Issuu on Google+

Las claves de la alimentación Una buena alimentación es la base del éxito de su granja, no sólo económicamente, sino también en términos de producción, sanidad animal y fertilidad. ¿Sabía que casi el 50% de la diferencia en producción de leche entre granjas está determinada por la composición de la ración? ¿Y que el resto se debe a otros factores como el establo, la sanidad animal y el manejo del ganado? Las claves de la alimentación responde las cuatro preguntas prácticas que todos los propietarios y trabajadores de explotaciones lecheras se hacen: 1. ¿Qué alimento debería administrar y en qué cantidad? 2. ¿Cuál es la mejor manera de asegurarse que cada animal ingiere la ración correcta? 3. ¿Cómo compruebo que cada animal come lo que debe? 4. ¿Cómo hago ajustes y resuelvo problemas concretos?

Además Las claves de la alimentación le enseña lo que usted, como ganadero, puede hacer hoy para mejorar el manejo de la alimentación, con información fiable, explicaciones cortas y muchas imágenes tomadas en explotaciones reales.

Jan Hulsen Dries Aerden

Las claves de la alimentación forma parte de la colección Cow Signals®. Una serie de libros que aportan conocimiento práctico, centrado en el animal de granjas lecheras, de una manera accesible.

Las claves de la alimentación www.roodbont.com

www.vetvice.com

www.cowsignals.com

www.liba.be

Guía práctica de alimentación del ganado vacuno lechero para obtener una producción y un estado sanitario óptimos

Co

Ag

da mi

ua

Salud

Pa

z

Luz

Este libro contiene un gran número de consejos prácticos y directrices sobre la base de una alimentación saludable y económica. ¿Sabía que una vaca que no puede comer a la vez que el resto del grupo come más rápido y acaba comiendo menos cantidad? ¿Que una vaca lechera produce 200 litros de saliva al día y bombea 15.000 litros de sangre a través de la ubre? ¿Y que la mayoría de los granjeros prefiere no administrar el alimento temprano por la mañana?

Las necesidades básicas de una vaca se pueden resumir en siete palabras clave, que forman las esquinas del diamante de “Cow Signals”. Estas siete necesidades básicas son comida, agua, luz, aire, descanso y espacio, y salud. Como ganadero debe prestar atención a todas estas necesidades para asegurar un buen estado sanitario, bienestar y una óptima producción. El cuidado de los animales también requiere especial atención a las esquinas del diamante “Cow Signals”.

Espacio

Viejo dicho de los granjeros holandeses

Jan Hulsen - Dries Aerden

Dries Aerden estudió en la Universidad K. H. Kempen, en la ciudad de Geel, al oeste de Bélgica. Tras adquirir experiencia internacional en un gran número de explotaciones de vacuno lechero especializadas, en Dinamarca y Estados Unidos, entró a formar parte de la asesoría belga LIBA. Dries tiene un gran interés en la alimentación y su impacto en la economía de la explotación. LIBA está especializada en los aspectos económicos de la ganadería de leche – contabilidad y diseño de planes de negocios – y en el manejo operacional. Ofrece también una aplicación en línea llamada Cowdashboard™, una manera fácil para que los ganaderos puedan monitorizar su balance alimentario. LIBA proporciona asesoramiento sobre cómo mejorar el balance alimentario y el manejo económico de la explotación.

El diamante de “Cow Signals”

co pr py ot rig ec h te t d

Jan Hulsen creció en una granja con vacas lecheras y cerdos. Estudió veterinaria y tiene un interés especial en la divulgación. Tras trabajar como veterinario de campo durante tres años decidió centrarse en la transmisión del conocimiento y consultoría y se formó en periodismo, marketing, divulgación y administración de empresas. Con su compañía Vetvice, Jan desarrolló el concepto “Cow Signals®” y escribió la exitosa colección de libros “Cow Signals®”. Vetvice ofrece charlas y cursos de formación en todos los aspectos de “Cow Signals®” en más de 30 países. La principal especialidad de Vetvice es el manejo de las granjas de vacuno lechero. Además del cuidado de los animales, se centra en el bienestar de los trabajadores y la productividad. Vetvice aseora y forma a los ganaderos en el diseño de la granja, la organización del trabajo y la prevención de enfermedades.

“Se alimenta con los ojos”

Las claves de la alimentación

Sobre los autores

Ai

re


Colofón

Las claves de la alimentación Autores Jan Hulsen Dries Aerden Editores Ton van Schie Christel Lubbers Traducción Cristina Saro Higuera Revisión y adaptación Vicente Jimeno Vinatea

Para libros, contenido digital y ediciones personalizadas

Roodbont Publishers B.V. P.O. Box 4103 7200 BC Zutphen Países Bajos T +31 (0)575 54 56 88 E info@roodbont.com I www.roodbont.com Para asesoramiento sobre explotaciones y construcción de establos

Coordinador de la edición en castellano Javier Marcos Fernández

Ilustraciones Trudy Michels, Studio Michels Herman Roozen Diseño Varwig Design

Con la colaboración de Joep Driessen, Dick de Lange, Bert van Niejenhuis, Pieter Paschyn, Nico Vreeburg, Bertjan Westerlaan, Jaap van Zwieten

Agradecimientos especiales a Owen Atkinson, Jack Rodenburg, Freek van Essen, Kees Haanstra, Paul Hulsen, René Knook, Roel Koolen, Adri Maas, Aart Malestein, Niek Mangelaars, Ria y Ronald Raats, Kees Simons, Lucas Talsma y el gran número de ganaderos, asesores, veterinarios y otras personas involucradas en el mundo del ganado vacuno lechero.

Las claves de la alimentación es parte de la exitosa colección Cow Signals®. Koesignalen y Cow Signals son marcas registradas de Vetvice®. © Jan Hulsen, 2014 Ninguna parte de esta publicación podrá ser duplicada, fotocopiada, reimpresa o reproducida de ninguna forma sin el permiso previo, por escrito, del editor. Los autores y editores se han esforzado todo lo posible para asegurar la precisión de la información contenida en este libro. Sin embargo, los autores y editores no asumen responsabilidades por el daño de cualquier tipo que pueda resultar de las acciones o decisiones basadas en esta información. El editor se ha esforzado en citar a los propietarios del material visual. Si una fuente no está citada, el propietario puede contactar con el editor. ISBN: 978-90-8740-179-5

Vetvice® Group Moerstraatsebaan 115 4614 PC Bergen op Zoom The Netherlands T +31 (0)165 30 43 05 E info@vetvice.com I www.vetvice.com

co pr py ot rig ec h te t d

Fotografía Jan Hulsen (salvo que se indique lo contrario) Anneke Hallebeek (31) Broer Hulsen (7, 9 (2x), 31 (2x), 50, 78) Bertjan Westerlaan (28)

Vetvice proporciona a los ganaderos de vacuno lechero y sus asesores y proveedores información práctica y de calidad sobre explotaciones lecheras, adquirida a través de investigación científica y de la práctica. Esto nos permite conseguir el estado sanitario y de bienestar óptimo para los animales y las personas, dentro de un sistema económicamente rentable que da como resultado unos productos alimenticios de calidad. Para talleres y presentaciones

CowSignals® Training Company Hoekgraaf 17A 6617 AX Bergharen Países Bajos T +31 (0)6 54 26 73 53 E info@cowsignals.com I www.cowsignals.com

LIBA Dorpsstraat 21 3950 Bocholt Bélgica T +32 (0)89 46 46 06 F +32 (0)89 46 11 79 E info@liba.be I www.liba.be


Contenidos

Introducción: Necesidades etológicas y comportamiento alimentario

4

Necesidades etológicas

5

Alimentación y digestión en la vaca

Función del rumen: mezcla, paso del alimento Digestión del alimento

La energía y la proteína dirigen la fermentación

6

8

10

11

La ingestión, la producción de leche y el pH del rumen 12 El pH del rumen

13

1: La comida

14

Una comida óptima

La ingestión de agua

Tiempo suficiente para comer

16 17

2: Almacenamiento, carga y administración del alimento Alimentación óptima

Carga, mezcla y suministro del alimento Carga del carro mezclador

Medir = Saber qué está pasando realmente Monitorización y calibrado

Usar el separador de forrajes Ensilado

52

Abordar los problemas; hacer mejoras

54

Tabla de consistencia del estiércol

56

Llenado y funciones del rumen

Evaluar las formas de las heces

Tabla de digestión del alimento

Tabla de instrucciones del tamizado del estiércol

3: Cálculo de la ración Tasa de fermentación ruminal La fibra

Evaluar el análisis del forraje Evaluar el forraje

El almacén de forraje

Manejo del almacén de forrajes

55

57

58

Esquema de evaluación del estiércol tamizado

59

5: Medir y manejar la explotación como gerente

60

62

23

Objetivo económico: ingresos sobre el coste de la alimentación

Objetivo: eficiencia de conversión del alimento Objetivo: producción de leche El periodo seco

Un periodo seco y una transición exitosas

63

64

66

67

24 25

26

6: Problemas de las vacas relacionados con la alimentación

68

27

28

Alimentación y comportamiento anormales

La cetosis y el hígado graso

69

30

Demasiada producción de ácido en el rumen

29

31

32

34

36 37

38

39

40

42

43

RTM: Ración Total Mezclada

44

Análisis de forrajes: definición de términos

46

RPM: Ración Parcialmente Mezclada

53

21

22

Pastoreo óptimo

Llenado del rumen

51

61

Estrés por calor

Caminar y tumbarse cómodamente

El comedero

50

Evaluar la ingestión de alimento de cada vaca

Medir y analizar, no adivinar ni especular

20

Identificar y reducir la selección del alimento

18

Espacio, descanso y tranquilidad

Pastoreo

48

co pr py ot rig ec h te t d

Comer confortablemente

15

4: Medidas y manejo a través de la vaca

45

La fiebre de la leche

Desplazamiento de abomaso a la izquierda

o a la derecha

70

71

72 73

Manejo de la condición corporal

74

Problemas en las extremidades

76

Reticulopericarditis

78

Estado nutricional, producción y fertilidad Minerales: la cantidad justa

75

77

Índice 79


La comida

CAPÍTULO 1

La comida

co pr py ot rig ec h te t d

En condiciones ideales las vacas deberían hacer 12 comidas idénticas distribuidas a lo largo de todo el día. Deben rumiar durante mucho tiempo y no deberían seleccionar el alimento. Esto es más importante cuanta más leche produzcan. Para que las vacas puedan hacer un número elevado de comidas y rumiar con tranquilidad, la zona de alimentación debe ser fácilmente accesible y deben poder comer sin estrés. La comida debe ser apetecible y el hecho de que ingieran comida a menudo (≥ 2x) significa que no deben hacer comidas copiosas. El suministro de comida fresca siempre anima a las vacas a acercarse y comer. Y debido a que comen mucho, también necesitan beber mucho.

Pequeñas comidas, mucha rumia

Una vaca necesita hacer un elevado número de comidas, distribuidas correctamente a lo largo del día. De esta manera cada comida es pequeña, el rumen se mantiene lleno y los descensos de pH se minimizan. En una granja en condiciones óptimas las vacas comen entre 10-14 veces al día. Los animales más productivos comen 14 veces al día. Una vaca está comiendo de manera correcta si: • accede fácilmente a comida apetecible • no necesita darse prisa por llegar a la comida • puede comer cómodamente • está sana, sin dolor ni estrés • tiene una regularidad y una rutina • puede comer al mismo tiempo que el resto de las vacas

Con las orejas hacia atrás y un ligero movimiento de cabeza, la vaca negra envía un mensaje amenazante a la vaca blanca. La vaca blanca no devuelve la amenaza, confirmando así la posición dominante de la vaca negra. Confirmar la jerarquía social es una parte muy importante del comer y el beber.

Comer juntas, descansar juntas

Una vaca que no puede comer a la vez que el resto del grupo comerá más rápido y generalmente comerá menos. También estará menos tiempo echada, con lo que sus extremidades soportarán más presión. Mientras haya comida apetecible y con la correcta composición disponible, se podrá limitar las consecuencias de no tener suficiente espacio de comederos. Pero si la comida también es limitada o de difícil acceso, o si las vacas seleccionan el alimento, comenzarán las luchas por la dominancia y los animales en la posición social más baja sufrirán las consecuencias. Esto resultará en más animales con problemas, lo que a la larga significa más trabajo para usted, mayores costes y menos producción. Esto tiene un mayor impacto en las vacas secas y un menor impacto en las vacas de baja producción.

Los animales que no comen con el resto del grupo comerán cuando el grupo esté descansando. Comerán más rápido, resultando en una mayor acidosis ruminal y una utilización más pobre del alimento. Además, generalmente comerán menos, lo que llevará a una mayor pérdida de peso y cetosis.

14

Las claves de la alimentación


Una comida óptima

Comer raciones mezcladas

Si las vacas no comen una mezcla de todos los alimentos, tenderán a comer los alimentos de la ración más fácilmente digestibles. Esto puede hacer que el pH del rumen disminuya temporalmente y que la comida pase al intestino delgado más rápidamente. Las comidas posteriores se digerirán más despacio ya que contienen los alimentos con menos energía o proteína fácilmente accesible por la flora ruminal. Seleccionar el alimento también produce más enfrentamientos entre las vacas, particularmente si no todas pueden comer al mismo tiempo.

Alimentar más a menudo, menos selección

co pr py ot rig ec h te t d

Alimentar a los animales más a menudo reduce la selección del alimento. Los alimentos se mantienen más sabrosos porque las vacas no los contaminan con saliva y se calientan menos. Las vacas no pueden ingerir grandes cantidades de concentrado cuando hay menos comida disponible en el comedero. El tiempo del que las vacas disponen para comer no influye en la selección del alimento.

Comer tanta materia seca como sea posible

La vaca usa principalmente su nariz para determinar si la comida es apetecible (por ejemplo oliéndola).

Foto-pregunta

¿Qué se puede ver y qué se debe hacer?

La vaca permanece levantada, con las extremidades traseras demasiado hacia delante. Además, apuntan hacia afuera y parece no apoyar el peso en la extremidad posterior izquierda. También hay signos en la pezuña que indican una posible hemorragia en la planta del pie (heridas). Las causas subyacentes son la acidosis ruminal y una severa pérdida de peso (que redujo la calidad de la pezuña) combinadas con cubículos incómodos y largos períodos sin echarse. Trate los síntomas de la vaca y resuelva las causas.

Capítulo 1: La comida

El que una vaca coma toda la materia seca que puede está determinado por: 1. La digestibilidad de la ración El alimento más fácilmente digestible desaparece más rápido del rumen. 2. El volumen del alimento Las raciones muy húmedas o muy voluminosas, como las raciones de secado, una ración en la sala de ordeño con menos del 30%-35% de materia seca o pasto muy húmedo, llenarán el rumen antes de que la vaca se haya saciado. 3. El sabor de la comida La comida muy apetecible no hará que las vacas coman más, pero la comida que no tenga buen sabor hará que coman menos. La comida fresca atrae a las vacas y hace que coman. 4. Problemas en el rumen, enfermedades y dolor. Todas las causas de incomodidad, estrés o ansiedad reducen la ingestión de alimento.

Los sistemas que arriman el alimento de manera automática aseguran un correcto descanso y rutina para las vacas, ya que siempre hay comida disponible en el comedero. 15


La ingestión de agua

Ingestión de agua, en litros, por día Vaca 635 kg

Vacas secas

Animales jóvenes

Producción de leche kg/día 9 27 36 45 Peso corporal kg 635 725 Peso corporal kg 91 181 363 544

co pr py ot rig ec h te t d

El sabor y el olor del agua tienen un gran impacto ya que las vacas quieren agua fresca para beber. Vigile la concentración de minerales e impurezas en el agua y asegúrese que el origen del agua es aceptable. Las vacas beben entre 6 y 14 veces al día. Entre el 30% y el 50% de lo que beben al día lo hacen en la hora siguiente al ordeño; el resto, generalmente, tras las comidas. Beben en rafagas cortas: hasta 15 litros en 45 segundos. Prefieren que el agua este a una temperatura entre 17 y 27 °C. Tambien prefieren beber junto a otras vacas en un bebedero abierto y a baja altura (50 cm). Asegúrese de que al menos el 10% de los animales pueden beber a la vez, con los puntos de bebida bien distribuidos. Otra regla importante es que haya 1 bebedero por cada 20 vacas, un bebedero de flujo rápido para cada 10-15 vacas o un bebedero tipo cazoleta (activado con la lengua) para cada 5 vacas. Una vaca debe poder beber 15 litros en menos de un minuto. En cada grupo debe haber al menos dos puntos de administración de agua, más uno extra por si alguno de los otros está sucio o no funciona. Los bebederos bien posicionados atraerán a las vacas desde la salida de la sala o el robot de ordeño, ya que tras el ordeño generalmente están sedientas. Una vaca necesita entre 4 y 5 litros de agua por cada litro de leche que produce. La ración contiene entre 30 y 60 litros de agua, así que el resto debe suministrárselo el agua de bebida. Si bebe demasiado poco disminuirá la ingestión de alimento. La acidosis ruminal hará que la vaca beba más para tratar de diluir el contenido ruminal.

Temperatura ambiente 4 °C 15,5 °C 27 °C 45 83 102 121

55 99 121 143

68 199 146 173

37 39

45 48

61 65

8 14 24 33

9 17 30 41

12 23 40 55

Fuente: D.E. Falk, Universidad de Idaho, 2006

Beber mucha agua

Ingestión de agua en vacas estabuladas a diferente temperatura ambiente. Ajuste el suministro y la demanda de agua en los períodos cálidos.

Limpie los bebederos al menos una vez a la semana. Elimine la película mucosa formada en la superficie del agua y en cualquier parte del bebedero con un cepillo. La suciedad y el crecimiento bacteriano estropean el sabor del agua y pueden ser una fuente de infección.

Un bebedero de flujo rápido debe dispensar 15-20 litros de agua por minuto. Si usted permite que el bebedero rebose en un cubo, un cubo de 10 litros debe llenarse en 40 segundos, y un cubo de 15 litros en 60 segundos.

Foto-pregunta

¿En qué piensa primero? Hay vacas nerviosas, con el rumen demasiado vacío, aun cuando hay comida suficiente en el comedero. Compruebe inmediatamente el bebedero. ¿Tienen suficiente agua?

16

Baja producción y baja ingestión de alimento sin causa aparente. ¿El agua está fresca y con buen sabor? Compruébelo oliéndola y probándola y haga que se analice en un laboratorio.

Las claves de la alimentación


Tiempo suficiente para comer

Falta de tiempo = Comer más deprisa

¿Cuánto tiempo deben esperar sus vacas para acceder al comedero, al establo, al robot de ordeño, antes o después del ordeño? Una vaca en lactación a la que se le niega acceso libre a la comida, al agua o a los lugares de descanso durante más de tres horas al día, le falta tiempo para satisfacer estas necesidades. Comerá más rápido (y rumiará menos) y pasará menos tiempo junto a sus compañeras. Para una vaca el orden de prioridades con respecto a su tiempo es el siguiente: descanso, comida, bebida y pasar tiempo junto al resto de las vacas, en ese orden. Echarse y descansar tiene la máxima prioridad, así que lo hará durante el mismo tiempo que si estuviese en condiciones ideales.

Actividades diarias de una vaca Tiempo 4-6 horas (9-15 comidas) 12-14 horas 2-3 horas 7-10 horas 0,5 horas 2,5-3,5 horas

co pr py ot rig ec h te t d

Actividad Comer Echarse Interacciones sociales Rumiar Beber Otras (ordeño, intervenciones, etc.)

Una vaca no debería esperar más de una hora para ser ordeñada si se la ordeña 2 veces al día, o tres cuartos de hora si se la ordeña 3 veces al día. Las vacas cojas y débiles llegarán las últimas a la sala de ordeño, perdiendo así más tiempo para comer o descansar.

Las vacas de alta producción están echadas una media de 14 horas al día. El tiempo total de comida es el mismo que para una vaca de producción media pero comen más rápido y hacen más comidas.

Foto-pregunta

¿Cuándo está el comedero vacío?

Una vaca se estira tanto como puede y las otras cinco están cerca del comedero pero no parecen interesadas en la comida. Parece que no les gusta el sabor de la comida. El comedero no está vacío pero las vacas no comen con ganas. Qué cantidad de comida queda en el comedero cuando usted va a alimentar otra vez a los animales (sobras) depende de lo apetecible que sea la ración. Si la comida es apetitosa, se considera que el comedero está vacío si las sobras representan no más del 3%-5%. En este caso, el comedero está ’vacío’ con un 10% de sobras.

Capítulo 1: La comida

Cuando las vacas están amarradas en el comedero tras el ordeño, comerán durante 30-45 minutos. Estar amarrado en el comedero más tiempo es molesto para las vacas, así que realice cualquier acción necesaria tan rápido como sea posible (detección de celo, inseminación). Tras 45 minutos, el canal del pezón estará totalmente cerrado.

Si las vacas deben acabar toda la comida administrada, no tendrán nada para comer en un tiempo. De esta forma, la próxima vez que se les administre alimento comerán más de lo normal, aumentando así el riesgo de acidosis ruminal.

17


Comer confortablemente

Bienvenida a la cornadiza

Una cornadiza en el comedero nos asegura que las vacas no pisoteen o se tumben en la comida. No debe incomodar a las vacas ya que les quitaría las ganas de acudir a la comida. Un comedero sin cornadiza, con un murete de separación del pasillo de alimentación y una barra de cuello es la mejor solución: no hace ruido y no impide a las vacas llegar a la comida. Desventaja: puede ser difícil posicionar la barra de cuello, de tal manera que si se coloca demasiado baja puede generar hematomas en la cruz de las vacas, y si se sitúa demasiado alta puede favorecer que a veces las vacas se escapen. Una cornadiza autotrabante tiene el valor adicional de restringir el movimiento de las vacas. De esta forma las vacas se empujan menos que en un comedero con barra de cuello. Desventaja: peligro de errores en el diseño o las dimensiones. Las vacas con cuernos comen de manera segura en cualquiera de los dos sistemas, si el sistema de amarre se abre por la parte superior. Con otro tipo de cornadizas pueden golpearse o rompérselos cuernos.

Los científicos no han encontrado diferencias en la ingestión entre un comedero con barra de cuelo o una cornadiza autotrabante. Si las vacas no están familiarizadas con el sistema de comedero necesitarán unas semanas para acostumbrarse. Por tanto, familiarice a sus animales jóvenes con la cornadiza autotrabante si pretende que la sigan utilizando después del parto.

0,25 m

co pr py ot rig ec h te t d

0,25 m (ajustable)

Barra de cuello (ajustable) 1,25 m (0,85 x altura a la cruz)

Hueco para la cabeza (con cierre automático)

1,55 m (> altura de la grupa de la vaca más grande)

Poste de 8 mm de diámetro (incorporado en la pared del muro)

0,5 m 0,05 – 0,1 m

Pared (borde superior redondeado, tan estrecho como sea posible)

Fondo del comedero laminado o alicatado

0,5 m

0,05 – 0,1 m

Dimensiones básicas de una plaza de comedero con cornadiza o barra de cuello para una vaca adulta (altura a la cruz 1,47 m). Anchura del comedero: 70 cm para vacas en lactación, ≥ 80 cm en vacas secas. Ver también página 30.

Foto-pregunta

¿Qué se ve y qué se debe hacer?

Hay una marca de presión en el hombro de esta vaca causada por la presión contra un objeto duro. Esto pasa casi siempre en la cornadiza del comedero. También puede pasar cuando las vacas seleccionan bocados apetecibles de la ración, como patatas o remolachas.

18

Esta cornadiza está causando heridas en dos zonas del cuerpo de la vaca (flechas). Las barras oblicuas dificultan a la vaca sacar la cabeza a través de la cornadiza, por lo que alcanza menos comida. Asegúrese de que la cornadiza del comedero esté bien adaptada al tamaño de sus animales.

El comedero está vacío. Para poder comer, las vacas tienen que estirarse y apretarse contra la cornadiza. Las vacas con el cuello más corto terminan por no comer lo suficiente. Arrímeles la comida más a menudo.

El estiramiento del cuello le indica que la vaca espera encontrar alimento más apetecible más lejos. Si las vacas no comen o comen poca cantidad, significa que la comida no es apetitosa. Si comienzan a remover la comida es posible que estén seleccionándola.

Las claves de la alimentación


Comer confortablemente

Señales de una cornadiza incómoda en el comedero

Las marcas de presión como este engrosamiento de la piel en el cuello son causadas por la presión de alguna parte del cuerpo contra la cornadiza. La barra del cuello en esta cornadiza es demasiado baja. La altura normal es 5 cm por encima de la cruz de las vacas más altas.

co pr py ot rig ec h te t d

Aquí el suelo del comedero está al mismo nivel que el suelo donde están las vacas, el muro es grueso y la valla vertical. Esto lleva a que las vacas no tengan al alcance comida suficiente. Arrímeles la comida de 5 a 8 veces al día.

Aquí las vacas presionan los hombros contra la parte superior de la cornadiza. Hay varias vacas con hematomas en el hombro izquierdo en este corral. En la plaza de cornadiza debería haber al menos 32,5 cm de espacio libre, desde el centro del hueco para la cabeza hasta la barra vertical.

Las barras que brillan indican que las vacas las presionan y se rozan a menudo contra ellas, lo que puede indicar que es una cornadiza demasiado restrictiva. El área sin pelo en el hombro es un signo de incomodidad. Esta cornadiza es demasiado pequeña.

El hueco libre de la cornadiza para la cabeza es demasiado estrecho. Algunas vacas tienen alopecias y la piel del cuello endurecida. La dimensión mínima para una vaca Holstein Friesian adulta es de 22 cm.

Las vacas tienen que comer con la cabeza baja, igual que si estuvieran pastando. Si tienen que comer en un comedero demasiado alto, rumiarán menos y producirán menos saliva.

Capítulo 1: La comida

19


Espacio, descanso y tranquilidad

Dominancia y espacio

Las luchas por la dominancia tienen como resultado que los animales más abajo en la jerarquía social coman menos, más rápido y realizando un menor número de comidas. Cada grupo de vacas tiene un orden que determina dónde y cuándo comer, beber o descansar. Los animales que están más abajo en la escala social tienen que adaptarse a ello. Los animales con mayor estatus social exigen a los del orden más bajo que muestren respeto apartándose o esperando su turno. Si hay poca comida, poco espacio para reposar o poco espacio en el comedero, las vacas dominantes reclamarán su derecho con más énfasis. Serán más agresivas y tenderán a perseguir a otras vacas. Bloquear los puntos de bebida también es un signo de dominancia.

Cambios en el grupo

Ventajas de tener un grupo separado de novillas, en comparación con un grupo mezclado

co pr py ot rig ec h te t d

Cuando una vaca cambia de grupo, esto lleva generalmente a una disminución de la producción de leche de hasta 6 kg/ día. Esto depende de la magnitud de los cambios de comida, rutina o acomodación, así como de los conflictos sociales en el grupo nuevo. Las novillas son generalmente las últimas en la escala social y por tanto sufren más. Intente introducir nuevos animales en el grupo en grupos. El nuevo orden jerárquico se establecerá en dos días para los animales más experimentados, y en cuatro para los más jóvenes. Así que, si se introducen animales una vez a la semana, habrá tensión durante 2-4 días. Si se introducen animales dos veces a la semana, habrá tensiones sociales constantemente. Si se introducen animales una vez cada dos semanas, le proporcionará de 10 a 12 días de tranquilidad.

Tras dos o tres semanas todas las vacas estarán acostumbradas a la nueva situación en la explotación y a las rutinas. La flora ruminal también se tiene que adaptar. Si la ración de comida ofrecida y la cantidad ingerida es distinta durante el período de adaptación, la adaptación puede durar hasta tres semanas.

Foto-pregunta

Número de comidas Ingestión de alimento Tiempo comiendo Tiempo de descanso Número de períodos de descanso Producción de leche

+ 9% + 12% + 11% + 9% + 19% + 9%

Estas cifras son promedios obtenidos de estudios científicos sobre las ventajas diarias de crear un grupo separado de novillas de primer parto. En explotaciones pequeñas en este grupo se pueden incluir también vacas más viejas de pequeño tamaño. Los cubículos y la cornadiza del comedero pueden ser un poco más pequeños para este grupo de “vacas pequeñas”.

¿Qué se ve? ¿Por qué ha ocurrido y qué significa?

Cuánto se alejan las vacas de usted es un elemento de medida del miedo que tienen al contacto con los humanos. Esta novilla no parece asustada. Los animales que se mantienen a cierta distancia y se muestran nerviosos con la presencia de humanos sufren más estrés y las consecuencias que ello conlleva, incluyendo reacciones de ansiedad, intentar esconderse, descansar menos y comer menos. Las vacas en calma son más fáciles de manejar, es más agradable trabajar con ellas y producen más leche. Acostúmbrese, y enseñe también a los trabajadores, a manejar a los animales con calma y de manera predecible. Haga que sus animales se acostumbren a la gente caminando entre ellos todos los días. Comience por los terneros más jóvenes.

20

Las claves de la alimentación


Caminar y tumbarse cómodamente

Caminar sin problemas

Si las vacas tienen un problema en sus extremidades, no podrán acceder al alimento tan a menudo como es preciso. Para una buena recuperación, las vacas que se encuentren ligeramente cojas necesitan un sitio cómodo para echarse: cubículos con cama de paja, de arena o un corral con paja. Las vacas cojas deberían estar en un corral con paja o en un pasto, cerca del agua y la comida. Las vacas con algún problema leve en las pezuñas hacen un menor número de comidas, pero comen más en cada una de ellas. Por consiguiente, comen más rápido y rumian menos. Las vacas con problemas graves en las pezuñas también ingieren menos cantidad de materia seca por día. Tienen un riesgo más elevado de perder peso, padecer cetosis, no quedar preñadas y un gran número de patologías más.

Tumbarse el tiempo suficiente

Todas las vacas deberían permanecer echadas al menos 12 horas al día. Para ello necesitan disponer de un lugar cómodo y de fácil acceso. Los lugares de descanso incómodos pueden ocasionar estrés y problemas en las extremidades. Si hay menos lugares de descanso que vacas, la lucha por la dominancia aumenta y los animales más bajos en la escala social pasarán menos tiempo echados. Las vacas esperarán más para echarse, lo que puede interferir con el tiempo disponible para comer. Las vacas que no tienen tiempo suficiente para descansar comerán más rápido.

Seguridad en los caminos de acceso

co pr py ot rig ec h te t d

El que una vaca vaya al comedero, bebedero o lugares de descanso tan a menudo como desee depende de lo amplio que sea el camino de acceso y de si el suelo ofrece un buen agarre. En los lugares de paso estrechos, las vacas con la posición más baja en la escala social no pueden ceder el paso a las vacas dominantes y tienen que esperar hasta que el camino quede libre. Un agarre inadecuado hace que las vacas tengan que caminar con cautela, impidiéndoles hacerlo tanto como quisieran.

Heridas en el corvejón, muchas vacas de pie en los cubículos y obstrucciones evidentes en los mismos: señales de un tiempo de descanso inadecuado.

Factores clave para caminar cómodamente Agarre suficiente

Siempre una ruta de escape

Las vacas son recelosas ante suelos lisos porque pueden resbalar fácilmente.

Los animales con posición más baja en la escala social no tienen forma de escapar en los caminos sin salida. Este hecho les estresará.

Sin obstáculos

Extremidades sanas

Obstáculos que impiden el paso de las vacas o en los que se pueden dañar las extremidades. Son particularmente problemáticos en las luchas por la dominancia, cuando las vacas son acosadas o en establos con suelos lisos.

Los problemas en las extremidades pueden hacer que las vacas ingieran menos alimento. Esto se hace muy evidente con problemas severos tales como úlceras en la planta de las pezuñas. De todas formas, cualquier procedimiento doloroso reducirá el apetito de las vacas y hará que gasten más energía.

Capítulo 1: La comida

21


Estrés por calor

Abordar el estrés por calor: el plan de acción a partir de los 21 °C El estrés por calor hace que las vacas coman menos y permanezcan más tiempo sin echarse. Hay menos efecto tampón sobre el pH en el rumen ya que se produce menos saliva y hay pérdidas de bicarbonato a través de la respiración (jadeo). El riesgo de acidosis ruminal, cetosis y hemorragias plantares aumenta entre el 1 de mayo y el 1 de septiembre. Grupos de riesgo: vacas en transición y vacas recién paridas. Localización de mayor riesgo: la zona de espera de la sala de ordeño.

Signos de estrés por calor en vacas

Comen menos

Buscan sitios frescos

Beben más

Permanecen más tiempo sin echarse

Buscan la sombra

Lugares frescos y capacidad de refrigeración • aisle el tejado del establo • instale, regule y limpie los ventiladores regularmente • proporcione zonas de sombra en el pasto

Proporciones en la ración de verano • fibra más fácilmente digestible (por ejemplo: pulpa de remolacha, cascarilla de soja) • menos proteína bruta por kg de materia seca (más proporción de proteína no degradable en el rumen) • mayor porcentaje de grasa (máx. 6%) por kg de materia seca

Suplementos en la ración de verano • bicarbonato sódico (150-200 g/vaca/día) • más potasio y sodio (1,5% y 0,55% de la materia seca de la ración, respectivamente) • más antioxidantes (vit. A, vit., E, Se, Cu, Zn) • levaduras • balance catión/anión: +250 mEq/kg materia seca

Disponibilidad de agua de bebida • preferentemente bebederos grandes y abiertos • agua limpia, con buen sabor y de fácil acceso • establo: un bebedero de flujo rápido (> 20 L/min) por cada 15 vacas, o un bebedero tipo abrevadero (> 50 L y > 30 L/min) por cada 20 vacas • pasto: que el 10% de las vacas puedan beber a la vez, capacidad total: ≥ 15 L/vaca/hora

Punto de actuación cuando la temperatura exterior supere los 21 °C Mantenga el establo fresco y muy limpio • cubra las ventanas y tragaluces • optimice la ventilación natural y mecánica, limpie los ventiladores • quite los obstáculos dentro y alrededor del establo que impidan la ventilación • extreme la higiene del establo • extreme el control de las moscas • refresque el tejado con agua Adapte el manejo de las vacas • no conduzca a las vacas muy juntas • sáquelas al pasto por la noche • no planifique actividades para los momentos de más calor del día • evite las aglomeraciones

22

Optimice el manejo de la comida y la bebida • limpie el comedero a diario • más sobras de comida son aceptables • administre la comida más a menudo (para evitar que se caliente), antes de los períodos más frescos del día (a última hora de la tarde o primera hora de la mañana) • compruebe la pureza y el flujo de agua dos veces al día

Refresque a las vacas • dirija el aire de los ventiladores hacia las vacas: zona de espera, vacas secas, vacas en lactación en cubículos y comedero. • mantenga los ventiladores funcionando hasta que la temperatura alcance los 19 °C • por encima de 26 °C, o si la temperatura no baja de 20 °C durante la noche: duche a las vacas con agua durante un minuto y refrésquelas con ventiladores durante 5 minutos (mantenga las ubres secas)

Las claves de la alimentación

© Vetvice / Roodbont 2010 • 1103-ES-C-HS-01 Desarrollado en colaboración con UGCN www.ugcn.nl

co pr py ot rig ec h te t d

Puntos de acción para el verano


Pastoreo

Pastoreo: manejo diario

Las vacas en pastoreo requieren un manejo diario adecuado, ya que el crecimiento de la hierba y la ingestión difieren de un día a otro. Para asegurar una ingestión máxima, la hierba debe ser apetecible. Evalúe la hierba usted mismo y compruebe el estado de llenado del rumen, el comportamiento en el pasto y la producción de leche. El comportamiento en el pasto incluye dónde pastan las vacas y durante cuánto tiempo. Haga los ajustes necesarios en función de cuánta hierba calcula que van a comer las vacas y cuánta han comido.

Salud

Pastar es muy saludable para las vacas. Por una parte caminan en una superficie suave y segura, con buen agarre y pueden echarse y levantarse sin límites. Además, hacen ejercicio, toman aire fresco y se exponen a la luz solar. Por último, siempre hay comida disponible en el pasto y todas las vacas pueden comer a la vez. Las vacas explotadas en sistemas que incluyen el pastoreo generalmente viven más que las que no salen al pasto. De todas formas, sacar a las vacas a pastar no debería ser excusa para mantenerlas en un establo incómodo el resto del tiempo.

Puntos diarios para evaluar el comportamiento en pastoreo, llenado del rumen y producción de leche

Pastoreo en parcelas Pastoreo continuo

¿Qué vigilar? Las vacas de posición social más baja y las más débiles pueden ser dejadas a un lado Variaciones en la ingestión: Pasto fresco vs. pasto casi consumido Proporcione más o menos suplemento de alimento; Compruebe la cantidad de comida ingerida y la altura de la hierba

co pr py ot rig ec h te t d

Tipo de pastoreo Pastoreo en franjas

Cuanto más pasto tenga disponible para ingerir una vaca, más importante es evaluar la condición corporal. Las vacas de alta producción son generalmente incapaces de obtener toda la energía que necesitan de la hierba y perderán peso si no se les suplementa con una ración extra. Para llevar a cabo un pastoreo óptimo en combinación con la época de partos (pastoreo estacional) necesitará la raza apropiada de vaca.

Foto-pregunta

Pastar pone a las vacas en riesgo de infestaciones por parásitos del sistema respiratorio o intestinal y, a veces, de hígado o rumen, especialmente en pastoreo intensivo. Póngase de acuerdo con su veterinario para controlar estos problemas en todos los grupos de edad, incluidas las vacas en lactación. Tenga cuidado también con las picaduras de insectos.

Es casi la hora de ordeñar y estas vacas esperan en el cable del pastor eléctrico a la entrada del pasto, ¿qué le sugiere? Esperar no es un comportamiento natural en una vaca, deberían estar pastando o descansando. El pasto es menos apetecible que la comida del establo o hay muy poca hierba en el pasto. Si las vacas beben grandes cantidades de agua en el establo significa que hay poco agua disponible en el pasto. Cuando llueve o hace calor, permita a las vacas entrar al establo para cobijarse. Esto conlleva que deberá administrarles más comida en el establo. Sea estricto con los tiempos de recogida: recoja a las vacas todos los días a la misma hora.

Capítulo 1: La comida

23


Las claves de la alimentación Una buena alimentación es la base del éxito de su granja, no sólo económicamente, sino también en términos de producción, sanidad animal y fertilidad. ¿Sabía que casi el 50% de la diferencia en producción de leche entre granjas está determinada por la composición de la ración? ¿Y que el resto se debe a otros factores como el establo, la sanidad animal y el manejo del ganado? Las claves de la alimentación responde las cuatro preguntas prácticas que todos los propietarios y trabajadores de explotaciones lecheras se hacen: 1. ¿Qué alimento debería administrar y en qué cantidad? 2. ¿Cuál es la mejor manera de asegurarse que cada animal ingiere la ración correcta? 3. ¿Cómo compruebo que cada animal come lo que debe? 4. ¿Cómo hago ajustes y resuelvo problemas concretos?

Además Las claves de la alimentación le enseña lo que usted, como ganadero, puede hacer hoy para mejorar el manejo de la alimentación, con información fiable, explicaciones cortas y muchas imágenes tomadas en explotaciones reales.

Co

Jan Hulsen Dries Aerden

Las claves de la alimentación forma parte de la colección Cow Signals®. Una serie de libros que aportan conocimiento práctico, centrado en el animal de granjas lecheras, de una manera accesible.

Las claves de la alimentación www.roodbont.com

www.vetvice.com

www.cowsignals.com

www.liba.be

Guía práctica de alimentación del ganado vacuno lechero para obtener una producción y un estado sanitario óptimos

Ag

da mi

ua

Salud

Pa

z

Luz

Este libro contiene un gran número de consejos prácticos y directrices sobre la base de una alimentación saludable y económica. ¿Sabía que una vaca que no puede comer a la vez que el resto del grupo come más rápido y acaba comiendo menos cantidad? ¿Que una vaca lechera produce 200 litros de saliva al día y bombea 15.000 litros de sangre a través de la ubre? ¿Y que la mayoría de los granjeros prefiere no administrar el alimento temprano por la mañana?

Las necesidades básicas de una vaca se pueden resumir en siete palabras clave, que forman las esquinas del diamante de “Cow Signals”. Estas siete necesidades básicas son comida, agua, luz, aire, descanso y espacio, y salud. Como ganadero debe prestar atención a todas estas necesidades para asegurar un buen estado sanitario, bienestar y una óptima producción. El cuidado de los animales también requiere especial atención a las esquinas del diamante “Cow Signals”.

Espacio

Viejo dicho de los granjeros holandeses

El diamante de “Cow Signals”

Jan Hulsen - Dries Aerden

Dries Aerden estudió en la Universidad K. H. Kempen, en la ciudad de Geel, al oeste de Bélgica. Tras adquirir experiencia internacional en un gran número de explotaciones de vacuno lechero especializadas, en Dinamarca y Estados Unidos, entró a formar parte de la asesoría belga LIBA. Dries tiene un gran interés en la alimentación y su impacto en la economía de la explotación. LIBA está especializada en los aspectos económicos de la ganadería de leche – contabilidad y diseño de planes de negocios – y en el manejo operacional. Ofrece también una aplicación en línea llamada Cowdashboard™, una manera fácil para que los ganaderos puedan monitorizar su balance alimentario. LIBA proporciona asesoramiento sobre cómo mejorar el balance alimentario y el manejo económico de la explotación.

co pr py ot rig ec h te t d

Jan Hulsen creció en una granja con vacas lecheras y cerdos. Estudió veterinaria y tiene un interés especial en la divulgación. Tras trabajar como veterinario de campo durante tres años decidió centrarse en la transmisión del conocimiento y consultoría y se formó en periodismo, marketing, divulgación y administración de empresas. Con su compañía Vetvice, Jan desarrolló el concepto “Cow Signals®” y escribió la exitosa colección de libros “Cow Signals®”. Vetvice ofrece charlas y cursos de formación en todos los aspectos de “Cow Signals®” en más de 30 países. La principal especialidad de Vetvice es el manejo de las granjas de vacuno lechero. Además del cuidado de los animales, se centra en el bienestar de los trabajadores y la productividad. Vetvice aseora y forma a los ganaderos en el diseño de la granja, la organización del trabajo y la prevención de enfermedades.

“Se alimenta con los ojos”

Las claves de la alimentación

Sobre los autores

Ai

re


Feeding Signals - Spanish edition