Page 1

alojamiento, alimentación y cuidado y del trato que reciban.

de mi trabajo como veterinario rural, me especialicé en la transmisión

La primera tarea del ganadero que ordeñe con robot, es dejar a las vacas

de conocimientos y asesoramiento.” Para ello, se perfeccionó en

tranquilas. Éstas deben estar sanas, comer con ganas el concentrado y tener

periodismo, marketing y comunicación, y ciencias empresariales.

fácil acceso al robot. Eso es todo, pero todo eso es imprescindible.

Con su empresa, Vetvice, Jan Hulsen desarrolló el concepto de

El segundo desafío para el que se inicie en el ordeño automático, es la

las Señales de las Vacas ® y escribió la exitosa serie de Señales

organización del trabajo. Hay menos necesidad de realizar las tareas en un

Vacunas. Vetvice tiene actividades en más de 30 países, en donde

momento preciso, sin embargo, se trabaja con listas fijas de tareas diarias.

da conferencias y cursos en las áreas de las Señales de las Vacas,

La información suministrada por el ordenador del robot es una base

Podología, Reproducción, Recría, Período seco y de transición, y

importante del trabajo.

Construcción de alojamientos para la vaca.

Pues las vacas deben estar y permanecer muy sanas, y la técnica debe seguir

La serie de libros de Future Farming® trata de la gestión de

funcionando de primera. La Prevención y más previsión, son el lema. No

explotaciones lecheras. Se centra en el cuidado del animal, el cuidado

basta con que vaya bien; debe ir perfectamente bien.

del hombre y la productividad. Vetvice asesora y capacita a ganaderos

Los que emplean con éxito el robot de ordeño, son managers que saben

en los campos de la construcción de establos, organización del trabajo

distinguir lo principal de lo secundario. Prestan mucha atención a las

y control de enfermedades.

vacas, piensan en términos de procesos y saben utilizar la información que

“Un buen libro tiene muchas ilustraciones, textos cortos y claros,

manejan.

y proporciona información excelente y directamente aplicable.”

Con El ordeño por robot tiene en sus manos el primer libro sobre la gestión de explotaciones con robot de ordeño. Lleno de conocimientos prácticos, información de gestión e ideas creativas. El autor, Jan Hulsen de Vetvice Group, es garantía de una información práctica, completa y accesible.

Los asesores e instructores de Vetvice y DairyLogix, sobre cuyos conocimientos, criterio y creatividad se basa, en parte, este libro.

“En términos del deporte: el ordeñador con robot es más bien entrenador antes que jugador.”

El ordeño por robot

www.roodbont.com

www.vetvice.com

resumirse en siete palabras claves, que forman las esquinas del diamante de las señales vacunas. Estas siete necesidades básicas son alimento y agua, luz y aire, tranquilidad, espacio y salud. La salud, además de ser el resultado de las demás esquinas, constituye una por si misma, ya que las infecciones, lesiones y enfermedades metabólicas son un tema aparte.

De izquierda a derecha: De pie: Nico Vreeburg (veterinario/instructor, diseño de establos, gestión de explotaciones lecheras) Joep Driessen (veterinario/instructor, CowSignals Company) Bertjan Westerlaan (veterinario/instructor, diseño de establos, gestión de explotaciones lecheras) Marcel Drint (veterinario/instructor, podólogo) Sentados: Jan Hulsen (veterinario/instructor, gestión de grandes rebaños lecheros) Jack Rodenburg (ingeniero agrónomo, diseño de establos, DairyLogix)

Las necesidades básicas de la vaca pueden

Jan Hulsen

m ali

en

ag

to

ua

luz

enseñanza agraria. “Después de haber disfrutado durante tres años

Jan Hulsen

El éxito del ordeño voluntario depende de las vacas. Es decir, de su

El ordeño por robot

cerdos de engorde. Estudió veterinaria, adentrándose también en la

El diamante de las señales de las vacas

espacio

Jan Hulsen se crió en una explotación agrícola con ganado lechero y

“Trabajar con un robot de ordeño es una labor muy distinta al trabajo en la sala de ordeño.”

co pr py ot rig ec h te t d

Sobre el autor

Salud

tra

nq

ui

lid

ad

air

e


Colofón

Future Farming El ordeño por robot

Libros y ediciones personalizadas:

Autor: Jan Hulsen, Vetvice® Editorial Roodbont

Fotografía: Jan Hulsen (salvo especificación contraria) Ilustraciones: Herman Roozen, Dick Rietveld

Postbus 4103 NL 7200 BC Zutphen Teléfono: +31 (0) 575 54 56 88 Fax: +31 (0) 575 54 69 90 www.roodbont.com info@roodbont.nl La editorial Roodbont forma parte de la editorial Tirion Uitgevers.

Traducción: Elke Bussler, Vertaalbureau Noorderlicht BV

Conferencias, enseñanza y asesoría:

co pr py ot rig ec h te t d

Diseño: Erik de Bruin, Varwig Design

Correcciones: Nuria Roger Márquez, Servet Talavera

Colaboradores: Dick de Lange, consulta veterinaria Horst (www.daphorst.nl) Hans Miltenburg, GD Deventer (www.gddeventer.com) Jack Rodenburg, Dairylogix (www.dairylogix.com) Nico Vreebrug, Vetvice Group (www.vetvice.com) Bertjan Westerlaan, Vetvice Group (www.vetvice.com)

Vetvice Group®

Moerstraatsebaan 115

NL 4614 PC Bergen op Zoom

Teléfono: +31 (0) 165 30 43 05 Fax: +31 (0) 165 30 37 58 www.vetvice.com info@vetvice.com

Agradecimientos: Christine Bas, CR Delta, DeLaval, Joep Driessen, Marcel Drint, Arie Duizer, Frans Graumans, Paul Hulsen, Insentec, Frans Jans, Anne Kloek, Lely Industries NV, Francesca Neijenhuis, Jens Simonsen, Marcel Steen, U.G.C.N., Tom Vanholder, Wiebe Veenstra, Gerrit Wensink. Agradecemos igualmente las interesantes conversaciones con muchos agentes de extensión agraria, vendedores y otros profesionales del sector lechero no nombrados. Un agradecimiento especial va dirigido a los numerosos ganaderos que nos abrieron su explotación y nos hicieron partícipes de sus conocimientos y experiencias.

© Jan Hulsen, Mayo 2009

Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra mediante impresión, fotocopia o cualquier otro medio electrónico, sin la autorización previa y por escrito del editor.

Esta publicación ha sido elaborada con el mayor esmero y exactitud. A pesar de ello, el autor y el editor declinan cualquier responsabilidad o daño derivado de las indicaciones e instrucciones basadas en la presente publicación. El ordeño por robot pertenece a la serie de Future Farming. Future Farming® es una marca registrada de Roodbont B.V. ISBN: 978-90-874-005-21

2

El ordeño por robot


Contenido

Introducción

4

1 El trabajo diario

6 6 7 8 10 12

Por la mañana, las primeras tareas Organización eficiente de la jornada Por la mañana, el inicio del trabajo Ronda por el establo Alimentación e ingestión de alimentos

2 El trabajo semanal y mensual

co pr py ot rig ec h te t d

14 Desarrollar protocolos 14 Desarrollar protocolos: Reproducción 15 Período seco y transición 16 Incorporación de novillas 17 Movimientos de vacas y manejo 18 Mastitis, RCS y tratamientos 20 Higiene de las pezuñas y de la explotación 22 Cuidado de la higiene 23 Salud de las pezuñas 24

3 Saber qué esta pasando

Planificación y controles de proceso Indicadores de rendimiento y procedimientos estándar Organización del trabajo La vigilancia de los grupos de riesgo El bienestar de la vaca El ordeño y la salud de la ubre Organización del equipo Parámetros, datos de las vacas y comunicación ONE e ideas brillantes

4 Orientación y diseño

Preparación y diseño Productividad del trabajo Calidad del trabajo Consideraciones para el diseño del establo Diseños de establos Tema 1: pastoreo Tema 2: estabulación libre Cuestionario: ¿es usted un ganadero que pueda tener un robot? Poner en marcha una explotación Indice

Introducción

26 27 28 29 30 31 32 34 35 36

38 38 40 41 42 44 46 47 48 50 51

3


Por la mañana, las primeras tareas

CAPÍTULO 1

El trabajo diario

co pr py ot rig ec h te t d

Una explotación con robot de ordeño tiene su organización de trabajo y gestión propias. En cuatro rondas diarias por el establo se realiza una serie fija de trabajos y controles, según procedimientos precisos. En una explotación con robot se trabaja más con las vacas y delante del ordenador, que en una explotación con sala de ordeño. Lo crucial es que las vacas acudan solas al robot. Por ello se necesitan vacas sanas con un rumen sano, un establo amplio sin obstáculos, y un ganadero que no sea un arriero, sino un cuidador de vacas.

Las primeras tareas

El lunes a las 6:30 de la mañana abre la puerta del establo. Primero controla las vacas que requieran especial atención. Deben estar directamente en su itinerario. Para saber si aquí debe actuar inmediatamente o más tarde ese día, se hace las siguientes preguntas: 1. ¿Cómo van las vacas que requieren atención? 2. ¿Hay que intervenir en un parto?

Comienza su jornada, por ejemplo, con el cambio del filtro. La presencia de grumos indica que hay vacas con mastitis. Mucha paja en el filtro es una señal de problemas con la preparación de ubres en el ordeño y/o ubres sucias.

6

Problema de gestión:

En un rebaño de vacas tranquilas es muy fácil buscar una vaca. ¿Cómo logra que las vacas estén tranquilas?

Se debe actuar tranquila y previsiblemente. Las vacas reflejan el tratamiento que reciben. Si es necesario arrearlas, hágalo de manera tranquila. Permita que las vacas caminen a su propio paso. Gritos, golpes y descargas eléctricas son contraproducentes. Enseñe también a sus empleados controlándoles y recompensándoles. Como en las explotaciones con robot se trabaja más entre las vacas y como no hay que arrearlas a la sala de ordeño, las vacas de estas granjas de todos modos están más tranquilas y más familiarizadas con las personas.

El ordeño por robot


Organización eficiente de la jornada Cada vaca debe sentirse segura y poder circular libremente. La tranquilidad es una característica importante de las vacas ordeñadas con robot.

Conocer y dominar lo principal

co pr py ot rig ec h te t d

Si el manejo de los animales, la alimentación y la salud de las vacas están en regla, una granja con robot de ordeño marcha sola – siempre que todos los días realice los trabajos necesarios, y que lo haga con mucho esmero. Si comete errores o algo va mal con las vacas, se encontrará con muchos problemas, ya que unos conllevan otros. Primero, la vaca ya no acude sola al ordeño. Algo que podrá traer problemas de salud a la ubre. La causa, muchas veces es un problema en las pezuñas. Se puede estabilizar el sistema procurando que las vacas puedan circular libremente (tranquilidad, espacio, suelo antideslizante, salud de pezuñas, ventilación), dando una ración sana (fermentación ruminal excelente) y teniendo cierta capacidad de reserva del robot.

Organización eficiente

Este ganadero aloja sus novillas que deben ser cubiertas, con su grupo de atención especial y de tratamiento, al lado de uno de los robots. Así logra una observación de celos excelente sin grandes esfuerzos.

El establo de paja es para las vacas recién paridas, débiles y cojas. A la derecha están las vacas secas en última fase de gestación. Del establo de paja, las vacas pueden acudir al robot por la zona de espera. Después del ordeño, el robot las envía de nuevo al establo de paja. Este se limpia con un tractor o cargador.

El 20 % de las vacas requiere el 80 % del esfuerzo. Son las vacas que requieren atención especial y las que necesitan un tratamiento. En un establo bien organizado, estos animales se encuentran cerca unos de otros, y cerca de las instalaciones de tratamiento y de otros lugares donde se concentra el trabajo, como la oficina. Así tiene buena visión de conjunto, trabaja cómodamente sin perder mucho tiempo caminando, y puede organizar mejor la iluminación, el almacén de materiales, el lavadero etc. Durante el trabajo controla continuamente las vacas problemáticas. Además, las vacas problemáticas necesitan su propio alojamiento cómodo, ya sea con cama caliente de paja o en cubículos muy buenos.

Zona de espera

Capítolo 1: El trabajo diario

Siempre hay vacas que hay que llevar al robot, de ahí la zona de espera. Aunque las vacas acuden más fácilmente a un robot sin zona de espera. En una zona de espera con entrada compartida, las vacas de rango inferior pueden esperar tranquilamente, ya que las vacas dominantes entran directamente en la estación de ordeño. 7


Por la mañana, el inicio del trabajo

Los controles fijos de cada día Si no hay trabajos urgentes con las vacas de atención especial, comienza su día delante del ordenador. Debe saber lo siguiente:

1. ¿Cómo está el sistema (el robot, las vacas)?

2. ¿Cuáles son las vacas que necesitan atención o que hay que buscar? 3. ¿Qué hay que hacer hoy?

1. Resumen de indicadores de rendimiento:

a. cantidad de litros ordeñados;

c. número de rechazos;

b. número de ordeños;

d. número de colocaciones fracasadas; e. indicadores específicos de la marca.

Compara los resultados con los valores de referencia y

a. intervalo entre ordeños prolongado: buscar y controlar la vaca (¿enferma? ¿coja?);

b. anomalía con respecto a conductividad,

colocaciones fracasadas, color, recuento de

células somáticas: controlar la vaca (¿mastitis?);

c. actividad anormal (¿inseminar?);

d. colocaciones fracasadas: controlar la vaca (¿mastitis?)

co pr py ot rig ec h te t d

con las cifras de los días anteriores. Además controla si

2. Vacas con anomalías:

hay diferencias entre las copas (cuartos), lo que podría

indicar una fuga en un tubo de leche. Si tiene varios robots, controla si hay diferencias entre ellos.

3. Planificación del trabajo para hoy: a. control de la agenda;

b. preparación del trabajo de mañana (por ejemplo, separación de vacas)

c. preparación de la semana.

Problema de gestión:

Debe buscar la vaca no. 8491. ¿Cómo la encuentra?

Hay tres posibilidades. 1. Usted conoce todas las vacas, así que es fácil encontrar una o varias. Algo que funciona muy bien en rebaños pequeños. 2. Una vez al día atrapa todas las vacas en la cornadiza y busca el animal que necesita. 3. Se da orden al robot de separar la vaca. Para ello hay que esperar a que acuda al ordeño, por lo que pueden pasar 12 horas o más.

8

Los números idénticos de las marcas auriculares y del collar ayudan a dar rápidamente con una vaca. Probablemente vamos a disponer pronto de otras técnicas, como un robot que pinte las vacas con una marca de color, o un ordenador (de bolsillo) que indique dónde se encuentra una vaca determinada.

El ordeño por robot


Por la mañana, el inicio del trabajo

La visita al robot

Las vacas acuden al robot atraídas por el concentrado que reciben allí. El ordeño mismo, apenas las atrae. Al inicio de la lactación tienen más hambre y acuden más fácilmente al ordeño que al final, cuando además reciben menos concentrado. Cuanto más fácilmente puedan circular, más frecuentemente acudirán al robot. Cualquier obstáculo – pasillos estrechos o lisos, falta de espacio delante del robot o una zona permanente de espera – afecta al número de visitas. Las vacas son curiosas por naturaleza y exploran continuamente el espacio disponible, lo que favorece las visitas regulares al robot. La intranquilidad y la distracción, en cambio, las disminuyen.

El tráfico guiado

Debe poder utilizar el ordenador cerca de las vacas, para ir a buscar e introducir datos, no importa que vaya con botas y ropa sucia . Es suficiente un lugar con un tablero donde de pie o sentado en un taburete pueda trabajar.

co pr py ot rig ec h te t d

En un sistema de tráfico guiado, las vacas deben pasar por puertas selectoras cuando van o vienen del comedero. Así se pretende reducir el número de vacas que hay que buscar – sin embargo, el efecto suele ser contrario. Además, el número de comidas diarias, generalmente unas doce, puede bajar hasta seis, lo que afecta a la ingestión y la conversión del alimento. El riesgo de una acidosis ruminal después de una comida es más elevado. Las vacas débiles y de bajo rango serán las primeras víctimas. El tiempo de reposo de las vacas, también se acortará. Eso conlleva más problemas de pezuñas, ya que las vacas están más tiempo paradas y/o no tienen siempre acceso a los cubículos. Un suelo blando (por ejemplo de goma) reduce la sobrecarga de las pezuñas.

Lugares de trabajo informático (Oficina)

Control de vacas por ordenador

Con un poco de práctica y de interés puede muy bien servirse del ordenador para detectar las vacas que necesiten su atención, antes de que tengan problemas serios. Las listas de control y codificaciones por colores facilitan este trabajo.

Capítolo 1: El trabajo diario

Una solución sencilla, es cerca del robot. Aquí tiene acceso a todos los programas del ordenador. Para los trabajos informáticos más complejos tendrá un lugar de trabajo más cómodo en otra parte.

Una oficina con vistas a la zona del robot y de todas las vacas que pueden entrar en celo, que requieren atención o que están para parir. Procure que la oficina y las ventanas puedan limpiarse fácilmente. 9


Ronda por el establo

Combinar y controlar

En la ronda por el establo se controlan el robot, las vacas y el establo. Se combina con otras tareas como el cuidado de los cubículos y la limpieza de los bebederos. En la mayoría de las explotaciones se hacen cuatro rondas diarias: dos completas y dos cortas. La completa se efectúa por la mañana y al final de la tarde. La corta se hace al mediodía y por la noche. En las rondas completas se controlan también las vacas secas.

Trabajar con eficacia

Tome enseguida la temperatura si una vaca es muy lenta, si tiene el rumen demasiado vacío u orejas frías, o si alguna otra cosa le parece sospechosa. Debe tener siempre consigo un termómetro. Si tiene una temperatura elevada (> 39,0 °C) o fiebre (> 39,5 °C), controle la ubre (hinchazón, leche). Pida al veterinario un plan de diagnóstico y tratamiento.

co pr py ot rig ec h te t d

Si cada día economiza diez minutos de trabajo, gana una semana y media laboral (61 horas) al año. Trate de organizar sus días eficazmente, haciendo las cosas en el momento justo y en el orden más adecuado. Establezca itinerarios cortos y lógicos y procure tener materiales, grifos, tiradores de puertas, lámparas y otros recursos en su lugar apropiado.

Organización del trabajo

Dos métodos para buscar las vacas:

Los itinerarios eficaces le darán tiempo y le facilitarán la faena. La ronda comienza y termina en el lugar idóneo, por ejemplo donde se encuentra el equipo de limpieza de cubículos o donde tiene un grifo para limpiarse las botas. El que trabaje en una explotación con robot de ordeño, debe saber hacer la mayor parte de los trabajos y combinar diferentes tareas. Una fuerte división de trabajo, como en las grandes explotaciones con sala de ordeño, aquí no funciona.

10

1. Primero se buscan las vacas que tienen problemas, después se hace el mantenimiento de los cubículos Pueden ser personas diferentes las que vayan a buscar las vacas y las que arreglen los cubículos, y pueden hacerlo en momentos diferentes. Es un método apropiado si se trabaja con una zona temporal de espera, que se elimina después de cada ronda. También se puede aplicar este método si todas las vacas se atrapan una vez al día en la cornadiza. Después de terminar la ronda por el establo puede controlar y tratar las vacas que el robot haya separado. 2. Ir a buscar las vacas mientras se hace el mantenimiento de los cubículos Eso funciona bien con un rebaño tranquilo y con pocas vacas. También es un método apropiado si se trabaja con una zona permanente de espera o con una temporal que cuente con puertas que se abran automáticamente. La apertura automática le despreocupa de la tarea y le permite una mayor flexibilidad.

El ordeño por robot


Ronda por el establo

Partes integrantes de la ronda por el establo 1. Buscar, utilizar y archivar información

Pregúntese con cada animal: ¿Porqué tengo que empujar esta vaca? ¿Qué le pasa? ¿Cómo puedo procurar que vaya sola? Tubos o verjas a lo largo de su itinerario facilitan el trabajo.

co pr py ot rig ec h te t d

Una libreta o un ordenador de bolsillo es imprescindible para recordar las vacas con alguna anomalía, para anotar toda clase de observaciones e introducirlas en el ordenador, y para buscar información.

2. Llevar vacas al robot

3. Hacer el mantenimiento de los cubículos

Se recomienda arreglar cada cubículo un promedio tres veces al día, y dos como mínimo. A los cubículos con colchón hay que añadir cama limpia al menos una vez al día. En los cubículos limpios, las vacas se pueden quedar, en los sucios, haga que se levanten.

5. Revisar las instalaciones

Integre los procedimientos estándar en sus rondas por el establo, cuidando hasta el último detalle. Cuelgue un cepillo al lado de un bebedero basculante. Haga pasadizos en los lugares apropiados. Adopte ciertas costumbres, por ejemplo la de ajustar cada mañana la posición de las cortinas del sistema de ventilación.

Capítolo 1: El trabajo diario

4. Controlar las vacas

Se controlan las vacas en las que el robot haya constatado alguna anomalía, y otras que requieran atención, como las recién paridas. Además se observa el comportamiento del rebaño. ¿Hay otras vacas que llamen la atención? Fíjese en secreciones, llenado ruminal, postura, uso de las patas, comportamiento, suciedad y lesiones de la piel.

6. Controlar, limpiar y hacer el mantenimiento del robot

Se controlan el prebaño ( predipping) y el baño de pezones. Se revisan los puntos de control del robot, según las instrucciones del fabricante. Dos veces al día se limpian el robot y la cabina. Ponga atención a la electrónica si utiliza un limpiador de alta presión. Controle el comedero del robot. 11


Alimentación e ingestión de alimentos

¡La alimentación es un factor de éxito!

¡Un rumen sano es indispensable para mantener una vaca sana! Prepare la ración a base de forrajes, con la salud como objetivo principal. Así, las vacas acuden bien al robot, tienen pocos problemas y quedarán gestantes más fácilmente.

El concentrado y el robot

Las dimensiones de los silos deben garantizar una tasa de desensilaje de ≥ 2 m/semana, de manera que no se produzca un recalentamiento. Quite las partes podridas para que no vayan a parar a la ración. Recoja los restos directamente.

co pr py ot rig ec h te t d

Para que las vacas acudan bien al robot, allí deben recibir un alimento más sabroso que en el comedero; normalmente un concentrado. O sea que en una explotación con robot se suministra siempre cierta cantidad de alimento fácilmente fermentable (concentrado). Hay que tener en cuenta que si se suministra mucha cantidad de concentrado, aumenta el riesgo de tener alteraciones digestivas y de laminitis. La dosis máxima de concentrado es de 2 kg por visita. Ésta es la cantidad que reciben las vacas de alta producción. Se las ordeña 3-3,5 veces al día, así que reciben 6-7 kg de concentrado al día. Si quiere darles más, coloque unas estaciones de concentrado en otra parte del establo. La dosis mínima de concentrado es de 0,75 kg por visita. Si da menos, la vaca ya no va al robot. Ésta es la cantidad que reciben las vacas de baja producción. Se las ordeña 2 veces al día.

Funcionamiento sano del rumen

La vaca cuyo rumen funcione bien, será una vaca sana. Aprovechará al máximo el valor nutritivo de su ración, con una ingestión óptima de minerales, vitaminas y oligoelementos. Un buen funcionamiento del rumen se obtiene si la ración aporta la estructura necesaria. Esta estructura impide que se produzcan grandes fluctuaciones del grado de acidez (pH) en el rumen (efecto tampón). Además garantiza que los alimentos sean retenidos en el rumen el tiempo necesario para permitir su fermentación, de manera que la vaca ingiera el máximo del valor nutritivo de su ración (conversión del alimento). La estructura se crea a base de las fibras (FND, FAD) en la ración. Estas fibras hacen, entre otras cosas, que la vaca mastique y rumie minuciosamente, formando saliva. Ésta es muy rica en bicarbonato, que contrarresta la disminución del pH del rumen (acidosis ruminal). Al menos el 10 % de la ración debe estar constituido por partículas de > 4 cm. El período, con diferencia, más decisivo para el buen funcionamiento del rumen y la salud de la vaca abarca el período seco, el parto y el primer mes de la lactación. Por lo que hay que gestionarlo muy bien, concentrándose en el confort de la vaca y el funcionamiento del rumen (véase p. 16). Haga un plan aparte para la introducción de novillas.

12

Si se suministra el ensilado de forma automatizada, es fácil hacerlo más de dos veces por día. Si muchas vacas van a la cornadiza cuando se echa de comer, significa que no han recibido suficiente. Es crucial que se evite el recalentamiento del ensilado una vez retirado del silo.

Si se impide la libre circulación de las vacas, comerán menos veces y acudirán menos al ordeño. En consecuencia, el pH del rumen sufrirá fluctuaciones diarias más importantes. Además se necesita una mayor cantidad de concentrado para atraerlas al robot, lo que aumenta el riesgo de una acidosis ruminal.

El ordeño por robot


Alimentación e ingestión de alimentos

La base: forrajes de primera calidad Un buen forraje en el comedero • es sabroso; • es poco propenso al recalentamiento; • no tiene moho; • no está mecánicamente triturado.

De una mezcla apropiada de productos con diferentes velocidades de fermentación se liberan energía y proteínas poco a poco y al mismo tiempo (sincronización).

Las piedras angulares de la alimentación vacuna

1. La vaca come diez a doce veces por día. Para ello debe tener libre acceso a un comedero con alimento sabroso durante ≥ 20 horas/ día. Gracias a la ingestión paulatina y a las cantidades relativamente pequeñas, el pH ruminal permanece bastante estable. Pauta de control: el llenado ruminal fluctúa entre 3,5 (lleno) y 2,5 (regular). 2. Cada comida contiene todos los componentes de la ración en las proporciones precisas Se observa que las vacas cuando comen, apenas rebuscan. Tampoco se observan diferencias en el estiércol.

co pr py ot rig ec h te t d

3. La vaca tiene acceso fácil e ilimitado al agua limpia. Controle el flujo y la calidad del agua de todos los bebederos, incluidos los de las vacas secas. Examine la accesibilidad de los bebederos (caminos de acceso, posición). La primera reacción de una vaca con una alteración ruminal es beber más agua.

Problemas

Preparar un ensilado excelente

Alimentar bien a las vacas comienza con la gestión de los pastos y cultivos y la obtención de forraje. La contaminación por mohos y levaduras ha de ser mínima. Durante la cosecha y el almacenamiento hay que evitar toda suciedad. Los aditivos, como la sal y preparaciones bacterianas, aceleran y mejoran la conservación y ayudan a contrarrestar el recalentamiento y la fermentación secundaria en el silo abierto o en el comedero. Después de un tiempo de presecado adecuado en el campo se procede a ensilar el pasto con un contenido de materia seca entre 30 y 50 % (Alfalfa 40-50%). Se apisona bien con un tractor y se cubre herméticamente, lo más rápido posible y preferiblemente con una capa pesada (de arena, etc).

Capítolo 1: El trabajo diario

1. Una alteración ruminal se produce si el pH permanece demasiado bajo o fluctúa mucho. Así, la vaca no recibe suficiente energía, vitaminas, minerales y oligoelementos. Además, sustancias indeseables llegan a los intestinos, donde provocan alteraciones. Existe un riesgo elevado de laminitis. Alteraciones ruminales se manifiestan con un pelo poco brillante, llenado ruminal insuficiente, baja producción en relación con la ingestión de alimento, estiércol mal digerido o de consistencia fluctuante, vacas flacas, hemorragias de la suela, ensuciamiento de los cuartos traseros, etc. 2. La ingestión excesiva de almidón resistente en la segunda mitad de la lactación puede resultar en que las vacas devengan perezosas y acudan menos al ordeño. El almidón resistente es una buena fuente de energía para las vacas en lactación temprana.

13


Jan Hulsen se crió en una explotación agrícola con ganado lechero y

“Trabajar con un robot de ordeño es una labor muy distinta al trabajo en la sala de ordeño.”

enseñanza agraria. “Después de haber disfrutado durante tres años

alojamiento, alimentación y cuidado y del trato que reciban.

de mi trabajo como veterinario rural, me especialicé en la transmisión

La primera tarea del ganadero que ordeñe con robot, es dejar a las vacas

de conocimientos y asesoramiento.” Para ello, se perfeccionó en

tranquilas. Éstas deben estar sanas, comer con ganas el concentrado y tener

periodismo, marketing y comunicación, y ciencias empresariales.

fácil acceso al robot. Eso es todo, pero todo eso es imprescindible.

Con su empresa, Vetvice, Jan Hulsen desarrolló el concepto de

El segundo desafío para el que se inicie en el ordeño automático, es la

las Señales de las Vacas ® y escribió la exitosa serie de Señales

organización del trabajo. Hay menos necesidad de realizar las tareas en un

Vacunas. Vetvice tiene actividades en más de 30 países, en donde

momento preciso, sin embargo, se trabaja con listas fijas de tareas diarias.

da conferencias y cursos en las áreas de las Señales de las Vacas,

La información suministrada por el ordenador del robot es una base

Podología, Reproducción, Recría, Período seco y de transición, y Construcción de alojamientos para la vaca. La serie de libros de Future Farming® trata de la gestión de del hombre y la productividad. Vetvice asesora y capacita a ganaderos en los campos de la construcción de establos, organización del trabajo y control de enfermedades.

importante del trabajo.

Pues las vacas deben estar y permanecer muy sanas, y la técnica debe seguir

las esquinas del diamante de las señales vacunas. Estas siete necesidades básicas son alimento y agua, luz y aire, tranquilidad, espacio y salud. La salud, además de ser el resultado de las demás esquinas, constituye una por si misma, ya que las infecciones, lesiones y enfermedades metabólicas son un tema aparte.

basta con que vaya bien; debe ir perfectamente bien.

Los que emplean con éxito el robot de ordeño, son managers que saben distinguir lo principal de lo secundario. Prestan mucha atención a las

m ali

en

ag

to

ua

manejan.

Con El ordeño por robot tiene en sus manos el primer libro sobre la gestión de explotaciones con robot de ordeño.

Lleno de conocimientos prácticos, información de gestión e ideas creativas.

luz

y proporciona información excelente y directamente aplicable.”

resumirse en siete palabras claves, que forman

funcionando de primera. La Prevención y más previsión, son el lema. No

vacas, piensan en términos de procesos y saben utilizar la información que

“Un buen libro tiene muchas ilustraciones, textos cortos y claros,

El ordeño por robot

Las necesidades básicas de la vaca pueden

Jan Hulsen

explotaciones lecheras. Se centra en el cuidado del animal, el cuidado

co pr py ot rig ec h te t d

El éxito del ordeño voluntario depende de las vacas. Es decir, de su

El ordeño por robot

cerdos de engorde. Estudió veterinaria, adentrándose también en la

El diamante de las señales de las vacas

espacio

Sobre el autor

Salud

El autor, Jan Hulsen de Vetvice Group, es garantía de una información práctica, completa y accesible.

Los asesores e instructores de Vetvice y DairyLogix, sobre cuyos conocimientos, criterio y creatividad se basa, en parte, este libro.

tra

“En términos del deporte: el ordeñador con robot es más bien entrenador antes que jugador.”

De izquierda a derecha: De pie: Nico Vreeburg (veterinario/instructor, diseño de establos, gestión de explotaciones lecheras) Joep Driessen (veterinario/instructor, CowSignals Company) Bertjan Westerlaan (veterinario/instructor, diseño de establos, gestión de explotaciones lecheras) Marcel Drint (veterinario/instructor, podólogo) Sentados: Jan Hulsen (veterinario/instructor, gestión de grandes rebaños lecheros) Jack Rodenburg (ingeniero agrónomo, diseño de establos, DairyLogix)

www.roodbont.com

www.vetvice.com

Jan Hulsen

nq

ui

lid

ad

air

e

Robotic milking - Spanish edition  

El ordeño por robot

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you