Page 1

Fue la ceremonia de transmisión de mando con el mayor número de delegaciones de alto nivel, superando el récord de 1988, cuando asumió Rodrigo Borja

Foto: Diego Cevallos

País

Los

El coronel Hugo Chávez, de Venezuela y el indígena Evo Morales, de Bolivia. Ambos, de discurso y acciones radicales serán aliados estratégicos de Correa.

huéspedes d Un

invitado especialmente significativo y polémico fue Mahmud Ahmadineyad, presidente de Irán. Enemigo frontal de los gobiernos de Estados Unidos e Israel, de quienes ha dicho que debieran “Desaparecer del mapa”. Su presencia en Quito dejó señales claras: el gobierno de Irán ve como amigo y socio petrolero al nuevo mandatario ecuatoriano. Los dos, a su vez, tienen una relación cercana con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien asumió su tercer mandato el miércoles 10. Estados Unidos, en cambio, envió a Carlos Gutiérrez, secretario del Depar-

tamento de Comercio. El gesto del presidente George W. Bush implicó, al parecer, un mensaje enfático al nuevo régimen ecuatoriano: el tema que más le preocupa al gobierno norteamericano es el comercio. Y en esto tiene mucho que ver el fracaso del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre nuestro país y Estados Unidos, pues, a diferencia de los mandatarios de Colombia y Perú, Correa ha dicho que no lo firmará porque “No traerá beneficios a los ecuatorianos”. Otro punto de tensión entre el gobierno entrante y Washington será la base de Manta, un enclave cedido por el gobierno

Fotos: Reuters

Nicanor Duarte, de Paraguay; Michelle Bachelet, de Chile, y Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil.

22 | E N E R O 1 9 | 2 0 0 7 |

El colombiano Álvaro Uribe junto al nicaragüense Daniel Ortega, quien estuvo en el país, en 1979 en un acto similar.

de Jamil Mahuad a Estados Unidos para el combate al narcotráfico y a la guerrilla. Correa ha dicho que esa base forma parte del Plan Colombia y que él no renovará la concesión en el 2009. Quizás por esas razones la Casa Blanca prefirió bajar de perfil a su representación. Al cambio de mando de la presidenta de Chile, en marzo de 2005, asistió la poderosa secretaria de Estado, Condoleezza Rice. El nombre lo dice todo. No obstante, la fría relación entre Correa y el régimen de Bush podría tener su contraparte si el nuevo Presidente logra mantener un contacto de alto nivel con los senadores norteamericanos, en especial con Harry Reid, el líder de la mayoría demócrata. En la visita que un grupo de legisladores de Estados Unidos hizo a Correa en diciembre pasado, Reid dijo que su país respetaba la elección de


CAMBIO DE MANDO

ECUADOR

2007

El mandatario iraní, Mahmud Ahmadineyad, busca acuerdos con el gobierno de Rafael Correa. El príncipe Felipe de Borbón, en su enésima visita a una transmisión de mando ecuatoriana.

Estados Unidos delegó al secretario de Comercio Carlos Gutiérrez, quien acudió acompañado de la embajadora Linda Jewell.

debió salir al frente para desautorizar a sus funcionarios y bajar la tensión. Perú es socio de Ecuador en la Comunidad Andina y apenas hace ocho años las dos naciones se reconciliaron tras casi medio siglo de una invasión fronteriza y posteriores choques armados. Michelle Bachelet fue otra invitada importante. Históricamente, Chile ha sido uno de los más efectivos aliados de Ecuador. Bachelet es socialista y su manera de concebir el manejo del Estado puede ser una guía para Correa. Un tratado de libre comercio está en los planes inmediatos de los dos gobiernos. Otro personaje que llegó a Quito fue Luiz Inácio “Lula” da Silva, presidente re-

Cada uno a su manera, dejó huellas. Señales y símbolos de lo que será la relación de sus gobiernos con el de nuestro país. El nuevo mandatario concentra la expectativa del mundo.

Fotos: Segundo Espín

Correa y éste respondió que la reunión le dejó un buen sabor porque fue “Muy cordial, respetuosa y franca”. El más incierto visitante, y cuya presencia o ausencia centró la atención regional, fue el mandatario colombiano Álvaro Uribe, quien finalmente llegó horas antes de la posesión. La relación entre Colombia y Ecuador ha ido deteriorándose desde que, en diciembre pasado, Uribe decidió, unilateralmente, reanudar las fumigaciones aéreas con glifosato cerca de la frontera común para exterminar plantaciones de coca. La acción ha sido rechazada en forma tajante por Ecuador, que ha elevado demandas ante las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos por la “guerra química” que Uribe ha emprendido contra los compatriotas de la frontera. La revista Semana, de Colombia, afirmó que “Asistir a la posesión de un jefe de Estado no es solo una norma de cortesía o protocolo. Es también una decisión de alto contenido político, sobre todo en el entorno latinoamericano actual. Y para Colombia sí que lo es hoy: tres vecinos, con los que Uribe trata de mantener relaciones cordiales en medio de dificultades políticas y diferencias ideológicas (Ecuador, Nicaragua y Venezuela) estrenaron mandatos”. Del otro lado están los presidentes de Venezuela, el coronel Hugo Chávez, y de Bolivia, el indígena Evo Morales. Ambos, de discurso y acciones radicales contra el gobierno norteamericano, serán aliados estratégicos de Correa, quien también mantiene tesis geopolíticas distantes a las de Washington. La presencia del mandatario peruano Alan García sirvió para el refuerzo de relaciones diplomáticas y comerciales que los dos países deben cuidar: durante la campaña electoral hubo desencuentros verbales entre voceros del gobierno de Lima y Rafael Correa. García

electo de Brasil e izquierdista moderado que ha logrado éxitos económicos en su gobierno. El presidente argentino Néstor Kirchner prefirió enviar a su vicepresidente al parecer para eludir un eventual encuentro con el presidente iraní. Correa piensa seguir las estrategias de Kirchner para solucionar la deuda externa y con Brasil consolidaría el proyecto de la carretera Manta-Manaos. Ellos fueron huéspedes de Correa. Cada uno, a su manera, dejó huellas, señales y símbolos de lo que será la relación de sus gobiernos con el de nuestro país. El nuevo mandatario, convertido en una esperanza de cambio, no solo concentra la expectativa nacional sino la del mundo: de lo que sea capaz de hacer dependerá su futuro político pero, sobre todo, el futuro de una nación a la que muchos miran con prejuicios y escepticismo. v Por Rubén Darío Bui t rón rubendariobui t ron@yahoo.com |ENERO 19|2007|

23

Huespedes  

Reportaje Vistazo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you