Page 1

COLUMNA

Así de sencillo Sobre el placer y la importancia de la lectura.

›PÁG. 4

LITERATURA

Escritores Queretanos Un breve paseo por las grandiosas obras literarias de 4 escritores de la ciudad.

›PÁG. 2 Y3 amqueretaro.com Viernes 12 de julio de 2013 / Querétaro, Querétaro Sección C Coordinadora Alejandra Uhthoff Diseño gráfico Andrea Piña tel 291-9900

Cultura incluyente, divertida y dinámica. Arte abierto al diálogo y a las tendencias de hoy y de siempre.

DE ESCRITORES,

POETAS Y LOCOS… Creación Literaria. Esa mezcla de talento, sensibilidad, imaginación y destreza en el uso del lenguaje; ese arte que se da en unos de forma inusitada y magistral, y que otros persiguen toda su vida sin llegar, apenas, a conseguir una línea sólida, una frase que pueda pasar a la posteridad. Son pocos los que lo hacen, los que logran conjurar a las musas y convertirlas en letras, los que le dan la vuelta a las palabras de forma tal que la sintaxis, el sentido, los acentos, los puntos y las comas no estén de más ni de menos, sino que formen un conjunto único, irrepetible y memorizable. Aquellos que, por encima de su época y su entorno consiguen crear formas únicas, estéticamente irrepetibles, originales, lúcidas, intrincadas y lúdicas, dándole la vuelta a la invención y la palabra, son los únicos que pueden llamarse escritores, literatos, creadores y poetas. Pilar Montes de Oca Sicilia

›› Parte de la filosofía del faro es acercar la cultura y el arte a los

lectores del periódico am, debido a esto todos los viernes tendremos entregas especiales de creadores y artistas nacidos o radicados en la ciudad. Queremos ser un escaparate para que, tanto los talentos de ahora como los que vayan surgiendo, puedan estar al alcance del público. Como parte de esta idea, hoy comenzamos con trabajos de algunos reconocidos escritores en Querétaro. Es un orgullo para nosotros ser una plataforma de la creatividad en nuestro estado y ser un medio abierto a las nuevas formas de expresión que existen en nuestra comunidad. No se pierdan, cada viernes, la sección cultural El Faro, que irá abarcando todas las expresiones de arte y cultura.

IBÉRICA

CONTEMPORÁNEA Presentación del taller Larreal y DocuQro en Plaza de Armas

›PÁG. 4

DICE… ›PÁG. 2


C.2 ❱ EL FARO

amqueretaro.com / Viernes 12 de julio de 2013 / AM

Exponentes de la letra enQueréraro

›› En El Faro le apostamos a la promoción del arte y la cultura queretana, esta es una breve muestra del talento litearario

Federico de la Vega (Santiago de Querétaro, 1981).

oeta y editor. Cursó la Licenciatura en Lenguas Modernas, con terminal en Literatura, en la uaq. Estudió en la Escuela de Escritores de Querétaro, SOGEM. Su libro Aguatiempo mereció el Premio Queretano de Cuento, 2007. En el mismo año fue becario del programa “Jóvenes Creadores”, del Instituto Queretano para la Cultura y las Artes. Dirige Separata, revista de ejercicio y pensamiento artístico, publicación que ha merecido la beca “Edmundo Valadés” para Revistas Independientes (FONCA, 2010 y 2012). En enero de 2011 inició el proyecto de poesía Un sauce de cristal, en colaboración con el artista plástico José Manuel Navarro Dueñas “Meme”. También es editor de El otoño recorre las islas, colección dedicada a la poesía y el arte. Su primer libro de poesía, Noche cerrada, fue publicado por la casa editorial Monte Carmelo. En 2012 fue becario del Programa “Jóvenes Creadores” 2012, del Instituto Que-

›› La escritura es la llamada a la estructuración de nuestras ideas, producto de nuestro entorno, a travez de la palabra

José Rafael Blengio Pinto nació en Hecelchakán, Campeche en 1935.

ursó estudios primarios y preparatorios en la ciudad de Campeche. De 1954 a 1987 vivió en la ciudad de México, en donde realizó estudios en el Conservatorio Nacional de Música (1955-1958 y 19651968). Se tituló de médico cirujano en la Facultad de Medicina de la unam (1965). Tuvo actividad profesional en la música a partir de 1955 como integrante de diversos grupos como los Violines de Villafontana (hasta 1994). En el terreno de la música de concierto, en 1957 formó parte del grupo Berlioz de compositores jóvenes con Eduardo Mata y José Antonio Alcaraz, y fue violinista recitalista en diversas ciudades. Participó en talleres literarios con Juan Bañuelos, Carlos Illescas y Enrique González Rojo. Perteneció, asimismo, a varios grupos literarios. Como poeta tiene varios reconocimientos: Fundación Givré, Buenos Aires (1979); Revista Mairena, Puerto Rico (1981); Juegos Florales de Ciudad del Carmen (1983). Su producción poética incluye los títulos: Testimonios para el día de la ira (1982), Declinación de mundo (1992), Envíos a la tierra (1993), Viento del Getsemaní (2001), Sonetos (1957-2007) y Címbalo de alabanza (2009), estos dos últimos publicados en esta misma

De Bestiario, tres poemas

editorial. Desde 1987 reside en Querétaro, ciudad en la que fue docente de la Universidad Autónoma de Querétaro; además, ha participado en diversas actividades culturales. Su libro más reciente reúne su poesía completa, bajo el título Testimonios (Calygramma, 2011).

Con fondo del Mikrokosmos de Bartok

El cerdo No era hombre y nació entre nosotros. Su rostro se desfiguraba entre la negrura y las arrugas que su piel acumulaba con el paso de los días. Pero no era el tiempo lo que destruía su figura sino su amargura. Por su carácter feral, algunos sospechaban que pertenecía genéticamente a los Sus scrofa, aquella especie antigua que llegó del viejo mundo. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza lo consideró dentro de las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, pero la advertencia llegó tarde, cuando ya todos estaban dañados. Entonces sólo quedaba él. Entonces, sólo quedó él.

La cabra

El silencio opaco producido por el albero y los almajos secos entre los recovecos del peñasco solitario, es semejante al silencio árido producido por los libros, el papeleo y el murmullo de un escritorio, pero diferente: en el primer escenario gritas para descubrirlo, mientras que acá, de este lado, tienes es preciso pausar la respiración.

Pero la cabra no encuentra diferencia. Entra y sale de la brecha al salón, de la plaza al solar, del peñasco al escritorio, apoyada de sus dedos cubiertos por pesuñas. No encuentra el ritmo de su respiración y con sus movimientos toscos revuelve, agita, empuja, sacude, menea, zarandea, turba, violenta, convulsiona, trastorna, alborota, traquetea, su alrededor. Todo a su alrededor. ¿Quién trajo a esta cabra, a nuestra casa?

Manatí

Triquéquida pero sirenia no. Vaca marina, mejor, pero tampoco. Vaca antropomorfa, de ciudad o de oficina. Sólo tu vestido es tropical. Mayúscula y henchida abarcas el espacio, víctima de la paquiostosis, cuando te paseas del umbral al sitio donde yaces, tosca, todas las mañanas como un lastre para la letra. Te trajeron aquí para darte la palabra y nunca aprendiste a controlar tus babas. Todos te han observado y tú ni mirar al firmamento puedes. Tú sólo sabes que no sabes nada, pero literal: sólo conoces que no conoces a nadie, y de eso te jactas.

dice… PALABROTAS Algarabía, la revista dónde se habla de manera única y placentera de temas originales de ciencia, lenguaje, arte y aspectos poco explorados de la cotidianidad. Encuéntrala en Algarabía Shoppe Querétaro. Dentro de la Fábrica. Industrialización 4.

INCUNABLE De acuerdo con el DRAE, esta palabra derivó del latín incunabula, “pañales”, que proviene a su vez de cuna, es decir, “los pañales de la imprenta”. Este adjetivo se refiere a las ediciones hechas desde la invención de los tipos

móviles, en 1453, hasta principios del siglo XVI. Posiblemente haya sido Cornelius Beughem el primero en nombrarlos así, en 1688, en su “Incunabula typographie”. Uno de los incunables más destacados es la Biblia de Gutenberg, escrita en latín a 42 líneas.

—¿Quién nos diría las cosas que sentía Dios, al mirar a su rabino en Praga?— j. l. Borges Tu pequeñez me desconcierta y admira. Sola, eres corredora de fondo, juguete mecánico diminuto, activísima agente en busca de mercados y tu fisonomía mueve a compartida hilaridad, porque no compras ni vendes, sino más bien expropias. En enjambres, recuerdas vagamente a turbas incontenibles de humanos en un gran valle devastando enardecidas toda barrera que se interponga a sus ciegas apetencias. Contigo se esgrime, confirma y eterniza la ley de las proporciones. Te miramos pequeña, pero... ¿y nosotros?

MARMOTRETO

PALIMPSESTO

Según el DRAE, esta palabra tiene un origen muy particular, cuyo significado puede relacionarse directamente con su referente “un objeto grande, estorboso y de poca utilidad”. Marmotreto proviene del latín tardío mammothreptus, y éste del griego tardío que significa “ criado por su abuela”, y de ahí, “gordinflón, abultado”, por la creencia popular de que las abuelas crían niños gordos. Por extensión, también se conoce así a los “libros o legajos muy abultados, principalmente cuando son irregulares y deformes”, y a los que además de poco interesantes, son difíciles de manipular. “Ya regala ese marmotreto de Introducción a la Filosofía, que nomás está haciendo bulto”.

Del latín palimpsestus, y éste del griego palin, “otra vez, de nuevo”, y el indoeuropeo bhes, “frotar, raspar”, de ahí, “grabando nuevamente”. Esta palabra se refiere al papiro, pergamino o vitela que, para ser reutilizados, se raspaban con el fin de borrar lo que antes se había escrito. Dicha práctica fue común durante el siglo VII, porque era más barato que preparar un nuevo sustrato. “Entre los palimpsestos griegos más destacados se encuentran el Codex nitriensis y Elementos de geometría, de Euclides”.


EL FARO ❱ C.3

AM / Viernes 12 de julio de 2013 / amqueretaro.com José Luis Sierra (Santiago de Querétaro, 1949-2013).

oeta y editor. Egresado de la Universidad Autónoma de Querétaro. Realizó estudios de posgrado en Madrid, en el Instituto Iberoamerica-

Miguel Aguilar Carrillo (México, D.F., 1954).

s miembro del Consejo Editorial de la revista Separata y Director Editorial de Calygramma. Estudió Química en la UNAM, ocupación que

no de Cooperación, y en la Universidad de Málaga, España. Profesor

abandonó para dedicarse a la literatura. Es egresado de la Escuela

en el área de literatura. Fue invitado como residente por las universi-

de Escritores de Querétaro y fue director de la misma, hasta su des-

dades de Nuevo México, en Las Cruces, y de Texas en El Paso, USA.

aparición. Ha coordinado diversos talleres de escritura en diferentes

Realizó estancias en Amberes, Bélgica, en 2004 y 2007; la Universi-

instituciones. Sus poemas han aparecido en publicaciones del país

dad de Amberes presentó su libro bilingüe Een stad voor José María/ Una ciudad para José María (Edit. P, Lovaina, Be., 2004), traducida al flamenco por el también poeta Stefaan van den Bremt. En 2007 se presentó en la Feria del libro de Amberes la antología Woord onder dak, donde le publican su poema “Cuaderno de Amberes / Uit

como La Jornada Semanal, Periódico de Poesía, Acento Cultural y Crítica, entre otras. Ha publicado varios libros de poesía, entre ellos Oficios de la luz (1996), Condición de la memoria (2002), Asuntos personales (203), Prestigio de estar aquí (2004), Laberinto del cuerpo (2006), entre otros. Fue becario del Centro de Estu-

Antwerps aantekenschrift”, en flamenco. En 2013 la Universidad Autónoma de Querétaro,

dios Cervantinos, con el proyecto “Pasión por el Quijote” y del Fondo Estatal para la Cultu-

la editorial Calygramma y el Instituto Queretano de la Cultura y las Artes le rindieron un

ra y las Artes de Querétaro, en dos ocasiones, por los proyectos “Quitar la pátina” y “Pensar

homenaje en vida, en reconocimiento por su obra poética y su trayectoria. Su último libro

el ensayo”. Está antologado en El huerto magnífico de todos, publicado en Salamanca,

fue Una ciudad para José María y otros poemas (Calygramma, 2013).

España. En 2011 obtuvo el Premio Internacional Sor Juana Inés de la Cruz, en la categoría de Poesía, por su libro La cosa en sí es lo que importa. Fue becario del programa Creadores con Trayectoria 2012, del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes.

Poeta laureado en Los Pinos, 2012 Los pobres en el otoño

Ustedes me invitaron a la cena | Ustedes (Ya son setenta mil) me dijeron que había un oficio con la invitación Nadie más sabía que yo era el invitado especial a la cena | Les juro que acepté la invitación porque tenía miedo (setenta mil muertos no es poca cosa) | Asistí porque era necesario | El bufón me recibió con apretón de manos No probé bocado (setenta mil muertos es la cifra) Alegué colesterol y azúcar alto, problemas en el hígado, riñón y páncreas (creo que me dieron por loco) pero asistí a la cena | Un propio trajo el papel que indicaba la hora, el sitio, el día) | Debía asistir (setenta mil muertos no es poca cosa) | Debo asistir, me dije | Es un orgullo que se fijen en mí en mí que apenas (a penas) tengo tiempo para escribir algunos versos | Fui invitado a la cena | Tengo miedo El enano me recibió y dijo que yo era importante para México (setenta mil y los daños colaterales) Indicó que me sentara al lado de Margarita | una flor que dictó en mi juventud el futuro: me quiere, no me quiere: no me quiso | Una flor que olí cuando los muertos no eran tantos Me invitaron a la cena | No probé bocado | Un propio con medallas me dio la invitación | Lo saludé de mano (olía a pólvora, me dejó oliendo a pólvora) | Saben

dónde vivo (setenta mil, hasta ahora, son las víctimas) Ustedes me invitaron a la cena y tuve que asistir uno más ya no es noticia, noticia es que me invitasen a la cena | (¿alacena es el lugar donde se guardan las cenizas?) | Ustedes me dijeron que debía estar presente | El señor me recibió con un abrazo | Me indicó el lugar en la mesa Al lado, Margarita sin tequila y sin Cointreau | Sólo Margarita al lado (muy atenta, la pobre: setenta mil, si la memoria no me falla) | Alguien, del que no quiero acordarme, me exigió que firmara la copia y tuve que asistir | Con traje y corbata tuve que asistir para que la facha no pintara y otra urna y nueva cifra (setenta mil es lo que dicen: hay pruebas) | No probé bocado antes (faltando a mis principios entré a un Mc’Donal’s) | Canijo es el miedo | Le comenté al señor de la arritmia y el coraje del hígado, pero no falté a la cena (Tengo miedo, la estadística no miente) | Dije algunas pendejadas y tomé sólo agua pero no falté a la cena | Hablé de la metáfora y los premios | No solté la lengua Me invitaron a la cena | No dije nada (lo juro) Asistí a la cena y estoy vivo, aquí, en esta casa, invisible, muriéndome de rabia.

Azufre para quemar la calle. No documenté la trifulca. La enramada a media calle. El viento pasó como el otoño de ayer, percibimos la destrucción demasiado tarde… Yo no tenía memoria entonces. La verdad. El horizonte. No el vacío frente a la mirada, lontananza afín. Locos en verdad, hombres deshabitados, marchitos, endiablados —por decir.

Utópico, metódico. El desfile es opaco. Son pobres los aires. En jirones los vemos. No se hablan, apenas juntan sus andrajos. El mercado es su refugio, Á aventados alrededor de la fuente llaman, aúllan, balbucean su piedad..! El predicador ronda al igual que ellos por los entrecijos del dolor, los rodea, los escudriña… Rezume vahos hediondos. Cascorvos, colorados los rostros, negruscos, encostrados, no sabes si algo podrido les regurgita en el vientre… Hasta que vomitan y el mundo los castiga, y los llama a cuenta;

Silbos, habitantes universales, encajonados. De cartón piedra su piel. Incendiarios de los mejores d.as y malas noches, cerebrales cuando se opon.an las razones. No había porqués. Acción para las dudas. Para mentir y ser aceptados. Eso dec.an entonces. “Dormimos para las estrellas”. El olor picaba, era un gas fétido. Una mugre agredía. Una esperanza de encontrarse y no perderse. Todos sabíamos que allí estaban. No pedían comprobar su existencia. Pasaban de mirada en mirada. No eran invisibles. Vivían y no más. Viv.an, sólo eso. Se acuestan sobre la nube de olor y se confunden… Ululan, ululan Una congregación, una banda, una insólita aparición nocturna, un barco fantasma, una procesión, un manifestarse en silencio. Un drama a mitad de la plaza. Cuánto hilacho tirado de la nada. Bajan en triciclos tirados por sus perros… A pie, ciegos, tirados por sus perros. Montados unos sobre otros, enredados, como manojos de aire, como resoplidos… Ocres y negros, el vestido es un delantal, un mandil, un sobretodo.

volcados hacia ellos están los iluminados: aquellos que no tuvieron hambre, que no necesitaron agua en el camino, que perdonaron lo necesario. Bajo la cuesta y allí están otra vez. Son alientos moribundos. Ya no los vemos en d.as festivos. Ya no están, los fueron a tirar a la otra orilla. —Me explico que será el invierno… “Venimos del escalofrío, del agua helada” —dicen. “Somos como silbatos de hojalata multicolores”. Son los pobres para el otoño. No se volvió a rezar. No existían quiénes. Se miraba al cielo e incrédulos admitíamos la vergüenza: sobre la calle las hojas muertas, los restos de blancos árboles, ya negras las ramas, sólo ventoleras de rabia… Azufre para quemar. Azufre para los saldos. Azufre para los enemigos. Somos varios los vientos y atizamos, mojemos las varas con alcohol y aguardiente, preparemos la pira…

Santiago de Querétaro, 2005

Tarsicio García Oliva LITERATURA

Como parte del escaparate que semana con semana se estará dando a diversos artistas de Querétaro, aquí, UER en El Faro, les damos una probada de lo que vendrá en la entrega del

próximo viernes, en donde seguiremos abordando el tema de literatura ya que un solo número, no basta para abarcar la riqueza que en nuestro estado tenemos del género: el inicio de un cuento de Tarsicio García Oliva, escritor ganador de varios premios nacionales e internacionales.

Las armas cubiertas de gloria

Es el 5 de mayo de 1862. Las campanas de la catedral de

Especial

Alan Estefan

Puebla acaban de anunciar las diez de la noche. Su tañer resuena triste porque está lloviendo. A esa hora, nadie se aventura fuera de su casa, y menos con la llovizna. Además, en un campo de batalla cercano también ha llovido, durante todo el día, una buena dosis de plomo y fuego. Por eso es raro ver a un par de personas encapotadas sorteando los charcos de las calles vacías. Hasta que se detienen enfrente de la casa de una fami-

lia de apellido Morales, mejor conocida como la Casa de Alfeñique debido a su fachada ornamentada cual si fuera de pasta de azúcar con almendras. A un costado de este peculiar edificio se encuentra un solitario mesón, que es en donde entran los encapotados. Y resultan ser nada menos que los generales Ignacio Zaragoza y Miguel Negrete, quienes no dejan de reír mientras encienden unos pitillos en el zaguán. (cont.)


C.4 ❱ EL FARO

amqueretaro.com / Viernes 12 de julio de 2013 / AM

Festival Ibérica Contemporánea ›› Artistas plásticos y visuales, a través de su arte, ›› Fotografías, pinturas, esculturas y baile, todas mostraron su percepción de la danza

Así de sencillo

El Placer de la Lectura

abocadas a retratar la belleza de este arte

Alejandra Uhthoff

¿

A alguno de ustedes le ha pasado que, siendo lectores, o simplemente queriendo leer algo, se sienten abrumados con la inmensa variedad y oferta que existe y acaban posponiendo la selección de su lectura y frustrados por no estar leyendo nada o, por lo menos, nada que los atrape? A mí sí. Algunas veces, y, cuando me sucede, siento un hueco en mi vida.

No falta quien nos recomiende algún libro que acaba de leer o vamos a la librería, ya sea física o virtual, pero no nos decidimos por ninguno.

Durante la presentación en el Museo de Arte de Querétaro, la Compañia Mariemma de Madrid. /Foto: Yunuen Calixto

Ana Magaña

EXPOSICIONES

Como parte del IV Festival Internacional Ibérica Contemporánea, en el Museo de Arte, junto con el apoyo del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes, se presentó la Com-

pañía de Danza Mariemma de Madrid. El taller coreográf ico Larreal del RCPD, fueron los encargados de la apertura de la exposición colectiva Arte en Movimiento, en el que se vio el trabajo de artistas plásticos y visuales quienes mostraron su percepción sobre una de las disciplinas más bellas y versátiles, la danza. “La intención de esta expo-

sición es que los participantes capten lo que representa para ellos la danza, dejando ver su interpretación del arte en movimiento, pues para nosotros esta disciplina se caracteriza por ser puro movimiento y sentimiento”,nos dijo Viridiana Damián, Directora Operativa del Festival. La aceptación por parte de los artistas plásticos y fotógrafos fue muy favorable y de las 25

propuestas que se recibieron a nivel nacional sólo fueron seleccionados 14 trabajos. La exposición está dividida en dos partes: la primera es una galería compuesta por fotografías, pinturas, esculturas y collage, haciendo referencia al festival Ibérica algunos retratos de sus ediciones pasadas. Además, en la galería contigua se ofreció la muestra del artista Daniel Ochoa, quien

por mucho tiempo fue bailarín para más adelante especializarse en fotografía, capturando en cada una de sus imágenes la fuerza de las diversas escenografías y bailes. Para Viridiana, este tipo de eventos permite la apertura al diálogo entre distintas disciplinas, mostrando cómo se puede conjugar la danza con la fotografía, la pintura con la escultura.

Los Números de los Bibliómanos Ignacio Gómez Gallegos (Cortesía de Algarabía)

51 893

Son los libros, además de revistas, suplementos y documentos de los más diversos temas -principalmente mexicanos- que atesoró a lo largo de 71 años el literato José Luis Martínez. Al morir, el acervo fue comprado íntegro por CONACULTA en 2 000 0000 de dólares.

3

Los asistentes disfrutaron del documental de danza flamenca “El Sendero del Alma”. /Foto: Yunuen Calixto

Son los pisos que mide la biblioteca del escritor Carlos Fuentes en la Ciudad de México, además de ésta tiene otra en Londres

Cine y Flamenco en Plaza de Armas

24 000

Irma Caballero

CINE

Como parte de las actividades del IV Festival Ibérica Contemporánea, se presentó en Plaza de Armas DocuQro, en el que se exhibió un documental de danza flamenca, ‘El Sendero del Alma’, dirigido por Marco Aguilar. El largometraje comienza con un recuento de las aportaciones de los exponentes más importantes del f lamenco como Joaquín Cortés, Niña Pastori,  Retama, el cantaor José Mercé,  Camarón de la Isla y José Fernández Torres, más conocido como Tomatito. En el documental se muestra la turbulencia emocional que logra el flamenco, permitiendo

a las bailaoras danzar como si hubieran nacido para ello y fuera su único fin en la vida, en el que no importa nada más allá sino el arte que conciben desde sus cuerpos. Como menciona el documental: ‘Se nace con esa sabiduría en la que el estado energético logra un sonido arrullador para los presentes durante el baile. En el f lamenco la voz es increíble, es la melodía que compone la música lo que lo convierte en un arte y, para sus exponentes, en el arte de la supervivencia, en el que se controla, pero al mismo tiempo se libera, la magia que atrae hasta a los más indiferentes. Entre sombras y luces, el flamenco logra su más alta fusión, atrae a los espectadores con un baile de esencia única, en la que la voz es la memoria de la propia alma.

40 000

Libros son el acervo que Andrés Henestrosa llegó a tener, acumulado en su casa, su despacho, y un local que rentaba especialmente para guardarlo. Además de escritor y periodista, fue un lector voraz: leía con ansiedad todo lo que caía en sus manos, sin importar el tema.

17 000

Es el número de ejemplares del que consta la heterogénea biblioteca de Miguel Ángel Porrúa, de la familia de libreros editores. Entre ellos, destaca un original de la historia verdadera de la conquista de la Nueva España, escrita por Bernal Díaz del Castillo y publicada en 1632

Son los libros y revistas, bastante desordenados, forman la colección del fallecido Carlos Monsiváis, la cual empezó a reunir cuando estaba en segundo de primaria. Muchos de ellos los adquirió en librerías de viejo y baratas. Dedicaba una hora al día para ordenarlos y cinco para leerlos.

16 000

Son los volúmenes que Manuel Alcalá -literato, políglota, funcionario público y embajador- tenía en su biblioteca, la cual empezó a formar con libros heredados de su padre. Consideraba a su biblioteca como parte de su familia

38

300

Son los ejemplares tenía a los 15 años el poeta, periodista cultural y editor Alí Chumacero; con el tiempo llegaron a ser unos 40 000, principalmente obras literarias. Tuvo muchos diccionarios y enciclopedias, para “distraer su ignorancia”.

25 000

Ejemplares son el acervo conjunto del escritor y crítico Emmanuel Carvallo y de su esposa, la escritora Beatriz Espejo. Al casarse, sus bibliotecas también se unieron. El estante más alto de su casa en el Contadero está adherido a un muro de 10 metros de altura.

Libros: es el número de volúmenes que, en promedio, caben en un metro: midiendo el largo de los libreros y considerando un grueso por volumen -por lo general- de una pulgada, se puede estimar cuántos libros hay en una biblioteca grande sin tener que contarlos todos

200

Son los libros por año -4 por semana- es lo que se necesita para llegar a juntar 10 000 libros en 50 años. Un buen lector lee unos 2 libros semanalmente. En 50 años leería 5000. Por lo anterior, se dice que una biblioteca grande es un proyecto de lectura, generalmente con muchos volúmenes que no se leerán

Y es que, para los que gozamos de la lectura y tenemos el hábito de ella, la literatura es el medio de transporte hacia mundos que necesitamos visitar de vez en cuando en nuestra rutinaria existencia. La literatura es la compensación de la división social entre lo público y lo privado, siendo esto una paradoja ya que es una comunicación pública de lo privado, a la vez que eso público lo hacemos privado en nuestras vidas. Es por eso que se dedica a traspasar fronteras permanentemente; nos introducimos a tabúes, revelaciones y secretos, delitos, misterios y enigmas. Nos invita a que seamos parte de ellos. Es, como el amor, una forma de intimidad, porque crea una relación privada entre el libro y nosotros, así también, logramos establecer ese vínculo íntimo de comunicación personal con el o los personajes. Es la forma en que experimentamos el mundo de alguien más, sintiéndolo como propio. Logramos contemplar a la figura desde fuera y desde dentro. El acto de leer hace posible lo que normalmente no lo es: participar en experiencias y ser, al mismo tiempo, un mero espectador de ellas.

Una buena lectura es la gran educadora de los sentimientos ya que, a través de ella, aprendemos a observarnos a nosotros mismos y a los demás. Podemos ver lo que sucede en los otros, cuando, en el mundo real, su interior estaría reservado a la mirada ajena. Nos permite conocer sucesiones de acontecimientos que no son lineales y tampoco previsibles. La formación en la literatura, nos da la comprensión de la propia historia, de la naturaleza humana en miles de facetas, para así encontrar nuestra propia identidad. Por eso, descubrir un libro que nos seduzca; encontrar mil pretextos para posponer nuestra cotidianidad y seguir leyendo; buscar espacios, tanto físicos como en tiempo para seguir interactuando con nuestros personajes, a los que en ese momento sentimos personas tan reales como la familia, es, sin duda, uno de mis mayores placeres.


12 I Julio I 2013  

De escritores poetas y locos...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you