Revista Occidente - 547 Marzo 2024

Page 1

ESA DELGADA LÍNEA ROJA

ENTRE EL FUEGO

Y LA TRAGEDIA

* LA RUSIFICACIÓN DE UCRANIA

* LAS NUEVAS CLAVES DE LA POLÍTICA CHILENA

* TROYA A LA SOMBRA DE UN MITO

* JANIS, LA PERLA BLANCA DEL BLUES

Marzo 2024 ISSN0716-6782
N°547

ÍNDICE I MARZO 2024

2 Atentamente Guillo

3 Editorial

4 Correo de los lectores

5 Simbiosis cultural y religiosa

Un desafío para el laicismo

9 El nuevo “clivaje”

15 A dos años de la guerra

La rusificación de Ucrania, un largo y sinuoso camino

18 Polis

La falsa ruralidad

20 El escenario que devela una crisis

Reflexión sobre la catástrofe dejada por los incendios

24 Megaincendio, o crónica de una muerte anunciada

28 Opinión

La necesidad de actualizar y agilizar los instrumentos de planificación territorial

30 La dialéctica de Hegel Reflexiones sobre una arquitectura del infinito

37 Opinión

La mujer y el mundo de las ideas en educación superior

38 José Antonio Cousiño

“Debemos aprender a escuchar nuestras necesidades más profundas, para no seguir viviendo una vida sin sentido”

44 Persistencia selknam, una mirada a su historia

49 Troya: A la sombra de un mito

56 Comentario de libros

Verdades que calan hondo

56 Música

Janis, la Perla Blanca del blues

60 Cine

Autoficción en el cine: Un camino cada vez más transitado

64 La última palabra

Testimonios incrédulos

2 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 ATENTAMENTE

Fundada en 1944

www.revistaoccidente.cl

Marzo 2024

Edición N° 547

ISSN 0716 – 2782

Director Rodrigo Reyes Sangermani director@revistaoccidente.cl

Comité Editorial

Ximena Muñoz Muñoz

Ruth Pinto Salgado

Roberto Rivera Vicencio

Alberto Texido Zlatar

Paulina Zamorano Varea

Editor

Antonio Rojas Gómez

Diseño

Alejandra Machuca Espinoza

Colaboran en este número:

Guillo

Eduardo Quiroz Salinas

Javier Ignacio Tobar

Álvaro Vögel Vallespir

Colectivo Trazantes

Jorge Ramírez de Arellano N.

Gonzalo Tellería Olmos

Claudia Hasbún Faila

Felipe Quiroz Arriagada

Ricardo Bocaz Sepúlveda

Pierine Méndez Yaeger

Jorge Calvo Rojas

Antonio Rojas Gómez

Edgard “Galo” Ugarte

Ana Catalina Castillo Ibarra

Rogelio Rodríguez Muñoz

Fotografías Shutterstock

Publicación

Editorial Occidente S.A.

Marcoleta 659, Santiago, Chile

Gerencia General

Gustavo Poblete Morales

Suscripciones y Publicidad

Nicolás Morales

suscripciones@editorialoccidente.cl

Fono +56 22476 1133

Los artículos firmados u opiniones de los entrevistados no representan necesariamente la línea editorial de la revista. Se autoriza la publicación total o parcial de los artículos con la única exigencia de la mención de Revista Occidente

TRAGEDIA DE FEBRERO

El mes de febrero estuvo marcado por una de las peores tragedias naturales desde el terremoto de 2010, un incendio que arrasó barrios enteros de Quilpué y Viña del Mar y que provocó la muerte y desaparición de más de 140 personas, muchas de ellas sorprendidas mientras escapaban del siniestro. Desgracia que una vez más afecta generalmente a los más pobres y que desnuda algunos de los peores defectos de nuestra sociedad como son la indignante desigualdad, la falta de recursos para enfrentar el cambio climático y poder prever de mejor forma desastres de este tipo, una escasísima planificación urbana, la desidia de nuestras autoridades que ceden con populismo a las tomas e instalaciones furtivas de nuevos pobladores en sectores no aptos para la vivienda y, por ende, un preocupante déficit de viviendas en nuestras grandes ciudades, que pareciera agravarse con la llegada de nuevos inmigrantes en busca de un lugar digno para vivir. En fin, un estado ausente o al menos negligente de garantizar una ciudad segura para todos.

Al final nos refocilamos con una solidaridad espontánea y efímera los días inmediatos a la tragedia, donaciones a diestra y siniestra, campañas e iniciativas públicas y privadas que apenas sirven para llenar las bodegas, muchas veces con ropa vieja, tablones para volver a hacer viviendas livianas, exiguos aportes a la clase media que no volverá a tener lo propio con la limosna de la autoridad de turno, ayudas todas que en ningún caso constituyen la solución de fondo ni el diseño definitivo de una forma equitativa y justa de hacer ciudad.

Nos llenamos de ayuda solidaria cuando en realidad nuestra gran política parece no serlo. Nuestras autoridades seguirán yendo a los mismos lugares siniestrados a entregar títulos de domino y sonrisas para las cámaras, nos llenaremos los municipios de funcionarios y operadores políticos buscando la reelección de sus jefes en vez de expertos en urbanismo y planificación, en vez de expertos en seguridad ciudadana, en vez de servidores públicos al servicio de los vecinos.

Por eso, más allá del alza sostenida de las temperaturas en nuestro clima estival, de los vientos que arrastran fuego más allá de las quebradas y la larga sequía que asuela el país, se hace urgente una mejor gestión del territorio, una mayor eficacia en las decisiones de seguridad y una respuesta ágil en la resolución de problemas como esta tragedia de parte de todo el aparato del Estado, de sus leyes y sus presupuestos. No podemos seguir echándole la culpa al empedrado ni confiar en administradores amateurs en estos temas. De nosotros como sociedad organizada depende el éxito de un trabajo hecho para la gente antes de tener que emprender a los cuatro vientos una nueva campaña solidaria frente a un nuevo desastre de muerte y desolación.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 3
EDITORIAL

PRESIDENTE PIÑERA

Sr. Director, Ya vendrán tiempos de calma donde analicemos el legado del presidente Piñera. Estamos demasiado cerca del impacto que significó su fallecimiento hace unas semanas. Como todo político o gobernante, podemos encontrar en su gestión luces y sombras, no se puso en duda su compromiso democrático pero tampoco podemos evitar las dudas que significaron su acercamiento empresarial hacia la política, las zonas grises que despertaron sospechas más de alguna vez en una personalidad pública que parecía abarcarlo todo, desde una gran capacidad de trabajo y un deseo irrefrenable par ser reconocido. Lo que sin duda muchas veces le jugó malas pasadas. Pero ahí está su imagen imperecedera del único presidente de derecha elegido democráticamente desde hace

CORREO DE LOS LECTORES

más de 60 años, de un presidente que intentó sacudir a la derecha más dura de su impronta más conservadora y quien tuvo que enfrentar hace tres años la crisis de la pandemia y un estallido social que amenazó sin duda la institucionalidad democrática. Apelo a los análisis en distancia y con racionalidad más allá de las palabras rimbombantes hechas al calor de los hechos.

Carlos Díaz Herrera Concepción

INCENDIOS 1

Sr. Director, Terrible lo acontecido con el incendio de Viña del Mar, nos recuerdan los perores siniestros vividos en Valparaíso. Sin duda los calores globales son los responsables de estos desastres, lo vemos en EE.UU., España o Australia, pero también es cierto que nuestras ciudades están rodeadas

SU OPINIÓN NOS IMPORTA

Envíe sus opiniones en una extensión máxima de 1100 caracteres con espacios a: director@occidente.cl

Occidente se reserva el derecho a editar los textos y ajustarlos a las normas editoriales. El lenguaje debe ser respetuoso y sin descalificaciones.

de poblaciones construidos en los deslindes rurales, llenas de arboles, bosques y pastizales que nadie se encarga en podar o generar barreras corta fuegos para proteger las viviendas. A eso le sumamos la basura en las quebradas, el difícil acceso de los carro bamba, la falta de agua y las poblaciones irregulares que desafían toda planificación terminando de consolidar nuevos barrios con servicios públicos aunque precaria urbanización. Es hora de poner atajo a un desastre que se repite cada año.

Alfredo Muñoz Viña del Mar

INCENDIOS 2

Sr. Director, Duele constatar una vez más que la tragedia golpea a nuestros compatriotas, y que de ella surgen con fuerza las iniciativas solidarias, el deseo de la reconstrucción, el espíritu altivo de una ciudadanía dispuesta a luchas para recomponer su vida. Loable.

Pero no podemos conformarnos con eso, debemos como país evitar o minimizar los efectos de estos desastres. Lo hemos hecho de a poco con los terremotos, al sabernos un país sísmico hemos podido organizarnos para disminuir los efectos de los grandes terremotos, hemos aprendido a mejorar las normas de construcción, desplegar sistemas de avisos para tsunamis, instalar señaléticas de zonas seguras en instituciones públicas, organizaciones y colegios, crear conciencia, etc. Mucho nos falta aún para generar una cultura que si bien no impida que los incendios se produzcan si que sus efectos no causen tanto daño ni muertes de compatriotas,

Isabel Fuentes Ulloa

4 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

SIMBIOSIS

CULTURAL Y RELIGIOSA

UN DESAFÍO PARA EL LAICISMO

POR EDUARDO QUIROZ SALINAS Escritor, académico e Ingeniero

En Ausencia, libro de Byung-Chul Han editado el 2007 y traducido al español el 2019 en Argentina, el filósofo alemán de origen coreano hace un repaso y comparación de las culturas y religiones en Occidente, particularmente el cristianismo, y Oriente, particularmente el budismo. En su relato, donde recoge la filosofía de Kant, Hegel y Heiddeger por el lado de Occidente y Zhuang Zi, Lao Zi y Lie Yukou por el lado oriental, destaca que una de las principales diferencias que obtiene en su análisis es la capacidad, uso y abuso de la diferenciación o separación posible e inmanente que existe en la cultura de nuestro lado del globo y, su antítesis, en la cultura oriental, la que, de algún modo, busca o resalta la “in-diferenciación” en sus expresiones o manifestación de ellas.

Ello se condice, de algún modo, como hemos explorado en algunos artículos anteriores, con la unificación de las expresiones religiosas durante

la vida misma en los pueblos precolombinos u originarios en cada zona del país, quienes integran en su quehacer diario y sus actividades, sus expresiones o manifestaciones espirituales y religiosas como un todo, sin hacer distinción de ella ni vivirla por separado. Es interesante constatar esa difuminación en los pueblos del este hasta en la manera de comer. “En la cocina de Asia Oriental comer no es separar con cuchillo y tenedor, sino unir con palillos. En Occidente se come y se piensa separando, es decir, de manera analítica. Sin embargo, no se puede decir que, por contraposición, en Asia Oriental se piense y se coma sintéticamente. Análisis y síntesis son parte del mismo orden. Así, el comer y el pensar oriental no es ni analítico ni sintético. Sigue, en cambio, un orden sindético. Sindético quiere decir por conjunción, por el continuo ‘y’ asociado, en sucesión” [Han, 2019]. Lo vemos también en sus expresiones artísticas, donde se pretende realzar esa in-diferenciación: “Satori (iluminación) no tiene en realidad nada que ver con el iluminar o con la luz. También en eso se diferencia la espiritualidad oriental de la mística occidental de la

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 5 /WWW.BRITISHMUSEUM.ORG/ABOUT-US/BRITISH-MUSEUM-STORY/CONTESTED-OBJECTS-COLLECTION/MOAI

luz y de la metafísica de la luz... Esta in-diferenciación entre luz y oscuridad es también característica de la pintura con tinta del budismo zen. El blanco mate del fondo es uniformemente claro. Las figuras parecen estar solo para realzar el blanco del papel. Tierra y cielo, montaña y agua fluyen uno en otro. El cielo y la tierra son uniformemente claros. No es evidente donde termina la tierra y donde comienza el cielo; dónde termina la luz y comienza la oscuridad, en contraposición, con las configuraciones de la luz en la pintura europea. Es deslumbrando por ejemplo, la luz divina que desciende desde arriba o que es emitida por un cuerpo divino”.

Dicha marcada diferencia entre oriente y occidente es natural apreciarla, según Han, en la arquitectura de los templos. Así, mientras la verticalidad y la procedencia de “la luz” en la religión occidental es evidente, con sus ambientes totalmente cerrados, herméticos al exterior hasta con sus ventanas sin entrada de luz total, al estar pintadas de colores en imponentes vitrales, en la arquitectura de los templos budistas, si bien no es un espacio totalmente abierto como sí lo es en los templos griegos, la nave del templo budista apenas tiene paredes y abundan las puertas de papel de arroz que no impiden la entrada de luz, sino la atenúan y carece de “dirección”, utilizando una expresión taoísta. Predomina el blanco que es, en esencia, el color de la “in-diferenciación”. El papel de arroz tiene en sí mismo una materialidad de vacío y ausencia [Han, 2019].

Finalmente, esa “in-diferenciación” tan marcada de la religión oriental, en particular del budismo, es factible de ver en su arte, en sus obras de teatro, en la poesía y filosofía. “Felicidad es la ausencia de la búsqueda de la felicidad” es una de las frases más conocidas de Zhuang Zi. “La naturaleza de este siervo se ha conformado cabalmente a la naturaleza del árbol, y por eso imaginan que lo por él fabricado

sea obra de un dios”, es otra de las frases del filósofo chino que recoge Han, que en muchos de sus escritos hacía énfasis en abandonar la conciencia, el sentido del dasein, tal de favorecer la inmanencia del mundo. Comentamos al inicio del artículo respecto a los pueblos originarios de Chile, en este caso, aunque es extensible a todos los pueblos originarios del mundo antiguo y del actual, respecto a la similitud que había en la manera de abordar el uso o expresión

6 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

de la religiosidad y de sus creencias en conjunto con las tareas cotidianas, usos y costumbres de cada tribu. Estuve hace muy poco en la Isla de Pascua compartiendo unas vacaciones en el lugar con mi familia y tuve la oportunidad de conversar latamente con algunos lugareños oriundos del albergue del Te Pito o Te Henua y, además, escuchar parte de su historia, contada por el mismo pueblo Rapanui a través de sus cantos, poemas y bailes durante su fiesta Tapati. Las historias son desgarradoras y, en resumen, además de su masacre fratricida, sufrieron con la invasión y abuso de parte de la milicia del Chile continental, de extranjeros que saqueaban la Isla, incluyendo el hoy reflotado Moai único con petroglifo robado por una expedición inglesa en 1868 y que hoy se exhibe en el Museo Británico de Londres, donde el nombre que le han otorgado en la Isla, “Hoa Hakananai’a” que significa Amigo Robado, está actualmente catalogado como un simple “Oc1869,1005.1”.

Volviendo al tema de los abusos y maltratos a la cultura Rapa Nui, está el provocado por la Iglesia Católica. En 1864 llegó a Isla de Pascua la primera misión evangelizadora liderada por el francés JosephEugéne Eyraud, quien se dedicó a la instrucción de los isleños. Si bien el mencionado religioso no aplicó tanta violencia, aunque ya el hecho de ir a imponer tus creencias a otros lo es en sí mismo, dos años después de la muerte del misionero francés, la administración de la isla quedó en manos de Jean-Baptiste Onésime Dutrou-Bornier, quien inició una ofensiva en contra de las tradicionales ocupaciones de los isleños. Se desató entonces una suerte de guerra civil en la isla entre la población que apoyaba al administrador y la que seguía a los misioneros católicos. Estos últimos fueron derrotados y debieron retirarse de la isla, acompañados de los nativos que los apoyaban [Memoria Chilena]. Parte de la “misión” de Eyraud quedó plasmada en el compilado de documentos que publicó Rafael Edwards, un obispo y vicario castrense, en 1918. En él, con la condescendencia clásica de quien no entiende este terreno difuminado entre la religión y la vida misma, queda plasmado en párrafos como el siguiente: “En lo que he podido observar durante nueve meses de residencia, la religión parece ocupar un lugar el más insignificante en su vida. Es cierto que el imperfecto conocimiento de su lengua me ha impedido hacer todas las preguntas que deseara, sobre esta materia; pero, aunque he vivido con ellos en la mayor familiaridad, no he podido sorprender ningún acto verdaderamente positivo de culto religioso. En todas las chozas se encuentran algunas estatuitas, de unos treinta centímetros de alto, que representan figuras de hombres, pescados, aves, etc. Indudablemente,

estos deben ser ídolos; pero no he advertido que se les rindiese ninguna especie de honor. Algunas veces he visto a los canacas tomar estas estatuas, alzarlas en el aire y hacer ciertos gestos, acompañado todo de una como danza y un canto insignificante. ¿Qué se proponen con ello? Creo que ni ellos mismos lo saben: hacen simplemente lo que han visto hacer a sus padres, sin llevar más lejos su pensamiento. Si les preguntas qué significa esto, os responderán, como por sus juegos, que tal es la moda del país. Tampoco he visto ritos religiosos con motivo de la muerte. Cuando alguno está malo, todo el tratamiento consiste en sacarle de la choza por el día, y volver a colocarle en elIa a la noche. Si el enfermo muere, envuélvenle en una estera de paja, un poco mas larga que el cadáver; se amarra la estera con hilo purau y se deposita todo en frente de la casa, cerca de la playa. Estos cuerpos, envueltos en las esteras, son colocados sobre un montón de piedras o sobre una especie de caballete de madera, con la cabeza hacia el mar. Como la población se halla extendida por toda la isla, los cadáveres desecados se ven a lo largo de la costa, sin que les llame la atención”. Desconocía, claramente, la costumbre de la cremación, que era bastante peculiar en la Isla, acorde a lo que señala el historiador Rapa Nui Cristián Moreno Pakarati, quien indica que “la existencia de estructuras para la cremación en Rapa Nui está bien documentada desde las prospecciones arqueológicas de la primera mitad del siglo XX. En esto Rapa Nui es única, ya que en el resto de las islas polinesias donde existió la práctica de cremar, por lo menos veinte mil años atrás, no había estructuras específicas para hacerlo. Los crematorios de Rapa Nui estaban construidos de un marco de losas gruesas de piedra basáltica tallada o alineamientos de piedras duras sin trabajar”. Si bien el proceso fue lento, la semilla fue plantada en la población Rapa Nui y sus costumbres y manifestación cultural-espiritual fueron socavadas y hoy es posible ver cómo proliferan los ritos cristiano-católicos y otros derivados en la Isla, sin que los descendientes de los primeros habitantes defiendan sus orígenes, ya suficientemente castigados, no solo por el paso del tiempo, aletargados por el despojo y reemplazo de su identidad originaria.

Una de esas historias que me fueron compartidas por algunos lugareños, constataban la violencia con que fue impuesto el catolicismo, armas de fuego inclusive, en tiempos donde era bien visto este tipo de coacción. Y aún cuando en sitios de proselitismo religioso se quiera destacar el aparente sincretismo plasmado en las piedras de las paredes del templo católico de Rapa Nui, la realidad hace no mucho fue

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 7

que los Tekena, Matu, Ariki, Vai Tiare, Tahai, Hetu’u, Hiva o Mahina fueron reemplazados abruptamente por los “santos” del catolicismo Pedro, Pablo, Marco Antonio, Ana, Gloria o María, entre los muchos ya conocidos por todos ustedes, ante la imposibilidad de los isleños de poner nombres ancestrales o propios de su cultura a sus hijos. Ello porque ya a mediados del siglo XX, el cristianismo estaba lo suficientemente expandido y el rito del bautismo era casi obligatorio para sus habitantes y este, a su vez, le era negado a todo aquel neonato que no fuese nombrado con una de las denominaciones occidentales mencionadas. Si leído suena rudo, debo reconocer frente al lector que el escucharlo directamente y sin preámbulos, me generó una fuerte carga emocional llena de impotencia y desolación, que se repetía en el enjuto rostro del relator. Lo bueno del tiempo-espacio actual, es que se promueve el respeto a las creencias y la cultura de los pueblos originarios y, con ese marco, desde hace poco más de dos décadas los habitantes de Rapa Nui han vuelto a poner nombres a sus hijos acordes a su cultura. Esperemos que, con el tiempo, estas viejas prácticas no vuelvan a ver la luz.

Esta aproximación de la expresión culturalespiritual religiosa, no obstante, genera un desafío adicional para el laicismo y su manifestación o puesta en práctica. Ello porque se hace sencillo cuando la expresión religiosa está separada por esencia del

actuar cotidiano y a su vez del actuar del Estado o gobierno de un país. Recordemos que el laicismo lo que pretende es la separación de las religiones y el Estado, es decir, impedir que manifestaciones de ritos particulares de una religión, cualquiera sea, sean ejecutadas desde dicho sitial de poder por el impacto que ello produce en el equilibrio necesario marcado por la neutralidad. En los casos de las religiones o expresiones culturales mencionadas se hace necesario un enfoque distinto, tal de garantizar a todos los habitantes de un territorio su derecho humano a la adopción o no de una creencia o religión, sin recibir coacción alguna de parte de un ente tan poderoso como lo es el Estado o algún poder de él. Hay aquí, entonces, un reto que enfrentar desde la filosofía del laicismo, para evitar, por un lado que se repita lo que ya han hecho en reiteradas ocasiones las “misiones evangelizadoras” del cristianismo y de otras religiones, y ser el paraguas que permita la libertad de culto y garantice la neutralidad, e impida, a través de sus canales y brazos de acción, que a través de la fuerza o la coerción una o un grupo de personas prohiban, retomando la historia del padre de luna y sol, Hahave Mahina y Marari Ra’a, llamarse a sí mismo y a su progenie con los nombres que su cultura legó. Aún sin tener la autoridad de ello, vayan mis disculpas al pueblo Rapanui por las atrocidades de un credo avalado por el Estado de Chile del pasado.

8 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024
HTTPS://ES.WIKIPEDIA.ORG/WIKI/CATEDRAL_DE_COLONIA

EL NUEVO “CLIVAJE”

POR JAVIER IGNACIO TOBAR Abogado. Académico y ensayista

Corrían tiempos difíciles en la década de 1980 en Chile -particularmente en su primera mitad-, todo era más o menos confuso dependiendo de las necesidades que se enfrentaban y de la óptica partisana con que se miraban. Para algunos (los más), estas eran de carácter social y políticas, para los menos, en cambio, eran solo una “cuestión social”, o sea, caos versus orden. Los sectores más populares y desposeídos (el caos), hasta ese entonces identificados con la izquierda universalista, eran violentados y oprimidos por el régimen de turno (la Dictatura Militar), ubicándolos fuera de los centros urbanos y alejados del acceso a las necesidades bá-

sicas. Los otros, ricos, se beneficiaban de un régimen que entregó beneficios (regalos) a sus partidarios: el caso más luminoso es el obsequio que se le hizo al yerno del “Capitán General” del recurso natural más importante del que hoy goza Chile, como es el litio. Pero no solo asuntos materiales, como ha sido una constante histórica (ya lo decía Marx), dividían por entonces a los chilenos. Había una necesidad imperiosa de ejercer la libertad de transitar sin tapujos por las alamedas libres, de publicar noticias no oficiales, de mostrar realidades no impuestas por Televisión Nacional o por la señal católica, lo que es una nefasta combinación entre ideas y moral oficiales sin disenso; un anhelo ferviente por decir que había un Chile sumergido que intentaba iluminar con cine arte censurado, libros prohibidos y música que solo

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 9 ENTERRENO.COM

podía escucharse en poblaciones o en el “Café del Cerro” para los que podían acceder al mismo. Todo era muy marcado y las diferencias parecían aumentarse con una lupa gigante, graficadas en esa horrorosa frase de “Plaza Italia hacia arriba o hacia abajo”, dependiendo de la calidad de vida a la que tocaba, porque opciones no había. El esfuerzo personal, tan bien graficado en la serie “Los ´80”, parecía no tener premio luego del otro golpe que sufrió el país en menos de una década, como fue la crisis económica de 1982, con la quiebra de la banca (salvada por la compra que hizo el Estado) y un desempleo que superaba ampliamente los dos dígitos. Todo obligó a los militares y civiles en el Poder a inventar planes como el “PEM” y el “POJH”, a los que también había que postular y no todos entraban. La idea consistía en agrupar solo hombres (las “pañuelos verdes” y su lenguaje “Karamenístico” no existían por entonces) en faenas de no más de diez personas que hacían hoyos para luego taparlos y volver a cavarlos en una cadena sin retorno. Era lo que había, la esperanza no existía. Entretanto, la clase media, como siempre golpeada y al borde de la nada, hacía lo posible, como “Juan” de “Los ´80”, para llevar comida a sus casas, vestir y alimentar a los pequeños en edad escolar y hacer lo posible porque al menos uno de sus hijos accediera a la educación superior, ojalá la Universidad, como único camino de ascenso social de entonces (había no más de cinco universidades en el país) y tener así mejores ventajas en un país que no ofrecía posibilidad

de sueños. La palabra libertad era solo una aspiración lejana escondida tras un arcoíris, igual que la canasta llena de oro del cuento.

Las protestas comenzaron a aumentar de manera constante, tanto en masividad como en opresión, en el año 1985. Las movilizaciones en el centro de la ciudad capital eran “controladas” por las Fuerzas Armadas y Carabineros (todos juntos), en que las lumas policiales (palos), carros lanza aguas, gases lacrimógenos y otras “herramientas” eran impulsadas desde La Moneda. La cantidad de detenidos y violaciones de los derechos humanos fueron en aumento desde ese año (1985).

Pero el año 1986 fue determinante. El 7 de septiembre, en la Cuesta Las Achupallas del Cajón del Maipo, la comitiva presidencial fue interceptada por

10 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

la Unidad 501 del “Frente Patriótico Manuel Rodríguez”, que tras dejar pasar a los dos motoristas de Carabineros obstruye el tránsito con un automóvil que llevaba acoplada una casa rodante, con el objeto de evitar que esta continuara su rumbo e inmediatamente abrieron fuego contra el primer vehículo. Ya cuando la comitiva se posicionó sobre el punto, las unidades 502 y 503 que estaban parapetadas en los faldeos de un cerro de una de las cuestas del sector empezaron el ataque. La escolta militar reaccionó de inmediato respondiendo al fuego, pero los frentistas estaban bien cubiertos, lo que dificultó repeler el ataque. Además, el terreno, debido a sus características geográficas, producía silencio en las señales de radio, haciendo imposible comunicarse desde ahí con otros módulos gubernamentales de protección. Pinochet y su nieto, que iban en el primer Mercedes Benz blindado, en una ágil maniobra de su conductor, giran para regresar a El Melocotón, recibiendo el impacto del cohete de un M72 LAW que finalmente no estalló, resultando ambos (Pinochet y su nieto) con heridas leves, pasando a escasos metros de un grupo de bloqueo que permaneció en el sitio por si el auto principal emprendía rumbo de vuelta, logrando escapar del lugar. Cinco escoltas fueron asesinados en el atentado mientras que once resultaron heridos. El atentado duró entre cinco a seis minutos.

tamientos para encubrir la muerte de estas personas, entre ellas la de José Joaquín Valenzuela Levi, uno de los líderes del FPMR y cabecilla del atentado a Pinochet. Los agentes de la CNI interceptaron a los frentistas en la vía pública, irrumpieron en sus hogares y casas de seguridad asesinándolos en medio de un sangriento plan” (https//repositorio.uchile.cl/ handle/2250/133367).

La represalia fue brutal. Luego de criminales operaciones “Peineta” o “Rastrillo”, sin órdenes judiciales ni nada que se le pareciera, se declaró Estado de Sitio en el país y de inmediato la Central Nacional de Informaciones (CNI), comenzó una desenfrenada búsqueda por encontrar a los culpables de la llamada “Operación Siglo XX”. La investigación se confundió con el temor, se sembró el miedo asesinando horas después a personas que no tenían relación con el atentado y se acentuó la horrible relación entre la policía secreta del régimen y la sociedad civil. “Este hecho fue uno de los antecedentes principales de uno de los montajes más emblemáticos de la dictadura militar: la “Operación Albania o Matanza de Corpus Christi” dejó, entre el 15 y 16 de junio de 1987, doce frentistas muertos en manos de agentes de la CNI. Los hombres de bigote y lentes obscuros redondos simularon fuertes enfren-

El desorden en el país ya era un perfecto desastre. La opresión, el hambre y la cesantía tenían a Chile sucumbiendo ante uno de los regímenes más violentos de Sudamérica del S. XX. Se hacía urgente y, por sobre todo, necesario, arribar a soluciones para terminar con la represión política y, al mismo tiempo, recuperar la situación económica de un país que, a esa fecha, tenía sumidos en la pobreza a un 45% de sus ciudadanos, o sea, a 5.445.000 personas (https://desarrollosocialyfamilia.gob.cl ). Chilenos de todos los sectores comenzaron a notar que la realidad era más potente, como suele serlo, y que las ideas que estaban en combate, porque no había posibilidad de debate ni de disenso, había que transformarlas en soluciones por alguna vía. En realidad, por el único camino razonable en una sociedad civilizada: la democracia.

Así, al Gobierno de la época no le quedó otra opción que abrirse a la participación de los partidos políticos para buscar una solución. La presión internacional, al mismo tiempo, era insostenible. Tras largas reuniones y conversaciones, fue posible llegar a un acuerdo, feble, pero que representaba, de alguna forma, una esperanza de libertad y de derrocar al régimen militar no por las armas, como pretendió un sector del Partido Comunista y sus brazos armados del “Frente Patriótico Manuel Rodríguez” (FPMR) y el “Movimiento Izquierdista Revolucionario” (MIR).

Los grupos negociadores eran “Unión Nacional” por la derecha y la “Concertación de Partidos por la Democracia” por la izquierda y por quienes querían libertad, sin ser necesariamente de ese grupo.

Fue así como se llegó al 5 de octubre de 1988. Domingo histórico en la democracia chilena. Fue ese día, cuando ya pasadas las 3:00 am, y previo a que el General Matthei reconociera la derrota, Alberto Cardemil, en ese entonces Ministro Secretario Gene-

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 11

ral de la Presidencia, daba a conocer los resultados generales del país, el que le dio el triunfo al “NO”. Pinochet, como era de esperar, tenía un “Plan B” para no reconocer la derrota y sacar los militares a la calle para retener el Poder. Curiosamente, fue el mismo General Matthei quien se opuso a firmar el decreto que autorizaba al dictador para hacer uso indiscriminado de todo tipo de facultades.

El resultado final fue de un 54,7% para la opción “No”, mientras que un 43% fue para el “Sí”. Voto obligatorio que arrojó un resultado casi igual al del último plebiscito, también con voto obligatorio, en que los chilenos rechazamos la propuesta “republicana” de una nueva Constitución. Dato curioso la repetición de los porcentajes, más aún considerando la influencia del “nuevo votante”.

Ese fue el “clivaje” que mantuvo el índice de medición electoral chileno por largo tiempo, agrupando a todos los sectores de izquierda y a los demócratas en la “Concertación”, mientras que Renovación Nacional y la Unión Demócrata Independiente encabezaban a los partidarios de la derecha y de Pinochet, figura de la cual, al parecer, aún no parecen desprenderse del todo. Elecciones parlamentarias, municipales, de consejeros regionales y de gobernadores fue siempre en el mismo eje y con, más o menos, la misma votación. Listas, pactos y subpactos conducían siempre a igual resultado partiendo Chile en dos opciones.

Ese famoso “eje” de partidos, con el pacto histórico de la Democracia Cristiana y el Partido Socialista como cabezas de serie, fue el que le dio estabilidad al país desde 1990 hasta el año 2020, en que un grupo de hábiles –“vivos”-, pero novatos, ambiciosos, superficiales, faranduleros y “superiores moralmente” accedieron democráticamente al Poder imbuidos del espíritu “woke”. La otra opción era volver al S. XIX con José Antonio Kast y sus “Republicanos”.

Los jóvenes woke, posmodernos y “deconstructivos” (en especial de la izquierda democrática), arribaron con la soberbia propia de las élites de espíritu redentor, en que la cultura de la cancelación, la insistencia en la pureza, la intolerancia a los matices y un lenguaje que, por el intento de ser “inclusivo”, termina por ser “exclusivo” y poco entendible. El llamamiento woke a descolonizar el pensamiento refleja la creencia de que no sobreviviremos a las múltiples crisis que hemos generado, a menos que cambiemos nuestra forma de pensar a la que ellos creen como “correcta”. En definitiva, y lo más curioso, es que pareciera que los woke, en su afán descolonizador, han sido colonizados en sus (no) ideas por una serie de ideologías que, en realidad, pertenecen a otros grupos. La atomización que inundó a este tipo de izquierda, desmoronando

el universalismo que le es propio, hizo que hoy no existan partidos políticos fuertes, sino solo pequeños conglomerados, que, a su turno, se subdividen en otros lotes, forzando a la incomprensión del mensaje y la falta de conexión con la realidad. El intento de escribir una nueva Constitución por una Asamblea elegida democráticamente por el pueblo y su rotundo fracaso en el año 2022, son una muestra clara de la particularización que “ofrecen”. En los grupos de izquierda los socialdemócratas eran tildados de amarillos, derechistas o simplemente “fachos” por el solo hecho de defender las ideas que habían dado estabilidad y crecimiento al país durante treinta años.

Falta mucho, muchísimo por avanzar en lo que realmente se reclamó en el “Estallido Social”, y que no es otra cosa que igualdad y necesidad en el acceso a los “derechos sociales”, que no son ayudas ni subsidios focalizados, sino que políticas públicas reales y con carácter universal que sean garantía de todos, y no de algunos pocos.

Luego del plebiscito del año 1988, las necesidades en cuanto al acceso a la satisfacción de las necesidades básicas parecen seguir siendo las mismas, aunque en un país que redujo la pobreza a un 5,2%,

12 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

con una población cercana a los 20.000.000 de personas. (www.bancomundial.org) Aún más, las tasas de escolarización han alcanzado niveles de cobertura cercanos al 90% ( www.mineduc.cl ), y el número de profesionales y técnicos, con la aparición de las Universidades e Institutos Técnicos y Profesionales privados, muchos de ellos adscritos a la gratuidad, sobrepasa la demanda en algunos oficios, y, lo más importante: los avances en salud implementados durante el Gobierno del Presidente Ricardo Lagos Escobar: el Plan AUGE y su derivado, el GES, en que el número de enfermedades cubiertas ha subido de manera considerable. Para ser justos, en esta materia hay que considerar el copago cero para afiliados FONASA de la tercera edad implementado por el actual Gobierno woke.

Y todo ha sido en democracia, en esa extraña palabra que tiene un extenso recorrido histórico y múltiples interpretaciones de lo que esta es, o sea, un mecanismo (procedimiento) que permite que sean los propios gobernados los que voten de manera libe e informada por otro ciudadano que represente sus ideas para gobernar, y así llevar a cabo sus vidas en libertad.

Luego del “Estallido Social” del año 2019 se intentó por los analistas de la época fijar un nuevo clivaje entre quienes estaban “a favor del estallido” y los que tenían una posición “en contra del estallido”, lo que se alejaba mucho de la diferencia entre el “Sí” y el “No” de la izquierda y de la derecha que venía desde 1988. Pero luego de los tres (considerando el Proceso de Bachelet II) fracasos constitucionales, el chileno “promedio” lo que quiere es estabilidad, orden, trabajo y progreso. A todo lo anterior podemos agregarle los universalismos socialdemócratas en que la igualdad no sea un símil del materialismo, sino que ubique el foco en la prestación de salud, vivienda, educación y pensiones acorde a lo que ha sido una vida de trabajo, en que el neoliberalismo rampante haga su mea culpa y transite hacia caminos de solidaridad de manera urgente. El peligro transita entonces por otros caminos aún más peligrosos a los que hay que estar muy atentos. Al dejar de lado el “universalismo” para caer en el “tribalismo” defendido por los woke, se han cedido espacios democráticos a discursos de odio y de polarización extrema, surgiendo el populismo en todas sus formas. Este no es otra cosa que un estilo

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 13
ALEJANDRA MACHUCA
• • •

político que se centra en la supuesta conexión directa con la población (élite y pueblo virtuoso sin intermediarios), y busca presentarse como el defensor de los intereses y preocupaciones de las personas comunes. Un ejemplo horroroso fue la “Toma del Capitolio” en Washington DC, y otro más simbólico fue el discurso de asunción de Milei en Argentina, dándole la espalda el Congreso (donde reside la “soberanía popular”) y hablándole de frente a sus seguidores apostados fuera de la Casa Rosada.

El populismo tiene como características esenciales el antiestablishment, la simplificación del mensaje, la “identificación” con el pueblo, el uso de la retórica emocional y la polarización. El peligro es este, más aún cuando problemas tan relevantes como la seguridad tienen a Bukele como el Presidente más conocido de Latinoamérica, un populista que se valió (usó) de la democracia para acceder al Poder, vulnerando todas las reglas y transformarse entonces en un gobernante sin contrapesos y haciendo que el Congreso Nacional modifique su Constitución para permitir su reelección indefinida. No es el único caso, pues ya sabemos de Cuba y Venezuela.

No hay que olvidar jamás que la democracia no es algo bueno en sí misma -quizá nada lo sea-, sino que es lo que hace que las cosas buenas puedan realizarse. Es lo más cerca que las personas están de

una “experiencia de fe”, experimentando esa grata sensación de que, ante cualquier clase de obstáculo, hay que seguir buscando porque algo funcionará luego del trabajo en común. La democracia nace cuando las personas están dispuestas a hablar (no a cancelar) y a actuar como si fueran sujetos de este mundo, en toda su complejidad, en lugar de objetos que dependen de alguna dinámica supraterrerna o ultramondana. En la historia de la democracia es fácil apreciar que esta es secular, alejada de dioses, religiones y supersticiones varias, requiere que el hombre piense y actúe en términos de un abismo o tensión que separa un orden moral o metafísico trascendente y el mundo cotidiano, la realidad, en que todos vivimos en una comunidad que persigue objetivos comunes, que no es otro que la libertad, la tranquilidad y el bienestar.

Es así como pasamos del clivaje del “Sí” y el “No” a uno nuevo: “democracia versus populismo”. Y es a eso a lo que debemos estar atentos, porque perdida esa guerra, es muy difícil, sino imposible, volver atrás por medios pacíficos. El país exige acuerdos de nuestras clases dirigentes, las que parecen en total desconexión con lo que Chile pide, y es el primer riesgo para que aparezca un populista de izquierda o derecha para llevar adelante sus más absurdas soluciones.

Larga vida a la democracia, en todas sus formas.

14 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

A DOS AÑOS DE LA GUERRA LA RUSIFICACIÓN DE UCRANIA

UN LARGO Y SINUOSO CAMINO

Tras la caída del Imperio Romano, algunas tribus germánicas que estuvieron varias décadas luchando en el limex romano y con ello formando un rico sincretismo cultural, comenzaron a dispersarse por el continente europeo que ya tenía una división geopolítica clara aun cuando en esa época el concepto no existía como lo conocemos hoy. Las diferencias paradigmáticas entre oriente y occidente eran evidentes ya antes de la conformación europea. Estos movimientos migratorios territoriales que sumaron unos 300 millones de desplazados son denominados los pueblos eslavos. Dentro de los pueblos eslavos hay varias divisiones, no obstante, analizaremos en este breve trabajo la vertiente oriental que estaba compuesta por: Bielorrusia, Rusia y Ucrania. Sobre estos últimos pondremos acento en este artículo que tratará de sintetizar una larga historia de búsqueda de identidad propia como país sabiendo que están culturalmente y políticamente unidos a Rusia por siglos y por

ende es muy compleja una separación definitiva en la actualidad, aunque no por eso menos legítima.

Hipotéticamente estos pueblos eslavos ucranianos tendrían la misma raíz griega indoeuropea y al momento de asentarse compartieron el origen de Rusia y Ucrania más o menos al mismo tiempo, por ende, hoy el conflicto no solo es complejo por el tema de la política actual de la OTAN, que puede ser sumamente provocativa para el “Zar” del siglo XXI Vladimir Putin, sino que también es muy intrincada culturalmente. Una guerra donde tenemos facciones internas pro rusas y pro ucranianas con raíces de siglos de existencia y difíciles de acercar en una postura común.

Kiev, la capital de Ucrania, era el corazón de Rusia en el periodo que para occidente se denominó como la Edad Media. En el siglo IX, Kiev era la primera capital del estado eslavo que era reconocido como el Rus, este origen es uno de los argumentos de Putin cuando señala que hay un tronco común en ambos países y por ende le pertenece por derecho, en el fondo apela a la unidad territorial de antaño, sin embargo, en el camino, Ucrania fue cobrando identidad propia, en ese sentido Rusia ha rusificado – imponer religión,

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 15
DMYTRO LARIN/SHUTTERSTOCK.COM FREE WIND 2014/SHUTTERSTOCK.COM

idioma y costumbres a Ucrania. Volviendo al comienzo, este pueblo eslavo (ruso – ucraniano) asentado en Kiev, profesó el catolicismo ortodoxo con Vladimiro I el grande, quien logró una amplia unidad territorial llegando a ser un gran reino del RUS asentando el mismo eje que hoy quiere Putin, es decir dominar el mar Báltico, Bielorrusia, Rusia y por su puesto Ucrania, por ende, todo indica que la guerra será de largo aliento pues va más allá de un territorio, se trata de identidad, de tradición y de historia. Por cierto, el apoyo mundial a Ucrania y los castigos económicos a Rusia hacen que la empresa sea muy difícil y puede que tenga un costo enorme para el ciudadano común de Rusia siendo un panorama que no estaba en los cálculos iniciales de Putin.

Esta unidad inicial a favor de Rusia fue fracturada por el imperio mongol en el siglo XIII y con ello Ucrania pudo recibir influencias de otros lugares además de crear su propia identidad como país, creando distancias culturales, sociales e incluso económicas insalvables hasta el día de hoy con Rusia. Pero como nada es para siempre los mongoles decayeron y sus tierras fueron divididas entre lituanos y polacos quienes se dividieron el Rus dejando a Kiev bajo la

influencia occidental de Europa e incluso expuesta al Renacimiento y al catolicismo no ortodoxo –Reforma y Contrarreforma mediante-, es decir Kiev quedará con una formación distinta a Rusia, esto es notorio hasta la actualidad.

En el siglo XVII los zares tomaron un sector de Ucrania, quedando el país fragmentado entre las influencias polacas católicas y las rusas zaristas ortodoxas. Pese a que los zares rusificaron Ucrania imponiendo el idioma y la religión, una fracción de Ucrania pasó a formar la unidad del imperio Austro Húngaro y también fue parte de los Habsburgos. En medio estuvieron los cosacos por algo más de un siglo conformando el estado cosaco ucraniano. Con toda esta dinámica Ucrania siempre ha sido un rompecabezas difícil de armar y lleno de sincretismos imborrables, por ende, el conflicto actual tendrá giros impredecibles insospechados para nosotros cuando se van a cumplir ya dos años de ofensivas, aunque ciertamente el conflicto ya había comenzado muchos antes. Los zares tuvieron una política de tolerancia cero con Ucrania, pues la consideraban la pequeña Rusia, es más, Pedro I ordenó depurar el idioma ucraniano, en 1863 el idioma quedó abolido en la famosa circular de

16 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024
EL PRÍNCIPE VLADIMIR ELIGE UNA RELIGIÓN EN 988. / UNA CONTROVERSIA RELIGIOSA EN LA CORTE RUSA. 1822
IMAGES / HERITAGE
FINE ART

Piotr Valúev donde en lo esencial  podemos rescatar la perentoria consiga, “el idioma ucraniano nunca existió, no existe y no puede existir”. Para rematar, el zar Alejandro II prohibió el idioma en documentos. En definitiva, la importancia de poseer Kiev a toda costa fue siempre imperiosa en toda la historia, por consiguiente, lo que hace hoy Putin no es nada nuevo, es a fin de cuentas casi una obligación tradicional con la diferencia que el equilibrio mundial es hoy más frágil que nunca considerando que aún tenemos en la retina el siglo XX por lejos hasta ahora el más violento de la historia y fue el siglo que tuvo más contrates éticos y morales que pusieron a prueba la existencia humana durante la guerra fría que quizás vive aún su último coletazo en este conflicto actual que comenzó en febrero del 2022.

Los nacionalismos del siglo XIX y principios del XX lograron generar en gran parte de Ucrania una separación cultural, política y social. Sin embargo, con el advenimiento de la Revolución Rusa y la creación de la Unión Soviética, se volvió a generar un nuevo reordenamiento del rompecabezas ucraniano. Ucrania Occidental fue sometida por Stalin hasta el mismo Mar Negro como el punto más estratégico. Stalin recurrió a la fuerza dentro de la óptica de los totalitarismos clásicos de entre guerras dejando un saldo brutal en vidas humanas según los cálculos de varios autores. El golpe más duro fue en la hambruna de 1932-33 cobrando según algunos historiadores unos cuatro millones de víctimas. Por consiguiente, a pesar de que en el periodo soviético Ucrania fue más absorbida que nunca a la influencia rusa, Ucrania siempre tuvo un grado de autonomía

cultural y apostó a las nuevas generaciones a través de la educación y la cultura, siendo su caballo de batalla no transar nunca en olvidar hablar y escribir en idioma ucraniano.

A modo de epílogo, a Gorbachov le tocó un periodo de agotamiento del sistema, pues en historia, no ha existido nunca un marco político eterno, siempre los regímenes evolucionan, se adaptan o desaparecen. Luego de sus dos reformas el Glasnost y la Perestroika, en 1991 la Unión Soviética dejó de existir como tal, aunque esto no significó un cambio automático en la situación de Ucrania. Hoy tenemos un país dividido donde hay personas a favor de Rusia y otras a favor de Ucrania. De la larga lucha y perseverancia, hoy se habla ucraniano, aunque también el idioma ruso. 1997 un tratado trazará una frontera física, no obstante, los abismos culturales son profundos y evidentes en religión, idiomas, costumbres y paradigmas y tira por tierra el sueño de Putin: Federación Rusa (Rusia Mayor), Bielorrusia (Rusia menor) y Ucrania (Rusia Blanca), sueño geopolítico antojadizo y quizás muy imperialista, cual zar ruso de antaño. Finalmente, es cosa de ver el mapa y constatar que la expansión territorial de la OTAN roza la frontera rusa, esto causó el enojo, preocupación y generó una afrenta a los ojos de Putin, quien el 24 de febrero de 2022 lanzó una ofensiva militar contra Ucrania apostando a la rapidez, a pesar de ello han pasado ya dos años.

Finalmente, vale la pena recordar que Putin ha señalado en más de oportunidad textualmente que no habrá paz en Ucrania hasta que se alcancen sus objetivos, y que esas metas no han cambiado.

Habrá que esperar.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 17
VISITA DE BOGDAN KHMELNITSKY A KIEV EN 1649 MYKOLA IVASIUK / WIKIMEDIA COMMONS

LA FALSA RURALIDAD

POR COLECTIVO TRAZANTES

(Alberto Texido, Hugo Pereira, Marcelo Carvallo y Rodrigo Martin, arquitectos)

El aumento poblacional es evidente y con él, la presión por generar alimentos, dotar de refugio, ofrecer servicios y fuentes laborales, se transforman en desafíos de complejas dimensiones. El problema es que todo aquello requiere ser localizado. De ahí que la demanda por suelo sea de las cuestiones más problemáticas en sociedades complejas. Esta demanda se traduce en una disputa permanente por aumento de densidad habitacional e incremento de superficies del suelo urbano, atentando todo contra la disponibilidad de suelo rural y de un ordenamiento armónico del territorio.

En Chile hemos entendido que lo básico para alcanzar estándares adecuados de desarrollo, es lograr niveles de productividad que incrementen el ingreso total de la nación. Ello ha implicado que la mirada sobre el territorio priorice la capacidad productiva del mismo, dejando en un peligroso segundo plano consideraciones ambientales, la sostenibilidad de la misma producción y la calidad de vida de los habitantes.

Por su parte, la ciudad se entendió muy tempranamente, como el espacio de intercambio de los bienes. Los mercados agrarios se localizaron en ferias generalmente ubicadas en las plazas centrales de las nacientes ciudades. Luego, en torno a ella, se dispusieron servicios de apoyo, instituciones y recintos habitacionales.

Sin embargo, la definición dada por la normativa nacional, no alcanza a dar cuenta de esta historia ni de la compleja gama de relaciones intra territoriales. Así, la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones indica que el Área Rural es el “territorio ubicado fuera del límite urbano”. Esta pobre conceptualización no se complementa con la definición de Área Urbana, la que es definida como la “superficie del territorio ubicada al interior del límite urbano”,

definiendo espacialidades a partir de una línea virtual que determina áreas y no funciones, impidiendo establecer criterios para regular las acciones e intereses que pesan sobre el suelo.

Esta débil definición, ha impactado en las densidades -esto es, la cantidad de personas que habitan en una superficie- afectada por una creciente ur-

18 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 POLIS

banización irregular del campo, bajo el esquema de “parcelas de agrado” e instalación de equipamiento “agroindustrial” en zonas agrícolas. Así, por ejemplo, el Plan Regulador Metropolitano de Santiago de 2013, supuso 70 mil hectáreas (há) existentes a la fecha.

Con esto, la densidad habitacional sería de 80 hab/ há considerando una población censal de 5.821.000

hab, manteniendo un promedio existente durante prácticamente toda la vida del Santiago republicano.

Sin embargo, si observamos la superficie realmente urbanizada al 2017, el suelo del Gran Santiago destinado a “usos no rurales” alcanza a 64 mil hectáreas a las que se le suman 17 mil hectáreas en parcelas de agrado, alcanzando un total de 81 mil hectáreas lo que para una población de 6.120.000 personas (censo 2017) arroja una densidad de 75 hab/há.

Por ello vale pensar el espacio territorial como uno en donde se desarrolla la vida de una nación, entendiendo el ámbito urbano y al rural, como un continuo de posibles complementariedades que den cuenta de los modos en los que debemos dar satisfacción a nuestros requerimientos. No se trata de demonizar la dimensión urbana, solo se trata de buscar justos equilibrios entre ambas dimensiones. Las ciudades entregan valiosos productos, servicios y cumplen labores importantes en la administración de los habitantes y de los territorios en que habitan. Tampoco buscamos presentar una imagen bucólica de la ruralidad, pues también ese espacio está sometido a crecientes tensiones con zonas de sacrificio, explotación descontrolada de recursos, pobreza rural y un largo etcétera. Por ello lo que se busca es una relación más simétrica en la que no haya necesariamente ganadores ni perdedores en el desarrollo de sus roles durante el futuro. Medidas de concentración urbana, regulada y adecuadamente planificada, es un camino posible.

Sin embargo, si dejamos que las dinámicas actuales sigan reproduciéndose y desarrollándose, las expectativas pueden llegar a ser tanto o más pesimistas que la de los efectos del cambio climático, especialmente en cuanto a la capacidad de producir cantidades crecientes de alimentos en convivencia con espacios adecuados para el hábitat humano.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 19

EL ESCENARIO QUE DEVELA UNA CRISIS

REFLEXIÓN SOBRE LA CATÁSTROFE

DEJADA POR LOS INCENDIOS

N. Ingeniero constructor PUCV

Una vez más la naturaleza es desgarrada por la acción de un siniestro tan abrasivo como el fuego. Miles de hectáreas de matorral endémico, pastizales, plantaciones y bosques nativos que incluyen especies tan señeras como la palma chilena, se ven afectados por esta devastadora fuerza.

Las masas de aire caliente, que debido a su menor densidad suben hacia la atmósfera, crean remolinos incandescentes, azotando lo que encuentran a su paso, elevando cenizas y material combustionado

a alturas mensurables solo por instrumentos, cuyas nubes de humo cubren una gran extensión geográfica.

El ser humano comprueba su total fragilidad, mirando sin aliento los fenómenos físicos, capaces de acabar con su medio e incluso con su existencia. La naturaleza lastimada cambia de fisonomía afectada por la actividad impropia al normal ciclo consustancial.

No hay sectores que se salven, y tal cual la vegetación, las poblaciones de habitantes, en su mayoría precarias, son arrasadas por el aire caliente y el fuego, siendo presa fácil del calcinamiento. Miles de personas, en forma descontrolada huyen tratando de salvar sus vidas, dejando a merced de las llamas sus propiedades y bienes conseguidos con años de esfuerzo. El ocaso de ese día trágico confabula para provocar escenas desgarradoras.

El fuego se había iniciado en el sector de Las Tablas, aledaño a la reserva natural del lago Peñuelas. Un lugar accesible y cercano a las vías de comunicación, con grandes extensiones de vegetación seca por los días de estío. Presa fácil del calor rápidamente se inicia la quema de las praderas provocando un siniestro de intensidad, con grandes humaredas que se observan con facilidad de todos los sectores. No obstante, el trabajo de las cuadrillas de contención, el incendio se descontrola dado el fuerte viento, avanzando con rapidez hacia el norte. Al atardecer los sectores de El Salto, Canal Beagle, El Olivar y Achupallas en Viña

20 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

del Mar y Población Pompeya y Los Pinos en Quilpué, son afectados con esta brutal fuerza, cuyo aciago efecto es amparado por la oscuridad de la noche y el caos reinante en el descontrol.

La madrugada siguiente deja una visión devastadora y amarga en el estado de los sobrevivientes. En menos de veinticuatro horas se habían producido pérdidas de vidas humanas, especialmente adultos mayores y niños que dificultados por su condición, fueron afectados por el terror y el espanto de lo incontrolable. Restos humeantes de viviendas construidas con mucho esfuerzo, vehículos calcinados, vegetación inerte y carbonizada, es el cuadro apocalíptico de algo que parecía incomprensible. La debilidad humana queda en total evidencia y sobre todo en personas humildes y carentes de recursos.

Las poblaciones sociales construidas hace algunas décadas con materiales sólidos, son igualmente afectadas y con mayor razón las modestas viviendas de cientos de inmigrantes, que sin tener lugar donde vivir, arman sus endebles piezas en laderas de cerros de difícil acceso y empinadas laderas, siendo presa fácil del fuego.

Los ciclos modernizadores y el gran avance de la ciencia y la tecnología están absolutamente ajenos y una gran brecha se comprueba en esta tragedia. El

paradigma tecnológico demostrado en las miles de aplicaciones a través de los aparatos personales de comunicación queda sin efecto, pues los fenómenos son de tal intensidad, que la miseria humana, no obstante, es difícil de ocultar ante tanta demostración.

Y acá confluyen varios factores propicios a esta sinrazón:

22 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

• Un aparente desarrollo económico que no es capaz de llegar a todos los sectores, pese a los denodados esfuerzos de la autoridad de turno.

• La preeminencia de la tecnología, especialmente computacional, en todas las esferas de la existencia colectiva moderna, que pronto y rápidamente pasa a ser una mercancía con un uso desmedido y en oportunidades malsano.

• La promoción de modelos de éxito demarcados de la realidad absoluta y con gran influencia especialmente en la juventud.

• El flujo de personas provenientes de otros países en busca de mejores expectativas de vida, a costa de precariedades y vidas miserables. Y sobre todo, la causa que provoca esta enorme tragedia.

Entonces una vez más nos vemos enfrentado a una crisis, que pasa a ser recurrente y que puede ceñirse a lo que algunos autores denominan como la crisis de la denominación cultural global de occidente. Los modelos impuestos a través de los años, con un carácter casi hegemónico, y carente de cultura como agente catalizador, llaman a lo que Weber calificó promisoriamente como la racionalidad instrumental, y, en este caso la ausencia de ella.

Si convocamos las causas de los incendios, surge le pregunta:

¿Que puede motivar a un ser humano a encender una pira con la intencionalidad de hacer daño?

Dejando de lado la condición de ser un hecho accidental, que de acuerdo a los modelos y circunstancias, puede ser evitable, cabe la alternativa de la acción provocada y tal cual lo ha dicho la autoridad, en una acción premeditada, aunque aún no hay pruebas de ello.

En la conciencia de el o los infelices que pueden haber iniciado el fuego, se deducen reacciones anti sistémicas, como un movimiento que se resiste a la imposición de nuevas formas de convivencia, dejándose arrastrar por conflictos de interés, tanto en la provocación al sistema y al Estado, como en la disposición a generar aprietos para la dirección gubernamental. Y, yendo a una mayor profundización de la acción, a condiciones perturbadas por el efecto de alucinógenos.

Los modelos de éxito que se plantean, son los de la inmediatez, la obtención de bienes con mínimos esfuerzos, la carencia de racionalidad, condición que se halla en el consumo y tráfico de la droga y estupefacientes. Se observa en las grandes capitales, como barrios enteros son coaptados por los agentes provocadores del narcotráfico capaces de desafiar a la autoridad, incluso con armas. Quienes están afectados por efectos de alucinógenos son capaces de provocar cualquier acción, sin medir las consecuencias, pues su inconciencia impide el razonamiento. Se asocian a ello, los denominados bienes suntuarios, símbolos de estatus y poder, los que ausentes de la racionalidad, pasan a ser falsos productos de modernización.

Los frutos de la modernidad, no siempre son consistentes con la modernización, pues esta última está condicionada a una globalización y la resistencia que puede haber en sí. La alta concentración habitacional en áreas geográficamente inaptas y el efecto migratorio de personas que no pueden vivir en su propio país, son las primeras víctimas de estos fenómenos.

La sociedad entra en crisis del punto de vista político o de hegemonía y en consecuencia en una crisis de la civilización contemporánea, pues su relación da paso a una sinergia riesgosa para la vida humana, donde la autoridad es cuestionada, el país vive en situación permanente de catástrofe recurriendo periódicamente a las ayudas solidarias y la desesperanza afecta los estados emocionales de las personas.

Hay otras razones debidamente fundadas, pero ninguna de ellas puede ser tratada por separado, pues la causa, tal cual, provoca una consecuencia y ella posee un punto de partida.

Hoy quedan miles de personas afectadas por la miseria a expensas de las buenas intenciones y la caridad. Reconstruir sus vidas tardará años y serán generaciones que quedarán marcadas por la desgracia, mientras el miserable que probablemente puso en funcionamiento su encendedor sobre un montón de pasto seco, vive su propia inconsciencia.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 23

MEGAINCENDIO, O CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

POR GONZALO TELLERÍA OLMOS

Arquitecto UV, ©Magister Planificación Urbana Regional UVM

El pasado viernes 2 de febrero a las 12:50 las redes sociales informaban de un incendio declarado en fundo Las Tablas con camino a Melosilla.

13:09 la concesionaria “Rutas del Pacífico” informa por X: “Corte en la Ruta 68 por incendio en el kilómetro 91 sector Reserva Forestal Lago Peñuelas en dirección a Santiago. Prefiera alternativas”.

15:10 Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred) informa del siniestro con Alerta Roja y que ha consumido 5 hectáreas de bosques.

16:40 Senapred informa que la superficie quemada había aumentado 16 veces y que había desprendimiento de pavesas, es decir, de la parte ligera que salta de la materia inflamada y que se convierte en

cenizas en el aire. El fuego, en combate, lleva consumida 480 hectáreas.

18:45 llega el primer mensaje de alerta SAE para evacuar el Jardín Botánico… el fuego ya había llegado a la ciudad de Viña del Mar y Quilpué.

20:24 Presidente informa por X; “Tenemos todas nuestras fuerzas desplegadas en el combate a los incendios forestales en la zona centro y sur del país. Además, he instruido a la ministra del Interior @Carolina_Toha que realice Cogrid (Comité de Gestión del Riesgo de Desastres) nacional mañana sábado a las 8:00 am, con autoridades, para hacer frente a la situación. Hago un llamado a seguir las indicaciones, ser responsables y no exponerse a riesgos innecesarios. Entre todos, nos cuidamos”.

22:44 Delegada Presidencial, tras participar del Cogrid Regional, informa que “el incendio ha afectado a 6.800 hectáreas” y que “son 24 los sectores en la Región de Valparaíso que se han evacuado durante esta jornada”.

23:34 Presidencia decreta estado de excepción constitucional de catástrofe.

Estos son los hechos de las primeras once horas de originado el incendio en las cercanías de la Reserva Forestal de Peñuelas.

A esta fecha las cifras oficiales –en constante revisión– muestran que se incendiaron más de 10.000 hectáreas, 15.000 viviendas, 30.000 ciudadanos afectados, 372 desaparecidos y 123 muertos. Son 18 los campamentos afectados con alrededor de mil viviendas afectadas, en especial Villa Independencia, en Achupallas, y El Sauce 2, en El Olivar.

Si bien muchas de las áreas incendiadas tienen ocurrencia en los últimos años, hay zonas que nunca habían tenido presencia de fuego en sesenta años. Poblaciones urbanas consolidadas, construidas en

24 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 WWW.PRENSA PRESIDENCIA/
MARCELO SEGURA

los 70’s -como Canal Chacao, Canal Beagle, Villa Dulce y Limonares- fueron, en parte, arrasadas o quedaron con severos daños.

Más allá que el inicio haya sido intencional, o como fue avanzando por la baja humedad y las condiciones climáticas, pavesas mediante, nos cabe la pregunta de qué hemos hecho realmente para evitar estos hechos y qué haremos para que no se repitan.

En la teoría –y en el papel– tendríamos una institucionalidad que –se supone– mucho tiene que decir y hacer, sobre todo en la prevención de los incendios y, si se provocase algún fuego, ser capaz de amagarlo eficazmente –de ser posible– o de gestionar las acciones tendentes a la prioridad número uno, que es salvar vidas.

Y si hablamos de “salvar vidas”, más allá de las características topográficas de nuestra área metropolitana, de las condiciones climáticas, en especial la baja humedad, de la presencia de monocultivos forestales en nuestro periurbano, de la existencia de pinos y eucaliptus (especies pirófitas, o sea, gustan del fuego) en las ciudades, uno de los temas relevantes es la permisividad del Estado, en todos sus niveles, frente a la instalación de más de diez mil familias en campamentos en nuestra área metropolitana, en zonas de riesgo.

La débil e ineficaz política de viviendas sociales en nuestro país, acompañada de temas económicos

relevantes, ha incentivado a las tomas y campamentos. Datos duros de la fundación TECHO-Chile señalan que un 32% de las familias en campamentos han cambiado su arriendo/dividendo por la universidad de sus hijos. La política de voucher, en un contexto de escaso suelo urbano, y, las mejoras sostenidas de especificaciones en la calidad de las viviendas sociales sin crecer de manera importante el presupuesto nacional, sostienen un creciente déficit que –según datos de la CChC y ratificados por el presidente Boric en su última cuenta pública- alcanza a la fecha de 1.089.000 viviendas, y con una oferta de solo un 7% de viviendas bajo las UF 2.000

Lo señalado en el contexto de un megaincendio urbano es relevante ya que estas construcciones, normalmente de material ligero, son combustible para el fuego. Y para la vida de sus moradores el estar en una urbanización precaria, sin redes sanitarias, sin calles bien definidas y de anchos reglamentarios, evitando con ello el acceso de carros bombas ni de vehículos de emergencia.

Ante la de pregunta que nos hacíamos: “qué hemos hecho realmente para evitar estos hechos”, cabe saber qué han hecho los organismos públicos para generar condiciones para el poblamiento de los cerros con seguridad, favoreciendo intervenciones razonables y capitalizando terrenos a favor de la comunidad, con viviendas, equipamiento urbano y áreas verdes, y

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 25 WWW.PRENSA PRESIDENCIA/MARCELO SEGURA
26 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

evitar así la ocupación de áreas de riesgo, o viabilizar aquellas posibles.

Desde el urbanismo, que se ha hecho para disminuir las islas de calor urbanas reemplazándolas por áreas verdes o revestimientos permeables.

Desde la CONAF, qué ha ocurrido con la fiscalización de los protocolos del manejo forestal y qué solución se ha estudiado para los predios gravados que evitan subdivisiones y –en consecuencia– han facilitado los asentamientos irregulares.

Desde los municipios, qué han hecho sus departamentos pertinentes en la prevención; desmalezado, limpieza de quebradas, infracción a los adosamientos irregulares, a las construcciones en áreas de riesgo, de la inspección a cortafuegos, etcétera. Asimismo, qué han hecho los gobiernos comunales en organizar a las comunidades y la creación de gobernanzas locales. Este incendio mostró claramente cómo una comunidad organizada gestionó la vegetación de su entorno y salvó del megaincendio (Caso Barrio Botania, Quilpué).

Por su parte, cuál ha sido la colaboración del GORE en la planificación y gestión de las ciudades (donde aún no disponemos de un CNDT regional), o cómo han estimulado a que las comunas y sus regulaciones conversen entre ellas.

Nos preguntamos dónde va tanta información y conocimiento generado por las Universidades, como de centros de la sociedad civil organizada, que aún no están centralizados en alguna institución formal que permita la correcta, oportuna y eficaz toma de decisiones, tanto en la planificación como en la respuesta ante eventos tan dramáticos como los vividos. Hay cosas que bien sabemos, y que de una vez por todas deben ser tomadas en cuenta y, entre otras, aplicar:

1. No se puede permitir construir en zonas de riesgo.

2. El Estado debiera poner a disposición del MINVU terrenos fiscales (que tiene) para que entregue títulos a ciudadanos afectados, con diseño apropiado de urbanización.

3. Urbanizar los sitios a entregar; calles, veredas, redes de agua, alcantarillado, luz, etcétera.

4. Generar estanques de agua a cota media unidos por camino cintura.

5. Estado generar convenios con Colegios Profesionales y gremios para pronta asistencia a ciudadanos con proyectos de vivienda que cumplan con la normativa.

6. Estado generar plan de emergencia en subsidios de arriendos.

7. Estado generar convenios con Municipios para obtención rápida de permisos pertinentes.

8. Plan de reducción de islas de calor urbanas; au-

mentar áreas verdes, techos ecológicos, promover techos fríos.

9. Plan erradicación de especies pirófitas del suelo urbano y reforestación con especies nativas de nuestra zona.

10. Control estricto del manejo forestal tanto a predios privados como fiscales.

11. Control estricto de microbasurales, acopios de materiales, basura, quebradas, etcétera.

12. Brigadas forestales permanentes en los puntos críticos.

13. Planes de evacuación actualizados y bien informados a la ciudadanía.

14. Gobernanzas locales con comunidades comprometidas con su entorno.

Bien sabemos que en el contexto de ciclo climático que estamos viviendo, la protección del medio ambiente es uno de los mayores desafíos que tenemos como sociedad, lo cual demanda buenas políticas públicas, basadas en antecedentes fidedignos y bien informadas a la comunidad. Es vital la modernización del Estado y que más allá de cumplir con sus funciones asignadas, sea capaz de gestionar eficaz y oportunamente todos los recursos necesarios y así evitar tragedias como esta, que lamentaremos por muchos años.

Por su parte, la ciudadanía debe entender que debe involucrarse más e ilustrarse para escoger mejor a sus autoridades y colaborar con su ambiente desde barrer su vereda, regar su platabanda, no ensuciar su ciudad (menos las quebradas), podar sus árboles… en fin, al final de tanto exigir derechos observamos que, de un tiempo a esta parte, todos hemos ido olvidando nuestros deberes.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 27
UNO
WWW.ELDESCONCIERTO.CL/AGENCIA

FUEGO Y CAOS LA NECESIDAD DE ACTUALIZAR Y AGILIZAR LOS INSTRUMENTOS DE PLANIFICACIÓN TERRITORIAL

POR CLAUDIA HASBÚN FAILA

Core Región Metropolitana ex presidenta de la Comisión de Ordenamiento Territorial del Consejo Regional Metropolitano

Chile es un país expuesto a diversos fenómenos naturales, como terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, aluviones, sequías e incendios forestales, que pueden causar graves daños humanos, materiales y ambientales. El verano del 2024, no ha sido la excepción y miles de compatriotas fueron protagonistas de estos sucesos pareciendo vivir el inicio del apocalipsis o de una película de terror. Imágenes y relatos que nos han conmovido a todas y todos poniéndonos en el lugar de quienes tristemente vivieron en carne propia los recientes incendios forestales que avanzaron con velocidad y magnitud impensada a las zonas urbanas de la quinta región de nuestro país; dejando más de cien mil hectáreas quemadas, miles de personas damnificadas y un centenar de víctimas fatales.

Frente a esta realidad, no basta con actuar ante las emergencias, como siempre hemos estado acostumbrados a reaccionar, sino que se hace necesario preguntarnos ¿cómo podemos prevenir y reducir los riesgos de manera anticipada disminuyendo los resultados negativos?

Una de las respuestas es mediante una planificación territorial adecuada con instrumentos que ordenen y armonicen el uso del suelo, y que protejan la vida y

el patrimonio de las personas y el medio ambiente.

Por ejemplo, uno de los factores que contribuyen a la propagación y el impacto de los incendios forestales es la falta de un ordenamiento territorial adecuado, que defina claramente los usos del suelo, las áreas de protección, los límites urbanos y las normas de construcción.

La planificación territorial es el proceso de definir y aplicar instrumentos de ordenamiento territorial, como los planes reguladores comunales, intercomunales y regionales, que establecen las condiciones de uso, ocupación y subdivisión del suelo, así como las medidas de mitigación y prevención de riesgos. Su objetivo es orientar el desarrollo urbano y rural de manera sustentable, equitativa y participativa, respetando el medio ambiente, el patrimonio cultural y la identidad local.

Cuando contamos con instrumentos de planificación territorial pensados de manera proactiva, con visión de fututo, podemos vislumbrar ciudades ordenadas en su crecimiento como también mejor preparadas ante la ocurrencia de desastres naturales. Las modificaciones a estos instrumentos, sobre hechos posteriores, si bien pueden ser en algunos casos necesarias, evidencian la carencia de

28 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024
OPINIÓN

una visión anticipatoria en la planificación urbana.

En nuestro país, nos podemos dar cuenta que la planificación territorial, específicamente la elaboración, tramitación, actualización y aplicación de los planes reguladores enfrenta una serie de desafíos y dificultades, que limitan su efectividad y oportunidad. Entre ellos, se pueden mencionar la falta de recursos, la lentitud y complejidad de los procesos, la desactualización y obsolescencia de los instrumentos, la falta de coordinación y coherencia entre los distintos niveles de planificación, y la falta de fiscalización y sanción al incumplimiento de las normas.

La planificación territorial con sus respectivos instrumentos, son nuestras cartas de navegación que orienta el crecimiento urbano y garantiza la seguridad de los asentamientos humanos. Sin embargo, la lentitud y burocracia de los procesos de tramitación, que suelen quedar varios pasos detrás del dinamismo social y económico, se constituyen como uno de los talones de Aquiles en la prevención de desastres, como los incendios forestales que han asolado nuestro territorio. Las demoras y las actualizaciones que no alcanzan a materializarse de manera oportuna cobran un precio demasiado alto que, evidentemente, no podemos permitirnos pagar.

Entonces, se vuelve imperativo no solo actualizar nuestros planes reguladores, sino también agilizar los procesos de tramitación y ejecución, garantizando

que los mecanismos de prevención y regulación sean efectivos y estén en sincronía con las necesidades del momento.

Hay que repensar la burocracia en post de fortalecer la planificación territorial como una política pública prioritaria, que permita prevenir y reducir los riesgos de desastres naturales, y mejorar la calidad de vida de las personas. La esencia del desafío radica en un cambio paradigmático, en el paso de una cultura reactiva que responde al desastre, a una cultura proactiva que lo anticipa y lo previene. Se trata de incorporar la perspectiva de riesgo en todos los niveles de la planificación territorial: desde la educación hasta la ejecución.

En conclusión, el ordenamiento territorial debe ser entendido y asumido como pilar fundamental en la prevención de catástrofes naturales y como la piedra angular para el desarrollo sustentable. El llamado es a tener la voluntad política, desplegar la inversión pública, propiciar la participación ciudadana, implementar la coordinación intersectorial, actualizar la normativa para asegurar la formulación, implementación y evaluación de instrumentos de ordenamiento territorial eficientes, efectivos y pertinentes.

Que el dolor de nuestros compatriotas de la región de Valparaíso se resignifique en un repensar de nuestras, normas y procesos para planificar nuestros territorios.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 29 WWW.PRENSA PRESIDENCIA /MARCELO SEGURA

LA DIALÉCTICA DE HEGEL

REFLEXIONES SOBRE UNA ARQUITECTURA DEL INFINITO

POR FELIPE QUIROZ ARRIAGADA

Magíster en Psicología Educacional. Magíster en Educación, mención Currículum e Innovaciones Pedagógicas. Licenciado en Educación. Profesor de Filosofía

El siglo XIX debe ser recordado, con toda propiedad, como un periodo de extraordinaria producción intelectual, espiritual, cultural y científica, dentro del recorrido histórico de la civilización occidental. Representa el paso de una forma de modernidad a otra, por lo cual, es el momento histórico en el que se expresan con mayor fuerza los principios rectores de la primera modernidad y la crítica a los mismos, lo cual se manifiesta a través de los movimientos idealistas, románticos, realistas y, finalmente, en la sospecha.

En el campo de la filosofía, destacan como primeras luces de este siglo las obras del idealismo alemán, de los filósofos Fitche, Schelling y, principalmente, Hegel. La propuesta de este último representa el

paroxismo del ideal de la primera modernidad, al proponerse un sistema que abarque el absoluto de lo real mediante lo racional. La forma propuesta por Hegel fue la dialéctica, mediante la cual la afirmación de un postulado, su conclusión en términos lógicos representa solo un primer momento de la totalidad, ya que cuando afirmamos algo, también lo distinguimos, y con ello, señalamos no solo lo que ese algo es, sino también lo que no es. Si definimos lo que es un libro, por ejemplo, entregamos información respecto de lo que declaramos que es, tanto como de lo que no es un libro. Y, con esto se trasparenta que aquello que no está incluido en la afirmación es mucho más amplio que lo que sí lo está. La antítesis siempre supera a la tesis, en este sentido.

De esta manera, el pensar occidental se libera del reduccionismo de la conclusión lógica formal tradicional, para abrazar la contradicción como parte fundamental del todo, volviéndose la realidad investigada más completa. Con ello, se superan las

30 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

visiones esencialistas estáticas, y se permite integrar el factor movimiento, tiempo y cambio, al análisis filosófico de la realidad. Si la primera parte de la verdad, esto es, aquello que se afirma, la tesis, le corresponde otro momento posterior, esto es, su antítesis, el movimiento y el tiempo logran ser, al fin, comprensibles para la reflexión filosófica; el viejo Heráclito encuentra, entonces, una paradojal dimensión sistémica, en la dialéctica de Hegel.

Este sistema, al integrar el movimiento y el paso del tiempo entre afirmaciones en contradicción, es aplicable, entonces, a los cambios sociales y políticos de la historia. Con ello se evidencia que cada logro de la cultura, en determinada civilización, es siempre parcial y provoca, en efecto, la reacción de su contrario. La historia se demuestra, entonces, como un paso entre tesis, antítesis y síntesis, esta última representando tanto la solución de la anterior tensión como un nuevo punto de partida, o sea, una nueva tesis. Resulta indesmentible, hoy, que la historia es una narrativa de enfrentamiento entre posiciones políticas opuestas, las cuales reaccionan las unas contra las otras, siempre de maneras renovadas, por tanto, no en movimiento circular sino espiral.

Hegel propondría que este desarrollo dialéctico

en espiral no sería eterno, y que en algún momento de la historia se lograría una síntesis definitiva, que no fuera nueva tesis, sino la realización total de lo que denominara Espíritu Absoluto. Por tanto, su filosofía es, en estricto sentido, progresista y, por ello, representa el paroxismo de la modernidad; su sistema significará, entre otras cosas, la cumbre del optimismo moderno, mediante el cual se proyectó la realización social de los más altos ideales del humanismo, como lo son la libertad, la justicia social y la fraternidad universal.

Por otra parte, el sistema de Hegel significa una nueva forma de considerar a la racionalidad, en lo cual radica tanto su mayor fuerza como el blanco hacia el cual apuntaron la mayoría de las críticas a su filosofía, así como hacia la modernidad misma, hasta nuestros días. De acuerdo con Hegel, el Logos integra tanto lo que se afirma en un enunciado sobre un fenómeno, así como lo que, con esa afirmación, se niega del mismo fenómeno. Por tanto, la comprensión del Logos, por una parte, se libera del racionalismo clásico, pero, por otra, expande su territorio hacia la totalidad de lo real, o sea, desde lo pensado hasta, incluso, lo no pensado, lo cual se expone de manera manifiesta en el axioma Todo lo

32 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024
REVI STA MA RZO

racional es real, y todo lo real es racional. Se trata, entonces, de una teoría de pretensiones absolutas. Para algunos esto significará una postura ontológica y epistemológicamente totalitaria, mientras que para otros implicaría lo contrario, ya que la lógica no se limitaría a la validez de un enunciado formal, sino que integraría lo contradictorio, lo confuso, el misterio, y todo aquello que hasta el momento se hubiese interpretado como irracional. En efecto, otros campos epistemológicos posteriores, como el psicoanálisis, por ejemplo, beberán de esta fuente, al considerar una dimensión inconsciente de la mente humana como un aspecto fundamental de la totalidad de la psiquis. Paradojalmente, existirán psicoanalistas que criticarán al sistema hegeliano por considerarlo totalizante, cuando, en realidad, los fundamentos de su enfoque son herederos directos de la dialéctica. Veremos como el desarrollo cultural del siglo XIX estará influido decisivamente por propuestas mediante las cuales se intentará trascender los límites del racionalismo lineal (terminó que utilizaremos para distinguirlo de la razón dialéctica), mediante la exacerbación de los sentidos, la pasión y lo intuitivo. Entre estas corrientes destacan, en literatura, las obras de los denominados Poetas Malditos, los franceses Charles Baudelaire, Arthur Rimbaud y Paul Verlaine, entre otros. Mediante esta poesía se propone un método de alteración de todos los sentidos, así como una vía intuitiva, y no racional, para conocer los aspectos misteriosos de la realidad. Podemos considerar que este movimiento se adelanta casi un siglo completo a lo que posteriormente realizaría la filosofía de la sospecha, desde sus propios métodos.

De manera menos radical, pero de igual forma como respuesta al racionalismo del siglo anterior, se ve florecer y desarrollarse a dos de los movimientos más significativos de su tiempo, como lo fueron el romanticismo y el realismo literario. Las obras del pensador alemán Johann Wolfgang van Goethe, así como del francés Victor Hugo, o las de los escritores rusos Fiódor Dostoievski, León Tolstoi, y Antón Chejov, nos muestran perspectivas de la realidad que trascienden, para bien y mal, los márgenes estrechos de una racionalidad lineal y unidireccional, que fuera considerada como fundamento de la condición humana en el siglo de las luces. Las obras de todos estos autores implican, innegablemente, visiones más complejas de lo humano y sus circunstancias.

Paralelamente, en el ámbito del arte musical, ocurriría algo similar durante todo el desarrollo del siglo. Desde la genialidad expresada por compositores como Ludwig van Beethoven o Frédéric Chopin, en

las primeras décadas del siglo, así como por Franz Schubert, Félix Mendelssohn, Robert Schumann, Franz Liszt, Johannes Brahms, Niccolo Paganini, Rimski-Kórsakov, Dvorak, Tchaikovsky, Gustav Mahler y Richard Wagner, entre otros, se manifiesta una propuesta estética de tal nivel de profundidad emocional y pasional que, en el desarrollo por el siglo, conllevará innovaciones que traspasarán los límites de las estructuras armónicas del sistema tonal -expresión estética directa de la racionalidad moderna en música-, hacia nuevos universos sonoros que harán su entrada en la historia en las primeras décadas del siglo posterior. Con ello, el arte circunscrito de manera estricta a los márgenes de la tonalidad, inaugurada en los tiempos de Bach (siglo XVII) y depurada en el clasicismo por genios como Wolfgang Amadeus Mozart o Joseph Haydn (Siglo XVIII) será paulatinamente transformado de acuerdo a lo que exija la inspiración emocional del compositor; desde Beethoven, para adelante, figura heroica de su propia obra. Esta última reivindicación de lo individual, junto con lo emocional y lo pasional, así como de los conceptos de oscuridad, melancolía, muerte y misterio, serán elementos constitutivos de lo medular del movimiento romántico, lo que representó una alternativa histórica a los imperativos fundamentales del siglo de las luces.

En filosofía, finalmente, desde la segunda mitad del siglo en adelante florecerán obras de autores como Arthur Schopenhauer, Søren Kierkegaard, Friedrich Nietzsche y, en el campo de la psicología, Sigmund Freud, mediante las cuales se cuestionará de manera directa los principios fundacionales del proyecto moderno y, con ello, principalmente, al sistema dialéctico de Hegel. Sin embargo, en función de lo señalado anteriormente respecto de su sistema, es necesario analizar con cuidado sobre si acaso este movimiento no representó, en realidad, una confirmación a Hegel, más que su superación.

Por ejemplo, en la obra del pensador danés Søren Kierkegaard se critica la absoluta indiferencia con la cual en la dialéctica de Hegel se considera al individuo, ante lo cual se declara que, en realidad, toda multitud es mentira. En efecto, es en el interior de la subjetividad individual donde la existencia habita, ya que la vida humana se experimenta siempre en primera persona, y no de acuerdo a abstracciones que realicemos desde ahí respecto de las demás subjetividades. De considerarse esto comprendemos que es muy poco posible que aquello que ocurre a una persona sea lo mismo que ocurre a otra. El slogan, en estos casos, tiene una naturaleza enga-

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 33

ñosa, tanto como la propaganda. Pero, ante ello, Kierkegaard va a proponer otra forma de dialéctica, denominada existencial. ¿Por qué se ve en la necesidad de aplicar la dialéctica, pero a nivel del individuo? Porque con ello se da respuesta a los cambios y las contradicciones presentes de forma innegable en la historia personal de cada individuo, sin lo cual, la propuesta sería una suerte de abstracción de lo individual, traicionando de manera aún peor lo que del mismo Hegel se criticara respecto de su obsesión por lo universal.

El caso con Nietzsche es aún más complejo. Para el pensador alemán, fundamental del pensamiento contemporáneo posterior, el proyecto moderno se caracterizó por ser manifestación última de un proceso de decadencia, mediante el cual, la vida termina de perder su valor al adaptarse por completo a los límites y condicionamientos de una racionalidad abstracta y lineal. Esto es por completo coherente con lo señalado con anterioridad respecto del movimiento romántico, el realismo literario, así como por los poetas malditos; es necesario emanciparse de la tiranía de la razón, para que el instinto vital haga florecer a la cultura, nuevamente. De hecho, en toda la obra de Nietzsche se explica como la racionalidad no puede entregar información directa de la realidad, sino que, tal como señalara con anterioridad Schopenhauer, solo entrega representaciones de la misma. Con ello, la razón no puede ser garantía epistemológica para el saber científico, ya que su naturaleza es creativa y estética. De esta manera, el mundo completo de la cultura es, más bien, creación artística, más que producción científica. La razón, entonces, al entregar siempre un reflejo de lo real, con ello otorga apariencia; jamás esencia.

Comprendemos, entonces, el motivo por el cual, en la obra de Nietzsche, por un lado, se critica de forma abierta y directa a la filosofía moderna de Kant, por ejemplo, y por qué, en cambio, no se hace de forma tan explícita con Hegel, por ejemplo, a pesar de lo que se señala comúnmente. Una supuesta condición a priori en la racionalidad, que dé garantías epistemológicas y éticas -como propusiera Kant- es una absoluta ilusión, desde el pensar de Nietzsche. Y también lo sería la pretensión universal de Hegel respecto de una supra consciencia que se va descubriendo a sí misma en el trascurso de la historia humana, a través del movimiento dialéctico. En efecto, en este sentido, el error de Hegel sería aún mayor, ya que significaría el despliegue completo de un sistema que se justifica en la posibilidad de la razón de fundamentarse a sí misma, o sea, sería expresión de lo propuesto

en primera instancia por Kant. Sin embargo, para Hegel el Logos no solo integra aquello que para el entendimiento es de carácter racionalmente válido, sino también aquello que comprendemos como contradictorio. Con ello supera la aporía de Kant, al no poder dar cuenta este de aquello que existe, epistemológicamente, más allá de la consciencia, o sea, del noúmeno, y no únicamente del fenómeno. Para Hegel, en efecto, al integrarse lo contradictorio en una razón que funciona dialécticamente y no unidireccionalmente, no existiría un afuera de la consciencia, quedando todo integrado, lo conocido y por conocer, así como también lo desconocido, dentro de las esferas de lo racional.

Es necesario considerar aquí, entonces, hasta qué punto Nietzsche es heredero de Hegel, más que su opuesto, ya que al asumir que los frutos de la racio -

34 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

nalidad son representación y no esencias – tal como señalara antes Schopenhauer- ello solo se puede afirmar desde la misma quimera que se critica; esto es, desde la reflexión sobre la misma razón. De otra forma sería imposible una declaración semejante. Y, por otra parte, la misma idea del Logos como generador de transmundo, como espejo productor de ilusiones, implica una mirada dual y compleja respecto de la razón; sus producciones no serán lo que ella declara que son, pero, al no ser ello, deben ser algo. Es la paradoja de la ilusión, la cual no es lo que manifiesta ser, pero con ello no deja de ser algo; es, en efecto, espejismo, pero no vacío, no deja de tener realidad ontológica. Bueno, esta visión de la razón de característica dual y contradictoria es, en estricto rigor, herencia histórica de los problemas que para el mundo intelectual dejó Hegel a la posteridad de la filosofía, en particular para los pensadores que vinieron directamente después de él. La dualidad entre esencia y apariencia, entre ser y no ser, entre realidad e ilusión, ciencia y arte, vitalismo y fatalidad, voluntad y destino, o sea, la contradicción presente en la existencia tanto como en la mente de quien la piensa, presente en toda la obra de Nietzsche, tiene una raíz dialéctica, innegablemente. Por cierto, la principal forma que encontrará Nietzsche de diferenciarse de lo moderno, y con esto de Kant tanto como de Hegel, será en el estilo de escritura; en la forma misma de cómo se expresa el intelecto, en radical oposición del lenguaje sistémico de sus antecesores. De esta manera Nietzsche es, ciertamente, contra moderno, a consciencia, y lo logra de forma prodigiosa, influyendo a todo el posterior desarrollo del pensar filosófico occidental. Sin embargo, en cuanto a lo que se postula, lo cual fundamenta, de hecho, la elección de colocar prioridad en la forma, el estilo, y las maneras de expresión de un pensamiento en movimiento vital, ello encuentra eco en el sistema dialéctico, el cual es, en el fondo, tan heredero de Heráclito como lo fue la propuesta de Nietzsche.

Finalmente, los fundamentos del enfoque psicoanalítico inaugurado por Freud, a finales del siglo XIX y principios del XX, también son imposibles de comprender sin la influencia de la dialéctica. Para Freud, aquello que el ser humano es está compuesto por una expresión concentrada de la psiquis denominada consciencia, que se representa en la vida cotidiana mediante la personalidad del Yo, junto con otra dimensión aún mayor que habita en las sombras de la mente, denominada inconsciente, la cual está compuesta por lo que la persona ha sentido,

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 35
SHUTTERSTOCK AI GENERATOR

hecho, pensado y deseado alguna vez y que, por represión moral, ha querido olvidar. Ese contenido inconsciente, al no eliminarse de la psiquis, comienza a ejercer presión sobre los límites de la personalidad consciente, para salir a la superficie de la misma en forma de síntoma de malestar psicológico, tanto en casos de histeria -nomenclatura en desuso hoy en día- como de neurosis.

La existencia de ambas dimensiones, la consciente y la inconsciente, y la magnitud mucho menor de la primera respecto de la segunda, así como ser esta el reverso de la primera, representan una analogía exacta de lo señalado en la dialéctica hegeliana como dinámica tesis-antítesis, siendo, en psicoanálisis, la toma de consciencia de los problemas inconscientes, idéntico a la síntesis buscada de la tensión dialéctica presente en la psiquis individual de la persona humana. De esta manera, la terapéutica psicoanalítica es la aplicación metodológica de la dialéctica, su

expresión fáctica, a nivel de la psiquis individual. Siempre se ha reconocido -desde el mismo Freud, en efecto- la influencia de Nietzsche en la propuesta psicoanalítica, pero no tanto así la de Hegel. Sin embargo, ni la filosofía del pensador que anuncia al súper hombre, ni el sistema que revolucionaría a la psicología occidental, hubiesen sido posibles sin la inaudita apuesta por un sistema, o sea, una estructura cerrada, que explicara el absoluto; sin la quimera, realizada, de una arquitectura de lo infinito.

Es hora de asumir como un prodigio, al fin, haber descifrado los patrones que guían, secretamente, los bailes de Dionisio, en el devenir de lo existente. Con ello, en los niveles menos excelsos de la historia humana y sus contingencias, se propone debatir, también, si acaso Hegel fue, junto con el último moderno, el primer contemporáneo. En cualquiera de ambos casos, le debemos buena parte de nuestra actual y compleja visión del mundo.

LA MUJER Y EL MUNDO DE LAS IDEAS EN EDUCACIÓN SUPERIOR

POR RICARDO BOCAZ SEPÚLVEDA

Psicólogo U.Ch., magíster en Psicología de la Organizaciones UAI. Especializado en el Imperial College de Londres

Las primeras mujeres que se incorporaron a las universidades y aportaron al pensamiento filosófico rompieron la brecha injusta de la discriminación de género, un esfuerzo y avance notable, pese a la oposición activa o pasiva de quienes reproducían prácticas contrarias al progreso de la humanidad.

¿Sería el mundo tal cual lo conocemos si la participación de la mujer se hubiese desarrollado de la misma forma que para los hombres?...

Muchas pensadoras han reflexionado en torno a una sociedad mejor. En “La fragilidad del bien: fortuna y ética en la tragedia y la filosofía griega”, uno de sus libros más leídos, la académica y filósofa Martha Craven Nussbaum expresa que justicia social básica otorga a las personas la libertad para elegir y actuar basada en una ética de “capacidades humanas” inherentes a su condición -la vida, los sentimientos, la salud y la razón- como potencial de superación. Es decir, lo que dignifica al ser humano es el desarrollo y la capacidad de ver lo propio como una fracción del mundo en comunidad.

La destacada autora y profesora de origen británico Susan Haack, en tanto, nos sugiere un crucigrama epistémico innovador: en la ciencia es fundamental la coherencia de respuestas plausibles para garantizar resultados y no desacreditar la legitimidad de la misma, sino defender, en la medida de lo posible, la razonabilidad. El avance científico, entonces, debe garantizar la aplicación ética de sus descubrimientos.

aporta a la teoría de los derechos humanos el concepto de “aporofobia”, que es el odio, miedo o rechazo a la pobreza en una sociedad consumista, es decir que discrimina y criminaliza a quienes no pueden retribuir a la economía. En una entrevista reciente, dijo percibir a la sociedad chilena cansada y estampó la necesidad de una mayor “amistad cívica” basada en mínimos éticos para el logro social.

Victoria Camps Cervera es una catedrática de la Universidad Autónoma de Barcelona que instala el término “civismo”, concepto que grafica el compromiso que cada uno de nosotros establece con la vida de los demás, algo que se concreta en virtudes sociales tales como la austeridad, la templanza y el deber del buen actuar.

La chilena Carla Cordua Sommer, Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales, imparte cátedra en reconocidas universidades nacionales y extranjeras. En sus escritos ahonda en la noción de humanidad y en el compromiso con la verdad y el ser humano. Y nos aporta una frase para reflexionar: “¿Las tareas urgentes? Educar a todo el mundo ¿No era lo que el movimiento estudiantil quería al principio? Lo segundo: enseñar a trabajar. Los niños deberían aprender que la vida no es un regalo. Enseñar a vivir es la tarea pendiente. Sería una enseñanza favorable al cambio”.

Otra mujer fundamental es Adela Cortina Orts, docente emérita de la Universidad de Valencia, quien

Qué duda cabe entonces que la equidad de género, la inclusión y el respeto por el pensamiento es trascendental también en el mundo académico y de las ideas.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 37
OPINIÓN

ENTREVISTA SALUD

JOSÉ ANTONIO COUSIÑO

“DEBEMOS APRENDER A ESCUCHAR NUESTRAS NECESIDADES MÁS PROFUNDAS, PARA NO SEGUIR VIVIENDO

UNA VIDA SIN SENTIDO”

Para el psicólogo, consultor y especialista en liderazgo regenerativo, es esencial que las personas nos enfoquemos en sanar las heridas que cargamos y determinan nuestro pensar y sentir, para no “seguir corriendo una carrera sin sentido que no nos lleva donde queremos ir, y además daña nuestro tejido social y nuestro ambiente natural en el proceso”.

La vida moderna es, aparentemente, cada vez más confortable, sofisticada y placentera. Sin embargo, detrás de esa “apariencia de satisfacción” surgen cada vez más frustraciones y desesperanzas, motivadas por la propia incapacidad de los seres humanos por despojarse de “máscaras utilitarias” que ocultan su verdadero ser, su verdadero sentir y sus reales aspiraciones, más allá del exacerbado materialismo propio de la sociedad de consumo.

Así lo cree le psicólogo de la Pontificia Universidad Católica de Chile, José Antonio Cousiño, máster en

Psicología Positiva Aplicada de la University of East London, Reino Unido, instructor de Mindfulness y Compasión, y formado como “Coach Compasivo” con la especialista israelí Arnina Kashtan.

Para Cousiño, que desde 2006 ha entrenado a diversos líderes de organizaciones públicas y privadas (en Chile, Estados Unidos, España e Inglaterra), para que se conozcan a sí mismos y se conecten profundamente con los demás, combinando la ciencia de la felicidad, el mindfulness, la compasión, y la activación de la inteligencia colectiva, es absolutamente esencial que las personas “acojan sus emociones y las escuchen, para saber realmente qué necesitan para ser felices”, y no sigan viviendo en torno a apariencias o anhelos sin alma.

“Solo de este modo podremos preparar nuestro cuerpo y mente para la acción, para sanarnos y reconciliarnos con lo que realmente somos”, destaca.

-Hoy vivimos en una sociedad altamente desarrollada y en general se dice que los avances tecnológicos y el desarrollo traen bienestar al ser humano, ¿pero es eso realmente efectivo hoy?

38 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

-Todos sabemos que hay avances y avances, así como hay bienestares y bienestares. Pero, ¿cuál sería el criterio para establecer que un avance produce bienestar o no? Pienso que ahí está la madre del cordero. Todo hoy está bajo severo escrutinio y duda, porque vemos estrategias de dominación en todas partes: en la sexualidad y el género, en las religiones, en las organizaciones, en el Estado, en la política, en los negocios. En “mi mundo”, porque ya no me atrevo a hablar del mundo, no queda nada con cabeza, y me pillo haciendo en micro (o a veces macro) “ismos” a diario: machismo, colonialismo, son los que me atrevo a confesar aquí.

Yo ya no entiendo nada de la manera en que solía entender las cosas. Incluso “entender” ya tiene un significado distinto. En todo reconozco un conjunto de supuestos implícitos que ya me aburrí de cuestionar. Entonces me pregunto: ¿Qué es efectivamente lo mejor para mis hijas? ¿Dónde puedo hacer una mayor contribución? ¿Qué es ser un hombre? ¿Qué realmente pasó en el caso computadores del ministerio de Desarrollo Social?, entre otras muchas cosas…

Y me agoto de estar preguntándome todo, todo el día. Necesito darle una estabilidad, al menos transitoria, a las cosas. Y le voy dando… más o menos.

Históricamente, en los momentos de certidumbre,

quienes parecen tener certezas, las rompen. En el sentido literal y en el simbólico.

Pero, por otro lado, recordamos las palabras de Sócrates antes de morir, que de alguna manera es mejor asumir que no sabemos, en vez de creer que sabemos, cuando no sabemos.

El desafío es, entonces, navegar el no-saber sin agobiarse con la incertidumbre.

-¿No siente que el individuo actual, a pesar de tener más comodidades y herramientas que “facilitan la vida”, vive una realidad más compleja, tensa, angustiante e inquietante, donde cada paso que damos parece amenazado por la agresividad, el descontrol y la agresión física o verbal?

-Todas estas herramientas han proliferado precisamente porque nuestras vidas son mucho más difíciles, y nuestras expectativas son mucho más altas. Y parte de los problemas del mundo tienen que ver con esta combinación de factores también. Todo el mundo quiere tener más bienes, más experiencias, y más tiempo. Sabemos que esto es muy difícil de lograr, o solo es posible en la medida que otras personas tengan menos bienes, menos experiencias y menos tiempo. En algunos casos le echamos la culpa a los demás, en otros, nos echamos la culpa a nosotros mismos.

El marketing, que saca provecho de nuestros

40 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

dolores emocionales, ha sido tremendamente exitoso en hacernos creer que la culpa es nuestra: si la Pepita puede, yo también.

La famosa afirmación, atribuida a John Layard, de que nos sacamos la mugre trabajando, para tener cosas que no necesitamos, y así agradar a (o ser atractivos para) gente a quienes no les importamos, es trágicamente cierta en demasiados casos. Pero es trágico en la medida de que no nos damos cuenta, tanto cuando nos sucede a nosotros, como cuando le pasa a otros alrededor nuestro, y los juzgamos por ello.

Esto de agradar a gente que no le importamos, viene en gran parte, de cómo nos sobre adaptamos cuando niños para ser queridos por nuestros padres, y luego, para sobrevivir en el colegio. En sí mismo, es algo que ya pasó, y ahora nos queda detectarlo, acogerlo, y sanarlo, para así trascenderlo. Esa es nuestra responsabilidad, ciertamente ya no de nuestros padres.

El poder tomar consciencia de esto es un privilegio: no todas las personas tuvieron los recursos materiales, culturales y psicológicos necesarios para alcanzar esta consciencia. Y, como todo privilegio, implica una responsabilidad para con nosotros mismos y para con nuestra comunidad, ya sea familiar, de amistad, laboral o del simple habitar. La responsabilidad es de sanar estas heridas en nosotros mismos, para poder ver las heridas en los otros, empatizar, y poder actuar para ayudarles a su vez a sanar sus heridas. En ese sentido, toda organización debiese asumirse también como un hospital. Si esas heridas no sanan en esta organización, van a tener que sanarse en la siguiente.

Pero si no sanamos estas heridas, vamos a seguir corriendo esta carrera sin sentido. Sin sentido porque no nos lleva a donde queremos ir, y porque nos daña en el proceso. Hay un estudio (meta análisis) muy bonito de Kasser y Schwarz, donde muestran cómo las personas que aprenden a escuchar sus necesidades más profundas, y se dedican a satisfacerlas, versus seguir motivaciones extrínsecas como el éxito financiero o la fama, son política, ambiental y socialmente más responsables; y además, en el mediano y largo plazo, significativamente más felices.

Sabemos que esta es la única vida que tenemos. Sabemos que este es el único lugar en el universo donde podemos vivir.

-Por ejemplo, en el contexto nacional, da la impresión de que las personas viven más presionadas y abrumadas por situaciones propias tanto de su desarrollo personal como del entorno, ¿cómo podemos enfrentar esa carga, sin colapsar mental y psicológicamente?

-Primero, acoger nuestras emociones, en la medida de lo posible. Escucharlas, porque no están ahí para jodernos la vida, sino para informarnos qué necesitamos, y cómo preparar nuestro cuerpo y mente para la acción. Como decía Rumi, el poeta y sabio sufí del siglo XIII, “dale la bienvenida a quienquiera que venga (emociones), porque cada una ha sido enviada como un guía del más allá”.

Segundo, como decía antes, debemos preguntarnos realmente qué necesitamos. Hay robusta evidencia científica que nos muestra que, junto con satisfacer la necesidad de comida, abrigo y seguridad, hay tres necesidades psicológicas que explican el 95% de la varianza de nuestro bienestar y plenitud: la libertad para elegir qué hacemos cada día, cómo lo hacemos, cuándo, con quién y dónde, etc.; tener vínculos nutritivos, estimulantes y protectores; y sentirnos competentes en lo que hacemos.

El 95% de nuestro malestar emocional viene de no satisfacer estas necesidades también. Para ser más precisos, el malestar emocional nos anuncia esta insatisfacción. Suena fácil de resolver, pero tenemos ciertas trampas mentales que nos impiden escucharla, que están basadas en nuestras experiencias pasadas, muchas veces traumáticas.

Por una parte, tenemos patrones mentales, creencias, muchas de ellas heredadas de nuestros padres, pero también influenciadas por nuestra cultura: ideas y creencias que fueron muy pertinentes en los contextos en que fueron generadas, pero las cosas han cambiado mucho. Solo tomando consciencia de estos patrones y creencias podemos liberarnos de ellas, y establecer en su lugar creencias transitorias, basadas en nuestra experiencia y sabiduría actual, que nos permitan navegar por estos nuevos escenarios. No podemos seguir usando mapas antiguos para territorios nuevos.

Y luego, iterar. La nueva IA de Google, que la está rompiendo en el ajedrez, no fue programada con todas las jugadas de ajedrez de los grandes maestros, o los grandes partidos, sino simplemente con las reglas. Qué se puede hacer y qué no. La máquina prueba, una y otra vez. Si no le funciona, prueba otra cosa. No pierde ni un minuto en lamentarse por sus errores. Solo aprende.

Es algo que me recuerdo todos los días. ¡Sobre todo cuando me frustro!

-Al mismo tiempo, el llamado “éxito” se mide cada vez más en términos de apariencia, bienes de consumo y posesiones materiales. ¿Siente que hemos llegado a un punto de no retorno en este

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 41

campo, o podemos recuperar un mayor sentido de trascendencia de la vida?

-Yo creo que en la pandemia pasó algo importante al respecto. Hubo personas que se las comió el miedo. Hubo otras que tomaron perspectiva. Eso es un buen ejemplo de lo que te decía antes de los privilegios psicológicos. Muchas personas se dieron cuenta del valor de estar en sus casas, de no trasladarse horas al trabajo, de ganar tiempo con sus familias, y eso les ordenó las prioridades. Muchas personas pudieron irse de las grandes ciudades buscando una vida más cerca de sus reencontrados valores.

Creo que la crisis ambiental está produciendo algo parecido. Hay personas que están despertando y están diciendo: no hay nada más importante en este momento que resolver este gigantesco problema. Y dedican toda su energía a eso. Hay otras personas, que agobiadas se “apanican” o se paralizan, y tienen que desplegar todos sus mecanismos de defensa para hacerse las lesas con la situación, porque convengamos que es demasiado angustiante. Nuevamente privilegios psicológicos que implican responsabilidades.

La responsabilidad es hacer lo que de mí dependa. Mi desafío personal es motivar a las personas a que se conecten consigo mismas, tengan el coraje de observarse, conocerse, sanarse, para que puedan ponerse al servicio, ya sea de regenerar este planeta, o de regenerar esta humanidad que por herida, está paralizada.

-¿Es posible corregir estas situaciones, estas externalidades e internalidades negativas, o solo podemos aspirar a adaptarnos a ellas?

-Es posible, y para eso es importantísimo que vayamos sanando. Lamentablemente, sanarse es también un privilegio. Estoy en el desafío de hacer comunidades de personas conscientes que se sientan impulsadas a sanarse para poder ponerse realmente al servicio de las grandes problemáticas que enfrentamos como humanidad. Necesitamos mucho apoyo. Si sabes de alguien que quiera colaborar, que por favor me escriba.

-Asimismo, ¿cómo podemos abordar el problema desde el punto de vista de la reflexión interior, cuando hoy asistimos a la caída de prácticamente todos los antiguos paradigmas del pasado, con los cuales nos criamos, educamos y crecimos?

-Este es el punto de partida. La meditación es una herramienta poderosa para observar nuestros pensamientos y creencias subyacentes. Meditar debería

ser un hábito, como lavarse los dientes. Desde este lugar, observar y acoger las heridas que sostienen nuestros pensamientos, dado que la mayoría de los pensamientos surgen del dolor. Necesitamos liberarnos del dolor, de lo contrario, vemos solo nuestro dolor. Nuestros pensamientos y juicios del mundo dan más cuenta de esos dolores que de la misma realidad.

-¿Debemos comenzar de cero? ¿hay elementos de las antiguas estructuras, de los antiguos silos que nos permitan reconstruir el camino sin volver a caer en el pesimismo o la desesperanza?

-Siempre hay algo en lo que creemos. De lo contrario estaríamos mirando el piso en cada paso que damos. Nuestro sistema nervioso funciona bien cuando está tranquilo, lo que en la “teoría polivagal” se conoce como el estado de “compromiso social”: pensamos mejor, nos conectamos mejor con los demás, nos ponemos creativos. Encontrar calma mental es crítico para sobrevivir.

La pregunta es: qué necesito. Si hay estrategias que me hayan servido antes para atender estas necesidades, glorioso, repitámoslas.

-El llamado “Estallido social” fue una muestra clara de violencia extrema, exacerbada por la contingencia sociopolítica. ¿Seguiremos viviendo esos ciclos de desgaste, tensión acumulada y explosión, o tenemos los argumentos, las herramientas y las estrategias para construir verdaderos caminos de crecimiento positivo, cuando seguimos viviendo entre amenazas, inseguridad y acusaciones cruzadas desde un sector a otro?

-Hemos aprendido que hay una tremenda desigualdad económica. Ahora estamos haciéndonos conscientes de la desigualdad psicológica, y esta última no coincide necesariamente con la primera. Estos ciclos de tensión son inevitables. No sé si al nivel del estallido social, aunque si pasó una vez, podría pasar de nuevo. Es tan difícil saber qué pasó exactamente con el estallido social, ¿qué fue eso?

De a poco vamos adquiriendo las herramientas. Creo que la pega está en tomar consciencia, y en el sanarse. Y en entendernos como comunidad, reconocer que el “nosotros” no es mi pareja, mi familia, mi colegio o mi grupito de amigos, sino que el mundo entero.

Hay personas que trabajan desde las políticas públicas, la academia, las organizaciones sociales, desde la RRSS de las empresas, otras desde la política. Mi aporte está desde las comunidades conscientes.

42 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

PERSISTENCIA SELKNAM UNA MIRADA A SU

HISTORIA

En la comodidad de la era del Internet, si hacemos el simple ejercicio de escribir Selknam en un buscador, aparte de la información académica mayormente antropológica e histórica, vamos a encontrar un cúmulo de resultados visuales atractivamente comerciales: poleras, pijamas, llaveros, juegos de naipes, figuras coleccionables, bolsos, cajas para guardar regalos, cojines, chocolates, productos de gastronomía, invitaciones a conciertos de música y ballet, aros y un largo etc. Este impacto visual - cultural nos puede llevar a las siguientes preguntas iniciales, ¿Existen aún? ¿Hay que dar por sentado que ya están extintos mediante genocidio porque así lo señalan los libros de historia? ¿Sus representantes vivos, si es que los hay, son ciento por ciento selknam o son mestizos absorbidos por la sociedad actual? ¿Recuerdan la lengua, canciones y cuentos sus agentes actuales?

Veamos en esta suerte de introducción algunos datos objetivos del presente. En el temario PAES de historia (Prueba de acceso a la educación superior) no exigen saber ni evalúan el grado de conocimiento de las culturas precolombinas chilenas, es más, los contenidos que mide la prueba de historia parten

para los parámetros de DEMRE en el siglo XIX, por ende, habrá generaciones de estudiantes a las cuales las preguntas enunciadas en el párrafo anterior no les resulten ni relevante y menos aún significativas. Esto es un asesinato intelectual sobre todo cuando la historia siempre ha sido una cadena causa-efecto y paradójicamente esto último es una de las habilidades medidas por la PAES. En las priorizaciones curriculares 2023 – 2025 del Ministerio de Educación de Chile, para la asignatura de historia en enseñanza media, no hay ni una coma sobre este pueblo indígena ni su pasado precolombino, sin embargo, en las muestras cívicas de nuestros colegios algunos alumnos sin saber quiénes eran los selknam se caracterizan con la vestimenta de estos indígenas, pero no van al fondo del asunto y lo hacen mecánicamente para canjear una nota tal como el perro de Pávlov, es decir un condicionamiento clásico en pleno siglo XXI.

Este breve artículo tratará de visibilizar a los selknam más allá de un producto de moda, y de paso cuestionar la historia oficial y ver lo importante que es la antropología como ciencia auxiliar de la historia. Además, darles una importancia y atención a los relatos orales de los descendientes mestizos de este pueblo para así mitigar en parte con el conocimiento un olvido que debe ser reparado por la siguiente generación de historiadores, pues los antropólogos

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 45

ya han trabajado generosamente sobre este tema. En este breve preámbulo, espero que el lector abra su apetito intelectual de forma autodidacta para informarse un tanto más antes de comprar un souvenir con una imagen alusiva a los selknam. Finalmente, no pretendo hablar sobre su historia, para eso hay buenos y variados libros al respecto.

El historiador Diego Barros Arana trata a los fueguinos, patagones y otros indígenas del sector donde habitaron también los selknam, de manera bastante despectiva y liviana, ya en pleno siglo XIX señalaba que quedaban pocos representantes, por supuesto que Barros Arana es un hombre de otro siglo con otras motivaciones, intereses y formas de entender la historia, por consiguiente, hay que comprender el contexto en el cual vivió y constatar si sus formas

de hacer historiografía son concordantes con el presente. Aunque aún goza de gran reputación en ciertos círculos académicos que parecen respetarlo como un santo, a estas alturas, cuestionar a Diego Barros Arana no es sacrilegio para ningún historiador. Resaltemos brevemente lo que piensa este autor, “El salvaje de la Tierra del Fuego y de las islas cercanas, sombrío, desconfiado, grosero, constantemente armado contra sus vecinos, sin paz y sin cariño en su propio hogar, sin placeres y sin aspiraciones, viviendo del presente, sin recuerdos del pasado, sin previsión para el porvenir y sin más móvil que la satisfacción de los apetitos animales de cada día, ocupa, como hemos dicho, el rango inferior en las agrupaciones humanas” (Barros Arana Tomo I Historia general de Chile) Es irrebatible que al ser un referente intelectual

y político del siglo XIX, el Estado tomó sus palabras y obras como una ley escrita en piedra. Hay en general mucha historiografía -aunque no su totalidad- al servicio de menoscabar a los indígenas y presentarlos como torpes, flojos y borrachos, como se puede ver por ejemplo en las obras que tratan sobre la pacificación de la Araucanía. Resulta desolador que los intelectuales del siglo XIX cuestionaran en general de manera ambigua la visión de estos autores, aunque siendo justos algunos liberales sí pusieron el grito en el cielo por estas injusticias y otras tantas, el problema es que sus descargos fueron solo a nivel editorial en un siglo donde pocos leían y sus ecuánimes cuestionamientos quedaban como un saludo a la bandera.

Esta visión coincide con el momento más álgido de la colonización del territorio selknam que se va a perpetuar en parte del siglo XX, donde su desaparición casi rozó la totalidad de sus integrantes, por ende, muchos libros de historia los dieron por extintos cerrando así el tema sin mayor profundidad ni reflexión. Esta idea provocó que muchas generaciones de profesores(as) de historia y sus alumnos no alteraran su juicio sobre la información de textos y manuales, por consiguiente, se contentaran con sus atractivas imágenes de pinturas corporales como un recuerdo pintoresco del pasado.

Para cerrar las visiones que tenían de los selknam en el siglo XIX, haremos referencia a una publicación de Charles Darwin en Londres, en 1860, y un comentario del Capitán Fitz Roy. El célebre Darwin

decía sobre estos indígenas de la Tierra del Fuego: “Yo creo que el hombre en esta parte extrema de América es más degradado que en cualquier otro lugar de la Tierra. Comparadas a los fueguinos, las dos ramas de insulares del grande océano, los esquimales y los australianos, son civilizadas” (TOMO I Historia general de Chile). Fitz Roy señalaba que los fueguinos, patagones y los indígenas de esos sectores eran caníbales. Sin duda que ambos autores y referentes, que hoy tienen sendos accidentes geográficos que llevan sus nombres, no ampliaron sus indagaciones ni las costumbres de los Selknam más allá de lo que decían los naturalistas de sus épocas. Estos prejuicios fueron caldo de cultivo para la época frente a las grandes matanzas que se van a producir, además estaba impuesta la idea que Europa era el continente civilizador por excelencia; por supuesto, esto se puede ver en sus colonias.

Quizás con el patrocinio de la historia oficial, las islas del extremo sur fueron concesionadas por los gobiernos de turno para su explotación (ganadería, minería del oro y el carbón). Los colonos europeos casi llevaron al exterminio a los selknam a quienes veían como torpes y potenciales depredadores de sus ovejas, esto impulsó en poco tiempo secuestros, violaciones, matanzas, vejámenes y mutilaciones corporales que diezmaron la población ancestral que vivía en esas tierras desde hace nueve mil años. La Iglesia Católica, ante estas atrocidades del Estado de Chile, mandó a la orden Salesiana a cuidar a los sobrevivientes por medio de misiones, sin embargo,

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 47

las enfermedades del continente, tales como la peste, siguieron aumentando el descenso de su población.

Al final, cuando no quedaban muchos indígenas, algunos niños selknam que lograron sobrevivir, fueron repartidos por todo Chile en orfanatos, barcos de marina mercante, mano de obra en algunas salitreras, trabajo doméstico en haciendas, zoológicos humanos en Europa e incluso comercio sexual. Se produjo un mestizaje forzoso, un sincretismo, pero aun así estas niñas y niños no olvidaron su pasado, siendo adultos comenzando a recordar cada vez que se veían al espejo sus pómulos, sus ojos, su pelo, sus formas físicas y de pronto volvieron a reconocerse a sí mismos como selknam. Hay una comunidad viva actualmente que recopila lo que les decían sus abuelos tendiendo un puente pasado – presente por medio del relato oral y del recuerdo.

No les podemos exigir como prueba a estos sobrevivientes que hagan canoas con fuego y vivan como sus ancestros o se vistan y hablen como ellos, ya que fueron mezclándose con chilenos durante casi un siglo, pero sí han mantenido frases, fragmentos de canciones, recetas de cocina, cuentos y algunas tradiciones, además sus poetas hicieron un gran trabajo al mantener viva su cultura. Es posible que no exista ningún selknam en estado puro como antaño, pero no quiere decir que su legado esté olvidado, ni menos aún, muerto.

En la última medición del INE, la comunidad Covadonga ONA informó que 1.444 personas se reconocen como descendientes de estos sobrevi-

vientes del genocidio y a pesar de tanta violencia la cultura se impuso y la tradición sigue viva. Es por eso que el 19 de octubre del 2023 fue publicada en el Diario Oficial de la República la ley 21.606 donde, en suma, INCORPORA AL PUEBLO SELKNAM ENTRE LAS PRINCIPALES ETNIAS INDÍGENAS RECONOCIDAS POR EL ESTADO con 116 votos a favor, ninguno en contra y solo una abstención del diputado Kaiser.

Es manifiesto que la historia debe ser siempre cuestionada, como también es sumamente necesario que los autores clásicos sean siempre revisados. Por otro lado, es imperioso que las nuevas generaciones conozcan más el relato de Chile prehispánico, pues nuestro país no se formó hace poco. Pero es aún más importante que los planes y programas de historia que les imparten a nuestros estudiantes nacionales sean siempre dinámicamente rediseñados. Si DEMRE pregunta pocos temas en una prueba que condiciona la entrada a la universidad, el Mineduc no tiene por qué seguirle el juego al sistema acotando al máximo la historia, ¿buscan un resultado cultural al restringir tanto la historia? ¿Por qué siguen disminuyendo las horas de las asignaturas humanistas de la malla curricular escolar?

Como historiador y profesor considero que hay muchas inconsistencias. Por ejemplo, si sesgamos la historia al comenzar la enseñanza, no lograremos nunca una identidad nacional. En enseñanza media no podemos comenzar los planes desde el siglo XIX ¿Cómo logramos un andamio intelectual con tantos vacíos? Tengo la certeza que la mayoría de mis co legas no son borregos y van más allá de una tabla de contenidos obtusos y profundizan bastante más que un vago papel de reglas por escrito.

Concluyendo, ojalá que la historia no quede solo en un llavero o en una linda polera estampada. Espe ramos que exista un cuestionamiento más profundo y genuino. Quizás no exista nunca una reparación total frente al genocidio selknam, pero sí podamos mantener viva su memoria que trascienda el horizonte y no sea solo un recuerdo del pasado.

48 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

TROYA A LA SOMBRA DE UN MITO

“Canta, oh diosa, la cólera del Pelida Aquiles; cólera funesta que causó infinitos males a los aqueos y precipitó al Hades muchas almas valerosas de héroes…,”

LA ILIADA, HOMERO.

“Ulises —del griego Odiseo—, nacido en Ítaca y discípulo en sabiduría y armas del centauro Quirón. Hereda el trono de su padre. Ulises es gentil con los dioses. Casado con Penélope, sobrina de Tindáreo, padre de Telémaco y también de Helena, cuyo rapto provocó la Guerra de Troya. Al secuestrar Paris a Helena y llevarla a Troya se inicia la guerra entre los griegos, con Ulises del bando de Menelao y Palamedes, con la ayuda de Aquiles y Neoptólemo. Durante la Guerra de Troya, es Ulises quien, tras la muerte de Aquiles, concibe el ardid del Caballo que dará la victoria final sobre los troyanos”.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 49

ORIGEN DE UN MITO

Las raíces de nuestra historia y de toda la cultura que conocemos hoy como cristiano y occidental se encuentran en la cultura helénica, nace en una zona que geográficamente comprende el Peloponeso, el Asia Menor y una serie de islas en el Mar Egeo, de la parte más oriental del Mediterráneo. El mito también refiere que habitantes provenientes de Cadmo de Fenicia, de Dánao en Egipto y Pelops de Anatolia inmigraron y se asentaron en la Grecia continental, con el andar del tiempo se asimilaron y se convirtieron en griegos. En estos remotos relatos ya los nombres de los héroes humanos se entrelazan con los nombres de las divinidades y se nos cuenta que Helén, Graikos, Magnis y Macedonia eran hijos de Deucalión y Pirra: únicos supervivientes del gran diluvio. La etnia llevaba en origen el nombre del hijo mayor, los graikoi de Graikos (de aquí nace la palabra “griego”) pero más tarde fue rebautizada por otro de sus hijos, Helén, quien había demostrado ser el más fuerte.

En el estudio y análisis de los vestigios descubiertos vemos que el antiguo mundo griego se extiende por

un conjunto de territorios (Grecia, Asia Menor, Magna Grecia, Mar Negro, Norte de África y Mediterráneo occidental) teniendo como área central de referencia el mar Egeo, sus tribus y clanes al inicio se articulan en torno a vínculos fundamentalmente culturales (lengua, religión, filosofía, manifestaciones artísticas, etc.), bajo distintas fórmulas de organización política independientes entre sí, hasta culminar en la polis. La Antigua Grecia, por tanto, es una construcción histórica y cultural, más que una realidad política, social o territorial, dada su falta de unidad estatal que recién se producirá con la aparición primero de Alejandro de Macedonia y luego con Roma.

Se calcula que desde el año 2000 a.C., oleadas de pueblos indoeuropeos, seminómadas, inmigraron hacia el sur y establecieron comunidades que florecieron entre el Peloponeso, las islas del Egeo y Asia Menor (actual Turquía) Ellos dieron origen a la cultura helénica, Minoica y con el tiempo se les conoció como Aqueos.

La cultura cristiana ha dispuesto a través de los siglos de ese enorme texto sagrado conocido como la Biblia que en la práctica ha funcionado como un correlato histórico que permite establecer referencias con los distintos sucesos acaecidos; rebeliones sociales, pestes, cataclismos e invasiones de

50 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

hordas extranjeras. Pero en la remota antigüedad precristiana, digamos desde el siglo VIII d.C., para los griegos existía un solo libro de referencia. Y este libro era Los Cantos Homéricos. Y es precisamente este texto el que ha servido de referencia durante varios cientos de años: Los Aqueos en su expansión territorial libraron arduas batallas con pueblos del Asia Menor por el control del territorio y de las rutas comerciales, en particular con los sirios. La lucha por el control del estrecho de los Dardanelos -que une el Mediterráneo con el Pontus Euxinus- ha sido motivo de encarnizadas lides bélicas desde que los primeros hombres se asentaron en la región.

LA BÚSQUEDA DE LA VERDAD

En el siglo V a.C. prestigiados historiadores griegos como Tucídides y Heródoto, guiándose por las lecturas de Homero y citándolo establecen la guerra de Troya en el año 1.100 a.C. No obstante, es el concepto de “Aqueos” el que ha comenzado a causar problemas entre los historiadores modernos. En estudios referenciales sobre otras importantes culturas contemporáneas se puede apreciar que tanto egipcios como hititas no expresan con claridad el concepto de Aqueos. En efecto, ellos despiertan bastante misterio en la historiografía porque no se sabe muy bien qué fueron. Como hemos podido ver, unos consideran que era una de las tantas denominaciones que se usaban para referirse al conjunto de los griegos, mientras que otros le atribuyen una existencia puramente literaria y algunos creen que aqueos y micénicos eran términos sinónimos, en tanto otros solo ven como “Aqueo” el nombre que recibió la liga constituida al norte del Peloponeso.

EL ÚNICO QUE SE REFIERE A ELLOS EN PROPIEDAD ES HOMERO

De este modo, en la actualidad, los aqueos se perfilan como una creación literaria.

Esos poemas épicos, compuestos en verso hexámetro, por el Ciego de Chio, han tenido un impacto impresionante en la cultura mundial. No es exagerado describirlos como las dos obras fundacionales de la literatura griega y europea.

Una interrogante hoy es: ¿existen pruebas fidedignas de la existencia de Troya? Y, otra es: ¿Existió Homero?

Pero hay dos cosas en las que casi todos los griegos antiguos coincidieron: la primera es que sin duda Homero fue el autor de ambos poemas épicos y que el conflicto que describen, la Guerra de Troya, fue una batalla que realmente sucedió.

Inclusive historiadores y escritores de la época

tienen versiones discrepantes respecto a lo que se afirma en los Cantos homéricos. Estesícoro, un poeta siciliano-griego que vivió en el siglo VI a.C., afirma que la reina Helena de Esparta, no fue conducida a Troya por su secuestrador, el enamorado príncipe Paris. Ella en realidad estuvo en Egipto durante la Guerra de Troya, y solo una imagen de su espíritu fue llevada a Troya. De acuerdo con esto los griegos luchaban por una imagen de su reina, es decir un espejismo o un fantasma.

El historiador Heródoto, del siglo V a.C., difiere de esa versión: está de acuerdo con Estesícoro en primer lugar que Helena no fue secuestrada. Piensa que ella abandonó a su marido Menelao, para huir con su amante troyano por elección propia. Y, aunque pueda ser escandalosa, esta versión al menos dejaba intacta la autenticidad histórica de la guerra. Pero las interrogantes aumentan.

¿Existe algo que sea verídico de todas las historias que narra Homero? ¿Hubo realmente una Guerra de Troya como la que se describe en las obras, o al menos una Guerra de Troya real aunque distinta a la que representó con tanto detalle el o los poetas etiquetados bajo el nombre “Homero”?

No pasó mucho tiempo antes de que los críticos pusieran en duda una de las presuposiciones fundamentales de la historia de Troya.

¿EN QUÉ PUNTO GEOGRÁFICO SE SITÚA LA CIUDAD DE TROYA?

Un reciente estudio sociohistórico que analiza lo épico como género de literatura comunitaria sugiere dos aspectos relevantes: primero, que sagas como la Ilíada presuponen ruinas; y segundo, que, en la esfera sagrada de la poesía épica, las derrotas se pueden convertir en victorias y las victorias se pueden inventar.

Documentación seria muestra que en algún momento alrededor del año 1200 a.C., el antiguo mundo del Mediterráneo oriental griego sufrió una serie de severas catástrofes. Un cumulo de calamidades que significaron la destrucción física de ciudades, esto seguido de una despoblación severa, transmigración interna masiva y una degradación cultural casi total. No se sabe con certeza qué o quién causó las catástrofes. Sin embargo, podemos identificar sus consecuencias negativas: económicas, políticas, sociales y psicológicas.

Sobrevino una edad “oscura” que perduró en algunas zonas hasta cuatro siglos y que terminó con el renacimiento del siglo VIII a.C. Entonces los griegos redescubrieron la escritura, inventaron un nuevo alfabeto y reiniciaron el comercio con sus

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 51

vecinos. La población aumentó notablemente y se forjó una noción rudimentaria de ciudadanía política. Los griegos comenzaron entonces a emigrar del centro del mar Egeo a puntos más lejanos al este y mucho más al oeste. Es probable que aquí naciera la necesidad de crear mitos sobre una “época de oro”.

Esto podría originar el impulso de fabricar el mito de la Guerra de Troya: la apremiante necesidad de postular una era de oro “de antaño”, durante la cual los griegos pudieron, por ejemplo, reunir una fuerza expedicionaria de más de 1.000 barcos, liderada por reyes heroicos, que castigaban a una molesta ciudad extranjera que se había atrevido a robar y aferrarse a una de sus mujeres más destacadas e icónicas.

Grandes avances científicos de la actualidad han permitido descifrar textos cuneiformes y jeroglíficos del Imperio hitita, que por la época de la supuesta Guerra de Troya abarcó gran parte de Asia Menor. Ciertos nombres personales que suenan misteriosamente griegos se han encontrado en los registros hititas. Mencionan una ciudad Wilusa, cuando se pronuncia suena: ‘Ilión’ (el término griego para Troya - de ahí ‘Ilíada’). No obstante, a pesar de todas las similitudes lingüísticas, los registros hititas que hasta ahora se han descubierto no contienen referencia alguna a nada que se parezca a una Guerra de Troya homérica.

Cabe destacar que los antiguos griegos consideraban que los Cantos homéricos se basaban en hechos ciertos. Consideraban que esa guerra había tenido lugar en los siglos XIII a.C. o XII a.C., y que Troya era una ciudad situada cerca del estrecho de los Dardanelos, al noroeste de la península de Anatolia (actual Turquía). El historiador Heródoto consideraba segura la guerra, y la veía como la causa originaria de las enemistades entre persas y griegos. En tiempos modernos, en cambio, tanto la guerra como la ciudad se consideran mitológicas.

SE HAN BUSCADO LAS RUINAS DE TROYA, INÚTILMENTE

Heinrich Schliemann, arqueólogo alemán, en 1870 excavó la colina de Hisarlik, convencido de que ahí se encontraba la ciudad de Troya. Halló los restos de la antigua ciudad de Nueva Ilión. Más abajo halló otras ruinas, y bajo éstas, otras más. Cada una de estas ruinas mostraba los restos de distintas ciudades que parecían haber sido habitadas en épocas distintas. Schliemann pretendía hallar la Troya homérica, pero, en el curso de los años, él y sus colaboradores hallaron siete ciudades sepultadas y más tarde otras tres. ¿Cuál de estas diez ciudades era la Troya de Homero? Estaba claro que la capa más profunda, Troya I, era la prehistórica, tan antigua que sus habitantes aún no

conocían el empleo del metal, y que la capa más a flor de tierra, Troya IX, tenía que ser la más reciente.

Hoy día entre los historiadores que examinan el tema, las opiniones se encuentran divididas entre los que consideran que Troya VI o Troya VII deben identificarse con la ciudad homérica, porque las anteriores son pequeñas y las posteriores son asentamientos griegos y romanos. Otros opinan que los relatos de Homero son una fusión de historias de asedios y expediciones de los griegos de la Edad del Bronce o del periodo micénico, y no describen hechos reales. Los que piensan que los poemas épicos de la guerra de Troya derivan de algún conflicto real, lo fechan entre 1300 a.C. – 1100 a.C. Finalmente todavía hoy no consiguen establecer con meridiana certeza el lugar donde habría estado Troya.

¿RELATO ÉPICO O HECHO HISTÓRICO?

Mientras los historiadores discuten si este evento fue real o no, tenemos a Homero cantándonos -como un juglar de aldea en aldea- los avatares y vicisitudes de esta guerra desatada entre los antiguos griegos y sus rivales en Troya. Se trata de la historia más antigua del mundo, y este relato, sorprendente e intrigante, se continúa leyendo y estudiando en los institutos y universidades de todo el mundo.

¿Quiénes eran estos griegos y qué les llevó a luchar durante tanto tiempo, tan lejos de casa? ¿Quiénes eran los troyanos y cómo pudieron defenderse de los poderosos griegos durante diez largos años? Y lo que es aún más importante, ¿qué ha hecho que contemos y recontemos esta historia durante miles de años?

Los lectores inician en estas páginas una travesía a la Ilíada de Homero y más allá; se relacionan con los tejemanejes que se produjeron entre dioses y humanos, realeza y plebeyos, soldados y sus cautivos. Participan de un emocionante viaje que termina dentro de un caballo de madera.

A pesar de sus numerosas interpretaciones, la Ilíada de Homero sigue siendo una de las obras más discutidas y estudiadas de todos los tiempos. Muchos dicen que la guerra en sí no fue tan importante como la obra de Homero; ¡incluso Alejandro Magno guardaba una copia bajo su almohada!

IMPACTO Y CONSECUENCIAS

En general la mayoría de los imperios que han existido sobre la Tierra han terminado destruidos, aunque en ocasiones algunos sobreviven escondidos en el interior de otros, de este modo el imperio griego sobrevivió oculto en el imperio romano, y luego

52 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

que los bárbaros atacaron y destruyeron el imperio y Europa fue acosada por la constante amenaza de La Yihad, se levantaron los monasterios y al interior de estas instituciones sobrevive el legado del imperio griego y del imperio romano. Textos como La Ilíada, La odisea y la Biblia han sido la bitácora de navegación a través de la historia occidental para conocer y comprender nuestra relación con temas tan vitales como la política, las ciencias sociales, la mitología y las religiones. Los textos homéricos han sido un espejo donde la cultura occidental se crea y se recrea.

Sobre el mito fundacional un autor italiano ensaya escribir un cuento breve llamado Ilion, situado en la Roma imperial, mil quinientos años después de sucedida la Guerra de Troya, encarga a uno de sus mejores generales que viaje a la región y le traiga algo, un trozo de muro, una piedra: cualquier vestigio que encuentre de Ilion. Al cabo de un tiempo el General regresa y se presenta al emperador acompañado de un niño y dice esto es todo lo que pude encontrar: Y le ordena al niño que hable.

El niño dice una sola palabra: Ilion.

Pero es otro escritor de origen irlandés que sacudirá en sus cimientos la cultura greco-judeo-latina al escribir una novela que se titula Ulises, donde recrea las 28 unidades estructurales que componen la Odisea, con el viaje cotidiano de un ciudadano por Dublín, de este modo convierte el relato épico en las vicisitudes de un hombre moderno en un día normal de trabajo. Hasta el canto popular se infiltran los personajes homéricos; Penélope llega a una canción escrita por Jean Manuel Serrat, que dice; “…el caminante volvió / La encontró / En su banco de pino verde / La llamó: “Penélope, mi amante fiel, mi paz / Deja ya / De tejer sueños en tu mente”. También estas imágenes retornan en el poema de Cavafis; Ítaca:

Ten siempre a Ítaca en tu mente. Llegar allí es tu destino. Mas no apresures nunca el viaje.

Mejor que dure muchos años

y atracar, viejo ya, en la isla, enriquecido de cuanto ganaste en el camino sin aguantar a que Ítaca te enriquezca.

UN ARTE DE MÁSCARAS

Entonces al final del día, llegado el momento de dibujar la raya para la suma podemos constatar que uno de los grandes símbolos que ha plagado de significado nuestra cultura no radica -como se ha creído por tanto tiempo- en un acto real, verídico, capaz de ofrecer una base sólida a una sofisticada construcción cultural, si no, muy por el contrario, todo parece arrancar del talento creativo del Ciego de Chío, capaz de capturar una serie de fragmentos aislados y urdir una trama imaginaria, colmada de eventos maravillosos y terribles que sacuden el alma humana. Eso y además la idea de que los juglares en aquella época eran muchos, lo que permite pensar que pudieron ser varios los que colaboraron a una suerte de construcción colectiva.

La parte clave del genio del autor -o de los autores- de estas dos epopeyas fue la selectividad. De la masa de historias tradicionales transmitidas oralmente a lo largo de muchos siglos, que describen las hazañas y las aventuras de una era dorada de héroes, “Homero” se enfocó solo en dos: Aquiles y Ulises (también llamado Odiseo).

La Ilíada -en rigor- trata sobre la ira de Aquiles expresada y saciada a través de un heroico duelo con el héroe defensor de Troya, Héctor. La Odisea narra los viajes y tribulaciones del héroe epónimo cuando luchó durante diez años para regresar de Troya a su reino natal de Ítaca.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 53

COMENTARIO DE

VERDADES QUE CALAN HONDO

EL VIEJO DE LA LLUVIA

Rodrigo Téllez Novela

Editorial Forja, 144 páginas

Esta novela breve nos presenta una historia sentimental que transcurre en una caleta de pescadores del sur lluvioso, que no se identifica. Pero resulta fácil para el lector adentrarse en ella y moverse con entera libertad entre sus habitantes, a pesar de la terrible tormenta que cae en los pocos días en que se desarrolla la acción. Así que, a pesar del aguacero, uno se siente cómodo, como en su casa. Y es que la gente que puebla el caserío es la misma gente que puede encontrar en cualquier lugar de Chile, y aún del mundo, con o sin tormentas invernales o tropicales. Por ejemplo, les gusta poner sobrenombres. A una vecina que pasa asomada a la ventana y que tiene el pelo castaño, le dicen La Maceta. Y al protagonista, que narra la acción, que no es más que un chiquillo con una pierna defectuosa, lo llaman El Cojinova. Por eso mismo, el forastero que aparece cuando comienza el mal tiempo, pasa a ser El Viejo de la Lluvia. Y nadie se acuerda jamás de que su nombre es Emeterio Mendoza. Viene a hacerse

cargo de la casa de su primo El Pintao, que acaba de fallecer, y a reabrir su negocio, que consiste en reparar artículos varios de uso doméstico. Y el Viejo de la Lluvia le ofrece trabajo al Cojinova, que sea su ayudante, lo que nunca había sucedido puesto que, por su minusvalía, todos lo consideraban un bueno para nada. Pero se niega a llamarlo Cojinova, porque eso es un insulto, le dice. De manera que el ayudante será siempre Roberto, y el jefe, Don Emeterio. Se forja así una relación entre ambos que se va estrechando rápidamente, por necesidades mutuas. Ambos están solos. Ambos se necesitan.

El muchacho acaba de sufrir un desengaño amoroso. La Jeny, que es su amiga desde la infancia, y con quien hasta ahí han compartido todo, le acaba de confesar que está embarazada, naturalmente de un muchacho mayor, cuyo nombre no revela. Ella espera que él la ayude en su trance, pero él se siente traicionado y no está dispuesto a hacer nada por ella. Entonces, El Viejo de la Lluvia le da a conocer su propia historia de amor y desengaño cuando era apenas un muchacho. Y hay, en el relato del Viejo, de su amor, sus errores y su arrepentimiento

54 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024
LIBROS

tardío, una tremenda lección de humanidad que al muchacho provinciano le permite empezar a verse, y a ver la vida, con otros ojos.

El valor de esta novela radica allí, en la profunda humanidad que brota de las historias y de la gente que las protagoniza, gente sencilla, modesta, que se equivoca, que actúa con violencia brutal, que no sabe dominarse, que carece de educación, pero que es capaz de ayudar al prójimo, de perdonar y rectificar rumbos. De forjarse una vida nueva cuando todo parece haberse desecho.

Yo anticipo que la lectura hará brotar más de alguna lágrima en las mujeres que la aborden, y por qué no, también en los hombres. Porque las verdades que nos muestra el texto calan hondo. Pero, además, aquí hay que agregar el mérito literario de Rodrigo Téllez, que se revela como un gran narrador. No precisa inventar aventuras fabulosas, ni personajes estereotipados. Camina por la senda más sencilla, por la que, ya lo tengo dicho, avanzan seres humanos iguales a los que topamos a cada paso en nuestro deambular por las calles. Y nos los muestra con trazos de dos o tres

palabras. No necesita más. Su prosa es económica y directa, precisa. Recuerda la economía de lenguaje que hizo famoso a Hemingway, y el decir directo y franco, incluso brusco en ocasiones, de Pío Baroja, a quien el Premio Nobel norteamericano reconocía como su maestro.

Pero no solo en el uso del lenguaje veo yo similitudes entre Rodrigo Téllez y esos gigantes de la novela. También la construcción es de singular eficacia. Porque el narrador es El Cojinova, pero ya no es el muchacho que aprendió a mirar la vida con otros ojos junto al Viejo de la Lluvia. Ahora es un hombre grande, padre de una mujer y un hombre de quienes nada sabemos, pero es seguro que habrá sabido guiarlos por la senda que conduce a la felicidad.

Yo comenté, elogiosamente, hace algún tiempo, otra novela de Rodrigo Téllez, muy distinta a esta. Se titula “Juro decir la verdad”. Pero visualizo que el autor tendrá mucho que contarnos todavía, y espero que lo haga con el mismo cuidado, en la elección de personajes y en el tratamiento de la prosa, que hacen de “El viejo de la lluvia”, una excelente novela.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2023 55
DROID55/SHUTTERSTOCK.COM

JANIS, LA PERLA BLANCA DEL BLUES

POR EDGARD “GALO” UGARTE

Licenciado en Teoría de la Música Universidad de Chile, cantautor, compositor y guitarrista

Fue la primera gran estrella femenina del rock. Su voz desgarrada, su intensidad en escena y el hecho de ser una blanca reconocida por la comunidad afroamericana como una de las grandes intérpretes del blues fueron los ingredientes con los que su lugar en la historia se consolidó. Fallecida trágicamente a la edad de 27 años, fue sin duda una de las más importantes cantantes femeninas en la historia de la música popular. Nos referimos a Janis Joplin.

EN UN PUEBLITO CRISTIANO

Port Arthur es una ciudad situada en el condado de Jefferson, Texas, Estados Unidos. Importante centro de procesamiento de petróleo, fue fundada en 1895 por Arthur Stilwell y está separada del vecino estado de Luisiana solo por el río Sabine, el cual a su vez desemboca en el Golfo de México. En aquella cuidad, el 19 de enero de 1943 nace la primogénita del matrimonio conformado por la registradora Dorothy Bonita East y el ingeniero Seth Ward Joplin: la pequeña Janis Lyn Joplin. La niña creció en un entorno de las típicas localidades cristianas de la región, junto a sus padres y los dos hermanos que la precedieron, Laura y Michael. Allí, en la iglesia, dio sus primeros pasos en el canto. Era mezzosoprano y su voz en esa época era delicada. Janis era una niña con una personalidad particular y sus padres sentían que siempre necesitaba más atención que sus otros dos hijos.

56 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024
MÚSICA

Es que Janis siempre se sintió una marginada. Además, era de las pocas de su escuela que no sentía prejuicios ni animadversión hacia los afroamericanos. Es por ello que en su adolescencia se hizo amiga de un grupo de marginados, los cuales le dieron a conocer a artistas de blues como Bessie Smith, Ma Rainey o Lead Belly, a quienes más tarde Joplin acreditó como influencia en su decisión de convertirse en cantante. Pronto se animó a participar en un coro, lo que le permitió conocer a otras grandes cantantes afroamericanas como Odette, Billie Holiday y Big Mama Thornton. En esa época, nunca se sintió aceptada, ni querida, ni deseada, se sentía acomplejada por su físico, sufría bullying, pero estaba decidida a encontrar su lugar en la vida. Y su pasión por el blues se transformó en su refugio.

IRES Y VENIRES

Joplin se graduó de la preparatoria en 1960 y asistió a Lamar State College of Technology en Beaumont, Texas, durante el verano, y más tarde, en la Universidad de Texas en Austin, aunque no completó sus estudios. El periódico universitario, The Daily Texan, publicó

un perfil de ella en la edición del 27 de julio de 1962, titulado «Ella se atreve a ser diferente». El artículo rezaba: «Ella va descalza cuando se siente como ella misma, lleva Levi’s a clase porque son más cómodos, y lleva su Autoharp (un instrumento derivado de la cítara) con ella dondequiera que va por lo que, en caso de que tuviera el impulso de romper a cantar, le será muy útil. Se llama Janis Joplin». Ávida de sexo y de libertad y harta de desprecios, Janis abandonó la universidad, se hizo nómada espiritual y se fugó al oeste haciendo autostop. Llegó a San Francisco a principios de los 60, cuando se estaba gestando la revolución psicodélica y los antiguos beatniks se convertían en hippies. Sin embargo, esa primera huida no resultó como esperaba y tuvo que volver a Port Arthur. Allí fue recibida con recelo: su pelo desgreñado y teñido y sus ropas de colores chillones no eran algo que su familia y sus vecinos recibieran de buen ánimo. Sin embargo, todo esto le sirvió para dar un segundo impulso. Es así como en 1963 decide volver definitivamente a San Francisco. Allí fue la vocalista de Big Brother & The Holding Company, formación que

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 57

cobraría popularidad en 1967 a raíz de su actuación en el mítico Festival Internacional de Música Pop de Monterrey. Con ellos grabaría su primer disco, el cual llevaría simplemente el nombre de la banda, en 1967.

En la portada se añadía “Y Janis Joplin”, debido a que esta había sido incorporada posteriormente al grupo. Pero la popularidad de Janis rápidamente comenzaría a opacar a la de los demás integrantes, de tal forma que comenzaron a ser presentados como “Janis Joplin, Big Brother & The Holding Company”. Esto poco a poco comenzaría a crear recelo en sus compañeros de banda: la invitada se había transformado en la protagonista. Al año siguiente, la agrupación edita su segundo disco, “Cheap Thrills” para el cual Joplin jugó un papel importante en los arreglos y la producción de las canciones. El productor John Simon intentó grabar a la banda en concierto para

capturar su energía en un álbum en vivo, pero varios intentos demostraron que la banda era propensa a cometer errores. Su imprecisión no mejoró al trasladar las sesiones a un estudio de grabación. Joplin cantó toma tras toma de la misma canción, con actuaciones consistentemente buenas, y se sintió frustrada por el descuido de la banda. Simon fue reemplazado por Elliot Mazer, quien arregló las canciones sobregrabando ciertas partes. El álbum presentó un diseño de portada del dibujante de contracultura Robert Crum. “Cheap Thrills” produjo éxitos populares como “Piece of My Heart” y “Summertime”. Junto con el estreno del documental “Monterrey Pop” en el Lincoln Center for the Performing Arts de Nueva York el 26 de diciembre de 1968, el álbum lanzó a Joplin como una estrella.

ALZAR EL VUELO Y CAER

En 1967 ya había llegado el estrellato para Janis, con aquella memorable actuación en el festival de Monterrey. Fue tal el éxito en aquella ocasión que repitieron un segundo día para poder ser filmados, lo que le dio la bendición de ser producida por el productor de Bob Dylan, Albert Gossman. Pero, como vimos, el desempeño de sus compañeros de banda no convencía a Janis, por lo que luego de un último concierto

el 14 de septiembre de 1968, una breve gira en octubre y algunas colaboraciones esporádicas, Janis dejó definitivamente la Big Brother y creó su propia banda de apoyo, la Kozmic Blues Band, que posteriormente se llamaría The Full Tilt Boogie Band, compuesta por músicos de sesión como el teclista Stephen Ryder y el saxofonista Cornelius “Snooky” Flowers, así como el ex guitarrista de Big Brother and the Holding Company, Sam Andrew y el bajista Brad Campbell. Con ellos realizó una exitosa gira por Europa, además de diversas presentaciones en su país. La más memorable es, sin duda, su participación en el Festival de Woodstock, la cual alcanzó un sentido mítico debido a que no apareció en el filme por petición expresa de Janis, ya que ella no se encontraba en las mejores condiciones luego de una larga espera de casi diez horas por subir al escenario (salió recién a las dos de la madrugada), con el consiguiente consumo excesivo de alcohol y drogas. A pesar de que su desempeño no fue el mejor, la gente la ovacionaba después de cada canción. Y así fue, el éxito siempre fue acompañado por un excesivo consumo de drogas que poco a poco iba mermando la vida de Janis. El abuso de heroína, alcohol y sexo la saturó de tal manera que decidió rehabilitarse en Río de Janeiro (de heroína) para retomarlo meses después. Cada vez eran más las ocasiones en que salía drogada al escenario. Y aun así, su desempeño no dejaba de ser formidable. Trágicamente, el 4 de octubre de 1970 falleció en un hotel de Los Ángeles por una sobredosis de heroína, dejando a medias el disco “Pearl”, que fue editado y publicado un año más tarde.

CURIOSIDADES:

• Grabó su primera canción en la universidad con el grupo The Waller Creek Boys, vistiendo inspirada en sus cantantes favoritas de blues.

• Consumía distintas sustancias psicoactivas y su bebida favorita era el whiskey Southern Confort. Su adicción afectó su salud, estaba delgada, sus amigos la convencieron de volver con sus padres.

• Cuando estudiaba, se comprometió con Peter le Blanc.

• Janis recibió terapia por las drogas y por un tiempo tuvo miedo de volver a la música.

• Regresó a la música invitada por Chet Helms.

• En 1966 se presenta en el Avalon Balroom de San Francisco.

• 1968: Primera presentación en TV en la cadena ABC.

• En febrero de 1970 viajó a Brasil, se enamoró de David Niehouse.

- Janis era bisexual. Por años mantuvo una relación con Peggy Caserta, propietaria de una tienda de ropa hippie. Ella también era adicta a las drogas.

• Compró una lápida para Bessie Smith. Ella reposaba en una tumba sin identificación y Janis le compró una a su ídola máxima.

• A pesar de su corta carrera, su discografía consta de 25 discos, la gran mayoría póstumos.

• En agosto de 1970 se volvió a comprometer, esta vez con Con Seth Morgan.

• Janis manejaba un Porsche. Gustaba del lujo y a éste lo mandó a pintar con colores sicodélicos.

• Grabó un mensaje de cumpleaños para John Lennon, que incluía una grabación de Happy Trails y lo saludó con unas palabras, además de cantarle el “Happy Birthday” pero su mensaje llegó a casa de Lennon después de la muerte de ella.

• La última canción que grabó fue “Mercedes Benz”.

• Su causa de muerte fue sobredosis probablemente empeorada por consumo de alcohol.

• Su despedida fue modesta. Fue cremada y sus cenizas, esparcidas en el Océano Pacífico.

• Dejó prevista una fiesta en su honor, asignando una suma para ello en su testamento. Todos se emborracharon con la bebida favorita de ella. Su álbum póstumo fue el más exitoso de su carrera, su segundo disco solista, “Pearl”.

• Su canción “Me and Bobby Mc Gee”, escrita junto a Kriss Kristopherson fue la única canción de Joplin que alcanzó el #1 del Bilboard.

• En 1995 fue exaltada al Salón de la Fama del Rock and Roll y el 2005 recibió un Grammy póstumo. El 2013 se instaló una estrella en su honor en el Paseo de la Fama de Hollywood.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 59

AUTOFICCIÓN EN EL CINE:

UN CAMINO CADA VEZ MÁS TRANSITADO

POR ANA CATALINA CASTILLO IBARRA Académica, magíster en Literatura, diplomada en Historia y Estética del cine

¿Sabe usted qué característica comparten películas como Los Fabelman (2022) de Steven Spielberg, Fue la mano de Dios (2021) de Paolo Sorrentino y Dolor y Gloria (2019) de Pedro Almodóvar?

Pues que son solo algunas de las más recientes (y alabadas) cintas que siguen una misma tendencia: mezclar elementos autobiográficos con otros de ficción. Y hay muchas más.

Como se sabe, basarse en la propia vida para la creación de obras es algo connatural a cualquier

artista, lo especial es que hablamos aquí de películas en que la realidad no solo sirve de inspiración, sino que el mismo director deviene –de alguna forma– el protagonista. Es lo que se denomina autoficción.

Por lo tanto, las obras que se definen como autoficcionales presentan un protagonista que comparte similitudes con el autor. Este personaje, ya sea un alter ego cinematográfico o una representación transpuesta del propio autor en la pantalla, está cargado de elementos de su vida real y, a menudo, comparte sus rasgos y experiencias. Tal es el caso del personaje de Antonio Banderas en Dolor y gloria: Salvador Mallo no es otro que el propio Almodóvar.

Dolor y gloria , dicho por el mismo Almodóvar, es la culminación de todos los dolores que arrastraba el cineasta manchego por años –tanto físicos como emocionales– y es, sobre todo, un magnífico ejercicio de metacine, ya que presenta a un director que busca rearmarse como persona mientras filma. Así, en ese mirar sin tapujos hacia dentro, el director español logró una película orgánica y profunda.

Como se aprecia, este tipo de obras implica que lo privado se haga público, pero como no es una autobiografía propiamente tal, el jugueteo con la ficción permite manipular aspectos que en muchos casos contribuyen a la liberación

60 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024
CINE

de ciertos fantasmas. Fue lo que hizo Federico Fellini en su obra magna, 8 y ½ (Otto e mezzo , 1963), cuando Marcello Mastroianni encarnaba a Guido Anselmi, alter ego del maestro italiano, como un director de cine enfrentado a todos sus miedos y contradicciones, y en la que todo lo “felliniano” resplandece en la mezcla de sueños, realidad y ficción. Pero, claro, en esos años solo se hablaba de un “trabajo muy personal”.

De hecho, el término autoficción fue acuñado recién en 1977 por el escritor francés Serge Doubrovsky para describir su novela Hijos : “una ficción de acontecimientos estrictamente reales”. Entonces, si bien el artista

utiliza elementos autobiográficos como punto de partida, también tiene la libertad de crear y modificar situaciones, personajes y eventos para desarrollar una historia más allá de su propia vida. Esta fusión entre lo personal y lo creativo permite mezclar los planos de la realidad y de la ficción, originando obras en las que es difícil separar lo que es “verdadero” de lo que es inventado, dotando al género de un atractivo especial.

Tal vez, características posmodernas como la propensión a la autorreferencialidad, han propiciado que cada vez más directores y directoras exploren esta forma de contar historias, desmantelando las barreras entre realidad y ficción

y, como decíamos, poniéndose al centro de su obra.

Y, a propósito de directoras, un precioso ejemplo de autoficción lo constituye la premiada película española de Carla Simón, Verano 1993, a través de la cual nos muestra su experiencia de orfandad, pues la cinta se centra en aquel verano en que su madre muere de sida; solo tres años después de su padre, y por la misma enfermedad. Es decir, su película es un ejercicio de memoria que le permite al público entender cómo vive el duelo una niña de seis años que debe adecuarse a una nueva familia en un lugar diferente del que solía habitar, sin entender del todo lo que esto significaba.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 61

También Aftersun, ópera prima de la directora británica Charlotte Wells, es un ejercicio de memoria. Más bien, de la reconstrucción del último verano que pasó con su padre para entender, a través de sus recuerdos y de lo que registró con una cámara casera, qué demonios lo atormentaban, sumido en una tremenda depresión. De esa manera, a través de un personalísimo y delicado trabajo, Wells aparece en el personaje de Sophie para poner en la discusión cómo es percibida la falta de salud mental por una adolescente y cómo, solo al tener la edad del padre que perdió después de esas vacaciones juntos, puede comprenderlo y empezar a sanar.

Con todo, la autoficción ha sido, en ocasiones, objeto de críticas y debates por ver en estas decisiones autorales una cierta forma de narcisismo de los artistas al centrar la atención en sí mismos y en sus propias vidas. No obstante, más allá de la catarsis, esta decisión autoral supone un acto de valentía y generosidad de parte del artista que se expone con todas sus debilidades, miedos y carencias. Además, resulta innegable que a partir de una historia íntima y privada se pueden explorar temas universales, lo que puede enriquecer la narrativa y la conexión con el público.

¿Acaso no es eso lo que se produce al ver Los Fabelman ? Catalogada por la crítica como una carta de amor al cine, el mismo Spielberg ha declarado que el trauma que arrastró por años, la desintegración de su familia, ha sido el corazón de toda o gran parte de su filmografía, pero es en esta, su película más reciente, cuando hablando de una familia judía, los Fabelman que dan título a la película, pudo exorcizar la rabia y la pena para así perdonar a sus padres. Y todo ello, haciendo cine.

Fue así como la combinación de elementos reales con otros ficticios,

62 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024

le permitieron explorar su propia subjetividad y reflexionar sobre su identidad, dando como resultado una obra llena de humanidad. Por lo mismo, la película de Spielberg que mencionamos es también un innegable coming of age. Es decir, una historia de crecimiento y autodescubrimiento.

El cine como camino de autodescubrimiento y sanación es también el corazón de la película del Paolo Sorrentino, Fue la mano de Dios (É stata la mano di Dio). En ella, el director italiano plasma el dolor por la muerte de sus padres, su búsqueda profesional y pone de relieve a su ciudad natal, el Nápoles de los 80, donde vive su despertar sexual y su amor por el fútbol, particularmente por Maradona. Resulta interesante de qué manera la personalísima y particular situación del cineasta logra conectar con el público, que puede entender cómo una pérdida puede hacer al humano más fuerte.

En Belfast, de Kenneth Branagh, también de 2021, la mirada es otra. Es una mirada desde la infancia a los conflictos de Irlanda, desde la ternura, en un entorno protegido, amoroso. La película, de gran belleza técnica, filmada en blanco y negro con unos encuadres que son una delicia, posiciona a la infancia como refugio y, aunque son los recuerdos particulares del director, no resulta difícil empatizar no solo con el niño que él fue, sino también con las decisiones de los padres y conectar con nuestros abuelos y abuelas en esos dos personajes entrañables que acogen al niño ante decisiones que acepta , pero no comprende.

El camino de la autoficción se ha vuelto cada vez más transitado y tal vez tenga que ver con todo lo que al mundo le ha tocado vivir, pandemia mediante, y también con constatar que para muchos

cineastas es difícil separar vida de obra.

Así lo entendió siempre el director ruso Andrei Tarkovski, para quien el quehacer del cineasta era una ofrenda, porque él concebía estar al servicio del cine. Lo explica en el ya famoso prólogo de su diario Esculpir el tiempo ,

cuando abrumado por las críticas a su hermosa e íntima película El espejo (Zerkalo, 1975), tildada de incomprensible y demasiado autobiográfica, se aferraba a su predicamento: un director debe mirarse para proyectar verdades personales que pueden volverse universales.

REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 63

TESTIMONIOS INCRÉDULOS

POR ROGELIO RODRÍGUEZ MUÑOZ

Licenciado en Filosofía y Magister en Educación, Universidad de Chile

Llega a mis manos un libro que calza absolutamente con mis intereses y pensamiento: 50 voces incrédulas, editado por Russell Blackford y Udo Schüklenk, profesores de filosofía y bioética a los que les parece sumamente necesario que se hagan oír en nuestro tiempo las voces de la razón. Por ello han reunido en estas páginas los testimonios de cincuenta figuras intelectuales –científicos, filósofos, escritores y activistas políticos– dando cuenta de las razones que poseen para no creer en la existencia de un Dios todopoderoso, omnisciente y bondadoso.

Entre estos testimonios están los del físico y astrónomo Víctor Stenge, la psicóloga Susan Blackmore, el filósofo A.C. Grayling, el biólogo John Phelan, el ilusionista James Randi, el historiador de la ciencia Michael Shermer, el profesor de bioética Peter Singer, el activista pro-derechos humanos Peter Tatchell, la escritora y periodista Emma Tom y el experto en ciencias políticas Frieder Otto Wolf.

Varios de los declarantes fueron creyentes en su niñez y adolescencia. Y muestran en estas páginas diversas razones por las que perdieron la fe y se tornaron escépticos. El problema del mal que existe en el mundo es, a juicio de ellos, uno de los más serios obstáculos para la creencia. La existencia de un ser omnipotente y máximamente bueno es lógicamente incompatible con la existencia del mal, el dolor y el sufrimiento en las tan enormes cantidades como existen en el mundo.

Otra es la de la formación del carácter humano: Dios optó por no crear un mundo paradisíaco para darnos la oportunidad de crecer, desarrollarnos y convertirnos en seres nobles y virtuosos. Estas explicaciones tienen sus puntos flacos y no faltan testimonios que lo hacen notar: por ejemplo, la teodicea del libre albedrío no puede explicar los males naturales, esto es, el dolor y el sufrimiento causado por los desastres de la naturaleza. Y el daño y maltrato sufrido por los animales, ¿significa que también su carácter necesita formarse?

Arrinconados frente a la evidencia, los creyentes pueden jugar la carta del misterio: los horrores tienen su lógica divina, solo que como somos simplemente humanos no podemos entenderlo. Este postulado de un plan divino incognoscible para la mente humana es tan extremado que resulta más simple postular la inexistencia de Dios. El verdadero misterio, para los escépticos, es porqué hay tanta gente que no ve claramente esta obviedad.

Otro tema que roe como ácido el tejido del credo religioso es la pretensión del Dios verdadero: ¿por qué ha de ser Yahvé el Dios único y genuino cuando en la historia humana se ha rendido culto a tantas otras divinidades?

Los creyentes responden a veces a este reto construyendo explicaciones teístas sobre el mal existente. Una de ellas es la del libre albedrío que nos ha dado Dios a los seres humanos y que, por ello, somos nosotros quienes hacemos el mal o hacemos el bien.

¿Por qué, en la actualidad, se arrumban como dioses falsos Amón, Ra, Baal, Ganesha, Isis, Osiris, Shiva, Thor, Vishnú, Wotán, Zeus y tantos otros? Se puede decir, entonces, que todo el mundo es ateo respecto a estos últimos dioses; los escépticos de hoy simplemente llevan un dios de ventaja.

Este libro se presenta como una contribución a una larga y honorable tradición humanista que, desde tiempos antiguos, critica la religión y la autoridad que aspira tener sobre nuestras vidas.

64 REVISTA OCCIDENTE MARZO 2024 LA ÚLTIMA PALABRA
Revista de cultura, política, arte, ciencias sociales, humanidades ciencia de tecnología Octubre 2023 N°543 Octubre 2023 ISSN0716-6782 INTELIGENCIA ARTIFICIAL ¿UN SALTO ADELANTE? * MIGRACIONES: SU MULTICAUSALIDAD E IMPACTO INTERNACIONAL Y NACIONAL * EL DÍA QUE LOS LIBROS FUERON LOS ENEMIGOS MILAN KUNDERA, LITERATURA PARA LA LIBERTAD FRATERNITAS REPÚBLICA 2023 REUNIÓ A LAS MÁS ALTAS AUTORIDADES DEL PAÍS DE LA Revista de cultura, política, arte, ciencias sociales, humanidades ciencia tecnología Noviembre 2023 Número 544 * CHILE REALIZÓ LA VI ASAMBLEA DE LA CONFERENCIA DE GRANDES LOGIAS DEL ASIA PACÍFICO * CHILE: SOSTENIBILIDAD, ECONOMÍA Y CAMBIO CLIMÁTICO EL FUTURO DE LA INDUSTRIA ALIMENTARIA Y EL CUIDADO DEL PLANETA * CONMEMORAMOS LOS 30 AÑOS DE LA PARTIDA DE FEDERICO FELLINI N°544 Noviembre 2023 ISSN0716-6782 LAS (SIN)RAZONES DEL CONFLICTO DE ORIENTE MEDIO Revista de cultura, política, arte, ciencias sociales, humanidades ciencia tecnología N°545 Diciembre 2023 ISSN0716-6782 MOMENTOS CONSTITUCIONALES 2019-2023: ¿QUÉ PASÓ Y QUÉ HACER? POR UNA CONSTITUCIÓN QUE NOS UNA ERIC GOLES “LA HUMANIDAD SE EXTINGUIRÁ ALGÚN DÍA, PERO DEBEMOS TRABAJAR PARA QUE NO SEA POR CULPA DE NUESTRAS ACCIONES” PACO DE LUCÍA, EL GENIO DE ALGECIRAS ¿LA DEMOCRACIA EN CRISIS? LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES ARGENTINAS Revista de cultura, política, arte, ciencias sociales, humanidades ciencia de tecnología Julio 2023 Número 540 EL SUSTENTO EMOCIONAL DE LA RACIONALIDAD HUMANA AÚN LEJANA SE VE LA “COPIA FELIZ DEL EDÉN” A NOVENTA AÑOS DE LOS CRÍMENES DEL NAZISMO * NARRADORES DEL RÍO DE LA PLATA: BORGES, ARLT, CORTÁZAR * CAT STEVENS: DE STEVEN A YUSUF N°540 Julio 2023 ISSN0716-6782 Revista de cultura, política, arte, ciencias sociales, humanidades ciencia de tecnología Septiembre 2023 N°542 Septiembre 2023 ISSN0716-6782 50 AÑOS DEL GOLPE: REFLEXIONES Y TESTIMONIOS POR UNA CRISIS * EL TE DEUM Y EL ESTADO LAICO * EL IMPACTO GLOBAL DE LAS MIGRACIONES CINE: ANDREI TARKOVSKI Revista de cultura, política, arte, ciencias sociales, humanidades ciencia de tecnología Agosto 2023 Número 541 N°541 Agosto 2023 ISSN0716-6782 MIGRACIONES INTERNACIONALES Y TOLERANCIA * EL SIMCE, EL YUGO QUE EL SISTEMA ESCONDE DESAFÍOS DE LA EDUCACIÓN ANTE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL A 50 AÑOS DEL GOLPE, UNA POESÍA QUE NO OLVIDA LA LITERATURA COMO TESTIMONIO DE VIDA. ANNIE ERNAUX, PREMIO NOBEL 2022 * WOODSTOCK. UNA NUEVA ERA COMIENZA, UNA VIEJA ERA TERMINA Revista de cultura, política, arte, ciencias sociales, humanidades ciencia de tecnología N°546 UN NUEVO PROCESO CONSTITUCIONAL FALLIDO LOS PANAMERICANOS, APRENDIENDO A JUGAR CINE DE VERANO TOM, EL MAESTRO CARIOCA DE LA MÚSICA BRASILEÑA MEGA SEQUÍA UNA AMENAZA QUE NO SE DETIENE GRAN MAESTRO SEBASTIÁN JANS: LA NECESIDAD DE UNA ESPIRITUALIDAD LAICA REGALA UNA SUSCRIPCIÓN A REVISTA OCCIDENTE 11 NÚMEROS AL AÑO ¡INFÓRMATE CON NOSOTROS! SUSCRIPCIONES NICOLÁS MORALES  +56 22476 1133 mail: suscripciones@editorialoccidente.cl
Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.