresista de Syriza? Syriza ha demostrado, con su práctica política, que es una fuerza homologada del sistema de dominación capitalista. No es una fuerza antisistema, como pretendieron presentarla algunos. Hay que decir que ni tan siquiera fueron capaces de amagar con cierta fuerza cuando el imperialismo europeo —y el griego— les dejó claros los límites del juego democrático burgués. Ha sido un proceso extraordinariamente rápido. Quizás esa es una de las características más significativas de la actual fase de la dominación capitalista, el rápido agotamiento de las sucesivas artimañas que

desarrolla el sistema para tratar de recomponer su dominación. Quienes hicieron de comparsa y se sumaron a la campaña contra el Partido Comunista de Grecia, acusándolos de sectarios, han quedado en evidencia en el corto espacio de unas pocas semanas. La propuesta de la salida del euro y de la UE se demuestra como la posición política más acertada para que Grecia pueda recorrer un camino distinto, haciendo políticas que, dentro de la UE, sencillamente son imposibles; pero que Syriza y Tsipras vendieron como sus grandes promesas electorales, que les dieron un gran resultado electoral. Puro engaño. El símil con España es inmediato. Aquí estamos viendo a los partidos engañaobreros prometer la reforma de la UE y del mismo FMI. La práctica, en Grecia, desmiente que ese camino exista. Es un camino sin salida, es un camino que solo lleva a la clase obrera a perder el tiempo. Un tiempo precioso que las trabajadoras y los trabajadores necesitamos para enrumbar el camino de la revolución socialista, con urgencia. Ahora, con la nueva convocatoria electoral, la burguesía griega busca estabilizar su dominación con nuevos consensos sociales legitimados por Syriza. Un tiempo de respiro para esa burguesía, si consiguen perpetuar el engaño. Pero la misma fracción que ha roto con Syriza vuelve a ser una maniobra contra el KKE, tratando de confundir y ocupar parte de su terreno. Pero esa fracción no está carente de culpa. Ellos también tiene las mismas responsabilidades en la aceptación del tercer res-

cate, aunque mantuvieran una posición crítica en algún momento, eran parte del gobierno que aceptó el nuevo memorándum. El PCPE va a continuar con el apoyo al KKE, que representa la vía de futuro para la clase obrera griega en las condiciones actuales.

UyL: Para la próxima primavera, en 2016, se ha anunciado el X Congreso del PCPE. ¿En qué contexto llega el Partido a esta cita y con qué perspectivas? Todo congreso de un Partido Comunista es importante, pero hay factores que hacen del X Congreso un episodio extraordinario en nuestra historia. Por un lado, están los factores derivados del desarrollo mismo del Partido, de los logros alcanzados y de los objetivos nuevos que nos planteamos. El PCPE ha tenido avances significativos en su capacidad de interlocución con la clase obrera, somos hoy su destacamento más reconocido en las luchas obreras principales. Y es ese desarrollo el que nos obliga a multiplicar nuestras capacidades. Necesitamos fortalecernos como Partido, mejorar las características de nuestra militancia, mejorar la centralidad del proyecto, mejorar nuestros métodos de trabajo y nuestros recursos materiales para la intervención política. Todo eso estará en el X Congreso como elementos centrales de las Tesis y de los debates. Habrá un plazo no inferior a cuatro meses para debatir las Tesis y hacer enmiendas, tam-

bién para debatir la composición del nuevo Comité Central, que tendrá una responsabilidad muy alta en el desarrollo de las conclusiones del Congreso. Pero, por otra parte, confluye un acelerado desarrollo de las contradicciones en el interior del capitalismo español, que se traslada directamente a una intensificación de la lucha de clases. En un momento así, el Partido tiene que debatir a fondo las características del capitalismo español, sus dificultades, sus estrategias futuras, para organizar el combate con acierto, definir la táctica y el proceso de acumulación de fuerzas, empezar a convertir en realidad nuestra propuesta del Frente Obrero y Popular por el Socialismo. Es un momento duro, como siempre en la lucha revolucionaria, pero es también un momento favorable para el desarrollo del Partido. Hoy tenemos un importante desarrollo de los CJC, que están nutriendo al Partido de una militancia joven con un especial nivel de preparación, y nuestra política de cuadros se verá fortalecida con ello, mejorando nuestras capacidades de una forma general. Trabajamos intensamente desde hace un año para que el X Congreso merezca pasar a la historia del comunismo español como un episodio histórico. Tenemos confianza en ello. El Comité Central del PCPE aprobará las Tesis de convocatoria en el mes de enero y celebrará el X Congreso antes del verano de 2016.

El forta lecimiento del Partido Comunista y de la Juventud Comunista es el factor determinante del desarrollo de la lucha de clases, y de un futuro más favorable para la clase obrera y los sectores populares. UyL: Por último, ¿qué mensaje mandarías a los lectores del UyL de cara a enfrentar los tiempos que vienen? Hoy necesitamos tener muy clara la necesidad de la lucha revolucionaria, su urgencia. El capitalismo desarrolla una lógica bárbara, que tomará formas más violentas en el próximo futuro. La dictadura del capital se expresa en toda su barbarie ante su imparable agotamiento como formación sociohistórica. La guerra imperialista se va extendiendo por todo el planeta, bajo diversas formas, como parte inherente al sistema. En octubre se desarrollarán en España las mayores maniobras de la OTAN en las últimas décadas. Hay que levantar una gran campaña de masas contra esas maniobras, que no son otra cosa que el preludio de nuevos escenarios de guerra. Las nuevas leyes represivas castigarán duramente la lucha revolucionaria, pero será esa misma lucha revolucionaria la que derrotará a la Ley Mordaza y a todos los instrumentos de represión del capitalismo. El PCPE y los CJC estaremos a la cabeza de esas luchas. El fortalecimiento del Partido Comunista y de la Juventud Comunista es el factor determinante del desarrollo de la lucha de clases, y de un futuro más favorable para la clase obrera y los sectores populares. Hay que trabajar todos los días para hacer crecer al Partido y a la Juventud. Hay que llamar a los sectores más conscientes de la clase obrera a sumarse al Partido y a la Juventud, a luchar y combatir al sistema capitalista con la determinación firme de su destrucción completa.


Septiembre 2015

10 Unidad y Lucha

Mujer LOLA JIMÉNEZ /

DERECHO A LA SALUD

DERECHO A DECIDIR. DERECHO A NUESTRO CUERPO

L

a situación jurídica del aborto es un indicador importante de la capacidad que tienen las mujeres de ejercer sus derechos reproductivos. Las restricciones legales al aborto con frecuencia causan altas tasas de abortos inseguros e ilegales, lo que a su vez genera altas tasas de mortalidad materna, pues hay un vínculo directo entre los abortos inseguros y la mortalidad materna. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año existen alrededor de 210 millones de abortos, de los cuales casi un 50 por ciento se realizan de forma clandestina e ilegal, cuyo resultado de muerte (evitable) es alrededor de 70.000 mujeres al año, con un porcentaje del 10 al 50 por ciento de complicaciones del total. Por eso, cada 28 de septiembre es el día que se dedica para reivindicar la despenalización total del aborto. No parece suficiente un día para lograr un derecho humano de las mujeres como es el derecho al propio cuerpo y a una salud sexual y reproductiva plena y dentro de los sistemas públicos sanitarios. A pesar de que la batalla se ha centrado alrededor del derecho al aborto, especialmente en nuestro país, desligándose de la privatización del sistema

sanitario, los derechos reproductivos incluyen mucho más que el derecho a terminar un embarazo no deseado. El derecho a la salud sexual y reproductiva es un componente esencial del derecho general a la salud. Por eso estamos ante una lucha de todos los días, no se conquista ningún derecho sin lucha constante y este, además, dominado por la moralina religiosa variada de cultos alienantes y misóginos, no se puede ejercer por las mujeres sin la autorización de la superioridad. Los derechos de las mujeres del pueblo trabajador se van reduciendo paulatinamente, en el caso del derecho al aborto, además, se ejerce una tutela odiosa tanto en legislaciones con plazos como en las de supuestos. No digamos ya en lugares de prohibición absoluta (9 países en el mundo prohíben completamente el aborto, 5 de ellos están en Latinoamérica). Que en nuestros cuerpos y maternidades no mandamos nosotras, seres débiles, irreflexivas y en definitiva hijas de un dios menor, si no que es necesario que nos supervisen no sea que nos vayamos a equivocar o, aun peor, que ejerzamos un derecho a decidir ser o no madres (elección que no está claro sea nuestra) y entremos en conflicto con otro derecho, el de

LOLA JIMÉNEZ/

Los derechos reproductivos incluyen mucho más. Aquí están las premisas básicas y las reivindicaciones del feminismo de clase. la vida. Sagrado derecho cuando hablamos de fetos, que cuando naces ya es otro cantar y no me cabe en este breve espacio. Si no es un derecho en las sociedades capitalistas ¿qué es? Es un negocio. La mayoría de interrupciones de embarazos (IVE) se hacen en centros privados en nuestro país, en otros, incluso aunque el aborto sea ilegal, las mujeres de alto nivel socio económico tienen a su alcance, siempre han tenido, el dinero y los médicos privados para hacerse abortos; mientras las mujeres de las capas populares

deben enfrentar la decisión de llevar a término un embarazo no deseado o arriesgar sus vidas en un aborto inseguro e ilegal. Las restricciones al aborto y a la salud sexual causan sufrimiento, enfermedad y muerte, en particular a las mujeres más vulnerables, aquellas que tienen poco acceso a información y a recursos y no resuelve ninguno de los problemas que acarrea un embarazo no deseado. El derecho de la mujer a su propio cuerpo sin supervisores morales o técnicos, los derechos sexuales y reproductivos dentro de los sistemas

públicos de salud, son una demanda central de las mujeres explotadas, de las mujeres de la clase obrera, que junto con exigencias de igual salario, guarderías y servicios públicos gratuitos para la socialización del trabajo de cuidados, y el fin de toda discriminación conforman premisas básicas y reivindicaciones del feminismo de clase. La unidad en torno a un proyecto clasista que integre todas esas reivindicaciones es la más cabal y coherente propuesta que tenemos para lograr la verdadera emancipación como clase y como género.

La

mujer

nueva

El patriarcado no permite compensar las injusticias causadas a las mujeres

Ada Lovelace

KATJA GILLY/

E

s frecuente que nos suenen nombres de grandes investigadores que marcaron hitos científicos y tecnológicos como Faraday, Volta, Galileo Galilei o Servet. Todos ellos compartieron la inquietud por el conocimiento y la dedicación a tareas de investigación y desarrollaron avances que nos han facilitado la vida a las generaciones siguientes. Pero hay una característica destacable en todos ellos y es que pertenecen al mismo género. Es muy difícil, si no imposible, encontrar un nombre de mujer en esta lista. En el mundo de la computación, es muy conocido el matemático Charles Babbage que desarrolló un mecanismo capaz de realizar cálculo de funciones

polinómicas denominado máquina diferencial. Además, diseñó lo que se conocería como la primera computadora programable, la máquina analítica, basada en tarjetas perforadas, que, aunque no llegó a desarrollarse, se reconoce como uno de los pasos más importantes en la historia de la computación. Asociado a la máquina analítica aparece un nombre, Ada, una mujer que gracias a otra mujer, su madre, tuvo la suerte de poder estudiar matemáticas y música. La madre de Ada intentó que tuviese los conocimientos científicos y tecnológicos necesarios para ser autónoma y alejarla así del mundo de la poesía al cual pertenecía su padre, Lord Byron, al que

no llegó a conocer pues se separaron cuando Ada tenía un mes. Augusta Ada King, Condesa de Lovelace, nacida Augusta Ada Byron en pleno siglo XIX, tenía talento para la lógica y las matemáticas, tanto fue así, que se interesó por la innovación matemática aplicada a la tecnología y, tras conocer el trabajo de Babbage y superar las suspicacias que generaba el hecho de que fuera mujer, convenció al investigador y estuvo durante meses trabajando en su máquina analítica. Fruto del trabajo de Ada, se obtuvieron un conjunto de notas que describieron un lenguaje de programación de carácter general a partir de la interpretación de las ideas de Babbage. Las firmó con sus iniciales AAL, ocultando su

condición de mujer. Es por esto que, a Ada se la conoce como la primera programadora de la historia, pero, como tantas otras mujeres, no tuvo el reconocimiento en su época, sino casi un siglo después en el que se puso de manifiesto lo innovador de sus ideas que dejó plasmadas en sus notas. El patriarcado, consciente ceguera histórica, referente a los avances tecnológicos desarrollados por las mujeres se ve obligado a ceder una fecha, el 14 de octubre, como el día dedicado a reconocer el trabajo de las mujeres en la ciencia, las matemáticas y la tecnología, día que ha denominado Día de Ada Lovelace, la primera programadora. Como si con este "día" se pudiese compensar

lo injusto del descrédito que han sufrido grandes intelectos femeninos como el de Ada.


Septiembre 2015

Unidad y Lucha 11

El dependiente joven

Juventud

o la extraña sospecha de estar siendo explotado P. FERNÁNDEZ/

y lleve ya algún tiempo trabajando para la empresa. En el caso de los contratos por horas, de los contratos de prácticas o los eventuales (que te van renovando mes a mes o de quincena en quincena) las vacaciones se convierten en una ilusión que se queda en unos días libres que cambias a este o aquel compañero/a. El escaso salario que el dependiente cobra, ligado a todo lo explicado ya, hacen de este trabajo uno de los peores empleos de verano para la juventud.

lo hace bajo el paraguas de la hostelería o el comercio. Y más allá de cifras o estadísticas, todos conocemos amigos o amigas que trabajan como camarero, dependienta, cajero… En este artículo expondremos el caso de los dependientes.

S

egún las últimas estadísticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social el paro bajó en 74.028 personas durante el pasado mes de julio (descenso del 1’8%), coincidiendo así con el periodo estival en el que se registran menores índices de desempleo que durante el resto del año. A pesar de este descenso, sigue habiendo más de 4 millones de parados, dato que se puede desgajar en unos 335.000 jóvenes que todavía hoy no han encontrado trabajo. Y es que en la juventud el drama es aún mayor: temporalidad de los contratos, extensas jornadas laborales, horas extra no remuneradas… todos estos factores llevan a la juventud a la extraña sospecha de estar siendo explotados. Los datos publicados por el INJUVE revelan que la mayor parte de jóvenes que encuentra empleo en los meses de verano

Las rebajas son una de las principales causas de que las empresas contraten a más jóvenes en verano: se necesitan más dependientes para cubrir las demandas de los compradores. Esto implica que una gran parte de las ofertas de trabajo en este sector sean bajo contratos temporales o de media jornada. A simple vista trabajar media jornada puede parecer positivo porque deja más horas al ocio y al descanso, sin embargo la experiencia de los dependientes es bien distinta. Tener un contrato de media jornada implica echar algunas horas extra que por supuesto no serán pagadas. Otra de las características de este empleo es el de la flexibilidad horaria: en todas las tiendas de Inditex (Zara, Stradivarius…) las jornadas no están preestablecidas con un mes o al menos un par de semanas de antelación, sino que tu jefe puede llamarte para que mañana eches seis horas y al día siguiente eches otras ocho. Esto

La precariedad del empleo joven en general, y durante el verano en particular, es consecuencia directa de la destrucción del tejido productivo. supone reajustar tus planes día a día para adaptarte al horario que te marquen. Por último hablemos sobre lo que hace un dependiente, pues no están definidas sus tareas concretas: un día puedes llegar y tener que colocar ropa, otro día almacenar cajas en el almacén y si tienes suerte podrás

cobrar en caja, este vaivén de tareas dificulta la adaptación al trabajo y más cuando las pautas formativas en ellas son nulas. ¿Y acerca de las vacaciones? El dependiente tampoco percibe unas vacaciones a no ser que tenga un contrato indefinido

En conclusión, el trabajo de dependiente es un engaño de los pies a la cabeza, desde el contrato y el salario hasta las diversas situaciones que te puedes encontrar una vez tomes el trabajo. La precariedad del empleo joven en general, y durante el verano en particular, es consecuencia directa de la destrucción del tejido productivo, de los ataques contra la juventud y contra los derechos laborales del trabajador, y por otro lado es la causa de que cada vez más jóvenes que ocupan estos puestos sientan eso que hemos llamado la “extraña sospecha de estar siendo explotado” porque, en efecto, la sospecha se confirma a la luz de la realidad.

JÓVENES “NINIS” EN ESPAÑA:

la guerra de cifras, ajena a las causas Más allá de las palabras están las causas que originan la adversidad.

E

KEVIN ALVAREZ /

l término “nini” (ni estudia ni trabaja) se ha ido haciendo un hueco entre los jóvenes prácticamente desde el inicio de la crisis capitalista. Muchos son los que se han quedado anquilosados en una situación que, a pesar del baile de cifras, cada vez es más común: haber terminado los estudios, o no poder hacer frente a éstos, y no encontrar trabajo. Con el desempleo juvenil por encima del 50%, con un 35% de jóvenes que abandonan los estudios antes de los 16, con 8 de cada 10 menores de 30 años sin posibilidad de emanciparse de casa de sus padres y con la emigración como principal vía de escape ante tal situación, las cifras de jóvenes que ni estudian ni trabajan varían, y no poco, según quiénes las hacen públicas. Por una parte, nos encontramos con un escueto 3% por parte de un gobierno que, con Rubén Urosa, director del Instituto de la Juventud de España (Injuve) como portavoz, defiende la tesis de que «un joven con un

título universitario, con un Master, con idiomas, y que está buscando empleo de forma activa, no se puede considerar un "nini", aunque de facto ni estudie ni trabaje». Según afirmó el director de este organismo que depende del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ni quienes «de forma “voluntaria” se dedican a las tareas del hogar, al cuidado de los hijos o familiares y a las personas con discapacidad que no tienen acceso al trabajo “pero que cuentan con una renta o un subsidio”».De forma más que significativa, Urosa defendió estos argumentos durante la presentación de la campaña internacional promovida por el Ejecutivo para pedir a la ONU que declare la «Década Internacional del Empleo Juvenil», donde también aseguró que en España «no se está explotando a los jóvenes».

únicamente en dos preguntas: “¿Estudias?, ¿trabajas?”.Esta organización advierte de que la situación es especialmente preocupante en los países del sur de Europa, como en España y Grecia, donde más del 25 % de los jóvenes adultos en el 2013 podían ser considerados “ninis”. Por ello la OCDE sostiene que se ha de garantizar que todos los jóvenes finalicen la escuela con un amplio abanico de habilidades cognitivas, sociales y emocionales, que les ayuden a ingresar en el mercado laboral.

Frente a este 3%, se planta el 26% de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a quienes Rubén Urosa acusa de basarse

Descartados por un sistema educativo puramente clasista que ajusta el modelo de enseñanza a los intereses de una clase dominante. Azotados

Pero más allá de las palabras y ajenas a esta batalla de “tantos por ciento”, están las causas que originan la adversidad a la que da nombre el conocido acrónimo, adversidad por la que parece que cada hija y cada hijo de familia trabajadora ha de atravesar alguna vez y que está sacudiendo a toda una generación.

por la falta de oportunidades que ocasiona el desempleo, la temporalidad juvenil (que ronda ya el 70%) o la precariedad de los contratos de formación. Empujados al exilio “voluntario” (alrededor de 200.000 desde que comenzó la crisis en 2007) para lograr incorporarse al mercado laboral, etc. ¿Acaso ante semejante panorama podríamos decir que los jóvenes

no estudian ni trabajan porque no quieren? ¿Se trata, como dice el gobierno, de una generalización injustificada que poco se ajusta a la realidad? ¿Puede este sistema garantizar mejoras en la preparación del conjunto de la juventud, como apunta la OCDE? Los datos y las cifras están ahí, pero es mejor que hable la juventud.


12

Unidad y Lucha

Septiembre 2015

Internacional

Morir, para sobrevivir;

la crisis humanitaria de la inmigración ÁLVARO LUQUE/

L

a clase obrera está sufriendo una crisis humanitaria galopante. La Unión Europea cierra sus fronteras ante la llegada de trabajadores inmigrantes que buscan poder sobrevivir a la situación que viven en sus países y alcanzar unas condiciones de explotación atroces aquí.

paña. Ante la desesperación de la clase obrera inmigrante por sobrevivir, la derecha y ultraderecha responden con el racismo, hablando de “invasión”. La respuesta oficial del gobierno español, de manera generalizada, es la represión, la criminalización y la creación de los infrahumanos Centros de Internamiento de Extranjeros.

En julio murió un inmigrante atropellado en el Eurotúnel, pero son miles los que se juegan la vida intentando alcanzar Gran Bretaña; en pleno verano hasta 2.000 intentaron entrar jugándose la vida. Mueren intentando llegar a Italia en un goteo trágico mensual; 400 en abril, al menos 40 en mayo, hasta 4.400 rescatados en los últimos días frente a las costas, etc. A Grecia llegaron 50.000 inmigrantes en un mes y el cierre de la frontera con Macedonia ha generado un drama donde llegan 2.000 inmigrantes a diario. Sólo en agosto llegaron 90 inmigrantes en pateras a Es-

Según estadísticas oficiales 57.300 inmigrantes llegaron a la UE en el primer trimestre de 2015, triplicando la cifra de 2014. Frontex estima que llegaron 107.500 inmigrantes de forma irregular sólo en el mes de julio en toda la UE. Las cifras aumentan y su dramatismo es reflejo de la deshumanización de este sistema que en la prensa cataloga el flujo migratorio continuamente de manera peyorativa; “invasión”, “entrada masiva”, “entrada ilegal”, “ataque a la frontera”, etc. La realidad es que la clase obrera vive una crisis humanitaria.

Los comunistas lo tenemos claro; no sobran inmigrantes, sino la explotación capitalista. La clase obrera es la misma. El expolio imperialista, sobre todo en países de África, provoca que la clase obrera huya de su país para intentar sobrevivir, llegando a afirmar “si morimos no perdemos nada”. Cuando llegan a la Unión Europea les espera la explotación más visceral; según estadísticas oficiales el 40% de los inmigrantes en España es pobre, la tasa más alta sólo superada por Grecia. La responsabilidad del imperialismo en esta terrible situación para la clase obrera es directa, no sólo en países del África subsahariana; Guinea, Senegal, Nigeria, etc., sino también en lo que la prensa llama eufemísticamente “países en conflicto”. En los últimos meses, según es-

tadísticas oficiales, la mayoría de estos trabajadores procede de Siria, Libia, Irak y Afganistán. Estos países han sufrido una intervención imperialista directa en los últimos años que ha generado el avance de la violencia y el auge del fanatismo religioso, el llamado Estado Islámico. Es la lógica del imperialismo la que está generando esta crisis humanitaria para la clase obrera. Este sistema es incapaz de asumir las raíces del problema, entre otras cosas, porque asumirlo sería cuestionar la base del mismo. Mientras los gobiernos de la UE saquean África, militarizan las fronteras al mismo tiempo. Los comunistas lo tenemos claro; no sobran inmigrantes, sino la explotación capitalista. La

clase obrera es la misma. Por si fuera poco con la explotación capitalista, trabajan sin papeles y en condiciones infrahumanas; padecen el desarraigo cultural, familiar, la exclusión social y el racismo. Recientemente ha saltado a la prensa el caso de un trabajador senegalés que “saltó” por un balcón, tras una redada de los Mossos en Salou, conociendo el historial de los Mossos es difícilmente creíble la versión policial con más sombras que luces. Otro ejemplo más del acoso y la persecución policial que sufren a diario. La prensa burguesa juega al cinismo más descarnado. Quieren dulcificar la sociedad en la que vivimos, analizando que los inmigrantes se “mueren por llegar al paraíso de la UE”. La realidad es bien distinta. Aquí no abandonan la explotación, sobreviven en las más duras condiciones.

PCPE, KKE y PC italiano debaten en Pisa sobre el oportunismo A.G.

E

a PODEMOS como “la nueva socialdemocracia que pretende asumir el papel del PSOE sin poner en duda la presencia española en la UE, en la OTAN o en el euro”.

l 22 de agosto tuvo lugar en la ciudad italiana de Pisa un debate organizado por el Partido Comunista italiano sobre el carácter y el papel de las fuerzas como PODEMOS, SYRIZA y el Movimiento 5 Estrellas. En el debate, celebrado en el marco de la I Fiesta Comunista regional, participaron los camaradas Petros Skipoulos, del Partido Comunista de Grecia (KKE), Marco Rizzo, Secretario General del PC italiano y Ástor García, responsable del Área Internacional del PCPE, que abordaron desde la experiencia de cada país las principales claves que permiten entender el rápido crecimiento de las distintas organizaciones oportunistas. En palabras de Marco Rizzo, que inició las intervenciones, el elemento principal a tener en cuenta en nuestros tres países es que, a consecuencia del desarrollo de la crisis capitalista, el capitalismo ha pasado de “organizar el consenso a orientar el disentimiento”, fomentando la aparición y desarrollo de fuerzas políticas, como el partido de Beppe Grillo, que tratan de encauzar el descontento popular, derivado de las consecuencias de la gestión burguesa de la crisis, hacia posiciones legitimadoras del capitalismo, tratando así

de evitar cualquier avance en la conciencia revolucionaria de las masas. Petros Skipoulos dedicó su intervención a caracterizar el papel de SYRIZA durante los meses transcurridos desde las elecciones de enero de este año. Ofreció multitud de datos interesantes sobre las vinculaciones del partido de Alexis Tsipras con sectores de la oligarquía griega y de figuras como Gianis Varoufakis, considerado uno de los representantes de los intereses norteamericanos en Grecia. Skipoulos explicó los pormenores de la posición del KKE en el referéndum del 5 de julio y denunció el papel de las organizaciones oportunistas que atacaron al Partido Comunista de Grecia y defendieron y defienden a Tsipras. Habló también sobre el

papel del nuevo partido Unidad Popular, formado por antiguos miembros de SYRIZA, que tiene como objetivo tratar de canalizar, en las próximas elecciones, el voto de sectores de la población griega que se oponen al nuevo memorándum, pero sin ofrecer ninguna alternativa clasista, tratando así de dificultar el crecimiento de la influencia del KKE entre amplios sectores obreros y populares. Por último, el representante del PCPE explicó el rápido crecimiento de PODEMOS como parte de una estrategia del bloque dominante oligárquico-burgués para articular el recambio político en un momento en que la crisis económica ha derivado en crisis política y se pone en riesgo la estabilidad institucional en España. Caracterizó

Los tres ponentes incidieron en que, ante el crecimiento de este tipo de organizaciones oportunistas, es necesario el reforzamiento de los Partidos Comunistas, la defensa de la independencia política e ideológica de la clase obrera y un enfoque claro de la lucha política hacia el poder obrero y popular, contra los monopolios y el sistema en que se sustentan. Este acto sirvió para reforzar los lazos fraternales entre los tres partidos y para abrir nuevas perspectivas en la cooperación bilateral y multilateral. del capitalismo. Por ello la Solidaridad con Cuba debe superar estos momentos de victorias en determinadas batallas para continuar estructurando un nivel superior de solidaridad. A pesar de lo que pudiéramos llamar un armisticio de esta guerra, las bases de la agresión imperialista se mantienen en los términos y formatos en los que estaban operando desde el triunfo de la Revolución. El ele-

mento principal y determinante sigue siendo el Bloqueo que se mantiene jurídica y estructuralmente tal y como se ha ido concibiendo. Las leyes Torricelli y Helms-Burton de los años 90 del siglo pasado siguen vigentes y no parece que existan voluntades políticas de los congresistas y senadores norteamericanos para derogarlas. Por tanto, continuarán ejerciendo la función de impedir la financiación de la economía cubana, las relaciones comerciales libres con países y empresas y el establecimiento de acuerdos en otras áreas tanto sociales como económicas. De esta forma, al impedir el desarrollo de la economía cubana, se mantiene el objetivo del fracaso como elemento que favorece la derrota final del sistema socialista en Cuba. Pero existen otros puntos importantes que deberán ser básicos en la solidaridad con Cuba: La recuperación de la base de Guantánamo al territorio del Estado de Cuba para ejercer la total soberanía territorial; el ejemplo de Internacionalismo con los pueblos oprimidos que siempre ha sido bandera de la Revolución Cubana; y el desarrollo y ejemplaridad del Socialismo. Por consiguiente, el Imperialismo cambia su táctica y la Solidaridad se refuerza.


Unidad y Lucha 13

Septiembre 2015

Internacional

Movilizaciones contra las maniobras de la OTAN en otoño Una batalla fundamental en la lucha antiimperialista

ÁSTOR GARCÍA/

E

ntre octubre y noviembre próximos tendrán lugar en suelo español, italiano y portugués las maniobras de la OTAN más importantes de los últimos años, bajo la denominación “Trident Juncture 2015”. El contexto internacional en el que se producen estas maniobras, así como el importante papel que España juega en las mismas hace más necesario si cabe que la militancia comunista intervenga activamente en las acciones de protesta y movilización que se desarrollarán.

Los datos de las maniobras El francés Jean-Paul Paloméros, jefe del Comando Supremo Aliado de Transformación (SACT, siglas en inglés), estructura a cargo de las maniobras, declaraba a principios de año que el Trident Juncture 2015 es posiblemente el mayor simulacro “desde el fin de la Guerra Fría y, posiblemente, de la historia de la OTAN”. El último ejercicio a gran escala de la OTAN en suelo europeo tuvo lugar en Noruega y Polonia en el año 2002, y en él participaron más de 20 países miembros y asociados de la Alianza Atlántica. En esta ocasión, las previsiones hablan de más de 30 países y en torno a 36.000 soldados que se desplegarán por España, Portugal, Italia, el Atlántico y el Mediterráneo en un “ejercicio” militar por tierra, mar y aire que consta de dos fases y cuya faceta terrestre será dirigida desde la base de Bétera, en Valencia. En las maniobras participarán varios países asociados a la OTAN como Australia, Bosnia Herzegovina, Finlandia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Suecia y Ucrania, pero también la Unión Europea, la Unión Africana y varias organizaciones no gubernamentales. La principal novedad de estas maniobras consiste en que estarán invitadas también una serie de empresas del sector de la defensa “con el objetivo de generar intercambios y conocimientos y perspectivas para posibles soluciones tecnológicas para el futuro y para acelerar la innovación militar”, en palabras del teniente general británico Phil Jones, segundo al mando

del SACT. En el caso del ejército español, éste desplegará para las maniobras a unos 8.000 efectivos, que se integrarán en las más de 20.000 unidades de diversos países que, en conjunto, se localizarán en distintas bases y campos militares del territorio español, entre ellos San Gregorio (Zaragoza), Chinchilla (Albacete), Sotomayor (Almería), Sierra del Retín (Cádiz), Rota (Cádiz), Base Aérea de Albacete, Base Aérea de Son San Joan (Palma de Mallorca), Base Aérea de Torrejón (Madrid) y Base Aérea de Zaragoza.

¿Cuál es el propósito de estas maniobras? La propaganda otanista plantea que el ejercicio Trident Juncture 2015 servirá para demostrar la capacidad de la alianza militar para responder a las nuevas amenazas para la seguridad mundial y, en concreto, para certificar el buen funcionamiento de la denominada Fuerza de Muy Alta Disponibilidad (VJTF, siglas en inglés), creada como punta de lanza de la Fuerza de Respuesta de la OTAN, capaz de desplegar alrededor de 5.000 soldados, en cualquier lugar del mundo y en cuestión de escasos 3 días, ante “cualquier amenaza contra la seguridad euroatlántica, independientemente de su procedencia”, según fuentes del Ministerio de Defensa español. Ahora bien, más allá de la retórica de la seguridad a la que nos tiene acostumbrados la OTAN, desde la desaparición de la Unión Soviética y el bloque socialista europeo, unas maniobras militares siempre tienen un doble objetivo: hacer músculo para mostrar a posibles enemigos la capacidad de reacción y ataque y estrechar los lazos entre las distintas fuerzas armadas multinacionales participantes en tales ejercicios.

Un marco de crecientes tensiones interimperialistas A lo largo de 2015, la OTAN realizará en total más de 280 ejercicios militares de diverso tipo. Es decir, la Alianza Atlántica está permanentemente afinando y probando sus capacidades de intervención militar

Las maniobras Trident Juncture 2015 han de ser respondidas con una fuerte movilización popular que debe combinarse con las movilizaciones específicas previstas ante la ampliación de Morón, dado que ambas forman parte de la apuesta imperialista del gobierno español. que, en los últimos tiempos, están muy dirigidas hacia Rusia y, en segundo plano, hacia China, las dos grandes amenazas para la hegemonía de EEUU en el marco de las rivalidades interimperialistas que caracterizan los inicios de este siglo XXI. Basta fijarse en los países asociados que participarán en las maniobras Trident Juncture 2015 para confirmar por dónde se encaminan las preocupaciones de la OTAN: Rusia y el Pacífico. En este marco, no sorprende que se multipliquen las maniobras conjuntas chino-rusas, como las celebradas en la pasada primavera en el Mediterráneo Oriental, partiendo de la base de Sebastopol (Crimea) o las más recientes (finales de agosto) organizadas en el Mar de Japón, dirigidas desde la base naval rusa de Vladivostok.

La apuesta militarista de la burguesía española En el caso de nuestro país estas maniobras sirven para confirmar la voluntad de los sucesivos gobiernos burgueses por integrarse de manera efectiva en la estructura de esa alianza imperialista de Estados que conocemos como OTAN. Por decirlo de alguna manera, el actual gobierno ha puesto toda la carne en el asador para albergar estas maniobras y se empeña en ganar posiciones dentro de la estructura impe-

rialista, vendiéndose como fiel aliado con una posición estratégica de cara a las intervenciones en el Mediterráneo y en el Norte de África. No es casualidad que el desarrollo de las maniobras coincida en el tiempo con la firma entre el gobierno Rajoy y la administración Obama de la ampliación del convenio que permitirá el acantonamiento en Morón (Sevilla) de hasta 3.000 marines y 35 aeronaves, lo que viene a cuadruplicar la anterior presencia norteamericana en esa base. Esta ampliación, junto con la autorización que en 2011 el gobierno Zapatero dio a EEUU para situar cuatro destructores en la base de Rota, dentro del sistema del escudo antimisiles norteamericano, así como las distintas operaciones vinculadas al aparato militar de la Unión Europea, pretenden paliar la pérdida de presencia militar internacional española (“influencia internacional”, como indica un informe del Instituto Elcano) mediante la máxima integración posible en las estructuras de saqueo e intervención internacionales.

Levantar y orientar la lucha obrera y popular Las maniobras Trident Juncture 2015 han de ser respondidas con una fuerte movilización popular que debe combinarse con las movilizaciones específicas previstas ante la ampliación de Morón, dado que ambas forman parte de la apuesta imperialista del gobierno español.

Las iniciativas de respuesta que ya están en marcha deben reforzarse y multiplicarse para adquirir un ámbito estatal real, con movilizaciones no sólo en los territorios o las localidades directamente afectadas por la presencia militar. En nuestro caso, el activo militante del Partido y la Juventud Comunista debe desplegar toda su capacidad para desarrollar el trabajo anti-OTAN y contra la guerra imperialista allí donde tenemos presencia organizada, combatiendo si es necesario las posiciones pacifistas burguesas que ignoran el marco de rivalidades interimperialistas, denunciando el papel de la UE y del gobierno español en su alianza con la OTAN, así como de las ONGs que cooperan con las estructuras imperialistas y vinculando la lucha contra la OTAN a la lucha contra los monopolios a los que defiende y a quienes beneficia con su actividad militar, intervencionista e injerencista. La orientación, con la que los y las comunistas hemos de trabajar con firmeza en estas próximas semanas, es la de dotar a toda movilización de un claro componente de masas que permita vincular de manera estable a amplios sectores del pueblo trabajador a la lucha contra la guerra imperialista y contra las bases militares extranjeras, que se encuadra en la lucha antiimperialista y antimonopolista que caracteriza al Frente Obrero y Popular por el Socialismo.


14

Unidad y Lucha

Septiembre 2015

Vida de Partido

Entrevista a Gloria Fernández, Secretaria General de PCPE-PCPA.

ENTREGA CARNETS EN EL SUR DEL PAÍS VALENCIÀ

La intervención activa en los conflictos obreros. Convocatoria masiva a la Marcha a Morón. La presentación de candidaturas en las ocho provincias.

L

os día 4 y 5 de julio de 2015 tuvo lugar el X Congreso del Partido en Aguilar de la Frontera. ¿Cómo se han desarrollado los debates previos y qué objetivos se han marcado en el mismo? La celebración del X Congreso en un principio estaba prevista para los días 28 de febrero y uno de marzo 2015 pero, debido a la convocatoria de las elecciones autonómicas y posteriormente las municipales, hubo que aplazarlo para afrontar en condiciones ambas campañas electorales. Y, así tras un largo proceso de debate, por fin tuvo lugar a principio del pasado mes de julio. El debate se inició a finales de 2014, teniendo como resultado la presentación de numerosas enmiendas, que tras ser debatidas en el Congreso, han enriquecido los documentos y conformado una serie de propuestas para el fortalecimiento del Partido y el incremento de nuestra intervención de masas.

¿Cuál es el análisis de la realidad concreta en Andalucía que hace el Partido? Pues la realidad es que, a pesar de los mensajes triunfalistas del gobierno respecto de la creación de puestos de trabajo, el paro y la precariedad siguen estando presentes en todos los rincones de Andalucía. Si bajan las cifras del paro es debido a la salida de cientos de trabajadores a buscar trabajo fuera de su tierra y también por la temporada turística, que está generando puestos de trabajo eventuales y de mala calidad, ya que la necesidad del capital de someter a la clase trabajadora a unas condiciones de acusada sobreexplotación, hace que no se respetan las normas laborales en cuanto a horarios y descansos y se pagan salarios muy por debajo de los establecidos en los Convenios Colectivos. La situación de explotación continúa en los barrios obreros y pueblos periféricos en los que existe una falta total de infraestructura que permitiera unas condiciones de vida dignas a la clase obrera y capas populares, pues la gestión que hacen los gobiernos de la burguesía no trae más que miseria, paro, hambre y desigualdad.

Por otro lado, la Junta de Andalucía continúa sin dar solución, además de que como gobierno al servicio del capital ni quiere ni puede, a los graves problemas que tenemos en la sanidad y la educación, sectores donde cada vez se están aplicando más recortes, manteniendo privatizaciones de servicios como la de los profesores de leguaje de signos ó la del 112 que precariza totalmente su situación laboral, continuando además con su política de recortes, corrupción y avances privatizadores. También está el tema de las Bases militares, el último acuerdo firmado por el Estado español con Estados Unidos, convierte a Morón de la Frontera en la sede principal de Africom (mando de África) del ejército norteamericano, lo que conlleva una ampliación importante del número de militares USA, pasando de 800 a 3.500. También la Base aeronaval de Rota se ha ampliado y hoy está convertida en epicentro del escudo antimisiles de la OTAN en Europa, lo que aumenta su papel de plataforma de agresión contra los pueblos y pone a Andalucía en la diana de posibles ataques ante las contradicciones interimperialistas, siendo además un peligro para la lucha de la clase trabajadora y el pueblo, ya que estas Bases se podrían utilizar para reprimir la lucha de la clase obrera y capas populares.

¿Cuáles son las tareas inmediatas que tiene marcado el Partido en Andalucía? Empezando por lo relativo a lo expuesto anteriormente sobre las Bases militares en suelo andaluz, el Partido se ha marcado como tarea muy importante promover una amplia plataforma de organización unitaria y participativa en todas las provincias con el objetivo de que la Marcha a Morón, que tendrá lugar en otoño, tenga una masiva participación de la clase obrera y capas populares. En esta lucha contaremos con la participación del Partido a nivel estatal, ya que en el último Comité Central del PCPE se aprobó la participación de todo el Partido en esta tarea.

A

dquirir el grado de militante del Partido Comunista es la constatación de un compromiso y la implicación directa en la lucha por la emancipación de la clase obrera. Un compromiso que requerirá una generosidad en el esfuerzo y un sacrificio de lo cotidiano. Una entrega que se verá recompensada por la contribución a un nuevo modelo de sociedad, libre, solidaria y sin clases: el socialismo-comunismo. Un esfuerzo titánico pero absolutamente necesario. El acto de entrega de carnet a las y los nuevos militantes de la Juventud y del Partido sirvió para conmemorar el 70 aniversario de la victoria contra el nazi-fascismo. Por ello, un camarada de la Juventud Comunista realizó una charla ad hoc.

Por otro lado tenemos que poner en marcha los acuerdos y resoluciones aprobadas en el X Congreso; ya se ha publicado el documento con las ponencias y resoluciones aprobadas y se ha pasado a todas las organizaciones del Partido. Una de las tareas prioritarias, que se ha marcado el Partido en este Congreso, ha sido la de redoblar esfuerzos para intervenir activamente en los conflictos obreros e intensificar nuestra lucha por empleos dignos y de calidad, salarios y pensiones dignas, etc., combatiendo el intento de colocar al movimiento obrero bajo la dirección de la burguesía, con planteamientos que ocultan la contradicción entre capital y trabajo y la lucha de clase y para ello debemos trabajar activamente en los CUO con el objetivo de superar la división y debilidad del movimiento obrero y sindical. Por último quisiera hacer una referencia a la convocatoria de las elecciones generales, a la que el Partido ha decidido concurrir con un programa basado en la ruptura con las instituciones capitalistas. Es imposible una política a favor del pueblo trabajador si no es mediante la construcción del poder obrero y por ello haremos de esta batalla política una nueva ocasión para hacer avanzar la lucha obrera y popular contra las clases dominantes y sus instituciones imperialistas. En Andalucía nos hemos marcado como objetivo presentarnos en las ocho provincias.

Suscríbete

a la

En la misma, partiendo de un análisis imbricado en el materialismo histórico, se fueron desmontando los falsos mitos que los medios hegemónicos nos repiten como cacatúas como que fueron los EE.UU. los que tuvieron un papel decisivo en la derrota del nazifascismo. La realidad es que sólo la entrada de la URSS en batalla pudo frenar el plácido paseo por Europa de la bestia fascista, tomando en ese momento la guerra un marcado carácter de lucha de clases. Es por ello que las potencias coloniales occidentales (Francia, Gran Bretaña, USA) hicieron todo lo posible para frenar el avance del internacionalismo proletario por Europa. Con el acto de entrega de carnets, los y las militantes del Partido Comunista recogemos el testigo de aquellos heroicos y heroicas camaradas para continuar la lucha de clases, para dar la batalla a la oligarquía y avanzar hacia la unidad obrera. La lucha es nuestra seña de identidad, todo se ha conseguido con lucha y por lo tanto, la lucha es el único camino. Solo la lucha propiciará un cambio verdadero y radical. Tras la charla-exposición se procedió al acto de entrega de carnets de los nuevos militantes de la Juventud y el Partido. El acto se clausuró con el canto de la Internacional. Finalmente, se hizo una picaeta popular donde se estrecharon lazos entre los y las camaradas de les comarques del Sud del País Valencià.

prensa

revolucionaria

Suscripción anual a:

UNIDAD Y LUCHA (11 números al año) España 10 euros, Europa 16 euros, PROPUESTA COMUNISTA, revista política del PCPE (3 números/año) España 20 €, Orden de domiciliación bancaria: Nombre del titular Ciudad CP

DNI Provincia

Datos de la cuenta donde se quieren cargar las cuotas: Entidad Giro postal o ingreso en cuenta: 2100 / 7029 / 40 / 0200033373 Entidad Bancaria: La Caixa

Dirección Teléfono Oficina DC

resto del mundo 22 euros. resto del mundo 25 €, suscripción de ayuda 30 €

Email Nº de Cuenta

Enviar a PCPE: C/ Miguel de Sande Narciso nº6 Bajo Vallecas Madrid Enviar a PCPE: C/ Miguel San Narciso nº6 Bajo28.018 Vallecas O enviar a: finanzas@pcpe.es 28.018 Madrid


Unidad y Lucha 15

Septiembre 2015

Cultura Travelling

WELCOME

ROSEBUD/

L

os trágicos sucesos ocurridos hace unas semanas en la ciudad francesa de Calais, concretamente en un lugar llamado “La Jungla”, en el que se hacinan miles de inmigrantes procedentes de países esquilmados por el imperialismo y donde, cuando escribo estas líneas, ya han perecido 9 de ellos intentando atravesar el canal de la Mancha, me han hecho pensar en el bello e interesante filme “Welcome” del cineasta galo Philippe Lioret (París, 1955). En esta película de 2009, después que su director y guionista realizara un intenso trabajo de información en el seno de la inmigración clandestina presente en Calais, se cuenta la emotiva historia de Bilal, un joven kurdo de 17 años, que atraviesa Oriente Próximo y Europa para reunirse con su novia Mina recién emigrada a Inglaterra. El problema se complica cuando la policía francesa lo detiene y le impide cruzar el codiciado canal. Entonces Bilal decide cruzarlo a nado. Con ese fin y con la ayuda del profesor de natación Simon (excelente Vincent Lindon), que su mujer ha abandonado, el joven inmigrante kurdo empieza a entrenarse en una piscina municipal. De ese encuentro y, sobre todo de la vitalidad de Bilal, nacerá una profunda amistad entre los dos hombres, despertando en Simon lo que él creía caduco: su combate por recuperar el amor de su mujer y la

toma de conciencia de la injusta situación en la que viven los más humildes. Ocasión idónea para que Philippe Lioret, de manera sutil pero certera, ajuste algunas cuentas con la justicia, la policía y la sociedad francesa. Responsables, en el caso que cuenta el filme, de los cadáveres que quedan en el camino y de muchos corazones rotos.

Un cine social Por otra parte, aunque la película se mantiene en un plano más bien personal que político, es decir sin buscar las causas que provocan tamaña tragedia, no es óbice para que el cineasta parisino ponga rostros a la misma, la denuncie sin paliativo y dignifique a quienes la padecen. Propósitos ya expuestos en su no menos lograda “En tránsito” (1993), película sobre la estancia real durante varios años de un refugiado iraní en la terminal del aeropuerto Charles De Gaulle de París. El aliciente en esta ocasión reside en que el filme, entre documental y ficción, fue apoyado por asociaciones y organizaciones de solidaridad con los inmigrantes clandestinos presentes en Calais, quienes consideraron que una obra cinematográfica como “Welcome” podía facilitar la comprensión de uno de los dramas más lacerantes en la actualidad. El de miles de inmigrantes que prefieren arriesgar sus vidas, para vivir mejor, a permanecer en sus países de origen saqueados por el neocolonialismo y el imperialismo. En definitiva, una película que se inscribe en la línea del cine social francés que se produce actualmente y que con éxito practican también, entre otros, directores como Stéphane Brizé (“La ley del mercado”, 2015) o Jacques Audiard (“Un profeta”, 2009). Una generación de cineastas que emula al mejor cine de “la Nueva Ola” francesa de los años 1960 y que es envidia cochina de no pocas cinematografías del mundo.

Literatura

imprescindible

IRONIA Y COMBATIVIDAD

M

iguel Hernández dedicó su Elegía Segunda, en el libro “Viento del Pueblo”, a Pablo de la Torriente Brau, cubano, aunque naciera en Puerto Rico, quien acude a España en su lucha contra el fascismo. De hecho murió combatiendo en la defensa de Madrid, el 19 de diciembre de 1936, abanderando el ¡No pasarán! Había llegado como corresponsal de guerra en solidaridad con los combatientes republicanos y como tal se enroló en la trinchera escribiendo crónicas de la contienda, así fomentó la solidaridad internacionalista. Además empuñó las armas en el campo de batalla. Tenemos la oportunidad de recuperar un puñado de escritos en el libro “ Humor y Pólvora”. La selección de textos recoge relatos de vivencias juveniles, casi aventuras de corsarios imberbes, en un mar de ironía. Sus angustias en el presidio del Castillo del Príncipe y los calabozos de Isla de Pinos las expresan extraordinariamente en varios relatos, había sido detenido por los esbirros de la burguesía cubana durante los años treinta. Finalmente, el último tramo comprende crónicas de la guerra en España, rememora diversos episodios: desde los polizontes que llegaron en un barco mexicano para sumarse a la defensa de la República a los retazos de recuerdos de las muchachas milicianas, el papel de la aviación en la contienda… Cada hoja que escrutemos es un grito contra el olvido de la memoria de la combatividad de todo un pueblo contra el fascismo y contra el despotismo burgués. El libro está fuera de cualquier circuito comercial, no existen ediciones recientes, difícil de encontrar en una biblioteca, pero se puede localizar a través del ámbito digital. DE LA TORRIENTE BRAU, PABLO. HUMOR Y POLVORA. Editorial Orbe, La Habana. 1984

FICHA DE FORMACIÓN

V. I. Lenin

La consigna de los Estados Unidos de Europa [1] (I parte)

E

n el número 40 de Sotsial-Demokrat[2], hemos informado de que la conferencia de las secciones de nuestro Partido en el extranjero ha acordado aplazar la cuestión de la consigna de los “Estados Unidos de Europa” hasta que se discuta en la prensa el aspecto económico del problema[3]. Los debates en torno a esta cuestión tomaron en nuestra conferencia un carácter político unilateral. Quizás ello se debiera, en parte, al hecho de que en el manifiesto del Comité Central dicha consigna estaba formulada directamente como consigna política (“la consigna política inmediata. . .”, se dice en él), además, no sólo se proponían los Estados Unidos republicanos de Europa, sino que se subraya especialmente que “si no se derroca por vía revolucionaria las monarquías alemana, austríaca y rusa”, esta consigna es absurda y falsa[4]. Es absolutamente erróneo oponerse a semejante forma de plantear el problema dentro de los límites de la apreciación política de dicha consigna, por ejemplo, desde el punto de vista de que eclipsa o debilita, etc., la consigna de la revolución socialista. Las transformaciones políticas realizadas en un sentido auténticamente democrático, y tanto más las revoluciones políticas, no pueden nunca, en ningún caso, y sean cuales sean las circunstancias, eclipsar ni debilitar la consigna de la revolución socialista. Por el contrario, siempre contribuyen a acercar esta revolución, amplían su base e incorporan a la lucha socialista a nuevas capas de la pequeña burguesía y de las masas semiproletarias. Por otra parte, las revoluciones políticas son inevitables en el proceso de la revolución socialista, que no debe considerarse como un acto único, sino como una época de violentas conmociones políticas y económicas, de lucha de clases más enconada, de guerra civil, de revoluciones y contrarrevoluciones. Pero si la consigna de los Estados Unidos republicanos de Europa, que se liga al derrocamiento revolucionario de las tres monarquías más reaccionarias de Europa, encabezadas por la rusa, es absolutamente invulnerable como consigna política, queda aún la importantísima cuestión del contenido y la significación económicos de esta consigna. Desde el punto de vista de las condiciones económicas del imperialismo, es decir, de la exportación de capitales y del reparto del mundo por las potencias coloniales “avanzadas” y “civilizadas”, los Estados Unidos de Europa, bajo el capitalismo son imposibles o son reaccionarios. El capital se ha hecho internacional y monopolista. El mundo está ya repartido entre un puñado de grandes potencias, es decir, de potencias que prosperan en el gran saqueo y opresion de las naciones. Cuatro grandes potencias de Europa -- Inglaterra, Francia, Rusia y Alemania --, con una población de 250 a 300 millones de habitantes y con un territorio de unos 7 millones de kilómetros cuadrados, tienen colonias con una población de casi quinientos millones de habitantes (494,5 millones) y con un territorio de 64,6 millones de kilómetros cuadrados, es decir, casi la mitad de la superficie del globo (133 millones de kilómetros cuadrados sin contar la zona polar). A ello hay que añadir tres Estados asiáticos -- China, Turquía y Persia --, que en la actualidad están siendo despedazados por los saqueadores que hacen una guerra de “liberación”, a saber, por el Japón, Rusia, Inglaterra y Francia. Estos tres Estados asiáticos, que pueden denominarse semicolonias (en realidad, ahora son colonias en sus nueve décimas partes), cuentan con una población de 360 millones de habitantes y una superficie de 14,5 millones de kilómetros cuadrados (es decir, casi el 50% más que la superficie total de Europa). (Continuará) [1] En el artículo “La consigna de los Estados Unidos de Europa” se explicaba la teoría sobre la posibilidad de la victoria del socialismo primeramente en unos pocos países capitalistas e inclusive en un solo país, en forma aislada. Este artículo fue escrito en agosto de 1915, se publicó el 23 del mismo mes en calidad de editorial del periódico Sotsial-Demokrat, N.ƒ 44. [2] Sotsial-Demokrat: periódico clandestino, Organo Central del POSDR, que se publicó de febrero de 1908 a enero de 1917, y del cual aparecieron 58 números. El primer número fue impreso en Rusia, más tarde su publicación se trasladó al extranjero, primeramente a París y luego a Ginebra. Conforme con la decisión del CC del POSDR, la redacción fue compuesta por representantes bolcheviques, mencheviques y socialdemócratas polacos. En el Sotsial-Demokrat aparecieron más de 80 artículos y sueltos de Lenin, así como muchos artículos de J. V. Stalin. En el seno de la redacción, Lenin llevó a cabo una lucha por la consecuente línea del bolchevismo. Una parte de los redactores (Kámenev y Zinovíev) adoptó la actitud conciliadora respecto a los liquidacionistas e intentó frustrar la aplicación de la línea leninista. Mártov y Dan, miembros mencheviques de la Redacción del Organo Central, saboteaban el trabajo de ésta y, al mismo tiempo, defendian abiertamente el liquidacionismo en el periódico Golos Sotsial-Demokrata de su grupo fraccional. La implacable lucha de Lenin contra los liquidacionistas motivo, en junio de 1911, el retiro de Mártov y Dan, del Sotsial-Demokrat. Desde diciembre de 1911, el Sotsial-Demokrat fue redactado por Lenin. [3] Véase V. I. Lenin “La Conferencia de las secciones del POSDR en el extranjero”, Obras Completas, t. XXI. [4] Véase V. I. Lenin “La guerra y la socialdemocracia de Rusia”, Obras Completas, t. XXI.


Unidad y Lucha 16

Septiembre 2015

Contraportada

Editorial

REORGANIZACIÓN DE LA DOMINACIÓN BURGUESA Y CONTRAOFENSIVA R.M.T./

C

omienza un nuevo curso político plagado de amenazas para la clase obrera, tanto a corto como a largo plazo. El resultado de los próximos procesos electorales tendrá gran importancia en el proceso de reorganización y actualización del Estado Español, sacudido por la crisis capitalista y por su reflejo en la cúspide del capitalismo español.

De la crisis económica a la crisis en la cúspide Tras más de seis años de intensa crisis capitalista, en los que el PIB retrocedió un 7,3 % (2008 – 2013), el bloque dominante se vio sacudido por una crisis política que puso en evidencia el agotamiento de los pactos alcanzados en la transición del fascismo a la democracia burguesa. Los de arriba tomaron conciencia con rapidez de que no podían seguir gobernando como antes. Se intensificaron las contradicciones y la pérdida de legitimidad de la institucionalidad burguesa: la monarquía, el sistema de partidos políticos y la propia organización del Estado, incluido el aspecto territorial, necesitaban adecuarse a los cambios que venían operando en la base económica de la sociedad.

La reorganización de la dominación capitalista La mañana del 2 de junio de 2014, el presidente del Gobierno anunciaba, en una declaración institucional, la abdicación de Juan Carlos I. El 19 de junio, al ser proclamado nuevo monarca, Felipe VI hacía toda una declaración de intenciones en nombre de la oligarquía: “Desde hoy, encarno una Monarquía renovada para un tiempo nuevo”. Tiempo atrás se había iniciado un intenso debate sobre la reconfiguración del marco territorial del Estado, impulsado por sectores de la burguesía catalana que, instrumentalizando el sentimiento nacional de amplias capas del pueblo, colocaban sobre la mesa la necesidad de un nuevo pacto que viniera a soldar las fisuras existentes en el bloque oligárquico – burgués, bajo la presión del denominado “proceso soberanista”. En paralelo, los escandalosos casos de la corrupción que caracteriza al capitalismo ponían en cuestión el sistema de bipartidismo imperfecto pactado en la transición. Ante la desafección demostrada en innumerables movilizaciones por las masas populares, tal y como sucedió en la segunda mitad de los años 70 del pasado siglo, se puso en marcha un complejo proceso de alcance estratégico para reconfigurar el mapa político español. Para ello, tal y como se hizo con la Monarquía, se potenció el nacimiento de nuevos actores políticos que viniesen a “renovar”, en expresión del nuevo

monarca, el sistema de partidos políticos, tanto a izquierda (PODEMOS) como a derecha (CIUDADANOS), al mismo tiempo que también se “renovaba” el PSOE y, en menor medida, dado su carácter de partido de Gobierno, el Partido Popular. Como consecuencia, a la espera del resultado de las elecciones catalanas del próximo 27 de Septiembre y de las elecciones generales previstas para finales de año, que serán expresión de la correlación de fuerzas en el seno del bloque oligárquico – burgués y, también, de la correlación general de fuerzas entre las distintas clases sociales, los partidos políticos capitalistas (¡todos!) se preparan para el nuevo pacto: el PSOE propone una modificación constitucional, cuya oportunidad ha sido admitida por el Partido Popular en distintas declaraciones realizadas a lo largo del verano; por su parte PODEMOS e Izquierda Unida, enredados en su disputa por representar a las capas medias, a la aristocracia obrera y a la pequeña burguesía, hablan de un nuevo proceso constituyente, lo que no es más que otra forma de denominar un mismo proceso, de la adaptación de la superestructura estatal a las nuevas condiciones a través de un pacto político que, como sucediera en la transición, preserve la dominación capitalista para un largo periodo. De ahí que el PCPE hablé con acierto desde hace años de una nueva segunda transición, pues esa posibilidad había sido contemplada por la oligarquía durante la primera legislatura de Zapatero a través de un informe del Consejo de Estado sobre posibles modificaciones de la Constitución Española (febrero de 2006), que se ha convertido en la tesis sobre la que debaten los distintos sectores oligárquicos y burgueses para establecer el nuevo marco de dominación. Mientras se suceden los debates, el Gobierno del PP, cumpliendo estrictamente con los intereses de clase que representa, deja atados los Presupuestos Generales del Estado para 2016, de manera que la política económica que invariablemente sirve a los monopolios permanezca inalterada.

La clase obrera y el pueblo pagan los platos rotos Los gobiernos del PSOE y del PP aplicaron con mano de hierro una política económica dirigida a golpear los derechos de la clase obrera y también su organización sindical, consiguiendo que retrocediese brutalmente el precio de la fuerza de trabajo (desvalorización), destrozando los derechos sociales, aumentando la carga fiscal sobre los salarios, golpeando las pensiones y aumentando la edad legal de jubilación, bajando las prestaciones por desempleo, atacando

los convenios colectivos, etc. De tal forma que, incluso en el caso de que el capitalismo español lograse mantener el tímido ciclo de crecimiento iniciado en 2014, las masas obreras de nuestro país continúen condenadas a vivir en unas condiciones de intensificación constante de la explotación, miseria creciente y violencia generalizada. Dicho de otro modo: no hay salida a la crisis para la clase obrera en el marco del capitalismo. Por eso hoy resulta imprescindible no caer en la trampa tendida por la burguesía para atrapar al pueblo trabajador en las redes de la segunda transición, en las redes que garantizan la reorganización de la dominación de quienes explotan, condenan a la miseria y ejercen todo tipo de violencia contra la clase obrera. Esas redes, con que pretenden atraparnos, se tejen con las propuestas políticas del nuevamente renovadísimo PSOE (ya renovado por Felipe González), PODEMOS e Izquierda Unida, inmersos en un debate sobre reformas y procesos constitucionales y en futuros pactos de gobierno con los que nada tiene que ganar la clase obrera, tal y como ya se demuestra en los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas donde gobiernan y cuyos límites ha dejado bien claros el Gobierno de Syriza en Grecia.

La salida a la crisis es el socialismo – comunismo La clase obrera debe agrupar a los sectores populares en torno a un programa de ruptura forjado desde la más estricta independencia de clase, atendiendo única y exclusivamente a los intereses de las amplias mayorías trabajadoras de nuestro pueblo. Un programa que enfrente los planes del bloque dominante para recomponer y preservar su dominación, que rompa con las uniones interestatales imperialistas de las que España forma parte y en las que las clases dominantes

apoyan su dominación (Unión Europea y OTAN), que ataque los intereses de los monopolios a través de la nacionalización de los sectores estratégicos de la economía, altamente concentrados, y sea germen de una economía socialista al servicio de la clase obrera y el pueblo en una futura República Socialista en la que libremente se integren nuestros pueblos y naciones bajo el empuje revolucionario de la clase obrera. Pero no basta con proclamar el qué hacer, sino que hay que debatir cómo hacerlo. El X Congreso del PCPE, cuyos debates comenzarán en el próximo periodo, debe ser aprovechado por la clase obrera para organizar la contraofensiva, para fusionar el programa socialista – comunista de su Partido con las luchas de masas que se libran día a día en defensa de las condiciones de vida, para desenmascarar a la nueva socialdemocracia y al oportunismo y evitar que extiendan sus redes tramposas sobre las clases populares, para impulsar un intenso proceso de recuperación del sindicalismo de clase, para redoblar la lucha ideológica en todos los terrenos, para impulsar la lucha de masas contra las uniones imperialistas y desvincular a nuestro país de la política criminal de la OTAN, erradicando las bases militares imperialistas en nuestro suelo. Hoy, la vieja tesitura planteada por el movimiento obrero bajo la consigna de “socialismo o barbarie” se expresa con fuerza en la vida de los millones de obreros y obreras de nuestro país que a diario comprueban en sus carnes que se trata de ellos y ellas o de sus explotadores. Los explotadores, como hemos visto, preparan su Estado y sus partidos políticos contra nosotros y nosotras, fortalezcamos por tanto nuestro Partido, nuestras organizaciones y nuestro programa contra ellos.

UyL nº 332 Septiembre 2015  

Órgano de expresión del Comité Central del PCPE

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you