Issuu on Google+


RomรกnTica'S 2


Sumario Actualidad Entrevista a Megan Maxwell Entrevista a Mar Cantero Entrevista a Patricia Sutherland Una entrevista al otro lado Viajamos a Florencia con Sylvain Reynard Especial Premio Vergara Series y Sagas: Mi hombre Dioses del Olimpo Espacio JR Una mirada al pasado Autora ¿en el olvido? La cápsula del tiempo Amores reales Ocio y Placer Horóscopos Y otros más… En este número colaboran Ana Sarria Ana M. Benítez Bela Marbel Carolina Iñesta Quesada Chus Nevado Eva Rubio Loli Díaz Mar Cantero Merche Diolch Mónica Liceras Nazareth Vargas Lupión Paty C. Marín Raquel Pérez Rocío Muñoz Tamara Arteaga Violeta Lago Yuliss M. Priego Y, colaboración especial de: Ana Dirtydraco Eva Olaya Libros de Seda Lorena Luna Pilar Cabero Olivia Ardey

Editorial Queridas lectoras: Os presentamos un nuevo número de nuestra revista, el primero de este año 2014, y con él… ¡ un nuevo logo! Gracias, Lorena. En este número que hoy os traemos hemos intentado echar los restos. Tenemos entrevistas muy especiales a Megan Maxwell, la superventas nacional y, en exclusiva, gracias a Ana Dirtydraco, jefa de su club de fans, a… Sylvain Reynard. Desde Florencia Yuliss entrevista a Sylvain, a Gabriel y a su costilla.. Las chicas de Juvenil Romántica, en apoyo a nuestro diccionario RománTico, nos hablan del New Adult en España. Hemos entronado en esta ocasión a un dios del Olimpo muy sexy que a más de una trae de cabeza. ¡Averiguad de quien se trata! Mónica Liceras nos trae un artículo muy jugoso sobre ganador y finalista del IV Premio Vergara / RNR y Merche Diolch vuelve a su sección habitual con una trilogía erótica de lo más controvertida: Mi hombre, de Jodi Ellen Malpas. Además de prestarse a una entrevista de nuestra intrépida reportera Bela Marbel. Damos la bienvenida al equipo a Nazareth que se estrena con un artículo de opinión de lo más «cuqui». ¿Queréis saber de qué va? ¡Pues ojead el interior de este número! Loli en su particular cápsula del tiempo nos trae una película que viene muy al caso: El día de los enamorados ya que el 14 de Febrero está muy cerquita. Chus, desde el «olvido», nos recuerda a Shirlee Busbee; No os perdáis nuestra sección de humor con otro artículo más del Diario de una madre neurótica. Y en Ocio y Placer, recorremos París de la manos de Olivia Ardey. Críticas, relatos, autoras que entran a formar parte de del mundo literario y muchas y jugosas novedades. Solo nos queda desearos… ¡Feliz lectura! 

 

3 RománTica'S


RomรกnTica'S 4


Entrevistamos a Megan Maxwell   Buenas  tardes,  Megan.  Antes  de  nada  permítenos  darte  la  bienvenida a nuestra revista y darte las gracias por acceder a esta  entrevista que, sabemos, te va a robar un tiempo muy valioso.  Gracias  a  vosotras  por  dejarme  estar  en  este  maravilloso  espacio  y  encantada de que vuestro valioso tiempo lo dediquéis, en este caso a  mí.  Eres  una  de  las  autoras  más  conocidas  (y  reconocidas)  en  España,  has salido en numerosos medios tanto de la prensa escrita como en  medios  audiovisuales  como  la  radio  y  la  televisión.  Donde  vas,  arrasas  y  un  montón  de  seguidoras  acude  a  todo  tipo  de  eventos  donde  haces  acto  de  presencia,  tus  fans  se  cuentan  por  millares.  ¿Cómo repercute todo esto en tu vida personal y familiar? Porque  imaginamos que no debe ser fácil conciliar el periodo de promoción  de tus novelas con la vida diaria de una mujer con hijos.  Mi vida familiar con mi marido y mis hijos intentamos que esté bien  estructurada,  incluso  cuando  estoy  de  viaje  y  que  todo  siga  como  siempre sin que nada varíe para nadie. Aunque bueno, añoran a su  mami en ocasiones, pero mami siempre regresa para besuquearles y  mimarles. (jejeje). En cuanto a mi vida profesional se diferencia de la  de  antes,  en  que  me  lee  más  gente,  tengo  un  enorme  ejército  de  guerreras Maxwell y por la calle la gente me comienza a reconocer.  Sin duda alguna, ir al ginecólogo, a la compra o al dentista y que alguna  guerrera te reconozca ¡no tiene precio! 

Megan Maxwell tras recibir el I Premio AURA concedido en el III Encuentro RA y que fue otorgado por autoras de novela romántica española

De  un  tiempo  a  esta  parte  cada  una  de  tus  novelas  arrasa  en  el  mercado. ¿Has superado ya la mítica cifra de un millón de ejempla‐ res vendidos?  Me encantaría decirte que sí, pero no, aún no. Aunque espero algún  día volver a responder esta pregunta y decirte que he superado esa  cifra ¡sería genial!  En cierto modo se podría decir que eres el Norte de la brújula. Eres  en estos momentos la estela de la estrella a seguir. ¿Qué significa  para  ti  el  reconocimiento  de  las  compañeras?  Porque  no  nos  podemos olvidar que en el pasado Encuentro RA, y por votación de  todas las autoras, se te concedió el I Premio AURA. ¿Y qué significa  para ti el apoyo y cariño de los lectores que se ve reflejado en cada  votación  a  cualquier  Premio  en  el  que  participas  y  en  los  miles  y  miles de libros vendidos?  El  reconocimiento  de  las  compañeras  y  los  compañeros,  sin  duda  alguna es un subidón de alegría increíble, porque te ves apoyada por  todos ellos y desde aquí les quiero agradecer una y mil veces la gran  alegría que sentí el año pasado al recibir el I Premio AURA.     

La trilogía que la llevó a los primeros puestos de venta desbancando en el ranking de más vendidos a E. L. James

5 RománTica'S


En cuanto al apoyo que siento por parte de mis lectores y guerreras  significa mucho. Ellas y ellos son los que hacen posible muchas de las  cosas tan bonitas que me están pasando.   Muchas veces, cuando hablo por las redes con mis guerreras, les digo  que no sé cómo pagarles todo el apoyo y los ánimos que me dan. Ellas  que son una de las mejores cosas que tengo me dicen que se lo puedo  pagar escribiendo mis novelas. Por lo tanto ¡a escribir! y encantada de  poder hacerlo.  Tengo una pregunta para ti un tanto peliaguda. ¿Cómo haces para  escribir y publicar tan rápido? ¿Crees que puede pasarte factura en  un futuro? ¿Crees que influye en la calidad de tus escritos o por el  contrario es que tu imaginación no descansa ni cuando duermes? Si  es  que  duermes  porque  con  tanto  ajetreo…  ¿llegas  a  hacerlo  en  algún momento?  Tu pregunta peliaguada encantada te la respondo.   Veamos,  yo  llevo  escribiendo  19  años  y  publicando  solo  5  años.  En  todos  estos  años,  muchas  de  las  novelas  publicadas  ya  llevaban  escritas  muchos…  muchos  años.  Hay  quien  dice  que  escribo  como  churros  incluso  ¡que  tengo  un  negro!  Y  yo  solo  me  puedo  reír  al  escucharlo. Escribir, como cualquier escritor sabe, lleva su tiempo y  ese tiempo intento aprovecharlo al máximo y más cuando hoy por hoy  vivo de ello y es el trabajo de mis sueños.   Sobre lo de pasarme factura, eso es algo que solo el tiempo dirá. Hay  un dicho que dice «el tiempo pone a cada uno en su lugar» y sin duda  así será conmigo y con el resto de la humanidad. De momento estoy  feliz con lo que hago y voy a trabajar y a luchar para que mi sueño, no  tenga fecha de caducidad.  Cuando  entrego  una  novela  a  la  editorial,  la  primera  que  tiene  que  quedar contenta con ella ¡soy yo! y te aseguro que hasta que no lo  estoy no la entrego. Una vez esa novela sale a la calle, son los lectores,  o en mi caso las guerreras quienes dan su veredicto. Sin duda alguna  no todas las novelas que escribo a una persona le gustan por igual.  Habrá unas que les gusten más y otras menos como a mí me pasa con  los escritores que me gustan y a los que leo.   En  cuanto  a  mi  imaginación  te  diré  que  tengo  mucha  y  quién  me  conoce  lo  sabe  y  cuando  lea  esta  entrevista  sonreirá.  ¿Verdad?  En  ocasiones dormir no es fácil hasta que hago un trato con mis siempre  activos musos y les prometo, que en cuando me levante escribiré lo  que me han susurrado al oído.   Otra pregunta difícil, no te lo vamos a poner fácil, pero creo que es  obligada. Hemos señalado que eres una autora muy prolífica y como  toda madre que se precie sé que me vas a decir que qué dedo 

RománTica'S 6

    


te vas a cortar de la mano que no te duela pero… ¿de entre todas tus  novelas cuál tiene para ti un significado especial? ¿Cuál es de todas  la que más te emociona que las lectoras te digan que es su favorita?  Está pregunta obligada es fácil y tu misma me la has respondido. Cada  novela, al estar escrita en  momentos especiales de mi vida, tienes su  significado por cosas que yo solo sé, y que nunca contaré.  En definitiva, todas y cada una de mis novelas son mis niñas. En ellas  hay  unos  personajes  a  los  que  adoro  y  sus  historias  salieron  de  mi  corazón. Y por ello, las quiero por igual.  Bueno, ya veo que no te has mojado. ;‐)  Una de tus últimas novelas publicadas ha sido ¡Ni lo sueñes! donde  parte  de  la  trama  está  ambientada  en  los  terrenos  de  juegos  futbolísticos.  Permítenos  entonces  hablar  en  términos  deportivos  para formularte esta pregunta. ¿Tienes la sensación de haber pasado  a jugar un Mundial o por el contrario te consideras, al igual que tus  compañeras un equipo de primera división que ha tenido la suerte  de encontrarse jugando la Champions League?  Sin duda alguna junto a algunas, no todas, de mis compañeras, por  temas  de  cariño,  afinidad  o  apoyo  en  momentos  complicados,  jugamos  en  un  mismo  equipo.  Lógicamente  no  todas  podemos  ser  delanteros, ni porteros, ni defensas. Cada una desde su posición y a  su manera hace su juego, se le cede el  balón y la que puede tras un  buen derechazo mete gol. En mi caso hoy por hoy sigo en el mismo  equipo  de  compañeras,  salvo  que  en  las  ocasiones  en  las  que  el  seleccionador me llama para jugar el Mundial o la Champions League.  ¿Contenta con la respuesta?  

«Guerreras Maxwell» Búscalas en Facebook  

Deportivamente hablando he de decir que ha sido muy ingeniosa.  Tu  mayor  éxito  ha  sido  con  la  novela  erótica;  sin  embargo,  tus  orígenes  fueron  el  chick‐lit  y  la  novela  romántica  contemporánea.  ¿Cómo  te  surgió  la  oportunidad  de  escribir  este  subgénero?  ¿Realmente te sientes cómoda escribiendo este tipo de novelas que,  para muchos retrógrados la califican de pornografía?  Oye… lo de «retrógados» me hizo gracia jajajaja.  El  tema  de  escribir  novela  erótica  no  fue  algo  que  yo  decidí  hacer.  Hace dos años, mi editora de Planeta me preguntó si yo me atrevería  a  escribir  una  novela  erótica.  Sin  dudarlo  le  dije  que  no.  Pero  tras  pensarlo e imaginar que escribiría yo si lo hiciera, acepte el reto que  me lanzó y cada día que pasa estoy más feliz de haberlo aceptado, a  pesar  de  muchos  pesares  (especialmente  por  los  no  amantes  de  la  erótica o no amantes de cualquier cosa que escriba).      

 

7 RománTica'S


Siempre digo que yo escribo comedia romántica.  Me  da  igual  el  subgénero  que  sea.  Simplemente  decido escribir lo que quiero, como siempre hice,  y  disfruto  haciéndolo.  Y  reconozco  que  escribiendo  erótica  me  siento  tan  cómoda  como  cuando  escribo  medieval  o  chick  lit.  Escribir  distintos subgéneros dentro de la romántica a mí  particularmente  me  gusta,  lo  disfruto  y  eso  me  hace abrir el abanico de lectores.   Sabemos  que  te  inspiraste  en  el  fallecido  Paul  Walker  para  crear  a  Eric,  ¿qué  supuso  para  ti  enterarte de su trágico y fatal accidente? ¿No fue  como  un  poco  perder  a  tu  protagonista?  He  de  confesarte que para mí fue un shock. Me quedé  helada y llegaron a saltárseme las lágrimas.  Perder a alguien al que quieres o admiras siempre  es difícil y complicado.   En  este  caso  la  muerte  de  Paul  Walker  fue  un  shock para muchas, entre las que me incluyo. No   porque yo me inspirara en él para mi trilogía, si no  porque  era  un  grandísimo  ser  humano  que  se  preocupaba por cosas verdaderamente importan‐ tes en esta vida.   En  cuanto  al  personaje  de  Eric,  siempre  cuando  abras  el  libro  él  estará  allí  esperándote.  Pase  el  tiempo  que  pase,  Eric  Zimmerman  o  los  ojos  de  Paul  Walker  siempre  nos  mirarán  con  esa  maravillosa y mágica intensidad.   Creo que es un bonito recuerdo que mis guerreras  atesorarán siempre en sus corazones por alguien  que, como dije, merecía la pena y que en nuestras  mentes nunca morirá.     

Tu  último  trabajo  es  Melocotón Loco.  ¡El  bombero! Mis sueños hechos realidad, te lo juro.  No  hay  ningún  cuerpo  de  seguridad  que  me  atraigan más que estos hombres con mangueras  capaces de apagar fuegos. Sé que el personaje del  bombero tiene su historia. ¿Nos la cuentas?  Cualquier bombero para mí es un HÉROE y por eso  se  merecía  una  bonita  historia  de  amor.  Como  lectora,  durante  años  he  leído  historias  de  Rangers,  Seals,  Marines  y  oye…  en  España  hay  Policías,  Geos,  Bomberos,  etc…etc…etc…  y  se  merecían que el mundo les conocieran.   Por  eso  escribí  sus  historias  o  en  este  caso  su  propia  y  bonita  historia  romántica  en  Melocotón Loco. Además, el chicarrón que ha protagonizado  el  booktrailer  de  la  novela,  ¡es  bombero  de  verdad!  además  de  ser  modelo.  Como  veis,  los  bomberazos,  increíblemente  guapos  ¡existen!  jajaja  Para finalizar, y aunque te mate tu editora… ¡Por  favor,  por  favor!  Adelántanos  algo  sobre  tu  próximo  proyecto,  esa  bilogía  erótica  que  estás  preparando.  ¿Nos  vamos  a  encontrar  con  un  protagonista  tan  cañero  como  lo  fueron  en  su  momento Eric y Björn.  En  la  próxima  bilogía  os  vais  a  encontrar  con  un  personaje llamado Dylan que espero que enamore  como lo hicieron anteriormente Eric y Björn.   Al ser una novela erótica, sin lugar a dudas el sexo  morboso,  cañero  y  calentito  primará.  La  primera  entrega  que  sale  en  marzo  se  llamará  Adivina Quién Soy y la segunda que sale en junio  Adivina Quién Soy Esta Noche.  Solo  espero  que  Dylan  y  Yanira, que es como se llaman sus protagonistas,  consigan enamorar, divertir y excitar a quienes lo  lean.  Y  no  te  cuento  más,  o  como  tu  dices  ¡me  mata mi editora!  Un millón de gracias por abrirnos las puertas de  tu  corazón,  de  tu  casa  y  por  ofrecernos  la  oportunidad de que nuestras lectoras se lo hayan  pasado en grande en tu compañía. ¡Nos vemos en  el RA! 

RománTica'S 8


9 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 10


La autora nos habla de su experiencia como redactora del Kamasutra basado en la trilogía de Megan Maxwell

      Nació  en  Madrid.  Es  escritora  y  coach  creativa.  Articulista  en  las  revistas COSMOPOLITAN, Psicología  Práctica,  y  Piensa  es  gratis  (de  Joaquín  Lorente).  Es  la  autora  del  texto de El kamasutra de Pídeme lo que quieras, diario erótico basado en  la  afamada  trilogía  de  Megan  Maxwell,  publicado  por  Libros  Cúpula (Planeta).   Ha  publicado  novela  romántica  y  novela de humor como El árbol de los pájaros alegres (Finalista Premio  Ellas);  Los viernes, el paro duerme  (Finalista  Premio  Ateneo  Joven  de  Sevilla); La viajera de la felicidad, y  El matarratas.  Y  los  libros:  Escribe para ser feliz;  El viaje de las palabras;  y  Las palabras viajeras.  He escrito también para Mente Sana  (de  Jorge Bucay),  Integral,  y el  blog  de moda ON Boutique.   Crea y dirige sus propios talleres de  Escritura  Creativa  y  de  Crecimiento  personal a través de la escritura. Ha  recibido  varios  premios  literarios:  Finalista  en  el  Certamen  Jóvenes  Creadores  del  Ayto.de  Madrid;  III  Premio  de  relatos  de  mujeres  Igualdad del Ayto. de Castellón de la  Plana;  2ª  Finalista  en  el  premio  «Paraules  D’Adriana»;  Accésit  en  el  XXV Certamen Nacional de Cuentos  «Jose  María  Franco  Delgado»;  Se‐ leccionada en el Premio literario In‐ ternacional  «Max  Aub»;  Seleccio‐ nada en el Premio literario Interna‐ cional  «La  Felguera»;  Seleccionada  en  el  «VIII  Concurso  de  Relatos  de  Mujer».  Y  he  publicado  varios  cuentos  y  poesías  en  revistas  y  en  antologías literarias.   Puedes  saber  más  de  ella  en:  www.marcanterosanchez.com 

Buenas  tardes,  Mar  y  bienvenida  a  RománTica’S.  Háblanos  de  cómo surgió el que escribieras tú este kamasutra tan especial.  Cuando me escribió Vanessa López, la editora de Libros Cúpula y  me dijo que Esther Escoriza me había recomendado para escribir  «El kamasutra de Pídeme lo que quieras», me sentí muy agradecida  y muy honrada. Cuando se lo conté a Megan, feliz como estaba de  hacerle partícipe de la noticia,  me  confesó que ya lo sabía y que  había estado muy de acuerdo en que fuera yo quien lo escribiera,  lo cual me hizo mucho más feliz porque fue un honor para mí que  las  tres  pensaran  que  yo  era  la  autora  adecuada  para  escribirlo.  Seguramente, cualquier otra autora podría haberlo hecho, pero me  habían elegido a mí porque habían leído los artículos que yo había  escrito sobre las novelas de Megan, en las revistas COSMOPOLITAN  y Psicología Práctica, en las que escribo habitualmente, y les había  gustado.   Hablamos  por  teléfono  y  Vanessa  me  comentó  que  querían  que  escribiera un diario erótico con cincuenta escenas de las novelas de  Megan,  pero  contadas  como  si  ya  hubiesen  pasado  y  Jud  las  estuviera recordando. Me dijo también que querían a una autora  con la sensibilidad de Megan para escribir de nuevo esas escenas.    ¿Cuál fue tu reacción ante lo que te estaban solicitando?  Por supuesto, le dije que sí, que adelante y me dijo que sólo tendría  dos meses de tiempo, pues tendría que entregarlo en Julio. ¡Eso fue  lo peor! A pesar de las dificultades, acepté. Feliz y, sabiendo que no  iba a tener vacaciones ese año, por el trabajo, me puse a rastrear  las escenas eróticas de “Pídeme lo que quieras” y de “Pídeme lo  que  quieras,  ahora  y  siempre”.  ¡Menos  mal  que  ya  había  leído  ambos  libros!  El  tercer  volumen  aún  no  había  salido  y  sólo sabía  que tenía que dejar unas cinco escenas sin escribir para cuando se  publicara, y faltaban sólo unas cuantas semanas para ello. Y así lo  hice,  en  cuanto  me  lo  mandaron  me  puse  a  leerlo  para  escribir  también esas últimas escenas.   ¿Cómo fue el proceso de creación del kamasutra?  Para  cualquier  autora,  es  difícil  ponerse  en  la  piel  de  unos  personajes  que  no  son  suyos,  que  le  son  ajenos.  Y  no  fue  fácil,  desde luego. Había varias dificultades. La primera, el poco tiempo  que iba a tener para escribirlo. La segunda, el hecho de tener que  basarme en unas novelas y en unos personajes que no habían sido  creados  por  mí.  Y  la  tercera,  que  antes  tendría  que  hacer  una  prueba para ver si a las editoras y a Megan, les gustaba el resultado.   Me puse manos a la obra y escribí un par de escenas, intentando  que resultasen frescas y ágiles, (y no me refiero a las posturitas),  sino a que la lectura de un diario erótico, pienso yo, debe ser rápida  y entretenida. Y al mismo tiempo, buscaba un resultado placentero  en el lector, claro. ¡Si la escena no pone, no sirve de nada decir que  es erótica!   Aunque Megan ya me había allanado el camino y facilitado la obra,  tenía que volver a escribirlas por mí misma y no quería estropearlas  

 

11 RománTica'S


sino todo lo contrario. Sabía que no las iba a poder mejorar, pues  Megan es muy buena escritora, pero al menos intentaría darles mi  toque  personal,  inventando  títulos  divertidos,  que  engancharan  rápidamente a las lectoras y que mostrasen el sentido del humor  de Jud. Mi opinión es que el sexo con alegría, risas y diversión, es el  mejor  sexo.  Y  como  sabía  que  Megan  opinaba  lo  mismo,  decidí  darles  ese  enfoque.  Y  me  salieron:  REC  (SEX),  Celos  al  pil  pil,  Un  sándwich  de  Jud,    Hambrientos,  ¡Es  la  guerra!,  etc.  Y  mi  parte  favorita,  y  una  de  las  que  más  orgullosa  estoy  (¡Incluido  el  título  que me salió redondo!): LA CARICIA DE EROS, donde doy algunas  sugerencias  para  disfrutar  más  y  mejor  de  una  sexualidad  sana,  libre y sin complejos.   Las editoras las leyeron y les gustó mucho. Y a Megan también, y  me  dijo  personalmente  que  le  había  encantado  lo  que  había  escrito. Así que, ya podía estar tranquila, era oficialmente la autora  de El kamasutra de Pídeme lo que quieras.   ¿Cómo te enfrentaste a tan tremendo desafío?  Como autora, me encantan los retos y escribir El kamasutra, lo era,  ¡y de los más grandes! Un atractivo reto al que dije que sí, porque  siempre estoy abierta a aprender y a experimentar escribiendo. Yo  ya había escrito relatos eróticos y novela romántica, así que, no me  asusté en ningún momento.   Pero, a las dificultades del principio, se sumaba el hecho de que era  una enorme responsabilidad, pues Megan es una autora de éxito y  si el resultado no era satisfactorio, podía esperar las críticas de sus  lectoras que, sin duda, harían con todo su derecho.   ¿Cuáles fueron tus sensaciones una vez que lo viste publicado?  Varios meses después de su publicación, estoy muy contenta con el  resultado,  tras  haberme  metido  bajo  la  piel  de  Jud,  pues  todo  el  mundo me dice que es una escritura elegante y sobre todo, ¡que  les gusta y les pone! Y esto es lo más importante. Tanto las críticas  como  las  reseñas  recibidas  sobre  el  libro  están  siendo  todas  tremendamente positivas.  ¿Qué tal te ha resultado la experiencia?  Escribir  este  diario  ha  sido  una  experiencia  divertida,  de  crecimiento  como  autora,  y  sobre  todo,  ha  sido  muy  placentero.  Además, recibo muchas felicitaciones y mensajes de apoyo, tanto  de  las  lectoras  de  Megan,  como  de  mis  lectoras  y  lectores,  que  siempre están ahí al pie del cañón, apoyando todos mis trabajos.  Siempre les estaré agradecida a todos ellos por todo el amor que  derrochan hacia mis libros.   ¿Alguna cosa más que añadir?  Sí,  una  más.  Espero,  querida  Megan,  que  Jud  se  lo  esté  pasando  igual  de  bien,  recordando  sus  experiencias  en  El  kamasutra,  que  mientras  vivió  sus  encuentros  con  Eric  en  tus  novelas.  Conociéndola, estoy segura de que lo está disfrutando por partida  doble.   

RománTica'S 12

             

Como autora, me encantan los retos y escribir ‘El kamasutra’, lo era, ¡y de los más grandes!


Échale un vistazo al extracto de uno de sus libros 

Jose vive en Madrid, le gusta hacer fotos, está casada desde muy joven y no es feliz. Quiere tener un hijo pero su marido no está dispuesto por el momento. Por ello, decide alejarse un tiempo y acompañar a su tía en su reciente viaje de vuelta a Sevilla. Rosana es sevillana, trabaja en una perfumería del centro para pagarse sus clases de pintura. Ha tenido muchas relaciones y ahora está enamorada de su profesor, que acaba de dejarla por otra mujer. Ambas, primas políticas, se reencuentran en la maravillosa ciudad de Sevilla durante la Semana Santa, tras haberse visto solamente una vez en su infancia. Juntas descubren que el amor es diferente a lo que han conocido hasta ahora y que durante todo este tiempo, no han sido ellas mismas, sino como quisieron los hombres de su vida. Comprenden que en realidad no habían estado nunca enamoradas, pues ahora saben lo fácil que es confundir la atracción sexual con el amor. Con la sensación de haber vivido equivocadas toda su vida, saben que ha llegado el momento de tomar una gran decisión y probar caminos nuevos que las llevarán a quitarse las capas protectoras de su piel y de su corazón, y a abrirse a nuevas experiencias que las llenarán de felicidad y a conseguir la libertad que anhelan. ¿Cómo reaccionarán sus familias? Jose aún tiene que vérselas con Eduardo, su marido, y explicarle la nueva situación. ¿Será capaz de dejarle? Rosana forma parte de una familia numerosa en la que su madre dirige la vida de todas sus hermanas. ¿Se atreverá a decirle que ha llegado el momento de independizarse y salir de casa?

No estaba segura de haber cerrado con llave el cajón del escritorio. Durante el trayecto en taxi hasta la estación, Jose había dado mil vueltas a sus últimos movimientos en el interior de la casa. Había recogido los platos del desayuno, después de sacar la maleta al pasillo y dejar el bolso sobre ella. Tenía la llave en la mano derecha cuando Inma llamó por teléfono para despedirse. Corrió a la cocina para descolgar el inalámbrico y dio unas vueltas inconscientes alrededor de la mesa mientras intercalaba frases con su cuñada, que se mostraba muy afectada por su marcha. —Ahora me quedo sola –le había dicho en un tono de voz lloroso y melifluo. El mismo que usaba desde su embarazo. Siempre había sido un poco ñoña, desde los buenos tiempos del instituto cuando aún eran dos mujeres libres y completas, e incluso después, cuando el destino tuvo la mala idea de hacer que Inma conociera a su hermano Arturo y se casara con él. —Ya sabes que soy de lágrima fácil y de piel sensible –repitió una vez más aquella frase que inventara para describirse a sí misma, una noche de cachondeo y risa floja hasta altas horas de la madrugada. Lo de la piel sensible se apreciaba a simple vista, o a simple tacto. Si se le tocaba la cara, los dedos se sobresaltaban a cada grano de su perpetuo acné. Lo de la lágrima fácil, Jose pudo comprobarlo una vez más aquella mañana, por eso dio ilógicas vueltas alrededor de la mesa de la cocina mientras escuchaba sus frases entrecortadas. —Jose, bonita, no te vayas –le había pedido entre llantos y risas– No te vayas hasta que nazca el niño... Eso era precisamente lo que Jose pretendía perderse. El nacimiento de su primer sobrino, o sobrina, que aún no sabían el sexo porque su hermano Arturo, más conservador que una nevera, prefería las sorpresas. Claro que él no había tenido que pintar la habitación de color amarillo, aunque Inma hubiera preferido hacerlo en un rosa chicle o en un azul cielo de otoño, como ponía en el catálogo de colores. Había pintado una pared entera en amarillo piña tropical y otra en amarillo limón tardío para que al final decidiera que lo mejor era hacer una mezcla con los colores, ya que eran tan parecidos que ni su imaginación alarmista y calenturienta era capaz de distinguirlos. —Quedan tan pocos meses –exclamó como si fuese una razón sumamente poderosa para que se quedara hasta el alumbramiento. Pero Jose no estaba dispuesta a continuar basando su presente en su única compañía. Si ella también estuviera embarazada, sería distinto. Muchas veces se había imaginado el vientre abultado, esperando junto a Inma, hombro con hombro como en el instituto, sufrirían y gozarían ambos embarazos. Juntas comprarían la cenefa de muñequitos para las paredes de la habitación del bebé; la ropita menuda en colores pastel; la cuna, la bañera, el cochecito y la sillita; y Arturo y Eduardo pintarían las habitaciones porque ellas no debían respirar el olor a pintura. Su hermano la pintaría en amarillo, pero Eduardo lo haría en azul porque ellos sí conocerían el sexo de su hijo, que sería un niño porque aunque él dijera que aún era pronto para ser padres, que todavía tenían que viajar y hacer muchas cosas los dos solos, estaría muy orgulloso de tenerlo. Se descubrió acariciando la llave en su mano derecha y salió de la cocina para cerrar el cajón del escritorio. En el pasillo, escuchó el pitido del taxi, dio la vuelta y se asomó al balcón. — ¡Ya va! – gritó como si fuera otra persona la que iba a marcharse– Inma, ha llegado mi taxi. Te llamaré cuando llegue. Adiós... Entró de nuevo en la cocina y colgó el auricular. Corrió al pasillo, abrió la puerta, se colgó el bolso en el hombro y sacó la maleta. Algo le ocupaba la mano derecha. Lo dejó en la bandeja de plata donde descansaba la correspondencia y sacó del bolso las llaves de la casa. Cuando cerraba el tercer cerrojo, se acordó de la llave del escritorio. Abrió de nuevo la puerta, cogió la llave, las cartas se movieron en la bandeja. Imaginó que Eduardo miraría con disgusto las cartas mal colocadas. Las ordenó y salió con la llave en la mano. Cerró los cinco cerrojos de la puerta y guardó todas las llaves en el bolso. Salió a la calle, entró en el taxi y se marchó. Ahora sí estaba segura de no haber cerrado con llave el cajón del escritorio. Pero no había de qué preocuparse, Eduardo nunca entraba en su despacho. Él tenía el suyo, mucho más grande y confortable. Parecía el despacho de un juez, más que el de un abogado divorcista, con las paredes llenas de estanterías y las estanterías llenas de libros, y los libros llenos de páginas ocres y las páginas ocres llenas de leyes y decretos, y artículos número tal... con sus pastas rojas, verdes y marrones, con sus letras de oro.

13 RománTica'S


RomรกnTica'S 14


por Carolina I. Quesada  

Este libro es el resultado de más de a��o y medio de insistencia «apasionada» de sus lectoras, en especial de las que integran su grupo en Facebook: emails, notas en su perfil, incluso dibujos alusivos... Una persistencia a prueba de balas. A sus lectoras les encantó Princesa, se engancharon a la historia que cuenta y a los personajes, y no solo querían ver a algunos secundarios convertidos en protagonistas, también querían saber más de Dakota y Tess (Princesa), querían ver la evolución de la relación. Y esta nueva novela está teniendo tan buena acogida como Princesa. Las valoraciones en plataformas son fenomenales, las reseñas son fantásticas y acaban de nominarla al II Premio Pasión por la Novela Romántica, un premio que en 2011 ganó Princesa. Harley R. es la segunda entrega de la Serie Moteros y retoma la historia donde Princesa acabó, es decir: en Londres, en la primavera de 2009. No es, sin embargo, el Londres turístico que suele venirnos a la cabeza cuando pensamos en esta ciudad alucinante. Es el Londres de los moteros, los «tuneadores» de coches, y los artistas del tatuaje. Un ambiente muy colorista, lleno de cromados relucientes y, sin duda, gobernado por el rugido de los motores Harley Davidson.

  ¿Quién  es  Patricia  Sutherland  en  su  día  a  día?  ¿Cuáles son tus hobbies?   Soy  muy hogareña y algo solitaria. Para mí «sofá y  libro»  es  un  plan  ideal  para  casi  cualquier  momento porque leer es uno de mis hobbies. Otro  es la jardinería/horticultura, aunque ahora ya no  puedo  dedicarle  tanto  tiempo  como  quisiera  porque  viajo  bastante.  La  escritura  siempre  ha  sido  mi  hobby  por  excelencia,  pero,  por  suerte,  hace  un par  de años lo convertí en profesión así  que ya no tengo que robarle más horas al sueño  para quitarme el gusanillo de escribir.  ¿Qué te llevó a escribir el primer libro de la Serie  Moteros?   La  diferencia  de  edad  en  la  pareja  cuando  es  la  mujer quien es mayor que el hombre es un tema  que me interesaba. Cuando veía en la tele parejas  tipo Susan Sarandon / Tim Robbins o Demi Moore  /  Ashton  Kutcher  me  venían  mil  preguntas  a  la  cabeza. ¿Cómo surgió la atracción? ¿Cómo solven‐ tan  las  diferencias?  ¿Las  solventan...  o  las  padedecen?  Por  otro  lado,  estaba  ese  componente  de  «permisividad  total»  que  en  general  se  les  concede a los famosos, que hace que de ellos no  nos  extrañe  nada  y  también,  que  tampoco  nos  acabemos de tomar muy en serio sus relaciones.  ¿Qué  sucede  cuando  en  vez  de  ser  Demi,  es  tu  vecina del 4º... O tu hermana.  A nivel personal siempre he tenido la sensación de  que las grandes diferencias son insalvables o como  mínimo  muy  difíciles  de  superar.  Pero  sabes  de  casos  que  han  conseguido  salir  adelante,  y  le 

15 RománTica'S


sigues  dando  vueltas  al  tema,  preguntándote  «¿cómo sería enamorarse de alguien tan joven?»  Al final, decidí que ya que no tenía previsto vivir la  experiencia  en  carne  propia,  lo  más  cercano  era  escribirla... Y así nació Princesa.  ¿Imaginabas el éxito que le sobrevino? ¿Cuál ha  sido la mayor alegría a raíz de publicarlo?   Para nada. Soy una persona realista y ya entonces,  tenía  muy  claro  que  los  lectores  se  ganan  uno  a  uno. Al menos, para una mayoría de escritores, las  cosas  son  así;  sin  atajos,  sin  booms.  Así  que  publiqué  Princesa  y  salté  al  ruedo  romántico,  dispuesta a buscar a mis lectores sin prisa pero sin  pausa, sabiendo que era un objetivo a largo plazo.  En aquel momento ni siquiera podía jugar la baza  del  eBook  ya  que  Amazon  aún  no  había  desembarcado en España (lo hizo ocho meses más  tarde).  Princesa  era  un  libro  autopublicado  en  papel,  sin  distribución,  escrito  por  alguien  desconocido  para  las  lectoras  del  género.  En  mi  opinión, sus posibilidades de éxito eran cero. Tres  meses más  tarde, sin embargo, contaba con una  docena  de  reseñas  magníficas  y  Dakota  parecía  haberse  escapado  del  libro  y  cobrar  vida  real.  Desde  entonces,  todo  ha  sido  una  experiencia  increíble,  algo  mágico.  No  sabría  decirte  qué  me  ha  alegrado  más,  pero  sí  puedo  decirte  qué  me  impactó profundamente. Me refiero a sucesos que  te  dejan  con  la  boca  abierta  de  la  sorpresa.  Una  fue que dos lectoras crearan un grupo de fans de  Dakota  en  Facebook,  ¡¡¡PON  UN  DAKOTA  EN  TU  VIDA!!!. Fue tal la sorpresa, que no sabía qué decir.  Hoy se ha convertido en el hogar de las «Bollitos»,  como se autodenominan sus miembros, y a pesar  de que el nombre hace referencia a un personaje,  allí se reúnen mis lectoras y hablamos de todas mis  novelas.  Me  hizo  tanta  ilusión  que  un  personaje  creado  por  mí  alcanzara  tanta  repercusión  que,  aunque ha habido propuestas, no he querido que  se  cambiara  el  nombre  del  grupo  por  otro  más  general. Dakota es un gran personaje, sus lectoras  lo han coronado «rey», y me parece genial que sea  él quien siga reinando.   Otro momento impactante tuvo lugar en la Feria  del  Libro  de  Madrid,  en  2012.  Estaba  tranquila‐ mente  visitando  casetas  y,  de  pronto,  me  vi  rodeada  de  chicas  que  habían  leído  Princesa  y  querían  conocerme.  Les  brotaba  la  alegría  por  todos  los  poros  y  estaban  súper  ansiosas  por  conseguir  mi  firma  aunque  fuera  sobre  un  marcapáginas... y yo las  miraba y no  podía  creer  que  la  cosa  fuera  conmigo.  ¡Pensé  que  era  una  broma!  

RománTica'S 16

Y el summum del «alucine» tuvo lugar cuando me  enteré  de  que  Princesa  estaba  nominada  al  I  Premio  Pasión  por  la  Novela  Romántica,  premio  que acabó ganando, y para cuya segunda edición,  que  está  votándose  actualmente,  también  está  nominada Harley R.   Me  encanta  que  la  vida  me  sorprenda,  y  desde  luego, lo está haciendo.    ¿Qué  novedades  encontramos  en  esta  nueva  entrega?   Siempre digo que escribo las novelas que a mí me  gustaría  leer.  Quiero  historias  que  me  seduzcan,  que  me  arranquen  de  la  realidad  y  me  pongan  directamente  en  la  piel  de  los  personajes,  sintiendo lo que ellos sienten, viviendo lo que ellos  viven.  Harley R. es esa clase de novela. Comienza  mostrando la otra cara del final feliz de Princesa;  la  desolación  de  Abby  al  ver  cómo  Dakota,  el  hombre  del  que  está  enamorada  desde  que  era  una niña, acaba convertido en su cuñado. Es una  novela extensa ‐más de seiscientas páginas‐, con  elementos de intriga, y es muy, muy intensa. Las  lectoras  han  utilizado  palabras  como  «abruma‐ dora»,  «impresionante»,  «sensibilidad  en  estado  puro» al comentar o reseñar esta novela.   Además, no puedo dejar de mencionar que cuenta  con un plantel de secundarios súper carismáticos   y escenarios cien por cien moteros, que harán las  delicias de las aficionadas a las «burras».  Define  con  dos  adjetivos  a  cada  uno  de  tus  personajes:   Qué difícil. Abby es luchadora y apasionada. Evel  es ... impresionante (¿se oyen mis suspiros? ;)) y  cabal.  ¿Por qué Londres para esta nueva historia?   Mi amor por Londres data de varios años. La elegí  para  Princesa,  y  Harley R.  retoma  la  historia  donde Princesa la dejó, así que el escenario estaba  decidido  de  antemano.  De  todas  formas,  no  se  trata del Londres turístico que suele venirnos a la  cabeza  cuando  pensamos  en  esta  ciudad  alucinante.  Es  el  Londres  de  los  moteros,  los  «tuneadores» de coches, y los artistas del tatuaje.  Un  ambiente  muy  colorista,  lleno  de  cromados  relucientes y, sin duda, gobernado por el rugido de  los motores Harley Davidson. Este es el marco que  elegí  para  poner  en  escena  a  Evel  y  Abby,  dos  personajes que han amado profundamente, pero  no  han  sido  correspondidos.  Dos  personajes  a  quienes la vida solo les ha mostrado el lado más  doloroso del amor, el del desamor.  


Pregunta  obligada  debido  al  título  de  la  Serie:  ¿Qué  relación  tienes  con  el  interesante  y  cautivador mundo motero?   Hay forofos de las motos en mi familia, de los que  se van a Jerez o a Barcelona a ver las carreras. A mí  me atrae mucho más el entorno Harley Davidson,  su  afición  a  reunirse,  a  hacer  kilómetros  juntos.  Cuando  voy  por  la  calle,  lo  único  que  consigue  sacarme de mis propios pensamientos es el rugido  de una Harley. Soy de las que se giran para mirarla.  Las  motos  Harley  Davidson  me  parecen  una  maravilla y me apetecía mucho tomar ese mundo  super  colorista,  moldearlo  a  mi  gusto,  llevarlo  a  una novela, y ver qué salía.   ¿Encontraremos  erotismo,  ahora  tan  de  moda,  en  esta  nueva  historia?  ¿Qué  opinión  tienes  sobre este nuevo boom de la erótica?   Harley R. es una novela muy sensual. Princesa lo  era; su protagonista, Dakota, es un hombre joven  y  promiscuo.  En  esta  segunda  entrega,  él  y  su  novia Tess son la pareja secundaria, y se han traído  consigo sus interacciones fogosas, que suman a la  carga erótica de la pareja protagonista.   Sin  embargo,  no  se  trata  de  la  misma  clase  de  sensualidad que hoy se suele asociar (incorrecta‐ mente) a la palabra 'erotismo'. Sugiero, y mucho.  Puedo  llevarme  la  atención  del  lector  al    simple  gesto de hundir un pincel en un bote de pintura y  mantenerla  allí  el  tiempo  suficiente  para  que  su  imaginación se dispare sin control. Pero, a menos  que sea imprescindible, procuro no estropearle el  momento  contándole  lo  que  ya  sabe.  Quizás,  la  cuestión resida en que no soy lectora de erótica.  Es  un  género  que  no  me  atrae  porque  lo  excesivamente  explícito  le  corta  las  alas  a  mi  imaginación, y eso es algo que detesto. A la hora  de leer, busco otro tipo emociones.  Y sobre el tema del boom de la erótica... Nos ha  tocado vivir en una época marcada por las modas.  Es  lo  que  hay.  A  mí,  personalmente,  no  me  molesta.  Pienso  que  puestos  a  elegir,  es  mejor  escoger  entre  cien  que  hacerlo  entre  diez.  En  última  instancia,  también  tenemos  la  alternativa  de no escoger nada. Además, no hay que olvidar  que  esos  «booms»  han  dado  oportunidades  a  muchos  escritores  y  contribuyen  a  que  las  editoriales  continúen  funcionando.  En  esto,  las  románticas  hemos  tenido  mucha  suerte  porque  algunos de esos exitazos ‐me refiero a Crepúsculo,  Cincuenta Sombras y Pídeme lo que quieras‐  nos  han  traido  millones  de  nuevas  lectoras  y  han  propiciado que otros editores se interesen por el  género. Eso nos favorece a todos.  

¿Qué nueva moda crees que nos espera después  en el mundo literario? ¿Cuál te gustaría a ti que  fuera?   No tengo la menor idea. ¿Volverán los vampiros?  ¿Los Highlanders? ¡Quién sabe! A mí, la verdad, es  que me da un poco igual que tome el relevo a la  erótica. Creo que en la actualidad, en general,  los  lectores  voraces  tenemos  un  panorama  extraor‐ dinario.  Me  encanta,  y  en  cierto  modo,  me  tranquiliza  saber  que  cuando  llega  la  hora  de  sentarme  a  leer  tengo  tanto  material  donde  escoger. En cambio, con el cine no me sucede lo  mismo y eso sí que me molesta porque adoro la  pantalla gigante y desde hace unos años mis visitas  se  esparcían  cada  vez  más.  Sea  lo  que  sea  que  releve a la erótica de su lugar de privilegio actual,  estoy  segura  de  que  traerá  una  lluvia  de  nuevas  alternativas y posibilidades.   ¿Hay algún otro género sobre el que te gustaría  escribir?   Antes solía pensar que estaría bien explorar tal o  cual  género/subgénero,  probar  nuevas  aguas,  experimentar...  No  es  algo  que  descarte,  desde  luego,  pero  ahora  me  parece  mucho  más  importante pulir mi estilo en un subgénero en el  que escribo desde hace décadas, que probar algo  nuevo.  De  hecho,  he  aparcado  por  tiempo  indefinido  los  dos  proyectos  «no  contemporá‐ neos» en los que estaba trabajando.   Comenzaste en la romántica autopublicando y el  gran interés que despertaste fue mayor que el de  muchos  libros  de  editorial.  Con  los  recientes  booms de Amazon etc. ¿Qué ventajas crees que  ofrece  la  autopublicación?  ¿Crees  que  es  el  futuro, como muchos vaticinan?   Me resulta difícil plantear la cuestión en términos  de  ventajas  y  desventajas.  La  autopublicación  es  algo  que  está  en  las  antípodas  de  la  publicación  por editorial en todos los aspectos que te puedas  imaginar,  y  en  los  que  no  te  imaginas,  también.  Autopublico porque me apasiona, es algo que está  hecho  a  mi  medida,  pero  no  me  atrevería  a  recomendárselo  a  nadie  como  una  alternativa  a  largo plazo.  ¿Por qué? La mayoría de los escritores  prefieren dedicarse a escribir y dejar que el editor  se ocupe de llevar su libro a las librerías. Es más, la  mayoría prefiere no tener que hacer promoción y  de  hecho,  solo  una  minoría  la  hace.  Cuando  autopublicas, tu tiempo, tus recursos, y tu energía  se reparten de una forma diferente. Tu libro pasa  a ser tu entera responsabilidad así que lo que tú  no  hagas  por  él,  no  lo  hará  nadie.  Y  más  te  vale  emplearte  a  fondo  porque  una  de  las  primeras 

17 RománTica'S


lecciones  que  aprendes  es  que  hay  una  gran  diferencia  entre  publicar  un  libro,  y  vender  ese  libro. Mal que a los escritores nos pese, los libros  no se venden solos.   En otras palabras, utilizar la autopublicación como  medio de atraer la atención de alguna editorial es  una alternativa factible. Tienes un manuscrito que  no  consigues  colocar,  y  pruebas  suerte  con  la  autopublicación.  Unos  cuantos  meses  de  trabajo  extra no van a matarte y si el libro gusta, quizás te  traiga  un  contrato  editorial.  Hablar  de  autopu‐ blicar (en vez de publicar) como proyecto a largo  plazo,  especialmente  si  eres  un  autor  novel,  es  otra  cuestión.  Lo  cual  nos  lleva  a  tu  siguiente  pregunta;  creo  que  la  autopublicación  será  el  futuro  para  una  minoría  con  espíritu  empren‐ dedor, y creo que, gracias a la incapacidad de algu‐ nos editores a la hora de satisfacer las expectati‐ vas  de  sus  autores,  habrá  quienes  se  pasen  a  la  autopublicación.  Me  refiero  a  escritores  que  sin  ser top ventas lleven tiempo publicando y tengan  una  buena  base  de  lectores.  Más  allá  de  esto,  opino que las cosas seguirán siendo más o menos  como hasta ahora. Mientras exista mercado para  el libro impreso, las editoriales continuarán siendo  la  vía  preferida  de  los  autores  para  llegar  a  sus  lectores.  ¿Qué  autores  u  obras  te  han  inspirado  desde  siempre?   Adoro  leer  y  le  debo  momentos  increíbles  a  una  larga lista de escritores, pero los que me ayudaron  a  descubrir  la  magia  que  vive  dentro  de  un  libro  ocupan  un  lugar  muy  especial;  Charles  Dickens,  Louise M. Alcott y Julio Verne.   Si  un  incendio  asolara  tu  casa  y  tuvieras  que  salvar tan  solo dos libros  de  tu biblioteca: ¿qué  dos libros serían?   Jajaja Soy lectora de libros electrónicos, así que me 

lo  pones  muy  fácil;  salvaría  el  Sony  Reader  y  el  Kindle. En mi última mudanza, dejé mi biblioteca  física reducida a tres estantes. Son poquitos pero  entrañables,  y  cuál  elegiría,  imagino,  dependerá  de  mi  estado  de  ánimo  en  ese  momento.  Ahora  mismo,  sería  uno  de  Preston  &  Child  y  uno  de  Eduardo  Punset  o  de  la  antropóloga  norteame‐ ricana Helen Fisher.  Por último y antes de despedirnos, háblanos de  tus proyectos futuros y déjale un mensaje a los  lectores y diles dónde pueden seguirte y obtener  información  sobre  tus  obras.  Ha  sido  un  gran  placer entrevistarte, Patricia.   Siempre hay varios temas rodando sobre mi mesa,  en distintas fases. Es lo que tiene la autoedición,  que aunque un proyecto cambie de estadio, sigue  sobre  la  misma  mesa,  y  desde  que  lo  empiezo  hasta que finalmente ve la luz pueden pasar años.  Pero como estoy segura de que a mis «Bollitos» y  lectoras les encantará saberlo, diré que la tercera  entrega  de  la  Serie  Moteros  es  uno  de  esos  proyectos.  Acostumbro a publicar extractos jugosos, así que  las  lectoras  que  aún  no  me  han  leído,  hallarán   mucho material para matar el gusanillo romántico  y hacerse una idea de lo que encontrarán en mis  novelas, en cualquiera de estos enlaces:  www.jeraromance.com  patricia‐sutherland.com  Y por supuesto, en mi grupo de lectoras y seguido‐ ras en Facebook, al que están invitadísimas: 

¡¡¡PON UN DAKOTA EN TU VIDA!!! https://www.facebook.com/groups/436672046 350678/  Y gracias, Carolina, a ti y a la Revista RománTica'S  por darme la ocasión de llegar a vuestras lectoras  a través de esta entrevista.     

RománTica'S 18


19 RomรกnTica'S


ROMÁNTICA’S «Jimena no deshoja margaritas»

       

de

OLGA SALAR

 

Sinopsis La música es lo más importante en la vida de Jimena: su trabajo, su manera de expresarse, su pasión… De hecho, su chelo es el mejor amante que ha tenido: fiel, comprensivo y siempre dispuesto a satisfacerla. Así que, ¿para qué necesita un hombre por muy atractivo que sea? Jimena no está dispuesta a soportar que nadie le diga qué debe hacer, ni cómo vestirse, que piense que su lengua es un arma de destrucción masiva o que se queje de lo horrorosas que son sus pecas… Y eso es justo lo que pasa cada vez que tiene la mala suerte de coincidir con Lucas. Pero cuando se ven forzados a compartir una casa antigua en un pueblo en medio de ninguna parte, las chispas empiezan a saltar… sin que ninguno de los dos pueda evitarlo...

  Como  comienzo  de  un  nuevo  año  literario,  Versátil  nos  ha  traído  este  enero «Jimena no deshoja margaritas», la segunda novela de Olga Salar  en este sello después de su debut en 2013 con «Íntimos enemigos». Con  una  portada  que  nuevamente  invita  a  navegar  en  su  interior  (es  indiscutible que con cada título la editorial intenta superar la calidad de  sus diseños), esta historia llega a las librerías dispuesta a arrancarnos más  de una sonrisa y hacernos pasar un buen rato.  Este  singular  romance  comienza  con  una  cita  que  no  podría  ser  más  acertada: «Jimena no deshoja las margaritas por miedo a que le digan sí»,  y es que su protagonista es una muchacha con una sensibilidad especial  para la música pero con un carácter, digamos, un tanto… ¿arisco? Aunque  a decir verdad, sus salidas de tono están en su mayoría dedicadas a Lucas,  un atractivo arquitecto que cometió el error de hacer un comentario que  a  cualquier  mujer  le  pondría  los  pelos  de  punta  como  mínimo.  Si  no,  decidme cual sería vuestra reacción si una pareja de amigos te organiza  una cita a ciegas sin que tú lo sepas y descubres que el tipo en cuestión  piensa  de  ti  que  eres  un  mal  conjunto,  según  sus  palabras.  Las  posibilidades de lo que susodicho podría sufrir serían infinitas…  Pero la cosa no queda sólo aquí y el destino con muy buenas intenciones  o mucha mala baba, todo hay que decirlo, parece empecinado en hacer  que Jimena y Lucas coincidan una y otra vez. La relación entre ellos pasa  del odio al amor y viceversa en cuestión de segundos sin olvidar todos los  estados  intermedios.  Casi  podría  decirse  que  parecen  dos  imanes  en  perpetua  atracción  que  llegado  el  momento  de  la  unión  se  repelen  irremisiblemente, ya sabéis, por aquello de los polos opuestos.  «Jimena  no  deshoja  margaritas»  es  una  novela  ágil,  amena  y  divertida  que  os  traerá  de  cabeza,  os  lo  aseguramos.  Es  como  una  noria  que da  vueltas  y  vueltas  a  velocidad  vertiginosa  y  que  no  sabes  cuándo  va  a  parar.  Además  del  romance  principal,  encontraremos  otros  personajes  que  capturarán  nuestra  atención  y  cuya  historia  nos  emocionará.  Una  convivencia  forzada,  amigos  casamenteros,  tensión  sexual,  situaciones  mal  entendidas,  sueños  por  cumplir,  encontrar  el  amor,  perdonar  el  pasado, olvidar el miedo y escuchar la música por siempre sonar…

 

RománTica'S 20

 


MAGAZZINE presenta «No soy la Bella Durmiente»              

de

TERESA CAMESELLE

    En la segunda quincena de enero, Phoebe ha lanzado «Yo no soy la Bella  Durmiente», la primera novela contemporánea de Teresa Cameselle. Esta  autora  conocida  por  sus  novelas  históricas  ha  decidido  probar  con  el  género contemporáneo que tan de moda está en estos momentos en su  faceta erótica. Sin llegar a ese punto, Cameselle se ha decidido por una  novela con un punto de humor y un toque de suspense que ¿cumplirá las  exigencias de sus seguidoras?  Creemos  que  hasta  la  más  escéptica  se  quedará  enganchada  con  la  primera escena…  ¿Os acordáis de aquel anuncio de Coca‐Cola Light en el que un grupo de  mujeres de una oficina observaban asomadas a un ventanal a un obrero  cachas mientras sonaba de trasfondo aquello de I don’t want you to be  no slave; I don’t want you to work all day…? Pues imaginaos el descalabro  (mareos,  confusión,  tropiezos)  que  se  produce  en  la  agencia  de  viajes  dirigida  por  Sofía  cada  vez  que  Sergio  entra  por  las  puertas  con  sus  vaqueros gastados y su camiseta holgada. Y no es que el chico sea gran  cosa,  según  afirma  ella,  pero  si  ponemos  la  imaginación  a  trabajar  no  sería de extrañar comenzar a escuchar la mencionada cancioncilla.   Aunque lo que le ocurre a Sofía es que no quiere admitir que su amigo de  la infancia y novio de juventud, ahora vecino y cuidador temporal del gato  de su casero, todavía le mueve el tapete. Pero ah, los caminos del Apóstol  son  inescrutables,  sobre  todo  cuando  se  cruzan  con  una  banda  de  mafiosos y un alijo de diamantes.  En la nota de autor incluida en el libro, la autora afirma que esta historia,  inspirada en las fiestas en honor al apóstol Santiago, nació de las dudas y  que  le  ha  costado  tres  años  poder  terminarla.  Ella  afirma  que  es  muy  diferente a todo lo que ha publicado y ciertamente así es. Animamos a  Teresa a que ésta no sea una historia más y no quede como una mera  anécdota pues aunque pueda parecer que la novela actual es más fácil  por  precisar  de  menos  documentación  (esto  podría  ser  discutible),  a  veces  el  encanto  está  en  la  sencillez,  las  cosas  más  simples,  más  cotidianas, pueden dar lugar a historias memorables. 

Sinopsis Esta historia empieza con un gato llamado Tesoro. Aunque, como empieza de verdad, es con la chica que le gusta al chico que cuida de Tesoro. Y no es una historia de «chico conoce chica…», porque Sergio y Sofía ya se conocen, mucho; de hecho fueron novios en el instituto. Pero han pasado diez años sin verse. Y ahora viven de nuevo en la misma ciudad, y a él se le ha ocurrido mudarse al mismo edificio, y visitarla en el trabajo cada dos por tres... Y su vecino tiene un gato, y viaja mucho, y precisamente durante uno de esos viajes empieza esta historia. Fin de semana del 25 de julio de 2010. Año Santo Compostelano. La ciudad de Santiago llena de peregrinos, turistas y paisanos dispuestos a festejar día y noche. Y unos intrusos intentan entrar en casa del vecino del gato. Y todo termina por liarse...

21 RománTica'S


IV Premio Vergara / RNR Ganadora Mangaka, lágrimas en la arena

 

que se reinventará a sí misma  mientras su malherido corazón  se debate entre el recuerdo de  quien fuera su primer amor y la  atracción que siente hacia un  hombre que está dispuesto a  todo por ella.  La atractiva novela de María 

Bajo un exótico título, María  José Tirado propone al lector  un viaje a través de la historia  de una joven mangaka hentai  (dibujante de cómic manga de  alto contenido sexual) llamada  Carla Monzón. Acompañada de  piercings y tatuajes y con tan  sólo veinte años, Carla se  siente que está de vuelta de  todo: fue abandonada por su  padre cuando tenía dos años, y  su madre, una ex alcohólica,  sufre Alzheimer precoz y es  totalmente dependiente de  ella. En el terreno amoroso las  cosas tampoco le han ido bien,  su único amor la rechazó poco  antes de que un suceso  trastornara su capacidad de  relacionarse con los demás.  Sin embargo, un accidente  terrible cambiará la existencia  de Carla hasta límites  insospechados después de ser  rescatada por Eric Serra, un  atractivo subinspector de  policía que la trae de vuelta a la  vida. A este último deberá  convencer de que estar a las  puertas de la muerte y volver  de regreso acompañada de un  don no es ningún juego. Tras  coquetear con la muerte Carla  sueña con los últimos instantes  de la vida de una chica  asesinada cuya desaparición  sigue aún sin resolver.  Así comienza la gran aventura  de esta joven mangaka, alguien 

José Tirado ha sido premiada  por el jurado por ser  considerada una historia  contemporánea llena de  misterio, aventuras, romance y  escenas sexuales de altísimo  contenido erótico. Además de  estar protagonizada por una  joven insólita cuya  personalidad ye experiencia  despiertan el interés del lector  desde el principio hasta el  desenlace. Con todos estos  ingredientes, ¿están dispuestos  nuestros lectores a acompañar  a Carla en esta historia?  

   

por Mónica Liceras

RománTica'S 22

Descubriendo a María José Tirado   Nació a orillas del Atlántico, en  la mágica ciudad de Cádiz, allá  por el año 1978, y creció en un  pueblo de blancas fachadas y  largas tardes de sol  llamado Benalup‐ Casas Viejas, al   que adoro.  Siempre he escrito,  desde muy niña.   Es una auténtica  apasionada de la  literatura y una  lectora empedernida.  Debutó en la  literatura con   una trilogía de   novela romántica  paranormal que ha  tenido muy buena  repercusión de  público y crítica,  integrada por   Entre vampiros, La Esencia de Lilith  (Ediciones i) y   La emperatriz de los vampiros,   esta última aun  pendiente de publicación.  María José Tirado es  enfermera, repostera   amateur, una gran   apasionada de la naturaleza y  por encima de todo la  orgullosísima mamá de dos  pequeños de cuatro y siete  años que convierten cada uno  de sus días en una mágica  aventura. No le preguntéis  cómo, pero aún así encuentra  el tiempo necesario para leer,  escribir y llevar adelante mi  blog De cuando Caperucita se comió al lobo. 


IV Premio Vergara / RNR 1ª Finalista Búscame en tus sueños   

por Mónica Liceras   La finalista del IV Premio  Vergara RNR Caroline March  nos propone un título  romántico que encierra un  intenso viaje en el tiempo.  Búscame en tus sueños narra la  historia de Ginebra Freire, una  mujer que lo tenía todo y se  sentía afortunada por ello: el  trabajo de sus sueños, un  marido al que adoraba y estaba  a punto de experimentar el  milagro de ser madre. Sin  embargo, todo se desmorona  de un plumazo sin que nada  pueda hacer incluso teme por  su vida.  Guiada por extrañas visiones a  las que no quiere atender,  Ginebra acepta la propuesta de  su hermana de instalarse con  ella en Edimburgo con el  propósito de empezar de  nuevo. Cuando todo está  decidido, definitivamente se  encuentra en la capital  escocesa pero no de la forma  en que esperaba. Tras sufrir un  accidente despierta en otro  tiempo, en un famoso  prostíbulo escocés en 1744.  Perdida y desconcertada, la  protagonista irá encontrando  personas que con paciencia y  humor la ayudarán a sobrevivir  en un medio primitivo, lleno de  peligros e indeseables.  Los fantasmas que antes  acosaban a Ginebra irán  tomando cuerpo, entre ellos un  misterioso guerrero escocés 

que embriagará sus sentidos y  transformará sus sentimientos.  Mientras tanto, una mujer  francesa que se le aparece en  sueños la impulsará a averiguar  quién es Ginebra realmente…  Con todos estos alicientes  Caroline March nos narra una 

Descubriendo a Caroline March Esta finalista se licenció en  Derecho, trabajó un tiempo en  la banca y en la actualidad  dirige el Departamento Jurídico  de una asesoría, dedicándose  principalmente al  Derecho Laboral y de  Familia.  Desde la primera vez  que tuvo entre las  manos una novela  romántica supo que  deseaba escribir,  aunque hasta ahora  nunca se había  atrevido a enfrentar  el reto. El resultado  es Búscame en tus sueños. Caroline  March vive en  Logroño con su  marido y sus dos  hijos.

historia trepidante y preciosa  que destaca por sus diálogos  chispeantes y unos  protagonistas fantásticos.  ¡Búscame en tus sueños   es una finalista que lo tiene  todo para engatusar a nuestros  lectores quienes ya la pueden  conseguir en las librerías! 

23 RománTica'S


Raquel Cruz. Así es ella  Nací  en  una  pequeña  localidad  española  y  me  trasladé  con  mi  madre  a  Canarias,  donde  pasé  la  mayor  parte  de  mi  infancia.  Siempre  he  tenido  mucha imaginación y he sido una lectora voraz, pero fue hace unos años  cuando decidí dedicarme en serio a la escritura.   En 2011  terminé  la  novela «El  Arcángel  de  Luz» y  conseguí  la  represen‐ tación de la agencia literaria Página Tres. He participado en Catorce Lunas,  una antología benéfica escrita por catorce autoras y cuyo prólogo lo firmó  Blue Jeans.   Ocasionalmente escribo artículos en mi web oficial de la que aquí os dejo  el enlace. 

 

  EL ARCÁNGEL DE LUZ  Raquel Cruz 

¿Qué pasaría si un día descubres  que  no  eres  quién  crees  ser?  ¿Cómo aceptarías que tu destino  no es el que con esfuerzo habías  proyectado?  Dana es periodista, intrépida, re‐ belde e insolente. Y su único pro‐ pósito es ganar el juicio contra el  hombre que quiso asesinarla.  Abel Rumsfeld es el abogado de la  defensa  y  el  ser  más  perverso  sobre  la  faz  de  la  Tierra.  No  dudará  en  usar  todo  su  poder  para salirse con la suya.  La  rivalidad  y  la  animadversión  saltarán  enseguida  entre  ellos.  Pero  las  circunstancias  se  suce‐ derán  y  la  hostilidad  se  conver‐ tirá en otra clase de sentimientos  mucho  más  intensos.  Hasta  que  Dana  descubre  una  verdad  que  amenaza  con  poner  en  jaque  el  mundo de los humanos. Porque el  verdadero  origen  de  La  Biblia  nunca se ha escrito y una guerra  declarada desde el principios está  a punto de comenzar ahora.  

EDITORIAL: Anécdota   

RománTica'S 24

http://www.raquelcruz.es   Y ahora mismo me encuentro inmersa en el desarrollo de una nueva novela  y en la colaboración de otra antología.   

Échale un vistazo para ir abriendo boca…   Laura se puso hacer aspavientos desde la distancia para que la viera. Pero cuando hice ademán de moverme en su dirección, choqué contra una pared de granito. O eso creí en un principio, por su consistencia. Sin embargo era un hombre de carne y hueso, el que me había arrollado como si yo fuera una pluma. Aterricé de pleno con el trasero. Desde aquella humillante postura, alcé la vista —todavía atontada por la caída— buscando al culpable de semejante trompazo. Por más que levantaba la cabeza no terminaba de llegar al final de ese rascacielos humano. Hasta que alcancé sus ojos y entonces sentí que me aplastaban por segunda vez consecutiva. Tenía la mirada más gélida y penetrante que jamás contemplé en mi vida. Me cortó la cara, igual que una ventisca. El color de sus ojos era igual de frío... y extraño. De un azul apagado, quizás, no estaba segura. Pero hubo algo más que me resultó violento, y era su manera de observarme. Parecía como si le resultase familiar, a juzgar por su ceño fruncido y su expresión pasmada, casi de asombro.


Natalia C. Gallego. Así es ella  Mi nombre es Natalia y soy diseñadora gráfica e ilustradora. Mi gran pasión  son los mundos extraños y los personajes diferentes, ésos a los que nadie  quiere y que parece que no encuentran su lugar en el mundo.  Me apasiona la mitología, sobre todo la asiática; y, tanto es así que casi se ha  convertido  en  una  obsesión.  Mis  animales  preferidos  son  los  lobos  y  los  cuervos los cuales siempre tienen un lugar en mis historias.  A  parte  de  la  publicación  de  Me apuesto el corazón  con  la  editorial  Kiwi,  también  he  auto  publicado  una  novelada  titulada  PsyCho  y  dos  de  mis  relatos  fueron  seleccionados  para  aparecer  en  el  libro  de  150 Rosas  de  la  editorial Divalentis.  

    ME APUESTO EL CORAZÓN  Natalia C. Gallego 

Puedes visitarme en mi sitio oficial. Aquí os dejo el enlace:  http://nataliacgallego.blogspot.com.es/  

Échale un vistazo para ir abriendo boca…   —Mi madre no está en casa—comunicó, mirándola fijamente a los ojos—. Estaríamos los dos solos. Karla abrió los labios demostrando, al fin, que había entendido qué era lo que en verdad le pasaba. Sus mejillas se encendieron y sus pupilas fueron directas a los labios de él. Luis notó como su boca esbozaba una sonrisa sesgada, ansiando terminar lo que empezaron la noche anterior. Quería besarla hasta que a ambos les temblaran las piernas, y, según ella le estaba mirando, estaba seguro que aceptaría gustosa. —Y bien, ¿qué vas a hacer?—inquirió, con una voz más ronca de lo que esperaba. Ella titubeó unos segundos, indecisa. —Me quedo—aseguró con rotundidad—. Te conozco lo suficiente como para saber que nunca me tocarías.

A  Karla  Quintero  nunca  le  ha  preocupado demasiado ser una  negada  para  las  relaciones.  Le  da  igual  que  los  chicos  se  asusten  por  sus  comentarios  directos  o  su  actitud  un  poco  marimacho, ella no necesita un  novio...  ...o  por  lo  menos  eso  pensaba  hasta que una apuesta puso en  duda  su  capacidad  para  ligar.  Decidida a mantener su orgullo  intacto,  está  dispuesta  a  hacer  lo  que  sea  para  ganar  esa  apuesta.  Luis  Monzón  tiene  una  cosa  clara:  no  quiere  problemas.  Y  las relaciones amorosas son un  gran problema.  Roto,  después  de  haber  perdi‐ do demasiado, sólo desea pasar  su  último  año  de  instituto  en  paz.  Por  desgracia  la  paz  se  ve  interrumpida  cuando  Karla  se  cruza  en  su  camino  y  pone  su  vida patas arriba.  EDITORIAL: Kiwi 

 

25 RománTica'S


RomรกnTica'S 26


FIC-ENTREVISTA  

   

SYLVAIN REYNARD  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

                   

    Me atrae particularmente la manera en la  que la literatura nos  ayuda a explorar     aspectos de la condición humana, en     especial, el sufrimiento, el sexo, el     amor y la redención. También me         interesa utilizar elementos estéticos     como el arte, la arquitectura o la   música para contar una  historia o para     ilustrar los rasgos de algún personaje”      

 

    ENTREVISTA DE YULISS M. PRIEGO DESDE FLORENCIA      

L

 

as calles tienen  un color e historia  especiales que es  imposible de  ignorar. Cierro los  ojos y disfruto del aire fresco de  la mañana. No hay mucha gente  paseando a estas horas, pero sé  que una cierta persona  aparecerá pronto, y, con suerte,  la acompañarán otras dos.  

que leí la trilogía (El infierno de Gabriel, El éxtasis de Gabriel y La redención de Gabriel) me  enamoré profundamente de sus  personajes. ¿Cómo no? 

Desde que supe que  entrevistaría nada menos que a  Sylvain Reynard, he estado  pensando qué decir y qué  preguntarle para que el  intercambio entre ambos fuera  interesante para los dos. Desde 

—¿Yuliss? —dice una voz frente a mí. Dejo el teléfono y centro la atención en el hombre que acaba de aparecer a apenas unos pasos de mí. Asiento, le tiendo la mano y digo: —Sí. Tú debes ser Sylvain. Un

Bajo la mirada hasta mi teléfono  móvil y compruebo qué hora es y  las notificaciones de Facebook.  Las ocho. En cualquier momento  Sylvain llegará y quizás… quizás… 

27 RománTica'S


placer. Él se ríe ligeramente y me estrecha la mano. —Hasta donde sé, sigo siendo yo. Aunque no es porque Gabriel no haya intentado no hacer que me parezca más a mí —Puso los ojos en blanco. Oh… ¿ha dicho… Gabriel? —¿Tanto él como Julianne están aquí, entonces? —pregunto con las esperanzas por las nubes. ¡Di que síii! Ahora sí que suelta una carcajada. Vale, mis ojos haciendo chiribitas deben ser bastante obvios. —Sí, nos están esperando en la cafetería. Julianne quería que probaras el cappuccino de aquí y luego quería enseñarte la ciudad. —¡Genial! Gracias. —No hay problema. —Niega con la cabeza. Luego comenzamos a caminar a lo largo de la calle, hacia la cafetería, la cual no tenía ni idea de dónde está. Un silencio incómodo se instala entre nosotros. Es raro, no me he sentido así desde hace tiempo. ¡Ni siquiera sé qué decir! A lo mejor es porque es un hombre y no una mujer… —SR, ¿puedo preguntarte algo ahora para la entrevista? —Claro —contesta. —¿Cómo es para un hombre escribir romántica? No debe ser fácil «competir» con tantas mujeres, que son las que normalmente dominan este género. Cuando empecé a escribir, no tenía intención de escribir una novela romántica. Quería contar la historia de un profesor de universidad que se enamoraba de una de sus estudiantes, pero también quería contar una historia que tratara el perdón, la familia y la redención. Esos temas son universales, interesan a ambos géneros, y esa es la razón por la

RománTica'S 28

que tengo lectores tanto femeninos como masculinos. —¿Sabes? Creo que me gustaron tanto tus libros no por la historia en sí, sino por la forma en que están escritos. Pensé realmente que tus personajes eran muy realistas, principalmente Gabriel. Asumí que era porque eres un hombre y sería fácil para ti entender a un personaje masculino, o al menos más fácil que uno femenino. También sé que El infierno de Gabriel era un fanfiction de Crepúsculo, y me parece perfecto, yo también leía fics por entonces. Lo que también me encantó de tus libros es que, a diferencia de otros fanfics transformados en libros originales, el tuyo no me recordó ni una sola vez a Edward y Bella. Tengo que darte la enhorabuena por eso. Con eso en mente, ¿cómo creaste a Julianne y Gabriel? ¿Fue difícil el proceso de sacar el libro original de un fanfic? La historia de Gabriel y Julianne me vino un día y rápidamente escribí un esquema de toda ella. Tras escribir el fanfic, lo edité e hice cambios sustanciales. La redención de Gabriel no fue un fanfic. Lo escribí una vez El infierno de Gabriel y El éxtasis de Gabriel fueron publicados por petición y demanda de los lectores de todo el mundo. Asiento. Interesante… Sylvain y yo seguimos andando y doblamos una esquina. No sé si la cafetería está mucho más lejos de aquí, pero siento la necesidad de preguntarle algo más. ¿Qué puedo decir? Soy una mujer curiosa. Abro la boca para hablar, pero la cierro otra vez de inmediato cuando veo los ojos del profesor Gabriel Emerson fijos en mí. Jo-der. ¡El tío está como un tren! Mi imaginación hizo un buen trabajo con él, pienso con


Florencia Cuna del renacimiento, patrimonio de la humanidad según la UNESCO, ciudad de extraordinarios museos, además de iglesias, palacios y villas; lugar de residencia de Gabriel

orgullo. Julia me sonríe y me saluda con la mano. Yo todavía no puedo hablar. —Gabriel, Julianne… os presento a Yuliss —comenta Sylvain. —Hola —consigo decir con la voz toda nerviosa. —Hola, señorita Yuliss —dice Gabriel y yo me derrito—. Por favor, siéntese. Ya hemos pedido los cafés. Hice lo propio, le sonreí y tímidamente le di las gracias. —Es un placer conoceros a todos. No puedo esperar para empezar la entrevista. Julianne habla por primera vez. —¡Entonces a ello! Tenemos un largo día por delante. ¡Florencia nos espera! —Vale… —me giro hacia Sylvain, que estaba sentado junto a Gabriel—. Te gusta el arte y también Florecia, como a Gabriel y Julia. ¿Qué más de ti hay reflejado en los libros? ¿O en personajes como Gabriel? Gabriel le da un codazo y sonríe. —Sí, dile lo mucho que usar el Thesaurus para hablar como yo. Sylvain pone los ojos en blanco e ignora el comentario de Gabriel. Me interesa la psicología y el comportamiento humano. La religión y la espiritualidad. Esos intereses aparecen en las novelas en la forma en que presento a los personajes y sus motivaciones, en cómo actúan y toman sus decisiones, etc. Creo, con seguridad, que tengo mejor temperamento y un humor más liviano que Gabriel, aunque no atractivo que él (desafortunadamente). Saco la libreta y empiezo a escribir su respuesta. Luego desvío la mirada hasta Gabriel y Julianna y les sonrío. —La redención de Gabriel salió este mes en España, pero no todo el mundo ha podido leerlo todavía. ¿Qué encontraremos en

29 RománTica'S


el libro? ¿Crees que los lectores españoles disfrutarán el libro tanto como los otros dos? Sí, sí que lo creo. El tercer libro desarrolla los mismos temas de las otras novelas anteriores: el perdón, el sexo, el amor, la familia y la redención. Gabriel se encuentra en su viaje hacia la redención, pero hay algunos detalles de su pasado que no ha solucionado todavía. Y, por supuesto, vemos cómo la relación entre él y Julianne sigue profundizándose. Espero que los lectores lo disfruten, y yo creo que lo harán. Nuestros cafés vienen y le doy un sorbo a mi cappuccino. Mmm… delicioso. Luego me vuelvo a girar hacia Sylvain. —Tengo que preguntártelo, SR. ¿Tienes alguna anécdota graciosa de cuando estabas escribiendo el tercer libro? Queremos saber tus secretos… —dijo sonriendo de oreja a oreja. Puedo decirte que soy meticuloso con la documentación que hago, en todos los sentidos. Documentarse en las escenas de amor son especialmente… agradables (ajem). —Yo leí el libro en inglés cuando salió en diciembre, y vi al final un extracto especial de tu siguiente novela. Me percaté de la presencia de las palabras «Florencia» y «galería» ahí también, pero ningún nombre de personajes. ¿Nos puedes contar algo sobre el libro? ¿De qué va? ¿Conocemos a los personajes? Prometemos guardar el secreto… Gracias por preguntar por la nueva novela. Estoy escribiendo The Raven, que es la primera novela de una nueva serie. Se desarrolla en

RománTica'S 30

Florencia, pero revelará el bajo mundo oscuro de la ciudad. Gabriel tendrá un cameo por allí, y es posible que también nos encontremos con otros personajes de la serie del Infierno de Gabriel. Para saber más sobre el libro, os remito a mi página web: http://www.sylvainreynard.com /2013/11/my-next-novelrevealed.html. Oh, suena muy interesante. Espero que la editorial española la tenga en mente también… Le doy un nuevo sorbo al café y paso la página en mi libreta. Anda… mi siguiente pregunta es para Gabriel. Lo miro, respiro hondo y le sonrío ligeramente. ¿Se parece mucho a David Gandy o solo soy yo? Madre del amor hermoso… —Gabriel, dime algún dato curioso sobre ti. Algo que no lleguemos a saber de ti en los libros. Se cruza de brazos. Ya que SR ha decidido revelar tanto sobre mí, apenas quedan secretos ocultos. Pero puedo decirte que estoy bastante versado en el arte de los masajes. —¿Y tú, Julia? ―Eh… Mira fijamente a su marido. ―Lo siento, estaba pensando en lo mucho que me gustan los masajes de Gabriel. ¿Cuál era la pregunta? Me río. Buena respuesta. —SR, ya veo que Florencia es una ciudad muy bonita. Apuesto a que Toronto también. ¿Pero vas a venir a España para alguna firma algún día? ¿Están tus editoriales pensando en ello o estoy yo teniendo mucha fe y muchas esperanzas? —Le

pregunto con una voz esperanzada. ¡Necesitamos más firmas de libros aquí! Y que más autores extranjeros nos visiten. ¡Nosotros también existimos! —Me gustaría ir a España, Gabriel —dice Julia, mirándolo. —Te llevaré a donde quieras, Julianne —responde centrando su atención únicamente en ella. ―He estado en España y me gustó mucho. Tengo recuerdos muy buenos de Barcelona…* —Vale, y una última pregunta para todos vosotros —empiezo y les sonrío a los tres—. ¿Qué les diríais a los lectores españoles si los tuvierais frente a vosotros ahora mismo? ¡Abrid vuestros corazones! ―Hola a todos. Muchas gracias por leer (hablando en español) —Vale, pues eso es todo. Muchas gracias por la entrevista. Ha sido un placer y apuesto a que en España gustarán vuestras respuestas. —Guardo la libreta y el boli y me termino de beber el café. —Por supuesto, Yuliss. No nos ha supuesto nada y nos encanta ayudar. —Esa es mi Julianne —comenta Gabriel—. Tan altruista como siempre. —Se inclina hacia ella y le da un beso casto en los labios. —Gracias por tomarte el tiempo en venir aquí, Yuliss —dijo SR por último. Le sonrío y le estrecho la mano una vez más. —Bueno, si ya hemos acabado el desayuno, deberíamos movernos. ¡La ciudad nos espera! —grita Julia, emocionada.

Sí, hoy iba a ser un día increíble. ¡No hay nada como ser una turista en una ciudad que no se conoce!


31 RomรกnTica'S


Cazatalentos

Cazando a…

Stella y Audra Price Hello, hello RománTica’S! Ya estoy de nuevo por aquí. Para este bimestre, sin embargo, me he dividido en dos y he vuelto a echar un ojo tanto por Estados Unidos (o la USA, como yo le llamo) como por Reino Unido. Las dos autoras a las que he «cazado» son hermanas y, a pesar de vivir una en Carolina del Norte y la otra en Escocia, tienen más de quince libros tanto auto-publicados como publicados por una editorial. Ellas publican bajo el nombre de S.A. Price (Stella y Audra Price) y he pensado que son un ejemplo a seguir por todas esas personas que quieren escribir y publicar y solo tienen en mente que una editorial grande las fiche. Yo conozco personalmente a Stella, ya que es la directora de la convención Authors After Dark a la que yo fui en el 2012, y además de ser una persona super simpática y accesible, se desvive por eso que hace. Así que, ¿quién mejor que ella y su hermana para cazar en esta sección? ¡Aquí tenéis la entrevista que les hice para que las conozcáis mejor! una entrevista de Yuliss M. Priego

¡H

ola, Stella, Audra, me  alegro de teneros con  nosotros! Muchas  gracias por dejar que os  entrevistara para esta  sección.  ¡Buenas! ¡Nosotras  también de estar aquí! 

Antes que nada, ya que nadie en España os  conoce ni ha leído nada vuestro, ¿podríais  contarnos de qué van vuestras series?  Bueno, nosotras escribimos lo que llamamos  como romance arriesgado. Lo llamamos así  porque escribimos un poco fuera de lo  convencional: genios, sátiros, hombres serpiente,  demonios, bandas de rock paranormales, Dioses  y dragones…  Nuestra serie de demonios es única porque los  personajes de los libros no equiparan el sexo al  amor, así que las historias se vuelven un poco…  hot. Todo lo que escribimos es erótica y  paranormal. El universo Eververse, donde el 99%  de nuestros libros entran catalogados, es nuestra  idea de cómo sería el mundo si los seres  sobrenaturales vivieran con nosotros. La mayor 

RománTica'S 32

parte del mundo no es consciente de que están  allí, pero los humanos que sí tienen grandes  aventuras. La mayoría de los personajes en los  libros son, de hecho, del Reino Unido y de  Estados Unidos también.   Al estar separadas, una viviendo en EEUU y la  otra en Reino Unido. ¿Es difícil para vosotras  crear las historias? ¿El proceso de escritura o  incluso la publicidad?   Escribir es difícil estos días porque Audra ha  vuelto a la universidad y tiene dos niños, pero  poco a poco vamos avanzando aunque no al  ritmo que nos gustaría. Mayormente lo  escribimos todo vía mensaje instantáneo o email,  luego Stella lo junta todo y lo edita ya que  muchos de nuestros libros son auto‐publicados.  Con respecto a la promoción, eso recae todo en  manos de Stella que es más adepta a la  tecnología y tiene más contactos en el mundillo.  ¿Qué pensáis que les gustaría más a los lectores  españoles de vuestras historias? ¿Los  personajes? ¿El lugar donde acontecen? ¿Las  escenas de sexo? *cejas‐cejas*  Creemos que los personajes son memorables. Es  decir, escribimos sobre ellos por una razón, 


33 RomรกnTica'S


porque tienen una historia interesante que  contar… pero el sexo es MUY hot… y creativo, así  que eso también es un punto a tener en cuenta.  Stella, eres la directora de la convención Authors  After Dark y estás en contacto con muchos otros  autores. ¿Cómo ha influenciado esto a tu carrera  como autora?  *risas* En realidad, no mucho. Escribir es un  camino que emprendo sola, y en eventos como  AAD me centro más en los lectores que en pasar  tiempo con las autoras o hacer contactos. Los  lectores son mi prioridad para todo… hasta la  publicidad que hacemos para los eventos a los  que vamos. Aunque tenemos muy buenas amigas  que son autoras, todas nosotras pensamos más o  menos lo mismo: los lectores siempre son los  primero.   Si cada una de vosotras tuviera que elegir un  libro, o una serie de libros, ¿cuál sería? ¿Y por  qué? (Ya sé que es difícil, ¡pero siempre hay  alguna historia especial que signifique más que  las demás!)  *risas* ¡Es fácil! El libro favorito Audra es  Masquerade porque ADORA a Oscar, mientras  que el mío hasta ahora ha sido Something Darker,  un libro que NO pertenece al universo Eververse.  Es mi favorito porque me encantan los  personajes del libro y en dónde se desarrolla la  historia. Nos dijeron que no había lectores  suficientes para la publicación y en realidad está  yendo muy bien.   ¿Qué es imprescindible en vuestras historias?  (Además del sexo hot, claro…)  Personajes con los que los lectores se puedan  identificar, y el humor. Muchos de nuestros  personajes son graciosos o sarcásticos y todas las  situaciones difíciles necesitan a veces un  momento de comicidad.  

Una pregunta al azar: ¿Autor favorito? (o  autores que os inspiren…)  A Audra le encanta Simon Green y yo soy una  gran fan de Clive Barker.   Y por último, pero no por ello menos  importante. ¿Habéis considerado traducir  vuestros libros al español y auto‐publicaros? Sé  que os iría genial por aquí y tú, Stella, tendrías  una excusa para organizar alguna convención  por estos lares…  OJALÁ. No tengo ni idea de cómo empezar con  eso. Debido a que nosotras auto‐publicamos  muchas de nuestras historias, estoy muy  retrasada en toda esa locura de las traducciones y  los audiobooks. Si averiguáramos cómo hacerlo,  ¡nos encantaría! 

El soporte auditivo es una de las grandes asignaturas pendientes de la narrativa   Y en referencia a lo de la convención, es algo en  lo que pensar. No le pongo muchas pegas a hacer  alguna convención en otros países, pero debido a  que no estoy allí, no sé cómo iría la cosa.  Muchas gracias otra vez, chicas.   ¡Sois geniales! ¡Muchas gracias a ti por la  entrevista!        

RománTica'S 34


35 RomรกnTica'S


Entrevista en el lado oculto

 

Merche Diolch una entrevista de Bela Marbel

Hoy vamos a conocer a Merche Diolch, nacida  un día de Reyes en Madrid.   Ávida lectora desde joven siempre está pegada  a un libro, lo que influyó para que se decantara  por una carrera de letras: Historia. No contenta  con eso la chica va y se especializa en una  época donde los castillos, los caballeros  andantes con sus cruzadas y miles de batallas  son el eje central de estos siglos, la Edad  Media. ¡Ahí es nada!  Pero Merche he terminado sumergida dentro  del maremágnum que es Internet donde su  mente curiosa e insaciable ha dado rienda  suelta a cualquier cosa que se le haya podido  ocurrir. Es colaboradora habitual de esta  revista, blogger de Yo leo RA y la artífice del  mayor evento romántico en España: Los  ENCUENTROS RA. 

RománTica'S 36

H

ola a todas un bimestre más. soy Bela Marbel la intrépida reportera que se recorre España en busca de las «bloggers» que difunden la romántica en medios de internet. Entrevisto lectoras, bloggeras y administradoras de páginas y revistas. Toda aquella persona que nos deja sus opiniones por la red. 

Lo primero es darte las  gracias por abrirme la  puerta.  Gracias a ti por querer que  participe en este  «interrogatorio» ups…  perdón, quise decir en esta  entrevista ;‐)  ¿Hace mucho tiempo que  lees romántica?  Desde hace muchoooooo…  si me retraigo hacia el  pasado creo que podría  decirte que desde los 11  años más o menos (no sé  si fue antes). Me acuerdo  de cómo mi madre me  escondía las novelas de  Harlequin (fue con las que  empecé) porque decía que  debía estudiar o debía leer  algunos de los libros que  nos mandaban en la  escuela, y claro, yo muy  obediente, terminaba  leyéndolas a escondidas.  Recuerdo esas novelas.  Siempre rondaron por mi  casa, tengo cinco  hermanas, cuatro de ellas  mayores que yo.  ¿Lees otros géneros?  ¿Cuáles?   

    Sí, leo de todo aunque debo  confesar que desde que  llevo la página de Yo leo RA  cada vez tengo menos  tiempo para leer otros  géneros pero lo intento  robando horas al día.  Me encanta la novela  histórica, los thrillers, libros  de terror, biografías,  juveniles… Lo importante es  que esconda entre sus  páginas una buena historia  y entonces no miro el  género en el que se le ha  encasillado.  ¿Tienes una escena  favorita?  De novela romántica  muchas, en cada libro me  sorprenden con una que te  hace sonreír o incluso te  hace llorar, pero no sabría  decirte ninguna en  concreto porque todas son  para el recuerdo.  ¿Tienes un personaje  favorito?  Mr. Darcy o Elizabeth  Bennet, es que me encanta  Orgullo y Prejuicio de Jane  Austen y ambos personajes  me tienen enamorada. Es  un clásico donde los haya,  con una historia de amor  que aunque pasen los años  sigue perviviendo entre los  románticos.  Estoy de acuerdo contigo,  son personajes  atemporales. Cuantas  veces la habremos leído y  visto, en sus múltiples  versiones. Me pasa igual,  con Cumbres Borrascosas,  la he leído montones de  veces… sigue emocionán‐ dome.   


¿Hay alguno al que  odies?   Pues que ahora mismo  recuerde, no odio a  ningún personaje…  No, no me viene a la  cabeza ninguno porque  aunque puede que el  escritor o escritora quiera  plasmar un personaje que  chirríe al lector o que  busque que lo odiemos,  porque es el malo de la  historia, en realidad  terminan fascinándome.  Si lo miras con  perspectiva esos  personajes son los que  llevan todo o casi todo el  peso de la historia y son  de los que terminan  acaparando las charlas en  las tertulias, por lo que  cumplen su cometido,  cumplen a la perfección  su papel que es ser el  antagonista.  Además, al final son los  personajes que mejor se  lo pasan porque han  hecho lo que han querido  durante toda la historia.  Dan mucho juego, y en  ocasiones exigen su  propia historia.  ¿Algún libro que hayas  leído más de diez veces?  Muchos… Te cito: Orgullo y Prejuicio, la serie de  «Las Floreros» de Lisa  Kleypas, Braveheart, El Guardián entre el centeno, Mar adentro, Los Miserables y un largo  etcétera.  ¿Por qué compartes con  la red lo que te gusta  leer?  Mira que tiene miga la  pregunta. Pues si te soy 

sincera creo que es  porque como me encanta  leer, me fascina  sumergirme en un buen  libro, luego, cuando lo  termino, me apetece  compartir con el resto de  la gente las sensaciones  que ha provocado en mí  para que otros lectores  puedan sentirlas o  incluso, si alguien  también lo ha leído,  podamos debatir sobre  esa lectura.  En ocasiones un mismo  libro puede provocar  distintas reacciones en  diferentes personas y es  bueno compartirlas para  poder disfrutar aún más  de esa lectura.  Sí, yo también pienso  que la necesidad de  compartir emociones  mueve la red.  ¿Cómo surgió la idea de  la web?   Yo leo RA nació hace ya  cinco años (¡¡¡qué se dice  rápido!!!) buscando  promocionar a las autoras  nacionales de novela  romántica y por  consiguiente a este  género, que allá por el  2009 no tenía tanta  aceptación como tiene  ahora. Se quería ayudar a  las escritoras que existían  o aquellas que  comenzaban, utilizando el  blog como una  herramienta de difusión  de una literatura que  merece ser respetada y a  sus autoras.  Y a día de hoy creo que  sigue presente esa  premisa. 

Se cumple, elevada a la  enésima potencia,  porque ha crecido el  proyecto en estos años  ¿Te has arrepentido en  algún momento de  meterte en este  mundillo? 

Muchas veces me he arrepentido de meterme en este mundo pero como soy una persona inquieta, que no sabe parar, en esos momento alicaídos termino llamando por teléfono a mis amigas con quienes me desahogo y luego como si no hubiera pasado nada. ¿Qué sería de las  personas sin ese hombro  en el que llorar?  ¿Cuál es tu plataforma  favorita?  Por plataforma entiendo  que me estás  preguntando por Redes  Sociales, por lo que sin  dudarlo tengo que hablar  de Facebook. Es una  pasada como este medio  logra que conectemos  con otras personas afines  a nuestros intereses, a  nuestros gustos y puedas,  a través de él, hacerles  llegar toda la información  relevante de la literatura  romántica.  Y luego, no puedo  olvidarme de Pinterest. La  he conocido hace poco  pero ya me tiene  enganchada. Me encanta  la fotografía, las 

imágenes que transmiten  mucho más que algunas  palabras y gracias a ella,  aparte del vicio que  tengo, logro olvidarme  por un rato del día a día..  ¿Cuántos libros lees en  un mes?  Esta es una pregunta  trampa. ¿Te he dicho  alguna vez que soy de  letras? A mí las  matemáticas se me dan  muy mal grrr…  Si me pongo a calcular el  mes que más leo me  puedo ir fácilmente a más  de 20 libros aunque  también reconozco que  con los Encuentros RA y  mis propios escritos  últimamente leo menos  por lo que podemos estar  en una media de 10/15  libros mensuales.  ¡Madre mía! la respuesta  a esta pregunta, siempre  deja con la boca abierta.  Sois brutales.  Todas hemos sufrido ese  momento en el que  terminas un libro y no te  cabe nada más, te deja  tan inundada de  sensaciones que te  resulta imposible  comenzar con otro, y  pobre del elegido porque  nunca va a estar a la  altura. ¿Cómo superas  tú, esa crisis?  Reconozco que me cuesta  bastante volver a coger  un libro tras esa  sensación. Me da miedo  perderla si cojo uno que  no es igual de bueno por  lo que al final, me ves  remoloneando por las 

37 RománTica'S


habitaciones hasta que  termino decidiéndome  por alguno que me llame  la atención, ya sea por su  portada o su sinopsis  (pero tras un par de días).  ¿Papel o digital?  Papel. Yo soy más de  papel aunque reconozco  que últimamente el  reader está más cerca de  mí que cualquier libro y  es por una razón muy  sencilla: abulta menos.  ¿Tienes un subgénero  favorito?  Ninguno. Leo de todo  dentro de la novela  romántica. La única  condición que tengo es  que la historia debe estar  bien escrita y por  consiguiente  engancharme.  ¿Te afecta la portada a la  hora de escoger un libro? 

No, a mí lo que me atrae  más es el autor o autora.  Tengo ya escritores fijos  que saquen lo que  saquen saltarán la lista de  espera de lectura que  tengo.  ¿Afecta a tu vida  personal tu afición a la  lectura? 

La lectura no afecta para nada a mi vida. La lectura es un hobby por lo que en cuanto te afecte de alguna forma creo que sería mejor dejarla  ¿Cómo es un día en la  vida de Merche Diolch?  De locura…  Me levanto cada mañana  gracias al despertador de  mi hijo de 2 añitos de  edad. Entre guardería y 

quehaceres del hogar,  reparto mi tiempo en la  página de Yo leo RA,  redes sociales y temas  relacionados con los  Encuentros RA. Hasta que  llega la tarde y estoy con  mi familia. Y a la noche a  mis escritos y si queda  algo del RA a cerrarlo…   ¿Estás enamorada?  Sí, de mi familia, de mi  vida y de lo que hago  cada día.  Ha sido un placer  compartir este ratito  contigo, Merche. Muchas  gracias por hacernos un  hueco en un momento  de tanta actividad para  ti; como es la inmediatez  de la celebración del IV  encuentro RA. Espero  que lo paséis en grande y  que todo salga igual de  bien que siempre 

 

Merche Diolch crea cada año expectación entre lectoras y editoriales. Su Encuentro RA, que este año se celebra el 7 y 8 de Febrero colgó el cartel de no hay más inscripciones a la semana de anunciarse el evento.

 

Como estáis viendo, ninguna pregunta habla de las escritoras o editoriales, eso es porque este trocito, está dedicado íntegramente a vosotras, las lectoras, y a vuestra relación con los libros. Estoy segura de que habéis disfrutado con Merche, a la que le reitero las gracias. ¡No os perdáis el próximo número! ¡Vendré con sorpresas!

RománTica'S 38


Al igual que en años anteriores, Revista RománTica’S os da la oportunidad de participar en los premios Rosa RománTica’S. Para votar sólo tendréis que estar atentos a nuestra página de Facebook. Allí se pondrán los enlaces pertinentes para que podáis escoger a vuestros favoritos entre las distintas categorías. RománTica’S, a través de su página web, abrirá en Febrero las diferentes encuestas. En ellas podréis elegir entre los tres títulos facilitados por librerías y páginas webs de entre los más vendidos en cada categoría. Las categorías, este año, son: MEJOR ROMANCE HISTÓRICO: NACIONAL/INTERNACIONAL MEJOR ROMANCE ACTUAL: NACIONAL/INTERNACIONAL MEJOR ROMANCE PARANORMAL: NACIONAL/INTERNACIONAL MEJOR ROMANCE ERÓTICO: NACIONAL/INTERNACIONAL MEJOR ROMANCE JR: NACIONAL/INTERNACIONAL MEJOR AUTORA DEL AÑO: NACIONAL/INTERNACIONAL AUTORA REVELACION: NACIONAL/INTERNACIONAL MEJOR EDITORIAL MEJOR PORTADA Y, ¡cómo no…! Incluimos nueva categoría: MEJOR Ebook / Autopublicación ESPAÑOL Desde RománTica’S os deseamos una feliz elección. Está en vuestras manos, no en las nuestras quiénes saldrán premiados. Con todo nuestro cariño, Equipo RománTica’S

39 RománTica'S


Mejor ROMANCE Histórico Nacional  Acordes de Seda (Ana Iturgáiz)  En Tierra Ocupada (Ava Campbell)  Vindicatio (Arlette Geneve)

Mejor ROMANCE Actual Nacional  Bésame y vente conmigo (Olivia Ardey)  Sin miedo a nada (Anna Casanovas)  ¿Suave como la seda? (Noelia Amarillo)

Mejor ROMANCE Paranormal Nacional  Abraza mi Oscuridad (Isabel Keats)  El libro de Ardan (Lena Valenti)  Mi Custodio (Laura Nuño)

Mejor ROMANCE Erótico Nacional  A contracorriente (Noe Casado)  El sacrificio del verdugo (Noelia Amarillo)  Sorpréndeme (Megan Maxwell)

Mejor ROMANCE JR Nacional  El encanto del cuervo (María Martínez)  No sonrías que me enamoro (Blue Jeans)  Un columpio en las estrellas (Elena Castillo Castro)

Mejor AUTORA Nacional  Megan Maxwell  Noelia Amarillo  Olivia Ardey

Mejor AUTORA REVELACIÓN Nacional  Lola P. Nieva («Los tres nombres del lobo»)  Marisa Grey («Cadena de Favores»)  Victoria Vílchez («Antes de que digas adiós »)

RománTica'S 40


Mejor ROMANCE Histórico Internacional  El vestido de la novia (Liz Carlyle)  Un romance irresistible (Mary Balogh)  Vencida (Hope Tarr)

Mejor ROMANCE Actual Internacional  La Testigo (Nora Roberts)  Nunca dejes el amor de lado (S. H. Kolee)  Una chica brillante (Susan E. Phillips)

Mejor ROMANCE Paranormal Internacional  Amante Renacido (J. R. Ward)  El beso del dragón (Thea Harrison)  Presa del placer (Nalini Singh)

Mejor ROMANCE Erótico Internacional  Calle Londres (Samantha Young)  Fervor (Maya Banks)  Seducción (Jodi Ellen Malpas)

Mejor ROMANCE JR Internacional  El Chico Malo (Abbi Glines)  Eleanor & Park (Rainbow Rowell)  Prohibido (Tabitha Suzuma)

Mejor AUTORA Internacional  Jennifer Ashley  Mary Balogh  Samantha Young

Mejor AUTORA REVELACIÓN Internacional  Christina Lauren («Beautiful Bastard»)  Hope Tarr («Vencida»)  Katy Evans («Real»)

41 RománTica'S


Mejor EDITORIAL  Ediones B / Vergara  Esencia  Versátil

Mejor PORTADA Nacional  Acordes de Seda (Ediciones B / Vergara)  Me miraré siempre en tus ojos (Harlequín / HQÑ)  Regálame París (Versátil)

Mejor PORTADA Internacional  Bajo Cero (Terciopelo)  El amo del placer (Phoebe)  Hasta que llegaste (Libros de Seda)

Mejor Ebook / Autopublicación Español  Harley r. (Patricia Sutherland)  No me llames princesa (Connie Jett)  Vacaciones al amor (Isabel Keats)

Desde RománTica’S deseamos suerte a todos los Nominados de las diferentes Categorías. Los GANADORES se darán a conocer en nuestro próximo número de Marzo-Abril

RománTica'S 42


Nace eTerciopelo El nuevo sello digital de Terciopelo  

   

 

¿Qué publicarán?  

- Cualquier género o subgénero de la novela romántica y erótica. - Libros escritos directamente en castellano. - Libros inéditos o libros nunca antes publicados en formato digital. - Publicaremos entre 16 y 20 nuevos libros al año.  

¿Por qué?  

1) Por las importantes tasas de crecimiento, año tras año, del mercado del libro digital. 2) Porque las novelas romántica y erótica son las que han dado mejores resultados en este formato. 3) Porque en Terciopelo siempre hemos apostado, y queremos seguir haciéndolo, por las autoras de habla hispana, y así lo demuestra el éxito del Premio Terciopelo del que publicaremos la 8ª ganadora en mayo.

Recepción de manuscritos: info@terciopelo.net

43 RománTica'S


En San Valentín regala pasión Un libro para sentir  

úbreme de seda  no  es  un  libro  para  leerlo,  es  un libro  para  sentirlo  y  experi‐ mentarlo.  No  es  un  libro  que  se  lea  una  vez, para poder disfrutar plenamente de  su  lectura  hay  que  hacerlo  varias  veces.  ¿Para  qué  leer  un  único  final  cuando  puedes leer siete finales completamente  distintos? ¿Por qué leer una única histo‐ ria  cuando  hay  varias  historias  diferen‐ tes?   El  punto  de  partida  es  el  mismo  de  siempre.  Olivia  es  una  chica  normal,  que  tiene  una  tienda  normal,  en  una  ciudad  normal.  Un  buen día, un hombre misterioso vestido con un caro y elegante traje  aparece  por  casualidad  en  «Seda  y  Satén»,  la  tienda  de  lencería  de  Olivia.  No  es  un  cliente  como  todos  los  demás,  el  que  acaba  de  entrar  es  un  hombre  que  derrocha  presencia  y  personalidad,  tan  intenso que a veces cuesta pensar cuando está cerca. Viene pidiendo  inocentemente lo más especial de su catálogo. ¿Qué es lo que hará  Olivia, entonces, con semejante plan delante? ¿Le atenderá como es  debido o se desmayará lánguidamente a sus pies? ¿Le dará conver‐ sación o lo despachará deprisa? ¿Aceptará su atrevida propuesta o lo  dejará plantado?  Pues  para  descubrirlo  habrá  que  adentrarse  en  los  apasionados  recovecos de Cúbreme de seda, un libro‐juego centrado en la erótica  y  en  el  romanticismo.  Todas  sus  páginas  están  llenas  de  posibili‐ dades, hay que elegir un camino para continuar adelante y la historia  se irá creando a medida que el lector lo decida. Es un libro para jugar  leyéndolo,  a  veces  habrá  que  arriesgar  para  salir  adelante,  pero  también  habrá  que  tener  cuidado  para  evitar  quemarse.  El  lector  decide el siguiente paso de Olivia y Olivia nos relatará, siempre bajo  su punto de vista, el alcance de estas decisiones. No siempre puede  salir  bien,  quizá  ser  demasiado  atrevida  cause  algún  inconveniente.  Pero  no  hay  nada  malo  en  intentar  ser  un  poco  descarada,  ¿no?  Quizá sea lo que al señor Intenso le guste, alguien más atrevido que  lleve  la  iniciativa;  aunque  por  su  forma  de  hablar,  tan  directa,  prefiera a alguien más suave.   Sea  como  sea,  sobre  Olivia  pende  una  gran  decisión  que  podría  cambiar  su  vida  y  su  forma  de  ver  las  cosas  para  siempre.  Todo  se  resume a una sola palabra: Domus. Un club privado de alto de nivel,  inaccesible,  misterioso,  intenso.  Como  su  cliente,  el  señor  Júpiter,  tan elegante que mirarle es pura delicia. Y ese lugar, un lugar en el  que todos los placeres están al alcance de la mano, es tan irresistible  como  ese  hombre  que  regresa  una  y  otra  vez  a  su  mente,  para  tentarla, para decirle que se deje llevar. 

RománTica'S 44


rotic  Appetite  es  una  colec‐ ción  nueva  de  libro‐juegos    de  alto  contenido  erótico  con  su  buena  dosis  de  romántica.   Cúbreme  de  seda  es  una  historia  sencilla  que  crece  y  evoluciona  a  medida  que  se  avanza.  La  tensión  crece,  la  presión  a  tomar  la  decisión  correcta, el temor a gustar o a  no  gustar,  la  indecisión  sobre  si  es  el  mejor  momento  para  actuar,  la  impaciencia  a  dar  rienda suelta a esa pasión que  nos  recorre  por  dentro,  el  hormigueo  que  sube  por  el  vientre  y  baja  por  la  espalda,  el calor que nos invade, la piel  que  se  eriza  y  ese  momento  exacto en el que todo explota  y  ya  no  hay  vuelta  atrás.  Por‐ que  aunque  haya  que  tomar  decisiones, no hay vuelta atrás  y  la  opción  elegida  hay  que  leerla  hasta  el  final,  hasta  las  últimas consecuencias.   Por  eso  hay  siete  finales  dife‐ rentes,  siete  desenlaces.  Eso  no quiere decir que haya siete  historia  distintas,  porque  hay  más, muchas más. Casi tantas  como  posibilidades  que  tiene  el  libro,  que  son  alrededor  de  ochenta.  Hay  mucho  que  leer  y hay mucho que sentir.   

45 RománTica'S


2 NUEVOS PERSONAJES  «El destino también juega» 

 

PILAR CABERO 

 

 

rancia,

1722. Desde  que  sufriera el accidente por el que se  lo  licenció  del  ejército,  Gaston  Bonnet  se  dedica  a  cazar  delincuentes,  mientras  ahorra  para terminar de pagar y dejar en  condiciones  el  caserón  que  compró años antes en Montbonnet, una pequeña   población de su Auvernia natal.  Émilie Laforet, una joven del lugar, ha rechazado a  su último pretendiente. Su padre, harto de esperar  que  encuentre  al  hombre  adecuado,  le  da  un  ultimátum: o se casa con el hijo de un amigo, que  vive en Pamplona, o toma los hábitos.        La  decisión  no  es  fácil,  pero  Émilie  termina  aceptando la boda. Puesto que los caminos están  llenos  de  salteadores  y  deben  llevar  la  dote  con  ellos,  el  coronel  Laforet  contrata  los  servicios  de  Gaston  para  que  les  acompañe  hasta  la  ciudad  navarra, ofreciéndole un trato difícil de rechazar.  Pese a que el viaje no presenta dificultades, Émilie  terminará complicándolo y Gastón deberá prote‐ gerla  hasta  llegar  a  Pamplona.  Pero  ¿quién  los  protegerá de los juegos del destino? 

Émilie Laforet

Gaston Bonnet

Es una joven algo impulsiva y poco dispuesta a casarse con el hombre que su padre ha elegido para ella. Con el capitán Gaston Bonnet como compañero de viaje, su corazón se debatirá entre odiarlo o seguir prendada de él. El capitán es capaz de sacar lo peor de ella, al mismo tiempo que despierta unos sentimientos que no puede permitirse y que solo la conducirán a la desesperanza.

Era divertido, de risa fácil y un pícaro seductor. El dolor tras el accidente le ha agriado el carácter y ya pocas veces tiene ganas de reír. El viaje pondrá a prueba su fuerza física, mientras la presencia de Émilie irá minando su autocontrol, llevándolo a faltar a una de sus reglas primordiales.

Unos días y unas noches compartidas llenas de aventuras, humor y ternura Un deseo y una pasión imposibles de reprimir

RománTica'S 46


47 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 48


Era  coleccionista  de  sonidos  desde  niña,  pero  hasta  los  once  años  no  había  registrado  su  primer sonido en una grabadora. Entre sus dedos, removía un rosario de cuentas de nácar que  pertenecía a su abuela, de quien había heredado aquella afición un tanto peculiar y que según  decía, era más fácil mantener en este siglo, en el que existían máquinas que atrapaban sonidos  e  imágenes.  Por  supuesto,  su  colección  había  comenzado  mucho  antes,  cuando  empezó  registrando  sonidos  en  su  memoria.  Cada  vez  que  su  madre  encendía  una  cerilla  para  poner  una  vela;  cuando  su  gata  aceleraba  el  paso  a  lo  largo  del  pasillo,  en  mitad  de  la  noche,  mientras  todos  dormían  y  la  casa  estaba  en  silencio;  o  cada  vez  que  arrastraba  su  mano  en  horizontal por la persiana de bolitas de madera de su habitación.   Después,  cuando  se  hizo  mayor,  continuó  grabando  los sonidos  en  diferentes  casetes,  a  las que añadía una ficha con los datos de cada nuevo sonido, lugar de escucha, duración del  mismo, fecha de encuentro y nombre con el que se le conocía comúnmente.   Los  amigos  que  sabían  de  esta  afición  suya,  no  dudaban  en  decirle  que  era  uno  de  los  hobbies más complicados que existían, más incluso que montar en bicicleta tumbado con los  ojos  mirando  al  cielo,  como  hacía  Bernardino  el  primo  de  Susi;  o  pintar  nubes  con  formas  humanas, como hacía Lucrecia, la vecina del segundo del bloque de Susi; o fotografiar sonrisas  sin salir de la ciudad. Pero ella les contestaba que la afición de su amiga Susi era aún peor, la  de coleccionar conocidos que practicaban extrañas aficiones.  Al  agrandarse  la  colección,  se  fueron  abriendo  tanto  los  límites  de  búsqueda  de  los  sonidos que no dudó en trasladarse un fin de semana hasta Heidelberg para registrar el sonido  de  la  espuma  de  la  cerveza,  cuando  alguien  llenaba  una  jarra  en  un  bar,  durante  las  fiestas  locales;  o  a  Londres  para  capturar  el  sonido  de  la  aguja  del  Big  Beng  al  colocarse,  justo  un  instante antes de dar las doce campanadas la última noche del año; o a Roma para grabar el  sonido  de  los  pasos  de  un  turista  solitario  que  caminaba  al  amanecer  por  el  Foro  Boario. En  esta ocasión se había trasladado hasta una pequeña ciudad costera del Este para registrar lo  que ella llamó, nada más escucharlo por primera vez, «El tercer sonido del mar».   El  paseo  marítimo  era  precioso  en  todo  su  recorrido.  Desde  el  puente  que  separaba  el  mar  abierto  del  embalse  construido,  en  el  que  nadaban  alegremente  unos  patos  de  agua  salada junto a unas gaviotas de agua dulce, hasta sus orillas rocosas donde dormían la siesta  los  auténticos  gatos  marinos,  y  sus  aguas  en  las  que  bailaban  los  peces  disfrazados  de  plata  que  devoraban  cada  tarde,  los  mendrugos  de  pan  que  les  arrojaban  los  paseantes.  Pero  por  encima  de  tanta  belleza  visible,  vio  que  existía  un  lugar  donde  se  reúnen  los  buzos  por  la  noche,  donde  se  sientan  a  pensar  los  solitarios,  donde  se  sorprenden  los  niños,  un  pequeño  rincón en la playa, en el que se escucha dulce y serenamente, el tercer sonido del mar.   Ocurre  cuando  la  ola  se  marcha  e  instantáneamente  regresa.  Ocurre  entre  esos  dos  sonidos tan escuchados por los amantes de lo auditivo. En esa fusión de instantes, entre la ida  y  el  regreso,  cuando  las  piedras  son  levantadas  y  empujadas  hasta  la  orilla,  donde  cada  mañana,  el  mar  construye  una  pequeña    trinchera  con  ellas.  Y  ese,  su  tercer  sonido,  es  un 

49 RománTica'S


susurro  crujiente  que  acaricia  los  oídos  penetrándolos  y  haciéndoles  cosquillas  en  sus  profundidades.   Supo de aquel sonido por un documental de la 2, y le bastó escuchar a la alemana rubia  que  desde  su  tumbona  hablaba  a  la  cámara...  Aquí el mar tiene un sonido que no existe en ningún otro lugar del mundo...  Ahora,  sentada  al  borde  del  paseo  con  los  pies  colgando,  decidía  que  la  alemana  tenía  toda  la  razón  y  que  había  valido  la  pena  trasladarse  hasta  allí,  para  hacer  funcionar  su  grabadora a las once de aquella noche estrellada de Junio.  ―Nunca escuché un sonido tan lindo, cri, cri, cri…   Alguien se acercaba caminando sobre las piedras.   ―Es relindo…  Se volvió y miró tras ella. Había un hombre de pie.   ―¿No te lo parese? ― preguntó.  Ella respondió dudando.   ―Sí, es muy bello.  El hombre se acercó.   ― ¿Sos de por aquí? ―le preguntó.  ― No, soy de Madrid.  ―¿Y qué hasés aquí entonses?  ―He venido a…estoy de vacaciones.  ―¡Ah!, Eso es maravillooossso, las vacaciones digo.  ―Sí, lo son.  Le gustaba aquel acento con que el hombre arrastraba las elles, las haches, y su manera  de dulcificar las eses. Le hacía muy atractivo. No sabía qué, pero algo la impulsaba a continuar  hablando  con  él  a  pesar  de  no  conocerle  en  absoluto.  Quizá  era  la  intención  de  obligarle  a  hablar de nuevo y así volver a escuchar su suave y sensual acento sureño.  ―¿Y tú, de dónde eres? ― le devolvió la pregunta.  ―¿Yo?  ―preguntó  él  hipnotizándola  con  la  aguda  pronunciación  del  monosílabo―.  De  Buenos Aires. Pero yo no estoy de vacaciones. Trabajo de camarero, ¡original, verdad! Como  todos los argentinos recién llegados. Somos una plaga.  Estupendo, pensó ella, si todos son así de guapos, no me extraña. Suspiró, me parecerá  relindo conocerte, se dijo para sí.  ― Mi nombre es…  Una gran ola rompió en la orilla y les salpicó. Los dos corrieron hacia el paseo entre risas y  tropiezos.   ― ¿Y vos? ― siguió preguntando él.  Calló durante un instante. Ella no había escuchado su nombre y tampoco quería saberlo,  ¿por qué entonces dejar que él supiera el suyo?   ― Está bien. ―Sonrió como si la comprendiera―. ¿Querés un helado?        No es que hacer el amor con un argentino sea mejor. Tampoco es exactamente diferente.  Es  «diferentemente»  mejor,  pensaba.  Después,  se  dio  cuenta  de  que  el  adverbio  «diferentemente» no existía.   Le  parecía  estar  haciendo  lo  más  placentero  que  había  hecho  nunca,  mientras  él  le  susurraba al oído aquellas palabras tan tiernas. Sus oídos se estremecían como si tuvieran piel  y  poros  propios.  Jamás,  con  ninguno  de  sus  sonidos  encontrados,  buscados  y  perseguidos 

RománTica'S 50


alrededor del mundo, había sentido un cosquilleo tan gozoso junto a sus tímpanos. Era como  tener  un  orgasmo  auditivo,  además  del  otro,  que  ya  lo  había  disfrutado  varias  veces  en  la  noche.   Recordó  que  aún  no  sabían  sus  nombres.  ¿Y  para  qué  iba  a  necesitar  él,  saber  cómo  se  llamaba  ella?  Tenía  cientos  de  apodos  con  los  que  hacerle  estremecer  con  la  sensualidad  de  sus susurros. No sabía si estaba enamorada pero tenía que reconocer que de un hombre así  podría llegar a enamorarse. O quizá, tenía que reconocer que de una voz así, una experta en  sonidos como ella, podría enamorarse fácilmente.   El  continuó  susurrándole  frases  de  chocolate  y  miel,  expresiones  agridulces  y  exclamaciones  de  picante  sabor,  mientras  se  retorcía  bajo  su  cuerpo  desnudo  y  cálido,  cerrando los ojos para agudizar el oído, ya que era el sentido que más le gustaba potenciar. Y  ella,  que  coleccionaba  sonidos  desde  niña,  lo  tenía  muy  desarrollado.  Era  capaz  de  oír  cosas  que casi nadie oía, como el caminar de una araña en una pared, el pitido que da el sol cuando  roza el agua del mar cada atardecer, o el crujiente latido del corazón de una abeja cuando se  posa a comer sobre una flor. Sin embargo, pensó de nuevo, qué extraño que su buen oído no  hubiese llegado a escuchar su nombre, tras el romper de aquella ola nocturna.  Continuó  escuchando  el  movimiento  de  sus  caderas,  el  rasgar  de  la  frotación  de  sus  cuerpos, y el respirar agitado de él en su oído, que le cosquilleó de forma tan placentera, que  creyó que se iba a desbordar de placer sonoro.   Después, escuchó el despegar de sus pieles, la de él y la de ella, primero juntas, después  separadas, una y otra vez, en un vaivén continuo, cada vez más lascivo, que le provocaba un  deseo mayor que el que ya sentía.    Cuando de nuevo llegaron al clímax, ella se aguantó el chillido que hubiera querido dejar  escapar,  para  así  escuchar  abiertamente  el  gemido  que  él  liberó  de  su  garganta.  Y  al  oírle,  creyó que sobrevolaba el Mediterráneo. Nunca había oído un gemido de placer porteño. Fue  tan gratificante…  Él se durmió plácido sobre la sábana blanca empapada en sudor. Ella se levantó y apagó la  grabadora oculta bajo su ropa. Sonrió. Aquella noche ampliaba su colección abriendo una ficha  de  sonidos  eróticos.  Se  sintió  totalmente  feliz.  Si  seguía  la  racha,  se  convertiría  en  la  mejor  colección auditiva del mundo.    Tuvo la oportunidad de ir a registrar la nota más alta de una famosa soprano que actuaba en el  Palacio de la Música. En cualquier otro momento, habría corrido para grabar aquel segundo y  añadirlo  a  su  colección,  pero  aquella  noche,  había  quedado  con  él,  como  las  tres  últimas  noches, para ir a la playa.   Si su amiga Susi se hubiera enterado, le habría dicho que algo en ella había cambiado sin  duda,  y  de  forma  radicalmente  visible.  Nunca  hubo  nada  más  interesante  para  ella  que  registrar  nuevos  sonidos  para  su  colección,  pero  ahora,  aquel  acento  de  consonantes  arrastradas le parecía lo único necesario para su supervivencia. Ni el poder de la música podía  compararse a la emoción que sentía cuando él le hablaba. Ni el mar podía crear un sonido tan  estremecedor como cuando él le susurraba al oído.   Decidió  quedarse  junto  a  él,  frente  al  mar.  Le  contó  por  qué  había  venido  y  para  qué  estaba allí. Le habló de su pasión por los sonidos y a él le pareció lo más divertido y original  que había oído nunca. Le explicó además, que hasta que le conoció, su sonido preferido de la  colección era lo que ella llamaba el tercer sonido del mar, y que los días que había estado allí 

51 RománTica'S


sola,  creyó  que  nunca  encontraría  un  sonido  tan  maravilloso  ni  que  le  hiciera  sentir  tanto  placer en sus oídos, como el romper de las olas en aquella playa.   Entonces, él la besó. Y su beso sonó a esponjas naturales rellenas de jabón sobre pieles  mojadas. Sintió que entre los dos había una conexión como nunca había sentido, como la de  un caracol dentro de su concha.  Él se sintió tan feliz que empezó a saltar sobre las rocas, gritando su amor a la noche de  luna  llena  que  iluminaba  sus  corazones  y  como  no  sabía  su  nombre,  la  llamó  amor,  diosa,  y  belleza, y cada uno de aquellos nombres, a ella le pareció que realmente era el suyo. Sonreía  mirándole alegre como intentaba mantener el equilibrio saltando de una roca a otra, cuando  de pronto, una violenta ola rompió por encima de su cuerpo llevándoselo consigo.   Se  levantó.  No  lo  veía.  Corrió  hacia  las  rocas.  Allí  el  agua  estaba  más  oscura  que  en  la  playa.  De  nuevo  miró  hacia  abajo  intentando  atravesar  el  agua  con  su  mirada.  El  corazón  le  latía  emitiendo  un  sonido  desesperante,  como  un  reloj  que  quisiera  adelantar  al  tiempo.  No  veía ni oía nada, ni siquiera un chapoteo en el agua, una voz, un gemido.  Era posible que se  hubiera dado un golpe en la cabeza con una roca y se estuviera ahogando. No supo qué hacer.   Fue  entonces  cuando  gritó,  y  como  no  sabía  su  nombre,  simplemente  dejó  brotar  un  sonido  gutural  aterrador  y  lo  hizo  tan  fuerte  que  unos  buzos  acudieron  en  su  ayuda  rápidamente.  Escuchó  el  caer  de  los  dos  hombres  al  agua  aunque  no  podía  verlos.  Tardaron  mucho en salir, una eternidad multiplicada por dos. Pero al fin, escuchó las olas que se partían  al contacto de los cuerpos que regresaban.   Uno  de  ellos  tosía  con  desesperación  sobre  la  playa.  Corrió  a  su  lado.  La  goma  de  las  aletas de los buzos rechinó sobre las piedras. Estaba vivo. Entonces comprendió. El mar había  escuchado  todo  y  no  sólo  aquella  noche,  sino  también  las  otras  tres  noches  anteriores  que  habían pasado en la playa. ¿Pero era posible que el mar sintiese celos?, se preguntó. O quizá  no  era  el  mismo  mar,  sino  solamente  el  sonido  que  la  había  llevado  hasta  allí,  hasta  aquella  ciudad, hasta aquel hombre, hasta aquel momento, como si su destino ya hubiera sido escrito.   Se abrazaron. Las olas continuaban rompiendo y emitiendo el tercer sonido del mar, pero  esta  vez,  en  calma.  A  lo  lejos,  unas  luces  de  colores  seguidas  de  un  estruendo  le  recordaron  que el romper del aire de los fuegos artificiales al subir al cielo, era un sonido nuevo que aún le  faltaba por registrar en su colección.    © Mar Cantero Sánchez  www.marcanterosanchez.com 

RománTica'S 52


―Es solo un juego… ―me susurra Alejandra mientras tapa mis ojos con seda negra. ―En  el momento que desees puedes abandonar.  ― ¿Debo fiarme? ―pregunto algo asustada. Ella es de esas amigas a las que debes de temer  cuando quieren darte una sorpresa, nunca sabes cómo puedes acabar.  ― ¡Por supuesto! Te dije que te haría el mejor regalo en tu despedida de soltera y estoy  segura que nada superará esto…  ―No quiero strippers, se lo he prometido ―le comento mientras me dejo llevar.  ―Nada  de  strippers  ni  tocamientos  impunes.  ¡Fíate!  ―Noto  en  sus  palabras  un  tono  maquiavélico. De pronto, me posa en un asiento. ―Será solo aquello que tú desees, para eso  están.  ― ¿Están? ―¡Dios! ¿Qué me tiene preparado? Pienso.  Alex  retira  la  venda  y  me  deja  ver.  Al  principio  no  percibo  nada,  mis  ojos  intentan  acostumbrarse al nuevo ambiente. Está algo oscuro y la poca luz que se percibe es debido a la  iluminación de una velas, siete para ser exactas.  ―Yo estaré en la habitación de al lado. Si tuvieses algún problema solo debes salir y llamar.  ― ¿Dónde estamos? ―Le agarro del brazo antes de que intente alejarse.  ―En un hotel.  ― ¿Qué debo hacer? ―La miro fijamente.  ―Tú solo ordena, ellos obedecerán. ―Señala hacia dos cuerpos que están sentados en la  oscuridad.  ―  ¿Ellos?  ¿Qué  es  esto?  ―Intento  levantarme.  Quiero  salir  de  allí.  No  sé  qué  es  lo  que  desea que haga. Alejandra me vuelve a sentar, me acaricia el pelo y me da un beso en la mejilla.  ―Solo harán lo que les pidas. Ese es  mi regalo, que alguien haga lo que tú ordenas.  ―No creo que pueda hacerlo…  ―Seguro que sí. ―Se retira y da unos pasos hacia las personas que están sentadas. ―Ella  será quien os dirija esta noche, ¿entendido?  ―Sí, señora. ―Responden al unísono.  Por el grupo de voces adivino que se trata de un hombre y una mujer. Un escalofrío invade  mi cuerpo, ¿qué voy a hacer con ellos?  ―Nos  veremos  en  un  rato,  cielo.  ―Dice  Alex  mientras  se  aleja.  ―Espero  que  sepas  aprovechar esta oportunidad.  Cierra  la  puerta  y  me  deja  allí  sola  con  ambos  personajes.  Mi  respiración  comienza  a  agitarse por la desesperación, no tengo ni idea que debo hacer, ¿jugar al parchís?  ―Hola. ―Me atrevo a decir pasados más de diez minutos.  ―Buenas noches, señora. ―Responden a la vez.  ―No  tengo  ni  idea  qué  debo  de  hacer  con  vosotros  así  que  alguno  de  los  dos  debe  explicarme dónde estoy y qué soléis hacer. ―Sigo sentada en aquella silla, alejada de ambos  cuerpos. 

53 RománTica'S


― ¿Permite usted mi cercanía? ―Pregunta la mujer con mucho respeto.  Cuando  la  tengo  cerca,  observo  que  solo  lleva  una  túnica  blanca  cubriendo  su  desnudo  cuerpo. Al principio me impacta, pero después esbozo una leve sonrisa, ya entiendo de qué va  esto, aun así, deseo escucharla.  ―Somos su regalo, señora. Puede hacer con nosotros lo que le plazca ―dice en voz baja.  ― ¿Qué suelen mandaros? ―Ya sé la respuesta, pero quiero confirmar mis sospechas.  ―De todo…  ― ¿Sexo?  ―También hay sexo, pero si usted lo desea.  ―Bien, puedes volver a tu sitio. Debo pensar ―comento mientras mi mente calenturienta  comienza a imaginar.  ―Gracias. ―Se retira despacio. Apenas se pueden escuchar los pasos porque sus pies están  desnudos.  Vuelvo a estar callada durante unos minutos, mientras ellos permanecen inmóviles en su  lugar. En la tranquilidad de la habitación solo se escucha la respiración de los tres. Me levanto  de la silla y me marcho de allí. Quiero pedir explicaciones sobre todo esto a la causante de este  regalo.  Sin tocar la puerta, abro y empiezo a gritar.  ―  ¿Estás  loca?  ¿Qué  crees  que  puedo  hacer  con  esos  dos?  ―Me  cruzo  de  brazos  en  la  puerta.  ―Solo lo que desees ―me responde Alejandra con una gran sonrisa.  ― ¿Tú crees? ―Toma despacio un sorbo de una copa. Parece que bebe champagne. Estará  celebrando su gran idea.  ―No lo creo, estoy segura…  ―Pues entonces ordénales que se marchen y asunto resuelto.  ― ¡Eso haré! ―Me giro y me marcho nuevamente hacia la habitación.  Cuando  abro  de  nuevo  aquella  puerta  un  deseo  maquiavélico  vuelve  a  mi  mente  pero  intento  controlarlo.  ¿Cómo  voy  a  hacer  eso?  ¿No  sería  infidelidad?    Mi  querido  Raúl  no  se  merece una cosa así. Es un hombre encantador, divertido, asombroso y sobre todo… lo quiero  tanto que no se merece una cosa así.  ― ¿Señora, está usted bien? ―pregunta el hombre.  ―Sí, estoy bien. Solo pienso qué debo hacer. Pronto me casaré y no quiero cometer un  error.  ―Si me lo permite, esto no sería ninguna traición hacia ese futuro marido. Usted puede  mirar y ordenar…  ― ¿Eso no es engaño? ―pregunto asombrada.  ―Imagínese que está viendo una película porno. ¿Se lo tomaría como un engaño hacia él?  ―Visto así…  ―Es lo mismo, señora. Lo único que varía en una cosa, es usted quien realiza el guion de  los personajes.  Tras una leve reflexión, me siento en la silla y miro hacia ellos. Siguen inmóviles, esperando  una orden.  ―Levantaros y colocaros frente a mí. ―Observo cómo se levantan de sus lugares y caminan  despacio. 

RománTica'S 54


Ahora puedo ver al hombre. Su desnudez está cubierta por una túnica blanca transparente.  Por  un  instante  vuelvo  a  recapitular  sobre  lo  que  voy  a  comenzar  a  hacer,  sin  embargo,  mi  interior está loco porque empiece…  ―Quiero que os giréis y os pongáis unos frente al otro. ―Ambos lo hacen. Mi respiración  se agita por la excitación y siento cosquilleos en mi estómago. ―Te llamaré H ―Señalo hacia el  hombre ― Y tú M.  ―Sí, señora. ―Responden a la vez.  ―Bien, H, quiero que, sin quitarle la túnica, acaricies con los dedos el cuerpo de M. Lo harás  muy despacio y cuando llegues a su sexo te paras.  H empieza a realizar mi mandato. Lo primero que toca es el pelo de ella, luego el rostro,  baja  por  el  cuello  y  los  hombros.  Puedo  ver,  a  pesar  de  la  oscuridad  que  ella  se  siente  bien,  confortable al tacto de él. Las manos se separan y acarician los brazos de arriba abajo. Lo hace  con mucha suavidad, como si quisiera recordar cada instante de ese momento. Luego, vuelven  a los hombros e inician un trayecto hacia los pechos. Son tocados con delicadeza, y M emite un  leve  gemido.  Bien,  ya  he  advertido  que  le  gusta  ser  acariciada  por  los  pezones.  H  sigue  su  andadura por el cuerpo femenino, deleitándose con cada centímetro que palpa. Va bajando por  el estómago, caderas, piernas…    ― ¿Qué te ha parecido? ―le pregunto.  ―Una delicia. Me ha encantado tocarla ―dice con voz estrangulada.  ― ¿Te has excitado?  ―Mucho ―responde.  ―Bien, ahora es el turno de M. Haz lo mismo.  La  mujer  inicia  el  mandamiento.  Al  igual  que  el  hombre,  empieza  por  el  pelo,  rostro,  hombros, pecho, cintura…  ―No  debes  tocar  su  sexo,  M  ―le  advierto  cuando  veo  que  se  está  acercando  al  lugar  prohibido.  ―Por supuesto ―responde.  Cuando finaliza se retira de él y ambos se miran. Puedo comprender su excitación, aunque  solo sea desde otro punto de vista, yo también estoy excitada.  ―H, quiero que te arrodilles frente a M y levantes su túnica un poco. ―Lo hace. ―Debes  saborear  la  mujer  que  tienes  frente  a  ti.  Coge  una  mano  y  acaríciale  lentamente  los  labios,  cuando esté mojada, introducirás un dedo y lo cubrirás con el jugo que ella desprenda. Luego lo  sacarás y lo devorarás.  ―Sí. ―Sigue con voz asfixiada.  Levanta levemente la prenda y se acerca hacia el sexo de la mujer. M inclina un poco la  cabeza hacia atrás mientras es acariciada por H. Puedo escuchar desde donde estoy la fluidez  de  su  deseo.  Esos  clicks  entre  la  mano  del  hombre  dan  por  sentado  que  todos  estamos  extasiados. Cuando H introduce el dedo, M se debilita. Veo que puede perder el equilibrio, pero  antes de ordenar que se siente, se recompone.  ― ¿Está rico, H? ―Pregunto mientras comienzan a palpitar mi pequeño botón sexual.  ―Mucho, señora. ―Responde tras saborearlo varias veces.  ―Es tu turno, M. Ponte de rodillas ante él y acaricia con tu boca ese sexo erecto que tiene  H. 

55 RománTica'S


La mujer se arrodilla, levanta la túnica y con sus manos apoyadas en las piernas del hombre,  comienza a deleitarse de aquel magnífico pene.  Esta vez el que parece perder el equilibrio es él. Mientras la boca de ella sube y baja por su  falo, inclina la cabeza y comienza a temblar…  ― ¡Para! ―ordeno de repente al ver a H está perdiendo el control.  M para y se retira. Los dos agachan la cabeza y esperan una nueva orden. Intento pensar  cual será el segundo paso. Me doy algo de tiempo, quiero calmar esta lujuria pecaminosa que  me  recorre  el  cuerpo.  Puedo  sentir  la  humedad  entre  mis  piernas  y  los  pezones  erectos  deseando una caricia. Quizás si me tocara…  ―Bien,  H  quitará  ese  vestido  a  M  y  viceversa.  ―Mis  piernas  se  cruzan.  A  ver  si  así  me  concentro en lo que estoy haciendo y dejo de fantasear.  Con  sumo  cuidado,  H  se  acerca  de  nuevo  a  M  y  levanta  la  túnica.  Ya  nada  cubre  esa  desnudez de la mujer. Pone la prenda en el suelo y le da paso a M. Con la misma delicadeza, ella  elimina la ropa de H. Es un juego muy erótico. Ambos desnudos esperando una nueva orden.  Pero sigo absorta en mis sensaciones, me encantaría que se tirasen a la cama y se follaran como  locos, pero el juego terminaría pronto y mañana me arrepentiría de ello. Así que sacando fuerzas  de donde no las tengo, prosigo.  ―El siguiente paso lo darás tú, H. Quiero que acaricies con tu lengua el cuerpo desnudo de  M.  ― ¿Me paro en el sexo, señora? ―pregunta tímidamente.  ―No, esta vez no.  Abre los ojos como platos y observo el placer que recibirá. Se pone tras ella y comienza a  lamer el cuello y espalda. Se arrodilla, acerca la boca hacia los cachetes y los saborea despacio.  Noto  que  inspira  con  fuerza,  quizás  necesite  tener  en  sus  adentros  el  olor  sexual  que  ella  desprende. Continúa con las piernas y se levanta nuevamente, ahora le toca por delante.  Lo  escucho respirar con fuerza mientras lame sus pechos.  ―Chupa los pezones, H. Creo que a M le encanta ―ordeno. La mujer sonríe levemente y  me mira de reojo. Ambas estamos conectadas.  H abre la boca y deja entrar los duros botones que ella ofrece. Puedo escuchar cómo los  succiona  y  como  emiten  ambos,  unos  gemidos  de  placer.  En  el  fondo,  estoy  extasiada  con  aquella situación, aunque cuando salga de allí no lo demostraré.  Como veo que se está centrando demasiado en los pechos, le mando que los abandone y  que continúe el trayecto. Quiero verla disfrutar mientras es devorada por el hombre. Me voy  reflejando cada vez más en ella y siento que su placer es el mío. Aunque claro, mi sexo llora  porque por mucho que desea ser acariciado y saciado, no lo es.  ―Abre bien las piernas, M. Quiero que H no tenga impedimentos para llegar a esa perlita  que palpita.  ―Sí,  señora.  ―Y  las  abre.  En  ese  instante,  H  entra  en  la  cueva  carnal  y  con  su  lengua  empieza a saborear la humedad de la lujuria. Vuelven a gruñir y yo me uno a esos chillidos. Estoy  hirviendo…  ―H. Ya que estás ahí, quiero que muerdas despacio los labios de M. ―Asiente. La mujer  me mira con agradecimiento.  Escucho como se deleita con el manjar. Quizás ambos deseaban tener esta situación, el por  qué no lo sé, pero comienzo a sopesar que lo necesitaban.  ― ¿Has saboreado bien? ―pregunto ahogada por la excitación. 

RománTica'S 56


―Sí, señora. Está rico. ―Retira levemente su cabeza de entre las piernas.  ―Bien, pues es el turno de M. Ella debe hacer lo mismo contigo.  ―Sí, señora ―responde M.  Tras lamer su espalda, glúteo, piernas, hombros, vientre… llega al sexo. Al principio parece  dudar,  pero  tras  unos  segundos  me  mira  y  comienza  a  acariciarlo.  En  ese  instante  me  deja  bloqueada.  ¿Por  qué  clava  su  mirada  en  la  mía  mientras  toma  el  pene  en  su  boca?  ¿Quiere  hacerme llegar lo que siente? Da igual las intenciones que tenga, a mí me transmite sensualidad  y placer, necesitando más…  ― ¡Para! ―dijo a M. ―Ahora toca jugar en la cama. Te tumbarás hacia arriba M, quiero ver  cómo H te folla.  Comienzo  a  ser  más  dura  en  mis  palabras,  pero  es  que  me  estoy  volviendo  loca.  Me  encantaría estar entre ellos, es más, creo que todas las miradas que M está ofreciéndome son  para que participe en el juego. Sin embargo no puedo hacerlo, no debo hacerlo…  ―Quiero que te abras de piernas. Necesito ver cómo te bombea con fuerza.  ―Como desee…  H se coloca encima de M y busca, con su mano la abertura en la mujer. Estoy segura que  comenzará pronto a invadirla y yo estaré deleitándome de eso. Me levanto de la silla y me siento  al lado de ellos. Mientras que H empieza a introducir su pene, M vuelve a clavar su miranda en  mí. ¿Qué desea?  ― ¿Qué quieres, M? ―le digo mientras H la folla sin parar.  ―No debería… ―musita.  ―Te estoy preguntando, ¡contesta! ―Pongo la mano sobre la espalda del hombre y le hago  parar.  ―Quiero que participe, señora. ―Al fin contesta.  ―No puedo, ya lo sabes.  ―Lo siento. ―Entristece los ojos y mira hacia el techo.  Levanto  la  palma  de  mi  mano  y  H  continúa  la  intrusión  en  el  cuerpo  de  la  mujer.  Cada  gemido, cada gesto de placer me vuelven loca. De pronto mi mente comienza a darme ideas sin  parar, entre ellas la propia masturbación. Si yo misma me consuelo, no será engaño. Lo he hecho  millones de veces ante situaciones de angustia… Mi mano derecha ya lo había pensado porque  está sumergiéndose entre mis húmedas braguitas. Debo colocarme mejor en la cama. Así que  haciendo un gran esfuerzo, me siento en la almohada y comienzo a masturbarme.  M gira la  cabeza para observarme. Debería sentirme intimidada, pero no es así. Me encanta que me mire.  H  sigue  follándola    y  comienza  a  aullar,  creo  que  es  una  indicación  de  que  pronto  llegará  su  orgasmo.  ― ¡Retírate de ella! ―ordeno a H. Con un gran esfuerzo y con lágrimas en el rostro, lo hace.  ―Ponte de pie en el suelo y mira. ―No tengo ni idea qué es lo que voy a hacer, pero llegados a  este punto, cualquier cosa….  ― ¿Desea que mire algo en especial, señora?  No sé qué contestar…  ― ¿Me levanto? ―M interrumpe aquella conversación.  ―Dime,  M.  ¿Qué  deseas  hacer  ahora?  ―le  pregunto  con  un  nudo  en  la  garganta.  La  perdición ya está aquí.  ―Deseo sentir su placer, señora ―responde desde su lugar.  ― ¿Dónde? ―Mi lujuria me responde el lugar exacto, pero quiero escucharla. 

57 RománTica'S


―En mi boca, si me lo permite.  ― ¿Quieres lamer mi sexo?  ¿Por qué?  ―Porque quiero hacerla disfrutar.  ―Ya lo estáis haciendo. ―La miro con pánico. Más vale que esto termine pronto porque de  lo contrario me rendiría en estos placeres. ―No participo, solo ordeno. H… ¡fóllala! ―grito con  desesperación.  H  se  acerca  de  nuevo  a  ella  y  la  penetra.  Mientras  yo  me  masturbo  sin  parar,  él  sigue  envistiéndola con fuerza. Los ojos de M siguen clavados en mí. Deberían de incomodarme pero  no es así. Si ella quiere observar cómo llego a mi orgasmo, que lo haga.  ―Señora, estoy apunto… ―advierte H.  ―Creo que todos estamos al límite… ―respondo extasiada. Y mientras que H grita por su  liberación, M y yo lo acompañamos con aullidos gatunos.  Tras  unos  leves  instantes,  me  recompongo  de  todo  aquello.  Mis  mejillas  dejan  de  estar  sonrojadas para volver a la palidez. Mi respiración tiene por fin un ritmo tranquilo y he dejado  de temblar. Miro mis ropas y están desaliñadas. En algún momento la mano libre llegó hasta los  pezones para acariciarlos y satisfacerlos, pero no lo recuerdo.  ― ¿Señora? ―pregunta H una vez que se ha retirado del cuerpo de M. ―¿Desea algo más?  ―No, podéis retiraros.  M se levanta y se marcha al lado de H. Salen por una puerta que no había percibido, una  que está situada al lado del baño. Cuando veo que estoy sola, me expando en la cama y miro al  techo. ¡Ha sido increíble!  Sin embargo, me siento frustrada…  ― ¿Todo bien? ―La voz de Alejandra me hace levantarme rápidamente de la cama.  ― ¡Eres una zorra! ―le grito. ―Este tipo de cosas se hace en otras circunstancias…  ― ¿No participaste? ―pregunta con mofa.  ― ¡Claro que no! ¿Recuerdas que me voy a casar? ―Comienzo a caminar hacia ella.  ―Bueno, seguro que lo pasarás mejor el día que te divorcies… ―Echa su mano sobre mi  hombro y me atrapa.  ―Aceptaré el regalo completo entonces…       © Dama Beltrán 

RománTica'S 58


KELLAN KYLE «DOS PALABRAS»

un artículo de Yuliss M. Priego

¿He sido yo la única en entrar en combustión  espontánea al solo leer el nombre? No, por  supuesto que no. Incluso las que no lo  conocéis habéis temblado‐tenido un  escalofrío al pronunciarlo. ¿Que por qué lo  sé?  Porque ese nombre es…  

¡SEXY! Tanto el nombre, como todo él. ¡Que sí, que  sé que no le podéis quitar ojos a las fotos! No  os preocupéis… yo tampoco. 

La razón por la que este  bimestre este artículo vaya  dedicado a Kellan Kyle y no  a cualquier otro personaje  masculino de cualquier otra  serie y que el pobre tam‐ bién se lo merezca, es que  estoy perdida e irrevocable‐ mente enamorada de él.  No, no estoy exagerando.  Siempre ha habido  personajes especiales en  ciertas series de libros que  me han dejado marca — unos más y otros menos—,  pero no había llegado a tal  grado de «enamoramiento»  desde la saga Crepúsculo, y  eso dice mucho, ya que  gané un concurso de cartas  de amor en mi instituto con  una carta que iba dirigida a  Edward Cullen, el personaje  ficticio, cuando era  Crepuscu‐lera total. En  aquel momento sabía que  estaba enamorada de  Edward Cullen, pero ahora  leo esa carta y me digo que  estaba loca. Sin embargo,  en este preciso momento sé  que estoy enamorada de  Kellan Kyle porque sería  capaz de volver a ponerme  a escribir una carta de  amor, esta vez dirigida a él. 

M

Suena una locura, yo lo sé,  pero es que es la verdad.  Debo confesar que yo ya me  he leído los tres libros que  forman esta serie, así que es  probable que todos los que  os hayáis leído únicamente  el primer libro, Inconsciente,  no estéis todavía  perdidamente enamoradas  de Kellan porque no lo  habéis visto todo de él. Pero  creedme cuando os digo…  

¡VAIS A FLIPAR!

 i meta hoy es conseguir que todas aquellas lectoras (o lectores) que no hayáis leído el primer libro todavía, consideréis hacerlo en un futuro cercano para conocer a Kellan, un personaje que de principio a fin te quita la respiración

S.C. Stephens, la autora,  desde el principio relata la  historia despacio y sin  prisas. Sí, habéis podido  comprobar que el libro  tiene sus 700 páginas, pero  no son de relleno, para  nada. A través de todas esas  páginas logramos ver la  relación de los personajes  entre sí, cómo interactúan,  cómo se van enamorando,  cómo piensan, cómo  actúan, cómo se sienten.   Explicar las múltiples  razones por las que Kellan  está hoy en el Olimpo es  muy difícil, y no porque no  tenga razones suficientes,  no; sino porque no quiero  soltar spoilers, y sin spoilers  no puedo hacer que veáis  por qué Kellan está más  cerca de ser un Dios —un  Dios del rock— que muchos  otros personajes que nos  han dejado marca, pero voy  a intentarlo.  

Lo que cabría destacar con subrayador fosforito amarillo es, de nuevo, la capacidad de este hombre de enamorarnos

59 RománTica'S


Todos esos detalles que tiene  con Kiera, cómo cuida de ella  cuando Denny está fuera de  la ciudad, cómo intenta  consolarla, acercarse a ella,  hacerla sentir mejor, son  simplemente preciosos. Y   ya no solo eso, sino   ese amor que le ha   faltado en la vida y que   está desesperado por   sentir con alguien. Es   un hombre que, a   pesar de la imagen de  Casanova que da, es   capaz de sentir de   una manera brutal.   Dios, estoy loca por   volver a releerme la serie   de principio a fin para volver  a revivir ese primer libro lleno de  seducción, de enamoramiento y de  errores.   Porque sí, hay errores a lo largo de la  vida de Kellan. Muchos. ¿Pero qué vida  no los tiene?  

E

l triángulo amoroso que se forma en el primer libro no es como cualquier otro triángulo amoroso que hayamos leído en otro libro, no. Estamos hablando de unos personajes que bien podrían ser reales de lo realistas que son. Inconsciente narra la historia de tres veinteañeros que le podría ocurrir a cualquier persona. Y por eso Kellan también merece subir al Olimpo. Por su realismo. Por su verosimilitud.  

Otra razón, más superficial esta vez, es  su «trabajo».  

Estrella de rock en Seattle. Ay, madre… ¿Qué sería de Kellan sin  sus D‐Bags? ¡Nada! Nunca antes había  deseado con tanta fuerza que una  banda ficticia fuera real. 

RománTica'S 60


Sin embargo, si me tengo que quedar  con algo que justifique por qué Kellan  Kyle ha ocupado mi corazón con tanta  rapidez es, sin duda, por cómo crece  como persona a lo largo de los libros.   Pero no solo él, sino todos los  personajes.  Sinceramente, cuando tienes a  un personaje tan atractivo, sexy  e irresistible pidiéndote que lo  quieras por cómo es y no por  quién es, ¿cómo decirle que no?  Yo, claramente, no he podido.   ¿Podrás tú?   

            Devin Paisley  61 RománTica'S


Tras ser  rechazada por  numerosas  editoriales se  lanzó al mundo  de la auto‐ publicación en  octubre del  2012. Publicó la  primera parte   de la trilogía   «Mi Hombre»   en Amazon,  Seducción, y en  poco menos de  un año, tras  haber vendido  más de 250.000  ejemplares de  ese libro, la  editorial  norteamericana  Grand Central  Publishing  compró los tres  volúmenes de la  trilogía por una  cantidad de ocho  cifras 

RománTica'S 62


Mi hombre  

“La trilogía erótica de Malpas” Hoy toca hablaros de la trilogía que está revolucionando internet o, mejor dicho, las redes sociales, ya que aquellos lectores que han sucumbido a la lectura de esta nueva serie han visto como simpatizaban con su historia o con sus personajes, y otros han terminado odiándola. Una trilogía que ha originado sensaciones contradictorias pero al mismo tiempo ha generado una adicción, adicción a Jesse Ward, su protagonista masculino. Artículo: Merche Diolch

  La trilogía está formada por estos títulos…  Seducción Obsesión y Confesión,   Dos  meses  después  de  haberla  colgado  en  Amazon, Jodi dejó su trabajo y se dedicó a escribir.  En  enero  de  2013,  colgó  la  segunda  parte,  Obsesión,  y  se  convirtió  inmediatamente  en  un  bestseller en Amazon.  En julio de 2013 subió la tercera parte, Confesión,  y  se  colocó  en  la  primera  posición  de  la  lista  de  ebooks más vendidos de New York Times.   En  este  2014  la  serie  verá  la  luz  en  16  idiomas  consiguiendo  que  su  historia,  la  de  Ava  y  Jesse,  llegue a muchísimos lectores.  Un fenómeno de masas al que ha sucumbido hasta  la crítica anglosajona, quien habla de ella como la  sustituta de E.L. James (en esto puede que hubiera  un amplio debate, ya que para mi gusto en poco  se parecen).  Un sueño ¿o no? 

63 RománTica'S


Tres, dos, uno, cero... ¡Disfruta! Tres... Sé que él no me conviene. Dos... Mi instinto me grita que salga corriendo. Uno... Pero si sigue mirándome así... ¿Qué haré cuando llegue a cero? Indomable, controlador, autoritario, implacable, dulce, provocador... Es peligroso. Es enigmático. Es absolutamente adictivo. Es mi hombre.

RománTica'S 64

He visto cómo lo miran todas. Lo desean, harán lo que sea por conseguirlo. La respiración se me acelera y siento que no podré aguantar mucho más. Estoy perdiendo el control, y esto empieza a asustarme. Estoy histérica, avergonzada, muerta de celos. Y muy, muy excitada.

Ava ha aceptado que nunca va a poder dominar a la fiera que Jesse lleva dentro, pero su amor es profundo, su conexión, infinita. Ella cree conocer a Jesse, pero pronto aparecen nuevas incógnitas, nuevos secretos Ava empieza a preguntarse si él es realmente el hombre que ella cree que es. Jesse sabe muy bien cómo llevarla a un lugar más allá del éxtasis, pero puede que también la acabe conduciendo al borde de la desesperación. Ha llegado el momento de que este hombre confiese.


Sus  protagonistas,  Ava  O’Shea  y  Jesse  Ward  consiguen  tanto  conquistar  a  lectores  como  que  otros «odien» su historia. 

Las distintas personalidades protagónicas   

La razón… No quiero tampoco contaros mucho de  la historia para evitar spoilers por lo que vamos a  indicar  a  grandes  rasgos  qué  podéis  encontraros  entre sus páginas: 

 

¿La gente cambia cuando está enamorada? 

Amor. Es una trilogía romántica que esconde la 

 

historia de una pareja que se conoce, se enamora,  se odia, discute, hacen las paces (y cómo hacen las  paces!!!) para volver a discutir de nuevo y otra vez  a reconciliarse. Es una novela romántica.

Quizás, sea porque es distinto.   

Vale,  sí,  te  darán  ganas  de  cerrar  el  libro  y  tirarlo  por  el  balcón.  De  llamarlo  de  todo  pero… ains… tiene algo que engancha.   

Además,  no  podemos  olvidar  las  incógnitas  que  rodean  la  vida  de  Jesse  y  que  terminan  centrando gran parte de la trilogía. 

Erotismo. No  debemos  olvidar  que  nos  encontramos  en  una  etapa,  dentro  del  género  romántico, donde el erotismo es parte primordial  de lo que  están publicando. Debe haber escenas  eróticas  y  en  Mi  Hombre  las  hay,  y  muy  bien  trabajadas.

Una historia adictiva. Ya sea por la escritura de  Jodi  Ellen  Malpas,  fácil  y  fluida,  o  por  la  propia  historia que nos narra en la trilogía. Consigue que  tanto los más detractores como los que adoran la  aventura de Ava y Jesse, terminen enganchados a  las páginas del libro por querer saber más.      […]Por fin he llegado al interior de mi hombre. […]

Jesse Ward es…  un  personaje  un  tanto  conflictivo  y  que  acarrea  entre  los  lectores  bastantes  sentimientos  contradictorios.  Es  posesivo,  celoso,  dominante,  manipulador,  obsesivo… ¿Cómo puede alguien enamorarse  de una persona así?   

[…] —¿Lo notas? —Me pone la palma de la mano en su pecho y la sujeta con fuerza—. Está hecho para amarte, Ava. Durante demasiado tiempo ha sido una pieza inútil, no deseada. Ahora trabaja horas extras. Se llena de felicidad cuando te miro. Se parte de dolor cuando discutimos y late desbocado cuando te hago el amor. […]

[…]—Voy a poseer cada centímetro de tu cuerpo. — Subraya todas y cada una de sus palabras—. No habrá ni un solo milímetro de tu ser que no me ha tenido dentro o encima. […]

Ava puede  ser  descrita  como  alguien  sin  personalidad que al final deja llevarse por las  órdenes  o  mandatos  de  Jesse.  Pero  en  realidad, ¿no podría ser que Ava se adaptara  a Jesse porque esté enamorada? 

[…]—Tú eres distinta. Te lo he dicho, Ava. Pasaré por encima de quien intente interponerse en mi camino, incluso de ti.[…]

Los  secundarios. Como  en  toda  buena  novela  romántica siempre aparece un gran elenco de per‐ sonajes secundarios que acompañan a los prota‐ gonistas  y  consiguen,  en  ocasiones,  enamorar  al  lector tanto que pidan, supliquen por conocer su  propia historia. ¿Tendrá su libro Kate y Sam? ¿Qué  le pasará a Drew?  En  definitiva,  «Mi  Hombre»  es  una  trilogía  adic‐ tiva. Todo el mundo coincide en ello por lo que si  no  quieres  caer  en  la  tentación  no  se  te  ocurra  abrir sus páginas.  En el IV Encuentro RA tendremos la oportunidad  de resolver muchas de las incógnitas que nos plan‐ tea la obra de Jodi Ellen Malpas como la vida de la  propia escritora y estoy deseando que llegue.   

 

65 RománTica'S


RomรกnTica'S 66


Espacio

JR

 

un artículo de Eva Rubio y Rocío Muñoz  

Especial New Adult en España: ¿Cómo sobrevivo a la adolescencia?     A veces lo que más vende en el extranjero no tiene por qué tener el  mismo  éxito  en  nuestro  país.  Prueba  de  ello  son  las  novelas  New Adult que han llegado a nuestra lengua avaladas por su popularidad,  y que aquí aún no han tomado impulso suficiente para ser tenidas en  cuenta.  Asimismo, están empezando a surgir definiciones distorsionadas de lo  que es un auténtico New Adult, que son aquellos que tratan historias  ambientadas  en  la  Universidad,  cuyos  protagonistas,  así  como  la  mayoría  de  sus  lectores,  comprenden  una  franja  de  edad  situada  entre  los  diecisiete  y  veinticinco  años  aproximadamente.  Y  si  bien  pertenecen al género juvenil, son conocidas por tener mayor número  de  escenas  sexuales  y  un  toque  más  adulto  sin  llegar  a  la  novela  romántica dirigida principalmente a un público más maduro, habien‐ do  una  gran  preferencia  por  creaciones  contemporáneas,  más  que  fantásticas, distópicas o paranormales. De hecho, consideramos que  la trilogía iniciada por Química perfecta de Simone Elkeles publicada  por Versátil Ediciones, es quizá una de las obras más significativas que  ha  sentado  las  bases  del  nacimiento  de  lo  que  hoy  conocemos  con  este  nuevo  concepto. Pero  si  queréis  saber  más  sobre  el  concepto  echad  un  vistazo  en  esta  misma  revista  a  la  sección  del  diccionario  RománTico.  Maravilloso Desastre fue la primera gran apuesta New Adult en llegar  a nuestras librerías. Publicada por Suma de Letras en 2013, la obra  de  Jamie  McGuire  fue  presentada  como  un  Cincuenta Sombras de Grey para adolescentes. En este título, Abby conoce a Travis, un chico  problemático que se dedica a ganar dinero a través de combates de  boxeo ilegal y que resulta ser un compañero de facultad con el que  tiene amigos en común. La suya es una explosiva relación de amor‐ odio, ya que él, que es un playboy, encuentra en ella a la única chica  que no tiene intención de caer rendida ante sus tatuajes. Maravilloso Desastre es una novela con mucho potencial que pierde fuelle según  avanzan las páginas y a la que le falta profundidad, especialmente al  protagonista masculino. No obstante, tiene un componente adictivo  que atrapa hasta la última página. En febrero, verá la luz la versión  desde el punto de vista de Travis, que se llamará Inevitable Desastre y  con  la  cual  esperamos  que  se  completen  los  huecos  de  la  primera  historia. 

Simone Elkeles, joven escritora americana, que se licenció en psicología y trabajó en el departamento de recursos humanos de una gran empresa.

67 RománTica'S


Entre otras publicaciones  significativas del mismo año,  podemos encontrarnos la  trilogía iniciada por El Lado explosivo de Jude escrita  por Nicole Williams y editada a  nuestra lengua por Montena.  Cuya imagen publicitaria  persigue claramente la traída  con gran éxito por la ya  mencionada serie de novelas  de E. L. James. A pesar de que su  argumento se desvía mucho del  que podamos encontrar en  éstas. El Lado explosivo de Jude nos invita a descubrir el  nacimiento de un amor bastante  suave, en comparación con otras  de su temática, entre dos  adolescentes que viven con sus  propios traumas, y que  pretenden encontrar un motivo   para seguir adelante. Jude  quiere dejar su vida de huérfano  rebelde para ser alguien mejor,  mientras que Lucy, cansada de la  rutina del ballet, quiere  diversión. En definitiva, ésta es  una novela que comienza con  adolescentes de instituto y que  en cada volumen se va  transformado en lo que viene a  ser New Adult, sin grandes  pretensiones.  Seguimos con otra historia, en la  misma línea, que salió justo  después del verano: El amor es todo menos sencillo escrito  por Tamara Webber y publicado  en España por Plaza y Janés  (Penguin RHM). En esta ocasión,  intercalando los dos puntos de  vista de los protagonistas, nos  embarcamos en la historia de  Lucas, un chico multitareas y  bastante atractivo, que salva de  una casi violación a Jacqueline. A  partir de ese instante, el destino  les llevará a cruzarse en distintas  ocasiones de manera casi  inconsciente. Pero sobre todo,  veremos como la autora hace un 

RománTica'S 68

homenaje a las jóvenes y a la  fuerza de éstas para saber  defenderse ante cualquier tipo  de agresor. Éste es, sin duda, un  libro para recomendar a todo  aquel que le encante la  combinación de amor explosivo,  chico duro e inteligente más  chica débil que se convierte en  alguien fuerte.  Y si ya habéis leído el anterior, no  os puede faltar La coincidencia de Callie y Kayden de Jessica  Sorensen. Publicado por Oz  Editorial con gran acierto. En  esta historia veremos como un  autor puede hacer de los tópicos  algo interesante y emocionante.  Si bien al comienzo Callie parece 

una marginada más y Kayden el  chico popular que tiene toda la  vida resuelta dentro de una  familia adinerada, la verdad está  bastante lejos de aquella  realidad. Los dos son piezas rotas  de un puzle y que, por increíble  que parezca, van a necesitarse el  uno al otro para cicatrizar  heridas pasadas e incluso alguna  muy reciente. Definitivamente, lo  mejor de esta novela será el final  explosivo de la misma que,  afortunadamente, continúa  en The Redemption of Callie and Kayden. Título que llegará en  breve a nuestra lengua y que  cierra la relación de los  protagonistas.   


Por otro lado, nuestros escritores  nacionales no se quedan atrás  con Antes de que digas adiós, que es una novela corta  publicada en formato e‐book  por Ediciones Kiwi. Relata el  romance entre Ariadna y Lucas,  dos estudiantes de biología que  enmascaran sus sentimientos  bajo la etiqueta de «amistad».  Ari ha decidido alejarse de los  chicos después de sufrir varios  desengaños amorosos. Lucas  pasa las noches de conquista en  conquista cumpliendo una única  norma: nunca repite ligue. En  una fiesta universitaria saltarán  chispas entre los dos. Una  historia bien tejida, que  engancha desde la primera línea  pero que por su escasa extensión  no profundiza lo suficiente en los  personajes secundarios. La  autora, Victoria Vílchez, ha  anunciado que en mayo saldrá a  la venta Antes de que decidas dejarme, un spin‐off de esta  historia, protagonizado por Becca  y Jota.    

ditoriales, distribuidoras, librerías, grandes superficies y bibliotecas deberían tener en cuenta que, aunque se traten de argumentos más maduros, estos libros pertenecen a la franja juvenil por los problemas presentados y la forma de enfocarlos, desde el mismo momento de edición de la obra. Por tanto, no se han de ubicar en el apartado de novela de adulto     

69 RománTica'S


¿FALSOS New Adult o distorsión  de la definición? Por tendencia,  la estructura más repetida que  nos encontramos en el mercado,  es la de dos personajes que  acaban de entrar en la  Universidad, que ya están en  ella o apunto de matricularse,  viviendo un periodo de  transición fundamental no sólo  en su educación, sino también  en sus vidas. Las decisiones que  tienen que tomar se vuelven  más serias y significativas, pero  no tanto como las de un adulto  que debe formar familia y  buscar un trabajo. Entonces, lo  que diferencia en realidad a  un New Adult, no es la cantidad  de sexo explícito que aparece  en la historia, sino ese tiempo  de transición que necesita un  adolescente para madurar y las  preocupaciones que surgen de  ella. Por ello, equivocadamente,  se han tomado con esta etiqueta  muchos libros que incluyen sexo  con adolescentes que todavía  están en su último periodo de  secundaria. Casos más o menos  confusos nos los encontramos  en…    The Duff de Kody Keplinger  Bianca no se considera la más  guapa del instituto, pero sí  demasiado lista para dejarse  engañar por el atractivo y  mujeriego Wesley Rush. Algo  que va a demostrarle con creces  hasta que el juego pierda la  diversión.    Hopeless. Tocando el cielo de Colleen Hoover  Después de mucho tiempo  estudiando en casa, Sky va a  terminar su último año en el  instituto. Lo que no sabe es que 

RománTica'S 70

allí se cruzará con el irresistible e  indomable Dean Holder, quien  sabe mucho más de ella que la  propia Sky.    Rompiendo las normas de Katie  Mcgarry  Echo era la típica chica popular  que lo tenía todo y decidió  perderlo todo, harta de vivir una  vida superficial que no iba con  ella. Noah es un desastre, ni  siquiera le importa las clases,  juega con las drogas y se deja  llevar por los sentimientos  impulsivamente. Pero juntos van  a encontrar algo en común que  les haga cambiar radicalmente.    El chico malo de Abbi Glines (Y  su continuación Si fueras mío)  Beau Vincent es maleducado y  peligroso, el prototipo de chico  malo que nunca querrían las  madres para sus hijas. Pero  Ashton tampoco es tan buena e  inocente como todos piensan,  incluso su actual novio, Sawyer  «el chico perfecto» y primo de  Beau.    En definitiva, queda plantearnos,  ¿por qué la creación de una  nueva etiqueta? ¿Es necesario?  ¿Se trata de un truco de  marketing editorial extranjero  para aumentar las ventas? La  respuesta a estas preguntas la  daban en un artículo publicado  en 2012 por The Guardian cuyo  título decía «Would you read  novels aimed at 'new adults'?»  El redactor establecía  un intervalo de 14 a 35 años y  señalaba alguna de las  características de los mismos  (protagonistas problemáticos e  inseguros, ambiente  universitario, sexo explícito...).     

Por otro lado, fechado en el  mismo año, The New York  Times con «Self‐Published  Author Signs a Three‐Book Deal,  Heralding New Adult Fiction»  hablaba de un género dirigido a  un público entre 18 y 25 años. E  incluso se especificaba el origen  de la mayoría de todas las  creaciones encajadas en la  etiqueta de New Adult: La  autopublicación. Y es que según  señalaba Meg Cabot en dicho  artículo…     

Ésta es una generación que está teniendo una adolescencia extendida, tal vez porque les gustaría salir de casa, pero no pueden, porque no pueden encontrar un trabajo   Llevándonos esta última  reflexión a nuestro país, nos cabe  pensar si no es eso también lo  que ocurre aquí. De ser así, ¿por  qué no terminan de despegar las  ventas de New Adult en nuestra  lengua? Lo cierto es que son  muchos los lectores que  crecieron con el movimiento de  novela juvenil romántica desde  el boom Crepúsculo, que con la  edad han ido también  cambiando sus necesidades,  buscando más emoción y mayor  contacto sexual descripti‐ vo entre los personajes principa‐ les de sus novelas favoritas. Pero  todavía quizá falte algo más que  consiga que nuestros chicos y  chicas, ahora más  adultos, busquen en esta nueva  etiqueta para identificarse. 


71 RomรกnTica'S


PRINCESAS Disney   una mirada atrás para defender los clásicos  

por   Nazareth V. Lupión En los últimos años  hemos visto como la  factoría Disney iba  lanzando al mercado  una nueva imagen de  princesa, mostrándonos  unas princesas más  fuertes, decididas e  independientes.  Si echamos la vista  atrás ya en Pocahontas 

 

RománTica'S 72

y Mulan vemos estos  rasgos de  independencia y  rebelión ya que  nuestras chicas  desafían a su destino y  familia y se lanzan a  luchar por aquello que  consideran correcto. En  Tiana y el Sapo  también veíamos ya 

una princesa que no era  tal y que a pesar de no  ostentar dicho título e  incluso sin príncipe azul  consigue su tan  esperado final feliz.  Pero si nos paramos a  centrarnos en las más  actuales, y con ello  quiero decir las   últimas tres 

producciones en las  que Disney nos lanza  sus últimas y nuevas  princesas, en éstas   ya sí que vemos una  evolución y una   clara intención de la  factoría por depurar la  imagen de la   clásica princesa   Disney. 


En Enredados, versión  del cuento clásico  Rapunzel, nos  encontramos con una  princesa un tanto  diferente que a pesar  de haber pasado toda  su vida en una torre no  duda en rebelarse y  sartén en mano  lanzarse a lo  desconocido para  cumplir sus sueños y 

por el camino  enamorarse y hacer  posible su verdadero  destino.    Sin ningún género de  dudas para mí es en  Brave donde Disney  marca una clara  evolución ya que es la  primera vez que nos  encontramos con una  princesa sin príncipe, 

que ni lo quiere ni lo  necesita. Merida da  más importancia a su  libertad sobre   cualquier otra cosa   y en su camino  descubrirá y aprenderá  que será el amor   por su familia el  elemento fundamental  para lograr su   final feliz.  Con esta particular 

princesa, Disney   no solo nos muestra  una princesa   diferente a todas las  demás vistas hasta  ahora sino que además  nos lanza un mensaje  de un amor diferente,  el familiar, que en otras  producciones de la  factoría había quedado  siempre relegado a un  segundo plano. 

73 RománTica'S


                                valores clásicos y  tradicionales de amor,  lealtad y hermandad  que tan importante es  seguir inculcando en los  niños, pues al final son  ellos los destinatarios  de estas historias  mágicas y maravillosas  que por supuesto  también nos   encantan a los   adultos. 

ste año  Disney nos  deleitaba con  su nueva  película Frozen donde  nos presentan a Elsa y  Anna, dos hermanas  muy distintas con las  que nuevamente y cada  una a su manera se nos  vuelven a mandar   esas señales de  independencia y  evolución junto con los  Tras echar un vistazo a los últimos avances y  evolución que la casa Disney ha hecho en los  últimos tiempos me gustaría hacer un alto y echar  la vista atrás y hablar un poquito de las princesas  clásicas, las antiguas, aquellas con las que crecimos  toda una generación, porque sí, todo esto de la  evolución de las princesas esta genial y a mí me  parece estupendo a la par que necesario pero me  gustaría romper una lanza a favor de aquellas  princesas con las que crecí y en las que me miré y  no por ello salí perjudicada.    Hablo de Blancanieves, Cenicienta, Aurora (La bella durmiente), Ariel (La Sirenita), Jasmine  (Aladdin) y Bella (La bella y la bestia), aquellas que  si soñaban con enamorarse y encontrar a su  príncipe azul, o que el susodicho las rescatase de  su madrastra, de su vida, de su sueño eterno en  una torre, del mar, de su palacio o de su pueblo  respectivamente 

RománTica'S 74

Todas estas princesas  nos hicieron soñar, nos  mantuvieron pegadas a  la televisión durante  horas y nos hicieron  creer en un mundo  mejor donde existían  los príncipes y los  finales felices. Pero  estas princesas también  nos enseñaron valores,  como el respeto, la  bondad y el amor por  los animales y la  naturaleza en el caso de  Blancanieves, la  capacidad de sacrificio  y el ponerle una  canción y una sonrisa al  día a pesar de las  circunstancias en el  caso de Cenicienta, la  curiosidad y las ganas  de explorar lo  desconocido de Ariel,  aprender que hay cosas  más importantes que  las materiales y saber  renunciar a ellas por  amor como hacia  Jasmine y mi lección  favorita el amor por los  libros de Bella y su  capacidad de ver lo  hermoso de las  personas más allá de su  aspecto.    Todos estos valores, yo  y estoy segura  muchísimas niñas más  los aprendimos con las  princesas Disney, las  clásicas, las que ahora  muchos pretenden  demonizar haciéndonos  creer que nos  convirtieron en  personas débiles y  ñoñas. 

Sólo puedo hablar por  mí y como mucho de mi  entorno, pero os  aseguro que ni yo, ni  mis hermanas, ni mis  amigas somos mujeres  débiles, ni ñoñas, ni  vivimos pendiente de  que un príncipe azul  satisfaga todas nuestras  necesidades; somos  mujeres fuertes,  decididas e  independientes.    A una mujer no la hace  débil una película o un  libro romántico, al  contrario; quizás en esa  película, cuento o  novela encuentre la  fuerza que la vida en un  momento dado le  arrebató. Quizás una  novela romántica o el  recuerdo de aquel  cuento maravilloso que  Disney plasmó en  película cuando era una  niña la ayude a  encontrar la fuerza y  valor que necesita para  salir adelante.    ¿Y qué si todas las  princesas Disney  buscan un príncipe azul  del que enamorarse o  es un príncipe azul  quien las salva?  ¿A caso no es cierto  que la mayoría de las  mujeres soñamos, al  menos en algún  momento de nuestra  vida con encontrar  nuestro  príncipe/princesa azul  particular y nuestro  final feliz? 


¿Qué tiene de malo el  romanticismo?    Se tiende a pensar de la  mujer de ahora que el  ser fuerte, valiente e  independiente está  reñido con ser  romántica y lo cierto es  que no es incompatible,  ¿por qué no podemos  estudiar, trabajar,  luchar por nuestros  sueños, realizarnos  como mujeres y  personas y al mismo  tiempo desear  encontrar a nuestro  príncipe particular y  nuestro final feliz?    Lo cierto es que, y  siempre desde mi  punto de vista, las  princesas Disney nos  han enseñado y siguen  enseñándonos cosas  buenas y lecciones de  vida que con príncipe o  sin él nos serán útiles y 

que nos hicieron y  harán a las futuras  niñas que las vean, ya  sean las princesas  clásicas o las modernas,  sin duda mejores  personas y, por  supuesto, mujeres  soñadoras, fuertes,  decidas, valientes e  independientes que no  solo lucharán por su  final feliz si no por que  el mundo en general lo  tenga. 

         

Detrás de una princesa, siempre hay una historia que valorar y aprender, eso seguro  Yo elijo quedarme con  lo bueno que me dieron  y siguen dando cada  vez que una niña o  mujer decide dejarse  llevar por la magia de  los cuentos. 

 

75 RománTica'S


Cassandra,  la  hermana  de  Brandon  McGregor,  se  consume  por  la  culpa  de  haber codiciado lo que no era suyo, por haber seducido al único hombre al que  ha  amado  en  su  vida,  por  haberle  arrebatado  a  Diego  Vílchez  de  Soriano,  un  oficial del ejército español apuesto y valiente, la posibilidad de ser feliz junto a  la única mujer que ha amado en su vida.  Pero lo había hecho por amor. No solo por ayudar a su familia sino porque el  atractivo  oficial  fue  para  ella  el  hombre  que  iluminó  su  existencia  desde  el  mismo instante en que le conoció. Sin embargo, la culpa por haber impedido  que Diego fuera feliz junto a la mujer a la que amaba no la deja vivir.  Y  saber  que  él  era  un  hombre  de  honor,  de  palabra,  un  hombre  íntegro  decidido  a  cumplir  con  su  deber  hasta  las  últimas  consecuencias,  aunque  significase prescindir del amor, la estaba matando poco a poco. Lo único que  parece unirlos es su hijo, Miguel, fruto del más vil de los engaños, un ángel que  llena de risas la casa…   

Su esposo había decidido que era el tiempo apropiado para que ella ocupara el lugar que le correspondía en la mansión Bidasoa como su esposa. ¡Jesús! ¡Vaya novela! ¡La mejor, hasta la fecha, que  he leído de la factoría Geneve!  Remontémonos  un  poco.  Permitidme  aclarar  un  poco  de  los  antecedentes  que  han  llevado  a  que  esta historia haya resultado como ha resultado.  Hace  unos  años,  Arlette  Geneve,  la  autora  de  esta  novela, sacaba al mercado gracias a Valery su opera  prima  llamada  Las espinas del amor.    Ciertamente  se  notaba  su  inexperiencia  en  estas  lides  y  a  la  novela, para mi gusto, le sobraban algunas páginas.  Se  iba  mucho  por  las  ramas  (aunque  mirad  quien  fue a hablar) y en algunas ocasiones se podría decir  que fue un tanto repetitiva. Pero, como ya he dicho,  era una primera novela, había que tener en cuenta  muchos  otros  factores.  Pero  esta  autora  me  dio  muy  buena  «espina».  Una  autora  española  que  no  trataba de emular a sus compañeras anglosajonas y  que  creaba  sus  propias  historias  con  españoles  en  gran medida como protagonistas.  La  primera  fue  Aurora  y  ella  nos  dio  a  conocer  a  Diego,  su  eterno  compañero,  el  hombre  del  que  estaba enamorada y que estaba enamorado de ella.  Un hombre hecho y derecho, un hombre que, según  algunos  necesitaba  a  una  mujer  tranquila  y  sosegada  a  su  lado  en  lugar  de  «esa  cría  capri‐ chosa».  —No la ama porque, un hombre de su talante, necesita una mujer y no una niña caprichosa.  Me encanta la forma en la que muchos se creen ser  Dios  y  jugar  con  los  sentimientos  de  los  demás,  lo  peor es cuando alguien le hace caso porque hacerle  caso  significa  poder  lograr  lo  que  su  corazón  tanto  anhela y ansía.  Pobre Cassie. 

RománTica'S 76

Y digo Cassie (para mí siempre será Cassandra) y no  Violet  porque  la  única  cosa  que  realmente  nunca  entiendo  de  Arlette  es  su  afán  por  jugar  con  los  nombres  de  sus  protagonistas  y  volvernos  locos  al  personal.  Así que, a partir de ahora, para quienes solo hayáis  leído  Inmisericorde  y  no  así  Las espinas del amor  diré  que  me  referiré  a  la  señora  de  Vílchez  como  Cassie y no como Violet.  Pero  volveré  a  los  antecedentes  de  esta  historia.  Debido a un exceso de confianza en la familia y un  incipiente  amor  desmedido  hacia  Diego,  Cassie  se  aprestó  a  hacer  algo  que,  en  otras  circunstancias,  jamás  se  habría  avenido  a  hacer.  Consecuencia  de  ello: un matrimonio forzado con un hombre que no  la  ama  ni  la  amará  jamás  y  un  hijo  en  el  vientre  fruto de aquella noche fatídica de la que lleva años  arrepintiéndose.  Pero  en  esta  vida  siempre  puede  haber  segundas  oportunidades,  siempre  hay  un  resquicio  para  la  esperanza  en  el  corazón  de  una  mujer  ciega  de  amor y de un hombre hastiado e indiferente.  Creo que el título de Inmisericorde le va a la novela  como  anillo  al  dedo  porque  realmente  Diego  se  la  tiene sentenciada a Cassie por aquello que le hizo y  que le costó mucho más de lo que está dispuesto a  admitir.  Aurora  era  el  norte  de  su  brújula,  la  mujer  que  siempre le aguardaba y la única por la que deseaba  regresar a casa y Cassie dio al traste con todos sus  sueños de un plumazo.  Os  diré  una  cosa.  He  llorado  una  barbaridad  con  esta  novela  cada  vez  que la  he  leído;  la  escena del  camisón es… insuperable y la del Cristo… ¡wow! Me  la he leído al menos cuatro veces y en cada una de  ellas he sentido que era la primera vez que lo hacía.  Esos  sentimientos  tan  desgarradores,  tan  a  flor  de  piel…  Podía  ponerme  en  la  piel  de  ambos  protago‐


nistas. Cuando lo hacía en la piel de Diego sentía su  frustración,  su  amargura,  su  irremisible  conformis‐ mo, su apatía por la esposa impuesta y su inevitable  angustia.  Menudo  panorama  os  estoy  pintando,  ¿no? Pues se pone peor, os lo aseguro. Pero merece  la  pena  el  sufrimiento  si  al  final  descubres  una  historia tan intensa y emocionante como ésta. 

El particular estilo de Claudia Velasco   nuevamente emociona. Spanish Lady es una novela donde los sentimientos están a flor de piel

Os  comentaré  qué  sentía  cuando  era  Cassie  la  que  absorbía mi atención. Sentía mucha pena, apreciaba  un corazón desgarrado, una vida solitaria y, en gran  medida  destrozada  solo  alegrada  por  la  presencia  de su hijo Miguel. Sentía dolor, mucho dolor. Dolor  por  haber  conseguido  lo  que  quería  pero  no  como  quería ni necesitaba. Un precio muy alto que pagar  durante toda una vida sin que se pudiese vislumbrar  ninguna tenue luz al final de tan oscuro túnel.  Pero (tal y como dice Isaías en La Biblia) los caminos  del  Señor  son  inescrutables    y  no  sabes  qué  nueva  oportunidad te va a dar la vida. Aunque maldita sea  si me esperaba tan amargo y aciago desvío.  En  una  conversación  telefónica  con  la  autora  le  pregunté  ¿hacía  falta  llegar  a  ese  extremo  para  reconciliar  a  dos  personas  y  que  se  diesen  una  nueva  oportunidad?  La  respuesta  que  Arlette  me  dio  no  la  voy a  repetir  pero  baste  con  decir  que  el  sufrimiento que me produjo fue bestial.  Creo  que  Inmisericorde  es  la  mejor  de  las  novelas  que la mente de Geneve ha sacado al mercado. Esta  autora  tiene  historias  preciosas  que  me  han  hecho  disfrutar  de  lo  lindo  y  con  cada  libro  se  supera  y,  aunque  para  mí  hay  historias  muy  entrañables  es  Inmisericorde  la  que  siempre  guardará  un  lugar  privilegiado  en  mi  corazón  porque  en  ninguna  ha  sabido reflejar tan bien los miedos, la desesperanza,  el descorazonamiento como con ésta.  Cada  historia  de  Arlette  es  única  e  irrepetible  aunque bien es cierto que la gran mayoría tienen un  nexo  común  pero  también  os  digo  que  cada  una  lleva  un  buen  trozo  del  alma  de  su  autora  e  Inmisericorde  no  solo  le  costó  horrores  parirla  por  la  gran  carga  emocional  que  conlleva  sino  que  le  resultó  tan  dolorosa  o  más  concebirla  y  escribirla  como a nosotras leerla.  Os la recomiendo de veras. Para las seguidoras de la  saga Penword / Beresford es de lectura obligada; el  mejor  broche  de  diamantes  que  podría  haberle  puesto a esta familia. Para las que no habéis tenido  la oportunidad de disfrutarla voy a deciros algo que  no  debería  decir,  buscadla  en  tiendas  de  segunda  mano  o  «pirata»  si  es  necesario  porque  esta  serie  familiar… ¡se las trae!  Crítica: Loli Díaz

 

77 RománTica'S


Nada  ni  nadie  le  hará  renunciar  a  la  independencia  que  tanto  le  ha  costado  conseguir... O tal vez sí...  El  feroz,  agresivo  y  audaz  Kenneth  Sutherland  es  un  gran  guerrero  y  un  ganador  nato.  Está  listo  para  enfrentarse  a  su  mayor  desafío:  unirse  a  la  Guardia  secreta  de  Robert  Bruce  para  liberar  Escocia  del  yugo  inglés.  Los  Juegos  de  las  Highlands  son  la  oportunidad  que  estaba  esperando  para  demostrar su destreza y conseguir su objetivo, pero la inesperada irrupción de  una hermosa mujer está a punto de dar al traste con todos sus planes.  Mary  había  jurado  que  no  volvería  a  caer  en  los  brazos  de  ningún  hombre,  pero  no  puede  resistirse  a  la  atracción  que  siente  por  Kenneth,  que  culmina  con  un  encuentro  fortuito  de  pasión  descontrolada...  Ambos  se  encuentran  ante una encrucijada: ¿serán capaces de renunciar a todo por amor?    —¿Qué sentido tiene la victoria sin una batalla que la justifique? Hablando de historias de acción y aventuras donde  la  guerra  está  presente,  esta  frase  cobra  su  mayor  sentido.  Aunque  si  le  preguntasen  al  bando  perdedor probablemente no estaría de acuerdo con  esta  afirmación  pues  a  veces  las  victorias  no  merecen una batalla si hay vidas que lamentar. No  obstante,  hay  victorias  dulcísimas  como  las  que  se  producen en el amor cuando la batalla es una lucha  de ingenio por derrocar al otro en la pasión y no hay  vencedores ni vencidos pues los dos contendientes  saborean con placer la victoria.  En  las  anteriores  entregas  de  «La  Guardia  de  los  Highlanders» vimos que Robert Bruce se postulaba  como  rey  de  Escocia  y  como  con  la  ayuda  de  este  grupo  de  hombres  se  producía  uno  de  los  resurgimientos  más  espectaculares  de  la  historia  y  reconquistaba  su  reino  al  norte  del  rio  Tay  acrecentando así  la  ira  de  su  contrincante  Eduardo  de Inglaterra que no estaba dispuesto a ceder ni un  ápice  su  control  sobre  Escocia.  Robert  se  negaba  a  firmar  un  tratado  de  paz  que  no  reconociese  su  soberanía  y  Eduardo  se  negaba  a  firmar  uno  de  la  reconociera.  Ninguna mujer podía cambiar eso, no siquiera Mary  de  Mar,  a  pesar  de  que  ambos  bandos  desean  utilizarla como peón. Eduardo quiere que espíe para  él  y  le  haga  saber  los  planes  del  rey  escoces  mientras  que  Robert  pretende  convencerla  de  que  apoye su causa. Los dos quieren algo de ella, pero el  único  destinatario  de  sus  pensamientos  es  su  hijo,  futuro  conde  de  Atholl,  sobre  el  que  no  tiene  potestad  para  decidir  pues  se  encuentra  en  manos  de  Eduardo  y  de  eso  se  valen  ambos  reyes  para  ganar su favor.   La baza con la que Robert cuenta para convencerla  era  el  matrimonio,  si  se  casase  con  alguien  de  su  confianza,  le  demostraría  su  lealtad  y  obtendría  su 

RománTica'S 78

apoyo  para  rescatar  a  su  hijo.  No  obstante,  la  presentación  entre  Mary  y  su  futuro  esposo  no  se  iba a producir tal como habían planeado.   Kenneth  Sutherland  está  dispuesto  a  todo  para  conseguir  entrar  en  el  grupo  secreto  de  guerreros  que  protege  a  Robert  y  para  ello  debe  mostrar  su  valía  en  los  Juegos  de  las  Highlands,  donde  los  hombres  más  valientes,  los  más  aguerridos  y  fero‐ ces medirán sus fuerzas en una serie de pruebas en  las  que  uno  se  alzará  vencedor.  Pero  el  rey  tiene  otros planes para él y aunque no es la manera que  Kenneth  hubiese  elegido  para  mostrar  su  lealtad  quizás  el  matrimonio  no  fuese  tan  mala  idea,  aunque cuando por fin le pusiese cara a su «novia»  iba a desear darse de cabezazos contra la pared…  Desde  sus  primeras  publicaciones  en  España,  Monica McCartry es una autora que me ha atrapa‐ do,  no  sólo  por  su  forma  de  narrar  los  romances,  sino aún más importante para mí, por la manera de  introducirnos  en  la  historia  ofreciéndonos  datos,  subtramas,  aventuras  e  intriga  sin  sobrecargar  la  historia y haciéndola amena para el lector. A veces  cuando  una  novela  tiene  demasiado  contenido  histórico te terminas aburriendo porque el autor no  ha sabido hilar bien la historia. Ni en esta novela, ni  en las anteriores de la serie ocurre así. No obstante,  «El  recluta»  me  ha  sorprendido  por  la  sensualidad  con que la autora ha dotado la historia ofreciendo‐ nos  escenas  cargadas  de  tensión  entre  la  pareja  desde  el  primer  encuentro,  alargando  la  historia  romántica  y  manteniéndonos  en  alerta  durante  todo el desarrollo de la misma.  Os��pongo en situación… La primera vez que Mary ve  a  Kenneth  no  puede  evitar  fijar  sus  ojos  en  la  imagen que tiene ante sí. Ella que no ha disfrutado  del amor ni de unas relaciones placenteras durante  su matrimonio, de pronto se encuentra con todo un  ejemplar  de  hombre,  un  verdadero  semental,  ha‐ ciendo  un  completo  alarde  de  lo  que  puede  ser  la 


pasión  entre  un  hombre  y  una  mujer.  Habría  que  ser de hielo para que a una no le afectase y ni Mary  ni  una  servidora  lo  somos.  ¡Toda  una  ironía!  ¡El  momento  más  sensual  de  toda  su  vida  y  ella  ni  siquiera había formado parte activa de él!  Aunque  lo  cierto  es  sin  saberlo  sí  había  sido  parte  activa en aquel encuentro. Al menos en la imagina‐ ción  de  Kenneth,  que  cuando  se  da  cuenta  de  que  alguien  le  está  observando  el  muy  ladino  redobla  sus esfuerzos para que ella disfrute de un verdadero  espectáculo  y  sin  saber  cómo  él  mismo  se  deja  llevar por el juego de provocación experimentando  sensaciones que lo  dejan  intrigado.  ¡Pervertido!  ¡Si  es que estos hombres son de un morboso! Y como  es  normal,  Kenneth  necesitaba  saber  quién  era  la  mujer  que  había  estado  allí  y  cuya  mirada  había  despertado tanta excitación en él.  Con  semejante  impresión,  no  es  de  extrañar  que  Mary  se  pasara  los  días  siguientes  enferma,  jajaja.  Aunque lo cierto es que estaba avergonzada por lo  que  había  presenciado.  Vaya,  vaya,  con  la  parejita,  pero es que además la cosa se pone a aún peor. Y es  que aunque Mary no desea admitirlo, pues después  de  su  fallido  matrimonio  no  contempla  volver  a  casarse,  se  siente  atraída  por  Kenneth,  a  quien  ve  como una copia de quien fue su marido, un hombre  sólo preocupado por la guerra, el honor, las batallas  y las mujeres.   Por  su  parte  Kenneth  no  permitirá  que  nadie  lo  distraiga de su objetivo final, pero a su pesar encon‐ trará que hay una fuerza que puede derribarlo todo,  incluso  los  más  acérrimos  principios,  y  alzarse  vencedor:  el  amor.  Él,  un  hombre  que  hasta  ese  momento  ha  vivido  solamente  para  la  emoción  de  la  guerra  y  el  placer  de  las  mujeres,  se  verá  de  pronto  deslumbrado  por  un  faro  que  guiará  sus  pasos en contra incluso de su propia voluntad. Am‐ bos  tendrán  que  reconocer  que  el  amor  que  comienzan a sentir por el otro bien merece la pena  todos los sacrificios realizados.  «El  recluta»  es  una  magnífica  novela  de  aventuras  donde destacan los detalles históricos. Pero no sólo  eso, también es un hermoso romance, lleno de pa‐ sión,  de  esos  que se  saborean  con  cada  página,  de  los  que  se  disfrutan  lentamente,  con  sus  peleas  y  reconciliaciones,  sus  alegrías  y  quebrantos,  para  después de una dura batalla llegar a la dulce victoria  del  amor  correspondido,  pues  «¿qué  sentido  tiene  la victoria sin una batalla que la justifique?».  Crítica: Ana Mª Benítez 

79 RománTica'S


La  joven  y  hermosa  viuda  del  presidente  de  los  Estados  Unidos  creyó  haberse  librarse de la Casa Blanca para siempre, pero las circunstancias la han llevado de  nuevo  a  desempeñar  el  papel  de  primera  dama.  Aunque  no  por  mucho  tiempo,  porque Cornelia Litchfield Case ha tomado la firme decisión de escapar —aunque  solo  sea  por  unos  días—,  y  así  conocer  de  primera  mano  la  vida  de  la  gente  corriente. Lo único que necesita es un disfraz perfecto… y acaba de encontrarlo.  El periodista Mat Jorik es un infeliz del que abusan las mujeres en apuros. Ya se ha  resignado a transportar a través del país a las hijas de su difunta ex mujer, cuando  se apiada de una hermosa autoestopista, que no es otra que Cornelia, y le ofrece  llevarla a cambio de que se haga cargo de las dos niñas. Pero los servicios secretos  le siguen la pista y es solo cuestión de tiempo que Mat descubra que la mujer a la  que cree haber rescatado es la exclusiva de su vida…     

 

―Los dos tenéis intereses comunes. A ambos os gusta habla, los buenos modales y toda esa mierda. Y a los dos os gusta Buttoen. ¿Sabes?, a lo mejor podríais… adoptarla o algo parecido. Nealey comprendió por fin de qué iba aquella conversación, y le rompió el corazón. No le importó que Lucy quisiera o no que la tocaran; alargó la mano por la mesa y se la ahuecó sobre la suya. ―Oh, Luce... Mat y yo no vamos a salir juntos, no de la manera que tú deseas. Lo siento. No podemos formar un hogar para Buttoon ni para ti. ¡WOW! ¡Ay, por Dios! ¿No es conmovedor?  ¡Me  encanta  esta  mujer!  Lo  siento  mucho  para  quienes no estéis de acuerdo conmigo pero es que  Susan  Elizabeth  Phillips  es  una  de  mis  imprescin‐ dibles.  La descubrí hace años gracias a una de sus novelas  que  fue  publicada  por  grupo  Zeta  en  su  sello  Zeta  Bolsillo;  su  título  era  «Este  corazón  mío»  y,  desde  entonces,  no  me  ha  defraudado.  Cierto  es  que  algunos libros son mucho más explosivos que otros  pero jamás decepciona.  «Primera  Dama»  no  es  decepcionante  está  muy  lejos de serlo, creedme. A priori podría parecer que  la  novela  no  iba  a  tener  mucho  que  decir  pero  me  encontré  con  algo  verdaderamente  bueno,  muy  bueno.  Os  diré  que  no  me  esperaba  para  nada  la  relación  que  se  iba  a  fraguar  entre  cuatro  personas  tan  dispares como son un periodista desacreditado, una  viuda de presidente, una adolescente y un bebé de  pocos meses.  Os  juro  que  hubo  momentos  en  los  que  cerraba  el  libro  porque  no  tenía  más  remedio  que  hacerlo  (la  obligación  mandaba)  y  me  ponía  de  mala  leche  porque  quería  seguir  y  seguir  hasta  terminarlo  y  cuando lo hice… pues eso, que tuve durante un par  de  días  el  parón  literario  del  que  muchas  veces  hablamos en la red. 

  RománTica'S 80

Nealy  me  ha  parecido  un  personaje  muy  humano.  Susan  la  describe  como  una  Primera  Dama  comprometida no solo con su familia y con el deber  sino una mujer capaz de anteponer a los demás por  encima  de  lo  que  ella  verdaderamente  quiere  o  necesita.  La  relación  con  su  marido  era  un  tanto  peculiar  y  su  abnegación  me  resultó  conmovedora  pero,  al  igual  que  toda  mujer  pública,  necesitaba  libertad.  Nosotras  hablamos  de  libertad  pensando  en  derechos  de  expresión,  en  poder  decidir  y  cosas  similares  pero  la  verdadera  libertad  está,  según  mi  entender,  en  poder  salir  a  la  calle,  pasear  por  tu  ciudad  sin  que  nadie  te  esté  atosigando  ni  una  legión  de  guardaespaldas  controlando  todo  lo  que  haces.  En ese sentido me compadezco de nuestra Princesa  Letizia.  Ella  era  una  mujer  como  nosotras,  con  su  carrera,  más  o  menos  una  chica  normal  de  barrio  que  se  ha  visto  envuelta  en  una  vorágine  que  yo,  desde luego, no quisiera para mí.  Pero  volviendo  a  la  novela  y  a  lo  que  os  estaba  diciendo.  Me  ha  gustado  mucho  el  planteamiento  que ha hecho SEP de los personajes. Si Nealy me ha  gustado  también  me  ha  emocionado  el  personaje  de Mat, alguien que es incapaz de dar la espalda a  los  problemas  y  que  es  capaz  de  enfrentarlos  y  encontrar  soluciones.  Pero  también  es  humano  y,  como  humano  que  es  también  comete  equivoca‐ ciones, equivocaciones que pueden llegar a costarle  muy caro.  ¿Y  qué  decir  de  Lucy?  ¡Ay,  madre!  Susan  se  ha  sacado  de  la  chistera  a  una  adolescente  de  lo  más  atrevida.  Es  un  poco  deslenguada,  es  ingeniosa,  voluntariosa  y  muy  vivaracha  y  es  el  personaje por  el que más he sufrido.  Pudiera parecer que un bebé sin madre ni padre iba  a  ser  el  personaje  más  enternecedor,  el  que  más  atención  iba  a  captar  en  esta  historia.  Pues  para  mí… no ha sido así. 


El  personaje  que  más  me  ha  gustado  de  todo  este  elenco  es  Lucy.  Porque  en  el  interior  de  esta  chiquilla  un  poco  alocada  y  deslenguada  (es  muy  mal hablada) se encierra el perfil de toda una gallina  clueca que arropa a sus pollitos y es capaz de pegar  un  picotazo  a  quien  se  le  acerque.  Lucy…  Lucy  es  Lucy y tenéis que darle la oportunidad de conocerla  si aún no lo habéis hecho. 

 

Un giro del destino le descubre una verdad inesperada. ¿Era realidad o invención todo lo que creía cierto? Amor, suspense, pasión y erotismo se conjugan en esta primera novela de Naughton

Comentaros  también  con  respecto  a  esta  historia  que me ha recordado y mucho en varios momentos  a  una  película  de  los  años  ’30  de  Gable  y  Colbert.  Me  refiero  a  «Sucedió  una  noche».  Obviamente  la  novela  de  SEP  difiere  en  muchas  cosas  del  film  dirigido por Frank Capra pero para la que os hayáis  leído la obra de Susan seguidme en mi explicación y  decidme luego si llevo o no razón en mi apreciación.  Mat  es  un  periodista  desacreditado  que  intenta  volver  a  tener  el  lugar  que  le  corresponde  en  el  mundo de la prensa. Si miramos hacia la película, el  personaje que interpreta Clark Gable es muy similar  pues  Peter  Warne  va  buscando  una  gran  historia  que contar para ser readmitido en su periódico y si  nos fijamos en ella ocurre tres cuartos de lo mismo.  Ellie  Andrews,  papel  interpretado  por  Claudette  Colbert, es una mujer de buena familia que escapa  de casa en su afán de vivir una aventura y sentir el  aroma de la libertad que no es sino lo que ansía en  la novela Nealy.  Pero  hasta  aquí  las  semejanzas,  créanme.  Las  peripecias  vividas  por  ambas  mujeres,  salvo  por  el  hecho de que ambas se encuentran sin blanca en un  momento  dado  y  son  «rescatadas»  por  el  chico  en  cuestión.  Lo  del  rescate  lo  entrecomillado  porque  al  final  de  la historia no sabes quién es el rescatador y quién el  rescatado y ahí estriba la magia de esta novela.  «Primera Dama» es una novela llena de amor y no  me  refiero  al  amor  físico  entre  una  mujer  y  un  hombre  que  es  la  tónica  habitual  de  una  novela  romántica. Es AMOR, con  mayúsculas.  El amor que  puede  sentir  una  adolescente  hacia  su  hermana  pequeña, el amor que siente una mujer hacia la vida  que quiere atraparla a manos llenas; el amor de un  hombre  por  su  libertad  que  ve  peligrar  por  ese  mismo  sentimiento  hacia  una  mujer  y  dos  niñas,  que  sin  ser  hijas  suyas  le  han  robado  ese  músculo  que late acompasado dentro del pecho. Pero sobre  todo  es  amor  familiar,  aunque  esa  familia  no  sea  convencional.   Diálogos  increíbles  y  una  historia  maravillosa,  situaciones cotidianas y a la vez extraordinarias. ¿Se  le puede pedir más a una novela?  Crítica: Loli Díaz 

  81 RománTica'S


Érase una vez un apuesto y encantador lord que trataba de encontrar el amor  verdadero interpretando el papel de un decidido Romeo. Una noche, durante  un baile de máscaras, se topa con Sophie Fortin, su hermosa Julieta.   El deseo de la joven se desvanece en cuanto descubre que su caballero enmas‐ carado  es  el  escandaloso  lord  Jack,  un  hombre  con  el  que  tiene  prohibido  relacionarse. Pero cuando este la somete a su arrebatadora seducción, Sophie  no consigue resistirse.  Por su parte, Jack jamás imaginó que la hija del enemigo mortal de su familia  despertaría tal pasión en él. Dispuesto a ganarse a la joven y a sus intransigen‐ tes padres, Jack lo arriesgará todo para convertir un legado de corazones rotos  en un futuro que les permita ser felices para siempre.     

Tenía que recuperar el control de sus traicioneros sentimientos. Lord Jack Wilde era un encantador granuja que conseguía que las mujeres más sensatas acabaran perdiendo la cabeza, pero ella estaba decidida a seguir siendo sensata. ¿Encantador? ¡Desde luego! ¿Granuja? No lo tengo  tan claro.  Bueno,  pues  empezaré  diciendo  que  la  novela  empezó  titubeante.  Cuando  comencé  a  girar  las  primeras páginas y su  autora  me  empezó  a  vender  la  moto  de  los  amantes  legendarios  y  que  Jack  y  Sophie eran una encarnación de los míticos Romeo  y Julieta; me dije: sí, ya, esto va a terminar como el  rosario  de  la  Aurora.  Vamos  a  ver  como  desen‐ vuelve la trama Nicole porque no me da una ni una  pizquita  de  buena  espina.  Y,  a  medida  que  iba  leyendo…  comenzaba  a  pensar  que  más  que  a  Romeo y Julieta  la  cosa  cada  vez  se  parecía  más  al  rapto de las Sabinas.  ¿Cómo?  ¿No  habéis  oído  hablar  de  las  famosas  Sabinas?  Pues  eran  mujeres  que  estaban  tan  tranquilas en su hogar cuando un buen día llegaron  aquellos  engreídos  romanos  y  se  las  llevaron  delante  de  las  mismísimas  narices  de  parientes  varios.   Pero  a  lo  que  iba  que  si  no  comienzo  otra  vez  a  divagar  como  es  mi  costumbre.  No  entiendo  por  qué  siempre  me  tengo  que  ir  por  los  cerros  de  Úbeda.  Hablemos  de  nuestro  protagonista  masculino,  de  Jack  Wilde.  Como  se  comenta  en  el  trocito  que  he  escogido  como  presentación  es  un  encantador  granuja  que  parece  decidido  a  echar  por  tierra  el  inminente  matrimonio  de  Sophie  y  un  duque  cuarentón aburrido y anodino.  Con  semejante  carta  de  presentación  una  pudiera  llegar a pensar lo que pensé yo en algún momento  de  la  novela…  que  nuestra  heroína  era  tonta  del  bote  por  plantearse  siquiera  el  no  darse  la  oportunidad  de  quedarse  con  el  guaperas  y  optar 

RománTica'S 82

no  obstante  por  su  apacible  excelencia.  Pero  me  equivoqué.  Sophie  no  tiene  un  pelo  de  tonta,  a  Sophie  lo  que  le  ocurre  es  que  no  quiere  decepcionar  a  su  padre  bajo  ningún  concepto.  Y  esta  relación  paterno‐filial  es  tan  distinta  a  la  que  mantiene Jack con su propio progenitor…  Si  hay  algo  que  me  gustaría  destacar  de  esta  historia  es  precisamente  esto  que  acabo  de  decir.  Las relaciones entre padre e hijo/a. ¡Qué diferentes  me han parecido!  Por un lado la tenemos a ella, como digo, abnegada,  obediente  y  cálida.  Por  nada  del  mundo  quisiera  enemistarse  con  su  padre  y  es  capaz  de  acatar  cualquier  cosa  que  le  imponga  con  tal  de  complacerle…  aunque  esto  vaya  en  detrimento  de  sus más íntimos deseos.  En el otro lado de la balanza tenemos la relación de  Jack con su «misterioso» progenitor. Y os cuento el  porqué  de  que  ese  misterioso  vaya  entre  comillas.  No  sabes  quién  es  el  padre  de  Jack  hasta  bien  avanzada  la  novela.  Se  habla  de  que  era  alguien  importante, de alguien poderoso pero ni te llegas a  imaginar cuán importante es.   Jack no es de esos personajes pueriles que se dejan  llevar por  sus  bajas  pasiones pese  a  que  se  le tilda  de mujeriego y sinvergüenza; es muy distinto a eso  y todo por la visión que tiene de su nacimiento, de  su posterior niñez y en general de toda su vida. Una  vida  muy  marcada  por  el  abandono  de  ese  padre  que  prefirió  anteponer  su  status  a  la  felicidad  de  «su» mujer y de su hijo.  Es curiosa la percepción que tenemos algunas veces  de los hechos que se nos plantea en una trama, en  una  historia,  pero  es  mucho  más  curioso  es  como  esa  percepción  va  variando  a  medida  que  vas  indagando  en  la  misma  y  a  medida  que  vas  conociendo  hechos  y  datos  que  nos  poseías  al  principio.  Aclaro esto. Con los datos que te da la autora en un  principio, la idea que tienes de Raoul no se corres‐


ponde para nada con la que al final acabas. ¡Y a mí  me  encanta  que  ocurran  cosas  así  en  una  novela!  porque hace que no se te haga para nada previsible.  Esta  historia  que,  en  un  principio  me  parecía  un  poco  predecible  o  más  de  lo  mismo  resultó  tener  matices que jamás me hubiera esperado. 

Una mujer odiosa, un ex marido problemático, una niña encantadora   y una serie de increíbles coincidencias serán claves en esta intensa y apasionante historia de amor.

El  personaje  de  Jack  me  ha  resultado  de  lo  más  interesante  sobre  todo  porque  es  como  esos  dibujos  que  te  enseñan  los  psicólogos  y  que,  depende  de  cómo  eres…  ves  una  cosa  u  otra.  Jack  es encantador, ya lo he dicho antes; es atractivo, no  podría  ser  de  otro  modo  siendo  un  héroe  romántico; es pasional, no sabéis cuanto; pero a la  vez  es  una  ostra,  es  hermético,  pocas  personas  saben  qué  se  guarda  en  su  interior  y  lo  que  lleva  escondido,  creedme,  es  de  traca.  Odio,  inquina,  rencor,  animosidad…  aborrecimiento…  y  todo  ello  dirigido hacia una misma persona: su padre.  La  relación  entre  ellos  es  inexistente,  nula,  y  sin  embargo,  es  lo  que  más  me  ha  atraído  de  esta  novela porque, al igual que Jack, yo también quería  explicaciones del por qué. Dejadme que esto lo deje  en el aire, que no explique a qué me refiero. Es algo  que  tenéis  que  descubrir  por  vosotras  mismas  si  tenéis la oportunidad de leer esta novela.  Hay momentos de la misma que me han encantado,  frases  que  tengo  anotadas  y  que  son…  ¡wow!  y,  la  gran  mayoría  de  ellas  corresponden  a  un  mismo  capítulo, el 11. Leedlo con vuestra total atención os  garantizo  que  Nicole  conseguirá  poneros  un  nudo  en el pecho de los que no se te olvidan.  Otro de mis momentos preferidos es una conversa‐ ción cara a cara entre Jack y su progenitor en la que  Sophie  está  presente.  ¡Dios!  Por  un  lado  me  ponía  en la piel de Jack y decía: «No me vengas ahora con  milongas» pero al segundo siguiente hablaba Raoul  y  pensaba:  «Joder,  fuiste  un  inconsciente  pero  no  creo que actuaras por maldad». Y así me tiré varios  momentos  en  los  que  no  sabía  de  parte  de  quién  ponerme.  Quizás  la  mejor  postura  era  la  de  ser  Suiza. ¿No fue Bella quien dijo eso en alguna de las  pelis de Crepúsculo?  Y,  por  último,  añadir  que  la  primera  noche  tras  el  «secuestro»,  la  primera  parada  en  mitad  de  la  noche en aquella posada… ¡Ay, mi madre! ¡Inolvida‐ ble!  Lo  que  me  pude  llegar  a  reír  con  los  diálogos  entre  estos  dos.  Estoy muy enfadada pero soy muy civilizada así que… ¡Mejor que la leáis!  «Un amor prohibido» es de esos libros que, sin ser  de  traca…  (vamos,  explosivos  e  intensos)  tienen  muy  pero  que  muy  buenas  cosas  y,  cuando  lo  cierras… lo haces con una sonrisa de oreja a oreja.  Crítica: Loli Díaz

83 RománTica'S


Ash,  Jace  y  Gabe  son  tres  de  los  hombres  más  poderosos  de  la  ciudad  y  están  acostumbrados a conseguir todo lo que desean. Todo.  En lo que respecta al sexo, Ash McIntyre siempre ha explorado su lado más salvaje,  llevando sus relaciones al extremo y sin comprometerse emocionalmente de ninguna  manera. Exige tener en sus manos el control y prefiere a mujeres pasivas, a las que  les gusta ser dominadas y que incluso ha llegado a compartir con su amigo Jace.  Sin embargo, ahora Jace mantiene una relación con una mujer que no está dispuesto  a compartir y Gabe está con alguien que le da todo lo que quiere. Los cambios en la  vida  de  sus  mejores  amigos  hacen  que  Ash  se  sienta  por  primera  vez  inquieto  y  frustrado.  Es en ese momento cuando conoce a Josie, quien parece inmune a los encantos y la  cuenta  bancaria  de  Ash.  Intrigado,  la  cortejará  con  la  convicción  de  que  Josie  no  conseguirá  resistírsele.  Lo  que  nunca  imaginó  es  que  la  mujer  que  se  atreviera  a  decirle «no» sería la que lo llevaría al límite de su deseo.   

Aviso: contiene spoilers.

Pues no, mi gozo en un pozo. 

―No diré que vaya a ser divertido mirarla y compararla mentalmente conmigo o imaginarme siquiera a ti y a tu amigo haciéndole el amor. Pero lidiaré con ello, Ash. Y si es tan simpática como dices que es, entonces me gustará y espero que podamos ser amigas. Solo tendré que evitar torturarme imaginándote a ti con ella en la cama.

Por  la  trama  familiar  pasa  de  puntillas  aunque  hay  que agradecerle que al menos nos diese a conocer  un poquito de su relación con su hermana Brittany y  que,  a  través  de  esta  relación,  pudiésemos  vislumbrar  al  hombre  que  es  capaz  de  perdonar  lo  que parecía imperdonable. 

Pues  sí,  señorita  Josie.  Tendrá  que  lidiar  con  eso  y  con mucho más.  Cuando  terminé  de  leer  la  anterior  novela  de  la  trilogía,  Fervor,  estaba  que  me  subía  por  las  paredes  por  poder  hincarle  el  diente  a  la  tercera  entrega. La historia de Ash me resultaba fascinante  porque… un hombre de su carisma; un hombre que  aparentemente  le da todo un  poco  igual  pero  que,  en el fondo, sabes que es meticuloso y que va a dar  lo  mejor  de  sí  mismo…  En  fin  me  esperaba  una  historia llena de matices y cargada de sentimientos  profundos.  Quizás  por  ello  la  novela  me  resultó  decepcionante porque me esperaba mucho más de  lo que al final me encontré.  Voy  a  matizar  esto.  Veréis  cuando  cayó  en  mis  manos el primer libro de la trilogía «Sin Aliento» me  dije, es erótica, no voy a pedirle tres peras al olmo;  me  conformo  con  leer  buenas  escenas  de  sexo  y  que  la  trama  no  sea  muy  aburrida.  He  de  deciros  que me llevé una grata sorpresa con la historia que  me  contaba  Maya  y  que  se  vio  superada  en  la  segunda  entrega  por  ello  me  esperaba  mucho  más  de ésta.  Ash me parecía un personaje que tenía mucho que  contar  eso  de  montarse  tríos  con  Jace  y  que  a  las  primeras  de  cambio  se  viese  «abandonado»  a  su  suerte parecía que podía dar mucho de sí. Además  no  me  podía  olvidar  del  grave  enfrentamiento  que  tenía con su familia y que podía resultar una trama  secundaria de lo más atractiva. 

RománTica'S 84

 

Pero lo que realmente me resulta muy chocante es  que Ash, un soltero empedernido, se pillara tan de  repente  por  Josie.  No  por  este  hecho  en  sí  porque  ya  sabemos  que  en  nuestro  mundo  literario  los  crápulas y calaveras caen siempre a las primeras de  cambio  sino  porque  el  personaje  de  Josie  no  me  resultó  creíble.  Su  historia  me  pareció  confusa  y  algo cogida con pinzas.  Me  remito a hechos que en  mi  cabeza  no  solo son  extraños  si  no  difícil  de  casar  con  lo  que  luego  va  describiendo la autora.  Si me plantea al principio de la novela una relación  anterior con  Michael donde éste se toma como un  juego  y  parece  ser  que  con  no  con  seriedad  una  relación  de  D/s  (Dominación  /  sumisión)  luego  no  puede cambiar de repente de opinión e ir soltando  migajas  acerca  de  que  Michael  era  un  maltratador  físico que no soporta que le haya dejado y por ello  le da la paliza de su vida.  Que  ella  a  las  primeras  de  cambio  se  vaya  con  el  primero  que  llega  es  secundario  porque  en  este  mundo  hay  mujeres  para  todo.  Mujeres  que,  tras  una  relación  así  salen  despavoridas  y  no  soportan  que  un  hombre  siquiera  las  mire  y  otras  que  no  saben  vivir  sin  un  hombre  a  su  lado  y  caen  una  y  otra  vez  en  el  mismo  tipo  de  relación.  No  voy  a  entrar  en  eso porque abriría  un  debate que podría  llevar días cerrar.  Pero  a  lo  que  iba.  La  relación  de  Ash  con  Josie  es  demasiado precipitada y además de eso, y ya lo he  señalado, me pareció confusa y precipitada. 


Ciertamente  he  de  señalar  que  me  gustó  mucho  como  empezó  la  novela.  Me  froté  las  manos  diciéndome aquí la Banks va a echar toda la carne al  asador.  ¿Ella  lleva  un  collar  de  sumisa  y  realmente  no sabe lo que significa? ¿Con qué clase de hombre  lechuguino habrá estado liada? Michael me parecía  un  buen  contrafuerte  y,  en  cierta  manera  me  lo  representé en mi cabeza como el típico hombre que  bonachón  y  agradable  que  le  gusta  experimentar  pero  que  es  demasiado  estirado  para  ser  lo  que  debe  ser  un  dominante.  ¡Menuda  decepción!  Resultó  ser  lo  que  ya  he  dicho:  un  maltratador  de  los  que  en  una  paliza  podrían  terminar  con  la  que  fue su pareja y con sus huesos en la cárcel.  

Nadie como Noelia Amarillo para llamar a las cosas por sus nombres.   Atrevida, lujuriosa, extemadamente licenciosa y única. Prohibido ruborizarse.

Es  en  este  sentido  en  el  único  que  Ash  no  me  decepcionó.  Por  mantener  a  salvo  a  la  mujer  que  quiere  en  su  vida  es  capaz  de  arriesgar  no  solo  su  reputación sino también su vida y, lo hace hasta tal  punto,  que  es  capaz  de  acordar  con  Jace  una  coartada.  Sinceramente,  la  coartada  está  tan  bien  montada  que  parece  propia  de  un  episodio  de  Castle o CSI.   La  novela  tiene  detalles  que  la  hacen  interesante  como es la relación de Ash con Brittany donde se da  muestra de la calidad humana de Ash una vez más.  Donde  Maya  pone  de  manifiesto  que  Ash  es  una  persona  mucho  más  compleja  de  lo  que  en  un  principio se pudiera sospechar. Es un hombre capaz  de  perdonar  si  alguien  le  viene  de  frente  y  admite  que estaba equivocado, es capaz de acoger bajo su  protección a una hermana dispuesta a salir adelante  al  margen  de  su  familia  pese  a  que  ésta  le  haya  hecho más daño del que se pueda imaginar con su  frialdad y su desprecio.  Otro punto bueno de la novela es como  sobrelleva  la relación con Jace y Bethany tras aquella noche un  tanto aciaga que pudo dar al traste con una amistad  de décadas.  Y,  desde  luego,  me  ha  gustado  que  Banks  haya  cerrado  una  historia  secundaria  como  es  la  de  Brittany  con  Kai  aunque  ésta  haya  sido  como  un  cohete  por  lo  rápido  que  la  resuelve.  Me  ha  parecido mucho mejor a lo de que te deje a medias  e  intrigada  con  un  personaje  al  que  le  da  cierta  relevancia en la historia y que luego no termina de  cerrar que es precisamente lo que ocurrió con Jack  en Fervor. Con él tuve la sensación de que nos dejó  a medias y no lo terminó de cerrar.  Como ya he dicho, aunque no está mal me esperaba  más.  Ash  era  un  personaje  que  pensaba  podía  dar  mucho de sí pero creo que Maya Banks tenía otros  planes  para  él.  Pero  como  siempre  digo…  Juzgad  vosotras mismas   Crítica: Loli Díaz

85 RománTica'S


Sarah  James,  hija  de  un  magnate  de  los  negocios  de  Chicago,  se  trasladó  a  París  durante su adolescencia. Allí se introdujo en el mundo del diseño y la moda y hoy, a  los  veinticinco  años,  es  propietaria  de  una  línea  de  calzado  con  el  que  sueñan  las  mujeres de medio mundo. Sarah ha pasado todo este tiempo centrada en su carrera,  ligeramente  acomplejada  por  una  silueta  excesiva...  y  completamente  virgen.  Pero  durante la boda de su mejor amiga con el 19º duque de Northup, conoce a alguien y  decide que ha llegado el momento de cruzar esa frontera.  El  elegido  es  lord  Devon  Heyworth,  el  hermano  menor  del  novio,  un  joven  muy  apuesto con reputación de mujeriego que se apunta de buen grado al fin de semana  de pasión «sin compromiso posterior» que acuerda  con Sarah. Sin embargo, lo que  empieza  como  una  aventura  pasajera  se  convierte  en  algo  más,  y  una  serie  de  malentendidos  amenaza  con  dejarlos  a  ambos  con  el  corazón  hecho  añicos.  ¿Conseguirán sus entrometidos amigos y familiares encarrilar la situación y permitir  que el amor triunfe?   

―No sé por qué, pero a las mujeres les gustan los arquitectos esa ha sido la principal razón para reducir mis opciones, por supuesto. Bueno, eso y pensar en lo que puedo hacer con el menor esfuerzo posible. He buscado cuáles son las profesiones más sexis, ya sabes, los hombres con los que querrías acostarte y eso, y las cinco primeras eran deportista, bombero, médico, arquitecto y modelo. […] Soy demasiado vago para ser deportista profesional… Jugador de billar tal vez, pero esos horarios… O piloto de Fórmula 1 pero están todos esos gastos, el peligro y tanto viaje… Bombero… Muy complicado y hay que soportar eso de las interrupciones imprevistas, las llamadas a altas horas de la noche tener que ir a edificios en llamas…Y siempre puedo hacerme bombero voluntario si veo que pierdo mi magnetismo.

Os  juro  que  la  explicación  sigue  unos  párrafos  más  pero  es  que  yo  comencé  a  reír  nada  más  darme  cuenta de lo absurdo de la respuesta.  Antes de empezar os voy a decir una cosa que me ha  gustado  y  mucho  de  los  dos  libros  que  lleva  esta  mujer  publicados.  Lo  que  más  me  atraen  de  estas  historias  es  la  visión  que  se  tiene  hoy  día  de  las  personas  que  ostentan  títulos  nobiliarios.  Estamos  acostumbradas  a  leer  sobre  duques,  marqueses,  condes  y  demás  parientes  reales  desde  el  punto  de  vista  del  medievo  (en  algunas  ocasiones)  y  del  siglo  XIX en la gran mayoría de los casos.  Pues bien, en la anterior novela de la serie, en «Como  ligar  con  un  duque»,  Megan  Mulry  nos  hacía  una  visual  sobre  la  vida  que  llevan  hoy  estos  nobles  y  continúa  con  esta  visión  en  la  novela  que  hoy  nos  ocupa.    Devon  Hayworth  es  un  vividor  (o  eso  es  lo  que  nos  quiere  hacer  creer  la  autora).  Despreocupado,  vago,  licencioso;  vamos,  lo  que  viene  siendo  el  típico  calavera.  Pero  un  calavera  que  lejos  de  tener  un  encefalograma  plano  como  todo  el  mundo  piensa,  el  tío es un experto matemático.  Os  aseguro  que  con  Devon  me  he  tenido  que  reír.  ¡Qué  tío,  por  favor!  Increíblemente  irreverente,  increíblemente  atractivo  e  increíblemente  divertido. 

RománTica'S 86

No  entiendo  como  alguna  creía  que  iba  poder  resistirse a su increíble magnetismo y sensualidad.  La  historia  en  algunos  momentos  dialécticos  me  parecía  surrealista  y  me  reía  y  volvía  a  reír  con  las  ocurrencias de este hombre.  A  ver,  no  es  que  la  novela  sea  desternillante  ni  te  vayas a revolcar de la risa por su comicidad, para nada  es eso, pero tiene momentos en que no puedes evitar  soltar  una  carcajada.  El  momento  que  he  escogido  para  iniciar  esta  crítica  es  uno  de  ellos  pero  no  el  único. No obstante hay más.  Recuerdo  ahora  mismo  uno,  casi  al  principio  de  la  historia, en el que no me podía creer el descaro con el  que la protagonista le habla a Devon ni las intenciones  con las que lo hizo. Me imaginaba la cara de cuajo que  se  le  quedaba  al  pobre  libertino,  atrapado  en  su  propia  trampa,  y  se  me  ponía  en  la  cara  esa  sonrisa  socarrona  que  pones  cuando  hay  algo  que  tiene  sentido aunque no lo parezca.  El  personaje  de  ella  también  me  ha  gustado.  El  concepto que intenta transmitir la autora a través del  personaje  de  Sarah  me  ha  resultado  fresco  y  adecuado  y  aquí  permitidme  hacer  un  spoiler  así  que… saltad el siguiente párrafo si no queréis que os  estropee una de las sorpresas que este libro reserva.  Bueno, pues  aquí voy.  Sarah es la hija  de un hombre  bastante  adinerado  y  nieta  de  una  mujer  más  adinerada  aún  que  es  la  caña  de  España  (bueno,  de  Francia).  Es  una  mujer  liberal  con  una  gran  cantidad  de amantes a sus espaldas y muy crítica con la moral  estricta  que  su  fallecida  hija  tenía.  Pues  bien,  con  estos  antecedentes  y  habiendo  sido  criada  por  su  abuela  me  chocó  que  a  los  veinticinco  años,  Sarah  fuese…  virgen.  ¡Hala  ya  lo  he  dicho!  Y  si  lo  he  mencionado  es  porque  tal  y  como  desarrolla  Megan  los  acontecimientos  ves  que  la  chica  no  es  que  siga  siéndolo  porque  tenga  un  trauma,  ni  porque  fuese  testigo  de  situaciones  complicadas  ni  nada  por  el  estilo  es  simplemente…  porque  no  ha  tenido  la  oportunidad de ponerle remedio a ese asuntillo. 


Por ello es por lo que la escena que antes mencionaba  me resultó tan graciosa y porque los acontecimientos  que se derivan de ella son incluso cómicos y, pese a lo  avezado  en  esas  lides  de  nuestro  protagonista…  jajajajaja  Disculpad  que  me  ría  nuevamente  pero  es  que  es  inevitable  la  escena  no  tiene  desperdicio.  Es  ingeniosa,  simpática  pero  poco  ardiente.  Quizás  sea  ésa una de las cosas que he echado en falta en Megan  Mulry en las dos ocasiones que he podido disfrutarla.  Es  parquita  en  determinada  situaciones  y  pasa  como  de  puntillas  por  ellas.  Una  lástima,  en  serio,  porque  podría  haber  dado  aún  mucho  más  juego  en  ese  sentido a ambos personajes. 

Apasionante, intensamente adictiva. La obra de Nalini Singh se ha convertido en lectura obligada para las amantes del género paranormal.

Por lo demás hay un personaje secundario que me ha  encantado.  Me  ha  gustado  mucho  el  tercero  en  discordia.  El  personaje  de  Eliot  Cranbrook.  Me  encantaría  leer  una  historia  con  este  hombre  como  protagonista, en serio, creo que daría mucho de sí.  Otro personaje que ha captado mi atención y que no  llegué  a  apreciar  en  la  primera  entrega  de  esta  serie  es  el  de  la  madre  de  Devon.  ¡Menudo  personaje!  Comienzo  a  encontrarle  el punto  a  esta  mujer.  Tiene  sus golpes, os lo garantizo.  Sin  embargo  no  todo  en  la  historia  ha  sido  de  mi  agrado. Hay algo que me ha rechinado un poco y que  no  sé  si  va  a  continuar  con  esa  línea,  si  le  va  a  dar  alguna explicación lógica a ese giro en el personaje de  la  hermana  pequeña  de  los  Heyworth  o  ha  sido  simplemente una mala percepción de mi parte. Como  esto  es  otro  spoiler…  pues  ya  sabéis.  Saltaros  por  favor el siguiente párrafo.  A  ver,  Abby  ha  mantenido  una  relación  durante  diez  años con Tully y su homosexualidad era algo patente y  reconocido  por  ambos  hermanos  si  bien  no  por  su  madre. Hasta ahí todo bien. El problema que a mí se  me  ha  planteado  es  que  esa  relación  se  corta.  Oíd,  todo  el  mundo  tiene  derecho  a  enamorase  y  desenamorarse. No es tampoco este hecho el que me  ha  escamado.  Lo  que  realmente  me  ha  escamado  es  que de pronto, Abby aparece en la casa familiar y allí  Eliot  comienza  a  sentirse  atraído  por  ella.  Cosa  que  tampoco me parece mal. Lo que me resulta chocante  es  la  ambigüedad  con  la  que  la  autora  trata  esa  relación  y  que  veremos  a  ver  cómo  acaba  y  si  voy  a  ser partidaria de una cosa o de otra.  «Como conquistar a un lord» es ingeniosa, divertida y  sus personajes muy atractivos por varias razones. No  es  una  historia  de  fuegos  artificiales  pero  resulta  amena y muy entretenida. Si queréis  algo fresco y sin  pretensiones  de  ser  un  amor  épico,  leedla  podríais  encontrar  más  matices  de  los  que  en  un  principio  parecen.  Crítica: Loli Díaz 

87 RománTica'S


RomรกnTica'S 88


89 RomรกnTica'S


Próximamente en tus librerías      

Andrés Gálvez, un joven  Castilla, 1439. A Beatriz  ejecutivo, lleva meses prepa‐ Aguirre, bella y cortejada,  rando unas vacaciones con su  solo hay algo que le guste  novia en el Caribe para  tanto como montar a caballo,  escapar de los compromisos  y es jugar a la seducción. Está  de la Navidad, sin sospechar  prometida a un noble  que su vida está a punto de  castellano, pero todo se  trastocarse por completo. La  tuerce cuando, durante una  situación económica de Ana  cabalgata, es raptada por los  Iriarte es límite.  sarracenos...   

    Samuel Charles Aubrey St.  Mariah Clarke‐Townsend,  Aldwyn, duque de Graven‐ duquesa de Ashton, recibe la  hurst, es un conocido seduc‐ visita de Sarah, su hermana  tor y defensor de causas  gemela, mientras atraviesa la  perdidas. Lo que nadie jamás  etapa final de su embarazo.  imaginaría es que también se  Las dos salen de paseo en  esconde tras un seudónimo  carruaje y son víctimas de un  para escribir una popular  secuestro. Para salvar a su  serie de novelas acusadas de  hermana, Sarah se va a hacer  corromper la moral pública,   pasar por ella y... 

RománTica'S 90

  Cuando apenas era una niña,  Briony Jenkins fue  diagnosticada como autista.  En realidad, era una de las  víctimas de los terribles  experimentos genéticos del  malvado doctor Whitney,  quien le había inoculado  poderes físicos y telepáticos.  En la actualidad Briony...  


Enamorarse no entra en los  ¿Qué harías si tu vida fuese  planes de Jaime Ferran.  monótona, y de repente una  Soltero, independiente y con  noche, alguien te muestra lo  un hijo de siete años que es  que es el deseo, el amor y el  todo su mundo, no imagina  desenfreno?  que Belisa, esa compañera de  Sumérgete en la historia de  trabajo, callada y discreta con  Emma, una historia en la que  la que coincide cada mañana  la monotonía queda relegada  en la piscina de un gimnasio,  al vacío. Hasta que una  está a punto de...  noche, conoce a Eloy.   

      La vida de Em gira alrededor  Escondidas en un claro entre  Tres amigas se marchan un  de pasteles, tartas y dulces.  montañas dos niñas, Marta  fin de semana a las alpujarras  Una vida tranquila que se  hija de una humana y Laia,  granadinas, pero, lo que  trastoca cuando recibe una  hija de una diosa se hacen  parecía unas mini vacaciones  llamada: su hermana se casa  una promesa.  placenteras, se convierten de  Te casarás con mi primer y quiere que esté a su lado...  pronto en un cúmulo de  descendiente varón. No conoce al novio. ¡No sabía  accidentes. Mal entendidos, y  Seremos hermanas qué tenía un novio!   situaciones increíbles entre lo  eternamente...  cómico, y erótico....    

91 RománTica'S


Lady Megan Phillips es una  Royce Varisey, el misterioso  Lady Clare Stanton está  joven y bella luchadora que  comandante de los miembros  acostumbrada a utilizar su  tiene a su cargo a sus dos  del club Bastion y décimo  belleza para salirse siempre  hermanos pequeños. Su vida  duque de Wolverstone, sirvió  con la suya. Su único objetivo  no ha sido nada fácil, por lo  a su país durante décadas  es conseguir marido y  que ha forjado el carácter de  enfrentándose a innumera‐ convertirse en una gran  una auténtica guerrera que  bles peligros. Como heredero  dama de la alta sociedad. Sin  no se doblega ante nada ni  de uno de los más augustos  embargo, el hombre de quien  nadie. El highlander Duncan  títulos nobiliarios, debe  se ha enamorado no le hace  McRae, más conocido como  asumir su misión más  el menor caso, por lo que  el Halcón es un guerrero…   peligrosa: encontrar esposa.  planea…           

  Cuando la estrella de cine  Si hay algo que da felicidad a  Graham Larkin envía por  Margherita, aun en los días  error un e‐mail a Ellie O’Neill,  más tristes, es cocinar.  los dos adolescentes de 17  Incluso ahora que ha tomado  años comienzan una  la dolorosa decisión de  abandonar a su infiel marido,  correspondencia divertida y  y coger su maleta, a su perro  tierna en la que comparten  detalles sobre sus vidas,  y a sus dos gatos para volver  a Roccafitta, el pueblo de sus  esperanzas y miedos a pesar  de que viven en lados  padres en la Toscana.  opuestos de EE. UU.. 

RománTica'S 92

 

 

Daisy Lake no es más que un  recuerdo de su infancia para  el exitoso abogado Gavin  Carmichael. Sin embargo, no  es capaz de olvidarla. «En lo  bueno y en lo malo, por  siempre jamás, pase lo que  pase, permaneceremos  juntos…»… 


Las normas de la sociedad  Eli Landon, miembro de una  Greydon Quinn no imagina lo  que le espera cuando decide  inglesa no están hechas para  respetable familia bostoniana  Abigail Harewood. La  y abogado de éxito, acaba de  buscar al ladrón de joyas más  impetuosa joven está  librarse de la acusación del  famoso de Londres. Recién  convencida de que ha llegado  asesinato de su esposa por  llegado de la India, Quinn  el momento de vivir a su  falta de pruebas. Ahora es  necesita localizar el diamante  manera, y ha tomado la  libre, pero las brutales y  rojo que devolverá la paz al  irrevocable decisión de que  misteriosas circunstancias del  pequeño principado de  Amjerat e impedirá la muerte  lo primero que debe hacer es  crimen hacen que la sombra  tener un amante…  de la sospecha se cierna   de muchos colonos    británicos.         

 

 

Hannah llega a Nueva York  Kasie Fitzgerald es una adicta  Victoria Dawson siempre se  para trabajar en un  ha sentido juzgada por su  al trabajo con una carrera  respetado laboratorio. Tiene  familia. Cada uno de sus  imparable en una consultora  veinticinco años y se ha  miembros constituye un  internacional. Está prometida  pasado la vida estudiando  modelo de perfección y no es  con un hombre bien  para construir su brillante  fácil estar a la altura. Por si  relacionado que encanta a  futuro profesional. Se podría  fuera poco, vive en Los  sus padres. Todos saben que  decir que es una rata de  Angeles, cuna del culto al  Kasie es seria, prudente,  aspecto físico. Victoria está  biblioteca, ensimismada en la  pragmática y quizá un poco  ciencia y sus estudios. Como  acostumbrada a los  predecible. ¿O no?  es de esperar…  comentarios cínicos y… 

93 RománTica'S


Próximamente en tus librerías      

Una bruja adolescente se las  apaña para ser la más  popular del instituto y ocultar  que tiene poderes... y  además, tiene tiempo de  enamorarse. Brooklyn se  siente invisible a sus casi  dieciséis años. Lo que querría  es ser guapa, popular y... 

UN EJÉRCITO DE  MONSTRUOS.  SIETE CHICOS AL LÍMITE DE  SUS FUERZAS.  Y SOLO UNAS HORAS PARA  SALVAR LA HUMANIDAD. 

     

  En Los ejecutores, Glory  ayuda a otros mutantes  como ella a escapar de la  cúpula de Haven mientras  finge ser una agente de la  Unidad de Ejecución. Su  doble vida la mantiene en  tensión. Finge estar  enamorada de Cal, pero en  realidad ama a Burn, el  misterioso mutante que…  

  El sistema de facciones en el  que Tris Prior ha creído toda  su vida se encuentra  destrozado: roto por la  violencia y las luchas de  poder, y marcado por la  pérdida y la traición. Es por  ello que cuando le ofrecen la  oportunidad de traspasar los  límites de la ciudad, no se lo  piensa dos veces... 


La Ilustración: Jon Paul un artículo de Raquel Pérez   on Paul Ferrara es de ascendencia italiana  pero nació  en Estados  Unidos, y  a día de  hoy es uno de los artistas y fotógrafos con  más  talento  del  panorama  actual. Es  una  persona  tímida  en  los  primeros  encuen‐ tros, pero en confianza le encanta hablar  de arte y de historia, y siempre admite que  el arte es su pasión en la vida. A mediados  de  los  años  80,  fue  uno  de  los  dieciséis  estudiantes  de  arte  elegidos  en  todo  el  mundo  para  participar en un programa de nueve meses en la presti‐ giosa Academia de Bellas Artes de Nueva York. Y con 20  años estudió en la Academia Nacional de Diseño bajo la  supervisión  de  Nelson  Shank,  que  tiempo  más  tarde  sería el retratista oficial de la princesa Diana.   Mientras estaba exponiendo a los 22 años en una gale‐ ría  local,  el  dueño  le  preguntó  si  le  gustaría  realizar  portadas de novelas románticas. Al principio le dijo que  no, pero este hombre le llevó a casa de un amigo que  era ilustrador, y que resultó ser nada más y nada menos  que Pino Daeni, uno de los más grandes ilustradores de  romance  de  todos  los  tiempos.  Después  de  ver  todas  esas  hermosas  pinturas  que  eran  portadas  de  las  novelas  más  recientes  de  la  época,  ya  sabía  a  ciencia  cierta que quería ser ilustrador, y más de 1200 portadas  después, todavía le encanta lo que hace.  Es una persona muy visual y le gusta expresarse a través  de imágenes, ya sean dibujos, pintura o fotografía. Le  encantan los maestros del Renacimientos, los flamen‐ cos y los pintores del siglo XIX. Ha trabajado con edito‐ res  tan  importantes  como  Harlequin,  Harper  Collins,  Warner, Berkley, etc.. y la lista sigue. Más de una vez ha  comentado que si pudiera viajar en el tiempo, le gusta‐ ría volver al 1880, hasta justo antes de la primera gue‐ rra  mundial,  porque  le  apasiona  la  época  victoriana.  Tiene  un  estudio  profesional  construido  al  lado  de  su  casa que también sirve como estudio fotográfico, don‐ de a través de sus ventanas puede ver las más de dos  hectáreas  de  bosque  que  le  sirven  de  inspiración.  Ha  recibido más de treinta premios a la excelencia otorga‐ dos por la asociación Romance Writers of America.  Entre  sus  otros  trabajos  se  encuentran  anuncios  para  campañas publicitarias, y como datos interesantes, su  retrato de Fabio apareció en el Día de San Valentín 2006  en el NASDAQ Billboard en Time Square de Nueva York.  E  igualmente  fue  el  encargado  de  diseñar  las  ilustra‐ ciones para la lápida de Anna Nicole Smith.  Jon Paul siempre está buscando expandir sus horizon‐ tes y posee varias empresas comerciales. Podéis encon‐ trar más trabajos suyos en   http://www.jonpaulstudios.com/   

     


ACTUALES   

 

   

 

 

RománTica'S 94


Los más vendidos

 

Noviembre - Diciembre 2013

 

 

Actual

Histórica

 

 

 

Juvenil

 

 

Erótica

Paranormal

 

 

 

 

 

  95 RománTica'S


Vob!cboeb!tpopsb!qbsb!uv!opwfmb!

¡Hola! Hoy os traigo una canción muy especial para acompañar al primer  libro de una serie que está dando mucho que hablar. Estoy segura de que  al deciros el nombre del protagonista a más de una se le va a poner una  sonrisa en la cara,  y yo me incluyo, por supuesto. Estoy hablando, nada  más y nada menos,  de  Remington  Tate,  nuestro  Remy,  el protagonista  masculino de Real, de la escritora Katy Evans. La canción que os pongo a  continuación es de Fall Out Boy, y tiene por título  My Songs Know What You Did In The Dark.  Estoy  segura  de  que  una  vez  leáis  la  letra  de  la  canción os recordará muchísimos momentos que podemos ver en el libro.  Be careful making wishes in the dark Can't be sure when they've hit their mark And besides in the meantime I'm just dreaming of tearing you apart  Ten cuidado al pedir deseos en la oscuridad No puedes estar seguro de cuándo darán en el blanco y, de todas maneras, mientras tanto solo sueño en romperte en pedazos Los inicios y la forma de conocerse de los protagonistas, Brooke y Remy,  giran  en  torno  a  la  profesión  de  nuestro  protagonista  masculino,  el  boxeo.  Sin  embargo,  es  un  tipo  de  boxeo  algo  diferente,  tal  y  como  podremos observar a lo largo del libro. Va a ser algo muy presente ya que  ella  trabajará  como  su  masajista.  Vale,  seamos  sinceras,  ¿quién  no  querría pasarse las horas acariciando semejante cuerpo? Pues eso.  I’m in the details with the devil So now the world can never get me on my level I just got to get you out of the cage I’m a young lover’s rage Gonna need a spark to ignite My songs know what you did in the dark   Conozco información del demonio Así que el mundo nunca podrá ponerse a mi nivel Solo tengo que sacarte de la jaula Soy la rabia de un joven amante Voy a necesitar una chispa para arder Mis canciones saben lo que hiciste en la oscuridad Brooke descubre pronto lo que implica estar en el círculo más cercano e  íntimo del boxeador. Como dicen, no es oro todo lo que reluce, y Brooke  va a ser testigo de todo lo que no se ve antes y después de las peleas.  Nuestra pareja es arrolladora, es pasión, es fuego, es deseo y es amor, no  todo a partes iguales. Ella, con sus sueños rotos, va a adentrarse en un  mundo  completamente  diferente,  y  él,  por  su  parte,  va  a  intentar  por  todos los medios, que esa menuda mujer llegue para quedarse.  All the writers keep writing what they write Somewhere another pretty vein just dies I've got the scars from tomorrow and I wish you could see That you're the antidote to everything except for me Todos los escritores siguen escribiendo lo que escriben En algún lugar alguien muere Tengo las cicatrices de mañana y me gustaría que pudieses ver que eres el antídoto de todo excepto de mí. Remy es capaz de hacer que Brooke pierda el, norte, el sentido, la cabeza  o  como  lo  queráis  llamar.  Exuda    fuerza  y  un  poder  hipnótico  sobre  nuestra protagonista  (comprensible, creo que a la mayoría nos pasaría lo  mismo) que desatará todo un torrente de emociones.  

RománTica'S 96

REAL  Katy Evans  Un  boxeador  inestable.  Una  joven con los sueños rotos. Una  combinación explosiva. Reming‐ ton Tate es el hombre más sexy  y confuso que Brooke ha conoci‐ do jamás.  La  atracción  entre  ellos  es  evi‐ dente, pero Brooke es su fisiote‐ rapeuta  y  no  está  dispuesta  a  tirar  su  vida  profesional  por  la  borda, por mucho que desee al  conflictivo boxeador.  Brooke no sospecha que la rea‐ lidad es aún más terrible: Remy  oculta un secreto que pondrá en  peligro su futura felicidad. ¿Po‐ drán los dos convertir lo que es  una  indiscutible  atracción  física  en algo real?     

¿Podrá Brooke defender lo que siente? ¿Será capaz de aguantar? ¿Y Remy? ¿Dejará de hacer que se nos caiga la baba algún día? Lo sé, lo sé, la respuesta es de‐ masiado obvia. Espero que cada  vez que escuchéis la canción os  acordéis  de  la  pareja  y  que  la  letra os haga sonreír.  Artículo: Tamara Arteaga 


TITULO ORIGINAL Timeline AÑO 2003 DURACIÓN 116 min. PAÍS EE.UU. DIRECTOR Richard Donner GUIÓN Jeff Maguire & George Nolfi MÚSICA Brian Tyler FOTOGRAFÍA Caleb Deschanel

           

 

REPARTO Paul Walker, Frances O’Connor, Gerard Butler, Billy Connolly, Ethan Embry, Rossif Sutherland, David Thewlis PRODUCTORA Paramount Pictures GÉNERO Time Travel

          

    El  pasado  30  de  noviembre  nos  dejaba  el  actor  Paul  Walker  tras  sufrir  un  desgraciado  accidente  automovilístico.  Considerado  uno  de  los  actores  más  sexis  del  momento,  este  atractivo  estado‐ unidense había cosechado un gran éxito a lo largo  de la última década con su serie de películas Fast & Fourious.  Desde  RománTica’S  queremos  ren‐ dirle un pequeño homenaje con el título Timeline  (2003),  una  de  sus  primeras  interpretaciones  como protagonista.     Arqueología,  viaje  en  el  tiempo  y  aventura  medieval  es  lo  que  propone  Timeline,  un  film  firmado por el conocido director Richard Donner  (Lady Halcón, Los Goonies). Sin llegar a la altura de  estos  inolvidables  clásicos  ochenteros,  Timeline  entretiene  y  destaca  por  su  sencillez  y  falta  de  pretensiones.   

              Basada en la novela de ciencia ficción Rescate en  el  tiempo  de  Michael  Crichton,  la  acción  de  este  relato  transcurre  en  el  corazón  del  hermoso  e  histórico  valle  del  Dordoña  en  Francia.  Allí,  un  equipo de estudiantes de arqueología supervisado  por el profesor Edward Johnston se entregan en la  búsqueda de las ruinas de un castillo del siglo XIV.  Con  la  ayuda  del  profesor  adjunto  Andre  Marek,  de  su  hijo  Chris  (Paul  Walker)  y  de  sus  alumnos  Kate,  Stern  y  François,  el  profesor  ha  podido  realizar grandes avances y no solo en la excavación  del castillo sino también en la de un monasterio y  otras  estructuras  del  pueblo  cercano  de  Castlegard.     Sin  embargo  las  cosas  parecen  estar  a  punto  de  torcerse…  El  profesor  Johnston  tiene  serias  sospechas sobre el benefactor de la excavación, la 

97 RománTica'S


empresa  de  tecnología  ITC,  y  se  dirige  a  Nuevo  México  en  busca  de  respuestas.  En  su  ausencia,  sus  estudiantes  descubren  una  cámara  que  lleva  sellada  más  de  600  años  a  la  que  Marek  y  Kate  consiguen  entrar. Justo antes de que el techo se  derrumbe, ambos descubren dos objetos sorpren‐ dentes.  Decididos  a  llegar  hasta  el  fondo  del  misterio ponen rumbo a las oficinas centrales de  la  ITC  donde  descubrirán  la  existencia  de  una  máquina  capaz  de  viajar  en  el  tiempo  la  cual  se  verán obligados a usar…    Esta sencilla y modesta película combina historias  de  aventuras  clásicas  localizadas  en  un  entorno  hostil  que  recrea  una  época  determinada  de  la  historia  en  la  Francia  del  siglo  XIV.  Entre  el  presente  y  el  tumulto  del  medievo  surgen  dos  historias  de  amor  que  enriquecen  la  cinta  y  que  proporcionan  ese  toque  romántico  irremediable  que  poseen  muchas  de  las  historias  épicas  que  hemos tenido ocasión de ver. En esta, el amor no  falta  ni  en  el  presente  ni  en  la  época  medieval.  Tanto  Paul  Walker  como  Gerald  Butler  protagonizan  dos  idilios  que  proporcionan  el  toque más tierno entre cruces de espadas.    Viajes  en  el  tiempo,  agujeros  negros,  batallas  medievales,  amor,  Timeline  es  un  film  dinámico  que no pasará a la historia del cine por despertar  un gran entusiasmo en el espectador pero sí por  recordar  al  que  fuera  uno  de  los  rubios  más  queridos de la gran pantalla.       Artículo: Mónica Liceras 

RománTica'S 98

   


un artículo de Chus Nevado  

«Con la serie ‘Louisiana’ se dio a conocer en España esta autora de las de antes… de las de siempre»   ¿Os suena el título La rosa de España? Sí, es una pregunta  trampa, pero cuando  terminéis de leer este artículo  entenderéis por qué. Esta  novela, entre otras muchas,  corresponde a la autora  Shirlee Busbee, una de las  clásicas con las que muchos  de nosotros descubrimos,  hace ya bastantes años, el  género romántico tal y como  se entiende hoy en día.  Shirlee Busbee nació en San  José, California, en el año  1941, siendo la mayor de sus  cinco hermanos (tres chicos y  dos chicas, aparte de ella). Su  padre era oficial naval, así que  creció viajando por todo el  mundo junto a su familia.  Asistió a la escuela secundaria  en Marruecos y, de regreso a  California, completó su  formación en la Escuela de  Negocios de Santa Rosa.  Tiempo después, se casó con  Howard Busbee y desde  entonces han conformado un  matrimonio sólido como  pocos que sigue vigente hasta  la fecha (en 2013 cumplieron  sus bodas de oro, así que si  eso no es amor, ¿cómo se 

podría definir?).  Mientras trabajaba como  dibujante en el condado de  Solano conoció a Rosemary  Rogers, escritora de novela  romántica que se convirtió en  su mentora y mejor amiga.  Fue ella quien la impulsó a  dedicarse a la escritura y así,  finalmente, en 1977 Shirlee  vio publicada su primera  novela, La gitana. A partir de  ese momento comenzó su  meteórica carrera literaria y, a  día de hoy, tiene en su haber  veinticuatro títulos publicados  que suman unas ventas de  más de nueve millones de  ejemplares, y con los que ha  conseguido numerosos  premios a la excelencia en la  escritura, tales como The Romantic Times Reviewers y  las plumas de plata y bronce  Affair de Coeur.  Casi todas sus novelas  corresponden al subgénero  histórico, temática por la que  siempre ha destacado gracias  a la impecable documentación  realizada, que aparece  impresa de modo soberbio en  sus argumentos, la mayoría  ambientados en la época 

Georgiana y de la Regencia.  Aunque no solo ha destacado  por eso, sino también por las  historias de amor viscerales y  desgarradoras que se ocultan  entre sus páginas. Venganzas,  celos, intrigas… Pasión en  estado puro. No se puede  decir que la lectura de  cualquiera de sus novelas,  sobre todo las de hace unos  años, sea ligera, aunque ella  misma reconoce que ha  evolucionado, adaptándose a  los nuevos tiempos, lo que  implica dejar a un lado la  proliferación de tantos hechos  reales y la reconversión de sus  protagonistas a una  personalidad propia del siglo  actual.  Hace años, concretamente  hasta 2009, podíamos  disfrutar en España de gran  parte de sus libros, que no  todos, porque solo se  tradujeron al español los  correspondientes a la serie  Louisiana y las dos únicas  novelas de corte actual que le  han dejado publicar (aunque  parezca mentira, su editor  solo quiere novelas  históricas). 

Sección de autoras: ¿Autora en el olvido?

   

99 RománTica'S


¿Qué ocurre con todas sus novelas independientes y con la serie «Becomes her», que ya va por el sexto título y aquí solo nos ha llegado el primero, Cita con la pasión? ¿Se han perdido por el camino? Porque no lo entiendo… Bueno, sí lo entiendo pero no lo comprendo. ¡Qué le vamos a hacer! Me gustaría hacer un último  llamamiento, y esto es ya a  nivel personal, aunque sé que  mucha gente apoyará mi  petición. Puedo considerarme  afortunada porque en su  momento, y gracias a una  amiga que me prestó «su  tesoro» —jamás he pasado las  páginas de un libro con tanto  cuidado y reverencia para que  no se deteriorara, ya que era  plenamente consciente de lo  que tenía entre mis manos—,  disfruté del gran lujo de leer  La rosa de España. Un clásico  entre los clásicos. Casi, casi un  incunable. Y me encantaría  tenerlo en propiedad, así que  ¡quiero que lo reediten!

RománTica'S 100

 


El libro: Como agua para chocolate de Laura Esquivel   ¡Bienvenidas! ¡Bienvenidas a nuestra cápsula!   ¿Queréis  saber  quién  es  el  protagonista  indiscu‐ tible este bimestre de esta sección? Pues párense  unos minutos y acompáñennos en un viaje que os  va a resultar de lo más sabroso y exquisito. 

Por  aquel  entonces,  con  solo  quince  o  dieciséis  años se era una auténtica pringadilla, una chiqui‐ lla  con  la  cabeza  llena  de  pájaros  y  que  para  la  que  el  romance  no  era  sino  el  primer  despertar  de los sentidos.  Toparme  con  una  obra  como  la  que  hoy  os  traemos a la memoria fue a la par de impactante  todo un descubrimiento. Una visión del amor que  Laura  Esquivel  nos  ofrecía  mientras  el  olor  de  la  canela y el cacao, el dulzor del azúcar y el almíbar  creaban una combinación única en tu cerebro. 

•Laura Esquivel nació en Ciudad de México el 30 de septiembre de 1950. Entre 1979 y 1980 escribió programas infantiles para la cadena cultural de la televisión mexicana y, en 1983, fundó el Centro de Invención Permanente, integrado por talleres artísticos para niños, asumiendo su dirección técnica. •Es la autora del famoso best‐seller que hoy nos ocupa, Como agua para chocolate y es característico de esta autora el empleo de un realismo que, en cierto modo, pordría‐ mos calificar de místico. Olores, sabores, amor en su estado más puro. •Una autora hispana que logró con su primera novela ser traducida a más de 30 idiomas y que ha vendido millones de libro por toda la gografía mundial. •En 1992, Alfonso Arau llevó al cine la adap‐ tación de Como Agua para Chocolate.

Pero  vayamos  primero  con  la  biografía  de  su  autora  y  conozcámosla  un  poquito  antes  de  en‐ trar realmente en materia. 

Laura Esquivel

El  pasado  mes  de  noviembre  se  cumplieron  25  años  de  su  primera  publicación  y,  como  edición  conmemorativa, la editorial Suma de Letras lanzó  al  mercado  una  reedición  de  esta  novela  que  yo  leí allá por los años ’90 cuando estaba recién ate‐ rrizada entre los muros de un instituto. 

 

Una novela de entregas mensuales con recetas, amores y remedios caseros. Abran sus mentes, señoras, porque la novela que  hoy nos ocupa a más de una terminó dándole un  buen  dolor  de  cabeza  consiguió  que  a  otras  se  nos  retorciera  el  corazón  e  hizo  que  todas  lloráramos  y  nos  estremeciéramos  con  una  historia  de  amor  tan  hermosa  como  colores  y  sabores se mezclan en las cocinas.  Finalizaban  los  años  ’80  cuando  a  nuestras  libre‐ rías llegaba una novela que revolucionaría el con‐ cepto del amor desmedido.  No  os  voy  a  engañar  si  afirmo  que  esta  novela 

logró  crearme  ansiedad  y  me  estremeció  hasta  las  entrañas  la  primera  vez  que  la  leí.  Quizás  fuese  porque  solo  contaba  con  dieciséis  años  y  me  llegó  recomendada  por  una  amiga  a  la  que,  según  mis  pensamientos  de  la  época,  solo  le  gustaban las novelas «pastelosas».  Sí,  admito  que  yo  era  una  de  tantas  chicas  que,  por desconocimiento, criticaba un género que no  me había tomado la molestia de conocer.  Influida  por  mis  profesoras  siempre  había  leído  auténtica literatura (auténticos truños, permítan‐

101 RománTica'S


me decirlo) que en poco o nada me atraía ni des‐ pertaba mi interés.  En  bendita  hora  Inma  me  puso  en  las  manos  un  Harlequín, en bendita hora me decidí  a leer algo  tan «superficial» y «carente» de auténtica intros‐ pección  y  en  bendita  hora  dejé  de  lado  a  los  grandes de la generación del ’98 y del ’27 que po‐ co  o  nada  ayudaban  para  que  me  apasionara  la  lectura.  Sí, ya sé, podría enfadar a muchos con un encefa‐ lograma mucho más activo que el mío y ofender a  los grandes defensores de la «auténtica» literatu‐ ra pero soy de la opinión que cada uno lleva den‐ tro  un  lector  y  que  solo  es  necesario  descubrir  qué  tipo  de  lector  se  es.  Y  dejadme  que  lo  deje  aquí porque esto podría convertirse en toda una  disertación  de  lo  que  es  o  no  es  adecua‐do  leer  según esas brillantes mentes.  A lo que iba. La novela Como agua para chocolate  de Laura hizo que me interesara verdaderamente  por  la  lectura.  Laura  me  hizo  sentir  que  los  sentimientos  están  ahí,  que  leer  sobre  ellos  no  solo era bueno sino que terminaba ayudándote a  conocerte más como persona y que en esta vida,  ya  sea  en  la  ficción  o  en  el  mundo  real,  recono‐ cerlos te hace crecer como individuo.  No voy a negar que, en ocasiones, quise coger la  novela y estrellarla contra el suelo pues no enten‐ día cómo era posible que una madre pudiese ser  tan «zorra» con su hija, tan egoísta, tan inclemen‐ te.  Cuando  llegué  a  la  parte  en  la  que  le  Pedro  pide  la  mano  de  Tita  y…  En  fin,  digamos  que  la  respuesta y la propuesta de Mamá Elena no solo  me sacó de quicio sino que además me entraron  ganas  de  entrar  entre  las  páginas  escritas  y,  directamente, guantear a esa madre sin corazón.  Pero lo que peor llevé fue la respuesta de Pedro.  En serio, le habría colgado de la primera mesana  que hubiera pillado y le hubiese dejado expuesto  a la tripulación durante algunos días como ejem‐ plo  de  lo  que  podría  sucederles  si  a  alguno  se  le  ocurría plantear siquiera tal vileza.  En  aquellos  momentos,  como  digo,  me  cabreé  y  me  cabreé  mucho.  Estaba  entusiasmada  con  la  trama,  con  esas  dos  personas  que  estaba  claro  que  se  sentían  atraídas  la  una  por  la  otra  y  que  estaba  claro  que  estaban  predestinadas.  Veía  en  mi cabeza como iba a ir desarrollándose la histo‐ ria  y,  de  pronto…  ¡semejante  jarro  de  agua  fría!  Me acordé de toda su parentela. De la de la auto‐

RománTica'S 102

ra  y  de  la  de  Mamá  Elena  que  se  interpuso  para  romper cualquier posibilidad de que Pedro y Tita  pudieran  estar  juntos.  A  partir  de  ahí  la  novela  comenzó  a  tomar  un  cariz  que,  si  bien  poco  o  nada  me  gustaba  hacía  que  no  pudiese  parar  de  leer.  Creo  que  Laura  supo  hacerlo  muy  bien,  logró  crearme  ansiedad  (no  solo  a  mí  sino  a  cualquier  lector  que  pregunté  que  se  había  leído  el  libro),  logró enfadarme y logró arrancarme un sin fin de  emociones extremas a través de sus personajes.  Lo he releído al cabo de muchos años y creo que  he  vuelto  a  sentir  casi  lo  mismo  en  cada  una  de  las  escenas  pero  en  esta  ocasión  además  he  sabido captar lo más esencial de la novela y que  quizás, por mi inmadurez literaria, no supe apre‐ ciar en aquella primera lectura. Me refiero a una  serie  de  paralelismos  que  la  autora  ofrece  de  manera muy sutil y que están presentes a lo largo  de  toda  la  novela;  paralelismos  que  he  sabido  apreciar  ahora  y  que  han  hecho  que  su  lectura  sea  más  vivificante  que  la  de  aquellos  años  mozos.   Entrad con cuidado en el mundo gastronómico de  Esquivel. Disfrutad de cada uno de sus capítulos y  de  cada  una  de  sus  recetas  a  lo  largo  de  un  año  de  lo  más  fantástico  pero  sobre  todo  estad  atentas a todo lo que nos dice sin decir porque es  lo que ha hecho que este libro sea algo increíble y  maravilloso. Me  refiero  al  control  de  la  voluntad  que Laura lleva a cabo a través del personaje de  Mamá  Elena.  La  odias  pero  no  puedes  dejar  de  admirar la manera en que ejerce esa dominación  sutil sobre sus hijas, como manipula y es capaz de  amordazar y atarlas de forma figurada pero muy  real.  Artículo: Loli Díaz   


La Película: El día de los enamorados TÍTULO ORIGINAL El día de los enamorados AÑO 1959

   

DURACIÓN 88 min. PAÍS España DIRECTOR Fernando Palacios GUIÓN Pedro Masó, Rafael J. Salvia, Antonio Vich MÚSICA Augusto Algueró (hijo) FOTOGRAFÍA Alejandro Ulloa REPARTO Tony Leblanc, Jorge Rigaud, Ángel Aranda, Katia Loritz, Concha Velasco, Mabel Karr, Manuel Monroy, María Mahor, Antonio Casal, José María Tasso PRODUCTORA As Film GÉNERO Comedia Romántica

¡Atención!  ¡Atención!  La  película  que  hoy  hemos  desempolvado, el rollo de film que hoy os presenta‐ mos  es  autóctono.  Nada  de  irnos  a  los  grandes  estudios  estadounidenses.  Ni  Hollywood,  ni  gaitas  escocesas  en  todo  caso  Madrid  y  gaitas  asturianas  o… coruñesas.  La película de este bimestre va que ni pintada para  el día que se aproxima, una fecha muy señalada en  el  calendario  romántico,  el  día  más  amoroso  de  todo el año: ¡El día de San Valentín!  ¿Cuándo  se  celebra?  ¡El  14  de  Febrero!  Y  en  esta  revista vamos a darle un homenaje a través de una  película distraída y simpática, alegre y divertida que,  sin grandes pretensiones… te hace volver a creer en  la magia, en que realmente podría haber un Cupido  muy  español  de  nombre  Valentín  que  en  el  día  de  su  onomástica  puede  presentarse  y  hacer  realidad  el sueño de una chica de buena familia y con dinero  pero que el amor le es esquivo. Un señor que, tal y  como El Almendro vuelve a casa por Navidad, baja a  la  Tierra  por  San  Valentín  para  conseguir  que  un  simple  zapatero  fanático  del  fútbol,  un  celoso  conductor  de  autobuses,  un  despistado  locutor  de  televisión y un guapo y atractivo médico consigan al  fin una chica para siempre.  Lo  cierto  es  que  esta  sencilla  trama,  estas  cuatro  historias  forman  una  coral  que  reúne  ante  la  pantalla  a  lo  más  granado  del  cine  español  de  la  época.  Concha  Velasco,  María  Mahor,  Mabel  Carr,  Katia  Loritz  son  las  actrices  que  encarnan  los  papeles  femeninos  de  estas  cuatro  historias  que  integra  el  conjunto de la película.  

Cada una por separado es interesante pero lo mejor  viene  por  parte  del  siempre  bueno  y  despistado  Valentín que trae loco a más de un taxista.  Desde luego el papel que interpreta Jorge Rigaud es  único.  Ese  castizo  cupido  es  el  nexo  que  une  las  cuatro  historias  independientes  que  quedan  reflejadas  en  una  comedia  que  hizo  las  delicias  de  nuestras románticas (o no tan románticas) madres.  No  sé.  Yo  he  visto  la  película  unas  cien  veces  pues  cada  vez  que  la  emiten  en  «Cine  de  Barrio»  o  en  Canal  Sur  (la  cadena  andaluza)  o  en  cualquier  otro  de  los  canales  donde  aún  se  siguen  emitiendo  el  cine  nuestro,  el  de  siempre,    termino  viéndola  sentada en el sofá de la salita junto a mi madre.  Son  películas  con  las  que  has  crecido,  films  que  forman  parte  intrínseca  de  tu  niñez  y  de  tus  más  tiernos  recuerdos,  es  el  cine  familiar  que  disfrutas  cada  sábado  a  media  tarde  y  por  el  cual  te  tiras  repantingada  durante  un  par  de  horas  a  lo  sumo  sintiéndote  parte  de  la  historia  y  no  como  una  extraña  que  disfruta  de  buen  cine  pero  del  que  te  sabes muy lejana.  «El  día  de  los  enamorados»  podrá  ser  una  película  con  una  trama  simple,  podrá  ser  una  antología  de  historias sencillas y podrá ser una película algo ñoña  y  bucólica  que  rememora  el  Madrid  de  los  cincuenta  pero  lo que no  me  podréis  negar  es que  es  una  película  que  hizo  que  muchos  de  nuestros  padres (o abuelos) espabilasen y pidiesen matrimo‐ nio a nuestras madres (o abuelas). ¿Dónde estaría‐ mos  muchas  de  nosotras  sin  el  tirón  de  orejas  que  les  pegó  (virtualmente  hablando)  aquel  señor  con  su  sempiterno  paraguas  a  nuestros  antecesores 

103 RománTica'S


masculinos?  Este  «ser»,  este  cupido  castizo  como  me  gusta  llamarle,  y  que  era  arrollado  una  y  otra  vez  por  aquel  despistado  taxista  fue  un  buen  detonante  para  muchas  propuestas  matrimoniales  aquel año.   Os propongo que si no habéis tenido la  ocasión de  disfrutar  de  esta  comedia  romántica  española  os  toméis  el  tiempo  de  pararos  uno  de  estos  días  (probablemente  la  repongan  otra  vez)  y,  con  un  bote  de  palomitas  en  el  regazo  y  arrebujadas  en  vuestro  sillón  favorito  os  plantéis  delante  de  vuestra  pantalla  de  televisión  (ya  sea  de  14  ó  42  pulgadas)  y  disfrutéis  del  cine  de  aquí,  del  cine  hecho  en  España  y  decidáis  cuál  de  las  cuatro  historias que nos ofrece Fernando Palacios os gusta  más.  Además  ya  veréis  como  a  su  término  es  imposible  que  no  comencéis  a  tararear  la  alegre  cancioncilla  tan  pegadiza  obra  de  Augusto  Algueró  Jr. y que es imposible que se te vaya de la cabeza en  algunas horas.  Hoy es el día de los enamorados Con ansias y esperanzas de un querer por eso teniéndote a mi lado tu amor en este día lograré Hoy es el día de los enamorados juntemos tu sonrisa y mi canción que al unirse con un beso nuestros labios con amor tendrás por siempre mi corazón. San Valentín yo no te olvido porque en tu fiesta su cariño he conseguido Hoy es el día de los enamorados y solo lo que importa es el querer y por eso he de pedir que siempre vele por los Y nos proteja San Valentín.  No  suelo  recomendar  películas  españolas  pero  tanto  fue  el  éxito  de  ésta  que  pocos  años  después  se repitió la  experiencia  y,  San  Valentín, volvía  a  la  gran pantalla de todos los cines de España. En 1962,  Jorge  Rigaud  volvía  a  ponerse  en  los  zapatos  de  Valentín,  volvía  a  por  su  olvidado  paraguas  y  esta  vez  arreglaba  la  vida  de  otras  cuatro  parejas  muy  necesitadas de que el amor  se  instalara  para  siem‐ pre en sus vidas. 

  Concha Velasco y Antonio Casal 

  Jorge Rigaud como Valentín 

  Toni Leblanc y María Mahor 

  Mabel Carr y Ángel Aranda 

«Vuelve  San  Valentín»  es  la  secuela  de  ésta  ya  hablaremos; ésta… la dejaremos para otra ocasión.   Artículo: Loli Díaz     Katia Loritz y Manuel Monroy 

RománTica'S 104


El género New Adult Quizás aún no todo el mundo sabe que cada vez se  descubren  más  y  más  subgéneros  relacionados  con la novela romántica en la actualidad. Hoy me  gustaría hablaros de un híbrido, un derivado, una  mezcla conformada que tiene características de la  novela  Young Adult  con  la  novela  romántica  contemporánea,  es  decir,  el  nuevo  híbrido  denominado New Adult.  Creo que no hay mejor forma de explicarlo que a  través  de  la  opinión  de  dos  autoras  que  han  publicado obras de este subgénero, Courtney Cole  y Rachel Van Dyken. En una entrevista, las autoras  expresaron que… 

«Se habla de todos aquellos problemas que tenemos al madurar, cuando llegamos a los veintitantos, ya que algunos de esos problemas llegan a cambiar-nos la vida por completo»

estilo  más  cercano  al  público  que  ronda  la  veintena, sí, y es cierto que en las obras clasifica‐ das como New Adult podemos encontrar descrip‐ ciones  más  o  menos  explícitas  de  relaciones  sexuales.  Para  entendernos,  voy  a  intentar  poner  un  ejemplo. Antes de empezar, para todo aquel que  no haya terminado de ver Los Serrano, absteneos  de  continuar  leyendo,  porque  voy  a  comentar  ciertos detalles que tienen que ver…  No, no estoy loca. Por si no os acordáis, en una ca‐ sa convivían adolescentes (y niños que luego pasa‐ ron a ser adolescentes). Estos adolescentes, Mar‐ cos  y  Eva,  se  atraían.  Como  todo  hijo  de  vecino,  pasaron  ochocientas  mil  cosas  pero  finalmente  iniciaron una relación. Los detalles escabrosos no  importan,  pero  todo  aquello  que  vivieron,  o  al  menos  bastantes  cosas,  puede  asemejarse  a  lo  que alguien a su supuesta edad vive, no todo pero  bastante. La vergüenza, el entusiasmo, las hormo‐ nas… vamos, no me vais a negar que a esa edad a  nadie se le han ido los ojos alguna vez. 

Ellas creen que es un equilibrio entre aquello que  nos hace sufrir, pensar, lo que nos empuja y a la  vez  es algo que hay que transmitir que no parezca  demasiado  deprimente  para  el  lector.  Estoy  de  acuerdo  en  que,  bajo  mi  punto  de  vista,  es  profundo  y  es  intenso.  Focaliza  emociones  y  es  algo  por  lo  que  mucha  gente  joven  que  lee  este  subgénero se puede sentir identificada. Esto, claro  está, ayuda a acercar la historia al público, porque  no  se  trata  de  esconder  los  detalles  más  escabrosos, sino de dejar todo a la vista. 

El  caso  es  que  se  enfrentan  a  los  problemas,  de  una  u  otra  forma,  y  esa  relación  avanza.  Descu‐ bren amor, tristeza, odio, todo un cúmulo de sen‐ saciones y emociones que hace que vivan como en  una montaña rusa. Tienen sexo, sí, porque como  sabéis  más  adelante  ella  queda  embarazada.  El  humor que enmarca la serie deja entrever lo que  afecta  a  los  jóvenes  no  tan  jóvenes,  lo  que  les  preocupa, lo que les llama la atención. 

Cuando  yo  empecé  a  interesarme  por  este  tema  supuse que sería más que young adult y menos que la romántica contemporánea.  Craso  error,  por  supuesto. No es ni más ni menos. Es diferente, es  una visión o un modo de ver las cosas amplificado,  se  tratan  de  temas  importantes  a  esa  edad,  cambios, drama, de todo. Puede considerarse un 

Un subgénero más crudo, más realista, más profundo    

105 RománTica'S


No niego que a veces me haga sentir  abrumada,  pero  yo  misma  me  he  sentido  así.  Agradezco  en  cierta  manera  que  sea  un  estilo  en  el  cual  podamos ver lo bueno y lo malo, la sensualidad y  el deseo que se vive a esa edad y los cambios de  humor instantáneos. Habla de lo bueno y lo malo,  de cómo somos, cómo actuamos.  Quizá  no  todo  el  mundo  comparta  mi  opinión,  pero tras leer la opinión de las dos autoras que he  mencionado al comienzo del artículo me reafirmo  al pensar que se magnifica todo lo que se vive a  esa  edad.  Se  aprende  a  querer,  se  cometen  errores, se pasa página… es un todo que agobia y  que, sin embargo, creo que es esencial para seguir  madurando,  para  encarar  lo  que  debemos,  para  aprender.  

Ser adulto no solo conlleva responsabilidades, es un proceso por el que pasamos todos, aunque, no de la misma manera, por supuesto  Veo  realista  que  una  pareja  en  sus  veintitantos  tenga sexo, o quiera tenerlo, incluso que piense en  ello. Es normal, no hay nada malo en admitir que  estamos  revolucionados  por  las  hormonas.  De  hecho, yo como lectora me extrañaría que entre  tanto  drama  los  personajes  no  pasasen  tiempo  desahogándose  a  gusto…  ya  me  entendéis.  Me  gusta  leerlo  porque  lo  veo  realista,  y  porque  me  encanta ver las muestras de afecto que se pueden  prodigar.  ¿Entendéis ahora cómo he llegado a relacionar Los  Serrano  con  el  New Adult?  Yo  tampoco…  ¡Es  broma!  Quizá  mi  cerebro  ve  cosas  donde  no  las  hay,  pero  fue  una  de  las  primeras  cosas  que  imaginé. Y no, por razones que no vienen al caso  no pienso compararlo con Física o Química (y no lo  siento).  Espero que hayáis podido entender mejor lo que  representa este subgénero, ¡mil besos! 

  Artículo: Tamara Arteaga 

RománTica'S 106

LOS SERRANO   Una  familia  numerosa  y  urbana  de  siete  miembros es la principal protagonista de esta  serie  que  Tele  5  emitió  entre  2003  y  2008.  Esta  comedia  familiar  que  se  caracterizaba  por sus cuidados guiones y sus grandes dosis  de humor pero a la par conseguía despertar  el interés de los telespectadores por la gran  cantidad de contenido urbano y actual.    Marcos y Eva primero y Guille y Teté después  ponían el toque New Adult del que se habla  en este artículo


Amores Reales

 

Dante Alighieri y Beatriz Portinari    un artículo de Paty C. Marín

Tan graciosa y gentil se manifiesta la amada mía si serena pasa que las lenguas temblando quedan mudas y que los ojos ni a mirar se atreven.   Ella se aleja, oyéndose alabada, benignamente de humildad vestida, y da la sensación de haber venido desde el cielo, a manera de un milagro. Muéstrase tan graciosa a quien la mira que, al verla, nos produce una dulzura que no puede entender quien no la prueba.

Así se refiere Dante a su  amada Beatriz. Es la historia  que todos conocemos, el  poeta italiano estaba  enamorado de una forma  tan profunda de Beatriz que  lo reflejó en gran parte de  sus obras y a ella está  dedicada su obra más  importante, La divina Comedia, escrita durante  1304 y su muerte en 1321.  Dante la llamó Commedia  porque tenía un final feliz,  por lo que siguiendo los  esquemas de la época no  podía titularla tragedia. Más  tarde, ya en pleno  renacimiento, se le incluyó el  término Divina porque  trataba temas que no eran  terrenales sino que  pertenecían a la esfera de lo  divino. La obra representa  una transición muy  temprana entre el  pensamiento medieval y el  renacimiento, algo que no  sucedería hasta casi  doscientos años más tarde.  La divina comedia es una  narración alegórica en verso  en la que se describe el  imaginario viaje del poeta a  través del Infierno, el  Purgatorio y el Paraíso.   

Por esta razón envía a  Virgilio para que ayude a  Dante durante su travesía  por el Infierno  y por el  Purgatorio para  reencontrarse con Beatriz en  el Paraíso, que a partir de  entonces será su guía en esa  peregrinación espiritual que  lo llevará ante la divinidad.  Durante la travesía, Dante se  encuentra con las almas de  cientos de personajes  históricos: papas, reyes,  príncipes, artistas, héroes,  parientes, amigos de la  juventud y siempre  influenciado por la filosofía y  la política de su tiempo.  Volviendo al mundo  terrenal, en realidad la  primera vez que Dante  escribió sobre su amada fue  en Vita Nuova, escrita  treinta años antes de que  acabase La divina comedia.  ¿Quién era esta Beatriz que  inspiró de tal modo al poeta,  para hacerle escribir una de  las obras más importantes  de la literatura? 

Según la mayoría de los  historiadores, Dante  suspiraba por Beatriz  Portinari, una muchacha que  vivía muy cerca de su casa,  Sin saber cómo ni porqué,  en la ciudad de Florencia.  Dante acaba perdido en un  Según lo que Dante relata en  lugar que no es ni terrenal,  Vita Nuova, solo se cruzaron  ni divino, el lugar de los  dos veces en toda su vida, la  eternos indecisos, los que  primera cuando eran niños y  durante su vida no fueron ni  la segunda nueve años  bondadosos ni malvados. Allí  después. Otras teorías  se encuentra con Virgilio,  afirman que ni siquiera  quién para Dante es el  llegaron a conocerse o que  mayor exponente de la  incluso, Beatriz jamás llegó a  razón. Le confiesa venir de  existir. Pero una cosa estaba  parte de Beatriz para guiar a  clara, el amor de Dante era  Dante hasta ella. Beatriz se  un amor idealizado, sin  encuentra en el Paraíso,  egoísmo y sin  pero no puede bajar en  correspondencia, un amor  persona al Infierno porque  cortés propio de la antigua  su alma es demasiado pura.  tradición de los trovadores. 

107 RománTica'S


eatriz era la hija  pequeña de una  de las familias  más  importantes de  Florencia. Era  una persona  gentil y agradable, con hábitos y  palabras un tanto más graves  que lo que le correspondía por  edad. Su rostro poseía facciones  delicadas, era de noble belleza y  tan hermosa que muchos la  consideraban angelical. Estas  descripciones estaban  profundamente sugestionadas  por los poemas que Dante  componía para ella.      

Beatriz cayó enferma y murió en  acabó reconociéndose en todos  1290, con solo veinticuatro años  y cada uno de esos versos.  de edad y Dante se vio  Beatriz era profundamente  impulsado a terminar Vita religiosa, estaba casada y saber  Nuova. En esta obra Dante tiene  que otro hombre que no era su  una visión muestra la muerte de  marido le componía sonetos  Beatriz, que va vestida de rojo y  amorosos le provocó  indignación. Murmuraban sobre  se encuentra en el Paraíso junto  ella, sobre que Dante era el  a las almas más puras. Dante  autor de esos poemas, sobre  decide entonces no amar jamás  que ella era la inspiración del  a otra mujer y consagra su vida  poeta. Para Dante, Beatriz lo era  al recuerdo de Beatriz, pero no  escribirá sobre ella hasta que no  todo. Herida por ser objeto de  sea capaz de encontrar la forma  semejantes chismes, le negó el  adecuada de hacerlo. Beatriz  saludo. Solían encontrarse por la  está por encima de las pasiones  calle y se cruzaban de vez en  humanas y pertenece a la esfera  cuando por la ciudad de  Florencia, se saludaban de  de lo celeste y es entonces  forma gentil y para Dante eso  cuando nace La Divina Comedia.  bastaba para recibir un  El amor que ella inspiraba no se  ramalazo de inspiración. Pero  enseñaba, solo podía  tras descubrir  describirse, contemplarse o  Se muestra pues gentil a quien la mira, que ella era la  experimentarse.   al corazón dan dulzor sus ojos, protagonista    de sus  que no puede entender quien no lo prueba.     poemas,  Beatriz fingió no conocer a  Dante y un día como cualquier  otro, dejó de saludarle e incluso  extremó su desdén hacia él  El poeta jamás fue a buscarla,  burlándose abiertamente en  jamás la cortejó y se  una fiesta con sus amigas. En  conformaba con amarla en  Vita Nuova Dante ofrece su  secreto. Tal vez no tuvo tiempo  propia versión de los hechos, la  para declararle su amor, ya que  razón por la cual deja de  Beatriz contrajo matrimonio con  saludarle es que llegó a oídos de  el hombre que su padre había  Beatriz que Dante cortejaba a  elegido para ella, un rico  otras damas y no a ella, razón  banquero viudo de familia bien  por la cual ella decidió dejar de  acomodada. Dante siguió  hablarle. El pintor Henry Holiday  amándola en secreto y para  Dante y Beatriz reflejó el momento en que  evitar cualquier tipo de  Óleo sobre lienzo Beatriz niega el saludo a Dante  escándalo se refugió en el  Henry Holiday, 1884, en el Puente de Santa Trinidad  mundo de la poesía y en el amor  de Florencia.   que le entregaban otras  mujeres, amantes a las que  cortejaba para evitar    comprometer a Beatriz, ya que  era una mujer casada.     […] me sobrevino dolor tan grande que, apartándome de la gente Sin embargo sus sonetos y    me encerré en mi aposento donde podía lamentarme sin ser oído poesías eran conocidos por todo  y me dormí, como niño azotado, llorando. Florencia, se recitaban en  reuniones y en eventos y Beatriz 

RománTica'S 108


Tras la muerte de Beatriz,  Dante contrajo matrimonio  con Gema Donatti, una  muchacha con la que  estaba comprometido  desde los doce años. Ella le  dio tres hijos, pero Dante  jamás escribió nada sobre  ella. Se refugió en la  literatura y en la filosofía y  también comenzó a  involucrarse activamente  en la política de Florencia,   el conflicto entre güelfos y  gibelinos. Cuando los  güelfos ganaron a los  gibelinos, se dividieron en  dos nuevas facciones y  cuando el Papa invadió  Florencia, Dante y sus  partidarios fueron  condenados al exilio  perpetuo a partir de 1302,  ciudad a la que jamás pudo  regresar. Lejos de su ciudad  y de su familia, pues su  esposa permaneció en  Florencia para evitar que  sus bienes conyugales  fuesen confiscados,  comenzó a escribir los  primeros versos del  Infierno de La Divina  Comedia, pero también  continuó con sus  actividades políticas,  algunas de ellas muy  negativas, por lo que  cuando se revocó la  condena de exilio no se le  permitió volver a la ciudad.  Mientras las políticas en  Florencia cambiaban con el  paso de los años, Dante  pasó de ser un simple  exiliado a estar condenado  a muerte si en algún  momento pisaba la ciudad.  Una vez acabado el Paraíso,  mientras regresaba de una  misión diplomática en  Venecia, falleció de regreso  a Rávena, presuntamente  de malaria, en 1321.    

109 RománTica'S


PARÍS INOLVIDABLE Y ROMÁNTICA La visión de Olivia Ardey autora de Regálame París

P

arís es una de esas  ciudades que todos  soñamos con visitar y  que, una vez la  conoces, atrapa de  tal modo que nos  deja con ganas de  volver.  Llena de contrastes y de rincones  sorprendentes, no existe  escenario más mítico para  celebrar el amor.  Hoy quiero mostraros, además  de los lugares que aparecen en  las guías turísticas, esa otra  desconocida que aparece en  Regálame París, novela que  gracias al cariño de las lectoras  ha obtenido los Premios Dama  2013 a la Mejor Novela  Contemporánea y a la Mejor  Portada en Edición Española.  Bienvenidos pues a la París  inolvidable y a la cotidiana, esa  que Yolanda Martín le regaló a  Patrick Gilbert a través de sus  ojos curiosos como una cámara  de cine, que se enamoraron de la  ciudad a la vez que se  enamoraba de él. 

RománTica'S 110


Para empezar, París no se puede conocer en un solo viaje, así  que tomáosla con calma y disfrutad de cada momento sin  prisas por verlo todo. Así, siempre tendréis una excusa para  volver. Yo os propongo varios «paseos», pero no os lo toméis  al pie de la letra porque las distancias en el mapa engañan.  Estamos ante una ciudad enorme, de diez millones de  habitantes, algunos de cuyos barrios se ubican en colinas.  Añadid pues, a las enormes avenidas que la convierten en un  «mata pies», añadidle las empinadas cuestas. El medio más  rápido para recorrerla es la red de metro, pero lo que ganáis en  tiempo lo perderéis en vistas. Los autobuses urbanos son más  lentos, pero os permiten conocer el paisaje durante el  trayecto. Una buena opción es comprar un pase de los Car  Rouges, los autobuses turísticos que permiten subir y bajar  cuantas veces queráis. Y en verano, el piso superior  descubierto convierte el viaje en un disfrute añadido. Usad los  taxis con mesura, puesto que con tanto tráfico y las distancias  tan largas resultan muy caros. Mejor reservarlos para las  salidas nocturnas. Cuando cae el sol, algunas zonas y líneas de  metro son muy inseguras y, en una ciudad tan visitada, los  turistas son las víctimas preferidas.  En cuanto al alojamiento, existen hoteles para todos los gustos  y bolsillos. Escoged uno céntrico, entre Ópera y Notre Dame,  porque ahorraréis en desplazamientos ya que podréis visitar  muchos lugares dando un paseo. Otra buena opción, que  además os permitirá vivir y sentiros por unos días como  auténticas parisinas, son los apartamentos de alquiler, como el  que Patrick posee en la novela; ese donde se alojaba Yolanda y  donde comenzó su historia de amor.  París, a cada paso, os sorprenderá con tentaciones y caprichos  que pueden dejar vuestro bolsillo temblando. Conviene mirar  los precios antes de decidirse por uno u otro restaurante.  Si visitáis la ciudad por primera vez, os recomiendo empezar la  visita por Trocadero, las vistas de la Torre Eiffel desde allí se os  quedarán en la retina como un recuerdo imborrable. Paseando  cuesta abajo, bajad desde el palacio de Chaillot, que alberga  varios museos y que si tenéis tiempo os aconsejo visitar, hasta  el campo de Marte donde se alza la torre más romántica del  mundo. Subid hasta la aguja, el ascenso es impresionante en  sus ascensores con paredes de cristal. Y si sois valientes, hasta  el segundo piso se puede ascender a pie los setecientos y pico  escalones. Parad en cada piso y contemplad el paisaje, ya que  en los días claros se disfruta de unas vistas maravillosas. 

Los Inválidos   MORADA ÚLTIMA DE NAPOLEÓN  El Palacio Nacional de los Inválidos   es un complejo arquitectónico  francés del siglo XVII (1671‐1676),  situado en el séptimo distrito   de París, a 400m de la Escuela Militar.  Nacido originariamente como  residencia real para soldados y  militares franceses retirados, lisiados o  ancianos, hoy alberga diversas  instalaciones museísticas y religiosas,  así como diferentes servicios y  dependencias para antiguos  combatientes.   

 

De nuevo en tierra firme, vamos a Los Inválidos, inconfundible  su cúpula dorada. Allí está la tumba de Napoleón Bonaparte.  

111 RománTica'S


Muy cerquita se encuentra el Museo Rodin, no dejéis de ver el   famoso Pensador en el jardín y, en especial, la escultura El Beso ante la que se besaron Yolanda y Patrick por primera vez.  Cerquita de allí se encuentra el barrio de Montparnasse. Allí os  aconsejo visitar las Catacumbas de París. La entrada está en la  plaza del León de Belfort, y disfrutaréis del recorrido a pie más  espeluznante de vuestro viaje. Allí bajo tierra, entre miles de  calaveras y en pleno goce sexual, fue donde adquirió sus  poderes la chifladita de Madame Lulú en la novela para  comunicarse con el más allá.  Ahora un merecido descanso en los Jardines de Luxemburgo,  los más populares y grandes de la ciudad. Sentaos en el césped  y saboread una deliciosa baguette.  Continuamos hacia el barrio de Saint Germain, no os perdáis  las elegantes boutiques en el boulevard del mismo nombre, ni  la iglesia de Saint Germain des Pres, ni el Panteón que  contiene, además de tumbas ilustres, el famoso Péndulo de  Foucault. Habremos llegado entonces a Saint Michel, corazón  del barrio latino que debe su nombre a los estudiantes de la  cercana Universidad de la Sorbona, ya que en la edad media se  expresaban en lengua clásica. En Saint Michel callejead a  placer, disfrutad de los aromas y colores de este singular  enclave lleno de restaurantes étnicos y a muy buen precio, y  acabad en la misma plaza acomodándoos en la terraza de  cualquier café. París es un espectáculo en sí misma, merece  que disfrutéis simplemente de observar a la gente pasar. Los  parisinos acostumbran a hacerlo, por eso las sillas en las  terrazas están colocadas de cara a la acera, como si se tratara  de la platea de un teatro.  Desde allí podéis caminar hacia la derecha y hojear libros  antiguos en las librerías de viejo de los famosos bouquinistes, o  cruzar por el puente de Saint Michel a la Isla de la Cité, en  medio del Sena, aunque yo os recomiendo caminar hacia el  puente que queda a la izquierda de éste, mirando hacia la isla.  El Petit Pont es el más corto de París y os deja justo en la plaza  de Notre Dame. La catedral de París es digna de que os  detengáis un rato en su interior. Y aunque las colas para subir a  las torres de las gárgolas y las campanas que tocaba   Quasimodo en la novela de Victor Hugo, merece la pena. La isla  alberga además la Conciergerie, con sus cúpulas medievales de  cucurucho, que fue la prisión de María Antonieta antes de ir a  la guillotina; impresionante su sala de armas y el recorrido por  las celdas de los guillotinados. Justo ante la puerta de la  catedral está la entrada a las ruinas de la antigua Lutecia. 

RománTica'S 112

Notre Dame   FUENTE DE INSPIRACIÓN DEL GENIO   LITERARIO VÍCTOR HUGO  situada en IV distrito, es una de  las catedrales francesas más   antiguas de estilo gótico. Se empezó  a construir en el año 1163 y se   terminó en el año 1245. Dedicada   a María, madre de Jesucristo, se   sitúa en la pequeña Isla de la Cité   en París, Francia, que está rodeada   por las aguas del río Sena.   

 


Imprescindible también visitar la Sainte Chapelle, que posee las  vidrieras góticas más bonitas del mundo. Eso sí, tendréis que  pasar los tornos de seguridad, porque se halla en el mismo  Palacio de Justicia.  Cruzad a la isla de San Luis, paseadla despacio sin perderos las  librerías, los cafés, las tiendas con escaparates de cuarterones  tan típicas y las casas con bicicletas apoyadas en la fachada.  Tomad un helado en Chez Berthillon, mi preferido: el de  chocolate, para mí el mejor del mundo con diferencia.  Volved hacia la isla grande y en el Pont Neuf, el más largo de  París y el mismo donde Patrick se desesperaba de soledad y  rabia cuando Yolanda regresó a España, podéis subir a las  Vedettes del Pont Neuf. Son una de las muchas compañías de  bateau mouches, los barcos turísticos que recorren el Sena. El  paseo guiado es una delicia y os permite conocer la ciudad  desde otro punto de vista; veréis pasar a vuestro lado las  barcaza  s de carga que a diario surcan el río, pasaréis por  debajo de muchos de los 30 puentes que cruzan el Sena, veréis  las barcas‐vivienda ancladas en las orillas, como las de la  película Frenético que os recordarán a Harrison Ford, observad  sin perder detalle los restaurantes flotantes anclados en el  muelle, los clubs privados, y además el guía os mostrará las  casas de la orilla izquierda que dibujaron los animadores de  Disney para Ratatouille. En París nació el séptimo arte y la  animación, ¡cómo no va a ser un escenario de cine! Las fotos  de recuerdo que podéis hacer son espectaculares.  De nuevo en tierra firme, cruzar a la orilla derecha y pasead  por el barrio de Saint Martín. Allí se encuentra el Hotel de Ville,  que es el ayuntamiento, la torre Saint Jacques, que el punto de  partida del Camino francés a Santiago de Compostela. Este  barrio es uno de los mas cool por las noches, está lleno de  restaurantes con encanto, terrazas y comercios singulares o de  ropa vintage. Si os apetece, allí mismo está el Centro  Pompidou, el museo de arte moderno. No dejéis de haceros  una foto en las estatuas de colores de las fuentes que rodean  el impa  ctante edificio que muchos parisinos, enfadados por  su aspecto futurista, apodan «La petrolera».  Es hora de tomar un transporte público e ir hasta Belleville, el  entrañable escenario de Regálame París, si queréis ir hasta rue  Sorbier, veréis que el nº 11 con su frutería en el bajo donde  transcurre la historia de la alocada y entrañable pandillita de  mujeres en la que Patrick es el único hombre en el último piso,  su «nido del águila», existe de verdad.  

113 RománTica'S


París, fuente de inspiración de grandes   obras literarias como «Nuestra Señora de París» o «Los tres Mosqueteros» ofrece una gastronomía rica y variada. Sus dulces, bombones y helados son exquisitos ¡No te olvides de visitar alguna de sus Pâtisseries!

Podéis pasear un rato por el parque de Belleville, pasar por el  boulevard si es día de mercado, visitar el cementerio de Père  Lachaise con sus tumbas famosas, que tan importante es en la  novela, y no dejéis de tomaros un café en el Café Gambetta de  la plaza del mismo nombre. Ese es el Café Arriau donde  pasaban tan buenos ratos y en el que compartieron tantas  confidencias Odile, Violette y Yolanda. D esde allí, bajad  también en autobús o metro hasta el Marais, el barrio hebreo  donde os sorprenderá el contraste de tantos comercios chic,  mezclado con tiendas de alimentación kosher y la presencia de  los judíos ortodoxos vestidos de negro riguroso en las calles. Si  os entra morriña de carajillo, olivas, fabada, turrón, cocido y  tapitas con fino de Jerez, justo en la esquina que aparece en las  páginas del libro, se halla un restaurante español que me  inspiró el del padre de Yolanda.  Desde  allí, coged un metro o autobús y subid hasta  Montmartre. Clignancourt, que es como se llama el distrito,  acoge el mercado de las pulgas, o sea, el rastro más grande de  París, pleno de antigüedades, ropa de segunda mano y  cachivaches. Y, como dice Violette en la novela, el paraíso del  chic parisién para tiempos de crisis: no dejéis de ir a almacenes  Tatí, yo me pasaría un día entero rebuscando ropa, cosmética y  trastos para la casa a precio de Todo a 100.  El camino hasta Sacre Coeur os lo marcarán las tiendas de souvenirs. Subid hasta la plaza donde se inicia la escalinata, la misma donde se encuentra el tiovivo tan especial para Yolanda y Sylvie   Si sois valientes, subid los 200 escalones y si no, coged el  funicular. Podéis subir a las cúpulas de la basílica, que ofrecen  las mejores vistas de París. Y de allí bajad hasta el viñedo de  Montmartre. Sí, amigas, en pleno corazón de París existe un  viñedo que destina su producción a fines benéficos y que cada  septiembre celebr  a su «Fiesta de la Vendimia». Finalizad la  visita al barrio paseando hasta la plaza de las Abadesas, en la  que veréis una de las dos marquesinas de Metro originales que  qu  edan y también el Muro de los Te quiero, donde Patrick  llevó a Yolanda demostrando que los chicos más duros pueden  ser increíblemente románticos por el amor de una mujer.   Recorred despacio cada rincón de la plaza de los Pintores,  donde los artistas trabajan en plena calle. Y, si acabáis el día  cenando el la mítica Maison Rose o en cualquiera de los  encantadores restaurantes de la zona, ya os sentiréis casi en  las páginas de la novela. Y para los noctámbulos, a unas pocas  paradas de autobús está Pigalle, con el Moulin Rouge y demás  salas de cabaret.   

RománTica'S 114


Nuevo itinerario, esta vez comenzamos en el Arco del Triunfo, en  place L’Étoile, rodeada de las de viviendas más exclusivas de la  ciudad. Pasead hacia abajo por los Campos Elíseos, admirando  los escaparates y el ambiente que se respira. La avenida en los  Jardines de las Tullerías, ante el obelisco. Muy cerquita está la  Maison Laduree, la pastelería que aparece en la novela y cuyas  exquisiteces os invitarán a pecar.  A un paso de Tullerías está el Museo del Louvre, cuya visita os  llevará un montón de tiempo. Mejor escoger varias salas y dejar  el resto para próximos viajes. Si no os da tiempo y os fascina el  arte, un museo que a mí me encanta, por los tesoros que alberga  y lo rápido de visitar, es el Museo de Orsay, en la otra orilla del  Sena. De camino, no dejéis de ir al puente del Alma, antes de  cruzarlo podéis admirar la réplica de la llama de la Estatua de la  Libertad de Nueva York, a tamaño natural, ya que la gran dama  de blanco fue un regalo de los parisinos a la ciudad de Nueva  York. Otro puente imprescindible es el de Alejandro III, con sus  figuras en bronce y  pan de oro, es el más espectacular de la  ciudad.  Pero seguimos en la orilla derecha. Visitad la Ópera Garnier, la  del romántico fantasma. Veréis en su fachada las iniciales N y E:  Napoleón III y Eugenia, otro secreto romántico. Sí, se trata de  Eugenia de Montijo, qué, pena, pena, como dice la copla, que se  marchó de España para ser reina.  Y acabemos nuestro recorrido en Place Vendôme, donde está el  hotel Ritz, y de paseo por las exclusivas tiendas de lujo que se  extienden hasta la Madeleine. En Galerías Lafayette,  increíblemente bonitas por dentro y más asequibles que las  boutiques de las grandes firmas, podemos comprar nuestro  último recuerdo de esta romántica escapada.      Probar una baguette Príncipe de París con pan crujiente, jamón  cocido y mantequilla fresca.   Saborear un helado Berthillon; a ser posible, cómete varios.   Comerte todos los croissants que puedas, nunca te sabrán igual.   Degustar un pastel en cualquier pastelería, son tantos y tan  apetitosos que no sabrás cuál escoger.   Tomar un café con leche o té en una terracita, sin mirar el reloj.  Y para terminar, os revelaré mi rincón secreto de París no quise  incluirlo en la novela porque es «mi rincón». Pero hoy os lo  descubro: id a la isla de los Cisnes y allí, admirad el puente de Bir  Hakeim, diseñado por Eiffel, mi preferido. ¡Ah! No olvidéis  haceros una foto bajo la maqueta de la Estatua de la Libertad y  dejaréis a todo el mundo alucinado cuando les enseñéis el álbum  de fotos.   

115 RománTica'S


Diario de una madre algo neurótica Querido diario: Esta semana ha sido un poco caótica. Dicen que los electrodomésticos se rompen de tres en tres, y es algo totalmente cierto. Después de cambiar la plancha, que tras soltar un chispazo y empezar a echar humo dejó de calentar, y el secador del pelo, que lo único que hacía era ruido, le tocó el turno al lavavajillas. Pero claro, comprar un lavavajillas nuevo es algo que se escapa a mi presupuesto en plena cuesta post-navideña. Todo empezó con un ligero despiste por mi parte. Al hacer la compra, olvidé las pastillas de lavado, así que llamé a mi madre que, ni corta ni perezosa, me dio uno de sus maravillosos trucos: echar Fairy. El problema es que no me dijo la cantidad. A las diez de la noche, cuando Jorge se disponía a tomarse su vaso de leche antes de acostarse, me gritó desde la cocina: —¡Mami! Está todo lleno de nieve. «¡Omg! ¿Nieve?». Pegué un brinco del sofá y me abalancé hacia allí. Cuando llegué, una capa de espuma de al menos quince centímetros cubría las baldosas de mi cocina, y del lavavajillas rebosaba aquella espuma por todas partes. Era como si hubieran colocado una cinta de espumillón alrededor de la puerta. Y no tenía aspecto de parar… Apagué el aparato y me pasé mis buenas dos horas recogiendo el estropicio. A la mañana siguiente, y dado que el lavavajillas había dejado de funcionar a pesar de haber estado toda la noche parado, decidí llamar al servicio técnico. —Servicio técnico, ¿dígame? —Buenos días. Verá, he tenido un pequeño percance con mi lavavajillas. —¿Qué es lo que le ocurre? —Pues que me quedé sin pastillas, llené el depósito de Fairy, y se me ha salido la espuma por toda la cocina. —…. Un silencio sepulcral reinaba al otro lado del aparato. —¿Está usted ahí? —…. —¿Oiga? ¿Se ha cortado? Finalmente, pude escuchar una carcajada ahogada al otro lado de la línea. —No se preocupe, enseguida le enviamos a un técnico —contestó entre risas el interlocutor—. Pero la reparación va a ser costosa, se lo advierto. Le di la dirección de mi casa con cierto recelo, ya que me había dado la impresión de que estaban pensando que yo era poco menos que estúpida. Cuando vino el técnico al día siguiente, y con lágrimas de la risa adornando sus ojos, me dijo que jamás volviera a hacer semejante barbaridad. Conclusión: Los remedios de mamá sólo le funcionan a ella. Violeta Lago

RománTica'S 116


117 RomรกnTica'S


Este bimestre os frecemos la tercera entrega de nuestro  ciclo  dedicado  a  la  Numerología,  técnica  adivinatoria  que estudia los números y su influencia en el ser humano.  Esta  mancia  puede  ayudarnos  a  descubrir  nuestras  capacidades  y  limitaciones  como  paso  hacia  la  evolución  y  felicidad  interior  y  la  realización personal. Según su teoría en nuestra fecha de nacimiento  y  nuestro  nombre  se  halla  una  fórmula  numérica  que  nos  acompañará a través de toda nuestra vida y en la cual se ocultan las  claves  de  nuestra  personalidad  y  nuestro  destino.  Aprender  cómo  mejorar y elegir el camino adecuado está en nuestras manos. En esta  entrega  dibujaremos  el  perfil  de  la  personalidad  de  3  asociándolo  además  con  los  protagonistas  de  una  novela  que  aprovecharemos  para recomendaros. Esperamos que os resulte interesante. 

   

El número 3  De la suma del 1 y el 2 nace el 3: el todo, el universo,  la  creación.  Tanto  en  la  religión  católica  como  en  otras  religiones  representa  una  Triada  espiritual.  Es  el resultado creativo de la unión de dos principios y  nos habla de la fusión y la armonía de los opuestos.  Simboliza  por  tanto  la  creatividad,  la  realización,  la  expresión, el crecimiento y el desarrollo. 

  Hombre 3:   Gulliver Curry   Llamaradas  Nora Roberts    Rowan Tripp lleva el riesgo en  sus  venas.  Su  padre,  Lucas  Tripp,  es  una  leyenda  entre  los bomberos paracaidistas, y  ella  sigue  sus  huellas  desde  los dieciocho años. Pero aho‐ ra  debe  enfrentarse  a  un  fantasma,  el  de  Jim,  el  com‐ pañero  a quien perdió  el año  anterior y cuyo recuerdo hace  tambalear  su  legendaria  se‐ guridad en sí misma.  Por suerte, el grupo de nova‐ tos  de  esa  temporada  es  ex  celente, y entre  ellos destaca  Gulliver  Curry.  Gull,  directo  e  independiente,  es  admirador  de  Lucas  Tripp  e  inmediata‐ mente quedó fascinado por la  hija de su héroe. Rowan tiene  como norma no mezclar amor  y  trabajo,  pero  los  inquietan‐ tes  acontecimientos  que  em‐ piezan a suceder en el campa‐ mento  lo  pondrán  todo  en  jaque… 

RománTica'S 118

Asimismo  es  la  imagen  del  ser  supremo  con  sus  distintas  persona‐ lidades: la Material, la Espiritual y la Intelectual. En referencia a esta  última  se  relaciona  además  con  la  capacidad  comunicativa,  la  facultad  de  interactuar  y  relacionarse  en  sociedad.  Está  ligado  al  comercio, a la cooperación, a todo aquello que suponga un intercam‐ bio entre pares y al fruto resultante de ello que es el número 3.  El carácter de 3  Ninguna  Vibración  concede  tanta  gracia,  luz  y  encanto  como  esta.  Sus nativos son brillantes, vivaces e ingeniosos, con muchos talentos  y  un  enorme  deseo  de  aprender.  Su  curiosidad  les  conduce  a  tener  múltiples  intereses,  además  de  la  facultad  de  ser  un  erudito  en  cualquier materia que estudien por su afán de investigación.  Tiernos, afectuosos, llenos de compasión pero también apasionados  en  sus  convicciones,  no  dudan  en  darlo  todo  por  un  amigo  o  sacrificarse  por un ideal, si así lo creen necesario. Como en  general  son crédulos y bonachones, están expuestos a que se aprovechen de  su buen corazón si topan con gente carente de escrúpulos.  Entusiastas,  optimistas  y  confiados,  su  inocencia  es  uno  de  sus  puntos  débiles.  No  es  que  sean  inconscientes  o  no  comprendan  la  seriedad de las situaciones, es que ellos prefieren no amargarse con  los  problemas.  Disfrutan  de  la  vida  y  aceptan  su  destino  sin  cavilar,  con resignación, poniéndole un poco de humor a las malas noticias.  Son  personas  espontáneas,  simpáticas  y  cordiales,  con  un  don  para  comunicarse,  por  lo  que  no  es  raro  que  queriendo  o  sin  querer  se  conviertan en el centro de atención de una reunión. Cualquiera que  se relacione con él es proclive de caer bajo su embrujo, pero también  él puede ser susceptible de sucumbir a la frivolidad y dejarse seducir  por elogios y alabanzas vanas. 


Para  sentirse  realizados  y  bien  necesitan  amplitud  de  contactos  y  amigos, tienen una  gran  capacidad de  amor hacia sus semejantes y  siempre  reaccionan  con  nobleza,  entrega  y  sensibilidad  a  las  necesidades  que  se  le  exponen.  Su  corazón  siempre  joven  necesita  constante  atención  y  mimo,  por  ello  no  cesarán  jamás  en  la  búsqueda del amor y de la felicidad.  3 en el amor  Como personas que viven intensamente todas las facetas de la vida,  también  responden  apasionadamente  al  amor.  Irán  de  flor  en  flor  cuales  abejas  felices,  pues  su  atractivo  y  encante  les  hace  muy  populares  y  ellos  reciben  de  buen  grado  las  consiguientes  atenciones.  No  obstante,  esto  le  ganará  la  fama  de  inconstantes  y  volubles hasta que… encuentren a su «alma gemela».   

Son  tiernos,  ardientes,  considerados  y  afectuosos,  pero  también  se  dejan llevar  por la fantasía y su vivida  imaginación les hace vivir  un  poco fuera de la realidad. Esto puede conducirles a la decepción si su  pareja  no  está  a  la  altura  de  las  expectativas  o  la  idea  que  ellos  se  habían formado de su personalidad o su futuro en común.  En  realidad  viven  enamorados  de  la  idea  romántica  del  amor,  pero  cuando se enamoran de verdad son capaces de una entrega absoluta  y un  cariño estable y duradero. Como  esposos son atentos, leales y  cariñosos. Disfrutan del hogar y aman a su familia, aunque a veces la  descuidan por tener muchos intereses externos. A este respecto, no  vendrá mal pegarles un tirón de orejas de  cuando en  cuando  como  cariñoso estímulo.  Por  norma  general  los  3  se  llevan  bien  con  todos  los  números,  aunque  siempre  tendrán  más  afinidad  con  aquellos  que  tengan  su  misma Vibración, aunque puedan explotar de tanta alegría, así como  con los nativos de 1, 5 y 9 que mantienen su mismo optimismo y una  forma similar de proceder en la vida.  Los números 2, 4, 6, 7 y 8 son más serios y profundos que ellos, pero  esto  no  es  algo  que  les  preocupe,  pues  llegado  el  caso  de  una  relación  son  capaces  de  adaptarse  a  todos  los  caracteres.  Sin  embargo,  puede  ser  que  a  estos  no  les  atraiga  la  superficial  personalidad de 3 si no se dan el tiempo necesario para conocerles  bien y lograr así una unión feliz y duradera.  Pero como ellos dicen, «si no me quieres mirar no me mires, que yo  no me enfado por nada».   ¿Quieres saber si eres 3?  Para saber cuál es tu Vibración de nacimiento debes sumar todos los  dígitos que conforman tu fecha de nacimiento hasta reducirlos a un  único  número.  Por  ejemplo,  una  persona  nacida  el  9  de  noviembre  de 1967 tendrá como Vibración de nacimiento el 7.  9 + 1 + 1 + 1 + 9 + 6 + 7 = 34  3 + 4 = 7 

 

  Artículo: Ana Sarria  Fuentes: Numerología Mágica, Gladys Lobos  El Tarot de los Druidas, Philip y Stephanie Carr‐Gomm 

Mujer 3:   Marina Valdemorillos  Quiéreme si te atreves  Regina Roman     ¿Qué hay peor que tu sentido  de  la  dignidad  te  deje  sin  tra‐  bajo  y  que  no  tengas  un  plan   B? ¿O qué estés llena de com‐ plejos  que  crecen  cada  vez    que una lagarta con cuerpo de   escándalo  se  acerca  a  tu  gua‐  pérrimo  y  rico  novio?  ¿O  que  la  madre  del  susodicho  no   pueda verte ni en pintura?  Marina  no  tiene  ni  idea  de  lo  mona,  lo  lista  y  lo  buena  que  es,  pero  está  empezando  a  descubrirlo  en  el  reflejo  del  turquesa  de  los  ojos  de  Roman.  Sin  embargo  sus  complejos  e  inseguridades,  lo  complicarán  todo  de  manera  estrepitosa,  llevándola  a  situaciones  de  lo  más  disparatadas…  ¿Conse‐ guirá Marina superar todas las  barreras  que  le  impiden  ser  feliz?  ¿Le  ayudará  el  mundo  de  los  perfumes,  su  recién  descubierta  gran  pasión,  a  conseguirlo?   

119 RománTica'S


En  RománTica’S  celebramos  este  bimestre el día de los enamorados y…  el carnaval.  Estrenamos  un  nuevo  año  y,  además  nos  empezamos  a  preparar  para  el  buen  tiempo  que  en  unos  meses  estará  de  vuelta.  Todas  las  editoriales  románticas  nos  han  preparado  un  Febrero  de  lujo  con  buenas  y  encantadoras  novedades  que  harán  las delicias de todos los paladares. 

Si deseas que publiquemos tu relato,  envíanoslo a nuestra dirección de correo:  romanticasmagazzine@gmail.com  De entre los relatos recibidos se  seleccionarán los que serán publicados en  nuestras páginas. No se os olvide  consignar en el asunto del mail la palabra  RELATOS  El texto no podrá superar las 3000    palabras.   

Todos los relatos deberán llevar el    nombre de el/la autor/a y acompañar el    escrito con una pequeña nota en la que    se haga constar que el texto es de tu    propiedad. 

Desde  RománTica’S  nos  hemos  querido  sumar  a  la  fecha  más   «ROMÁNTICA»  de  todas  y  esperamos  que  os  haya  gustado  este  nuevo  número.   Gracias  a  tod@s  por  seguir  leyendo  nuestra publicación bimensual.  Saludos cordiales, Equipo RománTica’S  

 

      

Contacta  con  RománTica’s  para    hacernos  llegar  tu  opinión,  comentarios  y  sugerencias  tanto  sobre la revista como cualquier otro  tema  relacionado  con  la  novela  romántica.  Escríbenos a este e‐mail:  romanticasmagazzine@gmail.com 

       

RománTica'S 120

 


121 RomรกnTica'S



Romanticas 028