Page 1

#FranciscaAguirre #SebastiánListe #MustangArtGallery #L’Escaleta #Berlín #PedroGarcía #GatherJournal


verano 2013 palabras textuales

Dance first. Think later. It’s the natural order.

Samuel Beckett


verano 2013 sumario

Fotografía: Ricardo Cases

#vida #cultura

#ocio #diseño

12 Vida extraordinaria

Francisca Aguirre

18 Espacios vividos

Es Torrevieja un espejo

30 El artista

Antonio Agulló

34 Cine

Chema Gª Ibarra

16 Vida profesional

El nebot del persianer

24 El fotógrafo

Sebastián Liste

32 La galería

Mustang Art Gallery

38 El cassette

Víctor Algora

4 treintaycuatro

42 El restaurante

L’escaleta

48 Enología

Andrés Conde

54 Arquitectura

Grupo Aranea

60 Calzado

Pedro García

46 El anfitrión

Elche

50 Bon voyage

Berlín

58 Diseño

Erre Gálvez

64 La revista

Gather


verano 2013 equipo Dirección

Ana Alarcón

Redacción

Jaume Ros Rebeca Mira

Diseño y maquetación Lionel Mandrake

Fotografía

Ricardo Cases Cristina de Middel Marta Leal Jesús Granada AK

Colaboran

Publicidad

Ana Gilsanz Pablo Gª Mora David Rabasa Paloma Palazuelos Chelo Berná Raquel Vicedo Marina Martínez Jordi Ros Belén Torregrosa

Rebeca Mira publicidad@treintaycuatro.es

Edición

Cuerpo a tierra www.cuerpoatierra.com

Impresión

Quinta Impresión Depósito legal: A-986-2011

Agradecimientos Iván Mira Megui Graf Rafafans

Web

Kati Krause

Víctor Algora

Patricia Bordonaba

Tras diez años en Londres y Barcelona, esta alemana que creció en Munich, se fue a vivir a Berlín en 2011. Con un año y medio allí, ya puede odiar a los que han llegado después de ella, como es costumbre en la capital, y hacer de anfitriona en nuestra sección Bon voyage. Enamorada de las revistas, formó parte de Ling Magazine y las guías Le Cool. Ahora trabaja para Etsy Berlín, edita o escribe para revistas y colabora con Monocle, The Guardian o Die Zeit. www.katikrause.com

Al frente de su proyecto musical, Algora, desde 2004, ha editado tres discos, el último, Verbena, vio la luz el pasado mayo. Compositor, cantante, DJ y astrónomo de vez en cuando, ha visitado nuestra tierra en varias ocasiones para ofrecernos distintas actuaciones. Le invitamos a que realicé la selección musical de nuestro cassette que en este número nos llevará a contemplar las estrellas de las noches de verano… algora.bandcamp.com

Navarra pero hija adoptiva del levante español, esta fotógrafa y diseñadora que actualmente reside en Madrid es la autora de la imagen que puebla de estrellas nuestra portada estival, así como la responsable de nuestra página web. Anda inmersa en la edición de su fotolibro 16696, en su canal de vídeo 1 minute a day y en el proyecto de distribución Editorial Caprices. Un no parar de crear, vamos. www.patriciabordonaba.com

Artistas invitados

{

treintaycuatro

Patricia Bordonaba

www.treintaycuatro.es revistatreintaycuatro.blogspot.com diga@treintaycuatro.es

@Revista34

}

treintaycuatro no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores. Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier contenido de esta publicación sin autorización expresa por parte de treintaycuatro. 6 treintaycuatro

Este es un ejemplar de distribución gratuita. Valor comercial: 2€


verano 2013 editorial

Vamos a tomarnos un descanso. Es decir, tras este número, haremos un paréntesis. Meditaremos un poco. Retomaremos proyectos que queremos vincular a treintaycuatro. Analizaremos lo ocurrido en estos dos últimos años. Replantearemos nuestro trabajo. Una baja por maternidad, una emigración de esas que tanto le gusta al espíritu aventurero de los jóvenes españoles y algún que otro trabajo lejos del mundo creativo pero cercano al pago de las facturas, nos invitan a agudizar el ingenio. Porque habrá que tomárselo como un reto y desafiar a los elementos, ¿no? Mientras tanto, por favor, disfruten del verano, y sus noches estrelladas, como si no hubiera un mañana. Que hasta eso han intentado cargarse este año. El más frío de los últimos 180 años… ¡Ja!

Estoestodoamigos. Ana Alarcón

8 treintaycuatro


#FranciscaAguirre #ElNebotdelPersianer #SebastiánListe #AntonioAgulló #MustangArtGallery #ChemaGarcíaIbarra #VíctorAlgora


vida extraordinaria

Alicante, 27 de octubre de 1930

Francisca Aguirre Ser poeta y mujer en España a mediados del siglo pasado no debió resultar una tarea fácil. Si a eso le sumamos ser hija de Lorenzo Aguirre, pintor y miembro del gobierno de la República, asesinado en 1942 a garrote vil por el régimen dictatorial, quizá todo se torne aún más complicado. Pero Francisca Aguirre, Premio Nacional de Poesía en 2011, entre otros importantes galardones, hizo de la literatura su tabla de salvación y de la figura de su padre un referente para seguir recordando siempre el valor de la cultura y, ante todo, de lo que considera la libertad y la honestidad. “Para mí una cosa son los recuerdos de infancia y otra muy distinta los de juventud. Nací en Alicante y desde los tres años viví en Madrid . Tuve una infancia feliz, pero duró hasta los seis años y poco. En casa cantaba todo el mundo: mi padre mientras pintaba, mi madre, mi abuela…. A partir del 38 las cosas variaron. Y ya no se oían cantos. Mis hermanas y yo estamos vivas gracias a mi madre. Gracias a ella el mundo y la vida fue para nosotras un lugar habitable. También fue importante mi abuela Genara. He conocido pocos seres tan inteligentes y fuertes como ella. En casa todos girábamos en torno a su figura”. “El hecho de que yo escriba no tiene nada que ver con la literatura sino con la penuria de la dictadura, con la represión y, sobre todo, con el hambre. En 1940, en Madrid, se pasaba mucha. En los pueblos existían otro tipo de recursos, pero en la ciudad, en las aceras, no crece nada. Había muy poco dinero en nuestra casa. Yo sólo soñaba con crecer muy pronto para poder trabajar y llevarle dinero a mi madre. Así que empecé a escribir historias. Fui acumulando cuentos, poemas, pequeñas novelas. Escribí de todo, sin ningún control. Un día leí un poema de Kavafis y a partir de ese momento empecé a leer poesía. Gracias a un viejo profesor, amigo de la familia, al diccionario abreviado del Espasa Calpe y, sobre todo, a mi madre, que se encargó de explicarnos quién era mi padre, y cuál era su amor por la pintura, los libros y la cultura, me dediqué a hacer un curso intensivo de lecturas. Soy eso que se puede llamar una autodidacta pura. Pero un día quemé les tres carpetas que tenía guardadas. Me di cuenta de que aquellos papeles no decían nada, no iban a servir de nada. Recordé una anécdota de Machado donde explica por qué quemó una rima inédita de Bécquer. Yo, sin creerme un genio, decidí que la posteridad no necesitaba aquel manojo tonterías que había escrito con 17 años. Mis hermanas y yo acudíamos regularmente a la tertulia de Buero Vallejo, en el Café Gijón, y un poco más tarde al Aula Pequeña del Ateneo, a la Tertulia poética de Pepe Hierro y a la que dirigía Rafael Montesinos. Renglón aparte merece mi trabajo como secretaria de Luis Rosales. No tengo vida suficiente para agradecerle su amistad, su generosidad y su sabiduría. Con 42 años publiqué mi primera obra, Ítaca. Puede parecer tardío pero a mí lo único que me ha preocupado es que el libro se acercase lo más posible a lo que yo quería decir. Y que las palabras fuesen siempre las adecuadas, insustituibles”. “Miro al futuro y quiero seguir viendo, escribiendo y confiando en que el porvenir sea algo menos sombrío que este presente que observo con verdadero estupor. No acabo de entender por qué los grandes dirigentes del planeta, después de la Segunda Guerra Mundial, han decidido que volvamos a la época de la esclavitud. Si al fin y al cabo nos vamos a morir todos, ¿de qué les sirve el dinero? ¿Y de qué la desdicha y la opresión de las mujeres, los hambrientos, la explotación infantil, mientras promocionan fastos para millonarios de cualquier raza? ¿Cree usted, de verdad, que yo, diga lo que diga, no voy a llorar, aunque sólo sea un ratito, antes de meterme en la cama? ¡Vaya historia la nuestra!”

12 treintaycuatro


vida migrada

Alicante

Ruth Bañon Maputo

Nací en Alicante, junto al Mediterráneo, pero actualmente vivo en Maputo, capital de Mozambique, bañada esta vez por el océano Índico. Estudié Antropología Social y Cultural, hice varios posgrados en cooperación al desarrollo y viajé por America Latina y África. En un periodo de mi vida me dediqué a la música folk. Viví durante dos años en una auto-caravana con un proyecto musical y en esa etapa también empecé a explorar la pintura con acuarelas y realicé varias exposiciones. Viví en Lisboa y trabajé para el Museu Nacional de Etnología, lo cual fue un sueño hecho realidad. Mi periplo vital continua, posteriormente, con diferentes experiencias laborales en Mozambique, Tánger, Barcelona… ¿Cómo surge el traslado a Mozambique? La primera vez llegué en 2003, con las prácticas de un posgrado y fui al norte, a una aldea del interior llamada Changara, en la frontera con Zimbabwe. Después en el 2006, como becaria de la Agencia Valenciana de Cooperación, trabajé en Maputo. Posteriormente volví para identificar un proyecto para la Fundació Contes pel Món de Barcelona y después vine a vivir trabajando con este proyecto. ¿Qué te empujó a dejar tu tierra? Siempre he tenido espíritu viajero y de aventura. Para mí, salir de mi tierra es una necesidad, aunque adoro el Mediterráneo y todo lo que tengo allí: familia, grandes amigos, montaña y mar, la coca de mollitas, la luz blanca de nuestra tierra… Viajar es una universidad, enseña cosas realmente imprescindibles para la vida, conocimientos que no se enseñan en otros lugares. Se transforma nuestra mirada y nuestro ser, nos hace más libres, abiertos, tolerantes, incluso diría creativos. ¿En qué trabajas actualmente? Ahora me he lanzado con mi proyecto personal. Trabajo como Ilustración: Ruth Bañon

14 treintaycuatro

ilustradora de cuentos y diseñadora de bisutería. Utilizo materiales y técnicas muy diversas como los tejidos africanos y japoneses, las sedas, papeles, esmaltes… En cuanto a la ilustración, en España ya había ilustrado tres cuentos, aquí ilustré el año pasado uno y a finales de año saldrá otro. ¿Qué es lo que más te impactó del país y su cultura? Me quedé deslumbrada por los magníficos baobabs, parecían catedrales vegetales. Y los paisajes infinitos, los cielos tienen una presencia especial en ellos. Y las personas alegres, hechas de música y ritmo, y los niños. ¿Algo que creas que deberíamos aprender de los mozambiqueños? Admiro su fortaleza, sobre todo de las mujeres. Su capacidad de entrega y trabajo para superar las dificultades. La importancia del momento presente. Cómo fluyen y viven el día a día. ¿Tu rincón favorito del país o ciudad que te acoge? La naturaleza es asombrosa, los océanos llenos de vida. Me encanta ponerme las gafas de bucear y ver los corales y los peces de colores imposibles.

Maputo


vida profesional

www.elnebotdelpersianer.com

El nebot del persianer A veces, en las cosas más pequeñas o en aquellas a las que damos menos importancia, se puede encontrar el principio de algo cargado de valor. Nosotros ni siquiera habíamos caído en que las persianas que protegen muchas de las puertas y ventanas que encontramos en las calles de nuestros pueblos tuvieran un nombre tan ligado a nuestra tierra como es “persiana alicantina”. De ese sencillo elemento parte el proyecto profesional de Salvador Nadal, decorador y diseñador de producto, que encontró en sus raíces el inicio de una idea. “Esta propuesta nace por una tradición familiar. Mi tío ha sido persianero desde hace más de medio siglo. En un principio las persianas se hacían de caña. Iban al río, las cogían y después las limpiaban. Una vez listas, y con unas herramientas que se llamaban partidors, sacaban las diferentes lamas que necesitaban. Con un telar e hilo de palomar, de forma totalmente artesanal, se montaban las persianas en sí”. Tomando ese referente, tuvieron claro el concepto que querían desarrollar. “Lo que hicimos fue adaptar las persianas a una colección que al final dio como resultado tres lámparas y una mesa de trabajo. Nuestro principal objetivo era realizar una colección de mobiliario diferente, especial y auténtico. Diseñar es, a menudo, contar historias, compartir experiencias, pues los objetos, más allá de sus cualidades funcionales, tienen la capacidad de comunicar, y este era precisamente nuestro propósito cuando comenzamos. Queríamos darle espacio a un objeto que tenemos entre nosotros y que forma parte de nuestra cultura centenaria”. Así mismo, visualizaron claramente la esencia que había tras su idea. “El uso de fragmentos de persianas en Texto: Rebeca Mira Fotografía: Javier Tortosa

16 treintaycuatro

los muebles no es solo una buena manera de reciclar y dotar de nueva vida a un objeto caído en desuso; es también un grito de protesta poética para alertar de un pasado que se nos va, y con él nuestros viejos artesanos. Con ellos se irá también todo un mundo de conocimiento y sabiduría práctica, una forma de hacer ligada a la tierra, la naturaleza y las costumbres de la gente de cada sitio”. Salvador comparte el proyecto con Jordi Castelló. El primero inicia el diseño y el segundo se encarga de abordarlo y ver si es viable “Él es el gerente y el jefe de taller de Fustería Castelló, del que forma la cuarta generación y donde fabricamos y editamos los productos. Hemos creado una sub-marca que se llama Angulorecto Ediciones que se encarga de todo el proceso, tanto de fabricación, edición y venta. Ahora mismo y después de presentar nuestra colección en la semana de diseño de Milán, estamos trabajando en la distribución tanto nacional como internacional. Para esta colección hemos creado, junto con la colaboración de una empresa de persianas de Sax, una red de persianeros que cuando las cambian, nosotros las recogemos para el desarrollo de los posibles pedidos. En toda la provincia de Alicante existe gran tradición de empresas que se dedican a las persianas, aunque ya industrializadas y no elaboradas a mano”. Cuando les preguntamos por su concepto y el resumen de su historia, Salvador lo define claramente. “En definitiva, nos gusta combinar conceptos tradicionales con toques contemporáneos, en equilibrio con la funcionalidad y la sencillez. Nos fascina lo artesanal. Lo mediterráneo. Nos gusta fusionar la cultura con el diseño. Reinterpretar el pasado, reinventar lo inventado”.


sodiviv soicapse

ajeiverroT sE ...ojepse nu 8002 ,ajeiverroT // sesaC odraciR :aĂ­fargotoF

ortaucyatniert 91


el fotógrafo

Sebastián Liste Podría decirse que esta es la crónica de una no-entrevista y de cómo la adversidad nos ha llevado a investigar la trayectoria de un creador que ha acabado sorprendiéndonos aún más de lo presagiábamos en un principio. Pero vayamos por partes. Empezamos conociendo el trabajo del fotoperiodista Sebastián Liste (Alicante, 1985) a través de la prensa y las noticias que se hacían eco de los importantes premios internacionales que ha recibido en los últimos años (City of Perpignan Rémi Ochlik Award, Sony WPO, NPPA, Lucie Awards, entre muchos otros). Poco después, nuestra amiga y colaboradora Cristina de Middel nos mencionaba la importante carrera del joven artista y nos transmitía el respeto que sentía por su trabajo. La casualidad hizo que recientemente otra amiga y compañera, Raquel Vicedo, nos llevara también a seguir la pista del fotógrafo. El pasado noviembre en Mexico, durante la Feria del Libro celebrada en Guadalajara, Raquel se reunía con el prestigioso periodista Jon Lee Anderson. Este le habló del trabajo de Liste, con quien coincidió en Caracas en un proyecto para The New Yorker, y nos pareció que, definitivamente, todas las señales requerían la máxima atención. De Middel hizo de conexión y meses atrás contactamos con Liste, quien reside entre España y Brasil pero actualmente se encuentra en Venezuela. Varios imprevistos impidieron finalizar la entrevista que teníamos preparada para nuestra edición en papel (próximamente disponible en nuestro blog) pero de ninguna manera quisimos dejar de rendirle tributo a la breve pero intensa trayectoria de un creador que urgía compartir con nuestros lectores. Una exposición de Yann Arthus-Bertrand en Madrid fue uno de los motivos por los que Liste se interesó en la fotografía. Comenzó algunos cursos básicos en esta disciplina y posteriormente se licenció en Sociología por la UNED y realizó un Master de Fotoperiodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. En 2009 su inquietud le había llevado a visitar más de 20 países, entre ellos Laos, Etiopía, Mali o Nepal. Pero curiosamente su vida fotográfica está muy ligada a un proyecto, que comenzó hace años y que ha sido una especie de hilo conductor, centrado en un pequeño pueblo del interior de la provincia de Alicante donde reside la familia de su pareja y donde retrata la vida que llevan (trabajo

24 treintaycuatro


presentado en 2011 en la 18th World Press Photo Joop Swart Masterclass). Algo sencillo, introspectivo, pero muy cercano a su interés por la vida en comunidad, desde los colectivos más desarraigados hasta los círculos íntimos y cercanos de su propia familia. “No quiero ser sociólogo pero el aspecto sociológico me ayuda a entender lo que quiero hacer en fotografía”. Ese aspecto le llevó a desarrollar una de sus series más conocidas, Urban Quilombo, con la que durante dos años convivió con unas 120 familias sin recursos que habían ocupado una antigua fábrica de chocolate de Salvador de Bahía y en las que se entremezclan desde escenas cotidianas de celebraciones infantiles de cumpleaños con motivos de Disney como fondo hasta reyertas entre vecinos o la intimidad y la dureza del consumo de crack. En una entrevista para la revista TIME, Liste indicaba cuál era su imagen favorita de aquel largo y arduo trabajo: el reencuentro de una madre y una hija que había sido dada en adopción (página 27), una especie de milagro entre la desesperación, el triunfo de la vida frente a la violencia, el caos y la desesperanza. Texto: Ana Alarcón www.sebastianliste.com


foto

Foto: Cristina de Middel (Serie La Quinta Enmienda, 2009)

28 treintaycuatro


grafía

P. En ocasiones cita la frase de un anónimo: "Nos mean y los diarios dice que llueve". ¿Sigue lloviendo? R. Es un graffiti que vi en una calle de Buenos Aires. Las paredes son la imprenta de los pobres. Y sí, sigue lloviendo.

Grafía: Eduardo Galeano entrevistado por El País (10/9/2010)

treintaycuatro 29


el artista

www.antonioagullo.es

Antonio Agulló

Seguir un camino independiente en el mundo del arte puede ser duro, pero la recompensa que lleva consigo tiene un valor incalculable. Y no nos referimos sólo a los éxitos que se puedan ir cosechando. Con el pintor Antonio Agulló (Elche, 1965), nos quitamos también el sombrero por mantenerse fiel al constante diálogo que establece con su obra. Una relación con la pintura que habla de necesidad y de búsqueda constante y que nos cuenta en la siguiente entrevista. ¿Cómo fue tu primer acercamiento al arte? De niño siempre me atrajo el dibujo y la pintura, pero no confiaba en mis posibilidades, quizás me exigía demasiado. En el año 1997 entablé amistad con el pintor José Sepulcre y se despertó definitivamente mi atracción. Antes de dedicarte profesionalmente al mundo de la pintura, trabajabas en la industria del calzado. ¿Qué queda de aquel período? Pues nunca me atrajo nada… Además, en el calzado siempre se han trabajado muchas horas, y nunca tenía tiempo para desarrollar otras inquietudes. Confiesas que sientes el proceso de pintar como una forma de meditación. ¿Cómo es hoy tu relación con la pintura? Me recuerdo pintando mi primer cuadro y las sensaciones son muy parecidas a las actuales. Una de las cosas que me gusta de la pintura es que te proporciona el tiempo y la libertad necesarios para expresar lo que quieres. Me cuesta explicarlo, para mí es un lenguaje en sí misma y se explica, precisamente, al pintar. La pintura es fijar con un lenguaje una percepción plástica.

30 treintaycuatro

Cuadros, como el veraniego Indiferentes, parecen partir de escenas cotidianas. ¿Te inspira tu propia experiencia? Como proceso creativo me inspiro en lo figurativo, narrando escenas cotidianas, pero esta narración la utilizo como ritual para ir centrándome en el lenguaje abstracto de la pintura, que es mucho más profundo, y donde la pintura tiene su fuerza, por eso aún siendo cuadros figurativos se advierte en ellos algo emocional. ¿Cómo definirías tu obra? La incluiría en la bella definición del pintor Joan Hernández Pijuan, “la pintura del silencio”, aquella que, desde la levedad y sobriedad de su presencia, susurra verdades profundas y armoniosas. ¿Cómo das con el título de tus obras? ¿Por qué Flipas, por ejemplo? No era partidario de poner títulos a las obras, creo que el arte tiene que estar abierto a la interpretación del espectador. Pero al tratar los títulos igual que la obra, si estos no definen, sino que sugieren, pueden acentuar su misterio. Tu trayectoria está salpicada de numerosos galardones como el Premio de Pintura BMW. En los tiempos que corren, ¿son un empujón imprescindible? Son una vía para dar a conocer mis creaciones, un reconocimiento y un apoyo imprescindible ya que gracias a ellos he podido realizar mi trabajo durante estos años, sobre todo con una obra como la mía difícil de encauzar por otras vías más comerciales. En Elche, tu ciudad natal, hemos visto obras tuyas en espacios como la UMH, L’Escorxador o el Centro de Congresos. ¿Qué te parecen los cauces de difusión


que hay actualmente en la provincia? Creo que hay espacios suficientes y algunos bien gestionados, aunque me falta información para tener una opinión más general. Lo que siempre se echa de menos es un mayor apoyo a los creadores, parece que los presupuestos se agotan por el camino y el artista siempre tiene que trabajar gratis.

Con tu labor como docente en el Hort del Xocolater, ¿qué enseñanza te gustaría que no olvidaran tus alumnos? Hay que atreverse a ser uno mismo y hacer las cosas que te apasionan. Entrevista: Paloma Palazuelos

treintaycuatro 31


la galería

www.mustangartgallery.com

Mustang Art Gallery Aunque ocurre raras veces, en ocasiones la suerte nos sorprende en nuestra búsqueda continua de espacios atractivos dedicados al mundo del arte en nuestra provincia. Uno de nuestros hallazgos más preciados de los últimos tiempos, y que compartimos en esta sección, es la sala MAG (Mustang Art Gallery). Si a ustedes les interesa, en mayor o menor medida, el mundo del Arte, bien. Si además, rara avis, sienten fascinación, en concreto, por el arte contemporáneo, ¡felicidades! La respuesta a todas sus plegarias se llama MAG. Pensarán que exageramos en nuestra introducción, pero tener la posibilidad de visitar en nuestra tierra una galería que ofrezca una programación coherente e interesante, vinculada a las últimas tendencias artísticas, es para felicitarse.

La iniciativa nace en julio del 2010, bajo el respaldo de la firma zapatera Mustang y su fundación Pascual Ros Aguilar, y se ubica en el edificio MTNG Experience (Elche Parque Empresarial), construcción sorprendente por su propuesta arquitectónica y en la que se encuentran las oficinas centrales del grupo. Bajo la firme y experta dirección de Juan Fuster, la iniciativa se ha ido consolidando poco a poco y su prestigio y buen hacer se han difundido tanto en nuestro entorno como fuera de él. En estos tiempos de crisis y recortes, resulta de alabar la apuesta de una empresa privada por el mecenazgo artístico. La galería, en palabras del propio Fuster, “representa un valor añadido a la empresa y, en una zona como Alicante, plantea la posibilidad a otros negocios de respaldar caminos culturales desde una perspectiva seria. Lo que intentamos, sobre todo, es apoyar el I+D del arte emergente. Se presenta un modelo Texto: Chelo Berná Fotografía: Anémona

32 treintaycuatro

de mecenazgo que en estos momentos es indispensable potenciar, ya que una tradición de subvenciones institucionales durante años en el mundo de la cultura, ha provocado un desentendimiento de las empresas en este ámbito que induce al aislamiento y la pérdida de creadores de gran valor.” Así, para que este apoyo sea tangible, la institución ofrece además dos becas, la Beca Puenting (en colaboración con la UMH) y la beca JustMag (en colaboración con la feria JustMad) que permite, aparte de la compra de las obras premiadas, la exposición de los proyectos becados en la galería. Sus proyectos suelen tener como factor común un carácter que invita a la intervención, los artistas modifican, actúan e incluso mutan el espacio expositivo y proponen a los espectadores la participación en este proceso. En este sentido, Fuster afirma que “MAG intenta acercar al público a la creación contemporánea, un mundo que parece aislado de la sociedad actual, que viaja en paralelo, y que pensamos que no debería ser así”. Bajo este mantra, pueden empaparse de las últimas tendencias artísticas a través de las numerosas actividades que se desarrollan: exposiciones, talleres, workshops, charlas, conferencias, conciertos, visitas didácticas… MAG es un hervidero de proyectos y acciones cuya finalidad, ni más ni menos, es despertar al público de los prejuicios hacia el arte contemporáneo. Para un despertar plácido, les recomendamos visitar la exposición del colectivo Laramascoto, ganadores de la beca JustMag 2012, que se inaugurará el 21 de junio. Acérquense al edificio MTNG Experience. Tomen unos segundos para contemplar el espacio y adéntrense en el MAG. La experiencia merece la pena.


cine

www.chemagarcia.com

Chema García Ibarra En mitad de la hecatombe que la industria cinematográfica nacional atribuye a su sector y en una tierra en la que las noticias más destacadas del gremio están vinculadas a las desavenencias de lo que una vez fuera el sueño de Ciudad de la Luz, la figura del realizador Chema García Ibarra resulta casi como uno de los alienígenas de sus premiadísimos cortos. Su nuevo trabajo, Misterio, repite éxitos y hemos querido saber más de él y su trayectoria a través de esta entrevista. Partes del mundo de la Publicidad, ¿cómo llegas a la realización de cortos? Yo siempre he querido hacer cine, pero llegué a la Publicidad por eliminación: era lo que más se parecía a Comunicación Audiovisual y podía cursarse en la UA. Estuve unos cuantos años de redactor publicitario, principalmente, aunque hacía de todo un poco. ¿Has recibido alguna formación específica en cine? ¿Crees que es necesaria para desarrollarse como creador? He leído muchos libros, he visto muchas películas y he hecho muchos cortos malos. Me da mucha envidia la gente que ha recibido formación específica en escuelas de cine, sobre todo por la gente con gustos afines que conoces en esos años. Comentabas en una entrevista que aunque está claro que tomas referencias de tus gustos cinematográficos, la literatura está muy presente en tus trabajos. ¿De qué manera? El trabajo principal en mis cortos es el guión, es a lo que dedico más tiempo y esfuerzo. Desde siempre me ha gustado escribir y, en el caso concreto de la ciencia ficción, creo que hay más influencia de los libros de ese tema, que hay muchísimos muy buenos, que de las películas de ciencia ficción, que buenas tampoco hay tantas. Algo muy característico de tus cortos es la presencia de la idiosincrasia de tu ciudad

34 treintaycuatro

natal, Elche, desde referencias visuales hasta nombres de personajes, etc. ¿Es algo intencionado o parte de una mera "economía de producción"? Las dos cosas. Me parece un poco absurdo evitar las referencias locales... De hecho me divierte bastante potenciarlas. Conozco muy bien Elche, es el único sitio donde he vivido, y creo que tiene unas localizaciones muy interesantes. ¿Qué hay en el espacio sideral que te resulta tan atractivo como para generar el hilo de conductor de muchas de tus piezas? Me interesa sobre todo la combinación de cosas muy opuestas. Las historias transcurren en una ciudad normal, habitada por gente normal que hace cosas normales (nada de ese llamado “Planeta Cine” en el que todo el mundo es joven y atractivo y trabaja en corporaciones), así que me gusta mucho insertar ahí en medio una historia absolutamente cósmica y alucinada, y hacer a las dos cosas convivir tranquilamente. ¿Hay vida después de Sundance? Es decir, ¿cómo se lleva que reconozcan el trabajo de uno en algunos de los festivales más importantes del mundo? Bien, gracias. Hay vida, claro. Se lleva con mucha alegría y agradecimiento. Y siempre es una ayuda para la carrera de la película y crea cierto interés en lo que vayas a hacer a continuación. ¿Qué propondrías para que los cortos salieran del circuito de los festivales, y pudieran llegar a más gente? Se han llevado a cabo iniciativas muy interesantes de cortos en cines, uniendo varios hasta formar la duración estándar de una sesión. En televisión se emiten, muy de vez en cuando, eso sí, pero algo es algo. A pesar de la crisis, que se ha llevado por delante a buena parte, sigue habiendo muchísimos festivales de cortos en España, así que hay muchas oportunidades para que cada corto encuentre un hueco para llegar a una audiencia.


Entrevista: Ana Alarc贸n Imagen superior: Cartel de Misterio Im谩genes siguientes: Fotogramas de Misterio

treintaycuatro 35


el cassette

10 canciones para escuchar mirando a las estrellas Víctor Algora Alcolea lleva al frente de su proyecto musical, Algora, desde 2004. Primero solo, ahora acompañado, ha editado tres discos, Planes de verano, Galimatías y el último, el pasado mayo, Verbena. Compositor, cantante, DJ y astrónomo de vez en cuando, como él se define, ha visitado nuestra tierra varias veces. Tuvimos ocasión de disfrutarlo este invierno en Parking Gallery y el pasado 14 de junio visitó la ciudad de Elche en la sala Subway. Miremos las estrellas de nuestra portada con él. Y a Berlín que, casualmente, es nuestra ciudad elegida en Bon voyage. 1. STILL CORNERS. Strange pleasures. Perfecta para tener sexo al aire libre, bajo las estrellas. Este tema es así, de repente un calor abrasador, y al instante la brisa liberadora del verano. 2. TRUST. Heaven. El verano también puede ser una época oscura y melancólica. Esta canción es el bajón tras la resaca, es la azotea de un rascacielos en pleno amanecer. 3. JOHN GRANT. Glacier. Tumbado en la oscuridad escuchando la preciosa letra de este tema sobre lo purificador del dolor. Me imagino la línea que hace la vía láctea en el cielo, o las auroras boreales del norte. 4. DEERHUNTER. Earthquake. Luces que aparecen y desaparecen constantemente en los cielos de verano. Satélites, cohetes, naves espaciales que nos vigilan desde otras galaxias. A veces es muy importante mirar hacia arriba para comprender lo pequeños y a la vez enormes que somos. 5. BEACH HOUSE. Wishes. Para esas veces en las que el cielo está tan estrellado que parece que has dejado el mundo atrás y sientes que estás flotando en mitad del universo. 6. HIDROGENESSE. A-68. Noches volviendo de festivales, en las que el cansancio, el sonido del motor del coche y las luces de la carretera generan una atmósfera totalmente surrealista. 7. ALGORA. Nutrias. Un feto que observa el cielo desde el fondo de los ojos de su madre, que en su interior es un lago lleno de nutrias y nenúfares. 8. BEAR IN HEAVEN. Cool light. Una fiesta de verano en la terraza de un club de Berlín. Berlín, no digo más. 9. KEREN ANN. Spanish song bird. Para escuchar de noche, mientras viajas, con la ventanilla abierta y la mano acariciando el aire caliente de la carretera. 10. THE PAINS OF BEING PURE OF HEART. Higher than the stars (Saint Etienne Remix). La fiesta melancólica de agosto, el bochornoso acercarse de septiembre, una lluvia refrescando el ambiente, agua que se evapora nada más tocar el asfalto.

38 treintaycuatro


#L’Escaleta #Elche #AndrésConde #Berlín #GrupoAranea #ErreGálvez #GatherJournal


el restaurante

L’escaleta Ramiro Redrado era representante de artistas musicales hasta que, a finales de los años 70, su cuñado Paco Moya le propuso acompañarle en un nuevo proyecto de hostelería, el hotel Pous Clars de Onteniente. De ahí surgió una idea nueva, regentar en Cocentaina un local, al que se accedía por una pronunciada escalera que daba nombre al espacio. Nacía así L’escaleta, un lugar que no era exactamente un restaurante, sino una mezcla de bar/pub, pero que supuso la semilla de lo que a día de hoy es una de las mejores propuestas gastronómicas de nuestra provincia. Ramiro todavía no se encargaba ni mucho menos de la cocina pero, por circunstancias varias, acabo entre fogones. “Como cualquier persona curiosa e inteligente, sea cuál sea tu propósito lo podrás acabar cometiendo, y mi tío acabo siendo un gran cocinero”, nos dice Kiko Moya, actual chef del restaurante y sólida promesa del panorama nacional. Por sus raíces navarras, el tipo de cocina que inició Ramiro estaba muy ligado a la cocina del norte, muy prestigiada en los años 80, de ahí también sus prácticas con Arzak, pero siempre con la mirada puesta en la innovación y lejos del concepto de una cocina clásica. Su propuesta, cada vez más afianzada, pasaría finalmente a manos de su sobrino Kiko a finales de los 90, ya instalados en la ubicación actual del restaurante en las afueras de Cocentaina, en lo que en su día fuera el Moncabrer, negocio así mismo de la familia y nombre con el que algunos siguen denominando al espacio. También autodidacta, como su tío, con una formación de dos años en el CdT de Alicante, y tres meses en el Bulli, Kiko Moya ha ido buscando una identidad personal vinculada además a la impronta de las raíces gastronómicas del interior de Alicante. La primera estrella Michelín les había sido concedida en el año 2000, lo cual siempre

42 treintaycuatro


supone una responsabilidad pero ante todo, y a la vista de su trayectoria, un deseo de seguir trabajando duro y fiel a sus principios. Alberto Redrado, hijo de Ramiro (y sobrino y primo de Paco y Kiko Moya respectivamente) comenzó a estudiar Arquitectura Técnica pero al final la fuerza de L’escaleta y su interés por el mundo del vino parecieron imponerse y le llevaron a formar parte también del proyecto en el que se había criado. Se conseguía así como una especie de cuadratura del círculo: el hijo del cocinero y el hijo del responsable de sala empezaban a tomar el relevo generacional. La propuesta del restaurante está profundamente ligada a la cuidadísima bodega de Alberto y a un trabajo de verdadera pasión por la enología que le valió en 2009 el Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Sumiller. Sencillo, discreto, respetuoso y con las ideas muy claras, lucha también día a día por lo que considera que son los pilares de su propuesta: honestidad y respeto por el producto. “Los buenos vinos

siempre están ligados a la compañía con la que los disfrutas”, afirma Alberto. “Lo importante de un buen plato son los sabores que sientes y el momento que guardas para ti. Todo lo demás, en realidad, no importa”, sostiene Kiko. Nosotros recordamos perfectamente cada una de las sensaciones de los platos que hemos ido descubriendo en estos años (agudas propuestas de temporada combinadas con los clásicos de su carta) y los vinos que los acompañaron (extensa y cuidada selección en su exquisita bodega). Y, sobre todo, recordamos la compañía en la que lo disfrutamos y los profesionales que lo hicieron posible.

Fotografía: AK Texto: Rebeca Mira L’escaleta. Camí Estació del Nord, 205. Cocentaina 96 559 21 00 // www.lescaleta.com


el anfitrión

Elche con Jaume Ros Ilicitano de pura cepa, con abuelo palmerero incluido, Jaume Ros, nuestro compañero responsable de redacción, nos parecía una opción perfecta para ejercer como anfitrión en la ciudad de las palmeras. Creativo publicitario para la agencia Casanova, profesor en la UA, monologuista y teatrero como él solo y verdadero enamorado y especialista del mundo del cómic, nos invita a conocer su Elche particular. Un souvenir de la infancia... Recuerdo aprovechar los fines de semana para darles de comer a los patos del parque municipal. Ibas con una bolsa de plástico llena de "hojas feas" de lechuga que deslizabas entre los barrotes de la verja del estanque, siempre con miedo de que, movido por el ansia, un pato se llevara un dedo de un picotazo al intentar comerse la lechuga. Les festes d'agost son... Demasiada gente en la calle. Chocolate con churros a las 8 de la mañana del 15 de agosto y el Misteri, que debe ser una de las pocas cosas que en Elche hemos sabido conservar. Un cómic para tu ciudad... No sé si existe... Me viene a la cabeza La mala gente de Étienne Davodeau, que narra de forma autobiográfica la aparición de movimientos obreros en zonas rurales de una Francia que se industrializaba. Y bueno, Elche es hoy lo que es debido a la aparición de fábricas y una "industria" del calzado con una larga historia de huelgas y movilizaciones. Un desayuno... En verano café granizado con leche preparada, si es posible en Helados Illice, en el carrer Ample. Para acompañarlo siento debilidad por el tortel.

46 treintaycuatro

Un aperitivo... Recomiendo hacer dos paradas. Empezar en Damasol (Plaça de les Flors) con una mezcla a partes iguales de cerveza Alhambra 1925 y cerveza Mezquita, con un plato de patatas fritas de bolsa y agrios. Después podemos acercarnos a Casa Villalobos (carrer Empedrat) y tomar un vermut de barril con un toque de sifón para acabar de abrir el apetito. Una comida y una cena... En la comida no tengo dudas, arroz con costra, con dos condiciones, que esté hecho a leña y si es posible el día anterior. Para la cena es más complicado, pero una ensalada de tomate con capellanes, un poco de hueva de atún o de mújol y un grapat de faves, suena bastante bien. Una banda sonora para Elche... Para mí, Elche es una habanera, quizá Venim de la mar, con aquello de "si hi ha algun patrono que toque el piano, mosatros ballem, i el paper de l´osso mosatros farem". Tu rincón favorito de la ciudad... La Puerta del Sol de la basílica de Santa María, callejear por el barrio del Raval, el Huerto de San Plácido, la Iglesia de San José... Elche es una ciudad de rincones, es complicado quedarse con uno solo. Mucho Elche... Es asombrosa la capacidad que tiene el fútbol para modificar la vida de una ciudad. Banderas en los balcones, gente que se abraza sin conocerse y niños que no levantan dos palmos del suelo que corren con sus camisetas del Elche. A ver lo que nos dura.


FotografĂ­a: Jaume en el parque municipal de Elche. Verano 1987


enología

conversaciones con David Rabasa

Andrés Conde trabajando con mi padre, así que puede decirse que ha sido un relevo paulatino y más o menos sencillo. Ese relevo también es extrapolable al mundo del vino. En los últimos 15 años hemos visto cómo la viticultura y la vinificación han cambiado. ¿Con qué te quedas y qué rechazas? Me quedo con la ilusión que mantienen muchos bodegueros por hacer mejor las cosas. Como punto negativo, la tendencia de los grandes grupos vinícolas por uniformizar el gusto y muchas veces hundir a los pequeños vendiendo a precios irrisorios.

Hace tiempo que nuestro compañero, el sumiller alicantino David Rabasa, nos habla del respeto que siente hacía el buen hacer de su colega santanderino Andrés Conde, quien desde la Bodega Cigaleña vive su profunda pasión por el mundo del vino. Nos gusta asomarnos siempre a todo aquello ocurre más allá de los confines de nuestra tierra con el fin de seguir aprendiendo y descubriendo cosas nuevas, así que nos pareció interesante generar un encuentro entre ambos profesionales y en las siguientes líneas compartimos la conversación que mantuvieron recientemente. Para aquellos que no conozcan la Bodega Cigaleña en Santander, ¿qué nos puedes decir? Nuestra propuesta responde a un restaurante familiar donde siempre se ha intentado agradar al cliente y donde ofrecemos buena materia prima, la cual es cocinada de manera sencilla y natural, preservando siempre el producto. ¿Cómo has vivido el relevo generacional que tú has tomado? Llevaba ya unos cuantos años Entrevista: David Rabasa Ilustración: Jordi Ros

48 treintaycuatro

¿Podrías citarme dos zonas vitivinícolas que hayan evolucionado con respecto a otras que se han quedado estancadas? El Priorato, por su afán de superación, y toda la cornisa cantábrica por ese empeño de hacer vinos bebibles y con el carácter de su entorno. Siempre nos gusta comparar el trabajo de los productores y darles algún adjetivo que defina su savoir faire. ¿Qué representan para ti estos tres nombres: Jean François Ganevat, Dominic Lafon y Jean-Louis and Bernard Foucault? Fanfan es precisión milimétrica, Dominic es superación y los Foucault son emoción. ¿Tres viticultores españoles que para ti sean referencia a día de hoy? Abel Mendoza en Rioja, Goyo García Viadero en Ribera del Duero y Cantabria y los enfants terribles de Madrid. ¿Qué opinión tienes sobre dos palabras que han tomado protagonismo como son “natural” y “ánfora”? Natural debería ser no intervenir ni en la viña ni en la bodega, dejar que las cosas transcurran de forma tranquila y pausada; ánfora es volumen y complejidad que se debe transmitir al vino.


Berlín

bon voyage

Pensando en la película Un verano en Berlín, en que pocos de nuestro equipo hemos estado en la capital alemana, aunque la mayoría de nuestra quinta acuden allí casi en romería, y en que nos apetece mucho descubrirla de una vez por todas, nos decidimos a recorrerla en las páginas de este número. Para ello invitamos a Kati Krause, alemana que actualmente reside en aquellos lares, ya que sentíamos verdadera curiosidad por conocer la ciudad desde los ojos de alguien que adora las guías de ciudades, las revistas independientes y el disfrutismo vital, y cuya trayectoria profesional está ligada a algunos de los proyectos profesionales que más admiramos: los inicios de la revista Ling (Vueling), la guía Le Cool de Barcelona, Tinta de la Casa, entre otros. Colabora en medios como Monocle, Die Zeit online o The Wall Street Journal y actualmente trabaja como Creative Communications Manager para Etsy Berlín. “Se oye mucho la historia de la persona (creativa, artística o simplemente sin plan) que viene a Berlín y queda atrapada en un laberinto de fiestas interminables que destruye cualquier esperanza de alcanzar nada excepto enfermedades y la bancarrota. Será por el momento en mi vida en el que me mudé a Berlín, o será porque cuando hace frío, no me apetece salir de fiesta, pero yo a ese Berlín casi no lo he conocido. Claro que he salido de fiesta, hasta he pasado por ese momento famoso cuando el DJ del Panorama Bar abre las persianas y te das cuenta que no son las 6

50 treintaycuatro

de la mañana, como pensabas, sino las 2 de la tarde. Pero en general, Berlín me gusta tanto de día que no me apetece perdérmelo. Primero, Berlín tiene un café para flipar. No sé cómo aún se mantiene esa idea de que los italianos hacen el mejor café; desde que vivo aquí, mi idea de lo que es un buen café ha cambiado profundamente. Los mejores flat whites y cafés solos los hace el minúsculo Bonanza Coffee Heroes, que además tienen cruasanes espectaculares. El mejor café de filtro (sí, ¡de filtro!) lo tiene el igual de minúsculo The Barn, donde tienen cruasanes igual de buenos que en el Bonanza, pero con jamón y queso. Otra cosa que me encanta de Berlín es la comida. Es una ciudad donde es extremadamente difícil comprar alimentos exóticos, pero tienes restaurantes espectaculares para casi cada gusto. Para desayunar los fines de semana, hago el brunch alemán-bávaro del Engelberg o el americano del Chicago Breakfast Slam, y luego, a media tarde, como pollo frito picante en el Angry Chicken o un bocadillo de pastrami en el Mogg & Melzer. Entre semana suelo comer, muy bueno y barato, en Mundvoll o mi kebab favorito del Doyum Grillhaus. Para cenar... ¿Por dónde empiezo? Los dumplings del Yumcha Heroes, la sopa ramen del Cocolo, la comida alemana en un ambiente veinteañero del 3 Schwestern, el sushi del Sasaya, las hamburguesas de The Bird y la comida local del Lokal o del Little Otik, todo espectacular. Y si es jueves me encontraréis en el Street Food Thursday, una especie de mercadillo-fiesta de


treintaycuatro 51


comida que se organiza en un antiguo mercado y que es tan bueno que cuando encienden las luces a las 22h (sí, es Alemania, ¡eh!) para echar a la gente, me dan ganas de atarme a un banquillo.

Schönhauser Strasse-Rochstrasse. La única concesión a Kreuzberg la hago para mirar ropa que es mucho más guay que yo en el Voo Store o comprar jabón sostenible en Rein Fein y cómics en Modern Graphics”.

Vivo en Mitte, en Scheunenviertel (el antiguo barrio judío) y me encanta el ambiente casi de pueblo que tiene, a pesar de las fiestas de despedida de soltero/a que se pierden aquí desde Oranienburger Strasse. El barrio estaba casi abandonado en el momento de reunificación y se llenó de casas okupas además de bares caseros, y algunos aún mantienen sus contratos antiguos. Cuando caduquen, entrarán más galerías de arte, pero bueno, así van las cosas. Mejor que McDonald’s, ¿no? Trabajo en Kreuzberg, cerca de Kottbusser Tor, que es mucho más guerrilla y donde prefiero ir de visita en vez de vivir. A Prenzlauer Berg y Schöneberg voy para cenar o comprar comida o pasear, y a Neukölln, casi nunca. Mi barrio es el mejor para ir de compras, en mi opinión. La mejor tienda de revistas independientes del mundo (bueno, por lo menos de Europa), Do You Read Me?!, está a la vuelta de casa. Para gastarse mucho dinero en ropa espectacular de diseñadores berlineses, recomiendo seguir Mulackstrasse desde arriba a abajo. Un poco más barato y menos dandy, pero también muy Berlín, es el eje Münzstrasse-Alte

“Cuando hace calor (o no hace tanto frío) me voy en bici al Schlosspark Charlottenburg, al Tempelhofer Feld o simplemente al Tiergarten, los tres suficientemente grandes para poder esconderte del mundo durante un rato. Si tengo hambre y es fin de semana, voy al Mercadillo Tailandés en Preussenpark en Wilmersdorf, donde familias, algunas tailandesas, la mayoría vietnamitas, venden comida fresca y el parque se convierte en un picnic enorme. Pero si tenéis algo más de tiempo vale mucho la pena ir a los lagos (tanto a Wannsee como a Müggelsee se llega bien en tren) y si tenéis más tiempo aún, reservar un barco de motor de menos de 5PS, que se pueden llevar sin carné. Con ese dais un paseo por “la pequeña Venecia” cerca del Müggelsee, con una barbacoa y con unas cervezas frías, e igual así os habré convencido de que en Berlín, de día, también vale la mucho la pena vivir”.

Fotografía: Marta Leal (págs. 51/53). Kati Krause (pág. 52)


arquitecturavisitaobligada

araneajardíntrenzado

Senderos de gloria Los puentes y los caminos son, por definición directa y universal, sistemas de comunicación. En una interpretación inmediata los dos términos son sustantivos independientes y el estadio de comunicación con el que se vinculan suele estar relacionado con la conexión física y sus prestaciones culturales y económicas. Este Valle Trenzado sobre el Vinalopó es más que unos puentes y unos caminos. ¿Qué es eso de ser más? Se podría empezar señalando que cuando se desvanece el asumido cisma entre puente y camino ya es más que cuando conceptualmente se entienden como entes aislados. Y no solo eso, partiendo de un pensamiento gráfico resuelto mediante una radical abstracción material, no se han proyectado solo unas pavimentaciones con el catálogo de la última edición de Construtec más un conjunto de pasarelas molonas de colores. Se ha tendido un puente muy sofisticado. Sí, es un solo puente que se atomiza en una red de senderos que desbordan propiedades. Eso también es más. Porque es un sistema de senderos doblados, desplegados, estirados, tensados, dispersados, curvados, patronados y, por supuesto, trenzados, que permiten cruzar Elche, dirigirse de A a B y de B a A por itinerarios diferentes. Senderos por los que se va, pero siempre yendo. También es más porque más allá de las paradigmáticas, y manifiestamente superadas, prestaciones de las tres Es (Energy, Enviroment & Economy), la comunicación relacionada con esta elegante y alentadora intervención sobre ese río que partía Elche por la mitad, se sitúa en estadios superiores a los de conexión, transmisión o intercambio. Se alcanza Experiencia, Entendimiento y Empatía. Y eso, mis queridos ilicitanos, sí que es más. Lo merecéis. No os conforméis nunca con menos.

FICHA TÉCNICA // Nombre: El Valle Trenzado, Fase 1 / Situación: España, Elche, Vinalopó / Fecha de terminación: 2013 / Autores: Grupo Aranea: Francisco Leiva (arquitecto), Marta García Chico (ingeniera agrónoma-paisajista), Antoni Baile (arquitecto), Prócoro Del Real (arquitecto) / Colaboradores: Martín López, Luis Navarro, Benjamín Javier Pérez, Marian Almansa (arquitectos), Jordi Quiñonero (sociólogo), Anna Pont (bióloga medioambiental) / Arquitectos Técnicos: Cristina Alesón, María Jesús Baeza / Promotor: Ayuntamiento de Elche. Constructora: Los Serrano / Superficie: 115.000 m2 / Presupuesto: pem 2.382.000 €

54 treintaycuatro


Texto: Manuel Ocaña. Fotografía: Jesús Granada // En el siguiente número, Paco Leiva (Grupo Aranea) nos obligará a conocer Ábrete Séneca, colectivo ciudadano que reivindica el uso de la plaza Séneca (Alicante) como nuevo espacio público.

treintaycuatro 55


artesanía contemporánea

Paco Ortí

A través de nuestra amiga Luisa Martí tuvimos la oportunidad de asomarnos al universo creativo de Paco Ortí (Valencia, 1984), del que nos sorprendió especialmente su trabajo con cerámica y sus piezas sencillas pero exquisitas. Ella fue también quién le acercó a nuestra provincia invitándole a exponer su trabajo en la Escuela de Arquitectura de Alicante. Recientemente seleccionado con dos obras para los prestigiosos premios ArtFad, conversamos con este arquitecto, ceramista, fotógrafo y creador de artefactos. Te formaste como arquitecto, comenzaste Bellas Artes, haces fotografía, ¿se puede decir que eres una mente inquieta? ¿Un creador sin tregua? Empecé los estudios de BBAA, pero los dejé. Sentí que mi etapa como estudiante debía concluir. Podría decirse que ahora soy autodidacta. En cuanto a lo de mente inquieta o creador, quizá sea mucho decir. Siempre me he interesado por el diseño, la escultura, la fotografía, la pintura, etc. Pero bueno, soy arquitecto, y la arquitectura es el filtro a través del cual veo y entiendo la vida. ¿De dónde viene tu interés por la cerámica? Está directamente relacionado con mi interés por el trabajo con las manos, y también con la necesidad que sentía de crear o construir objetos para la vida. Ya en arquitectura sentía la necesidad de trabajar siempre con maquetas, construir los espacios, a pequeña escala. Los procesos en arquitectura y en alfarería son análogos. Para obtener un resultado, en ambas disciplinas, son necesarias tres fases: la ideación, la representación y la materialización o construcción. Con la alfarería, tengo un mayor control de esta última etapa pues yo mismo construyo aquello que pienso. Fotografía: Paco Ortí

56 treintaycuatro

www.pacoorti.com

Nos gusta la utilización en tu web de la palabra “artefactos” para designar algunas de tus creaciones. ¿En qué consisten? Es una palabra que siempre me había llamado la atención, la combinación arte – hecho. Me interesa su significado, pues entiendo mis artefactos como aparatos para la experimentación e investigación estética. Estos, responden a mi necesidad de materializar ideas, y de rodearme de piezas generadas con mis manos. Los objetos permanecen, mientras que las ideas e intenciones cambian con el tiempo. Siempre he creído en la capacidad que tienen los objetos de transmitir emociones. ¿El Mediterráneo es una fuente de inspiración? Totalmente. Es mi vida, mi hábitat. Si alguna vez he estado lejos, me he sentido desorientado, desubicado, sin referencias. ¿Cómo fue tu invitación para exponer tu trabajo en la Universidad de Alicante? Fue muy curioso. Luisa Martí, profesora de proyectos en la Escuela de Arquitectura, se puso en contacto conmigo, vía Facebook, para ofrecerme la posibilidad de compartir mis inquietudes con sus alumnos. Fue un placer. Además, me sentí un privilegiado al poder ofrecer la conferencia en el Museo de la UA, uno de los edificios que más me había interesado durante los estudios de arquitectura, y que nunca había visitado. ¿Qué es para ti el diseño? Para mí, diseñar equivale a pensar, pero pensar con la materia para concebir objetos. El diseño es aquello con lo que realmente disfruto. Poder tocar, y trabajar, con mis propias manos un objeto que hasta ese momento tan solo existía en mi imaginación, es una experiencia inexplicable.


diseñoconversaciones

erregálvezmarinamartínez

Erre Gálvez Raúl Gálvez es muy joven (Elda, 1988) pero su corta edad no ha impedido que desarrolle su instinto como diseñador gráfico y que no pare de trabajar en proyectos cada vez más interesantes. Marina Martínez, diseñadora gráfica y profesora en la EASDA (Escuela Superior de Diseño de Alicante) conversa con él, hasta hace poco alumno suyo, para invitarnos a conocerlo mejor y ejerce de anfitriona de la sección.

¿En tu día a día, hay tiempo para algo que no sea diseño? Creo que hay que saber dejarlo un rato de lado y disfrutar de otras cosas para volver al trabajo con ganas y otra forma de afrontarlo. Ahora, por ejemplo, siempre que puedo disfruto de mi sobrino Leo, es como una bocanada de aire puro. Se olvida todo lo demás, da igual si tienes o no trabajo, si los políticos nos roban cada día más…

Alicante pierde otro diseñador que emigra a Madrid ¿Cómo defines el actual estado del diseño en España? Casi siempre tendemos a compararnos pero es tontería hablar de que nunca diseñaremos como aquellos o estos otros. En el diseño influyen muchas cosas, desde el clima hasta el estilo de la gente y sus necesidades. Un diseñador gráfico americano nunca diseñará igual que un escandinavo o un español. Puede que unos tengan más reconocimiento que otros, pero es cuestión de modas. Hay muchos estudios de diseño españoles que trabajan internacionalmente, con un estilo y una profesionalidad brutal, y de los que tenemos que estar súper orgullosos.

Tu trabajo tiene un estilo muy personal que se aleja de modas, ¿cómo definirías tu trabajo? Definir el trabajo de uno es difícil. Me gusta creer en lo que hago, aunque no ha sido fácil. Creo que es fruto de vivir cosas que aparentemente no tienen nada que ver con el diseño pero que me motivan e inspiran. Es sentir de forma personal y diferente. Cada diseñador es un mundo.

¿Guarda relación tu marcha con la de trabajar como freelance? Es un cúmulo de cosas. Tener 24 años, ganas de vivir cosas nuevas, conocer gente. Estar en una ciudad en la que se están haciendo siempre cosas muy interesantes y poder formar parte ellas… Es un lujo y creo que todo eso enriquece mucho al diseñador y a la persona. En tus proyectos existe un predominio por la experimentación y las técnicas manuales como el transfer y el collage. ¿Por qué? Siempre intento crear con materiales, me gusta ponerme en la piel del diseñador cuando no había ordenador, coger el Letraset y componer, hacer collage, fotomontajes. Creo que todo eso te hace desconectar de la pantalla por un rato y al mismo tiempo aprender de forma distinta.

58 treintaycuatro

¿Auto-encargo o encargo? Yo soy mucho de auto-encargo, la verdad, desde que salí de la EASDA no he parado. Me permite ponerme retos y superarlos pero, sobre todo, divertirme. Creo que es una buena forma de demostrarte a ti mismo que sabes hacer algo y también de aprender cosas nuevas, técnicas. Y sirve para encontrar trabajo. El encargo también, por supuesto, da mucho rodaje y hay que vivir. Una de las funciones más importante de un diseñador gráfico es saber interpretar correctamente la información que recibe, ¿sigues siempre el mismo proceso de trabajo? Normalmente sí porque me es muy cómodo, aunque hay excepciones. Con la experiencia, uno va aprendiendo cómo afrontar cada trabajo y descifrar la información que el cliente da. Ser más ágil en ese sentido. Tus últimos trabajos han consistido en diseñar la gráfica para la exposición de Ouka Leele en Parking Gallery y formar parte como artista del proyecto Diagrama de Venn en MAG , ¿qué han supuesto a nivel personal?


El trabajo con Ouka Leele ha significado un punto y aparte. Me encanta la fotografía y la estudié a ella en la escuela, así que, imagínate. Si me dicen que dos años después de terminar, iba a estar en su estudio con Jaime y Chini, de Parking Gallery, comentando temas de la exposición, charlando… Ha sido un lujazo y me siento afortunado porque el catálogo ha gustado mucho. En cuanto a Diagrama de Venn ha sido todo un reto: el proceso acumulativo, no saber qué harían los otros artistas… Te condiciona y ahí está el juego, ir sumando cada obra hasta el final. Fue genial con los grupos de colaboración que vinieron a ayudar, amigos, etc. Sin ellos no hubiera sido posible. El resultado fue único ya que ves todo el trabajo reflejado y a la gente disfrutando de él. Podemos encontrar varios de tus trabajos publicados en páginas y revistas de diseño como Baubauhaus, Gràffica, Oldskull o Quoation Japan, ¿qué significan para ti estos reconocimientos? Siempre mola que publiquen tu trabajo en algún medio, sea digital o impreso

porque eso te da mucha visibilidad. Te da un empujón ya que significa que gusta, además de que pueda surgir algún contacto interesante o posibilidad de hacer algún proyecto. Como joven diseñador, ¿qué consejo le darías a los estudiantes que están finalizando sus estudios de diseño? Ser constante con su trabajo. Que no paren de hacer cosas interesantes, que vayan a todos los eventos relacionados y que estén en todas partes empapándose de todo. Hay mucha gente con ganas de moverse y de la que aprender.

www.erregalvez.com Entrevista: Marina Martínez

treintaycuatro 59


calzado

www.pedrogarcia.com

Pedro García Una sencilla caja de zapatos blanca, lisa, sin adornos pero de un cartón robusto, sólido, y en el que destaca una tipografía impecable que nos indica los datos básicos de la marca. Un interior negro, en el que, entre papel de seda y una funda de tela del mismo color, se esconden tesoros. Tacones de vértigo o suelas planas, cristales de Swarovski o rusticas hebillas, tiras de satén o piel anteada. Todo el universo de la firma de calzado eldense Pedro García cabe en esa caja, declaración de intenciones de la que consideramos que es la mejor propuesta de diseño, desde el packaging hasta el producto final, de un sector omnipresente en nuestra provincia pero pocas veces sublimado. A pesar de la formación de sus diseñadores en el Fashion Institute of Technology de Nueva York, de vender en la Quinta Avenida de dicha ciudad y de las veces que las celebrities han pisado las alfombras rojas con sus diseños, en Pedro García se consideran zapateros en el más tradicional sentido del término. Son la tercera generación de una familia dedicada al calzado desde 1925. Pedro, Pedro y Pedro. Abuelo, padre e hijo. Es en esta tercera generación donde nos detenemos porque es donde consideramos que la marca ha asumido el reto de preservar el buen trabajo hecho anteriormente para afianzarse y apostar por un concepto empresarial estable y global. Pedro García hijo y Dale Dubovich, al frente de la dirección artística, junto con su hermana Mila, a cargo de la dirección, han conseguido expandirse a nivel mundial y ser un referente del segmento de lujo para el exigente mercado estadounidense. Y lo que es más importante, sus logros se han alcanzado sin hacer publicidad, sin estridencias, sólo gracias al nivel del diseño y la calidad por la que apuestan. Más allá del resultado del producto final, cuya valía y prestigio queda avalado por las cifras de venta y el reconocimiento de profesionales, prensa y medios especializados, llama nuestra atención la apuesta de esta generación por toda su propuesta visual, la imagen y la identidad de la marca y el concepto que transmiten. Sus campañas y su comunicación, lejos de la publicidad de masas, son en sí mismas creaciones artísticas. El cuidado en las imágenes de las colecciones, la característica tipografía (una refinada Caslon) y todos los elementos de packaging, forman parte de una experiencia de compra que no es fácil desarrollar. En su última campaña estival, la arquitectura de la ciudad de Benidorm funciona como telón de fondo, en lo que nos ha hecho recordar el artículo sobre el racionalismo levantino de nuestro número de primavera. Les invitamos a disfrutar del verano a través de sus imágenes y alegrarse la vista mediante sus creaciones.

Texto: Ana Alarcón Fotografía: Daniel Riera

60 treintaycuatro


in magazines we trust

Gather

Quiso el azar que a finales de 2012 nuestra colaboradora y amiga Belén Torregrosa se encontrará viviendo en San Francisco y que por aquellas fechas, y en la misma ciudad, se presentara Gather, una publicación a la que le seguíamos la pista. Belén acudió a la presentación y tuvo la oportunidad de conocer a Fiorella Valdesolo, una de sus creadoras. Nuestra oda a la revistas se rinde en este número de verano a dicho proyecto, centrado en el amor por la comida y la cocina, y cuyo diseño, contenidos y edición impecables son todo un banquete visual. Compartimos en estas líneas la reciente entrevista que Belén preparó para Fiorella. Bon appétit! Michele Outland y tú creasteis la revista Gather en el verano de 2012. ¿Qué os llevó a comenzar este proyecto? Michele y yo nos conocimos y nos hicimos buenas amigas mientras trabajábamos juntas para la revista Nylon. Desde que nos establecimos como freelance, hará unos cuatro años, hemos estado soñando con volver a trabajar juntas en un proyecto creativo. A ambas nos gustan mucho las publicaciones impresas y ambas estamos completamente obsesionadas con la comida (cocinarla, comerla y cultivarla), por lo que decidimos combinar esas pasiones y así nació Gather. Vuestros trabajos anteriores no estaban vinculados al mundo de la comida. ¿Es Gather un proyecto personal para expresar vuestras pasiones? Totalmente. Para ambas representa el proyecto de nuestras pasiones personales. Michele ha estado algo vinculada al mundo de la comida al haber trabajado mucho como diseñadora freelance para Martha Stewart (la gran gurú americana de la cocina y el life style). Mi formación ha estado centrada fundamentalmente en temas de belleza, estilo Entrevista: Belén Torregrosa

64 treintaycuatro

www.gatherjournal.com

y life style, pero la comida siempre ha sido mi primera preferencia, así que es maravilloso poder escribir sobre algo de lo que he estado enamorada durante tanto tiempo. ¿Qué tipo de dificultades tuvisteis que afrontar para lanzar un proyecto independiente? Creo que el mayor reto es mantener tu idea inicial. Por supuesto están también todos los obstáculos habituales que implica empezar un nuevo negocio, tales como temas de presupuesto. Pero de verdad creo que el más grande es el que implica dar el primer paso más allá de la idea y hacer que se realice. Las revistas impresas están viviendo un bonito revival. Gather combina la edición impresa con contenidos digitales (recetas, tienda on-line, blog). ¿Lo impreso y lo digital son más inclusivos ahora que nunca? Gather es, y siempre será, ante todo un proyecto con una base impresa, simplemente porque Michele y yo adoramos dicho medio. Pero somos conscientes de la importancia de los contenidos digitales y de ahí nuestro blog y nuestra web. Esperamos que nuestros lectores compren y disfruten ante todo la revista y que después se dirijan a nuestros contenidos digitales para obtener un extra. En estos momentos estamos trabajando también en el desarrollo de una aplicación de recetas. ¿De dónde viene tu amor por la comida? Totalmente de mi familia. Mis padres son ambos italianos y yo crecí en una casa en la que la comida no era sólo reverenciada sino que además se servía como el eje central de todos nuestros encuentros familiares. La mayoría de mis recuerdos están vinculados a la comida y cuando viajo creo que nada cuenta mejor la historia de un nuevo lugar que los platos que puedas encontrar allí.


verano 2013 directorio DATOS DE INTERÉS Sebastián Liste Ricardo Cases

Cristina de Middel Antonio Agulló

Chema García Ibarra Víctor Algora Kati Krause Paco Ortí

Erre Gálvez

Patricia Bordonaba Marta Leal

Marina Martínez

El nebot del persianer Mustang Art Gallery L’escaleta

Grupo Aranea Pedro García

Gather Magazine

NOTAS:

Visite nuestra tienda on-line: treintaycuatro.bigcartel.com Fotografía portada: Patricia Bordonaba Fotografías cortinas: Sebastián Liste

66 treintaycuatro

www.sebastianliste.com www.ricardocases.es www.lademiddel.com www.antonioagullo.es www.chemagarcia.com algora.bandcamp.com www.katikrause.com www.pacoorti.com www.erregalvez.com www.patriciabordonaba.com www.martaleal.es www.marinamarineti.com www.elnebotdelpersianer.com www.mustangartgallery.com www.lescaleta.com www.grupoaranea.net www.pedrogarcia.com www.gatherjournal.com


treintaycuatro // número siete  

vida, cultura, ocio y diseño desde alicante.