Page 1


ph: Renata Kรกndico modelo: Belu in the sky


ELLOS LEEN MINGA!


Encontrรก mรกs fotos en facebook/MingaRevista @RevistaMinga


Hay equipo! STAFF

pfer Agustina Käm Lo

neral Dirección Ge 12: mejor de mi 20

nº 2, 3, las ediciones uario de 4, 5, 6 y el an ga! Revista Min

blat Darío Rosem neral Dirección Ge i 2012: Lo mejor de m

a la inesperad Diego a ta is entrev Dubai Maradona en su y la calidez de persona

rator Gabriel Impa Redacción i 2012: Lo mejor de m

Saber que se al Obama en ba e, the proyecto "W izará people" anal n de ió cc la constru la de la "Estrella ra muerte 2" pa 2016.  

lvador Florencia Sa ión +

#07

redacc Asistente de anagger community m i 2012: Lo mejor de m

a gustar Me empezó el fernet

Dirección General: Agustina Kämpfer Darío Gabriel Rosemblat Colaboradores 2012: TÁBATHA LOMBARDO, CÉSAR CAPASSO, FRANCO SPINETTA, JULIANA FORTUNATO, JAVIER PONZONE, GERMÁN MARCOS, BELÉN PARABÚE.

z Mariana Dia

Diseño: www.estudiolate.org

Lo mejor

Contacto comercial: 154-041-5575 Contacto de prensa: minga@fueradehora.com.ar

por haber viajado del s varios lugare mundo

Distribución: Buenos Aires + Rosario + Comodoro Rivadavia + S. F. Del Valle de Catamarca

@RevistaMinga facebook.com/MingaRevista Minga! es propiedad de Ediciones del Copete SRL. Número de registro de propiedad intelectual en trámite. Dirección N. Oroño 1590 5º12, Ciudad Autónoma de Bs As. Las notas de la revista corren bajo exclusiva responsabilidad de sus autores y las publicidades bajo exclusiva responsabilidad de los respectivos anunciantes.

Redacción de mi 2012:

olo Santiago Reg Lo mejor

Redacción de mi 2012:

ina Rita, mi sobr


mato Fernando A Redacción i 2012: Lo mejor de m

ssounian Verónica To

n las terminarlo co eranzas mismas esp ximo de que el pró mejor año sea aún al, en lo n en lo perso o país. laboral y com

Redacción i 2012: Lo mejor de m

mis la felicidad de igos, la hijos, los am amor! música, y el

Paloma Sneh Lo mejor

Redacción de mi 2012:

dico Renata Kán

un que no hubo o mejor", extremista "l ado sino un agit jo de 365 devenir pare o sé qué días. Okey, n . conviene más

Lo mejor

Diseño de mi 2012:

gue y la rueda si ... do n da ro

ne Vanesa Cero

i Luján Agust

Redacción i 2012: Lo mejor de m

Fotografía i 2012: Lo mejor de m

nido abandonar el y la para vivir so ci en ma sacarme de a mi ex

ese Gastón Genov Lo mejor

Diseño de mi 2012:

e me vivir de lo qu lverme apasiona y vo loca

elli Vanesa Gem

nza, trabajo, muda si expan ón, s nuevos aire

Lo mejor

1 AÑITO ra

Federico Sier

Redacción i 2012: Lo mejor de m

lín conocer Ber

Fotografía de mi 2012:

vivir

ez Mariela Lóp

ros Reseñas de lib i 2012: Lo mejor de m

¡la posibilidad ! tener mi casa

de


EDITORIAL

¡¡¡GRAAAAACIA AAAAASSSSSS!!! Llegamos. Ya un año en la calle, más otro año en una nube, el tiempo en que Minga! fue una ensalada de ideas que cambiaba de ingredientes, color, forma y dirección unas tres veces por semana. Llegamos. “Hola, quiero hacerte una entrevista, para una revista que no existe todavía. Pero vos dame la nota, ¿eh?. No, no sos tapa. Combinemos, dale”. Llegamos. Ensayo. Prueba, error, error, y error. Y estar. Escribir. Preguntar. Llamar. Proponer. Descartar. Retroceder. Caer. Sobrevolar. Discutir. Aceptar. Imprimir. Llegamos. Primer anuario, el resumen de las mejores entrevistas de “la primera temporada” de este sueño de papel, y todos los personajes que de alguna manera u otra nos dan un ejemplo de algo. Llegamos. Nuestro GRACIAS es un GRACIAS infinito que nos sale así, a los gritos, con la boca bien abierta, el cuello estirado, la frente arrugada, las palmas de las manos a lo alto y el pelo al viento, aunque no esté soplando. Llegamos. Y lo único que sabemos con certeza es lo afortunados que somos. Igual que vos, que si parás un minuto a pensar, vas a sentirlo también. 2013, tenemos una bolsa enorme de papel picado esperándote. Porque llegamos.

AK


Es nuestro cumple.


GAMÚSICA MINGAMÚSICA MINGAMÚSICA MINGAMÚSICA MINGAMÚSICA MINGAMÚSICA MINGAMÚSICA MINGAMÚSICA MINGAMÚSICA MINGAMÚSICA MINGAMÚSIC

MINGA! Música y

María Eva Albistur

MINGA! Música y

GABY KERPEL

DANIELA HERRERO

recomendaron:

recomendaron:

recomendaron:

M! #03

M! #02

M! #04

MINGA! Música y

Daniel Melingo

Frente Cumbiero

“Sea change”

“Corazón y Hueso”

Frente Cumbiero Meets Mad Professor (Bogotá, Londres)

Beck

El nuevo trabajo de Melingo tiene una poesía subterránea que penetra en los sentimientos más profundos. El tema homónimo al disco opera como un mantra imposible de olvidar. El arte es espectacular, con fotos blanco y negro de Alberto García Alix.

Cumbia tradicional colombiana bajo la supervisión de Mad Professor, el famoso productor inglés de dub. Más que interesante combinación de géneros: música folklórica de Colombia con un concepto dub, es decir, evolución jamaiquina hacia lo experimental, manteniendo el groove original. En este caso no hay tanta electrónica, pero sí un criterio más elaborado en cuanto a la mezcla. http://www.frentecumbiero.com/frente-cumbiero-meetsmad-professor/

Es un álbum de canciones acústicas, con violines. Me parece desgarrador cómo el tipo se abre y cuenta su ruptura con una novia. Es un poco lo que nos pasa a los músicos: con las canciones podemos reinventarnos y confesarnos, sin ningún tipo de pruritos. Es un trabajo orgánico y muy sincero. Me vuela la cabeza.


ALBROS MINGALBROS MINGALBROS MINGALBROS MINGALBROS MINGALBROS MINGALBROS MINGALBROS MINGALBROS MINGALBROS MINGALBROS MINGALBROS

MINGA! LIBROS X 3 Por Mariela L. López

Así en la Tierra

Juan entre sombreros

Buenos Aires es leyenda

Autor: Diego Golombek

Autor: Gastón Ganza

Autores: Guillermo BarrantesVictor Coviello

“Así en la Tierra” presenta dentro de sus catorce relatos, urbanas y suspicaces historias que nos permiten descubrir el “lado B”, de este prestigioso científico argentino. Llena de gratitud y sorpresa encontrase con esta faceta de quien supo hacer de la divulgación científica, un estandarte de su carrera. En sus cuentos Golombek, como ya nos tiene acostumbrados, muestra el ingenio, la suspicacia y los desenlaces a la altura de las circunstancias por las que hace atravesar a cada uno de sus personajes. Historias de lo más disímiles llevan la impronta del factor sorpresa, como un sello distintivo. Y es esto lo que provoca en el lector, las ganas de programar durante catorce noches, un encuentro con Golombek, antes de fundirse en la almohada. Son historias llevadas a recorrer el relato con ironía y humor, para no dejar de sorprenderse nunca, en aquellos finales que muestran que la historia continúa por otro lado, al que el lector podrá acceder, no ya desde las páginas del libro, sino desde su propia imaginación. El libro reza que en las historias siempre sucede algo que altera el orden de lo cotidiano o lo esperable; por lo que podemos afirmar que nada mejor que un científico, para meterse justo ahí, en donde se rompió el orden establecido.

Tal vez desde lo humano, lo primero que viene a la mente cuando se piensa a un niño es la inocencia y la ternura. La historia de “Juan entre sombreros”, empapa sus páginas con la candidez de la narración, que hace inmensas las cosas simples. La historia de Juan, quienes sus papás eran tan pobres, que no les alcanzó para ponerle un nombre más largo, Vicente el cocinero que cuando lloraba, sus lágrimas dejaban un sabor amargo en las comidas, Estrella, que como toda mujer y como su nombre lo indica, es la luz y energía de ese hogar, y personajes con Ceñocito Ceñón; dan vida a una fantasía que se colma de extraños y sorprendente sombreros. La historia narrada por Gastón Ganza, pone en primer plano valores medulares y esenciales como la familia, el trabajo y los amigos; pero con un marco de fantasía que no deja de lado lo dulce y amargo de los días de cualquier persona que desande este mundo. Dentro de una impecable edición, las ilustraciones de Pablo Cabrera, tan sutiles como el relato, nos permiten conocer las formas de estos pequeños personajes, que cuentan y recuentan colores y sombreros, hasta pintarnos una sonrisa a lo largo de todo el cuento.

Algunos fanáticos argentinos, describirían la leyenda urbana como un género en sí mismo. En los últimos años, los mitos y leyendas populares, se han hecho un lugar de privilegio, dentro de la literatura vernácula. Guillermo Barrantes y Víctor Coviello, acompañados por la pluma ilustradora de Patricio Oliver; nos traen un guía mítica de seres que deambulan por Buenos Aires, sus arrabales y hasta se meten en lo profundo de nuestro conurbano. Los autores se atreven a enfrentarse con seres y espectros que ha alimentado las entrañas de Buenos Aires, desde hace siglos. El fantasma de Felicitas Guerrero, la historia, con algunos matices, del El hombre gato, el fantasma de la Chacarita y la gata negra de la Casa Rosada; son algunas de las veintisiete historias que nos narran en castellano y en inglés, estos osados autores. A modo de introducción se presenta una historieta, en la cual los autores atraviesan el portal que se materializa en la esquina imposible: Baunes y Baunes en el laberíntico barrio de Parque Chas. A partir de aquí los relatos fluyen enmarcados con una fuerte impronta gracias al trazo de Olivier. Esta guía se transforma en un libro dinámico, risueño e inquietante, que será el responsable de traernos ante nuestros ojos, a la otra Buenos Aires..

-----------------------------------------------------------------------------------

-----------------------------------------------------------------------------------

-----------------------------------------------------------------------------------

Editorial: Siglo XXI Editores ISBN: ISBN: 978-987-629-254-2 Páginas: 122

Ilustraciones: Pablo Cabrera Editorial: Adriana Hidalgo Editora ISBN: 978-987-1556-60-1 Páginas: 64

Ilustraciones: Patricio Oliver Editorial: Planeta ISBN: 978-950-49-2914-7 Páginas: 226


GAFOREXPORT MINGAFOREXPORT MINGAFOREXPORT MINGAFOREXPORT MINGAFOREXPORT MINGAFOREXPORT MINGAFOREXPORT MINGAFOREXPORT MINGAFO

OJOS QUE NOS VEN Premio a la diversidad

En Inglaterra defienden a la Argentina de los fondos buitres

Marita Verón: la indignación recorrió el mundo

La ampliación de derechos que vive la Argentina desde hace algunos años es motivo de noticia en el mun entina, Cristina Fernández de Kirchner, su primer premio a la diversidad sexual”. Así lo refleja El Mundo de España: “La entidad argumentó su decisión por el papel clave que Argentina jugó en los últimos años en la promoción de la despenalización universal de la homosexualidad. Fue una decisión tomada por unanimidad por la IGLA, que está presente en 111 países y tiene estado consultivo en Naciones Unidas”. Según consigna el periódico español, “la asociación habla de los logros encomiables del Ejecutivo de Kirchner, entre los que destaca la ley de identidad de género, que, desde su sanción el pasado mayo, sitúa a Argentina como uno de los estados más avanzados en el reconocimiento de los derechos de las personas transexuales. Conforme a esta ley, los transexuales pueden pedir al Estado un documento de identidad acorde con el sexo autopercibido, y pueden demandar al sistema sanitario las intervenciones quirúrgicas que consideren necesarias”.

Fue una nota que sorprendió a todos, incluso a la presidenta que lo nombró durante un discurso. The Guardian, una prestigiosa publicación inglesa, decidió salir a apoyar a la Argentina en su cruzada contra los fondos buitres. Quizá, previendo un escenario similar para Europa y no tanta empatía con nuestro país, pero en fin: el artículo es contundente. “Argentina está en las noticias otra vez”, arranca. Y continúa: “El país que logró con éxito una reestructuración de la deuda externa después de una gran crisis financiera de 2001-02, y evitó el paquete de austeridad estándar para beneficiarse de una recuperación económica notable, está siendo atacado por una combinación de fallos judiciales y movimientos agresivos en los mercados financieros”. Luego de explicar brevemente la novela protagonizada por el juez neoyorkino, Thomas Griesa, y su fallo a favor de los fondos buitres –con el consecuente embargo de la Fragata Libertad en Ghana-, los autores de la nota (Jayati Ghosh y Matías Vernengo) se despachan con elogios a la economía argentina: “La cuenta corriente está en equilibrio, las reservas internacionales están por encima de $46bn y la relación de los pagos del servicio de la deuda y las exportaciones es inferior al 20%. En los últimos años, la Argentina ha sido una de las economías de más rápido crecimiento en el mundo, con un descenso del desempleo de alrededor del 22% a cerca del 7%”. “Esto demuestra que hay vida después de un default, y que la austeridad no es la mejor manera de salir de una crisis”, concluyen.

Fue un golpe duro. La absolución de los 13 acusados por el secuestro y desaparición de Marita Verón generó una oleada de críticas e incidentes en varios puntos del país. La primera reacción siempre es espontánea y sintomática. El esfuerzo y la lucha de Susana Trimarco –mamá de Marita-, en un país donde las palabras “desaparecido” y “madre” tienen una connotación especial y fuerte, se ha convertido en todo un símbolo contra la trata de personas. La Vanguardia de México recogió la indignación argentina: “¿Qué efecto rebote puede tener una sentencia judicial considerada por la población de casi todo un país como aberrante e injusta?”, dice apenas arranca la nota. La publicación se hace eco del dolor que produjo el caso en la presidenta: “(La causa) se acaba de convertir en un tema de Estado al punto que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner instó para que esta injusticia signifique un quiebre en el actual estado de cosas y que, a partir de aquí, se avance en una democratización del poder judicial (...) No tengo pruebas, pero no tengo dudas de que cuando hay dinero de por medio, no les importa nada", manifestó la mandataria ni bien se conoció el fallo, y adelantó que comenzará a trabajar en una propuesta para ser considerada por el Parlamento. La importancia de difundir estos casos siempre tiene un solo objetivo: nunca más.

http://www.elmundo.es/america/2012/12/12/argentina/1355337215.html

http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2012/dec/03/ argentina-paying-economic-vulture-fund

http://www.vanguardia.com.mx/repudioenargentinaalaabsoluciondeacusadosdetrata-1438932.html


p. 16 // ENTREVISTA

DEMO

CR

+

LIBERTAD+DESARRO L L O+ T

Popular Fiesta Patria 12 20 e Diciembr TINA Y

ARGEN

TE

CALIEN

RA

B

JO A

RROL L O SA + T

PLURALI + DA O J D+ A B

IA AC

A+LIBERTAD+ D E CI A

CR

SIDAD+DEM R E O V I D

R A


p. 18 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

“La importancia de lo que Néstor significa será apreciada en otros tiempos, pero sus cambios hoy reflejan el motor de un momento del cual yo fui parte”.

M!#01 Por Agustina Kämpfer / Foto Laura Szenkierman

DE

Hollywood a la vitivinicultura, pisó con plomo cada espacio a conquistar. Intransigente defensor de los derechos humanos, jura que la Argentina de hoy es la que sueña desde el tiempo en que iba en cana por tener el pelo largo.

M: ¿Qué hay en el camino que va del and the winner is Gustavou Santaolaia al cultivo cervecero? G.S.: Hace muchos años, estaba zapando con Arco Iris en Mendoza, mirando una viña. Un día pensé en invertir en una. Me volví un aficionado e instalé un viñedo completo. Después ves que tenés capacidad para producir miles de litros y que tenés que hacer algo con todo eso. Empecé a apreciar las Ale. Normalmente la gente toma Lagers, industrializadas. Con Eduardo Mascari nos propusimos hacer cerveza de guarda, criada en barricas de roble. M: Un groso trabajo… G.S.: ¡Exacto! Después vino la cuestión del nombre. En nuestro léxico bajofondero, el grosismo es una constante: qué grosos que son, qué grosismo tal cosa, el grosor tal otra. Un día me desperté y dije: tiene que ser Grosa. Después pensamos en una edición súper limitada, ¡Re Grosa! Más tarde vendrán la Mila Grosa y la Peli Grosa. Nuestro maestro cervecero es Eugenio Elman, que é un genio el man. Somos los primeros en producir algo así en el país. M: ¿Te imaginás dentro de muchos años, retirándote a vivir en tus viñedos? G.S.: Por ahora no. Tengo alma nómade. Sin embargo tengo la idea de construir un estudio de grabación y un spa en Mendoza. Quiero estar en Argentina cuando la muerte me encuentre. Pero en vida, no sé si podría elegir un lugar fijo en el mundo. M: Y conociendo tantos lugares desde una perspectiva que excede lo turístico, ¿cómo evaluás al país en comparación internacional? G.S.: En lo bueno destaco lo que ha sucedido en los últimos ocho años: una transformación profunda que responde al pensamiento de cambio que tenía mi generación. Veo chicos jóvenes y comprometidos. Hoy en materia de derechos humanos, estamos a la vanguardia. Hace un tiempo estuve en Naciones Unidas con Estela Carlotto, gente de Amnesty International y de Human Rights Watch. Gente de cancillería de distintos países me dijo: ustedes están adelante de muchos. Lo dicen por el Ban-

co Nacional de Datos Genéticos, por los juicios a los involucrados en los crímenes de la dictadura. También resalto los cambios como la Asignación Universal por Hijo, el aumento de la escolaridad, trabajadores con participación en las ganancias de las compañías. Hace un tiempo alguien de un organismo científico norteamericano que financia a científicos de Latinoamérica, hablaba de lo alucinante que es que tengamos un ministerio ocupado de la Ciencia, porque en Estados Unidos no lo hay. Hay muchas cosas por hacer y otras que están mal, heredadas, fruto de años de abuso. Observo a una oposición cuyo único objetivo es defenestrar todo lo que el Gobierno proponga, sin iniciativa propia. Estaría bueno tener una oposición inteligente. M: Ganaste dos premios Oscar, y en algún momento manifestaste que recibiste cierto trato de sudaca por parte de la Academia. G.S.: Creo que tuvo más que ver con mi condición de outsider. No vengo del rubro de la composición de películas. La Academia de Hollywood se compone de unos 4.000 miembros y unos 350 son de la rama de la música, en su mayoría, compositores clásicos frustrados, a los que les hubiese gustado ser Mozart o Beethoven; ni hablar de ganar un Oscar. Pero apareció un tipo que con tres notas hace dos ruiditos, que dice públicamente no saber leer ni escribir música y que no es compositor de cine. Me nominaron y encima gané. Los ganadores califican como posibles miembros, pero me avisaron por carta que no era aceptado. Al año siguiente me nominaron de nuevo y nadie pensó que podría ganar. Finalmente tuvieron que ceder y ahora soy miembro de la Academy of Motion Picture Arts and Sciences. M: Hablando un poco de los motivos de tu exilio, cuando fuiste a Los Angeles, ¿cómo era ser Gustavo en la Argentina de la que te fuiste? G.S.: Me fui en 1978. Tenía miedo de salir a la calle y sentía el techo creativo, laboral y espiritual. Muchas veces me llevaron preso solo por tener el pelo largo. Tuve la suerte de que nunca me lastimaran. Llegué a estar tres días en un calabozo. Vivía en estado de terror. M: ¿Te costó adaptarte? G.S.: No tanto. Conozco muchos argentinos que se norteamericanizaron. Nunca perdí mi identidad. Vengo de un sueño latinoamericanista, el de Ernesto Guevara, de San Martín y de Bolívar. Los estadounidenses tienen algunas cosas culturalmente grosas, como el jazz, el blues, el rock, pero otras nefastas, como


M!

GUSTAVO

19


p. 20 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

M: ¿Cómo era tu relación con Cristina cuando, en marzo de 2007, viajó a Mar del Plata como senadora, para entregarte el Astor de Oro por la música de Babel? G.S.: Fue muy emotivo. Allí nos conocimos. Me sentí totalmente reflejado. Fue como hablar con una amiga, una compañera. Admiro muchísimo las cosas que ha hecho. M: Es llamativa la cantidad de personas con pensamiento opositor que coinciden en destacar eso mismo... G.S.: Néstor marcó un montón de cambios, pero una parte muy dura le tocó a ella: enfrentarse con grupos de poder, cambiar la ley de medios de comunicación. Una vez Mirtha Legrand me preguntó: Y usted Santaolalla, ¿cuándo se enteró lo del campo?, le dije: desde muy chiquito. Acá siempre fueron el campo, los militares y la iglesia. A partir de la guerra de Malvinas, la gente dijo basta y ahí la iglesia dejó de tener en dónde apoyarse. Pero todavía quedan muchas cosas por resolver en el campo, tareas difíciles para cargarse al hombro. M: ¿Fuiste discriminado por algún medio opositor, tal como le pasó a otros artistas? G.S.: Hasta ahora no me pasó. Tomé una posición en la que el único ista que tengo es el de artista. No soy ni peronista ni kirchnerista. Apoyo las cosas en las que creo.

su política internacional. Con Alejandra, mi mujer, siempre hicimos hincapié en que nuestros hijos sepan que existen otras realidades y que no pierdan el idioma español. M: ¿Por qué volviste antes de la democracia? G.S.: Vine a grabar un álbum, Santaolalla. Hice el disco en 15 días. Presenté las letras a una comisión militar. Saqué todas las partes que no iban a pasar, pero en el disco están. Después vine en el ´83. Hice “De Ushuaia a La Quiaca” con León (Gieco). Recorrí Latinoamérica y arranqué mi carrera de productor. M: Hablando de ese disco, Gieco y vos son algo así como los señores el rock nacional. Siempre mantuvieron una prolijidad intachable. ¿Cómo hicieron? G.S.: A los veintipico con León decíamos que queríamos ser grandes artistas y personas. Siempre lo tuvimos claro: el tachero, el baterista, el cantante de rock son un problema. Con León tratamos de ser personas con una actividad artística, manteniendo la condición de persona ante todo. M: Cuando murió Néstor Kirchner, una de tus frases fue el corazón nos protege, nuestras ideas nos guían. ¿Cuáles son esas ideas que guían tu corazón? G.S.: La importancia de lo que Néstor significa será apreciada en otros tiempos, pero sus cambios hoy reflejan el motor de un momento del cual yo fui parte. Esas ideas tienen que ver con una sociedad más justa, con acceso a viviendas, salud, educación, trabajo, justicia, igualdad. Aquello que abrigué desde chico y nunca vi reflejado en otros gobiernos.

M: ¿Tenés un referente y un anti referente políticos? G.S.: Tengo muchos de los dos. Anti referentes: dictadores militares, gente como Bush, la oposición nacional actual. Como referentes: Néstor, Cristina, Evo, Lula, o Mujica. M: Cuando murió Néstor, dijiste que junto a Cristina eran como Lennon y McCartney… G.S.: Eran una sociedad creativa, escribían la historia juntos. Todo el que haya tenido una relación prolongada sabe qué es ir de a dos. Fueron una pareja viva. M: ¿A qué rincones del mundo llevaste la celebración del Bicentenario con tu música? G.S.: El año pasado en el Disney Concert Hall de Los Angeles toqué acompañado por 70 músicos de la Filarmónica de las Américas. Me siento como embajador a dondequiera que voy. M: ¿Qué opinás de la piratería? G.S.: Es como hablar de los derechos humanos: los tenés pero se consiguen a partir de una sociedad más justa, sino se violan. Con la piratería pasa lo mismo. Ante una situación social injusta, con gente sin dinero y necesidad de consumir música, y una industria discográfica con una mentalidad de hace 40 años, le sumamos la revolución tecnológica y sale la piratería. M: ¿Qué película te hubiese gustado musicalizar? G.S.: Me gusta mucho Las alas del deseo, de Win Wenders. Hubiese estado bien musicalizarla. M: ¿Y qué le anda faltando al rock argentino? G.S.: Más espacios de distintos tamaños. Músicos y propuestas hay. Es un área fértil para la creatividad. M! Foto Vanesa Ley


p. 22 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

RICARDO


M!

23

“Aunque se mancomunen la opinión pública, la oposición y hasta gente de su propia unidad política, sostiene su eje gubernamental y piensa firme en el bien público”.

M!#01 Por Gabriel Imparato

P

rotagonizó la película nacional más vista del año (Un cuento chino), y rechaza someterse a los tiempos de la tv actual. Analiza el sentir nacional y se opone a confrontar sin fundamentos.

M: Un cuento chino es lo más visto de 2011, ¿cómo cierra tu año con ese balance? R.D.: Feliz. Está bueno que la gente te respalde con su asistencia. El film fue de la mano de Sebastián Boresztein, con un humor poco frecuente, que se desprende de situaciones y no de gags. Para mí es una gloria trabajar con este registro. M: Fue todo un tema que cuando se lanzó el film hayan sacado de contexto una frase tuya para presentarte como marihuanero. R.D.: A veces una frase es difícil de explicar y justificar. Agradezco la chance de hacerlo. No me arrepiento de lo que dije, sí de no haber sido prudente. Con la chica de Para Ti que me hizo la nota, aludí al consumo cuando padecí una hernia de disco y eso lo sacó de contexto. Mi intención no era hacer una apología. M: Mientras Un cuento sigue compitiendo, El secreto de sus ojos aún continúa sumando curiosos… R.D.: Me metí día a día en el sitio web del film y no me podía despegar. Me llamaba la atención lo que a la gente le movía el largometraje. No hay nada por encima de eso, ni haber ganado el Oscar. M: ¿Cómo nació tu activismo ecológico? R.D.: Apelo a la toma de conciencia, a la información y a tomar el toro por las astas. A informar a las nuevas generaciones. No queda mucho tiempo para torcer el uso de las cosas.

Hay gente sensible dentro del Gobierno. Hice campaña, esperábamos un debate y eso no ocurrió. Soy una figura con exposición pública y las reglas de juego son claras. Hay riesgo, pero también se reciben abrazos. M: ¿Te preocupan las consecuencias de las políticas nucleares de los países con centrales? R.D.: Sí, en nuestro país hay temas que no adquieren notoriedad porque esas catástrofes no pasan acá. Cuando acontecen en el mundo vemos cuán frágiles somos. Si ocurre lo que todos dicen con Japón y sus reactores, presenciaremos un cambio muy drástico en la humanidad. M: Hablemos de algún punto conflictivo que te preocupe en Argentina… R.D.: Nos cuesta ponernos de acuerdo. El tema es cómo el reparto sea más equitativo. Hay que establecer un debate, un intercambio de ideas. He mirado a gobernantes a la cara. Quiero creer en su compromiso y lo hago. M: ¿Cómo evaluás la discusión política argentina de hoy? R.D.: Me permito promoverla. Lo que no disfruto es solo denostar al otro. Hay una gran carencia en el debate, en los medios y en lo que rodea a esta cultura. Está perfecto que cada uno haga público su pensamiento. Valoro la discrepancia pero no avalo el daño al otro mediante la agresión o la humillación. M: ¿Y cómo ves al oficialismo? R.D.: La presidenta me cae bien. Tengo mucho respeto por ella, enfrentó una etapa totalmente difícil. Aunque se mancomunen la opinión pública, la oposición y hasta gente de su propia unidad política, sostiene su eje gubernamental y piensa firme en el bien público. Valoro sus

gestos de reconciliación que van en contra de la sensación de convertir en enemigo a quien no está de acuerdo. M: Si debieras consignar otra profesión, bien podrías declararte cricket del ánimo nacional, por tu aptitud para que la gente ría y se sienta mejor. ¿Esto es una presión? R.D.: No, no lo es. No sé por qué extraña razón terminé convencido de que el ánimo del grupo dependía de mí, algo que arrastré durante tiempo. Trato de ser equilibrado en eso. La presencia de amigos me ayuda a recordar quién soy y me atrevo a muchas cosas. M: Ahora es como que cada película en la que actuás tiene que llegar a la nominación de un Oscar. ¿Cómo te cae? R.D.: El destino de un trabajo artístico no está ligado a que otros le adjudiquen un premio. El verdadero punto elevado es ver qué le pasa a la gente. M: Te siguen preguntando si volvés a la tv. No se acostumbran a que vivas tu propio ritmo. R.D.: No entiendo por qué lo hacen, como si la tv fuera una meta. Se ha dicho y escrito que si no estás allí no existís. Los quiero tranquilizar, voy a desaparecer igual (risas). M: ¿Cómo congeniás al actor, al personaje público y al hombre en tu vida cotidiana? R.D.: Bien. La cotidianeidad me deja desactivar todas las presiones. Al salir del barrio todo es diferente, tenés que estar preparado con la otra historia. La gente me respeta bastante. Tengo una labor de exposición pública pero también mi parte interna, casa, familia y amigos. La paso mal cuando se tergiversan las cosas y me veo obligado a tener que explicar. M! Foto Cortesía Etiqueta Negra


p. 24 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

FELIPE


M!

25

“Cristina ocupa un lugar destacado por su capacidad, oratoria, y coraje. La ubicaría en la línea militante de Evita, de las que dejan todo por la causa”.

M!#01 Por Darío Rosemblat + Franco Spinetta / Fotos César Capasso

historiador con su nuevo libro, Mujeres tenían que ser, reta a mantener la pila a los repositores de las librerías. De su curiosidad y sello de desmitificador nacional surgió esta entrevista, en la que asume una Argentina pensada desde el orgullo de pertenecer y la necesidad de saber.

EL

M: ¿Por qué cree que el triunfo del oficialismo fue tan amplio y contundente? F.P.: Se avaló lo hecho por el Gobierno. Se mantuvo la tendencia de “no innovar” ante la crisis internacional y una oposición dividida. También se demostró la caída de la credibilidad e influencia de los medios de comunicación hegemónicos que no pudieron imponer un candidato ni impedir lo que llamaron la avalancha K. M: ¿Es bueno para la democracia que la oposición esté debilitada? F.P.: No. Su prédica se agota en la crítica destructiva y en la obstrucción de la obra de gobierno que llegó a la no aprobación del presupuesto. Es importante una oposición seria, una alternativa, con propuestas y planes en la gestión pública. Se debería entender que está en juego la suerte de un país. M: ¿Con qué otras etapas de la historia de Argentina, Latinoamérica o el mundo compararía estos últimos años del país? F.P.: En el caso nacional hay similitudes con el modelo peronista de inclusión social, un rol activo del Estado, un modelo de industrialización y consumo. En América latina hay políticas conjuntas y un momento de integración que se expresa en la creación de la UNASUR y en pactos como el Mercosur o el Alba. M: ¿Qué líderes de la historia argentina podrían conducir el país, y qué virtudes

de cada uno destaca? F.P.: San Martín: por su coraje, claridad ideológica y conceptual, coherencia y honestidad. Belgrano: por su capacidad intelectual. Habló de industrialización, educación popular obligatoria y gratuita incluyendo a la de la mujer y cuidado del medio ambiente. Mariano Moreno: por sus planes revolucionarios de gobierno. Juana Azurduy: por su coraje, coherencia y entrega total a la revolución. Juan Bautista Alberdi: por asumir sus errores y atacar al poder frente a la guerra del Paraguay. Eva Perón: con inteligencia, pasión y conocimiento del sufrimiento del pueblo. Rechazaba el concepto de beneficencia y hablaba de justicia social. M: Raúl Scalabrini Ortiz sintetizó a los argentinos como personas “hábiles para salir de apuros y desenvueltos, con una gran capacidad instintiva”. ¿Está de acuerdo? F.P.: Mucho, sobre todo en los años 2001 y 2002, en medio de la catástrofe, cuando surgió el trueque, la solidaridad, los comedores comunitarios en sectores populares, con mujeres que sostuvieron sus hogares frente al neoliberalismo. M: ¿Es optimista del país que se viene? F.P.: Absolutamente. Se vienen momentos difíciles. Si el gobierno se concentra en profundizar el modelo, eliminar subsidios innecesarios, cuidar las reservas, mantener el rol equilibrador y redistribuidor del Estado y rechazar consejos del FMI y el Banco Mundial, vamos a andar bien. M: Haciendo futurología, ¿cómo piensa que se verá el kirchnerismo dentro de 50 años? F.P.: Como un movimiento que logró cambiar el rumbo de la política argentina en derechos

humanos, justicia, inclusión y autonomía internacional. Modificó la agenda hecha por los grandes poderes económico-mediáticos del país y del exterior. M: ¿Qué le falta a este proceso político y qué debería encararse o profundizarse en los próximos 4 años? F.P.: Hay mucho por hacer en salud pública, por la recuperación de los ferrocarriles y aceleramiento de un plan nacional de caminos. Falta llegar a los núcleos duros de la pobreza e ir reinstalando la cultura del trabajo. M: ¿Mira televisión? F.P.: Miro series Seinfeld o Los Sopranos. Me gusta Dossier, con Walter Martínez, 6, 7, 8 y noticieros. M: ¿Por qué cree que el programa más visto es ShowMatch? F.P.: Se lo puede calificar como fenómeno, con éxito poco frecuente. El actual esquema fomenta una televisión chimentera. M: ¿De qué trata su nuevo libro? F.P.: Convierto una frase maldita en positiva: Mujeres tenían que ser. Desde la conquista hasta 1930, me ocupo de la situación social, familiar, jurídica y económica de las mujeres destacando a las luchadoras, desobedientes, incorrectas y a las que se le animaron al poder en condiciones desiguales. M: ¿En qué línea la ubicaría a Cristina dentro de la historia Argentina? F.P.: Ocupa un lugar destacado por ser la primera mujer presidenta reelecta del país, además de su capacidad, oratoria, y coraje. La ubicaría en la línea militante de Evita, de las que dejan todo por la causa. M!


p. 26 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

“Mi pintura es sencilla, no busca ser una obra de arte… Hay que ser agradecido con lugar de origen. Y en los últimos años ha crecido un gran arraigo en Argentina en general. Este país fue muy generoso con mis abuelos, que llegaron de Irlanda sin nada. ¿Cómo no quedarme a retribuir a la tierra que me dio todo?” M!#01 Por Darío Zajdenberg / Foto Maxi Bort

MILO


INFORMES

SER PARTE M! #01

VENI QUE TE VACUNO

M! #02

(Sobre el HPV) “La vacuna que se incorporó al calendario obligatorio –se aplica en niñas de 11 años, en tres dosis- reduce un 80% la posibilidad de que se genere cáncer de cuello de útero”.

“Las reacciones de quienes se arrogan el derecho a escribir la historia, nos marca la importancia del momento actual. La juventud argentina ha vuelto a ganar terreno dentro del debate”

POR LOS PRINCIPIOS SOCIALES M! #02

“La conquista de las vacaciones resume la ampliación de los beneficios del producto del trabajo de todos los argentinos. El descanso constituye un derecho social irrenunciable. Algo en lo que todos los peronistas, los de antes, los de ahora, los de más a la derecha, los de más a la izquierda, deberían estar de acuerdo”

¡COMO LA BIROME Y EL DULCE DE LECHE! M! #03

“A la europeización pretendida por el Reino Unido, Argentina respondió con la sudamericanización del reclamo”


s ignominiosa má la rse ba um rr de a ó nz me co 01 20 de e br em ci di “Recién en en el plano a, ad pli am y a ur ad ct di la r po s da ia ic in s ia im de las alqu en sus peores ni , an ab in ag im no e qu Lo o… sm mi ne me el r po , económico pesadillas, es que un gobierno débil y supuestamente condicionado como lo era el de Néstor Kirchner llegaría a desafiar del modo como lo hizo al poder real detrás de la escena política”. NOSTALGIAS

M! #04

ARGENTINA Y CALIENTE

UNA QUE YA VIMOS TODOS M! #05

“El lanzamiento del plan de viviendas PROCREAR debe entenderse como una verdadera medida anticíclica que promueve trabajo, bienestar social y expansión económica”.

HECHA LA TRAMPA HECHA LA LEY M! #05

“En su puesta en funcionamiento, la ley de medios afectará a poderosos intereses económicos, por que el núcleo del proyecto intenta terminar de una vez y por siempre con las posiciones dominantes en el merca do de la comunicación”.

ABORTO Y DILEMA M! #06

“Según un trabajo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) del año 2010, ‘el aborto inseguro, producto de la clandestinidad, es la principal causa por la que las mujeres embarazadas mueren en nuestro país; alrededor de 100 mujeres pierden la vida cada año por este motivo, todas ellas pobres y jóvenes”.


p. 30 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

“He escuchado a personas decir que estamos peor que en la dictadura. Eso ofende a los muertos, a los que realmente fueron perseguidos”.

M!#02 Por Agustina Kämpfer / Foto César Capasso

mirada nudista de los Lados B argentinos lo instaló en el podio de la resistencia televisiva. Su humor sensibiliza hasta las voces más absurdas de la sociedad, pero él es un tipo serio. Y si bien las tablas han ganado un General, algo contundente en él sugiere que la política es lo suyo.

SU

M: ¿De dónde viene esa pasión? D.C.: Mis viejos y mi hermano mayor eran peronistas, y siempre estuve aliado a esa idea. Siempre detesté a los anti peronistas acérrimos, a los sectores más conservadores. M: Y en términos políticos, ¿sos oficialista, afín al oficialismo o crítico de él? D.C.: Tomo partido y me involucro socialmente. No soy kirchnerista o anti kirchnerista. Soy un observador sensible de la realidad, y hago política en la medida que eso signifique tratar de modificar las cosas. Si fuera militante podría definirme oficialista, pero no me caso con nadie. La finitud, el sentido de la existencia, lo que tengo que decir u oculto son también mis obsesiones y a veces tienen más intensidad que el momento político. M: ¿Cómo afrontaron en tu casa los tiempos de pánico de la dictadura? D.C.: A uno de mis hermanos lo chuparon dos o tres días; tenía ¡discos comprometedores! Viglietti, el Quinteto Tiempo. Vino la policía y se lo llevaron. Para mí era habitual que la policía pudiera llevarte. Los dueños de la calle eran ellos. A mi hermano se lo podían llevar porque tenía pinta de hippie o de fumaporro. M: Y como testigo de aquellos tiempos, ¿qué pensás cuando cierto ámbito político y social asegura que Argentina va camino a ser Cuba o Venezuela? D.C.: Eso viene de sectores desechables, con debilidad intelectual. Su propuesta es alarmar al ciudadano medio y a hacerle creer que el Estado va a hacer lo que quiera con su plata y todos vamos tener que marchar a Plaza de Mayo mientras Cristina nos mira. Me río de ese discurso supuestamente social-demócrata que dice que el gobierno es fascista. He escuchado a personas decir que estamos peor que en la dictadura. Eso ofende a los muertos, a los que realmente fueron perseguidos. Algunos lo peleaban a Néstor Kirchner por su defensa de los derechos humanos. No se enojaron las Madres de Plaza de Mayo ¡y te enojás vos! Todo eso de Chávez me suena berreta. M: Alguna vez dijiste que el kirchnerismo era un menemismo con derechos humanos. ¿Qué aspectos te inspira-

ron el paralelismo? D.C.: En una frase que salió en el diario Perfil en 2007, cuando me preguntaron por el gobierno, dije: me genera mucha contradicción, como el propio peronismo. A veces me parece un menemismo con derechos humanos, y por otro lado es el gobierno con el que más empatía tengo desde la apertura democrática. Los recortes de frases están a la orden del día. También dije que el kirchnerismo me parece una construcción interesante y la oposición una opción desechable. No tengo ninguna contradicción con Mauricio Macri. Uno entra en contradicción con lo que tiene alianzas y le resulta interesante. M: Hablando de Macri, se lo compara con Micky Vainilla. D.C.: No lo hice pensado en él. Lo compuse pensando en el horror instalado en la normalidad. Micky es un cantante pop que solamente hace música para bailar y opina haciéndose el boludo. Hay un subtexto en él que es terrible. Nació de ese relato del pavor que puede ser normal, que es el mecanismo de los medios. M: Es un poco el disparador de tu parodia ¿Cómo analizás el discurso actual? D.C.: Lo que necesitamos hoy son medios de comunicación que dejen de primar el poder económico sobre lo ideológico. Los noticieros informan de acuerdo al relato único. Hay un discurso estafador disfrazado de verosímil, una interpretación fatalista que sirve como estrategia política. Cuando hay que informar que todo está mal es para que se suponga que quien debe solucionarlo no lo está haciendo. Clarín nunca va a atacar a Macri porque es su probable candidato en 2015. Cuando escucho ¡si a esto lo hubiese hecho Cristina, la hubiesen matado! pienso ¡lógico, esto es una guerra territorial! ¡Está claro que si al subte lo hubiese aumentado el gobierno nacional lo hubieran acribillado y porque lo hizo Macri salió un comentario fugaz! M: A Peter Capusotto y sus 3 dimensiones le está yendo genial. Contame acerca de la peli. D.C.: El concepto general es el entretenimiento ligado a la lógica del mercado, conspirativo y fatalista. Tomamos la idea de las mafias financieras dominando bajo el manto de la distracción. Es para disfrutar y reírse, que no es lo mismo que entretenerse. M: ¿Tenés algo así como un romance profesional con Néstor Montalbano, Pedro Saborido y Luis Luque? Hacen un gran equipo. D.C.: Sí, los conozco hace muchos años, tengo amor por ellos y los respeto artísticamente. Esa conjunción para mí es fundamental.


M!

DIEGO

31


p. 32 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

M: Junto a la tuya, en enero se estrenaron cinco películas nacionales. ¿Se filma más que antes, o se proyecta más? D.C.: Lo desconozco, pero sé que acá hay expresiones muy interesantes y nuevas. También pasa con la música. Muchas veces se dice no hay bandas nuevas, lo que pasa es que tenés buscarlas. Están fuera del circuito de las radios oficiales. M: De tus siete películas filmadas, ¿cuál es tu favorita? ¿Y entre los programas? D.C.: Mi aquí y ahora es más importante que lo que pasó. Pero hay un espíritu que une lo que hice y lo que hago. Respecto a las películas, me interesó estar en todas porque me permitieron actuar. También trabajé en programas de televisión que jamás vería; no tenía un mango, laburé, me divertí y actué. M: ¿Trabajarías en Hollywood si te contrataran para hacer Titanic? D.C.: Si dentro de diez años estoy muerto de hambre y me llaman para Titanic, capaz lo hago, pero ni muriéndome de hambre me sentaría al lado de Mariano Grondona. M: ¿Cómo fue tu experiencia en radio, con Lucy en el cielo con Capusottos, en 2009? D.C.: Fue algo deseado, pude acercarme al espíritu del programa televisivo, recurrir al imaginario con personajes con vida propia. Fue como la diferencia entre hacer stand up contando las vicisitudes de ir a un supermercado y crear un personaje que en un supermercado mate a diez personas. M: No te encanta el stand up… D.C.: No. El stand up es el viejo monólogo que acá se hizo siempre, sólo que con una puesta americana. Es como una colonización. En cambio Cha cha cha, Todo x 2 pesos, o lo de ahora, sí son programas nuestros y no nos hace imaginar que estamos viendo un programa extranjero. M: Hablando sobre tu condición de jurado en el Festival de Cine de Diversidad Sexual, dijiste: la técnica masculina en el sexo oral no es algo que me preocupe. Lo he probado y es pura mitología. ¿Pensás que aún existen muchas mentiras a nivel social cuando la intimidad es el tema?

D.C.: Sí. Cuando fui chico alguno que otro me hizo sexo oral y no hay diferencia con una mujer. Los que dicen eso habrán estado con chicas que no lo hacen bien. M: Peter Capusotto y sus videos fue algo así como el oasis entre los programas de Tinelli y Gran Hermano. ¿Te consagraste como la alternativa? D.C.: Probablemente. En realidad creo que es un programa coleccionable, que no entra en el circuito de la venta. No nos importa la resultante en números. No está en uno de los canales grandes. M: Habrás tenido ofertas de esos canales. ¿Qué pasó? D.C.: Queremos quedarnos donde estamos. En Canal 7 nunca nos sentaron a discutir el programa. Los dueños del concepto tenemos que ser nosotros, pero la idea no nos pertenece, circula por el aire y encuentra alianzas en gente que piensa y ve la realidad como nosotros. M: Entre el fútbol y el teatro no hay muchas similitudes, ¿qué pasó? D.C.: Quedó descartado a los 18. Siete años después me dediqué al teatro, porque no me gustaba lo que hacía. M: ¿Qué hacías? D.C.: Trabajé en casas de repuestos de autos, como cadete en una fábrica de corpiños, con mi viejo haciendo foto-duplicaciones, pero no quería vivir para la subsistencia económica. En algún momento dije quiero hacer algo que sea conmovedor para mí, y con el teatro tenía puntos de contacto. Sentía que provocaba cosas en el otro, me gustaba la comicidad, y con Cha cha cha y De la Cabeza pude empezar a vivir de eso. M: ¿Y qué dicen tus hijas cuando ven tus videos? D.C.: Ahora lo disfrutan más, por una cuestión de edad. Empiezan a entender y divertirse. Al terminar la charla y empezar las fotos, salimos a la calle y en avenida Montes de Oca todos creen que Argentina salió campeón de algo. Bocinas, brazos por las ventanillas, frases de aliento, todo sucede al andar de Diego. Es un mega star, aunque su aspecto y sencillez escapen a tal definición. M! Foto Martín Korben


p. 34 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

Spinetta


M!

35

“Argentina está en el vértice de un gran cambio. Lo que soñábamos está ocurriendo ahora. Veo gente que tiene esperanza, se levanta y va a trabajar”.

M!#02 Por Gabriel Imparato

ste año editará un nuevo disco junto a Emma Horvilleur. Illya Kuryaki volvió con la misma gloria con la que se fue. Un Dante genuino compartió una extensa charla con Minga!, para luego expresar públicamente sus sensaciones tras el fallecimiento de su padre, ese mensajero musical del infinito que nos protege “contra todos los males de este mundo”.

E

M: ¿Cómo se gestó el regreso de IKV? ¿De la noche a la mañana o de a poco, en los encuentros casuales con Emma? D.S.: Habíamos sacado un disco al mismo tiempo, viajamos juntos a Brasil, y ahí empezamos a hacer algo. Le pusimos música, letra y se fue gestando. Está bueno aclarar que no es el fin de nuestras carreras solistas, sólo un nuevo comienzo en el grupo M: En los shows mucha gente encontró gran contundencia en temas que antes no decodificaba… D.S.: Sí. Espero que también nos entiendan con el nuevo disco. IKV cruzó la línea del tiempo. La obra anterior tiene actualidad porque la música es multidimensional. IKV experimenta con las sensaciones y lo nuevo que estamos armando está duro, logrando el funk más funkero, los rapeos están terribles y la banda letal. M: ¿Podemos hablar de una refundación de los Kuryaki? D.S.: ¡Totalmente! Hay cierta iconografía y estética que vamos a respetar, pero tiene un sabor nuevo. Llegamos con más herramientas. El disco es variado pero su contenido es muy Kuryaki. M: ¿Cómo los reciben los que no los siguieron antes? D.S.: Tocamos duro pero con estilo y la mo-

nada que está con nosotros son músicos de la puta madre. La gente nos da la bienvenida. El mercado musical está sonando siempre igual. Nosotros salimos a marcar la diferencia. M: ¿Y cómo definís la etapa en la que tomaron la decisión de encarar cada uno por su lado? D.S.: Cuando empezamos a ser solistas se notaba mucho la diferencia musical; cada uno tenía que hacer su viaje personal por el sonido. Nuestra vida musical juntos provocó lo ocurrido, encaramos lo propio, y así pasaron diez años. M: ¿A qué punto llevás la incidencia de la muerte de José Luis Miceli (manager y principal impulsor de IKV) en la separación del dúo? D. S.: Fue un golpe en el alma, porque De Miceli era el “tercer kuryaki”. A partir de allí todo fue distinto, pero la separación de Illya Kuryaki no tuvo que ver con eso.   M:  Kuryakistán es el disco que, para muchos, cierra correctamente un primer episodio. ¿Para vos también? D.S.: No; en esa etapa lo último es Leche. Kuryakistán es la necesidad de cierre: teníamos un contrato Polygram-Universal y había que cumplirlo. El álbum es bueno, pero no tiene la misma fuerza ni el concepto de un disco entero como Leche, Chaco o Versus.   M: ¿Cómo quedó tu carrera individual? D. S.: La última etapa finaliza con el reconocimiento del jurado de los Premios Carlos Gardel, y en breve va a salir un documental sobre cómo se gestó Pyramide. Hice una apuesta muy fuerte y resultó algo bárbaro, que hoy me permite estar con los Kuryaki satisfecho con mi carrera. No tengo deudas musicales. Por su parte Emma llega muy bien desde su lado también.

M: ¿Seguirías cultivando tu costado más pistero y dance? Te sirvió para ganar un lugar. D. S.: Con el último álbum pude sonar en un montón de lugares donde antes no sonaba. Mostro fue el single más fuerte del disco, y P’Atrás también pegó un montón. Estoy orgulloso del concepto bailable de Pyramide. También hay temas tranquilos como Alelí u otros con letras muy elaboradas, como la canción que hicimos con Adrián Dárgelos, Cumpa. Atravieso varios estados donde está lo más flashero y en otros estoy más poético o reflexivo. M: Spinetta y sus bandas eternas, el show que tu papá dio en Vélez en el año 2009, ¿fue un disparador del reencuentro de IKV? D. S.: No. Las bandas eternas fue el mejor concierto de mi viejo que vi en mi vida. Fue una bola de talento que tuvo a mi viejo como el rey junto a grandes invitados. Haber sido parte de ello es un honor histórico para mí, como una medalla de sonido, o como estar adentro de toda la saga de Star Wars (risas).   M: ¿Cómo ves la realidad sociopolítica en la que encaja la vuelta del grupo? D. S.: Argentina está en el vértice de un gran cambio. Lo que soñábamos está ocurriendo ahora. Hay cosas que están buenas y otras que no. En algunos temas percibo un progreso, pero no me pongo en político ni me dejo llevar por el fanatismo. M: Es difícil analizar al país por fuera de un contexto mundial tan complicado… D. S.: Naturalmente. Hay una especie de crisis del sistema que nos muestra cómo está armado el mundo. Las estructuras están cayendo desde Europa y Estados Unidos. El quilombo por la fuga de dólares que hubo en su momento tuvo que ver con eso. Veo gente que tiene esperanza, se levanta y va a trabajar. Eso es enfrentar lo que te toca. M! Fotos Gentileza Sony Music Arg.


p. 36 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

ALEJANDRO

M!#02 Por Darío Rosemblat / Fotos César Capasso

“Algunos males pueden evitarse tratando realizando políticas de estado. Por ejemplo, la exclusión, es un mal que nos trajo el liberalismo, no fue un error grosero de un funcionario. Es una política que tiene sus motivos, sus beneficiarios y sus muchísimas víctimas”.


Uno de los desafíos esenciales para cualquiera entrevistador es ofrecerle al lector -y al personaje en cuestión- un reportaje distinto. Y Alejandro Dolina nos hace ejercitar uno de los aspectos mas lindo del género, la repregunta.

U

M: Estuve leyendo entrevistas tuyas y... AD: Uh... Eso no es bueno, siempre es la misma entrevista. M: Eso me preguntaba... ¿No te aburre ser entrevistado? AD: Leen las últimas notas y me hacen siempre las mismas preguntas: si me gusta más la radio, la música o la literatura, y claro, aburre. M: Bueno, el escritor británico Walter Patter decía que todas las artes aspiran a ser música. AD: Y es verdad, porque la música es casi independiente del mundo. En cambio, el resto de las artes mantiene una especie de impureza alusiva. La música podría existir aun si no existiera el universo. Hace falta solamente tiempo para que la música exista. M: Después de mas de 20 años de programa y de varios libros escritos… ¿Cómo te llevás con el ejercicio, la dificultad de no copiarte a vos mismo? AD: Todo el tiempo me encuentro con esa dificultad. Creo que uno no debe tener la superstición del cambio perpetuo, sino perseverar en la búsqueda de la excelencia.Yo desconfío de esos escritores que hoy escriben sobre las fábricas de autos, mañana sobre el sida y pasado sobre escalar el Himalaya. Incluso el periodista debe tener, no te digo una especialidad, pero sí una obsesión. Además, cuanto más enloquecido esté uno, más lejos llegará en esas tres o cuatro obsesiones. M: ¿Y cuáles son tus 3 o 4 obsesiones? AD: La muerte, el arte, el conocimiento y el amor. No hay muchas otras tampoco (sonríe). M: ¿Le temés al paso del tiempo? AD: Y sí, ¿quién no? Más en los tiempos que vienen ahora, que no serán tan fáciles. Tengo una edad en la que uno debe considerar seriamente cada cosa que hace, porque no viene al caso perder cinco años en una equivocación, no a esta altura… M: Y cuando te mirás hacia atrás... AD: No me considero una persona muy distinta a aquel adolescente que fui, más allá de que ahora he aprendido algunas gracias. Yo no me sentí muy distinto a los 15 años que a los 30. Y si he perdido alguna convicción en el camino, no es porque haya pasado de la adolescencia a la adultez; pude haberla perdido la semana pasada.

M: Según tu análisis: ¿cuál es la transformación política más importante de los últimos años? AD: Básicamente, el cambio de modelo económico que pasó de neoliberal con ausencia del Estado, a la intervención muy fuerte del Estado en todos los ámbitos. Esto devino en crecimiento de consumo y baja de la tasa de desempleo. Sucedió de la mano de un cambio de la población hacia la política, considerada en años anteriores como algo de lo que no valía la pena hablar, porque era un reservorio de corruptos. Ahora es considerada, como debe ser, el centro de la discusión pública. ¿Qué es el Estado? Eso está siendo discutido ásperamente, mientras en los años del neoliberalismo era una discusión ociosa, la muerte de las ideologías. M: ¿Por qué crees que se señala al debate de ideas como crispación? AD: Porque pone al pueblo directamente frente a sus problemas más graves. Y en posibilidad de tomar posición a la hora de resolverlos. Ahora la gente no está discutiendo si el diputado Fulano anda con una mina o si el Presidente de la Nación se compró una Ferrari. Los problemas políticos son la base de la discusión, contrariamente a lo que dicen algunos republicanos que andan muy preocupados por las acciones particulares de algunos funcionarios, los modales, la cultura individual o errores de gestión; esas cosas son cuestiones secundarias al lado de las respuestas. M: El valor de las ideas y la acción política… AD: La otra vez discutía con Enrique Pinti, y él contaba con toda consternación que habían mandado una heladera a unos tipos que no tenían luz eléctrica. Es una burrada que no tiene color político, no se elimina votando a la izquierda y tampoco a la derecha. Es hija de la condición humana, o de tipos que no saben hacer las cosas. Pero en cambio, algunos males sí se evitan tratando de no inclinarse hacia determinadas formas. Por ejemplo, la exclusión es un mal que nos trajo el liberalismo, no fue un error grosero de un funcionario. Es una política que tiene sus motivos, sus beneficiarios y sus muchísimas víctimas. M: Que escribas sobre capturadores de sueños y soñadores, ¿tiene alguna relación con tu insomnio? AD: (Se ríe) Puede ser, puede ser… El sueño me parece verdaderamente prodigioso, algo cercano al milagro. No sólo me cuesta mucho dormir, sino también soñar. Mis sueños están siempre contaminados de realidad y de sospecha. Yo entiendo al sueño, como decía Calderón de la Barca, como un ensayo de la muerte. M: Retomando ese pensamiendo de Calderón de la Barca, a lo mejor un psicólogo… AD: Y sí, a lo mejor un psicólogo diría: “Usted no quiere soñar porque no se quiere morir"…

M: ¿Hiciste terapia alguna vez? AD: Sí, no mucho, y con resultados probablemente no muy buenos. Aunque en algún momento de mi vida ciertos pasos adelante muy notables, coincidieron con un tratamiento. Lo que no pude establecer es una relación de causa y efecto (sonríe) entre ese tratamiento y los progresos que ocurrieron después. Pero he intentado encontrar respuestas contundentes en el psicoanálisis, sin mayor suerte. M: ¿Recordás qué te llevó a tomar las primeras sesiones? AD: Mi actitud con respecto al psicoanálisis es la misma que la de los novios desesperados que van a una bruja. Yo debo haber ido a un psicoanalista prácticamente en artículis mortis (ríe). Desesperado, no habiendo encontrado solución alguna voy al psicoanalista, pero con esa fe o esa falta de fe con la que va uno a las brujas pensando: “¡Qué me va curar esta tipa!”. Calculo que soy muy elemental en ese aspecto, o que a lo mejor no habré tenido suerte con los terapeutas, cosa que no creo porque eran todos muy calificados. Creo que es una forma muy apasionante de pensar el mundo. La forma freudiana, lacaniana. De lo que no estoy seguro es que sirva para curarme la angustia... M: Estás por sacar un libro… AD: En estos días estoy culminando una novela. Terminando lo ya terminado, haciendo esas correcciones de última hora, esos cambios de orden. Pero ya está, ya la terminé y se publica en marzo. Se llama Cartas marcadas. Es más gruesa que larga; tiene numerosas historias que confluyen en el embudo de una noche final. Hay muchos elementos clásicos, pero también hay contemporáneos, dudas acerca de la percepción, capítulos abolidos, capítulos falsos, textos agregados por conspiradores y finalmente, una duda general que se cierna hasta el final de la misma novela. M: ¿Te gustan los juegos? AD: Los conocí cuando era joven, pero ahora no puedo conseguir estar cinco minutos jugando a nada. Me aburre. M: ¿Eras de apostar? AD: Sí, apostaba mucho de adolescente. Era aficionado al juego hasta que empezaron a gustarme las mujeres, y pensé que perder tres horas jugando al póker con cinco gansos ya no tenía sentido. De pronto empecé a salir con señoritas, y me interesó mucho más. Ahora no juego más; aunque ya nadie quiere salir conmigo (risas). M: Aburrido de tanto reportaje, ¿qué pregunta que nunca te hicieron, te gustaría que te hicieran? AD: (Risas) Seguramente ésa. Me gustaría que me pregunten: ¿Qué quisiera usted que le pregunte? M!


p. 38 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

CRISTIAN


M!

39

"Todo lo que soñamos puede ser realidad. La dirección del país es hacia un lugar totalmente distinto al que íbamos en los 90".

M!#02 Por Agustina Kämpfer / Fotos Tabatha Lombardo

condición de ícono rocker y su militancia a corazón abierto están llenos de puntos de encuentro. Lamenta la burbuja noventera, pero su voz se reafirma al mencionar las posibilidades que ve en la Argentina actual. Ya no escupe desde el escenario.

SU

M: Arranquemos con la UMI (Unión de Músicos Independientes) ¿cómo gestaron algo tan importante? C.A.: Empezó siendo una reunión de nueve músicos. Surgieron las bases para que los músicos pudieran autogestionarse. Tenemos convenios para que todo nos salga más barato. Venimos de una época en la que no había concepto de trabajo colectivo, y trabajando en todo esto nos dimos cuenta de que habíamos tomado una decisión política. M: Y de la UMI misma nació la idea de Sonar tv. ¿Cómo va eso? C.A.: Es un proyecto que surgió a partir de la Televisión Digital Terrestre y la Ley de Medios. Desde el seno de la UMI pensamos en incluir un canal de música. Llegamos a Aníbal Fernández, cuando era Jefe de Gabinete. Le encantó la idea y se comprometió. M: Hablemos del laburo de hormiga para juntar firmas de adhesión al canal. C.A.: Hicimos una página en Facebook y armamos la campaña “Yo quiero Sonar tv”. Pero lo más importante fueron las dos reuniones en el Ecunhi (Espacio Cultural Nuestros Hijos). Avanzamos en un 85% para que el canal sea una realidad. M: ¿Ya pensaron qué van a hacer cuando Cablevisión los omita por cuestiones políticas? C.A.: Si el día de mañana Cablevisión no quiere incluir Sonar TV en la grilla, tendremos que trabajar para que la ley se cumpla. Una tv gra-

tuita, plural y apoyada por el Estado me parece fundamental. M: ¿Y cómo viene Fecoop TV? C.A.: Queremos generar proyectos que llevaremos a los canales de todo el país. La Ley de Medios lo permite pero los productores chicos necesitan financiamiento, y para eso estará Fecoop TV. Vamos a garantizar que un porcentaje importante de la ganancia sea para quien presentó la idea, y otro más chico destinado a la cooperativa para poder continuar. M: ¿De dónde vienen tantos cambios juntos? C.A.: Es un momento de irrupción política; todo lo que soñamos puede ser realidad. La dirección del país es hacia un lugar totalmente distinto al que íbamos en los 90. Hoy hablamos de política en las mesas, debatimos. M: ¿Y qué pasa con la Ley Nacional de la Música? C.A.: Consiste en la creación del Instituto Nacional de la Música y en armar un circuito. Todos los géneros tienen que tener su espacio, para que los artistas puedan recorrer el país amparados por el Instituto, administrado por diferentes asociaciones de músicos. En vez de dinero en efectivo se usarán vales de producción para fabricar discos, horas de grabación, mastering, tapas. M: ¿Cómo fue la transición de tus tiempos de rockero anarquista al instante en el que hablaste de política públicamente por primera vez? C.A.: Arranqué con la Ley del Ejecutante Musical, en 2005, que establecía una especie de examen de $100, para recibir un carnet habilitante, sino te convertías en un músico ilegal. Fuimos a ver a Néstor; fue la primera vez que conocí a alguien con tanto poder diciendo: muchachos me equivoqué, les pido perdón, derogo. Fue un acto de grandeza. Nunca pensamos

que íbamos a poder hacerlo y ahí empezamos a hablar de política. Mi compromiso más fuerte fue con la Ley de Medios Audiovisuales, revolucionaria a todo nivel. M: Pregunta de revista para mujeres: ¿cómo conjugas el tiempo para EOY, Fecoop, UMI, Sonar TV? ¿No estás un poquito sobrecargado? C.A.: Sí. En vez de estar en casa componiendo, estoy pensando que se va a generar un canal de música, que no va a ser solo para EOY sino para un montón de gente. M: ¿Podés decir que estás de acuerdo con la sociedad en la que crecen tus hijos? C.A.: En muchos aspectos, sí. La idea del antisistema no va más. ¡Hay que construir! Me gusta que los pibes me tengan como un referente, que no estoy escupiendo, que toco en el Congreso y voy a 678. Tienen que pensar que hubo un tipo que hizo bajar el cuadro de Videla. Tenemos una historia, a Perón, a Evita, a Néstor, ¡y a Cristina! M: ¿Te preocupa la concientización social a nivel político? C.A.: Somos un país nuevo, estamos creciendo. Pasan cosas increíbles y otras terribles, como con la 125, cuando los del campo tiraban la leche. Aquello me demostró que queda gente sin límite. Tiene que haber un equilibrio, gente que no se quede afuera del sistema. M: ¿Hay algo de sentimentalismo en todo esto que te moviliza? C.A.: Ya no me quiero romper el alma para comprar una casa. No tengo miedo de ir a 678 o salir de gira. Quiero destruir el temor, que es la base para no dejarnos ser. Y ser es Sonar TV, Fecoop TV, la UMI. Apoyar proyectos revolucionarios como los que tienen lugar hoy en Argentina, me llena de vida. Siento el compromiso de tener que despertar gente. M!


p. 40 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

“Acerqué mi propuesta al Museo. La idea era pintar a Eva Perón sacándola del mito, una mujer como somos todas: luchadora, capaz de reinventarse y seguir adelante. Y aceptaron. En esta muestra, de técnicas mixtas, una Eva Perón sencillamente encantadora plancha la ropa, cocina con un delantal a cuadros, se ríe a carcajadas dentro de un aro de hula-hula, o conversa animadamente en una peluquería con… Cristina Fernández de Kirchner”.

MARINA M!#02 Por Paloma Sneh


ECOLOGÍA Por Mariana Díaz

MIS MILES DE LITROS M! #01

“El agua virtual está detrás de casi todo, como la ropa que usamos, o la computadora en la que escribo (…) En promedio, consumimos entre 2.000 y 5.000 litros por día, según el país a evaluar”.

ECOGUÍA M! #02

“La crisis ambiental es generada, en gran medida, por el consumo irresponsable; y el cambio de hábitos representa un gran aporte a la problemática”. NO DESCARTES M! #03

“Para fabricar cada computadora personal se genera un material de desperdicio equivalente a 4.000 veces su peso”.

PÓNTELAS, PÓNSELAS M! #04

“Una pila común contamina 3.000 litros de agua; una alcalina, 175.000 litros, y una tipo botón, 600.000 litros… El agua contaminada se fija en la carne de los peces e intoxica al hombre cuando la come”.

CLASE B ES CLASE A M! #05

“Para convertirse en una Empresa B, los interesa dos deben aprobar un riguroso examen… Este sistema permite distinguir entre las que están haciendo las cosas bien , y las que solamente dicen que están haciendo las cosas bien”. ARRIBA ARGENTINOS M! #06

“En Argentina hay un buen número de organizaciones no gubernamentales, trabajando por salvar al planeta, que han alcanzado enormes logros en lo que respecta a legislación, educación y preservación del ambiente”.


ARGENTINA Y CALIENTE


p. 44 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

"Siento mucho respeto y profundo amor por las valientes luchas de nuestro pueblo revolucionario. No siento apego por mis ideales, pero sé distinguir las cosas".

M!#03 Por Agustina Kämpfer

L

os tiempos de mitad de vida lo presentan reflexivo. Sus palabras son duras pero anteponen la poesía antes de salir al viento. Acostumbrado a que aviones y hoteles sean su hogar, por estos días ha partido a España. A dondequiera que va, esa incisiva actitud va también.

M: Rompamos el hielo. ¿En qué anduviste últimamente? A.C.: Grabé con Pablo Lescano, la Bersuit, Roby Draco, Los Tigres del Norte & Friends, que son René, Zach de la Rocha, Juanes, Gustavo Borner, Diego Torres y otros. También hicimos “Positive Generation”, con Alejandro Sanz, Antonio Carmona, Javier Limón y Mario Breuer. Cantamos con Diego Cigala, Joaquín Sabina, Calle 13. Los últimos años fueron de mucha experiencia y exigencia. M: Con la Bersuit tuviste una participación en “La Revuelta”, el nuevo disco producido por Cachorro López. ¿Cómo fue la experiencia de volver trabajar con un amigo, y a la vez estarnuevamente en una banda? A.C.: Compartimos un re-encuentro, pero fue corto. Cachorro y Bersuit son mis mentores. Todo lo que hicimos juntos fue importante, inolvidable, y muy grato. M: Tras la conmemoración nacional en el 30º aniversario de la guerra de Malvinas, ¿Cómo recordás el instante en el que te enteraste del envío de tropas? A.C.: Todos teníamos conciencia “anglofílica”. Aunque siempre aprendimos que la soberanía de Malvinas nos corresponde, jamás imaginamos una guerra con los ingleses. Ahora es diferente, por la existencia de héroes de Malvinas. Aprecio mucho el concepto de soberanía cultural y territorial. Mi corazón es de los mártires, valientes, olvidados, marginales, con colores celeste y blanco. Y rojo. M: ¿Te atraen las armas? A.C.: Sí. Tengo un respeto por la ingeniería como prolongación de la conciencia humana. Soy defensor del derecho de portarlas y tenerlas en casa. Y del derecho ciudadano, intelectual y social. “Estudiante de periodismo: tus opiniones me importan menos que un moco”, lanzó Andrés allá por marzo, y luego precisó: “Analistas de sistemas, estudiantes de periodismo, cagatintas becarios, eat your shit”. Flor de revuelta se armó con sus dichos a los que él se sumó para pedir a quienes se adjudican el manejo de una verdad absoluta en los medios, que respetaran la “transición jurídica” en la que se encuentra en

referencia a los rumores de su inminente matrimonio. M: Sos un posteador muy activo en Twitter. Sin embargo, parecieras no estar del todo de acuerdo con el fundamentalismo que generan las redes sociales. ¿Cómo ves su influencia? A.C.: La forma en que pierde tiempo la clase media me tiene sin cuidado. Las palabras escritas no valen todas lo mismo, ni me hace mas “cercano” con un conjunto de “conectados”. Soy músico y cantante. Así me conocen y escuchan millones de personas. M: ¿Qué aspecto de tu vida hoy te sorprende más? ¿Cómo te proyectás en 20 años? A.C.: Labrar un oficio en el canto y la música es bonito, y sentirse consagrado en el amor de las gentes y en el respeto de los músicos, es completo. No soy demasiado ambicioso ni quiero verme dentro de unos años. Espero seguir cantando. M: ¿Por qué año de tu carrera artística te gustaría volver a dar un paseo? A.C.: Por cualquiera. Siempre hubo algo digno de repetirse. M: ¿Cómo te fue en Estados Unidos? ¿Te radicarías un tiempo? A.C.: Me gustan mucho los Estados Unidos. Los Angeles para los músicos es muy interesante. Pero hay otras cosas que me conectan. Los pilares de esa cultura son la industria, el arte y el deporte. No sé si tengo energías para instalarme pero me parece un sitio fantástico para la práctica y el cultivo de la música. M: ¿Se siguen haciendo los Mundiales Calamaro a beneficio? ¿Cómo surgió aquella idea original? A.C.: No lo sé. Son grupos de aficionados que armaban esas cosas. Si se hubiera organizado como un “fight club”, ahora podríamos ser una “célula terrorífica”. M: ¿Cómo describirías tu rol de padre? ¿Sucede de forma natural, estás pendiente de hacer todo bien? ¿Cómo sobrellevás extrañar a Charo cuando no está? A.C.: Espero durar mucho y ver caminar a mis nietos. Yo no soy “súper natural”, ni puedo hacer todo bien todo el tiempo. Soy padre, soy hijo, y no soy un santo. Tengo toda la vida para aprender. M: ¿Siempre fuiste tan ferviente defensor de tus ideales políticos, o supiste ser más pasivo en otros tiempos? A.C.: Siento mucho respeto y profundo amor por las valientes


M!

ANDRÉS

45


luchas de nuestro pueblo revolucionario. No siento apego por mis ideales, aún estoy escuchando y aprendiendo, pero sé distinguir las cosas. No hay que olvidar que existe “el enemigo”, aunque más no sea como ejercicio para endurecer la fibra de la conciencia; suponer, ainda mais, que puede estar disfrazado, ya que es un maestro del mal. M: Como español ¿te preocupa la situación en España, o tenés una esperanza a corto plazo? ¿Qué opinás del presidente Rajoy? A.C.: Nunca voté al Partido Popular, pero trabajé bien durante los períodos de José María Aznar. Creo que la situación es peor de lo que quise suponer. Pensé que Mariano vendría con una “primavera marianista” bajo el brazo, pero la batuta alemana impone bastante en la partitura. En tiempos de crisis hay que sacar pecho y ponerle más ganas a todo. M: Y acá, ¿te sentís políticamente representado? A.C.: Estos años de gobierno de Néstor y Cristina fueron interesantes y positivos. Cuando pienso en nuestro país, me gusta imaginarme las caras de la buena gente. Formalmente, todos estamos representados por un presidente elegido y eso importa. No tengo diálogo con pero siento respeto y cariño por la investidura. Como artista, podría blindarme detrás de una crítica permanente, porque es el marketing vulgar de la rebeldía. Y en algunos casos el negocio redondo es el show de las malas noticias, otra fuerza política. M: En su momento, calificaste a Néstor Kirchner como “el mejor presidente de los últimos 50 años”. ¿Qué políticas de gestión esculpieron ese halago? A.C.: Somos muchos los que nos sentimos honrados con las puertas abiertas de la Casa Rosada. También en la comunidad de músicos. Néstor fue un buen presidente y un buen hombre. Le tengo mucha estima al recuerdo del presidente. Una vez viajamos juntos en el avión presidencial, era una persona cálida y fraternal. M: ¿Qué es lo que más extrañás de Argentina cuando pasás mucho tiempo afuera? A.C.: Tengo la resistente caparazón de los viajeros frecuentes. Me gusta volver, no soy sentimental. Me gusta viajar con poco equipaje, pero sé soportar las valijas llenas y el pasaporte cansado.

M: Los últimos meses te han traído algunas despedidas afectivas, desde el Chango Farías Gómez hasta el Flaco Spinetta, pasando por Gamexane, ¿cuál es tu herramienta para perpetuar lo que ellos te han dejado por sobre el dolor de saber que físicamente no están? A.C.: No tengo una herramienta para perpetuar la vida. Siempre tuve conciencia para “los amigos ausentes”. Los recuerdo con orgullo y alegría. Estamos un poco asustados. Siento silbándome las balas. Tengo 50 años y una conciencia mortal que me muerde los talones. M: En materia cultural, se te ve apasionado con las corridas de toros. Incluso has tenido tu probadita “en pista”. ¿Qué sentiste? A.C.: Las corridas son las expresiones más cultas del mundo. La fiesta, la liturgia, el compás, el valor, la poesía, la vida y la muerte, la nobleza. Fuera de todo eso, lo demás es superficial y vacío. También me gusta ver fútbol; en España soy un aficionado iconoclasta. Hay que educar la sensibilidad y la cabeza, y no se me ocurre mejor ámbito que el del toro y el flamenco. M: ¿Cuál es tu postura acerca del dolor que atraviesa el toro con un fin de entretenimiento? A.C.: En esa muerte hay amor y arte. Preocuparse por la integridad del toro me parece razonable pero ingenuo. La corriente anti taurina me parece despreciable, falaz, equivocada y estúpida. Quiero a los toros y a los toreros. M: ¿Por qué preferís no ir a recitales en Buenos Aires? A.C.: Prefiero ir a conciertos en Rosario o Córdoba, o en San Sebastián, o no ir. No me gusta mucho ir a conciertos, no me siento cómodo entre el público. Soy músico para estar arriba del escenario. No soy “del” público. Me aburro. M: ¿Creés que alguna nueva banda nacional podría llegar a ser tan influyente como Soda Stereo? ¿Vamos a volver a tener una agrupación “monstruosa” o estamos leeejos? A.C.: El rock tiene otras medidas. Tenemos influencia y prestigio, pero no somos árboles que siempre dan manzanas maduras y en temporada. Somos importantes en el universo de la música popular latina. El destino del rock es ponerse al mundo de sombrero y sentarse arriba. M! Foto Gentileza Warner Music y Edgardo A. Kevorkian


p. 48 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

GIECO


M!

49

“Esta es la única vez que un gobierno se ocupa de las cosas que venimos hablando desde los 70. Por eso vamos a verla (a Cristina). Le tengo un respeto total y voy a ir a saludarla cuando sea”.

M!#03 Por Gabriel Imparato

ras la publicación de El desembarco, su último disco, León ruge su amor por el país entero. Con la generosidad y bonhomía que lo identifican, detiene el tiempo en sus recitales mientras postula la mirada que supo soñar y hoy es más real que nunca.

T

M: ¿Cómo describirías El desembarco, esa Polaroid sonora dentro de tu carrera? L.G.: El disco mezcla lo analógico y lo digital. No sé si es lo que quise hacer, pero Gustavo Borner me dijo: “hagamos otra cosa”. Hablé con Jim Keltner y se nos ocurrió que la banda grabase en vivo en Los Angeles. Pude trabajar con músicos que tocaron con Lennon, Ringo Starr, o James Taylor. Los “fachos de internet” no vacilaron en decirme que soy un pro yanqui. Pero no vale la pena contestarles, tengo claro que Estados Unidos es un país que jode a Latinoamérica. M: ¿Cómo se produjo el intercambio cultural con estos artistas? L.G.: Me pedían que les contara el significado de “8 de octubre”, sobre la tragedia de Santa Fe. Los entristeció y les provocó tocar endiablados. Ese tema tiene música de Luis (A. Spinetta), y la letra es mía. Agregué la voz de uno de los chicos fallecidos. Muy fuerte. M: ¿Qué te motivó a ofrecer un show a beneficio de Edelmiro Molinari, histórico integrante de Almendra? L.G.: Él está haciendo quimioterapia y no tiene el dinero para bancarla. Somos amigos desde hace mucho. Durante el tiempo que estuve exiliado, ellos me ofrecieron su casa en Los Angeles. Por eso me alegra poder darle una mano a Edelmiro hoy, en esta situación especial.

M: ¿Qué detonó tu necesidad de querer triunfar con la música? L.G.: A los 15 años, cuando veía figuras como Serrat o Sandro en Sábados Circulares, planeaba venir a Buenos Aires para ser importante. La idea era grabar un par de discos y con la plata volver a mi pueblo y comprar una frutería o panadería. Tocaba folklore pero también tenía un grupo de rock. M: Este febrero quedará marcado en la historia de miles, por el fallecimiento de Luis Alberto Spinetta, ¿cómo te afectó su partida? L.G.: Lo vi una semana antes de su muerte y ahí asumí que El Flaco estaba yéndose desde un plano poético. Descubrir la magnitud de su obra es tener el honor de recordar que tuvimos un artista semejante. Los del movimiento rockero tendremos la dicha de pertenecer al momento en el que él mostró que esa corriente podía ser algo muy interesante. M: ¿Qué sentiste ante la falta de responsabilidad a la hora de informar respecto de su salud? L.G.: Era mucho más grande el hecho de perder a un amigo. Cuando nos vimos con Charly, me dijo: “Se nos fue el mejor”. Como pasó con Mercedes (Sosa). Nos dejaron su obra, su legado. En lo personal, reflexioné sobre mi muerte. Pero he sembrado, hice 47 álbumes. Si mañana me toca morir, estaré agradecido. M: ¿Cómo atravesaste, desde tu activismo, el doloroso aniversario del conflicto bélico por Malvinas? L.G.: El gobierno de Cristina lo encaró muy bien, fue a buscar una toma de conciencia e instalar el tema, para que se sepa que en Sudamérica estamos unidos, que hasta el gobierno de derecha de Chile se puso a favor de nuestro país. ¿Por qué? Porque

nuestra presidenta pudo con eso y con muchas cosas más. M: ¿Sos kirchnerista? L.G.: Apoyo ciertas cosas del Gobierno y otras las critico. Nos dicen kirchneristas pero en realidad no somos eso, estamos con la presidenta porque es la única que nos habla de derechos humanos, de la Ley de Medios, de ayudar a las fábricas recuperadas, de la Asignación Universal por Hijo. Esta es la única vez que un Gobierno se ocupa de las cosas que venimos hablando desde los 70. Le tengo un respeto total y voy a ir a saludarla cuando sea. Lo mejor que puede tener un gobierno es la apertura para que se critique lo que se hace mal o lo que falta hacer. M: ¿Notás cierta recuperación del optimismo en estos tiempos políticos? L.G.: Vengo de una generación que nació en malas condiciones, en dictaduras militares genocidas y en gobiernos democráticos corruptos. Nos faltan más gobiernos como éste, porque Argentina está echando un crisol de razas que aún no ha dado un resultado global; todavía no formateó a las generaciones que nos van a llevar a un buen camino. Ahora tenemos que rehacer todo lo de los trenes; las rutas se quedaron chicas. En esta última navidad empecé a extrañar a Néstor Kirchner. Hubiese configurado una buena dupla con Cristina en estos tiempos. Ambos serían un paredón difícil de saltar. M: ¿Cuál es tu recuerdo más fuerte del ex presidente? L.G.: Indudablemente aquel del año 2003. Me pidió que organizara un concierto para el 9 de julio, para recaudar útiles escolares. Lo llevó a Pocho -un joven con discapacidad- y lo sentó en el sillón de Rivadavia. Son detalles que ningún presidente hubiese hecho realmente. M! Foto EMI Agentina


SZTAJNSZRAJBER

p. 50 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL


M!

51

“Más allá de la bajada de línea de los medios hegemónicos, este gobierno ganó con el 54% de los votos”.

M!#03 Por Paloma Sneh / Foto Vanesa Ley docente en todos los niveles educativos y desarrolla una importante labor en la comunidad judía. Escritor y compilador, pero cuando a sus hijos les preguntan qué hace su papá, ellos responden “es filósofo”. Así es como él se define. Graba la segunda temporada de Mentira la Verdad - Filosofía a martillazos, con un planteo de preguntas de ésas que nunca terminan de responderse. Lúcido e inagotable, Darío va.

ES

Yo estoy al derecho, dado vuelta estás vos. M: ¿Qué es ser filósofo? D.S.: Ser filósofo es deconstruir lo establecido y generar algo inédito con escritos e incluso acciones. Sócrates no escribió nada, pero ocasionó un cambio. Después, habemos los repetidores de ideas de otros y los que ejercemos lo más emblemático de la filosofía: la docencia. Yo aporto intervenciones que marcan un análisis de la realidad con abordajes distintos. Pero todo lo que yo aplique para analizar el hoy supone un marco teórico ajeno. M: ¿Hay filosofía en las charlas de café? D.S.: El filósofo tiene un compromiso con la transformación de las cosas. El 90% de la gente tiene que laburar y hace filosofía. Todos los días piensa: ¿Qué estoy haciendo acá? ¿Por qué tengo que padecer esto? Y a las charlas de café de esas, las veo como un viaje del ego. Deberíamos profundizar mucho en la capacidad de escucha. M: ¿Cómo pensar, desde la filosofía, la transformación social actual? D.S.: Los ciclos históricos no son individuales, son globales. Latinoamérica vive un proceso

inédito. En Argentina esto depende de la intención real del Estado de articular políticas de distribución de la riqueza junto a decisiones que atañen a la vida cotidiana: matrimonio igualitario, Asignación Universal por Hijo, y otras. Pero los cambios solo pueden pensarse después de esas transformaciones. Decimos con Marx: la filosofía está cansada de querer explicar la realidad, llegó el momento de que se dedique a transformarla. El tipo que hace política puede aportar herramientas concretas para cambiar situaciones de Estado. Es ahí donde la filosofía tiene una acción directa sobre la realidad. M: Mentira la Verdad aborda conceptos a modo de preguntas y diálogos abiertos. ¿Creés que a nuestra educación le falta esta metodología? D.S.: La educación está en crisis desde hace 30 ó 40 años. Hay maestras preocupadas porque los chicos hacen tres o cuatro cosas a la vez. Son parámetros perimidos. A mí me encanta que Mentira la Verdad sea bibliografía sugerida en los secundarios. Es un formato nuevo que no genera esa relación típica de la transferencia de docente a alumno. Por suerte, en el Ministerio de Educación hay empuje para Canal Encuentro y Paka Paka. El lado oscuro de la luna M: ¿Como conlleva una sociedad los crímenes y otras desgracias que también la conforman? D.S.: Hay filósofos que justificaron el concepto de obediencia debida. El nazismo tuvo en Rosenberg su filósofo de cabecera. Yo comulgo con una filosofía desenmascaradora, que sospecha. Se trata de rotar la perspectiva. Hay que separar la justicia de la ética. Todo

crimen debe alcanzar su justicia final, que es la reparación. Pero hay crímenes con tal daño que la reparación siempre queda corta. Ahí es cuando aparece la ética como construcción de la memoria. En eso está mi adhesión a la política de derechos humanos de este gobierno, en su proyecto de construcción de una ética de la memoria. M: ¿Podremos hacer frente al bombardeo mediático? La sensación es de mucha alienación. D.S.: La realidad es que, más allá de la bajada de línea de los medios hegemónicos, este gobierno ganó con el 54% de los votos. ¿Hasta dónde la construcción mediática de la realidad alcanza la vida cotidiana? ¿Existe algún medio que no sea alienante? Insistir con que los medios mienten o dicen la verdad, no va más. Lo interesante es que hoy los medios construyen realidad. La diferencia aparece cuando encontrás intereses directos en manipular la información con fines oscuros, o convenientes a un discurso individual. M: ¿Qué diferenciás de la realidad nacional actual con respecto a la de años anteriores? D.S.: Tenemos un gobierno alojado en la promoción de la justicia social, lo cual no tiene mucho precedente. Por otro lado, habrá que mejorar en ciertas áreas de la vida cotidiana. Si te quedás marcando las falencias, sin puntualizar que el Estado atraviesa una transformación hacia la integración de todos los sectores del país, te quedás con lo obvio. M: ¿A qué le haces Minga? D.S.: Al egoísmo. Al individualismo, a buscar las cosas desde el propio ombligo. M!


p. 52 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

GARCÍA


M!

53

“El afecto de la hermandad trasciende la cualidad de la elección, sea sexual o política”.

M!#03 Por Paloma Sneh / Foto Tábatha Lombardo

us primeras bandas fueron Fotoclip y El Duelo. En 1990 formó Avant Press. En 1996 llegó la versión de uno de sus temas, Cybersirena, a cargo de Soda Stereo. En 2001 sonó en todas partes con Morrisey. Lo último: El milagro Dance, sucesor de El milagro del Pop. Ahora prepara un stock de video clips, con bajadas iTunes y un cd. La música lo empapa todo el tiempo.

S

M: De primeras te relacionaste con el folklore. L.G.: Soy un ser sin raíz, mi tarea es encontrarla. A los 13 años fui a vivir a Jujuy con mi familia. Cantaba y tocaba la guitarra en las peñas. Cuando volví a Buenos Aires, compraba la revista Canta Rock. Me encerraba a cantar Charly García, León Gieco y Celeste Carballo. M: ¿No tomaste clases? L.G.: No; tengo oído absoluto. Puedo distinguir todas las notas. Charly García también lo tiene. Esa cualidad me permite tocar y afinar. Como músico, también trabajo mucho con el error. Nino Bravo perdió la vida en 1973 en un accidente automovilístico. Gilda tuvo el mismo destino en 1996. Ambos intérpretes forman parte de la constelación admirada de Leo García, que está preparando un musical sobre el español. Entrena su voz para la difícil empresa. Quiere hacerlo con toda responsabilidad: es la puesta en escena integral sobre la vida de un crooner. Cuando empecé a cantar Nino Bravo pensé que me resultaría difícil, pero las cualidades vocales me dan. Me gusta la tarea de encarnar mitos. Pienso ambientar la sala con un toque de los años 70, proyectar videos y un documental de Nino.

Todos los 7 de septiembre homenajeo a Gilda. Con Tanguito pasa lo mismo. Conozco todo el repertorio. Cuando canto Virus, “soy” Federico Moura. Me gusta estar entre Martín Bossi y el cantante de pop. No soy un imitador, pero me gusta encarnar. M: ¿Cómo conociste a Gustavo Cerati? L.G.: El diseñador Ale Ros, que hizo la tapa de un álbum de Avant Press, componía el arte de los discos de él. Y Daniel Melero, que nos produjo, fue el nexo. El tema Amor entre rosas está totalmente influenciado por Cerati, que lo escuchó y dijo “¡Uy, eso es mi otro yo!”. En Avant Press componía pensando en sus canciones. Después como solista fui encontrando mi personalidad, pero Gustavo la potenció. Lo conocí en una disco y terminé teloneando a Soda con la banda. Después toqué con él en Bocanada y giramos por todo el mundo. Cuando volví de la gira tenía los demos de mi disco y le propuse producirme. El resto de la historia es un cúmulo de canciones que desembocó en Mar, producido por Cerati. Es un álbum que García considera una joya. Tiempo después canté Morrisey. Él me representa mucho como artista. Mi mensaje más claro está en `Reírme más´. Vine a decir eso: hay que originar la risa, aunque la tristeza también esté. M: Como cuando murió el Flaco. L.G.: Se me partió el corazón. Ese día tenía que tocar y toqué, pero hubo un desborde de llanto. Fue como cuando se te muere un padre. ***** Leo no se queda quieto. El hecho de no respetar los tiempos de salida entre un álbum y otro

le ocasionó más de un dolor de cabeza. Siente que cumplió sueños maravillosos, que quiere más de lo que tiene y asegura que merece más aprobación del público. M: ¿Qué te interesa hoy? L.G.: Posicionar a Leo García, ser mejor como artista e intérprete. En mi show, todos mis invitados son caras nuevas. Ludomatic, por ejemplo, de mi sobrino; Yul Acri, un genio; Grupo Placer, una de las bandas que más promete. Hay músicos nuevos que son impresionantes y está todo en ebullición. M: Entonces, ¿por qué, si hay tanta materia prima, cuesta tanto remontar? L.G.: Cuando un artista toca, no está pensando en lo que va a cobrar. Está constantemente ejerciendo a través de la letra, de lo que quiere decir. Ya lo dijo la Negra Polly: primero el arte, después el negocio. Entonces uno debe tener la nobleza de comunicar los sentimientos. De repente se muere una persona tan importante como Néstor Kirchner, y quien sienta algo, debe tener la libertad de manifestarlo. Para mí, la forma de disipar la oscuridad es siendo transparente. Libre de la búsqueda del hit, así se. Tiene la fórmula resuelta: siempre llega la canción despojada del karma obligatorio de ser un mega éxito. Sólo le interesa hacer cosas buenas y que le gusten de alma, sin estar pendiente de aquello que pueda enganchar a la gente. M: ¿Como trabajás con la composición? L.G.: La inspiración es la felicidad del momento. Hay artistas que me ofrecen canciones y me gustan, así que últimamente voy más como intérprete. Confío mucho en lo que ya hice. No me gusta la idea de algo que queda ahí, yo sigo respaldando el material que grabé. M!


p. 54 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

CZUDNOWSKY

M!#03 “Las Argentinas Calientes no son para principiantes. No son cosa fácil. Hay que saberlas llevar. El amor y el sexo son como la vida misma: si te gusta el durazno, ¡bancate la pelusa! Pueden salir heridos, dolidos, dañados, aturdidos o enamorados. Puede ser el amor de tu vida, tu mejor polvo, o tu peor pesadilla. Pero algo es seguro: la experiencia con una ARGENTINA CALIENTE no te la olvidás más. MINGA!”


PUTOS PROHIBIDOS

COLUMNA IGUALITARIA Por Federico Sierra

M! #01

“Salvo en Río negro, los gays no pueden donar sangre en argentina, tampoco los heterosexuales que hayan tenido sexo con gays. Mientras la promoción para la donación avanza con campañas nacionales, el número de voluntarios aún está debajo de lo necesario, y la barrera que separa a un hombre homosexual de la extración es su voluntad de ser leal a un formulario”

EL LOS MATAPUTOS D

GOLPE M! #04

“El contexto actual es muy favorable: la Ley de matrimonio igualitario y la Ley de identidad de género nos ayudan a hablar de estos temas. Ya aparecieron muchas personas que quieren colaborar con su testimonio”, José Luis Schanzenbach (AMDS)… Las primeras cifras hablan de 400 gays, lesbianas, travestis y trans detenidos en centros clandestinos, pero fue como si nadie los hubiera visto u oído”.

EL PLACARD DE LA ESCUELA M! #05

“En Argentina, el caso de Carlos Agüero marcó un punto de inflexión; la vergüenza lo llevó a colgarse de una soga cerca del lugar donde trabajaba, en la provincia de La Rioja. Tenía 17 años”.


TRAVAS AL AULA

M! #02

“Según La gesta del nombre propio, sólo el 14 por ciento de las niñas travestis termina la primaria, en un país que tiene el 98 por ciento de su población alfabetizada. De ellas, sólo el 10 por ciento termina la secundaria” IENTE

ARGENTINA Y CAL

TERAPIAS DEL DEMONIO M! #06

“La Ley de Salud Mental es clara: prohíbe diagnosticar sobre la base de las preferencias sexuales de una persona. Entonces, si la homosexualidad no puede ser definida como una enfermedad, se desprende con toda claridad que no puede haber ofertas de curación. Leonardo Gorbacz, psicólogo y autor de la ley de Ley de Salud Mental sancionada por el Poder Legislativo en noviembre de 2010”

EL CONVERSATORIO M! #03

“Si el día de mañana termina el kirchnerismo y el próximo gobierno va en un sentido muy diferente, habrá que ver cómo están los reflejos de la comunidad gay para defenderse”, Gustavo Díaz Fernández”.


p. 58 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

“La Presidenta tiene el poder de hacerle llegar un mensaje al pibe, a la piba, sin necesidad de leer de un papel. ¿Por qué? Porque tiene todo asumido, no necesita leer nada. Cree en lo que dice y hace”. M!#04 Por Darío Rosemblat / Fotos César Capasso egamos a Dubai sin cita previa, unas semanas antes del estreno de “La hija de Dios”, el unipersonal de Dalma. Sólo llevábamos un ejemplar de Minga!, el grabador y una caja de Bananitas Dolca en la mochila, la golosina favorita de su infancia. Diego aun dirigía la primera división del Al Wasl. Recorrer Dubai es como infiltrarse en el Delorean (el auto de Volver al Futuro) y jugar con el tiempo. En media hora pasás del caminar las arenas del desierto más árido y virgen, a una mega ciudad futurista de edificios interminables, que no respetan ninguna forma, vigilados por mezquitas de arquitectura centenaria, y todo eso entrelazado por autopistas que la cruzan como brazos por un lado y por otro. Lo primero fue averiguar la dirección del entrenamiento del Al Wasl, más a modo de juego que otra cosa, casi como quien prueba suerte en un casino con la última ficha que encuentra en el fondo del bolsillo. La coordenada exacta la recibimos de un fana del equipo árabe, vestido de túnica blanca y fumando narguila, nos habló de Diego con la pasión de cualquier vecino argentino. Llegamos una hora antes. En la espera supimos que importantes medios nacionales y españoles buscaron entrevistarlo recientemente, sin éxito. Encontrarse con el superhéroe de la infancia y que se convierta en un humano más puede resultar aterrador; o un escenario peor aún, que ese afecto acumulado con los años no resulte recíproco. Llegó bromeando junto al Negro Enrique. Acercarse a él produce taquicardia. Le entregamos el regalo, la revista, y le preguntamos si podíamos entrevistarlo. Respondió que nos iba a dar unos minutos, que lo aguardáramos. ¡Y esperamos 5 horas y 30 minutos! Finalmente salió del vestuario, luego del entrenamiento. Llevaba la cajita de Bananitas Dolca en la mano. Gentil, cálido, grande, se prestó a charlar casi una hora con este ignoto periodista, de un medio independiente de distribución gratuita, vaya uno a saber por qué…

Ll

Sangre Maradona M: ¿Qué pensaste cuando supiste que Dalma iba a hacer una obra sobre tu vida y la de la familia? D.M.: Dije: ¡estamos todos locos!. Que mi hija hablé de mí, que pueda hablar del padre arriba de un escenario, me parece lo más genial del mundo, una situación muy loca que me genera una felicidad enorme. Me gusta que repase mi vida con amor y de una manera inteligente. Cada vez que vaya voy a llevar una revista, algo para taparme, porque lo que voy a llorar va a ser terrible. M: Entrevisté a Dalma hace una semana y vi en ella varios rasgos tuyos, cada uno en su plano, vos en el deporte, ella en el arte. Pero vi esa pasión por el desafío, por ir por más…

D.M.: Sí, totalmente. Dalma es una luchadora, ¿sabés? No tiene la caradurez de decir “yo soy Maradona” para que le abran una puerta. Estudió en el Iuna, en una universidad pública. La remó, se preparó, nadie le regaló nada, está haciendo todo totalmente a pulmón. Claudia y yo estamos orgullosos de que decida no decir “mi papá es amigo de Tinelli, o de Suar, asique me acomodo en uno de sus programas”. El espacio se lo busca y se lo genera ella misma. M: Te cambio de tema.. ¿Cómo se ve el país viviendo en el exterior? D.M.: Lo veo bien. La nacionalización de YPF me parece una medida genial. Ya tenemos experiencias con españoles y empresas argentinas. Cuando el grupoMarsans compró Aerolíneas se llevaron hasta los simuladores. Siempre están los olvidadizos, pero yo no soy olvidadizo, digo las cosas como son, y si los españoles quieren reclamar algo, que le reclamen a otros. Porque YPF es patrimonio argentino. M: Bueno, Repsol ni siquiera es propiedad del Estado español, ni tampoco todo el capital de la compañía corresponde a capitales españoles… D.M.: ¡Absolutamente! Lo que pasa es que España está atravesando una de las peores crisis de su historia. Recientemente, su gobierno decidió recortar 10 mil millones de euros a la salud y a la educación. Quieren agarrar plata de cualquier lado y creen que nosotros podemos ser su solución, pero cuando nosotros estábamos fundidos nadie nos tiró una soga. M: Incluso nos ponían trabas para ingresar a España en la época del 2001… D.M.: ¡Aaahh! ¡Viste que vos también sos memorioso! Que no lloren más, porque cuando nosotros tuvimos que llorarla la lloramos, y con el tiempo salimos bien parados, con los Kirchner, con la Presidenta, que para mí está haciendo las cosas muy bien. Lo único que le diría Cristina es que debemos recuperar las tierras. No puede ser que empresas extranjeras tengan miles de hectáreas en el sur, o en Salta. De igual modo en que se actuó con YPF deberíamos actuar con la protección de los recursos naturales. M: ¿Qué medidas fueron las que te llevaron a apoyar tan firmemente esta gestión de gobierno? D.M.: La seriedad que le puso Néstor y la que le pone Cristina ahora. Estuve hablando con ella antes de venirme a Dubai: le dije que yo no soy político ni nada, pero que cuente conmigo para lo que sea. M: A diferencia de otras épocas, hay un resurgir de la militancia joven, ¿cómo ves eso?


MARADONA


p. 60 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

tengo mi pensamiento político pero a mí me gusta escucharlo a usted”. Un tiempo después, lo llamé mientras veía en las noticias que Putin (Ex premier Ruso) arregló con “Doble V” Bush sacarle los radares que tenía Rusía para mirar a los americanos y que lógicamente estaban en Cuba. A la isla, eso le representaba 250 millones de dólares. Entonces lo llamo a Fidel y le digo que quiero hablar con él, a lo que él me responde: “Sí, claro Diego, está noche comemos algo, tomamos algo”. Nos juntamos y le expreso mi fastidio, básicamente le digo: “Pero qué botón este Putin, como le va a sacar los radares…”. A lo que él me responde: “Dieeego, no te hagas problema, esto ya lo veía venir, y lo solucioné por otro lado. Ya le puse trabas por otros caminos a Putin”. Fidel si tiene un análisis político profundo, hemos hablado mucho, y lo genio que es que te adelanta lo que va a pasar en el mundo, ese es el legado que yo tengo de Fidel, de escucharlo y saber que lo que él dice va a pasar en el mundo. Recuerdo cuando le contaba sobre la situación en Argentina y me decía: “Metanle una huelga, pero no le digan nada a Alfonsín, o no le digan nada este otro”, ufff, tantas anécdotas y recuerdos de esas charlas.

D.M.: ¡A eso quería llegar! En los discursos de Cristina hay muchos pibes, que se interesan en los problemas que tenemos y en los que podríamos tener algún día. La juventud militante le da un futuro al país. La presidenta tiene el poder de hacerle llegar un mensaje al pibe, a la piba, sin necesidad de leer de un papel. ¿Por qué? Porque tiene todo asumido, no necesita leer nada, cree en lo que dice y hace. Y cuando en los actos hacen un paneo general de la gente, ves que de cada diez personas, siete son jóvenes. Eso me hace creer que la política puede llegar a cambiar las cosas para bien. Me da mucha confianza. M: Hoy la oposición pareciera estar liderada por la figura de Mauricio Macri. ¿Como te imaginás una Argentina presidida por él? D.M.: No me la imagino, no me la imagino… A Macri yo le agradezco todo lo que hizo en Boca, pero la verdad es que todo lo bueno que hizo para los hinchas del club, después lo cagó con lo político, realmente (ríe). En la política, ser el niño de papá te lleva hacer cosas que la gente no está acostumbrada a ver ni a escuchar. M: Bueno, llegó a decir que los cartoneros tendrían que ir presos porque roban basura… D.M.: (Risas) Sí, y podemos seguir con los peajes y un montón de cosas más. Por ejemplo, podemos hablar de cuando Macri estaba en Sevel, en la época de Menem, y el padre tenía un problema de 20.000.000 de dólares con la DGI. Todo el mundo se olvidó de eso, pero yo no olvidé que esa deuda pasó a valores. Macri es un poderoso, pero cuando enfrentó a Cristina ganó el pueblo, porque Macri no es pueblo, es de una selección “fi fi” que a nosotros no nos va. Y a la larga, fijate con quién se junta, está más con Estados Unidos que con Argentina. Así que no, no creo en Macri. M: ¿Cómo se forma tu sensibilidad social y tu poder de análisis? D.M.: Hay una anécdota con Fidel Castro, dónde me dice yo hablaba bien de política. Yo le digo “no me cargue maestro, yo

M: Sigo preguntándome cómo se desarrolló en vos ese poder de análisis, más propio de un comunicador que de un futbolista… D.M.: (Risas) ¿Sabés qué pasa? Tengo libertad para hablar. La tuve siempre, viví muchas cosas en carne propia que hoy me hacen hablar a calzón quitado, sin tenerle miedo a nadie. Tengo 51 años y desde los 15 que estoy en el ruido, sé quiénes hicieron negocios, quién se metió con quién… M: Pasando a un plano más personal, ¿tenés cuentas pendientes en tu vida? D.M.: Sólo quiero seguir al lado de mis hijas, levantándome todos los días. Ver crecer a mi nieto Benjamín, que el otro día me dijo que quería dormir conmigo y me llenó el corazón. Que una cosita así, de tres años, me diga “abu, cuánto te extrañé”, me volvió loco. Dije “éste se estudió el libreto para que yo me muera”. ¡Me meé encima, todo junto! Quiero vivir esas cosas. M: ¿Hiciste terapia alguna vez? D.M.: No, no creo en la terapia. Creo que los psicólogos vinieron al mundo para arreglarlo y cada vez estamos peor. Creo en el análisis con Dalma y Gianina: ellas me hacen ver cómo está el mundo, me hacen sentir los pies sobre la tierra. M: ¿Cómo te llevás con el paso del tiempo? D.M.: Y… el tiempo es inexorable, pasa para todos. Cada vez me veo más grande, más lejos de Benjamín, pero físicamente estoy bien. M: ¿Cuál es la mejor película sobre Maradona? D.M.: La de Emir Kusturica, porque está hecha por un artista groso. M: ¿Qué Maradona encontramos ahí, que en otras películas no vayamos a ver? D.M.: Con el Maradona libre, como lo es Kusturica. Él toca con su orquesta y se libera. En la película nos soltamos los dos, e hicimos el mejor film sobre mi vida, por lejos. M: ¿Cuál es el mayor legado que le dejás a tus hijas? D.M.: Les enseñé a ser buena gente, a no ser garcas. En los últimos años en Argentina se legalizó el chamuyo, el mandar al frente. ¡No lo soporto! Vía twitter, vía esto, vía lo otro. Antes, si contabas algo en un café te daban un bife, y ahora te regalan 5.000 dólares por ser buchón. M!


p. 62 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

MARADONA

M!#04 Por Darío Rosemblat y Maya Kerschen

"Estudiar en el Iuna fue lo mejor que me podía pasar. A veces me preguntan: “y el título cuál es”, y… el título es 'Licenciatura en Actuación', y yo sé que eso no hace que vos vayas a un casting y por tener el diploma te tomen, pero me parece que la formación que te da es inigualable (...) Que alguien se haya cargo de que las personas que deberían estar presas desde hace mil años por delitos de lesa humanidad, finalmente lo estén, me parece perfecto. No entiendo cómo nadie lo hizo antes (...)".


p. 64 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

PAULS


M!

65

“La política volvió a ser sexy. Esa es una de las cosas más importantes que hicieron los Kirchner: le devolvieron la sexualidad a la política. Es atractiva, excitante, tensa, muscular”.

M!#04 Por Agustina Kämpfer / Fotos Tábatha Lombardo auls es dueño del idioma, o de varios idiomas, porque sus novelas, ensayos y cuentos han sido traducidos por doquier. Entre cientos de libros, que son el único objeto de decoración de su casa, la luz natural lo aleja de la imagen clásica de escritor oscuro, con un cigarrillo prendido y un vaso de whisky a cada costado de la Olivetti. Sin embargo, tal vez por momentos se sienta así, o quiera estar así.

P

M: ¿Existe un escritor diferente en este momento de tu vida, a los 53, edad en la que a muchos hombres los sacude un cambio? A.P.: No, me parece que ese tipo de transformaciones suceden desde otra lógica. Con la literatura no voy acumulando experiencia, destreza. Cada vez que tengo que escribir un libro nuevo me encuentro con la misma sensación de incertidumbre y de perplejidad que tenía a los 20 años, ¡o aun más!, porque en ese entonces yo escribía con mucha confianza. M: Y para disfrutar, ¿tenés géneros asignados a determinados momentos? A.P.: No. Para divertirme soy capaz de leer novelas complicadas y puedo leer de manera reflexiva y sesuda novelas que a priori no tienen demasiado espesor. Uno interviene mucho más fuertemente en lo que lee que cuando está en el cine. M: ¿Y cómo se manifiesta esa tendencia “sesuda” que mencionás? A.P.: Tomando notas, desmenuzando. Hace un tiempo escribí un artículo sobre Jorge Barón Biza. Él arrancaba las partes de los libros

que quería que ciertas personas leyeran, y se las regalaba. Su bestialidad consistía en que adoraba tanto a los libros que era capaz de descuartizarlos para darle un brazo a uno, una pierna a otro. M: Muchos critican el brote de edición de libros acerca de funcionarios o movimientos políticos. Pareciera que existe una fuerte necesidad de escribir sobre eso, ¿cómo lo ves? A.P.: La política volvió a ser sexy. Esa es una de las cosas más importantes que hicieron los Kirchner: le devolvieron la sexualidad a la política. Es atractiva, excitante, tensa, muscular. Durante muchos años, en Argentina la política desapareció. Menem fue eficaz en ese sentido: la borró del mapa. Y el retorno de 2003 en adelante fue genial, porque sin política la Argentina iba a la catástrofe total, al exterminio de los débiles por los fuertes. Y me irrita porque siento que todo se pone maníaco. A mí me gusta que haya conflicto, pero a veces me pregunto, ¿con cuánto conflicto podemos sobrevivir todos los días? No hay nada más fácil que adoptar una posición política, pero pensar políticamente no es tan fácil. M: Y si una editorial te contratara para la biografía de un político/a, ¿sobre quién te gustaría escribir? A.P.: Me interesa más el plano de los movimientos que el de las figuras. Me gustaría una política impersonal, en la que lo que se peleara y lo que circulara fueran ideas, proyectos, delirios, propuestas. M: Y como crítico de cine, ¿te gusta la pantalla nacional?

A.P.: Los últimos 15 años tuvieron son los años del nacimiento del Nuevo Cine Argentino, que incluye a Lucrecia Martel, Martín Rejtman, Rodrigo Moreno, y otros. Lo nuevo es de una pluralidad increíble, no solo en cuanto a sus temas, contenidos o abordajes ideológicos, sino también en el modo de filmar. Yo fui crítico de cine en los años 80 y era una depresión. Todo el dilema era ¡la plata, la plata, la plata! En Argentina tenían que filmar cinco personas: Aristarain, Solanas, Puenzo, con mucha plata y actores famosos. Otros cineastas querían filmar y no podían, porque no conseguían dinero. Eso se acabó, hoy las películas se pueden hacer con 20.000 dólares. Lo que hace falta es público y el gran desafío es crearlo. Es una tarea extraordinaria, compleja, titánica, difícil, y para ello tiene que haber un lugar en el que puedan verse las obras, aunque sea por una semana. No hay que exterminar a una película que quiere tener 1.500 espectadores para darle todo el lugar a Campanella, que va a llevar 2.000.000; pueden vivir las dos, si hay una política de estado que lo decide. M: ¿Qué te gusta de estar vivo hoy, del contexto que te toca vivir? A.P.: El entusiasmo; es una emoción muy fundamental que ha vuelto a la Argentina después de mucho tiempo. Incluso en los momentos más irritados que tengo, lo que me gusta de eso es el entusiasmo. Hay cierta potencia, energía, que me parece que Argentina necesitaba, aunque más no sea para armar quilombo. Hay tanto entusiasmo en La Cámpora como en la gente que está furiosa con La Cámpora. Hay una cosa de diente apretado que puede ser molesta, pero me parece que está bien. Argentina recuperó tonicidad. M!


p. 66 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

“Con ciertas cosas estoy conforme, especialmente con las sociales, como la propuesta de reforma del Código Civil. Sobre el tema de Repsol tengo mi visión particular, y no considero que la empresa sea España. Lo hablé con los españoles que están trabajando en Metegol, y en realidad Repsol es de un grupo de millonarios, no del país europeo”.

M!#04 Por Gabriel Imparato

JUAN JOSÉ

Foto Gentileza Furgang Comunicaciones


REPATRIADOS


EL SOL SALE PARA TODOS: MARCELO LÓPEZ FUENTES

M! #03

“Sin motivación, la investigación no existe. Nunca pensé que podría ganar dinero siendo científico”. IENTE

ARGENTINA Y CAL

LA CHAVA DEL 800: CECILIA MENDIVE M! #01

“Regresé con mucho para dar, con un convenio de trabajo, subsidios. Me encontré con un país que apuesta a la investigación, y un espacio para trabajar en el que no me falta nada”.

MARIANO CASTRO M! #04

“Era raro estar en un país en el que yo tenía más derechos que mi hermano, por qué Cuando salió la ley (de Matrimonio Igualitario) dije bueno, él ya no está, pero si viviera tendríamos los mismos derechos”.

QUE SE VUELVAN TODOS: MARINA OLMI M! #02

“Tengo mucha energía y soy muy trabajadora, así conseguí exponer en Francia, Italia, Berlín y Mallorca. Pero lo atribuyo a mi propia fuerza, ganas y personalidad. Es mentira que allá sea más que en nuestro país”.

PABLO SILVERMAN: LA HISTORIA DE TANTOS M! #05

“Con un calor sofocante caminé más de 70 cuadras buscando laburo. Y conseguí tres: pintor en una inmobiliaria, en un restaurante, y los fines de semana, como seguridad en un bar”.


p. 70 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

SBARAGLIA


M!

71

“Un país que le preste atención a lo social, a los derechos humanos, al regreso del poder a manos del Estado, la inclusión social, eran temas postergados que el Gobierno encaró, fundamentalmente por los cojones de Néstor y Cristina”.

M!#05 Por Gabriel Imparato / Foto Luján Agusti pocos días del estreno de la seductora obra “Cock”, en la que interpreta a un hombre bisexual, aguarda su próximo desafío: una película junto a Ricardo Darín. En esta nota, los puntos centrales de su carrera, el debut en Hollywood, y sus ideas políticas ante los tiempos que corren.

A

M: ¿Cómo te sentís volviendo a las tablas? L.S.: ¡Muy bien! La obra pertenece al inglés Mike Barlett, pero aquí trabajamos sobre la versión y dirección de Daniel Veronese. Es una comedia controvertida que narra la historia de un hombre gay en pareja, que se enamora de una mujer. Hace foco en cómo la sociedad clasifica las formas de relacionarse. Me parece una buena reflexión sobre el amor, el sexo y todas las dificultades que se potencian cuando los seres humanos descubren la existencia de otras posibilidades de felicidad y asumen enfrentar el rechazo de los demás. M: Acaba de estrenarse “Red Lights”, film en el que trabajás junto a Sigourney Weaver y Robert de Niro. ¿Cómo es figurar entre semejantes créditos? L.S.: ¡Muy emotivo! Me encantó trabajar bajo las órdenes de Rodrigo Cortés y a la par de actores como Weaver o De Niro. El guión cuenta la historia de unos científicos que investigan fenómenos paranormales. Mi personaje es un discípulo del mentalista que hace Robert de Niro. Tuve la oportunidad de charlar un buen rato con él. Me impactó su humildad, sensibilidad y calidez. También conocí a Sigourney Weaver, una mujer muy profesional. M: Hace poco terminó “En terapia”, miniserie en la que hacías de marido en con-

flicto. ¿Cómo es tu experiencia con la terapia en la vida real? L.S.: En mi caso hice bastante psicoanálisis. Me da la posibilidad de pensar los movimientos en mi cabeza. Hay situaciones que van a un lugar del alma porque han dolido y ahí quedan. Entonces hay que volver a pensar y transitar algunas situaciones para poder tomar mejores decisiones. M: Volviendo al cine, hablemos de tu película en carpeta... L.S.: Es un film de Martín Hodara. Con Ricardo Darín seremos hermanos. La historia transcurre en base a unos hermanos que se reencuentran tras no verse por muchos años. Es un thriller emocional, muy psicológico, sobre los pasados ocultos y las capas que se van descubriendo. Por ahora no tiene título definitivo, pero el provisorio sería “Cinco minutos antes de la muerte”. M: Hace un tiempo, manifestaste que el cine nacional atraviesa un momento complicado ¿Por qué? L.S.: La dificultad hoy está en encontrar el camino para que cada una de esas películas tenga su peso propio, una plataforma de exposición correcta. Lo más complicado es que algunas películas no tienen dinero para publicidad. Las cadenas de exhibición sienten que no van a ganar dinero y no los apoyan tanto. Actores como Darín, Cecilia Roth, Federico Luppi, Héctor Alterio o Diego Peretti, mueven la posibilidad de financiar una película. M: Pasando al plano político, ¿cómo y por qué surgió tu aproximación a la Presidenta? L.S.: La conocí cuando Néstor falleció. Un

tiempo antes, desde el diario español “El País” me pidieron una colaboración para escribir una apreciación sobre la figura presidencial. Fue importante poder expresar mi punto de vista sobre la gestión de los últimos años. Después tuve la posibilidad de ir a la Casa Rosada y de conversar un rato. Cristina me cayó muy bien, me pareció una persona especial. Que en su rol haya tenido la capacidad y generosidad de atender situaciones que no tenía la obligación de atender, me pareció algo destacable. M: ¿Qué lectura hacés de su gestión? L.S.: Apoyo todos los logros que se han conseguido. Hablo de un país que le preste atención a lo social, a los derechos humanos, al regreso del poder en manos del Estado, la inclusión social. Eran temas postergados que el Gobierno encaró. M: ¿Y qué opinás del movimiento militante? L.S.: Ha crecido mucho y demuestra que hay representatividad. No padecemos un poder encriptado luchando por sus propios intereses, intentando quedar bien parado. En los últimos cuatro años se desarrolló la gran pelea contra los monopolios de poder argentinos, sectores que podían torcer el brazo de quienes luchaban contra ellos. Toda esa energía se duplicó y se pudo seguir adelante. M: ¿Esta postura te generó problemas personales o profesionales? L.S.: No. Me siguen llamando y convocando de todos los canales y de todos los diarios. Dar algunas opiniones nunca es gratis, pero uno tiene la suerte de estar hace tiempo en esto, que no hay problemas. M!


p. 72 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL


M!

73

“Con este gobierno estamos ante una oportunidad inmejorable. También me gustaría que se limaran las grandes asperezas que hay entre las distintas formas de pensar”.

M!#05 Por Gabriel Imparato / Foto César Capasso No descarta el regreso de su banda emblema, Los Ratones Paranoicos. Tras su presentación en el Gran Rex de Buenos Aires, sus compañeros de luxe desmitifican su camino solista: las Fieras Lunáticas de Gabriel Carámbula, Leo Arrube, Gaby Pérez y Javier Cantisano, lo acompañan con pie de plomo en el camino del rock.

tengo 50 años y mi función es dar testimonio.

M: Tu último trabajo, “Baldíos Lunares”, salió primero en disquerías, y luego en una edición para kioscos de diarios. El propósito, ¿es artístico o comercial? J: Ambas distribuciones están por alcanzar el disco de oro. Hoy los kioscos tienen una posición estratégica en los cuatro puntos cardinales del país. Eso en las disquerías, no pasaba. Con esta idea tenemos mucho más alcance y nos anticipamos a la piratería. Si no querés pagar 15 pesos por un pirata, gastás 13 más y tenés un original con un poster. Hay que tener en cuenta todas las posibilidades.

M: ¿Te considerás un creativo múltiple? J: Más bien un “pro-creativo”. El zapatero no reflexiona tanto sobre si al taco que puso lo va a recordar con afecto, es su oficio. Yo hago canciones porque gracias a ellas como.

L

M: En tu carrera artística, ¿qué espacio ocupa tu costado solista? J: Yo siento que Fieras lunáticas no es un proyecto solista. Con Gabriel Carámbula tenemos prácticamente una banda. Toda mi vida fui un generador de formatos, y este es uno que quiero experimentar. M: En el tema “Carne Radiactiva” parecés bastante reflexivo. ¿Sos un poco místico? J: La canción me gusta porque me remite a épocas en que yo miraba mucho cine al estilo Luis Buñuel. Creo que estamos entrando en una etapa en la que hay que recapacitar alrededor de la fe, como retomar nuestro contacto con Dios. Soy cristiano de nacimiento, católico apostólico romano y bueno, ahora ya

M: ¿Cómo te influye el ánimo a la hora de escribir? J: Hice letras por todos lados, sintiendo muchas cosas. Cada canción mía tiene unas tres letras y elijo una. En ciertos casos, algunos temas me llevan hasta cinco composiciones.

M: ¿Sentís que tu tarea está condicionada por ciertas convenciones del rock? J: No, no soy tradicionalista ni conservador. El rock and roll es el mismo desde hace mucho tiempo. Hay que tener talento suficiente para mostrarlo fresco y nuevo cada día, pero no hay que olvidar que es un estilo que hace 60 años que vaticinan que va a morir. M: ¿Extrañás mucho a Luis Alberto Spinetta y a Adrián Otero? Tenías una entrañable relación con ellos. J: El caso de Adrián es el de una persona que no manejaba desde hacía diez años; tomó la decisión intempestiva de agarrar un auto y tuvo esa consecuencia. Luisito padeció un duro proceso. En su caso siento una sensación rara, pero no tengo dolor. Estoy muy contento por haberlo conocido y por disfrutar de su arte. Creo que Spinetta es el mejor artista que hubo en el mundo. La disolución de los Ratones Paranoicos está muy ligada a su desaparición porque la última vez que lo hicimos fue con él.

M: ¿Cómo ves a Charly? J: Es un artista vanguardista por donde se lo mire. Cuando decían que estaba loco, yo miraba un show y decía “qué bien está. Grabé cuatro discos con Charly, en todas las épocas, y puedo hablar con conocimiento. Soy uno de los artistas que más escenarios compartió con él. Él es uno de los músicos más exigentes y meticulosos a la hora de preparar un espectáculo. M: ¿Hay un futuro cercano para Los Ratones Paranoicos? J: Bueno, ya hicimos todo lo que podíamos hacer. Ahora nos hace falta reflexionar, estar tranquilos y ver si en el tiempo surge algo. No hay enemistad entre nosotros. Hace poco estuvimos tocando para mi cumpleaños. M: ¿Cómo ves al país?, ¿se te complica evaluarlo? J: Hace 60 años que Argentina no estaba así, se nota en la cultura, en la economía, en un montón de aspectos. Falta mucho por hacer. Venimos de muchos años en los que se desmanteló al país, y no podemos pretender que en el corto tiempo nos recuperemos por completo. Los 90 fueron nefastos. Me parece que con este gobierno estamos ante una oportunidad inmejorable. También me gustaría que se limaran las grandes asperezas que hay entre las distintas formas de pensar. M: Diego Capusotto definió a esas “asperezas” como guerras entre tribus. J: Sí, estoy de acuerdo, pero no me extraña lo que vive hoy Cristina. A San Martín, en un principio, le negaron el presupuesto para la creación de los Granaderos. Pero creo que el reconocimiento, tarde o temprano, llega. Siento que vamos en una muy buena dirección, en todos los caminos. M!


p. 74 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

“Festejo los logros en materia de Derechos Humanos y, particularmente, la localización del nieto número 106: es un gran trabajo de las Abuelas. Ellas son mujeres muy valientes, como la Presidenta. ¿Quién puede decir que ser presidenta no es una tarea súper complicada? Para las mujeres, asumir roles de poder es muy complejo; no es fácil que a una la tomen en serio”.

M!#05 Por Gabriel Anchorena Uriburu

DÍAZ Foto Gentileza Furgang Comunicaciones


YO NO FUI - Reinserción social de exportación M! #02 adora y Entrevista a María Medrano, fund coordinadora del proyecto.

DAME TUS OJOS PRODUCCIÓN NACIONAL

M! #01 Entrevista a Carla DiSí

Emergió entre cacerolas, pero nunca se dedicó a la cocina. En un 2001 que jamás imaginó (ni nadie), desarrolló su identidad profesional siendo una adolescente común. Hoy, es la única diseñadora de anteojos con firma propia a nivel nacional. “Muchos de los que hoy estamos bien posicionados, en 2002 éramos muy jóvenes. Todo lo que sucedía nos influía de algún modo. Tuvimos que buscar una identidad para no depender de lo que sucedía”

LA REVOLUCION DEL LITIO Un nuevo vector energético M! #03 Entrevista a Daniel Barraco, científico cordobés coordinador de los proyectos del plan nacional para industrializar nuestro litio.

Las baterías de litio son una pieza fundamental en el almacenamiento de la energía de artículos electrónicos cotidianos, como los teléfonos celulares o las computadoras portátiles. Su proceso de fabricación no es sencillo, pero la Argentina reindustrializada se ha posicionado para debutar en su fabricación. “Argentina, junto a Chile, es el país con los mejores vientos del mundo, los mejores cielos, mareomotrices, geotérmica, hídrica… Y además tenemos el elemento clave para vectores energéticos: el litio”.

Salir del pozo carcelario -y la alienación del encierro- con un proyecto de vida bajo el brazo, es la búsqueda que define a Yo no fui, una asociación civil cultural sin fines de lucro, que trabaja en proyectos artísticos y productivos con mujeres que están o estuvieron en la cárcel.

“Y pensar que todo lo que hacíamos lo hacíamos a pulmón. A partir del convenio con (el Ministerio de) Trabajo, pudimos comprar maquinaria de primera, profesionalizar los espacios para que la gente pudiera aprender y producir como en un taller competitivo”.

TRAS CARTÓN, ¡LITERATURA! M! #04

Es uno de los proyectos sociales y artísticos más originales que surgieron al calor de la peor crisis política y financiera de la historia argentina l reciente. La idea: comprar a los cartoneros el materia que recolectan en las calles porteñas a un precio superior al del mercado. El resultado: coloridas portadas de libros, económicos y ecológicos. “En la actualidad, son diez los compañeros que viven del trabajo de Eloísa. Lo generan a través de la venta de libros; el dinero se reinvierte en la cooperativa, y de allí se reparten los sueldos”.


AFRICA MIA M! #05

FRESCOS, AUDACES Y ROCKEROS M! #06

Entrevista a Ricardo Arcaria

ador Entrevista a Federico Cuomo, fund

A principios del siglo XXI, Ricardo Arcaria, enfrentaba un panorama no muy alentador. Sin embargo, construyó su propio destino con tres pilares fundamentales: visión, convicción y esfuerzo. Se abrió un nuevo camino y fue a tomar el toro por las astas. O mejor dicho, la cebra, o el león, o la jirafa. Aprovechando los frutos de un modelo agro-exportador, se lanzó a lo que para todos era una inviable aventura africana en un país recóndito para los argentinos como es, o era, Angola. Los años pasaron, y la aventura se convirtió en una exitosa realidad. “El modelo exportador me ayudo mucho, todo esto en la ni década del ’90 hubiera sido imposible de realizar. Quizás lo hubiera intentado”.

de UNAJE.

La Unión Argentina de Jóvenes Empresarios es una organización laboral que promueve y asesora a jóvenes empresarios y emprendedores. Ha transformado una tradicional estructura de orden patronal en un hervidero de nuevas ideas y talentos, con el objetivo de consolidar a los futuros líderes de la renovada, promisoria y querida INDUSTRIA ARGENTINA. “El objetivo primario es incorporar jóvenes a la dinámica empresarial a temprana edad. Necesitamos miembros no contaminados por las estructuras de pensamiento empresarial tradicional”.


p. 78 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL

NATALIA


M!

79

“Exportar arte es muy importante y que desde el Gobierno se apoye a la cultura me parece bárbaro, siempre debió haber sido así”.

M!#06 Por Gabriel Imparato última película, “Infancia Clandestina”, es el film que el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales escogió para intentar llegar al conteo final de los premios Oscar. “Esa noticia terminó de acomodar los sentimientos que tuve cuando quedó terminada.

SU

M: ¿Qué te llevó a involucrarte a pleno con el mundo del cine? N.O.: Necesitaba afrontar riesgos que la tele no me estaba ofreciendo. El cine me da la posibilidad de trabajar en grandes películas y en independientes, en roles protagónicos y secundarios. Pude interpretar personajes muy diversos. La tv te mata, te agota, no solo por el trabajo diario, sino por la exposición que conlleva. El cine tiene un perfil más bajo y la exposición es menor. M: ¿Cómo te llevás con la notoriedad? N.O.: En relación a la tarea social, considero que es casi una obligación que el reconocimiento no sea solo para enriquecer nuestro ego, sino que sirva para comunicar cuestiones que consideremos interesantes difundir. M: ¿Cómo cuáles? N.O.: Soy una fuerte amante de la ecología y de las diferentes causas de derechos humanos. Me convocan y participo aportando mi granito de arena. M: ¿Volverías a la industria musical? N.O: No. Cuando empecé a sentir que la cantante estaba relegando a la actriz, decidí correrme. Ahí acepté que la música debe ir de la mano de la actriz. Por eso en muchas películas y personajes me permito colar a la cantante.

M: ¿Cómo construiste tu personaje en Infancia Clandestina? N.O.: Fue una ardua tarea de investigación de esa época. Benjamín (Ávila, el director del film) me dio una biblioteca para leer. Nací en 1977 y fui reclamada como hija de desaparecidos. Por eso el guión me emocionó, me atravesó un vínculo emocional muy fuerte. Mi personaje tiene muchos condimentos cercanos a Benjamín Ávila, porque hago de madre del protagonista, y el guión se apoya en su propia historia. M: Cuando te parás delante de un desafío profesional así, ¿cómo lo resolvés? N.O.: Lo malo me paraliza y lo bueno me hace sentir que estoy lista para algo importante. Cuando vi la película en el Festival de Cannes, fue muy especial. Vimos personas muy ajenas a nuestra realidad, profundamente conmovidas. M: En la película cantás un tema, y tu marido, Ricardo Mollo, también aporta su música, para el cierre del film. N.O.: Yo interpreto una versión del tema “Sueños de Juventud”, pero no como cantante, sino desde el mismo personaje. La idea del tema de Divididos (Living de Trincheras) no fue idea mía ni de Mollo. En una función privada, Arnedo le dijo a Ricardo que le parecía que había para poner un tema ahí, en el final. Fue una cosa muy ajustada. M: ¿Sentís que este film, por su temática, apura una lectura política especial? N.O.: No; para mí trasciende el hecho político en sí. Es la mirada de un chico inmerso en una realidad histórica argentina, es una familia de militantes viviendo en forma clandestina. M: Cristina va por su segundo mandato democrático y son muchas las mujeres que

ejercen el máximo cargo de una nación en el mundo. ¿Qué te parece que las mujeres gobiernen? N.O.: Si las mujeres gobernaran el mundo, no existirían las guerras. Tengo una visión muy positiva acerca de las mujeres, y siento que si estuviéramos al frente de todos los gobiernos, sin dudas no habría tantos conflictos. M: La presidenta anunció la creación del Polo Audiovisual. De alguna manera, por tus múltiples enfoques profesionales, sos como un “polo audiovisual” generando proyectos y actividades… N.O: Me parece buenísimo que se apoye a la industria. Sin dudas, Argentina tiene un gran talento: grandes directores, grandes actores, grandes técnicos, todos hablan del país en ese sentido y siempre se destaca a la escena teatral local como una de las mejores del mundo, por la cantidad de plazas y la calidad de los actores. Por eso exportar arte es muy importante, y que desde el Gobierno se apoye a la cultura me parece bárbaro, siempre debió haber sido así. M: ¿En dónde ubicás tu norte en este momento? N.O.: Ahora mismo terminé de rodar, en Colombia, la segunda parte de la miniserie Lynch, para la señal Movie City, y acabo de concluir el rodaje de Wakolda, de Lucía Puenzo. Es un thriller psicológico que habla del paso de Joseph Mengele por Argentina y yo hago de una descendiente de alemanes. El 80% de la película hablo en alemán, por eso estudié bastante. Lynch es la segunda parte de un proyecto muy ambicioso, y por primera vez soy la mala de la película y al mismo tiempo la heroína del film. Es una ficción con muchísimo humor negro, en donde se trata a la muerte dentro de ese estilo. M! Fotos Gentileza Movie City


p. 80 // ANUARIO 2012 - EDICIÓN ESPECIAL


M!

81

“Hubo un gran momento de dirigentes en Latinoamérica con Lula, Cristina, Evo, Correa, Chávez y la Bachelet. Pepe Mujica me parece un ser entrañable”.

M!#06 Por Agustina Kämpfer / Fotos Tabatha Lombardo del campo a la ciudad y de la ciudad al campo todos los días, como si fuera un laburante agrícola o ganadero. Tal vez sea ese no sé qué medio rural lo que lo distingue al aire tan temprano, en ese horario en el que los rockeros como él aun no se han ido a acostar.

VA

M: ¿Cómo te llevás con amanecer de madrugada para ir a tu programa, La Almohada Maldita? G: Es una experiencia nueva. He trabajado en muchos proyectos nocturnos. Desde shows, programas de tv y en. Pero esto de hacer un programa a las 6.00 AM es una experiencia inédita, interesante en algún sentido, pero por sobre todas las cosas incómoda. M: En la camada de artistas a la que pertenecés, representás tal vez al más familiero, outsider, menos eventero... ¿Cómo te mantuviste en esa raya? G: La construcción de mi personalidad determinó que me acercara a las cosas que me satisfacen y me alejara de las que me confunden. Lo social es necesario pero la misión de un artista es privilegiar los momentos de inspiración y de trabajo. Cuando lo social ocupa todos tus tiempos, tu obra se desvanece. ****** “Manual de la sexualidad humana” será su último libro. Tiene otro en parrilla, casi a punto de ver la luz. Desde su actitud reflexiva no sorprende mucho que se haya inmiscuido en un tópico tan picante. M: ¿Por qué elegiste el sexo como temática? G: Porque es la gran energía vital. La situación de estar en carrera, ser deseado y desear, es el

motor de muchas de las acciones que realizamos en el día. El libro contiene una gran cuota de fantasía, e incluso de una inocencia casi virginal. El desafío fue escribir en un registro casi distorsionado, por la visión infantil del autor. M: ¿Y de qué se trata el libro que viene? G: Abarca la experiencia de la cultura rock: historias y anécdotas de principios de los ochenta hasta la actualidad. Me ha tocado ser testigo de ese movimiento. El libro incluirá algunas charlas que tuve con personajes como Skay Beilinson, la Negra Poli, Enrique Symns, Luca, Mollo, Arnedo, Sokol, Pettinato, Spinetta, Gustavo Cerati, Charly Garcia, Fito Paez, Leon Gieco, Billy Bond, Litto Nebbia, y otros. M: ¿Cómo fue la experiencia del doblaje en Metegol, de Campanella? ¿Y tu trabajo con él en tv? G: Juan José es un líder. Es muy sencillo trabajar con gente así. En El show de Molina trabajé mucho sobre mi faceta actoral. El trabajo en la película Metegol es muy breve. Me tocó el personaje del Ermitaño, un tipo que vive en una gruta y habla como un filósofo. Creo que el rol de ermitaño me sale genial. M: De las millones de bandas con las que tocaste, ¿con cuál disfrutaste más? G: La despedida de Soda Stereo en River fue una experiencia inolvidable. La última gira, Me verás volver, fue lo más cercano a la perfección, en muchos sentidos. Divididos también es una banda tremenda. Grabar con Charly también fue una gran experiencia. Me tocó trabajar con él cuando reunió a Sui Generis, allá por los 90. M: Tras haber colaborado en medios como Satiricón, TXT, Página/12, Clarín, La Ra-

zón, Mitre y otros, ¿cómo evaluás al periodismo actual? G: Considero que se debe estar informado en lo global. Hay demasiada información policial que aporta poco a la población. La pone paranoica por demás. Es interesante que ahora la gente conozca los intereses empresariales que tiene cada medio. Uno sabe quiénes son sus dueños e intuye cómo será el prisma por el que ven la realidad. Lo que particularmente no me atrae son las discusiones basadas en chicanas. M: ¿Quién es tu referente político? ¿Y tu anti referente? G: Yo fui Alfonsinista, por influencia de mi vieja. Cuando entré en la facultad milité en el Partido Obrero, de Jorge Altamira. Me gustaba mucho Chacho Álvarez cuando surgió la Alianza y me gusta Cristina, a quien conocí cuando trabajaba en Medios Locos junto a Castelo y ella vino como columnista. Me gusta su capacidad de oratoria. Hubo un gran momento de dirigentes en Latinoamérica con Lula, Cristina, Evo, Correa, Chávez y la Bachelet. Pepe Mujica me parece un ser entrañable. M: ¿Cuál es tu postura en el debate sobre la despenalización del consumo personal de drogas? G: Todo lo que sirva para vivir mejor me parece bien. Pero es necesario aclarar que me refiero a pasarla bien, sin perjudicar al otro. Por eso cuando hablamos del consumo personal imaginamos a alguien que se fuma un porrito y escucha un buen disco, va a un concierto, sale a caminar por la plaza. M: ¿A qué le hacés MINGA? G: A los que en el fondo me quieren detener, desmotivar, desmerecer y neutralizar con las más atractivas formas de seducción. M!


NI YANQUI NI EUROPEA,

ARGENTINA Y CALIENTE!


REVISTA MINGA! #7  

Minga! 07

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you