Page 1

México D. F. Otoño de 2012. Año 11 Número 41

Mis libros son instrumentos para dar respuestas a las preguntas de los alumnos

Carlos Cuauhtémoc Sánchez

Atención a clientes: 01 800 001 5337 / www.clublectores.com

E

n una mañana soleada y calurosa vamos contentos a entrevistarnos con un escritor muy famoso, autor de infinidad de libros que apoyan y ayudan a jóvenes y no tan jóvenes a conocer y recibir respuestas a sus dudas y preguntas sobre temas que son candentes en nuestra vida cotidiana. Agradecemos a Marlyn Ríos y Sheccid Sánchez la oportunidad de esta entrevista en Editorial Diamante con el director y autor de la editorial.


Carlos Cuauhtémoc Sánchez Mis libros son instrumentos para dar respuestas a las preguntas de los alumnos por Virginia Krasniansky

Carlos Cuauhtémoc Sánchez Luz en la tormenta 12 Principios para ganar en la crisis Luz en la tormenta habla de la crisis; sus implicaciones, oportunidades y como salir de ella fortalecidos. Este libro permitirá inspirarse y actuar ante las depresiones. 187 págs.

-Carlos ¿desde cuándo escribes y qué escribes? -Siempre que me hacen esa pregunta yo respondo que desde los seis años, que es cuando aprendí a escribir. Bueno, es una broma, la verdad es que me inspiré en mi abuelo, que era escritor. Yo lo admiraba mucho y lo acompañé a la firma de sus libros en una presentación ya que me encantaba su trabajo. Yo era adolescente y le expresé mi deseo de escribir como él. Me preguntó: ¿Sabes cómo hacerlo? Yo respondí que no. A nadar se aprende nadando, y a escribir se aprende escribiendo. Así que ya en la escuela secundaria cargaba una máquina de escribir. Escribí mi primera novela a los 16

años y a los 19 años gané el Premio Nacional de las Letras Creativas, que otorgaba la Dirección General de Derechos de Autor. Era un premio que se entregaba a los textos inéditos más originales. Después obtuve el Premio Nacional de la Juventud a los 20 años de edad. En aquel entonces yo ya tenía dos libros publicados. -¿Qué te inspira? ¿A qué público quieres llegar? Son muchas preguntas, pero quiero saber el tema de tus libros y la razón de tu éxito. -Yo comencé escribiendo novelas de amor. Eso era lo que me apasionaba. Fui director de una escuela secundaria y preparatoria y en mis ratos libres y de manera secreta

Carlos Cuauhtémoc Sánchez Ser feliz es la meta Este libro contiene 25 lecciones de vida, surgidas de emotivas anécdotas personales que llevaron al autor a reflexionar sobre cómo alcanzar la felicidad diaria. Portada con etiqueta lenticular. 191 págs.

Carlos Cuauhtémoc Sánchez Sangre de Campeón En pie de guerra Si el lector quiere saber y conocer los efectos de las drogas debe leer este libro. La información precisa y efectiva para aprender. 189 págs.

escribía. Tratar de entender los problemas de los jóvenes y escuchar sus reclamos y angustias me llevaron a escribir sobre temas que ayudan a las familias a comprender las situaciones difíciles por las que pasan sus hijos. Así, es posible nombrar los problemas que tienen en la vida cotidiana que estructuran u obstruyen el desarrollo y el crecimiento. Los relatos tienen una fuerza testimonial que el lector percibe y el respaldo de historias que tienen que ver con experiencias de vida. Recibí muchas cartas con relatos de hechos muy difíciles que con el correr del tiempo me han inspirado para otros libros. Casi todos ellos se basan en situaciones verídicas y dramáticas. No se trata solamente de libros de autoayuda. Mis libros son novelas con respaldo de historias verídicas. -Entonces tú escribes novelas basadas en experiencias reales y


Carlos Cuauhtémoc Sánchez sangre de campeón 24 cualidades de un joven triunfador Estimulante novela que muestra a los lectores todas las cualidades que los podrían distinguir como campeones. 176 págs. Nº 466007 178 puntos

Carlos Cuauhtémoc Sánchez Los fantasmas del espejo La anorexia y la bulimia son temas que ocupan a los adolescentes de hoy. Historias reales que dejan un aprendizaje muy importante. 168 págs. Nº 466012 178 puntos

Carlos Cuauhtémoc Sánchez Juventud en éxtasis En esta novela descubrirás las relaciones de noviazgo con una visión moderna del amor ya que conserva los valores fundamentales. ¡Tienes que leerla! 191 págs. Nº 466001 178 puntos

traumáticas para lograr que se generen cambios positivos en los lectores que pasan por situaciones similares. ¿Qué temas tratas? -Los temas son muchos: sexualidad, drogadicción, trastornos alimentarios, matrimonio, familia, prosperidad económica. Antes de escribir un libro hay un proceso de investigación con un equipo de especialistas que me apoyan. Yo dirijo un instituto para el desarrollo de niños con alto potencial y que reciben una educación sobresaliente desde preescolar hasta secundaria. La idea es generar conciencia de liderazgo desde la más tierna infancia. El equipo y yo trabajamos para proporcionar elementos a maestros y alumnos que sirvan para un crecimiento educativo favorable y próspero para la sociedad. -¿Qué mensaje darías a los maestros con la experiencia que tienes para tratar los temas difíciles que aparecen a menudo en el salón de clases? Mis libros son instrumentos para que los maestros puedan encontrar las respuestas a las preguntas de los alumnos y que éstos se conviertan en individuos que generen una vida constructiva y productiva para la sociedad. Los alumnos deben leer, los maestros deben inspirar en sus alumnos el arte de leer. Los escritores tenemos la obligación de escribir de tal manera que atrai-

Carlos Cuauhtémoc Sánchez Sangre de campeón Sin cadenas En este libro encontrarás la fórmula para aprender a no dejarse manipular. Dos jóvenes aprenden lo que es la asertividad. 192 págs. Nº 466008 178 puntos

Carlos Cuauhtémoc Sánchez Sangre de campeón Invencible En esta novela encontrará los cinco principios reales para triunfar en la vida. 178 págs Nº 466009 178 puntos

Carlos Cuauhtémoc Sánchez Los ojos de mi princesa En esta novela ubicada en un tiempo y marco social especial encontrarás el sentir de un mundo de jóvenes con una extraordinaria complejidad. ¡Lo recomendamos! 301 págs. Nº 466002 199 puntos

El Indagador Decisión crucial Una novela hipnótica en la que el protagonista describe como su crisis vocacional lo llevó a situaciones extremas. Contiene un análisis de profesiones, indispensable para elegir una carrera. 208 págs. Nº 466005 179 puntos

ga a los jóvenes el gusto por la lectura. Que la escritura compita con los fenómenos de las redes sociales facebook y twitter. Tenemos que actualizar las formas de lectura y hacerla más dinámica y entretenida. En mis libros hay un sello de garantía que es el indicador que el libro se leerá completo. Esto consiste en lo siguiente: si después de leer la mitad del libro no les parece atractivo, la empresa editorial les devuelve su dinero. Cada libro que yo escribo tiene una estrategia para que el lector al comenzar a leer se entusiasme de tal manera que necesite finalizar la historia. -Quiere decir que Ser Feliz es la meta. Éste es el título de tu último libro, ¿qué nos puedes decir al respecto? -Este libro es diferente de los veinticinco libros anteriores. Yo escribo para mí también. Escribo cada día en mi diario. Para escribir este libro fui a mi diario y rescaté veinticinco historias de mi vida. Se trata de muchos relatos y anécdotas personales que me marcaron y que quiero compartir con mi público lector. -¿Cuál es tu proyecto para el futuro inmediato? -Ya estoy trabajando en la segunda parte del libro Los ojos de mi princesa. Y espero que tenga el mismo éxito que la primera. -Ojalá que así sea. -Gracias a Club de Lectores por acercarme a los maestros.

Carlos Cuauhtémoc Sánchez El virus Si quieres prevenir debes conocer y leer las opciones que existen para enfrentar la enfermedad del SIDA. 96 págs. Nº 466013 89 puntos

Carlos Cuauhtémoc Sánchez El Feo Un libro único, emocionante de principio a fín, lleno de conceptos que harán al lector irradiar lo mejor de sí mismo. 186 págs. Nº 466006 186 puntos

Carlos Cuauhtémoc Sánchez Free Sex Inteligencia sexual en el Siglo 21 En este libro podrás encontrar una guía para conocer las dudas que tienes respecto a un tema tabú. ¡Lo recomendamos!. 192 págs. Nº 466011 178 puntos


Otoño 2012 Legal

Bienvenido a Club de Lectores Club de Lectores constituye un sistema para la consecución de fines culturales donde se anima a descubrir y compartir el gusto por la lectura, facilitando la adquisición de buenos libros con la intención de formar e incrementar el acervo de las bibliotecas familiares. Club de Lectores trata de acercarse, particularmente, a personas o comunidades que en razón de su situación social, física o cultural no pueden acudir a otras instancias.

Club de Lectores Revista trimestral Año 11 Núm. 41 Septiembre 2012

2

En Club de Lectores trabajamos para procurarle una gran variedad de libros cuyas características se dan a conocer en nuestra revista trimestral y en nuestra página web www. clublectores.com Una vez que seleccione los libros de su agrado comuníquese al 01 800 001 5337 o ingrese a www. clublectores.com y utilice sus puntos para adquirirlos y recibirlos en el siguiente envío mensual. Al solicitar el canje, le sugerimos confirmar la equivalencia en puntos y la existencia de los libros elegidos, ya que ésta puede variar sin previo aviso debido a cambios de políticas en las distintas editoriales que proveen a Club de Lectores. Asimismo, la presentación de los libros que usted reciba puede ser diferente de la que se muestra en esta revista, debido al frecuente lanzamiento de nuevas ediciones. Todo lo ofrecido en esta revista será válido únicamente del 1 de Septiembre de 2012 al 31 de Noviembre de 2012. Para cualquier aclaración, o para realizar su canje de puntos, también puede recurrir a la sección “Use sus puntos” en www. clublectores.com Agradecemos su confianza y esperamos que disfrute de las excepcionales facilidades que Club de Lectores ofrece para hacer de la lectura una actividad de deleite familiar.

Información y textos Virginia Krasniansky

Director Ignacio Uribe Ferrari

Corrección de estilo Sara Giambruno Miguel Echenique Virginia Krasniansky

Director Administrativo Miguel Echenique

Diseño y formación Pedro Zúñiga Montes

Coordinadora del fondo editorial Virginia Krasniansky

Fotos Carlos Cuauhtémoc Sánchez Pedro Zúñiga Montes

Gerente de operaciones Esmeralda Ríos

Editor responsable Nelson Uribe de Barros

El contenido de las colaboraciones es responsabilidad exclusiva de sus autores. ©Club de Lectores es una publicación trimestral editada por Edilar S. A. de C. V. con domicilio fiscal en Av. Juárez No. 97 Altos 604, Col. Centro de la Ciudad de México, Área 7 Deleg. Cuauhtémoc, México, D. F., C. P. 06070, oficinas administrativas en Blvd. Manuel Ávila Camacho 1994, Desp. 103, Torre Ejecutiva Satélite, Tlalnepantla, Edo. de México, C. P. 54055. Teléfonos (01) 55 53 61 96 11, larga distancia sin costo 01 800 001 5337. Fax (01) 55 53 62 08 51. Correo Electrónico: club@clublectores. com, dirección en Internet: www. clublectores. com. Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2002-090919153500-102. Número de Certificado de Licitud de Título: 12203. Número de Certificado de Licitud de Contenido: 8858. RFC: EDI000424HP8. Editor Responsable: Nelson Uribe de Barros. Edición computarizada: Edilar, S. A. de C. V. Impresión: Pressur Corporation S. A. Zona Franca Colonia Suiza, Ruta 53, Km. 120. 500, Nueva Helvecia - Departamento Colonia. Uruguay Teléfonos: 00 598 55 476 70 / 71 • informes@pressur. com


Club de Lectores Nº 41 Editorial

Repensar los talleres literarios LA MANO OBLICUA

A

caso la pregunta sería: ¿es posible enseñar a escribir? O tal vez podría ser: ¿es posible o deseable construir comunidades esporádicas en las que los participantes intercambien y exploren maneras de leer y de escribir que cuestionen tradiciones imperantes? La primera interrogante corresponde, más o menos, al terreno de la metafísica. Con la segunda, en cambio, se atienden cuestiones más bien cotidianas y críticas de una práctica que es a la vez estética y política. Si se plantea la primera pregunta como una especie de versión recortada de la segunda, mi respuesta es un sonoro sí. Es posible. Sí, es deseable. Muchos de los talleres de creación literaria que funcionan en México desde los albores de su época moderna corresponden a modelos de enseñanza que bien podrían definirse como verticales, autoritarios, patriarcales. En ellos, una figura de autoridad, amparada ya por la experiencia, ya por el prestigio, ya por la diferencia generacional, se da a la tarea de revisar y juzgar la “calidad literaria” de una diversidad de escritos de acuerdo a parámetros que se asumen como universales, cuando no únicos. Al taller se va, según estos parámetros, para someterse (y el uso del verbo aquí no es inocente) al juicio ajeno, definido de antemano como superior e, incluso, intocable, con el fin de “mejorar” la escritura, llevándola del estadio inferior de lo no literario al estadio superior de lo literario. Refinar, perfeccionar, depurar. ¿Pero no tienen estos verbos, que se usan con tanta frecuencia para describir lo que se hace en un taller de creación literaria, ese tufillo más bien amedrentador, cuando no sadomasoquista, de las más diversas purgas autoritarias? Tal vez habría que empezar por dejarlos de llamar talleres de creación literaria, para decirles, de manera más horizontal y menos esencialista, más plural y menos canónica, más del siglo XXI y menos del XIX, talleres de escrituras. Quizá sería necesario considerar la temeraria posibilidad de que el hecho de haber escrito libros, incluso buenos libros, no significa necesariamente que el autor de los mismos esté capacitado para participar en la delicada práctica de intercambio y crítica que constituye el salón de clase. Y, en este sentido, tal vez sería recomendable dejar de luchar contra la profesionalización de estas prácticas y empezar a indagar, críticamente, sobre didácticas

imaginativas e interactivas que permitan una exploración dinámica del oficio. Acaso preparar a los futuros encargados de impartir talleres de escrituras en este tipo de didácticas podría contribuir a la eventual extinción de los abusos de poder que con tanta frecuencia han ocurrido en ellos con el pretexto de promover un tipo de crítica a la que no se duda de calificar como implacable. Acaso habría de considerarse que no puede haber talleres de escritura que no sean al mismo tiempo, y por necesidad, talleres de lectura, que incluyan la discusión y el debate minucioso y crítico acerca de las diversas tradiciones que alimentan y han alimentado, a menudo de maneras poco armoniosas, la historia de las escrituras dichas en espacios y tiempos específicos. Tal vez sería buena idea que los que asistan a un taller de escrituras piensen que van, también, y acaso sobre todo, a leer —a comentar un rango amplio de lecturas que pongan en entredicho cualquier parámetro con aspiración a estatus de transparencia universal. Acaso sería bueno que todo participante saliera de estos talleres pensando que no hay tradición intocable ni mucho menos inmutable. Quizá no sería del todo descabellado sacar al taller de escrituras del espacio cerrado de una habitación para llevarlo a la banqueta o a la plaza o al parque o al autobús o a los andenes o a cualquier espacio de convivencia social que deje en claro la interacción orgánica y necesaria de toda forma de escritura con la comunidad que la contiene y le da sentido. Tal vez sería buena idea que el participante de un taller no crea que todo lo que se hace dentro del verbo escribir se lleva a cabo en solitario o sentado o dentro de una torre de marfil. Acaso no fuera mala idea recordar y recordarnos que utilizamos en la escritura un lenguaje prestado, es decir, un lenguaje que es de todos y que, luego entonces, reutilizamos (con o sin las comillas del caso). Tal vez fuera deseable borrar la palabra someter, incluso el eco de la palabra someter, de cualquier expresión que hiciera referencia a la participación en un taller. El sustantivo juicio. El adjetivo implacable. Acaso los verbos no tendrían que sonar a autoridad sino contener resonancias de la aventura vital que bien podría definir todo tipo de escritura: explorar, comparar, debatir, trastocar, subvertir, inventar, proponer, ir más allá. Cristina Rivera Garza

2012-05-01 • Cultura Milenio Diario www.milenio.com 3


Carlos Fuentes (1928-2012) No existe la libertad, sino la búsqueda de la libertad, y esa búsqueda es la que nos hace libres. Carlos Fuentes

C

arlos Fuentes nació en Panamá el 11 de noviembre de 1928 y falleció el 15 de mayo de 2012, a los 83 años, en la Ciudad de México. Su padre era diplomático, y pasó su infancia en diversas capitales de América: Montevideo, Río de Janeiro, Washington D. C., Santiago de Chile, Quito y Buenos Aires, ciudad a la que su padre llegó en 1934 como consejero de la embajada de México. Los veranos los pasaba en la Ciudad de México, estudiando en escuelas para no perder el idioma y para aprender la historia de su país. Llegó a México a los 16 años y entró en la preparatoria en el Centro Universitario México. Se inició como periodista colaborador de la revista Hoy y obtuvo el primer lugar del concurso literario del Colegio Francés Morelos. Se graduó en leyes en la Universidad Nacional Autónoma de México y en economía en el Instituto de Altos Estudios Internacionales de Ginebra. En 1972 fue elegido miembro de El Colegio Nacional, fue presentado por el poeta Octavio Paz y su discurso de ingreso se tituló “Palabras iniciales”.[ En 1975 aceptó el nombramiento de embajador de México en Francia como homenaje a la memoria de su padre. Durante su gestión, abre las puertas de la embajada a los refugiados políticos latinoamericanos y a la resistencia española. Actúa como delegado en la Conferencia sobre Ciencia y Desarrollo en Dubrovnik, Yugoslavia. En 1977 renunció a su puesto de embajador en protesta por el nombramiento del ex presidente Díaz Ordaz como primer embajador de México en España después de la muerte de Franco. Gran aficionado al cine, escribió guiones para numerosas películas,

como Las dos Elenas, filme basado en su cuento homónimo que dirigió en 1964 José Luis Ibáñez (director de otra cinta, Las dos cautivas, también basada en una historia de Fuentes), El gallo de oro (1964, junto con Gabriel García Márquez y el director de la película RoCarlos Fuentes berto Gavaldón), Un alma pura (1965), Tiempo de morir (1966, junto con Gabriel García Márquez), Pedro Páramo (adaptación de la novela de Juan Rulfo, con Carlos Velo, director, y Manuel Barbachano Ponce, 1967), Ignacio (también adaptado de un cuento de Juan Rulfo, 1975). El mexicano Juan Ibáñez rodó en 1965 Un alma pura; Sergio Olhovich filmó Muñeca Reina en 1972 y en 1988 Orlando Merino realizó el mediometraje Vieja Moralidad. Estos tres filmes se basan en relatos homónimos del libro de cuentos de Fuentes Cantar de ciegos.

MERECIDO HOMENAJE DE CLUB DE LECTORES ¡DESCANSE EN PAZ!

Premios y reconocimientos • 1972 miembro de El Colegio Nacional. • 1972 Premio Mazatlán de Literatura por Tiempo mexicano. Fuentes rechazó el galardón en protesta por la política del gobierno de Sinaloa contra el movimiento estudiantil en la universidad de dicho estado. • 1976 Premio Xavier Villaurrutia por Terra Nostra. • 1977 Premio Rómulo Gallegos por Terra Nostra. • 1979 Premio Internacional Alfonso Reyes. • 1984 Premio Nacional de Literatura de México. • 1987 Premio Cervantes. • 1992 Legión de Honor. • 1992 Premio Internacional Menéndez Pelayo. • 1994 Premio Grizane Cavour. • 1994 Premio Príncipe de Asturias. • 1994 Medalla Picasso de la Unesco • 1999 Medalla Belisario Domínguez. • 2000 Doctorado honoris causa por la Universidad Veracruzana. • 2000 Doctor honoris causa por la Universidad Autónoma de Sinaloa. http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Fuentes

• 2001 miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua. • 2004 Premio Real Academia Española de creación literaria 2004 por En esto creo.[21] • 2008 Premio Internacional don Quijote de la Mancha. • 2009 Doctorado Honoris Causa en la Universidad de Quintana Roo. • 2009 Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica. • 2009 Premio González Ruano de Periodismo, otorgado por la Fundación MAPFRE, por el artículo El Yucatán de Hernán Lara Zavala. • 2009 Doctorado Honoris Causa en la Universidad de Veracruz. • 2009 Homenaje Nacional a Carlos Fuentes. • 2010 Doctorado Honoris Causa en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras[23] • 2011 Premio Formentor de las Letras 2011 en reconocimiento a toda su obra. • 2011 Doctorado Honoris Causa en la Universidad Michel de Montaigne. • 2012 Doctorado Honoris Causa en la Universidad de Baleares.

Club de Lectores 41 - Otoño 2012  

Carlos Cuauhtémoc Sánchez

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you