Page 1

¡Proletarios/as de todos los países, uníos!

¡Unidad y Lucha! Órgano del Comité Central del Partido Comunista de los Pueblos de España · PCPE

www.pcpe.es - www.unidadylucha.es

Mensual Precio 1€ nº 396 M-2588-2013 unidadylucha@pcpe.es


2

Unidad y Lucha

Julio-Agosto 2021

Actualidad ENRIQUE SANTIAGO Y LA OTAN QUE LO PARIÓ

tirando a DAR TELVA MIERES

oportunista más pintao.

E

l Secretario de Estado para la Agenda 2030 está pletórico. ¡Quién iba a decirle a él que llegaría a alcanzar tan altos honores! Antes de acomodarse en el ansiado Gobierno de España y sentarse en el Consejo de Ministros, se hizo con la Secretaría General del PCE y con cuatro garatusas y arrumacos convenció a Pablo Iglesias, que le ofreció un tercer puesto en la Candidatura de Unidas Podemos y, de la noche a la mañana, se convirtió en diputado. Codearse con lo más selecto y distinguido de la política española ya era mucho arroz pal pollo, pero la ascensión al Gobierno más progre de toda la progresía y ocupar un cargo de tan prominente rango, colma todas las pasiones del

Pero claro, lo ministerial debe de tener sus servidumbres y, de tarde en tarde, son necesarias algunas declaraciones para que nuestros hábiles políticos informen del panorama nacional. La cosa es que Enrique Santiago manifiesta, sin que se le caiga la cara de vergüenza, que está de acuerdo con que España sea la sede de la OTAN el próximo año y, con toda naturalidad y mucho desparpajo, sostiene que eso de pertenecer a organizaciones internacionales conlleva obligaciones y para eso está él: para facilitar su cumplimiento y allanarle el camino a Jens Stoltenberg, el pacífico secretario general de la organización criminal del Tratado del Atlántico Norte. ¡El cuerpo se nos quedó helao! Cómo íbamos a imaginar que el letrado “leninista”, tan acos-

A

CONTRACORRIENTE

LOS INVASORES JOSE L. QUIRANTE

"M

arruecos está invadiendo Ceuta con miles de asaltantes por la inacción cobarde y criminal del Gobierno que ha rendido nuestra frontera sur. Exigimos el despliegue del ejército y la expulsión de los invasores". Con esta primorosa labia, el fascista Santiago Abascal, muy en su papel del último bastión patrio, despachaba en Twitter hace unas semanas un conflicto diplomático entre Marruecos y España causado por la presencia en un hospital logroñés del líder del

Frente Polisario (movimiento de liberación nacional, democrático y anticolonialista) y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Gali. Pero más allá de este diferendo entre dos monarquías corruptas, y de la posición claudicante de los gobiernos españoles habidos desde la entrega vergonzosa del Sáhara Occidental a Marruecos en 1975 sin haber cumplido con la obligación de realizar la completa descolonización, incluido un referéndum, lo que ha cabreado al

ACTUALIDAD Enrique Santiago / Los invasores España, segundo verano pandémico Estado de la sanidad tras meses de pandemia Organizarse, luchar, confluir Los PERTE o el milagro / Cuéntame un ERTE Indultos o doble moral / Mare of Easttown

MUJER

pág.2 pág.3 pág.4 pág.4 pág.5 pág.6

tumbrado a negociar “paces”, iba a bajarse los pantalones tan pronto y con tanta insolencia. Pero vamos a ver, Don Enrique de nuestras entretelas, ayúdanos a desenmarañar esas obligaciones porque nos has dejao locos. Queremos suponer que las obligaciones contraídas serán con ese Gobierno de coalición que permite la privatización de la sanidad, que nos sube la luz, que calla ante los desahucios, que ahí mantiene la ley mordaza y la reforma laboral y que invierte buena parte de los Presupuestos generales en armamento y si uno quiere asegurar el sillón, no quedará más remedio que tragarse algún sapito... Lógico, natural y casi humano... ¡Cómo no vamos a entenderte, si te conocemos desde chaval y sabemos lo que te gustaban las jefaturas!... Porque… no queremos pensar que las obligaciones que te mantienen cautivo sean con Biden, que te casi te ha copiado las declaraciones cuando dice que

furibundo franquista ha sido la temible invasión del "territorio nacional" por un poderoso ejército venido a nado (en su mayoría jóvenes adolescentes) y armado hasta los dientes de miseria, desempleo y hambre. Claro que sí. Dádivas, por otra parte, que la dictadura alauita, sostenida y alentada por el imperialismo yanqui (el del extinto Donald Trump y predecesores, y ahora el del carcamal Joe Biden), reparte generosamente entre sus queridos vasallos. Pero que no se mortifique demasiado este engendro de la política española que es el caudillo de Vox. No, por nada. Aquí, en el reducto colonial español del norte de Marruecos, el gobierno "más progresista de la historia", que no está en su primera renuncia política ni mucho menos, se ha remangado hasta los sobacos, y como un pirado ha devuelto en "caliente" (hirviendo incluso) a los osados usurpadores de tierras ajenas. Controlando además, según doctas e influyentes voces, a los pocos que quedan por aquí, allá y acullá. Después, ni corto ni perezoso,

la OTAN tiene una “importancia crítica” para los EEUU y es una obligación sagrada para la Casa Blanca. Y... en confianza, Enriquín, cuéntanos... ¿qué dice tu PCE de las obligaciones asumidas por su Secretario General? No tenemos constancia de que en el histórico partido haya habido ninguna mueca de descontento o contrariedad. Entonces ¿aquello de “OTAN NO, BASES FUERA” era de coña? ¿Y de aquellos documentos aprobados en vuestro Congreso hablando de la salida de la OTAN, qué dicen las bases del venerable Partido Comunista de España? ¿Las bases no sienten el peso de las obligaciones? ¿O será que quien calla, otorga? ¡Cuando el cura anda a nueces, qué no harán los feligreses!

y para que el monarca marroquí Mohamed VI, "primo" del VI de aquí, viera las buenas intenciones del gobierno "social-comunista" (que dicen los de Abascal), agarró a la Audiencia Nacional y ésta, rauda y veloz, citó al dirigente del Frente Polisario acusándolo de genocidio, terrorismo y no sé cuantas lindezas más. Incriminaciones infundadas, como se vio posteriormente, pero eso no impidió que Brahim Gali fuera obligado a coger un avión y abandonara España rumbo a Argelia, donde sigue recuperándose de la COVID-19, razón por la que fue ingresado de urgencia en un hospital de Logroño. Y como dicen por aquí, pelillos a la mar. Cosas del sistema Sin embargo, no todo ha sido bajada de pantalones y condenables invasiones, ¡qué va! También ha habido, casi al mismo tiempo, reales y deseadas invasiones contra las cuales ningún político felón de nuestro entorno se ha alzado exigiendo responsabilidades. Por ejemplo Afganistán,

Iraq, Siria o el mismo Sáhara Occidental. ¡Ah! y también Libia, que se me olvidaba. Sí, un país de unos dos millones de kilómetros cuadrados de superficie, con casi 7 millones de habitantes y poseedor de muchos, pero que muchos recursos naturales: petróleo (las mayores reservas de África), gas, potasio, hierro, yeso, caliza, etc., etc. Pues bien, a ese extenso y rico país, bombardeado salvajemente por la OTAN desde el 3 de marzo al 31 de octubre de 2011, y concluido el ataque con el rastrero asesinato del dirigente libio, Muamar el Gadafi, se han desplazado hace, como aquel que dice, cuatro días Pedro Sánchez y una patulea de codiciosos empresarios dispuestos a participar en el reparto del pastel libio. Y ello sin que nadie, ni siquiera el montaraz bilbaíno, haya tratado a estos de peligrosos asaltadores de riquezas foráneas. Sin duda cosas del sistema, sí claro, capitalista.

INTERNACIONAL

VIDA DE PARTIDO

El bloqueo, Cuba derrota nuevamente pág.8 Violencias de un presente distópico pág.8 El PCPE en la fiesta Avante / Alternativas Venez. pág.9

La dirección del PCPE organizaciones del partido

DEPORTES

MOVIMIENTO OBRERO

Traficantes y mercenarios deportivos

visita

Procesos de negociación a espaldas de la clase obrera pág.10 CULTURA pág.11 Si te dicen que caí / Nomadland El desmantelamiento de correo público pág.11 Apuntes del artículo de Ciro Mesa ... (II) Vuelta a la normalidad

las

pág.13 pág.14 pág.15 pág.15

CONTRAPORTADA Un maltratador no es un buen padre pág.7 JUVENTUD Enriqueta Otero maestra entregada y revolucionaria pág.7 Ley Rider ¿avance? / La lucha por espacios pág.12 Lenin, artífice de la Revolución de Octubre (II) pág.16

UyL

Edita: Partido Comunista de los Pueblos de España. Distribución y suscripciones: P.C.P.E. Redacción y administración: C/ Mendívil, nº33B. 28.038 Madrid Web: www.pcpe.es Dirección: Francisco Valverde Impresión: Zeroa multimedia S.A.

Mes y año: Julio-Agosto de 2021 Consejo de redacción: Carmelo Suárez, Julio Mínguez, Francisco Valverde, Julio Hernández, Lola Jimenez. Colaboradores/as: Julio Díaz, J.L. Quirante, Sonia Iruela, Miguel Ángel Rojas, Victor Lucas, Teresa Pantoja, Tatiana Delgado y Juan J. Sánchez. Diseño y maquetación: Carlos Torres, Ana M. y Katja Gilly. Correctores: Julio Mínguez, Gabriel Ares, Fernando García, Moisés Escudero Distribución y suscripciones: Melquíades Jiménez Vicente


Julio-Agosto 2021

Unidad y Lucha

3

Editorial

ESPAÑA,

SEGUNDO VERANO PANDÉMICO Y EL CAPITAL APROVECHA LA SITUACIÓN (PARA SU BENEFICIO)

T

ras más de 16 meses del primer confinamiento y 80.800 fallecidos reconocidos a finales de junio por las estadísticas oficiales, es imposible dudar del alcance estructural de una pandemia que ha convulsionado nuestro país y normalizado la barbarie. Todo se ha visto afectado, nada ha quedado al margen, pero frente a las ensoñaciones idealistas de caminar hacia un mundo mejor, la realidad es que nada ha cambiado en positivo. La base material de esta sociedad - razón y causa última de todo lo que ocurre- , no solo permanece incólume, sino que, durante estos meses, los centros de poder económico y ejecutivo han sido capaces de implementar el proceso que debe permitirles iniciar un nuevo ciclo fundamentado en una mayor explotación de la fuerza de trabajo, y orientado a producir un cambio estratégico de largo alcance en la formación social española para, una vez más, tratar de revertir las graves dificultades que enfrenta el proceso de acumulación de capital en nuestro país. No será un cambio estructural porque la esencia de la explotación -plusvalía- y la contradicción entre el carácter cada vez más social de la producción y la propiedad privada de los medios de producción y cambio, no está en cuestión, pero sí proyecta un cambio civilizatorio en el que la concentración de capitales y la sobreexplotación derivada de la necesidad de incrementar de la plusvalía absoluta y relativa, vislumbra una sociedad crecientemente segregada, con amplios sectores del pueblo excluidos y marginalizados, que consolida su triunfo y dominación ideológica con la respuesta violenta frente a las capacidades de resistencia colectiva de la clase trabajadora. En un sistema que destina todos los recursos económicos y científicos a ese fin, la creciente individualización de las relaciones laborales y sociales, se convierte en un objetivo imprescindible para el mantenimiento de la dominación burguesa. Como razón última de una sociedad insolidaria que busca arrinconar todo el acumulado de experiencias de lucha y resistencia creado por las clases explotadas y desposeídas a lo largo de la Historia, el discurso de la competitividad y el individualismo es nuestro principal enemigo. Quieren un pueblo trabajador dividido, para someternos y dominarnos, y con la única referencialidad social propia del consumidor, el chovinismo y la identidad construida al margen de la clase. Son décadas en este intento, en el que el papel cómplice de reformismo político y social/ sindical ya ha pasado a ser orgánico, pero han sido estos meses cuando han aprovechado la circunstancia sobrevenida de la pandemia para acelerarlo todo y armar la compleja estructura que debe permitirles iniciar, en las mejores condiciones posibles, un nuevo ciclo marcado por el aumento de la concentración y centralización de capital. El "esto ha venido

para quedarse” tiene un marcadísimo carácter de clase, es la frase señera, la consigna de quienes dominan la sociedad, y solo en manos de la clase obrera y del pueblo organizado en

los 140.000 millones que la UE entregará al Estado español, el 40% se destinarán a lo que denominan "transición verde" y el 28% a los llamados cambios tecnológicos. Resumiendo, un 40% para las energéticas y un 28% para telecomunicaciones. ¿En realidad es eso lo que necesita el pueblo trabajador? Sin duda no. ¿Servirán para cambiar el modelo productivo o seguiremos orientando la economía al objetivo de alcanzar cuanto antes los 80 millones de turistas? Se responde por sí sola.

general, está la posibilidad de reorientarse y ponerse al servicio de la mayoría social. NI VERDE, NI SOCIAL El "nuevo" capitalismo no es más que destrucción y violencia medioambiental y social. El cambio no está en sustituir los medios de transporte, sino la razón social del mismo. Igual con las energías y el uso de las materias primas. La prioridad, la urgencia, es poner al servicio de la Humanidad y el Planeta (somos lo mismo), la totalidad de los conocimientos científicos y capacidades técnicas para hacer viable la existencia socialmente desarrollada de los más de 7.000.000 millones de personas que habitamos el Planeta. Pero eso significaría planificación, racionalidad en la producción, decisiones democráticas científicamente informadas y autolimitación social consciente y responsable es inviable en el actual sistema de explotación. Solo el Socialismo ofrece la implementación de esas características y su aplicación. No son conciliables las necesidades del capitalismo con las de la Humanidad. Necesitamos articular un fuerte discurso de oposición capaz de confrontar y desentrañar el alcance de toda la mentira que se esconde tras los mensajes de sostenibilidad social y medioambiental de las multinacionales y los gobiernos/voceros a su servicio. Si no es rojo, no puede ser verde. ¡BIENVENIDA FRAU VON DER LEYEN! Como homenaje sin gracia al centenario de Berlanga, la institucionalidad del Estado recibió con vítores y en sede patronal a la Presidenta de la Comisión Europea. Miles de millones de € condicionados a reformas/ajustes en material laboral, fiscal y de pensiones que pagará el pueblo trabajador con más impuestos y recortes y que recibirá casi en exclusiva la oligarquía sedienta de la lluvia de millones que regará sus negocios. De

¿Se ha informado al pueblo español que como garantía de devolución de estos millones se ha puesto encima de la mesa el sistema público de pensiones? Para nada. Es necesario actuar frente a esta nueva agresión a los intereses y necesidades del pueblo trabajador con información, organización y lucha coordinada. El PCPE ya está comprometido y dando los pasos precisos para levantar la respuesta necesaria que, desentrañando todos los aspectos del nuevo periodo que se abre con los Fondos de Recuperación, debemos activar, denunciando su carácter de clase y exigiendo que la verdadera urgencia es un Plan Urgente de Emergencia Social. Una vez más, solo el pueblo organizado salva al pueblo. INDULTOS Imposible acabar este Editorial sin el tema estrella de las últimas semanas y mantra de la alienación y el embrutecimiento ideológico y cultural de lo que el mes pasado calificamos como la "España más rancia". La incapacidad histórica del poder burgués en España para resolver de forma integradora la realidad plurinacional del Estado, se expresa con toda su crudeza con el mal denominado problema catalán, que bien debiera llamarse el problema burgués español. Con los indultos, el gobierno de coalición socialdemócrata, de acuerdo con los sectores más avanzados de la patronal y la Comisión Europea, ha realizado una apuesta por la distensión, al objeto de lograr la estabilidad política necesaria para la más eficaz implementación de las reformas exigidas por la UE, para la entrega de los Fondos de Recuperación y abrir un nuevo perio-

do de paz social sin problemas por resolver. Un intento legítimo, pero absolutamente insuficiente para resolver democráticamente nada. La consagrada negación del derecho a la autodeterminación y la existencia de la monarquía, son piedras angulares de un poder reaccionario incapaz de construirse sobre la base de la unión de pueblos libres y soberanos. Consecuentemente, su sostenimiento hace irresoluble de raíz cualquier dificultad derivada de este hecho. Solo la clase obrera en el poder puede ser la garantía de un nuevo proyecto de estado democrático, plural y unitario en el que se puedan sentir representados el conjunto de pueblos y naciones que conforman en la actualidad el Estado español. Un proyecto legitimado por el reconocimiento al derecho a la Autodeterminación y cuyo paradigma nacional, necesariamente, debe romper con toda la historia de opresión y represión de las clases dominantes en España y sentirse únicamente vinculada a la historia de las mejores tradiciones emancipatorias y de lucha de la clase obrera. Por esa razón, porque solo un nuevo proyecto de estado republicano, socialista y fundamentado en el reconocimiento al derecho a la autodeterminación, puede abrir la vía para la superación definitiva del conflicto territorial que hoy enfrenta a las distintas burguesías, el PCPE sigue reclamando la Amnistía para todos los presos y refugiados políticos existentes en España. Todos y todas ellas son resultado y expresan las altas cotas represivas que en la defensa de su mercado/estado, puede llegar a alcanzar la burguesía en el desarrollo normal de su poder. CUBA VUELVE A ARRASAR EN LA ONU El pasado 23 de junio, Cuba socialista volvía a ganar otra batalla diplomática internacional, aislando a EEUU y la entidad sionista de Israel, y recibiendo el apoyo de 184 países que condenan el bloqueo criminal que sufre desde hace más de 60 años. La lucha de clases internacional se agudiza, pero el pueblo cubano sigue dignamente en pie a 80 millas del imperialismo yanki. Un ejemplo para los y las revolucionarias del mundo.


4

Unidad y Lucha

Julio-Agosto 2021

Actualidad

ESTADO DE LA SANIDAD PÚBLICA

TRAS LOS MESES DE PANDEMIA DAVID MARTÍNEZ TENZA

A

finales de junio de este año, la patronal le propone al Ministerio de Sanidad asumir un porcentaje de la lista de espera en cualquier servicio que se necesite. Para contextualizar esto, el año pasado las aseguradoras privadas tuvieron la mayor subida en los últimos 10 años, casi medio millón de personas más en España; empresas como DKV subieron un 20% su beneficio. Es un mensaje claro: entrar cada vez más en la sanidad pública hasta desplumarla. Y es que durante 2020, CCAA como Cataluña han derivado a pacientes a la sanidad privada, Madrid contrató a empresas privadas para realizar el seguimiento de los contactos COVID o la Generalitat Valenciana recurrió al sector privado para la realización de pruebas diagnósticas de la COVID-19. De los contratos que empezaron al inicio de la pandemia, en ninguna CCAA del Estado Español continúan el 100%, cuando este per-

sonal ya era necesario antes de la pandemia, debido a los bajos ratios que tienen la sanidad pública española con respecto a otros países o estándares de calidad. Los datos que empiezan a salir son demoledores: “en lo que llevamos de pandemia se han reducido en un 31% los contratos COVID, lo que equivale a la destrucción de 29.000 empleos. Y seguirá bajando: de cara al 1 de enero de 2022, solo está garantizada la continuidad de 4.798 personas. Hasta final de año está previsto que desaparezcan otros 58.700.”(1)

mación hasta la pura explotación, como ha pasado con los MIR, que han visto empeoradas sus condiciones: hasta 70 horas a la semana o guardias de 24 horas sin un descanso al día siguiente.

Tampoco consolidan puestos de trabajo, el continuo cambio de puesto de trabajo en un mismo contrato o la temporalidad de estos empeoran la atención sanitaria. O directamente se degrada la for-

Un sistema público de sanidad no puede basar su modelo en la extenuación de su relevo generacional, y así lo explicaron mediante una de las mejores formas de autodefensa que tiene la clase

trabajadora: la huelga. Pero en este balance de lo vivido durante la pandemia de la COVID-19, no podemos no mencionar a las residencias sociosanitarias. Las grandes olvidadas, antes y ahora; primero por pertenecer la gran mayoría al sector privado, en segundo lugar porque entre la derecha y la socialdemocracia han estado jugando a ver de quién era la culpa de la mala gestión, si de las CCAA o del gobierno. Y mientras, aumentaron los contagios y las muertes. Esto se podría haber evitado: la nacionalización de este sector sanitario es una necesidad para el cuidado de nuestra población dependiente. Como hemos

visto, la falta de personal suficiente y recursos materiales insuficientes crearon una combinación que fue catastrófica junto a la COVID-19. La sanidad pública se ha de gestionar y organizar en torno a las necesidades de la población, no según los intereses de la UE ni de la burguesía española. Se ha de dotar a la Atención Primaria de los recursos necesarios para evitar la progresión de la pandemia y la saturación de los hospitales. Obtener la patente de la vacuna que nos permita la producción de esta y llevar el ritmo adecuado para proteger a nuestra población, que sea administrada por la sanidad pública con el incremento comentado anteriormente a la AP y no mediante concursos a las empresas privadas. Y por supuesto la derogación de las leyes privatizadoras como la ley 15/97 y el artículo 90 de la LGS. (1) https://www.economiadigital. es/politica/espana-rescinde-casi30-000-contratos-de-sanitarioscovid.html

ORGANIZARSE, LUCHAR Y CONFLUIR JULIO DÍAZ

S

irva el título de este artículo para situar los tres requisitos imprescindibles para desconfinar la lucha obrera y popular, marcando su propia agenda y con garantía de éxito. Entramos en una nueva etapa que, aun estando condicionada por posibles escenarios de vuelta a picos de la tasa de contagios y el incremento de muertes y hospitalizaciones, marca ya con claridad la realidad en la que nos quiere instalar definitivamente el poder burgués. La fórmula ideológica del sistema: individualismo para sobrevivir en una sociedad crecientemente competitiva en la que la pobreza y la exclusión social se generalizan de mano de la precariedad laboral, el paro y el desmantelamiento de los servicios sociales. Nos quieren divididos y padeciendo en silencio el fracaso social como propio. La sociedad está enferma, no ofrece alternativas, solo

existe la certeza de un futuro aún peor y, sin embargo, sigue siendo capaz de mantener amplios consensos sociales en torno a que es el único mundo posible.

dualismo, la desmovilización y la división solo favorecen a nuestro enemigo de clase y a sus más diversos gestores políticos y sociales/sindicales.

necesariamente una propuesta de organización y movilización para hacerle frente.

La base material responsable de esta realidad, que se difumina con la individualización y la creciente pérdida de conciencia y valores de la clase trabajadora, necesita del antídoto de lo colectivo, de la experiencia compartida y del conflicto que haga emerger las evidencias que, a vista de los y las protagonistas de la lucha de clases, desmonten las mentiras en las que sostienen su dominación ideológica. Resumiendo con las palabras de la camarada Rosa Luxemburgo, “quien no se mueve, no oye el ruido de sus cadenas”.

Nos sobran los motivos

Aprendamos de la experiencia y reconozcamos en la parcialización de las luchas una de las causas de la derrota padecida por la amplia movilización iniciada en 2008. No fue la única, ni mucho menos, pero el corporativismo estéril de las especialización de colores que representaron las llamadas mareas, dificultó avanzar en la conciencia de una responsabilidad global del sistema en todo el proceso de recortes sociales, laborales y civiles.

Por eso, la propuesta que como comunistas lanzamos al conjunto de la clase obrera y el pueblo, pasa irremediablemente por la organización, la lucha y la unidad en un escenario en el que el indivi-

Nadie puede excusar la desmovilización escudándola en la dificultad de encontrar causas para iniciar la lucha. En el terreno laboral, pero no menos en el ámbito social, son tantas las grietas de un sistema incapaz de contener sin convulsiones, las múltiples contradicciones que se derivan de la existente entre el carácter cada vez más social de la producción y la propiedad privada de los medios de producción, que solo desde la complicidad o la más absoluta alienación e incultura política, se puede justificar la desmovilización. En consecuencia, la necesidad de poner en la agenda la denuncia de las incapacidades del sistema para ofrecer justicia social, requiere

Es el sistema

La unidad del movimiento obrero y popular Nada puede sustituir la lucha obrera. Debe ser la guía de la movilización popular, y la Huelga General seguir siendo el gran hito referencial de la lucha de la clase obrera y el pueblo en defen-

sa de sus intereses y necesidades. A la vuelta del verano, cuando las empresas transformen masivamente los ERTEs en EREs y la lluvia de millones de los Fondos de Recuperación de la UE llenen la cuenta de resultados de las grandes empresas a cambio de profundísimos ajustes que afectarán a nuestros derechos y bolsillos, se impone recuperar aquellos lejanos “otoños calientes” que hicieron temblar a la patronal y a sus gobiernos. No contaremos con ninguno de los actores que sostienen al gobierno de coalición; al contrario, los tendremos enfrente con su discurso del pacto social y el mal menor, y su cansino cuento del lobo. Pero enfrente tendrán la realidad, a quienes ya no se creen sus mentiras y a una militancia comunista interviniendo y comprometida en alcanzar una creciente capacidad de dirección política de masas.


Julio-Agosto 2021

Unidad y Lucha

5

Actualidad

Los PERTE o el milagro de la recuperación KIKE PARRA

E

l Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia supone el penúltimo intento del bloque oligárquicoburgués de frenar la irremediable tendencia al decrecimiento constante de su tasa de ganancia. Tal como “Jesucristo descendió a los infiernos y al tercer día resucitó de entre los muertos” (quinto artículo del Credo), el imperialismo agonizante pretende emular la hazaña y gracias a la pandemia de la Covid-19, convertida en la undécima plaga de Egipto; la recuperación, la transformación y la resiliencia se han reencarnado en símbolo de la nueva fe tecnofílica. El objetivo de incrementar la productividad de la economía, fundamento transversal del Plan (noventa y dos menciones en el mismo) no debe entenderse empujado por un déficit en la misma que justifique la necesidad de aumentar las mercancías que llegan al mercado para ser “disfrutadas” por una clase obrera en rol de “consumidor”, sino como

la búsqueda de la productividad de valor que esas mismas mercancías encierran; y más aún, como productividad del plusvalor. ¡Vamos!, lo que desde la economía marxista venimos llamando plusvalía relativa, que no es más que un incremento de la explotación de quienes todo lo producimos.

ende, la productividad. Una trasnsubstanciación no “de agua en vino”, sino de dinero público a capital industrial.

Jesús les dijo: ¿Cuántos panes tenéis? Y ellos dijeron: Siete, y unos pocos pececillos. ... Y tomando los siete panes y los peces, dio gracias, los partió y dio a sus discípulos, y los discípulos a la multitud. Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, doce canastas llenas. (Mateo 14:1321). Pero la producción de panes y peces en nuestra parábola no nace del milagro, sino del esfuerzo, la explotación y la pérdida de de derechos de la clase obrera.

Las herramientas para llevarlo a cabo, los PERTEs (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica), instrumentos mediante los cuales se gestionará gran parte del dinero llegado de Europa. El Real Decreto Ley 36/2020, de 30 de diciembre, introduce esta figura que no es ni más ni menos que la institucionalización de los “lobbies”, de la gestión privada de los fondos públicos con carácter de permanencia. En este sentido marcarán las lineas mesiánicas de las decisiones económicas sectoriales en el futuro inmediato. “Sobre esta piedra construiré mi Iglesia.” (Mateo 16:18)

Será posible inyectando dinero público a los monopolios, convirtiéndolo en capital que implemente un desarrollo tecnológico, abaratando así la inversión del capital constante e incrementando por

Según la norma citada, “Este instrumento pretende servir como un punto de conexión entre la iniciativa pública y privada para ofrecer un marco jurídico previsible, en el que se puedan desarrollar soluciones innovadoras, estratégicas y

colaborativas. .. aunando esfuerzos y sentando las bases para la transformación estructural del conjunto de la economía española.” Es decir, se pretende asegurar que las inversiones sean rentables para lo cual, se transferirá dinero de la esfera pública a la privada y las decisiones económicas serán participadas directamente por los monopolios insertos en la administración pública. "Sus hijos no siguieron su camino: fueron atraídos por el lucro, aceptaron regalos y torcieron el derecho" (Libro Samuel 8, 3). Entre otras condiciones, el PERTE debe representar una importante contribución al crecimiento económico, tener gran carácter innovador y cuantitativa y

cualitativamente relevante, lo que está al alcance solo de entidades como Iberdrola o el Grupo Volkswagen que han constituido el primer gran consorcio públicoprivado del Gobierno para montar la primera planta de baterías para coches eléctricos en España. (Lucas 15:11-32) Parábola del hijo pródigo: “Un hombre tenía dos hijos. El más joven de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de la herencia que me corresponde. Y les repartió los bienes...”

Cuéntame un ERTE ministra

E

mpecemos por lo más básico: las empresas en ERTE se han ahorrado más de 30.000 millones en sueldos y cotizaciones A los 7.000 millones en cotizaciones a la Seguridad Social exoneradas se suman a los salarios por valor de 23.000 a los que están vinculadas, lo que equivale a una sexta parte de la factura laboral del sector privado, mientras los más de 6,6 millones de trabajadores afectados han ingresado 13.400 como prestaciones. Estos datos son los dados por el Ministerio de Trabajo e Inclusión. El nivel de uso de los ERTE se generalizó hasta el punto de que algo más de la mitad de los trabajadores por cuenta ajena de empresas del sector privado, para la protección de los y las cuales fue diseñada la medida, han pasado por ellos. Según indicó el Gobierno en sus respuestas a una batería de preguntas parlamentarias del senador malagueño del PSOE Miguel Ángel Heredia, el número de "altas iniciales" de los ERTE, es decir, de trabajadores incluidos por primera vez en un expediente, ascendía a finales de mayo a 6.615.357, lo que supone más de la mitad de los 12,81 millones de asalariados del sector privado que la EPA (Encuesta de Población Activa) contabilizaba en 2020 en España y menos de un punto por debajo de esa cota de los 13,44 del año anterior. Esos trabajadores habían recibido hasta el mes pasado prestaciones por valor de 13.384 millones de euros

MARCOS

que equivalen al 70 % del salario proporcional a la parte de la jornada que tenían suspendida y que suponen uno de los principales componentes de la factura de protección del desempleo que en el primer año de crisis pandémica se disparó hasta los 45.000 millones de euros. Señalemos que de los más de 30.000 millones de euros que se les ha ahorrado a los empresarios cerca de 7.000 millones son cotizaciones (parte del salario diferido) que no han tenido que abonar. ¡Adivinen quiénes tendrán que poner esos milloncitos! Ese volumen de dinero equivale al 7,52 % de los salarios del país entre abril de 2020 y marzo de 2021, que los datos de la Contabilidad Nacional del INE (Instituto Nacional de Estadística) cifran en 409.721 millones de euros, y a un 5,5 % de las cotizaciones sociales de ese mismo periodo, que ascienden a 127.199. Aunque la verdad es que la cuota de los sueldos asumidos por los ERTE (o sea, la factura que los trabajadores tendremos que pagar) es prácticamente el doble, ya que los datos sobre la masa salarial de la Contabilidad Nacional del INE incluyen en un único bloque a los autónomos y a los empleados públicos, cuyos formatos laborales no pueden acogerse a los ERTE. Teniendo en cuenta ese matiz, los expedientes de regulación de empleo extraordinarios por la pandemia habrían cubierto en torno a la sexta parte de la masa salarial del sector privado empresarial del país. Esa inyección de dinero público, que

permitió en mayo del año pasado, en la fase de mayor uso de esta herramienta de relaciones laborales, mantener ‘hibernados’ hasta 3,18 millones de empleos de 533.206 empresas, que a su vez quedaban exoneradas de los costes salariales y sociales de la ocupación suspendida, ha permitido, la conservación de medio millón de puestos de trabajo, al margen de los directamente protegidos por los ERTE, según las cuentas del gobierno. Pero, ¿a qué precio? Junto con los expedientes de regulación por fuerza mayor, el cese de actividad de los autónomos incluyó hasta mediados de mayo exoneraciones de cuotas por valor de 3.000 millones de euros y el pago de 6.600 en prestaciones que cubrían el 70 % de las bases de cotización. Unas cuentas básicas: siendo generosos y añadiendo a los 3.18 millones de empleos “protegidos” (¿no conocen ustedes personas que fueron sacados de los ERTE con el unico fin de despedirlas a continuación? ¡yo sí!) el otro medio millón resulta que, si en vez de “financiar” a los patrones, hubieran repartido pura y simplemente los 45.000 millones de euros gastados desde el inicio de la pandemia tocaban 12.230 euros por persona, ¿no está mal verdad? Pero claro de esa forma “no se protegía el tejido productivo ni la economía NACIONAL” (vamos, que no se subvencionaba a la patronal). No pareciéndoles suficiente debemos añadir a los más de 4.500

empresarios a los que la Inspección de Trabajo había cazado haciendo trampas con los expedientes de regulación hasta el 9 de marzo de este año, en lo que supone prácticamente el primer año de aplicación de esta medida, que habían cargado a la Administración de manera fraudulenta salarios por más de 23 millones de euros, a una media de 5.140 euros por empresa. Ese volumen de fraude, endosado a las arcas públicas mientras los empleados continuaban trabajando con el contrato suspendido o en tramos de jornada cubierto por el ERTE, se corresponde con los 7.074.865 euros en liquidaciones por cuotas impagadas a la Seguridad Social que recogen las actas de infracción cerradas hasta esa fecha. El 9 de marzo, la Inspección había cerrado 29.407 de las 36.565 inspecciones de ERTE iniciadas "a fin de controlar posibles supuestos de fraude". Las 4.588 actas de infracción levantadas como consecuencia de ellas, que conllevan sanciones por un importe de 21.965.702 euros, suponen que los inspectores detectan fraudes en casi la sexta parte de las actuaciones. Como vemos, además de ser un negocio redondo para la patronal los ERTE se han convertido también, como no podía ser menos teniendo en cuenta a nuestros capitalistas, en otro nicho de fraude y desfalco de bienes públicos. ¡Y veremos que parte de las multas se cobrarán al final y qué parte

se les perdonará a los pobrecitos! No nos olvidemos de que hablamos de los fraudes detectados, no significa -como sabemos- que dichos fraudes representen la totalidad de los que ha habido. Y no nos olvidemos de los beneficios récord que han presentado a sus accionistas las grandes compañías y las multinacionales en este año y medio de pandemia. ¿Pero no les había ido tan mal? Desde el PCPE consideramos los ERTE una medida del gobierno de coalición socialdemócrata para sostener la ganancia de los monopolios y la patronal. Es extremadamente urgente aplicar un seguro de paro indefinido para toda la clase trabajadora que se encuentre en desempleo, como parte de un Plan Urgente de Emergencia Social, e imponer un plan de empleo público basado en las necesidades de la mayoría social, sustituyendo el modelo dependiente hostelero, por un modelo de soberanía económica en los distintos sectores productivos, con derecho a un trabajo cualificado y de calidad.


6 Unidad y Lucha

Julio-Agosto 2021

Actualidad

INDULTOS O LA DOBLE MORAL DE LA

SOCIALDEMOCRACIA ESPAÑOLA GLORIA MARRUGAT

O

xfam Intermón alerta que el impacto de la COVID-19 en el Estado español podría dejar un millón de personas más por debajo de la línea de pobreza ―790 000 en pobreza severa―, hasta alcanzar los 10.9 millones de personas, con lo que "el efecto de este golpe nos llevaría a niveles de pobreza inéditos". En esta crisis "sin precedentes" el total de personas en situación de pobreza severa (que viven con menos de 16 € al día) podría alcanzar 5.1 millones. Pasando del 9.2 %, antes del coronavirus, al 10.86 %. La tasa de pobreza relativa (estimada en 24 € diarios) pasaría del 20.7 % al 22.9 %. La pobreza energética se dispara a su máximo histórico: 1.3 millones de hogares.

El desempleo, 3 653 900, impacta más a mujeres, aumenta su tasa en 2.6 puntos porcentuales, la de los hombres un 1.9. En febrero de 2021, la tasa de paro femenino se situaba en el 18.3 frente al 14.1 de la masculina. Del registrado en 2020, el 55.67 % era femenino y de las que trabajan el 73 %

y 24 años está a 11 puntos porcentuales de recuperar la afiliación a la seguridad social previa a la pandemia. A nivel mundial, la pandemia provocó que las mujeres hayan perdido al menos 800 000

Artículos repletos de datos inundan los medios, fotos fijas de las condiciones de vida de las trabajadoras y trabajadores, de las capas populares, informes que no reflejan el dolor y la desesperación sorda en la que viven esas personas cotidianamente. Tampoco denuncian el hecho de que la pobreza severa o relativa está enquistada en esta sociedad que naturaliza niveles de desigualdad y exclusión alarmantes. Quienes están recibiendo esta embestida, la enésima en este sistema capitalista de crisis cíclicas y estructurales, son, una vez más, las personas con menos ingresos y más vulnerables, destacando jóvenes, migrantes, colectivos racializados y mujeres.

es a tiempo parcial. La destrucción de empleos temporales ha superado en 2.4 veces la de contratos fijos. La juventud entre 16

millones de dólares en ingresos en 2020. Perdieron 64 millones de empleos, un 5 %, la población activa masculina un 3.9 %.

Esta devastadora situación incluye los parches de los ERTE que no ha incluido sectores de la economía informal o de cuidados y el IMV, que solo ha llegado a 160 000 de los 850 000 hogares previstos. Ambos establecen unos ingresos mínimos que solo suavizan las dificultades económicas y no permiten una vida digna con todas sus necesidades cubiertas a las clases populares. Además dejan fuera de su cobertura a la población migrante, 300 000 trabajadoras y trabajadores en situación irregular por la racista ley de extranjería, con empleos precarizados y mal pagados de los más afectados por los cierres. Sufren un índice de pobreza del 57 %, frente al 22.9 % de la población. Las capas populares han pagado una vez más esta nueva crisis, en este caso la excusa es la pandemia, habrían perdido, proporcionalmente, hasta siete veces más renta que las personas más ricas. Pasados los buenos deseos del confinamiento, las multitudinarias colas del hambre, nutridas de personas empobrecidas, que aún con ingresos, tienen que elegir entre pagar el alquiler o medicinas, o comer, refleja la extrema violencia del sistema capitalista español, donde la miseria es parte del paisaje y es tolerable que 1 de cada 5 personas viva en la pobreza.

Se ha hablado mucho en el último par de meses de Mare of Easttown

S

e ha hablado mucho en el último par de meses de Mare of Easttown, la serie que protagoniza Kate Winslet. Casi todo lo que se ha dicho se ocupaba del tratamiento del cuerpo de la mujer en series y películas. Sorprendía que una serie de alto presupuesto eligiera una actriz que transparentara en su mirada, en su piel y en sus gestos el paso del tiempo. La serie hace, y esto es lo singular, un trato honesto del cuerpo de una mujer de mediana edad contra los estiramientos de piel y las caras femeninas embalsamadas que se suelen ver en las pantallas. Pero, creo que limitarse a eso es coger el rábano por las hojas y no ver qué estructura lo permite. Mare of Easttown elabora una muy compleja defensa de la ideología comunitarista –que pue-

JESÚS RUIZ

de presentar una carga más progresista u otra más reaccionaria– que exigía, para que fuese creíble, que la protagonista no contradijera con su imagen el mensaje político que sustenta la serie. La ideología comunitarista se sustenta en la creencia de que hay relaciones sociales naturales basadas en un nexo común (religión, etnia, nación…). Aquí las relaciones familiares. Todas las relaciones sobre las que se articula la trama tienen como eje a una mujer que es madre o hermana que se aúna al resto de la familia, centradas particularmente en las relaciones de cuidados. Son las conservadoras del clan frente a unos hombres que tienen otros espacios de actuación privados y públicos, aunque regresan siempre, como el soldado ante el frío, al cuartel de invierno

del hogar. La identificación de relación natural y relación materno-filial comporta dos aspectos, uno positivo y otro negativo. El aspecto positivo es la abnegación, la imposibilidad absoluta de que una madre te abandone. Así, las relaciones comunitaristas son ante todo relaciones de amor incondicional. Pero esto implica un aspecto negativo que es el que desencadena toda la trama: si el amor es incondicional, el objeto de amor queda eximido de responsabilidad por sus actos. Es irresponsable en el mismo sentido que el rey. Luego, si soy completamente impune en mis actos, qué me impide cometer cualquier atrocidad. Pase lo que pase retornaré al refugio materno. Para contrarrestar el lado oscuro

de la protección comunitarista se hace necesaria la aparición del Estado. El Estado no es aquí un ente político, sino represivo. El Estado es la policía. Se encarga de que el cobijo que provee las relaciones comunitaristas no destruya la comunidad. En este sentido, el Estado actúa como un juez no ya imparcial, sino insensible a las circunstancias del crimen. Es precisamente que en la protagonista se conciten ambas funciones lo que llena de vida y matices al personaje que interpreta Kate Winslet. Por un lado, es madre y cuida de la comunidad como una madre comprensiva que reprende con amor, pero, por otro, es el Estado que no se inmuta cuando deja caer con fuerza su brazo ejecutor. No obstante, la intervención impasible del Estado acarrea otro

peligro de disolución de la comunidad. Como todos los hombres son pecaminosos, yerran y, de algún modo, merecen algún tipo de castigo, si el Estado no encuentra un elemento suplementario que lo contenga desharía, por el motivo contrario al amor, la comunidad estable. El elemento ideológico suplementario que encuentra Mare of Easttown para preservar la comunidad es la religión. No porque dios sea el gran castigador contra los que pecan contra la comunidad, sino porque instaura el perdón que restaura el equilibrio de la comunidad. Así, el modelo político de Mare of Easttown es: el hombre yerra, el Estado castiga y el cuerpo comunitario, unido en dios, perdona.


Unidad y Lucha

Julio-Agosto 2021

7

Mujer

UN MALTRATADOR NO ES UN BUEN PADRE, NI UNA BUENA PERSONA TATIANA DELGADO PLASENCIA

P

odríamos pensar, al escuchar las escandalosas declaraciones de un cura culpabilizando a la madre de las niñas Ana y Olivia de su desaparición y asesinato, que la violencia vicaria es aquella que ejercen distintos representantes de la Iglesia, que día sí y otro también, proclaman tanto desde el púlpito como a través de medios o redes sociales, su rancio discurso misógino y machista. “Te daré en lo que más te duele” han verbalizado distintos agresores poco antes de asesinar o desaparecer a su descendencia. Ejercen la violencia vicaria, poco conocida, que es utilizar a hijas e hijos para infligir dolor a las madres. Las expertas consideran que es una de las formas más extremas y brutales que adopta la violencia de género, es una violencia habitual y que se denuncia poco. No es un acto aislado, es la culminación de un proceso de control y maltrato que sufren muchas mujeres. La psicóloga clínica Sonia Vaccaro acuñó el término, analizando un tipo de violencia que solía producirse con más intensidad tras la separación, cuando el maltratador ve que pierde el

La

mujer

nueva

INÉS

D

urante la II República se escuchaba una frase referente a las maestras y maestros: “No hay ningún maestro que no tenga algo de revolucionario, ni un revolucionario que no tenga algo de maestro”. La mujer a la cual recordamos hoy no tenía solo un poquito de revolucionaria, pues ella al completo lo era de pies a cabeza. Se trata de Enriqueta Otero, una maestra nacida en Castroverde

control, la definió como realizar una agresión sobre una persona en sustitución de otra, quien es el principal objetivo. Para esta experta el asesinato, “…es sólo la punta de un gran iceberg”, es una escalada en un largo proceso de violencia, que puede incluir la violencia física, económica y siempre la psicológica o de control. Nos preguntamos en medio de la conmoción que ha supuesto el caso de Tenerife, cómo es posible que un hombre definido por su familia y amistades de “Padrazo”, titular habitual que por cierto inundaba las noticias tras conocer la desaparición, planeara y ejecutara fríamente el asesinato de sus hijas. El recurso facilón sería concluir que estaba loco (muchas personas especialmente tertulianos al servicio de la exaltación del patriarcado en los medios establecen que estos asesinos están locos), pero las expertas advierten de que los que utilizan la violencia vicaria no son enfermos mentales, sino que se trata de machismo llevado al máximo extremo. Afirman… “Se trata de deshumanizar a hijas e hijos, quitarles la categoría de personas y ponerles la categoría de objeto, de instrumento con el que dañar a la madre. El padre sabe que el dolor que va a causar

será así mucho mayor. Sólo ejercen violencia en su relación de pareja y lo hacen porque creen que tienen el poder de hacerlo, en la cultura patriarcal en la que nos han adiestrado, si tu mujer no hace lo que quieres la puedes castigar. Expertos piden que este tipo de violencias sean definidas como terrorismo machista, porque se trata de una violencia que se utiliza para crear y mantener un estado de terror hacia las mujeres, porque no afecta sólo a la que sufre la agresión de forma directa, sino que es un mensaje para todas, una advertencia. Porque el maltrato es un castigo, una violencia correctiva para que la mujer se entere de donde está su sitio, no es el daño en sí, sino dejar claros los límites para que las mujeres no los sobrepasen.

algún tipo de violencia física, sexual, de control, emocional o económica por parte del padre.

hacia las mujeres, es hora de cambiar el enfoque y dirigir las acciones hacia el maltratador”.

¿Qué hacer? Un interrogante clásico que debemos afrontar políticamente en muchos aspectos, pero sobre todo en uno tan fundamental que afecta a la vida, en demasiados casos literalmente de las mujeres, aún más en los tiempos que corren donde el antifeminismo campa a sus anchas. Sonia Vaccaro, explica que estamos viviendo un backslash, un retroceso. “El machismo sigue estando en los puestos de decisión y para colmo ahora tenemos un negacionismo que forma un contramovimiento desde las tertulias hasta dentro de las instituciones”… “tras casi dos décadas de campañas y acciones

Para confrontar la violencia machista, en sus múltiples y aterradoras facetas, con su afán de control que pretende disciplinarnos y mantenernos a raya, no nos queda otra que organizarnos, luchar y luchar contra este sistema, deconstruirnos y desterrar toda comportamiento de la ideología dominante capitalista y patriarcal que nos ha marcado a fuego. Si las claves de la violencia son el control y el poder, tomémoslo y construyamos una sociedad que deje de crear víctimas mujeres y hombres agresores..

Las mujeres que salen de la violencia de género mayoritariamente no denuncian, entienden que hacerlo podría aumentar el maltrato hacia ellas y hacia sus hijas e hijos, optan por la separación, el 80 % según los datos de la macroencuesta sobre violencia machista, del Ministerio de Igualdad y cerca del 89,6 % tienen hijas e hijos. Lo que supone que 1,6 millones de menores viven en hogares en los que se ejerce

Enriqueta Otero: maestra entregada, revolucionaria incansable

fuera.

en 1910. No fue una maestra corriente pues su pasión por esa profesión la llevó a ser una docente entregada e innovadora, que a través del teatro intentó llevar la cultura al medio rural y allá donde más necesaria

Tras aprobar las oposiciones docentes le toca abandonar su querida escuela rural y trasladarse a Madrid. El cambio le supuso un gran reto, pero la capital le brindó la posibilidad de ir introduciéndose en la cultura y vida política que allí se daba. Es así como, poco antes del estallido de la Guerra Civil, Enriqueta entra a militar en el Partido Comunista de España. Valiente como era Enri

queta, de fuertes ideales y convencida antifascista no dudó ni un momento en enrolarse en la 1ª Brigada móvil de choque. Fue designada coordinadora del hospital de Carabanchel, donde cumplió una gran función. Su compromiso, trabajo y habilidad la llevaron a ser nombrada comandante.

internacionales, no se llegó a cumplir. Fue entonces cuando el régimen franquista descargó su crueldad contra Enriqueta, a la que durante 19 años trasladaron de una cárcel a otra, sufriendo vejaciones y toda la violencia de los fascistas en el poder.

En los últimos meses de la guerra Enriqueta fue encarcelada en la cárcel de las Ventas, de la cual logró huir y trasladarse al entorno rural de Galicia. Fue allí, donde tras la victoria del bando golpista, Enriqueta no se rindió y decidió continuar la lucha siendo pieza fundamental de la organización de los maquis y la resistencia gallega ante los fascistas.

En 1966 es por fin liberada y, no sin mucha batalla, consigue reincorporarse de maestra un año antes de su jubilación. Pero las aportaciones de esta incansable luchadora no iban a acabar aquí, pues su fuerte compromiso con la clase obrera la llevo a fundar su proyecto educativo “O Carriño” en el cual llevaba las enseñanzas universitarias a quienes no tenían medios para acceder a la universidad.

Resistiendo hasta el último cartucho, como ella misma relataba, es apresada en febrero de 1946 y condenada a muerte. Pero esta condena, por presiones

Enriqueta Otero fue ejemplo de compromiso, de valentía y de pasión y lo demostró luchando hasta el último día de su vida y en cualquier circunstancia.

“La cultura no es saber leer y escribir. La cultura es algo más amplio, es saber regirse, conforme a las leyes de la moralidad y de la ética, para poder conducirnos en todo los hechos de nuestra vida, sin andares y sin necesidad de que otros nos orienten por dónde hemos de ir. A unos pocos, los fascistas, les interesa que la inmensa muchedumbre no sepa discurrir por cuenta propia, para que vayan por dónde ellos quieren, que es siempre la inducción que hacen conducente al bien de los pocos y al malestar de los muchos. Pero cuando un pueblo sabe de sus derechos y deberes, cuando sabe discernir lo justo de lo injusto, cuando está educado, entonces no son posibles las explotaciones criminales. Este es nuestro ideal, por eso llamamos a la escuela a todos los antifascistas. Eduquémonos todos camaradas. Seamos humildes, que es ser grandes” Enriqueta Otero.


8

Julio-Agosto 2021

Unidad y Lucha

Internacional

BLOQUEO: CUBA DERROTA NUEVAMENTE AL IMPERIALISMO VICTOR LUCAS

E

ste 23 de junio hemos asistido a la sesión en la Asamblea de Naciones Unidas donde, como todos los años desde 1992, Cuba ha presentado una resolución contra el bloqueo financiero, económico y comercial que ha arrojado la votación de 184 países respaldando la propuesta presentada por el gobierno cubano, tres abstenciones y los ignominiosos y miserables votos en contra de EE.UU. y la entidad sionista de Israel.

N

ormalmente, cuando usamos los términos distopía o su contrario utopía, nos referimos a futuros posibles, deseables o indeseables, lejanos casi siempre. Uno de pequeño, allá por los 80, devoraba relatos y películas de ciencia ficción. Estos relatos siempre ponen a la humanidad frente a un espejo advirtiendo de los riesgos del futuro. Casi sin darnos cuenta aquellos relatos en buena parte se han hecho realidad, y hasta han superado a la ficción. La humanidad ha realizado en unas pocas décadas un salto tecnológico y científico de una magnitud colosal. La humanidad debería vivir en la plenitud y sentirse orgullosa de sus logros. La realidad es muy diferente, y en lugar de sentir que la raza humana está culminando una gesta epopéyica, simplemente estamos aterrados o en el mejor de los casos nos maravillamos por tener un servicio de streaming en el televisor que nos recuerde en qué capítulo nos quedamos o porque desde nuestro teléfono podamos hacer que un trabajador en bicicleta nos traiga en pocos minutos unos nachos con queso del restaurante de la esquina para ver nuestra serie favorita desde donde la dejamos.

Otra vez, pues, la práctica totalidad de los países del mundo miembros de este organismo internacional han condenado la política de agresión de los EE.UU. contra Cuba. Otra vez, pues, la administración norteamericana con el actual inquilino Biden ha continuado su política de guerra contra Cuba. Otra vez, pues, un “demócrata” de toda la vida, tachado por algunos de “izquierdista”, mantiene el acoso contra el pueblo cubano, tratando de asfixiarlo para rendirlo por agotamiento. Otra vez, pues, el pueblo cubano se mantiene

firme en la trinchera, convencido de su seguro triunfo contra el monstruo imperialista del norte. Todo parece indicar que el gobierno norteamericano va a mantener su presión contra la isla, pero no todo es inamovible, incluida la posición de los aliados del imperialismo norteamericano que acostumbran a acompañarlo en cuantas aventuras bélicas va desencadenando por todos los territorios de este planeta. Bien es cierto que las resoluciones presentadas por Cuba sobre el bloqueo son incontestables desde el punto de vista de la jurisdicción internacional y del respeto a los derechos humanos, p e r o también los intereses de las poten-

cias capitalistas como la UE se ven afectados por impedirles invertir en Cuba en un momento donde la crisis del capitalismo continúa sin visos de solución desde su estallido en 2008. Las contradicciones interimperialistas se agudizan constantemente. Resulta comprensible desde el punto de vista político y de la lucha de clases la persistente posición de los EE.UU. con respecto a Cuba; al fin y al cabo, se constituyeron como país y potencia emergente, robando y comprando territorios, y su máxima es la de ser propietario de todo el continente americano, tal y como lo expresó tajantemente Monroe en su famosa frase “América para los americanos” que ha ido acompañada durante estos dos últimos siglos por intervenciones militares, golpes de estado, amenazas, desapariciones, ocupaciones, sanciones, y la más genuina y amoral en la mente patológicamente enferma y diabólica del imperialismo: ¡el bloqueo!. No obstante, hay también una lectura positiva para los pueblos y es la respuesta y la solidaridad internacionalista que despiertan todas estas políticas criminales y terroristas. Es una muestra también de la debilidad del imperialismo norteamericano que ve de igual manera peligrar su supremacía internacional no solo en

el campo económico, sino también en el cultural: ¡Hollywood está en peligro! (quizás por eso Amazon ha comprado la Metro Goldwyn Mayer por 8.450 millones de dólares). Pero el peligro real continúa contra el pueblo cubano. Las 243 medidas aprobadas por Trump siguen acompañando el grueso de sanciones que el bloqueo impone. Y el bloqueo supone unas pérdidas para la economía cubana que, en el período de abril de 2019 a diciembre de 2020, ha alcanzado la cifra de ¡¡7.600 millones de euros!!, siendo el sector de la salud el más afectado en medio de la pandemia de la Covid-19; ¿alguien puede dudar de la naturaleza criminal del bloqueo? Estamos, pues, en un escenario de lucha por la vida del pueblo cubano y, con su ejemplo, de toda la humanidad. El mundo se mueve y adquiere en estos momentos de la historia una velocidad de vértigo que requiere compromisos de lealtad y solidaridad con las causas justas. La lucha contra el bloqueo a Cuba lo es y, además, es un buen motivo para confirmar nuestra pertenencia al “homo sapiens”; si no es así, nos comportaremos como “homo horribilis”

Violencias de un presente distópico El futuro ya es presente y estamos a las puertas de cosas tan fascinantes como la minería espacial, la computación cuántica o la fusión nuclear. La inteligencia artificial avanza a pasos agigantados. Pero no hay futuro prometedor para la humanidad, las hambrunas, las desigualdades, la explotación del ser humano y la violencia, en lugar de disminuir aumentan. El peligro de autodestrucción cada vez es más evidente y el responsable de ello es solo uno, el capitalismo en su fase imperialista. La guerra y la violencia se extiende por todo el planeta, guerras brutales en las que se combinan las formas del medievo con la más alta tecnología. Mientras en Colombia aparecen cabezas y miembros de jóvenes opositores, el Estado colombiano utiliza la más moderna tecnología israelí para ejercer la vigilancia total de la actividad de sus ciudadanos a través de su teléfono y de su actividad en redes sociales. Mientras

en Siria los terroristas cortan cabezas en plazas públicas, los EE. UU. ya aplican la inteligencia artificial a sus drones, y están desarrollando una generación de estos aparatos y de robots terrestres capaces de actuar en el campo de batalla de forma autónoma, es decir, de decidir por sí solos a quién asesinan y a quien no. En el campo económico, desde los grandes centros de decisión, los algoritmos informáticos deciden el precio de las materias primas, condenando a millones de campesinas y campesinos a la miseria. Apretando un botón quiebran la economía y moneda de un país. La inteligencia artificial ya evalúa las entrevistas de selección de personal, y algoritmos informáticos analizan la productividad de un empleado y lanzan la orden de despido. Los vientres de alquiler, es decir, la explotación de mujeres para parir hijos para pudientes familias, se extienden como un lucra-

tivo negocio global. Recomiendo al lector que vea una pésima serie mexicana llamada “Quién mató a Sara”, en la que se dulcifica esta brutal práctica. Podríamos encontrar cientos de ejemplos en los que el imperialismo está convirtiendo el mundo en un paisaje infernal gracias a unas tecnologías que podrían hacer que

FERRÁN N.

la humanidad viviera en una edad de oro. El capitalismo utiliza la ciencia para el control, la predicción, la represión y la eliminación de sus opositores. Con los nuevos avances, la violencia, la represión y la guerra entran en nuevos y aún imponderables derroteros. Hoy más que nunca, Socialismo o barbarie.


Unidad y Lucha

Julio-Agosto 2021

9

Internacional

EL PCPE EN LA FIESTA DE AVANTE

E

l avance y desarrollo de las relaciones bilaterales con el Partido Comunista Portugués (PCP) han facilitado que en la próxima edición de la Fiesta de Avante que se va a celebrar entre los días 3 y 5 de septiembre, el PCPE cuente con un stand propio para difundir sus materiales y poder conmemorar la que va a ser la 45 convocatoria de la Fiesta a celebrar en el Centenario de la fundación del PCP que aconteció el 6 de marzo de 1921. Concurren en esta edición, aparte de las mencionadas conmemoraciones, un complejo panorama determinado por la incidencia de la Covid-19 en la crisis general del capitalismo, que hacen que la lucha de clases se desarrolle bajo unos patrones, donde, mediante las medidas de confinamiento que los gobiernos han impuesto a las y los trabajadores, han provocado una limitación en huelgas, manifestaciones, concentraciones y otros actos de protesta con-

SECRETARÍA DE INTERNACIONAL

tra la explotación y la represión capitalistas. Esta Fiesta de Avante ya tuvo una extraordinaria importancia en la edición del año pasado, donde los camaradas portugueses soportaron toda una

cadena de guerra mediática de los voceros del gobierno y la reacción portugueses. Este año, aumenta notablemente su importancia, porque vuelve a ser el encuentro más destacado de los partidos comunistas

y obreros, así como de organizaciones revolucionarias. En este contexto, el PCPE estará nuevamente presente con una delegación oficial que presidirá su Secretario General, camarada Julio Díaz. In-

vitamos a los asiduos asistentes a la Festa de los distintos territorios del estado español a visitarnos en nuestra caseta y poder departir sobre los conflictos en el estado español y a nivel internacional.

ALTERNATIVAS POLÍTICAS EN VENEZUELA CAROLUS WIMMER, RESPONSABLE DE RELACIONES INTERNACIONALES Y MIEMBRO DEL BURÓ POLÍTICO DEL PCV.

E

n julio del 2020 el XVII Pleno del Comité Central del PCV, acordó "impulsar la construcción de una 'alianza alternativa popular revolucionaria' (APR), de carácter amplio, unitario, no excluyente, ética y moral, patriótica y antiimperialista, que asuma un Programa de Lucha para la salida revolucionaria a la crisis del capitalismo dependiente y rentista venezolano. La APR debe trascender el hecho electoral y expresar la 'unidad revolucionaria obrero-campesina, comunera y popular' y la 'amplia alianza patriótica y antiimperialista'." Pese a condiciones adversas, la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), ha mantenido la unidad en la diversidad, avanzó en su desarrollo político, programático, de masas y orgánico en todo el país, así como en la presentación de su propuesta electoral unitaria y única a nivel nacional, con una composición que asumió la paridad y alternabilidad de género en toda su integración, la presencia de todas las organizaciones políticas y sociales, los acuerdos consensuados y la adopción colectiva de las decisiones, entre algunas de las fórmulas que se vienen delineando en el

funcionamiento de su vida interna. El proceso de construcción de la APR avanza exitosamente y en la coyuntura brindada por las próximas elecciones en noviembre 2021, y se alcanzaron hasta ahora los objetivos propuestos en los Plenos del CC-PCV con relación a la APR. Que son los siguientes: •

Confrontar y deslindar en las nuevas condiciones de profundización de la agresión imperialista y de aplicación de una política liberal al servicio del capital por parte del gobierno nacional, que afecta los intereses de las clases populares y trabajadoras de la ciudad y el campo, a la vez que no garantiza la construcción de las capacidades nacionales para la derrota estratégica y táctica de dicha agresión imperialista, toda vez que la orientación de la política económica, laboral y productiva asumida por el gobierno nacional está dirigida al debilitamiento del Estado y la Nación venezolana, lo cual nos impone la tarea de construir y posicionar un referente de carácter obrero, campesino, comunero y popular, que levante una propuesta programática para una salida

revolucionaria a la crisis del capitalismo dependiente y rentista venezolano. * Reagrupar las fuerzas más afines del movimiento popular revolucionario y núcleos de base popular chavista: la Alternativa Popular Revolucionaria (APR) está cumpliendo ese objetivo, logrando identidad con importantes personalidades de la intelectualidad revolucionaria venezolana y otros sectores de la diversidad cultural popular. •

Conquistar una combativa presencia del PCV y demás organizaciones y corrientes sociales y políticas de la APR", en la Asamblea Nacional. Tenemos presencia con el Cda. Oscar Figuera (PCV) y la Cda. Luisa González, en calidad de principal y suplente, respectivamente, quienes son garantía de esa condición combativa y actuarán en estrecha vinculación con las luchas de la clase trabajadora, el campesinado y demás capas desposeídas y explotadas del pueblo.

La profundización de la crisis capitalista mundial y nacional, agudizará las contradicciones de clases, y la lucha de los pueblos

frente a la agresión imperialista y la amenaza fascista, lo cual obliga a acelerar los procesos de formulación de las bases programáticas, las definiciones políticas, la aprobación de la Plataforma y el Plan de lucha, la construcción orgánica y a dotarnos de capacidades mayores para la comunicación y la movilización combativa. En tal sentido el Comité Central del PCV presenta a la consideración, debate y decisión colectiva de las demás fuerzas sociales y políticas de la APR, las siguientes propuestas: 1. Activar la comisión que trabaja las bases programáticas de la APR, para presentar al país nuestras propuestas de salida popular revolucionaria a la crisis capitalista en Venezuela. 2. Impulsar durante todo el año Jornadas Nacionales de Movilización y Lucha por los derechos obreros, campesinos, comuneros y populares. 3. Convocar y realizar el Congreso Nacional Fundacional de la APR, a cuyo efecto se propone designar una comisión organizadora nacional, que trabaje, entre otros aspectos, todo lo concerniente a: agenda y documentos de

discusión, eventos sectoriales de los frentes de masas y territoriales, definición de los criterios de composición del Congreso y de la toma de decisiones, criterios para conformar la dirección nacional que debe surgir del evento, recursos y logística, propaganda y movilización, a fin de garantizar su exitosa preparación y desarrollo. Se propone su instalación para el sábado 1ro de mayo de 2021. 4. Ante la perspectiva cierta de agudización de la crisis nacional e internacional, debemos trabajar los diversos escenarios en los que se desarrollará la lucha de clases en Venezuela en 2021/2022, teniendo en cuenta, entre otros: •

la insurgencia popular frente a la agudeza de la crisis y el papel de la APR;

la continuidad de la vía electoral en unas condiciones de moderadas movilizaciones;

la escalada fascista, ante el creciente deterioro de las condiciones de vida y trabajo, el descrédito y deslegitimidad de lo político, y el escepticismo de las masas.


10 Unidad y Lucha

Julio-Agosto 2021

Movimiento Obrero

PROCESO DE NEGOCIACIÓN

A ESPALDAS DE LA CLASE OBRERA F. J. FERRER

“T

out pour le peuple, rien par le peuple” 1 . Esta frase aparecida allá por el siglo XVIII y que definía la forma de actuar de lo que, en Historia, se conoce como Despotismo Ilustrado, parece que lejos de perder su significado con el paso del tiempo sigue manteniendo toda su frescura en la actualidad.

las exigencias y reivindicaciones que les planteaba el proletariado del Estado español, poniendo en marcha -ya lo estaba haciendo desde tiempo atrás- todo un conjunto de medidas y maniobras para encauzar estas energías del conjunto de la clase obrera dentro de unos márgenes que les fuesen aceptables a sus intereses. Para ello, cuenta con la

español. De este modo, de forma paulatina, van desapareciendo las formas habituales de lucha del proletariado, la huelga, las asambleas, etc., siendo sustituidas por formas institucionalizadas en las que el llamado "pacto social" suplanta a la enérgica lucha del movimiento obrero, pretendiendo ocul-

dudable que tal éxito tiene su base en la preparación de tal huelga mediante la celebración de centenares de asambleas de obreros y obreras en todo el territorio del Estado español y a la actuación destacada del PC., que pasó a la denominación de PCPE tras la sentencia de la justicia burguesa en 1986. Tras esto, el denominado

Y esto viene a cuento de lo que, de forma rutinaria, se viene practicando por el gobierno de turno, da igual que sea de la derecha más cerril o del "más progresista de la historia", que en unión de los llamados agentes sociales, esto es, patronal y sindicatos mayoritarios, se arrogan la representatividad de todo el conjunto de la clase obrera y de los sectores populares, no por así habérselo encomendado directamente esta clase o estos sectores, sino por virtud de unas disposiciones legales de las que ellos mismos se han dotado. Las claves para entender este descarado escamoteo de la participación de la clase obrera en la toma de decisiones fundamentales que le afectan nos hace retroceder décadas atrás. A finales de los años 50 y 60, tras la derrota sufrida por la clase obrera en la guerra civil revolucionaria del 36-39, el movimiento obrero cobra nuevo impulso protagonizando importantes luchas e importantes victorias. Fruto de estas luchas nació la Ley General de la Seguridad Social, en 1966, que supuso un importante paso cualitativo en la consolidación de un sistema público de pensiones en el Estado español. Naturalmente, este auge del movimiento obrero tuvo su contraparte. La burguesía no podía permitirse el lujo de ceder terreno ante 1. “Todo para el pueblo, nada por el pueblo”, que se cita en castellano como “todo para el pueblo, pero sin el pueblo”.

inestimable ayuda y colaboración, fundamentalmente, de dos partidos políticos que, aparentando ser partidos de la clase obrera, ya se habían pasado con armas y bagajes al campo del capital. Estos partidos, PSOE y PCE, cada uno a su estilo, uno representado a esa socialdemocracia colaboracionista y el otro representando al revisionismo más contrarrevolucionario, trasladan a sus respectivas centrales sindicales, UGT y CC.OO., toda la influencia ideológica que la burguesía ha infiltrado entre sus cúpulas dirigentes, corrompiendo de esta forma a estas organizaciones hasta lograr su total colaboración con los planes y estrategias que el capital, tanto el nacional como el internacional, habían elaborado para los pueblos del Estado

tar, cuando no negar, la lucha de clases. En 1985, el gobierno del PSOE presentó un proyecto de ley para pasar de 2 a 8 años el periodo de la base reguladora para calcular la pensión de jubilación y pasar de 8 a 10 años el periodo mínimo de cotización para tener derecho a dicha pensión. Este fue el primer intento de recortes contra el Sistema Público de Pensiones. CC.OO. convocó Huelga General de 24 horas a la que se sumaron diversas organizaciones sindicales (UGT ni convocó ni participó). Esta huelga, a pesar de la feroz campaña desplegada por el gobierno con el apoyo mediático, fue un éxito de participación de la clase obrera, unos cinco millones de trabajadoras y trabajadores. Es in-

Pacto de Toledo viene a dejar consagrado el modo en que la burguesía, representada por el gobierno de turno y los denominados “agentes sociales” (patronal, CC.OO. y UGT), pasa a ser el único actor que, sin contar en absoluto con la clase trabajadora y sectores populares y a espaldas suyas, diseña un conjunto de medidas que, ley tras ley, van asestando golpes demoledores sobre el Sistema Público de Pensiones con la clara intención de dejarlo como un conjunto de medidas asistenciales residuales -beneficenciadesplazando la gestión de unos cuantiosos recursos, generados por el trabajo de la clase obrera fundamentalmente, hacia el sector privado donde las grandes aseguradoras multinacionales harán su agosto.

Así pues, no es de extrañar en absoluto que, en estos momentos, gobierno, patronal y la cúpula directiva de estos sindicatos mayoritarios estén pergeñando el desmantelamiento total del Sistema Público de Pensiones sin contar para nada con la opinión y el legítimo interés de la clase obrera y sectores populares en intervenir en este asunto tan vital para la vida de millones de obreras y obreros. El mandato representativo, tan típicamente burgués, ha sido adoptado fervorosamente por los llamados sindicatos mayoritarios, cuyas cúpulas dirigentes se han separado de sus bases hasta tal punto que ni siquiera se les consulta para asuntos de un calado tan grande como las pensiones. La verdad es que no se les consulta ni para lo importante ni para lo baladí. Sencillamente, no se les consulta. Además, estos dos sindicatos, gracias a su colaboración con la burguesía, se han dotado de una más que dudosa representatividad. UGT, en el 2020, tenía 978.622 personas afiliadas 2 ; CC.OO., para el año 2019, tenía 934.802 afiliaciones 3 , esto sobre más de 19 millones de trabajadoras y trabajadores en el Estado español para 2020-2021. La pregunta que sin duda se nos plantea cuando vemos estas cifras es ¿con qué legitimidad negocian estas organizaciones en nombre de toda la clase obrera? La respuesta solo puede ser una, con la "legitimidad" que les da su colaboración con la burguesía. Ante esta situación, tanto la militancia comunista como la inmensa mayoría de la clase obrera exigimos el fin de estas prácticas corruptas y a nuestras espaldas, tomando en nuestras manos el control efectivo de nuestro destino. 2. https://www.ugt.es/portal-detransparencia/C%C3%B3mo%20 Somos#1 3. ABC, 1 de mayo de 2019.


Unidad y Lucha 11

Julio-Agosto 2021

Movimiento Obrero

EL DESMANTELAMIENTO DEL CORREO PÚBLICO VICENT ALCARAZ

E

l servicio postal nace en el año 1716, ya como servicio público para vertebrar el territorio. Han pasado más de 300 años, muchos cambios sociales desde entonces, pero la necesidad de unir a las personas sigue siendo vital para un estado. Ese es el motivo por el que la gran mayoría de países mantienen y cuidan su correo. El correo debe servir para evitar esa sensación que tienen los habitantes de lo que hoy llamamos “España vaciada” de abandono, al ser un punto de acercar la administración a todos los lugares, por pequeños que sean. Correos tiene más de 8.300 centros de atención y alrededor de 6.500 carteros y carteras rurales. Es cierto que el cartero de “Crónicas de un pueblo” tiene los días contados; vivimos en la sociedad de la inmediatez (algunas veces de la estupidez, por ejemplo que te llegue tu pedido de Amazon un domingo por la mañana), y esa rapidez está reñida con precios razonables, regularidad, cercanía, que da y debe seguir dando el Correo Público.

Desde la llegada de la "democracia", el Correo Público ha sido objeto de deseo del sector privado: hay una posibilidad de negocio si deja de ser rentable socialmente para serlo económicamente. En este tiempo, la plantilla de Correos ha sido capaz de pelear por su futuro, adaptándose a las necesidades del mercado sin dejar de atender a las personas. Se han realizado cambios en su marco jurídico, pasando de Administración a Organismo Autónomo, Entidad Pública Empresarial hasta Sociedad Mercantil con titularidad 100% pública a través de la SEPI. Pero ha tenido que llegar “el Gobierno más progresista de la historia de España” para poner en serio peligro más de 300 años de Correo Público, para ir desmembrando, desmantelando Correos y sufrir las consecuencias las trabajadoras y trabajadores, el servicio y la ciudadanía en general. Y es que parece que Pedro Sánchez no deja de lado a los suyos, a los que le apoyaron en sus malos momentos, cuando se quedó sólo y tuvo que recorrer el país con un militante que le hacía de conductor. Juan Manuel Serra-

no es su amigo, ese militante que dice que lo llevó a la Moncloa, y Pedro Sánchez se lo ha recompensado nombrándolo presidente de la mayor empresa pública del País. El Partido Socialista asume tener

una persona con nulos conocimientos para gestionar un servicio público, una persona a la que no le interesa lo público, pero gestiona la mayor empresa pública de España. El Gobierno progresista asume que este señor, incapaz de dirigir

o, lo que sería peor, cumpliendo órdenes, esté desmantelando el Servicio Público, traspasando el negocio al correo privado, vendiendo el patrimonio de todos para cuadrar las cuentas, que no son cuentas sino cuentos. Este equipo directivo está cesando a profesionales del correo para colocar amiguitos del alma sin conocimientos y, sobre todo, ha roto la negociación colectiva que ha permitido durante años realizar cambios de gestión sin perjudicar ni a la ciudadanía ni a los trabajadores y trabajadoras. Para los sindicatos en la empresa pública, este señor que no cree en lo público, está destrozando Correos con el beneplácito del Gobierno, que se dice progresista

pero que actuá como el más liberal. No hay un problema sindical en Correos, hay un problema de gestión; a lo que tratan de hacer con Correos no se atrevió ni el PP de Aznar. Denuncian que no hay plan estratégico, mientras la SEPI dice que no se está privatizando nada. También dicen que Correos es un grupo de Sociedades y hay que dar estabilidad a todas ellas. Recordemos: el Grupo Correos está formado por Correo Público (50.822 empleados/as), Correos Express (1.271 empleados), Nexea (189 empleados) y Correos Telecom (38 puestos). Se desmantela el Correo Público, de todos y para todos, para potenciar el Correos Express, solo para quien lo pueda pagar. Por estos motivos, las trabajadoras y trabajadores del Correo Público están de movilizaciones y desde el PCPE los apoyamos. Nos dijeron que su filosofía es: “lo imposible cuesta un poco más, derrotados son aquellos que bajan los brazos” y eso no está en el ADN de los carteros y carteras.

Vu e l t a a l a normalidad V

JUAN J. SÁNCHEZ

uelta a la normalidad, esa que hosteleros y resto de la pequeña burguesía comercial demandaban con pasión y en ocasiones ferocidad; demanda de normalidad con la que estos paladines del libre comercio intentaron y, en ocasiones consiguieron, arrastrar tras ellos a quienes son explotados y oprimidos, a esas y esos que trabajan por salarios que no dan para cubrir las más elementales necesidades, contratados para cuatro horas con jornadas de diez y doce horas, trabajadores que jamás cobran hora extra alguna, y ¿qué decir de los considerados como aprendices? Estos casi pagan por trabajar en el barcafetería-restaurante del sujeto contratador, quien asegura que, si paga a estos, no puede mantener el negocio abierto, al tiempo que presume con la parroquia de su última adquisición motorizada o del colegio privado de las niñas.

para que consideren al dueño del negocio donde son sobreexplotados como un compañero con las mismas dificultades que ellas/os para llegar a fin de mes. No, esta normalidad que la pequeña burguesía* demanda en nada beneficia a la clase obrera, con la apertura de los negocios de estos modélicos empresarios, millones de obreras y obreros vuelven a sufrir todo tipo de explotación y vejaciones impuestas e impartidas por estos pequeños y medianos empresarios, que han construido sus patrimonio sometiendo a sus empleados a las más exageradas y sutiles formas de explotación.

Trabajadoras/es que han sido manipulados, alienados ideológicamente

En nuestro entorno, en muchas ocasiones se da un debate en el que se

plantean interrogantes del papel que la pequeña y mediana burguesía desempeñan en el mantenimiento y sostén del sistema capitalista. Para este debate se hace uso de conceptos de economía política que en la mayor de las ocasiones se confunden en su principio. Casi todos nosotros

situamos una critica con diferentes argumentaciones a la existencia y presencia de negocios donde el capital ya está concentrado, contraponemos al café-bar de la plaza respecto al Burger King, o la tienda del barrio respecto a

Mercadona. Sin lugar a discusión, las dos marcas mencionadas someten a sus trabajadores a altos niveles de explotación, pero deberíamos hacernos la pregunta: ¿los otros dos no lo hacen, estos respetan las leyes laborales, contratación, horarios, salarios, etc.? Y nuestra respuesta debería estar sujeta a hechos empíricos. Todos conocemos al pequeño agricultor, industrial y/o comerciante de nuestro barrio. Sí, el que contrató a nuestro hijo o sobrina. ¿Este respetó toda la legislación laboral? O el dueño del café-bar de la plaza que contrata a jóvenes del pueblo. ¿Este respeta los derechos de sus empleados? Y cometeríamos un error si nuestro análisis y conclusión se limitara al “yo conozco un amigo que sí respeta los derechos laborales de sus empleados”. Como siempre, deberemos ir de lo particular a lo general. Marx y Engels ya definieron a la pequeña burguesía como el sujeto que aspira a ser gran propietario, y debemos comprender que es a través de

apropiación de plusvalía, desde el primer empleado, como los grandes de hoy comenzaron su crecimiento hasta ser multinacional; ejemplos: El Corte Inglés, Inditex y miles de estas. * Estamento intermedio de la sociedad capitalista, que participa de la explotación del trabajo pero se enfrenta de forma permanente a los efectos de la concentración de capital, intentando evitar su proletarización. Los estamentos medios, el pequeño industrial, el pequeño comerciante, el artesano, el campesino, todos ellos luchan contra la burguesía para salvar de la ruina su existencia como tales estamentos medios. No son, pues, revolucionarios, sino conservadores. Más todavía, son reaccionarios, ya que pretenden volver atrás la rueda de la Historia. *Manifiesto del Partido Comunista. Carlos Marx y Federico Engels, 1848.


12 Unidad y Lucha

Julio-Agosto 2021

Juventud

P

LA LUCHA POR ESPACIOS POLÍTICOS PARA LA JUVENTUD TRABAJADORA?

JCPE MADRID

ara hacer política, la juventud de la clase obrera necesita espacios donde realizar sus actividades. Lo sabemos y el enemigo de clase también lo sabe. Necesitamos espacios para reunirnos con seguridad, lejos de los tentáculos de los cuerpos estatales de represión. Los necesitamos para trabajar la solidaridad con nuestra clase, para apoyarnos entre familias trabajadoras, a las que el salario no nos alcanza para cubrir los gastos de la vida. Necesitamos espacios para preparar actos, charlas, donde hacer llegar nuestras posiciones a la clase trabajadora. Necesitamos espacios donde organizar nuestro ocio, alejado de las formas consumistas y de mercantilización del tiempo libre que el capitalismo nos quiere imponer. La persecución del estado a nuestros espacios es más que evidente. No podemos poner libremente una mesa informativa en la calle sin riesgo a que la policía venga a decirnos que, sin permiso del ayuntamiento, no podemos estar ahí. La plaza política de Tirso de Molina, en Madrid, demuestra que el derecho a poner

nuestra política en las calles no se mendiga a las instituciones, se consigue colocando nuestra política en las calles independientemente de las amenazas de multas que se reciban. Las experiencias también nos demuestran que no podemos depender de espacios físicos cedidos por los ayuntamientos o comunidades autónomas bajo sus condiciones, que se oponen a que les demos un uso que refuerce nuestras posiciones en la lucha de clases. Problema con el que nos hemos encontrado con mucha frecuencia cuando, por ejemplo, utilizamos los locales cedidos a las asociaciones vecinales de nuestros barrios, en los que no podemos acceder de noche para hacer agitación o hacer actos políticos, por miedo a una mirada delatora que llame a la policía a denunciar un uso irregular del espacio. Es casi infinito el número de ejemplos en los que depender del permiso o la complacencia de las instituciones nos subordina a la docilidad impuesta por la clase dominante. Como todo derecho en el capitalismo, el derecho a disponer de espacios no

se puede esperar como una cesión desde el poder. Al contrario, hay que disputarlo hasta que sea nuestro. La lista de posibles maneras en las que disponer de espacios es casi igual a la lista de maneras en que la clase obrera persigue sus espacios. Aquí toca señalar a la socialdemocracia (la alianza Unidas Podemos, PSOE, IU/PCE o Más País) como ariete contra los centros sociales y demás espacios. Tres casos muy diferentes entre sí bastan para ejemplificar esto. El primero sería el de la pura conciliación y pacto, como se dieron en Madrid durante el mandato de Manuela Carmena, cuando diversas casas okupas en el centro turístico y bohemio fueron reconvertidas a centros culturales; se consigue así convertir una voz disidente en el centro de la ciudad en un activo turístico y despolitizado. Un segundo ejemplo sería el del uso de la pura fuerza policial, como en el intento de desalojo del CSOA la Casika, en Móstoles, el 30 de mayo, cuando el ayuntamiento del PSOE mandó entrar sin respetar ningún cauce legal. Un tercer caso sería el de Centro Social La Cosa

Nostra de Castelló, que en plena pandemia recibe una sanción judicial por coste de 75.000€ a cargo del gobierno del cambio (Compromís, PSOE, Podemos) de la Generalitat Valenciana. La experiencia que podemos sacar de estos casos, y de todo lo anterior, es que los espacios deben ser nuestros. Si el uso de esos espacios depende de las condiciones que el sistema nos imponga, nunca vamos a poder desarrollar una política libre en ellos, pues quien te da de comer, te controla.

Las experiencias para disponer de estos espacios son variadas, desde la okupación hasta conseguirlos por nuestros propios recursos económicos. Lo que queda claro es que los espacios para hacer política deben ser nuestros y hemos de disputar el derecho a usarlos. No podemos caer en la comodidad de pensar que la titularidad legal de un local nos garantiza tranquilidad alguna, y quien lo piense, que mire el cierre indiscriminado de herrikotabernas en el País Vasco sin justificación legal alguna.

LEY RIDER,

¿UN AVANCE PARA LA JUVENTUD TRABAJADORA?

E

próximo 12 de agosto entra en vigor la tan discutida Ley Rider; fecha en la cual las empresas deberán, en teoría, acabar las relaciones de falsos autónomos que se dan con estos trabajadores. Los últimos meses este debate ha estado presente en los informativos y telediarios, donde la supuesta comunista y ministra de trabajo Yolanda Díaz nos presentaba la nueva propuesta de Ley Rider como una salvación para esta porción de la clase trabajadora en condiciones tan precarias. Sobre el papel, esta ley es una ampliación del estatuto de los trabajadores que servirá para obligar a las empresas a contratar al personal que emplean para los repartos y así permitir que abandonen la condición de falso autónomo. Así como obliga a las empresas a dar a conocer a la representación de los trabajadores, los comités de empresa, los algoritmos bajo los cuales sus servicios son demandados por las aplicaciones como Glovo, Deliveroo o Uber Eats. Esto, en teoría, permitirá al trabajador disfrutar del derecho a vacaciones pagadas, remuneración de las horas extras, regulación del tiempo de descanso, establecimiento de una jornada de trabajo máxima, cotización a la seguridad social y derecho a la prestación por desempleo, además de estar exentos del pago de la cuota de autónomos. Sin embargo, ¿cuál es la realidad detrás de la aprobación de esta ley? La primera es que esta ley es innecesaria, pues ya existe el marco legal que obliga a las empresas a

JULIO HERNÁNDEZ

contratar directamente a los y las riders, como así lo respaldan las numerosas sentencias del Tribunal Supremo contra estas compañías y como también recoge actualmente el propio estatuto del trabajador.

Lo segundo, es una ley pactada entre la patronal, el gobierno y las direcciones centrales de CCOO-UGT; negociación en la que las plataformas de riders más combativas no han tenido la oportunidad de participar. Esta situación por sí sola ya es un gran aviso de que poco o nada positivo vamos a sacar de esta ley, pues si los trabajadores

y trabajadoras no estamos presentes en las negociaciones, difícilmente el resultado de esta nos será favorable, pues directamente nuestra voz y visión del problema ni son tomadas en cuenta.

Y por último, la aprobación de esta ley no cierra la puerta a que estas empresas de reparto subcontraten servicios a otras empresas, ya sean ETT o cooperativas de trabajadores. Cooperativas de trabajadores que no serían otra cosa que una unión de falsos autónomos a los cuales Glovo o Deliveroo contactarían para demandar sus servicios, colocándonos

exactamente en la misma situación en la que estamos ahora; pero abriendo la puerta a un nuevo nivel de explotación, similar a lo que ocurre en empresas como Uber o Cabify, como es que ciertas personas compren licencias y se den de alta como autónomos para trabajar para empresas de reparto (como Deliveroo, Glovo o Uber Eats) y estas a su vez subcontraten a personas para hacer los pedidos, lo que pone a los repartidores en una precarización aún mayor si cabe. Curiosamente, la patronal y las empresas, pese a aprobar una ley que les es completamente favorable, se posicionan en contra de esta ley; pues, aunque mínimamente, les perjudica. Así, ya han anunciado que no van a acatarla y que la contratación directa no es una opción para ninguna de las grandes plataformas. Es difícil adivinar cómo se desarrollarán los acontecimientos en un futuro próximo. No obstante, podemos afirmar con cierta seguridad que, por un lado, el modelo de falsos autónomos es el modelo idílico de las empresas: se deshacen de todos los costes y abren la puerta a una explotación extrema de nuestra fuerza de trabajo; situación que ya se puede ver nacer con cierta claridad en el sector de las telecomunicaciones. Y por otro lado, podemos afirmar que sin una organización de la clase obrera que exponga sobre la mesa las condiciones en las que su trabajo ha de darse, la clase obrera está vendida.


Unidad y Lucha 13

Julio-Agosto 2021

Vida de Partido

LA

DIRECCIÓN

DEL

PCPE

VISITA LAS ORGANIZACIONES DEL PARTIDO JAVI OS

D

urante los próximos meses, la actividad del Comité Ejecutivo del PCPE estará centrada en las visitas territoriales a las organizaciones del Partido. Estas visitas vienen enmarcadas por el acuerdo adoptado por el IV Pleno del Comité Central del PCPE dentro de la normalidad orgánica de la vida del Partido. El contacto de la dirección del Partido con las células y comités es de vital importancia para conocer de primera mano la realidad en la que cada organización desarrolla sus tareas militantes. Estas visitas tienen objetivos muy concretos:

unos

1.Trasladar los posicionamientos del Comité Central y del Comité Ejecutivo en relación al desarrollo de la lucha de clases en el Estado español. Como partido marxistaleninista, el correcto desarrollo del centralismo democrático permite a la dirección del Partido conocer las valoraciones de la militancia sobre los posicionamientos centrales y enriquecerlos a partir de la experiencia e intervención de las y los camaradas.

2. Hacer hincapié en una cuestión en la que venimos siendo muy persistentes: sin intervención de las y los comunistas en las luchas obreras y populares no hay cambio cualitativo en el desarrollo de la lucha de clases. Elevar cada reivindicación económica a una lucha política contra el sistema es nuestra tarea como comunistas. La intervención planificada y continuada en las diferentes luchas es la única manera que tenemos para hacer avanzar las posiciones del Partido y en conclusión, radicalizar la lucha por la defensa de los intereses de la clase trabajadora y de los sectores populares. 3.Impulsar espacios unitarios de lucha en alianza con otras organizaciones. Los espacios unitarios permiten al Partido ampliar su capacidad de intervención y elevar la conciencia revolucionaria de las masas. El PCPE tiene una larga trayectoria de trabajo unitario, desde el respeto a la autonomía de cada organización y con la conciencia revolucionaria de que la persistencia y la lucha de masas es la única vía posible para acabar con el capitalismo. En este sentido, el II Pleno del Comité Central aprobó un plan

de trabajo para impulsar la lucha por la República Socialista de carácter confederal. Se trata de una línea de intervención general, en la que el Partido y la Juventud están impulsando espacios amplios contra la monarquía borbónica parasitaria, una institución heredera del fascismo, que es la piedra angular sobre la que se sustenta el marco de dominación del bloque oligárquico burgués en el Estado español. 4.La necesidad de elaborar Planes de Trabajo por parte de todas las células y comités del Partido. La elaboración de tales planes no es un trámite administrativo y burocrático para cumplir con el expediente, esto puede suceder en otros Partido autodenominados comunistas, pero no en el PCPE. Los planes de trabajo son la expresión planificada de la política de las células y comités del Partido, tienen que tratarse de manera colectiva, con propuestas concretas, objetivo a corto, medio y largo plazo y con una revisión cada cierto tiempo. Evaluando el camino andado y el que queda por andar, no hay otra forma de llegar a nuestro objetivo final que es la revolución socialista y la

constitución del Frente Obrero y Popular por el Socialismo (FOPS). 5.Explicar el desarrollo del Aparato Central del Partido. En el XI Congreso del PCPE, se estableció como uno de los pilares fundamentales el desarrollo del Aparato Central, y es nuestra tarea conseguir su puesta en marcha antes del XII Congreso. El Aparato Central no es una expresión burocrática, sino el resultado de un Partido con una conciencia colectiva, y para ello necesitamos el conjunto de capacidades de la militancia del Partido al servicio de su construcción. La Tienda Roja, la logística o el archivo

central son algunas de las tareas que estamos llevando a cabo y que necesitan de un esfuerzo colectivo para su desarrollo. 6. Implicación en el desarrollo de la Juventud. El desarrollo de la Juventud Comunista de los Pueblos de España es una de las principales del Partido en el próximo periodo, de la extensión de la JCPE entre la juventud obrera y popular dependerá en gran medida el futuro desarrollo del PCPE y por lo tanto, del avance de las posiciones revolucionarias en el Estado español.


14 Unidad y Lucha

Julio-Agosto 2021

Deportes

TRAFICANTES Y MERCENARIOS DEPORTIVOS

AXERAX TRUJILLO

E

l imperialismo, esa voraz bestia que, ávidamente, va sembrando caos, barbarie y muerte allí donde pisa. Una bestia que no cesa en su acecho a su víctima; tratando de atraparla, de asfixiarla; tratando de cebarse con ella, aún más si cabe. Una bestia que no perdona que una digna y heroica isla del Caribe haya hecho una revolución frente a sus puertas, en el que fuera su patio trasero. Llevamos años siendo testigos de cómo toda esta vorágine imperialista trata de aniquilar a sus víctimas; tratando de buscar cualquier hueco, cualquier grieta que le pueda permitir debilitarlas. Y no, el deporte tampoco queda exento de ser

partícipe en esta agresión. De sobra conocidas son ya las consecuencias del Bloqueo -impuesto por Kennedy en el 62- a Cuba; bloqueo que también la perjudica en el ámbito deportivo generando muchísimas dificultades a la hora de adquirir material deportivo y/o obtener materias primas para generar el mismo. Por ejemplo, otra de las grandes dificultades era también la imposibilidad de los deportistas cubanos de poder fichar por las grandes ligas sin necesidad de desertar de su país, renunciando así a su nacionalidad. Esta era una de las grandes barreras con la que se topaban los beisbolistas cubanos cuando despuntaban y trataban de fichar por la Major League Baseball (MLB).

Para situarnos mejor en el contexto vamos a remontarnos algunas décadas atrás en el tiempo. Desde que, tras la Revolución Cubana, en 1959, los y las atletas cubanas comenzaron a destacar internacionalmente, no han sido pocos los hostigamientos y el acoso al que se ha visto sometido el deporte cubano; y tampoco han sido pocos los intentos de “estimular” las deserciones en el deporte cubano. No es nada irrisoria la cantidad de atletas que, seducidos por jugosos contratos profesionales, han desertado rumbo a EE.UU., vendiéndose al mejor postor y desagradeciendo así todos los esfuerzos y sacrificios de la Revolución por tratar de formarlos como deportistas de élite.

Esta situación se logró solventar –de manera temporal- tras el acuerdo al que llegaron en 2018 las grandes ligas de EE.UU. con la Federación Cubana de Béisbol. Acuerdo que rompería el anterior presidente, Donald Trump, por y según sus propias palabras “violar las leyes del bloqueo a Cuba”. Este acuerdo, alcanzado tras tres largos años de negociaciones, daba un marco seguro y legal para que los jugadores de béisbol cubanos pudiesen fichar por las grandes ligas norteamericanas sin verse en la obligación de renunciar a su patria y sin tener que embarcarse en peligrosos viajes destino Florida a través de traficantes; acabando así con la trata de jugadores cubanos por parte de organizaciones criminales. A cambio, el Gobierno Revolucionario obtendría una serie de ingresos, por parte de la MLB, por la formación de los atletas que recalaban en el país norteamericano. Y, como dijimos anteriormente, acuerdo que hizo añicos la Administración Trump. Esto no deja de ser una de las múltiples facetas de la guerra imperialista. Hace algunas semanas, tuvimos la noticia de una nueva deserción: César Prieto; quien abandonó la Selección Cubana aprovechando su estadía en EE.UU., rompiendo así el compromiso contraído con la Revolución y el pueblo de Cuba. Sobra decir que estas actitudes mercenarias se ven incentivadas por la ruptura de dicho acuerdo. Por

Suscríbete

a la

prensa

el contrario, recordamos como ejemplos de firmeza revolucionaria aquellas figuras del deporte cubano ante las tentativas de hacerse con sus servicios en territorio yanqui. Uno de los más dignos ejemplos fue el del boxeador, Teófilo Stevenson. Teófilo, uno de los mejores boxeadores olímpicos de la historia, con tres medallas de oro en su palmarés en la categoría de los pesos pesados, recibió su primera oferta para su deserción en los JJOO de Munich 72 a cambio de recibir una importante suma de dinero. Años más tarde, le ofrecerían un millón de dólares a cambio de combatir con el mismísimo Joe Fazier en EE.UU.. Tal era su compromiso y principios revolucionarios que respondió a la oferta con un “¿Qué es un millón de dólares comparado con el cariño de ocho millones de cubanos? No cambiaría mi pedazo de Cuba ni por todo el dinero que me puedan ofrecer”. La enorme cantidad de recursos que destina el imperialismo yanki en hostigar a la revolución, consigue en ocasiones encontrar a determinados elementos que se dejan vender por dinero. A pesar de ello, la revolución cubana no solo sigue siendo ejemplo en la formación de grandes deportistas, sino también de seres humanos conscientes, con la dignidad y los valores humanistas por bandera. ¡VENCEREMOS!

revolucionaria

Suscripción anual a:

UNIDAD Y LUCHA (11 números al año) España 10 euros, Europa 16 euros, PROPUESTA COMUNISTA, revista política del PCPE (3 números/año) España 20 €, Orden de domiciliación bancaria: Nombre del titular Ciudad CP

DNI Provincia

Datos de la cuenta donde se quieren cargar las cuotas: Entidad Giro postal o ingreso en cuenta: ES09 2100 4426 1702 0021 2001 Entidad Bancaria: Caixa Bank

resto del mundo 22 euros. resto del mundo 25 €, suscripción de ayuda 30 €

Dirección Teléfono Oficina DC

Email Nº de Cuenta

Enviar a PCPE:

C/ Mendívil nº33B Bajo 28.038 Madrid


Unidad y Lucha 15

Julio-Agosto 2021

Cultura Travelling

NOMADLAND

ROSEBUD

M

ientras la furgoneta de la protagonista del filme de la realizadora china-norteamericana, Chloé Zhao (Pekín, 1982), se aleja por una interminable e ignota carretera hacia el oeste de los Estados Unidos en busca de una nueva vida, aparece en la pantalla, justo antes del famoso The End, una significativa dedicatoria “a los que tuvieron que partir”. Una ofrenda que deja al espectador meditabundo sobre el futuro de esa mujer privada duramente del quimérico “sueño americano”. Y es que la resuelta Fern (desbordante de verdad Frances McDormand), que así se llama ella, una trabajadora que ha perdido a su marido, su trabajo y su hogar, al igual que muchos otros hombres y mujeres desahuciados por la crisis capitalista, ha cogido sus escasos enseres y se ha echado al camino hastiada de la vida urbana y en busca de un trabajo temporero con el que poder sobrevivir. Porque es de sobrevivir de lo que trata la película, como precisa en su título el libro de la periodista Jessica Bruder, “País nómada. Supervivientes del siglo XXI”, en el que se basa el guión del sugestivo filme de la cineasta china. Estamos, pues, muy lejos de los viajes alucinógenos de la “generación beatniks” o del movimiento hippie que el sistema capitalista orquestó en las décadas de los años 50 y 60 del siglo pasado. Esta dramática historia de perdedores, aunque Jessica Bruder y Chloé Zhao hayan querido reducirla a un viaje de “nómadas de corazón” en

busca de la benefactora naturaleza, hay que situarla más bien en un contexto como el de la terrible odisea que vivieron los pequeños productores agrícolas del este norteamericano durante el crac económico de 1929 que asoló Estados Unidos, y que tan magníficamente narra el premio nobel de literatura, John Steinbeck (1902-1968), en su admirable libro “Las uvas de la ira”. Capitalismo decadente La cinta, que ha obtenido los Oscar a la mejor película, dirección e interpretación femenina, no puede evitar, sin embargo, que el espectador, a pesar de presentarse la realidad social de la primera potencia económica del mundo un tanto edulcorada y a no querer señalar a los responsables de tamaño declive, se interrogue sobre el desprecio con el que el capitalismo norteamericano obsequia a su clase trabajadora, abandonándola a su suerte y sin ningún derecho social ni laboral; como tampoco puede impedir que ese mismo espectador constate que el individualismo y la fuga hacia adelante, por mucho que formen parte de la idiosincrasia estadounidense, conducen a ninguna parte; a los sumo a sentirse equivocadamente libre y a que el capitalismo decadente continúe su ciclo infernal de explotación y desolación. Conceptos que esta bella y al mismo tiempo terrible película sugiere pese a todas sus limitaciones.

SI TE DICEN QUE CAÍ La verdadera memoria histórica

Literatura imprescindible

J.S. MAS

H

an transcurrido diez años desde la entrada del ejército fascista en Barcelona y la ciudad que fue uno de los principales bastiones del movimiento obrero sobrevive sometida a la represión y el silencio. Parte de la estrategia de venganza que se ceba en los trabajadores, en los derrotados y en todo aquel que no sabe o no puede mantener las necesarias relaciones sociales dentro del nuevo Régimen consiste en acentuar sobre la población los efectos del hambre y del miedo. En este entorno y en varios niveles que mezclan realidad y ficción, pasado y presente, se desarrolla “Si te dicen que caí”,

quizás la mejor novela de Juan Marsé. Para el autor barcelonés, la memoria de los vencidos se compone de tonos épicos y de retazos de una niñez, la suya y la de tantos y tantos otros, mutilada “al paso alegre de la paz”. Los niños protagonistas inventan pequeñas historias basadas en la realidad que les rodea y en los sueños inalcanzables que residen en los cines de programa doble. Sus mayores, madres forzadas a ejercer las formas más ásperas y despreciadas de la prostitución; padres muertos o en la cárcel Modelo “a paliza diaria”, apenas son sombras de lo que un día fueron. En medio de la desesperación, como fruto de la misma pero también como producto de una voluntad que el fascismo no puede doblegar, pequeños grupos de hombres armados que han luchado en dos guerras y que han regresado a Barcelona porque esa, y no otra, es su casa, hacen volar monumentos y sedes de Falange, asaltan bancos y prostíbulos de lujo, atacan a la burguesía golpeándola en su línea de flotación: el dinero. Y así construyen un mito, una leyenda imperecedera, una historia no oficial… furiosa, heroica.

Ficha de Formación APUNTES DEL ARTÍCULO DE CIRO MESA

“MARX Y EL CAPITALISMO TECNOLÓGICO” (II)

L

a nueva articulación tecnológica del mundo a partir de los años 90, la revolución microelectrónica y la subsiguiente digitalización intensifican la temporalidad universal establecida por el “capitalismo tardío”. Por medio de aquella revolución nuestro modo de vida se compone de nuevas formas entitativas cuya temporalidad puede denominarse “cibertiempo”, que permite fechar con precisión todo posible acontecimiento dentro del “discurrir” mensurable y homogéneo. Mientras las condiciones técnicas no sufran una conmoción catastrófica, los registros son indelebles y automáticos en los nudos de memoria, en los “servidores sirena” y “plataformas”. Quien dispone del poder técnico se habrá apropiado de la posibilidad de dirigir y vigilar a los actores, de predecir los acontecimientos e intervenir en ellos. Los dispositivos digitales no sólo hacen posible extremar la eficiencia en el control y la vigilancia, dirigir y coordinar la producción, sino que lo hacen como capital fijo. Por una parte, la acumulación centralizada de datos se convierte en fuente de valor para ese capital y crea nuevos sectores económicos; por otra, el cibertiempo (el registro universal) retro actúa sobre la economía preexistente y acelera la imposición universal de la temporalidad abstracta del valor. “Desde que la tecnología microelectrónica de las comunicaciones ha globalizado la circulación dineraria, la jornada financiera de cada hemisferio enlaza sin solución de continuidad con la del otro. A medida que se totaliza la competición en los mercados anónimos, el imperativo social y externo se transforma en compulsión interior del individuo. El sueño y la noche se convierten en enemigos, pues quien duerme pierde oportunidades y se halla indefenso ante los ataques de los demás. El sueño de los hombres de la economía de mercado es breve y ligero como el de las fieras, y tanto más cuanto más aspiran al “éxito”. Incluso hay seminarios para ejecutivos en los que se enseñan técnicas de minimización del sueño”[Robert Kurz “Luces de progreso”]. Así, la denuncia de que el capitalismo tecnológico, el turbocapitalismo de los mercados financieros de capital ficticio o el capitalismo de plataformas representarían formas “perversas”, impropias o desviadas no es más que una deformidad ideológica sugiriendo que habría un “buen capitalismo” al

que rescatar: en definitiva, se trata de promover el reformismo. En sus Manuscritos Económicos Marx señala que “la ciencia en cuanto producto espiritual general del desarrollo social aparece aquí asimilada directamente al capital (la aplicación de la misma como ciencia al proceso material de producción separada del saber y el poder de los trabajadores particulares)”. Según Marx la forma de producción correspondiente al capitalismo desarrollado se basa en un “sistema automático de maquinaria”. Con indiferencia de qué cosa se produzca aquí o allá en el sistema integrado y a la vez disperso de las máquinas, da igual que se trate de la industria textil o la farmacéutica o la vacacional, el resultado final en todos los casos es el plusvalor, esto es, la explotación del trabajo. La tecnociencia y la maquinaria en tanto capitalistas carecen de cualquier otro sentido u objetivo: son un medio de explotación del trabajo. La individualidad se conforma como un “eslabón indiferente” del engranaje social del “trabajador colectivo”. Cada trabajador particular solo cuenta como parte de una totalidad, que es una generalidad (y esto es propiamente lo alienante) producida por el capital fijo, no por su asociación. Marx era muy consciente de las dimensiones cognitivas, intelectuales y sociales del trabajo en la era industrial. Así, sobre el “trabajador global” escribe: “En el modo de producción específicamente capitalista, no es el obrero individual sino cada vez más y más una capacidad de trabajo socialmente combinada el funcionario real del proceso de trabajo global… Las diversas capacidades de trabajo que concurren y forman la máquina productiva total participan de manera muy diferente -éste trabaja más con las manos, aquél más con la cabeza, el uno como manager, engineer, tecnólogo, etc., el otro como overlooker, el de más allá como obrero manual directo e incluso como simple peón- tenemos que más y más funciones de la capacidad de trabajo se incluyen en el concepto inmediato de trabajo productivo, y sus agentes en el concepto de trabajadores productivos, directamente explotados por el capital y subordinados en general a su proceso de valorización y de producción”.


16

Unidad y Lucha

Julio-Agosto 2021

Contraportada

Comunistas Geniales

LENIN, ARTÍFICE DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE (II) JOSÉ L. QUIRANTE

T

ras la deportación en Siberia Occidental en 1900, y ya en el extranjero, Lenin comenzó a preparar la organización de un periódico revolucionario para toda Rusia, al que llamó Iskra (“La Chispa”). Se editó en Alemania, y la redacción se instaló en Munich, adonde se trasladó Vladimir Ilich. El primer número vio la luz en los alrededores de 1900, llevando como título: “¡De la chispa saldrá la llama!” Epígrafe premonitorio, pues en Rusia se encendió una enorme llama revolucionaria encabezada por la clase obrera. Huelgas obreras, campesinos levantados contra los terratenientes y estudiantes en permanente agitación hicieron posible que el periódico se convirtiera en el centro de unificación de todas esas protestas y fuese capaz de atraer a las masas a la lucha revolucionaria. Fue entonces, en 1902, cuando Lenin publicó su libro ¿Qué hacer? en el que exponía y argumentaba el plan de organización del partido proletario. “Un partido de nuevo tipo” en nada parecido a los partidos socialdemócratas de aquellos tiempos. “Un partido adaptado a la lucha revolucionaria”, capaz de encabezar el movimiento obrero, ser su fuerza dirigente y dotarse de la teoría marxista, porque - escribía Lenin - “sin teoría revolucionaria no puede haber tampoco movimiento revolucionario”.

El proletariado, “jefe de la revolución” La batalla contra el oportunismo nacional e internacional, que negaba el papel revolucionario del proletariado, fue enorme hasta lograr en el II Congreso del POSDR (Partido Obrero socialdemócrata de Rusia) la creación del Partido marxista verdaderamente revolucionario cuyo objetivo es la construcción del socialismo. “Queremos una organización nueva y mejor de la sociedad. (…) No serán unos cuantos ricachones, sino todos los trabajadores los que habrán de recoger los frutos del trabajo común. (…) Esta sociedad nueva y mejor se llama sociedad socialista”, explicaba Lenin a los campesinos pobres en el folleto titulado A los pobres del campo en 1903, alentándolos a aliarse a los obreros. Aquel año se fundó por tanto el Partido que conduciría a la clase obrera y al campesinado pobre al poder en Rusia. Un Partido que debía constar de dos partes: “de un reducido círculo de revolucionarios profesionales, personas íntegras y totalmente entregadas a la revolución, y una amplia red de organizaciones locales del Partido, integrada por la masa de los miembros del mismo”. Propósitos que hallaron la resistencia de los “economistas” que negaban el papel político dirigente del proletariado, y que enfrentaron a “bolcheviques” (mayoritarios) y “mencheviques” (minoritarios) durante el desarrollo del mencionado II Congreso, pero que finalmente se decantó por un partido revolucionario marxista, modelo para los partidos comunistas y obreros del mundo entero. Sin embargo la oposición encarnizada de los oportunistas “mencheviques” no cesó, obligando a Lenin a escribir Un paso adelante, dos pasos atrás, libro publicado en

1904, y en el que se formulan las normas inmutables del Partido. Pese a todo, la cruel realidad zanjaba frecuentemente divergencias y disquisiciones. Fue el caso de las centenas de obreros ametrallados en Petersburgo durante las imponentes manifestaciones del 19 de enero de 1905. Sucesos en los que Lenin vio el comienzo de la revolución. Por ello, para su preparación, y para participar en el III Congreso del POSDR, el primer congreso bolchevique pues los mencheviques denegaron su asistencia, Vladímir Ilich salió de Ginebra para Londres en abril de 1905. Allí el Congreso examinó los problemas cardinales de la revolución en marcha: la insurrección armada, el gobierno provisional revolucionario y la posición política frente al campesinado. A su término, y después de ser elegido al frente del Comité Central, Lenin regresó a Ginebra donde escribió el libro Dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática, en el que se reflejan las discrepancias entre bolcheviques y mencheviques respecto al modo de enfocar la revolución y sus fuerzas motrices. Para Lenin y los bolcheviques el proletariado debía ser “el jefe de la revolución”, insistiendo además sobre los postulados marxistas en cuanto a la táctica a emplear en la revolución democrático-burguesa, y sobre las condiciones para su transformación en revolución socialista. Potemkin, preludio de Octubre Sin duda Lenin tenía razón en sus análisis, y los acontecimientos del verano de 1905, plagado de grandes huelgas en los principales centros industriales del país (Petersburgo, Varsovia, Lodz, Bakú, Odesa), lo ratificó. Símbolo inmortal de aquellos heroicos sucesos fue la sublevación en el acorazado Potemkin de la flota del Mar Negro, a la que Lenin atribuyó una enorme importancia. La historia demostró más tarde que se trataba incontestablemente del preludio de la revolución de Octubre. Un preludio que arrancó al zar, el 17 de

octubre de aquel año, la promesa de la inviolabilidad personal y las libertades de expresión, imprenta, reunión y otras libertades civiles. Victorias todas ellas que no desviaron el objetivo de Lenin de continuar desarrollando la revolución hasta llevar a las masas a la insurrección armada. El punto culminante de la revolución de 1905 tuvo lugar en el mes de diciembre. Durante 9 días varios miles de obreros mantuvieron una heroica lucha armada en numerosas ciudades, finalmente aplastada por el Gobierno zarista. Sin embargo, de aquella derrota se extrajo la enseñanza de establecer la unidad en el Partido para luchar con más éxito contra el zarismo. Con ese espíritu se celebró en Estocolmo, en abril de 1906, el IV Congreso del POSDR, el Congreso de unificación. Pero las diferencias políticas entre bolcheviques y mencheviques provocaron la convocatoria de un nuevo congreso del Partido en abril de 1907. El V Congreso tuvo lugar en Londres y de él surgió el posicionamiento político frente a los partidos burgueses. Fue igualmente entonces que empezaron los penosos años de reacción y persecución implacable a Lenin, quien emigró de nuevo al extranjero. Esta vez por más de 9 años. Tiempos por tanto de repliegue, durante los cuales Vladímir Ilich defendió la necesidad de conllevar el trabajo clandestino con la participación en las organizaciones obreras legales y en la Duma de Estado, para que el Partido no se desconectara de las masas populares. Efervescencia revolucionaria En aquellos difíciles años Lenin no se desalentó jamás, ni en Ginebra ni en París. Combatió el liquidacionismo y el revisionismo menchevique y publicó, en 1908, el periódico Proletari. También escribió el

libro Materialismo y empiriocriticismo donde desenmascara a los enemigos de la filosofía marxista, a los "revolucionarios de palabras bonitas”, demostrando igualmente que filosofía y política están estrechamente unidas. Asimismo, en ese tiempo de forzado exilio, Lenin explicó que, tras derrotar al zarismo, la tierra debía pasar de manos de terratenientes y capitalistas a manos campesinas. Además participó activamente en los congresos de la II Internacional con informes y artículos sobre el movimiento obrero internacional, al tiempo que comprobaba que en Rusia la efervescencia revolucionaria crecía exponencialmente con la lucha de las masas campesinas, el ejército y la flota. Motivado por esta situación política, y con el fin de aproximarse a Rusia, Lenin se trasladó de París a Cracovia donde vivió hasta comenzar la primera guerra mundial en 1914. Desde esa ciudad cercana a la frontera rusa colaboró con el periódico legal Pravda fundado en 1912 por los obreros de Petersburgo. Un periódico que forjó una nueva generación de obreros revolucionarios que más tarde contribuirían considerablemente a la victoria de la Revolución Socialista de Octubre. Pero los dados definitivos estaban aún por echar, y mucha sangre correría todavía por las calles rusas antes de tomar el Palacio de Invierno, símbolo del poder monárquico. (Continuará)

Profile for unidad lucha

UyL nº 396 Julio-Agosto 2021  

Órgano de expresión del Comité Central del PCPE

UyL nº 396 Julio-Agosto 2021  

Órgano de expresión del Comité Central del PCPE

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded