Issuu on Google+

El Observador SIA E IGL IDA : IAL EGU C PE ERS S E P

25 de julio de 2010 AÑO 16 No. 785 $10.00 Fundado en 1995

DE LA ACTUALIDAD

www.elobservadorenlinea.com

¿Por qué sólo se persigue a la Iglesia? Parece que cada vez más gente de todo el mundo aboga por la desaparición de la Iglesia. El presidente boliviano Evo Morales la ha calificado como «símbolo vivo» del colonialismo europeo que debe desaparecer de Bolivia. El dictador venezolano Hugo Chávez llama «ignorantes», «perversos» y «mentirosos» a los obispos de su país. La Asociación Juan XXIII, un organismo internacional de teólogos y pastoralistas ex-católicos, ha hecho llamados a abandonar el catolicismo y sustituirlo por una «ética cívica». En las marchas del «orgullogay» —que son apoyadas por los gobiernos— no faltan los homosexuales que se burlan disfrazándose de obispos y monjas en actitudes provocativas, y ostentan pancartas y gritan consignas anticristianas; en España, por ejemplo, sus clamores son: «Vamos a quemar a la Conferencia Episcopal por machista y patriarcal», «La Iglesia, que se calle», etc. En Argentina la catedral de Buenos Aires ha recibido pintas en las que se acusa a la Iglesia de ser «genocida»; pero el principal slogan estampado es: «La única Iglesia que ilumina es la que arde», una frase que puede entenderse de dos formas: La primera, tal como la usan los detractores de Cristo, es a manera de amenaza, de excitación al odio y a una posible ola de piromanía contra los templos; la segunda es en sentido metafórico: la Iglesia que ilumina es la que arde por el fuego del Espíritu Santo. Es significativo que insultos como éstos no se hagan contra los musulmanes, los judíos, los budistas, los hinduistas o incluso los protestantes. Si así fuera, ya habría habido reclamos internacionales y serias consecuencias diplomáticas o hasta guerras. ¿Por qué sólo se persigue a la Iglesia? ¿Por qué sólo en sus templos se ponen graffitis ofensivos? Precisamente porque es la única que verdaderamente arde con el fuego Divino; y Satanás lo sabe, por eso es ahí y no en otro lado donde combate. Benedicto XVI habló así recientemente: «Dios ha dicho que la Iglesia sufrirá hasta el fin del mundo. Y esto lo vemos hoy de manera particular». Y el presbítero argentino Jorge Alberto Junor, rector de la Catedral Metropolitana de Buenos Aires, además de afirmar que «hay una campaña contra la Iglesia», nos recuerda que «la Iglesia si no es perseguida es cómplice». No nos extrañe, pues, que el odio creciente hacia los hijos de Dios, y en especial hacia sus ministros, llegue a niveles tales como este sonsonete de rap (ni a canción llega) que circula en internet con fondo musical del más puro rock pesado: Quiero ir a Roma a matar al Papa, y no fallaré como el tonto de Ali Agca. Yo paso de pistolas, le tiraré una bomba de siete megatones....

¾ PÓRTICO

ANTICATOLICISMO POR JAIME SEPTIÉN / jaimeseptien@gmail.com

Hay demasiadas cosas como para sentirnos orgullosos de pertenecer a la Iglesia católica. Una de ellas es la oración por quienes se han alzado como enemigos de ella. No creo que exista una revolución tan grande en la historia de la humanidad como aquella de Jesucristo, amar a los enemigos, que sigue vigente hoy. Es estimulante ver como muchos católicos están dejando atrás el síndrome de la queja. Hay que hacer presente lo que somos no para que los ataques cesen, sino para purificarnos y, de paso, purificar la Tierra. Lo que sí es un hecho es que la producción internacional de mentiras contra el catolicismo goza de buena salud. El nuevo anticatolicismo, diría el autor estadounidense Philip Jen- La producción kins, es el último de los internacional de prejuicios aceptables. Es decir, hoy se puede mentiras contra el y hasta se premia (en muchos lados, en mu- catolicismo goza chos periódicos, en de buena salud muchas cadenas de TV) estar en contra de la Iglesia, insultarla, ridiculizarla. Es bien visto, sitúa a la gente del lado progresista. Es chistoso, muy chistoso. Sin hacerle el juego a los que se mofan de nuestra fe, tampoco los debemos tomar demasiado en serio: al final los que pierden el tiempo son ellos. La Iglesia que fundó Jesucristo sobre la piedra de Pedro ha sabido, y sabrá, sortear los peligros externos y los internos. Hay demasiado amor en esta fundación como para ponerse a llorar por los dardos envenenados de los intelectuales o los que se creen intelectuales. La Iglesia prevalecerá sobre el mal. También prevalecerá sobre la estupidez y el aburrimiento de sus detractores profesionales. Eso no quiere decir que nos quedemos mirando pasar los acontecimientos sin defender lo que nos da sentido en la vida. Dos maneras de hacerlo: una es el testimonio y la segunda el pensamiento. El testimonio hasta que hagamos valer de nuevo el «vean como se aman» que era distintivo de las primeras comunidades cristianas; el pensamiento hasta que vayamos restituyendo sus raíces cristianas a todas nuestras instituciones, naturales o políticas: la familia, la escuela, los partidos, la economía… Orar y trabajar, como pedía san Benito a sus monjes. No queda de otra: hay demasiados orates sueltos, vociferando contra Jesús, contra sus ministros y contra sus fieles.

Iglesia perseguida «Estamos ante la lucha final entre la Iglesia y la anti-Iglesia»: Wojtyla ............ p. 3 La advertencia de Cristo se cumple cabalmente día a día ......................... p. 4 ¿Podría el enemigo estar en casa?... p. 5 «El anticatolicismo ha sustituido al antisemitismo»: Messori ........................ p. 6 Seis estrategias contra la Iglesia... p. 7-11

Periodismo Católico


2

IGLESIA PERSEGUIDA

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

ATAQUES A LA IGLESIA POR FERNANDO PASCUAL

El actual mundo democrático ha reconocido un La Iglesia ha sido perseguiamplio espacio de acción a la Iglesia y a las persoda de muchas maneras a lo largo de la historia. En los prime- nas que creen en religiones distintas, pero no faltan ros siglos fue considerada nuevos elementos y señales de conflicto. En concomo un grupo subversivo, creto, cada vez son más frecuentes los ataques conuna secta que ponía en peligro tra la Iglesia por parte de personas que dicen defenel orden social, enemiga del der los valores de la ciencia y la tolerancia. Quereculto público y de los valores del imperio romano. mos fijarnos un momento en algunos ataques que Hubo incluso quienes inventaron calumnias y difa- se repiten periódicamente en dos ámbitos muy conmaciones para asustar a la gente; en ellas presenta- cretos: la ciencia y la ética. Algunas personas consideran que la Iglesia ban a los cristianos como pervertidos y criminales, obstaculiza la investigación científica al defender, capaces de todo tipo de atrocidades. Cuando la Iglesia fue aceptada como fenómeno por ejemplo, que el embrión es un ser humano dessocial, e incluso cuando empezó a colaborar en di- de el inicio de su concepción. Con ideas como esta, versos modos con el Estado, no por ello cesaron las dicen, la Iglesia comete una grave injerencia en un persecuciones. Aquí y allá hubo gobernantes, re- campo exclusivo de la actividad científica. Con este yes y emperadores, que buscaron controlar a la Igle- ataque (es sólo un botón de muestra) se busca imsia y disminuir su influjo evangelizador. El conflicto pedir a la Iglesia una actividad que ha ejercido duse desarrolló de muchas maneras, sin excluir la vio- rante siglos: defender la dignidad y el valor de todo lencia que llevó a la muerte a muchos cristianos ejem- ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural. plares. Un gran número de ataCon la edad moderna los Perseguir, denigrar, destruir ques a la Iglesia procede de ataques han tomado una viquienes ven los Mandamienrulencia mayor. Algunos pre- textos cristianos que tos y la enseñanza moral de sentaron a la Iglesia como hablan de ciertos pecados la Iglesia como discriminatoenemiga del verdadero proria, como enemiga de la libergreso del hombre, pues, de- es algo que muestra hasta tad humana. Enseñar, por cían, dominaba las concien- qué nivel de intolerancia ejemplo, que el adulterio es cias e impedía la libertad de pueden llegar algunos que malo, que el uso de la sexualipensamiento. El Iluminismo, dad fuera del respeto debido de modo especial, promovió dicen defender la tolerancia al matrimonio es pecado, seuna imagen de la Iglesia falseada. La veía como una so- y el respeto de la diversidad ría caer en una actitud de intolerancia que pondría, dicen, ciedad intransigente, totalitaria, represiva y defensora de ideas que permitían en grave peligro el respeto que merecen todas las situaciones de opresión de la gente inculta y poco personas y comportamientos, respeto sobre el que preparada. Se pensó luego que con la creación de se construye la vida democrática. Estas críticas Estados liberales y democráticos se rompería esta caen en el error que denuncian. Unos dicen, por situación, se difundiría la cultura, y, por lo tanto, la ejemplo, que la Iglesia es «homófoba», «adulteróIglesia perdería en poco tiempo su influjo social. foba» o «drogófoba», y que quiere imponer una Pero no todo fue pacífico; hubo grupos radicales moral a toda la sociedad. De este modo, continúan dentro del liberalismo que atacaron directamente a estos críticos, la Iglesia dividiría el mundo entre obispos, sacerdotes y religiosos, y robaron a la Igle- buenos y malos. Pero quienes afirman lo anterior también dividen el mundo entre buenos y malos, sia muchos monasterios y hospitales. En la misma línea se movieron las ideologías to- aunque quizá no son conscientes de ello: buenos talitarias del siglo XX: comunismo, nacismo y fas- son todos los que no condenan ciertos actos como cismo. Controlar y denigrar a la Iglesia permitiría al pecaminosos, malos todos los que dicen que algupartido o al dictador de turno dirigir la vida cultural nos actos son pecado. Perseguir, denigrar, destruir textos cristianos que de toda la sociedad, sin el freno que podría reprehablan de ciertos pecados es algo que muestra hassentar una Iglesia que influyese en las conciencias y que enseñase el respeto a principios éticos por ta qué nivel de intolerancia pueden llegar algunos encima de las imposiciones de quienes ejercían, des- que dicen defender la tolerancia y el respeto de la diversidad. póticamente, el poder.

El Observador

®

DE LA ACTUALIDAD DE LA ACTUALIDAD DE LA ACTUALIDAD

Dirección: Jaime Septién Crespo Dirección adjunta: Maité Urquiza de Septién Dirección de proyectos: Rogelio Hernández Murillo Jefe de redacción: J. Jesús García y García. Contraloría: María del Carmen Velasco de Uresti. Logística: Ricardo García Meza. Jefe de diseño: Diana Rosenda García Bayardo. Jefe de información: Omar Árcega Escobedo. Redactor asociado: Gilberto Hernández García. Jefatura de ventas: Patricia Flores de Aboytes. Asesor: Clemente Chauvet Flores. Jefe de circulación: José Trejo Hurtado. Coordinador de distribución: Agustín Morales Cabello. Diseño de publicidad: Octavio Espinosa Murillo. Crédito y cobranza: Fernando Maya Solano. Secretaria y suscripciones: Hilda Zendejas Frausto. Asistentes de dirección: María del Refugio Rojas de Hernández y Marcela Valenzuela de Adame. Agentes de distribución y cobranza: Carmelo Aguillón Sánchez, José Trejo Hurtado y Salvador González Núñez. Mensajería: Alfonso Sánchez y Arrieta. Asistente de oficina: María del Carmen Olvera Castro. Distribuidores: Matehuala - P. Antonio Ruiz Domínguez. Tel (488) 882-3505. León - Mario Ante Landín (477) 716-3648. Tuxpan - P. Matías Reyes Salazar (783) 834-2016 El Observador de la actualidad. Publicación semanal de Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. Reforma No. 48, Centro histórico, C.P. 76000, Santiago de Querétaro, Qro., Tels. (442) 214-1842, 224-1454 y 214-5475, lada sin costo fuera de Querétaro 01 800253 3501.- Correo electrónico: mensaje@elobservadorenlinea.com- Número de Certificado de Licitud de Título 9598.- Número de Certificado de Licitud de Contenido 6695.- Número de Reserva al Título en Derechos de Autor 1080200/2001.- Precio del ejemplar: $10.00.- Suscripción anual en la ciudad de Querétaro (aplican restricciones): $450.00 - Impresión: Compañía Periodística Meridiano, S.A. de C.V., Prol. Calzada 208 Col. Martinica, Tel. (477) 788-2115, León, Gto. Los artículos firmados son responsabilidad del autor. Permiso de publicación periódica, autorizado por SEPOMEX, número PP22-0001 Lada sin costo para nuestro lectores fuera de Querétaro: 01 800 253 35 01

El Observador

Me han calificado de «insecto» por ser sacerdote La experiencia del padre José Antonio Fortea Hay muchas formas de ser perseguido por causa de Cristo. En ocasiones todo queda en burlas, a veces sutiles, otras descaradas; como las que ha experimentado el conocido presbítero español José Antonio Fortea, y que recoge en su libro autobiógráfico Memorias de un exorcista (mr- ediciones, 2008). Lo que queda claro es que la causa de los insultos que ha recibido no es otra que el hecho de ser un ministro consagrado por Dios y para Dios y su Iglesia. Y es también cierto que miles de presbíteros, religiosas, religiosos, obispos, diáconos y fieles seglares sufren a diario, no sólo en España sino en cualquier otro país del mundo, algún tipo de persecución por el simple hecho de llevar el nombre de cristianos. Aquí el texto del padre Fortea: «Una de las novedades que experimenté cuando me ordené Pbro. José Antonio Fortea sacerdote, y por tanto fui vestido de cura, era que al ir por la calle la gente te dice cosas. Por ejemplo, te cruzabas con un joven por la acera y exclamaba lacónicamente: ‘¡Puaj, qué asco!’. «El Señor me ha dotado de muy buen oído, de forma que escucho no pocos de los comentarios que la gente hace al toparse con un cura por la calle. Para oír algunos de esos comentarios no hace falta hallarse extraordinariamente dotado de buen oído. Hay quien quiere que los oigas. Unos te califican de insecto (‘cucaracha’), otros de pájaro (‘cuervo’), otros tienen pretensiones más ilustradas (‘mira, un tridentino’). Algunos, en vez de ‘cucaracha’ prefieren denominarte ‘escarabajo’. «Unos, sentados en un banco de un parque, te gritan con retintín y soniquete: ‘¡Ave María Purísima!’. Otra vez escuché cómo un niño miraba a su padre y le preguntaba: ‘¿Existen todavía?». En otra ocasión oí que un novio le decía a su novia: ‘Mira qué cura tan ....’. En otra ocasión el chico exclamó por lo bajo, con mirada torva: ‘Jo, colega, qué malas vibraciones’. «A veces te sorprende la edad provecta del que te dice esas cosas. Una señora cincuentona, al pasar justo a mi lado, espetó de modo telegráfico e hiriente: ‘¡Opus!’».


El Observador

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

IGLESIA PERSEGUIDA

3

«Estamos ante la lucha final entre la Iglesia y la anti-Iglesia»: cardenal Karol Wojtyla El día 9 de noviembre de 1976, es decir, 23 meses antes de convertirse en vicario de Jesucristo bajo el nombre de Juan Pablo II, el cardenal polaco Karol Wojtyla sorprendió a todos con la siguiente declaración durante el Congreso Eucarístico de Filadelfia, en Estados Unidos: «Estamos ahora ante la confrontación histórica más grande que los siglos jamás han conocido. Estamos ante la lucha final entre la Iglesia y la anti-Iglesia; entre el Evangelio y el anti-Evangelio. No creo que el ancho círculo de la Iglesia estadounidense ni el extenso círculo de la Iglesia universal se den clara cuenta de ello. Pero es una lucha que descansa dentro de los planes de la Divina Providencia, y es un reto que la Iglesia entera tiene que aceptar». Semejante afirmación puede parecer a algunos realmente exagerada: ¿Cómo se le ocurrió afirmar que estamos viviendo la «más grande» confrontación? ¿Por qué se atreve a decir que ésta es la «lucha final»? ¿Acaso a la Iglesia se le persigue como en los tres primeros siglos? ¿Dónde están los leones que devoran cristianos, y el potro u otros instrumentos de tortura para hacerlos renegar de su fe en Cristo? La verdad es que la lucha de las fuerzas del mal contra

Dios y los suyos es lucha de to- Juicio Universal. (...) Vosotros, hidos los tiempos. Al respecto, mon- jos míos, desde la creación y caíseñor Ottavio Michelini habría re- da del hombre hasta hoy, no hacibido de Cristo las siguientes re- béis comprendido aún que toda la velaciones privadas, recogidas en historia de la humanidad se centra el volumen Confidencias de Jesús en esta guerra. (...) La historia del a un sacerdote, y cuya lectura fue Cuerpo Místico [la Iglesia] se cenrecomendada por los obispos mexi- tra aquí» (26 de noviembre de canos Anselmo Zarza Bernal y Mi- 1975). Es verdad que en el mundo guel García Franco: «Los hombres de hoy no sa- occidental las persecuciones conben que están, como objeto y víc- tra la Iglesia pocas veces son guetimas, en el centro de un conflicto rras abiertas y descaradas, como sí ocurre en la regigantesco. Todos los hombres están Antes la persecución gión oriental del planeta, por ejemimplicados en este choque tremendo consistía en suplicios plo en naciones musulmanas como entre luz y tinie- y ejecuciones; ahora Iraq, Arabia o Egipblas, entre vida y muerte eterna, en- en burlas, desprecios, to; en países hinduistas, como India tre bien y mal, en- sátiras, tentaciones y Paquistán, o en tre verdad y error, aquellos en que entre salvación y prolongadas y prevalece el sociacondenación» (6 esfuerzos para colismo radical, como de agosto de Corea del Norte o 1975). rromper a la Iglesia China. Pero eso no «Muchos sacerdotes y hasta algunos suceso- hace que las de occidente sean meres de mis Apóstoles no han en- nos reales, aun cuando esto no retendido mucho de la historia de la sulte evidente a los ojos de la mahumanidad. Los cristianos poco o yoría. De hecho, desde el siglo nada entienden, pero son menos XIX ya hacía notar la beata Ana responsables porque nadie ha pro- Catalina Emmerick que en los pricedido a iluminarlos (...). Toda esta meros tiempos de la Iglesia «la perhistoria se basa en la lucha entre secución de los justos consistía Satanás y Dios. Dios es combati- en ejecuciones y suplicios; ahora do en sus criaturas por Satanás y en burlas, desprecios, sátiras, tensus legiones. Satanás sabe bien taciones prolongadas y esfuerzos que no puede enfrentarse a Dios para corromperlos. El martirio es directamente; entonces, lo comba- ahora un suplicio perpetuo». te indirectamente en el género huLa vida aquí en la Tierra ocumano» (22 de noviembre de 1975). rre, pues, en medio de un verda«He aquí la guerra en el mun- dero combate contra los hijos de do, he aquí el (...) duelo sin des- Dios, combate siempre operado canso ni tregua que tendrá su epí- por el demonio. Y, conforme pasa logo al final de los tiempos con el el tiempo, habrá de incrementarse.

San Luis María Grignion escribió en el siglo XVIII, en su Tratado de la verdadera devoción a la Virgen María, que las «últimas y crueles persecuciones de Satanás aumentarán de día en día hasta que llegue el Anticristo». Lo dicho por el santo está en concordancia con lo que dice el apóstol san Juan en el libro del Apocalipsis: «¡Ay de la tierra y del mar!, porque el Diablo ha bajado donde vosotros con gran furor, sabiendo que le queda poco tiempo» (Ap 12, 12). El Papa Pío XI escribió en 1937, en su encíclica Divini Redemptoris. «Por primera vez en la historia, asistimos a una lucha fríamente calculada y arteramente preparada por el hombre ‘contra todo lo que es divino’ (2 Tes 2, 4)». Algo vio en su tiempo este pontífice que lo llevó a descubrir que la persecución que estaba padeciendo la Iglesia superaba ya a lo experimentado por ella durante la Revolución Francesa o cualquier otro tiempo anterior. Y cuando el cardenal Wojtyla habló en 1976 de «la lucha final entre la Iglesia y la antiIglesia», lo hizo porque ciertamente vislumbró algo más, algo que el común de los mortales difícilmente somos capaces de percibir a simple vista. Pero la confrontación sigue ahí, y la presencia de Satanás en la historia habrá de hacerse más fuerte a medida en que el hombre y la sociedad se alejen más de Dios, hasta llegar a un grado tal en que, como dijera la Madre de Dios en 1917, durante sus apariciones en Fátima, «todo parezca perdido». D. R. G. B.


4

IGLESIA PERSEGUIDA

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

El Observador

La advertencia de Cristo se cumple cabalmente día a día: «Si me persiguieron a Mí, también los perseguirán a ustedes» Si se habla de persecución a la Iglesia, suele pensarse más bien en el pasado, cuando el emperador Nerón echaba a los cristianos al circo romano para ser devorados por las fieras; y si se piensa en el hoy, la persecución se asocia si acaso a lo que sucede en países musulmanes o comunistas; pero ésta ocurre todos los días y en todos lados. La persecución hacia los cristianos es tan vieja como la Iglesia misma. Nacida ella el Viernes Santo del costado abierto de Cristo, la mayoría de sus miembros se hallaban escondidos por miedo a los judíos. El día de la manifestación visible de la Iglesia, el glorioso día de Pentecostés, los discípulos, llenos de la fuerza del Espíritu Santo, ya no se ocultaron más sino que predicaron abiertamente la salvación, aunque eso les valió arrestos, azotes y amenazas por parte de las autoridades judías (cfr. Hech 4, 1-21; 5, 17-33. 40-41). Los enemigos de la Iglesia no sólo desearon matar a los discípulos de Jesucristo (cfr. Hch 5, 33) sino que, finalmente, inauguraron la era de los mártires al dar muerte al diácono san Esteban (cfr. Hch 8, 55-60). El primero de los Apóstoles en sufrir el martirio fue Santiago, el hermano de san Juan (Hch 12, 1-2). Desde entonces los muertos a causa del santo nombre de Jesús son incontables; la Iglesia ha logrado preservar la memoria de muchos de estos testigos de sangre, pero no cabe duda de que a lo largo de la historia ha habido muchos hijos de la Iglesia que perecieron anónimamente por la causa de Cristo y de su Iglesia. De las primeras persecuciones judías a las romanas

Las persecuciones por parte de los judíos que se negaron a aceptar la salvación en Jesucristo fueron bravas y obligaron a los cristianos a dispersarse, lo que en realidad contribuyó a la más pronta expansión de la doctrina cristiana. Pero lo que estaba por venir con las persecuciones romanas superó con mucho las primeras, y abarcaron de la segunda mitad del siglo I hasta el principio del siglo IV. Durante todo este período el cris-

tianismo fue religión prohibida, mano y el anciano san Simeón, Al comienzo del reinado de aunque en algunas épocas había obispo de Jerusalén y pariente de Valeriano la Iglesia gozó de un tiempo de tranquilidad; pero luego, inbastante tolerancia y la Iglesia te- Jesucristo. nía cierta libertad de actuación, que A la intolerancia de Marco Au- fluido por el partido militar, el emera interrumpida por algunas de- relio corresponden martirios como perador se hizo enemigo de los cristenciones y martirios, o bien por los de san Justino, el grupo de tianos. Persiguió en especial a obisferoces persecuciones. En total mártires de Lyón y la esclava san- pos y presbíteros, pero tampoco escapaban de su acción los fieles hubo diez grandes persecuciones ta Blandina. laicos. romanas Pero contra la fue la últiIglesia, dema, la de cretadas por Dioclecialos emperano, la más dores Nerón, cruel y larga Domiciano, de todas las Trajano, persecucioMarco Aurenes perpelio, Septimio tradas por el Severo, Imperio RoMaximiano, mano, tanto Decio, Valeque mereció riano, Aureel nombre liano y Diode «la Era de cleciano. los MártiLa primeres». Entre ra y más falos más cémosa fue la A pesar de ser, quizá, la más famosa de todas, la de Nerón, en persecución perpetrada por el emperador Nerón contra lebres mártires de esta el año 64. época figuTras mandar los cristianos está muy lejos de ser la más feroz ran el militar incendiar algunos barrios de Roma, se extenSeptimio Severo prohibió en el san Sebastián y los adolescentes dió el rumor popular de que el em- año 202 las conversiones al cris- san Pancracio y santa Inés. Dioperador era el autor de la tragedia, tianismo; quienes se negaron a cleciano realmente pretendió exterasí que éste decidió culpar a los practicar el culto pagano al «sol minar el cristianismo, y en su incristianos. La persecución, que se invicto» fueron perseguidos. En- tento derramó tanta sangre que sintió poco fuera de la ciudad de tre los mártires de esta época figu- hasta hizo acuñar una moneda con Roma y que se extendió hasta el ran santa Cecilia y su esposo Vale- la inscripción: «Diocleciano, empeaño 67, tuvo entre sus víctimas a riano, santa Felicidad y santa Per- rador que destruyó el nombre crissan Pedro y a san Pablo. tiano». petua. Domiciano persiguió a la IgleLa gran pregunta aún no tiene Decio, tras subir al poder en el sia entre los años 81 y 96. Según año 249, desató una de las más respuesta clara por parte de los Tertuliano, fue de esta persecu- extendidas y crueles persecucio- historiadores: ¿cuántos fueron los ción que el evangelista san Juan nes hacia los cristianos; se bus- martirizados por el Imperio Romasalió milagrosamente ileso de la caba, básicamente, que los hijos no a causa del nombre de Cristo? prueba tras ser arrojado en aceite de la Iglesia renegaran de su fe, y, Algunos han pecado en su afán hirviendo (es el único de los Após- si esto no ocurría, no había repa- de minimizar el número de mártires toles que no murió mártir). ros en aplicarles las más crueles restringiéndolo a apenas unas Los cristianos más famosos torturas o darles muerte. El diáco- cuantas docenas bajo Nerón, apeque padecieron el martirio bajo no san Lorenzo fue una de sus nas unas dos mil en la Era de los Trajano fueron san Clemente Ro- víctimas. Mártires (años 303 al 313) y un es-

cuálido total de cuatro mil testigos de sangre en esos cuatro siglos de persecución. Otros ciertamente han exagerado calculando la cifra en varios millones. Ateniéndose a los cálculos de L. Hertling, se podría calcular que, durante la segunda mitad del siglo I, los mártires serían unos cinco mil; en el siglo II, unos diez mil; en el siglo III hasta Aureliano, unos veinticinco mil; y para finales del siglo III, unos cincuenta mil; con lo cual se podría calcular el número de los mártires de las persecuciones del Imperio Romano en torno a cien mil. Sin embargo, es obvio que muchos cristianos sufrieron el martirio de forma oculta, que en diversos lugares no hubo sobrevivientes para conservar la memoria de muchos de ellos, y que incluso entre los sepultados en las catacumbas no todos recibieron culto. Pero, contrario a lo que suele pensarse, las persecuciones contra los cristianos no acabaron en el año 313 con la promulgación del edicto de Milán por parte del emperador Constantino. La historia había de seguir tal como la anunció Jesús para su Iglesia: «Si me persiguieron a Mí, también los perseguirán a ustedes» (Jn 15, 20). La Iglesia ha sido enfrentada por toda clase de enemigos y en todos los tiempos. A veces las persecuciones son de gran extensión, otras veces son locales o regionales; en ocasiones son rabiosamente abiertas, pero la mayoría de las veces los enemigos de Dios actúan tan veladamente que la gente común no logra darse cuenta de lo que realmente sucede. Sin embargo, porque las Escrituras lo revelan así, sabemos que las persecuciones no han acabado, sino que habrán de arreciar. D. R. G.. B.


El Observador

IGLESIA PERSEGUIDA

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

5

¿Podría el enemigo estar también dentro de la casa? Benedicto XVI advirtió que «la mayor persecución de la Iglesia» nace dentro de ella. «Esto siempre se ha sabido, pero hoy lo vemos de manera realmente aterradora: la mayor persecución de la Iglesia no procede de los enemigos de afuera, sino que nace del pecado en la Iglesia», dijo el Papa Benedicto XVI el pasado 11 de mayo a los periodistas que volaban con él a Lisboa. Todos pecadores

Entonces, ¿debería entenderse que la Iglesia siempre ha sido perseguida por todos y cada uno de sus propios miembros? San Juan advierte: «Si decimos: ‘no tenemos pecado’, nos engañamos» (1 Jn 1,8). Cristo enseñó a orar así al Padre: «Perdona nuestras ofensas» (Lc 11, 4) e instituyó para los suyos el sacramento del perdón de los pecados (cfr. Jn 20, 23). Así que hay que dar por hecho que, en general, los bautizados siguen siendo pecadores. No es fácil responder si todos los cristianos deben ser catalogados entonces como verdaderos persecutores. Lo que sí se puede afirmar es que, entre los que se albergan en el seno de la Iglesia, la idea de perseguirla, de causarle daño, no es común. Pero de que hay dentro enemigos reales es algo que no se puede negar. Trigo y cizaña en el mismo sitio

Jesucristo lo expresa mediante esta parábola: «El Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo. Pero, mientras su gente dormía, vino su enemigo, sembró encima cizaña entre el trigo, y se fue. Cuando brotó la hierba y produjo fruto, apareció entonces también la cizaña. Los siervos del amo se acercaron a decirle: ‘Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo? ¿Cómo es que tiene cizaña?’. Él les contestó: ‘Algún enemigo ha hecho esto’. Dícenle los siervos: ‘¿Quieres, pues, que vayamos a recogerla?’. Díceles: ‘No, no sea que, al recoger la cizaña, arranquéis a la vez el trigo. Dejad que ambos crezcan juntos hasta la siega’» (Mt 13, 24 ss). No todos son de los nuestros

El trabajo de Satanás desde el interior mismo de la Iglesia es, pues, una realidad. ¿Desde cuando? Desde los tiempos primitivos de la Iglesia. Al respecto dice el apóstol san Juan: «Hijos míos, es la última hora. Habéis oído que iba a venir un Anticristo; pues bien, muchos anticristos han aparecido, por lo cual nos damos cuenta de que es ya la última hora. Salieron de entre nosotros; pero no eran de los nuestros. Si hubiesen sido

de los nuestros, habrían permanecido con nosotros. Pero sucedió así para poner de manifiesto que no todos son de los nuestros» (1 Jn 2, 18-19). Sabemos de diversos ministros eclesiásticos que en realidad «no eran de los nuestros» puesto que no permanecieron con la Iglesia: Martín Lutero, Marcel Lefevre, Hans Küng, Leonardo Boff, etc. Se trata de una realidad dolorosa, más grave aún si se considera el número de fieles que fueron arrastrados por sus errores. Pero al menos ya se marcharon. Lo aterrador surge al pensar en los que aún permanecen entre nosotros sin ser «de los nuestros». ¿Quiénes son? ¿Se puede señalar a alguno? Contestar a esto es todavía mucho más difícil porque no es posible afirmar las intenciones de alguien a no ser que ese alguien lo revele abiertamente. Es verdad que,

mento de pronunciarse en materia de fe o de moral es algo que Dios le concede sólo al Papa, y que, por tanto, los demás miembros del clero, por muy buena voluntad que tengan al hablar, pueden equivocarse en tales asuntos; más aún, que los pronunciamientos de los dos obispos mencionados se hicieron cuando ambos se hallaban ya retirados de sus funciones pastorales debido a su avanzada edad, y que, por lo mismo, sus facultades intelectuales no se hallaban, quizá, en su mejor momento. Así las cosas, no es posible decir que tal obispo o presbítero «es de los buenos», y aquél otro «es de los malos». Eso

1, 8). El santo ya advertía a los obispos de su tiempo: «Yo sé que, después de mi partida, se introducirán entre vosotros lobos crueles que no perdonarán al rebaño; y también que de entre vosotros mismos se levantarán hombres que hablarán cosas perversas, para arrastrar a los discípulos detrás de sí» (Hch 20, 29). Jesucristo habla de que esos lobos incluso se disfrazan de ovejas (cfr. Mt 7, 15-21), lo que implica que fingen ser miembros de la Iglesia sin serlo realmente. El demonio no descansa

El 13 de octubre de 1973, en Akita, Japón, la Virgen María le reveló a la religiosa Agnes Sasagawa —en apariciones aprobadas por la Santa Sede en 1988— POR EL PADRE ER : «El trabajo del NEST BEN ODEVEC Q demonio se inMuchos fieles se pr filtrará aún denmonio está aún en la eguntan: Si el detro de la Iglesia misma Iglesia, ¿qué podemos hacer? de tal manera Lo primero que que uno verá a formar parte de un piensan algunos es ir a cardenales en a religión protestant e o de cualquier otra sect contra de cardea; pero eso sería un grave error, pues sus dirig nales, obispos en entes también form an parte de los falsos contra de obismaestros y profet as disfrazados con pi pos. Los sacerdoel de cordero de qu e nos advierte Jesú tes que me venes, muchos (cfr. Mt 24 que engañarán a ran serán despre, 11). Otros optará n por volverse indi ciados y enconferentes, no creer en nada, pensar en qu trarán oposición e todo es una farsa. Ni lo uno ni lo otro de sus compañees la solución, pues eso es justamente lo ros... iglesias y alque espera Satanás hagamos: abandona que tares saqueados; r una secta o quedar la Iglesia y pasarse a la Iglesia estará llese simplemente fu era. En cualquiera de las do na de aquellos que s cosas se alegraría ch muo y ga na ría él . aceptan compode vez en Mas ¿qué nos dice Jesús? «Muchos fa nendas y el democuando, nos tarán y engañarán lsos profetas se le a vanm uc hos» (religiones y nio presionará a enteramos Iglesia). «Mirad qu sectas separadas de e la muchos sacerdotes de ciertos sacerdotes que, po nadie os engañe» (esto incluye a aq r in uellos y almas consagrapronunciaenseñan mal). «Y, po filtrados o porque no saben lo que ha r cen, ha berse multiplicado das a dejar el servimientos por muchos se enfriará» la m al da d, el amor de (tantas personas es cio del Señor». parte de alcandalizadas se ha tado de la Iglesia ). «Mas el que pe n Ya en La Salette, rsevere hasta el fin apargunos eclesalvará» (Mt 24, 11 , ése se -1 en 1846, la Virgen hasiásticos, tocara ver la tergiv 3). Con esto Jesús nos dice que, aunq ersación del Evange ue nos bía dejado este menque dejan lio o la corrupción gos (apostasía), de de cléribemos perseverar saje: «Lucifer, con hasta el fin. profundas gran número de demodudas en el pueblo cristiano nios, serán desatados acerca de «a qué bando pertene- es algo que sólo el Secen». Como cuando el cardenal ñor sabe. Pero lo que sí es impor- del Infierno; abolirán la fe, aún enMartini dijo en abril de 2006 que la tante es que el Pueblo de Dios co- tre las personas consagradas a vida humana comienza «no inme- nozca todas y cada una de las ver- Dios». Y el 15 de junio de 1978, Jesudiatamente en la concepción sino dades de fe para que, si algún pasdespués», y, respecto de la euta- tor de la Iglesia, accidentalmente cristo le habría revelado al presbínasia, que no se debe «condenar a o por mala voluntad, condujera a tero Ottavio Michelini: «La Iglesia, las personas que realizan este acto su grey por mal camino, ésta de- sacramento de salvación..., está cuando otra persona disminuida se tenga sus pasos y vuelva a la ruta hoy en manos de su terrible Adlo pide por razones puramente al- correcta, marcada siempre por el versario, quien la tiraniza a su antruistas». O cuando un obispo Papa, pues Dios lo puso precisa- tojo; primero la ha asediado por mexicano opinó en septiembre de mente como salvaguarda de la fe todas partes, luego ha creado en ella las fisuras por las cuales po2007, durante un encuentro inte- verdadera. der entrar, a continuación ha enrreligioso, que «el respeto hacia trado al interior». las demás religiones es simple- Lobos con piel de oveja Esto dice san Pablo a la Iglesia mente porque ellos tienen la otra mitad de la verdad que los católi- acerca de los ministros que se des- Destrucción es la consigna En el siglo XIX la beata Ana vían de la verdad: «Pero aun cuancos desconocemos». do nosotros mismos o un ángel Catalina Emmerick tuvo esta visión del Cielo os anunciara un evan- sobrenatural: «He vuelto a ver Infalible, el Papa Sin embargo, hay que recordar gelio distinto del que os hemos cómo las sectas secretas tratan de que el don de la infalibilidad al mo- anunciado, ¡sea anatema!» (Gal destruir por todas partes con gran

La solución no está e abandonar la Iglesian

habilidad la iglesia de San Pedro... Me lamenté en presencia del Papa que él pudiera sufrir que entre los demoledores hubiera tantos sacerdotes». Al hablar de sociedades secretas, la beata se refiere específicamente a la masonería y a los iluminados (Illuminati); de los primeros dice: «Quieren hacer todos un solo cuerpo con algo que no es Jesucristo... Una iglesia falsa, sin Salvador, ... y que, a pesar de las obras buenas de que se precia, conduce finalmente al abismo de la miseria. El mayor peligro que ofrece es su aparente inocuidad». A la secta de los iluminados la ve como un niño: «Viajé de nuevo hacia Roma y tuve mucho que hacer con un extraño niño... Aquella criatura de un día ya sabía sonreír. Me espanté, no pudiendo explicarme esa sonrisa. Supe la explicación: los que habían urdido el engaño no dudaban de que les saldría bien. Habían de ese modo disfrazado a aquel niño para hacerlo entrar en Roma... En Roma había muchos de pensar no católico que cooperaron a aquel engaño, entre éstos algunos prelados». Voces papales

Según le habrían revelado las ánimas del Purgatorio a la austríaca María Simma, «la masonería se distingue por un particular muy importante: su último fin es anular por completo a la Iglesia». El Papa León XIII concuerda con esto al escribir en su encíclica Humanus genus (1884): «De los certísimos indicios que antes hemos mencionado, brota el último y principal de los intentos masónicos, a saber: la destrucción radical de todo el orden religioso y civil establecido por el cristianismo». En opinión de muchos, detrás de algunas ambigüedades y desviaciones que se desprendieron a raíz del concilio Vaticano II, estaría la actuación encubierta de masones clérigos, que trabajan sigilosamente en favor de su secta, y que ésa sería la razón por la que Pablo VI afirmó el 7 de diciembre de 1968: «La Iglesia se encuentra en una hora inquieta de autodemolición», y el 30 de junio de 1972: «Se creyó que después del concilio vendría una jornada de sol para la Iglesia. Ha llegado, en cambio, una jornada de nubes, de tempestad, de oscuridad... Por alguna rendija se ha introducido el humo de Satanás en el templo de Dios». Lo que aquí es más importante destacar es que, por mucho que se introduzca el enemigo, y por más daño que produzca en la comunidad eclesial —la salvación está al alcance de todos; nadie se pierde si no es con la propia colaboración—, tenemos esta garantía absoluta de Dios acerca de su Iglesia: «Los poderes del Infierno no la podrán vencer» (Mt 16, 18). D. R. G. B.


6

IGLESIA PERSEGUIDA

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

«Si el mundo os odia, sabed que a Mí me ha odiado antes que a vosotros» (Jn 15, 18) El seguidor de Cristo, si es auténtico, ha de sufrir necesariamente algún tipo de persecución, advierte el Nuevo Testamento A nadie le gusta ser perseguido, señalado, vejado. Sin embargo, las Sagradas Escrituras, especialmente en boca de Nuestro Señor Jesucristo, nos advierten que los ataques que padecen los hijos de la Iglesia les son inherentes. Nadie que pretenda ser un cristiano en plenitud, es decir, un autén-

tico católico, puede pretender vivir una vida ajena a la persecución, si bien ésta puede tener diversos grados y recibirse no siempre de manera directa y personal; pero, como miembro del Cuerpo Místico de Cristo, no es ajeno a lo que le ocurre a sus hermanos y, en último término, a su Santa Madre Iglesia;

«Y seréis odiados de todos por causa de mi Nombre» (Lc 21, 17)

en palabras de san Pablo, «si sufre un miembro, todos los demás sufren con él» (1 Co 12, 26). La buena noticia es que los ataques sufridos por causa de Cristo y su Iglesia tendrán una recompensa que habrá de sobrepasar con creces todo el sufrimiento padecido.

«Y todos los que quieran vivir piadosamente en Cristo Jesús, sufrirán persecuciones» (2 Tim 3, 12).

«Si el mundo os odia, sabed que a Mí me ha odiado antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero, como no sois del mundo, porque Yo al elegiros os he sacado del mundo, por eso os odia el mundo. Acordaos de la palabra que os he dicho: el siervo no es más que su Señor. Si a Mí me han perseguido, también os perseguirán a vosotros» (Jn 15, 18-20).

«Yo os aseguro que nadie que haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o hacienda por Mí y por el Evangelio, quedará sin recibir el ciento por uno, ahora al presente en casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y hacienda, con persecuciones; y en el mundo venidero, vida eterna» (Marcos 10, 29-30)

«Que ninguno de vosotros tenga que sufrir ni por criminal ni por ladrón ni por malhechor ni por entrometido; pero si es por cristiano, que no se avergüence, que glorifique a Dios por llevar este nombre» (1 Pe, 4, 15-16).

«Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa.Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los Cielos» (Mt 5, 11-12).

«Los ataques a la Iglesia no se deben a una búsqueda de la verdad» Extracto de un artículo del padre Santiago Martín, publicado en La Razón el 22 de abril de 2010 La «teoría de la conspiración», de la cual muchos se burlan, ha tenido en estos últimos meses abundantes motivos para confirmarse. Me refiero a la campaña de acoso a la Iglesia, personificada en los ataques al Papa Benedicto XVI. La excusa, como es sabido, ha sido la supuesta «tolerancia» del actual Pontífice hacia sacerdotes pederastas. El hecho de que medios tan poderosos como The New York Times o la BBC hayan rebuscado en las cloacas para encontrar algo que, cogido por los pelos, pudiera presentarse como un argumento sólido contra Benedicto XVI, ha demostrado no sólo quién está detrás de la campaña, sino también lo decididos que están a asestar un golpe mortal a la Iglesia. Los ataques al Papa y a la Iglesia no se deben a una búsqueda de la verdad —propia de un sano periodismo—, ni a acabar con una situación de corrupción que seguía generando víctimas inocentes por parte de un clero corrompido. Los datos demuestran que sólo uno de cada 60 mil menores víctimas de abusos ha sufrido a manos de un clérigo católico. Esto es muchísimo pues no debería haber ninguno, pero no se puede considerar ni como una epidemia, ni como un problema que hay que atajar desatando una gran campaña mediática, máxime cuando prácticamente todos los casos se remontan a hace 30 o 40 años. Se ha elegido a propósito un asunto que impacta en la sensibilidad de la población para atacar a la Iglesia y destruir su prestigio moral. Y esto se ha hecho por tres causas: la Iglesia sigue presentándose como el único camino completo de salvación; la Iglesia está denunciando la dictadura del relativismo y la Iglesia no se calla ante los intereses económicos de determinados y poderosos sectores. Benedicto XVI, con su sabiduría, ha defendido, promovido e iluminado estas tres reivindicaciones de la Iglesia y por eso había que acabar con él a cualquier precio.

El Observador

IGLESIA DEL SEÑOR Te han insultado como a tu Maestro, te han ofrecido el cáliz del desprecio, te han ajustado a golpes contra el leño. Te han acusado de lo que no has hecho, te han exigido lo que no hay derecho, y te han pisado el rostro contra el suelo. Por eso, Iglesia del Señor, Pobre y Pequeña Grey, nacida en el dolor, goza y alégrate. Iglesia del Señor, Virgen Fecunda y Fiel, Esposa del Amor, hoy regocíjate.

Has predicado al mundo el Evangelio, sin esconder en tierra ese talento que se ha multiplicado uno a ciento. Has perdonado el odio y, en silencio, te has sacudido el polvo del desierto, convirtiendo en amor el sufrimiento. Por eso, Iglesia del Señor, Pobre y Pequeña Grey, nacida en el dolor, goza y alégrate. Iglesia del Señor, Virgen Fecunda y Fiel, Esposa del Amor, hoy regocíjate. P. Mariano de Blas (canto religioso)

«El anticatolicismo ha sustituido al antisemitismo»: Vittorio Messori Aunque los musulmanes degüellen a las personas, nadie osa hablar mal del islamismo. Y tampoco del budismo. Pero sí de los católicos En 2004 el conocido escritor y periodista italiano Vittorio Messori salió al paso de la ola de anticatolicismo que impera en toda Europa, en una entrevista publicada por el diario italiano Il Messagiero a raíz del caso Buttiglione, un comisario europeo recusado por el Parlamento por atreverse a afirmar que la homosexualidad es pecado. A pesar de que han pasado seis años de la entrevista, las declaraciones del converso Messori siguen siendo tan actuales que vale la pena leer algunas para entender un poco mejor todo lo que hay destrás de las persecuciones a la Iglesia: — ¿Vil agresión europea a Rocco Buttiglione? — Alguien ha dicho, y ha dicho bien, que sólo hay tres categorías que no están protegidas por lo políticamente correcto, y de las que, por tanto, se puede hablar mal libremente. –¿Y cuáles son? — Los católicos, los fumadores y los cazadores... Antes, los que eran objeto de sarcasmo y críticas eran los negros, las mujeres,

los judíos o los homosexuales. Ahora, por suerte, ya no se pueden atacar esas categorías. Pero no veo por qué se tiene que injuriar a otras... A pesar de que los musulmanes degüellen a las personas, nadie osa hablar mal del islamismo. Y tampoco del budismo. — ¿Pero usted no cree que, en lo de los gays, por ejemplo, Buttiglione ha exagerado? — A mí me parecen equivocadísimas ciertas películas como «La Mala Educación» o «Las Hermanas de la Magdalena». ¿Las ha visto? — Con mucho gusto. — Pues son la prueba de lo que decíamos antes: con los católicos se puede, es más, se les debe hacer daño. Los curas de Almodóvar son todos, pero todos sin excepción, pederastas. Las «Hermanas de la Magdalena» son cancerberas. Y así todo... Pero nadie rueda una película sobre un gurú budista o un imán que abuse de menores.

— ¿Doble rasero? — Gracias a Dios, el antisemitismo ha terminado. Pero ha sido sustituido, en la cultura occidental, por el anticatolicismo. — Y los católicos como Buttiglione, ¿deben echarse a temblar? — ¿Qué dice? ¡Tenemos que estar contentos con esta furia anticatólica! — ¿Bromea? — De ninguna manera. Considero providenciales el antica-

tolicismo de la cultura occidental y del islam.... El cristianismo, y el catolicismo en particular, necesita de un antagonista para redescubrir su propia identidad y su propia fuerza».


El Observador

IGLESIA PERSEGUIDA

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

7

SEIS ESTRATEGIAS PARA COMBATIR A LA IGLESIA: 1) Manipular la historia 2) Informar mal «Miente, miente, que algo queda», reza el dicho. Y los enemigos de Dios y de la Iglesia han sabido emplear esta táctica de manera tan magistral que aún hoy la gente sigue tragándose mentiras como éstas: Mentira Nº 1: «Millones de personas fueron asesinadas por la Santa Inquisición». Dicen los más exagerados y antihistóricos enemigos de la Iglesia que las víctimas ascienden a 50 millones. Los «datos documentados», aseguran otros mentirosos, «prueban» que dos millones de inocentes fueron los que perecieron torturados o quemados por la «organización criminal católica». Y según Dan Brown, en su trístemente célebre Codigo da Vinci, «durante trescientos años de caza de brujas, las Iglesia quemó en la hoguera nada menos que a cinco millones de mujeres».

La verdad —la demostrada por los verdaderos historiadores— es que la Inquisición en España, la más famosa de todas, celebró 44 mil 674 juicios. Los acusados condenados a muerte constituyeron el 1.8%; de ellos, el 1.7% fueron condenados en contumacia, es decir, no pudieron ser ajusticiados por estar en paradero desconocido, y en su lugar se quemaba o ahorcaba a muñecos. La Inquisición española condenó a la muerte a 59 brujas, la de Italia a 36 y la de Portugal a cuatro. En cambio, en las naciones donde la Iglesia no tenía influencia, sino que imperaba el protestantismo, la cacería de brujas alcanzó niveles altísimos: las matanzas más importante tuvieron lugar en Suiza, con cuatro mil víctimas; Polonia-Lituania, con diez mil; Alemania, con 25 mil, y DinamarcaNoruega, con unas mil 350 «brujas» ejecutadas. Mentira Nº 2: «Galileo fue torturado y luego quemado en la hoguera por la Iglesia durante la época medieval». Este cuento de mal gusto, esgrimido como paradigma de los horrores de la Inquisición y de la supuesta incompatibilidad de la fe con la razón, es creído por casi todo el mundo como si fuera una verdad histórica, y, por lo mismo, es repetido por los maestros en las escuelas, extendiendo la farsa de generación en generación. La verdad es que Galileo no vivió en los tiempos medievales, nunca fue torturado, mucho menos fue quemado en la hoguera, ahogado o muerto por cual-

quier otro medio violento, sino que murio de muerte natural, ya anciano, a la edad de 76 años, en su casa. Mentira Nº 3: «Los católicos españoles, en nombre de Dios y de la Iglesia, asesinaron a millones de indígenas durante la conquista de América». No faltan los que, en el colmo de la exageración, dicen que «el proceso de cristianización» de América requirió el asesinato de cien millones de indígenas, constituyendo «el más grande genocidio de todos los tiempos». La verdad es que, si bien no se conoce cuál era el total de la población americana antes de la llegada de Colón, la corriente de historiadores que supone el mayor número posible de población estima que habría entre 90 y cien millones de americanos; una corriente más moderada calcula que serían unos 40 a 60 millones, y otra cree que deberían rondar apenas los 20 millones. Si, como dicen los enemigos de la Iglesia, fueron asesinados todos esos cien millones de indígenas en el nombre de Cristo, ¿cómo es que hoy hay millones de indígenas y mestizos, descendientes de aquéllos? Diversos historiadores han observado que, si bien muchos españoles llegados a América trataron con crueldad a los indígenas, ésta apenas pudo ser responsable de una pequeña parte del descenso de población aborigen, pues nunca hubo suficientes españoles en América para matar al enorme número de nativos que perecieron. Además, los indígenas constituían mano de obra necesaria para los españoles, de manera que a ellos no les convenía su exterminio. Ciertamente hubo millones de muertes, pero aproximadamente el 95% de ellas se debió a las enfermedades infecciosas llevadas involuntariamente por los europeos a América. Mentira Nº 4: «El Papa Pío XII apoyó a Hitler». Esta calumnia, inventada por el comunismo soviético 18 años después de terminada la Segunda Guerra Mundial, tiene hoy aceptación mundial,a pesar de que no hay razones históricas para ello. La verdad es que Pío XII, en lugar de ser llamado «el Papa de Hitler», debe ser conocido con toda propiedad como «el Papa que se opuso a Hitler». Al respecto El Observador dedicó un número especial (No. 759, 24 de enero de 2010).

Decir que la Iglesia -o el Papa- dijo lo que en realidad no dijo es una táctica bien usada hoy por los medios de comunicación seculares: A veces basta con introducir un cambio minúsculo para cambiar el sentido de las cosas. Por ejemplo, en el mes de mayo, en el marco del viaje de Benedicto XVI a Portugal, Lolita Ayala, conductora de un noticiario de Televisa, dijo que el Papa había dicho a los periodistas durante su vuelo que «los ataques a la Iglesia no provienen del exterior». Es decir, que es falso que la Iglesia tenga enemigos, salvo sus propios miembros —eso de las persecuciones y de las campañas contra la Iglesia de seguro es puro cuento—. Pero la verdad es que el Papa no dijo lo que Dolores Ayala dijo que dijo, sino: «Los ataques al Papa y a la Iglesia no sólo proceden de afuera, sino que los sufrimientos de la Iglesia proceden precisamente del interior de la Iglesia, del pecado que se da en la Iglesia». Luego entonces, la Iglesia también es perseguida desde fuera. Cuando en septiembre de 2006 Benedicto XVI visitó Ratisbona, la agencia internacional de noticias EFE, Terra y el periódico español 20 minutos publicaron una nota titulada Benedicto XVI: «La teoría de la evolución es irracional», como si se tratara de palabras textuales del pontífice. Lo que el Papa sí dijo fue lo siguiente: «¿Qué existió primero: la Razón creadora, el Espíritu que obra todo y suscita el desarrollo, o la Irracionalidad que, carente de toda razón, produce extrañamente un cosmos ordenado matemáticamente, al igual que el hombre y su razón?. Esta última, sin embargo, no sería más que un resultado casual de la evolución y, por lo tanto, en definitiva, también irrazonable». Es decir, Benedicto XVI no dice que la evolución no exista ni que la evolución sea un pensamiento irracional, sino que lo que es irracional es creer que la evolución fue capaz de producir por sí misma, por puritita casualidad, sin la intervención de una Razón superior (Dios), un orden matemático en todo el universo. El 29 de marzo de este año el diario español El País publicó un editorial titulado La soledad del Papa, donde se lee, entre otras cosas, que «la soledad de Ratzinger es, en todo caso, un secreto a voces. Su equipo es mínimo, su estilo suscita rechazos dentro y fuera», y que «las encuestas muestran que la deserción de fieles crece más en los países más informados, con Alemania y Francia a la cabeza». Sin embargo, el Papa está muy lejos de haberse quedado solo. El apoyo a Benedicto XVI frente a los ataques perpetrados por los medios de comunicación seculares es más que evidente. A través de las llamadas redes sociales recibe infinitas muestras de apoyo; incluso en Fátima, más gente acudió a la cita que cuando Juan Pablo II beatificó a Francisco y Jacinta Marto; y en su retorno al Vaticano unas 200 mil personas —tres veces más que el glorioso domingo de Pascua— acudieron a la Plaza de San Pedro a mostrarle su solidaridad. Además, una encuesta realizada por The New York Times y el canal CBS a feligreses católicos y a «católicos no practicantes» de Estados Unidos revela que no se ha producido ningún distanciamiento significativo de los creyentes respecto a su fe católica y a la Iglesia, y que hay un claro conocimiento de que los abusos sexuales a menores suceden tanto en la Iglesia como fuera de ella.


8

IGLESIA PERSEGUIDA

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

El Observador

SEIS ESTRATEGIAS PARA COMBATIR A LA IGLESIA: 3) Silenciar a los ministros de Dios Inventar y aplicar leyes mordaza

Matarlos, si no hay más recurso, o si se presta la oportunidad

+ El servicio informativo Terra publicó el pasado 18 de enero que la bancada del PRI en la Cámara de Diputados «propuso una reforma a la Constitución para endurecer las restricciones a ministros de culto y sus auxiliares, con la finalidad de evitar su intromisión en los procesos electorales». El proyecto, lanzado por el diputado Arturo Zamora Jiménez, busca castigar con 500 días de multa «a quienes aprovechen su posición como auxiliares de ministerios religiosos para influir en los electores».

La manera más efectiva para lograr que un diáco+ El 28 de abril de 2010 fue asesinado el padre no, un presbítero o un obispo se calle y así deje, en el Esteban Wodd, de 75 años de edad y de origen estanombre de Jesucristo, de denunciar el pecado, es ma- dounidense. El hecho ocurrió en su casa parroquial tándolo. Numerosos de la Sagrada Familia, en miembros del clero han Número de obispos y presbíteros Unare, Venezuela. Los asesido perseguidos y asesisinos resultaron ser estuasesinados los últimos años nados desde el inicio de diantes universitarios. AÑO OBISPOS PRESBÍTEROS la Iglesia; todos los Apóstoles —salvo san Juan, 1990 0 10 quien fue condenado a 1991 1 14 morir en un caldero de 1992 0 6 aceite hirviente, pero que 1993 2 13 salió ileso por interven1994 3 123 ción divina— murieron 1995 0 18 martirizados. 1996 3 19 En México, en tiempos 1997 1 19 de la persecución cristia1998 1 13 na perpetrada por Plutar1999 0 17 co Elías Calles, varios 2000 0 19 cientos de sacerdotes fue2001 0 25 ron asesinados por el go+ El 29 de abril de 2010, 2002 1 18 bierno. en la localidad de Vasai, 2003 1 20 En el santuario de JasIndia, fue asesinado el 2004 0 12 na Góra, en Czestochowa, presbítero de 73 años de 2005 1 18 Polonia, hay un libro que edad Peter Bombacha. El 2006 0 17 recoge el nombre de tres 2007 0 15 mil sacerdotes polacos 2008 1 16 asesinados durante la Se2009 0 30 gunda Guerra Mundial, en Con información de Forum Libertas territorios de misión o durante el periodo comunista. ministro de Dios, con la ayuda de la comunidad Los casos más recientes católica, dirigía una casa + El 18 de fe- de recuperación para albrero de 2010 cohólicos. fue asesinado el padre José Luis Mexico constituye uno de los países con mayor Parra Puerto, de riesgo para ejercer el ministerio sacerdotal, ya que en 61 años, vicario 2009 ocupó el segundo lugar en países con mayor de la parroquia número de clérigos asesinados, quedando sólo atrás de la Asunción de Brasil y Colombia, naciones que empataron en el Sagrario Metro- primer sitio respecto de estos crímenes. politano y capeSin embargo, en el año 2007 México obtuvo el llán en el Distri- vergonzoso primer puesto en asesinatos de ministo Federal de los Caballeros de Colón. Su cuerpo fue tros católicos. De ahí que el arzobispo de Acapulco, encontrado horas después, con cuatro balazos, en su Felipe Aguirre Franco, haya expresado: «Los sacercamioneta en el municipio de Nezahualcóyotl, estado dotes se están transformando en rehenes de una conde México. frontación violenta».

+ El 12 de mayo de este año el obispo de Cartago, Costa Rica, monseñor José Francisco Ulloa, fue condenado por el Tribunal Supremo Electoral a pagar «las costas, daños y perjuicios causados» por haber hecho supuesta propaganda política el año 2009 al recordar a los fieles en una homilia —cumpliendo así su deber de pastor de la Iglesia de Jesucristo— que la coherencia con la fe también se debe reflejar en el voto, y que, por tanto, un cristiano no debería apoyar programas a favor del aborto y contra el matrimonio y la familia. + En 2003 el obispo de Querétaro, Mario de Gasperín, publicó un documento pastoral titulado Un católico vota así. Inmediatamente hubo enojo por parte de grupos opositores al cristianismo, y se levantó una demanda contra el pastor. Incluso el Instituto Federal Electoral pidió que se investigara el asunto ya que el Obispo podría haber violado el artículo 130 constitucional y diversos preceptos electorales. Finalmente se demostró ante la Secretaría de Gobernación que el documento episcopal no especifica partido político alguno, y que todo lo que ahí se dice es parte de la doctrina de la Iglesia, que existe mucho antes que cualquier partido político mexicano, y que está de acuerdo con la Declaración Universal de los Derechos del Hombre de la ONU (1948). + En marzo de 2009 se votó en el Parlamento Europeo una propuesta para censurar a Benedicto XVI por declarar durante su vuelo a África esta verdad científica: que los condones no detienen el avance del SIDA. Finalmente este intento de amordazar no procedió, pues 193 europarlamentarios votaron a favor de la medida, y 253 en contra.

Amedrentarlos con amenazas + En octubre de 2007 el arzobispo de Mexico, cardenal Norberto Rivera Carrera, fue amenazado de muerte por izquierdistas del PRD; además, fue agredido físicamente al salir de la catedral metropolitana. Aunque el gobierno socialista de Marcelo Ebrard minimizó el hecho diciendo: «Si el Cardenal siente que con lo que ocurrió el domingo requiere más seguridad, nosotros estamos dispuestos a proporcionarla»; algo así como: seguramente los temores de Monseñor carecen de todo fundamento, pero el gobierno del DF está dispuesto a complacerlo. + En noviembre de 2007 el socialismo perredista continuó con sus ataques a la Iglesia, hasta que, finalmente, un grupo de más de 150 simpatizantes de Manuel Andrés López Obrador, en un acto de total falta de respeto a Dios y a su casa, ingresó violentamente en la Catedral Metropolitana, por lo que la Arquidiócesis de México se vio obligada a cerrar por un tiempo el recinto santo mientras el gobierno socialista no fuera capaz de garantizar que los fieles católicos pudieran ejercer su derecho a la libertad de culto. + A mediados de 2009 ya se calculaba que dos de cada diez sacerdotes mexicanos recibían intimidaciones directas de parte de algún grupo anticatólico, político, intelectual, policial o del crimen organizado. Y es probable que en la actualidad el índice sea bastante mayor.

También se mata a religiosos y fieles católicos comprometidos El número de agentes de pastoral asesinados en 2009 fue el más alto en diez años No en todas partes es posible tener «de base» a un sacerdote. Pero siempre hay fieles seglares comprometidos (catequistas la mayoría de las veces), o se cuenta con el apoyo de seminaristas, miembros de institutos de vida consagrada, religiosos no sacerdotes y religiosas. Y en muchos lugares también a ellos, por la autoridad moral que representan, se les persigue y se les asesina. Los obispos asesinados desde 1990 hasta 2009 fueron 15, y los presbíteros, 442; mientras que entre los religiosos no sacerdotes las víctimas ascendieron a 75, y entre las religiosas, a 175. Específicamente en el año 2009, los agentes de pastoral asesinados (en el conteo se incluye a laicos voluntarios, catequistas, seminaristas, etc.) fue de 37, lo que duplica el número respecto del año anterior, y es el más alto en los últimos diez años. En 1994 se registró el mayor número de agentes muertos en muchos años (274); esto debido al genocidio de Ruanda, que trajo consigo una cacería contra la Iglesia.


El Observador

IGLESIA PERSEGUIDA

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

9

SEIS ESTRATEGIAS PARA COMBATIR A LA IGLESIA: 4) Acusarla de todos los males del mundo La Iglesia tiene la culpa de todo el atraso social, cultural y científico «El Vaticano intenta frenar el avance de la ciencia», es el título de una nota del informativo catalán Público, del 13 de diciembre de 2008. Y los siguientes párrafos del artículo «Cristianismo, el cáncer de nuestra sociedad», escritos por un tal Neo Garza para el sitio Librepensamiento hispano, resumen el pensamiento de muchos millones de personas en el mundo, ellos sí verdaderas víctimas de ignorancia cultural y voluntaria: «La Iglesia ha sido culpable de la ignorancia. Si hoy en día tenemos huecos en la historia es gracias a que la Iglesia (...) erradicó civilizaciones completas, siglos enteros de cultura tirados a la basura gracias al clérigo. Lo mismo podemos decir sobre la medicina: la Iglesia es culpable de retrasar durante siglos los avances médicos, condenando a la muerte a millones de personas (...). «Y así pues, podemos decir que la mayoría de los problemas que aquejan a nuestra sociedad, como lo son la baja autoestima, drogadicción, violencia intra familiar, delincuencia, pobreza, ignorancia, discriminación, racismo, alcoholismo, violaciones, pedofilia, y un sinfín de etcéteras más, son ocasionados por siglos y siglos de mitos, tabúes, desinformación y opresión religiosa». Los que piensan así creen que la culpa de los problemas actuales y pasados no la tienen la avaricia humana, el egoísmo, la lujuria..., en una palabra, el pecado; sino la Iglesia, sólo la Iglesia, aun cuando las atrocidades sean cometidas por personas totalmente ajenas a la Iglesia.

La Iglesia es la culpable de la pederastia por imponer el celibato Se pretende que el abuso sexual contra menores de edad es un pecado exclusivo de los sacerdotes, y que lo cometen porque la Iglesia «los obliga» a practicar el dañino celibato, pues ningún ser humano puede sustraerse al uso de sus órganos reproductores, de manera que los ministros de la Iglesia acaban

abusando de los niños. Más aún, todos los sacerdotes, absolutamente todos los sacerdotes, son un peligro para los niños. Y la solución, claro está, sería abolir el celibato eclesiástico —hasta el anticristiano presidente de Bolivia, Evo Morales, el pasado 17 de mayo, le solicitó al Papa en el Vaticano «abolir el celibato»— , con lo cual la pederastia sería erradicada de la faz de la Tierra. La verdad es que no hay relación alguna entre celibato y pederastia. El primero es un regalo que Dios da a algunos para bien de la Iglesia (cfr. Mt 19, 12); el segundo, es un gravísimo problema universal. De 1995 hasta la fecha se han levantado en Alemania 200 mil denuncias de abuso sufrido por menores, pero de ellos sólo 94 involucran a eclesiásticos; en Austria hay 510 denuncias, de las cuales en 17 casos estaría implicado algún miembro del clero. Es decir, la pederastia es escandalosamente mayor en ambientes ajenos a los ministros de Dios y a su Iglesia que dentro de ella, y, sin embargo, los medios de comunicación seculares sólo hablan de casos que involucran a clérigos católicos, demostrando que en realidad la justicia para los niños-víctima no les interesa.

fabrican los condones tiene poros de mayor tamaño que el diámetro del virus del SIDA, por lo que éste puede atravesarlo. Igualmente, que los países que adoptan el uso del condón como medida «preventiva» contra el SIDA acaban incrementando el número de los contagiados por VIH/SIDA.

La Iglesia tiene la culpa del SIDA

Su peor culpa: hacernos creer que Jesucristo existió

«Duras reacciones del mundo civilizado contra el Papa por su desprecio a los condones», se titula un artículo publicado el 19 de marzo de 2009 por la web chilena The Clinic. Luego entonces, según este medio de comunicación, la doctrina de la Iglesia de Cristo es «incivilizada». Los diarios El País, de España, y El Clarín, de Argentina, recogen la postura del presidente del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, Michel Kazatchkine, que dice que las palabras de Benedicto XVI respecto de que la solución al SIDA no son los preservativos, «son palabras inaceptables». Los gobiernos de Francia, Alemania y Bélgica también se han pronunciado contra la sabiduría de la Iglesia. Pero los estudios científicos —esos que nunca se difunden en la TV— demuestran que el material del que se

Indulgencia de la porciúncula San Francisco de Asis Tu puedes ganarla para ti y para tus difuntos asistiendo a un templo franciscano, a partir de las 0:00 hrs. del día 1 hasta las 24:00 hrs. del día 2 de agosto rezando ante el Santísimo (aunque no esté expuesto) un credo, padrenuestro, ave María y gloria por las intenciones de S. S. Benedicto XVI. Con las condiciones establecidas: confesión y comunión. La primera visita la aplicas por ti y las siguientes (todas las que puedas). serán aplicadas por el descanso de las almas de los difuntos a quienes desees ayudar. Si no puedes asistir al templo franciscano, puedes hacerlo en la iglesia catedral o en tu parroquia.

¡Haz extensiva esta invitación!

Más, más acusaciones Por razones de espacio sólo se recogieron estas pocas acusaciones en diversos foros de internet, pero son suficientes para dar una idea bastante clara de la expansión del movimiento antiIglesia en el mundo: - «La Iglesia es culpable por no enseñarle a sus feligreses espiritualmente, por esa razón se meten al narcotráfico». - «La Iglesia es culpable del irresponsable aumento de la población, que quiere decir irresponsable aumento de la pobreza». - «La Iglesia es culpable de que se discrimine a los gays». - «La Iglesia es culpable directa de embarazos de niñas». - «La Iglesia es culpable no sólo de la crisis en Colombia, sino en todas las naciones donde expandió ese veneno del cristianismo».

En 2004 el ex seminarista, ex católico, agrónomo jubilado y autor del libro La fábula de Cristo, Luigi Cascioli, demandó ante un tribunal civil al presbítero Enrico Righi, un párroco de Viterbo, Italia, por el delito de «sustitución de persona». Según Cascioli , la persona que aparece en la Biblia no es Jesús sino Juan de Gamala, un judío que se opuso a la ocupación romana en el siglo I de Palestina, y que la Iglesia es culpable del crimen de «abusar de la creencia popular» planteando como hechos reales aquellos que «no son otra cosa que inventos». Un juez decidió en 2006 que el caso era admisible y que el sacerdote debía comparecer ante el tribunal para que probara la existencia de Jesús.


10

IGLESIA PERSEGUIDA

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

El Observador

SEIS ESTRATEGIAS PARA COMBATIR A LA IGLESIA: 5) En nombre de la «libertad de expresión», usar las artes para pisotear la imagen de Dios y su Iglesia - Al parecer, los trailers falsos son la última moda en la industria del cine. Y alguien ya se tomó el trabajo de hacer uno de la supuesta «vida íntima» de la madre Teresa —no se dice a qué Teresa se refiere—, titulado Teresa: the making of a saint, en el cual se muestra a la actriz Sophie Maes en el papel de una ultra sensual monja. - En 2005 la BBC, de Londres, ignorando las quejas emitidas por 63 mil espectadores, estuvo exhibiendo en su «canal cultural» una obra de teatro anticristiana titulada Jerry Springer - The Opera, que repite al menos 200 veces una palabrota en el contexto de una confrontación irreverente entre Jesús, el Demonio, Adán y Eva, María y Dios Padre. - El episodio 139 de South Park titulado «Bloody Mary», transmitido por el inmoral canal MTV, fue emitido en la víspera de la Fiesta de la Inmaculada Concepción de 2005. Los dibujos animados presentaron una estatua de la Virgen que sangraba por el ano y curó a uno de los personajes.

«obras de arte» donde se representa a la Virgen bailando con militares dictadores; Jesús aparece bajo excrementos de animales, y el Papa Benedicto XVI y diversos símbolos religiosos son objeto de escarnio. Entre sus obras «artísticas» más famosas, de diversos años, figuran un Cristo crucificado en un avión de guerra estadounidense a punto de estrellarse; la

rios La Vanguardia, La Razón, El Periódico de Cataluña y El Punt, a modo de publicidad gratuita, carteles gravemente ofensivos contra Dios y su Iglesia. En uno se mostraba la imagen de la Última Cena pero con un demonio rojo en el lugar de Jesús. Se veía un tendedero donde colgaban el manto de la Virgen de la Misericordia (patrona de una ciudad catalana), un preservativo, ropa interior y una careta de carnaval. Y en uno más aparecía un sacerdote de sotana y alzacuello, con las manos juntas y los labios pintados al más puro estilo «Día del Orgullo Gay». - El 15 de diciembre de 2004 se proyectó en el programa Lo+Plus, de Canal Plus de España, un video en el que se enseñaba cómo cocinar un crucifijo: se le unta mantequilla, se le deposita en una bandeja y se le introduce en el horno. El culmen del escarnio aparece al final con esta mofa: «Al tercer día sale solo». - En Malasia el diario Makkal Osai publicó a finales de agosto de 2007 una caricatura que mostraba a Jesucristo con cigarro en mano y la leyenda: «Si alguien los reprende por sus errores, entonces el cielo los espera».

- En Argentina, en un programa de La mayoría de los insultos «artísticos» contra Dios y televisión emitido a los suyos son posibles gracias al apoyo logístico y finales de 2004, un económico que brindan gobiernos socialistas de grupo de actores có- diversas provincias, municipios y países. Pero no micos representó un sólo la izquierda es responsable de los ataques. sketch en el que in- A finales de juriaron a la Santísima Virgen pre- Virgen y Jesús en un tanque de 2007, en las fotos del álbum Blacsentándola «milagrosamente» guerra; el diablo habitando en la kout de la cantante drogadicta Britaparecida bajo la forma de materia Biblia; Jesús en un rallador de co- ney Spears, ésta aparece en un fecal en un inodoro, rodeado de cina y en un molino de carne; el confesionario seduciendo a un safeligreses rezando el Rosario y en- Señor, su Santísima Madre y va- cerdote. cendiendo velas. rios santos cocinados en una cocinita de juguete; la foto de Juan - El Colectivo de Gays, Lesbia- Ganador del premio ARCO Pablo II en un frasco lleno de con- nas, Transexuales y Bisexuales de 2010 «al mejor artista internacio- dones; una secuencia de Jesús en Madrid lanzó en 2010 su «calennal», otorgado por el gobierno so- una tostadora de pan, etc. Llega a dario laico», con fotografías de cialista español, y al premio inter- un extremo inimaginable de inju- transexuales protagonizando las nacional «René Portocarrero», rias a Nuestro Señor, a la Santísi- nuevas escenas «religiosas», toconcedido por la también socialis- ma Virgen a y los Santos; tanto que madas, por supuesto, de la iconota Asociación de Artes Plásticas el «mesías» Rael (secta que divi- grafía cristiana. de la Unión de Escritores y Artis- niza a los extraterrestres), premió tas de Cuba, el argentino León Fe- el odio de Ferrari hacia el cristia- Amparada por el clima antirrari vive de realizar constantes ex- nismo dándole el título de «sacer- clerical, la federación internacional posiciones blasfemas, y esto le ha dote honorario» de los raelianos. de ateos realizó su primer congrevalido grandes apoyos del también so en Europa en diciembre de 2007. - Antes de la Cuaresma de 2005, Durante ella se presentó la exposisocialista gobierno argentino. En 2007, con dinero público, mostró en España, se publicaron en los dia- ción pornográfica explícita «Sanc-

torum», con imágenes de Cristo, la Virgen María y de los santos. Entre las imágenes figura la titulada «Cachorro Yahvé», según la cual quien se encarnó para salvarnos es un cerdo. - En 2008 algún «genio» del diseño de interiores creó los mingitorios marianos, para orinarse en la Virgen. - En 2005, de nuevo en España, el ayuntamiento de Lleida financió pseudoarte gay consistente en dibujos obscenos sobre modelos y escenas cristianas. En 2007 se re-

pitió lo mismo con otra exposición. El ayuntamiento de Ibiza no se quiso quedar atrás, e imitó al de Lleida con una muestra de collages que mostraban a Jesucristo entre homosexuales y a Juan Pablo II en un postura de sexo gay. - El comediante italiano Leo Bassi monta obras de teatro anticatólicas donde los homosexuales siempre aparecen vestidos de monjas, curas, cristos y vírgenes. Tome en cuenta el lector que son sólo unos pocos ejemplos de las muchas manifestaciones «artísticas» anticristianas actuales.

SI DE ARTE NO TIENE NADA, ¿POR QUÉ SE LE BRINDA APOYO? POR DANIEL PÉREZ / Extractado de Revistacriterio.com.ar

Con la muestra realizada en el Centro Cultural Recoleta, en Argentina, León Ferrari alcanzó un éxito resonante y cumplió todos los objetivos que ambicionaba: obtuvo el apoyo explícito de las más altas autoridades de cultura del gobierno nacional y del gobierno de la ciudad, inspiró solicitudes y proclamas a favor y en contra de la censura, recibió aclamaciones y condenas en la calle y generosos espacios en los medios gráficos y en la red. Sin embargo, al disiparse la polvareda, una pregunta quedará flotando en el aire: ¿qué misteriosos resortes tocó León Ferrari para provocar semejante alboroto con algunas figuritas de santos y unos pocos elementos de cocina? Desde el punto de vista artístico, resulta claro que su principal trabajo creativo se redujo a la recorrida de santerías y casas de electrodomésticos, ya que el paso final de instalar sus compras en el Centro Recoleta —algo tan simple como volver a casa con las bolsas del mercado—, casi no merece ser tomado en cuenta. Cae de su peso que el argumento de la creación artística no explica nada, desde el momento en que esa clase de imposturas no tiene ninguna relación con el arte inteligible y racional que demanda el gran público. Para ilustrar con mercadería de primera mano los mecanismos de la impostura en el arte, nada mejor que estas declaraciones de León Ferrari, tomadas de una entrevista que se publicó en el suplemento Espectáculos del diario argentino La Nación (31/03/04): «Yo no soy músico, ni lo pretendo (…) La música tiene reglamentos muy rígidos, que exigen un estudio exhaustivo. En las artes plásticas, en tiempos de la figuración, también era necesario conocer ciertos reglamentos. Pero después, mucha gente como yo hace arte sin haber estudiado. De modo que esto sería equivalente a hacer música sin ser músico». Hacer arte sin ninguna formación artística, hacer música sin ser músico: queda claro que el nivel de autoexigencia de León Ferrari no es demasiado alto. Pero lo cierto es que el éxito de su propósito escandalizador no tiene nada que ver con los problemas artísticos. En realidad, el revuelo causado sólo obedece a las sugestivas señales que León Ferrari dirige a la izquierda, un sector que ambiciona mantener con vida las confortables convicciones ideológicas de los viejos tiempos, aquellos en que se anunciaba la inminente caída del capitalismo y el triunfo final de ese mitológico socialismo que los «progresistas» prefieren amar desde lejos. Esa habilidad de León Ferrari, conocida como «arte político», consiste en la demencial arbitrariedad de seleccionar, entre las innumerables iniquidades que jalonan la historia mundial, sólo las producidas [o supuestamente producidas] por la Iglesia católica, para fabricar de esa manera una historia hecha a la medida de los «buenos progresistas», quienes reciben así el mensaje que deseaban escuchar.


El Observador

IGLESIA PERSEGUIDA

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

11

SEIS ESTRATEGIAS PARA COMBATIR A LA IGLESIA: 6) El escarnio descarado y el sacrilegio Las burlas pueden ser casi veladas, como cuando, recientemente, en un noticiario vespertino de Televisa que conduce Paola Rojas, salió una nota en la que un sacerdote hablaba de que el pecado de pederastia en el que habían incurrido algunos clérigos era señal de que Satanás ejerce hoy una fuerte acción —obviamente como tentador—. La otrora reportera de chismes se mofó de tal afirmación diciendo: «Ahora resulta que la culpa es del diablo». En casos como el anterior, que prácticamente son cosa de todos los días en la nación mexicana, la mayoría de la gente ni siquiera se da cuenta de que Dios y su Iglesia

son agraviados. Pero otros saltan irremediablemente a la vista. Como cuando en las afueras de la Catedral Metropolitana de la ciudad de México agrupaciones homosexuales, izquierdistas y ateas hacen sus manifestaciones con letreros, consignas y, por supuesto, algunos gays disfrazados de supuestos obispos. Esta clase de escarnio es muy común ya por todo el orbe; por ejemplo, un grupo de europeos se manifiestó contra el Papa Benedicto XVI exhibiendo escudos con la leyenda «Maledictus XVI». La palabra latina maledictus significa «maldito». Obviamente, el Papa, por ser el representante de Jesucristo en la

Tierra, es el miembro de la Iglesia más atacado de todos. Hay sitios de internet prácticamente dedicados a difundir textos e imágenes contra el pontífice. Una de ellos ostenta el letrero: «¡Peligro! ¡Pederasta suelto!»; y, como pie de foto, se lee esta advertencia: «¿Eres católico? Entonces eres cómplice de su barbarie». El responsable de tal publicación sólo se ostenta como «el kura loko». No tiene intención de revelar su identidad, seguramente porque así es más difícil exigirle legalmente que demuestre sus acusaciones, ya que él mismo sabe que son mentira. La galería de imágenes antipapales es de una extensión que so-

brecoge. Cada enemigo de la Iglesia tiene sus propias «razones» para odiar a Benedicto XVI, no importa que las de unos contradigan por completo las de otros. Por supuesto, no sólo el obispo de Roma es vejado a través de las imágenes. Los demás obispos, y muchos sacerdotes, padecen o han padecido las mismas burlas. En México la principal víctima es el cardenal Norberto Rivera Carrera, por estar al cuidado espiritual de la porción del pueblo de Dios que habita en una entidad en la que el izquierdismo ha hechado profundas raíces. Sin embargo, la mayoría de los ataques sólo llegan a internet y a veces a los diarios; darlos a conocer abiertamente en te-

de lápidas en el cementerio adyacente.

levisión, haciéndolos del conocimiento público de toda la nación, arriesgaría la causa anti-Iglesia, y los enemigos de Dios no pueden darse ese lujo. Pero no hacen falta imágenes para burlarse de la Iglesia. En abril de 2010 el gobierno británico, a través del Foreign Office, organismo gubernamental encargado de las relaciones exteriores, preparó y filtró a la prensa un documento ofensivo contra el Papa, previo a su visita apostólica a aquel país. Lo tituló «La visita ideal», y en él proponía que que el pontífice inaugurara durante su visita una clínica

Sacrilegio es la lesión o profanación de cosa, persona o lugar sagrados. Siendo cada bautizado un hijo de Dios, toda acción realizada para lesionarlo por ser cristiano constituye en sí un sacrilegio; si el ataque se dirige contra un ministro de la Iglesia o contra una religiosa, todos ellos consagrados al servicio divino, el sacrilegio adquiere una connotación más grave. El sacrilegio de los lugares sagrados (templos, altares, camposantos) es común entre satanistas, pero la peor de todas las profanaciones posibles es la que se hace a la Eucaristía; las religiones diabólicas consiguen Hostias sagradas para profanarlas. En el año 2000 tres muchachas italianas —dos de 17 años y una de 16— sometieron y asesinaron con 18 puñaladas a la monja Maria Laura Mainetti, superiora de la Comunidad de las Hijas de la Cruz en el Instituto María Inmaculada de Chiavenna (norte de Italia), de 69 años de edad, durante un rito satánico. Las jóvenes engañaron a la religiosa citándola en una zona apartada con la excusa de que una de ellas había quedado embarazada y necesitaba ayuda. En agosto de 2006, en Costilla Country, Colorado (EU), cuatro mormones profanaron untemplo católico. Los mormones decapitaron una estatua y cometieron otros actos sacrílegos, como colocar el libro mormón encima del altar e imitar el ceremonial católico con un joven listo para el sacrificio. Los mormones tomaron fotos y las subieron al portal photobucket.com. En abril de 2008, en Monterrey, Nuevo León, dos periodistas del diario Milenio profanaron el sacramento de la Confesión. Fingiendo ser penitentes, y engañando a sacerdotes de siete templos, se «confesaron» de pecados de robo y adulterio para luego revelar las peniten-

cias en un reportaje vil que incluía los diálogos sostenidos. El 7 de junio de 2009, en La Paz, Argentina, cinco cruces de un Viacrucis y una gruta de la Virgen María, entronizados menos de tres meses antes, fueron destruidos en un atentado. En Sierra Nevada (Granada), España, una pequeña imagen de la Virgen del Pilar colocada en la cima de un cerro fue quemada por vándalos a mediados del mes de agosto de 2009. En mayo pasado, en Venezuela, los obispos exigieron la retirada de un mural socialista del Colectivo La Piedrita, organismo al que se le atribuyen los atentados contra el arzobispo de Caracas y la Nunciatura Apostólica.En el mural aparecen las imágenes de Cristo y la Virgen de Coromoto portando fusiles. En Inglaterra el fotógrafo Andy Craddock ingresó en el templo de San Miguel Penkivel, Cornualles, en la diócesis de Truro, donde lo profanó tomando fotografías eróticas a un grupo de modelos. Las mujeres fotografiadas aparecen semidesnudas y en posiciones sugerentes junto al altar y acompañadas de cruces; incluso encima

El pasado mes de abril el templo parroquial de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, ubicado en el poblado de El Porvenir, en Chihuahua, fue incendiado a la vista de los fieles por un grupo de sujetos armados que rociaron las puertas con gasolina. Los fieles lograron controlar el fuego, pero también se dañaron el vestíbulo y los instrumentos musicales. El 27 de abril de 2010, en la arquidiócesis de Xalapa, Veracruz, se peretró un atentado en el templo parroquial del Espíritu Santo. Falleció una persona, y otra resultó gravemente herida. El hecho ocurrió cuando alguien entró y golpeó a las dos personas mencionadas. La noche del 25 de mayo próximo pasado dos hombres ingresaron al templo de Santa Rosa de Lima, en Maywood, California (EU). Rompieron un Cristo, le clavaron un puñal en el rostro a una imagen de la Guadalupana, pintaron el número 666 en distintos lados, hicieron destrozos en las oficinas administrativas y defecaron en el auditorio.

abortista y bendijera un «matrimonio» homosexual; además, que se lanzara en Inglaterra una marca de preservativos con el nombre del Papa. Dice san Juan que «el mundo entero yace en poder del Maligno» (1 Jn 5, 19). Verdaderamente el poder terrenal suele estar en malas manos. Dijo Satanás a Jesús mostrándole todos los reinos de la Tierra: «Te daré todo el poder y la gloria de estos reinos, porque a mí me ha sido entregada, y se la doy a quien quiero» (Lc 4, 6). Por eso nadie puede callar ni parar a los que calumnian a la Iglesia. Hoy cualquiera puede hablar mal de ella, como el bloguero Lukas Gómez, que escribe: «Todo es hipocresía en la religión católica. Se va a Misa los domingos para lucir el último vestido a la moda... Los grupos de oración son centros disimulados de ligue para tímidos. Mini centros de poder en los que la persona que los controla no duda en hablar en nombre de la Virgen, o de los santos o del propio Dios, habitualmente amenazando con las penas del Infierno al discípulo que se desmande o no siga la palabra divina». ¿Y qué tal lo que dice la página web del medio de comunicación español El Jueves? Con fecha del 6 de abril, se lee: «La crucifixión era una técnica de bronceado. La manipulación del Vaticano ha ocultado la realidad: que Cristo subió al Solarium Gólgota por voluntad propia. La Madre Iglesia, católica y apostólica ... tanto empeño ha puesto en ocultar que Jesucristo fue crucificado para tomar el sol. Debemos el descubrimiento al arqueólogo Hans Füller, de la Universidad Merovingia... Razona Füller: ‘Lamento tener que sospechar que alguien se ha dedicado a encubrir las pruebas que nos habrían apartado de este error histórico. Alguien interesado en vendernos que Jesucristo se sacrificó por nosotros, no que buscase ponerse moreno’».


12

IGLESIA PERSEGUIDA

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

«Yo creo en las historias cuyos testigos se dejan martirizar» Caminamos hacia una nueva era de mártires __ ¿Hasta qué niveles alcanzará la persecución? __ Sin embargo, la victoria está asegurada «Yo creo con más facilidad las historias cuyos testigos se dejan martirizar en comprobación de su testimonio. Haber llegado a la muerte por ser fieles a las enseñanzas de los evangelios otorga a esas personas una fuerte garantía de veracidad», decía Blas Pascal, matemático, físico, filósofo y teólogo francés del siglo XVII al considerar el testimonio de sangre que dieron numerosísimos hijos de la Iglesia en los primeros siglos de la era cristiana. El martirio, como apunta el Catecismo de la Iglesia Católica en su número 2473, «es el supremo testimonio de la verdad de la fe; designa un testimonio que llega hasta la muerte». Pero no por ello se debe confundir el martirio con una especie de «suicidio» por motivos religiosos. «El mártir no se quita la vida; le quitan la vida». Así lo explica Juan Louvier, director del Instituto de Investigaciones Humanísticos de la. Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, quien agrega: «No puede haber martirio sin que exista un perseguidor de la fe o de otra virtud cristiana. El mártir simplemente no evita su muerte; es decir, da su vida a cambio de no verse obligado a ofender a Dios, y en esa aceptación voluntaria del mal que el perseguidor le inflige, radica el mérito del martirio». En tiempos de la persecución religiosa en México, igual que ocurrió en las persecuciones romanas, muchos cristianos no sólo anhelaron sino que hasta oraron para recibir el martirio. Pero no muere mártir el que quiere, sino aquel a quien Dios da la gracia de ser martirizado para convertirse en Su testigo de sangre. Jesús dijo a los suyos: «Os echarán mano y os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y cárceles y llevándoos ante reyes y gobernadores por mi nombre; esto os sucederá para que deis testimonio. Proponed, pues, en vuestro corazón no preparar la defensa, porque yo os daré una elocuencia y una sabiduría a la que no podrán resistir ni contradecir todos vuestros adversarios» (Lc 21, 12-15). La Iglesia de Cristo tendrá un bautismo de sangre

Sin embargo, no hay razones para suponer que la advertencia del Señor se refería sólo a lo que ya padecieron los cristianos de los primeros siglos. En cualquier momento, hoy o mañana, los hijos de Dios pueden ser perseguidos hasta el martirio. Más aún, es algo que debe esperarse que ocurra tarde o temprano. La beata Ana Catalina Emmerick lo dijo así, tras una serie

de visiones sobrenaturales y llenas de simbolismos que tuviera en 1820 sobre el futuro de la Iglesia: «Veo a nuevos mártires, no de ahora, sino de tiempos futuros. Veo su aflicción y veo que se precipitan los hechos». También contempla a la Iglesia en medio de una gran batalla: «La Iglesia era de color sangriento como el vestido del Arcángel. Oí que me decían: ‘Tendrá un bautismo de sangre’». Por su parte, monseñor Ottavio Michelini habría recibido el 28 de febrero de 1976 una revelación muy similar: «La Tierra será bañada por la sangre de nuevos mártires que anticiparán el alba radian-

dre, antes de llegar a ella, atravesó una gran ciudad medio en ruinas y él medio tembloroso, con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino. Llegado a la cima del monte, postrado de rodillas a los pies de la gran Cruz, fue muerto por un grupo de soldados que le dispararon varios tiros de arma de fuego y flechas; y del mismo modo murieron unos tras otros los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases y posiciones. Bajo los dos brazos de la Cruz había dos ángeles, cada uno de ellos con una jarra de cristal en la mano, en las cuales recogían la sangre de los mártires y regaban con ella las almas que se acercaban a Dios». Triunfo final

te de una Iglesia renacida a nueva vida». Lo que estaría por venir: la hora de las tinieblas

El 29 de noviembre de 1977 Nuestro Señor le habría advertido a ese sacerdote italiano sobre la lucha entre Satanás y la Iglesia: «Se está alcanzando la última fase de este inmenso conflicto, fase en la que serán testigos de las más absurdas traiciones, de los más horrendos sacrilegios contra Dios y mi Iglesia». En La Salette (1846) advirtió la Virgen: «El vicario de mi Hijo tendrá mucho que sufrir, porque por un tiempo la Iglesia será entregada a grandes persecuciones. Esta será la hora de las tinieblas. La Iglesia tendrá una crisis espantosa (...) El Santo Padre sufrirá mucho. Yo estaré con él hasta el fin para recibir su sacrificio. Los malvados atentarán muchas veces contra su vida, sin poder poner fin a sus días; pero ni él ni su sucesor verán el triunfo de la Iglesia de Dios». En el llamado «tercer secreto» de Fátima, que el Papa Juan Pablo II hizo público, la vidente Lucía Dos Santos escribe: «Y vimos (...) a un obispo vestido de blanco, hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre; también a otros obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, subir una montaña empinada, en cuya cumbre había una gran Cruz (...); el Santo Pa-

Si bien lo que hasta aquí se menciona deja un sabor amargo, lo importante es que, a diferencia de cualquier otro trabajo, combate, acontecimiento, etc., que podamos vivir en nuestra vida terrenal, el de la persecución es el único sobre el cual tenemos total y absoluta certeza de su desenlace, el único cuyo resultado final es ya conocido: el triunfo indiscutible y radical de Cristo y, por tanto, de la Iglesia. Dijo la Virgen en La Salette: «Entonces Jesucristo, por un acto de justicia y de su gran misericordia con los justos, mandará a sus ángeles que destruyan a todos sus enemigos. Los perseguidores de la Iglesia de Cristo y los hombres dados al pecado perecerán de golpe, y la Tierra quedará como un desierto». Y Cristo a monseñor Michelini (24 de Noviembre de 1978): «Hijo mío, la Iglesia no perecerá, y no perecerá precisamente por el poder de la oración de los pocos buenos y por las humildes oraciones de aquellos que no se han dejado engañar por las insidias venenosas del Infierno. Estos están ya marcados y se salvarán como se salvó Noé con sus hijos en el Arca, de la que tanto se rió la necedad y la ceguera de aquellos que no creyeron». El triunfo de la Iglesia está, pues, asegurado. Pero el triunfo de cada uno de nosotros y, por tanto, nuestra personal salvación o condenación eterna, dependerá de la actitud que tomemos respeto de Dios y de su Cuerpo Místico, que es también nuestra Santa Madre Iglesia. En momentos de persecución, ¿la defenderemos o la dejaremos abandonada? Ésa es la pregunta que debe responder cada uno. D. R. G. B.

El Observador

Si mi vida está en peligro, ¿puedo fingir que no soy cristiano? «Si mi vida —o la de mi familia— estuviera en peligro por el hecho de ser cristiano, ¿podría fingir que no soy cristiano? Al cabo que yo seguiría amando y adorando a Dios en lo pronfundo de mi corazón». Esta pregunta se la ha hecho mucha gente en todas las épocas. Quien se imagina frente a unos enemigos totalmente dispuestos a asesinar a todo el que no rechace al Señor, se sobrecoge al imaginar que un día le toque hallarse en tal situación. Y entonces surge el pensamiento práctico: «Niego a Jesucristo delante de mis perseguidores, pero en el fondo yo lo sigo adorando; así, hasta engaño a los malos haciéndoles creer que ya ganaron cuando no es verdad su triunfo». La verdad es que el Señor no es injusto, así que nunca deja que, por causa de Él, quede un siervo suyo indefenso, débil: «No habéis sufrido tentación superior a la medida humana. Y fiel es Dios que no permitirá seáis tentados sobre vuestras fuerzas. Antes bien, con la tentación os dará modo de poderla resistir con éxito» (1 Co 10, 13). Esto no significa que esas fuerzas recibidas sean siempre suficientes para escapar con vida, pero sí son las necesarias para escapar de la condenación eterna: «Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna» (Mt 10, 28). La salvación no se gana aferrándose a la vida terrenal, sino aferrándose a la voluntad de Dios: «Entonces dijo Jesús a sus discípulos: ‘Si alguno quiere venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque quien quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por Mí, la encontrará. Pues ¿de qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? O ¿qué puede dar el hombre a cambio de su vida? Porque el Hijo del hombre ha de venir en la gloria de su Padre, con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno según su conducta’» (Mt 16, 24-27). La fe cristiana no es algo que se pueda ocultar; se da testimonio con las obras, pero también con la boca: «Si confiesas con tu boca que Jesús es Señor y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo. Pues con el corazón se cree para conseguir la justicia, y con la boca se confiesa para conseguir la salvación» (Rm 10, 9-10). Un cristiano puede hacer lo que sea necesario para salvarse del peligro siempre y cuando no peque ni reniegue de su fe: «Cuando os persigan en una ciudad huid a otra, y si también en ésta os persiguen, marchaos a otra» (Mt 10, 23). Pero cuando no se puede escapar, el testimonio claro a favor de Jesucristo es algo esencial para la salvación eterna: «Por todo aquel que se declare por Mí ante los hombres, Yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los Cielos; pero a quien Me niegue ante los hombres, le negaré Yo también ante mi Padre que está en los Cielos» (Mt 10, 32-33).

¿Por qué Dios, ya que es Todopoderoso, no impide la acción del demonio contra la Iglesia? «El enemigo deberá admitir haber tenido parte importante en la renovación de la Iglesia» Eso se lo preguntó monseñor Ottavio Michelini el 29 de noviembre de 1977 a Nuestro Señor Jesucristo: «¿No podrías Tú, que eres el Hijo del Dios Viviente, neutralizar toda la nefasta actividad de los demonios relegándolos al Infierno, su lugar natural de pena?». Y ésta fue la respuesta del Señor: «Una vez más Satanás verá lo que pueden el Amor y la Justicia divina; una Iglesia como nunca fue, resplandeciente, hecha espectáculo al Cielo y a la Tierra, y él, el enemigo irreductible, deberá admitir, de mala gana, el haber tenido parte importante en la total renovación de mi Iglesia, en los momentos en los que, con su perversa actividad confiaba en destruirla».


El Observador

CONTEXTO ECLESIAL 13

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

DOMINGO XVII DEL TIEMPO ORDINARIO

«Señor, enséñanos a orar» (Lc 11, 1-13) POR EL PADRE UMBERTO MARSICH, M.X. / umbertomarsich@hotmail.com

El texto evangélico de hoy es una bella catequesis sobre el tema de la oración y, en especial, sobre la oración de petición. Jesús es presentado como modelo de oración y perfecto orante: «Un día Jesús estaba orando». En esta ocasión sucede que uno de sus discípulos, motivado por ver a Cristo orando frecuentemente, le pide que les enseñe a orar: «Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos». Le pide una oración que los distinga de las formas de orar de los discípulos del Bautista. Jesús, entonces, les propone la oración del Padrenuestro, refiriéndose, así, a su forma familiar, cariñosa e íntima de dirigirse a Él: «Cuando oren, digan ‘Padre’». Es propio del cristiano, en efecto, dirigirse e invocar a Dios como lo hace Jesús. Si en algo esta redacción lucana del Padrenuestro se diferencia de la del evangelista Mateo es en su antigüedad y sobriedad. En efecto, faltan en Lucas la tercera petición y la séptima del texto de Mateo. La oración del Padrenuestro

Sabemos que no es fácil orar. En la indicación que Jesús da a sus discípulos se supone, en quien ora o se dispone a hacerlo, una convicción muy fuerte de la presencia de Dios Padre en la historia humana y en su propia vida; una gran disponibilidad a cumplir su voluntad y un deseo profundo de comunicarse con Él, o sea, hablarle y escucharle. La invitación que les hace Jesús a sus discípulos es la de orar con las palabras del Padrenuestro. Llamar a Dios «Padre» no pertenecía a la idiosincrasia religiosa del judío; sin embargo, Jesús así les enseña. Luego le agrega otras invocaciones: que sea santificado su nombre, o sea, que sea respetada su Persona, y que acontezca su Reino. Anunciar y realizar el Reino de Dios es misión del discípulo; sin embargo, para que el Reino se haga realidad, es preciso compartir el pan, perdonar a quienes nos ofendan exactamente como el Padre perdona a sus hijos, y no ceder a la tentación, o sea, a las pruebas insidiosas de abandonar la fe: «Santificado sea tu nombre, venga tu

Reino, danos hoy nuestro pan de cada día y perdona nuestras ofensas, puesto que también nosotros perdonamos a todo aquel que nos ofende y no nos dejes caer en la tentación». La parábola del amigo inoportuno

La parábola que en seguida Jesús pronuncia tiene el objetivo de ratificar la urgencia de la oración, sea de alabanza o de petición, siempre y cuando se sustente en la total confianza de que Dios responderá. Fin de la parábola, en efecto, es asegurarnos de que Dios presta oídos a nuestras súplicas. Aunque sea de noche y resulte molesto que un vecino pida panes para alguien que ha llegado repentinamente, el de la casa se levantará y se lo dará. El acento de la parábola está puesto no tanto en el vecino que pide los panes, sino en el amigo que es importunado y que representa a Dios siempre dispuesto a escuchar la oración. El vecino, en efecto, se abandona y confía en que Dios, que es Padre, y por tanto atento a las necesidades de sus hijos, le prestará oídos: «Pidan —nos dice el Señor— y se les dará, busquen y encontrarán, toquen y se les abrirá». Por necesidades, en el contexto de la oración, se entienden sólo aquellas que favorecen la consecución de la salvación. Entre ellas, principalmente, el don del Espíritu Santo a quienes se lo pidan. Para el evangelista Lucas, sin lugar a duda, el Espíritu es el gran don que el creyente debe pedir y que obtendrá siempre del Padre: «Pues, si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, cuanto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan». Lo llamativo de esta frase es el trasfondo polémico que Jesús utiliza para resaltar, por cierto, el contraste existente entre la bondad de Dios y la maldad constitutiva del hombre: «Si ustedes, que son malos…». No hay hombre, nos precisa el Señor, tan malo como para que dé piedras a un hijo que le pida pan, víbora en lugar de pescado o alacrán en lugar de huevo. Con razón, entonces, no debemos desconfiar nunca cuando nos dirigimos a nuestro Padre Dios

Ataque informático al Vaticano a través de Google La semana pasada, concretamente el sábado 17 de julio, el Vaticano fue víctima de un ataque informático: quien tecleaba ese día la palabra «vaticano» en Google recibía como primera respuesta la página web «www.pedofilo.com». Sin embargo, al entrar al sitio propuesto por el motor de búsqueda, lo que se abría era una página en blanco. Según ha confirmado el padre Federico Lombardi, S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, se procedió a informar a Google. Dicha empresa se ha disculpado inmediatamente y ha asegurado que haría lo posible para superar cuanto antes el problema. El domingo por la mañana los resultados de Google se habían normalizado.

Los primeros indicios señalan que la operación parece haber sido realizada por alguien que tiene un buen conocimiento de los mecanismos de funcionamiento de Google, pues de hecho no se trataba de un ataque hacker. La página pedofilo.com es de propiedad de la empresa GuionBajo, de la ciudad de Monterrey, Nuevo León. Ahora bien, no necesariamente el dueño de la empresa es el autor de la manipulación informática contra el Vaticano realizada a través de Google. El Vaticano no ha presentado denuncia contra Google, pues la empresa ha pedido inmediatamente perdón por lo sucedido y ha buscado una solución. Zenit-El Observador

La televisión venezolana utiliza un correo falso para calumniar a un cardenal Un programa de Venezolana de Televisión utilizó en la noche del 12 de julio un viejo correo electrónico falso, atribuido con dolo al cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas, para calumniar al purpurado. Se trata de un mensaje electrónico falso originado el 24 de agosto de 2009. Según explica un comunicado de la arquidiócesis de la capital, «en dicho correo, enviado a través de un buzón de correo que no pertenece al cardenal Urosa, se le atribuyen al arzobispo de Caracas una serie de expresiones clasistas y absurdas con respecto a

la educación. Tal correo es una burda mentira evidenciada además por el hecho de que incluso el nombre y la firma del cardenal aparecen con errores ortográficos». «La Iglesia en Venezuela y en Caracas realiza una intensa labor educativa, abierta a todos los sectores, y privilegia la atención a los sectores populares a través de instituciones como las Escuelas Parroquiales y las Escuelas de Fe y Alegría», aclara la Iglesia. El comunicado concluye: «El video transmitido en Venezolana de Televisión está basado en una mentira». Zenit-El Observador


14

QUERIDO PADRE

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

Padre Guillermo Landeros Lo conocí el día 2 de febrero de 1969, cuando por primera vez tomé el Cuerpo y la Sangre de Cristo, ya que él ofició la Misa. Pasaron muchos años y lo volví a encontrar cuando llegó de párroco a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. De momento no lo reconocí, y no fue hasta que un día estuvo comiendo en mi casa; mi mama lo reconoció: «Es el sacerdote que te dio tu primera comunión». Desde entonces he contado con la bendición de su amistad, su guía, su presencia en la vida de mi familia, mi esposo y mis cuatro hijas. Siempre hemos sentido su apoyo y sabiduría. Pero, sobre todo, su testimonio de sacerdote convencido de su vocación. Gracias, padre Guillermo Landeros, por estar tan cerca de nosotros y transmitirnos su fe y su amor a Dios.

Carta al señor obispo de Querétaro, don Mario de Gasperín Gasperín Muy querido señor Obispo: No he tenido la oportunidad de tratarlo muy de cerca ni poder trabajar con Su Excelencia, pero después de tantos años en su Ministerio, puedo darme cuenta de lo que ha hecho por esta Diócesis de Querétaro. Sin pretender mencionar todo, por supuesto.

e r d a p o d i r e Q u Querido erido ppadre adre

Norma L. Caltzontzin y familia

No dejemos solos a los sacerdotes

Con la inmensa cantidad de información mediática que en los últimos días se ha generado respecto a la situación de los sacerdotes, es necesario puntualizar al pueblo que no todos ellos tienen problemas de conductas reprobables. También existen sacerdotes dignos, venerables, de altar, incluso en esta vida. Ya desde el concilio Vaticano II se advertía sobre los riesgos causados por el libertinaje, por nuestro libertinaje. No culpemos a la Iglesia, porque Ella es limpia; no son limpios algunos de sus sacerdotes que debieron acudir a la ayuda oportunamente. La fidelidad de la Iglesia, de sus dogmas, de su Tradición y su jerarquía se encuentra asegurada por el mismo Hijo de Dios; sin embargo, esta fidelidad no siempre se encuentra asegurada por los hombres que formamos parte del Cuerpo de la Iglesia. Esta situación es una grandisima tentación a rebelarse contra el Magisterio de la Iglesia, a poner en duda sus enseñanzas, cuando éstas no tienen nada de que dudarse. Creo firmemente que nos hace falta oración, mucha oración. No dejemos solos a los sacerdotes, nos necesitan. Trabajemos para que esta situación no sea palanca para que personas con poca doctrina abandonen a la Iglesia. Ahora bien, y sin afan de suavizar la situación de nuestra Iglesia, termino esta breve reflexión con el pasaje biblico: «El que este libre de pecado, que arroje la primera piedra»; luego entonces, ¿dónde nos ubicamos nosotros los fieles? Ezequiel Soto Hernández

El Observador

Para empezar, cuando usted llegó le puso cabeza a esta diócesis, ya que la enfermedad del señor obispo Toriz Cobián la había dejado sin dirección. Lo primero que hizo fue renovar nuestro Seminario, con estupendos sacerdotes para dar clase, mejores instalaciones y servicios; se ha empeñado en darles a los aspirantes a la mayor vocación de servicio la mejor formación, en todos los aspectos, de ahí que, hoy por hoy, estemos disfrutando de la guía de excelentes sacerdotes diocesanos que alimentan nuestra alma y nos ayudan a salir adelante para llegar al Cielo, ni más ni menos. La mejoría material y de servicios en los templos y parroquias es evidente. Se ha acercado a ellas y a las comunidades eclesiales a

todo lo largo y ancho del territorio diocesano, llevando a los fieles la Palabra y la presencia del pastor y haciéndose cargo personalmente de sus necesidades. Antes, las gentes de a pie no teníamos el honor de conocer personalmente al señor Obispo. Hoy hasta la persona más humilde cuenta con orgullo como él está siempre en la fiesta patronal de su pueblo. Lo hemos visto en los colegios con niños y niñas de todas las edades. Nos ha hecho al pastor accesible para el rebaño. Ha ido enseñándonos o recordándonos la buena doctrina, por todos los medios posibles. Hemos recuperado antiguas costumbres, como la procesión de Corpus Christi, que algunos desconocíamos. Muchas gracias por su ejemplo para todos nosotros y para nuestros sacerdotes. Hace unos días estuvo presente en mi parroquia, administrando el sacramento de la Confirmación. Como siempre que he podido verlo, transmite una serenidad que es la Paz del Espíritu, en su rostro afable y sonriente. La Palabra del pastor nos abrió la mente y nos deja poso, y su saludo sencillo, el que anima a acercarse, a querer conocerle más. Siempre me ha dejado una alegría profunda. Muy querido señor Obispo, ¡cuánto tenemos que agradecerle los fieles de la diócesis de Querétaro!, sobre todo por haber sido tan generoso, como para querer ofrecerse al servicio de Dios y de nosotros. Todos en la vida nos cansamos, pero hay algunos que se cansan con provecho de vida eterna y otros que se cansan hasta de no hacer nada. Muchas gracias, Su Excelencia, por haber querido cansarse, gastarse todos estos años al servicio de esta nuestra diócesis de Querétaro. ¡Que Dios le siga mostrando su Sabiduría y su Misericordia! Cuente con nuestro cariño, fidelidad y nuestras oraciones. Margarita Quesada de Martínez


El Observador

ALACENA

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

CORRESPONDENCIA

Nos cerraron la capilla del CERESO, y extrañamos mucho al sacerdote Lic. Jaime Septién Crespo Director del periódico católico El Observador PRESENTE: Reciba un muy cordial saludo, esperando que Dios y la Santísima Virgen María lo llenen con su gracia. Le escribo humildemente para pedirle unfavor: que publique en su distinguido medio informativo una poesía que escribí con muchísimo cariño y gran afecto al padre Agustín Mendoza Negrete, quien se desempeña como conventual-ecónomo en el templo de carmelitas de Celaya, Guanajuato, ya que el 26 del presente mes cumple 50 años de ordenación y éste es el único regalo que le puedo ofrecer con mi más sincero aprecio y cariño. Le comento a usted que, cuando cambió la administración de gobierno, dejó de venir ya que el personal encargado del CERESO de San José el Alto, Querétaro, nos cerró la capillita. El padre se presentaba cada viernes primero de mes. Ya no lo hemos visto y lo extrañamos mucho.

MIRADAS DESDE LA EUROPA DESENCANTADA

CRISTIANOS

SIN COMPLEJOS

POR EL PADRE MIGUEL RIVILLA SAN MARTÍN / España

En estos tiempos de laicismo, ateísmo, relativismo y amoralismo, que vivimos hoy en España bajo el mandato socialista, es muy gratificante comprobar el número creciente de cristianos que, fieles a su fe, no se avergüenzan y saben ser —obedeciendo el dicho evangélico— «luz del mundo y sal de la tierra». Cuando tanto se habla y escribe sobre el velo de las mujeres islámicas; de quitar o no los signos religiosos, cruces y crucifijos de sitios públicos; cuando tantos jóvenes de uno u otro sexo van con pendientes, tatuajes, amuletos etc., en

inverosímiles de su anatomía; los cristianos no deberían sentirse acomplejados al exteriorizar su fe, convicciones y valores cristianos en su propia persona y donde actúen. Si de siempre la cruz ha sido la señal externa de los cristianos, sería una manera fácil, sencilla y efiSi la cruz ha sido siempre caz de testimoniar lo que somos, llela señal externa de los cris- vando, por ejemplo, una cadenita tianos, sería una manera al cuello con una pequeña cruz. fácil y sencilla de testimo- Bueno es recordar la leyenda y vicniar lo que somos, llevando toria de Constantino sobre su enemigo Majencio, en el puente Miluna cadenita al cuello con vio, cuando mandó pintar en los esuna pequeña cruz cudos de su tropa: In hoc signo vinlos sitios más ces: «Con este signo vencerás».

PINCELADAS

Un servidor que le aprecia y le agradece su atención. Paulo Ortiz Villalpando Interno del CERESO de San José el Alto, Querétaro

PERDER EL MANTO

Poema dedicado al padre Agustín Mendoza Negrete

POR EL PADRE JUSTO LÓPEZ MELÚS

POR PAULO ORTIZ VILLALPANDO

EL MENSAJERO De la congregación de carmelitas celayense a la capilla del CERESO de san José, un hombre de valor nos viene a visitar los viernes primeros de cada mes. Su sonrisa se constata con el algodón del cielo. En su caminar, en su recorrer y en su lucha constante lleva consigo la esperanza que Jesucristo nos proclamó en Jerusalén. ¡Estréchame con tu fuerza! ¡Dame tu mano! Y permite que la carga de paz, que el Hijo de Dios te delegó, se apodere de mí. De mi tonto y olvidado corazón... De mi inteligencia emocional. ¡Din... don... din... don! ¡A todos los internos en general! Los feligreses al Evangelio atentos están, es de día y sonrientes a la interacción de la homilía van. El padre Agustín, con su fe de conversión de algún prisionero, se pone a orar. Pide por los prisioneros, ruega misericordia, comprensión y salvación. Su corazón es inmenso como el mensaje de la Navidad, por sus ojos se enciende la bondad de Juan postrado, y ante el Cristo de la capilla no hay dudad de su lealtad como Samuel. Ven conmigo y dame un abrazo y compárteme la sabiduría de Salomón… y entrégame la ternura de nuestra Madre de Dios.

15

El beato Jordán de Sajonia fue el segundo general de los dominicos. Se distinguió sobre todo por su gran generosidad. Un día encontró a un mendigo por la calle, aterido de frío. El beato Jordán, sin pensarlo dos veces, se compadeció y le dio su manto. Pero he aquí que el mendigo, que además de frío tenía sed, vendió rápidamente el manto y se emborrachó.

Algunos frailes, que conservaron su manto, su prestigio y su compostura, le recriminaron: «Ya ves lo que has conseguido con tu generosidad». Jordán sonrió y les contestó: «Sí que he conseguido algo: que se calentara un poco y que olvidara por un tiempo sus penas. Además y sobre todo, prefiero perder el manto antes que perder el amor».


16

NIÑOS

25 de julio de 2010, AÑO 16, No. 785

El Observador

Sopa de letras Encuentra las siguientes palabras relacionadas con el Evangelio de este domingo (Lc 11, 1-13): OFENSAS TENTACIÓN BUSQUEN TOQUEN PESCADO VÍBORA HUEVO ALACRÁN ESPÍRITU SANTO

ENSÉÑANOS ORAR JUAN DISCÍPULOS JESÚS PADRE SANTIFICADO REINO PAN PERDONA

Fuente: Club del Sagrado Corazón

C

s i h

pi

s a t

— ¡Mami, mami, en la escuela me dicen el eléctrico! — ¿Y tú que haces, hijito? — Les sigo la corriente. ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○

— Pues esta mañana me sentía tan mal que decidí suicidarme tomando mil aspirinas. —¿Y qué pasó? —Me tomé la segunda, y me sentí mucho mejor.

El paciente al médico: — Estoy muy enfermo: resulta que tengo líquido en la rodilla, cataratas en los ojos y, para colmo, me da la gota. El médico le responde: — ¿Pues, para qué viene a verme? ¡Usted debe ir a un plomero!

E S P Í R I T U S A N T O P A N

A S O V É O D A C I F I T N A S

L O M L Í J D A L H N E U Q O T

A D N D U B N R F U P B T P B B

C A A A G P O D J E S Ú S E U E

R C N A S Í Í R C V F Í E R S O

Á S E R D A P C A O R A R D Q N

N E O F E N S A S R G Ó S O U I

T P R T E N T A C I Ó N U N E E

E N S É Ñ A N O S T D R D A N R


785 El Observador de la Actualidad