Page 1

#EN10MINUTOS

#EN10MINUTOS MARTES 18 DE OCTUBRE DE 2011

No. 19

mi primera vez en un festival. Por Sony Etznab

HOMOGÉNICO por Ángel Conto

CORONA CAPITAL 2011 Música que sabe a México por David Knightt

CORONA CAPITAL 2011 El regreso de la gente WUUU

por @_MisterStrange


#EN10MINUTOS

DIRECTORIO Dirección General Eduardo Mondragón Santana Dirección Editorial Sonia González Frías

CONTACTO @en10minutos

Coordinación y Edición de Fotografía Juan Carlos Terrazaz Ortíz Diseño Editorial: Violeta Santillán Paredes

COLABORADORES:

en10minutos@ymail.com

#EN10MINUTOS

Ángel Conto E. Rocha David Knight Juan Carlos Sony Etznab @_MisterStrange Violeta Santillán Foto Portada: David Knight

#EN10MINUTOS #19 semana del 18 al 24 de Octubre de 2011. Los artículos aquí publicados son responsabilidad y propiedad de sus respectivos autores.

1


#EN10MINUTOS

CONTENIDO 4 6

YO

7

WE

H OMOGÉNICO C ARTÓ N

NO SOY DE LOS INDIGNADOS…

(Parte 1)

por Ángel Cónto

EL

CREADOR

por E. Rocha

P RINCIPAL C RÓNICA

ARE ALL MADE OF STARS. MI PRIMERA VEZ EN UN FESTIVAL por Sony Etznab

10

C ORONA

13

C ORONA

CAPITAL 2011 EL REGRESO DE LA GENTE WUUU por @_MisterStrange

F OTOGRAFÍA

CAPITAL 2011 MÚSICA QUE SABE A MÉXICO por David Knight

2


#EN10MINUTOS El fin de semana estuvo lleno de música, el festival Corona Capital llegó al Autódromo Hermanos Rodríguez, reunió a la banda, nos olvidamos por unas cuantas horas de lo que sucedía acá afuera, las presiones de la chamba, de la escuela, de la casa, los malos humores y malos ratos desaparecieron, la buena vibra, las sonrisas y la actitud chévere, reinaron este sábado en la ciudad de México. Este es un número, podríamos decir “especial”, en el que compartimos la crónica de una servilleta y de un colaborador que amablemente nos prestó la suya, que publica en su blog: el señor extraño, al cual le agradecemos infinitamente, sobre lo ocurrido el 15 de octubre. También agradecemos a David Knight por facilitarnos las hermosas fotografías que tomó el día del evento con su teléfono, las cuales podrán disfrutar en la sesión y que también aparecen ilustrando los textos. Como siempre un grandísimo honor contar con la participación del maestro Eduardo Rocha y su “Creador” y nuestro amigo Ángel Conto, quien semana a semana, nos comparte su “Homogénico”. No les quitamos más el tiempo, los invitamos a quedarse tan sólo 10 minutos en este lugar.

EDITORIAL 3


#EN10MINUTOS

HOMOGÉNICO HOMOGÉNICO POR ÁNGEL CONTO

YO NO SOY DE LOS INDIGNADOS… (Parte 1)

S

oy egresado de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, una de las carreras –me dicen– más saturadas en las aulas y con menos oportunidades de trabajo en las calles. Sin embargo, ni todos eran tan buenos en la Universidad y tampoco todo fue tan malo afuera. Encontré trabajo en una empresa de publicidad de primer nivel. Una de las más grandes y más influyentes. Trabajo 12 horas al día aunque, cuando me lo han pedido, me he quedado más. De mi casa a la oficina haga 2 horas. Tomo dos caminos. Uno de mi casa al paradero del metro; ese me cuesta 11 pesos. Ahí, el siguiente camión me cuesta 5 pesos más. 16 pesos, por dos viajes: 32 al día, de lunes a viernes: 160 pesos a la semana. El tránsito siempre es un desmadre pero entretengo. Escuchando mi iPod. Viendo los coches junto al microbús pasar. A veces me pregunto si sería más fácil si tuviera mi propio vehículo, si algún día podré juntar para comprar uno y si, una vez que sea mío, gastaré más en gasolina, tenencia, seguro, verificación o cualquier talachita que vaya saliendo, que lo que me, a cuesta de olores, empujones y arrimones, ahora invierto cada día. En la chamba no me va mal. Aunque no aplico ninguno de los conocimientos que aprendí en la Universidad y tampoco parece que mi posición dentro de la empresa vaya a cambiar, al menos tengo trabajo. Mis vecinos ni eso. Mi papá se la pasa todo el día diciendo que las cosas cada día están más caras. La verdad ni yo sé cómo le hace con lo que le pagan. Somos 3 hermanos. Yo soy el más grande. Mis carnalitos todavía van a la secundaria y, por lo que sé, entre uniformes, útiles y todo lo que los maestros piden, me sorprende que en la casa

la comida no falte. Doy gracias, hay gente que está peor. Cuando, de camino a la oficina, paso junto al bordo, el olor de la basura me lo recuerda. Aún así, me pregunto por qué. Si yo tuve la oportunidad de ir a la Universidad, ¿qué le deparará a todos aquellos que ni la secundaria terminaron? ¿Qué pasaría si un día corren a mi jefe y mis hermanos ya no pueden ir a la escuela? Y aún así, cuando abstracto en mis sueños se me olvida que el destino – según entiendo– está escrito, me quedan los momentos de aislamiento. Recuerdo los días cuando en la facultad, por 15 pesos, con una bolsita de mota y leyendo a Weber, nos íbamos a las islas a soñar con el Estado y la violencia que –según él– eran uno mismo. Eran los días fáciles. No sabía que para que yo trajera esos 15 pesos en la bolsa, mi papá tenía que salir y fletarse todo el día para que sus pinches jefes –que seguro andan en carro del año y gastan millonadas en papel higiénico– le dieran una miseria de pesos por su trabajo. Ahora, cada que escucho al Presidente en la televisión decir que vamos por buen camino me pregunto: ¿en qué camino va usted señor Presidente? ¿Qué caminos ha recorrido usted? Porque no se parecen a los míos, ni a los de mis amigos, a los de sus papás ni a los de los míos, y tampoco a los de nuestros abuelos. No lo culpo. No soy tan tonto. Las crisis –de cualquier tipo– no son consecuencia de una persona sino de estas en su conjunto. No sé si el Presidente sea bueno o no, pero, y si sus intenciones fueran las mejores: ¿de qué serviría si todos los demás no hacen nada? Si los empresarios rapaces –como les dice una de mis periodistas favoritas–, si las empresas clientelares –como ella las califica–, no ven más allá de sus intereses; ¿cómo

4


#EN10MINUTOS va a avanzar el país?. El transporte público es la postal urbana más atípica y aproximada de la ciudad, y, también, de sus sociedades. En el metro, en las combis, en los microbuses. Ahí uno se da cuenta de la verdadera cara de la reaalidad. Al menos de la realidad más inmediata. De los desvelados (tal vez tienen dos trabajos y apenas se dan abastos); de los que no se bañan (a lo mejor en sus colonias esa mañana no hubo agua); de los que entran corriendo y empujan a todos sin importales nada ni nadie (quizás se les hizo tarde o, también, puede que estén hasta la madre). No lo sé. En la gama de teléfonos celulares es fácil detectar las necesidades de cada uno. Los que lo traen para farolear; los que ahí mismo llevan sus vidas y con sus parejas se mensajean; los que incluyen correo y, en los trayectos entre su casa y la oficina, nunca terminan de trabajar. Yo escucho mi iPod, lo miro y sigo pensando. En la televisión me entero de otras cosas. Sé que hay muchos chavos, y otros no tanto, que se están manifestando. Les dicen los indignados. En Inglaterra, en España, en Chile, en Estados Unidos, en todos lados parece estar pasando algo. Aquí no. Cuando viajo en colectivo por las noches de regreso a casa me percato: mucha gente está sola. Yo también. Vamos todos juntos, pero solos. ¿Será ese el camino del que habla el Presidente? La vida citadina –como dijo no sé qué autor– en los hechos: miles de personas viviendo juntos en soledad. Eso es lo que está pasando. Aquí y en todos

5

lados. No hay trabajo. Y el poquito que hay, es malo o mal pagado. No hay educación. Y la poquita que hay, es mala y discrimina. Yo llevo trabajando en esta empresa 5 años. No me quejo, es mejor que no tener nada. Me pagan 3, 500 pesos a la quincena: 7 mil al mes. Como 6, 500 ya con mis descuentos. Menos 640 de transporte, me quedan 5, 860 pesotes. Menos 50 pesos de comidas al día (porque no puedo gastar más): 1, 000 pesotes al mes. Aún así, me sobran 4, 860. Eso significa que tengo para gastar diariamente: 162 pesotes. ¿No está mal, eh? Con eso, tal vez en unos diez años sí me pueda comprar mi coche. Lo malo es que así jamás podré salirme de mi casa. Mi papá dice que ya estoy huevudo. Que me tengo que mochar con una lanita. A veces hasta me preguntó qué sería de mí sin esos condones que luego la Secretaría de Salud regala en las calles?. Ya la hubiera cagado desde cuando (jaja). Mi novia dice que no quiere tener hijos. A ella le va un poquito mejor. Es enfermera. Casi no nos vemos porque también trabaja todo el día pero nos queremos. En la colonia dicen que somos de provecho. Se les hace raro que, yo a mis 29 y ella a sus 27, todavía no tengamos niños. Aquí la mayoría nomás acaba la secundaria y ya se amolaron. Un chamaco y luego otro. Así hasta que el circulo se cierra. Pero esa es otra historia. Lo que decía yo es que además de que el mundo es muy desigual, yo creo que también estamos muy solitos…# (continuará)


#EN10MINUTOS

6


#EN10MINUTOS

por Sony Etznab

mi primera vez en un festival.

E

l día estaba soleado, llegamos a la Playa del Corona Capital a echarnos un rato en el pasto y beber una cerveza, me sentía tranquila porque el cielo se encontraba despejado, lo cual mitigaba mi angustia de que se soltara la lluvia y también sonreí porque vi feliz a la muchachada: todos bailando, besándose, abrazándose, brincando, cantando…nosotros explotamos en Moby.

7

Los recuerdos de la preparatoria palpitaban en mi pecho al escuchar las rolas en vivo de Richard MelvilleHall, nombre real del creador de música electrónica que apareció con éxito en los noventas, mi novio me contó la historia del origen de su sobrenombre pues Moby Dick fue el libro que su tío bisabuelo escribió muchos años atrás . Me prendió we are allmadeall of stars, la gente que estaba frente a mí lo gozaba igual, agitando sus manos, rebotando en


#EN10MINUTOS

el piso, sacudiendo las melenas. Las luces me transportaron a un viaje astral en el que todos estábamos conectados en mente con las notas, sentí que los seres humanos fuimos creados de un elemento único y especial. Creí entonces que sí… somos iguales, que todos podemos brillar del mismo modo, pues al fin y al cabo estamos hechos de estrellas. La energía y el sudor estaba a tope cuando se me ocurrió ir al baño (que estaba hasta el otro extremo, cerca del escenario principal) mientras avanzábamos hacia los sanirent, escuchamos como iniciaba porcelain; la música inundaba nuestros oídos, los vellitos de mi brazo no se contuvieron, se erizaron y escuché latir muy fuerte mi corazón, el viento nos volaba el cabello y las mariposas llegaron a mi estómago a revolotear en coro. Nos fuimos a buscar el escenario donde estaría Portishead, mientras nos despedíamos de Moby quien interpretaba why does my heart feel so bad, todos la coreaban y yo me acordé del video, que siempre me pareció muy triste así como la canción, en el ambiente se percibía una gran nostalgia pero la conexión seguía presente. Nos perdimos un poco, había mucha gente y la distancia entre escenarios era muy larga, decidimos seguir a la manada; en el camino nos encontramos con más y más cerveza, agua, más baños, pasamos por el área de comida, lámparas hechas con botellas de coca cola, largas filas para comprar algo con qué refrescarnos, chavos y chavas por todas partes, brotaban de cualquier lugar (80 mil asistentes) me parecía impresionante, todo lo enorme del lugar y la cantidad de personas que fueron. La vibra era de emoción, de euforia, mis ojos

se alegraban al ver que todos andaban como en un estado chido, no vi discutir mas que a una pareja de novios, en tanto mi novio y yo no parábamos de reírnos de cosas que veíamos, traíamos una especie de sensaciones acumuladas que pudimos sacar en el concierto de Portishead. Estábamos buscando a nuestro amigo Ángel, pero no lo encontramos, nos acomodamos a lado de la zona VIP para escuchar a Beth Gibbons, quien nos hipnotizó desde la primera rola, veía como todos trataban de acercarse al escenario, algunos corrían, me encontré a Iván, pensé lo curioso que resulta encontrarse a alguien en medio de tantísima gente, como una casualidad rara del destino, son de esas cosas que siempre me sorprenden. Aprovechamos para acostarnos en el piso a ver las estrellas mientras Portishead disparaba sus notas de machine gun, yo me sentí feliz de poder estar en medio de ese concierto y a pesar de no ser fan de aquél grupo, la calidad del sonido me hizo vibrar con todas sus rolas, especialmente Glory box que soltó los gritos de los asistentes, quienes muy fuerte cantaban a coro “give me a reason to be… a woman”. Regresamos al escenario principal para ver a los Strokes, yo me sentía en un parque de California, y que al salir nos encontraríamos en alguna avenida, como Anaheim, pues el clima era cálido y prácticamente estábamos en una playa, con palmeras, arena, canchas de voleibol y todo. El señor Casablancas me pareció algo fodongo, el sex simbol murió (pensé entre mí), mis favoritas fueron claro lastnite y reptilia. Salimos por un lugar distinto al que entramos,

8


#EN10MINUTOS

a mí se me hace que caminamos mucho, pero pude conocer aunque sea por fuera al Foro Sol, y como una broma de la vida nos encontramos ya hasta la salida con Ángel, el amigo que estuvimos buscando durante todo el evento, así llegamos caminando hasta la calle 51 donde dejamos estacionado el auto por la módica cantidad de 60 pesitos. A mí me hubiera gustado ver a Torreblanca, también tener crédito para llamarle a nuestro amigo, me hubiera gustado comer una de esas paletas de limón, pero fuera de eso…mi primera vez en un festival me pareció increíble, la pasé bomba, disfruté como escuincla, me divertí, me emocioné, grité y todo eso que se hace en los conciertos. Espero que sea la primera vez de muchas…mi papá me preguntó que por qué el boleto estaba tan caro, yo le dije que enserio, enserio valió la pena.#

9


#EN10MINUTOS

Corona Capital 2011

el regreso de la gente wuuu Por @_MisterStrange

E

staba recostado en mi cama esperando al señor del gas con todo mi itinerario bien preparado para el Corona Capital (el festival que organiza uno de los monopolios que dominan el mercado de la cerveza, y que faltaba más, hasta se da el lujo de ponerle el nombre de uno de sus productos), cuando recibí un

mensaje para entregar un par de boletos que había comprado para un amigo que canceló a última hora y me pidió que se los diera a su hermana y su cuñado. El tiempo se iba y tuve que sacrificar algunas bandas vespertinas que pensaba ver: Wild Beasts y El Columpio Asesino. Lo chido es que fuimos a comer a Los Pericos, unos

tacazos de ahí por la Narvarte que están de no mames. Llegamos a la Puerta 5 del Autódromo Hermanos Rodríguez como a las 5 y media de la tarde. Aún tenía la esperanza de ver a M83. El flujo de gente era más o menos

10


#EN10MINUTOS

como cuando llegan los peregrinos a la Villa el 12 de diciembre. Si fuésemos un pueblo más dicharachero y compatriota, no habría pedo: podrías cambiar de banda un rato y cuando se pusieran malacopas buscarías mejores compañías. Pero la manada es la manada, y si te pierdes en ella en un festival como éste, ya valiste madres. Yo lo supe demasiado tarde, cuando la señal del celular se perdió para siempre y sólo podía recibir mensajes. En el trayecto, también perdí a los amigos con los que venía. Otra de las cosas que apestaron del Corona Capital es que no había dónde cargar crédito a tu celular si se te agotaba el saldo. Según esto, había unos cajeros automáticos en donde más que filas, muéganos de gente borracha trataban de hacerlos funcionar hasta que los desmadraban. Sin esperanza ya de volverme a encontrar con alguien decidí ver al menos algunos grupos para la reseña del blog. Estuve un rato en el escenario Corona Light, en donde alcancé a escuchar algunas rolas de los CSS, que habían causado sensación en uno de sus conciertos vistiéndose como los personajes del Chavo del Ocho. Lovefoxxx se rifa en el escenario y tienen un buen repertorio de rolas pegadoras como Alala. Además, andan estrenando disco. En el siguiente horario tenía una disyuntiva: Moby o The Rapture. El pelón vegano me cae bien y prende a la bandera.The Rapture, por su parte, son los papás de esa mamada llamada dance-punk, que tanto me llama la atención. Me quedé un rato a escuchar los éxitos de Richard Melville Hall, que a sus 46 años le da sus zapes a esas banditas lelas que tocaron en la mañana, con rolas como We are all made of stars, Porcelain o Bodyrock. Antes de que terminara Moby corrí al escenario Bizco Club con el sueño guajiro de escuchar la última de The Rapture, pero fui engullido por las hordas de orcos que gritaban: “¡chichis pa’ la banda!” y “!chelas pa’ la banda!”; según la ocasión.

11

El público mexicano tiene una característica, casi, casi intrínseca: para todo grita ¡wuuu!:This fucking concert sucks… ¡Wuuuuuuu! Your mother is my bitch, ¡wuuuuuuuu! Fucking assoles, don’t scream wuuuu, ¡wuuuuuu! Ad infinitum. Yo lo llamo efecto colateral de euforia alcohólica, y fue uno de los ingredientes del concierto de Portishead. Pienso que la mitad de los que estuvieron presentes la noche de ayer en el escenario Capital, no podrían mencionar el nombre de cuatro rolas de Portis. Sin ir más lejos: detrás de mí había dos chicas ebrias tarareando las primeras notas de all mine, aún después de que la tocaran. Sin embargo, el repertorio de Portishead, hizo que valiera la pena ahorrar esos 650 pesos tres meses antes: Sour times, Mysterons, Glory box, Wandering star, The rip, Silence, Machina gun, We carry on, Roads,Threads; puta, fueron los masters indiscutibles de la noche. Un pastel sonoro con capas y capas de reverberaciones. Los legendarios dioses del trip-hop habían renacido. Aturdido aún por los acordes polisaturados de Portishead, me dejé llevar por la marejada que se dirigía al escenario Corona para libar a la última banda del día: The Strokes (yo hubiera cerrado con Portishead, pero en fin, sólo soy un humilde blogger), los precursores del look tenis Vans y pantalones ajustados. Con The Strokes, pasa lo que con Guns and Roses y U2: tienen rolas pegajosas y generacionales que garantizan que mantendrán bailando a los fans y no tan fans. Julian Casablancas (ignorante del idioma español confeso) tuvo sus mejores momentos en rolas como Last nite, Reptilia, Machu Picchu, Take it or leave it y New York city cops. Su punto débil, definitivamente es la espontaneidad: tocan las rolas exactamente igual, no arriesgan mucho en el escenario (a estas alturas, de hecho, no les importa) y sólo siguen el guión al pie de la letra. Vamos, ni siquiera se animaron a tocar algunas rolas extras después de las 11:30, cuando, según lo vaticinado por los dioses del rock, se terminó el hechizo, y todos regresamos a nuestras respectivas crujías convertidos en calabazas.#


#EN10MINUTOS

12


#EN10MINUTOS

CORONA CAPITAL 2011

<< 13

por

David Knight


#EN10MINUTOS

14


#EN10MINUTOS

15


#EN10MINUTOS

16


#EN10MINUTOS

17


#EN10MINUTOS

CORONA CAPITAL 2011 << por

David Knight

18


#EN10MINUTOS

#EN10MINUTOS

EN10MINUTOS 19  

Una opción más de la infinidad de propuestas que circulan por la red, solo que aquí creemos que podran leernos.....#en10minutos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you