Page 1

Medio informativo de las Organizaciones Sociales del Centro Oriente Colombiano Marzo / 2014 / Ediciรณn 17

trochandosinfronteras @gmail.com - www.centroriente.org


ELECCIONES PRESIDENCIALES Y MOVILIZACIÓN SOCIAL El panorama de elecciones presidenciales no representa un debate entre “ultra derecha”, “derecha” o “centro”, como algunos dicen, sino entre varios sectores de la misma oligarquía que representan sus intereses particulares, muy por encima de las necesidades del pueblo colombiano.

Entre esos sectores se disputan la autorización de quienes realmente deciden las políticas y estrategias que utiliza el Estado para garantizar el desarrollo del capitalismo, por ende la acumulación y, por supuesto, de la desigualdad y la miseria que estos generan. Cuando hablamos de los que realmente deciden”, claramente no nos referimos a los millones de colombianos que acuden a las urnas (sólo el 43% de los aptos para votar , que representan apenas el 29% de los colombianos); nos referimos a quienes detentan el poder económico -muchos de ellos extranjeros- y definen cuál de los candidatos o estilos de gobierno son más “adecuados” y oportunos para defender sus intereses; quienes precisamente tienen el Estado a su servicio para proteger sus negocios y aumentar sus ganancias. Por eso se llega a escándalos tan vergonzosos como absurdos. Por ejemplo el de las chuzadas y espionajes ilegales, de lo que se acusan los unos a los otros, pero en el que todos están vinculados. Cuando Uribe era presidente lo hacía a través del DAS, luego lo hizo Santos por medio del ejército con el conocido proyecto Andrómeda y ahora lo hace Zuluaga, candidato de Uribe, con la ayuda del famoso JJ Rendón. En este contexto se produjo el reciente Paro Nacional Agrario, Étnico y Popular, que no solo vinculó a los campesinos sino a todos los sectores populares, precisamente para enfrentar ese proyecto oligárquico y exigir las transformaciones profundas que requiere nuestro país, independientemente de que gane tal o cual candidato.

Este es un proceso de construcción unitaria desde la Cumbre Agraria, en el que 12 procesos de orden nacional colocan sus apuestas para avanzar en la cimentación de un proyecto de nación que, hasta el momento, se expresa en el Pliego Unitario.

Este Paro Agrario ha sido calificado como la primera victoria de la unidad campesina. Aún persisten factores que dificultan una mayor cohesión de la unidad nacional pero todas las expresiones sociales han manifestado su voluntad de construir un proyecto unitario.

Aparte de su fortalecimiento interior, la Cumbre tiene el reto de acercar otros sectores sociales y sindicales, a fin de incidir con mayor profundidad en la política pública y agraria del país. El paro del magisterio es la muestra fehaciente de un gobierno que sigue implementado un modelo económico que garantiza el despojo de territorios y que

busca eliminar las conquistas de los trabajadores. Cuatro días duró la jornada de protesta docente, pues Fecode recibe unos compromisos del gobierno nacional que tiene todas sus apuestas concentradas en la reelección de Santos. Frente a un panorama de sucias campañas electorales, de falsas promesas cumplidas, de corrupción y graves delitos, la unión y firmeza del movimiento social, así como la lectura correcta del momento que atravesamos, se hacen indispensables para avanzar en las reivindicaciones que la lucha social y popular ha levantado. Así no nos detendremos en juramentos de papel, no nos dejaremos vencer por los muchos enemigos que en realidad son uno: el enemigo de clase 1. Datos de la OEA respecto de la última jornada electoral para congreso de la república.


PARO AGRARIO: LA UNIDAD DEL MOVIMIENTO SOCIAL Y EL TRATAMIENTO DE GUERRA A LA PROTESTA SOCIAL

Por: Trochando Sin Fronteras - Regional

12 días de paro nacional agrario lograron dar a la unidad del movimiento campesino una victoria en su camino por condiciones de vida digna y plantear la necesidad de construir una visión conjunta de nación. ¿De dónde surge el Paro? Este paro es fruto del incumplimiento del Estado colombiano a los acuerdos firmados en año 2013 y también es una respuesta de las organizaciones campesinas al pacto agrario, que es catalogado como una artimaña del gobieno para engañar nuevamente a quienes viven de la producción agropecuaria. El gobierno y los campesinos coinciden en afirmar que efectivamente el campo colombiano se encuentra en crisis, pero tanto sus lecturas como las soluciones propuestas obedecen a intereses antagónicos.

Mientras el gobierno de Juan Manuel Santos continúa la labor emprendida por Álvaro Uribe para generar ‘confianza inversionista’ creando leyes que favorecen a las transnacionales y disponiendo el territorio colombiano para la locomotora minero-energética, los campesinos convocaron a una cumbre agraria que definió un pliego de exigencias unitario recogiendo las principales problemáticas y propuestas de diferentes sectores sociales del país. ¿Qué es la Cumbre Agraria?

La cumbre agraria reúne a 12 procesos campesinos del país dentro de los cuales se destacan Congreso de los Pueblos, Marcha Patriótica, la Organización Nacional Indígena de Colombia -ONIC-, Proceso de Comunidades Negras -PCN- y el Coordinador Nacional Agrario. Al iniciar el paro agrario, a raíz de unas declaraciones públicas de Piedad Córdoba -quien es reconocida como vocera de Marcha Patriótica- los medios masivos de comunicación pretendieron presentar a la Cumbre como un proceso débil y divido.

Esa matriz de opinión fue desmentida mediante la marcha y movilización de más de 120 mil campesinos en 17 departamentos del país. De esta manera se consolidó la unidad del movimiento campesino en Colombia, que luego de un paro de 12 días logró posicionar y generar el reconocimiento de las justas exigencias contenidas en el pliego, así como la necesidad de abordar la discusión de las problemáticas y conflictos que se presentan en el campo y la ciudad.

¿Qué se logró?

La represión

Además de avanzar en la unidad y fortaEn todo el país se presentaron más de 100 lecimiento del movimiento campesino, el casos de violación a los Derechos Humanos paro logró: y al Derecho Internacional Humanitario, los cuales fueron denunciados ante las * El reconocimiento de los procesos so- instancias correspondientes del Estado ciales integrantes de la Cumbre mediante el colombiano. decreto 870 de mayo de 2014 y la instalación de la Mesa Única Nacional de discusión Según las organizaciones defensoras de y acuerdos. derechos Humanos, esas violaciones tuvieron un patrón común de comportamiento * La conformación de una subcomisión que buscaba impedir el derecho a la movilización y a la protesta pacífica. El ministerio de Derechos Humanos y Garantías. de defensa y sus fuerzas de ejército y policía fotografiaron y filmaron a los campesinos, * La creación de un fondo para el fortaleimpidieron su libre circulación por las vías cimiento de la economía campesina con un públicas, sitiaron los lugares en los cuales monto inicial de 250 mil millones de pesos, se encontraban concentrados imposibilicon prioridad para ser invertidos en protando la entrada de alimentos y medicinas, yectos de acueducto y saneamiento básico, así como la salida de enfermos. de infraestructura para el desarrollo del campo y vías terciarias. Ante la exigencia del reconocimiento al campesinado como sujeto político, el gobierno se negó a incluir la categoría de campesino en el Censo Nacional Agropecuario. Frente a esa posición, la Cumbre Agraria declaró su rechazo e hizo un llamado a los campesinos a desobedecer dicho censo.

LOS VOCEROS DE LA CUMBRE AGRARIA HAN COINCIDIDO EN AFIRMAR QUE LO ALCANZADO HASTA EL MOMENTO CON ESTE PARO ES APENAS EL INICIO DE UN PROCESO QUE BUSCA EL RECONOCIMIENTO DEL CAMPESINO COMO SUJETO POLÍTICO.


Incluso, el ESMAD entró de manera ilegal a una finca en el sector de la Lejía (sobre la vía que de Pamplona conduce al departamento de Arauca) donde se encontraban ubicados más de 200 campesinos. Este hecho constituye un allanamiento ilegal de morada y una vulneración al derecho de propiedad; además las tanquetas del ESMAD bloquearon las vías públicas imposibilitando la entrada de ambulancias y periodistas. Ante esta situación la Comisión de Derechos Humanos de la Cumbre Agraria solicitó una comisión de verificación de los hechos denunciados. La propuesta fue rechazada por el Ministerio de Defensa, con el argumento de que era necesario verificar las violaciones de derechos humanos de las que presuntamente fueron víctimas las fuerzas armadas. Esta afirmación no sólo es abdurda por carecer de fundamento legal, sino que también constituye una infracción al derecho internacional humanitario, dado que desconoce el primcipio de distinción entre la población civil y los actores armados.

Además de lo anterior, en el marco de la legítima jornada de protesta, la fuerza pública difundió panfletos que ponían en riesgo la vida de los campesinos y dirigentes al señalar que el paro estaba infiltrado por la insurgencia.

Todas estas irregularidades fueron motivo de pronunciamiento por parte del delegado de la Organización de Naciones Unidas -ONU-, quien manifestó su preocupación por la intervención de las fuerzas militares en una protesta social. La Cumbre logró programar una misión de verificación que será realizada por la Defensoría del Pueblo, La ONU y organizaciones de derechos humanos de la Cumbre Agraria, misión que se desarrollará en un plazo de un mes, a fin de recibir las denuncias y quejas por los casos de violación a los derechos humanos y DIH presentados en el marco del paro.

Diálogo con las Dignidades Las dignidades agropecuarias representan gremios productivos como el papero, arrocero o cafetero, que tienen reivindicaciones especialmente económicas. Sus representantes tuvieron reuniones autónomas con el gobierno nacional, es decir, que no se encontraban recogidos en el proceso de la Cumbre Agraria. En tales reuniones no se llegó a acuerdos sobre sus peticiones. A pesar de no haber estado en un proceso de diálogo conjunto con las Dignidades, la Cumbre Agraria y sus voceros manifestaron su solidaridad con las reivindicaciones de esos sectores, invitándolas a construir propuestas conjuntas que contribuyan a generar política pública para el campesino. Les queda a las organizaciones campesinas el reto de avanzar en la consolidación y fortalecimiento de la unidad, así como establecer alianzas y coordinación con otros sectores populares de Colombia. Finalmente, se anunció que en caso de incumplimiento de los acuerdos y compromisos realizados por el gobierno nacional, el campesinado colombiano volverá a la movilización y a la protesta, retomará el camino que le obliga su dignidad: EL PARO

Berlin- Santander Foto de : Trochando Sin Fronteras- Santander


CAUSAS DE LA SEQUÍA EN CASANARE

Impactos de la explotación petrolera se debaten en Audiencia Pública Trochando Sin Fronteras

Casanare Foto de : Trochando Sin Fronteras

En el municipio de Trinidad se celebró el pasado 26 de abril una audiencia pública a fin de revisar la situación ambiental en los llanos orientales, evidenciada en días pasados por la mortandad de fauna silvestre en las sabanas de Paz de Ariporo (Casanare).

La Audiencia fue presidida por el representante a la cámara Iván Cepeda y convocada por el Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia. A ella asistieron más de 200 habitantes de los departamentos de Casanare, Boyacá, Meta y Arauca, diputados, concelajes y alcaldes del Casanare, así como delegados de las entidades del estado relacionadas con los asuntos petroleros y ambientales como la Agencia Nacional de Hidrocarburos -ANH-, AUTORIDAD NACIONAL DE LICENCIAS AMBIENTALES -ANLA- y Corporinoquía. En la Audiencia se escucharon las denuncias de la población respecto a lo que se califico como “graves impactos ambientales generados por la industria petrolera” y requerió de las entidades gubernamentales y de control las explicaciones o respuestas del caso.

En tal sentido, se denunció el asesinato y la desaparición forzada de varios líderes sociales de la región, así como del director de Corporinoquía Carlos Hernando Vargas Suárez en 1998,

quienes se opusieron a las compañías petroleras que vulneraban la normatividad ambiental y los derechos fundamentales con su operación.

También se señaló que el negocio de hidrocarburos sólo genera beneficios para las compañías petroleras, ya que la situación socioeconómica de las zonas de influencia es supremamente precaria en cuanto a vivienda, educación, vías de comunicación, e incluso, suministro de agua potable, como es el caso de la capital del departamento (Yopal).

En el tema ambiental se señaló que con base en la experiencia de los campesinos e indígenas se sabe que la exploración (sísmica) y explotación petrolera son las que han contaminado los ecosistemas y alterado drásticamente los flujos de agua subterránea, es decir, que han ocasionado la muerte de miles de animales silvestres y ganado, hecho que no ha sido desmentido científicamente por parte del gobierno ni de las empresas. Otro tema que genera preocupación en la región de la orinoquía es el riesgo en que se encuentran los pueblos ancestrales a causa de la política económica, pues varios de los proyectos de exploración, explotación e incluso oleoductos se ubican al interior o cerca de los resguardos en donde resultan confinados los indígenas.

En consecuencia, se exigió al gobierno que tome las medidas necesarias para que se frene el desplazamiento al que se ha venido sometiendo a la comunidad por el ingreso y la permanencia de las compañías petroleras, el respeto a los ecosistemas, el sostenimiento y mantenimiento de las vías, la reparación y garantía de no repetición para los crímenes cometidos contra comunidades y líderes, quienes han hecho frente al cambio cultural y económico que ha generado la industria petrolera en la región.

Para las comunidades y las organizaciones sociales es prioritario discutir el modelo económico que impulsa el gobierno, ya que este sólo está respondiendo a los grandes acuerdos e intereses del consumo y la ganancia extranjera, ya que se ha basado en explotar los recursos naturales de los territorios sin solucionar de fondo las problemáticas colectivas sino que genera graves afectaciones a los ecosistemas y reservas acuíferas de los suelos.

Se presentaron además propuestas alternativas para el manejo soberano de los recursos naturales de la nación, tales como la construcción de una Ley Orgánica de Hidrocarburos, la reducción del precio de los combustibles y la necesaria nacionalización de la industria petrolera, respondiendo a los intereses del puebo colombiano y no del capital trasnacional


LA TAL CRISIS AGROPECUARIA: ¡SÍ EXISTE! Corporacion CHOAPO

Analizar el comportamiento de la economía colombiana, determinando qué sectores económicos son los más relevantes en la composición de la producción nacional, da cuenta de cómo se produce la sociedad colombiana y cómo las diferentes clases sociales se disputan la distribución de la riqueza que representa dicha producción, quedando en evidencia sus intereses, proyectos y aspiraciones políticas.

el Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia, quien participó activamente en el Paro Nacional Agrario, Étnico y Popular, ha venido posicionando las siguientes propuestas: 1. Una reforma agraria integral que garantice la alimentación a la nación colombiana. De esta manera, el Estado debe garantizar que el 50% de la tierra con vocación agrícola, es decir 15 millones de hectareas estén destinadas a suplir la alimentación de los colombianos. Además que en ellas se constituyan zonas de reserva agroalimentarias, siendo sus terrenos entregados en usufructo por el Estado a las organizaciones campesinas que se creen para tal fin.

En esta dinámica, Colombia históricamente se ha caracterizado por ser un país con vocación agrícola y con una fuerte concentración de la tierra en pocas manos. Así las cosas, de sus 30,6 millones de hectáreas de tierra con potencial agropecuario, solamente 3,9 millones se dedican a este fin, es decir 12 de cada 100 hectáreas. Esta situación se agudiza porque los terratenientes poseen el 10% de los predios que abarcan el 82% de la tierra, mientras que alrededor del 60% de la población campesina cuenta con pequeñas parcelas que en su mayoría tienen un área de apenas 1 a 5 hectáreas.

En medio de esta situación, el campesinado sigue sobreviviendo con la producción básica de alimentos como yuca, plátano, maíz, papa, etc., la cual se enfrenta a altos costos de los insumos, baja tecnificación, intermediación y pérdida de mercado, frente a productos extranjeros que ingresan al país sin pagar impuestos y con subsidios de sus estados de origen. Actualmente llegan de afuera más del 50% de los productos alimentarios que consume la población colombiana. Esta realidad ha llevado al campesinado a una profunda crisis y expone a los colombianos a depender del exterior para satisfacer una necesidad básica como es la alimentación y quedar vulnerables ante posibles desabastecimientos.

Como si fuera poco, los campesinos tienen que lidiar con los megaproyectos que buscan acaparar sus territorios. Es el caso de grandes extensiones de tierra con vocación agropecuaria que se han destinado para proyectos de tipo minero energético. Por lo anterior, tiene sentido que el sector primario (que comprende la agricultura y la minería) haya perdido participación en el total de la economía desde 1930 cuando representaba el 50%, ubicándose luego en 25,1% en 1973 y finalmente pasando al 21,4% en el año 2010.

Las tierras que se entreguen a las organizaciones campesinas deben contar son asistencia técnica, línea de crédito blando y mercado asegurado para las cosechas a precios que permitan la recuperación de la inversión y un beneficio justo. El restante 50% de tierras con vocación agropecuaria se utilicen en la producción de insumos fundamentales para el desarrollo de la agroindustria e industria con el objetivo de potenciar el crecimiento de las fuerzas productivas de la Nación.

Pero dentro de ese sector, el subsector agropecuario es el que se ha visto más perjudicado perdiendo 41 puntos porcentuales en el Producto Interno Bruto (PIB) en 40 años, representando a 2010 solo el 15,4%.

Por el contrario, la minería sí ha mostrado un crecimiento sostenido desde 1986 hasta el 2010 (lapso en el que pasó del 0,6 al 6%) de más del 350%. Sin embargo, estecrecimiento tiene su límite en la existencia probada de reservas energéticas, situación que ha sido reconocida por el propio Ministro de Minas y Energía, quien se basa en los reportes de 2013 para afirmar que “Colombia tiene reservas de petróleo para 6,6 años y de gas para 15,5 años” . Por lo anterior, no es una novedad que el sector agropecuario se encuentre en una profunda crisis y que esta se profundizará aún más porque el Gobierno Nacional sigue impulsando la locomotora minero-

2. Una nueva ley orgánica de hidrocarburos que establezca que los recursos naturales y energéticos son patrimonio de la Nación siendo su explotación y aprovechamiento armónicos con el bienestar de la población colombiana y su medio ambiente. Además la explotación de este recurso debe hacerse de manera racional para aumentar la autosuficiencia energética del país. Por su parte, el precio de los combustibles al consumidor final no debe sobrepasar en más de un 10% el costo de producción. Finalmente, la exploración y explotación de hidrocarburos debe estar a cargo de una empresa pública nacional que, en caso de asociarse con capital privado nacionalTenemos claro que estas propuestas no serán regaladas por el Estado colombiano, sino que se materializarán como consecuencia de la lucha organizada del pueblo y de su movilización en las calles. Tenemos claro que estas propuestas no serán regaladas por el Estado colombiano, sino que se materializarán como consecuencia de la lucha organizada del pueblo y de su movilización en las calles


POZO MAGALLANES: NACIÓN U’WA LUCHA POR LA PROTECCION DE SU TERRITORIO

Trochando Sin Fronteras - Santander

Pozo Magallanes Foto :Trochando Sin Fronteras En los últimos días del mes de abril fueron noticia las reuniones entre el Gobierno Nacional y la Nación U’wa en el municipio de Cubará (Boyacá). Este asunto resaltó en los medios, debido a que de tales diálogos dependía la solución al daño existente en el oleoducto Caño Limón-Coveñas que pasa por territorio de los U’wa, en el punto conocido como La China del municipio de Toledo (Norte de Santander). Pero a los nativos no les importaba tanto la reparación del ‘tubo’, como sí abordar sus exigencias frente a la ocupación del territorio por parte de esa infraestructura petrolera y ahora por las nuevas exploraciones adelantadas por Ecopetrol: el bloque ‘Magallanes’.

El municipio de Toledo, es uno de los más grandes del departamento de Norte de Santander, y cuenta con una importante riqueza en hidrocarburos (petróleo y gas) perseguida por Ecopetrol con el consentimiento del gobierno nacional. Entre los proyectos de la tan mentada ‘locomotora mineroenergética’ del gobierno colombiano, se encuentra la construcción del oleoducto Bicentenario, paralelo a la línea existente del oleoducto Caño Limón – Coveñas. Esto se suma al mencionado bloque Magallanes, que afecta también al municipio de Gibraltar y la vereda Troya. Estas son las razones por las cuales la nación U’wa muestra gran preocupación, puesto que las actividades de extracción petrolera en la zona representan una amenaza constante al equilibrio

natural del río Cubugón, importante proveedor de agua al piedemonte, por ser el principal afluente del río Arauca.

La lucha por el territorio en esta zona entre blancos y la comunidad indígena, se ha presentado desde finales del siglo XVIII, pero a la fecha no ha cambiado mucho. Las élites de poder político y económico en Colombia han puesto su afán de riqueza por encima de la cultura ancestral de protección y respeto por la madre tierra que caracterizan al pueblo U’WA hace miles de años. Eso es lo que ha obligado a los U’wa a adelantar actos de protesta como los presentados durante el mes de abril, cuando un grupo de indígenas impidió el paso a los trabajadores de Ecopetrol que pretendían reparar el oleoducto para continuar con la extracción de crudo.

Desde el pasado 25 de abril ASOU’WA ha denunciado los atropellos hacia su integridad por parte de la Policía y el Ejército, quienes han impedido el libre tránsito por el territorio, su seguridad ha sido puesta en riesgo por la toma de fotos y grabaciones, así como la recolección por la fuerza de datos personales de los indígenas tales como nombres, número de cédula, teléfono, lugar de habitación, entre otras, lo que constituye actos de empadronamiento que ya fueron declarados inconstitucionales en Colombia. Los acuerdos a los que llegaron la comunidad U’WA y el gobierno en días pasados, no implica una solución a las peticiones

de la comunidad indígena, pues su lucha va más allá de los intereses del capital.

Entre los acuerdos a los que se llegaron por las partes, el ministro del interior accedió finalmente a suspender las operaciones del bloque Magallanes. Por su parte, el pueblo U’wa accedió a permitir la reparación del oleoducto Caño Limón-Coveñas, el cual ha causado daños ambientales, sociales y culturales en la zona, según señalaron los indígenas.

La exploración en Magallanes se limitó a la realización conjunta de un estudio de impacto ambiental, lo que se discutirá el próximo primero de Junio. Dandose así el levantamiento del pueblo U’Wa del punto de cierre y se permitió el inicio de las obras de reparación del oleoducto.

La defensa de su territorio sagrado, la autonomía de las comunidades indígenas sobre estos, la recuperación de la vitalidad ambiental y espiritual de la madre tierra, entre otras, que evidentemente han sido vulneradas por la explotación desmedida de los recursos, es la lucha que hoy comparte esta comunidad indígena con los pobladores de esta zona del país y por la cual no solo ellos, también campesinos, jóvenes y estudiantes se han movilizado y lo seguirán haciendo de ser necesario


ASÍ SE VIVIÓ EL PARO AGRARIO EN EL CENTRO ORIENTE

Arauca: zona de históricas luchas

Trochando Sin Fronteras - Arauca

Los campesinos e indígenas araucanos acudieron al llamado de la Cubre Agraria y se sumaron al paro. Dentro del departamento, se concentraron 6 mil en Saravena, 5 mil en Tame y 2 mil en Arauca. Además de ello, grupos de manifestantes salieron en apoyo a las concentraciones ubicadas en el páramo de Berlín (Santander) y El Charte (Casanare). En Arauca el paro fue total: se suspendieron las actividades académicas y comerciales; también se paralizó el transporte público y particular entre los municipios y en las vías hacia los Santanderes y Casanare.

Como las concentraciones se realizaron en varios colegios de Saravena y Tame, la fuerza pública desde el mismo inicio del paro amenazó con desalojos violentos, los cuales arreciaron cuando se realizaron manifestaciones sobre la vía pública.

Casi a diario se realizaron consejos de seguridad por parte de la Gobernacion y las Alcaldias Municipales de Tame y Saravena con el argumento ‘defender el derecho a la educación’ pero con claras intenciones de justificar el desalojo de los sitios de alojamiento. Pero esas amenazas nunca se cumplieron, tal vez porque tanto la policía como el ejército fueron testigos de las multitudinarias marchas que se llevaron a cabo durante 3 días en los cascos urbanos de los sitios de concentración, en las que participaron más de 20 mil campesinos y demás habitantes de esta zona del país. Lo anterior no impidió que en el marco de la jornada se realizaran asambleas sindicales y reuniones de gremios productivos, todos ellos sintonizados en el respaldo al paro agrario y en la convocatoria a la movilización del primero de mayo. Así mismo, gradualmente se fue sumando más y más gente a los puntos de concentración, lo que terminó de disuadir a la fuerza pública.

Luego de levantado oficialmente el paro, los campesinos retornaron tranquilamente a sus veredas de origen, y los valientes voluntarios que estuvieron en Santander, Norte de Santander y Casanare apoyando a los hermanos de esos lugares, luego de pasar hambre, frío y acoso policial, volvieron a su tierra con la satisfacción del deber cumplido

Marchas en el Departamento de Arauca Foto: Trochando sin fronteras - Arauca

La movilización popular triunfó en Bogotá Trochando Sin Fronteras - Bogotá La jornada de Paro Nacional promulgada por la Cumbre Agraria y las Dignidades llegó a Bogotá, sede de los diálogos con el gobierno, el 29 de abril con el inicio de protestas estudiantiles en las universidades públicas de la capital; los capitalinos y colombianos que llegaron desde otras regiones para la jornada exigieron al gobierno que cumpliera los acuerdos generados en el paro anterior y lograron sentarse a la mesa tras varias movilizaciones.

El jueves 1º de mayo, la habitual jornada obrera manifestó su apoyo al paro popular. Esta jornada fue muy pacífica y cultural, impulsada por sindicatos y familias de barrios populares que hicieron de los problemas un carnaval de peticiones que enarbolaban el derecho a la vivienda, al trabajo digno, al espacio público, al respeto a los derechos humanos y a la protesta; promulgaron también la rebaja de la gasolina en un 50% y se manifestaron contra el servicio militar obligatorio y las batidas ilegales, así como contra el plan de ordenamiento territorial que amenaza el territorio bogotano. Durante la semana del 5 al 10 de mayo, se realizaron diversas movilizaciones, murales, mítines en City Tv, en la Procuraduría, en los ministerios de agricultura y del interior; de igual forma se realizó una marcha de antorchas con cacerolazo, los estudiantes salieron nuevamente en tropel, las dignidades agropecuarias se encadenaron en la Plaza de Bolívar, los profesores se reunieron para discutir el pliego, las madres hicieron ollas comunitarias, los ciudadanos de a pie bloquearon reiteradamente las vías de Transmilenio. De esta forma, el movimiento popular bogotano logró que el pasado 8 de mayo, en la capital del país, se conformara la Mesa Única Nacional, espacio que da el reconocimiento de la Cumbre Agraria como un actor político importante para el agro colombiano. Es este el reflejo de que la unidad hace la fuerza, de que cuando todos pensamos en un objetivo común, el camino hacia las conquistas sociales es más fácil. Ahora, falta ver el cumplimiento del gobierno frente a estos acuerdos, una vez pasadas las elecciones presidenciales… ¡Amanecerá y veremos!

Marcha Sur de Bogotá Foto : Trochando sin Fronteras- Bogotá


Los

Comuneros están con el paro

ASONALCA -

Provincias Comunera y Guanentá

Al municipio del Socorro, capital comunera, arribaron el primero de mayo campesinos delegados de Guadalupe, Charalá, Ocamonte, Cincelada, Coromoro, Paramo, Hato, Galán, Barichara, Palmar, Confines, Guapota, San Gil, Valle de San José y Simacota y del Socorro. Todos ellos con el objetivo de sumarse al Paro Nacional Agrario.

Marcha desde Plan Brisas hacia la vía Yopal-Bogotá Foto : Trochando sin Fronteras- Casanare

Las ruanas y los ponchos en el Paro Agrario ASONALCA Casanare-Boyacá

Los campesinos de Boyacá y Casanare se volcaron a las carreteras el pasado 28 de abril para exigirle al gobierno escuchar y tomar en cuenta sus exigencias sobre el modelo minero energético, tierras y territorios colectivos y ordenamiento territorial.

El campesinado de estos dos departamentos acudió a la convocatoria de la Cumbre Agraria Campesina Étnica y Popular, la cual á conformada por 12 organizaciones nacionales de campesinos, indígenas y afrocolombianos, entre ellas el Congreso de los pueblos. De ese espacio de unidad surgióel pliego único de exigencias que impulsó el paro.

En esta jornada participaron las organizaciones sociales de la región, como son la Asociación campesina José Antonio Galán Zorro (ASONALCA), la Asociación Nacioanal de Jóvenes y estudiantes de Colombia (ANJECO), la Corporación para la Asesoría y Capacitación comunitaria (COSPACC) y las comunidades de veredas y barrios. Todos ellos concentrados en diferentes puntos de la zona los dos departamentos.

Boyacá

Durante los 12 días de paro se concentraron las comunidades en torno a diferentes actividades como ollas comunitarias, cacerolazos y marchas. También se crearon espacios colectivos de discusión sobre necesidades de las comunidades que resultaron similares a las consignadas en el pliego, tales como el descuento al precio de los combustibles, el desmonte de los Tratados de libre comercio (TLC), el derecho de las comunidades a decidir cómo vivir en sus territorios y la soberanía alimentaria. Es de resaltar que comunidades que no habían participado en movilizaciones ni paros, en esta ocasión fueron protagonistas del mismo, como es el caso de los habitantes del municipio de Pajarito, que fueron los primeros que salieron a la carretera vía Yopal - Sogamoso.

Casanare

A pesar del fantasma del paramilitarismo que azotó este departamento y diexmó su tejido social, desde el 28 de abril cientos de campesinos salieron a las calles y carreteras a apoyar el paro nacional agrario y a exigir al gobierno el reconocimento político y el derecho a organizar el territorios demanera soberana. También se exigieron garantías para las organizaciones sociales y populares y el derecho al agua, entre otros.

El ejercicio de reencuentro de las comunidades en la movilización se realizó alrededor de marchas pacíficas y concentraciones en puntos como el Charte, Aguazul y Upamena. También los jóvenes de los diferentes colectivos estudiantiles de Boyacá y Casanare se unieron al paro realizando diferentes cacerolazos y pupitrazos en las universidades, barrios y veredas donde viven y trabajan.

Sintonizado en la problemática agraria, el campesinado se manifestó en apoyo al Pliego Único de exigencias emanado de la Cumbre Agraria.

Hubo concentraciones de campesinos en dos puntos: la Universidad Industrial de Santander y el Club Socorro (sobre la vía Bogota-Bucaramanga). Sobre las 9 de la mañana, marchando en un solo grito, se tomaron la vía nacional y las principales calles del sector socorrano, ocasionando la interrupción del tráfico.

Durante la manifestación, la policía no se hizo esperar con la represión a la libertad de prensa, censurando la toma de fotografías y videos y negando el derecho a la libre expresión y protesta.

La marcha, alimentada por un aproximado de 400 personas, converge en el parque de la independencia donde se hicieron intervenciones pública por parte de voceros de organizaciones campesinas y de derechos humanos como el CONGRESO DE LOS PUEBLOS, ASONALCA, ANJECO, JOEL SIERRA, COOPERATIVA NUEVO AMANECER, así como dos representantes de los cafeteros ubicados en el sitio El Copey, vía Socorro-San Gil. Frente a la estatua del líder comunero José Antonio Galán Zorro también se rindió homenaje al día de la clase obrera y, por supuesto, al dirigente comunero, resaltando el trabajo reivindicativo y político de este histórico campesino. El 4 de mayo los mismos sectores realizaron un cacerolazo nocturno con antorchas y trastes, aprovechando el momento para hacer un llamado a la población y al gobierno indiferente a la justa lucha de los pueblos.

Se destaca la participación masiva en estas movilizaciones dado que en el anterior paro campesino la gente de Santander no exteriorizó sus problemáticas. Esta vez, con un espíritu solidario y de lucha, este departamento se hizo sentir.


Fuerza pública impide movilización de campesinos en Santander y Norte de Santander

Trochando Sin Fronteras - Santander

“No ha sido fácil”, es así como los campesinos movilizados en Santander y Norte de Santander expresan lo que hasta hoy ha sido para ellos la movilización en torno al Paro Nacional Agrario. Los atropellos a su integridad, la obstaculización por parte de la fuerza de policía a ejercer la libertad de movilización y protesta han sido el pan de cada día de los campesinos que luchan por mejorar sus condiciones laborales y de vida.

Las dificultades para este grupo de campesinos dan comienzo desde el momento en el que inician sus recorridos para llegar al punto de encuentro. Fue noticia en el ámbito regional la presencia de campesinos provenientes del Catatumbo, de Toledo y de Arauca que pretendían reunirse en el páramo de Berlín (Santander), pero que fueron obstaculizados, perseguidos y sitiados por la fuerza pública. Se presentaron abusos de la policía y ESMAD en Berlín, Cúcuta, el alto de Pamplona y finalmente en La Legía, pues a los campesinos se les obligó a dormir sobre la carretera, se impidió el paso de medicamentos y comida, se hurtaron objetos personales, todo ello por parte de la fuerza pública. Esos fueron los primeros reportes de la movilización de labriegos por motivos del Paro Agrario en esta parte del territorio nacional. No fue suficiente para los distritos de policía de Santander y Norte de Santander, impedir el libre tránsito de los campesinos por las vías que llevan a la ciudad de Bucaramanga, sino que quisieron incriminar a uno de los manifestantes con porte de estupefacientes; o culparlos del cierre de vías cuando fue el Escuadrón de Antidisturbios ESMAD quien impidió el libre tránsito vehicular y hasta peatonal sobre la Vía en Berlín. Además acorraló y atacó a un grupo de campesinos en La Lejía (Vía Pamplona –Chitagá) el pasado 5 de mayo. El acompañamiento constante de la Fundación Joel Sierra, de la comisión de Derechos Humanos de la Cumbre Agraria, como el trabajo informativo de Trochando Sin Fronteras y otros medios alternativos, permitieron que el país conociera esta grave situación y mediara ante las entidades nacionales para propender por la dignidad y respeto de este grupo de campesinos.

Después de 11 días de iniciadas las movilizaciones en todo el país, el grupo de 300 campesinos confluyó en el punto conocido como El Diamante sobre la vía Cúcuta-Pamplona, para continuar el desarrollo de la protesta. Desde este punto se produjo el regreso a los lugares de origen con acompañamiento de la Defensoría del Pueblo, luego de levantado el Paro. ,

Jovenes y Estudiantes le cumplieron a la Cumbre Agraria Foto : Trochando Sin Fronteras- Villavicencio

Policia impide el paso a campesinos en El Alto de Pamplona Foto : Trochando sin Fronteras- Santander

Villavicencio le cumple a la Cumbre AGRARIA

Trochando Sin Fronteras - Villavicencio

Una semana después de realizarse la Cumbre Agraria, en Villavicencio se dio lanzamiento a la campaña “A Parar para Avanzar” con el objetivo de desarrollar mensajes, discursos y símbolos comunes que despertaran identidad, apoyo y participación masiva en la ciudad. Previo al paro, se realizaron jornadas culturales con olla comunitaria, murales, estampados, proyecciones de cine, radio en vivo y folletos informativos en universidades, barrios y colegios. En el transcurso de la semana santa, se estuvo realizando la “galería fotográfica ambulante” con imágenes del paro agrario del 2013 y de las movilizaciones de trabajadores de Puerto Gaitán en el paro petrolero del 2012.

En la marcha del 1ro de mayo se distribuyeron por la ciudad stickers o autoadhesivos y folletos con los puntos del pliego de exigencias. En esa ocasión la represión policial en el centro de la ciudad dejó varios marchantes heridos y 7 menores de edad detenidos, que luego de ocho horas fueron puestos en libertad a raiz de la denuncia publica realizada por La Corporacion CHOAPO y La Comision de Derechos Humanos. Ante la falta de voluntad del gobierno para concertar con las comunidades y durante el desarrollo del paro en distintas regiones del país, especialmente en el Centro Oriente, en la ciudad se realizó la puesta en escena “EL TAL PARO SÍ EXISTE” el martes 6 de mayo en el marco de la visita de la mayoría de candidatos presidenciales, entre ellos Juan Manuel Santos. La jornada más fuerte de movilización y apoyo se dio alrededor del Pupitrazo y Cacerolazo del jueves 8 de mayo, posterior a dos conversatorios dirigidos a los marchantes sobre el por qué del paro nacional, las problemáticas del agro y el desarrollo de las interlocuciones entre las vocerías y el gobierno nacional.

Así fue como la ciudad se sumó al Paro Nacional Agrario, a partir de la lucha por educación gratuita, de calidad y al servicio del pueblo colombiano, una cultura para la libertad, el respeto de los derechos humanos, el empoderamiento del territorio, la construcción de poder popular y vida digna


TRABAJO DIGNO, UN HORIZONTE DE LUCHA PARA LA JUVENTUD COLOMBIANA Los jóvenes1 representamos una cuarta parte de la población colombiana, es decir alrededor de 12 millones y medio de habitantes, de los cuales, 2.25 millones se encuentran desempleados2. La mayoría de los que se encuentran trabajando lo hacen en el sector productivo del Comercio, restaurantes y hoteles, mientras que se redujo su participación en el sector de la Agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (ver tabla 1). Si a esto le sumamos el tipo de trabajo que prima en el país, podemos identificar algunas tendencias en relación a la juventud:

1. Somos fuerza de trabajo fundamental en el posicionamiento de la economía terciaria en el país, la cual consiste en prestar un servicio y no producir ninguna mercancía3 . 2. El sector agropecuario dejó de ser el principal motor de oportunidades de empleo. Por las importaciones y los Tratados de Libre Comercio, se está presentando un proceso de descomposición de la economía campesina de pequeña y mediana propiedad.

3. Hay un leve crecimiento de la proletarización de la mano de obra, antes asociada al trabajo informal y a las pequeñas empresas, ahora en función de las grandes compañías de capital transnacional. (ver Tabla 2)

Por: Asociación Nacional de Jóvenes y Estudiantes de Colombia – ANJECO

El papel de las organizaciones juveniles

El espectro de acción de las organizaciones juveniles debe concebir la organización obrera de nuevo y con más fuerza como escenario de confrontación política al modelo. Primando la vocación de unidad, la autocrítica y la iniciativa. Es necesario generar espacios de trabajo desde la comprensión de las realidades laborales de la mayoría del pueblo colombiano, trabajando en el barrio y la vereda, como espacios naturales de encuentro, convivencia, debate y acción desde lo juvenil.

Sin embargo, en la amplia tarea que tenemos de sensibilizar, organizar y movilizar, debemos mejorar varias debilidades asociadas a la mala comprensión de nuestro papel como jóvenes dentro del movimiento social. Examinando y corrigiendo en cada uno de nosotros los vicios más frecuentes que presentamos, tales como el activismo, el sectarismo, aventurerismo y/o academicismo, para parir de nuevo una cultura política con capacidad de ser poder. Promoviendo la unidad entre las distintas organizaciones juveniles y el relacionamiento y trabajo mancomunado con los demás sectores sociales organizados. Comprendiendo que su lucha también es nuestra y que solo a partir de la unión haremos alcanzables nuestros objetivos Tabla 1. POBLACIÓN JUVENIL OCUPADA SEGÚN RAMAS DE ACTIVIDAD* Rama o sector productivo

Participación en la ocupación laboral 2014 29,3%

Variación 2013-2014 1,5%

Servicios comunales, sociales y personales

17,7%

10,9%

Agricultura, Ganadería, Caza Silvicultura y Pesca Industria Manufacturera Transporte, almacenamiento y comunicaciones Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler

15,6% 11,7% 8,8% 6,9%

-9,3% -1,8% -1,0% -0,9%

Construcción

6,6%

8,9%

Otras ramas Explotación de minas o canteras, suministro de electricidad, gas y agua e intermediación financiera.

3,5%

-4,8%

Comercio, restaurantes y hoteles

Educación y trabajo juvenil

Nosotros somos el 32.2% de las personas edad de trabajar4; de aquellos que se encuentran empleados, 49,2% no poseen ningún título, 7,2% posee algún título universitario y un 3,0% lo tiene a nivel de posgrados (ver gráfico 1). Lo anterior quiere decir que nuestro país no está brindando a sus jóvenes condiciones para acceder y culminar sus estudios en educación superior, lo cual está repercutiendo en ingresos laborales bajos para la mayoría de la juventud trabajadora (ver tabla 3).

Por tal razón, debemos ver a la educación y el trabajo como una de las principales banderas de lucha de las organizaciones juveniles, comprendiendo que para comenzar a lograr cambios en la sociedad, entre otras cosas, es fundamental alcanzar condiciones dignas para ambas. 1.Para el estado colombiano los jóvenes somos todas aquellas personas entre los 14 y 28 años de edad.

2.Boletin sobre Mercado Laboral en la Juventud, del Departamento Administrativo Nacional de Estadística –DANE- Publicado el 9 de Mayo de 2014. http://goo.gl/O8oTLi

Tabla 2. POBLACIÓN JOVEN SEGÚN POSICIÓN OCUPACIONAL Tipo de Trabajo

Participación 2013

Variación 2012 - 2013

Obrero, empleado particular

50,9%

4,5%

Trabajador por Cuenta propia

31,2%

-0,7%

Trabajador sin Remuneración

7,8%

-14,3%

Jornalero o Peón

4,3%

-4,2%

Patrón o empleador

4,5%

-9,7%

Obrero, empleado del gobierno

3,1%

-2,8%

Empleado doméstico

2,7%

8,0%

Tabla 3. DISTRIBUCIÓN DE LOS JÓVENES EMPLEADOS SEGÚN EL TÍTULO ALCANZADO 2014* Ningún título

49,2%

Bachiller

30,2%

Técnicos o tecnólogos

10,4%

Universitarios

7,2%

Posgrados

3,0%

*Todas las tablas son de elaboración propia a partir de los boletines de prensa del DANE.

3.La economía terciaria se refiere al Comercio, Servicios de alojamiento temporal y de Preparación de alimentos y bebidas. 4.Boletín del DANE. “Fuerza laboral y educación” Publicado el 11 de marzo de 2014. http://goo.gl/0JucdO


EL DESMONTE DE LA TARIFA DIFERENCIAL EN TRANSMILENIO

Una nueva demostración de la debilidad del Estado frente a las imposiciones del mercado

En julio de 2012, la Alcaldía de Bogotá, presionada por el creciente descontento y las constantes protestas de los usuarios por el mal servicio y alto costo de los pasajes en el sistema de transporte Transmilenio ($1.750 pesos), decidió implementar un esquema diferencial de tarifas, estableciendo una de $1.400 para los horarios de menor afluencia de usuarios (horas valle). Para las horas pico, en las que el número de usuarios es mayor, el pasaje siguió costando los mismos $1.750 pesos. Este esquema diferencial de tarifas según horas pico y valle supuso un alivio para los bolsillos de los bogotanos que a diario podían llegar a ahorrar $700 (por los trayectos de ida y regreso) en pago de pasajes.

Sin embargo, recientemente la alcaldía de Bogotá expidió el decreto 603 del 2013, que modificó los horarios de tarifa diferencial: redujo la franja de horas valle, es decir, en la que el pasaje cuesta $1.400, a casi la mitad de tiempo (de 10 horas y media pasó a 5 horas y media); automáticamente aumentó franja de hora pico de seis a once horas y media, en la que los usuarios pagan la tarifa plena ($1.750). Esta medida, indudablemente, afecta los bolsillos de los bogotanos y pone en evidencia el reducido margen de acción que le queda al Estado frente a los intereses de los grandes empresarios del transporte.

Por: EntreRedes - Grupo de Formación e Investigación “Orlando Fals Borda”

Éstos imponen sus condiciones al gobierno a través de contratos amañados mediante los cuales se garantizan las más altastasas de ganancia, atentando gravemente contra los intereses del pueblo en general.

Y es que el progresivo desmonte de la tarifa diferencial o reducida, así como la imposibilidad de otorgar mayores subsidios a quienes cuentan con menos recursos, se debe al hecho de que los contratos firmados con los operadores privados del sistema obligan a que sea el propio Distrito el que costee cualquier tipo de rebaja que se haga a las tarifas de Transmilenio. Por ejemplo, en los contratos de las fases I y II de Transmilenio se estableció que el dinero recaudado se deberá distribuir así: 70.5% para los operadores privados de buses articulados; 16,4 para los operadores privados de buses alimentadores; 7,5% para las empresas privadas de recaudo (venta y distribución de tarjetas) y 5,5 para Transmilenio S.A. que es propiedad del Distrito. En últimas, mientras que las empresas privadas se quedan con el 94,5% del recaudo, el Distrito recibe apenas un 5,5%.

Como si eso fuera poco, resulta que es el Distrito el que debe hacer las inversiones en infraestructura necesarias para el funcionamiento del Sistema Transmilenio, es decir, construir las troncales, esta

ciones, patios y talleres, mientras que el sector privado se encarga de los buses, el personal y la recaudación del dinero.

Esto significa que es el Estado el que le monta el negocio a las operadoras privadas, para que éstas se enriquezcan, o sea, somos los bogotanos los que compramos la vaca y son los empresarios privadas los que se comen la carne y se toman la leche. Por lo anterior, además de la reducción en la tarifa del pasaje, la solución es la terminación unilateral de los contratos y la entrega de la operación de los sistemas de transporte a la nación, incluyendo los buses y equipamientos.

Quienes luchamos por un transporte público masivo digno en el país también nos sumamos a la campaña por el 50% de rebaja en los precios del combustible. Es absurdo que siendo el cuarto mayor productor de petróleo de América Latina, tengamos uno de los precios más altos de la región y uno de los pasajes más caros de transporte público masivo del continente. Una reducción en el costo del ACPM, con el que funcionan los buses articulados, tiene un impacto directo en la estructura de costos de operación del sistema.

Para quienes piensan que estas propuestas no son posibles, basta mostrarles el caso de los trolebuses1 en Quito (Ecuador), país que siendo el segundo productor de petróleo de Suramérica tiene uno de los precios más bajos de pasajes de transporte público del continente, y además ofrece tarifas especiales para ciertos grupos de la población. Por eso reiteramos que un transporte público, digno y adecuado a los bajos ingresos de la mayoría de la población, sí es posible en Bogotá y en todo el país

1. El trolebús, también conocido como trolley o trole, es un ómnibus eléctrico, alimentado por una catenaria de dos cables superiores desde donde toma la energía eléctrica mediante dos astas. El trolebús no hace uso de vías especiales o rieles en la calzada, por lo que es un sistema más flexible. Cuenta con neumáticos de caucho en vez de ruedas de acero en rieles, como los tranvías. http://es.wikipedia.org/wiki/ Troleb%C3%BAs


A NUESTROS CAMPESINOS Hoy me surge un grito de disturbios, vida y versos, Me brotan lágrimas incontrolables de indignación, Se me agita el alma, cuando tu cuerpo sangra; Desahuciada, inconsolable, Así se encuentra el alma de mi gente, La que resiste; Mi pueblo jamás retrocede. Ellos acribillan y asesinan nuestros cuerpos, Pero no logran matarnos, Pues la rebeldía, la resistencia, Propios de nuestro pueblo Son virtudes que nunca mueren, No podrán arrebatarnos la dignidad, Ellos no soportaran tener en las manos Tan inmaculada verdad. Hoy me salen sin permiso, Voces compañeras; Me caminan la garganta Las prosas más valientes, Se me aceleran los ritmos Cuando tu furia golpea Unificada y libre, Siento dolores incontables, Al ver caer mis hermanos, Mi pueblo,. Pero el consuelo atropella firme Porque somos de la gente Que nunca muere;

DON GETULIO

El pueblo retumba, Al son de la libertad, soberanía y dignidad; Manos campesinas Empuñan las banderas De la lucha popular. Hoy me detengo en tus manos, En las manos del que dejo caer la semilla, Del que le brindo al sol su espalda, Para acariciar la silueta de nuestra tierra, Me estaciono, En los ojos del niño que corre libre e inocente, Por los caminos andados de olvido. Hoy le grito al opresor, Que se aleje de mis hermanos, Que abandone nuestros territorios, Que nuestra furia es inacabable, Que nuestros pasos serán de sangre Si es necesario, Que nuestros vivos vengaran nuestros muertos, Que nuestro puño Resistirá al tirano, Que danzaremos al son de las tamboras De la libertad, Y que ustedes Enemigos de la humanidad Temblaran ante nuestros cuerpos Rebeldes, firmes, unidos Y dispuestos a no retroceder jamás ¡¡¡¡

LIBERTARIA

TAJO DE JORNADA Al trabajadordesechas, le han quedado la manos se han trozado con el martillo incesante y el sudor le ha corroído como ácido quemante, las caricias tiernas que ahora están maltrechas. Queda lejos la esperanza de cosechas, Pues las brechas se abren sin aguante. Al trabajador le ha quedado el lomo enrojecido, porque el sol juzga solo a los obreros. Los ha dejado inclementes como cueros, en la fábrica del sueño enmohecido. Le han dejado sus pieles sin abrigo, le han partido la quijada con las deudas, su bolsillo lo han vaciado de monedas, Pa’ que el buitre coma del caído. No protesta, no maldice ni hace ruido; el trabajo le ha quebrado los latidos.

SERGIO L.


Edición 18 | Trochando Sin Fronteras | Mayo - Junio de 2014  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you