Page 1

«UNA SOCIEDAD QUE ASESINA A SUS BEBÉS ES UNA SOCIEDAD SIN FUTURO»

DRocío Gálvez de Lara, presidenta del Comité Nacional Provida, comentó

la situación de la ley que despenaliza el aborto en la ciudad de México y da algunas cifras que muestran la gravedad del problema. p.13

ENTREVISTA

ESPECIAL

SANGRE DE CRISTIANOS EN FILIPINAS, NIGERIA, IRAQ Y EGIPTO

EL BAUTISMO D¿Dónde se bautizó Jesús? D¿Es lo mismo el bautismo

de Juan que el que instituyó Jesucristo en la Iglesia? D¿Bautizar a los niños pequeños? D¿Por inmersión… o por infusión?

La intolerancia religiosa sigue derramando sangre cristiana. Una serie de atentados se dieron en los días de Navidad y año nuevo en diversas partes del mundo. p.8

PÁGS. 3 A 7

El Observador DE

9 de enero de 2011

AÑO 16

SOBRE LA MARCHA SANTIAGO NORTE

C

uando el Papa llama a la paz con justicia, todo el mundo lo ignora. Cuando el Papa llama a construir la civilización del amor, lo mandan a la segunda sección. Cuando pide castidad a los jóvenes, lo mandan a la sección de chistes. Y cuando habla de no banalizar la sexualidad y que el condón no sirve contra el SIDA, lo hacen publicar en la nota roja. Por eso andamos como andamos; por eso nunca progresamos…, como decía la canción.

No. 809

elobservadorenlinea.com

LA

ACTUALIDAD

Fundado en 1995

$10.00

Bautismo, esa puerta que nos

introduce en la Iglesia

N

o hay puerta más ancha y mejor para entrar a la Iglesia que el Bautismo, es un sacramento que purifica, un signo de identidad, una promesa, un boleto a la eternidad, el inicio de un camino a la santidad. Bautizar no es hacer un festín con familiares y amigos, que no está mal; es, en esencia, participar de la Iglesia de Cristo, de la promesa de salvación y de la gracia divina. Cristo participó del Bautismo y al hacerlo el Padre lo identifica: “Tú eres mi hijo muy amado y en Ti tengo mi complacencia”; esto mismo sucede con cada bautizado, Dios Padre lo reconoce, lo hace nacer en la vida del espíritu. No manchemos esta “huella digital” de cristianos con actitudes deshonrosas; muy al contrario, que nuestro Bautismo resplandezca con la luz de nuestras acciones, con la caridad de nuestro obrar, con la humildad de nuestro vivir. Bautizarse es vivir en Cristo, por y para Cristo; en una palabra, es iniciar el camino a la vida eterna.

EN OPINIÓN DE... TRASLOSHEROS: Legionarios: razones para una tímida esperanza p.12 ARANGUREN: La mortaja p.14

CUANDO LOS PADRES

DISCUTEN

SOR VERÓNICA, LA MUJER QUE TRANSFORMÓ UN CONVENTO Monjas de vida contemplativa se lanzan a la evangelización de los jóvenes p.10


PÁGINA

2

9 de enero de 2011 AÑO 16, No. 809 /El Observador

LA SEGUNDA

POR JAIME SEPTIÉN jaimeseptien@gmail.com

¿No que lo iban a prohibir?

P

revio al Mundial de Futbol que se celebró el año pasado en Sudáfrica, los altos dirigentes de la empresa trasnacional en que se ha convertido la FIFA anduvieron propalando la especie de que iban a prohibir las manifestaciones religiosas de los jugadores y entrenadores de los diferentes equipos que coincidieron en la justa deportiva. Fue eso, nada más: una amenaza. Nadie hizo caso.

Hace pocas semanas, al llevar al triunfo al equipo de Monterrey en la primera parte del torneo mexicano, un locutor de la televisión se le acercó al entrenador de los «rayados», Víctor Manuel Vucetich, y le preguntó que cuál era su secreto para hacer campeón a los regiomontanos. Vucetich –en plena euforia, a la mitad del terreno, zarandeado por los abrazos de sus pupilos y sus seguidores— contestó, sin dudarlo: «la fe en Dios». Por otra parte, Javier Hernández, a quien toda la gente del futbol conoce por el sobrenombre de «Chicharito», cada vez que anota un gol con su equipo, el Manchester United de la liga inglesa, toma un poco de cal de la media cancha y se persigna. También Kaká, el centro delantero brasileño del Real Madrid, abre los brazos al cielo, convoca a sus compañeros a orar antes de iniciar el partido y participa, activamente, en campañas para promover la castidad de los jóvenes hasta contraer matrimonio. Son cientos los deportistas que no solamente no renuncian a persignarse antes de entrar en la cancha o de tirar una falta: tampoco escamotean el hacer pública su fe, ya sea diciéndola a los entrevistadores, dibujando mensajes en sus camisetas, elevando una oración al cielo por algún familiar difunto o, simplemente, dándole gracias a Dios por la ayuda recibida para lograr un gol, un home-run, un enceste, un récord, un triunfo. Los gallitos de la FIFA se quedaron callados cuando vieron que estaban fuera de órbita, echando tierra encima de un derecho humano fundamental como lo es la libertad de expresar la fe en público y en privado. Su amenaza de prohibición, como siempre, se iba a cerrar sobre los cristianos, en especial, los católicos. Sin embargo, estos deportistas nos han enseñado que se puede ser triunfador y ser valiente; que nada ni nadie puede contra la fe y que la fe es buena, muy buena, para la salud y la vida plena. Su oposición positiva ante las tentativas autoritarias de la FIFA y de sus imitadores valió y vale más que mil tratados. Un ejemplo extraordinario de la fuerza de donde nace la vida. Y de la esperanza de meterle goles a la sinrazón, al despotismo y al «cártel laicista», que quiere apartar a Dios de los estadios, de las plazas, de las escuelas, de los atrios y de las oficinas, de los talleres y de las fábricas para meterlo o en la sacristía o en el desván de los recuerdos.

DIRECTORIO El Observador

®

DE LA ACTUALIDAD DE LA ACTUALIDAD

Dirección: Jaime Septién Crespo Dirección adjunta: Maité Urquiza de Septién Dirección de proyectos: Rogelio Hernández Murillo

Jefe de redacción: J. Jesús García y García. Contraloría: María del Carmen Velasco de Uresti. Logística: Ricardo García Meza. Jefe de diseño: Diana Rosenda García Bayardo. Jefe de información: Omar Árcega Escobedo. Redactor asociado: Gilberto Hernández García. Editora «Ser Joven»: Rubicela Muñiz Patiño. Jefatura de ventas: Patricia Flores de Aboytes. Asesor: Clemente Chauvet Flores. Jefe de circulación: José Trejo Hurtado. Coordinador de distribución: Agustín Morales Cabello. Promoción y difusión:

Óscar Uresti Serrano. Diseño de publicidad: Diseñador asociado: Josué David Isassi Montes. Octavio Espinosa Murillo. Crédito y cobranza: Fernando Maya Solano. Secretaria y suscripciones: María del Refugio Rojas de Hernández. Asistentes de dirección: Marcela Valenzuela de Adame. Agentes de distribución y cobranza: Carmelo Aguillón Sánchez, José Trejo Hurtado y Salvador González Núñez. Mensajería: Alfonso Sánchez y Arrieta. Asistente de oficina: María del Carmen Olvera Castro.

El Observador de la actualidad. Publicación semanal de Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. Reforma No. 48, Centro histórico, C.P. 76000, Santiago de Querétaro, Qro., Tels. (442) 214-1842, 224-1454 y 214-5475, lada sin costo fuera de Querétaro 01 800-253 3501.- Correo electrónico: mensaje@elobservadorenlinea.com - Número de Certificado de Licitud de Título 9598.- Número de Certificado de Licitud de Contenido 6695.- Número de Reserva al Título en Derechos de Autor 1080200/2001.- Precio del ejemplar: $10.00.- Suscripción anual en la ciudad de Querétaro (aplican restricciones): $450.00 - Impresión: Compañía Periodística Meridiano, S.A. de C.V., Prol. Calzada 208 Col. Martinica, Tel. (477) 788-2115, León, Gto. - Permiso de publicación periódica, autorizado por Sepomex Núm. PP22-0001. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.


El Observador

EL BAUTISMO

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

3

Dos naciones dicen tener en su territorio el verdadero lugar donde Jesús fue bautizado Todo creyente sabe que Cristo «se hizo bautizar por Juan en el río Jordán» (Mc 1, 9), para que así se cumpliera «todo lo que es justo» (Mt 3, 15). ¿Pero cuál habrá sido el lugar exacto de este hecho? Las Escrituras atestiguan que Juan el Bautista «comenzó a recorrer toda la región del río Jordán, anunciando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados» (Lc 3, 3). De lo anterior se deduce que no debió tener un lugar único para este rito exterior de conversión. El apóstol san Juan hace mención de dos de esos lugares donde el hijo de santa Isabel solía bautizar: «Juan seguía bautizando en Enón, cerca de Salim, porque había mucha agua en ese lugar y la gente acudía para hacerse bautizar» (Jn 3, 23). «Todo esto sucedió en Betania, al otro lado del Jordán donde Juan bautizaba» (Jn 1, 28). Sin embargo, aquí comienzan los problemas: según algunos estudiosos, si bien se sabe de un lugar que se llamó Enón, hasta el momento no se han encontrado pruebas arqueológicas de que cerca de él existiera otro llamado Salim. Pero la verdad es que no se ponen de acuerdo sobre dónde ubicar a ese Enón (o Aenón) que reconocen que sí existió. Así, algunos dicen que estaría al oeste del Jordán (pero no pegado al río), en la región de Samaria, a unos 5 o 6 kilómetros al sur de Ainun y una distancia igual al norte de Salim. Y Salim se encontraría entonces al este de Nábulus o Shechem, con dos fuentes de aguas copiosas, de manera que cuando Juan el Bautista no bautizaba en esa región con el agua del río Jordán, sí con el agua de dichas fuentes. Otros aseguran que Salim es lo mismo que Salem, el lugar donde Abraham encontró a Melquisedec. Y que Salem y Jerusalén podrían ser dos maneras de nombrar a la misma ciudad, de manera que si Enón estaba cerca de Salim (Salem, Jerusalén), el verdadero Enón sería Betania. Para llegar a esta conclusión sólo hace falta agregarle el prefijo bet (= casa), quedando Betenón, Betaenón o Betania, que significa «casa (o lugar) de la fuente». Pero hay que considerar que la Escritura dice que esa Betania donde Juan bautizaba estaba «al otro lado del Jordán», es decir, en la parte oriental. Y que las dos teorías anteriores de la ubicación de Enón (Aenón, Betenón, Betaenón, Betania) y de Salim (Salem, Jerusalén) las colocan hacia el lado poniente del río. Así, surge una tercera propuesta: que había otra Betania ubicada al este del Jordán, muy cerca de donde el profeta Elías fue arrebatado al cielo en un carro de fuego (ver II Re 2), y ahí sería donde Juan habría bautizado a Jesús; además

de que, tradicionalmente, por siglos se veneró como tal dicho sitio. Esta otra «Betania» al otro lado del Jordán recibe en algunos manuscritos tardíos el nombre de Betabará. Orígenes (siglo III. d.C.), al no encontrar ninguna localidad con el nombre de Betania al otro

lado del Jordán y habiendo oído hablar de Betabará, se inclina por razones alegóricas a que la cita de Juan 1, 28 diga Betabará («casa de la preparación») y no Betania («casa de la obediencia». Sin embargo, aun cuando no hay todavía pruebas arqueológi-

Yardenit, en Israel

cas concretas sobre nada de esto, algunos mapas bíblicos incluyen todos esos lugares mencionados. Hacia el siglo III de la era cristiana se comenzó a identificar como sitio del bautismo un lugar en la margen occidental del río Jordán, en un remanso que se forma

1

Una ubicación teórica de Salim

2 Hacia el siglo III se comenzó a promocionar como lugar del bautismo de Cristo

3 Una ubicación teórica de Enón

4

5

Manantial de San Juan baustista, en Jordania

Sitios de bautismo La beata Ana Catalina Emmerick, si bien no podía levantarse de la cama debido a su condición, «viajó» espiritualmente por Tiera Santa gracias a las visiones sobrenaturales que Dios le concedió. De los lugares donde Juan bautizaba describe: Juan bautizó en diversos lugares. Primero en Ainón [Enón], cerca de Salem [Salim]. Luego en On, frente a Bethabara [Betabará], en la parte occidental del Jordán, no lejos de Jericó. El tercer lugar fue al este del río Jordán, bautizando más al norte. Después volvió a bautizar en Ainón, donde fue capturado por Herodes. El agua con que bautizaba pertenece a un afluente del Jordán... El desvío del Jordán forma fuentes y pozos». Dice que en la región de Salem «su población «está a ambos lados del río. Ainón está situada al otro lado del Jordán, al norte de Salem [es decir, a la

inversa de como se propone en el mapa], más cerca del Jordán y es más grande». Del bautismo de Jesús menciona: «Jesús partió con Lázaro en dirección de Jericó, al bautismo de Juan», y que del valle de Jericó «quedaban aún dos horas hasta el lugar donde bautizaba Juan». En el lugar «las aguas del Jordán se dividieron en dos y se levantó sobre la superficie una pequeña isla... Era el mismo lugar por donde los hijos de Israel pasaron el Jordán con el Arca de la Alianza y donde Elías dividió con su manto las aguas... Juan y sus discípulos...con ramas, árboles y plantas acomodaron un puente hasta la islita». Ahí Jesús fue bautizado en una pila bautismal «hecha en una excavación escalonada, de forma octagonal» donde Juan no había bautizado todavía a nadie porque la reservaba para el Salvador.

antes de desembocar en el Mar Muerto, cerca del monasterio griego ortodoxo de San Juan construido en el siglo XV y de una capilla franciscana de 1933. Los dos lugares que hoy compiten

Y por razones nada espirituales sino más bien turístico-comerciales, actualmente hay dos centros, en dos diferentes naciones —una de religión judía y otra de religión musulmana, ambas incapaces de reconocer el valor del bautismo sacramental—, que hacen propaganda para convencer a personas de todo el mundo para que visiten «el verdadero lugar donde Jesús fue bautizado» y que, a su vez, se bauticen ahí. Uno de ellos, con mucho el de mayor éxito económico, está en Israel, en un paraje sobre el río Jordán llamado Yardenit. Yardenit quiere decir «pequeño Yarden», y «Yarden» significa Jordán en hebreo. Yardenit está en el extremo sur del lago de Tiberíades (también llamado lago de Genesaret o mar de Galilea), en el lugar donde el río Jordán sale de dicho lago en su camino hacia el mar Muerto. El gobierno israelí instaló ahí todo un centro comercial, donde se vende de todo, incluida agua del río Jordán. Aproximadamente un millón de visitantes, casi todos ellos miembros de sectas protestantes, acuden ahí cada año a bautizarse, convencidos de que es «el verdadero» lugar donde Cristo fue bautizado. El otro lugar promocionado por las mismas razones se ubica, ahora sí, «al otro lado del Jordán», es decir, en lo que hoy es Jordania. Fue visitado el mayo de 2009 por Benedicto XVI, y el gobierno musulmán de aquella nación quiso aprovechar la estancia del vicario de Cristo en Tierra Santa para promocionar turísticamente aquel sitio que constituye un importantísimo yacimiento arqueológico. Se ha demostrado que este sitio fue meta de peregrinación desde los inicios del cristianismo, como lo demuestran las ruinas arqueológicas de más de veinte templos, grutas y piscinas bautismales que se remontan al período romano y bizantino. Habrían sido las vicisitudes históricas las que interrumpieron después las peregrinaciones a este lugar, y que ahora los jordanos quieren relanzar. El rey musulmán Abadalá II proyecta construir cinco templos en este lugar para acoger a los peregrinos. Este «Manantial de San Juan Bautista» podría ser «la otra Betania» de Juan 1, 28, sin importar el nombre recibido en diversos D. R. G. B. tiempos.


4

EL BAUTISMO

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

El Observador

No es lo mismo el bautismo de Juan que el que instituyó Jesucristo para su Iglesia Dice uno de los manejadores de una secta protestante unitaria —los unitarios son antitrinitarios: no creen en un solo Dios en tres Personas distintas— que, «por ser una tradición que nos agrada, sugerimos a todos los cristianos pasar por la experiencia del bautismo en aguas, si es posible en un río». Pero reconoce que «la cantidad de agua no es lo importante, como tampoco lo es si el bautismo se realiza en un río, en la playa o en una piscina, en la iglesia o incluso si es solamente por aspersión». El río Jordán no hace más válido el sacramento del Bautismo

Sin embargo, hay mucha gente de miles de religiones diferentes que tiene la idea de que bautizarse en el río Jordán es definitivamente mejor, para que aquel acto se parezca lo más posible al del bautismo de Jesucristo administrado por Juan el Bautista. Incluso hay una tradición dentro de la realeza española, que arranca desde tiempos de Isabel II, la llamada «protecP. Ovidio Dueñas: tora de Tierra Sanagua del Jordán ta», y que continuó para bautismos de la realeza española con Alfonso XIII y sus descendientes, de que todos los hijos de la familia real sean bautizados con agua del río Jordán. Así, para el bautismo de los hijos de los príncipes Felipe y Letizia, el sacerdote franciscano Ovidio Dueñas, radicando en Tierra Santa, hubo de ir al río Jordán, cerca de Jericó, acompañado de soldados israelíes para extraer agua con una lata en uno de los sitios donde podría haber tenido lugar el bautismo de Jesús. Mucho riesgo por un poco de agua contaminada

La pequeña expedición conlleva sus riesgos: no sólo la zona que debe recorrerse para llegar está minada, sino que el río constituye la frontera de Israel con Jordania, dos naciones en constante conflicto desde la Guerra de los Seis Días de 1967; de ahí la necesidad de que el sacerdote tuviera que ir vigilado por militares judíos. Pero antes de embotellarla y enviarla a España, el agua tiene que tratarse, pues el río está turbio; así, en el convento franciscano, se hierve y se filtra, a fin de quitarle el limo. Por cierto, el río Jordán ha perdido el 98% de su caudal histórico, y se prevé que a mediados del 2011 se seque. De esta situación son responsables Israel, Siria y Jordania, que lo han sobreexplotado y convertido finalmente en un hilo de aguas residuales, estancadas y salinas. Israel ha desviado para uso doméstico y agrícola un 46. 47% del flujo del río, Siria un 25.24%, y Jordania un 23.24%. Los palestinos se benefician de él apenas con un 5.05%.

Así pues, las condiciones higiénicas del Jordán son tales que puede resultar un peligro para la salud de los peregrinos que se bañan o se bautizan en él. El sacramento que instituyó Cristo

Ciertamente Jesús fue bautizado por Juan en el Jordán, pero el bautismo de Juan no es el Bautismo (con mayúscula) instituido por el Señor. El de Juan es descrito como «un bautismo de conversión para el perdón de los pecados» (Mc 1, 4; Lc 3, 3); es decir, era una señal penitencial. Así, Juan lo administraba a la gente que se reconocía pecadora y que estaba dispuesta a convertirse: «Y se hacía bautizar por él en las aguas del Jordán, confesando sus pecados» (Mt 3, 6). Dice la beata Ana Catalina que en la sinagoga de la ciudad de Aruma, Jesús «enseñó sobre el bautismo de Juan. Dijo que era un bautismo de penitencia, una primera purificación,... pero que era diferente del Bautismo de Aquél al cual Juan anunciaba». Así, la naturaleza de ambos lavatorios era distinta, de ahí que describe lo siguiente: «He visto que los bautizados por Juan no fueron rebautizados sino después de la muerte de Jesús y de la venida del Espíritu Santo, en el estanque de Bethesda». En otras palabras, el bautismo de Juan no era suficiente para alcanzar la salvación de Dios, como lo es el Bautismo instituido por Cristo: «El que crea y se bautice se salvará» (Mc 16, 16). «Él nos salvó, haciéndonos renacer por el Bautismo» (Tito 3, 5). «Todo esto es figura del Bautismo, por el que ahora ustedes son salvados» (I P 3, 21) El bautismo de Juan es sólo un bautismo de agua. En el Bautismo instituido por Jesús también se utiliza agua, pero es un bautismo del Espíritu Santo: «Yo los he bautizado a ustedes con agua [dice Juan el Bautista], pero Él [Cristo] los bautizará con el Espíritu Santo» (Mc 1,8). A veces, el Bautismo de Jesús es llamado también bautismo «de fuego»: «Él los bautizará en el Espíritu Santo y en el fuego» (Mt 3,11).

conversión del hombre. Jesús carga sobre sus hombros el peso de la culpa de toda la humanidad, comienza su misión poniéndose en nuestro lugar, en el lugar de los pecadores, en la perspectiva de la cruz». Y, «al salir de las aguas, como afirma san Gregorio Nacianceno, ‘ve cómo se rasgan y se abren los cielos, los cielos que Adán había cerrado para sí y para toda su descendencia’. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo descienden entre los hombres y nos revelan su amor que salva. Si los ángeles llevaron a los pastores el anuncio del nacimiento del Salvador, y la estrella guió a los Magos llegados de Oriente, ahora es la voz misma del Padre la que indica a los hombres la presencia de su Hijo en el mundo», explica el obispo de Roma. Cristo «imita» el bautismo de Juan

Con ser muy diverso el bautismo de Juan del instituido mucho más tarde por el Señor como sacramento, Jesús no lo desdeñó sino que hasta lo «imitó» dando a otros ese bautismo no sacramental: «Jesús fue con sus discípulos a Judea. Permaneció allí con ellos y bautizaba» (Jn 3, 22). Eso lo testificaron los propios discípulos del Bautista: «Fueron a buscar a Juan y le dijeron: ‘Maestro, el que estaba contigo al otro lado del Jordán y del que tú has dado testimonio, también bautiza y todos acuden a Él’» (Jn 3, 26). Sin embargo, el Evangelio aclara que Jesús no bautizaba directamente, sino que lo hacían sus propios discípulos: «... Jesús se enteró de que los fariseos habían oído decir que Él tenía más discípulos y bautizaba más que Juan. En realidad Él no bautizaba, sino sus discípulos» (Jn 4, 1-2).

que se abría en una cueva... Les pidió antes una especie de confesión general y después particular a cada uno... Los bautizados no eran sumergidos en el agua. El bautizador derramaba tres veces el agua que sacaba con las manos de la fuente. De este modo fueron bautizadas muchas personas». Cabe mencionar además otras cosas respecto de este preámbulo de lo que sería después el sacramento del Bautismo: que más o menos pronto comenzó a haber rito por inmersión, que sí se bautizaba a los infantes, e igualmente a los paganos dispuestos a convertirse, y que, en cambio, las mujeres eran dejadas de lado: «He visto que hasta Pentecostés no se bautizaba a las mujeres. Los niños y niñas de cinco a ocho años fueron también bautizados, pero no mayores». «Un grupo de paganos vinieron humildemente a Jesús y le pidieron que los bautizara... Los discípulos habían llevado consigo las vestiduras blancas para los nbautizados... La mayoría de los bautizados era de niños y ancianos, porque muchos fueron rechazados para que se mejorasen primero». «El bautismo con trina inmersión lo he visto empezar recién en el estanque de Bethesda». No es el agua sino Dios el que transforma al bautizado

El Bautismo sacramental es, sin duda, un hecho ordenado por Dios para bien del hombre. Sin embargo, como señala Martín Zavala, M.P.D., «es un error pensar que entre más agua hay más Espíritu... Es por eso que no es obligatorio que sea en un río, sino que puede ser con un poco de agua como símbolo y nada más». No tiene nada de malo ir hasta el río Jordán a bautizarse, o importar agua desde allá para usarla en el sacramento de un príncipe o de un hombre de a pie. Pero ambas cosas no hacen más efectivo ni más valioso el acto bautismal. El Bautismo que Cristo dio a su Iglesia no requiere de ninguna de las dos.

Entonces, ¿para qué se bautizó Jesús?

Si el de Juan era un bautismo de penitencia para pedir el perdón de los pecados y cambiar de vida, ¿entonces por qué se bautizó Je- Bautismos protestantes en el río Jordán sús? Más aún: si Él iba a instituir después otro bautismo, el verJesús «llamaba a este bautismo, una dadero sacramento del Bautismo, ¿no era un purificación; al bautismo de Juan, de pesinsentido que acudiera con Juan a recibir nitencia; y habló de otro bautismo, de un bautismo de mucho menor valor? fuego y del Espíritu, que seguiría a ésJesús, cuando fue a que Juan lo bautiza- tos», dice la beata Emmerick. ra, lo que hizo fue un acto de humildad. Así Continuando con su visiones sobrelo recordó Benedicto XVI en la celebración naturales, ella narra, por ejemplo, que del bautismo de Jesús del 2010: «En el Jor- en un lugar llamado Sukkoth «Jesús dán Jesús se manifiesta con una humildad enseñó en la sinagoga, y por medio de extraordinaria... El Hijo de Dios, el que no Saturnino y otros discípulos hizo bautiene pecado, se mezcla con los pecadores, tizar a las gentes. Estos bautismos tu- El serpenteante y hoy casi seco río Jordán muestra la cercanía de Dios al camino de vieron lugar en la fuente de una roca


El Observador

EL BAUTISMO

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

¿Bautizar a los niños pequeños? Desde luego que sí ¿Es lícito bautizar a los infantes? La respuesta de la Iglesia a lo largo de toda su historia siempre ha sido la misma: sí. Sin embargo, a partir del siglo XVI, con la invención del protestantismo, cada nueva religión tomó su particular resolución al respecto. Así, por ejemplo, los luteranos, los metodistas, los anglicanos y los presbiterianos sí bautizan a los bebés, mientras que los bautistas, los adventistas, los jehovistas (de la secta «Testigos de Jehová»), los campbellistas (de las sectas «Iglesia de Cristo», «Discípulos de Cristo» e «Iglesia Cristiana»), la mayoría de las religiones pentecostales y prácticamente todas las sectas más nuevas, rechazan el bautismo de los pequeños. Las principales objeciones esgrimidas por los que quieren impedir que los infantes accedan al Bautismo son los siguientes:

Argumento No. 1.Primero hay que creer y luego bautizarse Según esto, hay que obedecer lo que dice Marcos 16, 16: «El que crea y se bautice, se salvará», lo que implicaría ser primero un creyente en Cristo y sólo entonces sería posible recibir el Bautismo, como dice Hechos de los Apóstoles 18, 8: «Muchos habitantes de Corinto... abrazaron la fe y se hicieron bautizar». Como los niños, por falta de conciencia, están incapacitados para abrazar la fe en Cristo, luego entonces no deben ser bautizados. Quienes así hablan olvidan otros pasajes de la Biblia. Por ejemplo, Mateo 28, 19-20: «Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos.... y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado». Aquí los pasos para convertirse en discípulo de Cristo son primero el Bautismo y después la enseñanza. En el caso de los infantes, esto es lo que procede, mientras que en el caso de quienes han alcanzado ya un cierto nivel de conciencia habrá que aplicar lo estipulado en

Marcos 16, 16. Por eso la Iglesia nunca bautiza a adultos o a niños en edad de discernir sin que pasen antes por un catecumenado.

Argumento No. 2.- Los bebés no tienen pecado Dice san Pedro (Hch 2, 38): «Háganse bautizar en el nombre de Jesucristo para que les sean perdonados los pecados». Como los niños pequeños no tienen conciencia, tampoco tienen pecado, así que no tendrían necesidad de arrepentirse de nada y no requerirían bautizarse. Quien niega que los niños nacen sin pecado contradice la enseñanza divina. Si bien los bebés no tienen un pecado personal, sí heredan desde su concepción el pecado, la culpa de Adán. Dice la Palabra de Dios: «Tú ves que malo soy de nacimiento, pecador me concibió mi madre» (Sal 51, 7). «Por un solo hombre entró el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte, y así la muerte pasó a todos los hombres, porque todos pecaron» (Rm 5, 12). En otras palabras, bíblicamente hay un pecado con el que todo hombre nace, por eso es importante y bueno el Bautismo de los bebés, pues, así como Dios permitió que heredáramos la culpa de Adán, igualmente nos permite del Nuevo Adán, Cristo, heredar la redención: «Y de la misma manera que por la desobediencia de un solo hombre, todos se convirtieron en pecadores, también por la obediencia de Uno solo, todos se convertirán en justos» (Rm 5, 19).

Argumento No. 3.- La Biblia no lo ordena ni se practicó al principio «En ninguna parte de la Biblia se ordena que haya que bautizar a los niños», dicen los opositores a esta práctica. Pero más bien hay que preguntarles a ellos: «¿Dónde dice la Biblia que esté prohibido bautizar a los niños?

De hecho, Cristo ordena no impedir que los niños se acerquen a Él: «Dejen que los niños vengan a Mí, y no se lo impidan» (Mt 19,14). ¿Cuál es la mejor forma de que un niño se una plenamente a Cristo? Sin duda alguna el Bautismo. Para acceder a la salvación hace falta «nacer de nuevo», es decir, bautizarse. Éstas son palabras de Jesús: «Te aseguro que el que no nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios» (Jn 3, 5). Cristo nunca dice que se haga una excepción en el caso de los infantes. Además enseña san Pedro: «Conviértanse y háganse bautizar... y así recibirán el don del Espíritu Santo. Porque la promesa ha sido hecha a ustedes y a sus hijos» (Hch 2, 38-39). La promesa, pues, es tanto para padres como para hijos, entre los cuales, por lógica, suele haber infantes. La Biblia atestigua que se bautizaban familias enteras; la fe de los padres bastaba para que los hijos fueran bautizados: Silas y Pablo le dijeron al carcelero de Filipos: «Cree en el Señor Jesús y te salvarás, tú y toda tu familia» (Hch 16, 31); y «recibió el bautismo él y todos los suyos» (Hch 16, 33). Lidia fue bautizada con toda su familia (cfr. Hch 16, 15). Pablo bautizó a toda la familia de Estéfanas (cfr. I Co 1, 16). Crispo, jefe de una sinagoga, fue bautizado «con toda su casa» (cfr. Hech 18, 8). En la Antigua Alianza no se esperaban a que los niños varones fueran adultos para incorporarlos al pueblo de Dios, sino que eran circuncidados al octavo día de nacidos (cfr. Gn 17, 12; Lc 2, 21; Hch 7, 8). El Bautismo, enseña san Pablo, reemplaza la circuncisión: «En Cristo fueron circuncidados, no por mano de hombre, sino por... la circuncisión de Cristo. En el Bautismo, ustedes fueron sepultados con Él, y con Él resucitaron» (Col 2, 11-12). Como los judíos circuncidan a sus niños y después los forman en su fe, así las familias cristianas bautizan a sus hijos desde pequeños y los van formando en la fe en Cristo conforme van creciendo.

Una Iglesia sin niños no es la Iglesia de Jesús Habla el cardenal Godfried Danneels, de Bélgica «Cuando Tertuliano dijo en cierto momento de su vida que no se iba a bautizar a más niños, que quienes quisieran el Bautismo tenían que esperar a ser adultos, Roma respondió que no, porque fue el mismo Jesús quien dijo a los apóstoles: ‘Dejad que los niños vengan a Mí’. El tema fundamental en favor del bautismo de los niños es que lo pide el mismo Jesús. Me parece muy importante. La presencia de los niños bautizados en la Iglesia es una riqueza que nunca podemos olvidar. Es una gracia y un privilegio inmenso vivir ya desde la primera infancia en una atmósfera de oración, pero también de culto, participando en la Misa. «Existe una corriente protestante, la de los remostrantes, donde no se bautiza a los niños. He escuchado a un buen pastor de esta comunidad que se quejaba de que la iglesia estaba vacía de niños, que había sólo adultos. Él decía: es otra cosa. No es lo mismo. «Una Iglesia sin niños no es la Iglesia de Jesús. El bautismo de los pequeños demuestra hasta qué punto cree la Iglesia que venir a la fe es la obra de Cristo en nosotros. Y al mismo tiempo manifiesta que la Iglesia es el lugar donde los pequeños y los pobres ocupan La Gracia precede a el primer lugar. La Iglesia no es una asamblea de perfectos, todos la conciencia, y no ellos conscientes y autónomos. está condicionada No es una reserva de élites. A menudo creemos que la obra de por ella Dios en nosotros se mide según el grado de autoconciencia que tenemos: cuanto más autoconscientes seamos, más podrá impregnarnos la gracia. Pero no funciona así. El trabajo de la gracia no se manifiesta en una toma de conciencia psicológica. La gracia precede a la conciencia, y no está condicionada por ella. Dios ama a su criatura tal como es, consciente o no. Él sabe cómo trabajar las almas, incluso las de quienes no son conscientes. La del bebé como la del moribundo o la del enfermo terminal que ha perdido la conciencia. Solo la voluntad malvada intenta resistirse a la gracia. No la inconciencia inocente. Y además, ¿quién puede resistirse a la mano de Dios, cuando Él quiere atraernos hacia Sí? Pablo, con toda su voluntad negativa, no consiguió resistir en las puertas de Damasco. «Hay que recordar el episodio bíblico de Naamán, el jefe del ejército del rey de Siria, enfermo de lepra, que va ante el profeta Eliseo a pedirle la curación. El profeta le manda a decir que se sumerja siete veces en las aguas del río Jordán si quiere curarse. Y entonces éste se enfurece: le parece ridículo que para uno como él, tan poderoso, que ha venido desde Siria para ver al profeta, todo se resuelva con un baño en el río. Al final sus siervos le convencen... Para mí Naamán es la imagen de todos aquellos que no consiguen aceptar que la gracia es algo tan simple». Fuente: 30 Giorni

5


6

EL BAUTISMO

El Bautismo de niños en la Iglesia primitiva

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

El Observador

Existen razones por las cuales se le puede negar el Bautismo a un bebé Quien retrasa el Bautismo de su hijo por no tener «dinero para la fiesta» no entiende todavía de qué se trata el sacramento

Pila bautismal en las Catacumbas de Santa Domitila, en Roma Además de lo que se desprende en el Nuevo Testamento respecto del Bautismo de niños (ver página 5), es un hecho históricamente comprobable que la Iglesia primitiva bautizaba a los infantes. He aquí algunos testimonios: + En las catacumbas antiguas de Roma, donde enterraban a los primeros cristianos, hay inscripciones sobre las tumbas de los niños fallecidos. Una de ellas dice: «Aquí descansa Arquilla, recién bautizada; tenía un año y cinco meses cuando falleció el día 23 de febrero». Otro epitafio dice: «Nacido con el nombre de Pascasio Severo el jueves de Pascua, día anterior a las nonas de abril... quien vivió seis años, recibió la gracia el 11 de las calendas de mayo y depuso sus albas bautismales en el sepulcro la octava de Pascua». Igualmente: «Aquí está puesta Veneriosa, recién bautizada, que vivió seis años; finó el 8 de las idus de agosto». Y esta otra: «A Domisio inocente, recién bautizado, que vivió tres años, treinta días». + San Policarpo, que, anciano, murió mártir el año 155 d. C., atestiguó lo siguiente cuando sus persecutores querían que renegrara de su fe en Cristo: «Hace ochenta y seis años que le sirvo». No podría haber dicho eso si no hubiera sido bautizado desde niño. + A finales del siglo II, san Ireneo enseña: «Nuestro Señor ha venido para salvar a todos los que renacieron por Él en Dios, a los niños de pecho, a los pequeños y a los niños» (Adv. haer. II, 22, 4). + Orígenes escribe en el año 244 d. C. que «el bautismo se le da a los infantes» (Homilías sobre Levítico); y en sus Comentarios a la Carta de san Pablo a los Romanos dice que la Iglesia «ha recibido de los Apóstoles la tradición de dar el Bautismo aun a los niños. Los Apóstoles, a quienes fueron encomendados los secretos de los misterios divinos, supieron que hay en cada uno la mancha innata del pecado, la cual debe ser lavada a través del agua y del Espíritu». La razón que da sobre esta actuación de los Doce es la siguiente: «Según la ley del Antiguo Testamento se debe ofrecer un sacrificio por todo niño que nace. ¿Por qué? Por los pecados que tienen... Por esto la Iglesia ha recibido de los Apóstoles la tradición de bautizar también a los niños». + San Hipólito (siglo II-III), en La Tradición Apostólica, 16, 4, ofrece un ritual que incluye el bautismo de niños: «Bautiza en primer lugar a los niños... Si pueden responder por sí mismos que respondan; si no pueden, que sus padres o alguien de su familia responda por ellos». + San Cipriano de Cartago (siglo III), a su vez, critica en varias obras a los que, imitando la circuncisión, esperan hasta el octavo día para bautizar a los niños, y afirma además: «No se puede negar la misericordia y la gracia de Dios a ningún hombre que viene a la existencia». + Decía san Juan Crisóstomo en el siglo IV: «Nosotros bautizamos incluso a los niños pequeños, aunque no tengan pecados, para que les sea dada la justificación, la filiación, la herencia, la gracia de ser hermanos y miembros de Cristo, así como la morada del Espíritu Santo». + Y san Agustín escribe: «La costumbre de la Madre Iglesia de bautizar a los infantes ciertamente no debe ridiculizarse... ni se debe creer que su tradición es otra cosa sino apostólica».

«Los padres tienen la obligación de hacer que los hijos sean bautizados en las primeras semanas después del nacimiento», dice el canon 867 del Código de Derecho Canónico. Por eso resulta lamentable que tantos papás retrasen por meses y hasta por años la incorporación de sus hijos en la vida en Dios por cuestiones tan extrañas como: «Es que no tengo dinero para la fiesta», «Es que todavía no hemos encontrado un buen salón para la pachanga». Los efectos del Bautismo

Es verdad que se hizo costumbre en algunas religiones realizar una fiesta cuando se bautiza a un bebé, en la que el único que no participa ni goza ni se entera del jolgorio es precisamente el supuestamente celebrado. Pero hasta hace algunas décadas la conciencia de lo que representaba el Bautismo era mucho mayor, por eso la mayoría de los papás ni hacían fiesta ni esperaban meses: apenas unos cuantos días después de nacido el infante éste era bautizado. Los progenitores y los padrinos sabían bien de qué se trataba esto: de un acontecimiento verdaderamente sobrenatural donde al bautizado: + se le borra el pecado original y todos los pecados que hubiera cometido hasta ese momento en su vida, así como la penas merecidas por el pecado (cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, 1263); + además se vuelve «criatura nueva» —nace de nuevo, como le decía Jesús a Nicodemo—, quedando incorporado en la vida sobrenatural (cfr. CIC, 1265); + se convierte en miembro de la Iglesia, del Pueblo de Dios; ahora es hijo de Dios (cfr. CIC, 1267); + entra en comunión con los demás miembros de la Iglesia, se vuelve su hermano en Cristo (cfr. CIC, 1271); + queda sellado por Dios de forma indeleble: ahora pertenece a Dios de manera permanente (cfr. CIC, 1272-1274). Motivos serios para no bautizar

Al conocer los efectos del Bautismo, incomparable don de Dios, deberían desaparecer todos los pretextos para no bautizar a alguien lo más pronto posible. Por eso podría sorprender a algunos saber que hay ciertos casos en los que un sacerdote no sólo puede sino debe negar el bautismo a un bebé. ¿Cuáles son? En el libro Los derechos de los niños en la Iglesia católica, que escribiera monseñor Pedro López Gallo en la arquidiócesis de Vancouver, Canadá, se explican ciertas circunstancias, unas no válidas y otras sí:

«¿Cómo puede un sacerdote negar el Bautismo a cualquier niño, cuando cada quien tiene el derecho a este sacramento por medio del cual se logra la salvación del alma, sobre todo considerando que la salvación de las almas es la ley suprema de la Iglesia? «Los motivos que un sacerdote aduce para negar el Bautismo son de dos categorías: «A) Los padres no están registrados en su parroquia o no acuden a las prácticas religiosas de esa iglesia; los padres no quieren asistir a los cursos de preparación del Bautismo, o pretenden que el Bautismo sea administrado un día no programado por la administración parroquial; o bien pertenecen a otra parroquia y no cuentan con la autorización del párroco respectivo, etcétera. Todas estas razones se pueden catalogar como endebles para negar el Bautismo a un niño. «B) Los padres que viven en amasiato; los que no están casados ni siquiera civilmente, o que sólo se casaron por lo civil y no por la Iglesia; los que se vuelven a casar sin contar con la declaración de nulidad de su primer matrimonio; los que habitualmente frecuentan iglesias de otras creencias pero que desean complacer a algunos miembros de la familia (por ejemplo, a los abuelos); los que desean bautizar a sus hijos en el seno de la Iglesia católica sin ninguna intención ni propósito de educarlos como católicos. Éstas sí pueden considerarse razones de peso para negar el Bautismo. «El sacerdote no debe negar jamás el Bautismo en el listado de ‘razones endebles’, sino encontrar soluciones pragmáticas. Un ejemplo de lo anterior sería ofrecer a los padres una preparación privada en caso de que no pudieran asistir a los cursos colectivos de la parroquia. En estas circunstancias es obligación del sacerdote ayudar a los padres a que reúnan las condiciones necesarias. «El Bautismo sólo se puede posponer si existe la evidencia fundada de que el niño no será encauzado en la fe católica. Es obligación del sacerdote no rehusar en forma categórica el Bautismo de los niños, sino más bien propiciar y facilitar la debida preparación de los padres, posponiendo el sacramento hasta que los obstáculos hayan sido superados. El sacerdote debe ser lo suficientemente ingenioso para otorgar los bienes sacramentales de la salvación. «Los padres no pueden solicitar el Bautismo de sus hijos si rehusan criarlos y alimentarlos tanto física como espiritualmente. En caso de que los padres no sean practicantes, éstos pueden seleccionar a algún familiar católico que dé los pasos necesarios para demostrar que están comprometidos activamente en asegurar que el niño tenga una educación católica. En este último caso el sacerdote puede solicitar por escrito el compromiso de los padres o de los familiares para cumplir con lo anteriormente establecido. Si tales garantías se dan, entonces el sacerdote no puede negarse a bautizar a los niños y debe confiar en la sinceridad del compromiso de los padres. «Por otro lado, a pesar de la buena disposición de los padres, pueden existir otras razones para que un sacerdote retrase el Bautismo. Un ejemplo sería el caso de una madre que desea bautizar a su hijo antes de darlo en adopción; en tales circunstancias habría que asegurarse de que el niño recibirá en el futuro una educación católica. «En ciertas diócesis los sacerdotes niegan el Bautismo a los niños que nacen de madre sustituta, o concebidos con ayuda de bancos de esperma y óvulos, o por fertilización in vitro, dudando de que tales niños tengan un alma. Así respondió el entonces cardenal Ratzinger: ‘Es correcto reconocer que todos estos niños han sido concebidos a través de óvulo y esperma humano, los cuales producen vida humana, y el alma humana se crea por la concepción’. «Algunas legislaciones permiten la adopción de infantes por parte de parejas homosexuales. Considerando que esto está en total oposición con las enseñanzas de la Iglesia respecto de la familia, se ha prohibido que cualquier sacerdote bautice a los niños que han sido adoptados por homosexuales. Lo anterior, lejos de constituir un prejuicio, se aviene a la esperanza realista de que el niño sea educado en un ambiente católico, lo que, en tales circunstancias, ciertamente no es el caso».


El Observador

EL BAUTISMO

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

¿En el nombre de la Trinidad o de Jesucristo? Las palabras empleadas en el Bautismo varían de una tradición religiosa a otra. En Occidente la Iglesia bautiza con esta fórmula: «Fulano [el nombre que tomará el bautizado], yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo». Sin embargo, no han faltado clérigos que han pretendido innovar con otras fórmulas y que han llevado a poner en duda la validez con la que el sacramento fue administrado. Un caso reciente lo trató la Congregación para la Doctrina de la Fe, que el 1º de febrero de 2008 emitió una declaración según la cual son absolutamente inválidos los Bautismos administrados con las fórmulas que en inglésdicen: «I baptize you in the name of the Creator, and of the Redeemer, and of the Sanctifier» y «I baptize you in the name of the Creator, and of the Liberator, and of the Sustainer». En otras palabras, si no se bautiza en nombre de la Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo), como ordena Cristo en Mateo 28, 19, el Bautismo no es real. Las sectas protestantes unitarias —por ejemplo, la «Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús», presente en entidades donde circula El Observador— tienen la costumbre de bautizar dejando de lado la fórmula trinitaria. Pretextan que en los Hechos de los Apóstoles se lee que los conversos eran bautizados «en el nombre de Jesucristo» (Hch 2, 38). Al parecer ignoran que, bíblicamente, el decir «en el nombre de» significa «por la autoridad de». En este caso se decía que se bautizaba «en el nombre de Jesucristo» para diferenciar este acto del bautismo que antes se hacía en el nombre de Juan el Bautista. Así, Pablo bautizó con el Bautismo de Jesús a hombres bautizados antes con el bautismo de Juan (cfr. Hch 19, 1-5).

7

Por inmersión... o por infusión Creen algunos que sólo el Bautismo por inmersión es válido La Iglesia reconoce la validez del Bautismo tanto si se aplica por inmersión (hundiendo totalmente en agua a la persona) como si se hace por infusión (derramando tres veces agua sobre la cabeza de quien está siendo bautizado). Según algunos opositores al catolicismo, la Iglesia verdadera siempre bautizó por inmersión, y sólo a partir del siglo XV la Iglesia católica (falsa y perversa) comenzó a bautizar por infusión. Otros, un poco menos ignorantes de la historia del cristianismo, reconocen que la práctica del Bautismo derramando agua sobre la cabeza pertenece a los primeros siglos, pero insisten en que los Apóstoles jamás lo hicieron así. La palabra bautismo, alegan, viene del griego koiné báptisma, que a su vez viene de griego clásico bapto, que significa «sumergir», «zambullir», «hundir», «sepultar». Por eso el diluvio en tiempos de Noé, o la purificación del leproso Naamán sumergiéndose en el río Jordán, son figuras del Bautismo. Luego entonces, si no se zambulle a la persona en agua, no hay Bautismo. Además, aseguran, la Biblia «demuestra» que Juan bautizó a Jesús hundiéndolo en el agua; por eso «Jesús salió del agua» (Mt 3, 16); y que lo mismo ocurrió con el eunuco etíope bautizado por Felipe: «Ambos descendieron hasta el agua, y Felipe lo bautizó. Cuando salieron del agua...» (Hch 8, 39-39). La verdad es que Jesús predicó en arameo. La palabra bautismo, como ya se dijo, es de origen griego. Cristo y Juan Bautista deben haber empleado más bien la palabra hebrea teviláh —o su equivalente arameo—, que se refiere a todo tipo de abluciones y lavatorios rituales. Por otra parte, en ningún lugar de las Escrituras se dice exactamente qué ocurrió cuando Jesús y el eunuco entraron al agua, qué método se empleó una vez que estuvieron ahí. «Descender al agua»

no implica necesariamente ser hundido hasta la cabeza, porque en tal caso habría que entender que Felipe, ya bautizado, fue bautizado de nuevo puesto que él también «descendió» y luego «salió» del agua. Dice la beata Ana Catalina Emmerick lo que vio respecto de cómo Juan bautizó a Cristo: «Jesús bajó a la fuente, donde quedó cubierto por las aguas hasta el pecho... Juan... tenía en la mano un recipiente de borde ancho, del cual salía el agua por medio de tres aberturas. Se inclinó, tomó agua con el recipiente y la vertió en tres líneas sobre la cabeza del Salvador. Una línea de agua cayó sobre la parte anterior de la cabeza y la cara; otra, en medio de la cabeza, y la tercera, en la parte posterior». Cuando Jesús y sus discípulos comenzaron también a bautizar (cfr. Jn 3, 22; 4,1-2), la beata observó que «los bautizados no eran sumergidos en agua... El bautizador derramaba tres veces el agua que sacaba con las manos de la fuente». Sólo un tiempo después Jesús y los suyos comenzaron a emplear la inmersión: «El bautismo con trina inmersión lo he visto empezar recién en el estanque de Bethesda». «Vi que a los niños los sumergía, teniéndolos en sus brazos en el agua». Pero el otro sistema no fue desechado. De hecho, el día de Pentecostés, cuando por primera vez se administró el verdadero sacramento del Bautismo, lo que tuvo lugar «en la piscina de Bethesda», «los que se iban a bautizar se arrimaban a una baranda que daba a la piscina; los Apóstoles tomaban agua con un recipiente y la derramaban por tres veces sobre sus cabezas... El recipiente alcanzaba para diez pares de bautizados. Dos recién bautizados traían a otros dos y les ponían las manos como padrinos... Las santas mujeres fueron bautizadas aquí. Eran como tres mil personas las que formaron la nueva Iglesia este día».

Por supuesto, no se le puede exigir adhesión a nadie a lo visto en revelaciones privadas. Pero la costumbre de la Iglesia primitiva no puede ser legítimamente rechazada. La Didajé o Enseñanza de los Apóstoles es un pequeño manual catequético que empleaban los cristianos en tiempos de los Apóstoles; antes se pensaba que pudo haber sido redactado hacia el año 90, cuando al menos el apóstol san Juan vivía, pero hoy se estima que podría haber sido redactado antes que los Evangelios. En él se lee: «Bautizad de la siguiente manera: Después de explicar todos estos puntos, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, en una corriente de agua. Pero si no hay una corriente de agua cercana, en otro cuerpo de agua, si no la hubiera fría que sea agua caliente pero si no tienes ni una ni otra, vuelca agua sobre la cabeza tres veces en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo». Así, la Iglesia desde tiempos primitivos a veces bautiza por inmersión y otras veces lo hace por infusión. No es más válido un sistema que otro porque, como apunta san Pedro, «el Bautismo que os salva no consiste en quitar la suciedad del cuerpo» (I Pedro 3, 21), de manera que no por resultar más mojado se está mejor bautizado. Si bien el sistema de inmersión hace más evidente el signo de haber sido «sepultados» con Cristo por medio del Bautismo (cfr. Rm 6, 4; Col 2, 12), el método de infusión hace evidente el signo de ser lavados por Dios de toda culpa, y fue profetizado en el Antiguo Testamento: «Yo los tomaré de entre las naciones, los reuniré de entre todos los países... Los rociaré con agua pura, y ustedes quedarán purificados» (Ex 36, 24-27). «Rocíame con agua y quedaré limpio; lávame, y quedaré más blanco que la nieve» (Sal 51 [50], 9). D. R. G. B.

El bautismo por inmersion en la secta «Iglesia Adventista del Séptimo Día» incluye que el bautizador levante la mano de manera espectacular antes de hundir hacia adelante al bautizado empujando su cabeza

En las diversas sectas bautistas el pastor debe tomar una mano al bautizado, colocar otra en su espalda e inclinarlo hacia atrás hasta hundirlo.

En diversas sectas los que bautizan al candidato son dos. En algunas, ambos deben tomar las manos del que se va a bautizar y lo sostienen por la espalda para hundirlo hacia atrás.


8

NOTICIAS

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

El Observador

Sangre de cristianos en Filipinas, Nigeria, Iraq y Egipto

«Se necesita mayor protagonismo de los laicos»

La intolerancia religiosa sigue derramando sangre cristiana. Una serie de atentados se dieron en los días de Navidad y año nuevo en diversas partes del mundo.

El cardenal Rivera Carrera, 25 años de ordenación episcopal Obispos de varios estados de la república, presbíteros, y más de tres mil fieles se dieron cita en la basílica de Guadalupe para festejar 25 años de ordenación episcopal del cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo capitalino. En su homilía, el pastor de la Iglesia local externó su preocupación por las vocaciones sacerdotales buscando respuestas generosas. Más adelante, monseñor Rivera anunció el reto más importante para la Iglesia diocesana: «Se necesita un mayor protagonismo de los fieles laicos en la evangelización de las culturas, la inserción de la fuerza del Evangelio en la familia, en el trabajo, en el deporte, en los medios de comunicación, así como la animación cristiana del orden social y de la vida política». Ante esto, pidió la promoción de programas específicos de formación para los laicos que los capaciten para ser testigos de Cristo y asumir responsabilidades en la Iglesia y en las estructuras del mundo. Rivera Carrera destacó las actividades propias de un obispo: «Debe salir al mundo a anunciar la salvación con dichos y hechos a todos los hombres, anunciando al hombre la esperanza, partiendo de la predicación del Evangelio. Debe ser testigo, profeta y servidor de la esperanza, sobre todo donde más fuerte es la presión de una cultura inmanentista, que margina toda apertura a la trascendencia». No obstante, agregó: «El obispo ha sido constituido Pontífice —puente—, y el puente necesariamente es pisado, y esto duele; pero también llena de alegría y de un inmenso gozo. Así es que no se asusten cuando vean que su obispo es pisoteado». S. E.

«Que este año vivamos en el amor y la verdad»: monseñor Lucas Martínez Lara POR JORGE MAZORRA

«En este nuevo 2011 debemos esforzarnos por vivir en el amor y la verdad, tanto en la familia como en el mundo de la política», desea Lucas Martínez Lara, obispo de Matehuala. Monseñor deseó un feliz año nuevo 2011: «Que a cada uno Dios conceda serenidad, prosperidad y paz. Que nos esforcemos por vivir en el amor y la verdad. Y de modo personal lo deseo para nuestras familias y el mundo de la política». Precisó: «La familia fundada sobre el matrimonio, expresión de la unión íntima y de la complementariedad entre un hombre y una mujer, se inserta como la primera escuela de formación y crecimiento social, cultural, moral y espiritual de los hijos, que deberían ver siempre en el padre y la madre el primer testimonio de una vida orientada a la búsqueda de la verdad de Dios». Resaltó en el campo político las tantas expresiones de irresponsabilidad de algunos servidores públicos: «Salarios excesivos, desatención en el servicio de las comunidades, autoritarismos». Pidió a quienes gobiernan actuar de manera responsable sobre la base del conocimiento objetivo e íntegro de las respectivas comunidades, y «apartarse de ideologías que terminan por suplantar la verdad y la dignidad humana promoviendo falsos valores con el pretexto de la paz, el desarrollo, la democracia y los derechos humanos. Les pedimos favorecer un compromiso constante para fundar la ley positiva sobre los principios de la ley natural, y así ser verdaderos servidores de las comunidades».

gama, el cual habló de una «progresión inquietante» de la violencia. «Por primera vez —subrayó el prelado— se han utilizado bombas. En el pasado se usaban armas rudimentarias, no había una auténti-

Filipinas

En Filipinas una bomba explotó la mañana del 25 de diciembre durante la Misa navideña que se estaba celebrando en una capilla, en la región autónoma del Mindanao musulmán. La explosión de la bomba provocó, según la agencia Asianews, al menos once heridos, entre los cuales al menos un sacerdote. Monseñor José Colin Bagaforo, obispo auxiliar de Cotabato (Mindanao), pidió a los fieles oraciones de «reparación» por la «profanación» de la capilla del Sagrado Corazón. «Todos los lugares de culto son sagrados y por ello deben ser respetados», dijo el prelado, lanzando también palabras de reconciliación. «Aunque condenamos los absurdos atentados contra fieles inocentes, deseamos expresar nuestro mensaje de paz y de esperanza a todos los pueblos de diversas culturas y tradiciones religiosas», afirmó en declaraciones recogidas por la agencia UCA News .

ca preparación criminal. Ha sido, además, un ataque al corazón de la cristiandad. Se ha elegido atacar, precisamente en los días de Navidad, una fiesta sagrada para la comunidad». Ha reivindicado la violencia en internet un movimiento extremista musulmán. En el comunicado el

Iraq

Después de una Navidad relativamente tranquila, la furia anticristiana golpeó nuevamente a la martirizada minoría iraquí el 30 de diciembre. Según un responsable del Ministerio del Interior, la explosión de diez bombas colocadas en casas de cristianos ha provocado en la capital, Bagdad, al menos dos muertos y dieciséis heridos. «En total —declaró el 31 de diciembre a la agencia AFP— catorce bombas habían sido colocadas cerca de casas de cristianos», diez de las cuales saltaron por los aires. «Las otras cuatro bombas fueron halladas antes de que estallaran y las fuerzas de seguridad provocaron su explosión controlada», precisó esa misma fuente. «Atacar a los cristianos se ha convertido en un fenómeno normal en Iraq. Somos un objetivo fácil», declaraba el 31 de diciembre a la agencia Asianews el arzobispo caldeo de Kirkuk, monseñor Louis Sako. «Aquí, en Iraq, se comprende que la fe no es una cuestión ideológica, o una especulación teológica, sino una realidad mística», añadía el prelado, quien ha revelado que está teniendo un éxodo de cristianos a Kurdistán. Egipto

La última locura anticristiana tuvo lugar poco después de la no-

Nigeria

En Nigeria la enésima ola de violencia anticristiana ha causado al menos 86 víctimas en el centronorte del más poblado país africano. La «masacre de Navidad» comenzó en la Nochebuena con el asalto contra dos templos en los alrededores de la capital del estado de Borno, Maiduguri, siendo asesinadas al menos seis personas, entre las cuales figura un pastor baptista, el reverendo Bulus Marwa, según informa Compass Direct News. La violencia continuó con una serie de atentados contra objetivos cristianos. «Es la primera vez en mi vida que no celebro la Misa de Navidad con la gente. He tenido que hacerlo solo, en el arzobispado», explicó el arzobispo de Jos, monseñor Ignatius Kai-

grupo promete, además, continuar sus ataques «contra los infieles y sus aliados y todos aquellos que les ayudan, hasta el triunfo de Alá».

chevieja y golpeó a la comunidad copta de Alejandría. La explosión de una bomba ante el templo de los Santos provocó, 30 minutos después de la medianoche, al menos 21 muertos y 79 heridos entre los fieles, al salir de la función religiosa con motivo del año nuevo. Si bien algunos algunos testigos hablan del estallido de un cochebomba, el ministerio del Interior egipcio considera que se ha tratado más bien de un atentado suicida. «Es probable que la bomba haya sido detonada por un kamikaze, que ha muerto junto a los demás», afirma un comunicado del Ministerio enviado a la agencia AFP. Zenit-El Observador


El Observador

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

9

Película El Camino: la ruta jacobea POR MARÍA VELÁZQUEZ DORANTES

La película El Camino, patrocinada por Xacobeo 2010, narra durante dos horas la historia de Tom Avery, un reputado oftalmólogo viudo, de California, que recibe una llamada desde Francia en la que se le comunica que su hijo Daniel ha fallecido en un temporal en los Pirineos. A pesar de que la relación con él nunca fue muy buena por tener una visión opuesta de la vida, Tom está desolado y viaja a Francia para recuperar a su hijo. Allí descubre que Daniel comenzaba a hacer el Camino Francés a Santiago y decide hacerlo por él. La última oportunidad de un padre para conocer a su hijo se convertirá en la primera oportunidad para empezar una nueva vida. Martin Sheen ha filmado con su hijo en la tierra de su padre, Francisco Estévez, de Parderrubias (Pontevedra), quien emigró a Cuba y luego a Estados Unidos, donde se casó con una irlandesa y tuvo diez hijos. Sheen hizo el Camino hace ya unos años, y se nota en su interpretación. En diversas presentaciones previas, el actor explicó su voluntad de «captar la expresión» de los visitantes «cuando entran en la Catedral» y «enseñar al mundo qué es lo que hace que los peregrinos se arrodillen delante del Apóstol».

EN LA RED

Por la belleza a Dios Una ventana para entender la experiencia orante desde los iconos POR INTERNAUTA / alvinxxi@yahoo.com.mx

«La belleza salvará al mundo», declaraba Dostoievski, y no estaba mal encaminado. Sólo con recorrer un poco nuestro mundo se comprende que la Belleza está mucho más cerca de nosotros de lo que imaginamos. Paul Evdokimov decía: «si el hombre aspira a la Belleza, es porque de antemano está bañado de su luz, porque el hombre, desde su propia esencia, es sed de la Belleza y de su imagen». Otros autores nos muestran que el arte está, ante todo, ligado a la expresión. Por eso la experiencia estética es la experiencia más inmediata. Lo bello nos sitúa ante una evidencia que sólo se puede demostrar y justificar contemplándola. Lo bello, así, viene a nuestro encuentro, se hace íntimo, cercano. De lo virtual a la experiencia de Dios

El sitio web Iconoarte pone al alcance de un clic esta experiencia íntima de la contemplación de Dios desde la belleza. Por medio de una serie de iconos, los autores de la página nos facilitan el encuentro con el Señor mediante una pequeña pedagogía de lo visual.

En el sitio se reflexiona sobre qué es un icono, cuál es su finalidad última y cómo contemplarlo. Leemos en la presentación de este interesante sitio: «Un icono no es sólo una imagen bonita que puedo colocar en una pared de mi casa; ni tan siquiera habríamos de verla como una simple obra de arte que nos puede impactar más o menos. No. Un icono es algo más, es mucho más que eso… Más que una obra de arte, el icono hace referencia al arte que permite el paso de lo visible a lo invisible. Es una ventana que nos asoma al Absoluto, a la Eternidad, a la Belleza, puesto que es la misma Belleza la que, por analogía, el icono nos transmite, ilustrando los inefables destellos de la Belleza divina. El icono es, en boca de Michel Quenot, «teología en imagen», que nos anuncia, a través de los colores y su lenguaje cargado de símbolos, lo que en el Evangelio nos es proclamado por la Palabra. Es un arte teológico y, por ello mismo, ambos conceptos no pueden ser tomados por separado. El icono nos recuerda constantemente la finalidad de la existencia humana: llegar a ser imagen de

aquello en lo que creemos, alimentados por la luz del Espíritu. Podría decirse, pues, que el icono es un cruce de miradas, un cruce de vidas, que llega más allá de lo que nuestros pobres ojos pueden contemplar». Deja que te hable

Así las cosas, esta página es una invitación al asombro, donde todo nos lleva a ver las cosas con ojos nuevos. Podría decirse que es un viaje al interior del alma, como suelen decir los monjes del Monte Athos. «Preguntarse no sirve, querer entenderlo tampoco, pues siempre tiene algo que decirnos y siempre descoloca nuestros propios argumentos». La invitación es sencilla: «Escucha, deja que te hable…no intentes comprender…abre tu alma para recibir el mensaje. Sólo si vas con esa actitud podrás acercarte un poco más a este mundo nuevo, y comenzarás a recorrer un camino que, puedo asegurarte, puede llegar a fascinarte. Si te dejas, te interpelará, y se revelará en el silencio de un cara a cara». La dirección electrónica es: http://www.iconoarte.tk/


10

TEMAS DE HOY

«Teen STAR», programa para la sexualidad responsable

Hanna Klaus, misionera religiosa y ginecóloga y obstetra veterana, desarrolló el programa «Teen STAR», que instruye a los adolescentes sobre su fertilidad con técnicas de planificación familiar natural. El nombre del programa, «Teen STAR» (siglas que, en inglés, significan Educación Sexual en el contexto de la Responsabilidad Adulta), expresa su misión. Según Klaus, éste brinda a la gente joven «formas concretas de responder a los respectivos cambios y presiones emocionales», a la vez que los capacita mediante un mejor entendimiento de sus propios patrones de fertilidad. Las ventajas

El programa de Klaus está diseñado para algo más que enseñar a los adolescentes a evitar el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual. «Teen STAR» asegura que, durante el año que dura el programa, más del 90% de las personas vírgenes mantienen la abstinencia, mientras que el 40-45% de las mujeres y el 30-45% de los hombres sexualmente activos discontinúan la actividad sexual. Además, este programa ostenta una rigurosa metodología científica. «Teen STAR» se dirige específicamente a hombres y mujeres. Enseña a los muchachos a respetar su fertilidad siempre presente, mientras que instruye a las muchachas sobre sus patrones de fertilidad cíclica, que afectan el conjunto de su bienestar emocional, psíquico y hasta espiritual. Fuente: C-Fam

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

El Observador

Sor Verónica, la mujer que transformó un convento

Una política que ataca a la familia

Monjas de vida contemplativa se lanzan a la evangelización de los jóvenes

Norma oficial mexicana vulnera el derecho-deber de los padres a educar a los hijos

POR OMAR ÁRCEGA E.

Hace unos días se dio a conocer que Benedicto XVI aprobaría la formación de un nuevo instituto religioso llamado «Iesu Comunio», asentado en tierras españolas. A primera vista no parecía tener nada de extraordinario; sin embargo, la historia de cómo se llegó a esta decisión vale la pena contarse.

da por el dedo de Dios». Hace poco tiempo, el Papa Ratzinger les mandó a su propio predicador, el padre Raniero Cantalamessa. La visita del capuchino fue ocasión para un emotivo reportaje emitido por Televisión Italiana en hora de máxima audiencia, y para un video que arrasa en You Tube.

Abadesa y belleza

Evangelizar a los jóvenes

La comunidad es de clarisas. Se encuentra en la provincia de Burgos, fundada en el siglo XVII. Es un convento de vida contemplativa. En 1983, con 19 años de edad, ingresa una estudiante de medicina. Sus ojos verdes y rasgos atractivos transformarían la vida conventual. Ya de novicia y, más aún, de profesa, Verónica comenzó a hacer propaganda de su vida y de su convento; vive tan a fondo su amor a santa Clara y al Evangelio que su capacidad de convicción es total; entra por los ojos y por todos los poros del cuerpo de los que la escuchan. Al principio esto lo experimentaron sus amigas y las amigas de sus amigas... Y así comenzó el desfile de muchachas jóvenes por el convento, que venían a buscar también el «tesoro escondido». Con el paso de los años se fue produciendo una auténtica eclosión vocacional. Y la causante pasó a ser maestra de novicias, primero, y abadesa, después. Y alma del crecimiento de un convento sin precedentes en toda Europa. Mientras que muchos conventos de vida contemplativa están a punto de morir, éste tiene 181 monjas cuya edad promedio es de 30 años.

Al locutorio del convento llegan hasta 300 jóvenes diariamente con la finalidad de conversar, de recibir consejos o, simplemente, por curiosidad. El lenguaje de las religiosas es juvenil. Utilizan para comunicarse no sólo la palabra, sino también la danza, el teatro, la interpretación coral y la música. Ellas mismas componen, cantan y venden sus propios discos. Es por esto que se vislumbró la posibilidad de dedicar este convento y a sus religiosas a la evangelización de los jóvenes. Esto implicaba cambiar su carisma y formar un instituto nuevo. Han recibido una «notificación oral» de que la Santa Sede aprobó el cambio de carisma; ahora sólo esperan el decreto papal. Todavía no se conocen las constituciones o las reglas del nuevo instituto religioso, pero seguirán bebiendo en las fuentes franciscanas: la fraternidad, la pobreza y la alegría como virtudes esenciales. La oración contemplativa como fuerza del amor. El Evangelio como forma de vida. El trabajo como medio de vida y de sustento. El estudio como medio de formación. Y, sobre todo, la comunidad como centro y alma del convento. Las monjas pasarán de la «clausura papal», muy restrictiva, a la «clausura según las constituciones». Y el tiempo dirá si esto es obra de Dios.

El renacer de vocaciones

A la puerta del convento no dejan de llamar jóvenes españolas, con sus carreras terminadas y con buenas posiciones. Muchas, hijas de papá. Otras, de procedencia humilde. La mayoría de familias pertenecientes a los nuevos movimientos. Sobre todo a Comunión y Liberación, a los Kikos y al Opus Dei. Aunque también hay algunas que vienen de familias ateas o indiferentes. El «milagro de Lerma», como se le conoce a este renacimiento vocacional, empieza y termina en sor Verónica Berzosa, a la que el cardenal Rouco Varela, poco dado a los elogios, definía, ya en el año 2005, así: «‘El milagro de Lerma’ es y fue posible por una monja, una mujer con un don especial, con un carisma extraordinario para conectar con la juventud actual, y toca-

A finales de noviembre se aprobó el Anteproyecto de Norma Oficial Mexicana, NOM-047-SSA22009, para la Atención a la Salud de la Adolescencia, la cual deberá ser observada en el territorio nacional por parte del personal de salud de las instituciones de los sectores público, social y privado que integran el Sistema Nacional de Salud. Propuesta antifamilia

Esta Norma contiene criterios para la atención de la población de niños y adolescentes de 10 a 19 años. Al respecto, el Comité Nacional Pro-Vida, A.C., dirigió una carta al presidente Felipe Calderón Hinojosa. En ella la asociación reconoce que se hace mención sobre la información, participación y consentimiento de los padres o tutores respecto a las acciones y revisiones médicas. Sin embargo, se plantea meramente como «optativa». Particularmente grave es todo el tema de la llamada «salud sexual y reproductiva», en donde se les impele a ejercer unos supuestos «derechos». Estos consisten en: servicios de planificación familiar, entendiendo por esto el proporcionarles condones, dispositivos intrauterinos, implantes subdérmicos, pastillas, pastilla de anticoncepción de emergencia, vasectomías y oclusión tubaria bilateral (esterilización permanente e irreversible). También se refiere a la práctica de abortos, de acuerdo con la legislación existente. Se prevé que, independientemente del motivo y la frecuencia de las consultas, se realizará exploración física completa (incluyendo medición de mamas, genitales y vello púbico), y se pide proporcionar los servicios con confidencialidad (sin informar a los padres). Alineados y alienados a la ONU

El comité Pro-Vida considera que estas políticas se implementan para «complacer a organismos internacionales como la ONU, los cuales actualmente imponen políticas contra la vida, la familia y la dignidad de las personas». Por lo mismo, la carta pide al poder Ejecutivo Federal que «se eliminen de la citada Norma todas aquellas fracciones relacionadas con el eufemismo ¨Salud Sexual y Reproductiva¨ y el estricto respeto en las normas elaboradas por el Ejecutivo Federal al derecho-deber de los padres de familia de educar y proteger a sus hijos en este delicado ámbito de la vida». O. A. E.


El Observador

ALACENA

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

Haití, en situación crítica Misioneros narran la vulnerabilidad que vive el país «La situación en la isla está gencia, pero todo es muy compliEl padre Crescenzo Mazzella empeorando cada vez más; ya he- cado. Desde la Provincia Camila informa que han recibido las medimos alcanzado los dos mil cien de Turín estamos enviando des- cinas enviadas por vía aérea con muertos y se habla de los enfermeros de la cuatrocientos mil conCruz Roja, pero los sutagios y doscientas ministros son cada mil muertes si la panvez más problemátidemia continuara sin cos. «La situación es que se consiga detedramática —dice el ner», ha informado el padre Crescenzo—, presbítero Antonio ayudadnos, hace falMenegón, responsata de todo, pero tamble de la Misión Cabién que Dios dirija su mila en Haití, a la mirada hacia Haití». Agencia Fides. La siDesde Jeremie tuación política ha otro padre camilo, el empeorado las cosas, presbítero Máximo, inCon más de cien mil enfermos y dos mil forma que ya hay 500 pues, debido a la violencia, se cierran los muertos confirmados, muertos hasta ahora, la pandemia de aeropuertos por donserán seguracólera podría acabar matando a unos 200 pero de llega la ayuda. mente el doble, pormil hatitianos, es decir, casi el mismo El padre Menegón que todo el país enteasegura que «la situaro está infectado. Innúmero que los muertos por el sismo ción es dramática porque la violencia está azotando todo el país tras los resultados de las elecciones, todo está cerrado y bloqueado. El puerto y el aeropuerto están cerrados, hay pocos vuelos. Debido a la violencia, los Estados Unidos y Canadá han cerrado la embajada. Las tiendas están sitiadas. No podemos abastecernos de medicamentos y combustible, todo está cerrado». El misionero camilo continúa: «Nuestro hospital sigue acogiendo a los enfermos de cólera; algunos han muerto, otros se han recuperado. En una familia, durante una vigilia fúnebre en la que no se sabía que el difunto había infectantes, antibióticos y otros cluso en la casa de los religiosos muerto de cólera, han muerto 25 medicamentos para hacer frente ha habido enfermos y muertos. En personas. Estamos trabajando al cólera. Los problemas son mu- el hospital público hay miles de con otros hospitales para tratar de chos y la situación está empeo- personas abandonadas y contafrenar estas situaciones de emer- rando cada vez más». giadas.

11

Bolivia le retira los pasaportes diplomáticos a todos los obispos El gobierno izquierdista, contra la Iglesia Por un decreto gubernamental las autoridades de Bolivia dispusieron el cese de la emisión de pasaportes diplomáticos en favor de todos los arzobispos y obispos católicos. Igualmente se les retiran los pasaportes oficiales a todos los ex presidentes y ex vicepresidentes del país, informó a mediados de diciembre el periódico La Razón. Los pasaportes diplomáticos y oficiales entregados a las autoridades eclesiásticas y ex gobernantes, siguiendo una práctica originada en el siglo XIX, deberán ser devueltos en un plazo de 60 días. «La Iglesia católica ya no tendrá privilegios (...), se revisarán los convenios entre el Estado boliviano y el Vaticano», dijo el viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas, en una declaración que precedió al decreto sobre pasaportes, según refirió el citado diario español. El cardenal Julio Terrazas, quien desde su sede en la ciudad oriental de Santa Cruz se ha constituido en una de las figuras que el presidente Evo Morales considera como enemigas, dijo que la eliminación de los pasaportes diplomáticos no afecta para nada la misión de la Iglesia, Las relaciones entre el gobierno de Morales y la Iglesia de Jesucristo pasaron por uno de sus peores momentos el mes de noviembre, cuando el arzobispo de la ciudad central de Cochabamba, Tito

Solari, denunció que había niños involucrados en narcotráfico en la región cocalera de Chapare. A pesar de que el comandante de la Policía Nacional, Oscar Nina, confirmó que algunos narcotraficantes están utlizando a niños para el tráfico de drogas en Cochabamba, y que el comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico en Cochabamba, Luis Torrelio, reconoció también que se han detectado casos de menores de edad implicados en el narcotráfico, la denuncia del Cardenal provocó un enorme disgusto en Evo Morales, líder de los cocacoleros (productores de coca, la materia prima para la fabricación de la cocaína), y manifestaciones desproporcionadas por parte de los sindicatos y demás organizaciones izquierdistas en contra de monseñor Solari. El prelado recibió innumerables amenazas; entre ellas una del propio Evo Morales, de enjuiciar al pastor de la Iglesia por «acción política» y por ser «vocero del Departamento de Estado de los Estados Unidos», así como la increíble acusación de los productores de coca, que lo declararon «persona no grata» por «falsas acusaciones realizadas de manera pública en contra de la niñez y la juventud del trópico de Cochabamba», y «por discriminación y actitud racista». Ante tanta presión, monseñor Solari terminó pidiendo disculpas.


12

CONTEXTO ECLESIAL

OBRAS Y RAZONES

LEGIONARIOS: RAZONES PARA

UNA TÍMIDA ESPERANZA

POR JORGE E. TRASLOSHEROS / jtraslos@hotmail.com

En los últimos días se dieron a conocer algunas medidas al interior de la Legión de Cristo, siempre con la autorización del Delegado Pontificio quien, paso a paso, se va haciendo del control de la congregación. Lo dispuesto da razones para albergar una tímida esperanza. Me llama la atención lo siguiente. Con el objetivo de que el «servicio de autoridad se esté ejercitando de la mejor manera posible», se amplió el número de consejeros generales de cinco a siete integrantes, para dar mayor representatividad a los religiosos. El nombramiento correrá a cargo del Delegado Pontificio. En la misma lógica se nombró al padre Náder Kuri como nuevo director territorial para Italia, en sustitución del padre Luis Garza, y se nombró al chileno José Oyarzún como nuevo prefecto general de estudios en sustitución del padre Luis Garza. Como sabemos, Garza es vicario general, delegado del director general para la vida consagrada femenina y, hasta el momento, también administrador de los muy cuantiosos bienes materiales de la congregación. Todo indica que se está desmantelando la estructura de poder cuyo vértice parece ser el padre Luis Garza. Se formó la comisión central para la revisión de las Constituciones, que son el corazón de cualquier congregación. Es presidida por el Los presbíteros José Oyarzun, Delegado Pontificio y se integran Óscar Náder Kuri y Timothy dos de sus conMulcahey son los nuevos sejeros personales expertos en encargados para coordinar las vida consagrada, acciones de los Legionarios de más cuatro sacerdotes legionaCristo. La orden de no publicar rios, entre los ni vender las obras de Maciel, ni cuales no figura ningún miembro tampoco sus fotografías, es un de la actual direcdecreto contra la idolatría ción general. Se dio a conofraguada en torno al fundador de cer un decreto la controvertida orden. que regula el uso de la imagen de Maciel. Entre las medidas me llama positivamente la atención que: se dejarán de publicar y vender sus obras por las editoriales, centros y obras de los legionarios; sólo podrán referirse a él como fundador o simplemente como padre Maciel, y se prohíbe la colocación de sus fotografías donde se encuentre sólo o con el Papa. Un auténtico decreto contra la idolatría, cuyo objetivo es «centrarse en la persona de Cristo y seguir muy unidos en la caridad». No creo que se trata de borrar de la memoria a Maciel, sino de recordarlo en su justa medida. Bien harían otros en seguir el ejemplo pues, aunque no idolatren a persona alguna, lo hacen con sus programas políticos en aras de «evangelizar el poder» —lo que hoy en día es un oxímoron— o para forzar el reino en este mundo. Las idolatrías ideológicas no son menos nocivas que el culto a la personalidad. El delegado De Paolis, en una carta dirigida a la Legión y a Regnum Christi, agradeció a quienes se han comprometido en el camino de renovación y reconciliación ofreciendo el perdón «ahí donde haya sido necesario», al tiempo de invitar al discernimiento con gran libertad interior para, al igual que María, «releer todo a la luz del misterio de Dios». Los místicos nos enseñan que quien abre su corazón al Misterio pone en movimiento la fe, ensancha los límites de la razón y se dispone a recibir la Gracia de Aquél en quien todo se puede. Se trata de una vieja lección que cada generación debe aprender de nueva cuenta, tan antigua como el Gólgota y la Resurrección.

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

El Observador

BAUTISMO DEL SEÑOR

«Tú eres mi Hijo amado» POR EL PADRE UMBERTO MARSICH, M.X. / umbertomarsich@hotmail.com

«Tú eres mi Hijo amado; Yo tengo en Ti mis complacencias»: es así como la voz del Cielo revela la verdadera identidad de Jesús quien, con motivo de su bautismo en el Jordán por obra de Juan el Bautista, da comienzo a su vida pública. Jesús deja Nazaret y llega donde Juan para ser bautizado: «Por esos días —nos comunica el evangelista Mateo— vino Jesús de Nazaret de Galilea y fue bautizado por Juan en el Jordán». El bautismo, al que Juan invita, se distingue, indudablemente, de todos los demás ritos tradicionales de abluciones religiosas. En efecto, está vinculado a una nueva forma de pensar y actuar: «Está vinculado –escribe Benedicto XVI en su libro Jesús de Nazaret— sobre todo al anuncio del juicio de Dios y al anuncio de Alguien más grande que ha de venir después de Juan». El Bautista sabía que había sido enviado para preparar el camino a ese misterioso «Otro», y que su misión estaba totalmente orientada a Él. Tan grande era ese «Otro» que él no se sentía ni siquiera «digno de desatarle la correa de sus sandalias», o sea, de prestarle la acción más humilde que se pudiera hacer. Para Jesús, por cierto, la recepción del bautismo significó su primera manifestación al iniciar la vida pública y el inicio oficial de su misión.

ella, en el Jordán. Esa agua del río que fluye es, además, y sobre todo, símbolo de vida. En efecto, es propio del agua fecundar. Sabernos amados por Dios

Jesús, el amado del Padre, somos todos nosotros desde cuando recibimos el sacramento del Bautismo. También nosotros hemos sido transformados en «hijos amados» en quienes el Padre ha puesto sus complacencias. Por obra del agua y del Espíritu, Dios sigue haciendo «maravillas» entre nosotros. Hemos adquirido, por Él, nueva identidad y fuerza espiritual. Hemos sido purificados de nuestros pecados e insertados en el torrente de vida nueva adquirida por Cristo nuestro Señor y nos hemos hecho acreedores a la salvación. Lo más sobresaliente, entre lo asombroso de cada misterio que se renueva en nosotros, parece consistir en la misma conciencia, que Jesús tenía, de ser el hijo amado por Dios. Esa es la certeza que nos da el bautismo: sabernos amados eternamente por el Creador. Toda la vida de Jesús, por cierto, camina y se desenvuelve bajo esta inquebrantable convicción: ser amado y aceptado por el Padre. Dimensión trinitaria de nuestro bautismo

La consagración mesiánica de Jesús

Con el bautismo de Jesús y la manifestación espectacular del Padre al comienzo del ministerio público del Hijo, termina el periodo de inacción, de treinta años, de Jesús. En el suelo áspero del desierto distanciado, no casualmente, de los centros del poder religioso y político de la nación judía, comienza la predicación de Jesús, o sea, su misión. Sin tanto protocolo, un desconocido de carne y hueso, cuyo nombre es Jesús, hace humildemente cola, esperando ser bautizado por Juan para la remisión de pecados, que nunca se han dado en Él y que, por Él, les serán perdonados a quienes lo desean. La verdad es que estamos ante la investidura y consagración mesiánica, por parte del Espíritu Santo, de Jesús de Nazaret, Hijo de Dios y Mesías esperado: «Al salir Jesús del agua —leemos en el Evangelio de Marcos— vio que los Cielos se rasgaban y que el Espíritu, en figura de paloma, descendía sobre Él». En efecto, descendiendo en el agua del Jordán, Jesús lleva consigo el «pecado del mundo», o sea, el ambiente humano en el cual la realidad del pecado prospera y establece vínculos de solidaridad negativa entre todos. A partir de la cruz y resurrección se clarificará luego, para los cristianos, lo que estaba ocurriendo: Jesús había cargado con la culpa de toda la humanidad entrando, con

Retomando el comentario de Benedicto XVI, queremos señalar algunos aspectos más significativos del bautismo de Jesús y, desde luego, del nuestro. En primer lugar, la imagen del Cielo que se abre sobre Jesús: «Al salir del agua, vio que los Cielos se rasgaban». La apertura del Cielo sobre Jesús evidencia su comunión con la voluntad del Padre. El Cielo, en efecto, es el lugar del cumplimiento de la voluntad de Dios. A ello se añade la proclamación, por parte del Padre, de la misión de Cristo. Finalmente, señalamos también que aquí encontramos, junto con el Hijo, también al Padre y al Espíritu Santo. Se preanuncia, claramente, el misterio del Dios trino. También la misión de los discípulos, posteriormente, será anunciada en el nombre de la Trinidad. El ingreso en la realidad del bautismo de Jesús, de cada uno de nosotros, es, por cierto, la manera de llegar a ser cristianos. En el bautismo de Jesús, finalmente, sucede algo grande e incomprensible: la barrera que separa, tradicionalmente, a Dios del hombre —Dios omnipotente en su cielo y el hombre impotente en la Tierra— cae para permitir un encuentro inefable. En nuestros corazones, gracias al Bautismo, irrumpe la plenitud de la pertenencia al Padre y de su amor: «Éste es mi hijo muy amado». Yo soy, ahora, ese hijo amado por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.


El Observador

FAMILIA

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

13

«Una sociedad que asesina a sus bebés es una sociedad sin futuro» POR SERGIO ESTRADA

En entrevista para El Observador, Rocío Gálvez de Lara, presidenta del Comité Nacional Provida, comentó la situación de la ley que despenaliza el aborto en la ciudad de México y da algunas cifras que muestran la gravedad del problema. ¿Cómo va el asunto de la ley de la despenalización del aborto en la ciudad de México? Esta ley está llevando a un cambio cultural donde las mujeres estamos siendo engañadas al presentarnos el crimen del aborto como un derecho. Por otro lado, existe una manipulación en los servicios de salud. De esta manera se busca desensibilizar a los médicos y hacerlos ver que el aborto es un acto muy simple, cuando se sabe que el aborto es un acto abominable que se comete contra un ser indefenso e inocente lastimando a las madres y a las familias. ¿Hay datos sobre en qué hospitales se están llevando más estas prácticas? Esta situación se lleva a cabo en 14 hospitales del DF y concretamente en el Hospital de la Mujer, y la clínica que más prácticas tiene en el aborto es la «Beatriz Velasco», con una asistencia entre 20 y 40 mujeres por abortar. Se han realizado alrededor de 48 mil abortos en tres años y medio que lleva esta ley. También es de mencionar que han proliferado establecimientos particulares para esta práctica, con anuncios en los medios de comunicación. Esta cifra es negra porque las autoridades no tienen control sobre estos centros de salud. Pero las cifras en estos lugares son altas, porque el aborto es un negocio muy productivo. Otra situación es la aparición de grupos proabortistas que se

han llamado «Fondo María», tratando de confundir a las mujeres del interior de la república que quieran venir a abortar. ¿El nivel económico de las personas influye en la práctica del aborto? No necesariamente. El aborto se da en todos los niveles, pero lo que se ha visto que influye en esta práctica es el ejercicio desordenado de las prácticas sexuales; el aborto se presenta en mujeres solteras, divorciadas o separadas, porque no cuentan con apoyo, principalmente de la pareja. Cuando se aborta no es por malos sentimientos, sino por ignorancia de parte de las mujeres sobre el desarrollo del bebé y los riesgos que conlleva esta práctica, además de no sentirse amadas y apoyadas. Éstos son los factores que llevan a las mujeres a abortar. En algunos casos influye la economía, pero no tanto. ¿Cuántas mujeres han muerto por abortar? Oficialmente, una, la niña Cinthya Vianney, menor de 15 años; murió por una hemorragia. Se ha sabido de más casos de muertes, pero estás las han tratado de ocultar. En caso de menores de edad, aproximadamente son 22. ¿Qué consecuencias está generando esta ley?

Contrariamente a lo que se decía, que esta práctica iba a ser una situación muy esporádica, desafortunadamente se está popularizando. Las mujeres están reincidiendo. Por ejemplo, se ha visto que

hay mujeres hasta con tres abortos en un año. Es muy lastimoso que se expongan a un proceso tan doloroso con tanta frecuencia aumentando también el daño psicológicopost aborto, y esto va a la alza en el Distrito Federal.

¿Cómo va el asunto de la despenalización del aborto en otras entidades de la república? Hay algunos estados que están acondicionando estas leyes; por ejemplo, en el caso de Oaxaca, donde ya se reglamentó esta prác-

tica en caso de violación. En Mérida están luchando por revertir estas leyes; estas situaciones son alentadoras debido a que ya hay más legisladores conscientes a favor de la vida y la maternidad. Se ha visto un fenómeno de protección a las madres y sus hijos, aun-

que se sabe que seguirán las presiones abortistas. ¿Cómo ve el panorama para la erradicación de la ley del aborto, en torno a las elecciones de legisladores? El futuro es incierto, pero es una responsabilidad para los que aman y protegen la vida; es una responsabilidad muy importante, y el que existan legisladores que defiendan la vida es responsabilidad de nosotros. Debemos analizar las posturas de los candidatos y dar nuestro voto de manera responsable . Si tenemos estas leyes, nosotros somos copartícipes en la medida que apoyemos a legisladores a favor de la cultura de la muerte. ¿Le gustaría agregar algo más? Exhortar a todos a emitir votos conscientes y responsables para promover y defender la familia en nuestro país; porque vemos que estos valores se pueden vulnerar y a la larga una sociedad que asesina a sus bebés es una sociedad sin futuro. Es irónico que a la ciudad de México se le llame «la ciudad de la esperanza», cuando se está asesinando a nuestras esperanzas; si queremos un México más justo y sin violencia, hay que empezar a proteger a los más débiles e indefensos que son las mujeres y los niños. Hay que trabajar por un México libre de violencia, sin discriminación, protegiendo la vida y la familia desde el momento de la concepción.


14

TIEMPO DE LECTURA

CON PERMISO

LA MORTAJA POR MIGUEL ARANGUREN / www.miguelaranguren.com

Llevaba años cuidando de aquella caja que contenía su vestimenta postrera. Al llegar el mes de mayo, la abría para colocar unas bolitas de alcanfor que la preservaran de la polilla, no fuera a deslucir, frente a quienes se congregaran en su velatorio, algún agujero durante tan santo final. Quienes la conocían y trataban de continuo —el párroco, las mujeres del Rosario de siete y media, la asistenta social—, sabían que una de sus últimas voluntades, además de las Misas gregorianas en favor de la salvación de su alma, era pasar al otro mundo ataviada con la ropa que contenía aquella caja que guardaba en uno de los altillos del armario de su alcoba. Y llegó, al fin, la mañana de su deceso. La asistenta social la descubrió en la cama, fría y amarilla, con los miembros doblados y las articulaciones duras —pronto le venció el rigor mortis—, apenas hundida en el colchón de lana que desde hacía muchos años nadie golpeaba con una vara para desapelmazarlo, igualita a las alondras muertas que parecen haberse quedado pegadas al asfalto. La asistenta, conocedora del capricho de la finada, colocó una banqueta junto al armario de la habitación y sacó una caja de cartón blanco. Al abrirla, se llevó una sorpresa. Lo último que podía imaginarse en una señora tan fina era su deseo de yacer para siempre con un alegre vestido de faralaes, con sus lunares y volantes. Encogió los hombros y le sacó el camisón para embutirla en el traje de sevillana. Por decoro, después de pegarle el cabello con agua azucarada y peinarla con raya en medio, le entrelazó un

Nadie se atrevió a exhumar el cadáver para cambiar el vestido de fiesta por el de compunción. El cura decía que la mujer debió de entrar en el Cielo zapateando rosario de coral entre las manos. Dudó si pintarle las uñas, cuyo tono cerúleo desentonaba con la fiesta del rojo y el verde de las vueltas y revueltas de la falda. El cura casi se llevó un soponcio al acudir para incoar un responso. Extrañas voluntades las de aquella buena mujer. Una vez sepultada, enterrada con las trazas de una folclórica, sus sobrinos comenzaron a vaciar la casa. Al fondo del altillo hallaron otra caja de cartón blanco que, al abrirla, les descubrió un hábito pobre, de basta tela marrón, junto a un cíngulo. Y en la pechera, cosido el emblema de la cofradía del Cristo de la Buena Muerte. Nadie se atrevió a exhumar el cadáver para cambiar el aire de fiesta por el de compunción. El cura decía, a modo de excusa, que la mujer debió de entrar en el Cielo sacudiendo un alegre zapateado.

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

El Observador

EL MILAGRO DE ESTAR POR JUAN JESÚS PRIEGO

jado por mares embravecidos, quedan de verse en la Isla Hoy, a las cinco de la tarde, un amigo y yo nos hemos de Calipso el 22 de abril a las 5 de la tarde y llegan ambos tomado juntos un café. ¿Y qué tiene esto de extraordinario?, a la hora convenida. ¿No es fantástico? se me podría preguntar. Mucho, pues ha sido un verdadero Si quiere usted reírse, ríase: después de todo, está en milagro. Pero vayamos por partes. su derecho. Pero, lo que es a mí, me maravilló el hecho de Este amigo y yo nos vimos por última vez hace dos meque mi amigo todavía estuviera en estos contornos o rinses y diez días, y desde entonces han pasado una infinidad cones del mundo, agitando con su cucharilla esos indesde cosas. Él, por lo pronto, ha tenido que hacer, por razones tructibles granos de azúcar que siempre se quedan sin de trabajo, un viaje a Brasil, tres a la ciudad de México y disolver en el fondo de las tazas de café. otros tantos a Mérida, Zacatecas y Querétaro. ¿Cuántos Cuando llegué a mi casa y platiqué el gozo que me peligros ha tenido que sortear en estos setenta largos días? había dado ver con vida a mi amigo, uno de mis parientes Pienso, por ahora, sólo en su viaje a Brasil: ir a Brasil me miró con extrañeza y por poco me toca la frente con el supone, por ejemplo, subirse a un avión, con todos los pedorso de su mano para cercioligros que este acto comporta. ¿Es que no nos ha demostrararse de que no tuviera fiedo la experiencia que los aviones a veces se caen, despegan bre. Pero no, no tenía fiemal, aterrizan peor o sencillamente desaparecen en el aire? bre. ¿Por qué iba a Luego, al salir del aeropuerto, este amigo ha tenido que rentar un auto y sortear con destreza y maestría todos los autos que circulaban por la autopista más transitada de Río de Janeiro. ¿De cuántos autos estamos hablando? Miles, millones, de los cuales cien, o por lo menos dos, pudieron haberse impactado contra el suyo. El auto en el que viajaba mi amigo tampoco se quedó sin frenos a medio camino, lo cual es ya un milagro. ¡En pocas palabras, sobrevivió a la experiencia! Todos los autos que circulaban por la autopista más transitada de Río de Janeiro se comportaron en aquel momento como debían hacerlo, cosa ésta tanto más extraña cuanto que no siempre los autos se comportan así: a veces se descarrilan o empiezan a Subirse a un avión es echar humo por el puro placer de armar jaleo o de enpeligroso. ¿Es que no nos ha torpecer el tráfico. Luego, de regreso, tuvo que subirse a otro avión, demostrado la experiencia que los aviones a correr idénticos riesgos que en la ida y, por último, abordar el taxi que lo llevaría a la Central Camionera veces se caen, despegan mal, aterrizan peor o del Distrito Federal para tomar luego el autobús que lo sencillamente desaparecen en el aire? ¡Pero devolvería a su casa. ¡Y otra vez miles y miles de autos! Así pues, el número de peligros que ha tenido que sobrevivió a la experiencia! ¡Sí, somos los sortear mi amigo para estar aquí, tomándose un café sobrevivientes! conmigo a las cinco de la tarde, ha sido infinito. ¿Cómo no agradecer el encuentro, cómo no celebrarlo? tenerla? Era, simplemente, gozo (y el gozo, ¿no es febril?). Pero mientras mi amigo iba a Brasil y volvía, yo también — Pues claro que está vivo tu amigo –me dijo mi herhe corrido otros tantos peligros, aunque con la diferencia mana-. ¿O es que esperabas que estuviera muerto? de que yo no me he ausentado de la ciudad ni siquiera por Y cuando le expliqué todo lo que hubo de pasar para un día. Yo también he conducido, caminado por avenidas que nuestro encuentro pudiera producirse, me dijo con en las que los postes de luz pueden venirse abajo de un tono enfadado: momento a otro, trotado por calles en las que la gente suele — ¿Por qué has de tomarte las cosas siempre tan a lo tirar cáscaras de plátano y, además, cargando con un coratrágico? zón que en el minuto menos pensado puede cansarse de Pero no, no era eso; no es que viera las cosas desde el latir… ¡Sí, somos los sobrevivientes del día de ayer, como ángulo de la tragedia; es que las veía desde el ángulo de la dijo en uno de sus poemas Mario Benedetti, el escritor urumaravilla, lo cual es muy distinto. guayo recientemente fallecido! Continúo diciéndole a mi hermana: Y celebramos el hecho haciendo chocar nuestras tazas — Lo peor que nos puede pasar es que nos acostumde café. bremos a la vida, a despertar cada mañana. ¿Quién ha di¡Cómo han de coincidir tantas cosas para que dos amicho que despertar sea una cosa de pequeña importancia, gos puedan encontrarse! Cada uno a su manera, cada uno a algo, en fin, que nos sea debido? ¡Millones de hombres y su tiempo, expuso la vida y se enfrentó a innumerables riesmujeres mañana ya no despertarán! Vivir no es natural, la gos para llegar a la cita. Y aquí está él. Helo aquí, como un vida no es natural, vivir es un milagro. competidor victorioso que ha conseguido vencer un obstá— Vaya, pues piensa lo que quieras. culo tras otro para estar a tiempo, para no faltar allí donde Sí, prefiero pensarlo así. Elijo creer que todo ser que yo lo esperaba. Y aquí estoy yo también. ¡Todo un milagro llega a mí es un sobreviviente del día de ayer, un náufrago de cronometría! Somos como dos Ulises que, habiendo viaque no sé si sucumbirá hoy por la noche al embate de las olas de este mar picado que es la vida, un emiNos hemos tomado juntos grante al que está a punto de vencérsele la visa un café. ¿Y qué tiene esto de de trabajo, un extranjero que quizá mañana partirá allá adonde quiera llamarlo su Seextraordinario? ¡Pues el ñor. ¡El milagro de estar! ¿No es maravimilagro de estar! Pudimos lloso? Pudimos no haber estado; podemos, a partir de ahora, ya no estar más. no haber estado; Sólo cuando veo así a mi amigo, sólo cuando él me ve así —como un exiliado podemos, a partir que tendrá pronto que irse a su verdade ahora, ya no estar dera casa—, podemos convertir una ida al café en una fiesta; sólo entonces podemás. Por eso podemos mos tratarnos mutuamente con el cuidado convertir una ida al café con que se trataría al último ejemplar de una raza en peligro de extinción. en una fiesta


El Observador

RESEÑA

9 de enero de 2011, AÑO 16, No. 809

15

En busca del alma mexicana Se presentó el Almanaque de la historia de México, de Jaime Septién, primera obra en México de la editorial Ciudadela

Almanaque de la historia de México es el primer libro editado en México por la editorial Ciudadela Libros. Es una forma amena pero seria de acercarse a la historia, de tener acceso a los acontecimientos que nos formaron como nación. Conjuga la riguriosidad histórica con la agilidad y buen gusto de la pluma de Jaime Septién.

El año pasado fue de bicentenarios y centenarios, por lo cual hablar de historia se puso de moda; libros y artículos se hicieron al por mayor. En esta cascada de publicaciones hubo cosas buenas y malas. Pero hacía falta un toque de originalidad, que, sin dejar de ser historia, fuera fácil de leer por todos los públicos, y que estuviera narrado con el sabor de la buena letra y el rigor de la ciencia histórica. Un libro así se publicó en el último trimestre del 2010, y es motivo de orgullo para los que formamos la familia de El Observador, pues fue escrito por nuestro director, Jaime Septién. Almanaque de la historia de México es una forma amena de contar la historia, es una manera de saber lo que sucedió en México el día en que tú naciste, esa fecha en que te casaste o cuando nacieron tus hijos. No podría ser menos: un almanaque «es un libro que nos invita a detenernos cada día para revisar los acontecimientos relevantes, interesantes, curiosos o anecdóticos que tienen que ver con ese día», así de simple, pero, al mismo tiempo, una forma pedagógica de adentrarnos en la búsqueda de nuestra alma nacional. Algo que en estos tiempos no solo es necesario sino urgente.

Pablo Castellanos López, catedrático de la UNIVA e intelectual católico, comentando la riqueza de este libro, el aporte que significa para la historia de México y la utilidad que presta para un mejor entendimiento de nuestro país. Lo acompañan el obispo de Querétaro, monseñor don Mario de Gaperín, Jaime Septién y Maité Urquiza.

El acto

La presentación fue el 14 de diciembre del 2010; el marco fue el templo barroca de Santa Clara. Ante amigos y lectores de El Observador, la Sociedad Coral Queretana abrió las actividades de la noche interpretando tradicionales villancicos y algunas piezas de música sacra. Tras este gozo para los oídos, inició formalmente la presentación del libro. Los comentadores

Con la colonial y bella Iglesia de Santa Clara como escenario, se presentó el libro. Los asistentes se deleitaron con el evento coral dirigido por el maestro Rene Platini y con las reflexiones que hicieron los ponentes.

Fue una presentación de lujo, pues quienes comentaron el libro fueron el obispo de Querétaro, don Mario de Gasperín, y el jefe académico de Ciencias de la Salud de la UNIVA, Pablo Castellanos López. El Obispo mencionó que esta obra es «una contribución generosa y sabia a las celebraciones del bicentenario y centenario» de la Independencia y la Revolución Mexicana. Resaltó que es un texto que ofrece «cada día una dosis para comprender mejor la historia patria, la macro y micro historia, una parada en el camino acompañada de un momento de reflexión» que nos ayudará a entender nuestro pasado como nación para saber nuestro futuro como país.

Para terminar la presentación del libro, los asistentes disfrutaron de un brindis, en donde los reencuentros y las amenas charlas no se hicieron esperar.

Aparece la poesía

Testigo de mil y un acontecimientos de la historia de Querétaro, el templo de Santa Clara acogió a los asistentes a este acto, quienes disfrutaron de las reflexiones que se hicieron.

Para terminar, Maité Urquiza, declamó fragmentos de Suave Patria e hizo vibrar a los presentes con el ritmo y cadencia que imprimió a los versos. El autor comentó la intención del libro y los afanes pasados en su elaboración, y agradeció la confianza de la editorial española Ciudadela Libros para encabezar con esta obra su incursión en territorio mexicano. Finalmente los asistentes disfrutaron de un brindis, donde no sólo se compartieron bocadillos, sino charlas amenas y parabienes.

La firma y dedicación de libros no podía faltar, algo que el autor se tomó muy en serio. Una larga fila se hizo esperando el tan ansiado libro autografiado.


CHISTES

NIÑOS IÑO OSS 16 N PÁGINA

9 de enero de 2011

Primer acto: Un chicle dando una vuelta en bicicleta. Segundo acto: El mismo chicle dando otra vuelta en bicicleta. Tercer acto:

El chicle sigue dando vueltas en bicicleta. ¿Cómo se llama la obra? La vuelta chiclista A ver, hijo, ¿cuánto es 4 por 4? Empate. ¿Y cuánto es 2 por 1? Oferta.

DESCUBRE LAS PALABRAS ESCONDIDAS JESÚS

JUAN

CIELOS

VOZ

PALOMA

AGUA

NAZARET

JORDÁN

ESPÍRITU

Utilizando las palabras anterio res completa los espacios en blanco y conoce más del bautismo de Je sús. Y sucedió que en aquellos días vino ________ desde __________ de Galilea, y fue bautizado por __________ en el río ________. Y cuando salía del ________ vio los _______ abiertos y al _________ que, en forma de _________, descendía sobre Él; y se oyó una ________ desde los cielos: “Tú eres mi hijo, el amado, en Ti me he complacido”

809 El Observador de la Actualidad  

Periodismo católico - 9 de enero de 2011 - El Bautismo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you