Page 1


UF0967. Recolecciรณn de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

UF0967. Recolecciรณn de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

1


Tengo el orgullo de dedicar este manual tanto a mis padres, como a los Padres benedictinos: MartĂ­n Sarmiento y Benito JerĂłnimo Feijoo, por transmitirme tanto el pensamiento crĂ­tico, como el sentido comĂşn y la humildad necesarias para poder elaborar esta obra. Gracias a todos ellos.


Índice • INTRODUCCIÓN...............................................................................

• UNIDAD DIDÁCTICA 1. Caja y terminal punto de venta.................. 1.1. Caja y equipos utilizados en el cobro y pago de operaciones de venta 1.1.1. Funcionamiento.............................................................................. 1.1.2. Características.................................................................................. 1.2. Sistemas tradicionales................................................................................... 1.2.1. Caja registradora.............................................................................. 1.2.2. Datáfono.......................................................................................... 1.3. Elementos y características del TPV.......................................................... 1.4. Apertura y cierre del TPV........................................................................... 1.5. Escáner y lectura de la información del producto................................... 1.6. Otras funciones auxiliares del TPV............................................................ 1.7. Lenguajes comerciales: codificación de la mercancía, transmisión electrónica de datos (sistema EDI u otros)............................................... 1.8. Descuentos, promociones, vales en el TPV.............................................. 1.9. Utilización del TPV (terminal punto de venta)........................................ RESUMEN......................................................................................... AUTOEVALUACIÓN........................................................................

4

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Datos del autor Juan José Sampedro Reiriz es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Santiago de Compostela. Su primera especialización la realiza con un curso intensivo de tres meses de duración en la Dublin School of English (Dublín, Irlanda) en lengua inglesa. Sin embargo, la necesidad de apoyar el negocio familiar le lleva primero a estudiar Ciencias Empresariales, para luego especializarse en Comercio Internacional (UNED, Madrid). Este cambio va a impulsar su carrera profesional hacia la gerencia de un consorcio de exportaciones de empresas agroalimentarias gallegas (vinos albariño y ribeiro, mariscos y rodaballo de acuicultura), y posteriormente a crear y gestionar el departamento de exportaciones de una de las empresas asociadas. El grave accidente de automovilismo que sufre le aparta temporalmente del mercado laboral, pero no consigue frenar su dinamismo y creatividad. Así, en abril de 1993 crea su propia empresa para dar continuidad a su carrera profesional: Reiriz y Reiriz, dedicada a la investigación en ciencias biológicas y a la comercialización de los resultados obtenidos. Para afrontar este nuevo reto, por una parte, refuerza su formación en el área de negocios con el Executive MBA en Dirección Comercial y Marketing de la Escuela de Negocios Caixavigo y, por otra, adquiere las habilidades didácticas necesarias con la consecución del título de Formador Ocupacional (nivel 3) en las áreas de comercio y marketing. Desde entonces ha asesorado a profesionales, empresas e instituciones, en la gestión de negocios sostenibles en diversos sectores: biofarmacéutico, químico, pesquero, agrícola, industrial, etc. Actualmente combina la consultoría especializada a profesionales y empresas con la elaboración de manuales didácticos relacionados con aquellos certificados de profesionalidad en los que puede aportar sus conocimientos y experiencia práctica. A nivel privado, experimenta en una parcela de su propiedad (Viña Sampedro) el cultivo en simbiosis de vides tradicionales gallegas (Mencía y Caíño) con otras plantas medicinales, como la carquesa (Pterospartum tridentatum), el anís silvestre (Pimpinella anisum), la hierba Luisa (Aloysia citrodora) y hongos silvestres.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

5


Ficha Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables 1ª Edición Certia Editorial (Cenepo Consult, SLU), 2018 Autor: Juan José Sampedro Reiriz Formato: 170 x 240 mm

Recolección

• 411 páginas.

de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales

comercializables.

Agraria.

No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por registro u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del Copyright. Derechos reservados 2018, respecto a la primera edición en español, por Certia Editorial. ISBN: 978-84-17328-06-1 Editor: Cenepo Consult, SLU Depósito legal: PO 397-2018 Impreso en España - Printed in Spain Certia Editorial ha incorporado en la elaboración de este material didáctico citas y referencias de obras divulgadas y ha cumplido todos los requisitos establecidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Por los posibles errores y omisiones, se excusa previamente y está dispuesta a introducir las correcciones pertinentes en próximas ediciones y reimpresiones.


270

150

60

60

H. Q

MP0200: Módulo de prácticas profesionales no laborales Duración horas totales certificado de profesionalidad

MF1292_1: Recolección de frutos, semillas, hongos, plantas y otros productos forestales comercializables

MF1290_1: Trabajos auxiliares en aprovechamientos madereros MF1291_1: Trabajos auxiliares en operaciones básicas en el descorche

270

40

130

50

50

Duración horas módulos formativos

UF0965: Resinado UF0966: Recolección de hongos silvestres UF0967: Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos comercializables

Correspondencia con el Catálogo Modular de Formación Profesional Módulos certificado H.CP Unidades formativas

230

70

30 50

50

50

Horas

FICHA DE CERTIFICADO DE PROFESIONALIDAD (AGAR0209) ACTIVIDADES AUXILIARES EN APROVECHAMIENTOS FORESTALES (RD 682/2011, de 13 de mayo)

Área profesional: Forestal

Familia profesional: AGRARIA


Índice • INTRODUCCIÓN............................................................................... 15

• UNIDAD DIDÁCTICA 1. Recolección de frutos y semillas forestales .. ............................................................................................................... 17 1.1. Características botánicas y biológicas de las principales especies forestales.........................................................................................................23 1.1.1. El grupo de las coníferas (gimnospermas)..................................24 1.1.1.1. Pináceas (abetos y pinos)................................................29 1.1.1.2. Cupresáceas (cipreses y enebros)...................................41 1.1.1.3. Taxáceas (el tejo)..............................................................47 1.1.2. Árboles y arbustos con frutos y semillas (angiospermas).........49 1.1.2.1. Fagáceas (hayas, robles, encinas, alcornoques y castaños)............................................................................50 1.1.2.2. Salicáceas (álamos y sauces)............................................63 1.1.2.3. Betuláceas (abedul, aliso y avellano)..............................73 1.1.2.4. Mirtáceas (eucaliptos)......................................................78 1.1.2.5. Punicáceas (granados).....................................................79 1.1.2.6. Junglandáceas (nogales)..................................................80 1.1.2.7. Ulmáceas (olmos).............................................................82 1.1.2.8. Moráceas (higuera y moreras)........................................84


1.1.2.9. Lauráceas (laurel).............................................................86 1.1.2.10. Platanáceas (plátanos)......................................................87 1.1.2.11. Rosáceas (membrillero, manzano, peral, almendro, endrino y cerezo)..............................................................88 1.1.2.12. Leguminosas (algarrobo)................................................95 1.1.2.13. Aceráceas (arces)..............................................................96 1.1.2.14. Aquifoliáceas (acebo)................................................... 101 1.1.2.15. Buxáceas (boj)............................................................... 103 1.1.2.16. Tiláceas (tilo).................................................................. 104 1.1.2.17. Ericáceas (madroño)..................................................... 105 1.1.2.18. Oleáceas (olivos y fresnos).......................................... 106 1.1.2.19. Caprifoliáceas (saúco)................................................... 109 1.1.2.20. Palmáceas (palmera datilera)....................................... 110 1.2. Zonas y época de recogida....................................................................... 114 1.3. Sistemas de recogida.................................................................................. 120 1.3.1. Manual........................................................................................... 120 1.3.2. Mecánica........................................................................................ 121 1.4. Extracción, limpieza y almacenamiento de semillas............................. 122 1.4.1. Métodos de extracción o separación del fruto........................ 122 1.4.2. Medios y productos de limpieza y métodos utilizados........... 123 1.4.3. Envasado y conservación de las semillas.................................. 124 1.5. Usos y destinos de los frutos y semillas forestales................................ 126


1.5.1. Usos industriales, artesanales y agrícolas de la bellota........... 127 1.5.2. Usos industriales, artesanales y agrícolas de la castaña.......... 128 1.5.3. Usos industriales, artesanales y agrícolas del piñón................ 129 1.5.4. Usos industriales, artesanales y agrícolas de la aceituna......... 129 1.5.5. Usos de otros frutos silvestres: algarrobas, avellanas, bayas, cerezas, dátiles, endrinos, gálbulos, granados, hayucos, higos, limones, manzanas, madroños, nueces y peras........................ 131 1.6. Herramientas, materiales, equipos, maquinaria y medios utilizados y su mantenimiento básico............................................................................... 133 1.7. Normativa relacionada con el aprovechamiento de frutos y semillas forestales...................................................................................................... 144 1.8. Normativa de prevención de riesgos laborales...................................... 151 RESUMEN..........................................................................................161 ACTIVIDADES.................................................................................. 167

• UNIDAD DIDÁCTICA 2. Aprovechamiento de la piña del pino piñonero.............................................................................................. 175 2.1. Biología y ecología del pino piñonero y sus montes............................ 178 2.2. La piña: maduración.................................................................................. 180 2.3. Técnicas de recolección de piñas............................................................. 182 2.3.1. Manual........................................................................................... 182 2.3.2. Recolección mecánica.................................................................. 183 2.4. Manipulación de las piñas recogidas....................................................... 184 2.5. Procedimiento de extracción del piñón.................................................. 185


2.5.1. Sequeros........................................................................................ 185 2.5.2. Extracción del piñón................................................................... 186 2.5.3. Limpieza........................................................................................ 187 2.6. Herramientas, materiales, equipos, maquinaria de sencillo manejo y medios utilizados........................................................................................ 187 2.7. Usos y aplicaciones de las piñas y del piñón.......................................... 189 2.8. Normativa de prevención de riesgos laborales y ambientales............. 190 RESUMEN......................................................................................... 197 ACTIVIDADES.................................................................................. 201

• UNIDAD DIDÁCTICA 3. Aprovechamiento de plantas y otros productos forestales comercializables................................................ 205 3.1. Biología básica de las plantas forestales comercializables.................... 209 3.1.1. Introducción al grupo de las plantas angiospermas............... 211 3.2. Ecología de las plantas forestales comercializables.............................. 216 3.2.1. Apiáceas (angélica, anís verde, apio, comino, hinojo y perejil) ........................................................................................................ 216 3.2.2. Asteráceas (achicoria, ajenjo, árnica, caléndula, diente de león, estragón, manzanilla, milenrama y tusilago)............................ 223 3.2.3. Fabáceas (carquesa, retama, regaliz y vulneraria).................... 234 3.2.4. Gentianáceas (genciana).............................................................. 240 3.2.5. Hypericáceas (hipérico)............................................................... 241 3.2.6. Lamiáceas (ajedrea, espliego, hisopo, lavanda, melisa, mentas, orégano, romero, salvia y tomillo)............................................. 242


3.2.7. Malváceas (malva común)........................................................... 254 3.2.8. Papaveráceas (amapolas)............................................................. 255 3.2.9. Plantagináceas (llantén mayor)................................................... 257 3.2.10. Polygonáceas (acedera)................................................................ 258 3.2.11. Rosáceas (endrino, fresa, rosal silvestre, ulmaria y zarza)...... 259 3.2.12. Escrofulariáceas (digitalis y verbasco)....................................... 265 3.2.13. Rutáceas (ruda)............................................................................. 267 3.2.14. Solenáceas (belladona)................................................................. 268 3.2.15. Urticáceas (ortigas)...................................................................... 270 3.2.16. Valerianáceas (valeriana).............................................................. 272 3.2.17. Iridáceas (lirio común)................................................................ 273 3.2.18. Cannabináceas (lúpulo)............................................................... 274 3.2.19. Timeláceas (torvisco)................................................................... 275 3.2.20. Verbenáceas (verbena y hierba luisa)......................................... 276 3.2.21. Vitáceas (vid)................................................................................ 279 3.3. Técnicas de recolección y manipulación de las plantas aromáticas, condimentarias y medicinales................................................................... 283 3.3.1. Técnicas de recolección para el aprovechamiento tradicional . ........................................................................................................ 283 3.3.2. Técnicas de manipulación tradicionales................................... 300 3.3.3. Manipulaciones para la obtención de materias primas industriales.................................................................................... 303 3.3.3.1. Refrigeración.................................................................. 303


3.3.3.2. Congelación................................................................... 304 3.3.3.3. Secado............................................................................. 306 3.3.3.4. Destilación..................................................................... 313 3.3.3.5. Extracción...................................................................... 316 3.4. Usos y destinos industriales o artesanales.............................................. 318 3.5. Herramientas, materiales, equipos, maquinaria de sencillo manejo y medios utilizados en los trabajos de aprovechamiento de dichos recursos forestales...................................................................................... 331 3.6. Normativa relacionada con los aprovechamientos............................... 333 3.7. Normativa de prevención de riesgos laborales y medidas preventivas ...................................................................................................................... 350 RESUMEN......................................................................................... 353 ACTIVIDADES.................................................................................. 361 • RESUMEN FINAL............................................................................ 367 • AUTOEVALUACIÓN FINAL........................................................... 373 • SOLUCIONES................................................................................... 377 • BIBLIOGRAFÍA................................................................................. 395 • GLOSARIO......................................................................................... 401


Introducción Este manual pretende recuperar el enfoque utilitario de la botánica en sus inicios: su utilidad práctica, primero en alimentación y hoy, además, en la agricultura y la industria. Se pretende ayudar a capacitar a un profesional para la recogida de frutos, semillas y otros productos forestales comercializables de las especies más frecuentes: esto implica saber identificar, describir y utilizar este recurso forestal de manera sostenible en el tiempo. El material de partida utilizado en este manual se corresponde con los estudios de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Santiago de Compostela (adaptado con fines didácticos por el autor), completados con aportaciones de publicaciones científicas de prestigio y actualizados con informes de autoridades relevantes en la materia, todas ellas citadas para facilitar la consulta posterior por parte del lector. Tres son las unidades didácticas que conforman el manual: La primera unidad, introduce al conocimiento de las principales especies forestales aprovechables y de los sistemas empleados para la recogida de sus frutos, semillas y otros productos forestales comercializables, respetando la sostenibilidad del recurso y conociendo la normativa legal aplicable. En la segunda unidad, se estudia el aprovechamiento de la piña del pino piñonero: el conocimiento de la biología de esta especie forestal ayuda a comprender las técnicas de recolección empleadas, la normativa de prevención de riesgos laborales y la ambiental relacionada. Finalmente, la tercera unidad se dedica al aprovechamiento de las plantas ornamentales, aromáticas, medicinales y otros productos comercializables; completándose con la normativa reguladora de estos aprovechamientos. Al final de cada unidad didáctica se incluye un apartado resumen de los conceptos más destacados, con el fin de ayudar al lector a reforzar y clasificar estos conceptos que serán puestos a prueba a continuación en el apartado de

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

15


autoevaluación. Finalmente, para completar el estudio se incluye un glosario de términos técnicos, así como la relación de fuentes bibliográficas consultadas.

16

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Estudio de la documentación asociada a

U Unidad nidad

programas de mantenimiento y conservación de áreas ajardinadas

1

• Contenido 1.1. Características botánicas y biologías de las principales especies forestales 1.2. Zonas y época de recogida 1.3. Sistemas de recogida 1.4. Extracción, limpieza y almacenamiento de semillas 1.5. Usos y destinos de los frutos y semillas forestales 1.6. Herramientas, materiales, equipos, maquinaria y medios utilizados y su mantenimiento básico 1.7. Normativa relacionada con el aprovechamiento de frutos y semillas forestales 1.8. Normativa de prevención de riesgos laborales

• Resumen • Actividades

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

17


D

os son los objetivos principales de esta unidad didáctica:

Conocer las principales especies forestales aprovechables. Conocer los sistemas empleados para la recogida los frutos y semillas comercializables que mantienen la sostenibilidad del recurso evitando dañar el ecosistema forestal, al tiempo que respetamos la normativa relacionada con el aprovechamiento de los frutos y semillas forestales. ¿Cómo podríamos cuantificar la importancia de las especies forestales en la tierra? Para comprender la importancia de las masas forestales, considero apropiado citar un informe realizado por la entidad certificadora FSC (Forest Stewardship Council, líder mundial en control de la producción silvícola sostenible) en enero de 2015, donde ya apuntaba que las masas forestales mundiales ocupan el 31% de la superficie terrestre mundial. Por su parte, la superficie forestal española (FAO, 2010) es de 27.664.674 Ha, que se reparten del modo indicado en el siguiente cuadro: Reparto superficie forestal española (FAO, 2010) Superficie ocupada por especies de porte arbóreo

66% (18.267.750 Ha)

Superficie ocupada por especies de porte arbustivo

34% (9.396.924 Ha)

Por otra parte, el citado informe también advierte del peligro de la pérdida continuada de la superficie de bosque mundial: según la FAO se habría perdido un 0,1% de superficie anual en el período 2005-2010 (esto significa unos 52.000 Km2 anuales perdidos, equivalentes a la superficie de la comunidad aragonesa). Conociendo que los bosques albergan más de la mitad de las especies del planeta, podemos hacernos una idea muy aproximada de la gran amenaza que supone la deforestación. ¿Qué entendemos por especies forestales? El diccionario de la Real Academia española (http://dle.rae.es), nos dice que: «Forestal (del lat. Forestalis): adj. Perteneciente o relativo a los bosques y a los aprovechamientos de leñas, pastos, etc. (que proviene de los bosques)».

18

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Así, entendemos que especies forestales son todas aquellas que provienen de los bosques: por lo que encontraremos tanto especies de porte arbóreo, como arbustivo y herbáceo (como las hierbas medicinales). A continuación, se explica en la tabla siguiente cómo diferenciar las especies forestales en función de su porte: Diferenciación de las especies forestales en función de su porte Especies herbáceas: de tallo flexible y altura menor de 40 cm. Por ejemplo, la conocida menta (Mentha sp.) típica de zonas húmedas.

Imagen 1: planta de porte herbáceo (Mentha sp.).

Arbustos: a diferencia de las anteriores, estas cuentan con tallo leñoso, ramificado desde la base y una altura entre 40cm y 3m. Como ejemplo podíamos pensar en un pequeño arbusto de nuestros bosques, como es el brezo (Erica cinerea), que adorna los claros del bosque con sus flores de color malva. Árboles: también con tallo leñoso, pero sin dividir hasta el ramaje y de mayor altura (superior a los 3 m.). ¿Un ejemplo? La conocida silueta del pino piñonero:

Imagen 2: planta de porte arbóreo (Pinus pinea).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

19


¿Qué entendemos por bosque? En primer lugar, es necesario apuntar que hace 8000 años casi la mitad de la superficie terrestre estaba cubierta por los prácticamente desaparecidos bosques primarios, hoy sustituidos por los llamados bosques secundarios y las plantaciones actuales. Se estima que en el planeta hoy sólo queda un 7% de aquellos bosques primarios vírgenes, centrados en lugares de difícil acceso, como las selvas, y las zonas boreales de Finlandia, Suecia y Rusia. En el caso de España, quedan muy pequeños reductos en la Cordillera Cantábrica y el Pirineo pero que, al ser tan pequeños, ya no tienen la consideración de bosque. Con la práctica desaparición de los bosques primarios, se han perdido unos sistemas ecológicos de máxima productividad, poblados por multitud de especies en equilibrio entre sí y con el medio (lo que los ecólogos denominan el concepto de clímax o equilibrio ecológico), fruto de una evolución de millones de años. Como podemos suponer, los bosques secundarios y las plantaciones que sustituyen a la cubierta original por efecto de la acción humana son muy diferentes a los bosques primarios. Así, podemos asegurar que una plantación no es un bosque. Según el Informe de la situación de los bosques de Greenpeace España (2017), el bosque está poblado por diferentes especies y no por unas pocas, fruto de la acción humana, como es el caso de las plantaciones; además las diferentes especies que lo pueblan están en equilibrio entre sí y con el medio ambiente que les rodea, lo que permite su coexistencia dentro de un sistema dinámico, vivo, que es el bosque. Recuerda Un bosque es algo más que una superficie cubierta de árboles: es fuente de bienes y servicios esenciales, ambientales, sociales y económicos para hombre. Es necesario diferenciar bosque (poblado por diferentes especies en equilibrio entre sí y con el medio) de plantación (como los monocultivos de eucalipto). ¿Cuáles son las especies forestales productoras de frutos y semillas más abundantes en España? Según el Anuario de estadística forestal española que publica el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (2008), las 12 especies más abundantes serían las siguientes:

20

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Principales especies forestales arbóreas

Superficie ocupada (ha)

Encina (Quercus ilex)

3.969.227 ha

Pino de Alepo (Pinus halepensis)

2.154.351 ha

Pino rodeno (Pinus pinaster)

1.693.181 ha

Pino silvestre (Pinus sylvestris)

1.459.734 ha

Roble melojo (Quercus pyrenaica) Roble pubescente (Q. pubescens)

1.354.686 ha

Pino salgareño (Pinus nigra)

980.231 ha

Eucalipto (Eucalyptus sp.)

682.245 ha

Roble carballo (Quercus robur) Roble albar (Q. petraea)

601.070 ha

Haya (Fagus sylvatica)

525.306 ha

Pino piñonero (Pinus pinea)

463.828 ha

En un paseo por el bosque también encontraremos otras especies productoras de frutos y semillas silvestres, menos frecuentes pero no menos importantes, así: la higuera (Ficus carica), el alcornoque (Quercus suber), el avellano (Corylus avellana), el nogal (Juglans regia), el castaño (Castanea sativa), el manzano silvestre (Malus sylvestris), el endrino (Prunus spinosa), el cerezo silvestre (Prunus sp.), el madroño (Arbutus unedo), el acebo (Ilex aquifolium), el olivo (Olea europaea), etc. Todas ellas son conocidas por los botánicos como plantas superiores, organismos autótrofos capaces de producir materia orgánica a partir de las sustancias minerales disueltas en el suelo y el dióxido de carbono atmosférico con la aportación de la energía solar. ¿Cómo son capaces de producir materia orgánica las plantas superiores? Las raíces captan sales minerales y agua, que son llevados por los conductos existentes en el tallo a las hojas, donde se produce el proceso químico llamado fotosíntesis, que se muestra en el siguiente esquema.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

21


Imagen 3: el proceso de la fotosíntesis en las plantas superiores.

Las plantas fotosintéticas también se conocen como plantas verdes, ya que éste es el color que obtienen de la presencia en sus hojas de la clorofila, un pigmento encargado de absorber la luz del sol para obtener la necesaria energía para que ocurra el proceso fotosintético. Recuerda Los organismos autótrofos, como las plantas superiores, son capaces de formar materias orgánicas (como los azúcares) a partir de sustancias minerales disueltas en el suelo y dióxido de carbono (CO2) atmosférico, con la ayuda de la luz solar. Este proceso se llama fotosíntesis y tiene como resultado la producción de elementos carbonatados para la planta y la producción de oxígeno. La fotosíntesis se produce dentro de las hojas (en unos orgánulos llamados cloroplastos) que poseen el conocido pigmento verde llamado clorofila, responsable de la fotosíntesis (permite absorber la energía del sol para que pueda ocurrir el proceso fotosintético). Por su parte, los organismos heterótrofos, como los hongos, han de alimentarse de restos orgánicos existentes en el medio, ya que no son capaces de elaborar por sí mismos estas sustancias carbonatadas.

22

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


1

.1. Características botánicas y biología de las principales especies forestales ¿Cómo podemos clasificar las diferentes especies para que podamos reconocerlas en el bosque? Utilizando el criterio botánico oficial, aunque expresado de modo comprensible y útil para el lector. Así veremos que, mientras unas plantas superiores se limitan a sostener las semillas a la espera de su maduración, otras las protegen dentro de una cavidad formada a partir de las paredes del ovario (carpelos) que dará lugar a un fruto; de este modo diferenciamos dos grandes grupos: Plantas gimnospermas: con estructura Plantas angiospermas: existe un fruto portadora de la semilla (piñas). que protege en su interior a la semilla.

Imagen 4: estructura tipo piña.

Pináceas (como abetos y pinos), Cupresáceas (cipreses y enebros), y también las Taxáceas (los milenarios tejos).

Imagen 5: fruto tipo bellota (Quercus sp.).

Fagáceas (hayas, robles, encinas, alcornoques y castaños), Salicáceas (álamos y sauces), Betuláceas (abedules, alisos y avellanos), Mirtáceas (eucaliptos), Punicáceas (granados), Juglandáceas (nogales), Ulmáceas (olmos), Moráceas (higueras), Lauráceas (laureles), Platanáceas (plátanos), Rosáceas (membrilleros, manzanos, almendros, endrinos y cerezos), Leguminosas (algarrobos), Aceráceas (arces), Aquifoliáceas (acebos), Buxáceas (boj), Tiláceas (tilos), Ericáceas (madroños), Oleáceas (olivos) y Palmáceas (palmera datilera).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

23


1.1.1. El grupo de las Coníferas (gimnospermas) Las gimnospermas (Gimno: desnuda y sperma: semilla), y más específicamente los bosques de coníferas (son el grupo más importante de gimnospermas), ya existían en la época de los dinosaurios y cubrían gran parte del planeta hace unos 175 millones de años. ¿Cómo fueron capaces de imponerse los bosques de coníferas frente a los de helechos de la era Terciaria? Pues lo consiguieron principalmente gracias al desarrollo de dos ventajas evolutivas: fueron el primer grupo de la evolución en tener semilla; y también aportan la especialización de los tejidos vasculares. En el cuadro siguiente se detallan las funcionalidades de estas ventajas. Ventajas evolutivas de las plantas gimnospermas: Aparición de las semillas: aunque las Coníferas mantienen la polinización anemófila (la ayudada por el viento) incorporan la dispersión de semillas. Éstas se caracterizan porque pueden permanecer inactivas y germinar sólo cuando ocurran las condiciones óptimas para el desarrollo de una nueva planta. Presentan tres nuevos tejidos vasculares especializados: • Xilema: capa de vasos formada por células muertas de pared gruesa y endurecida por la lignina, que sirve para conducir el agua y las sales minerales de la raíz a los tejidos. Además, aporta la rigidez estructural (leñosa) necesaria para apoyar el crecimiento en altura y así mejorar el acceso a la luz (para facilitar la fotosíntesis). • Floema: capa de vasos formada por células vivas conectadas por poros, que sirve para transportar la savia elaborada desde las hojas (que son el verdadero laboratorio fotosintético de las plantas) y distribuir así los nutrientes producidos (aminoácidos y azúcares) por la planta. • Cambium: delgada capa situada entre las dos anteriores, cuya función es apoyar el crecimiento en grosor del tronco de los árboles (hacia el interior forman xilema, y hacia el exterior forman floema), lo que favorece la rigidez estructural, y apoyar el crecimiento en altura. A consecuencia de este crecimiento que experimentan las plantas, aparecen reflejados en la sección de los árboles los llamados anillos de crecimiento, que no son más que las diferentes capas de xilema producidas en las etapas de crecimiento:

24

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Imagen 6: anillos tronco árbol.

También debemos tener en cuenta que, con el paso de los años, la parte interna del leño (el duramen, de color más oscuro) detiene su actividad conductora y se lignifica para ofrecer más consistencia al crecimiento en altura. Por su parte, la porción más externa del leño (la albura, de color más claro) permanece activa, presentando una parte especializada en la conducción y otra en acumular reservas. Ambas capas están protegidas por la corteza exterior del tronco, como puede verse en la imagen número 7.

Imagen 7: Albura, Duramen y Corteza del tronco de un árbol.

¿Cómo se pueden diferenciar las principales especies de Coníferas: pinos, abetos, cipreses, enebros y tejos? En los bosques de la Península Ibérica encontraremos especies de Coníferas leñosas, más o menos resinosas y de porte arbóreo. La excepción que confirma la regla es el enebro (Juniperus sp.), que suele presentarse bien como arbusto, bien como una mata rastrera. En la imagen siguiente se muestran las siluetas típicas que pueden presentar las Coníferas:

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

25


Imagen 8: siluetas típicas de Coníferas.

Aunque recordemos la imagen de la silueta de la copa tipo parasol del pino piñonero (Pinus pinea) o la forma fusiforme típica de un ciprés (Cupressus sempervirens), debemos tener en cuenta que en la naturaleza la forma de un árbol va a depender de múltiples factores: • Factores climáticos: vientos predominantes, que moldearán su silueta. • Factores edáficos: aridez del terreno, que limitará su porte. • Competencia con otras especies: por la luz o el espacio, etc. Sin embargo, sí que podemos utilizar como clave de identificación válida la forma de cono de las estructuras reproductoras asentadas en la terminación de las ramas, de ahí el nombre del nombre del grupo (Coníferas) y que le dan un aspecto característico. Los conos masculinos son las estructuras cónicas donde se produce el polen (porta el gameto masculino) en grandes cantidades durante la primavera: ¿quién no ha visto en primavera los charcos del bosque teñidos de un polvo amarillo o anaranjado? Es el efecto de los miles de granos de polen dispersados para asegurar la descendencia. Por su parte, en los llamados conos femeninos (contienen los gametos femeninos) que portan las especies de pinos (Pinus sp.), abetos (Abies sp.) y cipreses (Cupressus sp.) se producirán las conocidas piñas con forma aovada, de consistencia leñosa y formada por piezas triangulares colocadas en forma de escama, que portarán las semillas aladas llamadas comúnmente piñones.

26

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


En el caso del enebro (Juniperus sp.), el equivalente a la piña es redondeado y carnoso (el gálbulo); mientras que en el tejo (Taxus baccata) es similar a una pequeña baya (el arilo). Este es otro criterio de diferenciación que podemos utilizar y que se muestra en la imagen siguiente.

Imagen 9: comparación entre piña, gálbulo y arilo.

Recuerda Los ejemplares de Coníferas poseen conos floríferos masculinos, que producen el polen (gametos masculinos); y conos floríferos femeninos, que una vez fecundados darán origen a las semillas que se encuentran en las piñas. La piña presenta la ventaja de que, al madurar, se abre para facilitar la dispersión por el viento de las aladas semillas (los piñones). Por eso se dice que las especies de Coníferas utilizan polinización anemófila (ayudada por el viento). La piña simplemente porta los piñones, lo que diferencia claramente el grupo de las Coníferas (gimnospermas, de semilla desnuda) de las plantas angiospermas que tienen flor y fruto (éste encierra las semillas en su interior), lo que veremos más adelante. Recordad que el grupo de las plantas con flor (angiospermas) necesita del concurso de animales o insectos para facilitar la polinización (conocida como zoófila), lo que les diferencia del tipo anemófilo de las Coníferas. Además, las hojas de estas especies no se pierden en el periodo invernal (su aspecto es siempre verde: especies perennifolias) y tienen una forma de aguja o de punzón, pudiendo estar unidas formando parejas o tríadas. En la familia de las Pináceas (esto es, pinos y abetos) a este característico tipo de hojas se les conoce como: acículas.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

27


Imagen 10: aspecto de la hoja (acícula) de los pinos.

Mientras que en la familia de las Cupresáceas (cipreses y enebros), las hojas suelen ser de tipo escuamiforme, tal y como se muestra en la imagen siguiente.

Imagen 11: aspecto de la hoja escuamiforme de un ciprés.

Recuerda La primera observación que realizaremos siempre ha de ser evaluar el porte de la especie a estudiar (arbóreo, arbustivo o herbáceo), teniendo cuidado de realizarlo sobre especies bien desarrolladas y sobre sustrato no problemático. La segunda observación viene de la forma de la copa: así identificamos con facilidad la forma fusiforme de un Ciprés común (Cupressus sempervirens). Pero hay que matizar que la forma o aspecto de la copa de una especie en la naturaleza puede variar: por ejemplo, dependiendo de si ha crecido en solitario o influenciado por otras especies o por condicionantes físicos (terreno infértil, abrupto, etc.) o climáticos (vientos dominantes, por ejemplo). Sin duda las observaciones más esclarecedoras serán: tipología (caducifolias o perennifolias) y forma de las hojas, inflorescencias, piñas, semillas, etc. Recordad que, más que decidirnos por una característica, atenderemos al conjunto de ellas.

28

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


1.1.1.1. Pináceas (abetos y pinos) ¿Cuáles son las características biológicas de las principales especies de Pináceas? Aunque todos tenemos en la memoria la silueta definida de un pino (Pinus sp.) o un abeto (Abies sp.), ya sabemos que la forma de un árbol en la naturaleza puede variar dependiendo tanto de las condiciones microclimáticas, como de la competencia con otras especies, o del tipo de suelo donde se asiente. Así que, para evitar confusiones, es importante tener en cuenta los caracteres de identificación indicados en la siguiente tabla: Clave identificación familia Pináceas Textura de la corteza

Textura escamosa en los pinos (Pinus sp.). Lisa y con vesículas resinosas en abetos (Abies sp.).

Tipología de las hojas

Acículas claramente punzantes en los pinos. Hojas no punzantes y algo aplanadas en los abetos.

En los pinos, las piñas se abren al madurar para dejar salir los piñones y luego caen al suelo. Maduración de las piñas En los abetos, las piñas permanecen abiertas en el propio árbol tras la maduración. En general, podemos decir que pinos y abetos (Pináceas) son especies leñosas y resinosas bien adaptadas al clima de montaña. Algunas, como el Pinus sylvestris, cubrieron amplias extensiones tras las glaciaciones, aunque hoy su hábitat se ha reducido a zonas de montaña, al igual que en el caso del abeto blanco (Abies alba) y el pinsapo (Abies pinsapo). Otras especies, como el pino canario (Pinus canariensis) se han adaptado a clima insular; mientras que el pino rodeno (Pinus pinaster) hace lo propio en el norte y noroeste español (en Galicia le apodan «pino del país»); sin olvidar al pino piñonero (Pinus pinea), que es ya imagen icónica del pinar mediterráneo. Esto prueba la adaptabilidad de las Pináceas para colonizar espacios, por lo que fueron empleadas masivamente en el s. XX para la repoblación forestal. Una vez realizadas estas aclaraciones, estudiaremos la ficha de identificación de los distintos tipos de pino.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

29


El pino rodeno (Pinus pinaster) debe su nombre a su presencia en los terrenos llamados rodenales (suelos compuestos de areniscas rojizas, típicas de la Cordillera Ibérica), aunque también se le conoce como pino resinero, como piñeiro bravo o pino del país (gallego), como pi pinastre (catalán) o aleppo pinua (euskera). Es muy común en la Península Ibérica.

Imagen 12: pino rodeno (Pinus pinaster).

30

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


El pino rodeno (Pinus pinaster) presenta las siguientes características morfológicas: • Porte, tronco y copa: es un árbol resinero de hasta 40m de altura. La forma de su copa evidencia picos salientes debido a que las ramas salen en grupos del extremo superior del tronco del árbol. Las hojas son las típicas agujas (acículas) del género Pinus, gruesas y largas, insertadas en parejas a las ramas. • Época de floración: de marzo a mayo, madurando las piñas al final del siguiente verano, pero abriéndose en la primavera del tercer año. Tienen forma alargada y típicamente presentan escudetes piramidales provistos de pinchos oscuros. • Distribución: en España existen dos variedades, una de crecimiento rápido en Galicia, y la otra que se extiende por el restante territorio. • Utilidades: es el pino resinero por excelencia de España, del que se obtiene la esencia de trementina (utilizada industria química y farmacéutica). Además, su madera se usa en obra, taller y cajerío; sin olvidar la utilidad de sus piñones en alimentación. El pino silvestre (Pinus sylvestris) es el pino más abundante en las zonas frías del continente europeo, recibiendo por ello el nombre popular de pino del norte, el de piñeiro (gallego), o el de pi roig (pino rojo en catalán, aludiendo al color de su corteza) y como lerrondo (euskera).

Imagen 13: pino silvestre (Pinus sylvestris).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

31


A continuación, analizamos en detalle los aspectos morfológicos de esta especie: • Porte, tronco y copa: es un pino de tronco recto, que puede alcanzar los 40m de altura. Su copa tiene color verde azulado y el tronco bajo la corteza es de color zanahoria. Las hojas son como cortas agujas, unidas en parejas por unas vainas. • Época de floración: de finales de primavera a principio del verano. Las piñas, que maduran a los dos años, son pequeñas, con piñones portando un ala larga. • Distribución: es una especie propia de montaña. • Utilidades: antiguamente sus troncos, rectos y largos, de pocos nudos, eran muy apreciados para la fabricación de mástiles de barcos de muy buena calidad. En épocas de alta demanda, su resina ha sido también aprovechada. No podemos olvidar al pino de Alepo (Pinus halepensis), que destaca por su menor talla, su porte muy irregular y por su adaptación para habitar zonas áridas. También se le conoce como pino carrasco, pino blanco y como pi blanc (catalán).

Imagen 14: pino de Alepo (Pinus halepensis).

32

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


A continuación, se incluyen los datos identificativos de la especie: • Porte, tronco y copa: se conoce por ser el pino ibérico de menor porte (hasta 20m) y de porte más irregular, adaptado a condiciones de aridez. El tronco es gris negruzco y muchas veces torcido. La copa deja ver el cielo a su través; mientras que las ramillas son finas y plateadas, con acículas insertadas en grupos de dos. • Época de floración: típicamente a mediados de primavera. Produce abundantes piñas de aspecto fino y vueltas hacia la base de la rama usando un largo pedúnculo. • Distribución: en España se encuentra en el Levante y en el valle del Ebro. • Utilidades: como protector del suelo y regulador de los recursos hidráulicos. Continuamos con otra de las especies de pinos más extendidas: el pino salgareño (Pinus nigra), que debe su nombre popular (salgareño) a la apariencia escamosa de su corteza, similar a la de algunos sauces.

Imagen 15: pino salgareño (Pinus nigra).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

33


A continuación, se detallan sus características morfológicas diferenciales: • Porte, tronco y copa: este pino es, junto con el silvestre, una de las especies españolas más altas. La punta de la copa presenta forma de ojiva en la juventud, saliendo las ramas en grupos de cada nudo de la zona superior del tronco de color ceniciento, presentando una superficie escamosa similar al sauce. Las ramillas son anaranjadas; mientras que las hojas son las típicas del género, insertadas de a dos • Época de floración: ocurre en primavera. Con piñas pequeñas de color canela. • Distribución: importante en la Cordillera Ibérica y Serranía de CazorlaSegura. • Utilidades: ha llegado a producir madera para barcos de hasta 50m de altura y más de un metro de diámetro en su base. También se ha aprovechado en el pasado su resina, aunque no es de las mejores. El pino de Monterrey (Pinus radiata), también es conocido como pino insigne, como piñeiro de Monterrei (gallego), pi insigne (catalán) y como intsinis pinu (euskera).

Imagen 16: pino de Monterrey (Pinus radiata).

34

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Veamos a continuación la morfología de esta especie originaria del sudoeste de los EEUU: • Porte, tronco, copa y hojas: árbol alto, de hasta 30m de altura, de copa densa, cónica y aguda, que se abre en la madurez. El tronco es de tipo rugoso y agrietado. • Piñas y hojas: Las hojas o acículas de esta especie son finas y alargadas, saliendo de sus vainas en grupos de tres. Por su parte, las piñas son muy asimétricas, con las escamas redondeadas y protuberantes. • Época de floración: entre marzo y abril. • Distribución: plantado con intensidad en Asturias, Cantabria y País Vasco. • Utilidades: gran valor como especie ornamental, aunque su madera se destina únicamente para fabricar pasta de papel, por su madera blanca y esponjosa. A continuación, veremos otras especies también importantes, aunque menos presentes. El pino ganchudo (Pinus uncinata) debe su nombre a la forma de sus piñas (uncinata es una palabra latina que significa enganchado o ganchudo), como puede verse en la imagen inferior.

Imagen 17: pino ganchudo (Pinus uncinata).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

35


Veamos a continuación su morfología: • Porte, tronco y copa: presenta menor altura, de hasta unos 25m, con tronco grueso, fuerte y copa negra y puntiaguda. Las ramillas son fuertes y correosas, mientras que las hojas o acículas están envainadas en grupos de dos. • Época de floración: de junio a julio. Las piñas maduran en verano, dos años después, presentando entonces un color amoratado y brillante, con escamas provistas de unos ganchos vueltos hacia la base de la piña (de ahí su nombre). • Distribución: especie de alta montaña (Pirineo y Pre-Pirineo). • Utilidades: su madera es de buena calidad, al igual que su resina. En alta montaña puede crecer asido a las piedras, facilitando la recuperación del suelo del bosque. El pino piñonero (Pinus pinea) también es conocido como pino manso (gallego), pi pinyoner (catalán) y pinazi pinua (euskera) debiendo su nombre a la producción de apreciados piñones. Se trata de una especie de gran valor económico y ecológico, de la que se ampliará información más adelante.

Imagen 18: pino piñonero (Pinus pinea).

36

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Porte, tronco y copa: inconfundible por su gran copa en forma de parasol o redondeada, pudiendo alcanzar los 30 m de altura. Las hojas tienen forma de largas agujas y están agrupadas de dos en dos sobre las ramas. • Época de floración: de marzo a mayo, madurando las piñas al tercer año. Éstas son globosas, de cáscara muy dura, pero con semillas (piñones) muy valoradas. • Distribución: prefiere el clima mediterráneo, pero se encuentra en toda España. • Utilidades: árbol ornamental y productor de piñones aromáticos y sabrosos. Concluiremos el estudio del género Pinus, describiendo el pino canario (Pinus canariensis), que es un imponente árbol que puede llegar a los 60m de altura y que, aunque hoy sólo le encontraremos en las Islas Canarias, llegó a extenderse por Europa a finales del Terciario, coexistiendo con los bosques de helechos y los dinosaurios.

Imagen 19: pino canario (Pinus canariensis).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

37


Las características que definen a la especie se analizan a continuación: • Porte, tronco y copa: tronco recto, porte piramidal y gran altura (hasta 60m). Sus acículas son muy largas (20-30cm), de color verde claro, y están dispuestas de tres en tres en vainas. Es típica la presencia de pequeños brotes adventicios sobre el tronco. • Época de floración: va de marzo a mayo. Las alargadas piñas se insertan sobre un corto pedúnculo. • Distribución: especie típica de montaña, resistente a las fuertes variaciones de temperatura, hoy en día se limita su presencia a las islas Canarias. • Utilidades: su madera se usa en construcción ya que, impregnada con resina, se obtiene una madera muy resistente y de gran belleza (llamada pino tea). Llegados a este punto, antes de iniciar el estudio de los abetos, recordemos las diferencias entre pinos (Pinus sp.) y abetos (Abies sp.): Recuerda Textura de la corteza Tipología de las hojas

Textura escamosa en los pinos (Pinus sp.). Lisa y con vesículas resinosas en abetos (Abies sp.). Acículas claramente punzantes en los pinos. Hojas no punzantes y algo aplanadas en los abetos.

El primero de los abetos en ser descrito es el abeto blanco (Abies alba), también conocido como abeto común, como abeto (gallego) o avet (catalán) y como txapin (euskera). Se reconoce fácilmente por su porte piramidal y tronco derecho, sin ramas en su parte inferior.

38

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Imagen 20: abeto blanco (Abies alba).

Veamos a continuación en detalle las características identificativas de esta especie: • Porte, tronco y copa: árbol de tronco recto (40-50m de altura), copa oscura, estrecha y recogida. Las hojas tienen forma de aguja aplanada. • Época de floración: florece en primavera, durante el mes de abril, madurando los conos en el otoño siguiente. Las piñas se forman en la parte alta de la copa, son estrechas y alargadas; situadas en posición vertical sobre las ramas y presentando en sus escamas unas piezas soldadas acabadas en punta y asomadas al exterior. • Distribución: se centra en la cordillera pirenaica. • Utilidades: alto valor como planta ornamental (típico árbol de navidad), además de usarse su resistente y blanca madera en la fabricación de instrumentos musicales. Concluimos el estudio del género Abies con una especie típica de la región andaluza, el pinsapo (Abies pinsapo), que es una especie en peligro de extinción al ser una especie endémica (restringida) de las sierras de Andalucía y norte de Marruecos.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

39


Imagen 21: pinsapo (Abies pinsapo).

• Porte, tronco y copa: abeto de copa cónica y de gran densidad, formando bosques muy oscuros. Las hojas suelen ser rollizas o cuadrangulares, rígidas, y se ubican orientados en todas las direcciones (helicohidalmente, como una escoba limpiatubos). Las ramas forman cruces en los nudos (eran usadas en procesiones). • Época de floración: el pinsapo (Abies pinsapo) florece en primavera. Sus piñas son parecidas a las del abeto blanco, que se colocan erguidas sobre las ramas pero, a diferencia de éste, no asoman al exterior las escamas o brácteas. • Distribución: restringido a las sierras andaluzas. • Utilidades: alto valor ornamental, pero su madera sólo es de mediana calidad. Recuerda El criterio del autor ha sido el de analizar las especies silvestres de España, excluyendo aquellas especies que únicamente encontraremos en parques y jardines. De seguido iniciamos el análisis de la familia de las Cupresáceas, que incluye a los conocidos cipreses (Cupressus sp.) y enebros (Juniperus sp.), de conocida silueta.

40

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


1.1.1.2. Cupresáceas (cipreses y enebros) ¿Qué características comunes definen a esta familia de plantas gimnospermas? A simple vista, podemos observar las tres características principales apuntadas a continuación. • Por una parte, un porte típico y siempre verde: que en el ciprés común (Cupressus sempervirens) es arbóreo, asemejándose a una lanza apuntando al cielo; mientras que en el enebro (Juniperus sp) es arbustivo, aunque también de densa copa. • Por otra, las piñas del ciprés (Cupressus sp.) son globosas y coriáceas, mientras que las del enebro (Juniperus sp.) son carnosas: los gálbulos. • Finalmente, las hojas del ciprés (Cupressus sp.) son escamosas, mientras las del enebro (Juniperus sp.) tienen forma de aguja, aunque diferentes de las Pináceas (aciculares).

El ciprés común (Cupressus sempervirens), también es conocido como cipreste (gallego), xifrer o cap de mort (catalán) y como nekosta (euskera). Se reconoce fácilmente por su porte erguido y fusiforme, como una lanza siempre verde que apunta al cielo en los cementerios.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

41


Imagen 22: ciprés común (Cupressus sempervirens).

• Porte, tronco y copa: árbol de copa fusiforme y muy longevo (existen ejemplares vivos de más de mil años), de hasta 25m de altura, con tronco recto y ramas erectas. Sus hojas son perennes, de aspecto escamoso y pegadas al tallo en su base. • Época de floración: las piñas tienen forma globular, y están formadas por escamas (entre 8 y 14 escamas), que son las encargadas de encerrar las semillas. • Distribución: propio de las montañas del sur y este de la región mediterránea. • Utilidades: es un árbol robusto, productor de ceras y resinas, que además de poseer un alto valor como planta ornamental, produce una madera de muy alta calidad (imputrescible e inatacable por insectos y hongos), lo que la hace óptima para la construcción naval. El enebro común (Juniperus communis) es una especie conocida por ser utilizada para aromatizar bebidas como la ginebra, de ahí los otros nombres con las que se le conoce, como xenebro (gallego) o ginebró nan (catalán).

42

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Imagen 23: enebro común (Juniperus communis).

A continuación, vamos a analizar en detalle sus características diferenciales: • Porte, tronco y copa: arbusto de tronco recto y ramificado desde la base. Hojas tipo finas agujas (10-15mm de largo) distribuidas de tres en tres a lo largo del tallo. • Época de floración: ocurre entre los meses de junio a agosto, madurando sus piñas al segundo o tercer año. Sus piñas (gálbulos), son de tipo globoso, de color negro azulado (cuando están maduros) y se forman con escamas de tipo carnoso. • Distribución: el enebro vive en toda clase de terrenos del hemisferio norte. • Utilidades: destaca por su porte ornamental y por su resistencia al corte (interesante en jardinería); sin olvidar las cualidades de su gálbulo como aromatizante de bebidas (como la ginebra) y la facilidad para el trabajo de su resistente madera. Recuerda Las piñas del enebro son de apariencia carnosa y forma globosa: los gálbulos; y sus hojas tienen forma de aguja (escamosas en los cipreses).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

43


El enebro de la Miera (Juniperus oxycedrus), conocido como càdec (catalán) y como hego-ipurua (euskera), es el mayor de los enebros: la subespecie badia alcanza los 15m de altura.

Imagen 24: enebro de la Miera (Juniperus oxycedrus).

A continuación, describiremos las características identificativas de esta especie de Enebro. • Porte, tronco y copa: especie de crecimiento lento y gran longevidad que puede alcanzar los 9m de altura. En la madurez suele quedar libre de ramas la zona inferior del tronco, lo que le da un aspecto característico. A diferencia del enebro común (Juniperus communis), sus hojas tipo aguja tienen dos bandas blancas en el haz. • Época de floración: los ejemplares de enebro son dioicos (machos o hembras), y la floración ocurre entre marzo y mayo. Sus gálbulos son similares al enebro común (Juniperus communis), pero rojizos y también maduran a los 18 meses. • Distribución: mediterránea.

44

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Utilidades: ofrece una madera de hermoso veteado, muy apreciada por los ebanistas, o para la construcción de vigas. Citar también su valor como planta ornamental, así como del uso del aceite proveniente de la destilación de su madera (conocido como miera), que es utilizado en veterinaria contra afecciones de la piel. La sabina negral (Juniperus phoenicea) es otra especie típica mediterránea, también conocida como savina (catalán) y como miter feniciarra (euskera).

Imagen 25: sabina negral (Juniperus phoenicea).

A continuación, desgranamos las características fisiológicas de esta especie de sabina: • Porte, tronco y copa: porte arbustivo (3-5m), tronco recto y ramificado desde la base y copa redondeada, muy densa; de hojas persistentes y de color verde oscuro. • Época de floración: de febrero a marzo. Los gálbulos son similares a los enebros, de color rojizo y lustroso. • Distribución: mediterránea, estando ausente del noroeste de la península.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

45


• Utilidades: su madera es densa y de larga duración, por lo que es apreciada en ebanistería, mientras que su porte también es apreciado en jardinería. La sabina albar (Juniperus thurifera) es otra especie típica mediterránea, también conocida como savina thurífera (catalán) y como intzentsu-miterra (euskera).

Imagen 26: sabina albar (Juniperus thurifera).

A continuación, veremos en detalle las características fisiológicas de esta especie. • Porte, tronco y copa: porte de tipo arbóreo (hasta 10m de altura), aunque puede presentarse con porte arbustivo en la naturaleza. El tronco es grueso (hasta un metro de diámetro), la copa verde oscura y, al igual que sus parientes, de copa muy densa y tendiendo a redondearse en la madurez. Se diferencia por presentar hojas de dos tipos, unas aciculares separadas del tallo, y otras menores adheridas al mismo. • Época de floración: de febrero a marzo. Produce a los dos años unas piñas de tipo gálbulo, de color rojizo en la madurez. • Distribución: montañas áridas de la región mediterránea y centro peninsular.

46

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Utilidades: especie robusta que resiste incendios, cambios de temperatura y puede vivir en cualquier tipo de suelo. Su madera tiene muy alto valor en escultura y ebanistería por su resistencia a la putrefacción y al ataque de insectos. Concluimos el análisis del grupo de las Coníferas describiendo la familia de las Taxáceas. 1.1.1.3. Taxáceas (el tejo) ¿Cómo podemos identificar las especies de Taxáceas? Se conocen por presentar hojas lineales, aplanadas, enteras y agudas en su ápice; óvulos solitarios (no agrupados en conos como en otras especies de Coníferas) y el fruto combina una cubierta externa dura con un arilo carnoso y colorido. Sólo cuentan con una especie, el tejo (Taxus baccata). El tejo (Taxus baccata) es un árbol muy longevo (milenario), también conocido como teixo o teixeira (gallego), teix (catalán) o como agin (euskera).

Imagen 27: tejo (Taxus baccata).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

47


Veamos de seguido sus características diferenciales: • Porte, tronco y copa: árbol persistente, de mediana altura (10m), de tronco con corteza parda y copa verde oscura, de forma cónica, formada por ramas horizontales muy abiertas y ramillas colgantes. Por su parte, sus perennes hojas son lineales y se insertan helicoidalmente sobre las ramillas. • Época de floración: entre marzo y abril. Al igual que las sabinas, es un árbol dioico. Su piña (el arilo) tiene una única semilla con forma ovoidal, rodeado por un disco carnoso (única parte comestible del árbol para el ganado). • Distribución: abunda en los sistemas montañosos septentrionales (Ourense, Asturias, Cantabria), aunque puede encontrarse en otros sistemas montañosos de la península en forma de ejemplares aislados. • Utilidades: Su madera es muy apreciada por ebanistas y torneros en base a su dureza; en cuanto a su uso como ornamental, lo es formando setos. De sus hojas se extraen productos con interés farmacéutico por su efecto anticanceroso. Así hemos concluido el estudio del grupo de las plantas superiores gimnospermas, que son las más abundantes en nuestros bosques según el inventario oficial ya comentado. Recuerda Las Pináceas (pinos, abetos y cedros) presentan hojas en forma de agujas (acículas) y las semillas se producen en estructuras cónicas (las piñas). Por su parte las Cupresáceas (cipreses y enebro), presentan hojas de tipo escamoso y sus piñas tienen forma redondeada. En el caso del enebro (Juniperus sp.), las piñas están formadas por escamas de tipo carnoso, diferentes de las existentes en pinos, abetos y cipreses. Lo mismo podemos decir del tejo (Taxus baccata).

48

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


1.1.2. Árboles y arbustos con frutos y semillas (angiospermas) El grupo de las plantas angiospermas, también llamado comúnmente: plantas con flores y frutos, es el grupo vegetal más numeroso del planeta, e incluye tanto especies de porte arbóreo, como arbustivo y herbáceo. Así, por ejemplo, entre las especies de porte arbóreo, encontramos especies tan conocidas como las encinas y las hayas de nuestros bosques, los plátanos y las robinias que adornan avenidas, así como los sauces y álamos de nuestros ríos. Según los paleontólogos, el mundo ha sido conquistado por las plantas con flor tras la extinción de los dinosaurios, ya que hasta entonces el mundo estaba cubierto de densos bosques de helechos gigantes y de coníferas (gimnospermas).

Imagen 28: flor primitiva.

¿Qué características botánicas ventajosas definen a este numeroso grupo? Sin duda evolucionaron hacia una mayor eficacia reproductiva, como puede deducirse observando el siguiente cuadro: Características botánicas ventajosas de las angiospermas Disponen de unas estructuras reproductivas características llamadas flores, que tienen como objetivo producir semillas a través de la reproducción sexual. Tanto la zona masculina (estambre) que produce los gametos masculinos o polen, como la zona femenina (ovario) que produce los gametos femeninos, (los óvulos), están protegidos dentro de unas hojas modificadas: los carpelos. Su polinización puede ser zoófila, más eficiente al verse ayudada por insectos o animales que se ven atraídos por determinadas características de las flores (producción de miel, néctar, olores atrayentes, colores vistosos, etc.). Tras la fecundación, las flores producen un fruto que protege en su interior las semillas, que aguardarán las condiciones óptimas para germinar.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

49


¿Por qué son más ventajosas estas características? Por un lado, porque se facilita la polinización gracias a la colaboración de los animales que visitan las flores. Y por el otro, porque las flores producen frutos que protegen en su interior las semillas, que luego servirán para atraer animales que se alimentan de estos frutos y ayudan a dispersar las semillas, además de cooperar en la germinación por la acción digestiva. Recuerda En las gimnospermas, las semillas están al descubierto (gimno: desnuda, sperma: semilla) como por ejemplo los piñones alados que podemos observar en las piñas maduras de los pinos y abetos de nuestros bosques. Precisamente los piñones son alados porque la dispersión de las semillas y la polinización en las plantas gimnospermas suele ser ayudada por el viento (anemófila). Por su parte, las plantas angiospermas o plantas con flor, protegen las semillas en el interior de un fruto, favoreciendo la dispersión de éstas. Además, muchas de ellas utilizan la colaboración de los animales para la polinización (zoófila), más evolucionada por su mayor eficiencia. El criterio de estudio será el de comenzar por aquellas especies leñosas del grupo de las angiospermas que ocupan una mayor superficie en la Península Ibérica; en consecuencia, comenzaremos estudiando la familia de las Fagáceas que incluye a hayas (Fagus sylvatica), robles, encinas y alcornoques (Quercus sp.), y castaños (Castanea sativa). 1.1.2.1. Fagáceas (hayas, robles, encinas, alcornoques y castaños) ¿Cómo identificar a este grupo de conocidas especies de nuestros bosques? Las Fagáceas son especies de consistencia leñosa, cuyo porte puede ser arbóreo o arbustivo. Las hojas pueden ser caducas (caducifolias) o perennes (perennifolias). Pero todas ellas presentan flores unisexuales (en la misma planta existen tanto flores masculinas, como femeninas) reunidas en inflorescencias de tipo amento para favorecer la dispersión del polen gracias al viento (polinización anemófila).

50

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Imagen 29: inflorescencias tipo amento.

Los frutos originados tras la fecundación tienen característicamente una sola semilla y sirven para diferenciar los principales géneros de la familia de las Fagáceas: Tipos de frutos en la familia de las Fagáceas: Bellotas en robles, encinas y alcornoques (Quercus sp.). Castañas en los castaños (Castanea sp.). Hayucos (similares a una nuez) en las hayas (Fagus sp.). También sirve como característica de identificación el observar la apariencia de las hojas para diferenciar las especies de Fagáceas, así debemos observar las características indicadas en el cuadro siguiente: Características identificables en las hojas de las Fagáceas Tamaño del peciolo (tallo que conecta la hoja a la rama) y su forma de inserción. Aspecto y coloración del limbo (la parte plana de la hoja): • Viendo la forma de su contorno (el borde de la hoja), que puede ser liso o presentar lóbulos más o menos marcados (como en los robles), dientes, etc. • Diferenciando las características del haz (parte superior de la hoja), anotando coloración, textura, etc. • Observando envés (parte opuesta al haz), prestaremos atención a la coloración (normalmente más clara), la existencia de pelos, etc.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

51


El haya (Fagus sylvatica), la especie que da nombre a la familia, es típica de los bosques del norte de España, donde recibe los nombres de faia (gallego), faig (catalán) y fagoa (euskera).

Imagen 30: haya (Fagus sylvatica).

52

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Pasemos a continuación a estudiar en detalle sus características identificativas. • Porte, tronco y copa: árbol de entre 30-40m de altura, de tronco liso y color gris claro que puede vivir hasta 300 años Su porte suele ser amplio, pudiendo estar desprovisto de ramas hasta una altura considerable. Sus hojas son de color verde claro, caducas y de limbo aovado, de borde entero o levemente dentado, disponiéndose en el árbol sobre el plano horizontal. • Época de floración y frutos: florece de abril a junio, formando agrupaciones de flores unisexuales (inflorescencias); las masculinas son de tipo amento colgante, mientras que las femeninas aparecen en pequeños grupos localizados en el extremo de las ramillas. El conocido fruto es el hayuco, similar a una nuez. • Distribución: en España su zona de distribución está restringida al norte de la península: desde Galicia al Pirineo. • Utilidades: ornamental, regeneradora del suelo del bosque y productor de madera (para tonelería, ebanistería y, sobre todo, para la fabricación de chapas de madera para muebles). También se ha usado tradicionalmente su corteza con fines medicinales: como antiácido, antitusivo y expectorante. La encina (Quercus ilex), es la especie típica de la etapa de los ecosistemas forestales maduros en equilibrio mediterráneos. También se le conoce como: alsinera o aulina (catalán).

Imagen 31: encina (Quercus ilex).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

53


A continuación, describimos esta importante especie mediterránea en detalle: • Porte, tronco y copa: árbol de hasta 25m de altura, de tronco recto y fina corteza primero lisa y grisácea, que luego se irá oscureciendo y formando como plaquitas. Su copa es muy densa y amplia, lo que le distingue claramente de otras especies. Las hojas son perennes, de formas variables (como se muestra en la imagen anterior), con el limbo coriáceo verdeoscuro y liso, mientras que su envés es grisáceo. • Época de floración y frutos: en primavera las flores masculinas aparecen como densos amentos amarillentos de tipo colgante, mientras que las flores femeninas lo hacen en solitario o en parejas sobre pedicelos pubescentes. El fruto son las conocidas bellotas, que maduran al segundo año. • Distribución: es un árbol mediterráneo muy longevo (puede superar los 5 siglos). • Utilidades: su madera es muy densa, utilizándose en construcción y en carpintería, además de como buen combustible. Otras utilidades vienen de su importante labor en la creación y mantenimiento de suelos, así como productora de bellotas para alimentación animal en sus bosques. La resistente coscoja (Quercus coccifera), también conocida como garriga o garrics (catalán), generalmente suele presentarse en forma de arbusto en ausencia de la típica encina (Quercus ilex) mediterránea, especialmente tras los incendios forestales.

Imagen 32: coscoja (Quercus coccifera).

• Porte, tronco y copa: especie de tamaño arbustivo (3-4m), lo que le diferencia de la encina (Quercus ilex), con ramificación baja en el tronco y abundante

54

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


follaje. Las hojas son persistentes (perennifolias), de peciolo corto y limbo coriáceo y rígido (hasta 4cm de longitud), de forma ovalada y bordes ondulados y espinosos. • Época de floración y frutos: florece en abril o mayo, con flores masculinas poco aparentes y agrupadas en inflorescencias amarillentas de tipo espiga; mientras que las femeninas aparecen bien solitarias, bien agrupadas (2 o 3 flores). El fruto es la bellota, que madura al final del verano o principios del otoño del año siguiente. • Distribución: ocupa la Península Ibérica (salvo en el noroeste). Puede vivir sobre suelos áridos y pedregosos, sustituyendo al encinar cuando este bosque se degrada. • Utilidades: alto valor ecológico al colonizar terrenos degradados. Otras utilidades vienen tanto del uso de sus bellotas en alimentación animal, como del uso de los taninos de su corteza en el curtido de pieles y de su apreciada leña. A continuación, damos comienzo al estudio de los nobles robles, que diferenciaremos de otras especies del género Quercus gracias a la forma de sus hojas, como veremos. El roble melojo (Quercus pyrenaica) también es conocido como roble negro, como cerquiño (gallego), o tocorno (euskera) y será el primero de los robles que estudiaremos.

Imagen 33: aspecto de la hoja del roble melojo (Quercus pyrenaica).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

55


Observemos en detalle las características identificativas de esta especie: • Porte, tronco y copa: árbol muy longevo de hasta 20m de altura, de copa ancha, con ramificación importante. Sus raíces son potentes y el tronco de color oscuro, que va agrietándose con la edad, como en muchas otras especies de robles. Las coriáceas hojas son caducas, de limbo grande (715cm), con el borde lobulado y de profundos entrantes. • Época de floración y frutos: la floración ocurre entre abril y mayo, presentándose en forma de inflorescencias tipo amento las masculinas, mientras que las femeninas se presentan en grupos de entre 1-4 con un pedúnculo muy corto. El fruto es la bellota. No se debe confundir el fruto con unas esferas que el árbol produce para defenderse de las larvas que las avispas han depositado en sus tallos. • Distribución: especie presente en toda la Península Ibérica, especialmente en la zona noroccidental (que desarrolla bien sobre suelos silíceos). • Utilidades: además del papel protector del suelo, recordar el uso de su madera para leña y de sus bellotas para alimentación animal. El roble pubescente (Quercus pubescens) es otro roble de tamaño mediano que también conocido como roure martinenc (catalán).

Imagen 34: detalles de la hoja del roble pubescente (Quercus pubescens).

56

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Porte, tronco y copa: árbol longevo de tamaño mediano (entre 10 y 20m de altura), con tronco de corteza oscura y agrietada. Su copa es irregular, muy densa y de ramificación irregular que ofrece un característico aspecto más ancho que alto. Las hojas, caducas como en todas las especies del grupo, cuando son jóvenes presentan pelos de color ceniza (de ahí el nombre de la especie: Q. pubescens) en el envés del limbo de la hoja, que mide entre 5 y 10cm. Además, el borde de las hojas tiene aspecto de lóbulos redondeados. • Época de floración y frutos: florece en los meses de abril y mayo. Como en otras especies, las flores masculinas están reunidas en inflorescencias tipo amento, mientras que las femeninas están agrupadas (1-4) y unidas por un corto pedúnculo. El fruto es la típica bellota. • Distribución: ocupa la cordillera pirenaica, Cataluña y alto Ebro. • Utilidades: gran protector del suelo, con excelente madera para su uso como combustible y el de sus bellotas en alimentación animal. El roble albar (Quercus petraea), también conocido como roble invierno, tiene un porte similar al roble carballo (Quercus robur), por lo que suele ser confundido con éste.

Imagen 35: roble albar (Quercus petraea).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

57


Más en detalle, podemos citar las siguientes características del roble albar (Quercus petraea): • Porte, tronco y copa: árbol de mediano tamaño (20-30m) y copa amplia, con ramificación regular. Presenta tronco recto y corteza visiblemente agrietada longitudinalmente en los ejemplares viejos. Las caducas hojas tienen un limbo entre 10-15cm de largo, con bordes con lóbulos redondeados y regulares. Típicamente suelen permanecer marchitas un tiempo unidas al árbol. • Época de floración y frutos: florece en los meses de abril o mayo, por lo tanto, más tarde que el roble carballo (Quercus robur). Las flores masculinas aparecen reunidas en inflorescencias de tipo amento, mientras que femeninas nunca son colgantes, y, al igual que los frutos (la conocida bellota) se asientan sobre pedúnculos muy cortos. • Distribución: el intenso aprovechamiento que de él se ha realizado, hace que sea menos abundante en la actualidad. • Utilidades: al igual que sus parientes, es aprovechado su fruto para alimentación animal y su madera en carpintería, tonelería y ebanistería. El roble carballo (Quercus robur), el árbol sagrado de los celtas, también es conocido como roble común, como carballo (gallego), pènol o roure (catalán) y como aritza (euskera).

Imagen 36: aspecto de la hoja del Roble carballo (Quercus robur).

58

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


A continuación, describimos en detalle las características del mayor de los robles: • Porte, tronco y copa: su porte es arbóreo, pudiendo sobrepasar los 50m de altura. El sistema radicular está bien desarrollado, la corteza es grisácea y lisa (lo que le diferencia, aunque se agrieta a partir de los 20 años), mientras que su copa es globosa, con ramificación enmarañada y un follaje poco espeso. • Época de floración y frutos: florece a finales de la primavera en forma de inflorescencias tipo amento en el caso de las masculinas; mientras que las femeninas se reúnen en grupos de 2 o 3 colgadas de un fino pedúnculo. El fruto es la típica bellota. • Distribución: es una especie muy común en el norte y noroeste de la península. • Utilidades: sus hojas son muy ricas en taninos, por lo que antiguamente se utilizaban para aliviar procesos inflamatorios por aplicación externa del cocimiento de sus hojas. Su fruto, la bellota, es comestible y se ha utilizado para alimentación humana, aunque hoy se utiliza exclusivamente para alimentación animal. Finalmente, comentar que su madera es de muy alta calidad: dura, pesada y resistente a la putrefacción; por lo que se utiliza para la fabricación de suelos, muebles, construcción naval, etc. El roble andaluz (Quercus canariensis), como su nombre indica, es típico del cuadrante sur.

Imagen 37: aspecto de la hoja y frutos del Roble andaluz (Quercus canariensis).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

59


• Porte, tronco y copa: árbol de hasta 30m de altura, cuyo tronco comienza a ramificarse a bastante altura. Habitualmente la copa suele ser densa y ancha por lo ramificado de su follaje, aunque en ejemplares aislados es de aspecto cilíndrico. Sus caducas hojas pueden permanecer verdes largo tiempo, son oblongas de borde lobulado con cortos entrantes, y limbo grande (hasta 17cm). • Época de floración y frutos: florece en abril o mayo. Las flores masculinas se agrupan en la típica inflorescencia tipo amento de los robles, mientras que las flores femeninas simplemente se unen en pequeños grupos. El fruto es la típica bellota. • Distribución: especie propia del sur de la Península Ibérica, llegando hasta Cataluña. • Utilidades: su madera es apropiada para la fabricación de traviesas y en tonelería, mientras que sus bellotas lo son para alimentación animal. Al igual que los demás robles, es útil como creador y protector del suelo forestal. El roble quejigo (Quercus faginea) es característico por sus pequeñas hojas que pueden permanecer secas en el árbol durante largo tiempo. También es conocido como roble valenciano y como reboll (catalán).

Imagen 38: aspecto de la hoja del roble quejigo (Quercus faginea).

60

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Veamos a continuación sus principales características morfológicas identificables: • Porte, tronco y copa: árbol de porte esbelto, copa poco densa, sistema radical potente (incluso aparecen raíces superficiales con frecuencia) y un tronco de corteza pardo oscura, rugosa y frecuentemente agrietada. Las pequeñas hojas (5cm), aunque caducas, pueden permanecer secas durante el invierno. Tienen el borde festoneado, el envés velludo y su aspecto es coriáceo. • Época de floración y frutos: florece entre abril y mayo presentando las típicas inflorescencias tipos amento (para las flores masculinas), mientras que las flores femeninas están agrupadas en grupos de 2 o 3. Sus frutos son las conocidas bellotas. • Distribución: sustituye a la encina en las zonas más elevadas, estando presente toda la Península Ibérica, salvo el noroeste y Baleares. • Utilidades: son comunes a las de otras especies de género Quercus, esto es, protección del suelo, para la obtención leña de buena calidad, para la fabricación de toneles y para el uso de sus frutos como alimentación animal (bellotas). El alcornoque (Quercus suber) es otra especie típica de los bosques ibéricos, rápidamente identificada por el lector gracias a la gruesa capa de corcho que forma su corteza. Recibe también el nombre de sobreira (gallego), alzina surera (catalán) y artelatz (euskera).

Imagen 39: aspecto de la hoja del alcornoque (Quercus suber).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

61


• Porte, tronco y copa: árbol muy longevo (500 años) y de rápido crecimiento que alcanza los 20 m de altura, de copa clara, aunque de ramificación robusta. Su corteza está formada por una gruesa capa de corcho, que lo hace inconfundible. Como dato diferencial dentro de la familia de las Fagáceas, sus hojas son persistentes (y no caducas, como en el resto de sus parientes). El limbo es coriáceo (3-7cm de longitud) y algo lanceolado, con bordes provisto de dientes espinosos. Contrasta el haz verdeoscuro brillante, con el envés blanquecino. • Época de floración y frutos: florece de abril a mayo, a veces incluso en el otoño. Como es típico en el género Quercus, las inflorescencias masculinas son de tipo amento, mientras que las femeninas están aisladas o en pequeños grupos. • Distribución: aunque es más frecuente en el cuadrante suroccidental peninsular, hoy puede encontrarse en la totalidad de la Península Ibérica. • Utilidades: la principal utilidad es la obtención del corcho (cuya extracción es preferible realizarla entre los meses de mayo a agosto), aunque también se usan sus bellotas en alimentación animal y su densa madera en tonelería. Concluimos el estudio de las Fagáceas, describiendo el árbol productor de las castañas. El castaño (Castanea sativa), también se conoce como castiñeiro (gallego), castanyer (catalán) y gaztaña (euskera). Le identifica su fruto (la castaña) y sus dentadas y lanceoladas hojas.

Imagen 40: castaño (Castanea sativa).

62

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Porte, tronco y copa: árbol de más de 30m que puede superar el siglo. Copa rectangular, porte muy denso y tronco erecto y grueso, de corteza lisa y parda. Las hojas son caducas, de limbo lanceolado y borde dentado. • Época de floración y frutos: florece de mayo a junio. Las flores masculinas se agrupan en amentos colgantes (primero verdes, luego amarillean), y flores femeninas agrupadas en pequeños glomérulos (con 5-7 flores). El fruto es la castaña, que se encuentra dentro de una estructura espinosa que se abre al madurar. • Distribución: en España abunda en toda la región húmeda septentrional. • Utilidades: el fruto es comestible y su madera es usada en carpintería y tonelería. Recuerda La familia de las Fagáceas incluye especies de porte arbóreo (salvo la coscoja, que es un arbusto) y que presentan los siguientes tipos de frutos: • Hayas, cuyo fruto es el hayuco. • Robles, coscoja, encinas y alcornoques cuyos frutos son las bellotas. • Castaños, cuyo fruto es la castaña. Son especies caducifolias; excepto las encinas, coscojas y alcornoques. 1.1.2.2. Salicáceas (álamos y sauces) ¿Cuáles son las características generales de la familia de las Salicáceas? Las Salicáceas son especies caducifolias que pueden mostrar tanto porte arbóreo, como arbustivo. Sus flores son reducidas y están reunidas en inflorescencias de tipo amento. El fruto es de tipo cápsula, estando las semillas envueltas en unos típicos pelos algodonosos. En el caso de los álamos (Populus sp.) las hojas de tienen borde redondeado, y son tan largas como anchas, con peciolos aplanados y largos. Sus amentos son colgantes. En el caso de los sauces y chopos (Salix sp.) las hojas son lanceoladas y de peciolo corto. En este caso sus inflorescencias (amentos) son erguidas.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

63


Así, podemos diferenciar los álamos (Populus sp.) del grupo de sauces y chopos (Salix sp.) si observamos la forma de las hojas, como se muestra en la imagen siguiente:

Imagen 41: diferencias entre las hojas de los álamos (Populus sp.) y los sauces (Salix sp.).

64

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Comenzaremos el estudio de la familia de las Salicáceas con el álamo blanco (Populus alba): El álamo o chopo blanco (Populus alba), también es conocido como Albar (catalán) o como Osta-zuria (euskera); y aunque su hábitat natural son las riberas, también se usa en plantaciones y cerca de las carreteras, por lo que su silueta nos resulta muy conocida.

Imagen 42: álamo blanco (Populus alba).

• Porte, tronco y copa: árbol de unos 25m de altura, de tronco grueso y corteza de color blanco-grisáceo. Su copa es amplia y redondeada, formada por hojas caducas, de largo peciolo, con entrantes y envés blanquecino. • Época de floración y frutos: la floración ocurre entre febrero y abril. Las flores se agrupan en inflorescencias de tipo amento, siendo las masculinas de aspecto lanoso. Por su parte, los frutos son de tipo cápsula y tienen un característico penacho de pelillos. • Distribución: crecen rápidamente en zonas húmedas, formando bosques de ribera.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

65


• Utilidades: por un lado, su madera es apreciada en carpintería ligera y cajerío; y por el otro, son aprovechados para fijar la tierra de la ribera de los ríos. Menos frecuente que el anterior, es el protagonista de la siguiente ficha identificativa. El álamo temblón (Populus tremula) recibe su nombre vulgar debido a que sus hojas siempre están agitadas por el viento a causa del largo peciolo de inserción de las hojas: de ahí su apodo de «temblón». También se le conoce como álamo tremedor (gallego), trèmol (catalán) o como lertxuna (euskera).

Imagen 43: álamo temblón (Populus tremula).

• Porte, tronco y copa: árbol que generalmente no pasa de 10-15m altura. Tronco recto, de corteza blanquecina y lisa. La copa es ancha, redondeada y poco densa. Las hojas suelen ser más anchas que largas, de forma redondeada o romboidal, de borde festoneado y típicamente con un peciolo muy largo y comprimido. • Época de floración y frutos: florece a principios de la primavera, mostrando entonces inflorescencias de tipo amento colgantes. El fruto es de tipo cápsula, portando las semillas un penacho de pelos.

66

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Distribución: reducida a las montañas de la mitad norte peninsular. • Utilidades: su madera se utiliza para la fabricación de cajas, mientras que su corteza y sus yemas tienen propiedades medicinales (febrífugas y antiescorbúticas). Otra conocida especie de las Salicáceas es el álamo negro (Populus nigra), especie con múltiples variedades, de las cuales la más frecuente es la variedad itálica. Se le conoce también como lamigueiro (gallego), como clop (catalán), y como txopo (euskera).

Imagen 44: álamo negro (Populus nigra).

• Porte, tronco y copa: árbol de tronco recto, corteza grisácea; copa de forma aovadocónica y amplia (excepto en la variedad itálica: más estrecha, tipo ciprés). Las hojas son caducas, sin vello y verdes por ambas caras, con variadas formas (aovada, romboidal, triangular) según la variedad. • Época de floración y frutos: las flores aparecen entre febrero y marzo, dispuestas en inflorescencias de tipo amento; mientras que los frutos son de tipo cápsula. • Distribución: habitualmente se encuentra bordeando los ríos.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

67


• Utilidades: se aprovecha su rápido crecimiento en terrenos húmedos para la producción de madera con destino a la fabricación de pasta de papel. De seguido comenzamos el estudio de los sauces, el otro grupo de Salicáceas con interés. El sauce sarga o sauce almendro (Salix triandra) también es conocido como Salgueiro de follas de amendroeira (gallego) o como Salze trianda (catalán).

Imagen 45: sauce sarga (Salix triandra).

• Porte, tronco y copa: arbusto alto (4-5 m de altura), con tronco y ramas de delgada corteza fácilmente desprendible. Las ramas o mimbres, son alargadas y muy flexibles, tendiendo a disponerse verticalmente. Las hojas son lanceoladas, lampiñas y con el borde aserrado; contrasta el haz verde intenso con el envés pálido. • Época de floración y frutos: la floración ocurre a finales del invierno, y al igual que en otros sauces, las flores están agrupadas en inflorescencias de tipo amento, siendo el fruto de tipo cápsula que porta semillas muy pequeñas que se sirven de un penacho de pelos para facilitar su dispersión.

68

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Distribución: en todo el territorio peninsular, cercano a las riberas de los ríos. • Utilidades: de esta especie se obtienen los mimbres utilizados en cestería fina. El sauce blanco (Salix alba), también es conocido como salgueiro blanco, vimbieiro (gallego), saule (catalán) y como zumalikarr (euskera).

Imagen 46: sauce blanco (Salix alba).

• Porte, tronco y copa: árbol de 10-20m de altura, de tronco erecto y copa irregular (es habitual en la explotación de sus mimbres el cortar la parte superior del tronco de estos árboles, lo que les confiere un aspecto característico). La corteza puede presentar estrías longitudinales en ejemplares maduros. Las hojas son lanceoladas y aguzadas en ambos extremos, contrastando el haz lampiño con el envés sedoso. • Época de floración y frutos: la floración ocurre entre abril y mayo, dando flores están agrupadas en las típicas inflorescencias de tipo amento del género Salix. El fruto es de tipo cápsula, y las semillas están equipadas con un penacho de pelos.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

69


• Distribución: en todo el territorio peninsular siempre próximo a cursos de agua. • Utilidades: su madera se utiliza para la fabricación de zuecos, cerillas y mondadientes, también se usan sus mimbres en cestería, y como planta ornamental. El sauce mimbrera (Salix fragilis), también conocido como salgueiro irto (gallego), vimetera (catalán) y como zume hauskorra (euskera); crece en zonas húmedas, reproduciéndose con facilidad gracias a la capacidad de rebrotar de sus frágiles ramas: de ahí su nombre latino.

Imagen 47: sauce mimbrera (Salix fragilis).

• Porte, tronco y copa: porte arbóreo de hasta 15m de altura. Tronco erguido, corteza gris y agrietada. La copa es redondeada y abierta debido a lo extendido de sus ramas, que cuando jóvenes son muy frágiles (de ahí el nombre latino). Las hojas son lanceoladas, con bordes aserrados y aguzados en ambos extremos. • Época de floración y frutos: la floración ocurre en primavera, dando flores agrupadas en inflorescencias de tipo amento. El fruto es de tipo cápsula y contiene semillas con penachos pilosos que, como sabemos, facilitan su dispersión.

70

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Distribución: se encuentra en sotos, riberas y lugares húmedos de toda España. • Utilidades: sus mimbres tienen las conocidas aplicaciones ya citadas. El sauce salguero (Salix atrocinera) también se conoce como salgueiro negro (gallego), como saula trencadella (catalán) y como sahats iluna (euskera); es el más común de los sauces.

Imagen 48: sauce salguero (Salix atrocinera).

• Porte, tronco y copa: frecuentemente con aspecto arbustivo, aunque puede alcanzar los 9m (por lo tanto, hay que clasificarlo como árbol). El tronco, de color pardo-grisáceo y con estrías, crece derecho y forma una copa poco densa. Sus ramas son erectas y alargadas, mientras que las ramillas son bastas y nudosas. Las hojas tienen el peciolo corto y el limbo aovadoalargado, más ancho en su mitad superior; mientras que el borde es entero o levemente dentado. Si observamos el envés de la hoja, notaremos los nervios muy marcados. • Época de floración y frutos: la floración ocurre desde enero a abril, dependiendo de la zona. Sus inflorescencias son de tipo amento, mientras que el fruto lo es de tipo cápsula y está recubierta por una borra de pelos, encerrando las semillas que también presentan un penacho de pelos cada una.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

71


• Distribución: se encuentra en lugares húmedos y umbríos del territorio peninsular. • Utilidades: su corteza y sus hojas tienen propiedades sedantes, ya que contienen derivados salicílicos (del tipo de la comercial Aspirina). El tan conocido sauce llorón (Salix babylonica) es en ocasiones confundido con una variedad de jardín de sauce blanco (Salix alba tristis), que también presenta ramillas colgantes.

Imagen 49: sauce llorón (Salix babylonica).

• Porte, tronco y copa: árbol que puede alcanzar los 20m de altura. Su tronco tiene una corteza de aspecto fisurado, pero lo más característico es su porte debido a sus ramas largas y muy flexibles que caen pudiendo tocar el suelo. Diferenciar los brotes del año (amarillentos) de los superiores, siempre rojos. Las hojas tienen el peciolo corto y un limbo lanceolado, con el borde entero o levemente aserrado. Mientras el haz es verde oscuro, el envés se presenta verde azulado, aunque ambos están libres de pelos (lampiños). • Época de floración y frutos: entre los meses de abril a mayo, aparecen las inflorescencias de tipo amento, muy densas. El fruto es de tipo cápsula, encerrando en su interior semillas portadoras de un penacho de pelo, como es habitual en el género.

72

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Distribución: en España se cultiva con frecuencia y existen ejemplares silvestres. • Utilidades: principalmente ornamental, aunque también pueden utilizarse sus mimbres en cestería. Con el estudio de los sauces, damos por concluida la revisión de las características principales de la familia de las Salicáceas, dejando paso a la siguiente familia. 1.1.2.3. Betuláceas (abedul, aliso y avellano) ¿Cómo diferenciar los géneros de la familia de las Betuláceas? Podemos diferenciarlos atendiendo principalmente a las características de sus infrutescencias (la fructificación de las inflorescencias) y más en detalle atendiendo a la forma y dentado de sus hojas, como se detalla a continuación.

Imagen 50: diferenciando abedules, alisos y avellanos.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

73


Diferencias entre abedules, alisos y avellanos Los abedules (Betula sp.) típicamente presentan: amentos masculinos largos y colgantes, mientras que los femeninos se levantan sobre un pequeño pedúnculo; sus infrutescencias son cilíndricas y sus hojas son ovalo-dentales o rómbicas con el borde biserrado. Por su parte los alisos (Alnus sp.) presentan infrutescencias semejantes a pequeñas piñas, que se deshacen en la madurez, y las hojas tienen el limbo redondeado. Finalmente, los avellanos (Corylus sp.) presentan sus frutos en glomérulos de 1-4.

Veamos a continuación las características identificativas del abedul (Betula pendula): El abedul (Betula pendula), o bidueiro (gallego), bedoll comú (catalán) y como urki (euskera); es conocido por el aspecto colgante de sus ramas terminales, de ahí el apelativo de pendula.

74

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Imagen 51: abedul (Betula pendula).

• Porte, tronco y copa: árbol de unos 20m de altura y tronco con corteza blanca brillante adornada con hendiduras oscuras. La copa es redondeada e irregular, siendo las ramas jóvenes algo colgantes (de ahí el apelativo B. pendula). Las hojas, caducifolias y colgantes; tienen el limbo aovado o romboidal y el borde aserrado. • Época de floración y frutos: florece entre abril y mayo, estando las flores reunidas en inflorescencias de tipo amento: colgantes en los masculinos y erguidos sobre un pedúnculo en los amentos femeninos. El fruto es un pequeño cilindro que contiene las aladas semillas. • Distribución: abunda entre Galicia y los Pirineos (subespecie pendula), aunque también existen poblaciones en Sierra Segura y Sierra Nevada (subespecie fontqueri). • Utilidades: además de su valor ornamental, también se aprovechan las propiedades medicinales de su corteza (diurético y antirreumático) y su madera para fabricar mangos de herramientas. Veamos a continuación las características identificativas del Aliso (Alnus glutinosa):

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

75


El aliso (Alnus glutinosa), también conocido como ameneiro (gallego), vern (catalán) y como altza (euskera), lo identificamos atendiendo a las características de los amentos, así: Los amentos masculinos son largos y colgantes. Los femeninos son erguidos, formarán una pequeña estructura similar a una piña.

Imagen 52: aliso (Alnus glutinosa).

• Porte, tronco y copa: arbóreo, aunque en España no pasa de 10-12m. El tronco es inicialmente liso, pero se va agrietando longitudinalmente con la edad. Del mismo modo, la copa va pasando de piramidal a redondearse con la edad. Las hojas son caducas, de limbo redondeado, con anchura máxima hacia el ápice y borde dentado. • Época de floración y frutos: florece de mayo a junio en forma de inflorescencias de tipo amento (masculinos de tipo colgante y femeninos sobre un pedúnculo). El fruto se forma en una estructura tipo una piña diminuta, que al abrirse libera las semillas.

76

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Distribución: toda España, pudiendo vivir incluso semisumergido en los ríos. • Utilidades: su madera es fácilmente torneable. El avellano (Corylus avellana), avelaneiro (gallego), avellaner (catalán) o urritza (euskera); se diferencia de otras especies de Betuláceas por su fruto (la avellana), además de poseer hojas doblemente serradas y grandes amentos masculinos con pedúnculo, mientras que los amentos femeninos son erguidos, de tipo yema.

Imagen 53: avellano (Corylus avellana).

• Porte, tronco y copa: arbolillo de 3-7m de altura, con varios troncos principales de corteza pardo-grisácea, y copa amplia y densa. Las caducas hojas son redondeadas, acorazonadas en su base y apuntadas en el ápice, con bordes doblemente aserrados. • Época de floración y frutos: la floración ocurre en enero y febrero. En cuanto a las inflorescencias los amentos masculinos son colgantes, los femeninos están sobre un pedúnculo y de forma de yema. Los frutos son de tipo nuez (avellanas).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

77


• Distribución: existen abundantes ejemplares silvestres en el norte de España. • Utilidades: además del uso en repostería, debido al alto contenido en aceites (60%) de su semilla son útiles en alimentación, perfumería, etc.; mientras que sus flexibles tallos se usan en tonelería y cestería; y sus numerosas raíces protegen el suelo forestal. A continuación, veremos dos familias emparentadas: las Mirtáceas, representada por los eucaliptos (Eucaliptus sp.) y las Punicáceas, representadas por los granados (Punica granadum). 1.1.2.4. Mirtáceas (eucaliptos) ¿Cuáles son las características generales de la familia de las Mirtáceas? Son plantas aromáticas perennes, de porte arbóreo o arbustivo y fruto tipo cápsula. El eucalipto blanco (Eucaliptus globulus), es uno de los árboles más altos y más difundidos del planeta, de porte majestuoso y rápido crecimiento: muy útil para la industria.

Imagen 54: eucalipto blanco (Eucaliptus globulus).

78

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Porte, tronco y copa: porte arbóreo (más de 50m de altura) y tronco recto de color grisáceo. Su copa es poco frondosa y está cubierta por dos tipos de hojas: las hojas aovadas presentes en árboles jóvenes y brotes bajos, de color verde azulado, se disponen (sin peciolo) opuestamente a lo largo del tallo; y las hojas de las ramas altas, alargadas, de color verde oscuro, colgantes, con forma lanceolada y dispuestas alternadamente (con peciolo) sobre las ramas. • Época de floración y frutos: florece de marzo a junio en forma de inflorescencias tipo umbeliformne (forma de paraguas). El fruto es de tipo cápsula, de 1,5 y 3cm de longitud. • Distribución: hoy es la especie arbórea más difundida del mundo. • Utilidades: como planta ornamental y también como materia prima en la industria química, farmacéutica y alimenticia (presentan canales secretores llenos de aceites esenciales de tipo terpénico), además de para la producción de pasta de papel. 1.1.2.5. Punicáceas (granados) ¿Cómo podemos identificar las especies de la familia de las Punicáceas? Son plantas leñosas, a veces espinosas, de hojas enteras, caducifolias, que incluye árboles o arbustos de fruto. Otra especie oriunda de Asia es el granado (Punica granatum), miligrandeira (gallego), mangraner (catalán) o minglana (euskera); hoy ya naturalizado por su cultivo desde antiguo. • Porte, tronco y copa: arbusto o arbolillo de hasta 5m de altura. Tronco erecto de corteza resquebrajada. Copa irregular y muy ramificada, con ramas espinosas en los extremos. Las hojas son caducas y tienen un corto peciolo y un limbo oval-lanceolado (3-8 cm de longitud), con bordes enteros y limbo de color verde vivo lustroso y consistencia coriácea. • Época de floración y frutos: florece de mayo a agosto. Las flores son grandes, en forma de embudo, unidas al tallo por un corto pedúnculo y pétalos de color rojo vivo. El fruto o granado, es esférico (2-12cm), con cavidades

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

79


separadas por membranas que alojan multitud de semillas, recubierto de una pulpa carnosa dulce. • Distribución: asilvestrado en matorrales del centro y sur de la península. • Utilidades: puede cultivarse como árbol frutal y como ornamental en setos.

Imagen 55: granado (Punica granadum).

1.1.2.6. Junglandáceas (nogales) ¿Qué características definen a la familia de las Juglandáceas? Son árboles caducifolios, monoicos, con características resinoso-olorosas, inflorescencias de tipo amento y fruto tipo nuez. A continuación, vamos a explicar en detalle una serie de vocablos técnicos que son utilizados en las fichas de identificación de las diferentes especies forestales que veremos. ¿Qué entendemos por hoja compuesta? Decir que la hoja del nogal (Juglans regia) es una hoja compuesta porque su limbo está formado por varias partes que llegan al nervio principal (como la hoja de los tréboles). Por contraposición, las hojas simples tienen un limbo entero, o en el caso de estar partido, no llega al nervio principal (así, por ejemplo, una hoja de roble).

80

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Imagen 56: algunos tipos de hojas de los árboles.

¿Qué entendemos por inflorescencias de tipo amento? Como se ha apuntado con anterioridad, una inflorescencia no es más que una agrupación de flores sobre una rama. Las inflorescencias de tipo amento son de tipo colgante y portan flores diminutas que, cuando se marchitan, se desprenden completas dando el aspecto de un polvillo algodonoso que se deja llevar por el viento y que tantos problemas trae a las personas alérgicas.

Imagen 57: inflorescencias tipo amento.

El nogal (Juglans regia), nogueira (gallego), noguer (catalán) o intxaurrondoa (euskera), es un árbol que se viene aprovechado desde la antigüedad tanto por la calidad de su madera, como por sus propiedades medicinales o por la utilidad de sus frutos comestibles: las nueces.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

81


Imagen 58: nogal (Juglans regia).

• Porte, tronco y copa: árbol (30m), de tronco grueso y copa amplia, redondeada. Presenta hojas de tipo caducifolio, alternas y compuestas por 5-9 hojuelas. • Época de floración y frutos: florece entre los meses de mayo a junio. Las flores masculinas están reunidas en inflorescencias de tipo amento, mientras que las femeninas son pequeñas y frecuentemente solitarias. El fruto es la nuez. • Distribución: toda Europa. • Utilidades: su madera es muy apreciada en ebanistería (es dura y homogénea). Además de la utilización de su fruto (la nuez) en alimentación, de la cáscara que protege las semillas puede extraerse aceite de nogal, utilizado en la industria química.

1.1.2.7. Ulmáceas (olmos) Características comunes de las familias de las Ulmáceas y las Moráceas ¿Qué características comunes presentan el olmo, la higuera y las moreras? Son especies leñosas, que: típicamente presentan flores muy reducidas que se desarrollan dentro de cavidades: como el higo (contiene frutos en su interior llamados drupas por los botánicos) y que popularmente se conocen como: frutas con hueso.

82

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


¿Cuáles son las características identificativas de la familia de las Ulmáceas? Los olmos son las especies que definen esta familia en nuestras latitudes: árboles leñosos caducifolios con semillas rodeadas de un envoltorio membranoso (la sámara) que sirve de ala para favorecer su dispersión por el viento. El olmo común (Ulmus minor), ulmeiro (gallego), olm (catalán) o humar hostotxikia (euskera) es un árbol en el que sus frutos son secos y aparecen antes que las hojas.

Imagen 59: olmo común (Ulmus minor).

• Porte, tronco y copa: árbol mediano (unos 20m) de tronco grueso, recto y corteza oscura agrietada irregularmente. Su copa es amplia, ovalada. Las hojas son caducas y dispuestas en dos hileras alternas a lo largo de la rama e insertadas sobre un peciolo corto. El limbo es aovado y asimétrico en su base, con el borde doblemente dentado. • Época de floración y frutos: florece de febrero a abril, dando flores diminutas y dispuestas en un haz globoso, originando un pequeño fruto (la sámara) que porta una única semilla protegida por una membrana. • Distribución: en las riberas de los ríos.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

83


• Utilidades: por su porte ornamental y su madera, muy resistente a la humedad. 1.1.2.8. Moráceas (higuera y moreras) ¿Cuáles son las características identificativas de la familia de las Moráceas? En nuestras latitudes podemos encontrar dos géneros: la higuera (Ficus carica) y las moreras (Morus sp.): ambas leñosas, de porte arbóreo, pero de escasa altura; y con fruto de tipo drupa. La inconfundible higuera (Ficus carica) también es conocida como figueira (gallego), figuera (catalán) y como pikotze (euskera), identificándose fácilmente tanto por la inconfundible forma palmeada de sus hojas, como por el látex que segrega (y que ha sido utilizado popularmente para curar verrugas y cuajar la leche) o por su conocido fruto: el higo.

Imagen 60: higuera (Ficus carica).

• Porte, tronco y copa: árbol, en ocasiones como arbusto (3-6m altura), tronco con ramas grandes, de corteza lisa y grisácea que desprende látex al desgarrarse. La copa es extensa y amplia, llevando las ramas hojas sólo en sus extremos. Las hojas son caducas y están dispuestas alternadamente. El limbo es típicamente palmeado (con 3-7 lóbulos grandes y extremos redondeados), el haz es de un verde intenso, mientras que el envés es más pálido y velloso.

84

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Época de floración y frutos: en verano aparecen las pequeñas flores dentro de una cavidad llamada higo, que en la madurez aumenta de tamaño y se hace dulce, conteniendo los frutos (de tipo drupa) en su interior. • Distribución: mediterránea principalmente, donde se asilvestra con frecuencia. • Utilidades: se cultiva mucho por sus sabrosos frutos. La morera negra (Morus nigra) y la morera blanca (Morus alba) o moreira branca (gallego), morer blanc (catalán) o masustabe (euskera); tienen porte arbóreo y se dice que fueron traídas de Oriente para cultivar el gusano de seda en el siglo VI.

Imagen 61: morera negra (Morus nigra).

Imagen 62: morera blanca (Morus alba).

• Porte, tronco y copa: árbol caducifolio de escasa altura (15m), de copa amplia y aovada, de corteza muy agrietada en ejemplares añejos, diferenciándose: o En la morera blanca (Morus alba) la corteza es de color pardogrisáceo clara; las hojas aparecen en dos hileras a lo largo de la rama, tienen color verde claro, limbo aovado, acorazonado en su base y borde dentado con lóbulos regulares. o Por su parte, en la morena negra (Morus nigra) la corteza se presenta ennegrecida y las hojas tienen una tonalidad más oscura.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

85


• Época de floración y frutos: florece entre los meses de abril y mayo. Las inflorescencias darán lugar a frutos (popularmente llamadas moras de árbol) de tipo drupa. • Distribución: originaria de Asia, se cultiva con más intensidad en el sur y levante. • Utilidades: se aprecia su valor ornamental (en avenidas), sus comestibles y dulces frutos para alimentación (humana y para alimentar gusanos de seda), y finalmente su dura madera se usa en carpintería y en fabricación de mangos para herramientas. 1.1.2.9. Lauráceas (laurel) La familia Lauraceae está compuesta de árboles y arbustos de corteza lisa y hojas perennes con el haz verde brillante y envés más claro (glauco), como el conocido el laurel (Laurus nobilis). El laurel (Larus nobilis), loureiro (gallego), llorer (catalán) o erramua (euskera), es una planta aromática y condimentaria muy apreciada desde antiguo.

Imagen 63: laurel (Larus nobilis).

• Porte, tronco y copa: arbolillo de entre 5-10m de altura, tronco recto de corteza grisácea, lisa y de copa cónica, muy frondosa. Las hojas son persistentes, coriáceas, de color verde oscuro y se disponen alternadamente a lo largo de la rama. La forma del limbo es oblongo-lanceolada y el borde ligeramente ondulado.

86

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Época de floración y frutos: florece a principios de la primavera, dando flores, pequeñas de color amarillo verdoso, reunidas en grupos y unidas a la axila de las hojas a través de un pedúnculo. El fruto es carnoso (drupa), de forma ovoidea. • Distribución: todo el país. • Utilidades: valor ornamental para la construcción de setos, para el aprovechamiento de su dura y aromática madera, además de las propiedades condimentarias de los aceites que contienen sus hojas (en exceso pueden resultar tóxicas). 1.1.2.10. Platanáceas (plátanos) La familia Platanaceae incluye a los plátanos (Platanus hispanica) de los parques, que podemos diferenciar de los arces ibéricos (Acer pseudoplatanus y Acer platanoides) por la disposición alterna de sus hojas y sus frutos esféricos. Al plátano de sombra (Platanus hispanica) también se le conoce como pradeiro (gallego), plàtan (catalán) o albo (euskera); y es un híbrido de Platanus orientalis y Platanus occidentalis.

Imagen 64: plátano (Platanus hispanica).

• Porte, tronco y copa: árbol que puede vivir varios siglos, de hasta 40m de altura y rápido crecimiento. Tronco erecto, de corteza delgada y color gris

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

87


verdoso, que desprende su corteza en placas duras irregulares. La copa es redondeada y amplia, con ramas bastante gruesas. Las hojas son caducas, dispuestas alternadamente a lo largo de la rama; tienen limbo palmeado y con 3-5 lóbulos sinuosamente dentados. • Época de floración y frutos: florece entre marzo y abril dando inflorescencias globosas unidas por un largo pedúnculo, que madurarán en forma de infrutescencias (frutos agregados, como el higo) con semillas pilosas para facilitar su dispersión. • Distribución: presente en todo el territorio peninsular. • Utilidades: su madera es apreciada por ser dura y fibrosa (ebanistería, remos, etc.), pero su mayor utilidad es ornamental en paseos y avenidas. 1.1.2.11. Rosáceas (membrillero, manzano, peral, almendro, endrino, cerezo) La familia de las Rosáceas, que incluye árboles frutales silvestres, como membrillero (Cydonia oblonga), manzano silvestre (Malus sylvestris), peral (Pyrus sp.), almendro (Amygdalus communis), endrinos (Prunus spinosa y P. insititia) y cerezos (Prunus avium y P. padus); además de plantas ornamentales bien conocidas.

88

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


El membrillero (Cydonia oblonga), marmelo (gallego), codonyer (catalán) o irasagarra (euskera) es una planta proveniente de Oriente, cultivada desde la antigüedad.

Imagen 65: membrillero (Cydonia oblonga).

• Porte, tronco y copa: porte generalmente arbustivo (2-4m de altura) cuando es silvestre. Su tronco es tortuoso, de corteza lisa y color gris oscuro. La copa es irregular y sus ramas bastante retorcidas. Las hojas son caducas, de corto peciolo, de limbo aovado, borde entero, haz de color verde y un envés blanquecino y velludo. • Época de floración y frutos: florece en abril y mayo, dando flores grandes, solitarias, con 5 pétalos blancos. El fruto es carnoso y redondeado (el membrillo). • Distribución: en España se puede encontrar asilvestrado en el sur de la península formando parte de setos de ribera y cultivado en todas las provincias. • Utilidades: su madera puede ser usada en ebanistería y tonelería; aunque su utilidad principal es la elaboración de mermeladas y confituras con su fruto.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

89


El manzano silvestre (Malus sylvestris) es otro conocido miembro de la familia de las Rosáceas, a partir de la cual se obtuvo por hibridación con otras especies, principalmente asiáticas, las diversas razas de manzanos cultivadas. A diferencia del manzano doméstico, es espinoso, de hojas lampiñas y frutos muy ácidos.

Imagen 66: manzano silvestre (Malus sylvestris).

• Porte, tronco y copa: arbolillo de entre 6-10m de altura. Tronco de corteza gris parduzca que se agrieta y se desprende en placas. La copa es redondeada y con abundante ramificación, siendo las ramas espinosas (no en otros manzanos). Las hojas son caducas, ovaladas, terminadas en punta y con los bordes dentados. • Época de floración y frutos: la floración ocurre en primavera, antes de la llegada de las hojas. Las flores tienen 5 pétalos blancos o ligeramente rosados, son olorosas y están agrupadas en racimos. El fruto es una manzana de pulpa con sabor ácido. • Distribución: vive diseminado en bosques, sobre todo del norte peninsular. • Utilidades: aunque su madera puede utilizarse en ebanistería y en escultura, el uso más frecuente es como patrón para proceder al injertado.

90

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


El peral silvestre (Pyrus communis), pereira (gallego), perer (catalán) o madarionda (euskera) es la especie patrón de todas las variedades de peras comerciales, por lo tanto, más resistentes a plagas y enfermedades. Aunque esta especie es originaria del lejano Cáucaso, hoy podemos encontrarla ya naturalizada por toda Europa y por otros lugares del mundo (Argentina es uno de los principales productores mundiales de peras).

Imagen 67: peral común (Pyrus communis).

• Porte, tronco y copa: arbolillo de hasta 10m de altura. Copa densa y tronco de corteza gris, siendo en ocasiones las ramas espinosas. Las hojas son caducas, simples, ovaladas, de margen entero o ligeramente serrado y con un pedúnculo largo. Suelen disponerse alternas sobre las ramas, aunque en ocasiones lo hacen formando densos manojos. • Época de floración y frutos: la floración ocurre ya a mediados de marzo, por lo que, ya en el mes de abril aparecen las blancas flores agrupadas en conjuntos numerosos. El fruto silvestre (pomo) es duro y de consistencia granulosa al paladar. • Distribución: es una especie cultivada y asilvestrada, indiferente al tipo de suelo, aunque prefiere altitudes inferiores a los 1000m en zonas protegidas y húmedas. • Utilidades: el árbol silvestre se usa como patrón para proceder al injertado de variedades comerciales. Pero el uso más frecuente es el que se realiza con sus frutos, las peras; tanto para consumo humano directo, como

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

91


para la elaboración de licores y de sidras (perada), o de diferentes postres (como las peras al vino) y mermeladas. El almendro (Amygdalus communis) es otro conocido miembro de la familia de las Rosáceas, del cual existen muy diferentes formas y variedades, que se distinguen fundamentalmente por la consistencia del hueso y por el gusto, más o menos amargo de la semilla: la almendra.

Imagen 68: almendro (Amygdalus communis).

• Porte, tronco y copa: arbolillo de entre 5-10m de altura. Tronco de corteza oscura y agrietada en los ejemplares añosos. Copa de forma irregular. Las hojas son caducas, de corto peciolo y limbo lanceolado, finamente dentado. • Época de floración y frutos: es el primer frutal en florecer (depende del número de horas de frio). Las flores presentan 5 pétalos blancos o blanco-rosáceos y brotan antes que las hojas. El fruto es de tipo drupa, encerrando en su envoltorio carnoso una semilla grande (la almendra), protegida por una membrana leñosa. • Distribución: área mediterránea. • Utilidades: se cultiva principalmente para aprovechar su semilla comestible con la que elaborar postres (turrones, pasteles, etc.). Además, también se

92

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


pueden extraer aceites de interés en los campos de la medicina y de la perfumería. A diferencia de las especies de Rosáceas vistos hasta ahora, las especies de endrinos (Prunus sp.) que veremos, tienen un porte menor, claramente arbustivo. Diferenciamos dos especies silvestres: el endrino común (Prunus spinosa) y el endrino grande o ciruelo silvestre (Prunus insititia), conocido también como endrino (gallego), prunyoner (catalán) o lapatxondoa (euskera). Este último presenta un fruto claramente mayor (1cm de diámetro en P. spinosa y 2cm diámetro en P. insititia) y es el ancestro silvestre de los cerezos actuales.

Imagen 69: endrino grande (Prunus insititia).

Imagen 70: endrino común (Prunus spinosa).

• Porte, tronco y copa: porte arbustivo (1-2m), con ramificación abundante, divergente e intrincada, terminadas las ramas en agudas espinas. Las caducas hojas son pequeñas, de peciolo corto y limbo lanceolado algo aovado y borde aserrado. Las abundantes flores tienen 5 pétalos blancos, y aparecen antes que las hojas. • Época de floración y frutos: el fruto es carnoso, de tipo drupa, con forma globosa, recubierto de una piel azul oscura revestida de cera. • Distribución: abunda en el norte y en el centro de la península.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

93


• Utilidades: su madera es dura y fácilmente pulimentable, por lo que se usa para la fabricación de mangos de herramientas. Sus frutos (las endrinas) que son amargos, se utilizan para la preparación de bebidas alcohólicas (como el Pacharán). Finalmente, por lo bien que resiste el recorte y se renueva, se utiliza para la formación de setos. A continuación, veremos el cerezo silvestre (Prunus avium) y de racimo (Prunus padus). ¿Cómo podemos distinguir las dos especies de cerezos? El cerezo silvestre (Prunus avium) es mayor (hasta 20 m de altura) y a la disposición de sus flores, con un largo pedúnculo. Mientras que el cerezo de racimo (Prunus padus) tiene menor porte (7-8m de altura) y flores dispuestas en racimo.

Imagen 71: cerezo silvestre (Prunus avium) y cerezo de racimo (Prunus padus).

• Porte, tronco y copa: arbusto de hoja caduca, muy ramificado de hasta 8m de altura. Es característico que sus ramas desprenden un olor similar a almendras amargas al estrujarlas. Las hojas son simples, de distribución alterna, con el borde finamente serrado, y formas ovaladas. • Época de floración y frutos: florecen en marzo y abril, dependiendo de las condiciones climatológicas y constituyen todo un espectáculo visual y turístico en zonas como el Vale de Jerte. Las flores son blancas y están bien unidas por pedúnculos, bien dispuestas en racimos (dependiendo

94

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


de la especie), convirtiéndose al madurar en frutos negros: las cerezas silvestres. • Distribución: el cerezo de racimo (Prunus padus) está restringido a las zonas montañosas de la mitad norte, centro y oeste peninsular; mientras que el cerezo silvestre (Prunus avium) lo encontramos asilvestrado en todo el territorio peninsular. • Utilidades: tanto como planta ornamental, como por sus frutos comestibles. 1.1.2.12. Leguminosas (algarrobo) La extensa familia de las Leguminosas o Fabáceas se caracteriza por poseer frutos tipo legumbre y hojas compuestas y estipuladas (las estípulas son unas estructuras que se forman a los lados de la base de las hojas: pueden ser espinas, glándulas, pelos, escamas, etc.). En este manual nos centraremos en la leguminosa arbórea más importante de la península: el algarrobo (Ceratonia siliqua), dejando de lado a las acacias (Acacia sp.) y las robinias (Robinia sp.). El algarrobo (Ceratonia siliqua), alfarobeira (gallego), garrofer (catalán) o algarroba (euskera), tiene gran importancia ecológica por producir frutos en suelos pedregosos o áridos.

Imagen 72: algarrobo (Ceratonia siliqua).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

95


• Porte, tronco y copa: árbol de poca altura (5-10m), de tronco grueso y corteza grisácea, poco rugosa; de copa amplia y densa. Las hojas son persistentes y de tipo compuesto, formados por 3-10 pares de foliolos coriáceos con forma oval. • Época de floración y frutos: florece de junio a diciembre, mostrando flores muy pequeñas y dispuestas en racimos verdosos. El fruto es la algarroba: una legumbre de unos 25cm, color pardo negruzco y consistencia coriácea, que madura al año. • Distribución: típico mediterráneo, sobre todo en el este y sur peninsulares. • Utilidades: sus frutos se utilizan para alimentación del ganado, mientras que la madera es usada en ebanistería y marquetería. 1.1.2.13. Aceráceas (arces) ¿Cómo reconocer una especie del género Acer? Este género se compone de especies de porte arbóreo con hojas caducifolias, compuestas por un número impar (imparipinnadas) de foliolos (entre 3 y 7), flores hermafroditas y fruto de tipo cápsula (sámara doble). Además, si cortamos sus características hojas, observaremos que segregan látex.

96

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


El arce falso plátano (Acer pseudoplatanus), pradairo (gallego), fals plàtan (catalán) o astigar zuria (euskera); recibe su nombre debido a que con los años la corteza gris se oscurece y se va desprendiendo en placas, como en el plátano (Platanus hispanica).

Imagen 73: arce falso plátano (Acer pseudoplatanus).

• Porte, tronco y copa: arbóreo, de tronco de corteza grisácea y copa amplia y densa, que aporta bastante sombra. Las hojas son caducas y de largo peciolo, con limbo grande de tipo palmeado-lobulado y entrantes agudos. • Época de floración y frutos: las amarillo-verdosas flores aparecen en mayo agrupadas en ramilletes colgantes. El fruto es de tipo sámara (seco, con una sola semilla y extendido en forma de ala para facilitar su dispersión mediante el viento) doble, en el que las alas forman un ángulo de 90º. • Distribución: en Pirineos y cordillera Cantábrica. • Utilidades: uso ornamental en jardines, secundariamente la calidad de su madera. El arce real (Acer platanoides) también es conocido como erable (catalán) o astigar zorrotza (euskera); suele confundirse con el acer falso plátano (Acer pseudoplatanus), del que sólo se diferencia por pequeños matices de las hojas y de sus frutos, como veremos.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

97


Imagen 74: arce real (Acer platanoides).

• Porte, tronco y copa: arbóreo, de tronco de corteza grisácea y copa amplia y densa, que aporta bastante sombra. Las hojas son caducas y de largo peciolo, con limbo generalmente grande de tipo palmeado-lobulado y entrantes agudos ligeramente redondeados (agudos en el arce falso plátano). • Época de floración y frutos: las flores aparecen a principios de primavera, agrupadas en ramilletes erectos. El fruto es de tipo sámara, siendo característica diferencial el presentar alas muy divergentes: unos 180º (lo que permite diferenciarlo del arce falso plátano). • Distribución: aunque es una especie indiferente al tipo de sustrato, no es tan abundante en Pirineos y cordillera Cantábrica como otras especies del género. • Utilidades: uso ornamental en jardines, secundariamente la calidad de su madera. El arce menor (Acer campestre), alguergue (gallego), auró blanc (catalán) o azcarro (euskera); es una planta muy común en Europa que puede alcanzar con facilidad los 150 años.

98

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Imagen 75: arce menor (Acer campestre).

• Porte, tronco y copa: arbóreo, de tronco de corteza grisácea y copa amplia y densa, que aporta bastante sombra. Las hojas son caducas, opuestas, de largo y rojizo peciolo; siendo el limbo menor que en otros arces, de tipo palmeado-lobulado (con 5 lóbulos) y entrantes agudos. • Época de floración y frutos: florece entre abril y mayo, dando flores poco vistosas de color verde, agrupadas en ramilletes colgantes. El fruto es de tipo sámara (fruto seco, con una sola semilla y extendido en forma de ala para facilitar su dispersión mediante el viento) y salen de dos en dos. La semilla madura al siguiente otoño. • Distribución: principalmente en la mitad norte y noroeste peninsular; prefiriendo suelos calizos frescos, cercanía de los ríos y alturas de hasta los 1200m. • Utilidades: uso ornamental en jardines (ofrece buena sombra, por su follaje espeso y es además adecuado para la formación de setos por su resistencia al recorte). Su madera es útil para la fabricación de pequeñas piezas de ebanistería. El arce de Montpellier (Acer monspessulanum), auró negre (catalán) o eihar frantsesa (euskera), tiene un porte menor que sus parientes (10m), sólo 3 lóbulos en sus hojas y, además, estas no segregan látex al cortarlas, lo que le diferencia claramente a esta especie centenaria.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

99


Imagen 76: arce de Montpellier (Acer monspessulanum).

• Porte, tronco y copa: arbóreo, de tronco de corteza grisácea y copa amplia y densa, que aporta bastante sombra. Las hojas son caducas y de largo peciolo, no segregan látex al cortarlas y son de menor tamaño que las de sus parientes, estando formadas por 3 lóbulos iguales. • Época de floración y frutos: entre marzo y mayo aparecen sus poco vistosas flores agrupadas en ramilletes colgantes. El fruto es de tipo sámara con 2 semillas globosas y sus alas enfrentadas en un ángulo muy cerrado (característico). • Distribución: podemos encontrarlo desde el nivel del mar a los 1000m de altitud, colonizando todo tipo de suelos, aunque sin formar bosques, ya que suele acompañar a otras especies. Es más abundante en el este y norte de la península. • Utilidades: uso ornamental en jardines, secundariamente la calidad de su madera. Del arce acirón (Acer opalus), oró (catalán) o astigar (euskera) se dice que sus hojas muestran los más variados matices de color en el otoño ibérico. También puede ser identificado por su menor tamaño, ya que generalmente no pasa de un porte arbustivo.

100

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Imagen 77: arce acirón (Arce opalus).

• Porte, tronco y copa: arbustivo (hasta 7m), muy ramoso y denso, con ramillas jóvenes típicamente pelosas. Las hojas son caducas, opuestas y de largo peciolo, con limbo de 5 lóbulos poco profundos y redondeados. No segregan látex. • Época de floración y frutos: las verdes flores aparecen en ramilletes colgantes entre marzo y abril. El fruto es una sámara que nace en parejas y cuyas alas forman un ángulo de 90º o incluso menor. • Distribución: prefiere los suelos calizos y las zonas frescas, hasta los 2300 m de altitud, lo que hace que le encontremos en la mitad oriental de la Península Ibérica. • Utilidades: destaca el uso ornamental en jardines (por la variedad de diferentes matices de sus hojas en el otoño); aunque también se usa su madera en trabajos de ebanistería y como excelente combustible, ya que proporciona buenas brasas. 1.1.2.14. Aquifoliáceas (acebo) Continuamos estudiando una planta asociada a la navidad y que los celtas consideraban como uno de sus árboles sagrados: el acebo (Ilex aquifolium), acibo (gallego), grèvol (catalán) o gorosti (euskera).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

101


El acebo (Ilex aquifolium) es una especie importante en el equilibrio ecológico del sistema forestal, al alimentar a numerosas especies en la época otoñal cuando maduran sus frutos. Quizás por esa razón era considerado como un árbol sagrado por el pueblo celta.

Imagen 78: acebo (Ilex aquifolium).

• Porte, tronco y copa: generalmente se presenta como un arbusto (hasta 5m) de tronco recto y corteza grisácea. La copa es muy ramosa y espesa, formada por hojas son persistentes que se disponen alternadamente sobre las ramas. El limbo es oval u oblongo, coriáceo; contrastando el color verde intenso brillante del haz, con el verde pálido del envés. El borde está ondeado y acompañado de dientes espinosos. • Época de floración y frutos: las pequeñas y blancas flores aparecen en la axila de las hojas en primavera. El fruto es una pequeña drupa de color rojo coral que contiene unas 3-5 semillas que maduran en el otoño. Son típicamente plantas dioicas. • Distribución: abunda en los bosques de hayas y robles, escasea en la zona sur. • Utilidades: principalmente ornamental. Aunque sus frutos son tóxicos para las personas, no lo son para los animales. La infusión de sus hojas es diurética.

102

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


1.1.2.15. Buxáceas (boj) ¿Cuáles son las características identificativas de las Buxáceas? Incluye especies de hojas persistentes, enteras, flores agrupadas en glomérulos, frutos en cápsula dehiscente con semillas sin pelosidades. El boj (Buxus sempervirens), buxo (gallego), boix (catalán) o amaxatun (euskera); es una especie autóctona de crecimiento lento muy apreciada por la calidad de su madera.

Imagen 79: boj (Buxus sempervirens).

• Porte, tronco y copa: arbusto de entre 1-3m de altura cuyo tronco tiene una corteza escamosa, numerosas ramas y recubiertas de un denso follaje. Las hojas son persistentes, dispuestas opuestas a lo largo de la rama; de peciolo corto, limbo aovado y borde entero. Contrasta el haz verde oscuro con el envés más claro. • Época de floración y frutos: a finales de primavera aparecen sus pequeñas y blanquecinas flores, sin pétalos y dispuestas en pequeños grupos sobre la axila de las hojas. El fruto es de tipo cápsula, ovoideo y con tres cuernecillos en su ápice. • Distribución: ocupa los sistemas montañosos septentrionales.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

103


• Utilidades: como planta ornamental (soporta bien el recorte). Su madera (densa, dura y homogénea) es apta para ebanistería (como la fabricación de la gaita gallega). 1.1.2.16. Tiláceas (tilo) La familia de las Tiláceas incluye a especies de porte arbóreo o arbustivo, con hojas caducas, simples, pecioladas y flores agrupadas en inflorescencias de tipo cimoso. En España podemos encontrar el tilo de hoja grande (Tilia platyphyllos), tileiro (gallego), tell de fulla gran (catalán) o ezki hostozabala (euskera) y el tilo de hoja pequeña (Tilia cordata), tileiro (gallego), tell de fulla petita (catalán) o ezki hostotxikia (euskera).

Imagen 80: tilos (Tila sp.).

• Porte, tronco y copa: árbol de gran talla (más de 30m) y muy longevo (2000 años), de tronco recto y corteza grisácea agrietada longitudinalmente. La copa es amplia, con abundante follaje. Las hojas son caducas, de limbo acorazonado y amplio terminado en punta, con los bordes dentados y pelos en la cara inferior. • Época de floración y frutos: las flores aparecen en primavera y finales de verano, son blanco-amarillentas y tienen un delicado aroma que atrae a los insectos polinizadores. Los frutos son de tipo globoso, lisos en el tilo

104

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


de hojas pequeñas, y con marcadas costillas longitudinales en el tilo de hojas grandes. • Distribución: en toda España; el tilo de hoja pequeña (Tila cordata) prefiere el norte del país, mientras que el tilo de hoja grande (Tila platyphyllos) llega más al sur. • Utilidades: apreciados como ornamental por su porte, además su madera es fácil de trabajar y con sus hojas secas se prepara la conocida infusión de tila. 1.1.2.17. Ericáceas (madroño) La familia de las Ericáceas está adaptada a terrenos pobres y ácidos, en los que sobrevive gracias a la asociación simbiótica con micorrizas (gránulos que se forman en la raíz de las plantas por asociación con hongos que ayudan a la planta a captar determinados nutrientes a cambio de recibir productos elaborados de ésta). Incluye a especies como la Erica o el madroño. El madroño (Arbutus unedo), albedro (gallego), arboç (catalán) o gurbitza (euskera), es un arbusto de gran belleza por su follaje, flores y frutos.

Imagen 81: madroño (Arbutus unedo).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

105


• Porte, tronco y copa: arbusto (1-5m de altura), de tronco con corteza pardorojiza, áspera y agrietada, y copa oval. Las hojas son persistentes, de limbo lanceolado y bordes aserrados, con haz lustroso. • Época de floración y frutos: las flores aparecen de octubre a febrero y tienen los pétalos soldados formando una especie de urna de color blanquecino. El fruto es una baya con la superficie granulosa, que al madurar adquiere un color morado. • Distribución: peninsular, preferentemente en el encinar mediterráneo. • Utilidades: como ornamental; también su madera se utiliza en tonelería y ebanistería; y con sus frutos se preparan confituras y bebidas fermentadas. 1.1.2.18. Oleáceas (olivos y fresnos) La especie más representativa de la familia de las Oleáceas son los olivos (Olea europaea), pero incluye también a las especies de fresnos (Fraxinus sp.), árboles de madera apreciada. El olivo silvestre (Olea europaea), olivera borda (catalán) o basa olivoa (euskera), es el padre de las variedades de olivos cultivados, presentando típicamente las ramas terminadas en punta.

Imagen 82: olivo (Olea europaea).

106

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Porte, tronco y copa: es un pequeño árbol (hasta 10m), de tronco grueso, nudoso y retorcido, con corteza pardo-grisácea. Sin embargo, podemos encontrar variedades mediterráneas (acebuche) con porte arbustivo y ramas espinosas. Las hojas son persistentes, de corto peciolo y limbo coriáceo, con forma oblongo-lanceolada y bordes enteros. El haz es verde grisáceo y el envés es plateado. • Época de floración y frutos: en primavera se forman pequeñas flores de 4 pétalos blanquecinos, reunidas en racimos erectos. El fruto es una drupa elipsoide y negra en su madurez (las aceitunas verdes se recogen inmaduras). • Distribución: principalmente mediterránea y de gran longevidad (hasta 5 siglos). • Utilidades: su madera es altamente apreciada en ebanistería por su dureza, además del conocido aprovechamiento de su fruto maduro: la aceituna. Generalmente encontraremos en parques y jardines, pocos asilvestrados, al fresno de olor u orno (Fraxinus ornus), freixo de follas redondas (gallego), freixe de flor (catalán) o lizar loredum (euskera); y al fresno de hoja ancha o común (Fraxinus excelsior), freixo común (gallego), freixe de fulla gran (catalán) o lizar arrunta (euskera).

Imagen 83: fresno orno (Fraxinus ornus) y de hoja pequeña (F. angustifolia).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

107


• Porte, tronco y copa: es un pequeño árbol (el fresno orno o de olor es más bien un arbusto de unos 5-8m de altura), de corteza grisácea y lisa y copa amplia y ramificada. Ambas especies muestran hojas caducas, pero mientras en el fresno orno aparecen 7-9 foliolos de forma aovada y dentada, en el fresno de hoja pequeña el número de foliolos es menor, entre 5-7, con borde serrado y tamaño menor. • Época de floración y frutos: entre febrero y marzo se forman blancas flores (de 4 pétalos) que se reúnen en inflorescencias racimosas y producen frutos de tipo sámara, en el caso del fresno orno. Por su parte, el fresno de hoja pequeña se diferencia por el menor tamaño de sus flores, reunidas en racimos cortos de un discreto color parduzco. • Distribución: en todo el país el fresno de hoja pequeña (Fraxinus angustifolia); más mediterráneo (Valencia y Murcia) el fresno de flor u orno (Fraxinus ornus). • Utilidades: como árbol ornamental, sobre todo el fresno orno (Fraxinus ornus). Al fresno común o de hoja ancha (Fraxinus excelsior), freixo común (gallego), freixe de fulla gran (catalán) o lizar arrunta (euskera) le diferencia claramente su corpulencia, de así su apelativo latino: excelsior.

Imagen 84: fresno común (Fraxinus excelsior).

108

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Porte, tronco y copa: es el mayor de los fresnos autóctonos (hasta 40m). Las hojas son caducas, de forma oval-lanceolada, opuestas y compuestas por entre 7-13 foliolos. El margen está serrado de manera uniforme y no presenta pilosidades. • Época de floración y frutos: en primavera se forman las flores que se reúnen en inflorescencias de tipo racimo, primero erectas, luego colgantes. El fruto es de tipo sámara que se dispersa ayudada por un ala. • Distribución: prefiere el norte peninsular, sobre todo zonas húmedas y frescas. • Utilidades: su madera es altamente apreciada, ya que es tenaz, elástica y resistente, por lo que se utiliza en la fabricación de herramientas, tonelería, y también como combustible. 1.1.2.19. Caprifoliáceas (saúco) ¿Cuáles son las características distintivas de la familia de las Caprifoliáceas? Esta familia incluye a plantas herbáceas o arbustos de hojas compuestas e imparipinnadas (en número impar), como el conocido saúco (Sambucus nigra) que veremos a continuación. El saúco (Sambucus nigra), sabugueiro o bieiteiro (gallego), saüc (catalán), o intsusa (euskera) es un arbusto medicinal que recibe su apelativo latino del color de sus frutos (nigra).

Imagen 85: saúco (Sambucus nigra).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

109


• Porte, tronco y copa: es un arbusto ramoso (hasta 7-9m) en el tronco y ramas de consistencia como de corcho, siendo los tallos jóvenes huecos. Las hojas son caducas, opuestas y compuestas por entre 3-7 hojuelas imparipinnadas de color verde oscuro, forma ovalada (terminan en una punta alargada), y con el margen finamente serrado. • Época de floración y frutos: en primavera se forman las flores en grupos numerosos y compactos; son pequeñas pero muy aromáticas y vistosas. Los frutos son del tamaño de un guisante y de color negro al madurar • Distribución: abunda en la mitad septentrional, más dispersa en el centro y sur • Utilidades: medicinales, así la corteza y el jarabe de sus frutos sirve como purgante o como laxante (dependiendo de la cantidad); con sus flores se preparan infusiones que alivian la conjuntivitis. También se usa mucho como planta ornamental. 1.1.2.20. Palmáceas (palmera datilera) Las Palmáceas o Arecáceas son la familia de las conocidas palmeras, llamadas en lengua inglesa como palm-trees (árboles de palma), por su aspecto parecido a la palma de una mano, ya que no disponen de ramas, sino de un tallo grueso terminado en las típicas hojas pinnadas. El palmito (Chamaerops humilis), palma das vassouras (gallego), bargalló (catalán) o astapalma (euskera) es la única palmera autóctona de la Península Ibérica e Islas Baleares.

110

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Imagen 86: palmito (Chamaerops humilis).

• Porte, tronco y copa: su porte es arbustivo (hasta 4m de altura); el tronco está recubierto de hojas viejas secas, teniendo las nuevas aspecto como de abanicos, palmadas y muy grandes (diámetro de entre 50-80cm) y con un rabillo espinoso. • Época de floración y frutos: las inflorescencias nacen en primavera, localizadas al final de los troncos, entre las hojas y producen frutos carnosos, redondos y de color inicialmente verde, que se convertirán en negruzcos al madurar. • Distribución: principalmente en Andalucía, Murcia, Valencia e Islas Baleares. • Utilidades: principalmente tienen valor ornamental por resistencia y rusticidad; aunque hay que recordar que las fibras de sus hojas se utilizan para elaborar artesanalmente: esteras, escobas y como relleno de tapicerías. El fruto tiene propiedades antidiarreicas y sirve de alimento para animales. La palmera datilera (Phoenix dactylifera) tiene gran importancia en el Levante español tanto para la obtención de los conocidos dátiles, como planta ornamental en esa turística zona. También es conocida por palmeira (gallego), palmer (catalán) o palmondoa (euskera).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

111


No es una planta autóctona de España, ya que fue introducida por los musulmanes hace más de 500 años, pero hoy en día es un árbol importante en la zona mediterránea. El mayor palmeral de Europa, con más de 200.000 ejemplares, está en localizado en Elche.

Imagen 87: palmera datilera (Phoenix dactylifera).

• Porte, tronco y copa: árbol que puede superar los 20m de altura, de tronco recto recubierto de las bases de los peciolos de las hojas muertas. Diferenciamos en la zona superior un penacho de hojas, mientras que en la zona inferior nacen abundantes raíces (adventicias), que ayudan a la propagación de la planta. Las hojas son persistentes y grandes (2-4m), con un eje central del que parten segmentos rígidos de color verdegrisáceo, ordenados en dos hileras, estando los de la base transformados en espinas. • Época de floración y frutos: en primavera aparecen las diminutas flores reunidas en racimos y dispuestos en la axila de las hojas, dando en otoño frutos tipo baya: los conocidos dátiles, que portan en su interior una única semilla. • Distribución: aunque es propia de clima subdesértico, se cultiva en Alicante. • Utilidades: ornamental en todo el territorio y para la producción de sus nutritivos dátiles en la zona de Alicante.

112

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Recuerda A la hora de identificar correctamente una especie forestal, tenemos que fijarnos en un conjunto de características, como son: el porte y aspecto general de la planta, el tipo de hojas, de flores, y de frutos. Así he preparado una sencilla clave de identificación para ayudarle a diferenciar las principales especies forestales: ¿Tienen las hojas forma de aguja o acícula? • Acículas <3cm: o Dispuestas de una en una, alrededor de las ramillas y con porte arbóreo, sin flores típicas y fruto tipo piña: abetos (Abies sp.). o Dispuestas formando una estrella de 3 puntas, porte arbustivo, sin flores típicas y fruto tipo gálbulo: enebro (Juniperus sp.). • Acículas >4cm: o Dispuestas en grupos de dos: con acículas <8cm: el pino silvestre (Pinus sylvestris) y pino ganchudo (P. uncinata). o Con acículas >8cm: el pino de Alepo (P. halepensis), pino salgareño (P. nigra), pino rodeno (P. pinaster) y pino piñonero (P. pinea). o Dispuestas en grupos de tres: pino de Monterrey (Pinus radiata). ¿Las hojas tienen forma de escama o de ramillas articuladas? • Con fruto tipo gálbulo: sabina (Juniperus sp.). • Con fruto tipo piña globosa: cipreses (Cupressus sp.). ¿Tiene hojas muy grandes, del tipo de una palmera? • Con porte arbustivo: palmito (Chamaerops humulis). • Con porte arbóreo: palmera datilera (Phoenix dactylifera). ¿Las hojas son lineares, dispuestas en las ramillas en forma de peine doble y frutos tipo arilo? Tejo (Taxus baccata).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

113


¿Las hojas son compuestas por varias hojuelas y sin yema axilar? • Hojas opuestas sobre las ramas: o Fruto carnoso (drupa), porte arbustivo: saúco (Sambucus nigra). o Fruto seco (sámara), porte arbóreo: fresnos (Fraxinus sp.). • Hojas alternas sobre las ramas: o Margen entero: algarrobo (Ceratonia siliqua), nogal (Juglans regia); o Margen regularmente dentado o aserrado, hojas pinnadas y con frutos secos (sámaras): fresnos (Fraxinus sp.). ¿Las hojas son simples? • De forma acorazonada: tilos (Tilia sp.). • Triangulares o romboidales: abedul (Betula pendula). • Redondeadas, tan anchas como largas: álamos o chopos (Populus sp.). • Palmeadas o lobuladas: arces (Acer sp.), higuera (Ficus carica), morera blanca (Morus alba), plátanos (Platanus sp.), álamos (Populus sp.), alcornoque (Quercus suber), robles (Quercus sp.), tejo (Taxus baccata). • Lineares o lanceoladas: eucalipto (Eucaliptus sp.), olivo silvestre (Olea europaea), almendro (Prunus dulcis), ciruelo (Prunus insititia), sauces (Salix sp.). • Hojas de otras formas: madroño (Arbutus unedo), boj (Buxus sempervirens), castaño (Castanea sativa), avellano (Corylus avellana), haya (Fagus sylvatica), acebo (Ilex aquifolium), laurel (Larus nobilis), manzano silvestre (Malus sylvestris), cerezos (Prunus sp.), coscoja (Quercus coccifera), olmos (Ulmus sp.), alisos (Alnus sp.) y encina (Quercus ilex).

1

.2. Zonas y época de recogida

¿Acaso varía la calidad de las semillas y los frutos dependiendo del lugar donde se recojan? Pues realmente así es: Las poblaciones (grupos de individuos de una especie que habitan un lugar físico) están adaptadas a las condiciones climáticas y del suelo específicas de ese

114

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


lugar: por lo tanto, muestran una diferenciación genética (genotipo) que transfieren a las siguientes generaciones. Esto es así porque con el paso de los años sólo han sobrevivido y se han multiplicado aquellos individuos mejor adaptados a esas condiciones, esto es: aquellos con las mejores calidades fisiológicas (viables y vigorosos) para responder a los condicionantes climáticos, del suelo, a las plagas y a las enfermedades. Denominamos fenotipo al aspecto exterior de la planta resultante de esta interacción con el medio ambiente. Todas esas características están grabadas en los genes de los individuos de la población local considerada (entendemos como población local la incluida dentro de un radio de 160km) y serán heredados por las siguientes generaciones (por ejemplo, frutos de mejores calidades organolépticas, mejor tamaño, etc.) que mostrarán un fenotipo diferenciado, el que nos interesa conseguir en la forma de semillas más vigorosas, frutos más sabrosos, etc. De ahí la importancia de tomar nota de la región de procedencia de cada lote de semillas o de polen que sea recolectado, ya que este lote proviene de árboles padres que han desarrollado por selección natural su constitución genética y que está grabado en su genotipo. En consecuencia, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha creado un registro donde figuran todas las masas forestales, huertos semilleros y clones que han sido autorizados por las comunidades autónomas y en los que se recolectan las semillas, frutos y partes de plantas que son certificados en los procesos de producción y comercialización; clasificados según regiones de procedencia. El lector puede ampliar información en el enlace siguiente: http://www.mapama.gob.es/es/desarrollo-rural/temas/politica-forestal/ ¿Cuáles son las regiones de procedencia de material forestal de reproducción existentes en España? España se ha dividido en un total de 57 regiones de procedencia de material forestal de reproducción (establecido en el Real Decreto 289/03, de 7 de marzo, sobre comercialización de los materiales forestales de reproducción), que son zonas que presentan para una especie similitudes en términos ecológicos, fenotípicos y genéticos.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

115


Así, por ejemplo, en Galicia, se han tenido que definir diferentes regiones de procedencia por la variabilidad encontrada, diferenciando: Galicia litoral (costa atlántica de A Coruña y Pontevedra), Montañas y mesetas interiores de Galicia (interior de Lugo y Ourense), y por último una región de procedencia denominada Litoral astur-cantábrico (formada por la costa del norte de la provincia de Lugo). Otro ejemplo es el de las islas (Canarias y Baleares), en las que se diferencia cada isla como una entidad o región productora.

Imagen 88: etiqueta certificada para plantación.

¿Cómo conocer el grado de selección efectuado en la recolección de semillas silvestres para plantación? Los distintos grados de selección efectuados se conocen a través del código de color de las etiquetas, que va del blanco al azul (sistema de la Unión Europea), cómo se describe a continuación: Códigos de color UE, etiquetas semillas y plantas Etiquetas de color blanco: semilla no certificada, procedente de masas forestales sin clasificar. No tienen categoría especial de comercialización. Etiquetas de color verde: semilla seleccionada, esto significa que se ha identificado la población con las características idóneas, seleccionado los mejores individuos. Etiquetas de color azul: semilla seleccionada y controlada. Hoy en día es requisito obligatorio el contar con material certificado en cualquier explotación agraria o forestal.

116

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Recuerda Las poblaciones son grupos de individuos de una especie que habitan un lugar físico y están adaptadas a esas condiciones climáticas y del suelo específicas. El genotipo expresa la diferenciación genética que transfieren los individuos de una población a las siguientes generaciones. El fenotipo muestra el aspecto exterior de la planta resultante de la interacción con el medio ambiente. Para comercializar semillas o plantas forestales, se ha de indicar la región forestal de procedencia en la etiqueta identificativa de acompañamiento. La etiqueta identificativa de color azul significa semilla o planta seleccionada. Por su parte la etiqueta de color blanco no tiene calidad certificada para su comercialización. ¿Cuándo se deben recoger las semillas silvestres? Las semillas se recogerán cuando ya han madurado, pero siempre antes de que se produzca su diseminación. También hemos de tener en cuenta que, mientras algunos frutos permanecen tiempo sin abrirse o diseminarse, otros lo hacen rápidamente, o incluso son consumidos rápidamente por animales. El tiempo fresco y húmedo retrasa la maduración y la dispersión de las semillas. ¿Cuáles son las épocas de maduración de las principales especies forestales? La maduración de los frutos ocurre a finales del otoño, aunque veremos que otras especies escapan a la regla general. Calendario maduración del fruto en especies forestales De abril a junio: Podemos recolectar la semilla de álamos (Populus spp.) y olmos (Ulmus minor). De junio a julio: Recogeremos las refrescantes moras de la morera blanca (Morus alba), las cerezas y las endrinas (Prunus sp.). De agosto a septiembre: Época de recolección de los frutos alados del abedul (Betula pendula), las bayas del saúco (Sambucus nigra), las semillas encerradas en las piñas de los cipreses (Cupressus sp.), y el redondeado fruto de los enebros (Juniperus sp.).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

117


De septiembre a octubre: Las piñas del pinsapo (Abies pinsapo), y el fruto del manzano silvestre (Malus sylvestris). De octubre a diciembre: Podemos recoger las semillas del aliso (Alnus glutinosa), el fruto del madroño (Arbutus unedo), los frutos del castaño (Castanea sativa) y del nogal (Juglans regia), el conocido fruto del olivo (Olea europaea), las bellotas de robles, alcornoques y encinas (Quercus spp.), y las semillas del tejo (Taxus bacatta). De octubre a marzo: Maduran las piñas (Pinus spp.) y el acebo (Ilex aquifolium). ¿Existen técnicas para conocer exactamente cuándo el fruto está maduro? Efectivamente, existen las llamadas técnicas de campo que se basan en la observación de los cambios exteriores que muestran los frutos cuando están maduros, cambios que pueden ser: • Comprobar el cambio de color, en el sabor o en el olor del fruto. • Observar variaciones en la densidad o el reblandecimiento de los frutos frescos. • En el caso de las semillas de las coníferas, la pérdida de brillo de la semilla nos señala el punto de maduración. Los métodos de campo empleados pueden ser destructivos (obligan a cortar la semilla y observar su aspecto interior) o de tipo no destructivos. A continuación, veremos los métodos de campo no destructivos en la tabla siguiente: Métodos de campo no destructivos para evaluar maduración del fruto • Método gravimétrico: aprovecha la pérdida de peso específico de los frutos conforme avanza la madurez, midiéndose la densidad del fruto maduro. En la práctica para el género Pinus, cuando más de la mitad de los frutos analizados flotan en el líquido a una densidad entre 0,86 y 0,97gr/ cm3, se puede iniciar la recolección.

118

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Método colorimétrico: muchos frutos pasan del color verde a tonos de amarillo, pardo o gris, cuando están maduros. Como la semilla madura antes que el fruto, es conveniente proceder a la recolección en las primeras fases de cambio. En la práctica es uno de los métodos más utilizados, aunque implica una cierta experiencia en el conocimiento de los cambios de color del fruto de las respectivas especies forestales. También pueden usarse métodos de laboratorio que son más complejos, como: Métodos de laboratorio no destructivos para evaluar maduración del fruto •

• •

Método de determinación del peso en seco: cuando el árbol deja de pasar nutrientes a la semilla, entonces esta ha alcanzado su máximo peso y está madura. Exige una toma de muestras muy continuada en el tiempo. Análisis químico: se basa en los cambios bioquímicos que se producen en el fruto cuando alcanza la madurez (como por ejemplo el contenido en azúcares). Un conocido ejemplo es el de la verificación del contenido en azúcares en la uva que se realiza para determinar el momento óptimo de vendimia (esto es, la recolección del fruto). Radiografía con rayos X: estudia las fases del desarrollo de semilla y embrión. Análisis del contenido en humedad: muchas especies al madurar pierden agua, lo que marca el momento óptimo de recogida. En el caso del género Pinus, se dice que sus piñas están maduras cuando la humedad desciende al 45%.

Finalmente, comentar que también es utilizada la recolección de semillas inmaduras y almacenarlas en condiciones frescas y ventiladas para así reproducir las condiciones de postmaduración de las semillas dentro del fruto. Recuerda En la industria, el método más frecuente para determinar el momento de la cosecha, se basa en la combinación del estudio fenológico de la zona de recogida, combinado con el patrón de maduración de la especie.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

119


En consecuencia, debe evitarse la recolección de semilla de árboles aislados, sobremaduros, enfermos, de porte deficiente o aquellos ubicados en lugares con histórico de cosechas pobres, ya que todas estas características serán transmitidas a la descendencia (a través del genotipo) y expresado en su fenotipo.

1

.3. Sistemas de recogida

¿Cuáles son los sistemas de recolección de frutos silvestres más empleados? Aunque la variedad de sistemas de recolección del fruto es amplia y variable (en función de la facilidad de acceso, por ejemplo), se pueden clasificar en tres grandes grupos: • Recogida de frutos en árboles apeados: es un sistema sencillo que aprovecha la corta de los árboles para realizar, para realizar una extracción manual con la ayuda de rastrillos y ganchos. Es típicamente usado para recolectar las piñas del género Pinus. • Recogida de frutos en árboles de pie: este sistema no daña el árbol y obtiene una semilla de mayor calidad, seleccionada y extraída en su momento óptimo. Es utilizado en las especies: pinsapo (Abies pinsapo), ciprés común (Cupressus sempervirens), pinos (Pinus spp.) y olmos (Ulmus spp.). También se aplica a matas y arbustos al alcance de las manos. •

Recogida de frutos en el suelo: los frutos pueden aparecer en el suelo bien debido a su caída natural una vez maduros, bien debidas a una vibración manual (usando pértigas) o mecánica. Se recomienda para las semillas de gran tamaño, como son las castañas, bellotas, nueces, etc.

1.3.1. Manual La recogida de frutos manual se emplea típicamente en el suelo del bosque ayudándonos de un rastrillo (común para la recolección de bellotas, castañas y hayucos) para lo que debe esperarse a la maduración del fruto y su caída al suelo.

120

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Si no deseamos esperar a que los frutos maduros cayesen al suelo por sí mismos, podríamos optar por usar las varas (de entre 1 y 3m) usadas en la recolección manual de la aceituna, para agitar y así desprender el fruto maduro, que caería sobre una lona dispuesta en el suelo, donde lo recogeríamos. Es importante la pericia del trabajador para golpear las ramas sin dañar el fruto. También se puede, con la ayuda de sierras, tijeras de podar o ganchos, proceder a la recogida manual de los frutos situados en matas y arbustos. Y para especies de porte arbóreo, podríamos ayudarnos bien de ganchos de alpinismo para trepar, bien escaleras de tramos acoplables (usados para la recolección de aceitunas y frutas), o incluso utilizando plataformas con brazo extensible acopladas a vehículos. Recuerda La recolección manual puede efectuarse cuando los frutos ya han caído maduros, o cuando el recolector los selecciona en el árbol o arbusto: utilizando herramientas como varas o pértigas agitadoras, tijeras, sierras, etc.

1.3.2. Mecánica Ejemplos conocidos de recogida mecánica de frutos silvestres son la recolección de bellotas y hayucos empleando un tubo aspirador conectado a un motor de tractor, lo que permite la recolección de un importante volumen en un corto espacio de tiempo. Las limitaciones de este sistema vienen dadas por la necesidad de facilitar el acceso de la maquinaria, así como el practicar una poda que facilite la recogida mecánica por vibración. Otros sistemas de recogida mecánica de frutos silvestres, combinan el vareo mecánico con la extracción desde el suelo con tubo aspirador: como es el caso de la recolección mecánica de la aceituna y del almendro, que emplean la agitación mecánica de las ramas por medio de brazos vibradores anclados a un tractor para recoger hasta un 95% del fruto sobre lonas extendidas en el suelo bajo los árboles (o con forma de paraguas para recoger en la propia máquina el fruto).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

121


Recuerda La recolección mecánica está limitada por la accesibilidad que marca el terreno y por el tipo de poda practicado en el árbol. Las ventajas de la recolección mecánica vienen de su mayor productividad: recogen hasta un 95% del fruto en mucho menor tiempo.

1

.4. Extracción, limpieza y almacenamiento de semillas Tras recolectar el fruto maduro, han de extraerse las semillas sin alterar su viabilidad futura: evitando durante todo el proceso las altas temperaturas. Los cuidados más usuales implican: • Minimizar los tiempos de transporte de los frutos y realizarlo dentro de sacos ventilados (sacos de arpillera o rafia, nunca de plástico) para llevarlos a un lugar de almacenamiento seco, fresco y bien ventilado (evitar el desarrollo de mohos). • Evitar la pérdida de identidad del material recogido indicando en el recipiente: especie, número de lote, localización geográfica, fecha de recolección, peso y nombre del recolector.

1.4.1. Métodos de extracción o separación del fruto ¿Cómo extraer la semilla del fruto? El paso previo a la extracción de las semillas, consiste en la limpieza de los frutos: normalmente se realiza un cribado para retirar impurezas, seguido de la retirada manual de ramillas y de los envoltorios que cubren las semillas. La extracción de la semilla va a depender del tipo de fruto. Así, en el caso del castaño se retira el envoltorio o erizo que esconde la castaña, pudiendo usar alguno de los siguientes métodos de extracción:

122

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Secado: se basa que en algunos frutos permanecen cerrados hasta que su humedad decrece, momento en el que los frutos se abren. Existen tres variantes: los tipos de secado al aire y secado al sol, son los que más tiempo necesitan (un verano), aunque son de menores costes. Tienen el riesgo del ataque de insectos. El secado en hornos acorta el proceso a unas pocas semanas y controla la temperatura (máximo 60ºC) para garantizar la viabilidad de la semilla (ejemplo los piñones). • Desgrane: utilizado en frutos de tipo legumbre o de tipo cápsula que son triturados para liberar las semillas y para separar frutos presentados en forma de racimos. • Despulpado: idóneo en especies (Prunus sp., Olea europaea) con frutos carnosos donde separa las semillas de la pulpa que los recubre por trituración con máquinas.

1.4.2. Medios y productos de limpieza y métodos utilizados Una vez que las semillas han sido extraídas del fruto y rebajado su contenido de humedad, es necesario efectuar una limpieza que nos permita seleccionar aquellas más viables y descartar las vacías y no viables, lo que se lleva a cabo por los diferentes métodos que veremos a continuación: • Método del aventado: al someter una muestra de semillas a una corriente ascendente de aire a velocidad determinada, se observa que ésta se divide en dos fracciones: una fracción de impurezas pesadas y semillas buenas (situada en la zona inferior) y otra fracción más ligera, donde están incluidas las impurezas ligeras y las semillas no válidas (fracción ligera que se separa en la zona superior). Este método puede ser utilizado en combinación con un desalado previo, que consiste en incluir semillas aladas (como los piñones) en una máquina con un mecanismo giratorio que presiona las semillas hasta retirarle la parte alada y así reducir su volumen, lo que facilita el trabajo de las máquinas sembradoras.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

123


• Método del cribado: consiste en pasar las semillas a través de mallas de distinto tamaño, lo que permite una limpieza en función del tamaño deseado. El cribado puede ser usado para, con la ayuda de un chorro de agua a presión, separar la pulpa de la semilla, por lo que es utilizado para los frutos carnosos. Algunas máquinas limpiadoras combinan los métodos de desalado y cribado. • Método de la flotación en agua: separa las semillas en función de su densidad, al utilizar líquidos de densidad menor de 1, las semillas buenas van al fondo, mientras las semillas no viables e impurezas ligeras, flotan y pueden ser retiradas. Este método ha de ser aplicado con precaución para evitar que se reblandezcan las semillas y puedan ser atacadas por hongos. • Método de la separación centrífuga o vibración: cuando las semillas se centrifugan en un cilindro abierto, las partículas más pesadas ascienden y pueden salir del cilindro, quedando separadas de la fracción más ligera. En resumen, existen diferentes métodos para la extracción de las semillas de los frutos y que podemos utilizar en función de las características físicas de éstos: carnosos, tipo cápsula, dehiscentes, etc. Incluso en grupos como las Coníferas, algunos autores (Goor y Barney 1976, Stein y otros 1974, Krugman y Jenkinson 1974) recomiendan que las semillas se guarden en los conos, pues las semillas extraídas pierden rápidamente su viabilidad. Al finalizar el período de almacenamiento, los conos han de ponerse a remojo en agua hirviendo (10120 segundos) y después someterlos en la estufa de secado a temperaturas muy elevadas (75–80°C), para facilitar la extracción. Después de este tratamiento, se abren fácilmente con la mano y se extraen las semillas para sembrarlas de inmediato. En cuanto a los medios empleados, hoy en día, por motivos económicos se realiza la extracción con máquinas preparadas al efecto, que sustituyen al uso de la mano de obra.

1.4.3. Envasado y conservación de las semillas ¿Cuánto dura el potencial germinativo de una semilla? Aunque en el momento de la maduración las semillas están prontas para su utilización, salvo el caso de especies como el madroño (Arbutus unedo) o el boj (Buxus sempervirens) que requieren un periodo de postmaduración para alcanzar su máximo potencial;

124

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


puede ser que sea conveniente el almacenarlas para poder utilizarlas más adelante. Sin embargo, es conveniente tener en cuenta que la longevidad de las semillas de las especies forestales puede variar dependiendo del momento de la recolección, los tratamientos a que se le somete previos a su almacenaje y las propias condiciones de almacenaje. En la actualidad se distinguimos dos tipos principales de semillas (Roberts 1973) atendiendo a su potencial de conservación y longevidad: • Semillas ortodoxas: que pueden secarse hasta un bajo contenido de humedad (5%) y almacenarse a temperaturas muy bajas durante decenios. o Como ejemplos se pueden citar pinos (Pinus sp.) y cipreses (Cupressus sp.). o En el caso de las Salicáceas (álamos, sauces) y las Ulmáceas (olmos), las semillas pierden en pocas semanas su viabilidad si no se almacenan a baja temperatura y se reduce el contenido de humedad. • Semillas recalcitrantes: son aquellas que no pueden sobrevivir si se las seca más allá de un contenido de humedad relativamente alto (20%) y que no toleran el almacenamiento durante largos períodos. Como ejemplos tenemos las Fagáceas: hayas, robles, encinas, alcornoques y castaños. Otro método de almacenaje que puede ser utilizado es el almacenaje dentro del propio fruto (así se suele realizar en los géneros Platanus y Cedrus), útil en aquellas especies que pueden conservarse a temperatura ambiente. Este método tiene el inconveniente de necesitar un gran volumen para el almacenamiento. ¿Cómo han de ser los tipos de recipientes recomendados para el almacenamiento? Estos deben permitir aprovechar al máximo el espacio y proteger en las debidas condiciones (físicas y ambientales) a las semillas forestales. Así podemos encontrar: • Los sacos arpilleros y bolsas de algodón o papel (sólo válidos para cortos periodos de tiempo en semillas ortodoxas). • Materiales completamente impermeables como el vidrio, las latas metálicas o el plástico rígido (no recomendables para semillas recalcitrantes o para las semillas ortodoxas con alto contenido en humedad).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

125


• Envases en materiales resistentes, pero no impermeables totalmente, como son los envases de polietileno y el papel de aluminio, los cuales permiten un intercambio a largo plazo del vapor de agua, que tiene a equilibrar su contenido con el exterior. Recuerda El método de almacenaje recomendado para las semillas es variable en función de la especie que se trate, ya que puede resistir en mayor o menor medida la desecación y la bajada de temperaturas. Así diferenciamos dos grandes grupos de semillas: ortodoxas (sobreviven tras fuerte desecación y conservación a baja temperatura) y recalcitrantes (precisan de mayor contenido de humedad y de temperatura para su conservación). De igual modo consideraremos la elección del tipo de envase: será resistente y más o menos permeable al exterior según requiera la semilla.

1

.5. Usos y destinos de los frutos y semillas forestales ¿Cuál es la utilidad práctica de los frutos y las semillas forestales? Muchos frutos y semillas sirven de alimento para personas o animales, bien consumidos directamente, bien en forma de zumos, licores, mermeladas, aceites, grasas, extractos, medicinas, alcoholes, etc. Por lo tanto, en unos casos hablaremos de utilidades para la industria (alimentaria, química y farmacéutica) mientras que en otros casos lo haremos describiendo las utilidades artesanales de los frutos y semillas forestales, destinados principalmente al autoconsumo. La recolección de la mayoría de estos frutos es minoritaria y se destina principalmente a autoconsumo. No obstante, destacan por su relevancia la producción de la bellota, la castaña, el piñón y la aceituna; aunque no podemos olvidarnos de las endrinas, nueces, hayucos, madroños, granados, avellanas, cerezas, manzanas, higos, dátiles, etc.

126

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


1.5.1. Usos industriales, artesanales y agrícolas de la bellota La bellota es el fruto característico de robles (Quercus sp.), encinas (Quercus ilex) y alcornoques (Quercus suber), todos ellos pertenecientes a la familia de las Fagáceas. Tiene una forma característica en la que diferenciamos una cúpula rígida que protege parcialmente a una única semilla, la cual pasa del color verde a un marrón brillante cuando está madura.

Imagen 89: bellota.

En Extremadura y Andalucía se utilizan para la alimentación extensiva del ganado a pie de árbol: en las llamadas dehesas, que son básicamente extensiones de encinas (aunque podemos encontrar también alcornoques y robles como el quejigo, Quercus faginea), en las que el ganado pasta libremente para el engorde del cerdo ibérico (durante los meses de noviembre a marzo en el caso del llamado Jamón de Bellota). Según estimaciones de los responsables del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, en la comunidad andaluza la valoración global de este aprovechamiento se puede estimar en torno a 20 millones de euros. Otras posibilidades, ya de tipo artesanal, son: la elaboración harinas tradicionales, el consumo de la bellota tostada, o la elaboración de licor, cerveza y mermeladas de bellota. Según publica el Instituto español de Comercio Exterior (ICEX) en su página web (http://www.icex.es) la cerveza extremeña Cerex Ibérica de Bellota, ha sido galardonada con dos estrellas de oro en los Superior Taste Awards (galardones al Sabor Superior) por el International Taste & Quality Institute, organismo gastronómico internacional con sede en Bruselas que reúne a los «mejores chefs y sumilleres» del mundo.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

127


1.5.2. Usos industriales, artesanales y agrícolas de la castaña La castaña es el fruto que se obtiene del castaño (Castanea sativa), que aparece envuelta, normalmente en grupos de tres, en una cápsula con abundantes espinas conocida comúnmente como erizo.

Imagen 90: erizo de la castaña.

Como utilidades, las castañas son muy apreciadas para el consumo humano, tanto frescas, como cocinadas y asadas, destacando su uso en la repostería. En la Galicia rural sustituían a las patatas por su abundancia y también se usaban en alimentación animal para engorde del ganado. Otras importantes regiones productoras, además de Galicia, son Castilla León y Andalucía. En cuanto a la producción industrial, además de castañas frescas, peladas y congeladas, destaca la castaña confitada (marron glacé), cuya producción industrial se ha recuperado en España recientemente (1980), aunque tiene su origen en la práctica italiana y francesa del siglo XIX, cuando se almacenaban ciertos alimentos en miel o azúcar para su conservación. Para su elaboración se escogen las mejores castañas, que luego son cocinadas a fuego lento para poder ser peladas de manera que queden enteras. Posteriormente se cuecen en el almíbar en el que se glasearán, dejándolas en reposo un día (pueden ser bañadas en brandy). La presentación ha de ser cuidada, envolviendo las castañas (marrons) por separado para evitar que se deshagan, encareciendo su producción. Según el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), España figura como el tercer exportador de castañas a Italia, con una cuota de ese mercado del 33%.

128

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


1.5.3. Usos industriales, artesanales y agrícolas del piñón El piñón es la semilla propia de las especies del género Pinus, siendo la más valorada la que se extrae de la piña del pino piñonero (Pinus pinea) cuando está madura y se abre para dejar salir a las aladas semillas (los piñones) de la cara inferior de las escamas de las piñas.

Imagen 91: piñones de Pino piñonero (Pinus pinea).

Entre las utilidades del piñón del pino piñonero (Pinus pinea), destaca el consumo humano en forma de frutos secos, así como para el uso en repostería. Por otra parte, la producción industrial de piñón con cáscara en España en el año 2007 fue de 13.535 toneladas, consumidas principalmente por la industria de elaboración de productos de confitería y cocina. Es importante destacar que sólo puede ser consumidos los piñones de aquellos árboles silvestres catalogados como comestibles, siendo muy variadas sus propiedades nutricionales dependiendo de las especies de Pináceas.

1.5.4. Usos industriales, artesanales y agrícolas de la aceituna La aceituna es el fruto del olivo (Olea europaea), un fruto redondeado de los conocidos como tipo drupa, que curiosamente es de color negro en la madurez, por lo que las aceitunas verdes comercializadas, tienen que ser recogidas cuando aún no están maduras. Las aceitunas deben recolectarse a finales de otoño o principios de invierno, justo cuando es mayor el nivel de ácidos grasos en la pulpa de la oliva. Conforme avanza la maduración del fruto se van perdiendo los

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

129


aromas, pero se suavizan los sabores; del mismo modo que va variando el color de los aceites desde unos tonos verdes iniciales al amarillo-oro de la recolección. Los sistemas de recolección utilizados son la recogida manual (para aceituna de mesa), el vareo (método de gran producción) y la vibración con máquinas autopropulsadas, similares al tipo que se describirá en el siguiente capítulo dedicado al aprovechamiento de la piña del pino piñonero. Es importante conocer que, si la recolección se retrasa y el fruto cae al suelo de forma natural, éste se deteriora aumentando el grado de acidez.

Imagen 92: aceituna.

Entre las utilidades de la aceituna, además del consumo fresco o aliñada (bien rellenas o en conserva); destaca la importante producción de aceite de oliva. España es líder en producción de aceite de oliva con casi el 50% mundial, que se usa tanto como alimento de calidad, como en la industria cosmética. ¿Cómo se elabora el aceite de oliva? Primero se limpian las aceitunas (dentro de las 24 horas siguientes a su recolección para evitar el incremento de la acidez). De seguido se prensan para liberar el aceite, seguido de un centrifugado o decantación. La maceración se produce en recipientes acero inoxidable (tanques inertes, para que no reaccionen con el aceite), protegido de la luz y del aire; manteniendo la temperatura de entre 15 y 18ºC (evita la oxidación).

130

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Recuerda Aunque no todos los frutos silvestres son de consumo seguro, muchos igualan e incluso superan en sabor y contienen niveles más altos de vitaminas y minerales que sus posibles contrincantes cultivados: porque los frutos silvestres no incorporan productos químicos sintéticos, así que consumir y saborearlos es un privilegio. Además, aunque su aspecto exterior no sea tan llamativo como en el de las especies cultivadas (muchas veces transgénicas: creadas por el hombre a través de ingeniería genética para potenciar algunas características comerciales), son mucho más sanos.

1.5.5. Usos de otros frutos silvestres: algarrobas, avellanas, bayas, cerezas, dátiles, endrinos, gálbulos, granados, hayucos, higos, limones, manzanas, madroños, nueces y peras Se recomienda, por las razones anteriormente comentadas, el cultivar y recoger frutos de variedades rústicas, silvestres, bien para consumo en fresco, bien para la preparación de jarabes, compotas, conservas, etc. Veamos a continuación esas utilidades más en detalle: Los frutos del algarrobo, las algarrobas, son del tipo legumbre y se pueden utilizar tanto en alimentación humana, como animal y tienen éxito en la industria repostera para la preparación de dulces y chocolates, ya que su pulpa es rica en azúcares. Además, a partir de sus semillas (los garrofines) puede obtenerse un espesante alimentario llamado harina de garrofín o goma de algarroba. Finalmente, comentar que tradicionalmente se ha venido utilizando la algarroba como remedio para reducir los síntomas de la diarrea y el estreñimiento. Las avellanas son frutos secos que pueden consumirse enteras, troceadas o molidas, al natural, tostadas y saladas; con destino a la industria alimentaria y especialmente en repostería: entrando a formar parte de la composición de los helados, turrones, chocolates, bizcochos, pasteles, etc. Otro producto que puede ser obtenido por presión en frío a partir de las avellanas, es el aceite de avellana, utilizado como aderezo de comidas.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

131


El fruto del saúco, las bayas, pueden ser consumidas en crudo o, en combinación con otros frutos del bosque, para la elaboración de mermeladas por la industria alimenticia. Las cerezas también tienen utilidad en la industria alimentaria: bien para su consumo en crudo, bien para confeccionar mermeladas y postres gracias a su delicada dulzura. Los dátiles pueden ser consumidos en crudo o cocidos; por lo tanto, tienen interés para la industria alimenticia (especialmente en repostería), así como para elaborar licores. Las endrinas son un fruto tipo drupa de entre 20-40mm de diámetro de sabor ligeramente ácido, aunque agradable, lo que hace que pueden ser consumidas en ensaladas y en la elaboración de mermeladas. En España la mayor parte de su producción se destina a la elaboración de Pacharán por maceración y destilación de las endrinas en aguardiente. Los frutos maduros del enebro (gálbulos) se utilizan principalmente como aromatizantes alimentarios en alimentación, aunque es más conocido su uso (una ramilla acompañada de sus frutos) para aromatizar la ginebra. Secos y tostados pueden ser usados como sustitutivo del café. El granado se consume en fresco y se escoge bien maduro (color rojo profundo) y grande (más jugoso); pero también puede utilizarse para la preparación de sorbetes, jarabe de granadina y como ingrediente de platos precocinados. Otra línea de aprovechamiento viene de sus usos medicinales, por sus propiedades diuréticas y antihipresivas, aunque sus fibras insolubles pueden causar irritación cólica. Los hayucos tienen un triple uso en alimentación humana: bien para comer maduros o asados, bien para extraer el aceite de sus frutos para cocinar. Realmente han sido durante mucho tiempo un recurso usado para mitigar el hambre en épocas difíciles, y más recientemente para alimentar el ganado con la elaboración harinas artesanales. El higo puede ser consumido en crudo o secarse para alargar su conservación y poder ser utilizado por la industria alimentaria. Además, tiene propiedades medicinales como: regenerador muscular, reconstituyente, laxante y diurético.

132

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Aunque le citamos aquí, el limonero (Citrus limonum) no es un árbol silvestre habitual de nuestros montes, pero sus frutos, los limones, bien merecen reconocer su utilidad como planta medicinal por el alto contenido en vitamina C y aceites esenciales: utilidad en la industria alimentaria (zumos, acidificante, antioxidante, etc.) y farmacéutica (antiséptico y bactericida, etc.). La manzana silvestre tiene su utilidad en la industria alimentaria en la elaboración de compotas, aunque no se come directamente debido a su acidez. También puede usarse para la elaboración de bebidas fermentadas, como sidra, aunque comercialmente se usan otras variedades. El fruto del madroño (Arbutus unedo) es una baya globosa que toma color rojo en su madurez, adquiriendo algo de dulzor, pero con poco sabor; por lo que suele utilizarse para la elaboración de mermeladas, conservas y confituras de madroño. Otra línea de aprovechamiento es la de obtención de bebidas alcohólicas por fermentación y por destilación (licor de madroño), típico de Alicante. Podemos recolectar los frutos maduros del nogal (Juglans regia) (las nueces) para comer frescas o cocidas; o con destino a la industria alimenticia y para la elaboración de licores por maceración en alcohol. Las peras silvestres, debido a su textura más dura y menos dulce que sus descendientes, las variedades cultivadas, suelen utilizarse para la elaboración de mermeladas artesanales.

1

.6. Herramientas, materiales, equipos, maquinaria y medios utilizados y su mantenimiento básico Aunque hoy en día en todos los sectores el uso de maquinaria o herramientas a motor es mayoritario, todavía se siguen usando en la práctica cierto número de herramientas manuales en los trabajos forestales, de las que debemos conocer el modo correcto de operar con ellas y su mantenimiento básico.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

133


Ahora bien, antes de comenzar a describir las herramientas manuales, conviene recordar que, para evitar riesgos, deben ser transportadas correctamente (en sus fundas), a fin de evitar golpes, hasta el puesto de trabajo. Todas las herramientas que se van a utilizar deben estar provistas de la homologación CE y debe ser usado el correspondiente Equipo de Protección Individual (EPI): guantes, gafas de seguridad, casco, botas, etc. Hoz o podón Utilidades: desbroce manual, esto es, para cortar ramas delgadas y poder acceder a los frutos y semillas silvestres aplicando un tirón decidido. Mantenimiento: comprobar que los filos no están mellados y afilar con limas y piedras de afilar. Importante verificar el estado de la empuñadura y su ajuste. Tijeras de podar Utilidades: puede ser usada con una, o con dos manos (tijera de mango largo), tanto para cortar ramas, como para acceder a los frutos y semillas silvestres. Mantenimiento: comprobar que los filos no están mellados y afilar con limas y piedras de afilar. Revisar muelles (tensión, engrase) y estado de la empuñadura. Hacha Utilidades: para el apeo, desramando, tronzado y descortezado. Aplicar golpes rítmicos, evitando los indecisos y tensos, que pueden causar lesiones en las extremidades inferiores (la pierna adelantada) y la mano contraria. Mantenimiento: comprobar que el filo no está mellado y afilar con limas y piedras de afilar. Revisar que el mango no esté astillado o flojo en la cabeza, y sustituir si es necesario (no pintar el mango, pues oculta defectos, mejor barnizar). Rastrillo Utilidades: es usado para amontonar, por ejemplo, las piñas recolectadas. Mantenimiento: cuidar de que los dientes no estén doblados, que el mango no esté astillado y asiente bien en la cabeza con el rastrillo. Cuando no se use, dejar apoyado contra un tronco con los dientes hacia abajo para evitar golpes por efecto de palanca.

134

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Azada Utilidades: se utiliza para el raspado y el corte. Mantenimiento: comprobar que los filos no están mellados y afilar (sólo la cara interna) con limas y piedras de afilar. Revisar que el mango no esté astillado o flojo en la cabeza, y sustituir si es necesario (no pintar el mango, pues oculta defectos, mejor barnizar). Cuando no se use, dejar apoyado contra un tronco con los dientes hacia abajo para evitar golpes por efecto de palanca. En resumen, debemos prestar especial atención a corregir los filos deteriorados y vigilar el ajuste y el estado de los mangos de las herramientas manuales. Las dos máquinas portátiles más usadas en la actividad forestal, son la motosierra y la desbrozadora, que veremos a continuación. ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir una motosierra? Se debe diferenciar en función de: • Frecuencia de uso y relación peso/potencia: la mejor posible para la actividad. • Niveles sonoros y de vibraciones: los más bajos posibles. • Longitud de la espada: para tala, espadas anchas; para desramado, espadas cortas. • Apariencia, que ha de ser ergonómica, sin resaltes y con los tornillos empotrados. • El interruptor de paro debe ser fácilmente accionable. ¿Cómo se debe utilizar la máquina motosierra para evitar factores de riesgo? Veámoslo en el cuadro siguiente, donde se exponen riesgos posibles y medidas preventivas.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

135


Efecto de golpe de rebote Causas: el efecto de golpe de rebote o movimiento brusco de la máquina hacia el operario puede ser debido a múltiples causas, como: • Contacto del sector superior de la punta de la espada con un objeto duro, uso de la parte superior de la barra-guía (cadena empujando), cierre de la madera sobre la cadena, presionándola. • Efectos en el mantenimiento de la máquina: ángulos incorrectos de afilado, cadena embotada, alteración de las condiciones anti-retroceso, talón de profundidad rebajado excesivamente, cadena floja o montaje incorrecto de las uniones o dientes de la cadena. Medidas preventivas: ante todo, sostener firmemente la motosierra con ambas manos, comprobar el sistema de freno de cadena de la máquina, aserrar a plena aceleración, cortando preferentemente con la parte inferior de la espada y usar espadas cortas. Es muy importante el afilado correcto de la cadena y su engrase. Golpe de retroceso y tirones Causas: son movimientos bruscos de la cadena producidos por el cierre de la madera sobre la cadena, presionándola, debidos a defectos de mantenimiento. Medidas preventivas: sostener firmemente la motosierra con ambas manos, comprobar el freno de cadena, aserrar a plena aceleración y utilizar las garras de la motosierra para sujetarla al tronco. Afilar correctamente la cadena y engrasar. Rotura de la cadena Causas: muy peligroso (la cadena se desplaza a 20m/seg) ocurre tanto por defectos de mantenimiento, como al encontrar elementos metálicos en el corte. Medidas preventivas: afilar correctamente la cadena, manteniendo la tensión y el engrase recomendados. Emplear motosierras con placa protectora para la mano derecha y captador de cadena.

136

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Vibraciones Causas: una causa es debida al uso durante largo tiempo de la motosierra que, debido a las particularidades del motor de dos tiempos, trasmite unas vibraciones que pueden provocan con el tiempo problemas circulatorios en los capilares sanguíneos de las manos (enfermedad de dedos blancos o síndrome de Reynaud). La otra causa puede ser debida a un afilado inadecuado de la cadena. Medidas preventivas: emplear motosierras con amortiguadores de vibración o con niveles de vibración inferiores a los 20m/seg, abrigar las manos y muñecas durante el trabajo y mantener la cadena de la motosierra correctamente afilada. Ruidos Causas: es debido al movimiento oscilatorio reiterado del motor de dos tiempos que usan las máquinas motosierra, que puede perjudicar gradualmente al oído. Medidas preventivas: proteger los oídos con tapones o protectores. Además, no deben utilizarse motosierras que superen los 103dB a plena carga, ni los 105dB a todo gas sin carga. Cortes Causas: al quedar la motosierra encendida y el operario resbalar o tropezar, pueden producirse cortes. También pueden ser debidos a un mal reglaje del ralentí o a un afilado incorrecto. Medidas preventivas: usar pantalones anticorte, evitar que la cadena corte en vacío, usar botas con suelas antideslizantes y con puntera reforzada. Es muy útil el conservar ambas manos en la motosierra hasta que la cadena esté parada, así como el arrancar la motosierra en el suelo y realizar las labores de mantenimiento con la máquina apagada. Finalmente, transportar la motosierra con la espada protegida. Incendios Causas: pueden producirse durante la maniobra de repostaje. Medidas preventivas: apagar la máquina antes de repostar, no fumar ni encender la motosierra en el lugar donde se realizó el repostaje.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

137


¿Qué Equipamiento de Protección Individual (EPI) debo utilizar cuando trabajo con la máquina motosierra? El equipamiento recomendado, que deberá estar homologado con las siglas CE, se compone de: • Casco de seguridad: con protectores para los oídos y pantalla de seguridad (para proteger los ojos contra astillas o partículas que puedan salir despedidas). • Guantes: resistentes, con el puño largo y ajustable, suelen ser de piel sintética. • Pantalones de protección: reforzados convenientemente. • Chaqueta de color vivo: protege de las inclemencias climatológicas y ofrece visibilidad al operario en el entorno de trabajo. • Botas de seguridad: impermeables, con suela antideslizante y con protectores de acero para los dedos. • Cinturón de herramientas: con fundas que las sujeten bien. • Equipo médico de primeros auxilios. Finalmente, ¿qué elementos de seguridad debo verificar en la máquina motosierra? Se debe verificar el correcto uso y mantenimiento de los siguientes elementos: • Recogedor de cadena: recoge la cadena cuando ésta se rompe. • Bloqueador del acelerador: impide una aceleración fortuita. • Placa protectora empuñadura trasera: evita golpes en la mano por rotura de cadena, por ramas, etc. • Silenciador: orientado hacia adelante y equipado con apaga chispas, evita quemaduras e incendios fortuitos. • Freno de cadena: detiene la cadena en fracciones de segundo cuando se escapa la mano izquierda o rebota o retrocede la motosierra. • Amortiguador de vibraciones: usa elementos de goma para minimizarlas.

138

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Mando de paro o STOP. • Cadena de seguridad: compuesta por eslabones que reducen el riesgo de rebote. • Piñón de reenvío: aumenta el giro de la cadena en punta, con lo que disminuye la fricción con la guía, el rebote y facilita la penetración en la madera. • Punta de barra-guía: tiene un reducido radio, a fin de evitar el peligro de rebote. A continuación, describiremos las utilidades de las versátiles máquinas desbrozadoras o rozadoras en la actividad forestal: Por su parte, la máquina desbrozadora o rozadora es otra máquina de uso muy extendido, que permite su manejo por una sola persona que la porta bien a la espalda, bien sujeta mediante un arnés de seguridad. Puede ser utilizada con diferentes accesorios para el roce manual, aclareo, corte, siega, desbroce de matorral, etc. ¿Qué debo tener en cuenta a la hora de escoger una máquina desbrozadora o rozadora? • Lo primero será tener en cuenta que, para trabajos forestales, no es recomendable utilizar máquinas equipadas con motores superiores a 40cc, a ser posible con una buena relación peso/potencia (ofrecen más manejabilidad). • Asimismo, se recomienda que la máquina esté equipada con encendido electrónico acompañado de arranque por cuerda y embrague centrífugo (economiza combustible y es más seguro). • Finalmente, en el apartado de los elementos de seguridad e higiene, debe portar un protector del elemento cortante, sistema de amortiguación de vibraciones, silenciador, manillar ergonómico con mandos multifuncionales y arneses o sistemas de enganche cómodos. ¿Qué riesgos y medidas de prevención hemos de considerar para los riesgos del trabajo con estas máquinas?

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

139


Ruidos Causas: por su alta velocidad de giro, pueden superar ampliamente los 85dB. Medidas preventivas: utilizar protectores de oído y verificar estado silenciador. Proyección de objetos Causas: durante el trabajo pueden desprenderse objetos (piedras, astillas y restos vegetales) a gran velocidad que puede provocar heridas o destrozos. Medidas preventivas: usar la máquina con el protector del accesorio cortante instalado, además del correspondiente EPI. No poner la máquina en funcionamiento a menos de 10 m de otras personas y evitar el contacto de la sierra o cuchilla con piedras. Nunca arrancar la máquina con la hoja cortante en contacto con el suelo, ni moverse por el monte con la máquina en marcha. Finalmente, verificar el correcto apriete y estado del disco o sierra de corte. Vibraciones Causas: las vibraciones son altas, a veces superiores al nivel máximo (120dB). Medidas preventivas: controlar periódicamente el sistema antivibraciones y limitar el periodo de manejo cuando las vibraciones sean altas. También deben usarse guantes (disminuyen el efecto de las vibraciones en las manos) y adaptar el útil de corte a cada tipo de trabajo: siempre dentro de los recomendados por el fabricante de la maquinaria. Cortes y golpes Causas: el accesorio cortante gira a grandes revoluciones, pudiendo ocasionar cortes y golpes al usuario. Medidas preventivas: la rozadora deberá estar siempre suspendida del arnés durante la ejecución de los trabajos, deteniendo el trabajo cuando se introducen ramas entre cuchilla y protector. Mantener una distancia prudencial con otros trabajadores en la zona. No tocar la cuchilla con el motor en marcha y usar guantes (y motor apagado) para afilar o cambiar el accesorio cortante. Usar pantalones anti-corte y calzado de seguridad. Contacto térmico Causas: estas máquinas son accionadas por motores de explosión, pudiendo provocar quemaduras accidentalmente. Medidas preventivas: dejar enfriar la máquina antes de manipularla, usar siempre guantes y nunca tocar la reja de salida de humo.

140

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Caídas Medidas preventivas: usar botas o calzado de seguridad con suela antideslizante, caminando (sin correr) con los pies bien asentados sobre superficie firme. Trastornos osteomusculares Causas: el uso prolongado de la máquina (pesan entre 4-10kg.) en condiciones adversas, puede provocar sobreesfuerzos que tienen como consecuencia lesiones. Medidas preventivas: ajustarse convenientemente el arnés, manteniendo un ritmo de trabajo constante, realizado en posición cómoda: con las piernas flexionadas y la espalda siempre recta. No tirar bruscamente de la máquina en caso de producirse un atasco. Incendios Causas: como en el caso comentado para la máquina motosierra, pueden producirse incendios durante el arranque si no se aplican medidas preventivas. Medidas preventivas: no encender la máquina en el mismo lugar donde se realiza el repostaje, o si se detectan fugas de combustible o riesgo de chispas por cables en mal estado, ni repostar con el motor en marcha. ¿Qué Equipamiento de Protección Individual (EPI) debo utilizar cuando trabajo con la máquina rozadora? El equipamiento recomendado, homologado con las siglas CE, está compuesto de: • Casco de seguridad: con protectores para los oídos y pantalla de seguridad (para proteger los ojos contra astillas o partículas que puedan salir despedidas). • Guantes: resistentes, con el puño ajustable. • Pantalones de protección: reforzados convenientemente. • Chaqueta de color vivo: protege de las inclemencias climatológicas y ofrece visibilidad al operario en el entorno de trabajo. • Botas de seguridad: impermeables, de caña alta, con suela antideslizante. • Bidón para repostaje: con dispositivo para guardar las hojas de corte (repuesto).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

141


• Cinturón de herramientas: con destornillador para el carburador y portalima. • Equipo médico de primeros auxilios. Finalmente, ¿qué elementos de seguridad debo verificar en la máquina rozadora? Se debe verificar el correcto uso y mantenimiento de los siguientes elementos: • Protector del accesorio cortante: montado delante de la hoja para proteger del lanzamiento de astillas y piedras. • Amortiguador de vibraciones: usa elementos de goma para minimizarlas. • Silenciador: para reducir el ruido (complementar con protectores de oídos). • Manillares ergonómicos y mandos multifuncionales: incluyen las funciones de apagado, puesta en marcha y aceleración con bloqueador del acelerador (impide una aceleración fortuita). • Arneses o sistemas de enganche: para un ajustado perfecto, se recomienda: o Apoyar la placa del arnés sobre el pecho y ajustar las correas de los hombros. o Ajustar el enganche de la rozadora de mano 10-15 cm por encima de la cadera. o Ajustar el ángulo del manillar para que sus muñecas estén derechas y sus brazos ligeramente doblados. o Verificar que el sistema de enganche funciona tirando del plato del pecho;

El arnés deberá permanecer centrado y ambos hombros deberán soportar el mismo peso. La máquina deberá estar en equilibrio cuando cuelgue del arnés, colgando la cuchilla a unos 20cm del suelo.

Hoy en día está muy extendido el uso de la maquinaria autopropulsada, como son los tractores y los vehículos todoterreno; aunque el conocimiento de su uso seguro por los usuarios no está muy extendido. Por este motivo, para finalizar este apartado, veremos unas recomendaciones para el desplazamiento seguro en vehículos por pistas forestales.

142

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


En el entorno forestal pueden ser utilizados una gran variedad de tipos de vehículos: desde tractores de mayor a menor tamaño a vehículos todoterreno, cada uno con sus especificaciones, lo que excedería a los objetivos de este manual. En consecuencia, nos vemos en la obligación de dictar unas normas generales que puedan ser de utilidad para la mayoría de los usuarios y así promover el desplazamiento seguro en pistas forestales. Recomendaciones para el desplazamiento seguro en pistas forestales Previamente: verificar el estado general del firme: materiales, inclinación, socavones y roderas; anchura y radio de giro; pendiente; zonas con posibles desprendimientos causados por lluvia y zonas posibles para estacionamiento del vehículo. Verificar la existencia de peligros como líneas eléctricas y ramas con la que se pudiera colisionar. En caso de atasco: antes de bajar del vehículo, apagar el motor, poner el freno de estacionamiento y quitar las llaves. Luego se procede a asegurar el vehículo y señalizar la zona para evitar colisiones con otros usuarios y a vaciar la carga. Finalmente se analiza la situación para estudiar si podemos sacar el vehículo con medios propios o necesitamos ayuda externa. En caso de querer sacar el vehículo con medios propios: evitar usar medios de tiro desgastados (peligro de rotura) o con potencia inferior a la necesaria para el peso del vehículo atascado. Alejar a las personas de la posible área de barrido del elemento de tiro en previsión de una posible rotura de éste. Antes de reanudar la marcha: chequear el panel de mandos, posición de la carga y del tiro, estabilizadores, y desconectaremos los sistemas ABS, ASR y similares, colocando la caja de transferencias en posición 4x4 u off road. Reanudar la marcha: manejando el acelerador y el embrague con suavidad, ajustando la velocidad a las variables características de la vía, circulando lo más próximo posible a la cuneta del terraplén para evitar posibles derrumbamientos causados por el peso del vehículo y su carga. Los cambios de dirección deben realizarse sobre plataformas llanas (evitar posible vuelco), vigilando especialmente las zonas de pendiente pronunciada. Y finalmente, antes de cambiar de vía forestal a la carretera, revisar los amarres de la carga y restablecer los parámetros para circular por carretera (desligar posición 4x4 y conectar ABS o ASC).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

143


Recuerda Es responsabilidad de los trabajadores el realizar las actividades forestales equipados correctamente con los Equipos de Protección Individual (EPI) homologados (código CE) diseñados para esa actividad. Las herramientas manuales o las máquinas utilizadas en la actividad deberán estar también homologadas (código CE) y presentar un mantenimiento correcto y con todos los elementos de seguridad instalados y operativos. El trabajador será entrenado para el correcto uso tanto de las herramientas manuales (hoces, podones, tijeras de podar de mango corto y largo, hachas, rastrillos y azadas), como de la maquinaria de mano (motosierras y rozadoras o desbrozadoras), sin olvidarnos de los elementos de transporte utilizados. Por último, comentar que el Real Decreto 1215/1997, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, regula el uso seguro de las máquinas, así como las características que deben cumplir las máquinas en su accionamiento, protección y parada.

1

.7. Normativa relacionada con el aprovechamiento de frutos y semillas forestales ¿Por qué es necesario gestionar y ordenar las masas forestales? De todos es bien conocido que una gran parte de los montes españoles están abandonados, y lo están debido a: • La falta de un aprovechamiento eficaz por parte de sus propietarios, que provoca la acumulación de gran cantidad de biomasa combustible que favorece los incendios forestales (y un enorme daño medioambiental y económico). • Además, la propiedad mayoritariamente privada del monte (2/3 de la superficie), dificulta la aplicación por parte de las administraciones de una de una política forestal que potenciase el aprovechamiento sostenible de los recursos forestales.

144

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Téngase en cuenta que ya en el año 1889 el Código civil español establecía (artículo 334.2) que la propiedad de los frutos y semillas silvestres recae en el propietario del terreno en el que están localizados: son bienes inmuebles. Recuerda Según el Código civil, son considerados bienes inmuebles los árboles y plantas y los frutos pendientes, mientras estuvieren unidos a la tierra o formaren parte integrante de un inmueble. Por lo tanto, pertenecen al propietario del terreno. En consecuencia, para respetar la propiedad y al mismo tiempo aprovechar el recurso forestal, se hace necesario diseñar una norma que obligue a los propietarios (públicos o privados), a aplicar una gestión forestal sostenible que combine el mantenimiento de los usos tradicionales del monte con la conservación de la biodiversidad: así nace la normativa reguladora del aprovechamiento forestal. Y es que, aunque la gestión de los montes privados corresponde a su propietario, el aprovechamiento económico que se pretenda realizar ha de ajustarse al correspondiente instrumento de gestión o planificación forestal (plan de gestión forestal sostenible) que ha de ser elaborado y presentado ante la administración; excepto en los siguientes casos: • Las parcelas forestales de reducida dimensión no necesitan presentar un plan de gestión forestal. • Se permite el mantenimiento de la recolección tradicional, así como la realizada con finalidades científicas o educativas por personal especializado; siempre y cuando no suponga un peligro para la persistencia de las especies forestales. Precisamente en relación con las amenazas de la actividad de recolección sobre la flora autóctona, existe una normativa internacional reguladora que es revisada periódicamente (conviene consultar la última actualización), con el fin de protegerla.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

145


Normativa relativa a la protección de la flora silvestre: Reglamento (CE) 338/97 del Consejo, de 9 de diciembre de 1996, relativo a la protección de especies de la fauna y flora silvestres mediante el control de su comercio: regula el comercio internacional de fauna y flora silvestre de acuerdo con el Convenio Internacional sobre el Comercio de Especies de Flora y Fauna Amenazadas (CITES). Puede consultarse información adicional en el enlace: https://www.boe.es/doue/1997/061/L00001-00069.pdf Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales de la fauna y flora silvestres: regula la recogida en la naturaleza de determinadas especies a fin de proteger sus hábitats (esto es, el ambiente que ocupa una población biológica). Puede consultar más información en el enlace siguiente: https://www.boe.es/doue/1992/206/L00007-00050.pdf Comentar que, mientras el Reglamento (CE) 338/97 del Consejo, de 9 de diciembre de 1996 y sus posteriores modificaciones se centran en regular el comercio internacional de las especies silvestres; la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992 se centra en la protección de la especie y de su espacio o ambiente natural (el conjunto denominado hábitat). Veamos a continuación unos pocos ejemplos: • El hábitat de las dehesas (bosques de pastoreo) formadas por bosques de alcornoques (Quercus suber) y/o por encinas (Quercus ilex). • El hábitat de los robledales galaicoportugueses formado por robles (Quercus robur). • El hábitat de los bosques ribereños mediterráneos formados por álamos y chopos (Populus sp.) o por sauces (Salix sp.). • El hábitat formado por los bosques de boj (Buxus sempervirens) en pendientes escarpadas de rocas calcáreas. • Los hábitats mediterráneos constituidos por formaciones de enebro (Juniperus communis) y los matorrales de laurel (Laurus nobilis).

146

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


¿Qué norma regula la recolección de frutos y semillas forestales en España? Además de las normas internacionales y europeas relativas a la protección de la flora silvestre ya comentadas, el aprovechamiento de frutos y semillas silvestres con fines económicos está regulado por la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes. En el año 2015 se actualiza la Ley de Montes buscando mejorar el aprovechamiento de los montes actuando en las áreas de: conservación de la biodiversidad, prevención de incendios forestales y cambio climático. Dicha ley puede ser consultada en el siguiente enlace: Ley 21/2015, de 20 de julio, que modifica la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes https://www.boe.es/buscar/pdf/2003/BOE-A-2003-21339-consolidado. pdf ¿Qué organismo es el responsable del aprovechamiento forestal? Aunque el organismo responsable a nivel nacional es el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; la normativa se complementa a nivel regional según la legislación aportada por las comunidades autónomas en el ámbito de sus competencias. Para facilitar la comprensión, se adjuntan a continuación el listado de enlaces donde el lector puede ampliar información: Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente http://www.mapama.gob.es/es/desarrollo-rural/temas/politica-forestal/ Andalucía. Consejería de Agricultura, Pesca y desarrollo rural http://www.juntadeandalucia.es/organismos/agriculturapescaydesarrollorural.html Gobierno de Aragón, Medio Ambiente, Medio natural, Biodiversidad http://www.aragon.es/Temas/MedioAmbiente Gobierno del principado de Asturias. Medio Ambiente http://www.asturias.es/medioambiente Gobierno Balear. Consejería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca http://www.caib.es/govern/organigrama

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

147


Gobierno de Canarias. Consejería de Medio Ambiente http://www.gobiernodecanarias.org/medioambiente Castilla-La Mancha. Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo rural: http://www.castillalamancha.es/gobierno/agrimedambydesrur Junta de Castilla y León. Medio Ambiente http://www.medioambiente.jcyl.es/

Generalitat de Catalunya, Departament de Medi Ambient i Habitatge http://mediambient.gencat.cat/ca/05_ambits_dactuacio/ Junta de Extremadura. Consejería de Medio Ambiente http://extremambiente.gobex.es/

Xunta de Galicia. Consellería do Medio rural http://mediorural.xunta.gal/es/ Comunidad de Madrid. Consejería de Medio Ambiente http://www.madrid.org/medioambiente Navarra. Departamento de desarrollo rural y Medio Ambiente https://www.navarra.es/home_es/Gobierno+de+Navarra/Departamento+Desarrollo+Rural+Medio+Ambiente+Administracion+Local /contacto. htm Comunidad de La Rioja. Consejería de Medio Ambiente http://www.larioja.org/medio-ambiente Gobierno vasco. Departamento de Medio Ambiente y Ordenación del territorio http://www.ingurumena.ejgv.euskadi.eus/r49-579/es//publicaciones_c.htm

Valencia. Consellería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio climático y Desarrollo rural http://www.agroambient.gva.es/ Veamos a continuación un ejemplo basado en la Comunidad autónoma de Galicia, gestionado por la Consellería de Medio Rural e Mar de la Xunta de Galicia:

148

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Legislación autonómica aplicable (Galicia) • La Ley 7/2012, de 28 de junio, de Montes de Galicia: asumiendo la Comunidad Autónoma sus competencias en materia de montes, a la espera del desarrollo de la norma sobre aprovechamientos forestales. • Decreto 50/2014, de 10 de abril, por el que se regulan los aprovechamientos madereros y leñosos, de corcho, de pastos y micológicos en montes o terrenos forestales de gestión privada en la Comunidad Autónoma de Galicia y el contenido, organización y funcionamiento del Registro de Empresas del Sector Forestal: ya regula los aprovechamientos madereros y leñosos, de corteza, de pastos y micológicos en montes o terrenos forestales de gestión privada en la comunidad autónoma de Galicia. También crea un Registro de Empresas del Sector Forestal (RESFOR) donde se incluirán aquellas industrias forestales que realicen actividades de aprovechamiento forestal, incluida la recolección de frutos y productos silvestres. ¿Se pueden recoger para su consumo seguro los frutos y semillas forestales? Es muy importante conocer que, además de las limitaciones al comercio de especies amenazadas, existen otras limitaciones, como las de índole sanitaria. Así, por ejemplo: Orden SCO/190/2004, de 28 de enero, por la que se establece la Lista de Plantas cuya Venta al Público queda Prohibida o Restringida por Razón de su Toxicidad • • • •

Acebo (Ilex aquifolium): presentan toxicidad las partes aéreas de la planta. Laurel cerezo (Prunus laurus cerasus): presentan toxicidad sus frutos. Tejo común (Taxus baccata): toda la planta presenta toxicidad. Tuya (Tujha occidentalis): las partes aéreas de esta Cupresácea son tóxicas.

¿Quién regula el consumo seguro de frutos y semillas forestales? La norma europea que controla la higiene de los productos alimenticios es el Reglamento CE nº 852/2004. Esta norma deja fuera de control al suministro directo por parte del productor de pequeñas cantidades de productos primarios al consumidor final o a pequeños establecimientos locales de venta al por menor para el abastecimiento al consumidor final: en consecuencia, los estados miembros deben regular con arreglo a su derecho nacional este tipo de actividades. UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

149


Así en España se crea la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) para el control de la aplicación de las directivas de seguridad alimentaria y nutrición a nivel nacional. A continuación, se indican las direcciones de las páginas web de ambas instituciones (permanentemente actualizadas), para facilitar su consulta: Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) http:///www.efsa.europa.eu Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición http://www.aecosan.msssi.gob.es Comentar que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), alerta a través de sus informes de los riesgos para la salud del consumo de algunos frutos silvestres. Un ejemplo podría ser el citado en el siguiente informe: Resumen del Informe AECOSAN 09/2012: •

El consumo y como consecuencia de ello, la producción mundial de frutos obtenidos de las fresas y fresones (Fragaria spp.) y frambuesas o zarzamoras (Rubus spp.) ha experimentado un importante aumento a nivel mundial en los últimos años. Hasta la actualidad, se han detectado en este tipo de frutas microorganismos patógenos potencialmente contaminantes de estos productos. El hecho de que normalmente se consuman crudos o mínimamente procesados, hace difícil establecer protocolos de desinfección que aseguren la inocuidad de los mismos. Por este motivo, a fin de mantener la seguridad alimentaria es imprescindible extremar, especialmente en aquellas frutas que se cultivan a nivel de tierra, las buenas prácticas higiénicas en su cultivo y recolección. Asimismo, mantener un sistema de trazabilidad protocolizado que permita determinar rápidamente el agente causal en el caso de la aparición de un brote producido como consecuencia del consumo de estas frutas.

El contenido completo de dicho informe puede ser consultado en el enlace siguiente: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/seguridad_ alimentaria/ampliacion/informes_2012.htm

150

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Recuerda Se recomienda no consumir frutos silvestres recogidos cerca de zonas industrializadas, campos tratados con pesticidas, cercanos a vertederos o carreteras por posible contaminación por patógenos o metales pesados. La cocción y lavado previos de los frutos reduce, pero no elimina totalmente estos contaminantes. Como puede deducirse, existen un gran número de fuentes de información que permite al interesado mantenerse informado acerca de la normativa aplicable a la recolección silvestre y así mejorar la calidad minimizando riesgos alimentarios.

1

.8. Normativa de prevención de riesgos laborales El sector forestal es el sector que presenta un mayor índice de siniestrabilidad laboral y de enfermedades profesionales. Pero, ¿qué entendemos por sinistrabilidad laboral? Se entiende como siniestrabilidad laboral la producción de accidentes de trabajo y de enfermedades profesionales ligadas al ejercicio de una actividad profesional. ¿A qué se debe esa alta siniestrabilidad laboral? Básicamente, la actividad de recolección de frutos y semillas silvestres comestibles tiene, además de los factores de riesgo profesional típicos de los trabajos al aire libre, otros riesgos que pueden ser causados por: • Agentes químicos: asociados a gases, combustibles, lubricantes, etc., que pueden causar tanto dermatitis como intoxicaciones por exposición. • Agentes mecánicos: asociados al uso de máquinas, utensilios, etc.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

151


• Agentes ergonómicos: debidos a las condiciones de trabajo con máquinas y herramientas. • Agentes biológicos: relacionados con la exposición a algunos antígenos como el polen, el polvo de grano o esporas, el moho o los ácaros, que provocan riesgos principalmente de tipo respiratorio y dermatológico. En un análisis más detallado, deducimos que las labores de desramado y tronzado con la motosierra son las que originan la mayor parte de los accidentes: un 18% del total; aunque no son las únicas fuentes de riesgo profesional, ya que debemos contar con las siguientes: Fuentes de accidentes forestales

Consecuencias accidentes forestales

Maquinaria y equipamientos

Fracturas

Arbolado, ramas y matorral

Contusiones

Animales, insectos

Luxaciones

Meteorología

Heridas

Trabajo manual / mecanizado

Amputaciones

Características propias del trabajador

Dolores musculares

Experiencia

Torceduras

Ritmo de trabajo

Invalidez temporal

Falta de medidas de protección

Muerte.

La Ley 31/1995, de 8 de noviembre de Prevención de Riesgos Laborales es la legislación nacional de referencia, que establece obligaciones tanto para los empresarios, como para los trabajadores, que debemos conocer: • El empresario forestal está obligado a: garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio, evaluando los riesgos laborales y adoptando las medidas preventivas necesarias: como proporcionar a los trabajadores los medios de protección adecuados, informándoles de los posibles riesgos a través de la formación y capacitación en Prevención de Riesgos Laborales (PRL), concertando además un servicio de prevención (y vigilancia de la salud de los trabajadores) con una entidad especializada.

152

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


• Por su parte, los trabajadores están obligados a: velar por su salud y utilizar adecuadamente las máquinas, herramientas y materiales; así como hacer uso de los Equipos de Protección Individual y las medidas de seguridad de las respectivas máquinas, informando al empresario de cualquier situación de peligro y cooperando con éste en busca de la seguridad en el trabajo. Todo lo anterior, ha de ser resumido en el llamado Plan de Seguridad y de Salud (recomendamos guiarse por el Real Decreto 1627/95, de 24 de octubre, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y de salud en las obras de construcción), que debe incluir información sobre los equipos a utilizar en la actividad: las condiciones de su manejo seguro, así como una memoria descriptiva de las actividades a desarrollar, planos y presupuesto dedicado a la seguridad y salud en la empresa. Todo ello con el fin de garantizar unas condiciones mínimas de seguridad y salud, con el objetivo de minimizar el riesgo de accidentes y enfermedades profesionales en la empresa. Dado que la actividad de recolección de frutos y semillas silvestres se desarrolla al aire libre, debemos comenzar por preguntarnos: ¿cuáles son las situaciones de riesgo derivado de los factores climáticos y qué medidas preventivas pueden adoptar los trabajadores? En el cuadro siguiente se exponen las acciones preventivas que deben ser adoptadas ante posibles situaciones de riesgo posibles debidas al frío y los efectos buscados. Para evitar el enfriamiento localizado en cabeza y extremidades • Proteger las extremidades con dos pares de calcetines de algodón y lana. • Proteger la cabeza usando gorro o pasamontañas. Para facilitar la evaporación del sudor y evitar pérdidas de calor • Utilizar una vestimenta adecuada (ropa cortaviento cuando sea necesario). Para recuperar pérdidas de energía calorífica • Beber líquidos calientes y dulces (nunca alcohol). • Alternar pausas para recuperación y disminuir el tiempo de exposición al frío.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

153


Para evitar la vasodilatación y minimizar las pérdidas de agua • Limitar el consumo de café. Para evitar la congelación del sudor • Sustituir la ropa humedecida para evitar la pérdida de calor. Para controlar el metabolismo y minimizar la sudoración • Controlar el ritmo de trabajo, de forma que se genere el calor indispensable. También pueden darse riesgos de estrés térmico por calor. El exceso de calor durante la realización de los trabajos forestales (causado por un golpe de calor, agotamiento, insolación, quemaduras, etc.) provoca en el trabajador una pérdida de concentración, con el riesgo que ello supone. Veamos a continuación las medidas preventivas que deben ser adoptadas y los efectos que producen en el trabajador. Para evitar el calentamiento localizado (cabeza y extremidades) • Protección de las extremidades y uso de casco o gorra. Para reducir la cantidad de calor absorbido y facilitar la evaporación del sudor • Seleccionar la vestimenta adecuada (las camisas de algodón no protegen contra los rayos ultravioleta; por lo tanto, no evitan quemaduras por acción del sol). Para evitar el aumento de la temperatura corporal durante el trabajo • Alternar pausas durante el trabajo (lo óptimo sería efectuar descansos a la sombra cada 2 horas). • Evitar las horas centrales del día. Para recuperar sales minerales y agua perdidos por evaporación • Beber hasta un litro de líquidos cada hora, a temperatura moderada (1015ºC). • Nunca beber alcohol y limitar el consumo de café (es un fuerte diurético). Para evitar el efecto lupa del agua sobre la piel • Mantener la piel limpia de sudor y sustituir la ropa humedecida.

154

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


En caso de no seguir estas recomendaciones, el trabajador forestal puede sufrir un golpe de calor: en ese caso se debe situar al accidentado en una zona fresca, aflojarle la ropa y suministrarle agua con sales minerales. En conclusión, es conveniente utilizar equipos de protección individual (EPI): guantes, ropa de trabajo con mangas y botas (evitar picaduras o mordeduras) y gorra; además de establecer de formas de trabajo correctas, a fin de evitar lesiones posturales y reducir la posibilidad de golpes accidentales. También pueden presentarse riesgos de estrés térmico, fuerte viento, tormenta eléctrica y lluvia. Constituyen otros posibles riesgos de los trabajos al aire libre, aunque muchas veces no son considerados como tales, pero pueden causar severos accidentes laborales: • Aplastamientos debidos a la caída árboles aislados situados en zonas elevadas. • Electrocución por caída de postes eléctricos, por cobijarse cerca de ríos (el agua atrae a la electricidad) o por circular en vehículos durante una tormenta eléctrica. Pero además de los riesgos debidos a las condiciones climáticas, debemos tener en cuenta otros riesgos, como son los siguientes: Siguiendo con los factores de riesgo debidos al trabajo al aire libre, hemos de considerar los riesgos derivados de las condiciones del terreno, que pueden agruparse en los tres tipos siguientes: Riesgo causado por pendientes elevadas y terrenos abruptos Adopción de posturas incómodas para mantener el equilibrio, así como necesidad de aumentar la fuerza física para desplazarse, con riesgo de caídas, golpes y arrollamientos por desprendimientos monte abajo y de vuelcos de la maquinaria. Pistas forestales en deficiente estado Existe riesgo de caídas y golpes para los trabajadores al desplazarse, así como de vuelco o deslizamiento de la maquinaria forestal. Falta de limpieza en el lugar de trabajo Dificulta tanto el trabajo en la zona (exige más esfuerzo), como las posibles vías de escape: es necesario limpiar previamente la zona de trabajo de obstáculos.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

155


Al desplazar los trabajadores a lugares aislados, en el monte, existe el riesgo de accidente in itinere: el riesgo debido al trayecto desde la casa al trabajo o durante el viaje de regreso. Medidas preventivas accidentes in itinere • Respetar en todo momento las normas de circulación, teniendo vigente el permiso de conducción adecuado al vehículo y respetando el mantenimiento preventivo del vehículo (especialmente motor y neumáticos). • Usar los cinturones de seguridad y los sistemas de telefonía manos libres. • No consumir bebidas alcohólicas ni drogas. • Disminuir la velocidad en los trayectos por pistas forestales. • Vigilar las zonas de aparcamiento para evitar que el contacto de piezas calientes del coche (escape, catalizador, etc.) puedan provocar un incendio por contacto con pastos o ramas. Prever ruta posible de escape y comunicar posición a base. Con respecto a los riesgos derivados del uso de vehículos agrícolas cabe señalar que los vehículos agrícolas que circulen por vía públicas han de estar homologados y matriculados, al igual que los demás vehículos de transporte, por lo tanto: • Quien los utilice ha de disponer de un permiso de clase B (siempre y cuando no excedan las dimensiones máximas autorizadas). • Respetar una velocidad máxima de 45km/h. • Cumplir las normas de circulación, respetar el número máximo de pasajeros del vehículo y disponer de los elementos de seguridad viaria obligatorios. • Salvo motocultores y motoazadas (exentos de la Inspección Técnica de Vehículos), los vehículos agrícolas deberán pasar ITV con carácter bienal a partir de los 8 años de la fecha de matriculación, pasando a ser anual a partir de los 16 años de antigüedad. Además, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente recomienda minimizar los riesgos del uso de los tractores agrícolas aplicando las siguientes medidas preventivas:

156

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Proteger adecuadamente la toma de fuerza y del eje cardan del vehículo • Mantener los elementos protectores instalados en origen en perfecto estado. • Siempre recordar enganchar el eje cardan con la toma de fuerza desconectada (TDF), el motor apagado y la llave de arranque retirada. • Evitar utilizar ropa floja o suelta en la zona de influencia del eje cardan. • No subir al tractor apoyándose en la coraza protectora del TDF, ni ir subido en ella con el tractor en marcha. • Antes de bajar del tractor, se debe desacoplar la toma de fuerza (TDF), poner el tractor en punto muerto, accionar el freno de estacionamiento, apagar el motor y retirar la llave de contacto siempre que sea posible. Protecciones antivuelco • Usar y mantener en perfecto estado las facilitadas por el fabricante del vehículo (tipo cabina, pórtico o bastidor). • Extremar las precauciones en caminos en mal estado o con fuerte pendiente, evitando realizar bruscos virajes. • En caso de vuelco, permanecer dentro del tractor, agarrándose fuertemente al volante, evitando el saltar cara al exterior. ¿Qué se entiende por factores de riesgo biológicos? El Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, nos dice que los agentes biológicos: son aquellos microorganismos, con inclusión de los genéticamente modificados, cultivos celulares y endoparásitos humanos, susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad. En los trabajos forestales, existen plantas y animales capaces de provocar daños o heridas, por lo que se deben aplicar medidas preventivas: • Disponer de un botiquín convenientemente equipado para primeros auxilios, además de productos para la limpieza ocular y para pequeños cortes y erosiones en la piel, como desinfectantes, antisépticos y vendas. Curar inmediatamente cualquier herida que pudiera producirse. • Tener convenientemente actualizado el calendario de vacunas idóneo para la zona de trabajo (tétanos, rabia, etc.) y usar repelente de insectos.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

157


¿Qué enfermedades profesionales pueden sufrir los trabajadores forestales? ¿Existen medidas correctoras? Al igual que en el caso de los trabajadores agrícolas, los trabajadores de aprovechamientos forestales pueden verse afectados por algunas de las siguientes enfermedades profesionales: Posibles afecciones respiratorias • Leptospirosis, asma, bronquitis, neumonitis y rinitis alérgica. • Acciones correctoras: emplear el equipo de protección individual y acudir a revisión médica para descartar problemas por sensibilidad crónica. Posibles afecciones por la vía dérmica • Dermatitis inducida por artrópodos, alérgica por contacto, irritativa por herbicidas. • Acciones correctoras: emplear el equipo de protección individual y maximizar la higiene personal y del equipo de trabajo. Posibles afecciones por vía parenteral • Fiebres: por arañazo de gato, mordedura de rata, envenenamiento por artrópodos (arañas, abejas, etc.), peste y rabia por mordedura, tétanos por herida infectada, etc. Posibles lesiones físicas • Bursitis crónica de la rodilla: causada por el apoyo prolongado sobre superficies duras, o posturas forzadas. Se manifiesta por la inflamación y el enrojecimiento de la articulación, ocasionando rigidez y un bulto exterior en la rodilla. • Acciones correctoras: alternar las tareas de posturas forzadas con otras que no requieran estas posiciones, utilizar los EPI (rodilleras) o realizar pausas. • Síndrome de compresión del nervio ciático: se manifiesta por la parálisis de los nervios al estar de manera prolongada con las rodillas flexionadas sobre el suelo. La pierna pierde sensibilidad e imposibilita la extensión del primer dedo del pie. • Acciones correctoras: introducir pausas cortas y frecuentes durante las tareas. • Tendinitis: causada por movimientos repetitivos en posturas forzadas. • Acciones correctoras: pausas frecuentes para evitar la inflamación del tendón.

158

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Recuerda Los riesgos profesionales de los trabajadores forestales pueden deberse a: • Factores climáticos (estrés térmico, fuerte viento, tormentas o lluvia). • Riesgos derivados de las condiciones del terreno. • Riesgos derivados del transporte de los trabajadores. • Riesgos derivados de factores biológicos.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

159


Resumen Aunque las masas forestales ocupan el 31% de la superficie terrestre, ya sólo queda un 7% de aquellos bosques primarios vírgenes, centrados en lugares de difícil acceso; así, en España sólo quedan diminutos reductos aislados en la cordillera Cantábrica y el Pirineo. Un bosque es algo más que una superficie cubierta de árboles: es fuente de bienes y servicios esenciales, ambientales, sociales y económicos para hombre; poblado por diferentes especies en equilibrio entre sí y con el medio: por eso una plantación no es un bosque. Los organismos autótrofos (como las plantas superiores) del bosque producen en las hojas materia orgánica y oxígeno a partir de sustancias minerales disueltas en el suelo y el dióxido de carbono (CO2) atmosférico; con la ayuda de la luz solar, mediante el proceso de fotosíntesis (gracias a la verde clorofila existente en las hojas). Y para que el sistema energético del bosque esté en equilibro, los organismos llamados heterótrofos (como los hongos), se alimentan de los restos orgánicos existentes en el medio. Las primeras plantas superiores, las Gimnospermas (sin flores típicas y de semilla desnuda), desplazaron a los bosques de helechos, gracias a las siguientes ventajas evolutivas: • La aparición de semillas: que permanecen latentes esperando las condiciones óptimas, desarrolladas en los llamados conos floríferos que originarán piñas o gálbulos, para ser dispersadas gracias al viento (polinización anemófila). • La aparición de tejidos especializados: el xilema (absorción de agua y sales minerales desde el suelo); el floema (transporte de productos elaborados desde las hojas); y el cambium (ofrece rigidez estructural y permite el crecimiento en altura).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

161


Identificamos las gimnospermas con las coníferas actuales (abetos, pinos, cipreses, enebros y el milenario Tejo), donde la piña sirve para portar los piñones (gimnospermas significa semilla desnuda). Hoy el mundo está dominado por las plantas con flor y con fruto (éste encierra las semillas en su interior): las Angiospermas, que necesitan de animales o insectos para su polinización (zoófila), lo que les diferencia del tipo anemófilo de las coníferas. En este evolucionado grupo encontramos al noble grupo de las fagáceas (hayas, robles, encinas, alcornoques y castaños), a las salicáceas (álamos y sauces), las betuláceas (abedules, alisos y avellanos), eucaliptos, granados, nogales, olmos, higueras, moreras, laureles, plátanos, el grupo de las rosáceas (membrilleros, manzanos, almendros, perales, endrinos y cerezos), sin olvidar al árbol del grupo de las leguminosas (el algarrobo), o a los arces, acebo, boj, los imponentes tilos, el madroño, el grupo de las oleáceas (que incluye al olivo silvestre y a los fresnos), además del medicinal saúco y de las decorativas palmeras. Recordad que, a la hora de identificar una especie, debemos tener en cuenta la observación de un conjunto de características fisiológicas: tipo de porte, de tronco, forma de la copa, tipo de estructura reproductiva (conos, flores aisladas, inflorescencias) y tipo de estructura donde se localiza la semilla (piñas, frutos, etc.). Cada población (grupos de individuos de una especie que habitan un lugar físico), está adaptada a las condiciones climáticas y del suelo específicas de ese lugar. El genotipo expresa la diferenciación genética que transfieren los individuos de una población a las siguientes generaciones, mientras que el fenotipo se corresponde con el aspecto exterior de la planta resultante de la interacción con el medio ambiente. Para comercializar semillas o plantas forestales, se ha de indicar la región forestal de procedencia en la etiqueta identificativa de acompañamiento. Ya en el aspecto legislativo, según el Código civil, son considerados bienes inmuebles los árboles y plantas y los frutos pendientes, mientras estuvieren unidos a la tierra o formaren parte integrante de un inmueble: por lo tanto, pertenecen al propietario del terreno. Así que para combinar el mantenimiento de los usos tradicionales del monte con la conservación de la biodiversidad, nace la normativa reguladora del aprovechamiento forestal, y de esta la necesidad de exigir al propietario del monte un instrumento de gestión o planificación forestal

162

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


(plan de gestión forestal sostenible). Las excepciones a esta regla las constituyen las parcelas de pequeña dimensión y la explotación tradicional (siempre que no perjudique a la fauna y flora, regulada por el Reglamento CE 338/97 y la Directiva 92/43/CEE y posteriores actualizaciones). El marco regulatorio en nuestro país comienza con la aparición de la Ley 43/2003 de Montes, modificada por la Ley 21/2015 de Montes. Ya en el aspecto sanitario, con la Orden SCO/190/2004, se establece la Lista de Plantas cuya Venta al Público queda Prohibida o Restringida por Razón de su Toxicidad, y el Reglamento CE nº 852/2004 versa sobre la higiene de los productos alimenticios (salvo para los productores locales que dependerán de las autoridades sanitarias de su comunidad). En España existe la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) para el control de la aplicación de las directivas de seguridad alimentaria y nutrición a nivel nacional. No consumir frutos silvestres recogidos cerca de zonas industrializadas, campos tratados con pesticidas, vertederos o carreteras por posible contaminación por patógenos o metales pesados (la cocción y el lavado no eliminan los contaminantes). Es importante realizar la recogida de los frutos y semillas forestales comercializables de manera que se mantenga la sostenibilidad del recurso: evitando dañar el ecosistema forestal, al tiempo que se respeta la normativa legal del aprovechamiento. Las semillas se recogerán cuando ya han madurado, pero siempre antes de que se produzca su diseminación, en la mayoría de los casos a finales del otoño (puede variar en función de la especie y del tiempo atmosférico). Para conocer el estado de maduración, se pueden comprobar los cambios en: color, peso, sabor o en el olor del fruto; variaciones en la densidad o el reblandecimiento (para los frutos frescos); y en el caso de las semillas de las coníferas: la pérdida de brillo de la semilla nos señala el punto de maduración. En la industria, el método más frecuente para determinar el momento de la cosecha combina el estudio fenológico de la zona de recogida con el patrón de maduración de la especie. La recolección manual se efectúa cuando los frutos (bellotas, castañas y hayucos) ya han caído maduros, o cuando el recolector los selecciona en la planta: utilizando herramientas como varas o pértigas agitadoras, tijeras, sierras,

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

163


etc.; mientras que la recolección mecanizada se utiliza en los casos de la aceituna y el almendro. Ahora bien, en muchos casos para que se liberen los frutos o las semillas, se hace necesario proceder al secado, el cual puede realizarse en lugares bien ventilados (al sol o a la sombra) durante un cierto periodo de tiempo; o bien acortar el tiempo de secado utilizando hornos apoyados por ventilación forzada, siendo en este caso suficiente con unas pocas semanas. Para los frutos de tipo legumbre o de tipo cápsula, se realiza un desgrane (trituración para liberar las semillas y separar del fruto); mientras que en especies con frutos carnosos (Prunus sp., Olea europaea) se realiza el despulpado (liberando las semillas de la pulpa del fruto). Una vez que han extraído las semillas del fruto y rebajado su contenido de humedad, es necesario efectuar una limpieza para seleccionar aquellas semillas viables y descartar las vacías y no viables, lo que se lleva a cabo por métodos como el aventado (separa las semillas no viables mediante corrientes de aire ascendentes), el cribado y la centrifugación. El método de almacenaje recomendado para las semillas varía en función de si son: semillas ortodoxas (sobreviven tras fuerte desecación y conservación a baja temperatura) o recalcitrantes (necesitan más humedad y temperatura para su conservación). Los frutos y semillas sirven de alimento para personas o animales, bien consumidos directamente, bien en forma de zumos, licores, mermeladas, aceites, grasas, extractos, medicinas, alcoholes, etc. Esto implica un uso enfocado a la industria alimentaria, química, farmacéutica; bien un uso artesanal para la confección de diversos útiles o alimentos (mermeladas, salsas, frutos secos, etc.) o bien un uso agrícola. Y aunque el grueso de la producción la forman: la bellota, la castaña, el piñón y la aceituna; sin olvidar las endrinas, nueces, hayucos, madroños, granados, avellanas, cerezas, manzanas, higos, dátiles, etc. Todas las herramientas a utilizar en la recolección y aprovechamiento de frutos silvestres deben estar provistas de la homologación CE y debe ser usado el correspondiente Equipo de Protección Individual (EPI): guantes, gafas de seguridad, casco, botas, etc. Así, encontraremos herramientas de mano (hoz, tijeras de podar, hacha, rastrillo y azada) y máquinas portátiles: la motosierra y la desbrozadora, para todas ellas el operario debe conocer las medidas preventivas

164

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


y equipo de seguridad a utilizar para minimizar el riesgo de accidentes, siendo responsabilidad del empresario el que así se haga. Finalmente comentar que es importante conocer técnicas de desplazamiento seguro en pistas forestales, ya que éste es otro de los factores de riesgo de la actividad forestal.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

165


Actividades Con el objetivo de comprobar la asimilación de los conocimientos aportados en la primera unidad (recolección de frutos y semillas forestales), deberá superar dos pruebas: Una primera en la que se pondrán a prueba sus conocimientos teóricos sobre la recolección de hongos comestibles: deberá indicar qué afirmaciones son correctas (V) y cuáles son falsas (F). Una segunda prueba, más práctica, en la que deberá relacionar las imágenes aportadas con su correcta denominación. Se recomienda revisar todos aquellos apartados cuya respuesta no haya sido la correcta o bien planteen dudas. Las soluciones se encuentran al final del manual.

P

rueba de autoevaluación tipo test

Por favor, contesta a las siguientes preguntas indicando si son verdaderas (V) o falsas (F): Un bosque es una fuente de bienes y servicios esenciales, ambientales, sociales y económicos para el hombre. Una plantación es un tipo de bosque. Los organismos autótrofos son capaces de formar materia orgánica a partir de sustancias minerales disueltas en el suelo y dióxido de carbono mediante el proceso llamado fotosíntesis. En el bosque existen también organismos heterótrofos, como los hongos.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

167


Para que el sistema energético del bosque esté en equilibrio precisa tanto de organismos autótrofos, como de organismos heterótrofos. Las plantas gimnospermas tienen flor y su semilla está encerrada en la piña. Ejemplos de plantas gimnospermas son los pinos, abetos y cipreses. Las plantas angiospermas, también se conocen como plantas con flor y fruto. Las plantas gimnospermas fueron las primeras en aportar semillas latentes. El xilema es un tejido especializado en la absorción de agua y sales minerales desde el suelo. El floema es un tejido especializado en el crecimiento en grosor de la planta. El cambium es un tejido especializado en la distribución de los productos elaborados por la planta. Gracias a los tejidos especializados de las plantas gimnospermas, éstas pudieron crecer en altura al adquirir rigidez. Las coníferas son un grupo de plantas gimnospermas con conos floríferos que al madurar se convierten en piñas. La función de la piña es la de portar las semillas o piñones, que se presentan desnudos, sin un fruto que los proteja. El abeto y el pino son coníferas, al contrario que el ciprés y el enebro. El grupo de las pináceas, como el abeto y el pino, tienen hojas de tipo acícula. El grupo de las cupresáceas, como ciprés y enebro, tienen hojas escamosas. Las gimnospermas utilizan polinización anemófila (ayudada por el viento). Las angiospermas usan la polinización zoófila (ayudada por animales o insectos).

168

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


A la hora de identificar una especie es necesario observar un conjunto de características fisiológicas, como tipo de porte, de tronco, forma de la copa y tipo de estructuras reproductivas. El genotipo y el fenotipo de las plantas son consecuencias de la adaptación de éstas al medio ambiente. La legislación obliga a indicar el lugar de procedencia de las semillas comercializadas en una etiqueta de acompañamiento. Tanto el aprovechamiento forestal para consumo propio, como aquel realizado con fines comerciales, está sometido a la legislación sanitaria y a la ley de prevención de riesgos laborales. Las semillas se recogerán una vez estén maduras y diseminadas. Se puede conocer el momento de maduración de las semillas observando las variaciones en el color, la densidad, o el olor del fruto. La pérdida de brillo de los piñones indica el momento de maduración. La recolección manual suele utilizarse en los casos de bellotas, castañas y hayucos; mientras que la mecánica es más propia de la aceituna y el almendro. El método de liberación de las semillas incluidas en los frutos, depende del tipo de fruto: desgrane para leguminosas y despulpado para los frutos carnosos. El método del aventado separa las semillas no viables usando corrientes de aire ascendente. Las semillas ortodoxas no pueden sobrevivir tras una fuerte desecación y conservación a baja temperatura. Las semillas recalcitrantes necesitan más humedad y temperatura para su conservación. Las semillas forestales sólo tienen utilidad en alimentación animal. El tejo (Taxus baccata) tiene frutos llamados arilos. Las hojas compuestas están formadas por varias hojuelas, como en el caso del saúco (Sambucus nigra). El saúco (Sambucus nigra) es un árbol de fruto seco (sámara).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

169


El fresno (Fraxinus sp.) es un árbol de fruto seco (sámara). En los tilos (Tila sp.) las hojas son simples y de forma acorazonada. Los abedules (Betula pendula) tienen hojas simples triangulares o romboidales. Los álamos o chopos (Populus sp.) tienen las hojas tan anchas como largas. Sin embargo, la higuera (Ficus carica) presenta hojas con forma palmeada. El roble (Quercus sp.) y el alcornoque (Quercus suber) tienen las hojas con forma típicamente lobulada, lo que identifica a ambas especies. Las hojas del eucalipto (Eucaliptus sp.) son típicamente lanceoladas. Las hojas de los sauces (Salix sp.) no son lanceoladas. En la hoja del acebo (Ilex aquifolium), contrasta el color verde intenso brillante del haz, con el verde pálido del envés y el borde está ondeado y acompañado de dientes espinosos. El grueso de la recolección de frutos silvestres, lo forman: la bellota, la castaña, el piñón y la aceituna. También tienen importancia para la industria alimentaria: las endrinas, las nueces, hayucos, madroños, granados, avellanas, cerezas, manzanas, higos y dátiles. Todas las herramientas a utilizar en la recolección, deben estar provistas de la homologación EPI. Las herramientas de mano utilizadas en la actividad de recolección silvestre, son: hoz, tijera de podar, hacha, rastrillo y azada. Mientras que las máquinas portátiles usadas, son: motosierra y desbrozadora. El operario debe conocer el funcionamiento y manejo de los útiles de trabajo y del equipo de seguridad. Es responsabilidad del trabajador y no del empresario que se lleven a cabo las medidas de seguridad precisas para minimizar el riesgo de accidentes.

170

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


El desplazamiento en pistas forestales no es fuente de riesgo de accidentes. Los árboles, las plantas y los frutos pendientes, mientras estén unidos a la tierra, pertenecen al propietario del terreno. Todas las parcelas forestales deben presentar un Plan de gestión. La Ley 43/2003 de Montes regula en España el aprovechamiento forestal. La Orden SCO/190/2004 establece la lista de plantas cuya venta al público queda restringida o prohibida por razón de su toxicidad. El Reglamento CE nº 852/2004 regula la higiene de los productos alimenticios. El Reglamento CE nº 852/2004 sustituye a la legislación de las comunidades autónomas en el caso de los productores de alimentos locales. AECOSAN recomienda no consumir frutos silvestres recogidos cerca de zonas industrializadas, campos tratados con pesticidas, vertederos o carreteras por posible contaminación por patógenos o metales pesados. AECOSAN recomienda cocer y lavar abundantemente los frutos silvestres recogidos cerca de carreteras o zonas industrializadas para así eliminar totalmente el contenido en patógenos y en metales pesados.

P

rueba de identificación práctica de imágenes y conceptos

Como aficionado a la recolección de frutos y semillas silvestres, antes de salir al campo deberás convencernos de tu capacidad para la identificación de los productos y especies aprovechables, relacionando cada imagen con su correspondiente título identificativo.

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

171


Podemos aprovechar las bellotas y la Podemos aprovechar la corteza (cormadera del roble carballo (Quercus ro- cho) del alcornoque (Quercus suber) bur)

Imagen A

Imagen B

Podemos aprovechar la madera de la Podemos aprovechar los piñones y la ornamental familia de las cupresáceas madera de la familia de las coníferas

Imagen C

172

Imagen D

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables


Con esta batería de preguntas se pretende destacar aquellos conceptos importantes que deberán ser retenidos antes de comenzar el estudio de la segunda unidad didáctica, centrada en el aprovechamiento de la piña del pino piñonero (Pinus pinea).

UF0967. Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables

173

UF0967 Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables  

Primer capítulo gratis del manual «UF0967 Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables» de Certia...

UF0967 Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables  

Primer capítulo gratis del manual «UF0967 Recolección de frutos, semillas, plantas y otros productos forestales comercializables» de Certia...

Advertisement