Page 1


Chiqui Cuentos Chiqui Cuentos Chiqui Cuentos Chiqui Cuentos Chiqui Cuentos Chiqui Cuentos


Dirección del Proyecto Editorial: Trini Marull

1.a edición: 1996 13.a edición: 2018

Dirección Editorial: Isabel Carril Edición: Isabel Carril y Cristina González Preimpresión: Alberto García Diseño de cubierta: Óscar Muinelo y Andrés Guerrero Diseño de logotipo: Alcorta-Gelardin

© ©

Carles Cano y Violeta Monreal Grupo Editorial Bruño, S. L., 1996 Juan Ignacio Luca de Tena, 15 28027 Madrid www.brunolibros.es

ISBN: 978-84-696-0598-1 Dep. legal: M-1120-2016 Printed in Spain

Reservados todos los derechos. Quedan rigurosamente prohibidas, sin el permiso escrito de los titulares del copyright, la reproducción o la transmisión total o parcial de esta obra por cualquier procedimiento mecánico o electrónico, incluyendo la reprografía y el tratamiento informático, y la distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo públicos.


Caperucita de colores

Cuento: Carles Cano Dibujos: Violeta Monreal


Esto era Caperucita roja y el lobo. Pero... ¿cómo? ¿Al lobo no le habían abierto la barriga unos cazadores y después se la habían llenado de piedras? Sí, pero este era otro lobo.

6


Has de saber que en aquella época de los cuentos había muchos lobos, y su menú favorito eran las Caperucitas y los cerditos. Precisamente, aquel lobo comía mucho cerdo. Quizá por eso, o seguramente porque no se lavaba, olía como un puerco. Además era torpe, lento y malhablado.

8


Todo esto era una suerte para Caperucita, porque nada más entrar en el bosque, olfateaba el aire y sabía dónde se encontraba el lobo. Si alguna vez estaba constipada y no podía olerlo, lo oía llegar, pues siempre estaba cayéndose y tropezando, y sus palabrotas y gritos se oían a una hora de camino.

10


Caperucita escapaba fácilmente, pues era la mejor de su clase en gimnasia y corría que se las pelaba. A veces se burlaba del lobo corriendo a su alrededor, o hacía como que se caía y, cuando el lobo ya la iba a atrapar, escapaba a toda velocidad.

12


Pero aquel lobo no era tonto, y pronto se dio cuenta de que si quería zamparse a aquella niña tendría que cambiar algunas cosas: su olor, su torpeza y su educación. Así pues, aunque a regañadientes, empezó a ducharse todos los días y a perfumarse con colonia de pino.

14


Se matriculĂł en el mejor gimnasio de la zona para mejorar su habilidad y rapidez. TambiĂŠn se inscribiĂł en un curso de buenos modales por correspondencia.

16


Las cosas empezaron a cambiar y Caperucita vivĂ­a sobresaltada.

17


Ahora nunca sabía dónde estaba el lobo y ni siquiera lo oía llegar gritando. Además, corría tan veloz que cada vez le resultaba más difícil esquivarlo. En una ocasión hasta le desgarró la capucha con sus uñas. Tarde o temprano, el lobo la alcanzaría. Así que decidió quedarse en casa hasta que se le ocurriera algo. 18


19


A través de las ventanas a veces veía a aquel lobo tan repeinado haciendo deporte y escuchando consejos educativos en la radio. Caperucita no quería quedarse encerrada en casa para siempre, así que se puso la cesta por sombrero, que era como mejor pensaba, y se dedicó a estrujarse la cabeza. 20


Pero no se le ocurrió nada. Entonces vio venir a su abuelita, que llevaba un vestido de flores que se confundía perfectamente con las ramas y flores del bosque, pues era primavera. —¡Un vestido de camuflaje! ¿Cómo no se me había ocurrido antes? —exclamó. 22


23


Inmediatamente se puso manos a la aguja, se hizo un vestido con capucha de flores y se fue al bosque. El lobo no pudo encontrarla. Al llegar el verano se hizo un vestido de hojas frescas y se puso la cesta llena de frutas por sombrero.

24


En otoño se deslizaba entre los árboles con su vestido de hojas secas y su sombrero de viento. Y en invierno nunca salía al bosque helado, así que no tuvo que hacerse un vestido blanco, que era un color que no le gustaba.

26


ÂżY el lobo? El lobo se quedĂł con un palmo de narices y, para evitar disgustos, se hizo vegetariano. Desde entonces tiene un montĂłn de amigos.

28


29


Chiqui Cuentos Chiqui Cuentos Chiqui Cuentos Chiqui Cuentos Chiqui Cuentos Chiqui Cuentos

Profile for Grupo Anaya, S.A.

Caperucita de colores  

#abrelapuertaalalectura #leeencasa

Caperucita de colores  

#abrelapuertaalalectura #leeencasa