Page 1

Poetas sin Fronteras Mayo 2018 AĂąo 5 ejemplar 47


TODAS LAS PUBLICACIONES TIENEN DERECHO INTELECTUAL DE AUTOR Y SON PUBLICADAS CON AUTORIZACIÓN Y BAJO SU CONSENTIMIENTO SIN FINES DE LUCRO

https://www.facebook.com/poetassinfronteras.mex

http://poetassinfronterass.blogspot.mx

poetassinfronteras@hotmail.com


Confesión #1 Antonio Pérez Malpica Papantla, Veracruz. So you got me til the end I'll come back to you time and again Got me til the end I'll come back to you, come back to Barret Marshall- Back To You-

Con aquella tinta escurrida en los manuscritos, pretendo adueñarme de algún sentimiento efímero. Caigo en la noción del miedo a rendirme hacia una figura extraña, proveniente de alguna costa marina. Con el corazón agitado y aun latente, redacto la breve emoción nacida en los besos improvisados o en aquellas caricias sostenidas, en algún rincón de tu memoria. ¿Qué se ha jugado en mi interior para que siga pensando en tu existencia? La melodía recorre y acelera las neuronas; quieren escapar para cobijar la latencia esporádica. ¿Desde qué día muero por seguir observando la sonrisa brillante? ¿En qué momento nació el placer por escuchar la sinfonía que predicas? Un misterio surge detrás de las gafas, hay un secreto anidado e intriga a resolver los acertijos del ir y venir del mundo oculto en tu Psique. ¿Existe alguna definición que pueda hipotetizar las leyes que rigen tu universo? ¿Qué tipo de alquimia has practicado en el solsticio de invierno? ¿Qué tipo de beso has ocupado para embriagarme de tu figura? Detengo por un momento las pulsiones nítidas que sacuden mi realidad. Robo unas palabras a la gramática para describir un contexto emergente; anidado en algún silencio causal.


Temo decir, que estoy descendiendo en la espiral infame de Afrodita. La cual me lleva a dialogar con la mecánica cuántica del Eros. Por mucho que vaya con el analista, no puedo definir el sentimiento naciente que surge al verte desde el escaparate de mi adolescencia. En estos momentos, me declaro débil a tu milagrosa existencia. Las metáforas, las palabras o las acciones no pueden hacer énfasis alguno en deletrear el sentimiento placentero que tengo desde aquella tarde. Creo que tus besos han anclado mi alma a una experiencia humana. Sí, me adelanto ante una eventualidad regido por el corazón; destierro razón alguna y antepongo el amanecer como manifiesto Hedónico.

Confesión #2 Antonio Pérez Malpica Papantla, Veracruz. When evening shadows and the stars appear and there is no one there to dry your tears I could hold you for a million years to make you feel my love. Bob Dylan- Make You Feel My Love-

Estoy dispuesto a esperarte con una taza de café, sonreír cuando te aburras de amores ligeros. Seguiré con la manía de estilizar los versos y estrofas; para así intentar enamorarte. Quiero, sentir un mismo latido, palpar la esencia y poner una guardia en los encuentros fortuitos. Quiero dejar besos multicolor en tu existencia, cubrirte con el manto nocturno y susurrar tu nombre como un varón enamorado. Deseo comprender la constante expansión de tu existir y contemplar el equinoccio oculto en tu mirada. Me acelero como adolescente cada vez que tocas mi rostro con la calidez humana.


Hay notas que podrían deletrear tu esencia, armaría una prosa con la finalidad de rendirme a la teatralidad de tus besos. Los versos definirán las secuencias inauditas dejadas por alguna insolencia. ¿Qué más puedo hacer para que correspondas a lo que no has experimentado? Por ti, dejaría de tomar el café amargo. Pasaría a realizar una calistenia y ejercitaría el centro emocional de mi voz. Quiero quererte con locura y pasión; hacerte llegar las mariposas veraniegas, enamorarme de ti. He de admitir que es constante tu imagen reposada en los anaqueles de mi psique fragmentada, que solo hay un tiempo para pensar en aquella mirada, en la cual quisiera perderme por el resto de mi vida.


Pasión, capullo y la luna América Guerrero González Cosoleacaque, México He llorado silente con el rostro en Cristo. Hoy día de su pasión alzo los brazos al cielo en señal de clemencia. ¡Clemencia Señor clemencia! Aparecen sombras de la divina noche. La luna llena me visita de madrugada, enjuga mis ojos rojos, ardorosos, húmedos y se pierde tras la montaña. El corazón pende cual capullo marchito. Lagrima condensada en gota rueda, se detiene, tiembla al borde… por fin se desprende rueda cae. El capullo se siente libre de opresiones abre sus pétalos, despide su aroma recibe tu Luz mi amado Jesús en éste viernes Santo, doloroso, lento. ¡Señor!, tengo la mirada fija en tu Sagrado Corazón, permíteme reverdecer en la Fe y que el capullo marchito levante sus pétalos cargados de rocío son lágrimas por tu pasión ¡Señor! Mañana la Gloria abre y recibe tu sacrificio, el mío ¡Quiero vivir y revivir Señor! Sana mi savia, unge mi ser ¡Señor sonríe! ¡Resucitaste! vuelve tu mirada hacia mí.


¿SABES POR QUÉ? Claudia Elizabeth Castillo Velasco Veracruz, México ¿Sabes por qué algunos cantan con todas sus fuerzas en medio del silencio? ¿Sabes por qué, algunos se golpean sin sentido en las cantinas? ¿Sabes por qué, algunos corren con todas sus fuerzas a ningún lugar en medio de la noche? ¿Sabes por qué algunos danzan, escriben, pintan con fervor y pasión en medio de las desconmenzuradas líneas del tiempo? ¿Sabes por qué algunos abrazan de forma efusiva con deseo de quedarse allí por siempre? ¿Sabes por qué algunos manejan en alta velocidad pareciendo que desafían al miedo? ¿Sabes por qué el pánico se apodera en las madrugadas cuando surgen todas las interrogantes de la vida? Lo hacemos porque no han normalizado el que podamos salir a las calles a gritar a todo pulmón, hasta quedar sin aliento hecho añicos, para poder dejar salir, todo, todo cuanto a entrado, por nuestros ojos, oídos, tacto, olfato y gusto. agujero negro que se llama vida, que todo lo sucumbe, que todo lo enaltece, que se conforma de todo aquello en lo que estamos envueltos y no podemos dilucidar. No lo sé, quizá solo es el café del viernes por la mañana que agudiza todos mis sentidos, cada uno de ellos y me hace padecer, converger y suponer, que no existen respuestas, sino apreciaciones de una pintura de tendencia pictórica cubista, que no podemos entender...


LO QUE DANI LOPEZ MEXICO Disfruto cada segundo Aprovecho los minutos de mis horas Yo no puedo cambiar el mundo Si puedo tocar a las personas Mejorando a cada día Contemplando el firmamento Que ayuda a parar el tiempo En momentos de alegría Te daré una explicación Al compás de tus latidos Entenderás de lo que escribo Con los sonetos de tu voz Tomare tu lugar para no verte cicatrices Hare arcoíris en tus días grises Un día te mirare y te diré Lo que en vida nunca dije


Pensamos Dani López México Te pienso en las mañanas O cuando siento tu perfume Entonces mi sueño huye Hasta volver a tu ventana Tal vez tú no me piensas Si lo pienso me desvelo Intento armar el cielo Desarmo más el rompecabezas Imagino tu sonrisa Reflejada en otro rostro Convirtiendo en monstro Volviendo eterna la prisa Pienso que estoy roto Congelándome de frio Al sentir este vacío El calor de nuestras fotos


Y DEJARNOS DANI LOPEZ MEXICO Nos dejamos Cual fumador a su cigarrillo Apagando nuestro brillo El calor de cuando amamos Nos perdimos mutuamente Explotamos la emociรณn Confundimos el corazรณn Con los deseos de la mente Perdona mi arrogancia En mi lucha de contrarios El desprecio de tus labios Aun amando tu fragancia El para siempre no es eterno Lo mejor es separarnos Olvidarnos lentamente Convertirnos en recuerdos Tu y yo dejarnos En el pasado eternamente


Al recuerdo de mi madre 16-II-1929 – 18-II-2015 Anunciación Isidoro A. Gómez Montenegro. Cosoleacaque, México El olvido dormita desmemoriado, el aura alumbra su piel. Sin amparo del tiempo, ingente violencia muerde los días de febrero, borra el habla. Miramos al cielo… No me siento santo, demoré la ayuda poca o suficiente. Vuelve el silencio sin prisa, hastío libre de heroísmo, efímero; aprendo de la vida. Prístino abismo… me refugio en el destino. No puedo acariciar tu cabello… nadie conoce el secreto de mi corazón. ¡No lo han visto! ¿Lograré liberar la mea culpa? Dulce velo resplandece, la nube resbala en sombra. Lago mudo, el calor oculta la clemencia ala del mundo olvidado. No puedes estar eternamente…


Ángel errabundo, inquieto, ausente de voz. El cielo te llama al frescor azul, disgregado me guarece, nos guarece violenta visión de albura; cielo hipnótico de estrellas. Arrullos y recuerdos de infancia, blanca voz; mudo e inexplicable amor deja descubierto el tiempo, solitaria mi estela. Paz remota de sentirme bueno, puro. La mano de Dios ha de permitir con urgencia; indestramable gesto. Nada limpia el desaliento… el alma. Regreso a casa… irrevocable ternura, luz de aurora, palpito de mariposa, rostro del amor, eco de voz de abedul. Me enseñaste a amar la vida desde tu vientre, madre, el mundo tu nombre avala. Tu regazo acogió la línea vertical, trascendente advocación de ungir al que estraga. ¡Hermosa contrición!


Viento Isidoro A. Gómez Montenegro. Cosoleacaque, Méxio Viento me consumes das vuelta a mis alas en danza impura. Robas sombra no nacida, tus ojos dos lotos gemelos. Tengo lámpara y fuego en la babeante soledad. Luna, estrellas, níquel. Manso mascón de la noche y débil calor en tu costa dormida. Travesía de noche, frente en sombra, fulgor de faroles. Luces de luciérnagas húmedas en cielo de astros. Garganta de la noche coagulada, profundo mar, alfombra de oleajes sombríos. Angosta garganta de arena azogue de sueños derramados en espejos. Morena garza de alas extendidas miras en playa a mover las olas. En tus pestañas duermen los sueños. Pelaje de algas marina suculenta noche de tu pelo. Somos vibración de espuma,


silencio alunado, sollozos de palmeras. Apenas respiro tus palabras, siempre el viento de arena mĂĄscara salobre voz mĂ­nima del infinito.


UNA FAMILIA FELIZ. Jorge y Silvia Patricia Caretta Veracruz México Para la familia González Caretta. __ La Batiabuela se quedó quieta, pensativa, mirando con sus hipermétropes ojos la lejanía como si quisiera recibir ayuda de alguien, _ allá_ en la profundidad misteriosa de lontananza. __ Limpió meticulosamente los gruesos cristales de sus lentes de armazón metálica, de modelo modernista, como si quisiera pulir un diamante “a la Batichica” y ante la extrañeza de Luisito, __ su nieto consentido_ pareció volver a la realidad desde un sueño misterioso, fijando su mirada en él, que burlonamente le dijo: __ ¡Abue!,_ ¿Te quedaste dormida? - Desde hace rato te has quedado como hipnotizada por Dormitiux, el malísimo duende de los sueños que siempre se aparece molestando a los niños buenos como yo, en la serie “Los hipercápticos héroes de la vigésima galaxia” que estoy viendo en la tele. Me estaba dando miedo que te hubieras muerto después que te hice la pregunta que no me has querido contestar. __ ¿Por qué Luisito? __ ¡Porque todos en la familia dicen que estas tan vieja que en cualquier momento vas a “estirar la pata”! (1)


__ ¡Ni tanto Luisito!, ¡Ni tanto! ¡Fíjate!, ochenta y siete años!

¡Apenas cumplí

__ ¿Y no son muchos años ochocientos siete? dijo Luisito, sonriendo pícaro al recalcar la palabra numérica ochocientos siete años. __ La Batiabuela encogió los hombros, terminó de limpiar los cristales de sus lentes y respondió: __ ¡Luisito! - ¡No te dije ochocientos siete años! ¡Chamaco mentiroso! __ ¡Bueno!: ¡De todos modos! ¡Ochocientos siete y ochenta y siete son muchos años! ¿O no? __ ¡Claro chamaco feo y grosero! pero yo no te dije que tenía la cantidad de años que me estas “achacando” (2). Apenas, __para que lo sepas- Estoy iniciando mi segunda juventud. __ ¡Sí, ¡cómo no! ¡Mis tíos dicen que estas tan vieja que ni tu misma te diste cuenta cuando te moriste! __ ¡Cállate mocoso! _ ¡Te voy a dar “un sopapo” (3) por irrespetuoso! __ ¡Ay Abue!, ¡Que fastidiosa eres! ¡Ni aguantas nada! __ La Batiabuela dulcificó su mirada y se puso sus gruesos lentes que parecían “fondo de botella”. Sus artríticos dedos se deslizaron por el ensortijado y desde luego, mal peinado cabello del nieto. - Agarró la carita de Luisito y le dio un babeante y prolongado beso, (Cosa que Luisito odiaba con “odio jarocho” porque le dejaba


mojados sus mejillas por la baba) y la abuela le dijo, quedamente, casi como un susurro, suspirando hondamente: __ ¡Luisito! __ ¡Dejemos lo de mi edad para otra plática! Debo decirte que, tu pregunta es una de las más interesantes que me han hecho en mi vida. La respuesta no te la puedo decir directamente porque viendo lo inteligente que eres, ¡El más inteligente de mis treinta y seis nietos!, estoy segura que la vas a encontrar tú mismo__ ¡Claro abue! ¡El más inteligente y el más guapo de todos! __ ¡Bueno! - ¡Mejor no afrontar la realidad! ¡Trataré de contestarte a mi modo si no, nunca terminaré porque sé que eres más terco que una mula! Estoy segura que enseguida me vas a preguntar: __ ¿Qué es afrontar? _ y al contestarte me vas a volver a preguntar otra cosa y de seguro, nos vamos a pasar toda la tarde: así: ¡Tú preguntando y yo respondiendo! Y, desde luego, “va a ser un cuento de nunca acabar”. __ Molesto, Luisito, le dijo a la Batiabuela: __ ¡Pues para eso están las abuelas! __ La Batiabuela concluyó, en su fuero interno que ése y todos los “rounds” los ganaría Luisito y dando un fuerte y prolongado suspiro, dijo: __ ¡Siéntate Luisito! - Te contaré un cuento para que, si eres “abusado” (4) encontrarás la respuesta a la pregunta que me hiciste.


__ Luisito, mirando sorprendido el arrugado rostro de Batiabuela, dijo interrogante: __ ¿Cuál fue la pregunta? ¡A mí ya se me olvidó! __ La Batiabuela, condescendiente, dijo al niño: __ Me preguntaste hace un rato: ¿Cuál es la familia perfecta? II __ La Batiabuela se “aclaró la garganta de una molesta flema que traía pegada, - Inspiró mucho aire y comenzó a contarle: __ Había, hace muchos años, en un rinconcito del cielo, un angelito muy bello pero muy latoso, alguien como tú. - A cada rato estaba importunando al buen Dios con su deseo de querer bajar a la tierra y encontrar a la familia perfecta. __ Luisito levantó su mano pidiendo silencio a su abuela y esta calló. __ ¿Qué quieres Luisito? __ El niño, se le quedó mirando y le dijo: __Abue, ¿Puedo hacerte una pregunta? __ La abuela suspirando hondamente, le dijo: __ ¡Ya sabía que me ibas a estar interrumpiendo el relato! __ ¡Mira! _ Te voy a contestar solo esta pregunta y si vuelves a hacer otra, me paro y me voy a hacer un chocolatito a la cocina.


__ Luisito, tal vez ante la perspectiva que a futuro podría tomar el chocolate si no hacia preguntas, se calló. __ Esto, desde luego no le gusto a la Batiabuela pues se le quedó mirando al niño y le dijo: __ ¡Bueno Luisito! _ ¿Cuál era la pregunta que me ibas a hacer cuando me interrumpiste? __ Luisito, con su voz chillona le contestó: __ ¡Ejele! __ Si te pregunto ya no me vas a seguir contando el cuento y te vas a ir. __ ¡No mijito! Te prometo que no.- ¿cuál es la pregunta? __ Luisito, haciéndose el remolón, le contestó__ ¡Ay abue! ¡Ya se me olvidó! __ La abuela, conociendo de antemano que el niño era un lángara (inteligente y mentiroso) le dijo: ¡Dime o no sigo con el cuento! __ ¡Bueeeeeno! ¡Consteee ehhh! La pregunta es: ¿Que es importunar? __ No hubo respuesta de inmediato. __ La abuelita no la supo y le dijo: __ ¡Bueno, mejor te sigo contando lo de hace un rato! __" Segurolas bolas y a otra cosa mariposa! dijo usando un caló no conocido por ella y prosiguió su relato __ Dios, fastidiado de oír a cada rato la extraña petición, le dijo a San Pedro que prepararan una carroza celestial y que bajaran al


preguntón angelito a la tierra, a buscar lo que con tanta insistencia quería el niño. __ San Pedro, obedeciendo, subió al angelito en una comodísima carroza hecha de nubes anaranjadas y con un leve soplo lo hizo descender a un pueblo enclavado en un valle muy hermoso, donde estaba la carpa de un circo. __ En aquella multicolor carpa había mucha gente y lo que más le llamó la atención era que todos reían con lo que hacían o decían los payasitos. Notó que se divertían mucho con los caballitos amaestrados y otros animalitos que obedecían a sus entrenadores. __ Todos se quedaban asombrados de la destreza de los señores que hacían malabarismos lanzando al aire los aros y los bolos de madera y nunca se equivocaban pues jamás se les caía. - Gritaban entusiasmados con los leones cuando rugían y vio asombrado cómo obedecían a su domador, pero, en la pista principal, gritaban de miedo cuando los trapecistas “volaban” por los aires con gran precisión, pues no usaban red de protección y estaban tan bien entrenados que nunca se caían. __ Todos aquellos que estaban en el circo, padres e hijos, comían dulces y golosinas que les repartían los payasitos. (Comprados naturalmente) __ Entonces, el angelito, subiéndose feliz a su carroza de nubes anaranjadas, regresó con Dios y le dijo: __ ¡Definitivamente! _ ¡Esta es una familia perfecta! Todo el tiempo estaré rodeado de


animalitos, de personas divertidas, de juegos. Todo el tiempo estaré divirtiéndome, comiendo dulces y golosinas, oyendo el rugido de los leones, viendo la belleza de las gacelas y las acrobacias de los trapecistas. Jamás me levantaría de mi cama temprano. Nunca me bañaría y no tendría que ir todos los días a la escuela, lugar donde la única vez que nos divertimos es cuando nos mandan a recreo. __ Dios se mesó su blanquísima barba, le guiñó un ojo y le dijo: __ ¡Querido Luisito! __ ¡No te desesperes! ¡Toma las cosas con calma para que tu decisión sea la correcta y mañana, volverás al mundo para conocer otra opción! __ En ésta ocasión y solo por tratarse de Dios, el angelito no quiso ser terco e impertinente y no le preguntó qué significaba la palabra opción y aunque no fue mucho de su agrado regresar al mundo hasta el día siguiente porque sus deseos eran de volver lo más rápidamente posible, tuvo que conformarse y se fue a dormir. __ Al día siguiente, muy temprano, se levantó y vio que, junto a su habitación en el paraíso, estaba esperándolo un carruaje formado por nubes blancas y adornos de color oro que destellaban hermosamente con la luz del sol. __ Se subió rápidamente y el vehículo lo llevó a un enorme valle donde estaban, en ordenada formación, grandes naves espaciales, iluminadas de una forma preciosa con luces estrambóticas de muchos colores, controles de mando muy sofisticados con computadoras muy modernas, de esas de última generación.


__ A lo lejos, alcanzó a ver a un hombre alto, muy robusto, enfundado en un traje espacial luminoso que parecía ser uno de los héroes súper galácticos que, se introducía ágilmente a una de las naves, encendía los cohetes propulsores y escuchando el conteo decreciente de cinco, cuatro, tres, dos, uno, cero; despegó hacia el espacio sideral, dirigiéndose a la luna. __ Emocionado, pudo ver con qué facilidad aquel hombre con traje espacial alunizaba expertamente. El angelito pensó: __ ¡Qué sabio es Dios! __ y su mente llegó a la conclusión de, definitivamente, sería grandioso estar siempre viajando a la luna, a las estrellas de la galaxia de Eupitrón e incluso llegar hasta Saturno y entonces, tuvo el ferviente deseo de nacer en la familia del astronauta. __ Regresó ante la presencia de Dios y le dijo que su deseo ahora era: Vivir en una familia de astronautas. __ Al parecer al señor Dios le causaron risa los deseos del angelito, lógicamente que no fue de su agrado y con voz alterada le replicó: __ ¡Mi señor Dios! desaparecido!

¡Ya la confusión que tenía, ha

__ ¿Por qué mijito? _ __ Pues la cosa es muy clara. Sería “muy chido” (bonito) ser un hijo en la familia de astronautas. Así podría ir a la Luna, a Marte, a Saturno y podría visitar a las estrellas de las constelaciones y descubrir


universos hasta ahora solo conocidos por ti que los hiciste. Subir a una nave espacial, irla tripulando y visitar los lugares más apartados del espacio sideral, en el momento que yo quisiera. __ Dios nuevamente le acarició sus cabellos al angelito y este sintió un inmenso placer y tranquilidad. Al mismo tiempo, le dijo con una voz muy dulce: __ Tranquilo mí amado hijo_. Deberás, mañana, muy temprano, ir a una nube más, aunque veo que no te gusta la idea y te has enojado. __Te ruego me perdones. La familia a la que te he destinado no es la del circo ni la de los astronautas. Mañana encontraras la familia más maravillosa que te puedas imaginar. Ahora, descansa y mañana bajarás a la tierra para encontrar lo que tantas buscas. __ Esa noche, el angelito apenas podía dormir pensando en cuál sería la familia que le tenía dispuesto Dios y se preguntaba sino sería una familia tan divertida como la del payaso del circo, ni tan inteligente y aventurera como la del astronauta. ¿Cómo sería? __ Apenas se despertó, el angelito saltó sobre una nube pequeña de color violeta, pero, impulsada por los aires siderales, pronto bajó a la tierra, en un estadio muy grande donde se aglomeraban muchas personas gritando con mucho entusiasmo por la emoción tan grande que les embargaba. En ese lugar se escuchaba mucho ruido porque se estaba llevando a cabo una competencia de motocicletas.


__ Él nunca se había subido a un vehículo que se desplazara a tan gran velocidad. __ ¡Vaya! _ Solo en las nubes que lo desplazaban del cielo a la tierra, pero esas eran naves siderales que Dios había mandado a fabricar y comprendió que todo lo que Dios hace; es perfecto. De repente, le entraron unas ganas enormes de pilotear esas motos que se desplazaban a velocidades tan increíbles. __ ¡Ahora ya no tenía duda! _ ¡Al fin había encontrado la familia que quería! Dios le había escogido una familia donde se divertían con el vértigo que produce el peligro y la velocidad y se dio cuenta que sería muy hermoso vivir en el seno de una familia donde todos eran muy inteligentes y valientes pues sabían controlar a esas máquinas tan poderosas. Raudo se subió a la nubecita de color violeta y regresó al cielo. Ya no tuvo que preguntar nada a Dios pues Él le mostró su cara, otrora bondadosa, ahora con franca adustez. Estaba poniéndose cada vez más triste y hasta llegó a pensar que jamás regresaría a la tierra para vivir en una familia perfecta. Al parecer sus planes se derrumbaban. __ Dios le señaló con su amorosa mirada una hermosa nube-carruaje de color celeste- Sabía que era una nube especial pues se rumoraba que los que se subían en ella, siempre encontraban la verdad. En esta ocasión la nube carroza celeste viajó por el espacio sideral muchas horas y el angelito, cansado por tantas emociones, se quedó dormido. __Despertó_ No supo calcular el tiempo que permaneció dormido, posiblemente unas horas o cientos de años. Abrió sus ojos y notó que


estaba en un lugar donde no se oían risas, solo escuchaba balidos de corderos, mugir de vacas y manifestaciones vocales de varios animales. __ Al asomarse por “una rendijita” de la nube notó que el cielo estaba muy estrellado, pero había una estrella muy grande que resplandecía con mayor luminosidad que las demás. Sentía mucho frio y vio que estaba fuera de un pesebre, acompañando a tres personas adultas, vestidos lujosamente como Reyes, con una mirada de bondad que en nadie había observado anteriormente y cargando unos cofres con oro, incienso y mirra. __ En ese momento, sin tener la necesidad de ir al cielo para expresar su deseo ante el propio Señor Dios, pensó que, __ ¡Por fin! _ ¡Había encontrado la familia perfecta a la que quería pertenecer! __ La magia sucedió, mi querido nietecito, dijo con lágrimas en los ojos, la Batiabuela. Dios le concedió a ése angelito, tras tantos años de espera al que nació en un pobre pesebre, carente de bienes materiales pero plenos de amor. Déjame contarte, mi querido nietecito que ése angelito fue… __ La abuela fue interrumpida por la voz emocionada de Luisito: ¡Yo sé quién era Vita! ¡Fue Jesucristo, nuestro Dios que nació pobremente, se hizo hombre y murió haciendo el bien a todos para traernos la felicidad que todos necesitamos! __ Suspirando, Luisito, mirando a su abuelita, dijo: __ ¡Ahora dame mi merienda porque tengo que ir a decirles a mis amiguitos que la familia perfecta es la que Dios nos ha dado!


Jorge y Silvia Patricia Caretta

Año Dos Mil Trece

Glosario l-Morir 2.-Atribuyendo 3.-Golpe en la boca 4.-Inteligente

TAL COMO LES IBA CONTANDO Jorge Caretta Salas Veracruz, México Tal como les iba contando, éstos niños de hoy, cómo que son más listos que nosotros cuando teníamos su misma edad. Yo no sé si es por la maldita televisión o de sus canijos celulares o por las tablets que, los adultos, por alcahuetes o por la supuesta comodidad de que los chavos “dizque” estén entretenidos, pero, el hecho incontrastable y a veces incomprensible es que, al parecer en el aspecto cibernético, los niños nos han ganado la partida Ellos __con pasmosa facilidad__ nos dan “veinte y las malas” (1) como decimos coloquialmente y saben manejar como consumados expertos a esos aparatos tan complicados, (Bueno, cediendo un poco menos, a lo mejor es cierto) Esto, __dada nuestra pereza en no querer aprender su manejohace que nos imaginemos que ellos tienen una inteligencia superior a la nuestra. - Bueno, cediendo un poco, a lo mejor es cierto Me detengo a comprender que, a lo mejor no es cierto porque, cuando los examinamos de lo elemental de las cosas de la vida, no han


aprendido casi nada de lo que es la misma y actúan como robots dirigidos por lo que la cibernética les dicta. Vean ustedes que se ha perdido todo lo que era comunicación verbal. Ahora todo lo quieren hacer mediante correo, Watts Apps. aunque estén cercanos entre sí, a veces en la misma habitación y __ ¡el colmo! _, en la misma mesa, uno frente al otro. Ya las pláticas familiares, aún en la hora de la comida, se han cancelado. En conclusión, aquellos tiempos en que nos comunicábamos en forma directa y personal se han acabado, _ ¡Lamentablemente! Les pondré un ejemplo: Ayer, al llegar a mi casa, encontré a mi nieto, de ocho años, con la televisión prendida proyectando una serie de vampiros como personajes principales, El chamaco, estaba, enjundioso y temerario, dándole impulso con todas sus fuerzas a la hamaca, que me sirve para cómodamente, "echarme un coyotito" después de comer. No logré visualizar en el chamaco ni un dato de asombro por mi presencia. Al verme irrumpir a su ambiente personal, siguió dándole con más violencia a la "mecida de la hamaca" y sus dedos, como un jugador profesional de baraja, trabajaban las teclas de su teléfono digital. __ ¡Hola Luisito! _ Le dije con voz alta, tratando de dar mayor volumen al sonido que en la televisión emitían los vampiros. El niño se me quedó mirando tal vez una diezmillonésima de segundo y regresó a su teléfono celular donde posiblemente le había interrumpido una importante plática. No obtuve, __por supuesto_ ninguna respuesta. Encorajinado por la falta de educación de mi nieto, traté de detener el vuelo vertiginoso de la hamaca y este hecho fue el


detonante capaz de que me mirara iracundo, dejando entrever que posiblemente había hecho un acto cuyo castigo debería ser, __ cuando menos, - desollado o quemado en la hoguera de la Inquisición. ¡Un castigo merecido posiblemente por la osadía de interrumpirlo! ¡Caramba! __ ¡Qué gran ofensa! _ ¡Caramba! ¡Qué pecado tan enorme! ¡Lo había interrumpido de su importante conversación cibernética! ¡Qué atroz delito había cometido! A los ojos misericordiosos de mi nieto, esta bellaquería posiblemente debería ser castigada con la pena de muerte, Sin embargo, al fin, viejo como soy, pudo en mí más la prudencia y dejé que terminara de balancearse tan violentamente en la hamaca y al mismo tiempo, terminara sus mensajes con el celular. Terminó y al parecer, mostró satisfacción de haber conseguido posiblemente, “salvar al mundo” por haber terminado su plática con el celular y me dijo: __ ¡Abuelo! __ ¡Qué quieres? _ ¿No te diste cuenta que estaba “chateando” con mi celular? __ ¡Caramba! _ ¡Ahora ustedes los viejos ya no tienen “ni pizca de educación”! Nótese que ahora soy y me dice: ¡Abuelo! Ya no soy "abuelito" como todavía hace tres años me decía cuando se dirigía a mi persona. Sorprendido le dije: _ ¡Escúchame! Mi nieto alzó la voz y me dijo: __ ¡No. __ ¡Escúchame tú, abuelo! _ ¡Eres una persona afortunada! Desconcertado, le pedí que me explicara la aseveración de que yo era una persona afortunada.


Mi nieto, mostrando una cara de aburrimiento, me dijo: __ ¡Mira abuelo! __ ¡Tú mismo me contaste que jamás conociste a tus abuelos! _ ¡Por lo tanto! __ ¡Eres una persona muy afortunada! _ ¡Desde luego, más afortunada que Yo! Todavía sin comprender, le dije, con toda la paciencia del mundo: __ ¿Por qué? __ ¡Pues fuiste y eres una persona afortunada porque no tuviste la desgracia de tener unos abuelos que te estuvieran "fregando"! POSDATA. No sé si mi nieto tenga o no razón. _ ¿Ustedes que opinan?

Doctor. Jorge Caretta Salas catorce.

Portón.

GLOSARIO 1.-Ventaja considerable en el juego de Billar.

Julio catorce del Dos mil


NADA LOLA VARA (Cris Marino ) Argentina Cuándo se fue/ la vida entristeció/ el dia se hizo gris/ la noche no brilló. Hoy parados frente a frente quise encontrar la paz que me brindaba/ llenarme de su aroma/ acariciar su alma... Se deshicieron silencios. No pude... mirarme en sus pupilas/ su piel estaba/ tan lejana/ cerré mi corazón/ hui de su morada/ arrinconé los versos/ observé desde lejos/ desterré toda voz/ desdibuje recuerdos. Un mar me acompañaba/ azulinos cristales estallaban. Volvió a sangrar la noche... Sin sueños/ sin campanas sin nada... nada.


aires de ensueños/ están cercanos/ todos los versos/ allí en los labios/ besos sagrados/ que se amanecen/ entre las manos/ huecos de sombras/ largas esperas/ cómo penélope/ pierde sus ojos/ en los andenes/ pasan los trenes/ no se detienen...


Buscador Lucila Reyes González México Soy una búsqueda incansable, un deseo infinito de encontrar, un beso, una caricia, fuente inagotable que inspiración me pueda brindar. Soy una lucha permanente entre mi deber y mi pasión, entre la calma y el deseo latente de satisfacer mi corazón. Soy dicha y soy dolor, busco emociones, busco amor, y aunque entre algunos aciertos salga inevitable a relucir el error. No importa seguiré mi búsqueda hasta encontrar lo que soy, ¿genio, poeta o loco? sólo soy un Buscador.


En espera de tu amor Lucila Reyes González País: México Cada noche en mi embeleso, llegas a mí con tu ternura, te acercas a mí dándome un beso, que me sonroja y me turba. Cada noche a ti me entrego y cada noche lo disfruto porque a tu amor yo me apego, porque es mío, no lo disputo. Cada noche espero tu regreso a que llegues a verme, mi adorado, siempre estoy aquí, aquí te espero. Y que te acerques quiero a darme ese beso y tan anhelado. En este lugar divino, cada noche conjugo la poesía, la amistad y tu cariño. Porque con el amor que haces derroche siento el placer de mujer y la alegría de niño. Cada vez que me dices en tono enamorado: Hola, mi amor, ya he llegado.


Tonalidades Lucila Reyes González México ¿Cómo quieres que no te quiera? si convertiste mi invierno en primavera, el gris de mi vida, lo llenaste de colores, y con tu esencia descubrí nuevos olores. Volé contigo en remotos cielos, conocí en ellos mundos nuevos, me remonté viendo otros colores y percibí el aroma de diferentes flores. Me albergaste en la mar de tu pecho y juntos navegamos un largo trecho, vaciaste en mi mente toda tu ternura descubrí que los sentimientos tienen colores y textura. Que el amor es rojo y suave como tus besos; que la pasión se tiñe de morado intenso, que la paz es blanca y tersa, y la picardía es rosa con sonrisa traviesa. Supe del negro áspero del dolor, que las pasadas penas tienen un agrio sabor, que la tristeza es gris con tintes de negrura, si no la limas y aclaras, se convierte en amargura. La esperanza es verde de suaves matices, con elevados montes para que en ellos te deslices, la felicidad se viste de tonos cambiantes, brillos resplandecientes y azules mates, para que vivan en tu memoria, y brillen para siempre en tu historia, y cuando recuerdes todo lo que has aprendido, des gracias a Dios por haber vivido.


ROCÍO María Angelina Bustos Bargas La Cruz-Córdoba-Argentina Mi viejo libro, cuna de recuerdos en tu vientre rebosante de colores me atrapó ese misterio de la infancia urgencia de cultivar la imaginación que se quedó suspendida en una ronda de letras saltarinas. Cómo no recordarte mi viejo mago de segundo grado si en tus papiros abordé los primeros viajes a la fantasía mientras las palabras danzaban alrededor dejándo mensajes intrigantes. Si la garra del viento deshilachó las velas de tus barcos piratas y en el fondo marino de la niñez reposa el cofre con sus tesoros. Hoy, la nostalgia desborda la memoria y en mis pupilas asoman cautelosas lágrimas de añoranza plagadas de imágenes imborrables.


¿Qué hay dentro de un olvido? María Angelina Bustos Bargas La Cruz-Córdoba-Argentina En un desesperado intento por curar la herida que hay en mi corazón quise aliviar mi pena en el olvido y solo puedo decir que encontré tristeza y desamparo amarguras petrificadas sombras de un dolor adormecido. El olvido ha esclavizado la memoria y levanta un muro de silencio donde se debate la impotencia.


LIBERANDO ESPACIO OCTAVIO PONZANELLI Cosoleacaque, Veracruz, México Hoy la planta baja de mi casa está como zona de desastre, al bajar la escalera, faltó poco para que llamara a un teléfono de emergencia solicitando ayuda para encontrar a mi familia en medio de los escombros. No era nada, solo mi mujer que había sacado de los armarios las cosas que se van guardando y después de unos años notas que no serán usadas nunca, entonces, decides tirarlas. Solo así tendrás lugar para guardar otras cosas inútiles. Entre las cosas increíbles, había pedazos de floreros, calcetines sin pareja, en fin, desde un buda de porcelana china (regalo de nuestra boda en 1992) que perdió la cabeza un día que me decidí a sacudir el librero, hasta una caja con no se cuantas invitaciones que hemos recibido a lo largo de estos años para bautizos, bodas, XV años, etc. En fin, es bueno depurar el espacio, las cucarachas estarán molestas, pero ahora hay lugar para guardar objetos que representan algo para nosotros y que seguramente serán estorbos en unos años. Lo mismo decidí hacer con mi persona, depurar mi alma, mi corazón, mis cariños y mis rencores. Mi conciencia está también llena de cosas que no necesita.


Como ese coraje que le tenia a mi padre que me alejó de el por casi una década, recuerdo bien el motivo y sigo pensando que fue su culpa, sin admitirlo, me ha demostrado con sus acciones que pretende hacerme olvidar ese capitulo en nuestra relación y darnos otra oportunidad de ser padre y de ser hijo. Venga viejo, también yo te amo. Y ¿Que hago con ese comentario que hizo mi mujer hace algunas semanas? Ese que tengo guardadito para usarlo en mi defensa cuando se presente una discusión. Me cuesta tirarlo, es algo así como mi arma secreta. Hay cosas que son difíciles de desechar, pero siendo objetivos, solo esta ocupando un lugar que podría ser habitado por uno de los muchos comentarios cariñosos que he recibido de ella. También tengo algún rencorcillo en contra de mi madre, mil permisos negados en mi infancia para asistir a campamentos, excursiones, fiestas y reuniones argumentando que yo era un niño atrabancado, ni siquiera tengo claro que significa esa palabra, solo se que por ser de ese modo, perdí la mayoría de las oportunidades que tuve para convivir con mis hermanos, primos y amigos. Ahora que tengo hijos, no se si son atrabancados, pero emulando a mi madre, les he negado algunos permisos para asistir a lugares donde, según mi opinión, estarían en peligro por su intrépida forma de ser. En este punto, le doy la razón a ella, los hijos atrabancados no van a lugares peligrosos. Hablemos de mis hermanos y hermanas, el destino de cada uno nos ha separado geográficamente, hoy no puedo recordar cuando fue la ultima ocasión que estuvimos todos juntos, hace años que no recibo una llamada en mi cumpleaños y siendo equitativo con su proceder,


tampoco les telefoneo cuando ellos celebran el suyo. Parafraseando a mi abuela materna: “si uno es mula necia, el otro puede ser una mula peor”. Bien, dejaré de ser la peor mula. Mis amigos… también les tengo su guardadito, también voy a tirarlo a la basura, por cada recuerdo negativo que tengo de ellos, puedo contar sesenta ocasiones que han estado a mi lado para darme su apoyo, nunca han faltado en momentos difíciles, entonces… ¿Como soy capaz de recordar insignificancias que solo consiguen alejarlos de mi? Que bien me siento, de nuevo tengo mucho espacio para guardar buenos recuerdos, para almacenar nuevas experiencias y para ocuparlo con cosas positivas. En algunos años, habrá otra limpieza de armarios en mi hogar, entonces podré revisar que es lo que he guardado en mi conciencia después de la depuración de rencores que hoy he hecho en ella.


LO PROFUNDO. OSVALDO PETTINICCHIO (DANIEL VATTIMO). (Derechos Reservados). ARGENTINA. De los sobrecogimientos de la vida, me quedo con la voracidad de la inigualmente inmensa soledad del mar de Agosto, que torna en duelo su celestial verdad en ese azul profundo, profundo de su origen. Profundo en su inalcanzable sombra de agudos aguafuertes, profundo en él mismo. Inallegable y frio. A veces, un magno atardecer me ha encontrado en las aristas póstumas de ansiedades colmadas de espera, de una noche de mar, de inesperado silencio, de Luna. Descifrando el idioma amigable, el idioma náutico de su espuma envolvente, tan predecible como efímera. De las olas. Sutil, como su mensaje de arenas vivas. Eterno sí, eterno e inalcanzable como su propio límite. Su textura inmanente, arenosa. Áspera y coherente. Un armónico concierto inapelable traduce pentagramas de palomas con albatros,


de claves de Sol con caballos de mar. De cantos de sirenas y ballenas. De tu mano en mi corazón, como pájaro en el aire. Impensado y libre. Inesperadamente, ya no fui ni yo. Solo era un caos de aguas salitrosas, transparentemente oscuras, de peces. De aromas longevos, casi eternos. Fue la interminable conciencia del mar en una sola furia. Amanecí en una playa, desnudo y salobre. Casi sin voz y sin alma, al borde casi la muerte, casi la calma…


DE MI TIERRA. OSVALDO PETTINICCHIO (DANIEL VATTIMO). (Derechos Reservados). ARGENTINA. hora que de viejo me fui del centro, cansado de madrugadas con ajetreos, de gente que habla sola por los caminos, que no encuentra porque ni Dios en sus desatinos; hoy, me gusta la soledad que me da la tierra cuando al solo pisarla siento que vivo. Hay veces, tomando un mate mirando al cielo, me da por pensarle causas a mi destino y encuentro que las razones que me enseñaron no son las suficientes para que cante, los cuatro o cinco motivos de mi estribillo. Porque cuando uno vive y crece del yuyo, inventa paisajes cortos que no ha vivido. El estribillo siempre es como el alma del que compone y siente la melodía, en mi caso, sale con trote corto, porque de golpes tengo pa´ hacer un libro con las hojas de un tiempo de espina y rosas y con otras que guardo para el olvido.


Siempre me levanté cuando me he caído, algunas veces solo, otras con los favores de alguien que pasó cerca y escuchó el ruido. ¿Gracias a la suerte?. Tal vez… Pero nunca quise que el tiempo me vea tendido, no me gustan las puntas de sus agujas porque también me marcan tiempos perdidos. Por eso dije que hoy me gusta la soledad que me da la tierra, que de solo pisarla siento que vivo. Cuando un triste me envuelve, me da consejos y cuando el alegrón llega baila conmigo… ¡Tierra, solitaria cumbre, madre de las llanuras que no he vivido, hija del Sol Naciente que entibia las gotas mansas de los rocíos!.


EL BESO EN LA MEJILLA. OSVALDO PETTINICCHIO (DANIEL VATTIMO). (Derechos Reservados). ARGENTINA. Algunas veces siento que piensas que me he ido. Pero no… Encuentro mi escondite muy detrás de los ruidos de la casa, de la música, de la vida. Desde allí yo te observo. Me encanta cuando ríes, tu rostro cuando cantas, la melodía en tus labios. Se cierra mi garganta y no sé qué hacer con estos brazos que quieren abrazarte. Pero no… Ahora ya es distinto, es todo a la distancia. El beso en la mejilla, que otrora fue volcán con sus lenguas de fuego, ha transformado brasas. Algunas veces siento que aunque sea en la mejilla, tu beso tiene aquello, que en esencia candente los dos nos hemos dado. Y... Y me pone feliz. Y así me quedo un rato con los ojos cerrados, soñando cosas nuevas contigo y también del pasado, ¿por qué no?, hubo cosas sagradas. Cuando llueve en tus ojos y se cae tu mirada, las cosas del presente se vienen como sable y me dejo cortar sin temer a la sangre. Un ramo de silencio, una rosa perdida en las hojas de un libro que ya no lee nadie, así se ve mi alma. Humo, cenizas, paredón sin calle…


PARA DECIRLO CON GUITARRA. Osvaldo Pettinicchio (Daniel Vattimo). (Derechos Reservados). ARGENTINA Anoche me dio por engañar al horizonte siguiendo ese camino que me lleva, no sé dónde. Vigilia con ojeras me encontré bajo una estrella, y lento, me deje llevar por el fulgor de la brisa que su viento me dejó. Mirando hacia el fondo del temblor que da la ausencia, no supe eludir la sensación de hielo y piedra, la Luna se ausentó con sus destellos, tú nube apareció jugándole a un zorzal y la luz de tu silueta se escondió. Sentí en la piel como un brocal de sueños, sin despertar quise buscar tu pelo… Amanecí, lejos de aquí, en un lugar sin tiempo. Donde todo es igual, donde nada cambió y el perfume de tu boca apareció …y lento me deje llevar por el fulgor de la brisa que su viento me dejo.


MENESUNDA. Osvaldo Pettinicchio (Daniel Vattimo.) (Derechos Reservados). ARGENTINA

(Un Abrazo con las ideas de Juan Gelman). Solía caminar anticipando devenires, el sentimiento quedaba como después de depositar un metro de cantos rodados en el fango de la inundación. Algunas solían desaparecer para siempre, a otras les cabía la posibilidad de una lluvia más. En esas, alguna vez, mi corazón tuvo más hambre que piojo de peluca. Los piojos de peluca son así, capaces de morirse de hambre en la mitad de la belleza que no les da de comer. Embellecidos por tanta belleza, comienzan a sentirse un ruiseñor más hondo que la noche en que te conocí, un jilguerito muerto de hambre con los ojos llenos de tinta y de papel. …Estar purísimo de amor callado y hacer que su silencio le reviente los tímpanos al mundo, como cuando te conocí


y te amé , duplicadamente. Te amé por vos y por mí. ¡Sí! Te amé países instantáneos que duraban un instante y que antes de irse dejaban el desorden hormonal de sabanas llenas de nuestro sexo, a pesar de haberlas lavado con todo el pentagrama para que esos jugos de la noche no inauguraran el pasado y punzaran entre nosotros para ordenarnos el hoy. El alma amorosa es desordenada y perfecta de lindura y limpieza. Cuando yo entraba en tu sexo, me bañaban tus espumas, purísimas de impaciencia y dulzura. Era como oír un pajarerío de mariposas encandiladas por el fuego en el bosque de vos, buscando en la muerte incesantemente la libertad. También había un país entre la vida y la muerte donde habitaba la consolación y la hermosura.


LAS NIÑAS NO SE TOCAN Rosario Lagunes Férman, Veracruz México. Fragilidad e inocencia

como ramo de azucenas

Unidas van de la mano

es su figura completa

Por mandato del Arcano

surge el numen del poeta

Nos regalan de su esencia.

A favor de nuestras nenas.

Adornan con su presencia

que nunca jamás las penas

Este jardín de la vida,

amargas, de la violencia,

Son la magia retenida

tampoco la decadencia

En su mística ternura,

moral, de la sociedad,

Debemos ir en procura

las lastime sin piedad

De no hacerles una herida.

Corrompiendo su inocencia.

Cómo una mente perversa

Las niñas son el futuro

Osa deshojar la flor

de nueva generación

Pureza de alba color

de valores, que en función

Que se arranca por la fuerza.

Iluminarán lo oscuro.

Pobre niña, suerte adversa

Con mi décima, les juro

En las manos de un demente,

que ya los tiempos se abocan,

Poner un alto es urgente

contra aquellos que trastocan

No más abuso infantil,

y que manchan su existir,

No rompamos lo sutil

porque aquí cabe decir:

Que hace mejor nuestro ambiente.

Que “las niñas no se tocan”.

POETAS SIN FRONTERAS MAYO 2018  

VOCES DEL UNIVERSO RED POETAS DE VERACRUZ ESCRITORES INDEPENDIENTES

POETAS SIN FRONTERAS MAYO 2018  

VOCES DEL UNIVERSO RED POETAS DE VERACRUZ ESCRITORES INDEPENDIENTES

Advertisement