Page 1


EDITORIAL

galileo edici贸n 05


EDITORIAL • revista.galileo.edu

Bienvenido CEO de la Felicidad E

s un honor para la Universidad Galileo recibir a tan distinguida personalidad mundial, que a todos nos ha hecho vibrar con su historia de vida llevada a la pantalla grande. Usted, señor Gardner, es ejemplo de una lucha tenaz, disciplinada y constante de la celebración de la vida. Más allá de sus logros como emprendedor y exitoso empresario, lo más

importante es su búsqueda incesante de la felicidad, como el bien más importante de la humanidad. En la medida que individualmente alcancemos ese estadío, así será más fácil la convivencia entre todos los seres de la tierra. La educación es, sin duda alguna, la herramienta ideal para la construcción sólida de una sociedad menos confrontada y con más armonía. Señor Gardner, hoy Guatemala se siente afortunada con su llegada y para la Universidad Galileo, que durante 37 años ha promovido la revolución en la educación, usted representa una inspiración para continuar con nuestro objetivo de superación constante en la enseñanza superior. Nelson Mandela dijo: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”. Sobre todo durante las últimas décadas en que los países con mayores niveles educativos, ha provocado un desarrollo sostenible en todos sus habitantes. Un elemento fundamental para alcanzar la felicidad. Nuestro Rector, Dr. Eduardo Suger, fundó esta universidad bajo la siguiente premisa “Educar es cambiar

visiones y transformar vidas”. Y usted, señor Gardner, es testimonio de esa filosofía que fundamenta nuestra Universidad.

DIRECTORIO Rector Dr. Eduardo Suger Cofiño Vicerrectora Dra. Mayra Roldán de Ramírez Vicerrector Administrativo Lic. Jean Paul Suger

Producción, redacción, edición, fotografía, diseño y creatividad Pancho y Co y Comité Editorial de Universidad Galileo Esta es una publicación de Universidad Galileo de Guatemala www.galileo.edu

Julio 2015_

01/03


DELLA CASA

MEDICINAS Como parte de los nuevos aportes de la ciencia para el bienestar de la humanidad, la Universidad Galileo, a través de la Facultad de Biología, Química y Farmacia, realizó el I Congreso Centroamericano de Productos Naturales Medicinales, que contó con la presencia de disertantes nacionales e internacionales.

galileo edición 05


DELLA CASA • revista.galileo.edu

Imagínese no tener una farmacia y le aqueja un terrible dolor de cabeza. Piense en un malestar estomacal que le provoca dolor intenso. Es imposible siquiera considerar esa posibilidad, ya que prácticamente en todo el país se pueden obtener estas medicinas básicas, hasta en las tiendas de barrio más recónditas. Ahora bien, estos malestares no son nuevos, ya que desde el inicio de la humanidad se han padecido diversas enfermedades y los antiguos habitantes del planeta desarrollaron fórmulas para curarse, utilizando tan sólo los recursos que la naturaleza les podía ofrecer. “El uso de plantas con fines curativos es tan antiguo como el hombre mismo. Se tienen registros de que las culturas hindúes, chinas y egipcias las aplicaron, por ensayo y error, desde el 2700 a. C, según la página de la Asociación Naturista de Buenos Aires”, escribió la periodista Ana Lucía González de Prensa Libre, quien acudió a cubrir el evento y de quien reproducimos parte de su trabajo. “En la actualidad, por ejemplo, son ampliamente conocidas las propiedades del pericón para aliviar los dolores estomacales; del tilo y la valeriana como tranquilizantes, así como de cientos de plantas que desde los antiguos mayas han sido utilizadas para paliar enfermedades”. Hoy todo este conocimiento es el campo de acción de la fitoterapia o herbolaria, rama de la ciencia que estudia la utilización de las plantas y sus derivados con una finalidad terapéutica, ya sea para prevenir, aliviar o curar enfermedades, de acuerdo con el experto español Bernat Vanaclocha, de fitoterapia.net un sitio que cuenta con extensos estudios en este campo. Julio 2015_ 04/05


DELLA CASA

“El gasto per cápita de un alemán es de US$42.9 anuales en productos basados en plantas, 10 veces más que cualquier país europeo”, afirma Cáceres, le sigue Francia.

galileo edición 05

“Se busca mayor permeabilidad para reconocer los productos fitoterápicos y facilitar el registro de estos”, afirma el guatemalteco Armando Cáceres, químico biólogo e investigador. El médico argentino Jorge Alonso, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Fitomedicina, uno de los expositores del congreso, comenta que los principales objetivos de quienes integran este gremio es encontrar la solución a problemas de alta incidencia, entre estos, el síndrome metabólico, la diabetes, la obesidad y el ácido úrico. La herbolaria es un mercado en crecimiento en el mundo, a pesar de que su campo de investigación tiene mucho por descubrir. En el documento Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2014-2023, las estimaciones en el 2012 de los productos de materia médica china representaron US$83 mil 100 millones, un incremento de más del 20 por ciento respecto del año anterior. Y en el 2008, los usuarios estadounidenses pagaron US$14 mil 800 millones para adquirir productos naturales. La demanda de estas prácticas, por ende, aumenta. En Australia, por ejemplo, el número de visitas a profesionales de medicinas complementarias, acupunturistas, quiroprácticos y naturópatas se incrementó en más del 30 por ciento, de 1995 al 2005. En Guatemala se han encontrado cerca de 650 plantas para usos medicinales, aunque solo se han estudiado alrededor de 150. “El resto no las conocemos aún”, sostiene Cáceres.


DELLA CASA • revista.galileo.edu

LA RUTA VERDE La elaboración de un producto vegetal requiere de seis eslabones básicos antes de su presentación final a los consumidores. 1. Detección o etno-botánica. Investigación de campo. 2. Agrotecnología. Siembra del producto en forma masiva para que se coseche durante todo el año. 3. Validación. La planta o su extracto se somete a ensayos de laboratorio en los que se prueba la molécula aislada para explicar su mecanismo de acción. La etapa científica incluye pruebas in vitro, con animales y ensayos clínicos con humanos en grupos de control. 4. Formulación. Se experimenta para saber cuál es la mejor presentación del producto para su consumo: infusión, gotas, pomada, cápsula, comprimido, etcétera. 5. Fitofarmacia. La fórmula se lleva a escala industrial. 6. Fitoterapia. La aplicación del producto en pacientes y su comercialización. Julio 2015_ 06/07


DELLA DEPORTES CASA

Foto: Proyecto de los estudiantes

Ana Lucía Valle, Decana de la Facultad de Biología, Química y Farmacia de la Universidad Galileo, comenta que en varios países, como en Alemania, están en boga las boticas verdes, locales que venden productos naturales avalados científicamente. Estas preparaciones se agrupan en cuatro grupos principales: suplementos, herbolaria, cosmética y alimentos funcionales. “El gasto per cápita de un alemán es de US$42.9 anuales en productos basados en plantas, 10 veces más que cualquier país europeo”, afirma Cáceres, le sigue Francia. “Considero que esta es una tradición que nunca se perdió”, sostiene Cáceres, de acuerdo a la conferencia del experto Mahabir P. Gupta, de Panamá. Agrega, también, que el 60 por ciento de las ventas en el mercado se destinan al tratamiento de resfríos, dolores musculares y digestivos. En el país se tienen registradas 15 casas farmacéuticas que distribuyen este tipo de productos, una de estas con más de un siglo de antigüedad. El médico Alonso, quien disertó una charla sobre la fitoterapia en el tratamiento de la diabetes, resalta las bondades del ajo y la cebolla, y las hojas de arándano para combatir este mal. “Se debe tomar, conciencia para evitar el consumo exagerado de productos naturales, pues pueden causar complicaciones ya

galileo edición 05

que también hay plantas tóxicas”, indica Alonso. De las 155 drogas usadas para combatir el cáncer, el 47 por ciento es de origen natural, indica Cáceres, de acuerdo a la investigación de Gupta. En el país se tienen registradas 15 casas farmacéuticas que distribuyen este tipo de productos, una de estas con más de un siglo de antigüedad. “La investigación debe continuar en las selvas y en los bosques, allí está la respuesta a muchos tratamientos de cáncer que todavía no dan resultado”, afirma Alonso. Otro desafío es mejorar la cadena productiva, desde el cultivo artesanal hasta el agrocultivo, para que los Gobiernos puedan incentivar mejores prácticas para los pequeños, medianos y grandes productores.

“Se debe tomar, conciencia para evitar el consumo exagerado de productos naturales, pues pueden causar complicaciones ya que también hay plantas tóxicas”


PENDULO

NOVEL

CREACIÓN

Cuatro meses bastaron para que estudiantes de Ingeniería en Mecatrónica de la Facultad de Ingeniería de Sistemas, Informática y Ciencias de la Computación (FISSIC), crearan sus proyectos científicos, que tenían características aplicables para el desarrollo de un país. Fiel a los principios de la Universidad, la ciencia y la investigación al servicio de la sociedad. “Lo que buscamos es que los alumnos tengan un acercamiento con la física, investigación y experimentación que es muy importante en la ingeniería, por lo que hay una preparación en el primer semestre, donde a través de laboratorios y proyectos experimentales se trabajan las diferentes destrezas y competencias en los alumnos, necesarias para poder llegar a realizar los proyectos que estamos viendo”, indicó el Dr. Antonio León, Director del Departamento de Física. Por su parte, Ana Lucía Castellanos, participante en el concurso científico, destacó el nivel de exigencia del certamen. “Fue un arduo trabajo, y a la vez una gran experiencia. Somos muy pocas mujeres en el ámbito de la ingeniería y mi participación demuestra que las mujeres podemos”, dijo. Entre los cuarenta trabajos se presentaron soluciones de todo tipo, como la elaboración de un sensor que podría ser utilizado en el transporte colectivo para evitar las sobrecargas de pasajeros y así evitar accidentes. Asimismo, una prótesis que simulaba la acción de una mano controlada por una extremidad inferior, por medio de la que se podían realizar varias actividades, como tomar objetos y escribir. El proyecto ganador fue un control PID que tiene variedad de aplicaciones, principalmente en la industria y se puede encontrar alguna variante del control en los hogares como en los electrodomésticos, para disminuir el consumo energético.

LOS GANADORES • Primer Lugar: Análisis de Control PID • Segundo Lugar: Sistema de Seguridad Industrial en Empresas para el Siglo XXI • Tercer Lugar: Tueste Óptimo de Café guatemalteco mediante Análisis Termo-Acústico. Julio 2015_ 08/09


GRAVITACIÓN

DE LUZ CHRIS GARDNER, EL CEO DE LA FELICIDAD. galileo edición 05 04


GRAVITACIÓN • revista.galileo.edu

Chris Gardner, cuya vida inspiró el famoso filme “En busca de la felicidad”, visitó Guatemala y en exclusiva a la Universidad Galileo. El llamado “CEO de la felicidad” viaja por el mundo compartiendo su increíble historia de vida, cuyos episodios extremos incluyen haber dormido en los servicios sanitarios del metro de San Francisco, hasta convertirse en un millonario corredor de bolsa.

Julio 2015_

10/11


GRAVITACIÓN

S

u risa irrumpe por toda la sala. Es franca, estruendosa y sin inhibiciones. El dueño de esta sonrisa mide más 1.90 metros, es moreno y porta una playera negra de manga larga, un pantalón gris y zapatillas imitación de piel de leopardo. No tiene calcetines, pero no le importa que su piel se exponga al sentarse frente a varios comunicadores en la conferencia de prensa ofrecida en la sede de Universidad Galileo. El público y los periodistas quedaron impávidos ante la enorme luz que irradia este afroamericano. No era para menos. Su nombre: Christopher Gardner. Su profesión: no tiene trabajo (dice entre risas). Su apelativo: el CEO de la felicidad. Dice que cuando la historia de su vida alcanzó fama mundial, con la adaptación del filme “En busca de la Felicidad”, protagonizada por Will Smith, afamado actor del celuloide, se dio cuenta de la razón de haber sufrido tantas vicisitudes hasta alcanzar el éxito era repartir felicidad y esperanza por el mundo. Y es que su historia tiene el dramatismo de haber dormido en los baños del metro de San Francisco, acompañado de su pequeño hijo de año y siete meses, hasta convertirse en millonario producto de su ardua labor en el ámbito financiero. Su vida es más que una película, ya que la realidad es más dura que la propia producción, que de suyo se ha convertido en un filme de apoyo didáctico en el mundo para desarrollo humano y empresarial. En la película el niño coprotagonista tiene más de cinco años. “Se hizo de esta manera para facilitar los diálogos y poder contar la historia más fácilmente.

galileo edición 05

Mi bebé era de pañales, apenas podía con él, ya que todos los días me tocaba conseguir leche, comida, abrigo, casa. Todo”, dice reflexivo con la ayuda de un intérprete. El citado filme es un drama que desarrolla la historia de un emprendedor que invierte todos sus ahorros en unas extrañas máquinas para el análisis de huesos a principios de los años 80 en San Francisco, California, Estados Unidos. Con ilusión Chris Gardner y su esposa comienzan la aventura. Sin embargo, el ansiado éxito choca contra una supuesta venta fácil de este producto, que nunca llega. Las máquinas no se venden y el dinero comienza a terminarse y ya no puede cumplir con los necesidades más ingentes de su familia, pagar la renta,


GRAVITACIÓN • revista.galileo.edu

“Se hizo de esta manera para facilitar los diálogos y poder contar la historia más fácilmente. Mi bebé era de pañales, apenas podía con él, ya que todos los días me tocaba conseguir leche, comida, abrigo, casa. Todo” comida y demás. “Odié esas máquinas por muchos momentos, pero créanme que también las amé, ya que cuando vendía una de ellas me daban un respiro para obtener dinero. En ese entonces pensaba que sólo era efectivo, pero con el tiempo me di cuenta que eran los pequeños incentivos que día a día tenemos en nuestra vida para seguir adelante, pero que no los valoramos de manera adecuada”, agrega. La esposa de Chris Gardner lo abandona y se queda solo con su pequeño hijo. Durante la conferencia de prensa una periodista aborda este tema, que si bien no se ventila del todo en el filme, incluso pareciera invasivo para una persona cuya vida es pública. Con una amplia sonrisa responde con una pregunta “¿Cuántos de ustedes proviene de madres solteras o de padres solteras, o tienen un hogar cercano con esa condición?”, inquiere. Muchas levantan la mano en señal de afirmación de pertenecer a ese grupo. “Lo más importante para mí es que esa mujer luego me dio otra niña. Uno suele equivocarse varias veces. En la película no aparece, pero lo volvimos a intentar a pesar del abandono del cual fui objeto, junto con mi pequeño, y producto de ello tengo a mi preciosa princesa. Así es la vida. Lo que recuerdo constantemente es el regalo de mi ex esposa de dos hijos. Nada más. El resto no vale la pena”, agrega. En la conferencia de prensa se encontraba entre el público la licenciada Reyes, una orgullosa mujer indígena que no tiene parte de un brazo, pero que le sobra arrojo y corazón para afrontar su condición y salir adelante, a pesar de las adversidades de su vida como mujer proveniente de la extrema pobreza y con capacidades diferentes. A su ingreso a la sala Chris Gardner pareciera adivinar todo ello y se funde en un abrazo con la Licenciada Reyes, quien es Directora del Programa de Desarrollo Humano, de Universidad Galileo. La sensbilidad nuevamente aflora, cuando se sienta frente a los periodistas y ubica a una pequeña niña de doce años entre el público. “Tú te has escapado del colegio hoy. Tus padres no han de saberlo”, dice en broma. El padre de la niña que la acompaña explica en un fluido inglés que la niña no podía creer que iba a conocerlo, Julio 2015_

12/13


GRAVITACIÓN

así que prácticamente no durmió el día anterior, pero que de igual forma están en período de vacaciones. Chris la llama para que se siente junto él y, ante la ausencia de preguntas iniciales, por lo impávido de la audiencia, comienza un diálogo público con la pequeña admiradora, cuya madre es periodista y no se encontraba presente por razones de trabajo. “Una de las cosas más grandes que pasó en mi vida es cuando mis hijos me dijeron que era un buen papá. Eso ocurrió cuando ya podían hablar, pero es el mayor incentivo que he recibido por años. Ahora bien, en la película hay una parte en que mi hijo dice que quiere ser basquetbolista y yo le digo que busque otro oficio. En la vida real ocurrió, cuando ya había alcanzado parte del éxito. Se adaptó para que el relato fuera más dramático. Años más tarde, mis hijos deciden hacer cada uno su carrera profesional. Una es decoradora de interiores y el otro se dedica a diseño de páginas web, o algo así. ¿Qué son esas carreras?, ¿para qué sirven?, me pregunté más de una vez”, dice. “Les afirmo, dejen a sus hijos alcanzar el sueño que tengan, no importa si nosotros los padres ni siquiera lo comprendemos. Los sueños no se comprenden, sólo se concretan. Ahora bien, sea lo que sea que elijan que sean el mejor, que luchen por alcanzar serlo. Probablemente no lo logren del todo, pero en la búsqueda constante de la excelencia, sin duda alguna alcanzarán el éxito”, subraya. El filántropo y empresario es dueño y CEO de la firma Gardner Rico LLC, que tiene oficinas en Nueva York, Chicago y San Francisco. “Yo fui objeto de maltrato infantil y de violencia intrafamiliar, ya que mi padrastro era alcohólico. Y esas palabras de que podía ser el mejor y que lograría alcanzar todo lo que quisiera me las repitió mi madre constantemente. Y vean el poder de la palabra. Sin duda alguna es por ello que hoy estoy frente a ustedes”, dice. Asimismo, agrega que se deben romper las cadenas que arrastraran a generaciones y los condenan a no tener éxito. Y parte de la fórmula es la pasión, la constancia y la disciplina en todo lo que se realice. “Aquello pequeño, con pasión, inevitablemente se vuelve grande”, dice. galileo edición 05

Durante la conferencia de prensa, su estruendosa risa es una constante, así como las repetidas bromas, incluso al justificar por qué no lleva calcetines. “Tengo bonitas piernas que lucir”, sugiere, levantándose aún más el pantalón. Antes de fundar su propia firma, Gardner escaló, paso a paso, posiciones en la exigente industria financiera de Estados Unidos, pues laboró en Dean Witter Reynolds y en Bear Stearns & CO. Luego, en 1987, inicia su empresa “Gardner Rich” en Chicago. Gracias a su labores altruistas de apoyo a diversas organizaciones que trabajan contra el maltrato familiar, así como las personas sin hogar y en la educación financiera, en el otoño del 2010 la AARP lo nombra Embajador de “Persuit of Happiness”, entidad que cuenta con unos 40 millones de integrantes en todo el mundo.

“Aquello pequeño, con pasión, inevitablemente se vuelve grande” La fórmula para alcanzar la felicidad, dice Gardner es sencilla, ya que tiene principios como perseverancia, constancia y disciplina, pero todo ello no podría realizarse sin una pequeña palabra: fe. Con esa mezcla sin duda alguna se alcanzará el éxito en cualquier cosa que se emprenda. “Que si ya alcance la felicidad, me preguntan, estoy en constante búsqueda de ella. Y no se trata de dinero, sino de actitud y de enfoque ante la vida. Mi madre me decía: si quieres jugar en un equipo de básquetbol, ve y entrena duro. Si quieres ser el dueño del equipo, ¡ve y estudia en la biblioteca!”, enfatiza.


GRAVITACIÓN • revista.galileo.edu

Julio 2015_

14/15


CONTRALUZ

Esta es la historia de Laura Reyes, quien proviene del occidente del país, de Tecpán, Chimaltenango. Ha superado con creces grandes obstáculos como sus capacidades diferentes, su condición de mujer indígena y provenir de la extrema pobreza. De caminar descalza, a ser candidata a la vicepresidencia de Guatemala; de ser rechazada en la escuela primaria por la falta parcial de un brazo, ahora es abogada y notaria, tiene dos maestrías, actualmente aspirante a obtener el título de Doctorado en Administración Pública y Políticas Públicas.

LAURA REYES,

“LA GUERR galileo edición 05


CONTRALUZ • revista.galileo.edu

RERA” Julio 2015_

16/17


CONTRALUZ

L

aura era una niña inquieta, que jugaba con el viento en su natal Tecpán, al occidente del país. Corría y corría como un incansable perico ligero. Nació con una parte del brazo izquierdo cercenado, pero también con un corazón de acero y con una sonrisa avasalladora. Espontánea, franca, diáfana. Su vida la compartió con sus padres y nueve hermanos en una pequeña casa de adobe, que durante el día era como horno que concentraba el calor y por las noches, la extensión de un congelador. Con una familia tan numerosa y pocos recursos para subsanar sus necesidades básicas, las falencias de todo eran normales en una vivienda de dos habitaciones y una cocina construida con frágiles varas de milpa, que subsistía gracias a las labores agrícolas de cultivos de sobrevivencia. Laura dormía en la parte posterior de una cama, en el pequeño espacio que dejaba alguno de sus hermanos que también pernoctaban juntos. Con el tiempo decide conciliar el sueño en el suelo, tan solo resguardada por un petate. Laura creció descalza y sus pequeños pies aprendieron a soportar la tierra dura, las piedras y el polvo que circundaba por todo el Tecpán de ese entonces. En más de alguna ocasión sufrió heridas en alguno de sus pies, pero como todo buen campesino, la naturaleza se encargó de sanarla. Como Laura era muy inquieta, sus padres decidieron que debería ingresar a la escuela con apenas cinco años, puesto que era muy “lista”, decían. Sin embargo, no fue recibida ya que le faltaba parte de un brazo. Lejos de aplacar su deseo de aprender, este hecho se convirtió en el detonante para continuar en su lucha para cambiar el destino de su vida, que se antojaba sin remedio en la pobreza extrema, con muchos hijos, con poca educación. Finalmente, a los ocho años consigue ingresar a la escuela y es ahí cuando la falta congénita de su brazo comienza a magnificarse, a ser una constante más sonora. Sus compañeros y compañeras de escuela no jugaban con ella, puesto que sería de poco apoyo para la diversión física, por naturaleza. En la escuela sus vecinas la marginaban por su capacidad diferente, a pesar de que en su caserío compartían los juegos normales para los niños en pobreza y extrema pobreza. Por si fuera poco la pequeña Laura también era socaba en su autoestima, ya que los maestros no la tomaban en cuenta para las distintas actividades que se realizan en las escuelas, como actos cívicos, declamación, obras de teatro, encuentros deportivos. Laura comenzó a creer que la falta de parte de su brazo izquierdo inmutaba a todo su ser, que era vergonzoso no tener sus miembros completos. Hasta en las fotos de su infancia aparece del lado contrario de su muñón o bien tapado por alguno de sus hermanos o familiares, con la intención de que su falencia física no quedara para la posterioridad, “para que no se mirara feo”, le dijeron. Su padre, sin embargo, le afirmó en más de una ocasión que algún día sería una secretaria bilingüe y que iba a hacer cosas grandes. Pero cómo sería posible con una sola mano, si este tipo de profesión requiere de los miembros superiores en perfecto estado para alcanzar el éxito, se pregunta la adolescente.

galileo edición 05

Laura termina la primaria, así como muchas semillas que crecen espontáneamente en la tierra fértil de Guatemala y que nadie sabe cómo logran dar frutos, ya que no tienen abono ni atención alguna, más que con el auxilio de fuerzas divinas. Con mucho esfuerzo, sus padres la inscriben en un colegio de monjas, en Antigua Guatemala y es ahí en donde a sus nóveles diecisiete años recibe una descarga de energía y de motivación, como si le hubieran injertado un brazo biónico.

“Mi maestro, Adolfo Méndez Vides, escribió un guión de teatro y pidió a las alumnas colaboración para ser parte del elenco y así participar en un festival muy importante en Antigua. Como siempre fui marginada, no me atrevía a ofrecerme para participar. Tenía miedo que me dijeran que no. Me atreví y el profesor me dijo que sí y que había un personaje que tenía mi nombre y otro no. Que cuál deseaba interpretar. Escogí el de Laura, por supuesto”, recuerda.


CONTRALUZ • revista.galileo.edu

Julio 2015_

18/19


CONTRALUZ

“Al día siguiente llegué muy preocupada, luego de leer el guión, ya que el personaje era el protagonista de la obra y tenía mucho desplazamiento escénico, así como debía interactuar con el público. Le dije al profesor que mejor no. Me replicó y me conminó a actuar. Lo hice y nuestro grupo ganó el primer lugar y una servidora fue premiada, junto a una alumna de otro grupo, como actriz revelación”, dice emocionada. Sus pequeños ojos se iluminan recordando ese momento.

Ahora la joven discriminada era actriz y nada podía detenerla. Al terminar la secundaria decidió estudiar en la Universidad y convenció a una orden de monjas de la capital para que le dieran hospedaje, por supuesto sin conocerlas y sin tener idea de qué era la ciudad capital. No obstante, sus recursos eran cada más escasos para continuar sus estudios en la Universidad de San Carlos, en el facultad de Derecho, en donde se había matriculado. Como se graduó de maestra, fue al Ministerio de Educación a pedir empleo, pero luego de repetidos intentos nunca logró su cometido. En su casa las cosas iban de mal en peor y los recursos cada vez eran menos. Gracias a su tesón y a su ansia de conocer, llega la Dirección General de Correos a visitar a una amiga, como lo había hecho varias veces. Un día cualquiera se da cuenta que hay una gran fila de personas buscando empleo. Decide sumarse al grupo y llega el director del lugar. Nadie le habla excepto Laura, que se presenta con la galileo edición 05

seguridad del caso. “No podía creer que me dieron el trabajo, estaba muy necesitada. Tuve que dejar la universidad y me fui a trabajar a San Pedro Carchá”, dice con nostalgia. Pasó algunos años y nuevamente su vida toma otro rumbo, esta vez definitivo. En la capital, como siempre había sido muy inquieta asistía a todo tipo de reuniones, ya que los tiempos de timidez eran cosa del pasado. “En una de tantas actividades que asistí me encontré con el Doctor Suger. Estaba nerviosa, porque yo sabía de quién se trataba y lo que era este admirable hombre”, dice. “Comenzamos a hablar y hubo una conexión muy bonita. Al terminar la reunión me invitó a otro evento y me dijo que quería hablar conmigo. No me dijo de qué se trataba”, indica. “Al encontrarnos de nuevo me ofreció trabajar para él y una beca para estudiar Informática. La acepté inmediatamente. No podía creer lo que me estaba pasando. Mi vida cambió para siempre”, subraya.


CONTRALUZ • revista.galileo.edu

Sin embargo, muy pronto se da cuenta de que la informática no es lo suyo, así que agradece al Dr. Suger la beca, pero se queda trabajando en la institución. Con muchos esfuerzos logra graduarse de abogada y notaria de la Universidad de San Carlos de Guatemala y también asciende a Directora del Programa de Desarrollo Humano. Laura quiere más. Obtiene dos maestrías en la Universidad Galileo. Asimismo cierra todos los cursos para un doctorado, quedando pendiente sólo la tesis para obtener ese preciado título. Laura no se conforma con poco. El Colegio de Abogados y Notarios la premia por su destacada labor, ofrece conferencias y charlas en Guatemala y fuera de nuestras fronteras, como por ejemplo la cumbre de las Naciones Unidas en Nueva York, en donde se efectuó la revisión y evaluación de los 20 años en la aplicación de la Declaración de Beijing (Conferencia Mundial celebrada en 1995, para la igualdad de género y empoderamiento de todas las mujeres). Laura ofreció una conferencia en este cónclave mundial. Recibe innumerables reconocimientos y homenajes por su trayectoria, ya que constituye un ejemplo de superación, disciplina y perseverancia.

“También he participado en política, por la invitación que me hizo el Dr. Suger. Estuve en varias posiciones para elección popular y en los comicios del 2011 fui nominada como candidata vicepresidencial con el mismísimo Doctor”, acota. Quién fuera a decir que aquella niña que fue rechazada por los maestros de la escuela, por la falta de un brazo, ahora se ha convertido en todo un ejemplo inspirador para las nuevas y las actuales generaciones. “La lucha no termina, todos los días me tengo que enfrentar a la discriminación por mi origen indígena y por mi capacidad diferente, pero las batallas para vencer estos obstáculos son para siempre”, dice con esperanza. Termino esta entrevista a Laura Reyes, despidiéndome con una sonrisa y un abrazo. Extiende su brazo y me da la mano precisamente de la extremidad en donde sólo tiene el muñón. A Laura Reyes no le falta un miembro de su cuerpo, simplemente sabe que está completa, que jamás existió “la tunca” (término peyorativo por la falta de un miembro del cuerpo que le replicaron en su infancia). Aquellos que hicieron mofa de su condición tan solo despertaron a la guerrera que ahora esparce vida y luz por donde pasa. Julio 2015_

20/21


CASO DE ÉXITO

TE CHO PARA EL TRIU NFO

SIN

galileo edición 05


CASO DE ÉXITO • revista.galileo.edu

Cuando era adolescente Claudio Molina luchó contra la obesidad que lo aquejaba y que le implicó múltiples ataques de sus compañeros de clases, que hacían mofa de sus libras de más. Ahora Claudio es un exitoso funcionario en el área de nutrición industrial y ha sido escogido por multinacionales para ocupar cargos de Jefaturas. La obesidad es cosa del pasado.

C

uando Claudio estudiaba en la secundaria sus compañeros se burlaban de su sobrepeso. “Junto con mi padre decidí acabar con ese problema de una vez por todas”, recuerda. Ambos visitaron a un nutricionista para que les ayudara en el cometido. Se trataba del Licenciado Luis Fernando Galindo, quien marcó su vida para siempre. Claudio nunca imaginaría que en años posteriores la influencia del Licenciado Galindo continuaría siendo una constante. “Cambié mis hábitos de comida y comencé a hacer ejercicio con disciplina, así que me convertí en otra persona”, dice. Claudio termina la secundaria e inicia una carrera universitaria que no concluye, puesto que no le generaba la pasión necesaria para hacerlo. Se dedica a trabajar en diversas especialidades, hasta que al llegar casi a los treinta años, decide reencauzar su vida y nuevamente acude al Licenciado Galindo. “Me motivó a reiniciar mis estudios universitarios y terminarlos. La carrera de nutrición me atraía, probablemente por todas las vicisitudes que tuve que pasar cuando era adolescente. Sin embargo, no me sentía cómodo atendiendo a pacientes en una clínica, por eso me atrajo mucho que en la Universidad Galileo no sólo se preparara a los estudiantes en el área de atención personalizada, sino también en la industrial”, dice. Con la misma entereza de un cambio total de vida en su adolescencia que le permitió bajar 120 libras y con el apoyo de sus padres, Claudio se reinventa a una edad en que la mayoría de jóvenes maduros cree que su suerte está echada y que no les queda más remedio que continuar por la misma senda, aunque ésta no les satisfaga del todo. galileo edición 04

“Cambié mis hábitos de comida y comencé ha hacer ejercicio con disciplina, así que me convertí en otra persona”, dice.

Claudio se inscribe en la Facultad de Biología, Química y Farmacia de Universidad Galileo y concluye exitosamente su carrera, pero con las responsabilidades de un trabajo alterno para poder sufragar la inversión de su nuevo porvenir. “Realicé las prácticas en la Multinacional Alimentos S.A, y gracias a la preparación de la universidad, al terminarlas me ofrecieron ocupar un puesto en esta empresa. Para mí fue muy importante, ya que esta compañía podría contratar a personas con más experiencia que un servidor, pero, sin duda alguna, vieron un trabajo muy bien hecho en el tiempo que estuve cerca de los mandos gerenciales”, indica. Con su incansable ansia de superación, Claudio fue contratado por

Julio 2015_

22/23


CASO DE ÉXITO

Productos Alimenticios ¡Ya está!, como Coordinador de Producción y luego de seis meses fue ascendido a Jefe de Desarrollo de Productos Nuevos. Esta compañía se dedica a la elaboración de “snacks” y comidas listas para consumirse tanto para el mercado nacional como internacional. “En este trabajo tengo más responsabilidades, ya que estoy a cargo de todo un departamento el cual debe en conjunto con la Gerencia General desarrollar nuevos productos que puedan generar una satisfacción a nuestros consumidores y a la vez generar mayor crecimiento para la empresa, manteniendo ante todo la calidad e inocuidad de los productos desarrollados, así como productos para clientes particulares, por ejemplo cadenas de cines, restaurantes de comida rápida, entre los que puedo mencionar, Taco Bell, Pizza Hut, Applebees, entre otros”, subraya. Sin embargo, para Claudio el eterno luchador, este ambiente es justo su área de confort, puesto que su historia de vida refleja una constante búsqueda de nuevos retos. De ser un niño, que a primera vista no encarnaba a un atleta ni que algún día lo fuera a ser, ahora Claudio es un corredor disciplinado. “Gracias a Dios, se cuentan con muchas carreras en Guatemala y se ha convertido en toda

una cultura. Antes no habían esos incentivos que nos motivarán a practicar ese deporte. En esa época comencé a aficionarme a esta disciplina”, indica. A la fecha ha corrido la mayoría de las carreras que se programan en Guatemala, pero también ha replicado esa pasión fuera de Guatemala, participando en la Media Maratón de Bogotá el año pasado y su objetivo más inmediato es en el mes de octubre la maratón de Chicago, Estados Unidos. Lejos quedaron los tiempos en que aquel niño simpático y regordete era la burla de sus compañeros de clases, ahora Claudio Molina no sólo se reinventó, sino también se convierte en un ejemplo para los jóvenes adultos, de que no existe techo para el triunfo con la mezcla de disciplina, academia y lucha tenaz por alcanzar el éxito.

“Gracias a Dios, se cuentan con muchas carreras en Guatemala y se ha convertido en toda una cultura. Antes no habían esos incentivos que nos motivarán a practicar el deporte. En esa época comencé a aficionarme a esta disciplina”, indica. galileo edición 05


LEY DE MOVIMIENTO

COPA MUNDO MAYA, Fueron necesarios ocho años para que nuevamente un guatemalteco se alzara con la victoria en la Copa Internacional Mundo Maya, que contó con la participación de 120 atletas U-18 de varias partes del mundo, quienes lucharon por mejorar su ranking en este torneo avalado por la International Tennis Federation (ITF). El guatemalteco Chistopher Vleeming tuvo que emplearse a fondo para vencer en una disputada final al colombiano José Carvajal. Los dos atletas hicieron gala de su buena condición física, aunque el connacional tomó la ventaja en el primer set, venciendo a su contrincante 6 - 2. Al inicio del segundo set Carvajal toma la delantera y, pesar de que Vleeming luchó hasta el final, perdió 6 – 7. En el tercer y decisivo set el cansancio comenzó a reflejarse en los atletas, como consecuencia de una semana de intensos encuentros. Con un poderoso y certero saque, Vleeming doblegó rápidamente al sudamericano por marcador de 6-1. Con esta victoria, el atleta guatemalteco iguala el triunfo obtenido por Christopher Diaz hace ocho años, lo cual constituye un aliciente para otros deportistas y refleja el crecimiento del nivel competitivo del tenis nacional. En la rama femenina, la final fue disputada por la ecuatoriana Camila Romero y la estadunidense Zoe Rose Spence. Esta última obtuvo la Copa Mundo Maya 2015 en dos sets, con marcadores 6 -2 y 6 – 1. Julio 2015_

24/25


UGAL

EVALUA

NET UNIVERSIDAD GALILEO

PROCEDIMIENTO PARA ACTIVACIÓN DE CÓDIGOS DE ACCESO IMPRESOS EN LIBROS CON IMÁGENES QR.

galileo edición 05

A partir del trimestre Julio – Septiembre 2015, Distribución de Materiales incluirá en los libros editados por Universidad Galileo un código QR, con el propósito de facilitar a los estudiantes la activación del código que se encuentra impreso en el libro de texto


UGAL • revista.galileo.edu

• Imagen 1

A CONTINUACIÓN LOS PASOS A SEGUIR PARA REGISTRAR EL CÓDIGO. 1. Busque en su dispositivo móvil, una aplicación de lectura óptica que permita leer códigos QR, si su dispositivo no cuenta con este tipo de aplicaciones, puede instalar “i-nigma”, la cual se distribuye de manera gratuita en las tiendas de aplicaciones de los diferentes sistemas operativos como Android, iOS, BlackBerry, Etc.

• Imagen 2

2. Lea el código QR ubicado dentro del libro y abra el hipervínculo contenido en la imagen, será redireccionado a la página de EvaluaNET diseñada para dispositivos móviles. 3. Ingrese su usuario y contraseña (Imagen 1). Si las credenciales ingresadas son válidas, puede suceder una de las siguientes situaciones: a. Si el código no ha sido registrado por otro usuario: verá un mensaje en pantalla indicando que el código fue activado a su usuario (Imagen 2).

• Imagen 3

b. Si el código fue registrado previamente: verá un mensaje en pantalla indicando que el código ya se encuentra registrado (imagen 3).

Julio 2015_

26/27


Año 2 / No. 5 / Julio 2015  

Revista Galileo Año 1 / No. 5 / Julio 2015