Page 1


ÍNDICE

5

EL APANDO: NO SOLO UN CONFINAMIENTO SOLITARIO

Silvia Andrea Alvarez Manilla Orendain

13

ANÁLISIS SEMÁNTICO DEL ESPACIO NARRATIVO EN LA OBRA LOS MOTIVOS DE CAÍN, DE JOSÉ REVUELTAS

David Álvarez Vázquez

25

EL LUTO HUMANO Juan Carlos Araujo Cruz

27

LAS REVUELTAS EN MÉXICO

30

DESPUÉS DE LA GUERRA

35

DIOS EN LA TIERRA: MISERIA Y MUERTE

39

DIOS EN LA TIERRA (CUENTOS)

43

EL ÁNGEL CAÍDO

48

LA SOLEDAD

Ana Laura Camacho Almaráz

Patricia Estrella Miranda

Maricruz García Bárcenas

Karla Gervasio González

Juan José Lara Ovando

Jairo Nahum Matehuala Pérez

50

LOS DÍAS TERRENALES, APROXIMACIONES A JOSÉ REVUELTAS Saúl Miguel Montejano Morado

54

SENTIMIENTOS DE INFIDELIDAD

59

SENTIR QUE VIVO

64

RESURRECCIÓN SIN VIDA

68

HUMANOS CONFUNDIDOS

71

DORMIR EN TIERRA LA PALABRA SAGRADA Claudia Osornio

75

LOS PROBLEMAS DE UNA SOCIEDAD

Catherine Neri Martínez

Gabriela Izmar Olalde Paz

María de Jesús Olevera Martínez

Adriana Valeria Orozco Mendoza

Victoria Rodríguez Caballos


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

El apando: no solo un confinamiento solitario Silvia Andrea Alvarez Manilla Orendain Al término de la Revolución Mexicana, México se estaba recuperando de una serie de conflictos armados, movimientos sociales así como de otros enfrentamientos nacionales e internacionales que involucraban a la sociedad civil y a la clase política, testigo de la constante lucha entre los intereses de cada uno de ellos en el cual se buscaba la hegemonía del uno sobre del otro.

ventanas que se abre en la cara interior del anillo. La construcción periférica está dividida en celdas, cada una de las cuales atraviesa toda la anchura de la construcción. Tiene dos ventanas, una que da al interior, correspondiente a las ventanas de la torre, y la otra, que da al exterior, permite que la luz atraviese la celda de una parte a otra. Basta entonces, situar a un vigilante en la torre central y encerrar en cada celda a un loco, un enfermo, un condenado, un obrero o un escolar. …El dispositivo panóptico dispone unas unidades especiales que permiten ver sin cesar y reconocer al punto. (Foucault, 2003, p. 203)

Por un lado, la sociedad civil y, en particular, las clases medias y bajas exigían que sus derechos como individuos, trabajadores y mexicanos fueran respetados. Es decir, mejores condiciones de vida, derecho a la educación, mayores salarios, entre otros. Por el otro lado, la sociedad política tenía que enfrentarse a estas protestas constantes las cuales ponían en tela de juicio la ineficacia del Estado así como el abuso de poder que ejercían sobre estas clases menos favorecidas. Durante el periodo porfirista el cual data del año 1876 al 1911, el poder político mexicano adoptó numerosas características francesas que van no solo desde el estilo de vestimenta y la arquitectura con edificios tales como el Palacio de Bellas Artes, El Palacio Postal y el Teatro Juárez; sino, también, el modelo penitenciario, el cual era representado por el panóptico -diseño de Bentham- que consistía en: … una construcción en forma de anillo; en el centro, una torre, ésta con anchas

Dicho modelo fue puesto en escena en 1900, con la construcción del Palacio de Lecumberri, ubicado en la Ciudad de México, cuya finalidad consistía en ser la prisión que albergaría a 800 hombres, 180 mujeres y a 400 menores de 18 años. Pero, ¿por qué una construcción tan moderna en aquella época tenía una finalidad penal? El panóptico era una idea vanguardista

5


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

proveniente de Francia, y para Porfirio Díaz lo francés era símbolo de modernidad. Esta modernidad fue llevada hasta los rincones que estaban olvidados con la finalidad de transmitir el mensaje de que la modernización había llegado a México no solo en la vida social y en la infraestructura, sino, además, en la modernización del sistema de seguridad y penitenciario.

Las personas que estaban dentro de la cárcel eran divididas en tres grupos en particular: presos políticos, delincuentes y aquellos con problemas mentales. Es a partir de las primeras décadas del siglo XX hasta nuestros días que los presos políticos no solo eran la novedad, sino que, también, estos cuentan con mayores sentencias que un asesino o un delincuente en general.

Ello se demostró implementando un centro escolar-educativo en la cárcel de Lecumberri, en el cual se les otorgaría a los prisioneros las herramientas necesarias para que se pudieran reintegrar a la sociedad una vez que salieran. Otro punto importante de estas modificaciones fue la inserción de la recreación a partir de la participación en espectáculos circenses, apoyo al deporte así como la posibilidad del uso de la televisión y la transmisión de programas. Es decir, las condiciones de vida del prisionero se veían en vías de mejora, del respeto a sus derechos así como de grandes posibilidades para que se pudiesen adaptar al entorno una vez fuera de la cárcel.

Las promesas por la mejora en la cuestión penal eran grandes. Sin embargo, la corrupción se volvió el medio por el cual el prisionero subsistía satisfaciendo sus necesidades en la compra de droga, de vestimenta, alimento y seguridad, entre otras. No bastó la modernización del sistema penal ni con la implementación de un centro escolar que re-educara al prisionero y lo preparara para la futura vida en libertad. Así, la relación entre custodiointerno y entre los mismos internos se volvía una especie de lucha de poder y de dominación hasta el punto que el ejercicio de este comercio clandestino dentro de la cárcel- un secreto a voces- hacía que uno de ellos tuviera el control de la vida del Este doble fundamento –jurídico económico otro por la deuda que tal préstamo pudiese de una parte, técnico-disciplinario de otra- ocasionar (García, s.f.). ha hecho parecer la prisión como la forma más inmediata y más civilizada de todas Ahora bien, una de las características del las penas. Y es este doble funcionamiento el Palacio de Lecumberri, lugar central de que le ha dado inmediatamente su solidez. este escrito y que además fue la prisión Una cosa es clara, en efecto: la prisión no ha que albergó a varios artistas y luchadores sido al principio una privación de libertad sociales de la época tales como David a la cual se le confiera a continuación una Alfaro Siqueiros, Valentín Campa, Álvaro función técnica de corrección; ha sido Mutis y, sobre todo, al escritor José desde el comienzo una “detención legal” Revueltas -nuestro principal personaje-, encargada de un suplemento correctivo o era un espacio o confinamiento al que se también, una empresa de modificación de le denominó el apando. Este lugar era una los individuos que la privación de libertad celda de castigo en donde se encerraba a permite hacer funcionar en el sistema legal. los presos, ya fuese por días o semanas; el (Foucault, 2003, p. 235) suministro de agua y de alimento era poco

6


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

al igual que la escaza penetración de luz solar. A medida que pasaban los años, la reclusión de presos políticos, delincuentes y enfermos mentales fue tanta que la cárcel de Lencumberri, en particular, sufrió de una sobrepoblación, ocasionando con ella la vida aún más precaria de los prisioneros. Entre 1917 y 1964, tras el intento de Venustiano Carranza por modificar el artículo 18 Constitucional, a causa de las condiciones precarias en la que se encontraban los prisioneros de aquella época, se pedía que:

relatos, en donde no solo busca narrar una historia entre tres prisioneros y tres mujeres que se relacionan entre sí, sino que, también, busca expresar la ineficiencia de los sistemas penitenciarios de la época así como generar una crítica de la sociedad moderna mexicana influenciada por ideales y modelos extranjeros a partir de elementos como la droga, el Apando, la corrupción, los carceleros y, sobre todo, a partir de las características que cada uno de los personajes porta. La historia comienza con la descripción de los custodios, calificados por Revueltas como monos, animales adiestrados dentro de un zoológico, metáfora de la cárcel de Lecumberri, lugar donde, no solo los presos, sino los guardias también son controlados por un ojo más grande, un Gran Hermano que observa cada uno de sus movimientos, siendo objetos de castigo si no realizaban bien su trabajo. En el apando se encontraba el personaje de Polonio quien se encargaría de crear un plan para poder introducir droga al penal, ya que en aquellas circunstancia de prisión estricta y aislada el tráfico de droga se volvía más complicado. Albino era el amigo de Polonio, el más fuerte de los dos, cómplice del plan que estaba a punto de llevarse a cabo para introducir aproximadamente 30 gramos de droga que la utilizarían entre ellos dos. El Carajo, personaje importante en esta historia, apodado así “…ya que valía un reverendo carajo para todo, no servía para un carajo, con su ojo tuerto, la pierna tullida y los temblores con que se arrastraba de aquí para allá sin dignidad” (Revueltas, 2011, p. 15). Tenía la gracia de no caerle bien a nadie, der ser odiado por el resto de los presos, por Polonio y Albino y además por su propia madre, una señora de edad

Toda pena de más de tres años de prisión se hará efectiva en colonias penales o presidios que dependerán directamente del gobierno federal y que estarán fuera de las poblaciones, debiendo pagar los Estados a la Federación los gastos que correspondan por el número de reos que tuvieren en dichos establecimientos (García, 2000, p. 806). Sin embargo, esta solicitud no se hizo válida. Lo que sí pasó es que se comenzaron a construir más reclusorios con la finalidad de una justa distribución de los presos y evitando así la sobrepoblación tanto como propiciar una mejora en la calidad de vida dentro de la cárcel. Para 1933 varios de estos reclusorios estaban llegando a un declive y, por tanto, los presos del reclusorio de Belén fueron trasladados a Lecumberri, “convertido en un penal de procesados y sentenciados” (García, 2000, p. 811). En 1969, José Revueltas plasmó en papel y letras la experiencia que tuvo al haber sido encerrado a título de Preso Político, en esta cárcel de la que hemos estado hablando: el Palacio de Lecumberri. El apando (1969) es el título del libro que alberga tales

7


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

que se arrepentía de haberlo engendrado porque aún en la cárcel no dejaba de darle problemas. Sin embargo, lo seguía visitando y era ella quien se las ingeniaba para darle dinero destinado a que su hijo, el Carajo, pudiese comprar algo de droga.

el Carajo, la Meche, la Chata y la madre del Carajo quienes representan no solo seis personas relacionadas con la cárcel y el sistema penitenciario mexicano en general, sino que Revueltas buscaba expresar a través de sus distintos personajes la relación dialéctica que existe entre política La Chata y Meche eran las parejas de y sociedad. Polonio y Albino, respectivamente. Ambas jóvenes y guapas y tras este pretexto Gramsci, al hacer un análisis sobre el estado las celadoras se veían en la tentación de y la educación, plantea que existen dos tipos hacerles una revisión aún más exhausta de sociedades: política y civil, en la cual la para poder ingresar al penal como sociedad política ejerce un dominio sobre visitantes. Tal revisión parecía una muestra la segunda, es decir, se proclamaba como de abuso y control sobre los otros, sobre los la hegemonía de la sociedad al ser ellos extranjeros que tenían que soportar algo quienes educan a la clase media y, sobre similar a una violación, una provocación todo, al proletariado según las necesidades sin consentimiento pero de resignación con de la burguesía. Sin embargo, esta situación tal de ver a sus seres queridos jugando el también puede verse desde otro punto en papel de presos. el que la hegemonía la tienen los civiles al ser ellos quienes permiten que el estado sea La reunión entre los tres personajes quien los represente (González, 1988). principales se hizo presente. El plan se llevaría a cabo. La madre sería la portadora La necesidad de introducir a Gramsci en de la droga escondida en su órgano genital. este texto es con la finalidad de comprender Utilizarían unos tampones de gasa, los de una mejor manera uno de los distintos cuales envolverían las bolsitas llenas de puntos que envuelven a una sociedad droga. Una vez que la madre pasara a la capitalista, cuyas necesidades físicas y celda donde se encontraba su hijo, sin ser psicológicas, en particular, dependen de un inspeccionada por las celadoras que no contexto determinado el cual, en este caso, tenían interés en manosear a una vieja con vendría siendo el fin del siglo XX, cuando piel colgante, le entregaría el paquete al no solo en México, sino en otros países del Carajo, cuya mercancía sería arrebatada por mundo como Francia, Brasil, República Albino o por Polonio, quienes solamente Checa, entre muchos otros, diversos habían utilizado al Carajo y a su madre para grupos sociales se manifestaron a causa de poder satisfacer sus adicciones y soportar la ineficiencia de la política dentro de cada un poco más el hecho de estar aislados en una de sus naciones. Es decir, la hegemonía esas cuatro paredes con un tuerto cuyo política no estaba cumpliendo con su parte destino sería la muerte inmediata. de satisfacer las necesidades de la otra Una vez descrita la trama de la novela hegemonía civil que los había elegido por El apando, así como la introducción de promesas sin cumplir. cada uno de los personajes, es necesario Situándonos en un contexto, durante el mencionar que son estos: Albino, Polonio, gobierno de Gustavo Díaz Ordaz (1964-

8


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

1970), el sistema penitenciario mexicano era uno de los puntos que el gobierno priista modificó resultando de ella, “…adoptar la idea de “readaptación social” en vez de regeneración” (García, 2011).

Como antes se citó, el nuevo objetivo de la cárcel consistía en readaptar a los delincuentes, internándolos en una institución disciplinaria por un tiempo determinado con la finalidad de que ahí dentro pudiesen recibir una educación que fuera acorde con las viejas y nuevas políticas sociales así como de disuadirlos en caso de aún tener intenciones de violar las leyes y la seguridad pública y privada, poder incorporarlos al mundo laboral una vez fuera de la cárcel y desarrollar una vida plena lejos de los crímenes. Mas lo que podemos observar en la novela de Revueltas es todo lo contrario.

Con esta noción se trabajaba dentro de la prisión de Lecumberri, la cual mantenía al Carajo, a Albino y a Polonio encerrados en el apando para que no mal influenciaran al resto de los presos. Sin embargo, el manejo de la droga y el plan que idearon entre los seis miembros de este grupo para poder introducirla pese a la gran seguridad dentro del penal, era una muestra en cuanto a la necesidad de sublimar la vida como reo y preso político en el caso de Revueltas, y de la cual, además, le sacaría provecho para desarrollar en sus escritos experiencias y vivencias dentro del sistema carcelario de aquél entonces así como del sistema político que lo había hecho encarcelar. Era una manera de soportar el confinamiento y la realidad política, económica, social y cultural por la que México estaba pasando y, sobre todo, por la que la sociedad más desprotegida sufría.

Dentro de Lecumberri, Albino, Polonio y el Carajo aprendían a sobrevivir a base de extorciones, sobornos, abusos de poder -reflejo de un gobierno corrupto y autoritario- así como de la utilización de drogas, por las cuales eran incluso capaces de enfrentarse violentamente con los oficiales de la prisión o bien de incrementar los años de su condena. Aun los monos -nombre dado por Revueltas para referirse a los guardias de la prisión- presumían de superioridad frente a los presos cuando en realidad “eran tan estúpidos como para no darse cuenta que los presos eran ellos y nadie más…” (Revueltas, 2011, p. 11). El panoptismo de Lecumberri aislaba y a la vez agrupaba en un mismo lugar tanto a delincuentes como a custodios, siendo todos manejados por un ojo más grande, por un poder superior que los controlaba como si ambos grupos fueran hijos del mismo padre (el gobierno del PRI).

Por otro lado, pareciera ser que la manera en la que revisaban al personaje de la Meche denota de manera análoga el abuso del poder que el mismo sistema capitalista mexicano estaba ejerciendo sobre el resto de la población que no podía ni tenía con qué defenderse. De hacerlo, las armas del ejército apuntarían hacia ellos; la suspensión de apoyo, alimento, vivienda, transporte, entre otros, serían factores cruciales de sobrevivencia que el gobierno utilizaría como represalia por haber intentado luchar por sus derechos y, como bien explica Gramsci, por haber intentado reclamar su hegemonía como ciudadanos.

La opresión para el hombre, en general, dentro de la prisión era inminente. Ella era el modelo de la educación penitenciaria para que los reos pudiesen readaptarse a

9


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

una sociedad donde solo eran títeres, no más. Con esa mentalidad los hacían “libres” física y mentalmente. Por lo mismo, Albino y Polonio son oprimidos por los oficiales tras el desarrollo de dos acontecimientos: lograron introducir mercancía prohibida en la prisión y además porque esa mercancía contrabandeada iba a logar que ellos encontraran unos minutos de paz y libertad dentro de un pequeño mundo de problemas.

principal del apando, que consiste en privar al individuo de tener contacto con otras personas, y de relacionar a tres sujetos en ese mismo sitio, rompiendo reglas y haciendo obvio las diferentes decadencias administrativas, educativas, normativas y políticas que suceden en ese espacio tan reducido, pero que al extrapolarlo representan y reflejan un sistema social mexicano corrompido por las mismas características antes mencionadas.

Como bien menciona Schara (2014), el apando era un espacio en donde eran permitidos sin distinción ni diferenciación alguna a enfermos mentales, delincuentes, asesinos, presos políticos, inclusive a gente inocente quienes no cumplían con las normas morales, físicas y sociales que debían de tener dentro de una sociedad determinada con sus propias leyes preestablecidas. Es decir, la cárcel pretendía ser un medio para re-educar a las personas que se habían mostrado rebeldes ante el sistema y, sin embargo, convivían durante meses y años con personas del mismo tipo. Tal como ocurre en El apando, un espacio aún más reducido que una celda y además destinado a albergar y aislar únicamente a una persona, Revueltas narra la historia en donde son tres los sujetos ocupando al mismo tiempo un mismo lugar. Las mismas reglas internas de la prisión son rotas constantemente y no solo por los prisioneros, sino también por los mismos guardias quienes chantajean y a la vez son chantajeados, dando como resultado un círculo vicioso en donde el sistema penitenciario y el sistema social mexicano son corrompidos.

En fin, Revueltas buscó hacer de un relato breve, y con pocos personajes involucrados, una historia que describiera los diferentes sistemas a los que México corresponde, pero que en su calidad son insuficientes para que la misma sociedad a la que le sirve se sienta segura en el amplio sentido de la palabra. Revueltas estuvo encarcelado durante varios años de su vida, lo que aprovecha para escribir diferentes novelas donde

Lo anterior podría ser una interpretación del porqué Revueltas altera el objetivo

10


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

relata algunas de sus observaciones y reflexiones sobre la injusticia a la que se veía sometido, no únicamente él, sino otros reos que sufrían de abuso por el poder que el gobierno le otorgaba a los policías y otras autoridades dentro de la prisión de Lecumberri. Tampoco los familiares, amigos y conocidos se salvaban de tales abusos. Y como mencionaba en párrafos anteriores, las injusticias del poder que unos pocos ejercen sobre la mayoría indefensa es algo que no solo se ve en la cárcel, sino en la vida cotidiana, en el mismo sistema capitalista al que Revueltas critica tanto, ya que, generalmente, es la minoría burguesa quien toma ciertas decisiones y son ellos mismos quienes resultan beneficiados a costa de la desgracia de los demás.

El apando no es solo un lugar para el confinamiento solitario, es un modo de vida, un abuso de poder y de control. Es un lenguaje y una manera de relacionarse personalmente. Y cómo llega a ser todo eso y más, lo resumo entonces, como una enorme cárcel de la cual pocos pueden salir libres. Bibliografía Foucault, M. (2002). Vigilar y castigar. México: Siglo XXI. García, G. (s.f.). Corrupción y sistema penitenciario en México. México: UNAM. García, S. (2000). Estudios jurídicos. El Sistema penitenciario. Siglo XIX y XX. México: UNAM. González, G. (1988). Sociología de la educación. Corrientes contemporáneas. México: Centro de estudios educativos. Noticias, C. (Dirección). (2014). Secretos de la ex prisión de Lecumberri. [Película]. Palacio de Lecumberri (2014). Recuperado el 4 de octubre del 2014 de: http:// e s . w i k i p e d i a . o rg / w i k i / P a l a c i o _ d e _ Lecumberri Revueltas, J. (2011). El apando. México: Era. Santacruz, L. (2012). La herencia arquitectónica del General Porfirio Días. México: Obras Web. Recuperado el 4 de octubre del 2014 de: http://www. obrasweb.mx/arquitectura/2012/11/12/ la-herencia-arquitectonica-del-generalporfirio-diaz Schara, J. (2014, enero/julio). José Revueltas y el espíritu de la época. Academus, Año 6, No. 10. (pp. 9-17). Schelonka, G. (2014, julio/diciembre). ¿Cómo salir de la cárcel? La recuperación de lo humano en El apando. Academus, Año 5, No. 11, 5-13.

Algunos elementos utilizados en El apando, tales como la droga, el apodo de El Carajo, los monos, el mismo apando, entre otros, buscan expresar diversos aspectos psicológicos, sociales y políticos –sobre todo- de las personas cuya personalidad es transformada por una inestabilidad emocional dentro de un país que les ofrece únicamente lo básico y que, sin embargo, siguen siendo explotados como mano de obra barata, como gente sin acceso a la educación ni, por ende, el respeto a sus derechos humanos. Los prisioneros buscan salir de esa realidad claustrofóbica generando problemas o pleitos, utilizando drogas o bien inhibiendo su deseo sexual. Buscan no quedar atrapados en un panoptismo que los observa día y noche así como de un sistema económico-político que no ofrece las mismas oportunidades a todos para que puedan desarrollar sus capacidades, aptitudes y potencialidades humanas.

11


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

Análisis semántico del espacio narrativo en la obra Los motivos de Caín, de José Revueltas David Álvarez Vázquez El espacio narrativo es un constructo mental y simbólico edificado mediante las imágenes que las palabras erigen a través de recursos literarios y estilísticos en una obra literaria. La importancia de rescatar el espacio, como un elemento relevante en la literatura, es un tema que se ha desarrollado con sumo énfasis en los últimos años, propiciando un estudio de mayor envergadura capaz de abarcar los aspectos íntegros de este, posicionando el análisis espacial a un primer plano. La complejidad e importancia de los espacios narrativos para desarrollar una trama ha sido el fundamento esencial por el que parte el análisis respecto a este elemento literario, a tal grado que al leerse una obra no exista la posibilidad de imaginar que los hechos relatados existan fuera del espacio en el que se les ha inscrito. Cabría cuestionarse si la obra del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes Saavedra, sería la misma si la trama se desenvolviera fuera de algún rincón de España; si la ciudad ficticia de Santa María en las obras de Juan Carlos Onetti solo sea un recurso sin trascendencia alguna, o si El apando, de José Revueltas, podría generarse en otro espacio ajeno a una prisión. Teniendo en consideración estos cuestionamientos es que surge el interés del espacio como categoría principal de análisis literario junto al resto de los

13

elementos complementarios como: los derivados temporales, la comunicación, la caracterización, la temporalidad y la ideología proliferante en la obra. Si bien las distinciones sobre estos elementos son aspectos fundamentales, el espacio va posicionándose en los enfoques analíticos, encumbrándolo a un nivel de apreciación formidable. Tal como lo señala el historiador polaco Janusz Slawinski (1989): El espacio está tomando venganza por las múltiples ocasiones en que fue subordinado. He aquí que está pasando a un primer plano en los intereses investigativos de la poética: resulta que no es ya simplemente uno de los componentes de la realidad presentada, sino que constituye el centro de la semántica de la obra y la base de otros ordenamientos que aparecen en ella. (p. 2) Ante tal posicionamiento, una serie de cuestionamientos subsecuentes surgen por la necesidad de rescatar el espacio narrativo como un elemento principal de estudio a la par de los personajes que desarrollan la historia en diferentes procedimientos; no obstante, elevar dicho elemento literario no significa necesariamente que haya que contraponerlo al resto de los componentes de una obra, ni considerarlo como una determinación obligatoria, acotando el universo retórico y limitando la creación literaria a un solo aspecto, sino que es el


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

intento de evidenciar la importancia del genera la siguiente cuestión: ¿un espacio espacio al mismo nivel de los ingredientes narrativo puede considerarse universal? que conforman una obra. Una cafetería, una casa, una calle, una ciudad son espacios concretos y probables Si el escenario es parte fundamental de una para el desarrollo de una trama, tienen obra literaria y, quizás, sea esencial en el características que pueden ser descritas o desenvolvimiento de la narrativa, ¿podría no; sin embargo, siguen siendo espacios un escenario específico ser prescindible que, de alguna manera u otra, propician para que una historia se desarrolle? Es decir, ciertos acontecimientos verosímiles en una ¿es posible que un relato se despliegue obra y, como se comentó en el primer punto, independientemente del espacio? Si bien, es probable que sean estos un elemento el elemento espacial no es necesariamente significativo que le da sentido al escrito. No determinante, indagar al respecto sobre obstante, las propiedades que un espacio la importancia de este se convierte en una tiene no necesariamente se convierten en exigencia propia de un análisis sustancial. un elemento único para el desarrollo de una A considerar, se tienen dos aseveraciones: trama, ni tampoco son singularidades que primero, el valor de un espacio parte de no puedan ser apropiadas por otro entorno un supuesto que dictamina qué acción geográfico; espacios como Santa María realizarán los personajes de una obra será el ambiente donde se desenvuelvan literaria; como en la vida real, el lugar donde obras como La vida breve, El astillero y se localice algún evento repercute para que Juntacadáveres como un escenario en el se efectúe un acto o no y, si este es llevado que diversas tramas se pueden suscitar; a cabo, tendrá consecuencias de distinta en otro sentido, Comala en Pedro Páramo índole, sea emocional, social, político o será un espacio con características para ser moral; como señalan René Wallek y Austin escenario de cualquier lugar en el que se Warren (1993): “…ninguna categoría real reproduzcan las relaciones de poder que ahí de valor tiene un equivalente real. No hay se muestran; es decir, no se limita a Comala sustitutos reales“(p. 38). Luego entonces, propiamente, sino que su particularidad se cada lugar específico tiene un valor de deriva de elementos habituales de cualquier importancia respecto de otro; así, obras región: un pueblo de América Central, una poéticas como Epigramas venecianos, de ciudad en Colombia o una favela en Brasil Johann W. Goethe, El spleen de París, de con rasgos comunes. Comala se convierte Charles Baudelaire, o Los hombres del en la representación de diversos lugares alba, de Efraín Huerta, no tendrían cierto reflejados en uno. sentido si el espacio en el que explícita o implícitamente se desarrollan fuera otro. Considerando los dos puntos expuestos, Por ende, estos se vuelven irremplazables, parecería una contradicción evidente, sin teniendo a consideración que estas obras embargo, no hay una determinación que mencionadas son la recreación de un supedite uno a otro, ni tampoco se trata espacio real propio de quien lo escribe. La de imposibilitar la capacidad creadora literatura rehace el entorno en un sentido para que un espacio narrativo tenga una estético. Segundo, la extrapolación de dinámica en la obra literaria; si bien, el una dimensión concreta hacia otra, y que espacio es un elemento único con un valor

14


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

insustituible, esto no es un impedimento para que dentro de este se puedan generar diferentes tramas o se puedan apropiar las características esenciales de este hacia otro lugar, al final, ambos son manifestaciones de la significación de un ambiente y tienen la capacidad de moldearse en una obra literaria, ¿acaso no sucede lo mismo con los personajes? Aquí ya se revela que el espacio narrativo actúa como un personaje más de la obra, dejando de ser un mero elemento secundario estático, para pasar a ser parte esencial del universo literario.

características de acuerdo a los estudios que se realicen, pero que en realidad no existe; en esto radica la riqueza literaria. Lo mismo sucede con obras como La vuelta de los muertos, de Vicente Riva Palacio, o Las batallas en el desierto, de José Emilio Pacheco, por citar algunos ejemplos en el que la temporalidad de la obra corresponde a una época que existió y que forma parte, incluso, de una crítica hacia la misma, pero que no se expresa contundentemente en la descripción del entorno, porque la literatura no es un elemento que sirva de investigación científica, sino que es un mundo recreado por la inventiva del autor. Con ello, la creación de una calle, una colonia o un pueblo en la obra literaria, puede estar sustentada en aspectos históricos y culturales; no obstante, estos pueden ser ficticios, y aun así cumplir con los requisitos estilísticos propios de una época y un lugar concreto.

Otro elemento interesante en los espacios narrativos es el que se menciona en la literatura de corte histórico, cuya finalidad es mostrar una historia ficticia en la recreación de un entorno que en la realidad se haya suscitado. Quizás en ese sentido haya una confusión al respecto, ya que el espacio se refiere más a un aspecto físico o una atmósfera espiritual que a un suceso temporal; si bien los conceptos de tiempoespacio son inherentes entre sí, es necesario fragmentarlos en el análisis para tratarlos en su particularidad. El hecho histórico no es el principal interés en el espacio narrativo, sí tiene una relación considerable, pero este no define tajantemente el ambiente en el que una obra se desarrolla; novelas como Sinuhé el egipcio, de Mika Waltari, narrará una historia ficticia sustentada en elementos de investigaciones históricas de Egipto fechado cerca del siglo XII a. C., y podrá ser un parámetro para la descripción del lugar, de lo que la estética de la época debería tener, aun se especule al respecto; no obstante, la literatura juega con estos elementos y recrea los mundos propios a partir, sí, de aspectos culturales reales, pero con cierta autonomía que le permite tener la capacidad de crear un ambiente con

Pintura de : A Siqueiros, 1973.

15


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

El espacio narrativo también puede funcionar como un elemento de crítica sobre algún acontecimiento, una percepción sobre la realidad, una ideología, etc.; obras como 1984, de Eric Arthur Blair, mejor conocido como George Orwell, o Un mundo feliz, de Aldous Huxley, serán una crítica sobre la posibilidad de una sociedad idónea y su fracaso; cuyo panorama será reforzada por el espacio narrativo, el cual se describe como elemento fundamental para que el lector obtenga una perspectiva amplia del entorno en el que la trama se desarrolla, es así que dichas obras intentan mostrar un escenario que le dé sustento al sentido ideológico del autor. Por otro lado, El proceso, de Franz Kafka, será una crítica hacia la burocracia laberíntica o La peste, de Albert Camus, una crítica hacia la irracionalidad de la vida definida como un absurdo, en la que el espacio narrativo se mostrará como un elemento fundamental para sustentar el complejo análisis de cada obra. La sola impresión de que el espacio sea un solo un recurso instrumental le restaría verosimilitud, carácter y cualidades que las convierten en obras magistrales.

un universo de emociones, acontecimientos y base para una obra literaria; obras como La poética del espacio del mismo Bachelard será un claro ejemplo del análisis filosófico del hombre con el mundo, de su espacio como formulación fenomenológica llevado a cabo en la literatura. Espacio narrativo La constitución del espacio narrativo, retomando el análisis teórico del historiador Janusz Slawinski (1989), se contempla en “tres planos de unidades morfológicas de la obra”. (p. 9). Estos tres elementos parten de una misma unidad literaria, sin embargo, cada uno será revisado para el presente análisis y así contemplar la particularidad con la que un espacio narrativo se conforma en relación con la obra literaria Los motivos de Caín del escritor mexicano José Revueltas. Estos planos son: 1) el plano de la descripción, 2) el plano del escenario y 3) el plano de los sentidos añadidos. La descripción La descripción es un elemento fundamental para lograr la ambientación, localización, el marcaje de la atmósfera y el ritmo que la obra literaria conlleva entre la trama desarrollada y los acontecimientos que le dan soporte y verosimilitud. Este plano de unidad morfológica se contempla como relevante en la medida en que visualiza, a manera de interpretación, el entorno en el que se desarrolla una obra, proporcionándole un valor narrativo mayor a través de la estética literaria que relata un espacio recreado, usualmente relacionado con una descripción tipográfica, es decir, de la explicación del paisaje y el ambiente. Si bien, la descripción se enfoca en la

El espacio como ámbito social y atmósfera espiritual que presenta una obra determinada, nos permite distinguir cabalmente el poder excepcional que posee la narrativa literaria. Como bien señala el filósofo y escritor francés Gastón Bachelard (2000): “El espacio captado por la imaginación no puede seguir siendo el espacio indiferente entregado a la medida y a la reflexión del geómetra.” (p. 22). No se trata solo de un complemento aditivo, en el que el espacio es relatado de manera trivial, sino que es el valor de la imaginación que se agrega a la expresión literaria el que le dará un sentido único y especial, para ser parte de

16


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

explicación de los detalles del escenario, haciéndolos claros en la narrativa, es importante contemplar que esta no es necesariamente explícita, ya que otro tipo de recursos, como el diálogo entre los personajes literarios, pueden sugerir que la trama se desarrolla en un espacio sin necesidad de hacerlo expreso. La problemática de la investigación acerca del tema descriptivo recae en complejidades vinculadas a la determinación e indeterminación de un espacio citado; por un lado, describir un lugar es una manera de estructurar un espacio a manera de que el lector pueda visualizarlo y, así, lograr que la lectura tenga mayor profundidad en lo que quiere o pretende desarrollar el autor, de manera que esta descripción sea utilizada como un recurso para fortalecer pertinentemente la idea de la obra. Por otro lado, el espacio también puede estar presente de forma implícita, sin necesidad de explicarlo de manera detallada, y supeditado a las formas verbales deícticas o de dialoguicidad, es decir, expresiones que sirven para señalar personas, objetos o lugares (aquí, tú, hoy, aquello) en el primero, y la comunicación entre dos o más personajes en el segundo, los que en sí mismos pueden sugerir que estos elementos tienen un escenario en el cual se desenvuelven. Así, la descripción del espacio narrativo se vislumbra como un elemento importante, mas no necesario. Aunque el complejo análisis sobre el espacio manifiesto o tácito sea importante, la descripción contempla únicamente lo que se evidencia en una obra, y será lo que se considerará al respecto del plano morfológico.

entre el escenario y el personaje literario: A su lado advertía las fachadas de las casas, sin ninguna característica notable, de madera unas y otras de ladrillo rojo, con letreros en lo alto de sus puertas y grandes reclamos en las azoteas. Los colores venían a su encuentro para desaparecer en seguida, mediante un esguince imperceptible, a través de un ángulo de sus ojos. Verdes, azules, anaranjados, con letras, con la sonrisa seductora de alguna muchacha o sus muslos incitantes, con modelos de los automóviles más recientes o cajetillas de cigarros, en una sucesión interminable y carente de sentido. Éste debía ser el distrito comercial de Tijuana, se dijo Jack. Una ciudad desconocida del todo para él. Tiendas, farmacias, cantinas, al estilo del Far West, que daban la impresión de no tener nada por detrás, en efecto como los escenarios de una película del oeste. (p. 14). Es importante analizar que la descripción tiene una razón de ser, es conveniente de acuerdo a la idea central de la obra, por ello, aunque la descripción sea amplia, cada uno de estos elementos, que conforman el espacio, dan muestra de las sensaciones que el personaje literario contempla. Adelante, otra descripción más mostrará la percepción emocional que provocan los elementos espaciales, propiciando que este plano descriptivo le dé una perspectiva con mayor enfoque emocional:

Jack tenía la impresión de haber penetrado en un lugar prohibido, un garito o un fumadero de opio, donde nadie se había dado cuenta de que era un extraño y por eso lo miraban con el disimulo perspicaz A continuación, se expondrá una y levemente cínico con el que se considera descripción del capítulo I de la obra Los iniciado. (p. 15). motivos de Caín, mostrando la relación

17


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

Estas dos citas son un claro ejemplo de la importancia de un escenario para sensibilizar al lector conforme a lo que se describe, propiciando que la idea de la obra tenga un mayor equilibrio entre el ambiente del espacio y el sentido que se quiere expresar. La obra en sí misma permite que el plano descriptivo sea utilizado considerablemente, ya que tanto el personaje literario –un extraño en el espacio narrativo- como la descripción –la percepción del lugar- le dan fortaleza a la obra para ir ligando un acontecimiento con otro a fin de que se aprecie la emotividad de la trama.

razón del interés del autor por desarrollar una emotividad con dicha característica, más que describir un entorno por el mero hecho de llenar vacíos literarios. En pocas palabras, no se vislumbra el escenario en la simple descripción de un lugar, sino en las implicaciones semánticas que este tiene en la obra. La construcción de un escenario actúa como elemento de integración de todo un entramado de características literarias que componen una obra, totalidad que se supedita a las figuras literarias; es importante entrever que el estudio sobre un escenario tiene que relacionarse respecto al resto de los componentes literarios (personajes, trama, diálogos, etc.), así como la necesidad de relatar y describir dicho espacio para que la historia, en su conjunto, posea un sentido y un significado. Janusz Slawinski (1989) nombrará tres categorías espaciales que, en forma de aplicación, define conforme al papel que tienen en la constitución de un escenario, sin embargo, para recurso de este ensayo, se realzarán las primeras dos categorías:

Escenario El escenario es todo aquel espacio verbal en el que la representación y desarrollo de una obra literaria tiene su cauce. Directamente relacionado con la descripción, este se desenvuelve en una serie de explicaciones del entorno geográfico y ambiental en el que los personajes actúan y la temporalidad transcurre, funcionando como elemento fundamental para los fenómenos literarios como los acontecimientos, los personajes y las vivencias en las que sus manifestaciones se ven influenciadas por el escenario en el que se desarrollan. Hablar sobre escenarios es darle relevancia a los hechos que tienen lugar en un espacio específico, dejando de lado aspectos como el decorado que, en su forma descriptiva, funciona como complemento del escenario, y no como carácter principal del mismo. Si bien, en el apartado anterior fue prioritario entablar una relación entre la descripción y el espacio, este solo es considerado importante en la medida en que la explicación de elementos escénicos se utilicen de forma pertinente en

a) Determina (o sea, diferencia, separa, clasifica) el territorio en que se extiende la red de personajes; b) constituye un conjunto de localizaciones –de los acontecimientos fabulares, escenas y situaciones en que participan los personajes; c) interviene como índice objetual de cierta estrategia comunicacional instituida en el marco de la obra. (p. 13). En el primer inciso, la determinación de un espacio establece los rasgos escénicos en el que se despliega la narrativa; ordena

18


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

los aspectos temporales, espirituales, emotivos y sociales a través de un marco de referencia que posibilita la interacción en un entorno presentado. La territorialidad donde se sustenta la obra es la que contextualiza al personaje literario para que el sentimentalismo y su aparición se suscite o, en otro caso, se ligue en forma conjunta a la función que realizan estos de acuerdo a su ambiente, como bien señala Bertrand Levy (2006):

directamente vinculada con el componente narrativo en la localización. Esta es la que determina el lugar en el que se encuentra posicionada una o varias personas, así como algún conjunto de objetos. Básicamente esta categoría es la que se retoma con mayor frecuencia en la narrativa:

Al principio ni siquiera podía afirmarse si aquello era Corea. Bien; esto se les dijo, que se trataba de Corea y de aplastar al comunismo: entonces era preciso aceptarlo. “…la literatura, que describe las relaciones Pero podía no tratarse de Corea, sino de entre el hombre, la tierra y el cielo, cualquier otra cosa; nadie estaba seguro representa un metalenguaje que infunde de si se les engañaba. ¿Y cómo podrían no sólo un sabor incomparable al lenguaje saberlo? de la cultura, sino que expresa, además, de una manera sensible, el nudo gordiano que Ciertamente fueron embarcados en un vincula al hombre con los lugares”. (p. 451). puerto del Pacífico; mas ya desde aquí comenzaba la incertidumbre. ¿Cuál puerto? Citando la obra Los Motivos de Caín, de Era una noche cerrada, compacta, pero tanto José Revueltas: daba si hubiera sido de día, a plena luz del sol, pues en la guerra nadie sabe en rigor La calle lo adormecía del mismo modo que dónde está, en qué punto se encuentra o de el zumbar en los oídos de una anestesia qué sitio se parte, y todos los movimientos empalagosa y distante, a través de la cual y las acciones tienen un sobrenombre más o el mundo exterior era como un imagen menos tonto o gracioso… (p. 55). inaprehensible que se le escapaba de los dedos, sin que Jack pudiera detenerla ni El espacio tiene la función de indicar captar su esencia verdadera. (p. 26) la trama narrativa, aunque en esta cita se “desconozca” el lugar, sí existe un La relación que Jack hace de su entorno lo escenario en el que se desenvuelve; la falta determina conforme a un aspecto emotivo, de conocimiento de un lugar específico le da una perspectiva propia y le posibilita (con nombre a detalle) no imposibilita la una percepción propia del lugar. La trama evidencia de que se encuentre y se sienta se despliega en un escenario que interactúa en un lugar ajeno, distante, y que provoca con Jack, que actúa como un personaje que extrañeza en el personaje literario, que influye directamente en el sentido de la en plena guerra se embarca en un viaje obra proporcionándole un contexto en el de misterio que ni él mismo es capaz de cual se va desarrollando un entramado de reconocer. Se retoma nuevamente el aspecto situaciones psicológicas. emotivo que el escenario provoca en Jack, En el segundo inciso, la relación entre cabe destacar que la obra completa es un los elementos de espacio y tiempo se ve conjunto de sentimientos en relación con el

19


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

espacio, donde el destierro –expulsado de un espacio- es el eje focal de la obra, narrado en presente y, posteriormente, evocando el pasado para conocer, valga decirlo, los motivos de Caín (Jack Mendoza). Por último, en el tercer inciso (índice objetual), el escenario interviene como objeto dentro de los índices narrativos, es decir, todos los elementos de una obra tienen un motivo, y el escenario se muestra como parte de este entramado de elementos que contiene un significado (como los personajes, los diálogos, etc.), de forma que en la comunicación del texto literario, esta sea mostrada para dar un motivo intencional. Esta propiedad se relaciona con la estructuración de los escenarios, de forma que las situaciones en un contexto, como parte de la trama, permiten la ordenación del espacio narrativo, explicándose en todo el marco de la obra literaria.

estrategia comunicacional referida, acogida en la obra, sirviéndose de cualquier elemento del espacio. Es así que el escenario presentado da forma de un sistema de relaciones y situaciones de comunicación entre el lector, el escritor y los personajes literarios.

El refugio del hormigón quedó alumbrado tan sólo por una lámpara que pendía del techo y derramaba una sorprendente luz normal. Jack cerró los párpados y luego los abrió, para acostumbrarse al cambio. Bajo aquella nueva luz todo se había enjutado, igual que una prenda de vestir de tela corriente después de lavarse por primera vez. Se trataba a lo sumo de un pequeño refugio, o una casamata o eso que se llama una “cueva de zorra”, un recinto subterráneo, estrecho y hermético. Hasta el cuerpo desnudo del muchacho comunista parecía haberse empequeñecido y era como un flaquito cuerpo infantil, anguloso, donde los huesos estaban a punto de romper la piel traslúcida, endeble. (p. 97)

Los sentidos añadidos

Las tres categorías mencionadas funcionan como una totalidad en la literatura; ciertamente la descripción es un componente que explícita o implícitamente se evidencia, sin embargo, el escenario y los sentidos añadidos son parte fundamental que obtienen forma por medio de la descripción. Los sentidos añadidos producen una serie de significados adicionales. El espacio expresado verbalmente obtiene una serie de connotaciones correspondientes con la idea que tiene de fondo; funciona como símbolo, metáfora y alegoría. En ese sentido, el espacio narrativo es utilizado como afín La relativización del sujeto, respecto a a diversas características emocionales; su posición espacial evidente, debe ser categorías de clase social o relaciones aprehendida como actualización de la de poder, simbolización de un país, un

20


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

sentimiento o un recuerdo; un sueño y demás figuras retóricas que utilizan el espacio narrado como elemento figurativo, es decir, como un segundo significado semántico:

El espacio aquí tiene una serie de metáforas que aluden a la nocturnidad específica de Corea del Norte, cuya característica se remite a lo lejano, al distanciamiento del espacio propio, y, por ende, la añoranza, lo que se recuerda de aquel lugar del que se fue despojado por un panorama bélico que apenas comprendían. La función del espacio, aquí, es comprender y explicar, a través de la descripción, el sentido metafórico al que alude más allá del solo hecho de narrar un fondo escenificado, sino que yace el sentimiento de la no-pertenencia a un lugar. Es así que, el valor del espacio conforme a su sentido genera connotaciones “que pueden ser movilizadas en la medida en que existan en la obra sistematización perceptible y programática de los atributos y componentes de los espacios presentados y una axiología ligada a ellos” (Slawinski, 1989, p. 16), es decir, tienen significados adicionales.

Tendidos sobre el catre de campaña, dentro de la barraca de su unidad, Jack escuchaba los ruidos distantes, irreales, de la siempre extraña noche de Corea, noche agresiva, no del todo planetaria, como instalada en algún hueco vacío del universo. Todos los demás soldados dormían y los ronquidos se escalonaban en registros diferentes, entre los cuales algunas palabras sueltas, de los que hablaban en sueños, aparecían de cuando en cuando, ilógicas, absurdas, provenientes de un mundo lejanísimo, ajeno a todo, inimaginable, como esos fragmentos de conversaciones telefónicas de larga distancia que de pronto se escuchan a través de un aparato de onda corta, sin que pueda saberse de dónde proceden, qué es lo que representarán de angustia, esperanza, sufrimientos, deseos, complicidades, pero que uno sabe pertenecen a seres humanos ignorantes del hecho de que alguien, en algún punto de la vasta tierra, participa en sus vidas sin quererlo.

El espacio tratado como elemento de significado nos permite “salir” de la obra misma, como una interpretación que va más allá del escrito mostrado, es así que esta añadidura simbólica nos facilita comprender una serie de factores culturales que posibilite complementar la lectura a un nivel de mayor profundidad, en el que se contempla en sus aspectos más vastos, Más allá, la afelpada noche coreana, esa logrando que, en el análisis del espacio, noche de musgo negro, con sus alucinantes este sea tomado a consideración como ruidos silenciosos y el invisible movimiento un significado, es decir, la idea, imagen o de sus tinieblas lunares –de esa otra luna representación mental de lo nombrado. que está atrás de la que vemos, esas espaldas de tinieblas del siniestro hemisferio lunar desconocido-, rodeaba el campamento Conclusión igual que si fuese la masa sin fin donde terminaran los límites de la galaxia. (pp. 79- La lectura de la obra Los motivos de Caín 80) nos permite descubrir los rasgos humanos que conforman la trama de su historia. Los

21


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

elementos espaciales están distribuidos por todos los capítulos como soporte del argumento en la que se desenvuelven los personajes literarios, así, el enfoque semántico del texto y la importancia del espacio en la literatura, a través de algunas distinciones elementales, nos permite concluir dos situaciones: primero; retomar el espacio narrativo en su sentido semántico posibilitó la comprensión a detalle de la obra narrativa estudiada, con lo que se evidencia la importancia de dicho componente en el análisis total de una obra. Segundo; la trascendencia del estudio espacial y su problematización conlleva a realzar un enfoque olvidado por los estudios literarios que permite, no solo el análisis, sino un lenguaje de investigación distinto. Así, a través de las categorías descripción, escenario y sentidos añadidos y las subcategorías localización, determinación e índice objetual, la obra de José Revueltas se contempla como una narrativa particular para el estudio general del espacio, concluyendo que dicho estudio analítico es un proceso que dota de una perspectiva intelectual y teórica que nos permite penetrar en el fondo de los rasgos literarios de una obra.

dichos elementos que permita comprender la lectura en su totalidad, considerando que esta obra, en particular, permite que el espacio en el que se desarrolla sea analizado por la fuerza que proyecta en su narrativa. Algo de sumo énfasis en el discurso de este ensayo es que todos los elementos mencionados se vinculan entre sí, formando una unidad comprendida en el concepto de espacio. En este caso, las categorías, que forman parte de la explicación escénica, también se pueden extrapolar al resto de los planos contemplados. Ahora, tanto la localización, la determinación y el índice objetual son categorías que permanecen subordinadas a los planos de unidad morfológicas de manera que la atención a estos puntos, son ya aplicaciones en la constitución de una totalidad. Por tanto, el espacio narrativo se construye con base en los elementos descritos y su relación entre ellos, logrando que el análisis, focalizado en la obra Los motivos de Caín, abra un nuevo parámetro de análisis dentro de la literatura que abarque los elementos que la integran, definiendo rasgos, características, sentidos y contenidos que realcen la comprensión literaria, tanto como enaltecer el espacio narrativo en los marcos literarios, formando parte de un proceso de reformulación de las problemáticas surgidas en los estudios de la literatura.

Por un lado, definir categorías del espacio es ya un elemento que profundiza y sistematiza la relación semántica de la obra, proporcionando elementos a detalle para comprender la tipología del espacio: la descripción como la explicación específica del entorno en el que la obra se desarrolla, el escenario como un lugar particular destinado a la representación de la trama literaria y los sentidos añadidos, como los significados adicionales construidos a partir de los elementos presentados. En la obra de José Revueltas, se pueden analizar

Leer una obra literaria es más que tomar un libro y darle un sentido personal a este, sino que implica la capacidad de poder analizar a fondo su contenido y su contexto, elementos literarios de suma importancia. Comprender una obra en su conjunto, es entender que su totalidad está entrelazada entre los sentidos personales y colectivos, el por qué y el para qué de su creación, el quién y desde dónde de su creador, y

22


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

la semántica y semiótica del contenido, es así que, este análisis, se enfoca en la particularidad del espacio narrativo como un mundo ficcional donde se desenvuelve la obra y sus objetos literarios, es decir, entender que todo el conjunto de la obra literaria no ocurre en la “nada”. Bibliografía Bachelard, Gastón. (2000). La poética del espacio. Buenos aires, Argentina: FCE. Hiernaux, Daniel y Lindón, Alicia. (2006). Tratado de Geografía Humana. Barcelona, España: Anthopos Editorial. Revueltas, José. (2004). Los Motivos de Caín. México: ERA. Slawinski, Janusz. (1989). Espacio en la literatura: distinciones elementales y evidencias introductorias (Diserio Navarro, trad.). Recuperado de http://www. criterios.es/pdf/slawinskiespaciolit.pdf Wellek, René y Warren, Austin. (1966). Teoría literaria. Función de la literatura (pp. 36-46). Recuperado de https://www5.uva.es/guia_docente/ uploads/2011/440/41702/1/WELLEK_Y_ WARREN.pdf.

23


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

EL LUTO HUMANO Juan Carlos Araujo Cruz Un cura cristero, un asesino a sueldo, tres Un ojo de cíclope en mitad del universo, miserables matrimonios campesinos, una acaso Dios niña que muere, la tierra inhóspita y la historia malhadada de México. El Luto humano muestra cómo los indios, aún escépticos y temerosos, no aceptan En su novela El Luto humano, José la nueva cultura: “Tenía Adán esa sangre Revueltas traza una situación límite donde envenenada, mestiza, en la cual los indígenas las pasiones se entrecruzan hasta que las veían su propio miedo y encontraban su tierras se inundan sepultando a los hijos propia nostalgia imperecedera, su pavor traicionados de la Revolución, y a los retrospectivo, el naufragio de que aún cristeros abandonados por Dios y por la tenían memoria.” Iglesia. Cada uno de ellos va al encuentro de su destino con obstinación, y el autor Revueltas, como buen dialéctico, llega condensa en ellos, con feroz maestría, a la conclusión de que el hombre está su visión de la desesperada violencia solo partiendo del género humano, de la mexicana, que enluta aquí todos los lazos cobardía solidaria; por ello, en su narrativa humanos. ubica a sus personajes en completa soledad, tal como se representa en El Luto humano, La muerte está en todas partes, acechando, obra en la que se recrea la incertidumbre de esperando dar el zarpazo. Aguanta, vigila, los indios, pues ya no saben ante qué Dios pone trampas. Se disfraza de enfermedad, redimirse. de odio, de sequía, de revolución. Llega majestuosa y quita la vida de inmediato, o Ahí mismo expone la decadencia de se la lleva de a poquito, con el sufrimiento la religión católica en México, ya que por aliado; sabe a alcohol, sabe a sangre, a alrededor de la vida del cura existen pólvora, a carroña. hechos y recuerdos que tornan dicho culto algo contradictorio. Rompe el esquema del El pueblo mexicano sucumbe ante los de catolicismo como predicador del bien por arriba, dominado, sórdido, enclenque. medio del ejemplo, cosa contraria de lo que Siempre con máscaras, negando su origen, hace el sacerdote, pues cae ante tentaciones adoptando el mimetismo para hacer suyas carnales, da consentimiento a otros para que otras culturas, pues a partir de la conquista asesinen y finalmente se torna un parricida. los europeos impusieron su cultura, dejando un inextricable panorama donde El cura asesina a Adán, personaje crucial se encontraba inmersa la religión católica, de la obra, el cual funge el papel de asesino la educación, y finalmente el mestizaje. de cristeros. Adán, nombre que fue puesto

25


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

por su autor basándose en Adán, el primer hombre sobre el paraíso terrenal. Revueltas adjudica tal nombre a su personaje para que al momento de que el padre lo asesine, asesine también al hijo de Dios, simbólicamente hablando.

La maldición de la muerte en la novela se hace presente con el derrumbe de una presa que mantenía cautivo a un río, dejando su cauce libre, llevándose todo a su paso, a los pocos habitantes de la tierra mísera que habitaban, y con ellos su futuro incierto y sombrío.

Tras este asesinato, el cura opta por cometer otro homicidio: el de su cuerpo, el cual El agua ha sido un recurso de maldición cedió al agua del río, ahogándose con todo en varios casos, por ejemplo en la Biblia de y su iglesia y dando muerte al catolicismo. los mayas, el Popol Vuh, donde los dioses maldicen a los hombres hechos de madera Esta novela se desenvuelve alrededor de la y sin alma con un gran diluvio. Así fue época revolucionaria (1910). La Revolución, como Revueltas colocó a sus personajes: un acto sin fundamentos ideológicos como acechados por un ente superior que definidos, fue el movimiento político del los maldijo con agua turbia. siglo XX más importante en México. Este conflicto armado trajo consigo grandes La misma novela culmina con la muerte, la consecuencias: muertes, desamparos, cual siempre estuvo al acecho, esperando huelgas, devastación y pobreza. el momento en que los cuerpos de aquellos seres terminaran por desfallecer. La muerte En la novela de Revueltas, sus personajes hace aparición simbólicamente por medio se muestran como esclavos de su propia de varios zopilotes que rondaban dichos patria, pues se encuentran bajo el régimen cuerpos. Zopilote es un nombre de origen de un dictador al que no querían, ya que les náhuatl que se refiere a tzopilotl, “tzotl”, quita lo más preciado: su libertad. que quiere decir inmundicia, y “pilotl”, que quiere decir colgante, nombre que se Asimimos, expone al mexicano como mano refiere a aves que cargan inmundicia. Así de obra, como generador de producción, retrato Revueltas a sus personajes dentro ícono del usufructo. En esta novela, el autor de su narrativo: como seres inmundos supo retratar miméticamente la realidad que tuvieron que mudar su cuerpo a la del mexicano, que sufre siendo usado como destrucción. maquinaria humana que crea riquezas que engrandecen al sistema y empobrecen al José Revueltas parte de un bello lenguaje pueblo. metafórico para, desde sus personajes, denunciar los vicios del sistema mexicano. Una borrachera de muerte Por medio de su novela El Luto humano, Para el mexicano, la muerte es compañía muestra a un ser que primero padece el desde que se empieza a vivir. En la novela destierro (como ser antagónico de su vida), de Revueltas, la defunción hace aparición después es parte de un sistema carcelario y en la vida de todos los personajes como finalmente se refugia en la muerte. Bello y algo inevitable, ya que es la esencia de la lastimero libro. obra.

26


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

LAS REVUELTAS EN MÉXICO Ana Laura Camacho Almaráz Tantos acontecimientos van transcurrido en México a través de la historia que en realidad no sabemos cuántos de ellos conocemos con la verdad, porque poca gente es la que se atreve a sacar a la luz la verdad de lo que acontece día a día en nuestro país, es por eso que en este pequeño ensayo hablaré sobre una persona que dedicó gran parte de su vida a escribir sobre la situación social de México durante los años cuarenta, a continuación expongo un poco sobre este gran autor.

Partido Comunista Mexicano (PCM). De julio a noviembre de 1932, fue deportado al penal de las Islas Marías junto con otros camaradas del partido, donde fue liberado “por ser menor de edad.”2 José Revueltas sufre, aparte de su primer encierro en la correccional, tres encarcelamientos más en su vida. En 1932 es enviado de julio a noviembre a las Islas Marías; en 1934, después de organizar una huelga de peones agrícolas en Camarón, Nuevo León, vuelve a ser enviado allí, donde permanece hasta febrero de 1935. El encarcelamiento José Revueltas Sánchez, novelista, cuentista, más conocido es el de 1968, con motivo periodista, dramaturgo, argumentista del Movimiento Estudiantil. Revueltas y guionista, así como ensayista es detenido en noviembre de ese año y cinematográfico y político. Integrante de posteriormente condenado a 16 años de una familia de artistas: Fermín, pintor; prisión en Lecumberri; es liberado bajo Silvestre, músico y Rosaura, actriz. José palabra después de dos años de encierro. Revueltas, militante de izquierda, siempre comprometido con la realidad social del Los muros del agua es una novela escrita en país, nació el 20 de noviembre de 1914 y 1940, y publicada por vez primera en 1941. “El apando es un doloroso reflejo, el final del murió el 14 de abril de 1976. ciclo que trata sobre la pérdida de la libertad, de la injusticia de las Islas Marías cometida contra un adolescente de 16 años que culminó, años después, con el encierro en Lecumberri (…).”3 La novela nos relata sobre 5 personajes

“Dice Rafael Solana en la revista Siempre! (17 de mayo de 1989) que ‘tal vez en los más antiguos documentos de Revueltas se lea, en vez de José, Maximiliano, que era el nombre que tenía en 1928’, lo que nos daría que son trasladados a las Islas Marías, y como su nombre Maximiliano Revueltas todo lo que les pasa en el transcurso a la llegada y lo que les espera en ese lugar, Sánchez.”1 donde es un claro ejemplo de violaciones Observando a este artista me doy cuenta de los derechos humanos y el maltrato que que vivió en una época difícil en México, tienen todas las personas que llegan a ésta después de su salida del penal, ingresó en cárcel de máxima seguridad, es una novela el Socorro Rojo Internacional, y en 1930 al que tiene aproximadamente 73 años y que retoma las acciones que siguen al día a día

27


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

en cualquier corrupción, violaciones, malos sentido, no tiene una secuencia cronológica tratos que desafortunadamente seguimos lo que hace que quien la esté leyendo le de viviendo hoy en día. su propia interpretación, y se adentre tanto en la historia que pueda sentirla como si Los personajes: Ernesto, Prudencio, Santos fuera realidad. y Rosario son forzados a los trabajos más duros de la isla, debido a la formación Analizando la novela resulta interesante ya ideológica marxista donde el objetivo que que te atrapa desde el principio y es fácil se propone es que los trabajadores tengan de identificar ciertos acontecimientos, por un acceso a los medios de producción ejemplo: los “políticos” son separados; en forma institucionalizada; es decir, primeramente Rosario quien es puesta en utilizando las instituciones públicas del otra estancia con dos mujeres, es golpeada Estado para que los trabajadores obtengan y puesta a disposición de los altos mandos medios de producción y evitar que: La para labores de limpieza y cuidado en las burguesía vaya concentrando cada vez más Islas Marías, está sometida por personas de los medios de producción, la propiedad y la altos rangos que la seducen y la obligan a población del país. A través de esta novela, realizar trabajos que son rudos, fuertes y José muestra el entorno social de aquellos sucios; estos hechos son un ejemplo de cómo años, la descomposición de la sociedad, en nuestro país las mujeres son denigradas, específicamente el estrato más bajo y de la maltratadas y se cometen muchos abusos gente que en pocas palabras no tiene nada. y violaciones. Asimismo, es un problema Cabe mencionar que se llevaba a cabo el que radica en la actualidad en México que comercio sexual, homosexualidad son aunque existen asociaciones a favor de los aspectos que describen una sociedad que derechos de la mujer, aún no da resultados está dentro de la corrupción y el sistema en todo el país. Por otro lado, los otros jurídico mexicano. personajes de la novela son cuatro hombres llevados a Arroyo Hondo el lugar apartado A lo largo de la trama se relacionan con de los demás reos donde son golpeados otros reos quienes son de clase baja y y puestos a laborar en el campo, por las que están acusados de crímenes como el circunstancias y los momentos de tensión asalto o el asesinato, entre quienes son los políticos tienen diferencias entre sí, identificados como: “Gallegos”, “El Chato”, dando como resultado la soledad en cada “el Chale”, “el Marquesito”, entre otros, uno de ellos, quedando como cuerpos sin quienes respetan y ayudan a la estancia de alma, sin esperanza, solamente luchando “los políticos”, cada uno de los integrantes por su supervivencia. del grupo antes mencionado se encuentra en un sentir diferente, cada uno recuerda También se pueden observar distintos y medita sobre su vida, cada uno le da un fenómenos sociales que son vistos como sentido distinto a su estancia en la isla, en repugnantes y deben ser castigados, la esos momentos hacen conciencia sobre lo homosexualidad, la subordinación, rebeldía que realmente son y qué es lo que quieren. y el suicidio, estos fenómenos ocasionan La novela se desarrolla en un tiempo- en los protagonistas una desorientación, espacio que es deferido, como si no tuviera desconectándose de la realidad, llevando

28


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

con ello una pérdida de la razón en los “políticos”. La enfermedad es un punto que toca el autor mediante un capítulo donde un sector de la isla está infectado de escorbuto (es una enfermedad carencial que resulta del consumo insuficiente de vitamina C, que es necesaria para la síntesis correcta de colágeno en los seres humanos), donde refleja la personalidad de los presos, una sensación de inhumanidad, de desprecio, de una enfermedad interna difícil de combatir.

en la cárcel de las Islas Marías, y que sin duda alguna no tienes que leer mucho para darte cuenta de cómo está la sociedad de México actualmente. Nos hace reflexionar sobre los temas más difíciles de tratar en la sociedad, el tipo de vida que se lleva en México y cómo los personajes de la novela son algunos ejemplos del tipo de personas que existen dentro de las sociedades del país, aunque la adaptación no sea muy fácil de leer o de comprenderla, a la hora de llevar el análisis te hace reflexionar y pensar en cómo, uno como estudiante, persona, El desenlace es incierto, Rosario sigue puedes actuar para tratar de darle un giro a regresando a un momento de su vida donde los problemas actuales. le provoca armonía y paz; Prudencio había optado por suicidarse sin conseguirlo; Notas: mientras que Ernesto y Santos se sienten confundidos por el amor y los recuerdos 1.Ruiz Castañeda, Ma. del Carmen de su vida, que en la situación en la que se y Márquez Acevedo, Sergio, (2001), encontraban inmersos era lo único en que Diccionario de seudónimos, México, pensaban para establecer un equilibrio, y UNAM, Instituto de Investigaciones así es el desenlace de la novela donde su Bibliográficas, p. 692. principal tema a desarrollar es la vida y experiencia que se vive en prisión, con un 2.Revueltas, Andrea, Biografía mínima, final incierto, y que es un poco confuso en: La Brújula en el bolsillo, especial José como los sentimientos de los políticos y de Revueltas. No. 8, abril, 1983, pp. 8-9. los reos, así se manifiesta el desenlace de la historia en las aguas del Pacifico. 3. Arévalo, Z., Javier, Revueltas y el cine, en: La Brújula en el bolsillo, especial José Leer Los muros de agua es transportarte Revueltas, No. 8, abril, 1983, p. 37. a la mente de un Revueltas que trataba de denunciar la censura, la injusticia, el pésimo Bibliografía sistema donde las leyes se convierten http://www.materialdelectura.unam.mx/ en letra muerta, mientras la sociedad es index.php?option=com_ perseguida por pensar diferente, y así se convierten en “políticos”, en comunistas revoltosos que creen que podrán cambiar al mundo a cambio de arriesgar la vida. En lo personal creo que es una adaptación muy buena, no es una novela de ciencia ficción, porque a pesar de que ya pasaron 73 años son cosas verídicas que sucedieron

29


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

DESPUÉS DE LA GUERRA Patricia Estrella Miranda “Tener el mismo aire de haberlo perdido todo y de estar al otro lado de cualquier límite.”1 Momento en el que el hombre enfrenta las consecuencias de su pasado y se enfrenta a un futuro incierto. Al tiempo que emprende el paso por la vida, después de haber dejado atrás la guerra, huyendo del dolor y buscando salir de la locura: “con un terror lleno de sobresaltos ante la idea de que alguien lo descubra bajo su disfraz de ser humano.”2 No es fácil volver a adaptarse, la mente y los sentimientos están sumergidos en las negatividades y los horrores vividos, en el campo de batalla, se ha perdido por completo la confianza en el mundo. “Acabar de salir del infierno y, sin embargo, aún no poder salir.”3 Sin embargo, no existe nada fuera de lo común en la vida de todos los días en la normalidad “de un mundo que parece acostumbrarse cada vez más a la locura.”4 El término guerra se define, según el Diccionario Enciclopédico Usual, como la forma violenta de dirimir un conflicto entre sociedades recurriendo a la lucha armada. Suena bastante fuerte esta palabra, pero, como agentes externos a ella no podemos imaginar los efectos que causa, no sólo en las víctimas inocentes de la misma, sino también en sus víctimas directas, los hombres que ofrecen su vida por un objetivo de guerra. Muchas son las posibles reacciones que se tornan en la mente de un soldado, el horror

Fragmento del Mural de : A. Siqueiros, Marcha de la Humanidad.

30


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

vive presente entre la mente, el corazón y el sentido común. Quien ha logrado salir bien librado de la lucha, piensa que nada puede ser peor pero hay todo un entorno después de la guerra, una realidad conocida por todos y desconocida para él.

entorno, ser entonces “alguien entre todos ellos, un sacerdote, un asesino, un juez, un tratante de blancas, un santo, un ladrón, un profeta, no diferente de ninguno de estos, no diferente de nadie.”8 Desenvolverse de la misma manera en el mundo, disfrutar toda esa esencia que le había sido prohibida, El miedo continúa, no el miedo al peligro de y avanzar como parte de ese sistema morir por manos del enemigo armado, más inconsciente y natural: vivir de cualquier bien se hace presente por la incapacidad manera. del desenvolvimiento en un ambiente donde todo es aterradoramente normal, “el Se convierte en necesario el sentido mundo de todos los días, el mundo de las de pertenencia a ese círculo, esa amas de casa, de los joviales empleados de correspondencia con el entorno, un fin comercio, de los vendedores de legumbres, común por el que todos viven. Sin embargo, nada que pudiera llamar la atención de no se posee la clave para no ser descubierto, nadie, cada cosa en su sitio dentro de un se ha llegado a este punto sin nada con qué orden establecido.”5 comprobar el subsistir de acuerdo con su razón de sentir. Pero, que detrás de esa lógica se encuentra la verdad oculta; oculta de forma No obstante, en condición de extranjero, no inconsciente dentro su habitual orden: “Una se posee la libertad que todo ser humano mentira al servicio de alguna maquinación posee desde su nacimiento, se había roto incomprensible en la que participa esa conexión vital con el contexto, se perdió hasta el transeúnte más inofensivo, una esa seguridad, esa relación de ser humano, maquinación de la que nadie pretende causado por el hecho de ser un fugitivo, saber nada, pero de la cual todos eran un hombre que huye: “Se encuentra fuera, una especie de concupiscentes y secretos extraño, tal vez sin rostro, tal vez sin inversionistas.”6 labios, sin voz. Pero de cualquier modo un ser ajeno que ha roto su relación con los También existen motivaciones, la principal seres y las cosas y ahora ya no sabe nada, es aprovechar la oportunidad de haber nada, respecto a los demás y respecto a sí escapado para regresar a la vida y mismo.”9 Es sólo un individuo desconocido recuperar su humanidad. Empaparse de por el nuevo mundo que lo rodea, que ella, sin importar el método o su ubicación. únicamente desea escapar para siempre del Pero, esto no constituye todo: “Queda resultado de su imborrable pasado. algo superior al hecho mismo vivir, algo profundo, simple y grandioso, que incluso Perdió la libertad de ser y de sentir, está justificaría el dejar de vivir.”7 preso dentro las ganas de huir del mundo. Envidiando todo acto de vida y a los Puede pasar por la mente intentar no hombres que se llenan del acontecer de su levantar sospechas e instruirse para dejar propia existencia: “La cuestión es que no atrás el pasado bélico, formar parte del puede otra cosa, no se puede otra cosa sino

31


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

seguir huyendo, aún cuando esté preso, seguir huyendo incluso dentro de la propia cárcel.”10

pero hay quien a pesar del semblante duro que posee o del riguroso entrenamiento que recibió conoce esta sensación extraña, consiente e inmovilizante de un crimen En este punto se siente la muerte aún escondido: “Con la turbia conciencia de después de haber huido de ella, no sólo ser un Caín que ha perdido la memoria la muerte que no deja respirar o impide pero sabe con certeza absoluta que él es el el latir del corazón, sino más bien otra asesino de su hermano.”12 especie de muerte, aquella que se percibe al escapar del desastre, y no encontrar “El miedo colectivo se condensa, se un orden propio del cual ser la figura personaliza y se expresa en esta manera principal: “Revelarse como un hombre que de mirar que nunca se había visto. No es ya no es un ser humano, sino una entidad el quien mira de este modo. Son todos los desesperadamente no clasificada, distinta, perseguidos quienes ven a través de sus subversiva y criminal.”11 Es como desertar ojos.”13 El recuerdo de ese delito secreto, por de todo y no pertenecer a nada, formar el cual debe ser juzgado de forma invisible, parte del mundo, pero no influir en y a es causa por el sentir de una sangre acusada pesar de todo no dejar buscar un retorno a por el mundo. Logrando así fomentar ese la humanidad perdida. miedo del que se habló con anterioridad, el miedo al hombre, el prejuicio tormentoso, Recibir apoyo en los momentos más origen del sentimiento de culpa: “No entra difíciles, incluso de las personas menos en el campo de los sentidos únicamente, esperadas, siempre ayuda en este nuevo es un estado de conciencia permanente y camino que se emprende. Esa ayuda atroz, una enfermedad provocada por el entrañable e imperceptible en el momento odio y las persecuciones, es el miedo a los más oportuno, que ofrenda un aliento hombres, es el miedo a adquirir la certeza distinto. de que los hombres no existen y lo peor, de que no llegaran a existir.”14 Esto no significa la subordinación, significa el desinterés por dar un bien y Los motivos para dejar la batalla pueden el agradecimiento, pero no la obligación ser muchos, porque se desertó o incluso por haberlo recibirlo. Puede ser que no porque ésta finalizo a su favor, pero se adoptar una postura en específico sea necesita un nuevo motivo de lucha por contraproducente, sin embargo, éste ya la vida de uno, en que el enemigo es la es tema de partidismos e ideas propias de ignorancia y el desconsuelo, y el objetivo pensar, que no tiene nada que ver con la es recuperar lo valioso de la vida: “Es para acción de la solidaridad. tratar de explicarse esto y encontrar algo, de ser posible aun, que lo restituya en su Todos sentimos culpa alguna vez, es común integridad, pues su restitución propia es la de humanos cometer errores, el sentimiento de todos los demás, rescatar a los hombres de culpa existe en el ser humano capaz del mundo de desesperanza al que parecían de aceptar esos errores. En un hombre de estar condenados sin remedio.”15 guerra puede haber o no ese sentimiento;

32


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

Hablando de la que pasa por las mentes de los soldados en el campo de batalla, muchas pueden ser las conclusiones, los pensamientos son muy variados y todo es posible. Al inicio no se sabe en dónde se encuentran, no se sabe de qué se trata, pero sólo la aceptan y ya: “Están los heridos, los muertos todo ese ruido alucinante, único, ese bramar de monstruos que solo la guerra puede producir. Pero aún no hay nada, aún no se siente nadie culpable, como si nadie se sintiera culpable de un terremoto o eclipse.”16

llena de gentes por todos lados y que no hay un solo espacio vacío.”19 No existe diferencia entre amigos y enemigos, entre bien y mal, no se confía en nadie. Lo que seguramente desaparece en la lucha por sobrevivir, ya sea tarde o ya sea temprano es la confianza. Se está solo en un mundo de supuestos amigos que se guían por sus propios intereses y entre enemigos que no comparten ideas afines.

Continuar es lo más difícil, si lo más probable es morir en el intento de arreglar los problemas, sólo hay una razón, cada uno de Marcados por la guerra, ese acto ellos es parte de una cadena, uno depende incomprensible y sin un motivo en del otro; a pesar de la desconfianza: “Una concreto, inconscientes del daño causado a serie de equívocos, una serie de supuestos a la humanidad y de la violencia irreversible los que es imposible substraerse.”20 de la que son autores. Están inmersos en un mundo brutal del que tarde o temprano Eso representa la guerra, un cambio serán victimas de muerte o víctimas de la significante entre el hombre real, sus brutalidad: “Hay un asombro, simplemente, sentimientos, su personalidad, su una cierta incredulidad, entre los que hacen humanidad y el hombre de guerra, y lo la guerra, respecto a que los resultados que está bien o mal que no se piensa en de aquello pudieran ser obra suya y los el momento: “Eso que se llama guerra, muertos fueran esos hombres a los que ellos una multiplicación progresiva de falsos dieron muerte.”17 supuestos y fantiches, que suprimían al hombre real por el hombre-prisionero, el “Existe un por qué sin respuesta en toda hombre-soldado, el hombre-sargento, el guerra, un objetivo incierto, un bien común hombre-general, el hombre-presidente.”21 o un bien para alguien desconocido; donde se sospecha un absurdo tan grande que Puede pensarse en el rechazó propio con el todos forman parte de ese absurdo, sus que nacemos, crecemos y vivimos hacia la juguetes y sus cómplices.”18 Cualquier violencia, sabemos que sin importar nuestro prisionero enemigo deja de ser humano origen no somos capaces de fomentar estos para sus agresores, sin embargo, este hechos. No nos imaginamos en situaciones prisionero que existe y se convierte en su extremas entre la vida y la muerte, ya no propiedad un hombre al que se encuentra sólo la vida propia, sino también la ajena. relacionado por nada menos que su posible dejar de existir, es decir la muerte. Ahora bien en este escrito se aborda la guerra como un término asociado a la “Otra cosa que no se sabe de la guerra es violencia armada. Existen múltiples guerras la soledad. Uno cree que la guerra está que no involucran armas, cada individuo en

33


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

el mundo posee su propia guerra personal tras su paso por la vida. El éxito mismo no se trata de fama, de sobresalir según sus propias virtudes o de ser reconocido mundialmente por un hecho insólito; se trata de la capacidad de realización personal a través de lograr la felicidad sin traspasar la barrera de la felicidad ajena.

11. Ibídem, p. 22. 12. Ibídem, p. 27. 13. Ibídem, p. 32. 14. Ibídem, p. 34. 15. Ibídem, p. 38. 16. Ibídem, p. 39. 17. Ibídem. 18. Ibídem, p.49. 19. Ibídem, p. 50. Sí, es muy probable que nosotros no 20. Ibídem, p. 54. estemos nunca en estas circunstancias de 21. Ibídem. brutal violencia, probablemente nunca esté en nuestras manos la elección de vida o Bibliografía muerte. A pesar de esto siempre existirán selecciones importantes que tomar y Diccionario Enciclopédico Usual, México, caminos distintos que cruzar por la vida. D.F., LAROUSSE, p. 342, vox: guerra. Por lo tanto, es necesario y un deber propio el agradecer esa oportunidad de elegir y reflexionar sobre las consecuencias de nuestros actos en la vida y su influencia con el exterior, aún sin importar nuestras creencias o intereses, no existe nada mejor en este paso por el mundo que conocemos, como esa oportunidad de escoger entre hacer el bien o trasponer el límite de los hombres.

Revueltas, José, (1967), Los motivos de Caín. En: J. Revueltas, José Revueltas/obra literaria, México, D.F., Empresas editoriales, S.A., pp. 07-82.

Notas 1. Revueltas, José, (1967), Los motivos de Caín. En: J. Revueltas, José Revueltas/obra literaria, México, D.F., Empresas editoriales, S.A., p. 7. 2. Ibídem. 3. Ibídem. 4. Ibídem. 5. Ibídem, p. 9. 6. Ibídem. 7. Ibídem, p. 13. 8. Ibídem, p. 12. 9. Ibídem, p. 14. 10. Ibídem, p. 19.

34


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

DIOS EN LA TIERRA: MISERIA Y MUERTE Maricruz García Bárcenas Cuando comencé a leer a José Revueltas (1914-1976) las imágenes se me pusieron en blanco y negro, a veces en sepia. Puede ser que la distancia temporal tenga ese efecto, pero también, su “realidad material” puede ser analizada y entendida todavía, tal vez más claramente que en su momento. Hay una gozosa diferencia entre ensayistas científicos y escritores artistas: mientras que los primeros explican, los segundos conmueven. Revueltas narra lo profundo y burdo de la subjetividad de cada protagonista en los 16 cuentos que conforman Dios en la Tierra, quienes emergen desde la raíz de su contexto, uno material, pero no menos simbólico. Sus circunstancias son un devenir lógico y situado, pero con un curso dramático complejizado casi tanto como la teoría sociológica. Las historias dan cuenta de períodos históricos pasados, pero al mismo tiempo su narrativa es atemporal, tanto que incluso puedo llegar a pensar que se trata de la nota roja del periódico de hoy. Me topo con sus personajes y logro ponerles las caras que tengo a mi alrededor, la amargura y el desasosiego que me transmite resulta un testimonio del pasado que sigue bien presente. Habla tanto de los dolores que no se mitigan que no hay forma de no hallarlos vigentes y renovados siete décadas después;

Grabado de : José Guadalupe Posada

35


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

plasma con crudeza y sin patetismo una sociedad que se mueve pero parece inalterable, de los odios y resentimientos que crecen en el imaginario colectivo mexicano producto de las profundas desigualdades y cómo estos sentimientos se alimentan y se transforman, pero que en esencia siguen intactos.

Sus cuentos narran las relaciones de producción que los hombres, principalmente, establecen en momentos determinados del desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El contexto de sus historias es el cúmulo de estas relaciones de producción, el escenario es la estructura económica capitalista de la sociedad mexicana de la época (década de los 40) y el hilo dramático se encuentra en las carencias materiales de sus personajes, condicionados por su modo de producción que, en algunos cuentos, los protagonistas carecen y que, al mismo tiempo, determina su vida religiosa y espiritual.

En Dios en la Tierra, Revueltas enuncia la crueldad de los humanos hacia sus congéneres, como Dios mismo, les dota a sus personajes de libre albedrío, les desconoce límites y estos bajo su mano encuentran justificaciones a sus tragedias, a su fanatismo, a su maldad y a su existencia misma. El ser social de sus personajes es lo que determina su conciencia, por lo que las Leer a Revueltas es una actividad tramas se ven influenciadas por conflictos ardua, porque su crítica social apela a morales fundamentados en relaciones de la sensibilidad. Irremediablemente me poder que incluyen clase, género y raza; estremece con su hiperrealismo y muestra y nos lleva, casi siempre en medio de la hechos que no siempre son fáciles de noche, a muertes llenas de miseria y de identificar en las intervenciones sociales soledad y con la inminente seguridad que a menudo emprendemos científicos de que esas muertes serán irrelevantes sociales con la determinación de mejorar para una sociedad que vive esforzada por la precariedad de ciertas poblaciones. preservar su propia existencia, pero con Revueltas en cambio logra mostrar, a veces la esperanza de encontrar luz espiritual a de forma cruel e irónica, la cotidianidad pesar de la tragedia. que escapa a diagnósticos o investigaciones científicas, esa que tiene sus cimientos en la Las relaciones de género en las historias idiosincrasia mexicana y que no hay forma de Dios en la Tierra dan muestra de las de cuantificarla. desigualdades que se manifiestan no solo entre hombres y mujeres, sino, también, En los cuentos de Dios en la Tierra entre los mismos hombres —en relaciones identifiqué elementos primordiales que de poder generalmente delimitadas por la se consideran en todo análisis sociológico; clase—, y de forma nula entre mujeres, pues José Revueltas, por su apego a movimientos no aparece más de una mujer en un mismo sociales y al partido comunista mexicano, cuento si no es como mera ambientación. Es logra hacer narraciones con perspectiva como si Revueltas hubiera decidido que en materialista histórica enmarcada en sus historias las mujeres también estarían contextos capitalistas retratando siempre a relegadas a los espacios privados. las clases bajas. Los feminismos, los más radicales

36


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

principalmente, llamarían “macho progre” a José Revueltas. Un macho progre(sista) es un hombre libertario, de mente abierta, anda por la vida hablando de tolerancia, apoya incluso lo que llaman “la lucha de la mujer”, denuncia y cree en la posibilidad de cambiar al sistema; pero este hombre no tiene la ocurrencia de cuestionar sus privilegios, los que “le corresponden” como hombre socialmente construido, tampoco los raciales, ni los económicos, ni cualquier otro capital del cual goce.

madres, abuelas, enfermeras y otros oficios de servicio; desempeñan roles tal como se espera que lo hagan: responsabilizándose de sus crías de forma afectiva, con trabajos no remunerados y con actividades que implican fuertes desgastes físicos y emocionales, personajes enmarcados siempre en la miseria económica y social. Luego están las otras, las que no se apegan a lo socialmente aceptable. Una de ellas: Chole, una prostituta que de vez en cuando entraba en el activismo político, reclutadora de jovencitas para el comercio sexual, aunque no explicita bajo que términos, casi un espíritu libre; la puta, llamada así por los dos personajes masculinos que la rodean, una mujer que aparenta ser libre: emocional, física y mentalmente. Luego está la madre que decide abandonar a su hijo y este en venganza la olvida. O la madre que en su lecho de muerte todo lo que quiere es que su pequeño haga silencio de una vez. Este otro tipo de mujeres me remiten a los objetivos de las luchas feministas de las últimas generaciones, de la reivindicación del ser llamadas putas, pues refleja la forma en que se vive la sexualidad, el amor, el reconocimiento y el empoderamiento del propio cuerpo y la percepción de la vida misma.

La contradicción de este progresismo masculino es que lucha, y lucha mucho a su bizarro modo, y es que la dignidad de las mujeres siempre termina siendo un tema no considerado, no buscado y mucho menos logrado. Las masculinidades que refleja Revueltas en sus narraciones van en este sentido, heroicas y miserables a partes iguales, pero fundamentalmente son textos de denuncia social que terminan dando en la cara, no sé si a propósito, con opresiva hegemonía androcéntrica, incluso cuando está hablando de los hombres más pobres de entre los pobres. En este libro, no hay un solo cuento donde la protagonista sea mujer, tampoco hay alguno donde dos personajes femeninos se relacionen entre sí. Sus personajes femeninos secundarios son hipersexualizados por hombres blancos o siguen con la ardua labor de mantener el hogar limpio, por lo que las historias de ellas no llegan a trascender, son relegadas a lo “intrascendente”.

También las relaciones afectivas entre hombres y mujeres como amor no filial, el amor romántico a la mexicana, aparece en sus narraciones. Este tipo de amor provee de mano de obra al sistema, pues ese es uno de sus fines, además de la subordinación de las mujeres que paren a esos nuevos En el libro solo hay dos tipos de mujeres: obreros. El amor romántico implica también ‘las buenas’ y ‘las malas’, o bien podría desigualdad de género, pues las obligaciones categorizarse entre abnegadas y maritales se encuentran en diferentes emancipadas, aunque esto último con sus grados e intensidades dependiendo del asegunes. Las primeras representadas por sexo-género de la persona; las familias

37


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

que Revueltas describe son las que están fundadas en la aparente monogamia, en la heterosexualidad y en la moralidad católica que en conjunto posibilitan la división de los espacios en públicos y en privados.

aunque, principalmente, quien ocupa en mayor medida sus páginas es la idea de la raza mestiza, más pobre que la blanca, pero menos peor que las dos anteriores. Así pues, la colonialidad que se narra en Dios en la Tierra no solo es a partir de la manera en que un poder actúa desde fuera produciendo dominación —que en la mayoría de los cuentos tampoco aparece de forma explícita—, sino que el modelo jerárquico es enseñado y aprendido por los mismos sometidos de tal forma que termina siendo asimilado, aceptado y reproducido. Mirar la relación entre clase, género y raza en las historias que conforman Dios en la Tierra implica mirar con conciencia el presente, se trata de un pasado y presente y futuro heterogéneo, donde vivimos a un mismo tiempo distintos momentos históricos, porque las preocupaciones y los objetivos utópicos siguen siendo por las mismas necesidades.

Estos cuentos, además, narran la obligación que recae en los personajes femeninos, reflejo exacto de la forma en que la sociedad mexicana nos ha construido, siempre al servicio doméstico, sexual o de cuidados. El patriarcado que sus textos reflejan no sé si definirlo como parte crítica de su propuesta literaria o, por el contrario, como fragmentos de sus subjetividades. Lo que es un hecho es que las relaciones de género las recrea tan desiguales como décadas después siguen siendo. Otro elemento más para entender nuestra sociedad a partir de su narrativa es la colonialidad, vigente gracias a un continuo histórico cuyos efectos seguimos viviendo, acechando aún nuestra época actual. Conquista y colonización construyen un nuevo momento histórico desde Europa y Estados Unidos, sitios geopolíticos que Revueltas refleja como anhelados, de superación, como el estado que todo hombre debería alcanzar y esto lo logra aun sin mencionarlo explícitamente al presentarnos a los obreros y al burócrata y el deseo que tienen por alcanzar el progreso que el liberalismo prometió.

Sumergirme en las narraciones de José Revueltas implicó observar su realidad para entender en cierta medida el proceso histórico por el cual llegamos como sociedad a ser quienes somos, a pensar como pensamos, actuar como actuamos y seguir deseando lo que deseamos. Ojalá no pasen otras diez décadas más y sigamos estremeciéndonos con los mismos proyectos inacabados, legados de nuestra idiosincrasia, narrados desde el puro dolor de las meras circunstancias y a partir de la En el proceso de alcanzar lo prometido, los visión de “un hombre de su tiempo”. Ojalá personajes viven en relaciones jerárquicas la muerte y la miseria no sean ya nuestro que ya no solo se limitan a la clase o al punto de partida. sexo-género, sino que, además, se incluye la clasificación etnoracial global del trabajo, porque lo mismo habla con cierto romanticismo de “los indios” como de la fuerza física y exótica de “los negros”,

38


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

DIOS EN LA TIERRA (CUENTOS) Karla Gervasio González “(…) y, sin embargo, estoy seguro de que el hombre nunca renunciará al verdadero sufrimiento; es decir, a la destrucción y al caos” F. Dostoievski

Dios en la tierra nos permite situar la narración dentro del contexto histórico durante la guerra de los Cristeros, cuando México estaba dividido en dos bandos: el de los Federales y el de los Cristeros. Uno representa al Estado y por consiguiente la nación de la Iglesia, el anticlericalismo; mientras que el otro, el Cristero, simboliza al contrario, el culto a Cristo y a su Iglesia. El título es, sin embargo un tanto ambiguo, puede connotar la visión cristiana del Dios encarnado; Revueltas señala que Cristo vino a la tierra a adoptar la forma de los hombres y a salvarlos. El Cristo de Dios en la tierra, no es piadoso (…), es un Cristo violento que ha traído definitivamente la espada.

“Porque, ¿quién si no Él? ¿Quién si no una cosa sin forma, sin principio ni fin, sin medida, puede cerrar las puertas de tal manera? (…) Y eso era ahí y en todo lugar, porque Él, según una vieja y enloquecedora maldición está en todo lugar: en el silencio siniestro de la calle; en el colérico trabajo; en la sorprendida alcoba matrimonial, en los odios nupciales y en las iglesias, subiendo en anatemas por encima del pavor y de la consternación.” Pero también nos deja una visión marxista de la presencia que supone esa fuerza real que es Dios como elemento de una ideología que crea el conflicto histórico de México. Se puede suponer la denuncia del problema universal de las contradicciones entre el cristianismo como doctrina y el cristianismo como fuerza que mueve la historia. En la narración, los federales aparecen bajo el signo positivo, mientras que los cristeros son presentados como elementos nefastos y peligrosos. “Era difícil para los federales combatir en contra de Dios, porque Él era invisible, invisible y presente, como una espesa capa de aire sólido o de hielo transparente o de sed líquida.” ¿Y cómo

Litografía de: A. Siqueiros, 1963.

39


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

son estos soldados? Tienen unos rostros morenos, de tierra labrantía, tiernos, y unos gestos de niños inconscientemente crueles. Su autoridad no les viene de nada.

tornado el cerebro cual una monstruosa bola de fuego, donde el empecinamiento estaba fijo y central, como una cuchillada. Negarse. Negarse siempre, por encima de todas las cosas, aunque se cayera el mundo, En este contexto, Dios al igual que los aunque de pronto el Universo se paralizase Cristeros, cobra un valor negativo, que y los planetas y las estrellas se clavaran en sirve por consiguiente a reforzar la tesis el aire. anti-cristera. Dios es, pues, elemento de la ideología cristera y es condenado con ella. La Conjetura, un relato de los que ya no se Si bien los dos grupos se enfrentan según escriben, sobre marineros. sus posturas frente Dios. Todo esto se convierte en una visión Observo que los verdaderos protagonistas trágica del odio primitivo y eterno entre los son el fanatismo, la intolerancia y la hombres. La trama se reduce a una lucha maldad que se ven reflejados en el pueblo. entre dos elementos básicos: la piedra y el La narración se sitúa en un pueblo donde agua. La piedra, que es el odio, que es la las personas tienen un odio muy grande muerte, que es Dios, triunfa sobre el agua viviendo en ellos, es por ello que se suave y amorosa que fecunda el mundo. niegan a escuchar razones y a intentar el diálogo, los acuerdos con cualquier “El agua es tierna y llena de gracia. enviado del gobierno; al igual se rehúsan El agua es joven y antigua. Parece a ofrecer alguna ayuda a las autoridades, una mujer lejana de primavera, a las tropas, ni a los oficiales, pues están eternamente leal. El mundo se hizo de convencidos de no romper los deseos agua y de tierra y ambas están unidas de Dios, transformado por ellos, en su como si dos cielos opuestos hubiesen ignorancia y aterradora misericordia. Es realizado nupcias imponderables (…) una historia que te envuelve por el hecho y del agua nace todo” de saber que está pasando, a qué se refiere el autor y el final aunque trágico, me gusta, “Dios se había acumulado en las pues la muerte del maestro hay que verla entrañas de los hombres como sólo como una lección. puede acumularse la sangre, y salía en gritos, en despaciosa, cuidadosa, El quebranto es un relato perturbador, ordenada crueldad. En el Norte y en la experiencia que vive Cristóbal en el el Sur, inventando puntos cardinales preciso instante en que es encerrado en para estar ahí, para impedir algo ahí, el reformatorio; algo que de momento para negar alguna cosa con todas no se puede precisar pero que se siente las fuerzas que al hombre le llegan profundamente al terminar de leer esta desde los más oscuros siglos, desde la historia. ceguedad más ciega de su historia”. Lo mismo sucede con Dios en la tierra, pero en este caso mi estupefacción fue mayor, Parece que los hombres habían aprendido no por el lenguaje irreverente, que casi de algo inaprensible, y ése algo les había inmediato califiqué de blasfemo.

40


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

De esta manera, sin saberlo,conscientemente, la escritura de Revueltas me fue transfiriendo esa suerte de embrujo. Tanto El quebranto como Dios en la tierra, contienen ya las señas de identidad del estilo de José Revueltas. El primero encierra el núcleo temático que le da sentido a casi la totalidad de su narrativa, libertad y enajenación, además de la posición filosófica existencial.

El universo literario de este autor, se constituye de manera dialéctica a partir de las experiencias del hombre y de las inquietudes del artista. Las historias que presentan, los temas que aborda y las circunstancias que recrea, de cierta manera derivan de algún suceso de su vida. Su literatura parece girar vertiginosamente en torno a un solo tema obsesivo: ¿Cuál es la explicación de nuestro ser en la tierra?

Verde es el color de la esperanza, un escribiente desempleado espera a diario una carta que le informará de su nombramiento en una oficina del gobierno. Él, la esposa, los hijos, hablan de la carta como un consuelo de sus penurias, hasta que un día ella intuye la verdad: “¿No hay tal carta, verdad? preguntó como si su voz fuera una racha de viento doloroso. Entonces él permaneció firmemente callado, con el corazón lleno de pavor y soledad, pues, si dijese las cosas como eran ya nada le quedaría en el mundo. ¿Cuánta será la obscuridad?”

Hay diferencias que separan a los hombres unos de otros y a largo del relato vemos la verdadera máscara con la participación de la religión, y más precisamente de un movimiento desordenado de resentimiento y el amor al prójimo, nos dice respecto a que cada relato crea un mundo nuevo, un pequeño cosmos en el que se mueven los personajes cual seres primigenios y éstos obedecen los deseos del autor. Pues, en este caso el deseo del autor es recalcar cómo entre hombres no existe la solidaridad, y nos lleva a imaginar seres humanos indiferentes con Las historias que Revueltas relatan, están ellos mismos y completamente cerrados pobladas de personajes solitarios. Es común por el miedo. sorprendernos viviendo en los márgenes de una realidad absurda, no obstante cargada Bibliografía de angustiosos presagios. Revueltas, José, (Tomo II), Obra literaria. Sobre todo en los cuentos Empresas Editoriales, México. , son esos seres anónimos que deambulan por el mundo en el más absoluto desamparo, nos dan la impresión de que ya han perdido la capacidad de vivir, de “coexistir” con sus semejantes. José Revueltas nos otorga todavía un instante de lucidez, y en esa toma de conciencia que sus personajes buscan, en un intento desesperado, su ser auténtico que ellos encuentran en el dolor y en el placer, en el amor y en la muerte.

41


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

EL ÁNGEL CAÍDO Juan José Lara Ovando

Hoy en día se conoce a José Revueltas como una de las influencias del movimiento estudiantil del 68, es decir política o socialmente, de hecho si a partir de eso (el 68) ubicamos su filiación comunista, su vertiente política es mucho mayor, más a la vez, es también uno de los escritores más reconocidos del país, no solamente por su abundante fertilidad sino por la importancia de sus obras a lo largo de las décadas, lo que puede ser notorio, más allá de su diversidad temática, por los comentarios de especialistas sobre ella, entre la cual pesa la de Octavio Paz, cuando señala que es el escritor de mayor importancia del siglo XX en México.

nadie se atrevía a decirlo es más que un mérito, pero además mencionarlo más allá de la literatura: en los periódicos, las reuniones del partido, los mítines políticos, los manuscritos artísticos, las luchas sindicales y hasta en las películas y, de una forma tan franca es más que valerosa. Pero esto lo vuelve más un mito, “La primera vez que Revueltas fue encarcelado en Lecumberri era todavía menor de edad, pero eso no impidió que convenciera y organizara a los presos (maleantes, asesinos, activistas políticos) de hacer una huelga de hambre en los patios de descanso exigiendo sol y agua, rechazando las celdas húmedas e insalubres, la mala alimentación y la falta de agua potable. El resultado fue favorable, pero a él decidieron darle el sol y el agua que pedía, lo enviaron a las Islas Marías”1 nos decía en tono jovial y festivo Octavio Rodríguez Araujo, por supuesto, admirando la enorme capacidad agitativa y crítica de nuestro escritor y dejando ver que el sistema carcelario no había podido vencer a un joven al que ilegalmente el gobierno tuvo en las Islas Marías (lo que lo motivó posteriormente a escribir su primera novela, Los muros de agua) 2 pues como menor de edad no podía estar ahí y al cabo de unos meses lo regresaron y liberaron. Además como conocedor de la vida de los partidos políticos en México, el mismo Rodríguez Araujo nos relató la impresionante crítica, no superada hasta ahora, hacia un partido

No obstante, lo que se dice sobre Revueltas sigue superando lo que se lee de sus obras, se habla más de él, de lo que se le lee, tal vez por eso se le pueda considerar mítico. Si es que hay un mito que recorre la literatura mexicana ese es el de José Revueltas, cuyos personajes sombríos, doloridos, marginales y clandestinos se niegan a abandonar la mente de sus lectores entrampándolos en medio de situaciones sitiadas, en las que no hay escapatoria, como si los mexicanos pudiéramos huir de la pobreza o escapar al desempleo, hacernos a un lado de la manipulación de los medios o dejar de ser perseguidos por un sistema que niega la creatividad y la autonomía. Eso no tiene nada de mítico, pero decirlo abiertamente en una época de persecuciones cuando

43


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

político a través de su Ensayo sobre un proletariado sin cabeza, que elabora al dominio stalinista en el Partido Comunista Mexicano (PCM).

como una mala reproducción de Fra Angélico. Nomás suspiraba y decía: “¿Y así cómo me regreso al cielo? Para empezar no puedo volar, y luego de un ángel sin alas se burlan todos. El regaño y el choteo que me esperan. ¿Tú crees, Pepe, que me podré nacionalizar terrestre?” En eso estaba cuando hallamos la cantina. El ángel, loco de gusto. Entramos, pagué, le devolvieron las alas, se las puso y se fue. Por desgracia. No lo volví a ver. Le pidió a Dios que lo relevara de mi cuidado para no volverse alcohólico”.3

De la misma forma tanto Elena Poniatowska como Luis González de Alba recuerdan que durante el movimiento estudiantil del 68, después de la gloriosa marcha del silencio, ya en una reunión nocturna en la algarabía de la plática y con la alegría desbordando por la hermosa experiencia de la marcha, platicó una historia que lo define en su interior: “Cosas como las de hoy me recuerdan el día en que mi ángel de la guarda perdió sus alas. Ustedes saben que Dios le había dicho a mi ángel de la guarda: “Cuida a Pepe, y acompáñalo si se mete en un lío.” Y lo tomó al pie de la letra. Fuimos a una cantina y empezamos a beber y en eso estábamos cuando me llamaron diciendo que me necesitaban para una reunión del partido. Me salí, fui al local y allí se me pasaron las horas discutiendo. Ya me había olvidado del ángel cuando llega un compañero y me dice: “Camarada Revueltas, ahí lo busca un tipo raro.” ¡Mi ángel de la guarda! Lo veo y lo noto algo extraño: “¿Oye, que le pasaron a tus alas?” Responde cabizbajo: “Mira, Pepe, me quedé en la cantina y como los ángeles no tenemos costumbre de beber, me seguí emborrachando y descubrí que no tenía para pagar. De modo que empeñé mis alas y me vine a buscarte.” El compañero ángel estaba sincera y vindicativamente afligido. Le dije: “No te preocupes, ahora consigo dinero y te acompaño.”

Aquí Revueltas se define bebedor, militante y discutidor, pero sin que él lo diga, más se nota en su forma de relatar, tremendamente solidario, incluso con un ángel cuando él era ateo. Esta es la parte interesante, su paso de mítico a ángel, es decir de cómo se le puede considerar ahora a cómo empezó a ser visto en su última década de vida.

Varios autores le dan a Revueltas el mote de ángel, el es el ángel, posiblemente el de la guarda, como en la historia anterior, tal vez el protector, lo extraño del caso es que esa es una imagen muy beata y devota para una persona que siempre se declaro atea y que por decisión propia desde muy pequeño, menor de edad como se señala en la primera cita, aunque tal vez por influencia de sus hermanos mayores, Silvestre y Fermín, se asume comunista y lo vive abiertamente, pasa su vida perseguido y en cárceles, cuando no es así, su vida no es nada agraciada para obtener el descanso y la comodidad, al contrario es de un verdadero sufrimiento, peor que el del “Como pude, junté unos pesos y me fui ángel buscando sus alas, pero no deja de ser con el ángel. Y nada que dábamos con la el ángel, aun cuando en realidad sea el ángel cantina. A los dos se nos había olvidado el rebelde que al mismo tiempo que organiza sitio. Vueltas y vueltas y el ángel pálido, trabajadores que decidan irse a huelga o

44


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

discutan su ingreso al partido, ambas cosas con la consecuente peligrosidad de sus actos, lo que levantaba como nube espesa comentarios en su contra, provocando polémicas por su tendencia a la redención social y a considerar el sufrimiento como esencial a la condición humana, que si tiene mucho de religioso, no tanto de angelical.

nos referimos a él como luchador social, que le lleva a ser perseguido por sus ideas y encarcelado una y otra vez, así como fue expulsado de partidos y organizaciones que en ocasiones el mismo fundó; fue un militante comunista, que ya también se señaló, que a los 21 años de edad, hizo un viaje de seis meses a la Unión Soviética; fue escritor prematuro de cuentos y novelas; también fue dramaturgo, escribió obras de teatro y llevó algunas de otros autores a escena; guionista de cine en la época más clásica del cine mexicano, principalmente entre 1944 y 1955; ensayista notable, entre los que destacan no sólo cuestiones de militancia sino de cultura, cine y marginación; también fue cronista de cultura que pasó por varios periódicos y revistas, pero sin duda su labor más permanente, como ya lo citamos con Pepe Alvarado, fue la de escritor, todo lo contrario a como se escribe hoy, sin becas ni subsidios del Estado, como señala Álvaro Ruíz Abreu, “Cada texto salido de su pluma es una invitación a la discusión y el debate, una asamblea, una muestra elocuente de un estilo original, obtenido de los rincones de la experiencia, que (un autor como) Harold Bloom llamaría canónica”. 6

Dicha vida de sufrimiento la desarrolla el mismo, como lo relata José Alvarado, periodista contemporáneo a nuestro escritor y que reconocía como su amigo: “La vida de José Revueltas es la más accidentada de todos los escritores mexicanos contemporáneos. Conoce la miseria y, en horas fugaces, la opulencia; pasa, adolescente, por las cárceles correccionales, víctima de la persecución política y, joven, por toda clase de prisiones, debido a idénticos motivos, desde la sucia celda en un poblacho hasta las siniestras clausuras de las penitenciarías. Sufre dos veces confinamiento en las Islas Marías, acusado de subversión. Habita en barrios miserables y es huésped en arrabales de hampa y de vicio. Milita varios años en el Partido Comunista y es expulsado por sus puntos de vista. Se le arroja hasta de instituciones fundadas por él mismo. Viaja por todo el país en vagones de segunda, a pie o en omnibuses paupérrimos. [...] Es proscrito y vilipendiado, recibe ofensas y humillaciones. Recorre el mundo, en parte como pasajero clandestino, en parte como escritor aventurero. Penetra en el mundo del cine, ofrece lecciones, pronuncia discursos, desempeña humildes tareas burocráticas. Escribe, escribe, escribe”4 , lo mismo dice su hijo, Román al indicar que su padre escribía como un poseso . 5

Sin ataduras a partidos, ni instituciones políticas se entregaba a sus actividades como si todas le exigieran la misma dedicación que también le daba a sus viajes y le ayudaban a ausentarse de casa, estas dos eran como necesidades atendidas, sobre todo cuando su vida se acerco al cine, una especie de luz que lo atrajo y pareció integrarse a su camino como si iluminase su sinuosa ruta de escritor, periodista y militante comunista, aunque las cosas no ¿Cómo puede ser Revueltas un ángel si es le salieron como él más lo deseaba pues se varios hombres a la vez, o será por eso? Ya imaginaba que podría dirigir algún día, pero

45


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

su camino lo trazo a través de lo que mejor podía hacer, escribir guiones, lo cual hizo muy bien, pues tuvo la misma fecundidad que como escritor: 21 guiones filmados en 11 años, etapa en la que también colaboró en diálogos de 3 filmes más, descontando 6 guiones más que no llegaron a filmarse.7

comunicación, que una vez más dieron por resultado la persecución de Revueltas y motivaron su alejamiento del cine, pero no impidieron su cruda crítica contra una industria que se vendía al mejor postor cuando podía aportar tanto al arte y la educación en México.

El cine le parecía un trabajo estimulante y sentía latir en sus manos esa vocación que llegó a considerar aplazada ya que desde niño estaba atraído a ella y hacía funciones con rollos de película comprados por metro y viejas manivelas a las que incorporaba focos y terminaba incorporando a una maquinita de cine. Nuevamente Ruíz Abreu señala, “Lejos de tomar una profesión con el único fin de obtener fama personal y recursos económicos, Revueltas vio en el mundo del cine la posibilidad de cambiar el gusto (de los espectadores) por el séptimo arte, mejorar la calidad de las películas, ofrecer al público historias interesantes que mostraran el lado complejo y oscuro de la vida. Pero en Revueltas casi todo fue un sueño y en este caso tropezó con los muros que siempre topó, pues su idea era renovar a fondo el rostro del cine mexicano. Pasó por alto que vivía bajo la sombra del afianzamiento de la Revolución mexicana, en la era de Miguel Alemán (1946-52) y [del desarrollo estabilizador de Ruíz Cortines (1952-56) con] su sello de modernidad, que no permitía oposición alguna”. 8

Nuestro autor confesó sentir una culpa considerable por esos “churros” que inundaban las salas de los cines de la ciudad de México; trató de escribir de una manera digna para directores de probada calidad como Julio Bracho y Roberto Gavaldón, su gran amigo. A partir de 1955 empezó a fastidiarse del cine porque deterioraba su mundo literario, le robaba mucho tiempo a cambio de nada. La labor del escritor tendía a ser menospreciada y decía que la cinematografía nacional se había llenado, en esa época, de una cantidad de personas sin escrúpulos, acusando particularmente libretistas (no guionistas como él) que hacían lo que se les pidiera por dinero.

La labor del guionista no es la de transcribir o adaptar sino la de crear una realidad que se reflejara en el cine, por lo que tenían que reescribir la obra literaria y convertirla en otra, para que no perdiera su realismo o lograra otro a través del cine, lo que daba originalidad al cine a través del guión, por eso para él, el guión era el alma del cine, no podían existir uno sin el otro, como lo comenta en sus escritos de cine. De cualquier Más como no se daba por vencido, todavía se manera, no dejó de escribir para el cine enfrascó en la representación del Sindicato aunque a partir de esa fecha sus trabajos de en el que enfrentó al monopolio de se volvieron más esporádicos y compactos, la comercialización del cine después de por lo que dejó de tener la importancia que la llamada época de oro, encabezada por había logrado. No obstante eso, el cine le el empresario norteamericano William brindó la oportunidad de reivindicarse con Jenkins que contraatacó con todo su poderío una obra suya, que a la postre sería la que económico y el control de los medios de cerraría el circulo de su vida, como si el

46


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

ángel de la guarda hubiera retornado. El apando 9 se basa en un relato homónimo escrito durante su último cautiverio, precisamente a consecuencia del movimiento estudiantil del 68. Rebeldía que ya no podía ser negada ni opacada, si la miseria de la prisión no puede ser mayor que la del alma hay que buscar otro camino, hay que cambiar la ruta pero no hay que dejarse vencer, aun en la más terrible podredumbre el hombre debe luchar. En eso le haría justicia el movimiento estudiantil al referirse a él como el maestro, ya no sería el militante espurio del comunismo mexicano, ni el escritor de los marginales sin fin, sino el apoyo de las luchas sociales en una nueva vertiente que se abría claramente en ese momento con los nuevos movimientos sociales, los que tienen que ver con la cultura ya no sólo con la lucha de clases por la que tanto había luchado, ahora en sus última época, su última década de vida se abría paso para indicarle que había otra ruta por la que ya se deslizaba con toda la sabiduría que los estudiantes le reconocían. Era el ángel en la tierra, caído a empellones y golpes, a desbarrancones de borrachera, a míseras burlas ideológicas pero protegido por su divina humanidad.

que nunca llegó al cielo, no un santo institucionalizado al que se le quiere rezar y rendir tributo oficial quiénes nunca lo entendieron y siempre lo atacaron. Notas 1. Comentario de Octavio Rodríguez Araujo en clase de la materia Partidos políticos en México en la FCPyS de la UNAM hacia 1981. 2. Revueltas, José (2000), Los muros de agua, ERA, México, 14 reimpresión, p. 10. 3. Poniatowska, Elena (1986), Amor perdido, SEP-ERA, México, col. Lecturas Mexicanas # 44, Segunda serie, 124-125 pp. 4. Alvarado, José (1967), “La obra de José Revueltas” en periódico Excelsior, México, 6 de diciembre, p. 7-A. 5. Revueltas Retes, Román (2014), “Escribía como un poseso” en revista Letras libres # 190, México, octubre, p. 17. 6. Ruíz Abreu, Álvaro (2014), “Revueltas, el ángel caído” en revista Nexos, México, octubre, pp.

Hoy a cien años de su nacimiento y casi cuarenta de su fallecimiento el estado mexicano lo ha querido asimilar y lo quiere tratar de santo, por dios, ni el enmascarado de plata se la creería ¿para qué beatificar a quién nunca lo quiso y menos los quiso? ¿por qué quererlo integrar cómo personaje ilustre si siempre se negó a serlo? ¿es qué no se puede defender? Para eso estamos sus lectores, su obra es extensa en bienes terrenales y en errores, en luto humano y en apandos, eso lo defiende por eso sigue radicando entre nosotros un ángel

7. Revueltas, José (), El conocimiento cinematográfico y otros ensayos, ERA, México, pp. 158-159. Ruíz Abreu, Álvaro (2014), Op. Cit., p. 8. Ruíz Abreu, Álvaro (2014), Op. Cit., p 9. La película fue dirigida por Felipe Cazals en 1975. Con guión de Revueltas y José Agustín.

47


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

LA SOLEDAD Jairo Nahum Matehuala Pérez Cuando escuchamos la palabra: soledad1, lo primero que cruza en nuestra mente es una persona antisocial, y es lo que podemos observar en la obra literaria El material de los sueños(virgo) de José Revueltas; un hombre antisocial con soledad en su alma. La soledad se podría definir como un estado emocional en el cual no se desea tener algún contacto con otra persona, y que se relaciona con otros sentimientos como son: la depresión, tristeza, coraje, y otros estados de ánimo; estos sentimientos nada positivos para nuestra persona son los que nos van alejando de las demás personas poco a poco, haciéndonos sentir cada vez más solos. El aislamiento es un sentimiento muy común entre los seres humanos, y al que muchos temen, pero lamentablemente en algún momento de nuestra vida nos ha invadido este sentimiento de no tener a nadie o de no querer saber de nadie más. Algunas veces somos nosotros mismos los que deseamos estar en completa lejanía de los demás, pero en ocasiones son las mismas personas que nos rodean las que nos hacen que este sentimiento nos asalte. Muchas veces la sociedad nos presiona y nos exige tanto, de tal manera que hace que en muchas ocasiones no nos sintamos parte de ella. “Cómo anhelo su presencia, cómo, Dios mío, querría que ella estuviera a mi lado”2. Esto expresado por el personaje, y su

Boceto de: A. Siqueiros, retrato de Federico Engels.

48


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

tristeza demostrada en la obra literaria, nos demuestra el sentimiento de soledad por el que está pasando. Y como se menciona Notas anteriormente en ese momento, él se siente 1. Soledad: pesar y tristeza que se siente por triste y con coraje al mismo tiempo. la falta, muerte o ausencia de una persona, Por otra parte, suele pasar que aunque en: Diccionario Manual de la Lengua estemos rodeados de un mundo de Española, © 2007 Larousse Editorial, S.L. personas, sentimos soledad, ya que vivimos en nuestro propio mundo, en donde 2. Revueltas, José, (1987), Las evocaciones consideramos que nadie nos entiende, o requeridas, Prólogo de José Emilio Pacheco, que todos nos critican, pero, realmente Tomo II, México, Edit. Era, p. 624 lo que sucede es que ciertamente muchas veces es que nuestra familia o amigos no Bibliografía tienen el interés que nosotros deseamos, o Diccionario Manual de la Lengua Española, no nos ponen la atención necesaria. (© 2007), Larousse Editorial, S.L. Vox: Se puede concluir, que aunque ciertamente Soledad. son algunos actos o acciones por parte de otras personas las que nos hacen sentir Revueltas, José, (1987), Las evocaciones un abandono dentro de nosotros mismos, requeridas, Prólogo de José Emilio Pacheco, también hay que aprender a afrontar esos Tomo II, México, D.F., Ed. Era, pp. 623-626. sentimientos y llenarnos de cosas positivas La solución real para evitar la soledad no se encuentra en máquinas, sino en cada una de las personas a las cuales el sentimiento los ha alcanzado. Por lo que el remedio para combatir estos sentimientos que nos afectan, está en nosotros mismos; nosotros somos capaces de erradicar este sentimiento. Cuando nos encontramos inmersos en la soledad, no es fácil salir de ella, pero, poco a poco, paso a paso, y como ya dijimos, primero con nuestra ayuda y luego con la de los demás, todo podrá ir mejorando. Si nosotros, no damos el primer paso, nada podremos hacer para combatir el sentimiento de soledad.

49


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

LOS DÍAS TERRENALES, APROXIMACIONES A JOSÉ REVUELTAS Saúl Miguel Montejano Morado del siglo pasado, que hizo vida muchos de su párrafos escritos, en magistrales perspectivas sobre la cuestión nacional. No sin motivo, declaró en 1972:

Pudiéramos decir que pocos personajes en la historia han tenido apellidos tan atinados, sin embargo tenemos una única certeza: José Revueltas alcanzó en lo que su apellido proyectaba, una aproximación precisa, dentro de su literatura, a la realidad que lo abrazaba, miradas asertivas que lograron retratar en sus relatos las circunstancias de un contexto histórico particular.

Yo hubiera querido denominar a toda mi obra Los días terrenales. A excepción tal vez de los cuentos, toda mi novelística se podría agrupar bajo el dominativo común de Los días terrenales con diferentes nombres: El luto humano, Los muros de agua, Etcétera. Y tal vez a la postre eso vaya a ser lo que resulte, en cuanto la obra esté terminada o la dé yo por cancelada y decida ya no volver a escribir novela o me muera y ya no pueda escribirla. Es prematuro hablar de eso, pero mi inclinación sería esa y esto le recomendaría a la persona que de casualidad esté recopilando mi obra, que la recopile bajo el nombre de Los días terrenales.

Estos párrafos no pretenden ejercer una postura crítica de la obra revoltiana. Tampoco procuran realizar halagos sin justicia. Con todas las carencias que pudiera contener, este trabajo busca mostrar cómo Revueltas se aproxima en su novela Los días terrenales a su experiencia personal, misma que encierra sentimientos encontrados, pasiones, ideologías y un sinfín de retratos circunstanciales, a la vez que hacen de esta novela una pintura en acuarela con imágenes bien definidas. Al comparar Los días terrenales con una acuarela se hace alarde de la indiscutible claridad con la que Revueltas pone en el crisol sus convicciones.

Podemos decir que Revueltas fue un escritor que apelaba al realismo, viajero por el mundo, conocedor de múltiples realidades relacionadas con los postulados ideológicos del Partido Comunista Mexicano, y que a la postre le ayudaron a contrastar aquellas con las problemáticas de nuestro país.

El año de 1914 vio nacer a nuestro personaje en el Estado de Durango. Su ciudad natal fue testigo de sus primeros pasos, hombre telúrico y convulso, así lo describe José Martí, sin duda uno de los exponentes literarios mexicanos más importantes

En Los días terrenales la preocupación de Revueltas es evidente, porque, a pesar de

50


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

ser víctima de constantes encarcelamientos de índole político, jamás abandona su preocupación e interés por México y por sus compatriotas. Su postura, recurrentemente crítica, es el motivo por el cual se convierte en huésped habitual de las cárceles mexicanas, teniendo estas como cometido: doblegar su espíritu de luchador social.

inalterable y ortodoxo, dogmático y religioso. Todo lo anterior personificado en la persona de Fidel y su intachable rectitud. Luego entonces, la crítica de Revueltas se encuentra manifiesta en Gregorio Saldivar: Gregorio regala en su discurso lo frágiles que son esas convicciones defendidas a capa y espada por el partido.

Para intentar resolver las aproximaciones que José Revueltas hace con su realidad es necesario acudir al contexto mexicano de los años 30, época en la que Revueltas comienza mostrar un especial interés por la lectura de textos marxistas. Sus allegados hacen constar que fue un asiduo lector de Federico Engels. La progresión en su lectura de dicha idiosincrasia consolidó su ideología llenas de teorías marxistas-leninistas. En Los días terrenales, Revueltas supo percatarse de la tensión que existía entre su orientación filosófica de raíz europea y su realidad histórica, su terrenalidad mexicana.

Quizás esta época, en relación con Los días terrenales, ilustra de una forma más clara una actitud inconforme de José Revueltas respecto del PCM, en esta novela se van relatando la vida de sus militantes, que independientemente de su secularidad, enfrentan a sus propias pasiones: el amor, la amistad, el celo, la vida y la muerte, todo esto en contra de las doctrinas partidistas. No por nada vemos a un Fidel insensible ante la muerte de su propia hija, inclemente frente al dolor que experimenta su esposa Julia por la niña fallecida y dando prioridad a los asuntos del partido: la que puede esperar es ella, porque está muerta. “Yo me dedico al hombre y ando en busca Expresiones que sorprenden a más de algún de la esencia humana en la expresión personaje en nuestra historia. El narrador literaria” dijo Revueltas hacia 1976, y es describe el asombro de Bautista y desnuda que no pudo ser más asertivo al respecto su pensamiento: en sus días terrenales, novela cargada de sentimientos profundos, de conflictos Se dejó aplastar por la religión de éste, reales, representados en cada uno de los por ese comunismo completamente personajes que protagonizan su historia. católico de Fidel que presuponía los sacrificios gratuitos e inútiles, sin ningún En Los días terrenales, encontramos, otro sentido que la propia y egoísta quizá, la crítica más directa que Revueltas edificación moral, no sabía a cuenta haya hecho a la organización del Partido de qué o por qué. Era como si Fidel Comunista Mexicano, dejando ver entre creyese en Dios. Desde luego en un Dios sus líneas las implicaciones de pertenecer materialista a él, es decir, apostarle a un humanismo teórico, o dicho de otra forma, dejar la Esta forma indiferente de experimentar una figura del hombre en el idealismo utópico, realidad humana es con la que Revueltas en donde sus principios y acciones se ven discrepa, y en Gregorio se personifica la constituidos por la estructura del partido, voz del autor:

51


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

Pero se olvida de que ese hombre en el usted cree y por el cual lucha sin descanso (y no sin romanticismo también, es preciso que lo reconozca) no es otra cosa que un hombre aún no comprobado por la experiencia, sino apenas un hombre construido en el laboratorio, con ayuda de no sé qué probetas, matraces y astrolabios filosóficos, sociológicos y demás.

radical, pero si reflexiva, fruto de la introspección y el reconocimiento del hombre en el propio hombre, porque su existencia no está justificada en el imaginario teórico, sino en el empirismo práctico, en el asumir los problemas de cerca más con las manos y un poco menos con la pluma. Por eso Julia, Bautista, Romo y el mismo Fidel protagonizan soliloquios en los que intentan descubrirse a sí mismos. Las ideas que divagan por sus mentes, al final, les otorgan una razón sencilla y firme. Lo que viven forma parte de un tránsito mortal y humano. Bautista, puesto como ejemplo, cae en la cuenta de la banalidad de aferrase a convicciones absurdas. Caminando por algún sitio accidentado para realizar la encomienda que el partido le había dado, repartir publicidad clandestina, se da cuenta que ha pisado excremento, pero no de un animal cualquiera, sino excremento de hombre, y esto lo hace rabiar:

Encontrarse estrechamente unidos por la militancia del partido no los lleva a compartir las mismas resoluciones. Gregorio lucha constantemente en sus argumentos contra la seducción de la vanagloria que promete la doctrina ideológica, y tampoco se reserva a reprimir su contrariedad, desde su muy particular formación, demuestra que el hombre posee un adjetivo absoluto: es frágil y de él dependen su felicidad o su desdicha. Al igual, demuestra que esa perfección a la que aspira es absurda e incluso obsoleta. Tal vez por eso Revueltas resuelve en su narrativa las vicisitudes de la sinrazón que experimentan muchos de los personajes: el desconsuelo, la desilusión de Julia, esposa de Fidel, su tormento, convertido después en desamor e indiferencia, que no son más que respuestas implícitas de la decepción que Revueltas tiene por el Partido que lo llegó a abrazar.

“-¡Al demonio!- se repitió-. ¡Si al menos hubiera sido de algún animal…!”. Aquello era como recibir una ofensa cruel, pero al mismo tiempo estúpida. Cruel y estúpida en su condición de ofensa proveniente de un ser humano. Del estúpido y cruel ser humano. Iba dar rienda suelta a los peores insultos, pero se detuvo de pronto ante la aparición en su mente de una idea inesperada que casi lo hizo sonreír por el giro desconcertante que imprimía sus pensamientos. “Si me ciñera a una lógica rigurosa – pensó con una sensación de alivio- no debía sentirme ofendido, pues eso con lo que me he emporcado no es otra cosa que el producto de un hombre igual que yo…

Esta fragilidad manifiesta se encuentra presente en cada uno de los personajes que van protagonizando esta narración, desde el tuerto Ventura, hasta aquella mujer que Gregorio compara con una bruja maldita. Es algo de lo que no se puede estar exento, porque forma parte intrínseca de una terrenalidad indisociable del hombre. Para hacer frente al conflicto, Revueltas propone una redención categórica, no

52


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

En Los días terrenales Revueltas no acude al realismo como una escuela o una moda, para él es el método para aproximarse a una realidad. En su literatura, el realismo es un arte y, aunque no se desprende de las figuras retóricas y metafóricas, logra esclarecer sus analogías.

En fin, de forma breve, mas no menos importante, quiero manifestar que José Revueltas hace uso de un lenguaje exquisito, vasto y generoso que transforma los segundos de una escena literaria en un mar de detalles, y que nuestra acelerada vida no nos deja percibir.

Por eso fue que la publicación de Los días terrenales despertó escándalo entre los miembros del PCM, aquellos que se veían a sí mismos intachables e indisolubles, forzando a Revueltas a la autocrítica. Tuvo nuestro autor la audacia crítica de exhibir en su literatura las conductas dogmáticas que resultaban excedentes o innecesarias para la realidad mexicana.

Revueltas fue su apellido Su voz dolía al que más, Al gobierno comprando la paz, Jalando siempre el gatillo. Sus ideales fueron el brillo, de su mente fecunda, mirada siempre profunda, de convicciones fuertes, él mismo labró sus suertes, él mismo cavó su tumba. La construyó de virtudes, de letras, también de gritos, sus luchas fueron los mitos, que oyeron las multitudes. Hoy brindo mis gratitudes A su palabra tan colorida, que en la memoria se anida, su tinta en el corazón se escribirá con pasión, se forjará con la vida.

Alí Chumacero define a Los días terrenales como una obra de arte que expresa muy atinadamente la “cólera lírica” de Revueltas, un Revueltas inconforme pero al mismo tiempo sensible de su entorno, que no juzga, mas si interpreta. A final de cuentas, la novela logró su cometido: la concientización de los miembros del Partido Comunista Mexicano.

Bibliografía Revueltas, José, Los días terrenales, México, Era, 1973.

Pintura de : Diego Rivera, El agitador.

53


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

SENTIMIENTOS DE INFIDELIDAD Catherine Neri Martínez Realmente importantes son los argumentos de un texto en una sociedad, pues cambian o influyen en la forma de vida, José Revueltas, muestra cómo se ha vivido desde hace ya un poco de tiempo, se hablarán de puntos que pueden provocar acciones que son mal vistos, que sin darse cuenta ya es demasiado tarde para remediar el pasado. Cuando se da inicio a un acto que no debe ser realizado, como la infidelidad se comienza una manera de crear historias basadas en la confusa respuesta de alguien que ha compartido gran parte de la vida a tu lado, ya sea esposo o simplemente esa pareja en la etapa adolescente, pero que de algún modo, incrementa un miedo de saber cuál es la verdad. Desde el punto de vista de ambos lados, uno se crea ese miedo por saber si ha sido descubierto, y el otro, por saber si es real lo que está por descubrir; y te hace entrar en un mundo lleno de desesperación, intriga, desconfianza e incluso se puede llegar a “un estado de demencia completa en la que se acabara por hundir inevitablemente.”1 Es así como se comienza el martirio de las personas, ya que en el fondo saben que actuaron de forma incorrecta y que la única salida es confesar. En esta la lectura de la obra Sinfonía Pastoral de José Revueltas, se presenta una versión de lo que siente una mujer al no saber si su marido ha descubierto el engaño, por lo cual sufre demasiado al no encontrar la situación

Pintura de : Ingres, Paolo y Francesca, 1819.

54


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

adecuada para preguntar algo al respecto, y que sus diferentes actitudes que en su vida cotidiana no solía hacer sólo hacen que se confunda un poco más.

transmitir su forma de ver la vida, la forma en cómo se ha vivido por más de varias décadas, debemos saber que la escritura, la literatura, y por lo tanto cada escritor es una manera de viajar en el tiempo rescatando Es inevitable el no sentirse confuso con el características pasadas, para complementar entorno que se crea a raíz del texto citado y diferenciar las cosas que han cambiado y con anterioridad, puesto que las palabras las que aún permanecen gracias a textos que y la forma en que narra cada uno de los reviven aspectos importantes de diferentes hechos, te hace transmitir cualquier tipo de ciudades, comunidades, estados, incluso sentimiento que esté expresando, y puede del mundo o del universo entero. lograr conseguir que se ocupe el lugar de la protagonista por cualquiera. En la lectura apreciamos las más fieles costumbres de cada época, como en el Pero, ¿realmente sabemos qué es la personaje principal de la obra literaria infidelidad? La infidelidad es aquello que Sinfonía Pastoral, en la cual se recrea se produce cuando un individuo no respeta el personaje de una mujer que es infiel la fidelidad que le debe a alguien o algo. a su marido, y se ve envuelta en una Una persona fiel es quien se comporta con desesperación, pues: “el problema radicaba lealtad, mantiene un compromiso asumido en establecer de modo inobjetable el hecho o desarrolla algo con precisión. El individuo de si su marido lo sabía o no.”2 Una infiel, por lo tanto, hace exactamente lo investigación sobre el tema publicado a contrario. Es importante recordar que principios de 2012, en la que participaron hay muchos factores que influyen en académicos de la Facultad de Sicología y el las decisiones de las personas, de esto Instituto de Investigaciones Sociales de la hablaremos más adelante con un poco más Universidad Nacional Autónoma de México de información y dando mi punto de vista. (UNAM)3, revela que en años recientes ésta práctica se ha incrementado en el país. Los La literatura de José Revueltas representa resultados del estudio muestran que 15 por la forma de vida de la sociedad, en este ciento de las mujeres y 25 por ciento de los relato trata un caso en específico del hombres han mantenido alguna vez en su comportamiento de una mujer, que así vida relaciones con personas que no son su como ella hay muchos más que se logran pareja. Y si se contabilizan las infidelidades identificar. Con el paso del tiempo resulta sólo emocionales, los números se elevan a un tanto complicado el poder comprender 35 por ciento en el caso de mujeres y 45 para las palabras de la persona que te acompaña, los varones. se vuelve un acto cotidiano y monótono, que cuando sucede un cambio inesperado, Esta es una de las malas formas de vida todo se vuelve confuso y en ocasiones sale que se tienen en la actualidad, como ya fuera de control. se mencionó en el párrafo anterior, es un problema que con el paso del tiempo va Es interesante apreciar a autores como José creciendo más y cada vez es más común Revueltas que tratan temas como estos para que se vea como una forma cotidiana de

55


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

vida, sin importar que el hecho ocurrido no es correcto. Una persona infiel puede llegar a la locura si ésta siente sentimiento de culpa, además tendrá que vivir con la ignorancia de quién sabe realmente lo que pasa, llegando a pensar que es momento de decir: “No nos hagamos tontos. Tú sabes tan bien como yo misma que ahí dentro acabo de ocultar al hombre con el que te engaño.”4, pero la cobardía será más poderosa he impedirá que palabras como esas salgan del ser humano.

su esposo, el cual se ha convertido en una persona extraña que sale por la mañana al trabajo, desaparece todo el día y sólo regresa a dormir por la noche; actualmente habrá varios casos como éste, donde la ausencia de alguno de los dos hace que se pierda el interés. Si no se lucha constantemente por lo que se tiene, se pierde. Con el paso del tiempo se ha creado una realidad social que ha sido afectada tanto por el presente como por el pasado, en donde se vive de manera diaria, en donde cada individuo: “jamás pudo imaginarse el poder bárbaro y aniquilador del silencio cuando hay algo que decirse y ya no quedan sino únicamente las palabras para hablar de eso, de eso y nada más.”5 Pero, en esta novela como en la vida real, el personaje acusado no tiene el valor para decirlo, con ayuda de una grata lectura se puede dar armas para defender un punto de vista, pero cuando ya no hay nada más que decir, nace el silencio como un retroceso de la memoria y el lenguaje.

El autor de la novela rescata puntos importantes como lo es la infidelidad y la complicidad que se puede llegar a tener en una pareja, pero de igual manera la desconfianza que se crea, menciona como aún teniendo demasiado tiempo conviviendo con una persona no se logra conocer al cien por ciento, pues llega un punto en el que una persona con la que has compartido tantos días de tu vida se vuelva un simple extraño, por esa pérdida de comunicación, de contacto, de interés. Lo que hace José Revueltas con esta narración es transmitir la forma tan cambiante del ser Es difícil aceptar la culpa de algo, al igual humano ante diversas situaciones, muestra que confesar algún acto que el mismo la manera de cómo se ha vivido. individuo sabe que se afectará, es ahí donde surge otro problema que son las mentiras. Los principales motivos del engaño que En alguna ocasión tuve la oportunidad de menciona el autor es la falta de comunicación; escuchar a un experto que mencionó que: “el los personajes o mejor dicho la mujer ser humano miente por naturaleza”, ya sea recuerda cómo vivió un momento agradable para su propio bien, para integrarse en una junto a su marido años atrás donde los dos sociedad, o para no dañar a otras personas, lograban comunicarse perfectamente al se dice que toda persona ha mentido por lo haber leído el libro Sinfonía Pastoral, y hace menos una vez en su vida, se podría decir una comparación del momento que viven que para sobrevivir ante una sociedad que en la actualidad, donde los dos están en el juzga aún sin conocer. cine viendo precisamente la película del Aquí retomamos la parte de la novela de libro, pero ahora todo ha cambiado, ellos José Revueltas, en donde ella ya no sabe qué apenas y se dirigen la palabra, y para ella excusa inventar para poder regresar a casa ya no es agradable pasar tiempo al lado de y salvar al amante que se quedó encerrado

56


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

en el refrigerador, y como ya mencioné toda persona necesita mentir para salvar algún aspecto de la vida, en ésta ocasión es para salvar tanto la vida de una persona, la vida que lleva como pareja y la de ella misma, pues de no hacerlo morirá el amante, y la vida que hasta ahora llevan en pareja no será la misma de ahí en adelante.

finalidad de ejercitar la memoria y cada vez que se logra leer tener mayor cantidad de recuerdos y poder relacionarlos con la vida diaria, obteniendo mayor conocimiento, ya sea del pasado, de lo actual e incluso de lo que será el futuro. Con mayor información podemos clasificar cada uno de los actos en buenos o malos, relacionando la situación dada con un sistema social.

Las mentiras en una relación dan paso a diferentes problemas, éstas aún que son usadas regularmente para no dañar a personas que nos rodean crean un circulo de desconfianza, y al sumar la falta de comunicación sólo se logra hacer más grande el problema, entonces más haya de ser una ayuda en nuestra vida, debemos tomar en cuenta que aunque es una acción que se hace por naturaleza, como una reacción ante algo inesperado, debemos razonar las situaciones en las que nos encontremos, para buscar otro tipo de solución, que realmente proporcione un beneficio para ambos.

Se crean varias formas de clasificar un acto como la infidelidad, de acuerdo con la información que se tiene, las costumbres, forma de vida y más que nada el tipo de texto que se lee, pues es de ellos de donde se obtiene la información, y como ya se mencionó cualquier lectura influye en el punto de vista de cada individuo, ya sea positivo o negativo. Un escritor da más que un simple hecho, se dedica a dar forma a la vida a través de sus relatos, pero siempre conservando y no manipulando las costumbres de épocas pasadas, para lograr una tradición lingüística y registrar así hechos de la cultura misma. Finalmente un acto, cual sea, será clasificado por una sociedad que determinará la gravedad de la situación, y si se tiene una sociedad inculta tiene mayor probabilidad de crear errores en su sistema social.

Con esto ya son dos los problemas por lo que se comete una infidelidad según el autor de la novela. Otro factor que yo considero importante es el ritmo de trabajo que se tiene y que de igual forma lo menciona José Revueltas en Sinfonía Pastoral, debo destacar que los aspectos que he mencionado son los que yo he identificado como razones de su novela. De los cuales es interesante cómo han sido de importancia para comprender de una manera más fácil sus puntos de vista del autor. La relación de una sociedad y la literatura tienen su propia justificación que es evitar que: “los recuerdos a medida que avanzan pierdan consistencia (…) y se comience a relatar, inventar una historia absurda, toda una miserable novela barata.”6 Ésta tiene la

Con una gran obra literaria se logra recuperar expresiones y representaciones de las costumbres, por ejemplo, la manera en cómo se vivía el amor en el pasado, los dioses y héroes que se tenían, y en este caso la trama de la interacción social. El sentir de personas comunes que tienen problemas tan frecuentes en una sociedad que ha vivido de esa manera. El engaño de un individuo perjudica a muchos factores

57


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

incluyéndose a sí mismo, pues rompe lazos de confianza y autoestima, y así es como se relatan acontecimientos que poco después se convierten en una costumbre, en una forma de vida normal ante los ojos de la misma sociedad.

Notas

José Revueltas con el pequeño texto Sinfonía Pastoral, transmite cómo desde tiempos atrás, existe esa manera de vida, de cómo las acciones trascienden en la humanidad, fundando así un conjunto de sociedades que muestran su forma de vida. Gracias a él se refleja el pasado o historia de una manera más social.

2. Revueltas, José, (1967), Sinfonía Pastoral. En: José Revueltas. Las evocaciones requeridas, Tomo II, México, D.F., Ed. Era, p. 596.

1. Revueltas, José, (1967), Sinfonía Pastoral. En: José Revueltas. Las evocaciones requeridas, Tomo II, México, D.F., Ed. Era, p. 594.

3. Olivares Alonso, Emir, Crece la infidelidad, revela la investigación de la UNAM (En Línea). Lugar: La Jornada, martes, 14 de febrero de 2012, 8:30.

Me parece una obra interesante, menciona la forma en cómo él siente que piensa una mujer ante el hecho de haber engañado a su esposo, y nos muestra de una manera de complicidad de parte de los dos; es intrigante cómo redacta cada uno de los hechos y pensamientos de la mujer, lo cual es fascinante cómo el final es algo inesperado, justo cuando logra que el lector crea que el marido es completamente inocente, la historia da un giro inesperado, y resulta que él estaba al tanto de todo lo que sucedía.

4. Revueltas, José, op. cit., p. 597. 5. Ibídem, p. 607. 6. Ibídem. Bibliografía Olivares Alonso, Emir, Crece la infidelidad, revela la investigación de la UNAM (En Línea). Lugar: La Jornada, martes, 14 de febrero de 2012, 8:30. (Consulta: 6 de Septiembre de 2014). Disponible en: http:// www.iis.unam.mx/pdfs/iismedios/ febrero 2012/creceinfidelidad.pdf

Una de las cosas que en lo particular se quedó en mi pensamiento, fue si durante todo el tiempo en que la mujer creaba nuevas historias en busca de una salida ante lo sucedido, en alguna ocasión lo mencionó en voz alta, ya que su marido al final de todo, se unió a ella y era igual de cómplice, pero cómo fue que ambos llegaron a una misma solución, si todas las formas de huida de ella fueron sólo pensamientos.

Revueltas, José, (1987), Sinfonía Pastoral. En: José Revueltas. Las evocaciones requeridas, Tomo II, México, D.F., Ed. Era, pp. 593-613.

58


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

SENTIR QUE VIVO Gabriela Izamar Olalde Paz El hombre es un ser potencialmente complejo, podemos ser tan buenos como queramos, y tan malos como deseemos, podemos crear y destruir, amar y lastimar. No existe hombre en la tierra que esté en este mundo sin sentir, el simple hecho de decir que no se siente nada, ya es sentir algo, sentir la ausencia de algo. Todos los seres vivos sienten: presencia y ausencia de calor, fatiga, hambre, en general aspectos físicos, con el efecto de acciónreacción al instinto de supervivencia. Pero los humanos a diferencia de los animales desarrollamos un proceso mental más complejo como lo mencionaba al principio como son las emociones: esa variedad de sensaciones conectadas a nuestros cinco sentidos que no podemos ignorar hasta el fin de nuestros días. Vivir es la oportunidad del momento, porque la vida no es más que una colección en sumatoria de momentos, esos que en forma de escalera o resbaladilla te han llevado a donde estas; vivir por vivir, es un desperdicio, es decir alguien que no le da un sentido a su existencia, es un ente desperdiciando la maravillosa oportunidad de vivir. En nuestro camino debemos darnos la oportunidad de aprender de nuestros errores, y disfrutar nuestras victorias teniendo siempre en mente que jamás podremos satisfacer las expectativas ajenas y complacer a todos quienes nos rodean; aceptar y reconocer que la vida es de quien

Grabado de: José Guadalupe Posada.

59


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

la posee; como En algún valle de lagrimas, José Revueltas describe a aquel señor, “(…) descuidado de sus intereses dejando pasar el timo de los cobros nomás de pura buena gente que es. Se sentía sin remordimientos de no haber hecho mal a nadie a lo largo de sus cincuenta y tantos años. A nadie en lo absoluto (…)”1, podríamos imaginar que ese señor lo único que quería, era que no le hicieran mal, y por ello buscaba no tener candidatos que tuvieran represarías contra él.

a un avión, montar, correr, andar en la oscuridad y dejar de ver.

El corazón del ser humano es como una bodega, donde se van guardando cosas buenas, basura de otros, cosas que dejamos para una futura reparación, cosas que nos hacen recordar, cosas que llegaron ahí y no sabemos cómo; cosas que usamos frecuentemente y otras cuantas que pensamos usar algún día. Mi bodega está llena de cosas como la de muchos, Sin embargo, considero que no podemos y mi recomendación es limpiar cada que reconocer de manera clara lo que es el mal podamos, sacar la basura, las cosas que sin conocer el bien. Cuando eres pequeño están ahí, estorban y quitan espacio para las nuestras madres son el calor y protección cosas de valor verdadero. natural que nos cuidan y velan por nuestro crecimiento, pero como ser vivo que somos, Recordando el marxismo donde el más nuestros pequeños cerebros necesitan fuerte le gana al débil, y esto define la aprender de manera experimental, y por historia de la sociedad misma, donde la ello aprendemos que: el fuego quema; que propiedad se transforma en poder, y el golpearse, duele; que cortarse, arde; así poder ejerce un papel superior como la como abrazar, calma; bailar, alegra; cantar obra de Revueltas nos permitimos asociar libera; reír, rejuvenece, entre muchos la muerte con la pérdida de propiedades, aprendizajes más. e igualar pérdida de vida como pérdida de propiedad: “(…) No ser ya un propietario, Es increíble la manera en cómo el hombre esto , esto debía constituir la idea de se detiene por sí mismo, y propiamente se la muerte, no tener propiedad, perder pone sus límites, y con ésta dinámica va eso que al mismo tiempo puede decirse definiendo el transcurso de su andar, por es una noción material y una noción precaución a vivir una tragedia, si bien es religiosa, elevada, si toma un cierto sentido correcto reconocer que la tragedia, es eso incorpóreo, no como un grupo de quince a que nadie quiere vivir y todos estamos veinte vecindades, sino como el principio expuestos a coexistir, el personaje principal mismo de la propiedad algo intangible de En algún valle de lagrimas reconoce: y que más que una segunda naturaleza “(…) tener miedo a descalabrarse en una adquirida, es la propia naturaleza en si, de tina de esmalte y por ello se bañaba en una hombres como a la clase de los cuales el tina circular de zinc de 1m de perímetro pertenecía.”3 En efecto natural el hombre que era para niños (…)”2. En este caso hasta nuestros días ha buscado vivir de es una ducha, pero en la vida de muchos manera cada vez más cómoda y placentera, varía en distintas cosas como: salir de casa, por ello busca los medios de satisfacer sus viajar, cambiar la rutina, conocer personas, vacíos con objetos que no alivian, él mismo enamorarse, perderse, manejar, subirse solo para encontrar solución a su alcance

60


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

que no alivia y por lo tanto no sirve. Si de pequeños carecimos el amor y calor familiar, en nuestro crecimiento buscaremos alcanzar los bienes que creemos que nos llevaran a la felicidad y rodearnos de éxito profesional, comodidades, amistades falsas y lujos, pero no contamos con que esa parte de nosotros vacía no está dentro de nuestra propiedad, sino de quienes dejan el vacío, y no está en nuestras manos llenarlo.

Revueltas: “Pero si hay algo imposible en la vida (…), eso es echar el tiempo hacia atrás”5, y por esta razón es que debemos estar comprometidos con nosotros mismos, en no desperdiciar esta gran maravilla que es vivir y disfrutar el momento a momento; claro está que disfrutar el momento no es desmoralizar, nuestro comportamiento siempre estará moderado por nuestra moral, ideales, prioridades, religión, cultura y contexto, ya sea ausencia o presencia de estas.

En diferentes etapas de nuestra vida el éxito será más de una vez nuestro objetivo a cumplir, y pese a los grandes esfuerzos que lleguemos a realizar no siempre que nos lo propongamos lo lograremos, si bien es adecuado en todo momento poseer una actitud optimista y emprendedora, pero eso sólo es el comienzo del recorrido, sin embargo, como en cualquier carrera, ganarla radica en la resistencia y constancia después de un buen arranque. El triunfo muchas veces no es de quién gana, sino de quién sabe perder, y cuando aprendes a perder, logras valorar el placer de ganar. Revueltas expresa: “(…) suspiró con la conciencia plácida, con una placidez de conciencia que parecía el eructo que una persona corriente no puede reprimir después de haber saboreado algún buen platillo (…)”4

Es intrigante ver cómo hay tanta similitud entre un vagabundo limosnero y un ambicioso empresario al compararlos a pesar de que ambos pudiesen vestir, hablar, comer, beber, de manera distinta, por compartir ser de la misma especie natural buscan lo mismo, sobrevivencia y como lo dije, aunque su hábitat sea distinta, el instinto es el mismo, ambos son capaces de amar y odiar, y por más que hayan perdido el derecho a sentirlo por la ausencia que pudieran tener éstos con sus semejantes, no están exentos de poner en marcha su hipocampo y sentir empatía o desprecio por alguien, y quizá ambos lo sientan uno por el otro, o quizá por ellos mismos; lo que no podemos negar es que ambos están en este mundo caminando entre nosotros, y como nosotros en constante colección de momentos, que se adhieren a nuestra piel como toda cicatriz que deja un recuerdo.

Por educación, cuando tenemos el éxito en nuestras manos debemos recibirlo con humildad y agradecimiento con quienes nos permitieron llegar estar ahí, y por ello, no es malo no poder reprimirlo, expresar con entusiasmo y un poco de descaro, es parte de la celebración con uno mismo que es meramente saludable, como cada momento que es digno de nuestra admiración, puesto que no sabemos cuándo dejaremos de existir en este mundo como bien lo dice

Cuando en la obra, Revueltas describe la escena de cómo este señor pisaba a una joven indígena al salir de la iglesia, y todos los significados metafóricos que tiene esta escena en nuestro México, y en nuestra vida del día a día, me hace pensar en qué haría si yo hubiese sido quien pisara a la joven, seguramente le pediría disculpas sin distinción de que fuera indígena, pero

61


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

más allá de unos dedos machucados, hablamos de una nación y cultura, donde los indígenas con quienes deberíamos estar agradecidos de que no se haya perdido esa lengua mística que hablaron nuestros antepasados, son foco de humillación, discriminación, repudio, sobajados por gachupines que carecen de humildad.

ocurrido dándole una moneda a la pobre joven que amamantaba a su hijo en brazos, la cual reaccionó de la siguiente forma: “la india clavó el mentón torvamente, el entrecejo fruncido de pronto. Empuñaba la moneda contra el pecho, igual que un puñal. -Güeno que ya no me pisares, patroncito, pero yo no vendo mis dedos machucados- exclamó arrojando lejos de sí, la moneda como si la quemara (…)”6 Más que merecido los aplausos a esta joven que ha mostrado tener más dignidad que alguno de las gachupines que pasan siempre a su alrededor con aroma a Miss Dior o Tommy Hilfiger y menosprecian su existencia.

Hoy en día, ¿cuántos de nosotros nos dejamos llevar por los medios de comunicación y redes sociales, reconociendo belleza en una tez blanca, cabellos dorados y esbeltez? ¿Por qué vestir una falda de colores entretejida, o un sarape es motivo de burla? ¿Y porqué no es la misma reacción con una Chanel Vintage Pencil Skirt? ¿Por qué el desprecio a nuestro propio origen? ¿Por qué sigues discriminado a esa persona morena de ojos y cabellos negros, que está junto a ti, aunque ya hayas leído un Laberinto de la Soledad de Octavio Paz? Tu posición económica no te hace superior ni inferior, todos somos humanos y merecemos respeto con todas y cada una de nuestras diferencias y si bien toda pirámide de clases sociales tiene su basamento en la pobreza, me gustaría que te pusieras a pensar: ¿haz visto sus manos morenas?, esas que no se humectan con amber romance hydrating body lotion de victoria´s secret, y ves que están quebradizas, sucias por el trabajo, dignificadas por la lucha constante y hambre frecuente; ¿y sus pies?, aquellos que van descalzos por el asfalto de nuestras ciudades o quemados por sus guaraches de hule, en busca de una oportunidad o una caridad. Sin embargo, carecer no te quita la dignidad: retomando a la escena del libro de Revueltas, el señor quiso resolver lo

62


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

Desafortunadamente la carencia en todos los sentidos es dura y difícil de sobrellevar, siempre está de la mano del deseo, y de aquél anhelo de saciar la necesidad, que en este caso no pudo ser solucionado con dinero. Una definición de dinero es: todo medio de intercambio común y generalmente aceptado por una sociedad que es usado para el pago de bienes, servicios y de cualquier tipo de deudas; pero el dinero para muchos es poder, esa potencia que maximiza o minimiza nuestro contexto, pero no dignifica, sólo da comodidad y en muchos casos seguridad.

Puedo concluir que si lloro o río, carezca o abunde de comodidades, esté triste o feliz, nade en éxito o resbale en fracaso, estaré sintiendo que vivo, y cuando deje de hacerlo será porque dejé de existir. Notas

1. José Revueltas (1967), En algún valle de lágrimas. Obra literaria. México, Empresas Editoriales, S.A., pp. 541-608. 2. Ibídem. 3. Ibídem. 4. Ibídem. Considero que es corriente y de mal gusto 5. Ibídem. hacer menos a las personas por lo que 6. Ibídem. tienen a pesar de que es una clara evidencia 7. Ibídem. de interés, porque tú no eres, lo que eres, por lo que tienes, sino por lo que haces con Bibliografía lo que tienes, y una persona que sólo tira basura a los demás, contaminándolos con José Revueltas (1967), En algún valle de sus desperdicios, es porque eso mismo que lágrimas. Obra literaria. México, Empresas tienen en su interior, es contaminación y Editoriales, S.A., pp. 541-608. malas experiencias que los han llevado a donde están, que claro no es una justificación para su comportamiento. Al leer esta obra de José Revueltas, me doy cuenta que todos sin excepción somos prisioneros de nuestras propias cárceles y estamos condenados a pagar la condena a cadena perpetua. El dolor nos transforma, ya sea que nos cambie de forma descendente o transcendental, pero nos cambia, y eso es vivir, estar activos en constante cambio, aprendiendo de los demás y de los errores propios, trabajar y esforzarnos en lo que nos interesa, soñar con utopías que alimenten nuestro espíritu y entusiasmo, andar sin miedo de caer, ser libres.

63


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

RESURRECCIÓN SIN VIDA María de Jesús Olvera Martínez Resurrección sin vida es el tópico que nos propone el autor que basa ésta afirmación en la vida y el infortunio de sus personajes: Anselmo Suarez, un encargado de hacer documentación clandestina al margen de la ley, es víctima de una sociedad obscura, más tarde es descubierto su intento de huida y traición a los suyos, y es obligado a terminar con su cómplice, hecho que lo marcará por toda su existencia. Después funge como escritor perturbado y vicioso que añora su primer amor, y en su exilio es rescatado por otra mujer que lo ama, atrapados en tiempos de cólera, proscripto procedente de la Habana, su historia llega hasta Mexicali a la frontera de México, donde viven un infierno en los asentamientos chinos, cautivos de lo que ocurre a su alrededor sin poder hacer nada, viven atrapados en medio de la Segunda Guerra Mundial de la que sólo ven pasar sus estragos, que son parte inalienable de ellos como de muchas otras vidas consumidas. Aunque lejos del campo de batalla viven una encarnizada batalla dentro de sí mismos, con una conciencia que les reclama su actuar haciéndoles vivir una segunda vida llena de vacío, una vida llena de muerte. ¿Podemos vivir sin sentir tal estado, podemos vivir sin fe, movernos tan solo por inercia porque nuestro cuerpo es capaz de continuar?, sin embargo nuestra alma y sentidos ya han abandonado nuestra carne, acaso somos capaces de afrontar la realidad sin importar si se trata del mismo Hades

Pintura de : A. Siqueiros, El sollozo.

64


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

que pisan nuestros pies, que nos consume minuto a minuto, día a día, sin tregua sin que de ello tomemos cuenta, y más aún no queramos darnos cuenta, para salir de tal situación.

Estos hechos están muy presentes para los sobrevivientes de las guerras que ha vivido la humanidad, y con enormes cicatrices que no desaparecen para los descendientes.

El escritor nos transporta a través de la historia de un infortunado acontecimiento que vive Anselmo Suárez que tan sólo se muestra como el reflejo de tantas vidas cuartadas por el odio, y las avaricias de las minorías, sociedades sin escrúpulos que se sirven primero antes de servir a los que les han delegado el poder, minorías que van empobreciendo a los pueblos inundándolos y llenándolos de mentiras que se convierten en verdad, para satisfacer sus propios deseos haciéndonos vivir en una cultura de muerte y mentiras, como lo dice Paul Joseph Goebbels: “Miente, miente, que al final algo quedará (...) (...) cuanto más grande sea una mentira, más gente lo creerá (...).”

¿La vida y resurrección pueden estar separadas una de la otra?, podemos decir que no se puede resucitar lo que nunca estuvo vivo, lo que nunca vio la luz de la existencia, aquello que nunca existió, sin embargo, así como el frío y las tinieblas no existen, sólo son la ausencia del calor y la luz, que una vez estuvieron presentes llenándolo todo de vida. Ahora esa luz y calor ya no están, pero las tinieblas y el frío del ser las añoran como cuando la vez primera las conoció, se encuentran distantes como estrellas en una fría noche de invierno, y miramos con los rostros escarchados de hielo, con un frío que penetra en lo más profundo, más nadie hay que pueda decir que ese frío no existe, que es una palabra que usamos para nombrar Esta sociedad manchada de sangre siempre nuestras carencias y permanecemos en en busca de un chivo expiatorio que pague silencio.”¡Basta de silencios! ¡Gritad con por los errores de la condición humana, cien mil lenguas! porque, por haber callado, donde se encuentra a los más débiles, los ¡el mundo está podrido!”, resalta en sus de la fe invisible considerados retrógradas, escritos, Santa Catalina de Siena. los exiliados del “progreso”, que a lo largo de la historia nos intentan vender las ideas Quien resucita y continúa muerto jamás como el Nacional Socialismo, Fascismo, podría decirse que resucitó, Resurrección Imperialismo, homofobia, populismo, Sin Vida es carencia de vida, podemos casi racismo, totalitarismo, capitalismos, etc., palpar este hecho en nuestro pensamiento algunas de las innumerables ideologías que se encuentra en un letargo anestesiado extremistas que han condenado a la con una total carencia de sentido común, humanidad, donde podemos constatar con un mutismo sumergido por los en la misma historia que tan solo han estándares de este mundo que nos sugiere logrado emponzoñar las fibras más finas lo que se puede pensar, y los límites de esta del sentido común del ser, hasta perder las actividad humana que ha sido rebajada por ganas de vivir. Viviendo en una sociedad un sistema escrupuloso que cambia bien maquiavélica donde abunda la idea de que por mal, que ridiculiza el sentido común y el fin justifica los medios, sin importar las las leyes de la vida, ensalzando a los héroes vidas que se tomen en el camino. del odio y sepultando a los bienhechores

65


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

y buscadores de paz, estas sociedades escrupulosas ahora se alzan con esta bandera: “la palabra pecado es restricción, haz lo que quieras es la única ley”, palabras llenas de muerte, condena y esclavitud con un libertinaje disfrazado de libertad, estos emisarios de muerte disfrazados de sabiduría cargan consigo palabras que sólo generan Resurrección Sin Vida, donde se vive como en la jungla de un infierno verde donde la ley del más fuerte es la que impera, donde la verdad no es absoluta, sino relativa.

por un bien mayor, “así como los cielos aventajan el mar, así mis pensamientos a sus pensamientos los caminos del hombre no son los caminos de la verdad”, y ¿qué es la verdad?, pues quien valla en pos de ella en verdad la encontrará, palabras llenas de sabiduría y esperanza no pueden ser sepultadas, no vale más la muerte que la vida, no existe igualdad entre las sombras y la luz, el ying y el yang son inventos humanos perecederos, el negro y el mal son ausencias, el blanco es plenitud, el bien es divino. “No atañe lo divino a quienes no lo son”

Así sin poder despertar a la esperanza de renovar y resucitar nuestra existencia, seguimos alucinados por las conquistas y logros de héroes del pasado que han conquistado sus ambiciones de las que sólo quedan los escombros, sin importar cuántas vidas hayan tomado en su camino, tan sólo vemos la gloria de la que se revistieron sin pensar por un momento, si estuviésemos en ese punto de la historia, y fuésemos el pueblo conquistado en verdad los veríamos como deidades, o los veríamos más bien como los verdugos que ultrajaron con violencia tantas vidas de tantos inocentes. No, el mundo sólo nos deja pensar en la gloria de su egoísmo, olvidando a los verdaderos conquistadores y héroes, mujeres y hombres que antes de quitar una vida ofrecieron la propia, que sin disparar una sola arma, sin empuñar una sola daga su nombre y legado continúan vivos a lo largo de la historia donde las cadenas del tiempo no perduran, mostrándonos el camino hacia una Resurrección llena de vida.

Ahora sí podemos cambiar hacia una visión nueva y resucitada de servicio y entrega a los que más sufren las consecuencias del hedonismo y el relativismo humano, ideas que arrastran nuestra propia existencia, contra ello se reviven palabras contempladas por gente pensante que no conquistó al mundo para poseerlo, sino para compartirlo, “quien no vive para servir, no sirve para vivir”, nos dice Santa Madre Teresa de Calcuta. Pues aquellos que han vivido sólo para servirse, han causado tanto daño en toda la historia de la humanidad, y de esto hay un sinfín de ejemplos que tienen nombre y apellido.

En el plano más particular, personas como las que nos narra el autor han decidido en su libre albedrío cambiar vida por muerte, en su libertad han decidido vivir en tinieblas, y morir al amor, palabra que ya les es extraña, ahora el libertinaje, el vicio y el placer sin placer, son la droga que los mantiene con “vida”, atrapados en sus fieras pasiones, escudan y excusan No podemos dejar de pensar en la su actuar insistiendo en morir a cada propia miseria y ambición, no tenemos instante sin que ésta llegue para acallar su la capacidad de cambiar un bien menor conciencia que está manchada con la sangre

66


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

del amor que un día tuvieron, y por propia libertad decidieron asesinar y abandonar por miedo a luchar, por miedo a la muerte que ahora añoran, y buscan y preguntan: ¿dónde estás?, sólo tú podrás callar el silencio de mi soledad. “Si las acciones humanas pueden ser nobles, vergonzosas o indiferentes, lo mismo ocurre con los placeres correspondientes. Hay placeres que derivan de actividades nobles, y otros de vergonzoso origen”, apunta en sus se escritos, el filósofo Aristóteles.

que hemos reducido a mero sentimiento, que cuando se acaba ya nada queda; sino resucitar a ese amor que se transforma en una decisión y convicción para toda la vida. Resucitar con vida tiene que ser una decisión con total y libre albedrio de los que toman su libertad y la entregan libremente por el bien de todos, para muchos esto es mera fantasía, la fe, la esperanza y el amor son conceptos que no encajan en una sociedad que no cree lo que no puede ver, pero tampoco ve la tragedia de su egoísta proceder, los líderes se hacen, no nacen.

La condición humana busca culpables antes de asumir su propia responsabilidad, seguimos culpando y pensando estar en un valle de lágrimas, sin saber y pensar que el oro es primero pasado por el fuego para acrisolar las impurezas, que o quien no es puesto a prueba antes de darle tales virtudes, el sufrimiento mal entendido nos hace presas fáciles del relativismo donde todos tienen derecho a buscar su propio placer que confunden con felicidad, y al final sólo deja vacíos en el alma, vacíos que intentan llenar apostatando contra el sentido común y la verdad, resaltando la miseria y los errores de su existencia como una búsqueda incesante de la felicidad que jamás encontraron en sus vicios y excesos, y no lograron ser gobernados por sí mismos, sino que vivieron esclavos de sus propios razonamientos y pasiones, que como un vicio jamás se tiene suficiente, y al final no se tiene nada. Y como expone, Jean Jacques Rousseau: “Todas las pasiones son buenas mientras uno es dueño de ellas, y todas son malas cuando nos esclavizan.”

Somos seres con dos naturalezas que se oponen una con la otra, la carne y el espíritu, citando a san Agustín –antes de su conversión al cristianismo-, gran pensador con sentido común, que dedicó su obra a la posteridad para la vida con sentido de las próximas generaciones, nos deja estas palabras cuando ya era cristiano: “ama y haz lo que quieras” “Si callas, callarás con amor, si gritas, gritarás con amor, si corriges, corregirás con amor, si perdonas, perdonarás con amor. Si está dentro de ti la raíz del amor, ninguna otra cosa sino el bien podrá salir de tal raíz.” Bibliografía Revueltas, José, (1987), Resurrección sin vida, Prólogo de José Emilio Pacheco, Las evocaciones requeridas, Tomo II, México, D.F., Ediciones Era, pp. 615-621.

Como conclusión podemos decir que la “resurrección sin vida”, es un estado de letargo del ser que debe despertar y resucitar hacia la libertad y el amor, pero no el amor

67


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

HUMANOS CONFUNDIDOS Adriana Valeria Orozco Mendoza De la novela de José Revueltas Luto humano, independientemente de la historia ligada, tras la conquista de los españoles, la imposición del catolicismo y cómo de esto surgió un cierto perfil del mexicano sin identidad, quiero resaltar cómo este hombre mexicano a pesar de los pesares, demuestra algo muy valioso, tal vez sin darse cuenta. Pero, precisamente esto es lo que quiero destacar, ya que son valores que hasta la fecha muchos mexicanos llevamos dentro, y por supuesto lo que tenemos dentro es lo que proyectamos a la sociedad, y tal vez, por ahí podríamos darnos cuenta de nuestras limitaciones y alcances, para de esto luchar por ser mejores mexicanos. “Comenzaba a sentirse tonto, tal como pensó en un principio que iba a estar, y solo la conciencia de la estupidez era lo único inteligente que se movía aun en su cerebro opaco y sordo.” (Luto humano de José Revueltas) En el humano tras no tener pasado, que en realidad lo tiene, pero por un momento se hace sentir que lo desconoce, es el instante en el que se siente perdido, pero aunque se sienta así, sabes que está ahí, parado ante la vida, y tiene que continuar. Sé que la educación en esto tiene mucho que ver, la lectura, la escritura, pero es un México que en ese entonces, y hasta la fecha ha estado manipulado, maniobrado por intereses en los que no les conviene que el humano sepa el poder que tiene, porque de ser así derrocaría ese poder político sin sentido.

Pintura de: A. Siqueiros, retrato de Angélica, 1947.

68


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

Qué pena que pensemos que la realidad pura pueda ser utópica, a continuación citare dos párrafos uno sobre la “lectura” y otro sobre la “escritura”, pero aunque la educación sea distante de lo que en verdad debe ser para nuestro México, hay una verdad latente que está en cada uno de nosotros, y no nos atrevemos a describirla porque simplemente no nos adentramos a nosotros mismos.

(Luto humano de José Revueltas) La religión tan fuerte como siempre, de alguna manera nos guía y nos da consuelo, sin darnos cuenta que no es el cura el que nos da la paz, sino que es la conexión que logramos cuando nos adentramos a nosotros mismos. Aunque definitivamente el cura o cualquier otra persona es el lazo que nos ayuda, ya que hay algo que siempre nos liga a todos, y esos son los acontecimientos.

Escritura: “Es indispensable impedir que los sobrevivientes vuelvan a alzar la cabeza, que vuelvan a escribir su historia, pues hacerlo les permitirá recordar quienes son, saber por qué están donde están y lo más peligroso definir y decidir su historia futura.” (¿Se puede leer sin escribir?, de Gregorio Hernández Z.)

“Podría matarte ahorita -grito- pero no quiero, Úrsulo permaneció callado comprendiendo que si Adán no lo mataba era únicamente porque su hija, la hija de Úrsulo, había muerto, y hoy iban juntos por el cura.” (Luto humano de José Revueltas) En presente y futuro siempre debe existir ese respeto, observar a los demás, nadie es ajeno a nosotros, tenemos todos, tanto en común.

Lectura: “La lectura nos convoca a pensar el pasado para construir o imaginar posibles futuros. Nos brinda respuestas o nuevas preguntas acerca nuestro acontecer en el mundo en tanto somos en el mundo: de lo que nos motiva, lo que nos angustia, el dolor, el amor, poder y la fascinación.”(Método de lectura transdisciplinaria, de Romina C. y Sergio R.)

“Si enemigos como son hoy se les ve juntos, no es sino porque tan solo han aplazado el odio para sustituirlo por esa convivencia silenciosa y sombría del país.” (Luto humano de José Revueltas) Ajenos de nada, si efectivamente nos encontramos aquí parados ante este México que nos compete a todos católicos o no católicos, con religión alguna o ninguna, “No creen únicamente en Cristo, sino también en sus cristos inanimados en sus dioses sin forma.” (Luto humano de José Revueltas) Creen en algo, más que nada creer en nosotros mismos. “Los muertos entierran a sus muertos en este país (…) Y este país era una país de muertos caminando (…).”, (Luto humano de José Revueltas)

Es cierto que la lectura acompañada de una escritura es fundamental, nos ayuda aclarar nuestras ideas y nos brinda un gran futuro, pero que estas historias nacen de seres que somos nosotros mismos. Es por ello, que lo importante también de ver nuestro interior. Porque de todas maneras aunque no lo veamos ahí está, nace tras las experiencias de la vida que nos orillan a ser de una manera tal, que son todos esos valores que hacen a la sociedad una virtud en común. Tal vez así percibía Revueltas al pueblo “Devolver el alma a través de un hombre mexicano, por tanta ignorancia, que los vivo y terrestre como un sacerdote (…).” hacia ver desubicados y confundidos en

69


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

este país, y que a la fecha mucha gente está en la misma actitud, ahora caminando como sonámbulos o también como borregos. “Aquellos hombres caminando, eran su iglesia; iglesia sin fe y sin religión, pero iglesia profunda y religiosa.”, (Luto humano de José Revueltas) Es bien sabido que la iglesia no es en sí la construcción, sino el apostolado realizado; sabiduría no es conocimiento, sino el conocimiento aplicado; las personas vivimos no por simplemente estar, sino por las experiencias que enfrentamos en este vivir de transitar. “De pronto los destinos de todos estaban unidos y eran la misma cosa solidaria y oscura.”, (Luto humano de José Revueltas) Estamos aquí compartiendo situaciones en común todo el tiempo y de toda índole, comunes en situaciones personales, que sumadas se convierten ya en situaciones del país, de nosotros los mexicanos, que no somos territorio, somos los ciudadanos que están en este territorio.

Conclusión “Justo, preciso, indispensable caminar, ahora que no tenían sitio. Caminar intensamente, sólo que sin meta, huyendo. Quizá fuese cosa del destino y no de ellos nada más eso de huir siempre. Pero huir permaneciendo, o mejor, con un anhelo tan violento de permanecer que la huida no era otra cosa que una búsqueda y el deseo de encontrar un sitio de tierra, vital, donde pudiera levantarse. Por eso todos ellos sentíase hoy inconscientemente unidos, solidarios trascendentes de algo que no se les alcanzaba, juntos hasta la desesperación, a pesar de que no tenían ojos y apenas un espíritu. Ignoraban todo, y de todo, más sus propios interiores: si tenían porvenir, si algo los esperaba más tarde.” (Luto humano de José Revueltas) La tierra ya la tenemos y es México, todos nos queremos levantar, aunque parece que unos no lo quieren, pero lo que pasa es que están confundidos, los valores y sentimientos están ahí, así que no será difícil remover ésas fibras para que se unan y se levanten al encuentro de cada uno, y de uno con el México de ahora, enterarnos de nuestro pasado, hacer vista de nuestras historias individuales, escribir lo recaudado para que resuene, identificarnos con las situaciones comunes que vivimos todos los mexicanos y emprender nuestros caminos ante una sociedad unida sin confusión, sino con la conciencia de que estamos vivos, estamos presentes, entonces nos haremos presentes. ¡Escribamos una nueva historia de México!

70


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

DORMIR EN TIERRA LA PALABRA SAGRADA Claudia Osornio En la lectura “Dormir en Tierra” que José Revueltas escribe 8 cuentos de los cuales “La palabra sagrada” será mi punto de crítica. Este pequeño cuento que el autor nos comparte nos menciona le hecho en que un estudiante llamada Alicia es víctima de un atroz suceso en su Instituto encontrando a su profeso Mendizabal y a la joven con su ropa desgarrada de los cuales no tienen ninguna evidencia de la cual ayudarla cosa que al final se convertirá. Esto hace más impactante al cuento en que los personajes secundarios tienen una actitud y que se puede entender mejor los pensamientos y comportamiento que tiene el personaje principal Alicia. Alicia al saber y entender los comportamientos de su padre y el rector al poder explicar lo que había sucedido, ella muy tranquila no expresa ninguno sentimiento la servidumbre asustada por el hecho no podía ni imaginar que había pasado la pobre niña. -Las paredes con dibujos de Perrault, las cortinas sobre la ventanas, donde un perro de San Bernardo jugaba con un niño y luego ese friso de conejos que se perseguían tontamente, sin alcanzarse jamás…[1] Pintura de : Picasso, Retrato de Dora Maar,1930.

Al reconocer lo que está aconteciendo decidió demostrarlo y en eso vinieron recuerdos en su cuarto de su Tía Ene en la

71


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

muerte de su Tío Reynaldo; los gemidos producidos eran demostración del gran sufrimiento que acontecía ese día.

hagan públicas soy yo.

-Pero espero de todos modos tu ayuda junto a la familia del novio. Tu testimonio será Ella pensó-acordándose de su tía Ene, en definitivo. Ellos comprenderán las cosas y la muerte del tío Reynaldo-que lo indicado el compromiso con Alicia seguirá en pie… era gemir, sollozar del mismo modo que [3] lo hacen las viudas legítimas la tarde del entierro, no tanto como una expresión de su Sin embargo es que Alicia le seguía el juego dolor, cuanto como una deferencia hacia los al profesor Mendizabal ya que ese día ella demás, en cierta forma para no defraudar a y su novio Andrés, estaban en el desván el nadie, a toda esa gente que rodea el ataúd y cual era una bodega grande. se extrémese con los ayes de la pobre mujer A pesar de que Alicia todas las personas que tanto amó al difunto y ahora quedará su alrededor la tenían en un concepto más de tal modo sola…[2] de niña, no lo era, ella ya toda una joven se veía a escondidas con Andrés y no era la El rector después de enterarse de lo sucedido primera vez en el desván, ya que habían ido habla inmediatamente e a su padre de a hoteles. Alicia, del cual llega y no saben realmente Ese día el profesor Mendizabal los encontró cual es el problema si realmente el profesor en el desván del colegio, los dos estudiantes abuso de ella, o no, pero sin tener evidencia no saben cómo expresar lo sucedido, el deciden mantener esto como una suma profesor pese a lo ocurrido iba ser su discreción ay que se haría un escándalo cómplice. para el profesor y la Institución. Para evitar esto están de acuerdo en guarda El maestro Mendizabal, sin embargo, se silencio y que nadie salga perjudicado de la advertía muy confundido. situación. -Huye por la venta.-ordenó al muchacho.anda, no hay tiempo que perder…[4] Desde niños, tú te acuerdas bien, nos hemos encubierto uno al otro. Pero en esos momentos se escucharon –Digo nos encubríamos uno al otro aquellas ruidos de algún empleado subía las pequeñas diabluras que imaginábamos escaleras y lo que quiso hacer el profesor es inconfesables. solapándolos haciéndose el héroe pero eso -Sabes que hacer esto público este caso sería no sería un acto heroico. gravísimo para el Instituto.-prosiguió-, terminaría por llevárselo el diablo. El rostro de Mendizábal había palidecido hasta lo sobrenatural.-Grite usted-exclamó -En cuanto al bribón de Mendizabal, recibirá con una inspiración súbita a tiempo que le un castigo ejemplar. desgarraba el uniforme de un tirón-, ¡grite por el amor de Dios, yo me haré responsable El rector dijo de lo ocurrido! …[5] El empleado al escuchar los ruidos de Alicia -El primero en no querer que las cosas se acudiendo a los gritos el impulso que tuvo

72


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

al ver lo sucedió fue golpear al profesor Mendizábal. [3] José Revueltas, “La palabra sagrada” en Después el empleado lo llevo a rectoría Dormir en tierra. Pp. 489 para acusarlo del hecho. [4] José Revueltas, “La palabra sagrada” en Algo se produjo en los rostros, entonces un Dormir en tierra. Pp. 502 lenguaje de facciones preciso y terrible, en el rector y el secretario, dirigido hacia el [5] José Revueltas, “La palabra sagrada” en criminal. Dormir en tierra. Pp. 503 -Reconozco mi falta-musitó Mendizábal-, y acepto de antemano el castigo que se me [6] José Revueltas, “La palabra sagrada” en aplique.Dormir en tierra. Pp. 504 -Se le llamará al Consejo del Instituto, puede retirarse.- exclamo el rector…[6] [7] José Revueltas, “La palabra sagrada” en Dormir en tierra. Pp. 507 Esa apariencia que todos veían era más desgarrador puesto que para todos es una niña, y de imaginarse los hechos que pasaron. Su Tía Ene al ver Alicia con sus gemidos ella entendiendo que su sufrimiento no era más que un secreto y que descubrió. Se inclinó hacia Alicia diciéndole. -Llora, hija mía, descarga tu alma: a mí no me engañas. ¡Llora, pequeña puta desvergonzada, llora, que yo no te traicionare! …[7] Nadie supo el secreto de lo sucedido y que el profesor Mendizábal fue condenado por el hecho de encubrirlos. Alicia jamás se le juzgo, ella fue la víctima y el poder librarse de los castigos que se le fueran a suponer por tan falta en el Instituto. CITAS [1] José Revueltas, “La palabra sagrada” en Dormir en tierra. Pp. 487 [2] José Revueltas, “La palabra sagrada” en Dormir en tierra. Pp. 488

73


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

LOS PROBLEMAS DE UNA SOCIEDAD Victoria Rodríguez Ceballos La narración Los Días Terrenales, escrita por José Revueltas, ocurre en México; un México sumergido en la oscuridad y cubierto por las tinieblas; se podría hablar de un México ignorante lleno de esperanzas e ilusiones, y que en nada se ven hechas realidad.

al final lo que pudo haber sido solucionado con tiempo, hablando y pensando más las cosas, termina siendo algo incómodo, triste y deprimente en muchas ocasiones; algo con lo que lentamente se va perdiendo al deseo; el deseo de salir, de conocer, de amar, en fin se pierde el deseo de vivir.

Esta historia fue escrita, tal vez, para tratar de abrirles los ojos a los lectores, para que se den cuenta de que no todo de lo que se les dice es cierto, y no todo lo que se les promete se va a cumplir; y que vean la realidad en la que están viviendo.

Y bien, ¿qué es este escenario del que se habla? ¿cómo se llama? Bueno, probablemente se le pueda llamar opresión, esa forma de obligar a que las personas de alrededor hagan lo que uno quiere, cuando se quiere y como se quiere, consiguiéndolo y provocando miedo sobre los demás.

Claro, que tener esperanza no siempre es algo malo o algo que te mantiene ignorante de lo que sucede alrededor; tener esperanza te conserva creyendo en algo, ese algo aún más grande de lo que alguien se puede imaginar, y que en algún momento va a ocurrir un cambio que hará cambiar lo que se pensaba y lo que se creía.

Algunos individuos le dicen violencia, otros abuso; aquí en México principalmente se le conoce como machismo; porque la mayoría de las veces es el hombre, llamado “macho”, el que ejerce este tipo de dictadura sobre la mujer; claro que hay un considerable número de situaciones en que es al revés, la mujer es la que se pone por Asimismo, esta novela escrita en 1949 encima del hombre, y aunque muchas de muestra una situación, que podría ellas pensaran que esto está bien, y que hay convertirse en un problema que ocurre que poner en alto a las mujeres humillando diariamente en la vida humana, el cual a los hombres, no lo es; y ésta no es la forma es muy común en México, una situación de conseguir lo que desean. que se ve todos los días en prácticamente casi todos los hogares y todas las familias; Esta lectura puede tomarse desde dos muchas personas que viven en esta puntos de vista: el político y lo religioso, situación no quieren aceptar que no que en realidad en este texto dan a entender siempre está bien, y se someten ciegamente una cosa, no hay que quedarnos solamente sin darse cuenta muchas veces, y durante con lo que nos dicen, no hay que creer todo mucho tiempo el daño que les provoca, y lo que se ve o se escucha. Muchas veces lo

75


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

que se dice o se promete, sólo es para hacer que la sociedad confié en algo o alguien, y que se quede tranquila y callada con lo que le dicen, que crea que en realidad las cosas son para todos, y que todo va a estar bien; cuando la realidad es otra, los poderosos sólo quieren controlarnos y volvernos marionetas que no piensan por sí mismas y que sólo van a hacer lo que se les pide, sin poner un pero en las órdenes que se nos dan; por lo cual, esta historia representa esa parte de la vida en la que se vive como dormidos sin ver o sin querer ver lo que pasa y sin hacer nada para cambiarlo; todo esto forma parte y ha formado parte de la sociedad desde hace mucho tiempo, y sigue igual, hay injusticias todos los días y no se hace nada; se dicen mentiras todos los días y no se hace nada; se ven violaciones y maltratos todos los días y no se hace nada, nunca se hace nada.

modo se pueden relacionar tan fácilmente, bueno, no es tan complicado, en uno se nos presentan problemas, donde alguien nos va generando los problemas poco a poco; y en el otro, el tema es sobre cómo nosotros mismos nos volvemos el problema por la culpa que alguien nos hace sentir, por algo que hacemos o no hacemos, muchas veces haciéndonos sufrir por cosas que no deben tener tanta importancia, o culpándonos de algo que pasó, o sintiéndonos mal por algo que hicimos, dijimos o vimos, pero no hacemos nada para solucionarlo.

Sin embargo, y aunque las dos ideas se complementan, porque de cierto modo nos hacen vivir con más problemas de los que necesitamos; la segunda trama de la historia lo que busca no es causarnos problemas ni generarnos más de los que ya tenemos, es esa parte de la vida en la que queda aún la esperanza y la ilusión de que Gráficamente esta historia se puede ver puede haber algo mejor, el problema es reflejada en el México actual, cómo se vive al que la mayoría de las veces no se ve de esa presente y la forma en que se relacionan las manera y solamente se percibe lo que causa personas unas con otras, siempre tratando de el malestar o el problema, sin pensar que salir adelante y buscando lo mejor, aunque ése no es su propósito. no siempre es posible. Esta historia, aunque no muy larga, se ha vuelto parte importante Otro punto importante, previamente para la literatura de esta sociedad ya que mencionado en la introducción, es la expresa lo que sucede realmente, y cómo “opresión”, lo que se define como: “Hecho se vive; seguramente a muchos lectores de ejercer presión. Hecho de someter a no les habría llamado la atención el título alguien con rigor y violencia.”1 o pensaron algo diferente al verlo; pero, al saber quién lo escribió, quisieron leerlo, Este hecho ocurre mayormente de hombres y al examinarlo probablemente se dieron hacia mujeres, aunque también pasa de cuenta que no es lo que pensaban, quizá fue mujeres hacia hombres; es una situación lo mejor, quizá fue lo contrario, pero sigue que es muy común y ocurre desapercibida siendo una revelación, una ilustración de lo para la sociedad, ya que los que viven así, que está pasando en nuestros días. prefieren mantenerlo en secreto, y ante los demás eligen por mostrar lo mejor de Hay otro punto importante que se narra en su vida, lo perfecto donde no se ven los la trama, y cómo es que dos temas de cierto problemas ni las dificultades, y lo más

76


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

lamentable de esta situación es que las personas que viven así, con alguien que los somete, hacen como si nada de eso pasara, además en su mente se hacen a la idea y se convencen de que así es la vida, que las cosas están bien, y que son como deben ser y viven una vida de humillación, represión y violencia, ya sea verbal o incluso física en la que en los peores casos puede causar la muerte. Todos estos tipos de opresión hacen que la persona sometida y sumisa pierda el respeto en sí misma, pierda su autoestima hasta que algún día, los que tienen suerte, ven la realidad en la que están viviendo y se dan cuenta de que la humillación y la degradación en la que están los ha hecho perder cosas de suma importancia para la vida humana, como el respeto por uno mismo, el amor por uno mismo, el deseo por salir y conocer cosas nuevas, el deseo de intentar algo que nunca han hecho y arriesgarse, pierden incluso el deseo de vivir.

nuevamente, y todo lentamente empieza a estar bien, se consigue un trabajo, se inicia una nueva relación, se hacen cosas que se habían querido hacer y no se habían podido realizar, tal vez se ayude a alguien que pase por la misma situación, y posiblemente con mucha suerte se logre olvidar o al menos dejar de pensar en lo que se vivió, y con eso se logre tener una mejor vida.

Lamentablemente esta situación no ocurre muy seguido, lo mas común es que la persona sometida y humillada se dé cuenta de lo que vive y haga de cuenta que todo está bien, que su vida es perfecta, en la que no hay ningún problema y viva humillado y reprimido el resto de su vida, hasta que termina en el hospital con alguna lesión física que impediría volver a su vida, o con alguna enfermedad mental de la que ya no se pueda recuperar, y en el peor de los casos la historia se termine con la muerte de la persona probablemente causada por el opresor o incluso provocándosela uno Las personas que logran darse cuenta de mismo. lo que está pasando y deciden hacer algo al respecto, al cabo de algún tiempo, con Este hecho ocurre principalmente de mucho esfuerzo y apoyo logran salir de esa hombres hacia mujeres, por el llamado vida para buscar algo mejor; al principio machismo, el cual se define como: “actitud puede llegar a ser muy difícil, ya que han que considera al sexo masculino superior vivido con tanta depresión durante tanto al femenino.”2; en donde la mayoría de tiempo, y que es difícil recuperarse y volver las familias, el hombre se siente superior a ser lo que se era, toma tiempo y dedicación; a la mujer, pero, no siempre es el esposo pero después de ese periodo de liberación y hacia la esposa o a las hijas, hay ocasiones sanación se empieza a ver y recordar lo que en que los hijos por la autoridad que les ha les gustaba hacer, las cosas para las que se dado el padre llegan a querer ponerse por es bueno, se recuerda que no solamente hay encima de sus madres y hermanas, pierden cosas malas y negativas sobre uno mismo, el respeto por ellas y las tratan como si no se dan cuenta de que a pesar de que no son valieran nada; aunque actualmente la mujer perfectos, existen cosas maravillosas que se ha puesto de pie y le ha dado un alto a nos hacen ser únicos y especiales. Y después esta situación haciéndose valer y dándose de esta etapa de recuperación y aceptación a respetar; al mismo tiempo que ha habido la vida comienza a tomar su curso mujeres en el que el sentimiento que tienen

77


ENTREVER, año 3, no. 3, julio - diciembre 2014, IIM - FI - UAQ

no es de superación y autovaloración, sino que es de venganza y tratan a los hombres del mismo modo como fueron tratadas sus antecesoras consiguiendo al final el mismo resultado que los hombres causaron: humillación, depresión, enfermedades, lesiones y hasta la muerte.

En este escrito se han abordado temas y circunstancias que pasan diariamente, y que hay gente que todavía no quiere darse cuenta de lo que sucede a su alrededor y lo ignora, pero quizás si todos nos diéramos cuenta de lo que está sucediendo y tratáramos de hacer algo al respecto, viviríamos en un lugar donde existiera más Pero afortunadamente muchas personas, respeto, valoración, confianza, autoestima tanto mujeres como hombres se han dado y comprensión, y definitivamente se viviría cuenta de que la mejor forma de vivir, y mejor. vivir bien, es aceptándose el uno al otro, respetando sus ideas y sus deseos, sin Tal vez esto era lo que el autor quería criticar, ni juzgar, ni insultar. expresar o tal vez no, no obstante me parece que ésta es una forma de interpretarlo, una Los hombres han aceptado, no todos, que las forma de ver cómo una historia puede mujeres tienen derecho de salir a trabajar, revelar tanto sobre la vida mexicana, y y que no es su deber sólo porque son cómo es que dos partes importantes de mujeres el quedarse en la casa; asimismo, nuestra vida, -lo político y lo religioso-, se las mujeres han aceptado que hay hombres relacionan de tal forma que pueden llegar que aunque trabajan, les gusta quedarse a controlar nuestras decisiones, acciones e en la casa y hacer cosas, a las que antes y incluso nuestros pensamientos. algunas personas ahora todavía lo hacen, llaman sólo para mujeres. Notas 1. De la Peña, Luis Ignacio, (2002). Ya se ha mencionado que esta historia Diccionario educativo estudiantil, México, representa la vida mexicana, y en la lectura Larousse, S.A., p. 325, Vox: Opresión. en este tipo de literatura no hay mucho qué esconder, o mejor dicho no hay que 2. Ibídem, p. 283, Vox: Machismo. darle tantas vueltas, ni quebrarse la cabeza para comprenderla, simplemente hay que Bibliografía entender que así es nuestra vida, pero eso De la Peña, Luis Ignacio, (2002). Diccionario no significa que así nos debamos quedar educativo estudiantil, México, Larousse, y conformarnos con lo que se nos da, y S.A., p. 325 y 283. si de verdad queremos ver un cambio realmente significativo lo más importante Revueltas, José, (1949). Los días terrenales, que hay que hacer es cambiar nosotros, no en: Obra literaria/José Revueltas, México, quedarnos solamente con lo que se nos da, pp.336-415. no creer que lo que se nos dice es lo mejor o lo verdadero, hay que tratar de buscar lo mejor, de hacer lo mejor, de volvernos los mejores y crearemos una mejor sociedad para todos.

78


ENTREVER 3  
ENTREVER 3  
Advertisement