Humo Latino Magazine Octubre 2023

Page 1

ACTUALIDAD Robert Glick Artista de las anillas

ESPECIAL

Maestros del blend Pedro Ventura y Javier Elmúdesi

HABANOS DAY 2023 Un evento perfecto, irrepetible...

La fiesta del tabaco que llegó para quedarse

Dominican Cigar Fest








HLM

8

Actualidad

Robert Glick

Artista de las anillas


e as

HLM

9


HLM

10

A

bogado con una firma en Nueva York, donde ha ejercido su profesión durante más de tres décadas, Robert Glick es un aficionado a los cigarros que años atrás comenzó a coleccionar las anillas de los que consumía. Pero a diferencia de quienes practican la Vitolfilia –que las atesoran por su antigüedad, rareza u origen– llegó un momento en el que no sabía qué hacer con ellas, hasta que se le ocurrió utilizarlas para elaborar diseños y crear arte. Pronto se dio cuenta de su gusto y creatividad; “algo que simplemente surgió y ha fructificado en el disfrute de la gente, así como en un reconocimiento internacional que ha sido muy importante”. Esta expresión estética es ahora su pasión y casi una terapia, pues se levanta diariamente a las cinco de la mañana y le dedica tres o cuatro horas antes de ir a trabajar. “Es dar nueva vida a los objetos, hacer algo en lo que nadie más piensa y no se trata de dinero”, dice. Nacido en Queens, Nueva York, y fan de los Mets, fue a la Escuela de Leyes en Massachusetts y no tiene formación artística alguna. Relata que simplemente un día tomó sus anillas, comenzó a pegarlas sobre una mesita y le pareció que podía hacer una composición. Al principio sus diseños eran lineales, pero luego experimentó con objetos más complejos y empezó a encimar las anillas para eliminar sus bordes de la vista, hasta lograr que sólo permanecieran las

partes que deseaba mostrar, “como si fuera un rompecabezas del que soy el diseñador”.

Es algo que simplemente surgió y ha fructificado en el disfrute de la gente, así como en un reconocimiento internacional que ha sido muy importante”.

Pronto fue mejorando su técnica, ampliando la gama de materiales para su conservación y sigue aprendiendo con cada pieza nueva. Intervino humidores, ceniceros, cortadores y encendedores que tenían gran éxito entre sus amigos del Cigar Lounge, y gracias a los eventos de la industria a los que ha sido invitado, conoció y se ha convertido en amigo de muchos de los productores líderes del sector, para quienes ha realizado trabajos especiales.


HLM

11


HLM

12

De hecho –explica–, un porcentaje alto de cualquier ingreso por sus piezas se dirige a diversas obras de caridad, incluidas las de la Fundación de la Familia Fuente. Además, ha trabajado con Oliva Cigars, donde capacitó a un joven con autismo que ahora también interviene ceniceros y con su venta recauda fondos para la Fundación de Moya, que brinda oportunidades de empleo a personas con necesidades únicas: “Mi regalo para este chico fue enseñarle a hacer el trabajo, darle materiales y lo necesario para lograrlo”. Su historia se ha publicado en varias revistas especializadas y esto ayudó a que el trabajo de Robert Glick se diera a conocer internacionalmente, de tal suerte que uno de sus humidores se subastó en la Noche de Gala de Procigar, en la República Dominicana, alcanzando un precio de venta de 18 mil dólares. Para el año entrante le solicitaron elaborar otro para la Noche Blanca. “Me siento muy honrado”, afirma. Además de personajes de la industria, a través de sus redes sociales mantiene contacto con una base amplia de seguidores, “así que mi entrada con el arte a este Mundo del Tabaco es motivo de orgullo”. El estudio de Robert Glick semeja una fábrica pequeña que mantiene un orden perfecto. Repisas, restiradores y espacios de trabajo muestran todo tipo de herramientas y materiales, rodeados por decenas de cajas llenas de anillas. “Muchas me las mandan.

Hay gente que las junta para mí, y algunas otras las envían directamente de las fábricas porque me solicitan algún trabajo único y especial. Pero hay más de las que voy a utilizar el resto de mi vida”. De algún modo, los objetos que reviste son como rompecabezas 3D. “El secreto es que tomo una anilla cualquiera y separo los elementos de diseño que la componen, que son de diversos tamaños, y organizo las piezas hasta por colores. Es un trabajo muy detallado, un proceso que a muchas personas les parecería tedioso y que requiere de equipo especial como lupas, pegamentos, pinzas y así...”.


HLM

13

Una vez colocadas, el recubrimiento de las anillas depende de la pieza. Por ejemplo, en un cenicero utiliza resina epóxica resistente al calor, y cuando son de vidrio en ocasiones las adhiere por abajo y entonces las cubre de otra manera. Las cajas y otros objetos los rocía con laca mate o al alto brillo, y cuando busca que las texturas puedan sentirse –especialmente cuando ocupa anillas que contienen relieves y mucho arte en su diseño– sigue un proceso distinto. Es el caso de los encendedores y cortadores, les protege para que los aceites de los dedos no los arruinen, pero si está trabajando sobre una mesa o un tablero de ajedrez busca un acabado espejo, nivelado, que sirva para seguirlos utilizando con su fin original. “Siento que cada anilla debe estar en cierta posición que no puedo predisponer. Es como si ellas me fueran conduciendo y por eso a veces juego a recortar una pieza y esperar a que me diga dónde quiere estar”. Entre otras muchas cosas ha revestido instrumentos musicales, muebles, máscaras, zapatos, sombreros, carteles, cuadros, figuras de cerámica, objetos antiguos, juguetes, relojes, siestas, e incluso ha creado anuncios para Cigar Lounge. A pregunta expresa, responde que cada trabajo es como un hijo, y aunque se siente muy satisfecho con sus trompetas, zapatos y banderas, si debiera elegir algunos, el tablero de ajedrez estaría definitivamente entre sus favoritos.


HLM

14


HLM

15

Robert trabaja solo, con la televisión como sonido de fondo, y cuando no está en el papel de Abogado cualquier lugar es bueno para desarrollar su arte: la sala de espera de un aeropuerto, o mientras viaja en un avión... “en los hoteles me levanto cada mañana y avanzo con algo, porque es lo que amo hacer”. Y de hecho tiene por costumbre “mantener andando” seis u ocho proyectos a la vez, porque cada uno requiere de su propio tiempo para irlo analizando, haciendo cambios e incluso desecharlo. “Hay piezas que me pueden tomar horas, mientras que para otras necesito de varios meses”. Robert Glick es un perfeccionista que realiza un trabajo delicado, con mano firme y mucha paciencia. Un artista cuyo mayor placer es observar y escuchar las impresiones que sus piezas despiertan en la gente, “pues no hay mayor recompensa que disfrutar lo que haces, cuando los demás lo disfrutan también”. www.artdefumar.com artdefumar artdefumar@gmail.com (516) 728 4455






ÍNDICE ACTUALIDAD 8

PIPE REVIEW 130

Robert Glick Artista de las anillas

¡A celebrar..!

CHRISTOPHER SÁEZ AHUMADA

ESPECIAL 40

DE TODO MI GUSTO 138

COBERTURA 60

MICHEL I. TEXIER

Los Maestros del blend AURELIO CONTRERAS Habanos Day 2023 Un evento perfecto, irrepetible...

APUNTES DE UN NOVATO 148 Puros y Habanos, símbolos de poder

HISTORIAS 78 Blanca Alsogaray La Mujer Habano de Argentina

LA FUMAROSA 158

SOTL GLOBAL MOVEMENT

El Legado de Iwan Ries & Co

90

Lisa Sigler 100 Experta en la industria del cigarro Mujeres de la Hoja Heroínas anónimas de la industria

110

SMOKING GARDEN CLUB CIGARVOSS 122 Los Caballeros de Santiago

NICOLÁS VALENZUELA VOSS

FRANCISCO REUSSER FRANK

MUNDO DE TABACO

HERMANDAD DE LA HOJA Mujeres detrás del humo... Zoe Nocedo y las Amigas del Habano

El Tabaco como inspiración, el Alcoholismo como sustrato creativo (#todossomosbukowsky)

BLANCA CZEBOUS

HACIENDO AMIGOS INTERNACIONAL

164

Pintar fumando, otra dimensión

FERNANDO SANFIEL

NOVELA POR ENTREGAS 172 Forajidos, Historias de tabaco en el viejo oeste Capítulo 5: Venganza Parte III: Kalvin Lafayette

RAÚL MELO


EN PORTADA

La fiesta del tabaco que llegó para quedarse

Dominican Cigar Fest

26 Porque el país merece un festival a la altura de su industria tabaquera, la fiesta de los pequeños y medianos productores de tabaco y cigarros de la República Dominicana crece, y este año el Dominican Cigar Fest celebra su segunda edición. Este evento llegó para quedarse, y superará fácilmente la afluencia de 12 mil personas lograda el año anterior. También aumenta el número de expositores de la cadena productiva relacionada con tabaco y cigarros, y a la abundante oferta local se suman algunas empresas extranjeras. ALBERTO ARIZMENDI


HLM

22

DIRECTORIO César Salinas Chávez Director Alberto Arizmendi Director Editorial

CONSEJO EDITORIAL Cynthia González Valentín José Antonio Ruiz Tierraseca Michel Iván Texier Verdugo Diego Urdaneta Diamantes Nicolás Valenzuela Voss

COLABORADORES Estados Unidos Yaniv Erez Honduras Patricia Pineda Rolando Soto República Dominicana Luisa Gómez Andrea Alcántara

España Luciano Quadrini José Antonio Ruiz Tierraseca Fernando Sanfiel Estados Unidos Blanca Suárez Sergio Rosario Díaz México Aurelio Contreras Raúl Melo Ricardo Paredes Manolo Santiago

Argentina Gastón Banegas Brasil Rodrigo Emmanuel, Don Emmanuel

Puerto Rico José Luis Acosta Cynthia L. González Nelson Rivera Oquendo

Colombia Eduardo Márquez

República Dominicana Wendell Rodríguez

Roberto Pérez Santiago Diseño Editorial

Canadá Nicolás Valenzuela Voss

Moisés Licea Web Master

Chile Francisco Reusser Christopher Sáez Michel Iván Texier Verdugo

Venezuela José Bello Diego Urdaneta

AÑO 3, NÚMERO 25, OCTUBRE DE 2023. La Revista Humo Latino Magazine® se reserva el derecho de rechazar artículos no solicitados o que contravengan su perfil temático, así como los que no se ajusten a sus normas de estilo. Los artículos recibidos se aprobarán en primera instancia por integrantes del Consejo Editorial. Nos reservamos el derecho de realizar cambios o introducir modificaciones en los manuscritos,

en aras de una mejor comprensión lectora, sin que ello implique cambiar su contenido. Las y los autores son responsables del contenido publicado bajo su firma. Humo Latino Magazine® no asume responsabilidad alguna sobre posibles conflictos derivados de la autoría de los trabajos y publicación del material gráfico que les acompaña.

© Derechos Reservados. Humo Latino Magazine®

@humolatinomagazine

www.humolatino.com issuu.com/humolatino

humolatinomagazine@gmail.com

Prohibida la reproducción total o parcial del contenido, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.


EDITORIAL

Aniversario César Salinas Chávez

A

veces no creo que hayamos llegado hasta este punto. Dos años ya... 24 portadas que mes con mes han mostrado y visibilizado a las marcas emergentes o boutique de la República Dominicana, Honduras, Nicaragua, Puerto Rico, España, México y Estados Unidos. Soy sincero cuando digo que cuesta voltear y ver el camino recorrido, la base sobre la que vamos construyendo este proyecto editorial. Si alguien les preguntara qué representa Humo Latino Magazine, ¿qué responderían? En el fondo, a mí me gusta decir que pasado el tiempo, somos un medio que puso a la marca emergente de cigarros premium en el centro de la discusión e interés; una revista que sobrevivió con tenacidad y buen periodismo a múltiples desafíos, sinsabores y tentaciones. Que somos distintos: ejemplo de respeto al lector y a todos los involucrados en esta hermosa industria, y que con integridad, honestidad, experiencia y en ocasiones mucho estoicismo, posicionamos internacionalmente una revista especializada en tabaco sin rankings, en español, desde México con sus leyes prohibitivas, y enfocada en las y los latinos. Hoy consolidamos nuestra presencia digital en más de 60 países y la presencia física de Humo Latino Journal, en América Latina y Estados Unidos.

Un medio con perspectiva de género, en el que respetamos y luchamos por dar el lugar que merecen a todas las mujeres que participan en esta industria y son poco visibles o reconocidas. Basta ver las portadas, nuestra hermandad con SOTL Global Movement y el compromiso de no sexualizar las publicaciones, ya que personalmente quiero que en el futuro mis hijas se sientan orgullosas de que su padre ayudó a construir para ellas un espacio de mayor libertad, apoyo y empatía. Me gusta volver la mirada y saber cuánto nos ha costado a todo el equipo levantar y posicionar la marca, esta empresa y el sueño de buscar un cambio en la forma de hacer periodismo especializado; un cambio en el Mundo del Tabaco. Proyecto en el horizonte a Humo Latino Magazine como un faro que muestra otros caminos editoriales, nuevas formas de comunicar, historiar, cronicar y presentar a las y los personajes de la industria, sus eventos, hitos y momentos... sus historias de vida. Gracias a todos nuestros anunciantes, lectores, colaboradores, críticos, y a todos quienes –de algún modo– nos han ayudado o impulsado para ser la revista que hoy les presenta esta segunda edición especial de Aniversario. No olvidemos que el Mundo del Tabaco se habla y se lee en español.

HLM

23




HLM

26

En Portada

La fiesta del tabaco q

Domi Ciga L

a fiesta de los pequeños y medianos productores de tabaco y cigarros de la República Dominicana crece, y este año el Dominican Cigar Fest celebra su segunda edición bajo un formato más profesional, que permitirá a los asistentes disfrutar de todas las actividades que se desarrollarán durante tres días en Tamboril, así como de los conciertos que tendrán lugar en el Gurabito Country Club de la vecina Santiago.

¡El país merece un festival a la al


que llegó para quedarse

inican ar Fest Es un evento que llegó para quedarse y superará fácilmente la afluencia de 12 mil personas lograda el año anterior, además de recibir a un grupo numeroso de invitados especiales de distintos países. También aumenta el número de expositores de la cadena productiva relacionada con tabaco y cigarros, y a la abundante oferta local se suman algunas empresas extranjeras.

ltura de su industria tabaquera!

HLM

27


HLM

28

Osvaldo Radhamés Rodríguez

El alma del Dominican Cigar Fest

Con toda una vida dedicada a esta industria Osvaldo Radhamés Rodríguez, presidente de la Asociación Dominicana de Cigarros y T (Adocitab), logró materializar la idea de agr y organizar a pequeños y medianos produc así como proyectarlos en el mercado intern a través del Dominican Cigar Fest, un evento llega a su segundo año con un propósito m grande: buscar la unión de la industria naci del tabaco, en beneficio del país

Alberto Arizmendi

D

esde Tamboril, su pueblo – como él le llama–, conocido hoy como la Capital Mundial del Cigarro, Osvaldo Radhamés Rodríguez cuenta que su padre, Ramón Antonio Rodríguez, Don Pulita, "un auténtico tabaquero de la República Dominicana", lo involucró desde que tenía cuatro años en el pequeño taller que dirigía y que producía cigarros para el consumo local. Ese fue el primer oficio que aprendió y desarrolló.

Osvaldo Radhamés Rodríguez.


a,

Tabaco rupar ctores, nacional o que más ional

HLM

29

Hoy, como industrial y presidente de Tabacalera El Artista, refiere que al pasar del tiempo fue profundizando y tratando de desarrollar el tema corporativo, de tal suerte que a la par de sus estudios como Licenciado en Administración de Empresas y Máster en Marketing decidió incursionar en el mercado internacional, que en ese entonces era básicamente Estados Unidos. Los resultados fueron positivos, pues la empresa –gracias a su crecimiento– figura entre las más importantes del país. Pero no siempre fue así. De hecho, dice que 25 años atrás la compañía era mediana, y desde entonces le surgió la idea de crear una organización para que los pequeños productores se desarrollaran y tuvieran un espacio en el mundo del cigarro. Finalmente este anhelo se convirtió en la Asociación Dominicana de Cigarros y Tabaco (Adocitab), que él preside y reúne actualmente a 63 afiliados. Don Osvaldo reconoce que no todos ellos tenían las condiciones económicas o la preparación necesaria, "pero quienes realmente se han enfocado ya tienen otra visión, están creciendo y abren sus espacios en los mercados, que es lo que buscamos. Los pasos dados han permitido cambios importantes entre nuestros socios". Con toda una vida dedicada a la industria, a sus 63 años conoce muy bien la importancia que el tabaco ha adquirido durante los últimos tiempos, y por ello afirma que hay lugar para quien busque hacer las cosas bien: "ofrecer productos de calidad, tener un manejo de Marketing, etcétera... Creo que todos pueden llegar al mercado mundial".

EL DOMINICAN CIGAR FEST La idea de organizar un evento de tabaco, como agrupación, fue originalmente apoyar el desarrollo de los pequeños y medianos productores, visibilizarlos, porque aquí tienen un sitio. "Pero la realidad es que el año pasado, durante la primera edición del Dominican Cigar Fest, tuvimos alrededor de 12 mil visitantes y estamos corrigiendo todo lo que consideramos que podíamos mejorar". Afirma que "esto se está perfilando como un gran éxito, porque dentro de la industria todo mundo nos conoce y buscamos la participación de este sector en el nivel mundial. Tendremos a más de 400 invitados internacionales, quienes vienen a conocer y están interesados en hacer negocios. Hoy en día existe un déficit en la producción de puros y la idea es apoyar tanto a los fabricantes como a nuestro país, donde tabaco y cigarros son el segundo renglón económico que más aporta al Producto Interno Bruto (PIB)". Dice que ellos asisten a los diferentes eventos mundiales de la industria, tanto los de mercado, en Estados Unidos y Alemania, como los de origen, que es el caso de Cuba, Nicaragua y recientemente Puerto Rico. "Así que recibiremos a gente de esos países. Entiendo que este año nos consolidaremos, debido a nuestra influencia en los distintos mercados, y que nuestro festival se seguirá celebrando cada año, tal y como lo hemos planteado".


HLM

30

Ángel Gómez, Francisco Matos, Osvaldo Rhadamés Rodríguez, Shoraya Suárez, Elba Rodríguez, Róbinson Díaz y Vism

A pregunta expresa sobre la Asociación Dominicana de Fabricadores de Cigarros (Procigar), responde: "Mantenemos una bella relación con ese grupo y la realidad es que estamos encaminados a lograr que la industria del tabaco dominicano sea una sola. Nosotros tenemos la mejor disposición para avanzar hacia allá, porque en realidad no somos competencia de nadie".

De acuerdo con don Osvaldo, la mayoría de los reconocimientos que ha otorgado la Adocitab han sido para miembros de Procigar. Por eso afirma que "realmente tenemos el ánimo de conjuntar esfuerzos y que nuestra industria sea nacional, que es la idea de la marca-país. No hay espíritu de competencia entre las asociaciones, porque ambas trabajamos para que la República Dominicana mantenga el liderazgo mundial del tabaco".


mark Salomón.

HLM Dominicana nunca tuvo un presidente como Luis Abinader, quien ha trabajado con la industria del tabaco a plenitud, con su presencia y además, respaldo. Gracias a ello hemos tenido muchos logros". Entonces, puntualiza que el Presidente inauguró el festival del año pasado, y aunque ahora tiene un compromiso fuera del país, "cuando recibió la invitación decidió ajustar su agenda para venir a Tamboril. Eso habla de actitud, al igual que la denominación del tabaco y el cigarro como Patrimonio Cultural del país, o que su segunda reunión una vez asumido el cargo –durante la pandemia de Covid-19–, haya sido con nuestro sector, en Santiago". De más está decir –continúa–, que hace apenas un año se anunció durante el festival la creación de un Parque Industrial en Zona Franca para los pequeños y medianos productores de cigarros de República Dominicana; algo que no tiene precedentes.

UN GOBIERNO ENFOCADO Asegura que el sector gubernamental se ha enfocado plenamente en el desarrollo de la industria nacional. "Sin su apoyo, seguramente no podríamos celebrar un evento como el nuestro, porque es muy costoso. Pero afortunadamente todos los organismos del Estado están presentes, colaborando". Sabe bien que algo nuevo, como su organización o el Dominican Cigar Fest, siempre tendrán gente en favor y en contra, aunque no lo expresen. Y aunque "no soy político, tampoco soy ajeno y la realidad es que República

"Ya estamos trabajando en ese proyecto, que significa casi 2 mil millones de pesos que la Asociación aportará, mientras que el Estado hará grandes inversiones al construir calles, aceras, asfaltado, energía eléctrica, la barda perimetral y el sistema de agua pluvial, por ejemplo. El apoyo es consistente, y aunque haya gente pueda verlo mal, al final de cuentas beneficiará al país", agrega. Hacia el final de la entrevista, don Osvaldo no niega la posibilidad de que en ese espacio también pueda erigirse una sede permanente para el Dominican Cigar Fest, y cuando se le pregunta si crear la Adocitab y consolidar el festival sería su legado, dice que si pudiera dejar algo a su país, le gustaría que fuera la unidad de la industria nacional del tabaco.

31


HLM

32

Francisco Matos

República Dominicana merece un festival como el nuestro Un evento como el Dominican Cigar Fest no sólo es necesario, sino imprescindible, porque un país que es potencia mundial en la producción de tabacos y cigarros premium debe tener una feria para presentar las cientos de marcas que en el nivel internacional todavía no se conocen y son muy buenas. Muchas las elaboran expertos que trabajaron durante décadas en nuestras fábricas más famosas, pero decidieron fundar una propia, que todavía es micro, pequeña o mediana". Quien así habla es Francisco Matos, director técnico de la Asociación Dominicana de Cigarros y Tabaco (Adocitab), y afirma convencido que esta segunda edición consagrará al festival como un evento al que la industria internacional debe asistir. "Así como nosotros vamos desde Tamboril, Capital Mundial del Cigarro, a las ferias famosas de Alemania y Estados Unidos –entre otras–, es tiempo de que los aficionados, productores y

Francisco Matos.


HLM

33

comercializadores nos acompañen en República Dominicana. "Buscamos que todo el mundo espere esta fecha con ansias, esta vez del 10 al 12 de noviembre, casi saliendo el otoño y entrando el invierno, pues como somos un país tropical tendremos ya un clima más fresco y cómodo para degustar cigarros, a diferencia del año anterior", dice el también miembro directivo de la Asociación y del comité organizador del evento. Considera que todo festival de la industria tabacalera es importante y tiene características particulares. Por ejemplo, en su país la Asociación Dominicana de Fabricadores de Cigarros (Procigar), ha realizado durante más de 20 años un evento festivo para los aficionados y comercializadores de sus marcas. "Nosotros, como agrupación de más de 60 micro, pequeñas y medianas empresas, pensamos más en exponer los productos y hacer negocios".

Buscamos que todo el mundo espere esta fecha con ansias, esta vez del 10 al 12 de noviembre, casi saliendo el otoño y entrando el invierno, pues como somos un país tropical tendremos ya un clima más fresco y cómodo para degustar cigarros, a diferencia del año anterior".

Francisco Matos asegura que continuarán apoyando cualquier iniciativa similar en el Mundo del Tabaco, pues no hay que olvidar que todos los países productores debieron fundar la International Tobacco Growers Association (ITGA), como agrupación que enfrenta las dificultades frente a instituciones internacionales dedicadas al antitabaquismo. "Entonces, toda actividad es muy importante para hacernos sentir como sector".

UN PASO ADELANTE Considera que los dominicanos van un paso adelante, toda vez que son el primero y hasta ahora el único país en declarar Patrimonio Cultural al tabaco y al cigarro –gracias a la Ley 34122–, hace apenas un año. La Adocitab busca entonces "aglomerar fuerza de cohesión económica y política, porque los organismos internacionales antitabaco seguirán su lucha y nosotros no nos vamos a dejar".


HLM

34

Otra característica de la Asociación es que envuelve a todos quienes participan en la producción de cigarros, desde el cosechero hasta el procesador, el productor y los fabricantes de celofán, cajas y anillas; "es una agrupación completa con todos los eslabones de la cadena, hasta colocar el cigarro entre los dedos de quien lo degusta". A la Adocitab le corresponde agrupar a un sector desorganizado y desorientado –continúa Francisco Matos–, pues sembrar una cultura asociativa nos permitirá enfrentar cuestiones como la trazabilidad, que Europa exigirá en 2024 a quienes exporten cigarros. Con ello se refiere al seguimiento del producto, desde su origen hasta el consumidor final, en relación con materia prima, procesamiento, distribución y localización después de su entrega.


HLM

35

Los participantes en el festival no necesitan ser miembros de la Asociación, pero sí cumplir con la normativa 481 del Instituto Dominicano para la Calidad. (Indocal), que marca las exigencias mínimas para que el producto sea llamado cigarro dominicano, que es la marca-país. Además, este año expondrán algunas empresas de Estados Unidos, Brasil y Paraguay, "que vendrán tal y como nosotros vamos a las ferias en el extranjero". Respecto del esperado crecimiento del Dominican Cigar Fest y la infraestructura turística cercana a su sede, expone que en Santiago hay varios empresarios dedicados a construir hoteles y ahora mismo están en proceso cerca de 3 mil habitaciones. En el caso de Tamboril, de un año a otro se tiene un nuevo establecimiento con 50 espacios y seguramente los servicios seguirán creciendo, de tal forma que en poco tiempo eso no representará problema alguno.


HLM

36

MIRAR HACIA EL FUTURO De acuerdo con Francisco Matos, la marca-país y su registro se obtuvieron desde 2015, pero es necesario llevarla a la práctica e impulsar la cultura del tabaco. De hecho, la materia prima dominicana está en la tripa y capote de cigarros de todo el mundo, "y si hoy se recibe en divisas más de mil 400 millones de dólares, hay que sembrar el doble, el triple, y eso se logra vendiendo realmente buenos productos". Expresa que después de la pandemia de Covid-19, en la República Dominicana también se puso de moda fumar, ya que "paradójicamente, hace siete u ocho años aquí no se consumía más de 2 por ciento de la producción, y mucho de ello lo compraban los turistas". Es ahora cuando una buena cantidad de jóvenes y ex fumadores de cigarrillos están comenzando a degustar cigarros puros. Reconoce que "nuestro pueblo está aprendiendo a consumir lo propio, pero todavía calificaría de muy bajita la demanda local. Esa es una lucha en la que poco a poco estamos avanzando, porque cualquier empresario que invierta con la idea de vender en el mercado nacional se muere de hambre... "El negocio real está afuera, sobre todo ahora que el habano de Cuba ha tenido una baja de producción y el mercado en Europa, Medio Oriente y África luce vacío. Entonces la idea


HLM

37

es ir hacia allá, pero al mismo tiempo ir ampliando nuestro consumo local. Ojalá muchos dominicanos y dominicanas se decidan enfrentar al principal enemigo del organismo humano, que es el estrés, degustando los buenos cigarros que aquí se manufacturan". También considera que los festivales, en la medida en que se avanza, aumentan el consumo de manera natural, y por ello invita a todos los degustadores de los cigarros premium a vivir y provocar la humareda más grande de los buenos puros en esta segunda edición del Dominican Cigar Fest.




HLM

40

Especial

Los Maestr del blend


ros d

HLM

41

EL GRUPO DE MAESTROS ES LA ÉLITE DE LOS MAESTROS DE LIGA QUE SE ENCARGA DE GARANTIZAR LA CALIDAD DEL TABACO Y DE LOS PROCESOS DE PRODUCCIÓN DE TABACALERA DE GARCÍA, LA FÁBRICA DE CIGARROS PREMIUM MÁS GRANDE DEL MUNDO. SU SECRETO: ADAPTARSE A LAS NECESIDADES DEL MERCADO, PUES “EL MEJOR CIGARRO ES EL QUE SE VENDE”.


HLM

42

Aurelio Contreras Moreno

L

a Tabacalera de García, establecida en La Romana, República Dominicana, es reconocida internacionalmente por la gran calidad del tabaco de sus puros, lo que la ha convertido en la fábrica de cigarros premium más grande del mundo gracias a sus numerosas ligas de primer nivel, con más de cinco mil empleados. Tabacalera maneja cuatro líneas premium principales: Montecristo, que es la de más prestigio y cuenta con las líneas Clásico, Platinum, White, Monte by Montecristo y Montecristo Epic. Tienen también la línea Romeo y Julieta, que es la de mayor volumen: 1875, Reserva Real, Romeo by Romeo y Julieta, así como VegaFina, que


HLM

43

Cándido Rosario. Elmer Suárez.

es la marca más internacional de la compañía, tanto, que ha tenido un crecimiento vertiginoso, pues de comenzar haciendo 600 mil cigarros al año hoy en día produce 12 millones anuales. Otra de sus marcas es H. Upmann, que tiene las líneas Reserve, Grupo de Maestros, The Banker y está dirigida al mercado de Estados Unidos. Y acaban de lanzar el Romeo y Julieta Book of Love, una edición limitada. Una de las claves del éxito de Tabacalera de García es el trabajo que realiza un grupo de master blenders, o maestros ligadores, de primera categoría, que se encargan de la creación de nuevas mezclas y de la supervisión de los procesos de producción.

Javier Elmúdesi.

Carlos Travieso.

Joel Alvarenga.

José Seijas. Pedro Ventura.

Néstor Rodríguez.

Víctor Ávila.

Fundado a principios de los años 90 por Don José Seijas, integrante del Salón de la Fama del Tabaco, este equipo, conocido también como el blending team, integrado en sus inicios por Javier Elmúdesi, Pedro Ventura, Carlos Travieso, Víctor Ávila, Néstor Rodríguez, Cándido Rosario, Elmer Suárez y Joel Alvarenga, es llamado Grupo de Maestros. Y sin lugar a dudas hacen honor al mote. Dos de ellos, Javier Elmúdesi y Pedro Ventura, compartieron para Humo Latino Magazine su experiencia, filosofía de trabajo y lo que los impulsa a mantenerse en las grandes ligas de los blenders en el nivel internacional.


HLM

44

Pedro Ventura EL MAESTRO DE LIGA, UN CHEF QUE COCINA CIGARROS

P

edro Ventura, actualmente director de Operaciones de Tabacalera de García, es oriundo de La Romana, siempre ha estado relacionado con el sector agrícola, primero a través de la caña de azúcar y posteriormente con el tabaco. Su padre le enseñó la importancia de cuidar la tierra para que la siembra alcance los niveles que se esperan, así como ser responsable de las labores cuyo cargo se asumen. “Yo te diría que son parte principal de lo que ha sido mi formación y de lo que yo soy hoy en día”. Estudió Computación en la Universidad Central del Este y a los cinco meses de graduarse, comenzó a trabajar en Tabacalera de García, la única fábrica grande de La Romana y el único lugar donde ha laborado desde hace poco más de 26 años.

Su primer contacto con el tabaco fue a través de un amigo, Giovani Honorio Cuevas, quien le obsequió su primer cigarro.

Su primer contacto con el tabaco fue a través de un amigo, Giovani Honorio Cuevas, quien le obsequió su primer cigarro. “Yo digo que desde que lo fumé, quedé conectado con este mundo. Era un Dunhill espléndido, un cigarro grandísimo y me lo fumaba hasta el cabito, como decimos nosotros. Como vio que me gustó tanto, él lo conseguía con un amigo que trabajaba aquí en la Tabacalera. Ese cigarro me marcó definitivamente”.


HLM

45

MENTOR Como todos los integrantes del Grupo de Maestros, Pedro Ventura reconoce las enseñanzas e influencia que ejerció en él Don José Seijas, a quien llama “un gran mentor”. “Pude trabajar con él muy temprano cuando llegué y muy cercano a él, conociendo lo que era el proceso de creación de nuevas ligas, el conocimiento de los tabacos. Pude visitar también mucho el campo, específicamente en la zona de Santiago, en

Reconoce las enseñanzas e influencia que ejerció en él Don José Seijas, a quien llama “un gran mentor”.

el Valle del Cibao, que es donde está la zona tabaquera de República Dominicana”, rememora. En ese momento es cuando junto con otros jóvenes recién graduados de la universidad, entra a un programa diseñado por Don José Seijas que buscaba elevar el nivel académico del departamento administrativo de la empresa a través de la formación en el mundo del tabaco.


HLM

46

“Como yo tenía esta curiosidad tan grande, estaba siempre investigando desde el primer día, acechando que hubiera una oportunidad para estar íntimamente ligado a la producción de los puros. No había llegado a los tres meses cuando surgió una oportunidad como supervisor en el área de empaquetado, apliqué y me dieron la posición y por ahí yo comencé. Tuve la suerte de que aparecieran muchas oportunidades de crecimiento y yo las aproveché”, narra Pedro Ventura.

Grupo de Maestros nace con la salida de José Seijas. Al él salir, la fábrica y las marcas se quedan sin un nombre detrás, que es sumamente importante hoy en día en el mundo de los cigarros hechos a mano y ahí nace la formalización de lo que era el Grupo de Maestros como un elemento de mercadeo”.

En un periodo de tres años, escaló en los puestos de la compañía hasta llegar a la posición de superintendente gracias a su empeño y a la curiosidad por aprender del mundo del tabaco, más que por ambición económica.

Desde la posición de Gerente de Desarrollo de Producto, tomó la coordinación del Grupo de Maestros al ser el contacto directo con los mercados que coordinaba los nuevos lanzamientos, tipos de producto, características, con base en lo cual se diseña y crea una nueva liga de fortaleza media, alta, suave. “Yo servía como enlace entre el mercado y la fábrica y esa información yo se la presentaba al Grupo de Maestros. Ahí comenzábamos el proceso de creación de nuevas ligas”, explica.

“Me movía más la oportunidad de crecimiento. Yo, en ese momento, hasta llegaba al punto de sacrificar dinero con tal de poder ver una buena oportunidad de crecimiento, pensaba más a mediano y a largo plazo”, precisa. Ya como superintendente en el área de Empaque, asume también un rol relacionado con el desarrollo de nuevos lanzamientos, la creación de las ligas, el diseño de cajas y la preparación de muestras, el cual desempeña paralelamente. Un tiempo después, es ascendido como Gerente de Desarrollo de Nuevos Productos. “Ahí duré algunos años, estaba también ya en el Grupo de Maestros Ligadores”. A raíz de la salida de Tabacalera de García de su mentor, José Seijas, que ocurre en 2011, el Grupo de Maestros asume un rol más protagónico en la empresa. “De hecho, el concepto de

SIN BUENOS TABACOS, NO HAY BUENAS LIGAS

Pedro Ventura destaca que para diseñar una nueva liga lo primero es el conocimiento de la característica de los tabacos, porque si no se conocen, “puedes tener una suerte de principiante, combinar tabacos y hacer una muestra buena, pero eso va a suceder una vez, si es que sucede”. “Entonces, lo primero es que conozcas, y eso lleva tiempo, las características de los tabacos. A diferencia del mundo Habano, que utiliza tabaco de un solo origen, nosotros utilizamos tabacos de 11 orígenes diferentes, por ejemplo. Entonces, la única forma de


HLM

47

llegar a algo es conociendo realmente las características de los tabacos”, puntualiza. El Grupo de Maestros –refiere- emplea la técnica de probar los tabacos al 100 por ciento, lo que los ayudó a desarrollar el paladar. “Hacíamos algunas muestras cuando recibíamos el tabaco con la capa, tripa y capote del mismo lote de tabaco y eso, al final, te hacía apreciar las propiedades de ese tabaco. Fue una de las formas que el grupo completo utilizábamos para desarrollar el paladar y eso nos permitía al final, cuando nosotros queríamos poner un producto en el mercado con determinadas características, ya por lo menos de inicio se sabía cuáles tabacos se podía comenzar a mezclar”. Cuenta que hacían hasta 20 o 30 tipos de mezclas diferentes con fumadas a ciegas que se evaluaban en formularios con características organolépticas y aspectos técnicos, como la quemada o el rolado. Al final se daba una puntuación y las mejores puntuadas, pasaban a la siguiente ronda. Por eso, el proceso podía durar entre seis meses o más de un año. Basado en ese conocimiento de los tabacos, continúa, hay entonces que entender la tendencia de los mercados, porque el consumidor actual es totalmente diferente al de hace 15 o 20 años. “Antes, el consumidor no era de cigarros de alta fortaleza, se centraba en cigarros con buen sabor y de fortaleza baja a media. Eso ha cambiado mucho y yo no puedo hacer ligas que me gusten a mí, sino para quien lo compra. ¿Por qué ha variado tanto

eso? Porque antes los consumidores de puro eran personas de más edad, antes no veías a un joven de 20 años fumando y hoy en día representan el 24 por ciento de los consumidores en el mercado americano y ellos buscan otro tipo de características, como los cigarros de alta fortaleza. También se ha dado personas que buscan dejar de fumar cigarrillos y entonces buscan esa intensidad que les da el fumarse dos o tres cajas de cigarrillos al día”, explica Pedro Ventura. Un master blender, asevera, tiene que tomar en cuenta ese tipo de situaciones, pues no basta solamente con tener los conocimientos sobre las características de los tabacos, sino entender cuál es la tendencia que existe en el mercado. “Ésas son básicamente las cosas que se necesitan más para poder desarrollar una buena mezcla, además de tener un buen paladar y una buena materia prima. Porque sin buenos tabacos, no puedes hacer buenos puros. Entonces, los procesos de siembra, curado y fermentación son fundamentales para un producto de buena calidad”, apunta.

PANDEMIA, LA TORMENTA PERFECTA Para Pedro Ventura, la pandemia fue como “la tormenta perfecta”, porque la demanda de tabaco se disparó 33 por ciento. “Estabilizar la producción a como la teníamos y subirla acorde con la demanda, sin duda, ha sido el reto profesional más grande que he tenido. Yo como responsable de la producción, obviamente todos los


HLM

48

ojos encima diciendo que hay que producir y además manejar el personal en unas condiciones tan difíciles como eran durante la pandemia. Fueron momentos difíciles de los que logramos salir airosos y nos pusimos más creativos de lo que creíamos que podíamos ser. Eso fue de lo positivo de la pandemia”. De hecho, tanta fue la demanda de 2021 que se le ha llamado a este periodo el mini boom taquero. “Nosotros llegamos a producir 45 millones de cigarros ese año, algo que nadie esperaba”, expresa. Recuerda que, como todas las grandes empresas, Tabacalera tuvo cerrar la fábrica durante los meses del encierro, y cuando pudieron reabrir, “no pudimos traer a todo el personal, tuvimos que ir subiendo gradualmente por el tema del distanciamiento social, tuvimos que ponernos súper creativos hasta lanzar un esquema de turnos rotativos, donde un grupo venía cuatro días y luego se iba a su casa y entraba otro grupo cuatro días más para poder tener la mitad del personal que usualmente teníamos”. Para Pedro Ventura la pandemia representó un punto de inflexión para la industria y su manera de relacionarse con el mercado. “Durante la pandemia llegué a hacer más de 20 en vivos con periodistas, con blogueros, con personas aficionadas, tenía uno casi semanal con diferentes partes del mundo. Hubo un acercamiento, se eliminaron in-


HLM

49

termediarios en esa parte de la creación de un cigarro y el conocimiento para el fumador, hubo acceso a más información. Otro efecto de la pandemia fue la incorporación de lleno de las mujeres al mercado de consumidores de tabaco. “Es increíble la cantidad de mujeres que hay ahora fumando en todo el mundo y eso se ve hasta en el mercado nacional en República Dominicana, que eso era imposible pensarlo hace 10 años, cinco. Hay hasta clubes de mujeres fumadoras”, destaca Pedro Ventura. Considera que la pandemia aceleró el cambio en la tendencia del tipo de fumador, porque hay más personas jóvenes fumando, más mujeres y eso, desde el punto de vista de empresa, demanda a la industria ajustarse más rápido. De ahí que las características de sus ligas ahora están más en línea con esa tendencia que con las que tradicionalmente hacían. Gracias a estas estrategias comerciales, Tabacalera de García se mantiene el número uno en cuanto a preferencia del consumidor del cigarro de fortaleza baja y media baja, aprovechando la tendencia de los nuevos fumadores mientras se va a reduciendo el fumador tradicional. “Entonces, si te quedas atrás, al final vas a terminar siendo pequeño”, manifiesta. Pedro Ventura menciona los principales retos que ha enfrentado en su carrera. “El primero fue lograr introducirme en el Grupo de Maestros,

Es increíble la cantidad de mujeres que hay ahora fumando en todo el mundo y eso se ve hasta en el mercado nacional en República Dominicana, que eso era imposible pensarlo hace 10 años, cinco. Hay hasta clubes de mujeres fumadoras”.

tener la aceptación por un grupo de personas con un mundo de experiencia; siendo yo un mozalbete saliendo de la universidad que no viene de una familia tabaquera, el lograr la aceptación de ese grupo y llegar a un punto de que realmente me aceptaran y me sintieran como parte del grupo, para mí fue un gran logro, de los primeros en mi carrera laboral”. El segundo reto fue trabajar en una multinacional con una cultura que no necesariamente está alineada con una fábrica de cigarros hechos a mano, sino con la del mundo del cigarrillo y los cigarros mecanizados. “El poder lidiar con eso, hacer entender a los ejecutivos que habían cosas que no necesariamente eran aplicables en la parte de la operación de los cigarros hechos a mano, fue un tremendo reto”. Finalmente, como maestro ligador, Pedro Ventura le recomienda al nuevo fumador que si quiere algo intenso, comience con fortaleza media para desarrollar el paladar y poder apreciar mucho mejor las características en los diferentes tipos de tabaco. “Así podrían apreciar mucho mejor un buen puro, que primero traten de desarrollar, educar su paladar”. Y es que todo ese entrenamiento del paladar y el olfato para la creación de ligas es parte de una formación constante en la que incluso, existen marcadas similitudes con el mundo gastronómico. “Al final, somos chefs que, en lugar de alimentos, lo que creamos son puros”.


HLM

50

Javier Elmúdesi ¿CUÁL ES EL MEJOR CIGARRO? EL QUE SE VENDE

J

osé Javier Elmúdesi Rodríguez es el gerente de Asuntos Industriales de Tabacalera de García. Es Ingeniero Industrial y cuenta con una maestría en Administración de Empresas. Nació en Santo Domingo, República Dominicana, en el seno de una familia con arraigados valores católicos y un sentido muy fuerte de la unión familiar.

TABACALERA: ENCUENTRO CON EL TABACO Sin embargo, aunque su familia no viene de una tradición tabaquera, siempre estuvo relacionado con el tabaco de alguna manera. “Mi abuelo sí fumaba cigarro. El fumaba cigarro de La Aurora y escogía sus cigarros de manera tal de asegurarse que ninguno tuviera hoyitos, gorgojo. Y entonces se llevaba 20 cigarros y esos se los llevaba para fumar una semana, pero siempre andaba con su cigarro y le encantaba fumar”, recuerda. Su primer contacto directo con el cigarro lo tiene a su llegada a Tabacalera de García, en 1996. La madre de su esposa era muy amiga del en

Tenían una relación muy estrecha y ella le pasó mi currículum a don José en un momento en el que estaban necesitando un gerente para una operación que había aquí en la fábrica de ensamblaje de estuches de pintalabios”.

ese entonces gerente de la fábrica, José Seijas. “Tenían una relación muy estrecha y ella le pasó mi currículum a don José en un momento en el que estaban necesitando un gerente para una operación que había aquí en la fábrica de ensamblaje de estuches de pintalabios”. En esos tiempos, el dueño de la fábrica era también propietario de la marca de cosméticos Revlon, por lo que aprovechaban la fuerza de trabajo de la fábrica para ensamblar estuches de labiales. “Era una operación muy limpia, llegamos a ensamblar hasta 40 millones de estuches en un año”. Su primer cigarro se lo dio el propio José Seijas, con quien trabajó de manera muy cercana. “José Seijas me agarró mucho cariño desde el primer día que entré. De hecho, yo trabajaba en una oficina que estaba cerca de la de él, en la misma estructura y por las mañanas entrábamos a reuniones, todo mundo fumaba y él veía que yo cogía un cigarro y fue a mi oficina a decir que íbamos a hacer algo, que sabía que yo quería empezar a fumar y entonces me pidió que iniciara con un Vega Fina Regular que salió en 1998”.


HLM

51

“Me dijo que yo iba a fumar ese cigarro por un tiempo porque no quería que me diera algo de fortaleza mayor y que me viera frustrado por alguna mala experiencia. El paladar había que irlo trabajando y yo me llevé ese cigarro de José y todas las mañanas me fumaba un Vega Fina con café y por la tarde otro. Poco a poco fui aumentando fortaleza y complejidad y entiendo que es la manera correcta para comenzar a fumar cigarro”, explica. Javier Elmúdesi afirma haber tenido la gracia de contar con los mejores mentores de la industria del cigarro desde que comienza a trabajar en el departamento primario de hojas de tabaco, en los procesos de acondicionamiento de hojas, donde conoció a George Herschel y Nick Van Holden, que en ese momento eran los que compraban todo el tabaco para Consolidated Cigar, y a Julio Aponte, quien trabajó más de 50 años comprando tabaco. Asegura que esos años fueron muy importantes, porque ir a los campos, trabajar con los suplidores de tabaco, es una “experiencia que forma las bases de lo que es esta industria maravillosa y para mí sería el paso correcto a dar para todo aquel que vaya a insertarse aquí, empezar por el tabaco como hoja”. Ubicado ya en el área de tabaco de la empresa, se dedicaba a probar las ligas de los cigarros que van a lanzar al mercado. “Se fumaba casi diario, en


HLM

52

cualquier reunión probábamos una liga y otra, era un proceso dinámico. Cualquiera del grupo podía llevar una liga nueva o la mejora de una que hubiera fumado y en esa reunión se hablaba de qué se le podía mejorar y eso creaba esa experiencia y conocimiento sobre lo que era el uso de distintos tipos y grados de tabaco para distintas experiencias de fumada”.

FUMAR TODO EL TIEMPO, LA RESPONSABILIDAD DEL MASTER BLENDER Ese fue el antecedente de lo que sería el Grupo de Maestros, trabajando de la mano de Néstor Rodríguez, Pedro Ventura, Víctor Ávila, José Seijas, Cándido Rosario y Carlos Travieso. “Fue algo que se formó porque era responsabilidad de nosotros estar fumando, no solamente para asegurar la consistencia de las marcas que había que mantener, sino también para uno porque el mercado demandaba cosas nuevas, innovaciones. Hoy en día, el 30 por ciento de lo que se vende en el año son innovaciones y hay que estar continuamente buscando algo nuevo para el consumidor”, destaca. Convertirse en un maestro, en un master blender, es una labor de años en la que hay que probar una infinidad de variantes de tabaco para educar al paladar, refiere.

Se fumaba casi diario, en cualquier reunión probábamos una liga y otra, era un proceso dinámico. Cualquiera del grupo podía llevar una liga nueva o la mejora de una que hubiera fumado y en esa reunión se hablaba de qué se le podía mejorar y eso creaba esa experiencia y conocimiento sobre lo que era el uso de distintos tipos y grados de tabaco para distintas experiencias de fumada”.


HLM

53

“Nosotros aquí siempre hemos trabajado con 13 diferentes, hasta 14 diferentes orígenes para tripa, de seis a siete de capote y hasta 14 diferentes orígenes de capa. Entonces, cuando yo te digo un origen, por ejemplo, un tabaco dominicano donde hay tres variedades de semilla, cuatro diferentes regiones y cuatro posiciones diferentes de grados en la planta, sólo fumando es cuanto tú sabes que este cigarro tiene un 33 por ciento de piloto dominicano, que tiene un 30 por ciento de Nicaragua, que le pusiste algo de peruano con un capote olor dominicano”, expone. Javier Elmúdesi ejemplifica con la producción de un cigarro de edición especial para una familia con la que trabajaron durante muchos años. “Hicimos una siembra para esa edición, con tiempo, su fermentación adecuada, utilizamos también Piloto de la Canela de ellos mismos. La cuestión fue que sacamos un cigarro que no se parecía a ningún otro cigarro. Ese es el tipo de cosas que hacemos cuando el mercado pide innovación”. Explica que lograr una nueva liga puede tomar hasta nueve meses, y más cuando se tiene un inventario de hoja de alta calidad como en Tabacalera de García. “En aquellos tiempos teníamos un mínimo de 24 meses de inventario de hoja de tabaco de todas esas referencias y eso no lo podía tener cualquier industria; entonces es una ventaja muy importante y realmente éramos niños jugando con una gran


HLM

54

cantidad de juguetes. Eso es lo que realmente da la forma de desarrollar las ligas”. La pandemia cambió muchas cosas en todo el mundo y la industria tabaquera no estuvo exenta. Javier Elmúdesi destaca una transformación en los procesos de producción y de promoción del tabaco, que incluyeron la adopción de la tecnología, las reuniones y fumadas a distancia y los turnos alternados en la fábrica a causa del obligado distanciamiento social. Además, ese periodo representó un gran reto, pues mientras se obligaba a reducir la producción de cigarros, la demanda se disparó. Y para la fá-

El mercado estadounidense, considera, se va a orientar más a cigarros de alta complejidad y fortaleza, sobre todo entre el segmento de los jóvenes.

brica más grande del mundo fue todo un desafío, pues tuvo que redoblar esfuerzos en la contratación de su personal para atender a un mercado en expansión. En ese sentido, señala que Tabacalera de García atiende dos mercados: el de los Estados Unidos, a donde va el 60 por ciento de su producción, mientras el restante 40 por ciento se comercializa en el resto del mundo. El mercado estadounidense, considera, se va a orientar más a cigarros de alta complejidad y fortaleza, sobre todo entre el segmento de los jóvenes.


HLM

55

Además, el fumador norteamericano es exigente y sabe lo que está fumando, por lo que hay que trabajar en la consistencia entre el precio y la calidad del cigarro. A su vez, advierte que el mercado internacional también irá hacia cigarros de mayor complejidad. “Pero al final, yo entiendo que el fumador va a reconocer, lo que es como el vino, cuando un cigarro tiene un tabaco que ha sido bien fermentado, bien añejado. El mercado está cada vez educándose más y más”. Javier Elmúdesi enfatiza que la compañía está preparada para fabricar lo que el mercado está pidiendo. “¿Cuál

es el mejor cigarro? El que se vende. Y el que se vende a un precio considerable”, subraya.






HLM

60

Cobertura

Un even irre


HLM

Habanos Day 2023

nto perfecto, epetible...

61


HLM

62

Pablo Velasco

La industria del tabaco se a la pasión de sus aficiona O

rgulloso, por el éxito de un evento que cambió su formato para incorporar actividades que dieron realce a esta IX Edición de Habanos Day México 2023, Pablo Velasco Carreras, director general de Importadora y Exportadora de Puros y Tabaco (IEPT) –la empresa detrás de esta celebración del tabaco y la cultura cubana–, destaca la confianza y el cariño de las y los aficionados. La incorporación de una subasta que destina recursos al proyecto Ciudad Retoño, impulsado por la Fundación Cauce Ciudadano de la empresa Pernod Ricard, así como un escenario central para el desarrollo de una Master Class y dos catas, marcaron un cambio de formato al que se agregaron –para todo el público–, una experiencia de casino sin apuestas y shows Flair Bartending que hicieron más dinámico el evento, calificado como un éxito. Esto, además de la música en vivo, las demostraciones de elaboración de habanos por un maestro torcedor, dos presentaciones de baile con música cubana y el Video Booth 360 para quienes no participaron de las actividades privadas.

Pablo Velasco.


HLM

e debe ados Por otra parte, a pregunta expresa Pablo Velasco dijo que aunque IEPT ha respetado siempre las leyes y promueve el consumo responsable del habano, porque "entendemos que los menores de edad no deben fumar, las restricciones impuestas por el Reglamento de la Ley General para el Control del Tabaco en México van quedando paulatinamente sin efecto". De hecho, el reglamento era ilegal porque excedía a la propia ley, y no sólo se amparó la industria del tabaco, sino también la restaurantera y la hotelera, con lo que la prohibición se está viniendo abajo. El año próximo, adelantó, es el décimo aniversario de Habanos Day, y tenemos pensado celebrarlo de manera espectacular. "Esperen noticias durante los meses próximos, porque será algo muy especial". Finalmente, dijo que le encanta hacer esta fiesta, pero no la organiza él, sino toda la estructura de IEPT –liderada por el Departamento de Marketing–, que se vuelca en la construcción del evento. "La industria del tabaco se debe a la pasión de sus aficionados y nosotros contamos con ellos. Eso hace que esta celebración sea tan grande".

T

ras días de lluvia y nublados, el sol reapareció en la Ciudad de México iluminando los muros de la Hacienda de los Morales –construcción histórica del siglo XVI transformada en restaurante 57 años atrás–, para recibir a los cientos de ashers o amantes de los habanos que se dieron cita este 26 de octubre en la IX edición del Habanos Day. Poco antes de las tres de la tarde, ya muchos esperaban en el acceso principal al evento, organizado por Importadora y Exportadora de Puros y Tabaco (IEPT), y al avanzar por los pasillos de los patios de la antigua casona fueron bienvenidos con bebidas frutales y una purera conmemorativa conteniendo un Cohiba Siglo II (129 mm, cepo 42); un Por Larrañaga Picadores No. 1, edición La Casa del Habano (127 mm cepo 48), y una siesta grabada. Las notas de un piano sirvieron de fondo a la Experiencia Video 360°, que los concurrentes vivieron durante toda la jornada, mientras que rumbo a los tres escenarios principales se exhibieron algunas de las obras de artistas plásticos cubanos y habanos que se subastarían más tarde. El lugar se fue llenando poco a poco, mientras que la música cubana y los servicios de bebidas invitaron a la gente a buscar su lugar.

63


HLM

64

TODO SOBRE COHIBA En el recinto principal, pronto dio inicio la Master Class Cohiba, origen y tradición, a cargo de Sofía Ruiz, embajadora para Habanos México. Un Cohiba Exquisitos (123 mm, cepo 33), en su combinación con Havana Selección de Maestros, sirvió de acompañamiento a un recorrido histórico por esta marca global, insignia de Habanos, SA. Refirió que Cohiba –creada como tal hace 57 años–, dio paso a las mujeres torcedoras y a la fundación de su escuela en La Casa de los Misterios, actualmente La Fábrica El Laguito, de tal suerte que hoy la presencia femenina es de más de 60 por ciento en todas las fábricas de la Isla. Quienes comenzaron la producción, todavía sin marca pero siguiendo la ligada de Eduardo Rivero fueron Josefina Hernández, Nélida Hernández, Cristina Oviedo y Margarita Delgado. También refirió que fue Celia Sánchez, secretaria personal de Fidel Castro, quien puso nombre a la marca tras buscar en los orígenes del país. Se decidió por la materia prima, el tabaco que los indígenas taínos –sus primeros consumidores– denominaban Cohoba, y de ahí la imagen que aparece en las modificaciones sufridas por el logotipo original, que elaboró Daniel García Rojo.

Sofía Ruiz.

Celia Sánchez, secretaria personal de Fidel Castro, fue quien puso nombre a la marca tras buscar en los orígenes del país.

Sofía habló también sobre la evolución de la marca, desde su origen en 1966 hasta su internacionalización, en 1982, y prácticamente 2010, cuando se presentó la línea Cohiba Behike, su habano más exclusivo, al que únicamente han seguido algunas ediciones limitadas gran reserva. En total, en sus cuatro líneas suma 19 vitolas, como líder de las seis marcas globales de las 27 producidas por Habanos, SA.


HLM

65


HLM

66

David Castellanos y Azhanty Dokyns.

MARIDAJES REGIONALES Las catas, una seguida de la otra también en el salón principal, fueron conducidas por Azhanty Dokyns, embajadora de marca de Havana Club, y el habanosommelier David Castellanos, embajador de marca de Habanos México. En la primera se disfrutó de un Hoyo de Monterrey Escogidos (180 mm, cepo 49), acompañado de rones Havana 7 años y Havana Selección de Maestros.

Por su parte, David ejercitó a los participantes en la experimentación de los aromas y sabores del habano elegido, caracterizado por su fortaleza suave, pero compleja debido al uso de hojas de Seco. La idea fue diferenciar los resultados entre dar tres caladas, dejar el humo en boca, soltar y dar un sorbo al ron frente el proceso inverso, de beber un poco, dejar que el ron pase, respirar y después fumar.

Ella ilustró a la audiencia sobre los diferentes tipos de rones: agrícolas, con jugo de caña, así como los elaborados con mieles y con melazas, y sus procesos de fermentación, mezcla y añejamiento. Hizo énfasis en los cubanos, con base en melazas, y las diferencias entre los blancos, dorados, añejos, extra añejos, especiados, escarchados y de muy alto grado proof, medida que equivale al doble del grado alcohólico.

Para la segunda cata, con un Punch Duke Edición Regional 2018 Mexico (140 mm, cepo 54), se ofrecieron Havana Selección de Maestros y Havana 15 años Gran Reserva, la más selecta de la marca. Todos ellos, joyas auténticas cuyas características se analizaron brevemente en lo que se denominó un maridaje regional, debido al origen compartido de tabaco y destilados.


HLM

67


HLM

68

SUBASTA CON CAUSA Con el nombre de Sabor a Cuba, esta primera subasta en un Habanos Day México presentó un total de 26 lotes, 19 de ellos correspondientes a pinturas –con distintas técnicas– de 15 artistas plásticos cubanos; seis cajas de habanos vintage, es decir, envejecidos durante más de siete pero menos de 20 años, que por sus características son muy apreciados en todo el mundo, y un humidor conmemorativo. Noel Adrián, socio fundador del proyecto Ciudad Retoño –que recibe el apoyo de la Fundación Cauce Ciudadano del grupo empresarial Pernod Ricard–, explicó que los recursos a obtener permitirán sacar a jóvenes de la delincuencia y pacificar una zona de alto riesgo. Es –dijo–, una apuesta de ecosistema social y centro comunitario que desde 2016 ha impactado positivamente a más de 15 mil personas y en lo que va del año atendió a mil 323 niños, jóvenes y mujeres con sus programas sociocomunitario, sociolaboral e innovación y tecnología, así como una clínica de atención psicológica. En su función de martillero o subastador, Norman Bardavid, director de la Galería 10/10 condujo esta actividad, en la que destacó la venta de todos los lotes de habanos, que incluyeron Montecristo Joyitas, Montecristo No. 3, Romeo y Julieta Petit Coronas, Vegas Robaina Clásicos, San Cristóbal de la Habana El Morro, una selección de cinco robustos y el humidor representantivo de Habanos Day, conteniendo 60 piezas seleccionadas.


Ayudar a quien más lo necesita C

on la experiencia de haber conducido más de 500 subastas, el Dr. Norman Bardavid Nissim, director de la galería privada mexicana 10/10, entiende que los participantes en Habanos Day 2023 se hayan volcado sobre los habanos y no por todas las obras de arte, pues se trata de un grupo especializado. Sin embargo, vestir un evento con arte nos eleva el espíritu, y cuando le sumas una causa filantrópica, que en este caso fueron dos, es mucho mejor para todos. Cuenta que los organizadores del evento le invitaron a participar en febrero pasado, cuando lo vieron trabajar en una subasta –en alianza con Galería Collage Habana del Fondo Cubano de Bienes Culturales–, a beneficio de la Educación Artística en ese país. "Entonces contemplaron la posibilidad de agregar esta actividad, con habanos y arte cubano. Se fue generando la idea, vimos la selección de las obras y así fue". El Dr. Norman Bardavid Nissim explica que durante la puja, la pieza se convierte en un objeto del deseo y vas por ella hasta donde tu presupuesto lo permita. Pero cuando es del interés de dos o tres personas, el precio se va elevando, "y hoy nos dimos cuenta de cómo los habanos vintage, de colección, pueden llegar a precios súper interesantes, para con ello ayudar a quienes más lo necesitan".

Dr. Norman Bardavid Nissim.

Afirma que cada subasta tiene características particulares, porque es al mejor postor, y aunque muchas veces están vestidas por arte, las obras no son necesariamente el mayor interés. Pueden ser otras cosas, como los habanos, o botellas de vino, antigüedades, tapetes u objetos decorativos... son experiencias especiales, aunque al final de cuentas se trate de una puesta en escena. "Agradezco a Importadora y Exportadora de Puros y Tabaco (IEPT) por la oportunidad de participar de este evento, que fue maravilloso para quienes gustan del habano –continúa–, porque tuvieron acceso a muchas actividades vestidas por la cultura cubana, como el tabaco, la música y el arte. Esperamos que todo el mundo haya salido muy contento, y vernos aquí el año próximo".

HLM

69


HLM

70

Fuera de programa, para dar por terminada esta actividad, salió a remate desde cero un acrílico sobre tela del Capitolio de La Habana –en sepia–, obra del pintor Manuel Antonio Álvarez Sauso, Lolo, cuyo monto de recaudación se sumará a los apoyos que recibe la población de Acapulco, Guerrero, tras el reciente impacto del huracán Otis.

LA FIESTA DEL HABANO De manera paralela a las actividades reseñadas, en el escenario artístico se ofrecieron conciertos en vivo y dos espectáculos de baile, a los que se sumaron Shows Flair Bartending, a cargo del equipo de 2am_cocktail, así como las demostraciones del maestro torcedor Froylán Fuentes Ortiz, originario de La Habana, quien tras 14 años de trabajar para la marca Romeo y Julieta es capaz de rilar un habano en sólo dos minutos.


HLM

71


HLM

72

Además de un equipo organizativo muy eficiente y el cambio de formato para el evento, se añadió este año la Experiencia Casino, conducida por Black, by Big Bola, que permitió a quienes gustan del Blackjack y la ruleta probar suerte y destreza, pero sin sufrir pérdidas, ya que no hubo apuestas. En un espacio adjunto destacaron los stands de venta de habanos; de Boveda, las bolsas de control de humedad para su almacenamiento, y de S.T. Dupont, empresa de encendedores y accesorios para el fumador. Participaron como patrocinadores, junto con todos los mencionados, La Casa del Habano y Xikar.


HLM

73

Cabe destacar el servicio de las barras de mixología y destilados, que además de diez cocktails diferentes sirvieron al público de manera ilimitada rones de Havana Club, cognac Martell, ginebra Beefeater, whiskey Jameson y tequila Olmeca Altos, entre otros. Tras seis horas de diversión, el retiro paulatino de los ashers marcó el final de Habanos Day 2023, y sólo resta esperar al año próximo, cuando IEPT celebre el décimo aniversario de esta joven tradición que cada vez se arraiga más en México. La promesa de los organizadores se cumplió: Encendieron la flama del mejor evento del año y fue perfecto, irrepetible...






HLM

78

Historias

Lucía y Blanca Alsogaray.


Blanca Alsogaray La Mujer Habano de Argentina

Premio Habano 2023 en la categoría de Negocio, Blanca Alsogaray es la primera latinoamericana y una de las pocas mujeres en el selecto grupo de las 69 personas que a lo largo de 23 años han obtenido esta distinción. Fundadora de la Casa del Habano en Buenos Aires, Argentina, que este año cumplió tres décadas, además de pionera ha sido una educadora en la cultura del tabaco no sólo de muchas y muchos aficionados en ese país y el mundo, sino de sus propios hijos, quienes se han sumado a esta destacada labor

HLM

79


HLM

80

S

u padre fumaba habanos, y junto con su hermano Emiliano –cuando eran chicos– solían "sacarle" algunos que luego fumaban a escondidas. "Nos mareábamos mucho", recuerda divertida Blanca Alsogaray, quien tras algunos trabajos pronto encontró la actividad a la que ha dedicado buena parte de su vida. "He hecho unas cuantas cosas –cuenta–. Tuve una chacra de flores, una casa de antigüedades... hasta que en los años ochenta hicimos una feria y trajimos productos de Cuba: libros, objetos de Santería, telas y un montón de cosas. entre ellas habanos. Entonces me convencí, y dije, 'Bueno, esto es lo que quiero hacer, me voy a dedicar a esto'." Así, junto con un socio, primero estableció la distribuidora Puro Tabaco. La idea surgió porque los habanos que se vendían en Buenos Aires eran de baja regalía. "Lo máximo que traían era un Mille Fleurs de Romeo y Julieta o Partagás", de tal suerte que los fumadores argentinos que buscaban algo más, y que eran muchos, tenían que comprarlos en Europa. La empresa comenzó a ofrecer otras marcas en el país, como La Gloria Cubana, Ramón Allones, Bolívar... "y nos dieron una medio desconocida, Cohiba –relata entre risas–. Después, Habanos, SA hizo un estudio para ver a quién le otorgaban la distribución oficial y quedamos nosotros".

Conforme el negoció prosperaba, en 1993 creó La Casa de Habano, la tercera sede de esta franquicia internacional después de las dos de México, que se mantuvo a la par de Puro Tabaco hasta 2002, cuando Habanos, SA y sus socios españoles decidieron comprarla. De hecho, es todavía la distribuidora exclusiva para el Cono Sur, abarcando Argentina, Chile y Uruguay.


HLM

81

LA CASA DEL HABANO Tras la venta, ella se quedó con La Casa del Habano y siguió trabajando. Su primer local fue "un lugar maravilloso", en el primer piso de un edificio antiguo, con techos muy altos... "Después tuvimos dos al mismo tiempo y el segundo daba a la calle, pero hubo un momento en que fueron tres, al sumar un restaurante que desafortunadamente quedó fuera de lugar" con la prohibición de fumar en este tipo de lugares. Actualmente es una especie de Cigar Lounge ubicado en el centro de Buenos Aires, en el barrio El Retiro, donde hay bancos y empresas, frente a un hotel Meliá. "Y realmente vamos In Crescendo –Continúa Blanca–, porque cada vez atendemos mejor a nuestros clientes y amigos. El local es muy amplio, con un living grande y más lugares y espacios, algunos privados para reuniones. Todo esto ha cambiado, ha crecido mucho". Ella lo describe como un lugar al que la gente acude a relajarse, a fumar y, si así lo desea, a convivir. "Nosotras estamos acá todo el día, porque conmigo trabaja mi hija Lucía, y quienes vienen muchas veces se sientan con nosotras a charlar. Es como la sala de estar de tu casa, con la ventaja de que estás en el centro de la ciudad. Si necesitás hacer una pausa porque estás trabajando, venís a relajarte, a fumar y tomar algo...".


HLM

82

Dice que el mercado argentino no es muy grande, en comparación con el europeo, pero sí importante por el número de personas que fuman. Además de quienes buscan habanos de alta regalía, hoy muchos jóvenes están empezando a fumar, dejando los cigarrillos y probando los habanos. Todo ello, a pesar de que Argentina es muy particular, pues "hemos tenido épocas en que no se podía importar y uno miraba el humidor y había dentro de los estantes una, dos cajas de habanos y vinos, pero eso tiene que ver con lo que es el país. Ahora estamos complicados para la importación, pero tenemos realmente muy buen stock, porque nuestro trabajo es ese".

PREMIO HABANO 2023 Blanca es una persona afable, paciente, que durante la entrevista no escatima tiempo para explicar cada detalle que se le pide ante las interrupciones y otros detalles propios de un enlace vía Zoom. Narra entonces su experiencia, que al principio fue difícil porque en los ochenta pocas mujeres trabajaban con habanos. "En un mundo de hombres había discusiones, problemas... porque además venían los clientes y como mi hijo trabajaba conmigo se dirigían a él. Ahora hay muchas mujeres que fuman y las cosas han cambiado muchísimo, porque lo hacen en público y en esa época no era así. Hoy es más fácil, ya todo lo anterior pasó y lo peleamos".

Así pudo abrirse espacio: manteniendo las cosas, haciéndolas bien y trabajando mucho, "como todo el mundo logra algo en este momento y en un país como éste". Y como fruto de su esfuerzo este año, durante la XXIII edición del Festival del Habano llegó el Premio Habano en Negocio o comercialización; reconocimiento que una latinoamericana obtiene por vez primera y que han recibido pocas mujeres, en su mayoría cubanas, en otras categorías. El premio, que cambió de nombre porque hasta hace un año se llamaba Hombre Habano del Año, parte de ternas propuestas en los renglones de comercialización, producción y comunicación. "Este premio es por mi historia, por tantos años de trabajar con el habano, venderlo, crecer y darlo a conocer en la Argentina". Resultado de 23 festivales del habano, sólo 69 personas en el mundo han obtenido esta distinción.


HLM

83

Aunque Blanca ha viajado a Cuba al menos 35 veces, siempre ha ido por trabajo y nunca de vacaciones. No obstante, la cultura de ese país le gusta y considera que realmente ha sido una gran experiencia que le ha dejado muchos amigos, quienes por regla general se relacionan con el habano y comparten esa pasión. "Trato de ir lo más posible a todos los festivales para reencontrarme con su cultura del habano y la gente, que es muy abierta, muy amiga de sus amigos".

EL HABANO ES ÚNICO Ella ha fumado desde hace más de 35 años, "y cuando empecé con el tema probé todo tipo de habanos y puros o cigarros, para saber bien qué es lo que lo teníamos en las manos. Pero para mí, el habano es el mejor tabaco del mundo. Tiene un sabor muy particular, y en cuanto uno lo prueba su perfume, su aroma, es totalmente distinto. "Me gustan mucho y es un gusto trabajar en algo que me produce tanto placer... poder fumar, estar y compartir con los amigos de La Casa de Habano, porque acá vienen muchas personas a fumar con nosotras y hay a quienes conocemos de muchos años y siguen viniendo y reuniéndose acá". Nos recuerda que los habanos sólo se elaboran en Cuba y únicamente algunas zonas –como Vuelta Abajo– se

destinan a la producción del tabaco. Esto, a propósito de los cursos de Junior Sommelier que recién iniciaron en La Casa del Habano, avalados por la distribuidora Puro Tabaco y Academia Habanos. Los conduce su hija Lucía, quien hizo un máster de la especialidad en Cuba. La idea es capacitar gente para que pueda trabajar con habanos y tras obtener el diploma respectivo accedan, incluso, a oportunidades laborales en restaurantes y otros sitios. También como parte de su labor educativa, mensualmente celebran dos actividades: un curso de iniciación que abarca un solo día, y la presentación de algunas vitolas, como fue el caso de Juan López Selección Especial y del Bolívar New Gold Medal. Anualmente Puro Tabaco organiza el Habanos Day Argentina, y La Casa del Habano realiza, al menos, un par de eventos para grupos más numerosos. Destaca, entre ellos, la conmemoración reciente de su 30 Aniversario.

VARIEDAD DE SABORES De acuerdo con Blanca, los productos de las 27 marcas de habanos –seis de ellas globales– poseen sabores absolutamente distintos. "Y aunque sus fortalezas puedan ser suave, media, media fuerte y fuerte, es muy difícil probar un habano y decir exactamente cuál es. Hacer una cata a ciegas, sin


HLM

84

verlo ni tocarlo, es complicado, como sucede en los vinos, por ejemplo". Ella no fuma una sola marca, pues le gusta cambiar según el día y la hora. "Si es a la mañana, depende de si almorcé y qué almorcé; si es a la noche, según su acompañamiento. Después de una comida fuerte o un asado fumo un Montecristo o un Partagás Serie D No. 4 ó un 8-9-8, pero si es al mediodía, Romeo y Julieta... Claro, tengo el humidor a un lado y puedo elegir permanentemente. A veces me basta con ver la capa, el color, sin importar cuál sea". Blanca califica la producción actual de habanos como excelente, y a pregunta expresa reconoce que el aumento en el precio de algunas marcas afectada no sólo a Argentina, sino a todo el mundo. Es el caso de Cohiba, algunos habanos de Montecristo y Trinidad, que son realmente de lujo ahora cuestan lo que corresponde. "La gente que fuma lo hace igual y el habano es costoso, que no caro, digamos". Habla entonces del trabajo humano y esfuerzo que existe detrás de cada pieza, así como de los tabacos especiales que algunas producciones llevan. Pero también de todas las marcas que han mantenido su nivel de costos, "acorde con los cigarros y los puros, que también los hay con precios altísimos". También destaca que fumar habanos no es un vicio: "Puedes fumar tres al día y ninguno en una semana. Son un


HLM

85

objeto de placer que puedes compartir con los amigos, porque las relaciones humanas son muy importantes. Tenemos un grupo que nos reunimos cada viernes y la pasamos muy bien probando con distintas bebidas. Compartimos unas horas y todos nos vamos a casa relajados, contentos, después de haber trabajado mucho toda una semana".

-------------------

Blanca Alsogaray trabajó en distintas cosas que le gustaban, o no, hasta que llevada por el perfume del habano y el recuerdo de su padre encontró un lugar y una pasión, así como el placer de compartir con los amigos; cosas increíbles y muy importantes realmente – afirma–. "Es la forma en que empecé, y lo logré...".




HLM

88

Estílo Sección

E

ncabezado por la doctora Anastasia Psomiadi –experta en emprendimiento ético y responsable; activa durante mucho tiempo en el ámbito internacional–, el Movimiento Global SOTL gesta un cambio positivo en el Mundo del Cigarro, rompiendo estereotipos en búsqueda de crear un mundo mejor, inspirado en el amor por la gente y los cigarros. A partir de su establecimiento en Grecia, en 2017, su objetivo es empoderar a las mujeres, inspirarlas y crear oportunidades para que alcen sus voces; motivarlas a crear comunidades

de cigarros, apoyar su espíritu empresarial y –en colaboración con los hombres– desarrollar un entorno mejor para aficionadas y aficionados. El Consejo Asesor y Equipo de Gestión trabajan incansablemente para dirigir a la organización hacia el éxito, impulsando proyectos como el programa Maestro School of Cigar Sommelier Tocacconist, con colaboración de la Universidad del Tabaco; la Certificación Women Friendly Cigar Lounge, en apoyo a pequeñas empresarias, y Mesas Redondas Globales para facilitar la discusión y el diálogo igualitario entre aficionadas y aficionados.

Más infor

#sotlglob #webreak


HLM

89

También, la tutoría en línea Global Movement Cigar Speakeasy with Detra Denise, un espacio para disfrutar de fumar cigarros y disipar preocupaciones, así como una Investigación Científica en Psicología Social con la Universidad Panteion, sobre la Contribución de los Cigarros en la Salud Social, con base en los sentidos, las emociones, la conexión, la vinculación, la autoidentificación y su valor social.

rmación: sotlglobalmovement.com

balmovement #welovecigarworld kthestereotypes

Educar a personas de todo género sobre la historia, cultura y artesanía de la fabricación de cigarros, promoviendo la conciencia de los beneficios para la salud y el disfrute de fumar, permitirá a las generaciones venideras preservar la industria tabacalera, si les fomentamos el mismo sentido de comunidad. ¡Sé parte del Movimiento!


HLM

90

Mujeres detrás del humo

Zoe Nocedo y las Amigas del Habano


HLM

91


HLM

92

I

magínese en La Habana, Cuba... Las calles llenas de risas, el estruendo de los autos antiguos y el ritmo y las melodías nostálgicas de Buena Vista Social Club llevadas por el aire cálido. En esta tierra de música, baile, Revolución y ron se ha gestado otra revolución –más silenciosa–, pero esta vez, en los sagrados salones del Habano, la industria del tabaco. Entre el aroma de los puros recién enrollados y las notas ancestrales de los ritmos cubanos –pilar de la cultura local–, tuvimos el privilegio de platicar con Zoe Nocedo Primo, una inconformista del mundo de los cigarros y un faro para el empoderamiento de las mujeres en la industria. El sol comenzaba a ocultarse tras las siluetas de los edificios coloniales de La Habana Vieja, proyectando largas sombras sobre las calles empedradas. Zoe, una mujer profundamente enraizada en la rica historia y cultura de esta ciudad vibrante, recorría un establecimiento pequeño, pero significativo: el Museo del Tabaco. Sus ojos oscuros se posaban en los objetos exhibidos, en las historias de tabaco entrelazadas con la de su propia vida. Criada entre los latidos del corazón de la capital de Cuba, pasó de ser una dedicada profesora de Historia, a figura emblemática en el Mundo del Habano. Todo comenzó en 1997, cuando un giro del destino la llevó a la Oficina del Historiador de la Ciudad


HLM

93

de La Habana (OHC), lo que unió su destreza académica con la cultura tabacalera. Los ojos de Zoe brillaron con orgullo particular al ver cómo florecían sus proyectos en el Museo del Tabaco, donde programas educativos como Tabaco Cubano: De sus orígenes a la comercialización, ofrecieron una perspectiva enriquecedora a cientos de especialistas de diversos campos. No era sólo una curadora de artefactos y sus esfuerzos no pasaron desapercibidos, de tal forma que en 2018 se le reconoció con el Premio Habano de Comunicación. Una mujer dejaba su huella en un sector predominantemente masculino. Su camino no fue solitario. A su lado, Frank Línea Soto –compañero de vida y confidente–, le acompañó a explorar y documentar el Mundo del Habano. Y aunque su partida inesperada, un año atrás, dejó un vacío infranqueable, su esencia impregnó las imágenes y recuerdos de sus experiencias compartidas.

AMIGAS DEL HABANO Mientras disfrutaba de un gran cigarro cubano, Zoe recordó sus años en el Museo del Tabaco, que bajo su liderazgo se convirtió en epicentro de la educación sobre esta cultura: "Cuando el doctor Eusebio Leal Spengler me nombró directora, me di cuenta de


HLM

94

que me sumergía profundamente en el corazón del legado tabacalero de Cuba". Recordó la pasión y el impulso de las ocho mujeres que lideró: "Éramos un equipo pequeño, pero feroz, dedicado no sólo al museo, sino a nuestra misión social más amplia. Vi potencial en todas partes, una oportunidad de llevar el fascinante mundo de los cigarros a las masas, y especialmente a las mujeres de nuestra comunidad". En este punto de la conversación, surgieron los tonos melancólicos de una guitarra cercana y Zoe hizo una pausa. Sus pensamientos se dirigieron a su compañero, Frank Línea, de quien habló con ternura, detallando sus sueños compartidos. "No sólo fue mi compañero de vida, sino un verdadero pilar en todos nuestros proyectos", agregó, visiblemente emocionada. De la memoria al presente, Zoe detalló con entusiasmo el nacimiento de Amigas del Habano, idea inspirada en la combinación del Coloquio Flores del Habano, que celebraba el papel de la mujer en la cultura tabacalera, y un intento anterior de crear un grupo en el evento Amigos de Partagás.

Nunca se trató sólo de fumar, sino de fomentar un aprecio profundo por la cultura y la historia detrás de cada cigarro: una visión fundamental de la identidad de un grupo que en muchos sentidos fue revolucionario, al tomar espacios dominados tradicionalmente por los hombres.

"El día que lanzamos Amigas del Habano –relató– teníamos mujeres de Argentina, Gran Bretaña, España y más allá... Era un ambiente electrizante, lleno de esperanzas y sueños".

Las Amigas del Habano se convirtió en una agrupación de más de 200 mujeres que rompieron barreras geográficas y profesionales, convirtiéndose en un nexo donde convergían historiadoras,


HLM

95

Esta unidad no se limitó a los espacios físicos. A través de las plataformas digitales mantuvieron su discurso, celebraron hitos y se apoyaron mutuamente, uniendo sus mundos profesional y personal. "Nuestras reuniones son una mezcla de educación, camaradería y celebración. Desde discutir temas centrales de nuestra cultura cubana hasta disfrutar de actividades artísticas y maridajes dirigidos por expertos, nuestro objetivo es elevar cada experiencia", explicó Zoe. Celebradas por lo general mensualmente, su programa incluye:

museólogas, comercializadoras, productoras y entusiastas con una causa singular: la apreciación, defensa y propagación de la cultura del tabaco.

• Un tema seleccionado para la discusión (relacionado con la cultura del tabaco o la cultura nacional). • Participación activa de lectores de tabaco con poemas, consejos de vida y otros temas. • Maridaje de puros y bebidas bajo la guía de un especialista o un Habanosommelier. • Actividades artísticas.

Durante sus reuniones, agradables y estimulantes intelectualmente, los cigarros y las bebidas –exploradas y apreciadas por experimentados Habanosommeliers–, se convirtieron en catalizador de discusiones, intercambios culturales y apreciación compartida del arte, la historia y las percepciones sociales.

Estos encuentros contaron inicialmente con apoyo de la Dirección de Patrimonio de la Oficina del Historiador, así como de Habanos S.A., que las patrocina con cigarros; Cubaron y Havana Club Internacional, empresas roneras, y Brascuba, S.A. e Internacional Cubana de Tabacos (ICT), que ofrecen artículos promocionales.


HLM

96 Sin fines de lucro, Amigas del Habano es un proyecto sustenido durante 13 años gracias a una contribución mínima de cada uno de sus miembros y colaboradores, así como el apoyo fundamental de las entidades estatales mencionadas. La agrupación está presentes en las redes sociales y plataformas como WhatsApp, donde sus miembros se comunican y establecen programas de actividades: • Todos los días presentan efemérides relacionadas con eventos culturales significativos en Cuba y el mundo. • Los martes se dedican a la Vitolfilia. Un especialista selecciona el tema y las piezas a presentar. • Los viernes son para maridajes y noticias relevantes sobre las marcas de Habanos, S.A. y sus vitolas. • Se selecciona un tema semanal, con uno o más subtemas para cada día, y los especialistas contribuyen a enriquecer la experiencia cultural de las participantes.

DEFENDER LA IGUALDAD Las Amigas del Habano sortearon desafíos, logrando que sus intenciones no fueran malinterpretadas en un espacio centrado –a menudo– en la producción y la dinámica económica. Su defensa fue firme: ya fueran fumadoras o no, todas transmitieron un mensaje importante en cada reunión, encarnando un principio tan

fundamental como simple: reconocer y celebrar el papel de la mujer en el Mundo del Tabaco. Mediante una planificación meticulosa, un liderazgo empático y una evaluación constante, Zoe y su equipo empoderaron al grupo, asegurando la vigencia de este esfuerzo cultural. Se mantienen unidas, no sólo como conocedoras o profesionales de la industria tabacalera, sino como mujeres, expresando sus experiencias y puntos de vista en un espacio que defiende y aboga por la cultura del tabaco.


HLM

97

Mirarlas es encontrar historias pasadas y visiones para el futuro, pues la narrativa de cada una de ellas es el verso vital de una oda atemporal al Habano, su historia y espíritu.

MENSAJE EN LAS CENIZAS A medida que la conversación llega a su fin, Zoe mira hacia el horizonte de La Habana. "Es una historia de amor, cultura y resiliencia... Se trata de reconocer nuestro lugar en el mundo. Puede que estemos envueltos en las delicadas hojas de la tradición, pero por dentro, ardemos de pasión". También agradeció al Movimiento Global SOTL "que apoye nuestro proyecto con mayor visibilidad. La Dra. Anastasia Psomiadi –fundadora de SGM– realmente merece reconocimiento por el esfuerzo que lidera, pues realmente está atrayendo mucha más atención a todas nuestras comunidades de cigarros. Es como una voz global de conciencia que a todos nos une". Quienes buscan establecer contacto pueden comunicarse con las Amigas del Habano al correo amigasdelhabano@gmail.com o a través de Instagram.




HLM

100

Lisa Sigler Experta en la industria del cigarro


HLM

101


HLM

102


HLM

103

E

n Arlington, Virginia, cerca de donde el río Potomac fluye suavemente, comenzó la historia de Lisa Sigler. Educada bajo el ejemplo de una mujer trabajadora, tenaz y dedicada, que se desempeñó como cocinera profesional en la industria hotelera, su madre se convirtió en una fuente de inspiración que alimentó su propia determinación de triunfar. Lejos de su exigente carrera, Lisa encuentra consuelo en la tranquilidad del agua, ya sea un día en su piscina, una visita a una playa o el sereno encanto de los mercados de agricultores. Su conexión con este elemento es más que una preferencia; es su Zen, una fuerza calmante en medio de las corrientes tumultuosas de la vida.

UN ENCUENTRO INESPERADO Tras graduarse de la escuela secundaria, Lisa eligió trabajar de tiempo completo mientras estudiaba –a tiempo parcial– en un colegio comunitario. A los 20 años inició con funciones administrativas en el Departamento de Instituciones Financieras de Chubb Group of Insurance, en Washington, D.C., apoyando a gerentes de departamento y suscriptores. Las oportunidades llamaron a su puerta gracias a referencias de conocidos, lo que la encaminó a forjar un currículum importante. Hizo la transición a un bufete de abogados

Su pasión creciente por la industria le llevó a emprender ventas independientes de cigarros en el área de Washington, D.C., representando a marcas boutique cuya presencia se expandió –en un mercado muy competitivo–, gracias a su relación con los minoristas y el trabajo que desarrolló durante seis años.

de práctica múltiple, donde comenzó como Asistente administrativa y ascendió hasta llegar a Gerente de Oficina. Sin embargo, su vida estaba a punto de dar un giro tan inesperado como emocionante. En el bufete de abogados conoció a un cliente llamado William C. Paley, un entusiasta de la planificación patrimonial que le confió la tarea de administrar su oficina. Tras mantener su colaboración a lo largo de los años, él tomó una decisión importante, e inspirado en el legado de su familia decidió resucitar la marca de cigarros de su abuelo: La Palina. Confió a Lisa responsabilidades fundamentales, ofreciéndole un lugar en el funcionamiento interno de la industria de fabricación de puros. Ella se encargó entonces del desarrollo de negocios, gestión financiera y supervisión operativa, lo que poco a poco le afianzó en el mundo de los cigarros. Su pasión creciente por la industria le llevó a emprender ventas independientes de cigarros en el área de Washington, D.C., representando a marcas boutique cuya presencia se expandió –en un mercado muy competitivo–, gracias a su relación con los minoristas y el trabajo que desarrolló durante seis años. Así, Lisa prosperó en un terreno desafiante, donde el éxito dependía de su persistencia y capacidad de fomentar confianza y respeto.


HLM

104 Pero la historia no termina ahí. En 2023 asumió un nuevo papel como Directora de Desarrollo de Membresías y Relaciones con la Industria de la Premium Cigar Association (PCA), en Capitol Hill, Washington, D.C. Una oportunidad que proporcionó a su carrera una perspectiva distinta, desde el lado de la defensa de la industria del cigarro.

VALORES QUE LLEVAN AL ÉXITO El camino de Lisa no ha sido fácil. Vender nuevas marcas boutique a los minoristas es un esfuerzo eclipsado –a menudo– por los gigantes de la industria, bien establecidos. Sin embargo, su resiliencia le enseñó una lección vital: Un "no" hoy, no significa necesariamente "no" para siempre. Algunos de sus clientes necesitaban tiempo para adaptarse a los puros emergentes y a veces tardaba uno o dos años en lograr su aprobación. Fue así que la determinación inquebrantable de Lisa dio frutos, y una vez que aseguró un lugar en los estantes entendió que no sólo se trataba de vender puros, sino de construir asociaciones duraderas. En el mundo de los cigarros, Lisa es conocida por encarnar valores fundamentales: el trabajo duro está a la vanguardia, pues siempre está en actividad, forjando conexiones y fomentando el crecimiento de las


HLM

105 marcas en las tiendas. De igual manera la honestidad y confiabilidad, ya que mantener una reputación como persona íntegra es la piedra angular de su éxito, testimonio de compromiso con la excelencia.

PERSPECTIVAS DE FUTURO A las revistas de cigarros, ofrece consejos sabios extraídos de la clase magistral de Anna Wintour: Deja que los datos informen, pero no que dicten tu dirección. Como líderes deben forjar un camino propio, creando contenido original y con significado. Confiar en el equipo de trabajo y estar abierto a diversas perspectivas puede conducir a resultados innovadores, así como ejecutar su visión con convicción es la clave del éxito. Con los propietarios de Cigar Lounge y estancos, Lisa fomenta la introspección y adaptabilidad, pues reevaluar periódicamente sus negocios y realizar los cambios necesarios puede mejorar la experiencia del cliente. También les recomienda unirse a la Asociación de Cigarros Premium, como organización dedicada a promover a la industria. Respecto de las grandes compañías de cigarros, subraya la importancia de construir equipos de trabajo fuertes y evitar la microgestión, ya que confiar en el potencial de tu gente e invertir en su crecimiento puede allanar el camino hacia el éxito duradero.


HLM

106 Para las empresas de cigarros boutique, el conocimiento de la marca es primordial. Lisa considera que utilizar múltiples canales de marketing, como revistas, redes sociales, podcast y demás permite mejorar su visibilidad. A menudo, los minoristas miden el compromiso de una marca con el crecimiento y la conciencia, antes de considerarla y llevarla a sus estantes. En cuanto a las aficionadas y aficionados, enfatiza el sentido de comunidad que los cigarros crean. En una industria que alguna vez fue predominantemente masculina, aplaude la evolución de la cultura y alienta a los entusiastas experimentados a dar la bienvenida a las y los recién llegados, ofreciéndoles orientación y apoyo para fomentar amistades. Reserva un agradecimiento especial para la PCA y el Movimiento Global SOTL. Reconoce los esfuerzos de estas organizaciones para hacer avanzar la industria y promover su defensa, pues son muestra de la unidad y el progreso, que mucho aportan al mundo de los cigarros premium.

PREDICAR CON EL EJEMPLO La trayectoria de Lisa, de gerente de oficina a figura prominente en la industria del cigarro, es un testimonio de dedicación, resiliencia y compromiso: una historia que inspira a quienes se atreven a seguir sus pasiones y aprovechan oportunidades inesperadas. Luego de un año con la PCA, es evidente que continuará impulsando un cambio positivo y el crecimiento del sector, porque Lisa Sigler no eligió a la industria del cigarro; la industria la eligió, y es aún más rica por ello.

Lisa considera que utilizar múltiples canales de marketing, como revistas, redes sociales, podcast y demás permite mejorar su visibilidad. A menudo, los minoristas miden el compromiso de una marca con el crecimiento y la conciencia, antes de considerarla y llevarla a sus estantes.


HLM

107




HLM

110

Heroínas anónima

Mujeres d


as de la industria

de la Hoja

HLM

111


HLM

112

P

ara muchos, los cigarros premium son símbolo de relajación, celebración o contemplación. Las notas profundas y aromáticas, la iluminación ritual y las nubes de humo cuentan una historia de lujo y atemporalidad. Sin embargo, cada uno de ellos esconde historias de resiliencia, dedicación y, sobre todo, de las mujeres que los hacen posible. A menudo eclipsadas por sus homólogos masculinos en la industria del cigarro, ellas –desde los campos hasta las salas de rolado– han sido la columna vertebral de este oficio milenario durante siglos. Son las heroínas anónimas del mundo del cigarro: las Mujeres de la Hoja.

GUARDIANAS DE LA CALIDAD En febrero de 2023 tuvimos la bendición de pasar cuatro días en Estelí, Nicaragua, y vivir la experiencia del tour de la fábrica Perdomo Cigars – que recomendaría a todo el mundo–, una gira increíble que permanecerá siempre en mi memoria. Los campos y la fábrica de Perdomo estaban llenos de mujeres, quienes con una sonrisa y un cigarro en la mano continúan el legado de otras tantas, cuya implicación en el cultivo del tabaco se remonta a siglos atrás. Aunque el reconocimiento merecido que su trabajo ha comenzado a ganar, es reciente.

Escondidas tras el velo de niebla en las primeras horas de la mañana, ellas caminan entre hileras de plantas y más tarde trabajan bajo el sol abrasador, con los dedos manchados por arrancar las hojas maduras.

El proceso laborioso de cada cigarro comienza en las vastas extensiones de siembra. Escondidas tras el velo de niebla en las primeras horas de la mañana, ellas caminan entre hileras de plantas y más tarde trabajan bajo el sol abrasador, con los dedos manchados por arrancar las hojas maduras. Este cultivo exige atención a los detalles, desde que la semilla se planta, hasta asegurar su protección frente a plagas y enfermedades. A pesar de su importancia histórica, las mujeres a menudo han sido relegadas a las sombras, ocultando


HLM

113 su contribución en las vastas extensiones de tabaco que se extienden en países como Nicaragua, la República Dominicana, Honduras y Cuba: una presencia fundamental, duradera, por generaciones. En el pasado ayudaban a sembrar semillas, cuidar las plantas y, en última instancia, a cosechar las hojas maduras. Pero con el tiempo sus funciones se han ampliado y como reflejo del panorama cambiante de la industria, hoy en día muchas ocupan puestos de supervisión, asegurando la calidad. Conforme profundizamos en esta actividad primaria, es claro que han prosperado en el entorno mundial del tabaco. Su resiliencia, experiencia y dedicación siguen dando forma a un legado, recordándonos su contribución invaluable y trabajo incansable para preservar y enriquecer esta tradición atemporal.

HABILIDAD DE LA SELECCIÓN La calidad de un cigarro depende, en gran medida, de las hojas de tabaco seleccionadas para su elaboración. Las mujeres, con su atención al detalle, han sido el eje en este proceso, ya que pueden distinguir las diferencias sutiles entre las hojas, eligiendo sólo las que se ajustan al perfil requerido para una mezcla en particular.


HLM

114 Ana, recolectora de tabaco que conocí en Estelí, explicó: "Cada hoja cuenta una historia. Es como escoger el ingrediente adecuado para una receta. Si el tabaco no está bien, toda la mezcla puede estar mal". Este proceso –crucial y minucioso– permite garantizar que cada cigarro esté a la altura de su promesa de ofrecer un sabor distintivo y un aroma cautivador. Es un testimonio del arte y la dedicación necesarios para producir obras maestras enrolladas a mano, en las que cada hoja contribuye a la armoniosa sinfonía de sabores y aromas que las y los aficionados buscan y aprecian. Las manos de estas mujeres expertas, como Ana, preservan la garantía de cigarros excepcionales para las generaciones venideras.

EL ARTE DE ROLAR De todas las etapas de la producción de cigarros, el rolado se destaca como una forma de arte. Las también llamadas torcedoras son las artesanas anónimas, cuyas manos bailan con gracia girando, estirando y doblando las hojas de tabaco; un proceso intrincado para garantizar consistencia en cada pieza –del pie a la cabeza–, y obtener puros que no sólo se fuman bien, sino que se ven exquisitos. Muchas maestras roladoras describen su oficio como si cada cigarro que enrollan llevara una parte de ellas, y sorprendentemente –en fábricas


HLM

115 de cigarros de todo el mundo–, a menudo eclipsan a sus homólogos masculinos cuando se trata de lograr los estándares más altos de calidad. Su tacto hábil, refinado y perfeccionado a través de incontables horas de práctica, da vida al tabaco, transformándolo en una pieza tangible de arte y devoción. Las torcedoras se erigen como testimonio viviente de que la maestría verdadera no está limitada por el género o la convención. Como cualquier industria, la que nos ocupa tiene sus desafíos. Para muchas, trabajar en el campo o en las fábricas significa largas horas, a veces en condiciones difíciles. A menudo hacen malabarismos para cumplir con sus responsabilidades en el trabajo y en casa, pues además de contribuir a la economía familiar se aseguran de que todo se mantenga en orden. Las mujeres aprecian la camaradería que desarrollan con sus pares, pues la mesa de rolado es, además de un lugar de trabajo, un lugar de historias compartidas, risas y apoyo mutuo.

EL CAMINO A SEGUIR Aunque el papel femenino en el cultivo, recolección y rolado del tabaco es primordial, cabe destacar su creciente influencia en otras esferas de la industria, pues emergen como empresarias, comercializadoras e


HLM

116


HLM

117 incluso mezcladoras exitosas que escriben historias de éxito. No se limitan a los antecedentes: están al frente y al centro, liderando y cambiando el juego. Es claro que todavía encuentran desafíos y obstáculos en su búsqueda de excelencia y reconocimiento, como los estereotipos culturales que obstaculizan su progreso. Pero existe una sensación palpable de cambio, pues cada vez más organizaciones e iniciativas abogan activamente por el empoderamiento y la visibilidad de las mujeres a escala mundial. Es el caso del Movimiento Global SOTL, dedicado a promover sus intereses y derechos. Además, otros eventos y reuniones sirven de plataforma para que las roladoras, mezcladoras y empresarias muestren su talento, experiencia y creatividad. La Convención PCA en Estados Unidos y el Festival de Procigar en la República Dominicana, –por citar dos ejemplos–, además de celebrar los logros de las mujeres en la industria, fomentan un ambiente de colaboración, tutoría e inspiración. En la medida en que las mujeres sigan rompiendo barreras y redefiniendo sus roles, los vientos de cambio se mantendrán soplando, prometiendo un futuro más brillante para todos los apasionados por el arte y la artesanía de los cigarros.

La próxima vez que encienda un cigarro, tómese un momento para pensar en las innumerables mujeres que intervinieron en su proceso de manufactura, pues desde los campos hasta las fábricas, su dedicación, habilidad y pasión están presentes en cada bocanada.

CELEBRAR EL TRABAJO FEMENINO Como consumidoras, la mejor manera de honrar el trabajo de estas mujeres es a través del conocimiento y el aprecio. La próxima vez que encienda un cigarro, tómese un momento para pensar en las innumerables mujeres que intervinieron en su proceso de manufactura, pues desde los campos hasta las fábricas, su dedicación, habilidad y pasión están presentes en cada bocanada. Ellas son el corazón y el alma de la industria, y es hora de que las celebremos. Son las heroínas anónimas de la industria del tabaco, merecedoras de reconocimiento y gratitud. Así que brindemos por quienes hacen posible nuestro pasatiempo favorito; por su fuerza, habilidad y espíritu.






HLM

122

Cigarvoss

Los Caballeros de Santiago


s

HLM

123


HLM

124 Nicolás Valenzuela Voss

P

ara muchos existen las coincidencias, pero para mí son diosidencias; es decir, la Divina Providencia guiando y conectando caminos. Justo tengo un pronto viaje a Canadá, conocido país con fuertes leyes antitabaco, lo que no ha impedido que emprendedores del rubro surjan y crezcan no sólo representando marcas y vendiéndolas, sino también formando las propias. Tal es el caso de Caballeros Cigars, de Tabacalera Caballeros. Todo comenzó en la República Dominicana, con la historia de Cristian Quintana, quien desde los ocho años paseaba por los campos donde ayudaba a su padre a cuidar nuestra amada planta. Con varios años de experiencia, se ha desenvuelto en todas la áreas de producción del tabaco premium. Su currículum no es menor. Luego de trabajar en Tabacalera Palma y La Aurora, en 2009 decidió fundar su propia fábrica, Tabacalera Quintana, que mantiene en funcionamiento. Ahora, ¿por qué hablo de un viaje personal a Canadá y las coincidencias de la vida? Bueno, porque en 2018 Cristian coincidió con Marco Accardi y terminarían siendo socios, al establecer juntos Tabacalera Caballeros. Marco, por su parte, es un empresario del tabaco en Toronto, Canadá. Dueño de la tabaquería Hemingway Cigars, a unos pasos del aeropuerto


HLM

125

internacional de esa ciudad, sus inicios como fumador se remontan a los juegos olímpicos de Atlanta, en 1996, cuando probó su primer cigarro y se enamoró del producto. Así que durante 30 años abrió diversas tiendas, organizó eventos y asistió a distintos festivales de la industria.

Todo cigarro busca contar una historia y/o rendir homenaje a una persona o lugar. En este caso, Tabacalera Caballeros recuerda los orígenes de la ciudad de Santiago de los Caballeros, República Dominicana, fundada en 1495 y la primera con el nombre Santiago de América.


HLM

126 Aunque el homenaje no se limita al nombre, pues conlleva el compromiso de elaborar los mejores cigarros tanto de Santiago como de Toronto, y llegar al punto de llevarlos a otras partes del mundo.

Por el momento, la empresa ofrece tres líneas:

Maduro Capa: Negro San Andrés. Capote: Sumatra. Tripa: Ligada secreta.

Habano Capa: Habano. Capote: Olor Dominicano. Tripa: Ligada secreta.

Connecticut Capa: Connecticut ecuatoriano. Capote: Sumatra. Tripa: Ligada secreta.

Cristian Quintana y Marco Accardi.


HLM

127 Todas ellas se presentan en las vitolas Robusto, 5 pulgadas, cepo 52; Toro, 6 pulgadas, cepo 54, y Gordo, 6 pulgadas, cepo 60. Sus fortalezas son de media a media-suave, pues así pueden llevar a un público mayor sus fantásticos cigarros, manufacturados con esmero y dedicación. Actualmente trabajan en dos líneas más; una con capa Habano Maduro, y otra de la que sólo revelaron el nombre: Cuadrado. Cristian y Marco hicieron más de 70 pruebas para llegar a la liga deseada en cada cigarro y obtuvieron un producto final que te hace imposible fumar sólo uno... ¡y eso es fenómeno! Su estándar mínimo es de siete meses de añejamiento con el producto ya torcido, pero quieren llegar a un año, ya que en sus propias palabras: “más tiempo siempre es mejor”.




HLM

130

Pipe Review

¡A cele


ebrar..!

HLM

131


HLM

132 Christopher Sáez Ahumada

L

uego de una pausa necesaria en busca de pertrechos y de fumar en medio de mis labores –entre cerros de números e informes–, pensando cuál sería el mejor tabaco para este review decidí dar la oportunidad a Anthology (1992-2022), de Cornell & Diehl; mezcla conmemorativa de los 30 años de esta marca, que está entre mis preferidas. El primer desafío es seleccionar el maridaje, y entre lo disponible elijo un ron Spiced Wild Tiger, buscando potenciar las notas de pimienta del VaPer a reseñar. Al abrir la lata inmediatamente nos invaden las clásicas notas de ciruelas, manzana macerada, un poco de higo y la infaltable pimienta blanca clásica de los VaPer. Aunque este, en particular, tiene un aroma de fondo similar al melocotón, ligeramente dulce, sin ser empalagoso. Presenta al tacto una humedad perfecta. Son pequeñas láminas de no más de una pulgada y media, aproximadamente, con un veteado interesante de notas claras sobre un fondo marrón oscuro, que le dan una apariencia –muy especial– de corteza de árbol. Los flakes se desmenuzan cariñosamente en las manos y trato de hacer bolas, para después abrirlas y cuando las hebras se rocen entre sí


HLM

133


HLM

134 rompan ciertas paredes en las hojas y expulsen aún más sus características. Claramente las siento un poco oleosas y queda en mis manos un aroma a ciruelas pasas. He escogido mi pipa Peterson Spigot Saint Patrick, que ha dado buen rendimiento cuando fumo tabacos VaPer, y una vez chequeado el paso del aire comienza la misión fundamental del encendido. Acerco tímidamente la llama del encendedor y comienzo a dar calor al tabaco, que trata de arrancarse de la pipa aún con las brasas vivas, pero el pisón del atacador lo regresa a su centro. Empiezan a brotar sabores muy ligeros de manzana, empujando detrás de la omnipresente pimienta blanca, con abundante humo gris. Al primer sorbo de ron quedo un poco nublado entre el humo y el silencio de la noche. La pimienta se calma ligeramente, pues quizá el ron la desplazo al fondo de la cazoleta, y siento la fumada más ligera. Entre sorbo y sorbo, el humo no cesa. Trato de llevar el humo hacia más atrás, en el paladar y la lengua, buscando la presencia de las notas amargas del tabaco, pero no quieren brotar. Por el contrario, las notas salinas se quedan y al revolverse un poco con lo dulce siendo una mezcla extraña. En VaPer fumados antes se tiende a amargar el gusto, e incluso llegan a picar. Pero ahora, si bien el Perique deja esa sensación de picazón en la

nariz, los Virginias lo empujan hacia otro punto sensorial. Como no queriendo avanzar el primer tercio, el tabaco combustiona de manera lenta. Sutilmente hago caladas más intensas, tratando de avivarlo para forzarlo a avanzar, pero la humedad leve de las hebras me susurra: más lento, disfrútame, celébrame. De a poco, en el segundo tercio comienza un tránsito hacia una nota más terrosa, con choques entre la madera, algo de limón –más ácido–, bailando con la presencia de las ciruelas e higos secos. Haciendo caso a los susurros bajo la intensidad de la fumada, para disfrutar tranquilamente este tercio y sentir cómo se entremezclan los sabores. En los minutos que me lleva hacer apuntes, siento cómo el Perique comienza a adquirir presencia, desplaza las notas dulces y se vuelve ligeramente avinagrado, pero no molesta. Incluso sin ser fan de estos sabores, es agradable y le da un toque especial que recuerda a Exclusive, de la misma casa productora. El último tercio finaliza en silencio, con los sabores muy atenuados y un humo calmo, sin agresiones ni mordidas. Se trata de un tabaco sorprendente, a la altura de un VaPer, que conforme la fumada se va calmando presenta cenizas bien grises, sin rastros de humedad, como evidencia de una buena combustión.


HLM

135 Finalmente, quiero enviar mi saludo más afectuoso a todo el equipo de Humo Latino Magazine, que cumple dos años de acercar el Mundo del Tabaco a todos los aficionados y aficionadas de habla hispana. Soy testigo del entusiasmo del staff y los colaboradores, que han impulsado a esta publicación hasta el lugar que hoy ocupa, y agradezco también a los lectores –como parte del grupo– su seguimiento y apoyo.

DETALLES DE LA MEZCLA

Nombre: Anthology (1992-2022). Casa: Cornell & Diehl. Contenido: Perique Saint James. Virginia Rojo, Bijou (2003). Virginia Rojo Carolina SM2-18 (2018). Virginia Rojo Flake, con Perique (2020). Corte: Flake. Presentación: Latas de 50 gr. Fortaleza: Media. Aromatizantes: Ninguno. Gusto: Medio. Nota habitación: Tolerable.




HLM

138

De todo mi gusto

El Tabaco como inspiración, el Alcoholismo como sustrato creativo (#todossomosbukowsky)


HLM

139


HLM

140 Si me derriban no extrañaré nada. El hormiguero del futuro me asusta y odio su virtud robótica. Yo nací para jardinero. Me despido”. Antoine de Saint-Exupéry.

Michel Iván Texier Ustedes podrán pensar que la historia que acontece en La Siroque es sólo una simpática comedia romántica francesa, o que es la película que ya avisaba del talento que le brindaría a Marion Cotillard el Óscar a la mejor actriz, por Piaf, dos años más tarde (por lo demás, el único Óscar a la Mejor Actriz otorgado por una actuación en una película francesa), o incluso podrían suponer que es la gráfica trazada por la magia de Ridley Scott para transmitirnos su particular visión de la eterna contradicción idiosincrática entre ingleses y franceses. Pero no... la verdadera historia está en el pequeño Max Skinner, en la mesa de madera desvencijada bajo los árboles del patio, el descorchador de un tiempo, el ajedrez, el omnipresente vaso de Pastis. "Es la historia de Duflot, el viñatero casi analfabeto de cuyas manos nace Le Coin Perdue; es la Francia profunda de los Petit Chateau, el Saint Epain de mis abuelos, los zuecos de madera, la lechería, el alma de Les Bleus hecha vino, la mujer resuelta y sencilla que sólo se da en los pueblos de calles


HLM

141 de adoquín del mediodía francés, el interruptor que despierta, como los goles de Zidane en el 98, el grito tricolor que llevamos algunos. Es el romanticismo de los quesos bien curados, las ciudades amuralladas, las riberas al sur del Loira, es casi el último poema de Albert Finney, y tan solo por ese pequeño detalle, ya es una película imprescindible”. Publiqué este texto hace poco más de tres años en la página fílmica en Facebook de otro colaborador de Humo Latino, Gastón Banegas, y lo saco a colación hoy a propósito de una nueva colaboración con nuestro medio y la coincidencia de haberme detenido, hace un par de días, a ver este mismo filme por enésima vez. En Un Buen Año, Scott vuelve –29 años después de Los Duelistas, su opera prima–, a brindar un papel a Albert Finney. Si bien no protagónico, omnipresente en toda la trama, un sujeto libre, desenfadado, excesivamente pagado de sí mismo, sibarita, fumador y gozador de la vida e, implícitamente, poco dado a los compromisos de pareja, refugiado en las pasiones que intenta transmitir, en códigos poco tradicionales de enseñanza, al pequeño Max. El tabaco esta allí, en cada momento del filme, inmortalizado en el minuto en que Max encuentra en una mesa frente a la piscina los restos fríos del último cigarro de su tío, trayéndole a la memoria su alegría, su falta de


HLM

142

formalidad, su eterna pugna con Duflot, el coqueteo de Henry con su mujer, que se presume correspondido, y el recuerdo de antiguas partidas de ajedrez durante las que Max hacía trampa, fumaba a escondidas y bebía vino y pastis diluido en agua, como hasta hoy es costumbre permitir a los niños en las familias que anclan su tradición en la campiña francesa. Y es que el tabaco es, ante todo, las historias que nos permite contar. Es así como, sin siquiera proponérmelo, resulta ser el facilitador de este texto, que nace de la costumbre adquirida de intentar, cada vez que veo nuevamente un filme de mi agrado, reparar en aspectos diferentes, sensaciones nuevas y detalles que dejé escapar la vez anterior. Nunca había reparado en la importancia de los tabacos a medio fumar del dueño de La Siroque, pero más importante que ello, nunca había reparado en la magistral transversalidad en mi vida de la obra de Ridley Scott.


HLM

143

A la mencionada Los Duelistas siguió Alien, el octavo pasajero –la primera película de ciencia ficción que vi en el cine–, y luego Blade Runner, que si bien es de 1982 recién se plantó ante mis ojos durante una de las largas noches de resistencia universitaria en 1987, que acostumbrábamos pasar en una facultad tomada mientras la dictadura en Chile vivía sus últimos y no menos despreciables actos. Y se plantó para quedarse para siempre en mis diez películas favoritas; un decálogo inamovible, quizá, porque la mejor época para construir ese tipo de listas es en la juventud, que lo hace a uno más impresionable y menos crítico, y a la cual he agregado, de tarde en tarde, algún bonus track.


HLM

144 Thelma y Louise en 1991 y Gladiador en el 2000 integran un quinteto irrenunciable de películas que juegan con nuestras emociones, nos presentan escenarios disimiles –tanto clásicos como futuristas–, y tienen como lugar común obligarnos a pensar, detenernos en la vorágine del ritmo diario para dedicar el tiempo suficiente a entender los conceptos que el director nos quiere entregar. En sus películas nos enamoramos de una replicante misteriosa, de una astronauta andrógina, de dos mujeres rompiendo cánones culturales y descubriendo el feminismo, y de una camarera en St. Remy de Provence, el pueblo ficticio donde Max se reencuentra con una Fanny Chenal que había desaparecido de sus recuerdos y que sólo el aroma de un tabaco abandonado logra traer de regreso. Además, sin relación aparente con lo comentado, me trae a colación un tema no menor en el universo de la literatura: el alcoholismo, no como temática de algún relato, sino como parte de la realidad en la vida de los autores. Alcohólicos eran Hemingway, que cuenta con una línea de tabacos que lo homenajea dentro del portafolio de Arturo Fuente; Poe, Tennessee Williams, Truman Capote, Kerouac, Faulkner, Bukowsky y Joyce, sólo por nombrar algunos, y muchos –de hecho– murieron como consecuencia de sus hábitos, intrínsecamente ligados a la calidad y tonalidad de su literatura.


HLM

145

Un caso muy representativo es el de William Faulkner, quien otorgaba a su relación con el alcohol una condición literaria, esgrimiendo constantemente frente a sus amigos y conocidos argumentos en pos de demostrar que sin su inefable botella de Old Crown jamás habrían visto la luz joyas de la literatura como El Ruido y la Furia, Santuario o Luz de Agosto. Una de sus citas más emblemáticas al respecto fue: “La civilización comienza con la destilación”. Una de sus características principales, que le diferenciaba en alguna medida de otros autores que compartían su afición por la bebida, es que le gustaba beber mientras elaboraba sus textos y la mayoría de sus críticos coinciden en que sin la influencia del alcohol no sólo no habría existido el escritor, sino siquiera una persona definida. Incluso uno de ellos, Jay Parini, sostenía que el alcohol cumplía un propósito terapéutico. Bebía, en sus propias palabras, para limpiar las telarañas y volver el reloj a cero. Menciono esto último porque a menudo esperamos, erróneamente, la perfección en las conductas de nuestros autores favoritos, y muchas veces dejamos de lado que es justamente su imperfección la que les permite construir mundos subjetivos tan disímiles como el universo de Alien y la epopeya de Gladiador, o el romanticismo futurista del amor sin medida entre los personajes de Rutger Hauer


HLM

146

y Daryl Hannah en Blade Runner, y el surgido bajo la lluvia veraniega de Provence en Un Buen Año. Capítulo aparte es la elección de repartos. No en vano Scott ha vuelto a confiar en Joaquín Phoenix para su última creación, Napoleón, y tuvo a Russell Crowe y Albert Finney en más de una producción. La calidad actoral eleva las buenas historias a la condición de obras maestras, casi en el mismo grado que lo hace el corte del director, y nada de esto se materializa sin la elección de una adecuada banda sonora, elemento fundamental a la hora de establecer los ritmos de una historia fílmica, las reacciones y la complicidad del espectador, la continuidad de la atención, la conformidad del publico asistente con el resultado, las ganas de contar la historia, como intento hacer en estas líneas.


HLM

147 El desafío no es obligarlo a recorrer toda la filmografía del autor de American Gangster; ni siquiera a revisar los títulos faltantes entre los cinco iniciales que me atrevo a mencionar, y tampoco a devorar a Faulkner, Allan Poe o Joyce para intentar comprender a Scott y a su universo ecléctico. Sólo busque, en Un buen Año, las escenas que incluyen tabaco, escuche la música, intente reflejarse en el personaje: fume y recuerde como Max, ame como Henry, anhele los labios y las piernas interminables de Fanny, aprenda a curar la insolación de una mujer de espalda perfecta con una cubeta de hielo y tenga siempre a mano los ramos de lavanda que lo habrán de salvar de los escorpiones... con eso basta para ser feliz. Michel Iván Texier.

La luz que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo, y tú has brillado mucho, Roy”. Hampton Fancher, David Peoples y Roland Kibbee, Blade Runner.


HLM

148

Apuntes de un novato

Puros y Habanos, símbolos de poder Los símbolos tienen el valor que les da la gente; por sí solo, un símbolo no significa nada”. Hugo Weaving.


HLM

149


HLM

150 Francisco Reusser Franck

L

os cigarros, con su aroma rico y apariencia distinguida, se han asociado durante mucho tiempo con el poder, el éxito y la indulgencia. Su encanto trasciende al tiempo y las fronteras, se remonta a orígenes antiguos y sigue cautivando a los entusiastas del mundo moderno, pues en ellos convergen la tradición, el lujo y hasta un toque de rebeldía. Sus raíces se remontan a civilizaciones antiguas. Mayas y Aztecas estuvieron entre las primeras culturas conocidas en fumar tabaco, usando una forma tosca de cigarros hechos con hojas enrolladas. Creían que el humo del tabaco tenía propiedades espirituales y medicinales, por lo que formaba parte de rituales varios. Tras la exploración de las Américas por Cristóbal Colón, los cigarros ganaron mayor reconocimiento. Las plantas de tabaco se llevaron a Europa y fumar se volvió popular, de tal suerte que las técnicas de fabricación de los cigarros comenzaron a evolucionar. El desarrollo de moldes y el descubrimiento de sus procesos de fermentación ayudaron a refinar su forma, sabor y consistencia. Los cigarros se convirtieron rápidamente en símbolo de estatus y riqueza. Durante los siglos XVIII y XIX fumar puros era una actividad de moda entre la aristocracia y las clases altas, que establecieron espacios exclusivos


HLM

151 para reunirse y disfrutar de ese lujo, sinónimo de sofisticación. El arte de seleccionar y apreciar los cigarros se convirtió en una habilidad exigente, y los conocedores desarrollaron un paladar refinado para las diferentes mezclas de sus sabores. En la sociedad actual, los puros continúan ocupando un lugar especial como símbolo de éxito y logro. Muchos líderes empresariales y celebridades, por ejemplo, son fotografiados a menudo con un cigarro en la mano. Es, por tanto, una representación visual de sus logros y una señal de poder e influencia; una recompensa indulgente, un momento de relajación en medio de un estilo de vida ajetreado y exigente. Las celebridades han jugado un papel importante en la popularización de puros y habanos como símbolo de poder. Desde figuras icónicas como Winston Churchill –a quien rara vez se veía sin uno–, hasta estrellas contemporáneas como Jay-Z y Arnold Schwarzenegger, representan el estilo de vida de los ricos y famosos, quienes crean una imagen aspiracional y refuerzan la asociación entre cigarros y éxito. Fumarlos es un arte que viene con sus propios rituales y etiqueta, al igual que la pipa. Antes de disfrutar de un cigarro se debe cortar cuidadosamente la tapa para asegurar una calada suave, y la elección de la herramienta de corte –guillotina o


HLM

152 punzón–, es una preferencia personal. Luego será esencial encenderlo correctamente, usando una varilla de cedro o un encendedor de butano para carbonizar uniformemente el pie del cigarro. Para apreciar completamente sus sabores y aromas, debe fumarse lenta y uniformemente. Soplar suavemente, en lugar de inhalar, permite que el humo pase por las papilas gustativas sin abrumarlas, y tomarse el tiempo para saborear cada bocanada mejora la experiencia, permitiendo una conexión más profunda con el cigarro. Los entusiastas invierten a menudo en accesorios para mejorar su experiencia. Un humidor es un elemento imprescindible para almacenar cigarros en el nivel óptimo de humedad, preservando su calidad y sabor. Cortadores y encendedores vienen en una variedad de estilos y materiales, lo que también permite al fumador expresar su gusto y estilo. En países latinoamericanos como Cuba y República Dominicana, los cigarros están profundamente arraigados a la cultura. Se enorgullecen de sus cultivos de tabaco y liarlos o torcerlos se considera una forma de arte transmitida de generación en generación. La artesanía involucrada en la producción de cigarros de renombre mundial se ha convertido en una fuente de orgullo nacional.

En Europa y Asia, los puros tienen una larga tradición que se sigue celebrando. En España e Italia, por ejemplo, suelen disfrutarse después de una comida, como una forma de relajarse y socializar. En Asia, particularmente en China y Japón, han ganado popularidad entre la gente adinerada, como símbolo de lujo y refinamiento.


HLM

153 En todo el mundo, los pueblos originarios tienen sus propias tradiciones y rituales asociados con el tabaco y los cigarros. Desde las ceremonias de las tribus nativas americanas hasta su significado espiritual en América del Sur, revisten una importancia cultural profunda, conectando a las personas con su herencia y ancestros.

-------------------Como se consigna antes, durante los siglos XVIII y XIX la popularidad de los puros como artículo de lujo creció entre las clases altas y el acto de fumar se convirtió en símbolo de riqueza, refinamiento y posición social. Además de ello se ganaron una reputación como herramientas comerciales poderosas, pues muchos empresarios exitosos y líderes influyentes los utilizaron como medio para establecer contactos y negociar. Fumar puros durante las reuniones de negocios se consideraba signo de confianza y autoridad, y los ejecutivos y funcionarios de alto rango los usaban para sellar acuerdos y consolidar sociedades. Ofrecer o aceptar un cigarro era visto –a menudo–, como un gesto de confianza y camaradería que fortalecía las relaciones profesionales. Por otra parte, los clubes de fumadores surgieron como centros de poder y exclusividad que consolidaron la asociación entre cigarros y jerarquía social; espacios de reunión para personas con ideas afines, quienes además de hablar de negocios disfrutaban de su pasión compartida por los mejores puros. Su membresía se limitaba a la élite y fomentaban un sentido de camaradería y pertenencia entre sus miembros. Y aunque los cigarros se han asociado históricamente con la masculinidad, su cultura ha evolucionado para in-


HLM

154 cluir a las mujeres como aficionadas apasionadas y conocedoras que se han convertido en parte integral de la industria. La percepción de que los puros son exclusivamente para hombres se ha desmentido gradualmente, y como consecuencia muchas se han convertido en figuras influyentes en el negocio. Han ganado prominencia al compartir sus conocimientos, experiencias y recomendaciones con una audiencia diversa, y han apoyado el empoderamiento de otras. Sus marcas de cigarros, Cigar Lounge y comunidades en línea se adaptan específicamente a los gustos y preferencias femeninos, brindando espacios de exploración y disfrute de los puros. Han superado –con confianza y pasión–, las barreras que los estereotipos y suposiciones pudieran crear. En la cultura popular, los cigarros se han representado como símbolo perdurable de poder, sofisticación y rebelión, dejando su huella en películas clásicas, novelas de renombre y obras de arte famosas.

En el cine, la imagen de un personaje carismático fumando puede transmitir autoridad o estilo, como Tony Montana, interpretado por Al Pacino en Scarface; en la literatura, baste mencionar a Sherlock Holmes y su pipa, así como diversas pinturas y esculturas que han retratado a los puros y la pipa como objetos de deseo que pueden agregar profundidad e intriga a la narrativa artística, al tiempo que se arraigan en la imaginación colectiva.


HLM

155

-------------------Dos cosas quedan por decir: Los cigarros no son sólo para ricos y poderosos, pues en realidad los consumen personas de todos los ámbitos sociales y es un pasatiempo que puede disfrutar cualquiera que aprecie los sabores, aromas y rituales asociados con el tabaco. Por otra parte, tampoco hay limitaciones de género, pues nada es más sexy que una mujer con un cigarro entre sus labios.


HLM

156


HLM

157


HLM

158

La Fumarosa

El Legado de Iwan Ries & Co


HLM

159


HLM

160 Blanca Czebous

T

estimonio del atractivo perdurable de los productos del tabaco de alta calidad y el arte de fumar en pipa, Iwan Ries & Co es una tienda histórica ubicada en el corazón de Chicago, Illinois. Heredera de un legado que abarca más de 160 años, es la tienda de propiedad familiar más antigua de Estados Unidos y la rica historia que le acompaña, su amplia gama de productos y el compromiso con el servicio al cliente le han convertido en una institución muy querida entre los conocedores. Durante mis viajes de negocios, esta tienda ha significado realmente en un hogar lejos de casa; un santuario donde puedo escapar del bullicio del mundo exterior, disfrutar de mi pasión por los puros y establecer contacto con personas afines. Es un lugar donde el tiempo parece ralentizarse y el placer de disfrutar de un cigarro se convierte en un ritual apreciado. En su salón he tenido algunas de las conversaciones más memorables de mi vida. Ya sea discutiendo los últimos lanzamientos de puros, compartiendo historias de viaje o participando en debates amistosos sobre diversos temas, aquí las conversaciones son siempre estimulantes y provocadoras. La camaradería entre los entusiastas del tabaco es palpable y he formado amistades duraderas con personas de todos los ámbitos.

Uno de los puntos destacados de esta tienda es su Cigar Lounge. Mientras te hundes en los cómodos sofás de cuero, no puedes evitar sentir una sensación de relajación y satisfacción. El suave resplandor de las lujosas arañas de luces crea una atmósfera cálida; un ambiente íntimo para la conversación y contemplación. Los paneles de madera tallada en caoba exudan elegancia y artesanía, sumándose naturalmente a la sofisticación general del espacio. La historia de Iwan Ries & Co comenzó en 1857, cuando Edward Hoffman, inmigrante alemán, estableció el negocio como una compañía de tabaco al por mayor. La empresa cambió de nombre en 1891, pues Iwan Ries, yerno de Edward, se unió al negocio, que


HLM

161 desde entonces fue heredado a través de cinco generaciones familiares, con Chuck Levi y su hijo, Kevin Levi, actualmente al mando. Opera en el edificio histórico Iwan Ries, en el centro de Chicago, un hito de esta ciudad que figura en el Registro Nacional de Lugares Históricos. La tienda es un verdadero paraíso para los entusiastas del tabaco, con un inventario de más de 15 mil pipas, 100 marcas de puros y 500 tipos de tabaco para pipa.

Iwan Ries & Co es conocida por su dedicación a la tradición de fumar en pipa. La compañía ofrece una amplia gama de estos utensilios, desde económicos hasta creaciones artesanales exquisitas. Su impresionante selección de tabacos para pipa incluye tanto mezclas populares como variedades raras, y el personal, bien versado en los matices de los productos de tabaco, está siempre listo para guiar a los clientes en su búsqueda de la pipa y el tabaco adecuados.


HLM

162


HLM

163 Además de la tienda física, Iwan Ries & Co también tiene una tienda en línea, que acerca su inventario a clientes de todo el mundo. El sitio web ofrece descripciones detalladas de los productos y reseñas que ayuda a tomar decisiones de compra informadas. Por todo lo anterior, más que una tienda de tabaco es una pieza de historia viva y un homenaje al atractivo atemporal de fumar, cuyo éxito perdurable se puede atribuir al compromiso inquebrantable con la calidad, el servicio al cliente excepcional y un profundo respeto por las tradiciones del uso del tabaco. Iwan Ries & Co es una joya histórica –parte integral del tejido cultural de Chicago– que ha sorteado con éxito las mareas del cambio, manteniendo su relevancia y encanto en un mundo en rápida evolución. Continúa sirviendo como un faro a los entusiastas del tabaco, no sólo por sus productos, sino por instruir tanto a los fumadores novatos como a los experimentados. Si alguna vez te encuentras cerca, te recomiendo entrar a esta tienda de tabaco histórica. Ya seas un experimentado aficionado a los puros o simplemente curioso, serás recibido con los brazos abiertos, te irás con recuerdos y quizá algunos amigos nuevos.


HLM

164

Haciendo Amigos Internacional


HLM

165

Pintar fumando, otra dimensión


HLM

166 Fernando Sanfiel

I

smael es breñusco. Nació en 2001 en Breña Alta (Isla de La Palma), cuna del tabaco en las Islas Canarias, y por ello esta tradición forma parte su vida. “Me crié rodeado de fardos de tabaco, pues mi familia seguía esta labor tradicional en mi pueblo, lo que hizo inevitable su influencia. El olor característico del puro prendido o el secadero, los matices y el ambiente místico e histórico de su actividad me rodearon siempre”, cuenta. Su arte llego a mis oídos desde su temprana edad, y le aprecio como si de un hijo se tratara. Como Catalina en Semillas de vuelta abajo –de lo cual ya les hablé–, su madre trabajaba en el servicio de la casa de mis padres, y en una visita a su casa por el puro placer de compartir un rato con Carmen –su madre–, ella me habló de su hijo y las dotes que tenía para el dibujo, a sus apenas ocho años. Me sorprendió cómo en unos minutos, con un folio y un bolígrafo destapó su tarro de talento y me regaló dos dibujos que aún conservo. Unos años más tarde me obsequió un cuadro que atesoro como uno de mis preciados presentes, que el tiempo madurará y dará su valor verdadero, como al tabaco.

Mi regalo.


HLM

167

Me sorprendió cómo en unos minutos, con un folio y un bolígrafo destapó su tarro de talento y me regaló dos dibujos que aún conservo. Unos años más tarde me obsequió un cuadro que atesoro como uno de mis preciados presentes, que el tiempo madurará y dará su valor verdadero, como al tabaco.

ISMAEL Y EL TABACO Mucho más tarde, en su mayoría de edad, Ismael se interesó por mis andanzas en el mundo tabaquero, y con la insistencia y dedicación de un alumno aventajado hablamos, fumamos juntos y debatimos mucho de nuestros y otros tabacos. “Cuando uno fuma por primera vez, desde mi experiencia, abre un mundo limitado hasta entonces a matices, olores nostálgicos y sesgos culturales que compartimos y conocemos. Para dar pie a la madurez de probar ese trabajo que nos expande la concepción que teníamos hasta entonces, experimentamos el quemado del tabaco, sus partes, sus capas; sentimos su torcedura y el cariño del tabaquero, formando un cúmulo de sentimientos y sabores que hacen del Mundo del Tabaco algo más que una afición, pasando a ser íntimo y espiritual”.


HLM

168 Desde compartir fumadas hasta participar en catas para iniciados, Ismael se ha aplicado en conocer y empaparse del ritual, la forma de tratar y disfrutar de un puro. “Siempre me llamó la atención y quise, desde pequeño, formar parte de ello. Por lo que al cumplir la mayoría de edad quise ampliar mi abanico de gustos y aplicarlo a mi gran pasión, que es el arte”. Es una forma en que los jóvenes, justo en su rango de preferencias, ven al tabaco como es: sin miedos, sin prejuicios y como un acto, más que como un habito de consumo o un vicio. “Es saber hacer llegar a mi generación un sentimiento, más que una adicción”.

EL PRIMER TABACO La primera experiencia fumando un cigarro tiene algo de anecdótico y de recurso del artista: “Para celebrar mi cumpleaños 18 cambié un dibujo por un tabaco. Y como no sabía nada acepté un mazo de puros de supermercado”, Vega Palmera. En ese momento no diferenciaba ese tipo de tabacos, que hoy sé que son de tripa corta y los fabrica La Rica Hoja, muy cerca de mi casa. “Para fumarlos –continúa– sabía cómo hacerlo y lo que esperaba de ese momento. Prefiero fumar en solitario para centrarme en degustar el tabaco, como cuando pinto. Si fumo con gente


HLM

169 disfruto de su compañía, pero para degustar prefiero hacerlo solo. Esa primera fumada no me sorprendió en nada desagradable, puesto que estaba acostumbrado a los aromas del tabaco en sus diferentes fases. Pero sí me dio una nueva dimensión, una forma distinta de disfrutar de un momento mío, para mí”.

PINTAR Y FUMAR Una disciplina para inspirarse. Por eso le pregunto cuál es su ritual para convocar a las musas y ponerse a pintar. “Para no profundizar en definiciones y conceptos complejos relacionados con la materia artística, podríamos resumirlo en ser una vía de escape a la vida. Este combinado, con el hedonismo que envuelve al tabaco, se convierte en un placer sibarita que me ha permitido reflexionar y ejecutar las obras con mayor soltura y tranquilidad. “Al igual que en la degustación del tabaco, el entorno juega un papel fundamental a la hora de sentir sus características. Sin embargo, con un silencio sepulcral podemos pintar con la seguridad de producir una gran obra –con trazos tranquilos, extasiados y expresivos–. Pero, si juntamos una herramienta como el puro, nos adentramos en un mundo más amplio”.


HLM

170 ¿Y TÚ, QUÉ PINTAS? Podemos plantearnos la cuestión como: ¿qué similitudes tienen el arte y el tabaco? La respuesta es realmente simple, porque tabaco y arte son expresiones humanas que buscan generar una pluralidad de emociones mediante la belleza. El conocimiento de una persona que lleva décadas puliendo su técnica nos permite degustar su trabajo con mayor gracia: las diferencias de matices que consigue causarnos, las formas que dibuja, la maestría con pulcritud en el aire... Como decía Salvador Dalí sobre Las Meninas, podemos tener un diálogo extenso acerca de ello, sin especificar si hablamos de tabaco o arte, porque su esencia es la misma. “Nunca he dudado en afirmar que podemos catalogar y considerar al tabaco arte, y a sus artesanos, artistas –agrega Ismael–, ya que cumplen los pilares fundamentales para considerarlo así: ser un objeto de estudio, cual encontramos en la cata; originalidad y exclusividad, pues sabemos acerca del sello que diferencia los productos, y maestría, debido a la complejidad del oficio artesano. Esto, independiente de un fundamento filosófico para respaldar que es arte, como cuando vamos a El Prado y no tenemos necesidad de preguntar a Velázquez por qué sus obras le parecen arte. Sabemos, a la hora de fumar un buen puro, el porqué de serlo sin tener frente nuestra al tabaquero, debido a que podemos sentirlo”.


HLM

171 Es por ello que para mí el tabaco es arte mayúsculo y no hemos de escatimar en ello a la hora de decirlo. Fue una tarde larga y esperada, pues no siempre es sencillo hacer agenda con Ismael, quien además de estar en otra isla no para de hacer cosas. Para abrir boca compartimos una novedad de cepo muy fino, un 28, y terminamos con un Robusto de Montealto encapado en tabaco Negro de San Andrés, que tanto le apetecía probar. No había que perder el tiempo y le sacamos todo el jugo a este encuentro, que llevábamos tiempo planeando. Fumar, con MAYÚSCULAS, es compartir momentos excelentes con amigos.

HASTA LA PRÓXIMA.


HLM

172

Novela por Entregas

Forajidos HISTORIAS DE TABACO

EN EL VIEJO OESTE

Capítulo 5:

Venganza PARTE III:

Kalvin Lafayette


HLM

173


HLM

174 Raúl Melo

E

n Lafayette, a pocas horas de haberse perpetrado el asesinato del chico, la carreta con sus restos y el mensaje macabro arribó al centro de la ciudad, donde algún lacayo del mandamás lo esperaba en la entrada principal de la casa más grande del vecindario. –Señor, está aquí, –dijo otro sujeto que vigilaba la entrada a través de uno de los grandes ventanales de la propiedad. En ese momento Lafayette se reincorporó del gran sillón colocado tras el escritorio de su despacho, tomó un gran cigarro y su caja de fósforos, acomodó su camisa, saco y corbata, y sintiéndose listo se aproximó a la entrada principal de su mansión. –¿Lo anunciaste como solicité?, –preguntó al mozo, que aguardaba en la calle por la llegada de la carreta. –Así es, señor, deben estar en camino. Lafayette se sentó en el porche de la casa y encendió su cigarro. Parecía ser una ocasión especial, pues aquel puro era de un gran tamaño particular, algo que parecía no acabaría de consumirse nunca. Al cabo de algunos minutos Carrigan le hacía compañía, y poco a poco más integrantes de La Cumbre se daban cita en la propiedad, junto con algunos

EL CIGARRO ENORME DE LAFAYETTE SE HABÍA CONSUMIDO HASTA SU PRIMER TERCIO, Y FUE CUANDO COMENZÓ EL DISCURSO.

pobladores que parecían no saber lo que sucedía o estaba por suceder. El cigarro enorme de Lafayette se había consumido hasta su primer tercio, y fue cuando comenzó el discurso: –Supongo que todos ustedes pueden ver lo que yace en la calle, atado a la carreta. Y algunos se preguntarán a qué se debe tan macabro espectáculo. Pues hoy he pedido que los reunieran aquí para conversar al respecto, para aclarar sus dudas y escuchar cualquier


HLM

175 Lafayette continuó disfrutando de su cigarro con largas caladas, seguidas de amplias y densas bocanas de humo blanco que aromatizaban el ambiente con las clásicas notas a cuero, café y chocolate que un buen Carrigan solía proveer. –Sí, todo lo que dicen es aparentemente cierto, todo lo que piensan de aquello colgado de esa carreta podría ser verdad. A primera vista pareciera ser únicamente un chico, pero no es así, es un delincuente o lo era hasta hace muy poco. Es uno de los responsables de la ola de robos de los que la ciudad fue víctima, –exponía Kalvin hasta antes de ser interrumpido. –¿Robos? A mi nadie me ha robado nada y creo que es igual para todos los demás, –lanzó el dueño de una tienda–. A menos de que el viejo Carrigan nos represente a todos, –completó entre susurros. comentario, –expuso el acaudalado hombre, con lujo de tranquilidad y elocuencia. De entre la multitud destacaban los murmullos de quienes observaban incrédulos la “carga” de aquella carreta. –"Es un chico". "Es un cuerpo". "¿Está muerto?". "¡Qué desagradable!", –fueron algunas de las expresiones que se distinguían entre aquel ruido, semejante al de un panal de abejas.

Lafayette no tuvo más que hacer un gesto con la mano en la que sostenía el cigarro, para que un par de hombres de La Guardia capturaran al sujeto y lo sometieran frente a él. –¿Acaso me estás diciendo que como líder de esta ciudad no tengo claras nuestras prioridades? ¿Piensas que tu negocio es más importante que una de las fuentes de ingreso más grandes para nuestra economía? Quiero creer entonces que tú no fumas ni tienes a alguien trabajando en las plantaciones;


HLM

176 que no tienes absolutamente relación con el negocio del tabaco. ¿A qué te dedicas, hombre? –Soy dueño de una tienda de comestibles, –respondió tartamudeando. –Ummm... como muchos otros aquí, ¿no te parece? Creo que tu negocio tiene sobredemanda y es tan prescindible como tu presencia en esta reunión, –sentenció Kalvin, acompañado de otro ademán. De inmediato, los hombres de Clinton levantaron al hombre, que permanecía arrodillado frente al magnate, lo escoltaron lejos de la residencia y desaparecieron en la penumbra de la noche. –¿Alguien más que tenga alguna duda u opinión respecto de lo que estaba diciendo..? Bien, parece que no. Así que sigamos desde donde estábamos. La banda responsable de estos robos se compone de por lo menos tres personas: un hombre, una mujer y este mozalbete que ha dejado de ser problema. Lo que significa que la pareja debe seguir en algún lugar, no muy lejos de aquí o aquí mismo... Mientras Lafayette hablaba, un resplandor anaranjado se apoderó del horizonte, acompañado de gritos de desesperación que provenían de la distancia. Las personas presentes no pudieron evitar distraerse con el segundo acto de este desagradable espectáculo.

–Pero qué audiencia más receptiva tenemos esta noche. Me alegra cuando el trabajo no es sencillo, pero las circunstancias lo facilitan. Aquello que notan, son las llamas del incendio que consume la tienda de quien hace unos minutos nos ilustró con sus opiniones. Por la mañana no quedará nada de ese lugar y verán cómo aquí nada va a cambiar, como la nula importancia que siempre tuvo. Si a caso le importaba a... ¿cómo dijo que se llamaba..? No importa, a él y su familia, pero para el amanecer ellos tampoco existirán.


HLM

177

–Carrigan, pasa, pasa... acompáñame a terminar esta obra maestra, –ordenó al viejo y ambos cruzaron el umbral del acceso principal de la casa. Una vez instalados en la oficina de Kalvin comenzaron a conversar sobre la pieza que Lafayette había decido fumar esa noche. –Me alegra que te esté gustando, Kalvin. Este lo hicimos especialmente para ti, es un tabaco maduro de semilla cubana. Teníamos unas pacas reservadas para una ocasión especial y sabiendo que pronto será tu cumpleaños decidí crear una mezcla que sabía te podía encantar. Además el formato es único, tan largo y grueso como un cartucho de dinamita, pero con un sabor suave y amable con el paladar; una pieza que te puede acompañar por horas. Decidí nombrarlo KL, tus iniciales, como podrás deducir, –explicó el viejo tabaquero. A partir de hoy todos son cómplices de esta banda, a menos de que me demuestren lo contrario, y cualquier comportamiento sospechoso será castigado. Espero haber sido claro, –concluyó Kalvin. Y mientras avanzaba el segundo tercio de su cigarro, los hombres de Clinton despejaron la calle frente a su casa, esparciendo a una audiencia enfurecida que debía tragarse su rabia por miedo a tener el mismo destino que JC, el tendero y otras muchas personas durante los últimos días.

–Impresionante, Carrigan, realmente impresionante. Tienes razón, el sabor es agradable y suave, no me satura y lo puedo disfrutar por horas. Creo que cada tercio me invita a una bebida diferente. Probablemente un café para empezar a trabajar, complementaría con un poco de vino y podría terminar con un buen ron cubano para coger sueño. Creo que es lo mejor que has hecho hasta el momento, anciano. Te felicito por ello y creo que está de más advertirte que no quiero siquiera saber que algo de este tabaco especial ha desaparecido de tus bodegas, advirtió Lafayette.


HLM

178 –Por su puesto, Kalvin, lo sé muy bien. Y tú sabes que desde que conocí a tu padre, cada Carrigan ha sido diseñado para satisfacer el paladar Lafayette; una tarea que, debo decir, no ha sido fácil y con el tiempo no mejora, –expuso, entre risas discretas. –Carrigan, viejo Carrigan, no malgastes tu suerte. Tengo interés y aprecio por lo que haces, pero no te confundas, eso es todo y no más. Te puedes retirar, mañana necesito una lista de todos y cada uno de tus empleados, horarios, inventarios; lo que se requiera para poderte apoyar. Mandaré a los hombres de Clinton para que se involucren un poco más en las labores de seguridad de tus campos y fábrica, –ordenó al viejo antes de despacharlo, mientras vertía un poco de licor en un fino vaso de cristal cortado. –Pero Kalvin, eso no es necesario. Te he dicho que puedo asegurarme de que todo lo sucedido no se vaya a repetir, –expuso el hombre, aún sentado frente al escritorio. –¿Cuántos ejemplos más necesitas, Monty? Aquí son todos o ninguno, así que si quieres seguir en tus asuntos déjame a mí en los míos. Colabora y calla, que no es tan complicado. No es nada personal, sino el mero interés de la ciudad, –concluyó Kalvin, extendiendo su mano en dirección a la puerta.

El viejo se retiró encogido de hombros, viendo cómo el futuro de la empresa que años atrás había creado se tambaleaba en las manos de un joven hijo de ricos, enfermo de poder, que no tenía control sobre sus acciones.

CONTINUARÁ...


HLM

179



Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.