__MAIN_TEXT__

Page 1

864

EDICIÓN DIGITAL

Junio

DOMINGO 31 DE MAYO DE 2020 SAN JOSÉ DE CÚCUTA, NORTE DE SANTANDER, COLOMBIA. FUNDADO EN 1956

Semana de la Familia

(Mt 5, 8) “Bienaventurados los limpios de corazón”

Pentecostés

La promesa del amor de Dios cumplida en la Iglesia

Vea también Pág. 2

Editorial - La fuerza de Dios Pág. 4

Comunicado de los Obispos de la Iglesia Católica Solicitud al Gobierno Nacional para la reapertura de los templos Pág. 7

Festividad de Nuestra Señora de Cúcuta Pág. 11

Una nueva pandemia y otra vieja conocida: El sedentarismo Pág. 13

Cinco formas en las que pueden hackear su celular Diócesis de Cúcuta

Emisora Vox Dei Cúcuta

Periódico La Verdad


2

Editorial

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid Obispo de la Diócesis de Cúcuta

La fuerza de Dios

L

a fiesta solemne de Pentecostés, es la fiesta de la Iglesia, por excelencia, en ella hemos recibido el don del Espíritu Santo, que nos anima y nos fortalece para dar testimonio de Jesucristo resucitado, hasta los confines extremos de la tierra. El bellísimo relato de Pentecostés que encontramos en el libro de los Hechos de los Apóstoles pone a la Santísima Virgen María y a los Apóstoles recibiendo esa fuerza, ese ardor que los lleva a salir, de un lugar encerrado a predicar con alegría al Señor en todos los lugares y a todas las personas. Celebrar Pentecostés, hoy en nuestra Iglesia particular, es vivir en la Iglesia la experiencia profunda del Espíritu Santo, que “hace nuevas todas las cosas” (Ap 21, 5). Pidiendo el Espíritu Santo, tenemos que descubrirlo como fuerza creadora. La primera frase de la Sagrada Escritura se refiere a esa presencia creadora: “…la tierra era algo informe y vacío, las tinieblas cubrían el abismo, y el Espíritu de Dios se cernía sobre las aguas” (Gen 1, 2). La última expresión de la Escritura también nos habla del Espíritu Santo: “El Espíritu y la Esposa dicen: «¡Ven!», y el que escucha debe decir: «¡Ven!». Que venga el que tiene sed, y el que quiera, que beba gratuitamente del agua de la vida” ( Ap 22, 17). El Espíritu Santo es Persona Divina, es alguien y no algo, por ello puede ser enviado, regalado, dado con amor a quienes le saben pedir, esperar y acoger. Su acción fecunda ilumina los caminos de los Patriarcas, impulsa a Moisés por el desierto, acompaña las gestas gloriosas del Pueblo de Dios, se hace presente en el clamor de los Salmos, llena la vida de los Profetas, es la Sabiduría revelada, es la fuerza de los que aman a Dios. Esta persona de la Trinidad, anima, alienta, inspira la Palabra con la cual Dios habló a los hombres.

mano hay semillas del mismo Espíritu para despertar y alentar a que crezcan y den fruto. Es el Espíritu Santo el que anima y realiza la caridad de Jesucristo.

El Espíritu Santo actúa en el misterio quitecto del reino, maestro y pedagogo de la Encarnación, desciende sobre Je- de la fe, aliento y camino, compañía y sús en el Jordán, mantiene un diálogo defensa, luz y esperanza de la comunipermanente con Jesús, lo sostiene y lo dad creyente, sobre todo en estos tiemacompaña. Por eso en la sinagoga de pos de crisis, de soledad, de desaliento. Nazaret Jesús expresa como se cumple en él la profecía de Isaías (Isaías 61, Estos días que van transcurriendo en la 1ss) «El Espíritu del Señor experiencia del confinaestá sobre mí, porque me miento, cuando se ha reha ungido para anunciar “Con su fuerza la velado de modo más evia los pobres la buena nue- autoridad ilumina, dente nuestra fragilidad va…» (Lucas 4,18). y nuestra vulnerabilidad, la predicación enseña, la caridad hemos de aprender la lecSomos la Iglesia del Espí- llena de amor de ción de silencio que nos ritu Santo por excelencia, pide abrirnos a la gracia por vocación, por presen- Dios las obras de del Espíritu Santo, dejarlo misericordia...”. cia amorosa de Dios que actuar sin que lo impidan nos regala este don adminuestras desesperaciones, rable para que tenga prindejar que nos mueva y cipio, sentido y fin nuestra vida pasto- acompañe, dejar que despierte, como ral, nuestra vida de fe, nuestra vida de ya lo ha hecho, iniciativas gozosas de caridad. Es el Espíritu quien nos anima evangelización, recursos ingeniosos y nos fortalece en la tarea de anunciar a para llegar a nuestros hermanos con Jesucristo resucitado, como lo hicieron una catequesis viva, con una palabra de en su momento los Apóstoles, llevando aliento, con una motivación para trabasu Evangelio a todos los confines de jar decididamente por una promoción la tierra y, como hoy, con gran fuerza de la humanidad que no se quede en un continuamos haciéndolo. simple proceso horizontal de solidaridad, sino que se motive porque aquel Con razón el Espíritu Santo es llama- a quien busco, sirvo, acompaño y sosdo alma de la Iglesia (León XIII en la tengo, es alguien que como yo posee Encíclica Divinum illud munus, 1897: el Espíritu Santo por la gracia de los Denzinger-Schönmetzer, n. 3.328) ar- sacramentos o porque en todo ser huPresidente Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid Obispo de la Diócesis de Cúcuta Director Pbro. Diego Eduardo Fonseca Pineda

El Espíritu es dado a la Iglesia de diversos modos. Es bello constatar que, siendo uno, se manifiesta de diversos modos: Gobierna en quien gobierna, predica en quien predica, sirve en quien sirve, porque sin Él todo sería estéril, todo sería mera acción humana. Con su fuerza la autoridad ilumina, la predicación enseña, la caridad llena de amor de Dios las obras de misericordia que, precisamente, son inspiradas por el Espíritu Santo y son bendecidas cuando se realizan en nombre del amor de Dios. Con Pentecostés no acaba la Pascua, en Pentecostés se sueltan las amarras de la nave de la Iglesia, para que “al impulso del amor confiado” del Espíritu Santo (Prefacio Eucarístico, Pentecostés), pase por este mar atormentado de la historia llenando de luz y de alegría cada acción humana, cada servicio, cada apostolado. Pidamos todos con mucha fe el don del Espíritu Santo, que nos avive a todos en nuestra vida cristiana y en nuestra tarea eclesial, a cada uno en su camino y misión, en su ministerio para aquellos que tenemos responsabilidades de Iglesia. El día de Pentecostés la Santa Virgen, María de Nazareth, estaba llena de alegría y esperanza, pidamos a ella que proteja y bendiga a nuestras comunidades en estos tiempos complejos y de prueba. Ven Espíritu Divino, fuerza, vida y esperanza de la Iglesia y de la humanidad. ¡Alabado sea Jesucristo!

Administrador Pbro. César Augusto Prato Parra

Pbro. Luis Jesús García Velasco Sem. Héctor Gabriel García Torres

Equipo de Redacción C.S. Isabel Obando

Diseño y diagramación Harold Antonio Castellanos Mojica

Fotografía CCDC / Internet Formato Digital Prensa y Publicaciones CCDC


Vida Pastoral

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

3

Con la caridad de la Iglesia Católica de Cúcuta se han entregado más de 59 mil mercados durante la pandemia

L

a Diócesis de Cúcuta frente a la pandemia de la COVID-19, ha permanecido cerca a los fieles dando aliento tanto espiritual como material. Siempre viviendo la caridad de Cristo, se están mitigando las necesidades básicas de los más pobres. Con alimentación y elementos de aseo, la Iglesia Católica cuida de la población más vulnerable de la ciudad, área metropolitana y zona rural. Cada ayuda llega a la población previamente identificada y caracterizada por los laicos, sacerdotes, religiosos y voluntarios de cada una de las comunidades parroquiales. Asimismo, desde los proyectos que ejecuta la Corporación de Servicio Pastoral Social (COSPAS) de la Diócesis de Cúcuta, que requerían de censo, y que abarcan desde madres cabeza de hogar, hasta migrantes, que habitan en las periferias de la ciudad y que también sirvieron de caracterización para la entrega de ayudas.

Centro de Caridad de Ayuda Infantil ‘La Niña María’ Otra comunidad beneficiada son las familias de los niños vinculados al Centro de Caridad de Ayuda Infantil ‘La Niña María’, que funciona en las instalaciones de la Fundación Pía Autónoma Asilo Andresen de la Diócesis de Cúcuta. Desde que comenzó la cuarentena hasta el 17 de mayo, se han entregado 10 toneladas de alimentos, que corresponden a 1.100 mercados -y en dos ocasiones se han incluido 300 y 200 respectivamente, paquetes con elementos de aseo-, gracias al Banco Diocesano de Alimentos, La Orden de Malta, Bancolombia y la familia Urbina.

Entrega de ayudas alimentarias en la Parroquia Cristo Camino, barrio Nuevo Horizonte

Entrega de apoyos económicos: Entre los meses de abril y mayo, COSPAS apoyó económicamente con 9.311 subsidios, los cuales fueron destinados para la compra de víveres en un almacén de cadena de la ciudad. Entrega de mercados: Desde el inicio del Aislamiento Preventivo Obligatorio a la fecha, COSPAS ha donado 5.110 mercados. Entrega de kits de aseo: La distribución de paquetes con elementos de aseo e higiene personal suman 4.333.

Corporación de Servicio Pastoral Social

COSPAS cuenta con el apoyo de entidades como la Corporación Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ), el Programa mundial de Alimentos (PMA), la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional de los Pueblos (USAID/OFDA). Con quienes han atendido a cientos de familias en Cúcuta, El Zulia, Sardinata y Bucarasica.

Siguiendo las orientaciones del señor Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, se entregan ayudas como Iglesia diocesana desde COSPAS teniendo en cuenta los principios del Sumo Pontífice, el Papa Francisco, que son: acoger, proteger, integrar y promover.

Inició la atención humanitaria por la emergencia sanitaria de la COVID-19, a partir del 20 de marzo y hasta el 21 de mayo gracias a donaciones de 53 empresas, personas naturales y recursos propios, se han entregado 42.199 mer-

Banco Diocesano de Alimentos

cados y 5.534 kits de aseo, ayudando a las personas más necesitadas y vulnerables, previamente caracterizadas.

Comunidad Unidas a estas acciones, cabe destacar otros sencillos gestos de cientos de fieles bautizados que han compartido de sus alimentos, donando mercados a sus vecinos y a sus parroquias, donde los párrocos se han encargado de distribuirlos entre la comunidad. Uno de estos ejemplos es el de la parroquia Nuestra Señora de las Misericordias del municipio de Villa del Rosario, acompañada pastoralmente por el padre Álvaro Gutiérrez, quien ha servido de puente para apoyar a familias vulnerables con 600 mercados; asimismo, en un trabajo liderado por el padre José David Caña Pérez en conjunto con los comerciantes de la ciudad, han aportado 1.000 mercados más, para ayudar a mitigar la crisis que se vive actualmente. Han sido dos meses, donde la Diócesis con sus limitados recursos no ha abandonado a sus hermanos, ha contribuido a sostener la fe de los creyentes valiéndose de su estructura de comunicaciones, ofreciendo diariamente la Santa Misa, el rezo del Santo Rosario, variedad de contenido en formación cristiana, tanto en la Emisora Vox Dei, como en el Periódico La Verdad, que ahora se difunde en

formato digital. Acompañándolos en esta difícil situación, les ha brindado desde el inicio del Aislamiento a la fecha, más de 59.320 mercados completos y 10.367 paquetes con elementos de aseo, una obra que también ha sido posible gracias a tantos benefactores que han recibido en su interior el mensaje de vivir la caridad de Cristo. Entre la población beneficiada se encuentran las comunas 4, 5 y 8; las asociaciones que el Banco Diocesano de Alimentos apoya permanentemente; las fundaciones: Soñar, Servidoras Madres para los Abandonados de las Calles, El Camino, El Regazo de José; Asilo de Ancianos Rudesindo Soto; Hogar de Nazaret; cárcel Modelo de Cúcuta; los municipios: Villa Caro, El Zulia, Lourdes, Santiago, Sardinata, Bucarasica; los corregimientos: San Pedro, El Carmen de Nazareth. Este ha sido hasta la fecha, el ejercicio de caridad que la Iglesia Particular de Cúcuta ha adelantado en esta zona de frontera, inspirada por el Evangelio de Jesucristo y contribuyendo para que los habitantes más desfavorecidos de esta zona del país, en este tiempo de aislamiento, puedan permanecer en casa y así contribuir con el fin de esta pandemia.


4

Iglesia Nacional

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

Comunicado de los Obispos de la Iglesia Católica

L

Solicitud al Gobierno Nacional para la reapertura de los templos

acompañar el proceso de estudio de la solicitud y de revisión de los protocolos propuestos, la cual, el 26 de mayo, entró en contacto con la Presidencia de la CEC.

os obispos de la Iglesia Católica en Colombia, frente a diversos requerimientos que se han presentado sobre la necesidad de reabrir los templos para las celebraciones litúrgicas con participación física de los fieles, se permiten comunicar a los sacerdotes, religiosos y fieles laicos: 1. Con espíritu de fe y de manera responsable, guiada por la convicción de la importancia de defender la vida y la salud de todas las personas, la Iglesia Católica ha asumido y promovido el cumplimiento de las medidas gubernamentales para prevenir la propagación del Covid-19. 2. Ante la perspectiva de reactivación de diversos sectores de la vida nacional, en una nueva fase dentro del aislamiento para contrarrestar la pandemia, la Conferencia Episcopal ha venido solicitando formalmente al Gobierno Nacional, desde el pasado 20 de abril, la posibilidad de permitir la reapertura de los templos, de manera gradual y con la debida implementación de los protocolos de bioseguridad, de los cuales ya se ha acreditado una propuesta para su revisión. 3. Esta solicitud ha sido hecha a partir de las siguientes consideraciones: 3.1. La libertad de cultos, la profesión pública y la difusión individual o colectiva de la fe son derechos fundamentales de la persona, que están consagrados en nuestra Constitución (Art. 19). 3.2. El culto es una expresión de la fe y de la relación personal y comunitaria con Dios, y no puede considerarse simplemente como una actividad social. 3.3. La vida espiritual es esen-

5. Los obispos haremos el debido seguimiento al proceso que se ha abierto para que, en este clima de diálogo con el Gobierno Nacional, se avance a buen ritmo en el análisis de los protocolos de bioseguridad y se puedan reabrir los templos lo más pronto posible. cial para que la persona humana logre la salud integral y la fortaleza de ánimo en estos tiempos difíciles. El cultivo de la fe lleva al encuentro con Dios y con el prójimo, nos sensibiliza ante el dolor ajeno, nos impulsa a la caridad y a toda forma de solidaridad, favorece la vida comunitaria y nos mantiene cimentados en la esperanza. El fortalecimiento de la vida interior es realmente un remedio contra la angustia y la incertidumbre generadas por la pandemia. 3.4. Por cuanto se refiere específicamente a la comunidad católica, las diócesis, parroquias y otras instituciones eclesiales han realizado ingentes esfuerzos para continuar la misión evangelizadora y multiplicar las acciones de solidaridad y caridad, a pesar de las limitaciones que impone la cuarentena, pero se tiene clara conciencia de que el misterio cristiano no se puede vivir a plenitud virtualmente y que hace falta la celebración presencial de los sacramentos que santifica la vida entera de los creyentes. 3.5. Numerosos fieles han expresado de diversas maneras el deseo y la necesidad de retornar a las celebraciones en los templos, cumpliendo todas

las medidas de bioseguridad. No comprenden que se puedan abrir otros espacios que concentran mayor número de personas y se mantengan cerrados los templos. Señalan que esta manifestación debe tenerse en cuenta al aplicar los principios de igualdad y equidad propios de un Estado social de derecho y democrático como lo es Colombia (Constitución Nacional, Art. 1). 3.6. La Iglesia lleva a cabo su tarea evangelizadora y de promoción social a través de las parroquias y de otras instituciones (colegios, escuelas, hospitales, hogares de niños y ancianos, casas para migrantes, bancos de alimentos, comedores comunitarios, entre muchas otras), las cuales, además, permiten un alto número de empleos formales. En las actuales circunstancias estas obras se han visto seriamente afectadas. 3.7. La Iglesia Católica, como lo ha hecho siempre, quiere actuar en unidad y en cooperación fraterna, estableciendo criterios generales que puedan ser seguidos por las diversas jurisdicciones, aplicados a las circunstancias propias de cada lugar. 4. En días pasados, el Gobierno designó una comisión para

6. Pedimos a todos, sacerdotes, religiosos y fieles, orar para que pronto podamos reencontrarnos, también de un modo físico, en la celebración del culto divino. Les rogamos seguir asumiendo con responsabilidad el compromiso que todos tenemos con el cuidado de la vida y la salud de nuestros hermanos, y confiar en la buena voluntad del Gobierno Nacional en torno a la reapertura de los templos. No es conveniente adelantar acciones que retardarían o perjudicarían el proceso que se está conduciendo. 7. Finalmente, los invitamos, durante este tiempo de espera, a prepararse espiritual y pastoralmente para lograr que la reapertura de los templos se convierta en una oportunidad para una renovación profunda de la vida litúrgica, de la experiencia comunitaria y del compromiso apostólico de todos los que seguimos a Cristo en la Iglesia Católica. Bogotá, D.C., 27 de mayo de 2020 Firmado por los Obispos de la Comisión Permanente de la CEC


Especial

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

5

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 30 de mayo al 7 de junio de 2020

«Nos trataron con una solicitud poco común» L

(Hechos 28, 2)

a Iglesia Católica, junto con otras Iglesias y comunidades cristianas que están en un camino ecuménico, participan cada año de una semana especial de oración conjunta. El objetivo es dar gracias a Dios por el encuentro con cristianos de otras tradiciones y orar por la unidad de todos, buscando la reconciliación y la aceptación, siendo conscientes de no permitir que la carga del pasado, les impida acercarse unos a otros. En el hemisferio norte, la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos se celebra tradicionalmente en enero, lo cual fue propuesto en 1908 para cubrir el periodo entre la fiesta de san Pedro y la de san Pablo, y reflexionar de esta manera en torno a sus enseñanzas. Por otra parte, en el hemisferio sur, el mes de enero es tiempo de vacaciones, por lo que las Iglesias frecuentemente adoptan otras fechas para celebrar esta semana, por ejemplo, en torno a Pentecostés (sugerido por el movimiento Fe y Constitución en 1926), que representa también otra fecha significativa para la unidad de la Iglesia. Precisamente, en Colombia se está llevando a cabo la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos del 30 de mayo al 7 de junio. Desde hace ya algunos años, el Consejo Ecuménico de las Iglesias y el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, se encargan de los materiales de oración para esta semana, los cuales son adaptados por cada Iglesia. La Conferencia Episcopal de Colombia en su página web: www.cec.org.co

ha dispuesto el octavario para la oración.

Día 1: Tirar la carga por la borda

Este año, bajo el lema: «Nos La reconciliación ecuménica es trataron con una solicitud poco salir de nosotros mismos y acepcomún» (Hechos 28, 2), se re- tar los dones y gracias que Dios flexiona sobre la indiferencia del ha dado a los demás. ser humano, que asume varias formas, la “El objetivo es dar Día 2: Buscar y mosmás relevante: la cri- gracias a Dios por trar la luz de Cristo sis migratoria. “¿Nos el encuentro con unimos a las frías cristianos de otras La misión de todo fuerzas de la indifecristiano es mostrar rencia o mostramos tradiciones y orar siempre la luz de Cris«una solicitud poco por la unidad de to. Es necesario mancomún», haciéndonos todos...”. tener la identidad de testigos de la provila propia Iglesia y resdencia amorosa de petar la luz que irradian las otras Dios para todas las personas?”. comunidades cristianas. Dice el documento universal para esta celebración: “Nuestra Día 3: El mensaje de la espepropia unidad cristiana se maniranza festará no solamente mostrando hospitalidad unos con otros, por No todo está perdido, con Crismuy importante que esto sea, to siempre renace la esperanza. sino también a través de encuen- Oremos juntos por una mejor tros cordiales con aquellos que unidad. no comparten nuestra lengua, cultura o religión”. Día 4: Confiar, no temer, creer Temas del octavario

Es en el hombre de la cruz en

quien debemos colocar nuestra mirada, en Él confiar y creer. Día 5: Partir el pan para el viaje Compartir con amor el pan físico y espiritual consolida la aventura del viaje ecuménico. Día 6: Mostrar una solicitud poco común Mostrar una solicitud amorosa hacia los demás, es afinar nuestros corazones con el corazón de Dios. Día 7: Cambiar nuestros corazones y nuestras mentes Para vivir el ecumenismo es preciso dar prioridad a la conversión de la mente y del corazón. Día 8: Recibir y dar Dios siempre nos da gratis y en abundancia. Aprendamos de Él a dar con el mismo amor y medida.


6

Vida Pastoral

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

Por: Freddy A. Ochoa, vicario de Pastoral.

H

a trascurrido el mes de mayo, vivencia del gozo pascual, en la intensidad de la vida familiar acompañados por Santísima Virgen María en el rezo diario del Santo Rosario. Esta experiencia nos ha acercado más al corazón de la Madre del Señor, ha sido causa de alegría, de fortalecimiento en la fe y la esperanza. Ella nos ha puesto más cerca del corazón de su hijo. Esto ha sido una efusión pascual, el Señor Jesús, Resucitado, está con nosotros, está en la vida de nuestro hogar. Su promesa “Yo estaré con ustedes hasta el final” (Mateo 28, 20), se hace más evidente para nosotros ahora. Entramos en un nuevo mes, con la conciencia de que las palabras del Señor en su discurso de despedida según San Juan nos traen paz, “el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todo y les recordará todo los que yo les he dicho” (Juan 14, 26). Confiados en esta promesa seguimos adelante afrontando como creyentes esta pandemia que azota a la humanidad, confinados en el Señor y leyendo en la fe estos sucesos de hoy. El proceso evangelizador de la Diócesis de

Cúcuta nos propone para el mes de junio la sexta bienaventuranza “Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios” (Mateo 5, 8). Una palabra del Señor Jesús que nos remite al corazón del hombre, que según la Sagrada Escritura, es el centro de la persona, es el lugar interior donde sucede el encuentro con Dios, y a la vez es el lugar de las decisiones del hombre. Ser limpio de corazón, es el esfuerzo constante y permanente del discípulo de Jesús, de tener rectitud de intención. Es en verdad estar lleno de Él y anhelar solo el deseo de Dios. ¿Quién no tiene el corazón limpio? El que está buscándose a si mismo, el que tiene el afán de poseer cuanto hay en el mundo, el que tiene su corazón lleno de temores y de deseos ajenos a Dios. En medio de todo, la experiencia pascual y el mes mariano, que acaban de terminar, nos dan

una ventaja en esta limpieza del corazón, porque nos han ayudado a discernir sobre nuestra vida y nos han permitido examinarnos profundamente, y proponernos sacar todo aquello que esté ocupando en lugar del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. El corazón lleno de Dios, lo ve en todas las personas, las cosas y los acontecimientos. Porque el corazón es para que el creyente como el ojo interior que ve a Dios en todo. La propuesta pastoral y espiritual de la Diócesis de Cúcuta es un llamado a ver a Dios en la familia, puesto que en este mes celebramos del 7 al 14 de junio la Semana de la Familia. En estos días se habla mucho de seguir el protocolo, el cual se debe seguir con rigor. Si seguimos los pasos, de la propuesta espiritual y pastoral, que nos piden primero el discerni-

Felicidades en su fiesta patronal Los medios de comunicación de la Diócesis de Cúcuta, se unen con alegría en la presentación de las comunidades parroquiales, anunciando las fiestas de su santo patrono. En esta oportunidad, felicitamos de manera especial a los bautizados que se congregan en las parroquias: María Auxiliadora, Santa Rita de Casia, Visitación de Nuestra Señora. Le animamos para que continúe creciendo en la fe y dinamismo pastoral, de la mano de sus párrocos. Fundación: Mayo 2, 2005 Fiesta Patronal: 22 de Mayo Párroco: Abimael Bacca Barrio: Daniel Jordán, Los Patios

Fundación: Enero 31, 1973 Fiesta Patronal: 24 de Mayo Párroco: Padres salesianos Barrio: Popular

María Auxiliadora

Fundación: Septiembre 22, 2000 Fiesta Patronal: 31 de Mayo Párroco: Yacid Hernando Santiago Santiago Barrio: Divina Pastora

Junio

Santa Rita de Casia

4: Israel Bravo Cortés 6: Benedicto Vaca Cáceres 1 al 14 de junio

Visitación de Nuestra Señora

miento interior; segundo, sacar de la vida todo lo que esté ocupando el lugar de Dios; tercero, dejar libre ese espacio exclusivo para Él; cuarto, hacer propósito para mantenernos así, y quinto buscar al Señor con tranquilidad y serenidad, y seguramente los pasos que siguen serán guiados por Él mismo. Es decir, se cumplirá la Palabra del Señor en el Sermón de la Montaña, veremos a Dios en todo. En la familia, en el trabajo y todos los acontecimientos ordinarios de la vida. Así la celebración del Misterio de la Trinidad, del Corpus Christi y del Sagrado Corazón de Jesús, serán más que actos de piedad o devoción, o de un ritual familiar, de una expresión cultural y religiosa, porque serán verdaderos tiempos de gracia, de contemplación, de extasiarnos en Dios, que harán que en la vida común lleguemos a todos a ser como los grandes místicos de la Iglesia. Vivamos esta bienaventuranza en la Iglesia doméstica, en comunión con la Diócesis y la Iglesia Universal, para que la obra evangelizadora siga adelante a pesar de la pandemia. Estamos invitados a tomar parte activa en todas las acciones propuestas para la Semana de la Familia.

La piedra del camino Un rey coloca una gran roca en el camino para obstaculizar el paso. Se esconde y mira para haber quién se atreve a quitar la enorme piedra. Algunos pasan y simplePbro. Onofre mente le dan la vuelta. Peñaranda, columnista Muchos culpan al rey por no mantener los caminos despejados. Nadie hace algo para sacar la roca. Solamente un campesino que pasa por allí con una carga de verduras, la ve y se acerca. Pone la carga en el piso y trata de mover la roca a un lado de la vía. Después de empujar y fatigarse mucho con gran esfuerzo logra mover la piedra. Mientras recoge la carga ve una bolsa en el suelo, justamente donde estaba la piedra. La bolsa contiene un montón de monedas de oro y una nota

Sacerdotes

Feliz Cumpleaños

del rey como recompensa para el que moviera la roca. El campesino aprende ese día que cada obstáculo puede estar disfrazando una buena oportunidad. No hay duda que la humanidad ha encontrado en la COVID-19 una gran roca que obstaculiza el paso. Es preciso convertirla en una oportunidad de abrir puertas valiosas de bendición y madurez. No se convierta en centro de desesperación y maldición. Es una oportunidad de conectarse más con Dios y con la naturaleza. El virus en el camino de la vida nos invita a ser más humanos, aprender a ver los otros como personas iguales con sus defectos y virtudes. La tierra tan rica en un mundo donde el agua escasea, las selvas y los bosques se extinguen, nos invita a ser más cuidadosos.


Especial

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

7

Festividad de Nuestra Señora de Cúcuta Por: Profesor Miguel Alberto Palacios.

M

uchos cucuteños se preguntarán: ¿De dónde salió esta imagen? ¿Por qué hasta ahora nos cuentan esta historia? ¿Cuál es el significado de ella en la vida de los cucuteños? Seguidamente trataré de dar respuesta a estas inquietudes. Veamos: La Virgen María, considerada en la teología católica como la madre de Dios, ocupa un lugar excepcional entre los católicos y en la cultura occidental. Su devoción se ha multiplicado en numerosas representaciones y advocaciones espirituales que hoy, son objeto de culto y veneración en diversos santuarios del mundo, y por supuesto, en Norte de Santander. A lo largo de los siglos, los diferentes pueblos y culturas han rendido culto a advocaciones regionales de la Virgen que, sin embargo, es la misma María de las Escrituras, la madre de Jesús. Los autores piensan que el creyente que venera, por ejemplo, a la Virgen de Belén, o a la de las Angustias, sólo está expresando su amor por la María única y su hijo Jesucristo. Esas adaptaciones particulares son posibles mediante el fenómeno de inculturación, definido por Juan Pablo II en su Encíclica Slavorum Apostoli como “la encarnación del Evangelio en las culturas autóctonas”. Las apariciones de la Virgen María, con reconocimiento canónico en Colombia son: Nuestra Señora de Chiquinquirá; Nuestra Señora de las Lajas; y Nuestra Señora de las Gracias de Torcoroma. A mediados del siglo XIX se posesionó como párroco de San José, el sacerdote Domingo Antonio Mateus y asumió la construcción del templo con alma, vida y sombrero. Los constructores fueron los ingenieros bogotanos Pascual Pinzón y Gregorio Peña. Mayordomo fue Antonio Ángel, que también desempeñaba el cargo de sacristán del templo San Juan de Dios. El estilo de las torres le dio a la construcción un aspecto castrense, pero los arcos de medio punto y los contrafuertes le añadieron un inconfundible toque romántico. El clero era propietario de la manzana en la que estaba el templo. Durante la construcción el lote se parceló para obtener recursos para la financiación del proyecto. El templo de San José, erigido sobre el costado orien-

Nuestra Señora de Cúcuta

tal de la plaza principal -que para entonces aún no tenía nombre-, estaba terminado a comienzos de los años 70 del siglo XVII. Después de unos días donde se sintieron algunos presagios, el martes 18 de mayo de 1875, sucedió en Cúcuta el hecho más luctuoso de la ciudad, el terremoto.

Iglesia decidieron encomendar al sacerdote Gregorio Arenas (septiembre de 1875), como párroco de San José. Fue él quien decidió “proteger” bajo buen recaudo estas dos imágenes.

Pasaron otros párrocos: Nepomuceno Landazábal, Jesús B. Rincón, “A lo largo de los si- Lucio Martínez, José María glos, los diferentes Camacho, José Reyes Díaz, Marcos Hernández, José pueblos y culturas María Camargo, Wenceslao han rendido culto Serrano y Domiciano Valdea advocaciones rrama, a quien le correspondió recibir el siglo XX, como regionales de la párroco de San José. Virgen que, sin

El 22 de mayo de 1875, el arzobispo de Bogotá, Vicente Arbeláez envió una carta al tener conocimiento del infortunio, como medio eficaz para provocar la caridad cristiana alrededor de los sobrevivientes. La carta del Primado de Colombia es el más bello hoembargo, es la menaje de simpatía a la noble Pero fue el sacerdote Elías misma María de Rincón, quien como párrociudad de Cúcuta con motivo las Escrituras, la co inició la construcción del del terrible siniestro que llevó la desolación y la muerte a madre de Jesús”. nuevo templo de San José. esos ricos y hermosos valles Documentos históricos reen donde Dios había derramalatan que: “Emilio Ferrero do la hermosura, la fertilidad y la abundan- hizo el 5 de noviembre de 1905, la siguiente cia. remembranza al cumplirse 30 años del terremoto y celebrar la reiniciación de los trabaAlgunos días después del terremoto y de jos de construcción del templo. Allí queda “recoger” lo que podía servir, los feligreses claro que la primera piedra de la construccucuteños encontraron entre las ruinas del ción de la Catedral de San José, fue traída templo las imágenes de Nuestra Señora de de San Antonio del Táchira: En un ardoroso los Remedios, que junto con la de San José, día de 1889, un grupo de 50 personas, se aparecieron incólumes entre las ruinas a que movía lentamente por el camino que de San redujo el terremoto, el templo y la ciudad. Antonio del Táchira conduce a esta población. Jadeantes, cubiertos de polvo, bañados El tiempo transcurrió y los jerarcas de la de sudor y caldeados por el fuego del sol y

por el que despedía la abrasada arena del camino, traen los hombros oprimidos bajo el peso del voluminoso fardo que adornaban vistosas y amenas flores. ¿Cuál es ese objeto que así conducen aquellos fatigados pero alegres caminantes? Es la primera piedra del templo parroquial de Cúcuta; piedra que, para tal, labró en San Antonio el presbítero español Lucio Martínez y esos abnegados conductores son miembros de la Sociedad de San José, quienes dejaron así grabado en la piedra angular y en la cuna misma de este templo, el nombre y el honor de tan distinguida asociación. El 12 de mayo de 1889, fue cuando los cucuteños asistieron entusiasmados al solemne acto de colocación de esa primera piedra”. Se reiniciaron así, los trabajos de construcción del templo de San José. Pasaron muchos párrocos, todos dejaron “la vida” en el cuidado y construcción del templo. En 1905, de la mano del párroco Demetrio Mendoza. Fueron más de 50 años de arduo trabajo. El 15 de mayo de 1939, fue designado párroco Daniel Jordán. El 18 de mayo de 1945, al celebrarse 70 años del terremoto de Cúcuta, el párroco Daniel Jordán celebró solemnemente varios oficios fúnebres. Fue en esta fecha cuando el sacerdote Daniel Jordán lanzó la idea de llamar a la imagen que vino a Cúcuta con la advocación de Nuestra Señora de los Remedios, como Nuestra Señora de Cúcuta. Tuvieron que transcurrir cerca de 8 años -1945 a 1953-, en los cuales el padre Jordán se reunió con las fuerzas vivas de la ciudad para exponerles la idea y de convencerlos que “Cúcuta y los cucuteños, habían sido privilegiados por el creador y que había sido él, en su infinita bondad, quien nos había “regalado” esa imagen de la virgen, para que sirviera de testigo y testimonio de su infinito amor por la ciudad”. Y como el sacerdote Daniel Jordán sabía sacar adelante lo que se proponía, logró que el 20 de mayo de 1953, por decisión de los párrocos de Cúcuta de la época, el Alcalde, la Sociedad de Mejoras Públicas y el Centro de Historia decidieron que «el último domingo de mayo se celebrará la fiesta de Nuestra Señora de Cúcuta y que ese día sea el de la ciudad, en que se celebre su reconstrucción y se le rinda acción de gracias al Señor».


8

Especial

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

Pentecostés

La promesa del amor de Dios cumplida en la Iglesia Por: Luis Jesús García Velasco, vicario parroquia San Antonio de Padua (Cúcuta).

P

entecostés que se traduce del griego: πεντηκοστή (quincuagésimo: cincuenta días) se celebra 50 días después de la Pascua de Resurrección. En este día de gloria, el Señor envía el Espíritu Santo sobre los apóstoles. Reanimados por el cumplimiento de la promesa hecha por Jesús antes de la Ascensión, los discípulos refuerzan su fe y se vuelven verdaderos testigos del poder de Cristo. Este acontecimiento relatado en el capítulo 2 de los Hechos de los Apóstoles se puede interpretar como la inauguración de la Iglesia. Según la tradición de los judíos se celebraba la “fiesta de las semanas” y tenía lugar siete semanas después de la fiesta de los primeros frutos (Lv 23 15-21; Dt 16,9). Siete semanas son cincuenta días; de ahí el nombre de Pentecostés (= cincuenta) que recibió más tarde. Según Ex 34, 22 se celebraba al término de la cosecha de la cebada y antes de comenzar la del trigo; era una fiesta movible pues dependía de cuándo llegaba cada año la cosecha a su sazón, pero tendría lugar casi siempre durante el mes judío de Siván, equivalente a nuestro Mayo/Junio. En su origen tenía un sentido fundamental de acción de gracias por la cosecha recogida, pero pronto se le añadió un sentido histórico: se celebraba en esta fiesta el hecho de la alianza y el don de la ley.

Broche de oro del Tiempo Pascual En el marco de esta fiesta judía, el libro de los Hechos de los Apóstoles coloca la efusión del Espíritu Santo sobre los

Apóstoles (Hch 2 1-4). A partir de este acontecimiento, Pentecostés se convierte también en fiesta cristiana de primera categoría (Hch 20 16; 1 Cor 16, 8).

La noche del sábado inmediatamente anterior a la Solemnidad se vive la vigilia, que significa “noche en vela” porque se desarrolla de noche, es un acto litúrgico, una importante celebración de un grupo o una comunidad que Para los católicos la Solemnidad de vigila y reflexiona en oración mientras Pentecostés es uno de los domingos la población duerme. Se trata de estar más importantes del Año Litúrgico, despiertos durante la noche a la espera tanto que durante mucho tiempo, esta de la luz del día de una fiesta imporfiesta fue llamada por el pueblo segun- tante, en este caso Pentecostés. En ella da Pascua. Debe vivirse se comparten, a la luz de la como una fiesta de plenitud Palabra de Dios, experien“Este aconteciy no de inicio. Por lo tanto miento relatado cias, testimonios y vivenno podemos desvincularla cias. Todo en un ambiente de la madre de todas las en el capítulo 2 de de acogida y respeto. los Hechos de los fiestas que es la Pascua. Apóstoles se puede Es importante tener prePor lo anterior es importan- interpretar como sente que la lectura de la te aclarar que Pentecostés la inauguración de Sagrada Escritura, las orano es una celebración auciones, los cantos, los gesla Iglesia”. tónoma y no puede quedar tos, los símbolos, la luz, sólo como la fiesta en holas imágenes, los colores, nor al Espíritu Santo. Hoy en día, al- la celebración de la Eucaristía y la pargunos fieles tienen esta visión parcial, ticipación de la asamblea son elemenlo que lleva a empobrecer su sentido, tos claves de esta celebración. contenido y su liturgia. En Pentecostés centramos la atención En este día de júbilo y de solemnidad, en el Espíritu Santo prometido por Jelos cristianos tenemos la oportunidad sús en reiteradas ocasiones y, ésta vide vivir intensamente la relación exis- gilia, puede llegar a ser muy atrayente, tente entre la Resurrección de Cristo, especialmente para los jóvenes, presu Ascensión y la venida del Espíritu cisamente por el clima de oración, de Santo. alegría y fiesta.

La fuerza del Espíritu Santo en la Liturgia de Pentecostés Entre las muchas actividades que se preparan para esta fiesta, toma gran relevancia la Solemne Vigilia de Pentecostés que, dignamente preparada puede ser una experiencia profunda y significativa para quienes participan en ella.

Algo que nunca debiera estar ausente en una Vigilia de Pentecostés son los dones y los frutos del Espíritu Santo. A través de diversas formas y distintos recursos (lenguas de fuego, palomas, carteles, voces grabadas, tarjetas, pegatinas, etc.) debemos destacarlos y hacer que la gente los tenga presente, los asimile y los haga vida. No sacamos nada con mencionarlos

sólo para esta fiesta, o escribirlos en hermosas tarjetas, o en lenguas de fuego hechas en cartulinas fosforescentes, si no reconocemos que nuestro actuar diario está bajo la acción del Espíritu y de los frutos que vayamos produciendo.

En Pentecostés el amor del Padre y del Hijo desciende sobre la Iglesia La tercera persona de la Trinidad, el Espíritu Santo, permanece como la más misteriosa de ellas. En la Escritura, está representada bajo la forma de una paloma, o se manifiesta a través de una unción salvadora, un agua viva, una tormenta rugiente, lenguas de fuego. El Espíritu Santo recibido por los Apóstoles el día de Pentecostés es reconocido desde el concilio de Nicea (325) como la tercera persona de la Trinidad, un vínculo de amor entre el Padre y el Hijo. La palabra griega “pneuma” utilizada en el Nuevo Testamento para designar al Espíritu Santo significa literalmente “soplo”. En la vida de la Iglesia, el Espíritu Santo inspira las Escrituras, la tradición y el magisterio, pone en comunión al creyente con Cristo en la liturgia sacramental, intercede por él en la oración, manifiesta su santidad en el testimonio de los santos (CIC 688). Al prometer Jesús la venida del Espíritu Santo, lo nombra como el “paráclito”, es decir, el “consolador”: “Si me aman, guarden mis mandamientos; y yo pediré al Padre y les dará otro Paráclito, para que esté con ustedes para siempre, el Espíritu de la verdad, a quien el mun-


Especial

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

do no puede recibir, porque no le ve ni le conoce” (Jn 14, 15-17). Pero Él es ante todo el Amor: “el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo que nos ha dado”. (Rm 5,5).

ción, explica el P. Michel-Marie Zanotti-Sorkine, sacerdote de la parroquia San Vicente de Paúl de Marsella; le guía, le inspira, le influye, le comunica secretos, entra en su inteligencia y en su voluntad, para que pueda pensar y actuar como Dios. “Es por tanto Dios mismo, a domicilio, quien vive su vida en nosotros y nos lleva en Él. Es por tanto en nosotros donde hay que buscarlo, y no en el cielo”.

Un “consolador” que ayuda a soportar las pruebas, como lo explica el P. Michel-Marie Zanotti-Sorkine (http:// www.delamoureneclats.fr/): «Si a veces nos preguntamos cómo algunas personas pueden soportar las terribles persecuciones que han sufrido, o las pruebas que han atravesado, o si uno se pregunta: ¿pero de dónde han sacado un ardor así, una fuerza así, una valentía así en su fe, una constancia así en su oración, una luminosidad así en sus palabras, un amor así, una paciencia así, una alegría así en su manera de ser? Es la invasión del Espíritu Santo, del Espíritu de Dios en nuestro ser, la que produce estos efectos”.

Con el sacramento de la confirmación, el creyente se compromete a ocupar su lugar en la Iglesia y a profundizar su vida cristiana. El Espíritu Santo le comunica sus dones, como lo formalizó santo Tomás de Aquino (1224-1274) en su Suma teológica: la inteligencia, el consejo, la sabiduría, el entendimiento, la piedad, la fortaleza y el temor de Dios. El Espíritu Santo es el “huésped silencioso de nuestra alma”, decía san Agustín (354-430). Él abre a Dios, enseña a rezar. “Cuanto más abiertos estamos al Espíritu Santo, más se convierte en maestro de vida, más se apresura a darnos sus carismas para construir la Iglesia. Y en lugar de las obras de la carne, crecen en nosotros los frutos del Espíritu” (Youcat 120).

El Espíritu Santo se presenta bajo la forma de varios símbolos: el agua, la unción, el fuego, la nube y la luz, el sello, la mano, el dedo, la paloma. Lo que se hace de una persona difícil de imaginar. “Es muy difícil presentarlo, no se le puede más que comparar, y aun así sin duda que se le desfigura”, destaca el P. Zanotti-Sorkine. “La persona del Espíritu Santo, porque se trata exactamente de una persona, sigue siendo, reconozcámoslo, misteriosa. En verdad uno empieza a aproximarse a ella, a entrar en su misterio, cuando entiende que al Espíritu Santo no se le puede embargar y que él, por el contrario, debe embargarnos. Porque Él es quien por voluntad del Padre y del Hijo está detrás de cada uno de nosotros, en el interior de nosotros mismos, dirigiendo nuestras acciones y nuestros pensamientos. Esa es toda su misión, antes de ser alguien al que se representaría frente a nosotros”. El Espíritu Santo es “la vida de nuestra vida, el amigo íntimo escondido en el fondo de nuestra alma, y es Él quien, desde el interior, diviniza nuestro ser y como consecuencia, nuestras intenciones, nuestros pensamientos, nuestras acciones”. “Es un misterio muy grande esta presencia actuante del Espíritu Santo en cada hombre bautizado y también un gran regalo para el gobierno de nues-

9

tra vida del que no somos su“Él es quien por ficientemente conscientes”. voluntad del Padre y del Hijo está dePentecostés inaugura la dimensión trás de cada uno de caritativa y misionera nosotros, en el inde la Iglesia terior de nosotros mismos, dirigiendo El Espíritu Santo es dado para el servicio de la Iglesia, nuestras acciones de su misión y para la santifi- y nuestros pensamientos”. cación personal del creyente. “Él nos empuja a ir hacia los demás, enciende en nosotros el fuego de la caridad, hace de nosotros misioneros del amor de Dios”, afirma Benedicto XVI (20 de julio de 2007).

Con Pentecostés, el Espíritu es dado a todos. Después de los Apóstoles, los cristianos son llamados a proclamar a Cristo y su palabra, “a tiempo y a destiempo” (2 Tim 4,2). A través de los sacramentos, especialmente el del bautismo y el de la confirmación, Él da al creyente esa “fuerza” que le “permite cumplir la gracia de su bautismo a través de su vida y ser testigo de Cristo” (Youcat 205).Cuando Dios da su Espíritu al creyente, el día de su bautismo y de su confirma-

“Si le llamamos, si le rezamos, si queremos dejarnos conducir por él de una manera habitual, si somos fieles a sus inspiraciones, nuestra vida se transformará”, insiste el P. Zanotti-Sorkine. «Hasta los pequeños planes demasiado humanos, sin gran resultado ni gran efecto: es Él quien nos dirá en lo más íntimo de nosotros mismos lo que debemos hacer y emprender y más aún lo que debemos evitar”. Viviendo según el Espíritu de Dios, como reveló San Pablo, los frutos son numerosos: “amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí” (Ga 5, 22). En estos tiempos de angustia, incertidumbre y cambios, es importante que los creyentes nos abramos a la acción santificadora y reveladora del Espíritu Santo; su asistencia en estas circunstancias es imprescindible y los dones y frutos que nos trae nos ayudarán a asumir estas dificultades a la manera que Dios quiere que sea para muestra felicidad y santificación.


10

Iglesia Internacional

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

Año especial Laudato Si’

24 de mayo de 2020 – 24 de mayo de 2021 E l 24 de mayo de 2015 se publicó la Encíclica del Papa Francisco Laudato Si’, un hito que llamó la atención del mundo hacia el estado cada vez más precario de nuestra casa común. Cinco años más tarde, la Encíclica parece más pertinente que nunca. Las varias “grietas que se observan en el planeta que habitamos” (LS, 163) son demasiado evidentes; desde el deshielo de los casquetes polares en el Ártico hasta los incendios forestales en la Amazonía, desde los fenómenos meteorológicos extremos en todo el mundo hasta la disminución sin precedentes de esa biodiversidad que sustenta toda la trama de la vida, y han causado graves daños en muchas partes del mundo.

Cómo podemos responder a la pregunta que el Papa Francisco nos plantea: “¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están creciendo?” (LS, 160). Las comunidades más pobres son las primeras víctimas de la actual degradación ecológica, y ya no podemos permanecer indiferentes ante el “clamor de la tierra y el clamor de los pobres” (LS, 49) cada vez más desesperados. El hecho de que el quinto aniversario de la Encíclica coincida con otro momento crítico, el de una pandemia mundial, hace que el mensaje profético de la Laudato Si’ sea aún más significativo. La Encíclica constituye una guía moral y espiritual para la creación del nuevo paradigma de un mundo más solidario, fraterno, pacífico y sostenible. Esta crisis es una oportunidad única para transformar la destrucción que nos rodea en una nueva forma de vivir: unidos en el amor, la compasión y la solidaridad, y en una relación más armoniosa con la naturaleza, nuestra casa común. La COVID-19 ha manifestado claramente lo profundamente conectados e interdependientes que estamos todos. Para comenzar a pensar en el mundo que vendrá después de la COVID, necesitamos un enfoque integral, “dado que todo está íntimamente relacionado, y los problemas actuales requieren una mirada que tenga en cuenta todos los factores de la crisis mundial”. Para destacar la importancia de la Lauda-

planeta y a las personas, e inversiones en energía renovable, etc. 4. Adopción de estilos de vida sencilla En este punto, el Papa Francisco, nos invita a pensar acerca de la sobriedad en el uso de los recursos y de la energía, evitando los plásticos desechables, adoptando dietas más vegetarianas y reduciendo el consumo de carne, utilizando más el transporte público, evitando transportes contaminantes, etc.

to Si’ en este período crucial, el Dicasterio uno desde su cultura, su experiencia, sus para la Promoción del Desarrollo Huma- iniciativas y sus capacidades (LS, 14). no Integral ha establecido que desde el 21 de mayo de 2020 hasta el 24 de mayo de 2021 se celebre un año especial de aniversario de la Laudato Si’. Durante este año y el decenio suce- “El hecho de que el 1. Respuesta al clamor la sivo dispongámonos a vivir quinto aniversatierra juntos una experiencia de Este punto se dirige a una rio de la Encíclica verdadero Kairós (tiempo utilización mayor de enerde Dios) que se traducirá en coincida con otro gía limpia y renovable y un tiempo de “Jubileo” para momento crítico, el reducción de combustibles la Tierra, para la humanidad de una pandemia fósiles para lograr la neutray para todas las criaturas de mundial, hace que lidad de carbono, proteger y Dios. El año de aniversario el mensaje profé- promover la biodiversidad, comenzó con la Semana garantizar el acceso al agua Laudato Si’ 2020, a partir tico de la Laudato potable para todos, etc. Si’ sea aún más del 16 de mayo, y proseguirá con varias iniciativas 2. Respuesta al clamor de significativo”. conjuntas realizadas con un los pobres claro énfasis en una “conversión ecológi- Se trata sobre la defensa de la vida humaca en acción”. Todo el mundo está invita- na desde la concepción hasta la muerte y do a participar en la celebración de este de todas las formas de vida sobre la tierra, aniversario. La urgencia de la situación con especial atención a los grupos vulnerequiere respuestas inmediatas, holísticas rables, como las comunidades indígenas, y unificadas en todos los niveles: local, re- los migrantes, los niños en riesgo de esgional, nacional e internacional. Centrán- clavitud, etc. dose especialmente en las comunidades de base, el Dicasterio apunta a un “movi3. Una economía ecológica miento popular” y a una alianza de todas En el tercer punto se reflexiona sobre la las personas de buena voluntad. Como el producción sostenible, comercio justo, Papa Francisco nos recuerda, “todos po- consumo ético, inversiones éticas, desindemos colaborar como instrumentos de versiones en combustibles fósiles y en Dios para el cuidado de la creación, cada cualquier actividad que cause daño al

Objetivos de Laudato Si’

5. Educación ecológica En este ítem se hace un replanteo y reformulación de los programas educacionales y reformar las instituciones en el espíritu de la ecología integral con el fin de crear conciencia e impulsar acciones concretas, promoviendo la vocación ecológica de los jóvenes, de los maestros y de los líderes en materia de educación, etc. 6. Espiritualidad ecológica Este punto se refiere a la necesidad de recuperar una visión religiosa de la creación de Dios, estimular el contacto con el mundo natural con espíritu de admiración, alabanza, gozo y gratitud, promover celebraciones litúrgicas centradas en la creación, elaborar enfoques ecológicos de catequesis, oración, retiros, formación, etc. 7. Hacer hincapié en el empeño comunitario y la participación activa en el cuidado de la creación a nivel local, regional, nacional e internacional (promoviendo campañas promocionales y populares, alentando el arraigo en el territorio y en los ecosistemas locales, etc. En la página web oficial del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral, encuentra esta información y las iniciativas propuestas para la celebración del Año del Aniversario Especial de la Laudato Si’, donde todos están invitados a participar, desde las diversas instituciones (familias, diócesis, academia, salud, comercio, etc.) a poner en marcha el programa y asumir el compromiso público de comenzar un camino hacia una total sostenibilidad.


Salud

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

11

Una nueva pandemia y otra vieja conocida: El sedentarismo

Por: Dr. Renny Jaimes Beltrán, Internista, Neumólogo y Experto en Sueño. Profesor de Medicina y Director de la Clínica Neumológica y del Sueño.

Recomendaciones de la OMS

H

Lo mínimo recomendado: Actividad física aeróbica moderada, 30 minutos al día, 5 veces por semana o 150 minutos por semana. En un día, se pueden hacer tres tandas de 10 minutos.

asta el 30 de abril de 2020, la COVID-19 dejó 218.260 muertes en todo el mundo y estamos en cuarentena para controlar este nuevo enemigo silencioso. Sin embargo, estar en casa por tanto tiempo, empeora una pandemia más antigua e incluso más letal: El sedentarismo. Hace varios años la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el sedentarismo como pandemia y estableció un plan de trabajo para combatirla. Causa 3.200.000 fallecimientos anuales y es el cuarto factor de riesgo de muerte más importante en el mundo. Se estima que la tercera parte de las personas mayores de 15 años, son físicamente inactivas. Para empezar, es bueno distinguir entre inactividad física y sedentarismo. La inactividad es la práctica de ejercicio menor de 150 minutos por semana. En cambio, el sedentarismo implica estar activos pero sentados, la mayor parte del tiempo, con un bajo gasto de energía. Es decir, son dos estados diferentes y aunque seamos físicamente activos, podemos ser sedentarios al mismo tiempo, con todos sus riesgos. De acuerdo con lo anterior, la cuarentena nos ha puesto de forma forzada en situación de sedentarismo por tres meses y seguimos contando. Hasta ahora, poco se habla sobre esta combinación de pandemias con consecuencias graves para la salud. Estar en casa nos impuso nuevos retos. Uno de ellos es el teletrabajo. Antes, ir a la oficina implicaba salir de casa, tomar el transporte, desplazarse dentro de la empresa e incluso salir a almorzar. Ahora, estas actividades tienen lugar dentro del hogar, usualmente un espacio pequeño. Así, los pasos dados por día y el gasto calórico, cayeron al mínimo. Como el peso depende del balance entre las calorías que ingerimos y las calorías que gastamos, comer lo mismo y movernos menos nos acerca más al sobrepeso y a la obesidad. Además, estar más cerca de la nevera le agrega el riesgo de comer más de la cuenta con un desbalance mayor. Otras consecuencias de la cuarentena, es el

Lo ideal: 300 minutos de actividad física moderada aeróbica por semana. Fortalecer grupos musculares dos veces por semana. cierre de los gimnasios, los programas de rehabilitación cardiopulmonar y la educación física en los colegios. Los parques públicos y los complejos deportivos también siguen clausurados. Por lo tanto, los esfuerzos de años de la sanidad pública para combatir la inactividad física, perdieron su efecto en estos días. Si bien la cuarentena es transitoria, se prevé que su impacto puede durar varios años. Retomar los hábitos saludables será un trabajo arduo, que podemos iniciar desde ahora mismo. Otro ingrediente es que se dedica más tiempo al ocio. Una jornada larga de películas o series de varias horas, se acompaña comúnmente de un consumo excesivo de calorías por la usual relación entre ver y comer. Por esto, se deben escoger bien los bocadillos que consumimos. Según Silvio Schraier, médico especialista en Nutrición, si para mantener el peso se necesita consumir 2000 calorías, comer de más nos lleva fácilmente a las 3000. Para poner un ejemplo, tres pasteles o empanadas aportan esas 1000 calorías y se calcula que consumir 1000 calorías extra diarias, puede subir 5 kilogramos en 20 días. Además, si se lleva mal, el encierro provoca aburrimiento y angustia, y estos estimulan la ingesta de más comida y desalientan la actividad. Por todo lo anterior, el Dr. Schraier propone la cuarentena como un desafío para ordenar la alimentación y mejorarla por alimentos por los más saludables. Un aspecto igualmente importante es el descanso, fundamental para mantener el peso.

Dormir menos de 7 horas se relaciona con obesidad, hipertensión y colesterol alto. Por lo mismo, mantener una buena higiene de sueño permite conservar el buen descanso. Una costumbre tan simple como quitarse la pijama en la mañana y salir de la cama, aunque sea para estar en el estudio o en la sala, incide sobre el mantenimiento constante de la actividad en la casa. Los niños también son víctimas de la inactividad física y el sedentarismo. En 2016, 41 millones de niños en el mundo, tenían sobrepeso u obesidad. La OMS les recomienda 60 minutos diarios de actividad física moderada a vigorosa. Obviamente, si se puede aumentar este tiempo al día, el beneficio es mayor. Dosificar el tiempo al frente de las pantallas y los videojuegos será beneficioso también.

Beneficios de la actividad física • Disminuye la obesidad y la enfermedad cardiovascular. • Previene la Hipertensión Arterial y la Diabetes Mellitus tipo 2. • Disminuye 30% el riesgo de infarto, que es una de las primeras causas de muerte. • Previene el cáncer de colon, mama, próstata, ovario y útero.

¿Qué podemos hacer? Aumentar la movilidad es posible. Caminar 30 minutos dentro del apartamento puede ayudar. Usar en casa una banda caminadora o una bicicleta estática, reemplaza la actividad física que se hacía en el gimnasio o en las salidas a trotar.

Opciones para hacer en casa • Uso de bandas para caminar y bicicletas estáticas. • Estiramientos con tutoriales que se encuentran fácilmente en redes sociales. • Sentadillas. • Flexiones de pecho. • Pesas. • Abdominales. • Escaleras: subir y bajarlas, 15 minutos 3/ día. • Jugar con los niños.

Recomendaciones para disminuir el sedentarismo • Hacer pausas cada 2 horas en el trabajo o en casa. • Dar un paseo o hacer estiramientos. • Ir a trabajo caminando o en bicicleta. • Limitar el tiempo de pantallas. Se calcula que caminar 7000 a 10000 pasos al día, cubre las recomendaciones de actividad física en el adulto mayor. Considerar usar una aplicación para contar los pasos, es una opción para un seguimiento cercano. Según el artículo publicado en Progress in Cardiovascular Diseases por G. Hall y colaboradores en abril de 2020, estamos al frente de dos pandemias: La de la COVID-19, que esperamos termine pronto gracias a los esfuerzos de todos. Y la otra, el sedentarismo, que continuará y seguro aumentará, con las consecuencias conocidas. Está en nuestras manos cuidarnos del Coronavirus pero también de la inactividad física que cobra millones de vidas al año desde mucho antes.


12

Psicología

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

La indisciplina social en tiempos de Coronavirus, un comportamiento que nos afecta a todos cepción de que la disciplina es algo negativo, es un castigo o algo aburrido. En tiempo de pandemia, estamos sujetos a la vivencia de una cuarentena disciplinada, la cual se convierte en una gran aliada para afrontar esta batalla que tenemos contra el virus. Adquirir disciplina es el resultado de comprender y respetar los límites establecidos diariamente para cada acción.

Por: Nidya Rojas Casadiego, Psicóloga.

L

a humanidad ha vivido sucesos que han cambiado nuestras formas de vida, entre estas tenemos la aparición de las pandemias. En la actualidad, nos enfrentamos a un terrible virus llamado Covid-19, que nos recuerda la amenaza global que representan las enfermedades infecciosas emergentes para todas las personas y de manera especial para las comunidades más pobres y vulnerables de los países. Ante la imposibilidad de obtener una vacuna pronta y efectiva para el virus, diferentes organizaciones, gobiernos y expertos científicos, han venido alertándonos sobre las consecuencias nefastas que esta pandemia producirá a toda la humanidad, si no logramos tomar las medidas preventivas. Estas medidas ya conocidas por todos, como son el uso de tapabocas, la desinfección de las superficies, el aislamiento social, entre otros; sólo serán efectivas, si asumimos con responsabilidad nuestros actos. Entendido de esta manera, debemos tomar conciencia de que la principal arma que tenemos contra el Coronavirus, es el cumplimiento de las recomendaciones y las disposiciones para evitar contagiarnos. Ante esta realidad que nos tocó vivir, es claro que no podemos desconocer las cifras alarmantes de los muertos, infectados y el posible aumento acelerado de portadores que tendremos en un futuro muy cercano. En este momento crucial de nuestra historia, se requiere con inminente urgencia que activemos nuestra autodisciplina como forma de contribuir para protegernos individual y colectivamente. Con nuestro comportamiento racional y responsable ante la pandemia, podemos evitar hacer parte de las cifras de contagios que en nuestro país supera los 20.000 y de muertos que suman más de 700. Y si esto nos parece alarmante, no lo es menos, la cifra de comparendos que las autoridades han tenido que imponer a las personas que incumplen las

Algunas acciones de autodisciplina las podemos realizar a través de: Foto: mundo.sputniknews.com

medidas adoptadas por el Gobierno Nacional para garantizar la protección y el bienestar de todos los colombianos. Es importante que reflexionemos en torno a las actitudes y comportamientos que realizamos durante este tiempo de confinamiento, que en algunos casos están asociados a la indisciplina social que ciertas personas están teniendo.

Nuestra indisciplina social en medio del confinamiento

y autorizada de nuestras casas, no usar tapabocas, la no desinfección de nuestras manos y no tener un aislamiento social, se convierten en actos de indisciplina que agravan la crisis generada por el Coronavirus, aumentando las consecuencias que no solo deben ser vistas a nivel del contagio y las muertes que se producen, sino que de igual forma, las afectaciones que está pro“...debemos tomar duciendo en la economía y de conciencia de que manera especial, el colapso al la principal arma que puede llegar nuestro débil sistema de salud.

que tenemos contra el Coronavirus, es el cumplimiento de las recomendaciones y las disposiciones para evitar contagiarnos".

La ausencia de un comportamiento considerado como normal y esperado dentro de un contexto específico, es lo que podría llamarse como “indisciplina”. En este sentido, todos los grupos sociales poseen ciertos sistemas de normas para lograr modular las conductas y si estas no se cumplen, podríamos considerarlos como actos de indisciplina social. En la actualidad, esta actitud se está convirtiendo en un enemigo que debemos vencer, teniendo en cuenta que muchos ciudadanos en nuestro país, incumplen las órdenes del confinamiento, poniendo en riesgo sus vidas y las de personas en su entorno. La salida no controlada

La disciplina individual y social, una defensa contra el Coronavirus

Para lograr que las personas cumplan con las medidas de cuidado frente al Coronavirus, ha sido fundamental el papel de las autoridades, quienes han desplegado los recursos y estrategias que la ley provee, para garantizar nuestra seguridad. Sin embargo, las acciones punitivas que las autoridades emprenden, podrían ser disminuidas o eliminadas, si las personas hacen un uso racional y sensato de la disciplina. ¿Cómo lograrlo? En primer lugar, es necesario cambiar la per-

Consulta especializada para: Lactantes de 1 a 24 meses. Niños de 2 a los 12 años. Adolescentes de 12 a 17 años. Experiencia en consulta de: Control del niño sano. Crecimiento y desarrollo. Fiebre e infecciones. Bajo peso y talla. Falta de apetito. Alergias, Terapia respiratoria y asma. Desparasitación. Certificado médico.

316-5040912

- Identificar las actividades de nuestra vida cotidiana que deben realizarse tomando las medidas de precaución. Por ejemplo, salir a trabajar, realizar compras o asistir a un servicio médico. Si tomamos conciencia que estas actividades pueden colocarnos en riesgo, es más probable que establezcamos rutinas de salidas usando tapabocas, llevando desinfectante, entre otros. - Reconocer que el riesgo de contagio es real y no producto de un pánico colectivo. Aunque el virus sea invisible y algunos no lo perciban como una amenaza, lo cierto es que está presente en nuestro entorno y en cualquier momento podemos exponernos a él y contagiarnos. Es necesario entender que el virus representa un peligro para la salud y la vida de las personas. -Mis actitudes, pensamientos y acciones en torno a la pandemia; deben ser responsables, ya que nos podemos convertir en referentes positivos o negativos para las personas a nuestro alrededor. Recordemos… Esta pandemia no es como una de las diez plagas de las que habla la Sagrada Escritura, pero tampoco es una simple gripa que se cura con un antigripal. Ser disciplinados es la principal estrategia que tenemos como sociedad para superar este reto que nos pone la vida.


Tecnología

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

13

Cinco formas en las que pueden hackear su celular Ataques específicos

Por: Andrés Ariza, Ingeniero de Sistemas.

E

xpertos en ciberseguridad han

demostrado las posibilidades que tienen los atacantes para tener acceso a las aplicaciones instaladas en su dispositivo móvil y en ese sentido espiar sus conversaciones o robar información confidencial. Este mes se conoció el caso de filtración al ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, en el que al parecer terceros accedieron a los mensajes de WhatsApp del funcionario. El sitio The Intercept filtró los mensajes en los que Moro se refería al proceso judicial contra el expresidente Lula Da Silva. El episodio generó un revolcón en la política de Brasil y también produjo algunas incógnitas sobre la forma como fueron conseguidos los textos. Según el sitio, los diálogos fueron enviados por una fuente anónima que nunca aclaró cómo los obtuvo. Sin embargo, los especialistas han reiterado que no es necesario ser una figura pública para ser víctima de los cibercriminales. Sus datos financieros son valiosos e incluso la información que guarda en su dispositivo puede ser usada para futuras extorsiones. La compañía de ciberseguridad Kaspersky publicó cinco tácticas de hackeo comunes que pueden poner en riesgo la información de su dispositivo móvil.

Acceso físico La primera opción que parece la más simple pero que al mismo tiempo es la más limitada para los cibercriminales es poder tener acceso directamente el dispositivo de la víctima en sus manos. Según Fabio Assolini, experto

en ciberseguridad de Kaspersky, los cibercriminales podrían utilizar técnicas para descargar un virus espía o de acceso remoto, tanto en los equipos portátiles como en los móviles.

Vulnerabilidades Recientemente una vulnerabilidad en la plataforma de mensajería de WhatsApp causó pánico entre los usuarios de la aplicación y llevó a que la compañía pidiera a sus usuarios que la actualizaran lo más pronto posible. Un grupo de hackers halló una falla de seguridad en WhatsApp y la usó para instalar un programa espía. Según Kaspersky, en este caso se logró la explotación de una vulnerabilidad crítica con ejecución remota de código, es decir desde otro dispositivo se logra la instalación del malware que luego permite realizar las actividades de espionaje. Las fallas desconocidas se utilizan contra objetivos específicos pero también pueden ser una puerta para poner en riesgo a cualquiera. Los cibercriminales están todo el tiempo buscan-

do vulnerabilidades en cualquier dispositivo para poder atacar.

Clonación de SIM Al obtener información personal de una víctima, es posible que alguien clone su tarjeta SIM y use su mismo número en otro teléfono. Los cibercriminales pueden solicitar una reposición de la SIM para activar el número telefónico usando datos personales que son hallados a través de técnicas de ingeniería social, filtración de datos o casos de phishing (suplantación de identidad). Al realizar el SIM swap (intercambio de SIM), como es denominada esta técnica, el cibercriminal podría realizar la clonación de apps como WhatsApp. Esto se logra, según explica Kaspersky, debido a que muchas de las aplicaciones cuentan con el método de verificación de dos pasos, donde el segundo factor es un SMS o una llamada realizada a un teléfono móvil. Al transferir el número a otra SIM, el atacante podría tener acceso a este paso de verificación.

El protocolo SS7 es un sistema antiguo que se utiliza en la mayor parte de las redes telefónicas mundiales y por medio del cual los elementos de una red de telefonía intercambian información. Sin embargo, SS7 incorpora varias vulnerabilidades que hacen posible que un cibercriminal pueda lograr que el enrutamiento de las llamadas pase por una ubicación específica y de esta forma se haga un seguimiento de los movimientos de los usuarios. Los atacantes también pueden hacerle creer a la red telefónica que su teléfono tiene el mismo número de una víctima para recibir los códigos de verificación de aplicaciones como WhatsApp a través de mensajes de texto. Según Kaspersky, esta técnica fue utilizada inicialmente por agencias de espionaje y para casos de ataques de fraude bancario en Europa. Uno de los episodios más sonados fue el caso de espionaje a la expresidente de Brasil Dilma Roussef en 2014.

Instalación de malware Una de las alternativas más usadas por parte de los cibercriminales es la instalación de un malware en el dispositivo móvil de un usuario. Algunos de estos códigos maliciosos permiten tomar capturas de pantalla e incluso realizar videos de sus interacciones. Otros más sofisticados hacen posible que el cibercriminal haga un monitoreo remoto para espiarlo. Para instalar el malware, los atacantes envían enlaces falsos o archivos adjuntos en correos electrónicos. Las aplicaciones fraudulentas, que solicitan permisos como acceso a la cámara, también es otro de los caminos más usados.


14

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

Infantil

““VEN ESPÍRITU SANTO”” Por: Mg. Consuelo Morán

Hola queridos niños y jóvenes misioneros de la Diócesis de Cúcuta; con todo lo que sucede a nuestro alrededor y en el mundo, la vida sigue a pasos agigantados, hoy celebramos en nuestra región el día de la madre (aunque todos los días lo sean), es una fecha para recordar y sobre todo, agradecer a esa mujer que dijo un sí generoso, y por eso estamos aquí tú y yo, y todos los demás. Recuerda tener un detalle (no todo puede ser comercial), sorpréndela con un beso, un abrazo, unas palabras que te salgan del corazón, entona su canción favorita o con ayuda prepara un delicioso desayuno. Por su parte, la Iglesia hoy celebra el día de Pentecostés, pero, ¿qué significa esa palabra? Sigue leyendo y aprenderás.

Para recordar siempre los dones del Espíritu Santo que son 7: SABIDURÍA, ENTENDIMIENTO, CONSEJO, CIENCIA, PIEDAD, FORTALEZA, TEMOR DE DIOS

¿Qué significa pentecostés? La palabra Pentecostés viene del griego y significa “el día cincuenta”. Pentecostés es Fiesta Pascual y Fiesta del Espíritu Santo. El Espíritu Santo desciende sobre aquella pequeña comunidad, los Apóstoloes y la Vírgen María comunicándole sus sietes dones, dándoles el valor necesario para anunciar la Buena Nueva de Jesús, para ser sus testigos: Para ir, bautizar y enseñar a todas las naciones.”

El día de PENTECOSTÉS, los sacerdotes utilizan el color rojo en sus vestiduras, que simboliza el fuego del Espíritu Santo.

Ese mismo Espíritu Santo sigue descendiendo sobre quienes creemos que Cristo vino, murió y resucitó por todos nosotros. Somos parte y continuamos siendo esa pequeña comunidad que se extendió por todo el mundo.


Liturgia

San José de Cúcuta, mayo 31 de 2020

15

Por: Jesús Fernando Fajardo Castellanos, Ateneo Pontificia Regina Apostolorum, Roma.

Amigos

Solemnidad de Pentecostés Jn 20, 19-23 Los discípulos estaban reunidos, y las puertas estaban bien cerradas, pues tenían miedo de los judíos. Pero Dios no es miedo, sino Verdad, es Paz y por eso en dos ocasiones Jesús dice a sus discípulos: “¡La paz esté con ustedes!”. Con la presencia del Resucitado los discípulos experimentan un cambio radical, del miedo a la alegría, del estar encerrados al ser enviados a evangelizar. La fe del cristiano no puede ser una fe llena de temor, encerrada, egoísta, inerte, sino que debe dar frutos de amor, de alegría y del mismo modo que el fuego no puede no alumbrar, la fe no puede no compartir y anunciar el amor. Precisamente en esta Solemnidad de Pentecostés celebramos la apertura de la Iglesia que sale al mundo a anunciar a Cristo Resucitado. Esta debe ser hoy nuestra fe, nuestra misión. Debemos aprovechar cualquier momento para anunciar a Cristo.

Solemnidad de la Santísima Trinidad Mt 9, 9-13 Jesús nos muestra los secretos del Reino no solo con palabras bonitas, que llenan y motivan, sino con su ejemplo. De hecho, son sus obras las que más marcan un impacto en sus cercanos, en quienes lo rodean. En este caso, y en muchos otros, es su cercanía la que cuestiona y des-

orienta, es su misericordia, la que rompe las barreras, tumbando toda clase de fronteras que nos alejan entre nosotros mismos. “Misericordia quiero y no sacrificios” es una de las expresiones que más definen la vida de Cristo y de sus discípulos, es la meta del cristiano en últimas: hacer de su vida un sacrificio de amor a Dios, en el amor a sus hermanos y en la alabanza a su Señor.

#AprendiendoLiturgia La Iglesia no surge y avanza por la buena voluntad o entusiasmo de los Apóstoles, por sus cualidades o poderes. Es el Espíritu Santo que mueve y sostiene, pero no como una mera fuerza o gracia que Dios otorga, sino como la tercera persona de la Divinidad, y por lo tanto como Dios mismo. No se trata aquí de hablar de una creatura, gracia o don impersonal de la Divinidad, sino de Dios mismo. Es por esta razón que Pentecostés merece ser comprendida, contemplada y vivida como una verdadera solemnidad que nos adentra en el Misterio de Dios y de la Iglesia. Algo que nos ayudaría a comprender la grandeza de Pentecostés puede ser el tener conocimiento que ya desde el siglo IV se celebraba, pero no en un día, sino por siete días, posiblemente en relación a los siete dones del Espíritu Santo. Después de esto, se seguían aún otras semanas que conmemoraban la obra de la tercera persona de la Santísima Trinidad en la Iglesia, pero que ahora conocemos con el nombre del Tiempo Ordinario. Es por tal razón que, la liturgia nos ofrece la oportunidad de celebrar una vigilia en la tarde del sábado, y para la celebración del domingo la lectura del Himno-secuencia “Veni Creator Spiritus” antes de la proclamación del evangelio; este himno-secuencia

Como habíamos visto en la edición pasada, cumplidos los cincuenta días después de la Pascua del Señor, la Iglesia celebra la Solemnidad de Pentecostés, por la que el Espíritu Santo es una preciosa oración que implora, alaba, aclama y sintetiza la obra del Espíritu. Las lecturas para esta celebración son ricas en referencias al Espíritu Santo y como color propio para la solemnidad está el rojo. Como ya lo habíamos visto en la pasada edición, esta liturgia es abundante en signos propios del Espíritu. Tanto para la vigilia como para la ceremonia del Domingo de Pentecostés encontramos prefacios propios, todo con el fin de permitirnos contemplar y comprender mejor los misterios del Espíritu Santo en la obra de la salvación. Por tal razón, es costumbre en algunos lugares, realizar el rito de aspersión junto con el acto penitencial, como un momento de purificación para participar más fervientemente de la celebración.

desciende sobre el colegio Apostólico y la Virgen María. Para esta edición veremos algunos particulares litúrgicos de este día.

#ApuntesMisioneros En nuestro examen de consciencia reflexionemos sobre las actitudes y virtudes que como cristianos debemos tener. En nuestro examen de consciencia procuremos descubrir cuáles son los temores que me generan asumir sinceramente mi misión como cristiano. En estos últimos días del mes mariano, recemos unidos en familia el Rosario, poniendo en las manos del Señor nuestra situación actual y las dificultades de nuestros vecinos. Dinámica: No olvides recortar la pieza de esta edición, con la que estás formando una imagen y participarás por un premio con el Periódico La Verdad y la Emisora Vox Dei.


Feliz Día

de las madres 31/05/2020

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de la Diócesis de Cúcuta, y el Centro de Comunicaciones, en nombre de esta Iglesia Particular felicita hoy a aquellas mujeres virtuosas que con amor, bondad y sacrificio, son MAMÁS. Damos gracias a Dios por sus vidas, y permanentemente oramos para que el Señor siga derramando abundantes dones y gracias sobre sus vidas y su vocación; que María Santísima, Madre de todos, las continúe colmando de sus virtudes.

Profile for La Verdad Periódico de la Buena Nueva

Edición 864  

Edición 864  

Advertisement