Lucha digital contra la desinformación en las elecciones del 2020 en Brasil: actuación del Tribunal

Page 1

Lucha digital contra la desinformación en las elecciones del 2020 en Brasil: actuación del Tribunal Superior Electoral (TSE) - Estudio de Caso -

Márcio Vasconcelos Pinto Instituto Tecnología y Equidad Diciembre del 2020


Las ideas y opiniones expresadas en este estudio de caso son responsabilidad exclusiva del autor y no reflejan necesariamente las opiniones del Instituto Nacional Demócrata, el Tribunal Superior Electoral de Brasil ni ninguna otra organización o persona mencionada.

2


LA ACTUACIÓN DEL TSE PARA COMBATIR EL VIRUS DE LAS NOTICIAS FALSAS LUÍS ROBERTO BARROSO1

Este estudio de caso corresponde al análisis elaborado por el autor sobre el papel que desempeñó el Tribunal Superior Electoral (TSE) para combatir la desinformación en las elecciones municipales del 2020. Como bien se ilustra en este trabajo, el TSE se preparó este año para una guerra contra las “fake news” a través del desarrollo de diversas estrategias y alianzas para brindarle a la ciudadanía información de calidad sobre el proceso electoral y combatir acciones coordinadas de difusión de desinformación. Cuando asumí la Presidencia del Tribunal Superior Electoral, el 25 de mayo de este año, destaqué la lucha contra las campañas de desinformación, difamación y odio como una de las principales preocupaciones de la Justicia Electoral para las Elecciones del 2020. En ese momento, reconocí que la Justicia Electoral, en el ejercicio de su función jurisdiccional, desempeña un papel importante, pero su desempeño se ve limitado por varios factores, entre los que se encuentran: (i) la difícil caracterización sobre qué son “fake news” y la decisión del Poder Judicial de no actuar como censor del debate público; (ii) el hecho de que estas campañas informáticas a menudo provienen del exterior y de que la justicia brasileña no tiene alcance extraterritorial; y (iii) la velocidad con la que circula la información en las redes sociales que suele ser, frecuentemente, incompatible con el ritmo de los procesos judiciales. Por esta razón, el Programa para Enfrentar la Desinformación enfocado en las elecciones del 2020 invirtió en una estrategia diferente: la movilización de las redes sociales, la prensa profesional, las organizaciones de la sociedad civil y la población en conjunto para combatir la desinformación. Al establecer el plan de acción del Programa, el Tribunal utilizó iniciativas innovadoras y multisectoriales, y estableció amplias alianzas con varios actores relevantes para mitigar el efecto negativo producido por la desinformación en el proceso electoral. Dichas estrategias se estructuraron en torno a los siguientes tres pilares, que revelan la preocupación del Tribunal para salvaguardar y ampliar la libertad de expresión en las elecciones: 1. Combatir la desinformación con más información, “inundando” el debate público con información veraz y de calidad sobre el proceso electoral. 2. Combatir la desinformación con capacitación, apostando por amplias campañas educativas para capacitar a los funcionarios y ciudadanos en la comprensión del fenómeno de la desinformación y verificar la información antes de compartirla, y así evitar actuar como “tontos útiles” en la difusión de noticias falsas. 3. Combatir la desinformación al controlar comportamientos, pero no contenidos, y dirigir los recursos tecnológicos, como plataformas y acciones para mitigar conductas inauténticas, en la lucha contra robots, perfiles falsos y “milicias digitales” que buscan desacreditar al sistema electoral y sus instituciones.

1

Ministro del Tribunal Supremo Federal, Presidente del Tribunal Superior Electoral y Profesor Titular de Derecho Constitucional de la UERJ.

3


Teniendo en cuenta estos fundamentos teóricos, el TSE puso en práctica acciones concretas y eficaces. A continuación cito algunas con fines ilustrativos. Se establecieron alianzas con todas las plataformas sociales, que empezaron a trabajar de manera cooperativa con la Justicia Electoral, poniendo sus herramientas tecnológicas al servicio de la democracia. Un ejemplo emblemático fue el caso de WhatsApp, que de forma pionera desarrolló, conjuntamente con el TSE, un “chatbot” para brindarles a los votantes diversas aclaraciones sobre temas como noticias falsas, instrucciones de voto y atención sanitaria, así como un canal de denuncias masivas, lo que permitió eliminar rápidamente cuentas con comportamiento inauténtico. También formamos una gran coalición para verificar la veracidad de los hechos, a la que se unieron las principales “agencias de verificación” del país con el fin de revisar contenidos dudosos sobre el proceso electoral. En otra importante innovación, el TSE creó la página “Hecho o Rumor” para recopilar todas las verificaciones realizadas por la coalición. Gracias a una alianza con empresas telefónicas, los votantes podían acceder a los contenidos publicados en esta página sin consumir su plan de datos, una medida fundamental en un país donde la inclusión digital aún está en marcha y los ciudadanos navegan por Internet usando planes de datos limitados. Los desafíos enfrentados en el proceso electoral del 2020 no fueron banales, especialmente si tenemos en cuenta los impactos que produjo la pandemia en todos los ámbitos de la vida. Específicamente en la lucha contra la desinformación, nos enfrentamos a noticias falsas sobre las urnas electrónicas —varias de ellas “recicladas” de elecciones anteriores—, así como a información fraudulenta relacionada incluso con el impacto de la COVID-19 en el proceso electoral, además de intentos de supresión de votos e información que tenía como fin confundir a los votantes sobre cómo y cuándo votar. A pesar de estas dificultades, en una evaluación preliminar (que se puede consultar en línea junto con la conclusión del autor sobre este estudio de caso) parece constar que salimos victoriosos de esta batalla. Con la colaboración de todos los aliados, y el desempeño firme y competente del equipo ejecutor del Programa para Enfrentar la Desinformación del TSE, la Justicia Electoral logró llevar rápidamente a la población toda la información relevante para que los votantes pudieran ejercer su derecho votando de manera consciente e informada. Agradezco especialmente a Mariana Oliveira, Asesora Jefe del Departamento de Comunicaciones; a Thiago Rondon, Coordinador Digital de la Lucha contra la Desinformación; y a Aline Osorio, Secretaria General, por haber llevado a cabo las acciones del programa con gran dedicación, una buena dosis de creatividad y enorme capacidad de trabajo. Si bien no es posible frenar la difusión de desinformación, las medidas adoptadas lograron reducir significativamente su impacto negativo en el proceso electoral. Sin embargo, debemos reconocer que no hemos ganado la guerra. Al cerrar con éxito las elecciones municipales del 2020, debemos continuar y profundizar el trabajo desarrollado, de cara a las elecciones del 2022. Una vez más, nuestro objetivo será hacer justicia al debate público de calidad, franco y robusto, respetando y teniendo en cuenta a las personas y sus ideas, incluso si son diferentes a las nuestras. Con esta misma determinación, debemos seguir enfrentando a las milicias digitales, hackers y difusores profesionales de mentiras, que además de crear obstáculos para que la ciudadanía acceda a contenidos de calidad, afectan a la propia democracia.

Brasilia, 23 de diciembre del 2020

4


Tabla de contenidos Prefacio I. Introducción ................................................................................................................................................. 6 II. Combate sistémico contra la desinformación en las elecciones del 2020 ......................................... 7 III. Breves antecedentes sobre la desinformación en el proceso electoral en Brasil ........................... 8

Estudio de caso 1. El enfoque en la protección del proceso democrático ................................................ 10 2. La Justicia Electoral en Brasil y la Presidencia del Tribunal Superior Electoral ....... 11 3. El Plan Estratégico del “Programa para Enfrentar la Desinformación con Enfoque en las Elecciones del 2020” ............................................................................................. 14 4. La Coordinación Digital de Lucha contra la Desinformación ................................... 16 5. Estrategias propuestas por el Coordinador Digital de la Lucha contra la Desinformación ................................................................................................................ 18 5.1 “Inundar” el entorno digital con informaciones orientativas sobre el proceso electoral ............18 5.2 Ampliar los canales de comunicación directa entre la Justicia Electoral y los votantes (ciudadanos) .................................................................................................................................................20 5.3. Promover la participación de las organizaciones y los ciudadanos en el proceso de lucha contra la desinformación sobre el proceso electoral .............................................................................21 5.4 Estructurar los procesos para integrar las áreas internas del TSE y otras organizaciones externas .........................................................................................................................................................30

6. Día de las elecciones (primera vuelta) ........................................................................ 32 7. Entre la primera y segunda vuelta............................................................................... 35 8. Día de las elecciones (segunda vuelta) ....................................................................... 39 9. El 2020 poselectoral ..................................................................................................... 41 10. Elecciones 2022: qué esperar del TSE ....................................................................... 42 11. Aprendizaje y observaciones finales ..........................................................................44

Anexos Anexo I - Mapa del sistema complejo “Propaganda electoral en Internet en las elecciones del 2018 en Brasil” ......................................................................................... 47 Anexo II - Diagrama de los ciclos causales del sistema complejo “Propaganda electoral en Internet en las elecciones del 2018 en Brasil”........................................... 48 Anexo III - Datos e información sobre las comunicaciones del TSE ...........................49

5


Prefacio I. Introducción Este estudio de caso fue escrito por Márcio Vasconcelos Pinto, Presidente y Fundador del Instituto de Tecnología y Equidad (IT&E). Durante los meses de septiembre y diciembre del 2020, Márcio Vasconcelos y Ariel Kogan (Codirectores del IT&E), junto con Luciano Santos (Director del Movimiento Nacional de Lucha contra la Corrupción Electoral, MLCE) siguieron regularmente (personalmente y virtualmente) la labor de Thiago Rondon en su función de Coordinador Digital de la Lucha contra la Desinformación vinculado a la presidencia del Tribunal Superior Electoral. En varias ocasiones, ofrecieron apoyo estratégico y táctico, sin participar directamente en sus actividades ni acceder a información no pública. También contribuyeron con este texto: Ariel Kogan, Ellen Aquino, Elza Maria Albuquerque (miembros del IT&E) y Luciano Santos (MLCE). Para la elaboración de este material se utilizó información disponible en Internet y de acceso público, obtenida de los sitios web de Justicia Electoral, organizaciones especializadas en el tema del estudio de casos y los medios de comunicación. A continuación se presentan las credenciales y experiencias previas del IT&E para combatir la desinformación en las elecciones: a) Publicación en julio del 2018 del documento Desinformación en las elecciones: desequilibrios acelerados por la tecnología (disponible para su descarga en portugués e inglés2). b) Publicación en julio del 2018 del documento Recomendaciones sistémicas para combatir la desinformación en las elecciones brasileñas (disponible para su descarga en portugués e inglés3). c) Eventos técnicos y capacitación sobre la lucha contra la desinformación en las elecciones en 21 de los 27 Tribunales Electorales Regionales brasileños, entre agosto del 2019 y junio del 2020, en alianza con el Movimiento Nacional de Lucha contra la Corrupción Electoral y la Agencia Lupa (de verificación de noticias). d) Capacitación de 91 empleados de la Justicia Electoral (Tribunal Superior Electoral, Tribunales Electorales Regionales de Bahía, Espírito Santo, Paraná, São Paulo y Tocantins) y del Ministerio Público Electoral (Procurador General Electoral, Ministerio 2

https://tecnologiaequidade.org.br/projetos-do-ite/

3

https://tecnologiaequidade.org.br/projetos-do-ite/

6


Público Federal de Bahía, Espírito Santo, São Paulo y Ministerio Público Estatal de Espírito Santo) sobre “Combate sistémico contra la desinformación en las elecciones del 2020”. e) Coproducción, en alianza con ELO Company y The History Channel, del documental “La verdad de la mentira” sobre la desinformación en las elecciones del 2018, publicado en varias plataformas de “streaming” a partir del 26 de octubre del 2020: http://www.averdadedamentira.com.br/. f) Apoyo estratégico y táctico a la labor de su Codirector, Thiago Rondon, durante su labor como Coordinador Digital de la Lucha contra la Desinformación en el Tribunal Superior Electoral, en el contexto de las elecciones municipales del 2020 en Brasil.

II. Combate sistémico contra la desinformación en las elecciones del 2020 Una parte central del Estudio de caso está estrechamente relacionada con la metodología de solución de problemas complejos desarrollada por el IT&E. Debido a su importancia para la comprensión de este informe, la presentaremos brevemente en esta sección. El debate y la acción para combatir la desinformación en las elecciones es labor de varias organizaciones cualificadas de Brasil que actúan de manera diferente y a veces con más experiencia y conocimientos que el IT&E. Sin embargo, hay una diferencia importante: somos la única organización que adopta, de manera explícita y asertiva, una metodología que utiliza herramientas de pensamiento sistémico y complejo. Con el uso práctico de esta metodología, en la publicación Recomendaciones sistémicas para combatir la desinformación en las elecciones brasileñas produjimos dos mapas que se han convertido en herramientas de gran interés para los actores que participan en este ecosistema, incluido el propio Tribunal Superior Electoral y su actual presidente, el Ministro Luís Roberto Barroso. La pertinencia de la aplicación de este enfoque metodológico ha contribuido a una actuación singular, compuesta por la visión sistémica y compleja del proceso electoral que influyó en los análisis, recomendaciones y acciones desarrolladas por Thiago Rondon y el TSE. Esta singularidad es el resultado de su trabajo como coautor de las publicaciones mencionadas en la introducción, junto con su conocimiento de la tecnología digital y la lucha contra la desinformación en sus actividades como Codirector y Fundador del IT&E.

7


III. Breves antecedentes sobre la desinformación en el proceso electoral en Brasil Las elecciones municipales del 2020 tuvieron lugar dentro de un contexto marcado por muchas tensiones para la Justicia Electoral, en particular debido a los fuertes ataques sufridos durante el período electoral del 2018 y a los desafíos generados por la pandemia de la COVID-19. Ese año, días antes de las primeras elecciones, algunos candidatos con relevancia en la campaña electoral cuestionaron la legitimidad del proceso electoral al poner en duda la seguridad del voto electrónico. Teniendo en cuenta la gran estructura de difusión de contenidos de los medios digitales que se implementó en las elecciones del 2018, esas declaraciones produjeron, directa e indirectamente, campañas de desinformación que llegaron a decenas de millones de brasileños, quienes fueron seducidos por esta narrativa y por una retórica de fraude en las elecciones. Tales acusaciones contra la Justicia Electoral y el sistema de votación electrónico causaron graves daños a su credibilidad, a pesar de que los acusadores no presentaron ninguna prueba o evidencia4. Hasta ahora, los hechos muestran que en más de 20 años de funcionamiento de la urna electrónica para las votaciones no ha habido ningún caso comprobado de fraude en el sistema de votación electrónica. Además, durante el período electoral del 2018, aumentaron los movimientos que fortalecen la polarización y el extremismo político entre los candidatos y los votantes. Estos movimientos, junto con la poca comprensión de la población sobre el funcionamiento del sofisticado proceso electoral electrónico (y sus mecanismos y tecnologías) y la tímida respuesta del Tribunal Superior Electoral a las acusaciones formuladas, contribuyeron para crear un ambiente de gran fragilidad para el conjunto de instituciones que conforman la Justicia Electoral, como son el Tribunal Superior Electoral y los Tribunales Electorales Regionales.

Como es común desde las elecciones del 2020, hace algunos meses diversos grupos comenzaron a hacer circular información antigua para generar desinformación. Esta vez, las presuntas pruebas de fraude en las elecciones del 2018, basadas en una denuncia presentada en octubre del 2018 y desmentida por el TSE, circularon en medios digitales. La denuncia utiliza solo imágenes de un programa de televisión para apoyar su tesis de fraude. https://www.aosfatos.org/noticias/denuncia-de-fraude-que-impediu-vitoria-de-bolsonaro-no-1-turno-foiarquivada-por-falta-de-provas/ 4

8


Así, en las elecciones del 2018, la Justicia Electoral fue atacada, perseguida y violentamente acusada de no organizar ni garantizar un proceso electoral con integridad y seguridad. En este contexto, el 30 de agosto del 2019 (10 meses después de las elecciones del 2018 y 14 meses antes de las elecciones del 2020), el Tribunal Superior Electoral lanzó el “Programa para Enfrentar la Desinformación con Enfoque en las Elecciones del 2020” durante el mandato de la Ministra Rosa Weber. El Programa tiene como objetivo enfrentar los efectos negativos de la desinformación sobre la imagen y la credibilidad de la Justicia Electoral, la realización de elecciones y los actores involucrados en ellas a través de acciones de corto, mediano y largo plazo5. Las elecciones del 2020 serían entonces un importante escenario de validación de las acciones previstas en este programa y un esfuerzo crucial para rescatar la credibilidad de la Justicia Electoral, así como un factor crítico de éxito para una democracia estable. En nuestra opinión, la decisión y el papel de la Justicia Electoral de actuar para tratar de mantener un entorno digital con menos desinformación es relevante tanto para la defensa del proceso electoral y el fortalecimiento de la democracia como para las campañas electorales de los candidatos. Aunque distintas, estas dimensiones están interconectadas en el mundo digital.

5

Para ver más sobre el programa, visite https://www.justicaeleitoral.jus.br/desinformacao/

9


ESTUDIO DE CASO: lucha digital contra la desinformación en las elecciones del 2020 en Brasil: actuación del Tribunal Superior Electoral

1. El enfoque en la protección del proceso democrático Este estudio de caso fue escrito considerando a la Justicia Electoral, especialmente el Tribunal Superior Electoral, como el actor central en la lucha contra la desinformación en las elecciones del 2020 en Brasil. El mismo presenta, entre otros contenidos, situaciones que contaron con la colaboración y el apoyo del IT&E a las actividades de Thiago Rondon, Coordinador Digital de la Lucha contra la Desinformación del TSE. Como se ha explicado en la sección anterior, el contexto del escenario electoral exigía una acción firme de esta institución, especialmente para defender su propia credibilidad y su actuación en la organización y ejecución de las elecciones. A fin de asegurar la protección de la democracia es necesario garantizar la integridad del proceso electoral, así como las acciones de defensa contra las amenazas desinformativas. Por tanto, a lo largo del texto, mostraremos cómo las acciones emprendidas por el TSE han llevado a que las plataformas digitales mejoren sus procesos internos para combatir la desinformación, así como las iniciativas de educación mediática e informacional que han llegado a millones de ciudadanos, lo que ha dado lugar a una mejor protección contra los efectos de la desinformación.

10


2. La Justicia Electoral en Brasil y la Presidencia del Tribunal Superior Electoral La Justicia Electoral de Brasil fue creada en 19326, siendo el Tribunal Superior Electoral (TSE) su institución principal. Desde la Constitución de 1988, el TSE está compuesto 7 por siete ministros, tres de los cuales son elegidos entre los ministros del Supremo Tribunal Federal (STF). El mandato de un ministro del STF en el TSE es de dos años, y está prohibida su reelección después de dos años consecutivos; es decir, un ministro del STF puede servir en el TSE cuatro años consecutivos como máximo y puede volver después de un período de ausencia en el TSE. El Presidente y el Vicepresidente del TSE son elegidos entre los tres ministros del STF que se desempeñan en el TSE. El mandato del Presidente del TSE está limitado a dos años, y puede ser reelegido por períodos no consecutivos. El cumplimiento de las normas anteriores sobre mandatos promueve una situación sui generis con algunos mandatos muy cortos (de uno a seis meses), pocos mandatos completos (dos años) y varios mandatos de tiempo variable (entre doce y veintitrés meses). El año 2018 ilustra bien esta situación, cuando el TSE tuvo tres presidentes: los ministros Gilmar Mendes, Luiz Fux y Rosa Weber. En las entidades públicas de Brasil, es normal que, con el cambio del responsable principal, cambie una parte considerable del equipo más cercano (asesores y cargos de confianza) y también haya intercambios estratégicos relacionados con las acciones en algunos temas que no son constantes para la institución. También es común que la Presidencia tome las decisiones sobre inversiones y recursos o, al menos, que esta responda consultas al respecto. Esto no es diferente en el TSE. Este cambio de presidente conlleva desafíos para su gobernanza, ya que es común que un presidente deje de planificar acciones más allá de su propio mandato y, en consecuencia, no desarrolle iniciativas a mediano ni largo plazo, especialmente en temas que no forman parte del núcleo de las actividades de la organización, como la lucha contra la desinformación en las elecciones.

6

https://pt.wikipedia.org/wiki/Justi%C3%A7a_Eleitoral_do_Brasil

7

Definido en el artículo 119 de la Constitución Federal de 1988

11


En el momento en que se escribe este material, el presidente del TSE es el Ministro Luís Roberto Barroso, quien asumió el cargo el 25 de mayo del 2020 y cuyo mandato finaliza el 28 de febrero del 2022 (21 meses). A continuación se muestra un extracto de su discurso de investidura,8 en el que se aborda el tema de la desinformación en las elecciones. “Una de las mayores preocupaciones de la Justicia Electoral son las llamadas noticias falsas o, más apropiadamente, las campañas de desinformación, difamación y odio. Me refiero a información intencionalmente falsa y propagada deliberadamente. Internet ha permitido que miles de millones de personas de todo el mundo se conecten en tiempo real, lo que ha dado lugar a fuentes de información independientes y ha aumentado el pluralismo de las ideas en circulación. Sin embargo, a medida que las redes sociales han ido adquiriendo un papel de protagonismo en el proceso electoral, han empezado a sufrir las acciones perversas de las milicias digitales, que difunden odio y radicalización. Se trata de terroristas virtuales que utilizan la violencia moral como táctica, en lugar de participar en el debate de ideas de forma limpia y constructiva. La Justicia Electoral debe hacer frente a estas desviaciones, pero hay que reconocer que su desempeño está limitado por varios factores. Por eso los principales actores en la lucha contra las noticias falsas serán los medios de comunicación, la prensa profesional y la propia sociedad. Las plataformas digitales, como Google, Facebook, Instagram, Twitter y WhatsApp, todos aliados del TSE bajo el liderazgo de la Ministra Rosa Weber, pueden y deben utilizar su propia tecnología y políticas para neutralizar la actuación de los robots y el comportamiento inusual y maligno en la red. Es necesario el esfuerzo común de todos ellos para evitar el uso abusivo que impacta en la degradación de la democracia. Ahora más que nunca necesitamos una prensa profesional, impulsada por los principios éticos del periodismo responsable, capaz de separar los hechos de la opinión y de filtrar la enorme cantidad de información inútil que circula por las redes sociales. Las empresas de verificación de noticias también han desempeñan un papel decisivo en la calidad del debate público y la búsqueda de

8https://www.tse.jus.br/imprensa/noticias-tse/arquivos/discurso-de-posse-ministro-luis-roberto-barroso-25-05-

2020/rybena_pdf?file=https://www.tse.jus.br/imprensa/noticias-tse/arquivos/discurso-de-posse-ministro-luisroberto-barroso-25-05-2020/at_download/file

12


la posible verdad. La Justicia Electoral, por su parte, tendrá un gran compromiso de informar y concientizar a las personas, advirtiéndoles que no crean en toda la información que reciban y, sobre todo, que no la transmitan de forma irresponsable. En este caso, necesitaremos hacer uso de la buena fe y de una regla de oro: no hacer a los demás lo que no nos gustaría que nos hicieran. Por eso, no tenemos derecho a transmitir noticias falsas sobre el candidato rival y luego indignarnos cuando hacen lo mismo con el candidato de nuestra preferencia. Debemos ejercer la civilidad y la evolución espiritual”.

13


3. El Plan Estratégico del “Programa para Enfrentar la Desinformación con Enfoque en las Elecciones del 2020” Como se mencionó anteriormente, el 30 de agosto del 2019, el Tribunal Superior Electoral lanzó el “Programa para Enfrentar la Desinformación con Enfoque en las Elecciones del 2020” durante la presidencia de la Ministra Rosa Weber. El programa consta de seis ejes temáticos, que se explican brevemente a continuación: 1. Organización interna •tiene como objetivo la integración y coordinación entre los niveles y áreas que conforman la estructura organizativa de la Justicia Electoral y la definición de las atribuciones respectivas en la ejecución de acciones de elaboración y difusión de contrainformación para contrarrestar las prácticas de desinformación.

2. Alfabetización mediática e informacional •tiene por objeto impartir capacitación enfocada a identificar y verificar las prácticas de desinformación y comprender el proceso electoral, especialmente en lo que respecta al funcionamiento y la seguridad de las urnas electrónicas y las situaciones que podrían dar lugar a la cancelación de votos y elecciones.

3. Contención de la desinformación •tiene por objeto la implementación y el perfeccionamiento de medidas concretas destinadas a desalentar las prácticas de desinformación.

4. Identificación y verificación de la desinformación •tiene por objeto la implementación y el perfeccionamiento de los métodos de identificación de posibles prácticas de desinformación y su comprobación.

5. Mejora del sistema jurídico •tiene por objeto revisar y mejorar el sistema jurídico existente en materia de desinformación.

6. Mejora de los recursos tecnológicos •tiene por objeto el desarrollo y la mejora de los recursos de tecnologías de la información y las comunicaciones adecuadas para la identificación de prácticas de desinformación y la difusión de la respectiva contrainformación.

14


Una de las estrategias más relevantes de este programa fue la creación de alianzas multisectoriales con organizaciones públicas, privadas y de la sociedad civil para poner en marcha y cooperar en la aplicación del programa, en particular los ejes de alfabetización mediática e informacional, y contención, identificación y verificación de la desinformación. En este sentido, el día de la puesta en marcha del Programa, decenas de organizaciones9 se adhirieron al mismo, a pesar de que en ese momento se trataba de una alianza genérica en la que no se especificaba la acción de cooperación o ejecución de cada participante. Es importante mencionar que, durante la gestión de la Ministra Rosa Weber, se definieron mejor y comenzaron a funcionar algunas de estas alianzas, lo que dio lugar a la firma de acuerdos de cooperación individualizados y específicos. Desde el inicio de la gestión del Ministro Luís Barroso, este proceso de perfeccionamiento y puesta en marcha de las alianzas se aceleró considerablemente con miras a las elecciones del 2020. El nuevo equipo de la Presidencia del TSE entabló numerosas conversaciones y fortaleció las alianzas destinadas a mitigar los efectos causados por la desinformación sobre la imagen y la credibilidad de la Justicia Electoral, la realización de las elecciones y la reputación de los actores involucrados en ellas. Luego, en septiembre del 2020, se lanzó al público el Plan Estratégico,10 bajo la dirección del Ministro Luís Barroso, con el apoyo de 55 organizaciones aliadas que se habían unido formalmente al Programa. Como se puede ver en la amplia gama de acciones previstas en los diferentes ejes propuestos del programa, la Justicia Electoral ha desarrollado un movimiento para anticiparse a las posibilidades de ataques y ha buscado prepararse creando defensas capaces de contrarrestar la desinformación con información de calidad, y de asegurar un ambiente democrático, con amplia participación de la sociedad y las organizaciones civiles.

9

https://www.justicaeleitoral.jus.br/desinformacao/#desinformacao-parceiros

10

https://www.tse.jus.br/hotsites/catalogo-publicacoes/pdf/programa-de-enfrentamento-a-desinformacao.pdf

15


4. La Coordinación Digital de Lucha contra la Desinformación Como parte de la implementación del programa, el 24 de agosto del 2020, el Presidente del TSE (Ministro Luís Barroso), entrevistó a Thiago Rondon11, autodidacta, desarrollador de código y de tecnología, activista y colaborador del movimiento de software libre y del movimiento de transparencia y datos abiertos, fundador y Director General de AppCivico 12 y otras empresas de tecnología, y Codirector del Instituto de Tecnología y Equidad (IT&E)13, para el cargo de Coordinador Digital de Lucha contra la Desinformación en el TSE. Este cargo14 sin precedentes estaba previsto en el Plan Estratégico del Programa para Enfrentar la Desinformación con Enfoque en las Elecciones del 2020 en su Eje 1 Organización Interna, y sería el responsable de coordinar las acciones digitales para combatir la desinformación en el proceso electoral. En su invitación, el ministro le informó que su cargo estaría directamente vinculado a la secretaría general de la presidencia del TSE y actuaría en estrecha relación con la Asesoría de Comunicaciones y la Secretaría de Tecnologías de la Información, haciendo un “puente” entre los dos departamentos centrados en el entorno digital. La naturaleza sin precedentes de este cargo, así como el llamado para iniciar los trabajos de inmediato, ha reforzado nuestra creencia en la voluntad y el interés del TSE de desempeñar un papel central en la lucha contra la desinformación en las elecciones del 2020. El Ministro Barroso comenzó oficialmente sus actividades el 4 de septiembre del 2020. Como parte de sus acciones iniciales, estuvo en Brasilia cuatro días después para reunirse con el equipo indicado y trabajar con él durante los tres meses siguientes. Ante el escenario de la pandemia de la COVID-19, muchos funcionarios del TSE no pudieron desarrollar sus actividades en la sede del Tribunal en Brasilia de manera regular, ya que se les recomendó trabajar desde casa. El trabajo se desarrolló a través de reuniones en línea combinadas con reuniones presenciales en Brasilia cada semana durante un período de 3 meses.

11

https://www.linkedin.com/in/thiagorondon/?originalSubdomain=br

12

https://appcivico.com/

13

https://tecnologiaequidade.org.br/

Programa para Enfrentar la Desinformación con Enfoque en las Elecciones del 2020 [recurso electrónico]: plan estratégico (página 16). 14

16


Al comienzo de sus actividades, se le ofreció la posibilidad de convocar al personal de la Asesoría de Comunicaciones y de la Secretaría de Tecnologías de la Información del TSE para formar un equipo bajo su supervisión directa. Sin embargo, en lugar de crear su propio equipo, prefirió trabajar de lleno con estos equipos, logrando así que decenas de colaboradores actuaran como aliados en el proceso de lucha digital contra la desinformación en las elecciones del 2020.

17


5. Estrategias propuestas por el Coordinador Digital de la Lucha contra la Desinformación La Coordinación Digital de Lucha contra la Desinformación ha definido cuatro estrategias centrales, que detallaremos a continuación:

1. “Inundar”

el entorno digital con informaciones orientativas sobre el proceso electoral

2. Ampliar

los canales de comunicación directa entre la Justicia Electoral y los votantes (ciudadanos)

3. Promover

la participación de las organizaciones y los ciudadanos en el proceso de lucha contra la desinformación sobre el proceso electoral

4. Estructurar

los procesos para integrar las áreas internas del TSE y otras organizaciones externas, como la Policía Federal, el Ministerio de Justicia y la Agencia Brasileña de Inteligencia, entre otros

5.1 “Inundar” el entorno digital con informaciones orientativas sobre el proceso electoral Para las elecciones del 2020, la Asesoría de Comunicaciones del Tribunal Superior Electoral desarrolló una gran cantidad de contenidos para llegar a las audiencias y a los usuarios de las redes sociales con un lenguaje más moderno. Se considera una medida pertinente e innovadora en vista de la costumbre y la tradición de la justicia electoral de comunicarse principalmente a través de “comunicados de prensa”. Estos contenidos con lenguaje más moderno se pueden encontrar en las secciones de “mitos electorales” y “fake news” de la sección de video15 del sitio web del Programa para Enfrentar la Desinformación, así como en sus redes sociales (véase el Anexo III).

15

https://www.justicaeleitoral.jus.br/desinformacao/#desinformacao-videos

18


La Asesoría de Comunicaciones del TSE ha producido contenidos en diversos formatos, como videos largos, videos cortos (de 30 a 60 segundos), infografías, comunicados de prensa, eventos de difusión, programas de radio, notificaciones directas a los usuarios, entre otros. Es importante destacar el esfuerzo de adaptar cada contenido y formato al canal respectivo. La Justicia Electoral se ha preparado para gestionar activamente los siguientes canales de comunicación en las redes sociales: YouTube, Facebook, Instagram, Twitter, TikTok y Flickr. Esta entidad también cuenta con gran número de canales propios, como: TV Justiça16, el hotsite17 del Programa para Enfrentar la Desinformación y aplicaciones móviles de la propia Justicia Federal, como e-Título, Mesário18 y Pardal. La estrategia consistió en intensificar fuertemente el proceso de difusión de información sobre el proceso electoral, las urnas electrónicas, los mitos electorales, la desconstrucción de la desinformación sobre estos temas y todo aquello que pudiera orientar adecuadamente a los votantes y ciudadanos, considerando también el contexto de la pandemia. El Coordinador Digital llamó a esta estrategia “lluvia de información” y utilizó este término en diversas entrevistas con medios de comunicación, eventos, artículos y mensajes en medios digitales como una forma de simplificar la explicación de la estrategia adoptada. Recomendamos ver un extracto de una entrevista realizada el 12 de noviembre del 2020 en la cadena de televisión CNN Brasil19. Si hacemos un análisis sistémico de estas estrategias, podremos ver una relación directa con la variable “contenido legítimo en línea” y el ciclo de retroalimentación de “ampliar la información mediante la participación en línea” en el diagrama de ciclos causales que mencionamos en la sección “Combate sistémico contra la desinformación en las elecciones del 2020” (y que también se incluye en el Anexo II). En otras palabras, esta estrategia se basó en este contenido. El simbolismo de la “lluvia” de información se ha extendido con el fin de “inundar” las redes sociales con contenidos apropiados, informativos, orientadores y positivos sobre el proceso electoral y la Justicia Electoral. El resultado esperado era desencadenar un efecto sistémico que se retroalimentaría y también afectaría a otras variables en la lucha contra la desinformación. 16

http://www.tvjustica.jus.br/index/sintonize

17

https://www.justicaeleitoral.jus.br/desinformacao/

18

Nombre en portugués de un miembro de la mesa de votación.

19

https://www.facebook.com/watch/?v=720944571882642 (ver minuto 3:46 en el video).

19


5.2 Ampliar los canales de comunicación directa entre la Justicia Electoral y los votantes (ciudadanos) La Justicia Electoral tiene varios canales de comunicación directa con los votantes y los ciudadanos, como se ha mencionado anteriormente. Sin embargo, algunos de estos canales fueron poco explorados en relación con la comunicación directa y asertiva sobre la “desinformación en las elecciones”. Por esta razón, un aspecto bastante relevante fue replantear las estructuras y canales de comunicación. Inicialmente, el Coordinador hizo un diagnóstico de las aplicaciones móviles que la Justicia Electoral tenía a su disposición. Esto lo llevó a proponer que se mejoren o desarrollen algunos mecanismos de comunicación de las aplicaciones. De esta manera, sería posible llevar contenido orientativo directamente a un elevado número de personas, sin la mediación de las redes sociales o que el usuario tuviera que consultar un sitio web, aumentando la intensidad de la “lluvia” de información mencionada anteriormente. Las aplicaciones que se han mejorado para permitir la notificación directa a los ciudadanos son las siguientes: ●

e-Título,20 que tuvo 15 529 464 descargas, lo que representa el 10,50 % de los electores en Brasil y un aumento del 95 % respecto a las elecciones anteriores;

Mesário,21 con aproximadamente 1,5 millones de usuarios;

Pardal, con más de 500 000 usuarios y 104 605 quejas registradas en las elecciones del 2020.

Los datos anteriores fueron tomados de la publicación Información y datos estadísticos sobre las elecciones del 2020 – 1.ª y 2.ª vuelta22. La estrategia de fortalecimiento de la circulación de información legítima, basada en el uso de recursos tecnológicos que están disponibles internamente para la propia Justicia Electoral, ha logrado que millones de brasileños reciban notificaciones en sus teléfonos celulares, siempre y cuando hayan autorizado previamente esta funcionalidad. El “Centro de Notificaciones” creado ha enviado aproximadamente 300 millones23 de notificaciones a

20

https://www.tse.jus.br/eleitor/servicos/aplicativo-e-titulo

21

https://www.justicaeleitoral.jus.br/eleicoes/mesario/index.html

https://www.tse.jus.br/imprensa/noticias-tse/arquivos/informacoes-e-dados-estatisticos-sobre-as-eleicoes2020/rybena_pdf?file=https://www.tse.jus.br/imprensa/noticias-tse/arquivos/informacoes-e-dados-estatisticossobre-as-eleicoes-2020/at_download/file 22

Estimación = (15,5 millones de e- Título × 18 notificaciones) + (1,55 millones de Mesário × 14 notificaciones) + (0,5 millones de Gorrión × 8 notificaciones). 23

20


todos los usuarios y aplicaciones. El TSE se ha convertido en una poderosa plataforma de comunicación digital con los ciudadanos y los votantes.

5.3. Promover la participación de las organizaciones y los ciudadanos en el proceso de lucha contra la desinformación sobre el proceso electoral Cuando comenzó su trabajo, el Coordinador Digital de la Lucha contra la Desinformación pudo observar en detalle el gran número de organizaciones que estaban dispuestas a cooperar con el “Programa para Enfrentar la Desinformación”. Entonces se dio cuenta de que sería estratégico clasificar las alianzas y organizaciones en seis categorías:

“Difusores” de contenido

Expertos en comportamiento del consumidor

Agencias de verificación de hechos

Operadores de telefonía móvil

Plataformas de medios sociales digitales

Organizaciones forenses digitales

Además de un gran número de alianzas existentes, el Coordinador Digital trató de identificar los puntos ciegos y las necesidades y, por tanto, trabajó para ampliar el número de organizaciones aliadas, solicitando e indicando su adhesión al Programa y firmando las condiciones de cooperación. Este movimiento se denominó “proceso de coparticipación” o “crowdsourcing”, es decir, de colaboración y contribución colectiva. Dada la premisa de que las acciones de la Justicia Electoral no serían tan eficaces sin la sinergia multisectorial, consideramos que esta estrategia es muy apropiada para enfrentar la desinformación en diferentes niveles, dimensiones y procesos. A continuación, explicamos las categorías mencionadas. A) “Difusores” de contenido Como muchas de las organizaciones aliadas tenían una gran capilaridad nacional o eran organismos de clase, la estrategia fue pedirles que se unieran para replicar el contenido producido o indicado por el TSE. Esto aumentaría enormemente la audiencia del contenido que se quería transmitir.

21


En la práctica, esta estrategia amplió dos conceptos mencionados anteriormente: el flujo de “lluvia” de información y los canales de comunicación. Algunos ejemplos de organizaciones “difusoras” de contenido, aliadas de la Justicia Electoral, fueron: •

Asociación Brasileña de Agencias de Comunicación (Abracom);

Academia Brasileña de Derecho Electoral y Político (Abradep);

Asociación Brasileña de Radiodifusión y Televisión (Abert);

Asociación Brasileña de Prensa (ABI);

Asociación Brasileña de Internet (Abranet);

Asociación Brasileña de Radio y Televisión (Abratel);

Asociación Brasileña de Proveedores de Internet y Telecomunicaciones (Abrint);

Asociación Brasileña de Radio y Televisión (Abratel);

Asociación Nacional de Editores de Revistas (Aner);

Asociación Nacional de Periódicos (ANJ);

Consejo Federal del Colegio de Abogados de Brasil (OAB);

Consejo de Gestión de Internet (CGI.br);

Politize!

Secretaría Ejecutiva del Comité Nacional del Movimiento de Lucha contra la Corrupción Electoral (MLCE).

En un momento dado, esta estrategia se amplió y se convirtió en la campaña “Embajadores #EuVotoSemFake”24. La idea era conseguir que las personas y organizaciones se inscribieran para difundir información oficial, veraz y comprobada, y también para promover el contenido de las medidas sanitarias necesarias para que los ciudadanos votaran con seguridad en medio de la pandemia de la COVID-19. En total, había más de 170 instituciones embajadoras. Para unirse a la campaña, no era necesario ser socio del Programa para Enfrentar la Desinformación. Un ejemplo de afiliación es la Confederación Nacional de Obispos Brasileños (CNBB)

25

(vinculada a la Iglesia Católica), además de varios influenciadores

digitales, políticos y celebridades, que fueron especialmente invitados por la Asesoría de La traducción literal al español sería #YoVotoSinFake. Se ha adherido el hashtag para animar a la gente a compartir y crear un movimiento en torno al contenido informativo desarrollado a partir de esta campaña. 24

https://www.cnbb.org.br/eleicoes-2020-cnbb-adere-como-instituicao-embaixadora-a-campanha-de-combatea-fakenews-do-tse/ 25

22


Comunicaciones del TSE. En la práctica, cualquiera podría ser un embajador. Solo era necesario seguir algunas reglas simples para compartir el contenido producido o indicado por el TSE. La estrategia anterior, dirigida a personas con gran visibilidad en los medios digitales, produjo diferentes resultados, y tuvo sus ventajas y desventajas, ya que el TSE invitó a personajes con gran credibilidad en polos opuestos del espectro ideológico político. Como resultado, en momentos concretos, hubo un fuerte rechazo de parte de la sociedad que no estuvo de acuerdo con la invitación a ciertas personas. En general, los más rechazados por un polo fueron celebrados por el otro, pero este no siempre fue el caso, pues uno de ellos no está de acuerdo con la asociación con el TSE. Desde el TSE se esperaban críticas y se sabía que sería complejo, casi imposible, obtener la unanimidad en un entorno marcado por un escenario de polarización extrema. Sin embargo, tras considerar las repercusiones y el nivel de rechazo de ciertos nombres, el TSE se dio cuenta de que sería mejor revisar su estrategia para dar prioridad a nuevas invitaciones y una difusión más centrada en las organizaciones, en lugar de las personas, como “Embajadores #EuVotoSemFake”. Sin dudas, este es un punto que se debe estudiar más exhaustivamente a fin de emprender acciones futuras para comprender mejor los impactos positivos y negativos de ese tipo de iniciativas. B) Expertos en el comportamiento del consumidor Una segunda categoría de asociaciones incluyó a personas que entendían el tema del “diseño de comportamiento”, es decir, cómo crear contenido y mensajes que pudieran contribuir a moldear el comportamiento del consumidor, en este caso el ciudadano y votante. El objetivo era comprender mejor cómo producir un contenido que fomentara el hábito de consumir información adecuada, veraz y verificada. La visión consistía en entender y saber cómo comunicarse mejor con los ciudadanos, considerándolos como consumidores de información y desinformación. La premisa es que el contenido, así como los medios elegidos para producirlo y difundirlo, también influyen en los cambios o direcciones del comportamiento deseado. Se buscaron medios para instrumentalizar aún más la Asesoría de Comunicaciones del TSE en la adaptación de mensajes que ayudarían a los ciudadanos y votantes a consumir información veraz y evitar el consumo de desinformación sobre el proceso electoral y la Justicia Electoral. Dos personas contribuyeron a este esfuerzo de forma voluntaria: Guilherme Lichand y Claudia Pires, quien es una de las consejeras del IT&E y es especialista en el tema.

23


Cabe mencionar que la Asesoría de Comunicaciones del TSE cuenta con un personal de profesionales calificados que ya tenían en su poder parte del contenido. Las sesiones de entrenamiento se utilizaron para preparar y fortalecer el área de comunicaciones en esta dirección. Un ejemplo anecdótico de las contribuciones en este tema fue una interacción con Guilherme Lichand26, donde nació el término “YoVotoSinFake”, que se convertiría en uno de los hashtags más utilizados en los esfuerzos de comunicación del TSE para combatir la desinformación, #EuVotoSemFake, en su versión en portugués. La idea original del Coordinador Digital, Thiago Rondon, fue #VotoSemFake y Guilherme, con su especialidad en diseño de comportamiento, recomendó la inserción del “Yo”, “Eu” en portugués. Algo que parece tan trivial, pero que marca una gran diferencia en el cambio de comportamientos. C) Agencias de verificación de hechos Se llevó a cabo otra construcción de alianzas y trabajo colectivo. Las agencias de verificación de noticias desarrollaron una colaboración más específica y directa con el TSE. Algunas de estas agencias fueron: AFP, Agência Lupa, Aos Fatos, Rumatos.org, Comprova, E-Farsas, Estadão Verifica, Fato ou Fake y UOL Confere. Con el interés común de estos organismos, se desarrolló una instancia sin precedentes en la historia de las elecciones en Brasil: un esfuerzo llamado “Coalición por la Verificación Elecciones 2020”. Explicaremos brevemente cómo funcionó y algunos resultados obtenidos. Cómo funcionó27: 1) Se formó un grupo de comunicación en una plataforma de mensajería instantánea con representantes de los nueve organismos de verificación de hechos, las áreas de Asesoría de Comunicaciones, la Secretaría General de la Presidencia y la Coordinación Digital de Lucha contra la Desinformación del TSE, y personal designado por los Tribunales Electorales Regionales (TER). 2) Cualquier miembro del grupo podría identificar presuntas noticias falsas sobre la Justicia Electoral y el proceso electoral que estuvieran circulando en cualquier medio como las redes sociales, sitios web, YouTube o a través de mensajes instantáneos, y podría reportarlas al grupo.

Guilherme tiene un doctorado en Economía Política y Gobierno de la Universidad de Harvard. También es profesor de Economía del Desarrollo y Bienestar Infantil del UNICEF en la Universidad de Zúrich y especialista en innovación social de la Red de Expertos del Foro Económico Mundial. 26

Explicado por Mariana Araujo de Oliveira, Asesora Principal del TSE, en un evento virtual disponible en https://www.youtube.com/watch?v=KxvUetj_af4 27

24


3) El TSE o los TER identificaban si se trataba realmente de un contenido falso y ponían a disposición materiales oficiales y contenidos sobre el tema que justificaban por qué era falso; estos contenidos fueron publicados constantemente a través de notas oficiales o solo en informes al grupo. 4) Las agencias tuvieron la opción de verificar la publicación de la información, así como el uso del material puesto a disposición por el TSE/los TER, además de escuchar a otros expertos y publicar estas verificaciones en sus sitios web y plataformas. 5) El contenido identificado en el paso 2 fue catalogado con los siguientes datos: quién identificó el contenido, dónde circulaba y quién hizo la verificación. 6) Los periodistas del TSE publicaban en el sitio Fato ou Boato28 (“Hecho o rumor”, creado por el TSE) todas las verificaciones realizadas sobre el contenido falso, indicando también los enlaces a los sitios web de las agencias como una forma de consolidar, en un solo espacio, las verificaciones realizadas. Cabe señalar que el acceso a esta página siempre fue gratuito gracias a un acuerdo firmado con los operadores de telefonía. 7) El contenido verificado también era replicado en las redes sociales del TSE, de los socios de la coalición de verificadores, por socios “difusores” y también se incorporaba en el chatbot desarrollado en alianza con WhatsApp29, lo que ayudó a “inundar” los medios digitales con información verdadera.

A continuación, algunos datos proporcionados por el TSE, en un evento público, sobre las actividades y resultados de esta instancia: •

En dos meses de operación de la coalición se identificaron 69 contenidos falsos;

Se produjeron y publicaron 246 verificaciones;

La mayor parte del contenido falso estaba relacionado con la seguridad de las urnas electrónicas;

El día de la primera vuelta de las elecciones (15 de noviembre): las agencias realizaron 34 verificaciones sobre 8 contenidos falsos en circulación;

https://www.justicaeleitoral.jus.br/fato-ou-boato/ La herramienta permite que el votante consulte a través de la aplicación, en una dinámica de conversación, toda la información importante sobre el proceso electoral, incluidas las fechas de votación, las precauciones sanitarias que deben implementar, los servicios al votante y la verificación de rumores y noticias sospechosas. 28 29

25


Después de la primera vuelta electoral, la mayor parte de los contenidos falsos se referían a la anulación de las elecciones en todo el país, y la circulación de estos contenidos se había intensificado considerablemente;

El día de la segunda vuelta (29 de noviembre), hubo 12 verificaciones relacionadas con 4 contenidos.

D) Operadores de telefonía móvil Otra acción sin precedentes en este esfuerzo del TSE fue la firma de un memorando de entendimiento30 con las empresas de telecomunicaciones para proporcionar “acceso gratuito”, es decir, sin consumo del plan de datos de Internet móvil (el llamado acceso de “tasa cero o tarifa cero”) para los sitios web de la Justicia Electoral. Este acuerdo tiene una importancia sistémica, ya que millones de brasileños31 no pueden pagar los planes de datos de Internet móvil y dependen del acceso de “tasa cero” o gratuito que ofrecen las empresas de telefonía móvil exclusivamente para acceder de manera ilimitada a las redes sociales y las plataformas de mensajería instantánea. Entre los defensores de los derechos digitales de los ciudadanos existe un fuerte consenso en que el acceso de “tasa cero” destinado únicamente a las redes sociales y las plataformas de comunicación instantánea es un error y se debe combatir mediante la reducción drástica de los precios de los planes de datos o, en últimas, la ampliación a toda la web, manteniendo lo que se denomina como la “neutralidad de la red”. Por lo tanto, aunque el acceso de “tasa cero” exclusivamente para el sitio de Justicia Electoral durante el período electoral no fue la acción ideal, fue una estrategia de extrema importancia para la accesibilidad de los contenidos sobre el proceso electoral, como el sitio “Fato ou Boato”, que contenía las verificaciones realizadas por los organismos asociados.

https://www.tse.jus.br/imprensa/noticias-tse/arquivos/tse-memorando-entendimentosinditelebrasil/rybena_pdf?file=https://www.tse.jus.br/imprensa/noticias-tse/arquivos/tse-memorandoentendimento-sinditelebrasil/at_download/file 30

Según datos de Cetic.br sobre la encuesta TIC DOMICÍLIOS 2019, el acceso a Internet en los dispositivos móviles es del 78 % en la clase C y del 57 % en la clase DE. La clase C utiliza el teléfono móvil como forma exclusiva de acceso a Internet el 61 % del tiempo y la clase DE el 85 % del tiempo. 31

https://cetic.br/media/docs/publicacoes/2/20201123121817/tic_dom_2019_livro_eletronico.pdf https://data.cetic.br/cetic/explore?idPesquisa=TIC_DOM

26


E) Plataformas de medios sociales digitales Las plataformas que se unieron a la alianza, con claras especificaciones de sus acciones, fueron: Twitter, Google (incluyendo YouTube), Facebook (incluyendo Instagram), WhatsApp32 y TikTok. A pesar del interés de las plataformas tecnológicas en colaborar, cabe señalar que existe la obligación legal de que dichas empresas mantengan un canal de comunicación regular con la Justicia Electoral, como se puede ver en el artículo 8, inciso II de la resolución 23.624 del 13 de agosto del 2020, que se reproduce a continuación. Art. 8.º - La aplicación a las Elecciones del 2020 de la Res. TSE n.º 23.608 del 18 de diciembre del 2019, que prevé las representaciones, reclamaciones y solicitudes de derecho de respuesta previstas en la Ley n.º 9.504/1997 para las elecciones, se realizará con los ajustes previstos en las disposiciones que se indican a continuación: II - Hasta el 31 de agosto del 2020, las emisoras de radio y televisión, y otros vehículos de comunicación, incluidos los proveedores de aplicaciones de Internet, deberán, independientemente de la citación, presentar a los tribunales electorales, en soporte físico o electrónico, la indicación de su representante legal, las direcciones postal y de correo electrónico y el número de teléfono móvil que tenga una aplicación de mensajería instantánea, a través de la cual recibirán cartas, citaciones o citatorios, pudiendo también indicar un representante con o sin poderes para recibir citatorios, en cuyo caso añadirán el respectivo poder (ajuste referido a la leyenda del art. 10 de la Res. TSE n.º 23.608/2019, de acuerdo con la Enmienda Constitucional n.º 107/2020, art. 1, § 1, II);

El TSE utilizó la exigencia establecida en esta resolución como una oportunidad para proponer una ampliación de las alianzas con los proveedores de aplicaciones de Internet, que son actores claves en la lucha contra la desinformación, como el propio ministro Luis Barroso señaló en su discurso inaugural.

32

Aunque WhatsApp sea propiedad de Facebook, la alianza se trató de forma completamente independiente.

27


Algunos datos resumidos de los resultados. Facebook e Instagram33 •

Inclusión en los mensajes de la etiqueta “sin contexto”, cuando el contenido fue revisado por verificadores de noticias independientes. También se incluye un enlace para el artículo con la aclaración de los hechos desinformativos.

Eliminación de más de 140 000 piezas de contenido que violaban sus políticas contra la interferencia electoral en Facebook e Instagram.

Rechazo de 250 000 intentos de presentar anuncios sobre política o elecciones que no contenían la etiqueta “Propaganda Eleitoral” o “Pago por” dirigida a los votantes de Brasil.

Contenido potenciado con información correcta sobre las elecciones (la mayoría de los adultos que utilizan Facebook en Brasil vieron un aviso en la parte superior del News Feed invitando a la gente a preparar y comprobar los protocolos de salud para el día de las elecciones en el sitio web del Tribunal Superior Electoral). Cerca de 3 millones de personas hicieron clic para obtener más información.

WhatsApp34 •

Del 27 de septiembre al 29 de noviembre, la plataforma de denuncias de mensajes masivos sospechosos recibió 5180 registros, de los cuales 4981 eran sobre las elecciones y se enviaron a WhatsApp para la verificación de posibles violaciones de las condiciones de servicio de la aplicación. Después de revisar con fines de eliminación de números duplicados o no válidos, la compañía identificó 3527 cuentas válidas y prohibió 1042 números (29,5 %) por violación de sus Términos de Servicio.

El sistema de integridad de WhatsApp, que funciona independientemente de la alianza con el TSE, prohibió más de 360 000 cuentas en Brasil mediante mensajería masiva o automatizada (abuso/spam) de septiembre a noviembre del 2020.

Durante el período electoral hasta el 29 de noviembre, la creación del chatbot gratuito “Aclare sus dudas electorales en WhatsApp”, desarrollado por la empresa Infobip para facilitar el acceso a datos electorales fiables, tuvo más de un millón de usuarios únicos, y se

33https://about.fb.com/br/news/2020/11/facebook-remove-mais-de-140-mil-conteudos-no-brasil-por-violar-

politicas-de-interferencia-eleitoral-no-periodo-de-campanha/ 34https://www.tse.jus.br/imprensa/noticias-tse/2020/Dezembro/tse-e-whatsapp-apresentam-resultados-da-

parceria-para-combate-a-desinformacao-apos-as-eleicoes-2020?SearchableText=whatsapp

28


intercambiaron más de 18 millones de mensajes con el robot dentro de la aplicación. •

Se elaboró una cartilla para la comunidad jurídica electoral y se impartieron cursos de capacitación para funcionarios de los Tribunales Electorales Regionales sobre cómo combatir la desinformación en las plataformas digitales.

Se creó un paquete de stickers para fomentar la participación de los votantes en el proceso electoral.

Twitter •

Inclusión de etiquetas de “la reclamación por fraude es desmentida” con un enlace para que el usuario sea dirigido a la verificación.

Exclusión de tuits que fomentan el ausentismo en las elecciones porque violan la política de la plataforma.

Google •

Protocolo “clainreview”35 de reclamos para priorizar el contenido de las agencias de verificación en sus motores de búsqueda.

Google Trends personalizado para las elecciones del 2020.

YouTube •

Después de una denuncia hecha por el TSE, la plataforma eliminó un enlace de video con un tutorial sobre cómo justificar la ausencia utilizando una aplicación de “GPS falso”.

Participación del TSE en el Programa de Revisores de Confianza de YouTube: publicación de avisos sobre videos que contienen información errónea relacionada con el proceso electoral.

Banner en YouTube que generó 35 millones de clics dirigidos al sitio web del TSE.

TikTok •

35

Producción de video sobre la votación paso a paso con más de 1 millón de visitas.

https://www.claimreviewproject.com/o-que-voc-precisa-saber-sobre-o-claimreview

29


F) Organizaciones forenses digitales Otra acción destacada fue la asociación con organizaciones especializadas en la investigación y el análisis de contenidos en medios digitales. Estas organizaciones capacitaron a los funcionarios de Justicia Electoral para que pudieran comprender mejor el entorno digital y también apoyaron directamente con informes sobre desinformación en los medios digitales directamente relacionados con la Justicia Electoral y el proceso electoral. Entre ellos se destacan DFR Lab36, FGV-DAPP37 e ITS-Rio38. 5.4 Estructurar los procesos para integrar las áreas internas del TSE y otras organizaciones externas Una de las atribuciones del Coordinador Digital de la Lucha contra la Desinformación fue dirigir la implementación del Comité Estratégico de Lucha contra la Desinformación, instancia prevista en el Plan Estratégico del Programa de Lucha contra la Desinformación con Enfoque en las Elecciones del 2020 en su Eje 1 - Organización Interna. El Comité fue oficialmente conformado por representantes de varias áreas del TSE: la Secretaría General de la Presidencia, la Asesoría de Comunicaciones, la Secretaría de Tecnologías de la Información, la Asesoría Especial de Seguridad e Inteligencia, la Asesoría de Gestión Electoral, y la Secretaría de Modernización y Gestión Estratégica y Socioambiental. Uno de los mayores retos de cualquier organización pública o privada es promover una fuerte integración entre los diferentes departamentos. En el TSE no fue diferente, a pesar de que existe una cultura natural de separación entre el área de Tecnologías de la Información, que es altamente técnica y especializada, y las demás áreas. También se esperaba que otros grupos y organizaciones colaboraran con el Comité, como la Coalición de Verificación y los aliados que ayudaban a analizar el entorno digital. En su papel de líder del proceso, el Coordinador Digital desarrolló, con el apoyo técnico voluntario del Instituto de Tecnología y Equidad, un proceso de trabajo que ayudaría a poner a todos los involucrados en la “misma página”, es decir, siguiendo un flujo de trabajo unificado. Se elaboró un diagrama de flujo, se puso a prueba, se mejoró varias veces, se transformó en protocolos escritos y se puso en práctica. Este diagrama preveía la existencia de varias 36

https://www.atlanticcouncil.org/programs/digital-forensic-research-lab/

37

http://dapp.fgv.br/

38

https://itsrio.org/pt/home/

30


organizaciones como vías de acceso a las cuestiones que debía abordar el Comité, como la Coalición de Verificación, los Tribunales Electorales Regionales, el Defensor del Pueblo del TSE (el órgano encargado de recibir las denuncias) y los asociados externos del Programa para Enfrentar la Desinformación. Una vez que el asunto se sometía al Comité, se podían desarrollar varios caminos y pasos, y remitirlos a las áreas competentes. Los casos que están fuera de la jurisdicción legal del TSE eran remitidos a organismos responsables externos como la Policía Federal, el Ministerio de Justicia, la Fiscalía General Electoral, entre otros. El Comité aumentó su número de miembros a medida que su labor fue creciendo. Hasta el comienzo de la primera vuelta, evaluó 130 casos. En números, el Comité Estratégico estaba conformado por 13 personas y su brazo operativo llegaba a más de 10 personas. Después del inicio de operaciones y hasta pocas semanas después de la segunda vuelta, el Comité llegó a analizar más de 750 casos. También se formó una instancia del Comité para toda la Justicia Electoral, con un punto focal para cada Tribunal Electoral Regional, con un total de 48 miembros. Todos trabajaron en el análisis de situaciones relacionadas con la lucha contra la desinformación y sus diversos desarrollos internos.

31


6. Día de las elecciones (primera vuelta) Todos los informes hasta este punto fueron anteriores al día de las elecciones. En Brasil, el día de las elecciones suele estar marcado por una gran cantidad de desinformación, por lo que toda la Justicia Electoral y muchas otras organizaciones vinculadas al Programa para Enfrentar la Desinformación se encontraban en estado de alerta y dispuestas a aplicar las medidas necesarias. A pesar de esto, el día de las elecciones resultó ser un escenario confuso, tenso y difícil para el Tribunal Superior Electoral debido a las tres situaciones descritas abajo y que fueron difíciles de manejar. 1) Ataques cibernéticos a los sistemas de gestión de personal del TSE y su difusión El día de las elecciones (15 de noviembre), un grupo de hackers anunció desde el principio del día que había invadido39 los sistemas informáticos del Tribunal Superior Electoral. Esta invasión, según la declaración del grupo, no tuvo nada que ver con los sistemas de votación, sino con los sistemas de gestión de personal del Tribunal. Sin embargo, el TSE no fue ágil y tardó en revelar la situación real, lo que resultó, en pocas horas, de un gran movimiento en las redes sociales inundadas de información que mezclaba este ciberataque con supuestos ataques a las urnas electrónicas. 2) Ataques de denegación de servicio de las páginas y aplicaciones de la Justicia Electoral Algunas páginas de la Justicia Federal, incluida la de “Fato ou Boato”, así como algunas aplicaciones, especialmente el e-Título, no estuvieron disponibles o fueron inestables durante algunas horas después de sufrir ataques dirigidos a sobrecargar los servicios, también conocidos como ataques DDoS40. Estos ataques afectaron a varios votantes que querían utilizar el Título Electrónico para justificar su voto, provocando así una ola de quejas en las redes sociales. Al igual que en la invasión de los hackers, la situación no se manejó con rapidez. Y el vacío de comunicación, reflejado en la ausencia de información compartida sobre el estado real del ataque y la no disponibilidad, generó más especulación y desinformación sobre posibles debilidades en los servicios informáticos relacionados con el voto electrónico.

39https://olhardigital.com.br/2020/11/15/noticias/apos-negar-ataque-tse-tem-bancos-de-dados-vazado-por-

hackers/ 40

https://es.wikipedia.org/wiki/Ataque_de_denegaci%C3%B3n_de_servicio

32


3) Retraso sin precedentes en el conteo de votos Después de un día tumultuoso debido a los numerosos rumores sobre el ataque de los hackers y la inestabilidad y la denegación de servicios en algunos sistemas, la noche del 15 de noviembre comenzó, como en todas las elecciones, con los medios de comunicación y decenas de millones de brasileños esperando el comienzo de la totalización de votos. Sin embargo, se produjo un retraso sin precedentes e inesperado y, a medida que pasaban los minutos y las horas, la mayoría de las grandes ciudades tuvieron un avance muy lento y, durante varios momentos, una parálisis del conteo y la totalización de votos. Esto se convirtió en la causa de un vigoroso movimiento de desinformación en las redes sociales, que comenzó a promover campañas de desinformación masiva conectando este retraso con supuestos fraudes en las urnas o en el sistema de conteo. Desafortunadamente, por tercera vez en el día, el TSE no manejó la situación de manera ágil y nuevamente sufrió duras críticas por ello, incluso de grupos y movimientos de comunicación que no suelen tejer críticas sin razones fuertes y comprobadas. Como se menciona en una nota de pie de página en la sección “Breves antecedentes sobre la desinformación en el proceso electoral en Brasil”, unos meses antes de las elecciones del 2020, algunos grupos utilizaron un pequeño retraso en algunas ciudades en la primera vuelta del 2018 como supuestas “pruebas” de fraude, generando desinformación. Estos contenidos fueron firmemente desmentidos por el TSE y la Coalición de Verificación. Sin embargo, esto no fue suficiente para evitar que de nuevo un retraso en la totalización de votos (esta vez a gran escala) fuera la base para nuevas campañas masivas de desinformación sobre el voto electrónico. Es importante recordar que los brasileños se han acostumbrado a ver la totalización de votos de forma extremadamente ágil, y la lentitud de este 15 de noviembre del 2020 fue mal recibida por la población y los medios de comunicación. El ministro Luís Barroso, presidente del TSE, se propuso explicar las razones de la lentitud en la noche del mismo 15 de noviembre, justo después del final de la totalización de votos, que finalmente se retrasó 2 horas y media. En su explicación, afirmó que la lentitud se debía a un defecto en el procesador de una máquina (supercomputadora)41. En medio de la creciente inestabilidad de la situación para el TSE (al menos inicialmente), se ofreció una nueva explicación al día siguiente, 16 de noviembre. Esta vez, finalmente, la explicación contenía la información apropiada.

41

https://www.conjur.com.br/2020-nov-15/problema-tecnico-supercomputador-tse-atrasa-soma-votos

33


En resumen, el TSE adquirió nuevos equipos de Oracle que, según el propio TSE, se entregaron con varios meses de retraso debido a la pandemia. Esta entrega, que se completó solo en agosto del 2020, dificultó la realización de las pruebas técnicas necesarias, lo que contribuyó a que el equipo técnico del TSE tuviera dificultades para realizar los ajustes necesarios en el equipo durante todo el 15 de noviembre. Según el TSE, estas pruebas serían fundamentales para que esta supercomputadora, que funciona en sistemas mantenidos por Oracle, pudiera funcionar a la velocidad esperada. No hace falta decir que el cambio de explicación se suma a los demás problemas mencionados anteriormente que afectan la imagen del TSE y promueven más campañas y ataques contra su credibilidad. Ocurre lo mismo con la presentación de justificaciones consistentes, ya que muchas campañas desinformativas siguieron en pie. A pesar de todo lo mencionado anteriormente, no se registró ninguna prueba de fraude en las elecciones, y por mucho que las campañas de desinformación insistieran en que se había producido un fraude, no se encontró prueba alguna al respecto. No está dentro del alcance de esta publicación detallar el sistema de votación electrónica del TSE. Sin embargo, creemos que es pertinente afirmar, a partir del conocimiento que es público, que ese sistema cuenta con más de 30 capas de seguridad y que los partidos políticos, los medios de comunicación, las diversas organizaciones de la sociedad civil y cualquier ciudadano es, en teoría, capaz de demostrar cómo se produjo la suma de los votos registrados en las urnas, ya que cada una de ellas genera un informe impreso que se hace público y se pueden sumar usando aplicaciones externas. Además, en cada elección, se realizan pruebas públicas de seguridad de las urnas42. Asimismo, en el día de las elecciones se realiza una auditoría en tiempo real43, seleccionando al azar docenas de urnas para ser auditadas de manera pública. Es un hecho que gran parte de la población brasileña desconoce la mayoría de los detalles anteriores, por lo que muchas campañas de desinformación ganaron terreno en la primera vuelta de las elecciones del 2020.

42https://www.tse.jus.br/imprensa/noticias-tse/2018/Maio/urna-eletronica-aprovada-realizacao-de-auditoria-

em-tempo-real 43https://www.tse.jus.br/imprensa/noticias-tse/2018/Maio/urna-eletronica-aprovada-realizacao-de-auditoria-

em-tempo-real

34


7. Entre la primera y segunda vuelta Como se esperaba, el equipo del TSE no se rendiría después de tanto tiempo y esfuerzo invertido en los meses previos a las elecciones. A continuación exploraremos las acciones emprendidas para corregir los errores de la primera vuelta. En primer lugar, era necesaria una autocrítica sobre los principales errores cometidos, y muchos de ellos estaban relacionados con la falta de agilidad para comunicar situaciones problemáticas y la falta de transparencia sobre estos problemas. Muchos medios de comunicación señalaron estos errores de manera incisiva. Se reconoció y diagnosticó que la desinformación tiene un campo fértil para multiplicarse cuanto mayor sea el “vacío de información”. Es en esta falta de información donde surgen las teorías, dando margen a las construcciones conspirativas con más fuerza, y así se multiplican y empiezan a influir en la opinión de las personas. De esta manera, se llegó a la conclusión de que, para la segunda vuelta, sería esencial preparar nuevos procesos para prevenir, diagnosticar, reaccionar y comunicar con extrema agilidad cualquier problema que surgiera. Detallamos a continuación cada una de las acciones, según el problema en la primera vuelta. 1) Ataques cibernéticos a los sistemas de gestión de personal del TSE y su difusión No es posible garantizar la prevención total de los ataques cibernéticos. Sin embargo, se ha hecho necesario estar atentos y generar algunos protocolos de seguridad adicionales para hacer frente a los momentos críticos. Para la segunda vuelta de las elecciones, el TSE creó un comité de ciberseguridad con varias organizaciones, como: SaferNet, el Instituto Igarapé, el Centro de Tratamiento y Respuesta a Incidentes Cibernéticos de Gobierno (CTIR Gov, directamente vinculado a la Presidencia de la República), Serpro y operadores de telefonía móvil, además de los aliados estratégicos del propio programa. Este comité se benefició de los diversos procesos y protocolos bien establecidos en el Comité Estratégico de Lucha contra la Desinformación y pudo, en un tiempo récord, organizarse y establecer procedimientos y funciones muy claros por seguir. Considerando los numerosos rumores y problemas de desinformación en la primera vuelta de las elecciones, este Comité determinó una regla de operación muy audaz para abordar este contexto. Según esta regla, cualquier sospecha de ciberataque tendría como máximo 10 minutos para ser analizada. Si se confirmaba un ciberataque, el área técnica disponía de otros 30 minutos para ocuparse del asunto, eventualmente con el apoyo de organizaciones

35


externas que estuvieran en alerta para enfrentar diferentes tipos de ciberataques. Desde el momento en que se detecta la sospecha de un ciberataque, el Comité de Lucha contra la Desinformación dispone de 90 minutos para actuar, generando información y combatiendo la eventual desinformación que surgiera en relación con el ataque o supuesto ataque. La regla 10-30-90, como fue llamada, se debía seguir en todos los casos. Una vez identificado el ciberataque, se informa al área de comunicaciones y se actualiza el estado de un hotsite creado (véase la siguiente sección) especialmente para informar al público sobre el estado de sus sistemas informáticos. Las investigaciones abiertas por la Policía Federal para identificar a los autores del ataque cibernético de la primera vuelta contribuyeron a un contexto más seguro. El sábado, un día antes de la segunda vuelta, numerosos medios de comunicación44 informaron del arresto en Portugal de un sospechoso (un ciudadano portugués) de ese ataque. 2) Ataques de denegación de servicio de las páginas y aplicaciones de la Justicia Electoral Los ataques realizados a los sistemas del TSE para dejarlos temporalmente indisponibles ciertamente dejaron lecciones para los equipos responsables, que trabajaron para reforzar las dimensiones técnicas que podrían ayudar a mitigar tales situaciones. Entre los cambios realizados, se establecieron algunas nuevas reglas, como la de no permitir la descarga de aplicaciones el día de la segunda vuelta. Sin embargo, el cambio más relevante y fundamental para la segunda vuelta fue la “transparencia” y la “agilidad”. El TSE creó, en un tiempo récord, un servicio para supervisar el estado de los principales sistemas informáticos, con el fin de comunicarles directamente a los ciudadanos, los votantes y los medios de comunicación lo que estaba sucediendo exactamente con cada uno de sus sistemas. Con ello se pretendía mitigar, en la medida de lo posible, el “vacío de información” mencionado anteriormente, reconociendo que la desinformación opera fuertemente gracias a este. La puesta en marcha de un hotsite con este nivel de transparencia requería no solo demandas técnicas, sino principalmente cambios en la cultura organizativa. Este nivel de transparencia no es trivial, especialmente si se trata de mostrar los propios errores, incluso si implican la indisponibilidad temporal de los servicios.

44https://www.dw.com/pt-br/suspeito-de-ataque-hacker-ao-tse-%C3%A9-preso-em-portugal/a-55761515

36


Fue notable el coraje y la audacia del TSE para desarrollar toda la tecnología y el proceso en tan poco tiempo entre la primera y la segunda vuelta de las elecciones. Por el valor sin precedentes de este servicio, insertamos una imagen45 para mostrar el estado de este hotsite alrededor de las 11 a. m. del 29 de noviembre.

Como se mencionó en la subsección anterior, este sitio también sirvió para informar de eventuales ciberataques, además de la propia disponibilidad de cada sistema. Cabe señalar que la regla 10-30-90 para los ciberataques también incluye los ataques de denegación de servicio distribuidos, así como cualquier otra situación de indisponibilidad de los sistemas, aunque no fuera causada por un ciberataque. 3) Retraso sin precedentes en la suma de los votos Para este problema, que perjudicó la imagen de la eficiencia del TSE y dejaba espacio para las teorías de conspiración46 y la desinformación, la acción fue asegurar la presencia de ingenieros de Oracle, el proveedor del equipo que tuvo problemas de lentitud en la 45https://www.tse.jus.br/imprensa/noticias-tse/2020/Novembro/veja-aqui-o-status-sobre-a-disponibilidade-dos-

servicos-durante-o-2o-turno-das-eleicoes-2020 Utilizamos como criterio para definir lo que son "teorías conspirativas" la regla de que no hay pruebas que apoyen las teorías, pero que aun así, parecen creíbles a ciertos grupos que crean una especie de "realidad paralela" para justificar dichas teorías y siguen generando narraciones que siempre afirman que existe una "conspiración" para ocultar la verdad. 46

37


primera vuelta, para vigilar de cerca el funcionamiento de las máquinas y los servicios asociados. Además, se desarrollaron pruebas, análisis y correcciones en el equipo para asegurar una mayor fiabilidad y rendimiento en la segunda vuelta, como suele ser el procedimiento esperado con equipos nuevos.

38


8. Día de las elecciones (segunda vuelta) La mayoría de los datos de esta sección se han tomado de la página de “Estadísticas de las elecciones”47 del TSE. Antes de comentar cómo fue el día de las elecciones en la segunda vuelta, presentamos también un poco del contexto general de la desinformación en los medios digitales, ya que nos ayuda a comprender el contexto de las elecciones. La segunda vuelta se realizó bajo la amenaza de una nueva (o reforzada) ola de casos de COVID-19, lo que llevó a una desinformación sobre los datos y riesgos del virus como estrategia política entre algunos candidatos. Como en todas las elecciones, en las ciudades que tuvieron las encuestas más competitivas y campañas más acaloradas hubo una gran circulación de contenido desinformativo para invalidar las propuestas y la historia del candidato opositor, o dirigidas a un solo candidato, como ocurrió en Porto Alegre y Río de Janeiro. Mientras que la primera vuelta tuvo 534 223 candidatos, la segunda vuelta se celebró con solo 232 candidatos en disputa, y 57 ciudades buscaron elegir a sus alcaldes y vicealcaldes. Es un momento de gran repercusión nacional, ya que, por regla general, las capitales más grandes del país tienen una segunda vuelta y esto moviliza mucha atención pública. En el 2020, la segunda vuelta tuvo 38 284 410 votantes y también disputas muy feroces en algunas ciudades. La segunda vuelta se realizó en ciudades como São Paulo, Río de Janeiro, Porto Alegre y Recife, además de varias otras capitales. Según el Ministerio de Justicia,48 del total de 125 incidentes ocurridos en la segunda vuelta, 26 estuvieron relacionados con la desinformación (noticias falsas) sobre el proceso electoral, lo que nos parece un número relativamente pequeño para las dimensiones continentales del país. Con todas las medidas mencionadas arriba, el TSE logró mantener un nivel de desinformación muy inferior al de la primera vuelta, cuando en muchas ocasiones las campañas de desinformación se intensificaron y quedaron sin respuesta.

47

https://www.tse.jus.br/eleicoes/estatisticas/estatisticas-eleitorais

https://www.gov.br/mj/pt-br/assuntos/noticias/operacoes-eleicoes-2020-2o-turno-acao-das-forcas-federaisestaduais-e-municipais-de-seguranca-publica-serao-acompanhadas-em-temporeal/RelatrioEleies2Turno09hs.pdf 48

39


En la segunda vuelta, la “transparencia” y la “agilidad” mencionadas anteriormente fueron un buen antídoto contra la desinformación y demostraron a la sociedad y al propio TSE que estas estrategias son eficaces bajo ciertas condiciones. A pesar del escenario de la pandemia, que hacía temer la posibilidad —en palabras del Ministro Barroso— de una “abstención colosal”, las elecciones de la segunda vuelta se desarrollaron con una participación social superior a la esperada. La abstención alcanzó el 29,43 % —mientras que fue del 23,14 % en la primera vuelta, según el TSE. Aunque hubo un buen nivel de participación popular, esa fue la mayor abstención de los últimos decenios. En algunos lugares49 tuvimos tasas de abstención cercanas al 40 % que no pueden ser ignoradas. Vale la pena recordar que el acto de abstenerse de las elecciones ha aumentado con cada elección.

Rio de Janeiro (35,4 %), Porto Alegre (32,8 %) São Paulo (30,8 %), Goiânia (36,7 %), Petrópolis (35,6 %), Ribeirão Preto (35,6 %), Blumenau (31 %), Joinville (28 %) y Aracaju (27,8 %). 49

Fuente: Agência Senado https://www12.senado.leg.br/noticias/materias/2020/11/30/especialistas-analisamabstencao-recorde-nas-eleicoes-de-2020

40


9. El 2020 poselectoral Esta fue la elección con el mayor número de candidatos de la historia de Brasil, y la Justicia Electoral estuvo presente en todos los municipios brasileños con el objetivo de garantizar el derecho al voto de todos los ciudadanos, así como la transparencia y la seguridad de las elecciones.50 En el balance presentado por el TSE51 se pudo percibir un cambio singular en la agilidad y el conteo de los votos en la segunda vuelta, dentro de la normalidad esperada por la Justicia Electoral y los electores, sin ninguna complicación en el proceso electoral. Las elecciones del 2020 tuvieron lugar en el marco del respeto del ejercicio democrático, y la seguridad sanitaria de la población y los más de 1,5 millones de brasileños implicados en su realización, así como la lucha contra los procesos desinformativos. Después de las elecciones, hubo manifestaciones para reforzar la lucha contra la retórica del fraude en las urnas. Y, una vez más, se trató de informar todo el proceso, desde la no conectividad de las urnas hasta los protocolos estándar con varias barreras de seguridad. Estas elecciones subrayan la importancia del Programa para Enfrentar la Desinformación con Enfoque en las Elecciones del 2020 y sus políticas, metas y alianzas de cooperación. A modo de anécdota, sugerimos leer la encuesta realizada por el sitio web boatos.org, 52 que incluye en forma esquemática las diferentes categorías de desinformación que se tuvieron lugar en las elecciones del 2020, incluida la relacionada con la pandemia del nuevo coronavirus.

Para llevar a cabo el proceso electoral en estas elecciones municipales, se necesitaron 1 Tribunal Superior, 26 tribunales regionales, 2625 zonas electorales, 92 245 colegios electorales y 483 585 mesas electorales. 50

51https://www.tse.jus.br/imprensa/noticias-tse/2020/Novembro/ao-final-do-2o-turno-presidente-do-tse-faz-

balanco-das-eleicoes-2020 52https://www.boatos.org/politica/41-fake-news-desmentidas-balanco-desinformacao-eleicoes-2020.html

41


10. Elecciones 2022: qué esperar del TSE No podemos afirmar con seguridad qué acciones tomará el Tribunal Superior Electoral como preparación para las elecciones del 2022 en Brasil, pero de acuerdo con las conversaciones que hemos entablado, parece que el trabajo realizado por la Coordinación Digital de Lucha contra la Desinformación ha sido bien evaluado y los equipos involucrados han reconocido su importancia en los últimos 3 meses, especialmente en los momentos más tensos. Creemos que esta es la opinión de varias áreas, incluidos el Secretario General de la Presidencia y el propio Ministro Luís Barroso, presidente del TSE. Esto nos hace pensar que las estrategias descritas en este documento se profundizarán y quizá se podrán convertir en políticas internas más permanentes que no necesiten de la acción de una persona invitada a colaborar con los esfuerzos ya en curso. En nuestra opinión, eso no quiere decir que se deba descartar una futura colaboración de esta naturaleza. Creemos que el TSE concuerda en que es imposible ganar definitivamente la lucha contra la desinformación y los desequilibrios acelerados por la tecnología; en lugar de eso, es necesario enfrentarla con firmeza y de forma permanente. También existen planes para el desarrollo de nuevas formas de votación electrónica, como se afirma en el proyecto “Elecciones del futuro”,53 que incluye una propuesta de reformulación de los mecanismos de realización de elecciones, sobre todo teniendo en cuenta el costo considerable que tienen las urnas electrónicas. Vemos al Tribunal Superior Electoral como un actor con características especiales en el ecosistema de actores que combaten la desinformación. Como se describe en la investigación del IT&E, Desinformación en las elecciones: desequilibrios acelerados por la tecnología, el TSE es un “árbitro legal”54 de este ecosistema, ya que su misión fundamental es crear medidas para regular el entorno en el que se propaga la desinformación. Su papel central en la organización de las elecciones nos permite comprender que tiene un papel importante en la articulación de los “árbitros sociales” —los medios de comunicación tradicionales, grupos de vigilancia de la sociedad civil, los académicos y otros tipos de activistas de la democracia— cuyos esfuerzos en materia de información, concientización pública, control social y campañas educativas son fundamentales.

53https://www.tse.jus.br/imprensa/noticias-tse/2020/Novembro/projeto-201celeicoes-do-futuro201d-empresas-

farao-demonstracao-de-propostas-de-inovacoes-no-dia-15-denovembro?SearchableText=Eleições%20do%20Futuro 54

Ver páginas 25 y 26.

42


Además, creemos que el TSE desempeña un papel crucial en la integración de los “árbitros económicos” —plataformas de redes sociales y similares. Estas empresas son dueñas de gran parte del entorno en el que el contenido circula y se difunde en gran escala. Sus herramientas de amplificación y publicidad tienen repercusiones directas en las prácticas y hábitos de los consumidores de contenidos digitales, por lo cual se hace necesario supervisarlas, para que ciertos compromisos éticos y prácticos, basados en hechos y motivaciones cívicas, ayuden a crear un espacio de información pública seguro y fiable, además de incentivarlas a colaborar con acciones más eficaces para reducir la desinformación.

43


11. Aprendizaje y observaciones finales Mucho de lo que se ha descrito aquí, en nuestra opinión, es un importante aprendizaje de este proceso de lucha contra la desinformación, emprendido de manera muy decidida e intensa por el Tribunal Superior Electoral con la ayuda de varios Tribunales Electorales Regionales. Hay críticas justas de que este proceso emprendido por el TSE tiene que ver únicamente con la desinformación relacionada con la Justicia Electoral y el proceso electoral. Decidimos analizar este proceso desde una perspectiva “optimista” ya que la Justicia Electoral ha hecho grandes avances en la lucha contra la desinformación en estas dos dimensiones, las cuales tienen una fuerte relación con la salud del proceso democrático. Dicho esto, creemos que los próximos pasos deben incluir un avance en términos de la “desinformación general”. Este aspecto sigue restringido al ámbito de la democracia y el proceso electoral, pero en este caso incluye las campañas electorales. A pesar de ello, no podemos ignorar la misión institucional del TSE y las limitaciones legales de su acción como tribunal. Concluimos aquí con lo que consideramos que son las principales lecciones y enseñanzas para el futuro, reconociendo que muchas ya son realidad para el TSE, pero teniendo en consideración que ponerlas en práctica no es una tarea fácil; al contrario, es un desafío constante. Cabe señalar que la mayoría de ellas están estrechamente conectadas, lo que refuerza nuestra creencia en la importancia de una visión y una práctica “sistémicas”. 1) Toda institución pública, especialmente aquellas vinculadas a la defensa de la democracia, necesita de un Programa para Enfrentar la Desinformación estructurado y detallado en forma de un Plan Estratégico o una Guía Práctica, con objetivos, acciones y recursos. 2) Los programas para enfrentar la desinformación no deben representar una restricción a la “libertad de expresión”. Por lo tanto, no deben contener ni centrarse en elementos de vigilancia o restricción de la privacidad, entre otros. Sin embargo, deben actuar de modo que incluyan acciones coordinadas y planificadas de los grupos55 en los medios digitales que van más allá de la “libertad de expresión” y cometen delitos tipificados en la ley.

55

Comúnmente conocidos como "milicias digitales".

44


3) Es necesario combatir la desinformación con información de calidad, orientadora, asertiva y respetuosa de la diversidad de posiciones políticas. El proceso desinformativo prospera en un vacío de información que necesita ser llenado con una gran cantidad de información. Existe el riesgo de generar una “infodemia”56 de información. Sin embargo, es necesario correr este riesgo. 4) Todos los ciudadanos deben tener acceso a los contenidos informativos de calidad, especialmente aquellos que tienen menos posibilidades de acceder a dicho contenido, independientemente de su situación económica, cultural, social o de otra índole (personas con discapacidad, entre otras). Es necesario que la información llegue a todos, incluso si requiere medidas como la del acceso de “tasa cero” temporal durante las campañas y los períodos críticos. 5) Es importante combatir la desinformación con educación y entrenamiento permanente. Los funcionarios públicos y los ciudadanos necesitan recibir contenidos educativos y de orientación de manera regular y asertiva. Las campañas no pueden esperar a las próximas elecciones. Tienen que ser permanentes, pues la desinformación es permanente. 6) A fin de combatir la desinformación, el principal objetivo de las campañas debe ser combatir el comportamiento inauténtico y cambiar el comportamiento de los ciudadanos y los votantes en relación con la desinformación. El foco no debe ser eliminar el contenido de los medios digitales. Las alianzas con plataformas digitales son fundamentales para reducir el alcance del contenido desinformativo (que se marca como “falso” cuando se verifica) y presentar enlaces a la información que lo desmienta. Cuando se cometan delitos tipificados e investigados, el contenido se debe eliminar de manera excepcional mediante decisiones judiciales debidamente justificadas. 7) Las alianzas multisectoriales son esenciales y un factor crítico de éxito para la expansión del desempeño y el impacto de la Justicia Electoral, que no puede asumir sola la responsabilidad de combatir la desinformación. Esa misión es de toda la sociedad, con distintos papeles de acción. Sin embargo, vemos a la Justicia Electoral como una líder, articuladora y catalizadora natural de ese proceso. 8) Los órganos multisectoriales ágiles, como el Comité Estratégico de Lucha contra la Desinformación y el Comité Estratégico de Ciberseguridad, que agrupan diversas áreas internas de los Tribunales Electorales y otras organizaciones relacionadas con la misión de reducir la desinformación, son esenciales y deben funcionar no solo 56

https://es.wikipedia.org/wiki/Infodemia

45


durante el período electoral, sino de forma permanente, al igual que con distintas intensidades. Los detalles de sus protocolos internos, reglas, plazos, roles y competencias necesarias se deben mejorar continuamente. 9) La existencia de potentes teorías conspiratorias en relación con las urnas electrónicas sugiere, en nuestra visión técnica, que el TSE debería pensar seriamente en hacer público el código fuente del software que utiliza en su funcionamiento. Esta parece ser una oportunidad clave para desmitificar y debilitar las muchas teorías y narrativas contra la Justicia Electoral y el proceso electoral. 10) Los organismos públicos y privados deben mantener la firme creencia de que la batalla contra la desinformación no es un tema exclusivo del periodo electoral, que no se ganará definitivamente y que afecta a toda la sociedad, en muchas dimensiones. Es necesario estar atentos, listos y siempre evolucionar en esta lucha.

Concluimos con la certeza de que este es el primer estudio de caso sobre la experiencia de lucha contra la desinformación en las elecciones del 2020 en Brasil, pero ciertamente no será el último. Otras organizaciones y el mismo IT&E seguramente publicarán más informes como este, que mostrarán desde diferentes perspectivas y puntos de vista cómo tratar este complejo y urgente problema. Mejorar el entorno de información segura para la población es una misión civilizadora inevitable y urgente que nos involucra a todos.

46


Anexo I - Mapa del sistema complejo “Propaganda electoral en Internet en las elecciones del 2018 en Brasil”

47


Anexo II - Diagrama de los ciclos causales del sistema complejo “Propaganda electoral en Internet en las elecciones del 2018 en Brasil”

48


Anexo III - Datos e información sobre las comunicaciones del TSE REDES SOCIALES Facebook: https://www.facebook.com/TSEJus/ Twitter: https://twitter.com/tsejusbr Instagram: https://www.instagram.com/tsejus/ Youtube: https://www.youtube.com/user/justicaeleitoral Flickr: https://www.flickr.com/photos/tsejusbr/albums Tiktok: https://www.tiktok.com/@tsejus

APLICACIONES Aplicaciones de JE: https://www.justicaeleitoral.jus.br/aplicativos-je/ Stickers de JE: https://play.google.com/store/apps/details?id=br.jus.tse.jestickers e-Título: https://play.google.com/store/apps/details?id=br.jus.tse.eleitoral.etitulo | https://apps.apple.com/br/app/et%C3%ADtulo/id1320338088 Resultados: https://play.google.com/store/apps/details?id=br.jus.tse.resultados | https://apps.apple.com/br/app/resultados/id1136359313 Mesário: https://play.google.com/store/apps/details?id=br.jus.tse.eleitoral.mesarios | https://apps.apple.com/br/app/mes%C3%A1rio/id1133323415 Pardal: https://play.google.com/store/apps/details?id=br.jus.trees.pardalmobile | https://apps.apple.com/br/app/pardal/id1138128680 Boletim na Mão: https://play.google.com/store/apps/details?id=br.jus.tse.BoletimNaMao | https://apps.apple.com/br/app/boletimna-m%C3%A3o/id1126495545

49