Page 1


RomรกnTica'S 2


Sumario Actualidad Entrevista a Esther Sanz Entrevista a Ariadna McCallen Conocemos a Nimphie Knox Una tarde con Lola Rey Editoriales españolas: Nuevas incorporaciones Especial Fannie Flagg Series y Sagas: Las Guerras del Cortejo Dioses del Olimpo Espacio JR Romances reales Una mirada al pasado Autora ¿en el olvido? La cápsula del tiempo Ocio y Placer Pasatiempos Horóscopos Y otros más… En este número colaboran Alfredo Gómez Ana Sarria Ana M. Benítez Aravalle Palacios Carolina Iñesta Eva Rubio Julia M. Priego Laura López Alfranca Loli Díaz M.J. Estepa Merche Diolch Mónica Liceras Noelia Amarillo Pepe de la Rosa Rocío Muñoz Y, colaboración especial de: Claudia Velasco

Editorial Queridas lectoras:  Os presentamos un nuevo número de nuestra revista, el  primero de este año 2012 que está recién estrenado. Y,  como  consecuencia,  la  convocatoria  de  los  Premios  Rosas RománTica’S 2011.  En  este  número  os  ofrecemos  un  especial  acerca  de  cómo  funciona  el  formato  digital.  Noelia  Amarillo  nos  hace un extenso recorrido sobre el periplo que sufrimos  cada  vez  que  queremos  hacernos  con  uno  de  ellos…  ¡Bienvenidas al mundo digital y a Zafiro ebooks!  No os perdáis el artículo de Juvenil Romántica, nuestras  compañeras nos llevan al infierno… ¡Es una pasada!  Como  siempre  hemos  trabajado  en  las  secciones  que  creemos  señas  de  identidad  acompañadas  de  las  divertidas anécdotas de Laura y la última entrega de la  serie  de  artículos  del  editor  de  «La  Máquina  China»,  Pepe de la Rosa.  MJ  os  ha  preparado  una  entrevista  tan  peculiar  como  nos tiene acostumbradas.   Tras  la  pausa  del  bimestre  pasado  en  este  nuevo  número  tendréis  nuevamente  relatos  que  esperemos  sean de vuestro agrado.  ¿Queréis  saber  qué  protagonista  ha  entrado  a  formar  parte  de  nuestro  especial  Olimpo?  No  os  perdáis  la  sección «Dioses del Olimpo» y en la de «Series y Sagas»  este  bimestre  Merche  nos  habla  del  final  de  otra  serie  esta vez histórica: las Guerras del Cortejo.  Deseamos de todo corazón que este nuevo número no  esté a falta de nada.  Gracias una vez más por vuestra confianza.    Equipo de RománTica’S 

3 RománTica'S


RomรกnTica'S 4


ENTREVISTAMOS A… ESTHER SANZ & CIA  Esther  Sanz    nació  en  Barcelona  en  el  año  1974  y  es  licenciada  en  periodismo.  Ha  trabajado  en  revistas  femeninas  además  de  ejercer  de  editora  en  un  sello  de  libros  prácticos.  Lectora  apasionada  de  novelas  románticas en su adolescencia, siempre soñó con convertirse en escritora.  Su primera obra, «Vive rápido, siente despacio», fue publicada en 2007 por  la  editorial  Talismán.  El  bosque  de  los  corazones  dormidos  es  su  primera  incursión en el mundo de la literatura juvenil.    Esther  Sanz,  es  la  primera  autora  española  que  incorpora  Montena  en  su  catálogo de Ellas y su debut no ha podido ser mejor.   

—Ariadna, Ariadna, ven hacia aquí, adéntrate un poco más... te estoy esperando. —¿Quién eres? ¿Cómo sabes mi nombre? —Ella me lo dijo. —¡¿Quién?! Dios mío... esto es una locura. —Esther, tu próxima compañera. —¿Cómo diantres sabes que Esther será mi compañera? Además, ¿qué quieres de mí? —Ser testigo principal de la entrevista. —Pero, ¿por qué das por hecho que haré una entrevista? ¿Acaso quieres ser protagonista de ella? No me lo puedo creer... —Sí, seré uno de los protagonistas, aunque no esté presente, y «ella» te lo agradecerá. Me moví inquieta en la cama, agarrando las sábanas  con  fuerza  y  retorciéndolas  hasta  casi  rajarlas.  Un  sudor  frío  apareció  de  repente  en  mi  cuerpo,  los  nervios hicieron su aparición queriendo acelerarme  el  pulso  y  el  corazón;  todo  mi  estado  se  hallaba  exhausto  y  con  demasiado  estupor.  Intenté  concentrarme, por unos momentos, para apaciguar  aquel  extraño  y  misterioso  hecho.  Al  fin,  mis  sentidos  se  estabilizaron,  no  mucho,  pero  lo  suficiente  para  abrir  los  ojos  y  enfocar  mi  habitación.  Sí,  era  mi  habitación  y  sólo  había  sido  una pesadilla.  Inesperadamente, el teléfono contribuyó a tal sigilo  momento...  Ariadna:  ¡Arggg...!  ¡Dios  mío,  qué  susto!  (grité  despavorida, incorporándome en la cama. Resoplé  y  alargué  la  mano  para  coger  el  móvil  de  inmediato.  Ojeé  en  el  pantalla  el  número  de  teléfono  y  quedé  extrañada,  puesto  que  no  lo  conocía.  ¿Quién  demonios  acababa  de  darme  el  mayor susto del año?) ¿Dígame?  Anny: ¡Despierta, cielo!   ¿Ana? ¿Eres tú?   Sí.  ¿Este número de teléfono es nuevo? 

Sí, bueno... no. Es de una amiga.   ¿Pasa  algo?  Nena,  son  las  siete  y  media  de  la  mañana. Creo que la cama necesita aún mi calor...  Ariadna,  te  llamo  porque  dentro  de  una  hora  pasará  una  compañera  a  buscarte.  Tienes  que  levantarte y prepararte. ¡La ocasión lo requiere!  Noté  la  risita  nerviosa  de  Ana,  mi  compi  de  la  revista  desde  hace  años,  y  sabía  que  ocultaba  algo  demasiado jugoso que aún no quería contármelo.  Ya  estás  soltando  por  esa  boquita  si  quieres  que  esté preparada para tu amiga.  ¿Ves?  (se  ríe).  Sabía  que  sucumbirías  a  mis  peticiones.  No me dejas otra elección.  Cielo,  dentro  de  una  hora  estarás  con  una  autora  que está cosechando el éxito en España. Y le harás  la entrevista para la revista. Es una de tus autoras  preferidas...   ¿Qué me estás contando? ¡No me dejes a medias!  ¿Quieres  saberlo?  ¿O  prefieres  averiguarlo  tú  misma en persona?  ¿De verdad quieres que empiece la mañana con un  asesinato?  Ariadna...  (seguía  riéndose)  no  me  dejas  elección.  ¡No  quiero  morir  antes  de  ver  la  próxima  entrevista, por Dios!  ¡Iré a por ti si no me lo dices ya!   Está bien, está bien. Dentro de poco, llamará a tu  puerta nuestra exitosa Esther Sanz.    ¡¿Qué?!  Lo que has oído, cielo. E‐S‐T‐H‐E‐R  S‐A‐N‐Z.  ¡¿Cómo?!  Quiero  decir,  ¿cuándo  has  hablado  con  ella? No me lo puedo creer (y no me lo creía aún,  puesto  que  acababa  de  soñar  con  ella  y  ese  espíritu protagonista que no quería perderse nada  del «próximo» encuentro).  

A C T U A L I D A D

Toda aquella conversación relacionada con Esther y  su éxito parecía haber sido escogido por el destino.  ¿Por  qué  había  soñado  con  ello?  Esa  pregunta  se 

5 RománTica'S


implantó dentro  de  mi  cabeza  sin  ninguna  respuesta.  Pero  claro,  la  respuesta  la  tenía  dentro  de una hora. ¡Y debía darme prisa!  Ana, te debo un favor. ¡Gracias!  No  hay  de  qué,  cariño.  Pero  el  favor  me  lo  devolverás  con  una  taza  de  chocolate  caliente    y  un plato repleto de churros, en el bar de marras.   ¡Está hecho!  Salí de la cama como un rayo y me metí en el baño.  Me asee lo más deprisa posible, puesto que Esther  Sanz  venía  de  camino  a  recogerme.  Sin  embargo,  había  millones  de  preguntas  en  mi  cabeza  que  me  asaltaban de nuevo. Dios mío, ¿dónde me llevaría?  ¿Iríamos  a  ese  bosque  mágico  de  su  novela?  ¿Le  gustará mi entrevista? ¿Se llevará un chasco cuando  me vea? ¡Los nervios me matarían!  »La  hora  pasó  sin  darme  cuenta  y  el  timbre  de  la  casa sonó con estridencia.  »¡Ha llegado!  »Abrí  la  puerta  de  la  casa  y  me  encontré  con  la  autora, que sonreía tímidamente.  Esther: ¡Hola, guapa! ¿Cómo estás?  Ariadna: ¡Hola! Encantada de conocerte.  Lo  mismo  digo.  Tengo  la  impresión  de  que  no  me  esperabas…  No  te  habían  dicho  que  venía…  ¿verdad?  Sí,  acabo  de  hablar  con  Ana.  Me  he  llevado  una  gran sorpresa. Pero, pasa, pasa para adentro.  ¡Gracias!  Esther  entró  en  mi  hogar  mientras  que  yo  recogía  algunos cuadernos y bolígrafos para mi trabajo. Me  encantó  conocerla.  Aparte  de  ser  una  excelente  autora,  no  podía  ser  menos  que  una  increíble  mujer.  Me  contó  muchas  cosas  acerca  de  su  trayectoria como escritora, de sus aficiones, de sus  gustos y sobre todo de su gran pasión. Y eso me lo  reservo porque es algo increíble.  Bueno,  Esther,  Ana  me  ha  contado  que  venias  a  recogerme, ¿no es así?  Sí.  Me  gustaría  mucho  compartir  algo  contigo…  Pero  para  eso  nos  espera  un  largo  camino.  ¿Estás  dispuesta a acompañarme?  Pues, cielo, no me dejes con la duda. Estoy que me  muerdo las uñas ¡¿A dónde nos vamos?! (Sonó con  un  horrible  tono  de  desesperación,  hasta  Esther  soltó una carcajada al verme. Y es que no era para  menos.  Estaba  eufórica  con  su  presencia  y  la  incertidumbre  recorría  mi  cuerpo  al  igual  que  la  adrenalina, por saber a dónde íbamos a ir).  Nos vamos a  Colmenar.  ¿De verdad?  Por supuesto. 

RománTica'S 6

¡Ufff!, cuando  se  lo  comente  a  las  chicas  de  la  revista… me asaltarán con miles de preguntas.  Te  diría  que  vinieran  también,  pero  mi  coche  es  pequeñito.   Nos  montamos  en  el  coche  de  Esther  y  nos  dirigimos  hacia  el  pueblo  de  Colmenar,  el  lugar  donde nació la misteriosa historia de Clara y Bosco  de El bosque de los corazones dormidos.   Me  gustaría  comenzar  con  algunas  preguntas,  Esther, si te parece bien...  Dispara.  ¿Alguna  vez  te  dijeron  que  llegarías  a  crear  una  historia  en  el  que  dos  jóvenes  adolescentes,  con  un  destino  en  común  pero  con  vidas  atípicas,  unieran sus corazones?   Sí,  fue  hace  cinco  años.  Y  fue  precisamente  «mi  niña  interior»  quien  me  lo  dijo.  De  adultos  sole‐ mos  olvidar  los  sueños  que  tuvimos  de  niños.  Un  día,  Esthercita  me  pidió  que  cumpliera  el  suyo:  escribir una novela de amor entre dos jóvenes. Yo  sólo tuve que escuchar y tomar notas. Ella lo tenía  todo  muy  bien  pensado.  Me  habló  de  Clara  y  de  Bosco, y del escenario de su infancia en la Tierra de  pinares. Me habló del murmullo de los altos pinos  meciéndose  al  viento,  en  prados  de  mullidos  helechos,  con  olor  a  manzanilla...Yo  le  escuchaba  embobada  y  le  di  alguna  idea.  En  ese  momento  estaba  editando  un  libro  sobre  la  miel  y  otros  productos  de  la  abeja,  y  se  me  ocurrió  que  esos  insectos  podían  encajar  en  el  universo  de  Clara.  Todo fue mágico.    Cuando  leí  los  primeros  capítulos  encontré  a  una  jovencita  muy  testaruda,  con  una  carga  de  res‐ ponsabilidad,  a  sus  espaldas,  para  su  temprana  edad  y  con  una  idea  clara  en  su  mente.  Sin  embargo,  a  pesar  de  sus  miedos  y  conflictos  in‐ ternos    siguió  aguantando  igual  que  una  lucha‐ dora,  pues  el  destino  le  tenía  deparado  una  aventura  sorprendente.  Cuéntame,  Esther,  si  te  costó mucho perfilar el carácter de Clara.  ¡La  has  definido  muy  bien!  Clara  es  una  adolescente que lo ha pasado muy mal, y como tal  está  llena  de  dudas  e  inseguridades…  Su  corazón  no soporta la tristeza que han dejado la muerte de  su madre y su abuela, y se duerme para no sentir.  Pero, al mismo tiempo, es fuerte y luchadora. Me  costó conectar con su lado temerario. Yo soy muy  miedosa  y,  al  principio,  no  entendía  que  quisiera  quedarse sola en aquel caserón. «Vete con tu tío a  Colmenar, ¿qué vas a hacer tú ahí sola?», le decía.  Pero  como  bien  dices,  Clara  es  testaruda  y  tenía  claro  que  algo  muy  especial  le  esperaba  en  esa  casa. Enseguida entendí que prefería el miedo a la 


tristeza y  que  estar  asustada  era  su  manera  de  sentirse viva y olvidar su pena.  Su tío, el gruñón, como Clara lo nombra, me llamó  mucho la atención en el momento que apareció en  el  novela.  Sentí  que  ese  hombre  era  una  persona  especial  para  la  protagonista.  ¿Podrías  hablarme  un poco de él y de su particular forma de ver a su  sobrina?  Álvaro  es  también  un  corazón  dormido,  con  un  pasado  marcado  por  la  tragedia.  Cuando  recibe  a  Clara,  enseguida  entiende  que  ese  pasado  está  a  punto  de  volver,  y  no  lo  soporta.  No  es  tan  valiente  como  ella  para  afrontarlo  y  desterrarlo,  por eso reacciona de forma abrupta. Lleva muchos  años  anestesiado,  sin  dar  ni  recibir  amor  y,  sencillamente,  ha  perdido  el  hábito.  Su  carácter  también está inspirado en la gente de esa zona de  la  Sierra  de  pinares.  Son  personas  muy  nobles,  pero  de  trato  tosco  y  reservado,  poco  dadas  a  mostrar sus emociones.  No  pude  disimular  mi  entusiasmo  en  el  momento  que  leí  el  encuentro  de  Clara  y  Braulio.  Ese  chico  me  pareció  interesante.  Sin  embargo,  conforme  iba leyendo algo no me olía bien en él. Háblame de  la  doble  cara  de  Braulio.  Un  personaje  muy  peculiar, personalmente para mí.  El problema de Braulio es que ama de una manera  interesada.  Es  amable,  servicial,  atento…  porque  espera conseguir algo con ello. Cuando ve que sus  esfuerzos  no  dan  el  resultado  esperado,  se  transforma  en  alguien  muy  distinto.  Con  Bosco  entendemos  que  el  amor  auténtico  no  espera  nada,  ama  a  la  otra  persona  por  lo  que  es,  sin  el  deseo  de  poseerla  o  cambiarla;  aunque  eso  implique, a veces, renunciar a él.  Los  misterios  que  rodeaban  a  Clara  se  incrementaron con su llegada a la cabaña de su tío,  y  con  ello  los  fantasmas  del  pasado.  Pero  poco  a  poco,  esos  fantasmas  fueron  disipándose  en  la  historia,  dejando  secretos  y  enigmas  revelados.  Y  con  ello,  al  joven  Bosco...  ¿Qué  tiene  este  joven  que  enamoró  a  Clara  desde  que  sintió  su  presencia?  Háblame  de  él,  porque  es  un  hombre  muy importante en la vida de Clara.  Bosco es un corazón puro, un ermitaño que vive en  armonía con la naturaleza, y que respeta y conoce  el bosque mejor que a las personas. Es un ser libre  y desinhibido. Pero su aislamiento forzoso también  le  han  convertido  en  alguien  asilvestrado,  sin  pudor y con un instinto casi animal.  »Además  de  ser  muy  bello,  también  hay  algo  ancestral en él, que atrae poderosamente a Clara.  Puede  parecer  que  el  amor  entre  ellos  sucede  de  forma  rápida,  pero  no  podía  ser  de  otra  manera, 

con un ser como Bosco… De hecho, Clara ya siente  algo antes incluso de conocerle, cuando percibe su  presencia  protectora  en  la  casa…  Hay  que  entender  que  está  sola  y  que  ha  tenido  unas  vivencias  muy  duras…  Y,  de  repente,  siente  que  algo  hermoso  la  observa  y  la  cuida.  Después,  despierta  en  su  cabaña  y  descubre que  es  alguien  real,  alguien  que  le  ha  salvado  la  vida,  que  ha  curado  sus  heridas  y  que,  además,  ¡es  guapísimo!  ¡Como para no enamorarse! Por muy dormido que  tenga Clara el corazón, no es de piedra.  En  esta  bonita  historia,  hablas  del  amor  inocente,  de  un  enamoramiento  juvenil  y  adolescente  con  prejuicios. Sin embargo, pensé que no habría sexo,  debido a la adversidad entre la joven pareja, y me  quedé  prendida  ante  lo  que  sucedió.  ¿Habrías  alargado  aquella  escena  tan  bonita  y  dulce  de  la  pareja en la cabaña del diablo?  ¡Sí!  Ahora creo que me quedé corta, jajaja. Como  lectora  creo  ese  tipo  de  escenas  se  agradecen.  Te  pasas  todo  el  libro  esperando  que  los  protagonistas  por  fin  se  encuentren,  se  besen,  se  unan… Y cuando ocurre, en muchos casos, se pasa  de puntillas sobre ese momento tan especial y tan  álgido.  Yo  creo  que,  del  mismo  modo  que  describimos  escenas  de  acción  con  detalle,    las  secuencias  de  amor  deben  tener  igual  o  incluso  más intensidad. ¡A mí me interesan como lectora!   El  coche  frenó  en  seco.  Levanté  la  vista  y  me  fijé  donde  habíamos  llegado:  Colmenar.  Sí,  era  el  pueblo  donde  sucedió  los  hechos,  el  lugar  donde  todo ocurrió con sumo misterio.   ¿Qué te parece si damos una vuelta?   Sí, me gustaría bajar y visitarlo.  Sígueme,  te  enseñaré  algunos  escenarios  que  ya  conoces…  Ambas  paseamos  por  los  alrededores,  evocando  imágenes  de  la  novela,  como  si  realmente  hubiera  ocurrido todo en aquellos instantes. Y la verdad era  que  el  pueblo  se  mantenía  tal  y  como  la  autora  lo  describía,  con  sus  casas  de  piedra  gris,  de  tejados  rojos y chimeneas en forma de cono, con una iglesia  más  antigua  que  el  arca  de  Noé,  y  con  las  calles  desiertas,  sin  apenas  gente  caminando  por  los  alrededores.   ¿Estás preparada para algo muy especial?  ¡Sí! ¿Es otra sorpresa, Esther?   Clara y Bosco no están esperando en la Dehesa.   Me  quedé  tan  boquiabierta  como  esa  misma  mañana  al  verla.  Esther  Sanz  me  había  comentado  que en el bosque, ¡me esperaba otra gran sorpresa!  

7 RománTica'S


»Subimos con el todoterreno de la autora por unos  suaves terraplenes. No eran muy pronunciados, así  que  el  coche  pudo  acceder  fácilmente  por  allí.  Mientras  tanto,  mi  ilusión  por  encontrarme  con  aquella  casa  tan  particular,  me  tenía  embelesada.  ¿Y  si  se  hallaba  en  ella  la  jovencita  que  había  conquistado  los  corazones  adolescentes  y  adultos  de más de media España?   »El coche se detuvo.  Hemos llegado.  ¿Es la pequeña aldea de La Dehesa?  Sí,  es  la  casa  del  torreón  donde  empieza  mi  historia.  Parece  que  tendrás  que  escribir  otra  particular  historia incluyéndonos  en esta aventura..  Vale, pero si se trata de pasar miedo, ¡no cuentes  conmigo como protagonista! (se ríe)    Ambas nos echamos a reír. Miré a Esther y me hizo  señas  con  su  sonrisa;  con  el  dedo  me  indicó  que  girara la cabeza y observara lo que había detrás de  mí.  »Algunas  veces  pienso  que  no  hay  mayor  ilusión  que  sentir  y  conocer  a  los  propios  personajes  que  has  creado  y  has  perfeccionado  con  tus  palabras.  Eso  es  algo  que  no  se  puede  explicar.  Y,  sin  embargo,  la  autora  lo  expresó  claramente  en  su  rostro;    la    admiración,  las  emociones  y  la  conmoción  de  Esther  se  vieron  reflejadas  igual‐ mente  en  mí,  saltándome  las  lágrimas.  Giré  la  ca‐ beza  y  entonces  lo  comprendí.  Vi  a  los  prota‐ gonistas de El bosque de los corazones dormidos.   Clara: ¡Hola, chicas!  Bosco: Os estábamos esperando…   No  sabéis  la  ilusión  que  me  hace  veros  a  los  dos  juntos y felices.  ¡Oh!  ¡Hola,  chicos!  Soy  Ariadna,  encantada  de  conoceros.  Igualmente  Un placer, Ariadna.  Esther  me  ha  dado  hoy  dos  sorpresas  increíbles,  chicos.  Tengo  que  reconocer  que  estoy  emocio‐ nada.  A  mí  también  me  emociona  que  hayáis  venido.  Bosco  y  yo  sólo  estamos  de  paso.  En  unos  meses  nos embarcaremos en una nueva aventura.  Sí, os espera un jardín muy especial…  Clara y Bosco nos abrió su particular hogar: la casa  del torreón.    Gracias, es muy acogedora, Clara.  En  realidad,  todo  el  mérito  es  de  Álvaro.  Es  un  hombre  de  pocas  palabras  pero  de  gustos  delicados. 

RománTica'S 8

Os hemos preparado algo especial: una infusión de  manzanilla silvestre con miel.  Esther  y  yo  nos  sentamos,  junto  a  la  joven  pareja,  en el sofá y…  ¿Sabéis  que  tenéis  a  media  España  pendiente  de  vuestra  bonita  historia?  (solté  cuando  los  vi  entrelazando  sus  dedos.  La  timidez  de  Bosco  consiguió  que  Clara  soltara  una  carcajada  nerviosa).  Si eso es cierto, debo ser la chica más envidiada de  media España…  No exageres…  Cuando Esther escribió la historia, tan enigmática y  emocionante,  llegué  a  la  conclusión  de  que  la  releería  varias  veces.  La  novela  ha  cogido  un  sitio  privilegiado  en  mi  estantería,  chicos.  La  aventura  que habéis corrido en estos bosques es digna de ser  leída  por  todo  el  mundo. Clara,  sé  que para  ti será  difícil  contestar  a  esta  pregunta,  pero  ¿volverías  a  Barcelona?   Sí, si lo hiciera de la mano de Bosco.   Pero ya sabes que eso es imposible.  A veces desearía tener una vida normal, pasear por  cualquier ciudad de su mano, ver mundo... ¡Yo no  tengo alma de ermitaña! Pero mi lugar está junto a   Bosco,  y  si  ha  de  ser  siempre  en  este  bosque,  así  será.  Bosco,  ¿qué  se  te  pasó  por  la  mente  en  el  momento  que  olfateaste  el  miedo  de  Clara?  ¿Te  fue difícil dar con ella?   Su miedo estaba muy camuflado con otra emoción  muy  fuerte:  tristeza;  pero  aun  así,  podía  olerlo  a  muchos kilómetros a la redonda.    ¿Y  si  no  hubieras  llegado  a  tiempo  en  aquellos  instantes tan cruciales?  Por suerte, soy infalible (risas).  Yo también… cuando se trata de meterme en líos.  Si  pudieras  describir  a  tu  alma  gemela,  Bosco,  ¿cómo lo harías? No es una pregunta trampa, (me  reí),  sé  que  Clara  es  tu  alma  gemela.  Pero,  nos  gustaría  saber  qué  hay  en  ella  que  te  ha  nublado  hasta el corazón.  No lo sé.  ¡¿No lo sabes?! (contesta ella horrorizada)  Podría  enumerarte  muchas  virtudes,  ¡y  hasta  defectos!, que me enamoraron de ella, pero no es  nada de eso lo que despertó mi corazón dormido…  Es algo  más profundo, algo que tiene que ver con  su esencia, y con lo que siento yo cuando ella está  cerca. Es fácil de sentir, pero difícil de explicar...  Esther  narra  una  inagotable  persecución  por  el  bosque,  un  enigma  inalcanzable  y  misterios 


alrededor de Clara que casi le han costado la vida,  pero  al  final  se  halla  una  solución  para  todo  ello.  ¿Me podéis contar ambos aquel episodio tan feroz  que os rodeó por completo?     Por  primera  vez,  en  mucho  tiempo,  sentí  miedo.  Las dos únicas personas que me importan en este  mundo (Berta y Clara) corrían peligro por proteger  mi secreto. Y yo no estaba seguro de que las cosas  acabaran  bien.  Fue  muy  duro.  Suerte  que  Álvaro  no echó un cable…  Yo  preferiría  no  recordarlo…  Si  alguien  quiere  saber lo que  pasó, es mejor que lea la  historia de  Esther.  Pasaron  tantas  cosas  y  fue  todo  tan  intenso… que si lo recuerdo ahora me voy a poner  a temblar como un flan.  Y  todos  sabemos  lo  mal  que  lo  paso  yo  cuando  alguien se asusta… (risas)   Esta  pregunta  es  para  Clara.  ¿Qué  piensas  de  Braulio?  Bosco  la mira con intensidad y espera  sus palabras  con ansiedad.  Ahora  mismo  no  sé  qué  pensar  de  él…  Fue  la  primera  persona  que  me  ayudó  cuando  llegué  a  Colmenar,  pero  cuando  no  actué  como  él  esperaba,  se  transformó  en  una  persona  distinta.  Al  principio  me  pareció  un  idealista.  Decía  cosas  como  que  «quería  cambiar  el  mundo  desde  su  pequeño pueblo». Pero después vi que se trataba  de un delirio egoísta. De todas formas, siento que  aún tenemos una conversación pendiente…  Sé  que  Berta  no  ha  sido  tu  mejor  amiga,  Clara,  pero  ahora  que  el  destino  os  tiene  unidas,  ¿qué  opinas de ella?  ¡Berta  es  genial!  Tuvimos  nuestros  roces,  pero  es  normal: sólo intentaba proteger a Bosco…  Berta es la amiga más leal y valiente que se puede  desear…  Esta pregunta va dirigida a nuestra querida autora.  ¿Cuándo leeremos El jardín de las hadas sin sueño?  

Esther y la pareja se echaron a reír con nerviosismo.   (¡Ains!... ¡me han puesto más nerviosa!)  ¡Esther!  ¡No  me  dejes  así,  en  ascuas!  suelta  algo  para  la  entrevista,  cielo.  Los  lectores  estarán  deseando que anticipes algo.   Dentro de muy poquito. El 12 de abril ya estará en  las librerías.  Espero  que  esta  vez  no  me  hagas  pasar  mucho  miedo…  Sí, eso, Esther, por favor, no le hagas pasar mucho  miedo…  que  tú,  mejor  que  nadie,  ¡sabes  cuánto  sufro! (risas)  Chicos,  ha  llegado  la  hora  de  despedirnos.  Sé  que  el  tiempo  ha  pasado  muy  rápido  y  no  he  podido  haceros  más  preguntas.  Sin  embargo,  os  pediría  una última cosita. ¿Podríais expresarme qué frase  os  ha  marcado  un  antes  y  un  después  en  la  historia? ¿Y la que os ha llegado al alma?  Fue algo que me dijo otro ermitaño muy espe‐cial:  «Como  un  ángel  abatido  por  un  rayo,  un  día  tu  corazón dejará de latir y caerás fulminado. Ése será  el fin de tu joven y bella existencia.»  ¿La  que  me  llegó  al  alma?  Ésta,  sin  duda:  «Nunca  más estarás solo.»  La  mía  es  ésta:  «En  el  bosque  de  los  corazones  dormidos,  sólo  cuenta  el  tiempo  en  que  se  ama,  porque  en  realidad  es  el  único  vivido.»  Bosco  también me dijo algo que acarició mi alma de una  forma  muy  especial:  «Tú  has  abierto  un  claro  luminoso en mi bosque sombrío.»  Gracias Esther por esta gran sorpresa, ha sido todo  un  placer  estar  contigo  y  con  tus  jóvenes  corazones.  Espero  que  pronto  volvamos  a  encontrarnos. Un beso a todos.  Ha  sido  un  placer,  Ariadna.  Gracias  a  ti  por  esta  aventura. La recordaré siempre con mucho cariño.  ¡Hasta siempre!  Nos vemos muy pronto en  El jardín de las hadas sin sueño.      Entrevista: MJ. Estepa

9 RománTica'S


RomรกnTica'S 10


CAROLINA I. Q. ENTREVISTA A… ARIADNA McCALLEN  Tras el pseudónimo anglosajón de Ariadna McCallen, se esconde una  fuerte  y  creativa  escritora  sevillana,  a  quien  tenemos  el  honor  de  conocer de cerca en RománTica’S por sus fantásticas colaboraciones y  porque  ya  con  su  primera  novela  «El  misterio  del  Norte»  consiguió  hacerse hueco y nombre en el mundo de la literatura romántica.   Hueco  y  nombre  que  se  consolidan  con  «La  rebelión  de  las  brujas»,  primer libro de su nueva saga dedicada al siempre interesante mundo  de  las  brujas,  temática  que  Ariadna  reinventa  gracias  a  una  tierna  y  especialísima protagonista actual que posee el don de la adivinación y  que viajará en el tiempo hasta la época de la mismísima Inquisición.  Con  todos  estos  interesantes  datos  como  premisa,  damos  la  bienvenida a Ariadna a nuestro aquelarre del siglo XXI.        Para  comenzar,  conozcamos  a  la  autora  que  se  esconde  tras  esta  enigmática,  pasional  y  valiente  saga brujeril. ¿Quién es Ariadna McCallen en el día  a día? ¿Cuáles son tus hobbies?  Ariadna  es  una  mujer  normal,  con  defectos  y  virtudes como todo el mundo, amante de la lectura  y la escritura, entre otras cosas. Día a día, trabajo en  mi gran pasión que es la novela romántica. Cuando  el tiempo me lo permite, también me gusta pintar al  óleo y al  pastel.      Una película:   Gladiator, aunque hay muchas más.  Un color:  El violeta.  Un postre:  Tarta de queso.  Una palabra:  Felicidad.  Un libro:   Es  difícil  elegir  un  sólo  libro,  pero  sí  podría  decirte  dos que me sorprendieron gratamente al leerlos, y  son  de  géneros  totalmente  distintos:  Jane  Eyre  y  Crepúsculo.  ¿Cuáles son tus autores o libros favoritos, aquellos  que te inspiran?    Hay  muchos,  pero  los  que  me  inspiran  y  han  entrado  en  mi  lista  de  libros  preferentes  son:  La  Saga  de  la  Hermandad  de  la  Daga  Negra,  La  Saga  Vanir,  Ámame  canalla,  La  Saga  de  los  cazadores  oscuros, trilogía de los McLeod de Monica McCarty,  un  reino  de  ensueño...  y  algunos  del  género  histórico.   Hablemos de tu última novela: «La rebelión de las  brujas».  ¿Qué  dirías  a  los  lectores  que  van  a  encontrar en ella? 

Los lectores  se  sumergirán  en  una  historia  que  espero que les guste, dado el entorno en el que se  desarrolla. Encontrará aventuras, pasiones, guerras,  tramas  políticas,  amor...  y  sobre  todo  un  increíble  viaje en el tiempo a través del mundo esotérico. La  historia de Angie, la protagonista de esta novela, es  impactante.  Ella,  una  joven  del  siglo  XXI  y  acostumbrada  a  una  sociedad  liberal  e  indepen‐ diente, se ve envuelta en unos acontecimientos que  la  atrapan  y  la  someten  a  una  convivencia  com‐ pletamente diferente a la suya. Angie retrocederá a  una  difícil  época  donde  la  Santa  Inquisición  es  la  protagonista  de  una  macabra  confabulación  por  conseguir  el  máximo  poder  en  la  alta  Europa  medieval, exterminando a todo ser humano que no  practicara  la  fe  católica.  La  protagonista  sufrirá  en  sus  carnes  este  fatídico  episodio,  se  enamorará  de  un  hombre  totalmente  opuesto  a  sus  creencias  religiosas,  ayudará  a  una  aldea  destinada  al  genocidio,  vivirá  momentos  felices  al  lado  de  una  familia antepasada... y sobre todo relucirá el poder  que la joven Angie posee en su interior.        Tu  novela  se  caracteriza  por  una  acertada  mezcla  de  sentimiento,  pasión,  una  protagonista  muy  peculiar  y  profunda…  pero  también  por  una  ambientación  histórica  tan  polémica  como  una  Alemania  medieval  dominada  por  una  radical  sociedad  religiosa  y  por  la  Inquisición.  ¿Cómo  te  documentaste  para  ello?  ¿Encontraste  durante  tu  proceso  de  documentación  alguna  anécdota  curiosa?  La  documentación  acerca  de  la  convulsa  época  medieval  fue  muy  estricta.  Necesité  meses  para  documentarme bien sobre ese periodo en Alemania  y también de la historia de la Santa Inquisición en el  Siglo XV. Uno de los libros más polémicos que tuve  que  empaparme  fue  el  Malleus Maleficarum,  un 

11 RománTica'S


manual sobre  la  cacería  de  brujas  y  sus  métodos  para ajusticiarlas. Este «especial» libro me impactó  tanto  que  fue  el  que  me  impulsó  a  crear  el  trasfondo  de  la  historia.  Por  supuesto  no  iba  a  describir la crueldad  en  estado puro que se llevó a  cabo en este siglo, pero sí creé una historia paralela  donde  se  demuestran  los  brutales  asesinatos  que  ocurrieron en antaño.   »Os  puedo  decir  que  en  esta  novela  no  gocé  de  anécdotas.   ¿Cuánto tardaste en escribir la novela y cuál fue el  detonante  de  la  idea  inicial?  ¿Qué  te  inspiró  a  comenzarla?  Un  año  entero.  El  detonante  fue  el  manual  Malleus Maleficarum.   »La  inspiración  que  me  impulsó  a  crear  la  historia  fue  la  injusticia.  Ponerme  en  la  piel  de  aquellas  personas  inocentes,  que  fueron  sentenciadas  a  morir  en  la  hoguera,  me  incitó  a  escribir  esta  novela.   ¿Qué alegrías particulares te ha aportado cada una  de tus obras?  Todas mis novelas me han enriquecido de Historia,  me  han  proporcionado  momentos  satisfactorios,  han  aportado  experiencias  que  desconocía.  Pero  sobre todo la mayor de las alegrías que han podido  darme,  sin  duda,  ha  sido  poder  llegar  hasta  los  lectores publicadas.    ¿Qué  opinas  sobre  el  auge  de  los  e‐Books  y  portales de venta libre como Amazon? ¿Crees que  pueden  ser  una  bendición  o  una  maldición  para  lectores y escritores?  Considero que el formato e‐Book es un gran avance  para el mercado. Sin embargo, tengo que reconocer  que  es  un  sistema  donde  la  seguridad  aún  tiene  «flecos sueltos». Hoy en día hay mucha piratería en  la  calle  y  por  desgracia  hay  autores  que  lo  sufren.  Puede  ser  una  maldición  o  una  bendición  según  como se vea. Es mi opinión.    En tus novelas podemos encontrar una interesante  mezcla  de  temas  y  subgéneros,  como  el  histórico,  time‐travel  y  erótico.  También  he  leído  que  estás  en  este  momento  escribiendo  paranormal… 

RománTica'S 12

Dentro del  maravilloso  género  de  la  novela  romántica, ¿cuál es el subgénero que más disfrutas  escribiendo?  El  paranormal,  Carolina.  Pero  siempre  añadiéndole  esa  pincelada  histórica,  erótica  y  time‐travel.  Me  gusta mezclar varios subgéneros.   Antes  de  finalizar,  háblanos  de  tus  proyectos  futuros. ¿Tendremos pronto la segunda parte de la  saga: La danza de las brujas?  ¡Eso  espero!  (se  ríe).  La  danza  de  las  brujas  saldrá  publicada  muy  pronto,  concretamente  en  primavera.  ¡Imagínate  las  ganas  que  tengo  que  verla! Además, saldrá en formato trade.   Para finalizar, un par de preguntas rituales en mis  entrevistas que sé que te encantará responder…  a) ¿Cuál es el sitio más extraño en el que, llevada  por las musas te has puesto a leer, a tomar notas o  directamente a escribir?  En castillos. Es un lugar que me encanta, es mágico.  b)  Imagina,  por  último,  una  gran  cena  a  la  cual  pudieras  invitar  a  cualquier  autor,  de  cualquier  época  y  país.  ¿Quiénes  se  sentarían  contigo  a  la  mesa y  en qué lugar se celebraría ese interesante  banquete?  Bueno... invitaría a muchas autoras. Arlette Geneve,  Lena Valenti y Laura Mercé como nacionales. Luego,  a  extranjeras:  Monica  McCarty,  Jessica  Bird,  Sherrillyn  Kenyon,  Judith  McNaught,  Lisa  Kleypas,  Jane Austen, Charlotte Brontë... y ¡muchas más!   »El  lugar  donde  celebraría  el  banquete  sería  en  el  castillo  de  Sigüenza  (Hoy  en  día  parador  nacional).  Un  lugar  precioso.  Hace  unos  años  estuve  allí  de  vacaciones  y  jamás  olvidaré  aquella  gran  fortificación.    »Un beso a tod@s.  Gracias por tu tiempo y por compartir un pedacito  de ti misma con nosotras y con los lectores.   »Mira  de  vez  en  cuando  hacia  atrás,  pues  continuaremos  siguiéndote  de    cerca.  Te  desea‐ mos  todos  los  éxitos  del  mundo;  o,  mejor,  sólo  aquellos  que  te  reporten  tu  palabra  preferida…  Felicidad.     Entrevista: Carolina Iñesta Quesada  www.carolinainestaquesada.com  


¿Qué es  lo  que  has  aprendido  a  través  de  tus  experiencias?  A no apurarme. Es normal que cuando uno es joven  quiera  ser  publicado  a  toda  costa.  Es  normal  ponerle  el  punto  final  a  la  historia  y  querer  mandarla a todas las editoriales posibles. Paciencia.  Un escrito debe ser revisado, corregido, revisado de  nuevo.  Mientras  más  tiempo  dejemos  pasar  entre  una corrección y otra, más nos distanciaremos de la  historia y podremos analizarla más fríamente, como  lo haría un lector… o un editor.  ¿Cuál  crees  que  es  la  situación  del  género  en  el  ámbito hispanohablante? 

Háblanos de tus novelas e historias. ¿Qué es lo que  más te enorgullecen de ellas y qué cosas crees que  cambiarías si pudieras?  Algo  que  me  enorgullezca…  qué  difícil,  no  se  me  ocurre  nada.  Supongo  que  me  enorgullece  recibir  correos  de  hombres  grandes  donde  me  comentan  que  leyeron  tal  historia  mía  y  cómo  se  sintieron  al  leerla. La homoerótica que yo escribía era bastante  «yaoi»;  este  género  está  destinado  al  público  femenino  y  muchos  hombres  no  se  sienten  identificados con él.   Me  pone  contenta  que  mis  escritos  hayan  dejado  de centrarse en el homoerotismo.  Has  pasado  de  un  estilo  más  homoerótico  (como  en  Entre en el cielo y el infierno) a una escritura más  reivindicativa,  ¿a  qué  se  debió  este  cambio?  ¿Cómo  han  sentido  los  lectores  tus  nuevos  escritos?  Supongo  que  el  cambio  se  debió  a  mi  propio  crecimiento.  Vamos,  empecé  a  escribir  homo‐ erótica  a  los  dieciséis  años…  Si  seguía  escribiendo 

Conocemos a… Nimphie Knox, autora LGTB

Hola,  Nimphie.  Muchas  gracias  por  habernos  concedido  esta  entrevista  para  RomanTica’S,  espero que la disfrutes.  ¡Muchas gracias a vos, Laura!    La pregunta un tanto obligada, ¿qué fue lo que te  llevó al género LGTB?  Qué  pregunta,  la  verdad  es  que  no  sé.  Lo  primero  «un poco homoerótico» que leí fueron las Crónicas  Vampíricas  de  Anne  Rice.  A  esa  edad,  a  los  13‐14  años,  escribí  mi  primera  novela,  una  historia  de  fantasía  que  nunca  vio  la  luz.  En  los  últimos  capítulos había una relación gay: creo que esa fue la  primera  vez  que  escribí  homoerótica  sin  saberlo.  Actualmente sigo escribiendo historias de temática  LGBTI  y  hace  poco  también  escribo  poesía.  Si  la  pregunta es por qué escribo historias de chicos gays  siendo  mujer  (y  por  qué  no  escribo  historias  heterosexuales)…  la  verdad  es  que  a  veces  me  siento como un muchacho gay en el cuerpo de una  mujer.  

Creo que  el  género  (o  temática,  digamos)  está  bastante encapsulado. En España hay tres o cuatro  editoriales  que  publican  literatura  LGBT  y  que  comercializan  sus  obras  como  «literatura  gay  y  lésbica». Este encasillamiento es necesario, porque  una  editorial  debe  tener  una  identidad  propia  que  la identifique.  Para ver la situación de la literatura LGBT creo que  es necesario ver el mundo literario en general.   La  oferta  de  libros  y  los  medios  de  comunicación  están  monopolizados  por  conglomerados  editoriales  que  tienen  como  principal  objetivo  ofrecer al mercado lo que desea para ganar dinero.  La  literatura  LGBT  (que  debería  ser  comercializada  como  literatura  LGBT,  porque  si  no  se  estaría  ocultando la esencia del libro) no tiene la demanda  que estas editoriales requieren.  Esto ha ocasionado  que  surjan  proyectos  independientes,  estas  editoriales  temáticas  que  mencionaba  antes.  Por  esto mismo, muchos libros de temática LGBT que a  veces  publican  las  grandes  editoriales  no  son  comercializadas como literatura LGBT.  Segundo. Para ver la situación de la literatura LGBT  también  es  necesario  ver  la  situación  de  las  personas  LGBT.  Oscar  Wilde  enfrentó  un  juicio  por  sodomía  en  el  que,  entre  otras  cosas,  le  preguntaron  qué  significaba  el  poema  «Dos   amores»  (vale  aclarar  que  el  poema  no  era  de  él,  sino de Bosie, su amante). En España hay editoriales  LGBT  porque  el  contexto  sociopolítico  lo  ha  permitido.  A  quién  se  le  ocurriría  fundar  una  editorial LGBT en Sudán, por ejemplo. 

13 RománTica'S


homo‐erótica (chico  hermoso  se  enamora  de  chico  hermoso)  a  los  veintidós,  ya  me  habría  muerto  de  aburrimiento. Creo que la homo‐erótica tal como la  escribía  (muy  de  la  mano  del  yaoi)  tiene  varios  «defectos»:  suele  ser  un  poco  machista  y  heterosexista.  ¿Cómo  puede  ser  «heterosexista»  una  novela  donde  los  dos  personajes  son  gays?  Fácil:  tomando  como  modelo  una  relación  heterosexual,  donde  uno  es  el  «pasivo»  (más  pequeño,  delgado,  femenino,  inocente,  romántico…) y otro  es  el activo  (más alto,  robusto,  masculino,  el  macho).  Son  los  típicos  clichés  de  la  novela  rosa  hetero.  No  sé  si  «reivindicativa»  es  la  palabra  más  adecuada…  Yo  diría  que  es  más  realista,  porque  una  novela  que  trata  del  amor  entre  dos  hombres  o  dos  mujeres,  aunque  tenga  todos  los  clichés  del  mundo,  me  parece  que  ya  es  reivindicativa en sí misma.   Mis lectores siguen ahí, por suerte, y algunos fueron  creciendo  conmigo.  Sigo  recibiendo  correos  de  nuevos lectores y eso me pone muy feliz.  Actualmente estás trabajando en varios proyectos  y  una  corrección,  ¿qué  nos  puedes  contar  sobre  ellos?  No sé de qué corrección me estás hablando, porque  ¡estaba  haciendo  dos!  Las  terminé  ambas  y  ambas  serán publicadas.  La  primera  se  trata  de  mi  novela  La otra orilla del abismo,  que  va  a  ser  publicada  por  una  editorial  española de fantasía y ciencia ficción. Es una novela  de  fantasía  con  un  trasfondo  bastante  feminista  y  un  poco  anarquista.  Además,  es  una  metáfora  acerca  del  mundo  en  que  vivimos.  El  protagonista  es  un  demonio  que  pacta  con  los  humanos  y  les  cumple un deseo a cambio de años de vida. El otro  protagonista  es  un  muchacho  trastornado  que  se  horroriza  de  la  vida  que  llevamos  los  humanos:  vendemos  nuestra  fuerza  de  trabajo  a  cambio  del  dinero que usamos para comprar cosas inservibles y  cuando  queremos  comenzar  a  vivir  de  verdad,  nos  damos  cuenta  de  que  se  nos  está  acabando  el  tiempo.  En  este  sentido,  el    demonio  es  la  personificación del «demonio» del capitalismo.  La otra novela va a ser publicada muy pronto por la  editorial LGBT Stonewall  (http://www.stonewall.es/).  Se  trata  de  un  muchacho,  Alexis,  que  se  va  de  la  casa  porque  es  gay  y  no  soporta  a  sus  padres.  La  novela  trata,  principalmente,  de  la  homofobia  interiorizada que muchas personas gays conser‐van  luego de aceptarse como gays. 

Háblanos de  tu proyecto «Bajo el arcoíris» que es  el que actualmente estás moviendo más y que a mí  me parece precioso.  ¡Muchas gracias por lo de precioso! Bueno, Bajo el  arcoíris es una editorial de cuentos infantiles LGBTI.  Es  un  proyecto  sin  fines  de  lucro  que  sólo  se  alimenta  de  amor,  pasión  y  muchas  ganas  de  aportar un granito de arena para cambiar el mundo.  El primer cuento que lanzamos es de mi autoría, se  llama  «Javier  y  el  príncipe  del  mar»  y  fue  ilustrado  por  Lita  Gómez,  artista  chilena.  Todos  nuestros  libros  están  disponibles  para  descargar  gratuitamente  y  también  vendemos  postales,  calendarios, marca‐páginas en eventos relacionados  con la diversidad. Tuvimos nuestro primer evento el  fin de semana del 14 y 16 de octubre, en la Feria del  Libro  Independiente  que  se  hizo  en  mi  facu,  la  Facultad  de  Filosofía  y  Letras  de  la  UBA  y,  por  supuesto, estuvimos en la Marcha del Orgullo LGBT  del pasado sábado 5 de noviembre.  Este  proyecto  tiene  como  objetivo  que  los  niños  comprendan  que  el  amor  no  distingue  de  géneros;  que  no  se  relacionen  la  homosexualidad  ni  la  transexualidad con enfermedades, como algo de lo  que  no  debe  hablarse,  algo  vergonzoso  que  debe  ser ocultado. El amor es lo más hermoso que existe  y  es  terrible  no  poder  compartirlo  con  nuestras  familias  y  nuestros  amigos  por  miedo  y  vergüenza.  Queremos  que  nadie  se  sienta  avergonzado  por  amar.  ¿Cuál  es  el  libro  que  recomendarías  a  nuestras  lectoras  de  la  revista  romántica’s  y  cuál  es  aquel  por  el  que  te  gustaría  que  te  descubrieran  realmente?  Si tuviera que recomendarles una novela romántica  hetero,  sería  sin  duda  El  inglés  de  los  güesos,  de  Benito  Lynch.  Si  tuviera  que  recomendarles  una  novela romántica gay… hay bastantes, pero en este  momento se me ocurre El muchacho persa, de Mary  Renault.  Esta  novela  trata  de  la  relación  que  mantuvieron Alejandro Magno y Bagoas, un eunuco  de su corte.   Que  me  descubrieran…  no  lo  sé,  quizá  por  la  historia de Alexis, cuando sea publicada.  ¿Quieres decirle algo a nuestras lectoras?  Que  no  tengan  reparos  por  leer  una  novela  que  trate  del  amor  entre  dos  hombres  o  dos  mujeres,  mía o de quien sea. ¡Amor es amor!    Entrevista: Laura López Alfranca   

RománTica'S 14


15 RomรกnTica'S


Una tarde con… Lola Rey

utilizado, pues  las  nuevas  generaciones  son  menos reacia a las tecnologías digitales. Por otra  parte,  y  aunque  son  muchas  las  ventajas  que  ofrece, no imagino que el libro en papel llegue a  desaparecer  pues  creo  que  en  el  mercado  editorial  hay  cabida  para  ambos;  además,  sinceramente  ¿tú  imaginas  un  mundo  sin  libros?  Yo  tampoco,  me  resulta  impensable.  Creo  que  ambos formatos son perfectamente compatibles. 

  Esta tarde me acompaña Lola Rey, autora de «El  final del invierno», publicada por el grupo Planeta  en su sello de Zafiro eBooks.   Lola ha accedido entusiasmada a someterse a mi  «interrogatorio»  (pobreta,  todavía  no  sabe  lo  cotilla  que  soy),  y  yo,  para  qué  negarlo,  me  he  aprovechado y la he asediado a preguntas…   Hola,  Lola,  ante  todo,  muchísimas  gracias  por  concederme esta entrevista.   Gracias  a  ti  Noelia,  por  pedírmela.  Ha  sido  una  sorpresa y un placer.  Mi  primera  pregunta  tiene  que  ver  con  el  formato de tu novela: Digital/Ebook.   ¿Qué  crees  que  le  deparará  el  futuro  a  los  ebooks?  ¿Y  al  formato  papel?  ¿Ambos  se  complementarán, o uno de ellos está destinado  a desaparecer con el paso del tiempo?   Cuando  empezó  el  boom  de  los  e‐books,  yo  estaba  segura  de  que  sería  algo  efímero,  una  moda que acabaría pasando con el tiempo; pero  por  suerte  no  ha  sido  así.  Cada  vez  son  más  personas  las  que  tienen  un  ebook,  la  oferta  en  libro  electrónico  es  amplia  y  variada,  el  precio  cada vez más asequible… sin duda, el ebook está  en  alza  e  imagino  que  cada  vez  será  más 

RománTica'S 16

He leído  tu  novela,  me  ha  encantado,  y  me  parece  muy  valiente  por  tu  parte  el  argumento  que  propones.  Un  escenario  alejado  de  la  pompa  habitual  de  las  novelas  históricas;  unos  personajes  de  baja  extracción  social,  y  unas  situaciones  durísimas  a  las  que  no  solo  tienen  que  hacer  frente  sino  también  sobrevivir.  En  cierto  modo,  tu  novela  es  de  una  realidad  descarnada  que  me  ha  dejado  totalmente  asombrada… y enamorada.   ¿Qué te llevó a escribir sobre uno de los barrios  más peligrosos y desamparados de Londres en la  época en que sitúas tu historia?  Llevaba  tiempo  planteándome  una  novela  de  estas características, me apetecía mucho y no sé  decirte muy bien por qué, pero sí recuerdo cómo  las ideas al respecto bullían en mi cabeza.  Necesitaba  un  lugar  lo  más  realista  posible,  que  se ajustara a la idea que yo tenía y St. Katharine  Dock´s,  un  barrio  que  realmente  existe,  me  pareció  el  lugar  perfecto  para  que  la  historia  de  Silvia y John se desarrollara de la manera en que  lo tenía planeado.  ¿Por  qué  no  son  duques,  condes,  o  caballeros?  ¿Por qué has elegido personajes de espectro tan  alejado a la novela romántica histórica? (ojo, me  alegro infinito de esto, es lo que hace especial a  «El final del invierno»)  Pues  mira,  sinceramente  no  he  pretendido  romper  moldes  ni  nada  por  el  estilo.  Lavyrle  Spencer,  por  ejemplo,  escribe  historias  sobre  personas normales y corrientes. Pero sí es cierto  que  me  apetecía  una  historia  distinta  en  la  que  los  protagonistas,  teniéndolo  todo  en  contra,  sean capaces de amar con todas sus fuerzas.  A  fin  de  cuentas,  los  privilegiados  en  aquella  época  eran  muy  pocos  en  comparación  con  la 


17 RomรกnTica'S


gente como Silvia y John y deseaba escribir sobre  la  otra  cara  de  una  época  que,  generalmente,  vemos bajo su cara más amable. 

sentirán satisfechos  pero  creo  que  eso  los  hace  más  humanos  y  la  historia  resultante  me  parece  muy apasionada y romántica. 

Algunas escenas  de  tu  novela  son  tan  horriblemente reales, que me pusieron los pelos  de  punta…  ¿Te  costó  escribirlas,  ponerte  en  la  piel de los personajes?  Sinceramente,  no.  Y  es  curioso  pues  soy  una  persona muy sensible a la que no le gusta ver ni  oír  sucesos  escabrosos,  pero  tenía  tan  claro  que  era necesaria cierta crudeza para darle realismo y  coherencia  a  la  trama  que  no  vacilé  ante  las  escenas dramáticas. 

Ahora, algunas  de  las  preguntas  habituales  de  esta sección:    ¿Escribes  con  un  guión  predefinido,  o  el  argumento  va  surgiendo  poco  a  poco  según  lo  vas plasmando en el pc?  Si  me  hago  un  guión  que  vaya  cohesionando  la  historia aunque nunca lo cumplo a rajatabla, pues  a  veces  surgen  escenas  o  ideas  que  no  estaban  planeadas pero que sé que deben estar ahí.   ¿Quién lleva las riendas de tus novelas…  tus personajes, o tú? XD  (Se  ríe)  A  medias.  Como  te  he  dicho  anterior‐ mente, yo hago el guión pero a veces parece que  ellos  te  empujan  a  modificarlo.  Creo  que  para  quién  no  escriba  debe  ser  difícil  de  entender,  pero no sé una manera mejor de explicarlo.   ¿Qué  necesitas  para  escribir?  (silencio,  música, papel y boli, pc)  Básicamente mi ordenador y una buena idea.    Y por último; cuéntanos un  poco sobre ti, quien  es Lola Rey, y hacia dónde se dirige.   Lola Rey es, ante todo, madre de dos niños, Pablo  y Lucía de casi ocho y tres años respectivamente.  Trabaja  como  maestra  de  música  en  un  colegio  público de un pueblo precioso de la provincia de  Cádiz,  Los  Barrios  y,  desde  siempre,  ha  sido  una  apasionada de la lectura.  Tiene  gustos  sencillos:  el  contacto  con  la  naturaleza,  estar  con  la  familia,  charlar  con  las  amigas… ¡adora charlar!  Escribir y ver sus historias publicadas es un sueño  que  ha  visto  hacerse  realidad.  Le  encantaría  seguir publicando sus novelas pero no tiene unas  expectativas  demasiado  altas  en  un  mundo  que  sabe  difícil  y  competitivo.  Se  conforma  con  disfrutar  el  momento  tan  bonito  que  vive  ahora  sin perder de vista que puede ser algo accidental  y que, lo verdaderamente importante de su vida,  está  junto  a  ella,  dentro  de  las  cuatro  paredes  que forman su casa.    Entrevista: Noelia Amarillo 

A la  hora  de  describir  los  escenarios  del  libro…  ¿Te  costó  mucho  imaginártelos,  tuviste  mucho  trabajo de documentación?  En  algunos  momentos  sí  dudé  bastante  sobre  lo  adecuado  o  no  de  mi  visión  del  entorno.  Reconozco que me basé bastante en películas de  época.  El  resto  de  mi  documentación  no  fue  demasiado  exhaustiva:  un  par  de  libros  sobre  Inglaterra, su historia y sus calles y lugares y, por  supuesto,  la  búsqueda  por  internet.  Lo  que  no  pude averiguar lo suplí  con mi imaginación… ¿se  nota mucho?  Creo  que  en  marzo  de  este  año  vas  a  publicar  una  nueva  novela  con  este  mismo  sello,  «Escándalo», ¿Puedes adelantarme algo?   Pues  puedo  decirte  que  el  protagonista  de  «Escándalo» aparece brevemente en «El final del  invierno». Se trata de Lord Westley, el hijo de la  señora Husberry.   Como  te  habrás  dado  cuenta  es  un  personaje  bastante  atípico  para  ser  protagonista,  ¿verdad  que  te  cayó  mal?  Yo  me  siento  especialmente  satisfecha  con  esta  historia;  creo  que  realmente  he  logrado  modificar  de  manera  creíble  a  un  personaje antipático, haciendo que su manera de  ser  y  actuar  esté  justificada  de  forma  coherente  por  las  experiencias  que  ha  vivido  durante  su  niñez.   No  me  gustan  los  protagonistas  perfectos,  Lord  Westley no lo es; Lucy, la protagonista femenina,  tampoco.  Ambos  harán  cosas  de  las  que  no  se 

RománTica'S 18


MI OPINIÓN SOBRE «EL FINAL DEL INVIERNO»  Debo reconocer que deseé esta novela en el mismo momento en  que  leí  la  sinopsis.  La  originalidad  del  perfil  de  los  personajes,  de  muy  baja  extracción  social;  la  realidad,  ruda  y  cruel,  que  tan  brevemente nos describe la sinopsis y, que el “héroe” no pareciera  ser un «héroe», llamaron irremisiblemente mi atención.   No voy a resumir la novela, no me gustan los resúmenes, y además  la  sinopsis  es  coherente  y  nos  informa  adecuadamente  del  contenido.  Abundar  en  más  resúmenes  sería  hacer  spoiler,  y  aburrir al personal, por tanto, voy a ir al grano. 

El final del invierno  Lola Rey  Zafiro Ebooks  «Una  buena  novela  que  aúna  lo  mejor  del  melodrama  con  la  sen‐ sualidad de la novela romántica.»  Silvia y John sobreviven pidiendo e  incluso  robando  en  uno  de  los  barrios  más  pobres  de  Londres.  Sueñan con salir un día del barrio y  vivir juntos su amor, pero el padre  de  la  joven  la  vende  a  un  noble.  John  no  pierde  la  esperanza  de  encontrarla  algún  día.  Convertido  en  un  hombre  sin  escrúpulos,  se  enriquece con negocios de juego y  prostitución.  Cuando  se  reencuen‐ tran  años más  tarde,  Silvia deberá  decidir  si  acepta  en  su  vida  al  hombre  que  ama  pero  que  representa  la  sordidez  que  ha  logrado dejar atrás. 

Lo primero que sorprende de «El final del invierno» es la realidad a  la  que  nos  traslada  su  autora,  Lola  Rey.  Se  aleja  de  los  bailes  pomposos,  las  mansiones  imponentes,  y  la  vida  fácil  de  los  aristócratas de Londres, y nos sumerge en un mundo real y cruel.  Un mundo corrompido por la miseria y la desesperanza, en el que  residen cientos de almas sin posibilidad de escape, que hacen de la  indiferencia  y  la  brutalidad  su  modo  de  vida…  o  puede  que  no.  Puede  que  entre  la  indolencia  egoísta  que  muestra  la  gente  del  barrio, aún haya cierto resquicio de humanidad y compasión en la  figura de una anciana que ayuda a su desamparada vecina. Puede  que  entre  la  suciedad  y  el  desasosiego  brote  la  más  bella  e  inocente flor… Y, puede que entre pillerías y robos, un ladronzuelo  inteligente y carismático descubra a esa flor y se enamore de ella.     Lola Rey consigue en esta novela sumergirnos en la difícil vida de  uno  de  los  barrios  más  pobres  de  Londres.  Nos  cuenta  la  rutina  diaria  de  sus  habitantes,  la  ardua  lucha  de  algunos  de  ellos  por  salir  de  allí,  y  el  descenso  al  abismo  de  la  inmoralidad  de  otros,  hasta acabar convertidos en entes sin ningún buen sentimiento. Y  mientras nos va describiendo todo esto, nos atrapa con la historia  de  amor,  difícil,  ruda,  y  me  atrevo  a  decir  que  hasta  cruel,  que  viven los protagonistas de esta novela, Silvia y John… y de paso nos  la  adereza,  introduciendo  pequeñas  historias  paralelas  de  personajes en cierto modo secundarios, que dotan a la novela de  mayor profundidad.   En definitiva, una novela que recomiendo, eso sí, con una caja de  Kleenex a mano.   Reseña: Noelia Amarillo.    

19 RománTica'S


Victoria Rodríguez: Así es ella 

LOS GUARDIANES DE LA  ESPADA  Victoria Rodríguez  ¿Qué sucedería si te levantaras  un  día  hecha  polvo,  te  encon‐ traras con un desconocido en tu  facultad  y  a  partir  de  ese  mo‐ mento los ojos te cambiaran de  color,  te  atacaran  en  el  parque  un  grupo  de  chicos  que  dicen  conocerte  y  te  llaman  bruja,  y  para  colmo  el  mismo  descono‐ cido te dice que eres la versión  reencarnada de su tatarabuela?  Como  mínimo  volverte  loca,  o  eso  piensa  Calista  después  de  vivir  el  día  más  extraño  de  su  vida  y  ver  cómo  la  situación  se  le escapa de las manos.  Ella  sólo  es  una  estudiante  de  arquitectura  técnica a la  que le  están sucediendo las cosas más  extrañas  que  nadie  pueda  ima‐ ginarse,  pues...  ¿quién  podría  creer  en  pleno  siglo  XXI  que  existe  la  magia  y  unos  caballe‐ ros  que  aún  luchan  con  espa‐ das?  

RománTica'S 20

Nací un 27 de Septiembre en Madrid, hace ya... unos cuantos años.  Desde pequeña me ha gustado inventar y escribir historias, pero la  fiebre  literaria  me  dio  con  once  años,  cuando  gané  un  concurso  con un cuento que trataba de un dragón que vivía en las nubes... A  partir de entonces escribir se convirtió en una necesidad. Un poco  más  crecidita,  me  publicaron  un  par  de  relatos  cortos  en  sendos  libros  que  recopilaban  historias  de  distintos  autores;  pero  no  fue  hasta el año 2009 cuando mi sueño de convertirme en escritora se  hizo  realidad.  Edebé  publicó  mi  novela  juvenil  «Experimento  Mythos» y casi al mismo tiempo la editorial Hidra lanzaba mi serie  de  libros  infantiles  «El  diario  de  Luna  Moon».  Sin  embargo,  mi  vena  romántica  y  fantástica  me  pedía  más.  Así  surgió  la  novela  «Los  Guardianes  de  la  Espada»,  la  cual  escribí  influenciada  por  antiguas  leyendas,  divirtiéndome  en  el  proceso  y  dejándome  llevar.  Me  encantan  las  novelas  románticas,  si  son  de  fantasía,  mejor, y quería que este libro tuviera  un poco  de lo que  más me  gusta leer.   Actualmente, intento compaginar la escritura con mi trabajo y con  mi  familia.  No  siempre  es  fácil,  pero  estoy  convencida  de  que  el  esfuerzo  merece  la  pena.  Además,  ¿queréis  saber  cuándo  me  siento  una auténtica escritora? No, no es cuando veo mi nombre  anunciado en la página de la editorial, ni cuando lo veo en alguna  web de literatura... Es, sobre todo, cuando alguna de mis dos hijas  me pregunta: mami, ¿qué libro estás escribiendo?

Échale un vistazo a este extracto de la novela  –¿Quiénes sois vosotros? –no pudo evitar preguntar. Kay se separó de la cama y se dirigió hacia ella. Calista observó cómo el flequillo castaño le caía sobre los ojos azules más brillantes que había visto jamás, y cómo una sonrisa pícara descubría un hoyuelo en su mejilla derecha. Encantador... y, extrañamente, sólo tenía ganas de golpearle para salir corriendo. –Me llamo Kay –se presentó–. El solícito caballero que te ha ido empujando todo el camino es Owein; este grandullón de aquí –dijo, palmeándole el pecho al de la barba–, es Astamor. Nuestra enfermera oficial a falta de un buen médico, es Meliagunt. Y el torpe que yace en la cama por no haber sido lo suficientemente rápido con la espada, es Gareth. –Kay... –lo llamó el aludido, con la voz muy débil. –¿Si? –Capullo.


Bela Marbel: Así es ella  Nací en Benalúa de Guadix, Granada, en la década de los setenta. En  la  actualidad,  resido  en  Alicante  con  mi  marido  y  dos  gatos  persas,  con los que comparto mi vida desde hace casi veinte años.  Soy dietista y auxiliar de enfermería en una clínica de reproducción y  en  un  centro  de  acogida  de  niños  y  ancianos.  En  mi  tiempo  libre,  colabora con la ONG Intermon Oxfam.  Mi  pasión  por  los  libros  me  lleva  a  escribir  mis  propias  historias  desde  edad  muy  temprana.  Tras  descubrir  la  literatura  romántica,  rápidamente  me  ví  atrapada  por  el  género.  Un  interés  por  la  narrativa  que  queda  plasmado  en  cada  página  de  Espirales en el ombligo, mi primera obra publicada.  La  autora  ha  creado  en  Internet  su  propio  espacio  virtual;  una  sugerente  página  que  lleva  por  título  El amor y otras psicopatías.  También  ha  publicado  el  relato  Cita a ciegas  en  la  revista  RománTica’S, y es colaboradora habitual del blog literario  Cazadores de Quimeras y la revista digital de arte y cultura Artesomos.

Y aquí os dejamos un extracto de su novela  «Querido Mark, hoy hace mucho calor; son las diez de la noche y estoy sudando aunque acabo de salir de la ducha. Aquí no han pasado muchas cosas nuevas: la parejita está igual de feliz que siempre, yo estoy pensando en hacerme un tatoo (un sol, recuerda cómo me gusta el sol). No sabes cuánto te echo de menos, a todas horas pienso en tus manos acariciando mi cuerpo. No tenías derecho a echarme de tu lado de aquel modo. Eres un cobarde y un mentiroso, me dijiste que nada nos distraería mientras estuviera en Houston y dejaste que pasará. Estoy segura de que, en parte, todo lo que te dijo tu padre influyó en tu decisión. Sé que te preguntas qué habría sido de nosotros si Marcos no hubiera muerto. No lo vamos a saber nunca, quizá no hubiese pasado nada o tal vez le habrías dado la vuelta a mi vida como has hecho ahora. Querido grandullón, siempre echaré de menos a Marcos, pero es a ti a quien amo. Sólo a ti.»

ESPIRALES EN EL OMBLIGO  Bela Marbel  Ana  Cruz  intenta  recuperarse  de  la  pérdida  de  su  marido,  pero  no  es  capaz  de  conse‐ guirlo  hasta  que,  en  la  boda  de  su  mejor  amiga,  se  cruza  en  su  camino  un  irresistible,  atractivo  e  insoportable  teja‐ no  que  parece  dispuesto  a  poner su vida patas arriba.  Cuando  Mark  Jacob  se  topa  con  aquella  espectacular  es‐ pañola de lengua afilada, sólo  puede  pensar  que  está  ante  una  lunática  por  muy  sexy  que  sea.  Pero  la  atracción  que  Ana  despierta  en  él  es  muy  poderosa  y  el  sexo…  El  sexo  siempre  acaba  metién‐ dole en problemas.  Y  mientras  ella  se  resiste  a  aceptar  lo  que  el  destino  le  ofrece,  sintiendo  que  iniciar  una  nueva  relación  es  una  traición  hacia  su  fallecido  es‐ poso,  Mark  lucha  con  todas  sus  fuerzas  para  conseguir  a  la mujer que ama. Pero la pa‐ labra  «compartir»  no  forma  parte  de  su  vocabulario,  ni  siquiera con un muerto.  Una  espiral  de  emociones,  pasión  y  sentimientos  que  arrastrará a los protagonistas  y les obligará a  enfrentarse a  sus  peores  temores  y  descubrir  sus  más  secretos  deseos. 

21 RománTica'S


Alba Navalón: Así es ella 

Me llamo  Alba  Navalón  Martínez  y  me  gusta  decir  que  soy  conquense (de Cuenca), aunque en realidad vivo en Cieza (Murcia)  desde  que  tengo  año  y  medio  y,  obviamente,  soy  más  murciana  que manchega. Nací en el 89 y en la actualidad estudio un máster  de  traducción  editorial  después  de  licenciarme  en  traducción  e  interpretación  con  inglés  de  especialidad  pero  habiendo  tratado  también el francés y el árabe.  

DAMAS DE LA LUZ  Alba Navalón  La  vida  de  Ada  da  un  giro  inesperado,  el  día  que  es  atacada en el portal de su casa.  Por  suerte  para  ella,  su  vecino  Iñigo,  junto  con  su  compañera  Evelyn,  consiguen  salvarla  a  tiempo  y  explicarle  la  dura  realidad. La están buscando por  algo  que  ella  posee,  y  no  des‐ cansarán hasta conseguirlo.  A partir de ese momento, nada  en su vida será lo mismo, todos  a  su  alrededor  se  convertirán  en  sospechosos,  dudará  de  todos  los  que  la  rodean.  Su  único  apoyo  ahora  son  sus  vecinos  y  salvadores.  Pero,  ¿será  suficiente  para  evitar  el  destino  de  Ada  y  no  sucumbir  como  lo  han  hecho  sus  antecesoras?  

http://www.albanavalon.es/

RománTica'S 22

Empecé a escribir fanfics (historias basadas en películas, libros, etc.)  en  2001  y  años  después  comencé  a  escribir  historias  propias.  Algunas obras destacables y/o mencionables que he escrito desde  entonces  son  «Como  tú  quieras  llamarme»,  compuesta  por  dos  libros  románticos  juveniles  que  cuentan  la  historia  de  una  joven  que se enamora de su profesor de gimnasia, «Verano en el hotel»,  que cuenta la historia del camarero de un hotel que mantiene una  relación de sexo sin compromiso con una extraña mujer alojada en  su hotel y «Damas de la luz» publicada por Ediciones Kiwi en enero  de  2012  y  que  cuenta  la  historia  de  Ada,  una  joven  que  un  buen  día descubre que es una Dama de la luz y que criaturas oscuras la  persiguen por un collar que porta. En mi web se pueden encontrar  las  dos  primeras  novelas  íntegras  y  toda  la  información  sobre  la  tercera, «Damas de la luz».   Se  puede  decir  de  mí  que  soy  bastante  hogareña.  Me  gusta  leer  junto al fuego o en la cama, prefiero quedarme viendo películas en  un cómodo sillón a estar en una discoteca y no me vuelvo loca si  un día no salgo de mi casa (lo que me ha hecho coleccionar «¿pero  cómo  puedes  estar  aquí  encerrada  todo  el  día?»  de  mi  hermana,  más fiestera). Pese a lo hogareña, también me gusta la naturaleza,  la  fotografía,  los  viajes,  los  malabares  y  mirar  las  estrellas  en  noches despejadas.

Échale un vistazo a este extracto de la novela  –Hay una profecía sobre ti, ¿lo sabías? Tú eres la tijera que romperá la tradición, Ada –dijo la brillante mujer–; marcarás un antes y un después. –¿Romperé? ¿Marcaré? –preguntó la mestiza, recalcando el tiempo que la mujer había utilizado. –Tú descubrirás en vida cómo funciona nuestro don; se crearán bandos rivales donde tú serás la pieza clave de la victoria. Serás y esto es lo más importante, la primera Guardiana que entregará su don voluntariamente a un vampiro. –Yo no haré eso. Jamás. Nunca le concederé mi don a un chupasangre. Jamás.


23 RomรกnTica'S


CUANDO EL CORAZÓN  PERDONA  Ruth M. Lerga 

Ruth M. Lerga: Así es ella  ¿Qué  podría  contaros  sobre  mí  que  me  defina  y  que  no  os  resulte  demasiado  aburrido?  Con  esta  idea  en  mente  dejaré  de  lado  que  tengo  treinta  y  cinco  años,  que  estoy  casada,  o  que  trabajo  en  banca.  Lo  que  sí  os  diré  es  que  leo.  Y  no  digo  que  leo  romántica (muchíiiisima), o que leo misterio, o que leo poesía. Os  digo,  así,  con  mayúsculas,  que  LEO.  Cualquier  cosa:  el  diario  del  señor  sentado  a  mi  lado  en  el  autobús,  los  componentes  del  champú,  las  instrucciones  de  uso  de  un  martillo…  Leo.  Leo  e  imagino  otros  lugares,  otros  tiempos.  Así  que  no  os  sorprenderá  que  os  diga,  ahora  que  empezáis  a  conocerme,  que  llevo  perdiéndome en la Inglaterra de primeros del siglo XIX desde que  recuerdo.  Quizá  no  supiera  con  exactitud,  cuando  empecé  a  contarme historias, en qué época me vería rodeada de caballeros  que se disputarían ardientemente un baile conmigo, pero siempre  supe que sería Londres. 

Londres, 1823.  Nicole  Saint‐ Jones  no  ha  podido  olvidar  el  daño que le causó Lord Richard  Illingsworth  un  año  atrás.  El  único  hombre  que  le  había  parecido  honorable,  caballero‐ so  y  divertido  había  resultado  ser un farsante. 

Un día los avatares me llevaron al teclado de mi ordenador, y  decidí  escribirme  la  historia  de  amor  que  siempre  quise  leer,  así  que  garabateé,  y  corregí,  y  le  di  a  la  tecla  de  borrar,  y  me  desesperé con Nicole y con Richard, y seguí corrigiendo… Y cuando  por  fin  la  traje  al  mundo,  me  animé  a  presentar  a  mi  pequeña  criatura a un concurso… y cuando me llamaron para decirme que  había  ganado  grité  tanto  que  temí  que  mis  vecinos  llamaran  a  la  policía… y el resto ya no es interesante. 

Las circunstancias  harán  que  Nicole y Richard no tengan más  remedio  que  encontrarse  con  frecuencia.  ¿Soportará  Nicole  ver  que  Richard  corteja  a  otras  damas  en  su  presencia?  ¿Tole‐ rará el orgulloso vizconde ver a  Nicole  en  brazos  de  otro  hombre? 

¡Por cierto,  casi  se  me  olvida!  Me  llamo  Ruth  M.  Lerga,  y  he  escrito  «Cuando  el  corazón  perdona».  Espero  que  la  disfrutéis  tanto como yo. 

La pareja  de  protagonistas  se  encontrará  envuelta  en  una  lucha  constante  de  voluntades,  malentendidos, celos y situacio‐ nes  divertidas  que  harán  las  delicias de las lectoras.  

Échale un vistazo a este extracto de la novela  Sin tiempo apenas para reaccionar, soltó sus faldas, la tomó presto de la cintura, le dio la vuelta colocándola de espaldas al pequeño grupo congregado en la puerta para que nadie pudiera verla, y se tomó un segundo para mirarla profundamente. Y fue en ese preciso momento cuando Nicole se enamoró de él. Tenía el pelo alborotado, probablemente era ella quien se lo había dejado en ese estado. Todavía la mantenía cogida, sabiendo que las piernas de ella no le respondían aún. Su boca, sus maravillosos labios, estaban inflamados por la pasión, como también debía estarlo la suya propia. Pero fueron sus ojos los que la derribaron. Refulgían de pasión, se veían del color del mejor whisky, y la miraban con una mezcla tal de calor, ternura y preocupación, que todas sus defensas cayeron como fichas de dominó y supo que amaría a ese hombre mientras viviera.

RománTica'S 24


Ana Iturgaiz: Así es ella  Nací en Getxo (Bizkaia) hace cuarenta y seis años. Aunque estudié la  carrera de Historia, toda mi vida profesional se ha desarrollado en el  mundo de las bibliotecas y los archivos.  Con diez años descubrì la  lectura y, desde entonces, no  concibo  mi  vida sin un libro entre las manos. Las estanterías de mi casa pueden  daros fe de ello.  Nunca  se  me  había  pasado  por  la  cabeza  la  idea  de  escribir,  hasta  que  hace  unos  años  se  me  ocurrió  crear  un  blog.  Una  amiga  me  comentó que lo hacía muy bien ‐¡Gracias, Concha!‐ y empecé a dar  vueltas a la posibilidad de meterme en algo más serio.  Estuve  así  una  temporada,  creando  escenas  imaginarias  que  nunca  plasmaba  en  un  papel.  Pero  un  día  encontré  en  internet  un  curso  online  de  escritura  de  novela  romántica  que  organizaba  la  editorial  La Máquina China y lo tuve claro. Me apunté de inmediato. Cuando  el  curso  acabó,  tres  meses  después,  tenía  escrito  un  tercio  de  mi  primera novela.  A partir de entonces, ha sido un no parar. Solo espero que este afán  de contar las historias que imagino me dure mucho, pero que mucho  tiempo.

Échale un vistazo a este extracto de la novela  Solo se detuvieron cuando se quedaron sin aliento. —No esperaba esto de una doncella —acertó a decir Gabriel mientras jadeaba con las manos apoyadas sobre el yeso descascarillado de la columna. —Ser doncella no significa haber vivido en un convento toda la vida — respondió Mar recobrándose del estallido de pasión apenas satisfecho. Él se inclinó hacia adelante y descansó la frente sobre la de ella. —Supongo que sabéis que esto es una despedida —murmuró. —No imagino otra mejor —musitó ella en su oído. —Creo que a vuestro padre no le hubiera gustado saber que… —Y yo creo que al hermano Roger tampoco le agradaría saber que vos… A Gabriel se le escapó la risa, que se perdió en aquel inmenso espacio. —¿Mar? La delicada llamada de Antoinette llegó desde la entrada. —¡Niños! ¡Daos prisa! ¡La caravana parte ya! —gritó otra voz femenina. Las voces y los ecos de las carreras infantiles los hicieron volver a la realidad. —¿No podíais haberme preparado ayer una fiesta de bienvenida? — susurró Gabriel justo antes de inclinarse para darle el último y más tierno beso. Mar solo acertó a pasarle la mano por la rasposa mejilla. Después, se coló por debajo de su brazo y desapareció para siempre. Fue como perderla sin haberla conocido.

BAJO LAS ESTRELLAS   Ana Iturgaiz  Navarra,  1296.  La  pequeña  Margheritte,  hija  de  un  orfebre, escucha junto  a  otro  niño,  Gabriel,  una  extraña  conversación que ninguno  de  los  dos  comprende.  Once  años  más  tarde,  Margheritte  se  ha  quedado  sola  y,  tras  descubrir que tiene familia en  Francia,  decide  reunirse  con  ella llevando consigo lo único  que  posee:  una  tablilla  esmaltada  y  un  anillo  de  plata  que  habían  sido  de  su  padre.  Pero  alguien  muy  poderoso  está  tratando  de  hacerse con esas joyas…  Gabriel,  que  se  busca  la  vida  como  puede,  es  perseguido  por  la  Guardia  Real  por  defender  a  unos  monjes  que  han sido detenidos por orden  del  infante  de  Francia,  recién  coronado  rey  de  Navarra.  Es  entonces cuando sus destinos  vuelven  a  cruzarse.  Juntos  emprenderán  la  huida  y  se  verán  envueltos  en  una  trama repleta de peligros que  cambiará  sus  vidas  para  siempre.  

25 RománTica'S


RomรกnTica'S 26


27 RomรกnTica'S


¿Por qué nos gusta la novela romántica? (y 3)  Nos gustan las novelas románticas, sí, pero sobre  todo  aquellas  que  tengan  la  capacidad  de  emocionarnos  y  sorprendernos.  Observa  que  ambas  expresiones  (la  emoción  y  la  sorpresa)  tienen que ver con las habilidades del autor para  construir  una  trama  bien  urdida,  con  los  vericuetos adecuados para hacernos transitar por  la experiencia amorosa de dos protagonistas cuyo  final tenemos certeza de saber cuál será desde el  principio.  Pero  también  tiene  que  ver  con  la  originalidad  de  la  idea,  del  argumento,  del  trazado  creativo  que  el  autor  o  la  autora  ha  creado para manejarnos. Sí. Porque eso es lo que  debe hacer un buen autor; llevarnos por senderos  que  creemos  conocidos  para  que  de  pronto  descubramos que nada de lo que creíamos como  establecido  es  tal,  y  que  el  camino  se  llena  de  imprevistos.  ¿Recuerdas  que  hablábamos  en  el  primero  de  esta  serie  de  artículos  sobre  cómo  lo  más  interesante de la novela romántica, su estructura,  es  a  su  vez  su  gran  hándicap?  Pues  desde  este  punto  de  vista  toma  un  papel  relevante  la  originalidad  de  la  idea,  del  argumento,  y  sobre  ello  vamos  a  dar  algunas  vueltas  a  partir  de  ahora.  ¿De  dónde  se  puede  extraer  una  idea  original  para  una  novela  romántica?  Por  supuesto  de  la  inspiración,  que  no  es  otra  cosa  que  trabajar  mucho  y  de  forma  constante,  pero  transitemos  por las diferentes posibilidades y conozcamos los  mecanismos que llevarán a una escritora a poner  a  nuestra  disposición  sus  ideas  creativas  en  formato  novela.  Vamos  a  ver  siete  posibilidades 

RománTica'S 28

o fuentes  de  ideas  que  son  posibles  de  aprovechar.  Esta  primera  fuente  de  inspiración  es  la  reelaboración  de  ideas  ya  descritas.  No  hablamos  de  plagio,  sino  de  inspiración.  Ya  hemos  dicho  que  todas  las  historias  que  es  posible contar ya estaban contenidas en La Ilíada,  así  que  no  estaría  de  más  beber  de  fuentes,  clásicas  o  no,  y  extraer  de  ellas  algún  hilo  conductor  que  nos  inspire  para  elaborar  un  argumento  diferente  y  original  (muy  utilizados  han  sido  los  cuentos  clásicos,  desde  La bella durmiente hasta cuentos recogidos en  Las mil y una noches,  desde  antiguas  narraciones  japonesas  a  mitologías  hindúes).  Piensa  en  la  fábula  de  la  cigarra  y  la  hormiga…  ¿y  si  los  convertimos  en  nuestros  protagonistas,  hombre  y  mujer?,  ¿y  si  ambientamos  la  obra  en  1800?,  ¿y  si  los  unimos  por  medio  de  un  conflicto  amoroso?...  ya  tenemos  una  obra  nueva  inspirada  en  un  mito  popular.  La segunda fuente de inspiración es el personaje.   Consiste  en  partir  no  de  intentar  generar  un  argumento, sino de intentar diseñar un personaje  diferente.  Para  ello  debemos  eliminar  toda  idea  preconcebida  y  centrarnos  en  crear  un  tipo atractivo.  Despojémosle  de  cualquier  atributo  para  ir  creándolos  poco  a  poco.  Imaginemos  a  una  mujer,  cercana  a  los  cuarenta,  morena,  sin  demasiados  atractivos  físicos.  Poco  hasta  aquí.  Tiene una ligera cicatriz bajo el lóbulo de la oreja,  visible  solo  a  la  fuerte  luz  del  sol,  ¿a  qué  será  debido?  Imaginemos  que  tiene  un  pasado  turbulento,  por  ejemplo  que  ha  matado  a  un 


hombre por  venganza.  Pensemos  que  es  apasionada  y  vehemente,  aficionada  a  las  matemáticas y a leer novelas de terror… investiga  dentro  de  ti  sobre  ella,  descubre  dónde  vive,  cómo vive, qué le gusta o desagrada… observarás  que  pronto  aparecerá  una  historia  que  solo  hay  que apretar un poco para que sea una historia de  amor. 

transcurra en un solo día, de forma rápida y ágil,  en  el  interior  de  una  casa  de  campo  y  con  solo  tres protagonistas. A partir de aquí empezaremos  a  trabajar,  buscando  qué  trama  es  la  que  puede  hacer atractiva al lector la lectura de este reto de  limitaciones,  ¿en  qué  subgénero  la  enclavamos  (de  pronto  me  parece  interesante  el  histórico)?,  ¿qué personajes?, etc.  

Vayamos con  la  tercera.  La  más  obvia;  el  argumento.  Lo  habitual,  y  no  por  ello  debemos  desecharlo,  es  comenzar  a  diseñar  una  novela  imaginando  un  argumento.  Aunque  insisto  en  que  no  siempre  es  el  camino  más  fácil.  Para  imaginar  un  argumento  es  recomendable  comenzar  por  el  conflicto.  Por  ejemplo;  Belle  es  una  mujer  comprometida  con  la  causa  confederada  durante  la  guerra  civil  americana,  pero  tiene  la  mala  suerte  de  enamorarse  del  yankee  que  está  persiguiendo  hasta  la  muerte  a  sus  hermanos.  Aquí  está  lo  básico  (los  protagonistas  y  el  conflicto).  Ahora  todo  esto  habría que llevarlo a un final positivo. 

Como motor  de  ideas  número  seis  situamos  cualquier  cosa  que  nos  preocupe  o  nos  obsesione.  Es posible que estén en  el  ámbito de  los  deseos  o  de  los  secretos.  Observa  que  los  deseos  suelen  hacer  que  nos  movamos,  que  actuemos,  así  que  eso  producirá  en  nuestros  personajes.  Mientras  que  los  secretos  nos  paralizan, nos obligan a retroceder y lo mismo les  pasará  a  los  actuantes  de  nuestra  novela.  Nuestras  obsesiones  y  problemas  son  una  gran  fuente  de  inspiración.  Imagina  que    la  semana  pasado tuviste un  malentendido en tu trabajo, o  con una amiga, que te aguó el fin de semana. Ya  tienes  un  tema  para  montar  una  novela  romántica.  El  conflicto  puede  ser  una  serie  de  malentendidos  encadenados.  ¿Una  Chick  Lit?  Sería divertido. ¿Una de Suspense Romántico? 

El cuarto motor de generar ideas es las ganas de  escribir.  Puede  parecer  simple,  pero  la  escritura  es más una necesidad que un hábito, por lo que si  necesitamos  escribir  una  novela,    ésta  terminará  manando  de  nuestros  dedos  a  través  de  las  techas de nuestro ordenador. ¿Cuál es el consejo  en este caso? Hazlo. Empieza en cuanto dejes de  leer este artículo. Abre un documento en blando,  prepárate un buen café (o té, o vino, o agua con  azúcar)  y  deja  que  surjan  las  palabras.  Deslabazadas. Te aseguro que pronto tomarán la  forma de una historia.  Sigamos  con  la  quinta,  que  no  es  otra  que  un  esquema  de  la  composición.  Otras  veces  el  pistoletazo  de  salida  de  una  novela  magnífica  viene  dado  no  por  lo  que  queremos  decir,  sino  por  cómo  queremos  decirlo.  Por  ejemplo,  te  apetece  contar  una  novela  en  tercera  persona,  con un narrador activo dentro de la trama, que se  base  en  la  unidad  de  espacio  y  tiempo.  Que 

Y en  el  número  siete  colocamos  un  motor  muy  genérico  que  bautizamos  con  el  nombre  «Una  idea  cualquiera»,  que  puede  ser  un  tema,  o  simplemente  algo  percibido  en  una  anuncio    de  televisión,  un  recorte  de  prensa,  o  que  has  oído  en el autobús mientras intentabas disfrutar de la  última  novela  de  Claudia  Velasco.  Busquemos  una  de  estas  ideas  al  azar…  por  ejemplo  la  escasez  de  agua  en  el  mundo.  Es  un  buen  principio,  ¿no?  Indaga  sobre  el  tema,  documéntate.  ¿Aparece  ya  una  historia  por  tu  cabeza? Una doctora en Kenia ha decidido…  Emoción  y  sorpresa.  Dos  sensaciones  que  siempre  buscamos  los  lectores  de  novela  romántica  y  que  los  autores  tienen  la  obligación  de darnos.    

29 RománTica'S


Fannie Flagg, nacida en Alabama en 1941 bajo el nombre de Patricia Neal,  es la autora de la entrañable y conocida novela Tomates verdes fritos, llevada al  cine  con  el  guión  de  la  propia  escritora  en  1991.  La  carrera  de  Flagg  comenzó  como  redactora  televisiva  para  un  programa  de  cámara  oculta  y  continuó  como  actriz  en  la  televisión,  el  teatro  y  el  cine.  Sus  comienzos  como escritora llegaron en la década de los ochenta.   Sin  embargo,  la  polifacética  Fannie  Flagg  cuenta  en  su  haber  con  tan  solo  cinco novelas, la última de ellas fue traducida al español el año pasado bajo  el título Todavía sueño contigo. Esta y sus otras novelas, la mencionada Tomates Verdes Fritos, Bienvenida a este mundo, pequeña; Daisy Fay y el hombre de los milagros y Me muero por ir al cielo, han figurado en la lista de libros más vendidos de The  New  York  Times.  En  su  trayectoria  como  escritora  es  destacable  la  elaboración del guión cinematográfico de Flagg junto con Carol Sobieski en  la película Tomates verdes fritos, pues fue candidato al premio de la Academia  de  Hollywood  y  al  del  Gremio  de  Escritores  de  América  y  obtuvo  el  prestigioso premio de los guionistas. Flagg también publicó la versión audio  de este título lo que le mereció un Grammy. En su versión cinematográfica,  la  escritora,  abiertamente  lesbiana,  tuvo  que  retirar  gran  parte  del  contenido lésbico del libro. 

Sus libros  Su primera novela, Daisy Fay y el hombre de los milagros, estuvo 10 semanas en la  lista de los más vendidos de «The New York Times». Esta historia es, junto  con Tomates verdes fritos, su obra más entrañable y en ella refleja su inclinación  por  las  historias  corales  ubicadas  en  el  sur  de  Estados  Unidos,  elementos  que  caracterizan  sus  obras.  La  escritora  traslada  esta  historia  al  lector  a  través  de  un  diario  juvenil.  En  este  diario,  que  comienza  el  1  de  abril  de  1952, un día después de su cumpleaños, y acaba en 1959, Daisy Fay relata  su vida y la de la gente que le rodea. Es una obra sobre el sur de los Estados  Unidos  y  casi  un  estudio  sociológico  de  personajes  y  aspectos  propios  de  esos años.   Su segunda novela, conocida y muy bien valorada por los lectores es Tomates verdes fritos.  Este  título  estuvo  36  semanas  en  la  mencionada  lista  del  prestigioso  periódico  estadounidense.  En ella  Flagg  demuestra  que  es una  especialista en historias sentimentales protagonizadas por mujeres.   En  2001  publica  Bienvenida a este mundo, pequeña;  un  relato  sobre  una  exitosa  mujer  que  vuelve  a  reencontrarse  con  sus  viejos  amigos  y  vecinos  de  la  infancia. Seis años después vuelve a deleitar a sus lectores con otra de sus  historias,  Me muero por ir al cielo.  De  nuevo  vuelven  los  cálidos  paisajes  de  Missouri  acompañados  por  las  experiencias  de  la  octogenaria  Elner,  una  mujer que hace que todo un pueblo se plantee la vieja pregunta: ¿Por qué  estamos aquí?   Todavía sueño contigo (2011) es la última historia publicada por Fannie Flagg. En  ella relata la historia de una mujer de mediana edad cuya vida da un vuelco  inesperado.  Una  novela  sencilla  que  despertará  la  curiosidad  de  los  seguidores de la novela romántica.   Sin  ser  una  escritora  prolífica,  la  sureña  Fannie  Flagg  es  una  autora  consagrada que escribe sobre el mundo que conoce con gracia y soltura.  Artículo: Mónica Liceras

RománTica'S 30


31 RomรกnTica'S


ROMÁNTICA’S presenta «La herencia de la Rosa Blanca» de

                 

RAQUEL RODREIN

Llega a  nuestras  librerías  la  segunda  novela  de  Raquel  Rodrein,  su  título:  «La  herencia  de  la  Rosa  Blanca»,  pero  para  aquellos  que  hemos estado siguiendo su carrera desde el principio…  deciros que  el título original de esta novela era «El regreso de Hugh».     Hemos  de  decir  que  Raquel  Rodrein  asombró  a  todos  los  lectores  con su primera novela «Tú escribes el final». Una historia cargada de  dramatismo con unos personajes complejos y a la vez inolvidables.    Con  esta  segunda  novela,  su  autora  volverá  a  deleitarnos  con  unos  personajes  que  a  medida  que  vayas  leyendo  se  irán  haciendo  familiares  y  te  harán  pensar  y  recapacitar  en  lo  compleja  que  es  nuestra  existencia  y  en  como  el  universo  tiene  establecidas  unas  direcciones de las que nos es difícil escapar.     «La  herencia  de  la  Rosa  Blanca»  volverá  a  sorprender  al  lector,  de  eso  estamos  seguras.  Si  hay  algo  que  caracteriza  a  Raquel  es  que  sabe muy bien cómo manejar a todos y cada uno de sus personajes,  a cuidar todas y cada una de las escenas.    Si con su primer libro Raquel nos enamoró por la complejidad de su  protagonista  principal  en  esta  nueva  novela  consigue  nuevamente  asombrarnos  con  sus  matices  y  carga  emocional.  Creemos  que  Raquel  ha  conseguido  una  marca  de  identidad  propia  y  cualquiera  estará encantado con esta nueva novela.   

Sentimientos a flor de piel, una trama oscura nacida en el mismo corazón de la resistencia europea frente a la tiranía nazi. Una historia que estamos seguras dará mucho que hablar tanto a las lectoras del género romántico como a los afines a la novela de intriga histórica. Desde RománTica’S esperamos que esta nueva novela de Rodrein, os  resulte  tan  emocionante  como  lo  ha  sido  para  los  que  ya  se  la  han  leído. Es una apuesta sobre seguro.  

RománTica'S 32

La herencia de la Rosa Blanca – Raquel Rodrein Tres generaciones de cuatro familias: O’Connor, Gallagher, Steiner y Savigny, marcadas por un mismo pecado, marcadas por un solo y terrible destino. En el origen, Edward O’Connor y Hans Steiner, víctima y verdugo en la Segunda Guerra Mundial, cuyos papeles se trastocan a raíz de la elaborada y cruel venganza que Edward pone en marcha años después del fin del conflicto. Pero lejos de ser el punto y final, lo protagonizado por los mayores no es sino el prólogo de una historia compleja como la vida misma, puesto que sus hijos Patrick, Julia y Dieter, siguen bajo la sombra de lo que hicieron sus padres, unos intentando sobrellevarlo, otro obsesionado con la exigencia íntima de una represalia, todos marcados por una circunstancia asombrosa: Patrick y Julia se han enamorado y han decidido casarse desafiando los malos presagios, los enfados familiares y la amenaza de Dieter, a quien esa relación le parece sacrílega. La apuesta de la joven pareja parece exitosa… al menos en apariencia, porque la historia real no es la que ellos están viviendo. Y al menos hasta que Allan Gallagher, un ex del FBI al servicio de la familia O’Connor, traiciona la confianza en él depositada y toma una decisión que cambiará la vida de todos al quebrar ese negro encantamiento que pendía sobre las familias: no hay por qué seguir necesariamente el guión que otros dejaron escrito para nosotros…


Al igual que en años anteriores, Revista RománTica’S os da la oportunidad de participar en los premios Rosa RománTica’S. Para votar sólo tendréis que estar atentos a nuestra página de Facebook. Allí se pondrán los enlaces pertinentes para que podáis escoger a vuestros favoritos entre las distintas categorías. RománTica’S, a través de su página web, abrirá en Febrero las diferentes encuestas. En ellas podréis elegir entre los tres títulos facilitados por librerías y páginas webs de entre los más vendidos en cada categoría. Las categorías, os recordamos, son: MEJOR ROMANCE HISTÓRICO MEJOR ROMANCE PARANORMAL MEJOR ROMANCE ACTUAL MEJOR ROMANCE ERÓTICO MEJOR NOVELA CHICK-LIT MEJOR NOVELA SENTIMENTAL MEJOR ROMANCE JUVENIL-ROMÁNTICA MEJOR AUTORA DEL AÑO: INTERNACIONAL/ESPAÑOLA MEJOR EDITORIAL AUTORA REVELACION: INTERNACIONAL/ESPAÑOLA Y, ¡cómo no…! MEJOR PORTADA. Desde RománTica’S os deseamos una feliz elección. Está en vuestras manos, no en las nuestras quiénes saldrán premiados. Con todo nuestro cariño, Equipo RománTica’S

33 RománTica'S


Nominados Mejor ROMANCE Histórico  Ámame canalla (Arlette Geneve)  La locura de lord Ian MacKenzie (Jennifer Ashley)  Nueve reglas que romper para… (Sarah McLean)

Mejor ROMANCE Paranormal  Amante mío (J. R. Ward)  El ángel caído (Nalini Singh)  El lado oscuro del amancecer (Kathryn Smith)

Mejor ROMANCE Actual  Antes y Después de odiarte (Ángeles Ibirika)  Romeo, Romeo (Robyn Kaye)  Senderos (Mar Carrión)

Mejor NOVELA Chick-Lit  Becky y Minnie se van de compras (Sophie Kinsella)  Del suelo al cielo (Regina Román)  Las ranas también se enamoran (Megan Maxwell)

Mejor NOVELA Sentimental  Criadas y Señoras (Kathryn Stocker)  ¿Harías esto por mí? (Lisa Verges Higgins)  Un hostal en los Pirineos (Julia Stagg)

Mejor ROMANCE erótico  Ardiente verano (Noelia Amarillo)  Me perteneces (Shaila Black)  Perdida en tus brazos (Lora Leigh)

Mejor ROMANCE Juvenil Romántica  Cállame con un beso (Blue Jeans)  El bosque de los corazones dormidos (Esther Sanz)  Silencio (Becca Fitzpatrick)

RománTica'S 34


Mejor Autora Española  Arlette Geneve (Ámame, canalla)  Mar Carrión (Senderos)  Noelia Amarillo (Cuando la memoria olvida)

Mejor Autora Internacional  J. R. Ward (Amante mío)  Mary Balogh (Una aventura secreta)  Evangeline Collins (Serie «Placeres del Pecado»)

Autora Revelación Española  Gema Samaro (Susana & Co)  Lola Rey (El final del invierno)  Victoria Álvarez (Hojas de Dedalera)

Autora Revelación Internacional  Jennifer Ashley (La locura de lord Ian MacKenzie)  Nalini Singh (Serie «Gremio de Cazadores»)  Sarah McLean (Nueve reglas que romper para…)

Mejor EDITORIAL  Ediciones B  Esencia  Plaza & Janés / DeBolsillo

Mejor PORTADA  Antes y Después de odiarte (Vergara)  Las ranas también se enamoran (Versátil)  Romeo, Romeo (Terciopelo)

Desde RománTica’S deseamos suerte a todos los Nominados de las diferentes Categorías. Los GANADORES se darán a conocer en nuestro próximo número de Marzo-Abril

35 RománTica'S


RomรกnTica'S 36


II Encuentro RA

Programa del  

Moderadora: Merche Diolch (Administradora de Yo leo RA y Autora de «Tir Nan Og» y «Encrucijada»)

10:30 – 11:00 ENTRADA 11:00 – 12:15 El mundo digital Teresa Cameselle   

Claudia Velasco 

Monty Brox 

Ganadora I Premio Talismán con la novela La

Hija del Cónsul Libros:  No todo fue Mentira Próximamente: Falsas Ilusiones, en e‐book   (Abril)  Libros: Saga «Lancaste»r (3 volúmenes).  Próximamente Somos tú y yo, en e‐book  (Febrero)  Libros: Nube Negra  Administradora de la página Más que  Vampiros (www.masquevampiros.com) 

12:15 a 12:30 Descanso 12:30 a 13:45 El mundo de la publicación Representante de la Ed. Versátil 

Lucía de Vicente  (Ed. Éride)  Patricia Sutherland 

Libros publicados: Las Ranas también se Enamoran, Hojas de Dedalera, El Guardián de los Secretos,… entre otros.  Editora de la Colección eNe  Libros: Cuando Pase la Tormenta   Libro: Princesa (entre otros) 

13:45 a 14:30 Firmas de las autoras 14:30 a 16:00 Comida

I N F O R M A C I Ó N D E

16:15 a 17:30 ¿Concursos literarios? Arlette Geneve 

Mar Carrión 

Noelia Amarillo 

Ganadora del VI Premio Terciopelo con  Mudaÿÿan  Libros: El Carcelero de Isbiliya, Ámame Canalla y Amarte, siempre (e‐ book), entre otros.  Ganadora del I Premio Relato Harlequín con  Mary Cambia su Destino.  Libros: Bajo el Cielo de Montana, Decisiones Arriesgadas y Senderos.  Ganadora del I Premio de Narrativa  Romántica de LMCH con El Corazón de una

Estrella Libros: Falsas Apariencias, Ardiente Verano, Cuando la Memoria Olvida. 

17:30 a 17:45 Descanso

I N T E R É S 37 RománTica'S


17:45 a 19:00 El triunfo del estilo nacional Jezz Burning 

Ganadora del I Premio Terciopelo con Al

Llegar la Noche Libros: Saga «Licos» (5 volúmenes), La Raza

Número 4 Megan Maxwell 

Ángeles Ibirika  Carolina I. Quesada 

Ganadora del VI Premio Seseña  Libros: Fue un Beso Tonto, Deseo Concedido, Las Ranas también se Enamoran, entre otros  Libros: Entre Sueños, Antes y Después de Odiarte  Libros: El Guardián de los Secretos 

También acudirán al II Encuentro RA:                

Marta Andrés autora de Una Apuesta Arriesgada  Pilar Cabero autora de la Saga «Izaguirre» y Asedio al Corazón  Noe Casado autora de Divorcio  Menchu Garcerán autora de El Viaje del Presidente, La Fórmula Deseada, Infiltrada  Ana Iturgaiz autora de Bajo las estrellas  Isabel Keats autora de El Protector  Lydia Leyte autora de El Fuego envuelve tu Nombre  Ruth M. Lerga autora de Cuando el Corazón Perdona  Laura Mercé autora de El Enigma del Bosque  Elena Moraira autora de El Mejor Regalo (dentro de Antología Sueños de Navidad)  Helena Nieto autora de Secretos de Arena, Un Punto y Aparte  M.D. Nika autora de El Templo del Caído  Yolanda Quiralte autora de ¿Dónde está la Luna?, Lluvia sobre el Corazón  Ana R. Vivo autora de No Mires Atrás, Un Hombre Solitario.  Regina Román autora de Del Suelo al Cielo, Cuarentañeras, Un Féretro en el Tocador de Señoras  Gema Samaro autora de Susana&Co y Una Navidad en Manhattan   

Editoriales colaboradoras             

Cisne (Grupo Random House Mondadori)  DeBolsillo (Grupo Random House Mondadori)  Ediciones Éride  El Maquinista  Esencia (Grupo Planeta)  Harlequin Ibérica  La Máquina China  Pandora (La Factoría de Ideas)  Phoebe (Editorial Pàmies)  Plaza&Janés (Grupo Random House Mondadori)  Terciopelo  Vergara – Ediciones B  Versátil Ediciones   

Librerías colaboradoras  Librería Fábula   Librería Navlan 

RománTica'S 38

(punto de venta)   


CONVOCADO

I PREMIO DARKISS DE NOVELA JUVENIL.

BASES Podrán optar al PREMIO aquellos autores que presenten novelas de temática juvenil, originales e inéditas, escritas en lengua española. Las obras deberán tener título y una extensión de no menos de 120 páginas (presentadas en tamaño DIN A-4, con tipografía Times cuerpo 11 e interlineado sencillo). Se enviará en formato PDF al e-mail premionovelajuvenil@harlequiniberica.com con el asunto Obra para participación en el Premio de Novela Juvenil Darkiss. En el e-mail deben figuras los DATOS DEL AUTOR: nombre; nacionalidad; fecha de nacimiento; número de documento de identidad o pasaporte; domicilio; teléfono; dirección de correo electrónico y una breve reseña biográfica. El PLAZO DE ADMISIÓN de las obras se cerrará el día 30 de marzo de 2012. El FALLO DEL PREMIO será el día 31 de mayo de 2012 y se hará público a través de la página web www.harlequiniberica.com el 1 de junio de 2012. Tenéis más detalles del premio y condiciones en: http://www.harlequiniberica.com/archivos/Concurso-Darkiss/BASES-DEL-CONCURSO-DARKISS.pdf http://www.harlequinibericaebooks.com/archivos/Concurso-Darkiss/BASES-DEL-CONCURSO-DARKISS.pdf

¡Mucha suerte!

Sale a la venta la novela de una de nuestras compañeras  

Laura López Alfranca «LA OTRA CARA DEL ESPEJO» en Ediciones Babylon. Ya a la venta en edicionesbabylon.es 

«Una novela cargada de intriga y misterio. Adéntrate en el fabuloso mundo del otro lado del espejo y prepárate para una experiencia que jamás olvidarás»

39 RománTica'S


2 NUEVOS PERSONAJES «SOMOS TÚ Y YO»  Claudia Velasco  Zafiro eBooks 

«Somos tú  y  yo»  es  una  historia  urbana,  ambientada  en  la  que  era  considerada  la  capital del mundo a finales del  siglo XIX: Londres.   Mi  nueva  novela  cuenta  la  historia de una buscavidas del  East  End,  Emily  Gardiner,  que  lleva  cuatro  años  sobrevivien‐ do  en  la  zona  más  pobre  y  conflictiva de la capital, salien‐ do  adelante  gracias  a  sus  trapicheos,  su  buena  suerte  y 

sobre todo a su buena cabeza,  que  tropieza  a  los  dieciocho  años  con  un  personaje  que  le  cambiará su mundo, sus ideas  y sus sentimientos de manera  radical,  el  doctor  George  Connaught,  un  médico  militar  recién  llegado  a  Inglaterra,  tras  seis  años  sirviendo  en  el  Real  Ejército  Británico  en  la  India.  Esta  historia  de  amor,  salpi‐ cada  de  aventuras,  mucha 

acción y grandes desafíos para  los  protagonistas,  que  vendrán  que  luchar  contra  viento  y  marea  (prejuicios,  conspiraciones  y  sus  propias  circunstancias)  para  salvar  su  amor e incluso sus vidas, es un  homenaje  personal  que  hago  a  la  ciudad  de  Londres,  mi  ciudad  favorita  en  el  mundo,  de la que no me puedo alejar  muchos meses y que suele ser  el  escenario  de  todos  mis  trabajos literarios.  . 

Así son ellos…  LONDRES:  en «Somos tú y yo» es un personaje más en la historia. Hay un extenso y minucioso recorrido  por el East y el West End, por las calles del centro o de Westminster, por sus parques y por sus rincones,  que son mis favoritos, y creo que  cualquier lector podrá percibir la energía de sus calles, su colorido y la  enorme actividad presente en el siglo XIX, que sigue siendo igualmente intensa en la actualidad.   

EMILY GARDINER 

GEORGE CONNAUGHT  

Tiene 18 años cuando empieza la novela, pero lleva  desde los catorce buscándose la vida, como puede,  en el East End. Es hija natural de la costurera de una  gran familia, y al verse obligada a abandonar esta  casa, se enfrenta a un difícil mundo real, cerrado y  agresivo con las mujeres, especialmente si son  pobres, que ella logra adaptar a su capacidad de  trabajo, a su inteligencia y a su instinto, y que  comparte, afortunadamente, con dos grandes  amigos, sus socios: Winston y Molly Everhard, que  son su verdadera familia. Es una chica muy guapa,  con el pelo y los ojos muy oscuros, dueña de unas  ideas claras, verbo ágil y educado, y que lucha a  partes iguales por salir adelante, y en contra los  enormes prejuicios sociales con los que creció y que  la han convertido en una criatura desconfiada y  distante, en guardia permanente, hasta que  aparece en su universo, el doctor George  Connaught. 

A sus  treinta  años,  y  tras  seis  cumpliendo  con  el  Real  Ejército  de  su  Majestad  en  la  India,  regresa  a  su ciudad natal, Londres, con la intención de ejercer  como  médico  no  solo  entre  la  alta  sociedad,  sino  también  entre  la  enorme  masa  de  pobres  que  se  hacina en el East End de Londres y que suman casi  un  millón  de  almas.  Militar  de  carrera,  médico  por  vocación  e  hijo  del  ilustre  duque  de  Stevenage,  George es un hombre muy atractivo, de pelo claro,  ojos color aguamarina y un estupendo estado físico  gracias  al  deporte  y  su  instrucción  militar;  inteligente, eficiente, noble, tolerante y muy fuerte,  que se adentra, contra la opinión de sus iguales, en  el East End, abre una consulta de caridad en la zona  y  conoce  entre  sus  calles  a  Emily  Gardiner  y  a  sus  socios, que le salvan la vida un par de veces, y que  de  pronto  se  convertirán  en  sus  amigos,  sus  cámaras y Emily, en el gran amor de su vida. 

RománTica'S 40


41 RomรกnTica'S


FOTO-RELATO: IMÁGENES QUE INSPIRAN

RománTica'S 42


43 RománTica'S


RomรกnTica'S 44


Un piso cualquiera en Alicante, 04:00 h.    Despertó con sudores fríos, otra vez el mismo sueño, pero en esta ocasión había llegado hasta  el final. Una fría mezcla de esperanza y desasosiego cruzaron por su espalda haciéndolo tiritar.  Se  levantó  de  la  cama  y  se  puso  el  pantalón  de  pijama  del  que  se  había  desecho  durante su –una vez más —agitada noche. Ya en el baño se miró al espejo, las ojeras se habían  extendido  por  su  rostro,  dándole  un  toque  aún  más  tétrico.  Estaba  más  delgado  que  nunca,  sus  pómulos  se  marcaban  exageradamente,  los  carnosos  labios  no  brillaban  como  de  costumbre y aquellos ojos oscuros solo reflejaban ya, pérdida.   Si no fuese porque respiraba y se ponía en pie, pensaría que había muerto. Ya no era  capaz de sentir nada. Desde el día en que decidió dejar a Clara seguir con su vida, el trozo de  corazón que le quedaba había saltado en mil pedazos, otro trozo se fue con Lucy a Nueva York  y  el  resto  había  desaparecido  mucho  antes,  se  lo  llevó  Marcos  a  la  tumba.  Marcos,  su  gran  amigo, su compañero, su yin. La persona que lo ayudaba a centrarse, a ser un buen hombre, a  mantener el rumbo de su vida. Cuando Marcos murió y lo dejó solo, se perdió por completo,  traicionó  a  Clara,  se  involucró  en  un  sin  fin  de  problemas.  Y  no  fue  capaz  de  averiguar  qué  sentía por Lucy.  De nuevo se deshizo del pantalón y se metió en la ducha. Aún estaba sobrecogido por  lo que significaba el final de su sueño.  Desde que había visto ese cuadro no podía quitárselo de la cabeza, todas las malditas  noches soñaba con la imagen de esa mujer desnuda, tranquilamente sentada en la cama, con  la sábana descansando perezosamente a la altura de unas magníficas y redondeadas nalgas.   Pero esta noche había sido distinto, había girado la cara, la mujer del cuadro lo había  mirado  a  los  ojos  y  no  era  la  que  él  pensó,  no  era  aquella  que  tenía  prohibida,  no  la  que  le  hacía sentirse un miserable por soñarla. Había llegado incluso a derramarse en las sábanas solo  pensando en esa maldita espalda y esa melena castaña alborotada y recogida en un moño que  dejaba ver un sensual cuello y adivinar el perfil de su rostro, pero hasta hoy  había podido ver  quién era.  Lucy,  con  ella  empezaron  todos  los  problemas.  Nunca  había  sentido  nada  tan  fuerte  como el calambrazo que notó al coger su mano cuando los presentaron. O cómo se le aceleró  el corazón aquel día, con la puerta del vestuario medio abierta, cuando la vio deshacerse del  pijama de enfermera, llevaba una camiseta interior con transparencias, una pequeña braguita  de  encaje,  era  tan  femenina  tan  diferente  a  la  deportiva  Clara,  se  le  erizó  el  vello  con  esa  imagen.  Y  la  tuvo,  consiguió  que  fuera  suya,  pero  la  perdió.  Se  había  convertido  en  todo  un  experto perdedor.  Dejó  que  el  agua  hirviendo  relajará  sus  atenazados  músculos  mientras  trataba  de  tomar una decisión. Tenía que hacer algo con todo eso que estaba sintiendo.   ¿Y si por primera vez en su vida luchaba por lo que quería en vez de dejarse llevar? Y  si… casi no se atrevía a pensarlo, era una locura, pero… ¿y si iba a buscarla y le decía cómo se  sentía? Probablemente lo mandaría al cuerno, pero la gente hacía esas cosas ¿no? una y otra 

45 RománTica'S


vez se arriesgaban y a veces ganaban. Como el americano ese, Mark el grandullón, se arriesgó  con Ana, o el maldito Dani, ¡Dios cómo odiaba a ese tío! Aunque no más de lo que se odiaba a  sí mismo.   Salió de la ducha, apenas se secó con la toalla y la dejó en el suelo. La voz de Clara –su  ex mujer, ahora mujer de Dani –llegó a sus oídos desde no sabía dónde. «Carlos, eres peor que  un niño, siempre tengo que estar detrás tuya…». Dio un paso atrás, recogió el paño húmedo y  lo echó en el cesto de ropa sucia, con una sonrisa. Era hora de madurar y aprender algo de sus  errores, aunque fuera en esas pequeñas cosas.  Completamente desnudo se dirigió a su habitación y se molestó en estirar las sábanas.  Una vez hecho, le gustó la forma en que le hizo sentir. Sin duda, se estaba volviendo loco.   Escogió una bolsa de deportes del armario y metió dentro unas cuantas mudas de ropa  interior, un par de vaqueros y algunas camisetas. Se colocó un chándal para el viaje, quería ir  cómodo ya que iba a ser  largo.   Abrió el portátil, el reloj marcaba las 04:30h de la madrugada. Según estaba viendo, el  próximo vuelo salía a las 06:15 de la mañana, tenía que darse prisa, reservó por internet y se  puso en camino.  Perdería todo un día en Madrid, con lo que le había costado decidirse y ahora lo veía  todo tan claro. Ella, siempre fue ella, desde el momento en que la vio por primera vez. En un  principio el deseo y después algo más, mucho más. Y todo acabó con Clara, pero se negaba a  admitirlo, ¡Dios! Fue el único que no se dio cuenta de que estaba perdidamente enamorado de  ella. Lucy.  Miró por la ventanilla del taxi que lo llevaba al aeropuerto. Tendría que conquistarla,  empezar desde el principio, durante todo este tiempo se había comportado con ella como un  primate. Se cubrió la cara con las manos y las desplazó hacia el pelo apoyando la cabeza en el  respaldo y tirando del cabello hacia atrás. Desesperado. Así se sentía en este momento.   De repente una idea cruzó por su mente. Nueva York era muy grande, podría buscar  hospital por hospital, empezaría por el Belleveu de Manhatan, desde allí vino a España, por un  programa de intercambio de profesionales.  La  otra  opción  era  más  segura,  Clara  y  Ana  sabrían  dónde  estaba,  pero  era  una  situación  difícil  si  llamaba  a  Clara  y  a  esas  horas  era  probable  que  el  maldito  Dani  fuera  a  buscarlo al aeropuerto a darle una paliza. Llamaría a Ana en cuanto llegara a Madrid.  Era la segunda vez que iba a Madrid en apenas dos meses, la primera vez fue cuando  vio ese cuadro en la exposición de arte contemporáneo de la sala Ivorypress. Esa misma noche  comenzaron  los  sueños,  y  con  ellos  la  tortura  siempre  despertaba  sobresaltado  y  pensando  que de nuevo comenzaba su obsesión por Clara, era una tortura continua verla en el hospital,  feliz con su nuevo marido que aprovechaba cualquier ocasión para dejarle claro que él ya no  tenía nada que hacer ahí. Pero no era Clara, la mujer de sus sueños era Lucy, ojalá lo hubiese  descubierto antes.   La  felicidad  se  unió  a  la  desesperación  en  una  lucha  de  sentimientos  contrapuestos  que casi no le dejaba respirar.   Sus reflexiones continuaron en el avión camino a Madrid, hasta que el cansancio pudo  con él y por un momento cerró los ojos. Únicamente pudo ver de nuevo esa espalda, dulce y  sensual que lo llamaba descarada, esa atracción era irresistible pero cuando estiraba la mano  para acariciarla se levantaba se envolvía en la sábana y desaparecía, así había sido hasta esa  misma noche, ahora giraba el rostro y podía verla con claridad, sonreía para él, solo para él. 

RománTica'S 46


Por primera vez no se despertó sobresaltado si no feliz, deseando llegar para tenerla  entre  sus  brazos.  En  ese  momento  decidió  que  tenía  algo  que  hacer  en  Madrid  esa  mima  mañana. Algo que le daría Sosiego a sus sueños.    Madrid Sala Ivorypress, 10:00 h.    —¿Qué desea caballero? –la joven escrupulosamente vestida y maquillada lo miraba intrigada,  su aspecto evidentemente no inspiraba confianza. A estas alturas las ojeras debían llegarle a la  altura de las rodillas, el pelo alborotado y la barba de tres días configuraban la imagen de un  hombre a la par atractivo y cansado.  —Estuve  aquí  hace  un  mes,  teníais  un  cuadro  de  una  mujer  de  espaldas  con  una  sábana cubriéndole apenas el…  —¡Ah si! –le interrumpió la chica temiéndose es término que iba usar ese hombre para  denominar la parte baja de la espalda –usted habla de Sosiego de Nuria Mill Batrina.  —Sosiego –repitió Carlos en voz queda –muy apropiado. Lo quiero.  —Sr.  me  temo  que  esa  exposición  ya  está  recogida  y  preparada  para  volver  a  Barcelona, pero le puedo poner en contacto con…  —No.  —¿Perdón?  —No, no, no lo entiende. Lo quiero ya, tengo que llevármelo ahora mismo.   —Me temo que…  —No  lo  entiende  –la  interrumpió  nuevamente  –Acabo  de  apostar  mi  vida  a  esa  imagen,  es  mía,  me  pertenece.  La  quiero  para  siempre,  no  me  importa  lo  que  cueste—.  Mentalmente se despidió de todas sus tarjetas de crédito, entre el viaje, el cuadro y el tiempo  que pasaría intentando conquistar a Lucy, acabaría con sus pocos ahorros.  La joven lo miró con cautela, estudiándolo, tal vez fue la desesperación que vio en su  rostro, tal vez ese amor por un cuadro la cautivó, no le importaba pero respiró hondo cuando  la oyó.  —Un  momento,  tendré  que  hacer  unas  llamadas  –dicho  esto  desapareció  tras  una  puerta.  Probablemente fueron los cinco minutos más largos de su vida. Pero cuando volvió lo  hizo acompañada de un tubo largo en cuyo interior se escondía la imagen de sus sueños.    Una cafetería cualquiera Madrid, 12:00 h    Miró  el  teléfono  que  descansaba  encima  de  la  mesa  al  lado  de  una  taza  de  un  cortado  humeante.  Esa  iba  a  ser  una  llamada  difícil  y  le  estaba  costando  armarse  de  valor,  no  había  hablado  con  ella  desde  la  terrible  escena  en  el  hotel,  cuando  la  insultó  por  estar  con  el  americano. Ana su gran amiga, la mujer de Marcos. Él nunca podría verla de otro modo.   —¿Si? –contestó esa conocida voz femenina al otro lado de la línea.  —Hola, soy Carlos.  —¿Carlos? Pero… vaya, ya era hora –contestó Ana.  —Sí,  lo  sé.    Tenía…  en  fin,  tenía  que  estar  preparado  para  aceptar  tu  nueva  vida,  ya  sabes. 

47 RománTica'S


—¿Y ahora lo estás?  —No. Creo que para mi siempre serás la mujer de Marcos.  —¿Y por qué llamas?  —Necesito un favor.  —El Carlos de siempre ¿eh? no voy a interceder por ti con Clara…  —No se trata de Clara, eso pasó, lo tengo claro. Ella es feliz y me alegro.  —¿Puedes aceptar que Clara rehaga su vida y no puedes aceptar que la rehaga yo?  —Ana, necesito localizar a Lucy.  —Joder Carlos, nunca pones las cosas fáciles ¿eh?  —¿Qué coño quiere ahora ese? –oyó Carlos del otro lado de la línea—  —¿Estás con el americano?  —Sí.  —Ya, espero que seas feliz, te lo mereces, de verdad.  —Gracias. ¿Para qué quieres la dirección de Lucy?  —Yo…  tengo…  tengo  que  verla,  tengo  que  hablar  con  ella  y  contarle  un  montón  de  cosas, ella tiene derecho a saber por qué me comporté como lo hice y… no sé, tal vez. Sé que  no  tengo  derecho  a  pedirle  otra  oportunidad  pero…  mira  Ana  si  no  me  la  das  la  buscaré  en  Nueva York aunque tenga que ir hospital por hospital.  —No,  tienes  razón  ella  tiene  derecho  a  saber  qué  pasaba  por  tu  cabezota,  pero  Carlos… no le hagas daño.  —No lo haré, te lo prometo.  —Ok.  —¿Ok? –se río Carlos.  —¿Qué quieres? todo se pega.    Aeropuerto Kennedy Nueva York, 20:30 h.    Se había tenido que separar de Sosiego durante el viaje y eso lo tenía intranquilo pero por fin  estaba allí, el cuadro en sus manos y el teléfono de Lucy grabado en el móvil. Pero decidió no  llamarla, un cara a cara sería mejor.    Hospital Belleviu Nueva York, 22:00 h.    Estaba  preciosa  como  siempre,  arrebatadora  como  nunca.  Algo  más  delgada  pero  con  su  encantadora  sonrisa  como  siempre.  Salía  con  sus  compañeros  por  la  puerta  de  urgencias,  entre ellos uno la cogía de la cintura y le decía algo al oído.  <No, por favor> dijo para sus adentros, <que no sea demasiado tarde>, aunque se la  veía feliz, eso era bueno. Quizá el Carlos de antes habría montado en cólera o se hubiera ido  sin más a coger una buena cogorza, pero ese ya no era él.  Se acercó tranquilamente hasta estar apenas a un par de metros de ella.  —Lucy  –susurró.  Ella  volvió  la  cara,  con  sorpresa,  mantuvo  los  ojos  muy  abiertos  mientras intentaba pronunciar alguna palabra coherente.  No  podía  ser,  después  de  varios  meses  soñando  con  que  él,  recapacitara  y  se  diese  cuenta  de  que  lo  que  había  entre  ellos era  importante,  por  fin  estaba  allí,  tan delgado  y  tan 

RománTica'S 48


guapo como siempre, tenía pronunciadas ojeras y el pelo maravillosamente alborotado, la Lucy  de antes se habría tirado a sus brazos sin pensarlo, pero no ella no era ya la misma.  —¿Podemos hablar? –le preguntó Carlos.  —No, no sé si es buena idea –contesto Lucy con un nudo en la voz. El tipo que la tenía  por la cintura habló.  —¿Necesitas algo Lucy? –Carlos se limitó a mirarlo con cara de pocos amigos.  —No, no.   —Sé que no lo merezco pero aún así, yo… te debo muchas explicaciones y…  —De acuerdo –aceptó Lucy –vamos a la cafetería de enfrente.  Carlos  se  aferró  al  cuadro  que  sujetaba  entre  las  manos  mientras  se  hacía  a  un  lado  para  dejarla  pasar.  Ella  se  despidió  de  sus  compañeros  que  se  quedaron  mirándolos  con  curiosidad mientras se alejaban.  Se acomodaron y quitaron los abrigos mientras la camarera les servía café.  —No sé por dónde empezar –dijo Carlos.  —¿Qué tal por el principio?  —Te quiero.  Lucy levantó la cara sonrojada para mirarle a los ojos.  —Eso no es el principio.  —Necesito algo más de cinco minutos para contarte todo lo que tengo que contarte.  —¿Qué pasa con Clara?  —Pertenece a otra vida, lejana, muy lejana. ¿Nos vas a dar otra oportunidad?  —Carlos yo… lo he pasado muy mal y…  —¿Sigues queriéndome? –ella lo pensó un momento y decidió ser sincera.  —Sí, pero tengo miedo.  —Yo también.    Un pequeño apartamento en Central Park, Nueva York 04:00h.    La admiró sentada al borde de la cama con la sábana apenas cubriéndole las nalgas, la espalda  orgullosamente  erguida,  la  melena  suelta.  Lucy  estiró  la  mano  hacia  la  mesita,  asiendo  una  pinza con la que se recogió la melena en un moño.  Por fin su alma encontró el Sosiego, allí admirando la imagen de sus sueños.   

49 RománTica'S


Como era costumbre, al despuntar el alba, mientras los pescadores preparaban sus barcos para ir a  faenar, Jonás se acercó a las rocas del acantilado. Aquella cita ineludible, que se repetía cada sábado  lloviera o hiciera calor, le disgustaba tanto como la necesitaba.  El transeúnte parecía normal: cabello castaño, ojos oscuros y unas cuantas arrugas sesgando  su  rostro  de  rasgos  cuadrados  y  marcados.  La  piel  estaba  tostada  y  su  mirada  cargada  de  pesar.  Parecía  que  hubiera  vivido  miles  de  vidas  antes  de  llegar  a  ese  momento  en  el  que  limpiaba  algo  oculto entre las rocas. Tras algunas algas y basura, se encontraba una placa deslucida por el paso del  tiempo que rezaba:   

En memoria de Sara. Espero que el dolor de tu alma lo limpiara la marea. De tu hermano, que sigue esperando al lado de las rocas para ir a nadar. Jonás dejó de contar los aniversarios de la muerte de Sara hace años, cuando más sentía que  el tiempo se le escapaba persiguiendo a un fantasma, que tan solo era polvo sobre la memoria de los  que le sobrevivieron.   Sara... pensar en ella le seguía produciendo dolor y pena. Odio por sus padres y Álvaro... a sí  mismo. Con ese último pensamiento, se sentó en las rocas y comenzó su propio calvario, esperando  encontrar una respuesta que le era esquiva desde el inicio de esa historia.  —Perdóname  por  no  salvarte  —murmuró  a  la  inmensidad  azul,  esperando  que  Sara  le  escuchase.  ***    Los dos hermanos Reus podían presumir de contar el uno con el otro. Sara, la mayor, era una chica  atractiva  y  alegre,  extremadamente  inteligente.  Había  sido  la  primera  de  su  familia  en  ir  a  la  universidad  para  estudiar  una  ingeniería  y  su  hermano  pequeño,  Jonás,  pronto  seguiría  sus  pasos.  Ambos adoraban las ciencias y deseaban trabajar en lo mismo. Decían que conseguirían montar un  negocio  juntos  y  hacerse  ricos,  ¿con  qué?  Aún  no  lo  sabían,  pero  ya  lo  descubrirían.  Aún  eran  jóvenes.    Poco  antes  de  que  Jonás  entrara  en  la  carrera,  todos  notaron  los  cambios  de  su  hermana:  estaba más nerviosa y excitada, se reía a cada poco y se sonrojaba cuando escuchaba el teléfono. No  era difícil ver que estaba enamorada. Sus padres no dijeron nada a la muchacha, solo a su hermano.  —Cuando  llegues,  intenta  descubrir  quién  es:  si  es  un  buen  chico,  qué  estudia...  cualquier  cosa —le pidió su madre la noche antes en tono confidencial—. Sabes cómo es tu hermana, no vamos  a sonsacarle nada ni con unos alicates.  —Espero  que  eso  se  vea  reflejado  en  mi  paga  —terció  el  joven,  ganándose  una  colleja  cariñosa por parte de la mujer.    No hizo falta una investigación tan concienzuda. Álvaro fue rápidamente aceptado en la pandilla de  amigos de Sara. Se saludaron, charlaron, se rieron... y no supo por qué, Jonás comenzó a sentir una  rápida antipatía por aquel chico por el que la joven suspiraba. No era desagradable, todo lo contrario;  parecía que deseaba complacer a toda costa, como si no hubiera nada más en la vida. Con el paso de  los  días,  esa  sensación  se  acrecentó.  Sobre  todo  cuando  veía  al  chico  ensimismarse  y  adoptar  una  expresión grave y aterradora.  Se decía que era fruto de su imaginación, que seguramente se sintiera celoso por no haber  podido ligar con tanta facilidad como su hermana, que era más abierta y de mejor trato que él... pero 

RománTica'S 50


la primera vez que Sara vino a casa llorando, empezó a temer que sus sospechas fueran ciertas.  —¿Qué te ha ocurrido? —le inquirió cuando entró en el cuarto de la joven con unas galletas y  leche con cacao—. ¿Quieres que lo hablemos?  —Es... Jonás, es complicado. Tú no lo entenderías.  —¿Por qué solo nos llevamos un año? Sí, la edad juega en mi contra —bromeó, consiguiendo  que su hermana se riera.  —Vale —se levantó e hizo un giro completo—. ¿Qué te parece?  Iba  vestida  de  rojo  pasión,  su  color  favorito.  El  conjunto  era  atrevido,  pero  le  sentaba  de  maravilla y no lo pensaba solo por ser su hermano. Y así se lo hizo saber.  —Es  que...  a  Álvaro  no  le  ha  gustado  el  conjunto.  Me  dijo  que  el  rojo  no  me  sentaba  bien.  Demasiado llamativo.  —Pues me parece que estás estupenda. Que le jodan —bromeó.  —No digas eso. Le quiero muchísimo.  —No vas a dejar de llevar rojo por él, ¿verdad? —ante aquella sugerencia, su hermana se rió  divertida.  Las  carcajadas  se  detuvieron  cuando  escuchó  el  teléfono  sonar  y  Sara  fue  a  cogerlo.  El  enfado duró lo que el novio de esta tardó en disculparse y pedirle paciencia con él.    Poco a poco, su hermana comenzó a  llevar colores más fríos, los que le gustaban a su novio.  Las  faldas  aumentaron  en  longitud  y  los  escotes  se  acortaron.  No  fue  algo  llamativo  e,  incluso,  cualquiera podría haberlo achacado al cambio de estación. Si no fuera porque Jonás sabía que a su  hermana  le  encantaba  lucirse  incluso  con  nieve  y  hielo.  Cuando  el  joven  intentó  hablar  con  ella,  le  rechazaba  con  una  sonrisa  y  le  acariciaba  la  cabeza,  como  si  hablara  con  un  niño  pequeño.  Le  enfurecía  esa  actitud  tan  condescendiente,  tanto  como  que  Álvaro  le  observara  con  superioridad,  como si tener a Sara de su lado y que le llevaran la contraria en todo, fuera la gran victoria de su vida.  —Ay, Jonás. Cuando te enamores y crezcas, te darás cuenta de que todos tenemos que hacer  concesiones en el amor —le repetía una y otra vez la joven con expresión boba.  Él negaba con la cabeza. Rogando para que el día de mañana, cuando quisiera tanto a alguien,  no se le ocurriese pedirle cosas que pudieran disgustarle.    ***    —Debí hacer algo en ese momento. Si hubiera sido más firme, posiblemente te hubiera salvado... es  lo que me digo cuando tengo pesadillas, pero a la hora de la verdad, me acabado dando cuenta. Me  echaste de tu vida cuando entró Álvaro, ni que tener a tu hermano como amigo fuera algo malo.  Pero  para  el  exnovio  de  su  hermana,  cualquier  hombre  en  la  vida  de  Sara  era  un  peligro  inminente del que debía alejarla. Suspiró, era más fácil recordar tras tanto tiempo. Ya no sentía la ira  ni  el  dolor,  tan  solo  hastío  y  lamentación.  Solo  cuando  soñaba,  cuando  creía  ver  la  cara  de  su  hermana antes de morir, era cuando volvía a llorar como un niño pequeño.    ***    —¡Maldita sea, Jonás! Te he dicho que no puedo y  no puedo —le gritó Sara  desde  el otro lado del  móvil—. Tengo cosas que hacer.  —Es la quinta vez que me das plantón —le espetó su hermano furibundo—. Joder, Sara, que  entiendo que tengas novio, pero ¿no puedes quedar conmigo si no le tienes cerca? Ni que fuera una  mala influencia.  —Más bien poco comprensivo.  —He  tenido  que  enterarme  cuando  te  he  llamado  de  por  qué  llegabas  tarde  y  no  es  la  primera  vez.  ¿Qué  esperabas?  —ella  se  volvió  a  disculpar  entre  susurros  y  colgó—.  Vamos,  no  me  jodas.  Habían  quedado  todos  los  amigos  para  hablar  con  ella.  Se  la  veía  mal  y  triste.  Se  enfurecía  con  todos  y,  luego,  pedía  perdón  llorando  a  lágrima  viva.  Cuando  Jonás  le  dijo  a  la  mesa  lo  que 

51 RománTica'S


ocurría, todos negaron con la cabeza. Sentían que la estaban perdiendo.    Pero  el  joven  se  negaba  a  que  su  hermana  se  encerrase  en  casa  con  su  novio  y  no  saliera  ni  para  comprar comida. Se acercó al piso que compartía la pareja, esperando que ella le atendiera. Usó la  llave de repuesto, no deseaba que la chica le diera con la puerta en las narices.  —¿Sara? Soy Jonás, quiero hablar contigo —pidió entrando en el lugar en penumbras.  Sintió  que  sudaba,  nervioso.  El  lugar  estaba  oscuro  y  casi  no  era  capaz  de  ver.  Las  cosas  estaban tiradas por el suelo. Caminó llamando a su hermana, esperando una respuesta. Solo cuando  llamó a la puerta del baño, le gritó rabiosa.  —¡Largate! ¿Es que no entiendes cuando no quiero verte?  —Lo entendería si supiera lo que he hecho mal. Sara, abre la puerta —le exigió intentando no  dejarse llevar por el tono de la muchacha.  —¡Que te follen! ¡Deberías saber que he crecido y madurado! Entérate, hermanito. Ya no te  necesito como si tuviéramos diez años —aquello sí consiguió airar su furia.  —Bien, al menos ten los cojones de decírmelo a la cara. Vamos, sal aquí y dame la patada — insistió.  Ella  calló,  como  si  hubiera  perdido  el  valor—.  ¿Qué  pasa?  ¿Te  da  miedo  enfrentarte  a  tu  hermano pequeño?  —Ya la has oído —exigió  Álvaro a sus espaldas. Jonás gritó por la sorpresa. No se esperaba  aquello—. Deja en paz a mi novia y márchate. No se te ocurra enfadarme.  El  joven  no  estaba  seguro  de  en  qué  momento  su  puño  impacto  contra  la  cara  de  su  contrincante.  Solo  que  se  sintió  muy  bien  al  verle  retorcerse  en  el  suelo  agarrándose  la  nariz  y  gritando como un cerdo en el matadero. Entonces Sara le golpeó con fuerza en la espalda y en la cara,  intentando herirle sin mucho tino.  —¡Desgraciado! ¡No se te ocurra tocarle! —insistió ella y cuando la vio abalanzarse sobre el  cuerpo  de  aquel  cabrón  pudo  verle  la  cara  completamente  amoratada—.  Márchate  de  aquí,  ¡no  quiero volver a verte!  En cualquier otro momento, Jonás se habría hundido con aquella expresión de odio y la voz  envenenada,  pero  estaba  horrorizado  ante  aquel  espectáculo.  Donde  ambos  le  aseguraban  que  le  denunciarían por haberle atacado sin motivo alguno. Que se marchase y no asomara su cara por allí  de nuevo. Deseó echarse a llorar.    ***    —Me dieron ganas de cargármelo. A día de hoy, sigo deseando matarle cuando el veo en la calle con  su nueva familia. Intenté hablar con su mujer, pero no escucha. ¿Ella será como tú? ¿Le pegará? No  puedo hacer nada para ayudarla, como me pasó contigo.  Miraba  la  playa  cada  vez  más  concurrida.  Los  turistas  colocaban  sus  toallas  y  tumbonas  buscando el Sol, mientras los niños correteaban por entre la espuma y las olas, jugando a Dios sabía  qué. Jonás recordaba lo mucho que le gustaba a su hermana aquel sitio de pequeña. Siempre decía,  que era como si el astro rey y el agua te limpiaran la oscuridad de tu alma, como si perdonasen tus  errores  y  pecados.  Tal  vez  por  eso  el  hombre  iba  allí,  no  solo  para  sentirse  conectado  a  Sara,  sino  también para intentar purgarse.  El tiempo pasaba y el sol comenzaba a picar sobre su piel y quemarla a través de la ropa.    ***    —Hijo, ¿qué esperabas? Tu hermana ha madurado y ha escogido a su novio. No lo pongas más difícil,  no queremos perderla —pidió su madre con voz triste—. Por favor, déjalo estar.  La  colgó.  No  deseaba  oír  otra  vez  que  dejara  a  su  hermana  en  paz;  que  era  normal  que  defendiera a su chico; que qué hacía él pegándole ¿quién se creía? ¿Un cavernícola? No... no puede  ser que la esté pegando y no haga nada; es Sara, la persona más concienciada que existe, permitiera  una cosa así.  

RománTica'S 52


Demasiadas personas  que  decían  que  no  tenía  razón,  que  no  intercediera...  ¿qué  debía  esperar? ¿A que su hermana saliera en las noticias con la cabeza partida? Deseaba gritar, enfurecerse,  pero  ¿y  si  su  madre  tenía  razón?  ¿Y  si  estaba  haciendo  algo  mal  y  podía  perder  a  su  hermana?  Necesitaba  una  opinión  ajena  a  sus  conocidos,  alguien  que  no  tuviera  miedo...  delante  de  él  había  una  cafetería  y  se  acercó  al  lugar.  Si  debía  hablar  con  alguien  que  no  pudiera  verse  influido  por  la  situación, debía estar allí.  Miró a la caja y, esperando a una pequeña cola, vio a dos chicas riéndose felices. Jonás tragó  saliva  y,  de  pronto,  sintió  que,  su  idea  no  era  tan  buena  como  parecía  en  un  principio.  Aún  así,  se  acercó a ellas y carraspeó para llamar su atención. Se volvieron molestas y el joven controló el miedo  y comenzó a hablar deprisa.  —¿Puedo pediros un favor? No nos llevará mucho tiempo y estoy desesperado —las dos se  miraron  y  se  giraron  a  su  grupo.  Era  realmente  variopinto,  perfecto,  le  iba  a  venir  bien—.  Necesito  hablar con alguien, es muy urgente. No sé qué hacer.  —Oye, tío, das miedo —reconoció la que le pareció más guapa—. ¿Qué es lo que quieres?  —Necesito hablar con alguien y que me dé su opinión. Tengo un problema muy serio y mis  amigos y mis padres... necesito saber si estoy equivocado o no. Por favor...  La preciosa se acercó al grupo; luego le hicieron gestos para que se acercara y se sentara. Las  chicas le trajeron un vaso de agua y se colocaron alrededor de él.  —Tú  dirás,  tío.  ¿Qué  es  eso  que  te  hace  llegar  a  un  grupo  de  extraños  y  preguntarles  su  opinión? —dijo uno de los chavales.  Al principio le costó hablar. Antes se echó a llorar desesperado, causando incomodidad en los  allí presentes; le sentó bien poderse desahogar y la chica de su lado de abrazó y animó a empezar.  Poco a poco, Jonás les habló de su hermana, de lo maravillosa que era, su fortaleza e inteligencia... de  Álvaro, de cómo ella cambió al aparecer él en su vida. El que su novio le retara, que él le pegara y la  denuncia por parte de la parejita contra el Jonás. Lo que todos pedían que hiciera o dejara de hacer.  Se sentía tan confundido.  Entonces,  aquel  grupo  de  extraños  a  los  que  acababa  de  contar  su  gran  problema,  se  enmudecieron estupefactos. El joven les miró esperando una respuesta, algo que pudiera ayudarle a  saber qué hacer. La chica preciosa, que se llamaba Elvira, le agarró la mano y con gesto de odio, le  dijo:  —Cárgate a ese hijo de puta.    ***    Entre  la  multitud  que  se  iba  a  comer,  pudo  ver  tres  manos,  una  grande  y  dos  pequeñas,  que  le  saludaban desde la lejanía. Jonás les devolvió el gesto, sabiendo que pronto tendría que reunirse con  su familia. Sus pequeñinas y su mujer, a la que conoció por atreverse a hablar a dos desconocidas en  una cafetería y contarle a un grupo sus problemas. Su ancla y apoyo, lo único que había evitado que  se volviera completamente loco. Esperaba haber enseñado a sus hijas bien. Que nunca llegaran a ser  tan crueles como Sara y Álvaro.    ***    El  corazón  estaba  tan  desbocado,  que  temió  que  se  le  fueran  a  romper  las  costillas.  Casi  no  tenía  aliento,  pero  no  era  capaz  de  ralentizar  su  marcha.  Corrió  por  los  pasillos  del  hospital  intentando  encontrar la habitación de Sara y, cuando al fin llegó, no llamó siquiera. Allí estaba ella, con la cara  amoratada, destrozada. Llorando a lágrima viva, en cuanto le vio, le alzó los brazos.  —Hermanito,  me  duele  —murmuró  triste.  El  aludido  se  lanzó  a  sus  brazos  angustiado,  la  quiso apretar con fuerza, pero en su lugar, la acunó con dulzura mientras ella lloraba desconsolada.  —Me  ha  dejado,  me  ha  dejado...  —decía  ella  con  pesadumbre—.  ¿Qué  voy  a  hacer  ahora?  Dime.  —No pienses en eso ahora —guardó su alegría y furia para mejor ocasión. No deseaba gritar 

53 RománTica'S


a su hermana ahora que al fin podrían reconciliarse.  La  dejó  desahogarse.  Pronto  podría  ir  a  llamar  a  su  novia;  Elvira  sabría  decirle  algo  que  le  animase.  Solo  debía  aguardar  y  relajarse.  Cuando  llegaron  sus  padres,  Jonás  salió  a  la  entrada  del  hospital, intentando huir de los desinfectantes y los ruidos que confundía con gritos agónicos. Todo  saldría bien, solo debía tener esperanzas.  —Ey, extraño. ¿Qué tal? —con aquella pregunta tan inocente, su novia le estaba invitando a   desahogarse.  Se sentó en las escaleras del hospital y comenzó a hablar con ella. Saltaban de un tema a otro,  disfrutando  de  la  voz  del  otro,  de  su  compañía  virtual.  Entonces,  unos  gritos  resonaron  por  el  aire.  Reconoció  que  eran  de  su  madre  y  cuando  intentó  entrar,  se  encontró  con  su  padre  saliendo  a  trompicones del lugar.  —Se ha ido, tu hermana se ha ido...  Jonás, lo siento, no creíamos que... —no le dejó acabar.  El joven se lanzó a buscarla por los interminables y oscuros pasillos y los cuartos.  Se había ido.  Fue a la casa que compartía con su novio, pero los vecinos le habían dicho que este se había  marchado  con  una  chica  rubia  por  la  mañana,  llevándose  sus  cosas.  Corrió  por  toda  la  ciudad  intentando encontrarla, hasta que su teléfono sonó. Era Sara.  —Hermanito... —dijo con la voz llorosa a modo de saludo—. Hermanito, él se ha ido.  —¡No me jodas, Sara! No puedes irte así del hospital, ¿sabes el susto que se han llevado papá  y mamá?  —¿Qué haré sin él?  —¿No ves que él no importa? ¡Puedes seguir con tu vida, ser feliz! Te iba a matar. Hoy no lo  hizo de milagro. ¿Por qué cojones no lo ves?  —Dime que todo saldrá bien, por favor....  —Saldrá bien ahora que se ha ido de tu vida. Escúchame, Sara. Dime dónde estás e iré por ti.  Hablaremos tranquilamente.  —Muchas gracias, hermanito. De verdad.  Escuchó el sonido de las gaviotas, el de los gritos de la gente y después, silencio tras un golpe  sordo.  ¿Qué  había  pasado?  Intentó  establecer  comunicación  con  ella.  Llamó  a  todo  el  mundo  para  que  la  bombardearan  a  mensajes  o  toques.  Lo  que  fuera.  Hasta  que,  entonces  alguien  decidió  devolvérselo. No conocía el número, pero eso daba igual.  —¿Sí?  —¿Señor  Reus?  —preguntó  la  mujer—.  Soy  la  agente  de  policía  Marta  Esteves.  Tengo  una  mala noticia que darle...    ***    Se  había  tirado  desde  su  acantilado  y  todo,  porque  aquel  cabrón  la  había  anulado  tanto  que  no  se  veía capaz de vivir sin él. Daban igual las palizas y los insultos, seguía enamorada... o asustada. ¿Qué  más daba?  Jonás cerró sus manos, furioso. Menuda gilipollas, pensaba. Daba igual el tiempo que pasara,  que seguía deseando gritarle a su hermana todo lo que no pudo, enfadarse con ella...  volver a ser  hermanos, los hermanos Reus.  Lloró desolado. Siempre ocurría lo mismo: poco importaba que se enfadara con ella, que la  maldijera  o  quisiera  odiarla.  A  fin  de  cuentas,  solo  era  una  víctima  que  no  pudo  escapar  de  su  monstruo. Solo una pobre chica que no supo ver la verdad.  —¡Papi,  papi,  papi!  —gritaban  sus  hijas.  Se  levantó  y,  mientras  las  alzaba,  las  abrazaba  con  fuerza. Intentando limpiar su dolor y culpa con su inocencia.  Elvira le abrazó de la cintura y le dijo que fueran a comer, que ya era muy tarde y no habían  ido a la playa para estar tristes.  Le dio la razón, dejó a las niñas en el suelo y caminó con su familia hacia la calle. Para estar  triste siempre había tiempo, para vivir la vida nunca era suficiente. 

RománTica'S 54


Necesité fuerzas para enfrentarme a él. Su vertiginosa altura amedrantaba a cualquier persona  que  se  le  acercara,  por  muy  fuerte  que  fuera.  Aquel  oscuro  hombre  exudaba  un  aura  de  peligrosidad que hacía temblar todas las terminaciones nerviosas de mi ser. Y no sólo era eso.  Aquella sombría y penetrante mirada se había quedado posada en mí, como si fuera un plato  suculento al que devorar.     Aclamé al cielo para que borrara de mis pensamientos las chifladas imaginaciones que  atormentaban mi mente, sin embargo, fue inevitable soñar con aquel hombre, atendiendo mi  cuerpo, moviéndose igual que una serpiente por conseguir tocar todos los rincones de mi piel,  saboreando hasta el último rincón y saciarse hasta la locura.     Como una tonta que era, caminé hasta él, hipnotizada por su aroma, por su presencia,  por su carisma. Él sonrió ante mi atrevimiento, enseñando unos dientes perfectos, tan blancos  como la leche, que adornaban su atractiva boca. Ahora, nuestros cuerpos tan sólo los separaba  una simple silla…     ―¿Quién eres? ―pregunté inquieta y desesperada por saber su nombre.    ―¿Acaso no lo sabes, hermosa? ―su peligrosa voz penetró en mi alma como un rayo,  adueñándose de mis sentidos.    ―No, no puede ser… ―contesté asustada.    ―No  digas  eso,  muchacha,  porque  a  veces  los  sueños  se  hacen  realidad  ―dijo  él  agarrando la silla y apartándola del medio. Dio un paso hasta mí y elevé la cabeza para ver sus  ojos.    ―¿Semtel? ¿Eres tú? ―volví a preguntar, encogiendo las entrañas.     ―¿Acaso no me reconoces?    Tragué  saliva  porque  se  atascaba  en  mi  garganta.  Él, es él.  Pensé  enseguida.  ¿Cómo  diablos había conseguido salir Semtel de sus propios sueños? La ridícula pregunta se instaló en  mi cabeza propinándome nuevamente dolores intensos. Semtel era el guerrero de antaño, el  soldado inmortal que siempre se adueñaba de mi cuerpo cada vez que entraba en el dulce y  agradable descanso. La noche siempre era perfecta para sucumbir a su lado, mientras que el  plácido  sueño  me  transportaba  hasta  ese  hombre  de  mirada  inquietante,  de  ojos  que  chispeaban bajo la tenue luz de las velas... Él se adueñaba de mi, como si jamás me volviera a  ver, amándome, besándome y poseyéndome innumerables veces hasta hacerme delirar. Y yo  aclamaba desesperadamente su alma, igual que el trabajo del dios Hades,  absorbiendo la vida  de los mortales.     ―¿Cómo has llegado? ―La ilusión del momento se mezcló con un regusto amargo de  miedo. ¿Quién era él realmente?      ―Hice un pacto con alguien ―soltó descaradamente. Atrapó mi  barbilla e hizo que lo  mirara―. Ahora puedes tocarme, preciosa. Ya no volverás a verme en sueños ―y con esa frase  atrapó mis labios decididamente.     Sentí mi corazón a punto de estallar. Tal fue el extraño anhelo que sentí, que me puse  de  puntillas  y  fortalecí  aquel  impacto  en  los  labios.  Una  lágrima  se  derramó  por  mi  mejilla

55 RománTica'S


cuando las  manos  de  él,  fuertes  y  robustas,  acariciaron  mis  hombros  con  delicadeza  deslizándolas  por  el  contorno  del  antebrazo  hasta  llegar  a  mis  muñecas.  Allí  se  recreó  haciéndome  suaves  cosquillas  y  luego  resbalándolas  hasta  mi  palma  para   propinarme escalofríos placenteros que fueron  recorriendo  todo  mi  espíritu.  Y  sólo  con  sentir  sus caricias.   Creí  que  volvía  a  estar  en  el  sueño,  abandonándome  a  su  merced,  saboreando  el  delicioso aroma de su aliento. Semtel se había  implantado  en  mi  corazón  de  una  manera  demoledora.   Me aparté de él a mi pesar.  ―No  quiero  que  te  vayas  nunca.  No  soportaría  más  tu  ausencia  ―mis  las mosas  palabras  parecieron  hacer  efecto.  Él  me  miró  con intensidad,  dejándome sin aliento.   ―¿Piensas  que  volvería  a  sufrir  este  calvario?  ¿Crees  que  eres  la  única  que  ha  pasado  por  esto?  Llevo  más  de  diez  años  entrando en tus sueños para estar contigo.   Aquella confesión casi me deja caer de  espaldas.  Y  Semtel  tenía    razón.  En  casi  todo  ese  tiempo,  él  me  buscaba  siempre,  a  través  del portal onírico, hasta dar con el canal que lo  llevaba hasta mis sueños.  ―Lo siento ―confesé.       —No  lo  sientas,  preciosa.  Ahora  el  momento  es  nuestro,  y  ya  nadie  podrá  jamás  rebatárnoslo.     ©Ariadna McCallen   

RománTica'S 56


No nos llevemos a equívocos a tod@s nos gusta una buena historia en  la  que  un  libertino,  un  hombre  solitario,  aquel  que  ha  jurado  y  perjurado que eso del amor no iba con él, termina cayendo entre los  brazos de una joven e indefensa, o quizás no tan indefensa, mujer que  conseguirá robarle el corazón.   Y si encima esa historia la situamos en una época en la que las reglas  de sociedad, el cortejo, la doble moral, vestidos suntuosos, caballeros  de  brillante  librea,  bailes  decadentes,  etc,  etc…  son  los  protagonistas  de las páginas en las que nos sumergiremos ¡qué más se puede pedir! Yo  creo  que  no  mucho  más  si  lo  que  buscas  son  novelas  románticas  ambientadas  en  la  Regencia  donde  sus  protagonistas  logran  que  el  lector se encariñe con ellos desde la primera letra hasta la última.  Todo esto es lo que podemos encontrar entre los libros que conforman  la Serie Las Guerras del Cortejo de la autora Nicole Jordan. Una serie  compuesta  por  seis  libros  donde  el  romanticismo  y  la  sensualidad,  todo ello envuelto por pequeñas dosis de humor, consiguen enganchar  sin problemas.  Un  dato  a  tener  en  cuenta  si  lo  mencionado  más  arriba  no  os  ha  llamado la atención: no leáis las primeras páginas de cualquier novela  de  Las  Guerras  del  Cortejo,  ya  que  esta  escritora,  Nicole  Jordan,  consigue, gracias a los primeros capítulos, a las primeras escenas que  describe,  sembrar  la  curiosidad  en  cualquiera  que  se  haya  atrevido  a  sucumbir a la tentación. 

Una serie que va ganando fuerza según avanzamos en sus lecturas.   Avisado quedáis.   

57 RománTica'S


El primer libro de la serie, Las Guerras del Cortejo, lleva como título  Complacer a una Mujer.  En él conocemos a Marcus Pierce, un libertino que de la noche a la  mañana tiene que hacerse cargo de tres jovencitas al mismo tiempo  que  hereda  el  título  de  Conde.  Una  situación  que  no  encaja  en  su  vida actual. 

¡Él, responsable de tres mujeres! ¡Quién lo iba a decir! Pero tiene la solución exacta para su problema: las casará.  Parecería  algo  sencillo  si  no  fuera  porque  la  hermana  mayor,  Arabella  Loring, se presenta en su hogar y le roba el corazón.Sí, un  amor a primera vista. Sí, se sentirá desfallecer sólo con ver sus ojos.  Sí,… vale, es el cliché al que estamos acostumbrados, no os lo voy a  negar, pero gracias a un reto (que no os voy a desvelar) la escritora  conseguirá que no dejéis la lectura hasta que lleguéis al final. 

[…]―Vamos, Arabella. ¿No podríamos acordar una tregua por un tiempo? No deseo que nos peleemos. La resuelta expresión de la joven se suavizó en parte. ―Tampoco yo deseo librar una guerra, milord, pero usted se niega a comprender que no deseamos vernos obligadas a contraer matrimonio por un tutor. ―Le prometo que a usted no quiero casarla con nadie, le propongo que lo haga conmigo. Por el silbido de su respiración pudo comprender que ella se había quedado tan conmocionada como él. Marcus pensó que era increíble que realmente considerara dar el sorprendente paso de abandonar su valiosa soltería. […]

            Roslyn, la encantadora hermana mediana de las Loring, tiene claro que para ser feliz deberá casarse con un hombre al que ame de verdad. Se siente atraída por un atractivo conde al que cree que podrá conquistar, pero sabe que los hombres no suelen dar rienda suelta a su pasión con sus esposas, sino con sus amantes. La joven quiere que su matrimonio sea especial, así que decide aprender todo lo necesario para despertar el verdadero deseo en su futuro marido. Drew Moncrief, duque de Arden y el mejor amante de todo Londres, no duda en ofrecerse para ejercer de maestro en este curioso aprendizaje… Con el tiempo, Roslyn y su arrebatador mentor descubren con qué facilidad las clases de seducción pueden convertirse en lecciones de amor… ¿Cruzarán la línea que las separa?

RománTica'S 58

En el  segundo  volumen  de  esta  serie,  Seducir  a  una  Mujer,  la  protagonista es Roslyn, la hermana mediana, quien lejos de odiar la  idea  del  matrimonio  (unos  padres  infelices)  desea  fervientemente  casarse por amor.  Su  pareja  en  esta  historia  será  el  Duque  de  Arden  o  simplemente  Drew,  como  os  guste  más.  Él  es  el  mejor  amigo  de  Marcus  (ya  le  conocimos en el primer volumen de la serie) y no cree para nada en  esa idea del Amor.    […]Dicen que es un amante maravilloso. […]

Una fiesta de disfraces, en la que sólo deberían acudir cortesanas, es  el  punto  de  encuentro  para  esta  pareja  y  a  partir  de  ahí…  pues  ya  podéis imaginaros.  Un  romance  bien  orquestado  amenizado  por  la  investigación  que  llevarán a cabo los dos protagonistas sobre un robo. 


[…]—Supongo que no tiene ni idea de lo que se está perdiendo, querida. La pasión entre un hombre y una mujer puede ser excepcional. Lily carraspeó sintiéndose la garganta seca, y luchando contra su hechizo. —Aun así, no quiero tener nada que ver con la pasión. — ¿Qué sabe de ella? ¿La han besado alguna vez adecuadamente? Ella frunció la frente cautelosa. — ¿Qué quiere decir «adecuadamente»? Su tranquila risita sonó suave y ronca, mientras volvía a atraer su rostro hacia él. —Si tiene que preguntarlo, la respuesta debe de ser «no». Creo que deberíamos corregir esa deficiencia al punto… […]

En el  tercer  libro  de  Las  Guerras  del  Cortejo,  la  pequeña  de  las  hermanas  Loring,  Lilian,  sufrirá  la  caza  de  un  marqués  al  que  le  ha  robado el corazón.  En  Conquistar  a  una  Mujer  la  presa  es  Lily,  que  por  temor  a  experimentar  lo  mismo  que  vivió  su  madre  o  por  los  sentimientos  que  empiezan  a  nacer  en  su  interior,  huye  del  Marqués  de  Claybourne, Heath Griffin, amigo y compañero de juergas de los dos  mosqueteros que anteriormente hemos mencionado.  Heath encontrará a Lily en una casa de mala reputación enseñando a  las prostitutas que la habitan buenos modales.  Un libro que nos ofrece una lucha de voluntades por parte de los dos  protagonistas con los que nos amenizarán momentos muy divertidos

.               

En Conquistar a un Seductor volvemos a reencontrarnos con uno de  los  personajes  secundarios  que  logran  encariñar  al  lector,  Eleanor  Pierce,  hermana  de  Marcus  (protagonista  de  Complacer  a  una  Mujer), una mujer de carácter que no ha logrado rehacer su vida tras  la ruptura de su compromiso.  Damon  Stafford  estaba  enamorado  de  Eleanor.  Iba  a  casarse  con  ella pero… el miedo al cambio, al amor le llevó a forzar la ruptura.  Una  pareja  de  desatinos  o…  por  qué  no  decirlo,  de  tontos  porque  ambos  se  quieren,  ambos  no  saben  vivir  el  uno  sin  el  otro  pero  el  orgullo, el miedo o ambos factores les hace alejarse hasta que entra  en la vida de Eleanor un príncipe italiano, de mala reputación, con el  que pretende casarse.  […]—Fue muy conveniente que rompieras nuestro compromiso. Yo no podía entregarte mi corazón. — ¿No podías o no querías? La expresión de él era inescrutable. —Veo poca diferencia en ello. Y te merecías algo mejor como marido. —Sí, así es. […]

Eleanor Pierce rompió su compromiso con Damon Stafford, vizconde de Wrexham, cuando lo sorprendió paseando con su amante. Han pasado dos años desde entonces, y ella está a punto de rehacer su vida junto a un príncipe italiano. Pero Damon ha vuelto a la ciudad y está dispuesto a todo con tal de reconquistarla. Eleanor no está dispuesta a que la historia se repita, y en su afán de venganza decide darle una lección a su antiguo prometido: lo seducirá y lo abandonará justo antes de que sus apasionados besos hagan renacer en ella los rescoldos del amor. ¿Conseguirá la bella joven vencer a todo un seductor como Damon?

59 RománTica'S


Rayne Kenyon, duque de Haviland, no tiene ningún interés en el amor, pero necesita un heredero al que transmitir su título, por lo que está obligado a casarse. Las damas de la alta sociedad londinense no satisfacen sus requisitos, hasta que sorprendentemente se decanta por Madeline Ellis, la hija solterona y carente de atractivos de un camarada espía que en una ocasión le salvó la vida. Rayne le pide a Madeline que se convierta en su esposa, y a cambio él resolverá todos sus problemas económicos. Sin embargo, le pone dos condiciones: tendrán que estar juntos hasta que le dé un heredero y el amor nunca formará parte de su unión. Aturdida por los abrasadores besos de Rayne, Madeline sabe que por fin ha encontrado el amor... con un hombre decidido a evitarlo a toda costa.

Y ya nos vamos acercando al final.  El quinto y penúltimo libro de Las Guerras del Cortejo, Conquistar a  un  Canalla,  nos  habla  de  un  matrimonio  de  conveniencia  entre  Rayne  Kenyon,  Duque  de  Haviland,  y  una  joven  algo  feilla  e  inteligente, Madeline Ellis.  A Rayne ya le conocemos por los anteriores libros y aunque debería  ser  el  que  lleve  la  batuta  en  esta  historia  (lo  pedía  a  gritos),  nos  encontramos con que el personaje a destacar es Madeline que con  unas  conversaciones  increíbles,  con  su  madre  fallecida,  logra  amenizar esta historia romántica que podría parecer a primera vista  demasiado previsible. 

            .  

En el  último  y  más  reciente  volumen  de  esta  serie,  Desear  a  un  Duque, la protagonista principal es Tess Blanchard, la amiga soltera  de las hermanas Loring. 

Dos años después de perder a su prometido en la guerra, Tess Blanchard se enamora de Patrick Hennessy. Sin embargo, se ve envuelta en un escándalo que la obliga a casarse con Ian Sutherland, duque de Rotham. Para empeorar aún más las cosas, Tess descubre oscuros secretos del pasado de su marido que la impulsan a huir de Londres y a refugiarse en un remoto castillo que la familia de Ian tiene en Cornualles. Ian, locamente enamorado de su mujer, va a buscarla e intenta demostrarle que sus sentimientos son profundos y sinceros. Ella sigue sin creerle, pero se deja arrastrar a ardientes noches de placer. ¿Se convertirá el deseo en amor eterno?

La aventura  se  centra  en  la  relación  que  irá  poco  a  poco  construyendo Tess con Ian Sutherland, con el que se verá abocada a  un matrimonio de conveniencia para escapar del escándalo.  Un  matrimonio  que  en  un  principio  acordarán  que  sea  sólo  de  nombre… en un principio.  Desear  a  un  Duque  nos  habla  de  cómo  Ian  buscará  conquistar  el  corazón  de  Tess  desde  el  primer  instante  en  el  que  sus  ojos  se  enfrenten y de cómo Tess luchará contra la atracción que siente por  él. Todo ello amenizado por divertidas escenas que lograrán que en  el lector nazca más de una sonrisa.  Pero además podremos descubrir, por fin, la historia de amor entre  Fanny, la cortesana que aparece en los libros anteriores, y Basil, un  romance muy querido y solicitado por los seguidores de Las Guerras  del Cortejo.  Las Guerras del Cortejo nos ofrece una historia como la de antes  para disfrutar de momentos inolvidables.    RománTica'S 60

                         Artículo: Mercher Diolch 


ARTÍCULO DE OPINIÓN por Noelia Amarillo  DISECCIONANDO ZAFIRO EBOOKS  mí…)  Por  tanto  no  os  voy  a  engañar.  Lo  primero  que  hice  al  conocer  la  existencia  Zafiro  Ebooks,  fue  acudir  a  google  y  buscar  la  página  editorial.  Lo  segundo  mirar  los  precios,  el  formato  de  encuadernación  y/o  maquetación,  la  cantidad  de  páginas  de  las  obras  que  publicaban, la disponibilidad y  accesibilidad a los libros, etc.  

En noviembre  de  2011,  nació  un nuevo sello editorial, Zafiro  Ebooks,  destinado  exclusiva‐ mente  a  la  publicación  de  novelas  de  género  romántico  en  digital.  Cuando  me  enteré  de  la  noticia,  no  pude  evitar  saltar  de  alegría,  pero  tam‐ bién  fruncir  el  ceño  con  des‐ confianza…   Me precio de ser una persona  clara  y  transparente,  cuya  única bandera es la sinceridad  pese  a  quien  pese  (y  normal‐ mente  me  acaba  pesando  a   

Quería saber  si  lo  que  decían  en  los  artículos  que  había  leí‐ do en las webs de romántica y  el  facebook  (calidad  a  buen 

precio) se correspondía con la  realidad.   Puñetera  como  soy,  me  dispuse  a  «diseccionar»  este  nuevo sello romántico avalado  por  la  editorial  Planeta.  Me  puse  mis  lentes  de  objeti‐ vidad,  y  agucé  la  vista  bus‐ cando  fallos,  errores,  e  inco‐ herencias  con  lo  que  promo‐ cionaban  y  lo  que  realmente  ofrecían.   He  aquí  el  resultado  de  mi  disección sobre Zafiro Ebooks.  

ACCESIBILIDAD   Lo primero que hice, como antes he referido, fue buscar el  sello en internet. Se supone que al ser un sello digital, solo  se  vende  en  este  medio,  y  es  de  suma  importancia  que  ofrezca un acceso fácil a la página web.   Probé a escribir «Zafiro Ebooks» en google.   La primera anotación fue la entrada directa a la página web  del sello.   «Zafiro Ebooks», acababa de ganarse mi primer «10».        Una vez dentro de la web de Zafiro, eché un vistazo general.  Quería  ver  la  accesibilidad  a  las  novelas  que  ofrecían,  si  tenía  que  rebuscar  en  menús  incomprensibles,  o  ir  de  un  enlace a otro volviéndome loca.   No se cumplió ninguno de mis temores; al primer golpe de  vista aparece el catálogo de libros que ofrecen.     Lo primero que vemos al  abrir la página es una gran barra  con las portadas de los libros. Lo único que hay que hacer es  pinchar  sobre  las  flechas  de  los  extremos,  y  se  nos  van  presentando  nuevas  novelas.  De  nuevo  nos  encontramos  con un acceso fácil y sencillo.    

61 RománTica'S


CATÁLOGO

PRECIOS

Jugueteé con  la  barra  de  imágenes,  y  presté  atención  a  las  novelas  que  me  ofrecían,  quería  ver  el  catálogo  de  autoras  y  géneros.  Aquí  debo  decir, que debido a la reciente creación del sello,  el  catálogo  es  algo  reducido,  aunque  no  por  eso  menos impresionante. 

El precio  de  las  novelas,  algo  tan  importante  en  estos tiempos de bolsillos anémicos por culpa de  la crisis, no es igual en todos libros, sino que varía  en relación al número de páginas que tiene cada  uno.  

Cuenta  con  novelas  de  escritoras  de  la  talla  de  Arlette  Geneve,  Nieves  Hidalgo,  Megan  Maxwell  y,  con  autoras  desconocidas  aún  para  el  gran  público,  pero  que  no  solo  tienen  mucho  que  contar,  sino  que  además,  escriben  estupendamente. Autoras como: Ana Fernandez,  Lola Rey, y Angie García.   Con  respecto  a  los  géneros  que  baraja  el  catálogo,  aquí  tengo  otra  pega;  casi  todo  es  novela histórica, excepto un chick lit y una novela  actual…  Echo  en  falta  un  catálogo  más  amplio,  más novelas actuales, y sobre todo alguna novela  de  temática  paranormal  y  suspense  romántico.  ¡No solo de histórica vive la lectora de romántica!  Imagino  que  el  catálogo  de  temáticas  se  irá  ampliando  con  el  paso  del  tiempo,  ya  que  la  editorial tiene intención de sacar un libro al mes.   Estas  son  las  novedades  previstas  para  este  año  (muchas  gracias  a  Merche  Diolch  de  Yo  Leo  RA,  por proporcionármelas!)  

El más  barato  es  «Magnolia»  de  Nieves  Hidalgo,  con 43 páginas, que cuesta 0.99€.   Hay tres libros de entre 150/256 páginas (Arlette  Geneve,  Ana  Fernández,  y  Angie  García)  cuyo  precio es 2.99€  Y por último, los libros de Megan Maxwell y Lola  Rey,  que  cuestan  4.99€  y  ambos  superan  con  creces las 300 páginas.   Debo decir que me gusta la política de precios del  sello  Zafiro.  Los  precios,  incluso  los  más  caros,  son  asequibles  y  coherentes  con  el  formato  ofrecido (digital), y van acordes con el número de  páginas que podemos leer, lo cual me parece un  gran acierto.    En  definitiva  la  relación  cantidad‐calidad‐precio,  me parece realmente estupenda. 

FACILIDAD DE COMPRA  Ahora  vamos  con  el  tema  más  importante,  la  facilidad  para  comprar  y  descargar  el  libro.  Porque, seamos claras, por muy bien que esté la  novela, por muy asequible que resulte a nuestros  bolsillos,  si  comprarla  y  descargarla  se  convierte  en un infierno… ¡Apaga y vámonos!  Dispuesta a llevar esta disección hasta sus últimas  consecuencias  (y  también,  porque  no  decirlo,  deseando hacerme con varias de las novelas que  me  ofrecían),  pinché  sobre  la  portada  del  libro  «Amarte,  siempre»  de  Arlette  Geneve  (una  de  mis  autoras  favoritas)  y  me  dispuse  a  intentar  comprarlo…  

Una vez  dicho  esto,  el  siguiente  paso  lógico  fue  pinchar  sobre  cada  portada  e  investigar  qué  información nos ofrece Zafiro.   Esta  información  es  clara  y  sencilla:  sinopsis,  portada,  nº  de  páginas  del  libro,  fecha  de  publicación,  tipo  de  encuadernación,  idioma…  y  por supuesto el coste de cada libro.   

RománTica'S 62

Como dije  antes,  la  web  de  Zafiro  es  ante  todo  sencilla  e  intuitiva,  así  que,  una  vez  pinchada  la  portada,  aparecí  en  la  ficha  del  libro,  y  allí,  al  primer  golpe  de  vista,  encontré  un  carrito  de  la  compra  dentro  de  un  recuadro  naranja…  facilísimo. Pinché. 


CONTINUEMOS… Este «carrito» me llevó directamente a la página web  de  La  Casa  del  Libro,  a  la  ficha  de  la  novela  elegida  (Amarte,  siempre).  A  la  derecha,  encontré  una  ventanita  verde  chillón  (imposible  no  verla),  donde  ponía: «añadir a mi compra». Pinché.  

Los enlaces de descarga que nos ofrece la Casa del  Libro  tienen  un  título  genérico:  «URLLink».  Sí,  TODOS  SE  LLAMAN  IGUAL.  Y  eso  plantea  un  gran  problema  si  sois  tan  maniáticas  como  yo,  y  tenéis  todo organizado en carpetitas. (Yo guardo todos los  libros de la misma editorial en una carpeta, en este  caso, a la carpeta la llamé “zafiro”)  Si compráis varios ebooks, descargar el primero no  plantea  ningún  problema,  pero  a  la  hora  de  descargar  el  segundo  en  la  misma  carpeta  que  el  primero  (Zafiro),  al  llamarse  igual  (URLLink)  el  ordenador  lo  que  hace  es  sobrescribir  el  que  ya  está,  y  así  sucesivamente  con  cada  libro  que  compréis... ¡Arrggghhhh!!!  

Salí a  otra  ficha  donde  me  preguntaban  si  estaba  segura de comprar el libro (SÍ!) y pinché de nuevo en  una  ventanita  verde…  que  me  llevo  directa  a  una  ficha que tenía que rellenar si no estaba registrada en  esa  librería  (La  Casa  del  Libro)…  Y  no,  no  estoy  registrada,  así  que  la  rellené  y  me  registré.  (Para  quien esté registrado, este paso es innecesario y salta  directamente a pagar el pedido).   Un  segundo  después  de  hacer  el  pedido,  recibí  un  email de la librería: mi compra se había realizado, y el  libro estaba disponible para descargar.   Pinché  en  el  enlace  que  me  especificaban  en  el  mail  (Mis ebooks) y, ¡Zas! Ahí estaba mi libro… y como no,  me puse a juguetear con él.   Así  averigüé  que  puedo  leerlo  directamente  en  el  ordenador  a  través  de  la  página  web  de  Casa  del  Libro, o descargarlo en mi pc. (Obviamente, elegí esta  última opción).  Es  muy  sencillo,  aunque  en  el  primer  intento  me  equivoqué y acabé leyéndolo en línea (que se le va a  hacer, soy torpe hasta decir basta).   Para descargarlo solo es necesario poner el cursor del  ratón  sobre  la  ventanita  amarilla  que  hay  bajo  la  portada del libro (SIN PINCHAR), y aparece una nueva  ventanita con tres opciones, de ellas, debemos elegir  «descarga  en  adobe»,  pinchamos  y  nos  aparece  una  nueva  ventana  con  un  enlace  larguísimo  en  el  que  debemos  pinchar,  lo  hacemos,  y  listo.  Nuestro  libro  comienza  a  descargarse  inmediatamente.  Y  aquí  surge el primer problema.                        

No es un problema grave si os dais cuenta de él, y  tiene  una  solución  muy  fácil:  dentro  de  la  carpeta  general  de  «Zafiro»  crear  subcarpetas  con  el  nombre  de  los  libros  que  compréis,  y  luego  descargar  cada  libro  en  su  carpeta  correspon‐ diente:   Imagino  que  también  podemos,  en  el  mismo  momento  de  la  descarga,  añadir  en  el  nombre  del  enlace  un  punto  y  el  nombre  del  libro:  URLLink.amarte,  pero  no  me  he  atrevido  a  probarlo,  y  por  tanto  no  sé  si  ese  cambio  de  nombre  puede  crear  algún  conflicto  en  los  pasos  posteriores…   Qué  queréis  que  os  diga, me  da  un  poco  de  rabia,  que siendo todo tan fácil y sencillo como había sido  hasta  ahora,  justo  en  el  último  paso  se  estropee…  grrr.   Desde aquí emplazo al responsable de esto (no sé  si  es  la  editorial  o  la  librería)  a  que  busque  una  solución.  Sería  mucho  más  sencillo  para  las  usuarias  que  cada  enlace  tuviera  un  nombre  distinto,  así,  en  caso  de  despiste  al  guardar  el  archivo,  no  se  sobrescribiría  sobre  los  libros  ya  descargados.  No  sé,  algo  tan  sencillo  como:  URLLink.Amarte  (por  amarte  siempre),  o  URLLink.Final (Por el final del invierno) etc.

63 RománTica'S


¿QUE HACER CON EL LIBRO UNA VEZ DESCARGADO?    Mmmm, aquí vuelvo a tener pegas.  

¿Por qué  ni  editorial  ni  librería  avisan  de  que  este  programa  es  imprescindible?  Yo  no  tengo  porqué  saberlo.  Así  que  imaginaos  mi  cara  de  decepción  cuando  veo  que  no  puedo  leer  mi  libro  inmediatamente,  y  tengo  que  tardar  dos  minutos  más  en  poder  hacerlo,  porque  necesito  instalar  un  programa  que  NO  tengo. Me parece injusto para las lectoras.  

Ya me he descargado el libro, lo tengo guardadito en mi  carpetita  de  Zafiro  con  su  nombre  y  tal…  y  ahora  ¿qué  hago  con  él?  Pincho  sobre  el  enlace  que  he  comprado,   y… en ese momento me entero de que me hace falta un  programa: adobe digital editions.   Si  no  lo  tenemos,  debemos  descargarlo  –es  gratuito‐  e  instalarlo. No es complicado, pero…  

Emplazo desde aquí a quien corresponda,  que por favor, avise (ya sea en la web de  Zafiro,  o  en  la  de  La  casa  del  libro)  de  la  necesidad  de  tener  adobe  digital  editions  instalado.  

No obstante  el  programa  salta  al  pinchar  en  el  enlace  descargado en la casa del libro, pero por si acaso os pego  el link:   http://www.adobe.com/es/products/digitaleditions/  No tarda más que unos pocos minutos, y en seguida nos  aparece en el escritorio de nuestro pc su simbolito:   Una  vez  instalado  Adobe  digital  editions,  no  hace  falta  hacer  nada  con  él,  excepto  dar  autorización  a  nuestro  ordenador.     

Nos vamos  a  nuestra  carpetita  con  los  enlaces  URLLink, pinchamos sobre ellos, y ellos solitos se  encargan  de  descargarse  y  meterse  en  la  biblioteca de Adobe.   Los  libros  están  en  la  biblioteca,  y  nosotras  estamos deseando leerlos… ¿Y ahora qué?  Si  vamos  a  leerlos  en  el  pc,  simplemente  pinchamos sobre el libro elegido y comenzamos  a leer.   Si  nuestra  intención  es  leerlos  en  un  e‐reader,  tenemos  que  darle  autorización  al  igual  que  hemos hecho con el ordenador (creo que admite  un  máximo  de  cinco  autorizaciones).  Una  vez  dada la autorización, es super sencillo.   Conectamos  nuestro  e‐reader  al  pc,  y  «Adobe  digital  editions»  reconoce  en  el  acto  que  se  ha  conectado. Pinchamos en «todos los elementos»  y se nos abre la biblioteca, allí, pinchamos sobre  la portada de la novela que queramos meter en  el  lector,  y  sin  soltarla,  la  llevamos  hasta  el  nombre de nuestro e‐reader… y ya está. No hay  que  hacer  nada  más.  Las  novelas  que  hemos  «trasladado/copiado»  al  lector  digital,  se  en‐ cuentran a nuestra disposición para leerlas…        

RománTica'S 64


FORMATO DEL EBOOK   Es hora de empezar a leer mi nueva adquisición.   En  mi  papyre  (mi  e‐reader)  se  ha  creado  una  nueva  carpeta  de  archivos:  Digital  Editions,  allí  encuentro  las  novelas  que  previamente  he descargado. Abro una de ellas y comienzo a leerla.   El formato del libro es «Epub», para mí uno de los mejores para leer en  digital, junto a FB2.  Cambio el tamaño de la letra pulsando un solo botón, y la pongo muy  grandota (es lo mejor de los ebook, puedo ponerlo todo a mi gusto, no  tengo  que  dejarme  la  vista  con  letra  pequeña).  Compruebo  que  los  márgenes son adecuados, que respeta los guiones en los diálogos, que  me reconoce todas las tildes y las “eÑes” y me pongo a leer…   ¡¡QUE GOZADA!!   

CORRECCIÓN Y PORTADAS  Aquí no voy a opinar sobre lo que me parecen las  historias  de  los  libros  de  este  nuevo  sello  (cada  cual tiene sus gustos, y además, para eso ya están  las reseñas –aunque he leído el final del invierno,  y  puedo  deciros  que  es  precioso‐).  En  este  apartado  voy  a  opinar  sobre  la  corrección  y  portadas.   Las  portadas  me  parecen  elegantes  y  muy  coherentes  con  la  historia  que  nos  cuenta  cada  novela. 

El contenido  de  los  libros.  La  corrección  ortográfica.  No  he  echado  en  falta  tildes  ni  he  encontrado  faltas  de  ortografía,  palabras  repetidas en la misma línea, guiones que faltan o  sobran,  y  demás  incorrecciones  tanto  orto‐ gramaticales  como  de  maquetación  en  el  libro  que  he  leído,  imagino  que  pasará  igual  en  el  resto. Esto no quiere decir que no haya faltas de  ortografía, ojo, solo que YO no las he visto, quizá  otra  persona  sí  las  encuentre,  o  tal  vez  no…  Espero vuestros comentarios al respecto.  

VALORACIÓN: 8.50 Notable alto.   El acceso a la página «Zafiro Ebooks», es fácil, y directo. Nota 10   El acceso a las novelas que nos ofrece, es sencillo e intuitivo. Nota 10   El catálogo de autoras, aunque aún limitado, promete. Nota 8   El catálogo de temáticas románticas es algo escaso, a fecha de hoy se circunscribe a cuatro novelas históricas, una  de chick lit y una actual. Faltan géneros como el Paranormal y el suspense romántico, aunque se anuncia la salida  de una novedad al mes. Nota 7.    El precio varía en función del nº de páginas de cada libro. La relación calidad‐cantidad‐precio, para mi punto de  vista, es muy adecuada. Nota 9.   El método de compra y descarga es sencillo, excepto al llegar al último paso, en el que tenemos que estar atentas,  ya  que  los  enlaces  de  descarga  llevan  todos  el  mismo  título  y  por  tanto,  si  nos  despistamos,  podemos  sobre‐ escribir los libros que hemos comprado anteriormente. Nota 6.   «Adobe digital editions» es el programa de biblioteca y descarga a nuestro e‐reader/lector. Su empleo es sencillo y  rápido.  Permite  ordenar  por  autor,  título,  editorial,  etc.  Podemos  crear  distintos  estantes,  etc.  Me  parece  un  programa muy completo, y lo que es más importante, no tarda nada en descargar los libros, ni desde el enlace al  ordenador, ni desde este a nuestro e‐reader.  El único pero que le encuentro, es que ni la editorial (Zafiro) ni la  librería (La Casa del Libro) se han molestado en advertirnos que debemos tener este programa instalado, y eso, a  mi modo de ver le resta puntos: Nota 8.   El formato de lectura es Epub, uno de los mejores para leer en digital. Nos permite ampliar el tamaño de letra, es  muy rápido cargando páginas, respeta guiones, tildes, eñes… etc. Nota 10.   Las portadas guardan coherencia con la historia relatada en el libro. Nota 8.   La corrección ortográfica me parece correcta. Nota 9 (por aquello de que siempre se me escapa algo) 

65 RománTica'S


RomรกnTica'S 66


Antologías que arden… En el Infierno  Especial relatos JR.  Vampiros,  brujas,  fantasmas,  cruceros,  pistas  de  baile,  playas…  el  repertorio  de  terroríficas  criaturas  y  escalo‐ friantes  escenarios  presentes  en  los  libros  de  la  serie  en  El  Infierno,  es  muy  variado.  Con  relatos  que  en  su  mayoría  no  sobrepasan  las  ochenta‐ noventa  páginas,  podemos 

observar cómo se manejan en  «corto»  autores  de  mucho  renombre.  Unos  lo  hacen  con  bastante  acierto,  y  otros  demuestran  que lo suyo es la novela larga.  Algunos están acostumbrados  a  sembrar  el  terror  entre  sus  lectores, y el resto se embarca 

Noches de baile en el infierno: RELATOS   La  hija  de  la  exterminadora  de  Meg  Cabot.  La  autora  de  Abandonada (Ed. Molino) muestra la historia de una joven que odia  a  los  vampiros  por  algo  que  uno  de  ellos  le  hizo  a  su  madre.  Su  oportunidad para vengarse se presenta en la noche de graduación.   Verdades de Michelle Jaffe. La autora de Muerte entre las rosas (Ed.  Laberinto),  describe  la  vida  de  una  chica  que  conduce  limusinas  y  tiene que hacerse cargo de una niña que viste como Madonna, a la  que  persiguen  unos  cazarrecompensas.  El  amor  y  la  noche  de  graduación, no pueden faltar.   El  Ramillete  de  Lauren  Myracle.  La  escritora  de  Ttyl,  narra  una  terrible  historia  basada  en  el  relato  La  Mano  del  Mono.  La  protagonista quiere que su mejor amigo la invite al baile y pide tres  deseos a un ramillete mágico, acarreando terribles consecuencias.   El  Infierno  en  la  Tierra  de  Stephenie  Meyer.  La  creadora  de  Crepúsculo (Ed. Alfaguara), cuenta la historia de un descendiente de  un ángel y una diablesa, que se conocen en el baile del instituto y se  enamoran  perdidamente.  Pero  las  cosas  entre  ellos  no  son  nada  fáciles…   Madison  Avery  y  los  carontes  de  Kim  Harrison.  La  escritora  de  la  novela Bruja mala nunca muere (Ed. La Factoría de Ideas), presenta  la historia de una adolescente y dos carontes, uno malo que intenta  matarla  y  otro  bueno  que  quiere  salvarla.  Como  telón  de  fondo,  la  fiesta de disfraces del instituto. 

en esta  aventura  sin  mucho  acierto.  En  ocasiones  triunfa  el  bien,  y  algunas  veces  el  diablo  gana  la  partida.  Hagamos  un  siniestro  repaso,  por  estos  libros  publicados  por  Alfaguara  en  febrero  de  2010.

 

Primer libro de la serie En  el Infierno. La trama de  esta antología se centra en  el baile de fin de curso de  sus respectivos  protagonistas y en sus  intentos por escapar de las  garras del mal. 

67 RománTica'S


Amor en el infierno: RELATOS   Absurdo  mundo  perfecto  de  Scott  Westerfeld.  El  autor  de  Traición  (Ed.  Montena),  nos  sitúa  en  un  mundo  futuro  en  el  que  los  protagonistas  estudian  cómo  somos  los  humanos  ahora.  Dos  compañeros de clase viven experiencias desconocidas y comienzan a  enamorarse… pero no todo es perfecto.   Amor sin límites de Melissa Marr. La escritora de Encanto Fatal (Ed.  Salamandra) muestra la historia de una adolescente que asiste a una  fiesta  en  la  playa,  recoge  la  piel  de  un  selchie  (una  persona‐foca)  y  acaba ligada a él, sin saber si lo que siente es amor o magia.   Más  ligero  que  el  agua  de  Justine  Larbalestier.  La  creadora  de  Mentirosa (Ed. Versátil), presenta la historia de una chica panadera  que  aspira  a  ser  médico,  y  que  es  obligada  a  casarse  a  temprana  edad.  Pero  ella  no  quiere  aceptar  ese  destino,  porque  está  enamorada de un chico del pueblo que despierta desconfianza en los  demás.   Relatos de ficción de Gabrielle Zevin. La autora de En otro lugar (Ed.  Umbriel), cuenta la historia de una joven que es popular pero trata  de pasar desapercibida refugiándose en la biblioteca. Allí conocerá a  un  chico  guapo  con  un  halo  de  misterio,  que  nunca  come,  bebe  o  habla de su pasado.   Durmiendo  con  el  espíritu  de  Laurie  Faria  Stolarz.  La  escritora  de  Azul  para  las  pesadillas  (Ed.  Jaguar),  relata  la  historia  de  una  adolescente que se ha mudado a una casa nueva, y que comienza a  sufrir pesadillas. Sueña con un chico que murió allí unos años antes y  que le pide ayuda.    Tercer libro de la serie En    el Infierno. La trama de  esta antología relata lo  terroríficas que pueden  llegar a ser unas  vacaciones, sin importar  que haya amor en el aire. 

RománTica'S 68

Segundo libro de la serie En el Infierno. La trama  de esta antología gira en  torno a lo incomprensible  y a la vez maravilloso,  que es el amor. Aunque a  veces llega a ser infernal.

Vacaciones en el infierno: RELATOS   Tu  novia  no  me  cae  bien  de  Claudia  Gray.  La  creadora  de  Medianoche (Ed. Montena), presenta una historia de una madre  y una hija brujas, que deben ocultarle sus poderes a los hombres.  La archienemiga de la chica, se ha echado un novio al que la prota  no puede quitarle el ojo de encima.   No existe lugar seguro de Libba Bray. La creadora de La Orden de  la Academia  Spence (Ed.  Molino), relata la historia de un grupo  de amigos que va de vacaciones a un pueblo europeo perdido, en  el que empiezan a ocurrir sucesos extraños.   La  ley  de  sospechosos  de  Maureen  Johnson.  La  autora  de  The  name of the Star, describe la historia de dos hermanas que viajan  a  Francia.  Allí  descubren  que  hay  un  rumor  acerca  de  un  relato:  dicen que quien lo escucha comienza a hacer cosas raras.    En el crucero de Sarah Mlynowski. La escritora de Gimme a call  (Ed. Alfaguara), trae la historia de un par de amigas que viajan en  un  crucero  y  que  tienen  el  objetivo  de  encontrar  un  chico  para  una de ellas. Hay rumores de que hay un vampiro que mata a la  gente que hace ese tipo de viajes.   La casa de los espejos de Cassandra Clare. La creadora de Ciudad  de  Hueso  (Ed.  Destino),  narra  la  historia  de  dos  hermanastros  que se van de vacaciones a una villa, y la mujer que los hospeda  comienza a hacerle algo malo al chico protagonista. 


Curiosidades a tener en cuenta…   Kisses from the Hell (Besos en el infierno) es el cuarto libro de esta  serie que recoge relatos de autores JR. Cuenta con la participación  de  las  escritoras  Kristin  Cast,  Richelle  Mead,  Alyson  Noël,  Kelley  Armstrong    y  Francesca  Lia  Block  (Marcada,  Vampire  Academy,  Eternidad,  Despertar  y  Pink  Smog  respectivamente).  Esta  novela  aún no ha sido publicada en España.   A partir del éxito del relato Madison Avery y los carontes, su autora  Kim Harrinson decidió escribir una trilogía para desarrollar mejor el  argumento. Los nombres de los libros que la componen son:  Once  Dead, Twice Shy (Una vez muerto, dos veces tímido),  Early to Death,  Early  to  Rise  (Pronto  para  morir,  pronto  para  despertarse)  y  Something  Deadly  This  Way  Comes  (Algo  mortal  se  acerca).  Por  el  momento no hay noticias de su publicación en español.   Scott Westerfeld es el único hombre que participa en la serie En el  Infierno,  y  además  lo  hace  en  compañía  de  Justine  Larbalestier,  su  esposa. 

En definitiva, En el Infierno podéis encontrar aventuras para  todos los gustos (y disgustos).   ¿Os apetece arder entre sus páginas?  Más información en  www.juvenilromantica.es

Artículo: Rocío Muñoz

69 RománTica'S


KERIEN MCFALCON, «DIOS DE LA GUERRA»

  Un  protagonista  con  un  corazón  a  la  medida  de  su  torso,  cuya  virilidad  será  puesta  a  prueba  por  su  prisionera,  María,  una  noble  española con mucho carácter.   Así podríamos resumir una de  las  más  originales,  pasionales  y  divertidas novelas de Highlanders: Waterfallcastle».  Una  novela  que  ofrece,  ade‐ más, una interesante hipótesis  histórica.  Su  protagonista,  Kerien  McFalcon,  roba  el  corazón de la lectora desde el  mismo  momento  en  que  se‐ cuestra  a  María,  noble  espa‐ ñola,  del  palacio  de  su  tío  en  España,  para  llevarla  hasta  su  propio castillo en Escocia. 

Tras un  accidentado  viaje,  donde  se  ya  se  va  intuyendo  el  fuerte  carácter  andaluz  de  la  prisionera,  ésta  se  siente  desolada  al  observar  la  húmeda, sucia y vacía torre de  las  Highlands  escocesas,  esa  tierra  de  bosques  tan  dife‐ rente  a  su  soleada  España,  donde la mantendrá cautiva el  clan McFalcon por motivos de  protección  y  de  venganza  familiar  que  más  tarde  se  descubrirán.  Esta  torre,  de  la  cual se podría pensar que, con  dicha  descripción,  se  trata  de

una cárcel, es, en cambio, el «acogedor» hogar  familiar  de  los  bárbaros  y  descuidados  McFalcon,  poderoso  clan  de   

RománTica'S 70

guerreros sin demasiado amor  por  las  comodidades  y  la  decoración  (léase  la  ironía).  Con  motivo  de  su  chocante  y  gracioso  empeño  en  poner  patas  arriba  y  volver  a  redecorar  el  castillo,  María  comienza  a  dejarse  sentir  en  el  pueblo  y  en  la  vida  de  los  habitantes  de  la  fortaleza,  enzarzándose  en  discusiones  tanto  con  Laird  Kerien  como  con  su  malvado  hermano;  discusiones  tensas  que  tan  pronto rozan lo violento como  giran  hacia  lo  cómico,  salvando  al  lector,  y  que  van  caldeando  adecuadamente  el  ambiente  para  lo  que  vendrá  después.  


Y lo  que  después  vendrá…  será  lo  inevitable,  tierna  y  eróticamente  inevitable.  Alguien  tan  rudo, tan falto de cuidados y modales, y a la vez  tan  sensible  con  Kerien  McFalcon  encuentra  un  reposo  para  su  alma  atormentada  en  la  personalidad  de María.  Y  hallará  incluso  una «cura»  en  su  cuerpo…  Pues  Kerien  esconde  un  vergonzoso secreto, un secreto que hace que las  relaciones íntimas con cualquier mujer sean algo  difícil  o  prácticamente  imposible  para  él.  Pero  el  cuerpo  menudo,  moreno  y  mediterráneo  de  María  asaltará  sus  sentidos.  Ella  lo  provocará  en  varias  situaciones  casi  sin  quererlo…  casi;  uno  duda si son descuidos o la picardía de la inquieta  morena. Así por ejemplo, lo torturará mientras se  baña  desnuda  en  un  lago  cristalino  de  las  Highlands  o  cuando  se  rasga  el  vestido  al  engancharse cómicamente en una zarza de la que  tiene  que  acabar  siendo  rescatada  por  él,  no  sin  antes dejar a la vista su hermoso muslo moreno y  firme e incluso su trasero.   María  es  medicina  para  Kerien  («viagra»,  concretamente). El noble guerrero se vuelve loco  en su presencia. Pierde los estribos, las riendas y  la montura con ella en una escondida cabaña del  bosque,  una  cabaña  donde  cualquier  lectora  sentirá  cómo  Kerien  recorre  y  eriza  toda  su  mismísima piel…  Kerien, el que fue un musculado protector de su  pueblo  y  su  clan,  experto  en  controlar  sus  instintos  y  mantenerse  impasible  ante  las  mujeres… opta por alejarse incluso del centro de  sus  turbaciones:  su  prisionera;  su  noble,  bella  y  locuaz  prisionera,  María.  Y  es  que  María  mucho  tiene  que  temer  y  esconder,  tanto  que  ni  ella  misma lo sabe.  Para  el  lector  también  será  una  sorpresa  descubrir los secretos de  la verdadera  familia de  María.  Unos  secretos…  incompatibles  con  una  vida con Kerien.  ¿Qué  les  deparará  el  destino  a  esta  tierna  y  valiente  pareja?  ¿Cómo  lucharán  contra  él?  Waterfallcastle cambiará la historia.   Artículo: Carolina Iñesta Quesada   

71 RománTica'S


ANTOLOGÍA

SUSPENSE  

ERÓTICA

ACTUALES

RománTica'S 72


73 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 74


75 RomรกnTica'S


Tras la muerte de su padre, Rose Marlowe se encuentra en la miseria, con  multitud  de  deudas  por  saldar  y  un  hermano  menor  al  que  mantener.  Consciente de que sólo le queda una salida, decide acudir a un decadente  burdel  de  Londres,  donde  durante  una  semana  al  mes  ofrecerá  sus  servicios a cambio de dinero.  Su belleza inigualable,  así como su elegancia y su destreza en el arte del  placer,  la  convierten  en  poco  tiempo  en  la  meretriz  más  deseada.  Hasta  que  recibe  la  visita  del  acaudalado  y  atractivo  James  Archer,  una  alma  solitaria como ella. James no es como sus otros clientes y Rose no puede  evitar  entregarse  a  él  una  noche,  que  acaba  convirtiéndose  en  una  semana  de  inigualable  placer  y  en  la  posibilidad  de  haber  encontrado  el  amor de su vida. 

¿Cómo podía haberle dicho tal cosa? Sabía perfectamente lo que era sentir el desprecio en carne propia, conocía el instintivo impulso de querer que se lo tragara la tierra y no poder hacer más que permanecer de pie y guardarse el dolor. Pues sí.  Creo  que  estas  frases  resumen  toda  la  esencia  de  esta  segunda  novela  de  Evangeline  Collins.  Pero, ¿qué decir de este libro?  Lo  cierto  es  que  empezar  a  hablar  de  las  emociones  que  su  autora  me  ha  hecho  padecer  me  llevaría  mucho  más  tiempo  y  palabras  de  lo  que de espacio dispongo.  Cuando  leí  «El  acompañante»,  primer  libro  que  cayó  en  mis  manos  de  esta  autora,  no  estaba  preparada  para  encontrarme  con  lo  que  me  encontré.  Pensaba  que  iba  a  ser  un  libro  donde  las  escenas  de  sexo  iban  a  ser  abundantes  y  en  eso  no  me  equivoqué  pero  desde  luego,  no  estaba  para  nada  advertida  de  la  gran  carga  emocional que contenía la primera historia de la  Collins.  En esta segunda novela… la autora se supera a sí  misma.  Hablar  de  los  personajes  de  esta  novela  es hablar de sacrificios, de honor, de pura bondad  y  sobre  todo  de  amor.  Un  amor  limpio,  claro  y 

RománTica'S 76

misericordioso, un amor que viene a  ser como un  bautismo que «limpia» simbólicamente hablando  el pecado original; en este caso, limpia el alma de  ambos.  Los  dos  han  sido  personas  que  han  sufrido  lo  indecible a manos de otros. Si en el caso de él es  por culpa de su mujer… el caso de ella es mucho  más  complejo  y  no  lo  analizaré  aquí  porque  os  invito a que podáis hacerlo de primera mano, os  invito a leerlo y a que lleguéis a vuestras propias  conclusiones.  Como  iba  diciendo  me  han  conmovido  ambos.  A  cada  paso  de  página  me  encontraba  intentado  ver las letras impresas en el papel a través de los  regueros  de  lágrimas  que  su  autora  lograba  provocarme  a  base  de  secuencias  geniales  y  diálogos fabulosos.  El  libro  no  tiene  desperdicio,  daría  para  poder  analizarlo  durante  horas  y  aun  así  no  seríamos  capaces  de  condensar  en  simples  frases  su  emotividad  y  sus  sabores  que  oscilan  entre  la  dulzura y la amargura. La dulzura de él, de Simon,  en la forma deliciosa en que es capaz de tratar a  una  mujer  que  para  algunos  solo  sería  un  recipiente  vacío  en  el  que  volcar  sus  más  bajos  deseos  y  la  amargura  de  ambos  por  lo  que  pudieron ser y jamás serían. 


Creo que Evangeline ha entrado a forma parte de  esas  autoras  cuyas  historias  perdurarán  en  el  recuerdo por mucho que pase el tiempo.  Hay frases inolvidables y párrafos completos que  podría destacar en esta reseña pero desde luego  si  tuviese  que  destacar  alguna  me  inclinaría  por  cualquiera de las conversaciones que mantienen.  Las  reflexiones  de  James,  un  hombre  rechazado,  humillado  por  su  propia  esposa.  Alguien  «demasiado  buena»  para  él.  Una  noble  de  nacimiento que se tuvo que prestar a «rebajarse»  por  dinero  pero  una  desalmada  de  corazón.  Un  hombre que recurre a una puta en un burdel con  el  fin  de  encontrar  un  mínimo  de  respeto,  una  migaja de cariño…  ¿Y  ella?  ¿Qué  decir  de  Rose?  Ella  es  el  cariño  personificado.  Ella  es  el  cálido  abrazo  en  una  noche fría; una suave manta de abrigo; un soplo  ardiente  de  calor  para  un  corazón  helado;  una  sonrisa amable con la que descarchar el hielo de  su  alma.  Ella  es  amor  en  estado  puro  enterrado  bajo una capa de cemento, una capa que protege  un  corazón  roto,  unas  ilusiones  olvidadas  y  enterradas. 

La primera reacción de él fue tomarla entre sus brazos y estrecharla contra sí, pero la sentía tan rígida que parecía a punto de romperse. Como si fuera a hacerse añicos por una sola caricia. Un  gran  libro,  unos  extraordinarios  personajes,  una  historia  inolvidable  y  una  autora  a  tener  en  cuenta a partir de ahora.  Evangeline Collins ha logrado atraparme desde la  primera  página  en  ambos  libros,  ha  sabido  crear  dos historias atípicas con personajes atípicos pero  donde  en  ambos  casos  (en  «El  acompañante»  y  en  ésta)  ha  logrado  crear  dos  historias  de  amor  tan bellas como peculiares.  Estoy  deseando  que  caiga  en  mis  manos  una  nueva historia de esta mujer. En ambos libros hay  un  personaje  que  me  ha  calado  muy  profundamente,  Timothy,  y  estoy  esperando  como  un  agricultor  el  agua  de  mayo  para  sus  cosechas  que  Collins  nos  la  brinde.  Estoy  segurísima que será tan profunda, emocionante y  bella como sus predecesoras.  Si aún no habéis tenido la oportunidad de leer sus  novelas yo desde aquí os las recomiendo.  Crítica: Loli Díaz 

77 RománTica'S


Zac Randolph regenta el saloon Pedacito del Cielo en la costa Barbary de San  Francisco. Es un jugador por negocios y por naturaleza. Se preocupa por las  chicas  que  trabajan  para  él,  pero  ninguna  le  excita  tanto  como  el  juego.  Su  vida es perfecta, hasta que una prima lejana, Lily Sterling, llega desde Virginia  y  lo  desbarata  todo.  La  joven  belleza  ha  dejado  atrás  a  su  padre  y  a  un  posible  marido.  No  puede  convencerla  para  que  regrese  a  Virginia,  así  que  intenta buscarle un trabajo honrado.  Insiste en que no quiere que Zac cuide de ella, pero la bondad de Lily siempre  la  mete  en  problemas  de  los  que  Zac  la  tiene  que  sacar.  Cuando  éste  la  sorprende en la cama, en una situación comprometida, una boda es la única  solución  posible.  Lily  es  feliz  al  saber  que  Zac  sí  la  quiere,  pero  él  está  decidido  a  mantenerse  alejado  de  ella.  Lily  sólo  ve  el  lado  bueno  de  Zac  y  cree fervientemente que ha sido enviada para salvarlo de sí mismo. 

—Soy Lily. —La muchacha resopló—. Lily Sterling. ¡Lily! ¡Maldición! Aquello podría ser premonitorio. Pues sí. Obviamente aquello fue premonitorio…  Pese a que el desarrollo de la novela me pareció  algo lento y algunas escenas más largas de lo que  pudiese haber sido conveniente, ésta me gustó.  Ha  sido  un  gustazo  poder  conocer  de  primera  mano al más pequeño de los Randolph y disfrutar  de  toda  la  familia  al  completo.  Había  echado  de  menos  esto  en  las  anteriores  en  las  que  sólo  aparecían  algún  que  otro  hermano,  cuñada  o  sobrinos…  El personaje de Lily es encantador. Es  una mujer  que  se  ha  criado  junto  a  varios  hermanos  mayores  y  en  el  seno  de  una  familia  donde  ella  era  la  única  chica.  Este  hecho,  lejos  de  haberla  convertido en una joven mimada la ha hecho ver  que  ella  puede  ser  tan  independiente  como  cualquiera  de  ellos  y  su  decisión  de  dejar  su  pueblo  natal  y  adentrarse  en  la  ciudad  de  San  Francisco es buena muestra de ello.   Con  respecto  a  Zac  decir  que  me  esperaba  a  alguien  más  canalla  de  lo  que  me  encontré.  Lo  siento,  pero  es  que  después  de  haberle  visto  a  través  de  los  ojos  de  sus  hermanos  era  difícil  imaginarse el bollo tierno que en realidad es. Zac  es  un  personaje  de  esos  cuyo  corazón  es  blando  como la gelatina y su sentido de lo que debe ser  correcto es extremadamente alto. Es honrado, en  una palabra. Tiene don de gentes pero es firme y  todas las chicas que trabajan para él saben que, a  su lado, están a salvo.  Pero en la novela aparece otro personaje que me  ha  encantado.  Su  nombre:  Dodie.  Ella  es  leal,  es  fiel y, pese a estar enamorada de Zac, no duda en  echarse a un lado y hacer lo que esté en su mano  para  propiciar  cualquier  tipo  de  acercamiento 

RománTica'S 78

entre los  protagonistas  de  este  libro.  Dodie  es  quien siempre le está poniendo los puntos sobre  las  íes  a  Zac  y  Lily  es  la  piedra  en  el  zapato  del  hombre. Ese chino que pese a que sacudes una y  otra vez no termina de caer y sigue ahí presente  recordándote  que  no  te  lo  puedes  quitar  de  encima…  A  lo  largo  de  la  novela  me  he  encontrado  con  escenas  que  realmente  me  han  tocado  la  fibra  sensible  y  otras  en  las  que  me  he  descubierto  «observando»  realmente  lo  que  acontece.  Así  a  bote  pronto,  una  de  las  que  me  vienen  a  la  cabeza es la partida de póker entre Lily y Chet Lee  donde se pone de manifiesto lo inteligente que es  la chica y el acierto de su autor al relatarla.  Me pareció muy graciosa la actitud de Zac frente  a Lily. En cuanto ésta le dice su nombre el pobre  casi  quiere  salir  corriendo  en  dirección  contrario  a  la  chica.  Lo  que  me  pude  reír  cuando  te  hace  ver  que  las  mujeres  con  nombre  de  flor  son  casi  una plaga para el sentido común de los hombres  Randolph.  Él  realmente  piensa  que  son  una  maldición. Todos sus hermanos se han terminado  casando  con  una  mujer  con  nombre  de  planta.  Curioso,  ¿no?  Esto  me  lleva  a  plantearme  la  siguiente  pregunta  ¿ha  sido  coincidencia  o  su  autor así lo ideó desde un principio? Recordemos  sus nombres: Rose (rosa), Fern (helecho), Laurel,  Iris, Daisy (margarita), Violet (violeta) y por último  Lily (lirio).  La  serie  tiene  libros  mejores,  no  lo  pongo  en  duda. De hecho mi favorito es el de Violet; por lo  que  supongo  que  vosotras  también  tendréis  el  vuestro.  No  obstante  considero  esta  novela  indispensable por varias razones y la primera y más  importante  es  conocer  el  corazón  del  demonio  fullero  y  uno  de  los  tahúres  más  atractivos  e  importantes  del  oeste  de  Estados  Unidos:  Zac  Randolph. 


Zac siempre ha estado ahí, metido en problemas  y, aun así, siempre fiel a sí mismo; a lo que quería  de la vida; a no ser como todo el mundo creía que  debía  de  ser.  Únicamente  cuando  él  quiso  cambiar fue cuando lo hizo, cuando se avino a los  convencionalismos y dejó su vida un tanto «nóm‐ ada» y se asentó como una persona de bien.   Hay muchas escenas buenas en la novela que se  podrían  destacar  pero  si  hay  una  que  me  hizo  gracia  fue  la  avalancha  humana  que  se  crea  en  torno a la persona de Lily cuando ésta se dirige a  los  muelles.  El  poder  de  concentración  de  esta  joven dama es impresionante. Con su dulzura y su  simpática personalidad se ha ganado el respeto y  el  cariño  de  los  hombres  menos  recomendables  de  todo  San  Francisco.  Es  una  mujer  inteligente  pero  a  veces  demasiado  temeraria  para  la  tranquilidad de Zac.  Por otro lado a Zac me hubiese gustado darle más  de un pescozón a lo largo de la novela. Mira que  este hombre puede llegar a ser bruto… ¡la Virgen!  pero su gran corazón termina haciéndote olvidar  lo  ceporro  y  obtuso  que  es.  Hablar  del  gran  corazón de este hombre nos llevaría tiempo pero  he de señalar que es un personaje más complejo  de  lo  que  podríamos  imaginar.  Un  gran  corazón,  como  ya  he  dicho,  un  sentido  muy  profundo  del  honor, un marcado y arraigado sentido de lo que  debe  ser  y  cómo  debe  ser  y  sin  embargo  una  forma  muy  hábil  de  ocultarlo  todo  tras  una  fachada de chico malo tan visible para todos que  consigue  enmascarar  su  verdadera  personalidad.  Oculto  para  todos  pero  para  ella  tan  visible…  A  Lily no consigue engañarla en ningún momento y  es  por  ello  por  lo  que  la  chica  no  puede  evitar  sentirse atraída por él como una polilla ante la luz  ni, finalmente, enamorarse de él como una tonta.  Lo  cierto  es  que  la  novela  me  ha  encantado.  El  personaje de Zac me ha encandilado, su violencia  contenida  a  veces  y  otras  expuestas  cuando  las  escenas contienen mayor carga emocional.  Como ya he comentado no es la mejor novela de  la serie de Greenwood pero sí una indispensable.  Los  momentos  finales  de  la  misma  pusieron  tensión en mis nervios, alas en mi corazón y una  sonrisa finalmente en mis labios.   Crítica: Loli Díaz     

79 RománTica'S


Cuando Anthony Morehouse piensa que lo que ha ganado en una partida de cartas es  un mueble de tocador, ya se siente lo bastante ridículo, pero cuando descubre que El  Gabinete de las Damas de Moda es una revista femenina, quiere deshacerse de ella de  inmediato.  La joven Edwina, directora de la revista, no se queda menos sorprendida al saber que  Tony,  el  joven  travieso  que  fue  su  compañero  de  juegos  durante  su  infancia,  es  el  nuevo propietario de su queridísima publicación.  Este  truhán  le  ha  propuesto  jugarse  la  dirección  de  la  revista  en  una  apuesta,  y  utilizará todos los trucos que guarda bajo la manga. Pero Tony ya no es tan solo ese  chico  descarado,  es  también  un  hombre  encantador.  Tal  vez  Edwina  tenga  que  enfrentarse al mayor juego de todos... al del corazón.    «¿La sobrina viene incluida en el lote?».  Esta  fue  la  pregunta  que  Anthony  Morehouse  le  formuló  a  Victor  Croyden  tras  enterarse  de  la  jugarreta  que  le  había  hecho.  Ciertamente,  es  cuanto  menos  raro  que  uno  se  apueste  un  mueble en una partida de cartas, pero ya podéis  imaginaros  la  cara  que  se  le  queda  a  nuestro  protagonista  al  enterarse  de  que  lo  que  había  ganado  no  era  un  gabinete  como  tal,  sino  una  revista llamada «El gabinete de las damas», cuya  dirección estaba a cargo de una mujer, la sobrina  del taimado que había aprovechado la coyuntura  de  la  apuesta  para  deshacerse  de  uno  de  sus  negocios menos lucrativos.   Al  enterarse  de  la  estratagema,  el  pobre  Tony  quiso devolvérsela a su dueño, qué iba a hacer él  con  una  revista  de  mujeres,  pero  llevado  a  cabo  el  engaño,  su  anterior  dueño  no  quiso  la  restitución. En definitiva, que ahora era dueño de  una  revista  que  no  tenía  ni  idea  de  cómo  manejar.  Aunque…  quizás  la  sobrina  quisiera  comprársela.  No  obstante,  los  caminos  del  destino  son  inescrutables,  y  a  nuestro  truhán  le  esperaba una sorpresa aún mayor.  Para  Edwina  Parrish,  «El  gabinete  de  las  damas»  era  su  vida.  Durante  años,  había  conducido  con  éxito  la  publicación,  a  pesar  de  la  opinión  de  su  tío de que las mujeres no eran capaces de dirigir  un  negocio,  cada  vez  llevando  a  cabo  más  proyectos,  y  poco  a  poco  incrementando  los  lectores  de  la  revista  con  ideas  innovadoras.  Se  hallaba  cerrando  las  pruebas  de  imprenta  del  último  número  cuando  le  llegó  la  fatídica  noticia  de que la revista tenía un nuevo propietario. Uno  que  probablemente  metería  las  narices  en  asuntos que no le incumbían.  

RománTica'S 80

Y cuando ese metiche, resultó ser su compañero  de  juegos  de  la  infancia,  Eddie,  como  así  la  llamaba  él,  no  pudo  evitar  querer  darle  un  escarmiento  a  ese  malandrín  que  ahora  se  divertía  con  el  giro  de  los  acontecimientos.  Quedaba  claro  que  él  quería  hacerle  pagar,  de  una  manera  u  otra,  todas  las  veces  que  le  había  ganado  siendo  apenas  unos  niños.  ¡Cómo  puede  un hombre ser tan rencoroso! Pues si ese canalla  creía  que  esta  vez  podría  ganarle  iba  listo.  Qué  quería  ponerla  a  prueba,  ¡bien!  Qué  quería  apostarse  la  revista,  ¡bien!  A  ver  quién  ganaba  este reto. Pero apostar puede resultar peligroso,  cuando  el  corazón  entra  a  formar  parte  del  juego…  De una manera un tanto peculiar, «El truhán y las  damas»  nos  muestra  cómo  podría  ser  la  redacción  de  una  revista,  así  como  los  tejemanejes  que  pueden  derivarse  de  su  publicación.  En  el  desarrollo  de  la  trama,  somos  conocedores  de  la  historia  personal  de  Edwina,  una mujer que lejos de lo que pudiera parecer, no  es  la  típica  solterona.  Ella,  que  ha  sufrido  en  su  piel  los  envites  de  la  revolución  francesa,  hace  todo lo posible por ayudar a quienes lo necesitan.  Claro  está,  de  una  forma  subrepticia.  Con  un  pensamiento  e  ideales  políticos  que  chocan  con  los de la época, intenta influir a su manera en la  mente  de  las  demás  mujeres  para  que  tengan  opinión  y  criterio  propio.  Su  lucha  por  mantener  su  forma  de  vida,  será  uno  de  los  motivos  para  aceptar la apuesta con Anthony.  Son  muchas  las  novelas  en  las  que  su  autora  utiliza  una  apuesta  como  hilo  conductor  de  la  trama,  pero  es  que  para  estos  protagonistas,  cada  paso  en  su  relación  es  una  excusa  para  apostar. Nuestro Tony es un jugador profesional, 


con libreta  negra  incluida,  no  os  creáis,  donde  refleja todas sus apuestas, las condiciones de las  mismas,  etc.  Vamos,  que  le  gustan  más  las  apuestas que a un niño los dulces. Aunque, claro,  según él, la culpa la tiene Edwina, que fue quien  lo  inició  en  su  niñez.  ¡Tendrá  caradura!  Más  de  una vez me han entrado a mí ganas de romper la  dichosa libretita, para qué negarlo. 

Aunque en  parte  debo  darle  la  razón,  Edwina  sí  tiene  la  culpa,  pero  ¡de  escucharlo!  Tony  sabe  muy bien cómo sacar de quicio a nuestra heroína,  y se divierte haciéndolo. La provoca, exaspera, la  seduce…  ¿A  qué  mujer  independiente  e  inteligente le gustaría que un hombre pusiera en  duda  su  valía,  calificándola  como  un  simple  florero?  A  ninguna,  y  si  es  testaruda  e  impulsiva  todavía  menos.  La  cuestión  es  que  cada  desafío  que Tony plantea, Edwina lo acepta sin reservas.  Claro, así pasa lo que luego pasa…   Esta  historia  contiene  escenas  muy  divertidas  en  la  que  intervienen  el  resto  de  personajes  que  forma  parte  del  elenco  de  la  novela.  Aunque  la  que  más  memorable  para  mí,  es  una  que  me  recordó  a  la  película  «Por  siempre  jamás».  Producto  de  una  apuesta,  como  no,  nuestra  protagonista  tiene  que  asistir  a  la  opera  con  las  mejores  galas,  aunque  con  unas  condiciones,  claro  está.  Y  su  hada  madrina  no  será  otra  que  una  cortesana  retirada  muy  entendida  en  moda.  El resultado no os lo voy a desvelar.  Para  mi  gusto,  «El  truhán  y  las  damas»  ha  superado  a  su  antecesora,  «El  soñador  y  las  damas»,  tanto  en  entretenimiento  como  en  profundidad.  Desde  la  primera  página,  es  imposible  reprimir  la  carcajada;  las  escenas  protagonizadas  por  esta  pareja  simpar  reflejan  sus  caracteres  impetuosos  tan  a  la  perfección,  que  te  sorprendes  negando  con  incredulidad  y  sonriendo  como  una  boba.  También  contiene  momentos  muy  emotivos,  producto  de  los  malentendidos  entre  la  pareja.  La  recta  final,  donde  Anthony  intenta  conquistar,  de  una  vez  por  todas,  el  corazón  de  su  dama  es  enternecedora.  Después  de  todo,  hay  apuestas  que  se  ganan  o  se  pierden  dependiendo  de  la  perspectiva desde donde se mire.   Crítica: Ana Mª Benítez

81 RománTica'S


Una noche  lluviosa,  la  pequeña  Holly  perdió  a  la  única  familia  que  conocía:  su  madre, Victoria. Y desde esa noche no ha vuelto a pronunciar una sola palabra.  Lo último que necesita Mark Nolan en su vida es una niña de seis años. Pero pronto  se da cuenta de que hará todo lo que esté en su mano para que a Holly no l e falte  nada.  El  testamento  de  su  hermana  le  señala  el  camino  correcto:  «Eres  la  única  alternativa. Sólo tienes que quererla. El resto vendrá solo.»  Maggie  Conroy  no  se  atreve  a  enamorarse  de  nuevo,  pero  cree  en  la  magia  de  la  imaginación. Cuando conoce a Holly Nolan, ve a una niña desesperada por un poco  de magia en su vida…  Tres  personas  solitarias.  Tres  vidas  que  se  encuentran  en  una  encrucijada.  Tres  seres que están a punto de descubrir que a veces los deseos encuentran el modo de  llegar a casa… 

Vengo leyendo a Lisa Kleypas desde hace un buen  montón  de  años  y,  lo  cierto  es,  que  es  raro  el  libro de ella que no me haya gustado.  A  la  espera  de  que  caiga  entre  mis  manos  la  última novela de los Hathaway no pude resistir la  tentación de leer «Una noche mágica».  Al  principio  casi  me  da  un  síncope  cuando  vi  el  formato  del  libro:  trade  con  solapas,  ¡doscientas  veinte  páginas!  ¡qué  escaso!  Y  un  tamaño  de  fuente  muy  superior  al  acostumbrado.  En  cierto  modo  pensé  en  si  no  me  habría  equivocado  o  había  caído  en  mis  manos  uno  de  esos  ejemplares  defectuosos  a  los  que  en  producción  se les ha olvidado incluir una de las cuadernas del  mismo.  Pero  pude  comprobar…  ¡que  no  era  el  caso!  Mi cara de asombro la notó hasta mi madre.  En fin que una tarde de esas que tienes tontas y  que  no  se  te  apetece  apenas  ni  leer  me  dije:  ¡vamos a por él! Me tiré en la cama y cuando me  quise  dar  cuenta…  me  había  leído  más  de  la  mitad  y  tenía  señalizados  más  de  siete  pasajes.  ¡Siete!  En  un  libro  donde  cien  páginas  podrían  haberse  reducido  fácilmente  a  la  mitad  (plusminus).  En esta historia me encontré que en lugar de dos  personajes  principales  había  tres;  y  que  el  protagonista extra fue el que capturó mi corazón  desde el primer momento…  Su nombre: Holly  Su situación: Huérfana 

RománTica'S 82

Vive: con  sus  dos  tíos,  hermanos  ambos  de  su  madre fallecida  Resultado:  ella  es  la  responsable  de  que  dos  hombres  reacios  a  ser  padres  hayan  aunado  esfuerzos para ofrecerle el hogar que ellos jamás  tuvieron…  El  personaje  de  Mark  es  de  esos  que,  poco  a  poco,  te  van  calando.  Tanto  y  más  cuando  se  hace  consciente  de  lo  que  tiene  que  hacer,  cuando  no  elude  sus  responsabilidades.  Un  hombre  que,  pese  a  todo,  aún  no  es  consciente  de quién es ni de lo que significa para Holly.   Existe un pasaje en el que pone de manifiesto sus  inseguridades y si bien su reflexión es buena, fue  la  réplica  de  Maggie  la  que  me  caló  profundamente. 

—No sabía qué esperar. Aprendemos a vivir día a día. […] —Sois una familia —le recordó ella. —¿Dos tíos y una niña? —Sí, eso es una familia. Y lo cierto es… que no hay verdad más absoluta.  Una  familia  no  está  siempre  formada  por  un  padre y una madre. Una familia está formada por  un vínculo de amor, de cariño y de respeto entre  las  personas  que  la  conforman,  que  cuidan  las  unas  de  las  otras.  Lo  que  me  lleva  a  ver  al  personaje  de  Maggie  como  una  piedra  angular  sobre la que recae todo el peso de la trama. Ella  se convertirá en la roca firme que dé estabilidad a  la historia y alas en el corazón del más escéptico  de los lectores. 


Holly es divertida y graciosísima como sólo podría  serlo  una  niña  de  seis  años  y  el  cariño  que  muestra  a  Renfield  desde  el  momento  que  lo  conoce… encantador. El pobre perro es feo, nadie  lo quiere pero para la niña se convierte en la más  fiel de las mascotas.  No  obstante…  tal  y  como  la  autora  nos  presentaba  el  inicio  de  la  novela  comencé  a  devanarme  los  sesos  intentado  «vislumbrar»  cómo  iba  a  solucionar  la  historia  entre  Mark  y  Maggie.  Aquí  tengo  que  hacer  un  parón  y  explicar  que  Mark  ya  estaba  saliendo  con  una  mujer,  una  mujer  que,  a  priori,  parecía  buena,  decente  y  la  cual  no  se  merecería  en  ningún  momento  un  desplante  por  parte  del  protagonista.  Pero  esta  mujer  guarda  en  su  interior  una  naturaleza  levemente  distinta  y  es  lo  que  hará  que  Mark  reaccione y se dé cuenta que no es la mujer ideal  para él.  Mientras  tanto,  Maggie,  que  ha  empezado  a  despertar  de  su  letargo  sentimental,  que  ha  comenzado  a  pensar  nuevamente  en  el  amor  se  da  cuenta  que  el  único  hombre  que  ha  despertado  sus  sentimientos  es  el  único  hombre  que  no  le  está  permitido  porque  ya  pertenece  a  otra…  Pero la química que crea Kleypas entre estos dos  te  lleva  a  pensar  que  en  algún  momento  las  tornas girarán y sus protagonistas podrán acabar  juntos.  De todos modos, Lisa, lejos de terminar la historia  ha dejado abierto varios frentes. Entre ellos te da  qué  pensar  qué  depara  el  futuro  a  los  otros  dos  hermanos  Nolan.  De  momento,  el  que  capta  mi  atención es Álex, el hermano impertérrito al que  parece que todo le resbala.   ¡Cuántas ganas tengo de saber qué pasa con él!  Escenas dulces sin ser demasiado almibaradas, un  toque de pimienta para agregar sabor picante a la  mezcla  y  un  toque  de  color  que  acaba  proporcionándote una sonrisa.  ¿Existe mejor carta de presentación?  Crítica: Loli Díaz 

83 RománTica'S


Después de haber sobrevivido a una experiencia traumática, Fiona, adiestradora  de perros, rehace su vida en una isla. Sin embargo, la llegada del atractivo Simon  Doyle  y  la  noticia  de  nuevos  asesinatos  trastornan  su  vida  otra  vez.  Doyle,  un  soltero feliz aunque algo huraño, le pide a Fiona que acepte hacerse cargo de un  cachorro  labrador  que  no  hace  más  que  morderlo  todo.  Fiona,  por  su  parte,  tampoco ha sido capaz de comprometerse con nadie desde que llegó a la isla.   Pero ahora que parecía haber recuperado la tranquilidad, la visita de un policía  le  hace  revivir  una  pesadilla  que  creía  olvidada.  Ocho  años  atrás,  ella  fue  la  única  de  las  víctimas  de  un  asesino  en  serie  que  logró  escapar  de  él.  Al  año  siguiente,  para  vengarse  de  ella,  ese  hombre  mató  a  su  prometido.  Fue  apresado y condenado a cadena perpetua. Pero ahora alguien está siguiendo sus  pasos:  alguien  que  sabe  detalles  de  los  asesinatos  que  nunca  trascendieron  al  público.  Y  ese  nuevo  asesino  empezará  a  estrechar  el  lazo  para  acercarse  a  su  objetivo final: Fiona.

—No eres guapa. —Hoy estás de un romántico que te sales. —No eres guapa, pero creas adicción. Todavía no sé por qué. Lo cierto  es…  que  si  Simon  se  hubiese  quedado  en  la  primera  frase  a  más  de  una  nos  hubiesen  entrado  ganas  de  cogerle  y  ahogarle.  Más  que  nada  porque  podría  tener  la  sensibilidad  de  un  erizo al soltarle a bocajarro semejante frase a una  chica. ¿No estáis de acuerdo conmigo?  No  obstante  con  el  paso  de  las  páginas  te  vas  dando cuenta que Simon  es uno de los hombres  Roberts  que  más  logran  captar  el  cariño  femenino  de  quienes  somos  unas  fieles  seguidores de Nora.  Cuando  comencé  a  leer  esta  nueva  novela  de  Nora  Roberts  no  me  esperaba  para  nada  lo  que  me  encontré.  El  principio  es  tan  sumamente  divertido, las escenas entre ambos hacen que no  puedas  evitar  soltar  alguna  que  otra  carcajada  por lo absurdo de algunas situaciones. Simon me  conquistó  desde  el  primer  momento  que  apareció  en  la  puerta  de  Fiona  cargando  con  un  perro  al  que  llama  Tiburón  porque  es  capaz  de  arrasar con todo en su casa. Se come hasta lo que  es  difícil  de  comer.  Las  circunstancias  que  podemos  ver  entre  amo  y  canino  son  de  lo  más  absurdas  a  veces  y  no  puedes  evitar  terminar  riéndote  con  ellas.  Me  resultaron  totalmente  novedosas  en  una  novela  de  Nora  Roberts  pero  no por ello menos bienvenidas.  En cuanto al personaje de Fiona he de decir que  me  mantuvo  obnubilada  durante  toda  la  novela.  Cómo es capaz de rehacer una vida deshecha tras  algunos  acontecimientos  trágicos  del  pasado,  cómo se logra abrir paso nuevamente en la vida y  crear  estabilidad  en  un  rincón  tan  apartado  del 

RománTica'S 84

mundo y  cómo  su  mente  puede  analizar  y  sopesar  cada  uno  de  los  hechos  que  van  aconteciendo. Es analítica, es cabal, es una mujer  capaz  de  coger  el  toro  por  los  cuernos  pese  a  lo  difícil que para ella pueden resultar las decisiones  que debe tomar.  Con esta novela he aprendido a «ver» realmente  a  los  perros.  No  voy  a  engañar  a  nadie.  No  me  gustan los animales. No me gustan para nada. De  hecho, tengo un pájaro en casa al que ni siquiera  me he acercado desde que mi padre lo metió por  las puertas hace más de tres años. Los encuentro  sucios,  y  creo  que  son  un  estorbo.  Que  me  perdonen  todas  aquellas  personas  que  tienen  animales  domésticos,  entiendo  que  les  toméis  cariño  y  que  los  tratéis  como  uno  más  de  la  familia  pero  no  comparto  vuestra  visión.  Como  digo, disculpadme por ello.  Bueno a lo que iba diciendo. He aprendido mucho  con esta novela acerca de estos animales. Me he  dado cuenta que no son solo una compañía sino  que  en  muchas  ocasiones  defienden  a  sus  amos  por  encima  de  todo.  Que  son  capaces  de  anteponerles a ellos mismos pese a que la ley de  preservación de la vida debe estar muy arraigada  en cualquiera de ellos. He podido comprobar que  no  son  únicos  y  que  son  de  vital  importancia  en  misiones  de  rescate  y  a  la  hora  de  encontrar  a  desaparecidos.  Lástima  que  no  existan  más  unidades  de  ellos.  El  vínculo  que  crean  con  su  dueño es delicioso y la confianza que éstos tienen  en sus animales es sencillamente maravillosa.  Y,  dejando  un  poco  este  tema  de  lado  me  iré  nuevamente a Fiona. A  la relación de ésta con su  madrastra  y  que  creo  que  pese  a  no  ser  muy  típica tampoco es que sea del todo atípica, valga  la redundancia. 


Fiona se apoya en Sylvia al igual que lo haríamos  cualquiera  de  nosotras  en  nuestras  verdaderas  madres. Para ella Sylvia es su amiga, su hermana,  su madre, la mujer en la que apoyarse cuando las  cosas no van todo lo bien que debieran. La mujer  con  la  que  contar  cuando  necesita  algo  porque  sabe  que  le  va  a  responder  que  sí.  Hay  conversaciones entre ambas que serían dignas de  destacar  aquí  pero  son  tantas  que  no  sabría  por  cuál  decidirme  pero  logró  hacerme  reír  cuando  ambas  hablan  del  padre  de  Fiona  y  de  las  relaciones  que  mantenía  con  Sylvia  en  la  trastienda de su negocio.  Pero no todo en la novela de Roberts son risas. Lo  cierto  es  que  esta  novela  me  puso  en  ocasiones  los pelos de punta conforme iba leyendo algunas  escenas.  Vengo  notando  últimamente  que  en  las  tramas  de  suspense  de  esta  autora  se  sabe  quién  es  el  culpable mucho antes de ir llegando al final de la  novela.  Casi  desde  el  principio,  de  hecho,  se  conoce  a  quién  debe  buscar  la  policía  y  esto…  lejos  de  restarle  intriga  creo  que  hace  que  su  autora  se  devane  aún  más  los  sesos  para  crear  una  trama  plausible  y  creíble.  Y  lo  logra…  ¡ya  lo  creo  que  lo  logra!  Además  no  sabes  en  qué  momento  atacará  el  asesino.  No  sabes  en  qué  momento la policía se pondrá tras su pista.  Nora  ha  conseguido  en  esta  novela  crear  un  paralelismo  sin  igual  que  no  puedo  sino  hacerlo  reflejar en estas líneas. Analizando esta novela te  das  cuenta  de  las  similitudes  existentes  entre  el  adiestramiento  de  los  perros  y  de  cómo  un  hombre  con  una  mente  retorcida  es  capaz  de  «crear» a alguien a su imagen y semejanza con la  que poder seguir estando en el punto de mira de  todos los medios de comunicación. La forma en la  que  la  autora  lleva  a  cabo  esto,  he  de  decir  que  algo más que admirable. Es brillante.   Si ya es difícil crear una historia verosímil mucho  más  lo  es  crear  una  donde  dos  realidades  tan  diferentes caminen de la mano.  Una  novela  muy  bien  ambientada,  descriptiva  y  visual  con  unos  personajes  que  se  te  harán  tan  reales como tus propios amigos y donde la trama  de suspense logra atraparte. De todas las novelas  de  Roberts,  creo  que  ésta  es  la  que  más  me  ha  impactado.    Crítica: Loli Díaz 

85 RománTica'S


Cruza las fronteras del tiempo y encuentra el verdadero amor.  «¿No podríamos seguir siendo amigos?». Seguro que muere un hada cada vez que en  algún  lugar  del  mundo  se  pronuncia  esta  pregunta.  Pero  el  perfectísimo  Gideon  de  Villiers,  a  quien  Xemerius  prefiere  llamar  «el  innombrable»,  no  tiene  suficiente  sensibilidad ni para pensar en las hadas ni para dejar de pisotear mi corazoncito.   Si  no  fuera  porque  cuando  le  miro  se  me  corta  la  respiración  y  me  tiemblan  las  piernas, le hubiese soltado un bofetón que le habría mandado directo al siglo XIX sin  necesidad de cronógrafo. Aunque, en lugar de hacer eso, solo le fulminé con la mirada  y me alejé.  Al fin y al cabo,  éramos los dos últimos viajeros en el tiempo  y en pocas  horas saltaríamos juntos a 1782 con una misión a vida o muerte.    «Los  corazones  no  se  pueden  partir  de  ningún  modo porque son de mazapán».  Esta  brillante  metáfora  de  su  amiga  Leslie  resultaba un nimio consuelo para Gwen, quien en  las  últimas  horas  sentía  como  si  su  corazón  se  hubiera partido en mil pedazos, y todo por culpa  de  Gideon,  quien  sin  miramientos  ni  compasión  pronunció  la  frase  que  dilapidó  sus  ilusiones.  Aunque  según  Leslie  su  sensible  corazón  resistiría,  bueno,  todo  era  cuestión  de  perspectiva.  Los  últimos  acontecimientos  en  su  vida  no  constituían  una  buena  base  para  unos  sueños  dulces y felices, más bien todo lo contrario, eran  la  base  idónea  para  una  colección  de  pensamientos negativos y aterradoras pesadillas.  No  sólo  tenía  que  seguir  viendo  a  Gideon  sabiendo había jugado con ella, sino que también  tenía que viajar con él, pues estaban en medio de  una  misión  de  vital  importancia  para  los  viajeros  en el tiempo.   Además  de  todo,  Gwen  debía  descifrar  con  prontitud  el  enigma  que  su  abuelo  había  dispuesto  para  ella,  pues  de  esto  dependería  su  seguridad y la de los suyos. Con tamaña aventura  entre  manos,  quizás  Gwen  debía  olvidarse  del  amor, pero el corazón tiene razones que la razón  desconoce.   «Amor a través del tiempo» llega a su fin, la serie  que  ha  cautivado  a  miles  de  lectores  concluye  con  esta  tercera  entrega  llamada  «Esmeralda».  En «Zafiro», la autora dejó a los seguidores de la  serie  boquiabiertos,  seguro  que  a  más  de  uno  le 

RománTica'S 86

sucedió como a mí. ¿Que Gideon ha engañado a  Gwen? ¿Que ha estado fingiendo todo el tiempo?  ¡No  puede  ser!  Pero  si  él  dijo…  Y  heme  aquí,  repasando  todas  las  escenas  y  los  diálogos  para  dilucidar  si  verdaderamente  se  trababa  de  una  mascarada.  En  fin,  la  cuestión  es  que  al  comienzo  de  «Esmeralda»  nos  encontramos  con  una  desconsolada  Gwen  que  intenta  sobreponerse  a  las ganas de matar a Gideon, pues debe descifrar  el  enigma  que  ha  dejado  su  abuelo  y  que  contiene  información  importante  sobre  los  verdaderos  planes  del  conde  Saint  Germain.  Lo  cierto es que yo esperaba que la novela arrancara  con algunas escenas entre los protagonistas, pero  se ve que la autora prefirió tenernos en ascuas y  centrarse  en  la  trama  de  intriga,  que  en  este  punto se pone ardiendo.   Cierto  es  que  durante  las  primeras  páginas,  el  ritmo  de  la  novela  es  algo  lento.  Durante  los  primeros capítulos, la historia está centrada en el  desamor de Gwen y en la resolución del misterio  planteado  por  su  abuelo,  cuyo  descubrimiento  conlleva  una  enorme  sorpresa.  La  ayuda  de  éste  en  el  pasado  será  además  esencial  para  que  Gwen  pueda  ocultar  sus  planes  a  los  vigilantes,  que andan al acecho de sus movimientos.  También su insoportable prima Charlotte será un  incordio  en  este  sentido,  ¡qué  pesada  es  esta  chica!,  pues  tratará  de  descubrir  los  planes  de  Gwen  y  dejarla  en  evidencia  ante  los  vigilantes,  así  que  nuestra  heroína  tendrá  que  andar  con  mucho  cuidado  si  no  quiere  que  éstos  se  percaten de lo que está haciendo a sus espaldas. 


Pero con  la  inestimable  ayuda  de  sus  amigos  lo  conseguirá. 

Conforme avanzamos  en  la  novela,  el  ritmo  se  vuelve trepidante, las pistas van encajando una a  una  hasta  conformar  el  puzle  final,  que  depara  grandes  sorpresas.  El  círculo  pronto  se  completará  con  los  doce,  así  que  Gwen  debe  actuar  cuanto  antes.  Su  papel  será  fundamental  para  impedir  que  el  conde  Saint  Germain  logre  sus  propósitos,  y  quienes  lo  lean  descubrirán  la  razón.  Escena  tras  escena,  acompañaremos  a  Gwen  en  su  camino  para  desvelar  todos  los  misterios  que  giran en torno a ella: qué  significan  las profecías  que  la  nombran,  por  qué  el  Rubí  es  tan  importante  para  los  planes  de  Saint  Germain,  o  qué descubrieron Lucy y Paul para querer impedir  que  se  completara.  Y  en  esta  vorágine,  ¿qué  papel  juego  Gideon?  Que  no  se  preocupes  las  seguidoras  de  nuestro  héroe,  pues  volverá  a  aparecer  con  fuerza  ejerciendo,  como  debe  ser,  su papel de caballero andante.   Emoción,  riesgo,  sorpresas,  amor,  humor,  con  esta  serie  volveremos  a  experimentar  con  intensidad  la  ilusión  del  primer  amor  y  visitaremos  lugares  en  los  que  nunca  hemos  estado  y  viviremos  grandes  aventuras.  Realmente,  es  una  lástima  tener  que  despedirse  de  personajes  como  Leslie,  con  su  filosofía  urbana; Xemerius, que parecía la rencarnación de  Pepito Grillo;  Madame Rossini, nuestra particular  modista;  o  James,  entrañable  fantasma  atormentado, entre otros.   Esta  historia  me  ha  dejado  muy  buen  sabor  de  boca, así que probablemente la volveré releer en  un  tiempo  no  muy  lejano.  Cada  entrega  la  he  devorado prácticamente, por un lado intentando  descifrar  las  distintas  incógnitas  que  la  autora  planteaba y, por otro lado, ansiosa por saber más  sobre  el  desarrollo  y  desenlace  de  la  relación  de  Gwen  con  Gideon.  A  quienes  aún  no  se  hayan  sumergido  en  sus  páginas,  les  aconsejo  de  que  derriben las barreras del espacio y vivan «El amor  a través del tiempo».   Crítica: Ana Mª Benítez

87 RománTica'S


RomรกnTica'S 88


Llega el mes más romántico  de todos, de eso no hay duda.  Llega Febrero y, con él, San  Valentín, el patrón de los  enamorados. Todas y cada  una de las editoriales nos han  enviado sus propuestas para  el mes más vibrante del año;  para el mes donde los  sentimientos se vuelven más  a flor de piel que nunca; para  el mes donde más presente  tenemos que, sin amor, la  vida se vuelve monótona y un  poco desangelada. 

Recorre con nosotras nuestra  especial librería virtual y  decide con cuales de las  autoras o con qué libro en  especial quieres pasar las  tardes frías de Febrero en  casa al calor de la lumbre.  Hay para todos los gustos y  edades. ¿Cuál es el tuyo?  Echa un vistazo, elige entre el  gran catálogo que te  proponemos y disfruta al  igual que lo haremos  nosotras.

89 RománTica'S


RomรกnTica'S 90


91 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 92


93 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 94


95 RomรกnTica'S


RomรกnTica'S 96


97 RomรกnTica'S


Al límite (Erin McCarty) 

Llega una nueva dama del romance contemporáneo. En su primera novela vamos a disfrutar de una emocionante competición, una carrera al límite contra el amor y el deseo en la que salir perdedor no será una derrota sino el mejor de todos los triunfos.

En la cama con el diablo (Lorraine Heath) 

Una de las obras románticas de la actualidad más conmovedoras que he tenido el placer de disfrutar. Como siempre digo, si un libro me hace llorar de emoción es un libro que merece la pena; y éste… ha sobrepasado todas mis expectativas. Es la primera novela que leo de Heath pero espero que no sea la última.

Deseo (J. R. Ward) 

Esta autora se ha convertido en una de las más leídas del género paranormal-romántico. Sus seguidoras nos contamos por millares y estamos esperando a que sus libros caigan en nuestras manos en cuanto salen a la venta. «Deseo» es el mejor de los aperitivos mientras esperamos ansiosas «Amante liberada» Emociones secuestradas (Lori Foster) 

Si os van las tramas de suspense, donde la adrenalina está instalada entre las negras letras de sus páginas, sin duda alguna ésta es tu novela. Foster es capaz de hacer que sus escritos tengan vida propia, palpiten sus tramas entre las líneas y regalarnos además unos personajes que rayan en la adicción.

Infiel (Jennifer Haymore) 

Está claro que la editora de Esencia apuesta fuerte. Esta novela es otra buena muestra de que las lectoras de romántica buscamos la emoción en estado más puro combinada con una dosis bastante alta de pasión y sentimientos a flor de piel. Llegan los Tristan a nuestras librerías… ¡Hazte con ellos!

RománTica'S 98


Mi irresistible conde (Gaelen Foley) 

La serie del Club Inferno es una de esas que mejoran conforme avanzas en sus entregas. «Mi irresistible conde» es una lectura divertida con personajes que te harán reír en más de una ocasión, su trama está llena de los elementos que más nos gustan en un romance y la que suscribe está deseando pillarse al siguiente de los infernales hombres de Foley.

Legado de amor (T. J. Bennet) 

Una de las novelas escritas en estos últimos años de las más bellas. Sus personajes acabarán enamorándote y los hilos de la historia están firmemente entrelazados. En una palabra, fascinante. Si aún no te la has leído… ¿a qué esperas?

Sombras de medianoche (Lara Adrian) 

Para los amantes de los vampiros; los apasionados de los romances dulces pero… algo peligroso y los que quieren desaparecer por unas horas con una trama que quita la respiración para devolvérnosla multiplicada por 100.

La verdad sobre lord Stoneville (Sabrina Jeffries) 

Nadie como Sabrina Jeffries sabe tejer historias tan divertidas y seductoras. Con este nuevo protagonista no hace sino confirmar lo que ya sabíamos, que Jeffries es una indispensable en nuestro carrito de la compra del mes.

Llámame irresistible (Susan Elizabeth Phillips) 

¡Al fin! ¡Ya está aquí! Aunque se ha hecho esperar, lo nuevo de SEP ha desembarcado en España. Deshinibida, ingeniosa, simplemente irresistible. Un indispensable en tu cesta de la compra de este bimestre. ¿Acaso lo dudas?

99 RománTica'S


Vob!cboeb!tpopsb!qbsb!uv!opwfmb!

Raro es  el  que  no  haya  escuchado  hablar  de  la  Hermandad  de  la  Daga  Negra  de  J.  R.  Ward,  y  para  esta  semana  he  sentido  la  necesidad de dedicarle la sección a uno de los libros más esperados  de la saga: Amante liberada (publicación el 3 de marzo en España).   La  canción  elegida,  The silence  de  Alexandra  Burke,  aunque  no  tiene  mucho que ver con los protagonistas, o los supuestos protagonistas,  sí  que  lo  tiene  con  los  protagonistas‐no‐protagonistas.  O  séase,  Vishous y Jane.  

So say you love me Or say you’ll leave me Don't let the silence Do the talking Just say you want me Or you don't need me Don't let the silence Do the talking

Todos sabemos que V es un personaje muy singular, y, muchas  veces, difícil. Por eso, y sin decir muchos spoilers, es Jane la que le  está diciendo tal y como dice en la canción:  

Di que me amas o di que me vas a dejar no dejes que el silencio sea el que hable Solo di que me quieres o que no me necesitas no dejes que el silencio sea el que hable.

Amante liberada  J. R. Ward  Una guerrera por naturaleza, un  amor que la pondrá a prueba  Payne,  hermana  gemela  de  Vishous,  está  cortada  por  los  mismos oscuros y seductores pa‐ trones  que  su  hermano:  es  una  luchadora  por  naturaleza  y  una  rebelde cuando se trata de ejer‐ cer el papel tradicional de la mu‐ jer. 

La relación  que  ambos  comparten  se  verá  un  poco  al  filo  del  acantilado, con dificultades y miedos que los dos deberán vencer al  mismo tiempo que  la historia de Payne y  Manny a  veces pasa a un  segundo plano.  

If this is the end then please just make it fast Y no es por dejaros a todos con la intriga y las ganas de querer leer el  libro,  ya,  ya,  ya,  y  en  este  mismo  instante,  pero  esta  línea  lo  dice  todo, y a la vez no dice nada. ¿Tienes ya ganas de que sea marzo? 

Si este es el final, entonces por favor solo termínalo rápido .   Texto: Yuliss M. Priego 

Encarcelada por  su  madre,  la  Virgen  Escribana,  por  fin  se  ha  liberado,  pero  ha  sido  para  enfrentarse  a  una  devastadora  lesión. El doctor Manny Manello  es  reclutado  por  la  Hermandad  para  curarla,  ya  que  es  el  único  que  puede  hacerlo.  A  pesar  de  que el médico nunca antes había  creído  en  los  seres  que  se  mueven  en  la  noche  como  los  vampiros,  acabará  dejándose  seducir  por  una  poderosa  mujer  que  dejará  marcado  tanto  su  cuerpo como su alma.  Finalmente  los  dos  encuentran  mucho  más  que  una  conexión  erótica,  haciendo  colisionar  los  mundos  humano  y  vampírico…  Además,  Payne  deberá  resolver  un  asunto  de  un  par  de  siglos  atrás  que  pondrá  en  grave  peligro su amor y sus vidas.. 

RománTica'S 100


TITULO ORIGINAL He's Just Not That Into You AÑO 2009 DURACIÓN 129 min. PAÍS EE.UU. Alemania y Holanda DIRECTOR Ken Kwapis GUIÓN Marc Silverstein, Abby Kohn MÚSICA Cliff Eidelman FOTOGRAFÍA John Bailey

         

REPARTO Scarlett Johansson, Drew Barrymore, Jennifer Aniston, Jennifer Connelly, Kris Kristofferson, Ben Affleck, Justin Long, Bradley Cooper, Ginnifer Goodwin, Kevin Connolly PRODUCTORA New Line Cinema / Flower Films GÉNERO Comedia romántica

              

Tú no eres la excepción, eres la regla. Y esta es la regla: Si un tipo no te llama, es porque no quiere llamarte. Cuando un hombre te trata como si le importaras un carajo, realmente le importas un carajo. Fiel al  género,  desenfada,  sin  nada  nuevo  que  ofrecer, y sin embargo, apta para ver en casa uno  de  esos  domingos  por  la  tarde.  La  comedia  romántica de la factoría Hollywood Qué les pasa  a  los  hombres  se  apoya  en  un  atractivo  reparto,  fundamentalmente,  y  en  una  serie  de  escenas  estereotipadas que siguen dando juego y algo de  qué hablar.   La  historia  retrata  a  un  grupo  de  treintañeros  interpretado  por  caras  conocidas  de  la  gran  pantalla que busca sin cesar el esquivo amor, no  sin  antes  aprender  a  descifrar  de  forma  realista  las señales que cada cual envía para conseguir sus  fines. Con estas premisas, el director de comedias  Ken  Kwapis  construye  una  historia  predecible  pero entretenida donde destaca el papel de  

   

Basada en el libro de Greg Behrendt y Liz Tuccillo

Ginnifer Goodwinde  como  la  cándida  Gigi.  Esta  chica es un caso, todas las citas que tiene o está a  punto de tener resultan un fiasco, se pasa media  vida  sentada  al  lado  del  teléfono  esperando  la  ‘gran  llamada’  y  no  es  muy  avispada  cuando  se  trata  de  leer  las  ‘señales’  de  sus  posibles  candidatos a novio. Pero como todo no puede ser  tan  oscuro  en  su  vida,  un  día  se  cruza  en  su  camino  alguien  que  la  ilumina  y  le  sirve  de  guía  para aquellos casos y otros de mayor emergencia.  Este no es otro que Alex, interpretado por Justin  Long,  un  chico  ligón  al  que  le  van  las  relaciones  informales y que, al parecer, conoce muy bien al  género  femenino.  Así  que  da  algunos  buenos  consejos a Gigi sobre cómo interpretar las señales  del singular lenguaje masculino.   En esta cinta no pueden faltar las compañeras de  trabajo de Gigi. Por un lado está Beth, a la que da  vida  Jennifer  Aniston,  lleva  siete  años  viviendo  con Neil (Ben Affleck) y ambos hacen una pareja  envidiable  que  vive  en  perfecta  armonía  aunque 

101 RománTica'S


cada uno  tiene  una  visión  del  compromiso  diferente. Este hecho hace que lo que parece tan  perfecto  y  encantador  se  tambalee.  Y  por  otro  lado  está  Janine  (Jennifer  Connelly,  una  esposa  perfecta  para  Ben,  (Bradley  Cooper)  que  aceleró  el  compromiso  para  terminar  en  el  altar  con  él.  ¿No  se  dice  siempre  que  las  cosas  es  mejor  no  forzarlas? Pues que se lo digan a Janine… Y en lo  referente  a  su  marido  Ben,  no  está  nada  convencido de hacia donde va su vida de casado y  para  colmo  conoce  a  la  espectacular  Anna,  que  no  podía  ser  otra  que  Scarlett  Johansson,  con  la  que  pretende  entablar  una  sana  amistad  y  nada  más.  Y  como  no  hay  dos  sin  tres  aparece  en  escena  Conor  (Kevin  Connolly),  un  agente  inmobiliario  que  está  loco  por  Anna  y  no  se  entera que ella lo utiliza  como terapia para subir  la  autoestima  y  no  lo  tiene  en  cuenta  como  pareja  duradera.  Por  supuesto,  en  esta  historia  quedan  reflejadas  las  posibilidades  de  conocer  chicos que brinda Internet gracias al personaje de  Mary,  llevado  a  cabo  por  Drew  Barrymore,  una  adicta  a  las  nuevas  tecnologías  que  sin  impacientarse  demasiado  espera  que  llegue  el  amor de su vida y para ello no escatima en hacer  uso de los medios de que dispone.   Todos  estos  personajes  masculinos  y  femeninos  viven su particular camino hacia la  búsqueda del  amor  con  las  complicaciones,  expectativas  o  decepciones  que  conlleva  el  proceso.  Ellas  buscando  el  amor  desde  un  particular  escenario  más dramático y lioso, sin dejar atrás la femenina  visión romántica de las relaciones entre hombres  y  mujeres,  la  necesidad  de  tenerlo  todo  bien  atado. Y ellos buscan lo mismo pero de una forma  más simple y menos comprometida por su miedo  al compromiso… En definitiva…  ¿Qué  les  pasa  a  los  hombres  y  a  las  mujeres  cuando de amor se trata?  Artículo: Mónica Liceras     

RománTica'S 102


«Amor paranormal o en tiempos del medievo»     Hace  más  o  menos  cuatro  años  cayó  en  mis  manos  un  libro  que  me  gustó  especial‐ mente.  Era  una  novela  Ro‐ mántica  medieval  de  highlan‐ ders, en la que la protagonista  femenina no era una doncella  en  apuros,  ni  una  dama  adelantada  a  su  tiempo,  sino  una  joven  perteneciente  a  un  clan  destruido  por  otro  clan,  que para sobrevivir se disfraza  de  chico  y  que  con  cada  jura‐ mento  de  venganza,  aprende  a disparar con arco, a pelear…  Un  buen  día,  la  joven,  aún  disfrazada  de  hombre  acaba  en  manos  del  Laird  que  masacró  a  su  clan,  y  este  le  toma  a  su  servicio  pensando  que  es  un  muchacho.  Poco  a  poco  comienzan  a  sentirse  atraídos  el  uno  por  el  otro,  pero,  Zander,  el  laird,  cree  que se siente atraído por otro  hombre, y en fin, no os podéis  ni imaginar la angustia y el lío  mental  que  se  hace  el  pobre, 

pero bueno,  al  final  resulta  que… no os cuento más. (Mira  que soy puñetera, jajajaja) 

su pasión: escribir.   Ivie  ha  escrito  doce  novelas;  ocho de género romántico his‐ tórico,  y  cuatro  de  temática  romántica  paranormal.  Por  si  fuera  poco,  tiene  dos  relatos  publicados en antologías…  

La novela  era  “La  dama  del  caballero”  y  su  autora  es  Jackie  Ivie.  Y  me  encantaron,  tanto la novela, como el estilo  de narrar de la autora.  

La única de sus novelas publi‐ cadas  en  España  es  «La  dama  del caballero», la primera que  escribió,  una  historia  maravi‐ llosa,  intrigante,  divertida  a  veces,  que  en  ocasiones  pone  los  pelos  de  punta…  si  la  primera  me  sobrecogió,  no  quiero ni pensar lo magnificas  que  pueden  ser  las  once  restantes… Y nadie se molesta  en publicarlas. ¡Es tan injusto!   Señores  editores,  por  favor,  publiquen  más  novelas  de  esta estupenda autora.  

No se  ha  publicador  ningún  otro    libro  de  ella.  ¡Qué  injusticia!  Jackie  Ivie  nació  en  Salt  Lake  City,  Utah.  Es  la  segunda  de  cinco  hermanos  y  era  quien  entretenía  al  resto  inventado  historias  que  luego  les  con‐ taba. Siempre estaba leyendo,  incluso  cuando  paseaba  a  su  perro,  sin  importarle  el  gé‐ nero  en  cuestión,  hasta  que  un  buen  día  cayó  en  sus  manos  una  novela  romántica  histórica, y se descubrió adicta  a este género.   

Porque ella lo vale, porque sus  novelas  son  estupendas,  porque  al  no  publicarla  no  están  dejando  sin  una  gran  autora. .  

Reside en  Alaska,  y  allí  aprovecha  las  largas  y  tran‐ quilas noches para sumirse en 

Sección de autoras: ¿Autora en el olvido?

   

Artículo: Noelia Amarillo 

 

103 RománTica'S


Novelas de Jackie Ivie     

Romántica Histórica              

RománTica'S 104

Lady of the night (2004) Publicada en España  por RBA con el título La dama del caballero  Tender Is the Knight (2005)  Knight Before Christmas (2006)  Heat of the Knight (2007)  A Knight Well Spent (2008)  Once Upon a Knight (2009)  A Knight and White Satin (2010)  A knight Everlasting (2011)  For Ever Knight (2011, Antología) 

Romántica Paranormal  Serie: The Vampire Assassin League     Knight after night (abril 2011)   Be still my heart (mayo 2011)   Dearly beloved (sep. 2011)   We are gathered (nov. 2011)   A Knight Beyond Black (Antología 2011) 


El libro:

Regreso a Howards End de E. M. Forster

Edward Morgan  Forster  nació  en  la  ciudad de Londres el 1 de Enero de  en  1879.  Este  autor  inglés  nació  en  el  seno  de  una  familia de clase media‐alta y  quedó  huérfano  a  la  temprana  edad  de  poco  más  de  un  año.  Su  primera  novela  vió  la  luz  en  1905  cuando  apenas  contaba  26  años.  Viajero  incansable  falleció  en  la  ciudad  inglesa  de  Coventry en 1970.  La  novela  que  hoy  traemos  a  nuestra  memoria,  «Regreso a Howards End» apareció publicada en  la  primera  década  del  siglo  pasado,  en  el  año  1910.  ¿Comenzamos con ella?  Veréis  no  es  una  novela  que  me  haya  vuelto  a  leer,  nada  más  lejos  de  la  realidad.  Lo  cierto  es  que  si  ha  caído  en  mis  manos  ha  sido  por  pura  suerte  o  bien  podría  decir…  como  «cosa  del  destino».  Paseaba  una  tarde  entre  las  estanterías  de  la  sección de clásicos sin decidirme por una novela a  la  que  meterle  mano  para  esta  sección  por  la  Librería  Luces  de  mi  Málaga  natal  cuando  comenté  mi  «problema»  con  una  amiga  que  me  acompañaba, una chica nos escuchó y fue ella la  que  me  dijo  que  si  me  había  leído  esta  obra  de  Forster. Lo cierto es que caí en la cuenta de que  no.  De  que  conocía  la  de  «Una  habitación  con  vistas» pero no ésta. Así que me pillé un ejemplar  en  bolsillo  de  la  misma  publicada  por  Alianza  Editoial y me fui a casa con ella bajo el brazo. 

Puedo deciros  que  su  prosa  me  atrajo  desde  el  primer  momento  en  que  mis  posaderas  se  asentaron  sobre  el  sofá.  La  historia  me  fascinó  y  cuando  me  quise  dar  cuenta  ni  siquiera  había  tomado notas acerca de la misma.  La novela comienza dando la impresión de que va  a ser una novela romántica más «tipo», tipo de la  época,  nada  parecido  a  lo  que  leemos  hoy  día…  pero  me  llevé  una  enorme  sorpresa.  La  novela  oculta entre sus páginas mucho más.  Las  protagonistas  femeninas  de  la  misma, las herma‐ nas  Schlege  me  hicieron  plantar‐ me  en  el  interior  de sus personajes,  me  convertí  en  uno de esos entes  que  «poseen»  la  capacidad de robar el alma de los mismos y «ver»  a través de sus ojos las distintas problemáticas de  la época.  Las  diferencias  entre  clases,  es  la  primera  de  ellas.  Esa  diferencia  que  hace  que  la  menor  de  ellas  acabe  separada  del  hombre  al  que  ha  empezado a amar, el joven Wilcox, y alejada para  siempre de él, al menos eso es lo que ella piensa  que sucederá.  Sin embargo, el destino que les tiene previsto su  autor a ambas jóvenes es bien distinto y creo que  si  existen  las  musas  de  los  escritores,  éstas  no  pudieron estar más de acuerdo con él, pues el    

105 RománTica'S


libro empieza  a  derivarnos  hacia  un  final  bien  distinto.  Y llegamos al meollo del asunto. Por una parte las  jóvenes  Schlege,  cultas,  liberales,  en  fin,  lo  que  conoceríamos como librepensadoras de la época.  Por  el  otro  lado,  los  hombres  Wilcox,  perfectos  caballeros  ingleses,  rodeados  de  poder  y  de  dinero  y  donde  sus  «altos  valores»  le  hacen  juzgar  a  todos  los  demás  exponiéndolo  en  cada  uno de sus actos.   No  es  de  extrañar  que  «cho‐ quen»  literalmente  hablando  como  dos  trenes  de  mercancías  que  viajan  en  distintas  direccio‐ nes pero por la misma vía ferro‐ viaria,  pero  que  cuando  comparten  escenas,  el  resto  sobra.  Ni que decir tiene que tras su lectura me busqué  la película. Y, pese a que sus actores son de talla  más  que  probada  (Emma  Thompson,  Anthony  Hopkins,  Helena  Bonham‐Carter,  ¡Vanessa  Redgrave!)  y  a  que  la  historia  estaba  bien  hilvanada  por  su  director,  nada  como  el  original  en papel.  El  sentido  del  humor  que  encontré  en  la  novela  no  pude  hallarlo  en  la  película  y  eso  le  restó  consistencia al resultado que me resultó un poco  más descafeinado.  

No sé si me explico.  He llegado a disfrutar con la novela más de lo que  me  esperaba,  con  todos  y  cada  uno  de  los  personajes  los  cuales  me  han  hecho  recapacitar  sobre los conceptos expuestos desde dos puntos  de vistas tan distintos como son las visiones ante  el  mismo  asunto  que  tienen  las  Schlege  y  los  Wilcox. Y eso, sí que ha sido una experiencia casi  novedosa  para  mí  porque  me  encontraba  dándoles la razón a ambos. Irónico, ¿verdad?  ¿Cómo podemos llegar a pensar que dos posturas  diferentes te puedan parecer lógicas?  Lo  cierto  es  que  hay  frases  de  la  novela  que  podría  destacar  porque  sus  diálogos  son  tremendamente  buenos  pero  ¿con  cuál  quedarme?  ¿Con  una  en  la  que  participan  Margaret  y  Henry?  ¿Con  aquélla  en  la  que  se  profesan amor Helen y el joven Wilcox?  Os recomiendo la novela, seguro que nadie que la  lea  llega  a  las  mismas  conclusiones  pero  ha  sido  un gustazo leer una novela con esa carga irónica y  burlesca  en  sus  diálogos.  El  hombre  con  mente  analítica y empresarial y la mujer emocional y de  pensamiento  liberal.  Una  mezcla  un  tanto  explosiva  que  su  autor  sabe  conjugar  perfec‐ tamente  para  ofrecernos  un  libro  compacto,  equilibrado, ingenioso y soberbio.  Artículo: Loli Díaz     

RománTica'S 106


La Película: Bailando nace el amor  

TÍTULO ORIGINAL You Were Never Lovelier AÑO 1942 DURACIÓN 98 min. PAÍS EE. UU. DIRECTOR William A. Steiner GUIÓN Delmer Daves & Michael Fessier MÚSICA Leigh Harline, Jerome Kern y Johnny Mercer FOTOGRAFÍA Ted Tetzlaff (B/N) REPARTO Fred Astaire, Rita Hayworth, Adolphe Menjou, Isobel Elsom, Leslie Brooks, Adele Mara, Gus Schilling, Barbara Brown, Douglas Leavitt, Xavier Cugat PRODUCTORA Columbia Pictures GÉNERO Comedia Romántica Musical

—¡Bob Davis! —¡Cugui!

PREMIOS 3 nominaciones al Oscar en 1942: Mejor banda sonora (Musical), canción, sonido

Estas son dos de las primeras frases que se dicen  en  la  película  y  lo  cierto  es  que  no  puedo  sino  poner  una  sonrisa  en  mis  labios  cada  vez  que  la  veo.   No  sé  si  muchas  de  vosotras  sabréis  que  el  gran  director  de  orquesta  Xavier  Cugat  era  español  y  que  nuestro  internacional  compatriota  llevó  su  música  a  la  gran  pantalla  en  un  número  de  ocasiones  gracias  a  grandes  producciones  americanas.  Ésta  es  una  de  ellas.  Otra  fue  en  la  película  «Escuela  de  Sirenas»  a  quienes  dedicamos esta sección en la revista número dos. 

de espectadores  pegados  a  la  pantalla  expectantes  a  cada  una  de  las  canciones,  a  cada  uno de sus números de baile.  La  actriz  protagonista,  Rita  Hayworth,  que  desapareció de este mundo hace bastantes años  presenta toda su gloria; y, pese a ser una imagen  en  blanco  y  negro,  su  pelo  claro,  sus  cejas  bien  definidas  llenan  la  pantalla  cuando  la  cámara  se  acerca.  Su  sonrisa  es  de  ésas  que  no  se  olvidan  por más tiempo que pase…   

Pues bien,  en  esta  película,  el  gran  bailarín  Fred  Astaire,  interpreta  a  Bob  Davis,  un  bailarín  que  llega  a  Argentina  después  de  haberse  quedado  sin  trabajo  y  buscando  una  oportunidad  en  los  espectáculos  Acuña,  empresa  del  padre  María  (Rita Hayworth), una joven que no está dispuesta  a  contraer  matrimonio  porque  le  gusta  su  soltería…  En fin, ¿qué os puedo decir de la película? Es una  de  esas  que  no  importa  la  de  años  que  les  pase  por encima, ni la de actores que ya no existen en  este mundo, lo cierto es que es de ésas a las que  yo  llamo  incombustibles  porque  por  más  años  que pasen desde su estreno son años donde cada  vez que se reponen en TV tienen un gran número 

107 RománTica'S


Como contrapunto  a  su  gran  belleza,  los  productores se inclinaron por un actor que si bien  no podríamos decir que fuese un adonis, lo cierto  es que tenía  unos pies  mágicos para el  baile. No  he  visto  a  nadie  moverse  en  una  pista  de  baile  como lo hacía él. Fred Astaire dejaba con la baba  colgando  cada  vez  que  su  zapato  impactaba  con  el  piso.  Era  la  dinámica  en  persona,  el  ritmo  en  estado puro.  Pero dejando a un lado sus dotes para  el baile y  centrándonos  en  las  interpretativas,  he  de  decir  que lograba ponerme una sonrisa en los labios en  las  escenas  más  insospechadas.  Me  encanta  la  forma en la que le da la réplica al señor Acuña… 

—¿Qué le pasa a esa chica? —dice Acuña— ¡Es muy guapa! —Es muy guapa, sí. Pero su personalidad es la del interior de un refrigerador. —Sepa usted que además de ser guapa… ¡es mi hija! Y, lo  cierto  es  que  esta  conversación  es  la  responsable  de  todo  lo  que  acontece  a  continuación  pues,  el  señor  Acuña,  un  poco  mosca por la actitud de la segunda de sus cuatro  hijas decide coger al toro por los cuernos y poner  un poco de romance en su vida.   Y los descalabros que esto llega a traer a cabo es  lo que hace que un argumento en principio poco  innovador  cree  en  la  mente  del  espectador  recuerdos imborrables.  La  relación  que  empieza  a  fraguarse  desde  ese  momento está en medio de la verdad y la mentira  pero lo cierto es que hace que el corazón de una  chica  palpite  y  haga  que  la  vida  le  merezca  la  pena.  Como digo, interpretaciones brillantes en un film  musical romántico que a priori quizás no hubiese  resultado  tan  impactante  de  no  ser  por  sus  actores,  unos  números  de  baile  magistrales  y  geniales dónde sus bailarines hacen fácil lo difícil  y  cuyas  voces  aún  pueden  escucharse  si  cierras  los  ojos  y  te  dejas  llevar  por  sus  notas.  Rita  Hayworth  no  era  Ginger  Rogers,  pero  la  química  que  ambos  tienen  en  pantalla  es  palpable  para  cualquiera que les haya visto bailar juntos.  Una  película  preciosa  y  muy  del  gusto  de  todas  aquellas personas que amamos el cine clásico.   Éste es para mí una de mis pasiones, espero que  me comprendáis. Cada vez que veo uno de estos  

RománTica'S 108

clásicos mi mente vuela, sueño con otras épocas  y  el  glamour  de  las  primeras  décadas  de  Hollywood hace que mi corazón palpite.  La  mejor  escena:  el  baile  en  solitario  en  el  despacho de Acuña  de Fred.  Lo mejor de la película: los diálogos chispeantes y  tan simpáticos que se mantienen a lo largo de la  película.  Son  a  veces  ingenuos,  a  veces  un  poco  liantes  pero  sobre  todo  son  de  esos  que  no  puedes evitar reírte con ellos.  Las conversaciones entre el señor Acuña y Davis…  lo mejor, de lo mejor. ¡No os la perdáis!  Artículo: Loli Díaz


El chick-lit Durante estos últimos años, muchos son los sub‐ géneros que se han ido disgregando dentro de los  diferentes géneros de la novela romántica.  Muchos  son  fáciles  de  interpretar  pero  hay  algunos  otros  que  son  más  difíciles.  Éste  es  el  caso del   Chick-lit, ¿sabemos bien qué significa o  de dónde surgió este nombre? ¿Por qué recurrir a  una  palabra  que  obviamente  no  es  de  origen  latino para marcar un tipo de literatura?  Empecemos  por  el  principio  y  veamos  su  definición: 

Chick-lit:   El chick‐lit es un tipo de literatura actualmente en  auge  escrita  por  y  para  mujeres  cuyo  rango  de  edad  está  habitualmente  entre  los  arcos  de  los  20‐30 años y 30‐40.  El chick‐lit, según algunas fuentes es una palabra  doble  formada  por  la  palabra  chick, que  el  vocabulario  americano  significa  chica  y  lit que  hace referencia a la palabra literatura.  Lo  cierto  es  que  este  término  que  a  muchas  de  nosotras  nos  ha  traído  durante  algún  tiempo  de  cabeza lo idearon entre un hombre y una mujer.  Sí, así como lo leéis. ¡Uno de ellos era un tío! Sus  nombres: Cris Mazza y Jeffrey DeShell.  Pues  bien,  estas  dos  personas  usaron  esta  palabra  para  titular  una  antología:  Chick Lit: Ficción Postfeminista allá por el año 1995 y usaron  este  término  con  un  sentido  irónico  para  señalizar  que  las  mujeres  empezaban  a  tomar  consciencia  de  su  propia  valía  frente  a  una  sociedad que hasta hacía bien poco había estado  supeditada a los hombres.  Este  sub‐género  de  la  literatura  viene  a  representar  todas  y  cada  una  de  las  etapas  por  las que una mujer joven atraviesa en la vida. Sus 

amores, sus  noviazgos,  todas  y  cada  una  de  las  circunstancias que rodean a la mujer de hoy día.  Mujeres  que  trabajamos  y  que  a  la  vez  hacemos  malabares con la casa, los hijos, los jefes (la que  no  tenga  la  suerte  de  ser  su  propia  jefa)…  y  un  largo  etc.  de  circunstancias  y  problemas.  Así  mismo  podemos  encontrar  además  en  este  tipo  de  lectura  problemas  sociales  que  hoy  día,  por  desgracia, están de tanta actualidad: violencia de  género, agresiones sexuales. Si bien estos últimos  son mucho menos frecuentes.  Pero,  ¿qué  nos  atrae  tanto  de  este  tipo  de  lecturas?  Esta es una buena pregunta. A la lectora habitual  de novela romántica el término, cuando empezó  a  extenderse,  nos  resultó  un  poco  «chocante».  Algunas  de  nosotras  tardamos  bastante  tiempo  en  saber  diferenciar  éste  del  romántico  contemporáneo normal.  Algunos opinan que lo que nos atrae de este tipo  de literatura  es su frescura, la forma desinhibida  con  la  que  se  tratan  ciertos  tipos  de  tema  y  que  las mujeres que lo escriben no es que tenga pelos  en la lengua precisamente.  Hagamos  un  repaso  por  estas  autoras.  ¿Cuáles  podríamos  considerar  como  pertenecientes  a  este género?  Creo  que  la  primera  que  cayó  en  mis  manos  fue  Helen  Fielding  con  su  «El  diario  de  Bridget  Jones»,  una  novela  que  no  puedo  dejar  de  comparar  con  un  clásico  de  la  literatura  uni‐ versal  como  es  «Orgullo  y  prejuicio».  ¡Salvando  las  distancias, por supuesto! 

109 RománTica'S


A ver…  ¿quiénes  más?  Marian  Keyes,  Sophie  Kinsella,  Candace  Bushnell  (¡Sexo  en  NY!),  Emily  Giffin  (¿de  ésta  no  hablamos  en  la  revista  anterior?)  Lauren  Weisberger  (¿alguien  no  conoce  «El  diablo  viste  de  Prada»?  No  he  visto  una  protagonista  que  lo  haya  pasado  peor  que  esa por culpa de… ¡su jefa! Esa mujer tenía tripas  sin estrenar y era una auténtica tirana)…  ¿Y en España? También las nacionales han hecho  sus «pinitos» dentro de este género como Rebeca  Rus  (¡esa  Sabrina,  Dios!  Y,  ¿qué  me  decís  de  Laura?), La Divina, Megan Maxwell…  El  chick‐lit  representa  nuestra  vida,  nuestros  sueños,  nuestros  con‐ tinuos amoríos (la que  los  tenga,  obviamen‐ te),  nuestras  inquietu‐ des,  nuestras  alegrías  y  nuestras  penas.  Sus  protagonistas  no  pue‐ den  sernos  más  simi‐ lares  en  este  tipo  de  novelas  es  imposible  no  sentirnos  identifi‐ cadas  con  sus  prota‐ gonistas porque…   ¿Acaso  no  somos  todas  mujeres  sin  morir  en  el  intento?  Pero  hay  algo  que  sí  que  es  cierto  que  no  suele  sucedernos  y  es  que  si  miramos  a  nuestro  lado,  y  para  qué  vamos  a  llevarnos  a  engaños, rara es la que tiene la suerte de que su  pareja  en  la  vida  real  sea  alto,  guapo  y  con  dinero… ¡eso sí que es cierto (en la gran mayoría  de las ocasiones) que solo pasa en los libros!  Pero  una  cosa  tengo  clara…  ¡cristalina!  Mientras  tengo un libro de este género en las manos me da  por pensar ¿y si fuera alguna de ellas?  Artículo: Loli Díaz          

RománTica'S 110


LA ÚLTIMA EMPERATRIZ DE LOS FRANCESES  María  Eugenia  Palafox  Portocarrero  y  Kirkpatrick,  condesa  de  Teba,  más  conocida  como  Eugenia  de  Montijo,  nació  en  la  ciudad  de  Granada,  el  5  de  mayo  de  1826.  Fue  emperatriz  consorte  de  los  franceses como esposa de Napoleón III.  Eugenia,  venía  al  mundo  en  Granada  en  medio  de  una  larga  secuencia de terremotos tan propios de la ciudad. El inmenso pavor  que  su  madre  sentía  hacia  los  temblores  hizo  que  naciera  en  una  tienda de campaña anclada en el jardín familiar, y casi un mes antes  de la fecha pronosticada para el alumbramiento.  Era  la  segunda  hija  de  la  noble  familia  formada  por  los  Condes  de  Teba,  don  Cipriano  Guzmán  Palafox  y  Portocarrero  y  doña  María  Manuela Kirpatrik y Grevigné, instalados en Granada desde 1823 tras  sufrir  el  padre  pena  de  destierro  en  Santiago  de  Compostela  por  afrancesado y conspirar contra la causa liberal.   A las pocas horas de abrir sus ojos al cielo granadino era bautizada  en la iglesia de la Magdalena por el Capellán Mayor de la Capilla Real  con el nombre de María Eugenia Ignacia Agustina, siendo el padrino  el  capitán  general  de  la  plaza,  su  tío  Eugenio,  conde  de  Montijo,  conocido desde el famoso motín de Aranjuez con el apelativo de «tío  Pedro». Su infancia en Granada correría de la mano de su aya, Pepa,  e imbuida en los ambientes selectos de la sociedad granadina, en la  que  los  Teba  regían  una  de  las  más  interesantes  tertulias  de  la  ciudad.    En  1830  sus  padres  se  trasladaron  a  Madrid  por  empeño  de  su  madre  en  estar  cerca  de  la  corte  borbónica,  aunque  su  padre  siempre estaba yendo y viniendo de una a otra ciudad. La epidemia  del cólera que azotó la villa en 1834 y la muerte de su tío el conde de  Montijo,  sirvieron  de  pretexto  a  su  madre  para  trasladar  la  residencia familiar al fulgurante París, en el que se instalarían en un  palacete  de  los  Campos  Elíseos.  A  partir  de  este  momento  comenzaría  una  larga  peregrinación  por  las  principales  ciudades  europeas  de  corte,  primero  Londres  para  estudiar  y  después  Bruselas,  Roma,  Berlín…  Hasta  que  tras  la  muerte  de  su  padre  en  1839 y debidamente introducidas en la sociedad parisina se instalen  definitivamente en la ciudad de la Luz. 

111 RománTica'S


Carlos Luis  Napoleón  Bonaparte,  nació  en  París,  el  20  de  abril  de  1808. Fue el único presidente de la Segunda República Francesa en el  año 1848, y luego el segundo emperador de los franceses en 1852,  bajo el nombre de Napoleón III, siendo el último monarca que reinó  sobre este país. Nacido en el seno de la dinastía Bonaparte, fue hijo  de  Luis  Bonaparte,  rey  de  Holanda  y  de  Hortensia  de  Beauharnais,  hija de la emperatriz Josefina.   Su filosofía política era una mezcla de romanticismo, de liberalismo  autoritario, y de socialismo utópico, aunque en los últimos años fue  insigne defensor del tradicionalismo, y de la civilización católica.  Fue  en  una  fiesta  donde  Carlos  Luis  Napoleón,  por  entonces  príncipe‐presidente,  se  enamoró  de  la  petite Eugenie,  la  españolita  que  con  su  belleza  tenía  eclipsada  a  toda  la  sociedad  parisina  del  momento.  Confesada su pasión por Luis Napoleón y unidos en destino en Notre  Dame,  desde  el  trono  de  la  Francia  imperialista,  de  la  Francia  que  intentaba  resucitar  el  prestigio  heroico  de  la  odisea  napoleónica,  la  gentil granadina deslumbró al mundo con su belleza y su elegancia.  Eugenia de Montijo tuvo la alegría de asistir a la suprema exaltación  de  su  belleza  de  mujer  y  el  dolor  de  sobrevivir  a  la  catástrofe.  Fue  toda su vida un hermoso poema de gran fuerza lírica y emocional. Un  poema,  de  primavera  maravillosa,  tejido  con  brillantes  estrofas  cortesanas  y  adornado  con  madrigales  regios;  después,  un  poema  hondamente dramático.   Antes de morir, la emperatriz Eugenia presenciaría silenciosamente,  pero  con  una  profunda  emoción  sin  duda,  el  desarrollo  bárbaro  de  otra epopeya guerrera, la Primera Guerra Mundial. Revivió ante sus  ojos entristecidos la trágica explosión que cincuenta años atrás hizo  pedazos  su  imperio.  Pero  ahora  eran  otras  coronas  la  que  se  hundían.  Era  Prusia,  la  Prusia  triunfadora  y  férrea  de  antaño  la  que  sentía la convulsión de la catástrofe. Y la dama gloriosa sonreiría con  desconsolada  tristeza.  Sedán…  El  Marne…  Quedaba  cerrado  un  periodo histórico.   Y se acababa su vida en Madrid, en el palacio de Liria, el 10 de julio  de  1920.  Bajo  el  cielo  de  España,  la  emperatriz  Eugenia  abrió  por  primera vez sus ojos y bajo el mismo cielo los cerró. Desapareció con  ella una de las figuras más cautivadoras, más interesantes, de Europa  y una de las más admirables mujeres españolas. 

Con los episodios de su vida puede escribirse la más bella historia de amor y de dolor que pueda concebir el ingenio más prodigioso. El autor Aldo Gutiérrez así lo reflejó en «El Brujo Blanco» Artículo: Aravalle Palacios

RománTica'S 112


Es Eugenia, es Eugenia, es Eugenia la emperatriz, no fue princesa, más fue hija de condesa y solamente eso bastó. Duquesa de Alba y Grande de España, su corazón anhelo ser, pero fue Paca, dichosa hermana, la que tal título ostentó. María Manuela un buen partido, para Eugenia ella busco. Luis Napoleón fue cautivado por su encanto granadino. «De Andalucía bien mi canto, soy de Granada, soy española, en las Tullerías, mi hermosura galardonada fue, emperatriz de los franceses, en emperatriz me convertí». Es Eugenia, es Eugenia, es Eugenia la emperatriz, dichosa esposa del emperador, dichosa esposa de Napoleón, Napoleón III cuyo capricho, por «Eugenia» se bautizó, y fue Eugenia con su hermosura la que un hijo le regaló. Es Eugenia, es Eugenia, es Eugenia la emperatriz, que de Montijo fue mal llamada, y de Montijo aún lo es. Murió anciana a pocos del siglo, murió sin ser emperatriz, murió sin ser princesa, mas siempre sería hija de condesa «María Eugenia de Montijo, María Eugenia esa soy yo.»

113 RománTica'S


Ocio y Placer Escapadas románticas

RománTica'S 114


Situada al norte de la provincia de Cáceres,  en  la  comarca  de  La  Vera,  a  los  pies  de  la  Sierra  de  Tormantos,  se  encuentra  la  villa  agradable  y  tranquila  de  Cuacos  de  Yuste,  declarada  en  el  año  1959  Conjunto  Histórico‐Artístico.  No  es  de  extrañar,  por  tanto, que el Emperador Carlos I de España  y V de Alemania, eligiera esta localidad para  su descanso y retiro.  A  su  belleza  artística  de  casas  de  arquitectura  típicamente  veratas,  se  le  une  la  sensación  de  serenidad  que  ofrece  un  sencillo  paseo  por  su  entramado  de  estrechas  calles  o  el  sonido  del  manso  borboteo  de  sus  numerosas  fuentes  de  manantial.  Sus  plazas  y  rincones,  acompañadas  del  rico  entorno  natural  que  rodea a este municipio extremeño que bebe  el  agua  de  Gredos,  hacen  de  él  un  lugar  perfecto  para  el  disfrute  y  el  sosiego.  Algunos dicen que es el lugar perfecto para  pasear por la historia. Paseemos, pues…   

115 RománTica'S


El recorrido  comienza  en  la  Plaza  de  Juan  de  Austria,  dedicada  al  hijo  ilegítimo  que  el  Emperador  tuvo  con  la  noble  Bárbara  Blomberg:  Jeromín,  más  tarde  conocido como Don Juan de Austria.  

La historia recuerda a Don Juan de Austria como el general y almirante que, al mando de la flota de su hermanastro Felipe II, consiguió la victoria en la Batalla de Lepanto contra los turcos. Reconstruida  en  forma  de  anfiteatro  para  acoger  los  eventos  culturales,  sobre  todo  en  época  estival,  destaca  sobre  todo  por  estar  rodeada  de  unos  curiosos  secaderos  de  pimiento,  cultivo  tradicional  distinguido con la denominación de origen «Pimentón  de  la  Vera».  A  uno  de  sus  costados  se  encuentra  la  casa donde vivió durante unos meses Jeromín a cargo  de los mayordomos del Rey: Don Luis de Quijada y su  esposa  Magdalena  de  Ulloa,  hasta  la  muerte  del  Emperador, acaecida en septiembre de 1558. Hoy, es  un edificio rehabilitado donde se encuentra la sede de  la Mancomunidad Intermunicipal de la Vera.  Dejando  atrás  esta  plaza  de  narraciones  infinitas,  espera  tranquila  la  risueña  Plaza  de  España,  la  de  los  pintorescos soportales y las casonas de mampostería,  adobe y madera. Es la plaza más grande de la Vera, y  en  ella  se  pueden  apreciar  las  características  peculiares de la arquitectura de la zona. En ella, como  buena  plaza  mayor,  se  encuentra  el  Ayuntamiento  y  también  la  Iglesia  de  Nuestra  Señora  de  la  Asunción,  que  guarda  el  órgano  del  Monasterio  de  Yuste,  realizado  en  Amberes  en  el  siglo  XV.  Todo  un  tesoro  histórico‐artístico y una delicia para los sentidos.  RománTica'S 116


La Plaza de España sirvió de mercado  franco en tiempos del Emperador.  Carlos V satisfacía allí sus  necesidades culinarias, a pesar de la  grave afección de gota que le  aquejaba y que le persiguió hasta el  final de su vida. En la actualidad se  celebran las tradicionales capeas  veratas. 

La festividad del Cristo del Amparo  que se celebra cada 14 de  Septiembre es la fiesta de mayor  arraigo y también la más popular  que se conserva desde antaño en  esta localidad. El Santo Cristo del  Amparo sale en procesión y va  precedido desde la misma iglesia por  los danzantes, que bailan al son de la  flauta y el tamboril y sus propias  castañuelas, que sustituyen en las  diferentes plazas por unos palos de  madera (paloteado) o unas cintas de  colores (danza de las cintas).  Terminada la procesión, al regresar  de nuevo a la iglesia, se inicia la  Santa Misa, donde los danzantes  también desempeñan un papel  importante.

117 RománTica'S


La última  de  las  plazoletas  de  Cuacos  es  la  de  la  Fuente  de  los  Chorros,  uno  de  los  lugares  más  representativos  de  la  comarca  y  uno  de  los  símbolos  más  emblemáticos  de  la  zona.  Un  rincón  especial  donde  tener  sensaciones  especiales  al  lado  de  una  persona  especial.  Un  remanso  de  paz  y  tranquilidad  donde, disfrutar del silencio, tan solo quebrado por las  jubilosas lágrimas de la fuente, es una obligación. Sus  piedras  reflejan  el  paso  del  tiempo  y  la  riqueza  del  agua,  y  las  hendiduras  que  muestra,  no  son  más  que  las  huellas  imperecederas  de  siglos  atrás  sirviendo  como apoyo a los cántaros de agua. El agua, sin lugar  a dudas, fluye a chorros en Cuacos de Yuste. 

A las afueras de Cuacos existe un cementerio con casi 200 cruces de granito negro, perfectamente alineadas entre olivos, con un nombre y una fecha. Allí, habitan los cuerpos de los soldados alemanes que fallecieron en territorio español durante las dos guerras mundiales.

RománTica'S 118


En el casco urbano de Cuacos se  sitúa el Hotel Rural Abadía de Yuste,  un lugar ideal para el descanso. Por  su mobiliario de época restaurado y  su ambiente relajado y silencioso da  la sensación de estar en otro tiempo.     

119 RománTica'S


Pero Cuacos  está  ligado,  sobre  todo,  a  la  figura  de  Carlos  V.  El  municipio  no  sería  de  renombre  si  no  fuese  por  el  Monasterio  de  Yuste  y  la  historia  que  guarda  entre  sus  paredes  de  piedra.  Enmarcado  en  un  bellísimo  paraje  de  robles,  castaños  y  pequeños  arroyos,  en  las  estribaciones  de  la  Sierra  de  Gredos,  se  encuentra  este  singular  edificio  cuyo  origen  hay  que  buscarlo  a  principios  del  siglo XV, con la llegada de dos ermitaños, acogidos posteriormente a  la Orden de San Jerónimo. La historia cuenta que Carlos I de España  escogió  el  Monasterio  de  Yuste  para  hacer  vida  monástica  durante  los últimos años de su vida. Nunca mejor dicho, pues no serían más  que dos los años que allí pudo habitar tan ilustre huésped.  En el edificio se tuvieron que realizar obras para ampliar las escasas  dependencias  de  las  que  disponía,  pues  el  Emperador  contaba  con  un séquito personal de más de sesenta personas. Las obras duraron  más de lo previsto, por lo que Don Carlos tuvo que hacer un alto en  el camino en el Castillo de Jarandilla, donde esperó a la finalización  de  su  nueva  morada,  allá  por  el  año  de  1556.  Hoy,  todo  aquel  monumental edificio es un museo en sí mismo. Un lago a los pies del  palacio, donde el Emperador pescaba en sus numerosos ratos libres,  da la bienvenida al visitante. En su interior, se pueden ver algunos de  los  objetos  personales  del  Rey,  como  la  silla  que  se  construyó  especialmente  para  él  por  su  enfermedad  gotosa,  la  litera  que  le  trasportó hasta Cuacos, o la cama en la que exhaló su último aliento.  También  se  puede  conocer  el  convento  donde  se  arrodillaba  en  oración o situarse delante de un reloj de plata y bronce de datación  incalculable, que hace que el tiempo se detenga a nuestro paso. 

En honor al Emperador y a los pasos que siguió hasta su llegada a Cuacos, se realiza cada año la denominada como “Ruta del Emperador”, que congrega a miles de visitantes. La ruta puede recorrerse durante todo el año, sin embargo vale la pena participar en el recorrido que se celebra a comienzos de febrero para conmemorar el viaje que realizó Carlos V al Monasterio de Yuste (3 de febrero de 1557). Durante este evento se disfruta de la gastronomía típica de la zona, de actuaciones teatrales y musicales.

RománTica'S 120


Y con  unas  buenas  migas  veratas,  damos  por  concluido  nuestro  paseo  por  Cuacos  de  Yuste,  tranquilos,  relajados  y  preparados  para  afrontar  el  devenir  diario  de  vuelta  a  nuestra  morada,  probablemente,  menos  apacible que la del que una vez fue el  Emperador del mundo. 

  Artículo: Alfredo Gómez 

121 RománTica'S


RomรกnTica'S 122


123 RomรกnTica'S


.  

Bienvenidos a  la  nave  morada  del  misterio.  Hoy,  nos  sumergiremos en un punto que siempre les ha intrigado… ese  momento que ocurre tras una premonición, en un día malo  o  simplemente,  en  un  día  cualquiera  (no,  que  nadie  se  engañe,  ese momento no tiene que llevar nada más acompañado). Ese  momento,  señoras,  es  el  del  sí.  Porque  todos  sabemos  que  queremos  ese  sí,  pero  ¿a  cualquier  precio?  Aquí,  vuestra  humilde servidora y anecdotista, os puede contar que NO. No  todos los síes nos interesan, aquí os hago una recopilación de  los very best de mis experiencias.    No: esto tú, pero, vamos, yo no se lo he dicho a una editorial  sin un motivo de eso, por lo que entramos más en la siguiente  clasificación.    Sí, pero no…: alguno recordará que ya puse esta clasificación en  el de los noes, pues los síes hay también una categoría, con sus  propias  subcategorías  y  todo.  Porque  sí,  ellos  te  dan  el  visto  bueno,  pero  tú  acabas  huyendo  por  el  otro  lado.  Y  es  que  las  motivaciones  siempre  vienen  con  lo  mismo:  estas  editoriales  son  más  de  co  y  auto‐publicación,  aunque  tú  busques  por  toooodos lados, no te saldrán con que has de pagar (y algunas  te dicen vale, puede que pagues, pero si nos encanta… no).    Desapasionado:  he  perdido  la  cuenta  de  las  veces  que  sin  decirme  siquiera  sí,  me  han  mandado  el  presupuesto  de  un  libro.  En  una  ocasión  se  me  ocurrió  hacer  los  cálculos  de  una  editorial de coedición (del dinero que me pedían) y os lo puedo  decir  así  de  claro  ¡Ni  vendiendo  todos  los  libros  habría  conseguido  recuperar  el  dinero!  Vamos,  hay  veces  que  me  pregunto  cuánta  gente  ha  acabado  aceptando  sin  hacer  unos  pequeños cálculos.    Con  mucho  amor:  esta  modalidad  hay  que  tener  muuuucho  cuidado,  porque,  claro,  tú  estás  desesperada  deseando  publicar,  ansías  que  alguien  te  diga  que  te  ama  y  te  llega  una  declaración de amor del estilo… ahora bien, hay que ver la letra  pequeña,  porque  este amor  es  también  muy venenoso  y  si  te  despistas y firmas, te acaban sacando la pasta por alguna parte  y  si  te  he  visto  no  me  acuerdo.  Se  anuncian  como  editoriales  normales,  que  escuchan  a  los  noveles…  no  lo  neguemos,  son  sirenas que cantan de maravilla 


Pero luego llega ese sí, el que no tiene ni trampa ni cartón, el  que  te  hace  palpitar  la  patata…  y  con  las  experiencias  anteriores, antes te dedicas a… (mejor no lo digo)     Sí, pero te toca currar: el sí, pero te toca currar lo he vivido con  Babylon. No creáis que es un mal sí, todo lo contrario. Me tocó  corregir (guiada por mis dos editoras), ampliar trama, quitarme  los vicios de encima… se puede decir que no solo invirtieron en  mi libro, también invirtieron en mí.    Con mucho amor: sí, otra vez ésta, peor es que cuando te llega  una con mucho amor, te acojonas vivo tras las experiencias que  gastan.  Página  tres  y  Nowevolution  llegaron  así  y  lo  primero  que pensé fue: «estos quieren mi pasta», de alguna forma, de  lo que fuera, me iban a sacar la pasta. Hasta que no me lancé a  la  búsqueda  de  información,  con  sus  resultados  positivos,  no  me  fie.  Sí,  es  triste  decirlo,  pero  he  visto  tanto  con  estos  ojos  miopes, tanto… que seguro que más de una me dará la razón.    Yo  tengo  la  sensación  de  que  no  me  entero  ni  del  No‐Do,  porque sí, muchos ya me dicen que soy escritora profesional y  tal,  y  sigo  viéndome  tan  pringadilla  como  siempre  XD.  Esto  es  como lo de  ser mujer tras la regla y la virginidad… que sigues  en  las  mismas.  Ahora  bien,  ver  el  libro,  la  portada  y  darle  un  apachurre, no tiene precio.    Artículo: Laura López Alfranca  


Hombre Perro… Michael Hepburn,  «Pecados ocultos»  Emma Wildes  Un  experto  en el  arte del  en‐ gaño,  rendido  ante  el  poder  de la inocencia.  Su  excelencia  Michael  Hep‐ burn,  marqués  de  Longhaven,  espía  durante  las  Guerras  Na‐ poleónicas  y  heredero  del  ti‐ tulo  familiar,  no  está  enamo‐ rado de la joven  con quien va  a  casarse.  Pero  su  sentido  del  honor  le  obliga.  Lady  Julianne  Sutton  ha  tenido  que  aceptar  casarse  con  él,  hermano  menor  del  hombre  al  que  fue  prometida en la niñez, ante el  acuerdo  entre  sus  dos  fami‐ lias.  Más  allá  de  los  secretos  de  unos  y  de  los  pecados  de  otros,  a  pesar  de  la  paz  apa‐ rente  que  reina  en  sus  resi‐ dencias  y  aposentos,  a  pesar  de  la  paz  decretada  entre  los  países enfrentados por la gue‐ rra, ocultos intereses privados  y  públicos  siguen  conspirando  en  la  sombra  contra  la  feli‐ cidad.

Esta es  ya  la  tercera  entrega  en  la  nueva  etapa  de  la  sección  de  Horóscopos.  Después  de  haber  repasado  el  zodiaco  occidental  y  las  compatibilidades  de  los  distintos  signos, en este nuevo ciclo nos ocuparemos de daros a conocer cada  bimestre  un  signo  del  Zodíaco  Azteca.  En  el  anterior  número,  dibujamos el perfil del signo Sílex. En esta entrega profundizaremos  en las características y peculiaridades de Perro, tercer signo de este  horóscopo, asociándolo además con los protagonistas de una novela  que aprovecharemos para recomendaros. Esperamos que os resulte  interesante. .    El signo Perro    Desde tiempos inmemoriales, el perro ha sido  el  compañero  ideal  del  hombre.  Altruismo,  valor  y  lealtad  caracterizan  a  este  animal,  que  en antiguas culturas como la que nos ocupa, a  menudo  acompañaba  al  difunto  en  su  viaje  eterno para hacerle compañía en la otra vida.    El perro es un animal noble, sumamente inteligente y con un férreo  instinto protector. Es capaz de aprender, pensar y resolver problemas  con gran destreza. Junto al hombre ha vivido los grandes cambios en  la Historia. Por su unión a éste, en quien deposita su confianza para  que le procure comida y cobijo, se ha convertido en el símbolo de la  amistad por excelencia.    El carácter de Perro    Los  nativos  de  este  signo  poseen  una  personalidad  compleja,  a  menudo  son  difíciles  de  clasificar  y  tratar  por  su  aparente  indiferencia.  Pero  todo  se  trata  de  una  fachada.  Estos  nativos  son  personas  metódicas,  ordenadas,  sensatas,  que  huyen  del  caos  y  lo  incomprensible.    Son  ferozmente  leales,  y  con  ellos  podrás  contar  para  lo  que  necesites.  Eso  sí,  no  son  amantes  de  los  impulsos  ni  las  ilusiones  vanas,  por  lo  tanto  no  juegues  con  ellos.  Su  capacidad  de  discernimiento  viene  justamente  de  su  miedo  a  arriesgarse  y  exponerse a algo incontrolable.    Aparentemente,  son  personas  frías,  que  no  tienen  sentimientos,  aunque la realidad es bien distinta. Lo que sucede es lo desconocido  les desconcierta, necesitan razonar y dar una explicación a todo a su  alrededor,  por  lo  que  expresan  sus  emociones  de  una  manera  más  sosegada y moderada que el resto de sus congéneres.    No obstante, si un signo tiene capacidad de amar ese es Perro. Capaz  de una devoción absoluta y una honestidad intachable, este signo no  dudará en entregarlo todo, incluso su vida por la persona amada. Su  amabilidad se convertirá en ferocidad a la menor provocación.  


En definitiva,  aunque  una  capa  de  egoísmo  e  insensibilidad  les  recubra, el corazón de Perro está lleno de amor, humildad y fidelidad.  Unas cualidades que si bien deja poco ver, por su miedo a sufrir, son  su  talón  de  Aquiles  respecto  a  sus  seres  queridos,  que  deben  cuidarlo como se merece.    Perro y el amor    El  nativo  Perro  puede  parecer  poco  afectuoso  en  su  trato;  ciertamente su sobriedad y seriedad no ayuda a cambiar esa imagen  que  proyectan.  Suelen  iniciar  sus  acercamientos  amorosos  con  mucha precaución, su miedo a lanzarse a reconocer sentimientos de  los que no están seguros les lleva a reprimir su necesidad de ternura.  Su  moralidad  y  ética  también  les  lleva  a  huir  de  las  relaciones  apasionadas  y  efímeras,  pues  al  contrario  de  lo  que  aparenta,  el  Perro se toma muy en serio las cosas del corazón y son incapaces de  entregar  con  ligereza  lo  que  para  ellos  es  uno  de  sus  bienes  más  preciados: su amor o amistad.  Precisamente  la  amistad  constituye  la  principal  base  de  sus  relaciones.  Si  Perro  no  puede  confiar  en  alguien,  no  será  capaz  de  entregarse  por  completo.  Por  eso,  estos  nativos  construyen  sus  relaciones, paso a paso, sobre piedras firmes, sobre sólidos cimientos  en los cuales apoyarse.  En  la  intimidad,  suelen  ser  poco  pródigos  en  caricias  y  tener  una  sexualidad  más  bien  apocada.  Todo  se  debe  a  su  temor  a  expresas  sus  deseos,  pues  piensan  que  dejarse  llevar  por  la  pasión  puede  convertirlos en esclavos sin voluntad. No obstante, si encuentran a la  persona  idónea,  se  entregaran  de  una  forma  intensa  y  apasionada  desplegando toda su sensualidad latente.  Los  diálogos  íntimos  y  los  juegos  de  seducción  son  sus  mayores  armas.  Pero  ¡atento!,  si  pretendes  conquistar  a  uno  de  ellos,  no  te  equivoques  pensando  que  con  juegos  superfluos  lo  convencerás.  Sólo por su compañero fiel, el Perro se dejará tentar..  ¿Quieres saber si eres Perro?  3, 15 y 27 de enero  13 y 25 de febrero  9 y 21 de marzo  2, 14 y 26 de abril  8 y 20 de mayo  1, 13 y 25 de junio 

7, 19 y 31 de julio  12 y 24 de agosto  5, 17 y 29 de septiembre  11 y 23 de octubre  4, 16 y 28 de noviembre  10 y 22 de diciembre  Artículo: Ana Sarria  Fuente: Astrología Azteca, Hipólito Moctezuma 

Mujer Perro: Parker Brown  «Para siempre»   Nora Roberts    Mientras  sus  amigas  han    encontrado  el  amor,  Parker  solo  ha  tenido  una  relación:    con  su  BlackBerry.  La  cuarta  y    última  entrega  de  «Cuatro    bodas».     En  el  último  año,  sus  amigas    han  encontrado  el  amor  con  quien menos lo esperaban. Pero    todo  cambia  una  noche  de  lluvia.  Un  conductor  impruden‐ te y un volantazo la echan de la  carretera y llega al rescate quien  menos  le  ha  gustado  siempre:  Malcolm  Kavanaugh.  Para  la  reina de la eficacia, el orden y el  control  absoluto,  él  representa  lo  inesperado,  lo  impredecible,  lo volátil, lo  peligroso. Un hom‐ bre  que  ama  el  riesgo  y  la  independencia,  que  de  la  nada  se ha hecho a sí mismo y al que  no  intimidan  ni  el  apellido  de  ella ni su inteligencia. Y por eso  acepta  la  invitación  para  ir  a  cenar,  aunque  sabe  que  única‐ mente  se  trata  de  ganar  una    apuesta.  ¿O  tal  vez  haya  algo  más  que  ninguno  de  los  dos    había planeado? 


En RománTica’S  queremos  felicitar  a  tod@s  nuestr@s  lector@s  por  el  día  de SAN VALENTÍN.  Un  año  más  las  editoriales  nos  han  preparado  un  mes  de  Febrero  que  tiene  tela  marinera  para  nuestros  bolsillos  pero  que  estamos  seguras  nuestros corazones agradecerán; éstos  van a disfrutar de lo lindo con todas y  cada una de las opciones literarias que  llegan a nuestras librerías 

Si deseas que publiquemos tu relato,  envíanoslo a nuestra dirección de correo:  romanticasmagazzine@gmail.com  De entre los relatos recibidos se  seleccionarán los que serán publicados en  nuestras páginas. No se os olvide  consignar en el asunto del mail la palabra  RELATOS    El texto no podrá superar las 3000  palabras.      Todos los relatos deberán llevar el    nombre de el/la autor/a y acompañar el  escrito con una pequeña nota en la que    se haga constar que el texto es de tu    propiedad.   

Desde RománTica’S  nos  queremos  sumar  al  «Mes  del  Amor»  con  un  nuevo número de nuestra revista.   Y,  como  suele  decirse  ¿dónde  está  nuestro Valentín?  Gracias  a  tod@s  por  seguir  leyendo  nuestra publicación bimensual.  Saludos cordiales, Equipo RománTica’S  

     

Contacta con  RománTica’s  para    hacernos  llegar  tu  opinión,  comentarios  y  sugerencias  tanto  sobre la revista como cualquier otro  tema  relacionado  con  la  novela  romántica.  Escríbenos a este e‐mail:  romanticasmagazzine@gmail.com 

   


RománTica'S - 016  

RománTicas, tu revista de novela romántica

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you