Page 1

TAM61 TAPA.qxp:VR108-TAPA

29/3/07

19:38

Página 1

!

Nº 61 - Este ejemplar integra la edición de revista CHACRA Nº 977 - Abril 2012

Editorial Esto empeora ..................................pág.

2

Gerenciamiento Análisis de gestión ..................................pág.

4

Pasturas Alfalfas más persistentes ..................................pág. 6

Alimentación Los límites de la acidosis ..................................pág. 8

Agua de bebida Impacto en la producción ................................pág. 10

Mercoláctea 2012 Capacitación de la buena ................................pág. 12

Noticias Apuntes sectoriales

Época de vacas flacas

................................pág.

13

Reservas Silaje de cultivos de invierno ................................pág. 14


TAM61 02 EDITORIAL.qxp:CHA846-76/77

3/29/12

10:58 PM

Página 2

No alcanza

N

i noticias de precios razonables, mucho menos de señales que indiquen hacia dónde va a ir el negocio en el mediano plazo. Nada asegura que el dinero que entierre el productor en su tambo será en el futuro mínimamente recompensado por ingresos retributivos. El acuerdo entre el Gobierno y un grupo de productores de leche

desató, una vez más, la polémica. Vuelven instancias que parecían superadas. Y quienes lo rubricaron seguramente consideran que es mejor que nada. El resto piensa que es aboslutamente insuficiente. Nuevamente las aguas se dividen, los cursos de acción toman caminos distintos. Quizá lo más alarmante del referido pacto entre partes es que aun cobrando plenamente el 7% convenido, el precio de la leche en tranquera llegaría, en una importante cantidad de casos, a un valor alejado de las aspiraciones de la mayoría de los productores. Para colmo se indica que todo quedaría así hasta una nueva reunión por realizarse en junio próximo. Como fuere, la mayoría se lamenta de estar pagando las consecuencias de las fuertes distorsiones del sistema comercial que envuelve a la cadena láctea. Y comprobar esto no es tarea compleja, basta con agenciarse un changuito y recorrer un supermercado. Allí el consumidor eroga al llegar a la caja casi $ 5 por el litro de leche de los cuales, hasta acá, apenas $ 1,50 van al bolsillo del productor. En un contexto en que las exportaciones son récord y las fábricas han sido autorizadas a aumentar lo que producen hasta en un 18%, los tamberos se quedan virtualmente con las manos vacías. Apenas “disfrutaron” de un incremento de precios del 3% en el último año (febrero 2012 contra febrero 2011), frente a una inflación que cuanto menos es del 25% y costos que no paran de subir. Seguramente por eso al cierre de esta edición la Mesa Nacional de Productores de Leche preparaba una movilización en Rafaela, provincia de Santa Fe. Entre otras medidas solicita suprimir los ROEL, elevar los reintegros a la exportación, desarticular las distorsiones que generan las autorizaciones de precios mayoristas de productos lácteos, así como la optimización del sistema de compra de lácteos por parte del Gobierno Nacional. Nada peor que jugar con la voluntad de invertir del productor, sobre todo en un sector como éste, en el cual lo que se destruye en unos días requiere años para que pueda ser levantado nuevamente. Que alguien le avise al Gobierno.

2 • TAMBO


CH5063-:Layout 1

3/29/12

1:43 AM

Pรกgina 1


TAM61 04-05 GERENCIAMIENTO.qxp:CHA846-76/77

29/3/12

19:53

Página 4

GERENCIAMIENTO

¿Sabe cómo marcha su empre ◗

Quien aún no ha instrumentado tan valiosa Por el Ing. Agr. Félix Fares evaluación suele pensar que se trata de tomar una por una todas las facturas, las liquidaciones de venta, las planillas de sueldos, y comenzar a volcarlas en una página de Excel. Imagina una tarea tediosa, interminable, cuando en realidad no es así y vamos a demostrarlo.

Lapso ideal Primero lo primero. El período por considerar es de doce meses. Ahora bien, ¿cuáles doce meses? En general, se suele tomar el ejercicio que va de julio a junio del año siguiente. Por ejemplo, del 1º de julio de 2010 hasta el 30 de junio de 2011. Esto no quiere decir que ése sea el único segmento que puede considerarse; algunas empresas prefieren hacerlo por año calendario, mientras que otras suelen adaptar el ejercicio a la época de sus pariciones, por caso una empresa cuyo tambo tiene servicio estacionado y pariciones de otoño, las cuales comienzan en febrero. Por ello, su análisis de gestión va del 1º de febrero hasta el 30 de enero del año siguiente. Es decir que no hay recetas fijas, pero sí es importante tener en cuenta que gran parte de las empresas tamberas, y agropecuarias en general, siguen el período julio-junio. Por lo tanto, si uno de los objetivos de iniciar el análisis de gestión pasara por poder compararse luego con otras empresas, sería recomendable que el período por tomar fuera precisamente ese.

Punto de partida Aclarado el tema, ¿en qué momento conviene arrancar? Si estamos en el mes de junio, por ejemplo, no caben dudas de que, en vísperas de comenzar el período julio-junio, se está en la instancia ideal para planificar y comenzar. Pero también puede ocurrir que la decisión y la organización de recursos humanos e informáticos estén a punto en el mes, por ejemplo, de diciembre. Pues bien, no está mal poner primera de todos modos. Eso nos permitirá, por ejemplo, poder contar cuanto antes con los datos del semestre enero-junio, y contraponerlos luego con los sucesivos semestres enerojunio, tal como lo hacen otras empresas. Además, al llegar el 1º de julio posterior al diciembre inicial, ya estará aceitado el sistema y será más fácil encarar un período completo (julio-junio) con buena data y experiencia adquirida.

A medida ¡Grábeselo!: el mejor software de gestión es el que se adapta a sus necesidades. Actualmente existe un abanico de programas informáticos que pueden utilizarse a tal efecto, algunos de mayor complejidad que otros. Por eso no puede hablarse de un programa ideal. Eso sí, hay distintos niveles de complejidad en el uso de estos programas, lo cual se relaciona con temas relevantes:

4 • TAMBO

Buen consejo No pretenda llevar desde el inicio toda la información con el mayor nivel de detalle. Lo recomendable es ir atravesando sucesivas etapas: se comienza por tomar los datos más importantes para luego pasar a los más minuciosos y complejos. ● Considere siempre cuál es el grado de complejidad que viene llevando la empresa en materia de datos. No tiene demasiado sentido embarcarse en un programa que requiere un alto nivel de detalle en la carga de datos, cuando no se tiene esa minuciosidad en la información que ya viene utilizando la empresa, que será, al cabo, la que alimente el software. ● Decida quién va a operar el programa. Es muy importante que sea alguien capacitado en su uso, y que sólo esa persona sea responsable del mismo. Eso hace que no se generen diferencias de criterios en la carga de datos y se reduce notablemente el margen de error. ● Defina el nivel de detalle que se desea obtener en los cálculos. Si se trata de llegar sólo hasta los grandes números, y con eso es suficiente para los objetivos de esa empresa, entonces basta con un programa simple. Pero si el empresario desea, por ejemplo, conocer el margen bruto que obtuvo cada una de sus vacas en ordeño durante un determinado ejercicio, y los litros libres que produjeron, así como también el margen acumulado en sucesivas lactancias ya cerradas, entre otros datos, habrá que pensar en un programa más complejo. ● Pregúntese si se trata de una empresa mixta o únicamente productora de leche. La tarea vale la pena, porque existen programas confeccionados exclusivamente para tambo, mientras que hay


TAM61 04-05 GERENCIAMIENTO.qxp:CHA846-76/77

e sa?

29/3/12

19:53

Página 5

Herramientas para ponerse a tono en materia de análisis de gestión. De qué manera manejar el grado de detalle y cuál es el vínculo con la parte contable. Los datos propios del tambo que más interesan.

otros que permiten llevar en la gestión otras actividades, tales como agricultura de cosecha, ganadería de carne (tanto cría como invernada), y además actividades intermedias (tal es el caso de la empresa de maquinaria). ● Asimismo, no pierda de vista que se puede disponer de programas exclusivamente de gestión o que permitan realizar, además, la contabilidad. Resolver estas cuestiones nos indicará cuál es el perfil de programa que mejor se adapta a nuestras necesidades. Todo pasa por analizar y hacer un balance del costo-beneficio. Se refiere a medir los esfuerzos y horas hombre que puede llevar ingresar datos con un alto nivel de detalle, y luego determinar si las conclusiones a las que se llegarán son relevantes para la empresa, por lo menos en esta primera etapa. Del mismo modo no olvide que ingresar datos con un elevado nivel de detalle implica haberlos generado previamente. Es decir que se suma una etapa adicional, que es la de poder obtener la información de base por parte del personal involucrado. Y puede suceder que el gran esfuerzo puesto desde el inicio en construir una intrincada red de generación y carga de la información no se vea justificado luego con la utilidad que se les pueda a dar a los minuciosos resultados obtenidos.

La punta del ovillo En este comienzo también sirve considerar la interacción con la parte contable. Deberá disponer de un plan de cuentas en el cual estén reflejados todos los rubros de ingresos y de gastos que genera la actividad. También en este caso puede haber un diferente nivel de detalle en función de la minuciosidad con que luego se quieran analizar los resultados obtenidos. Un productor puede desear saber simplemente el total gastado en alimentación. Pero a otro puede interesarle desagregar, por un lado, el gasto por suplementación comprada, y por otro, la suplementación de propia producción (en el caso de grano de maíz, silos de cebada, maíz, sorgo, alfalfa y raigrás). Y otro quizá pretenda además saber cuál fue el gasto en suplementación comprada correspondiente a cada insumo: expeller de girasol, harina de soja, pellet de algodón, y así sucesivamente. Es decir que el nivel de detalle del plan de cuentas estará en función de la profundidad con que se quiere analizar luego la información. Es importante en este punto el trabajo en equipo con la parte contable. A partir de ese plan de cuentas confeccionado, el contador puede llevar, en su Mayor Analítico, los datos ordenados por rubros. De ahí surgirá la información mensual o incluso anual por imputar en el programa de gestión, simplificando enormemente la carga de datos. No tiene demasiado sentido pensar en que se deberá hacer una segunda carga, factura por factura, en el programa de gestión seleccionado, habiéndola hecho antes en el programa contable. Ello

implicaría más tiempo y más gastos, además de los riesgos de aumentar el margen de error. Recuerde que existen algunos programas que reúnen ambas posibilidades, es decir poder llevar tanto la contabilidad como la gestión.

Circuito de información En el plan de cuentas cada rubro –tanto de ingresos como de gastos– lleva un código numérico, de diferente extensión según el programa y el plan considerados. Es el que posibilita adjudicarle el código correspondiente a cada comprobante (sea factura, nota de crédito o débito, liquidación de venta, o pago de sueldo, entre otros). Así, es crucial definir el llamado circuito de información, ya que éste indica las sucesivas etapas que se llevarán a cabo desde el primer momento. Es válido aclarar asimismo que no hay un único circuito de información, ni tampoco un circuito ideal; cada empresa determinará cual es el que más le conviene. Del mismo modo, importa que exista lo que se conoce como control cruzado. Así como es conveniente que uno se encargue de cargar es relevante que sea otro quien se hace responsable de controlar los datos ingresados. Ello no quiere decir que se tenga que controlar nuevamente factura por factura, ya que de tal modo se duplicaría el tiempo y los recursos que hay que invertir en el proceso de carga. El control puede hacerse al azar.

Específicos Otro aspecto trascendente del circuito comienza en el parte diario del tambo. Allí se vuelca información de gran importancia. Aparecen, por ejemplo, además de los litros ordeñados, los partos, los tratamientos y los datos de suplementos dados día tras día, entre otros. De modo que es de suma relevancia concientizar al personal que confecciona esos partes diarios acerca de su trascendencia, ya que constituyen la base de toda la información y las conclusiones y resultados que se obtengan luego. Como otra pata de la información tendremos el programa de datos físicos que esté llevando la empresa, referido a servicios, partos y otras cuestiones, llegando hasta la historia de cada vaca.

Adaptaciones Es importante tener en cuenta que son necesarias algunas adaptaciones para utilizar toda la información de la contabilidad para el análisis de gestión. Ello referido, por ejemplo, a las cesiones internas de hacienda y grano, a la valuación de los inventarios de hacienda, al costo por cabeza tanto de la crianza como de la recría, entre otros.

ABRIL 2012 • 5


TAM61 06-07 PASTURAS.qxp:CHA846-76/77

29/3/12

19:51

Página 6

PASTURAS

Ella responde al buen trato De acuerdo con el manejo que haga de sus lotes de alfalfa logrará persistencia y productividad o deberá resignarse a perderlos tempranamente. Pistas para no errarle.

La reina de las forrajeras tiene momentos Por Carlos clave, en los que muchas cosas se juegan a Cangiano suerte y verdad. Su tasa de crecimiento, cual- INTA EEA Balcarce quiera sea el cultivar elegido, presenta grandes variaciones a través del tiempo, principalmente debido a la disponibilidad de agua o no, ya que según la intensidad, duración y cantidad de lluvias muestra una distribución cambiante dentro y entre años. De todos modos vale recordar que la alfalfa es más tolerante a la sequía que cualquier otra leguminosa forrajera templada. Así, es común que se presenten curvas bimodales de producción, con sus distintos niveles de baches y picos característicos. El déficit de agua tiene efectos distintos según el momento del rebrote en que se produce. Si ocurre al principio, se reduce severamente tanto la radiación interceptada como la producción de forraje, mientras que si se produce hacia el final del rebrote esta merma será mucho menos significativa. Una alfalfa irrigada o con condiciones no deficitarias de lluvias en primavera-verano no achica la producción de forraje y presenta un patrón de crecimiento unimodal.

Manejo de la defoliación Con seca o sin ella, la extracción de material verde por parte de la hacienda se define mediante tres parámetros: ● Frecuencia, es decir, el tiempo entre defoliaciones sucesivas. ● Intensidad, término amplio que cubre otras cuestiones como severidad, duración, altura, porcentaje de utilización, área foliar residual y reservas. Representa asimismo la proporción y el estado fisiológico de la biomasa de la planta removida en una defoliación en particular. ● Momento, en relación con el estado fenológico de las plantas y época del año. El objetivo es combinar de manera óptima estos parámetros para lograr el adecuado balance entre producción, calidad y persistencia del cultivo. La frecuencia de defoliación, cualquiera sea el cultivar y grado de reposo que se utilice, es el factor que mayor incidencia tiene en la producción y persistencia de la alfalfa. Una defoliación muy frecuente (20 días) reduce el rendimiento y la persistencia debido al efecto negativo sobre el tamaño y vigor de la planta y sobre el rebrote y rendimiento del forraje. Los cortes deben hacerse cuando la planta llega a cierto grado de madurez (por ejemplo, inicio de floración) o ante la aparición de nuevos tallos en la corona cuando por razones climáticas no se favorece la floración (por ejemplo, principios de primavera y fines de otoño). Para la simplicidad en el manejo, también se ha usado el cri-

6 • TAMBO

Inoculación La bacteria es específica (Sinorhizobium meliloti), y en siembras primaverales de alfalfa en Balcarce esta práctica logró un mayor vigor inicial de plantas, un menor enmalezamiento y un significativo aumento de la producción de forraje. Por caso, para el corte de fines de diciembre se obtuvieron 4.835 kilos de MV en la alfalfa inoculada y 1.669 en la que no recibió este tratamiento. La tendencia se mantuvo en los otros cortes.

Efecto de la frecuencia de defoliación Frecuencia de defoliación 20 días 30 días 40 días

Rendimiento de forraje (kg MS/ha) 1er. año 2do. año Total 3.460 c 5.250 b 6.340 a

5.160 c 11.460 b 14.190 a

8.620 c 16.710 b 20.530 a

terio de cortar a intervalos fijos, en cuyo caso los mejores resultados se han obtenido con cortes promedio cada 35 días aproximadamente durante la primavera y el verano. Como valores extremos, considerando todo el ciclo de crecimiento de la alfalfa, pueden realizarse defoliaciones cada 25 días en pleno pico de crecimiento y cada 90 días en invierno-principios de primavera. Con esta flexibilidad en el manejo se logra también optimizar el valor nutritivo del forraje, ya que con el avance de la madurez la alfalfa presenta una disminución de la calidad (menor digestibilidad y proteína y mayor pared celular y lignina) como consecuencia de un aumento relativo de la proporción de tallos. Finalmente, la intensidad de defoliación reviste menos importancia en el manejo de la alfalfa que la frecuencia y se recomienda dejar unos 5 cm de altura remanente.

¿Pura o en mezclas? El aporte de nitrógeno por parte de la leguminosa a la pastura mediante la fijación biológica determina que, en muchos casos, el rendimiento total de la mezcla sea mayor que el de las especies puras, y el aumento del valor nutritivo por su alto contenido de nitrógeno, digestibilidad y contenido mineral se traduce en una significativa contribución a la nutrición de los animales.


TAM61 06-07 PASTURAS.qxp:CHA846-76/77

29/3/12

19:51

Página 7

Hoja de ruta

La alfalfa, como cultivo puro, tiene muy alto potencial de producción y, en general, sus mezclas con gramíneas son inestables, tanto en el rendimiento como en la composición botánica, pasando con el tiempo a gramínea dominante o alfalfa dominante. En cuanto a las ventajas de la mezcla se citan: mayor producción total de forraje, con una mejor distribución y menor variación entre años. Asimismo, menor invasión de malezas, obtención de un alimento mejor balanceado desde el punto de vista nutricional y menor riesgo de empaste. ¿Desventajas? Manejo de la defoliación y de la composición botánica más difícil, cambios en la calidad debido a la interacción entre el valor nutritivo, fenología de las especies y contribución relativa de ellas. Finalmente, mayor dificultad en lograr reservas de alta calidad y pérdida de valor en su conversión a producto animal o venta. ¿Y las malezas? Tienen una mayor incidencia inmediatamente después de la siembra, luego disminuyen en gran medida y comienzan a aumentar nuevamente con la edad del cultivo, en coincidencia con la caída en la densidad de plantas de la alfalfa.

● La información sugiere que la alfalfa puede y debería usarse tanto pura como en mezclas y aprovechar de esa manera todas las ventajas que presenta la versatilidad de la especie. ● El ambiente (localidades, años) ejerce una gran influencia en el establecimiento, la producción inicial de forraje y la composición botánica a través del tiempo. Esto representa un desafío en la predicción de la producción de la mezcla alfalfa-gramíneas basada solamente en la selección de especies y la densidad de siembra. ● Las especies de gramíneas más comúnmente usadas son el pasto ovillo, la festuca alta y las cebadillas, tanto bianual como perenne. Existe una gran cantidad de variedades de una misma especie, lo cual dificulta la experimentación en forrajeras. ● La alfalfa es quizá la única leguminosa perenne que, en regiones con escasas precipitaciones o suelos arenosos, puede sembrarse en mezcla con gramíneas, pero distintos problemas hacen que no sea una práctica difundida. Debería incentivarse la experimentación local en campos de productores, referida a la alfalfa y sus mezclas.


TAM61 08-09 ALIMENTACIO?N.qxp:CHA846-76/77

29/3/12

19:48

Página 8

ALIMENTACIÓN

¡Guerra a la acidosis! El riesgo está en las raciones ricas en azúcares y almidón, con fibra insuficiente y escaso grado de acostumbramiento por parte del ganado. Todo deriva en una menor producción de leche. Momentos críticos y propuestas de control.

Durante las primeras semanas de lactación, el ganado tiene que movilizar reservas corporales y, en consecuencia, pierde peso y condición corporal para cubrir la demanda del pico de producción de leche. Para minimizar este proceso, la vaca lechera es suplementada diariamente con raciones ricas en carbohidratos rápidamente fermentecibles (CRF; azúcares, almidón), las cuales, en exceso, desbalanceadas en fibra y/o suministradas sin un adecuado acostumbramiento, pueden inducir acidosis ruminal (AR), un trastorno digestivo normalmente conocido como “empacho”. Cuando el grado de acidez ruminal inducido por la fermentación de los CRF supera la capacidad de los mecanismos reguladores, el pH ruminal cae drásticamente por debajo de 5,5, lo cual induce la AR. En este sentido, la acidosis en el ganado puede ser aguda (ARA, pH menor a 5) o subaguda (ARSA, entre 5 y 5,5). Es importante tener en cuenta que en un rodeo determinado existen diferencias de susceptibilidad a la ARSA. Además, aunque las dos presentaciones de AR comparten un mismo origen (alta proporción de CRF en la dieta), sus manifestaciones clínicas son diferentes.

Señas particulares Normalmente, la ARA va acompañada de acidosis metabólica (reducción del pH sanguíneo). Los signos clínicos incluyen: cese del consumo, dolor abdominal, diarrea, deshidratación, taquicardia y tambaleo. Las vacas que sobreviven a los efectos de la ARA pueden morir debido a las complicaciones originadas a partir de infecciones micóticas y/o bacterianas del rumen. En el caso de la ARSA, la depresión del pH ruminal es menos pronunciada, y se origina, principalmente, por la acumulación de ácidos grasos volátiles (AGV) más que por la concentración de ácido láctico en el rumen. Se estima que en una vaca afectada por la ARSA la producción de leche puede caer hasta 3 kg/día. Otra manifestación de este trastorno digestivo es la presencia de materia fecal menos consistente, de color amarillento y brillante y de aspecto espumoso debido a la presencia de burbujas. Sin embargo, estas primeras manifestaciones clínicas son comunes a muchas otras enfermedades y, en numerosos casos, no son detectables a simple vista, lo cual dificulta el diagnóstico temprano de la ARSA. Como fuere, un bajo pH ruminal conduce a ruminitis (inflamación del rumen) y a la erosión y ulceración del epitelio ruminal. La ruminitis es el origen de los problemas de salud crónicos desarrollados por el ganado varias semanas o meses después de ocurrido el episodio de

8 • TAMBO

Dura de pelar El hecho de que el límite entre la máxima producción de leche y la sobrealimentación con granos es extremadamente estrecho, determina que la ARSA probablemente continúe siendo un problema importante en los tambos, a pesar de muchas de las medidas de manejo aquí descriptas. ARSA. También se produce la inflamación aséptica de los tejidos de la pezuña, conocida como laminitis. Ésta se asocia con deformación y sobrecrecimiento de la pezuña y con úlceras y abscesos en la suela que, finalmente, repercuten sobre la movilidad y la vida útil de la vaca lechera. Los problemas de salud crónicos indican que en algún momento de la lactancia el ganado sufrió episodios de ARSA.

Monitoreo a campo Por lo general, los rodeos que presentan ARSA tienen una alta tasa de descarte y mortandad, y una merma en la producción de leche. Se sospecha que la ARSA es un problema en el tambo si se detectan los siguientes indicadores en el manejo de un rodeo: ● Elevada presentación de problemas podales, principalmente laminitis (mayor a 10 %) y de desplazamiento de abomaso (mayor a 3 %). ● Pérdida de condición corporal, muerte súbita, reducción del consumo y de la producción de leche. ● Más del 15% de las vacas tienen problemas de locomoción. ● Menos del 80% de las vacas en descanso están rumiando. ● La consistencia de la bosta es extremadamente blanda. ● Al menos el 10% de las vacas tiene una concentración de grasa en leche menor o igual a 2,5% o la diferencia entre el porcentaje de proteína y de grasa en leche es inferior a 0,4%. ● Inadecuado nivel de fibra físicamente efectiva en la dieta (menos del 22%). ● Altos niveles de concentrado energético (mayor a 6 kg) están siendo suministrados diariamente. ● La superficie de comedero designada por vaca es menor a 70 cm.

Control de la ARSA Las medidas de manejo nutricional recomendadas son: ● La dieta de las vacas secas debería ser ajustada en el perío-


TAM61 08-09 ALIMENTACIO?N.qxp:CHA846-76/77

29/3/12

19:48

do preparto, de tal manera que contenga todos los ingredientes, principalmente la fuente de CRF, de la dieta planeada para el posparto. Se aconseja un acostumbramiento temprano a los concentrados energéticos. ● Las vacas deberían recibir no más de 5,5 kg MS de concentrado energético (CE), durante la primera semana posparto. Luego, la suplementación energética se debería incrementar a razón de 0,10 a 0,25 kg MS/vaca/día hasta alcanzar el nivel máximo planeado. ● Se sugiere un suministro de 1 kg de CE (81% de granos con alta concentración de CRF) por cada 4 litros de leche, usando un límite máximo por día de 10 kg MS para vacas que producen más de 40 litros de leche diarios. ● Las dietas deberían tener un mínimo de 22% de la MS como fibra físicamente efectiva. Éste concepto se refiere a la habilidad de un alimento para estimular la masticación, lo cual aumenta la llegada de saliva y sustancias buffer al rumen. ● Se recomienda que la fibra larga de heno en una ración totalmente mezclada no represente más del 15% (aconsejado: 1 a 2 kg de heno/vaca/día) de la dieta y que ella no supere los 5 cm de largo. El heno cortado muy largo y/o suministrado en grandes cantidades favorece el desarrollo de la AR debido a que las vacas seleccionan en contra de partículas largas (no son consumidas). ● Conviene evitar el consumo rápido de grandes cantidades de alimento. ● Recuerde que los granos con una acelerada tasa de degrada-

Página 9

Cinco meses Si bien la vaca fresca (alrededor de 30 días posparto) es la categoría más propensa a este desorden nutricional, también se reportan muchos casos de AR cuando la hembra alcanza su máximo nivel de consumo voluntario de alimento. Así, el riesgo de que el ganado lechero sufra AR está restringido, generalmente, a los primeros 5 meses posparto.

ción, como el trigo y la cebada, son más propensos a inducir acidosis que los granos de maíz y sorgo, cuyo almidón se degrada más lentamente. El procesamiento físico (térmico, escamado, extrusado) o mecánico (molido) de los granos incrementa la tasa de degradación del almidón y, por ende, el riesgo de ARSA. ● La adición de bicarbonato de sodio a dietas basadas en silaje de maíz o alfalfa, a una dosis de 0,8 a 1% de la MS consumida, demostró ser efectiva en reducir el riesgo de ARSA. ● El agregado de ionóforos (monensina, lasalocida) a la ración podría ser de utilidad cuando el acostumbramiento a la dieta posparto no es adecuado y/o en condiciones que favorezcan el consumo rápido de grandes cantidades de alimento. Fuente: Gustavo Bretschneider, EEA INTA Rafaela


TAM61 10-11 AGUA.qxp:CHA846-76/77

29/3/12

21:45

Página 10

AGUA DE BEBIDA

Acérqueles lo que necesitan Hoy se sabe que la ubicación de las aguadas incide en el comportamiento animal y por ende en su productividad. Puede asegurarse que con agua en la parcela la producción de leche aumenta entre el 5 y el 10%.

Por el Lic. El agua es el principal nutriente en la dieIgnacio ta de la vaca en ordeño, y un deficiente Garciarena suministro atenta contra la producción de leche. No es de extrañar que esto suceda si consideramos las innumerables funciones que el vital fluido cumple en el organismo de un mamífero: ● Ayuda al transporte de nutrientes y residuos celulares. ● Es fundamental en la regulación de la temperatura corporal. ● Obra como lubricante (articulaciones, órganos). ● Es vital en el sistema excretor (bosta, orina). ● Actúa en el metabolismo del desarrollo muscular. ● Es el principal componente de la secreción láctea. Si todo esto no lo convence, considere además lo siguiente: ● El bovino no almacena agua. La pierde permanentemente y debe reponerla. ● La vaca sobrevive 60 días sin alimento, pero no más de 7 días sin agua. ● Pérdidas de agua del 10 al 14% del peso vivo llevan a la muerte por deshidratación. Éstas son las razones que explican por qué la producción de leche es tan vulnerable y sensible al balance hídrico del organismo de la vaca.

En la parcela Como en tiempos remotos, la forma de suministrar agua en los tambos, incluso en aquellos considerados de punta, sigue dependiendo de la capacidad de traslado del animal hasta la aguada, que en general se encuentra lejos del lugar donde pastorean las vacas. La situación es más dramática en los casos en que las lecheras tienen acceso al agua en el momento del ordeño, es decir, solamente dos veces por día. En llos planteos de alta producción se ajustan las dietas y los manejos, pero poco se hace para mantener hidratadas a las vacas. Un especialista como Pinheiro Machado solía decir que “el agua debe ir al animal, y no el animal al agua”. A pesar de su domesticación, el bovino aún conserva el instinto gregario (se mueve en grupos). Las consecuencias de esto pueden adivinarse: una vaca sedienta espera a que sus compañeras se pongan en marcha hacia la bebida. Cuando llega el rodeo a la aguada se generan amontonamientos indeseables, lo cual demanda instalaciones muy grandes para abastecer a todos los animales. Por consiguiente, mu-

10 • TAMBO

Uno contra otro En el caso del sistema tradicional: ● Se pierde tiempo en los traslados desde el lugar de pastoreo a la aguada. ● Se realizan esfuerzos innecesarios en esos traslados, sobre todo en verano. ● Cuando llegan a la aguada en grupos grandes obligan a utilizar instalaciones sobredimensionadas. ● Estos movimientos causan estrés en el animal y hacen que no consuma toda el agua que su organismo demanda. ● En los tanques australianos, el agua suele estar sucia o con algas, y estancada (no circula por varios días). Hay acumulación de heces en las aguadas o lugares de concentración; el bovino no vuelve a la parcela inmediatamente. ● Tiene impacto negativo sobre la producción de carne o leche. Con respecto al sistema Dar Agua: ● El animal toma agua y vuelve a comer. ● Todo es más práctico y se pueden utilizar bebidas chicas para gran cantidad de animales. ● Disponibilidad de agua fresca y limpia en todo del campo. ● Mejor distribución de las eyecciones en el campo. ● Mayor sanidad y limpieza de ubres ya que la vaca se echa a rumiar sobre la pastura. ● Menor utilización de los callejones de acceso a las parcelas. ● Favorece el aprovechamiento del pasto, ya que se pueden pastorear dos rodeos en el mismo potrero.

chas vacas no toman la cantidad de agua que deberían, en tiempo y forma. Evidentemente, por este camino la hidratación del rodeo dista de ser la ideal. Y muchas veces el bajo consumo de agua pasa inadvertido para el tambero, quien no detecta ninguna caída en la producción de leche. Esto no significa que no existan mermas por deshidratación. Al llevar el agua al lugar de pastoreo influimos en su com-


TAM61 10-11 AGUA.qxp:CHA846-76/77

29/3/12

21:45

Página 11

portamiento, evitando que el animal tenga que trasladarse hasta una aguada alejada, permitiéndole tomar toda el agua que necesita y sin apuros.

Bajo prueba Sospechamos que el acceso permanente al agua hace que las producciones lecheras o cárnicas puedan aumentar. La necesidad de cuantificar este incremento fue lo que nos motivó a desarrollar el ensayo comparativo de producción de agua en la parcela, realizado en la Escuela Inchausti junto con el INTA, AACREA y la Sociedad Rural de 25 de Mayo, que arrojó resultados sumamente alentadores. El consumo de agua en el total del período fueron 50,4 + 2,1 l/Vaca/día para el rodeo con agua en la parcela y 58,2 + 2,7 l/Vaca/día para el rodeo control, con una diferencia estadísticamente significativa. Es decir que la mayor cantidad de leche producida no se explicaría por una ingesta de agua más elevada; por el contrario, las vacas sin agua en la parcela bebieron más y produjeron menos leche. Cuando se analizan el volúmen de agua ingerido por litro de leche producido, día por día, éstos fueron de 1,88 + 0,07 para el rodeo con agua y 2,30 + 0,10 para el rodeo control. Los valores de la bibliografía indican que la ingesta total de agua varía entre 2,6 y 4,2 litros por litro de leche producido. Considerando que faltaría incluir en nuestros resultados el cálculo de agua ingerida con el alimento y que las pasturas tienen un contenido de agua significativo, los valores estarían en el orden de los publicados. Analizando estos resultados, puede asegurarse que con agua en la parcela la producción de leche aumenta entre el 5 y el 10%. Esta diferencia tan significativa no es más que la respuesta del rodeo a la mejora en el acceso al vital fluido, y consiguientemente, en su grado de hidratación. Concluimos pues que lo que sucede de manera habitual es que la vaca en ordeño no está debidamente hidratada, y eso queda a la vista comparando las producciones en una y otra situación.

Ventajas El aumento en la producción de leche es la variable que más positivamente afecta la rentabilidad del tambo cuando les acercamos el agua a las vacas; sin embargo, existen muchas otras ventajas de difícil cuantificación que también influyen en esta actividad. La distribución de las eyecciones es una de ellas. Disponer de agua en las parcelas permite incluso manejar más de un rodeo en el mismo potrero, ya que los tiempos de utilización de los callejones de acceso dejan de ser una limitante. Podemos, por un lado, manejar el rodeo de vacas secas en las mismas pasturas donde come el rodeo en ordeño, mejorando su estado corporal en el momento del parto y haciendo al mismo tiempo más eficiente la comida de la pastura. Por otro lado, un menor uso de los callejones repercute positivamente en su estado e indirectamente en la sanidad de patas del rodeo. Otro beneficio de difícil mensura pero de innegable ventaja es la mejor limpieza y sanidad de ubre de una vaca que se echa en la parcela, sobre el pasto, y no sobre la tierra pelada próxima a las

aguadas convencionales. Esto trae aparejado un menor trabajo de limpieza de ubre en la fosa, y menores probabilidades de contraer enfermedades de ubre. En el comportamiento animal con agua en la parcela se observa que no hay amontonamiento de animales en las aguadas, ni fugas de rodeos completos para tomar agua y quedarse a la sombra; por el contrario, con agua en la parcela se observan pequeños grupos en la bebida móvil, mientras el resto pastorea, descansa o rumia en el lote. El reciclado de nutrientes también es un aporte al sistema y contribuye a mejorar este aspecto. En términos generales el ganado se traslada en grupo, liderados por quienes dominan en la jerarquía social cuando disponen de agua en el campo y la distancia a ella supera los 150 m. Esto implica que todos los animales se trasladarán a un tiempo, tanto los que tienen como los que no tienen sed. La congregación de animales alrededor del agua transfiere fertilidad de las parcelas de pastoreo a las inmediaciones de la zona de abrevado al tiempo que contamina el agua con materia orgánica y parásitos. Estos problemas se solucionan cuando el bebedero está en la parcela y acompaña a los animales en el traslado diario a una nueva franja de pastoreo. Los aspectos sociales del abrevado desaparecen ya que una o dos vacas beben simultáneamente y durante un corto período de tiempo.

Cómo instrumentarlo Existen básicamente dos formas de conducir el agua hacia las parcelas: por gravedad, o bien presurizando el sistema de modo artificial mediante una bomba eléctrica. Los sistemas por gravedad tienen la ventaja de no depender de la electricidad, pero su instalación suele ser más cara porque deben utilizar tubería de mayor diámetro, y su rendimiento no siempre es el óptimo, sobre todo en épocas del año de alta demanda (verano). Los sistemas presurizados, en cambio, permiten llegar con el caudal deseado tan lejos del punto de origen como se requiera. Hacen posible, además, utilizar diámetros de tubería menores, abaratando la inversión inicial. Si bien requieren de electricidad, esto no suele ser un problema en el caso de los tambos.

Correlación con la distancia caminada Rodeo sin agua

ABRIL 2012 • 11


#1 TAM61 12 MERCOLA?CTEA.qxp:CHA846-76/77

29/3/12

19:41

Página 12

MERCOLÁCTEA 2012

Entre talleres y seminarios Las mejores propuestas para capacitarse tendrán lugar en la 12ª edición de la exposición de la lechería por excelencia. No parece sensato desaprovechar tamaña oportunidad. la cadena láctea. Para Sosa, el visitante “se va muy entusiasmado de conocer las nuevas tecnologías y de encontrarse y compartir experiencias con colegas”.

En concreto

Del miércoles 9 al sábado 12 de mayo próximos, los tamberos tendrán a su disposición una amplia oferta de talleres y seminarios para compartir conocimientos esenciales entre pares. “Asimismo serán cuatro días para capacitarse en la actualización de las diferentes áreas de producción lechera, en virtud de la importancia y la creciente demanda de este tema para el sector”, segura Agustín Sosa, responsable del área de capacitación de Mercoláctea. Con la presencia de destacados disertantes internacionales y nacionales, las charlas de capacitación de esta muestra lechera son esperadas por todos los profesionales y productores vinculados con

Maquinaria usada El Paseo de Compras de Maquinaria de Mercoláctea es un espacio comercial para el mercado de los usados. Consiste en varias áreas distribuidas por la muestra, donde encontrará maquinaria específica de determinadas categorías –equipos varios, para confección de heno, para confección de silos, accesorios–. Las mismas se presentarán agrupadas en parcelas según su marca, y contarán con carteles donde los posibles compradores podrán consultar datos técnicos, de contacto del vendedor y de uso de la maquinaria. Está disponible un catálogo online con toda la información detallada de la máquina en www.mercolactea.com.ar. La fecha límite de inscripción es el 27 de abril próximo, y las consultas por costos de inscripción y requisitos deben dirigirse a Félix Sammartino (h), forrajes@mercolactea.com.ar, o al teléfono (011) 156-567-924.

12 • TAMBO

En la muestra habrá cursos para ordeñadores y para veterinarios, así como talleres para encargados de guachera y para operarios. Entre los cursos para ordeñadores se citan las dos Jornadas organizadas por APROCAL (Asociación Pro Calidad de Leche y sus derivados). La primera, Rutinas para rodeos de entre 50 y 300 vacas, pone énfasis en las rutinas de ordeño básico, además de la terapias de tratamiento. Se desarrollará en el Salón Máximo Positivo el miércoles 9 de mayo, de 10 a 14.30. La segunda, Rutinas para rodeos de más de 500 vacas, hará foco en el tráfico de vacas, la rutina de ordeño en equipos pendulares y rotativos; y la relación ubre-equipo de ordeño. Se llevará a cabo en la Sala Bartolomé de la Ubre el jueves 10 de mayo, de 10 a 14.30. Por su parte, los Seminarios y Talleres para Veterinarios comenzarán el miércoles 9, de 17.30 a 19.30. Para empezar, tendrá lugar el seminario sobre Factores económicos clave y cómo mejorar la rentabilidad de los tambos; en la Sala Bartolomé de la Ubre. El Med. Vet. MS Mauricio Benzaquen (Progressive Dairy Solutions, Argentina) disertará sobre Revisión del diagnóstico y resolución del desplazamiento del abomaso. Luego, el Dr. Enrique Schcolnik (Progressive Dairy Solutions, Estados Unidos) desarrollará el tema Manejo nutricional para veterinarios. El panel de preguntas lo integrarán Matt Budine, Brian Sundberg y el propio Schcolnik. El viernes 11 de mayo, de 15.30 a 18.30, se llevará a cabo el Taller sobre manejo de la recría, en la Sala Máximo Positivo. Las disertaciones estarán a cargo del PhD Alex Bach (España). A su vez, el taller para encargados de tambo Actualización de la recría se realizará el viernes 11 de mayo, de 15.30 a 18.30 en la Sala Máximo Positivo. Los encargados de exponer serán el citado Bach y Shay Naor (Israel). En esta edición de Mercoláctea se realizará un taller para operarios sobre Manejo del mixer para una correcta elaboración y suministro de las dietas, en el Sector Forrajero. Tendrá lugar el miércoles 9 de mayo y el sábado 12 de mayo, desde las 10. El tema en cuestión será Extracción y suministro con mixers. Todos los talleres y seminarios son con cupo limitado. Más información: www.mercolactea.com.ar; capacitación@ mercolactea. com.ar ; inscripciones@mercolactea.com.ar, o al teléfono (011) 4791-8200.


TAM61 13 NOTICIAS.qxp:CHA846-76/77

29/3/12

19:37

Página 13

Un luchador Febrero se fue con una muy mala noticia: el fallecimiento de Manuel Cabanellas. Tambero de toda la vida, dirigente rural de fuste, el ex presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe) y la Sociedad Rural de Rosario tuvo una participación activa durante el paro agropecuario de 2008. En CRA lo recordaron como lo que era: un hombre honesto, batallador, con marcada vocación para asumir compromisos. “Entre añoranzas deja un mensaje de lucha por lo que creemos y respeto por las convicciones. Una de sus grandes pasiones fue el ruralismo; por ello el mejor de los homenajes que puede rendírsele es defender, como él lo hizo durante décadas, los derechos de los productores agropecuarios”, afirmaron desde la entidad que supo presidir.

Noticias Socio díscolo Las relaciones con nuestro partner en el Mercosur siguen tensas a causa de la leche, casi más preciada que el oro a esta altura de los acontecimientos. Así, Brasil espera la definición de las nuevas licencias no automáticas que impondrá a la Argentina, y paralelamente solicitó que se reduzca el arancel externo común de 14% a 2% para importar de la Unión Europea y Nueva Zelanda caseínas y caseinatos, de múltiples usos, algo que bien podría adquirir en nuestro país. Desde ya, el Centro de la Industria Lechera (CIL) rechazó de plano la idea. Estas sustancias se emplean para fabricar pegamentos y pinturas, cubiertas protectoras y plásticos.


TAM61 14-15 RESERVAS.qxp:CHA846-76/77

29/3/12

19:44

Página 14

RESERVAS

¿Pensó en un cereal de inviern o ◗

A contramano de lo ocurrido en la campaña Por el Ing. P. A. Gonzalo 2009/10, en la cual los maíces para silaje suFerreira peraron las expectativas de rinde, la seca de diciembre y enero últimos afectó sustancialmente los rendimientos de los cultivos destinados a la confección de reservas. Así, mientras que en algunas cuencas lecheras se piensa en rindes de 25 a 42 toneladas de materia verde (MV)/ha, en otras regiones se habla apenas de entre 15 a 28 toneladas MV/ha. Además de afectar el rendimiento, el severo déficit hídrico muy posiblemente haya condicionado la calidad de los silajes de maíz que se manejarán esta campaña. Es que a diferencia de otras, la última sequía se caracterizó por su extrema dureza durante la época de floración, lo que resultó en plantas con poca fecundación y modesto desarrollo de granos. En resumen, las consecuencias del fenómeno climático muy posiblemente determinen cantidades insuficientes de reservas, especialmente en sistemas de alta carga, lo cual derivará en una mayor necesidad de “importar” concentrados energéticos para lograr que las dietas estén adecuadamente balanceadas. Ante este panorama cabe preguntarse qué se puede hacer para suplir este déficit de reservas. Dentro de las numerosas alternativas posibles, el uso de cultivos de cereales de invierno destinados a silaje podría considerarse una salida interesante.

Hoja de ruta ● Los silajes de cereales de invierno son una alternativa tentadora en el momento de suplir un déficit de forraje ante los bajos rendimientos de los maíces de la última campaña. ● De utilizarse, variables como altura y momento de picado deben ser consideradas en función del objetivo buscado. ● Estos silajes no deberían confeccionarse con el fin de lograr reservas de proteína.

Si bien no es raro relacionar los cereales de invierno con forrajes de elevadas concentraciones de proteína (tal vez por vincularlos con los verdeos de invierno), paradójicamente sí es poco usual que la concentración de proteína de los silajes de cereales supere el 12%. Por ejemplo, en la campaña 2009, de siete silajes de cereales de invierno confeccionados en Navarro, en la provincia de Buenos Aires, ninguno superó el 11% de proteínas. De forma similar, datos de dos cultivares de trigo ensilados en diferentes estados fenológicos

(espigazón, grano lechoso y grano pastoso) mostraron concentraciones de proteína inferiores al 8%. Por lo tanto, si bien realizar silajes de cereales de invierno debe entenderse como una forma de suplir déficits de reservas, las prácticas de manejo no deberían basarse en obtener cantidades sustanciales de proteína. No olvide además que, como sucede con la planta de maíz, los cereales de invierno cuentan con una porción vegetativa de características fibrosas (que puede tener mayor o menor concentración de proteína dependiendo del momento de corte) y una inflorescencia que acumula granos de elevadas concentraciones de carbohidratos no fibrosos. Estas características morfológicas hacen que la calidad nutricional de los silajes de estos cereales se vea afectada de forma diferente de la de los silajes de pasturas o raigrás. Por ejemplo, si consideráramos la concentración de fibra (FDN) como indicador de calidad del forraje, no sería extraño afirmar que a medida que avanza la madurez de una pastura o de un verdeo se va perdiendo esta virtud por tener mayores concentraciones de fibra. Sin embargo, en cereales de invierno destinados a reservas, mientras avanza la madurez del cultivo la concentración de fibra disminuye; aumentando entonces su digestibilidad o la concentración energética del

Digestibilidad del silaje de trigo

Concentración de nutrientes en el silaje de cebada

Calidad nutricional

En función del estado fenológico en el momento de picado

Adaptado de Filya et al., 2003

14 • TAMBO

En función de la altura de corte

Datos de Walsh et al., 2008


TAM61 14-15 RESERVAS.qxp:CHA846-76/77

n o?

29/3/12

19:44

Página 15

Una alternativa por considerar ante la merma en cantidad y calidad que sufrirán en esta campaña los maíces sembrados con este destino. Desde luego hay cuestiones de manejo que debe conocer.

silaje (ver gráfico pertinente en pág. 14). Un factor que afecta la composición nutricional de los silajes de cereales de invierno es la altura de corte (ver gráfico correspondiente en la misma página). En general, cuanto más alto se corte menor será la concentración de fibra y mayor será la concentración de almidón en el silaje. Al elevar el listón, la fracción vegetativa (de digestibilidad reducida) se reduce proporcionalmente y tienen mayor efecto los componentes de la inflorescencia (de mayor digestibilidad por la presencia del grano) en la composición nutricional.

¿Qué cultivo conviene? Dejando a un lado las limitantes edáficas o climáticas, dado que no todos los cultivos son iguales en cuanto a su aporte nutritivo, la decisión de hacer uno u otro dependerá de las necesidades específicas en función de la calidad de los otros ingredientes disponibles. Por ejemplo, los silajes de trigo pueden tener concentraciones de fibra muy inferiores a las de los silajes de cebada y hasta incluso a las de silajes de maíz típicos (45% FDN). Por lo tanto, si esta última campaña se caracterizó por dar silajes de maíz con muy poco

grano, y por ende muy fibrosos, tal vez sea más conveniente apuntar a implantar cultivos de trigo que se piquen en estado de grano pastoso, de modo de obtener un silaje con bajas concentraciones de fibra. Contrariamente a lo antes indicado, datos locales demuestran que la concentración de fibra en silajes de cereales de invierno puede ser sustancialmente superior a la de un silaje de maíz típico. A su vez, la fermentabilidad del almidón de la avena es mayor que la del almidón de trigo, y la de éste superior a la del almidón de cebada. Por lo tanto, de existir potenciales problemas metabólicos relacionados con acidosis, tal vez sea más conveniente implantar cultivos de cebada que de avena o trigo (aunque la proporción de almidón en el grano de avena es inferior a la de otros granos). Sin embargo, es importante saber que estas limitantes puedan corregirse con una formulación adecuada de las dietas, más que con cambios del tipo de cultivo por ensilar. En todo caso, si se cae en la decisión de utilizar avenas o trigos, para evitar potenciales problemas metabólicos se podría apuntar a picar en momentos anticipados, en los cuales la proporción de grano en la planta no sea tan importante como en los estadios más avanzados del cultivo.


CH5061-:Layout 1

3/29/12

1:40 AM

Pรกgina 1

Tambo Nº 61 - Abril 2012  

Tambo - Abril 2012

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you