Page 24

MUJERES DIRECTIVAS

24

IGUALDAD Y COMPROMISO

VALORES EN AUGE PARA LA SOCIEDAD DEL FUTURO

Recientemente, con ocasión del 8 de marzo y bajo el lema ‘Comprometidas’, desde la Comunidad de Madrid rendíamos homenaje a todas aquellas mujeres que, a lo largo de la historia, han contribuido con su esfuerzo y talento al logro de una sociedad democrática y en igualdad, al mismo tiempo que lanzábamos a la ciudadanía un mensaje clave de futuro: la igualdad de oportunidades resulta imprescindible. LAURA RUIZ DE GALARRETA. Directora General de la Mujer de la Comunidad de Madrid. Miembro del grupo de investigación de la UCM en Ciencias Sociales del Trabajo Charles Babbage. Profesora Asociada de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense.

La igualdad de oportunidades resulta im-

prescindible para el crecimiento económico o el progreso social sostenible, pero también para el establecimiento de unas relaciones constructivas y solidarias. Reducir la brecha salarial, la tasa de temporalidad femenina o la segregación ocupacional, así como impulsar el acceso de las mujeres a puestos de responsabilidad o favorecer la flexibilidad laboral, constituyen algunos de los retos que la sociedad nos va imponiendo y que ponen de manifiesto la existencia de situaciones dispares entre mujeres y hombres. Además, las mujeres siguen asumiendo la mayor parte de las responsabilidades familiares y las dificultades para conciliar la vida profesional y personal. Esto les lleva a efectuar ciertas renuncias que interfieren en sus carreras profesionales. En este sentido, resulta fundamental sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de la corresponsabilidad para lograr un equilibrio que permita un desarrollo pleno, con las mismas oportunidades para ambos sexos, en el seno de la vida privada, social y profesional. Es evidente la necesidad de continuar transmitiendo valores y actitudes igualitarias que generen espacios de reflexión y debate en los que mujeres y hombres puedan reflexionar sobre los orígenes, causas y consecuencias de las situaciones de discriminación por razón de sexo.

Y es que, para lograr un cambio perdurable, es preciso que se tome conciencia sobre la necesidad de romper con las creencias, prejuicios y estereotipos, tan arraigados en las estructuras sociales, y que, lamentablemente, continúan produciendo tantas desigualdades. Y es precisamente el ámbito educativo el que nos ofrece el marco más idóneo y esperanzador para avanzar en la construcción de una sociedad más respetuosa con la diferencia, al permitirnos inculcar valores igualitarios desde edades muy tempranas. Es en estas etapas en las que se forja el carácter y se desarrolla la forma de pensar y actuar de estos niños y niñas de hoy, hombres y mujeres del futuro. Además, en esta tarea, merecen mención especial los medios de comunicación social que, a través de un tratamiento adecuado de sus contenidos, deberían contribuir a eliminar los estereotipos sexistas e imágenes distorsionadas de las mujeres. Por otro lado, la sociedad demanda cada vez más la adaptación de las empresas a sistemas de gestión orientados a la diversidad y a la igualdad de oportunidades. Hombres y mujeres de talento, trabajando juntos, suman y ofrecen experiencias y perspectivas diversas, proporcionando soluciones más valiosas a la hora de tomar decisiones y contribuyendo, en suma, al crecimiento global de la organización.

Sin duda, las mujeres cuentan con una visión diferente y complementaria del mundo y, en este sentido, aportan un gran valor añadido a la sociedad y a las empresas. Por todo ello, es crucial sensibilizar y concienciar al empresariado sobre la necesidad de poner en valor e invertir en talento y liderazgo femenino. En definitiva, para continuar avanzando en la lucha contra la discriminación hacia las mujeres y, especialmente, contra la violencia de género, resulta imprescindible contar con una decidida implicación por parte de una sociedad sensibilizada. Es preciso que la sociedad haga suyos estos valores y que hombres y mujeres muestren complicidad y solidaridad con las víctimas y lo trágico de sus situaciones, para que éstas sepan que no están solas, que hay salida y que cuentan con el respaldo de todos. Los objetivos son muchos y muy ambiciosos, pero desde la Comunidad de Madrid impulsaremos todas las medidas necesarias para avanzar en este camino.

Revista Ecofin nº42  

Revista sobre economía y finanzas con especial MADRID WOMANS WEEK