Issuu on Google+

Personalidad Paulina

P. Luigi Dรกmaso Zanoni, SSP.


Instituci贸n a la que pertenec铆a Sociedad de San Pablo


Cómo encarno el carisma: Básicamente podemos decir que el P. Zanoni encarnó radicalmente el carisma mediante la entrega total a la Sociedad de San Pablo. En cierto momento de su vida escribía “Profeso mi total y absoluto amor a la Sociedad de San Pablo, de cuya grandeza me siento honrado, cuyo fin apostólico me entusiasma y de cuya santidad me hace bien esperar para mi salvación eterna. Propongo con la ayuda de Dios, mi querer servirle hasta el último de mis días”. Aparte de lo anteriormente descrito, en el año 1969 es nombrado Superior General de la Sociedad de San Pablo, en su juramento como superior menciona la disposición al cargo pero también al P. Santiago Alberione y dice “él sigue siendo el Padre y encargado de construir con sus consejos, su oración y la ofrenda del sufrimiento”.


Formación Paulina: A los doce años ingresó a la Sociedad de San Pablo en Alba Italia. En la primera profesión, recibió el nombre de Dámaso. En 1937 fue ordenado sacerdote. Compartió la formación de los futuros discípulos con la dirección de la revista “Familia Cristiana”. Superior de la Sociedad de San Pablo, mano derecha del Fundador, recibió en 1969 el encargo de ser el primer sucesor del P. Alberione: ¿Cómo llevar las riendas de la Sociedad de San Pablo sin su iniciador al frente? Las cosas de Dios, se hacen con los hombres de Dios.


Cargos desempeñados: Director de la revista “Familia Cristiana” Vicario General de la Sociedad de San Pablo Delegado de la Sociedad de San Pablo Superior General de la Sociedad de San Pablo.


Rasgos particulares de su santidad: Un rasgo importante de su santidad es la sumisión al P. Alberione, a quien le sigue pidiendo su mediación para continuar con la obra de la Sociedad de San Pablo. A las palabras mencionados por el Papa al P. Alberione aquel 28 de Junio: “Aquí está: humilde, silencioso, incansable, siempre alerta, siempre ensimismado en sus pensamientos que van desde la oración con el trabajo (de acuerdo con la fórmula tradicional: "ora et labora"), siempre dispuesto a leer los "signos de tiempos ", es decir, las formas más ingeniosas de llegar a las almas, nuestro Padre Alberione ha dado a la Iglesia nuevos instrumentos para expresarse, nuevos medios para dar vigor y amplitud a su apostolado, nuevas habilidades y nuevas conciencia de la validez y la posibilidad de su misión en el mundo moderno, con los medios modernos.


El P. Zanoni dice: Permítame, querido P. Alberione, decir que el Papa goza con usted de un largo, fiel e incansable trabajo duro, produciendo frutos para la gloria de Dios y el bien de la Iglesia, dejó que sus hijos disfruten con nosotros y le expreso que en la actualidad, como tal vez nunca antes, su afecto y su promesa de perseverar en la labor que se emprenda, "El Capítulo ha descubierto y desarrollado el carisma del Fundador. Entonces será mi cuidado y del Consejo continuar en sus directrices, siempre vigilantes en el control de los signos de los tiempos para asegurar la compatibilidad con la vida y la nuestro trabajo apostólico. Otro aspecto y rasgo particular de su santidad está en promover la “primavera vocacional”. En las cuales a ejemplo del P. Alberione no se buscara cantidad sino calidad, vocaciones santas para Dios y la misión de la Sociedad de San Pablo. Así también se resalta su entrega total a la Sociedad de San Pablo, su misión, el apostolado, la oración.


Relaci贸n con la Sociedad de San Pablo: Sacerdote de la Sociedad de San Pablo, Sucesor del P. Alberione en el cargo de Superior General de la Sociedad de San Pablo.


Cómo imitarlo hoy: Hoy se podría imitar al P. Zanoni con la entrega total a la Sociedad de San Pablo, quien se entrega da lo que tiene en el apostolado, en la oración, en la vida comunitario y en los mismos conocimientos para ponerlos al servicio del carisma. También mediante el respeto a los superiores, si nos enseñamos a respetar a los superiores podemos hacer el recorrido de la cruz, haciendo la voluntad de Dios y luego resucitando con Cristo. Velando por buenas vocaciones para la Sociedad de San Pablo, ya que si los religiosos somos buenos podemos transmitir un buen mensaje, el mensaje de Dios tiene apertura.


Gancho vocacional para los seguidores de la Institución: El apóstol san Pablo solía decir “sean imitadores míos como yo lo soy de Cristo”, el P. Zanoni reencarna estas palabras diciendo, el “fin apostólico de la Sociedad de San Pablo me entusiasma, su santidad me hace bien para esperar mi salvación eterna”. Este es el gancho vivir el carisma, vivir el apostolado y vivir los medios hace que nos enredemos en los senderos de Cristo y su misión, llevando su Palabra a todos los hombres de hoy.


P. Luigi Zanoni, ssp