{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

Usos del cáñamo (Cannabis sativa L.) José Ignacio Alonso Esteban*, María de Cortes Sánchez Mata y Esperanza Torija Isasa Departamento de Nutrición y Ciencia de los Alimentos, Facultad de Farmacia, Universidad Complutense de Madrid

wwww.bibliotecahorticultura.com

2019


Otras Publicaciones

Usos del cáñamo (Cannabis sativa L.) José Ignacio Alonso Esteban*, María de Cortes Sánchez Mata y Esperanza Torija Isasa * joseigal@ucm.es Departamento de Nutrición y Ciencia de los Alimentos, Facultad de Farmacia, Universidad Complutense de Madrid

Índice 1. Introducción.......................................................................................... 2 2. Aspectos botánicos ............................................................................... 2 3. Cultivo ................................................................................................... 3 4. Usos industriales ................................................................................... 7 5. Usos medicinales .................................................................................. 9 6. Usos alimentarios ............................................................................... 11 7. Perspectivas de futuro ........................................................................ 13

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional (CC BY-NC-ND 4.0)

1

www.bibliotecahorticultura.com


Usos del cáñamo (Cannabis sativa L.)

1. Introducción El cáñamo es una planta originaria de Asia Central que se ha empleado con usos muy variados a lo largo de la historia. Dioscórides, médico en la Roma de Nerón (siglo I), hizo referencia a los usos textiles, medicinales y alimentarios del cáñamo en su obra Materia Medica, que fue la primera gran enciclopedia de ámbito farmacéutico (López Eire, 2006). Existen referencias anteriores sobre el uso del cáñamo y puede que la más antigua sea la del Papiro de Ebers. En este documento de carácter médico, datado alrededor del año 1550 a.C., se menciona una planta que posee usos textiles y medicinales, por lo que se cree que podría tratarse del cáñamo (Wright, 2011).

2. Aspectos botánicos Desde el punto de vista botánico, Cannabis sativa L. es la única especie del género Cannabis. Este género pertenece a la familia Cannabaceae, que, tradicionalmente, estaba formada por este y el género Humulus. En los últimos años se han realizado varios estudios sobre la taxonomía de esta familia y ha tenido lugar una reorganización que ha incluido más géneros en la familia Cannabaceae (Sytsma et al., 2002; Yang et al., 2013). La especie Cannabis sativa L. cuenta con cuatro variedades. La variedad sativa es la que se cultiva para obtener fibra y aceite y la variedad indica se cultiva para obtener narcóticos. Las formas silvestres de las dos variedades cultivadas son las variedades spontanea y kafiristanica, respectivamente (Catalán, 2005). La complejidad de su taxonomía radica, precisamente, en la frecuencia y antigüedad de su cultivo.

www.bibliotecahorticultura.com

2


Otras Publicaciones

El cáñamo es una planta anual, normalmente dioica, de tallos erectos, ramificados y cubiertos de pelos. Sus hojas son palmiticompuestas y sus segmentos foliares poseen forma lineal-lanceolada y bordes incisoserrados (Figura 1). Las inflorescencias masculinas son paniculadas y laxas; las femeninas poseen dos estigmas filiformes y una bráctea acuminada y se disponen en racimos compactos de pocas flores. Los frutos son aquenios de forma elíptico-oblonga y su tamaño no suele superar los 5 mm (Catalán, 2005).

Figura 1. Planta de cáñamo Fuente: https://pxhere.com/en/photo/799753

3. Cultivo La Unión Europea, en su catálogo común de variedades de especies agrícolas y hortícolas, incluye el cáñamo en la categoría de plantas agrícolas. Actualmente, el catálogo contiene 64 variedades de cáñamo, pero tres de ellas ya no están registradas y el próximo año dejarán de comercializarse, por lo que el total de variedades registradas es de 61.

3

www.bibliotecahorticultura.com


Usos del cáñamo (Cannabis sativa L.)

Únicamente dos variedades tienen registro español y son las variedades Delta-405 y Delta-llosa (European Commission, 2019). En el año 2016, el número de registros era de 55, por lo que estos han aumentado ligeramente en los últimos tres años (Alonso Esteban et al., 2016). De forma clásica, el cáñamo ha pertenecido al grupo de cultivos industriales textiles y la época de mayor esplendor de este cultivo fue el siglo XVIII. En el año 1750 comenzó a realizarse el Catastro de Ensenada y gracias a él se ha podido conocer el cultivo de cáñamo en aquella época. En las encuestas se registraron las tierras de secano destinadas al cultivo de cáñamo, que eran los cañamares (Camarero, 1984). En el siglo XIX, el cultivo de cáñamo descendió drásticamente porque el algodón sustituyó a la fibra de cáñamo en la industria y, posteriormente, ya en el siglo XX, fue el plástico el que acabó con su cultivo (Garrido, 2005). Según datos de FAO sobre cultivo de cáñamo para producción de estopa en el mundo (Figura 2), el cultivo de esta planta ha disminuido enormemente desde la década de 1960. Frente a las más de 500.000 ha cultivadas en aquella época, en los últimos 20 años, la superficie cultivada de cáñamo no ha superado las 70.000 ha. En estos casi 60 años, los grandes productores han sido la antigua URSS y China, con producciones cercanas a las 63.000 T y 49.000 T, respectivamente. Europa ha concentrado el 56,2% de la producción mundial de cáñamo. La producción de estopa de cáñamo en España (Figura 3) ha sido escasa en este periodo de tiempo. La superficie cultivada no superaba las 10.000 ha a principios de los años 60, bajó muy rápido y se mantuvo bajo mínimos hasta finales de siglo, momento en que España alcanzó sus

www.bibliotecahorticultura.com

4


Otras Publicaciones

máximos de producción dentro del periodo estudiado. Unos años después, la producción volvió a bajar hasta los mínimos anteriores.

Figura 2. Superficie cultivada (ha) y producción (T) de estopa de cáñamo en el mundo (1961-2017) Fuente: FAOSTAT, 2019

Figura 3. Superficie cultivada (ha) y producción (T) de estopa de cáñamo en España (1961-2017) Fuente: FAOSTAT, 2019

Si nos centramos en los datos del siglo XXI, el papel de Europa en la producción de estopa de cáñamo es menor, pues concentra el 32% de la producción. Sin embargo, España pasa a ser el décimo país con mayor producción de estopa, con 1200 T.

5

www.bibliotecahorticultura.com


Usos del cáñamo (Cannabis sativa L.)

Figura 4. Superficie cultivada (ha) y producción (T) de semillas de cáñamo en el mundo (1961-2017) Fuente: FAOSTAT, 2019

FAO también posee datos sobre producción de semillas de cáñamo y la tendencia es la misma en cuanto a superficie cultivada, pues esta ha disminuido también (Figura 4). Sin embargo, la producción no ha bajado tanto, ya que se ha conseguido mantener dicha producción a pesar de que la superficie cultivada era menor. Los datos de producción de semillas de cáñamo son irregulares y los correspondientes a los últimos años son similares a los de la década de 1960. Europa ha producido algo más de la mitad de las semillas de cáñamo en los años de estudio. En el siglo XXI ha sido responsable del 72% de la producción mundial de semillas de cáñamo. Los grandes productores han sido China, Francia y la antigua URSS, con 36.000 T, 29.000 T y 16.000 T, respectivamente. En este siglo, la producción rusa de semillas de cáñamo no ha destacado y China y Francia se han mantenido como los grandes productores mundiales, con 62.000 T y 23.000 T de semillas de cáñamo. España ocupa también el puesto número 10 en la producción mundial de semillas de cáñamo en este siglo, pero su producción es mucho más modesta que las de China y Francia, pues la producción española es de 81

www.bibliotecahorticultura.com

6


Otras Publicaciones

T. Como puede observarse en la Figura 5, los datos de producción de semillas de cáñamo en España tuvieron su máximo a principio de los años 60 y el resto de años estudiados tuvieron una producción y una superficie de cultivo mucho menor.

Figura 5. Superficie cultivada (ha) y producción (T) de semillas de cáñamo en el mundo (1961-2017) Fuente: FAOSTAT, 2019

4. Usos industriales El principal objetivo del cultivo de cáñamo ha sido la obtención de fibra (Figura 6). El proceso de separación de las fibras de cáñamo era muy laborioso y contaba con varias etapas. Estos procesos se realizaban de diferente forma en los distintos países de Europa (Garrido, 2005). Tras la recolección, el primer paso era el enriado, que consistía en la maceración del cáñamo en agua para poder separar la fibra de la parte leñosa del tallo. En España se realizaba sumergiendo el cáñamo en balsas con agua, que se cambiaba cada varios días. Una vez terminado el proceso se secaba el cáñamo para continuar el proceso.

7

www.bibliotecahorticultura.com


Usos del cáñamo (Cannabis sativa L.)

Figura 6. Fibra de cáñamo Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Hennepvezel_Cannabis_sativa_fibre.j pg

El segundo paso era el agramado, que consistía en quebrar la parte leñosa de la planta para convertirla en agramiza, o cañamiza, y dejar libre la hebra. Este proceso se realizaba muchas veces a mano, golpeando con una maza, pero era muy laborioso, por lo que se prefería el uso de agramaderas de mano. También se contaba con máquinas más sofisticadas que permitían agramar y espadar al mismo tiempo, pero su presencia en España fue reducida. El espadado era el tercer paso del proceso y consistía en la limpieza de la hilaza con la espadilla para, finalmente, hilarlo. Uno de los destinos de la fibra de cáñamo era la industria textil. El cáñamo daba un hilo blanco y delgado con el que se tejían ropa, sábanas, toallas… Otro de los usos de la fibra de cáñamo era su empleo en cordelería naval, ya que el cáñamo sustituyó al esparto en los siglos XVII y XVIII. También se empleaba en el calafateado de las embarcaciones, que consistía en

www.bibliotecahorticultura.com

8


Otras Publicaciones

introducir fragmentos de cáñamo entre las juntas de los tablones de madera y aplicar brea para impermeabilizar. Con la llegada del algodón en el siglo XIX y del plástico en el XX, el papel del cáñamo en la industria textil y de cordelería prácticamente desapareció. Esta fue la principal causa de abandono del cultivo de cáñamo, ya que los usos industriales del cáñamo eran los más ventajosos desde el punto de vista económico. En la actualidad, según la Asociación Europea de Cáñamo Industrial (Carus et al., 2013), los usos del cáñamo van más allá de la producción de fibra. El cáñamo se emplea en la elaboración de papel, biocomposites y material de aislamiento. También es importante destacar que el subproducto de la producción de fibra, la agramiza, tiene salida al mercado y se emplea en la elaboración de camas para animales, como material de construcción y para producción de calor a través de la incineración.

5. Usos medicinales Muchas culturas a lo largo de la historia han empleado el cáñamo por sus propiedades medicinales (Font Quer, 1995). Ya se ha comentado la referencia al cáñamo en la obra de Dioscórides y, cómo él, Galeno, médico personal del Emperador Marco Aurelio (siglo II), recoge en su obra el uso del cáñamo para tratar algunas patologías. El papel del cáñamo en la medicina árabe destacó entre los siglos VIII y XVIII, sobre todo el uso de las semillas, a las que se atribuían propiedades diuréticas, antieméticas, calmantes, anestésicas, antiinflamatorias y antiparasitarias, entre otras. También se empleaba en el dolor de oídos,

9

www.bibliotecahorticultura.com


Usos del cáñamo (Cannabis sativa L.)

como referían Dioscórides y Galeno, ya que ambos fueron influyentes en la medicina árabe. El cáñamo es capaz de sintetizar una gran variedad de compuestos y algunos de ellos son exclusivos de esta planta y se denominan cannabinoides. Las partes de la planta más ricas en estos compuestos son las flores y las hojas. Algunos de estos compuestos producen efectos psicoactivos y por eso en la actualidad existe un uso ilícito del cáñamo. Según estudios recientes, el cáñamo es la droga con mayor número de consumidores tras alcohol y tabaco (Candela García y Espada Sánchez, 2006). Los efectos terapéuticos del cáñamo van más allá del efecto psicoactivo de algunos compuestos de la planta y por eso el cáñamo se emplea en la actualidad con fines medicinales. En 2010, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios aprobó un medicamento, Sativex, cuyos principios activos son cannabinoides: delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol. Este medicamento está indicado para reducir la espasticidad en pacientes con esclerosis múltiple. En cuanto al mecanismo de acción, actúa a nivel del sistema endocannabinoide, en los receptores CB1 y CB2 de las terminaciones nerviosas, lo que le permite modular los efectos de algunos neurotransmisores. Aunque no se encuentren comercializados en España, en otros países de la Unión Europea hay otros medicamentos a base de cáñamo aprobados. Es el caso de Marinol y Cesamet, que contienen THC sintético y un cannabinoide sintético similar al THC (nabilona), respectivamente. Ambos están indicados para tratar vómitos y náuseas en pacientes oncológicos y el segundo también en pacientes con VIH, así como con esclerosis múltiple (Hughes, 2018).

www.bibliotecahorticultura.com

10


Otras Publicaciones

6. Usos alimentarios Las semillas de cáñamo o cañamones se emplean en alimentación. En algunas regiones de España existía un consumo tradicional de las mismas. Era común comerlos tostados y en elaboraciones como la torta de cañamones. Como otras muchas tradiciones que han ido desapareciendo, actualmente no es habitual el consumo de semillas de cáñamo. En cuanto al aceite de cañamones, fue muy estudiado en el siglo XIX y se clasificó como aceite fijo secante, porque expuesto al aire se seca y espesa y se forma una capa transparente amarilla. No se consumía y se afirmaba que poseía mal sabor y aroma, por lo que se empleaba en la elaboración de jabones. Estos aceites se falsificaban con mucha frecuencia, sobre todo con aceite de linaza, que era más barato (Chevallier, 1854). El principal uso alimentario de los cañamones ha sido la alimentación avícola. No obstante, en la actualidad, muchas personas han empezado a consumir semillas de cáñamo. Es común encontrar estas semillas catalogadas como nuevo alimento, pero no lo son de acuerdo a la normativa europea sobre Nuevos Alimentos (Reglamento (UE) 2015/2283), ya que existen antecedentes previos de consumo. Podría tratarse de un alimento novedoso porque no era común, hasta hace pocos años, encontrarlo en el comercio como un alimento más. El producto más común en el mercado son las semillas de cáñamo peladas, pero es posible encontrar derivados como aceite de cáñamo, proteína de cáñamo, harina de cáñamo o la mal denominada leche de cáñamo.

11

www.bibliotecahorticultura.com


Usos del cáñamo (Cannabis sativa L.)

La composición nutricional de las semillas de cáñamo varía en función de que se encuentren enteras o peladas (Alonso Esteban et al., 2017). La principal diferencia se encuentra en el contenido de fibra, que es superior en las semillas enteras; sin embargo, las peladas tienen cantidad suficiente como para ser consideradas fuente de fibra según el Reglamento (CE) 1924/2006, relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos. Las semillas peladas presentan un mayor contenido de grasa y proteínas que las enteras, pero se puede considerar que todas las semillas de cáñamo, tanto enteras como peladas, tienen un alto contenido de proteínas. En cuanto a los minerales, destaca su contenido en potasio, como alimento de origen vegetal que es, así como el calcio y el magnesio, sobre todo este último, ya que puede considerarse que las semillas de cáñamo presentan un alto contenido de magnesio. Las semillas enteras pueden considerarse, además, fuente de calcio. El aceite de cáñamo contiene una gran cantidad de ácidos grasos poliinsaturados y los mayoritarios son linoleico (56%) y alfa-linolénico (16%), ácidos grasos esenciales de las series omega-6 y omega-3, respectivamente. La grasa de cáñamo también contiene tocoferoles y 100 g de semillas de cáñamo contienen más de 300 mg de estos compuestos (Vonapartis et al., 2015). Los tocoferoles son diferentes formas de la vitamina E y destacan por su papel antioxidante en el organismo.

www.bibliotecahorticultura.com

12


Otras Publicaciones

7. Perspectivas de futuro El cáñamo es un cultivo tremendamente versátil, ya que cada parte de la planta tiene posibilidades de uso diferentes. Los tallos permiten obtener fibras textiles, así como subproductos que también tienen aplicación industrial; las flores y las hojas son fuente de cannabinoides para la industria farmacéutica y las semillas son un alimento que cuenta con una presencia creciente en el mercado a través de los diferentes derivados comercializados. Actualmente, estas son las posibilidades del cáñamo, pero no cabe duda de que en los próximos años serán aún más. Son muchos los grupos de investigación que trabajan en nuevas aplicaciones de esta planta, por lo que es de esperar que, dentro de no mucho tiempo, contemos con nuevos productos derivados de cáñamo que satisfagan las necesidades de la sociedad en los sectores de la construcción, la medicina y la alimentación.

Bibliografía Alonso Esteban, J. I.; Sánchez Mata, M. C.; Torija Isasa, M. E. (2017). Aproximación al conocimiento del valor nutritivo de las semillas de cáñamo (Cannabis sativa L.); en Gázquez Garrido, J. C., coord.; Actas de Horticultura núm. 77. XIV Jornadas del Grupo Horticultura, II Jornadas del Grupo Alimentación y Salud y III Jornadas de Fresón: Producción sostenible de hortalizas y fresón para una alimentación saludable; 2017 feb 21-23; Almería. Sociedad Española de Ciencias Hortícolas. 65-71.

13

www.bibliotecahorticultura.com


Usos del cáñamo (Cannabis sativa L.)

Camarero, C. (1984). La producción agraria en el siglo XVIII. El Catastro de Ensenada y las certificaciones de diezmos como fuentes para el estudio de la producción y de los rendimientos agrícolas. Análisis de un caso real: Gumiel de Izán, 1748-1753. Estudios Geográficos, 174: 81-107. Candela García, E.; Espada Sánchez, J. P. (2006). Una revisión histórica sobre los usos del cannabis y su regulación. Salud y drogas, 6: 4770. Carus, M.; Karst, S.; Kauffmann, A.; Hobson, J.; Bertucelli, S. (2013). The European Hemp Industry: Cultivation, processing and applications for fibres, shivs and seeds. European Industrial Hemp Association. Catalán, P. (2005). Cannabis L.; en Castroviejo, S., eds.: Flora ibérica (3). Madrid, CSIC. Real Jardín Botánico, 2ª edición. 258-261. European Commission. Plant variety database. (2019). http://ec.europa.eu/food/plant/plant_propagation_material/pl ant_variety_catalogues_databases/search/public/index.cfm?eve nt=SearchForm&ctl_type=A Acceso: 16 Abril 2019. FAOSTAT. (2019). http://www.fao.org/faostat/en/#data/QC Acceso: 16 Abril 2019. Font Quer, P. (1995). Plantas Medicinales. El Dioscórides Renovado. (15ed). Barcelona: Labor. Garrido, S. (2005). Cáñamo gentil. Una indagación sobre los condicionantes del cambio técnico de la agricultura. Historia Agraria, 36: 287-310.

www.bibliotecahorticultura.com

14


Otras Publicaciones

Hughes, B. (2018). Cannabis legislation in Europa. An overview. European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction. Luxemburg: Publication Office of the European Union. López Eire, A. Dioscórides interactivo. Universidad de Salamanca. (2006). http://dioscorides.usal.es Acceso: 16 Abril 2019. Sytsma, K. J.; Morawetz, J.; Pires, C.; Nepokroeff, M.; Conti, E.; Zjhra, M.; Hall, J. C.; Chase, M. W. (2002). Urticalean rosids: cirsunscription, rosid ancestry, and phylogenetics based on rbcL, trnL-F, and ndhF sequences. American Journal of Botany, 89 (9): 1531-1546. Unión Europea. (2006). Reglamento (CE) 1924/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de diciembre de 2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos. Diario Oficial de la Unión Europea, 30 de diciembre de 2006, L 404: 9-25. Unión Europea. (2015). Reglamento (UE) 2015/2283 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de noviembre de 2015 relativo a los nuevos alimentos, por el que se modifica el Reglamento (UE) nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo y se derogan el Reglamento (CE) nº 258/97 del Parlamento Europeo y del Consejo y el Reglamento (CE) nº 1852/2001 de la Comisión. Diario Oficial de la Unión Europea, 11 de diciembre de 2015, L 327: 122. Vonapartis, E.; Aubin, M. P.; Seguin, P.; Mustafa, A. F.; Charron, J. B. (2015). Seed composition of ten industrial hemp cultivars approved for production in Canada. Journal of Food Composition and Analysis, 39: 8-12.

15

www.bibliotecahorticultura.com


Usos del cĂĄĂąamo (Cannabis sativa L.)

Wright, J. (2011). A history of Cannabis, from marijuana to dope. British Journal of School Nursing, 6 (9): 460-461. Yang, M-Q.; van Velzen, R.; Bakker, F. T.; Sattarian, A.; Li, D-Z.; Yi, T-S. (2013). Molecular phylogenetics and character evolution of Cannabaceae. Taxon, 62 (3): 473-485.

www.bibliotecahorticultura.com

16


ESPECIALISTES EN SERVEIS PER A LA PRODUCCIÓ EDITORIAL, SL Doctor Manuel Candela 26, 11ª 46021 VALENCIA – ESPAÑA Tel.: +34-649 48 56 77 / info@poscosecha.com NIF: B-43458744

www.poscosecha.com www.postharvest.biz www.bibliotecahorticultura.com www.tecnologiahorticola.com www.actualfruveg.com

Profile for Horticultura & Poscosecha

Usos del cáñamo (Cannabis sativa L.)  

Aspectos botánicos, cultivo y usos industriales, medicinales y alimentarios del cáñamo (Cannabis sativa L.)

Usos del cáñamo (Cannabis sativa L.)  

Aspectos botánicos, cultivo y usos industriales, medicinales y alimentarios del cáñamo (Cannabis sativa L.)