Page 1

1 Retiro 12 febrero de 2017

RETIRO 12 FEBRERO 2017 ORACIÓN Señor, enséñame a leer mi vida, el mundo, la vida de mis hermanos, desde tu misterio, desde el mensaje de amor inscrito en nuestro interior. Ayúdame a sumergirme en ti, a poner en ti mi morada, a hacer de ti, sólo de ti, la razón de mi vida. Concédeme tener una mirada sencilla que sepa ver más allá de las apariencias para que así, encontrándote a Ti en cada persona y situación, pueda seguir esperando en tu Resurrección. Señor, lava y purifica mis ojos, para que pueda ver cada día las obras de tu Amor en el mundo y en las personas que me rodean.

Me acerco a este momento de oración con la seguridad de que le Señor no pasa de largo por mi vida. Ocurra lo que ocurra en cualquier momento o en cualquier situación el Señor se detiene para escucharme. Se deja preguntar, interpelar. También hoy, ahora, en este rato de oración el Señor se detiene para escucharme. ¿Qué quiero decirle hoy? ¿Qué tiene el Señor que decirme?


2 Retiro 12 febrero de 2017

“Reza, espera y no te preocupes. La preocupación es inútil. Dios es misericordioso y escuchará tu oración…”

LA VOCACIÓN Escuchar y acoger el llamado de Cristo es un compromiso real y concreto para la construcción del Reino de Dios. Creer quiere decir renunciar a uno mismo, salir de la comodidad y rigidez del propio yo para centrar nuestra vida en Jesucristo; abandonar, como Abraham, la propia tierra poniéndose en camino con confianza, sabiendo que Dios indicará el camino hacia la tierra nueva. La vocación cristiana es una llamada de amor. “La experiencia del éxodo es paradigma de la vida cristiana, en particular de quien sigue una vocación de especial dedicación al servicio del Evangelio”. “Responder a la llamada de Dios, por tanto, es dejar que él nos haga salir de nuestra falsa estabilidad para ponernos en camino hacia Jesucristo, principio y fin de nuestra vida y de nuestra felicidad”. Escuchar y acoger la llamada del Señor no es una cuestión privada o intimista que pueda confundirse con la emoción del momento; es un compromiso concreto, real y total, que afecta a toda nuestra existencia y la pone al servicio de la construcción del Reino de Dios en la tierra. Por eso, la vocación cristiana, radicada en la contemplación del corazón del Padre, lleva al mismo tiempo al compromiso solidario en favor de la liberación de los hermanos, sobre todo de los más pobres. El discípulo de Jesús tiene el corazón abierto a su horizonte sin límites. Qué hermoso es dejarse sorprender por la llamada de Dios, acoger su Palabra, encauzar los pasos de la vida tras las huellas de Jesús, en la adoración al misterio divino y en la entrega generosa a los otros. La vida será más rica y más alegre cada día. María es el modelo de toda vocación, pues “no tuvo miedo a decir su 'fiat' a la llamada del Señor”. A Ella nos dirigimos para estar plenamente disponibles al designio que Dios tiene para cada uno de nosotros, para que crezca en nosotros el deseo de salir e ir, con solicitud, al encuentro con los demás. Que la Virgen Madre nos proteja e interceda por todos nosotros. Papa Francisco


3 Retiro 12 febrero de 2017

Una pizca de locura ¿No es un poco ingenuo decir que hay que ser soñadores o idealistas?... ¿Y no será mejor ser licenciados, joviales y colegas? ¿Es mejor ser distinto o ser lo mismo? ¿No es más fácil la vida sin quimeras, con los pies en el suelo y la imaginación a raya? Cuidado con la pasión, bienvenida la estabilidad. Y si hay que creer en algo, ¿no es mejor creer en lo que veo: triunfo, euros, competencia, belleza, seguridad, que en lo que se escapa: amor, riesgo, compromiso o incertidumbre? Y, sin embargo, algo dentro de mí me llama a la locura, al sueño y lo imposible.

Ser un poco raro en este mundo cuerdo No es subirse a un trampolín y gritar para llamar la atención. No es hacer cosas pintorescas o chifladuras. No es ser un excéntrico, ni un necio. Es tener valores que uno intenta mantener, en el mundo en el que todo es relativo. Es no tragarse los mensajes que parece que hay que dar por supuesto: «Vive sólo para ti». Y en cambio intentar tocar el fondo de las cosas, dejar que te afecten de veras, aunque ello te suponga opciones arriesgadas. Es decir, con tus gestos y palabras, con tu vida, que crees en la humanidad como proyecto común, en el Reino de Dios como horizonte, en un Dios de tu misma carne y sangre... ¿Cuál es mi locura? ¿En algún momento me siento diferente, libre, único, auténticamente yo, en lo profundo, en lo importante?

Ser un poco audaz en este mundo prudente Vivir no es únicamente conformismo o sensatez. No es nunca equivocarse, sino aprender. Vivir es imaginar alternativas y apostar por ellas. Es ser distinto, y risueño. Es reír y arriesgar, y tropezar, y caer, y levantarse, y llorar, y volver a reír. Es buscarte y amar, arriesgarse a saltar en el vacío. Es formular un ‘vamos’ antes que un ‘pero’. Es preguntar ‘¿cuándo?’ en vez de un ‘es que...’ Es no ir a rastras, sino tirar del carro, de tantos carros como necesitan quien los empuje. Es grito y pasión. Vivir es la rutina capaz de seguir admirándose; silencio que canta; es la alegría capaz de asomarse a la eternidad. ¿Cuáles son mis riesgos? ¿Cuál mi aventura, mi pasión, mi evangelio?


4 Retiro 12 febrero de 2017

ORACIÓN

Señor dios mío Padre de misericordia creo en ti, pero aumenta mi fe. Espero en tu bondad, mas acrecienta mi esperanza. Te quiero y deseo que tu amor lo sea todo para mí, Señor, que sea yo un hijo amante. Te adoro y reverencio en lo más profundo de mí ser. Gracias por tantos favores como me das. Que hoy no te sea ingrato. Perdona mis muchas ofensas. Padre mío ¡Que hijo tan malo para un Padre tan bueno! Te ofrezco todas las obras y sentimientos de este día. Que se convierta mi día en una oración. Cristo Jesús, hermano mayor, quiero amarte como tú me amas. Que sea yo una copia fiel tuya en mi hogar; En mi ocupación y en mi apostolado. Al menos que no te traicione, que no te escandalice. Espíritu Santo santifícame. Que sepa vivir en paz, aunque vengan tentaciones, caídas, inquietudes, escrúpulos, nerviosismos. Que sepa vencer las dificultades, Que las circunstancias no me venzan a mí. Que sea hoy fiel a mi santa vocación. Que sea alegría para mí y para mis hermanos. Madre, cuida de tu hijo que en ti espera. AMEN Padre Diego Ernesto


5 Retiro 12 febrero de 2017

EUCARISTÍA Primera lectura Lectura del libro del Eclesiástico (15,16-21): SI quieres, guardarás los mandamientos y permanecerás fiel a su voluntad. Él te ha puesto delante fuego y agua, extiende tu mano a lo que quieras. Ante los hombres está la vida y la muerte, y a cada uno se le dará lo que prefiera. Porque grande es la sabiduría del Señor, fuerte es su poder y lo ve todo. Sus ojos miran a los que le temen, y conoce todas las obras del hombre. A nadie obligó a ser impío, y a nadie dio permiso para pecar. Palabra de Dios

Salmo Sal 118,1-2.4-5.17-18.33-34 R./ Dichoso el que camina en la voluntad del Señor V/. Dichoso el que, con vida intachable, camina en la voluntad del Señor; dichoso el que, guardando sus preceptos, lo busca de todo corazón. R/. V/. Tú promulgas tus mandatos para que se observen exactamente. Ojalá esté firme mi camino,

para cumplir tus decretos. R/. V/. Haz bien a tu siervo: viviré y cumpliré tus palabras; ábreme los ojos, y contemplaré las maravillas de tu ley. R/. V/. Muéstrame, Señor, el camino de tus decretos, y lo seguiré puntualmente; enséñame a cumplir tu ley y a guardarla de todo corazón. R/

Segundo lectura Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (2,6-10): HERMANOS: Hablamos de sabiduría entre los perfectos; pero una sabiduría que no es de este mundo ni de los príncipes de este mundo, condenados a perecer, sino que enseñamos una sabiduría divina, misteriosa, escondida, predestinada por Dios antes de los siglos para nuestra gloria. Ninguno de los príncipes de este mundo la ha conocido, pues, si la hubiesen conocido, nunca hubieran crucificado al Señor de la gloria. Sino que, como está escrito: «Ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el hombre puede pensar lo que Dios ha preparado para los que lo aman». Y Dios nos lo ha revelado por el Espíritu; pues el Espíritu lo sondea todo, incluso lo profundo de Dios. Palabra de Dios


6 Retiro 12 febrero de 2017

Evangelio Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,17-37): En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No creáis que he venido a abolir la Ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud. En verdad os digo que antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la ley. El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes y se lo enseñe así a los hombres será el menos importante en el reino de los cielos. Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el reino de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. Habéis oído que se dijo a los antiguos: “No matarás”, y el que mate será reo de juicio. Pero yo os digo: todo el que se deja llevar de la cólera contra su hermano será procesado. Y si uno llama a su hermano “imbécil”, tendrá que comparecer ante el Sanedrín, y silo llama “necio”, merece la condena de la “gehenna” del fuego. Por tanto, si cuando vas a presentar tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda. Con el que te pone pleito procura arreglarte enseguida, mientras vais todavía de camino, no sea que te entregue al juez y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. En verdad te digo que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último céntimo. Habéis oído que se dijo: “No cometerás adulterio”. Pero yo os digo: todo el que mira a una mujer deseándola, ya ha cometido adulterio con ella en su corazón. Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en la “gehenna”. Si tu mano derecha te induce a pecar, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero a la “gehenna”. Se dijo: “El que repudie a su mujer, que le dé acta de repudio”. Pero yo os digo que si uno repudia a su mujer —no hablo de unión ilegítima— la induce a cometer adulterio, y el que se casa con la repudiada comete adulterio. También habéis oído que se dijo a los antiguos: “No jurarás en falso” y “Cumplirás tus juramentos al Señor”. Pero yo os digo que no juréis en absoluto: ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, que es estrado de sus pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del Gran Rey. Ni jures por tu cabeza, pues no puedes volver blanco o negro un solo cabello. Que vuestro hablar sea sí, sí, no, no. Lo que pasa de ahí viene del Maligno». Palabra del Señor


7 Retiro 12 febrero de 2017

ORACIÓN A MARÍA Madre María: Tu silencio en el pesebre nos habla de Dios, tus palabras en el Magníficat nos hablan de Dios, tu vida cerca de tu Hijo nos habla de cómo debe ser la nuestra, tu cercanía al pie de la cruz da una esperanza y un sentido al sufrimiento y al lado de Juan, el discípulo amado, nos hablas de acogida, aceptación, maternidad… Tú nos reúnes en torno a tu Hijo para que se nos muestre resucitado y desde el silencio nos alientas a cada día en nuestras vidas buscarlo. Gracias Madre por enseñarnos con tu vida Los misterios de la Nueva Humanidad que el Padre ha iniciado en ti, criatura nueva. Amen


8 Retiro 12 febrero de 2017

ORACIÓN FINAL Señor, te cruzaste en mi camino, y al pasar fijaste en mí Tu mirada. Yo soy de los que te quieren sin haberte visto. Quiero imitarte, y en tu imitación, encontrarte para poder decir a mis hermanos los que de ti he oído, he palpado. Dame, Señor, el “sabor a ti” que Pablo poseía; que pueda yo sentir tus sentimientos: los que hicieron que dieras la vida en la cruz y los que en el quehacer de cada día fuiste casi insensiblemente entretejiendo. Enséñame tu modo de tratar a todos: discípulos y niños, leprosos, prostitutas y letrados; enséñame a preparar junto a la mar algo de comer a los cansados. Ayúdame a descubrir tu modo de estar presente en la mesa, en el descanso, en el desierto, en el pozo, en el sueño. Que aprenda, Señor, a tu lado, a ser compasivo con el ciego del camino, los pobres, los impuros; que mis ojos aprendan a llorar el dolor de los amigos, el rechazo del pueblo, la angustia de la cruz, abandonado de todos. Dame Señor, la armonía de tu sencilla vida; la que les hizo exclamar: “Eres sincero con todos”, la que supo ser exigente contigo y servicial con los otros.


9 Retiro 12 febrero de 2017

Enséñame tu modo de mirar, como miraste a Pedro para llamarle y levantarle; como miraste con cariño al joven rico, o con la verdad con que afrontaste a los que quisieron injustamente condenarte. Deseo conocerte como o eres; tu imagen sobre mí, bastará para cambiarme; Juan quedó subyugado, Pedro sobrecogido, Herodes defraudado, Pilato atemorizado, Pablo convertido. Dame, Señor, a gustar el perdón que siempre me ofreciste, q ante tu Palabra, sentir aliento para seguirte. enséñame, Señor, a proceder como Tú procediste.

170212 retiro vocaciones mies badajoz  

Retiro Trimestral Mies Badajoz. Vocaciones.