Page 1

Noviembre 2014 Aテ前 3 EJEMPLAR 4


NOTA: TODOS LOS POEMAS TIENEN DERECHO DE PROPIEDAD INTELECTUAL POR EL AUTOR, Y SON PUBLICADOS CON SU CONSENTIMIENTO, SIN FINES DE LUCRO.

BLOG: http://poetassinfronterass.blogspot.mx

CORREO ELECTRÓNICO: poetassinfronteras@hotmail.com


NO LO CALLES Rosa Caldevilla España Esos besos que no damos los ahogamos en suspiros apretando nuestros labios para que no sean oídos. Dónde quedan las palabras que por miedo no decimos a la persona amada se convierten en silencio se expresan con la mirada. Si no dices, no lo sabe si no trasmites, no lo siente no basta con solo amar hay que saberlo demostrar. Si escondes lo que sientes no lo sabrá jamás con tu silencio pierdes el tener una oportunidad.


NO LO CALLES Esos besos que no damos los ahogamos en suspiros apretando nuestros labios para que no sean oídos. Dónde quedan las palabras que por miedo no decimos a la persona amada se convierten en silencio se expresan con la mirada. Si no dices, no lo sabe si no trasmites, no lo siente no basta con solo amar hay que saberlo demostrar. Si escondes lo que sientes no lo sabrá jamás con tu silencio pierdes el tener una oportunidad.


NUESTRO AMOR ANAHILDA México NUESTRO AMOR ES UN ATARDECER CON DESTELLOS DE LUZ QUE ASEMEJAN LA ALEGRÍA Y SU BELLEZA Y CONFORME VA AVANZANDO SE TIÑE DE GRIS Y CAPRICHOSAS SOMBRAS FORMANDO FANTASMAS QUE ENTRISTECE EL ALMA CUANDO LLEGA LA OSCURIDAD DE LA NOCHE. CUANDO ESTOY EN TUS BRAZOS AMÁNDOTE ENTRA LA CLARIDAD LLENANDO MI VIDA DE VITALIDAD Y SE ME OLVIDA EL DOLOR DE TU AUSENCIA PASADA Y SOLO TENGO EN MI MENTE QUE TE TENGO PRESENTE PARA ENTREGARTE MI ALMA SIN IMPORTARME QUE AL AMANECER SOLO ESTE A MI LADO LA SOLEDAD.


SOLO EN SUEÑOS Ana Hilda México Ya no tengo prisa de que pacen los días Ya que el encuentro deseado se ha marchado Con solo recordar que tú no lo quisiste Se estremece mi mente por el dolor que le has causado Y este golpe bajo que me has dado me ha enseñado Que no debo confiar en la gente y que toda vía Hay palabras vanas que salen de repente para engañar Solamente. Nunca fue cierto que me tenías presente tanto en La mente como en tu corazón y que yo era tu razón de vivir Tu boca miente al jurar un te amo tan falso como Aquel que dice que tiene frio y esta caliente tendré Que decirle adiós a mi sueño dorado ya que el beso Esperado y tu tierno abrazo nunca lo tendré a mi lado Siempre los espere con anhelo pues quería sentir tu calor En mi cuerpo y la humedad de tus labios. Sentir que ya no eras un sueño y al tenerlo gozarlo Para que terminara un anhelo de muchos años Pues ya lo tendría a mi lado, ahora que explicación Se le puede dar a un corazón que ha despertado Para estar con su amado si ya el a decidido cambiarlo Solo me queda callarlo y decirle que ya no haga preguntas Y acepte que solo en sueños lo seguirá amando


RECORDANDOTE Ana Hilda México

que tarde tan hermosa nubladita para estar cerca de ti mirar tus ojos para tomar tus manos en las mías y disfrutar esta hermosa tarde miro a través de mi ventana y pienso en ti en que estarás haciendo si piensas en mi yo sé que si pues mi corazón lo siente te extraño y mucho mas se que regresaras para volver a estar aquí cerca de mi me aceptas como soy porque así me conociste a veces romántica a veces muy indiferente mas siempre pienso solo en ti aunque no te lo diga a diario mas una canción un detalle me hacen recordarte la tarde de hoy te recuerdo mas que nunca pues es una tarde muy hermosa


TOMAS ANA HILDA México Tomas andaba por el malecón y a la parca encontró y al verla tan guapa la invito. ¡HEY GUAPA! sube a mi moto vamos al reventón, te invito unas chelas para este calor. La parca se subió y al negocio llego y un cartón se tomó al compás de un danzón. y a tomas se acercó y de un beso se lo llevó. Hoy tomas en el panteón baila que baila el mismo danzón-


DR. EDUARDO ARIAS ANA HILDA M茅xico

Hoy en la facultad de medicina hay gran alboroto pues a llegado la parca bella y despampanante que a todos vuelve locos . A EDUARDO le ha tocado darle clases y por mas que le coqueteaba siempre la reprobaba. La parca ya enojada al ver que sus encantos no serv铆an, le dio un santo patadon que al pante贸n se lo llev贸.


Aaron Garcia ANA HILDA México

Hoy la huesuda a llegado a la editorial Garbec con gran inspiración y a Aarón a buscando, y le a declamado bellos versos y no cabe duda que le a robado el corazón pues de ella se enamoró y muy quedo en el oído le susurro si para tener todos tus versos tengo que irme, con usted yo me voy! la huesuda ni tarde ni perezosa sacudió el esqueleto y del susto que llevó un ataque cardiaco le dio hoy Aarón llora que llora en el panteón pues al dejar a sus musas se le ha ido la inspiración.


EDUARDO LOPEZ ANA HILDA México

EDUARDO La parca de casería andaba y siempre asistía a los partidos de fut bool y beis bool pues andaba buscando al más alegre y juguetón y a EDUARDO encontró, pues siempre le llamaba la atención la risa y el grito de jubiló que daba a cada home run y no se diga cuando metía gool. la parca frotando la barba pensaba como llevárselo sin tanto vacilón pues ella quería tenerlo en su cantón y sin más triambulo, de un jalón se lo llevó, hoy el silencio del panteón es interrumpido con el grito de jubilo de aquel alegre jugador YUPYYYYYYYYYY QUE VIVA EL VACILON:


DESVELOS. Maruca Rodini

Fue una ilusión que nació desde el comienzo del amor. Era un sueño lleno de proyectos y sentimientos, con emociones sencillas e inocentes de aquellos tiempos. Fueron dos corazones que, juntos llegaron al paso tan importante como es la boda. La pureza era el vestido todo blanco, con el ramo de flores y los cabellos entrelazados con azahares, mientras que el tul se deslizaba sobre la cola larga de brocato que se extendía sobre las baldosas, donde la luz reflejaba como un velo de cristal. Ceñido a su cuerpo, ajustaba su figura sublime y el bello encaje engalanaba las pasamanerías en cintas de raso, que parecía una princesa. Cerrando los ojos, era de no creer lo que se estaba viviendo. Parecía tanta felicidad. Caminó a pasos lentos hacia el altar donde su galán la esperaba. Lucía un traje negro, camisa de seda y un moño hermoso que adornaba su cuello. Así pasó la celebración de la ceremonia. Todo sucedió a ritmo de los acontecimientos. Agasajos, champagne, brindis y mucha alegría. Hasta que llegó el momento de estar solos, se marcharon tomados de las manos y emprendieron juntos la noche de bodas.


Al llegar, la habitación iluminada y una melodía embellecían más aún el aposento. Se encontraban junto al lecho, se sentaron y él suavemente le desprendió el bonito vestido. Ella con una reacción de sollozos y su rostro enrojecido, le dijo que no podía más, estaba fingiendo-. Estuvo callada durante mucho tiempo. Su madre era la responsable de este suceso tan doloroso, Había obligado a su hija casarse cuanto antes, ella no estaba preparada aún para el matrimonio. Él con desesperación la aferró fuerte. La razón de ese motivo lo enfureció, se sintió engañado. Ella turbada, no podía estar un instante más con él. Se vistió con ligereza y le pidió perdón por lo sucedido y salió apresurada. El desdichado joven, se desplomó sobre la cama, apretujó el vestido entre sus manos temblorosas. No soportó la ironía que atravesaba su cuerpo, irritado por la mentira se transformó, y en su mente voló un pensamiento, todo es una calamidad. Fue una historia de amor.


TATIANA Y SU PERRO BOBY María Ethel Rodríguez Argentina

Tatiana era una niña alegre, jugaba con muñecas, andaba en bicicleta, saltaba la soga y le gustaba ponerse los patines para deslizarse por la acera. Ella tenía un perrito que lo llamaba Boby, cuando salía a andar en bicicleta; él, la seguía siempre hasta que un día el perrito desvió su camino y se perdió. Tatiana estaba muy triste por haberlo perdido, por las noches rezaba y pedía a los ángeles que hicieran que su perro volviera con ella. Un noche, decidió pedirle a las estrella, y les dijo –yo bailaré para ustedes todas las noches hasta que mi perro Boby aparezca- Entonces, subida a su cama, abría la ventana y con una música que solo ella escuchaba, bailaba y bailaba! Por la mañana despertaba con la esperanza de que su perrito estuviera en la cocina cuando ella bajara a desayunar, pero se ponía muy triste cuando no lo veía en el lugar.


Tatiana repetía cada noche el ritual, bailando para las estrellas; la luna, que la veía bailar con tantas ganas y notaba su tristeza, decidió ayudarla a encontrar a su perro, esa noche, alumbró con una luz más potente que la que acostumbraba a tener, de esa manera, el perrito que estaba perdido podría encontrar la casa de su ama y regresar. La ayuda de la luna dio resultado, ahí estaba, en un callejón, con mucho fío y temblando de miedo, extrañaba mucho a Tatiana ya que siempre estaban juntos. Algo lo animó a seguir la luz de la luna, de esa manera pudo ver la casa de su ama. Cuando Tatiana despertó Boby estaba lamiendo su mano!!!! saltó de la cama, lo abrazó con fuerza para que sintiera que ella también lo extrañaba. Bajó a desayunar, le convidó con galletas y salió de nuevo a la acera en compañía de su tan amado perrito a jugar.


FLORES. Daniel hurtado Veracruz, México Era una cálida mañana de Octubre. Me encontraba recostado sobre un hermoso y verde pasto húmedo por la lluvia nocturna, mirando a los muelles del puerto de Veracruz. El Sol rosaba suavemente mi piel, y la brisa, casi ruidosa, relajaba mis tímpanos. Podía escuchar los pasos de la gente madrugadora que caminaba cerca de mí. Mis ojos, ellos no podía dejar de mirar las hermosas flores suaves que estaban a unos cuantos saltos. Sus hermosos pétalos rosados con blanco se movían al ritmo de la brisa marina. Incluso puedo jurar que podía escucharlos danzar. Nunca había profundizado en el significado espiritual de las flores, de hecho, no había pensado sobre un objeto que vemos muy seguido. Pero esta vez, no podía dejar de ver esa maravilla de la creación, con sus suaves pétalos similares a la tela más fina. De repente unas ganas inmensas por cortarlas y llevarlas conmigo se apoderaron de mí, pero eso sería terminar con su vida, por decirlo de algún modo. ¿La posesión vale más que la admiración? ¿Es tan poderosa que nos hace matar para tener en nuestro poder la cosa deseada? Esas preguntas me llenaron la mente. Bien podía admirar las hermosas flores hasta tener que irme y regresar de nuevo a observarlas, o también cortarlas,


tenerlas y ver su hermosura hasta que empiecen a morir. Podía tomarles una foto y llevar su imagen conmigo, pero no sería lo mismo, ni la obra de arte más hermosa podría igualar a estás flores. El dilema y mi ansiedad crecen con cada nueva pregunta que formulaba en mi consiente. Otra opción sería comprarlas en una florería, total, yo no sería quien las cortaría. Esa posibilidad fue descartada al momento de pensarla. Ninguna flor podría igualar a estás. El sudor comenzaba a correr por mi frente. Fácil Podría cortar una, no se darían cuenta, mi respiración se agitó cada vez más. Solo yo sabría de ese asesinato y la culpa me comería vivo. Atentar contra tal belleza natural. Me levanté del pasto, con mi ropa húmeda y por el sudor, que tal dilema me provocaba. ¡Listo! ¡Decidido! Me iría de ahí, lejos de las flores y jamás volvería. Sin pensarlo me retiré, sin mirar atrás, mis pasos eran pensados y mi mirada baja. Un solo vistazo antes de desaparecer. Con toda decisión me voltee. Las flores estaban ahí, hermosas y cálidas pero algo no cuadraba. Rápido me di cuenta de alguien no estaba antes ahí. ¡Un niño! Cortando una flor para su mamá.


VELAS Daniel hurtado Veracruz, México Me encontraba con mi cabeza recostada sobre el escritorio de madera cercano a la ventana. Sin ver el reloj sabía que había estado ahí más de la mitad del día sin cambiar de posición. La única luz que iluminaba mi campo visual era la pequeña lámpara en forma de hongo que estaba del otro lado de la habitación. Toc Toc Toc. Sólo el sonido del viejo reloj perteneciente a mi difunto padre me hacía constancia de su existencia. Oscuridad. Luz de nuevo. Y de nuevo Oscuridad. Esta vez no regresó la luz. Miré hacía la lámpara y mis articulaciones crujieron. Me hacía cada vez más viejo. Con mucha fuerza me levanté y caminé hacía la lámpara. El foco se había fundido y no tenía más repuestos. Con un impulso llegué al apagador junto a la puerta. Clic. El foco del techo no prendió. Otro clic. Seguía sin prender. Esto es un apagón. Arrastrando mis pies cubiertos por unas delgadas pantuflas blancas llegué al librero donde descansaba una vela larga de mi primera comunión y unos cerillos ya viejos. Con delicadeza prendí el cerillo. Una. Dos. Tres. Cuatro veces intenté prender la vela sin éxito, la flama se apagaba antes de llegar a la mecha. Tomo otro cerillo y con mucha suerte, prendió la vela. La coloco en el mismo escritorio donde me encontraba antes del apagón y volví a mi posición anterior. Con el tiempo, la vela se iba haciendo


cera derretida, las gotas caían a los lados y eso me fascinaba por alguna razón desconocida. Sentía como las gotas de sudor bajaban por mi frente al rimo de la excitante llama amarilla, roja y naranja. Como de costumbre, mi mente jugaba conmigo transformando en metáforas todo a mi alrededor. La vela me recordaba a la muerte. Un tema que he reflexionado mucho últimamente. Debió haberme llevado hace mucho. Hacerme dormir por siempre en su regazo y no regresarme jamás. Nunca me ha dado miedo porque la muerte y la vida no están separadas, es un proceso que todo ser vivo tendrá que pasar. Las flores lo hacen. Como las velas, los humanos nos vamos consumiendo poco a poco y las experiencias son la flama. Cada cosa por la que pasamos nos va consumiendo, aunque aprendamos algo, nos vamos desintegrando. Lo sabía. Yo diría que muy bien. Vi mi vida pasar a través de mis ojos sin estar muriendo. ¿Estoy muriendo? Por supuesto, estoy muriendo desde que nací. Estamos de paso en este mundo terrenal, y sólo tenemos una oportunidad para conocernos a nosotros mismos. Yo perdí esa oportunidad. Ahora estoy aquí. Viejo, sin un quinto y mirando una vela que estaba a punto de extinguir. Volvió la luz. Sin mojar mis dedos, apagué la flama.


EL SUICIDIO Daniel Hurtado Veracruz México En mi mano tenía medio bote de pastillas para dormir. Me veía constantemente al pequeño espejo que tenía delante. Me espantaba con mi reflejo propio. Pálido y huesudo, con ojos rojos y hundidos de tanto llorar combinado con el humo de muchos cigarros. Mi mano temblaba con las pastillas dentro debido a las muchas tazas de café que he bebido. La nítida luz del foco ahorrador me permitía ver el desastre que hice en el baño. Mi ojo temblaba a cualquier señal de movimiento. Pero nada se movía. Me estaba volviendo paranoico. Vivir en una realidad tan cruda y asquerosa como la que mi cerebro me hacía ver me había vuelto un maldito loco. ¿Por cuantas cosas tiene que pasar un viejo para llegar a estos extremos? Parece que por una flor y un apagón. Mi vida siempre había sido miserable pero nunca lo había visto de una manera tan cruda. Solo y pobre, sin hijos, sin familia. Nada. ¿Qué otra cosa podía desear más que la muerte? Lamentablemente mi estado de salud era muy bueno para que yo muriera pronto. Nadie a mi edad estaría triste por ello, es más, creo que nadie lo estaría. Mi única salida era el suicidio. Oh, solo de escuchar esa palabra mi ser descansaba y mis piernas un peso menos cargaban. La muerte es un tren y las pastillas en mi mano son el boleto de entrada a ese interminable viaje. ¿Qué


podría salir mal? No creo en Dios así que no temo quemarme en las llamas del infierno eternamente. Lo peor sería que alguien encontrara mi cuerpo aún con algo de vida y decidieran regresarme a esta realidad. ¿Por qué a la gente le asusta morir? Una vez se lo pregunté a mi madre y ella respondió que no le temen a la muerte, si no el proceso que hay antes de ella. Mi proceso empezó desde que nací. Y yo podría cerrar ese proceso ahora. Ahora mismo. En este instante. Podría tomar las pastillas y largarme a donde sea que la gente se va cuando se muere, si es que hay un lugar. O podría tirar las pastillas y retomar mi destruida vida. Seguir hasta que las dulces ganas por morir me regresen. ¿Me imaginé cuando era niño, que mi fin sería en un baño desastroso con un puñado de pastillas en mi mano temblorosa? Creo que no. La vida toma caminos inesperados que te llevan a lugares y momentos. Cuando somos niños tenemos tantas ilusiones tan lejanas a esta realidad. Sí. Lo haré. Lo haré por los sueños de la infancia rotos, por la familia muerta, por la rutina, por la vejez, por el dolor, por el odio, por las flores y velas. ¡No! No lo haré. No lo haré por el amor, por la felicidad, por el Sol, por la Luna, por la música y los libros. ¿Sí o no? ¿No o sí? Retumbó un golpe en las paredes del baño destrozado.


Ropa andrajosa Daniel Hurtado Veracruz México No hay mejor lugar para ver el ego humano que un centro comercial. Donde los pobres creen tener más de lo que poseen, y los ricos exhiben orgullos sus pertenencias materiales. Aquí una bolsa con el logo de una tienda colgada en el brazo te da poder y clase. Podría decir que esto es lo más parecido a una selva donde el más fuerte, en este caso “el más rico”, es el rey del lugar. La gente me mira a través de sus grandes gafas de sol innecesarias, el día es lluvioso, pienso que también es un signo de finura y sentido de la moda. Llevo puestos unos pantalones agujereados y despintados por el tiempo. Tienen cubriendo mis piernas más de 2 años. Mi torso lo cubre una camisa de tela roja y botones negros, con sus respectivos cortes en la parte trasera por todas las noches que he dormido en el frío concreto. A mis pies lo protegen unas botas con casquillo negras en muy buen uso que encontré en la basura de una casa perteneciente a una familia de riquillos. Esas personas no saben el significado de darle a todo su máximo uso. Suerte para mí. Todos los días encuentro comida aun sin caducar, ropa nueva que guardo en el interior de un árbol, e incluso libros, ellos han sido mis grandes amigos en todo este tiempo. Son muy buenos consejeros. ¿Por qué la librería de este centro comercial no estará tan llena como las grandes tiendas de


ropa? No lo sé, tal vez la lectura no los llena tanto como estar a la última moda o tal vez yo no lo entiendo porque no tengo tanto dinero como ellos. ¿Sería de la misma manera si de pronto ganara millones de peso en la lotería? ¿Los libros seguirían siendo mi adoración? ¿Los cambiaría por perfumes caros y zaparos traídos de Italia? No podría asegurar nada, vivo en lo que es ahora y el “Sería” no existe, aun.


"JUEGO MACABRO" Armando Bautista Reyes México Sólo pensaba desde el umbral de su ventana, cómo podría sacar adelante a su familia de la desgracia en que vivían. Esteban había intentado conseguir cualquier tipo de trabajo, pero no tuvo éxito. Ninguna empresa le daba la oportunidad de trabajar para poder avituallar a su familia. Y al no tener el recurso financiero para abastecer a sus hijos y a su esposa, los días y noches se hicieron más insoportables; las peleas entre él y su mujer cada vez eran más constantes. - Esteban, los niños tienen hambre - dijo su esposa Sofia muy angustiada. - ¡Qué chingaos quieres que haga si no tengo trabajo! - dijo refunfuñando éste- ¡Pues entonces ve y busca otro, no te conformes con uno, no tienes idea de cómo me emputa ver a mis hijos sin comer! - Sofía se echó las manos al rostro y no resistió las ganas de llorar.


Aquella noche ambos trataron de mantener la calma. - Discúlpame no quise hacerte llorar - dijo Esteban tratando de consolad a su mujer – Ven, vamos hacer un poco de oración. Los dos se tomaron de las manos, y rezaron el padre nuestro; pero su esposa estaba tan desesperada por la terrible situación por la que estaban pasando, que ni ganas tenía de orar. Al día siguiente, Esteban salió muy temprano, fue a casa de su mamá para desayunar y posteriormente fue a buscar trabajo. Así pasó toda la mañana, dejando solicitudes por donde sea, no importaba si fuese de barrendero, limpiar las calles, de albañil…, lo único que importaba eran sus hijos, Luis y Rosendo. Al caer la tarde, Esteban decidió descansar, tomó asiento en la orilla de la banqueta, suspiró. <Ayúdame señor no me abandones> se dijo mentalmente. Al poco rato un coche muy lujoso de la marca Nissan se detuvo frente a él. Él sólo observaba la escena. Después la ventanillas de aquel coche tipo claroscuro iban bajando. El conductor tenía unas gafas oscuras, piel blanca, mostraba una seriedad, no tenía cabello, volteó hacia a Esteban y le hizo señas que fuera hacia él. Éste se acercó.


- Cómo te llamas – dijo el extraño conductor mostrando una imagen en su rostro como si estuviera preocupado por Esteban. - Esteban – dijo en tono de preocupación. - Mi querido Esteban me he enterado de tu situación por la cual estás pasando y he decidido ofrecerte un trabajo, para que lleves el pan de cada día a tu familia. – hizo una breve pausa y sonrió - ¿Aceptas? Esteban no supo que decir, a aquél que le estaba ofreciendo un empleo. La última palabra la tenía él y respondió: - No gracias, la neta no te conozco amigo, ni tú a mí… con permiso. Esteban dio media vuelta y empezó a caminar con paso firme acelerado, temió ser perseguido por el conductor. Éste lo alcanzó de nuevo e insistió en ofrecerle un trabajo y que sería de gran beneficio para sus seres queridos. - Oye amigo – dijo el conductor desde el interior del coche – disculpa no quise asustarte, me enteré que andabas buscando trabajo en las oficinas donde yo laboro, y es así cómo te escuché, pero si tú no quieres, no te preocupes, es normal que no aceptaras, puesto que soy un extraño para ti – finalmente salió del coche con unos papeles – mira, sólo quiero mostrarte estos documentos, para que los leas y sepas en qué


consiste el trabajo que te ofrezco. Nosotros lo llamamos carrera contra el tiempo. Además puedes tomarlo como un deporte, si así lo prefieres, podrás conocer altas personalidades de élite; es más sólo te digo que en estos eventos participa el exgobernador de Vera Cruz Fidel Herrera Beltrán. No te imaginas cuanto obtendrás mensualmente por cada carrera; sólo piensa en tus hijos por un instante, ¿no es esa tu preocupación?, ¿el no tener qué darles de comer? – El conductor le puso la mano en el hombro – anímate Esteban, no te rindas mi hermano, esta es tu oportunidad, tú sabes si lo tomas o lo dejas, la elección está en ti. Aquí te dejo estos papeles, ahí está mi número de celular. Si te animas, ahí me llamas. Chao. El conductor abrió la puerta de su coche y Esteban sólo quedó pensativo, en la oferta que le había proporcionado. No sabía qué decidir. Se sentía un poco convencido. Trajo en mente a sus hijos, su esposa, sus deudas, y todos los conflictos que giraban en derredor de él. - Espera – dijo Esteban – acepto el trabajo en dónde me presento. - Muchas felicidades. Qué bueno que aceptas el reto. Aquí está la dirección. De hecho éste es nuestro punto de reunión dónde hacemos las presentaciones de todos los competidores y luego partimos hacia el


campo de concentración, donde disfrutamos de un bello amanecer. Te espero al rato a las once de la noche. Procura llevar tenis porque lo necesitarás. ¿Tienes ropa deportiva? - Si tengo. - Perfecto – el conductor chocó las manos en señal de alegría – entonces no se diga más, nos vemos al rato Esteban. Qué tengas un buen día. - Gracias igualmente – respondió éste. Ambos se dieron un fuerte abrazo y cada quien se fue por su lado. Cuando Esteban llegó a su hogar, de inmediato le platicó lo sucedido a su esposa Sofía. Ella no estuvo muy convencida del todo. Al final, Esteban tomó la decisión de que lo haría por los niños. Llegado las once de la noche Esteban se presentó en el casino “Caliente”. Cuando quiso entrar, un guardia lo detuvo. - Lo siento esta noche no está abierto al público, son sólo reservaciones – dijo el guardia - Mira fui citado por el señor Mauro López, él fue quien me dijo que viniera para una presentación - contestó Esteban. - Si me permite, iré a informarle.


El guardia informó al señor Mauro López y éste salió a recibirle. - Qué paso mi Esteban, por un momento pensé que no vendrías – dijo el señor Mauro dándole un fuerte abrazo – Que valiente eres. Me gusta que la gente sea optimista como tú. - Gracias señor Mauro, pues aquí no mas… éste idiota no me dejaba entrar. - Va, no hagas caso, olvídate de ello. Ven, pasa que voy a presentarte. Cuánta razón tenía aquél extraño conductor, todo lo que dijo era verdad. Mucha gente importantísima estaba presente. Entre ellos el ex Gobernador de VeraCruz Fidel Herrera Beltrán. Esteban tuvo el honor de conocerlo en persona y conversar con él. Así mismo conoció a grandes empresarios que estaban dispuestos a ofrecerle trabajo pasando aquella noche. Esteban, quedó impresionado al ver tanta gallardía y bizarría a su derredor, tanto que las propuestas laborales le cayeron como lluvia. Pronto, el señor Mauro López tomó la palabra y Esteban permaneció a su lado. Lo presentó como un corredor difícil de atrapar; como el más veloz que había conocido en toda su vida. Todos quedaron admirados y maravillados por las habilidades de Esteban. Muchos aplausos se oían a en torno a él. Quince minutos después, todos abandonaron el


lugar, y tomaron sus coches para ir al campo de concentración. Eran cerca de cien invitados. Una vez que afluyeron al lugar, se hicieron preparativos para comenzar la carrera. Todos bebían a excepción de Esteban. - Oiga Señor Mauro, ¿aquí es la carrera? – Preguntó Esteban muy curioso, al estar rodeado de muchos árboles. - Así es Esteban. Ven acércate, te explico. Como veras, tu trabajo consistirá en cruzar corriendo todo este montón de árboles. Si logras llegar hasta la orilla de la playa, serás acreedor de un millón de pesos. Todo esto deberás hacerlo corriendo. Sólo tienes permitido descansar cinco minutos. Si sobrepasas los minutos que te ofrezco, estás perdido y por consecuencia se acaba el juego. Y desde luego, no podrás llevarle el pan de cada día a tu familia. ¿Estamos de acuerdo? - Si señor – replicó Esteban confundido. - Así que, a la cuenta de tres comienza a correr. Todos los presentes contaron <una, dos, tres>. Esteban emprendió su carrera con ganas infiltrándose entre los árboles. <Qué estupidez, no tengo ni la más mínima idea, de por qué estoy corriendo> se dijo así mismo. Llevaba quince minutos Esteban sin parar. Sintió cansancio. Y se sentó junto a unas piedras. Todo estaba oscuro.


- Es el juego más estúpido, no tengo ni la más mínima idea el porqué estoy corriendo. Pinche vato pendejo, a mi se me hace que está jugando conmigo – refunfuñó Esteban. En cuanto a la gente rica que había asistido al evento, todos a excepción de mujeres, sacaron escopetas y rifles dentro de sus coches. También llevaban consigo unos perros de raza pastor alemán. La cacería estaba a punto de comenzar. Todos jugarían con la vida de Esteban. La sangre de un inocente que por buscar un trabajo digno, encontró la muerte. De pronto, el señor Mauro López habló en voz alta: - Muy bien, acérquense todos – se frotaba las manos sonriendo – espero que tengan preparado sus escopetas, porque este juego va a dar inicio. Quién logre derribar a nuestro espléndido corredor, será merecedor de 5 millones. Pueden ocupar cualquier tipo de arma, porque les aseguro que nuestro amigo Esteban, no será fácil de atrapar- hizo una breve pausa, se rascó la barbilla y viró hacia la dirección de aquel monte lleno de árboles por donde corrió su víctima. Alzó las manos y con un aplauso dijo – qué comience la función. Todos partieron a buscar a su víctima, 50 personas andaban en su búsqueda; los perros olfateaban la tierra,


tratando de encontrar algún rastro de él. Para que fuera más rápido localizarlo, todos se esparcieron. Qué manera de engañar a un inocente, ofreciéndole la fortuna a cambio de ser participe de un juego macabro. E inmediatamente se escuchó un fuerte grito: ¡allá está, que no escape! Cinco personas corrieron en dirección hacia a él y enseguida se oyeron los disparos. Esteban estuvo a punto de darle un infarto y huyó despavoridamente. Las otras personas al oír los disparos, enseguida afluyeron al lugar para atrapar a su víctima. Luego soltaron a los perros. Nuevamente lo perdieron de vista. La tremenda oscuridad no les permitía visualizar bien a su corredor. Pobre de Esteban, quedó arrepentido de haber aceptado aquél trato misterioso de aquella mañana. - Hijo de su pinche madre, me engaño éste cabrón – refunfuño Esteban al ver en el lío en que involucró. Ahora sólo le quedaba rezar para salir con vida. Con lágrimas en los ojos maldijo el momento en el que conoció a Mauro López. La vida sólo le permitió un minuto más para pensar en sus dos hermosos hijos y en su adorable esposa. Sin embargo uno de los perros le interrumpió esa triste despedida mordiéndole el brazo.


- ¡Ay Dios mío mi brazo! – Gritó muy fuerte y por desgracia fue escuchado por los francos tiradores. Esteban al no poder soltarse del perro comenzó a golpearlo, pero el animal seguía clavando los dientes en su brazo, parecía como si se lo quisiera amputar. Éste al sentir más dolor, no tuvo otra opción que agarrar un palo de muy buen grosor y le aporreó la cabeza, hasta que se la reventó. Sólo así se libró del animal. Al intentar correr otra vez, dos disparos lo detuvieron, provocando que se arrojara al suelo. Se arrastró sigilosamente a un enorme árbol y allí se ocultó. Esperó a que poco a poco se acercara uno de los tiradores. Al parecer ya no le importaba nada. Tenía que buscar la forma de salir de ahí; no importaba a quién tenía que arrancarle la vida. Su miedo, había despertado su valentía para hacer frente, a las circunstancias por las que estaba pasando. Los latidos de su corazón eran muy acelerados. Cuando lo tuvo cerca de él, lo atacó por la espalda con fuertes garrotazos; lo machacó sádica y violentamente; y le arrebató el último aliento de vida. Después de esto, tomó el arma de aquél individuo, aunque no sabía cómo usarla; tampoco sabía para donde correr. Intentó guiarse con las estrellas; pero fue inútil. ¿Qué otra desgracia le acontecería? ¿A quién más tendría que agarrotar? ¿Cuánto tiempo le restaba de vida? Por cada minuto que pasaba,


Esteban iba perdiendo la cordura. Y en un par de segundos, terribles balazos perforaron los árboles dónde se encontraba él. Éste respondió también con fuego. Pero la mano le temblaba al estar sosteniendo el arma; hasta que se cobró la vida de cuatro poderosos empresarios. Finalmente llegó hasta la costa. No podía más. Se encontraba exhausto. Su arma ya no tenía balas. Cansado y fatigado se dejó caer en el suelo. Después de unos breves minutos, un hombre calvo de traje oscuro y una magnífica gabardina se encontraba a un costado de él. Se trataba del señor Mauro López. - Parece que el juego terminó mi querido Esteban – dijo el señor Mauro. Esteban comenzó a llorar, sabía que eran sus últimos minutos de vida. Mauro le pisoteó la herida del brazo izquierdo. - Por qué me engañó – dijo Esteban - Lo siento amigo pero tú te dejaste engañar, no fui yo. Debo confesar que eres un ignorante de primera clase y que elegiste lo más fácil en vez de esforzarte en tener un trabajo digno. También he escuchado que tampoco te gustó estudiar; así que te conformaste con lo que tenías. Pero el tiempo te hizo ver tu error. Y encima de todo esto culpas al rico de tu desgracia,


cuando en realidad el culpable eres tú. Además, nadie está destinado a ser pobre; recuerda que en este mundo somos lo que elegimos ser. Y tú elegiste la pobreza – mientras seguía hablando sacó un arma en el interior de su gabardina, le colocó tres balas y apuntó hacia Esteban – sólo tengo dos noticias para ti, una buena y una mala. La buena, es que ganaste la carrera, debo admitir que tienes agallas y tu valentía te ayudó a sobrevivir. Así que cumpliré mi parte del trato en el acuerdo que quedamos. Mañana mismo tu esposa recibirá un millón de pesos. Puedes estar seguro de eso. A diferencia de los políticos, yo si tengo palabra. - ¿Y la mala? – preguntó Esteban. - Qué ya te cargó el payaso Tres disparos recibió en el pecho Esteban; y así como él muchos más han sido víctimas y participes de juegos macabros, que solo atemorizan a la población e infunden el pánico en diferentes lugares. El cuerpo de Esteban fue descuartizado y arrojado en un lugar lejos de Vera Cruz. Sofía recibió en un sobre un millón de pesos en la puerta de su casa al amanecer. Y nunca más volvió a saber de su esposo. ¡Ay de aquél que se atreva a difundir esta historia, porque la muerte lo perseguirá en el final de sus días!


LA VIRGEN DE MIS SUEÑOS Ramón de Jesús Hernández Olivares Veracruz, México Cuando la luz se posa en tu rostro el matiz de porcelana transpira, en tus sonrosadas mejillas descansarían los pétalos que transfiguran en besos cautivos. Quedo impávido a tu imagen y mis manos tiemblan deseosas, tocar tu piel, ¡Deseos reprimidos! Angustia que enloquece. Cuando la luz se posa en tu mano reconozco la fina arena de perlas compactas, besaría las comisuras de tus labios intactas y sagradas para robarle la gloria de tu encanto. Virgen que duerme en mi memoria ¡Despierta de tu lánguido sueño! Para darme el soplo de vida, y no morir en la agonía de la sombra.


TAL VEZ... José Rafael Rivero @LetrasySentires País: Venezuela Tal vez pasen sólo segundos Pero una vida entera bastará Para amarte desde ahora y para siempre Tal vez pasen algunos minutos Sin embargo los disfrutaré Porque tu compañía alimenta esperanzas Tal vez pasen muchas horas Y aquí estaré escribiendo versos Y con ellos recortaré distancias para tenerte Tal vez sean días o meses Mientras llegas guardaré en mi corazón Cada beso, cada mirada y lo sabrás al verme Tal vez pasen años Y mis arrugas te contarán Que ha sido hermoso tatuarme tu esencia en el alma Y mientras recorres tu camino hacia mí Dibujaré fantasías en el cielo A un lado de esa Luna que en las noches


Aunque no puedas verla, estará contando al Universo De alguien que te espera con el corazón abierto Para que puedas pasar a habitarlo hasta su último latido... Tal vez... Tal vez pasen sólo segundos Pero una vida entera bastará Para amarte desde ahora y para siempre Tal vez pasen algunos minutos Sin embargo los disfrutaré Porque tu compañía alimenta esperanzas Tal vez pasen muchas horas Y aquí estaré escribiendo versos Y con ellos recortaré distancias para tenerte Tal vez sean días o meses Mientras llegas guardaré en mi corazón Cada beso, cada mirada y lo sabrás al verme Tal vez pasen años Y mis arrugas te contarán Que ha sido hermoso tatuarme tu esencia en el alma Y mientras recorres tu camino hacia mí Dibujaré fantasías en el cielo A un lado de esa Luna que en las noches Aunque no puedas verla, estará contando al Universo De alguien que te espera con el corazón abierto Para que puedas pasar a habitarlo hasta su último latido


No Importa... José Rafael Rivero @LetrasySentires País: Venezuela

No importa si hace frío o calor Sólo importa que estás tú No importa si el Sol quema O la lluvia ahoga No importa si la brisa se calma O si el halcón vuela alto Sólo importa tu sonrisa, Tu mano, tu mirada Un suspiro que nace de la nada No importa si los versos riman Sólo importa que son para ti Desde adentro, con locura Tal vez con algo de premura Pero a la larga no importa nada más, Sólo que puedas leerlos No importa si te importa Aunque si te importara fuera feliz Más de lo que soy tan sólo por intentarlo, Cuando llevas algo como el amor


Aquí dentro en las entrañas, Debes sacarlo Tal vez el Sol, la Lluvia La Brisa, tu mano Tu mirada, el suspiro Tal vez el calor o el frío Sean sólo una excusa Para decirte que te amo... No importa si hace frío o calor Sólo importa que estás tú No importa si el Sol quema O la lluvia ahoga No importa si la brisa se calma O si el halcón vuela alto Sólo importa tu sonrisa, Tu mano, tu mirada Un suspiro que nace de la nada No importa si los versos riman Sólo importa que son para ti Desde adentro, con locura Tal vez con algo de premura Pero a la larga no importa nada más, Sólo que puedas leerlos No importa si te importa Aunque si te importara fuera feliz Más de lo que soy tan sólo por intentarlo, Cuando llevas algo como el amor Aquí dentro en las entrañas, Debes sacarlo Tal vez el Sol, la Lluvia La Brisa, tu mano Tu mirada, el suspiro Tal vez el calor o el frío Sean sólo una excusa Para decirte que te amo


Toque de acalanto Valter Bitencourt Júnior BRASIL “Encontrar meu equilíbrio cortejando A insanidade” (Legião Urbana) És de uma alma tão terna Como um doce cantar de acalanto! Os seus dedos cansados A deslizar em cada compasso Do coração... É lindo! Encosta a sua audição De garoto apaixonado No corpo do violão de olhos Fechados, como as estrelas A se esconder Por entre As névoas De grandes montes, Feito as brisas marinhas Levando as ondas num só Borbulhar... Até as areias cristalinas A beijar o chão virgem... Vai! Ignora as minhas palavras Num só brincar de ninar, cochilando,


Dedilhando cada corda, Na amplidão do espaço. Vai ser imortal de todas as imortalidades Arranca ao vento os meus olhares Poéticos num só fascinar!

Valter Bitencourt Júnior De coração Nos momentos montanhosos, Vou exaltá-lo. Que venha a ser O pico do monte Evereste, O levarei até o topo. Quero guardar momentos Eufóricos de um ser Fantástico, extravagante, plácido. Quero fracionar eternidade À procura de um ser Íntegro, não vendável, não comprável Não tão fácil de ser encontrado Você, meu grande amigo.


Una calavera a la gran poeta, Yram Salinas. NOMBRE: YA ME LLEVO LA CALACA. Grabiel Jiménez: país: México. muy inspirada Yram estaba, robándole inspiración a la tristeza rascándose la cabeza cuando de repente, ella vio una sombra yram pregunto poéticamente ¿eres tu mi inspiración? mas cual fue su sorpresa , era la calaca y del susto que se llevó, Yram grito desesperada, ¡noooo me lleves calaquita! no vez que estoy bien inspirada terminando mi poema ademas estoy desvelada asi ella le imploraba a la calaca eso no le importo, y en seguida le apunto, apurate que tengo prisa no vez que tengo ronda bohemia y contigo nos completamos alli estan , garcia lorca,paz,y sabines,


y mucho me recomendaron , que contigo estan afines, y mucho me recomendaron , que ellos solos ni al cine, y que contigo hasta el pantheon ya vamonos poeta Yram , ya es mucho bla bla bla, y de un paro al corazón , alli quedo bien muerta, y cuenta la leyenda, , que a Yram se le a visto muy contenta, saliendo de su sepultura leyendo sus lecturas, poeticas.. FIN. CALAVERA POR CHIFLAR TAN BONITO: GRABIEL JIMENEZ MEXICO.

Muy temprano aquel día, Grabiel se levanto, y mirándose al espejo, una sonrisa se regalo, y contento se alisto, para sembrar un arbolito, azadon talache y machete,


y al arbolito se llevo, y al patio trasero el se dirigió, comenzó a hacer el agujero, y un viento frio soplaba titiriteaba de frio, y sin camisa el andaba, el siguió y siguió escarbando, ,sin percatarse ,siquiera, de que alguien lo observaba era la tremenda huesuda , la calaca , si la muerte, que le rondaba, sigue chiflando chiquito , que rechulo tu chiflas, el gaby seguía escarbe y escarbe, sin imaginar que la muerte lo esperaba el tiempo se pasaba pero el ni cuenta se dio , el lo que quería... es lo que la gente conto, sembrar su arbolito, una Anacua el decía , como las que hay en sabinas, su tierra que nunca olvido, como a las que yo a jugar me subía, el siempre lo presumía, el de eso se reía , y lo llenaba de alegría..., ya no pudo terminar el hoyo,


su corazón le fallo, fueron tantas las emociones que la muerte se lo llevo vente conmigo "norteño" me gusta como tu chiflas, allá no hacen ruido los muertos ven vámonos pal panteón tu pareces pajarito , chiflas como un ruiseñor, desde entonces la gente que va al camposanto, escuchan a un ave cantar, con singular alegría, dicen que es grabielito, así lo dice la gente, porque canta igualito, como lo hacia el difuntito, que entonando su canto lo hace con alegría , la gente conoce la historia de singular , ruiseñor .


GRABIEL JIMENEZ MI ALMA JAROCHA MEXICO MI ALMA JAROCHA. No he nacido en el puerto no soy de Veracruz, pero tengo alma jarocha, y te voy a decir porque. me gusta mirar las olas de este bello mar, me paso largas horas, caminando por estas calles , que están llenas de historia, admiro , sus monumentos , que cuentan tantas cosas, que aquí a pasado, yo llegue a veracruz , casi al final de los 70, s tuve el privilegio , de subirme a los tranvías a que cosa mas bonita , he visto nacer muchas cosas, ,como cambios de la ciudad, he disfrutado de los carnavales , y he ,puesto mi granito de arena para mejorar de la comunidad,


han pasado algunos años , en que he caminado por el boulevard la gente muy animosa te tratan como uno mas de la familia , a que lindo veracruz, que bueno que vengo de lejos , amo mas a veracruz, al escuchar los acordes , del arpa y la jarana digo yo soy veracruzano , porque me gusta esta música y el zapateado también , me gusta aprender de su historia , nada les dieron en plata, y cuando tuvieron que pelear ,lo hicieron como buenos mexicanos , ofreciendo su vida en garantía, de allí que sea veracruz cuatro veces heroica , y que les digo de poetas, músicos, cantantes, tenemos muchos estandartes , Agustín Lara salvador Días mirón, toña la negra , gabilondo soler, barcelata y jovenes también , arpistas Delfino guerrero , músico de fama internacional hay mucho talento en veracruz, y que belleza es ver los bailes de mi veracruz , el jarocho y la jarocha ,


cuando bailan la bamba son un poema , todos esos bailes sones jarochos que viva veracruz, yo tengo alma jarocha, porque amo a veracruz, por la belleza de esta tierra , porque , veracruz para mi , es poesĂ­a. y mi alma es jarocha..


COMO CAMBIA LA VIDA Lourdes Lagardery Puerto Rico Como cambia la vida en un instante Cuando llega El Amor, todo es hermoso, Nos parece mas cerca lo Distante, Y mas alegre lo que es doloroso; As铆 he cambiado Yo, Mi dulce Amado, Mi Coraz贸n lograste revivir, Borraste en un instante Mi Pasado, Pasado Borrascoso que nublo mi existir.... Ahora soy como una rosa florecida, Como Barco que ve la Luz del Puerto; Porque has sido T煤 el Agua bendecida Que rego un Coraz贸n seco y desierto.


ADMIRADOR SECRETO Elsy Marien Vazquez Reyes México Soy esa persona que al mirarte suspira Soy aquel que sin dudarlo te besaria Son muchos impulsos los que guardare Pues por aquel beso tu amistad perderé Tu sonrisa podría siempre observar Verla mi corazón se llena de felicidad Tus risas igual me provocan reír Contagian alegría principalmente en mi A pesar de tus magníficos dotes No te crees ni un poco hermosa Mi amada, noticias de ultima hora Tu belleza supera a la mas fina rosa Eres única mi secreta amada Con todos tus actos y locuras Sin saber que en la tristeza mi alma Tus acciones graciosas me curan Mas de lo físico siempre hay algo mas Esos bellos dotes contigo estarán Tu inteligencia llena a todos de fascinación Tu voluntad y fuerza es toda una atracción


En todo siempre eres audaz Admiro tu fuerza de voluntad Tu inteligencia crece dia a dia Amo tu mente llena de sabiduria Podria mencionar toda tu perfeccion Pero tardaria toda una eternidad Tu belleza, alma y mente no tienen final O por lo menos para este admirador Si! Soy aquel admirador Que te desea con todo corazon Que te anhela noche y dia Que la vida por ti daria Pero la verdad... es un cobarde! Por que a todo el mundo se enfrentaria Pero teme revelante el amor... Que guarda en su alma con dolor Soy aquel... que en secreto te ama Que en tus dolores desea acompa単arte Anhela dusfrutar juntos las alegrias Y que de vertr jamas se cansa Soy aquella persona que loca de amor Soy aquella que te ve con adoracion Siempre haciendo todo discreto


Pued asi debe ser... por ser tu admirador secreto.

ESPLENDIDA MUJER Elsy Marien Vazquez Reyes MĂŠxico Eres belleza con forteleza No todos lo creen de una mujer Pero no eres como las otras Tu eres esplendida sin saber Amas tanto a tu compaĂąera La quieres con alma y corazon Sin importar los altercados Salen adelante con amor Querida amiga, me maravillas No solo con tu prescencia Tus talentos me fascinan Y fascinarian a cualquiera De todo ellos no se escoger Cual seria mi favorito Tus dibujo, escritos y palabras? Tal vez todos!! Todos me encantan!!


Tienes mas dones maravillosos Amiga mia yo lo se! Tal vez no los conozca todos Pero los tienes! Esplendida mujer! Maravillas con tu belleza Maravillas con tu fortaleza Encantan tus talentos Tus escritos en mi los siento Me escuchas en mis dolores Me escuchan en alegrias Yo tambien quiero ser apoyo Dejame demostrarte Que puedo ser tu amiga Eres esplendida amiga mia Eres magnifica yo lo se Estas palabras te dedico a ti Esplendida mujer


EMBRIAGADA DE TI Claudia Elizabeth Castillo Velasco México

¡Ven y siéntate frente a mí! ¡Vamos a bebernos la vida! Esta noche tomaré junto a ti, whisky, ron y tequila. ¡Pero ninguno sabrá como tú! Eso me deja tranquila. Nadie sustituirá el dulce sabor, de mi eterna guarida. Quiero beber de tu esencia, robusta como vino tinto, degustar a placer mi vista, mi olfato y mis oídos. Sumergirme dentro de ti, esculcar cada rincón. Champagne de Armand de Brignac o como la de Don Perigon. Me permitiré sucumbir, con ese instinto feroz,


en tus caricias de anís y en tu ardiente candor. Nada me embriaga más, que tus adictivos besos de miel. Adoro que tu cuerpo caliente, se funda por completo en mi piel. Quema como aguardiente, tu lengua en mi garganta, se mueve entre mis dientes, estremece toda calma. Anhelo perderme en tus ojos, como alcohólico en una botella, deseo degustarte ahora, ¡que la copa se vacíe por completa! Ser catadora irascible, recorrer toda tu espalda… Oler el perfume que despide, el laberinto de tu alma. Deleitar el sagrado recinto, agotarte sin revuelo. Estoy dispuesta a saborearte, ¡sentimiento sin recelo! Debo saciar mi paladar,


que recorre tu saliva. Exquisito viñedo del cañar, se ha forjado en la bebida. Se destila con furor, el más fino agave reposado; fermentas la cebada, que se extiende en tu cayado. Enfrentaré la realidad, que se mezcla entre tus besos; mañana aguda cruda sentiré por oler tu cuello y tu cabello. Efervescente deleite de mis vicios, ha dejado el calor de esta velada. ¡Adicta me he vuelto ahora! de tu cuerpo en mi almohada. ¡Que no termine la emoción! De la embriaguez de este momento; Recorra la sangre ese torrente, del fulgor en mis recuerdos.

Una voz en el silencio con labios carmesí.


SUEÑO DE AMOR PATRICIA C CERVANTES DOMINGUEZ. México

AUNQUE MIS OJOS NO TE PUEDAN VER NI MIS OIDOS ESCUCHAR TU VOZ CANTAR PERMITELE A MI ALMA Y CORAZON SENTIR QUE TE VUELVO YO A BESAR. AUNQUE MIS MANOS NO TE PUEDAN YA TOCAR NI SENTIR TU ALIENTO TIBIAR MI PIEL SOLO TE PIDO MI ALMA Y CORAZON MORDER TUS LABIOS Y BEBER TU MIEL. AUNQUE LEJOS TE ENCUENTRES DE MI SER CERRARE MIS OJOS, ESCUCHARE TU VOZ SENTIRE TU ALIENTO Y BEBERE DE TI ASI SABRAN MI ALMA Y CORAZON QUE LO MEJOR DE MI EN UN BESO TE LO DI Y SI CON UN BESO ME ROBASTE EL ALMA Y CON ROZAR MI PIEL Y OIR TU VOZ ME ARRANCASTE EL CORAZÓN.. MEJOR ALEJATE DE MI MAL SUEÑO QUE CANSADA ESTOY YA DE LLORAR Y AL DESPERTAR YA NO ESTARAS


SOLO ENCONTRARE EL DOLOR DE MI REALIDAD. "Tiempo" Antonio Marti Martínez Puerto Rico Fanático del tiempo Decía que era... Y es en realidad Una obsesión de odio, Al ver Que nuestras caras Se arrugan, Y nuestros ojos Se adormecen. Estas aquí... Un soplo en la nuca, Y estas, entonces, Recordando este momento; El recuerdo, Trae nostalgia Y en consecuencia Dolor de pecho... Y ya es fuerte Pelearse por dentro, Porque eres, Tres, dos o cinco, Como para pensar


En que vamos muriendo Con el transcurso del tiempo, Entonces... ¿Es paradójico tener sed del mañana? "El verde que busco" Antonio Marti Martínez Puerto Rico

"Me decía un buen hombre que tendría que irme lejos para entender cuanto se quiere una patria" No quiero sonar Hipérbole, Pero soy como la planta Que se aferra a la tierra, Y el verde que busco No se contamina Con poder, Soy como el animal De la selva, Que solo vive Creando ilusiones En su propio destino De aquello que nunca Debió perder, Y el verde que busco


No se contamina Con rostros muertos... Tuve que tropezarme Con mis decisiones Aun vivas, Para entender Que el amanecer No cabe en una mochila, Y el verde que busco, No se lava La cara con sangre, No quiero ser Otro más que se alimenta Con una foto en la pared, Que calma su sed Con lágrimas y melancolía, Que ha creado un clon De nuestro espacio, Para no terminar De romper Su alma... No, No voy a ser ese... Porque nunca supe Parar el tiempo, Porque nací A la mitad


Del momento Donde todo se estaba yendo, Y las circunstancias De mi entorno, Me han obligado A vivir de los recuerdos, No... Yo no me voy... Ya perd铆 mucho, No quiero perder Lo que soy, El verde que yo busco, No invade, No mata, No oprime, No contamina, El verde que yo busco, El verde que soy, Muere por su gente Y en su tierra. (O en la ilusi贸n de la misma)


TIENES PIEL DE GARDENIA ALBERTO ANGELES RONQUILLO MÉXICO Cuando besé tus piernas me di cuenta que tenias piel de gardenia, y ahogado en ti me perdí en las montañas de tus pechos. Como eco repetías mi nombre una y otra vez, entonces con todos mis sentidos palpe cada parte de ti. Se interrumpía tu respiración mientras decías te amo, se interrumpía mi respiración mientras intentaba ser eterno. Frente a mí, tus ojos se encendían: Fuimos la esencia del volcán que fundió la roca. Una sola materia. De repente todo estalló, deposite en ti la fuerza de mi amor, que será irremediablemente la mitad tu y la mitad yo.


ABRÁZAME ALBERTO ANGELES RONQUILLO MÉXICO

Abrázame como lo haces con tu almohada cuando te sientes sola, abrázame como cuando ahogada en llanto necesitas consuelo. Mírame a los ojos, tal como lo haces en la noche al mirar las estrellas. Ilumíname de ti cuando a escondidas te veo, libérame de esta angustia, como a la mar liberas tus besos. Envuélveme tan fuerte, que la muerte por asfixia me encuentre en tus brazos.


LLUVIA TEMPRANA Isidoro A. Gómez Montenegro. México Tristes nubes abrazan el cielo. Suspendidos sin caer sobre la casa de sueño. Umbría sombra proyecta lluvia estiva. Conocemos el agua… Tras luz votiva de silencio cae perpendicular, deja rastro, hace historia; hunde estrellas de mar e hipocampos. Sitiados los pies… Por la mañana una sirena canta, pulveriza marinos y galeón. Caudal de cifras, temor de relámpago. Valerosas vuelven las lluvias inundando arrecifes y playas centenarias. Las nubes inventan el valor nos ruborizan hasta los huesos. Ansían los pájaros rasgar el cielo.


Dicotomía América Guerrero González. México Fuego interior y agua. Anoche llovieron estrellas… Dejo las sábanas con dificultad nace el otoño. Cálida y tempestuosa la mañana llora… lágrimas resbalan en el cristal de la ventana. Dulce y fatal Miro el cielo… perezosa. Anoche llovieron estrellas… Ingrid silba, revolotea, despeina la fronda de los árboles Vuelo y muero en este poema ebrio de lluvia, de aroma a tierra mojada. ¡Torva inquietud! ¡Corre… Corre! Los ríos desbordan sus lechos… arrastran lamentos de muerte voraz destruyen su cauce. Místico llanto; acústica de abismo. Anoche llovieron estrellas…


Inexorable… vibrante poema ebrio de lluvia muere… muere. ¡Quiere morir cantando como muere la cigarra!


UNA FOTO DE MARILYN MONROE Ricardo Cano Vila México

Empezaba en su pelo, siempre rubio. Si es que puede ser rubio el cabello impreso de una fotografía a blanco y negro. Después pasaba a su sonrisa, esa sonrisa perdida tan mítica, icónica que tanto le hipnotizaba. A los labios suspendidos en el tiempo asomándose desde otra parte, otra historia, lejos (antes o después) grabada en plata para hacerle un guiño a través del espacio tiempo. Sin embargo no era a él a quien le sonreía, no en el momento en que se tomó la foto. ¿A quién o a qué? ¿Cuál era el secreto tras el brillo de sus ojos? ¿Cuál era esa historia que escondían y que había quedado fuera de la fotografía? Así era ella o al menos eso deducía de tanto mirarla. Le sonreía a la vida o quizás solo a la cámara, la hacía bailar, detenerse en ella como a él y su mirada en cada curva obscena y natural, de esas que tenía latentes por cada centímetro de su ser y desbordando vida porque eso es lo que era, Marilyn era vida hecha persona. Muchas veces pensaba en su triste destino. Una mujer tan bella, tan sencilla encontrada de esa forma. Probablemente asesinada por un alma cruel un alma muy distinta a la de Marilyn, la sola imagen lo hacía embrutecer


de odio. Luego se decía que no podía haber sido de otra forma, ella no podía envejecer, su cara llenándose de arrugas, sus curvas perfectas cayendo deformadas hubiera sido otra tragedia. Ella había sido como un fruto o una flor, cortada en el momento justo, simplemente se fue, de un modo terrible pero inmediato y nadie tuvo que ser testigo de la muerte lenta de su belleza. Aun así algunas noches no podía dormir pensando en su cuerpo frío semidesnudo ya sin vida sobre esa cama, Ella, la encarnación misma de la vida ahora envuelta por la muerte. Marilyn la inocente víctima de un mundo sin piedad. Del mismo modo cuándo estaba alegre le gustaba imaginar que esa sonrisa era para él, y pensaba en la foto como una especie de portal entre dos mundos. Lo cierto era que desde hacía tiempo mirarla se le había convertido en obsesión. Tanto así que después de un tiempo se le metió la idea de que había una especie de significado oculto en ella. Pasó mucho tiempo buscando la forma de revelarla, no como una foto sino como un acertijo, un rompecabezas que le descubriera su ser , mirando sus ojos llegó a la conclusión de que el secreto estaba ahí dentro, solo tenía que desglosarla, seguir un camino que como un laberinto al final le regalaría una repuesta. Solo faltaba encontrar una puerta por dónde empezar y así como tantas veces hipnotizado por su belleza empezó por el cabello, siempre


Rubio. Si es que puede ser Rubio el cabello impreso de una foto en blanco y negro, recorrió cada uno sin dejar espacio sin mirar, después pasó a su perímetro, recorrió cada curva rebosante de vida. Pasó los ojos por todos los detalles de su ropa y así pensaba que poco a poco se abría ante el secreto hipnótico de aquella foto, Sin darse cuenta que al pasar los ojos por cada uno de esos puntos el mismo se convertía en ojos y sus ojos en mirada. lentamente y en cada uno de los rincones de esa foto su ser se desvanecía y entonces subió a su cara, a su mirada, a esa sonrisa y los labios carnosos que parecían sostener un beso en la promesa, un beso que casi pudo sentir cuando fue consciente de que ya no era nada, estaba atrapado en esa foto para siempre, se habían hecho uno con ella y al llegar a ese lunar, tan bello, tan de ella tan precisamente puesto allí, el al igual que ese lunar ( el final de su viaje ) como el instante luminoso de una vida que pasa a través de un obturador y como toda historia que termina se convertiría en punto.


Gracias infinitas por seguir participando en las ediciones de la revista, con todo mi agradecimiento un abrazo a todos, amigos escritores y poetas

Ramòn de Jesús Hernåndez Olivares Director y Editor

POETAS SIN FRONTERAS NOVIEMBRE 2014  

POETAS INDEPENDIENTES DEL MUNDO VOCES DEL UNIVERSO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you