Túnez: un ataque de doble simbolismo

Page 1

IDEAS POLITICAS

Túnez: un ataque de doble simbolismo Senén Florensa

únez vivió el 18 de marzo el capítulo más santa el nuevo gobierno para crear empleo y revitalizar griento de la complicada transición democráuna economía alicaída desde 2011. tica que empezó en 2011 y que inspiró aires de Y en la lógica propagandística del EI, el atentado es cambio en buena parte del mundo árabe. Desde entambién una nueva exhibición de amedrentamientonces, el terror había hecho aparición puntualmento a los occidentales, principales víctimas en este te con el asesinato de los diputados Chokri Belaid y caso. Se ataca a los infieles que simbolizan la inteMohamed Brahmi, y con escaramuzas continuadas rrelación de los tunecinos con extranjeros cuya preentre terroristas y fuerzas policiales, especialmente sencia y posible influencia desean exterminar. en el Monte Chaambi, al oeste del país. Sin embargo, más allá de las manifestaciones de doEsa latente amenaza no ha sido, sin embargo, óbice lor y de las muestras de solidaridad internacional, el para que, gracias a una movilizada y organizada soatentado debería servir como un revulsivo para que ciedad civil, el proceso de transición haya continuado se comprenda el alcance de la amenaza que se está avanzando. Hasta el punto de ser el primer país del gestando desde Libia y se reaccione de una forma clamundo árabe donde se ha registrado la primera alterra. El pandemónium que vive el país, dividido en dos nancia de un gobierno democrático. gobiernos con sede en ciudades difeBajo la presidencia de un político de la rentes y milicias armadas por doquier, era Burguiba fundacional de la Repúa la que afluyen los terroristas formablica como Beyi Caid Essebsi y un godos y curtidos en la barbarie en Siria bierno de amplia representatividad en Europa debería e Irak, es la oportunidad que esperael que participa Ennahda, Túnez se eriba el EI. Desde ahí quiere extender su apoyar política y ge hoy en la excepción democrática de influencia en el norte de África y ameuna región que vio cómo la Primavera económicamente a nazar directamente a Europa desde Árabe dejaba a su paso en algunos pa- Túnez para consolidar sus costas. El hecho de que los autoíses leves reformas democráticas, el reres de la matanza en Túnez fueran entorno a formas autoritarias o, en el pe- el régimen trenados en Libia es una evidencia or de los casos, el hundimiento del democrático más del peligro que supone inhibirse Estado y el enquistamiento de conflicante los problemas de este país. tos civiles, como en Libia o Siria. Es vital, por tanto, que la comunidad Y es la excepcionalidad tunecina la que internacional y especialmente los atacan ahora los demonios surgidos de esos conflicpaíses de la región, comenzando por Arabia Saudí y tos, sea bajo la marca de Estado Islámico (EI) o de los ricos países del Golfo, se impliquen en Libia conotros grupos terroristas. Por eso, el objetivo del atatra el terrorismo y contra el EI. Debe ser una respuesque sufrido en Túnez es revelador: el complejo resita eficaz en el ámbito de la seguridad, protagonizada dencial que alberga tanto el Parlamento como el mupor esos países sobre el terreno, porque ya hemos consseo del Bardo y sus visitantes. De una tacada, los tatado los efectos adversos y de rechazo que provocan terroristas amenazan dos símbolos fundamentales las intervenciones occidentales en el mundo árabe. del país: la voluntad popular expresada democrátiSolo hace falta recordar Irak. Pero también debe hacamente en las urnas que encarna el Parlamento y el ber una respuesta política contundente de la comuprincipal museo de mosaicos de época romana del nidad internacional para que los países que apoyan y mundo. Para el EI, las culturas preislámicas y el arte financian una visión rigorista del islam y determinafigurativo deben ser destruidos, especialmente en el dos grupos radicales viren a posiciones moderadas caso de Túnez, que en su constitución como Estado más acordes con las necesidades del mundo actual. moderno y, de hecho, en la conformación de la idenY, en paralelo, es necesario un plan de apoyo polítitidad tunecina desde la época de Burguiba, ha inco para Túnez, europeo y de la comunidad internacorporado el legado de culturas pasadas, sean núcional, dotado de un paquete económico y financiemidas, fenicias, romanas, musulmanas u otomanas. ro de magnitud a escala real. Europa debería pactar El atentado también busca debilitar al turismo, que una gran operación multiplicando por 10 los recursupone un 12% del PIB del país y ocupa a un 14% sos para consolidar un régimen democrático como de la población activa. Se busca así debilitar una de el que el pueblo de Túnez y su gobierno están conslas principales fuentes de ingresos con las que cuentruyendo para ejemplo de todo el mundo árabe. n

T

Senén Florensa es codirector de AFKAR/IDEAS y exembajador de España en Túnez. AFKAR/IDEAS, primavera de 2015

37