Page 1

Plaza Mariana abre sus puertas Después de 10 años finalmente se inauguró la Plaza Mariana, lugar que se ubica en la Basílica de

Guadalupe y que cuenta con un gran número de servicios para los visitantes. PÁGINA 3

El Observador DE

23 de octubre de 2011

AÑO 17

No. 850

elobservadorenlinea.com

ACTUALIDAD $10.00

Fundado en 1995

REDESCUBRIR EL CATECISMO Y EL CONCILIO VATICANO II

PÓRTICO

Se anuncia año de la fe

Por Jaime Septién

jaimeseptien@elobservadorenlinea.com

Catolitel

L

a Iglesia católica se pone al día. Como gran cantidad de corporaciones, ha instalado un call center, pero con la distinción de que se no se trata de vender cosas ni de embaucar incautos, sino de guiar a los fieles que tengan alguna inquietud sobre un vasto panorama de cuestiones que van desde las interrogantes profundas de la fe a la resolución de temas como el divorcio, el aborto o la eutanasia. Ha sido la Iglesia latinoamericana la que ha puesto en marcha el proyecto. La arquidiócesis primada de México –el teléfono es 55-12-10-10— es la primera en el país en contar con el servicio. En etapa de prueba, tendrá que mostrar pronto que cuenta con especialistas adecuados para responder las preguntas de los fieles y, sobre todo, para aguantar el tipo ante la avalancha de insultos y maledicencias que va a recibir en cascada. Mentes perversas y anticatólicas no van a cejar en su empeño de «tronar» este servicio que, desde luego, no sirve a los «intereses» del diablo. En muchas ocasiones he escuchado quejas de los responsables de los diferentes teléfonos de emergencia (casi todas las direcciones de protección civil de los estados de la República los tienen) sobre el abultado porcentaje de llamadas de broma que reciben. En casos –como en época navideña— el porcentaje se eleva hasta un 80 por ciento (8 de cada 10 llamadas son de bromistas estúpidos). Si eso pasa con acontecimientos que ponen en peligro la integridad física de la gente, cuánto no va a pasar con el Catolitel. Sin embargo, aquí y en cualquier otro ámbito, las fuerzas del mal no van a prevalecer. Y que sea bienvenido este sistema que ha mostrado sus bondades en muchas otras áreas de la vida en sociedad. Por ejemplo, en el área de la denuncia ciudadana anónima. O en el consumo responsable. La desorientación religiosa está a la orden del día. La moral es una «cosa del pasado». Nunca, como ahora, este tipo de servicios ha sido tan necesario.

LA

En el 2012, como Iglesia, viviremos un tiempo de seria formación y reflexión; es el «Año de la fe»

L

a noticia sorprendió al mundo: Benedicto XVI anunciaba un «Año de la fe», que empezará en octubre del 2012, y terminará el 24 de noviembre de 2013. Es un tiempo donde se nos pide que, como Iglesia, releamos y estudiemos el Catecismo, los documentos del concilio Vaticano II, a nivel personal y comunitario; vivamos con más intensidad la caridad y

sobre todo, demos auténtico testimonio de nuestra vida cristiana. La propuesta no es nueva. «Pablo VI convocó un ‘Año de la Fe’ en 1967, durante un periodo de grandes cambios culturales», como los vividos ahora. Será un período de reflexión al interior de la Iglesia, de renovación, con la finalidad de que los católicos sigamos siendo la sal de la tierra y la luz del mundo.

PÁGINA 14

EN OPINIÓN Jorge E. Traslosheros

ABORTO. LÍMITES DE UNA PROPUESTA PÁGINA 12

Juan Jesús Priego

¿Y LA FELICIDAD, QUÉ? PÁGINA 13

AHORA PROPONEN MATRIMONIO A PLAZOS Continúa la reingeniería social del PRD en la ciudad de México. Los «progres» mexicanos preparan un proyecto de ley de matrimonio a plazos. Según la ponente del proyecto, la parlamentaria Lizbeth Rosas, con esta medida se pretende reducir el número de divorcios en la capital mexicana. PÁGINA 15

TEMA DE LA SEMANA

¿DIOS SI, RELIGIÓN NO?

Las malas acciones cometidas por el hombre no son consecuencia de la religión, porque en tal caso donde no hay religión debería prevalecer la paz y la concordia, y no ocurre así. PÁGINAS 4-7

EL MENSAJE DE LA IGLESIA A LOS JÓVENES

Las condiciones objetivas de vida de los jóvenes se encuentran atravesadas por aspectos de orden socioeconómico que limitan su desarrollo, oscurecen sus expectativas de futuro y limitan sus proyectos de vida. PÁGINA 7


PÁGINA

2

AÑO 17, No. 850

El Observador

23 de octubre de 2011

«Enfermos, hijos de Dios que necesitan acompañamiento espiritual» E

l Padre David López Buenrostro, sacerdote diocesano en Querétaro, platica con El Observador acerca de un manual de su autoría sobre la visita a los enfermos; nos narra cómo surge, cual es su lógica y habla de la cultura sobre la atención espiritual para esta condición humana.

qué dicen los santos sobre el tema. Por ejemplo, animan a descubrir el plan de salvación de Dios en medio de una circunstancia tan difícil como puede ser la enfermedad. Por mencionar algunos, tenemos a san Agustín, san Camilo de Lelis, entre otros muchos. Invitan al enfermo a ofrecer sus dolencias como una expiación a sus faltas.

¿Cómo surge la idea de esta obra? Les preguntaba a los agentes de pastoral de la salud: ¿Qué hacen al visitar a un enfermo? Unos rezaban el rosario, otros leían un texto de la Sagrada Escritura; es decir, cada quien hacía lo que se le ocurría, no había uniformidad. Entonces vi la necesidad de formar este texto para que fuera algo concreto y formativo tanto para los agentes de pastoral de salud como para los enfermos.

¿Cómo fue el proceso de construcción de este libro? Me puse a investigar y a leer, entonces encontré libros del doctor Jorge Fuentes Aguirre, un experto de la pastoral de la salud. En ellos establece criterios que se deben tener para realizar una visita humana, emocional y espiritualmente enriquecedora. Son normas importantes para hacer de las visitas al hospital un apoyo para el enfermo.

¿Qué otras fuentes consultó? Revisé el libro Sufrir contigo , del padre Octavio, un misionero Servidor de la Palabra, en donde, de forma pedagógica, se proponen 15 acciones que deben hacerse en la visita a un enfermo y 15 cosas que nunca deben realizarse. Esto es importante tenerlo en cuenta, porque nuestra visita al enfermo puede perjudicarle en vez de ayudarle.

¿Contar con estas referencias es suficiente? También encontré que es importante tener en cuenta la voz de los santos. Debemos saber

¿Cómo esta estructurado el libro?

El Padre David López Buenrostro, preocupado por cómo su equipo de pastoral de salud llevaba a cabo la visita a los enfermos, decidió elaborar un manual el cual ha sido un éxito.

«Una de las obras de misericordia es la visita al enfermo y ésta nos da fortaleza espiritual y nos ayuda a opacar pecados capitales».

Consta de 4 partes. En primer lugar, 15 cosas que no deben y deben hacerse en una visita pastoral en la casa; en un segundo momento, las normas para una visita en el hogar. En la tercera encontrarán lo que nos dicen los santos sobre la enfermedad, y, finalmente, 14 formularios que contienen el Evangelio. Son lecturas del Nuevo Testamento que nos hablan de los hechos milagrosos de Jesús. Después hay una reflexión a través de preguntas de lo que nos dice la Palabra de Dios: ¿a que nos está invitando? Posteriormente viene la oración de los fieles, donde se pide por el enfermo. Finalmente, hay una sección dedicada a explicar los pasos para una buena confesión. Es una obra que debemos leer desde el principio para entenderla y no es nada difícil. No sólo es para las familias con algún enfermo, sino también una herramienta que puede hacer más provechosa nuestra visita a alguien carente de salud.

No tenemos mucha cultura de la visita a los enfermos… Muchas veces están abandonados. Aunque tengan familia, argumentan que no hay tiempo para visitarlos o atenderlos y entonces terceras personas son los que los atienden. Una de las obras de misericordia es la visita al enfermo y ésta nos da fortaleza espiritual y nos ayuda a opacar pecados capita-

les. Todos nos necesitamos y sobre todo en los momentos de falta de salud de nuestros hermanos, pues no sabemos cómo serán nuestros últimos días.

¿Cómo han recibido este libro? Este escrito empezó a distribuirse en copia y originalmente estaba sólo pensado en mis agentes de pastoral. Les pedí que lo practicaran con enfermos y familiares, que se fijaran si era entendible. Así fue como lo empezaron a pedir. Fue tal la demanda que me plantearon la necesidad de imprimirlo. Gracias a Dios, ha sido de gran utilidad y ha sido muy solicitado, ya que es muy accesible. Algunos médicos a los cuales se los hemos mostrado nos han dado su punto de vista favorable, pues es una visita hospitalaria corta pero muy provechosa.

¿Tenemos, como Pueblo de Dios, una cultura respecto a enfrentar la enfermedad? Lo que pasa es que viene lo humano. A veces le pregunto al familiar de algún enfermo: -¿Por qué no lo vas a visitar?- Y me contestan: –Es que me duele mucho verlo en esa situación, pues lo conocí sano y fuerte. Mi primera unción de un enfermo fue muy emotiva para mí, pues el dolor y las lágrimas de los familiares se contagian. Pero uno tiene que ver a un hijo de Dios que necesita acompañamiento espiritual; a veces con una visita se reconforta el ánimo y el espíritu del convaleciente.

¿Qué viene después de este libro? Pretendemos formar más material para los agentes de la pastoral de la salud, pues el responsable diocesano nos ha invitado a no abandonar esta tarea y motivar a más personas a participar en esta rama de la pastoral social.

elobservadorenlinea.com PARA SER MÁS CULTO, VISÍTENOS A DISFRUTAR EN LA RED

“EL ESPÍRITU DE ASÍS”: 25 AÑOS ANIMANDO LA CONSTRUCCIÓN DE LA PAZ

Hace un cuarto de siglo Juan Pablo II propuso un encuentro ecuménico en Asís (Italia) para orar por la paz; desde entonces se viene realizando año con año. Ha sido una experiencia de enriquecimiento y comunión. Gilberto Hernández nos cuenta

detalles de esta primera jornada de oración, del espíritu que lo ánimó, de las falsas ideas que se generaron. Retomando 25 años de tradición, Benedicto XVI asistirá a la Jornada por la Paz 201. Estemos atentos a lo que dirá desde ahí para la Iglesia.

LUCES Y AMORES ALEJANDRO SORIANO VALLÉS

aquella_fenix@ yahoo.com.mx

SI EL HOMBRE ESTUVIERA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

La sociedad nos pretende hacer creer que somos hechos en serie, simplemente números perfectamente sustituibles, y ésta es una de las puertas por donde se cuelan desatinos como el aborto. Alejandro Soriano nos presenta algunas reflexiones que nos ayudan a desmontar la visión de que somos prescindibles.


GRAN REPORTAJE

23 de octubre de 2011/ AÑO 17, No. 850

PÁGINA 3

FUE INAUGURADA LA PLAZA MARIANA

Se renueva el corazón de México

D

espués de 10 años ha sido concluido uno de los proyectos más importantes para la Iglesia en México: la Plaza Mariana, que es una ampliación de los servicios y espacios anexos a la Basílica de Guadalupe. Era una obra necesaria para el mayor centro de peregrinación de América Latina, con una afluencia de 20 millones personas anualmente y unas 2600 peregrinaciones. La obra contó con el impulso de la Iglesia, el apoyo de autoridades locales y la iniciativa privada. Inició su construcción formal en 2006, después de arduas negociaciones con el gobierno de la ciudad de México, que iniciaron desde el 2002. Dicho gobierno, entre otras cosas, donó un terreno de 3 hectáreas ; en ese año el jefe de Gobierno sustituto, Alejandro Encinas, y el cardenal Norberto Rivera colocaron la primera piedra. La edificación tuvo retrasos debido a la escasez de recursos. Finalmente el Grupo Carso decidió solidarizarse con la causa y en el 2010 entró de lleno aportando los apoyos necesarios.

ASÍ SERÁ El proyecto de extensión del atrio guadalupano tiene el objetivo de ampliar las zonas para los peregrinos y mejorar los servicios en el Tepeyac. La demanda de espacios para la evangelización a través de conferencias, charlas y congresos será cubierta, así como la demanda de servicios sacramentales y nichos. El proyecto mariano tiene un área total construida de 67,737 m2 , dividida en planta de estacionamiento con 29,262 m2, planta baja con 25,524 m² y planta alta con 12,951 m². Contará con cinco aulas con capacidad para 592 personas y un auditorio principal para 798 asis-

3,800 personas pueden recibir formación simultáneamente

TERRENO:

29,534.27 metros cuadrados

ÁREA CONSTRUIDA:

67,737

metros cuadrados

CRIPTAS: 124,000 INVERSIÓN:

1100 millones INSTALACIONES: hospital, cafetería, salones, zona comercial PEREGRINOS:

20 Millones

Monseñor Enrique Glennie Graue, Carlos Slim, monseñor Norberto Rivera Carrera y el presidente Felipe Calderón.

PEREGRINACIONES:

2 Mil 600

tentes, oficinas de atención a los peregrinos y de pastoral, así como salas de juntas y áreas de trabajo para agentes de pastoral. En un área de 6 mil metros cuadrados estará el museo interactivo, el lobby, el vestíbulo y la cafetería. Habrá un centro de salud con consultorios y cafeterías, que albergará también locales comerciales y servicios diversos. Por su parte,  el mercado estará en una superficie de 6 mil 442 metros cuadrados y en la planta baja se tendrá espacio para 261 locales y en el primer piso para 302, y contará con su propio estacionamiento con capacidad de 88 cajones, tres de ellos para minusválidos.

LAS CRIPTAS El corazón sensible del proyecto es el edificio de criptas, que se prevé albergará 53 mil 144 criptas en la planta baja y 61 mil 248 en el primer piso. La planta está diagramada en bloques, cuyo vórtice conduce a un remanso central bajo la luminosidad de cientos de vitrales dispuestos topográficamente para proyectar la silueta de la Sagrada Imagen de Nuestra Señora de Guadalupe. Actualmente, los fieles pueden admirar la plaza a cielo abierto en donde se encuentra el tragaluz-vitral guadalupano y las 22 representaciones de advocaciones marianas en el mundo

expuestas en el muro poniente del museo interactivo.

OTROS ESPACIOS El estacionamiento constará de 623 cajones. El llamado estacionamiento general tiene capacidad para 535 cajones, 16 de ellos para minusválidos. El acceso peatonal principal al complejo se ubica directamente por el Atrio de las Américas, mediante un andador al centro de evangelización, al columbario, al museo interactivo y al centro de salud, y tendrá cada uno de éstos su acceso independiente desde el exterior por las calles colindantes. En un futuro se contempla que la Plaza Mariana sea parte de un

complejo polígono del Tepeyac, en donde, con la participación del gobierno, empresarios y diversas instituciones religiosas, se puedan edificar universidades, museos, una plaza pública, hoteles, hospitales, zonas comerciales y viviendas.

PATRIMONIO DEL MUNDO

Esta obra es a beneficio de la Iglesia, de México y el mundo, pues ahora existen mejores condiciones para que millones de peregrinos expresen su fe. Se edificaron espacios para la nueva evangelización que nos exige este siglo XXI y todo esto con un solo propósito: la mayor gloria de Dios.


TEMA DE LA SEMANA

¿DIOS SÍ, RELIGIÓN NO? 23 de octubre de 2011/ AÑO 17, No. 850

Que la religión es mala ¿ENEMIGA? Cuando no se entiende o se pierde de vista lo que es la religión, se puede caer en la tentación de concebirla como mala; y eso puede pasarle tanto al creyente como al no creyente. Bono, el cantante del grupo de rock U2, dijo en una entrevista: «A menudo me pregunto si la religión es el enemigo de Dios. Es como si la religión fuera lo que sucede cuando el Espíritu Santo se aleja». Sin embargo, hay una religión verdadera, fundada por Dios mismo, por ello ni es mala ni el Espíritu Santo se aleja de ella; los que se alejan son los hombres al pecar.

AFIRMACIÓN DE LOS «SIN DIOS« Y DE CIERTOS «CREYENTES»

E

scribe en un foro de internet un ateo anónimo: «¿Saben porque los ateos atacamos a la religión? Hay varios motivos: sociales y culturales. La realidad es que la religión ha causado y causa muertes, torturas, guerra, terrorismo, retraso científico y tecnológico, machismo, desprecio a la vida, maltrato a los derechos del niño y a los derechos humanos en general, acumulación de riqueza por los líderes de cada religión y esclavitud, entre otras cosas. Si todas estas cosas te parecen buenas, algo a lo que no se debería atacar, algo a lo que se le debería tener respeto, entonces eres un psicópata». La opinión de este forista es muy parecida a la de la inmensa mayoría de los «sin Dios», que no alcanzan a ver en las religiones sino amañados caminos para manipular a la gente, manteniéndola en un estado de ignorancia supersticiosa y empujándola a realizar ciertas acciones repugnantes que no tienen sino la oculta intención de proporcionar poder y riqueza a «los de arriba». Lo que los ateos no dicen (porque no les conviene decirlo) es

que, aunque sin lugar a dudas mucha gente religiosa ha sido violenta e intolerante, en nombre del ateísmo se han cometido tantas o más atrocidades que en el nombre de las religiones. Por ejemplo, el ateísmo comunista asesinó en el siglo XX a unos 65 millones de personas (y continúa) en China, 20 millones en la Unión Soviética, dos millones (y continúa) en Corea del Norte, dos millones en Camboya, un millón 700 mil en África, uno y medio millones en Afganistán, un millón en Vietnam, un millón en los países comunistas de Europa Oriental y 150 mil personas en América. En otras palabras, las malas acciones cometidas por el hombre no son consecuencia de la religión, porque en tal caso

donde no hay religión debería prevalecer la paz y la concordia, y no ocurre así. Observa fray Raniero Cantalamessa, OFM, predicador de la Casa Pontificia, que el error del ateo es que «mete todo en el mismo saco»; que aunque pretende juzgar al árbol por sus frutos, cuando habla de religión «considera sólo los frutos podridos, nunca los frutos buenos. Los santos, los genios y los benefactores dados a la humanidad por la fe, o alimentados de ella, no cuentan nada». El ateo dice apoyarse en el pensamiento racional, pero marcha en contra del mismo al mostrar su incapacidad de percibir o de reconocer los «agujeros» en sus afirmaciones. Y lo mismo ocurre con personas de otras corrientes, como los amantes de la New Age (Nueva Era), que andan diciendo que no existe una religión verdadera «sino la verdad y el amor universales», o entre una creciente legión de sectas protestantes, que insisten en que Dios es contrario a las religiones, que éstas serían puros inventos humanos: «Él nunca quiso que se creara una religión». D. R. G. B.

El método de atracción de las sectas Por Diana R. García B.

Esta frase se ha convertido en el slogan favorito de muchas sectas para atraer a la gente: «La religión mata, Jesús da vida». Están convencidas de que la religión es «un conjunto de dogmas acerca de la divinidad, y de prácticas rituales para darle culto». Pero como el protestantismo es la religión de la libre creencia (cada quién puede interpretar la Biblia como se le dé la gana), un protestante es libre de aceptar o rechazar las creencias que quiera, según su gusto personal. Y en cuanto a las prácticas rituales, el protestantismo es enemigo del valor de las obras. Así, no es de extrañar que algunos anden enseñando lo siguiente: «El cristianismo no es una religión. La religión es el esfuerzo humano para abrirse camino hacia Dios mediante las buenas obras. El cristia-

nismo es Dios buscando a los hombres a través de Jesucristo, ofreciéndoles una relación con Él mismo». Por tanto, los evangélicos, pentecostales, neopentecostales, etc., «no somos una religión sino un estilo de vida», «no somos una religión, no somos un credo; simplemente somos los hijos de Dios viviente», «nuestro estándar de conducta

y de vida no es el de alguna religión existente porque no aceptamos ritos o dogmas de fe». En resumen: «Dios no es una religión, es una relación». Lo que todas estas personas ignoran es que hay una verdadera religión cristiana siempre y cuando se establezca una auténtica relación entre Cristo y la persona humana; es decir, no

hay ninguna contraposición entre religión y relación con Dios, sino al contrario. En cambio, si alguien realiza una serie de ritos pretendiendo que por el sólo hecho de llevarlos a cabo va a conseguir automáticamente un bien divino, entonces cae en el rubro de la magia y, por tanto, está pecando con acciones «gravemente contrarias a la virtud de la religión» (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2117). Al fundar su Iglesia, Cristo estableció una religión. La Biblia demuestra que los primeros cristianos estaban conscientes de que la suya era una religión, una en la que las obras eran importantes; así lo atestigua el apóstol Santiago: «La religión pura y sin mancha delante de Dios, nuestro Padre, consiste en ocuparse de los huérfanos y de las viudas en sus necesidades, y en no contaminarse con el mundo» (Stgo 1, 27).

PÁGINA 4

La violencia es la violencia LA RELIGIÓN NO TIENE LA CULPA

Por el P. Jordi Rivero

La violencia es fruto del pecado. La religión y aun el cristianismo han sido utilizados a veces como pretexto para la violencia y la guerra. En estos casos se está sublimando el mal con la pretensión de justificarlo y hasta pretender una causa divina. En cuanto al cristianismo se refiere, este comportamiento es totalmente contradictorio con la fe ya que Cristo nos mandó a amar a nuestros enemigos. Si hay guerra es porque hay falta de fe. En el Norte de Irlanda, por ejemplo, los terroristas se identifican como católicos y protestantes, pero el odio entre ellos nada tiene que ver con la fe. No faltarán los que siguen culpando a la Iglesia por eso. Quienes juzgan así a la Iglesia no quieren ver la enseñanza de la Iglesia sobre el terrorismo ni los esfuerzos de paz que ésta siempre lleva a cabo. Insisten en presentar a los terroristas como representativos de la violencia de la Iglesia. En Nigeria, marzo 1998, Juan Pablo II dijo: «Cada vez que se practican violencias en nombre de la religión tenemos que aclarar a todos que, en estas circunstancias, no nos encontramos ante la verdadera religión». Cuando los católicos causan violencia, no la causan por ser católicos; más bien la causan por no ser buenos católicos. Ellos, como todo pecador, no están siendo consecuentes con la verdad. Es injusto culpar a la Iglesia por los males cometidos por sus hijos. La causa de la violencia está en el corazón del hombre y no en la Iglesia como tal. Resumido de Corazones.org


TEMA DE LA SEMANA

¿DIOS SÍ, RELIGIÓN NO? 23 de octubre de 2011/ AÑO 17, No. 850

PÁGINA 5

CON DOGMAS BIEN DEFINIDOS Y PROSELITISMO

Todos tienen religión, hasta los ateos Una religión es un conjunto de dogmas en torno a las fuerzas que configuran el destino de los seres humanos; por eso todos tienen una

T

anto la filosofía como la sociología y la ciencia misma han declarado que el hombre posee religión como algo inherente en él, sea creyente o ateo. Rubén Pérez, doctor e investigador de teología por la Universidad de Oxford, y catedrático de la Universidad Olmeca, afirma: «No se puede entender el hombre sin religión; hasta los ateos son religiosos, porque la negación de algo afirma ese algo. Tú no niegas lo que no tiene posibilidad de existir. La religión es una necesidad, nosotros somos religiosos por naturaleza». Dice Sharon Begley, columnista del Newsweek, que «todo es cuestión de fe». Pero lo que hace diferente a un budista, a un ateo, a un animista o a un cristiano es en qué tiene puesta esa fe.

LA RELIGIÓN ES... No existe una definición única de lo que es la religión. Ni siquiera hay mucha seguridad de dónde surgió dicha palabra. Según algunos estudiosos, viene del latín religare, que significa «ligar fuertemente»; otros creen que su origen estaría en otra palabra latina, reeligere, que significa «reelegir». Combinando ambas posibilidades, la religión implicaría una adhesión de la propia vida a un cierta creencia, eligiéndola libremente no sólo como principio sino como fin último. Así, una religión es un conjunto de dogmas en torno a las fuerzas que configuran el destino de los seres humanos. Dichas creencias o dogmas pueden ser individuales o colectivos, y sostenerse en la existencia de un Ser Todopoderoso (Dios), de varios seres superiores pero ninguno poseedor de todo el poder (los dioses del politeísmo), o la negación de seres superiores atribuyendo el destino del hombre tanto a las fuerzas de la naturaleza como a las propias capacidades, con lo que la naturaleza implícitamente se convierte en un dios, lo mismo que el hombre (dios de sí mismo).

doctrina o religión; así los ateos, aunque insisten en no tener ningún dogma, tienen algunos clarísimos: «Dios no existe», «Sólo la ciencia tiene la verdad», «La religión es el opio de los pueblos», «Después de la muerte no hay nada», etc. Ellos apoyan algunas de sus convicciones en la ciencia sin pararse a pensar que las ciencias están plagadas de axiomas, es decir, de principios tan indemostrables como la existencia divina. Si el creyente no puede probarle al ateo que Dios existe, el ateo tampoco puede probarle al creyente que Dios no existe. Ambos creen lo que creen por una verdadera adhesión de fe. Y el ateísmo, como cualquier otra religión, tiene sus propagadores de fe.

LOS DOGMAS DE LOS «SIN DIOS» Un dogma puede definirse como el fundamento o los puntos capitales de todo sistema, ciencia,

LOS DOGMAS DE LOS CREYENTES ANTI-DOGMA Hay infinidad de sectas protestantes que afirman: «No tenemos dogmas porque no somos una

Dos carteles: en el primero la religión atea postula algunos de sus dogmas de fe; en el segundo se hace proselitismo a favor de dicha religión sin Dios.

religión», «No tenemos dogmas porque nos basta la fe en Cristo y en su Palabra», Los adventistas, los bautistas, los unitarios, los pentecostales, los mormones...; a todos ellos les gusta asegurar, como estrategia proselitista, que carecen de dogmas; y pretenden presentar a la Iglesia católica como el prototipo de la religión que esclaviza a sus miembros través de perversas doctrinas antibíblicas que hay que creer. Igual que en el caso de los ateos, todas estas sectas de creyentes anti-dogma están plagadas de dogmas, mucho de ellos heredados de la Iglesia católica: «Dios existe», «Cristo es el Salvador del hombre», «La Biblia es Palabra de Dios», etc. También tienen otros, inventados por Lutero, verdaderamente antibíblicos pero que les confieren su carácter de protestantes: «Sólo la fe salva, sin necesidad de buenas obras», «Sólo la Biblia tiene autoridad».

Si no hubiera religión verdadera, no habría Dios verdadero D

esde el punto de vista cristiano, «por religión se entiende una relación entre Dios y el hombre», explica el cardenal Poupard. Y agrega: «Se trata de una relación real y existencial, personal e intersubjetiva, consciente y libre, dinámica, necesaria y perfeccionadora del ser humano». La religión abarca no sólo creencias sino también deberes del hombre hacia Dios; pero, a pesar de ser «deberes», tienen que asumirse libremente. Por eso dice el concilio Vaticano II que el ejercicio de la religión consiste, antes que nada, en aquellos actos interiores, voluntarios y libres, mediante los cuales el ser humano marca el curso de su existencia en dirección hacia Dios (cfr. Declaración sobre Libertad Religiosa, n. 3). Entre tantas religiones existentes, aunque todas busquen sostener la relación del hombre con Dios, no todas tienen el mismo valor. Decir que cualquier religión es tan buena como la otra equivale a decir que no importa lo que Dios ha revelado y que da lo mismo responderle a Dios o no responderle, o responderle sin tomar en cuenta lo que él ha pedido. Escribe el padre Jordi Rivero para Corazones.org: «Si

no hubiese religión verdadera no habría Dios verdadero. Es cierto que hay elementos de verdad en todas las religiones. La verdad y el amor son universales en el sentido que todo ser humano está llamado a participar y es capaz de ello. Pero no todos participan igualmente de la verdad y del amor. Algunos se han acercado más que otros. La religión tiene contenido, principios, verdades que el creyente asiente y se esfuerza por vivir. No es lo mismo adorar a Yahveh que a una vaca. Quien cree que la vaca es Dios está en el error, aunque pueda ser una persona con virtudes. Debemos respetar y amar al que adora las vacas, pero le podemos también ayudar a un mayor entendimiento de Dios. Si llegase a conocer a Dios Padre, su religión ya no sería la misma. Dejará de adorar a la vaca. Abraham, cuando Dios lo llamó, ciertamente cambió de religión ya que cambió su forma de relacionarse con Dios. »¿Nadie tiene derecho de decir que su religión es la verdadera? Hay alguien que sí tiene ese derecho: Dios. Si creemos que Él se revela, entonces la religión verdadera es la que corresponde a ese plan divino. Es Dios el que instituye la verdadera religión».

TODAS LAS IDEOLOGÍAS...

... que se han propuesto suprimir la religión, no han dejado vacío su puesto: en él han colocado al Estado».

Rino Cammilleri


TEMA DE LA SEMANA

¿DIOS SÍ, RELIGIÓN NO? 23 de octubre de 2011/ AÑO 17, No. 850

PÁGINA 6

La Iglesia es el

reino de Dios en la Tierra Sí, hay muchas fes en el orbe. Pero sólo una es el Gran Rebaño de Cristo bajo sus legítimos pastores, sólo una. Aunque los políticos repitan la cantinela de que la Iglesia es sólo una fe más entre tantas .

«No quiero que la Iglesia se interponga entre Cristo y yo» ¿Cada quien tiene derecho a ser cristiano «a su manera»? No comunicó nunca sus promesas a individuos sueltos, aislados del mundo. Siempre era la coa oído usted a alguna persona que di- munidad elegida, y no el individuo, quien reciga: «No quiero que ninguna Iglesia se bía la revelación de Dios. interponga entre Cristo y yo»? No hay Cuando finalmente llegó el Mesías, era muy naque ser impaciente con estas personas porque tural esperar que Dios siguiera tratando con la su declaración se debe a un malentendido. No humanidad del mismo modo como había tratado dirían nunca: «No quiero que el Gobierno se con ella hasta el momento, es decir, por intermeinterponga entre el país y yo». Decir que uno no dio de una corporación, «la Iglesia», presidida quiere que nadie se interponga entre Cristo y por un jefe elegido por Él mismo [Pedro, el Papa]. uno es anticristiano, porque significa que nuesSi hay alguna analogía para esta Iglesia es la del tro hermano es una barrera que nos separa de la cuerpo humano, formado por millones de células gracia de Dios, y no un medio para alcanzarla. diminutas, cada una de las cuales vive su propia ¿Acaso nuestro Santo Señor no nos enseñó a vida individual, y, sin embargo, es incapaz de vivir rezar, en el contexto del Padrenuestro, «Padre separada del conjunto de las demás. nuestro» y «nuestras ofensas» en vez de «padre El núcleo de esta Iglesia fue constituido en los mío» y «mis ofensas»? Y si Dios es nuestro Padre, Apóstoles, destinados a esparcir por el mundo el entonces todos los demás que están unidos a Él Verbo, hasta la consumación de los siglos. A esta son nuestros hermanos y, por lo tanto, la religión nueva Iglesia Dios prometió comunicar su Veres de carácter social. dad, su Poder y su Redención. Por tanto, cuando No nos permiten interpretar individualmente la Iglesia enseñaba, era Él quien enseñaba por su la Constitución de nuestro país. ¿Por qué insistir intermedio, y como era la Verdad de Dios, neen una interpretación cesariamente debía individual de la reliser infalible o libre de ¿Qué sería de nuestro patriotismo si dijéramos: error. Por intermedio gión? «El patriotismo es cosa de cada uno»? Si fueNo digamos que «la de los Apóstoles y de religión es cosa de cara uno el único ciudadano del país, ¿cómo po- sus sucesores Él seguida uno». ¿Qué sería de dría ser patriota? Entonces, ¿cómo en nombre rá enseñando, gobernuestro patriotismo si nando, santificando. de Dios puede uno esperar ser religioso a sodijéramos: «El patrioAhora llegamos a la tismo es cosa de cada las? ¿Acaso Jesús no nos enseñó a rezar «Padre respuesta de la preuno»? Si fuera uno el gunta: ¿Cómo me salva nuestro» y no «Padre mío»? único ciudadano del Jesús? Me salva por inpaís, ¿cómo podría ser termedio de su Cuerpo, patriota? Entonces, ¿cómo en nombre de Dios la Iglesia. El único modo por el cual nos podepuede uno esperar ser religioso a solas? mos vincular con otra época es por medio de una Ahora debemos formularnos unas preguntas corporación, y el Cuerpo de Cristo o Iglesia que importantes: ¿Cómo nos ponemos en contacto existe hoy forma un todo continuo con Él y puede con Cristo el Redentor? ¿Cómo nos puede sal- decir: «Yo estaba con Cristo cuando Él enseñaba. var? ¿Cómo hacer para conocer su Verdad y su Yo lo oí, yo estuve en el Calvario; yo lo vi resurgir Voluntad? Una forma de contestar es averiguan- de entre los muertos; yo estaba en el cuarto de do cómo se ponía en contacto la humanidad con arriba cuando Pentecostés. Yo estuve con Pedro Dios antes de la llegada de Cristo. Investigue- y con Pablo cuando los martirizaron en Roma». mos en la Escrituras. Allí encontraremos que ¿Cómo establecemos contacto con Cristo? DeDios siempre trató con la humanidad a través jándonos tomar en sus brazos, incorporándonos de corporaciones presididas por un jefe divi- a su Cuerpo. Extractado de su libro «Conozca la religión» (Emecé Editores, namente elegido: Noé, Abraham, Isaac, Jacob, Buenos Aires, 1966) Moisés... Dios siguió siempre el mismo método. Por el venerable Fulton J. Sheen *

¿H

Por el P. José Antonio Fortea

L

legó el gran día tan esperado en Roma [el de la beatificación de Juan Pablo II, n.d.l.r]. De todos los confines de la Santa Iglesia afluyeron al lugar donde está la roca de la que Jesucristo dijo: «Tú eres la piedra». Y vinieron para mostrar su cariño por un pastor, por un pastor de pastores que fue un auténtico padre de las ovejas. Cuando caminaba yo en medio de los cientos de miles de personas con banderas polacas o enseñas con la palabra Solidarnosc, pensaba que si los viejos comunistas de 1920 o 1950 hubieran visto estas escenas, no hubieran podido creerlo: la Iglesia volvía a triunfar. No hace falta decir que si los orgullosos nacionalsocialistas hubieran podido estar allí, hubieran pensado que el Evangelio era lo único que atravesaba las generaciones y las épocas. Sí, todo lo demás pasa. Por eso debemos tener esperanza respecto al avance del secularismo, respecto al avance del fundamentalismo islámico. La historia nos ha mostrado cómo formidables adversarios, más poderosos, más temibles que los actuales, hoy son un recuerdo. Frente a esos recuerdos, la Iglesia permanece con su Evangelio. Lo de esa mañana ha sido maravilloso. Cuando uno ve esas masas de centenares de miles de fieles llenando plazas, avenidas, puentes, arremolinándose en cualquier lugar donde a lo lejos se pudiera divisar una pantalla gigante, aunque fuera al otro lado del Tíber, uno se da cuenta de que la Iglesia no es una fe más. Aunque los políticos de tantos países nos llevan repitiendo la cantinela de que la Iglesia es una fe más, una de tantas. Lo cierto es que la Iglesia es el Reino de Dios en la Tierra. Sí, hay muchas fes en el orbe. Pero sólo una es el Gran Rebaño de Cristo bajo sus legítimos pastores. Sólo una. Nosotros no somos una confesión religiosa más, somos la religión fundada por Jesucristo el Hijo de Dios. Nos sometemos a las leyes de cada nación y

¡ES DE ÉL! «Se está perdiendo el sentido auténticamente católico de la realidad ‘Iglesia’. Muchos no creen ya que se trate de una realidad querida por el mismo Señor. Para algunos teólogos la Iglesia no es más que mera construcción humana, un instrumento creado por nosotros y que, en consecuencia, nosotros mismos podemos reorganizar libremente a tenor de las exigencias del momento. Pero Cristo muerto y resucitado, este vínculo misterioso y realísimo, es lo que hace que la Iglesia no sea solo ‘nuestra’ Iglesia, de modo que podamos disponer de ella a nuestro antojo; es, por el contrario, ‘Su’ Iglesia. Todo lo que es sólo ‘nuestra’ Iglesia no es Iglesia en sentido profundo». CARDENAL J. RATZINGER Del libro “Informe sobre la fe”

aguantamos a sus impertinentes políticos (en casi todas partes suelen ser impertinentes y petulantes), pero, aunque hagamos ese ejercicio de paciencia, cuando escuchamos sus sermones secularistas, en nuestro interior sabemos que sólo hay una religión verdadera, y que si pudieran darse una vuelta por el más allá, regresarían con la firme idea de convocar a los obispos de su país y preguntarles: ¿en qué puedo ayudarles en su misión? Fuente: http://blogdelpadrefortea. blogspot.com

EN EL PRÓXIMO NÚMERO

La buena muerte La muerte ya no es de temer. ¿Cómo mueren los amigos de Dios?


PÁGINA 7

23 de octubre de 2011

¿Qué dice la Iglesia a los jóvenes?

YOUCAT:

Lo que siempre quisiste saber

E

l YouCat es una nueva versión no oficial del Catecismo de la Iglesia y ayuda a que miles de jóvenes católicos se acerquen con su lenguaje, con imágenes actuales y respuestas claras a las interrogantes de su fe. «Ser Joven» te estará presentando fragmentos de su contenido.

¿Por qué nos creó Dios? Dios nos creó por un amor libre y desinteresado. Cuando un hombre ama su corazón se desborda. Le gustaría compartir su alegría con los demás. Esto le viene de su creador. Aunque Dios es un misterio, podemos, sin embargo, pensar en Él al modo humano y afirmar: nos ha creado a partir de un «desbordamiento» de su amor. Quería compartir su alegría infinita con nosotros, que somos criaturas de su amor. ¿Por qué buscamos a Dios? Dios ha puesto en nuestro corazón el deseo de burcarle y encontrarle. San Agustín dice: «Nos hiciste, Señor, para Ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descansa en Ti». Este deseo y búsqueda de Dios lo dominamos.

Los que ya pasamos por la MARAVILLOSA ETAPA DE LA JUVENTUD tenemos la obligación y la responsabilidad de actuar y vivir de acuerdo con la elección que hicimos para poder ser ejemplo creíble que oriente hacia ese encuentro personal con el Señor Gabriela Pacheco/IMDOSOC

M 87

por ciento de los estudiantes van a escuelas públicas

7

por ciento de los estudiantes terminan su carrera

40

ás de la mitad de la población del planeta es menor de 25 años. Las condiciones objetivas de vida de los jóvenes se encuentran atravesadas por aspectos de orden socioeconómico que limitan su desarrollo, oscurecen sus expectativas de futuro y limitan sus proyectos de vida. México está pasando por un momento complejo en su desarrollo en el que no podemos hablar de una sola juventud, principalmente si consideramos las grandes diversidades étnicas, sociales, culturales, así como las profundas diferencias económicas que son producto de esa sociedad a la que pertenecen. Más del 87% de los estudiantes asiste a escuelas públicas, y el nivel de aprovechamiento y el rendimiento escolar están directamente relacionados con la desigualdad. Si consideramos que la edad educativa de los jóvenes es de 15 a 29 años pero sólo el 7% termina su carrera, entonces nos preguntamos: ¿a qué pueden aspirar los jóvenes en México en un mundo globalizado y excluyente? Las estimaciones de Conapo para 2012 nos señalan que será el año en el que la población juvenil en nuestro país alcanzará su máximo histórico y se ubicará en casi 40 millones de jóvenes. Ante este panorama tan contradictorio, por una parte sabemos que «a los jóvenes les tocará hacer el cambio… que el futuro se construye a partir de las experiencias del pasado y con el esfuerzo del presente… que deberán elaborar nuevas explicaciones, para

encontrar otros argumentos, para transformar lo que no funciona, para recrear y reformar, imaginar y soñar con un mundo mejor. Los jóvenes mexicanos de hoy pertenecen a una sociedad maravillosa, compleja y llena de contradicciones, con grandes adelantos y posibilidades increíbles, pero también con grandes fallas en su sistema de valores, menospreciando muchas de las mejores cosas de la vida, amistad, solidaridad, admiración…» (Prólogo del Dr. José Narro Robles, La Juventud mexicana, pág. XV). Y por otra parte, sabemos que ser joven es buscar respuestas definitivas a las interrogantes: ¿por qué estoy aquí?, ¿por qué existo?, ¿qué debo hacer? Es el tiempo del descubrimiento particularmente intenso del «yo humano» y de las propiedades y capacidades que éste encierra. Es la riqueza de descubrir y a la vez de programar, de elegir, de prever y de asumir como algo propio las primeras decisiones que tendrán importancia para el futuro en la dimensión estrictamente personal de la existencia humana. Respuestas no sólo en el sentido de la vida, sino también para encontrar el camino y desarrollar un plan concreto para empezar a construir su vida. Hace falta que la Iglesia posea una profunda comprensión de algunos sectores de la juventud, de la importancia que reviste para todo hombre. Y también hace falta que los jóvenes conozcan la Iglesia, que descubran en ella a Cristo. Los que ya pasamos por la maravillosa etapa de la juventud tenemos la obligación y la responsabilidad de actuar y vivir de acuerdo con la elección que hicimos para poder ser ejemplo creíble que oriente hacia ese encuentro personal con el Señor. Entonces la juventud será capaz de creer en Él, creer en la humanidad, creer en nuestro México tan lastimado que necesita urgentemente de la unión y trabajo de todos para salir adelante. Encontrará respuestas a otras interrogantes como: ¿cuál es tu plan respecto a mi vida?, ¿cuál es tu plan creador y paterno?, ¿cuál es tu voluntad?

millones de jóvenes habrá en México para el 2012

Y por otra parte, sabemos que ser joven es buscar respuestas definitivas a las interrogantes: ¿por qué estoy aquí?, ¿por qué existo?, ¿qué debo hacer?

QUEREMOS CONOCER TU OPINIÓN, ESCRÍBENOS A:

serjoven@elobservadorenlinea.com

LAS PALABRAS DE S.S. BENEDICTO XVI

«Los años que estáis viviendo son los que preparan vuestro futuro. El ‘mañana’ depende mucho de cómo estéis viviendo el ‘hoy’ de la juventud… tenéis por delante una vida, pero es una sola, es única: no la dejéis pasar en vano, no la desperdiciéis. Vivid con alegría, pero sobre todo con sentido de responsabilidad… podréis ser protagonistas de una sociedad nueva, inspirada en los valores morales universales… Vosotros, los jóvenes, no sólo sois el futuro de la Iglesia y de la humanidad… sois el presente joven de la Iglesia y de la humanidad… La Iglesia necesita de vosotros, como jóvenes, para manifestar al mundo el rostro de Jesucristo, que se dibuja en la comunidad cristiana. Sin este rostro joven, la Iglesia se presentaría desfigurada…» (Encuentro con jóvenes en el estadio de Pacaembú, 2007).


PÁGINA 8

Espíritu Santo, dame agudeza para entender, capacidad para retener, método y facultad para aprender, sutileza para

23 de octubre de 2011/ El Observador

Ser Joven

ORAR EN TWEETS

interpretar, gracia y eficacia para hablar. Dame acierto al empezar, dirección al progresar y perfección al acabar. Amén.

La violencia, la paz y la «teoría del caos» Una acción A FAVOR DEL BIEN, de la paz, por muy pequeña que sea, puede desencadenar algo grande e insospechado. Leo García – Ayala / hgab90@hotmail.com

C

ada vez más gente se desencanta por el rumbo que lleva el país. En la escuela estuvimos comentando cómo el miedo nos está paralizando. Uno de nuestros amigos nos contó que en el pueblo donde vive su abuela, en Michoacán, antes un hermoso lugar donde toda la gente se conocía y se saludaba amablemente y se podía andar por la calle «a deshora de la noche», hoy en día se ha convertido en un verdadero campo de batalla: en lo que va del año, en el otrora apacible pueblo, han sucedido más de doscientas muertes violentas. ¿Las víctimas? La mayoría de ellas jóvenes, reclutados por las mafias.

Miss Bala

DIRECTOR: Gerardo Naranjo REPARTO: Noé Hernández, Stephannie Sigman, Irene Azuela GÉNERO: Drama

CONTENIDOS ESPECÍFICOS CREATIVIDAD CONSTRUCTIVA AFIRMACIÓN DE VALORES PERTINENCIA Y ADECUACIÓN

LENGUAJE Y VULGARIDAD

VICIOS Y ADICCIONES

CONDUCTA SEXUAL

ARMONÍA COMUNICATIVA

VIOLENCIA

SINOPSIS

Su sueño por convertirse en «Miss Baja California» lleva a Laura a internarse en un mundo inesperado y peligroso pues es a partir de que se convierte en testigo de un atentado en la cantina en la que se encuentra por coincidencia, que se ve obligada a formar parte de uno de los grupos de crimen organizado más buscados. La insistencia de la joven por buscar a su mejor amiga, extraviada en el lugar de los hechos, cambia su vida radicalmente pero, aún dentro de todo, tendrá muy cerca la posibilidad de convertirse en la ganadora a ese tan anhelado título, aunque el precio a pagar atente contra su vida misma. Filme mexicano que muestra un reflejo de la actualidad en el país, los altos índices de violencia que se viven y la manera en que la sociedad se enfrenta a ella. Una historia que muestra altos niveles de tensión, asesinatos explícitos, violaciones y un lenguaje malsonante sin censura.

¿DE VERDAD, NO HAY CAMINO? ¿Qué nos hace falta? ¿Por qué llegamos a este punto de violencia e inseguridad? ¿Qué podemos hacer? Realmente, ¿hay algo que podamos hacer? Estas fueron algunas de las preguntas que nos hicimos. Y cada vez que una de ellas se planteaba, el que la hacía iba dibujando en su rostro un gesto de desesperanza. Imagínense la escena: un grupo de jóvenes que, se supone, en su propia edad entraña la misma esperanza, sumido en la desesperanza. Nada más desolador. Ese día compartí con el sacerdote vicario de mi parroquia y encargado de la pastoral juvenil. Me dijo que es posible crear un movimiento a favor de la paz. Yo le hablé de los cientos de iniciativas que han surgido a lo largo y ancho del país con ese

fin. «La caravana por la paz», «Amas de casa por la paz», «Unidos contra la violencia»… la verdad que lo que yo buscaba era justificar el fracaso de esas iniciativas. Me imagino que mi postura enfadó, o por lo menos desesperó al sacerdote, que me miró fijamente y me dijo: «¿Y tú qué has hecho, además de quejarte y llenarte de miedo?». No supe qué responderle, porque poco he intentado.

ACCIONES PEQUEÑAS Y CONSISTENTES El padre me platicó que cuando se dio la invasión y posterior guerra de Irak, hubo cientos de manifestaciones por todo el mundo y por todos los medios disponibles; lo que significó el triunfo del movimiento por la paz a través del mundo entero. Me dijo que en los días previos a la guerra, e incluso después, continuaron por el mundo las manifestaciones a favor de la paz. «El sentido común de la humanidad tiene la convicción de que la luz, por débil que sea, vale más que todas las tinieblas juntas. Porque basta un cerillo para ahuyentar la oscuridad de un cuarto y mostrar la puerta de salida. La luz, por naturaleza, hace su curso misterioso por el espacio y siempre será captada por los espíritus de luz. También el bien posee una fuerza singular, como el amor. Por eso, al final, nada resiste al bien, que acaba triunfando. Como la fuerza de las gotas de lluvia sobre los inmensos incendios de la Amazonia. Una gota hace muy poco, como el agua que trae el colibrí que, solidario, quiere dar también su aporte. Pero, ¿no está la lluvia hecha de gotas? Muchas gotas, millones de gotas, cual millones de minúsculos colibríes, apagan en pocas horas el incendio más persistente. Es la fuerza invencible de lo pequeño», me dijo, citando a un teólogo.

Una acción a favor del bien, de la paz, por muy pequeña que sea, puede desencadenar algo grande e insospechado. De lo pequeño podrá venir la fuerza secreta de la paz.


23 de octubre de 2011/ El Observador

LIBROS QUE NO MUERDEN

Y después del aborto ¿qué? Ante una realidad irreversible una ventana de esperanza AUTORA: María del Carmen Alva López EDITORIAL: Trillas, S.A. de C.V. (México, D.F.)

RESEÑA:

¿Qué ocurre cuando la mujer se encuentra ante un embarazo inesperado o no deseado?, ¿qué consecuencias tiene el hecho de que recurra al aborto presionada por factores de índole familiar, social o económica? La autora explica en este libro el impacto y los daños físicos, psicológicos y morales que deja en cualquier mujer la práctica del aborto, manifiestos en el síndrome posaborto (SPA), cuya gravedad hace necesaria la ayuda y atención de un equipo interdisciplinario de profesionales que proporcione orientación a las madres que pretenden abortar, y terapia de rehabilitación a quienes ya lo han hecho. Este texto muestra la gran necesidad que existe en la sociedad actual de dar la educación sexual adecuada a la mujer para prevenir el aborto provocado y, por ende, su problemática. Con el relato de varios casos esta obra busca ayudar a aquellas mujeres que se enfrentan a la disyuntiva de optar por el aborto o la vida de su bebé.

Ser Joven

Ser Joven/página 9

PÁGINA 9

La prueba de amor

En nuestros días debemos TRABAJAR MUCHO POR EL VALOR DE LA PUREZA. Otros alimentan ferozmente las mentes de las personas dándoles a entender que lo inmediato, lo pasajero, es la mejor opción en la vida.

DEBEMOS AMAR Y RESPETAR

Por P. Modesto Lule msp teologomsp@gmail.com/Twitter: @ModestoLule/ Facebook: Modesto Lule Zavala

M

argarita cerró sus ojos y agachó la cabeza; su respiración era agitada, sus labios se comprimían lentamente y a su rostro comenzó a mojarlo una lágrima. Con sus manos trataba de cerrar su blusa, pero no estaban los botones. Se encontraba de rodillas en el rincón de su cuarto con la luz apagada, como si tuviese temor que el nefasto de su novio fuera a entrar por la ventana e intentara abusar de ella nuevamente. Minutos antes había pasado un momento terrible en el carro de su novio, pues él le había pedido la prueba de amor. Ella no lo podía creer, lo miró a los ojos, con su mirada traspasó a Carlos y después de un momento apretó sus labios como reteniendo las palabras de fuego que quería escupirle en la cara. Después de un momento, logró contenerse y le dijo — ¿Por qué no me das tú la prueba de amor que yo necesito, una prueba de amor a Dios y amor a mi dignidad femenina y te cuidas de hacerme pedidos de prostíbulo? Carlos sintió en su ser como una cubetada de agua fría por la respuesta de su amada, y la furia empezó a dominarlo. Sentía ganas de golpearla pero se controló e inició nuevamente el ataque diciendo: —Pero, mi amor, tú sabes muy bien que te amo y soy capaz de darlo todo por ti; además, siempre te he respetado con todo mi amor. Dime ¿qué prueba más necesitas que te dé para que creas que te amo? Margarita agachó su cabeza y juntó sus manos como signo de oración y santidad, para después mirar a Carlos y decirle: –Si realmente me amaras no me pedirías semejante «prueba», porque amar es, ante todo, querer lo mejor para la persona amada, por encima de los propios egoísmos. Desde ahora, pues, me sentiré autorizada a dudar de la sinceridad o la calidad de tu amor; ya tengo una prueba en contra. A Carlos nunca le habían hecho semejante cosa y su sangre comenzó a her-

+No debemos dejar que la semilla del mal entre en los corazones de los hombres llegando a relativizar todo. vir y pronto estalló — ¿Quién te crees que eres? A mí nadie me hace eso. Y de inmediato se abalanzó sobre ella y rasgó su blusa de un tirón, los botones volaron por los aires. Margarita luchó con todas sus fuerzas y pudo abrir el carro para después salir corriendo a su casa. No comprendía por qué el mundo insistía tanto en que ofreciera su cuerpo como cualquier baratija. En los días anteriores había tenido una discusión con sus amigas, le mencionaban a cada instante sus experiencias sexuales con sus novios y le hacían ver que no tenía nada de raro pues todas lo habían hecho más de una vez. –Yo no sé porque te cuidas tanto, Margarita, si es tan normal; además, todo depende de ti, si te cuidas con pastillas o preservativos. Esto era lo que constantemente se le decía e incluso se le tachaba de santurrona por llevar faldas largas a donde quiera que fuera. El acoso por parte de sus amigas no cesó hasta que Margarita tomó valor y les dijo con voz fuerte: —Lo que ustedes son ahora yo lo puedo ser hoy o mañana, pero lo que soy yo ahora ustedes no lo pueden ser nunca más. Margarita actualmente está casada muy feliz con alguien que sí la respeta totalmente. En nuestros días debemos trabajar mucho por el valor de la pureza. Los medios de comunicación masivos

+ El mundo se ríe de la pureza y de la castidad, como si se tratara de cosas trasnochadas y pasadas de moda. alimentan ferozmente las mentes de las personas dándoles a entender que lo inmediato, lo pasajero, es la mejor opción en la vida. Gobiernos promueven la liberación sexual disfrazándola con el término de educación sexual. Como cristianos debemos amar y respetar nuestro cuerpo, ya que es templo del Espíritu Santo; no debemos dejar que la semilla del mal entre en los corazones de los hombres llegando a relativizar todo. El mundo se ríe de la pureza y de la castidad, como si se tratara de cosas trasnochadas y pasadas de moda. El mundo dice: «Hay que darse el máximo de satisfacciones en la vida». Pero Cristo dice: «Si alguno quiere ser discípulo mío, olvídese de sí mismo, cargue con su cruz y sígame.». Mateo. 16,24. La Biblia limita las relaciones sexuales al matrimonio: «Que nadie cometa inmoralidades sexuales y que cada uno sepa dominar su propio cuerpo en forma santa y respetuosa, no con pasión y malos deseos como las gentes que no conocen a Dios».1Tes. 4,3. Claro que va a ser difícil comprender esto, pues nos mueve más el sexo que el seso. «Creo que no vamos a caminar. Nuestros gustos están en contrapunto: a ti te mueve el amor del placer; y a mí, el placer del amor».


Ser Joven/página 10

23 de octubre de 2011/ El Observador

PÁGINA 10

«Cambian de sexo» a hijo adoptado Las mujeres admiten que siempre quisieron que Thomas fuera UNA NIÑA, PERO SOSTIENEN QUE NUNCA LO PRESIONARON para que se convirtiera en mujer

A

los 8 años de edad un niño no puede consumir licor ni conducir un auto, pero para una pareja de lesbianas en California, Estados Unidos, sí puede decidir un cambio de sexo. La cadena CNN desató una intensa polémica en Estados Unidos al difundir el caso de Thomas Lobel, un niño de 11 años al que sus madres adoptivas someten a un tratamiento hormonal de «cambio de sexo» desde que cumplió ocho años y ahora se hace llamar Tammy. La pareja asegura que Thomas tiene un «trastorno de identidad sexual». El niño fue adoptado a los dos años de edad y a los cuatro años tuvo un intento de automutilación. Las mujeres admiten que siempre quisieron que Thomas fuera una niña, pero sostienen que nunca lo presionaron para que se convirtiera en mujer. Según la pareja, una de las primeras cosas que dijo Thomas fue: «Soy una niña», y lo hizo en el lenguaje de signos porque sufre un defecto en el habla. Para la médico psiquiatra Maíta García Trovato, el caso de Thomas Lobel es el de «un niño seriamente perturbado que amerita más que un tratamiento hormonal, asistencia psiquiátrica. Para él y para sus dos madres». «¿Qué capacidad de decisión puede tener un niño de 11 años?», cuestionó García Trovato. La experta explicó a ACI Prensa que «a los 8 años, en una familia

Thomas Lobel es sometido a un tratamiento hormonal desde los ocho años y ahora se hace llamar Tammy.

normal, tus padres te enseñan a comer lo que debes (no necesariamente lo que quieres), te fijan horarios y te educan hacia la normalidad. Desde luego, no se tiene capacidad legal para manejar un auto, tomar licor, disponer de bienes patrimoniales, etc. Sin embargo, están facilitando a este pobre niño que decida lo más importante que lo acompañará toda la vida: su identidad sexual». «Éste es un caso significativo del riesgo que puede correr un niño al ser dado en adopción para satisfacer los deseos de una pareja homosexual. Se suman aquí la ausencia de un progenitor de identificación y otro de complementariedad; la falta de compromiso real para afrontar la crianza del hijo en forma responsable buscando para él las mejores oportunidades de una vida plena y la falta de criterio de las personas a quienes ha sido entregado y que optan por lo que les viene más fácil sin cuestionarse el papel que están jugando ellas en la formación de la incipiente personalidad del niño», agregó. Además, precisó que el caso «plantea cuestionamientos éticos y morales para el equipo médico que ha aceptado intervenir en el cambio de sexo de un pre púber». Asimismo, advirtió que las madres de Thomas arguyen que admitieron el tratamiento «porque hay historias de transexuales que se han suicidado alrededor de los 20 años». Sin embargo, García Trovato recordó la historia del canadiense David Reimer (1966-2004), quien de niño perdió sus genitales por una mala práctica médica, sufrió una reasignación sexual y terminó suicidándose, al no poder recuperar su sexo de nacimiento. Fuente: ACI/EWTN Noticias

Todo amor tiene siempre una meta. Si no la tiene, entonces gira en redondo y se pierde en instantes fugaces.

P

«Cristo nos enseña a amar»

ara no equivocarnos en la aventura más importante de nuestra vida, echemos un vistazo a esta segunda parte de preguntas y respuestas sobre el tema del amor, un tema que siempre inquieta a los jóvenes. Fueron preparadas por un equipo del Pontificio Instituto Juan Pablo II para Estudios sobre Matrimonio y Familia (sede Roma).

¿El amor es siempre igual, siempre verdadero, o hay también amores falsos? El amor contiene una promesa de felicidad: para vivirlo es preciso aceptar con confianza la promesa que nos hace. Quien confía solo en las propias seguridades porque no quiere cometer errores, ese no cree en el amor, jamás podrá amar. El amor es algo que no nos pertenece, que no depende de nosotros. Es necesario confiarse al amor, abrirse a él, dejarse conducir por él. No importa que hayamos tenido malas experiencias. El amor no es el sentimiento débil y fugaz que algunos nos describen. El amor es más bien la fuerza que nos acompaña desde el inicio de nuestra vida; que existía antes de que viniésemos al mundo, en el abrazo de nuestros padres; que ha sostenido nuestros primeros pasos. Y entonces decimos: Sí, es posible creer en el amor, porque el amor ha venido a mí primero. Dale crédito al amor: el amor ya te ha dado crédito a ti. De este modo la apertura al amor no es un salto en el vacío. Todo amor

tiene siempre una meta. Si no la tiene, entonces gira en redondo y se pierde en instantes fugaces, incapaz de seguir un sendero que conduzca hacia el horizonte lejano. Cuando no tiene meta, el amor deja de ser amor.

¿Existen distintos tipos de amores? La música es una sola y, sin embargo, hay muchas formas distintas de tocarla. Del mismo modo, también hay formas distintas de amar. Cuando cantamos en coro nos une un mismo ritmo, nos contagiamos la pasión por la misma música, nos atrae un mismo misterio. Pues bien, cantar en coro se parece a un tipo de amor: la amistad. Hay otro tipo de música: un dúo de instrumentos que dialogan entre sí, cada uno poniendo una parte de la pieza, de forma que entre los dos se haga armónica y bella. Se parece esto al amor esponsal, entre hombre y mujer. Aquí también están los dos unidos por un mismo amor a la música, pero ahora cada uno desempeña un papel distinto, y los dos se complementan, se inspiran, sacan lo mejor del otro en su diferencia. Sin el otro no podrían tocar la partitura, que quedaría incompleta, llena de silencios, rota. Por último, podemos pensar en otro tipo de música, la de una orquesta. El amor filial, que cada hombre y cada mujer recibe de sus padres y, en último término, de Dios Creador. Este es el amor primero, de donde bebe el amor de los amigos y los esposos.


Por las diócesis de México «Buen temporal» es más que lluvia La diócesis de Aguascalientes ha estado orando las últimas semanas para que aquella región se vea favorecida por Dios, pues debido a la sequía las presas del estado se encuentran a menos del 12% de su capacidad, lo que ha ocasionado la muerte de muchos animales y la pérdida de casi la totalidad de las cosechas. A petición de la presidenta del DIF estatal, Blanca Rivera Río, de que se hiciera una oración para rogar por las lluvias, el obispo José María de la Torre Martín ya celebró una Misa especial , y se ha pedido a toda la feligresía que continúe rezando al Señor por el «buen temporal», aunque el obispo ha explicado que ese «buen temporal» abarca mucho más que agua: «La plegaria por el buen temporal no se limita exclusivamente a que las lluvias sean abundantes, sino que hoy la patria, para que México sea un mejor país, requiere de una reconversión de corazones, en donde haya mayor esperanza, conciliación y paz».

Una diócesis con sólo 58 sacerdotes

El obispo de la diócesis de Victoria (Tamaulipas), Antonio González Sánchez, ha llamado la atención a la gente del lugar acerca de la carencia de sacerdotes. «Los que tenemos son pocos», afirma. Ha hecho saber que la diócesis apenas cuenta, de hecho, con 58 presbíteros, por lo que no han podido ser erigidas todas las parroquias necesarias, porque no habría quién las antendiera. En 2007 hubo ocho ordenaciones sacerdotales, siendo «el mejor año»; desde entonces el número desciende, y en lo que va de 2011 apenas ha habido una sola ordenación.

Disminuyen los católicos en Tepic Según reporta la diócesis de Tepic a través de su vocero, el padre Rafael Rentería Alaniz, se está dando un programa de mercadotecnia de parte de las sectas, provocando una disminución en el número de católicos. «Están lucrando con la necesidad de las personas, mismas que están buscando respuestas a su problemática, ya sea de enfermedades, presiones económicas o disfunción familiar» , denuncia el presbítero. «Hemos constatado una reducción significativa en la afluencia de católicos, pero tenemos que precisar que eran católicos bautizados, pero que no estaban comprometidos con la Iglesia». El sector más vulnerable, el que más cambia de religión, es el de las familias de bajos ingresos y escasa educación escolar.

23 de octubre de 2011

TESTIMONIOS CONTADOS POR SACERDOTES

«Dale un beso a tu salvador»

H

ay muchos ejemplos de cómo Dios ha obrado por medio de mí como instrumento, pero la siguiente historia es la que más recuerdo, y la que más me ha asombrado. Estaba una noche de capellán en el hospital de Westmead cuando llegó una nota pidiendo que yo fuera a bendecir a una mujer que tendría una operación al día siguiente. Entonces fui y encontré una mujer embarazada, y me dijo que estaba preocupada por la operación. — ¿Qué le van a hacer? — Una histerotomía muy grande —me dijo–. Pensé: «Será muy difícil que puedan extraer el útero y salvar al bebé». Entonces ella continuó diciéndome que era necesario que procedieran así, ya que tenía un cáncer cervical. Le habían dicho: «Dios no necesita perdonarte, porque no tiene nada de malo lo que planeas hacer». Le conté de la beata Gianna Beretta Molla, una doctora italiana que tomó la decisión heroica de sacrificar su vida por la de su hijo, que todavía no nacía, y rogué para que ella

confiara en Dios en esta situación. — Por favor, déjame pedir por ti para que tengas el coraje de cambiar de idea y salves la vida de tu hijo, que todavía no nace. Con lágrimas en su rostro rezó conmigo. Volví a casa y oré en la capilla durante la noche para que no perseverara en su decisión. Hablé con un doctor en nuestra parroquia,

DÍA DEL SEÑOR

AÑO17,No.850

PÁGINA

11

y él insistió en que ella continuara con el embarazo hasta que el niño tuviera siete meses, así podría dar a luz y después tener la operación. Al día siguiente, a las ocho de la mañana, un hombre tocó a la puerta. Su voz llena de ansiedad dijo: — ¿Es usted el sacerdote que habló con mi esposa anoche? Pensé que estaría muy enojado conmigo; pero, para mi sorpresa, dijo: — Quiero agradecerle. Vamos a seguir su consejo y esperar hasta que el bebé tenga siete meses, y entonces induciremos el parto. La mamá continuó y tuvo una niña muy hermosa y saludable a quien después bauticé. Un mes después tuvo la histerotomía y quedó fuera del peligro de cáncer. Cada año, en el cumpleaños de la niña, veo a su mamá y a su papá en la santa Misa con sus hijos en la parroquia. La madre siempre le dice a su hija: — Ven y dale un beso a tu salvador. Kevin Matthew Lee. Parramatta (Australia)

Beata Gianna Beretta Molla

Esta historia y otras mil, fueron recopiladas durante el Año Sacerdotal.

Las cien mejores están publicadas en el libro «100 historias en blanco y negro», que puede adquirirse en www.100sacerdotes.com. Comprándolo usted, contribuye a la formación de seminaristas.

EL RINCÓN DEL PAPA

Salmo 23: «Tú estás conmigo», la certeza que nos sostiene El salmista somos nosotros cuando somos realmente creyentes en comunión con Cristo. Cuando Dios abre su tienda para acogernos, nada nos puede hacer daño.

Q

ueridos hermanos y hermanas, dirigirse al Señor en la oración implica siempre un acto de confianza. Por esto, quisiera hoy reflexionar con vosotros sobre un salmo en el que el salmista expresa su serena certeza de que es guiado y protegido, puesto a salvo de todo peligro, porque el Señor es su pastor. Se trata del salmo 23 (según la tradición greco-latina, el número 22). «El Señor es mi pastor: nada me falta»: así comienza esta bella oración, evocando el ambiente nómada del pastoreo y la experiencia de conocimiento recíproco que se establece entre el pastor y las ovejas que componen su pequeño rebaño. Él las cuida, las custodia como bienes preciosos, está preparado para defenderlas, para garantizar su bienestar, para hacerlas vivir en tranquilidad. Nada puede faltarles si el pastor está con ellas. A esta experiencia se refiere el salmista, llamando a Dios su pastor, y dejándose guiar por Él hacia pastos seguros: «Él me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas y repara mis

fuerzas; me guía por el recto sendero, por amor de su Nombre». La visión que se abre a nuestros ojos es la de los prados verdes y fuentes de agua límpida, oasis de paz. No olvidemos que la escena evocada por el salmo está ambientada en una tierra en gran parte desértica, tostada por el sol. Pero el pastor sabe dónde encontrar hierba y agua, esenciales para la vida. Si el Señor es el pastor, incluso en el desierto, lugar de carencia y de muerte, no disminuye la certeza de una radical presencia de vida, hasta el punto que se puede decir: «nada me falta». Quien va con el Señor en los valles oscuros del sufrimiento, de las dudas y de todos los problemas humanos, se siente seguro. «Tú estás conmigo», ésta es nuestra certeza, la que nos sostiene. Ese «tú estás conmigo» es una declaración de confianza inquebrantable, que resume una experiencia de fe radical; la cercanía de Dios transforma la realidad, el valle oscuro pierde toda su peligrosidad, se vacía de toda amenaza. El rebaño puede caminar tranquilo, acompañado del

sonido familiar del bastón que golpea sobre el terreno y señala la presencia tranquilizadora del pastor. Esta imagen confortadora cierra la primera parte del salmo, y deja lugar a una escena distinta: «Tú preparas ante mí una mesa, frente a mis enemigos; unges con óleo mi cabeza y mi copa rebosa». Ahora el Señor se presenta como el que acoge al orante, con los signos de una hospitalidad generosa y llena de atenciones. Finalmente la copa rebosante añade una nota de fiesta, con su vino exquisito. El salmista es objeto de muchas atenciones, por las que se ve a un viajero que encuentra refugio en una tienda acogedora, mientras sus enemigos deben detenerse a mirar, sin poder intervenir, porque al que consideraban su presa se le ha dado refugio, se ha convertido en huésped sagrado, intocable. El salmista somos nosotros cuando somos realmente creyentes en comunión con Cristo. Cuando Dios abre su tienda para acogernos, nada nos puede hacer daño. Benedicto XVI


OBRAS Y RAZONES POR JORGE E. TRASLOSHEROS jtraslos@hotmail.com

PÁGINA

12

C

Y

Hoy, el discurso se escucha gastado y excluyente. Desde los años sesenta el conocimiento sobre el desarrollo humano ha avanzado a pasos agigantados. De la idea de un montón de células, hemos pasado a la certeza de que el ser humano se desarrolla sin sobresaltos desde la fecundación hasta la muerte natural. El concebido es un miembro de nuestra especie en sus primeras etapas de desarrollo. El ultrasonido ha sido la kriptonita del discurso abortista. Al mismo tiempo, muy diversos estudios, basados en la experiencia acumulada, han demostrado que el aborto «on demand» implica un mal objetivo por la existencia común del Síndrome Post Aborto. Además, decir que el Estado es quien otorga derechos va contra los cimientos de una democracia sustantiva que se afirma en el principio de que es la persona el portador de los derechos, sin discriminación alguna. En suma,

DIRECTORIO El Observador

®

DE LA ACTUALIDAD DE LA ACTUALIDAD

Dirección: Jaime Septién Crespo Dirección adjunta: Maité Urquiza de Septién Dirección de ediciones: Rogelio Hernández Murillo

el aborto no es un bien para la mujer, el concebido sí es un miembro de nuestra especie y la persona es la única titular de los derechos. La propuesta del aborto se ha metido en un callejón sin salida. Si aceptara la humanidad del concebido se vería en la necesidad de conceder razón a quienes proponemos, como opción de justicia, la protección de la vida de la persona concebida y de la libertad de la mujer. Así, no tienen más alternativa que persistir, contra toda evidencia, en negar la humanidad del ser humano concebido y su derecho a la vida. La decisión de la Suprema Corte, que ha precisado las reglas del debate por la vida en México, un discurso agotado en la propuesta del aborto, obliga a replantearse la estrategia de defensa y promoción de la vida del concebido en armonía con la libertad de la mujer.

EDITORIAL AÑO 17, No. 850

?

El aborto. Los límites de una propuesta omo ciudadano del común, laico del montón y católico de a pie, no me he podido sustraer al debate sobre la vida del concebido y la libertad de la mujer. Por experiencia puedo afirmar cuatro cosas: que se trata de un asunto en el cual nos jugamos nuestra experiencia de humanidad; que la generalidad de las personas involucradas –que son la gran mayoría de la poblaciónquieren de buena voluntad encontrar una solución al problema; que su importancia requiere sentarnos a pensar con calma, sin excluir a nadie; y, finalmente, que la solución no es sencilla, pero necesariamente tendrá que armonizar el derecho de las mujeres y los concebidos. Por lo anterior, me llama profundamente la atención que quienes proponen el aborto como solución sigan con el mismo discurso de los años sesentas por lo menos. Tres afirmaciones son las columnas que sostienen su propuesta: que el ser humano concebido no es un ser humano; que en caso de que lo fuera no sería portador de derechos más allá de los que el Estado le quisiera otorgar; y que reconocer derechos al concebido está en oposición directa a los derechos de la mujer. Lo cierto es que, si en algún momento reconocieran la humanidad del concebido, su edificio ideológico caería por los suelos pues en manera alguna resulta razonable disponer de la vida de nadie, por pequeño e inútil que nos parezca.

23 de octubre de 2011

CON REPAROS Por J. Jesús García y García

Día del Corrector

a viene. Es el 27 de octubre, en recuerdo del nacimiento, en 1467 (hay discrepancias en cuanto a la fecha), del humanista Erasmo de Rotterdam, quien también fue corrector. El oficio, empero, es mucho más antiguo que Erasmo. Alguien dice haber descubierto que ya había correctores en el siglo XIII, pero éstos surgieron desde que hubo un escritor cuyo texto necesitó un pulidor especializado, es decir, desde que tomó formalidad la comunicación por escrito. Tal día van los de este oficio a la calle a cazar erratas. Si yo salgo en ese plan ya sé lo que hallaré en mi localidad: repetidos casos de quezadillas, milanezas, transmiciones, sin faltar el socabón (en lugar de soca-

vón). Acaso reviva aquella experiencia en la que topé con un establecimiento donde, además de ofrecer rejas, puertas, etcétera, anunciaban que vendían zahuanes; y trabajo me dio contener las ganas de entrar a comprar uno y llevármelo puesto: ya entrados en el error, ¡qué más da! (zaguán es una parte cubierta que sirve de vestíbulo a una casa, y no un sinónimo de portón o puerta de ninguna clase o tamaño). ¡Viva el corrector, que, en la oscuridad de su empleo, en lo posible libra al escritor de faltas, equivocaciones, desaciertos, deslices, descuidos, torpezas, erratas, lapsos, despistes, barbaridades, omisiones, desatinos, gazapos, inexactitudes… y otros despropósitos!

HOMBRE NUEVO POR JOSÉ MANUEL OTAOLAURRUCHI, L.C. jmotaolaurruchi@legionaries.org

Juego de máscaras Cuando hablamos con otra persona participamos simultáneamente de dos conversaciones diferentes. La primera es la conversación que entablamos con el otro, con quien realizamos un intercambio de mensajes. Esta conversación la podemos llamar pública. Pero, de modo simultáneo, participamos de otra conversación con nosotros mismos, que incluye los pensamientos que nos decimos en nuestro interior. Esta segunda es la conversación privada. La autenticidad exige que haya coherencia entre las dos conversaciones. No estamos obligados a decir toda la verdad, pero sí esta-

Jefe de redacción: J. Jesús García y García. Contraloría: María del Carmen Velasco de Uresti. Editora «Tema de la semana»: Diana Rosenda García Bayardo. Jefe de información: Omar Árcega Escobedo. Editora «Ser Joven»: Rubicela Muñiz Patiño. Jefatura de ventas: Patricia Flores de Aboytes. Asesoría en Proyectos: Clemente Chauvet Flores. Jefe de circulación: José Trejo Hurtado. Coordinador de distribución: Agustín Morales Cabello. Promoción y difusión: Óscar Uresti Serrano.

mos obligados a decir la verdad. No estamos obligados a decir lo que pensamos, pero sí a ser coherentes con lo que hablamos. Se puede callar por prudencia. Por otra parte, quien escucha, de modo inconsciente, percibe y analiza si existe sinceridad entre lo que le están diciendo y la intención o sentimiento del emisor. Si quien escucha descubre falsedad en el que habla, le provoca desconfianza, porque sabe que lo manipulan. El lenguaje del hombre cabal es cálido, nace del corazón y por lo tanto resulta convincente y sincero. twitter.com/jmotaolaurruchi

Diseño de publicidad: Octavio Espinosa Murillo. Diseñador asociado: David Montes. Crédito y cobranza: Fernando Maya Solano. Secretaria y suscripciones: María del Refugio Rojas de Hernández. Agentes de distribución y cobranza: Carmelo Aguillón Sánchez, José Trejo Hurtado y Salvador González Núñez. Mensajería: Alfonso Sánchez y Arrieta. Asistente de oficina: María del Carmen Olvera Castro. Asesor de la Dirección adjunta: Miguel Ángel Casas Alatriste.

El Observador de la actualidad. Publicación semanal de Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. Reforma No. 48, Centro histórico, C.P. 76000, Santiago de Querétaro, Qro., Tels. (442) 214-1842, 224-1454 y 214-5475, lada sin costo fuera de Querétaro 01 800-253 3501.- Correo electrónico: mensaje@elobservadorenlinea.com - Número de Certificado de Licitud de Título 9598.- Número de Certificado de Licitud de Contenido 6695.- Número de Reserva al Título en Derechos de Autor 1080200/2001.- Precio del ejemplar: $10.00.- Suscripción anual en la ciudad de Querétaro (aplican restricciones): $450.00 - Impresión: Compañía Periodística Meridiano, S.A. de C.V., Prol. Calzada 208 Col. Martinica, Tel. (477) 788-2115, León, Gto. - Permiso de publicación periódica, autorizado por Sepomex Núm. PP22-0001. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.


PÁGINA

13

23 de octubre de 2011

A FONDO

AÑO 17, No. 850

ENSAYOS CRISTIANOS

¿Y la felicidad, qué? Juan Jesús Priego

MARIO DE GASPERÍN GASPERÍN

DIGNIDAD Y LIBERTAD ANTE LA LEY

U

no de los efectos que ha producido la lucha del estado mexicano contra la llamada delincuencia organizada es el endurecimiento de las leyes. Se tipifican nuevos delitos y se aumentan las penas. Habrá ciertamente que responder a situaciones inéditas con leyes y sanciones proporcionadas a las agresiones que sufre la sociedad. El Estado ejerce este derecho porque es su deber ordenar la conducta social y restablecer la justicia violentada; pero, ¿hasta dónde se puede llegar? La criminalidad no tiene límites, pero la justicia sí para no dejar de serlo y evitar convertirse en venganza. Van apareciendo casos de abusos y de violación de los derechos humanos, que ningún criminal pierde por el hecho de serlo. Los legisladores aparecen urgidos en actualizar las leyes penales, que todos quisiéramos justas, lo que no es fácil en el marco de la ética positivista que acompaña la enseñanza del derecho y la práctica misma de la justicia; a esto se debe añadir la humana flaqueza y la reinante corrupción. En este contexto, no hay ley que satisfaga a todos y la salida suele ser acudir a otra más severa. Los medios de comunicación han jugado para bien un papel capital, con la limitante de cuidar más los intereses propios que los ajenos. Si se ignora o descarta la justicia divina, se pervierte con facilidad la humana, pues ésta recibe de aquella su origen y fundamento. Se llama ley «divina y natural» y tiene por

raíz la sumisión a Dios, fuente y juez de todo bien y garante de la dignidad humana, como enseña el catecismo. Su expresión clásica es el Decálogo, que después Cristo perfeccionó para sus discípulos en Sermón de la Montaña. Toda ley humana, para serlo y obligar, necesita reflejar la divina y natural, garantía de toda humana dignidad, aunque no llegue a la perfección del Evangelio. Cuando las instituciones humanas excluyen esta referencia a Dios y pretenden ocupar su lugar, se abre el paso a todas las arbitrariedades y tiranías. Así, el Estado ha llegado a ocupar el lugar de Dios, y ahora decreta sobre quién debe vivir y quién no y cómo debe morir; sobre lo políticamente correcto y lo socialmente aceptable; y legisla sobre el matrimonio y la familia a gusto y medida del solicitante, substituyendo los derechos primarios y fundamentales por otros de conveniencia y ocasión. El mayor peligro contra la dignidad humana y la libertad consiste en convertir en absoluta una institución humana, como lo demuestran los regímenes totalitarios de la historia. De éstos sólo la trascendencia, es decir Dios, nos puede salvar. El éxito del cristianismo se debió a que se negó a adorar al César y sus leyes impías, sin negarle sus legítimos derechos; costó mucha sangre a los cristianos, pero salvaguardaron su dignidad y obtuvieron la libertad. De este legado la Iglesia ha sido portadora y pregonera; toca a nosotros no olvidar la lección. + Mario De Gasperín Gasperín

L

e pregunté entonces a mi interlocutora que dónde había leído eso de que «todos hemos nacido para ser felices», y ella me respondió que no sólo en uno, sino en muchos libros; que ella estaba muy de acuerdo con esa afirmación y no había por qué darle más vueltas al asunto, pues la cosa estaba más clara que el agua. -Después de todo –dije yo, a mi vez- no siempre el agua es tan clara como se piensa. A veces, por ejemplo, los ríos se enturbian, sobre todo después de una lluvia especialmente intensa. -No quiera hacerse el chistoso –me respondió la mujer, visiblemente contrariada-. Usted sabe muy bien lo que le quiero decir. -Si lo que usted afirma es verdad –contraataqué-, ¿qué es lo que hay que pensar de aquellos que, por lo menos hasta hoy, no han podido verle la cara a la felicidad ni siquiera de perfil? ¿Debemos decir que han fracasado en la vida? Porque seríamos ilusos si pensáramos que en estos confines del mundo la gente está que rebosa de sentimientos eufóricos o de cosas parecidas… -«Consideramos evidentes por sí mismas las siguientes verdades –dijo la mujer adoptando un tono magisterial-: que todos los hombres han sido creados iguales; que han sido provistos por su Creador de ciertos derechos inalienables, entre los cuales se hallan la vida, la libertad y la felicidad»… -Ese texto me suena. ¿De dónde lo tomó usted? -Nada menos que de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América: 4 de julio de 1776. Hace veinte años, cuando era estudiante de filosofía en el Seminario de San Luis Potosí, recuerdo haber defendido públicamente (era el día de Santo Tomás de Aquino) la tesis de que la felicidad era uno de los derechos del hombre. ¿Cómo es que no cité entonces la famosa Constitución Estadounidense? Eso fue todo lo que pensé mientras mi interlocutora seguía recitando: -«Y para asegurar estos derechos se han institui-

do gobiernos entre los hombres, gobiernos que derivan sus poderes legítimos del consentimiento otorgado por los gobernados, de manera que cuando una forma de gobierno es perjudicial para esos fines, el pueblo tiene derecho a cambiarla o abolirla y a establecer un nuevo gobierno que se base en principios tales y organice su poder en tal forma que resulte la más apropiada para procurar su seguridad y felicidad». -¡Tiene usted una memoria prodigiosa! –dije a la mujer para halagarla un poco. Sí, sonaba bonito. En lo que no estaba de acuerdo con la dama –y, de paso, con aquella Declaración que se sabía al dedillo- era en eso de que «todos hemos nacido para ser felices». En otro tiempo, hasta me hubiera emocionado oyéndola; pero hoy, cuando escucho este tipo de cosas, guardo un silencio respetuoso. Y no es que me haya vuelto un pesimista; es, más bien, que la experiencia de la vida me ha enseñado que no siempre las cosas son como se escriben. «¡Ya sé lo que quieres!» –dijo una vez San Agustín (354-430) a uno de sus amigos: «Tú quieres ser feliz». Y el amigo debió reconocer que, en efecto, eso era lo único que quería. ¿Quién es el que no querría ser feliz, a menos que estuviera mal de la cabeza? Donde no siempre nos salen las cuentas a los humanos es en el hecho de que querer y poder no son, por desgracia, palabras sinónimas. En Dios el querer y el poder son una y la misma cosa; pero nosotros, ¿podemos siempre lo que queremos? Yo, por ejemplo, no quisiera morirme, pero no puedo evitarlo; tampoco quiero que se mueran los que amo y, sin embargo, todo parece indicar que un día –contra mi voluntad y pese a mis lágrimas- morirán. Todo esto dije a mi interlocutora, pero creo que no la convencí. -¿Y entonces nuestros deseos? –me preguntó. ¿Y no es verdad que nuestra sed presupone la existencia del agua? -Quizá la presuponga, pero esto no quiere decir que ésta tenga que salirles al paso. «Lo que hace bellos los desiertos es que

ocultan un pozo en algún lugar», dijo una vez el Principito. Pero, ¿encontrarán ese pozo los beduinos antes de que el cuerpo se deshidrate y todo esté perdido? ¿Es, pues, la felicidad un derecho? Tal vez sí; de lo que ya no estoy muy seguro es que la felicidad sea también un deber. Hoy, más bien, creo que el hombre ha venido a este mundo a cumplir con una misión, y que la felicidad viene después de haberla cumplido (si es que viene alguna vez). ¡Ah, la felicidad! Alguien la comparó con una sombra que entre más tratas de alcanzarla más se te escapa. ¿La felicidad? No, gracias. Conocí hace poco a una mujer cuyo hijo vivía sentado en una silla de ruedas, y en más de una ocasión pude verla llorando. Esta mujer, a simple vista, es infeliz. Pero la creo mucho más feliz que aquella otra que abandonó a sus hijos –dejándoselos a los abuelos- para irse a vivir, como dice una canción, la vida loca. Cuando el hijo de la primera haya muerto, ésta llorara todavía más; pero, en su dolor, conocerá un consuelo: el de haber estado con su hijo de noche y de día, de haber cumplido con su deber. ¡En cambio la segunda!... No, por favor, de esta última no hablemos: sus risas esconden algo; su alegría nos parece hueca, pese a que creyó siempre en su derecho a ser feliz. No, hoy no pondría la felicidad en la cumbre de mis ambiciones. Me basta con cumplir con mi deber, aunque sea pequeño: hacer lo que tengo que hacer humildemente y a conciencia. Y si de la realización de este deber me llega la felicidad, bienvenida sea: la recibo en mi casa como un amigo querido que llega siempre tarde a sus citas. Hoy, a estas alturas de mi vida, me apropio con gusto de aquellas palabras que un día pronunció Jan en El malentendido, la pieza teatral de Albert Camus (1913-1960): «No, la felicidad no es todo; los hombres tienen deberes».


PÁGINA

14

23 de octubre de 2011

ACTUALIDAD AÑO 17, No. 850

EL PAPA ANUNCIÓ UN PERÍODO DE REFLEXIÓN ECLESIAL

Año de la fe

En octubre del 2012 iniciará un año dedicado a la fe. Será un tiempo para reflexionar y fortalecer nuestro ser cristianos.

E

l 16 de octubre del 2011 fue de esos días que marcan la historia. Ese domingo, en el Vaticano se celebró el primer encuentro de nuevos evangelizadores, el cual es uno de los eventos más importantes del dicasterio(secretaría) para la Nueva Evangelización, el cual fue creado el 12 de octubre del 2010 por el propio Benedicto XVI. Para este acontecimiento se reunieron representantes de una multitud de grupos apostólicos y congregaciones. El denominador común es que trabajan en la reevangelización, inyectan a las sociedades actuales una visión de la Iglesia renovada, sólida y, sobre todo, llena de sentido para el presente y el futuro.

El anuncio

Hubo muchos ponentes, pero se esperaba con ansia el discurso principal: el del Papa, y no defraudó. Después de certeras reflexiones sobre la Iglesia anunció que se celebrará un «Año de la fe» entre el 11 de octubre de 2012 -50º aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II- y el 24 de noviembre de 2013. La iniciativa de celebrar el «Año de la fe» tendrá lugar «precisamente para dar renovado impulso a la misión de toda la Iglesia de conducir a los hombres fuera del desierto en el que a menudo se encuentran hacia el lugar de la vida, la amistad con Cristo que nos da su vida en plenitud», explicó el Papa.

Porta Fidei Se ahondó en el tema, a través de una carta apostólica en forma de «motu proprio», titulada «Porta Fidei», la puerta de la fe. En ella se proponen tres caminos para vivir el año de la fe: el primero es hacer una relectura de los textos del concilio Vaticano II; Benedicto XVI señala en el documento, de 20 páginas, que los textos emanados de este concilio «no han perdido su valor ni su empuje» y que es necesario que sean leídos de manera apropiada, conocidos y asimilados «como textos cualificados y normativos del magisterio», dentro de la tradición de la Iglesia católica. El segundo camino es vivir intensamente la caridad pues «La fe sin la caridad no da fruto, y la caridad sin fe sería un sentimiento constantemente a merced de la duda», y, finalmente, el testimonio de vida ofrecido por los creyentes. Benedicto XVI se muestra convencido de que el catecismo de la Iglesia católica puede ser un instrumento para mantener la fe, y que por ello ha pedido se prepare un documento en el que ofrecerán a los creyentes algunas indicaciones para vivir este año «de la manera más eficaz y apropiada, al servicio de la nueva evangelización».

El reto

El Pontífice explicó que «Pablo VI convocó un análogo ‘Año de la Fe’ en 1967, con ocasión del décimo noveno centenario del martirio de los apóstoles Pedro y Pablo, durante un periodo de grandes cambios culturales». Será un período de reflexión al interior de la Iglesia, de renovación, pero al mismo tiempo de poner los cimientos para un sin fin de acciones que nos permitan a los católicos seguir siendo la sal de la tierra y la luz del mundo.

La Eucaristía y la violencia «Podemos transformar las situaciones de muerte en ocasión de vida por la celebración de la Eucaristía vivida como misterio de trasformación real en Cristo Sacerdote, Victima y Altar. Es el reto y es nuestra misión urgente hoy para colaborar eficazmente en el cambio del contexto de muerte y llegar a la paz que en Cristo sobrepasa todo entendimiento».

Pbro. Prisciliano Hernández Chávez, CORC.

V

ivimos en un contexto verdaderamente de muerte. Parece que nuestro tiempo y nuestra tierra están bajo el signo de la muerte. El espíritu de Caín cabalga en la mente y en el corazón de muchos de nuestros contemporáneos. Jóvenes que viven el vértigo de la violencia, vida breve, dramática y bajo el imperio del narcotrátifico, convertido en narcoterrorismo. Las ideologías de la muerte que campean en grupos minoritarios pero escandalosos, académicos, legisladores y manipuladores de la opinión que esgrimen sofismas contra la vida del nonato o del naciturus, por el supuesto derecho de la mujer a su cuerpo como base para el derecho al aborto, que es tanto como conceder el derecho al asesinato, crimen no sólo de lesa humanidad sino de lesa Patria. Nuestro ministerio o nuestra participación en la Eucaristía es un servicio extraordinario a la vida si lo vemos a partir de la continua actualización de la nueva, eterna y definitiva Alianza, porque la Eucaristía es el don del amor, el don para que el mundo tenga vida. Es victoria del amor sobre el mal y la muerte. Es el don del Padre; su Hijo es la plena y constante donación del Hijo al amor del Padre en el amor a la humanidad rota. El Señor Jesús, en la noche en que fue entregado, tomó pan, dio gracias, lo partió y dijo: esto es mi cuerpo que se entrega por ustedes (1Cor 11, 23-24).Habiendo amado a los suyos, los amó hasta el extremo del amor total ( Jn 13, 1.) Jesús en la Eucaristía realiza un «ot» o una acción profética. Anticipa la propia muerte, la hace presente en el pan partido y compartido que se convierte en su propio cuerpo y el vino que será su sangre derramada; transforma su muerte en un sacrificio de la Alianza para la comunión de todos. Cuando se habla de la Eucaristía se insiste en la transustanciación, y está bien, pues sin ella no existiría este extraordinario sacramento. Cambio de sustancia, aunque se conserven los accidentes del pan y del vino. La presencia real es la forma que determina el sacramento del cuerpo y de la sangre del Señor inmolado y glorificado. Pero conviene subrayar nuestra transformación personal, de acontecimiento de ruptura y muerte en acontecimiento de vida plena por la comunión con Dios y con los hermanos. La sangre derramada de un crimen de

perversos en sangre de la Alianza. Esta es la verdadera victoria del amor de Jesús nuestro Señor que puede ser lo que determine nuestra vida, desde la Eucaristía, en Jesús, vida donada, día a día, y nos capacite para el martirio como condición de futuro. San Pablo no duda en decir del Crucificado: maldito el que pende de un madero (Gal 3, 13; Dt 21, 23). Jesús asume esta situación como ocasión del amor de Sí pleno, don total, para ser instrumento de la comunión con Dios y con los hermanos. Así en su sangre derramada funda la Nueva Alianza. Este es el dinamismo del amor victorioso, que participamos cuando celebramos la Eucaristía y participamos del banquete eucarístico, comida sacrificial. Aquí está la fuerza para progresar en el amor, aquí está la fuente verdadera de la vida y su misma cumbre. Su sangre no se da como aspersión, según la Antigua Alianza, sino en bebida. Si no comemos su carne y no vemos su sangre no tendremos la Vida, su vida. Sólo así se da una mutua inhabitación o una mutua inmanencia: Yo en ustedes y ustedes en Mí (Jn 6, 56). Nosotros damos gracias de la Comunión, cuando Jesús primero hace la acción de gracias eucharistesas. Da gracias al Padre, como en otras muchas ocasiones, para abrir el camino de la generosidad del Padre. Le da un cuerpo que habrá de transformarse en sacramento de vida, de la vida ofrendada en la cruz; una sangre que se derrama y que será la bebida de la Alianza nueva, eterna y definitiva. La fuerza del amor oblativo o como don de Sí le viene del Padre. La

Iglesia entiende que la Eucaristía es don del Padre para la misma Iglesia. La liturgia da gracias al Padre en la oración de la comunión. Jesús celebra esta PascuaAlianza, para que sea celebrada por los discípulos ordenados de ayer, de hoy y del futuro: hagan esto en memoria de Mí. Dice el Cardenal Albert Vanhoye: El amor que provine del Padre pasa a través del corazón de Cristo y transforma un acontecimiento trágico y escandaloso en una fuente de gracia infinita. Cuando celebramos la Eucaristía y comulgamos, recibimos en nosotros este intenso dinamismo de amor, capaz de trasformar todos los acontecimientos en ocasión de la victoria del amor Podemos transformar las situaciones de muerte en ocasión de vida por la celebración de la Eucaristía vivida como misterio de trasformación real en Cristo Sacerdote, Victima y Altar. Es el reto y es nuestra misión urgente hoy para colaborar eficazmente en el cambio del contexto de muerte y llegar a la paz que en Cristo sobrepasa todo entendimiento.

CARIDAD QUE MUEVE

« La Eucaristía es el don del amor, el don para que el mundo tenga vida. Es victoria del amor sobre el mal y la muerte».


Consultas

Quieren matrimonios a plazos en el DF

GEORGINA LEÓN PORTILLA ginaleonportilla@gmail.com

Miedo al cáncer

23 de octubre de 2011

FAMILIA AÑO 17, No. 850

PÁGINA PÁGINA

15

Hacia la desintegración legal de la familia en el Distrito Federal: que los matrimonios civiles tengan una duración de dos años, aunque con opción a renovarlos.

C

PREGUNTA: A mi hermana le detectaron cáncer de mama hace dos años y medio. Gracias al tratamiento recibido y al apoyo de la familia, está plenamente recuperada. Pero ella vive angustiada, con mucho miedo, con la idea de que pueda recaer. Este miedo llega a paralizarla los días anteriores a una revisión. Cuando le dicen que todo está bien se relaja, pero le dur apoco. ¿Cómo podemos ayudarla para que entienda que ese episodio es cosa del pasado?

Mariana. RESPUESTA: El deseo de tratar de ayudar a tu hermana es bueno; sin embargo, puede volver a enfermar, igual que cualquier persona. No se trata de convencerla de que esto ya pasó, sino de ayudarla a entender que su vida vale la pena ser vivida, aun en el caso de que el cáncer regrese. Lo importante es decidir qué hacer con el tiempo que tenemos: si decidimos en centrarnos en vivir o si vivimos preocupados por morir.

Georgina León Portilla

Los hijos que viven con sus padres casados, viven mayor bienestar La revista The Journal of Marriage and Family publicó un artículo donde indica que los niños que nacen y viven con sus padres casados «viven mejor» que aquellos que no. Aunque la mayoría de los niños siguen viviendo en familias con sus dos padres casados, esto ha ido cambiando en los últimos años. En Estados Unidos en 1970 el 84% de los niños vivía con ambos padres casados, y para el año 2009 este número disminuyó al 67%. Asimismo, los hijos de madres solteras en 1970 era de 11%, y para el 2009 aumento a un 23%. Los hijos de familias donde los padres biológicos están casados tienen mejor educación, relaciones sociales, de conocimiento y conductuales; esto puede explicarse, en parte, debido a que estos niños experimentan mejor nivel económico, relación de socialización con sus padres y menor estrés familiar.

Visita www.sexoseguro.mx para mayor información. Síguenos en twitter como @sexoseguro

ontinúa la reingeniería social del PRD en la ciudad de México . Los «progres» mexicanos preparan un proyecto de ley de matrimonio a plazos. Para los legisladores de izquierda no hay mucha diferencia entre un contrato laboral y el matrimonio. Las parejas mexicanas podrían contraer matrimonio «renovable» cada dos años, como si se tratase de un contrato laboral. Al menos así sería si prospera en la Asamblea del Distrito Federal un proyecto de ley que prepara el socialista Partido de la Revolución Democrática. Según la ponente del proyecto, la parlamentaria Lizbeth Rosas, con esta medida se pretende reducir el número de divorcios en la capital mexicana. «Nos evitaríamos mucha burocracia y una gran problemática emocional hacia los hijos», señaló. Según el proyecto, los futuros cónyuges deberán elaborar un documento en el que se estipularían los acuerdos so-

ciales, económicos y de cualquier otra índole que consideren convenientes. Además, la pareja podrá crear un fondo alimentario en una cuenta bancaria. Los representantes de la Iglesia en la capital mexicana han calificado de «absurda» esta propuesta y han tachado de «irresponsable» e «inmoral» a la Asamblea Legislativa. Según el padre Hugo Valdemar, portavoz de la arquidiócesis de México, el borrador del proyecto «contradice la naturaleza del matrimonio». Según datos del Registro Civil, en los dos últimos años se celebraron en el Distrito Federal 33 mil matrimonios, de los cuales 16 mil ya están en proceso de divorcio. La izquierda cuenta con la mayoría en la Asamblea de la ciudad de México. En los últimos años ha aprobado legislaciones como la del aborto a las 12 semanas y los «matrimonios» homosexuales. Fuente: Religión en Libertad

* Es una propuesta para comprometerse «sólo por un ratito». * Decidir la fecha del final de un matrimonio es lo mismo que adelantarse al fracaso. * En un matrimonio con fecha de caducidad, ¿dónde queda el amor?

Distintos tipos de hijos según su lugar en la familia Aunque los hijos se educan bajo un mismo techo, su ubicación dentro del esquema familiar puede afectar su personalidad. Veamos la diferencia entre el hijo único, el mayor, intermedio y el menor. Hijo único: lucha por hacer su voluntad Posibles rasgos positivos: •Es creativo porque debe entretenerse solo. •Tiene buenas relaciones con los adultos. •Es recursivo y desarrolla su potencial. Posibles rasgos negativos: •Le gusta ser el centro de atención, es egoísta y mandón. •No tiene buenas relaciones con los de su edad. •Es inseguro de sus capacidades porque está rodeado de adultos más capaces que él. Alternativas para los padres: •Procure oportunidades para que esté con otros niños. •Procure situaciones en que deba compartir. •No lo trate como adulto ni aplauda sus comportamientos de adulto. Hijo mayor: lucha por ser superior, ser el primero Posibles rasgos positivos: •Es líder colaborador y ayuda. •Es competente y desarrolla al máximo su potencial. •Usualmente es muy responsable. Posibles rasgos negativos: •Es mandón. •Cree que debe lucirse y ser el mejor. •Se desestimula si no puede ser el mejor. •Se exige demasiado. Suele ser perfeccionista. Alternativas para los padres: •No le dé deberes de padre que no le corresponden.

•Evite presionarlo para que obtenga el primer lugar. •Ayúdele a aceptar que perder no implica ser menos importante.

Hijo intermedio: lucha por superar al mayor Posibles rasgos positivos: •Se esfuerza y no se da fácilmente por vencido. •Es sociable y buen relacionista. •Desarrolla actividades que le faltan al mayor. Posibles rasgos negativos: •Puede sentirse inadecuado, porque el mayor siempre lo aventaja. •Suele ser el rebelde. •Puede ser el «incompetente» si el mayor es destacado. Alternativas para los padres: •Enfatice sus características únicas y sus puntos fuertes. •Evite compararlo con el hermano mayor. •Fomente actividades distintas al mayor. Hijo menor: lucha por ser servido y atendido Posibles rasgos positivos: •Sabe como influenciar a los demás. •Es encantador y brillante. •Es ambicioso y creativo. Posibles rasgos negativos: •Puede ser muy manipulador. •Demanda atención continua. •Espera que los demás asuman sus responsabilidades. Alternativas para los padres: •No lo trate como el bebé ni le dé más privilegios. •Déjelo resolver sus conflictos con los mayores. •No haga nada que él pueda hacer solo. Fuente: http://www.lafamilia.info


16

PÁGINA

CRUCIGRAMA

PALABRAS

FARISEOS * LEY * MANDAMIENTO *AMAR * PRÓJIMO * EXPERTO * MAESTRO * IMPORTANTE * CORAZÓN * DIOS

23 de octubre de 2011

CHISTES ¿Cuál es el colmo de un fotógrafo? Que tenga un hijo negativo y se revele. Primer acto: Sale un teléfono sangrando. Segundo acto: Sale el mismo teléfono sangrando. Tercer acto: Sale el mismo teléfono sangrando todavía. ¿Cómo se llama la obra? Se cortó la llamada. Primer acto: Sale un tomate. Segundo acto: Sale una cámara fotográfica. Tercer acto: Sale el tomate posando para la cámara. ¿Cómo se llama la obra? Tomate una foto. Primer acto: Un elefante tocando la guitarra eléctrica. Segundo acto: Un hipopótamo tocando la batería. Tercer acto: Un rinoceronte cantando rock. ¿Cómo se llama la obra? Rock pesado.

HORIZONTAL

2. Grupo de judíos que creían de una forma muy estricta en la ley de Moisés 4. El que instruye o forma a otros 7. De gran valor o significado 9. Una de las leyes dadas a Moisés 10. Persona con muchas habilidades o conocimientos sobre algún tema

VERTICAL

1. Centro de las emociones de una persona 3. El que vive cerca de tí; ser humano querido 5. Tener un gran sentimiento o afecto hacia alguien 6. Creador del cielo y la tierra 8. Sistema de reglas y principios

EL GRAN MANDAMIENTO El evangelio de San Mateo 22,34-40

Completa los espacios con las siguientes palabras: Cuando los ____________ se enteraron de que ___________ había hecho callar a los saduceos, se ____________ en ese lugar, y uno de ellos, que era doctor de la ___________, le preguntó para ponerlo a prueba: “____________, ¿cuál es el ________________ más grande de la Ley?”. Jesús le respondió: “____________ al Señor,

Amarás * espíritu * Profetas * alma * mandamiento * Maestro * fariseos *corazón * Ley * Jesús * prójimo * reunieron tu Dios, con todo tu ____________, con toda tu __________ y con todo tu ____________. Este es el más grande y el primer mandamiento. El segundo es semejante al primero: Amarás a tu ____________ como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los ________________)”.

850 El Observador de la Actualidad  

Periodismo católico - 23 de octubre 2011 - ¿Dios sí, religión no? | Se anuncia año de la fe

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you