Page 1

Fotos: Diego Cevallos

País

La chaqueta sólo para la foto de Vistazo. Miguelito prefiere la comodidad y su madre Anne, no dudó en complacerlo.

Gente como uno La familia del presidente Rafael Correa está alejada de los lujos y la imponencia del poder. Ellos prefieren seguir siendo un núcleo sencillo y unido, y no vivirán en Carondelet

No hay

formalidades ni protocolos. El gato Dobby recibe a los visitantes en la sala de esta sencilla pero acogedora casa de dos pisos en Monteserrín, un barrio de clase media al nororiente de Quito. Anne Dominique Correa (quien acaba de cumplir 10 años) y Miguel (de cuatro) llegan buscando a su mascota. Su madre, Anne Malherbe, esposa del Presidente ecuatoriano, baja las escaleras con naturalidad, sin pizca de maquillaje y con un peinado sencillo, del que se encargó ella misma. Sus 38 años, recién cumplidos en diciembre, no se notan en su cutis claro. Tampoco tiene huellas del sol ecuatorial en su rostro. Su figura es delgada, reminiscencia de los tiempos en que practicaba gimnasia olímpica en Namur (sur de Bélgica), donde nació y creció. Su primera hija, Sofía, de 13 años re28 | E N E R O 1 9 | 2 0 0 7 |

cién cumplidos, heredó esa figura esbelta. Pero al contrario de su madre, ella quiere ser guitarrista, como su tía Brigitte, quien es profesora de guitarra clásica. Anne es la primera mujer europea cuyo esposo llega a la Presidencia del Ecuador, pero intenta que esta delicada función no altere la armonía de su hogar. Mantiene su sencillez y muchos de sus colaboradores cercanos la tutean. Anne está atenta de la salud de los escoltas que le brindan protección a su familia, como si se tratara de seres queridos. A pesar de todo, ciertos cambios son inevitables. “Tomé la decisión de dejar el trabajo (como profesora en el mismo colegio donde estudian sus hijos) por el bien de los propios niños. Veamos qué pasa más adelante, quizás el próximo año lectivo”. Si bien se mantiene en su decisión de

no hacerse cargo del Instituto Nacional del Niño y la Familia (Innfa), confiesa su deseo por trabajar “en lo que conozco”: un proyecto de guarderías para niños. Pero no hay nada estructurado al momento para dar cuerpo a su idea. Miguelito (Guito, como le dicen sus padres y hermanos al consentido de la casa) es un huracán con sus cuatro años. Anne entra en la cocina y le prepara una porción de canguil, fruta y leche y pide al niño, siempre en francés, que coma su refrigerio. Después del refrigerio, Miguelito decide convertirse en fotógrafo y estudia con atención la cámara digital con la que quiere retratar a su madre y hermanas. “Le encantan todos los aparatos”. Así de inquieto y curioso dicen que era su padre, Rafael, de pequeñito. Para la familia, estos son días de gran expectativa: Rafael Correa se aca-


CAMBIO DE MANDO

Sensible, cariñosa y aficionada a los animales, Anne Dominique de 10 años, es la encargada del cuidado de la mascota Dobby.

ECUADOR

2007

Sofía de 13 años heredó de su padre la afición por la música. Ella quiere ser guitarrista clásica como su tía materna, Brigitte.

Miguelito (Guito), el engreído de la familia. Un niño inquieto y curioso, como dicen fue su padre Rafael a esa edad. |ENERO 19|2007|

29


País ba de posesionar como presidente de la República. Por eso es que su casa está invadida por luces, cámaras y flashes. Los padres de Anne no vinieron a la ceremonia por consejo médico. Su mamá, Shantal Gosselin, tiene problemas de salud y el viaje de 24 horas sería muy pesado. No obstante, en el pasado ha venido en varias ocasiones, para ayudar a la menor de sus tres hijos. Quienes sí llegaron fueron sus dos hermanos, Michel y Brigitte, junto con Sophie, la hija de Michel, quien es ahijada de Rafael Correa. En la delegación de Bélgica viene el ministro de Cooperación, Armand De Decker, junto con un periodista resuelto a contar la historia de la joven de Namur que se convirtió en esposa del Presidente de un pequeño país sudamericano… n Por María B elén Arroyo marroyo@uio.vista zo.com

Foto: Segundo Espín

La familia Malherbe, que vino de Bélgica para acompañar a la esposa del Presidente en tan importante momento. Sus hermanos: Brigitte y Michel con su hija Sophie, quien es ahijada del presidente Rafael Correa, durante la posesión simbólica en Zumbahua.

El orgullo de la estirpe Con 101 años, el abuelo del presidente Correa desafió a los médicos para llegar a la posesión

V

einte años no es nada, dice el tango. Pero para Simón Valentín Delgado Cepeda, de 101 años cumplidos, volver a Ecuador luego de dos décadas de ausencia fue motivo de emoción, vino a presenciar la posesión de su nieto como Presidente. Valentín Delgado desafió el consejo médico y llegó con silla de ruedas, bastón y tanque de oxígeno para soportar la altura quiteña. Él reside en California, Estados Unidos, desde 1966. Camina con algo de dificultad, pero el tiempo no ha dejado huellas en su memoria. Recuerda con nitidez los nombres de las haciendas cacaoteras y ganaderas que administró en Los Ríos durante el apogeo de la pepa de oro, en las décadas de los 20 y 30. “Era un trabajo peligroso, había que evitar que se robaran las reses y el cacao. Un día supe que alguien me quería matar: lo mandé a llamar y le entregué el arma cargada… le dije: ‘Mátame cuando quieras’”. Tampoco olvida que su padre, Simón Delgado Gutiérrez, fue primo de Eloy Alfaro y capitán de las tropas alfaristas. Por paradojas del destino, estuvo emparentado con Leonidas Plaza Gutiérrez, liberal también pero enemigo de Alfaro. “Mi padre era hombre de honor, una vez fue garante en una deuda entre un amigo y el padre de León Febres-Cordero, en los tiempos en que la palabra valía más que un documento. Este amigo no cubrió la deuda y mi padre para cubrirla entregó una

30 | E N E R O 1 9 | 2 0 0 7 |

Simón Delgado vive en Los Ángeles, es hijo de un primo de Eloy Alfaro.

casa que tenía en la calle Rocafuerte, en Guayaquil”. De herencia familiar es el agudo sentido del humor. “Para mantenerme no fumo, no tomo ni ando en francachelas”. Con su esposa, Luz Isabel, cumplió 78 años de matrimonio. Al cumplir 75, recibieron la felicitación del presidente de Estados Unidos por su unión ejemplar, de la que nacieron seis hijos: la segunda, Norma, es la madre del Presidente. “Estoy orgulloso que mi nieto sea Presidente. Sé que quiere servir a su patria. Lo va a hacer bien”. No ocultaba su orgullo.


Foto: Segundo Espín

CAMBIO DE MANDO

ECUADOR

2007

La familia materna del presidente Correa. Los seis hijos de Simón Delgado y Luz Isabel Rendón, varios de ellos viven en el exterior y se volvieron a reunir durante la ceremonia de posesión. Foto: Lalo Calle

La norma de Correa Su madre, Norma Delgado, siempre creyó que llegaría lejos, aunque no a Presidente

“M

amá, gracias por hacernos sentir ricos, siendo tan pobres”. La carta que hace algunos años le escribió el mayor de sus hijos por el Día de las Madres, era hasta hace poco una de las cosas que más enorgullecía a Norma Delgado Rendón. “Siempre supe que llegarían alto, no pensaba que hasta la Presidencia, pero sabía que estaban preparados para triunfar, porque fueron criados con altos valores morales bajo el precepto del catolicismo y el amor a Dios, sabiendo que las cosas cuestan”, dice con emoción, al hablar de sus hijos Fabrizio, ingeniero; Pierina, arquitecta, y Rafael, economista, aunque sus ojos se nublan al recordar que hace mucho perdió a su hija menor Bernarda, cuando tenía 12 años. Nacida por casualidad en Vinces hace 72 años y criada en Guayaquil, confiesa haber luchado duro para sacar ade-

Confiesa que luchó duro para sacar adelante su hogar. “Sabemos lo que es la pobreza”.

lante el hogar. “Nosotros sabemos lo que es la pobreza, pero nunca desmayamos. Ellos en su inocencia buscaban la forma de cómo ayudar económicamente, pero yo les decía que la mejor ayuda era estudiando y siendo buenos. Lo que más les inculqué es que nunca mientan, porque eso es ser deshonestos. Pese a todo siempre me preocupaba que nunca les falte nada y no dejen

de cumplir sus sueños. Rafico (así llama al Presidente) soñaba con una bicicleta, no tenía cómo comprarla, vi un aviso del periódico que vendían una usada, la mandé arreglar, quedó como nueva y él cumplió su sueño”. “Sólo pido que lo dejen trabajar. Él nunca me ha fallado y sé que no le fallará al país”.

|ENERO 19|2007|

31

"Gente como uno"  

Reportaje Vistazo.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you