Vera+Crux nº 21

Page 1

ECCEECCE ECCEECCE ECCE

LIGNVM LIGNVM LIGNVM LIGNVM LIGNVM

CRVCIS... CRVCIS... CRVCIS... CRVCIS...

Volvemos con la ilusión, fe y confianza intactas y reforzadas, el pasado año iba a ser un año diferente para todos nosotros, pero las inclemencias meteorológicas nos privaron de nuestra mayor profesión pública de fe y no pudimos realizar estación de penitencia con nuestros Sagrados Titulares.

Durante los meses previos a la cuaresma y mientras dura esta, nuestra hermandad os hace participes a través de nuestra revista de cada uno de los actos cultuales y culturales de carácter religioso, además de las actividades de carácter social o benéfico.

Como novedades, dentro de los actos benéficos hemos tenido a bien organizar la lectura por parte del periodista Antonio García Barbeito sobre su cuento de navidad «El día que Jesús no quería nacer», en beneficio del comedor social San Juan de Ávila.

Por otro lado, como actividad que nos ha permitido recaudar fondos para sufragar los gastos derivados de los actos y para afrontar los proyectos previstos, se ha organizado el Primer Concurso de Paellas en las instalaciones de Envidarte cedidas por el Excmo. Ayuntamiento, además de las actividades que ya venimos organizando.

Me gustaría agradecer a las empresas colaboradoras y especialmente a los jóvenes y hermanos de nuestra hermandad y miembros de la junta de gobierno que con su trabajo, esfuerzo y dedicación engrandecen nuestra cofradía.

Si Dios quiere, este presente curso por fin estrenamos el charolado de nuestro paso al completo, ya que el año pasado no pudo ser, quedando aún pendiente la finalización del charolado de los faroles del paso y óleos del apostolado. Además, estrenaremos una estructura que nos permitirá portar a nuestro titular durante el viacrucis hasta su entronización por las calles de su feligresía y proximidades, que también será utilizado en el solemne besamanos y besapiés de nuestros Sagrados Titulares.

Número

COLABORACIÓN: 2 euros

Para conseguir todos estos propósitos, les pido su colaboración y ayuda desinteresada con la Cofradía, por ello necesitamos vuestra cercanía e ilusión. Y les doy las gracias por su comprensión y paciencia hacia cada una de las decisiones que nos veamos obligados a adoptar y que quizá no tengan la conformidad que todos deseáramos.

EDITA

Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz, Hermandad del Santo Cristo de Zacatecas y Santa María del Socorro, Madre de Dios y Señora Nuestra Parroquia de Santiago Apóstol - C/ Iglesia, 6 - 14550 Montilla (Córdoba) - ESPAÑA Correo-e: veracruzdemontilla@gmail.com http://www.veracruzdemontilla.com

- Dirección: Florencio Polonio Córdoba

- Maquetación: Francisco Arce Raya

- Redacción: Juan Antonio Prieto Velasco - Miguel Navarro MárquezMaría José Priego López - María Gallo Salazar

- Consejo Asesor: Fernando Suárez Tapiador - Guillermo Padilla Sánchez

- Fotografía: Chema G. Mármol (portada) - Archivo de la Cofradía - Carmina LeivaFrancisco Mira - Rafa Salido - Fernando Santos Urbaneja - Archivo RAC10

Imprime: Imprenta Gráfica MC - 14550 Montilla (Córdoba)

La Cofradía de la Santa Vera Cruz no comparte necesariamente las opiniones de sus colaboradores Prohibida la reproducción sin permiso escrito de los editores © 2023 Todos los derechos reservados.

ISSN 2254-1268 Depósito Legal CO – 232 - 2009

3
Editorial
Revista informativa de la Cofradía de la Santa Vera Cruz (MONTILLA) 21 - Año XX
3 4 8 15 18 29 33
Editorial......................................... Eco Parroquial............................... Reflexiones.................................... Opinión......................................... Noticias......................................... Reportaje...................................... Historia.........................................

Eco Parroquial

LA ÚNICA COSA NECESARIA

Queridos hermanos de la Cofradía de la Santa Vera Cruz y Santa María del Socorro. Nos encontramos en este precioso tiempo de conversión que es la Cuaresma, tiempo de oportunidad para cambiar, para convertirnos, para meditar dónde tenemos puesta nuestra mirada; tiempo, en consecuencia, para descubrir lo que no es importante y centrarnos en lo que sí lo es; tiempo, en definitiva, para vencer el mal que encontramos en nuestro propio corazón y que da origen al mal en el mundo. Por ello, en estos cuarenta días seguiremos o, al menos, querremos seguir muy cerca a Jesucristo en el camino de la Cruz, hasta llegar a su pasión, muerte y Resurrección y encontrarnos con Él, vivo y resucitado. Esto es precisamente ser cristiano, vivir de veras con Cristo vivo.

Para propiciar este encuentro juegan un papel crucial las hermandades y cofradías con sus Sagrados Titulares. ¡Cuánto podéis ayudar al encuentro con Cristo vivo y con su madre, María Santísima! Las imágenes de Jesús, todas ellas de gran hermosura y realismo, nos recuerdan la grandeza del Amor de Dios que entregó a su Hijo único, se lo arrancó de su corazón, para que con su muerte y resurrección diese vida al mundo, nos diese la vida a nosotros. Cuando uno contempla el Cristo de Zacatecas puede comprender aquellas palabras de San Juan de Ávila en el Tratado del Amor de Dios:

No solamente la cruz, más la misma figura que en ella tienes, nos llama dulcemente a amor; la cabeza tienes inclinada, para oírnos y darnos besos de paz, con la cual convidas a los culpados, siendo tú el ofendido; los brazos tendidos, para abrazarnos; las manos agujereadas, para darnos tus bienes; el costado abierto, para recibirnos en tus entrañas; los pies enclavados, para esperarnos y para

nunca te poder apartar de nosotros. De manera que mirándote, Señor, todo me convida a amor: el madero, la figura, el misterio, las heridas de tu cuerpo; y, sobre todo, el amor interior me da voces que te ame y que nunca te olvide de mi corazón. Pues ¿cómo me olvidaré de ti? Si de ti me olvidare, ¡oh buen Jesús!, sea echado en olvido de mi diestra; péguese mi lengua a los paladares si no me acordare de ti y si no te pusiere por principio de mis alegrías (Sal 136,5-6).

4
Fernando Suárez Tapiador y Guillermo Padilla Sánchez Párrocos de Santiago y Consiliarios de la Cofradía María, al pie de la Cruz, acepta su sufrimiento inconmensurable y lo ofrece como parte de la obra redentora de su Hijo.

Pues bien, ese precioso cuerpo, esa preciosa sangre que es derramada por sus heridas, especialmente de la herida de su costado y que con tantísima viveza contemplemos en este Cristo, está viva, real y sustancialmente en la Eucaristía. La Eucaristía, adorada y recibida, comprendiendo que todo Él, Cristo, el mismo que contemplo en esta preciosa imagen, es el mismo que recibo, y que lo recibo vivo, con su corazón palpitante de Amor, es un fuego capaz de transformar al hombre.

Es el fuego de un amor que inflama el mundo y realiza la conquista de todos los corazones con obras de amor y paz.

Por su parte, las imágenes de María nos recuerdan cómo Ella, siendo una criatura humana, pero ciertamente la más excelsa, se asoció a la pasión de su Hijo. María Santísima del Socorro nos muestra el sufrimiento de una madre, una madre que sufre lo indecible al ver a su Hijo crucificado, pero que acepta y se une al ofrecimiento de este; es decir, María se ha asociado a su Hijo en la Redención del mundo. ¿Y cómo será Ella el socorro, el socorro de nuestras vidas? Llevándonos hasta su Hijo, dándonos a su Hijo.

La Virgen María, contemplada en el paso procesional de esta cofradía de la Santa Vera Cruz, no solo está sufriendo por su Hijo, no sólo está amando con su Hijo, no sólo se está ofreciendo junto con su Hijo en la salvación del mundo, sino que es nuestro socorro porque nos está dando el socorro de nuestra vidas, que es Jesucristo. Nos lo está ofreciendo.

Y si hemos dicho que Jesucristo está vivo y realmente presente en la Eucaristía, María nos está llevando y nos está ofreciendo este manjar del Cielo. Si la Virgen tiene e pan de vida, no moriremos de hambre, es nuestro socorro. Podríamos mirarla y escuchar estas palabras que, muy apropiadamente para este paso procesional que contemplamos, escribe San Juan de Ávila en el sermón 12:

«Venid y comed del pan que yo concebí en mis entrañas, y del pan que yo parí» que antes que Dios encarnase en el vientre de la Virgen era vino puro, Dios justiciero, Dios de venganzas; pero después que lo concibió y parió, convídanos ella diciendo: «Venid, que yo os tengo a Dios humanado; ya os lo traigo hecho hombre blando. Venid, que no lo quiero para mí sola, sino para todos». Como un ama, cuando un niño no puede comer el pan, se lo moja en leche, para que esté blando y lo pueda comer, así la Virgen recibió a Dios puro, y dánoslo humanado para que, pues antes era pan duro, Dios justiciero, lo recibamos blando, Dios humanado. De manera que, pues la Virgen tiene el pan, no nos moriremos de hambre.

5
La Madre amorosa que encontramos en la Virgen María es el camino cierto que nos lleva a abrazar la Cruz y encontrarnos con Cristo.

Por ello es muy importante que, llegados a este punto, nos preguntemos: ¿cuál es el fin de mi hermandad? ¿Para qué todo cuanto organizamos? Es crucial que conozca y recapacite sobre el fin, pues de conocerlo e ir tras él se seguirán muchos bienes, o por el contrario de su desconocimiento u olvido no se alcanzarán tales bienes. El fin de mi hermandad no es otro, ni puede serlo, que acercar a los hermanos a Cristo vivo, conducirlos a recibir los sacramentos, a vivir en gracia de Dios, a asistir a la Eucaristía dominical para que el fuego del amor de Dios nos transforme… Todo lo que hacemos debe atender a este fin: el encuentro con Cristo. Si conocemos este fin, utilizaremos los medios proporcionados para llegar a él.

Ciertamente en este tiempo de Cuaresma son muchas las actividades, las horas de trabajo, los ensayos, el tiempo personal que se invierte en la hermandad. Puede ocurrir que a veces nos encontremos inquietos, preocupados, anteponiendo lo urgente a lo importante.

Puede ayudarnos leer estas palabras del Evangelio de San Lucas (Lc10, 38-42):

Yendo ellos de camino, entró Jesús en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Esta tenía una hermana llamada María, que, sentada junto a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Marta, en cambio, andaba muy afanada con los muchos servicios; hasta que, acercándose, dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola para servir? Dile que me eche una mano». Respondiendo, le dijo el Señor: «Marta, Marta, andas inquieta y preocupada con muchas cosas; solo una es necesaria. María, pues, ha escogido la parte mejor, y no le será quitada».

La única cosa necesaria es el encuentro con Cristo vivo, es decir, que los demás se encuentren con Cristo, que sus vidas se transformen y, para ello, es necesario que cada uno de nosotros nos encontremos con Él. ¿Por qué?, podríamos preguntarnos. Muy sencillo, porque si yo, cofrade, hermano, miembro de la junta de gobierno de la hermandad, etc., me encuentro con Él, con Jesucristo vivo, entonces pondremos los medios, usaremos los medios eficaces para que todo se dirija a este fin: el encuentro con Cristo, que está vivo en el Cielo y en la Sagrada Eucaristía.

Para ello organizamos todo lo que organizamos en Semana Santa, para encontrarnos con Cristo vivo en la Eucaristía y que este encuentro cambia nuestras vidas, con el deseo de que también cambie las vidas de los demás. Por ello salimos con nuestros titulares a la calle, para que las personas, conociendo a través de las imágenes que Dios nos dio a su Hijo y que hasta tal punto nos amó, den el salto para encontrarse con Él, vivo, en la Eucaristía, recibida en la Misa y adorada en el sagrario.

6
La fidelidad de María a Dios no acaba con la muerte de Jesús en el Calvario, sino en su testimonio de vida eterna.

La pregunta que podríamos hacernos es: ¿qué hace falta para ello? Humildad. Humildad, primero, para aceptar que Cristo vivo ha querido quedarse en este aparente trozo de pan, pero que no lo es, y que desde aquí quiere amarme, quiere dárseme por completo.

La pregunta que podría surgir de aquí sería: ¿acepto que Jesús, mi Señor, el que veo y amo en mi Sagrado Titular, está vivo realmente, con corazón palpitante, en la Eucaristía? Es un misterio de amor, pero verdadero y real. Humildad, segundo, para aceptar que Cristo vivo me ama a mí tal y como soy, es decir, conoce nuestras faltas, nuestros pecados, nuestros problemas, nuestras lágrimas, nos conoce, mejor dicho te conoce y te ama, y quiere ayudarte para negarnos a nosotros mismos, cargar con nuestra cruz y seguirle.

La segunda pregunta que podría surgir podría ser: ¿acepto ser amado por Jesucristo vivo, ahora? Y humildad, en tercer lugar, para aceptar que Cristo quiere cambiar mi vida, con su gracia, con su ayuda, si le dejo; quiere perdonarme, quiere limpiarme en el sacramento de la confesión; quiere alimentarme en la Eucaristía dándome todo lo que Él es y tiene, es decir, dándoseme Dios mismo por completo. La tercera pregunta que podría surgir sería: ¿acepto que Jesús quiere venir a cambiar mi vida, a perdonarme, a limpiarme…? ¿Le dejo que cambie mis esquemas? ¿Acepto su voluntad, sus mandamientos? Tan solo he de dejarle, Él no me deja solo.

Si comprendemos esto, si verdaderamente, en esta Cuaresma, tuviésemos la humildad de aceptar que la única cosa necesaria es el encuentro con Cristo vivo, que el fin de mi hermandad es propiciar este encuentro, todo cambiaría; por ejemplo, podríamos vivir con mucha más paz los contratiempos que sobrevengan, los problemitas que puedan surgir en la salida procesional o en la Cofradía. En esta perspectiva, el éxito de mi estación de penitencia no es la perfección humana, que todo salga bien, ni siquiera que me digan lo bien que ha salido todo.

No. El éxito de mi estación de penitencia consiste en que nos encontremos, al menos nosotros, con Cristo vivo. Para ello, muy sencillo, tenemos que desear este encuentro con Cristo; es decir, tenemos que desear vivir de veras con Cristo vivo. Esta es la única cosa necesaria, encontrarme de veras y vivir con Cristo vivo.

Que Nuestro Señor Jesucristo en esta Semana Santa que se acerca derrame su Amor, que nos dejemos acercar a Él y que María Santísima sea el socorro de nuestras vidas, nuestra Madre, que nos conduce, si se lo permitimos, a recibir a su Hijo vivo en la Eucaristía.

7
Los hermanos de la Vera Cruz se encuentran cada Martes Santo con Cristo, quien nos ama vivamente desde el madero, en cumplimiento de su promesa de Salvación.

Reflexiones

EN EL CORAZÓN DE LA MISIÓN

Mi experiencia con las monjitas de la Misión comienza cuando un día, en catequesis de confirmación, con Laura Navarro, nos cuenta que va a Cáritas a colaborar en las comidas para ellas, que al conocerlas le ha emocionado ver lo encantadoras que son y que se lo pasan genial bailando sevillanas con el «cura del Santo» –que justo para ese tiempo también llegaba a Montilla, su nueva casa, y todos estábamos encantadísimos con él–.

Al escuchar yo aquella bonita y divertida imagen que Laura estaba contando, le pregunté si yo podía ir también a aportar mi granito de arena, y con mucha alegría me dijo que… ¡claro que sí! Recuerdo que el primer día que fui era martes.

Ya llevaba días queriendo ir desde que Laura me lo dijo, pero justo ese día pensé que era el mejor para empezar a ir, ya que mi cofradía procesiona también el Martes Santo –y qué mejor ocupación para un martes que tener un gesto de «Caridad», advocación de la Virgen de mi Hermandad–.

He de reconocer que iba con un poco de vergüenza, de ahí mi demora a ir días antes porque no conocía a ninguno de los voluntarios que estaban allí, pero a los diez minutos de estar con todos me sentía como en casa.

Pocos minutos después, llegaban las hermanas, y, para mi sorpresa, todas rondaban mi edad, los 25 años.

Todas saludaban con una sonrisa, todo era alegría, cante, baile, cariño, fe, confianza, paz, risa, amor...

Aquel día, llegué como loca a casa, contándoles a mis amigos y familia la bonita experiencia que había vivido.

Los siguientes días de la semana, y hasta el final de su estancia aquí, en Montilla, quise aprovechar cada segundo estando con ellas y disfrutando de su presencia, por lo que las acompañé en Cáritas y en otras actividades.

8
Alba Ramirez Durán Voluntaria de la Santa Misión Un grupo de 50 misioneros del Instituto del Verbo Encarnado recorrió Montilla del 16 al 25 de septiembre en una misión popular bajo el lema «Salva tu alma». El Convento de Santa Ana abrió sus puertas excepcionalmente para dar cobijo a numerosos jóvenes en una velada de oración.

Y es que a su lado era increíble cómo se notaba la presencia de Dios y eso... no lo puedo explicar con palabras. Es tan magnífica la luz que desprenden.

Las que ahora son mis amigas, me invitaron a su casa de Italia, y no tardé ni tres meses en viajar para volver a verlas. El día a día con ellas no pudo ser más bonito, aprendí muchísimas cosas, conocí cómo eran sus vidas.

Fueron muy atentas conmigo, rezamos mucho y sentía a Dios muy presente en cada minuto y con cada acción del día. Fue una semana muy intensa. Para mí, conocerlas ha sido una de las experiencias más increíbles y bonitas que he vivido. A todas las considero mis amigas. Las quiero mucho y siempre las tengo presentes en mis oraciones.

No podría olvidar, gracias a la Santa Misión, a las maravillosas personas que tuve la suerte de conocer en Cáritas, aparte de Laura: María, Antonio, Miguel, Blanca, Gonzalo y Juan, entre muchos otros. Me consta que, para ellos, fue igual de gratificante la presencia de esta misión popular en Montilla.

Nosotros, y todos los que colaboramos en Cáritas durante la estancia de las monjitas en Montilla, pudimos darnos cuenta de que éramos nosotros

quienes debíamos agradecerles a ellos tantísimo la oportunidad que tuvimos de aprender y vivir. Durante esos días, formamos un gran equipo junto al grupo de personas maravillosas que diariamente trabaja en esta confederación.

Quisiera dar las gracias, desde aquí, a los «nuevos sacerdotes de Montilla», ya no tan nuevos, que están haciendo tanto bien a este pueblo y que tuvieron la magnífica idea de traer a Montilla esta Misión, que ha evangelizado nuestro pueblo. Dios quiera que, dentro de poco, algún día... Estas hermanas puedan tener una casa en nuestro pueblo.

9
La calles y plazas de Montilla se convirtieron en un hervidero de cantos, juegos y oraciones que tuvieron como epicentro la Basílica de San Juan de Ávila y las parroquias de Montilla.

Reflexiones

HAZME UNA CRUZ SENCILLA, CARPINTERO

¿A quién buscáis?

¿No eres tú uno de ellos?

¿Eres tú el hijo de Dios?

¿Qué acusación tenéis contra este hombre?

¿Y qué es la verdad?

¿A quién queréis que os suelte?

¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?

Y que al final os hablé de tres clases de Semanas Santas:

1.- La Semana Santa de los templos.

2.- La Semana Santa de las calles.

3.- La Semana Santa del corazón.

Es precisamente de esta última la que quiero ahora tratar. En cierto modo porque casi nadie se fija en ella.

Durante la Semana Santa vivimos días desbordantes, llenos de símbolos, de tambores y de cornetas que rasgan el cielo.

¿Hay algo más?

Sí, la Semana Santa del corazón, de cada corazón. Esta se vive en la intimidad, a solas, cada uno sabe cómo.

Queridos amigos de la Cofradía de la Vera Cruz de Montilla:

Quiero comenzar este breve artículo con el recuerdo, aún fresco, de la Exaltación del pasado año 2022 que tuve el honor de realizar. Recordaréis que la construí sobre siete preguntas:

Es procedente recordar los versos de un poeta: León Felipe.

«Hazme una Cruz sencilla, carpintero».

Ocurre que nosotros podemos ser carpinteros de nuestra Cruz.

10
Fernando Santos Urbaneja, natural de Carrión de los Condes (Palencia), estudió Derecho en Valladolid y es fiscal de la Audiencia Provincial de Córdoba desde 1988. Fernando Santos Urbaneja Exaltador de las Siete Palabras 2022

¿Cuántas cosas le queremos poner?

¿Cuántas cosas le queremos quitar?

Y cuál es la más valiosa:

¿La que más adornos tiene?

¿La que menos?

Son preguntas dirigidas directamente al corazón de cada persona, de cada creyente que afronta una nueva Semana Santa.

¿Nos hemos preguntado qué le falta a mi Cruz?

¿Qué le sobra?

Dejo las preguntas para meditación particular.

Os dejo también la opción de León Felipe:

Más sencilla… más sencilla. Sin barroquismo, sin añadidos ni ornamentos. Que se vean desnudos los maderos, desnudos y decididamente rectos.

«Los brazos en abrazo hacia la tierra, el mástil disparándose a los cielos.»

Que no haya un solo adorno que distraiga este gesto… este equilibrio humano de los dos mandamientos. Más sencilla… más sencilla… haz una cruz sencilla, carpintero.

11
En su exaltación, Fernando Santos hizo alusión a la continuada labor que desde el Derecho viene ejerciendo en defensa de las personas con discapacidad o con trastornos mentales.

Reflexiones

LAS MANOS QUE ASISTEN A NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO

A lo largo de todos estos años se ha ido completando su ajuar gracias a las aportaciones de distintos devotos y a la entrega incondicional de su primera camarera, mi madre, Soqui, fallecida hace ya 8 años. Desde la sencillez y la humildad, siempre supo servir a la Virgen; parte de su ajuar se debe a su incondicional devoción a la Virgen, que le llevó a coser algunas de sus vestiduras.

Gracias a ella, hoy soy una de las camareras de la Virgen del Socorro, junto a Mari Rosa, hermana de Soqui y tía mía. Ser camarera significa servir a la Virgen, dedicando, de forma totalmente desinteresada, parte del tiempo personal a sus cuidados, su veneración y la propagación de su devoción en todos los entornos posibles, con el finde que su mensaje llegue cada día a más corazones y más generaciones. Me siento feliz de poder prestar ese servicio a la Iglesia.

Son varias las vestiduras de las que dispone nuestra Santa Madre, una para cada ocasión. Como cada año, cuando llega el momento de ataviar a la Virgen del Socorro conforme al tiempo litúrgico, mi tía Mari Rosa, una de las hermanas más devotas, se encarga de tener todo listo para el momento en que nuestra Madre ha de cambiar su imagen.

Nuestra Santísima Madre del Socorro nos acompaña desde el año 2005, cuando la concibió la gubia del escultor Antonio Bernal. Desde este momento acompañó a nuestro Santísimo Cristo de Zacatecas en la procesión del Martes Santo. Una Virgen dolorosa, dulce y de una profunda belleza, en cuya expresión transmite ese amor incondicional que provoca la devoción de los fieles.

Esta vez ha tocado el cambio para Cuaresma y, antes de que llegue el vestidor, Paco Mira, nos ocupamos de que todo esté dispuesto y desde la casa parroquial trasladamos todo lo necesario: la saya, el chalequillo, las mangas, la cinturilla, el rostrillo, el tocado y, por último, el manto.

Un pañuelo para cada ocasión, su rosario y sus joyas; todo salvaguardado con afecto, porque Ella es merecedora de todo y más. Todo está listo.

12
El trabajo de las camareras de la Virgen del Socorro, aunque callado, es imprescindible para contemplar la imagen con el decoro y dignidad que la unción sagrada requiere.

Llega el momento de estar frente a su figura, esa imagen que despierta, al mismo tiempo, ternura, amor, sufrimiento, congoja y tristeza. Comienza ese instante mágico, que iniciamos con una oración a nuestra Santa Madre.

Antes de que el vestidor inicie su trabajo, Mari Rosa y yo, ante la dulce y afligida mirada de la Virgen, iniciamos la retirada de cada uno de los alfileres que tan sutilmente unen cada prenda, desarmando un magnífico trabajo anterior. Concluye una etapa, es momento de ataviar, una vez más, a la Virgen de cara al período de Cuaresma.

Una vez desvestida, sobre sus hermosas enaguas, el vestidor inicia su grandiosa labor. Todo un arte que nuestra Madre quiso darle a Paco, cuyo amor y pasión se deja manifestar a través de su trabajo. Comienza a cubrir las enaguas de la Virgen con la saya; un sinfín de alfileres que con cariño van dando forma a las nuevas vestiduras, en las que Paco expresa con maestría todo su talento. Para esta ocasión ha elegido la saya roja adamascada.

A nivel de su cintura, como por arte de magia, el vestidor coloca el fajín para realzar la figura y esbeltez de la Virgen. Continúa con las mangas y, por último, el tocado: la máxima expresión del arte de vestir a Nuestra Señora del Socorro. Este año ha elegido un tocado de tul; con singular sutileza, las manos de Paco logran dar forma a este tejido dejando al descubierto la enorme belleza del rostro de nuestra Señora. El arte de vestir culmina con la cuidada colocación del manto.

A cada paso se siente que nuestra Madre nos acompaña, nos abraza, nos transmite su Amor incondicional. Por último, las últimas piezas del atuendo: el pañuelo, el rosario y la diadema. ¡ESTÁS

HERMOSA, MADRE!

GRACIAS por permitirnos estar a tu lado en esta labor. Eres grandiosa. Nos despedimos con una

Ser camarera es mucho más que custodiar un ajuar; supone encontrarse con María cara a cara, entregarse a ella y presentarle las necesidades de todos los que la veneran.

oración: «Dios te Salve, María. Llena eres de Gracia. El Señor es contigo…».

Es el momento de guardar las vestimentas anteriores hasta que la próxima cita para el cambio de vestiduras nos lleve a revivir esta escena íntima ante la Santísima Virgen.

Mari Rosa se encarga de que todo esté en orden, recogido y limpio, pendiente de cualquier detalle para que nuestra Santa Madre brille más que nunca.

Es un privilegio indescriptible poder ocuparse de conservar y vestir la imagen de Nuestra Señora.

13

Reflexiones

MENSAJE DE CUARESMA DE LAS HERMANAS DEL CONVENTO DE SANTA CLARA

Por medio de estos hermanos hemos visto que la Providencia no nos abandona y, sobre todo,que tenemos una estrecha e inquebrantable amistad en el Señor, así como una obligación de rezar por ellos con cariño.

Por tanto, desde los muros de nuestra comunidad, os mandamos un abrazo fuerte y sabed que tenéis unas hermanas que os tienen presentes en la oración y están agradecidas por todo lo que hacéis. Ánimo y que el Señor os bendiga. Feliz Cuaresma y Semana Santa.

Nuestra fraternidad conoce a la Cofradía de la Santa Vera Cruz, del Cristo de Zacatecas y Nuestra Señora del Socorro desde hace ya unos años y sigue manteniendo una relación de amistad que está sostenida por la fe. Yo, aunque he llegado hace poco, siempre he visto a los que la forman muy cercanos, como si llevaran mucho tiempo o como de la misma familia. La hermandad tiene una imagen muy bonita y majestuosa de Cristo en la cruz, el Santo Cristo de Zacatecas, con su Madre, Nuestra Señora del Socorro junto a su cruz, y el trono de madera, austero, sin dorar y que expresa así el momento que representa.

La relación entre ellos y con nosotras es sencilla y me ha causado, desde que los he conocido, muy buena impresión, porque ver cómo se ayudan entre ellos y se ponen de acuerdo es llevar el carisma de la hermandad fuera de su ámbito. Los he visto ayudarnos con la venta de los dulces cuando parecía que iba a ser difícil vender algo y siempre con ánimos y su chispa de gracia, o cuando traían cosas de Cruz Roja…

14
La fraternidad, la pobreza y la alegría son los rasgos definitorios del carisma de las clarisas. La comunidad de clarisas franciscanas habita el Convento de Santa Clara desde 1525. Comunidad de clarisas del Convento de Santa Clara

CARTA ABIERTA DEL ANTIGUO JEFE DEL REGIMIENTO "CÓRDOBA" 10

Queridos hermanos:

Aunque Dios no me dio el don de la elocuencia, no quiero dejar pasar la oportunidad que nuestro Hermano Mayor me da para dirigiros estas sencillas, pero, os aseguro, sentidas palabras, para expresar nuestro más profundo agradecimiento por vuestra acogida y el cariño que tanto yo como mi mujer hemos recibido de vosotros y de la ciudad de Montilla.

Entre los años 2021 y 2022 he tenido el honor de ser el jefe del Regimiento Acorazado «Córdoba» 10 y, durante ese tiempo, lo he representado en todas aquellas ocasiones en las que, como Hermano Mayor Honorario de nuestra Hermandad, ha sido requerida nuestra presencia.

En el mes de diciembre de 2020 desembarqué en la ciudad de Córdoba, plaza en la que nunca antes había estado destinado, aunque la conocía con anterioridad como turista o realizando ejercicios en el Campo de Maniobras de Cerro Muriano.

La primera parte de mi mando estuvo marcada por la terrible pandemia que ha asolado el mundo, que tantas vidas ha costado y que tanto ha afectado a nuestras costumbres y a nuestro trato social. Debemos esforzamos para recuperar nuestras tradiciones y nuestra forma de ser y de relacionarnos, como antes de la epidemia.

15
Opinión
El RAC10, más allá del vínculo institucional que nos une y en calidad de hermano mayor honorario, contribuye a propagar la devoción hacia el Santo Cristo de Zacatecas y la Madre de Dios del Socorro. La relación con los mandos RAC10 fructifica en auténticos lazos de amistad.

Después, en el segundo semestre de 2021, iniciamos la preparación para las operaciones en el exterior que la Brigada «Guzmán el Bueno» X y, especialmente, nuestro Regimiento debían afrontar durante el año siguiente.

De esta forma, nuestros militares del Batallón de Carros «Málaga» han desplegado en dos ocasiones en Letonia, durante todo el año 2022, en el marco de la misión de disuasión de la OTAN en el flanco norte de la Alianza; y el Grupo de Caballería «Almansa», también parte del Regimiento, en El Líbano.

He de recordar especialmente la recogida de productos de primera necesidad que llevó a cabo la cofradía para ser enviados a El Líbano, país al que, por motivos personales, me une una especial relación.

Este material fue distribuido por el personal de nuestra Brigada «Guzmán el Bueno» X y, más concretamente, por nuestros jinetes del Grupo de Caballería «Almansa» durante su despliegue entre los meses de mayo y noviembre por aquellas tierras. No olvidemos que son parte de Tierra Santa y que sus caminos han sido pisados por los pies de Nuestro Señor Jesucristo y su Santísima Madre.

Esta ayuda humanitaria ha servido, además de satisfacer necesidades básicas en un país con una profunda crisis económica, para que nuestros soldados se ganen los corazones y las mentes de aquellas gentes, lo que puedo asegurar que se consigue en cada una de las rotaciones de tropas españolas que despliegan, no solo en El Líbano, sino en todos aquellos lugares donde hay presencia de nuestras Fuerzas Armadas.

Es precisamente a partir del segundo semestre de 2021 cuando se pudieron recuperar, al menos parcialmente, nuestras actividades habituales y, con ello, iniciar el contacto con la Cofradía de la Vera Cruz.

16
El coronel Martínez González, martillo en mano, llama a los costaleros para que sean los pies del Señor y la Virgen en la estación de Penitencia. Bajo el mando del coronel Martínez, ahora nuestro hermano Chema, se realizó la Misión solidaria Montilla con el Líbano.

El estrecho vínculo entre el RAC10 y nuestra cofradía se refuerza cada año con la escolta de los gastadores y los banderines de la BRI X, a la que pertenece.

El Regimiento ha participado en todas aquellas ocasiones en las que ha sido posible. Recuerdo especialmente la procesión del Martes Santo de 2022, que desgraciadamente no pudimos realizar por causas meteorológicas, con la consiguiente frustración de todos, pero con la esperanza de poder sacar a Nuestro Cristo de Zacatecas este año por las calles de Montilla.

Para mí, que era un gran desconocedor de la importancia de las hermandades y cofradías en el entramado social de Andalucía, reconozco que ha sido un gran descubrimiento la labor que muchas de ellas desarrollan; no solo desde el punto de vista puramente religioso, razón de ser de las mismas, sino

también por ser un elemento clave en la vertebración de la sociedad o prestando ayuda a los más necesitados, entre otras actividades.

En mi caso particular, conocí en Montilla a un extraordinario grupo de personas, que nos acogieron, a mi esposa y a mí, con tanto cariño y calidez que hizo que, desde el primer momento, quedáramos prendados de esta maravillosa ciudad y de sus gentes.

Tanto es así, que nos hemos hecho hermanos de la Vera Cruz, con la esperanza de volver a Montilla cuando nos sea posible.

De todas estas personas, tanto de la anterior Junta de Gobierno como de la actual, de otros hermanos, así como de mi querido alcalde, Rafael Llamas, guardo un sincero y profundo sentimiento de amistad y, os puedo asegurar, que os tenemos entre nuestros mejores amigos y compañeros.

Solo me queda rogar a nuestro Cristo de Zacatecas y a Su Santísima Madre, la Virgen del Socorro, que os bendiga y os proteja, a vosotros y a vuestras familias, y os pido que, de vez en cuando, recéis por España, por el Rey y por las Fuerzas Armadas.

Un fuerte abrazo de vuestros hermanos Jocelyne El Khoury y José María Martínez González.

17
El pasado Martes Santo la Banda de la BRI X interpretó su repertorio en el interior de la Parroquia.

Noticias

GARCÍA BARBEITO SOBRE LAS TABLAS DEL TEATRO GARNELO PARA CONTAR EL DÍA QUE JESÚS NO QUERÍA NACER

La voz rotunda y sencilla al mismo tiempo del periodista y escritor hispalense Antonio García Barbeito resonó desde las tablas del Teatro Garnelo el pasado 9 de diciembre para contarnos lo ocurrido El día que Jesús no quería nacer.

Este es el título del cuento de Navidad que el mismo García Barbeito relató a todos los que se acercaron hasta el Teatro Garnelo para colaborar con el Comedor Social San Juan de Ávila.

El acto fue presentado por nuestro hermano Antonio Luis Jiménez Barranco, quien comenzó con una breve semblanza del autor sevillano, quien también pregonó la Semana Santa de esta ciudad en 2010. A continuación, intervino el coro del Colegio La Asunción, que con sus voces angelicales pusieron la nota flamenca al acto con unos entrañables villancicos interpretados magistralmente.

No pudo tener mejor preludio la lectura de un cuento que nos plantea la Navidad de forma muy diferente. Según narró, o mejor dicho recitó, García Barbeito, pareciera como si la noche de Nochebuena en la que había de nacer nuestro Salvador, Jesús se resistía a hacerse carne y venir a este mundo en el que todos, hasta las figuritas del portal de Belén, estaban, como no podía ser de otra manera, esperándolo.

Esta voz inconfundible nos ayudó a adentrarnos en el verdadero significado que para los cristianos tiene celebrar el nacimiento de Cristo y su misión redentora.

Los beneficios del acto, organizado en colaboración con el Excmo. Ayuntamiento y por Lagar Los

Raigones, se destinaron íntegramente al Comedor Social «San Juan de Ávila», que realiza una extraordinaria labor solidaria en nuestra ciudad.

Tanto el importe recaudado con la venta de entradas y la fila 0 como lo obtenido de la venta de los ejemplares del cuento y su versión musicalizada fue entregado a los responsables de esta obra social con el objetivo de que pudieran continuar ejerciendo la caridad en un momento, como las fiestas de Navidad, en que las necesidades más básicas son más acuciantes si cabe.

Al concluir el acto, Antonio García Barbeito agradeció a los asistentes su presencia, gracias a la cual muchas familias montillanas tendrían una Navidad algo más feliz, aunque es nuestra cofradía la que estará siempre agradecida al autor de El día que Jesús no quería nacer por su generosidad sin límites, en prenda de la cual nuestro hermano mayor le hizo entrega de un cuadro de nuestros Sagrados Titulares.

18
Tras la lectura de su cuento, Antonio García Barbeito recibe agradecido un recuerdo de nuestros Sagrados Titulares de manos del hermano mayor.

Noticias

EL COMPLEJO ENVIDARTE ACOGE EL I CONCURSO DE PAELLAS

Numerosos montillanos se dieron cita el pasado sábado 11 de febrero en el complejo municipal Envidarte en el marco del I Concurso de paellas organizado por nuestra cofradía con la colaboración del Excmo. Ayuntamiento de Montilla.

El concurso supone una nueva apuesta gastronómica que se suma al ya tradicional perol campero, que este año va por su tercera edición. Hasta siete cocineros amateur, con sus pinches y ayudantes, participaron en este certamen culinario donde el arroz y la carne fueron los ingredientes protagonistas de las siete paellas, cuya valoración estuvo a cargo de un jurado presidido por la chef montillana Eva Millán, semifinalista de la primera edición del talent show culinario Masterchef.

Las bases de este primer concurso establecían la carne como ingrediente principal de exquisitos arroces con conejo, costillas, magro o pava, que hicieron las delicias de cuantos comensales allí se congregaron.

No en vano, tras ser presentadas al jurado, todas las paellas se emplataron y agotaron en apenas unos minutos. Afortunadamente y apelando a la paciencia del público, se pudieron servir nuevos arroces, ya fuera de concurso, que mitigaron el rugir de los hambrientos estómagos que aguardaban su ansiada ración.

El jurado valoró la presentación, el sabor, la textura, la originalidad en el uso y combinación de los ingredientes, así como la limpieza y el orden durante el cocinado, que se prolongó tres horas. El equipo liderado por el venenciador montillano José Carlos Márquez Galindo se alzó con el primer puesto, seguido por el equipo de José Luis Cano, ganador

del segundo premio, y del equipo de José Manuel Márquez Repiso «Repi», que mereció el tercer puesto y la mención a la mejor presentación.

Asimismo, el equipo de Rafael Reyes se hizo con la mención al chef y pinches mejor equipados y José González Torres con la mención del público, que pudo elegir por votación popular la mejor paella.

El grupo flamenco-fusión Al compás del paladar amenizó la sobremesa con un repertorio que invitaba bailar, muy entregados, a los asistentes, mientras los más pequeños disfrutaron de los juegos en un castillo hinchable.

Queremos agradecer desde estas líneas la colaboración de todas la empresas y entidades colaboradoras que han hecho que el concurso haya sido un gran éxito: Excmo. Ayuntamiento de Montilla, Automatismos ITEA, Cooperativa La Aurora, Frutas Carpio, Lagar Los Borbones y Centro Veterinario Doggos.

19
El equipo formado por José Carlos Galindo y Tomás Gómez se alza con el primer premio del I Concurso de paellas.

LA COFRADÍA PENITENCIAL DE LA SANTA VERA CRUZ

Devota Hermandad del Santo Cristo de Zacatecas y Santa María del Socorro, Madre de Dios y Señora Nuestra

Dedica a sus Amantísimos Titulares el próximo 31 de marzo, Viernes de Dolores, a partir de las 20:00 horas, en su sede canónica y Parroquia Mayor de Santiago Apóstol,

SOLEMNE VENERACIÓN

Sábado de Pasión, 1 de abril a las 20:00h.

SOLEMNE VÍA CRUCIS

DE TRASLADO Y ENTRONIZACIÓN del Señor Crucificado de Zacatecas por las calles del Barrio de la feligresía.

20

LA COFRADÍA DE LA SANTA VERA CRUZ

canónicamente establecida en la PARROQUIA

MAYOR DE SANTIAGO APÓSTOL

en cumplimiento del Artículo IV.1.b. de su Estatuto y Regla realizará el próximo día 4 de abril, Martes Santo

ESTACIÓN DE PENITENCIA

acompañando a sus Sagrados Titulares

Santo Cristo de Zacatecas y Santa María del Socorro, Madre de Dios y Señora Nuestra

Dará comienzo a las 20:00 horas y tomará el siguiente itinerario: Iglesia, Gran Capitán, José de los Ángeles, Corredera, Puerta de Aguilar, Ortega, Fuente Álamo San Francisco Solano, Fernández y Canivell, Escuelas, San Juan de Ávila, Plaza de la Rosa, Arcipreste Fernández Casado e Iglesia, concluyendo a las 00:30 horas en el templo parroquial de Santiago.

21

Noticias

EL III PEROL CAMPERO SE CONSOLIDA COMO JORNADA GASTRONÓMICA

INELUDIBLE EN CUARESMA

La parte alta del recién remozado mercado de abastos acogió el pasado 11 de marzo el tradicional perol campero organizado por la Cofradía de la Vera Cruz, que este año ha alcanzado su tercera edición.

Este evento gastronómico se ha convertido en una cita ineludible durante la cuaresma montillana en la que devotos, cofrades y amigos se reúnen para degustar uno de los platos más auténticos del tiempo invernal: las migas con panceta, chorizo y huevo frito.

A pesar de lo laborioso que resulta elaborar este sencillo y humilde manjar, los hermanos de la Vera Cruz se afanaron gran parte de la mañana en voltear y remover las migas para que el numeroso público que allí se congregó pudiera disfrutarlas en su punto óptimo y parece que así debió ser, habida cuenta de que se agotaron las raciones que pudieron prepararse a partir de más de 60 panes.

La novedad de esta tercera edición de nuestro perol fue el cuenco artesanal en que se sirvió el plato campero, elaborado en un taller alfarero de la vecina

localidad de La Rambla. Como es también habitual, acompañamos las migas con unas jugosas naranjas, que sirvieron para abrir el paladar al momento dulce de la tarde, pues también se pudieron adquirir las especialidades de cuaresma elaboradas por las hermanas del cercano Convento de Santa Clara.

Ciertamente, el perol campero es ya un punto de encuentro para todos los amigos de nuestra cofradía que, en nombre de nuestros titulares, se reúnen para pasar una jornada de convivencia alrededor de los fogones que se alargó hasta bien entrada la noche. No en vano, se hizo necesaria la recena; mientras los mayores participaban en animadas tertulias, salieron de nuestra cocina casi 150 montaditos.

La colaboración de diferentes empresas y entidades de Montilla, con el Excmo. Ayuntamiento a la cabeza, ha resultado imprescindible para que esta actividad consolide el éxito que la gran afluencia de público ha evidenciado en estas tres ediciones. Así se hace hermandad.

22
El equipo de cocina del perol campero, sin parar de remover, se afana para que los comensales degusten las migas en su punto. La cita gastronómica congregó a numeroso público que pudo disfrutar una jornada de convivencia en torno a los peroles.

LA CRUZ, SÍMBOLO DE AMOR Y ENTREGA, CENTRA LA REFLEXIÓN

DURANTE EL SOLEMNE QUINARIO

Como es habitual cada año en el calendario de nuestra Cofradía, el pasado Miércoles de Ceniza, 22 de febrero, los hermanos y devotos de la Santa Vera Cruz nos reunimos para dar inicio a los cultos en honor al Santo Cristo de Zacatecas y a Santa María del Socorro, Madre de Dios y Señor Nuestra, en la Parroquia de Santiago Apóstol.

Este Solemne Quinario se ha convertido un año más en una de las celebraciones más importantes de nuestra Cofradía, pues no solo nos ayuda a consolidar nuestra relación fraternal como hermanos entorno a la mesa del Señor al presenciar el sacrificio real de Jesucristo, sino que también se convierte en una oportunidad única para acercarnos al misterio de la Cruz: un símbolo, una señal que nos marca de por vida a todo cristiano y ante la que estamos llamados a responder con valentía y decisión.

A lo largo de los cinco días en los que han tenido lugar dichos cultos, se nos ha puesto de manifiesto por parte de nuestros párrocos y consiliarios D. Fernando Suárez y D. Guillermo Padilla, que la Cruz es símbolo de amor y de total entrega.

Valores que hemos de tener siempre presentes para poder transmitirlos, tanto dentro de nuestra hermandad como fuera de ella, a todas aquellas personas que viven alejadas de la fe o que no han tenido la suerte de experimentar el amor de Dios como sí lo hemos podido experimentar nosotros al amparo y bajo la mirada de nuestros Sagrados Titulares. Desde la vocalía de Cultos se ha querido que los hermanos sean partícipes de manera activa en la liturgia de cada día, destacando este año de manera especial la participación y la implicación de los miembros del recientemente creado grupo joven.

La Fiesta de Regla cerró el Quinario el primer domingo de Cuaresma, 26 de febrero, con la solemnidad que caracteriza dicha celebración.

Durante la misa, presidida por D. Guillermo Padilla, fueron impuestas las medallas de la cofradía al Ilmo. Sr. D. José Miguel Fernández Romero, Coronel Jefe del Regimiento Acorazado Córdoba 10, a D. Moisés de Tena Murillo, Subteniente de Infantería del Regimiento Acorazado Córdoba 10 y a D. Eulalio Fernández Sánchez, gerente de la Universidad de Córdoba y exaltador de las Siete Palabras del presente año, por su piadosa colaboración con esta hermandad.

Para tal ocasión se contó con el acompañamiento musical de la Camerata Ipagro de Aguilar de la Frontera, que con su cuidada selección de piezas musicales ayudó a engrandecer aún más dicha celebración.

23 Noticias
El nuevo coronel jefe del RAC10, D. José Miguel Fernández, recibe la medalla de la cofradía a título honorífico durante la Función de Regla.

Noticias

LAS CÁMARAS DE ANDALUCÍA EN SEMANA SANTA DESGRANAN

LA HISTORIA DEL CRISTO DE ZACATECAS

El Cristo de Zacatecas, titular de la Cofradía de la Vera Cruz, ha centrado las miradas del programa de Canal Sur Televisión Andalucía en Semana Santa. Cuando aún resuenan en su capilla los ecos de la visita del Señor de la Vera Cruz al Museo Nacional del Prado en el marco de la exposición Tornaviaje: Arte iberoamericano en España, la venerada imagen del Cristo de Zacatecas ha despertado el interés de un equipo de la televisión autonómica andaluza que se desplazó hasta Montilla el pasado 18 de enero con el fin divulgar a todos los andaluces las singularidades de esta imagen y la especial devoción que los montillanos le tributan.

Andalucía en Semana Santa es un programa de la radiotelevisión pública de Andalucía que en esta Cuaresma ha iniciado la emisión de su tercera temporada de la mano del periodista Enrique Romero y que fue galardonado el pasado año con el Premio Andalucía de Periodismo en la modalidad de televisión.

Según reza en el sitio web del programa: «Este año y como novedad principal, el programa va a contar, de manera cronológica, la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús y, para eso, sus ya característicos reportajes y expertos van a enriquecer la narración, con la divulgación de detalles poco conocidos por el público no especializado y curiosidades».

El equipo de televisión quiso hacerse eco de esta imagen viajera que llegó a Montilla gracias a la gran repercusión mediática que supuso su reciente visita al Museo del Prado y también a la gran cantidad de documentación existente en torno a esta efigie cristífera que atestigua su origen novohispano, así

como los materiales constructivos y las técnicas iconográficas.

El crucificado de la Parroquia de Santiago Apóstol fue protagonista de una jornada de grabación que dio comienzo por la mañana en Córdoba, en el Palacio episcopal. Allí, Dña. María José Muñoz López, historiadora del arte y directora del Museo y Biblioteca diocesanos, narró el viaje del Cristo de

24
Nuestro vocal de Comunicación ante las cámaras de Canal Sur para divulgar la historia del Cristo de Zacatecas.

Zacatecas a Madrid para participar en la exposición Tornaviaje, en el cual ejerció las labores de correo, junto a nuestro hermano Antonio Luis Jiménez, para verificar que el traslado se realizaba en óptimas condiciones.

Además, centró su intervención en describir la imagen del Señor desde el punto de vista históricoartístico, así como los aspectos constructivos e iconográficos que la hacen tan especial. Por la tarde, fue la sede canónica de nuestra cofradía la que recibió al equipo de televisión ante el cual, nuestro vocal de Comunicación, Juan Antonio Prieto, ofreció en su capilla, algunas pinceladas sobre los orígenes de la

Cofradía de la Santa Vera Cruz en el siglo XVI y la llegada del Cristo de Zacatecas desde el Virreinato de Nueva España (hoy México) en 1576 de la mano del indiano Andrés de Mesa y su posterior donación a la cofradía.

Además, el equipo tuvo ocasión de tomar imágenes en el Archivo parroquial de una muestra de importantes documentos en los que queda patente la dilatada historia de la cofradía y su importancia en el contexto religioso de la Montilla de los siglos XVI y XVII: inventarios, capellanías, codicilos testamentarios y otros manuscritos con los nombres o las rúbricas de personajes ilustres de la cofradía como Andrés de Mesa, su esposa Francisca Cortés, Mateo Sánchez Solano (padre de nuestro insigne patrono) o Diego de Alvear y Ponce de León.

La oportunidad que nos ha brindado Canal Sur con este reportaje ha permitido dar a conocer al panorama cofrade de nuestra comunidad el inmenso valor del patrimonio que atesora nuestra hermandad. El Cristo de Zacatecas no es solo una imagen que despierta la devoción más profunda en sus fieles, sino que además es una obra de arte de singular belleza que ha despertado el interés de los expertos y de los medios de comunicación y que los montillanos tenemos el privilegio de ver recorrer las calles de nuestra ciudad cada Martes Santo.

En el interior del archivo parroquial, el periodista Miguel Ángel Moreno se interesa por la

25
El equipo de Andalucía en Semana Santa toma imágenes de detalles de la capilla del Cristo de Zacatecas, donde se venera la imagen del crucificado. documentación que atestigua la historia de la cofradía.

Noticias

EL PROFESOR EULALIO FERNÁNDEZ SÁNCHEZ PRONUNCIARÁ

LA EXALTACIÓN DE LAS SIETE PALABRAS

2003, este antiguo sermón es sacado de la liturgia propia de los días de Semana Santa para adoptar un nuevo formato en el que también pueden ser los laicos quienes nos hagan partícipes de la grandeza de su mensaje.

Así, a lo largo de los veinte últimos años, hemos podido escuchar a personalidades de distintos ámbitos compartiendo cada uno de ellos con nosotros su particular enfoque a la hora de reflexionar sobre estas Siete Palabras de Cristo.

Y aunque cada Exaltación ha tenido sus diferentes matices en función de la personalidad y profesión de quienes las han pronunciado, todas han coincidido en su fin: mover nuestros corazones ante la celebración del misterio de la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor.

En esta cuaresma de 2023, el responsable de hacernos partícipes de este testimonio evangélico será el nuevo gerente de Universidad de Córdoba, Eulalio Fernández Sánchez.

Nacido en Añora en 1970, nuestro exaltador es licenciado en Filología Inglesa por la Universidad de Granada (1993) y doctor por la de Córdoba (1997), a cuyo Departamento de Filología Inglesa y Alemana pertenece.

De nuevo, con la cuaresma, la Cofradía de la Santa Vera Cruz, siendo fiel a sus estatutos, convoca a sus hermanos y devotos para escuchar y reflexionar sobre los siete testimonios orales que, según los Evangelios, Nuestro Señor pronunciara ya clavado en la cruz. Y como viene siendo habitual desde que se retomara la actividad de esta centenaria cofradía allá por el año

Desde entonces ha centrado su actividad investigadora en la lingüística y la etimología cognitiva, en la psicolingüística y en la enseñanza de lenguas extranjeras a personas con discapacidad. Asimismo, es académico correspondiente por su pueblo natal en la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba.

26
El pasado mes de febrero, D. Eulalio Fernández, de visita en Montilla para conocer a nuestros Titulares, firma el libro de visitas de la Casa de San Juan de Ávila.

Eulalio Fernández ha compaginado su actividad docente e investigadora con la gestión universitaria. Ello le ha llevado a ostentar el cargo de decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Córdoba entre 2009 y 2017. Previamente, entre 2003 y 2009, ya había estado al frente de dos vicedecanatos diferentes de este mismo centro universitario. Y en los últimos años ha estado dirigiendo la Cátedra Córdoba Ciudad Mundo.

Finalmente, desde el pasado año, Eulalio está al frente de la Gerencia de la UCO. Este ente administrativo, promovido por el nuevo rector Manuel Torralbo, sustituye al Vicerrectorado de Coordinación, Gestión de Recursos y Planificación Estratégica, y tiene la función prestar estos mismos servicios de manera conjunta tanto al personal docente investigador, como al de administración y servicios y al alumnado, aunando así la planificación de los tres estamentos que conforman la institución universitaria. En lo personal, hemos de reconocer que desde que nos pusimos en contacto con él en pasadas fechas para ofrecerle la responsabilidad de pronunciar la Exaltación de las Siete Palabras, Eulalio, no solo aceptó gustoso esta propuesta, sino que además nos ha venido dando gratas muestras de cariño e interés por esta Cofradía y por nuestro pueblo.

Así lo ha manifestado en las ocasiones que nos ha visitado acompañado de su esposa Agustina, y en las que ambos han podido conocer de cerca nuestro templo parroquial y otros enclaves de Montilla, como la casa de San Juan de Ávila.

De momento, cuando escribimos estas líneas, quedamos a la espera de que el próximo viernes 24 de marzo el profesor don Eulalio Fernández Sánchez suba al presbiterio de la Parroquia de Santiago para pronunciar su Exaltación de las Siete Palabras ante las imágenes del Santo Cristo de Zacatecas y de Santa María del Socorro.

27
En nuestra sede canónica, acompañado por nuestros consiliarios, el exaltador quedó asombrado por la imponente imagen del Señor de Zacatecas, ante la cual glosará las Siete Palabras. D. Eulalio Fernández junto a la singular cruz de guía que abre el cortejo procesional del Martes Santo.

Noticias

EL QUE QUIERA SEGUIRME QUE CARGUE CON SU CRUZ Y ME SIGA

«Bienvenidos todos a este grupo de preparación para recibir el sacramento de la Confirmación. Que el Señor de Zacatecas y su Santa Madre, María del Socorro, nos iluminen a tomar las decisiones correctas para confirmar nuestra fe y ser mejores cristianos»

Con esta oración encomendándonos a nuestros sagrados titulares, comenzábamos el pasado 19 de noviembre la preparación de un grupo de jóvenes para recibir el sacramento de la Confirmación y afianzar la fe. Este grupo está formado por siete jóvenes pertenecientes a esta Hermandad, todos mayores de edad.

Las reuniones se llevan a cabo cada dos semanas, los sábados a las siete de la tarde en la casa parroquial de Santiago. Son impartidas por la vocal de cultos y evangelización, María José Priego, bajo la supervisión de nuestros consiliarios y siguiendo el método Youcat. Esta vocalía es consciente de lo importante que es para un cristiano recibir los sacramentos, por eso animamos a los hermanos a formar parte de estos grupos de formación en años posteriores y así poder

cumplir una de nuestras metas, fortalecer cada día más la fe y el acercamiento al Señor y a su Santa Madre y que la estación de penitencia sea un encuentro intimo con nuestros Sagrados Titulares.

Youcat nos enseña que la Confirmación fortalece y complementa la obra del Bautismo recibiendo los dones y las gracias del Espíritu Santo, nos arraiga más a Cristo y así poder entender y vivir más profundamente su pasión, muerte y resurrección abrazándonos a su Cruz sin avergonzarnos, difundiendo y defendiendo con fe la palabra de Cristo.

Nos une más a la Iglesia como testigos de Cristo, su palabra y su obra. Y nos ayuda a entender las cuestiones de la fe católica. Las reuniones se complementan con otras actividades religiosas como la misa dominical, los retiros de Adviento y Cuaresma o el reciente quinario en honor a nuestros titulares. Un valor añadido es The Chosen (Los Elegidos), una serie cristiana que narra la parte más auténtica e íntima de la vida de Jesús.

28
El método Youcat da respuesta a las cuestiones más importantes de la fe, de forma breve y comprensible. El grupo de jóvenes se prepara para recibir el sacramento de la Confirmación.

MONTILLA SE SOLIDARIZA CON EL LÍBANO

Desde el año 2008 la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz de Montilla tiene como Hermano Mayor Honorario al Regimiento Acorazado «Córdoba» nº 10. Este hermanamiento conlleva compartir actividades entre ambas entidades durante todo el año, donde en ocasiones los hermanos de la Vera Cruz asistimos a la base de Cerro Muriano invitados a sus actos castrenses y, recíprocamente, los mandos y componentes del Regimiento se acercan hasta Montilla para participar en las distintas actividades que la hermandad organiza.

Durante el año 2022, la Brigada «Guzmán el Bueno» X, en la que está integrado el Regimiento, rotaba en la misión que Naciones Unidas mantiene en El Líbano. Esta misión lleva por nombre FINUL (Fuerza Interina de Naciones Unidas para el Líbano) en castellano, aunque es más conocida como UNIFIL (United Nations Interim Force In Lebanon). Tiene como objetivo mantener la paz en el sur del país y cooperar con las autoridades gubernamentales en distribuir la ayuda humanitaria a este país que atraviesa una gran crisis económica, política y social, agudizada por la explosión del puerto de Beirut, que tuvo lugar en 2020, lo que ha venido a agravar más si cabe la situación de la población libanesa.

Conocedores de tal situación, desde la vocalía de Caridad se propuso colaborar con la recogida de productos básicos, tales como alimentación infantil, material escolar y pañales de adulto y niño, para que nuestros cascos azules entreguen entre los distintos organismos y asociaciones libanesas.

Desde la hermandad enseguida nos pusimos manos a la obra. Solicitamos colaboración a papelerías,

farmacias, colegios, institutos, diversos establecimientos y, cómo no, a la población de Montilla. La respuesta fue favorable y unánime, aunque era un momento complicado pues todas las miradas solidarias estaban dirigidas hacia la cruel guerra de Ucrania. Pero Montilla supo responder a nuestra llamada y todas las puertas se nos abrieron para ofrecer su ayuda.

La acogida fue excepcional. A medida que íbamos recogiendo y almacenando todas las donaciones en la casa parroquial comenzábamos a ser conscientes de la generosidad de nuestros vecinos.

Nadie quería dejar de colaborar, hermandades y particulares se sumaron a la causa, hermanos de la Vera Cruz, e incluso parte de la Bolsa de Caridad de la Cofradía se destinó a este fin, siendo un rotundo éxito la recogida de bienes y productos.

Durante su posterior clasificación, aprovechamos la ocasión para hacer un recuento del material y alimentación recolectados.

29
Reportaje
Los integrantes de la BRI X desplegada en el Líbano hacen entrega del material recogido.

Aunque no es lugar de detallarlo al completo, sí queremos ofrecer algún dato para que los lectores conozcan la magnitud de la campaña: más de 120 paquetes de pañales de adulto, unos 175 paquetes de pañales de niño, 129 latas de alimentación infantil, 120 potitos, 145 paquetes de cereales, casi 80 productos de higiene íntima, 1 andador, 2064 cuadernos de escritura, 2971 bolígrafos, pinturas, lápices y ceras de colores, 417 gomas de borrar, 116 sacapuntas, más de 100 carpetas, 40 botes de pegamento, libretas, material de cura, acuarelas, reglas, mochilas, estuches y así un largo etcétera. Hasta alcanzar las casi 9000 unidades que supusieron un importe aproximado de 20.054,51 euros.

La primera parte de la misión solidaria en Montilla estaba cumplida, ahora quedaba por llevar a cabo la entrega del material en tierras libanesas. Efectivos de la Brigada se trasladaron hasta Montilla a recoger todo lo reunido en la Parroquia de Santiago, donde nuestro consiliario, D. Fernando Suárez Tapiador, lo bendijo antes de partir hacia El Líbano. ¡Llenamos un camión! No nos lo podíamos creer, durante la numerosa carga fuimos conscientes de la generosidad de Montilla y de la ayuda que se enviaba al sacrificado pueblo libanés.

La donación en El Líbano ha sido progresiva durante los seis meses que los soldados de la Brigada de Cerro Muriano han estado allí. Ellos han estudiado quégrupos, colegios o entidades estaban más necesitados y cuáles eran las familias más vulnerables, para realizar un reparto justo y equitativo entre los habitantes del sur de El Líbano.

La primera noticia de la entrega de parte del montante entregado se llevó a cabo dos semanas después de que el contingente llegase a El Líbano. En concreto, a un colegio se hizo entrega de material para los escolares más necesitados. El testimonio de un militar presente en la entrega lo dice todo: «han venido varios niños y, créeme, ver sus caras de ilusión ya me ha hecho que valga la pena estar aquí los seis meses… es

la primera donación y la verdad que es una experiencia increíble».

La segunda donación de la que tenemos noticia fue a la asociación Suq Al Khan,que se dedica a cuidar a niños y adultos con problemas de autosuficiencia, o con alguna limitación. Se les hizo entrega de más de mil pañales de diferentes tallas. Esta noticia nos hizo especial ilusión, porque en Montilla el centro de la Fundación Futuro Singular se había volcado con la iniciativa. Los usuarios y sus familias habían aportado sobre todo pañales y ha sido una experiencia muy especial saber que desde aquí se había ayudado a un centro de similares características.

30
La gran cantidad de material distribuido ha permitido paliar las necesidades de muchas familias y de cientos de alumnos de colegios libaneses.

Allí, en El Líbano, mantienen talleres donde fabrican y venden collares, pulseras, etc. con fines humanitarios para las familias más vulnerables de aquella sociedad, o que están faltos de los medios básicos para cuidar a estos familiares.

El día 31 de julio se hizo entrega a la Cáritas de Kleyaa, asociada a la parroquia maronita de San Jorge, de productos de alimentación infantil, de higiene y material de primeros auxilios. Durante el acto de entrega de la donación, se hizo hincapié, por parte de los soldados españoles, en la importancia de este envío solidario. Por su parte, el representante de Cáritas de aquella región libanesa, Bassel Khoury, subrayó la vocación altruista de su entidad en la

atención a los más necesitados y agradeció la solidaridad de la sociedad española. Dio las gracias a las entidades que les habían ayudado y mostró su firme voluntad de apoyar e impulsar el desarrollo de El Líbano.

Pasaron los días y la misión llegaba a su fin, y con ella también las entregas del material montillano. A mediados del mes de octubre se hizo una nueva entrega de material escolar al colegio público de Ain Arab.

Asimismo, hubo una donación al Social Development Center de Hasbaya,en la que se incluyeron pañales y alimentación infantil, con el fin de auxiliar a la población de Hasbaya.

Del mismo modo, se hizo donación a la Cáritas de Marjayoun-Hasbaya, de pañales, alimentos infantiles y material de cura; y al Social Development Center de Meiss El Jebel, de pañales de adulto y niño, junto a una partida de alimentación infantil.

Tengo dudas de cómo terminar de escribir este artículo. Se me viene a la memoria el recuerdo de los días de la preparación de la misión solidaria y la recogida en Montilla, que fue una experiencia inolvidable. Especialmente las visitas a los centros escolares, fue una verdadera lección de solidaridad

31
La ayuda de los centros educativos de Montilla ha sido indispensable para el éxito de la misión solidaria. Las farmacias fueron una pieza clave para recoger productos de alimentación infantil y pañales. El centro de la Fundación Futuro Singular, sus educadores y familias se volcaron generosamente con la campaña de recogida.

la transmitida por los niños de Montilla, que habían abierto sus huchas para invertir sus ahorros en comprar material escolar para los niños libaneses.

Es impresionante este gesto de quienes tienen a su alcance todo lo que necesitan con solo pedirlo y, a pesar de su corta edad, son conscientes de que hay niños en otras partes del mundo que no pueden disponer de material tan básico como un bolígrafo o un cuaderno para ir al colegio.

También ha sido una buena ocasión para que los docentes de los centros escolares explicaran a los alumnos el problema libanés, su ubicación en el mapa del mundo, y hablarles de aquella interminable guerra; de hacer en la radio escolar un programa dedicado a El Líbano, y otras tantas iniciativas que han trascendido la labor solidaria emprendida y secundada por todos.

Así, mil experiencias más que, en definitiva, se resumen en la implicación de un pueblo en ayudar a otro, en cómo Montilla ha puesto su granito de arena para cooperar con El Líbano, en dar sentido –una vez más– a la vocalía de Caridad de la hermandad de la Vera Cruz. Montilla ha vuelto a demostrar

nuevamente su espíritu solidario y en exteriorizar la mejor imagen que se puede dar de un pueblo.

Desde la hermandad solo nos queda dar las gracias a todas las personas que lo hicieron posible, y a los militares de la Brigada «Guzmán el Bueno» X, al que pertenece nuestro Regimiento hermano, que ha hecho posible la entrega de toda la solidaridad montillana en El Líbano, a la par que ha vuelto a cumplir con su misión de mantener la paz y el orden internacional en el sur de aquel bello país. ¡Gracias!

32
El teniente coronel de caballería Manuel Alberto Jiménez-Rider firma un acta de donación tras hacer entrega de material a uno de los social development centers.

Reflexiones

HACE VEINTE AÑOS

Notas para la memoria de la reorganización de la Cofradía de la Vera Cruz

Se cumple el vigésimo aniversario de la reorganización de la hermandad de la Vera Cruz, motivo que me ha impulsado a escribir estas notas sobre nuestra historia más reciente.

Para la presentación de este ilusionante proyecto fue elegido el día 28 de febrero de 2003, cuando se presentó el proyecto de restablecer la antigua corporación que rendía culto al Santo Cristo de Zacatecas y Ntra. Sra. del Socorro ante la ciudadanía montillana. El acto, previo a los cultos cuaresmales, tuvo lugar en la parroquia de Santiago, fue conducido por Carmina Leiva Repiso y contó con la intervención del entonces párroco, Manuel Vida Ruiz, del catedrático de la Universidad de Córdoba, Antonio García-Abásolo, y de la banda de cornetas y tambores de Jesús Preso.

Este sólo era el punto de partida oficial. En realidad, el origen de reanudar los cultos al Crucificado había surgido dos años antes, cuando la imagen viajó hasta Córdoba para participar en una exposición organizada por la cofradía del Cristo de Gracia «El Esparraguero» y patrocinada por CajaSur, que llevó por título Imaginería indígena mexicana. Una catequesis en caña de maíz y tuvo lugar en la desacralizada iglesia de la Magdalena.

Por tal motivo, el Señor de Zacatecas fue descolgado de las cadenas que lo mantenían inaccesible en el presbiterio parroquial desde 1965. Fue una verdadera oportunidad para las generaciones más jóvenes el poder contemplar a corta distancia tan preciada efigie de Cristo clavado en la Cruz.

Dada la repercusión mediática provocada por aquella partida temporal a Córdoba, varios feligreses

propusimos al párroco Juan Navas Sánchez(+) la iniciativa de reanudar los cultos cuaresmales del singular Crucificado en las fechas que antaño se celebraban. Así sucedió, y la acogida fue extraordinaria. Por ello, propusimos al párroco la creación de un grupo parroquial de devotos del Santo Cristo cuyos fines serían promover anualmente los cultos en su honor y cooperar con la parroquia a

33
Antonio Luis Jiménez Barranco Espacio que pasó a ocupar el Cristo de Zacatecas tras las reformas del Concilio Vaticano II hasta que retornó a su capilla tras la reoganización de la hermandad.

largo del año litúrgico. La iniciativa prosperó y se constituyó la asociación parroquial bajo el título de la «Santa Vera Cruz».

Aquel mismo año, la asociación organizó varias actividades cultuales y culturales con motivo del 425 aniversario de la llegada del Cristo de Zacatecas a Montilla. Pronto, el nuevo grupo humano quedó plenamente integrado en la vida parroquial de Santiago y en apenas unos meses alcanzó el centenar de simpatizantes. Por ello, ante la buena acogida que aquel proyecto experimentaba, tras la Semana Santa de 2002 se propuso al entonces párroco, Manuel Vida Ruiz, emprender los trámites oportunos para recuperar la antigua hermandad, así como sus fines y denominación, pues el Cristo de Zacatecas y Ntra.

Sra. del Socorro habían sido un referente de la piedad popular montillana desde el siglo XVI hasta mediados del XX.

Obtenida la conformidad del Vicario General, Carlos Linares Delgado (+), y el apoyo moral de los respetados sacerdotes Antonio León Ortiz y Cristóbal Gómez Garrido, se proyectó el acto de presentación de la Hermandad para los días previos al Miércoles de Ceniza de 2003, como hemos referido al comienzo.

A la par, se iniciaron las diligencias para la reorganización canónica de la cofradía, cuyos trámites llegaron a buen fin en marzo de 2005, con la confirmación episcopal y la aprobación de los

34
Altar de cultos improvisado para el Quinario Solemne de 2001, organizado tras el regreso del Cristo de Zacatecas de su participación en la muestra cordobesa de "Imaginaría indígena mexicana. Una catequesis en caña de maíz".

Estatutos, gracias a las gestiones y desvelos de nuestro consiliario, Miguel Varona Villar.

Fueron unos años de intensa actividad, años de tropezar, levantarse y reemprender el camino. Años de vértigo en los que se afrontaron las necesarias tareas que requería aquella oportunidad histórica: devolver a Montilla la imagen de Cristo Crucificado decana de su Semana Mayor y la esencia de su cofradía pasionista más antigua, la Vera Cruz, germen de los ritos penitenciales que originaron la religiosidad popular y el sentimiento cofrade en los amplios territorios de la Monarquía Hispánica.

Los objetivos propuestos de este período constituyente tuvieron una doble vertiente. De una parte, había que acometer la recuperación del escaso y maltrecho patrimonio que había resistido al medio siglo de ignorancia y olvido; a su vez, era determinante fundamentar con sentido histórico y forma estética el proceso de reorganización de la antigua corporación, además de rescatarlos elementos y matices básicos de su propia identidad, para que todo ello quedara plasmado en la regularización administrativa y legal de la cofradía, desde la perspectiva del siglo XXI.

La restauración de la hechura del Crucificado indiano fue el primer objetivo a cometer. No era tarea fácil,

dada la singularidad y características artísticas de las que se compone. Se apostó por una intervención científica en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada, emprendida por los especialistas Carmen Bermúdez y Pablo F. Amador, en los meses centrales de 2004.

A la par fueron restauradas por el orfebre local José Pedraza Luque la corona y potencias de plata. Por consejo de los restauradores, hubo que realizar una nueva cruz para el Cristo, que fue donada por Rafael Arroyo Pérez. Igualmente, se elaboraron unos clavos metálicos nuevos, fruto de la destreza y generosidad de José Manuel Aguilar. Poco después llegó la cartela del «INRI», que es obra y obsequio del artista Antonio Bernal.

También, ese mismo año se acometió la realización del nuevo estandarte (hoy bandera), cuya pintura fue donada por la artista montillana María José Ruiz. Por su parte, la confección en terciopelo verde y bordado en oro fino fue encomendada al cordobés Antonio Villar.

El año 2005 ocupó toda nuestra atención la Virgen del Socorro. El artista elegido para el estudio y restauración de la antigua imagen fue Antonio Bernal Redondo, que determinó la inviabilidad de recuperar la maltrecha efigie mariana de candelero, que se

35
Un momento de una de las visitas a Granada para conocer el proceso de restauración del Cristo de Zacatecas. Antonio Bernal ante el busto en terracota de la Virgen del Socorro.

encontraba en un estado deplorable, ocasionado por una desafortunada intervención en 1947.

Ante tal situación, se decidió encargar un nuevo icono de la Madre de Dios dolorosa al citado imaginero, el cual alojaría en su seno la cabeza y manos de la antigua, previa autorización de la autoridad diocesana.

Finalmente, la nueva efigie de Ntra. Sra. del Socorro fue bendecida el día 11 de diciembre, Domingo de Gaudete, de aquel año, por el canónigo arcediano de la S.I.C. de Córdoba, Fernando Cruz-Conde, en la que actuaron como padrinos los Condes de Prado Castellano, Miguel Ángel de Cárdenas y María del Carmen Jiménez-Alfaro, siendo ella nombrada asimismo Camarera de Honor de la dolorosa.

Del resto de bienes y enseres de la antigua cofradía tan sólo se pudo recuperar parte del ajuar de la anterior imagen de la Virgen de Socorro (que hoy luce la actual cotitular), además de la Cruz de Guía, que en los años 60 del siglo XX había sido depositada en la casa de San Juan de Ávila. Esta original pieza será restaurada por Rafael Portero de la Torre en 2012.

La otra gran inversión material a la que se hizo frente fue la construcción de un nuevo trono para nuestros Sagrados Titulares. De líneas tardorrenacentistas, su diseño está inspirado en el retablo de la capilla sacramental de la parroquia de Santiago. Está realizado en madera de ukola que fue donada por Miguel Castro Cruz (+). Por su parte, la campana de llamar a los costaleros fue aportada por Rafael Salido Sánchez.

En paralelo a esta intensa actividad, hubo que acometer el complejo proceso de recomponer la idiosincrasia de la cofradía en sus cultos internos y externos. Se inició una campaña de búsqueda de documentación escrita y gráfica, así como de recogida de testimonios orales, tanto de montillanos que habían pertenecido a la extinta hermandad como de sus familiares y descendientes. Era necesario reunir la mayor información posible de aquellos longevos testigos que participaron del pasado más cercano de esta centenaria devoción.

De igual modo, fue indispensable la presentación de un informe histórico a las autoridades diocesanas para documentar la existencia de la primitiva cofradía

y su permanencia a través de los siglos sin que hubiera una interrupción temporal superior a cien años. La compilación de datos procedentes de documentos, bibliografía y testimonios fue fundamental para recabar numerosos detalles desconocidos, que nos permitieron conocer las distintas formas de venerar a nuestros Sagrados Titulares en los siglos pasados.

Todo ello nos ayudó a recomponer los diferentes cultos internos y externos, sus fechas y particularidades. Especial atención se prestó a la estación de penitencia, dado que es el acto religioso de mayor trascendencia y proyección de una cofradía. Se optó por recuperar todos aquellos matices característicos de las hermandades de la Vera Cruz, entre ellos, los colores distintivos tales como el verde oscuro, en alusión al «leño verde» (Lucas 23, 27-31), y negro como señal de luto por la muerte de Cristo.

Asimismo, se propuso un modelo de cortejo procesional donde predominara la austeridad, el recogimiento y la disciplina, acorde al «paso

36
Una de las primeras instantáneas tomadas a la nueva imagen de Ntra. Sra. del Socorro, aún en el taller de Antonio Bernal.

evangélico» que la cofradía representa y manifiesta públicamente por la calles de Montilla: Dios Hombre Salvador, exánime en la Cruz después haber pronunciado sus últimas Siete Palabras, sólo acompañado de su Madre –Stabat Mater dolorosa Iuxta crucem lacrimosa– quien nunca le abandona y en su agonía le socorre al pie del madero, un instrumento de suplicio y muerte que va a convertirse en el árbol de la vida y en símbolo universal del amor fraterno.

Es por ello que la estación de penitencia fue concebida en su más estricto significado, donde los hermanos penitentes tuvieran la oportunidad y el privilegio del anonimato que ofrece el cubrerrostro para acompañar a sus Titulares meditando interiormente la pasión y muerte de Cristo, bien alumbrando –y anunciando– el camino de la vía dolorosa montillana o portando sobre sus hombros el simpar simulacro del Calvario, cada Martes Santo.

Para revestir de mayor solemnidad y magnificencia el cortejo procesional se propuso la incorporación de una escolta militar al trono de los Sagrados Titulares, en consideración a los históricos honores regios que desde tiempo inmemorial han ostentado el Santísimo Sacramento y las sagradas imágenes de Dios y la Virgen en el reino de España.

Asimismo, se recuperó el toque de campanas propio que posee nuestro titular. Una composición sonora ideada en 1943 por el campanero y muñidor Francisco Gómez Vela «Frasquito el ciego», quien la denominó «Semidoble de Zacatecas» y estrenó en la salida procesional de aquel año.

Igualmente, recuperamos otro de los sonidos clásicos de la vida cotidiana en las calles y plazas de la ciudad, me refiero a las olvidadas campanas de muñir, que otrora anunciaba y congregaba al vecindario, ahora serían empleadas para ordenar el cortejo y advertir al vecindario el transitar de la estación penitencial.

Y así, envuelta de sobriedad, nostalgia y simbolismo, la Vera Cruz volvió a cruzar el pórtico del viejo templo jacobeo montillano para hacer estación de penitencia y manifestación pública de fe el día 11 de abril, Martes Santo, de 2006.

Fruto de la gran acogida que los montillanos mostraron en aquellos primeros años hacia la

estación penitencial, atraídos por el carácter ordenado y tradicional que se había manifestado en las calles de la ciudad, la cofradía reconoció a uno de los artífices de aquella simbiosis, como fue –y es– el Regimiento «Córdoba» nº 10, quien fue nombrado Hermano Mayor Honorario en cabildo general extraordinario de 11 de enero de 2008, y que desde entonces no falta a su cita anual con Montilla.

Con el paso de los años, la hermandad ha ido creciendo en su número de hermanos y devotos. Cada día que pasa nuestros Sagrados Titulares son más visitados y venerados, conocidos y reconocidos, no sólo en ámbito religioso sino también en el plano histórico y artístico.

Después de dos décadas, este hermoso proyecto de devolver a Montilla su cofradía penitencial más antigua aún no parece estar consolidado.

Queda mucho trabajo por hacer, además de mantener el compromiso de seguir remando todos a favor del afianzamiento de la hermandad, de respetar su personalidad e identidad que son los cimientos y pilares maestros de este edificio espiritual que –entre muchos– hemos logrado reconstruir, para que quienes contemplan al Santo Cristo de Zacatecas y a Ntra. Sra. del Socorro dentro o fuera del templo parroquial vea en sus rostros a Dios y a su bendita Madre y reconozcan en ellos el misterio de laz.

¿Lo conseguiremos o habrá que sucumbir ante la presión de intereses exógenos y demás caprichos personalistas en detrimento del común general que en estos veinte años nos hemos dado y aprobado según el ordenamiento canónico?

Nota: Por temor a olvidar el nombre de alguna de las muchas personas que han dedicado su tiempo, esfuerzo y recursos para hacer realidad el proceso de reorganización de esta cofradía, sólo me he limitado a citar a los consiliarios, artistas y donantes principales.

37
38
Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.