{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

2015

Septiembre

nº 03

EL ARTE DE CUIDAR

P

or medio de este nuevo número de “La Voz de Geriasa”, el tercero, pondremos negro sobre blanco un asunto de especial importancia para las familias que aún no han dado el paso de contar con los servicios profesionales de un centro para mayores de las características de Residencias Geriasa y que se encargan del cuidado de un ser querido que, por diferentes causas, requiere cuidados constantes.

Debemos aprender que el cuidador necesita ser cuidado, solo así se consigue la unión de fuerzas y una mayor efectividad en los cuidados.

Durante el pasado 2014 Residencias Geriasa impartió; de la mano de la psicóloga de Geriasa Madrid, Cristina Morillo y con la colaboración de distintas entidades públicas; unos interesantes talleres titulados “Cuidando al cuidador” que tenían como objetivo aconsejar a toda persona que se encontrara en la tesitura de estar cuidando a una persona enferma de Alzheimer. Y en vista del interés que suscitó aquel periplo de talleres por distintos lugares de la Comunidad de Madrid, se ha creído oportuno volver sobre aquel tema que, esperamos, sea de su interés.

Lo más importante es que el residente se sienta cuidado, atendido y querido por nosotros, por Geriasa Virginia Marín López Directora de Residencia Geriasa Madrid Más información en página 4

Si en el anterior número hablábamos de eso que llamamos “Toma de decisiones” y de las familias que se encuentran en el dilema de contratar, o no, los servicios profesionales de una residencia para la tercera edad; en este número trataremos una figura que se encuentra en un escalón anterior, esto es las personas que, estando al cuidado de un ser querido que sufre la pérdida de capacidades cognitivas (Ejem. Alzheimer), aún no se han planteado la posibilidad de contar con los servicios que presta una residencia de las características de Residencias Geriasa.

Un apunte breve Hay cada vez más evidencias de que la vitamina E se asocia con la salud del cerebro y ahora estamos empezando a comprender algunos de los mecanismos subyacentes , señaló Maret Traber Investigadora de la Universidad estatal de Oregón. Fuente: www.segg.es

El 90% de los pacientes mayores de 80 años presentan alteraciones del apetito asociadas, en primera instancia, a factores fisiológicos Doctor Federico Cuesta Geriatra del Hospital Clínico San Carlos de Madrid para efesalud.com Más información en página 11

&(,

Geriasa

Madrid

Calle Doctor Esquerdo, nº 63 Madrid-28007 Telf. 91 557 22 30 geriasa-madrid@geriasa.es

Geriasa

Brunete

Calle Eras, nº 39 Brunete-28690 Telf. 91 815 83 00 geriasa-brunete@geriasa.es

www.geriasa.es


No cabe duda que ambas formas implican sacrificio y sobreesfuerzo en pos del mayor dependiente, pero una, la del cuidado del enfermo a cargo de una persona en exclusiva, amenaza claramente la salud del cuidador y la otra, la del cuidado del enfermo de forma comanditaria (en equipo), no implica tal amenaza y, a la vez, procura un mejor y más eficiente cuidado al mayor dependiente. En otras palabras, cuidar de forma “exclusiva” a un mayor dependiente implica, sí o sí, el perjuicio de la salud del cuidador y, por ende, de la salud del enfermo. La recomendación que cabría dar a todas esas personas que se encuentran en la situación de estar cuidando a un mayor dependiente es bien sencilla: Déjese aconsejar y escuche a los expertos en la materia. Y es por eso que desde “La Voz de Geriasa” aportamos nuestro granito de arena, y para ello recomendamos la atenta lectura de la página 7 de este número en el que la psicóloga Cristina Morillo aporta sus conocimientos al tema “Cuidando al cuidador”.

Índice

Hablemos de... el cuidado al cuidador

T

odos conocemos a alguien que se ocupa, o se ha ocupado, de un ser querido en situación de dependencia. Si bien es cierto que la situación actual es diferente a la de nuestros abuelos, no es menos cierto que este tipo de situaciones se siguen dando en miles de hogares españoles. Para todo aquel que se encuentre inmerso en esa realidad del cuidado de un mayor dependiente le caben tan solo dos formas de enfrentarse a dicha situación: Una forma es la de aquellas que enfocan el cuidado del mayor dependiente de forma exclusiva y excluyente y la otra forma es la de aquellas que enfocan dicho cuidado de forma “comanditaria” e integradora de distintas colaboraciones (trabajo en equipo).

Portada ............................................................ 1 Hablemos de... Una frase para la ocasión Índice Calendario de festejos Geriasa Solución a jeroglíficos .............................. 2 Música de ayer ............................................

3

Conoce Geriasa ...................................... 4y5 El Notición El Refranero español ................................. 6 Te lo contamos ............................................ 7 La Página de Geriasa Madrid Nos piropean en Madrid / Dicho y hecho/ De la calle a nuestros centros .................. 8

La Página de Geriasa Brunete Nos piropean en Brunete / Dicho y hecho/ De la calle a nuestros centros ................. 9

Argot geriátrico ........................................ 10 Salud, Geriatría y Viceversa ................ 11 Residentes a fondo ....................... 12y13 Geriasa Extramuros Historias e historietas ............................ 14 El Rincón de Avelino .............................. 15

Una frase para la ocasión

Héroes anónimos Jeroglíficos Recetario Chistódromo Agradecimientos ..................................... 16

Cuidar a una persona es como cuidar a todo el mundo

Abraham Verghese (Médico y escritor)

Calendario de festejos en Geriasa // 4º Trimestre 2015 Geriasa Madrid

Geriasa Brunete

Octubre

Noviembre

Diciembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

Día del Pilar

Misa cantada de los Santos

Programación especial de Navidad

Olimpiadas Invierno

Miss y Mister Geriasa

Programación especial de Navidad

Fiesta Halloween

Fiesta de Cumpleaños

Fiesta de Cumpleaños

Salida Excursión Fiesta de Cumpleaños

Geriasa

La voz de

Solución jeroglífico 1

Solución jeroglífico 2

Pancarta Pan + carta

2

Solución a jeroglíficos

Carné Carne + letra T

Septiembre 2015

Fiesta de Cumpleaños


Música de ayer 1941 en España 1 - Tatuaje. / De Concha Piquer. 2 - La hija de Don Juan Alba. / Gracia de Triana. 3 - ¡No hay novedad, Señora Baronesa! / De Lina Francis y la Orquesta Gran Casino. 4 - Tiro-liro-liro. / Orquesta Gran Casito. 5 - Salud, dinero y amor (Tres cosas). / De Inesita Peña. 6 - Frenesí. / Xavier Cugat y Orquesta. 7 - Solamente una vez. / Los 3 diamantes y Agustín Lara. 8 - Se va el caimán. / Joaquín Romero Orquesta.

Letra de “Tatuaje” Él vino en un barco, de nombre extranjero. Lo encontré el puerto un anochecer, cuando el blanco faro sobre los veleros su beso de plata dejaba caer. Era hermoso y rubio como la cerveza, el pecho tatuado con un corazón, en su voz amarga, había la tristeza doliente y cansada del acordeón. Y ante dos copas de aguardiente sobre el manchado mostrador, él fue contándome entre dientes la vieja historia de su amor: Mira mi brazo tatuado con este nombre de mujer, es el recuerdo del pasado que nunca más ha de volver. Ella me quiso y me ha olvidado, en cambio, yo, no la olvidé y para siempre voy marcado con este nombre de mujer.

9 - Canasteros de Triana. / Conchita Piquer. 10 - Adiós, mariquita linda. / Artie Shaw. Fuente: Blog nicolasramospintado.wordpress.com Lista de los 10 éxitos musicales según ventas y recaudación en la España de 1941.

A

ño 1941, Conchita Piquer, repitiendo su éxito del año 1940, vuelve a ser la cantante que mayores ventas y beneficios consigue en el mundo de la canción española de aquella época. “Tatuaje”, compuesta por Xandro Valerio, Rafael de León y Manuel Quiroga tiene la peculiaridad de que combina estrofas con ritmo de vals con otras que tienen ritmo de tango. En el año 1976 fue incluida en la banda sonora de la película española «Canciones para después de una guerra», dirigida por Basilio Martín Patino y estrenada en 1976. Al igual que la canción “A la lima y al limón” que hiciera triunfar a Conchita Piquer en el año 1940, “Tatuaje” pasó, por méritos propios, a formar parte del cancionero popular español.

Él se fue una tarde, con rumbo ignorado, en el mismo barco que lo trajo a mí pero entre mis labios, se dejó olvidado, un beso de amante, que yo le pedí. Errante lo busco por todos los puertos, a los marineros pregunto por él, y nadie me dice, si esta vivo o muerto y sigo en mi duda buscándolo fiel. Y voy sangrando lentamente de mostrador en mostrador, ante una copa de aguardiente donde se ahoga mi dolor. Escúchame marinero, y dime que sabes de él, era gallardo y altanero, y era más rubio que la miel Mira su nombre de extranjero escrito aquí, sobre mi piel. Si te lo encuentras marinero dile que yo, muero por él Portada del disco en que fue publicada la canción “Tatuaje”

Calle Doctor Esquerdo, nº 63 Madrid-28007

175 PLAZAS RESIDENCIALES CENTRO PRIVADO HOMOLOGADO PARA GESTIÓN DE CHEQUE SERVICIO

“Un hogar donde tener todo a mano”

Septiembre 2015

www.geriasa.es

Geriasa

GERIASA MADRID

Telf. 91 557 22 30 geriasa-madrid@geriasa.es

La voz de

&(,

3


Conoce Geriasa

Pienso que es básico rodearse de un buen equipo, trabajar con los protocolos asistenciales necesarios y ser exigente en los servicios que ofrecemos Directora de Geriasa Madrid en su despacho de Doctor Esquerdo, 63.

Conócenos Hoy, entrevista con Doña Virginia Marín López Directora de Geriasa Madrid

E

n este número de “La Voz de Geriasa” cerramos, por el momento, el ciclo de entrevistas a directivos de Residencias Geriasa y para ello charlaremos con Virginia Marín, Directora de Geriasa Madrid que, pese a su juventud, ya aglutina en su haber muchos años de experiencia en el sector geriátrico, de los cuales los últimos quince años los ha venido desempeñando en calidad de Directora de centro.

podía negarme y que suponía una oportunidad para llevar a la práctica todo lo aprendido hasta aquel momento. Desde entonces, y hasta ahora, llevo a cabo mi labor de directora en Geriasa. Y siempre, tanto en la dirección de Geriasa Madrid como en la de Geriasa Brunete, he desempeñado esta labor de dirección con el firme propósito de mantener a Geriasa dentro del baremo de máxima excelencia.

Este es el tercer número de “La Voz de Geriasa” y ya casi resulta obligado abrir las entrevistas por los años de antigüedad en Geriasa. Virginia ¿Cuántos años llevas trabajando en Residencias Geriasa?

Entré en este sector muy joven y desde otros puestos, y esa trayectoria me ha ayudado a madurar profesionalmente, me ha aportado recursos que considero imprescindibles a la hora de desempeñar mi actual cargo de forma realista y práctica. En definitiva, todo este camino ha resultado ser la mejor escuela que he podido tener.

Comencé a trabajar en Geriasa Brunete en 1997. Han pasado muy rápido estos casi 20 años, pero es un verdadero orgullo y una enorme satisfacción el haber contribuido a posicionar Geriasa como referente de la atención al mayor en la Comunidad de Madrid. Casi 20 años en Geriasa ¿Siempre has desempeñado labores de dirección?

La voz de

Geriasa

Septiembre 2015

Por suerte, no. Digo por suerte porque creo que la formación y la experiencia laboral ayudan a formarse de una manera más completa.

4

Desde que entrara en Residencias Geriasa he pasado por varios departamentos. Empecé en recepción, pasé por administración, me encargué de las gestiones con los centros de salud y luego pasé a gestionar el área de Recursos Humanos de los dos centros Geriasa. Después de todo ese periplo, y ya llegado el año 2000, me encargaron la dirección del centro de Geriasa Madrid. Aquella fue mi primera etapa como directora de Geriasa Madrid. Imagínate, yo por aquel entonces apenas tenía 27 años, pero me ofrecieron un reto al que no

Su juventud y recorrido en el sector indican que su trayectoria ha sido realmente meritoria. ¿Qué aspectos señalaría como básicos a la hora de desempeñar la dirección de un centro residencial para mayores? Existen varios aspectos, si bien destacaría tres: Rodearse de un buen equipo, trabajar con los protocolos asistenciales necesarios, y, muy importante, ser exigentes en la calidad de los servicios que ofrecemos. Me explico: Rodearse de un buen equipo. No eres un buen director si no tienes un buen equipo en el que prime el esfuerzo común y en el que no se de pié a individualidades o falta de compromiso. Cada miembro de un equipo debe sentirse parte de ese todo que es el equipo. El segundo requisito, es el de trabajar con protocolos asistenciales necesarios. Esto es lo que nos da ese plus de seguridad y tranquilidad tan necesario a la hora de atender a cada persona con las mejores garantías. Dichos protocolos


Con todo, el denominador común de ambos centros es el gran equipo profesional y humano con los forman, los años de experiencia acumulada, así como la ilusión que cada día ponemos en el cuidado a las personas mayores. Te mentiría si no te dijera que Geriasa “engancha” porque al final los que nos dedicamos a esto tenemos un gran componente vocacional.

Obviamente hay otros muchos aspectos a tener en cuenta, pero creo que los comentados son base imprescindible a la hora de preservar lo más importante: Que el residente se sienta cuidado, atendido y querido por nosotros.

Socialmente hablando la percepción de las residencias ha ido cambiando con el paso de los años. ¿Cree que el perfil del residente ha cambiado con ello?

Al igual que su colega Rosa Agraz, Directora de Geriasa Brunete, usted también ha pasado por los dos centros Geriasa. ¿Cuáles son las principales diferencias entre uno y otro centro? Como ya te comentara Rosa, los dos Centros se rigen por la misma política, pero su ubicación y tipología de usuario condicionan que sean centros bien distintos. Geriasa Brunete es un centro de grandes dimensiones y extensos jardines, con 280 plazas residenciales y que dispone de plazas privadas y también de plazas concertadas con la Comunidad de Madrid. De este centro destacaría la tranquilidad propia del ambiente rural, la amplitud de las estancias. Cabe destacar que, habiendo echado a andar antes, parte del método de trabajo de Geriasa Brunete fue aplicado, a posteriori, en el centro de Geriasa Madrid. Por otro lado, tenemos que Geriasa Madrid tiene una capacidad para casi 180 plazas residenciales, y que todas ellas son de carácter privado. Este centro está ubicado frente al hospital Gregorio Marañón, lo que le otorga una ubicación privilegiada. Es un centro muy cómodo para los familiares, ya que los residentes son principalmente vecinos de la zona. Geriasa Madrid tiene un carácter más asistencial, yo diría

Efectivamente el perfil del residente ha cambiado con los años. Cada vez son más los residentes que elijen por ellos mismos. Antes era el familiar del residente quién se encargaba de recabar información de nuestros centros, pero ahora cada vez son más los residentes, independientes y autónomos, quienes recaban esa información y, en su caso, deciden si ingresan con nosotros. Además, hoy en día los residentes son más exigentes y no te permiten un minuto de relajación. Tienen muy claro

lo que buscan y quieren. Como ya dije anteriormente, tienen muy claro que ellos tienen el control en la toma de las decisiones que les afectan. En otro orden de cosas, creo que el residente de hoy es más adaptable a los cambios que los residentes de ayer. Pertenecen a una generación curtida, que ha vivido muchas experiencias, buenas y malas, y por ello, en mi opinión, son más adaptables a los cambios, y esto es un aspecto que particularmente admiro. Como muestra de su adaptabilidad tenemos que cada vez son más los residentes conectados a las nuevas tecnologías, que tienen su móvil, su tablet y hasta los que se conectan por Skype para ver a sus nietos o sus hijos en el extranjero.

Septiembre 2015

El tercer requisito, pero no por ello menos importante, es el de ser exigentes con la calidad de los servicios ofrecidos. Hay que tener presente que nos dedicamos a cuidar a personas, que debemos buscar el máximo bienestar del residente y que estamos en funcionamiento las 24 horas del día, todo ello implica que no podemos relajarnos.

Geriasa engancha, los que nos dedicamos a esto tenemos un gran componente vocacional

Virginia Marín en la entrada a Geriasa Madrid.

Geriasa

que casi socio sanitario, en donde hemos distribuido las plantas en función de la asistencia de cada residente. De Geriasa Madrid destacaría la calidad asistencial, el cuidado postoperatorio y su ubicación dentro de la capital.

La voz de

habrán de ser elaborados por el mismo personal del centro y según las diferentes áreas asistenciales. Solo así se podrán diseñar protocolos realistas, prácticos y, además, que aporten valor a los profesionales.

5


El Notición Geriasa Brunete en los concursos de la Comunidad de Madrid momentos de gran diversión y esparcimiento y que, a juzgar por los comentarios de nuestros queridos residentes y sus familiares, el “Tren-jardinera” cuenta con muchas posibilidades de obtener el primer premio en este cuarto certamen.

“TREN-JARDINERA” con el que Geriasa Brunete opta este año a llevarse el primer premio del concurso organizado por al Comunidad de Madrid “Decorando el Jardín 2015”.

O

tro año más Geriasa Brunete vuelve a presentarse al concurso organizado por la Dirección General del Mayor “Decorando el jardín 2015”. Con esta ya serán cuatro las ocasiones en que Geriasa opta a llevarse el primer premio, y este año lo hará con su original y espectacular “Tren-jardinera” que ha quedado instalado en la explanada de la entrada principal al centro.

El “Tren-jardinera”, idea original del personal de Geriasa Brunete, está fabricado con materiales de reciclaje y desecho tales como palés de madera, bidones de metal, ruedas de sillas viejas, etc…y ha sido realizado con la maña y esfuerzo de varios de nuestros residentes (con la más que notable participación de Guillermo) y de parte del personal de Geriasa (con especial mención a Antonio). Cabe señalar que durante su construcción se dieron

Cabe recordar que Geriasa Brunete es ya una veterana en este tipo de concursos que organiza la Dirección General del Mayor de la Comunidad de Madrid con el ánimo de dinamizar la vida cotidiana del mayor en las residencias de la tercera edad, no en vano, ya ha ganado el tercer y el segundo premio en los concursos de “Decorando el jardín” de los años 2012 y 2013, respectivamente. Este año se espera ganar o, como mínimo, volver al podio. Con toda seguridad el jurado formado para la ocasión dará su veredicto hacia mediados de octubre, con lo que en el próximo número podremos informaros del resultado del certamen. Desde aquí todo nuestro apoyo a que el “Tren-jardinera” se alce con el primer premio. Suerte.

La voz de

Geriasa

Septiembre 2015

El Refranero español

6

“Más vale pájaro en mano que ciento volando” Doña Sofía Cao, 88 años. Geriasa Brunete.

“En boca cerrada no entran moscas” Don Sebastián López, 77 años. Geriasa Madrid.

“Mosca que no pica no irrita” Ángeles Rubio. 81 años. Geriasa Brunete.

“Treinta días trae ril, noviembre, con ab re, mb tie sep y junio y los demás treinta o rer feb s no uno, me el pocho que solo tiene veintiocho” nchez, Doña Filomena Sá 84 años. Geriasa Madrid


Hoy Cristina Morillo, Psicóloga de Geriasa Madrid

Dentro del cuidado a las personas se debe dedicar un apartado al estudio que podría llamarse “cuidar al cuidador”, cosa que no siempre se tiene en cuenta.

E

n este artículo Cristina Morillo, psicóloga de Geriasa Madrid, nos habla del arte de cuidar.

EL ARTE DE CUIDAR Dicen que una imagen vale más que mil palabras y puede que sea cierto. Pero, hay palabras y palabras, y algunas, dicen tanto…

Los cuidadores saben mejor que nadie que, cuidar, sin duda, supone mucho más que asistir físicamente. Saben que cuidar implica escuchar, comprender, respetar, acompañar, interpretar, consolar, reforzar capacidades, sustituir carencias, tomar decisiones,... Saben que es tener que adaptarse de forma constante a nuevas necesidades de un enfermo que cada día les necesita un poco más y de manera distinta. Es por ello que, lo que un día es suficiente, al siguiente puede dejar de serlo y, lo que un día no es útil, otro pasa a ser imprescindible. Por eso cuidar es un arte. El arte de ser lo que nuestros familiares enfermos necesitan que seamos en cada momento. Y eso no es fácil.

¿Cuántas veces la han pronunciado en sus vidas? Seguro que muchas. Pero ¿Cuántas se han parado a pensar lo que implica? Puede que no tantas.

Es obvio que no todos los cuidadores afrontan este reto, no elegido e inesperado, de la misma manera ni con los mismos recursos. Recuerden que hablamos de cuidadores no formales. Es decir, de familiares que, sin tener conocimientos sobre la enfermedad y sin casi tiempo para asumir el diagnóstico, se encuentran en la necesidad de hacerse “expertos en la materia” en un tiempo record.

Cuidar es una de esas pocas cosas que nos es común a todos, porque, de una u otra forma, en algún momento de nuestra vida todos hemos sido, puede que estemos siendo o seremos cuidadores y cuidados. La vida es un continuo y, cada etapa, nos mueve en una u otra dirección dependiendo de cada momento.

Y la realidad es que, la intensidad que requiere el cuidado es tal que, el desgaste físico y emocional, tiende a convertirse en una pieza inherente al proceso. Hasta el punto de poder convertirse en un serio problema cuando, a este cansancio “normal”, no se le presta la atención que requiere.

Pero, ¿Qué es cuidar? Y muy especialmente ¿Qué es cuidar cuando hablamos de una persona con la enfermedad de Alzheimer? Dedíquenle unos minutos a la respuesta y puede que lleguen a la misma conclusión que yo: Cuidar es una tarea inmensa. Casi infinita.

Y es que las personas que cuidan, están tan pendientes de su familiar enfermo, que tienden a olvidarse de ellas mismas. El esfuerzo por cuidar hace que todo lo demás se convierta simplemente en secundario. Puede que se sientan agotados, doloridos, tristes, inquietos, irritables, etc., pero en su tarea de no parar de cuidar, siguen sumidos sin descanso en el ritmo vertiginoso que les marca la enfermedad ajena.

Palabras que, aun siendo breves, habituales y sencillas, sin embargo, resultan enormes. Hoy quiero ocuparme de una de ellas: CUIDAR.

Por eso, las siguientes palabras van dirigidas a todos esos cuidadores que, sin haber sido formados para ello, sin esperarlo ni imaginarlo, un día se encontraron teniendo que ser enfermeros, auxiliares,

Y ese es el gran error. Probablemente un error cometido con la mejor voluntad del

Hay que hacer un gran esfuerzo. Uno muy difícil para asumir que, ambos, enfermo y cuidador, son igual de importantes en la tarea del cuidado, y que, insisto, ambos, enfermo y cuidador, merecen la misma atención. Si no conseguimos este equilibrio entre cuidarnos a nosotros mismos y cuidar al otro, se hace muy difícil preservar la salud y la calidad del cuidado a largo plazo. Y recuerden que esto es una carrera de fondo. Por eso, insisto: Un cuidador sano a nivel físico, emocional y social, es la mejor garantía para el cuidado de la persona con enfermedad de Alzheimer. Nadie debe ni puede ser cuidador 24h al día los 365 días del año durante puede que 2, 5, 10 o los años que dure la enfermedad. Ser cuidador ya es una proeza en sí mismo. No es necesario demostrar más. No se sientan culpables por buscar ayuda, por cogerse una tarde libre. No se sientan culpables por ir un día al cine, por querer salir a cenar o por, simplemente, descansar. Lo necesitan. Busquen el equilibrio. No se empeñen en hacer este camino solos. Hay recursos y ayudas. Recursos de apoyo en el domicilio, puede que familia y amigos que quieran echarle una mano, hay centros de día y también residencias. Centros especializados en el cuidado de personas que nos necesitan. Porque no solo estamos para las personas que precisan cuidados especiales. Estamos también para que, las familias, los cuidadores, puedan contar con nosotros. Para que, cuando así lo decidan, podamos ayudarles. Denle una vuelta. Piénsenlo detenidamente aunque así de inicio les haya sonado raro. Sean honestos con su familiar enfermo pero también con ustedes mismo y, por favor, CUÍDENSE. Será otro de esos inmensos gestos de amor que hagan por y para ellos. Y una última cosa: GRACIAS. GRACIAS a todos por su esfuerzo. No hay palabras.

Septiembre 2015

Cuidar a una persona con una enfermedad progresiva como el Alzheimer, posiblemente supere cualquier previsión que se pueda tener.

mundo. Pero error al fin y al cabo. Porque, aunque suene disonante, y puede que hasta egoísta, una de las mayores responsabilidades del cuidador debe de ser cuidarse. Un cuidador enfermo, simplemente, no podrá cuidar. Y es por eso que deben creerme: Cuidar de uno mismo es una de las mejores cosas que se puede hacer por la persona enferma que le necesita.

Geriasa

psicólogos y casi hasta médicos, para cuidar en el domicilio a su familiar enfermo de Alzheimer.

La voz de

Te lo contamos

7


La Página de Geriasa Madrid Nos piropean en Madrid

Dicho y hecho en C/. Doctor Esquerdo, 63

Las manualidades de nuestros residentes traen el mar a Geriasa Madrid… ¡¡La llegada del verano se hizo notar!!

Despedimos la primavera y dimos la bienvenida al verano con un reconfortante paseo por El Retiro.

8

De la calle a nuestros Centros

La voz de

Geriasa

Septiembre 2015

Muestra digitalizada de la carta de agradecimiento de las estudiantes en prácticas del ciclo formativo para “Técnico en atención en situación de dependencia” impartido por el Centro de Estudios Fuencarral de Madrid.

Alegría y colorido para celebrar los cumpleaños de nuestros residentes.

Cristina Morillo, psicóloga de Geriasa Madrid, en los momentos previos a atender los micrófonos de la Cadena COPE con quién Residencias Geriasa ha realizado diferentes entrevistas durante los meses de verano y en el que se han tratado diferentes aspectos de la actualidad del mundo de la geriatría tales como Alzheimer y las circunstancias que rodean al enfermo su entorno. Se pueden escuchar las entrevistas en www.geriasa.es.

Pilar y Patricia, supervisoras de Geriasa Madrid, con las alumnas del Centro de Estudios Fuencarral que durante varias semanas han realizado su periodo de prácticas en Geriasa Madrid. Cabe destacar que dichas alumnas sobresalieron desde el principio por su compromiso, su buen hacer y sus conocimientos en el cuidado de las personas de edad avanzada. Enhorabuena al Centro de Estudios Fuencarral y sus alumnas por la excelente formación.


La Página de Geriasa Brunete Nos piropean en Brunete

Dicho y hecho en C/. Eras, 39

Sesión con globos en el gimnasio. Diversión y ejercicio físico al mismo tiempo.

Así lucía el huerto de Geriasa Brunete en el mes de junio. En el próximo número os mostraremos la evolución del mismo. Os sorprenderéis.

El 26 de junio se celebró en los jardines de Geriasa Brunete el “III Encuentro-aperitivo” para profesionales del Trabajo Social al que acudieron diferentes profesionales del trabajo social del entorno de Brunete. Los asistentes conocieron, de la mano del personal de Geriasa, el “Protocolo de acogida al residente en Geriasa Brunete” que se realiza en el centro al momento de cada ingreso. El encuentro terminó con un agradable aperitivo para todos los asistentes.

Septiembre 2015 Geriasa

El doctor Abel Domínguez, jefe del departamento médico de Geriasa Brunete, en los instantes anteriores a realizar la entrevista para la Cadena COPE con quién Residencias Geriasa ha realizado diferentes microespacios durante los últimos meses con el fin de tratar aspectos concernientes a la actualidad residencial. Puedes escuchar las entrevistas en la web www.geriasa.es.

La voz de

De la calle a nuestros Centros

Muestra digitalizada de la carta de agradecimiento de familiares de residentes de Geriasa remitido a nuestro centro de Brunete.

Un, dos, tres, cuatro ¡Aarrr! Ejercicio matutino con Raquel, nuestra fisioterapeuta, en los jardines de Geriasa Brunete. Temperatura agradable, buena compañía, ejercicio físico… En dos palabras: salud y bienestar.

9


Argot Geriátrico Definición de PAI (Plan de Atención Individual) Se trata de un proceso sistemático e interdisciplinar que desde la buena práctica profesional tiene por objeto garantizar de manera integral el mantenimiento y/o mejora de cada usuario.

La Valoración Geriátrica Integral

La voz de

Geriasa

Septiembre 2015

La valoración geriátrica integral constituye la piedra angular de todo el proceso de elaboración del PAI. Es fundamental tener en cuenta el carácter interdisciplinario de la valoración, siendo necesaria la participación de diferentes profesionales y disciplinas para lograr una visión integral. Por lo tanto será básico realizar la valoración en las 3 áreas que hemos identificado como de influencia significativa en la valoración geriátrica integral. Siendo conscientes de que existen multitud de escalas de valoración parece lógico pensar que cada centro debería utilizar las que estime oportunas en cada caso. Sí parece conveniente, sin embargo, que existan algunos puntos de confluencia y por lo tanto sería deseable que alguna de las escalas más utilizadas fuera de obligado cumplimiento. En este sentido se consideran: Escala de Barthel para medición de ABVD. Mini examen cognoscitivo (MEC de Lobo) o el test de Pfeiffer para la valoración mental. RAI-NH Por otro lado y teniendo en cuenta que en el Territorio Histórico de Bizkaia existe una apuesta clara por el sistema RAI parece conveniente hacer mención expresa a este instrumento de valoración. El RAI-NH es un instrumento que ayuda al personal a adquirir informaciones precisas sobre las capacidades y necesidades de los residentes, que deben ser tenidas en cuenta a la hora de planificar los cuidados de una forma individualizada. Se trata pues de una guía que proporciona una valoración estandarizada, completa y reproducible de cada residente. Valora su capacidad para realizar las actividades de la vida diaria e identifica los problemas significativos de la habilidad funcional. Por ello, y aunque no debería ser el único instrumento utilizado en una valoración geriátrica integral, sí puede servir para una primera valoración en la que se detectarán las áreas que pueden requerir una posterior valoración más en profundidad.

10

El RAI-NH nos facilita: Una valoración y tipificación del usuario. La elaboración de planes de cuidados. La posibilidad de establecer indicadores de calidad. A la hora de trabajar los ítems de la valoración se ha tenido en cuenta el Conjunto mínimo de datos del RAI-NH con vistas a que una posible posterior adaptación a este sistema no fuera demasiado complicada.

Pasos para la elaboración del PAI A la hora de elaborar un Plan de Atención Individualizado, se identifican una serie de pasos que es necesario realizar: • Valoración geriátrica integral (Áreas relevantes de atención). • Detección de necesidades y potencialidades. • Planteamiento de objetivos concretos den el ámbito preventivo, asistencial y educativo. • Determinación de programas y actividades para conseguir los objetivos. • Ejecución de dichas actividades. • Evaluación periódica de cumplimiento de los objetivos definidos y plantear modificaciones y nuevos objetivos.

Áreas de Valoración y Actuación ÁREA PSICOLÓGICA Comprende la promoción del bienestar afecto emotivo del o de la residente a través del trabajo en sus capacidades cognitivas, conductuales, emotivas, relacionales y sociales. ÁREA SOCIAL Abarca el mantenimiento y promoción de las relaciones socio familiares de la persona usuaria tanto en el ámbito residencial como en el comunitario. ÁREA SANITARIA Abarca la promoción, prevención y mantenimiento de la salud tratando de aportar la mayor calidad de vida. En todo momento nos estamos refiriendo a la persona como un ser biopsicosocial que por lo tanto no está dividida en compartimentos estancos. Las tres áreas están interrelacionadas, compartiendo muchos aspectos comunes. Por otro lado, las tres áreas anteriores confluirían en un espacio de convergencia de programas y actividades encaminados al objetivo común de garantizar, mantener o promover las capacidades funcionales de la persona usuaria. El PAI de cada residente se elaborará mediante la aportación de las diferentes valoraciones de los y las diferentes profesionales, con la integración de las valoraciones social, sanitaria psicológica y por supuesto la funcional. Fuente: Documento elaborado para la Servicio Foral Residencial (Diputación Foral de Bizkaia)


Salud, Geriatría y Viceversa Hiporexia: cuando los abuelos dejan la comida en el plato Se trata de la hiporexia que, en palabras de la doctora Rosa Burgos, endocrinóloga y Coordinadora de la Unidad de Soporte Nutricional del Hospital Vall d’Hebron en Barcelona, “significa disminución del apetito; así como la anorexia sería una falta absoluta de apetito, la hiporexia sería una disminución, de cualquier causa”. Federico Cuesta, geriatra del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), añade que “es un síntoma que nos tiene que hacer indagar si hay algo más debajo porque, puede ser que una nueva medicación que hayamos ofertado al mayor disminuya su apetito o que tenga una patología más severa, es una señal de alarma que nos hace investigar más”.

L

a vejez no viene sola. Federico Cuesta explica que “el 90% de los pacientes mayores de 80 años presentan alteraciones del apetito” asociadas, en primera instancia, a factores fisiológicos. En palabras más simples: los ancianos ‘normalmente’ comen menos porque disminuyen sus necesidades físicas y porque con la edad el estómago comienza a pedir menos cantidad; algunos porque perciben los sabores y olores de forma distinta, y otros por culpa de algún fármaco que estén recibiendo para tratar alguna otra complicación. “La hiporexia puede ser también un síntoma de alguna enfermedad que necesite apoyo psicológico, como una depresión; cuando se evalúa al paciente uno de los aspectos que hay que interrogar es el estado anímico, porque podría ser una de las causas”, añade Burgos.

caciones, las estancias hospitalarias, incluso la mortalidad”. Si un paciente pelea con la comida cuando tiene sus defensas golpeadas por alguna patología, se vuelve propenso a la desnutrición, que es, como dice Burgos, “uno de los principales problemas en los grandes hospitales: la desnutrición relacionada con la enfermedad”. Además, “el empleo de fármacos para las enfermedades de esas personas también, lógicamente, altera el apetito”, como señala Cuesta.

En el peor momento. El agravante número uno de la falta de hambre es que, como la mala suerte, aparece en el peor momento. “La enfermedad está ligada a la hiporexia y esto, para nosotros, es un problema porque cuando una persona está enferma es cuando necesita más energía y más proteínas para recuperarse”, asegura Burgos. La desnutrición es la consecuencia más grave. Cuesta describe cómo se complica el rechazo a cualquier menú: “cuando hay una disminución en la ingesta, nuestros pacientes mayores empiezan a perder peso y, con el tiempo, acaban desnutriéndose; la desnutrición nos introduce en el círculo vicioso de las compli-

Las señales de alarma. “Nuestro principal signo de alarma es el peso. Es fundamental monitorizar el peso”, recomienda Burgos y agrega que toda pérdida de peso no intencionada indica que la persona mayor está comiendo menos de sus necesidades. Otro signo es el plato lleno y frío sobre la mesa. “Cuando se le pone la cena y vemos que esa comida que le gustaba, que incluso solicitaba, empieza a quedar en el plato, ese es un indicador de que algo está fallando”, apunta Cuesta. En consecuencia, muchos ancianos reemplazan las comidas que les producen asco con otras que el cuerpo les pide, como los dulces. Según Burgos, muchos de sus pacientes cenan

Difícil de detectar. “Nos pasa mucho con los ancianos, a los que les preguntamos: -¿Tiene apetito? Y responden: -Lo normal. -¿Y qué es lo normal? Y te explican lo que están comiendo y realmente es insuficiente”, enfatiza. Por eso, el apetito de una persona mayor es algo que hay que aprender a leer.

un café con leche con dos magdalenas, lo que desequilibra su dieta y, a largo plazo, puede lesionar su salud. Interrogar y actuar. El primer paso para que la hiporexia no se salga de control es, como afirma Cuesta, detectarla. Para eso es crucial analizar lo que comen los abuelos en este momento y compararlo con lo que comían, por ejemplo, hace tres meses. Burgos trata el tema en la misma línea. Dice que el apetito “es un síntoma que hay que interrogar porque tiene tratamiento dietético y farmacológico si hace falta y si un profesional lo determina”. Para contrarrestar la hiporexia, los consejos dietéticos van encaminados a la “dieta fraccionada, es decir, comer poco y a menudo, con platos enriquecidos”. Burgos sabe de recetas. Lo que no debe fallar en la ejecución de un menú para un anciano que se niega a vaciar su plato es el volumen. Burgos recomienda que “con el mismo volumen demos más energía y proteínas, la idea es hacer cinco o seis comidas a lo largo del día, con poco volumen”. El gusto también es eficaz. Cuando la hiporexia se aferra a un anciano hospitalizado, apelan a sus preferencias: “muchas veces nos sale más rentable que la familia le traiga esa comida favorita que en el hospital no le podemos ofrecer”, comenta Cuesta. Seducir el apetito también funciona para que los abuelos dejen sus platos vacíos. Fuente: efesalud.com

Calle Eras, nº 39 Brunete-28690

248 PLAZAS RESIDENCIALES CENTRO PRIVADO CONCERTADO CON LA COMUNIDAD DE MADRID

“Más de 6.500 m2 de jardines y paseos que hacen las delicias de residentes y visitantes”

Septiembre 2015

www.geriasa.es

Geriasa

GERIASA BRUNETE

Telf. 91 815 83 00 geriasa-brunete@geriasa.es

La voz de

&(,

11


Residentes a fondo Don FFrancisco, D i sonriente, i en lla sala l d de terapia i ocupacional. i l

Entrevista con Don Francisco Nogales Un residente con don de gentes y fácil conversación Hoy os presentamos a un residente dicharachero, participativo e ingenioso. Su aspecto afable y bondadoso no engaña, os presentamos a Don Francisco Nogales.

E

n este número de “La Voz de Geriasa” charlaremos de nuevo con un residente de Geriasa Madrid, un toledano que desde bien niño se trasladó a vivir a uno de los barrios más castizos y populares de Madrid, una cuidad en la que se siente plenamente representado. Hoy hablaremos con Francisco, un amigo que ya lleva dos años en Geriasa y cada día recibe la visita de su esposa, Concha, a la que adora.

La voz de

Geriasa

Septiembre 2015

Don Francisco, ¿Por dónde empezamos?

12

Por el año 1927, que es el año en que nací y por Rielves, en la provincia de Toledo, que es el pueblo donde nací. Aunque desde muy niño me vine a Madrid junto a mi familia, soy toledano de nacimiento. Con la guerra tuvimos que dejar Rielves y así es como yo y toda mi familia nos instalamos en Madrid. Recuerdo per-

Soy toledano de nacimiento, pero me siento madrileño. Adoro esta ciudad y me he perdido por casi todos sus rincones

fectamente que tuvimos que “salir pitando” de mi pueblo para llegar a Madrid que era la única vía posible para irnos a Valencia. Al final Madrid acabó siendo cercada y la salida a Valencia no fue posible. Esa guerra fue cruel y criminal, y pasé mucho miedo. Así que usted es un toledano que buscó refugio en Madrid. ¿Cómo fue ese período? Fue muy duro. Mis padres, mi hermano, mi hermana y yo nos instalamos en la zona de Lavapiés y Antón Martín. Por desgracia mi padre pasó en la cárcel nada menos que seis años por haber pertenecido las organizaciones obreras del campo en la época de la segunda República. ¡Fue muy duro…! Cuando mi padre salió de la cárcel empezó a trabajar como albañil y así se ganó la vida junto a mi madre, que era ama de casa.


Tiempos duros que le impiden estudiar y le empujan a ponerse a trabajar desde muy niño. ¿En que trabajó? A los once años empecé a trabajar de confitero. Al cabo de un tiempo en Madrid me puse trabajar en una confitería, en la calle Ferraz, donde aprendí el oficio del que he vivido toda mi vida. Será por eso que soy tan goloso (risas). Como ya imaginarás, me he pasado toda la vida con un trabajo nocturno porque teníamos que vender el producto a primera hora de la mañana.

Un madrileño de adopción y aficionado del Atlético de Madrid. ¿Es usted muy forofo? Ya no tanto. He sido socio del “Atleti” nada menos que veinte años, y he sido un buen forofo, pero ya no sigo mucho el fútbol. Don Francisco, ya lleva con nosotros dos años ¿Cómo nos conoció? Con el problema que tuve en las piernas pasé un tiempo en el hospital Gregorio Marañón, que está aquí al lado, y estando tan cerquita se hizo lógico ingresar aquí.

Don Francisco, ha trabajado siempre de confitero, pero debió parar esa actividad para hacer la mili. ¿No es así?

Desde que empezara a vivir en Geriasa Madrid ya tiene sus hábitos y rutinas. ¿Cómo es el día a día en el centro?

¡Uy, que va! Cuando estaba haciendo la mili tuve que compaginarlo con mi oficio de confitero. Por el día hacía la mili y por la noche continuaba como confitero. Aunque estuve unos meses en el Cuartel de Artillería de Segovia, pronto me mandaron a Madrid y me pusieron como asistente de un General de División muy estricto. Allí estuve un año y medio, y durante todas las noches de ese tiempo estuve trabajando como confitero.

Muy tranquilo. Procuro participar en las actividades que se organizan de forma habitual, voy al gimnasio, acudo a terapia ocupacional, voy a las fiestas y charlo mucho con un grupo de residentes con quienes tengo muy buena relación. Todo eso está muy bien, la verdad... Pero el mejor momento del día es cuando viene mi mujer, Concha.

Recuerdo que al finalizar el servicio militar vendí la guerrera en una tienda de El Rastro y recuerdo que aquella chaqueta tenía tanta mugre que podía quedarse de pié (risas). Y va pasando el tiempo y conoce a su mujer y crea una familia…

Mi mujer viene a verme cada día a Geriasa, y cada día siento una gran alegría al verla. Ella me saca una sonrisa que sale de mi interior

Por cierto, tengo entendido que su esposa le visita todos los días de la semana. Están muy unidos ¿verdad?

mujer para visitarme. En esos momentos siento una gran alegría. Ver llegar a mi mujer me saca una sonrisa que me sale desde dentro, desde mi interior. Tengo que decir que es una mujer increíble, irreprochable y muy buena.

Sí, sí…, estamos muy unidos, y ya llevamos 67 años casados. Mira que la residencia organiza un buen número de fiestas y actividades, pero los momentos que más disfruto es cuando, cada día, veo llegar a mi

Mi hija también viene a verme muchas veces y me encanta estar con ella, también es muy buena. Obviamente también disfruto mucho cuando vienen a visitarme mis nietos, me encanta.

Si, así es. Mi mujer también es de Toledo y vino a Madrid para trabajar en el servicio doméstico. Nos casamos y ya llevamos 67 años casados. Hemos tenido dos hijos: un chico y una chica; y dos nietos: tres chicas y un chico. Mi familia es muy, muy buena. Por desgracia no todo ha sido bonito.

Geriasa

Don FFrancisco D i en ell salón ló d de G Geriasa i M Madrid. d id

La voz de

Verás, aquí llegué desde muy niño y siempre he vivido en barrios muy madrileños. En Madrid tienes de todo y creo que me he “pateado” Madrid por todos sus rincones. Conozco todos sus museos, sus lugares más representativos… Me encanta esta ciudad, aquí no te aburres y cuando me jubilé pudimos conocerla muy a fondo. Creo que conozco Madrid más y mejor que muchos madrileños de nacimiento.

Septiembre 2015

Don Francisco, es conocido su sentimiento de madrileño. ¿Cómo un toledano se reconvierte en alguien tan madrileño?

13


Geriasa Extramuros sa Brunete pudieron disfrutar en la plaza de Las Ventas de Madrid con motivo de la exhibición que la Policía Nacional realizó a lo largo de la mañana del 9 de junio.

Imágenes como ésta son las que pudieron disfrutar nuestros residentes de Geriasa en la exhibición que la Policía Nacioal organizó en la plaza de Las Ventas.

O

La voz de

Geriasa

Septiembre 2015

Historias e historietas

tro año más los residentes de Geriasa acuden a la exhibición que la Policía Nacional organiza en la plaza de Las Ventas. Ese es el resumen de la estupenda jornada que los residentes de Geriasa Madrid y Geria-

14

Como dirían aquellos cómicos: “la plaza estaba abarrotá”. Y entre las cerca de 16.000 personas que llenaron el coso estaban nuestros queridos residentes de uno y otro centro, quienes disfrutaron de lo lindo en medio de un público mayoritariamente infantil y juvenil. La fiesta y algarabía estaba asegurada, pero más aún al término de cada uno de los “números” y exhibiciones realizados por la Policía Nacional. Tras las dos horas de exhibición el equipo de esta revista realizó

una somera encuesta a los residentes asistentes al acto y todos concluían que el momento más emocionante fue en el que apareció el grupo canino de la Policía Nacional, cuyos maravillosos perros pusieron en pie una y otra vez al público asistente con cada uno de sus “trucos” y habilidades. Otro de los momentos estelares a juzgar por los encuestados fue el ejercicio ejecutado por el grupo equino que, con cabriolas, saltos y florituras, hicieron las delicias del público en general. Por eso y mucho más, es por lo que esperamos volver a la exhibición que la Policía Nacional organice el próximo 2016. Y es que el evento merece la pena.

Las primeras telecomunicaciones mangas verdes”. Para encontrar su origen hay que remontarse hasta los tiempos de los Reyes Católicos, cuando crearon un cuerpo de seguridad encargado de prestar auxilio en cualquier emergencia, la Santa Hermandad.

C

uando ya es demasiado tarde para encontrar solución a algún problema solemos utilizar la expresión “a buenas horas,

La vestimenta de los miembros de este cuerpo de seguridad estaba compuesta por un uniforme con coleto y mangas de color verde. Cuentan los cronistas que se ganaron la fama de impuntuales pues era raro que llegaran a tiempo para atender las emergencias, así, cuando llegaban a poner orden, los vecinos ya habían resuelto las adversidades por sí mismos o no había remedio ante la emergencia. Entonces

recibían a los miembros de la orden con la frase “a buenas horas, mangas verdes”. El cuerpo de seguridad es considerado como el primer cuerpo policial organizado de Europa y, a pesar de su impuntualidad, sirvió de gran ayuda para reforzar la autoridad real. Fue disuelta oficialmente en el año 1834 y, tan solo diez años después, se creó otro cuerpo inspirado en ella: la Guardia Civil, un cuerpo de seguridad heredero de la Santa Hermandad que también conserva el color característico en su indumentaria: el verde. Fuente: www.queaprendemoshoy.com


El Rincón de Avelino El ciego que veía a Dios Solo se ve con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.

M

La música me envolvió en una emoción intensa, estaba como impregnada de una celestial cadencia.

Yo presuroso corrí y le arrebaté la oferta. -Gracias, señor-, él me dijo con suma delicadeza.

Por la calle de Alcalá no se cantaban zarzuelas de floristas con los nardos y clavelitos de fiestas.

Oro de cálices sacros con albura de ornamentas, lámparas, luces, colores, replandores de las velas.

Por un momento sentí cierto dolor de cabeza y un temblor que me llenó de una profunda vergüenza.

Y sin falda “almidoná” muchachas quinceañeras vestían la minifalda luciendo sus lindas piernas.

Perfume de incienso y flores, fuerte calor de la cera. Olor a infancia lejana, olor a lejana aldea.

Él me llamaba señor. Él que, llevaba por prenda dentro de su corazón al Dios de los cielos y tierra…

Los coches iban veloces en caótica carrera, arrancando a sus motores una estrepitosa fuerza.

Aldea, templo, niñez… Ay Dios mío, cuánto pesan estos recuerdos tan hondos de resonancias eternas.

La tarde nos obsequiaba con una caricia fresca. Las hojas verdes bailaban una danza suave y lenta.

Entre murmullos y prisas un ciego de unos cuarenta pregonaba sus cupones por sólo treinta pesetas.

Al tomar la comunión el hombre de gafas negras cantó “Veante mis ojos” de tradicional esencia.

El ciego partió silbando y entró en una callejuela. Y yo, sin saber porqué, me fui de nuevo a la iglesia.

Su voz se quebró al instante cuando una campana vieja llamaba con sus repiques al templo que estaba cerca.

Cuando volvía a su banco tenía la faz serena. El bastón de mariscal lo apoyaba en su derecha

Con un ademán solemne salvó con cierta cautela el trecho que le faltaba hasta llegar a la iglesia.

Y su pecho era sagrario de divina realeza, del Creador de la luz que ahuyentara las tinieblas.

Y yo, sin saber porqué, sin advertirlo siquiera, buscando algo insospechado crucé la sagrada puerta.

Apenas hubo salido gritó otra vez en la acera. -Tengo cupones de suerte, los dos últimos me quedan-.

La voz de

Autor: Avelino Medina. Residente en Geriasa Madrid.

Geriasa

Septiembre 2015

adrid, corazón de España estrenaba primavera. Los árboles se adornaban con sus primicias más bellas.

15


Héroes anónimos

Stormy Esta yegua había trabajado tres años con niños en un programa de equinoterapia, hasta que la jubilaron y pusieron en venta. La familia Leonard, de Louisiana (USA), llevaba meses buscando un caballo para su hija, Emma, de nueve años, y la tranquila yegua Stormy parecía la compañera perfecta. Y así fue que la compraron. En 2010, Emma montó a Stormy, mientras su hermano, Liam, de siete años, las acompañaba a pie. Los tres se dirigieron por un camino de tierra que conducía a un bosque de robles y pinos. Emma guiaba a Stormy por una senda estrecha, cubierta de enredaderas y maleza, mientras el pequeño Liam caminaba detrás. Todo iba bien, sin embargo, mientras avanzaban, la yegua se puso nerviosa e inquieta. De pronto, Emma oyó un crujido de hojas secas a sus espaldas. Cuando se dio la vuelta para ver que era aquel sonido, pudo ver que un gran jabalí salió de entre la maraña de ramas. Era un animal enorme, con afilados colmillos que le sobresalían del hocico y negras cerdas erizadas en el lomo. El jabalí gruñía y golpeaba el suelo con las pezuñas y resoplaba amenazante a tan solo dos metros de distancia de Liam, que, recordemos, iba en pie. El amenazante animal parecía a punto de arremeter contra el niño que, a causa del miedo, se quedó paralizado. En esas estaba la situación cuando la yegua Stormy dio algunos pasos y se colocó entre el jabalí y el asustado niño, después empujó suavemente a Liam con la cabeza hasta apartarlo varios metros del jabalí, el cual, agitado, embistió contra el pequeño. Pero Liam estaba a salvo, Stormy estaba alerta y arremetió contra el jabalí con las patas traseras y le asestó varias coces en el hocico. Soltando gruñidos de dolor, el fiero jabalí se escabulló en el bosque y Stormy, Liam y Emma, pasado ya el peligro, volvieron a casa. Fuente: Revista Selecciones (Argentina)

Jeroglíficos Jeroglífico 1 No faltará si vamos de manifestación

Jeroglífico 2 Para poder identificarnos

Para ver las soluciones, ir a página 2, abajo.

Recetario

Chistódromo

Lenguado con nueces, crujiente de su piel y sopita

Chiste 1

1kg de lenguado, 2 tomates maduros, 120 gramos de calabaza, 80 gramos de nueces de California frescas, Caldo de lenguado. Para la mayonesa: 1/2 huevo, unas gotas de limón, 40 gramos de aceite de oliva virgen extra, 2 gramos de sal. Pieles del lenguado.

La voz de

Geriasa

Septiembre 2015

Preparación:

16

Limpiar el lenguado, reservando las pieles y las espinas. Con las espinas hacer un caldo. Limpiar las pieles bien por la parte de la carne y recortarlas, ponerlas entre dos papeles sulfurizados y a la vez entre dos placas y meter unos 12 minutos en el horno a 175 ºC. En una trituradora poner la calabaza y las nueces, hacer un puré fino y reservar. Escaldar y pelar los tomates, quedándose con la carne solamente y poner en horno a 130 ºC unas 3 horas o hasta que estén secos. Para montar el plato, preparar con el caldo y una punta de mayonesa la sopita (no pasar de 65 g ya que podría cortarse). Cocer el lenguado en un róner, si se dispone de él, o cacerola al vapor con tapa, unos 2 minutos. Luego marcar en plancha. En el plato poner una bolita de puré de calabaza y nueces, el lenguado, dos trocitos de tomate seco y decorar con alguna flor y sal de escamas. Servir la sopa aparte. Adaptación para menú infantil Utilizar un filete de lenguado libre de espinas.

- ¿Por qué las focas del circo miran siempre hacía arriba? - Porque es donde están los focos.

Chiste 2 - ¿Con que se lavan los dientes los pingüinos...? - Con licor del polo

Chiste 3 - ¡¡Disimula, disimula!! - Y la mula dijo sí....

Agradecimientos

Ingredientes para 4 personas:

Virginia Marín Directora de Geriasa Madrid Avelino Medina Residente en Geriasa Madrid Francisco Nogales Residente en Geriasa Madrid Cristina Morillo Psicóloga Geriasa Madrid Ana Belén Fernández Terapeuta ocupacional Geriasa Brunete Belén Esteban Terapeuta ocupacional Geriasa Madrid Gustavo Calvo Desarrollo de negocio de Geriasa

Profile for Residencias para mayores Geriasa

Nº 3 "La Voz de Geriasa"  

Por medio de este tercer número pondremos negro sobre blanco un asunto de especial importancia para las familias que aún no han dado el paso...

Nº 3 "La Voz de Geriasa"  

Por medio de este tercer número pondremos negro sobre blanco un asunto de especial importancia para las familias que aún no han dado el paso...

Advertisement