Issuu on Google+

Año LXXX. Guadalajara, Jal., 31 de Marzo, 2013.

Núm. 13

CRISTO HA RESUCITADO... ¡CRISTO ESTÁ VIVO! e D iesta La F Pascua

Santa Marí de la Prov a idencia mini historia

ANTES DE ABRIR LA BOCA…


CRISTO HA RESUCITADO... ¡CRISTO ESTÁ VIVO!

Por eso creemos firmemente que también nosotros resucitaremos. Por eso, aunque la muerte de nuestros seres queridos nos duela hasta las lágrimas, no nos desesperamos. Por eso nos esforzamos en vivir de acuerdo con sus enseñanzas y con las de la Iglesia que Él fundó y con la que prometió estar hasta el fin del mundo. Por eso, aún en las dificultades más grandes, confiamos en su amor y en su ayuda. Por eso nos esforzamos en cumplir su mandamiento de amarnos los unos

a los otros (especialmente en el hogar). Por eso lo descubrimos, como él mismo lo dijo, en el hambriento, el sediento, el enfermo, el forastero y en el que no tiene nada que ponerse. Por eso, aunque Jesucristo está vivo, acudimos cada domingo a recibirlo en la Eucaristía.

Trayecto: Catedral al Santuario de los Mártires


Santa María de la Providencia

S

u nombre era María Eugenia Smet. Nació en Lila, Francia, en marzo de 1825. Adquirió una sólida formación religiosa, cuyas características principales fueron una confianza total en la Divina Providencia, un gran amor y devoción por las benditas almas del Purgatorio, y una fuerte inclinación hacia la vida religiosa.  Al terminar su bachillerato se propuso ayudar a los pobres. Cada día cocinaba y repartía entre los más indigentes. Y a los que no podían salir de su casa por estar enfermos, les llevaba alimentos a sus propios hogares. Un día asistió a un retiro predicado por un misionero y salió llena de entusiasmo por las Misiones. En adelante se dedicó a recoger ayudas para los misioneros que se quedaban admirados de las cantidades que esta joven les conseguía. A los 27 años, con permiso del confesor, hizo voto de castidad.  En 1855, por consejo del Santo Cura de Ars, se unió con otras jóvenes piadosas en París y fundó la comunidad de las “Auxiliadoras de las Almas del Purgatorio”.  María era terca y no le gustaba hacer mucho caso de los consejos de sus directores. Pero Dios le envió un sabio Padre Jesuita que con diplomacia pero con energía fue logrando que la hermana María le hiciera caso y siguiera sus

consejos. Al fin un día le confesó claramente: “¡Padre, Ud. ha logrado dominar mi altanería y mi terquedad!”. El sacerdote le respondió: “Quiera el cielo que de ahora en adelante lo que Ud. busque sea hacer siempre no lo que sus impulsos y sus caprichos le aconsejen, sino lo que más le parezca que es la voluntad de Dios”.  El Padre les redactó las Reglas de la nueva comunidad, las cuales fueron aceptadas en 1859, y en aquel mismo año, 28 señoritas juraron cumplirlas. La fundadora se llamó en adelante Madre María de la Providencia.  Fundó casas de su Comunidad en varios sitios de Francia y envió a sus religiosas como misioneras a China.  La Divina Providencia permitió que le llegara un dolorosísimo cáncer que la atormentó por bastante tiempo, y que la obligaba frecuentemente a guardar quietud (lo cual le servía para crecer mucho en santidad por medio de la oración y la meditación).  En 1871, devorada por el cáncer, murió santamente. Y su rostro, que poco antes de la muerte estaba crispado por los terribles dolores, recobró, al morir, una muy agradable presencia.  Sus religiosas tienen 119 casas en el mundo con 1,100 religiosas, y se dedican a la pastoral de la salud y a la pastoral social.


A

La Fiesta De Pascua

miguitos: nuestra Semana Santa coincide con las fiestas pascuales de los judíos. La Pascua era la fiesta por excelencia para Israel. Había comenzado siendo una celebración de pastores nómadas, al inicio de la Primavera, en el momento de cambiar de los pastos de invierno a los de verano. El mismo nombre de la fiesta significa precisamente eso:  «paso»  de un lugar a otro. Las ovejas estaban recién paridas, por lo que las madres y las crías estaban débiles y podían morir durante la marcha. Para evitar el calor del sol, los desplazamientos se hacían de noche; por eso se esperaba a la luna llena de primavera. Se pensaba que los desiertos eran la morada de los demonios. Antes de partir, se sacrificaba un cordero, ofreciéndoselo, con la esperanza de que no exigieran otro tributo al atravesarlo; por eso mojaban sus tiendas con la sangre del animal, para que se viera que ellos habían cumplido su parte. Durante el viaje, en los descansos junto a los oasis, se comían los panes sin fermentar, típicos de los beduinos, y las verduras que se encontraban por el camino. Precisamente durante la fiesta anual de Pascua, el pueblo de Israel hizo experiencia de la bondad de Dios, que le libró de la esclavitud de Egipto por manos de Moisés. El libro

del Éxodo nos dice claramente que Moisés pidió al Faraón que permitiera ir a los judíos al desierto para celebrar la fiesta de Pascua (Ex 5, 1). Como el Faraón se niega, comienza un pulso entre él y Moisés (las plagas), que culmina con la victoria del enviado del Señor y la salida de Egipto. El sacrificio del animal, la sangre, las verduras amargas, los panes ázimos y el mismo nombre de Pascua, adquirirán un significado nuevo: «Es el “paso” del Señor, que ha estado grande y nos ha hecho “pasar” de la servidumbre a la libertad» (Cf. Ex 12). En los siglos posteriores, los judíos piadosos subían cada año a Jerusalén por esas fechas. No era un acontecimiento cualquiera; era la celebración de los orígenes del pueblo, la ocasión de renovar la Alianza con Dios y la fe en su providencia: “El Dios que nos sacó de la esclavitud e hizo de nosotros un pueblo, estará con nosotros para siempre”. Jesús también celebraba cada año la Pascua (Lc 2, 41-42). Durante las fiestas pascuales, Jesucristo encontró la muerte en Jerusalén y resucitó del sepulcro. A partir de entonces, la Pascua se convierte para los cristianos en el «paso» de la muerte a la resurrección, del pecado al perdón, del hombre viejo a la vida nueva en Cristo.


ANTES DE ABRIR LA BOCA…

T

odos nos encogeríamos tan solo de pensar en tener la boca llena de grava. Pero una piedra en la boca en realidad puede ser deseable, al menos ese parece ser el caso de las grullas que habitan las montañas Taurus del sur de Turquía. Estas grullas tienden a cacarear mucho, sobre todo mientras vuelan. Todo ese ruido capta la atención de las águilas, las cuales se abalanzan sobre ellas y se las comen. Las grullas experimentadas evitan esta amenaza recogiendo piedras lo suficientemente grandes como para que les llenen la boca. Esto les impide cacarear... convirtiéndose así en el almuerzo de las águilas. La gente también tiene problemas con la boca. El escritor de Proverbios dijo:

«El que guarda su boca, preserva su vida; el que mucho abre sus labios, termina en ruina» (13:3). «Los labios del necio provocan contienda, y su boca llama a los golpes» (18:6). ¡Cuántos de nuestros problemas se podrían evitar si aprendiéramos a controlar nuestra lengua! ¡Cuánto del dolor que causamos a los demás se podría evitar si guardáramos el habla! ¿Tienes problemas con la lengua? Prueba esto: pídele ayuda al Señor. Piensa antes de hablar. Que tus palabras sean pocas. Seguir esa fórmula puede ser tan eficaz como una piedra en la boca. SI NO PIENSAS LO QUE DICES, PODRÍAS TERMINAR DICIENDO TODO LO QUE PIENSAS.


Amiguitos: ¡qué gusto leernos por este rinconcito otra vez! Les recuerdo que envíen sus cartas a mamá… participen y ¡podrán ganarse una bicicleta! De: Luis Alonso Flores Reyna, alonso.floresr@hotmail.com Para: clubdelamiguito@terra.com.mx Asunto: Quiero ser del Club ¡Hola! Soy Luis, soy un estudiante de 6º semestre de odontología. Me gusta ayudar al prójimo y quiero ser parte del Club del Amiguito, les agradecería que me aceptaran. Me gusta ir a Misa, ya que cada día es una historia nueva que escuchar e imaginar, igual que un libro, sólo que basado en historias verídicas. ¡Saludos! ¡Ya eres parte del Club, Luis! Es un honor recibirte y tenerte como amigo, ¡sigue en contacto! De: Liliana Hernández Ávila, liliston11@hotmail.com Para: clubdelamiguito@terra.com.mx Asunto: Ser parte del Club Hola, me llamo Liliana, tengo 11 años, y pertenezco a la parroquia san Pedro Apóstol Zapopan. Me gusta ir al catecismo y a Misa porque canto en el coro de los niños. Voy en la escuela República Mexicana en Zapopan, voy en 6º. Mi mejor amiga se llama Jessica. Espero me acepten. Bienvenida a nuestro Club, Liliana, amiga cantora y estudiosa. Tú también envíanos tu “Carta a mamá”… ¿te animas? De: Vicky Anahí Alejo López, vicki_170821@live.com.mx Para: clubdelamiguito@terra.com.mx Asunto: Pertenecer al Club Hola soy Victoria, pero me dicen Vicky. Pertenezco a la parroquia la Purísima Concepción en Santa María Tequepexpan. Tengo 11 años, cumplo el 17 de agosto. Les dejo un chiste: ¿Por qué la gansa cruzó el río? Porque su hermano le dijo: “¡Venganza!”. Ja, ja. Tengo tres hermanos: Luis de 18 años, Sergio de 17 y Carlos de 14. Espero me acepten en su Club. Un saludo a toda Santa María Tequepexpan, y a la Colonia Loma Verde. Y por favor publiquen mi carta. Adiós. Vicky, ¡Claro que te aceptamos! y además te invitamos a que escribas tu “Carta a mamá”… ¿de acuerdo?


De: Yovana Itzel Morales, yovanalinda99@hotmail.com Para: clubdelamiguito@terra.com.mx Asunto: Ser parte del Club. ¡Hola! Soy Yovana, soy de la Parroquia Las Victorias, hice mi Primera Comunión a los 7 años, y nací el 14 de Febrero de 2002. Tengo dos hermanos: Alexis e Iván. Bueno, ahí les va un chistecín: ¿Qué quiere ser la servilleta de grande? ¡Quiere ser-billete! Ahí les va otro: ¿De qué murió la madre de Kung Fu? ¡De kungfu-ntivitis! Y otro: ¿Qué se pone Superman cuando sale de bañarse? ¡Super-fume! Ja,ja. Bueno, muchas gracias por aceptarme, y espero que mi mensaje salga en mi parroquia. ¡Un saludo afectuoso a la comunidad parroquial de Las Victorias! Bienvenida al Club y envíanos ya tu carta a mamá… ¡participa y gana!

De: Ramiro Alejandro Ruiz Carranza Asunto: Carta a mamá Mi nombre es Alejandro, acabo de cumplir 12 años y esta carta se la escribí a mi Mamá cuando yo tenía 9 años, y ella la conservó con mucho cariño. La carta dice así: “Mamá, te amo de todo corazón y al pensar en ti me motivo. Escribí esto para ti: Es maravilloso, tan sólo pensar, que en mi vida existe un ser especial. Desde que nací, no hay nada igual y yo no podría ni imaginar lo que de mí sería vivir sin mamá. Una mano amiga, guía sin igual, apoyo, consuelo, ternura, amor maternal. Regalo más grande, Dios no me pudo dar. Yo les digo a mis amigos que si no la tienen, tengan la seguridad de que ella los cuida y en el Cielo está;  pero si la tienen y a su lado está, gócenla, disfrútenla y repitan siempre: «TE AMO, MAMÁ». Yo te doy gracias Dios mío, por el amor de mamá, pues me dio la vida, un ser especial. Mami: eres lo mejor de mi vida...”. Gracias, Ramiro, por compartirnos tu carta, ya estás participando, ¿eh? vitamos, ustedes los in es: también a pen para ici Queridos lector rt víenla y pa rta a mamá, en ana! m se escriban su ca a próxim leta… ¡hasta la ganar una bicic

clubdelamiguito@terra.com.mx


¿SABÍAS QUE…

único órgano ...el cerebro es el trasplanta? con memoria y no se permite trasAunque hoy la ciencia piel, huesos y plantes de córneas, dicos son reextremidades, los mé este órgano, nuentes a trasplantar rnos psicolópues podría traer trasto gicos en el receptor.

CHISTE:

recibir El Amiguito ¿Te gustaría en tu correo electrónico? Ingresa a: www.elamiguito.org o copia el código QR:

Dos niños platicando: –¿Supiste lo que le pasó a Luisito? –No. ¿Qué le pasó? –Se cayó de la terraza del edificio. –¡Uy! ¿Y ahora dónde está? –En el cielo. –¡Ooorale! ¿Tanto rebotó?

¡Y lo recibirás todas las semanas sin ningún costo!

DIRECTORIO: Fundado por José H. Alba en el año de 1932

Franqueo pagado. Publicación semanal. Permiso SEPOMEX 003 0732. Características 2145522112. Certificados de Licitud de contenido y de Título número 889 y 01119. Registro Reserva 04-2003-070111165300-101. Tiraje: 40,000 ejemplares. Costo $50.00 Pesos ciento. Director responsable: Pbro. Antonio Gutiérrez Montaño. Colaboración: Irma Márquez Castro. Ilustrador: Raúl Alonso Hernández. Diseño e Impresión por: Creator Comunicación, S. de R.L. de C.V.; Isla Flores 3344. Col. Jardines de San José. Tels.: 3002-6470 y 71.


El amiguito - 31 de Marzo de 2013 - Num. 13