Page 44

enología

conversaciones con David Rabasa

Gutiérrez de la Vega Tras disfrutar con los encuentros de nuestro colaborador David Rabasa con diferentes sumilleres y profesionales de la enología, estábamos deseando descubrir alguna de las bodegas de nuestra tierra. No imaginamos mejor opción para comenzar que acercarnos al trabajo de Gutiérrez de la Vega, pioneros en la elaboración de vinos secos y dulces naturales de uva moscatel, una variedad considerada “menor” durante mucho tiempo pero que ellos han sabido elevar a la máxima potencia. Acudimos a la bodega donde fuimos muy bien recibidos por Felipe Gutiérrez de la Vega, su fundador, y Violeta, su hija y relevo generacional. Pudimos conocer de cerca uno de sus últimos proyectos en el que han creado una edición especial de su vino Casta Diva Esencial para la revista Matador, en colaboración con Vicente Todolí, amigo de la familia, y la artista Roni Horn, que aporta la imagen a la preciada botella. En las siguientes líneas compartimos la conversación entre Violeta y David Rabasa, admirador del trabajo de esta familia entregada en cuerpo y alma al mundo del vino. ¿Qué tal es trabajar en familia? Me encanta, te da libertad, te hace sentir muy cómodo. En nuestra bodega todos los trabajadores somos miembros de la familia. Crecí viendo a mis padres en la bodega, hemos ayudado todos los hermanos cuando éramos adolescentes. Lo veo como algo muy natural. Por otro lado, siempre es más fácil ajustarse en momentos difíciles sabiendo que todos perseguimos un objetivo único y común, esto nos hace también estar más unidos. ¿Vas a adoptar una posición continuista con el trabajo familiar o tomarás otro camino? Mi objetivo como enóloga es seguir y desarrollar el camino trazado por mi padre e intentar a la vez siempre hacer mejores vinos. Con los vinos dulces he aprendido mucho más

44 treintaycuatro

al lado de mi padre que en la facultad. Por supuesto juntos intentaremos seguir mejorando en la medida de lo posible. Los dos tenemos una filosofía de trabajo muy clara y que quiero seguir aplicando todo el tiempo que pueda. No descarto ningún nuevo proyecto pero por supuesto sin desligarme de Gutiérrez de la Vega. Mis sentimientos son demasiado profundos con respecto a la bodega de mis padres. ¿En qué momento profesional te encuentras? Pues en un momento de mucha energía, con ganas de hacer muchas cosas y verlas ante mis ojos. Es un momento de pasión hacia el mundo del vino. Hace unos meses pude hablar con Cecile Tremblay (una productora de Borgoña) y tenéis varias cosas en común. ¿Prefieres biodinámica o viticultura tradicional? Sin dudarlo vitivinicultura razonada. Nunca me sentí una persona espiritual, siempre he tenido los pies muy en la tierra y la biodinámica y demás corrientes que tan de moda están ahora, tienen una parte muy filosófica que no van con mi forma de ser. Sin embargo, creo profundamente en lo artesano, en la pureza de las cosas, y no me gusta trasformarlas con maquillaje. Nosotros creemos realmente en los sabores verdaderos y eso está reñido con la química. No es que me lo invente, es que lo hemos comprobado. Y es por eso que mis padres siempre han hecho de todo, desde el vino al aceite, el vinagre, el pan, los productos de la huerta, los embutidos, el yogurt ... Al final, ¡hemos acabado vendiendo lo que hacíamos para nosotros! Es una forma de vida que me gusta, es la que he vivido. ¿Con que adjetivos definirías estas uvas: moscatel, syrah, garnacha y monastrell? ¿Qué buscas en ellas? Moscatel es dulzor

treintaycuatro // número seis  

vida, cultura, ocio y diseño desde alicante

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you