Page 19

PORTADA Me permito esta introducción para dejar bien establecido que el concepto de pintura base agua se refiere a una pintura que no es soluble en agua, pero que puede reducirse con agua, esto es, su viscosidad puede ser disminuida con el uso de este solvente universal. Esta reducción se logra mediante la incorporación de aditivos que son capaces de “compatibilizar” sustancias de naturaleza incompatible como lo son las resinas que componen la pintura, y el agua.

Arquitectónicas base agua: uso de surfactantes

En el caso de las pinturas base agua, las del tipo arquitectónicas en particular, llámense estas vinílicas, pinturas látex o emulsionadas, la compatibilidad se logra principalmente al momento de producir la resina base o látex, en un proceso conocido como Polimerización por emulsión. Para este propósito se introducen aditivos conocidos como surfactantes, cuya naturaleza química les permite formar una especie de puente, uno de cuyos extremos es compatible con el monómero, o componente que dará origen a la resina, y el otro con el agua, lo que produce un agregado estable conocido como Miscela. Dentro de esa Miscela, rodeada de agua, ocurre el proceso de polimerización que dará lugar a la resina.

Pinturas industriales base agua: neutralización

Las pinturas industriales se componen de resinas que no muestran ningún tipo de compatibilidad con el agua. Hablamos en este caso de resinas alquídicas, epóxicas, poliéster, acrílicas, entre otras, y para estos casos el uso de surfactantes como agentes de compatibilización, es necesario, pero no suficiente. Para lograr la reducción por agua, es necesario someter a la resina a un proceso químico conocido como neutralización. Para el caso de una resina alquídica se aprovecha la presencia de grupos ácido, que al ser tratados con una base suave, pueden formar compuestos con polaridad suficiente como para hacerlos afines al agua.

Molécula de surfactante Molécula iniciadora

Formación de micelas Gotas de monómero Polimerización

Figura 1. Polimerización por Emulsión. Obsérvese la gota de resina rodeada de agua Gracias a este proceso logramos obtener un polímero insoluble, encapsulado dentro del medio acuoso, lo cual permite su difusión estable en este medio. Luego de la aplicación, el medio acuoso se evapora, liberando el polímero insoluble, encargado de formar la película, mediante un proceso conocido como Coalescencia. Lo que ocurre es que en la medida que el agua se evapora, la distancia entre las micelas se acorta, y finalmente entran en contacto, dando origen a una película continua.

Figura 2. Representación esquemática de la Coalescencia de micelas. www.inpralatina.com

Figura 3. Neutralización de grupos ácidos en una resina alquídica.

¿Base agua o base solvente?

En el pasado no había dudas en cuanto al tipo de pintura que debía seleccionarse para tal o cual trabajo de revestimiento de superficies. Para entonces se contaba con una clasificación bien definida en cuanto a los segmentos de uso de las pinturas base agua y base solvente. Las base agua, fundamentalmente las pinturas emulsionadas, estaban dirigidas al mercado arquitectónico, particularmente pinturas interiores y de fachada. Las pinturas base solvente, incluidos los esmaltes arquitectónicos y las pinturas industriales estaban dirigidas a la protección de estructuras metálicas. Se observa claramente que el proceso de selección estaba orientado por el tipo de superficie a ser recubierta. En el caso de estructuras de concreto o madera, la selección indicaba base agua. Para el caso de metales, la selección indicaba base solvente. Había un fundamento técnico detrás de tal selección. Para el caso de los materiales de construcción como madera y INPRA LATINA Vol 23 Nº4

| 19

INPRA LATINA 23-4  

THE SPANISH LANGUAGE PAINTS & COATINGS MAGAZINE

INPRA LATINA 23-4  

THE SPANISH LANGUAGE PAINTS & COATINGS MAGAZINE