Page 1

=

Su calendario energético personal el tipo jovial Hemos escogido las siguientes recomendaciones porque son realistas y pueden incorporarse perfectamente a la vida diaria. Se limitan a cuatro consejos que debería incorporar a su vida diaria uno tras otro, semana a semana, hasta convertirse en un hábito. Mientras no haya incorporado una de las recomendaciones, no debería pasar a la siguiente.


=

Semana I: El ácido genera bases… Lo más importante para su vida diaria es la regularidad. Empezaremos su calendario energético con un sencillo ejercicio matutino. Practique este ejercicio durante la primera semana y manténgalo posteriormente:

Cuando se levante por la mañana, bébase medio litro de limonada templada con miel. Hierva el agua, deje que se temple y añada luego medio limón exprimido y una cucharadita de miel de alta calidad. Vaya también reduciendo su consumo de café. Y aunque le parezca paradójico: el limón le hace básico. Tampoco olvide beber lo suficiente a lo largo del día.


=

Semana II: Equilibrio entre descanso y actividad… En la semana 2, continuaremos con el desafío de adquirir una regularidad en la rutina diaria y nos concentraremos en dos aspectos de especial relevancia para su tipo: comidas y fases de reposo. Primer punto: comer. A partir de la segunda semana, empiece a vitalizarse al menos tres o cuatro días a la semana con un batido mañanero de frutas frescas. Para ello, teniendo siempre en cuenta la época del año y la disponibilidad, utilice frutas dulces y jugosas como plátanos, mangos, piñas, uvas, naranjas dulces, manzanas dulces y jugosas, peras y kiwis. También puede añadirle a su batido leche de almendras o de arroz. Procure hacerlo con una buena batidora de más de 30.000 rpm. Un batido así, con tal cantidad de vitaminas, minerales, oligoelementos, fitonutrientes secundarios y neutralizadores de radicales, aporta muchísima energía. A partir de la segunda semana, además de en el batido, concéntrese en mantener una regularidad en la comida, lo ideal es comer entre las 12 y las 13 horas. Pero lo determinante es que no se sienta cansado ni débil después de comer. Por ello, nunca coma más ni más pesado de lo que su potencia digestiva sea capaz de procesar. De lo contrario, la alimentación —que debería ser su principal expendedor energético— se convertirá en una ladrona de energía. Sobre todo, coma muchas hortalizas y frutas preparadas de todas las formas posibles. A su tipo le sientan bien las siguientes hortalizas: tomate, quingombó, espárrago, remolacha, zanahoria, calabacín, pepino, rábano blanco suave, hinojo, alcachofa, berenjena, boniato cocido, patata en pequeñas cantidades, col de Bruselas, brécol, coliflor, espinacas, germinados, aguate.


=

Coma poca carne y poco embutido, nunca por la noche. Debería cenar lo más temprano posible. Aunque no necesite dormir demasiado, además de la regularidad en las comidas, para su tipo es especialmente importante dormir lo suficiente, ya que el sueño es uno de los principales expendedores de energía. Adquiera la costumbre de no acostarse demasiado tarde. Al menos, empiece haciéndolo dos o tres noches a la semana. Si necesita un despertador por las mañanas, es que duerme poco. Propóngase una semana dormir tanto como para sentirse descansado cuando se despierte. Porque su rendimiento, su alegría de vivir y su salud dependen de lo descansado que esté. Los estudios demuestran que la falta de sueño favorece la hipertensión, la diabetes, el sobrepeso y la posibilidad de sufrir un infarto. Sea consciente: el sueño es uno de los principales instrumentos de regeneración de su cuerpo.


=

Semana III: Lo que de verdad le importa… Para iniciar la semana 3, concédase media hora de tranquilidad, coja una libreta y piense en qué es lo que realmente le importa en su vida. Piense tranquilamente y sea muy sincero consigo mismo. Anote primero en una hoja sus prioridades y organícelas luego en función de su importancia. ¿Le parece que en su vida faltan sueños? Quizás hace ya tiempo que no se dedica a su actividad favorita, pero la ha echado de menos. No viva solo en el mañana, no olvide que la vida siempre se desarrolla únicamente en el presente. Por supuesto, todos debemos cumplir nuestras obligaciones, pero con una justa proporción de tiempo para uno mismo, seguro que le resulta más sencillo y vuelve a disfrutar de ello. Empiece la tercera semana a darle más tiempo y espacio a aquello que realmente le importa. Reserve fechas inamovibles en su calendario para ello. No solo para esta semana, hágalo para meses.


=

Semana IV: El movimiento es vida… ¿A lo mejor anda últimamente un poco corto de movimiento y deporte? En ese caso, que le quede claro que aumentará su rendimiento intelectual si realiza una actividad deportiva. Así lo demuestran ya numerosos estudios. Además, las personas que practican deporte con regularidad muestran una mayor autoestima, padecen menos depresiones, tienen menos miedos y están más motivadas.

Por ello, en la semana 4 empiece a practicar deporte regularmente; si se mueve demasiado poco, de 2 a 4 veces por semana durante 30-40 minutos. Un podómetro le ayudará a comprobar cuántos pasos da al día. Muchos se sorprenden, ya que el alemán medio apenas recorre 500 metros. Pero la falta de ejercicio desequilibra tanto el cuerpo como el exceso de ejercicio. En el caso de su tipo, debería practicar deporte moderadamente, es decir, no superar a largo plazo el 50 % de su rendimiento. Hay una sencilla regla de oro que le ayudará a encontrar y mantener su medida personal: baje el ritmo en cuanto empiece a tener dificultades para respirar y ya no pueda respirar por la nariz y solo lo haga por la boca. También debe evitar el exceso de sudoración. Preste atención cada día a su forma física, sienta su cuerpo y guíese siempre por sus sensaciones del momento. No se ponga un límite estricto en lo que respecta al tiempo ni al rendimiento.


=

El Dr. med Ulrich Bauhofer es médico, escritor, instructor de meditación y un prestigioso orador. Se le considera uno de los principales expertos en gestión de la salud, el estrés y la energía. También es conocido como uno de los más reputados especialistas en medicina ayurvédica fuera de la India. Fue el primer médico occidental en participar, hace más de 30 años, en la demostración científica de la milenaria medicina ayurvédica. El Dr. Bauhofer creó y dirigió durante más de 10 años la mayor clínica de Ayurveda en Alemania. Actualmente dirige una consulta ayurvédica en Múnich, asesora a empresas en cuestiones relacionadas con la gestión de la salud y la energía, pronuncia conferencias e imparte seminarios. Es presidente de la Sociedad Alemana de Ayurveda, coiniciador de la sociedad Weimarer Visionen y del encuentro Festspiele des Denkens. Más información en: www.drbauhofer.de

Dole Europe GmbH • Stadtdeich 7 • 20097 Hamburg http://dole.es http://blog.dole.de/en

Dole energético personal - jovial  
Dole energético personal - jovial  
Advertisement