Issuu on Google+

Venezuela

Año 8

20 de febrero 2014

Número 354

www.abcdelasemana.com

Precio Bs.F. 10,00

N U E S T R A

P A S I Ó N

E S

L A

V E R D A D

EDITORIAL

Andrés Oppenheimer

Si Maduro no detiene la espiral inflacionaria no veo cómo logrará impedir su propio suicidio político / 12 Alberto Barrera Tyszka

No podemos renunciar a la indignación, ni el gobierno tiene que darnos permisos para ser democráticos / 2 Simón García

El Gobierno inventó un golpe como fachada para encubrir su ofensiva represiva contra estudiantes / 6

Elizabeth Burgos

Desde SOCHI: Los términos militares en el deporte y, en el ejercicio del poder en Venezuela, expresan su carácter pretoriano / 14 y 15

VENEZUELA

ESTÁ EN GUERRA HENRIQUE SALAS RÖMER Venezuela está en guerra. Lo que hemos vivido en los últimos quince años no ha sido un “Proceso” sino una guerra. Una guerra de baja intensidad, propiciada desde el gobierno para convertirnos, como país, en herramienta para financiar la reconstrucción del dominio que alguna vez tuvo España, ese que Fidel soñó para Cuba y para su propia inmortalidad. La forma de hacer guerra ha cambiado a lo largo de la historia. Primero, con el alcance de los instrumentos: De la espada a la flecha, de la flecha al cohete. También, según su poder: De la capacidad para la destrucción individual, a bombas nucleares de destrucción masiva. Igualmente, según los elementos: De operaciones en tierra al mar, del mar a operaciones aéreas y operaciones conjuntas. En las últimas décadas, otras consideraciones se han introducido. De la guerra en el Frente, a la guerra “detrás” para cortarle al enemigo, por ejemplo, sus líneas de abastecimiento, mientras las nuevas tecnologías han contribuido a la creación de fuerzas especiales y finalmente drones que, guiados a distancia, siguiendo las indicaciones de quienes en tierra realizan labores de inteligencia, son capaces de destruir quirúrgicamente al enemigo. Al colapsar la Unión Soviética, cuando se hizo evidente que el poderío militar norteamericano era invencible, las fuerzas insurgentes retomaron las tácticas guerrilleras de antaño, pasando por etapas hasta llegar -como ocurrió con el ataque a las Torres Gemelas de NY- al terrorismo global. Un proceso de transformación también ha ocurrido

en la lucha por conquistar el continente, desde que en los años ’60, Fidel intentó reeditar en el continente su experiencia en la Sierra Maestra. De la guerrilla, la insurgencia, tras un largo debate, pasó a la lucha democrática. Y una vez conquistado democráticamente el poder, a lo que hemos vivido en Venezuela desde 1999: El Proceso: una guerra deliberadamente declarada desde el gobierno para destruir los anclajes económicos, políticos y culturales de la sociedad. Su brazo armado ha sido el crimen organizado, bandas que al amparo de la impunidad, mantienen en jaque a la población, mientras las fuentes generación de riqueza, capaces de ofrecer un futuro a la juventud, eran diezmadas por otros para amputarles el futuro, vale decir, su “línea de abastecimiento”. Todo ello concebido para promover un éxodo masivo y la toma absoluta del poder. Los 200 mil asesinatos en quince años; los privilegios de que gozan los Pranes “en sus cuarteles generales”; los “colectivos” paramilitares, junto a la destrucción generalizada de empresas y sembradíos, son las mayores evidencias. El tema excede el espacio de estas líneas. Baste por ahora con repetir que Venezuela está en guerra… pero también que desaparecida su autoridad moral, sin pan y el propio Chávez, las fuerzas desatadas con su elección hace quince años, muestran un visible deterioro, mientras, como boomerang, en manos de los jóvenes, y de una clase media que tercamente permaneció aquí, regresan con furia a retomar democráticamente y sin violencia, el gigantesco poder que sus artífices acumularon. hsr.personal@gmail.com

El ABC de Carlos Vecchio / Coordinador político de Voluntad Popular

Tenemos que alzar nuestras voces

porque merecemos una Venezuela distinta • Esta gran lucha es la moralmente correcta en los momentos que está viviendo Venezuela • El diálogo que plantea el Gobierno es un diálogo vacío con alcaldes y gobernadores, pero la verdad es que si no matan a Mónica Spears aquí no hubiera pasado nada /8 y 9

Carlos Blanco:

Los grupos paramilitares del Gobierno dispararon a matar / 5


2

Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

CONTENIDO Crónica en vivo

2

ALBERTO BARRERA TYSZKA

| CRÓNICA EN VIVO |

El Debate de la semana

3

JULIO CASTILLO SAGARZAZU

La Cátedra de ABC

4 5

VLADIMIRO MUJICA CARLOS BLANCO

Contrapunteo SIMÓN GARCÍA OFELIA AVELLA

6 7

El ABC de

8

CARLOS VECCHIO

Alta Política PAULINA GAMUS MIGUEL ÁNGEL SANTOS ANDRÉS OPPENHEIMER MOISÉS NAÍM

10 11 12 13

Centrales

14

ELIZABETH BURGOS

Opinión

EL HUMO Y LA PAZ o solo la calle: también la verdad, nuevamente, se ha llenado de humo, de disparos, de muerte. ¿Qué puede pensar cualquier ciudadano ante lo ocurrido este miércoles? ¿Cómo puede leer la realidad? ¿A quién le cree? La imagen de Maduro, vestido de gala, entre la pompa militar y los acordes del binomio de oro de Abreu y Dudamel, mientras los colecALBERTO tivos armados semBARRERA braban violencia en TYSZKA Chacao, parece sacada de una película sobre la mafia. No necesitamos a Oliver Stone sino a Francis Ford Coppola. Los gánsteres están en el poder. Se puede compartir o no la estrategia de Leopoldo López y María Corina Machado; se puede criticar esa invocación a "la salida", ese intento de relanzar el espejismo de una solución fácil y rápida; se puede creer que es un enorme error darle al gobierno justo lo que el gobierno necesita... Pero no por eso se les puede negar el derecho de pensar de esa manera y de actuar en consecuencia. Ninguna protesta, amparada dentro del marco de la Constitución, es un delito. Ni nosotros podemos renunciar a la diversidad y a la indignación, ni el gobierno tiene que darnos permiso para ser democráticos. Desde hace años, desde el Estado y las instituciones, y desde los medios controlados por el oficialismo, se vie-

N

ne promoviendo y consolidando la idea de que cualquier protesta encubre la secreta intención de tumbar al gobierno. No puede haber reclamo social sino terrorismo. Eso, en un país con la inflación más alta del mundo y con 28% de desabastecimiento, es una forma brutal de sometimiento. Pero en Venezuela la rebeldía solo puede ser oficial. Por eso marcharon los estudiantes este 12 de febrero: para decir que la rebeldía no es un cargo público. Para pedir la liberación de unos compañeros que, de manera anticonstitucional, fueron detenidos y juzgados, encarcelados en un lugar lejano. El discurso oficial los acusa de desestabilizadores, de ser un grupúsculo fascistoide, de estar manipulados por intereses extranjeros... Nada muy distinto de las justificaciones que siempre ha usado la violencia institucional. Con esa misma lógica, por cierto, detuvieron y asesinaron en 1976 a Jorge Antonio Rodríguez. Lamentablemente para todos, al finalizar la marcha, se produjo otra vez un conflicto armado. Irracional y confuso. Con muertos, heridos, detenidos. Con disparos, videos y fotos de todo tipo, testimonios de lado y lado. Muy rápido saltaron las voces oficiales con condenas y amenazas. Comenzaron a hervir las miles de versiones, conjeturas, especulaciones... el alimento para lo peor de la polarización. Lo más sorprendente, sin embargo, es la naturalidad con la que se ejerce ya la violencia oficial. Una crónica de AFP narra cómo un colectivo armado

golpea a estudiantes y luego roba la cámara del corresponsal extranjero, bajo la presencia impasible de un coronel que solo le dice al periodista: "Ustedes tenían que saber a qué se estaban exponiendo cuando venían para acá". Es natural que grupos paramilitares actúen con la protección de los militares. Es natural que los canales públicos no transmitan ni una sola imagen de la marcha y tergiversen todas las imágenes del conflicto. Es natural que el gobierno imponga censura mediática. Es natural que haya estudiantes golpeados, baleados, y encima detenidos con acusaciones exprés por insurrección y sabotaje. "No vengan a declararse ahora perseguidos políticos dijo el adelantadísimo Maduro, cuando todavía no habían terminado los sucesos. Tengo las fotos, los videos y la investigación está muy avanzada". Así es. La oposición está condenada aun antes de actuar. El oficialismo ha hecho de su propia subjetividad una ley. Se niega a aceptar a la oposición. Rechaza su identidad y continuamente la despoja de cualquier legitimidad. Decreta que la oposición es enemiga, ya no del Estado, sino de la nación. Y la combate como si estuviera en una guerra civil. Esa es la primera violencia que hay que desactivar. Mientras el poder siga considerando que la mitad del país es ilegal, jamás tendremos paz. abarrera60@gmail.com @Barreratyszka

LUIS JOSÉ SEMPRUM AMÉRICO MARTÍN FRANCISCO OLIVARES WILLIAM PADRÓN THAYS PEÑALVER EL PAÍS OSWALDO PÁEZ - PUMAR ANDRÉS SCHMUCKE G. JOSÉ TORO HARDY MARCOS CARRILLO FERNANDO RODRÍGUEZ CARLOS LOZANO ORLANDO OCHOA MIGUEL SAN MARTÍN

16 17 18 18 19 20 20 20 21 22 22 23 23 23

24 25 26 28

Salud Crónica Deportes Rodó

VENEZUELA C.A. AV. BOLIVAR NORTE, RESD. MARGORIE Nº 122-4, PISO 2, APTO. 2-2. VALENCIA, EDO. CARABOBO. TELF: 0241-821.74.40 • ZONA POSTAL: 2001 RIF: J-29808286-0 DEPÓSITO LEGAL: PP200601CA944 www.abcdelasemana.com edicionesabcdelasemana@gmail.com Twitter: @abcdelasemana Facebook: abcdelasemanafb PRESIDENTE:

Carlos Méndez Orel Sambrano

DIRECTOR EDITORIAL: CONSEJO EDITORIAL:

(1946-2009)

Américo Martín María Sol Pérez Schael Manuel Felipe Sierra DIRECTOR: Manuel Felipe Sierra DIRECTOR DE REDACCIÓN: Nicomedes Boada DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN:

José Santander (Jefe) Marianella Moreno COMERCIALIZACIÓN: DLB Group, C.A. Telf: 0212-400.18.00 (Master): 0412-335.82.70 E-mail: sales@dlbgroup.com DISTRIBUICIÓN EN MIAMI:

E.C.O. Distribution 3625 NW 82 ave. # 406. Doral, Fl 33166. (786) 718-2675. E-mail: ecodistribution1@yahoo.com

LAS OPINIONES E INFORMACIONES QUE APARECEN EN ESTE SEMANARIO, SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DEL AUTOR Y EN NADA COMPROMETEN LA LÍNEA INFORMATIVA Y EDITORIAL DEL MEDIO.


Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

El Debate de la semana

Sobre si en política la muerte siempre llega de repente…

Heraldos del Porvenir JULIO CASTILLO SAGARZAZU odo el mundo sabe que Maduro no durará. Lo sabe el gobierno, su gente, la oposición, la Fuerza Armada. Todas las conversaciones, las del abasto, la de las colas, la de las aulas dan cuenta de lo precario de un régimen que no ha sabido, no ha podido y no ha querido resolver ninguno de los graves problemas del país. Como en el famoso cuento de García Márquez Crónica de una muerte anunciada, todo el mundo en el pueblo sabía que a Santiago Nassar lo iban a matar. Aquí todo el pueblo sabe que Maduro no podrá terminar un mandato por la vía que ha escogido para gobernar. Siguiendo el libreto de los cubanos, se ha esfor-

T

zado en estos días de movilizaciones, a tratar de infundir miedo que es lo único que le queda. Pero, le ha salido el tiro por la culata, los cubanos creen que Venezuela es Cuba, no saben que un país que fue puntero de la democracia en América Latina, no tiene nada que ver con un pueblo como el antillano que brincó de la dictadura de Batista a la dictadura de Fidel Castro sin prácticamente conocer la democracia en casi 100 años. A Maduro le ha explotado la crisis en la cara. Los estudiantes, como en 1928 y 1958 se han convertido en la vanguardia del pueblo sufriente, en su vocero, su heraldo, son quienes van en primera fila anunciando que el grueso de la gente seguirá después.

...o los jóvenes son heraldos del Porvenir

3


4

Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

La Cátedra de ABC

LÓGICA DE LA REPRESIÓN Un gobierno que se enfrenta arrogante, soberbio y, al mismo tiempo, temeroso ante su propio pueblo, está recurriendo a una de las herramientas más destructivas para el control de la sociedad: la represión l Gobierno teme entrar en colisión con los más extremistas del chavismo. ¿Qué busca el gobierno abriendo la caja de Pandora de la violencia legítima del Estado? No le queda otro remedio: tiene que arremeter, porque no puede corregir el rumbo político y económico. El momento que muchos temíamos está a la puerta de nuestra convulsa historia de estos VLADIMIRO últimos 15 años. MUJICA Un gobierno que se enfrenta arrogante, soberbio y, al mismo tiempo, temeroso ante su propio pueblo está recurriendo a una de las herramientas más destructivas para el control de la sociedad: la represión. No se trata de que al gobierno venezolano no tenga un largo expediente en la materia, pero todo parece indicar que cualitativamente estamos en presencia de un momento político distinto, uno en el cual el régimen se enfrenta a una situación de descontento popular que va mucho más allá de las filas opositoras. La primera reacción frente a la verborrea del oficialismo para tratar de justificar los ataques contra los estudiantes en Táchira y Mérida es de incredulidad ante tanto cinismo. Esta reacción le cede su paso a una interrogante importante ¿Qué busca el gobierno abriendo la caja de Pandora de la represión? La primera respuesta es que no le queda otro remedio: tiene que reprimir porque no puede corregir el rumbo político y económico como lo está exigiendo una parte cada vez más importante del país. El gobierno no puede enmendar su camino porque ello lo pondría en curso de colisión con algunos de los sectores más extremistas del chavismo. Tampoco puede permitir que la protesta estudiantil, o de cualquier otro sector, crezca porque se le puede comenzar a descoser el país por los cuatro costados. Una cosa

E

es controlar manifestaciones en un par de ciudades y otra muy distinta es enfrentarse a un alud de protestas que requieran la intervención de la fuerza pública, o de los motorizados y las bandas armadas del chavismo según sea el caso, para controlarlas. Dejando de lado el horror que pueda producirnos, la represión es un instrumento de control social que opera por la vía del miedo. Una de sus principales características es la brutalidad en la retaliación al individuo porque se trata de atemorizar al colectivo en su conjunto. Es ese fraccionamiento de la identidad colectiva lo que en última instancia busca la violencia ejercida contra los dirigentes del movimiento estudiantil. Entender esto es importante en el contexto de la tarea más importante que tiene en este momento la oposición democrática en Venezuela: cómo convertir la protesta popular en un movimiento articulado de rebelión ciudadana. Una de las primeras y más importantes consideraciones, y en la cual coinciden los principales dirigentes de la oposición, es que las protestas deben ser no violentas. A esto habría que añadir que tienen

que ser coordinadas y conducidas con una estrategia bien definida que articule esa protesta con los objetivos del movimiento democrático. Para que este triángulo virtuoso se alcance es indispensable que se encuentre el centro dorado en el cual converjan las distintas posiciones de la oposición. El llamado a calentar la calle no puede estar desprovisto de estrategia y, al mismo tiempo, cualquier estrategia creíble de la alternativa democrática no puede desconocer el valor de la protesta popular. De hecho, organización y crecimiento desde abajo, como ha planteado Henrique Capriles, pueden perfectamente coexistir con la protesta no violenta. Uno podría sentirse tentado a pensar que el gobierno intenta controlar la violencia que puede generarse en las demostraciones de calle. La verdad es exactamente la contraria: al gobierno le interesa que la violencia se manifieste siempre y cuando le pueda asignar la responsabilidad por su aparición a la oposición. Ello es así, no solamente porque la represión para supuestamente intentar controlar la violencia le permite al régimen evidenciar su

decisión de aplicar "mano dura" para defender la revolución, sino porque la discusión sobre el desastre que la gestión gubernamental ha significado para Venezuela se desvía hacia el tema insoslayable de la violencia. Para la oposición democrática la violencia incontrolada es el peor de los mundos, porque el control de las armas lo tiene el adversario y porque la posibilidad de un estallido caótico le impide centrar su acción política en morderle el terreno de la voluntad de la gente al chavismo y abre las puertas a aventuras militaristas. El reto de avanzar en el proceso de construir una rebelión ciudadana pacífica es enorme pero estos son los tiempos que le toca vivir al país. No hay ningún consejo sencillo para dar acerca de cómo enfrentar la represión de un régimen corrupto y atemorizado frente a la posibilidad de perder el control de Venezuela, un país, el de todos, al que sienten como su hacienda grupal. Solamente que será necesaria una combinación de mucho temple y mucha inteligencia para navegar estos oscuros tiempos. vladimiromujica@gmail.com


Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

5

EN HONOR A LOS CAÍDOS

*

La discrepancia es un derecho de cualquiera, acusar, aunque sea "en privado" de lo que el gobierno acusa, es una vileza que facilita la represión onor a los estudiantes caídos. Honor a los heridos, torturados, presos, desaparecidos, perseguidos, allanados y enjuiciados en esta terrible semana para Venezuela. Así debían comenzar estas líneas y tal vez detenerse acá para que el silencio del duelo sustituya las palabras. No conocí a estos estudiantes, pero en tiempos ya remotos conocí a otros que cayeron en torturas y balazos, y el dolor que embargaba a CARLOS universidades y liceos BLANCO era indescriptible, abisal. Así es hoy. Analizar hechos políticos atravesados por la muerte siempre es tarea difícil pero es la tarea de hoy. Hay premisas que es necesario establecer. Las protestas y manifestaciones del 12 de febrero fueron pacíficas hasta su conclusión, bajo la conducción de los dirigentes que las promovieron y apoyaron. Después de concluida la marcha de Caracas los grupos paramilitares del gobierno atacaron con violencia extrema y dispararon a matar. El pequeño grupo que quedó y lanzaba piedras, ni respondía a los objetivos de la marcha ni a sus dirigentes. El doloroso resultado se conoce y los testimonios del periodismo de calle acusan una y otra vez a los autores materiales e intelectuales de los crímenes. Los hechos se saben, pero rondan las preguntas, la fundamental de las cuales es por qué el Gobierno propicia un nivel estrepitoso de violencia y por qué le encomienda la tarea a los paramilitares que ha creado, armado, consentido y financiado. El haber apelado a "colectivos" financiados y adheridos al gobierno revela debilidad Lo cierto de todo este asunto es que aunque algunas unidades de la GN han sido brutales en la represión, así como comisarios del Sebin, y grupos de la Policía Nacional, el grueso de esos cuerpos no quiere obedecer órdenes ilegales como las que ahora dictan Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Miguel Rodríguez Torres. Las fuerzas militares y policiales no solo están conscientes de que crímenes contra los DDHH no prescriben sino que saben que el Estado rojo se viene abajo por su descomposición interior. Las fracturas institucionales son múltiples; el Estado se deshace y la crisis económica carcome los cimientos de un poder fundado en la renta petrolera. La escasez, buque insignia del desastre despiadado que asedia a los venezolanos, no tiene forma de remediarse por un par de razones: no hay

H

dólares para importar lo necesario, ni hay producción interna debido a la ruina, trepada en las ancas de la revolución bonita. No tienen ninguna solución manejable para solventar estas hecatombes salvo una sola que ya les es imposible adoptar: cambiar radicalmente sus concepciones y el sentido de sus políticas. Maduro hizo un amago y no pudo, quedó atrapado entre "la derecha endógena" y la izquierda exógena. No se pudo mover y ahora, petrificado, menos aún. El haber apelado a "los colectivos", los grupos paramilitares financiados, entrenados y adheridos al gobierno es una revelación de la debilidad del régimen. Significa que no cuenta para enfrentar las demostraciones de descontento y reclamo social, al menos en forma incondicional, sino con estos grupos. No quiere decir que no haya militares, policías políticos y uniformados, que no estén dispuestos a disparar a mansalva, pero sólo estos paramilitares sangrientos lo hacen de modo uniforme y gozoso. Maduro quedó atrapado más que nunca entre ellos y Diosdado.

HA RENACIDO LA TESIS DEL GOLPE DE ESTADO Para enfrentar el vigor de la protesta popular y estudiantil, así como justificar el despliegue criminal de grupos de mototerror, ha renacido la tesis del golpe de Estado. Quien esto escribe no duda que existan militares que por las mismas razones argumentadas por Chávez en 1992 quieran sublevarse, pero no obedecen a la dirección opositora en ninguna de sus variantes. Ya lo dijo Antonio Ledezma hace pocos días. Si hay un golpe de Estado en marcha quiere decir que la Fuerza Armada está dividida, que no es cierto que esté "unida monolíticamente", como se decía antes, alrededor del ilegítimo Presidente. Porque, debe recalcarse, no hay golpe de Estado sin militares; todo lo demás son suspiros a la luna. Pero si el gobierno ha develado un golpe de Estado sería conveniente conocer los nombres de los jefes. ¿O es que no saben si hay golpe? ¿O es una

LA MANIOBRA La semana pasada alerté sobre la amenaza en contra de tres dirigentes. El parágrafo que encabezaba mi columna era el siguiente: Acusar o sugerir que Antonio Ledezma, Leopoldo López, María Corina Machado, la Movida Parlamentaria (MP) y los demás promotores de "La Salida" están en el fomento de un golpe de Estado es una de dos cosas: una delación, si realmente los denunciantes creen que esos dirigentes conspiran; o un crimen, aun cuando sea culposo, porque es lanzar la jauría en su contra. Por estos días se observa a altos funcionarios y al aspirante a sustituir a Maduro, el gobernador del Táchira, centrados en López como responsable de disturbios, para lo cual la idea de que él busca un "atajo" no hace sino tenderle la cama a la represión.

mera patraña para impedir la protesta y convertir en acusados a los dirigentes opositores? Hace días fueron convocadas Asambleas de Ciudadanos para discutir "la salida". A una de ellas asistí. El objetivo proclamado por todos fue discutir las formas del reemplazo constitucional de Maduro y, además, todos los oradores insistieron en dos temas básicos: la protesta no violenta y la unidad de las fuerzas democráticas. En paralelo se dieron protestas estudiantiles ferozmente reprimidas, fundamentalmente en los estados andinos, y con motivo del Día de la Juventud, el presidente de la FCU-UCV, en la misma Asamblea, convocó una concentración pacífica el 12 de febrero en la Plaza Venezuela. Nadie se planteó que las manifestaciones y marchas fuesen violentas, entre otras razones además de los principios, por una elemental: la violencia conviene al gobierno porque aleja a los moderados, aísla las vanguardias y les es más fácil reprimirlas.

Aquella conjetura ha tomado cuerpo. Todos los dueños del poder se han lanzado en manada feroz en contra de estos dirigentes, orden de aprehensión en contra de López, amenazas de allanamiento de la inmunidad parlamentaria a María Corina, provocaciones e insultos al por mayor hacia Ledezma. Estas injurias buscan encubrir actos de violencia cometidos por el Gobierno para criminalizar la disidencia. Es comprensible lo que hace un gobierno débil y desesperado; lo que no es comprensible es que del lado de enfrente haya quienes, so pretexto de desmarcarse de "los radicales", acompañen o se hagan los locos ante la persecución a la que se ven sometidos dirigentes recios que encarnan una visión de la lucha, que también es democrática, constitucional y pacífica. La discrepancia es un derecho de cualquiera, acusar, aunque sea "en privado" de lo que el gobierno acusa, es una vileza que facilita la represión. carlos.blanco@comcast.net @carlosblancog *Título original: La violencia: viaje meretriz


6

Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

Contrapunteo

EL GOLPE INVENTADO estos días podría aplicárseles un casi perfecto lugar común: Graves y difíciles. Graves por el costo humano y el peso de los acontecimientos posteriores a la finalización de la marcha. Difíciles porque el Gobierno inventó un golpe como fachada para cubrir una ofensiva represiva contra los estudiantes, diSIMÓN rigentes de la GARCÍA oposición y derechos democráticos. Igual que en materia económica, las decisiones del poder profundizan la crisis política en vez de resolverla. En dos días el ejecutivo nacional avanzó en el desmantelamiento del Estado de derecho: Vulneró la libertad de expresión y de información; suspendió el derecho a manifestar; realizó allanamientos y órdenes de persecución; amparó las bandas paramilitares y bloqueó los derechos políticos de una oposición que representa legítimos intereses públicos. La versión oficial es acomodaticia y poco seria. En su cuento no aparece el papel de los colectivos paramilitares en el inicio de la violencia. Forja acusaciones sin pruebas contra Leopoldo López y María Corina Machado y exonera a los altos funcionarios que tratan públicamente a los paramilitares como organizaciones de la revolución e incluso les dan instrucciones. Una investigación imparcial debería comenzar por identificar al pistolero responsable, según la alocución presidencial, de dos de las tres muertes. Tendría que esclarecer quién arma, financia y dirige a las brigadas de choque oficialistas. Debería también admitir que el grupo que atacó a la Fiscalía es

A

distinto y fundamentalmente ajeno a los estudiantes. En un sorprendente intento de agudeza, probablemente debido a inteligencia importada, el presidente Maduro colocó al margen al movimiento estudiantil y sugirió lo mismo respecto a algunos Alcaldes de la oposición, pero dentro del contexto, que tanto interesa al Gobierno, de desintegrar a la MUD. Por una parte, proyectó una idea de separación entre violentos y dialogantes. Por otra, intentó darle carácter de asunto de Estado a la criminalización de la protesta, es decir, prohibir la or-

ganización del desacuerdo con el gran generador de las crisis que están destruyendo el país. El tema se complica porque en la oposición efectivamente existen diferencias en materia de definiciones sobre la naturaleza del Gobierno y los objetivos, las formas de lucha o el discurso para enfrentarlo de un modo que contribuya a la formación estable de una mayoría social y luego electoral. Las interrogantes son muchas. Todos valoran la importancia de la calle, pero ¿con o sin retorno, concentrando o descentralizando las moviliza-

ciones, con énfasis en lo social y fomentando la autonomía de esos movimientos y el respeto a su liderazgo natural o al contrario sobreponiéndole el liderazgo partidista a los conflictos? Estas interrogantes forman parte de un debate que debe realizarse, no solo en el ámbito de la MUD sino que debe ser puesto al alcance de los ciudadanos de manera que quienes constituyen la fuerza fundamental de los cambios puedan participar en esas decisiones. El resultado de este debate orientará la recomposición del liderazgo de la oposición, asegurando, a partir de saludables visiones diferentes, un campo de acciones comunes. Si queremos triunfar estamos obligados a andar juntos al margen de las simpatías o desacuerdos con un líder o un partido. Mejorar las luchas es tan importante como mantenerlas. Ello significa añadir a la presencia en la calle una agenda alternativa de paz y convivencia; superar la débil relación con los sectores populares; explorar nuevas formas para combinar el liderazgo social con el político; asumir con innovación el fortalecimiento organizativo, unitario y de cada partido, así como recomponer una ruta eficaz de resistencia social. Ahora hay que elevar la lucha. La mayoría castigada por el paquete económico no va a desaparecer con represión. Hay que abrirle cauces a su expresión, ampliar la unidad y mantener con firmeza el buen rumbo que haga posible la transición pacífica y constitucional de un Estado autoritario a uno democrático. @garciasim


Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

7

¿QUÉ SIGNIFICA SER RADICAL? a palabra radical viene del latín "radix" ("raíz" o "de base"), y dice relación a los fundamentos, la esencia, o lo más profundo de aquello que se califica así. Los llamados "radicales" piden calle y unidad, no solo calle, pues pienso que todos los venezolanos somos conscientes del gran trabajo que ha significado unirse. Es inevitable y parte de la verdadera democracia -su reflejo, de hecho- que haya diferenOFELIA cias en torno a las esAVELLA trategias a seguir. Lo ideal sería que todos juntos articuláramos la salida, pues el problema es de todos, pero somos humanos y cada uno ve las cosas de un modo distinto. Capriles considera que la propuesta de María Corina y Leopoldo (y de muchos más, Ledezma incluido) es un "atajo". Algún otro la ha llamado "aventura". Para muchos, en cambio, es una necesaria y urgente iniciativa que busca canalizar el descontento nacional. No conozco venezolano feliz en estos tiempos; entiéndase, contento por la escasez, la inflación, el pánico que da transitar de noche por las ciudades, la incertidumbre permanente, el desasosiego generado en todos y cada uno de nosotros, en fin, por todo lo que sabemos, pero es siempre bueno recordar. Si a esta situación sumamos la permanente amenaza de que son objetos quienes deseen hablar, protestar y casi que preguntar, así como la cada día más patente invasión cubana y la pérdida

L

de nuestra soberanía que esto conlleva, no comprendo todavía qué puede asombrar de ser "radical": de desear, en pocas palabras, salir de este caos impuesto autoritariamente por quienes sólo buscan permanecer en el poder y destrozar el país. Si no protestamos, si no nos activamos, las conciencias de la población se duermen, se anestesian, terminan por resignarse y tirar la toalla. Acabaremos todos como Sísifo: el personaje mitológico que enfadó a los dioses por su astucia. Fue enceguecido y condenado a subir permanentemente una piedra hasta la cima de una montaña para nada, pues ésta volvería a bajar rodando y Sísifo, una y otra vez, volvería a subirla. La verdad es que muchos no creemos en el destino, en ese modo de concebir la historia como no implicándonos porque no seríamos libres, según tal concepción. Los venezolanos nos sabemos y sentimos libres y por eso es lógico el deseo de p r o t e s t a r. Condenarnos al eterno sometimiento, enceguecidos como Sísifo, y atados a una cadena, también como él, no

es algo que puedan pedirnos. No veo un atajo en protestar. La situación lo requiere y el tiempo urge. Hay que participar e intervenir y las salidas constitucionales existen. El diálogo planteado desde Miraflores no es sincero. Ya Maduro insultó a Capriles llamándolo "burguesito vago". Ya se distanció aún más de quien siempre ha sido visto como "apátrida y parásito", pues lo que nunca ha sido diálogo, sino más bien monólogo, solo pretende condenar a la sumisión, a la anestesia de las fuerzas, al silencio de la resignación que lleva a asumir la vida como Sísifo. No sé ustedes, pero yo no veo mi vida como un esfuerzo absurdo a lo Sísifo. Me sé libre y con derechos, con deberes. Y protestar es ambas cosas. Por eso, calle y unidad, pero con estrategias definidas y plan. Este gobierno debe cambiar y Venezuela debe ser liberada. Si no salimos a protestar por ser colonia cubana, me resta decir que nos mereceríamos el futuro próximo por cobardes. Una manifes-

tante ucraniana decía que si no se vencía el miedo, no se lograría nunca nada. Es cierto. Si nos sentamos a esperar, muy pronto nos hablará directamente Raúl Castro en lugar de Maduro. El descaro será mayor, al igual que el caos. Si Capriles sabe algo que ignoramos que nos explique. Pero si lo que desea es esperar las elecciones del 2019, de verdad... Venezuela no aguanta. No aguantan ni los chavistas ni los de la oposición. Dios quiera que entre todos articulemos la salida. Si desear esto significa ser radical, entonces muchos lo somos. Un dato importante: no podemos esperar a que el Gobierno resuelva los problemas del país, además, porque la destrucción que presenciamos no es gratuita. Es adrede, a propósito. Es parte del proyecto castrocomunista para terminar de cerrar la jaula. Por eso, con estas personas se habla de "otro" modo; de un modo que no nos haga cómplices ni nos someta a su juego. ofeliavella@gmail.com @ofeliavella


8

Alta Política

Valencia, 20 de febrero 2014

El ABC de Carlos Vecchio / Coordinador Político d

“Nuestra convocatoria ha sido pacífica, la violencia sólo le conviene al gobierno” La política se hace en la calle, no hay otra forma de hacerla. Ninguna salida constitucional es viable si no hay una fuerte organización social. Más temprano que tarde va a haber una nueva Venezuela, señala el dirigente de VP MANUEL FELIPE SIERRA

Ha participado activamente en la lucha política de los últimos años como aspirante a la Alcaldía de Chacao y como fundador y uno de los principales dirigentes de Voluntad Popular, el partido que lidera Leopoldo López. En estos momentos de alta tensión ofrece sus reflexiones para los lectores de ABC de la Semana. Voluntad Popular, junto a María Corina Machado y Antonio Ledezma han definido lo que es “La Salida” como una política de calle, contrario a lo que en el seno de la MUD piensan otros sectores. Durante estas últimas dos semanas se han realizado protestas importantes. ¿Esta política es viable? ¿No estimula violencia, porque la respuesta del régimen va a seguir siendo reprimirlas como lo ha venido haciendo? - Nosotros tenemos que partir primero de dónde estamos como país. Siempre he mencionado que cerramos 2013 y comenzamos 2014 teniendo la inflación más alta del mundo y el año más violento de nuestra historia, donde se registraron cerca de 25.000 homicidios, además de la escasez y la crisis social y económica que tiene Venezuela. Frente a eso la pregunta es: ¿nos quedamos callados y tranquilos? Porque eso es lo que quiere el gobierno, pero nosotros queremos todo lo contrario. Tenemos que alzar nuestras voces porque merecemos una Venezuela distinta, y por ello hemos propuesto la calle con un significado muy claro. ¿Cuál es ese concepto de calle? - ¿Dónde se hace la política? En la calle, no hay ninguna otra forma de hacerla, con la gente, escuchándola, identificándose con sus angustias. Lo decía Rómulo Betancourt, es allí donde se reconoce a la gente y es verdad, es allí donde nos vemos, nos

hablamos, soñamos, luchamos por sueños compartidos, y es donde entendemos y nos ponemos en los zapatos de cada uno de los venezolanos. Ahora, ¿para qué estaremos en la calle? Para decirles a los venezolanos lo que pasa y quién es el responsable. Cuando hablamos por ejemplo del tema de la inseguridad, ¿qué podemos decirles a los venezolanos? ¿qué es culpa de las telenovelas y los medios? Porque ya el gobierno anunció nuevamente que va a determinar cómo va a ser reflejada la inseguridad en los medios de comunicación y de esa manera uno se da cuenta que la restricción que hay de papel hacia los medios impresos no es casual. Entonces, le decimos a los venezolanos aquí el responsable es el gobierno, porque después de 15 años, 22 planes de seguridad y más de 15 ministros tenemos la crisis que tenemos en materia de seguridad. ¿El gobierno o fundamentalmente Chávez? - Es la política que implementó Chávez, indudablemente. Cuando hablo de “gobierno” me refiero a estos 15 años, por-

que Maduro no está llegando, este es un sistema que ha generado lo que hoy tenemos y que también se expresa en materia económica. Es un sistema que nos ha condenado a esta crisis y lo resalto en materia económica porque el gobierno recientemente también nos ha dicho otra mentira con lo de la “guerra económica”. Entonces, le pregunto a los venezolanos: ¿quién devaluó el año pasado cerca del 50% si incluimos el SICAD? ¡el gobierno! Cuando vemos en Gaceta Oficial que el gobierno autoriza el incremento en un 43% de los precios de productos regulados como la leche, el pan, la harina, la pasta, el arroz, etc., entendemos por qué tuvimos una inflación cerca del 80%, porque aquí no producimos nada. Nosotros estamos planteando una reflexión muy clara de cómo es la lucha política e insistimos en que nuestra convocatoria ha sido pacífica, la violencia sólo le conviene al gobierno. Esta gran lucha es la moralmente correcta en este momento que está viviendo

Venezuela. Como dirigente político y como venezolano yo no puedo quedarme callado frente a esta angustia. Es el momento de asumir los riesgos, los que tengamos que asumir, Venezuela necesita un camino distinto, podemos estar mucho mejor, podemos ser un gran país, ese es nuestro sueño y esa es nuestra lucha en estos momentos. ¿Y esta política no implica el quebrantamiento de la unidad en la MUD? - Yo creo que en la MUD siempre ha habido diferencias y para mí esa es su gran fortaleza. Por ejemplo, en 2009 o 2010 propusimos realizar unas primarias para escoger los candidatos para las elecciones y hubo un gran debate: había quienes decían que debía ser por consenso; nosotros decíamos que no, que había que involucrar a la gente; se nos tildó de divisionistas, de muchas cosas, pero al final, la política terminó imponiéndose, escogimos a nuestro candidato presidencial en unas primarias y creo que fue un gran acierto. Luego también propusimos la tarjeta única y se

“Al gobierno de Maduro no sólo le toca enfrentarse a la oposición sino también al chavismo”.


9

Valencia, 20 de febrero 2014

e Voluntad Popular nos dijo que estábamos jugando a la antipolítica, había quienes decían que no y que había que ir con todos los partidos. Yo creo que en estos momentos se está dando un debate similar donde hay diferencias naturales, pero estamos muy claros de que aquí hace falta todo el mundo, que todo el mundo suma, que hace falta el liderazgo de Henrique Capriles, de Leopoldo López, de María Corina Machado, de Antonio Ledezma; todos los partidos políticos; todos los movimientos sociales; que estamos claros que el problema está frente a nosotros y no a nuestro lado. Estas diferencias siempre encuentran un camino unitario, esto es parte del debate natural de una organización que es plural, contraria a los partidos del gobierno donde solo existe la imposición de una idea única. En mi opinión, el gran reto que tiene la MUD es identificarse con las luchas sociales, en la calle, con la gente, es allí donde está su gran deuda y es ese su nuevo reto, que parte de un nuevo ciclo, porque ya dejamos al lado un ciclo electoral y es hora de abrir un ciclo de lucha política en la calle, como ya lo está haciendo. Yo creo que nos vamos encontrando en el camino y vamos identificando las cosas que nos unen, no las que nos dividen.

FALSO DIÁLOGO ¿Cuál es en estos momentos tu evaluación de este cuadro político y económico? - Un gran desastre, un gran caos, un gran callejón sin salida en el que nos ha metido este gobierno y lo peor es que no vemos en el horizonte una solución porque el gobierno no sabe cómo hacerlo, y pretende continuar con su sistema. Porque lo que debería hacer es contrario a su discurso… - Correctamente. Y estamos condenados en este momento a lo que estamos viviendo: a la escasez, la inflación, a que el salario no nos alcance, a que nos sigan matando en las calles, salimos con miedo y esa es la realidad. Fíjate que el gobierno planteaba el tema del diálogo y yo quiero ser muy claro en esto: cuando se habla en un país de diálogo es que estamos mal, porque el diálogo tiene que ser la norma, pero tenemos 15 años fuera de eso porque el gobierno impone y trata de atropellar a un pueblo y no ha habido una conversación política que nos permita encontrarnos como venezolanos, que yo creo que es el camino. Hay una parte del país que cree en la política de quienes hoy están en el gobierno, y lo reconocemos, estamos obligados a establecer puntos de encuentro para avanzar como nación, por lo menos yo lo veo así.

El dirigente considera que “tenemos que alzar nuestras voces porque merecemos una Venezuela distinta”.

Pero el diálogo que ha planteado el gobierno es un diálogo vacío, porque hemos visto cómo el ministro Rodríguez Torres se ha reunido con los alcaldes y gobernadores para tratar el tema de la inseguridad, pero la realidad es que si no hubiesen asesinado a Mónica Spear y a su esposo aquí no hubiese pasado nada. Y segundo, ese tipo de diálogos son diálogos administrativos, de coordinación, que se han debido dar hace 15 años, pero no son diálogos políticos, no es entre actores políticos y no es sobre el tema político que Venezuela requiere en estos momentos. Y en este escenario, ¿Voluntad Popular como organización política salió fortalecida en las elecciones municipales? - Sí. Y ese resultado que tuvimos el 8-D no nace con una elección, sino que viene construyéndose a través de los años, que implica visitas, organización, búsqueda de liderazgo, apoyo político, apoyo económico, etc. para que podamos tener un resultado distinto. Lo resaltante de esto es que la mayoría de nuestros alcaldes, que fueron electos en la plataforma unitaria, ganaron en municipios donde nunca habíamos ganado en 15 años. Y apenas tenemos tres o cuatro años de haber comenzando con esta organización. ¿Y en qué sentido va su planteamiento ideológico? - Nosotros estamos incluidos en esa corriente socialdemócrata que yo vinculo más al progresismo, no a la socialdemocracia del siglo XX sino a la socialdemocracia del siglo XXI, en esa corriente progresista.

LA SALIDA ¿Cuál es tu evaluación del chavismo en este momento? La muerte de Chávez necesariamente implicaba, ciertos giros, ciertos matices nacionalmente, porque Chávez no era un Presidente convencional sino que

era el caudillo de un proceso que había logrado avanzar 14 años. Los primeros días eso no se notaba pero evidentemente en el mundo del oficialismo uno observa que ha habido un movimiento de tendencias que estaban atenuadas por el liderazgo unipersonal de Chávez. - Era muy lógico eso por lo que tú has planteado, este es un sistema que se montó en base a una persona. De hecho, el propio Chávez lo dijo: “el único que podría gobernar a este país en este momento histórico se llama Hugo Chávez”. O sea, no había nadie dentro del proceso, así se creó y por eso se instauró la reelección indefinida. Yo creo que esta etapa marca la historia de Venezuela así como por ejemplo la marcó la época de Gómez, de Pérez Jiménez. Como venezolanos y dirigentes políticos estamos obligados a hacer una reflexión de estos 15 años, qué es lo bueno, qué es lo malo, cuál es la Venezuela que tenemos hoy, en qué cambió el país en estos 15 años. Y en este marco de reflexiones yo destaco algo perverso, cuando uno revisa la historia de Venezuela hay algo que ha sido dañino en nuestra historia, que ha provocado mucha confrontación entre los venezolanos, y es cuando alguien quiere quedarse en el poder indefinidamente. El continuismo es algo muy peligroso y eso lo intentó sembrar Chávez y al propio tiempo fue la gran debilidad de su modelo. Y Chávez sabía que si él no venía y nombraba a su heredero esto iba a ser un desastre. Y lo que estamos viendo ahora es que le toca al gobierno de Maduro no sólo enfrentarse a la oposición sino también al chavismo, incluso también deberá enfrentar el descontento que hay en un sector militar. Por supuesto, hay un contraste con Rodríguez Torres que yo creo que es una de las personas que ha tratado de buscar salir a luz pública con grandes ambiciones,

ha tenido una presencia importante disputando el liderazgo de Diosdado, tanto en el seno militar como desde el punto de vista de gobierno y desde el punto de vista político, con ambiciones presidenciales, sin duda. Pero en la base oficialista siento que hay un gran descontento con todos estos “enchufados” que lo que están es saqueando el país. Pareciera que si no hay una rectificación en el escenario económico esto conduce a un colapso. - El gran problema es que implementaron un sistema que destruye la producción nacional y que nuestra producción petrolera ha mermado en 500.000 barriles, que no producimos el petróleo que producíamos antes. Además, que se roban el dinero del Estado. Nos han expuesto un drama que nos somete a una inflación generada por el propio gobierno, a escasez y a que no tengamos oportunidades de trabajo donde el salario nos alcance. Estamos metidos en un caos, en una anarquía total, y debemos buscar una salida a todo este desastre. ¿La salida de esta situación: Referéndum revocatorio, aplicación del artículo 350 o Constituyente? - La Constitución da varias salidas, tú las has mencionado. Pero ninguna de ellas es viable si no hay una fuerte organización social, de todos los actores, que esté expresada a nivel nacional, que se identifique con las angustias de la gente, que los apoye, que le diga que este es el gobierno culpable de la crisis que tenemos, que es incapaz de resolverla y por eso, nosotros tenemos que construir una salida. Si no hay eso, es irrelevante hablar de alguna salida a través de un mecanismo constitucional. @carlosvecchio @manuelfsierra


10

Valencia, 20 de febrero 2014

Alta Política

LAS GUERRAS DE MADURO Como los militares se forman para hacer la guerra, es natural que todo lo que le sucede a este gobierno sea llevado al terreno bélico

lismo y centro de conspiración contra la revolución bolivariana, llamada Fedecámaras, el gobierno de Nicolás Maduro tiene una deuda con el sector privado, en gran parte heredada del padre de la criatura, que asciende a más de 10 millardos de dólares distribuidos así: 3.6 millardos a las líneas aéreas; 2.4 millardos a la industria de alimentos; 1.4 millardos al sector salud, 80 millones a la prensa; 500 millones a la TV por suscripción, 550 millones a la industria química y 5 mil millones a la industria automotriz. Como guerra es guerra había que gastar en armas, casi siempre obsoletas porque lo que importan son las comisiones. Por ahí se esfumaron 16 millardos. Orlando Zamora, ex jefe de la

DANIEL ORTEGA

FIDEL CASTRO

CRISTINA FERNÁNDEZ

M

Nicolás Maduro

DANNY GLOVER

ambrú se ha muerto en guerra, lo llevan a enterrar. Do, re, mi, fa, sol, la, lo llevan a enterrar. Arriba de su tumba, un pajarito va. Do, re, mi, fa, sol, la, un pajarito va. Cantando el pío-pío, y el pío-pío pa. Do, re, mi, fa, sol, la, y el pío-pío pa. (Versión mexicana de la muy popular canción francesa). ¡Guerra! !Guerra! No podía esperarse menos de un gobierno que ha heredado el filomilitarismo del perPAULINA petrador de esta cosa GAMUS que se mienta socialismo del siglo XXI. La manía de Chávez de creer que un militar venezolano servía para ser desde vendedor de pollos hasta presidente de la NASA, ha sido superada con creces por su hijo putativo Nicolás Maduro. Hay militares en todas las áreas del quehacer humano y en cargos de alto, mediano y bajo nivel. En vez de cívico militar este es un gobierno militar cubanoide. Como los militares se forman para hacer la guerra, aunque los nuestros no hayan participado ni en una batalla de almohadas, es natural que todo lo que le sucede a este gobierno sea llevado al terreno bélico. Resulta patético por decir lo menos, ver y oír a dirigentes políticos del PSUV, bastante civiles ellos aunque no siempre civilizados, justificar la bancarrota absoluta del país en todos los órdenes (y desórdenes) como consecuencia de una guerra económica en la que los vencedores no aparecen por ninguna parte para cobrar su victoria y los vencidos siguen tan campantes en sus puestos de combate. Uno podría creer, para darle algún crédito a los tan desacreditados gobernantes guerreros de este país, que los anaqueles vacíos de los supermercados de los que hace tiempo desaparecieron el arroz, la leche, el azúcar, el aceite, las harinas de maíz y trigo y el papel higiénico, sin pasearnos por artículos sofisticados como la leche condensada o la mayonesa; han sido el campo de batalla en que las fuerzas enemigas han empleado su arma más mortífera: provocar la escasez y fomentar las interminables filas de desesperados buscadores de comida. Lo que resulta más difícil de explicar es cómo esas mismas fuerzas que nos han invadido sin disparar un solo tiro, han logrado que uno de los países más ricos de América Latina haya quedado en la carraplana más absoluta. Haremos el esfuerzo de entenderlo. Según esa punta de lanza del imperia-

División de Riesgo cambiario del BCV, dice que lo regalado por el gobierno venezolano a otros países, entre 2000 y 2012, fueron 35 millardos de dólares lo que triplica la deuda de la Comisión Administradora de Divisas (CADIVI) con el sector privado. Es muy probable que los agentes de las fuerzas enemigas hayan drogado con burundanga al comandante perpetuo y supraterrenal, para que le regalara 18 millones de dólares al cineasta gringo Danny Glover. Debía hacer una película sobre Haití que jamás realizó. En ese mismo estado de inconsciencia provocada por los infiltrados, regaló un millón de dólares a una escuela de samba brasilera, 30 mil dólares para una escuela en la India, carreteras y varios desarrollos en

Nicaragua por un monto de 6.6 millardos de dólares, calefacción para sectores pobres de New York, viviendas en Benin y Mali, ayudadita a los Kirchner para pagar la deuda de Argentina con el FMI, además del maletín con los 800 mil dólares para la campaña electoral de la viuda alegre argentina. Le regaló a su padre espiritual e ideológico Fidel Castro, 23.2 millardos de dólares y 12.9 millardos al pederasta Daniel Ortega, de Nicaragua. El primero en detectar cómo se gestaba esa guerra económica no podía ser otro que el inefable ministro sin fecha de caducidad, Jorge Giordani. Un buen día descubrió que 25 mil millones de dólares se fugaron por causa de empresarios que abusaron del SITME. Y la prontamente defenestrada presidenta del Banco Central, Edmée Betancourt, perdió la chamba cuando se atrevió a decir que otros 20 mil millones se los llevaron empresas de maletín. Es evidente que fueron asquerosos burgueses golpistas quienes se hicieron de esos millardos, pero los Servicios de Inteligencia que ponen preso a quien mire torcido a Nicolás Maduro o a la primera combatiente, han sido incapaces de develar no solo la identidad de los malvados burgueses, sino la de los buenos chicos revolucionarios y socialistas que se dejaron hipnotizar para que se produjera esa divisorragia. Nuestro Mambrú y su corte de uniformados con ascensos y medallas por acciones heroicas como las del capitán Diosdado Cabello, han perdido la guerra económica. Pero no es la única porque hay otras más vergonzosas como la de los miles de motorizados que mejor organizados que el PSUV, pusieron a temblar al gobierno y lo hicieron retroceder con el rabo entre las piernas. Y si nos vamos a la guerra del hampa contra la población en todos sus estratos, aquí el enemigo ha hecho que los adalides de la revolución socialista muerdan el polvo con la más humillante paliza: más de 20 mil asesinatos solo en 2013. A todos los países derrotados en las guerras más crueles les ha llegado después alguien, casi siempre el Imperio yanqui go home, para sacarles las patas del barro y transformarlos en naciones prósperas. Por eso aquel chiste de declararle la guerra a los EE UU y perderla adrede. ¿Quién vendrá en nuestro auxilio? ¿Habrá algún poder terreno, sobrenatural o divino que nos permita renacer de las cenizas a las que el chavismo ha reducido a Venezuela? @Paugamus


11

Valencia, 20 de febrero 2014

LA OPOSICIÓN: PROYECTO CUMBRE El cataclismo económico, relativamente fácil de predecir, se ha venido sobre nosotros or estos días las noticias me han hecho recordar una conferencia a la que asistí en el IESA, alrededor del 2007, con representantes del Proyecto Cumbre. En enero de aquél año habían conseguido culminar, sin apoyo externo, la travesía de 900 kilómetros que separa la costa Antártica del Polo Sur. De eso hace ya algún tiempo y no guardo notas de aquella conversación, pero esa misma razón me anima a pensar que mi MIGUEL memoria ha ido deÁNGEL cantando y resguarSANTOS dando lo esencial, lo verdaderamente imprescindible, del encuentro. Mi película de aquél día está compuesta por una serie de rápidas sucesiones. La voz de falsete de Martín Echeverría, ya conocida. Los silencios y las expresiones faciales, los ojos desorbitados y la barbilla alta, que intercalan su discurso y transmiten más que las palabras. Recuerdo que se habló allí de tres cosas que me desconcertaron. En primer lugar, el recuento de los vientos en contra (dirección Norte), que alcanzaban los 45-50 kilómetros por hora, y los días de nula visibilidad. En segundo lugar, que el avance durante ciertos días no se producía en la dirección deseada (Sur), ya sea porque las condiciones así lo impedían, o porque había que atravesar grandes grietas de hielo en regiones escarpadas, antes de llegar a la llanura. La tercera, la que más me llamó la atención y he extraído de mi memoria con mayor frecuencia en estos años, es el hecho de que durante varios días la velocidad a la que se movían los bloques de hielo por donde transitaban era no solo mayor, sino en dirección inversa, a la que caminaba la expedición. Es decir, aún a pesar del

P

enorme esfuerzo físico, durante varios días cerraron la jornada más lejos que al empezar. Sí, las provisiones son limitadas, están calculadas en base a lo que puede cargar la expedición y para un período determinado, pero hay días en que no se puede hacer más. ¿Y qué haces? "¿Qué haces? Sigues caminando... ¿Qué vas a hacer?". Esa actitud coincide con las características de "la paradoja de Stockdale", descrita por Jim Collins en su best-seller (2001): From Good to Great. Jim Stockdale fue un oficial de Estados Unidos que sobrevivió ocho años de cautiverio y torturas durante la guerra de Vietnam. A pesar de sus escasas probabilidades, Stockdale nunca perdió la fe en que conseguiría salir con vida. El libro de Collins está plagado de eso que los economistas llaman prejuicio de supervivencia: Recoge las prácticas

comunes a aquellas compañías que han conseguido pasar de largos períodos de desempeño promedio a largos períodos de altísima rentabilidad, pero no se detiene a considerar a los muchos que haciendo eso mismo no llegaron a ninguna parte. En cualquier caso, la paradoja de Stockdale es una de las cosas rescatables y está formulada en los siguientes términos: "Mantén en todo momento la fe en que al final prevalecerás, cualesquiera que sean las dificultades que enfrentes; pero al mismo tiempo enfrenta los hechos de tu brutal realidad, cualesquiera que estos puedan ser". Difícilmente haya algo más apropia-

do para nuestra salud espiritual que adoptar los cánones de la paradoja de Stockdale. Los hechos no podrían ser más brutales. El cataclismo económico, relativamente fácil de predecir, se ha venido sobre nosotros. El Gobierno no tiene ninguna capacidad de enfrentarlo, más allá de algunas medidas puntuales con escasos efectos reales. La oposición se encuentra dividida, desorientada, sin acceso a los medios de comunicación y sin recursos. Nuestra oportunidad de capitalizar políticamente el barranco es baja. A estas alturas, es difícil pensar que una carambola a tres bandas podría arrojar la bola al terreno de la oposición. De alguna manera que viene determinada por los tejidos del autoritarismo, por el anónimo rodillo de la revolución, pareciera que estamos condenados a ser espectadores políticos del desenlace de Maduro. ¿Qué hacer? Seguir caminando. No nos queda otra. La experiencia de quienes han sobrevivido a realidades similares, en la montaña o en la política, señala varios factores. Primero, la necesidad de mantenerse unidos. Segundo, mantener la capacidad de experimentar ante la adversidad, de aceptar que existen diferentes criterios en esa unidad y permitir que quienes así lo defiendan hagan experimentos, midan resultados y ajusten el rumbo, dentro de ciertos límites. Tercero, estar siempre preparado. Mantener el contacto con la gente. Es eso, y mantener la fe en que prevaleceremos al final. Aunque la visibilidad ahora sea nula. Aunque el hielo se deslice en dirección contraria a nuestros pasos. Aunque haya días en los que, tras el enorme esfuerzo, amanezcamos más lejos. Mantenernos unidos y seguir. miguel.santos@iesa.edu.ve @miguelsantos12


12

Alta Política

Valencia, 20 de febrero 2014

EL FANTASMA DE LA HIPERINFLACIÓN EN VENEZUELA Si Maduro no puede detener la espiral inflacionaria no veo cómo logrará impedir un colapso económico total, y su propio suicidio político uando entrevisté la semana pasada al director del Fondo Monetario Internacional para asuntos latinoamericanos, Alejandro Werner, no escatimó palabras para alertar sobre la posibilidad de que Venezuela caiga en un caos económico aún más dramático que el actual, y señaló que existe una "alta" probabilidad de que Venezuela, que ya tiene el índice de inflación más alto del mundo, padezca una ANDRÉS OPPENHEIMER inflación aún mayor este año.

C

¿Existe un peligro concreto de hiperinflación?, le pregunté, refiriéndome a la situación en que la moneda local pierde prácticamente todo su valor, los comerciantes cierran sus negocios, la economía colapsa y, en muchos casos, los gobiernos caen. ¿Puede un país mantener niveles de inflación del 56 por ciento anual (cifra alcanzada el año pasado) indefinidamente? "Episodios de inflación del orden del 50 o 60 por ciento que sean estables por varios años son difíciles de encontrar. Éstos son niveles en los cuales las economías o bien se aceleran a una inflación muy, muy elevada, o ponen en marcha medidas de política para controlar las presiones sobre los precios" y estabilizar la economía, respondió. Para detener la espiral inflacionaria, Venezuela debería reducir el gasto público para controlar el déficit, y tomar otras medidas para restaurar la confianza del sector privado en la moneda local. Y a pesar de algunos pasos aislados en ese sentido, no hay señales de que Venezuela se esté moviendo en esa dirección. "Entonces, la posibilidad de que la inflación se incremente es alta", dijo.

La mayoría de los economistas coinciden en que un país se acerca a la hiperinflación cuando la inflación cruza la barrera del 100% anual, y se convierte en imparable. Los últimos casos de hiperinflación que se recuerdan en América latina fueron los de la Argentina, Brasil y Perú en 1990, cuando -en el caso argentino- la inflación alcanzó el 12.000%. El presidente venezolano Nicolás Maduro alega que está librando una "guerra económica" contra una "burguesía parásita" de comerciantes que supuestamente están acaparando productos para desestabilizar al gobierno. Maduro ha impuesto controles de precios draconianos y drásticos controles a las compras de divisas, lo que según muchos empresarios los está obligando a vender sus productos a pérdida. No resulta sorprendente, entonces, que haya cada vez más escasez de productos en Venezuela. Sobre la Argentina, donde según las estimaciones independientes más creíbles la inflación alcanzó un 26% el año pasado, Werner dijo que el país atraviesa "una situación difícil" después de la caída de 13.000 millones de dólares de sus reservas extranjeras el año pasado, y de otra caída de 2000 millones hasta el momento este año. Pero se negó a especular sobre si la Argentina es otra candidata a la hiperinflación. A la luz de las tendencias recientes, todo indica que "la inflación claramente tendería a aumentar", pero agregó que "sería prematuro hacer una estimación". Werner dijo que espera que la región en general crezca un 3% este año, un poco más que el año pasado. Se mostró bastante optimista sobre México, América Central y el Caribe, que están estrechamente vinculados

con la economía estadounidense, y posiblemente se beneficien con la esperada expansión económica de los Estados Unidos. Un segundo grupo, que ha implementado políticas económicas responsables y atraen inversiones domésticas y extranjeras, como Chile, Perú y Colombia, también tendrá un desempeño económico relativamente bueno este año, dijo. Y un tercer grupo de países que está sufriendo altas tasas de inflación y caídas de reservas, principalmente Venezuela y la Argentina, sufrirán una "desaceleración importante" este año, agregó. Mi opinión: el FMI no siempre ha dado las mejores recetas para los países financieramente quebrados -con frecuencia ha recomendado medidas de austeridad demasiado severas, que a veces han empeorado las cosaspero sus pronósticos suelen ser realistas. Aunque Werner no pronunció la palabra "hiperinflación", creo que ve probable una hiperinflación en Venezuela, y una probabilidad menor en la Argentina. Maduro está cometiendo un error al insultar a sus opositores políticos: su principal enemigo no es la oposición, sino el dólar. Si no puede detener la espiral inflacionaria no veo cómo logrará impedir un colapso económico total, y su propio suicidio político.

aoppenheimer@elnuevoherald.com @oppenheimera


Alta Política

Valencia, 20 de febrero 2014

13

EXPERIMENTO EN LATINOAMÉRICA La Alianza del Pacífico puede cambiar el mapa económico en la región n Venezuela están matando estudiantes y el Gobierno cierra un canal de televisión que se atrevió a transmitir las protestas callejeras. Argentina sigue su desenfrenada carrera hacia el precipicio económico. Los presidentes de toda América Latina se reunieron en una cumbre democrática… en La Habana. La economía brasileña entró en recesión y 2014 será su MOISÉS cuarto año seguido NAÍM de anémico crecimiento económico. Últimamente, los brasileños salen a las calles no a bailar, sino a protestar. En 2013 Brasil sufrió la mayor fuga de capitales en más de una década. ¿Es fin de fiesta en América Latina? No. Mientras las malas noticias que nos llegan de esa región proliferan, esta semana cuatro presidentes latinoamericanos se reunieron en Cartagena (Colombia) para concretar un pacto económico. Lo llaman Alianza del Pacífico y lo integran México, Colombia, Perú y Chile. Es tentador ignorar la noticia y pasar la página. ¿Qué puede ser más aburrido que una cumbre de jefes de Estado? ¿Y quién es el ingenuo que va a creer las promesas de unos presidentes que tratan de mostrar que su reunión fue importante cuando, en realidad, lo normal es que esos eventos solo benefician a las empresas de banquetes? Es, por lo tanto, muy lógico que pocos se hayan enterado de que exista esta Alianza del Pacífico o que, quienes la conozcan, la ignoren. Pero esta vez puede que sea un error no tomar en serio este intento de integrar las cuatro economías más exitosas de Latinoamérica. Son los países de mayor crecimiento económico y menor inflación de la región. En conjun-

E

to, representan el 36% de la economía de América Latina, el 50% de todo su comercio internacional y el 41% de toda la inversión extranjera. Si esta Alianza fuese un país, sería la octava economía más grande del mundo y la séptima potencia exportadora. Sus cuatro integrantes lideran las listas de las economías más competitivas de América Latina. Dado que el comercio entre estos cuatro países es tan solo el 4 % de su comercio total, el potencial para que crezca mucho y rápido es enorme. En esto, la Alianza del Pacífico no tiene nada de nuevo: América Latina tiene una larga historia de proyectos de integración económica animados

por un gran potencial pero que, en la práctica, han fracasado. Mercosur, es un buen ejemplo. Cuando, en 1991, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay anunciaron la unión de sus economías hubo un gran entusiasmo. El potencial de integrar a dos gigantes como Brasil y Argentina era obvio. Lamentablemente, los resultados han sido muy pobres. Después de más de una década, el comercio entre los miembros de Mercosur es un magro 15% de su comercio total (mientras que con Europa es el 20% y con China, el 14%). La Alianza del Pacífico no fue bien recibida por los líderes de Mercosur y

otros bloques regionales. El boliviano Evo Morales, por ejemplo, afirmó que la Alianza era una conspiración urdida en Washington para dividir a la región. Rafael Correa, el presidente de Ecuador, la describió despreciativamente como “más neoliberalismo, más libre comercio”. En Brasil, Lula da Silva, declaró que la Alianza era un intento de revivir el aborrecido Consenso de Washington, mientras que el entonces ministro de Exteriores de Brasil, Antonio Patriota, dijo que la Alianza del Pacífico es “solo marketing, un nuevo empaque para un viejo producto”. Marco Aurelio García, el principal asesor internacional de Dilma Rousseff, calificó la iniciativa de “irrelevante”. ¿Qué responden los cuatro presidentes de la Alianza? “No estamos contra nadie. Esta es una alianza económica y no una iniciativa política”. Juan Manuel Santos, el presidente de Colombia, ha dicho: “Tenemos una visión común del manejo de nuestras economías, actitudes comunes hacia la inversión extranjera y respeto por la propiedad privada”. Pero quizás la respuesta más contundente han sido las decisiones de los cuatro países. Ya han eliminado aranceles al 92% de los productos, así como la necesidad de visados para quienes viajan entre sus países promoviendo comercio e inversiones. Han sentado las bases para la integración de sus bolsas de valores, y en varios países una sede diplomática común representa a las cuatro naciones de la Alianza. La lista de las razones por las cuales la Alianza del Pacífico tampoco va a llegar a nada es fácil de hacer. Pero la lista de los incentivos que tienen estos países para lograr que tenga éxito es igualmente larga. Y esto cambiaría el mapa económico de América Latina. mnaim@elpais.es @moisesnaim


14

Opinión

a celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno en el balneario ruso de Sochi y la creencia de que las competiciones deportivas son una actividad humana libre de consideraciones políticas, me han hecho recordar un artículo de Georges Orwell en 1945, “El Espíritu deportivo”, en el que el autor inglés discurre sobre el sentido de las competencias deportivas a propósito de la gira en Gran ELIZABETH Bretaña en 1945, BURGOS del equipo de fútbol ruso “El Dinamo”, compitiendo con diferentes clubes de fútbol británicos. En su artículo, G. Orwell –quien conocía la guerra por haber participado como brigadista internacional en la guerra civil española- no ignoraba que ésta puede dar lugar a toda clase de violencia y ser escenario de toda clase de experimentos inhumanos, -se extrañaba de que se consideraran las competencias deportivas como un espacio que favorece la amistad entre los pueblos, al punto de llegar creer que “si la gente se enfrentara más en terrenos de fútbol, perderían el deseo de enfrentarse en un campo de batalla”. Lejos de Orwell todo simplismo en su análisis. Lo que él considera más significativo, no es tanto el comportamiento de los jugadores, como el de los espectadores que “poseídos por la pasión, creen que correr y partear un balón constituyen actividades que ilustran las virtudes nacionales”. Actitud que Orwell considera como una expresión del nacionalismo, “locura moderna que consiste en identificarse a vastas entidades

L

de poder y a considerar todo en términos de prestigio competitivo”. Lapidaria es su conclusión: “se trata de una guerra sin disparos de fusil”. Y aunque la competencia deportiva esté exenta del uso de armas de fuego, su vocabulario remite indudablemente a la guerra, demostrando que esta dinámica subyace en ella: ataque, pelotón, combate, son términos militares frecuentes en el deporte. Por cierto, similar configuración discursiva la practica el poder en Venezuela, expresando así el carácter pretoriano del gobierno. Desafortunadamente, no sólo es característica del grupo de poder, sino que también las corrientes de oposición dócilmente se van adaptando al pretorianismo, adoptando por ejemplo la palabra “comando”. Equívocos de lenguaje, suelen ser también prueba de equívoco político. Hitler comprendió perfectamente el significado y el interés que tiene la celebración de esa gran ceremonia que son los Juegos Olímpicos porque centran las miradas del mundo en el país de la sede. Hitler inauguró personalmente en Berlín los Juegos Olímpicos de Verano 1936, inmortalizados por el documental de Leni Riefenstahl. Para Hitler, se trataba de demostrar la superioridad del régimen nazi y por ende, de la raza aria. El resultado prefiguró los acontecimientos que se desarrollarían en el verano de 1945 con el desembarco de las tropas americanas en Normandía. Alemania arrasó con 89 medallas, Estados Unidos le siguió con 56. Pero una nota discordante para el Fuhrer, fueron las cuatro medallas ganadas por el atleta negro americano, Jesse Owens, demostrando que los negros también podían ser superiores, aún sin corresponder a los parámetros arios. Lula lloró de emoción al desbancar a Estados Unidos y al Japón al obte-

DEPO

demostració y guerra s

Los Jueg todos lo George a las c

ner para el Brasil la sede de los Juegos Olímpicos en 2016, que por cierto, bastantes sinsabores le están causando al gobierno de Dilma Roussef por los gatos faraónicos que dicho evento significa para el erario nacional, mientras la agenda social no es prioritaria. Vuelvo al artículo de Orwell en el que autor inglés va más allá de la

idea simplista de que el deporte es un aura de paz, poniendo en evidencia la relación entre deporte, afán de supremacía, y poder personal. Así lo demuestra el evento que está celebrando esta semana en la Rusia de Putin. Prestigio competitivo es la dinámica no disimulada que inspiró a Vladimir Putin, primero para lograr que el Comité Olímpico accediera a


Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

ORTE:

ón de poder sin fusiles

os Olímpicos de Invierno de Sochi poseen os ingredientes políticos que denunciaba e Orwell hace siete décadas, al referirse ompetencias deportivas internacionales

otorgarle la sede en lugar de Salzburgo, favorito por poseer las instalaciones y los equipos técnicos indispensables para acoger un evento de las dimensiones de los Juegos Olímpicos. Putin se involucró personalmente en la construcción de la villa olímpica. Contrariamente a Salzburgo, en Rusia no existía nada semejante, por lo que hubo que proceder a la construcción, desde carreteras, aeropuertos, hoteles, pistas de esquiar. El empeño mesiánico de Putin le significó a Rusia costear los juegos más caros de la historia olímpica. De los 25 millones de euros del coste previsto, se llegó a los 150 millones de euros. Independientemente de los jugosos negocios de los amigos de Putin gracias a las obras emprendi-

das, el coste elevado se debe en particular al hecho de tener que vencer un ecosistema totalmente desadaptado para semejante actividad. Realizar olimpíadas de invierno en una ciudad balnearia situada al borde del Mar Negro en donde, incluso en invierno, la temperatura es de 16 grados. Es el clima más templado de toda Rusia, obliga a llevar a los esquiadores

participantes, de las tierras bajas a las cimas montañas cubiertas de nieves eternas y glaciares en la cordillera del Cáucaso, hecho que obligó a construir carreteras, en un relieve geográfico que tiene zonas de marismas por lo que es propenso a derrumbes y terremotos. Derrumbe, ya ocurrió uno en la primera pista construida que hubo de rehacer y apuntarla. Se construyó y un ferrocarril al borde del río de aguas cristalinas, lleno de peces y rodeado de una flora única que fue destruida de forma irreversible. Hoy los peces están muertos y el río totalmente contaminado. Se construyó un puerto para recibir los materiales de construcción que por falta de carreteras no se podían enviar por tierra, pero fue destruido por una tempestad por lo que hubo de construirse otro. Una vez terminado, se percataron que era demasiado tarde porque entretanto se construyó un ferrocarril para traer el material. Un habitante de Sochi declaró a un periodista que lo entrevistaba: la naturaleza es compleja y es necesario colaborar con ella. Lo dijo refiriéndose a la violación de las normativas arquitectónicas de la zona. Y precisamente, son los habitantes de la zona quienes más han sufrido del proyecto faraónico. Sus vidas han sido literalmente destruidas. A familias que poseían casas y huertos, éstos les fueron expropiados, mediante una ley creada especialmente para la ocasión: la ley 310 que permite la expropiación inmediata. Hoy, esos antiguos habitantes que tuvieron la mala suerte de poseer

una casa por donde debía pasar una carretera, no tienen domicilio fijo y viven en tugurios improvisados, porque por supuesto, las primeras de albergarlos en otra parte, no se han cumplido. Un rasgo excepcional de estas olimpíadas que se llevan a cabo en Sochi, es que a otros mandatarios les sirvió de vitrina y de demostración de poderío político. Para Hitler, los Juegos Olímpicos significaron una victoria ideológica y política, para Lula, afianzar el liderazgo internacional del Brasil. En cambio para Vladimir Putin se trata también de un reto personal: mostrar su poder personal haciendo alarde de su propia presencia como campeón deportivo, de su fuerza física y de su salud rozagante. Curioso contraste con sus aliados más cercanos de Hispanoamérica, todos aquejados de enfermedad y de los que el más cercano, ya es difunto. Un gesto de vitalidad lo demostró el grupo que acudió a manifestar su repudio contra la presencia cubana en Venezuela, valiéndose de la presencia del equipo cubano de béisbol que participan en Margarita en la Serie del Caribe. Una prueba más de que las competencias deportivas pueden tener, según las circunstancias y el contexto, un carácter político y es lógico que así lo sea. En el caso de la protesta contra el equipo cubano, significa la expresión de la sensibilidad nacional herida, en un contexto de pasión deportiva que se presta para ello. Ni Barack Obama, ni Ángela Merkel, ni François Hollande, ni David Cameron acudieron a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi como lo hubiese deseado Vladimir Putin. Un gesto eminentemente político que le da una vez más la razón a Orwell. eburgos@orange.fr

15


16

Valencia, 20 de febrero 2014

Opinión | SEMANCHETA |

Las dictaduras ahora surgen de procesos electorales. Dijo un ciudadano

EL DIABÓLICO PACTO CON EL HAMPA Según se informó en el diario El Universal, la banda de criminales denominada "Los Orejones", que mantuvo paralizado Ocumare del Tuy por cinco horas, "acusó a los efectivos del CICPC de violar los acuerdos de paz implementados en la región mirandina, luego de que se instalaran las denominadas Canchas de Paz" (http://to.ly/rncs). LUIS JOSÉ SEMPRUM

na vecina de Ocumare del Tuy, de nombre Celina Díaz, ratificó en declaraciones dadas a "El Radar de los Barrios", que "el alcalde se había reunido con los jefes de las bandas para hacer un pacto de paz", aunque seguidamente añadió que tales acuerdos no han funcionado, porque "aquí no hay hogar que no tenga al menos un luto por la inseguridad, incluso hay casas en las que hay dos" (http://to.ly/rnd3). Para el Gobierno la prioridad no es combatir a los delincuentes, con quienes se atreve a firmar pactos a espaldas de la Constitución, sino perseguir a los opositores. El trato complaciente que se le da a los pranes (http://to.ly/rndk), contrasta con la severidad con la cual el Gobierno manda a encarcelar a quienes protestaron en Margarita contra la ocupación cubana o a quienes exigieron en Valencia una salida a la actual crisis política y económica (http://to.ly/rndW). Numerosos contingentes policiales y militares se utilizan indebidamente para reprimir a quienes critican al

U

Gobierno, mientras que territorios enteros carecen de vigilancia y patrullaje. Hay espacios que prácticamente se han convertido en zonas liberadas, donde los criminales hacen de las suyas impunemente. Como nieto que soy de un prestigioso general del Ejército, siento vergüenza y dolor al ver a nuestra fuerza pública disparar con perdigones a jóvenes inocentes que luchan por defender a nuestro país del dominio castrocomunista, y a la vez actúan cobardemente frente a los cubanos y frente a los delincuentes comunes. Espero que pronto nuestros militares reflexionen y cambien de actitud; y que recuerden que alguna vez hicieron un juramento para defender la soberanía, mantener la vigencia de la Constitución y garantizar la democracia. Los pactos con la delincuencia constituyen una aberración inaceptable. El único pacto que actualmente debe existir entre los venezolanos es luchar hasta liberar a nuestra patria de la humillante ocupación cubana. @LuisSemprumH

Venezuela es un ejemplo donde el totalitarismo lo confunden con democracia. Otro que va a las marchas

| K-S.O.S |


Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

17

| DESDE LA CIMA DEL ÁVILA |

HOMBRE Y CIRCUNSTANCIA I Estoy entregando este artículo en el día mismo en que Leopoldo López, al frente de una manifestación que ha convocado, se entregará a las fuerzas del odio que lo acosan. Más allá del resultado de las peripecias que sacuden de un lado al otro nuestro estremecido país, lo que se aprecia de un visAMÉRICO tazo es el futuro, a MARTÍN quién pertenece. El criterio más apropiado para responder semejante pregunta es medir el proceso de renovación de las dos aceras del pentagrama político. La polarización ha sido profunda. Los datos comiciales nos hablan de una división por mitad, pero también se reconoce que los usos electorales han perdido sinceridad porque valiéndose del ventajismo más brutal, el gobierno los ha contaminado de sus miedos. Incapaz de aceptar la posibilidad de salir pacíficamente del poder pero al mismo tiempo preocupado porque si pierde su legitimidad de origen marca su destino inmediato, el gobierno ha mantenido el mecanismo constitucional aunque pervirtiéndolo hasta donde no sea percibido internacionalmente como una farsa inaceptable. Esto quiere decir que si oficialmente se habla de una división en partes iguales, de entrada se entiende que no es así. La mitad opositora es ya una mayoría, pese a que no podamos precisar a cuánto alcanza. Lo que sí sabemos, está a la vista, se puede tocar, es la parte que está sometida a incesante renovación, la que multiplica su liderazgo en todos los niveles y en todos los rincones de Venezuela. Con quién está la juventud, la que estudia en los niveles medio y superior y la que trabaja en fábricas, oficinas o en el área cultural y artística. En la medida en que se sienten más profunda y extensamente las consecuencias de la estolidez del modelo oficialista, el deseo de cambio se ha hecho más exigente y generalizado. Y en eso está la inquieta juventud venezolana.

II Todos los días aparecen nuevas figuras, hasta ayer desconocidas, ha-

blando con una propiedad, frescura y conocimiento de causa impresionantes. Mientras del lado gubernamental los nombres son los mismos, en constante rotación y cuya visibilidad se debe a las posiciones ministeriales o de alto nivel que ocupan, el crecimiento de la temperatura social, la ebullición de masas y masas de gente decidida a defender su vida, su patrimonio y a cambiar la sombría realidad actual son la fuente de renovación de liderazgo disidente Como ha observado un intelectual tan agudo cual el insigne historiador mexicano Enrique Krauze, lo más novedoso es que la renovación constante de la dirigencia juvenil venezolana obra en el marco de programas democráticos, alejados de fundamentalismos estériles. Lo que ha provocado la gravísima tensión que ensombrece el panorama es la conducta del presidente Maduro y de presuntos rivales suyos en el mando, como Diosdado Cabello, Rodríguez Torres, Vielma Mora. Algunos de ellos comprenden que el gobierno debe entenderse con la oposición para impedir la catástrofe, pero la dinámica interna les impide avanzar con seriedad por este camino. El presidente Maduro ha perdido el sueño. Se nota en sus crecientes ojeras, su hablar trémulo y sus amenazas desentonadas. Quisiera tal vez abrir la mano, ayudar a establecer un clima respirable, respetuoso y hasta dar prendas de sinceri-

dad con la excarcelación de presos políticos y otras medidas impactantes, pero no tiene fuerza propia para imponer caminos y en cambio gestos de esa naturaleza serían usados por sus rivales para desestabilizarlo o quizá algo peor: ofrecerse como verdaderos salvadores, legítimos herederos del comandante eterno y por lo tanto candidatos al cetro. En política unas cosas arrastran otras. Atemorizado, el presidente reacciona acentuando el lenguaje amenazante y anunciando la profundización de la revolución. No sabe, o quizá sí, que profundizar este desastre es hundirse irremediablemente pero confía en que las amenazas puedan contener a sus competidores internos y hacer retroceder a las masas que han tomado las calles esgrimiendo banderas de una legitimidad, sencillez y racionalidad absolutas. Pero los días pasan y los insultos pierden credibilidad. La renovación del liderazgo disidente se expresa en su multiplicación en todos los rincones del país y en la fuerza que adquieren los líderes nacionales del movimiento. También ellos actúan conforme a las circunstancias. La espiral de insultos y de agresiones es respondida con una espiral de afirmaciones y de gestos de fortaleza.

III Inútil decir que como ya no es uno, sino varios, los dirigentes emanados de estas intensas circunstan-

cias están divididos. Se divide lo que era una unidad y lo bueno de la disidencia venezolana es la diversidad de corrientes. El pluralismo es la democracia, es la realidad, es el futuro y cuando se unen las distintas fuerzas lo hacen para conquistar un objetivo común, en este caso el cambio por la vía pacífica y constitucional. Separados porque representan aspectos distintos de la vida. Unidos porque luchan por un sistema democrático en el que esos aspectos distintos no sean anulados por ideologías únicas o caudillos monocordes. Leopoldo López, con audacia impar ha multiplicado su liderazgo. Ha arriesgado su pellejo. Su suerte no puede serle indiferente a nadie. Pero lo bueno es que se mantienen en alturas de águila, Capriles, Ledezma, María Corina y otros que irán demostrando su sentido de compromiso. Son gentes valiosas en sí que para manifestar su probidad necesitan circunstancias favorables. Y la no menos importante es la conducta del adversario. Sus incomprensiones, sus debilidades, su incapacidad para saber lo que le conviene, levantan la visibilidad y fuerza de los representantes del cambio democrático. Dicho con Ortega y Gasset. El hombre y sus circunstancias.

amermart@yahoo.com @AmericoMartin


18

Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

LA CARA NEGRA DE LA REVOLUCIÓN Resulta inútil pedirle a Cicpc o a la Fiscalía que investigue estas nuevas muertes FRANCISCO OLIVARES

o se puede ocultar la verdad con la censura que se la ha aplicado a los medios de información en Venezuela. Demasiados ojos vieron como los "colectivos armados" y grupos "paramilitares" se movilizaban en motos y camionetas por los alrededores de la Candelaria, flanqueados por miembros de la PNB y otros organismos policiales, para actuar contra la concentración que estaba en la Fiscalía. 32 heridos de bala, dos fallecidos por disparos, pero ninguno de los victimarios que fueron vistos por cientos de testigos o grabados en otras tantas imágenes, será investigados y mucho menos detenido. La violencia política que se ejerce desde el gobierno con la excusa de "defender la revolución" es una realidad con la que se ha convivido en la Venezuela de la revolución. Censurar a los medios ha sido el mecanismo utilizado por Maduro para ocultar frente al mundo y sus propios seguidores, las constantes violaciones a los derechos humanos y la criminalización de la pro-

N

testa, que se ha hecho más fuerte en tiempo de Maduro. Resulta inútil pedirle a Cicpc o a la Fiscalía que investigue estas nuevas muertes y agresiones armadas. Se repite la historia que impusiera Hugo Chávez de utilizar bandas armadas para no comprometer a las fuerzas regulares y luego buscar culpables en el bando opositor. Una prueba de ese terror que actúa bajo las órdenes del gobierno la vivió Inti Rodríguez, miembro de la ONG Provea, defensor de DDHH desde hace más de 20 años, cuando fue secuestrado y golpeado por hombres con armas largas, vestidos de negro y encapuchados. Esa es la verdadera revolución en tiempos de Maduro que actúa abiertamente con grupos paramilitares e intenta ocultar la violencia con la censura comunicacional. La conducción del gobierno a manos de Maduro, no solo ha generado incertidumbre, desesperanza y rabia en el sector estudiantil, protagonista de las recientes protestas. La desesperanza tiende a extenderse en los sectores

populares que son los bastiones que han sostenido al gobierno en estos 15 años. En la propia dirigencia rojita hay dudas acerca de su conducción y aunque temen al sector democrático que se moviliza, sienten que al menos con Chávez, la situación económica y social era manejable. Internacionalmente tampoco se podrá ocultar el camino dictato-

rial que ha escogido Maduro para sobrevivir. Los dólares del petróleo ya no son suficientes para mantener a tantos países aliados a Venezuela que han callado la ruptura del gobierno con la democracia, a cambio de petróleo y dólares. Maduro ha lanzado un cigarro encendido en un pozo de gasolina.

@folivares10

NOS VEMOS EN LAS CALLES WILLIAM PADRÓN

garras un taxi con desconfianza mientras el conductor suspicazmente te escanea. Apresuras el paso cuando un adolescente de color vestido con ropa deportiva va por tu misma vía. La señora mayor que ve que te le acercas con la premura que el tiempo callejero nos permite deslazarnos, huye aterrada de ti. En el autobús preferimos usar el puesto vacío de atrás antes de compartir el que está disponible junto el pasajero de turno. Nos hemos vuelto desconfiados. El panorama diario de hampa, criminalidad, violencia y viveza citadina nos ha separado el instinto de compartir y darle la mano al prójimo. Somos sobrevivientes de nuestro propios temores y aquellos que nos ha sido infundado por el ejemplo cotidiano de un país en el que la vida no vale nada y el que convertirnos en una estadística de afortunados con vida es una ruleta de la suerte.

A

Solíamos ser tan calurosos, efusivos y colaboradores como ciudadanos que ahora todo se ha reducido a no mezclarnos con desconocidos, limitar las conversaciones y tener que aprender a usar el instinto de ubicación para no tener que pedir direcciones y nos dejen con la palabra en la boca. Nuestra quimera de país seguro es una posibilidad de la que todos van elucubrando durante sus análisis internos. Aún no queremos darnos cuenta de que el primer paso es cambiar como individuos, reforzar la cultura alrededor de nuestra sociedad para darle un vuelco a ese fétido pensamiento en el que aniquilamos al de al lado. Parece irónico que el gobierno llame a una marcha por la paz mientras la oposición hace lo suyo por la misma causa, como si la totalidad del país no necesita lo mismo. No existen niveles de paz según tu ideo-

logía, ni es un tema político. Es un deber de quienes están en los cargos del Estado asegurarnos un bienestar social, hacer un plan de desarrollo de la ciudad y que todos gocen de la misma seguridad y paz que nos merecemos como individuos. ¿No deberíamos salir todos juntos a reclamar lo mismo sin importar nuestra ideología? El hampa no pide credenciales políticas, te ataca y ya. La oposición llama a la gente a la calle, el ciudadano inconforme tiene ganas pero le da miedo ser agredido, acusa a los militares de no actuar conscientemente y se refugia en las redes sociales a lanzar una retahíla de pensamientos hostiles y subidos de tonos con la firme convicción de que un hashtag o etiqueta en el tuiter va cambiar el curso de los acontecimientos. Estamos atrapados en nuestros hogares, llenos de impotencia, buscando un cambio pero con miedo. Es

cierto, la paciencia se ha perdido, estamos al borde del colapso mental, queremos calentar la calle. Las redes sociales ya no son suficiente para enfrentar lo inevitable, hasta el hampa está consciente de que debemos tomar las calles y tomar el control porque esos mismos delincuentes saben que su poder es efímero mientras no lo mate el enemigo natural de sus fechorías: la violencia. Este año no hay voto secreto, no hay campañas políticas, no hay promesas, huele a sentimiento reprimido, se siente las ganas de salir a reclamar, se percibe al ciudadano saliendo a la calle. Lo que viene son acciones inmediatas de cada uno de nosotros exigiendo el cumplimiento del deber... nos vemos en las calles.

@williampadron williampadron@gmail.com


Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

19

VENEZUELA: ENTRE NEOZARISMO Y DEMOCRACIA n un país en que el desorden se le teme más que a Mao, las elites chinas (industriales, comerciales, académicas, culturales y políticas) llegaron al acuerdo de guardar el orden, aunque éste lleve por apodo "comunismo". Por eso en el 2001 Jiang Zeming impulsó la tesis de que los capitalistas y ricos se inscribieran en el Partido Comunista y desde ese momento miles de miTHAYS llonarios lo hiciePEÑALVER ron, entre ellos 153 de los hombres más ricos de China (ICIJ News) junto a 83 billonarios (Financial Times) y 24 de los más ricos del mundo (China Times) e incluso dos de estos últimos fueron nominados al CCPC en 2012 (China News) mientras sus hijos dirigen a las juventudes de ese Comité. Palabras más o menos, los ricos son el futuro del partido de los proletarios, que "unidos" a los 300 "billonarios ocultos" conocidos como miembros y sus familiares de ese Comité Central, dominarán a China. Pedir una transición al capitalismo más ordenada sería francamente inverosímil ya que los chinos consideran un verdadero despelote lo acontecido en Rusia, donde los padres del "neozarismo" decidieron construir cerca de 200 nuevas plataformas políticas haciendo que el Partido Comunista quedara relegado a representar al 19% de la población (mayoritariamente de 60 años). Eso mismo está ocurriendo en Vietnam donde unos 450 archimillonarios (Vietnam News) y su primer bi-

E

llonario (conocido), todavía no se atreven a dar la cara públicamente mientras transforman el feudo de Ho Chi Minh en un emporio comercial para la nueva casta de vietnamitas nuevos ricos. Incluso en la prensa los vietnamitas no tienen reparo al hablar de que: los "Oficiales del Partido" que se han "hecho ricos gracias a sus estrategias de negocios" y admiten que "no ven nada de malo en que usen sus posiciones para ganancias personales" (Seattle Times). Mientras en Cambodia el Khmer "Rouge Rojito" ha dado paso al Neozarismo a tal nivel que su primer ministro ya tiene una fortuna de 500 millones de dólares y cada vez que inaugura una fábrica explica que es necesario que existan 500 nuevos millonarios y que los trabajadores "deben hacer ricos a sus jefes" porque es inconcebible "una nación comunista sin multimillonarios" (Cambodia Daily). En menor escala y en un país pobre, desde el 2001 el diario Granma de Cuba viene explicando el suceso de los nuevos ricos cubanos propagados desde 1991. El problema terminó siendo tan grave que en la biografía de Fidel Castro (Ramonet) hay un capítulo referido a ellos junto con "algunos funcionarios que negociaban con poderosas empresas extranjeras" y ya en 2010 el diario oficial hablaba del "surgimiento de esa nueva clase" y sentenciaba que "negar su existencia sería querer tapar el sol con un dedo". En 2013 ya sin reservas explicaba que: "los vemos vestir marcas; en vez de ropa" o prefieren "el último videojuego a la mejor enciclopedia" o que con "muñequitos de Disney adornan casas con chimeneas en el trópico".

Chen Guangbiao, una de las 400 personas más ricas de China

Así pues las distintas castas de "nuevorricos", los "ricos de flay", los "metecuerpos", "macetas" y "mandarrias" (como son llamados en Cuba) conforman una nueva clase que ocupara los hoteles de Varadero, colman los restaurantes, o compran los nuevos coches costosísimos y están destinados a viajar en la nueva apertura. Quienes junto a los "verdeolivas" que son aquellos que como en Rusia y China llevan colgado el carnet del partido y se hacen ver como grandes revolucionarios pero en realidad son una "casta que le ha sabido dar una vuelta al sistema" llegaron a colmar como lo dejó claro Fidel en 2009, los más altos cargos de poder y del Consejo de Estado. Y así llegamos a Venezuela, con un socialismo con "características venezolanas", tan venezolanas que se traduce como el intento de cuatro gatos marxistas leninistas de implementar el comunismo, en medio de una burbuja especulativa petrolera a punta de billete. Tan venezolano que crearon un gigantesco apparatchik (régimen funcionarial) que consume el 60% de los recursos del petróleo y terminó sencillamente como un ascensor social.

Por eso entraron en su mayoría con algún ideal y 15 años después, del ranchito pasaron al apartamento, del apartamento a la casa y de la casa a la mansión. No pocos de los que nacieron en "un rancho de cartón y de lata con excusao, allá atrás" o crecieron "siempre arrimaos, en cama prestada" hoy viven en palacetes y pasaron del peñero al barco de 70 pies. Con la implementación de la "economía socialista" las condiciones terminaron dadas para lo que vemos hoy, el "neozarismo". Nuevos zares en todas partes (banca, finanzas, medios, comercio, producción, etc.,) y de la política. Por no hablar como en China y Rusia de los zares del mercado negro, del contrabando etc. ¿Qué me hubiera gustado otra cosa para mi país? Por supuesto. ¿Qué era imposible? También. Pero algo me consuela de tanto sinsentido aunque pocos lo entiendan, Venezuela se salvó por los pelos de los "malos más malos" y a veces hasta creo que Dios, es venezolano. tpenalver@me.com @thayspenalver


20

Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

MARCHA DE LA JUVENTUD

VERGÜENZA DE SER PERIODISTA Enterarse de lo que sucedía por un canal extranjero fue sumamente deprimente o primero que quiero decir es lo siguiente: siento vergüenza como periodista de enterarme de lo que pasa en mi país por un canal colombiano como NTN24 y por uno gringo como CNN en Español. Es inaudito. ¿Para qué hay medios audiovisuales en Venezuela, entonces? ¿De qué sirve la radio, de qué sirve la televisión? ¿Para qué estudiar Comunicación Social? ANDRÉS F. SCHMUCKE G. Lo segundo que quiero expresar es lo siguiente: periodistas de medios audiovisuales en Caracas, no permitan la censura, no se autocensuren. Panas, si los van a botar por mostrar lo que pasa, por dar a conocer una información, al menos váyanse con la frente en alto. Yo entiendo los cambios de gerencia y las nuevas órdenes, pero un periodista se debe a mostrar lo que pasa. En tercer lugar, quisiera expresar esto: las escuelas de Comunicación Social de las universidades venezolanas tendrían que ofrecer la siguiente mención: "Licenciado en Comunicación Social mención Twitter", porque es claro que los medios audiovisuales en este país se fueron a la #$%/!, y Twitter parece que es una de las pocas ventanas que nos queda para saber qué pasa, además de los periódicos y una sola radio. El blackout informativo del pasado 12F fue indignante. Enterarse de lo que sucedía por un canal extranjero fue sumamente deprimente. Sentí impotencia, ganas de llorar y una rabia muy grande. No estudié periodismo para eso, estudié periodismo para contar historias. Como periodista independiente, solo tengo esta ventana, mi cuenta de Twitter y un blog que abandoné (y que debería recuperar), para expresarme. No sé qué hacer para ayudar y me siento un poco inútil. Quiero disculparme por no poder hacer algo más. Son días oscuros los que nos han tocado vivir. Ojalá el Sol salga pronto.

L

andyfsg@hotmail.com @andy_schmucke

El gobierno está en jaque. Su fracaso de hoy no tiene como ayer a un Simonovis a quien culpar OSWALDO PÁEZ-PUMAR

a violencia desatada contra la manifestación en el Día de la Juventud es una repetición del guión que durante quince años hemos padecido los venezolanos. No se trata por supuesto de la contención de acciones vandálicas que pueden generarse como consecuencia del carácter anónimo que envuelve a los hechos colectivos. Se trata de una estrategia premeditada y alevosa que se inicia con agresiones selectivas a los participantes que buscan incitarlos e incluye la realización de actos vandálicos contra bienes y personas ajenas a la manifestación que puedan ser imputados a los manifestantes. La autoría de estos hechos, por supuesto, no es conducida por las fuerzas encargadas de mantener el orden público, sino por los llamados "colectivos" que actúan con la tolerancia y la protección de los cuerpos policiales y militares que tienen constitucionalmente el monopolio del uso de la fuerza. Sin embargo, una vez que se desata la confrontación los "guardianes del orden" desde la policía hasta el ejército entran en acción haciendo uso de todo tipo de armas de fuego, en muchas circunstancias con saña. Pareciera que persiguen hacer realidad la vieja frase que los estigmati-

L

zó como "genios inéditos del arte militar que jamás han disparado un tiro, sino a mansalva y sobre seguro contra su propio pueblo inerme". La represión persigue por supuesto inhibir toda forma de protesta, pero resulta insuficiente, porque el civismo y el ejercicio de los derechos derrotan la fuerza. Por eso el gobierno persigue otro monopolio, el de la información. Este otro guión también fue escrito hace muchos años, cuando se pretendió con una cadena de radio y televisión impedir que la población conociera lo que ocurría, al tiempo cuando ocurría. Ahora Conatel simplemen-

te prohíbe a las pocas empresas que aún subsisten la transmisión de los acontecimientos y por la vía de la mentira mil veces repetida transformar en verdad el cuento de la guerra económica dirigida por unos estudiantes fascistas. El gobierno está en jaque y se pone nervioso. Su fracaso de hoy no tiene como ayer a un Simonovis a quien culpar. El culpable de todo es un estudiante o un grupo de estudiantes. ¡Qué poderoso es o son! Maduro la sangre de Danton te ahoga. opaezpumar@menpa.com

SIN PAPEL NO HAY MALAS NOTICIAS El Gobierno de Venezuela deja a la prensa sin divisas para importar y amenaza con medidas para controlar los contenidos EL PAÍS

ue haya inseguridad en las calles y que la tasa de criminalidad haya aumentado no parece ser lo que más preocupa al Gobierno de Venezuela. Lo que le preocupa es que los periódicos reflejen ese estado de cosas en sus páginas y alarmen a la población. Las encuestas revelan que crece la sensación de inseguridad y eso contribuye a minar todavía más la confianza de una ciudadanía que sufre las consecuencias de una economía en caída libre y ha de sortear como puede las escaseces cotidianas, desde la falta de productos básicos a los cortes de suministro eléctrico. Claro que de esto el presidente Nicolás Maduro tampoco se considera responsable. Y del mismo modo que atribuye el desabastecimiento al boicot de las propias empresas -que no dudarían, según él, en dañar sus

Q

balances y cuentas de resultados con tal de poner trabas a la revolución socialista bolivariana-, tampoco la percepción de inseguridad sería fruto de una criminalidad que el Gobierno no es capaz de atajar, sino del tratamiento que la prensa le dispensa. "Me van a llamar dictador, pero a la prensa le va a llegar su hora”, amenazó Maduro hace unos días. De momento, una forma de ponerla en vereda es dejarla sin papel. Muerto el perro se acabó la rabia: sin papel, no hay malas noticias. El Gobierno no ha dado autorizaciones de divisas para importar papel desde mayo de 2012. Según las empresas periodísticas, retiene autorizaciones por valor de 100 millones de dólares. Pero eso no es todo. Esta semana se espera la presentación del llamado Plan de pacificación, en el que

también se esperan medidas de control para atar en corto al sector de la prensa que mantiene su voluntad de independencia. La realidad, sin embargo, es tozuda. Con papel o sin él, con controles o sin ellos, si los datos son malos, malos seguirán siendo. El mismo día en que los trabajadores de prensa se manifestaban contra la falta de papel, el Banco Central de Venezuela estimaba que el índice de escasez, o lo que es lo mismo, el de desabastecimiento, alcanzaba el 26,2%, y la inflación anual se enfilaba hasta el 56,3%. Como dijo el director de Espacio Público, Carlos Correa, pretender que la prensa oculte la realidad es como romper el termómetro para acabar con la fiebre.

@ELPAÍS


Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

21

UCRANIA:

EL PUEBLO SALIÓ A LA CALLE Venezuela también está sometida. Hay ejemplos dignos de seguir ocos pueblos han sufrido más que el de Ucrania. Hoy están dando un ejemplo admirable de valor. Aunque sea a vuelo de pájaro, revisemos algunas páginas de su historia reciente: Tras un período de guerras e intentos de independencia, en 1922 Ucrania es sometida por los comunistas y aparece como una de las repúblicas fundadoras de la URSS bajo el nombre de República SociaJOSÉ TORO lista Soviética de HARDY Ucrania. Entre los años 1932 y 1933 es víctima del proceso de colectivización emprendido por Stalin. Millones de personas fueron deportadas a Siberia. Más de 100.000 fueron fusiladas. Según algunas versiones hasta 10 millones de ucranianos murieron en una hambruna creada por obra y gracia del régimen soviético. Stalin quería aplastar a Ucrania por considerar que, "existía

P

una estrecha unión entre los nacionalistas y la burguesía". Los objetivos de Stalin eran claros: imponer el comunismo, expropiar las tierras, colectivizar la agricultura poniéndola en manos de comunas, apoderarse de cosechas, ganado y maquinaria. De esa forma, el Estado pasaría a dominar la producción, alimentar al ejército y obtener divisas a través de la exportación de las cosechas. "Holomodor" es el nombre bajo el cual es reconocido oficialmente el genocidio del cual fue víctima Ucrania en esa oportunidad y que la historia no olvidará. Es algo tan dantesco como el Holocausto de los judíos. Así lo declararon en el 2008 el Parlamento Europeo y los gobiernos de numerosas naciones. Lo ratificaron la Asamblea General de la ONU, el Consejo de Europa, la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa y muchas otras instituciones internacionales, que establecieron que la muerte de millones de ucranianos, así como de otras etnias, fue un cri-

men contra la humanidad, producto de acciones crueles de un régimen totalitario que condujeron a una gran hambruna. El rotundo fracaso del socialismo en su propia Meca, desembocó en la disolución de la URSS. Como resultado de ello, tiene lugar en Ucrania el 1 de diciembre de 1991 un referéndum en el que más del 90% de la población se manifiesta a favor de la independencia. La URSS se desmoronaba y junto con ella la Cortina de Hierro se viene a pique. En las elecciones del 2004 Viktor Yanukovich es declarado ganador. El fraude electoral fue evidente y los ucranianos no callaron. Incluso, el candidato prooccidental de la oposición, Yúshchenko fue envenenado. Se produce entonces una reacción popular contundente pero pacífica conocida como la Revolución Naranja que despertó grandes esperanzas. Nuevas elecciones son convocadas y Yúshchenko, con el rostro desfigurado por el atentado ponzoñoso, resulta

electo. En el 2010 Viktor Yanukovich, a pesar de su historial de fraudes, vuelve a la presidencia de Ucrania. El país había firmado un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, al cual se oponía Rusia, dispuesta a recuperar su influencia sobre Ucrania, por cuyo territorio atraviesa una red de gasoductos que llevan el gas ruso a Europa. El presidente Yanukovich cede ante las intimidaciones de Putin y da marcha atrás al acuerdo con la Unión Europea. La decisión enardeció a la oposición, que a pesar de la grave crisis económica, rechaza las ayudas por más de US$ 15.000 millones que les ofrece Moscú. Prefieren la dignidad de las democracias europeas de Occidente que el dinero de Rusia. En su memoria histórica aún retumba un fantasma trágico: "Holomodor". Las protestas fueron inmediatas. Para reprimirlas, se aprueban un conjunto de leyes que lesionaban las libertades civiles. Pero el valiente pueblo de Ucrania, a pesar de las frígidas temperaturas invernales, salió a protestar aún con mayor ahínco. Yanukovich tuvo que ceder, dio marcha atrás con esas leyes, ofreció la amnistía a los detenidos e incluso propuso a la oposición incorporarse al Gobierno. Renunciaron el Primer Ministro y su gabinete. Pero el pueblo sigue en la calle. No aceptarán nada que no sea la dimisión del Presidente. La valentía de ese pueblo es admirable. Rusia no los asusta. Esa superpotencia -que a lo largo de la historia ha intentado aniquilar a su población y destruir su economía- no es capaz de arredrarlos. Venezuela también está sometida. Hay ejemplos dignos de seguir. pepetoroh@gmail.com @josetorohardy Versión actualizada


22

Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

n sector de asesores de la MUD ha venido planteando por años un falso dilema entre vía electoral y otras formas de lucha democrática. Alegan generalmente que son las elecciones el único camino que ha dado resultados. La afirmación no es correcta pues, si bien es cierto que ese espacio no debe abandonarse y que ha habido algún éxito a nivel municipal o estadal, no se ha logrado el fin principal que se persigue a traMARCOS vés de esa vía que es CARRILLO la toma del Poder Ejecutivo nacional. Otro sector, encabezado por María Corina Machado, Leopoldo López, Antonio Ledezma y Diego Arria ha propuesto que, además de la opción electoral, la salida es por la vía democrática mediante mecanismos de lucha no violenta (en el caso de Arria, va aún más allá). Quienes se oponen a esta posición suelen alegar el fracaso del 11 de abril, argumento no solo errado sino –increíblemente- importado de la versión chavista de los hechos. Ya hemos argüido que el 11 de abril fue un triunfo de la sociedad civil, a la que se sometieron tanto la Fuerza Armada como todos los poderes públicos. Lo sucedido el 12 y el 13 fue producto de situaciones distintas causadas por la chapucería de un grupito de aprovechadores, no imputables a la sociedad civil

U

LA SALIDA que pacíficamente derrocó al principal culpable de la tragedia que hoy vivimos. En los actuales momentos la situación es clara: o se espera hasta las elecciones presidenciales del 2019 para tratar de salir de este oprobio, como veladamente desean algunos, o se toman acciones políticas para producir un cambio de régimen en el corto plazo. Mantenerse esperando el 2019 no solo es una ingenuidad de marca mayor sino una irresponsabilidad histórica. Esta posición presupone varias cosas: En primer lugar, asume que en 2019 las trampas electorales se mitigarán. No hay el más mínimo dato tangible que permita sustentar esto; por el contrario, todo indica que las trampas se harán aún más sofisticadas y, peor aún, es una variable a tomar en cuenta la posibilidad de que ni siquiera haya elecciones democráticas, como se deduce tanto del plan de la patria como de la critica cubana al "sistema electoral burgués" que Maduro (el niño de mandado de los castro en

el país) ha venido predicando reiteradamente este 2014. En segundo lugar, esa posición desprecia la capacidad de lucha y de organización del ciudadano, y asume una actitud resignada que implica aceptar que quienes desean la libertad y la democracia somos minoría, comprando, una vez más, el argumento cubanochavista y contradiciendo el hecho de

que los demócratas ganaron las elecciones de 2013 (alegado por los mismos que aducen que la única salida es electoral). Finalmente, quienes proponen la pasividad de las fuerzas democráticas hasta el 2019 no toman en cuenta que con cada día que pasa se seguirá afianzando la capitulación de Venezuela a la invasión cubana y a los más infames intereses de la humanidad (narcotráfico, trata de personas, terrorismo, corrupción, etc.). Es decir, mientras en esta esquina ingenuamente se esperarán ¡seis de años! hasta la próxima campaña presidencial, en la otra se maquinan, desarrollan y concretan acciones día a día para continuar con el sometimiento de Venezuela a los antes nombrados intereses. Por ello, toda la oposición debe mantener la unidad alrededor de quienes están proponiendo un camino que ya fue exitoso y que, dadas las actuales circunstancias, se perfila como la única opción plausible de confrontar el castrocomunismo y sus implicaciones. Los riesgos y los costos son muchos, evidentes y dramáticos, pero son infinitamente menores a esperar pasivamente la abolición definitiva de la libertad y a que haya 150.000 muertos más de aquí al 2019 en manos de la violencia patrocinada por el Estado. mrcarrillop@gmail.com @carrillomarcos

LA MUD Y LOS PARTIDOS La MUD ha sido absorbida sustancialmente por las continuas elecciones que hemos vivido y en las cuales tuvo una airosa conducción. En lo anterior creo que todos los comensales que se sientan en la Mesa estarán de acuerdo. No obstante cada vez resulta más evidente que existe una grieta creciente entre dos bandos en cuanto a la estrategia a seguir para recuperar la salud nacional FERNANDO RODRÍGUEZ

omo quiera que hasta ahora la Mesa de la Unidad Democrática ha sido absorbida sustancialmente por las continuas elecciones que hemos vivido y en las cuales tuvo una airosa conducción y, ahora, entramos en un período relativamente largo de abstinencia comicial, ésta sola circunstancia la obliga a repensar su funcionamiento. Pero seguramente el peso mayor que obliga a ese viraje es la demoledora crisis que nos envuelve y que amenaza el mínimo equilibrio vital del país que necesita respuestas políticas certeras, contundentes y sin dilación. En lo anterior creo que todos los comensales que se sientan en la Mesa estarán de acuerdo. No obstante cada vez resulta más evidente que existe una grieta creciente entre dos bandos en cuanto a la estrategia a seguir pa-

C

ra recuperar la salud nacional. Los que piensan en una temporalidad política que no hay manera de precipitar por decreto y que parecen abiertos a determinadas formas de diálogo, todavía precarias y sin perfiles claros. De otra los que quieren una salida rápida del actual gobierno, con acciones políticas contundentes y bastante aparatosas, al menos las democráticas, y que no conciben ningún acercamiento apaciguador con el Proceso. Como se verá no se trata de minucias o matices sino de verdaderas líneas fundamentales de acción. Por último no creo que nadie tenga los bríos para decretar la muerte de la unidad que podría ser la entrega del solo bien político firme que ha logrado la oposición en quince años. No obstante ya empiezan a volar de aquí para allá y de allá para acá los

adjetivos de bordes filosos y que muy fácilmente podrían terminar en separar la oposición entre "dóciles colaboracionistas" e "irresponsables aventureros". Pues justo es eso lo que habría que detener si todavía estamos a tiempo para ello. Debería haber maneras de hacerlo. Yo creo que hay un elemento que podría brindar cierto sosiego, Henrique Capriles lo ha apuntado, creemos. El receso electoral, la unidad pesa sobremanera a la hora en que nos contamos, debería fomentar el desarrollo relativamente autónomo de los partidos que podrían adquirir la musculatura que no tienen y necesitan, trabajando de maneras más o menos diferenciadas y que no necesariamente tienen que entrar en una indeseable colisión. Si no se trata de forzar una estrategia hegemónica, por lo menos

mientras no llega, si es que llega, la hora de las últimas encrucijadas, podrían por el contrario encontrarse moros y cristianos en muchas esquinas y acciones. Esto puede facilitarlo el que las dos líneas están, hoy, igualmente plagadas de dificultades, riesgos e incertidumbre y una dosis de prudencia y circunspección suena como la más adecuada ante esa brumosa situación. Seguramente será la crisis misma la que irá pautando la naturaleza de la acción adecuada y no, a priori, las cabezas de generalillos sin demasiadas tropas propias. No hay que olvidar que ciertamente tenemos mucho que perder, ganancias en las que hemos empleado demasiados esfuerzos y padecido dolorosos fracasos. @DiarioTalCual


Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

23

EL GOLPE QUE ESTÁ EN MARCHA El golpe en progresión es contra el estómago, la salud, el sosiego y la tolerancia de los ciudadanos MIGUEL SANMARTÍN

jo pelao. Esta puesta en escena es engañosa. Lo que está a la vista no es lo que, desde el régimen, quieren que parezca. No, camarita. Es otro montaje. Una farsa más. Burdo tinglado con guión, vestuario, maquillaje y dirección cubana. La protesta ciudadana que hoy arde en todo el país es solo eso, el reclamo legítimo de un pueblo decepcionado, empobrecido, exasperado e irritado. Convertido en pedigüeño y esclavo de una cola para todo y no encontrar nada de lo que necesita. Un pueblo, además, agobiado e inmerso en la incertidumbre y la desesperanza. No se trata, no señor, de agitación con fines golpistas como lo "denuncia" la nomenklatura vene-

O

cocubana. La sociedad civil -democrática y pacífica-, en efecto, cogió calle con los estudiantes al frente. Allí, mientras voceaban sus consignas, fueron emboscados y acribillados por el gamberrismo escarlata motorizado. El motivo de la protesta no era desestabilizar ni conspirar contra la malandrocracia enchufada. Menos para destronar a quien usurpa el trono sino para reclamar, como corresponde, seguridad, alimentos básicos, medicinas, desodorante, crema dental, papel higiénico, trabajo, vivienda, repuestos para reparar sus vehículos y para que se le respeten sus derechos y libertades. Pero el ejercicio de ese derecho ciudadano -reclamar por la chorrera de calamidades acumuladas- fue

PDVSA, EJE DEL PROBLEMA

UNA EXPLICACIÓN DE HISTORIA AL PRESIDENTE

ORLANDO OCHOA P.

L

ros netos, hay que restarle la parte de las entregas de crudo y productos de Pdvsa a China, para cancelar los préstamos recibidos por su accionista (el Gobierno); luego se debe deducir el 40% de facturas petroleras financiadas a 20-25 años, a Petrocaribe, Petrosur, Petroandina y el convenio con Cuba (el 60% restante de la factura se paga en servicios); finalmente, existen unas cuentas por cobrar por morosidad de varios países. Esta situación es la que lleva en 2013-14 a Pdvsa a ofrecer al BCV un monto limitado de US$ 41-42.000 millones al año, para cambiar en bolívares a tasa oficial y cubrir sus costos de funcionamiento, inversión y obligaciones fiscales. El monto en bolívares que recibe Pdvsa ni siquiera alcanza para cubrir sus propios gastos. Por lo cual entrega pagarés al Tesoro Nacional, por sus obligaciones fiscales, que los intercambia por efectivo en el BCV. De ahí el salto de la liquidez monetaria sobre 70% al año, lo cual eleva la demanda de divisas escasas e inflación. Este es el circuito letal que asfixia a Venezuela, cuyo epicentro está en Pdvsa. @orlandoochoa

(la más alta en 18 años) debido a la escasa producción nacional de bienes y servicios como consecuencia de la ruina provocada de empresas y el cierre inducido de comercios. Lo que ha resistido y se mantiene en pie sucumbirá por la deuda que el gobierno mantiene con el sector privado de la economía (sobrepasa los 50 millardos de dólares). La crisis económica derivada de la falta de divisas para importar lo que el país dejó de producir impacta en lo político, social y militar. Es decir, afecta la paz ciudadana. De allí el desasosiego, la irritación, el nerviosismo y la virulencia del heredero que siente esfumarse la herencia recibida. msanmartin@eluniversal.com

| CAMINANDO CON CARLOS LOZANO |

El monto en bolívares que recibe Pdvsa no alcanza para cubrir sus propios gastos

a crisis de falta de divisas petroleras ha causado la semiparalización de sectores productivos y comerciales, agudizando el desabastecimiento. Las cifras oficiales de balanza de pagos del BCV nos permiten estimar que en 2013 los ingresos por exportación petrolera fueron US$ 84.000 millones. Sin embargo, las cifras del comercio petrolero internacional indican que las exportaciones petroleras del país fueron realmente 1.928.000 b/d, como explicamos en el documento de 48 economistas presentado al país (ver website abajo), y que al precio de la canasta de crudo y productos de 99,49$/barril, los ingresos en divisas por exportación fueron menores, US$ 70.013 millones. Por otra parte, las importaciones de derivados del petróleo en 2013 llegaron a 165.000 b/d; y las de crudo a 15.000 b/d. Estos 180.000 b/d de productos y crudo, representan alrededor de US$ 8.400 millones. El ingreso petrolero neto (exportación menos importación) cayó a un estimado en 2013 de US$ 61.613 millones. Pdvsa está agobiado por otras cargas de naturaleza política, a esta última cifra de ingresos petrole-

tergiversado y criminalizado por el régimen con la intención de presentarlo como un acto conspirativo. Guerra económica. Saboteo eléctrico, etc. Y, con ello, tapar la incompetencia del funcionariado "revolucionario", perennemente reciclado porque no tienen donde escoger, y disimular así el fracaso del socialismo del siglo XXI. La verdadera insurrección y eventual golpe en progresión -contra el estómago, la salud, el sosiego, la seguridad y la tolerancia de los ciudadanos- lo perpetra el régimen. Es el gran responsable -por irresponsable, ineficiente y corrupto- de una crisis económica extrema -terminal para muchos- que se refleja en el desabastecimiento (el mayor en cinco años) y la inflación

l Presidente Maduro ordenó al Gobernador Ameliach cambiar el nombre a la Avenida Henry Ford, en la Zona Industrial de Valencia, “por el de un sindicalista o el de Alí Primera”. Aunque alardea de su sindicalismo y de ser un presidente obrero, no le encuentra explicación -afirmó él mismo- a que una avenida venezolana lleve el nombre de un capitalista imperial, y se pregunta “¿qué ha hecho ese señor por la patria?”. Le aclaramos al Presidente que Henry Ford fue CARLOS un trabajador, un mecánico LOZANO que tuvo perseverancia e iniciativa y se lanzó a construir por sí mismo un auto en su pequeño taller, cuando la industria automovilística empezaba y un automóvil era privilegio de millonarios. Ford fue un hombre soñador con muchos defectos, incluyendo posiciones políticas abiertamente erradas. Pero mientras se equivocaba en lo político, tuvo también un propósito de vida que debería llamar la atención de un ex sindicalista. Ford no trabajó para construir un automóvil para ricos. Su filosofía fue crear un estilo de trabajo que le permitiera hacer autos que pudieran ser comprados por los trabajadores estadounidenses, algo impensable en aquellos tiempos. Y lo logró; aplicó exitosamente el sistema por entonces novedoso de ensamblar

E

autos en una línea continua. Con esa técnica, Henry Ford puso en la calle el primer auto en el mundo con un precio de venta lo suficientemente bajo para que lo pudiera comprar cualquier obrero. El revolucionario Ford “T” salió a la venta con un precio inferior a los 300 dólares por unidad, al alcance hasta de los más modestos trabajadores, algo que no ha logrado el chavismo con sus autos iraníes y chinos. Gracias al empeño de Henry Ford los estadounidenses pobres pudieron tener su propio auto, y el mercado automotor se convirtió rápidamente en una columna fundamental de la economía de Estados Unidos. Los miles de baratos Ford T condujeron a que el gobierno nacional y los gobiernos estadales, se vieran obligados a construir miles de kilómetros de carreteras y a que la gasolina elevara a la industria petrolera a niveles entonces impensables. Ford cometió muchos errores personales como su antisemitismo, con lo cual coincidió con ideas del fallecido Presidente Chávez y, suponemos, del propio Nicolás Maduro, en cuyo Gobierno las relaciones con Israel no han mejorado. Pero la innovación de producir autos, prácticos y a muy bajo costo para que los trabajadores pudieran ser propietarios de un vehículo, fue toda una revolución. Eso, al menos, debería conocerlo Nicolás Maduro. Carlos@carloslozano.com caminandoconcarlos@gmail.com


24

Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

Salud

Catarata ocular, un problema frecuente Es una enfermedad ocular que afecta al 40% de los adultos mayores de 60 años y es la principal causa de ceguera tratable. La solución quirúrgica es rápida y efectiva DR. EDUARDO MAYORGA

¿Qué es? - La catarata es la opacidad del cristalino, que es la lente del ojo y, como su nombre lo indica, es transparente. Esta opacificación ocasiona disminución de la agudeza visual, visión borrosa e imprecisa, visión de los colores más pálidos, encandilamiento, fotofobia y dificultad en la visión nocturna. Con los años, las cataratas maduran naturalmente y, en forma lenta y progresiva, producen cambios que afectan la calidad de visión. ¿Quiénes la padecen? - En general, esta patología se toma como una parte normal del envejecimiento. Según las estadísticas, dos de cada diez personas mayores de 50 años (es decir, laboralmente activas) tienen catarata y este valor asciende a cuatro de cada diez cuando se superan los 60 años. ¿Cuáles son las causas más frecuentes? - Además de la edad, hay otros factores de riesgo: la historia familiar, la diabetes, el fumar, una larga exposición al sol a lo largo de su vida, haber padecido serios trastornos visuales y un prolongado uso de esteroides. ¿Cómo se puede reducir la posibilidad de padecerlas? - Para esto se recomienda utilizar anteojos de sol adecuados y sombreros de ala ancha, controlar el nivel de azúcar en sangre, realizar ejercicios físicos periódicamente y no fumar. ¿Cuál es la solución? - Cuando los síntomas afectan la calidad de vida cotidiana, se debe

considerar la posibilidad de realizar una cirugía. Según afirman los expertos, el éxito de éstas suele ser superior al 95%. ¿Cómo es la cirugía? - Es una de las más realizadas anualmente a nivel mundial. En la actualidad, existen equipos muy modernos y lentes intraoculares que no sólo pueden devolver la visión sino que en, muchos casos, pueden sumar la capacidad de ver de cerca sin anteojos (lentes multifocales). Tomado de Clarin.com Dr. Eduardo Mayorga, Médico Oftalmólogo, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Italiano de Buenos Aires


Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

25

Crónica

Las andanzas del cadáver de Mussolini El cuerpo sin vida del ex dictador italiano estuvo 12 años en paradero desconocido, en escondites tan sorprendentes como el maletero de un coche, una pequeña caja o un simple armario ISRAEL VIANA

En una tumba anónima, en el maletero de un coche, en una pequeña caja, debajo de un altar en un convento desconocido, en un armario... Estos fueron los destinos del cadáver de Benito Mussolini después de que fuera descubierto y fusilado por un grupo de partisanos en Dongo, el 28 de abril de 1945. El Duce no descansó en paz ni aquel día, ni al día siguiente después de que su cuerpo, junto al de su amante Clara Petacci, fuera colgado cabeza abajo y golpeado, escupido, orinado e incluso mutilado públicamente en una plaza céntrica de Milán. Doce años estuvo el dictador muerto en paradero desconocido, escondido por los rincones más insospechados de Italia, hasta que fue devuelto a su viuda.

ticias lo señalas como escondido en Florencia», aclaraba inmediatamente. Sabemos que después del escarnio público sufrido en Milán, el cuerpo de Mussolini fue colocado por miembros del Comité de Liberación Nacional (CLN) en un cajón de madera con paja y enterrado en una tumba sin nombre del cementerio Mayor, identificada con el número 384, con el objetivo de impedir el peregrinaje de nostálgicos.

EL ROBO DEL CUERPO La noche del 23 de abril de 1946, una vez acabada la Segunda Guerra Mundial, un grupo de simpatizantes fascistas robaron los restos del Duce sin saber muy bien qué hacer con ellos. Hasta dos semanas estuvo el cadáver peregrinando por las calles de Milán en el maletero de un coche. ¡Qué paradojas! El venerado y poderoso aliado de Hitler, símbolo de fortaleza en toda Europa, daba vueltas, muerto, escondido y olvidado, en el maletero de un vehículo, hasta que

FUE ENTERRADO EN UNA TUMBA ANÓNIMA Sobre los verdaderos autores de su ejecución y las circunstancias en que se produjo existen aún muchas incógnitas –alguno de sus descendientes incluso ha solicitado recientemente la exhumación de los restos para tratar de identificar a los asesinos–, al contrario de lo que sucede con las andanzas de Duce una vez muerto. Sin embargo, el secreto que rodeó a este asunto durante años dio para llenar de rumores muchas páginas de periódicos: «Roma estaba de nuevo alerta (...), porque existía la confidencia de que un camión, con matrícula de Milán número 22457, transportaba el cuerpo de Mussolini rodeado de varios “jeeps” como escolta», podía leerse, por ejemplo, en ABC en mayo de 1946. «Ni ha aparecido el camión, ni los “jeeps”, ni como es consiguiente el cuerpo de Mussolini, que otras no-

uno de sus ladrones decidió entregárselo a un sacerdote milanés del convento de SantŽAngelo. Los rumores crecían: «Se afirma que el general Enzo Galviati dirigió la operación del cementerio de Milán y que posee los restos mortales del Duce, enterrados en el jardín de una casa de Milán»; o «el cadáver de Mussolini está oculto en la isla de Brissago, en el lago suizo». Pero nada. Las noticias eran cada vez más rocambolescas, como aquella que informaba de que un grupo de «carabinieri» llegó a abrir el ataúd de otro muerto, en medio de un funeral, pensando que allí se encontraba el dictador; o aquella otra que aseguraba que uno de los detenidos había contraído «infección cadavérica» al tocar el cuerpo «parcialmente descompuesto de ex Duce», relataba este periódico. Los restos del ex dictador, sin embargo, estuvieron desaparecidos varios meses, hasta que el sacerdote de SantŽAngelo informó al arzobispo de Milán, Ildefonso Schuster, y éste a su vez al Gobierno.

MUSSOLINI, EN UN ARMARIO

El cadáver de Mussolini y su esposa colgados de una plaza en Milán, en abril de 1945.

Las autoridades eclesiásticas y el Gobierno decidieron esconder el cadáver, o lo que quedaba de él debido a las mutilaciones y el avanzado estado de descomposición, en el convento de Cerro Maggiore, provincia de Milán. Estuvo oculto debajo de altar hasta que el mal olor obligó al superior a trasladarlo a un pequeño armario, donde permaneció muchos años. El Gobierno italiano no quería devolver el cuerpo a la viuda de Mussolini ni contemplaba la posibilidad de brindarle un funeral público. Así permaneció, en el más absoluto secreto, mientras los diarios seguían llenándose con extrañas especulaciones acerca de su paradero. En 1957, el Gobierno consideró que había llegado la hora de devolver los restos a la familia, que decidió darles por fin sepultura en la capilla familiar de San Cassiano. «Soy un hombre acabado, mi estrella se ha eclipsado», dijo Mussolini cuatro días antes de morir. «Sólo me apetece leer y esperar a que se cumpla mi destino». Y se cumplió… más de una década después. Tomado de @abc_es


26

Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

Deportes

Huntelaar, faro del Schalke FERNANDO ARAMBURU

Cinco meses ha estado de baja el delantero holandés Klaas-Jan Huntelaar. Tras el descanso invernal, recuperado de una grave lesión de rodilla, ha vuelto y su equipo, el Schalke 04, parece otro. Un equipo que de repente se pone a ganar partidos, que ha recobrado la ambición, que juega con una especie de alegría, desenfado, ligereza, que no mostraba desde hace tiempo. Ayer en zona mediocre de la clasificación, ahora está entre los candidatos a la Liga de Campeones. Ha bastado la presencia de Huntelaar en el campo para que el equipo enderezase el rumbo. El presidente del Schalke, Clemens Tönnies, no sabemos si movido por un rapto poético, lo definió como un Leuchtturm (faro). El apelativo no sólo es una manifestación pública de aprecio. Implica el reconocimiento de que el equipo navegaba a oscuras y a la deriva, dejando tras sí una estela de puntos perdidos. No se trata, en realidad, de que Huntelaar haya hecho maravillas. Ha hecho lo que sabe: crear peligro en el área del rival, meter un gol, propiciar otros. Es, simplemente, que sus compañeros vuelven a tener un punto de referencia sobre el césped, así como la convicción de que, si Huntelaar juega, todo está bien, nada puede fallar. Tras la victoria a finales de enero contra el Hamburgo (0-3), sus compañeros Kevin Prince Boateng y Max Meyer declararon en sendas entrevistas, con palabras apenas diferentes, que la presencia de Huntelaar en el terreno de juego les había servido de gran ayuda, como si dicha presencia hubiese obrado en el equipo el efecto de un talismán. A sus 30 años, el jugador holandés se encuentra en un momento de plenitud. Tiempo atrás, Van Gaal aseguró de él que era el mejor delantero en la especialidad que Huntelaar mejor domina,

la brega con astucia y agilidad en las inmediaciones del punto de penalti. Su carrera, sin embargo, no ha estado exenta de sombras. El aficionado quizá recuerde su paso fugaz por el Real Madrid, adonde llegó en 2009, fichado en el curso de una operación de invierno para ocupar la vacante por lesión de su compatriota Ruud van Nistelrooy. Lo acompañó en la cesta de la compra el francés Lasanna Diarra. Total, que los dos habían disputado esa temporada partidos de la Copa de la UEFA con sus respectivos equipos y la UEFA sólo consintió en la participación de uno de ellos en la Liga de Campeones con el club madrileño. No puede decirse que la dirección deportiva del Real Madrid se luciera en este asunto. Por motivos tácticos, el entrenador prefirió al francés. En total, Huntelaar disputó veinte partidos, trece como titular, con los blancos. Pocos para un futbolista que había costado 20 millones, más 7 por objetivos. En verano llegó Pellegrini, que no lo quiso. Huntelaar se marchó al AC Milan, donde apenas jugó. Al cabo de un año, Silvio Berlusconi pidió hueco para Ibrahimovic y Robinho, y al holandés no le quedó más remedio que hacer de nuevo las maletas. Quizá le haya faltado carisma, mala órdiga para exigir y levantar la voz, y al final, antes de su llegada al Schalke, donde

nadie le disputa el puesto y con el que ha sido máximo goleador de la Bundesliga (temporada 2011/12), otros se han zampado el bocadillo. Algo similar le ha ocurrido hasta la fe-

cha en la selección holandesa. A pesar de sus méritos indudables, a la hora de configurar la lista de titulares fueron otros los elegidos. Así las cosas, el capítulo de la selección nacional no está cerrado para él. Durante la convalecencia de su lesión del ligamento lateral interno, ha trabajado como un poseso a fin de recuperarse del todo en un plazo razonable de tiempo. Confiesa estar sobremanera motivado, primero por clasificarse con el Schalke para la Liga de Campeones, segundo por vestir de anaranjado en el Mundial de Brasil.

Klaas-Jan Huntelar tiene contrato con el Schalke hasta 2015. El director deportivo, Horst Heldt, ha anunciado que en breve iniciará conversaciones con el representante del jugador. Al revés que otros equipos, que lo dejaron ir sin sacar provecho de sus enormes cualidades, el Schalke está dispuesto a retenerlo como sea. Lo cual significa, claro está, que habrá que rascar el bolsillo. No vaya a ser que se apague el faro, esta vez para siempre.

Tomado de @el_pais


Opinión

Valencia, 20 de febrero 2014

27

Quiere dejar en el pasado lo ocurrido el 2013.

Carlos Mármol está contento con los Marlins JOE FRISARO

El relevista de 31 años tiene un nuevo comienzo con los Marlins y pretende olvidarse de las frustraciones que lo afectaron en los Cachorros. En Chicago, el dominicano salvó 117 juegos en 145 oportunidades. Claro, no todos fueron de lo más bonito. Han persistido los problemas de comando, lo cual causó su salida de los Cachorros y su llegada a los Dodgers al final de la temporada pasada. En un total de 52 presentaciones entre Chicago y Los Angeles, Mármol viene de récord de 2-4 con efectividad de 4.41 y dos salvamentos en cinco oportunidades. Las bases por bolas fueron un problema, ya que el diestro regaló 40 almohadillas en 49.0 entradas. Cuando tira por la zona de strike, el material de Mármol puede lucir eléctrico. Ponchó a 59 bateadores el año pasado. "Eso ya está en el pasado", dijo Mármol. "Ni pienso en eso ya. Estoy aquí con un equipo nuevo. Trato de hacer lo mejor que pueda ahora mismo. Esta es una gran oportunidad

para ayudar al equipo". El veterano, quien firmó por US$1.25 millón para el 2014, se proyecta como preparador del cerrador Steve Cishek. Otros candidatos para los séptimo y octavo innings en el bullpen de Miami son A.J. Ramos, Carter Capps

y Mike Dunn. "Es una de esas cosas que todo el mundo habla. Te preguntan, '¿cómo lo vas a usar, en qué situación?'", expresó el manager de los Marlins, Mike Redmond. "Les dije a muchos de los relevistas que realmente depende de ellos y cómo lancen.

"La clave para (Mármol) es atacar la zona, tirar strikes y conseguir strikes. Si hace eso y se ve eficaz, entonces será una de las opciones para nosotros en la parte final de los juegos". Las bases por bolas y falta de control han aparecido durante toda la carrera de Mármol. Uno de los problemas el año pasado fue que no tuvo una posición consistente con su brazo al tirar. "Fueron muchas cosas", dijo el lanzador. "Mi mecánica y mi material. ¿Qué puedo decir? Fue un mal año. Cuando tienes un mal año, puede pasar cualquier cosa". Mármol se vio bastante bien en la Liga Dominicana durante el invierno y tiró dos ceros con un juego salvado en la Serie del Caribe. "Eso me ayudó mucho", dijo el quisqueyano al referirse a su actividad invernal. "Me ayudó con mi mecánica. Me siento muy bien. Este es un nuevo equipo. Trataré de hacer lo mejor posible".

Competirá por la primera base

Jesús Guzmán listo para la lucha con Houston BRIAN MCTAGGART

El venezolano Jesús Guzmán llegó a los entrenamientos de primavera de los Astros con una clara oportunidad de competir por el puesto de primera base titular. El infielder de 29 años de edad fue adquirido por Houston en un canje con San Diego en diciembre. "Me siento bien", dijo Guzmán. "Estoy entusiasmado por trabajar con mi nuevo equipo y estoy listo para contribuir como pueda". Guzmán jugó las últimas tres campañas con los Padres y en el 2013 bateó .226 con nueve jonrones y 35 remolcadas en 126 partidos, la mayor cantidad en su carrera. Competirá con Brett

Wallace, Jonathan Singleton y Marc Krauss por el puesto de inicialista, pero también puede jugar en los jardines. "Quiero estar preparado -- cualquier posición que me pidan, en las praderas o en la primera base", declaró Guzmán. "Lo que quieran que haga, estoy aquí para trabajar y tratar de estar en el lineup". El piloto de Houston, Bo Porter, expresó que empleará el puesto de bateador designado durante la Liga de la Toronja para asegurarse de que todos los jugadores en la lucha por el puesto de primera base tengan los suficientes turnos al bate. Tomado de MLB.com

Jesús Guzmán

Tomado de MLB.com


Venezuela

Año 8

20 de febrero 2014

Número 354

www.abcdelasemana.com

Precio Bs.F. 10,00

N U E S T R A

P A S I Ó N

E S

L A

V E R D A D

FUERZA Y BRÍO DE LOS ESTUDIANTES

| RODÓ EN LA BARRA...! |

Serapio Rea se negó a cocinar uno de sus sabrosos platos disgustado por lo que viene ocurriendo en el país. A su nieto mayor llamado Serafín Rea le metieron varios perdigones en el cuerpo y lo golpearon con cascos miembros de la “gloriosa” Guardia Nacional Bolivariana. “No tuvieron compasión con el muchacho ni con varios de sus amigos. Pero allí están, Buenaventura, volvieron a la calle con más fuerza y brío, lo que evidencia la decisión firme de la juventud venezolana de permanecer en la calle”, agregó Serapio ofuscado. El viejo amigo analizó el llamado del gobernador Francisco Ameliach a las Unidades de Batalla Bolívar – Chávez, “a prepararse para el contragolpe fulminante contra los fascistas. Esperen la orden de Diosdado”. Serapio lamenta que ese “contragolpe fulminante” no sea para acabar con la delincuencia. “Diosdado anda por allí pregonando y augurando un golpe de Estado. Esta gente quiere la confrontación. El llamado a las UBBCH es para que tomen las calles y las plazas Bolívar de todo el país e impedir que los opositores salgan a la calle. En el país hay 13.000 unidades -dicen ellos- y Diosdado las dirige. Yo sé que eso es mentira, que exageran, pero algunas existen. Las Unidades fueron creadas para asuntos electorales, pero ahora tal parece que son defensores de la revolución. Cuentan con carros, motos, radios y recursos económicos. Me contaron que cada unidad consta de 7 anillos, el primero es militar y el resto están conformados por dirigentes duros que reciben premios por sus acciones. La calle será más dura de ahora en adelante. Ameliach con su llamado les ofrece todo el apoyo en Carabobo. El martes comenzaron sus ataques contra los manifestantes”, precisó Serapio con el fogón apagado.

El régimen en estado de emergencia busca tomar ciudades con las UBBCH

ERA TUPAMARO Y POLICÍA DE CARACAS A Nicolás Maduro se le fue el país de las manos. En apenas una semana cambió radicalmente el panorama político. Lo peor es que el Gobierno reaccionó con violencia, usando para ello las bandas de delincuentes que llaman “colectivos”, con el saldo trágico de dos estudiantes asesinados Roberto Redman y Bassil Da Costa y numerosos heridos, además de detenidos sometidos a torturas y todo tipo de vejámenes, al mejor estilo cubano. Esos colectivos aunados a la impunidad y los “derechos” de los pranes, son culpables del aumento de la inseguridad y la delincuencia en Venezuela que tomó un auge inusitado desde el mismo momento en que el Comandante supremo ordenó dotarlos de armamento de guerra, para defender a la revolución de una invasión. Pero la invasión fue una ardid, un truco para jus-

REFUERZOS CUBANOS LLEGAN AL PAÍS ANTE EL AGOTAMIENTO EXTREMO DE LAS FAN BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO) • abcbuenaventura@gmail.com

tro está incurso en corrupción en el Fondo de Compensaciones que ha controlado en los últimos años. También precisó que paralizó varios acuerdos con la Gobernación al detectar actos de corrupción. Rodríguez encendió la mecha al denunciar ante su hijo que el 80% de los alimentos destinados a Mercal en Guasdualito se los llevan a Colombia. A Rodríguez padre se la tienen jurada porque derrotó al candidato del PSUV en las municipales. Al hijo, Diosdado lo ve como futuro contrincante por la presidencia del país. Hace unos días corrió el rumor de su renuncia, pero Maduro lo convenció de seguir. El fuego es cruzado apuntó el espía apureño Zárate.

NOTI RÁPIDAS tificar lo injustificable, y los ciudadanos han quedado a merced de esos grupos que asesinan en las barriadas y cometen toda clase de delitos en la más completa impunidad. Uno de sus integrantes fue Juan Crisóstomo Montoya González, Juancito, lo llamó Maduro, miembro de los Tupamaros del 23 de Enero, quien en el 2008 fue detenido por el CICPC acusado de terrorismo y asociación para delinquir. Los funcionarios policiales lo señalaron como la persona que colocó explosivos en la sede de Fedecámaras. Mi informante Catalino Cayetano Calatayud señala que era miembro del Secretariado Revolucionario de Venezuela que agrupa a 107 colectivos armados. Además al momento de su deceso era funcionario de la Policía de Caracas. “Ese hombre no salió a la calle a protestar. Salió dispuesto a matar con órdenes expresas del Gobierno. De allí que tanto Maduro como Diosdado y otros “revolucionarios” lamentaron tanto su muerte. Como él hubo muchos más que disparaban como locos. Expertos en seguridad me señalan calladamente que todo lo ocurrido en los alrededores de la Fiscalía estaba planificado. “Por eso no

tengo dudas, Buenaventura, de la responsabilidad de altos jerarcas, los mismos que tanto visitan el Museo de la Montaña. Ellos estaban al tanto de todo y lo celebraban en La Victoria escuchando el Mambo de Elmer Bernstein. Ahora llaman nuevamente al diálogo, pero no puede haber diálogo con quienes tratan a los estudiantes como delincuentes y a los verdaderos criminales los cubre con el manto de la impunidad”, señaló el viejo informante.

UN PADRE DIFÍCIL Los días de Manuel Rodríguez Torres en el Gobierno pueden ser más cortos de lo que uno cree. El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz ha recibido plomo del grueso y es blanco de los ataques por mampuesto de Diosdado Cabello. Me contó Castor Witremundo Zárate que en su última visita a Apure dejó instrucciones precisas para que enfilen las baterías contra su padre Jorge Rodríguez, alcalde del Alto Apure. El encargado de los ataques es el gobernador y ex vicepresidente de la república Ramón Carrizález. En un programa radial dijo que el progenitor del minis-

¿DEVOCIÓN O BRUJERÍA? Atemorizados ante el acoso de las protestas, el Museo de la Montaña se ha convertido en uno de los sitios más concurridos para solicitar ayuda del más allá. Puro chivo, hermano, me dijo mi informante. ¿Será devoción o brujería?

•LLEGAN LOS CUBANOS. La llegada a Maiquetía de militares cubanos en sus franelas blancas y la cara del Che Guevara, provocó tremenda ira en aeropuerto internacional. “!Fuera! ¡Fuera! ¡Fuera!”, les gritaban los viajeros. Lo cierto es que el gobierno fue sorprendido por la magnitud de la protesta y su extensión en todo el territorio nacional. Nunca pensó que con el control de los medios, ello podría ocurrir. Las FANB no podían enfrentar tantas protestas a la vez. Tanto que un soldado comentó, “llevo tres días sin cambiarme de ropa y sin ver a mi familia, ya no aguanto más”. Fue entonces cuando comenzaron a pedir refuerzos y llegaron los cubanos. •MILITARES VIOLADORES. Las torturas a que fueron sometidos los jóvenes detenidos en diferentes ciudades del país. En Valencia hay acusaciones de fuentes muy confiables de que varios jóvenes fueron “violados” analmente con fusiles. •GUERRA A MUERTE. No es el decreto de Bolívar. Se trata de los enfrentamientos que se observan en la Alcaldía de Valencia entre los chicos de Cocchiola. Por un lado Santiago Rodríguez, Daniel Perretti, Wilfredo Del Valle y Juan Carlos Cárpico, apodados “los terrófagos” y por el otro “los hijos del Politwico”: Iván López, Miguel Velásquez, Núñez Pino y Joel García. A Perretti lo tenían listo para botarlo de la jefatura de compras y lo salvó Cárpico. Según mi informante Estanislao Pachano hablan de desenmascarar a “los terrófagos”. Será desterrarlos, digo yo. •EN EL MERO COUNTRY. Extraña reunión se celebró en el Country de Valencia. Solo que su propósito real fue divulgado y entre altas personalidades presentes, se prendió un vaporón. Ramón Guillermo Aveledo, al enterarse del asunto, prefirió no venir. •A LO MACHO. Para la marcha del pasado martes en PDVSA, Pequiven y otras empresas del Estado hubo movilización de trabajadores lista en mano y con amenazas de despido. Muchos se negaron.


ABC de la Semana Edición 354