Page 9

ABRIL DE 2014

9

CAMPO DE MAYO - BUENOS AIRES

Curso Especial de Asalto Aéreo para cadetes del CMN

E

n instalaciones del Regimiento de Asalto Aéreo ubicado en Campo de Mayo, provincia de Buenos Aires, tuvo lugar durante tres semanas el denominado “Curso Especial de Asalto Aéreo para cadetes del Colegio Militar de la Nación”. Bajo la guía de los instructores, los egresados de cuarto año del CMN cumplimentaron una serie de actividades teóricoprácticas, las que una vez evaluadas y satisfactoriamente completadas, otorgaron a los participantes, la Aptitud Especial de Asalto Aéreo. La citada actividad de instrucción de los nuevos oficiales egresados de CMN se consumó en cuatro etapas (o fases) que se prolongaron durante tres semanas de actividades. En ellas, los cursantes pudieron tener acceso a procedimientos teóricos y prácticos de las técnicas utilizadas por las tropas de Asalto Aéreo. Entre ellas, se contabilizaron el guiado de aeronaves, marcación de zonas de desembarco, etc. A cada etapa o fase siguieron las correspondientes pruebas escritas y prácticas cumpliéndose en la primera de las fases una marcha de 10 km con el equipo de combate completo y efectuada con tiempo determinado. También desarrollaron las técnicas de cómo preparar “carga externa”, esto es el enganche a los helicópteros de carga de todo tipo de materiales para que las máquinas puedan transportarlos a los destinos establecidos. Continuaron con nuevas pruebas escritas y prácticas, la evaluación correspondiente y una nueva marcha de 15 km con el equipo de combate y también, como en la fase anterior, con tiempo determinado. Asimismo, los cursantes debieron asimismo efectuar “trabajo con cuerdas” en la faz teórica y práctica mediante el descenso en tandas de cuatro efectivos, desde helicópteros suspendidos en alturas y también realizar descarga de material mediante el sistema de sogas. Previamente a esta última fase del curso -el lanzamiento desde las aeronaves en vuelo-, los cadetes del CMN se familiarizaron con las prácticas de técnicas y procedimientos en la “Torre de Adiestramiento”, ubicada en instalaciones del Regimiento de Asalto Aéreo durante un lapso de cuatro días. Allí también fueron evaluados en sus desempeños. Finalmente, los cursantes debieron afrontar una marcha de 20 km con el equipo a cuestas en el lapso máximo de 2.30 hs y con una determinante salvedad: para acceder a la posesión de la “Aptitud Especial de Asalto Aéreo” -ya que esta última prueba era la exigencia decisiva- y de no poder cumplirla, el citado curso no se daba por aprobado. Por consiguiente, la Aptitud Especial de Asalto Aéreo, tan buscada por los jóvenes cursantes, no sería obtenida. Nada fácil, por cierto. Pero lo lograron, poniendo en ello toda su voluntad y profesionalismo Armando S. Fernández

Edición 208  
Edición 208  
Advertisement