Page 1

MAYO 2015 Aテ前 3, EJEMPLAR No. 11


NOTA: TODAS LAS PUBLICACIONES TIENEN DERECHO INTELECTUAL DE AUTOR Y SON PUBLICADAS CON AUTORIZACIÓN Y BAJO SU CONSENTIMIENTO SIN FINES DE LUCRO

https://www.facebook.com/poetassinfronteras.mex

http://poetassinfronterass.blogspot.mx

poetassinfronteras@hotmail.com


Mi Mundo Miguel Salvador Rodríguez Azueta Veracruz, México

De olvido, de dolor, de locura, de recuerdo, es mi mundo, un mundo raro. Es mi mundo, solamente eso, mi mundo, Un mundo tan real, como lo es mi amor de poeta, Un mundo de locuras, un mundo que es el mío. Un mundo de colores, un mundo de risas e ingenio, Lleno de verdad, pero también de melancolía. Es mi mundo un mundo complejo, Sin amigos, sin esperanza, sin prisas. No es mi mundo el mejor para visitar,


A ratos feliz, a ratos oscuro. Es mi mundo, un mundo raro. En mi mundo, los amores pasan, son fugaces. En mi mundo los amores se impregnan. En mi mundo el blanco es negro. En mi mundo es insoportable vivir. Ese es mi mundo, lleno de ambigüedades, de insoportable soledad. Pero no todo es malo, en mi mundo existe un solo culpable, que soy yo, creador solitario, exigente demonio de perversas emociones. Un mundo bizarro, en el que no se puede fijar un punto de partida, en donde el mañana cada día tiene otro nombre, otro color, otro olor, otra fragancia. En donde lo único que no se puede negar es el amor puro de un padre, la pasión salvaje de un amante, la mentira de un ser solitario y la amistad sincera de un loco ilusionado. Aquí mi mundo.


LOS ESPEJOS Greis Espindola Toriano Argentina

Nunca me gustaron los espejos, será porque nunca pude reencontrarme en su reflejo, siempre fue tan imperfecta la imagen que me devolvían, que opte por ignorarlos, fingir que , solo eran una más, de las uniformes manchas, que poblaban las cuatro paredes de mi habitación, aunque a diferencia, de la cabeza de perro, la catedral, el ojo del faraón o el hipocampo embarazado,(alguno de los nombres que solía ponerles a mis manchas de humedad, tabaco y moho, en mis tardes de ocio) estas “olvidadas manchas parecían de a rato, cobrar vida, parásitas de cuanto mínimo movimiento ocurriese dentro de la habitación, una cortina mecida por el viento, la mosca que retorciéndose de pánico, luchaba por escapar del péndulo negro y espeluznante, que a través de sus ocho ojos, la saborea con sorna, o mi figura apareciendo y desapareciendo, como un espectro errante y furtivo. Todo se lo devoraba, deshilachaban, o evaporaban, eran como incorruptibles jueces, quienes no permitían, luego de su veredicto, ni la más


remota oportunidad de reincidencia. Nunca me gustaron los espejos y pensar que hay gente que se despoja de todo envoltorio, ante su frialdad de plata y cartón reciclado, que copulan con ellos, aun en pleno día, que sonríen o ensayan mediocres discursos, que jamás ponen en práctica, o aquellos otros que poseídos por amores enfermos y suicidas, buscan la duplicidad de sus lágrimas y maquillaje barato para dar más dramatismo al Armagedón que los aguarda. Nunca me gustaron los espejos, quizás porque, cuando a punta de gotero y con el rabillo de mi ojo izquierdo, me dispuse a enfrentarlos, nunca me devolvieron, la mentira que anhela.


ESTOY A SALVO Richardy Vázquez Puerto Rico

Ahí viene en el carro fúnebre a buscarme sale armado un Ángel Negro curiosos siguen esperando que entre al cuarto Debo confundirme entre la multitud para escapar mi corazón agitado quiere salir de la prisión apenas un pie de distancia amenazado ¿A dónde vas? al agujero si me puedes atrapar Él observa cómo logro la huida una voz invita a todos a aprehender Aquí grita un niño. ¡Por ahí va! Me interno en un bosque pantanoso luego de tanto correr tropiezo caigo Escucho el ladrido de los perros la gente gritar y yo sin poder mover mi cuerpo


lleno de fango tengo frío siento que me toman por las manos arrastrándome a la boca bajo profundo Al paso de unos minutos que parecen horas abro los ojos en un cuarto entre osos de peluche, perros, conejos y muñecas me observa una niña llorando


¿QUE SERA SIN TI? Richady Vázquez Puerto Rico

Devuelta a la tierra Una lápida observo Lleva tu nombre tejido en letras doradas Debo contarte de la nostalgia que dejas en mí Que me hiere el pecho cual si estuvieras rasgando las carnes con un picahielos de adentro hacia fuera pidiendo salir.


Ay de este dolor que me haces maldecir que aunque trato de ocultarlo no puedo resistir Ay que será de los sueños por vivir si en el andar por la vida me han caído los años


EMPEZABA A EXTRAÑARME Richardy Vázquez Puerto Rico

Estaba en un sueño profundo el estallido de una bala quebró el oído me tiro de la cama con el corazón acelerado expulsando las vísceras del estomago En segundos fui el ritmo del cuerpo dejado en el suelo intente ponerme de pie en los zancos balanceado Acercándome a la ventana corrí las cortinas de pasta plana que las custodiaba y sentí un brusco movimiento Espíritus buscando por donde salir escuche una voz elevarse interrumpir en auxilio la inmovilidad ¿Eres tú? Mi amada dormida en medio del revuelo


Mariposa azul María Estela Rodríguez Argentina Mariposa de los cuentos, se levanta el telón y… deslizas tu cuerpo vuelas por el aire. Movimientos envolventes de tu erguida figura quedaron los sueños y un vuelo que se trunca. El polvo de colores de tus alas sobre el papel se derrama, una pluma que escribe lo que no dice tu garganta. Grita mariposa azul! Grita… deja que salga lo que el corazón dice despliega tus alas y vuela. Ve!... No importan los colores Si son rosa, verdes o con matices importa el color de tu alma deja caer los pétalos, como una rosa blanca.


Agua Serena Maruca Rodini Argentina

Con un armonioso aire hĂşmedo se sobreponen entre las nubes grises, donde unas silenciosas gotas cristalinas estalla en el suelo fecundo. Los seres vivos reciben la frescura del agua, vigorosos llenos de amor se mantienen con un verde total. Camina sobre la hierba, entre tanto, inspira frescura el sol con sus reflejos tibios, acaricia la copiosa lluvia. Dejando invisible la senda mientras se despiertan las flores liberando su esencia pura entre la suavidad del aguacero.


Madre Querida Carmen Marisol Sotomayor Ramírez Puerto Rico

El reflejo en un espejo deja ver tu rostro Semejante al mío Esos surcos en tu frente ya se me forman a mi. Tus dulces manos ajadas de trabajar Muestran el roce de una dulce caricia. Madre mía eres una dulce flor Y mi total inspiración Donde eres un libro abierto El cual con tus sabios consejos Has guiado mis días Haciendo en mí una amorosa madre Donde con tu ejemplo me ayudas a seguir. Gracias madre querida Y por eso en este día y por siempre Me siento feliz y orgullosa de tenerte Querida y dulce madrecita.


A MI MADRE Lourdes Lagardery Puerto Rico

De solo pronunciar tu nombre se quiebra mi voz en agonía, Tu nombre, Bendito nombre, Adorada y querida Madre Mía... Tu recuerdo, tan limpio como el agua Provoca despertar de melodías, En este corazón que sufre y llora Plagado de mortal melancolía: Solo vivo por ti, querida Madre, Y espero en no lejano día, Poder besar tu acongojado rostro, Y llenarte por siempre de alegría...


UNA MUJER Guadalupe Espinoza Lagunas Tijuana B. C. México

Hay una mujer en la vida que da todo por amor, que llora igual de alegría; o ríe frente al dolor. Una que con su fragancia nada le pide a las flores, una que con su recuerdo, hace olvidar mis temores... Me hace sentir segura, confiada y dueña del mundo; por ella daría mi vida, sin dudarlo ni un segundo... Una mujer entre todas que irradia felicidad, una que al verme en sus ojos, me inspira tranquilidad. Una que en mi tierna infancia forjó todo lo que soy, y ahora que también soy madre, comprendo cuanto sufrió...


Una mujer tan entera que el tiempo ya doblegó; ha sido siempre mi ejemplo, y aún me refugio en su amor. Una mujer dulce y bella, cuya voz, me hace vibrar, y al tomarle de la mano mis penas hace olvidar... Una que con sus palabras me envuelve y me da poder, una que es todo ternura ¡Mi Madre… es esa mujer!


Golpes de amor Claudía Elizabeth Castillo Velasco México

Otra apasionada noche que he pasado entre tus brazos, disfruto con anhelo cada beso de tus labios, pero aún no entiendo en tu humor esos cambios ¡Me duelen, me lastiman! En mi piel dejan firmes trazos. Estoy cansada de que mi nombre asiduamente cambies, soy ramera, prostituta o cualquier basura insignificante tu ira explota y los nombras de manera incesante; tengo miedo de equivocarme y entonces tú rabies. Lavo, limpio y aún así gritas si la comida se atrasa, ¿No sabes que siempre busco la manera de complacerte? Y aunque en el fondo me sienta como un vil sirviente; realmente me alegro cuando llegas temprano a casa.


Los niños aun son pequeños y no entienden nada, pero escucho que lloran cuando tu cólera desatas; ¡Quedan en el piso y la ropa manchas rojas ingratas! Con el tiempo se borran, pero escurren en mi alma dañada. Tratas de recompensarme con obsequios y regalos, con bellas rosas del color de la sangre que derramo pero el dolor profundo que causa el hombre que amo ¡Oh cariño entérate! Aun no existe cura para esos agravios.

Muchas veces he intentado valientemente dejarte, pero se volvió un vicio mi manera de vivir tan miserable, pensar en el dolor que te causaría se torna insoportable ¡Me podrás pegar, me podrás humillar pero nunca dejaré de amarte! Aun no recuerdo como empezó esta historia de maltrato pero tengo grabada la imagen de mi padre, un hombre violento, que golpeaba a mi madre ante el más mínimo enfrentamiento ¡Estoy segura que es mi culpa, me merezco un marido ingrato!


Resentimiento? Claudía Elizabeth Castillo Velasco México

En realidad duele más que busques amor, en medio de tanto dolor y un cruel sufrimiento" *ó Como pueden las rosas rojas cubrir la sangre roja que derramo *ó Tu amor duele, duele tanto que dejas marcas en mi cuerpo y como recompensa obtengo rosas y regalos, que no apaciguan el dolor que callo "Sé que cada golpe es la perfecta excusa para demostrarme con detalles que me amas cada vez más"


PROSA A LA PERSONA AMADA Claudía Elizabeth Castillo Velasco México

¿Te miro y me pregunto por qué existes? Ni el más bello atardecer puede compararse contigo; mi único anhelo es que te quedes por siempre conmigo, a tu lado mis noches dejaron de ser tristes. Con solo rozar tu mano mi día se vuelve esplendoroso, y es todo un regalo el poder mirarte a los ojos; perderme en la delicada comisura de tus labios rojos, añorarte los días y los tiernos veranos es maravilloso. Eres el refugio perfecto donde se puede esconder la primavera, y con la luz de tu sonrisa hacer que las flores florezcan; pienso que no hay personas en este mundo que te merezcan, la sensación que creas en mi, causa una sonrisa certera. Nada comparado con el melodioso sonido del eco de tu voz, cuando pronuncias mi nombre se detiene el corazón; debo confesar que al imaginarme contigo pierdo la razón.


En mis sueños me entrego a ti y te beso de una forma feroz. Y así como los peces necesitan al mar para vivir, Creaste en mí un bello pasatiempo al extrañarte; me mantienes firme en esta tierra bella y radiante, todo lo envuelves con tu fragancia que me hace subsistir. El cielo se convierte en un insulto a tu lado; eres máquina perfecta admirablemente deseable. A todos tus gestos y demandas me he vuelto vulnerable, el sol te envidia aturdido mirándote embelesado. Nublas todos mis sentidos esporádicamente, agradezco infinitamente el haberte conocido; mi verdadero sentimiento pasa junto a ti inadvertido, te recordaré siempre, inclusive en mi lecho de muerte


A LA ORILLA DEL MAR Ramón de Jesús Hernández Olivares México

Abrázame cuando anochezca y mirando el cielo pronunciemos promesas, deja ser tu manto de estrellas para tatuar universos en tu espalda mientras la marea crezca. Toma mis anhelos para ser el faro que alumbré tus deseos perdidos, encontrados en el regazo de mi pecho. Caminemos descalzos sobre la arena tomados de la mano, recordando historias escritas en fantasías de tritones enamorados


Regalemos al universo nuevas estrellas transportadas en luces de globos de Cantoya. para que ilumine el camino a los veleros que regresan. Habremos de esculpir princesas en la arena para vestirlas de encaje de las olas, tejiendo coronas con destellos de perlas mientras beso tu frente a la luz de la luna. A la orilla del mar despojemos a la tristeza y que nuestras caricias se encuentren entre sal, arena, sudor y lagrima ahuyentando la sombra de tu cuerpo junto a la mĂ­a


Cadenas Ramón de Jesús Hernández Olivares México

No me aferres a ti necesito respirar atardeceres humedecer mis ropas de lluvia nocturna y cantar fuerte ¡Opera! Lastimas mis tobillos, sangras las muñecas de mis manos cuando por imposición me obligas a caminar descalzo, cuando el sol evapora tu llanto. ¿Acaso no llevas dolor en tu alma? Gozas golpearme los brazos si miro a tus ojos implorándote un abrazo. No encadenes mis sueños a tu fracaso, dame un beso en la mejilla


y las cadenas de amargura estallarán en pedazos. No me encadenes a la frialdad de una habitación vacía con aroma a esclavos, paredes desnudas crujen en recuerdo de ecos desahuciados. Encadéname a la vida llena de sonrisas llena de amor para no tener frío, llévame al mar bravío para ser faro vigilante, y guardián de olas sin freno. Ser ave en vuelo majestuoso, trino de golondrinas, alas de ángel para dar cobijo y pincel de poesía. No me encadenes al llanto cuando se golpetean las cadenas por tu olvido ¡No! ¡No!


"LAMENTOS DE LA LUNA" JOSÉ EDUARDO CRUZ PÉREZ MÉXICO En mis manos sostengo mi vida, pendiendo de los soles, mas cerca del mar, a orillas mis labios beben las gotas que mantienen viva mi alma. ¡Porque fue mi Dios quien declama mi silencio! Mis pies caminan sobre el desierto perdido por el hombre, mas allá de un lago vacío, en donde enjuago mi cuerpo desnudo. Por las noches frías y tibian de una inspiración fugaz una mujer se aproxima, y mi instinto es apartar las sombras que la rodean, la observo como un lobo, y aúllo con coraje y vanidad. La sostengo por la cintura y ella susurra lamentos del mundo perdido, amada mía, amada del universo, de las estrellas, de mi alma, no llores porque soy quien te ha llamado, para ser tu esclavo por toda mi vida.


Caricias Compradas José Flores E.U.A.- MÉXICO

Hermosa dama de carias compradas yaces entre las tabernas oscuras esperando al ambulante austero acompañe sus penas con el vino. Dejando recorrer sus sin sabores a través de una copa sudorosa y sonriendo la picara mirada que cautiva con el brillo de tus ojos. Dama nocturna que tus piernas envuelven las discordias conyugales o simplemente acompasando las letras bohemias del poeta que hace honor a tu profesión ya devastada por el tiempo.


Te acercas imponente a la mesa sonriendo a tu suerte en turno besando la mejilla ĂĄspera de un rostro surtido y gentil. Besas sus labios sedientos de un amor frustrado que se desvanece en el tiempo, de poesĂ­as acotadas en el pecho sordo y fĂŠtido. Bella dama de nocturnal tu vestido de encaje llena los espacios dejados por la soledad abrumada. Ven toma mi mano hermosa dama nocturna, viajemos juntos a este mundo prohibido y hagamos nuestra la noche.


CUANTAS VECES.... S.Velia Flores. Monterrey, NL. México

Vi el cielo por costumbre. Me tocó el viento sin sentir. Cayó la lluvia sobre mí sin notarlo. Mis pensamientos volaban, vagaban sin entender, sin saber como huir de esos momentos constructores que en su momento no entendí. Hoy el cielo es mi tranquilidad, en mi ser se atesoran esos momentos, hoy lo veo con gran fe. Ese viento amoroso que un día mis hombros cobijó, está en mi desde ese instante, como amalgama divina en mi existir. Y esa lluvia que un día mis lágrimas disfrazó, me ha lavado hasta el alma, dejando en mí una paz tan deseada. Bendigo esos momentos que a su modo de una gran fortaleza me vistió.


RAFAGA DE AMOR Patricia Cecilia cervantes Domínguez. Veracruz México.

Ráfaga de amor a mí ha llegado Golpe de viento que poco ha durado, ¡Oh tal vez luz que mis ojos han cegado! Tras larga espera hoy por ti he llorado... Creí siempre que dijiste te amo. Después que pena y luego te has marchado Ráfaga de amor fuiste en mi vida, Y no quiero olvidarte me he aferrado. A esperarte como a cada estación Que vi pasar en años que ya olvido Llévame contigo en tu misión, De dar amor a golpes corazón... Dejando enamorados perturbados. Ráfaga de amor regresa pronto Pues no soporto el dolor que me has causado,


¿Si te irías para que viniste? ¡Si solo en este cuerpo me has dejado! Hoy camino en el desierto de ese amor... Para ver si te encuentro en algún lado. ¡Ráfaga de amor somos los dos! Y nuestros caminos se cruzaron, Y cada instante de entrega entre tú y yo… Fue solo amarnos sin estar atados.


AMOR SOY YO… Patricia Cecilia cervantes Domínguez Veracruz México. Por años anhele un gran amor… Sin darme cuenta que este a mí llego, Pero ciega, confundida estaba yo. Nunca lo vi y luego se marchó. Por años lo soñé sin ver su rostro. Solo su aroma a mí me decía, Que estaba cerca y que le conocía. Que fácil era encontrarte vida mía, Pero entre tantos aromas te perdía. Cada primavera enloquecía, Y el aroma de las flores maldecía… Sin embargo yo con ellas florecía. Cometiendo mil errores en mi vida, Buscándote en diferentes rostros, Cuando tus olores me seguían. Cansado de buscarte me detuve A esperar que llegara el día... Aparecieras amor de mis amores Y te quedaras para siempre en mi vida. Mas tarde me di cuenta que soy flor, Que el aroma del amor soy yo... Y que el rostro es diferente cada día Que adónde voy alegro un corazón, Adornando con tristezas las partidas... Que suelo ser la presencia del amor Cuando me cortas, recibes y me tiras.


LOS SUEÑOS SE COMPARTEN, EL UNIVERSO ES EL TESTIGO DE NUESTRAS VOCES POÉTICAS

Ramón de Jesús Hernández Olivares Director y Editor

POETAS SIN FRONTERAS MAYO 2015  

ESCRITORES INDEPENDIENTES, VOCES DEL UNIVERSO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you