Issuu on Google+


EDITORIAL

Sin duda alguna el año dos mil trece será recordado por todos los que conformamos Neurona Política, ya que a pesar de los obstáculos que tuvimos que afrontar para desarrollar este proyecto ¡Lo logramos! Todo comenzó como un sueño y al aunque al principio éstos parecen imposibles, hemos comprobado que “Si lo puedes soñar, lo puedes lograr” – Walt D. Hemos vencido el miedo al “¿Qué dirán?” y al “¡No puedo!”. A pesar de los errores que pudimos cometer, hemos asumido un compromiso con nosotros mismos, nuestros colaboradores y lectores pero especialmente con nuestra sociedad; Ya que la meta que nos fijamos es: Trabajar y mejorar día con día, para aportar nuestro granito de arena con la finalidad de construir una mejor sociedad. A lo largo del año, dentro de la sociedad guatemalteca, hemos afrontado muchas crisis, las cuales no se han logrado solventar por diversos factores, entre ellos: La falta de voluntad política, la falta de

recursos, o por la epidemia de corrupción que nos invade, por mencionar algunas. Pero cabe preguntarnos a cada uno de nosotros: ¿Qué hemos hecho para ayudar a resolver estas crisis? Es común al final de cada año hacer un recuento de lo acontecido en nuestras vidas de lo bueno y lo malo, y de crear una lista de propósitos para el próximo año. En ésta oportunidad les invitamos a hacer este recuento como miembros de una sociedad a la cual cada uno pertenecemos, debemos empezar a asumir nuestro rol como ciudadanos aportando a esta sociedad que necesita tanto de nosotros y no como individuos que viven dentro de una burbuja imaginaria aislados de la realidad nacional. Estamos a las puertas de empezar un nuevo año en el cual sin duda alguna afrontaremos las consecuencias de lo que hicimos o dejamos de hacer en el presente, esto debe motivarnos para afrontar con ahínco los obstáculos que nos impidan, lograr cambiar lo necesario para mejorar y aportar a nuestra querida Guatemala

“Las cosas parecen imposibles hasta que se hacen”. (Nelson Mandela)


INDICE

La forma superior de gobierno

…………

1

La voluntad, ¿es suficiente?

…………

3

MADIVA

………………

5

Objetividad e Investigación Científica (II)

…………..…….

7

¿Estamos listos para el juicio?

…………....

9

COLUMNA DEL LECTOR

………… 11

1918 – Eternamente

Roberto “Bobby” Recinos, Sirviendo con Significado (11-13) Juan Pablo Bonilla-Silva, La política y yo ¿Somos compatibles? (14-15)

EL ESTARTAZO MENTAL

CULTURA

………….. 16

………….. 17


1

EDSON ADEMAR

La forma superior de gobierno Escuchamos constantemente sobre reformas a leyes de toda clase, tanto electorales, administrativas, tributarias, etc. Pero podemos creer que con estas reformas el gobierno puede desempeñar un mejor papel. Confiamos que la democracia como mejor sistema de gobierno hoy día pueda generar las condiciones necesarias para el correcto desarrollo de la sociedad. Sea democracia representativa, o como algunos la llaman -democracia formal-, basada en la elección popular y la alternancia en el poder, o mas que en un ideal o un modelo teórico, debemos contrastarlo con la realidad y describir correctamente la forma de gobierno vigente. ¿Cómo realmente podríamos describir la forma de gobierno de nuestro país ó de cualquier país que se denomina así mismo democrático?

Además de perdernos en las muchas propuestas de formas de gobierno y las distintas variaciones propias de cada sociedad, es posible creer que el establecimiento de un sistema de gobierno con normas e instituciones propias es suficiente para permitirle satisfacer las necesidades de la población y guiarla para que ésta se desarrolle dignamente. Pueda que mas que una forma de gobierno determinada, debemos centrarnos en quienes son los que dirigen dicho gobierno y con que fin lo hacen. Y es así que Aristóteles estableció una clasificación de gobiernos, dividiendo las formas de gobierno en puras e impuras. Como ejemplo vemos la diferencia que estableció respecto a la forma de gobierno del pueblo, ya sea de forma directa ó indirecta. El sistema que defiende el interés común es la democracia, mientras que al sistema que defiende intereses particulares le denominó demagogia. Podemos continuar con la lista de ejemplos que resaltan mas que el método por el cual se llega al poder, el interés y los fines de quienes lo ejecutan. También debemos considerar la capacidad de los gobernantes para ejercer su cargo. Una persona con escasos conocimientos de administración pública, puede ser electa por millones, y no por dicha elección vaya a cambiar el hecho que el gobernante no tiene la


2

capacidad ni formación necesaria para desarrollarse en su cargo. Caso contrario lo vemos en el antiguo Egipto, donde el gobierno era dirigido por el faraón, y es innegable el desarrollo y milenaria longevidad del Egipto antiguo. Por ello considero necesario no perdernos en la teoría de una u otra forma de gobierno, sino en quienes son los que llevarán a la práctica dicho sistema. A cualquier reforma, por mas bien intencionada que sea, se le encontrará siempre una escapatoria por parte de políticos que atienden solo a propios intereses. Un ejemplo trágico puede ser las cuotas en la elección de diputados al Congreso. En un Seminario sobre Reformas Electorales conocí el caso de un país suramericano en el cual para eludir la cuota de candidatos a diputados mujeres, los candidatos varones cambiaron sus nombre por el de mujeres y así burlar dicha reforma electoral. Por ello considero que el mejor gobierno es aquel en el cual las personas justas, correctas, capaces y comprometidas en servir a los demás, llevan el mando del gobierno, independientemente de la forma en que llegaron al poder. Ahora la cuestión es si estas personas están dispuestas a participar en política, y como dijo un gran amigo, la única forma de lograr un cambio es participando, de lo

contrario siempre van a quedar los mismos.


3

ERLIN AMAYA

La voluntad, ¿es suficiente? “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad.” –A. Einstein

A lo largo de nuestra vida hemos escuchado frases como ésta, la cual me parece completamente acertada. Comparto plenamente que la voluntad mueve montañas, y que es el primer paso para lograr cualquier meta que nos propongamos en la vida. Sin embargo, la voluntad, para que se cumpla como tal, debe conllevar ACCIÓN sin la cual quedaría convertida únicamente en una INTENCIÓN, y cómo dice un viejo refrán “El camino al infierno está repleto de buenas intenciones”. En Guatemala como en muchos otros países alrededor del mundo se han “intentado” implementar políticas públicas que atiendan a las necesidades y demandas de la población. Para lo cual es necesario un proceso de formulación, implementación y evaluación. Sin embargo una de las principales causas de que éstas políticas

públicas nunca lleguen a la fase de implementación es porque realmente no atienden a los intereses ni del gobierno, ni de la élite que financia los proyectos. Podría decirse entonces que ciertos proyectos y programas no avanzan, porque no pasan de intenciones, pero realmente sin la voluntad conjunta y la acción que ésta implica los proyectos y programas sociales seguirán siendo buenas ideas que jamás se llevarán a cabo. Una noticia que me llena de tristeza e indignación es la publicada el pasado 3 de diciembre en la que se posiciona a Guatemala en el puesto 123 de 175 en el índice de Corrupción mundial, catalogándolo como uno de los países más corruptos de Latinoamérica. ¿Qué nos ha llevado a tan alto índice de corrupción? Nuestros gobiernos, sí. Pero no se pusieron ellos mismos en el poder. Es fácil culpar a un grupo de representantes, cuando olvidamos que fuimos nosotros quienes por una u otra razón somos partícipes de esto, incluso con el simple hecho de quedarse callado. Es acaso ¿falta de voluntad? La Voluntad implica saltarse reglas, salirse de “lo común”, pasar obstáculos, perder “amigos”, ganar enemigos, hacer no sólo lo posible sino hasta lo “imposible” por conseguir aquello que se desea, y es por eso que se logran los objetivos cuando existe voluntad. Si examinas detenidamente tus actividades cotidianas te darás cuenta que aquellas que realizas con mayor placer, o aquellos logros que a lo largo de tu vida te han llenado de orgullo son en los que pusiste empeño y voluntad aquellos


4

que por ti mismo decidiste realizar. Por otro lado, si al mismo tiempo haces una lista de cosas que no has alcanzado, tareas diarias, propósitos fallidos o proyectos incompletos, y metas no alcanzadas, te darás cuenta que en algún momento tuviste la intención de hacerlos realidad, pero en realidad nunca quisiste realmente, pues no pusiste el empeño que requería para lograrlo. Si la vida de cada uno de nosotros como seres humanos y como guatemaltecos constituye el actuar de la población del Estado como parte fundamental de éste, es evidente que la voluntad del población respaldada por su soberanía debería ser el motor principal para alcanzar nuestros propósitos como sociedad y buscar el bien común que nos permita a todos tener una mejor calidad de vida. Sin embargo, estamos acostumbrados a delegar nuestro poder, y nuestra voluntad por medio de un voto por medio de un sistema pseudo-democrático convirtiendo nuestra soberanía en nada más que una utopía. Ejemplos sobran de personas, sociedades y Estados que han sobresalido por cambiar realidades que parecían haberlos marcado en la pobreza y el subdesarrollo. Como Irlanda, con un índice de Desarrollo Humano Menor al de América Latina unos 50 años atrás y ahora siendo uno de los países con más alto índice per cápita del mundo. Brasil, la potencia económica emergente que cambió su status social y económico a nivel mundial hace tan sólo unas décadas, Sudáfrica, que con él ejemplo, y empuje de su ex -

gobernante Nelson Mandela, logró disminuir en una gran cantidad la opresión de la raza negra y la discriminación que dividía la nación, convirtiéndose en uno de los personajes más sobresalientes de la Historia, sólo por mencionar algunos. La voluntad y el empeño que personajes como Mandela, Lula Da silva, Gandhi, Michelle Bachelet, Steve Jobs, Michael Jordan, Thomas Alba Edisson, han puesto, no por cambiar su nación sino por ellos mismos, por sus empresas, productos, ideales etc. Es lo que ha marcado una diferencia en ellos, en su país, y en el mundo como era y como es ahora. ¿No te gustaría a ti, marcar una diferencia? ¿Qué estás haciendo para lograrlo? Trabajando en ti mismo para ser una mejor persona, poniendo voluntad y empeño en todo lo que haces, amando lo que haces serás no sólo un mejor ser humano, sino un mejor ciudadano, un mejor guatemalteco. Y si bien es cierto que necesitamos que nuestros dirigentes tengan la voluntad de hacer un cambio radical en nuestro país para aumentar nuestro índice de Desarrollo Humano, piensa que no puedes cambiarlos a ellos como personas pero puedes trabajar ahora por que nuestros futuros dirigentes, los niños y jóvenes de nuestro país tengan una educación con una mentalidad que los lleve a actuar diferente. “Seré uno más entre los ancianos de nuestra sociedad, seré uno más de los habitantes de la población rural, uno preocupado por los niños y los jóvenes de nuestro país; y seré un ciudadano del mundo comprometido, mientras tenga fuerzas, con la tarea de conseguir una vida mejor para las personas en todas partes.” –Nelson Mandela (R.I.P)


5

partida de Nelson Mandela. Me llamo la atención que en los medios nacionales aunque si hubo cobertura no pasó de ser titular un día o dos y que tuviera más auge los supuestos celos de la esposa del presidente Obama, así como la nota de supuestamente un falso traductor del lenguaje de señas, durante los honores fúnebres a Nelson Mandela. JONATHAN ARDON

MADIVA 1918 – Eternamente

Sin duda alguna, su legado permanecerá hasta la eternidad, ha muerto un hombre pero ha nacido una leyenda. Muchos de nosotros podremos contarle a nuestros hijos quien era Nelson Mandela y que fue lo que hizo no solo por su país, si no por el mundo entero. Sin dudarlo, podemos estar seguros que él ha hecho un mundo mejor, que el que sus padres le habían heredado. A pesar de que a nivel mundial se ha dado una gran cobertura por los medios de comunicación y los gobiernos de muchos países han expresado sus condolencias hacia el pueblo sudafricano por lo que decretaron duelos nacionales ondeando sus propios pabellones a media asta, incluso las ligas deportivas especialmente de fútbol han hecho minuto de silencio por la

En las redes sociales discutiendo e intercambiando ideas con otros amigos, uno de ellos muy atinadamente hace la reflexión, “Ésta pérdida no ha tenido el mismo auge que la pérdida de un actor famoso en un accidente lamentable”, cabe señalar que todas las vidas humanas son valiosas, pero el hecho de que se publiquen por medios de comunicación masivos y por personas en general, mas cosas sobre la muerte trágica de un actor de cine y no tanto así sobre la muerte de alguien que definitivamente hizo de este mundo un mundo mejor, llama mucho la atención y por que no decirlo de cierta manera preocupante. En la misma discusión otro amigo opina “personas enajenadas, victimas de los medios masivos y del show mediático”, “la enajenación y la masificación es evidente a simple vista, menos para los enajenado y mediatizados”. Reflexionando un poco sobre esta discusión, creo que la masificación que muchos sectores de poder han logrado en nuestra sociedad guatemalteca es evidente con este tipo de acontecimientos, las noticias relevantes no tienen la misma cobertura, y también por muchos


6

años se nos ha transmitido una cultura de miedo, se han utilizado los medios de comunicación para arraigarlo en la mente de cada individuo, por eso, no es extraño escuchar en nuestras casas o en conversaciones, cosas como: “No vale la pena”, “No te metas a clavos”, “Esto ya nadie lo cambia”, “Cállate te pueden escuchar”…..etc, etc, etc.

Entonces creo entender el por qué muchos medios de comunicación nacional, y muchas personas por medio de las redes sociales, hacen mas auge a la muerte trágica de un actor, que a la partida de Nelson Mandela. Simplemente por que para seguir los pasos de Madiva, no hay que tener miedo de cambiar las cosas, hay que salir de la zona de confort, hay que dejar el egoísmo y sobre todo hay que creer en uno mismo. Seguramente lo realizado por Madiva, choca en el subconsciente de muchas personas que a diario ven, el mal uso de los movimientos sociales y sindicales por gente que solo busca el bienestar propio, y los que son legítimos tachados de delincuentes por parte de sectores de poder y por medios de comunicación masivos irresponsables y corruptos. Si seguramente todos piensan que podrían pasar 27 años en la cárcel como le ocurrió a Madiva. Él seguramente lo sabía o talvez hasta pensó que podía morir en el intento de conseguir sus ideales. Ideales

que procuraban un bien común, ideales que no procuraban un dominio de unos sobre otros, si no que todo lo contrario, una igualdad y una armonía entre seres humanos. Seguramente al trascurrir los días los meses y los años seguiremos escuchando sobre lo realizado por Madiva. Seria bueno, reflexionar sobre lo que él hizo y lo que nosotros dejamos de hacer por miedo. Muchas son las frases que se sustraen de sus discursos quiero compartirles dos que espero les motiven y ayuden a reflexionar sobre su propia situación y sobre la situación en la que nos encontramos como guatemaltecos.

"Aprendí que el coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es quien no siente miedo, sino quien conquista ese miedo" “Lo que cuenta en la vida no es el mero hecho de haber vivido. Son los cambios que hemos provocado en las vidas de los demás lo que determina el significado de la nuestra."

Nelson Mandela (MADIVA)


7

ERNESTO DUARTE

Objetividad e Investigación Científica (II) Las ciencias sociales en la actualidad, considero a opinión muy personal atraviesan la crisis más seria en más de cincuenta años de historia, es sabido, los problemas financieros que enfrento la FLACSO, un bastión y referente de la investigación, tanto en el ámbito sociológico, como en el ámbito de la ciencia política. Recientemente ha surgido cierto revuelo y alboroto, y con toda razón, ya que hace algunos días fue anunciado, el cierre del centro de investigaciones regionales de Mesoamérica conocido como CIRMA, los fiduciarios no dieron razón alguna, solamente avisaron del cierre que según dijeron será temporal, es preocupante la administración que se le dará al centro de documentación, puesto que este es una riqueza histórica para el país.

La crisis es generalizada, y es en parte, producto del desinterés investigativo y científico de las universidad tanto privadas, como de la pública, en el caso de la universidad de San Carlos, la investigación en el ámbito de las ciencias sociales, es escasa, los institutos que deberían de llevar la iniciativa, son el instituto de investigaciones, arqueológicas, antropológicas e históricas perteneciente a la Escuela de Historia, y el instituto de investigaciones políticas y sociales de la Escuela de Ciencia política, pero la realidad es otra, estos “centros de pensamiento” no generan discusión, y la producción científica es casi nula. Universidades como la UCR de Costa rica hoy por hoy ha dejado relegadas a la Universidad de San Carlos, y no digamos a las universidades privadas del país, según rankings internacionales (http://www.webometrics.info/es/Ame ricas/Latin_America) la Universidad de San Carlos es la tercer mejor universidad de Centro América y la numero 83 a nivel latinoamericano, al frente del ranking se encuentra la UCR en el puesto 15, y la Universidad Nacional de Costa rica en el puesto 61. Mientras en la Escuela de Ciencia política de la UCR, en su instituto de investigaciones cuenta con más de 20 investigadores (http://www.estudiospoliticos.ucr.ac.c r/index.php/invest), el instituto de la Escuela de Ciencia Política de la USAC cuenta con apenas 3 o 4 investigadores, y su producción


8

científica visible se limita únicamente, a la publicación anual de la revista política y sociedad. A nivel de la investigación sociopolítica, los centros que más incidencia tienen en círculos académicos guatemaltecos es indudablemente el departamento de estudios sociopolíticos de ASIES, y el Instituto de problemas nacionales IPNUSAC, de la universidad de San Carlos, este último ha relegado completamente la incidencia científica que debería de tener la Escuela de ciencia política. ¿Qué está sucediendo?, ¿Por qué la crisis? Es innegable que la inversión en investigación científica no ha sido prioridad de ninguna universidad del país, las Universidad privadas se han entregado a un mercantilismo académico, donde el único intereses es el cobro de matrículas y colegiaturas, relegando el fin de la Universidad, por su parte la Universidad de San Carlos, por el papel que le confiere la Constitución política de la republica (elección de magistrados, entre otros “privilegios” dentro del sistema político) se ha convertido en una palestra para los mejores charlatanes y oportunistas que ven a la Universidad como un trampolín a la política nacional La universidad de San Carlos, perdió su razón de ser, fue consumida y devorada por la clase política, mafiosa y sin escrúpulos, y lamentablemente han hecho de la institución, un grupo de presión más. Mientras la Universidad siga manteniendo su status dentro del sistema político, no podrá estar al servicio del conocimiento, seguirá atrapada de las mafias, y desde mi

posición considero que lo único rescatable de la Universidad en estos momentos, es que permite la ascendencia social vertical. A los que de una u otra forma le debemos nuestra formación a la universidad no nos queda más que ser críticos, del modelo de universidad que hoy tenemos. Los programas de investigación científica no son viables bajo este modelo, bien decía Max Weber, la academia no es para los demagogos. En la siguiente entrega analizaremos el estado académico-científico de la Escuela de Ciencia Política.


9

guatemalteca) se estarán entrenando pertinentemente?

RICARDO BARRENO

¿Estamos listos para el juicio? “Yo hago lo que usted no puede y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas”. Madre Teresa de Calcuta Una vez más, como sociedad guatemalteca seremos puestos a prueba. Esta vez, con la posible reanudación del juicio de genocidio en contra de Ríos Montt, debido a la anulación de la sentencia de 80 años de prisión que se le impuso el pasado 10 de mayo. Dentro de esta tónica, diferentes medios de comunicación escrita en Guatemala e incluso a nivel internacional, hacen resonar los tambores, matracas y demás. La fecha esta tentativamente establecida (5 de enero de 2015), el escenario está casi preparado en su totalidad (el territorio guatemalteco) pero ¿los jugadores (la sociedad

Por un lado, podría llegar dicha fecha y comenzar el proceso en el cual se celebre que los guatemaltecos, dejamos por un lado nuestras diferencias para unirnos en torno a nuestras similitudes. O bien, se recordará como el día en que nos fragmentamos –aún más-; intentando combatir un flagelo altamente cohesionado: la injusticia, en general. Y es que, es importante reconocer que así como el Estado falla, también los guatemaltecos hemos fallado. Ante esto, ¿es necesario preocuparse tempranamente?, o incluso, ¿debemos de darle importancia a la reanudación del juicio de genocidio?

Así, desde que inició el proceso judicial, gran cantidad de guatemaltecos alzaron su voz en contra o en apoyo a Montt. Esto, con el afán de contribuir a establecer el precedente que aún sigue su proceso en la historia judicial, política y social de Guatemala. Pero ¿será que como guatemaltecos, en vez de ser las estrellas fuimos los estrellados? En otros términos, ¿hemos accionado de manera pertinente?, porque a pesar que la movilización social fue “fuerte” no debemos de confundirnos, considerando a la hinchazón como grandeza, porque la primera surge tras un accidente, por ejemplo, mientras que la segunda lo hace a través del trabajo constante, arduo,


10

direccionado cohesionado.

pero

sobre

todo,

Entonces ¿estamos listos para el juicio? ¿Estamos listos para unirnos y accionar en pro de la justicia social y el bien común? Sin la intensión de que mi sinceridad sea confundida con pesimismo, debo responder que NO. Lo cual me lleva a considerar que debemos de estarlo; buscando que las heridas del pasado sanen de manera pertinente. Así, con esta posible reanudación del juicio, no solo el Sistema de Justicia será puesto a prueba, sino también la ciudadanía guatemalteca. A través de nuestra capacidad de trabajar en equipo; sin fragmentarnos. De lo contrario, ¿Qué beneficios tendría que a través del proceso iniciado en mayo del presente año y posiblemente retomado en enero de 2015 se haga justicia, si como sociedad fallamos? No existen fórmulas mágicas para el éxito social, solamente el trabajo en equipo: de manera propositiva y cohesionada. ¡Así de sencillo, así de complejo!


11

Roberto “Bobby” Recinos Crítico Social.

Graduado de Derecho en UFM y de Política Comparada en Kyushu University, Japón.

No me suscribo a ideologías teóricamente construidas. Creo, sin embargo, que todos tenemos un propósito de servicio al prójimo. Creo que los epistemes actuales están obsoletos y que los paradigmas sociales, económicos y políticos dominantes están viciados a favor de la minoría, de las élites.

Sirviendo con Significado “La política es para los políticos”… “la situación del país no es mi culpa (o mi problema)”… “Todos los políticos son iguales”… “el problema de la política es que es shuca” … “En Guatemala estamos jodidos y no hay nada que yo pueda hacer.” Has escuchado (o dicho) alguna de estas frases alguna vez? Yo apostaría que sí. Yo sí lo he dicho y también escuchado. Y apostaría también, que la razón subyacente primaria para decirlo es desentendernos de los problemas que tiene nuestro país. Autohipnotizarnos a creer que somos buenos ciudadanos. Porque… la culpa es siempre de otros, no?

Con solo hacer un simple ejercicio de observación consciente, es fácil notar que a muchos de los guatemaltecos se nos olvidó que todos somos ciudadanos con deberes cívicos y políticos. Guardianes del bien comunitario. Llamados a ser líderes responsables y sensibles en aquello que “nos toque.” A unos les toca ser padres de familia; a otros comerciantes; a otros, estudiantes o científicos. También los hay quienes buscan ser participantes activos de la administración pública. Todos, sin embargo, con el mismo fin: proteger el presente y futuro de los guatemaltecos. El Presidente de la República y el panadero de la esquina, ambos iguales, ambos sirvientes de la bandera. Ahora bien, consideramos, la clave es estar consciente de nuestro rol individual y vivir determinado a cumplirlo con excelencia. Consciente es quien siente, piensa, desea, sabe y obra en conocimiento de lo que hace, de la importancia de lo que hace y de los impactos sociales de sus acciones. Está claro que postularse a cargos públicos conlleva un obvio nivel de responsabilidad ante los ciudadanos y residentes del país, pero en verdad todos somos responsables por el bien de todos los demás. En ese sentido, no hay excusa para fallar; o al menos, morir intentándolo. Cuando nos sintamos tentados a echar culpas (que sí sucede, eh?) valdría la pena recordar que tú y yo, “simples” ciudadanos privados somos igual de importantes en el actual equipo de gobierno, en


12

nuestra función esperada: ser participantes activos de acciones cívicas y comunitarias y ser fiscalizadores permanentes del buen hacer de la administración publica. Tanto gobernantes como gobernados estamos obligados -no a la mucha administración de la cosa públicasino a la buena administración de la cosa pública. Más leyes no hacen bien si no hay mejor entendimiento de nuestra sociedad. De la misma forma, más protestas son inútiles si no poseemos una mayor consciencia de nuestra responsabilidad personal en la gobernanza de nuestro pueblo. Una vida cívica activa empieza con cuidar al medio ambiente celosamente, con respetar las reglas de armonía social (¡que no necesariamente las leyes!), con ser generoso hacia mi prójimo y con cumplir con mi porción de ser un buen miembro de mi familia y mis comunidades más próximas (gremio profesional, condómino residencial, colegio de nuestros hijos, sociedades académicas, etc.). Esperar que todos los retos que tenemos ante nosotros se resuelvan con ir a votar por el funcionario que aparenta probidad, independencia, valentía y capacidad es una ilusión pobre y simplista, y, por que no decirlo, una forma fácil de ignorar nuestra responsabilidad personal diaria. Una forma cobarde de convencernos a nosotros mismos que la culpa no es nuestra. Es muy triste realizar que nuestros deberes cívicos parecen haberse olvidado – ignorado voluntariamentepor completo. No hay atención al bienestar humano mas elemental.

Esto es lo que ocurre cuando idolatramos la forma pero ignoramos el fondo. En otras palabras, olvidamos la razón de ser de nuestra misión como chapines. Servimos, pero servimos sin significado, en pro de nuestros propios intereses. Por un lado, quienes han escogido formar parte del cuerpo de gobernantes no tienen más que hacer que leer los primeros dos artículos de nuestra Constitución para saber cual es su rol primario: dedicar toda su vida política a la protección de la familia guatemalteca y trabajar en pos del bien común. Ellos están llamados por ley humana y divina- a proteger la vida, libertad, justicia, seguridad, paz, y habilitar a todos los chapines y residentes del país a que puedan perseguir su desarrollo integral de forma equitativa. Esto es hacer política genuina. En ningún lado aparecen consideraciones salariales, o partidistas, por ejemplo. Claramente, en sus funciones no se incluye el manejo de influencias, la corrupción (entiéndase, por ejemplo, el reciente caso de 84 congresistas que vendieron su voto para la aprobación irresponsable de un presupuesto inflado para el próximo año) ó, mucho menos, el partidismo ideológico. La única ideología válida en este mundo complejo y rápidamente cambiante es el humanismo fundamental. Trabajar en pro –no de intereses de derecha o izquierda- sino de las necesidades naturales del ser humano. De lo contrario, ello sería politiquería circunstancial y demagogia, no legítima política.


13

Eso respecto a gobernar. Por el otro lado, quien es en principio gobernado, también cumple un vital rol de gobierno. Ha escuchado alguna vez “pero, cómo es posible que permitamos esto?” ó, “y que vamos a hacer al respecto?”. Pues eso es, precisamente, lo que nos tenemos que preguntarnos en un ejercicio espirito-mental tan necesario para mantener la consciencia de nuestro rol como guardianes del bien comunitario. Los ideales supuestamente atribuidos a la democracia se basan en este principio de máximo poder en todos los ciudadanos comunes. Visitemos la Constitución Política de nuevo: el artículo 45 de nuestra Magna Carta, dice, en su segunda parte: “Es legítima la resistencia del pueblo para la protección y defensa de los derechos y garantías consignados en la Constitución.” Sabías tú esto? Pero para habilitar un estado efectivo de “resistencia [pacífica, inteligente y permanente] del pueblo” es primero necesario la educación cívico-política del pueblo. Con conocimiento de tus habilidades, capacidades y derechos, viene el fortalecimiento de tu rol como ciudadano-gobernante. Al final del día, estas líneas no fueron escritas pensando en el conjunto de políticos corruptos que actualmente secuestran las estructuras de poder, y que han olvidado que ellos no son más que tus empleados (eso es lo que servidor público significa). Estos pensamientos fueron, en realidad,

escritos para ti, porque salvaguardar el estado constitucional de derecho y construir una sociedad incluyente es, en principio, tu trabajo. Es mi trabajo. Mi primera misión como guatemalteco. Vale la pena que nos preguntemos a diario: qué estoy haciendo para cumplir con mi obligación cívica? Qué hago yo que signifique un bien para mi tierra y una mejor calidad de vida para mi gente? Y el primer paso para emprender un viaje vitalicio a favor de un estado de gobernanza y un orden de fraternidad, es comprender que las crisis económicas, sociales, culturales, etc. no son problemas económicos, sociales o culturales. Son, en verdad, problemas cívicos –por falta de liderazgo, visión comunitaria y participación activa de nuestra parte– y son problemas políticos: por miopía interesada, falta de voluntad política y falta de aptutid como estadistas de parte de los funcionarios públicos. He ahí el saber fundamental que nos propensa a ser ciudadanos responsables. He ahí nuestra forma de -todos los dias de ahora en adelante- servir con significado. Aunque pensés que sos sólo uno, habemos muchos más. Enamoráte del país, involucráte y hacé la diferencia! “El hombre nace libre, responsable y sin excusas” ~ Jean Paul Sartre


14

asuntos públicos con su opinión, con su voto o de cualquier otro modo."

Juan Pablo Bonilla Silva Estudiante de Diplomacia y Relaciones Internacionales, Universidad Galileo

Soy un joven entusiasta con grandes sueños de representar a Guatemala internacionalmente.

Recientemente tuve la oportunidad de participar en la 43 Asamblea General de la OEA celebrada en Antigua Guatemala y formé parte de la Delegación de Guatemala en el Foro Juvenil Vanguardia Iberoamericana, el cual se realizó en el marco de la XXIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

La política y yo ¿Somos compatibles? Hoy en día creemos que el término Política es únicamente para las personas postuladas a ocupar cargos públicos mediante elecciones populares, de los cuales la mayoría se ven desprestigiadas por ser focos de corrupción y/o abuso de poder. Esta problemática no es a nivel nacional, sino trasciende fronteras y afecta a gran cantidad de regiones en todo el mundo.

Pero la Política posee más significados e interpretaciones, por ejemplo la Real Academia Española menciona que Política es una “actividad del ciudadano cuando interviene en los

Basados en esta definición, nosotros los jóvenes guatemaltecos debemos poseer un criterio y una opinión acerca de las actividades políticas que afecten a los ciudadanos, ya sea positiva o negativamente; tomando en cuenta bases reales que avalen y den cuerpo a los ideales que manejemos. Recientemente, tuve la oportunidad de participar en el Foro Vanguardia Iberoamericana 2013 en la Ciudad de Panamá, en el cual nos reunimos más de 200 jóvenes de toda la región, para unificar problemáticas y proponer soluciones desde el punto de vista juvenil a los Jefes de Estado, quienes se reunieron en la XXIII Cumbre Iberoamericana en esta misma ciudad. En base a los proyectos de otros jóvenes iberoamericanos aprendí que en Guatemala, necesitamos unificar nuestra voz para que sea escuchada por las autoridades y lograr una incidencia en las decisiones gubernamentales, logrando así el bien común, que es el principal fin de la política. Jóvenes como tu y como yo, tratamos con gran madurez temas específicos por país, demostrando el interés de la juventud por resolver las problemáticas que aquejan a la región.

Al acta redactada en el foro juvenil se anexaron peticiones a los Jefes de Estado, realizadas por los delegados caribeños, enfocadas al respeto y a la garantía de los Derechos Humanos de parte del Estado para con los ciudadanos, ya que mencionan que no se cumplen algunos de ellos, como el


15

derecho a la libertad de expresión, a una nacionalidad y a la libre determinación.

Con estos anexos se demuestra la unificación de la juventud caribeña para lograr incidencia en cumbres y foros de magnitud regional e internacional y me pregunto ¿Por que los jóvenes centroamericanos no nos unificamos para hacer escuchar nuestra voz? más específicamente a esa pregunta ¿Por que los jóvenes guatemaltecos no nos unimos? Son preguntas que dejo al aire, para que pienses en soluciones y en crear tu criterio, porque nuestro país necesita de Ti, se parte de una política juvenil activa y aporta tus ideas, tus sueños y tus metas, porque recuerda:

Guatemala es joven y eres TU!!


16


17

Siéntese todos los días frente al televisor y verá pasar los cadáveres de sus oportunidades.


18


19


Neuronapolitica.usac@gmail.com


3era edicion, NEURONA POLÍTICA