Page 1

portada_bn_74.indd 2 2/1/19 23:29

Revista para la Nueva Evangelización

Año 13

enero

2019

n o 74


mosaico [Director] Daniel Garcia Rodrigo [Subdirectora] Dayana Figarella [Jefe de redacción] Juan José Guerrero [Consejo de redacción] Luciano García Matas Raquel Fernández de Bobadilla César Allende García Jorge L. Santana Dumas Horacio Vázquez Cermeño [Administración] Josué Santana Neira [Directores de zona] Almudena García Peña Juan Frutos Soria Juan Manuel Balmes Juan Antonio Tuñón González José I. Dionisio de la Torre [Colaboradores] Francisco Lerdo de Tejada Jesús Castro Cortés Fernando Cerezo Carlos Linares Juárez Fernando Zufía García Valentín de Prado Julio Cerezo [Maquetación] J. Kiróbel Rodríguez

Contenido HACIA ORIENTE 3 Editorial Daniel y Sara

CANTEMOS AL SEÑOR 8 Justicia con el necesitado Horacio Vázquez

TESTIGOS DE LA VERDAD 12 Entrevista a Juan y Andrea Buenanueva

26 Charlotte Picard Pedro Estaún Villoslada

RAZÓN CREADORA 30 Si no defendemos la vida, no defendemos nada Javier Rodríguez

34 Eutanasia Francisco José Ramiro García

40 El hombre, ese gran misterio Mª Pilar Moiño

MUJERES DE LA BIBLIA 44 Rut y Noemí Concepción López

SED SANTOS 50 Doctoras de la Iglesia Concepción López

FUERZA EN LA MIRADA 53 Servir sin mirar a quién Ángela C. Ionescu

LUZ PARA EL MUNDO 56 Actitudes cristianas ante el emigrante Jesús Bayarri

KERIGMA 60 El buen ladrón Enrique Solana

MOSAICO 64 El contrato Jerónimo Barrio

70 ¿Por qué es tan importante vivir y amar conforme a la verdad? Raúl Espinoza Aguilera

ALDEA PLANETARIA 74 Las Sanchinas en Cuba Yasmany Zurita Siam

80 Tomás Moro Raúl Espinoza Aguilera

ESPADA DE DOS FILOS 82 Los nuevos movimientos contesatatarios Isaac Riera

90 El sinsentido de la postverdad Alfonso López Quintás

NUEVA ESTÉTICA 94 Dos brotes, un mismo tronco Jesús Arévalo

ENTRETENIMIENTO ORACIÓN

54 Un relato judio Martha Morales

[Ilustraciones] Julian García Raquel Fdez De Bobadilla

ORACIÓN Hoy que sé que mi vida es un desierto, en el que nunca nacerá una flor, vengo a pedirte, Cristo jardinero, por el desierto de mi corazón. Para que nunca la amargura sea en mi vida más fuerte que el amor, pon, Señor, una fuente de alegría en el desierto de mi corazón. Para que nunca ahoguen los fracasos mis ansias de seguir siempre tu voz, pon, Señor, una fuente de esperanza en el desierto de mi corazón. Para que nunca busque recompensa al dar mi mano o al pedir perdón, pon, Señor, una fuente de amor puro en el desierto de mi corazón. Para que no me busque a mí cuando te busco y no sea egoísta mi oración, pon tu cuerpo, Señor, y tu palabra en el desierto de mi corazón.” HIMNO DE LAUDES. Liturgia de las Horas

[Web] Josué Santana Neira [Edita] Paseo Castaños, 8 28660 Boadilla del Monte Madrid, España Telf.: 91 759 79 68 [E-mail] info@buenanueva.es [web] www.buenanueva.es [Depósito legal] M-26182-2006

portada_bn_74.indd 1

Si quieres ayudarnos, puedes enviar tu aportación a la Asociación Canónica Bendita María a través de la cuenta:

Bankinter: ES82 0128 0198 77 0100030884

2/1/19 23:29


hacia oriente

Elegir la alegría “Es maravilloso ser importante, pero es más importante ser maravilloso”

Esta frase, de un autor que no conozco, pero que inundó mi juventud rebotando en los salvapantallas de los ordenadores de la oficina donde mi padre trabajaba y yo acudía por las tardes a realizar mis trabajos durante la época del instituto, me viene a la cabeza ante la perspectiva de este nuevo año que está a punto de comenzar cuando recibas este número de la revista. Es un tiempo este en el que las redes sociales y los iconos populares nos hablan de imagen y postureo, pero siempre sin contenido real, sin transcendencia, todo instantáneo, efímero. Frente a este panorama, la Iglesia, en el pasado Sínodo de la Juventud, nos abre un camino a la transcendencia, a tocar la realidad, a palpar la verdad de Cristo resucitado; a dejarnos conducir por el Espíritu Santo que nos muestra una dimensión nueva del amor, que es la cruz en la que Dios ha querido amarnos. Para este 2019 que comienza, se abre también una nueva etapa en Buenanueva, tu revista, desde la que queremos proponerte un desafío. Durante el pasado puente de la Inmaculada hemos tenido la experiencia de visitar el Monasterio de la Conversión de las hermanas agustinas, y en el encuentro con ellas nos confesaban este pequeño secreto: frente a los acontecimientos de la vida, tenemos la opción de escoger poner el foco en aquello que nos construye o en aquello que nos destruye, en lo que nos sume en tristeza o en lo que nos habla de la belleza y nos esboza una sonrisa en la cara. Y esta opción no es otra cosa que ejercer la libertad con la que hemos sido creados como criaturas de Dios. El encuentro con estas hermanas nos hizo recordar lo que tantas veces olvidamos: esta elección es personal de cada uno. Dinero, fama, trabajo, familia… dejamos que todo nos condicione en exceso a diario y olvidamos que nuestra filiación divina está muy por encima de todo eso. Por eso, querido lector, ponemos en tus manos la posibilidad de que durante este año resuene en tu vida el eco de estas fiestas en las que el hijo de Dios se ha encarnado para nuestra salvación. Te invitamos a elegir la alegría.

Daniel y Sara

3 Revista_BN_74.indd 3

2/1/19 23:28


cantemos al Señor

13 de enero. San Hilario de Poitiers. Hilario nació hacia el 315 en Poitiers, en el seno de una familia pagana. Hizo sus estudios literarios en las Galias y se dedicó a la enseñanza. Preocupado por el sentido de la vida humana, se acercó a la filosofía y a las Escrituras, y recibió la verdadera fe. Hacia el 350 fue elegido obispo de su ciudad natal. Hilario tuvo una buena formación clásica y en sus obras se nota un detallado conocimiento de los autores antiguos. Su estilo es bueno y lleno de ricas imágenes, aunque a veces oscuro y de difícil intelección. Sus abundantes obras están ligadas a los avatares de su existencia. En los últimos años de su vida elaboró los “Tratados sobre los Salmos”, comentario a 58 Salmos y es que el Santo encontraba en todos los Salmos la transparencia del misterio de Cristo y de su Cuerpo que es la Iglesia. “Haz, Señor -reza Hilario movido por la inspiración- que me mantenga siempre fiel a lo que profesé en el símbolo de mi regeneración, cuando fui bautizado en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo. Que te adore, Padre nuestro, y junto a ti, a tu Hijo; que sea merecedor de tu Espíritu Santo, que procede de ti a través de tu Unigénito… Amén” (“De Trinitate” 12, 57).

27 de enero. Día Internacional de las Víctimas del Holocausto. Exactamente, según la resolución 60/7 de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el 27 de enero de cada año se conmemora el Día Internacional en memoria de las víctimas del Holocausto. La fecha se debe a la liberación por parte del ejército soviético en 1945 del mayor campo de concentración de exterminio nazi que existió, el situado en Auschwithz-Birkenau, en Polonia. En este centro custodiado por la SS alemana, murieron asesinados entre 1,5 y 2,5 millones de personas desde su apertura en mayo de 1940. Uno de ellos fue el padre san Maximiliano María Kolbe, de quien san Pablo VI dijo: “Si el sacerdote es el hombre de Dios, es ‘otro Cristo’, significa que una corriente de gracia ha entrado en la historia de su vida: él ha sido un llamado, un elegido, un preferido de la misericordia del Señor. Él lo ha amado de manera particular; Él lo ha señalado con un carácter especial, y así lo ha habilitado para el ejercicio de poderes divinos; Él lo ha enamorado de Sí mismo, hasta el punto de hacer madurar en él aquel acto de amor más pleno y más grande de que es capaz el corazón humano: la oblación total, perpetua y feliz de sí mismo... Él ha tenido el valor de convertir su vida en un sacrificio, lo mismo que Jesús, para los otros, para todos, para nosotros” (13 de octubre de 1971).

4 Revista_BN_74.indd 4

2/1/19 23:28


6 de febrero. San Pablo Miki y compañeros mártires. Los que murieron en este día en 1597 en Nagasaki fueron 26. Tres jesuitas, seis franciscanos y 16 laicos católicos japoneses, que eran catequistas y se habían hecho terciarios franciscanos. Los mártires jesuitas fueron: San Pablo Miki, un japonés de familia de la alta clase social, hijo de un capitán del ejército y muy buen predicador: San Juan Goto y Santiago Kisai, dos hermanos coadjutores jesuitas. Los franciscanos eran: San Felipe de Jesús, un mexicano que había ido a misionar al Asia. San Gonzalo García que era de la India, San Francisco Blanco, San Pedro Bautista, superior de los franciscanos en el Japón y San Francisco de San Miguel. Al llegar a Nagasaki les permitieron confesarse con los sacerdotes, y luego los crucificaron, atándolos a las cruces con cuerdas y cadenas en piernas y brazos y sujetándolos al madero con una argolla de hierro al cuello. Entre una cruz y otra había la distancia de un metro y medio. La Iglesia Católica los declaró santos en 1862. Testigos de su martirio y de su muerte lo relatan de la siguiente manera: “Una vez crucificados, era admirable ver el fervor y la paciencia de todos. Los sacerdotes animaban a los demás a sufrir todo por amor a Jesucristo y la salvación de las almas. El Padre Pedro estaba inmóvil, con los ojos fijos en el cielo. El hermano Martín cantaba salmos, en acción de gracias a la bondad de Dios, y entre frase y frase iba repitiendo aquella oración del salmo 30: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”. El hermano Gonzalo rezaba fervorosamente el Padre Nuestro y el Avemaría”. “Llegado a este momento final de mi existencia en la tierra, seguramente que ninguno de ustedes va a creer que me voy a atrever a decir lo que no es cierto. Les declaro pues, que el mejor camino para conseguir la salvación es pertenecer a la religión cristiana, ser católico. Y como mi Señor Jesucristo me enseñó con sus palabras y sus buenos ejemplos a perdonar a los que nos han ofendido, yo declaro que perdono al jefe de la nación que dio la orden de crucificarnos, y a todos los que han contribuido a nuestro martirio, y les recomiendo que ojalá se hagan instruir en nuestra santa religión y se hagan bautizar”, relatan las crónicas del martirio de san Pablo Miki.

arca de Noé

Revista_BN_74.indd 5

5 2/1/19 23:28


El

CientoX 1

Querido suscriptor: ¡Ánimo! La evangelización es cosa de todos nosotros. Ayuda a Buenanueva a estar cerca de aquellos que necesitan una Palabra de consuelo y misericordia. Ya sabes, porque tienes experiencia de ello, que el Señor te lo recompensará con creces.

Si ves que la revista Buenanueva te ayuda en tu vida de fe

Si valoras sus artículos, su calidad, sus firmas Si crees que la revista puede ser un “puente” para que otros crezcan en el Amor a Dios y al otro

entonces... NO LO DUDES AYÚDANOS A AMPLIAR EL NÚMERO DE SUSCRIPTORES de la revista

Revista_BN_74.indd 6

2/1/19 23:28


Sigue estos sencillos pasos:

1 2 3 4 5 6

Piensa en una persona de tu entorno (familia, conocidos, amigos, comunidad eclesial) a la que puedas presentarle la revista. Habla con ella y enséñale la revista. Cuéntale todo el bien que te hace. Anímale a suscribirse. Pídele todos sus datos (nombre completo, dirección, teléfono, mail, número de cuenta). Llama a la revista 686 20 00 61 y anotaremos la nueva suscripción.

COMO AGRADECIMIENTO, recibirás en tu domicilio, por cada suscriptor que consigas, UN LIBRO de la Editorial Bendita María.

EL QUE TÚ QUIERAS Puedes ELEGIR el libro que quieras, entre TODOS los libros de la Editorial, siempre que haya existencias del mismo. Aquí te ofrecemos una muestra: • • • • • • •

Camino de la Pascua con Teresa de Jesús, de Ángel Moreno San José El Hombre, de Manuel Requena Historia de la salvación recitada, de Jesús Cortés Pendón Entre Islam y Cristianismo, de Ramón Domínguez Historia de un alma, de Teresa de Lisieux El peregrino ruso, anónimo La cólera de las rosas, de Chesterton

TODO UN AÑO CON BUENANUEVA

30€/AÑO = 6 revistas = 5 €/número = 2,50€/MES

Revista_BN_74.indd 7

2/1/19 23:28


cantemos al Señor

Horacio Vázquez

Hijo, no prives al pobre del sustento, Ni seas insensible con los ojos suplicantes. No hagas sufrir al hambriento, ni exasperes al que vive en su miseria. No perturbes un corazón exasperado Ni retrases la ayuda al indigente. No rechaces la súplica del atribulado, Ni vuelvas la espalda al pobre. Eclesiástico 4, 1-4

Cuando el Sirácida escribió estos párrafos tan llenos de amor y de misericordia, lo hizo todo en singular, y referido al hijo o al joven que tenía a su lado, para que encarase su vida de un modo sencillo y ordenado, una vida, llena de pequeñas ocasiones para ayudar al prójimo y manifestarle su compasión. Pero nosotros ahora, cuando los meditamos en nuestro corazón, dos mil doscientos años después de ser escritos, experimentamos una sensación profunda de inquietud y de tristeza, porque es cierto que valoramos tan sabios consejos para las situaciones de nuestra pequeña vida de relación con los demás, pero es que hoy

en día, los marginados, los necesitados, los atribulados que estaban lejos, y no sabíamos de ellos, quieren llegar a nosotros en busca de consuelo, y nosotros, los rechazamos. Por eso, Señor, por todo eso, que podemos decirte hoy. Porque “el pobre que necesita el sustento”, “los ojos que nos miran suplicantes”, “los exasperados que viven en la miseria”, “los atribulados que rechazamos”, y “los indigentes a los que volvemos la espalda”, están en plural ante nosotros, son muchos, son millones de personas, hombres, mujeres y niños, que

8 Revista_BN_74.indd 8

2/1/19 23:28


cantemos al Señor viven hacinados y en condiciones miserables en campos de refugiados, a los que llegaron huyendo de sus hogares por la destrucción de la guerra, las persecuciones étnicas o religiosas, o la miseria más absoluta, y que han tenido que negociar su salvación con mafias inhumanas, que los embarcan en condiciones de navegación muy precarias, en balsas y cayucos, y los dejan a merced de las olas y de los elementos. Y así, miles de esos navegantes de la miseria y la desesperación, han pagado con todo lo que tenían su billete para la muerte por ahogamiento, por hambre y por sed, y hasta el último momento, atisbaron angustiados el horizonte marino en todas las direcciones en busca del barco de rescate que nunca los encontró, o que llegó tarde, y que solo pudo recuperar unos cuerpos martirizados de las aguas.

Los indigentes a los que volvemos la espalda, están en plural ante nosotros, son muchos, son millones de personas, hombres, mujeres y niños, que viven hacinados y en condiciones miserables en campos de refugiados, a los que llegaron huyendo de sus hogares por la destrucción de la guerra, las persecuciones étnicas o religiosas, o la miseria más absoluta Justicia con el necesitado

Revista_BN_74.indd 9

9 2/1/19 23:28


cantemos al Señor Por todo ello, qué podemos decirte ahora, Señor, con este horizonte patético y desolado de naciones soberanas que fueron modernas y prósperas, y que ahora, tras años de lucha despiadada, están destruidas por la guerra, o de aquellos estados, que eran ricos y felices, y que ahora son estados fallidos, dominados por la anarquía, o por gobiernos corruptos incapaces de mantener la seguridad y el control, y de subvenir a las necesidades más elementales de sus ciudadanos, que en estos días aciagos, desesperados y hambrientos, deben huir en masa por las fronteras de su territorio hacia los países vecinos. Es cierto, Señor, “la aldea global” en la que vivimos se enfrenta hoy a retos inesperados, que no se pueden de resolver con la frustración de las fronteras cerradas, o el recurso a la xenofobia intransigente que los rechaza como mercancía averiada, o trata de contenerlos con vallas más altas y con más alambre de espino, para proteger a los que estamos dentro de su miseria, su hambre y su desamparo. Pero nuestro enunciado de JUSTICIA CON EL NECESITADO, de toda raza, lengua o religión, seguirá siendo un imperativo categórico para los ciudadanos, los estados y las organizaciones internacionales, pues es la “Oración del enfermo abandonado” del Salmo 41, 2 que sube hasta el cielo: “Dichoso el que cuida del pobre; en el día aciago lo pondrá a salvo el Señor”, y la “Antífona” de la “Exaltación del Siervo” de Isaías 49, 13 que nos dice: “Exulta, cielo; alégrate, tierra; romped a cantar, montañas, porque el Señor consuela a su pueblo y se compadece de los desamparados”.

Para los que solo conocemos la existencia de este problema por las noticias de la televisión, y aún somos capaces de emocionarnos con esas imágenes, y con los nombres de esas naciones mártires y hermanas que sufren, y que están en la mente todos, nos sigue diciendo el Eclesiástico:

“Inclina tu oído hacia el pobre, Y respóndele con suaves palabras de paz. Arranca al oprimido de la mano del opresor, Y no seas débil cuando hagas justicia. Sé como un padre para los huérfanos, Y como un marido para su madre. Así serás como un hijo del Altísimo, y él te amará más que tu madre” (Eclesiástico 4, 8-10)

10 Revista_BN_74.indd 10

2/1/19 23:28


cantemos al Señor

Es cierto, Señor, “la aldea global” en la que vivimos se enfrenta hoy a retos inesperados, que no se pueden resolver con la frustración de las fronteras cerradas, o el recurso a la xenofobia intransigente que los rechaza como mercancía averiada

Cuanta ternura en esta oración, y cuanto nos vale para el día de hoy, fiel retrato de lo que está ocurriendo en nuestras puertas. Respondamos, pues, al que nos llama, con “suaves palabras de paz”, arranquemos “al oprimido de la mano del opresor”, seamos “como un padre para los huérfanos” que llegan en patera, “como un marido para sus madres”. No podemos cerrar los puertos, no podemos anclar los barcos que los salvan de las olas, del frio y de la desesperación, debemos salir en su busca, y abrazarlos como el Padre que

se alegra de la llegada del hijo pródigo. Son los nuevos cristos que llegan a nuestras costas, a las costas de Europa, de toda raza, color y religión, y que traen en sus labios, quizá sin saberla, ni apenas pronunciarla, la oración que nosotros rezamos “Dios mío, ven en mi auxilio. Señor, date prisa en socorrerme”. Estos son los pobres de las Bienaventuranzas, los pobres del discipulado de Jesús, los pobres “que siempre tendremos llamando a nuestra puerta”, los pobres que necesitan de nuestra justicia.

Justicia con el necesitado

Revista_BN_74.indd 11

11 2/1/19 23:28


testigos de la verdad E N T R E V I S T A

A

Juan Pablo &Andrea Nos reciben Juan Pablo y Andrea en su casa. En la que ellos consideran su casa después de 2 años acogidos por una familia madrileña que pone a su servicio todo lo que sus necesidades demandan. Para colmo, nos permiten tener esta conversación en una capilla privada en la que tantas veces han orado por Pedro. No se nos escapa que antes de despedirnos de Pedro, la mediana, Elena, le susurra a su madre que no se le olvide decirnos que tiene un bebé en camino en su barriga. Pedro nos despide desde su silla, con los tubos en los brazos, pero con una sonrisa maravillosa después de haber cenado.

BN: Andrea preséntate y si quieres como no está tu marido pues le presentas un poco también a él, quienes sois, que familia, porqué aquí, estas cosas.

Andrea: Yo soy Andrea y mi marido Juan Pablo. Nos casamos hace diez años y fuimos novios ocho años y medio. Desde que somos novios siempre hemos pertenecido a algún grupo de alguna parroquia, siempre Dios ha sembrado en nuestro corazón el buscarle. Somos guatemaltecos. Guatemala es un lugar muy pequeño que todo el mundo se conoce y ya nos conocíamos, pero fue en la confirmación

cuando comenzó. El sacerdote dijo que la homilía era una Buena Nueva y que él no iba a hablar nada y que quien quisiera podía compartir lo que estaba sucediendo en su corazón. Juan Pablo habló, porque su hermana una vez le había dicho que compartiera lo que sintiera en el corazón para poder ayudar a otros, y él, ese día, dijo que no sabemos a quién le podemos hacer daño por no compartir lo que hay dentro de nosotros. ¡Daño! Podemos dañar a alguien que necesita oír esas palabras si nos callamos. En ese momento me dio una vuelta el corazón, me acerque a él y le dije que lo que él necesitara que Dios le iba a

12 Revista_BN_74.indd 12

2/1/19 23:28


testigos de la verdad

ayudar. Y bueno, ahí empezó todo y la verdad que un regalo. Dios nos regaló un noviazgo en castidad. Eso fue un regalo suyo porque todo a nuestro alrededor se movía en contra de, pero nosotros lo decidimos sin que nadie nos dijese nada. Fue el Espíritu santo, probablemente a través también del sacerdote con el que hicimos la confirmación y después nos casó. Se llamaba el padre Antonio Gómez (español y jesuita), lo queremos muchísimo. Ahora estará viéndonos desde el cielo. Luego casados, nosotros no estábamos abiertos a la vida. Era como lo más normal dentro del círculo de la gente en que nos movíamos y nosotros

también veíamos que era lo correcto, era el momento de trabajar. Juan Pablo ni se había graduado, entonces estaba estudiando medicina y yo estaba empezando a trabajar. Yo soy bailarina. Estudié en EE. UU. y recién había regresado a Guatemala y estaba encontrando un poco hacia dónde, cómo iba a ejercer mi profesión en Guatemala y entonces tuvimos a Juan Ignacio. Nos vinimos a vivir a España porque Juan Pablo aprobó el MIR para sacar la especialidad y nos fuimos a León y ahí es donde empieza realmente la belleza de nuestra historia, que bueno, todo ha sido bello, pero ahí es donde Dios se manifiesta en grande. Juan Pablo y Andreá

Revista_BN_74.indd 13

13 2/1/19 23:28


testigos de la verdad BN: Lleváis en España cuatro años y medio…

Andrea: Prácticamente cinco, porque mi hijo mayor vino de cuatro meses. Era muy pequeño y sacamos el MIR aquí en Madrid. Entonces nosotros estábamos allí, en León, y el domingo vimos a unos en una plaza bailando y dijimos: - ¿Qué es esto? Leímos, “El papa Francisco nos invita a salir de misión a las plazas.” Había un sacerdote tomando un video y yo le toqué la espalda y le dije: - Perdona ¿qué es esto? - y él paró el video, se dio la vuelta y me dijo: - ¿Y ustedes de dónde son? - Pues de Guatemala. - No puede ser, yo soy guatemalteco llevo siete años viviendo acá, me ordené de sacerdote hace un mes. Nunca había conocido una persona de Guatemala ¿qué hacen aquí? - Pues nos mudamos hace unos días y queremos encontrar un grupo en una parroquia.

Fue precioso porque vimos que Dios es tan bueno y tan con los brazos abiertos y no ahí apretándonos ni nada. Él permite que uno vaya acercándose a Él al ritmo que uno puede, porque Él, todo amor, lo daría todo desde un principio, pero es tanto, que yo no sabría recibir tanto amor de una. Con el paso del tiempo empezamos a caminar, tuvimos una comunidad por primera vez en nuestra vida. Nosotros por primera vez nos pusimos en contacto con la palabra de Dios. Estábamos realmente experimentando un tu a tú con el Señor y, claro, ahora vemos que para lo que el Señor nos tenía preparado, estaba dándonos un cursillo intensivo. Ahí empieza nuestra historia. Luego nos abrimos a la vida, a la voluntad de Dios. Yo quería disfrutar de los otros niños y además era como el primer verano que ya podíamos movernos un poco más en León, fuimos a la playa en Asturias, nos compramos una furgoneta porque el bebé venía… y tuve un embarazo precioso, estupendo y cuando Pedrito nació, nació muy bien, pero la tercera noche pues se estaba muriendo.

- ¿Ah sí? Pues vénganse a las catequesis. Nosotros a través de esta experiencia en la calle conocimos el camino Neocatecumenal y fue un regalo. Yo estaba embarazada de Elena, tenía tripota y poco a poco el Señor nos empezó a trabajar y empezamos a conocer por primera vez en nuestra vida a familias numerosas y empezamos a preguntarnos ¿qué es esto? y ¿entonces nosotros qué, creemos en Dios o no creemos en Dios? ¿Creemos en Dios en una parte o creo en Dios en su totalidad?

“Para nosotros es la oportunidad que

Dios nos regala de vivir su voluntad, sin más”

14 Revista_BN_74.indd 14

2/1/19 23:28


testigos de la verdad BN: Ya veo que en un momento en el que de repente os planteáis esto que has dicho tú muy bien: creemos en Dios, pero ¿solo una parte o creemos en Dios verdaderamente? Entonces ahí hay una apertura, un querer conocerle a través de lo que vosotros habéis descubierto en estas familias numerosas. Entonces… ¿quién es pedro? ¿Qué es Pedro para vosotros?

Andrea: Sí, lo que a mi me llamaba mucho la atención en las familias numerosas es con la tranquilidad que los hijos se perdonaban, se pegaban, como tan natural, siempre hasta en eso fiándose del Señor. ¿Pedro? Pedro para nosotros verdaderamente es la oportunidad que Dios nos regala de vivir su voluntad, sin más. Otra cosa que empezamos a aprender de las familias numerosas es que nos hablaban con tanta naturalidad de los hijos que habían perdido: “tengo tres aquí, cinco en el cielo…”. Entre la gente que yo me movía en Guatemala, jamás. Qué regalo vivir la vida de esa manera donde la muerte es un paso, no es un fin. Entonces cuando Pedro nació y empezó a ponerse muy mal, un señor de nuestra parroquia nos dijo: -Mira, la vida de tu hijo no está escrita y la vida de cada hijo es única. Si tu hijo debe morir en veinticuatro horas, esa es la historia perfecta y preciosa que Dios ha escrito de él. No habían pasado ni cuarenta y ocho horas y Pedro se estaba muriendo. Desde ese momento Dios nos sembró una paz envidiable. Dios realmente dijo: - Vale, estemos cerca, ¿queréis estar cerca? Acercaos, aquí estoy.

Entrar en detalle de la vida de Pedro, me puedo pasar aquí toda la noche. Mas de nueve cirugías, esperando un trasplante, con una posibilidad muy baja de que pueda salir adelante. Tiene una vía transhepática porque tiene todas las venas de gran calibre trombosadas, vive con una vía central metida en el corazón, en casa. Dios nos permite tener un santo, un ángel viviendo en nuestra casa. A nosotros nos regala la vida, porque nos regala recordarnos que al final todos estamos así de vulnerables de morir. Y es que, con él, como lo palpamos, como lo tocamos, pues lo tenemos más cerca y vemos de cuántas cosas nos ha liberado Dios. Nuestra casa esta empacada en el seminario de León. De un día para otro, nos tuviJuan Pablo y Andreá

Revista_BN_74.indd 15

15 2/1/19 23:28


testigos de la verdad mos que venir detrás de una ambulancia y yo le dije a Juan Pablo cuando veníamos en el tren: ¿ya buscaste hotel? Y me dijo: no, no nos vamos a ir a un hotel. Y le dije: ¿Dónde vamos a dormir? Era diciembre. Y me dice: esto lo vamos a vivir en la voluntad de Dios, en su Providencia. Y me dijo: ¿quién te había dicho que lo que necesitásemos? Y le digo: tal matrimonio, un matrimonio que conocimos la primera vez que vivimos en Madrid de una parroquia de Goya y me dice: pues llámalos. Les llamé, les conté y me dijeron que allí teníamos sitio de sobra, que nos esperaban con cena, que vivían enfrente del hospital. Esa noche la puedo volver a vivir porque nosotros llegamos a la casa de ellos y nos dejaron su cama, ellos durmieron en el salón en el suelo y yo me recuerdo que con juan pablo estábamos mirando una cruz en la habitación y llorábamos porque vimos cómo Dios nos da mas allá de lo que nosotros alguna vez hubiésemos dado.

dónde?, ¿por qué tal?… pero ningún día de no verle. Aquí donde estamos, en la casa de esta familia que nos acoge, llevamos dos años viviendo, solo nos dan amor a nosotros y a nuestros hijos, todos los días. Es que quizá yo necesite a un Pedro para permitirme vivir todo esto, porque de lo contrario me hubiera quedado en mis sueños que llegan de aquí a donde yo estiro mi mano, no hubiera podido ver mas allá. Se puede ser feliz teniendo un hijo al borde de la muerte, poder ser feliz sabiendo que en cualquier momento Pedro puede morir. Pero veo que Dios nos regala ser felices y querernos y perdonarnos. BN: Esto que cuentas de estos hermanos de Madrid, de esta familia que os acoge ahora también, ¿lo recibís vosotros como la solidaridad de unas personas buenas o como la iglesia que te abre los brazos y te acoge?

Pedro ha estado un año y nueve meses en el hospital. Un tiempo de oportunidad de amar, de oportunidad de perdonar, porque hay mucha tensión dentro del hospital. l niño de al lado se está muriendo, el niño de enfrente, la madre esta pateando la cuna, los padres de al lado están dando voces, una enfermera llega sonriente… pero la siguiente a lo mejor de mal humor… hay mucha tensión, no es un lugar agradable. Viviendo la voluntad de Dios, Él nos ha dado y nos sigue dando la fuerza cada día para seguir adelante y seguirle. Hemos tenido días de enfadarnos, de decir ¿hasta

16 Revista_BN_74.indd 16

2/1/19 23:28


testigos de la verdad Andrea: La Iglesia. Por mas buenos planes que tengas y buenas ideas, esto se sobrepasa porque siempre hay amor, porque siempre hay perdón y porque siempre hay entendimiento y porque lo mas precioso que yo he experimentado dentro de todo este tiempo ha sido la Iglesia per sé. Quiero decir, veo cómo personas que no nos conocían, hay tanta gente de toda la iglesia, de muchísimos movimientos, de muchísimas parroquias del mundo rezando por nosotros, que ves que es la iglesia y que ves que hay un camino para cada quien dentro de la iglesia. A mi eso me apasiona. Esta familia que nos acoge, tenia claro que Dios se lo pedía, y se lo pedía para alguien dentro de la Iglesia, eso era algo que ellos tenían muy claro. La palabra generosidad o solidaridad me sabe a poco, son personas que, si algún día he estado el día entero en el hospital, llegas a casa y está la compra hecha del supermercado esperándome en la cocina, sin que yo lo pida y sin que lo necesite. Estamos hablando de que ese lugar en el corazón solo lo puede tocar Dios porque conozco gente generosa, muy generosa pero cuando está Dios de por medio se llega a otro lugar porque no es: -Ánimo, ya verás como todo es para bien… ¿Qué es estar bien? Yo no estoy buscando estar bien, yo estoy buscando que el Señor me dé fuerzas para caminar en lo que Él quiera y cuando alguien puede darte una palabra realmente de consuelo:

“Nuestros hijos han vivido todo en la verdad, desde la tercera noche que Pedro se estaba

se han despedido de él muchas veces, muriendo,

con naturalidad”. -Ánimo, tú sabes a quien aferrarte. Ánimo el Señor te consuela. Ánimo, la virgen María está de pie… El Señor está más vivo que la palabra, lo que pasa es que lo que quiere es que uno se deje, esa es la belleza. Si yo ahora le dijese, mira se acabó, hasta aquí todo con tu cruz, no me creo esto, pues no pasa nada, Él va a seguir con otra gente, pero la que se lo pierde soy yo. BN: Y ahora, después de esta experiencia, de la enfermedad de Pedro y toda su circunstancia ¿no renegáis?

Andrea: No. (se ríe a carcajadas) Y ahora ha venido otro. Al cuarto mes de Pedro, ahí para nosotros fue un momento de mucho discernimiento porque decíamos: Oh, abiertos a la vida

Juan Pablo y Andreá

Revista_BN_74.indd 17

17 2/1/19 23:28


testigos de la verdad y ahora ¿qué? Pedro vive en la UCI y ahí está que a los cuatro meses de Pedro me quedé embarazada y fue un embarazo ectópico. Me tuvieron que quitar una trompa. Además, era en Pascua. Entré en el quirófano, me drenaron litro y medio de sangre. Tenía mucho dolor y dije: si me muero, sé que Juan Pablo estará bien con los niños. ¿Cómo? No sé, pero eso no me toca a mí. Me pusieron una medicación que era muy fuerte y tuvimos que estar un tiempo de castidad dentro del matrimonio.

minutos que pudiste estar con él, estar con felicidad… La verdad que yo me cabreo más por momentos de agobio, pero el Señor se pasa de bueno con nosotros. A la primera persona que le conté que estoy embarazada, la mujer hiperventiló jajaja. Y le digo, imagínate la generosidad de Dios que estamos esperando un trasplante de un intestino y nos regala una vida nueva. Dios lo hace todo con una belleza que me sobrepasa, yo no sé. Los niños hoy me preguntaban, Elena que tiene cuatro años:

¿Qué es eso? Teníamos gente muy cercana que nos decía que nos íbamos a cargar nuestro matrimonio, que no lo hiciésemos y nosotros sabíamos que, si Dios nos lo ponía, Él podía con nosotros. Fue un tiempo precioso porque llegamos a experimentar el amor de Dios a un nivel, a una profundidad muchísimo más de la que alguna vez pensamos.

-Mamá… ¿y el nuevo bebé va a venir con sondita?

Nosotros lo hemos vivido con Pedro y lo hemos aprendido: el presente. Hoy tengo un bebe dentro de mi de seis semanas y media que el corazón le late y estamos felices, si lo pierdo, pues ya está, pero ese vivir el hoy… Juan Pablo escribió un día que Dios le iluminó, escribió unas palabras, “El devorador del presente”. El demonio lo que quiere es devorarnos el presente que es nuestra oportunidad de vivir y de ser felices. Yo aquí, queriendo estar más con Pedro, me paso todo el día trayendo medicinas, yendo al hospital y cuando estoy con él no puedo estar con él porque tengo que tal y cuando estoy, no sé,... El devorador del presente. En lugar de esos diez

Y le digo: - Bueno mi amor, de primero Pedro no nació con sonda, se la pusieron al rato y de segundo, no lo sé, solo Dios sabe, pero vamos a estar bien. Los niños tienen momentos que les cuesta, pero qué bendición vivir en la verdad. Ellos han vivido en la verdad todo, desde

“La

gratuidad

de Dios es tan bella que no nos la creemos porque pensamos que todo va acompañado de un esfuerzo personal”.

18 Revista_BN_74.indd 18

2/1/19 23:28


testigos de la verdad la tercera noche que Pedro se estaba muriendo, se han despedido de él muchas veces, con mucha naturalidad. Ese bebe que se implantó en un sitio donde no debía, porque iba a morir él e iba a morir yo, pues los niños lo recuerdan todos los días, dicen que somos siete y nosotros en este momento vemos que ese embarazo ectópico a los cuatro meses cuando Pedro estaba en la UCI, fue el regalo más grande, porque necesitábamos a un intercesor de una a una, se dejaba venir la cosa, así, un poco grande, necesitábamos tener a uno de guardia sin parar. BN: Después de todo esto: del tiempo de la confirmación, de cuando os empezasteis a conocer, luego llegáis a León y os sorprende esta forma de vivir de las familias numerosas, de vivir el hoy, de vivir la vida como un don del cielo. Me hace recordar el libro de Job. Sabes la vida de Job que al final dice: “Antes te conocía de oídas, pero ahora te han visto mis ojos, Señor. Ahora Señor te he conocido verdaderamente.”

Andrea: Dios sabe lo que hace porque mi querido esposo, en una cuaresma le dijo a Dios que le probase hasta el crisol, que él quería sentirlo, vivirlo y es lo que tú estás diciendo. Una vez una persona me dijo: Tú ya eras creyente antes de esto. Y le dije: Mira, yo antes era creyente, ahora soy viviente, porque realmente lo vivo. Cogiéndole la mano a Pedrito, porque no le pudimos coger hasta los cinco meses y cuando empezamos a cogerle el niño lloraba desconsoladamente, y me decían los médicos que no conocía mis brazos.

Recuerdo que ese momento fue como una losa. Él estaba acostumbrado a estar tumbado solo, con sus cables, sus maquinas y no conoce los brazos de su mamá. Para mí ese momento fue muy fuerte, no lloré, pero veo como la virgen María ha tenido a Pedro en sus brazos todos los días que yo no pude, porque es un niño feliz y activo. Pedro todo el día está corriendo, brincando, riéndose, todo el día. Le haces una cura a la dos de la mañana y te dice: “asias mamá” Tengo tan claro que la virgen María se ha hecho notar. Yo que la tenía ahí como una madre que qué linda verla en la iglesia. El rosario no lo rezaba y veo como ahora es una herramienta que me ha sostenido en los momentos que he tenido que estar quieta. Ahora porque estoy con mucho movimiento, pero estar en la UCI tantas horas, solo ver que uno se muere, que la otra mamá llora, el otro niño que está sufriendo, tu hijo que…un rosario, dos, tres, es que le da la vida a uno. Juan Pablo y Andreá

Revista_BN_74.indd 19

19 2/1/19 23:28


testigos de la verdad BN: Dice el evangelio que no se enciende una lampara para meterla debajo del celemín y que no se puede ocultar una ciudad situada en la cima de un monte. Pedro es un Cristo vivo, un ángel y está puesto como un candil para alumbrar alrededor. ¿Cómo es vuestra relación con las familias que tenéis al lado, el sufrimiento de los demás, padres desesperados, personal del hospital con dificultades para tratar con bebes enfermos? ¿Cómo vive la enfermedad de Pedro también vuestra familia en Guatemala?

Andrea: Cuando uno vive una situación de tanto sufrimiento y a la vez tan cercana a las llagas de Jesús y a su amor desbordante cuesta mucho que otra persona se pueda poner en tu piel porque lo más normal es que recibas comentarios como: “este mes llega el donante, tu piensa positivo porque este mes llega”. Yo tengo mas combate con aceptar que la gente no quiera recibir este regalo de Dios y vivirlo en su voluntad, que con aceptar que las cosas no son como yo quisiera. Una vez en la UCI vi a una madre que estaba cogiendo a su hija, que tenía muchas convulsiones, y la cogía

como con pena, mirando a toda la UCI intentando evitar que vieran a su hija así. Se dibujaba en su rostro el sufrimiento de que con eso no podía vivir. Recuerdo que ese día yo estaba cogida de la mano de Pedrito y dije: “Señor quítame lo que me tengas que quitar, pero dáselo a esa madre. Si tú me vas a dar algo a mí, quítamelo, y dáselo a esa madre porque no puedo con la desesperanza de esa madre”. Pero la niña falleció. Tiempo mas tarde pensé que a lo mejor eso fue lo mejor para esa familia, para esa madre. A mi me gustaría decirles a todos: “Créetelo, Dios te ama, recemos, Él te sostiene, abre tu corazón, no tienes que hacer nada, solo querer, Él hace el resto, tú no haces nada. Igual con nuestra familia.” Pero luego recuerdo que la misión mía es solo eso, que yo no puedo ir mas allá y que no debo porque no soy una diosa, porque el regalo es para mí y yo, pues lo abro y que brille como tenga que brillar, que llegue donde tenga que llegar. Una vez contactó conmigo una madre con una hija que tenía parálisis cerebral y me dijo que ahora veía a su hija con mucho

20 Revista_BN_74.indd 20

2/1/19 23:28


testigos de la verdad amor, que ya no podía verla de otra manera, como un mal. Por eso Pedro para nosotros es la voluntad de Dios, en medio de nuestra pobreza. Después de estar un año y medio en el hospital, le dije: Señor, gracias por contar conmigo. Lo poco, lo bien, lo mal, de una manera o de otra, como lo haya hecho. Pero gracias por contar conmigo. BN: ¿Como ha sido ese año y medio en el hospital, como os habéis organizado con los otros dos hijos?

Andrea: Pues la verdad que nosotros tenemos la bendición de que nuestra familia en Guatemala nos apoya económicamente. Cuando iban a pasar a planta a Pedro, fue justo cuando yo estaba con el otro embarazo y contactamos a la familia que nos acogió cuando vinimos de León y les pedimos ayuda. Ellos se lo dijeron a otras familias y se ponían en contacto con nosotros para ofrecernos su tiempo. Una de las chicas sigue con nosotros hoy en día. Con los niños siempre los recogía alguien del colegio y se iban a casa de unos amigos, luego los recogía yo. Juan Pablo estaba sacando su residencia. Le dieron un tiempo para estar con el niño, pero si paraba mucho podía perder toda su residencia. Era perder todo por lo que habíamos venido a Madrid. Fue gracias a Dios y a gente

con un corazón muy grande del hospital que fueron permitiendo que él hiciera rotaciones fuera, pero cada tres meses podían decirle si tenía que volver a León o si podíamos seguir juntos. Nosotros le clamábamos a Dios porque necesitábamos estar juntos y la verdad que siempre ha habido alguien que nos ayuda. Ni una sola vez me he echado a llorar porque no sé qué hacer, nunca. Mamás del colegio, amigos, nunca nos ha faltado nada y es que uno puede decir: “Qué fácil, hay quien no tiene ayudas”. Claro, pero es que yo sé que la Providencia de Dios va mas allá y hoy toca el corazón de nuestra familia y nos ayuda y si no, pues nos inventamos una carrera o yo que sé, pero sé que el Señor no nos va a abandonar. No se puede ver con nuestros ojos porque yo solo de pensar en el día de mañana, quiero mandarlo todo al carajo. No quiero ir al hospital mañana, no quiero hablar con las enfermeras que pinchan a mi hijo, no quiero nada de eso, no quiero y lo paso mal un día antes de ir al hospital. A la mañana siguiente pues no me queda otra que ir y le pido fuerzas a Dios y ahí voy feliz. En esas cosas si me engaña el demonio. Un virus y otro…no me apetece, no quiero, pero Dios sabe que no me apetece, lo sabe, pero creo que por eso me da tanta fuerza porque si fuera por mi… diría, no voy, no lo hago, pero sé que yo tengo que hacer el cien por ciento: hablar con

Juan Pablo y Andreá

Revista_BN_74.indd 21

21 2/1/19 23:28


testigos de la verdad un médico, con otro. Yo tengo que hacer mi parte y Dios me ha regalado un corazón y un cerebro y mi esposo es médico, que es una bendición. Cuando Pedro vivió en el hospital lo mas difícil fueron los fines de semana porque al no poder estar todos juntos, o estar juntos solo una hora, es muy fuerte, porque te apetece estar con tu familia, ver una película, hacer cosas. Estas personas que nos ayudan son de Dios porque aman a Pedro como otro hijo, literal, y Pedro así les ama. Una vez una persona me pregunto si tenía celos. Yo siento gozo en mi corazón y alegría de que mi hijo ame tanto a otras mujeres y que le amen tanto. Es que eso es un regalo de Dios. Yo soy afortunada de que otra persona trate a mi hijo como su hijo. Eso es para rezar el día entero y dar gracias solo por eso. No estoy buscando protagonismo, me invita a ser libre hasta en el tiempo que paso con él. Para mi es una pasada ver que el tiempo que paso con mis hijos, no les da la vida. Que lo que les da la vida es la fe que yo les puedo transmitir. Que ellos sepan que ellos pueden vivir algo igual, parecido a lo nuestro y que pueden ser felices. Mi marido una vez leyó que la gratuidad de Dios es tan bella que no nos la creemos porque pensamos que todo va acompañado de un esfuerzo personal. Cuando algo es gratuito y te hace libre, como que no te lo crees porque la soberbia no te deja aceptarlo. A mi cuando la gente me dice: “Os lo merecéis”. ¿Merecerme qué? Si Dios me lo da todo. Si este bebé, Dios quiere que nazca sano, estu-

pendo, pero yo lo estoy disfrutando hasta más intenso que mi primer embarazo. La vida no nos pertenece. En qué momento nos creemos dueños de la vida, la vida no nos pertenece. Yo como lo veo con Pedro es: soy su madre, contribuyo con lo que puedo para que él esté aquí y nadas más. Los cirujanos le dijeron a Juan Pablo que el trasplante ya lo empiezan nerviosos, es una operación casi imposible y en un momento dije, ¡stop! No voy a entrar ahí porque no ha pasado y si pasa, el Señor te lleva, así que no voy a visualizar nada. El visualizar es absurdo, se nos va la vida visualizando todo y la verdad es que ¿cuántas veces las cosas han salido así? El visualizar es una herramienta muy grande del malo porque así se le va la vida a uno. BN: ¿Qué pronóstico tiene Pedro?

Andrea: Por ahora esperar el trasplante.

“Si nos escapamos, vivimos en una

vivir en la realidad es el regalo más grande que irrealidad y

tenemos”.

22 Revista_BN_74.indd 22

2/1/19 23:28


testigos de la verdad

Su intestino podría mejorar e ir absorbien-

el territorio superior y parte del inferior y la

do y absorber tanto que no necesitase el

enfermedad de Hirschsprung.

trasplante, pero por otro lado tenemos esa vía en su corazón que normalmente dura unos tres, cuatro meses y lleva dos años. Inexplicable que no se haya salido ni una vez, que se ha infectado una vez y lograron los doctores superarla. Era tan grande el riesgo de sacarla, que prefirieron dejarla

En este momento llega Juan Pablo, el padre, después de estar de guardia todo el día en el hospital. No queremos entretenerles mucho más, pero sí tenemos alguna pregunta guardada para él.

dentro, que con la infección en cualquier momento se complicaba y se moría literalmente y ahora dependemos de las dos cosas. Queremos tiempo porque el tiempo quizá consiga que el intestino termine de absorber, y no queremos tiempo, porque la vía al corazón está en tiempo super extra. BN: ¿Cómo se llama su enfermedad?

BN: ¿Tú crees que Dios es bueno contigo, con tu familia?

Juan Pablo: Sin lugar a duda, es una respuesta muy fácil. En una historia como la nuestra se puede ver de una forma sencilla. Es más fácil ver, por lo menos para mí, que era producto de mi esfuerzo, de mi

Andrea: Son varias, síndrome de intestino

estudio, de mi lo que fuera. Pero cuando

corto, trombosis venosa profunda de todo

las cosas llegan a un punto donde ya mis Juan Pablo y Andreá

Revista_BN_74.indd 23

23 2/1/19 23:28


testigos de la verdad fuerzas, mi tiempo, mi límite, se ve clarísimo. Las cosas no salen porque yo lo haga bien o lo haga mal, sino porque es la voluntad de Dios que así sea. Vivir en esta casa es un ejemplo. El haber tenido que movernos de casa, trabajo y colegio y en pocos meses estar aquí acogidos sin nosotros tener que hacer nada. No hay duda. Esta historia la lleva Él. Nadie, nadie pudo haber pensado que todo esto iba a suceder alrededor de la enfermedad de Pedro. Que estas personas hayan hecho esta casa justo para eso, para acoger a una familia con un hijo enfermo. De otra manera es imposible, solo Dios. BN: ¿Esta casa estaba vacía y os la ofrecieron a vosotros? Juan Pablo: Ellos la hicieron para eso. Cuando estaban viendo de cambiar de casa querían servir a Dios a través de la casa que se iban a comprar. No sabían cómo, pero esa era su idea. Vieron que en la parte de abajo se podían hacer dormitorios y una casa entera. Ellos ayudan a una fundación en África, en Sierra Leona y la ofrecieron para poder acoger a familias que tuviesen que venir a España por problemas médicos con sus hijos. Conocieron nuestra situación y nos acogieron. BN: Pedro es un regalo del cielo…

regalo de Nochebuena, conocer la mirada de nuestro hijo y hace un año en Nochebuena también fue su primera noche en casa con nosotros. BN: Es increíble escuchar cómo vosotros vivís la vida, la muerte, la enfermedad, el día a día como un don de Dios, como un regalo. Todo es un regalo, lo que va bien y lo que no va tan bien, donde puedo disfrutar y donde Dios me la da todo. Yo solo tengo que dar gracias y aprovechar el momento. Esa mirada de tu hijo, una sonrisa, un gracias a las tres de la mañana… ¿Juan Pablo alguna vez te has sentido solo o que el Señor te ha dejado? Juan Pablo: Mas que solo era incomprensión de mi parte hacia lo que Dios hacía. No entendía lo que quería, no entendía hacia donde quería llevar todo esto

“Esta

historia la lleva Díos.

Nadie, nadie pudo haber pensado que todo está

Andrea: Sin lugar a duda. Siempre está

sucediendo

sonriendo y tiene unos ojos que lo dicen todo. El primer día que abrió los ojos fue el 24 de diciembre del 2016, Nochebuena. Él siempre estaba sedado, pero ese día, como a las cuatro de la tarde, estábamos los dos allí y nos abrió los ojos. Fue nuestro

alrededor de la enfermedad de Pedro”

24 Revista_BN_74.indd 24

2/1/19 23:28


testigos de la verdad y se lo preguntaba a Dios muchas veces; pero solo, nunca. Intentar comprender la voluntad de Dios y no entender. Te das cuenta de que no tienes que entender nada, que lo que tengo que hacer es agradecer que hoy puedo estar aquí, que hoy puedo estar con Pedrito, que tengo una familia, que esperamos un nuevo hijo. El resto son cosas que ya pasaron o no, pero que no existen. Lo que tengo ahora enfrente es lo que existe y con lo que puedo disfrutar. Entender la voluntad de Dios, no me quita ni me pone nada, solo es un regalo poderla seguir.

nos han ayudado a poderle tener aquí en casa, el que yo conozca ciertos manejos, ciertas cosas, ha sido para bien.

BN: ¿El ser médico (es residente de anatomía patológica) te hace ser más consciente si cabe de la seriedad de la enfermedad de tu hijo? No puedes “engañarte” …

@quevivapedro

La vida de Pedro es una revolución para todo el que lo conoce. Y así nos vamos. Conociendo cómo Dios hace las cosas. Cómo toca el corazón de una familia para que su generosidad facilite que un ángel pueda tratarse con las mayores comodidades y consiga con su sonrisa explicar a todo el que lo ve que la vida, la muerte, la enfermedad…son un don del cielo. bn

Juan Pablo: No, pero es justo eso. Si nos escapamos, vivimos en una irrealidad y vivir en la realidad es el regalo más grande que tenemos. Yo no podría tratar a mi hijo porque es una cosa hiper compleja, pero gracias a mi profesión, lo entiendo, me puedo comunicar con los médicos y esto nos ayuda a ponernos en situación. La situación es muy muy grave, es incomprensible cómo él ha podido hacer todo lo que ha hecho, el que tenga dos años ahora con todo el territorio superior de su retorno circulatorio tapado y que no tenga ninguna dificultad para caminar, para mover los brazos... Esto es poner los pies sobre la tierra, tener la muerte muy cerca, igual de cerca que todos nosotros, pero en él la podemos ver. Mis conocimientos Juan Pablo y Andreá

Revista_BN_74.indd 25

25 2/1/19 23:28


testigos de la verdad

Charlotte Picard (1798-1862)

Pedro Estaún Villoslada

Charlotte Picard no fue una aventurera en el sentido propio de este término. Ella no buscó la aventura; se encontró con ella cuando tenía dieciocho años sin desearla y tiempo después escribió sus recuerdos. Lo hace pidiendo excusas y alegando una demanda, quizá porque en aquellos tiempos una mujer no se sentía autorizada para ello. Lo expresa del siguiente modo: “Debo pedir indulgencia al lector por el estilo; espero que no rechazará que una mujer haya osado tomar la pluma, pero lo hago siguiendo la imposición de mi padre”. La historia tuvo lugar en las costas africanas tras el naufragio del Méduse. El padre de Charlotte, M. Picard, era uno de los franceses que se presentaron voluntarios para establecerse en Senegal, colonia perdida por el país galo en 1800 y recuperada en 1814 por el tratado de París. Para él no se trataba de un viaje a lo desconocido, ya que había vivido nueve años anteriormente en San Luis de Senegal donde había establecido contactos comerciales y de amistad. Fue entonces cuando decidió trasladarse nuevamente llevando a toda su familia con la intención de establecerse allí definitivamente. En 1816 se embarca a bordo del Méduse, un navío –que como varios otros- fue enviado por Luis XVII para tomar posesión de esa tierra africana. Lleva con él a sus dos hijas, Charlotte y Caroline, a su segunda esposa y los cuatro hijos que ella había tenido, así como a una sirviente. El Méduse era una fra-

gata de 45 metros de largo que transportaba 395 pasajeros, sobre todo militares y marinos. En sus bodegas llevaba un abundante stock de víveres para la futura colonia y contaba además con dos chalupas con capacidad para cien personas cada una además de otras tres embarcaciones menores para caso de naufragio. Su comandante, Huges Duroy de Chaumareys ostentaba el grado de capitán de fragata, un título completamente honorífico. Era un aristócrata emigrado durante la Revolución y reintegrado a la marina por Luis XVII al que se la había reducido mucho el tiempo que le correspondía el ascenso y que no había navegado desde hacía años. A bordo de la fragata se encontraba también el nuevo gobernador de Senegal, el coronel Julien-Deésiré Schmaltz. La incompetencia y la irresponsabilidad de estos dos hombres tuvieron unas consecuencias fatales. Costeando el continente africano el Méduse sufre las consecuencias de un grave error de navegación y encalla en el banco de Arguin frente a las costas de Mauritania. La situación hubiese tenido solución si hubiesen aligerado la carga arrojando al agua sus cañones y buena parte de las mercancías, pero las autoridades no se deciden a realizarlo. Fletan entonces las barcas de salvamento en las que, además de los tripulantes, intentan transportar parte de los víveres. Pronto se percatan de que así no es posible navegar y acaban arrojando por la borda las mercancías. Los náufragos inician entonces una travesía con

26 Revista_BN_74.indd 26

2/1/19 23:28


testigos de la verdad

Tan pronto como nos encontramos seguros nos reunimos para dar gracias a Dios

escasa cantidad de comida y bebida que quedan además pronto inservibles al ser afectadas por el agua salada. Cada embarcación inicia su travesía intentando permanecer unidas, lo que no les es posible. El comandante decide navegar sin alejarse de la costa en dirección a Senegal que piensa que no se encuentra lejos. Los marineros, sin embargo, le aconsejan dirigirse a tierra para buscar allí alguna ayuda, pero De Chaumareys no accede alegando que los moros intentarían hacerles rehenes. Tras tres días navegación, ante la falta de agua y de alimentos, la precaria embarcación en la que viaja la familia Picard se ve obligada a arribar a tierra. El intento resulta verda-

Revista_BN_74.indd 27

deramente peligroso. Las grandes olas, la barrera de rocas y la imposibilidad de encontrar un buen lugar para desembarcar hacen que surja el pánico en esos hombres y mujeres ya aterrorizados por las penalidades sufridas. Al final todos llegan a tierra sanos. Charlotte lo recordaría con las siguientes palabras: “Tan pronto como nos encontramos seguros, nos reunimos para dar gracias a Dios. Yo elevé las manos al cielo y permanecí así inmóvil en la orilla durante un tiempo. Cada uno manifestó su agradecimiento a nuestro viejo piloto que, después de Dios, podía ser llamado propiamente nuestro salvador. M. Dumège, cirujano enrolado en la marina, le dio un magnífico reloj de oro, el único objeto que había salvado del Méduse”. Charlotte Picard 27 2/1/19 23:28


testigos de la verdad Comenzaba entonces una dura marcha por el desierto. La falta de alimento, de agua, el sofocante calor y caminar con los pies descalzos –habían perdido los zapatos en el desembarco- hizo que resultase sumamente penosa. Fue entonces cuando otra vez la protagonista recurre al cielo: “Ponemos toda nuestra esperanza en la Providencia. Solo ella puede salvarnos”. Afortunadamente pudieron encontrar agua excavando en un lugar húmedo y poco después descubrieron las tiendas de unos nómadas que, en contra de lo que ellos pensaban, les trataron con humanidad y, tras alimentarles y darles de beber, les condujeron a un lugar en el que pudieron ser convenientemente socorridos y conducidos a Senegal. Tiempo después de esta aventura, Charlotte convertida en Madame Dard, escribió este interesante recuerdo publicado en 1824, ocho años después del naufragio. Y Charlotte continuó viviendo en tierras africanas. Antes que regresar a Francia compró una isla y en ella comenzó una explotación agrícola. Iniciaba así una nueva aventura muy diferente de la que había vivido con tanto sufrimiento muchos años antes1. bn

Fue entonces cuando otra vez la protagonista recurre al cielo. “Ponemos toda nuestra esperanza en la Providencia. Solo ella puede salvarnos”. 1 Cfr. DARD, CHARLOTTE, La chaumière africaine ou Histoire d’une famille française jetée sur la côte occidentale de l’Afrique à la suite du naufrage de la frégate “La Méduse”. Ed. Noellat, Dijon 1824 ; DARD, CHARLOTTE, La chaumière africaine ou Histoire d’une famille française jetée sur la côte occidentale de l’Afrique à la suite du naufrage de la frégate “La Méduse”. Ed. Hasrmattan, Paris 2005.

28 Revista_BN_74.indd 28

2/1/19 23:28


Revista_BN_74.indd 29

2/1/19 23:28


razón creadora

Javier Rodríguez R., Director General del Foro Español de la Familia

En los últimos diez años, en España, han sido abortadas intencionadamente más de un millón de personas, y esto sin contar los abortos realizados clandestinamente o los que han sido consecuencia de las píldoras anticonceptivas. En concreto, un millón ciento setenta y cinco mil seiscientas nueve vidas. Porque redondear a la hora de hablar de vidas humanas se me hace precisamente antihumano, dado el infinito valor que cada una de ellas tiene en sí misma. Podemos correr el riesgo de hablar de cifras sin más, sin imaginarnos rostros, gestos, voces, miradas y sueños en cada uno de esos números. Sin pararnos a pensar que, de vivir en una sociedad respetuosa con la vida de nuestros semejantes, de los de nuestra especie,

hoy tendríamos entre nosotros a más de un millón de niños menores de diez años jugando en los parques, yendo al colegio, besando a sus madres y riendo con sus amigos. Pero no, no están. Y nadie les ha preguntado nada. No forman parte de la ecuación, ni siquiera cuando de lo que se trata es de decidir si su vida merece la pena ser vivida o no. Cada año el número de estos abortos registrados supera en España los noventa mil. Imagínense que todos se hicieran el mismo día a la misma hora. Por ejemplo, en el Santiago Bernabéu, cuyo aforo es de ochenta mil personas. El estadio lleno, a rebosar, con todas las butacas ocupadas y con más de diez mil que no han podido entrar porque no cabían. Y todos para morir. Año tras año.

30 Revista_BN_74.indd 30

2/1/19 23:28


razón creadora

No culpen a las madres de estos niños de forma generalizada, pues de forma generalizada sufren y son víctimas de las presiones, del poco compromiso con la vida por parte de los poderes públicos, de una sociedad que mira para otro lado, de situaciones desesperadas en las que nadie siquiera les insinúa una opción viable para seguir adelante. Las corrientes predominantes hoy están alejadas del compromiso, de la fidelidad, del vivir para los demás, de arreglar lo que se rompe, etc. Es un pa-

norama individualista donde de forma generalizada se evaden los problemas y se acumula para gastar en uno mismo. Por si fuera poco, los estereotipos de familia y maternidad “esclavizadoras” para la mujer, que la guerra de género está imponiendo, no ayudan en absoluto a paliar esta situación. Vivimos en el tiempo del “no compres, adopta” y del “aborta, no des en adopción”, dependiendo de a qué especie nos refiramos.

Defender la vida

Revista_BN_74.indd 31

31 2/1/19 23:28


razón creadora

Es necesario valorar la maternidad como bien merece, en vez de ser presentada como un lastre o un efecto secundario negativo de una sexualidad instrumentalizada De la promoción de un “sexo libre”, mientras que se denuncian sus consecuencias. De exigir una sociedad más inclusiva, mientras que más del noventa por ciento de bebés con posibilidades de nacer con Síndrome de Down son directamente abortados y con más semanas de plazo que para el resto.

Para poder defender la causa que sea, hay que estar vivo. No puede defender el aborto quien ha sido abortado. No puede defender a las madres quien no ha llegado a nacer. Volvemos a la misma idea: si no defendemos la vida, no podemos defender nada.

Pero no hay nada perdido. No mientras sigan existiendo personas comprometidas y organizaciones como REDMADRE, donde nueve de cada diez mujeres que acuden en riesgo de abortar, siguen adelante con su embarazo. Es posible si hay empeño, si hay ánimo de ayudar a quien lo necesita, a la evidencia me remito.

Es necesario valorar la maternidad como bien merece, en vez de ser presentada como un lastre o un efecto secundario negativo de una sexualidad instrumentalizada. Es necesario más respeto y más protección para las familias, núcleo básico de la sociedad e institución más importante para el desarrollo de las personas. Somos necesarios todos y

Decía Ronald Reagan que “me he dado cuenta de que todas las personas proabortistas han nacido”.

cada uno de nosotros para cambiar las cosas a mejor, para hablar bien de las cosas buenas allí donde estemos. bn

32 Revista_BN_74.indd 32

2/1/19 23:28


Revista_BN_74.indd 33

2/1/19 23:28


razón creadora

Francisco José Ramiro García

En estos días se ha presentado en España un proyecto de ley con el fin de legalizar la práctica de la Eutanasia. Aunque la Organización Médica Mundial hace pocas semanas volvió a declarar la eutanasia como una práctica contraria a la ética de la profesión médica, el partido que ostenta el poder en nuestro país ha decidido que sería bueno para la sociedad su legalización.

Argumentos para su legalización Legalizar la eutanasia se presenta como un aumento de las libertades de los individuos que podrían disponer de una mayor posibilidad de acción sobre sus

propias vidas. En ese sentido podría parecer positiva la ley que se intenta aprobar. Efectivamente, si uno puede decidir sobre cuándo acabar con la propia vida, eso parece mejor que si no puede decidirlo sino tan sólo someterse a lo que ocurra.

34 Revista_BN_74.indd 34

2/1/19 23:28


razón creadora

El argumento del dolor insufrible que a veces se menciona como razón para legalizarla, actualmente no es válido porque la medicina posee los medios para hacer que el dolor disminuya notablemente e incluso que desaparezca. Puede ocurrir que no haya personal capacitado para ello, o que no se disponga de las camas necesarias pero en este caso parece lo más sensato proveer de estos medios y de esta capacitación, antes que plantearse acabar con la vida de las personas. También en este sentido actualmente no se dan situaciones de encarnizamiento con el paciente, sino que se busca el equilibrio entre el esfuerzo terapéutico que se pone y los resultados de esas terapias, de tal forma que se evite cualquier tratamiento que no sirva para nada y cualquier sufrimiento inútil. Por este motivo es muy interesante el movimiento que trabaja para que el acceso a los cuidados paliativos sea un derecho para todos los enfermos que lo necesiten, y que se destinen los recursos materiales y de formación para garantizarlo. De esta forma sería factible controlar tanto el dolor físico y el sicológico como el espiritual.

La experiencia, en los pocos países que tienen legalizada la eutanasia, enseña que en el fondo los argumentos que defienden la conveniencia de legalizarla se reducen a uno: dejar la terminación de la vida a la decisión autónoma del individuo La experiencia, en los pocos países que tienen legalizada la eutanasia, enseña que en el fondo los argumentos que defienden la conveniencia de legalizarla se reducen a uno: dejar la terminación de la vida a la decisión autónoma del individuo. La autonomía de la persona se plantea como un absoluto que llega incluso a querer disponer de la propia vida. Si se restringe este supuesto derecho, se dice, algunos individuos se van a sentir frustrados en sus deseos. Eutanasia

Revista_BN_74.indd 35

35 2/1/19 23:28


razón creadora Además, se añade, ellos no obligan a nadie a suicidarse, simplemente reivindican su derecho a hacerlo. Así planteado puede parecer que es conveniente que sea admitida. Sin embargo este planteamiento tiene un error de fondo: se parte de que somos individuos que ni debemos nada a nadie, ni nadie tiene derecho a exigirnos nada. Es decir que cada uno somos como islas sin puentes y autónomas respecto al continente.

La verdad supone combatir la eutanasia La realidad es muy distinta. Todos nacemos de nuestras madres, y a nuestros padres les debemos la vida. Por tanto algo sí que debemos a los demás. Y no sólo la vida. Hemos recibido alimentación, educación, cariño, y tantas cosas que nos han permitido ser lo que somos. Por otra parte también hemos dedicado parte de nuestra existencia a sacar adelante a otras personas que, por ello, se han convertido en deudoras nuestras. Por esta razón, aunque las decisiones que tomamos son personales, siempre afectan también a los demás. En este sentido legalizar la eutanasia no es sólo

permitir a algunos individuos alcanzar sus deseos, sino que es cambiar en medida muy importante la misma forma de la sociedad en la que todos vivimos. Admitir la eutanasia significa cambiar un principio básico de nuestra sociedad: la vida del inocente es intocable. Si se aprobase la eutanasia, a partir de ahora habría que decir que la vida es intocable a no ser que el sujeto inocente pida que se le quite, o que si no puede pedirlo, que otros lo pidan por él. Y además que la sociedad de proveer de medios para acabar con esas vidas.

36 Revista_BN_74.indd 36

2/1/19 23:28


razón creadora

En estas circunstancias se echa por la borda la seguridad de que la sociedad en la que vivimos, sus médicos, enfermeras, e instituciones sanitarias, van a hacer lo que puedan para sacarnos adelante. Nos entra el temor de que si no puedo expresarme para defenderme, otros van a decidir que es mejor acabar con mi vida. Se entiende que en zonas fronterizas de Holanda, los ancianos prefieran trasladar su residencia a otros países para asegurar su existencia.

Admitir la eutanasia significa cambiar un principio básico de nuestra sociedad: la vida del inocente es intocable

Eutanasia

Revista_BN_74.indd 37

37 2/1/19 23:29


razón creadora

Además legalizar la eutanasia significaría decir a los enfermos crónicos que por qué van a continuar gastando recursos que podrían utilizarse en otras necesidades sociales de los que sí tienen esperanza de vida porque están sanos y pueden producir. Significaría decirles que su vida no vale la pena. Incluso se les podría afear que sean gravosos para una sociedad escasa de medios. En vez de mirar con mayor compasión al débil o al que sufre, se puede acabar afeando su aferramiento a la vida. Legalizar la eutanasia es además cambiar el rol que la sociedad espera de los profesionales sanitarios. Se pasa de pedirles una entrega por la salud de los enfermos, a poner en sus manos la responsabilidad y al mismo tiempo el poder, de acabar con la vida de otros seres humanos.

Si se legalizase la eutanasia se satisfarían los deseos de autonomía de algunas personas, pero se dañarían los de otras muchas que, por ser débiles, necesitan un mayor cuidado. Al mismo tiempo se estaría reafirmando la tendencia a promover una sociedad de individuos que sólo piensan en su propio beneficio y cortan cualquier relación de dependencia o compromiso con los que le rodean. Por todo esto aunque haya algunas razones para aprobar la eutanasia, es mejor rechazar completamente su legalización. bn

Nos entra el temor de que si no puedo expresarme para defenderme, otros van a decidir que es mejor acabar con mi vida

38 Revista_BN_74.indd 38

2/1/19 23:29


NOVEDADES EDITORIALES Este poemario contiene cuarenta poemas con los que Juan Sánchez expresa sus vivencias personales y familiares, manifestando la fidelidad de Dios en su vida. Son poemas a veces desgarrados, del día a día y siempre llenos de esperanza. El ser humano no está solo en su caminar, sino que siempre va acompañado del la misericordia y el amor de Dios.

Y DIOS EN EL CAMINO Autor: Juan Sánchez Sánchez Edita: Bendita María Pág.: 110 ISBN: 978-84-948840-6-1 PVP: 11,90 € El objetivo de esta novela es sumergirse en la profundidad de los sentimientos de Jesús y sus apóstoles desde Getsemaní hasta la triple confesión de amor de Pedro, después de la segunda pesca milagrosa. Las meditaciones de este libro confirman que el Evangelio interpela, orienta y modela la vida de todo cristiano a través del acontecimiento esencial de su fe: la muerte y resurrección del Hijo de Dios, el Salvador, en el cual nosotros nos encontramos definitivamente inmersos.

SIMÓN, ¿ME AMAS? Autor: Ángel Pérez Martín Edita: Bendita María Pág.: 192 ISBN: 978-84-949401-0-1 PVP: 16.50 € Las ideologías anti humanistas que surgieron en el siglo pasado, vomitadas por aquellos que fueron a su vez sus promotores y sus víctimas, no han sido superadas sino que reaparecen en nuestros días bajo diversas formas en cubiertas con el disfraz de la democracia y del consenso, pero manteniendo la misma naturaleza despótica y basándose en los mismos pilares: la mentira y la muerte. Este libro quiere ser un grito de protesta y una llamada de atención ante los peligros que acechan a la humanidad si continúa por este derrotero.

SER HUMANO EN EL SIGLO XXI Autor: Ramón Domínguez Balaguer Edita: Bendita María Pág.: 256 ISBN: 978-84-948840-8-5 PVP: 17,80 €

Pedidos: 639 664 499 | www.buenanueva.es | Envios nacionales gratis Revista_BN_74.indd 39

2/1/19 23:29


razón creadora

Mª Pilar Moiño El Salmista pregunta a Dios, ¿Qué es el hombre para que te acuerdes de él? Pero también Dios pregunta al hombre, ¿Quién dicen los hombres que soy Yo?. Y es que, como dice el Vaticano II, el misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio de Dios. Cristo revela al hombre quien es el hombre, ya que El es el rostro humano de Dios –“Dios visible, del Dios invisible”- y el rostro divino del hombre. 40 Revista_BN_74.indd 40

2/1/19 23:29


razón creadora

Visión judeo-cristiana de Dios El primer tratado de Antropología judeo-cristiana aparece en el libro del Génesis, y además por duplicado. En efecto, en la tradición sacerdotal (Priester Codex) se nos dice muy escuetamente, que el hombre es imagen y semejanza de Dios, varón y mujer. En la tradición yahvista, mucho más antigua (s. IX a. C.), con lenguaje más arcaico, aparece Dios como alfarero que amorosamente modela al hombre –único e irrepetible- con barro de la tierra y le infunde el espíritu, el aliento divino, el “ruah”. Pero Dios, atento a esa soledad primigenia del hombre, le presenta a la mujer –costilla- y se produce el primer “flechazo” de la historia humana. Adán se conmueve ante Eva, su mujer, y alborozado, la reconoce como su compañera, mostrándonos así ese carácter esponsal de la raza humana. Ambos están situados en el jardín del Edén, en la cúspide de la Naturaleza, destinados a ser felices y en cercanía con Dios, su Creador que, de forma tan poética nos indica, se paseaba a la hora de la brisa… Muy pronto aparece la caída del hombre y ese misterio del bien y del mal, en el que no me voy a detener. Si me gustaría resaltar que, ya que el hombre es imagen y semejanza de

Dios, atento a esa soledad primigenia del hombre, le presenta a la mujer –costilla– y se produce el primer “flechazo” de la historia humana Dios, corresponde a éste, a lo largo de su vida, llegar a la plenitud en esa semejanza divina, en esa “divinización” – teosis- a que estamos destinados y que constituye nuestra esencia: la santidad. Así podríamos decir con San Pablo: “Mi vivir es Cristo”, “No soy yo quien vive, es Cristo quien vive en mí”. Ser “otros Cristos”, “el mismo Cristo”.

¿Y cómo lograrlo? Dostoievski, en “El idiota”, afirma que el mundo se salvará por la belleza. Personalmente prefiero pensar que el mundo se salvará por el amor. Me explico. El hombre, ese gran misterio…

Revista_BN_74.indd 41

41 2/1/19 23:29


razón creadora En la Antropología cristiana, la mejor definición de Dios nos la da San Juan: “Dios es Amor”. Por tanto, el hombre sólo llegará a esa semejanza a través del amor –de ahí el primer y segundo Mandamiento, que el mismo Jesús revela-. El Dios de los filósofos es un Dios solitario, el Bien, la Belleza –Platón- el Primer Motor, Acto Puro, Causa eficiente, etc –Aristóteles-, el Uno –Plotino… Pero el Dios cristiano es Trinitario, tres Personas divinas y un solo Dios. No podría ser de otra manera. ¿Cómo si no se puede dar y recibir amor? No hay soledad, ni aislamiento, sino comunión; no hay silencio, sino comunicación – Verbo, Logos- y Amor hipostasiado: el Espíritu Santo. Nadie como los místicos revelan esa “teosis”. Su máximo anhelo es llegar a esa identificación con Dios, a pesar de la oscuridad y misterio que envuelven al hombre y a su Creador. Dice San Juan de la Cruz: “El rostro recliné sobre el Amado,/cesó todo y dejeme,/dejando mi cuidado/ entre las azucenas olvidado”. “Amada en el Amado transformada” Lo curioso es que ese anhelo de identificación con su Dios, ocurre también en otras religiones. Fijémonos en las orientales que tanto están influyendo en nuestro mundo.

ya que el hombre es imagen y semejanza de Dios, corresponde a éste, a lo largo de su vida, llegar a la plenitud en esa semejanza divina, en esa “divinización” –teosis- a que estamos destinados y que constituye nuestra esencia: la santidad Visión de Dios en otras religiones Hinduismo, en el que a través de sucesivas reencarnaciones para purificarse, siguiendo la ley del “karma”, y de acuerdo con el “dharma”, el “atman”, especie de espíritu que pervive, una vez que ha llegado a su plenitud, a su semejanza,

42 Revista_BN_74.indd 42

2/1/19 23:29


razón creadora se une al Atman de Brahma, fusionándose y perdiendo su individualidad. En el budismo ocurre algo parecido. Ya no se trata de reencarnación, sino de “renacimiento” hasta su plenitud total, en que queda anegado en el “nirvana”. No hay un atman que perviva en este caso. Tampoco un dios, sino una situación o estado de extinción de todo deseo tras la iluminación, el “satori”, quedando así el ciclo acabado. A diferencia del hinduismo, en el que no existe la compasión porque se piensa que todo sufrimiento es producto del karma y es necesario para completar la purificación, en el budismo se hace mucho hincapié en la compasión, en el amor. Puede observarse que en ambas espiritualidades, se llega a la plenitud, con el sólo esfuerzo del hombre, sirviéndose del yoga o Zen, mientras que en la antropología cristiana se cuenta con la ayuda de la Gracia, a la que el hombre, como ser libre debe responder, y con la presencia de un Redentor que nos redime del pecado, siempre que el hombre se arrepienta y acceda a ese perdón. Hablando llanamente, se puede decir que los cristianos lo tenemos más fácil…

Hay otro punto en el que también salimos beneficiados. Se trata de la instrumentalización del cuerpo, que parece importar poco, tanto en el hinduismo y aún más en el budismo, porque se pierde totalmente la individualidad, mientras que para el creyente cristiano permanece la mismidad, la personalidad, en la resurrección, en que la “carne” tiene un valor porque unida al espíritu, forman al hombre, único e irrepetible, que ya desde la revelación yahvista se nos anuncia. Y, ¿cuál es la visión antropológica de la “New Age”? En las sucesivas reencarnaciones, que no son de purificación –no se admite la existencia de pecado- sino de progreso espiritual, se llega a la perfección que es la identificación-unión con la “Energía Cósmica”, llamada también “Energía Crística”. De igual forma, en este caso no pervive la personalidad. bn

El hombre sólo llegará a esa semejanza a través del amor

El hombre, ese gran misterio…

Revista_BN_74.indd 43

43 2/1/19 23:29


mujeres de la Biblia

Concepción López

En nuestras Biblias, encontramos el libro de Rut inmediatamente después del libro de los Jueces, entre los libros que tradicionalmente denominamos “históricos”. Y es que el primer versículo de este precioso librito del Antiguo Testamento comienza situando la narración, cronológicamente, “en los días en que gobernaban los jueces”. Tenemos, por tanto, un marco cronológico y un doble marco espacial para nuestra historia: Belén de Judá y Moab (1,2). Y tenemos también, inicialmente, un protagonista masculino, Elimélec, cuyo nombre es toda una confesión de fe, pues significa “mi Dios es rey” (cf. Jue 8,23; 1 Sam 8). Los significados de los nombres son, en el libro de Rut, una guía o timón que nos conduce por la trama del relato e ilumina su sentido. Pues bien, Elimélec, como tantas personas a lo largo de la historia hasta hoy, tiene que emigrar con su mujer, Noemí, y sus hijos, Majlón y Quilión, a Moab a causa de la escasez y penuria de su país.

Allí se establecieron y sus hijos se casaron con mujeres moabitas. Este dato llama la atención porque, en general, los israelitas despreciaban a los paganos y les consideraban gentuza indeseable por estar excluidos de la alianza. Expresión de este rechazo es la prohibición de los matrimonios mixtos (cf. Dt 7,3; Esd 9-10; Neh 13,23-29). La narración es ágil, y en dos versículos se nos dibuja el cambio de suerte que sufrió esta familia en pocos años. Elimélec murió y también murieron sus hijos, cuyos nombres ya presagiaban el infortunio (“debilidad” y “destrucción”).

44 Revista_BN_74.indd 44

2/1/19 23:29


mujeres de la Biblia

La amistad de Rut es la conciencia de que alguien que no tiene que ocuparse de nosotros –ninguna expectativa social lo exige, ningún lazo de sangre lo demanda-, se ocupará de hecho de nosotros hasta el final. Gratuitamente Así quedó sola Noemí, con la única compañía de sus dos nueras extranjeras, Orfá y Rut. Entonces sucede algo que propicia el nuevo cambio de suerte de la que ha quedado como protagonista del relato, Noemí: en los campos de Moab había oído que “Dios había visitado a su pueblo y le daba pan”. No oye quela crisis

económica ha remitido, que ha habido buenas cosechas o que Belén vuelve a ser “la casa del pan”, sino que Dios es fiel a la alianza con su pueblo, lo visita, lo cuida y le da de comer. Pero antes de regresar a Belén, la sabia anciana Noemí no desea pedirles a sus nueras que se aventuren con ella en un futuro más que incierto, abocadas Rut y Noemí

Revista_BN_74.indd 45

45 2/1/19 23:29


mujeres de la Biblia a la extrema pobreza, como toda viuda sin hijos varones en el mundo antiguo. Por ello, Noemí les pide que vuelvan a su casa materna y rehagan su vida. Las dos mujeres aman a Noemí y se resisten a ello, pero finalmente Orfá (cuyo nombre significa “espalda”) se vuelve a su casa, mientras Rut, la amiga, la compañera, pronuncia estas bellas palabras tan conocidas, expresión inigualable de alianza y de amistad, sellada con un juramento solemne ante Dios: “No insistas en que te abandone y me separe de ti, porque adonde tú vayas, yo iré, donde tú vivas, viviré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Donde tú mueras moriré y allí seré enterrada…” (1,16-17a). “La amistad de Rut es la conciencia de que alguien que no tiene que ocuparse de nosotros –ninguna expectativa social lo exige, ningún lazo de sangre lo demanda-, se ocupará de hecho de nosotros hasta el final. Gratuitamente.”, dice Joan Chittister. De este modo, las dos mujeres se pusieron en camino y llegaron a Belén. Allí, unas mujeres sirven de testigos del regreso de la dulce Noemí, convertida ahora en Mara, “la amarga”, porque se fue “colmada” y “vacía” la devuelve Yahveh a su tierra. En este punto, me gustaría que cayéramos en la cuenta del modelo de Dios que motiva la queja de Noemí: la mano de ese dios ha caído sobre ella, la ha llenado de amargura, la ha dejado vacía y la ha hecho desdichada. Es la misma

Se trata de una imagen femenina de Dios, materna, que evoca seguridad, protección y cuidado. En el evangelio, Jesús se presenta a sí mismo con la imagen de la gallina que quiere reunir a sus polluelos bajo sus alas imagen de Dios que delata el lamento amargo de Job: el dios sádico que se ceba en sus hijos y se regodea en sus desgracias (Job 7,12-20; 13,20-27…) Pero el autor del libro se va a encargar de desmentir esa falsa imagen de Dios. El Dios del libro de Rut no es aquel que descarga su pesada mano sobre ti, sino aquel “bajo cuyas alas puedes refugiarte” (2,12). Se trata de una imagen femenina de Dios, materna, que evoca seguridad, protección y cuidado. En el evangelio, Jesús se presenta a sí mismo con la imagen de la gallina que quiere reunir a sus polluelos bajo sus alas (cf. Lc 13,34). Junto a esto, el Dios de Rut es aquel que “levanta del polvo

46 Revista_BN_74.indd 46

2/1/19 23:29


mujeres de la Biblia

al desvalido, alza de la basura al pobre” (1 Sam 2,8), y “a los hambrientos los colma de bienes” (Lc 1,53). Precisamente el nombre Rut tiene otro significado, además de “amiga”: “saciada”, “colmada”, que hace alusión a lo que Dios va a hacer con estas dos mujeres. Cuando Noemí y Rut llegan juntas a Belén, Rut se pone a espigar en un campo, es decir, a recoger las espigas que iban dejando los espigadores, como hacían los pobres asistidos por la Ley de Israel (Lv 19,9s; 23,22; Dt 24,19). Y “quiso la suerte” (la amorosa providencia de Dios) que aquel campo fuera el de Booz, un pariente acomodado de Elimélec quien, informado de la iden-

Junto a esto, el Dios de Rut es aquel que “levanta del polvo al desvalido, alza de la basura al pobre tidad de Rut, inmediatamente le cobra estima por su fidelidad a Noemí, le da de comer hasta saciarse y favorece que aquel día Rut pudiese llevar a casa una sobreabundante cosecha de cebada, bien colmada. Rut y Noemí

Revista_BN_74.indd 47

47 2/1/19 23:29


mujeres de la Biblia Cuando Rut llegó ante su suegra, Noemí bendijo a Dios que pone los ojos en los pobres y no deja de mostrar su bondad para con todos. Dios se revela ahora como el bondadoso, el “goel” de su pueblo, el Redentor, y le pone delante a Noemí al mediador de esa protección suya: Booz. Este hombre fuerte (eso significa su nombre), habrá de ser su goel, aquel que tiene el encargo legal de rescatar y defender a la familia, ejerciendo la solidaridad y protección de los miembros más necesitados. En el capítulo 3 del libro, Noemí traza un plan para que Rut seduzca a Booz en la noche, al final de la fiesta de la recolección de la cebada. Y es en aquella noche, cuando Booz se transformó en las alas de refugio de Dios para Noemí y Rut, las tomó a su cargo y se convirtió en su goel. De modo que cuando Booz desposó a Rut ante los ancianos y todo el pueblo, toda la gente bendijo a Rut diciendo: “Que el Señor haga que la mujer que entra en tu casa sea como Raquel y como Lía, las dos que edificaron la casa de Israel”… Y cuando Rut dio a luz a Obed, las mujeres dijeron a Noemí: “Él será el consuelo de tu alma y el apoyo de tu ancianidad, porque lo ha dado a luz tu nuera que tanto te quiere y que es para ti mejor que siete hijos”. Rut, con su amor fiel, hizo saltar por los aires los prejuicios excluyentes del pueblo elegido de Dios mostrando que todo aquel que ama pertenece a esa familia.

“Una lección hermosa para Israel. Una ocasión de reflexión para nosotros, los hijos de una cultura en que la fidelidad está deteriorada. Una llamada apremiante a descubrir ese valor que nos hace tan parecidos a Dios mismo porque nos hace ofrecer a los otros lo que él mismo nos ofrece: una roca sólida donde apoyarnos, unas alas bajo las que podemos sentirnos seguros” (Dolores Aleixandre).

Rut, la amiga, la

compañera, pronuncia estas bellas palabras

tan conocidas, expresión inigualable de alianza y de amistad, sellada con un juramento solemne

ante Dios: “No insistas en que te abandone y

me separe de ti, porque

adonde tú vayas, yo iré, donde tú vivas, viviré.

Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios.

Donde tú mueras moriré y allí seré enterrada…

48 Revista_BN_74.indd 48

2/1/19 23:29


mujeres de la Biblia Para la reflexión personal y de grupo: 1. Haz una lectura atenta del libro de Rut y cae en la cuenta del contraste de situaciones negativas y positivas que aparecen. ¿Qué o quiénes propician el paso de una situación a otra?

2. Toma nota de los nombres de Dios presentes en el libro. ¿Qué imagen de Dios tiene Noemí, al comenzar la historia, y cómo revela Dios mismo otro Rostro suyo bien diferente, a través de sus cuidados y sus mediaciones providentes?

3. Cuenta, con tus palabras (y/o escribe) la historia de Noemí y Rut. Ponle el título que consideres más adecuado. ¿Te parece una historia actual? ¿Qué es lo más valioso que has aprendido de esta historia de amistad entre mujeres, de solidaridad familiar, de inclusión, de providencia y de esperanza?

4. ¿Tienes experiencia de haberte encontrado con alguna Rut o a algún Booz a lo largo de tu vida? ¿Eres tú un apoyo fiel, gratuito y disponible permanentemente para otros?

5. ¿Qué cuestiones para la reflexión y el debate en grupo puede suscitar el libro de Rut? Te propongo una: la aparente ausencia de Dios en un mundo secular y su visibilidad en las mediaciones providentes. Oramos, a partir del libro de Rut, al Dios bajo cuyas alas encontramos refugio (Salmo 36, 6-11 y 17, 8) 6 Tu amor, Señor, llega hasta el cielo, tu fidelidad alcanza las nubes, 7 tu justicia es como las altas montañas, tus sentencias son profundas como el océano. Tú proteges a hombres y animales, 8 ¡qué admirable es tu amor, oh Dios! Por eso los seres humanos se cobijan a la sombra de tus alas: 9 se sacian de los bienes de tu casa, les das a beber del torrente de tus delicias, 10 pues en Ti está la fuente viva, y, en tu Luz, vemos la luz.

Bibliografía: - C. Mesters – I. Storniolo, Historias de Rut, Judit y Ester. Introducción a los tres libros del Antiguo Testamento, San Pablo 1996 - Dolores Aleixandre y Juan José Bartolomé, La fe de los grandes creyentes, Madrid 2004, 39-43 - Joan D. Chittister, La amistad femenina. La tradición oculta de la Biblia, Sal Terrae 2007, 77-83 - José Vilchez, Rut y Ester, Verbo Divino 1998

11 No dejes de amar a los que te conocen, de ser fiel con los rectos de corazón. 8 Guárdanos como a las niñas de tus ojos, a la sombra de tus alas escóndenos. bn Rut y Noemí

Revista_BN_74.indd 49

49 2/1/19 23:29


Concepción López Hildegarda de Bingen, Catalina de Siena, Teresa de Jesús y Teresita de Lisieux son las cuatro mujeres doctoras de la Iglesia. Tienen el título de “Doctoras de la Iglesia” porque produjeron obras trascendentales, enriquecieron la doctrina y afirmaron la fe. Las cuatro poseyeron una ciencia extraordinaria y por ello obtuvieron la aprobación solemne de la Iglesia. La más recientemente nombrada por el Papa Benedicto XVI, es la más antigua en el calendario. A continuación aparecen las cuatro biografías de las doctoras de la Iglesia:

Santa Hildegard von Bingen (Alemania, 1098-1179). Fue la menor de diez hijos, y por eso considerada como el diezmo para Dios. Fue entregada a la condesa Judith de Spanheim (Jutta), quien la instruyó en la lectura del latín, en el canto gregoriano y en la cultura religiosa. A los 14 años, maestra y discípula se enclaustraron en un monasterio benedictino de Disibodenberg, donde les dieron asilo. Este monasterio era masculino, pero acogió

50 Revista_BN_74.indd 50

2/1/19 23:29


sed santos a un pequeño grupo de enclaustradas. Luego partió definitivamente de allí a un lugar donde no había agua ni nada placentero y fundó un monasterio en la colina de San Ruperto, cerca de Bingen. Fue abadesa, líder monacal, medica, profetisa, compositora y escritora. Le escribió una carta a Bernardo de Claraval donde le revela que ha tenido visiones de cosas profundísimas. Él le responde a aceptar “este don como una gracia y a responder a él ansiosamente con devoción y humildad”. Posteriormente el abad de Claraval intervino ante el Papa Eugenio en favor de Hildegarda. El Papa mandó informarse de esas visiones y luego declaró que eran fruto del Espíritu Santo, y le pidió que continuara escribiendo sus visiones. Hildegarda tuvo relación epistolar con Federico I Barbarroja y otras personalidades. Enrique II de Inglaterra y Leonor de Aquitania le pedían consejo. Llegó a ser conocida como la Sibila del Rin.

Santa Catalina de Siena (Italia, 1347-1380). Vivió 33 años; fue la vigésimo cuarta hija del segundo matrimonio del viudo Santiago Benincasa; no sabía leer ni escribir y desde pequeña se decidió por servir a Dios en medio del mundo. Logró dictar un libro titulado Diálogos sobre la Divina Providencia con la ayuda de sus amigos, que tomaban nota de sus diálogos con Dios. Desempeñó un papel insólito en la historia de su tiempo. Al Papa ella le ponía el título de “el dulce Cristo en

Es una de las personas más fascinantes, poli-

la tierra”. Tuvo un papel muy activo para lo-

facéticas e influyentes de la Baja Edad Media;

grar que el Papa regresara de Aviñón a Roma.

tenía una cultura fuera de lo común, fue una

Paulo VI le dio el título de doctora de la Igle-

escritora prolífica; escribió sobre la redención,

sia el 4 de octubre de 1970. Junto con Fran-

la conversión y la reforma del clero. Escribió

cisco de Asís es patrona de Italia.

Libro de las obras divinas y Conoce los caminos. Escribió un libro de ciencias naturales y otro de medicina. Murió a los 81 años. Benedicto XVI le otorgó el título de Doctora el 7 de octubre de 2012 junto a San Juan de Ávila. Ver film completo Santa Hildegarda de Bingen, La última noche del primer milenio (Explicar el milenarismo) 1.45 hrs.

Logró dictar un libro titulado Diálogos sobre la Divina Providencia con la ayuda de sus amigos, que tomaban nota de sus diálogos con Dios. Cuatro Mujeres Doctoras de la Iglesia

Revista_BN_74.indd 51

51 2/1/19 23:29


sed santos

Santa Teresa de Ávila (España, 1515-1582) Vivió 67 años. Fue la primera mujer doctora de la Iglesia. Fue fundadora de las carmelitas descalzas o de la descalcez. Escribió su Biografía, Camino de la Perfección, Pensamientos sobre el amor de Dios y el Castillo interior. A los dieciocho años entra en el Carmelo. A los cuarenta años tiene una nueva conversión. Establece quince conventos en España y hace la reforma de su Orden junto con San Juan de la Cruz. Paulo VI la hizo Doctora en 1970.

Santa Teresa de Lisieux (Francia, 1873-1897) Nació en Alenzón, Normandía. Cuando tenía sólo 4 años su madre muere de un cáncer de mama. Tenía un gran gusto por la lectura y piensa que ella ha nacido para una gloria oculta. Entró en el colegio de las Benedictinas y es perseguida por sus compañeras de más edad que tienen celos porque sabe más que ellas. Ella llora pero no se atreve aquejarse. No le gusta el recreo, tan ajetreado y ruidoso. Su maestra la describe como una estudiante obediente, tranquila y pacífica, y a veces pensativa o incluso triste. Teresa dijo que estos cinco años fueron los más tristes de su vida. Fue carmelita

Escribió su Biografía, Camino de la Perfección, Pensamientos sobre el amor de Dios y el Castillo interior 52 Revista_BN_74.indd 52

descalza francesa desde los 15 años, por un permiso especial. El hogar de sus padres fue un jardín de virtudes y santidad. Su obra se recoge en varios cuadernos de los que sale la obra Historia de un alma. Se distingue por su doctrina sobre la infancia espiritual o Caminito de infancia. Vivió sólo 24 años. Pío XI la canonizó y la proclamó patrona universal de las misiones. Fue proclamada Doctora de la Iglesia por Juan Pablo II el 19 de octubre de 1997, día de las misiones. Las cuatro Doctoras son místicas, es decir, almas contemplativas. bn

2/1/19 23:29


fuerza cantemos en laalmirada Señor

Retos:

Servir sin mirar a quién Carta a mi Señor | Ángela C. Ionescu En la oración a San José que me mandaron se le pedía también que nos enseñara a “servir sin mirar a quién”. Qué satisfacción da servir y ayudar al que vemos que no tiene fuerzas, que le falla la capacidad, que no llega a lo que le hace falta, no alcanza porque es pequeño, o feo, o corto, o débil. Ah, sí, cuánto bien le podemos hacer sirviéndole y cuánto bien nos hace eso cuando nos permite erguirnos satisfechos ante ti. Porque satisface comprender que nuestra bondad nos ha llevado a ayudar a otro y comprobar una vez más nuestra fuerza. Conozco a alguno que no duda en estos casos; está pronto para saltar a ayudar y no escatima esfuerzos para ello, todo se le hace poco. Al que no muestra necesidad ni fragilidad ni penuria lo deja de lado. Y del que parece valerse por sí mismo para todo y ser capaz de mantenerse sin reclamar apoyo no suele querer saber nada y confío en que no le tenga mucha aversión. Pero yo encontré otro reto en esa petición a san José. El reto de descubrir y servir al que no muestra su debilidad, al que aparentemente no necesita ayuda o jamás se atrevería a decirlo. Al que detrás del semblante sereno oculta el gesto de impotencia o de esfuerzo inútil porque sabe y sufre su incapacidad aunque no la publique, lo que no siempre sucede por orgullo; puede haber tantas huellas de rechazos en una historia... En eso pensé que consiste el “sin mirar a quién”. En ayudar también al que no muestra que necesita ayuda. Ayudar y servir al menesteroso y también al que parece que no lo es. Al que se ha caído y también al que se ha levantado y tiene las rodillas desolladas, sin enseñarlas. Porque si el Padre hace salir el sol para buenos y malos, como Tú nos dices, ¿no mirará con benevolencia al que ayuda al necesitado y ayuda también al que no demuestra que lo es? El reto es adivinar que tiene heridas. Si no pide ni suplica, no proporcionará tanta satisfacción por la propia fuerza ni por la propia bondad. Pero hacerlo a pesar de ello, hacerlo desde lo profundo del corazón, hacerlo aunque pueda pensarse que el otro oculta sus males por orgullo, resistir la tentación de erigirse en juez y castigar al orgulloso, eso sí que es un auténtico reto. bn Servir sin mirar a quién

Revista_BN_74.indd 53

53 2/1/19 23:29


fuerza en la mirada

Un relato judío Martha Morales

Hay un relato judío recogido por Martin Buber, en el que se pone claramente de manifiesto el dilema de la condición humana. Un hombre culto había oído hablar del rabino Berdichev, lo visitó para disputar con él -como tenía por costumbre-, y desmontar sus obsoletos argumentos en pro de la verdad de su fe. Cuando entró en el cuarto del saddiq (término arábigo que significa “santo”, “justo”), lo encontró paseando de un lado a otro con un libro en las manos. Por fin se detuvo, miró al visitante fugazmente y dijo: “Pero quizás sea verdad”. Al erudito le temblaban las piernas de lo temible que le resultaba contemplar al saddiq y escuchar la sencilla frase que acababa de pronunciar. El rabino Leví Yizjaq se giró por completo hacia él y le dijo sereno: “Hijo mío, los grandes de la Torá con quienes has disputado malgastaron sus palabras contigo: al marcharse, te reíste de ellas. No fueron capaces de hacer ostensible para ti la existencia de Dios y de su reino, y yo tampoco puedo. Pero no olvides, hijo mío, que quizás sea verdad”. El ilustrado movilizó su más íntima energía para replicar, pero ese terrible “quizás”, que una y otra vez reverberaba hacia él, quebró su resistencia (cfr. Benedicto XVI, El credo, hoy, p. 30). Aquí se describe de forma muy precisa la situación del hombre ante el problema de Dios. Nadie puede demostrar a otro la existencia de Dios y de su reino; ni siquiera el creyente puede demostrársela a sí mismo. Pero por muy justificada que se sienta por

ello, la incredulidad no podrá librarse de la comezón de que “quizás sea verdad”. El “quizás” es la ineludible tentación de la que la incredulidad no puede escapar. Tanto el creyente como el no creyente participan, cada uno a su manera, de la duda y de la fe. Nadie puede sustraerse por completo a la duda, nadie puede sustraerse por completo a la fe; para uno, la fe se hará presente contra la duda; para otro, a través de la duda y en forma de duda. La duda preserva, tanto a uno como a otro de encerrarse en lo propio. La duda impide a ambos ser del todo autosuficientes: al creyente lo abre al no creyente, y al no creyente al creyente. Para uno, la duda es su modo de participar en el destino del no creyente; para el otro, la forma en la que la fe, a pesar de todo, sigue representando un desafío para él (cfr. Ibidem pp. 30-31). El creyente tiene sus dudas, y es normal; pero el no creyente también tiene las suyas, duda de su propia falta de fe; le acucia la pregunta ¿no será la fe lo real? La fe representa para el no creyente una amenaza, un cuestionamiento de su mundo. Nadie puede sustraerse al dilema de la condición humana. “Quien quiera escapar de la incertidumbre de la fe deberá experimentar la incertidumbre de la incredulidad que, por su parte, jamás puede afirmar de forma definitiva y cierta que la fe no sea la verdad” (Benedicto XVI, El credo, hoy, Santander 2013, p. 31). Termina el relato hebreo. Ahora, unas palabras más.

54 Revista_BN_74.indd 54

2/1/19 23:29


fuerza en la mirada

Por lo leído, es tan importante ese “quiero creer” de Teresa de Lisieux, ante la tentación racionalista. Y quizás los creyentes, esa opción la debemos tomar todos los días para fortalecer la fe, además de estudiar, ¡claro! Y a todo esto, ¿qué es la fe? Es un don que recibimos en el día de nuestro Bautismo. Podemos hacer crecer esa semilla a base de cultivarla, o dejarla inerte. Dice el Concilio Vaticano II: Cristiano es quien vive de fe, de esperanza y de caridad; dones derramados por el Padre celestial en nosotros. Son estas virtudes las que hacen posible el despliegue del germen de vida sobrenatural recibido en el Bautismo. En la vida cristiana, la fe proporciona sobre todo un pleno conocimiento de la voluntad de Dios, de modo que se siga una conducta digna de Dios, agradándole en todo, produciendo frutos de toda especie de obras buenas y adelantando en conocimiento de Dios (cfr.Gaudium et spes, n. 11) La fe es una adhesión personal del hombre a Dios, y es el asentimiento libre a toda la verdad que Dios ha revelado, pero la fe no es un acto aislado. Nadie puede creer solo, como nadie puede vivir solo. La Iglesia es la

primera que cree, y así conduce, alimenta y sostiene mi fe (cfr. CEC nn. 166 y 168). El hombre, al creer, debe responder voluntariamente a Dios; nadie debe estar obligado contra su voluntad a abrazar la fe. El acto de fe es voluntario por su propia naturaleza. Cristo invitó a la fe y a la conversión, pero no forzó a nadie jamás. No quiso imponer la verdad por la fuerza, pues su reino crece por el amor con que Cristo atrae, exaltado en la Cruz, a los hombres hacia Él. En una entrevista, Vittorio Messori le preguntó a Juan Pablo II: –¿Por qué Dios no se manifiesta más claramente? ¿Por qué no da pruebas tangibles de su existencia? A lo que el Papa responde: – Dios es el que Es, es decir, absoluto Misterio increado. Si Él no fuese misterio no habría necesidad de la Revelación o, mejor, hablando de modo más riguroso, de la autorrevelación de Dios. (...). La autorrevelación de Dios se actualiza en su humanizarse (cfr. Cruzando el umbral de la esperanza, p.58-59). bn

Un relato judío

Revista_BN_74.indd 55

55 2/1/19 23:29


luz para el mundo

1

Jesús Bayarri

Esta es una “brevísima” reflexión, necesaria en estos tiempos en los que debido a la efervescencia social, la inmemorial trashumancia de la raza humana en busca de subsistencia y nuevos horizontes de supervivencia, alcanza caracteres trágicos, en pos de un estado de bienestar que se presenta inalcanzable para inmensas regiones deprimidas del planeta, provocando una crisis de inestabilidad en las zonas más privilegiadas del globo, en las que la abundancia de un desarrollo totalmente insólito en la historia, se siente amenazada, provocando reacciones de auto defensa que despiertan mecanismos ancestrales, supuestamente superados por una “civilización” secular, proclive, en realidad, al descarte y la marginación, frente a la acogida solidaria de una pretendida fraternidad. Ante la perplejidad actual de los gobernantes de los estados involucrados, responsables y diputados para dar respuesta a la situación, nos planteamos cual deba ser la actitud y la respuesta personales del cristiano, cuya fe obra por la caridad. Cada cristiano, con el espíritu de Jesucristo que lo hace tal en medio del mundo, se relaciona con sus semejantes en el amor, reconociendo su dignidad personal, asistiéndolos en sus necesidades y usando con todos de misericordia, en el ámbito de la justicia y de la convivencia.

en su testimonio evangelizador, contribuyendo con su doctrina y con su acción al bien común de las sociedades en que vive, saneando sus estructuras, inspirando sus leyes, y salando con sus criterios de justicia, honestidad y responsabilidad, la entera vida social. La Iglesia puede proponer sus criterios y también oponer sus objeciones ante aquellas decisiones que manifiestamente contradigan o se opongan a la fraternidad humana con menoscabo de la dignidad de la persona que la moral evangélica proclama.

La Iglesia católica, ”madre y maestra,” como encarnación actual de la caridad cristiana en medio de la sociedad, ilumina a los fieles en su fidelidad al Evangelio, que hace florecer en ella, carismas de acogida y asistencia que la acompañen

Inmigración, y asilo, son fenómenos muy antiguos, que en estos últimos tiempos experimentan una tal masificación que pueden desembocar en actitudes de xenofobia, ante el endurecimiento y la radicalización de las posturas de los países afectados por

56 Revista_BN_74.indd 56

1 (Artículos consultados: Justice for Immigrants: The Catholic Campaign for Immigration Reform; Oficina de Asuntos para Inmigrantes y de Educación sobre Migración; Father Cal Christiansen. ¿Qué enseña la Iglesia acerca de la inmigración?; Mons. Jorge de los Santos; CEU Ediciones. Migración y Doctrina Social de la Iglesia; Lucandrea Massaro)

2/1/19 23:29


luz para el mundo la invasión descontrolada de inmigrantes, en busca de refugio y subsistencia. El bien común debe regularse superando el egoísmo de la rentabilidad a toda costa, en menoscabo de la dignidad de las personas. Se requiere racionalidad, justicia y eficacia, sin olvidar que hablamos de personas humanas cuya dignidad no procede de lo que saben o lo que tienen, sino de lo que son. Históricamente, la Iglesia Católica ha mantenido siempre un gran interés por la inmigración y el cómo la acción política afecta a quienes emigran en buscan una vida mejor. Basándose en las enseñanzas de la Escritura y en su propia experiencia, las enseñanzas de su Doctrina Social, hacen a la Iglesia Católica levantar su voz en favor de aquéllos que son marginados en su desarraigo, y cuyos derechos inalienables, dados por Dios no son respetados.

Los emigrantes y refugiados, junto a los huérfanos y las viudas, han gozado siempre en la Escritura, de una particular protección por parte de Dios. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, encontramos ejemplos sobre la situación de los inmigrantes y los refugiados que huyen de la opresión y la violencia. El Éxodo hebreo de la esclavitud a la libertad, nos describe la experiencia de un pueblo que vivió 400 años en país extranjero y 40 en el desierto. También la Sagrada Familia, ha conocido la vida del refugiado, durante la persecución de Herodes.

Actitudes cristianas ante el emigrante

Revista_BN_74.indd 57

57 2/1/19 23:29


luz para el mundo

Los emigrantes y refugiados, junto a los huérfanos y las viudas, han gozado siempre en la Escritura, de una particular protección por parte de Dios. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, encontramos ejemplos sobre la situación de los inmigrantes y los refugiados que huyen de la opresión y la violencia

El mismo Jesús afirma de sí mismo, “no tener donde reclinar la cabeza,” y en sus enviados, “sus pequeños hermanos”, perpetuará también la precariedad del destierro y el asilo: “Tuve hambre, y me distéis de comer, tuve sed y me distéis de beber, estuve enfermo y me visitasteis, fui forastero y me acogisteis”. La Iglesia tiene, por tanto, también la responsabilidad de hacer brillar el mensaje cristiano en esta cuestión, ayudando a construir puentes, de modo que se pueda crear un sistema de inmigración que sea justo y sirva al bien común, considerando las legítimas preocupaciones en orden a la seguridad de cada nación.

El Magisterio de la Iglesia, y Los Papas León XIII, con su encíclica Rerum Novarum de 1891, es el primero en tratar el tema social de las condiciones laborales, mencionando que “toda persona tiene derecho a trabajar para vivir dignamente y sostener a su familia”. Pio XII, posteriormente, reafirma que “los emigrantes tienen derecho a una vida digna y a emigrar para conseguirla”. Juan XXIII puntualiza en su encíclica, Pacem in Terris, que el derecho a la emigración no es absoluto, y se aplica sólo, “cuando hay razones justas para emigrar”, como ocurre actualmente, que hay pobreza global, guerras, crimen, y persecuciones, y las personas se ven obligadas a abandonar sus casas motivadas por la necesidad de sobrevivir y sostener a sus familias. Las naciones tienen la obligación de garantizar el bien común universal, y por lo tanto, deben responder a los flujos migratorios de la mejor manera posible. Las naciones poderosas y ricas tienen una obligación aun mayor de buscar el bien común universal de acuerdo a las enseñanzas de la Doctrina Social de la Iglesia. Juan Pablo II dijo que el principio de la dignidad humana debe aplicarse a la inmigración en base a dos criterios: 1. Todo ser humano tiene derecho a buscar condiciones dignas de vida para sí y para sus seres queridos, incluso mediante la emigración. 2. Toda nación soberana tiene derecho a garantizar la seguridad de sus fronteras y regular el flujo migratorio. (Mons. Jorge de los Santos).

58 Revista_BN_74.indd 58

2/1/19 23:29


luz para el mundo Hablar del derecho a la emigración, lleva implícito el derecho primario a no emigrar, desarrollando su actividad laboral en la propia patria sin el desarraigo familiar y social que supone. Francisco en 2016 dijo: ¿Cómo no ver el rostro del Señor en los millones de prófugos, refugiados y desplazados que huyen desesperados del horror de la guerra, de las persecuciones y de las dictaduras? La Iglesia reconoce el derecho a que las naciones soberanas protejan y cuiden sus fronteras para asegurar el bien común de sus ciudadanos. En general, los inmigrantes y los refugiados son algunos de los más pobres y vulnerables entre nosotros. Por esta razón, la Iglesia enseña que los gobiernos a todos los niveles deben hacer todo lo que puedan para asegurar que sean res-

petados y mantenidos su dignidad y bienestar. Con todo, ningún país está obligado a aceptar a todas las personas que quieren emigrar a él, en especial si la seguridad y el bien común de sus ciudadanos están en riesgo. Por último, un país debe regular sus fronteras con justicia y misericordia. Es decir, que este principio debe aplicarse con absoluta igualdad respetando la dignidad de todos. Aceptar inmigrantes y refugiados resulta esencial para la vida de cualquier nación justa, y una responsabilidad que se debe ejercer con prudencia y sabiduría. El Concilio Vaticano II, ha considerado los grandes movimientos de personas, como un signo de nuestro tiempo (Gaudium et Spes, 4-6), y es una de las preocupaciones que han ayudado a ampliar y a profundizar la Doctrina Social de la Iglesia. bn

La Iglesia reconoce el derecho a que las naciones soberanas protejan y cuiden sus fronteras para asegurar el bien común de sus ciudadanos. En general, los inmigrantes y los refugiados son algunos de los más pobres y vulnerables entre nosotros Actitudes cristianas ante el emigrante

Revista_BN_74.indd 59

59 2/1/19 23:29


kerigma

Enrique Solana Intuyo que en los pocos párrafos que dedica la Escritura a la figura del buen ladrón, se encierra el secreto de la existencia. Su breve encuentro con Jesucristo nos revela que la vida de una persona puede dar un vuelco total en un momento, no importando la situación en que se encuentre. El buen ladrón nos hace ver lo que la gracia divina es capaz de hacer en nuestro favor, incluso en el último instante de la vida. Los dos ladrones debieron estar presentes en el juicio inicuo que se le hizo a Jesucristo. Al principio, ambos participarían de los sentimientos de odio de la masa, pero al darse cuenta que su causa está perdida y la muerte se acerca sin remedio, uno de los ladrones

comienza a fijarse en aquel hombre maltratado sin aparente culpa y que no se queja ni se defiende. Dimas podría haberse reído como todos de aquella pretensión de Jesucristo de ser el Hijo de Dios, pero en ese momento en que ya no se tiene nada más que perder, contempla a Cristo ofreciéndose en silencio, y esto va transformando sus sentimientos interiores. Mira cómo le maltratan, observa cómo le empujan y le derriban, cómo se mofan de Él y tiene que ser ayudado a llevar la cruz por pura imposibilidad, y sobre todo percibe aquella mansedumbre que jamás ha visto antes en este mundo, el encuentro con las mujeres y con su madre… y queda profundamente interrogado.

60 Revista_BN_74.indd 60

2/1/19 23:29


kerigma

El buen ladrón nos hace ver lo que la gracia divina es capaz de hacer en nuestro favor, incluso en el último instante de la vida

El buen ladrón

Revista_BN_74.indd 61

61 2/1/19 23:29


kerigma Dimas no contempló ninguna de aquellas manifestaciones sobrecogedoras del Dios del antiguo testamento, como la de Sinaí o la del Mar Rojo, pero fue testigo de excepción de otra más impresionante aún, la del Dios silencioso del nuevo testamento: “El amor al enemigo, la no resistencia al mal”. Y en el momento en que Cristo es clavado en la cruz, escucha de sus labios: “Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen”. Esta frase de perdón hacia sus propios verdugos, debió de transformar su mente como para creer que en aquel hombre se escondía el Hijo de Dios. Y la fe comienza a romper las tinieblas de su ignorancia. En este momento, a Dimas se le abren los ojos y se percata de dos cosas: sus pecados y la grandeza de aquel que está crucificado a su lado, y comienza a abrirse entre los dos ladrones un abismo en medio del cual está Cristo. En el ladrón de la izquierda se mantiene y aumenta la rebeldía: “¿No eres tú el Cristo? Pues sálvate a ti y a nosotros”. En el de la derecha en cambio, la rebeldía da paso a la conversión e increpa a su compañero: “¿Es que no temes a Dios, tú que sufres la misma condena? Y nosotros con razón, porque nos lo hemos merecido con nuestros hechos;

en cambio éste nada malo ha cometido”. He aquí un cristiano, uno que ve sus pecados, y reconoce al Dios encarnado, no hace falta nada más. Dimas ha pasado de fijarse atentamente en Cristo a sentir admiración por Él, la admiración es la mejor postura que cabe ante el misterio. Es entonces cuando el buen ladrón da el paso definitivo y se lanza al vacío: “Jesús, acuérdate de mí cuando vengas con tu reino”. Toda una vida de pecado queda aniquilada en un instante, esa petición lo transforma todo, Jesucristo le mira, y en esa mirada el ladrón es transformado y recibe la gracia: “Te aseguro, hoy mismo estarás conmigo en el Paraíso”. Desde ese momento Dimas da su vida por buena, porque sus ojos han visto a su Salvador, y como Simeón, podría hacer suya aquella expresión: “Ahora, Señor, puedes dejar a tu siervo irse en paz”…

62 Revista_BN_74.indd 62

2/1/19 23:29


kerigma

Se ha cumplido al pie de la letra la afirmación hecha por el Señor ante la pecadora sorprendida en adulterio: “Los pecadores os precederán en el Reino de los Cielos”. Extraña que se nombre tan poco a este santo, el único avalado por el mismo Jesucristo antes incluso de culminarse la redención. Nos sería muy difícil mirarnos en cualquier santo, pero no en este que lo único que hace es verse pecador y suplicar misericordia. Si Jesucristo en la cruz ha perdonado al buen ladrón ¿a qué otro pecador no perdonará? bn

“¿No eres tú el Cristo? Pues sálvate a ti y a nosotros”. En el de la derecha en cambio, la rebeldía da paso a la conversión e increpa a su compañero: “¿Es que no temes a Dios, tú que sufres la misma condena? Y nosotros con razón, porque nos lo hemos merecido con nuestros hechos; en cambio éste nada malo ha cometido”. El buen ladrón

Revista_BN_74.indd 63

63 2/1/19 23:29


mosaico

o t a r t n o C l E Jerónimo Barrio

Marta esperaba nerviosa a que la llamasen. A sus 35 años no se había imaginado nunca en una situación así. Estaba en el paro desde hacía 6 meses y esta era su décima entrevista de trabajo tras su último despido. Desde que terminó su carrera de enfermería no le había faltado trabajo nunca, pero las cosas estaban muy mal y los ajustes de las plantillas en todos los Hospitales estaban dejando en la calle a muchos buenos profesionales. A ella le había tocado también vivir lo que había contemplado en muchos de sus compañeros durante el último año y aunque sabía que era algo que le podía ocurrir, nunca se imaginó la angustia de verse en una situación así. Con el subsidio del paro no podía hacer frente a sus gastos básicos y los ahorros se empezaban a acabar. La secretaria del departamento de Recursos Humanos del Hospital en el que había sido citada a la entrevista salió a la sala de espera en donde aguardaban nerviosos los candidatos al puesto vacante. - ¿Marta González? - Si, soy yo. - Pase por aquí por favor.

Su turno había llegado. Marta seguía los pasos de la secretaria del director del departamento que le llevó hasta su despacho en donde tendría lugar la entrevista. El entrevistador era un hombre de unos 50 años, de aspecto muy serio y que imponía mucho respeto. - Según he leído en su curriculum, que por cierto es muy completo, tiene usted una amplia experiencia en el área quirúrgica. - Así es, ese ha sido mi último puesto de trabajo; en un quirófano de cirugía general. - El puesto que necesitamos cubrir en nuestro Centro es también quirúrgico, pero en el área de ginecología. - Creo que podría amoldarme con facilidad a las cirugías ginecológicas.- Respondió con humildad Marta. Tras hablar de la remuneración y de otros asuntos laborales, el entrevistador, con rostro cada vez mas relajado, parecía muy complacido con la candidata. A los dos dias Marta fue llamada nuevamente del Centro. ¡Había sido admitida

64 Revista_BN_74.indd 64

2/1/19 23:29


mosaico para el puesto! Llena de alegría llego de nuevo al Hospital para la firma del contrato y para su inmediata incorporación. De nuevo en el despacho del director de recursos humanos Marta permanece sentada a la espera de que le ofrezcan el ansiado contrato y firmarlo. Mientras la secretaria lo ultima Marta pregunta, de forma relajada a su futuro Directos sobre el tipo de patologías que más se intervienen en el Centro. -Tenemos de todo: cánceres ginecológicos, cirugias estéticas de mamas, cesáreas, IVEs,... - ¿IVE?- preguntó Marta con rostro sorprendido y un tanto angustiado. - Si, no es algo diario pero con relativa frecuencia se practican interrupciones voluntarias del embarazo (IVE). Está dentro de los servicios ofrecidos a nuestras clientes Marta no podía ocultar su sorpresa y al mismo tiempo su preocupación. El negocio del aborto la repugnaba desde siempre. Aquello chocaba frontalmente con su concepción ética de la vida y el ejercicio de su profesión. Intentó mantener la calma. - ¿ Y no habría alguna forma de estar exenta de este tipo de intervenciones? La verdad es que no me sentiría muy cómoda participando en un aborto.... - No los llamamos así, suena demasiado descarnado, los llamamos IVE, que es mas profesional. Debes acostumbrarte a utlizar este término. -Si, pero, usted sabe que es lo mismo.. El rostro del director, volvió a ponerse serio, como el dia de la entrevista.

- Pues creo que para ser tu primer dia en esta empresa, estas poniendo demasiadas pegas a un asunto que no debería de importarte tanto y que tendrás que admitir porque formará parte de tu futuro trabajo en este Centro, para el que se te pagará y además yo creo que muy bien. - El dinero no es siempre lo mas importante, incluso en situaciones de necesidad como la mía. Replicó Marta en tono educado pero sincero.Tiene que comprender que no es igual ganar dinero ayudando a abortar a la gente que ayudando a curar sus enfermedades. El tono de la conversación empezaba a subir y era ya una discusión. -Pues si el dinero no es lo mas importante para ti, debes preferir una vida romántica y llena de ideales, pero en el paro.¡Vuelve a la realidad, al mundo real, al de cada dia! Este Hospital está construido como cualquier negocio, para ganar dinero. Damos a nuestros clientes lo que nos piden y lo hacemos técnicamente bien. Eso es todo. ¿Quieres trabajar con nosotros o no? Marta, que hacía un rato ya no escuchaba el discurso repugnante de aquel hombre, se había quedado pensativa mirando al suelo del despacho. Se hizo un prolongado silencio. Marta se levantó del asiento y con la voz quebrada miró al Director y le dijo: - No puedo aceptar este puesto. Lo siento pero no puedo... Me he equivocado de trabajo y ustedes de candidata. - Oye, ¿no serás de algún movimiento provida o ultracatólica o cosas así...? La cara de Marta empezó a pasar de la angustia a la verdadera tristeza, no sabía bien si porque acababa de suicidarse labo-

El contrato

Revista_BN_74.indd 65

65 2/1/19 23:29


mosaico ralmente o por las cosas que decía aquel hombre sin escrúpulos. - No, no soy de nada de eso. Sólo tengo unos ideales cristianos bien arraigados que me dicen que debo respetar la vida en todas sus etapas, como algo que se nos da. Como un don. Para eso me hice enfermera. Para cuidar vidas, no para ayudar a eliminarlas. - Piénsalo mejor. No están las cosas para despreciar un trabajo por sentimentalismos ¡He entrevistado a mas de 20 enfermeras antes de darte el puesto a tí!

La secretaria intentó consolarla. - No llores. Eres muy valiente. Seguro que te irá bien. Estoy segura... Pronto encontrarás otra cosa que sea de tu estilo.... No te desanimes por esto. Marta la concedió un sonrisa de agradecimiento y salió de aquel despacho. Ya en su casa, por la tarde, Paula, su única hija de 16 años, entra en la casa. Acaba de salir del Instituto y llega entusiasmada para celebrar con su madre su nuevo y ansiado empleo que sabía le habían dado y que por la mañana tenía que firmar.

- Si, lo sé y se lo agradezco mucho pero creo que no soy el tipo de persona que necesita y su trabajo no es el tipo que a mi me hará volver a casa satisfecha...

-¡Hola Mamá!. ¿Vamos a celebrar lo del contrato? Mamá,... ¿donde estás? Me prometiste un helado..., no te escondas....

En ese momento entró en el despacho la secretaria,con el contrato en la mano listo para su firma. Había escuchado la conversación al detalle porque la puerta del despacho estaba abierta. No se atrevió a decir nada, mientras sostenía en la mano el contrato que, al parecer, ya no se firmaría. Miraba, con rostro apenado, pero con admiración a aquella enfermera que estaba renunciando a un trabajo que le era necesario por un problema de conciencia.

-¡Mamá! ¿Qué te ocurre?

Muy malhumorado por la incomprensible actitud de aquella testaruda mujer, arrebató con brusquedad el contrato de las manos de su secretaria y salíó del despacho mientras lo iba haciendo añicos y murmurando improperios. Marta se quedó mirando fijamente a una pared, las lagrimas ya corrian por sus mejillas sin ningún reparo. Estaba destrozada. Había renunciado a un trabajo que necesitaba desesperadamente.

Marta estaba en su cuarto, tumbada en su cama,con la luz apagada y con la misma ropa de la supuesta firma del contrato. Se había pasado toda la mañana llorando. No había comido. A ratos había dormido... - Nada hija, no he tenido un buen dia. - ¿Y tu trabajo? ¿no firmabas hoy el contrato en tu nuevo Hospital? ¿qué ha ocurrido? ¡Tienes una cara horrible!, ¿has estado llorando? - No lo he firmado. Al final no resultaba ser tan buen trabajo como lo pintaban... - ¡No lo entiendo! Llevas seis meses buscado y cuando te cogen para un puesto les dices que no... ¿qué ha pasado? - Tenía que ayudar a hacer abortos y no me parecía bien. Eso es lo que ha pasado.... Paula se quedo callada al oir el argumento de su madre. Adoraba a su madre y era su ideal de vida como mujer en todo. Pero su formación moral en estos temas no era tan

66 Revista_BN_74.indd 66

2/1/19 23:29


mosaico firme como la de su madre. No recibía muy buenos ejemplos a su alrededor. - No sabía que eso fuese tan importante para ti, hasta el punto de hacerte renunciar a un trabajo tan necesario.... Bueno, ya encontrarás algo mejor... - No hay nada mas importante en la vida de una persona que la conciencia tranquila y en paz, afirmó Marta con un tono solemne. - Esto del aborto es un rollo que me agobia mucho. Veo en ti esta coherencia y claridad de ideas que me impresiona y luego oigo a mis amigos de la panda.... Ramón dice que si abortas pronto no pasa nada y que antes de los dos primeros meses eso no es nada, es como un grano que te extirpas y ya está..... Marta se incorporó de la cama al escuchar a su hija decir estas cosas y con rostro serio la miró a los ojos y la dijo: -¿Tu crees que yo he renunciado a un trabajo que necesito desesperádamente para que comamos por negarme a extirpar un grano? ¿De verdad lo crees..? ¡Tus amigos no saben lo que dicen! En cada aborto se va una vida, una vida única e irrepetible, sin vuelta atrás. Esa es la verdad de cada aborto. Marta se había irritado al decir estas cosas y parecía enojada con su hija. - No te pongas así mamá conmigo. Yo solo te digo lo que me cuentan...¡Te tomas esto muy a pecho ! ¡No es para tanto!. -¿Que no es para tanto? Deja que te cuente una historia que creo te ayudará poner un poco de orden en este asunto. Hace mucho tiempo una joven de 19 años, un poco más mayor que tú, se quedó inesperadamente embarazada. El chico respon-

sable de aquel imprevisto sólo aportó una solución al problema: había que abortar cuanto antes. Era como ese amigo tuyo, el tal Ramón ese que dices. La chica estaba muy angustiada y también quería resolver el problema: acababa de empezar su carrera, conocía a ese chico de hacía sólo tres meses, no tenía padres en quien apoyarse, ni por asomo se imaginaba haciendo de madre. Lo razonable parecía abortar. Los padres del muchacho se harían cargo de todo. Ya estaba concertada la cita para el dia de la intervención. Sin embargo aquella joven sentía en su interior una intraquilidad que le decía que aquella tan aparentemente razonable solución, no era la mejor, sino la mas desastrosa. Esta joven no hábia sido muy afortunada en su vida. Sus padres habían muerto en un accidente de tráfico cuando tenía 5 años y se quedó bajo la tutuela de una tía materna, una mujer soltera y mayor que hizo lo que pudo por la educación de la pequeña sobrina huérfana. La tía Rosa, que ese era su nombre, era una mujer de firmes convicciones religiosas. Inculcó valores en la joven difíciles de borrar. Acudió a un Colegio de monjas toda la secundaria y el bachillerato. En una ocasión unos jóvenes de Provida fueron al colegio y la explicaron que el embrión era alguien, que no era algo y aquello se le quedó grabado a fuego en su memoria y en su conciencia. Un aborto no era cualquier cosa, marcaba a una mujer de por vida. Su angustia era terrible, por una parte tenía la fácil soluciòn al problema, en bandeja. Por otra su conciencia no la dejaba en paz. ¡No lo hagas! escuchaba continuamente en el fondo de su corazón. La noche antes del aborto, no pudo aguantar más su silencio y le abrió su corazón a su tia, que no sabía nada de lo El contrato

Revista_BN_74.indd 67

67 2/1/19 23:29


mosaico que estaba pasando aunque notaba a su sobrina muy rara. Lejos de regañarla y de montar un numerito, la abrazó con todas sus fuerzas y la dijo algo muy simple: Ya has cometido un error en tu vida, no cometas otro mayor. No tengas miedo. Yo te ayudaré a cuidar a ese bebé que llevas dentro. Al dia siguiente se planto ante su novio y su familia y les dijo que no iba a abortar. El joven fue también categórico: Pues ahí te quedas… y nunca le volvió a ver.... Paula, que no tenía un pelo de tonta, escuchaba absorta a su madre. Y sin esperar ni un minuto más le preguntó: -¿No me dirás ahora que esa joven de verdad eras tú? -Si, era yo. -¿Y el embrión era yo?

- Si. Yo estuve a punto de abortarte. Si yo hubiese seguido el consejo de mis aparentes amigos en aquel momento, tu no hubieses visto la luz, no estarías aquí conmigo. Aquel joven irresponsable y egoista era tu padre, al que nunca jamás volví a ver. Me dejó sola.... Bueno, sola no, yo me quedé contigo…. Paula se echó a los brazos de su madre y las dos se pusieron a llorar como locas. -Ahora ya sabes por qué he rechazado ese trabajo. Cada vez que me hablan de un aborto me acuerdo de lo que yo estuve a punto de hacer. Te miro y pienso: ¡no habría existido!, ¡mi querida hija Paula no habría existido...! Y tu eres lo único que tengo en esta vida.Tu eres el ejemplo vivo de que un aborto es algo terrible, es eliminar la existencia de un ser humano llamado a la vida, cuando y como Dios decide, a pesar de nuestros errores y contando con ellos.

68 Revista_BN_74.indd 68

2/1/19 23:29


mosaico - Creo que ya tengo las cosas mas claras en este asunto para cuando Ramón saque el tema...

Necesito que se incorpore ya.

Una semana mas tarde Marta recibe una llamada.

-¿Un puesto de coordinadora de enfermería? ¿Que si me interesa?- Marta no sabía si soñaba o si era real lo que escuchaba- Si claro que me interesa el trabajo...

-Buenos Dias. ¿Es usted Marta González?. Le llamo del Hospital de San José. Soy el gerente del Centro.

-Bien, pues la espero mañana para firmar el Contrato. Espero que este sea de su agrado...

- Si soy yo. Perdone pero yo no recuerdo haber enviado mi Curriculum a su Hospital.¿ No se estará equivocando de persona?

De su tia Rosa, Marta conservaba, además de sus firmes convicciones respecto a la vida de fe, la costumbre de ojear el Evangelio antes de acostarse, sobre todo en los días de especial angustia o de gratitud. Mañana firmaría un contrato laboral que la ayudaría en las cosas materiales, pero tenía cada vez mas clara la impresión de que el verdadero contrato que había que esforzarse por firmar cada día era el que nos mantiene unidos a Dios en su inquebrantable amor, a pesar de las dificultades de la vida.

-¿Es usted Marta González Ramos? -Si soy yo. -Hace 1 semana fue entrevistada en el Hospital del Norte y no aceptó las condiciones de su contrato -¿Cómo sabe usted eso? - En este mundillo todos tenemos nuestras fuentes de información.Tengo una buena amiga que trabaja de secretaria en el departamento de Recursos Humanos de ese Hospital y me facilitó sus datos. Espero que no le haya molestado. Mi amiga me informa, de forma confidencial, sobre aquellas personas que, como usted, no aceptan las peculiares actividades de ese Centro en materia de ginecología. Justo ese es el tipo de profesional que yo suelo buscar para ocupar los puestos de confianza en mi Centro y por eso me pongo en contacto con usted, por si aun está disponible, para ofrecerla un puesto que preciso cubrir. No se si será de su agrado pero necesito a alguien responsable de la coordinación de enfermería de un departamento de cirugía general y he pensado que usted reuniría el perfil apropiado para el cargo. No es necesaria ya la entrevista como le digo, la información sobre usted la tengo al detalle, solo quiero saber si le interesa el puesto.

Esa noche, impresionada por todo lo vivido, abrió el Evangelio al azar y comenzó a leer: “Y dijo Jesús a sus discípulos: No estéis inquietos por vuestra vida, por lo que comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. Porque la vida es más que el alimento y el cuerpo mas que el vestido. Mirad los lirios cómo crecen; no trabajan ni hilan, y os aseguro que ni Salomón en todo su esplendor , se vistió como uno de ellos. Pues, si Dios viste así la hierba del campo que hoy es y mañana se arroja al horno, ¿cuánto más a vosotros, hombres de poca fe?. No andéis buscando qué comeréis ni qué beberéis, ni estéis ansiosos. Porque los paganos buscan afanosos todas estas cosas; mas vuestro Padre ya sabe que las necesitáis. Pero buscad primero el Reino de Dios y su justicia y se os darán por añadidura...” bn El contrato

Revista_BN_74.indd 69

69 2/1/19 23:29


mosaico

Raúl Espinoza Aguilera

Recuerdo, en mis años universitarios, que tenía un compañero de la Facultad, que presumía que su padre tenía grandes extensiones de terrenos tanto para la agricultura como para huertas y, sobre todo, afirmaba que poseía numerosas cabezas de ganado de las mejores razas. A los que vivíamos con él, en una casa de asistencia, nos platicaba muchas anécdotas de aquel rancho casi paradisíaco.

Hasta que un día, de forma improvisada, se presentó su padre en aquella casa de huéspedes y resultó que no era ese potentado magnate -agricultor y ganadero- del norte del país que todos imaginábamos, sino un modesto contador, ¡y nada más! El encantador cuento terminó abruptamente con la consecuente pena y sonrojo de aquel compañero parlanchín.

70 Revista_BN_74.indd 70

2/1/19 23:29


mosaico En Psicología se le suele llamar “mitómano”, cuando una persona tiene la tendencia a acudir a excesos como éste y que, en ocasiones, si lo hace en forma recurrente, podría convertirse en un caso patológico, digno de un tratamiento psiquiátrico. Ya que son personas que construyen su “castillo imaginario” y parece que viven y habitan en él y así pretenden hacer creer afanosamente a los demás que aquella ficción realmente existe. No hay nada tan lamentable como la persona que pretende proyectar una imagen que no corresponde a la realidad.

La persona que tiene la tendencia a acudir a excesos y lo hace en forma recurrente, podría convertirse en un caso patológico, digno de un tratamiento psiquiátrico

Amar y vivir conforme a la verdad

Revista_BN_74.indd 71

71 2/1/19 23:29


mosaico ¿Por qué? Porque la veracidad es la virtud que inclina a decir siempre la verdad y a manifestarnos externamente como realmente somos. Por ello es que resultan tan atractivas las virtudes como la sencillez, la sinceridad, la naturalidad, la espontaneidad, la permanente actitud de ser transparentes sin fingimientos ni engaños.

Y es que todo ser humano, por su dignidad de persona, tiene derecho a la buena fama, a ser respetado, valorado y apreciado.

Dice el viejo proverbio que hay que llamar “al pan, pan; y al vino, vino”. Y ese sencillo pensamiento encierra una gran verdad.

cilidad, o a emitir severos juicios para descalificar a los demás de modo superficial, ligero y sin mayor fundamentación.

Porque cuando no se dice ni se afirma la verdad, es fácil que se caiga en el engaño, en la simulación, en la mentira. Y se tiene la proclividad a juzgar a los demás con dureza, acudiendo al juicio sin fundamento, frívolo o superficial; a la maledicencia (dicho en palabras coloquiales, con afición a divulgar chismes). Y más grave aún, a levantar falsos testimonios de modo oficial, por ejemplo, ante un juicio legal. Particularmente grave resulta, también, el hecho de calumniar. Es decir, que mediante el uso de palabras contrarias a la verdad, se dañe la buena reputación de otros y que se preste a que los demás se formen juicios negativos y falsos sobre los demás, provocándoles serios daños en su fama, su honra e incluso en el aspecto material.

Parecería que estos conceptos, en ciertos sectores, tanto en la convivencia profesional, familiar, como en algunos medios de comunicación, se han olvidado porque se tiende a criticar con fa-

En conclusión, las virtudes de la justicia, la caridad y la veracidad exigen ser cuidadosos con el uso de la lengua; a ser mesurados en los comentarios; a no juzgar precipitadamente; a escuchar con serenidad y calma las versiones antagónicas, antes de emitir un juicio, y sobre todo, a no perder de vista que el principio de toda amable y armónica convivencia está fincada en el respeto de la enorme dignidad que posee intrínsecamente cada persona.

Porque cuando no se dice ni se afirma la verdad, es fácil que se caiga en el engaño, en la simulación, en la mentira

72 Revista_BN_74.indd 72

2/1/19 23:29


Dra Raquel Fdez de Bobadilla Osorio • Especialista en cirugía oftalmológica de Cataratas • Laser para Miopía • Lentes Intraoculares Trifocales para Presbicia, Miopía y Astigmatismo • Tratamientos de Glaucoma y Enfermedades de la Mácula Asociadas a la Edad

Revista_BN_74.indd 73

C / Francia 2, portal 3 1°

C/Santa Cruz de Marcenado 33,

28224 Pozuelo de Alarcón

28015 Madrid (junto al Corte Inglés de Princesa)

913514617

915484271 2/1/19 23:29


aldea planetaria

Yasmany Zurita Siam | Abogado

“Para que la llama de la caridad esté siempre encendida en su corazón se valdrán, como medio directo y eficacísimo de conseguirlo, de la devoción al Santísimo Sacramento de la Eucaristía, pues en él está Jesucristo verdadero, real y substancialmente, y su soberana presencia es el mejor y más elocuente libro para aprender a tener un amor universal, desinteresado y lleno de abnegación hacia los pobres’’. Constituciones En 2019 las Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha -más conocidas por sanchinas- cumplirán los primeros 150 años de haber sido fundadas por el Beato Ciriaco María Sancha y Hervás. Este hecho ocurrió el 5 de agosto de 1869 en la ciudad de Santiago de Cuba en respuesta a las necesidades de la Guerra de los Diez Años. Inicialmente se llamaron “Hermanas de los Pobres Inválidos y Niños Pobres”, y en el Capítulo General de 1946 decidieron

cambiar al nombre actual. Los Patronos de la Congregación son la Virgen María bajo la advocación de la Inmaculada Concepción, San José, y San Benito. Su fundador nació en el pueblo español Quintana del Pidio el 18 de junio 1833, fue ordenado sacerdote en 1858 y llegó a Santiago de Cuba en 1862 como Secretario de Mons. Primo Calvo López. En el año 1873 fue encarcelado durante 10 meses,

74 Revista_BN_74.indd 74

2/1/19 23:29


aldea planetaria por no reconocer como obispo al P. Pedro Llorente, quien se sentó sin bulas pontificias, en lo que se ha dado en llamar el “Cisma de Cuba”. La primera morada estuvo en la calle baja de Santo Tomás No. 50 en el Asilo de San José de Santiago de Cuba y las fundadoras fueron María Caridad Flores, Josefa Fernández, Asunción y Concepción Domingo. En el mes de febrero de 1872 establecieron su segunda casa en la Villa de Puerto Príncipe, actual Camagüey. El 14 de septiembre de 1873 llegaron a Santo Domingo, República Dominicana. Continuando con la expansión de su carisma y obras de misericordia. El 23 de diciembre de 1953 Pio XII elevó el instituto mediante decreto a congregación de derecho pontificio. En la actualidad las casi 300 Hermanas de las Caridad del Cardenal Sancha y de ellas 6 cubanas, prestan sus servicios en la Iglesia por medios de la evangelización, enseñanza, promoción humana y asistencia social en Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, Colombia, Italia, Haití, Panamá, Perú, Venezuela, Estados Unidos y España. En 1961, cuando los religiosos extranjeros se vieron obligados a abandonar el país, la madre Amadora de Cristo Rey con el temor que ocurriera en Cuba algo similar a la persecución de los años treinta en España, decidió que todas las hermanas migraran a República Dominicana. Para esa fecha el instituto tenía en la isla casas en Santiago de Cuba, Guantánamo, Holguín, Camagüey, Trinidad y la Habana, con escuelas y asilos de ancianos.

En la actualidad las casi 300 Hermanas de las Caridad del Cardenal Sancha y de ellas 6 cubanas, prestan sus servicios en la Iglesia por medios de la evangelización, enseñanza, promoción humana y asistencia social en Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, Colombia, Italia, Haití, Panamá, Perú, Venezuela, Estados Unidos y España.

Fue muy doloroso tener que irse de la tierra donde habían sido fundadas y ver que todo el trabajo realizado se había perdido. Porque a la providencia nada queda inconexo cuando corrían los años 80, Mons. Héctor Luis Peña Gómez encontró en el Obispado de Holguín un cuadro tamaño natural que representaba a Ciriaco Sancha y al averiguar quién era ese señor, pudo conocer de la obra de las hermanas en la ciudad y en el asilo de Jibara. Quedó impresionando, y sabiendo que eran fundación cubana escribió a la Madre General, expresando su deseo de que volvieran, y a cambio les daría una reliquia muy importante. Comenzó así un intercambio epistolar que derivó en la visita de la madre Catalina Vélez en 1989. Por las dificultades en el correo postal, Mons. Héctor Peña no recibió el aviso y para entonces se encontraba en Roma. Sin embargo la religiosa no quería abandonar la isla sin antes visitar la ciudad de Nuevitas, porque en el libro “Cartas y Las “sanchinas” en Cuba

Revista_BN_74.indd 75

75 2/1/19 23:29


aldea planetaria pensamientos de Ciriaco Sancha”, se hablaba de este sitio y de su puerto desde donde se enviaba todo tipo de suministro hacia las casas de las hermanas. Fue atendida personalmente por Mons. Adolfo Rodríguez, primer arzobispo de Camagüey, quien le propuso una fundación inmediata en la casa parroquial de Nuevitas, hasta que se crearan las condiciones necesarias. La madre aceptó, en poco menos de un año llegaron cuatro hermanas, y los sacerdotes se trasladaron a la casa de unos bienhechores. El actual convento era un lugar abandonado, donde coexistían una familia y una capilla a base de los ahorros y la limosna de una señora muy devota a la Virgen del Carmen. Los padres compraron el terreno, e iniciaron todos los trabajos de construcción. Las primeras en llegar fueron Sor Antonia Borja, +Sor Leticia Batista, Sor Magdalena Batista y +Sor Vicenta Taveras. En los años siguientes, las hermanas lograron crear casas en Camagüey, La Habana y Santiago de Cuba. Mucho ha llovido desde los comienzos fundacionales; con ilusión encaran la vida para hacer de la caridad una lumbrera de esplendente luz y procuran cumplir el deseo del fundador de ser el amparo de los pobres. Por ser Nuevitas el germen de la nueva fundación, tiene una misión más amplia e incluye catequesis con niños, adolescentes, juveniles y jóvenes, pastoral penitenciaria, de salud, familiar. Atienden las capillas del Carmen y de Santa Teresita. Visitan las comunidades de Lugareño, Redención, Camalote, Tarafa, San Agustín, Santa Rita, la Gloria, San Jacinto, Pastelillo.

Con la ayuda de los laicos sanchinos, las hermanas administran y dirigen desde 2015 la Casa de Acogida “Cardenal Sancha” donde atienden a 55 ancianos abandonados, enfermos o que tienen algún tipo de discapacidad, y le ofrecen servicio de baño, lavado de la ropa, almuerzo y comida

Desde 2003 tienen abierto el taller de manualidades “Manos de Ángel”, que les proporciona a las mujeres-principalmente a las adolescentes y jóvenes-, un oficio y les ayuda a ganarse la vida honradamente. Comenzaron con el bordado en cinta y luego han incorporado los cursos de tejido, bordado a mano, deshilado, parche, bisutería y muñequería. Las alumnas realizan exposiciones todos los años en la Casa de Cultura y la Galería de Arte de la localidad, lo que tiene un impacto social, pues algunas tienen sus propios talleres de confección. Dan de comer dos veces al mes a más de 140 ancianos, enfermos o discapacitados con la ayuda de vecinos y los colaboradores sanchinos.

76 Revista_BN_74.indd 76

2/1/19 23:29


aldea planetaria

Las comunidades laicas sanchinas surgieron por iniciativa de las hermanas para colaborar a extender su carisma. Actualmente han constituido grupos alrededor de todas sus casas. La comunidad de Camagüey se encuentra situada a dos cuadras de la Catedral, donde las hermanas trabajan en la evangelización de los jóvenes, juveniles y adolescentes, en la sacristía, visitan a los enfermos y están disponibles para todo lo que sea necesario. Acompañan a los sacerdotes misionando en zonas rurales de Sibanicú, Mola, Finca Habana y La 26. Es una casa de pastoral que acoge el grupo de laicos sanchinos y de ex alumnas, las que se reúnen el segundo domingo de cada mes en recordación al momento en que recibían la visita de sus padres. La comunidad de la Habana se encuentra situada en el municipio de Guanabacoa y además del trabajo en la parroquia en el coro y la catequesis, de lunes a viernes proporciona desayuno a 25 niños de familias disfuncionales y de bajos recursos. Con la ayuda de los laicos sanchinos, las hermanas administran y dirigen desde 2015 la Casa de Acogida “Cardenal Sancha” donde atienden a 55 ancianos abandonados, enfermos o que tienen algún tipo de discapacidad, y le ofrecen servicio de baño, lavado de la ropa, almuerzo y comida. La atención incluye consulta de geriatría, práctica de gimnasia, espiritualidad, terapia ocupacional, visionado de películas.

Beato Ciriaco María Sancha Periódicamente visitan las casas de los que no viven en la calle y realizan limpieza. Siempre que es necesario los acompañan a las consultas del médico. Como procedimiento general las hermanas visitan sus casas y según las posibilidades reales, seleccionan a los más necesitados, teniendo en cuenta movilidad física y los que no tienen apoyo familiar. Guanabacoa es un municipio que es conocido en Cuba por sus notables manifestaciones religiosas afrocubanas, lo que constituye un reto para las hermanas. A Santiago de Cuba llegaron en 2010, colaborando con un proyecto que Mons. Dionisio García Ibáñez, tenía en la comunidad del Caney. Haber vuelto a sus orígenes: a la tierra donde fueron fundadas, constituye Las “sanchinas” en Cuba

Revista_BN_74.indd 77

77 2/1/19 23:29


aldea planetaria motivo de inmensa alegría y un sueño hecho realidad.

consuelo para el pueblo cubano, solo Dios sabe cuántas vidas han salvado.

En colaboración con el Ministerio de Salud Pública, administran el Hogar de Abuelos Cardenal Sancha desde el 28 de enero de 2017, donde atienden a 30 ancianos y a otros 6 llevan alimentos. Funciona de lunes a viernes en horario de 7.30AM a 5.00 PM y brindan servicios de terapia ocupacional, educación física, apoyo espiritual, eucaristía, salón de recreación. Colaboran en la parroquia con la catequesis y el coro de niños.

En los peores momentos, especialmente al paso de los ciclones, han estado al lado del que sufre, ayudando de todas las maneras posibles.

Con respecto a las vocaciones, no están en su mejor momento, sin embargo tienen actualmente una aspirante angolana que estudia Medicina y otra cubana, con las que trabajan y esperan que ingresen a la congregación. A sus puertas llegan todos los días personas con necesidades materiales y espirituales e intentan dar solución según sus posibilidades limitadas. Son bendición y

Recientemente las Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha han iniciado el Jubileo por los 150 años de haber sido fundadas. Tienen por delante el reto de mantener la llama de la caridad encendida en su corazón, ser amparo p ara los pobres y desvalidos, servir donde la Iglesia las llame y estar disponibles a los pies del Señor. bn Bibliografía: GARCÍA NIETO, Carlos M., El Cardenal Sancha y la unidad de los católicos españoles (Defensa tesis doctoral, Pontificia Universidad Gregoriana), Roma, 2005. LLACH, María Teresa; MARTORELL I SERRA, Anna, Cardenal Sancha Biografía, Ed. Claret S.A.U, Barcelona, 2006. www.sanchinas.org

Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha

78 Revista_BN_74.indd 78

2/1/19 23:29


© Ismael Martínez Sanchez

aldea planetaria

Cristianos DE SIRIA Unidos a Ayuda a la Iglesia Necesitada, oremos y ayudemos a los cristianos a permanecer en Siria y en Oriente Medio como testigos de misericordia, perdón y reconciliación”.

Papa Francisco - Ángelus, 2 dic 2018

dona:

91 725 92 12 | siria.ayudaalaiglesianecesitada.org

Bco. Santander: ES74 0049 2674 5928 1434 2966 | CaixaBank: ES21 2100 2415 4202 0014 0293 Tus aportaciones desgravan hasta un 75% en la declaración de la renta.

Las “sanchinas” en Cuba

Revista_BN_74.indd 79

79 2/1/19 23:29


aldea planetaria

¿Quién fue Tomás Moro? Nació en Londres el 7 de febrero de 1478 y murió el 6 de julio de 1535. Sin duda, fue uno de los más ilustres pensadores de su época, teólogo, político, humanista, brillante y profundo escritor. Estudió Derecho en New Inn de Londres, así como Literatura y Filosofía en la Universidad de Oxford. En 1504 fue nombrado Rector de la Universidad de Cambridge. Ese mismo año fue elegido miembro del Parlamento y ocupó distintos cargos públicos, logrando un gran prestigio por sus conocimientos de leyes y por su honradez humana y profesional. Fue catedrático y ejerció durante varios años su actividad como abogado. En su obra más famosa, “Utopía”, relata lo que en su opinión sería la organización de una sociedad ideal y sus conceptos influyeron en forma considerable en pensadores y gobernantes tanto contemporáneos como en numerosos ideólogos de siglos posteriores. Lo notable de Tomás Moro fue que supo combinar admirablemente sus deberes laborales, con sus obligaciones para con Dios y sus responsabilidades de esposo y de padre. A la vez, supo aprovechar su tiempo para investigar y publicar numerosos ensayos y libros. Plenamente interesado por los problemas de su tiempo, se entregó a su trabajo con afán de llenar de contenido cristiano las leyes e instituciones de su tiempo. Tanto era su prestigio profesional, que en 1529 fue nombrado Canciller de Inglaterra –el más alto cargo en el Reino- por el Rey Enrique VIII. Por esa época, el Rey de

80 Revista_BN_74.indd 80

2/1/19 23:29


aldea planetaria

TOMAS MORO: U N C I U DA DA N O E J E M P L A R PA R A N U E ST R O T I E M P O R a ú l E s p i n oz a A g u i l e r a

Inglaterra propuso al Romano Pontífice divorciarse de su esposa, la reina Catalina de Aragón, y casarse en segundas nupcias con Ana Bolena. De inmediato, la Santa Sede le respondió que no podía estar de acuerdo con la disolución del matrimonio real.

Afirmaba convencido que prefería obedecer siempre a Dios, antes que a cualquier autoridad civil de la tierra. El Papa Pío XI lo proclamó santo el 19 de mayo de 1935. Posteriormente, el Rey Enrique VIII rompió su relación con la Iglesia católica y fundó su propia iglesia, la Anglicana. En esta nueva situación, se proclamó como jefe supremo de la Iglesia de Inglaterra, abandonó a Catalina de Aragón y se casó con Ana Bolena. No contento con eso, en 1534, el Rey ordenó a todos los súbditos de la Corona Real que prestasen juramento al “Acta de

Sucesión”, en el que se reconocía como matrimonio legítimo su unión con Ana Bolena. Luego le pidió al pueblo inglés que abjurara de su fidelidad del Romano Pontífice y lo reconocieran como “el nuevo Papa” de la Iglesia de Inglaterra. Evidentemente, Tomás Moro manifestó su total desacuerdo y mantuvo su lealtad y unidad con el Santo Padre de Roma. Esto le acarreó dos consecuencias: 1) Verse en la obligación de renunciar a su cargo de Canciller; 2) El Rey Enrique VIII lo mandó encarcelar en la Torre de Londres por desobedecerlo, y finalmente, después de muchos padecimientos, ordenó que fuera decapitado en 1535. Tomás Moro murió mártir por negarse a reconocer la supremacía de Enrique VIII sobre la autoridad del Sucesor de San Pedro y la Iglesia Católica y por no aceptar su matrimonio con Ana Bolena. Afirmaba convencido que prefería obedecer siempre a Dios, antes que a cualquier autoridad civil de la tierra. El Papa Pío XI lo proclamó santo el 19 de mayo de 1935. No cabe duda, que Tomás Moro nos sigue brindando un maravilloso ejemplo de congruencia de vida entre su fe y sus obras y resulta una figura de gran actualidad para las personas de nuestro tiempo. bn Tomás Moro

Revista_BN_74.indd 81

81 2/1/19 23:29


espada de dos filos

Isaac Riera Uno de los aspectos de la llamada “cultura de la postmodernidad” en la que estamos inmersos, es la proliferación, verdaderamente notable, de movimientos de ideología contestataria: desde ecologistas hasta “okupas”, las organizaciones que se oponen al “sistema” se cuentan por decenas, y ya forman parte del habitual paisaje cultural y político de nuestro tiempo. La contestación social pertenece a la misma esencia de la historia humana, y es perfectamente natural que existan acusadores radicales y activistas extremos en el seno de una sociedad. Pero es significativo que estos movimientos contestatarios hayan surgido con fuerza en los últimos quince años, inmediatamente después de la caída del muro de Berlín y del desmoronamiento del mundo comunista. Ya no intentan cambiar revolucionariamente la sociedad, porque la revolución ha fracasado en todo el mundo, pero sí intentan desgastar el sistema haciendo un frente de constante lucha allí donde existen especiales problemas o conflictos. Y esto es, justamente, lo nuevo de estos movimientos: no tienen una ideología definida, no proponen un sistema alternativo para nuestra sociedad, pero se instalan en una crítica y en una agresividad destructoras a los que resulta difícil hallarles justificación.

Estrategia Es bien sabido que los principales movimientos contestatarios son de izquierdas y se declaran “progresistas”, calificando de peligrosos “reaccionarios” a todos los que no piensan como ellos - en realidad, la inmensa mayoría de la gente. Pero estos títulos, cuyo continuo uso es un abuso del lenguaje y un desprecio a la inteligencia,

son la tapadera que encubre pasiones, intereses y objetivos sumamente confusos. La ideología izquierdista de la nueva contestación ya no es un llamamiento a la justicia igualitaria frente a la opresión económica del capitalismo, como era antaño, sino un discurso libertario que quiere derribar principios y valores que son normales en cualquier sociedad normal. Por eso, ya no son los obreros, los oprimidos o los

82 Revista_BN_74.indd 82

2/1/19 23:29


espada de dos filos

los principales movimientos contestatarios son de izquierdas y se declaran “progresistas”, calificando de peligrosos “reaccionarios” a todos los que no piensan como ellos - en realidad, la inmensa mayoría de la gente

marginados quienes llevan la voz cantante en los movimientos contestatarios, sino los hijos de la sociedad del bienestar, los que han crecido en ella súper-protegidos y los que desarrollan su vida en los hábitos del hedonismo materialista. Para la nueva izquierda, el ideario de la libertad ha sustituido al ideario de la justicia, pero con una precisión importante: la libertad que pretende no es la libertad política, que ya tie-

ne, sino la libertad de valores, destruyendo normas y principios para que cada uno haga su propia vida sin limitación alguna. Los frentes de batalla de la nueva contestación son muchos y distintos, pero hay algunos que acaparan de forma especial su beligerancia, como son la liberación sexual, el feminismo, el anti-racismo, el nacionalismo y la antiglobalización. En defensa de estos principios, que consideran Los nuevos movimientos contestatarios

Revista_BN_74.indd 83

83 2/1/19 23:30


espada de dos filos especialmente amenazados, se producen en el seno de nuestra sociedad manifestaciones continuas por parte de grupos que se autodenominan “progresistas”, hoy más heterogéneos y variopintos que nunca. La mayoría de estos “problemas”, por supuesto, ya no son problema en la sociedad abierta y tolerante de nuestras democracias, pero el progresismo contestatario se empeña en que lo sean acudiendo a la simplificación, a la histeria y a la demagogia. Se comienza por dar una información sesgada de estos problemas, silenciando los datos que no interesan y poniendo exclusivamente de relieve sus aspectos negativos; se exageran enormemente los males, como si fueran indignantes, irresistibles y escandalosos; y lo que es peor, se manipula la opinión pública haciendo segundas o terceras lecturas en busca de un significado político, que en realidad no tienen. Las demagogias siempre actúan del mismo modo: hacen suyas las causas razonables de los problemas, pierden el equilibrio y la mesura, y terminan cayendo en la más estúpida de las irracionalidades.

La liberación sexual En una época cuyo criterio de comportamiento es el subjetivismo total y la búsqueda compulsiva del placer, no es extraño que se reivindique el libre ejercicio de la sexualidad como un derecho no sólo privado, sino también público. Los pronunciamientos de los gay, de los abortistas o de las prostitutas, por ejemplo, son hoy tan normales en nuestra sociedad como las manifestaciones de los sindicatos, incluso tienen el mismo significado de reivindicación política. Sin duda alguna, los tiempos han cambiado asombrosamente, En la época heroica del socialismo comunista, la izquierda era mis bien puritana y consideraba la relajación de costumbres como vicios del capitalismo decadente y hedonista; ahora, sin embargo, el progresismo izquierdista se opone a cualquier prohibición sexual como opresión intolerable de la persona, pone el grito en el cielo tan pronto como es restringida la libertad del placer, y ve siempre el rostro oscuro e hipócrita de la reacción conservadora en quienes defienden el orden moral en este ámbito.

Las demagogias siempre actúan del mismo modo: hacen suyas las causas razonables de los problemas, pierden el equilibrio y la mesura, y terminan cayendo en la más estúpida de las irracionalidades 84 Revista_BN_74.indd 84

2/1/19 23:30


espada de dos filos

No es fácil de entender por qué la izquierda ha hecho de la liberación sexual un equivalente de la liberación social y política, pero así de absurdas son las cosas. Esa sociedad libre, equilibrada y feliz que dice pretender, difícilmente se puede conseguir con la liberación sexual, tino más bien todo lo contrario, y los propugnadores de la misma tendrían que contestar a estas preguntas de simple sentido común: ¿es progreso moral o retroceso hacer del amor humano un episodio instintivo?; ¿qué bienes pueden venirle a la sociedad, a cualquier sociedad, de la destrucción de la familia ?; ¿quiénes son los beneficiarios y quiénes las víctimas en esta liberación del vicio?. Los iconoclastas progresistas debieran caer en la cuenta de que sexo, vicio y dinero suelen ir siempre unidos, y es esta, justamente, una de las caras del funesto capitalismo que dicen odiar y rechazar. Para mal de la mayoría, que no para su bien, nuestra sociedad ya está demasiado “liberada* en este aspecto, y lo único que están consiguiendo estos “liberadores” es hundirla todavía más en sus lacras v miserias.

El Feminismo Otro movimiento contestatario, muy de actualidad y sumamente extendido en las sociedades occidentales, es el feminismo, esto es, la defensa de los derechos de la mujer que se considera injustamente discriminada con respecto al hombre. Nada que objetar a tan justa lucha, pero llama poderosamente la atención la agresividad e histerismo de muchas mujeres “feministas”, justamente en una época y en una sociedad en la que la mujer desempeña con absoluta normalidad las mismas funciones que el hombre, incluso con más ventajas. En cualquier ocasión y por el más fútil motivo, las feministas sacan a colación el fantasma del odioso machismo, al que atribuyen todos los males del pasado, del presente y probablemente del futuro. Tan fuerte es su presión social en nuestra época. que la misma justicia se deja intimidar por su agresividad, y cada vez hay más sentencias injustas que favorecen a la mujer por ser mujer, y por tanto, parte oprimida, frente a un determinado hombre por ser hombre, y por tanto, parte opresora. Los nuevos movimientos contestatarios

Revista_BN_74.indd 85

85 2/1/19 23:30


espada de dos filos En las sociedades democráticas, el feminismo tiene muy poca razón de ser, y sus furibundas militantes... aparte de utilizar continuamente el chantaje, dan muestras de padecer turbios complejos y confusiones. Dicen sentirse sumamente orgullosas de ser mujeres, pero lo cierto es que imitan lo más reprobable de los hombres, incluido el uso de palabrotas, y manifiestan tener en tan poco aprecio su condición femenina, que consideran la maternidad poco menos que un castigo de la naturaleza. Y esa confusión les lleva a asumir actitudes contradictorias. Si por una parte, su sentido de la dignidad les lleva a exigir que se considere delito el acoso sexual de los hombres, por otra parte, sin embargo, consideran la liberación sexual de la mujer como una reivindicación de igualdad para hacer lo mismo que los hombres, aunque con otras maneras. Tal como es entendido y practicado por sus activas militantes, cabe atribuir al feminismo una buena parte de responsabilidad en el deterioro de la familia y de las costumbres, en las que el papel de la mujer es verdaderamente esencial.

El antirracismo El fracaso del comunismo dejó a la izquierda sin su idea fundamental de lucha por la redención del proletariado, pero desde hace unas décadas ha encontrado un sucedáneo y una nueva bandera: la lucha contra el racismo en las sociedades democráticas de Occidente. a pesar de que no hay en ellas ninguna ley racista ni cosa que se le parezca. Es el nuevo frente por la causa de los pobres y marginados., principal signo de identidad de la izquierda y en el que busca encontrarse otra vez a sí misma. Y hay que reconocer que se ha tomado muy a pecho esta nueva causa, porque cualquier inmigrante ilegal, cualquier delincuente foráneo, cualquier grupo sin integrar, encuentra inmediatamente comprensión, apoyo y defensa en la contestación

El fracaso del comunismo dejó a la izquierda sin su idea fundamental de lucha por la redención del proletariado, pero desde hace unas décadas ha encontrado un sucedáneo y una nueva bandera: la lucha contra el racismo en las sociedades democráticas de Occidente

86 Revista_BN_74.indd 86

2/1/19 23:30


espada de dos filos

izquierdista Como si estuviéramos en pleno “appartheid” de Sudafrica las denuncias de racismo están a la orden del día. Los malos, por lo que se ve, ya no son únicarnente los ricos que oprimen al trabajador, sino todos cuantos no están dispuestos a suprimir leyes y renunciar a la propia cultura para que otros impongan la suya; es decir, los malos somos casi todos, porque según sus parámetros, casi todos nos comportamos como racistas. La demagogia antirracista tiene su equivalente en los movimientos indigenistas, sobre todo en América latina, cuyos pronunciamientos encuentran apoyo - ¡cómo no! - en la nueva izquierda europea. Es muy razonable que se valoren y se defiendan las culturas autóctonas, pero se incurre en una indignante falsificación de la historia cuando se atribuye a los colonizadores de la cultura cristiana-occidental todos los males pasados, presentes y futuros de determinados países. Olvidan los indigenistas que también los europeos fuimos “colonizados” por fenicios, griegos y romanos, y no nos consideramos frustrados por haber perdido nuestra primitiva cultura neolítica o neanderthalense. Al odioso “imperialismo” de la cultura occidental se deben, por ejemplo, estos terribles males en los

países por ella colonizados: las tecnologías industriales, médicas, de transportes y de comunicación, entre oíros muchos. Pero no hay peor ciego que el que no quiere ver. En realidad, lo único que manifiestan esos movimientos indigenistas es el resentimiento del que se considera inferior, y busca en causas ajenas la culpa de los males propios

Los nuevos nacionalismos Por su radicalismo demagógico, también deben ser considerados como movimientos de contestación los nuevos nacionalismos que han eclosionado con especial virulencia en España, y sin tanta fuerza, en otros países de Europa. Asistimos, al parecer, a una inversión un tanto extraña e incomprensible de la marcha de la historia: si las minúsculas entidades políticas de la Edad Media dieron paso a la formación de los modernos Estados europeos, y éstos, en nuestros días, a una gran comunidad europea supranacional, los nuevos racionalistas quieren volver a la Edad Media pasándose por alto cinco siglos de historia. Su falta del sentido de la realidad y de la Los nuevos movimientos contestatarios

Revista_BN_74.indd 87

87 2/1/19 23:30


espada de dos filos

altura del tiempo es, en verdad, prodigiosa, pero lo peor de los nuevos nacionalismos es haber caído en el fanatismo, la actitud más peligrosa que puede darse en una sociedad o en una política. Porque en el fanatismo se unen dos cosas a las que difícilmente se halla remedio: la obcecación mental, que sólo quiere ver lo que le interesa ver, y el apasionamiento, que es la disposición más afín al odio, a la agresividad y a la violencia. Las grandes contradicciones son siempre signo de irracionalidad, y así ocurre con los nuevos nacionalismos, una fuente continua de atentados a la razón además de serlo a la honesta política. Es, en efecto, una fragante contradicción invocar los derechos propios para conculcar los derechos de los demás o aprovecharse de las libertades y garantías democráticas para practicar el totalitarismo; es también contradictorio querer pertenecer a una sociedad abierta y plural, en la que las personas e ideas son libres, y fomentar el espíritu tribal, la endogamia y el exclusivismo cultural o étnico; y no deja de ser contradicción ideológica ver a la progresía radical apoyar a los movimientos nacionalistas, tal como vemos en nuestro país, cuando lo propio de la izquierda siempre ha sido la oposición a la estrechez

del nacionalismo y la lucha por la hermandad y solidaridad de los pueblos. Dígase lo que se diga, el exclusivismo del discurso nacionalista resulta tan odioso y rechazable en la relación entre los pueblos, como lo es arrogancia, la soberbia y el desprecio de unos a otros entre los individuos.

si las minúsculas entidades políticas de la Edad Media dieron paso a la formación de los modernos Estados europeos, y éstos, en nuestros días, a una gran comunidad europea supranacional, los nuevos racionalistas quieren volver a la Edad Media pasándose por alto cinco siglos de historia

88 Revista_BN_74.indd 88

2/1/19 23:30


espada de dos filos

sistema unificador como si fuera una nueva presencia del mal en el mundo: es el nuevo rostro que presenta el moderno capitalismo, que ya no se limita a tal o cual nación, sino que se ha vuelto planetario y sofisticado hasta el infinito.

La anti-globalización En los últimos años, la palabra “globalización” ha experimentado un rapidísimo y extraño cambio semántico: de significar un mundo unificado por las nuevas tecnologías de comunicación, algo al fin y al cabo positivo, ha pasado a significar la explotación de los países del tercer mundo por parte de las finanzas internacionales de los países ricos, algo evidentemente negativo. Todo empezó a raíz de las manifestaciones y algaradas por parte de gentes más o menos anarquistas contra las reuniones de los representantes de los países más industrializados de la tierra en Seatle, en Gotenborg y en Génova, manifestaciones que fueron muy comentadas en todos los medios. Los militantes de la “antiglobalización”, sumamente heterogéneos porque van desde los “verdes” a las ONGS denuncian el nuevo

Como podemos ver, la amplia gama de contestatarios que pueblan nuestro mundo siempre encuentran causas y motivos para desahogar sus paranoias y complejos, aunque sea creándose gigantes donde sólo hay molinos de viento. Lo que es un avance prodigioso para el desarrollo de toda la humanidad, tanto económica como socialmente, lo anti-globalizadores lo presentan como una nueva forma de explotación, pero ¿con qué argumentos?. Con ninguno medianamente serio. Cuando ya no se puede mantener el viejo y desacreditado discurso comunista y los intelectuales de izquierda se han quedado poco menos que sin trabajo, surgen los nuevos revolucionarios que quieren cambiar el mundo, pero sin ideas, sin proyectos y sin alternativas. Sabemos hasta la saciedad cómo son y cómo actúan: su visión del mundo es simplista y maniquea - aquí los malos, y allá los buenos; su discurso es dogmático c inmovilista - llevan diciendo lo mismo y con las mismas palabras desde hace más de un siglo; y sus únicos argumentos son los prontos de la demagogia - acusan de todo, pero no se toman la molestia de enterarse de nada. bn Los nuevos movimientos contestatarios

Revista_BN_74.indd 89

89 2/1/19 23:30


espada de dos filos

Alfonso López Quintás Miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas

Se está hablando actualmente de la “postverdad” (posttruth), como se habla de la postguerra o el postcolonialismo. (Pongo la t porque me gusta la vinculación con las fuentes del idioma). Estas últimas expresiones tienen sentido en cuanto aluden a algo que tenía fecha de caducidad. Exhibir el término “postverdad” puede querer indicar que hemos entrado en una

época en que la verdad ha perdido su peso, su rango, su alto papel en la conducción de la vida personal y comunitaria, para cedérselo a las emociones y creencias particulares y efímeras. En la misma línea, se prefiere dar primacía a la vitalidad de las experiencias individuales y relegar a un segundo plano las instancias suprapersonales, como son los grandes valores, aquello que el gran maestro Romano Guardini denominaba lo “Gültige”, lo que da validez y razón de ser a nuestra vida de cada día. Por ello se ensalzan las ocurrencias llamativas, y se deprecian las ideas fecundas y bien articuladas. Parece no interesar tanto el esfuerzo en buscar verdades que iluminen nuestro camino, cuanto la temeridad de proclamar planes espectaculares sin base alguna que garantice su viabilidad. No se repara en la posibilidad de que tales propuestas resulten ‒a no tardar‒ letales para la buena marcha de la sociedad, porque se glorifica el vivir al día y dejar la indispensable previsión para personas a las que se tilda de inmovilistas y rudas. 90 Revista_BN_74.indd 90

2/1/19 23:30


espada de dos filos

Por otra parte, no se tiene reparo en calificar de belicosos a quienes proclaman la excelencia de ciertas verdades debido a su fecundidad para el gobierno de la vida personal y comunitaria. Se confunde la firmeza con la belicosidad, la seguridad en los propios principios ‒lentamente buscados y cultivados‒ con la intolerancia. Se cultivó la debilidad de pensamiento y la expresión dubitativa, y se tomó como una ofensa manifestar que uno ha configurado un modo de pensamiento que florece en convicciones bien arraigadas. Es una especie de resentimiento contra quienes, tras un proceso esforzado y transfigurador, han alcanzado cotas que permiten ver la vida con bastante precisión.

Hace un tiempo se puso de moda adoptar un talante dubitativo, como si la falta de convicciones sólidas fuera un mérito notable, cuando, bien vista, tal carencia no hace sino mostrar que todavía no se ha clarificado la mente como es debido

El sinsentido de la “postverdad”

Revista_BN_74.indd 91

91 2/1/19 23:30


espada de dos filos El gran fenomenólogo Max Scheler denominó “resentimiento” al malestar que alguien puede sentir ante las nobles capacidades que otros han adquirido con mucho esfuerzo y cierto talento. Hace un tiempo se puso de moda adoptar un talante dubitativo, como si la falta de convicciones sólidas fuera un mérito notable, cuando, bien vista, tal carencia no hace sino mostrar que todavía no se ha clarificado la mente como es debido. Parece olvidarse que a la verdad y la certeza no se llega mediante un simple adiestramiento de la mente. La verdad es un estado al que se llega merced a la transfiguración de nuestras actitudes ante las distintas realidades de nuestro entorno.

n No es la verdad u ue mero concepto q r podamos acepta o rechazar; es ‒ as entre otras much o cualificaciones, n tes‒ menos importan el estado de os plenitud al que n os y sentimos llamad llo, constituye, por e eal nuestra meta o id

Si optamos por los grandes valores ‒la unidad, la justicia, el bien, la belleza…‒ y los convertimos en nuestro ideal de vida y principio del obrar, sentimos que hemos configurado nuestra figura ideal de personas, nuestro verdadero ser personal. Entonces nos vemos plenamente realizados, situados, por tanto, en la verdad de nuestro ser y nuestra condición personal. No es la verdad un mero concepto que podamos aceptar o rechazar; es ‒entre otras muchas cualificaciones, no menos importantes‒ el estado de plenitud al que nos sentimos llamados y constituye, por ello, nuestra meta o ideal. El ideal no se reduce a una mera idea o concepto; es una idea motriz, promotora de vida auténtica, y, como tal, reguladora y normativa; es un estado de pleno logro. Por eso va unido con la libertad creativa o libertad interior. Lejos de quitarnos la libertad ‒como a veces se teme‒, la verdad, al lograrla, nos otorga la libertad verdadera, la más alta, la libertad creativa. Afirmar en serio que uno vive en la época de la postverdad es firmar su propia acta de defunción como persona, pues la verdad, bien entendida y vivida, es la meta que vitaliza toda una vida de búsqueda. Vivir en la verdad es vivir conforme al ideal que nos lleva a la plenitud. Vivir en la postverdad, como si la verdad hubiera caducado, es vivir fuera del proceso del propio desarrollo personal, es vivir

92 Revista_BN_74.indd 92

2/1/19 23:30


espada de dos filos

ad

Ver Po Posdad dad stve tve rda r d Ve ad d rd ver

Pos t

tv ad Pos Postverd

P

Vosetverda

ad d rd Verda ad e V erd

t Pos

da r e v d

Creer en la verdad y d en nuestra capacida de lograr certezas en el sentido de y convicciones firmes a luminosas‒ no implic triunfalismo alguno, el como se ha dicho. Es fruto natural, sencillo o y grandioso al mism tiempo, de nuestra r experiencia de crece transformándonos y subiendo de nivel

d

Creer en la verdad y en nuestra capacidad de lograr certezas ‒en el sentido de convicciones firmes y luminosas‒ no implica triunfalismo alguno, como se ha dicho. Es el fruto natural, sencillo y grandioso al mismo tiempo, de nuestra experiencia de crecer transformándonos y subiendo de nivel. Hablar de “postverdad” es una ocurrencia fallida, pues no demuestra que el imperio de la verdad haya caducado, sino que todavía no ha llegado uno a vislumbrar su inmenso poder. bn

a rdd

descarrilado, en estado de catástrofe. A ello se alude finamente cuando se dice que estamos en una situación de emergencia educativa. Ante las dificultades que el relativismo está causando actualmente, se indica con apremio que urge una filosofía que crea en la verdad. M. Higgins, presidente de Irlanda, ha dicho: «El mejor antídoto contra la postverdad es introducir la filosofía en las escuelas». Sin duda, siempre que se refiera a un tipo de filosofía que ahonde en el estudio de los grandes valores.

El sinsentido de la “postverdad”

Revista_BN_74.indd 93

93 2/1/19 23:30


nueva estética

La imagen de la Virgen María abrazando a su Hijo está tallada en un tronco arraigado en el suelo. Cuando esto sucede la imagen se convierte en continuación de lo que la naturaleza ha ordenado durante la vida del árbol Jesús Arévalo | Escultor

Antiguamente se decía de las tallas de este tipo interiorizaban la potencia creadora de la naturaleza y la trayectoria vital del árbol. De este modo se puede decir que la escultura comenzó a realizarse cuando el árbol se plantó; éste fué creciendo con su particular forma dirección y disposición de sus ramas en función de la búsqueda de luz y huyendo de la sombra de los árboles que ya crecían a su alrededor. Esa búsqueda de luz dispuso la forma del tronco, la distribución de las ramas que luego han dado lugar a nudos, y las tensiones entre estos nudos han dado lugar a las grietas que ornamentan finalmente la talla. También hay que destacar que este árbol ha vivido con los hombres en los momentos buenos y malos, recibiendo con ellos durante la guerra heridas de balas que luego han ido siendo extirpadas en el proceso de talla.También proporcionando leña y piñas a los que por su lado pasaban, ha sido hendido por numerosos clavos haciendo de él soporte para necesidades humanas y ha sido sombra y cobijo para hombres y bestias.

Árbol sufriente. Todos estos acontecimientos vividos y sufridos por este árbol quedan patentes en la superficie de la madera en manchas, huecos, grietas, hendiduras y nudos que son ahora textura, policromía y ornato de esta imagen de la Santísima Virgen María abrazada a su hijo Jesucristo en inseparable unión, como dos nuevos brotes que surgen de un mismo tronco. Como ya ha quedado dicho esta imagen está unida a la tierra, arraigada en ella, asida a ella y por lo tanto debería ser inseparable de ella. Seccionarla por el tocón sería como mutilarla, descontextualizarla, sería actuar brutalmente. Es posible que por causa mayor fuera justificable o incluso neserario para su salvación parcial el seccionar la talla, pero seccionarla por motivos de ideología política no sería otra cosa que brutalidad, soberbia e insensibilidad. Las ideologías a lo largo de la Historia siempre han sido enemigas del arte, unas veces por que lo han deformado y viciado y otras veces porque lo han destruido directamente. La religión vivida puramente, ha sido en

94 Revista_BN_74.indd 94

2/1/19 23:30


nueva estética todas las culturas una fuente inagotable de recursos para llegar a inspirar y crear lo sublime. Lamentablemente cuando en lugar de este acercamiento puro a Dios, las religiones se han convertido en ideologías, también han sido destructoras, deformadoras y castradoras. Personalmente hacer esta escultura ha sido un proceso que ha tenido mucho de descubrimiento, como generalmente me ha ocurrido con la mayoría de mis obras. Igual que el caminante sigue un sendero por el campo para luego continuar por otro y luego pasar a seguir el curso del rio, así he ido yo evolucionando en esta obra; no puedo decir que sea el creador de los caminos que han conformado la ruta de este camino de realización artística, pero sí he sido el que decidía en las encrucijadas qué ruta seguir, como el que va descubriendo y encontrándose con el paisaje durante un viaje. Unos caminos me han llevado a otros y al final me han convertido en espectador del resultado final de todo el recorrido.

Experiencias entorno al árbol. La madera de este pino me ha parecido muy noble por su textura, por sus años y por sus cicatrices y heridas. El entorno (Valdebebas, Madrid), evocador y relajante, invitaba muchas veces a la contemplación y al solazamiento y pocas al trabajo, aún así el trabajo ha salido dentro de plazo. Las gentes que pasaban por el lugar y paraban a charlar o a observar, han creado muchas veces alrededor da esta obra un verdadero clima de complicidad y hermandad cuando compartíamos experiencias y deseos en conversaciones que tenían por centro la realización de esta obra dedicada a la maternal Virgen y su Niño. Algunas conversaciones y experiencias, surgidas en lo más profundo de estos encuentros han producido en mí una fuerte impresión por la grandeza y el misterio latentes en la vida de personas tan variadas. Sé que algunas de estas vivencias compartidas permanecerán en mi corazón y las veo como un inmerecido regalo de mi madre la Virgen María a este indigno escultor. bn

Las gentes que pasaban por el lugar y paraban a charlar o a obser var, han creado muchas veces alrededor da esta obra un verdadero clima de complicidad y hermandad

Dos brotes de un mismo tronco

Revista_BN_74.indd 95

95 2/1/19 23:30


entretenimiento

¿Dónde está Dios? Una pareja tenía dos niños pequeños, de 8 y 10 años de edad y eran muy traviesos. Siempre estaban metiéndose en problemas y sus padres sabían que sí alguna travesura ocurría en su barrio, sus hijos estaban seguramente involucrados. La mamá de los niños escuchó que el sacerdote había tenido mucho éxito disciplinando niños, así que le pidió que hablara con sus hijos. El sacerdote acepto pero pidió verlos de forma separada, así que la mamá envió primero al niño más pequeño. El sacerdote era un hombre enorme con una voz muy profunda, sentó al niño frente a él y le pregunto gravemente: – ¿ Dónde esta Dios, hijo ? El niño se quedó boquiabierto pero no respondió, solo se quedó sentado .. Así que el sacerdote repitió la pregunta en un tono todavía mas grave: – ¿Dónde está Dios? De nuevo el niño no contestó. Entonces el sacerdote subió de tono su voz, aun más, agitó su dedo apuntando frente a la cara del niño, y gritó: –Te estoy preguntando que: ¿DÓNDE ESTÁ DIOS?’. El niño salió gritando del cuarto, corrió hasta su cuarto y escondió , golpeando la puerta. Cuando su hermano lo encontró en la habitación le preguntó: –¿ Que te pasó con el cura? El hermano pequeño sin aliento le contestó: –¡Ahora si que la liamos ¡Estamos en serios problemas tio!... ¡¡¡DIOS SE PERDIÓ !!! ¡¡¡Y el cura cree que nosotros lo tenemos...! 96 Revista_BN_74.indd 96

2/1/19 23:30


1

- Jaimito, ¿qué llevas en esa cesta? + Si lo adivinas te doy un racimo... - ¿Croquetas?

2 añ¿Saosbes que mi hermano anda en bicicleta desde los cuatro ? Mmm, ya debe estar lejos .

3 4

5

los peces madre, ¿es verdad que su a ta un eg pr le o isc Franc Francisco. a los más pequeños? Sí más grandes se comen inas? Sí Francisco. ¿Y también comen sard rir el bote?. ¿Y cómo hacen para ab

El cobrador llama con una factura de cobro. Sale el niño a recibirlo. –¿Esta tu mamá? –No señor, salió del país, hacia el exterior. –¿Y tardará mucho en volver? –No creo, porque dejo el café calentándose en la cocina. e: l coleg io y dic e d ra u ct fa la ros. an recibe s fueran tan ca El padre de Ju io d u st e s tu e qu dice Juan. - Nunca pensé e los que menos estudia... yd - y eso que so

Entretenimiento Revista_BN_74.indd 97

97 2/1/19 23:30


entretenimiento

En la noche de navidad se sienta Fray Buenaventura con un hermano a ver su álbum familiar.

Todos viven en Colombia, en noches como ésta los recuerdo y extraño mucho.

Aquí está mi mamá cargándome pequeño...

...Aquí, en mi primera comunión...

...y aquí, cuando hice mis votos.

¿la nariz?

De navidad, quiso regalarse una cirujía y vendrá a España a visitarme y a operarse

No, los ojos

98 Revista_BN_74.indd 98

2/1/19 23:30


mosaico [Director] Daniel Garcia Rodrigo [Subdirectora] Dayana Figarella [Jefe de redacción] Juan José Guerrero [Consejo de redacción] Luciano García Matas Raquel Fernández de Bobadilla César Allende García Jorge L. Santana Dumas Horacio Vázquez Cermeño [Administración] Josué Santana Neira [Directores de zona] Almudena García Peña Juan Frutos Soria Juan Manuel Balmes Juan Antonio Tuñón González José I. Dionisio de la Torre [Colaboradores] Francisco Lerdo de Tejada Jesús Castro Cortés Fernando Cerezo Carlos Linares Juárez Fernando Zufía García Valentín de Prado Julio Cerezo [Maquetación] J. Kiróbel Rodríguez

Contenido HACIA ORIENTE 3 Editorial Daniel y Sara

CANTEMOS AL SEÑOR 8 Justicia con el necesitado Horacio Vázquez

TESTIGOS DE LA VERDAD 12 Entrevista a Juan y Andrea Buenanueva

26 Charlotte Picard Pedro Estaún Villoslada

RAZÓN CREADORA 30 Si no defendemos la vida, no defendemos nada Javier Rodríguez

34 Eutanasia Francisco José Ramiro García

40 El hombre, ese gran misterio Mª Pilar Moiño

MUJERES DE LA BIBLIA 44 Rut y Noemí Concepción López

SED SANTOS 50 Doctoras de la Iglesia Concepción López

FUERZA EN LA MIRADA 53 Servir sin mirar a quién Ángela C. Ionescu

LUZ PARA EL MUNDO 56 Actitudes cristianas ante el emigrante Jesús Bayarri

KERIGMA 60 El buen ladrón Enrique Solana

MOSAICO 64 El contrato Jerónimo Barrio

70 ¿Por qué es tan importante vivir y amar conforme a la verdad? Raúl Espinoza Aguilera

ALDEA PLANETARIA 74 Las Sanchinas en Cuba Yasmany Zurita Siam

80 Tomás Moro Raúl Espinoza Aguilera

ESPADA DE DOS FILOS 82 Los nuevos movimientos contesatatarios Isaac Riera

90 El sinsentido de la postverdad Alfonso López Quintás

NUEVA ESTÉTICA 94 Dos brotes, un mismo tronco Jesús Arévalo

ENTRETENIMIENTO ORACIÓN

54 Un relato judio Martha Morales

[Ilustraciones] Julian García Raquel Fdez De Bobadilla

ORACIÓN Hoy que sé que mi vida es un desierto, en el que nunca nacerá una flor, vengo a pedirte, Cristo jardinero, por el desierto de mi corazón. Para que nunca la amargura sea en mi vida más fuerte que el amor, pon, Señor, una fuente de alegría en el desierto de mi corazón. Para que nunca ahoguen los fracasos mis ansias de seguir siempre tu voz, pon, Señor, una fuente de esperanza en el desierto de mi corazón. Para que nunca busque recompensa al dar mi mano o al pedir perdón, pon, Señor, una fuente de amor puro en el desierto de mi corazón. Para que no me busque a mí cuando te busco y no sea egoísta mi oración, pon tu cuerpo, Señor, y tu palabra en el desierto de mi corazón.” HIMNO DE LAUDES. Liturgia de las Horas

[Web] Josué Santana Neira [Edita] Paseo Castaños, 8 28660 Boadilla del Monte Madrid, España Telf.: 91 759 79 68 [E-mail] info@buenanueva.es [web] www.buenanueva.es [Depósito legal] M-26182-2006

portada_bn_74.indd 1

Si quieres ayudarnos, puedes enviar tu aportación a la Asociación Canónica Bendita María a través de la cuenta:

Bankinter: ES82 0128 0198 77 0100030884

2/1/19 23:29


portada_bn_74.indd 2 2/1/19 23:29

Revista para la Nueva Evangelización

Año 13

enero

2019

n o 74

Profile for Editorial Bendita María

BuenaNueva nº 74  

BuenaNueva nº 74  

Advertisement