Page 1


REVISTA

HUMOR YUCATECO

Llega este mes a mi hermoso Yucatán. Un lugar mágico lleno de tradiciones y costumbres admiradas y queridas no sólo por nosotros sino por el resto del mundo. Tradiciones que nos mantienen vivos y que nos unen a esas personas que en algún momento partieron pero que nos esos frentes fríos, que con sus vientos delicados acarician el recuerdo y nos alertan de las bajas tempraturas que llegan y nos alivian de los calores que vivimos y aunque nos estemos acostumbrando, siempre es mejor tener un respiro. Octubre, el mes en el que celebramos a nuestros queridos difuntos con el Hanal Pixán y que con sus lunas grandes nos iluminan el camino del mayab y nos convierten en esos caminantes que ven brillar en la noche los ojos

siguen acompañando y lo demuestran con del kookay, que oyen el grito tembloroso del pujuy y ven aparecer bajo la ceiba una nube blanca que canta con delicada voz de mujer. Al fin llega el momento de saciar esos antojos y donde puedo comer un delicioso Pib y puedo hacer chuc mi pan de muertos en una deliciosa taza de chocolate caliente. Mi esperado octubre, el mes en que nuestras raíces de adhieren aún más al suelo y florece el espíritu de nuestros ancestros por medio de las costumbres y los recuerdos.

Año IV. Octubre 2016. Número 57lDirector: Javier Covo Torres l Consejo Editorial: Javier Covo Torres, Roger Campos Munguía, Roberto Mac Sweeney Salgado, Ileana Reyes Campos, Nancy Walker Olvera lDirección de diseño: Sara Covo Reyes lDirección administrativa: Ileana Reyes Campos l Ventas: Irene Covo Reyes l Revista mensual, Agosto de 2016. Publicidad y venta en OXXO. Tel: (999)1955843. Email: cobadivulgaciones@gmail.com. Los derechos de reproducción de los textos aquí publicados están reservados por revista way. Reservas de Derechos al Uso Exclusivo No. 04 - 2012 - 082012144500 - 102. Domicilio de la publicación: Calle 22 entre 21 y 23 #121A, Loma Bonita, Xcumpich. CP 97205. Mérida, Yucatán. Imprenta: Uniprint. Calle 39 No. 501, Col. Centro, Mérida, Yucatán.

3 71 28 19

9991 57 50 53

WAY Publicidad + Humor

3


7


Revista Way. Octubre 2016 MARAVILLAS

LAS PARTES DE UN ALTAR 12-Vela 13-Lec 14-Miel 15-Pib 16-Jicama 17-Frijol con puerco 18-Flores 19-Elote 20-Dzotobichay 21-Pan 22-Tamal

1-Cruz 2-Foto 3-Atole 4-Batidor 5-Dulce de calabaza 6-Xek’ 7- Dulce de nance 8-Dulce de yuca 9-Cesta 10-Agua de pozo 11-Mandarinas

1 1

8

2

7 4

3

13

12

8

19 21

22 6

16

5

11

17

14

20 10

9 15

18


9


Revista Way.DE Octubre 2016 AVES YUCATÁN

—LEYENDA MAYA—

EL PERRO Y EL KAKASBAL

Maaa, te voy a contar una leyenda maya para que se te pongan los pelos de punta, ninio lindo. Es que a mi hasta susto me da hablarte del kakasbal , a lo viste ¿jah? Desde su nombre, que en maya quiere decir “cosa mala” se te van alterando los nervios, y si te digo que nació en el inframundo y que vuelve a los hombres malos, violentos y codiciosos, de seguro te da tu tirixtá. Por eso es mejor que ni sepas que este monstruo gigante y peludo de mil brazos con garras de cuervo y cola de serpiente, esta bestia comehombres que bebe sangre de niños, deja en su camino árboles quemados y animales muertos porque el kakasbal daña todo lo que se encuentre a su paso, envenena las plantas y trae la peste y el hambre. También envenena el corazón del hombre, como el de aquel hombre pobre que tenía el corazón lleno de amargura y pesadumbre y que cada vez que podía descargaba su hiel contra un pobre perro que tenía. El kakasbal quiso tomar el alma de este hombre aprovechando y sacando partido de la rabia que el perro tenía contra su amo, por eso después de una paliza se le apareció y le preguntó por qué no abandonaba a ese amo que lo estaba matando a punta de trancazos, a lo que el perro, con el pecho en alto, respondió que era su amo y que su deber era serle fiel. El kakasbal le habló tanto de la crueldad 10

del hombre, de su mezquindad y su ingratitud que el perro, un tanto dudoso, aceptó abandonar a su amo. Pero a cambio, y por el hambre atrasada que tenía, le pidió un hueso sabroso por cada pelo del cuerpo. El kakasbal se puso a contar uno por uno los pelos del cuerpo del can pero cuando ya estaba por terminar en los pelos de la cola, el perro la movía diciendo que las pulgas lo estaban devorando y no aguantaba el comezón asi que le pedía que empezara de nuevo. Así, cien veces contó los pelos pelos el kakasbal y cien veces el perro se movió por la picazón. Al final el monstruo aceptó su derrota: “Me doy perro. Ya me di cuenta que es más fácil comprar el corazón de un hombre que el alma de un perro”. ¡Y tiene razón en maldito kakasbal!


11


Revista Way.

Octubre 2016

—HANAL PIXÁN—

EL BANQUETE DE LAS ÁNIMAS

Máare estoy atrasada con todos los preparativos. Me quejo pero por nada cambio mi Hanal Pixán y estoy orgullosa de que sea tan yucateco porque este ritual, que en todo México se conoce como Día de Muertos, lo celebramos distinto. El Hanal Pixán era un celebración maya que se mezcló con las tradiciones católicas. Hoy sabemos que una vez al año ellos salen a visitarnos y por eso los recibimos con ofrendas de comida. Por eso su traducción del maya es “Banquete de las ánimas”, y tiene bien puesto el nombre, ¿ah? Esperamos a nuestros muertitos con el famoso píib con xpelón, su atole nuevo, el tanchucuá, los pibinales, y los dulces, mi purux, como el de calabaza y el dulce de camote… El 30 de octubre en la noche encendemos velas para guiar a nuestros difuntos y amarramos a los animales para que no los vayan a desviar de su camino y se nos pierdan.

El 31 de octubre, primer día del Hanal Pixán, está dedicado a los ninios y se llama “u hanal palal”. A ellos les ponemos su altar con mantel blanco bordados y velas de todos los colores, con juguetes o recuerdos, y también ponemos chocolate, y los dulces que más les gustaban. El 1° de noviembre le hacemos su jach altar a los adultos. Es el “u hanal nucuch uinicoob” y lo adornamos con mantel blanco con bordados negros. Las velas, negras o café oscuro, las ponemos con las flores amarillas de xpujuc y las xtés rojas. No puede faltar su foto, una cruz para rezarle su rosario y la comida que más le gustaba como el xek’...¡Máare, el xek’! Te dejo, ninio, que tengo que salir corriendo al mercado para traer la jícama, las mandarinas, las toronjas, las chinas y la chinalima para ponerle su xek’ en el altar de mi chichí porque, en que no lo hice el año pasado, me jaló el dedo gordo del pie.

HablalaMayA D ic h o s y e x pr e s i o n e s d e u n i d i om a v i v o

Bey,h’cimi (Si, murió)

¿Cimi?

(¿Se murió?)

12


Revista Way.

Octubre 2016

—TRADICIONES DE YUCATÁN—

CIELO ROJO EN YUCATÁN

Cuando llegué a casa de mi chichí había caído la tarde de un día de cielos grises con presagio de lluvia que ahora se tornaban rojizos bajo una luz ambarina donde flotaban parvadas de golondrinas, el triciclo del panadero que palmeaba, el aroma del chocolate batido y la alharaca de las cotorras en los flamboyanes. Con el chirrido de la reja, cuando iba entrando a la casa, salió mi chichí alarmada: “Entra rápido ninia que ahísta el k’an le kanló”, con cara de apuro me pasó su rebozo por encima y entramos presurosos a la casa para protegernos de ese cielo naranja del que pocas veces me había percatado y que llenaba la tarde de oscuros vaticinios. Adentro todo era conmoción y sobresalto; puertas y ventanas contenían el perfume del ocote quemado que inundaba los cuartos de la casa, hasta el de mis sobrinitos, que ahora asombrados y confundidos nos miraban desde la hamaca con los ojos abiertos como platos mientras mi chichí recogía la ceniza del fogón. “¿Qué haces?” pregunté siguiéndola hasta el umbral de la puerta. “Es el k’an le kanló que trae cosas malas, chamaca. Si sales, terminarás cargándolas contigo”, me dijo mientras dibujaba en el piso una

14

cruz con la ceniza. “Esto es para espantar la maldad del cielo, ¿a’ lo viste?” me dijo mientras me hacía lamer sal en la palma de su mano cuando el k’an le kanló empezaba a desvanecerse en el manto oscuro de aquella noche sin luna. Regresé a casa extasiada y envuelta en el misterio de una sabiduría milenaria que a través de mi chichí hundía sus hermosas raíces en los tiempos del reinado del Halach Uinic en ciudades poderosas y ricas con templos imponentes y pirámides que tocaban las nubes. Y me sentí orgullosa de estas tradiciones vivas de mi Yucatán que aún prevalecen y que hoy por hoy pocos pueblos en el mundo pueden mostrar como parte de un legado intangible que pasa de generación en generación sin importarle las nuevas tecnologías, el internet, el facebook, Twitter o Whatsapp.


15


Revista Way.

Octubre 2016

—TRADICIONES DE YUCATÁN—

LA PESADILLA DEL COCHINO —¡Ninio! Parece que hubieras visto al uay chivo. —Máa, donia Way, tengo los nervios retentados. —Mira, mejor toma esta agüita de chaya y cuéntame, purux. —Fue un sueño, pero tan real que todavía no sé si lo viví, lo soñé o es un recuerdo de mi vida pasada. —¿Y ahora te metiste a hindú? ¡Desembucha ninio! —Estaba yo en la vaquería cuando oí una música como la de “El Torito”, ¿la conoces? —Todos los yucatecos conocemos el torito, ninio. —Era así, pero lenta. Era mediodía cuando sentí que salía de una casa una procesión que parecía sacada de una película de Buñuel porque, ¿sa’ es qué llevaban cargada? —Los tres reyes magos, como en Tizimín. —Llevaban, ¡una cabeza de cerdo! Era una cabeza asada en barbacoa puesta en una mesita bien limpia, y encerrada en una jaula tejida, toda adornada con papeles de colores y cintas. Llevaba a los lados panes de harina, mazorcas en pibil y hasta botellas de anís, ¿ya te fi’aste? —Ese suenio tuyo me parece conocido, purux. —¿Y sa’ es qué llevaba el cerdo en los ojos? ¡Monedas de plata! Y eso no es nada. En la boca llevaba prendido un pedazo de francés. —¡Way! ¿Un francés de Francia? —No, ninia. Un pan francés de los de Yucatán. A los lados y al frente de la mesita colgaban las cintas que agarraban las bailadoras que iban en la procesión. 16

—Máa, te digo que me recuerda algo. —La salida de la cabeza del cochino se anunciaba con cohetes mientras la orquesta tocaba una jarana que ponía a bailar a todos. El que más bailaba era uno que puras payasadas hacía. Le decían el chik y personificaba al cochino, cantaba en maya y hacía reír a todo el mundo. —Ese chik, ¿llevada pintorreteada su cara? —Sí, y sólo iba vestido con un taparrabo. Llevaba en su cabeza una diadema de plumas de pavo y dos cuernos. Parecía el mismísimo diablo porque llevaba cola y una soga con la que trataba de lazar a la gente que salía corriendo. Su esposa traía una jícara para pedir limosna y otras con maíz, que a cada rato hacía sonar para despertar al cochino. La procesión era un relajo, hasta que llegaban a otra casa donde el chik anunciaba la entrega de la cabeza del cochino a los que harían la celebración el año siguiente. —¿Y después el chik rociaba a todo el mundo con balché?


10

1

Adiós, good bye, sayonara.

¿Paja en el ojo ajeno?

Ponte xux con la manera como te portas con tus amigos. Saber cómo te llevas con alguien es lo primero, para que después no te decepciones.

2

Cómo ser monedita (aunque no sea de oro)

Hoy por mi, maniana por ti

9

¿Oyes o escuchas?

Cuando tu amigo te habla escucha con el deseo de comprender con el corazón, no con la cabezota esa que tienes, ¿jhá?

No siempre estamos al 100% con los amigos. Cuando no te guste lo que hoy hizo tu “ich”, acuérdate que a él no va a gustarle lo que podrías hacerle tú mañana.

3

8

La verdad no peca, pero...

¿No te gustó la manera como chan te habló tu amigo? Díselo, no te eches changos a la espalda. A veces uno tiene que arriesgar la amistad diciéndole al pan, pan y al xtabentún, xtabentún.

4

Conéctate, linda hermosa

Cierra tus ojos, ninia, y fíjate en ese sentimiento tan bonito que sale de tu corazón, ¿a lo viste? ahora fíjate cómo llega al corazón de tu amiga. ¡Ponle buena vibra a tu amistad!

7

No la riegues

Mejor échale agua, que la amistad es una planta que necesita cuidados. Atiéndela, purux. No tienes que achocarte, ni llamar a toda hora. Pero a tus amigos tienes que verlos, y saber qué están necesitando de ti.

Si una amistad te daña reconócelo, y más si es una amistad antigua. Dile que te vas a tomar un tiempo, él tiene que saber lo que estás haciendo.

5

Mejora la amistad

Si ves que sólo eres el chan pañito de lágrimas de un amigo que siempre te chechonea, lleva la conversación a otros temas para que tu amistad no se quede en estarse lamiendo las heridas.

Con la vara que mides

Casi siempre los que son duros con los demás, lo son con ellos mismos.No te pongas El vaso medio lleno el listón tan alto y perdónate, Muestra tu mejor cara, que ninia, verás cómo así empiezas los demás buscan a quienes a perdonar a los demás. se les nota el optimismo en la Proponte darte cuenta que cara, aunque sea esa carota siempre estas haciendo lo de huiro que te mandas. mejor que puedes.

6


Revista Way.WAY Octubre TEMA

2016

—HANAL PIXÁN—

CALENDARIO DE LAS ÁNIMAS

30 de octubre el camino de las ánimas

En la noche se alumbran las calles con velas encendidas encima de las albarradas para mostar a las ánimas el camino a la casa.

1 de noviembre Nojoch Pixán

noche de las ánimas grandes

El altar es de mantel blanco con bordados negros. Velas negras o café oscuro, con las flores amarillas de xpujuc y las xtés rojas. No puede faltar su foto, una cruz para resarle su rosario y la comida que más le gustaba, por eso en los altares vemos esos pibes deliciosos, los vaporcitos humeantes, los atoles, el xek’, elchocolate y los dulces yucatecos.

18

31 de octubre

Mehen Pixán celebración de las ánimas pequeñas

El altar lleva mantel blanco con boradados de color y velas de colores. Hay juguetes del niño, dulces, chocolates, frutas, un vaso con agua y un incensario y flores amarillas de xpujuc, virginias, amor seco, x’tes rojas, mañanitas, albahaca, ruda, helecho y teresitas.

2 de noviembre

Hanal Pixanoob En algunos lugares se le conoce como “misa Pixán porque ese día se celebra una misa por todas las ánimas. Casi siempre se oficia en el cementerio de la población.


19


Revista Way.

Octubre 2016

—FLORA—

EL HENEQUÉN –Yucatán le debe su desarrollo a esta mata, ninio. –¿En serio ninio , ah? –Así como lo oyes, chiquito: los mayas lo usaron bastante. –¿Y qué hacían con él? –Lo que se hace hoy: sogas, costales y alfombras, entre otras cosas. Pero no fue en la época de los mayas cuando floreció el cultivo del henequén. –¿Entonces? –Fue a principios del siglo XIX que empezó el boom del henequén, la época del “oro verde”. –¿Por qué se dio eso? –Porque hubo una demanda mundial de la fibra de henequén, y dio la casualidad que la península yucateca es ideal para cultivar esta planta. Así que nos volvimos un gigantesco campo de cultivo de henequén: aparecieron fábricas y haciendas que se dedicaron a administrar las grandes plantaciones. –¡Entonces había dinero, linda! –Te lo voy a decir en pocas palabras: en 1880, Yucatán era uno de los Estados más ricos de México.

–¿Es lo que se llama la “época de los hacendados”, ah? –Sí. El henequén hizo que ellos amasaran fortunas enormes: aquí se producía el 90 por ciento de todas las sogas y costales que se usaban en todo el mundo. –¡Way, qué negocio! –Pero con la llegada de las fibras de plástico, el henequén se vino abajo y la industria entró en una decadencia tan grande, que luego tuvimos que importar fibra a otros países. –¡Máare, nosotros que fuimos los amos y señores del henequén... ! Creo que voy a llorar... –No llores, ninio... ven te hago lóoch... –¿Y hoy se usa el henequén? –Sí, para lo mismo de antes, además de cestos, sombreros, bolsos y un montón de cosas más. –Menos mal... –Pero cualquier día se pone de moda otra vez, chiquito, ya verás. –Mejor espero sentado, linda hermosa … –Hay algo que nadie nos puede quitar, boxito: fuimos los primeros en llevarle al mundo la maravillosa fibra del henequén.

El libro Maya de donia Way Casos y cosas de los antiguos mayas ¿Por qué comerciaban los mayas? Comerciaban por el gusto de comerciar. Según el Fraile Landa “la ocupación que más les placía era el comercio”. Y era verdad; con decir que llegaron a ser la única de las tres grandes teocracias de América que comerciaron por mar y tierra. Mercantilistas: eso eran los mayas. 20


LA COCINA DE DONIA WAY

Tomado del libro “Las Recetas de donia Way”de próxima aparición, con las recetas de la Escuela Internacional de Chef y la participación de Condimentos La Anita.

Ingredientes (6

Dulce de papaya

porciones)

1 papaya verde

1 rajita de canela

50 g. de cal

1 1/2 Kg. de azúcar

5

1

Una vez listo agrega el azúcar con la papaya y la canela y déjala cocer por

Cala la papaya para que salga la resina y espera unos minutos.

2

11 2 /

(Una hora y media)

Enjuágala, pélala y córtala en gajos.

3

Remójala en un litro de agua y cal por 10 minutos.

. Enjuágala

PRESENTACIÓN

4

En una o ll quema 50 a g de azúcar . . Cuando tenga color caramelo agregas el agua y dejas calentar hasta disolver el caramelo.

Sírvelo frío con ralladura de queso de bola.


REVISTA WAY_OCTUBRE  

La Revista ¡WAY! busca rescatar las tradiciones de la península de Yucatán en México de una forma divertida que llegue desde chicos hasta gr...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you