__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

FUNDACIÓN ESPRIU

octubre · noviembre · diciembre 2013 | número 92

| compartir | Revista del cooperativismo sanitario

MONOGRÁFICO La participación activa del paciente SALUD Analiza, un laboratorio que apuesta por la calidad CULTURA En el corazón de un hospital de la India


2


SALUD Congelación: primeros auxilios | Dr. Adolf Cassan Analiza, un laboratorio que apuesta por la calidad | Redacción La diabetis mellitus, una enfermedad que aumenta | Dolors Borau Demasiada dulzura | D. B. Azúcar y distintos tipos de edulcorantes | Dra. Perla Luzondo COOPERATIVISMo SANITARIo Labor pionera de los voluntarios de ASISA en un proyecto de Ayuda en Acción en Bolivia | Redacción El Hospital Moncloa se convierte en Universitario | R. ASISA, premiada por las Mejores Prácticas en RRHH en la categoría de Formación y Desarrollo | R. ASISA se une al Compromiso empresarial por el Deporte Limpio para velar por el cumplimiento de los acuerdos antidopaje | R. ASISA convoca el V Certamen Internacional de Fotografía | R. Las memorias de Assistència Sanitària y SCIAS se renuevan | Oriol Conesa | Oriol Conesa Homenajes e inicio de curso en el Área de Participación de SCIAS | O. C. La 2ª Jornada sobre patología del embarazo vuelve a llenar el salón de actos del Hospital de Barcelona | O. C. Assistència Sanitària beca a 31 profesionales de la salud | O. C. La Fundación Espriu, entre las empresas líderes de la economía social | Jose Pérez Las cooperativas, una herramienta para salir de la crisis | J. P. El acceso a la asistencia sanitaria y los servicios de salud, a debate | J. P. Centenares de historias cooperativas | R. Programa de actividades

5

6 8 10 12 15

16 17 18

SUMARIO > Núm. 90

Editorial

18

20

21

22 23 24 27 28

MONOGRÁFICO ¿Qué responsabilidad tienen los pacientes? | Josep Maria Ferreiro El papel activo del paciente | Carles Torner La alfabetización en salud, una asignatura pendiente | J. P Medicina sin ánimo de lucro | C. T.

30 32 42 44

CULTURA Pausa | Xènia Dyakonova En el corazón de un hospital de la Índia | Manuel Viola Recordando a Salvador Espriu | Gemma Gorga Círculo vicioso | Joma

49 50 55 58

3


¿Cómo lograr una relación médico-paciente basada en la confianza? ¿Qué papel tienen las asociaciones de pacientes? ¿Cómo son los nuevos médicos y pacientes 2.0? ¿Qué participación pueden tener los pacientes en la toma de decisiones sobre el tratamiento? Éstas son algunas de las principales cuestiones que se analizan en el monográfico de este número de | compartir |, dedicado a la relación médicopaciente.

| compartir | Revista del cooperativismo sanitario

Revista trimestral. Tercera etapa Número de octubre, noviembre y diciembre de 2013 Consejo de dirección: Dr. Ignacio Orce (Autogestió SanitàriaASC), Dr. José Carlos Guisado (presidente IHCO), Dr. Enrique de Porres (Lavinia-ASISA), Teresa Basurte (SCIAS), Dr. Oriol Gras (patrono de la Fundació Espriu) Director: Carles Torner Pifarré Redactor jefe Daniel Romaní Cornet Colaboran en este número: Dolors Borau, Dr. Adolf Cassan, Oriol Conesa, Josep M. Ferreiro, Gemma Gorga, Dra. Perla Luzondo, Manuel Mariscal, Jose Pérez, Daniel Romaní, Carles Torner, Isabel Vidal. Fotografía e ilustración: Keith Adams, Mar Aguilera, Edmon Amill, iStockphoto, Joma, Jordi Negret, Jordi Sàbat, Manuel Viola Portada: iStockphoto Corrección y traducción: Núria Sàbat (catalán y castellano) Secretaria de redacción: Joana Alcocer Diseño y compaginación: Bloc D Imprenta: Indústrias Gráficas Afanias, S.L. Depósito legal: B. 28059-1991 Fundación Espriu Av. de Josep Tarradellas, 123-127, 4a planta 08029 Barcelona Tel.: 93 495 44 90 Fax: 93 495 44 92 Juan Ignacio Luca de Tena, 10, 3ª 28027 Madrid Tel: 91 595 75 52 NIF: G-59117887 www.fundacionespriu.coop compartir@fundacionespriu.coop

La Fundación Espriu está constituida por las entidades Lavinia Sociedad Cooperativa, ASISA, Autogestió Sanitària (ASC) y SCIAS La opinión de | compartir | no coincide necesariamente con la de los artículos firmados. | compartir | se edita en papel ecológico y se suma a la creciente preocupación por el derroche de los recursos naturales.


En

el ámbito de la salud, de manera progresiva, los pacientes también han ido tomando conciencia de su responsabilidad. La exploración, el diagnóstico, el tratamiento: en cada paso de la relación, los médicos toman la iniciativa, pero el papel de los pacientes no puede limitarse al de una persona pasiva ante las decisiones del médico. No, los pacientes que todos somos o seremos algún día tenemos derechos y deberes, tenemos responsabilidades. pacientes en el diagnóstico y el tratamiento médico. Hemos optado por tratar el tema siendo coherentes con lo que propugnamos: el diálogo entre médicos y pacientes. Con este objetivo, se reunieron en la sede de la Fundación Espriu de Barcelona médicos representantes de Assistència Sanitària Col·legial y de ASISA, así como pacientes de la cooperativa SCIAS y del Foro Español de Pacientes, miembro de la European Patients Forum. El diálogo entre todos ellos ha permitido profundizar en los temas vinculados a la participación activa de los pacientes: cómo lograr una relación médico-paciente basada en la confianza, qué papel tienen las asociaciones de pacientes, cómo son los nuevos médicos y pacientes 2.0, qué participación pueden tener los pacientes en la toma de decisiones sobre el tratamiento y qué es el consentimiento informado... Promover la participación de los pacientes forma parte de la línea habitual de nuestra revista. Lo hacemos en las diversas secciones dedicadas a la salud, que siempre planteamos con la perspectiva del papel activo de los pacientes: desde informarse sobre la enfermedad hasta la dieta y los hábitos de vida. Los relatos de usuarios muestran en cada número de | compartir | cómo podemos ser pacientes inteligentes y responsables. Pero, desde la óptica de la Fundación Espriu, la responsabilidad de los pacientes va más allá de la estricta relación personal con el médico. También somos responsables de crear, como pacientes y en las instituciones que hemos puesto en pie, un espacio para la mejor asistencia sanitaria posible. Por eso, nuestro monográfico sobre el papel activo de los pacientes incluye también una conversación sobre los hospitales cooperativos, el papel activo de los pacientes en la gestión del Hospital de Barcelona a través de la cooperativa SCIAS y el impacto internacional que tiene el éxito de este modelo hospitalario. Y todo porque, en palabras de nuestro fundador, el doctor Espriu, la relación entre médico y paciente es sagrada; desde SCIAS, ASC y ASISA se hace todo lo posible para que esta relación se dé en las mejores condiciones y para que los pacientes puedan participar de un modo activo.

EDITORIAL

| compartir | ha elegido como tema central de este número la participación de los

5


SALUD > PREVENIR / CURAR

Congelación: primeros auxilios

6

La congelación es una grave lesión consistente en una destrucción local de los tejidos corporales sometidos a temperaturas muy bajas, inferiores a 0 ºC, uno de los principales peligros para los montañistas expuestos de forma indebida al frío. Lógicamente, previendo las adversidades climáticas, quienes están habituados a este tipo de actividades cuentan con un equipo ade­ cuado. Por ello, los montañistas expertos no suelen padecer trastornos provocados por el frío, salvo que se enfrenten con graves contratiempos; incluso, en situaciones muy adversas, la mayoría saben qué con­ ducta adoptar para tratar adecuadamente las graves lesiones que puede provocar el frío. No puede decir­ se lo mismo de quienes van a la montaña de manera ocasional. A veces creen que van bien abrigados, pero les falla algún detalle; por ejemplo, no disponen de unos guantes apropiados. Otras veces salen confiados en un día soleado y se ven sorprendidos por un mar­ cado descenso de la temperatura o por una tormenta.

interrupción de las reacciones químicas celulares, a lo que se suma la formación de microcristales de agua en el interior de las células y de los tejidos intersticia­ les. La situación es muy grave: si no cesa la acción del frío, los tejidos se necrosarán, es decir, morirán. Al principio, la parte del cuerpo afectada está fría y sumamente pálida. Además, tiene muy poca sensibili­ dad; es probable que en un primer momento aparezca una sensación de hormigueo, pero más adelante se vol­ verá insensible. En una segunda etapa, si la exposición al frío continúa, la piel se cubre de manchas de un tono azulado o amoratado y de ampollas, que pueden rom­ perse y liberar un líquido seroso o teñido de sangre y que suelen confluir para formar una gran llaga. Si el tras­ torno progresa, la piel continúa oscureciéndose, a la par que se endurece, formando una especie de caparazón de tejido necrosado. Si la situación no se resuelve, las le­­sio­ nes se extenderán a los tejidos más internos, llegando en los casos extremos hasta el hueso; cuando el trastor­

«Siempre que se haya producido una congelación conviene acudir cuanto antes a un centro asistencial para que se verifique el estado de las lesiones.» En estas circunstancias, el frío se vuelve especial­ mente peligroso, porque el viento y la humedad se convierten en sus aliados y potencian su acción noci­ va. Hay casos en que la situación es tan extrema que se origina una hipotermia, es decir, un descenso de la temperatura corporal, alteración muy peligrosa; pero para que así ocurra, el contratiempo tiene que ser muy grave. Es más común que el frío produzca alte­ raciones locales, actuando especialmente sobre las partes del cuerpo que están sin protección o más ex­ puestas, provocando una lesión típica: la congelación. Cuando permanecemos en un ambiente frío, el or­ ganismo reacciona, para protegerse, con una vasocons­ tricción cutánea, es decir, disminuye el calibre de los vasos sanguíneos más superficiales del cuerpo, a fin de reducir al máximo la pérdida de calor. Ello puede bastar para mantener normal la temperatura corporal; pero si se expone alguna parte del cuerpo prolongadamente al frío –por ejemplo las manos, si no se llevan guantes–, los tejidos de esa zona pueden sufrir una congelación. Por lo general, la congelación afecta a las par­ tes más extremas del cuerpo, en las cuales la circula­ ción se reduce prácticamente al límite: los dedos de las manos o de los pies, las orejas o, incluso, la nariz. El frío actúa sobre los tejidos desprotegidos, que casi no reciben sangre, y provoca su congelación, que se debe a una disminución de la circulación, traducida en una merma de aporte sanguíneo y la consecuente

no es muy grave, incluso se desprenden fragmentos de tejidos. O bien el tejido desvitalizado puede ser infecta­ do por gérmenes que den lugar a una gangrena. Pero esta evolución puede evitarse mediante una correcta y oportuna actuación: mientras se trate de una conge­ lación superficial, si se ponen en práctica las medidas adecuadas, es posible lograr una recuperación total. En primer término, cuando parece que existe una congelación, hay que tratar la parte afectada con mucha precaución, ya que una manipulación incorrecta pue­ de agravar su estado. Por ello, ante todo, debe saberse qué es lo que no hay que hacer: no hay que dar masajes ni aplicar un golpeteo sobre la parte lesionada, como erróneamente se hace con la intención de incrementar la circulación sanguínea; los tejidos están muy frágiles y esta actuación acabará por destruirlos. En especial, no hay que aplicar masajes de nieve –otra creencia lamen­ table–, porque en este caso, además, se está enfriando y humedeciendo la piel, lo cual será aún más perjudicial. Las medidas a adoptar deben tender a calentar la parte afectada, pero progresiva y adecuadamente, para restituir la circulación sanguínea sin lesionar los teji­ dos. Por ello, si bien lo ideal es aplicar el tratamiento cuanto antes, no debe hacerse en condiciones inade­ cuadas, porque se podría empeorar la situación. Por ejemplo, si la congelación afecta a los pies, no convie­ ne quitar el calzado hasta llegar a un refugio: al qui­ tar el calzado podrían lesionarse los debilitados teji­


| compartir | octubre-novIembre-diciembre 2013

7

dos y después podría ser imposible volver a ponerlo. Para que reciba calor, la parte lesionada puede po­ nerse directamente en contacto con el cuerpo, ya sea el propio –por ejemplo, colocándose las manos bajo las axilas o entre los muslos– o bien el de un compañero. Pero ésta es una medida provisional, porque debe acu­ dirse prontamente a un sitio donde pueda procederse a un tratamiento más idóneo, como, por ejemplo, un refugio de montaña. De todos modos, ya en sitio se­ guro, hay que actuar con prudencia, en especial a la hora de intentar calentar la zona lesionada: si se apli­ ca demasiado calor directo bruscamente, la situación puede agravarse, porque los vasos sanguíneos se dila­ tarían súbitamente y, como los tejidos están tan débi­ les, podrían reventarse, y el tejido alterado terminaría por destruirse. Además, hay otro gran inconveniente: como la zona está insensible, el propio afectado puede no advertir que se está quemando; por ello, por ejem­ plo, no debe ponerse un pie congelado junto al fuego. El procedimiento más adecuado para calentar la

zona lesionada es, tras retirar toda prenda o accesorio que la comprima –guantes, zapatos, calcetines, ani­ llos–, sumergirla en agua tibia, aumentando la tempe­ ratura progresivamente. Habrá que ir agregando agua caliente, pero poco a poco, sin que llegue a estar muy caliente; lo mejor es comprobar, con un termómetro, que no pasa de 40-42 ºC. Si los tejidos han resistido, la piel volverá a colorearse y la temperatura recuperará paulatinamente su normalidad. Si se logra tal cometido, la parte lesionada debe secarse bien, pero con delica­ deza; si se trata de un miembro, habrá que envolver­ lo con un material suave y limpio, por ejemplo, unas gasas estériles en contacto con la piel y, encima, una envoltura de algodón fijada de forma que no comprima. De todos modos, siempre que se haya producido una congelación conviene acudir cuanto antes a un centro asistencial para que se verifique el estado de las lesio­ nes. Si con los procedimientos comentados no se logra una mejoría evidente, el traslado del accidentado a un centro sanitario es de la máxima urgencia. Dr. Adolf Cassan


SALUD > PREVENIR/CURAR

Analiza, un laboratorio que apuesta por la calidad

8

Analiza da servicio a la mayor parte de las clínicas y hospitales del Grupo ASISA.

El grupo del laboratorio médico Analiza, creado en el año 2011, da servicio a la mayor parte de las clínicas y hospitales del Grupo ASISA. Es un proyecto a largo plazo para constituirse en líder del sector en España. Dos años después de su creación, Analiza se ha convertido en uno de los laboratorios clínicos más im­ portantes y en uno de los que ha experimentado un mayor crecimiento. Este desarrollo se ha basado en un modelo de calidad que hace unas semanas se ha visto confirmado al pasar con éxito el proceso de Auditoría Externa del Bureau Veritas, para obtener la Certifica­ ción de Calidad de acuerdo a la Norma ISO 9001. En junio de 2011, Analiza se hizo cargo de su pri­ mer laboratorio; el de la Clínica Vistahermosa que ASI­ SA tiene en Alicante. En la actualidad, cuenta con 140 empleados, gestiona el laboratorio del Hospital Mon­ cloa de Madrid y los de las clínicas del Grupo ASISA en Granada, Jerez, Málaga, Murcia y Zaragoza. Además, Analiza es responsable de otros tres laboratorios ex­

«Analiza mantiene más de 150 puntos de extracción en toda España y está involucrado en proyectos de expansión internacional.»

trahospitalarios y tiene acuerdos locales y nacionales con las principales compañías aseguradoras y mutuas de accidentes de trabajo. En total, el laboratorio man­ tiene más de 150 puntos de extracción en toda España y está involucrado en proyectos de expansión interna­ cional y abierto a establecer acuerdos para la gestión de laboratorios tanto con el sector público como con entidades privadas.


| compartir | octubre-novIembre-diciembre 2013

«El laboratorio de referencia de Analiza, situado en el Hospital Moncloa, cuenta con tecnología de última generación.» El laboratorio de referencia de Analiza, situado en el Hospital Moncloa, cuenta con tecnología de última generación. Una cadena robótica Siemens permite desarrollar con las máximas garantías el proceso totalmente automatizado de los análisis. Además, cuenta con un equipo profesional formado por más de una veintena de técnicos altamente cua­ lificados y especialistas en análisis de tipo clínico,

bioquímico y microbiológico. Los demás laboratorios del grupo están dotados con similar tecnología y están dirigidos por médicos especialistas, aplican los mismos protocolos de tra­ bajo, cuentan con un sistema informático también común con una base de datos unificada, y son igual­ mente comunes los programas de formación y el sis­ tema de gestión de la calidad. Redacción

9

Antonio M. Ballesta, director médico de Analiza

«Nuestro proyecto se basa en dos pilares esenciales: la calidad y la docencia.» El Dr. Antonio M. Ballesta es médico, especialista en Aná­ lisis clínicos y Bioquímica clínica. Hizo la mayor parte de su carrera profesional en el Hospital Clínico de Barcelo­ na, donde fue jefe de servicio y profesor titular durante 15 años. Ocupó durante dos años la dirección médica del Laboratorio Central de la Comunidad de Madrid y desde hace un año es el director médico de Analiza. ¿Qué tipo de análisis se realizan en los laboratorios de Analiza? Nuestro laboratorio cuenta con un catálogo de más de 4.000 pruebas, cubriendo todas las áreas del labora­ torio clínico, desde la bioquímica de rutina a las más sofisticadas pruebas de genética o biología molecular. Además, estamos abiertos a la implementación de nue­ vas tecnologías que favorecen una medicina menos invasiva y más personalizada (PCA3, Trisonim, etc.). Este año, Analiza ha organizado una serie de sesiones clínicas. ¿Cuál es el fin de estas sesiones? Estas sesiones tienen como objetivo conseguir un me­ jor contacto con la clínica, acercar el laboratorio a la clínica. Los programas desarrollados en Jerez, Toledo o Ceuta se han orientado a discutir temas de alto con­ tenido científico y de actualidad, y han sido tratados por prestigiosos especialistas, tanto desde la vertiente clínica como desde la del laboratorio. Nuestra vocación de servicio nos lleva a colaborar, en el día a día, con la clínica para conseguir conjuntamente el mejor bene­ ficio para el paciente. ¿Qué valor añade la certificación ISO 9001? Calidad y excelencia. La certificación no es una meta en sí, es una forma de concebir el trabajo: todo el pro­

El Dr. Antonio M. Ballesta, director médico de Analiza.

ceso, preanalítico y postanalítico, está sometido a una serie de normas y procedimientos, protocolizados y registrados, orientados a un proceso de mejora conti­ nua. Al final, la armonía entre conocimiento y tecno­ logía hace que el paciente pueda estar tranquilo: en cada momento se sigue el protocolo más adecuado al método científico y a sus necesidades. ¿Cuáles son los planes futuros de Analiza? Los planes de futuro de Analiza pasan por seguir cre­ ciendo, ampliar nuestra cartera de servicios y nues­ tra cobertura nacional. En este momento estamos presentes en 13 ciudades, pero aspiramos a tener im­ plantación en todas las capitales. Todo ello sin renun­ ciar a superar el ámbito nacional; de hecho, en este momento estamos estudiando algunos proyectos en otros países. En todo caso, nuestro proyecto se basa en dos pilares esenciales: la calidad, por lo que tenemos el objetivo inmediato de conseguir la Acreditación de Calidad, una vez que ya contamos con la certificación, y la docencia, donde el reto es consolidar nuestro pro­ grama de formación. Respecto a la gestión, el futuro pasa por desarrollar utilidades vía web que faciliten la comunicación para una mayor comodidad de médicos y pacientes, para gestionar una calidad sin papeles y para facilitar el acceso a programas de formación. Los retos son muchos.


SALUD > EL RINCÓN DEL USUARIO

10

La diabetes mellitus: una enfermedad que aumenta En uno de los tratados de medicina más antiguos que se conocen, el papiro de Ebers (año 1500 a. C.), ya se hallaron referencias de los síntomas de la diabetes. Este nombre proviene de un vocablo griego que sig­ nifica “sifón”, en referencia al hecho que las personas diabéticas excretan una gran cantidad de orina. No fue hasta el siglo xxii que el médico inglés T. Willis añadió la palabra mellitus, que significa “miel”, cuando constató que la orina de los diabéticos era dulce. Ac­ tualmente, la diabetes mellitus se define como la en­ fermedad crónica que se caracteriza por un aumento del nivel de glucosa en sangre. Esta glucosa es la fuente principal de energía de las células del organismo. La obtenemos de los alimentos que ingerimos, sobretodo de los que son ricos en hidratos de carbono simples o azúcares (los dulces, azúcar, miel, refrescos, zumos…) y de los que son ricos en hidratos de carbono complejos (pan, patatas, cereales, legumbres…). En condiciones normales de salud, la glucosa llega a las células pene­ trando en ellas gracias a la ayuda de una hormona, la insulina, que se sintetiza en el páncreas. Si el páncreas no produce suficiente insulina o ésta no realiza correc­ tamente su función, la glucosa no puede penetrar en las células y se queda en la sangre. No fue hasta prin­ cipios del siglo xx que se consiguió aislar y sintetizar la insulina que serviría de tratamiento. Esta enfermedad tiene diversas modalidades: la diabetes mellitus tipo 1 (DM1), la diabetes mellitus tipo 2 (DM2), la diabetes secundaria y la gestacional. La diabetes secundaria está causada por otra enfermedad o por un tratamiento farmacológico y, cuando la cau­ sa desaparece, se recupera la normalidad. La diabetes gestacional es la que padecen algunas embarazadas. En general, después del parto se normaliza. La diabetes mellitus tipo 1 (DM1) es la que aparece en la infancia, adolescencia o juventud de una manera brusca (se conoce como el debut diabético). Sin tra­ tamiento, evoluciona empeorando muy rápidamente. Los síntomas habituales son los siguientes: producción excesiva de orina, cansancio, sed desmesurada y adel­ gazamiento aunque los afectados comen y no dejan de tener hambre. La DM1 se trata administrando insulina en la cantidad y la frecuencia que cada uno necesita según la pauta del médico. Se tiene que inyectar, por­ que por vía oral no es efectiva. Aún así, se deben seguir unas pautas dietéticas: hacer todas las comidas para

distribuir la cantidad de glucosa a lo largo de todo el día; restringir los azúcares simples y aprenderse las raciones de las féculas y de las frutas que se pueden comer a diario. Cuando se hace el debut diabético, hay profesionales especializados (enfermeras, nutricionis­ tas) que enseñan cómo debe confeccionarse la dieta. La diabetes mellitus tipo 2 (DM2) aparece después de los cuarenta años, pero es posible que pase desa­ percibida durante tiempo hasta que se diagnostica. En este caso, aunque el páncreas produce insulina, ésta no hace su función. Está condicionada por la herencia, pero también se asocia con la obesidad, la hipertensión arterial, las alteraciones de las grasas en la sangre (co­ lesterol, triglicéridos…) y el sedentarismo. Es por todo esto que se considera que la DM2 puede convertirse en la gran epidemia de los países desarrollados en el siglo xxi, lo cual comportará graves consecuencias en la salud de la población, ya que aumenta el riesgo de padecer enfermedades coronarias y circulatorias. En la DM2, al inicio, no se administra insulina pero sí que se puede poner tratamiento por vía oral con medica­ mentos que mejoran la sensibilidad de los tejidos a la

Complicaciones de la enfermedad

Un exceso de glucosa en la sangre puede causar un coma diabético, y un déficit puede causar desmayos; el envejecimiento precoz de las arte­rias; la mala circulación en las extremidades; afectación de los vasos de la retina y de los riñones; alteraciones neurológicas con pérdida de sensibilidad; poca capacidad para luchar contra las enfermedades y problemas de potencia sexual­ en los hombres y de fertilidad en las mujeres.

insulina (metformina) o que estimulan la secreción de esta hormona (sulfanilureas). Se considera que una persona es diabética cuando los niveles de glucosa en la sangre, después de un ayu­ no de ocho horas, son superiores a 126 mg/dL y si este resultado aparece en dos ocasiones. Cuando la enfer­ medad ya está diagnosticada se valora otro parámetro bioquímico, la hemoglobina glicosilada (HbA1c), que se forma cuando la glucosa de la sangre se adhiere a


| compartir | OCTUBRE-NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2013

la diabetes mellitus

se define como la enfermedad crónica que se caracteriza por un aumento del nivel de glucosa en sangre. esta glucosa es la fuente principal de energía de las células del organismo y penetra en ellas gracias a la ayuda de una hormona, la insulina, que se sintetiza en el páncreas.

Jordi Negret

11

la hemoglobina de los glóbulos rojos. El resultado es proporcional a la concentración de la glucosa en la sangre durante dos o tres meses (el tiempo de vida de los glóbulos rojos) y esto permite saber si el control y el tratamiento de la enfermedad son correctos. En diabéticos mal controlados, la cifra está por encima del 7 % de hemoglobina A1c. Cuando hay un exceso de glucosa en la sangre, se puede producir un coma diabético causado por una administración deficiente de insulina o por la presen­ cia de otra enfermedad. El caso contrario es la hipo­ glucemia, cuando se produce un descenso excesivo que causa mareos, sudoración, temblores e incluso la pérdida de consciencia. Las causas suelen ser un ex­ ceso de medicación, una alimentación insuficiente, actividad física excesiva o una combinación de todos los factores. Pero también existen complicaciones cró­

nicas, como el envejecimiento precoz de las arterias que aumenta el riesgo de padecer enfermedades car­ diovasculares; la mala circulación en las extremidades inferiores, que comporta problemas de cicatrización; afectación de los vasos de la retina (pérdida de visión) y de los riñones (riesgo de padecer una insuficiencia renal crónica); alteraciones neurológicas que alteran la sensibilidad de los pies y las piernas; poca capacidad para luchar contra las enfermedades y problemas de potencia sexual en los hombres y de fertilidad en las mujeres. El tratamiento de la DM1 y la DM2 es fundamental para evitar o retardar la aparición de las complicacio­ nes que puede producir esta enfermedad. Dolors Borau


SALUD > UN RELATO DE USUARIO

demasiada dulzura

Jordi Negret

12

En casa, como somos una familia extensa, intentamos hacer, al menos una vez al año, una cita con todas la generaciones (desde los más mayores hasta las cria­ turas) que deseen asistir. Al último encuentro vino la tía Adela, que no ha tenido hijos y que enviudó hace un año. Ella es toda una institución y goza del respeto de todo el mundo. Como vive cerca de casa, siempre hemos tenido mucho trato con ella y, como la conoce­ mos bien, nos sorprendió que quisiera venir a la cita anual familiar, ya que no le gusta hacer vida social. Nunca ha querido decir su edad, pero sospechamos que ha superado la década de los setenta. Ella era la hermana pequeña de mi padre y siempre ha querido parecer más joven. Lo cierto es que tenemos la sen­ sación de que, últimamente, ha envejecido mucho. Es una mujer de poca estatura que siempre ha lucido un poco de sobrepeso, pero desde que enviudó, la cir­ cunferencia de su barriga ha aumentado considera­ blemente. Ahora es una persona obesa. Lo que más le gusta es quedarse en casa sentada en su butaca pre­ ferida escuchando la radio o mirando la tele, leyendo, tejiendo un jersey o dormitando. Si antes ya le costaba salir de casa, ahora que está sola y anda con mayor di­ ficultad debido al aumento de peso, aún le cuesta más. tía Adela, en las pocas reuniones a las que había

asistido, acostumbraba a criticar el menú. Que ella estuviera rellenita era un misterio para todos, porque cuando se sentaba a la mesa con nosotros, siempre ha­ cía ascos a todo, pero esta vez no. Comió de todo y en cantidad. Quizás comió demasiado. Al día siguiente, como me quedé intranquila, con la excusa de comen­ tar el evento, la llamé. Parecía que se lo había pasado bien, solo estaba cansada, pero no había tenido ningu­ na indigestión. Al cabo de unos días me dejé caer por su casa iniciando, así, un turno de visitas periódicas. De esta manera supe que hacía mucho tiempo que no realizaba ningún control sobre su salud. Como ha­ bía tenido buena relación con su médico de familia, conseguí que me permitiera pedirle hora y acompa­ ñarla. Fue un gran acierto. El doctor habló con ella haciéndole diversas preguntas sobre su salud y estado de ánimo, y le pidió unos análisis completos. A ella, ir arriba y abajo, no le gustaba nada, pero accedió a todo. Después, con los resultados de los análisis, le expli­ có que el nivel de glucosa en sangre en ayunas era elevado y que también tenía otros parámetros, como los niveles de grasas en sangre (colesterol y triglicéri­ dos), que estaban alterados. En estos casos se tienen que repetir los análisis para establecer un diagnóstico. De nada le sirvió que protestara, porque no quería


¿Qué se tiene que hacer? Una dieta rica en verduras y en alimentos con mucha fibra y baja en dulces, farináceos y alimentos ricos en grasas. Además, se debe repartir la ingesta en distintas comidas a lo largo del día: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena. Pero, para hacer bien el tratamiento, es vital activar el metabolismo realizando, como mínimo, durante 30 minutos al día, alguna actividad física.

¿Qué es la diabetes mellitus tipo ii? es una enfermedad muy extendida entre las personas mayores que acumulan grasa en la zona abdominal y llevan una vida sedentaria. las células del organismo no tienen capacidad para aprovechar la energía de los alimentos y, después de comer, cuando los nutrientes pasan a la sangre, los niveles de glucosa se mantienen elevados.

volver a pincharse ni volver a visitarse. Con los segun­ dos análisis, el diagnóstico fue claro: tía Adela tenía diabetes mellitus tipo II. ésta es una enfermedad muy extendida entre la población adulta, sobretodo si se cumplen ciertos requisitos que fomentan su aparición: la obesidad (especialmente la que concentra la grasa en la zona abdominal), la vida sedentaria y el estrés emocional. La tía Adela había sido siempre caprichosa y desordenada a la hora de comer y, después, con la tristeza ocasionada por la muerte de su marido, todo este desorden empeoró hasta el punto de convertirse en una persona obesa. Además, era una gran amante de la vida sedentaria. Cumplía con todos los requisitos para desarrollar la diabetes del tipo II. En esta enfermedad, las células del organismo no tienen capacidad para aprovechar la energía de los alimentos. Por esto, después de comer, cuando los nu­ trientes pasan a la sangre, los niveles de glucosa se mantienen elevados. Para conseguir que esta glucosa se aproveche, es imprescindible tomar la medicación y ser muy disciplinado con el tratamiento. también es fundamental la composición de los menús y la dis­ tribución de las comidas. Por un lado, tiene que haber mayor cantidad de verduras y de alimentos ricos en fibra. Por el otro, debe disminuir la cantidad de dul­

ces, farináceos y de alimentos ricos en grasas. Ade­ más, la ingesta debe repartirse en distintas comidas a lo largo del día: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena. Pero, para hacer bien el tratamien­ to, es vital activar el metabolismo realizando, como mínimo, durante 30 minutos al día, alguna actividad física, la que más guste a cada uno. Con unos nuevos hábitos alimentarios, con un paseo diario y con la prescripción de la medicación adecuada, los niveles de glucosa en sangre mejoran mucho. La gran duda que teníamos en casa era la de si nuestra tía sería capaz de cambiar su estilo de vida. No fue nada fácil para ella, y necesitó un tiempo para ir haciéndose a la idea. Pero, gracias a su afición a la lectura y a las labores, encontró la motivación para salir de casa. Se apuntó a un grupo de lectura y conoció a nuevas per­ sonas. Después se matriculó en un curso de costura… Poco a poco, y gracias a su tesón, la actividad y el orden se instalaron en su vida. La tía Adela se encuentra mejor, está más delgada y va más ligera. Ella siempre había sido una persona de carácter y con los cambios que la enfermedad le ha obligado a hacer, se ha vuelto más dulce. Está mucho más contenta. y es que nunca es tarde para cambiar y poder mejorar. D. B.

13


Más de 2.000 páginas para compartir Más de 500 actividades para conocer la Fundación. Más de 50 ediciones para consultar dentro de nuestra hemeroteca. Más de un centenar de otras webs de cooperativismo sanitario para visitar. Más de 2.000 páginas para compartir contigo.

www.fundacionespriu.coop

on-line


Azúcar y distintos tipos de edulcorantes

Los edulcorantes son sustancias que dotan de sabor dulce un alimento, pueden ser naturales o sintéticos, y se clasifican en calóricos y acalóricos según su contenido energético. Edulcorantes calóricos: • La sacarosa: se extrae de la remolacha azucarera o de la caña de azúcar (1 gramo = 4 kcal) • La fructosa: es el azúcar de las frutas y la miel, posee el mismo valor calórico (1g = 4 kcal) • Sorbitol: azúcar del alcohol, en exceso tiene efecto laxante (1g = 4 kcal) • La miel: contiene glucosa y fructosa (1g = 4 kcal) Edulcorantes acalóricos: • La sacarina (E­954): Se recomienda no superar el consumo diario de 1 gramo en adultos y de 500 mg en niños. Puede usarse para cocinar platos fríos y calientes. • El aspartamo – acesulfamo (E­951): Su consumo está restringido en embarazadas y niños muy pequeños. Es inestable al calor. • El ciclamato (E­952): No es estable en forma líquida y se destruye por el calor. • Acesulfamo­K (E­950) • Sucralosa (E­955) • taumatina (E­957) • Estevia (E­960) una confusión frecuente por parte del consumidor es considerar que los productos light no contienen calorías y que pueden consumirlos en una gran cantidad. Los productos que indican “no contiene azúcar” pueden contener sorbitol con un valor calórico similar al de la sacarosa. La estevia se extrae de una planta originaria de Paraguay y se comercializa como glu­ cosido de steviol, es natural y acalórica; una vez en el organismo, libera una molécula de glucosa que consumen las bacterias del colon y no se absorbe. La mejor forma de consu­ mirla es en líquido, para que no esté asociada a otros edulcorantes. Se puede utilizar en frio y caliente. Os recomiendo una crema que hará las delicias de los amantes del chocolate o de quien tenga restringido el número de calorías por ser obeso o diabético. Perla Luzondo

15 CREMA DE CACAO CON ESTEVIA ingredientes: > 2 cucharadas de queso batido desnatado > 2 cucharadas de cacao puro sin azúcar añadido y desgrasado tipo Valor > 2 cucharaditas de estevia líquida o más, según el gusto > 1 cucharada de leche desnatada > 1 cucharadita saborizante con sabor de avellanas, que es lo que lleva una marca muy conocida.

Edmon Amill

En las tiendas podemos encontrar: • Alimento no endulzado: contiene el azúcar natural de la fruta o de la leche. • Sin azúcar agregado: contiene los azúcares naturales de la fruta o de la leche. • Sin azúcar: menos de 0,2g/100 ml. • Libre de azúcar: menos de 0,5 mg/100 ml. • Bajo en azúcar: menos de 5 mg/100 ml. • reducido en azúcar: reducción del 25 % respecto al producto no light.

SALUD > COCINA

La alimentación cumple tres funciones básicas: nos provee de energía, nos permite el cre­ cimiento y la reparación de los tejidos y nos ayuda a regular el metabolismo. Para que la alimentación cumpla estas tres funciones, los alimentos deben contener carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas, minerales y agua. La diabetes es una enfermedad crónica del metabolismo en la que existe una falta ab­ soluta de secreción de insulina (diabetes tipo 1) o un déficit en la producción de insulina (diabetes tipo 2). En ambos casos, el resultado es el aumento de la glucosa en sangre (hi­ perglucemia). La industria alimentaria ha facilitado el aumento del consumo de productos con azúcar al lanzar al mercado golosinas, refrescos, zumos, helados, productos de pastelería y bollería. Este tipo de alimentos poseen un valor nutritivo bajo debido a que las materias primas están muy refinadas y su aporte vitamínico es casi nulo a causa de los tratamientos térmicos a los que son sometidos, pero su valor calórico puede llegar a ser muy alto.

preparación: > Mezclar todos los ingredientes en el orden dispuesto y dejar que se incorporen totalmente antes de pasar al siguiente. Colocar en la nevera para que engorde y oscurezca. también puede sustituirse la estevia por sacarina líquida y añadirle avellanas trituradas. > En las crepes, pasteles o con pan resulta riquísima, pudiéndose hacer más densa con 2 cucharadas de leche en polvo. Los intolerantes a la lactosa utilizan leche de soja en su composición.


Redacción

ı COOPERATIVISMo. ASC / ASISA

16

Labor pionera de los voluntarios de ASISA en un proyecto de Ayuda en Acción en Bolivia Ocho empleados de ASISA han participado este verano en un Programa de Voluntariado a Terreno, de la Fundación Ayuda en Acción, en Bolivia. Los voluntarios tuvieron la oportunidad de conocer in situ las distintas líneas de trabajo que Ayuda en Acción realiza para reducir las desigualdades en la provincia de Manuel María Caballero en Santa Cruz (Bolivia), donde la ONG está presente desde 2008. Los ocho empleados forman parte de un equipo multidisciplinar que se ha desplazado a Bolivia para

colaborar, según su especialización profesional y/o académica, con las comunidades en materia de salud, educación, y en la promoción de pequeños emprendimientos agrarios en la localidad de Comarapa y sus alrededores.

Salud, formación y empleo Entre la labor que ha desarrollado el equipo de ASISA en Bolivia se encuentran actividades relacionadas con la salud y la prevención. Los voluntarios han participado en la campaña de vacunación a mujeres y niños puesta en marcha por la ONG en esta área, y han formado parte del programa de prevención contra el cáncer de cuello de útero dirigido a las mujeres de las comunidades de desarrollo. La labor de los voluntarios también se extiende a tareas de formación en colegios, donde han impartido talleres al personal docente en temas relacionados con teoría del aprendizaje, el manejo del aula y la elaboración de material didáctico; así como en labores de asesoramiento sobre pautas de higiene a los más pequeños y actividades relacionadas con el intercambio, la socialización y la motivación personal en las comunidades de los dos municipios del área de desarrollo. Además, los empleados de ASISA han tenido la oportunidad de compartir su conocimiento en el ámbito empresarial asesorando sobre planes de negocio, con el objetivo de contribuir al fortalecimiento de las capacidades de los agricultores y de los procesos de comercialización de los productos locales, como la fresa, la caña de azúcar o el anís.

Convenio de colaboración Esta iniciativa se enmarca en el convenio de colaboración que han firmado ASISA y Ayuda en Acción en virtud del cual desean forjar una alianza estratégica que servirá para vertebrar la política de Responsabilidad Social Corporativa de ASISA. El programa de voluntariado corporativo de Ayuda en Acción ofrece la oportunidad de participar en proyectos en América Latina y África para acercar otras realidades sociales a los voluntarios, para añadir valor a los proyectos y para enseñar de manera transparente cómo es el trabajo sostenible que la organización desarrolla en las comunidades para tener un impacto a largo plazo. Para ASISA, la participación en el Programa de Voluntariado a Terreno fomenta el espíritu de colaboración y solidaridad entre sus empleados, incentivando su desarrollo profesional y personal.


| compartir | octubre-noviembre-diciembre 2013

El Hospital Moncloa se convierte en Universitario

Foto de familia de los alumnos de Medicina de la Universidad Europea y de los responsables de ASISA y del Hospital Moncloa. El Dr. Luis Ortiz Quintana pronuncia la lección magistral del curso.

17

El Hospital Moncloa se ha convertido en Hospital Universitario al inaugurar el curso académico 2013-2014 del Grado de Medicina de la Universidad Europea de Madrid. Moncloa es el primer hospital universitario del Grupo ASISA que refuerza su vinculación con la universidad y su apuesta por la formación de calidad. Al acto de inauguración, que se celebró en las instalaciones del Hospital Moncloa, asistieron la Dra. Elena Gazapo, decana de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Europea, y el Dr. Enrique de Porres, consejero delegado de ASISA. Durante este acto, se dio la bienvenida a los alumnos de 4º del Grado de Medicina de la Universidad Europea, que por primera vez realizarán sus prácticas en el Hospital Moncloa. Según ha señalado la Dra. Elena Gazapo, «la Universidad Europea, en base a su modelo de excelencia académica, siempre busca trabajar con los mejores profesionales, y el nuevo convenio de colaboración con el Hospital Moncloa es muestra de esta vocación». El Hospital Moncloa, gracias al convenio de colaboración suscrito con la Universidad Europea, acogerá a los alumnos de los diferentes cursos de Medicina que desarrollarán sus prácticas bajo la tutela de 25 profe-

sionales del mismo hospital. Según ha señalado el Dr. Enrique de Porres, «uno de los objetivos institucionales de ASISA desde que se inauguró el Hospital Moncloa era que el centro fuese un hospital vinculado a la universidad como camino a través del cual se pudiera iniciar la senda de la investigación». En el transcurso del acto también tuvo lugar la lección magistral Seguimiento de la paciente oncológica tratada, a cargo del Dr. Luis Ortiz Quintana, presidente de la Academia Médico Quirúrgica Española, jefe del Departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Gregorio Marañón y consejero de ASISA, quien ha destacado «la conveniencia del trabajo en equipo, la necesidad de recurrir siempre a la mejor evidencia científica y la importancia de que los médicos centren sus objetivos en los pacientes, ya que son el eje central de la profesión». Con la llegada de los alumnos del Grado de Medicina, el Hospital Moncloa refuerza su apuesta por la investigación y asume el compromiso de la formación de los futuros profesionales sanitarios que requieren el apoyo y la continua labor de actualización de conocimientos de los facultativos del Hospital Moncloa.


COOPERATIVISME. ASC / ASISA

ı

Redacció

ASISA, premiada por las Mejores Prácticas en RRHH en la categoría de Formación y Desarrollo

Investigadores y desarrolladores del proyecto solidario junto a la ganadora del viaje a Bogotá. De izquierda a derecha: Dra. Mercedes Mora (Universidad Javeriana); Constanza Marín (Finasud); Belén Rodríguez (ASISA); Dr. Eduardo Villamor (Universidad de Michigan) y el Dr. Henry Oliveros (Universidad de La Sabana).

18

ASISA ha sido galardonada en la IV Edición de los Premios concedidos por Cegos y Equipos&Talento a las Mejores Prácticas en RRHH en la categoría de Formación y Desarrollo. “Un curso = un recurso” es el nombre que ha recibido la innovadora iniciativa que puso en marcha durante 2012 el Departamento de Recursos Humanos de la aseguradora con la intención de fomentar la formación online de los empleados. La acción premiada unió dos proyectos en los que trabaja la compañía. Así, por un lado, ASISA, mediante un acuerdo con la Universidad de Michigan, colabora desde 2006 en el proyecto de investigación del Dr. Eduardo Villamor, académico en la Universidad de Harvard, llamado Proyecto Cohorte Escolares de Bogotá. Este consiste en analizar cómo afecta la falta de ciertos nutrientes en el crecimiento y desarrollo de más de 3.200 niños colombianos. Por otro lado, en 2012 el Departamento de RRHH de ASISA decidió impulsar el plan de formación online para sus trabajadores. Con el fin de fortalecer estas dos iniciativas, ambas se vincularon, de manera que cada vez que algún empleado terminaba un curso dentro del Espacio de Formación de ASISA, la empresa donaba un incentivo económico para la adquisición de material clínico, aceite y apoyo al transporte escolar, con el objetivo de que este proyecto de investigación siguiera adelante. Además, entre todos aquellos que terminaron estos cursos de formación online se sorteó un viaje a Bogotá para conocer de cerca cómo se estaba llevando a cabo este proyecto. La participación en los cursos fue muy intensa y la iniciativa se acogió de manera muy positiva por parte de los empleados, que reconocían que su motivación para realizar y terminar las unidades formativas aumentaba al conocer que su esfuerzo conllevaba un fin solidario.

ASISA se une al Compromiso Empresarial por el Deporte Limpio para velar por el cumplimiento de los acuerdos antidopaje

Los representantes de las empresas firmantes del compromiso durante un foro para promocionar el acuerdo.

ASISA se ha unido a otras grandes empresas españolas en el Compromiso Empresarial por el Deporte Limpio, una iniciativa sin precedentes a través de la cual se quiere reconocer la importancia de la lucha contra el dopaje y la responsabilidad que los patrocinadores de las actividades deportivas, como agentes implicados, deben asumir para mantener “el deporte limpio”. Los puntos fundamentales del Compromiso Empresarial por el Deporte Limpio incluyen una condena previa y la labor de prevención, así como la exigencia a los patrocinados de un firme compromiso de rechazo a estas prácticas ilegales. Por último, el apoyo se concederá sólo a aquellas organizaciones y deportistas que cumplan todos los acuerdos internacionales en materia de lucha antidopaje. Carlos Eiroa, director de Publicidad de ASISA, destaca que «este acuerdo representa un hito en la acción contra el dopaje en España y es especialmente significativo para ASISA, dado que mantenemos un fuerte y enraizado compromiso con el apoyo a múltiples actividades deportivas. Queremos que el deporte mantenga sus valores de superación, espíritu sano, esfuerzo y competición en igualdad de condiciones, y somos conscientes de que como patrocinadores y, por lo tanto, como parte implicada en el deporte, debemos hacer un esfuerzo intenso contra el dopaje y contra cualquier práctica que atente contra la esencia del deporte». ASISA apuesta por la promoción del deporte como un hábito de vida saludable que ayuda al desarrollo de valores esenciales, como son el trabajo en equipo, la competitividad, la superación personal y la constancia. En este sentido, patrocina varios equipos de diferentes categorías y múltiples competiciones deportivas, como el Torneo de Fútbol Infantil ASISA Reino de León o el equipo de balonmano Málaga Costa del Sol. Además, ASISA mantiene un apoyo destacado a la natación, deporte con el que lleva colaborando desde hace casi diez años con diferentes iniciativas, entre ellas el patrocinio de los 15º FINA Campeonatos del Mundo de Natación (BCN 2013). La aseguradora patrocina la Selección Española de Natación Sincronizada desde 2005 y da cobertura a los deportistas de la Real Federación Española de Natación a través de una póliza de accidentes.


| compartir | octubre-noviembre-diciembre 2013

ASISA convoca el V Certamen Internacional de Fotografía Al igual que en otras ocasiones, ASISA ha convocado el Certamen Internacional de Fotografía (ASISAFoto 2013), que este año alcanza su quinta edición y en el que podrá participar cualquier fotógrafo, aficionado o profesional, de cualquier parte del mundo. Como en ediciones anteriores, habrá tres categorías: “Libre”, “Infancia y Maternidad” y “Naturaleza”, cada una de ellas dotada con un premio de 5.000 euros y la medalla de oro de la Confederación Española de Fotografía (CEF). Además, se concederán otros 22 premios de 300 euros cada uno (10 en la categoría “Libre” y seis en cada uno de los otros dos apartados). Como en anteriores ediciones, todas las obras premiadas formarán parte de una exposición y de un catálogo. Además, como premio extraordinario y por primera vez en esta quinta edición del Certamen Internacional de Fotografía ASISAFoto, el jurado elegirá al mejor autor del concurso entre los ganadores del premio de honor en las tres categorías. En este caso, el premio consistirá en la producción y organización por parte de ASISA de una exposición, con 30 fotografías seleccionadas libremente por el autor, que recorrerá los diferentes centros de ASISA en todo el país. El concurso mantiene el objetivo con el que nació: promover la cultura y el arte a través de la fotografía de autor y crear un archivo fotográfico que compartir con los pacientes de ASISA a través de exposiciones itinerantes en las distintas clínicas de la compañía. Con sus cuatro ediciones anteriores, el Certamen Internacional de Fotografía de ASISA se ha convertido en un referente nacional e internacional entre los concursos fotográficos gracias, sobre todo, a la calidad de los trabajos presentados. En la última edición se valoraron 1.540 fotografías presentadas por 187 autores.

19

Una de las imágenes participantes en las ediciones anteriores: Mujer, de Juan Carlos Aragonés Congostrina.

Bases del certamen Las bases del certamen establecen que cada autor podrá presentarse a uno o vari­ os apartados, con una colección de un mínimo de cinco fotografías, de técnica libre sobre papel fotográfico. La única limitación se establece en el tema “Naturaleza”, en el que los trabajos deberán ajustarse a la definición de la Federación Internacional del Arte Fotográfico (FIAP) y serán necesariamente en color. Además, las fotografías deberán presentarse obligatoriamente montadas sobre paspartú con trasera y ventana, en un formato de 40 x 50 cm. Una vez finalice el plazo de entrega, el

20 de noviembre, un jurado de admisión velará por el cumplimiento de las bases del concurso, rechazando las obras que no cumplan los requisitos establecidos por el certamen. La valoración de las obras, la realizará un jurado formado por cinco fotógrafos de reconocido prestigio, que será el responsable de clasificar los trabajos, seleccionar las fotografías que deberán formar parte de la exposición itinerante y otorgar los premios. Posteriormente, ASISA editará un catálogo y expondrá las obras seleccionadas en sus diferentes clínicas.

Datos de interés Fecha límite: 20 de noviembre de 2013 Lugar de envío: Clínica El Ángel (especificando para al Certamen de Fotografía) Dirección: C/Corregidor Nicolas Isidro, 16. 29007 Málaga


COOPERATIVISMO. ASC / ASISA

Las memorias de Assistència Sanitària y SCIAS se renuevan

20

Coincidiendo con el momento de hacer balance de los doce meses que se dejan atrás y con la celebración de la Asamblea General ordinaria de SCIAS, el pasado mes de junio se publicaron por parte de Assistència Sanitària y de SCIAS las memorias corporativas anuales correspondientes al año 2012. En esta ocasión, sin embargo, tanto el formato como el contenido de estos completos informes se han renovado profundamente y, además de seguir ofreciendo una visión actualizada de las dos entidades y de su labor durante el año, ahora muestran un diseño más actual e inciden especialmente en los avances científicos y en los aspectos más innovadores de la actividad. Junto a las presentaciones del Dr. Orce y de la Sra. Basurte, presidentes de Assistència Sanitària y de SCIAS, respectivamente, y de un apartado contenedor donde, mediante cuadros y cifras, se concentran los datos más relevantes, las memorias exponen una serie de artículos que repasan con detalle algunos de los hitos más destacados. En el caso de Assistència Sanitària, son objeto de estudio los servicios que ofrece en exclusiva para sus asegurados, como el SUD, la Clínica de Atención al Viajero, el PAPPA y el Plan Oncológico.

Avances médicos y cambios en terapias y tratamientos son analizados en la memoria de SCIAS, que, entre otros temas, repasa el modelo de enfermería, los estudios sobre prematuros tardíos, la cirugía de la carcinomatosis peritoneal y la fractura de cadera.

Homenajes e inicio de curso en el Área de Participación de SCIAS Como cada año, el Área de Participación de SCIAS inicia un nuevo ciclo con una oferta renovada de actividades culturales y formativas. Antes del verano, sin embargo, se celebraron las tradicionales fiestas de fin de curso, en las que el componente musical tuvo un papel destacado. La iglesia de Pompeya de Barcelona sirvió de marco para el concierto conjunto de todas las corales de la entidad; numerosos asistentes llenaron el templo. La promoción de la participación de los socios en la toma de decisiones y en los órganos de gobierno de SCIAS es uno de los principales objetivos del Área de Participación, por eso en noviembre tuvo lugar la reunión de secretarios, portavoces y coordinadores de la cooperativa. Y es precisamente en reconocimiento y agradecimiento a la labor desarrollada en este sentido, y durante tantos años, que se entregó la insignia de plata de la entidad a Antonio Lorito y a Pere Torner, dos personas que han dejado huella en el día a día de la organización gracias a su inestimable colaboración. Con la incorporación de Juan López en el equipo de responsables, el nuevo curso 2013-14 se inicia con un extenso programa de actividades lúdicas y culturales

dirigido exclusivamente a los socios de la cooperativa. Además de los talleres y cursos para niños, jóvenes y adultos, que se dedican a temáticas diversas (desde el repaso escolar a los juegos de mesa, pasando por las artes marciales, la informática, la fotografía y los idiomas, entre otros), la oferta para las tardes en el Área de Participación recoge una multitud de propuestas. Las tardes de cine y ópera, las conferencias sanitarias y culturales, así como las excursiones y visitas a puntos de interés de la geografía catalana, complementan un programa que previsiblemente hará subir el número de inscritos.


| compartir | octubre-noviembre-diciembre 2013

La 2ª Jornada sobre patología del embarazo vuelve a llenar el salón de actos del Hospital de Barcelona Con un programa dedicado a la obesidad y la prematuridad, la jornada para profesionales de la medicina del área materno-infantil celebrada en el mes de junio en el Hospital de Barcelona despertó el interés de numerosos asistentes: el salón de actos se llenó y las previsiones de participación más optimistas se cumplieron. Ponentes expertos de un entorno multidisciplinar dedicaron sus conferencias a dos de las patologías que a menudo hay que afrontar. Por un lado; la obesidad en la embarazada, que se puede producir durante la gestación y/o posteriormente. Por el otro; la prematuridad, que puede suponer un desarrollo con unas características específicas en el hijo, o algunos problemas derivados. Organizada anualmente por los servicios de Medicina Interna y de Neonatología del Hospital de Barcelona e impulsada por Assistència Sanitària dentro de su política de promoción del conocimiento, la jornada ya piensa en los posibles temas a tratar en futuras ediciones.

21

Assistència Sanitària beca a 31 profesionales de la salud Por quinto año consecutivo, Assistència Sanitària ha renovado el compromiso con la comunidad médica y universitaria con la concesión de sus becas para profesionales de la salud. Las ayudas, con una dotación de 30.000 euros, cubren el 50 % del importe de la matrícula de todos los programas formativos de tercer ciclo del ámbito de la Salud, de cualquier universidad catalana y centros adscritos –el programa abarca cerca de 500 másters y postgrados–. Este año, después de recibir 227 solicitudes (38 más que el curso anterior), se han concedido 31 ayudas al estudio. Los estudiantes proceden de diversos campos, con mayoría de enfermeras y médicos, y entre las áreas predominantes escogidas por los becarios de esta última promoción destacan las orientadas al tratamiento del enfermo crítico y a las urgencias hospitalarias. Desde el año 2008, en conjunto han sido becados 136 estudiantes; los fondos destinados suman más de 133.000 euros y más de 650 estudiantes han presentado la solicitud. La iniciativa, nacida de la voluntad de Assistència Sanitària de impulsar el progreso científico, la investigación y la cualificación profesional de médicos y enfermeras, ha contado desde el inicio con la colaboración y el reconocimiento de las universidades catalanas y de la comunidad médica. Las becas

de Assistència Sanitària quieren ser una herramienta para mantener y garantizar el nivel de excelencia del sistema sanitario catalán en un escenario complejo y con la necesidad creciente de los profesionales de complementar su formación. La quinta edición de este programa es, pues, una plataforma pensada para impulsar el acceso al mundo laboral, más necesaria que nunca en el momento actual. O. C.


Ranking de Empresas Relevantes de la Economía Social Nombre empresa

Tipo

Sector

Facturación (millones de €) Ocupación

1

Mondragón

Grupos

Varios (Indústria, Distribución y Finanzas)

Provincia

14.081,00

80.321

Guipuzcoa

2

Grupo Eroski

Cooperativa

Distribución

6.222,00

38.420

Vizcaya

3

Grupo Asces

Grupos

Intersectorial

2.300,00

11.220

Valencia

4

Consum

Cooperativa

Agroalimentario

1.764,20

10.440

Valencia

5

Fundación Espriu

Grupos

Salud

1.367,00

33.338

Ámbito nacional

6

Fagor Electrodomésticos

Cooperativa

Béns de Consum de llarga durada

1.078,20

6.222

Guipuzcoa

7

Coren, S.C.G

Cooperativa

Agroalimentario

1.005,00

3.892

Ourense

8

An, S.Coop.

Cooperativa

Agroalimentario

611,80

1.087

Navarra

9

Fagor Ederlan

Cooperativa

Componentes industriales

583,20

2.978

Guipuzcoa

10

Orona

Cooperativa

Construcción

569,10

4.112

Guipuzcoa

11

Anecoop

Cooperativa

Agroalimentario

508,40

202

Valencia

12

S.C.A. Hojiblanca

Cooperativa

Agroalimentario

389,07

228

Málaga Madrid

13

Arroyo Bodonal

Cooperativa

Vivienda

378,00

6

14

Sca Ganadera del Valle de Los Pedroches Covap

Cooperativa

Agroalimentàrio

332,59

556

15

Ulma Construcción

Cooperativa

Construcción

Las instituciones de la Fundación Espriu se sitúan en el 5º puesto en el ranking de Empresas Relevantes de la Economía Social Española que elabora anualmente CEPES. La Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES) ha publicado el Ranking de Empresas Relevantes de 2012, que incluye información de 827 empresas de economía social, de sus diferentes fórmulas jurídicas y de los ocho grupos empresariales de la economía social que forman parte de la organización. El ranking, que se actualiza anualmente con los datos de los socios de CEPES, tiene como objetivo visibilizar este modelo de empresa, formado por cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, empresas de inserción, centros especiales de empleo y cofradías de pescadores. En él se ofrece información sobre el volumen de empleo y la facturación de dichas entidades. Las instituciones agrupadas en torno a la Fundación Espriu figuran en el quinto puesto del ranking, con una facturación en 2012 de 1.367 millones de euros y proporcionando empleo a 33.338 personas. Además,

313,60

2.062

31.503,16

195.084

Córdoba Guipuzcoa

FUEntE CEPES

RELACIONES INTERNACIONALES

22

La Fundación Espriu, entre las empresas líderes de la economía social

el Grup Assistència y el Grupo Asisa, conjuntamente, proporcionan servicios sanitarios a casi 2 millones de ciudadanos. Según el estudio realizado por CEPES, la economía social española facturó un total de 145.299 millones de euros. Destaca la actividad de ocho grandes grupos empresariales de la economía social, facturando solo ellos 18.500 millones de euros y dando empleo a 138.376 personas. Estos grupos son Mondragón (con empresas tan conocidas como Eroski, Fagor Electrodomésticos, Orona, Caja Laboral), Grupo Asces (Consum, Anecoop), Fundación Espriu (Grupo Asisa y Grup Assistència), Grup Clade (La Fageda, Suara), Unide, Grupo Cooperativo Gredos San Diego, Atlantis y Grupo Cooperativo Cajamar-Caja Rural. Desde CEPES afirman que se constata la diversidad y flexibilidad de las empresas de la economía social, que operan en todos los sectores económicos y se adaptan a todos los tamaños, desde microempresas hasta grandes corporaciones mundialmente reconocidas. Cuatro de las empresas analizadas son líderes mundiales en su sector, tres lo son a nivel europeo y más de una decena encabezan el mercado estatal. Jose Pérez


| compartir | octubre-noviembre-diciembre 2013

Las cooperativas, una herramienta para salir de la crisis

23 La eurodiputada italiana Patrizia Toia ha promovido la resolución del Parlamento Europeo.

El Parlamento Europeo aprueba una resolución en la que reconoce la contribución de las cooperativas y de las empresas de la economía social para salir de la crisis. El Parlamento Europeo ha reconocido el papel de las cooperativas en la economía europea y su especial contribución para superar la crisis. Por ello, ha solicitado a la Comisión Europea y a los estados miembros que favorezcan el modelo empresarial cooperativo al ser una herramienta de recuperación económica. La resolución, que fue defendida por la eurodiputada italiana Patrizia Toia, manifiesta que en la Unión Europea existen alrededor de 160.000 empresas cooperativas, que pertenecen a 123 millones de socios y que proporcionan empleo a 5,4 millones de personas. En términos macroeconómicos, las cooperativas contribuyen aproximadamente en un 5 %, de media al PIB de los estados miembros. El texto expone que «las cooperativas, junto con otras empresas de la economía social, desempeñan un papel esencial en la economía europea, en especial en tiempos de crisis, al combinar la rentabilidad con la solidaridad, crear puestos de trabajo de calidad, reforzar la cohesión social, económica y regional, y generar capital social». El Parlamento Europeo opina que la resistencia de este tipo de empresas se debe en gran parte «al modelo cooperativo de gobernanza, que se basa en la propiedad conjunta, la participación y el control económico y democrático y la organización y gestión por parte de

los socios interesados, así como en el compromiso con la comunidad». También destaca que la sostenibilidad de las cooperativas es consecuencia de su limitada dependencia de la evolución de los mercados financieros, gracias al modelo propio de acumulación de capital. El informe considera que «las cooperativas adoptan un enfoque a largo plazo que pasa de generación en generación y que las afianza en la economía local, contribuyendo al desarrollo local sostenible y garantizando que no se deslocalizan, incluso cuando adquieren una dimensión internacional». La resolución recuerda la necesidad de que la Comisión Europea reconozca y trate del mismo modo las diferentes formas de emprendimiento existentes, al igual que insta a los estados miembros a que difundan el modelo cooperativo como instrumento privilegiado para la creación de nuevo empleo, elaborando medidas que apoyen el empleo juvenil en las cooperativas. De especial relevancia es el reconocimiento del proceso, cada vez más frecuente, de la transformación de numerosas empresas en cooperativas, cediendo la propiedad de los medios de producción a los trabajadores, como salida para empresas en quiebra. En este sentido, el organismo europeo «considera necesario reforzar la capitalización de las cooperativas, aprovechando mejor los recursos que puede aportar su estructura social y pide a la Comisión que promueva iniciativas de apoyo a la capitalización, incluidas ventajas fiscales, aunque estén limitadas en el tiempo, tras la constitución o la operación de adquisición, sin que se consideren ayudas estatales». J. P.


24 La Cumbre Internacional de Cooperativas 2012 contó con cerca de 2.800 participantes.

El acceso a la asistencia sanitaria y a los servicios de salud, a debate La Cumbre Internacional de Cooperativas 2014 debatirá sobre el acceso a la asistencia sanitaria y a los servicios de salud a través de modelos cooperativos. La prestación de asistencia sanitaria y de servicios de salud es, en la actualidad, un proceso irremediablemente inflacionista. El aumento de la esperanza de vida, junto con el progreso científico, implica una creciente demanda de servicios sanitarios vinculados tanto a las enfermedades propiciadas por el envejecimiento como a aquellas que hoy en día no son mortales, gracias al avance de la medicina, pero sí crónicas y suponen costosos tratamientos de por vida. Por ello, los costes de la sanidad suelen ser una de las principales preocupaciones de los gobiernos, y en épocas de recesión o poco crecimiento, en las que el gasto sanitario compite con otras partidas del erario público, los ciudadanos ven cómo se incrementan las dificultades para acceder a la asistencia sanitaria. Ante esta situación, la innovación debe guiar las soluciones que permitan adaptarse a las crecientes necesidades de la población. Hacer las cosas de manera diferente es primordial para que los sistemas de salud sean sostenibles a largo plazo. Los diferentes modelos de cooperativas de salud, a pesar de su larga experiencia, son sistemas vanguardistas que dan respuesta a los retos del acceso a los servicios de salud. Las cooperati-

vas de médicos en Brasil, las cooperativas de consumidores que aseguran el bienestar y los servicios médicos en Japón, las cooperativas de asistencia social en Italia, las cooperativas que reúnen a médicos y pacientes en España, las cooperativas farmacéuticas en Bélgica… todas estas empresas son ejemplos creativos e innovadores que deben inspirar acciones para afrontar el reto de la cobertura sanitaria universal planteado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para mostrar estas experiencias y fomentar el debate, la Cumbre Internacional de Cooperativas 2014, que se celebrará del 6 al 9 de octubre en Quebec (Canadá), ha elegido el acceso a la asistencia sanitaria y a los servicios de salud como uno de los temas principales de reflexión; sobre él se presentarán reveladores estudios y debatirán prestigiosos expertos. La Cumbre Internacional de Cooperativas se celebró por primera vez en 2012, reuniendo a casi 2.800 participantes venidos de 91 países. En ella participaron 156 conferenciantes, que tuvieron la oportunidad de exponer los diferentes enfoques y experiencias de las empresas cooperativas, y se presentaron informes que documentaron, en términos económicos y empresariales, que las cooperativas son una solución sólida y fiable a las crisis actuales y futuras. J. P.


AinhoaGomà Gomà//Oxfam OxfamIntermón Intermón Ainhoa

| compartir | octubre-noviembre-diciembre 2013

25

ESTE ARROZ ENSEÑA A LEER

CUANDO CUANDO SUFRES SUFRES EL EL HAMBRE HAMBRE DESCUBRES DESCUBRES EL EL VERDADERO VERDADERO PODER PODER DE DE LOS LOS ALIMENTOS. ALIMENTOS. PORQUE PORQUE SIN SIN COMIDA COMIDA NO NO HAY HAY FUTURO, FUTURO, NO NO HAY HAY NADA. NADA.

ALIMENTOS

ENVÍA ENVÍA

Oxfam OxfamIntermón Intermónrecibirá recibirá1,20 1,20€.€.Colaboran ColaboranMovistar, Movistar,Orange OrangeyyVodafone* Vodafone*

AL AL

28018

Con Contu tusms smscontribuirás contribuirásaaque quemiles milesde defamilias familiaspuedan puedancultivar cultivar alimentos alimentoscon conel elpoder poderde decambiar cambiarvidas. vidas.

www.alimentosconpoder.org www.alimentosconpoder.org *Por *Porcada cadaSMS SMSenviado enviadoalal28018, 28018,Oxfam OxfamIntermón Intermónrecibirá recibirá1,20 1,20€.€.Colaboran ColaboranMovistar, Movistar,Orange OrangeyyVodafone. Vodafone.Para Paramayores mayoresde de18 18años. años. Servicio Servicioprestado prestadopor porGrupo GrupoMonsan. Monsan.Apdo. Apdo.287, 287,08184 08184Barcelona. Barcelona.902 902330 330331, 331,info@OxfamIntermon.org. info@OxfamIntermon.org.Coste Costedel delSMS: SMS:1,20 1,20€€++IVA. IVA.


Soñar, ayudar, reir, querer... ¿Te has dado cuenta de que las mejores cosas de la vida son gratuitas? Compartir, también. Suscríbete.

Sí, quiero suscribirme de forma gratuita a la revista Compartir Por favor, rellene y envíe este boletín a: Fundació Espriu. Avda. Josep Tarradellas, 123-127, 4a planta. 08029 Barcelona. Tel.: 93 495 44 90. Fax: 93 495 44 92. Si usted ya recibe periódicamente Compartir no es necesario que envíe el boletín. Nombre Apelliido Dirección C.Pl

Población

Provincia-Estado País Teléfono E-mail ¿En qué lengua desea recibir la revista Compartir?

Catalán

Castellano

Inglés


| compartir | octubre-noviembre-diciembre 2013

Centenares de historias cooperativas En Japón, el 91 % de los granjeros forman parte de una cooperativa. En Francia, el 60 % de la banca de proximidad y el 40 % de la producción agroalimentaria son cooperativas. En Kenia, las cooperativas son responsables del 45 % del PIB. En Bolivia, un tercio de la población es miembro de una cooperativa. Y, como se puede leer más adelante en el artículo “Medicina sin ánimo de lucro”, las cooperativas sanitarias (como las que gestionan SCIAS, ASC o ASISA) atienden a más de 300 millones de personas en todo el mundo. Todo ello provoca cientos, miles de historias interesantes: cómo nacen las ideas de colaboración, cómo se reúnen en torno a una cooperativa, cómo viven día a día la solidaridad, cómo superan los retos de una situación económica tan difícil como la actual... La web Stories.coop representa la primera campaña global y digital para divulgar los beneficios de las cooperativas a través de una tradición tan antigua como la de contar historias. Su objetivo es reunir los relatos de la cooperación en todo el mundo. Cuando

un lector se sumerge en ellos, descubre la diversidad de iniciativas y conoce, desde dentro, la realidad económica de países lejanos, y al mismo tiempo se da cuenta del esfuerzo de campesinos, industriales, artesanos, impresores, ahorradores, periodistas, maestros, médicos o pacientes para trabajar juntos y ofrecer el mejor servicio. Y todo gracias a la sabiduría de la idea cooperativa. La web Stories.coop sólo hace un año que funciona y ya contiene 450 historias. Es una web participativa: incluye los consejos sobre la mejor manera de redactar la historia de una experiencia cooperativa. Los organizadores de la web son Euricse (European Research Institute on Cooperative and Social Enterprise, que es el Instituto europeo para la investigación en cooperación y empresas sociales) y la Alianza Cooperativa Internacional, dentro de la cual la Fundación Espriu preside IHCO (International Health Cooperativas Organization), la Organización internacional de cooperativas de salud. Redacción

27

La historia de la Koperasi Warga Semen Gresik ( KWSG), nacida en Surabaya y extendida después por toda Java, muestra cómo esta cooperativa de Indonesia, a partir de unos inicios especializados en la producción de materiales para la construcción, ha ampliado su actividad hacia otros servicios.


PROGRAMA DE ACTIVIDADES

2 noviembre 2013

Asamblea General de la IHCO La Organización Internacional de Cooperativas de Salud celebrará su Asamblea General en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), junto con la conferencia global de la ACI. De ese modo, será la primera vez que se celebre este encuentro en un país del continente africano. En esta ocasión, los miembros de la IHCO deberán elegir al presidente y a los miembros del consejo para los próximos cuatro años.

3 noviembre

Conferencia Acceso a los servicios de interés general

1/5 noviembre

Conferencia global de la ACI

2013

2013

16/17 enero

2014

6/9 octubre

2014

Debido a las nuevas tendencias económicas dominantes que reducen los presupuestos de los estados y a los cambios en las estructuras sociales, las cooperativas han asumido poco a poco la prestación de servicios de interés general a la sociedad, en la mayoría de los casos de forma más eficiente que otras fórmulas. Gracias a su estructura democrática, las cooperativas permiten la participación de todos los actores vinculados, potenciando su capacidad para satisfacer las necesidades de las comunidades. IHCO y CICOPA organizarán en Ciudad del Cabo una conferencia para exponer numerosos ejemplos que demuestran que los servicios de interés general son una fuente de crecimiento para el movimiento cooperativo y un elemento clave del desarrollo económico, la generación de empleo y la riqueza sostenible.

La Conferencia Mundial y la Asamblea General de la ACI se celebrarán en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Además de las reuniones de los órganos estatutarios, en la conferencia, que llevará por título La década cooperativa en acción, se abordarán los aspectos principales del Plan para una década cooperativa, cuyo objetivo es que en 2020 la cooperativa sea el modelo empresarial preferido por los ciudadanos y el de mayor crecimiento.

Congreso europeo sobre emprendimiento y economía social La Comisión Europea organizará en Estrasburgo un Congreso europeo sobre emprendimiento y economía social. El Congreso ha sido promovido por el Comité Económico y Social Europeo (CESE) con el objetivo de analizar el papel y las oportunidades que tiene el sector a partir de las numerosas disposiciones aprobadas en los últimos años por las instituciones de la Unión Europea en favor de la economía social. El evento se configura como una gran ocasión para todos aquellos interesados en la economía social como sector empresarial social y comprometido con los ciudadanos de toda Europa.

Cumbre internacional de cooperativas La Cumbre es el lugar de encuentro bienal para los líderes del mundo cooperativo y mutualista que deseen discutir sus preocupaciones acerca de los retos actuales y futuros. La Cumbre será una oportunidad para establecer una red mundial con el fin de crear una verdadera esfera de influencia en el ámbito económico y político, y asegurarse de que las cooperativas asumen el lugar que les corresponde en el escenario económico mundial. En esta ocasión, uno de los temas principales de la cumbre será el acceso a la asistencia sanitaria y a los servicios de salud.


La participación activa del paciente en el diagnóstico y el tratamiento médico Se dice que no hay enfermedades sino enfermos. Y es cierto. No sólo porque no todos respondemos igual a la misma enfermedad, aunque las diferencias entre un paciente y otro sean a veces imperceptibles, sino también porque percibimos de una manera única los efectos de la enfermedad que padecemos. Por ello, a la hora de curar o suavizar sus consecuencias, es fundamental que el médico conozca muy bien el paciente, y cómo le afecta física y psíquicamente la enfermedad. Es necesario que haya, pues, un intenso diálogo médico-paciente, sobre todo en las enfermedades más graves y en las crónicas. La relación médico-paciente es un tema que no suele debatirse excesivamente en las facultades de Medicina ni en los congresos, ni a ser objeto de demasiados artículos en las revistas científicas. En |compartir| nos hemos propuesto analizarla a fondo. En los artículos de este monográfico encontraréis la opinión de unos cuantos expertos. Se perfila la figura del paciente inteligente: aquél que participa activamente en la gestión de su enfermedad de múltiples maneras, y que, sobre todo a través de la relación con el médico, hace un aprendizaje. Médicos y pacientes proporcionan en las páginas que siguen todo un saber que nace de la investigación y de la experiencia. Os invitamos a todos a tenerlo muy presente.


El eurobarómetro, en su misión de hacer un seguimiento de lA opinióN pública de los estados de la Unión Europea, ha desarrolLado el estudio Patient Involvement, sobre la implicación de los pacientes en el tratamiento médico.

¿Qué responsabilidad tienen los pacientes? Josep Maria Ferreiro

Una paciente joven de un país de Europa del Este explica que no consigue sentir que su enfermedad esté bajo control, ni por parte del médico ni por la suya. ¿Cuál es la razón principal? La falta de tiempo para una buena relación: «No, no tengo la impresión de que haya quién controle la situación. Los médicos lo hacen todo demasiado aprisa. Es muy difícil sentir que tienes el control de las cosas cuando los médicos te ven sólo como un número en un libro». Todo esto crea un sentimiento de impotencia porque no se ha recibido suficiente información para comprender el diagnóstico o para estar de acuerdo, como paciente, en el tratamiento prescrito. Un paciente de mediana edad con una enfermedad grave, hospitalizado en el mismo país, dice: «Tengo una relación magnífica con mi médico. Me considera como un igual: puedo hablarle de todo y tiene toda mi confianza, porque sé que es un especialista». «Puedo hablarle de todo», dice el paciente. «Tiene toda mi confianza.» Tal vez, poder hablar de todo sea, sencillamente, el secreto de la confianza. Los derechos y los deberes de los pacientes Hace tiempo que, cuando nos referimos al acceso de todos a la ciudadanía y a los derechos que conlleva, hablamos también de los deberes de los ciudadanos: derechos y deberes. Al constatar que nos vemos continuamente incitados por campañas de todo tipo a ser consumidores, lo contrapesamos buscando formas de consumo responsable. También con la información: ante la avalancha de palabras y datos que cada día ocupan nuestras pantallas, muchos insisten en la responsabilidad de elegir la información, porque acaba dando forma a nuestras opiniones y nos guía como ciudadanos. Ante las diversas maneras que tiene nuestra sociedad de reducirnos a personas pasivas, la conciencia encuentra cada vez la forma de decir: no, quiero ser un ciudadano activo, quiero ser más libre, quiero responsabilidad.

30

monogrÁficO | compartir |

La participación de los pacientes Desde los años setenta, la Comisión Europea, a través del eurobarómetro, hace un seguimiento de la opinión pública de los estados miembros. Este caudal de información le permite también hacer estudios en ámbitos concretos. Es muy significativo que en 2012 uno de los principales estudios del eurobarómetro fuera una “Encuesta cualitativa sobre la participación de los pacientes”. Las dos citas del comienzo del artículo son extraídas de este informe. En sus conclusiones, aunque se confirma que tanto médicos como enfermos entienden la ventaja de una mayor responsabilización de los pacientes con respecto a su salud, también se reconoce la dificultad de hacer visibles las ventajas concretas de su participación en el tratamiento. Las encuestas realizadas en toda Europa ponen de relieve que la comunicación es la base de la participación de los pacientes. Se trata de explicarles bien tanto el diagnóstico como el tratamiento. Y también de escucharlos: que el paciente describa los síntomas con precisión e informe detalladamente sobre el progreso del tratamiento. La principal barrera para esta buena comunicación, afirma con contundencia el eurobarómetro, es el tiempo que los médicos pueden dedicar a atender a los pacientes. En cuanto al modelo de médico, oscila entre dos extremos. Por un lado, una «relación tradicional entre médico y paciente» –en palabras de los propios encuestados– en la que el médico es percibido como una persona incontestable hasta el punto de que los pacientes no siempre se atreven a expresar su opinión. Por el otro, una relación de tipo igualitario, dialogando. Cuando los pacientes no encuentran este diálogo con el médico, a menudo lo buscan a través de la enfermera, sobre todo en los hospitales. ¿Qué responsabilidad quieren tener los pacientes encuestados? La de hacer las preguntas adecuadas y comprender las decisio-


«Internet ha desarrollado muchísimo la conciencia de los pacientes debido a la facilidad y a la rapidez con que pueden encontrar información sobre la enfermedad.»

nes que se toman, aunque el eurobarómetro muestra la voluntad de los pacientes de que la responsabilidad final sea del médico. La posibilidad de elegir el tratamiento es un punto de fricción. Si bien, aunque para la mayoría de pacientes es un aspecto esencial de su participación, muchos médicos lo ven de manera problemática, sobre todo porque les da miedo que los pacientes se desorienten cuando conozcan propuestas alternativas y que ello les haga perder confianza en el tratamiento propuesto por el médico. Internet ha desarrollado muchísimo la conciencia de los pacientes debido a la facilidad y a la rapidez con que pueden encontrar información sobre la enfermedad, pero no es visto todavía como un ámbito que promueva la participación activa. Muchos médicos entrevistados se congratulan de esta evolución, aunque advierten del riesgo de lo que llaman «errores de diagnóstico en Internet» por parte de los pacientes. Ventajas de participar en el diagnóstico y en el tratamiento ¿Qué ventajas tiene la participación de los pacientes? Más motivación, más implicación en el tratamiento y una mejor comprensión. ¿Riesgos de esta participación? La encues-

ta menciona dos: necesidades y recursos. Se necesita más tiempo dedicado a la relación médico-paciente, y más personal para darse el tiempo adecuado. El estudio destaca un colectivo de pacientes por encima de los demás: el de los enfermos crónicos. Tienen tendencia a hacer una experiencia de autocontrol más afinada y comprenden bien las ventajas de su participación activa en el tratamiento. ¿Hay diversidad europea? El eurobarómetro constata que en todo el continente se plantean los mismos temas con respecto a la participación de los pacientes. Sin embargo, el estudio distingue, con muchos matices, entre el este y el oeste de Europa. En términos generales, en el Este (República Checa, Hungría, Letonia, Polonia, Rumanía, Eslovaquia e incluso Grecia), el estado actual de las infraestructuras de asistencia sanitaria es descrito como poco financiado, y la relación entre médicos y pacientes parece que sea menos equilibrada. El estudio indica sobre todo que la participación de los pacientes es un tema de alcance europeo y que se necesitan encuestas y datos para conocerlo bien. La participación de los pacientes es un tema primordial de la medicina del presente y del futuro.

octubre noviembre diciembre 2013

31


En la sede de la Fundación Espriu, en Barcelona, se celebró una mesa redonda que reunió A médicos y pacientes en torno al tema “La participación activa del paciente en el diagnóstico y tratamiento médico”.

El papel activo del paciente CARLES TORNER

Dr. Felipe Castro de la Nuez

Montserrat Caballé

Dr. Genís Carrasco

> Dr. Felipe Castro: En el tratamiento médico hay que contar con la implicación de ambas partes, médicos y pacientes. Los pacientes se implican porque quieren conocer su enfermedad, quieren saber su evolución y los grados de respuesta al tratamiento. Pero lo esencial es una mayor complicidad por parte del personal sanitario: debe dedicar tiempo y formarse en comunicación con los pacientes. Así empleará un lenguaje que sea de fácil acceso. A menudo, mediante Internet, los pacientes vienen ya con la lección aprendida y preguntan con conocimiento, y eso significa que el médico tiene que tener tiempo, dedicación y ganas de explicar. Los tiempos de la asistencia sanitaria son limitados, especialmente en la sanidad pública y en medicina primaria, y eso exige poner mucho cariño en lo que se hace. Hay que crear foros de implicación para los médicos. Los pacientes tienen muchas experiencias, comparten entre ellos vivencias en directo y en la red, pero se echan en falta foros dedicados a los médicos para enseñarles a emplearse como comunicadores y a trasladar su saber sobre la enfermedad a los pacientes. Todos somos pacientes, todos lo hemos sido y lo seremos. Hay, pues, que saber mirar la enfermedad con los ojos del paciente. De esta manera, la relación entre médico y paciente será mucho más fructífera. > Montserrat Caballé: Lo que pasa es que no todos los médicos están dispuestos a establecer este tipo de relación. El solo hecho de que-

32

monogrÁficO | compartir |

Santi Alfonso

rer explicar bien se echa en falta. A veces parece que el médico quiera que el paciente, cuanto menos sepa, mejor. A algunos médicos, cuando les dices que has entrado en Internet y te has informado sobre tu enfermedad, no les gusta. Por eso es tan importante la relación entre pacientes, porque ayuda a decidir. A una buena amiga que no quería sufrir la quimioterapia, le aconsejé, a partir de mi experiencia, que si el médico se lo proponía, seguro que era necesario hacerlo. Es bueno que el paciente tome decisiones. Y por eso el médico debe ser franco y explicarse bien, con palabras llanas. > Dr. Genís Carrasco: El caso de Montserrat Caballé, que tomó claramente la decisión de someterse a la quimioterapia, ilustra muy bien que las decisiones clínicas, hoy en día, son decisiones compartidas. El médico acompaña en la toma de decisiones al paciente. Se trata de algo parecido a un partido de dobles: médico y paciente contra la enfermedad. Hay que jugar en equipo. La relación tradicional entre médico y paciente era asimétrica: el médico informaba en su código, pero no se comunicaba, no se preocupaba mucho de saber si era entendido o no por el paciente. Influye en eso que, en el currículum de las facultades de Medicina no haya contenidos de comunicación, sino que ésta se debe aprender después a partir de la práctica. También es cierto que los médicos tienen distintas cualidades: los hay más empáticos, más receptivos, más comunicadores.


> pacientE inteligente

> pacientE 2.0

El paciente inteligente es el que llega a la gestión de su enfermedad por cualquier medio, pero sobre todo por el aprendizaje a través de la relación con el médico.

El paciente 2.0 es el que usa sobre todo las redes sociales, con los problemas derivados de la diversidad de fuentes más o menos fiables, y usa la red para relacionarse con el médico. Al hacerlo así, corre el riesgo de poner el contacto con otros pacientes por encima de la autoridad del médico. En algunos casos puede ser un problema, puesto que el mejor experto en la enfermedad es siempre el médico especialista.

Por influencia del inglés, al paciente inteligente se le llama a veces paciente empoderado (empowered patient), sobre todo en América Latina.

> pacientE experto

> paciente activo o pacientE participativo

El paciente experto es generalmente un paciente crónico, como los del Foro Español de Pacientes, que han asumido su enfermedad y la gestionan bien, formándose para ello.

El paciente activo o paciente participativo es más indefinido, quizás sería mejor llamarlo proactivo, porque ha adquirido iniciativa y capacidad para anticiparse al desarrollo de su enfermedad.

Si los sumamos todos, con sus matices

pacientEs intelIgentEs + expertOs + 2.0 representan en España aproximadamente el 40 %. Un país con un índice más alto de este tipo de pacientes sería Holanda, donde se calcula que las tres categorías suman un 70 %. (Dr. Genís carrasco)

Otros no disponen de esas cualidades; pueden aprender, pero les cuesta más. Además de esa aptitud para la comunicación, el médico debe cambiar su actitud para poder entender al paciente y establecer un diálogo de confianza. La confianza es lo más importante, porque el sistema sanitario no son los hospitales, los centros de salud, etc. No: visto por los pacientes, las encuestas muestran que la sanidad son los millones de decisiones clínicas compartidas que se toman cada día. Si no nos damos cuenta de ello no valoraremos lo que realmente importa: esa relación personal. La realidad es que el paciente considera que un hospital es bueno o malo según la confianza, la comprensión que encuentre por parte de su médico. > Santi Alfonso: Los primeros minutos de una consulta deberían estar dedicados a conocerse. En el caso de las patologías crónicas,

médico y paciente tienen que ser aliados durante mucho tiempo, y es fundamental que el médico, antes de entrar en la patología, sepa si aquel paciente está casado, si trabaja fuera de su ciudad, si va en coche o en moto, si tiene hijos o quiere tenerlos. Debe conocerlo a fondo antes de pasar a la enfermedad. Estamos hablando aquí del paciente experto, pero existe aún un colectivo que busca en el médico el paternalismo. Hay que saber detectar de qué tipo de paciente se trata para poder interactuar con él. Habrá pacientes que van a depositar en su médico toda la confianza, como si se tratara de un asesor de salud. Asesor que debe conocer al paciente y su entorno, y sobre todo la afectación psicológica, lo que supone padecer una enfermedad. Saber cómo cambiará la vida de la persona que tiene delante cuando salga de la consulta.

octubre noviembre diciembre 2013

33


La conversación tuvo lugar en la Fundación Espriu.

Una relación médico-paciente basada en la confianza > Dr. Genís Carrasco: Hace un año hicimos una encuesta a cincuenta médicos de la medicina pública y privada. Para el 80 % de médicos encuestados la visión del paciente era la de un simple enfermo más que la de una persona completa. Definían el yo del paciente por la enfermedad más que por la persona. Pero esto está cambiando, y lo están cambiando los pacientes. Quienes estamos en un sistema cooperativista, como yo, que estoy en el entorno de Assistència Sanitària Col·legial - SCIAS, tenemos pacientes muy participativos que quieren legítimamente cogestionar su salud, y la verdad es que no nos ha costado hacer un cambio de perspectiva. Pero cuando hablo con compañeros que están en otros entornos, a menudo se dan cuenta de que es una asignatura pendiente. Los pacientes están cada vez más preparados, sin embargo no todos los médicos pueden darles respuestas a ese nivel. > Dr. Felipe Castro: Lo vital es ver a la persona que tienes delante, para saber qué aspectos de su vida son cruciales a la hora de tomar decisiones. Toda la información que se da a un enfermo debe ser ajustada, gracias al grado de conocimiento que tenemos del paciente. Porque puede salir de la consulta con un diagnóstico que le cambie la vida. Yo entiendo que seguimos teniendo pacientes a dos velocidades: la sanidad en el norte de Europa o en el norte de España es distinta de la del sur. En Andalucía, en Sevilla, que es la ciudad donde yo trabajo, no veo tanto el paciente proactivo, que quiera conocer, compartir, tomar determinaciones en el diagnóstico y tratamiento junto con el médico. Empezamos a verlo en algunos jóvenes, que se implican más en la toma de decisiones. > Santi Alfonso: En la mejora de la relación con el paciente se busca siempre que el paciente esté bien, entre otras cosas, mediante la adherencia al tratamiento. Sobre todo, que no lo interrumpa. En algunas patologías el diagnóstico es fácil, por ejemplo en el asma. Pues suele ocurrir que un diagnóstico tan rápido no satisfaga al paciente y salga de la consulta con dudas: ¿habrá acertado mi diagnóstico? En algunos tratamientos de piel, donde hace falta ponerse una

34

monogrÁficO | compartir |

pomada, a menudo el paciente duda: aunque el tratamiento indicado sea de quince días, si en los primeros días no funciona y además recuerda que el médico hizo la visita con desgana, lo abandona sin más. Es básico que se explique bien el proceso y que se resuelvan todas las dudas, con previsión de las que surgirán en el día a día. ¿Me ha dicho que café sí o que café no? Y, si el tratamiento tiene efectos secundarios que no han sido anunciados, fácilmente el paciente coge miedo, no puede consultar de manera rápida a su médico, sobre todo en el caso de la pública, y abandona el tratamiento. La relación cordial y la buena comunicación aseguran la máxima eficacia de los tratamientos y la resolución del problema sanitario. > Montserrat Caballé: Esa relación exige un trato entre médico y paciente mucho más intenso. En la medicina pública la visita debe durar cinco minutos, a lo sumo siete, y se pasa al siguiente enfermo. En muchas aseguradoras privadas ocurre lo mismo. El margen de tiempo no da para mucho diálogo. > Santi Alfonso: Pero no todo tiene que ser el acto médico. Una figura muy importante es la cuidadora de salud, la enfermería. En las patologías crónicas, tienen un papel muy importante. No todas las preguntas son de especialidad: en muchos casos la farmacia o la enfermería, que conocen las técnicas de esa enfermedad, son quienes mejor pueden ayudar. Hay que reclamar, en todos los ámbitos de la medicina, un papel más importante para la enfermería. > Montserrat Caballé: Sería un cambio importante, porque hoy en día, ante un problema del tratamiento, no se te ocurre llamar a la enfermera de tu médico para consultarle directamente. Las farmacias lo hacen: se les puede consultar cuando no hay manera de contactar con tu médico. > Santi Alfonso: Para los pacientes con una enfermedad crónica no es bueno salir de una consulta con la única información que le ha dado el médico, sin ningún otro soporte para su tratamiento. Eso pasa tanto en la medicina privada como en la pública. > Dr. Genís Carrasco: Según la última encuesta europea realizada en los países escan-


«Fue medio año muy duro, pero fui yo quien decidió pasar por la quimioterapia.»

dinavos sobre enfermos agudos y patologías en personas mayores, de más de sesenta y cinco años, el 70 % de los pacientes que salían de la consulta del traumatólogo no sabían si les iban a poner una prótesis, si les darían antiinflamatorios o si les harían sesiones de fisioterapia. Esos hallazgos reflejan la dificultad que tienen algunos ciudadanos para alcanzar un nivel suficiente de alfabetización en salud (health literacy) y el escaso esfuerzo que dedican algunos profesionales a hacerse entender por los pacientes. Otro gran problema que tenemos en nuestro país, especialmente en la medicina pública, es el tiempo. Cinco minutos, o tres en algunas áreas, no permiten una buena relación entre médico y paciente. La falta de tiempo puede convertir la entrevista médico-paciente en algo frenético e impersonal. Precisamente por eso, el paciente debe tener un papel activo: debe preparar la entrevista. Antes de ir al médico le resultará muy útil escribir una lista con todo lo que desea preguntar, y no tiene que marcharse sin haberlo preguntado todo. Y si le parece que no será capaz de hacerlo, conviene que vaya a la consulta con un acompañante. El paciente también es responsable de gestionar esos cinco minutos de la manera más provechosa. Nunca he visto a un médico que, aunque hayan pasado ya los cinco minutos, si ve que el paciente le hace preguntas razonadas y que apunta las respuestas, le diga que la visita ha acabado. El tiempo de la consulta es tan valioso y tan corto que ambos tienen que prepararlo, médico y paciente. El tercer problema radica en la dificultad de establecer una buena comunicación médico-paciente a través de un lenguaje común. El médico y el paciente pueden ser empáticos, pero a veces no pueden evitar un choque de códigos, de lenguajes distintos. En esos casos, el paciente emite en una longitud de onda y el médico en otra. Hay que buscar un código común, un nivel de lenguaje que ambos entiendan, porque si no es así no hay comunicación, sino simple transmisión de información. Debe haber un esfuerzo grande por parte de los dos protagonistas de las decisiones clínicas. > Santi Alfonso: Esa codificación, el médico debe modularla hacia el paciente, porque

> Montserrat Caballé Montserrat Caballé nació en Barcelona. Casada, es madre de dos hijos. Socia de la cooperativa de usuarios SCIAS desde 1994, diez años más tarde fue elegida miembro del Consejo Rector de la entidad. Actualmente es vicepresidenta de la cooperativa, consejera responsable del Área de Participación de SCIAS y patrona de la Fundación Espriu.

La enfermedad que he sufrido es conocida: he tenido cáncer en dos ocasiones. Puesto que es un tema popular, no me fue necesario consultar mucho para informarme. He tenido suerte con mis médicos, quizás por mi actitud siempre abierta a saber en qué punto estaba mi enfermedad. No me considero una persona enferma. Hará dieciocho años que tuve el primer cáncer y nueve del segundo. Fueron dos problemas concretos, ambos se han solucionado, no por ello voy a definirme como persona enferma. Si llegase otro problema ya lo solucionaríamos, si se puede, y si no fuera posible, significaría que ha llegado mi hora. Lo tengo asumido. Creo que me ayudó la gran confianza que deposité en el primer médico que me trató, que era mi ginecólogo. Me lo dijo sin tapujos: «Este tumor es malo, es cáncer, hay que operar inmediatamente». En un primer momento me quedé descolocada, porque no me lo esperaba: me estaban revisando desde hacía años, todo parecía bien controlado, seis meses antes me habían hecho una mamografía donde aparecía sana. Y de repente, gracias a una ecografía que me hicieron por otro problema, se detecta un cáncer de mama. Vino entonces la tumorectomía, la quimioterapia, una radioterapia… Pero el médico fue muy franco de entrada. Por ocasiones anteriores, él ya sabía que yo no me andaba con tapujos. Esa relación sincera con él fue de gran ayuda. Sin duda, saber que tenía un cáncer con cuarenta y seis años fue como si me echaran un jarro de agua fría, pero reaccioné y lo superé. Me ayudó la buena relación con los médicos. El paciente debe atreverse a preguntar y el médico tiene que tener el valor de responder en cada momento. Es básico: el paciente tiene derecho a saber lo que le pasa. Aunque la familia se lo quiera esconder, como paciente debe estar bien informado. Si le queda poco tiempo de vida, debe poder organizarlo como le plazca. Debe poder decidir si quiere o no quimioterapia, como yo misma hice. Llegué a tener dos médicos que me recomendaban hacerla y dos que me decían que no era necesaria, y fui yo quien decidió. Me sometí a la quimioterapia por prudencia: no quería que, si aparecía una metástasis dos años más tarde, me desesperara por no haber hecho la quimio. Fue medio año muy duro, pero fui yo quien decidió pasar por ello. El médico orienta, informa, propone, pero, una vez valoradas todas las posibilidades, la decisión debe ser del paciente.

octubre noviembre diciembre 2013

35


«Además de esa aptitud para la comunicación, el médico debe cambiar su actitud para poder entender al paciente y establecer un diálogo de confianza.»

para él es fácil ponerse en el lugar del paciente, pero el paciente no tiene acceso al código del médico. > Dr. Genís Carrasco: El médico tiene que saber cómo hablar al paciente. Los que hacemos docencia, lo primero que nos explican es que hay que saber encontrar la distancia óptima. Cuando entro en una clase, los primeros cinco minutos los dedico a observar las caras de los que asisten, y decido si puedo ser más cercano o debo mantener un distanciamiento académico. Lo mismo ocurre con el paciente: al cabo de un minuto de hablar ya sabes si está entendiendo o no y adaptas el nivel, te pones a su altura. Por otro lado, no hay que olvidar que el paciente debe ser totalmente sincero, y no ocultar ni minimizar nada de su enfermedad, porque la confianza es básica para tomar las mejores decisiones. La confianza es la base del acto médico. Las asociaciones de pacientes >Santi Alfonso: Ese tiempo breve de relación durante la visita hace muy necesarias las asociaciones de pacientes. Porque ofrecen información veraz y formación. Pronto vamos a iniciar una experiencia basada en el hecho que todos los pacientes crónicos creen conocer bien su patología. Haremos como en las academias de idiomas, haremos pruebas de nivel a los pacientes. Como ocurre con el inglés, que muchos piensan que lo saben y al hacer un test se llevan una sorpresa, vamos a poner a prueba su conocimiento de la enfermedad que les afecta. Les pondremos una nota, y si es conveniente les propondremos una formación online para que se puedan convertir en pacientes expertos. El foro les dará una capacitación que les permitirá interactuar bien con su médico, aprovechar el tiempo, decirle que ya conoce ese tema y ese otro. Lo habitual es que el paciente piense que tiene un nivel que en verdad no ha alcanzado. Por eso es importante que, desde la medicina, se deriven pacientes a las asociaciones de reconocido prestigio como el Foro de Pacientes. >Dr. Genís Carrasco: Existen asociaciones norteamericanas que ofrecen guías al paciente para dirigir la consulta, en primera y en segunda visita. Es un proceso: en la primera

36

monogrÁficO | compartir |

visita se queda con ganas de preguntar, luego el paciente va a foros y hace su lista de cosas a averiguar, y entonces la segunda visita resulta más productiva que la primera. Existen gran número de guías de práctica clínica para pacientes (la mayoría en inglés), aunque aún no estamos acostumbrados a utilizarlas en España. Son muy útiles para que el paciente tenga un papel verdaderamente activo. Otra cuestión es qué hacer cuando el paciente no quiere que se le informe de una enfermedad grave. No hay duda de que está en su derecho. En algunas ocasiones, la negación de la enfermedad es debida a no querer asumir la responsabilidad que la enfermedad conlleva. Son pacientes que prefieren un médico paternalista que les diga lo que tienen que hacer porque delegan completamente en él la responsabilidad. Obviamente, ése es también el derecho del paciente. El médico no debe influir en ese tipo de actitudes de los pacientes si considera que se han tomado sensatamente. Ocurre igual que en la vida cotidiana, como cuando voy al mecánico; si me quiere enseñar la pieza que me ha cambiado en el motor yo soy libre de atenderle o de tirarla a la papelera. >Santi Alfonso: Al final, la relación médicopaciente en una patología crónica, ¿cuántos minutos de visita al año representa? ¿Treinta, cuarenta minutos? Todo un año de vida se basa en ese lapso de tiempo, y en cambio el paciente lo es cada día. La relación con el médico es un mínimo porcentaje, aunque él esté dándole vueltas a su enfermedad de manera incesante. Conozco bien esta situación a través de Acción Psoriasis: ¿Imagináis lo que supone para alguien con esta patología ir a la playa? ¿O subir al autobús? El otro día me lo contaba un paciente: el peor momento de su vida fue agarrarse a la barra del autobús y ver que otro pasajero separaba de inmediato su mano. Es un sentimiento fuerte de estigmatización, que castiga, y que, sin exagerar, está en la base de tantos casos de pacientes que acaban refugiándose en el alcohol, el tabaco… Y, por supuesto, lo que está a la orden del día es recurrir a todo tipo de curanderos que tienen en Internet un buen caldo de cultivo. Hay gente que se toma medicamentos y productos comprados a tra-


vés de Internet sin ningún tipo de control sanitario, y eso puede ser muy peligroso. Porque no pasa nada malo cuando alguien decide ir a Lourdes, pero tomar ese tipo de productos por credulidad conlleva un riesgo. Médicos y pacientes 2.0 > Dr. Felipe Castro: Por eso hay que felicitar a las asociaciones de pacientes, que están haciendo muy bien su trabajo. Cuando os dais a conocer, los enfermos disponen de una entidad fiable a la que pueden dirigirse cuando tienen dudas sobre la evolución de la enfermedad o el tratamiento que siguen. Yo he tenido enfermos con lupus, con Alzheimer y otras enfermedades crónicas, que saben donde acudir en cada momento. Fijémonos por un momento en un caso que no es tan infrecuente: el paciente que, tan pronto sale de la consulta, empieza a pensar en la visita y se da cuenta de que le quedan dudas. Ese paciente me preocupa, y por eso yo aprovecho las redes sociales, para eso está Internet. Les doy mi correo electrónico y atiendo sus consultas porque entiendo que así, esos pacientes que demandan más información o un seguimiento día a día, más continuo, tendrán respuesta en un plazo corto de tiempo. > Montserrat Caballé: Me parece un muy buen ejemplo, y es la primera vez que me entero de un caso parecido de atención médica. > Dr. Felipe Castro: Pero es que así alivio también la demora inevitable que tengo en la consulta. Porque el teléfono tampoco es operativo: puedo estar en una reunión, en un congreso u ocupado con otros enfermos y tardar en responder una llamada. En cambio, de esta manera puedo atenderles y, muy importante, el paciente se tranquiliza porque sabe que cuenta con esa oportunidad. Por ejemplo, en el control de azúcar de los diabéticos, cuando hay que hacer una modificación en una pauta de insulina, no vamos a hospitalizar a todo el mundo por un caso así si podemos atenderles fácilmente gracias a esas buenas herramientas que nos ofrece la tecnología de hoy en día. > Santi Alfonso: La gente valora mucho que el médico les llame para preguntarles por su patología. Es lo que hacemos desde las asocia-

Genís Carrasco (Barcelona, 1955) es doctor en Medicina y Cirugía, premio extraordinario de Doctorado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y magíster en Metodología de la Calidad Asistencial por la Fundación Avedis Donabedian-UAB. Es especialista MIR en Medicina Intensiva con experiencia clínica de más de 20 años en SCIAS Hospital de Barcelona. Ha obtenido diversos premios a la investigación, como el Premio a la mejor investigación de la European Society of Intensive Care Medicine y el Golden Helix a la Calidad Asistencial. En la actualidad, combina su labor clínica en el Servicio de Medicina Intensiva de SCIAS Hospital de Barcelona con la de asesor de la Comisión de Calidad del hospital. Entre sus publicaciones científicas destaca el Manual de gestión del conocimiento, medicina basada en la evidencia e Internet. Es autor de tres novelas y

un ensayo de divulgación: El paciente inteligente, un manual para que los pacientes entiendan las enfermedades y se comuniquen mejor con los médicos. Su blog tiene más de 75.000 visitas (http://elpacienteinteligente.blogspot. com.es/).

El principal problema es esa mayoría de médicos que sigue definiendo al paciente por la enfermedad más que por la persona. Montserrat Caballé nos ha contado su experiencia del cáncer; esa enfermedad la afecta a ella, pero también a su familia, su vida entera. Cuando la abordo como médico tengo que verla como una persona y transmitírselo: que se vea ella misma también como persona y no como enferma. Ella no es un cáncer. Tiene un cáncer, sí, pero también tiene una familia, un horario de trabajo, un ordenador personal del que hace uso, unas aficiones… Es uno de los problemas clásicos de la relación médico-enfermo, porque se nos ha enseñado a ver el paciente estrictamente como un enfermo. Todas las asociaciones de pacientes insisten en ello, y en la consulta, cuando hablas con tu paciente, lo primero que te pide es: «¿Tiene capacidad de escucharme? Atiéndame, pero hágalo como persona. No me haga tomar un diurético para bajar la presión si soy camionero, por mucho que eso sea lo que conste en la guía del tratamiento, porque no lo voy a tomar. No puedo permitirme ir parando cada dos por tres para ir al baño». Es el aspecto clave, es lo que ha cambiado la relación entre médico y paciente. El profesor Muir decía que el siglo XX ha sido el de los médicos y las enfermeras y que el siglo XXI será el siglo de los enfermos. Y así ha sido: lo que está cambiando la sanidad no son los avances farmacotecnológicos sino los nuevos pacientes. Quienes estamos en un sistema sanitario cooperativista, como yo, que estoy en el entorno de Assistència Sanitària Col·legial-SCIAS, tenemos pacientes muy participativos que, legítimamente, quieren cogestionar su salud, y la verdad es que no nos ha costado pasar de la perspectiva tradicional a una relación más igualitaria y colaboradora con ellos. Al hacerlo, las decisiones clínicas que tomamos conjuntamente son mejores. Pero, en cambio, cuando hablo con compañeros que están en hospitales públicos, se dan cuenta a menudo de que en su entorno aún es una asignatura pendiente. Muchos compañeros son conscientes de que los octubre noviembre diciembre 2013 37 pacientes están cada vez más preparados y de que, sin embargo, el médico aún no puede darles respuestas adecuadas a ese nivel.


«No hay duda de que las redes sociales van a cambiar la relación con los pacientes, como han cambiado tantos ámbitos de la vida cotidiana.»

ciones. Cuando reciben nuestra llamada para preguntarles por su psoriasis se sorprenden agradablemente, porque en toda su vida nadie les había acompañado así. Además, el teléfono tiene un factor de confesionalidad, casi de confesionario: hay quien por teléfono o por e-mail te explica lo que no te explicaría en persona o en público. Por ejemplo, cuando la psoriasis afecta la zona genital y causa vergüenza. Cuando un paciente llama a otro por teléfono con interés consigue una relación más íntima que es de mucha ayuda. Siempre en beneficio de la adherencia al tratamiento. > Dr. Genís Carrasco: En algunos ambulatorios y centros de salud catalanes ya se da este tipo de asistencia: el médico facilita su correo electrónico al paciente para mantener la comunicación cuando sea necesaria. Y algunos médicos van más allá, porque a los pacientes 2.0 les va muy bien la relación casi inmediata por WhatsApp: pueden hacer una pregunta puntual de manera instantánea, y el médico puede contestar incluso en segundos, porque lo puede hacer desde cualquier lugar, y ya sabéis que los WhatsApp se pueden contestar con un mensaje de voz y eso hace la respuesta rapidísima. El debate actual nos está llevando a esa relación continua del médico y el paciente. En Europa se están debatiendo las nuevas aplicaciones (las famosas App) de salud, con su diversidad, porque las hay muy buenas pero también malas. El British Medical Journal se está planteando si hay que regular esas App médicas, porque algunos pacientes se desorientan con ellas. No hay duda de que las redes sociales van a cambiar la relación con los pacientes, como han cambiado tantos ámbitos de la vida cotidiana. En ese camino, la única forma que funcione en un país como el nuestro, con médicos desmotivados, mal pagados, etc., es la obligatoriedad. Es decir, que la relación a través de las redes sociales entre médicos y pacientes se establezca por ley. Estoy de acuerdo con los foros de pacientes 2.0 que plantean que sea obligatorio y que la Administración dé ese paso y lo compense, puesto que implica una dedicación extra. Porque saldría muy a cuenta: hay estudios norteamericanos que muestran una disminución de un 20% en los ingresos de los pacientes crónicos.

38

monogrÁficO | compartir |

Y una reducción de un 40 % en los costes sanitarios de farmacia, cuando el paciente puede consultar rápidamente con su médico si debe tomarse una medicación que le ha aconsejado otra persona o casos parecidos. Ése es el futuro, aunque aún esté lejos de nuestra realidad. Es un cambio que nos traerá la revolución del paciente inteligente en los próximos años. Hace un mes participé en los trabajos de un grupo de expertos para crear una certificación en Cataluña para hospitales y centros de salud, que se llamará Marca Q. Éramos veinticinco personas. Lo primero que pregunté fue quién era el representante de los pacientes, y había uno sólo. ¿Cómo vamos a hablar de calidad sin una representación cabal de aquellos a quien se dirige la calidad, los ciudadanos? En el Foro Español de Pacientes están asociados cientos de miles de pacientes crónicos, y la sanidad atiende a otros veinte millones de pacientes agudos. Todos ellos son ciudadanos que deben participar en los procesos de gestión y organización de la atención primaria y especializada: ése es el futuro. Hoy en día, hay que dar más protagonismo a los pacientes en todos los niveles de decisión. Atender la voz del paciente ayuda a mejorar las organizaciones sanitarias. Pongo un ejemplo que me resulta muy cercano: el Grup Assistència y en concreto SCIAS Hospital de Barcelona. Somos un grupo de unos cuatro mil médicos asociados en Assistència Sanitària por una parte y unos doscientos mil pacientes asegurados para obtener atención sanitaria. Ambos grupos trabajamos en forma de cogestión. En el caso del hospital, el Consejo Rector del centro está integrado fundamentalmente por pacientes, que participan activamente en la definición de la atención hospitalaria. En mi unidad de cuidados intensivos, por ejemplo, el Consejo Rector decidió que tuviéramos un horario de visitas de diez y media de la mañana a diez de la noche. Cuando entré a trabajar, habiendo estado antes en muchas UCI de aquí y de Inglaterra y Estados Unidos, pensé que ese horario extendido sería un caos, que la enfermería no podría trabajar con los familiares entrando continuamente. Pero era una decisión del Consejo Rector, de los pacientes, que querían tener acceso al familiar ingresado.


Y funciona muy bien. El protagonismo de los pacientes no es sólo un concepto, sino que hay que traducirlo en reformas reales en la forma de gestionar los centros. En nuestro hospital, los médicos pedimos que se compre un nuevo escáner y se escuchan nuestras razones, pero la prioridad del gasto y los tiempos se deciden en consejo rector. Se trata de ir más allá de la relación limitada a la consulta y llegar a una relación médico-paciente también en la gestión de la sanidad. El Hospital de Barcelona es propiedad de los pacientes, los socios de SCIAS que son también asegurados de Assistència Sanitària y SCIAS. Y, lo que también es importante, los pacientes tratan muy bien a los profesionales: los honorarios son correctos y las condiciones de trabajo buenas. No deja de ser un aspecto importante, sobre todo en los tiempos que vivimos. En todo el entorno de Assistència Sanitària, tanto a nivel de hospital como de consultas, los médicos reciben un salario digno, cosa que no se puede decir del conjunto de la profesión. El trato es bueno y atienden de manera razonable nuestras peticiones: cuando el Consejo Rector responde a una de mis peticiones, cada vez debo reconocer que las razones que me dan son sensatas, tanto si la respuesta es positiva como negativa. Estoy convencido de que la voz del paciente es esencial en la gestión conjunta del sistema sanitario. > Montserrat Caballé: Lo que expone el doctor Carrasco es la materialización de nuestro sistema de cogestión. Por supuesto que, en nuestras reuniones, tenemos el necesario asesoramiento de las comisiones técnicas y que tomamos todas las decisiones conjuntamente con los representantes de la cooperativa de médicos. > Santiago Alfonso: Se les puede llamar pacientes, clientes, usuarios, pero hay que adaptar el funcionamiento de la sanidad española a sus necesidades. Un ejemplo: cómo afecta a muchos pacientes la crisis económica. Les cuesta mucho más pedir permiso a la empresa, o decir que tienen una enfermedad, porque su empresa está en un ERE o simplemente porque temen por su lugar de trabajo. Para algunas redes asistenciales o aseguradoras, tener un es-

> SANTI ALFONSO Santiago Alfonso Zamora es directorgerente de Acción Psoriasis y tesorero del Foro Español de Pacientes. Miembro de la junta directora del Foro Catalán de Pacientes, ha sido nombrado miembro del Consejo Consultivo de Pacientes de la Generalitat de Cataluña.

Desde Acción Psoriasis, nuestra asociación, lo sabemos bien: este problema te cambia la vida. No sólo te afecta la piel, sino la imagen. El paciente se pregunta: «¿Cómo será ahora mi vida de pareja? ¿Y mi vida laboral?» Al final, la gente se acaba preocupando por el aspecto. Todo lo que significa convivir día a día con su patología. El diálogo permite al médico ponerse en la piel del paciente. Y el conocimiento es lo que permite encontrar las mejores palabras para explicar bien la patología. Conocerse es esencial porque no a todos los pacientes se les puede aplicar la misma técnica. El acompañamiento familiar es muy importante. A veces, el interlocutor no es el paciente, sino la persona que lo acompaña. El papel del cuidador interesa mucho al médico. Y el acompañamiento de otros pacientes es también importante: por mucho que confíen en su médico, las personas se pueden asustar al leer el prospecto de un medicamento, y es una ayuda compartirlo a través de las redes con otras personas. Cuando uno quiere un Ford Fiesta no pregunta sólo al vendedor, porque ya sabe que le cantará las excelencias del coche, sino que busca alguien que ya haya hecho sesenta mil quilómetros con un Ford Fiesta y le cuente cómo le ha funcionado. Las asociaciones de pacientes les acompañamos desde el diagnóstico hasta la resolución. Pero en las patologías crónicas, el paciente debe asimilar su condición cuanto antes mejor. Todo el mundo empieza por negarlo: no quiere pertenecer a ese club. A veces se busca otro médico porque no gusta el diagnóstico. Por eso insisto en tener en cuenta la afectación psicológica, porque es frecuente que las reacciones sean las de apartarse de la sociedad: aislarse, no salir de casa, no ir a la piscina, ni al gimnasio, ni al cine, ni… Porque no se llega a asumir la enfermedad. Hay quien tarda sólo quince días, pero también quien en diez años no ha asumido su patología crónica. Por eso son de tanta ayuda las asociaciones de pacientes. Y más en una sociedad donde la creciente esperanza de vida hará que lleguemos a una edad avanzada, por suerte, pero lo haremos con cuatro o cinco o diez patologías crónicas. Se trata sin duda de un éxito de la medicina, pero tiene esa contrapartida. La diabetes será una plaga, la endemia del siglo XXI. Puesto que todos vamos a ser pacientes, ¿por qué no prepararnos para serlo?

octubre noviembre diciembre 2013

39


«El paciente debe preparar la visita. Antes de ir al médico le resultará muy útil hacerse una lista con todo lo que desee preguntar, y no debe irse sin haberlo preguntado todo.»

cáner en marcha a las cuatro de la mañana es idóneo, porque pueden ir a hacerse la prueba sin que se sepa. Es una manera de estar atentos a las necesidades del paciente en el momento actual. Otro ejemplo, típico del tratamiento de la psoriasis, es la fototerapia. Pacientes que no se atreven a ausentarse del trabajo porque, de hecho, parece que van a tomar el sol y vuelven morenos. La fototerapia fuera del horario de trabajo les sería muy conveniente. Información al paciente y toma de decisiones > Santi Alfonso: Otro frente abierto es la información sobre los tratamientos. Los pacientes no pueden participar en congresos médicos, no tienen acceso a esa información. Hay un sentimiento de oscurantismo profesional. El lenguaje técnico de los médicos actúa como una pantalla. > Montserrat Caballé: El Hospital de Barcelona tiene un ejemplo muy bueno de guías terapéuticas destinadas a los pacientes, para que tengan la mayor información posible en un lenguaje comprensible. > Dr. Felipe Castro: Lo que ocurre es que actualmente los pacientes tienen acceso a mucha información, pero no tienen la formación suficiente para discriminar qué información es fiable o para decidir entre dos posturas terapéuticas, dos alternativas de tratamiento a una misma enfermedad. Hace un par de años recibí a un paciente de unos sesenta años que había sido diagnosticado en el hospital con un cáncer de próstata. Y le habían dado un papelito con las tres o cuatro posibilidades de tratamiento que tiene actualmente el cáncer de próstata: radioterapia más bloqueo hormonal, braquiterapia (que es la radioterapia dentro de la zona pélvica), intervención quirúrgica… Sin darle nada más, sólo el documento donde indicaban las técnicas y los pros y contras de cada una. ¿Cómo podía esa persona hacerse cargo de lo que exponía aquel papel? > Dr. Genís Carrasco: Pero el paciente aprende rápidamente. Yo he hecho, en Gran Bretaña y luego aquí, cursos de veinte horas para pacientes. Se trata de capacitar a un paciente explicándole las seis enfermedades más importantes, para que las entienda, y a partir de ahí cómo debe comunicarse con los médicos, cómo debe preparar el guión de la visita, cómo ges-

40

monogrÁficO | compartir |

tionar las recetas… El público es muy variado: periodistas, lampistas, dependientes de un comercio, amas de casa, gente de todos los oficios. Les hacemos un test al principio y otro al final del curso. La mejora, en conjunto, es del 80 %, y eso tan sólo con un curso de 20 horas. Una formación básica no es difícil. El gran problema de la educación para la salud (lo que la Unión Europea llama alfabetización sanitaria) no es el de aquellos pacientes que ya entienden; porque un 40 % de pacientes saben qué deben hacer. El gran problema son los pacientes que no tienen conocimientos (pocos, un 5 %) y aquellos que creen tenerlos (muchos, un 45 %) pero se estrellan porque tienen un déficit de educación para la salud. Por supuesto, no estamos hablando de los crónicos, que por fuerza acaban teniendo una formación. La verdad es que las demandas de los pacientes, en el conjunto de Europa, sólo se conseguirán si son capaces de organizarse y de ejercer presión para mejorar el sistema. > Santi Alfonso: Es nuestra experiencia en el Foro Español de Pacientes: presionamos mucho, se nos ve como un sindicato y nadie quiere a los pacientes organizados. Durante mucho tiempo, la sanidad ha sido una herramienta política en la que ha predominado el “despotismo” sanitario: todo para el paciente, pero sin el paciente. Ha sido una herramienta que daba votos: hemos visto como en Madrid se construían hospitales y luego no había especialistas para llenarlos. La presión por parte de los pacientes y su formación: ambos son aspectos básicos. La salud debería formar parte de la formación básica, aprenderse en la ESO. ¿Cuántas enfermedades se podrían prevenir si los jóvenes se hubieran formado? ¿Si supieran lo que significa consumir azúcar en exceso? > Dr. Genís Carrasco: La Educación para la Salud no está aún establecida ni lo ha estado para los que somos mayores. El Estado no ha destinado presupuestos para ella, a pesar de que todos los estudios epidemiológicos demuestran que la esperanza de vida depende de la medicina, por supuesto, pero en un porcentaje altísimo también depende de tener buenas cloacas, buenos métodos de higiene y estilos de vida sanos. El consentimiento informado > Santi Alfonso: También hay pacientes que


> Dr. Felipe CASTRO de la Nuez

se quejan de que les hagan firmar demasiados papeles; lo sienten como una desprotección, como si fuera una manera de liberar al médico de cualquier responsabilidad. > Dr. Genís Carrasco: El documento de consentimiento informado –de eso se trata– únicamente hace constar que el paciente ha sido informado. Si ocurre, como pasa a veces, que en el momento del ingreso se hace firmar un documento de consentimiento informado pero el paciente no ha recibido realmente información, ese consentimiento no tiene ningún valor: un juez te lo rechazará. En cambio, si no ha habido firma pero sí información, y la enfermera u otro testigo confirman que el paciente ha sido informado y ha decidido, todo está de acuerdo con la ley. Porque eso es lo central: las decisiones médico-paciente son decisiones del paciente en las cuales el médico actúa como asesor. Aunque la relación sea de tipo paternalista y el paciente quiera ser pasivo, por lo menos el paciente debe decir: «Decida usted, doctor». Ése es el cambio que estamos viviendo en la relación médicopaciente: la capacidad de decidir. En el entorno del Hospital de Barcelona, con pacientes empoderados o inteligentes, la exigencia es alta, muy alta. Te preguntan dónde pueden encontrar buena información en Internet, qué libro pueden leer… La crisis sin duda ha frenado el proceso de cambio de rol, sobre todo en el caso del paciente que vive esta situación de inseguridad y que es asistido en la medicina pública. Pero es de esperar que el paciente siga reclamando su protagonismo, que la crisis no sea un frenazo para sus justas demandas. > Dr. Felipe Castro: Hay un factor independiente de la crisis: los pacientes que ya son pacientes expertos y pretenden restarle protagonismo al médico. Es una tarea conjunta y debe ser simétrica. > Santi Alfonso: El paciente tiene que convivir con su enfermedad, y procura que le interrumpa lo menos posible su vida cotidiana. Al final, lo que quiere es comer magdalenas, aunque sea celíaco, o pasta de sopa, y por lo tanto se informa de cómo hacerlo. > Dr. Genís Carrasco: Los pacientes inteligentes, tanto si son agudos como si son crónicos, según estudios holandeses y alemanes, tienen un 25 % menos de ingresos hospitalarios, gastan un 35 % menos y demuestran mejor puntuación

(Sevilla, 1963) es licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Sevilla, y obtuvo el Certificado Médico de Urgencias y Emergencias. Especialista en Medicina Interna, pertenece a la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias y a la Sociedad Española de Medicina Interna. Es también profesor adjunto de auxiliares de clínica en prácticas en la Clínica Santa Isabel de Sevilla, donde también es coordinador del Área de Medicina Interna y subdirector médico.

Muchas personas siguen sin querer saber demasiado sobre su enfermedad. También hay que ser claros: cuando hacemos un diagnóstico de presunción, con diagnósticos diferenciales, no podemos asegurar a un paciente que la enfermedad que pueda tener se desarrolle de una manera pautada. Hay que buscar aquellos aspectos que hacen que el paciente se sienta satisfecho con la información, preguntar siempre si han quedado dudas, si es necesaria alguna aclaración… El otro día me ocurrió que, al presentarme, como siempre hago, a un paciente –un hombre joven de unos cincuenta años con un angor, una angina de pecho–, al entrar en la habitación le dije: «Soy el doctor Castro, internista, voy a ser su médico a partir de ahora…» Y él me preguntó: «¿Qué significa internista?» Quería saber ante qué médico estaba para formarse una opinión. Segunda pregunta: «¿Qué pruebas me va a realizar?» Deben explicarse las pruebas que se pueden realizar, acordes con la gravedad del asunto, y otras complementarias, así como los pros y contras de cada postura diagnóstica. El médico tiene que saber preguntar y entrar en la mente del paciente ajustando siempre la información a las necesidades y requerimientos que el paciente mismo expresa. Antes se ha dicho que hay personas que se preocupan más por los aspectos deletéreos de un tratamiento, como la caída de cabello en el tratamiento del cáncer. Yo entiendo que no: a quién tiene un cáncer, que se le caiga el pelo forma parte del tratamiento, se asume como parte de la enfermedad y del proceso de su curación.

en las encuestas respecto a la relación médicopaciente. No es negativo dar protagonismo a los pacientes: es lo mejor para todos, y también para el sistema sanitario. Incluso reduce el número de denuncias a los profesionales: un paciente informado, satisfecho, que a lo largo del proceso ha podido plantear cualquier problema que tuviera, tiene mucha menos tendencia a denunciar. Porque lo peor en la relación entre médicos y pacientes es la desconfianza: cuando un enfermo siente que le dijeron que le harían una cosa y le hicieron otra, que no se lo explicaron, que le hicieron un neumotórax en la UCI y luego le dijeron que le había entrado aire en la pleura espontáneamente aunque fuera un accidente durante la punción… No cabe duda de que si alguna vez se produce algún evento adverso en un tratamiento hay que decirlo a la familia y al paciente; si se actúa así no suele haber problemas. El problema aparece cuando se omite el daño producido y más tarde el paciente lo descubre por su cuenta; entonces se crea desconfianza y animadversión.

octubre noviembre diciembre 2013

41


La alfabetización en salud, una asignatura pendiente JOSE PérEZ

Informe Health literacy, publicado recientemente por la oficina regional europea de la OMS.

Los ciudadanos de la sociedad del conocimiento del siglo xxi se enfrentan a una gran paradoja al abordar la toma de decisiones en lo que se refiere a su salud. Cada vez con más frecuencia se anima a las personas para que tomen decisiones de vida saludables. Sin embargo, no reciben ni la formación ni la ayuda necesarias para acometer estas tareas. Hoy día, hay disponible más información que nunca para lograr llevar una vida sana, para adquirir estilos de vida saludables, para adoptar medidas preventivas ante las enfermedades o para involucrarse activamente en su tratamiento, pero ¿realmente está preparada la población para acceder a esta información, entenderla, procesarla y aplicarla adecuadamente a sus circunstancias particulares?

42

MONOGRÁFICO | compartir |

En Europa es bastante común un nivel bajo de alfabetización en salud. Así se desprende del informe Health literacy (La alfabetización en salud), publicado recientemente por la oficina regional europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La publicación, que expone los resultados de un estudio realizado en ocho países europeos, hace hincapié en medidas prácticas y efectivas que están desarrollando las administraciones públicas y otras organizaciones sectoriales para fortalecer la educación para la salud de las personas. A medida que las sociedades se hacen más complejas, con el consiguiente bombardeo de información (o desinformación), la educación para la salud se convierte en esencial. Pero, ¿qué es la alfabetización en salud? Según definió en 2012 el Consorcio Europeo de Alfabetización en Salud, este concepto «está vinculado a la alfabetización e implica el conocimiento, la motivación y las competencias necesarias para acceder, comprender, evaluar y aplicar información sobre la salud con el fin de emitir juicios y tomar decisiones en la vida cotidiana con respecto al cuidado de la salud, a la prevención de enfermedades y a la promoción de la salud para mantener o mejorar la calidad de vida». Correlación entre la educación sanitaria y el estado de salud Se ha demostrado la correlación entre la educación sanitaria y el estado de salud de las personas. Según el informe de la OMS, «una alfabetización en salud limitada implica decisiones menos saludables, conductas de riesgo, poca salud, menor autonomía y mayor número de hospitalizaciones». Cerca de la mitad de los europeos tienen un nivel de alfabetización en salud inadecuado o problemático. Se constata que la edu-


porcentajes DE alfabetización en salud ExCelentE

Austria

9,9%

Bulgaria

11,3%

suficientE

33,7% 26,6%

9,1%

España

32,6% 38,7%

0%

10%

13,9% 7,5%

29,7% 46,3% 34,4%

36,0% 20%

30%

10,3% 26,9%

35,9%

16,5%

Total

11,0%

50,8%

19,5%

Polonia

35,3% 30,9%

25,1%

Países Bajos

26,9%

39,6%

21,3%

Irlanda

18,2%

35,2% 34,1%

15,6%

Grecia

inadecuada

38,2%

19,6%

Alemania

problemÁtica

10,2%

35,2% 40%

50%

60%

70%

1,8%

12,4% 80%

90%

100%

Porcentajes de alfabetización en salud en 8 países europeos.

cación sanitaria limitada no es un problema minoritario cuando el 12 % de los encuestados refiere una alfabetización en salud inadecuada y el 35 %, problemática. Otro aspecto revelado por el informe son las marcadas diferencias territoriales que existen. De entre los ocho países en los que se realizó la encuesta, la alfabetización en salud inadecuada varía entre el 2 % en los Países Bajos y el 27 % en Bulgaria. En España, este problema afectaría al 7,5 % de la población. Dentro de los países también existen diferencias, siendo algunos grupos de población más vulnerables que otros. Los factores que agravan la alfabetización en salud limitada son el bajo nivel educativo, el reducido poder

adquisitivo, los problemas de salud y la edad avanzada. Para la realización de la encuesta, plantearon a cerca de 8.000 personas cuestiones que valoraban la dificultad percibida en la realización de acciones relacionadas con la salud, como entender las explicaciones del médico, evaluar si la información que ofrecen los medios de comunicación sobre una enfermedad es fiable, buscar información para afrontar problemas de salud mental como la depresión o el estrés, entender la información que proporcionan los envoltorios de los alimentos o participar en actividades que mejoran la salud y el bienestar.

octubre noviembre diciembre 2013

43


El doctor José Carlos Guisado, presidente de la Organización Internacional de Cooperativas de Salud, conversó con los participantes en la mesa redonda dedicada al paciente inteligente sobre los hospitales cooperativos.

Medicina sin ánimo de lucro CARLES TORNER

Los participantes en la mesa redonda con los miembros de la Fundación Espriu.

> Dr. Genís Carrasco: Actualmente estamos ante un debate muy interesante: ¿qué está pasando en nuestro sistema sanitario con la crisis? ¿Cuáles son las perspectivas de futuro?

vos han demostrado que son rentables, al menos para una importante capa de la población. Y lo han demostrado mediante la implicación de los pacientes en la gestión de los servicios

« La Organización Internacional de Cooperativas de Salud atiende a más de 300 millones de pacientes en el mundo.» Los políticos y los gestores suelen plantear dos modelos sanitarios: la medicina de gestión pública y la de gestión privada. Y los medios de comunicación en ocasiones parecen plantearlos como los dos únicos. En esos casos es cuando planteo la existencia de un tercer modelo: el cooperativismo sanitario. Está aquí aunque la opinión pública mayoritariamente desconozca su existencia. Los hospitales cooperati-

44

monogrÁficO | compartir |

sanitarios. SCIAS Hospital de Barcelona tiene una historia exitosa en este sentido, pues el doctor Espriu lo supo plantear de forma aún hoy innovadora, de manera que fuera efectiva y eficiente gracias a la incorporación de los usuarios a la gestión. Ésa es la clave del tercer modelo de gestión sanitaria. > Dr. José Carlos Guisado: Ese modelo es importante internacionalmente. Porque


«El modelo cooperativo hace que estemos todos empeñados en alcanzar la calidad máxima en la asistencia sanitaria.»

SCIAS (la cooperativa de pacientes que es propietaria del Hospital de Barcelona) junto con Assistència Sanitària Col·legial y Lavinia-ASISA, forman la Fundación Espriu. Y la Fundación Espriu ostenta actualmente la presidencia de la Organización Internacional de Cooperativas de Salud, que atiende a más de 300 millones de pacientes en el mundo.

300 millones registrados, porque hay más. En China, por ejemplo, donde sabemos que existen servicios de salud que están cooperativizados, pero no registrados. Recientemente hemos incorporado las cooperativas de salud de Turquía, que serán admitidas pronto, en la Asamblea de la Alianza Cooperativa Internacional, que se reunirá en noviembre de 2013

El Hospital de Barcelona es un hospital cooperativo y un modelo de gestión conjunta por parte de médicos y pacientes.

octubre noviembre diciembre 2013

45


« Los hospitales cooperativos han demostrado que son rentables, al menos para una importante capa de la población.»

en Ciudad del Cabo. Es nuestra paradoja: el modelo cooperativo que reúne médicos y pacientes tiene todo el reconocimiento internacional, pero es menos conocido dentro de España. Quizás porque el modelo cooperativista no es de derechas ni de izquierdas sino que acoge ambas tradiciones, con el inconveniente que finalmente ninguna de las dos nos reivindica. La solución de la crisis mundial, estoy convencido de ello, pasa por las cooperativas: las tenemos al lado de casa, pero no las conocemos suficientemente. > Dr. Genís Carrasco: En diversos debates a los que asisto, suelo dar las cifras de los asociados al cooperativismo sanitario en países tan distantes como Japón o Suecia, sin olvidar ofrecer datos de la buena salud económica del cooperativismo sanitario en España. Y la gente suele sorprenderse mucho, porque lo desconoce. Hay que mejorar el marketing del modelo cooperativo, difundiendo lo que lo singulariza: la participación de los médicos y de los pacientes en la gestión de la salud. > Dr. José Carlos Guisado: Es el famoso eslogan del doctor Espriu: “Una medicina socialmente satisfactoria para el profesional de la medicina y para el usuario”. > Dr. Genís Carrasco: La principal virtud del modelo es que es sencillo: conseguir una relación simétrica entre médicos y pacientes. > Dr. José Carlos Guisado: Hace poco di una conferencia en la Agencia de Evaluación de la Calidad de Andalucía. Se me pidió que hablara de los hospitales cooperativos y causó mucha sorpresa saber que nuestro hospital en Madrid, el Hospital Moncloa, es el primer hospital de Europa con EFQM, con el máximo nivel de la calidad, el llamado Sello de Oro. ¿Por qué? Estoy convencido de que el modelo cooperativo hace que estemos todos empeñados en alcanzar la calidad máxima. > Santi Alfonso: El paciente, el usuario, no

46

monogrÁficO | compartir |

suele conocer cómo se gestionan los hospitales: qué estructura tiene el Hospital Clínic de Barcelona o cualquier otro. Nuestras asociaciones de pacientes les explican ese funcionamiento, cuáles son sus derechos y deberes y cómo pueden reclamar al sistema. > Dr. José Carlos Guisado: Un matiz: el cooperativismo sanitario que promueve la Fundación Espriu no es medicina privada, sino medicina no pública. Es un matiz relevante. La gestión solidaria es lo que nos caracteriza. > Dr. Genís Carrasco: No se trata de distinguir entre lo público y lo privado sino entre medicina con o sin ánimo de lucro. Tanto el modelo público como el privado tienen sus ventajas e inconvenientes, y el debate está lleno de matices interesantes. Pero si hablamos de modelos innovadores de gestión, sí que existe una diferencia substancial: si el modelo busca o no el provecho económico. En la gestión de SCIAS, ASC y ASISA, lo que nos distingue es que no tenemos ánimo de lucro. Ni nuestros médicos ni nuestros pacientes cooperativistas reciben nunca beneficios, sino que los reinvierten en la propia organización con un único objetivo: hacer la mejor medicina para satisfacción de los pacientes, y con su participación. Ésa es nuestra aportación al debate europeo entre modelos de gestión: debe ser entre organizaciones sanitarias non profit y las que tienen una perspectiva de profit. Con o sin ánimo de lucro. Ésa es la diferencia esencial, la que marca la forma de gestionar los recursos. > Montserrat Caballé: En nuestro sistema no hay retorno cooperativo, sino que todos los beneficios se utilizan en seguir dando la mejor asistencia posible. > Dr. Genís Carrasco: La buena medicina me parece difícil de conjugar con la perspectiva del afán de lucro. Es muy difícil contentar a los accionistas y hacer una medicina de cali-


« Sin duda, es la gestión conjunta de médicos y pacientes lo que hace tan positivo al Hospital de Barcelona.»

dad y sostenible en nuestro entorno económico. Me gusta hablar de una medicina solvente. SCIAS y ASC, y ASISA también, han demostrado que no son sólo sostenibles sino también solventes, porque no han olvidado prepararse para los cambios de la sociedad, del mercado, de las nuevas tecnologías, de los avances médicos… Ser solvente es tener esa capacidad de adaptación a los cambios y evoluciones del mercado sanitario. > Montserrat Caballé: Sin duda es la cogestión, la gestión conjunta de médicos y pacientes, lo que nos hace tan positivos. El doctor Guisado me comentaba que dio una conferencia en la universidad de Bolonia explicando nuestro modelo y que el público se mostró muy sorprendido. Una de las preguntas que le hicieron fue: ¿Cómo es posible que los usuarios decidan qué nueva maquinaria hay que comprar para el hospital? Pues es así porque los usuarios están bien asesorados. Y deciden, conjuntamente con los médicos, en lo que llamamos un modelo de cogestión, de manera que entre todos podemos priorizar el

gasto para conseguir, con nuestros recursos necesariamente limitados, el mejor funcionamiento del hospital. Cada miércoles por la tarde se reúne la comisión integrada por los responsables de la cooperativa de médicos y la de usuarios. La comisión de grupo, con el asesoramiento de las diferentes comisiones técnicas necesarias, elabora y eleva al Consejo Rector, con el concurso de dirección, las propuestas sobre los diferentes temas que atañen a la buena marcha del grupo, para su aprobación, si procede. > Dr. José Carlos Guisado: Nuestra propuesta es original porque aúna la perspectiva de médicos y pacientes. Hay ejemplos paradigmáticos de cogestión, como el Hospital de Barcelona, que demuestran que nuestro modelo no sólo es idealmente bueno sino que es perfectamente factible y que es eficiente. Nos lo copian en el mundo entero. Quizás nos cueste darnos a conocer dentro de nuestras fronteras, pero recibimos visitas continuas de delegados y comisiones procedentes de Europa del Este, de Latinoamérica, de los países escandinavos…

octubre noviembre diciembre 2013

47


Médico y paciente son un mismo equipo No hace muchos años, al ver que un médico hacía mala letra, más de uno decía: «¡Es que no quiere que se le entienda!» Afortunadamente, los médicos que hacen mala letra están actualmente en franca minoría –entre otros motivos porque las nuevas tecnologías han ido arrinconando la escritura a mano– y, además, los que no hacen el esfuerzo de comunicar y de compartir sus conocimientos de manera didáctica son realmente una rara avis. La figura del médico ha cambiado mucho en relativamente pocas décadas, y en la mayoría de casos el cambio ha sido positivo. El médico del siglo XXI suele tener una actitud empática con el paciente; además de preocuparse por su enfermedad, también se interesa por su situación personal y laboral, que lógicamente puede sentirse afectada por la enfermedad. Hoy, está claro que médico y paciente forman parte de un mismo equipo que lucha por curar la enfermedad o minimizar sus consecuencias. La necesaria confianza mutua entre médico y paciente ha ido ganando terreno. Pero aún tiene que ganar más, porque es evidente que conlleva numerosos beneficios para ambas partes.


Las enfermeras de las siete y media... Las enfermeras de las siete y media en los primeros bares.

Vuelvo a casa y me detengo a verlas, son la última caricia, las llamo una a una por sus ojos, abro el portal mientras ya escucho las primeras sirenas. Fernando Beltrán (de Bar adentro)

MAR AGUILERA

Del libro 50 poemes amb àngel, Barcelona: Ed. Ara llibres, 2013.

CULTURA > PAUSA

Ángeles caídos de la cama para curar enfermos.

49


CULTURA

En el corazon de un hospital

50


de la India

Fotografia MANUEL VIOLA


El director médico del Hospital El Ángel de Asisa en Málaga, el doctor Manuel Viola, es un gran aficionado a la fotografía. Siempre lleva una cámara de fotos en sus vacaciones, lo que le permite disfrutar del viaje a posteriori, recordando paisajes y escenas de la vida cotidiana que ha conocido. Uno de sus últimos viajes ha tenido como destino la India. En una ciudad mediana de este país tuvo la ocasión de visitar un hospital, cuyas fotos ha decidido compartir con los lectores de esta publicación.


En este centro hospitalario no se quejan de la falta de medios materiales sino humanos: faltan médicos, enfermeras… “¿Para qué queremos aparatos si no tenemos suficiente personal preparado para hacerlos funcionar?”, razonan. Los niños que nacen –la natalidad en la India sigue siendo elevada– no tienen cuna: los ponen en el suelo, con mantas y arrullos. Las condiciones higiénicas son claramente mejorables, y las posibilidades de contagio de los pacientes bastante altas. ¿Desesperación? Mirémoslo desde otro prisma: queda mucho trabajo por hacer. Daniel Romaní


HOLA, HAY ALGUIEN? Cuando te quedas sin casa, sin trabajo, sin recursos para seguir adelante, el miedo y la angustia te rodean. Cuando no puedes dejar pasar más tiempo, sólo quieres sentirte amado y que alguien te ayude. “Venid a mí los que estéis cansados y agobiados, y yo os aliviaré”. Mt. 11,28

Ahora haz tu donación a través de la App de Cáritas, descárgate aquí la aplicación.

933 013 550 www.caritasbcn.org facebook.com/caritasbarcelona twitter.com/caritasbcn


BAJO LA LLUVIA Bajo la lluvia, vía, silencio, árboles, vidas lejanas. Contemplo sin pesar mi paso que se borra. ME GUSTARÍA DECIRLO CON MIS LABIOS DE VIEJO Con sufrimiento he visto. Ya no recuerdo el mar. Camino el surco último, después vendrá el desierto. Bajo cielos clarísimos, escucho cómo el viento me dice mi ganado nombre, este mi nombre: “Nadie.” Serán tiempos de calma, y me decanto a mirar por vez final la luz de un largo ocaso. Ahora, sin miedo alguno, solo, me iré alejando, noche adentro, Dios adentro, por la arena y la sed. Salvador Espriu (traducción de Ramon Pinyol Balasch y Andrés Sánchez Robayna)

En realidad, es cuestión de talante. Hay quien se hace erigir estatuas ecuestres y moles de mármol con la intención de que su fama perdure más allá de la muerte. Y hay, también, quien intenta pasar por la vida levantando la mínima polvareda posible, sin dejar apenas rastro, deseando que la lluvia se encargue de aclarar y de borrar todo aquello que en nuestras existencias hay de sobrante y de excesivo –que es mucho. Los dos poemas elegidos, incluidos en la recopilación Las horas (1952), constituyen una meditación renovada sobre el antiguo tema de la vanidad. Casi como si le fuera vocación, el yo lírico manifiesta su pasar efímero, la insignificancia de todo, las huellas que se borran. Y lo hace sin gestos trágicos ni aspavientos, como quien ha comprendido el auténtico argumento de la historia.

RECORDANDO A SALVADOR ESPRIU | Gemma Gorga

Bajo la lluvia

55


Inconscientemente, al leer Bajo la lluvia inspiramos, posiblemente, perque nos inspira.

56

El mismo Salvador Espriu, en una entrevista concedida a Baltasar Porcel en 1966, se confesaba de poca vida: «le sorprendería ver lo poco que como», decía con aire travieso. Si bien trazar paralelismos entre vida y obra es siempre una actividad de alto riesgo, en este caso resulta demasiado tentador. ¿Cómo no adivinar, tras la reconocida frugalidad en la mesa, la expresión de una frugalidad que se extiende a otros ámbitos de la vida? Estamos ante una persona austera que huye de la complacencia del exceso, empezando por el exceso verbal: «¿Por qué tantas palabras / para mi cansancio?», se pregunta en El caminante y el muro. El poema “Bajo la lluvia “ es en sí mismo huidizo, mínimo, con un cierto tono de acuarela oriental, pronta a desvanecerse bajo el agua. Pocas palabras, en perfecta consonancia con lo que se expone. Pero estos cuatro apuntes dispersos –árboles, camino, silencio, vidas lejanas– tienen la capacidad de ensanchar increíblemente el horizonte mental y el espacio respirable del poema. Inconscientemente, al leerlo inspiramos (posiblemente, porque nos inspira). Ahora bien, la constatación de la propia pequeñez no suscita la angustia del sujeto, sino una dulce conformidad. Todo sucede, como apunta el cuarto verso, «sin pesar», como aquel lejano «morir conforme» que preside las Coplas de Jorge Manrique. He aquí la sabiduría de una vida que no necesita singularizarse entre las otras –y menos subrayarse frente a las otras o contra otras– para adquirir sentido. Más bien late el deseo de confundirse con el entorno natural, de invisibilizarse, de no sobresalir. En resumen, estamos ante el imperativo ético de la discreción. Esta idea se perfila aún con más radicalidad en el segundo texto, “Me gustaría decirlo con mis labios de viejo”, donde el nombre que el poeta reclama para sí mismo es Nadie. De repente, el poema da un salto atrás, retrocede más de veinticinco siglos y nos sitúa en la cueva de Polifemo, que ahora retiene como prisioneros a Ulises y sus compañeros. Cuando el cíclope pregunta al astuto griego cuál es su nombre, él responde (recordémoslo en latín) Mihi nomen est Nemo, es decir, Mi nombre es Nadie. Así, cuando Ulises, después de emborracharlo con vino, le clava una estaca en su único ojo, Polifemo grita asustado de dolor que Nadie está tratando de matarlo. El ardid, que revela una vez más la sagacidad del héroe homérico, toma un cariz totalmente distinto en el poema de Espriu. No es el ingenio humano ante la adversidad lo que ahora nos conturba. Ulises se transforma en Nadie para sobrevivir y, paradójicamente, tras ser Nadie se acrecienta, aumenta su dimensión

heroica, deja en nosotros un recuerdo indeleble. En el poema de Espriu, el yo lírico se transforma en Nadie justamente con la voluntad contraria: de disminuir, empequeñecerse, disolverse en lo que le rodea hasta llegar a ser nadie, ahora sí, en minúsculas. En manos de nuestro autor, la narración mitológica se ha renovado desde la raíz y ha convergido con la meditación ascética sobre la vanidad. Hay aún otro detalle –fundamental, como suelen serlo los buenos detalles. El poeta se refiere a este nombre, Nadie, no como aquél que le ha sido concedido casualmente, sino como aquél que se ha ganado a pulso: «Bajo cielos clarísimos, escucho como el viento / me dice mi ganado nombre, este mi nombre: “Nadie”.» Porque el nombre se hace, en el sentido que hay que ganarlo y merecerlo. Encontramos esta concepción en los inicios del judeocristianismo, en la tradición exegética basada en los nombres de Dios y en el letrismo cabalístico. Recordemos, también, como el caballero andante de la tradición artúrica –pongamos por caso, Parsifal– anhela por encima de todo hacerse un nombre, encontrar el nombre auténtico que se ajuste a su identidad. Averiguar quién soy implica averiguar cómo me llamo. Identidad y nombre son las dos caras de una misma moneda. También en el poema de Espriu, el nombre se revela al final de un trayecto y es la culminación: «Camino el surco último». El nombre es el destino por fin cumplido. Lo expresa bellamente Jean Starobinski cuando escribe: «Nuestro nombre nos espera por anticipado». Sólo tenemos que llegar. Descubrirlo y tomar posesión de él. Y si en el poema “Bajo la lluvia” la desaparición se asumía «sin pesar», ahora el anonimato se acepta igualmente «sin miedo». Como si la verdadera dimensión de la existencia fuera la humildad, donde las cosas importantes pasan en voz baja, muy cerca de la invisibilidad. En un mundo como el nuestro, dominado por el exceso, por la parafernalia estridente y por la tiranía del ego (no sólo, pero también en el ámbito del arte), me atrevería a calificar de transgresor el gesto de la persona que reivindica este tipo de discreción (no caracterológica, sino ontológica). Si, como apuntaba Albert Camus, el hombre rebelde es aquel que dice que no, aquí tenemos un hombre esencialmente rebelde: es decir, rebelde en lo esencial, y no sólo en las formas. El yo lírico se niega a los cantos de sirenas, a la falsedad de una trascendencia a bombo y platillo. Y tiene la valentía de reconocer que es Nadie, que su nombre ganado al final del camino es Nadie. Y Nadie no deja huellas.


| compartir | octubre novembre desembre 2013

CALIGRAFĂ?A KEITH ADAMS

57


58 CULTURA > CÍRCULO VICIOSO | Joma


fundaciÓN espriu

| compartir | es el órgano de expresión de la Fundación Espriu

Av. Josep Tarradellas, 123-127, 4a pl. ı 08029 Barcelona ı Tel.: 93 495 44 90 ı FAX: 93 495 44 92 Juan Ignacio Luca de Tena 10 3ª ı 28027 Madrid ı Tel: 91 595 75 52 fundacionespriu@fundacionespriu.coop ı www.fundacionespriu.coop

Profile for Fundación Espriu

Compartir 92 versión en español  

COOPERAVISMO SANITARIO La Fundación Espriu, entre las empresas líderes de la economía social MONOGRÁFICO La participación activa del pacient...

Compartir 92 versión en español  

COOPERAVISMO SANITARIO La Fundación Espriu, entre las empresas líderes de la economía social MONOGRÁFICO La participación activa del pacient...

Profile for fespriu

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded