Issuu on Google+

Revista

27


Violencia intra familiar

5

Depresión anaclitica

7

Efectos fisiológicos y sociales del alcoholismo

8

El secuestro

10

Las perdidas en la vida el duelo

12

Abuso y violencia en área de trabajo

14

Obesidad infantil

15

La fortaleza del cambio

16

Mecanismos de defensa

18

Oír con los ojos

20

Aprendizaje acelerado

22

Adopción homoparental

24

La dignidad al declinar crónicas de la vejes.

26

La falta de valores ¿Hacen o no al delincuente?

28

Sistema inmunológico

30

Motivación

32

Como forma niños reflexivos

33

Depresión en la adolescencia

34


Violencia intra familiar

Violencia intrafamiliar La violencia del hombre hacia la familia es una ideología patriarcal machista de ejercer dominación: donde los agresores necesitan de una justificación de la violencia para ejercerla, y así encontrar la anulación del otro, tanto físicamente como identituriamente. Esto sucede en todo los estratos sociales en diferentes tipos de nivel económico, de estudios o de edad. Los niños siempre serán receptores de la violencia aun que no hayan sido afectados físicamente, con el simple hecho de ser espectadores de un clima de estrés, de tensión tendrán afectación de tal forma que no saben interpretarlo afectando sus procesos de referencia que tiene el menor a la hora de construir su propia personalidad, dejando un efecto traumático. La violencia a la pareja constituye una de las modalidades más frecuentes y relevantes entre las diversas categorías de violencia intrafamiliar.

Cuando se forma una relación, esta presededida de como devén ser las cosas en la que el hombre va con la confianza de que su pareja le debe sumisión.El es la autoridad y ella debe obediencia. No es el primer golpe lo que inicia la violencia en la pareja, empieza en el noviazgo; se comporta como un caballero con ella y su familia, se muestra flexible frente a las amistades que ella tiene, con la advertencia de que “ella sabe lo que hace”. Y en un todo que denota su desacuerdo, pero que esta disfrazado de permisión y libertad.

Es una forma de la relación de abuso entre quienes sostienen un vinculo afectivo relativamente estable, ya sea esposo, noviazgo, pareja, amante, adaptando diferentes formas la violencia , maltrato físico, abandono, abuso sexual, económico y psicológico, donde los estragos pueden ser de mayor trascendencia por un trato degradante de un ataque continuo a la dignidad de la persona, a través de una historia verbal como insultos, devaluaciones, desprecios irónicos, criticas, amenazas calumnias para socavar su seguridad y auto estima, haciéndola caer en un estado de depresión perdiendo su estado de derecho, negándole libertad y autonomía en sus decisiones sobre su propia vida y valores generando miedo, culpa, vergüenza para controlar u obligar a la victima según los deseos del manipulador.

Una vez establecido el compromiso de vivir juntos el hombre continua controlando la situación asignando tareas “no te juntes con tal persona” “no te vistas de tal manera” mostrando disgusto o coraje cuando lo hace mientras que verbalmente puede expresarles que no tiene problemas con esos ella es libre de reunirse con quien desee. De acuerdo a Ramírez Hernández “El control ejercido por el hombre es el eje central de la violencia intrafamiliar, el control logrado permite conocer el grado de autoridad que tiene.

5


De acuerdo a las investigaciones profesionales consideran que la conducta violenta del hombre, esta psicopatológicamente enfermo e intentaron definir las patologías o rasgos enfermo e intentaron definir las patologías o rasgos de personalidad que estaban en la base del trastorno, tales como la personalidad sádica, personalidad pasiva agresiva paranoides, personalidades borde lime, relaciones sadomasoquistas alcoholismo, drogadicción entre otros.

A pesar de que no lo acepten, tiene una concepción sexista, miso gena y homofobia de sus relaciones, que manifiesta en la forma de llevar el control y dominación de quienes considera inferiores “Mujeres, niños y homosexuales.” Otra característica que presenta es la dificultad para expresar sus sentimientos. Todo lo que les afecte emocionalmente, que se interprete como una “debilidad” ya que el hombre debe ser fuerte y no llora según su concepción. Cuando se perciben amenazados, o sienten que pierden el control, una de sus defensas es la violencia ya que les proporciona poder.

La psicopatologizacion de este fenómeno de este fenómeno vino a justificar “profesionalmente” a la violencia intrafamiliar como fruto de una enfermedad mental. Suposición que se desvitalizó por investigaciones posteriores donde se demostró que la violencia intrafamiliar no es un fruto de un trastorno psicopatológico sino que ella era la causante de la psicopatología.

El aislamiento emocional es una característica mas, donde sus relaciones no tienen grado de intimidad que les permita hablar o expresar físicamente sus sentimientos, especialmente el cariño, tampoco abordan sus conflictos afectivos, lo que les incapacita en sus relaciones cotidianas.

Otras explicaciones sobre el hombre golpeador se apoyaron en elementos de tipo biológico. Una es que el funcionamiento biológico de los hombres es distinto al de las mujeres en relación a la testosterona y por lo tanto, está mayormente predispuesto a la violencia. Otra explicación de enfoque sociológico en donde se dice que la violencia conyugal es la forma que adopta la dominación del hombre sobre la mujer en el marco de la sociedad.

Asociado con lo anterior, el hombre se encuentra con una imagen de sí mismo muy devaluada, por lo que en determinados ámbitos, es un hombre que no se atreve a decir lo que siente, lo que necesita o lo que teme. Sin embargo en el ámbito conyugal dentro de la privacidad de su casa, donde se siente salvo, realiza lo que en otros lugares no se atrevería. Entonces puede e mejer bajo la forma de violencia, que en otros lados no manifiesta. Es una especie de analfabetismo comunicacional, está relacionado con la inhabilidad para resolver conflictos que no sea de otra manera que no sea la violencia. Las formas de racionalizar su conducta violenta son reiterativas. Ejemplo, “ella me provoca”, “yo no puedo controlarme”, “yo no sé que me paso”, entre otros argumentos. Las formas de justificar la violencia, en general son variadas, culpar a otros negar o minimizar su violencia. De tal manera que nunca resulta responsable de sus actos violentos. Referencias Vargas Sánchez Juan, el hombre que ejerce la violencia familiar México: editorial de necesidad sin violencia 2010 www.mujeresenred.net

El hombre representa en diferentes formas según los mitos culturales de la masculinidad patriarcal, que le indica lo que debe ser un hombre. Ejemplo:

6


7


8


9


10


11


12


13


14


15


QUALITY

DELIVERY TIMES

COSTS

JIT

JIDOKA

TALKT TIME MAN / MACHINE SEPARATION

PULL FLOWS

HEIJUNKA(3) REDUCTION (1) IN MUDAS

KAIZEN

STABILITY

16

(2)


17


18


19


20


21


22


23


24


25


26


27


28


29


30


31


32


33


Depresi贸n en la Adolescencia

34


35


36


ยกPara disfrutar su evento con clase!


EDUCARE IT TRANSFORMARE


Revista Universitaria UC